AGLI Recortes de Prensa  Domingo 22  Marzo 2015

La paradoja andaluza
ENRIC GONZÁLEZ El Mundo 22 Marzo 2015

Anhelos y tragedia de una tierra a ocho voces
El recorrido andaluz de Enric González
Recorre la tierra que visitó con presupuesto de estudiante en 1976
Escudriña la realidad quese esconde tras la recurrente frase 'aquí es muy fácil ser feliz'

Hay quien se pierde más allá del Volga en busca de algo tan inasible, y tan real, como el alma rusa. Yo he dado un paseo por Andalucía en busca de una paradoja. Hace ya bastantes años que la mayor comunidad española se relaciona con la llamada paradoja de la satisfacción, planteada por el prestigioso sociólogo cordobés Manuel Pérez Yruela: Andalucía ha prosperado tanto en los últimos 40 años y es tan consciente de ese progreso, viene a decir la paradoja, que apenas presta atención a lo mucho que falta por resolver y en el fondo se siente contenta. Creo que hay verdad en eso, con toda la carga de ambigüedad que conlleva cualquier paradoja. El considerable grado de satisfacción va acompañado, sin embargo, de impaciencia o fatalismo, según los casos. En el sistema andaluz prima lo urgente sobre lo importante. Quizá no pueda ser de otra manera.

Hace fresco en Jerez. Despierto en una habitación cuya ventana da a un estadio. Me refiero al interior: veo el césped, la pista de tartán, la grada de enfrente, los marcadores. Mi habitación es como un asiento de tribuna. Estoy en el estadio de Chapín, inaugurado en 1988 y completamente remodelado en 2002 para acoger los Juegos Ecuestres Mundiales. El estadio, el polideportivo contiguo, el circuito de Fórmula 1 y demás obras magnas dejaron una huella profunda en las cuentas municipales, con una deuda superior a los mil millones de euros. Jerez, con un desempleo que ronda el 40%, soporta hoy el estigma del fracaso. El andalucista Pedro Pacheco, su alcalde entre 1979 y 2003, fue a prisión por colocar en empleos públicos a gente del partido; la socialista Pilar Sánchez, alcaldesa entre 2005 y 2011, fue condenada por usar fondos del Plan E de Zapatero para pagar nóminas; la popular María José García-Pelayo, actual alcaldesa, está en el sumario Gürtel. El cargo entraña riesgo.

La calle Larga, eje comercial de la ciudad, se ve relativamente animada. Junto a la fuente pasa un coche del PSOE con un altavoz que repite un mensaje grabado: "Aquí no dejamos a nadie tirao", dice Susana Díaz. En un tabanco, un establecimiento típicamente jerezano en el que se envejecen, se venden y se sirven vinos, hablo con Marcos, economista y técnico municipal. "Este es un ayuntamiento que no puede plantearse planes de futuro, casi todos los recursos se destinan a asistencialismo, no es posible pensar en otra cosa que en tapar agujeros y auxiliar a la gente". Pago de alquileres, pago de facturas eléctricas, pago de innumerables facturas vecinales para evitar el colapso. El comedor social de San Salvador, donde durante más de un siglo se alimentaron los jerezanos más pobres, ya no puede cubrir la demanda y ofrece paquetes de alimentos, sin cocinar. En los tiempos de la alegría y el ladrillo, Jerez creció a lo largo y a lo ancho. Ahora es una ciudad extensa, muy poblada -215.000 habitantes- y muy cara de mantener. "Es una ciudad sobredimensionada", indica Marcos. Los vinos que la hicieron famosa también están en crisis y aportan poquísimo a la economía local.

Paseamos de nuevo por la calle Larga. Otra vez la voz de Susana Díaz: "Aquí no dejamos a nadie tirao". "Los jerezanos somos gente rural y austera, somos de levantarnos temprano y pasar con poco", dice Marcos. Antes, en una cafetería, he preguntado a dos parejas de jubilados. Afirman que en Jerez "es muy fácil ser feliz". También las encuestas de la Junta de Andalucía señalan que los andaluces, pese a todo, se sienten felices. Pérez Yruela, el sociólogo de la paradoja de la satisfacción -y durante un tiempo portavoz de la Junta- publicó el año pasado un estudio según el cual siete de cada 10 andaluces decían llevar una "vida buena", entendiendo la "vida buena" como la que genera bienestar personal y favorece la convivialidad con familiares y amigos. Transcribo un fragmento del estudio: "La mezcla del carácter extrovertido y alegre, la frecuencia de las relaciones familiares y las actividades de vida social y de ocio, muestran que parte de la vida buena de Andalucía gira en torno a ellas. Además, se desarrolla en el espacio público porque las características del clima, de los entornos urbanos y de los servicios de restauración disponibles lo facilitan". Los tópicos suelen estar hechos de verdades.

