AGLI Recortes de Prensa    Viernes 20  Febrero 2015

Izquierda expañola
¿Qué gobernará Podemos?
Jesús Laínz Libertad Digital 20 Febrero 2015

Ya tardaban los de Podemos en definir su proyecto estatal. En circunstancias normales habría que haber empleado el término nacional, pero no es fácil usar tan pecaminoso concepto en relación con un partido de izquierdas expañol (sí, con equis).

Los futuros barones de las denominadas comunidades históricas (las demás son ahistóricas) se han apresurado a aclarar que su partido defenderá el derecho de autodeterminación (agradezcámosles que nos hayan ahorrado por esta vez la cursilería del derecho a decidir) y posibilitará que aquellas naciones (aquí sí se puede usar la palabrita, pues no se está hablando de España) que quieran irse puedan hacerlo.

Al pobre Julián Zugazagoitia, pocos meses antes de morir fusilado, le dio tiempo a dejar constancia de su pasmo ante el fenómeno, para él inexplicable, de que los izquierdistas de su tiempo, tanto los comunistas como sus camaradas socialistas, estuvieran empezando a adoptar la ideología de los separatistas. Poco antes el influyente León Trotsky había dado una de las claves del asunto al señalar

el carácter progresista, revolucionario-democrático de la lucha nacional catalana contra la soberanía española, el imperialismo burgués y el centralismo burocrático. En la fase actual, a causa de las combinaciones presentes de las fuerzas de clase, el nacionalismo catalán es un factor revolucionario progresista. El nacionalismo español es un factor imperialista reaccionario. El comunista español que no comprenda esta distinción, que pretenda ignorarla, que no la valore en primer plano, corre el riesgo de convertirse en un agente inconsciente de la burguesía española y de perderse para siempre para la causa de la revolución proletaria.

Sus seguidores podemistas del siglo XXI han demostrado saberse bien la lección. Pero no es necesario que conozcan las palabras de Trotsky. Ni siquiera necesitan saber quién fue. Lo que cuenta es que, como buenos izquierdistas expañoles, innatamente alérgicos a la existencia de su propia nación, opinen, asuman, compartan, sientan, exhalen por cada uno de sus poros la idea tan claramente expuesta por su presidente Pablo Iglesias:  Me revienta el nacionalismo español mucho más que el vasco o el catalán.

Mortificante tarea, vive Dios, la de quienes detestan aquello que pretenden gobernar. "Podemos posibilitará que las naciones que quieran irse de España puedan hacerlo". Ya se han apuntado a ello los dirigentes podemistas catalanes, vascos y gallegos. Parece que también han pedido vez los baleares. ¿Para qué se meten, pues, en política? ¿Para qué el esfuerzo de fundar un partido con la intención de gobernar un país que piensan desintegrar en cuanto lo toquen? ¿Qué aspiran a gobernar? ¿La España exclusivamente castellanohablante? ¿Para ese viaje tantas alforjas? Además, ¿qué impedirá que los asturianos echen mano de los bables, los andaluces del seseo y los aragoneses del cheso y el ansotano para apuntarse a la fuga? El que suscribe promete promover que su norteña tierruca también salga huyendo del desaguisado. Al fin y al cabo no cabe hecho diferencial de más alto pedigrí que el hombre de Altamira. ¡A ver quién es el valiente que nos niega el derecho a decidir!

Frénese el optimismo y no se descarte la posibilidad de que los hispanófobos chicos de Podemos consigan un estupendo resultado en la urnas. Hay demasiados depositarios de la soberanía nacional que, para vengarse de unos cuantos mangantes, son capaces de dispararse, y de dispararnos a todos, un voto en la sien. Cosas del naufragio universal.

Grecia
¿Póquer o ajedrez?
Emilio Campmany Libertad Digital 20 Febrero 2015

Creíamos que la partida que jugaría Varoufaquis con sus socios europeos sería de póquer, juego para el que al parecer el ministro de Finanzas griego está especialmente bien dotado. Pero con el tiempo se va viendo que lo que se está jugando más bien es una de ajedrez. Y en el tablero Varoufaquis, Tsipras y su gobierno juegan más el papel de pieza que el de jugador. Anson opina que Obama le doblará el brazo a Merkel y la obligará a ceder para evitar que Grecia caiga en brazos de Rusia y China, poniendo así en peligro a Israel, que es cosa que Washington no puede tolerar. No sé qué pito toca en esto Israel. Anson sabrá. Pero es patente el interés de Rusia en sembrar cizaña en la Unión Europea. El ingreso de las tres repúblicas bálticas ya constituyó una afrenta para Putin. Y hoy se ve que el que Ucrania pretenda hacer lo mismo es sencillamente intolerable. Ni en Berlín ni en Bruselas pasó inadvertido que la primera visita fuera de la Unión que cursó el nuevo ministro de Exteriores griego, Nikos Kotzias, fue a Moscú.

Sin embargo, desde que Merkel y Hollande obligaron al presidente ucraniano Poroshenko a aceptar un alto el fuego que secretamente debió de incluir la retirada del ejército ucraniano de la estratégica Debaltseve, Putin no ha vuelto a dirigir cantos de sirena a Atenas. Y Obama, que quería armar al ejército ucraniano, no ha dicho ni pío, a pesar de ser cada vez más evidente que el acuerdo se ha impuesto a los ucranianos en contra de su voluntad e intereses. Desaparecida la red rusa de debajo de la cuerda floja por donde pasea Tsipras, a Merkel le está permitido ser todo lo dura que crea que debe ser. Y por eso no ha tardado ni unas horas en rechazar abruptamente una propuesta que el mismísimo presidente de la Comisión, Juncker, había considerado muy razonable unos minutos antes.

Lo interesante desde Madrid es que nosotros también somos pieza desplegada en ese tablero. Ahora mismo nos encontramos flanqueando a la dama alemana. Desde que Pablo Iglesias cometió el infantil error, indigno de un bolchevique de su talla, de unir su destino al de Syriza, lo que pase en Grecia determinará el futuro de Podemos. Y es que si, como parece y con el respaldo de España, entre otros, Alemania se mantiene firme, dará igual lo que haga Syriza, ya que Podemos perderá buena parte de su fuelle. Tanto si Tsipras dobla la rodilla y acepta todo lo que se le imponga como si decide sacar a su país del euro, Iglesias, y con él Podemos, quedará tocado. Al contrario, si Alemania, obligada por Estados Unidos o vendida a la idea de que es mejor cobrar una parte antes que no cobrar nada, cede y acepta seguir prestando dinero a Grecia sin tener ésta que cumplir todos sus compromisos, Tsipras y Syriza habrán consolidado su posición en Grecia. E Iglesias y Podemos en España, también.

EN CRISIS
Gómez, Chaves y Griñán, el cóctel explosivo que incendia el PSOE
Benjamín López El Semanal Digital 20 Febrero 2015

Los socialistas están desconcertados y pesimistas. A la crisis abierta en el PSM por la destitución de Tomás Gómez se suma ahora la imputación de Chaves y Griñán.

"Veo las cosas muy mal, estamos muy preocupados". Es la frase textual de un dirigente socialista afín a Pedro Sánchez. Le salió del alma ante una pregunta genérica y protocolaria como "¿qué tal todo?". Su respuesta sincera denota que realmente ven las cosas mal, "no tanto por el PSOE, también por el país", me dijo. Y es que una cosa y la otra van cogidas de la mano.

No hay que ser una lumbrera para darse cuenta de que cuanto peor le vaya al Partido Socialista mejor la irá a Podemos. O lo que es lo mismo, cuanto peor le vaya al PSOE más amenazado está el futuro de España. Los últimos acontecimientos no invitan al optimismo. Este dirigente socialista que en público defendió la decisión de Sánchez de apartar a Tomás Gómez, en privado pone sus peros. La principal crítica es al momento elegido para hacerlo. "Tenía que haber sido mucho antes, en septiembre; ahora es muy tarde", dice.

A esa crisis madrileña se suma la imputación de Chaves y Griñán que ha caído como una losa en las filas socialistas, ha minado la moral de la tropa y, sobre todo, ha dejado con las vergüenzas al aire a Sánchez y Susana Díaz. Los dos, en un exceso verbal propiciado por lo que un psicólogo podría llamar "el complejo Podemos", se comprometieron a pedir el escaño a los ex presidentes andaluces si resultaban imputados. Ahora, llegado ese momento, retuercen el lenguaje para intentar hacernos creer que se puede estar un poco embarazado o un poco imputado o imputado sin delito.

El desconcierto es total en el PSOE, preso por sus palabras. Esta semana, cuando saltó la noticia de que Chaves y Griñán (y tres aforados más) tendrán que ir a declarar al Supremo como imputados, los socialistas protagonizaron un momento surrealista y sonrojante. Antonio Hernando, su portavoz en el Congreso, aseguró que no les pedirían el escaño hasta la apertura de juicio oral. Una hora más tarde convocaba una rueda de prensa para rectificar. Que sí, que si les imputaban un delito concreto, les pedirían el escaño.

Es imposible que, como él dijo, todo se reduzca a un error suyo. No hubo error alguno, lo que hubo es un terremoto interno, llamadas de aquí para allá y un cambio de criterio sobre la marcha. Y no es para menos porque el asunto no hay por dónde cogerlo, sobre todo si lo ponemos frente al espejo de Tomás Gómez, fulminado sin imputación alguna, ni grande, ni pequeña.

Tan difícil es de explicar que Pedro Sánchez ha optado por no hacerlo. Así, este miércoles, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, protagonizó una huida a toda velocidad de la prensa. La escena fue digna de contarse. Sánchez llegó al Congreso unos minutos antes de la sesión de control y entró al hemiciclo sin atender a la prensa. "Tranquilos –dijo su jefa de comunicación- que cuando salga se va a parar y os va a responder tranquilamente a todas vuestras preguntas".

La realidad es que salió y huyó y los que allí estábamos sólo conseguimos arrancarle una frase del tipo "yo no he cambiado de criterio y actuaré si a Chaves y Griñán se les imputa un delito concreto". ¡Vuelta la burra al trigo! que dicen en mi pueblo. Semántica jurídica barata para ganar tiempo. Porque hay que entender que Sánchez no puede contestar de manera coherente a determinadas preguntas; la principal es por qué no le tembló el pulso con Tomás Gómez –que no está imputado- mientras que se arruga con Chaves y Griñán.

¿Qué o a quién teme? Probablemente, él hubiera deseado cumplir su palabra y acabar con la pareja pero, de nuevo, sus intereses chocan de frente con los de Susana Díaz. A la lideresa no le interesa nada que sus padrinos políticos dimitan a las puertas de las elecciones autonómicas. Sería como admitir una culpa que fácilmente podría salpicar a la presidenta de la Junta y dañar la "imagen" del partido; por cierto, ese fue el argumento que utilizó la dirección de Ferraz para cortar la cabeza de Gómez.

Ciudadanos, ¿Liberal o socialdemócrata?
Aleix Vidal-Quadras gaceta.es 20 Febrero 2015

Sin embargo, su crecimiento no se puede prolongar indefinidamente basado en exclusiva en elementos estéticos o en declaraciones genéricas, por bien que suenen.

