AGLI Recortes de Prensa  Viernes 3 Abril 2015

CRISIS DEL PP
Calígula desbaratando conjuras
Emilio Campmany Libertad Digital 3 Abril  2015

José María Aznar quiso un partido presidencialista. O mejor dicho, cesarista. En él, el césar lo sería todo y habría un Tijelino que ejecutara con siniestra eficacia sus órdenes, especialmente las que implicaran cortar alguna cabeza. El papel de Tijelino lo desempeñó con admirable maestría Álvarez-Cascos. Cuando Rajoy heredó a Aznar, al PP le ocurrió algo parecido de lo que le pasó al imperio romano, que una estructura gigantesca creada para ser gobernada y gobernar con mano de hierro pasó de Augusto a Calígula. Es verdad que entre ambos estuvo Tiberio. Ese papel lo hizo el Rajoy de la primera legislatura de Zapatero. En 2008 empezó el reinado de Calígula. Y con él la decadencia de aquella extraordinaria máquina que un día fue el PP.

Una de las demostraciones de la ineptitud con la que Rajoy gobierna el PP es la constatación de que no ha querido o sabido encontrar su Tijelino. Seguramente no lo ha hecho porque no va con su estilo de gobernar, que consiste en enfrentar a unos con otros sin terminar de confesar sus deseos para que nadie pueda considerarse dueño e intérprete de su voluntad. Cuando hay que cortar una cabeza, la corta él directamente y se ocupa cuidadosamente de que no haya duda de que ha sido él el verdugo, para que todos sepan que sabe serlo cuando quiere. Y es un error. Lo es al menos en el PP. Porque en ese partido, tal y como lo concibió Aznar, se necesita un brazo poderoso y rápido que sin pensar deje caer el hachazo apenas reciba en un susurro la sugerencia del césar. Cuando tal ocurría, todo el mundo sabía quién había murmurado la orden, pero siempre se mantenían las formas y los odios se descargaban sobre Tijelino.

El caso es que, de la misma manera que el balbuciente gobierno de Calígula no dejó de provocar conjuras hasta que una de ellas acabó en su asesinato, alguna se debe de estar fraguando a fin de tratar de evitar el futuro desastre que ya ha empezado en Andalucía. A fin de desbaratarla, Rajoy ha convocado a la Junta Directiva Nacional, a la que pertenecen 600 cargos del partido, para el martes de Pascua. Semejante aquelarre no puede tener por finalidad introducir ningún cambio real en la estrategia del PP. Es demasiada gente para eso. Para lo único que puede servir es para ratificar el liderazgo de Rajoy y ahuyentar los negros presagios que pesan sobre las cabezas de todos. Con todo, probablemente no haya nada al final. Ni el desastre se evitará ni la conspiración cuajará. Es tanto el poder que Aznar atribuyó al césar del PP que ni siquiera a Rajoy es posible arrebatárselo contra su voluntad.

Ahora me dirán que la comparación es muy forzada y que en realidad el PP de Rajoy en nada se parece al imperio de Calígula. Es posible, pero sólo porque no termino de encontrar a quién atribuir el papel de Incitato. Y es que son tantos los aspirantes

Germanwings contra el catalán
Manuel Molares do Val Periodista Digital 3 Abril  2015

La reacción del nacionalismo catalán ante los 150 muertos provocados la semana pasada por el copiloto loco de Germanwings al lanzar su avión sobre los Alpes muestra a qué extremos de ridiculez, iniquidad y desagradecimiento pueden llegar quienes poseen tal ideología como motor principal de todo pensamiento y sentimiento.

Las voces más celosas del separatismo mostraron realmente poco interés en la tragedia más allá de que Artur Mas se presentara cerca de donde ocurrió para tratar de colocarse a codazos, sin éxito, junto a Angela Merkel, François Holande y Mariano Rajoy.

Los independentistas, con el apoyo de la Generalidad, que promete enmendar la afrenta poniendo un nuevo monolito, protestaron contra el alcalde de Seyne-les-Alpes, ayuntamiento donde se estrelló el avión, porque el que él colocó en homenaje a los fallecidos no está en catalán, y sí en francés, alemán, español e inglés.

Francis Hermitte, alcalde de 1.419 habitantes, quiso recordarlos en el idioma del territorio y los principales de la mayoría de los viajeros, aunque había catorce nacionalidades, algunas que usan alfabetos bien diferentes, entre ellos japonés, farsi, kazajo y hebreo.