Almuerzo con tres mujeres que pertenecen a una de las más célebres familias vinateras. Prefieren que no dé sus nombres porque, evidentemente, resulta fácil reconocerlas y prefieren hablar con completa libertad. Me parece bien. Entre copas de Alfonso -oloroso seco local- lamentan muchas cosas: la crisis de los vinos de Jerez, con un consumo decreciente y una superficie de viñedo que apenas alcanza una cuarta parte de la que había en 1980; la desaparición de las industrias auxiliares que rodeaban a las bodegas, como botellerías, artes gráficas, corcho; la devaluación general de la ciudad. Podrían irse, supongo. No lo hacen. El apego a Jerez es fortísimo. Una de ellas hace un ruego: "Por favor, no cuentes maldades que ya vamos servidos, da un mensaje de esperanza y optimismo, las cosas cambiarán".

El cambio parece consustancial a la nueva identidad andaluza. Paseo por Sevilla e intento reconocer la ciudad que visité en 1976, con presupuesto de estudiante. El calor en los autobuses de línea, parte de cuyo pasaje eran gallinas, provocaba desmayos. En la pensión no había otro baño que un barreño en la cocina. Los pueblecitos del campo sevillano ofrecían un muestrario de pobreza, todo lo digna que se quiera, pero pobreza. Cinco años antes, en 1971, Antonio Burgos había publicado su célebre Andalucía, ¿tercer mundo? Entiendo la carga de autenticidad que conlleva la paradoja de la satisfacción porque el cambio resulta asombroso. Cambio y modernidad han sido las consignas más repetidas por la Junta de Andalucía, que gobierna el PSOE desde 1979. Va para 36 años. En ese asunto concreto ha habido poco cambio.

El ex presidente Manuel Chaves, que en un arranque de maoísmo recreativo lanzó hace años algo llamado la segunda modernización, prometió que en 2020 Andalucía estaría entre las regiones más prósperas de Europa. Luego precisó que se trataba de un simple objetivo. Números en mano, Andalucía, que ha mejorado tanto, que ha recibido cerca de 80.000 millones de euros en ayudas europeas, está cada vez más lejos de ese objetivo. En términos absolutos sigue siendo una de las regiones más pobres del continente.

Tomo unas cuantas Cruzcampo con Ángel, informático y pequeño empresario. Como otros empresarios andaluces, evoca el universo de las facturas falsas. No he encontrado en Andalucía ningún empresario ajeno a ese circuito de triangulaciones, facturaciones y recargos que constituye una parte fundamental del movimiento económico, en el que la Junta ejerce un papel primordial. El dinero público, real o creado con facturas, mantiene la actividad regional. Y la corrupción forma parte de lo cotidiano, igual que un cierto sarcasmo. Hablando de esto, recuerdo la declaración de bienes que Manuel Chaves publicó a través de la Consejería de Justicia: hacia 2005, con 60 años, decía poseer solamente un piso hipotecado, una plaza de garaje y 3.887 euros en una cuenta corriente.

Ángel sostiene que en Andalucía se da una perniciosa colusión de intereses entre corruptos y parásitos. Lo de parásitos es un término simplificador, según precisa él mismo: cree que existe una diferencia cualitativa entre las subvenciones europeas que recibe la Casa de Alba por su decena de grandes fincas, infraexplotadas y orientadas a la subvención, y los 400 euros de las peonadas, eso que a veces, desde fuera, se considera un subsidio a la vagancia. Volvemos al dilema de Jerez: hay que mantener con vida a la gente, es lo primero, lo urgente; lo importante queda para otro día.

Permitan que dé un salto desde Sevilla hasta Benalmádena, en Málaga. En el restaurante de un club de golf encuentro a Diego, un abogado muy relacionado con el mundo de la empresa, para hablar de lo importante, de la posibilidad de que Andalucía construya una economía globalmente competitiva. Cosa que empieza a ser casi tan urgente como evitar la exclusión y proteger a las familias de la pobreza. "Aquí se han hecho fortunas colosales con el ladrillo", dice. Pero ese dinero no se ha derramado sobre otros sectores menos volátiles que la construcción. "Las plusvalías del ladrillo se gastaron en gambas o en aviones privados, según el volumen del negocio, y si quedó algo se reinvirtió en ladrillo". Entiéndase que estamos simplificando. La economía andaluza consta de tres pilares: construcción, en horas muy bajas; turismo, con pernoctaciones al alza y rentabilidad en baja; y agricultura.