Ciudadanos, un partido que nació en Cataluña como reacción ante el vacío dejado en esa Comunidad por los dos grandes partidos nacionales, que renunciaron hace tiempo a hacer oposición real al separatismo, ha ido adquiriendo dimensión general española a caballo de la plataforma civil Movimiento Ciudadano. Su progresiva implantación en todo el territorio y la excelente imagen de su líder lo van configurando como el ocupante mayoritario del tercer espacio entre las viejas y agotadas formaciones del bipartidismo y el extremismo colectivista emergente nacido al calor de la crisis. Sin embargo, su crecimiento no se puede prolongar indefinidamente basado en exclusiva en elementos estéticos o en declaraciones genéricas, por bien que suenen. Una fuerza política que aspira a ser determinante en el nuevo mapa parlamentario que surgirá tras las próximas elecciones generales, debe empezar a definir sus propuestas, una vez consolidado su diagnóstico como certero y su principal rostro como probadamente atractivo.

En este contexto, el inicio de la concreción de su programa económico, lanzado con enorme éxito de público en Madrid el pasado martes, ha sido recibido con la lógica expectación y ofrece, en contraste con el desolador panorama de luchas cainitas y de sucesivos escándalos de corrupción que domina hoy el panorama público español, un interesante material para la reflexión y el debate. Si se lee con atención la primera entrega de lo que se ha anunciado como una serie de seis grandes apartados, surge de inmediato la pregunta que se han formulado ya algunos analistas: ¿Ciudadanos nos presenta una opción liberal o socialdemócrata, está Albert Rivera más próximo a la visión keynesiana o a la hayekiana? Este interrogante, que se puede aplicar también a otros políticos europeos del momento - véanse si no las líneas estratégicas adoptadas por Manuel Valls o Mateo Renzi, teóricamente socialistas, o por David Cameron, un decidido defensor sobre el papel de la libertad de mercado -, no admite en la actualidad respuestas inequívocas. Hay puntos en el programa económico de todos ellos que, al igual que sucede con el de Ciudadanos, se corresponden con uno u otro esquema ideológico. Por ejemplo, el contrato único indefinido con indemnización creciente por rescisión es propio de un enfoque liberal, pero si va acompañado de la creación de un fondo de protección ante el despido aportado por la empresa, no cabe duda que adquiere un tinte socialdemócrata. La asignación al propio trabajador en paro de larga duración de los fondos de formación y reciclaje para que él elija libremente entre una oferta variada de cursos proporcionados por la iniciativa privada, acabando así con el monopolio de sindicatos y patronales en esta actividad, es una medida liberalizadora, aunque el control por parte del Estado de los contenidos y la calidad de la docencia incurre en un ponderado intervencionismo. En cuanto al llamado Complemento Salarial Garantizado, por una parte es un claro estímulo a buscar empleo, lo que pone el acento en la responsabilidad individual, pero por otra es una muestra típica de protección social en busca de moderar la desigualdad.

Si se observa la filiación política y la procedencia de las principales figuras de Ciudadanos, empezando por su cabeza de filas, nos encontramos con personas que vienen del PP, otras del PSOE, muchas sin militancia previa y, por supuesto, algunas identificadas con fórmulas económicas claramente “austríacas”, mientras que no faltan las que simpatizan con posiciones más comprometidas con el Estado del Bienestar. Probablemente, en un país tan viciado como el nuestro, en el que se ha acostumbrado a la gente a exigir a la Administración que le garantice toda suerte de derechos y beneficios, olvidando a menudo que la riqueza solo se genera mediante el trabajo, el ahorro y la competitividad, y donde millones de nuestros compatriotas navegan en la más terrible precariedad, lo realista sea, por lo menos de manera transicional hacia una economía verdaderamente apta para salir airosa en un mundo globalizado, un mix equilibrado de libertad e intervencionismo, lo que encaja con el principio de cambio sensato y seguro que Ciudadanos ha alzado como estandarte de su proyecto regenerador.

El PSOE balear, sin siglas
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 20 Febrero 2015

A MÍ me parece mucho más grave que lo del gomecidio y barrunto que a Pedro Sánchez le pedirán cuentas por permitir que el PSOE balear renuncie a ir a las municipales en Baleares con sus propias siglas y coloque en el bote salvavidas de Podemos a los náufragos que quepan. Aunque Francina Armengol anunció su voluntad de reeditar el «todos contra el PP» en noviembre, se esperaba que, para conservar su condición de líder nacional, Pedro Sánchez lo impidiera. Pues no: su portavoz Antonio Hernando dice que se trata de una experiencia «puntual», que tiene precedentes en 2007 y 2011 (o sea, que no es tan «puntual») y que no será seguida en otras federaciones (o sea,que no es buena para el PSOE). Hernando no recordó que el Heptapartito y el enfeudamiento del PSOE al separatismo catalán, adobado con la corrupción más descarada (caso Ibiza, con José Blanco al aparato, denunciado en ELMUNDO) trajo la mayoría absoluta de Bauzá y la ruina municipal en favor del PP. Tampoco explicó que el modelo guerracivilista balear, un Frente Popular con partidos antisistema, sea por el lado comunista o por el separatista catalán, no había supuesto antes la renuncia a las siglas. Ni valoró lo que supone hacerlo ahora, cuando su hegemonía dentro de la izquierda está más que en duda y debería afirmar su condición de partido nacional, o al menos, estatal. O, al menos, partido.

De la duda a la almoneda o a la estampida no hay más que un paso, y ese paso ya lo han dado en Sóller y Pollensa, donde no han esperado ni al plácet de Armengol ni al de Ferraz. Los socialistas se diluyen, anónimos, en una disparatada unión antisistema, encabezada por los separatistas catalanes y los comunistas financiados por Venezuela e Irán. Vuelve el «cordón sanitario» contra el PP, pero en este caso Caín se llama Inem: hay que conservar la nómina. Y el partito padrone es el de Vanity Iglesias, que está que se sale. Tras su exitoso debut como relaxing leader en Nueva York, donde acabó huyendo de las preguntas sobre la ETAy Venezuela, ahora posa como boxeador en Vanity Fair, aunque ceda la portada a Sara Ferguson. Tania Sánchez en los desayunos del Ritz, Pablo en el ¡Hola! progre y a Talegón le quieren poner el hiyab en La Tuerka: el cambio está servido, con los guantes blanquísimos del servicio. El servicio es el PSOE.

¿Qué pasa en el PSOE?
Enrique Arias Vega lavozlibre.es 20 Febrero 2015

Periodista y economista

La descomposición interna -y electoral- del PSOE es común a los grandes partidos del sur de Europa. En el caso del socialismo, además, se percibe la falta de un proyecto coherente y creíble que ilusione a los ciudadanos y les dé confianza en el partido.

No estamos aquí en el caso de Venezuela, por ejemplo, donde la corrupción masiva y generalizada del socialista Carlos Andrés Pérez y su partido (ADECO) lo hizo desaparecer y propició la llegada devastadora de Hugo Chávez. La corrupción de los políticos europeos no es comparable a aquélla, pero la sensibilidad ciudadana ante ella es mucho mayor aquí.

El problema del PSOE no son, pues, sus luchas intestinas sino el agotamiento de un modelo socialdemócrata que impulsó Felipe González siguiendo muy a distancia el modelo alemán de Willy Brandt, quien renunció al marxismo en el congreso de Bad Godesberg, en 1959, y se apuntó al estado del bienestar del norte de Europa.

Pero, claro, los países nórdicos y quienes los emulan han sabido cohonestar la protección social a los débiles con el estímulo al trabajo, el desarrollo educativo y la productividad laboral. Aquí, en cambio, en la época de Rodríguez Zapatero se confundió la protección social con el subsidio, y la ayuda al necesitado con la falta de esfuerzo individual y colectivo por parte de los afectados.

El problema, digo, es común al sur de Europa. En Grecia, por ejemplo, el PASOC de Papandreu, que llegó a ser partido obligado de gobierno, se ha convertido en una formación absolutamente residual. Antes, en Italia, desaparecieron todos los partidos tradicionales -el PSI incluido-, surgiendo una serie de siglas políticas absolutamente nuevas.

Ésta es una posibilidad nada desdeñable en nuestro país debido al rápido e inevitable declive de los partidos tradicionales. Eso no quiere decir que vayan a desvanecerse las tendencias políticas a derecha e izquierda de nuestra sociedad y que ésta caiga bajo el manto totalitario de Podemos. Lo que sí puede suceder, en cambio, es que los grandes partidos acaben por reconvertirse totalmente y de que del PSOE dentro de poco no queden ni siquiera sus siglas centenarias.

Ciudadanos
Chiutatans, el Podemos de derechas
Cristina Losada Libertad Digital 20 Febrero 2015

Dicen que hay una ofensiva del PP contra Ciudadanos, pero si la hay es una ofensiva en la guerra de Gila. Consiste en nombrar a ese partido en catalán, o intentarlo, con resultados que ni en pidgin english. El otro día, Arcadi Espada escribió que le había oído a Carlos Floriano, portavoz del PP, llamarlo "Siutadans", "Siudatans" y hasta “Siutatans”, en sus tentativas por decir “Ciutadans”. A mí me pareció que las de Floriano eran más ches que eses, que es también tendencia de los duros de oído cuando intentan pronunciar la equis gallega, pero el caso es que el PP, con sus dificultades de pronunciación a cuestas, quiere hacer ver que Ciudadanos es un partido catalán y no español, y ello después de los repetidos esfuerzos de los nacionalistas catalanes por hacer ver que Ciutadans es un partido español y no catalán, lerrouxista para más señas.

Así las cosas, a la artillería políglota del PP se le ha unido una infantería conspiranoica que ve ahora en Ciudadanos una operación. ¡Una operación! Hombre, yo pensaba que Ciudadanos era una operación lanzada a cara descubierta por quince promotores que presentaron un manifiesto en junio de 2005, que eran, por si se ha olvidado, los señores y señoras Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Féliz Pérez Romera, Xavier Pericay, Ponç Puigdevall, José Vicente Rodríguez Mora, Ferran Toutain, Carlos Trías, Ivan Tubay y Horacio Vázquez-Rial.

Pero resulta que no, que Ciudadanos es una operación para que haya un Podemos de derechas en España, como si España no tuviera suficiente con un populismo desaforado y necesitara alguno más, que han gestado en secretos conciliábulos las empresas del Ibex 35 y, por qué no, el G-7, el Club Bilderberg, la Trilateral y la Pepsi-Cola, que no han de faltar en esas conspiraciones tan caras a los que hacen ver que están en la pomada. Hay que decir que también el PP, por boca de Alicia Sánchez Camacho, ha dado en llamar a Ciudadanos el "Podemos de derecha", con lo cual no sé si pretende denunciar o promover la operación.

Toda esta sarta de tonterías malintencionadas la ha provocado el hecho de que Ciudadanos se haya configurado como una fuerza notable, que es un hecho nada insólito para un partido que obtuvo un gran resultado en las europeas en toda España y que lleva ocho años de presencia en un parlamento como el de Cataluña. Y, sin duda, la ha espoleado el hecho de que una presentación de su programa económico en Madrid fuera exitosa y estimulante. Aunque no hay que llamarse tampoco a sorpresa: el debate político en España, a día de hoy, es así de cutre. ¿Cómo, si no, habrían podido prosperar los Iglesias y Monedero? En esta ofensiva contra C’s, que apenas merece más que unas risas, sólo hay algo realmente ofensivo: el intento de meterlo en el mismo saco político que Podemos, ese regüeldo totalitario

Nuevos actores políticos
Podemos y C's, dueños del Congreso mediático
Antonio Robles Libertad Digital 20 Febrero 2015

Como casi siempre en la historia, los grandes cambios no se perciben hasta que nos llevan por delante. ¿Desde cuándo agoniza el parlamentarismo? Desde hace tanto tiempo, que hemos perdido el sentido de por qué nació, aunque los partidos lo hayan simulado y lo sigan ocultando. Agoniza desde que dejó de ser un espacio dialéctico donde el debate vivo podía cambiar el signo de una votación. Hoy ya no hay debates, sólo mecánica previamente cocinada. Los diferentes portavoces teatralizan posiciones que ni influyen ni son influidas. Y cada formación las apoya o rechaza con la misma disciplina de una colmena.