¡Humillación. Insulto. Debemos exigir que pongan el texto en catalán!, clamaban los medios, las redes sociales, y la Generalidad, crecientemente alejados del sentido común y desconocedores del peso internacional de cada sociedad.

En el avión viajaban cincuenta españoles. Aunque habían despegado de Barcelona, muchos no eran catalanes: su aeropuerto también enlaza vuelos internacionales.

Además, pocos parecían nacionalcatalanistas, aunque residieran en Cataluña.

La prueba es que no habían catalanizado sus apellidos para parecer patrioteros: en las esquelas constaban sin la conjunción “i” para separar apellidos, copulativa copiada en el siglo XVI de la “y” castellana, desaparecida del uso común en el resto de España, y sólo conservada en algunos certificados de nacimiento y en el Libro de Familia.

LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA SEÑALAN A TEHERÁN
Irán compra un antiguo colegio en Madrid para expandir el islam chiíta por España
El crecimiento de la población musulmana en territorio nacional ha convertido a España en una prioridad para las principales facciones de esta religión: el chiismo y el sunismo
Fundacion Alulbeyt: el islam chií iraní se instala en Madrid
JOSÉ MARÍA OLMO El Confidencial 3 Abril  2015

El crecimiento de la población musulmana en territorio nacional ha convertido a España en una prioridad para los grandes centros de pensamiento de esta religión. La fundación de origen iraquí Alulbeyt, también conocida como Ahlul Bayt en otras partes del mundo (traducido al castellano, La Casa Profética), acaba de adquirir un antiguo colegio en Madrid para convertir las instalaciones en un gigantesco centro cultural que tendrá como objetivo la difusión del islam chií, una rama de esta religión que profesa el 15% de los 1.600 millones de musulmanes que habitan el planeta y que tiene a Irán como principal valedor. (Vea las imágenes del interior de la fundación en Madrid)

Alulbeyt tiene su centro de operaciones en Irak, donde en torno al 60% de la población sigue el chiísimo, aunque también dispone de una importante sede en Londres. En teoría, la fundación está financiada por el ayatolá chií Sayyid Ali Al-Sistani, una relevante autoridad religiosa de origen iraní que ha jugado un papel decisivo en la región tras la guerra de Irak y que controla una vasta red de mezquitas y dependencias culturales que le permitirían financiar esta organización.

Sin embargo, otras fuentes señalan que, en realidad, el dinero con el que Alulbeyt está financiando su expansión internacional procede directamente del régimen de Teherán, que mantiene una encarnizada batalla ideológica con la otra gran facción del islam, el sunismo. Fuentes de los servicios de inteligencia españoles confirman a este diario que el grueso de los fondos que ha necesitado la fundación para poder adquirir la sede de su nuevo centro de operaciones en la capital de España ha sido aportado por Irán. Su objetivo es contrarrestar la presencia casi monolítica de la que hasta ahora disfrutaban los suníes asentados en España.

Desde el centro desmienten el patrocinio de Teherán. “Irán no ha tenido nada que ver”, asegura Yusuf Fernández, responsable de actividades de la delegación española e histórico representante de la comunidad chií que reside en territorio nacional. “El dinero ha salido de la fundación y también de un grupo de musulmanes de Madrid que tenían interés en que se abriera esta sede. Entre ellos hay marroquíes, iraquíes, sirios… pero no hay ningún iraní”, subraya. Sí admite, en cambio, que el embajador de Irán en España fue una de las autoridades que asistió a la inauguración del centro el pasado 28 de febrero.

Lo cierto es que Alulbayt se ha propuesto aterrizar en Madrid del modo más suave posible para no suscitar recelos en una sociedad tan poco familiarizada con esta fe como la española. Lo último que quiere es ser percibida como una entidad radical o extremista, aunque la aplicación del islam en el régimen iraní no es precisamente un ejemplo de libertad, tolerancia y respeto de los derechos humanos. Sin ir más lejos, en ese país las autoridades religiosas detentan poder político y el sistema judicial aplica una interpretación estricta de la sharia que incluye desde castigos corporales a amputaciones, llegando a la pena capital. (Vea las imágenes del interior de la fundación en Madrid)

Alulbeyt prefiere desvincularse de esa realidad. Para tratar de pasar desapercibida, la fundación omite en sus comunicaciones que se trata de una entidad musulmana y ha decidido presentarse en España con actos de diálogo interreligioso con representantes de la iglesia católica, cultivando una imagen de aparente moderación.