Comentamos otra de las paradojas de Andalucía, la del aceite. Aquí se produce casi la mitad del aceite mundial. Gran parte de ella se vende a granel, con escaso beneficio, para que la comercialicen y hagan dinero las firmas italianas. La cooperativa aceitera malagueña Dcoop, antes Hojiblanca, pudo haber sido la clave para hacer de Deoleo, un gigante del envasado de aceite, una empresa española capaz de competir en el mercado mundial de la venta detallista; el proyecto se rompió el año pasado, en parte por las reticencias de Unicaja, y Deoleo quedó en manos del fondo británico, o más bien multinacional, CVC. Con lo que el olivo andaluz sigue siendo a la vez bendición y maldición. Es una riqueza potencial en cuyo cultivo se innova de forma importante que, sin embargo, constituye el eje de una actividad agraria muy estacional y ligada al sistema de peonadas.

Málaga cuenta con el Parque Tecnológico de Andalucía. De ese entorno han salido empresas jóvenes, innovadoras y competitivas, como Uptodown o Freepik, de las que el otro día hablaba en estas mismas páginas mi colega Jorge Bustos. Para Enrique, un ingeniero que se nos une en el golf de Benalmádena, se trata aún de excepciones. "La mayor parte del parque la forman empresas públicas o muy vinculadas con la administración y los fracasos han sido considerables", explica. Diego y Enrique coinciden en un diagnóstico: el sistema universitario no da la talla y el empresariado siente aversión hacia las inversiones a largo plazo. Enrique también apunta una idea que ya otros interlocutores me han expresado: el PSOE andaluz ejerce como Partido Nacionalista de Andalucía, con una devoción creciente por la dialéctica entre nosotros, los andaluces, y ellos, los de fuera. Otro comentario: "No me gusta decirlo, pero esta sociedad ha ido cargándose de silencios y connivencias, como una Sicilia sin guerras mafiosas". Pregunto si, pese a todo, en Andalucía se vive bien. «Sí, claro, por supuesto», es la respuesta.

El sistema educativo
El asunto de la educación, y sus posibles fallos, fue objeto de una conversación en Sevilla con Mónica, empleada de Cáritas. Mónica dijo que el sistema educativo andaluz producía anualmente una cierta cantidad de graduados escolares funcionalmente analfabetos, y que era muy difícil encontrarles empleo una vez clausurada la gran fiesta de la construcción. "No saben hacer una resta sencilla", afirmó. Horas más tarde, en una gasolinera entre Sevilla y Jerez, pegué la hebra con un grupo de chavales en torno a los 20 años. Hablamos de fútbol, un tema siempre socorrido, y luego, medio en broma, les reté a realizar una resta con dos cifras de cuatro dígitos, una de ellas con un decimal. Lo hicieron con el móvil. Insistí en que probaran con papel y bolígrafo. Entre bromas y veras y vítores al Sevilla FC, lo dejaron correr. Puede que supieran restar, como la inmensa mayoría de los andaluces y los españoles. No logré comprobarlo.

Ante mi paseo por Andalucía me acompañó un libro, Vivir del presupuesto y otras obras maestras, la recopilación de artículos de Félix Bayón que editaron sus amigos cuando falleció el gran periodista y escritor. Me lo regaló Sagrario, su viuda, en su casa de Marbella. Hablamos de los horrores de Jesús Gil, sobre el que Bayón hizo crónicas magníficas, y de cómo arruinó una de las ciudades más ricas de Andalucía. Marbella sigue siendo un nudo de contradicciones: centros escolares de alto nivel y mafias internacionales, una nutrida comunidad extranjera que vive ajena a la actividad municipal -y quizá por ello es sangrada a fondo- y una creciente bolsa de desempleo, una alta calidad de vida y una percepción generalizada de que el modelo marbellí ha llegado al límite.

Leo un párrafo de uno de los artículos de Bayón: "Lo peor de Gil es la herencia que nos deja. Pero no sólo en Marbella. En los 11 años que han transcurrido desde su primera victoria electoral, España -y, especialmente, Andalucía- han ido contagiándose de su imagen y semejanza. El diálogo político, las maneras, el lenguaje o la televisión parecen hechos a su medida. Han triunfado sus modos y hasta su ideología, si se puede llamar así a esa desbordante chulería que se suele calificar de pragmatismo en la gestión". Fue escrito y publicado en 2002. Podría escribirse hoy mismo.