Puede que el espacio teatral donde representan la comedia, es decir, el Congreso de los Diputados, esté a punto de ser sustituido por los platós de televisión. Son la nueva realidad. De ellos salió Podemos, y en ellos ha explotado C's.

La crisis, la corrupción, el hartazgo general... Bien, pongan el contexto que quieran, pero sin platós de televisión nunca se hubiera producido un cambio tan marcado en la percepción general de la gente.

Los debates políticos de La Sexta, Cuatro, TV3 o 13TV han sustituido al Parlamento. La fórmula la inventó Julio Ariza en Intereconomía con El Gato al Agua. Posiblemente sus debates monocolores ayudaron al PP a lograr la mayoría absoluta. Eran otros tiempos, hoy han accedido a esos escaños televisivos todo el arco parlamentario y el extrarradio que lo cuestionaba. Pablo Iglesias, por poner el ejemplo más significativo.

En este nuevo Congreso mediático, las siglas históricas ya no intimidan ni imponen respeto; ahora todo depende de la imagen y capacidad de una sola persona para vender un relato. Si logra ser atractiva para el telespectador, si su presencia provoca empatía, si es capaz de emocionarle y sugestionarle, de mimar sus sentimientos más irresponsables, o de gestionar sus frustraciones a través de la venganza de clase; o, por el contrario, evocarle credibilidad y responsabilidad, puede dar el gran pelotazo electoral. De la noche a la mañana, sin apenas tener presencia en el territorio ni haber demostrado coherencia entre las promesas dadas y su capacidad para cumplirlas.

Ante personajes así, en un espacio como esos, toda la aristocracia simbólica de los partidos tradicionales carece de fuerza legitimadora. Y su suelo electoral estará supeditado a la imagen que dé como representante mediático de su partido. Ya no es una fuerza poderosa contra un representante advenedizo, sino una imagen contra otra. A ello reduce el formato televisivo la confrontación política. Y en él ganan los más dotados para la dialéctica y la teatralidad mediática.

En el pasado, los grandes partidos dominaban la prensa de papel y controlaban el resto de medios. Nadie podía acceder a ellos. Su coste era prohibitivo y su control férreo. Hoy existen las redes sociales y los medios audiovisuales mixtos. Cualquiera que pueda competir en imagen puede hacerse con el favor del pueblo. Como se está demostrando. Pablo Iglesias, por unas razones, Albert Rivera por otras; los dos, grandes comunicadores. Sus ejemplos confirman la teoría general: Podemos existe porque el formato de televisión le daba a Pablo Iglesias las mismas opciones parlamentarias que a los representantes mediáticos de los partidos mayoritarios. Pero tenía más labia, mayor empatía social y ningún lastre. Surgió de la nada. No así Albert Rivera. Durante 8 años ha luchado por consolidarse, y solo después de que los nuevos tiempos le hayan abierto las puertas de estos congresos mediáticos ha explotado. Esa ausencia fue la razón por la que en Cataluña le costó tanto consolidarse. Allí no le daban ni agua. De hecho, siguen negándosela. Tanto, que hasta en el programa de humor político de TV3, Polonia, le ignoran. Ni para criticarle le quieren. Es el único portavoz parlamentario catalán que no tiene personaje. Como si no existiera.

El PSOE está preocupado con Podemos, el PP con C’s. Pronto lo estará Podemos con C’s. UPyD se desmorona. Por las razones contrarias que crecen sus rivales. Rosa Díaz dejó de ser atractiva para los medios. Si alguna vez lo fue. Política y espectáculo. Bien, a esto nos lleva la superstición democrática.

PD: Ya puestos, queremos un debate a cara de perro entre Pablo Iglesias y Albert Rivera en programa de máxima audiencia. ¡Que comience el espectáculo y dejen de joder con el paro!

La legitimidad de la Troika
EDITORIAL Libertad Digital 20 Febrero 2015

Hay varios principios que rigen las relaciones económicas, entre individuos, entre empresas o entre países. Uno de ellos es, sin duda, el de que las deudas han de pagarse. Este debe ser el principal prisma con el que se debe observar la crisis griega: Grecia, como cualquier individuo, empresa o país, debe pagar sus deudas. Más todavía cuando su principal problema es que sigue viviendo de prestado, es decir, sigue necesitando que le dejen dinero para poder afrontar sus gastos del día a día. Cumplir con los compromisos adquiridos es una norma de oro, especialmente cuando se quiere seguir disfrutando de la confianza de los demás.

Más allá de este principio esencial, hay otras razones que dan fuerza moral a la posición de la Troika o, si lo prefieren, de la Unión Europea. Y la principal es la legitimidad democrática que tienen aquellos gobernantes que, como los de Alemania o los de la propia España, tienen el mandato de sus votantes de defender sus intereses nacionales.

Porque se habla mucho del mandato que, a través del voto popular, ha obtenido el Gobierno de Syriza para romper los compromisos que habían adquirido sus predecesores, pero Merkel o Rajoy tienen la misma legitimidad para defender a sus empresas y a sus votantes, que han prestado miles de millones a Grecia a cambio, es necesario recordarlo, de que se comprometiese a cumplir determinados requisitos.

Se está tratando de vender la cuestión en unos términos completamente falaces: un enfrentamiento entre un mandato democrático legítimo y unos oscuros intereses de no se sabe muy bien qué o quién. Lo cierto es que, más allá de que para muchos lo que hace Syriza no es una defensa cabal de los intereses de sus votantes, de ser así éstos no serían más legítimos ni más democráticos que los que se le oponen.

No, no hay atajos ni derechos que se puedan anteponer a otros, ni votaciones más democráticas que otras. Hay, eso sí, Gobiernos más responsables y más irresponsables y, sobre todo, partidos que a la hora de ganar unas elecciones son capaces de prometer cualquier cosa, aun a sabiendas de que después no podrán cumplirlas.

Análisis de situación: UPyD y la conspiración del establishment
Luis del Pino Libertad Digital 20 Febrero 2015

Interesante lo que plantea UPyD. ¿Es cierto, como denuncia el partido de Rosa Díez, que hay una conspiración del establishment para aupar a Albert Rivera? La respuesta es... sí y no. Vayamos por partes.

Por un lado, es verdad que UNA PARTE del establishment (los que no están ciegos y ven que esto se desmorona; llamémoslos los renovadores) va a apostar a muerte por Albert Rivera en los próximos meses. ¿Por qué? Porque ven que el bipartidismo agoniza y buscan una alternativa de gobierno que pueda aglutinar el descontento, con el fin de evitar que ese descontento termine recalando en Podemos.

¿Por qué elige esa parte del establishment a Albert Rivera y no a Rosa Díez? Pues por tres motivos basicos:

1) Ciudadanos no cuestiona la actual estructura del estado. No pide (como UPyD) recentralizar competencias autonómicas. Por tanto, un acceso al poder de Ciudadanos no requeriría tanta alteración del statu quo como con UPyD. Todo sería más sencillo (para ese sector del establishment).

2) UPyD ha llevado la voz cantante en la lucha judicial contra la corrupción en las cajas de ahorro. Con eso, ha pisado muchos callos, de mucha de la gente que en España corta el bacalao. Ciudadanos, por el contrario, no ha entrado en las batallas judiciales, así que es visto como menos peligroso. Se ha creado menos enemigos.

3) Consideran que Albert Rivera, por edad y por manejo de los medios, tiene muchas más probabilidades de derrotar a un Pablo Iglesias, que Rosa Díez, que transmite una imagen menos joven y menos fresca.

Todas esas consideraciones hacen que ESE sector del establishment (los renovadores) haya decidido apostar por Rivera. De modo que harán lo posible por visibilizar a Ciudadanos e invisibilizar a UPyD antes de las elecciones.

Pero hay otro sector del establishment (llamémoslo el bunker) que sigue optando por apoyar al bipartito PP/PSOE, bien porque siguen pensando que es posible mantenerlo en pie, bien porque sus intereses están indefectiblemente ligados a ese bipartito. Para ese bunker, TAMBIÉN Ciudadanos es mejor alternativa que UPyD. No quieren, por supuesto, que PP y PSOE cedan el poder, pero no les molesta que crezca una bisagra que pueda recoger el voto del descontento (evitando que vaya a Podemos). Y, por supuesto, prefieren que esa bisagra sea Ciudadanos, en vez de UPyD, por dos motivos:

1) Que Ciudadanos no ha emprendido acciones judiciales contra la casta, a diferencia de UPyD.

2) La debilidad estructural de Ciudadanos, que está basando su expansión territorial en la absorción de grupúsculos independientes, lo que hace que sea más fácil poder neutralizarlo en el futuro (por ejemplo, sacando escándalos de corrupción que afecten a alguna de las nuevas incorporaciones a Ciudadanos). Ciudadanos es más fácilmente neutralizable que UPyD.

¿Entonces tiene razón UPyD al denunciar una conspiración del establishment en favor de Albert Rivera? Pues sí.. y no. Lo que dice UPyD es verdad, pero es una verdad a medias. Es cierto que el establishment está apostando por Rivera, pero también hay mucha gente bienintencionada apostando por Rivera que no es del establishment, y que ha decidido optar por Ciudadanos simplemente porque ven a Cs con muchas más posibilidades de frenar a Podemos que UPyD.

Pero sea o no cierta esa denuncia de UPyD, lo que UPyD debería hacer, en mi opinión, es no entrar en el enfrentamiento con Ciudadanos, porque no tiene ningún sentido hacerlo:

1) El ascenso de Ciudadanos SIEMPRE será buena noticia, porque es mejor que los votos vayan a Ciudadanos que al PP/PSOE o a Podemos.

2) Siempre existirá una parte (mayor o menor) de votantes que pueden llegar a dar su confianza a Ciudadanos, pero no a UPyD (y a la inversa). Mejor que esos votantes que nunca serían de UPyD se movilicen y voten a Ciudadanos, en vez de quedarse en casa y desperdiciar votos que pueden resultar preciosos para lograr que este país se renueve.

3) En caso de que el bunker (el núcleo duro del establishment) lograra salirse con la suya y desactivara a Ciudadanos (o impidiera que crezca lo suficiente), UPyD estaría ahí para recoger el voto que a Ciudadanos se le escape. Pero no podrá recoger ese voto si UPyD se hace antipática al votante potencial de Ciudadanos.

4) Toda confrontación con Ciudadanos distrae del objetivo fundamental, que es el asalto al bipartito PP/PSOE. A ojos de los electores, tus enemigos te definen tanto (o más) que las cosas que defiendes. Si UPyD transmite que su enemigo es Ciudadanos y no el PP/PSOE, sus posibilidades electorales disminuyen.

5) Puede que UPyD y Ciudadanos tengan que aunar votos tras las elecciones. Mejor no profundizar en las heridas, porque luego cuesta restañarlas.

Pero, sobre todo, UPyD debería tener en cuenta una cosa: por mucho que se queje, las decisiones están tomadas. El establishment ha optado por Ciudadanos, sí, ¿y qué? El quejarse no va a cambiar eso.

Así que tómenselo, señores de UPyD, como un simple dato de partida y trabajen para encontrar una solución teniendo en cuenta ese dato.