A medio plazo, el verdadero propósito de Alulbeyt es bien distinto. “Es el centro más grande que el chiismo ha tenido nunca en España”, advierte Fernández. “Aún estamos arrancando pero queremos que sea un punto de referencia para el islam en España, aunque queremos dejar claro que no será excluyente. Está abierto a todos los musulmanes y también a la gente de otras religiones”, matiza.
Sin duda, tiene todo lo necesario para alcanzar esas metas. El centro, situado en el número 1 de la calle de Florencio Sanz de la capital, cuanto con un total de 1.400 metros cuadrados. Dispone de aulas, una biblioteca, salón de actos, varias habitaciones, cocina y despachos. Por ahora, sus gestores han preferido centrarse en la promoción de actividades culturales. Dan clases de árabe a niños, han convocado conferencias y organizarán eventos con motivo del Ramadán, que este año arranca el 18 de junio y se prolongará hasta el 17 de julio.

Pero Alulbeyt trabaja ya para convertirse en una atalaya de la formación islámica. De hecho, esa es la principal actividad de la fundación en el resto de los países occidentales en los que ya ha desembarcado. En el futuro, además de traducir al castellano las publicaciones de los clérigos chiíes más respetados, formará a nuevos seguidores de esa facción del islam y celebrará la oración dentro de sus propias instalaciones, un instrumento fundamental para poder difundir su particular visión del credo musulmán. La entidad ya opera como una mezquita, aunque todavía no acoge el rezo de los viernes, el más importante para esta religión. Será cuestión de tiempo que lo implanten. El combate por la supremacía dentro del islam ha llegado a España.

NETANYAHU PIDE MÁS PRESIÓN
Israel expresa a Obama su rechazo al pacto con Irán y pide más presión
Un pacto rechazable y que puede llegar a amenazar "la supervivencia de Israel", ese es el resumen que Netanyahu hace del acuerdo con Irán.
AGENCIAS Libertad Digital 3 Abril  2015

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, expresó al presidente norteamericano, Barack Obama, su rechazo al acuerdo sobre el desarrollo nuclear de Irán anunciado este jueves y pidió que se ejerza más presión sobre el país hasta alcanzar otro pacto.

"Este acuerdo podría legitimar el programa nuclear de Irán, reforzar la economía de Irán y aumentar la agresividad de Irán y el terror en Oriente Medio y más allá", acusó Netanyahu en su conversación con Obama sobre la que informa Efe.

Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, China, Francia, Reino Unido y Rusia, más Alemania) alcanzaron finalmente un pacto que recoge los principios para un acuerdo definitivo que ponga dentro de tres meses fin a doce años de conflicto por el proyecto nuclear del país.

Ese pacto permitiría a Irán mantener un programa nuclear muy reducido y bajo un estricto control a cambio de varios incentivos económicos y políticos en caso de que cumpla con lo acordado

"Un acuerdo basado en este borrador amenazaría la supervivencia de Israel", señaló Netanyahu, quien insistió en que la estrategia internacional sobre Irán "no bloquearía el camino de Irán a la bomba, lo pavimentaría".

En su opinión, dicho acuerdo, "elevaría el riesgo de proliferación nuclear en la región" y de una "guerra horrible", y solicitó al presidente norteamericano elevar la presión sobre el país "hasta que se alcance un pacto mejor".


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Algunas reflexiones sobre el Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 3 Abril  2015

Cuando escribo estas líneas acaba de inaugurarse el Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, es decir, de ETA y no de otra cosa.

He leído el informe de la Comisión de Expertos para poner en marcha dicho Centro y creo que está francamente bien. No tengo objeción alguna a esta iniciativa institucional para crear un museo, un centro de documentación e investigación, biblioteca, etc, sobre lo que ha pasado en el País Vasco y por extensión en el resto de España por la aberrante actuación de una gente que pretendió –y en parte lo ha logrado- secuestrar a la sociedad civil e imponer su dictadura particular. Me refiero a ETA-Batasuna y organizaciones satélites o mutantes, a los partidos nacionalistas que recogían las nueces y estimulaban la acción terrorista de una u otra forma, y a una parte muy sustantiva de la sociedad vasca que, o miraba para otro lado o aplaudía complaciente la extorsión, la persecución, el tiro en la nuca, o el amonal. Como en la época de los nazis del III Reich. Estoy leyendo los diarios de Victor Klemperer, filólogo y catedrático universitario judío, sobreviviente, y mutatis mutandis, salvadas las distancias de la intensidad y la cantidad.