El expolio de Grecia
Juan Laborda www.vozpopuli.com 22 Marzo 2015

Conforme vamos conociendo las consecuencias económicas y sociales de la aplicación de la hoja de ruta de la Troika en Grecia, más incomprensible resulta todavía la justificación de ciertas políticas -austeridad, devaluación salarial, privatizaciones, expolio del patrimonio griego-. La ortodoxia lleva años fracasando, lleva mucho tiempo empobreciendo a la ciudadanía. Pero no solo han empeorado las condiciones de vida en el Sur de Europa sino también en el núcleo, en el centro y en el norte. Lo que ocurre es que en los países bañados por el Mediterráneo, además, ha habido un expolio ejecutado por aves de rapiña, con la genuflexión, sino participación, de los patriotas de hojalata.

La ortodoxia lleva años fracasando, lleva mucho tiempo empobreciendo a la ciudadanía

Lo sucedido es pura incompetencia estructural, sí, pero por encima de todo es la defensa de los intereses de una clase, de esas mismas élites que vivieron por encima de sus posibilidades, de ese mismo grupo social que guiado por su avaricia asumió riesgos excesivos. Llama la atención poderosamente el ocultamiento, la mentira, el servilismo, la ausencia de verificación por parte de los “mass media” patrios sobre lo que sucede en Grecia.

Resulta grotesco las piezas de información que emanan sobre las negociaciones entre el Gobierno griego y las autoridades europeas. Se están poniendo muy nerviosos. En vez de detallar cómo los gobiernos de Nueva Democracia y PASOK hundieron Grecia, cómo se arrodillaron frente a su élite bancaria y sus acreedores, en vez de explicar a sus lectores las consecuencias de las políticas de la Troika, a lo suyo, desinformar, mentir.

Pero ahora, además, no están informando sobre lo que realmente está pasando. La partida de póker, hasta el momento, la está ganado el gobierno griego. Si no ocurre nada extraño, conseguirá sus objetivos. Por eso ya no puede dar marcha atrás en su estrategia. Si la resolución del problema griego la quieren seguir dictando los acreedores e imposibilitan a Syriza implementar su plan radical, el nuevo gobierno griego deberá romper la baraja e implementar el plan B, el "gréxodus".

Austeridad desequilibrada y el drástico aumento de la pobreza
Pero cuantifiquemos el destrozo. Según el estudio encargado por el Instituto alemán de Investigación Macroeconómica (IMK) afiliado a la Fundación Hans Böckler las consecuencias de las políticas europeas en Grecia son dramáticas, vergonzosas, humillantes. Los hogares más pobres del país heleno perdieron casi el 86% de sus ingresos, mientras que los más ricos perdieron sólo entre el 17 y 20%. La presión fiscal sobre los pobres aumentó un 337%, mientras que la carga sobre las élites, las de los ingresos más altos, aumentó sólo un 9%. Este es el resultado de un estudio en profundidad donde se han analizado 260.000 datos fiscales y de ingresos a partir de los años 2008-2012. Pero hay mucho mas.

El ingreso bruto nominal de los hogares griegos se redujo en casi un cuarto en sólo cuatro años. Los recortes salariales causaron casi la mitad de esta disminución. El ingreso neto se redujo además en un 9% adicional, debido a que la carga tributaria se incrementó significativamente. Mientras que todas las clases sociales sufrieron pérdidas de ingresos debido a los recortes, subidas de impuestos y la crisis económica, en particular quienes se vieron más fuertemente afectados fueron los hogares de bajos y medianos ingresos. Ello se debió al fuerte incremento del desempleo en esos grupos sociales y a un brutal aumento de impuestos, claramente regresivos. Además de cobardes, las elites políticas griegas, las de la genuflexión -ND y PASOK-, fueron miserables. Pero la ignominia es aún mayor.

El número total de empleados en el sector privado sufrió significativamente mayor pérdida de ingresos, ya que tenían más probabilidades de estar desempleados que los que trabajan en el sector público. Desde 2009 hasta 2013 los sueldos y salarios en el sector privado se redujeron en varias etapas en torno al 19 por ciento. Entre otras cosas, porque se redujo el salario mínimo y se debilitaron las estructuras de negociación colectiva. Los empleados del sector público perdieron alrededor de una cuarta parte de sus ingresos. La extensión de los recortes de los salarios era groseramente exagerada, en al menos diez puntos porcentuales, según las estimaciones de los investigadores del instituto alemán.

Desempleo, impuestos y auditoría de la deuda
La tasa de paro aumentó del 7,3% en el segundo trimestre de 2008 al 26,6% a finales de junio del 2014. Entre los jóvenes de 15-24 años, el desempleo promedio fue del 44%. La jubilación anticipada en el sector privado aumentó en un 14% y en el sector público un 48%. Los investigadores ven aquí un vínculo claro con la política de austeridad, el gobierno griego logró cumplir con los requisitos de la Troika de tener un sector público más pequeño. Sin embargo, esta tendencia causó estragos en los fondos de la Seguridad Social.