Y un último consejo: confíen en la gente. Es lo suficientemente sensata como para lograr que suban A LA VEZ tanto UPyD como Ciudadanos. UPyD y Ciudadanos no necesitan competir entre sí por lograr electores: es mucho más útil que los dos trabajen para quitarle electores al PP, al PSOE y a Podemos.

Todo esto en mi humilde opinión, claro está.

Unión Europea
El 'dracma' de Grecia: tragar o salir del euro
El Eurogrupo celebra una reunión extraordinaria para decidir si aceptan la petición de Grecia de prorrogar el rescate. Alemania ya ha dicho 'no'
Europa Press lavozlibre.es 20 Febrero 2015

Bruselas.- Los ministros de Economía de la eurozona celebran este viernes una reunión extraordinaria, la tercera en dos semanas, con el fin de decidir si aceptan la petición de Grecia de prorrogar seis meses su actual programa de asistencia financiera, que expira el 28 de febrero.

Alemania ya ha manifestado su escepticismo sobre la solicitud de Atenas porque considera que no se ajusta a las exigencias del Eurogrupo. En la misma línea se encuentran países como Bélgica, Finlandia o Eslovaquia. En contraste, Francia, Italia y la Comisión han mostrado su apoyo a la petición griega.

Una respuesta negativa del Eurogrupo podría tener consecuencias muy graves para Grecia. Los analistas consideran que, sin un acuerdo, la financiación de emergencia para los bancos griegos (ELA, por sus siglas en inglés) aprobada por el Banco Central Europeo (BCE) podría agotarse tan pronto como la semana que viene y obligar a imponer controles de capital, primer paso para la salida de Grecia del euro.

En su carta para solicitar la prórroga remitida este jueves, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, que viene defendiendo el fin de la austeridad y la renegociación de la deuda, se compromete a pagar la deuda y a no adoptar medidas unilaterales que pongan en riesgo las metas fiscales y acepta la supervisión de la troika, en lo que supone una marcha atrás en sus posiciones anteriores y un acercamiento a las exigencias del Eurogrupo.

Sin embargo, el ministerio alemán de Finanzas hizo público un comunicado apenas horas después en el que sostenía que "la carta de Atenas no es una propuesta que conduzca a una solución sustancial". "En realidad, va en la dirección de una financiación puente, sin respetar las exigencias del programa. La carta no cumple los criterios acordados por el Eurogrupo el lunes", señalaba la breve declaración.

Durante la reunión de expertos preparatoria del Eurogrupo, el representante alemán calificó de "caballo de Troya" la misiva griega. Berlín alega en concreto que no incluye un "compromiso claro" de concluir el actual programa, tampoco garantiza que se congelarán las medidas que había anunciado Atenas ni aclara cómo pretende Grecia pagar sus facturas en las próximas semanas teniendo en cuenta la caída de ingresos.

"Es por eso que la carta no se ajusta a la posición del último Eurogrupo. De hecho representa un caballo de Troya, que pretende lograr financiación puente y poner fin en sustancia al actual programa", señala el documento alemán filtrado por la delegación griega.

La posición de Berlín choca abiertamente con la del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que ha mantenido intensos contactos en las últimas horas tanto con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, como con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, para impulsar un acuerdo.

"El presidente Juncker ve en esta carta un signo positivo que en su opinión podría sentar las bases para un compromiso razonable en interés de la estabilidad financiera en la eurozona en su conjunto", ha dicho su portavoz, Margaritis Schinas. Juncker "sólo tiene un plan A" y "su única preocupación es facilitar un acuerdo a 19", ha agregado.

Tras hacerse público el rechazo de Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, mantuvo una conversación telefónica "constructiva" con Tsipras en la que ambos líderes coincidieron en su voluntad de buscar una solución mutuamente aceptable para Grecia y la eurozona.

Las 'pequeñas formaciones' dispersan el voto
Vidal-Quadras y Quirós se dan de baja en Vox
Eurico Campano gaceta.es 20 Febrero 2015

Dicen que 'las pequeñas formaciones dispersan el voto'. Santiago Abascal responde que 'daba ya por desaperecido a Vidal-Quadras hace ocho meses. Al no obtener escaño en Estrasburgo'.

El expresidente de Vox, Alejo Vidal-Quadras y su responsable en funciones cuando aquel abandonó su cargo, José Luis González Quirós, han remitido una carta a Santiago Abascal, actual líder de la formación, en la que le expresan su decisión de solicitar la baja en el partido que ambos contribuyeron a crear.

En el texto de la misiva, tanto el exvicepresidente del Parlamento Europeo como González Quirós, arguyen como causa de ésta solicitud de baja su convicción de que la existencia de 'pequeñas formaciones', tal y como las llaman, contribuyen a dispersar un voto que se verá afectado en próximas convocatorias electorales por la quiebra del bipartidismo reinante hasta ahora pero también por 'el surgimiento de un extremismo izquierdista con tintes totalitarios', en clara referencia a la formación que lideran Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero.

Tal vez Vidal-Quadras y González Quirós busquen una salida al apuntar también en su carta que otra de las cusas de su baja es la 'recuperación de su autonomía de acción a la hora de contribuir a buscar una salida a la crisis instuticional, moral y financiera que atenaza a España'.

Abascal les daba ya por desaparecidos hace ocho meses
En declaraciones a Gaceta.es, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha confirmado la recepción de ésta carta la semana pasada. Abascal asegura que en Vox ya se daba por hecho el abandono de Vidal-Quadras desde junio del año pasado, cuando perdió el contacto con el partido tras no obtener el escaño por Estrasburgo en las elecciones europeas de mayo de 2014: 'en los últimos ocho meses no hemos sabido nada de él'.

Abascal afirma que 'dábamos por hecho que había abandonado cuando se incorporó a la defensa de un posible pacto entre UPyD y Ciudadanos'. El líder de esta formación política destaca también que 'dos se van pero quedamos 4.000'. Santiago Abascal confirma que Vox goza de buena salud: 'recibimos 10 peticiones de alta diarias'. Un Santiago Abascal que inicia desde hoy una frenética precampaña electoral a lo largo y ancho de las ocho provincias andaluzas, de cara a obtener la mejor representación posible en la cámara autonómica cuya composición se renueva en los comicios del próximo 22 de marzo. Hoy inicia esa precampaña en Sevilla con el candidato a la presidencia de la Junta, Francisco Serrano Castro.

España empieza recular ante Grecia
Pablo Sebastián republica 20 Febrero 2015

El gobierno de Mariano Rajoy empieza a recular y suavizar las que hasta ahora eran unas posiciones intransigentes en el caso de la extensión del segundo rescate de Grecia por la UE, ante el temor de que una ruptura frontal entre Alemania y Grecia abra una crisis profunda del euro y en la Unión Europea. Lo que podría dañar severamente el proceso español de recuperación económica y salida de la crisis. Entre otras cosas porque, tras la eventual salida de Grecia del euro, los mercados pondrían en el punto de mira a Portugal, España e Italia.

Este temor de España no es solo exclusivo de nuestro país y se extiende a otras capitales europeas y a las instituciones de Bruselas. Y Así, mientras Alemania sigue calificando de ‘insuficientes e inaceptables’ las últimas propuestas griegas para la extensión por seis meses del segundo rescate de la UE, la Comisión Europea que preside Jean Claude Juncker ha calificado la propuesta helena como paso positivo que puede permitir el compromiso que ha de cerrarse este día 20 de febrero.

Entre otras cosas porque Grecia se ha declarado presta a pagar la deuda, a someterse al control de ‘la troika’ -con otra denominación- y a mantener un equilibrio presupuestario durante los próximos seis meses, aunque no acepta nuevas medidas de austeridad.

Sin embargo el ministro alemán de finanzas Martin Jäger ha afirmado que la oferta de los griegos no representa una ‘solución sustancial’ y tampoco cumple los compromisos exigidos por el Eurogrupo. El que hoy celebrará una reunión tensa y puede que definitiva a favor del acuerdo o la ruptura, lo que tiene en estado de máxima alerta a los mercados europeos y también a las cancillerías de los países de la Unión, España ahí incluida.

Vista la intransigencia del gobierno de Berlín y tras de una conversación telefónica entre Merkel y Tsypras, el gobierno griego ha hecho saber a la opinión publica que tiene la impresión de que Alemania está buscando la ruptura y no quiere llegar a un acuerdo, manteniendo posiciones firmes y a la vez inmovilistas. Y ello a pesar que el vice-canciller alemán Sigmar Gabriel solo habló de propuesta ‘insuficiente’ de Atenas, pero añadió que podría utilizarse como punto de partida para una negociación.

Declaraciones fuertes y cruzadas entre Berlín y Atenas que desvelan una batalla política y también de opinión pública, cosa que conocen muy bien en Bruselas y de ahí la posición conciliadora del presidente Juncker en pos de lograr un pronto acuerdo, porque una ruptura podría ser catastrófica para el euro y la UE, y para España, Italia y Portugal especialmente.

Por ello el ministro De Guindos, que como el propio Rajoy mantuvo unas posiciones muy duras contra Grecia y alineadas con Alemania, ahora da la impresión de que adopta una posición algo más conciliadora -PP y PSOE declararon ayer en el Congreso de los Diputados que quieren lograr un acuerdo con Grecia-, temerosos como empiezan a estar en Madrid de que la ruptura de Alemania con Grecia abra una profunda crisis en la UE que por otra parte arruine las expectativas de crecimiento y recuperación de España.

Decía De Guindos, metiéndose donde no debe, que Grecia se equivocará si busca financiación en Rusia o China (los chinos tienen el 20% de la deuda española), porque según el ministro español la UE es ‘la madre’ y los otros son ‘la madrastra’. Pues menuda madre es esta Europa que abandona a sus hijos en la ruina y no respeta las decisiones democráticas de sus países.

Al final de esta partida, lo hemos dicho más de una vez, Grecia tiene en sus manos más ases y otros argumentos que los simples económicos de Merkel. Sobre todo porque su posición estratégica en el Mediterráneo es algo que interesa mucho a Moscú y a Pekín, y no digamos si Grecia decidiera salir de la OTAN en el caso de que fuera expulsada del euro. Por todo ello cabe esperar que este viernes el Eurogrupo firme el acuerdo con Atenas, porque de lo contrario entraríamos en un tobogán infernal. Y que se cuide España de mediar a favor del acuerdo con los griegos no vaya a ser que la ruptura con Grecia se revuelva contra España como un boomerang.

El problema de la deuda griega
Alemania se enfrenta a la Comisión y rechaza la solicitud de Grecia de prolongar la ayuda

 PILAR GASSENT.  REPÚBLICA  20 Febrero 2015

 El Gobierno griego ha enviado este jueves al Eurogrupo su petición de una prórroga de seis meses de la asistencia financiera concedida por la UE, que expira el próximo 28 de febrero. "Recibida la petición griega de una extensión de seis meses", ha informado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que no ha aclarado en qué condiciones pide Atenas esta ampliación de su préstamo. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, se ha apresurado a decir que es una "señal positiva". Alemania, sin embargo, ha rechazado ya la solicitud alegando que la carta de Atenas "no supone una propuesta de solución sustancial".

La propuesta en realidad representa un “programa puente” sin cumplir las exigencias del plan de rescate que oficialmente expira este viernes, ha dicho en un comunicado el portavoz del Ministerio de Finanzas germano, Martin Jäger. Jäger ha hablado en nombre de su jefe, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que hace un par de días tachaba de “irresponsable” al Gobierno griego. Menos tajante ha sido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para quien la petición griega es una primera “señal positiva” que podría allanar el camino hacia un “compromiso razonable” en el Eurogrupo. Y el Gobierno de Alexis Tsipras ha hecho un delicado equilibrio para salvaguardar sus promesas electorales sin cerrar la puerta al acuerdo con los socios europeos: “Fiel a sus compromisos, no hemos solicitado una prórroga del memorando. Hemos presentado una propuesta que respeta el veredicto popular, defiende la dignidad de la sociedad y, al mismo tiempo, puede ser aceptada por nuestros socios”.

El nuevo Gobierno griego se ha comprometido a pagar todas sus deudas y a no adoptar ninguna medida unilateral que pueda poner en riesgo los objetivos fiscales acordados con la UE. Es decir, se compromete a mantener el equilibrio presupuestario que figura como uno de los dogmas de cabecera de la UE. Además, Atenas acepta la supervisión de las tres instituciones que forman la troika (la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional), que hasta ahora había rechazado. Eso sí, en ningún momento las menciona por su antigua denominación, la de ‘troika’. Tampoco aparece el término ‘rescate’.

Esta solicitud supone dar marcha atrás a algunas de las posiciones que el Gobierno de Syriza había defendido hasta ahora y se acerca a las exigencias que planteaba el Eurogrupo para prorrogar el rescate. “Las autoridades griegas cumplirán las obligaciones financieras de Grecia hacia todos sus acreedores y hacemos constar nuestra intención de cooperar con nuestros socios para evitar obstáculos técnicos en el contexto del Acuerdo Maestro de Facilidad (Financiera), que reconocemos como vinculante por lo que se refiere a su contenido financiero y de procedimiento”, afirma el documento.

El objetivo de la prórroga de seis meses del rescate es, apunta el texto “garantizar, trabajando estrechamente con nuestros socios europeos e internacionales, que cualquier nueva medida esté plenamente financiada y evitar medidas unilaterales que pongan en riesgo los objetivos fiscales, la recuperación económica y la estabilidad financiera”.

En su misiva, Varoufakis evita dar una cifra para el objetivo del superávit primario, que Grecia quiere en principio rebajar al 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB), desde el 3% previsto para este año. En cambio, el texto afirma que se acordarán condiciones financieras y administrativas mutuamente aceptables y que su aplicación, en colaboración con las instituciones, deberán servir para estabilizar la situación fiscal de Grecia y “alcanzar unos superávit fiscales primarios adecuados”. También señala que Grecia se compromete a “la estabilidad de la deuda” y a la consecución de “los objetivos fiscales para 2015?, pero “tomando en cuenta la situación económica actual”.

Varoufakis también propone que durante la duración del acuerdo el Banco Central Europeo vuelva a aceptar los bonos griegos en sus operaciones de refinanciación. El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, había suspendido recientemente esta posibilidad, que permitía a Grecia acceder a créditos a un tipo del 0,05%. Durante los seis meses de la prórroga, dice la carta, se extenderá el acceso a los bonos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera en manos del fondo heleno de estabilidad.

El reconocimiento del ‘coste social’ de la crisis y el ‘contrato para la recuperación
Grecia quiere que en el futuro acuerdo, que se alcanzaría tras la prórroga, se recoja el compromiso firmado en el segundo rescate, en noviembre de 2012, de un alivio de la deuda griega. En 2012 los socios de la eurozona se comprometieron a estudiar la posibilidad de mejorar las condiciones de la deuda helena si Grecia cumplía con todos los requisitos previos. Finalmente, la carta propone comenzar inmediatamente los trabajos para un nuevo Contrato para la Recuperación y el Crecimiento entre Grecia, Europa y el Fondo Monetario Internacional, que sustituiría a este acuerdo provisional de seis meses. En este contexto, Atenas pretende que se admita la necesidad de reparar el coste social de la crisis o, lo que es lo mismo, quiere que se reconozca que la culpa de los males de la economía griega procede de los dos rescates europeos, no de la gestión del país. Y esto es algo que Berlín no puede aceptar de ninguna manera porque sería tanto como renunciar al dogma con el que ha impuesto las políticas de austeridad al resto de sus socios.

El Eurogrupo ha vinculado a la finalización del actual programa el último desembolso de 1.800 millones de euros, de los 1.900 millones de euros que Atenas reclama al Banco Central Europeo (BCE) procedentes del rendimiento de los bonos griegos, así como de los 10.900 millones de euros en bonos del fondo de rescate en la reserva utilizada para recapitalizar a la banca.

Las presiones para que Grecia se plegara a un acuerdo con los socios europeos, que ha ejercido el núcleo duro que constituyen Alemania y sus satélites -Austria, Holanda y Finlandia- han sumado nuevos adeptos en las últimas horas. Hasta EEUU, que hace unos días lanzó mensajes de apoyo al nuevo Ejecutivo de Syriza, ha avisado a través del secretario del Tesoro, Jack Lew, de que un fracaso en las negociaciones provocaría “apuros inmediatos”. También el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, ha alertado de que “sin acuerdo entramos en aguas desconocidas, en las que los mayores riesgos son para Grecia”.

Una vez presentada la solicitud, este viernes se celebrará una reunión extraordinaria del Eurogrupo, en Bruselas a las 14.00 GMT. Desde el punto de vista jurídico, Atenas debe pedir la prolongación del “acuerdo de crédito”, un documento que se conoce como el Acuerdo Marco para el Mecanismo de Asistencia Financiera y que fija los términos de los préstamos recibidos por parte del fondo temporal de rescate de la eurozona. En este documento consta que el Estado miembro que recibe la ayuda debe cumplir las medidas establecidas en el memorando de entendimiento, que va vinculado al préstamo, aunque el Eurogrupo ya dijo el lunes que existe “cierta flexibilidad” y que está abierto a debatir la petición griega de sustituir algunas medidas que considera “tóxicas” por otras, si tienen el mismo impacto fiscal.

El otro despilfarro: Un país con 17 ecosistemas de innovación
Investigadores de renombre coinciden en que España debe evitar duplicidades regionales
Proponen lanzar grandes retos nacionales de investigación para competir en el mundo
La UE propone la especialización regional y las comunidades españolas piden lo mismo
Los investigadores también se solapan: "Dentro del mismo centro hay grupos trabajando en cosas parecidas"
M. C. / E. M. / D. J. O. El Mundo 20 Febrero 2015

La investigación aplicada en España es joven. Prácticamente nació en 1980, cuando el país tenía unas necesidades muy distintas a las actuales. La estrategia entonces se basó en acercar los nuevos centros tecnológicos y laboratorios a las empresas de cada comunidad autónoma y así dar respuesta a sus necesidades particulares. Pero el terreno de juego ha cambiado. España compite ahora en un escenario global. Los retos de hoy exigen la colaboración entre los diferentes agentes, la búsqueda de grandes proyectos competitivos, la definición de estrategias. Los investigadores reclaman grandes directrices de ámbito nacional, lo que necesariamente obliga a preguntar por la creación de la Agencia Estatal de Investigación que, aunque aparece recogida en la Ley de la Ciencia de 2011, todavía no se ha puesto en marcha.

La investigación es competición... y competitividad. Algo ha cambiado en los últimos años: «Ya no competimos con la universidad de al lado, pero sí con China o con Corea», afirma el director del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona, Luis Serrano. «No hay investigación española, hay investigación global», corrobora Joan Guinovart, director del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona). Este catedrático de Bioquímica establece un símil entre la ciencia y el deporte y destaca que «no tiene sentido crear una liga nacional cuando la competencia es mundial».

Los actores de la investigación española comprenden este nuevo escenario, sin embargo la propia estructura del sistema dificulta su papel. Una de las principales trabas estructurales son las competencias autonómicas. El coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán, ejemplifica esta situación con el llamado RIS3. La Comisión Europea está demandando a cada región de cada país miembro que elabore una Estrategia de Especialización Inteligente. «Es una sorpresa observar que, a pesar de las diferencias entre las comunidades autónomas, las áreas de especialización que cada una ha elegido acaban siendo las mismas», comenta. Biotecnología, agroalimentación, TIC y nanotecnología aparecen en las estrategias de casi todas las regiones españolas. «Se está apostando por investigar lo que está de moda, en vez de analizar dónde están las fortalezas de cada uno», destaca. «Deberíamos concentrar los mayores esfuerzos en competir donde hay que competir, no tiene sentido estar peleando dentro de casa», añade.

'Las autonomías apuestan por investigar modas, en lugar de analizar sus fortalezas'
Una afirmación con la que coincide el director del Centro de Tecnología Nanofotónica (NTC) de Valencia, Javier Martí: «Al final, todas las comunidades autónomas intentan ir a la moda de la investigación. Hay una ineficiencia intrínseca en el sistema», sostiene Martí. El resultado de la misma son las «duplicidades» en la investigación. El problema es que resulta «muy difícil de gestionar porque las autonomías quieren tener el derecho de poner en marcha una investigación que redunde en el entorno más cercano».

Luis Serrano defiende que a nivel de proyectos estratégicos «sería interesante una coordinación entre autonomías. No tiene sentido duplicar todos los tipos de centros en el país, es más sensato tener tres centros pioneros a nivel mundial que 10 intermedios, mal dotados y sin prestigio internacional». El origen de esta situación, explica, viene de la época de bonanza en el país, donde «se construían centros de investigación igual que autopistas». Serrano rechaza la competición entre regiones por las grandes infraestructutas y pone el ejemplo de la supercomputación. «Si Barcelona tiene uno de los mejores del mundo, ¿por qué se intenta duplicar en Castilla-La Mancha?», pregunta. En su lugar, recomienda que cada autonomía decida, en función de sus recursos y fortalezas, por qué áreas apuesta para «ser conocida mundialmente».

El director general de la Fundación para la innovación tecnológica (Cotec), Juan Mulet, lamenta que España no tenga «grupos grandes que sean capaces de atender las necesidades empresariales. No hay grandes grupos para generar masa crítica, esencial para hacer innovación», subraya. Mulet comenta que los equipos de dos personas «no tienen capacidad de generar innovación. Se ha demostrado que los grandes funcionan mejor».

'Es más sensato tener tres centros pioneros a nivel mundial que 10 intermedios'
Además de las diferencias entre autonomías, el investigador también puede producir esas duplicidades. Aquí entra en juego la libertad del propio científico al elegir su tema de trabajo. «La investigación tiene una parte personal muy importante y hay que respetarla», declara el director del NTC. «Si un investigador es obligado a hacer otra cosa, no la va a hacer bien», agrega Guinovart.

Toda moneda tiene dos caras. José María Lagarón, investigador científico y fundador del grupo Nuevos Materiales y Nanotecnología en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC, ofrece una visión más crítica. El también fundador de dos empresas tecnológicas, Nanobiomatters y Bioinicia, atribuye las duplicidades de la investigación a la «atomización» de los grupos españoles. «Los investigadores son muy individualistas y se tiende a la creación de grupos pequeños y atomizados», afirma refiriéndose principalmente a centros estatales como el CSIC o las universidades. El resultado, dice, es que «existen personas, incluso dentro del mismo centro, trabajando en cosas muy parecidas y compitiendo entre ellos».

Lagarón se muestra contrario a la figura del «investigador funcionario». «Es muy perjudicial para la investigación», reprocha. Este sistema impide una «reglamentación» y una «ordenación» en los centros. El problema es que «hay personas que se aprovechan de ese sistema de libertad», y plantea el caso de Suecia donde se ha desmantelado el sistema de funcionariado.