Los impuestos aumentaron considerablemente, pero tuvieron un efecto regresivo. Desde la imposición de la austeridad, los impuestos directos aumentaron en casi un 53%, mientras que los impuestos indirectos se incrementaron en un 22 por ciento. La política fiscal de hecho ha contribuido significativamente a la consolidación del presupuesto público, pero al hacerlo el desequilibrio social fue magnificado. Poco se ha hecho contra la evasión fiscal, sin embargo, mientras que los hogares con bajos ingresos y pocos activos fueron fuertemente gravados.

¿Vergonzoso, verdad? Pues aún falta incluir en el estudio los años 2013 y 2014, que fueron los peores años de austeridad. Por eso, Syriza no debe ceder en nada. Para ello, en primer lugar, debe auditar su deuda pública en profundidad mediante la comisión internacional de expertos coordinada por el politólogo belga Éric Toussaint. Y vistas las consecuencias similares de las políticas implementadas en nuestro país por el tándem PP-PSOE, aquí habrá que hacer lo mismo.

1982-1996
Memorial de los principales casos de corrupción destapados en Andalucía
El pistoletazo de salida de la corrupción sistémica en Andalucía lo dio el caso Guerra.
PEDRO DE TENA (SEVILLA) Libertad Digital 22 Marzo 2015

Aunque el primer gran caso de corrupción estallado en Andalucía y con consecuencias judiciales fue el caso Guerra, ha habido un largo rosario de casos destapados que parecen haberse perdido en la memoria de los andaluces. Para que puedan refrescarla, hemos elaborado este "memorial" -no exhaustivo ni total -,de casos antiguos, anteriores a 1996, que afectaron al Partido Socialista Obrero Español de Andalucía, hoy dirigido por Susana Díaz.

1.-Caso chalé de Escuredo. En 1984 y para cargarse al entonces presidente Rafael Escuredo por sus continuas extralimitaciones "autonomistas" próximas al andalucismo (que logró devorar casi completamente con su táctica al Partido Socialista Andaluz de Alejandro Rojas Marcos) surgió la historia del chalé de "Rafalito". Para conseguir sua caída de "Rafalito" se filtró que una conocida empresa estaba edificándole un chalé como supuesto pago de favores. Y efectivamente, lograron que presentara su dimisión.

2.-Caso Algeciras: En 1987, la ciudad de Algeciras, fue la primera «sede» andaluza de un presunto caso de corrupción relacionado con la financiación del PSOE-A como telón de fondo. Los hechos fueron resumidos por ABC de la siguiente forma: "En julio de 1987, IU-CA envió al fiscal de Sevilla una cinta magnetofónica en la que el ex concejal socialista de Algeciras, Alberto Mendoza, relataba al torero Pedro Castillo el reparto de un millón entre algunos miembros de la anterior Corporación algecireña. La grabación venía a incidir en las acusaciones sobre presuntas irregularidades en la financiación del PSOE, realizadas en su día por el ex concejal algecireño José María Foncubierta, expedientado por el PSOE a raíz de sus denuncias. La ejecutiva regional investigó el tema sin mucho interés."

3.-El caso del Edificio Presidente: Para los que no habían nacido o no recuerden, el 5 de noviembre de 1986, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobaba la compra del Edificio Presidente. Poco después, 18 días, ABC, con la ayuda incomparable de Javier Arenas entonces militante democristiano del PDP, detalló los precios vigentes en el mercado inmobiliario sevillano en las zonas más cualificadas de la ciudad y en edificios de características similares. El precio más alto por metro cuadrado no superaba las cien mil pesetas (600 euros) en el edificio más lujoso para oficinas. En la avenida Ramón de Carranza, precisamente el mismo lugar del Edificio Presidente, los precios más altos no alcanzaban las noventa mil pesetas (540 euros). Sin embargo, la Junta había pagado por la compra del Edificio Presidente 128.000 pesetas (630 euros el metro cuadrado). Para mayor claridad y haciendo cuentas, la Junta pagó 6 millones de euros( 1.000 millones de pesetas) más que el precio de mercado.

4.-Caso Costa Doñana: El tinglado de la "utopía" Doñana ha sido siempre una bandera "ecologista" para el PSOE mientras sus alcaldes autorizaban urbanizaciones, algunas de ellas rebosantes de tráfico de influencias. El famoso caso Costa Doñana, en el que resultaron implicados Jacinto Pellón, el mazinger de la Expo 92 gracias a Felipe González, Jesús Bores, amigo del presidente y Francisco Palomino, su cuñado, además de un consejero de José Rodríguez de la Borbolla, Jaime Montaner, entre otros, estalló en 1988. El caso Costa Doñana fue denunciado por IU, qué tiempos aquellos, y fue explicado por Antonio Castro y Manuel J. Florencio en ABC. También Diario 16 Andalucía participó en la disección.