Por su parte, Guinovart aboga por la «responsabilidad» de cada investigador para evitar duplicidades. «A nadie le dan dinero sólo para investigar, antes tienes que presentar un proyecto con antecedentes y con tus progresos», indica. «El dinero te lo sacas tú compitiendo contra todos los investigadores del mundo porque sólo hay financiación para los cinco mejores», dice, «si alguien se embarca en proyectos poco realistas, no recibirá financiación, y si la consigue, al final se caerá del sistema».

'Lo lógico es que se evaluase la capacidad de cada grupo para ver si genera recursos'
En este escenario se plantean diferentes soluciones que evitarían las duplicidades y motivarían la coordinación y colaboración entre centros. Lagarón, que ha sido uno de los dos representantes españoles durante el proceso de redacción del nuevo programa europeo Horizonte 2020, apoya el modelo de creación de clústers. «Se define una temática que intente resolver un gran desafío global y se escoge a un grupo gestor con mucho conocimiento en el tema que se encarga de buscar a los mejores expertos a nivel europeo en base a criterios objetivos». Este mecanismo evita «solapamientos» en la investigación a la vez que promueve la coordinación y recompensa a los centros de excelencia. «Habría que definir desafíos sociales, no por un interés personal, y tratar de solucionarlos en colaboración, en lugar de dar dinero porque sí».

Javier Martí, por su lado, propone la creación de una infraestructura distribuida que permita la coordinación de los grupos de investigación para que puedan competir internacionalmente, evitando la discriminación entre regiones. «No todo el mundo que quiera investigar necesita comprar equipos que cuestan millones de euros», apunta. En este sentido, aplaude la estrategia de las Infraestructuras Científico-Técnicas Singulares (ICTS), cuyo objetivo es dar servicio a todos los investigadores. El Centro de Nanofotónica, por ejemplo, fue proclamado ICTS en octubre de 2014. «Investigadores de toda España pueden usar nuestras instalaciones para fabricar sus chips y caracterizarlos».

El director del CRG opina que es necesario elaborar «un estudio serio» sobre la ciencia en España. «Es el momento de poner un poco de orden, evaluar los centros y decidir si su trabajo es competitivo, porque si no, en el fondo, estás dilapidando dinero público», sentencia. «Ahora, casi todos los centros elaboran evaluaciones, pero ahí se acaba la historia, en muy pocos casos, tienen consecuencias», añade. Lagarón también justifica la creación de un sistema de evaluación. «Lo lógico sería que se evaluasen las capacidades de cada grupo para ver si son capaces generar recursos y autosostenerse». Mientras que Beltrán recuerda que el CSIC evalúa la producción científica de los investigadores cada seis años y la consecución de objetivos de los institutos anualmente.

El director de Cotec concluye que es necesario distinguir entre política científica, tecnológica y de innovación. «En política científica no es necesario tanta coordinación, pero en innovación se precisa la coordinación del sistema público, de la que se encarga el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación».

Tres años sin Agencia Estatal de Investigación
Ya han pasado tres años desde que se debería haber creado la Agencia Estatal de Investigación, que recoge la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. La disposición adicional duodécima autoriza legalmente al Gobierno para crear este organismo, orientado «al fomento de la generación del conocimiento en todas las áreas del saber mediante el impulso de la investigación científica y técnica». La ley establece que utilizará como criterio evaluativo para la asignación de los recursos «el mérito científico o técnico» y marca que el Gobierno la «creará en el plazo máximo de un año». Ya se ha triplicado el plazo marcado legalmente y la Agencia todavía no se ha constituido. Los agentes del sector lamentan este retraso, ya que esta entidad sería la indicada para marcar las directrices de país que tanto necesita la ciencia, así como plantear las convocatorias y organizar el sistema. El caso es que, según comentan fuentes del sector a INNOVADORES, si se formase la Agencia, las competencias pasarían del actual Ministerio de Hacienda al de Economía, de forma que Cristóbal Montoro tendría que ceder el control a Luis de Guindos.

Entrevista en 'Es la mañana'
Maite Pagaza: "UPyD dice lo mismo en toda España y el resto, incluido Ciudadanos, no"
La eurodiputada de UPyD ha hablado en 'Es la Mañana de Federico' del libro Agujeros del sistema. 300 asesinatos de ETA sin resolver.
esRadio Libertad Digital  20 Febrero 2015

Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada de UPyD y víctima del terrorismo -ETA asesinó a su hermano, Joseba Pagazaurtundúa en febrero de 2003- ha hablado de su nuevo libro Operación cochinillo, (Espasa Narrativa) "una novela satírica que refleja la España justo antes de la crisis. Esa España despistada con la corrupción. Una disección de la España del zapaterismo", explicaba.

También ha hablado de "otro libro muy serio" que habla de los 300 asesinatos de ETA sin resolver. El título es Agujeros del sistema. Más de 300 asesinatos de ETA sin resolver (IKusager Ediciones). Según ha explicado Maite Pagazaurtundúa, "las asociaciones de víctimas nos pudimos dar cuenta de que había más de 300 asesinatos de ETA en los que el autor material de los hechos no había sido llevado ante la Justicia". Añade la eurodiputada que "en la Audiencia Nacional nos dijeron que era imposible" llevar a los responsables ante la Justicia. Pero, la investigación de Juanfer Calderín -autor del libro-: "nos ha dejado ver que en esos casos sin resolver hubo horribles negligencias y al cruzar los datos se ven también algunos elementos de connivencias. Es impresionante lo que descubre Juanfer Calderín".

Pacto contra el terrorismo islamista
Para Maite Pagaza, "esto de que el PP y el PSOE vayan juntos de verdad en un pacto antiterrorista defendiendo al ley y la libertad en este país se convirtió en un estigma y significó el final político en el PSOE de Nicolás Redondo Terreros", dice. "Tenemos la historia como farsa". Ahora, tras la firma de eso que gobierno y oposición han querido vender como un "gran pacto de estado" contra el terrorismo islamista es, para esta eurodiputada "una mera representación. Podían haber sacado una foto en Vanity Fair. En el caso del terrorismo islamista, los políticos europeos sí que hicieron bien esa representación de liderazgo".

UPyD y Ciudadanos
Sobre su partido y Ciudadanos, Maite ha destacado que "UPyD dice lo mismo en toda España mientras que el resto de partidos, incluido Ciudadanos", no. En este sentido, ha dicho que el partido de Rivera, "cuando va a Navarra, dice que está a favor de los privilegios forales". Para Pagaza, "la cuestión no es la actualización del régimen foral navarro o vasco, el problema es cuando el cálculo de lo que tienen que aportar las comunidades no está bien calculado".

Pagaza ha dicho que tiene "un respeto por Navarra", una región que "ha estado bien administrada", con "gente muy seria y gente estupenda". "Ahora bien, el hecho de que existan privilegios ha significado un antiejemplo y cierto apetito para otros para hacer caciquismo", ha añadido.

Además, en este sentido, también ha recordado a Fernando Buesa, quien le dijo, cuando trabajaban juntos, que había estado estudiando el cupo y que "el cálculo es un desastre, no estamos aportando lo que tenemos que aportar, solidariamente, como el resto de españoles".

"Un candidato vacío y sin propuestas"
UPyD denuncia una conspiración del 'establishment' para aupar a Albert Rivera
Indignación en al formación magenta por la gran acogida del programa de Garicano, que califican de "populismo de derechas"
Mariano Alonso Libertad Digital 20 Febrero 2015

En un capítulo de la primera temporada de "House Of Cards" Kevin Spacey, que encarna a un ambicioso líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, se devana los sesos con su ayudante principal para alumbrar un eslogan con el que combatir al sindicato de profesores, en pie de guerra por la reforma educativa que pretende el Gobierno. Los miembros más extremistas del lobby han protagonizado episodios violentos y Spacey quiere resaltar que los líderes sindicales no controlan a sus bases. En un momento dado su elegante esposa, que ha estado escuchando los balbuceos del ayudante, sentencia con una caída de ojos: "sindicato desorganizado". Los siguientes planos de la serie muestran a políticos, tertulianos de televisión e incluso gente de la calle repitiendo una y otra vez: "sindicato desorganizado", tras poner el político en circulación la expresión.

El miércoles Carlos Martínez Gorriarán en los pasillos del Congreso y este jueves en Twitter los principales dirigentes de UPyD, como Andrés Herzog, han pretendido emular al malévolo Spacey con otra consigna simple: "Albert Rivera, el candidato del establishment".

Los dirigentes de la formación magenta se muestran en privado cada vez más hartos de lo que consideran un trato mediático de favor hacia el líder de Ciudadanos, al que definen como "un dirigente vacío, sin partido y sin propuestas". Su indignación llega al extremo de crear curiosos compañeros de cama en el espectro mediático: "pero si es que desde El País a Libertad Digital le dan un gran protagonismo. Esto es como los productos que se colocan de manera estratégica en una estantería del supermercado, para que la gente los vea mejor, independientemente de su calidad". También se muestran muy disgustados por la apuesta por Ciudadanos de Pedro J Ramírez, uno de los asistentes el martes a la presentación del programa económico de Ciudadanos en el Círculo de Bellas Artes: "es descarado, su nuevo periódico será acrítico con Rivera".
Un programa "populista"

Las propuestas de los economistas Luis Garicano y Manuel Conthe son tildadas en UPyD de "populismo de derechas" en contraposición al "populismo de izquierdas" de Podemos. Miembros de la dirección nacional de la formación que lidera Rosa Díez a los que ha consultado Libertad Digital acusan a Rivera y Garicano de propugnar un "PER nacional" en referencia al Complemento Salarial Anual, una de las medidas estrella de la primera parte de ese programa dada a conocer esta semana. Aseguran con asombro que no ha habido un análisis serio y riguroso en los medios de unas medidas que califican como "puro humo".

Desde Ciudadanos lamentan estas declaraciones y piden a UPyD que intente hacer examen de conciencia ante su estancamiento electoral. Un miembro de la Ejecutiva próximo a Rivera asegura: "nosotros llevamos muchos años trabajando en Cataluña en un ambiente mediático muy hostil, no somos precisamente unos mimados en ese sentido. Quizá habríamos tenido razones para ponernos a denunciar teorías de la conspiración, pero no nos parece de recibo."

Tras la ruptura definitiva el pasado otoño de las negociaciones entre los dos partidos, Albert Rivera afirmó: "construiremos la Tercera España con o sin UPyD, a los votantes no se les puede trazar una raya en el agua". Una afirmación que respaldan las encuestas conocidas en este principio de 2015, en las que Ciudadanos da el sorpasso sobre los de Díez y sobre IU, superando el 10% en intención de voto.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Reformar el Estado autonómico
La financiación y el encaje de Cataluña siguen siendo problemas importantes
José Antonio Montilla / Javier García Roca / Eliseo Aja El Pais 20 Febrero 2015

Un año más se celebra en el Senado el Foro de las Autonomías. Allí se presenta el Informe Comunidades Autónomas,que desde hace 25 años viene cogiéndole el pulso al Estado autonómico. Ciertamente, los rasgos que hemos destacado en 2014 no invitan demasiado al optimismo.

El problema más grave es, sin duda, el “proceso soberanista” de Cataluña. Se enmarca en la crisis económica y social, pero sus causas son, obviamente, más profundas. En 2014 hemos asistido a la zozobra que causa la ausencia de diálogo, y la situación ha continuado deteriorándose. Por parte de la Generalitat de Cataluña se ha convocado una consulta bajo la forma de participación ciudadana, invocando el principio democrático, que generó una áspera controversia constitucional. La respuesta del Gobierno del Estado ha sido instar al fiscal general del Estado a presentar varias querellas penales contra los máximos responsables políticos autonómicos. Una escalada de tensión creciente ante la que apelamos a recuperar el equilibrio entre el principio democrático y el respeto a la Constitución y la ley en la actuación de los poderes públicos. El Tribunal Constitucional ha aportado pautas para el encauzamiento del conflicto a través de los procedimientos de reforma constitucional que, cuando menos, deberían permitir recuperar el diálogo.

Tampoco debe pasar desapercibido que, en el contexto de la crisis, asistimos a una creciente asimetría de las comunidades autónomas, sobre todo desde la perspectiva institucional. Se ha paralizado el proceso de reformas estatutarias a la mitad, de forma que siete estatutos son muy diferentes de los restantes, y dentro de ellos los de Cataluña y Andalucía singulares respecto a los demás. Además, algunas comunidades autónomas han impulsado reformas estatutarias o legales para constreñir sus instituciones de autogobierno mediante la reducción del número de parlamentarios y de su dedicación, o la supresión de órganos autonómicos. Esto tiene incidencia en el funcionamiento del sistema de Gobierno parlamentario, especialmente en el control del Ejecutivo, y supone volver a diversos tipos de comunidades autónomas. Precisamente cuando Cataluña o el País Vasco consideran insuficiente el marco actual, otras comunidades, especialmente Castilla-La Mancha, lo limitan. No deberíamos infravalorar esta asimetría pues tiene influencia en la organización del Estado.

Hemos destacado también los problemas de financiación que aquejan de forma grave a las comunidades autónomas. La situación financiera de España ha experimentado una mejora a lo largo de 2014, pero las comunidades autónomas continúan teniendo dificultades. Se han seguido creando fondos para aportar liquidez tanto a las comunidades autónomas como a los municipios, según se viene haciendo desde 2012. Sin embargo, son soluciones coyunturales que generan una situación de dependencia respecto del Estado. Debe abordarse una solución más estable que garantice la autonomía en el marco de la reforma de la financiación autonómica. Un proceso que debería haberse culminado en 2014, pero ni siquiera se ha iniciado.

Estos problemas de financiación tienen una consecuencia directa en la garantía de los derechos sociales, un ámbito en el que las comunidades autónomas tienen competencias compartidas con el Estado. El problema es que parecen haberse roto los cauces de colaboración. Así, en materia de vivienda advertimos cómo las acciones legislativas autonómicas para afrontar el drama de los desahucios (Andalucía, Navarra, Canarias) han sido paralizadas mediante su impugnación ante el Tribunal Constitucional; y, en educación, el desarrollo autonómico de la ley Wert no está siendo consensuado sino conflictivo.

Pero el problema más grave es el de la aplicación de la Ley de Dependencia. Cada año se acrecienta la brecha en la atención que se presta en las diversas comunidades a las personas en esta situación. El Estado parece haberse desentendido de la garantía de este derecho. La ley obliga a que el 50% del coste del sistema sea aportado por el Estado. Sin embargo, en 2014 apenas ha cubierto el 18%. Las comunidades autónomas, y los propios beneficiarios, han debido atender esa ausencia, pero la situación es insostenible. No se trata de culpar a nadie, dadas las dificultades financieras, sino de apelar a un acuerdo entre el Estado y las comunidades autónomas para que pueda garantizarse un nivel básico de este derecho a todos los españoles, al margen del territorio en el que vivan.

Mas no todos los rasgos del Estado autonómico en 2014 han sido negativos. Las comunidades autónomas están respondiendo a la pérdida de confianza de la ciudadanía en las instituciones y en quienes las representan con acertadas políticas de transparencia. En desarrollo de la Ley de Transparencia aprobada el año pasado por el Estado con carácter básico, varias comunidades autónomas han puesto en marcha sus propias leyes, intentando completar o reforzar su contenido (Andalucía, La Rioja, Murcia, Canarias y Cataluña). También se ha incorporado, por primera vez, la limitación de mandatos presidenciales (Murcia); se ha facilitado la iniciativa legislativa popular (Aragón y Galicia); se ha promovido la participación de asociaciones en el procedimiento legislativo (Andalucía); o incluso se ha aprobado una propuesta de reforma constitucional para ampliar la regulación constitucional de la iniciativa popular (Asturias). Son iniciativas bienvenidas, porque más participación significa más democracia.

En fin, el Estado autonómico está en crisis. Sus defectos estructurales han aflorado crudamente en el contexto de la “gran recesión” que sufrimos desde 2008. El conflicto de Cataluña es la expresión más nítida. La única salida que se entrevé es una reforma de la Constitución para rehacer el Título VIII y, con ello, alcanzar un nuevo pacto territorial aceptado por la mayoría de la ciudadanía, también en Cataluña. Desde la academia se han aportado mimbres suficientes para abordar esta reforma y no parece difícil encontrar un punto de acuerdo entre las distintas propuestas. Pero es una cuestión de voluntad política y sentido de Estado.

No obstante desde el Informe Comunidades Autónomas seguiremos intentando aportar respuestas a los problemas de nuestro modelo territorial. No sólo sobre la reforma constitucional del sistema, absolutamente necesaria, sino también planteando modificaciones concretas a partir de las deficiencias que vamos advirtiendo año tras año y que nos permiten ir haciendo camino al andar...

Eliseo Aja, José Antonio Montilla y Javier García Roca son catedráticos de Derecho Constitucional y directores del Informe Comunidades Autónomas.

Por culpa de Rubalcaba

Miguel Cámara gaceta.es 20 Febrero 2015

Un día, el ex-ministro puso en libertad a De Juana Chaos, y compareció ante la televisión para decir, textualmente, que había sido por razones humanitarias; pero Rubalcaba no aplicó su humanidad, entre otros casos, a dos presos en situación crítica: José Luís Sierra, y Miguel Montes.

El sanguinario etarra De Juana Chaos está libre en Venezuela, con 25 asesinatos en su haber. El único culpable de su puesta en libertad en 2.008 fue Rubalcaba cuando era Ministro del Interior con Zapatero. El Gobierno estaba negociando con los terroristas (recordemos el chivatazo a ETA en el Bar Faisán, conocido por Rubalcaba, etc.) A raíz de su amago de huelga de hambre fue trasladado a un hospital donde siguió siendo alimentado por su novia a la que se le permitió su acceso hasta el mismo cuarto de baño del etarra con quien se duchaba. Pudimos verle paseando por los alrededores del hospital, en perfecto estado de salud, acompañado por su novia. Un día, el ex-ministro puso en libertad a De Juana Chaos, y compareció ante la televisión para decir, textualmente, que había sido por razones humanitarias; pero Rubalcaba no aplicó su humanidad, entre otros casos, a dos presos en situación crítica: José Luís Sierra, y Miguel Montes. Ninguno de ellos con delitos de sangre. El primero padecía alzheimer en grado avanzado, demencia severa, fallos graves de memoria, no conocía a su médico y confundía la ropa limpia con la sucia. Fue ingresado de urgencia en un hospital por deshidratación y descontrol de esfínteres. Su esposa había escrito cartas desesperadas a Instituciones Penitenciarias (que gobernaba Rubalcaba, “el humanitario”) sin respuestas, y el Defensor del Pueblo había solicitado el tercer grado, que se le negó varias veces, hasta que, al fin, se lo concedieron, tres años después que al asesino etarra. El segundo, Miguel Montes, fue el preso más antiguo de España con unos 40 años en prisión; tenía hepatitis C, tuberculosis, se temía por su vida tras una huelga de hambre real (no como la fingida por el asesino) También se le negaba el tercer grado, hasta que se lo dieron cuatro años después que al terrorista. De Juana Chaos: el siniestro asesino. Rubalcaba: el inhumano.

¿Cómo se puede explicar que Rubalcaba diera un trato de favor al terrorista por razones humanitarias que no existían, pero no lo hiciera por las mismas razones que sí existían en otros presos? Mintió para justificar una cesión a ETA en plenas negociaciones. Rubalcaba, si verdaderamente sintió la necesidad de ofrecer una explicación, debió decir la verdad, es decir, que se hacía ese gesto a fin de demostrar la mejor voluntad para terminar con el terrorismo. El pueblo, aunque haya discrepancias, aprecia y acepta la verdad, pero desprecia siempre la mentira, y al mentiroso.

Hoy el Gobierno trata de pedir la extradición a Venezuela para que De Juana vuelva a prisión. No lo va a conseguir en un País que acoge y da empleo a los terroristas. Pero si mañana, Podemos, de Pablo Iglesias, tuviera suficiente poder para pedir esa extradición, De Juana volaría a España y sería recibido como un héroe por esta nueva Formación política. Y si no, al tiempo.

Proceso de Paz
Etarras en paradero bien conocido
Guillermo Dupuy Libertad Digital 20 Febrero 2015

El lunes pasado, al ver de lejos la portada de El Mundo, me pareció entender que Iñaqui de Juana Chaos había abandonado Venezuela. Cuando me acerqué a leerlo me di cuenta, sin embargo, de que lo que el diario llevaba como principal noticia del día era algo tan sabido como que el conocido etarra estaba –más bien, seguía– en aquel país sudamericano. Tuve entonces las misma sensación que sentí en mayo del año pasado, cuando Antena 3 hizo públicas unas fotografías del etarra en un centro comercial que demostraban algo que tampoco entonces era nada noticioso, que De Juana Chaos estaba en Venezuela.

Tampoco la estancia de este etarra en Venezuela fue noticia alguna allá por enero de 2013, cuando el diario La Razón publicó que un empresario español había denunciado a Interpol y al consulado español en Puerto la Cruz que a finales de diciembre de 2012 se había cruzado con el etarra en un centro comercial de la localidad venezolana de Lechería: el mismo diario El Mundo ya había publicado en agosto de 2012 que el terrorista se encontraba en el referido país sudamericano junto a Irati Aranzábal –la joven con la que fue sorprendido en la ducha durante la supuesta huelga de hambre con la que consiguió su libertad condicional– y que estaban a punto de ser padres.

Supongo que la ubicación venezolana del etarra –supuestamente prófugo de la Justicia desde que en 2008 aprovechó la libertad condicional concedida por el Gobierno de Zapatero para darse a la fuga– tampoco entonces fue noticia alguna para los servicios de información de nuestro Gobierno.

A fin de que nuestro periódico no sea menos que los medios de comunicación ya mencionados, desde aquí propondría a Raúl Vilas que, pasado un corto espacio de tiempo, llevara en exclusiva y como principal titular de portada la noticia de que Iñaqui de Juana Chaos está en Venezuela. Pero que tampoco tarde mucho, no sea que "Iñaqui" –como familiarmente le llamaba Patxi López– se muera, pero de viejo, o suceda lo que ocurrió con otro célebre etarra prófugo y también durante muchísimo tiempo en paradero bien conocido, Josu Ternera: a pesar de que desde 2002 pesa contra él una orden de búsqueda y captura del Tribunal Supremo, bien debía de saber el Gobierno de Zapatero dónde se encontraba, desde el momento en que Jesús Eguiguren confesó que le hacía llegar mensajitos del entonces presidente del Gobierno.

Desde la llegada de Rajoy a La Moncloa tampoco han faltado noticias, tanto en la prensa nacional como en la extranjera, sobre el paradero del supuestamente perseguido inductor de la masacre de la casa cuartel de Zaragoza. Lejos de esconderse en lugares especialmente recónditos, durante mucho tiempo se supo que Ternera vivía plácidamente en una localidad francesa bien cercana a la frontera española, Durban sur Aziere. Desde allí se desplazaba tranquilamente a otros lugares de Francia o incluso a Noruega, país que, tal y como publicó este diario, lo había expulsado en marzo de 2013 junto con otros terroristas, también supuestamente buscados por las autoridades españolas, como David Pla o Iratxe Sorzabal, tras participar con ellos en Oslo en la llamada Comisión Internacional de Verificación del Alto el Fuego en el País Vasco de Ram Manikkalingam.