5.- El caso de la creación de Canal Sur: El proceso de creación de la RTVA también fue escandaloso por tres motivos. Primero, porque se metió a dedo de manera inmisericorde a la gente afín al PSOE, según confesión propia de los dirigentes, y de su entonces director general, el "chungo"[2] Salvador Domínguez. Segundo, porque se perdieron miles de millones de pesetas que fueron a parar a las productoras amigas del PSOE. Tercero, porque el descubrimiento de la mala gestión, el trapicheo y el traspaso de dinero público llevo a la dimisión del director general de la RTVA y del director general de Canal Sur TV, Francisco Cervantes Bolaños. De despilfarro delirante tildó Diario 16 a la operación Canal Sur de estos dos directivos socialistas.

6.- El caso Juan Guerra: Cuando apareció el caso Guerra, 1989, todavía era Gorbachov la cabeza visible del imperio soviético. España llevaba ocho años de mayoría absoluta socialista en cuyo seno el que se movía no salía en la foto. Luis Solana impedía que la picaresca juanguerrista se expusiese en la Radio Televisión Pública y Carlos Solchaga ofrecía a los sindicatos subidas dos puntos por encima de la inflación. Eran otros tiempos. Cuando estalló estábamos en enero de 1990, hace ya 21 años. La corrupción, a pesar de los casos ya mencionados, era un tema que no preocupaba a los españoles. Con el caso Juan Guerra, explosionaba el primer gran escándalo de corrupción que afectaba al PSOE y que provocaba heridas muy profundas en su número dos, el hasta ese momento todopoderoso Alfonso Guerra, que, al año siguiente, se vería forzado a dimitir en un patético acto desarrollado en Extremadura. El meollo político y judicial del «caso Guerra» se situaba y se sitúa alrededor de un núcleo fáctico: la utilización indebida de un despacho oficial situado en la Delegación de Gobierno en Andalucía desde el que Juan Guerra, además de servir de asistente de su hermano Alfonso, organizaba y diseñaba sus negocios privados.

7.-El caso Tragaperras: Otro asunto espinoso derivado del Caso Guerra fue la llamada trama de las tragaperras. Esta vez se trataba de una empresa, propiedad de un íntimo amigo de Juan Guerra, Manuel Mora, que conseguía obtener de la Junta la concesión de 367 licencias de máquinas tragaperras. La adjudicación llegaba poco antes , curiosamente, de que un cambio en la legislación permitiese que este tipo de máquinas, hasta entonces solo permitidas en salones recreativos, pudieran instalarse también en bares y cafeterías. El escándalo, del que Juan Guerra salió ligeramente condenado, produjo la única detención del caso. El juez Márquez ordenaba la detención del entonces delegado de Gobernación en Sevilla, Francisco Morillo, como responsable de los hechos.

8.-El caso Ollero: Estalló en el verano de 1992, y "tocaba" políticamente a dos consejeros de la Junta, el titular de Obras Públicas, Juan José López Martos, luego absuelto, era apuntado en el sumario como el máximo responsable de la adjudicación de una obra a la constructora Ocisa, previo cobro de una supuesta comisión por parte de la Junta. Junto a él, Jaime Montaner, consejero de Economía en cuyo departamento trabajaba un alto funcionario, Antonio Mena Anisi, implicado, como presunto informador, en la trama de los comisionistas. La sospecha de corrupción se cernía sobre las infraestructuras andaluzas y en concreto sobre la autovía A-92. El caso Ollero consistía en pago de comisiones a cambio de la adjudicación de las obras públicas en carreteras andaluzas. Los hechos se remontaban a julio de 1992, cuando la Policía detuvo a Jorge Ollero , hermano del director general de Carreteras, Manuel Ollero, con un maletín con 22 millones de pesetas fruto de una supuesta comisión ilegal por la adjudicación de obras de la Junta en el tramo Las Pedrizas-Salinas de la A-92 en la provincia de Málaga.

9.-El caso Chaves-Caja de Ahorros de Jerez: Estalló en 1995. Manuel Chaves dejó sin pagar un préstamo en la década de los 80, y aún sigue sin pagarlo. Las elecciones andaluzas de 1996 impidieron la comisión de investigación exigida por la oposición y de este modo sigue sin investigarse el caso. Después se conocieron otros impagos protagonizados por personalidades del PSOE como, por ejemplo, el de la Caixa y Montilla. Pero Chaves fue el primero, que sepamos, junto con conocidos dirigentes del Partido Socialista en dejar de pagar un préstamo a la Caja de Ahorros de Jerez, hoy CajaSol. Lo suyo fue más grave porque además de no pagar, lo trató de ocultar. Estilo del régimen y tela de araña… ya en 1987.

10.-El caso de la Empresa Pública del Suelo de Andalucia: Este es otro de los casos no investigados por el Parlamento andaluz debido a la oposición del PSOE. Ocurrió en julio de 1986. La Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), dependiente de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, permitió que el importe de la liquidación de los intereses de las cuentas que tenía abiertas en la Caja de Ahorros de Jerez, como representante de la Junta de Compensación de un polígono industrial, fuese ingresado en una cuenta del PSOE de manera subrepticia. Es decir, los intereses generados por el depósito de dinero de la Junta, o sea, dinero de todos los andaluces, terminó en las arcas privadas del PSOE.

11.- Caso Expo 92: Fueron varios e investigados incluso por el juez Baltasar Garzón en el extranjero. Uno de sus episodios más curiosos fue el de dos empresarios portugueses, Manuel y José Conde, que acusaron a Jacinto Pellón de exigirles el 10 por ciento de las contrataciones. La aventura de los hermanos De Coca, uno de ellos, Jaime de Coca, socio de los portugueses y amigos de Jacinto Pellón, acusados de pedir a unos socios portugueses 150 millones de pesetas para el PSOE fue el indicio una nueva trama de comisiones ilegales.

12.- Caso Gratis Total: Ocurrió en 1993 y se refería al entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; al ex gobernador del Banco de España, Mariano Rubio; la mujer de Alfonso Guerra, Carmen Reina, o el ex ministro José Barrionuevo. Todos ellos figuraban entre los pasajeros de Isleña de Navegación S. A. (Isnasa) que viajaron «gratis total» con destino a Ceuta o Tánger en buques de esta naviera privada. En el caso de Mariano Rubio y su esposa, Carmen Posada, fue necesario alterar la posición de cinco camiones «high long» para albergar los vehículos del matrimonio y de sus escoltas oficiales.

12.- Caso Salinas-Montaner-Gil: Jaime Montaner, ex consejero de Chaves, fue expulsado del PSOE en 1996 por firmar, diez años antes, la resolución que permitía a Jesús Gil realizar una construcción con una edificabilidad a su antojo a cambio de 200 millones. Montaner decía esto: «Sí, la firmé porque estaba en regla. Y es verdad que recibí a Rafael Salinas (hermano de José Miguel, vicepresidente de la Junta en tiempos de Rodríguez de la Borbolla), en su condición de asesor del Ayuntamiento de Marbella. Salinas iba y venía por los despachos de la Consejería de Obras Públicas, claro. Pero las comisiones, si las hubo, las cobraron ellos, los Salinas, y es quien está demostrado que las cobró. ¿Alguien puede creer que la Junta resolvía expedientes a golpe de comisión?». Pues Gil enseñó el talón de 85 millones que les tuvo que pagar.

13.- Caso Faros: Se refería al uso de los faros, algunos de ellos en Andalucía. como lugar de veraneo o estancias para altos dirigentes socialistas. Famoso fue el caso del ex ministro Virgilio Zapatero, ahora implicado en las tarjetas Black de Caja Madrid, por haber residido«un fin de semana,en el faro de Sant Sebastiá, en Gerona. Virgilio Zapatero afirmó que «sufragó los gastos personales» de su bolsillo, el lavado de la ropa utilizada fue cargado al Servicio de Costas. Por ejemplo en Andalucía, en el faro de Torrox, en Málaga, ocuparon vivienda durante 15 días de agosto de 1989 tanto Ricardo Díaz Zoido, entonces jefe del gabinete técnico de la Subsecretaría del MOPU, como el presidente de la Junta de Obras del Puerto de Sevilla, José Luis Carretero. El faro de Marbella, situado en el mismo casco urbano, fue frecuentemente utilizado para fines lúdicos por Juan Muñoz Mitchel, que había sido hasta subdirector general de Puertos. También habitó en el faro de Chipiona, en Cádiz, muy valorado entre los aspirantes a este peculiar veraneo por su ubicación en el mismo casco urbano de la ciudad. En el faro situado en Punta Doncella, en Estepona, se recibió la «visita» de Apolinar Rodríguez, secretario de acción sindical de UGT. Otro ugetista, Victoriano Sánchez, secretario de la Federación nacional del Transporte de la UGT, veraneó durante 15 días en 1984 en el faro de Tarifa, acompañado por el ex diputado socialista Francisco Parra.