En julio de 2013 La Razón aseguraba que Ternera habría huido del pueblecito cercano a los Pirineos en el que vivía cuando descubrió o fue alertado de que la Policía por fin lo iba, supuestamente, a detener.

Está claro que el nauseabundo Plan Retorno, que el Gobierno del PP ofreció en su día a los etarras fugados, a los que prometía una pronta excarcelación o incluso una completa impunidad, no incluye a etarras tan conocidos como Iñaqui de Juana o Josu Ternera. A estos últimos el Gobierno del PP parecería que no los quiere ver en España ni en pintura, aunque sea a costa de una impunidad en el extranjero.

Reconozco que tampoco esto es una gran noticia. Lo que, desde luego, sí sería un notición es ver en España la aplicación del articulo 408 de nuestro supuestamente vigente Código Penal, que literalmente dice:

La autoridad o funcionario que, faltando a la obligación de su cargo, dejare intencionadamente de promover la persecución de los delitos de que tenga noticia o de sus responsables, incurrirá en la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años.

Pero desengáñense. Esa noticia no se producirá y no la leerán nunca ni en este ni en ningún otro medio

Cataluña
Una condolencia delatora
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 20 Febrero 2015

Descubro con sorpresa, entre los recortes de periódico que acumulo, uno que en su momento me pasó inadvertido pero que me siento obligado a repescar por la dosis autoinculpatoria de cinismo que se desprende de su texto. El 11 de enero, día de la marcha unitaria en París contra el terrorismo islamista, La Vanguardia publicó un artículo firmado por Artur Mas i Gavarró, presidente de la Generalitat de Cataluña, que llevaba por título, en francés, un verso de "La Marsellesa": Liberté chérie, combats avec tes défenseurs (Libertad querida, combate junto a tus defensores).

Cegado por el orgullo de poder escribir en francés, intercalando alguna frase en inglés, gracias a la educación recibida en una escuela privada de élite donde no imperaba el monolingüismo discriminatorio catalán, Mas dio rienda suelta a su retórica, sin darse cuenta de que en esa condolencia estaba delatando los vicios y mentiras de la cruzada irredentista con que él y sus compadres mal avenidos están fracturando la sociedad catalana, aislándola de Occidente y escarbando en las cicatrices de anacrónicas guerras dinásticas con la esperanza de encontrar allí argumentos para su asalto al poder.
Marrullería hipócrita

Ya de entrada, quien está asociando sus ambiciones políticas a la balcanización de España y a la estimulación de rencores fundados sobre mitologías cainitas declama:

Especialmente los catalanes, que tenemos con Francia una relación antigua, trenzada de vínculos de vecindad, históricos, culturales y económicos.

Una relación antigua, trenzada de vínculos de vecindad, históricos, culturales y económicos… ¿con Francia sí y con España no, sino todo lo contrario? Esta marrullería hipócrita bastaría para que los franceses descubran el talante de quien intenta embaucarlos. Pero hay más. Mucho más. Escribe el aspirante a líder del Partido Único:

El fundamentalismo, en cambio, consiste en interpretarlo todo a rajatabla, y eso es muy pobre. Incapacita para hacerse cargo de que hay distintos puntos de vista. (…) La democracia significa pluralismo, lo contrario de los que pretenden que una sola ley sectaria domine todos los aspectos de la vida. (…) Debemos rechazar la división y escoger la solidaridad entre todas las sensibilidades.

Esto, escrito por quien reclama mayorías excepcionales para poder llevar adelante sus proyectos secesionistas, y después se obstina en montar imposibles estructuras de Estado con el magro apoyo del 33 por ciento de los ciudadanos, sublevándose contra los poderes constitucionales, suena a tomadura de pelo sin atenuantes. Sobre todo cuando acompaña un mensaje teóricamente dirigido a un público inteligente y cosmopolita.

Para más inri, deja filtrar una verdad como una catedral sobre la composición de la sociedad catalana e inmediatamente la tergiversa con el fin de llevar agua a su molino:

Nos conviene insistir en nuestro modelo de integración. (…) Y lo podemos decir con la alegría de quien vive en un país donde el 70% de los ciudadanos tienen orígenes fuera de Catalunya y, a pesar de todo, es capaz de reunir amplias mayorías, muy transversales, en torno a proyectos comunes.

La trampa consiste en insinuar que uno de esos proyectos comunes es el secesionista, que, hay que repetirlo hasta el hartazgo, sólo recluta al 33 por ciento de los ciudadanos. En cambio, al 70% que tiene orígenes fuera de Cataluña, y a muchísimos catalanes de pura cepa fieles al ideario liberal y humanista, se los quiere obligar a aceptar que "una sola ley sectaria domine todos los aspectos de la vida": la ley de la ruptura con sus compatriotas españoles, ruptura que también implica la proscripción de la lengua común de todos los ciudadanos. Puro fundamentalismo, que lo interpreta todo a rajatabla, si nos ceñimos a lo que escribió Mas. Puro totalitarismo.

Gracias, Artur Mas
El secesionismo está en la naturaleza de Mas, como en la fábula de la rana y el escorpión, y por eso lo cuela en lo que lo que debería haber sido un testimonio de unidad en la lucha contra el terrorismo yihadista. Nada de alianzas que puedan contaminar la pureza del propio aparato defensivo:

En Catalunya estamos dispuestos y reclamamos que nuestra policía, los Mossos d'Esquadra, tenga la plena responsabilidad en este campo como la tiene en otros, a fin de poder aplicar las ventajas de su arraigo y profundo conocimiento del país.

Afortunadamente, para tranquilidad de los catalanes, su seguridad no está librada a los caprichos de una camarilla endógama que premia las buenas relaciones con los imanes salafistas, y Barcelona es el centro neurálgico de los servicios de inteligencia de los países occidentales, concertados con los de España y activos en la defensa de nuestra civilización.

Finalmente, llevado por su soberbia, Mas se atribuye el papel de dispensador de doctrina sobre valores universales y nos endilga, sin proponérselo, un discurso cargado de sensatez que, lógicamente, se vuelve como un bumerán para fulminar el desquiciado procés constituent de Cataluña y a sus caudillos:

Ahora es el momento de sumar a los valores, virtudes: la repetición de actos concretos que los encarnan. La primera de ellas, una lucha diaria y positiva contra el odio. Ahora es momento de no ceder al miedo, que es la semilla de todos los populismos y de todas las demagogias, y de combatir el fundamentalismo con las armas del respeto y la tolerancia; y todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado cuando se violen las normas que democráticamente hemos decidido darnos.

Valioso compendio de instrucciones para frenar la embestida de esa amalgama del populismo, la demagogia y el fundamentalismo que es el nacionalismo identitario, con su vertiente secesionista cargada de odio. Gracias, Artur Mas, por aconsejar el empleo de todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado cuando se violen las normas que democráticamente hemos decidido darnos.

Ni un paso atrás
Precisamente el artículo 573 del nuevo Código Penal pactado entre el PP y el PSOE en el contexto del acuerdo contra el terrorismo yihadista preveía el empleo de todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado para castigar los actos encaminados a "subvertir el orden constitucional o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o abstenerse de hacerlo". El consejo que le agradecemos a Artur Mas no pasó de ser una cortina de humo oportunista, como lo demostró el hecho de que sus catecúmenos pusieron el grito en el cielo contra este artículo, delatando, con su reacción belicosa, la naturaleza espuria de los planes disruptivos que se proponen seguir desarrollando al margen de la ley.

Es hora, pues, de poner fin a las ficciones y simulaciones y de reencauzar la política por los cauces de la normalidad constitucional que democráticamente hemos decidido darnos los españoles. Con todo el peso de la ley y toda la fuerza del Estado. Descafeinar el texto original del artículo 573 para apaciguar a los insurrectos, como proponen algunos de quienes inicialmente lo redactaron, sería otro error que se sumaría a los muchos cometidos en aras de una conciliación que equivale a la capitulación. Ni un paso atrás. Atrás están el abismo y, no me canso de repetirlo, el caos.

Presentación del libro 'Me gusta Catalunya, me gusta España'
Albert Boadella se protege con una mascarilla del 'virus del nacionalismo'
En un acto en la Delegación de la Generalitat en Madrid, el actor y dramaturgo dice que "ahora" de Cataluña ya no le gusta "ni el paisaje"
Europa Press lavozlibre.es 20 Febrero 2015

Madrid.- El actor y dramaturgo Albert Boadella ha participado este jueves en el acto de presentación del libro 'Me gusta Catalunya, me gusta España' con una mascarilla médica antivirus que sólo se ha quitado en el momento de su intervención para proclamar, desde la Delegación de la Generalitat en Madrid, que "ahora" ya no le gusta Cataluña. "No me gusta ni el paisaje", ha defendido.

"Espero que por unos minutos no me suceda nada", ha comentado Boadella antes de apartarse de la boca la mascarilla para, acto seguido, recordar que, como muestra de rechazo ante el "virus" del nacionalismo y del separatismo, hace tiempo que no concede ninguna entrevista en ningún medio catalán ni publica ningún libro ni realiza montaje teatral en esta comunidad autónoma.

Boadella ha participado en la presentación en Madrid del libro del periodista Sergio Fidalgo, en el que es uno de los 30 catalanes entrevistados, y lo ha hecho alertando que en Cataluña se ha extendido una patología. "Cataluña ha ido generando un virus muy sencillo que es el de la paranoia", ha defendido.

"Ellos no se sienten españoles", ha dicho resumiendo la patología de esa supuesta paranoia de los catalanes, a lo que ha añadido que "tendrán que joderse porque son de los más españoles que hay", arrancando el aplauso de algunos de los asistentes al acto en el Centro Cultural Blanquerna, sede de la Generalitat catalana en Madrid.

De esta forma, Boadella ha intentado desmontar algunas de las "mentiras oficiales" que persisten en el debate catalán. Según él, fueron los catalanes "los primeros que reconquistaron España" y es mentira que se prohibiera el catalán, ni siquiera por Felipe V. "No como en Francia, que sí se prohibió y, por eso, obviamente lo hablan cuatro", ha apostillado.

El autor, Sergio Fidalgo, ha explicado que ha publicado este libro, entre otras cosas, por los reiterados insultos que recibe gente como Boadella cada vez que pasean por una calle en Cataluña. Además, ha agradecido al Centro Cultural Blanquerna que haya acogido la presentación de 'Me gusta Catalunya, me gusta España', a diferencia de los numerosos impedimentos que, según Fidalgo, reciben obras como la suya para ser publicitadas en esta región.

El acto ha sido moderado por el periodista Xavier Horcajo y ha contado también con las intervenciones de Anna Grau, Jordi Cañas, Josep Ramón Bosch y Albert Castillón, todos ellos presentados como "catalanes en Madrid" y defensores de la igualdad entre todos los españoles. La presentación del libro ha servido para combatir el "victimismo" de los nacionalistas catalanes.

"El nacionalismo es el ébola de la ética y la decencia", ha defendido Jordi Cañas, exdiputado en la Generalitat por Ciudadanos, elogiando que Boadella hubiera decidido presentarse en el acto con mascarilla. "A este virus", ha añadido Cañas rechazando que se dé por perdida la batalla de las ideas, "solo se le puede ganar con el objetivo de sanar".
 


Recortes de Prensa   Página Inicial