14.-Caso pilotaje buques: El entonces delegado del Gobierno en Ceuta, Pedro Miguel González Márquez, pilotaba habitualmente los ferrys de la compañía Isleña de Navegación, S.A.(Isnasa), que cubrían el trayecto Ceuta-Algeciras y viceversa con pasajeros y vehículos a bordo. Al menos en 16 ocasiones desde 1989, Pedro Miguel González Márquez ha logrado que los capitanes de los buques le cedieran el puesto del radiotelegrafista, único autorizado para realizar esa labor, para dirigir el timón en las maniobras de salida de los puertos de Ceuta y Algeciras. Pero no tenía titulación.

15.-Caso Oliva: El catedrático Horacio Oliva ofreció al juez Márquez, en nombre del PSOE, un puesto -no forzosamente el de vocal- en el Consejo General del Poder Judicial a cambio de que decretara el secreto del sumario del caso Guerra durante el periodo electoral. Fue en 1991.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA LIBRES E IGUALES ANTE EL AÑO ELECTORAL
Contra el populismo
Movimiento Cívico Libres e Iguales. www.latribunadelpaisvasco.com 22 Marzo 2015

El domingo 22 de marzo se abre con las elecciones andaluzas el año electoral español. Si las previsiones se cumplen, habrá luego elecciones municipales, autonómicas en buena parte de España, incluida Cataluña, y finalmente generales. Estos procesos electorales van a desarrollarse bajo una doble, e inédita, amenaza populista.

La primera amenaza proviene de la anunciada voluntad del gobierno de la Generalidad de Cataluña, y de los partidos que lo apoyan, de convertir las elecciones autonómicas en el plebiscito previo a una declaración unilateral de independencia.

La segunda procede de la irrupción, subrayada por todas las encuestas, de Podemos, un movimiento que promueve la impugnación del legado de convivencia de la transición y cuyos dirigentes se han mostrado comprensivos con formas autoritarias y criminales de la política, como el chavismo o el terrorismo etarra.

Estos dos populismos convergen en su objetivo: el asalto al sistema de derechos y libertades instaurado por la Constitución de 1978, al que unos atropellan por la vía del secesionismo y otros tildan con desprecio de régimen para tratar de hacerlo indistinguible del franquismo. Y los dos tienen algunas características comunes:

Proponer pueriles ficciones radicales a los arduos problemas reales.

Exhibir corrupciones concretas, que la democracia persigue, descubre y castiga, como prueba de la corrupción sistémica de la democracia española.

Convertir al discrepante en malvado, se trate de Madrid o La Casta.

Intimar con ideas que han provocado estragos en Europa y los siguen provocando en algunos países de América Latina.

Defender la autodeterminación de algunas comunidades autónomas y la grave limitación consiguiente de la libertad, igualdad y soberanía de todos los españoles.

Algunos actores clave del actual sistema tienen importantes responsabilidades en la emergencia de la amenaza populista:

Los partidos mayoritarios están lejos de ser ejemplo del rigor ético que prescriben y aún no han sido capaces de anticipar con sus prácticas el proyecto de una España adulta y de calidad, regida por el mérito.

Determinados medios de comunicación, incluso públicos en Cataluña, han convertido la información y el debate político en una nueva y exitosa versión de la telebasura. Su actitud forma parte del inmoral aprovechamiento clientelista de la crisis económica que tan duramente ha castigado a los ciudadanos.

Las conductas delictivas de algunos dirigentes políticos y sociales se han visto agravadas por la acción de una Justicia técnicamente precaria, lenta en la instrucción y, en ocasiones, cautelarmente justiciera.

Pero el populismo no puede legitimarse a partir de un diagnóstico que es obvio para todos. Ni mucho menos por el cuento de hadas que trata de contar impúdicamente a los ciudadanos, prometiéndoles que los problemas se resolverán en cuanto se decrete la independencia de Cataluña o se aplique a la comunidad española el modelo chavista.

No hay un solo ejemplo de sociedad desarrollada que haya resuelto sus crisis mediante el atajo populista. Las crisis deben abordarse desde la democracia, no contra ella.

De ahí que Libres e Iguales pida una doble reacción frente a la principal amenaza política a nuestra democracia:

La primera, a los ciudadanos españoles. Para que en las convocatorias electorales que se avecinan no entreguen su voto a ninguna opción populista.

La segunda, al Partido Popular, Partido Socialista, Unión Progreso y Democracia y Ciudadanos. Para que negocien estrictamente entre ellos cualquier acuerdo postelectoral a fin de impedir que la contaminación populista erosione letalmente las instituciones y las bases mismas de la democracia española.


Recortes de Prensa   Página Inicial