Me parece bien que se hagan cosas así para que no se produzca la distorsión o la disolución de la memoria, cosa que pretenden los nacionalistas. Solo así se puede entender que el Sr. Urkullu, lehendakari de los vascos, es decir también mío aunque no me guste, dijera que había que meter en ese memorial también a las víctimas del 3 de marzo de 1976 en Vitoria, que es tanto como decir que hay que incorporar en el memorial a las víctimas de la Guerra de la Independencia –la de España contra los franceses, hay que aclararlo por si acaso- o las de la Guerra de Corea. También ha dicho mi lehendakari que hay que proteger a los presos de ETA. Se le ha olvidado que también podría hacérsele un homenaje al “Lute”, que sin duda se lo merece. En fin…, se ve que se ponen muy nerviosos con estas cosas pues pueden salir a relucir sus miserias y connivencias, en un momento en el que, afortunadamente, lo de ETA queda muy feo en el escenario vasco y en nuestra historia reciente, y ahora toca reciclarse y aparecer como resistentes de toda la vida a la opresión y el terrorismo. ¡Qué pena de sociedad, sorda, muda y ciega!

Hablando de resistencia, jode bastante –perdón por el exabrupto, pero es la palabra que mejores connotaciones da a mi estado de ánimo- que gente que no estaba en primera línea del frente contra ETA, ni en tercera ni en cuarta, ahora aparezca como experta en la cuestión. Y no me refiero en este caso a mi querido amigo Iñaki Ezkerra que ha dado muestras sobradas de valentía y pundonor en aquella época, poniéndose en la diana de los terroristas. Esto me recuerda a la transición democrática, cuando algunos corríamos delante de los grises, y algunas veces detrás porque nos sobrepasaban, y arriesgábamos el tipo para traer la democracia y las libertades a España, y luego aparecían los que estaban cómodamente asentados en el sistema viniéndonos con el cuento de que ellos también estaban allí. El otro día estaba leyendo un periódico en la Casa de Cultura de Vitoria y se me acercó un señor, desconocido para mí, que me dijo que mi abuelo Zacarías, al cual yo no llegué a conocer pues nací después de su muerte, era un carlista o requeté, que mató a un maestro republicano y no sé que más cosas, como si yo tuviera la culpa de las azañas del conde don Vela Ladrón de Guevara en el siglo XI. Ése, el del “chascarrillo”, seguro que no estaba en aquellas movilizaciones de la transición. Yo no le vi a él. En este paisito de orígenes carlistas siempre hay alguien al que le fastidia que tu hayas dado más muestras de coraje que él y te trata de situar donde nunca has estado, y ponerse en tu lugar.

Hombre…, a mi me extraña que en esa comisión de expertos no haya alguna víctima destacada, con cierto grado de entendimiento, que las hay y buenas. Me refiero, claro está, -lo digo por los “urkullus”- a las víctimas de ETA. No hay mejores expertos en materia de ETA que quienes han vivido negras vicisitudes de persecución y atentados, pues una víctima se ve obligada a analizar la perturbación mental de un colectivo o personas que son capaces de llevar a la tumba o al éxodo a quienes no piensan como ellos. Una víctima llega a plantearse que igual hay motivos para quien es capaz de asesinar, y hace el esfuerzo de ponerse en el lugar del asesino, cosa que no hacen otros, intentando comprender a las víctimas. Esa actitud mental hace que nadie mejor que las víctimas para analizar el problema. No hay nadie con más experiencia –palabra de la que viene la de “experto”- para saber de esta cuestión, aunque solamente sea por interés introspectivo.

El que haya una buena iniciativa con un buen resultado, con mucho dinero puesto para ello, no excusa que no hagamos esta reflexión. Como tampoco legitima para que gente que no ha puesto el dedo en la llaga cuando debía haberlo hecho por imperativos morales o cobardía, o que no se haya puesto a pie de la calle combatiendo a los “camisas pardas” que pretendían secuestrar y limitar la democracia, ahora se ponga las medallas. En este punto de las medallas, recuerdo que uno que fue ministro de Interior, de cuyo nombre no quiero acordarme, se puso a conceder medallas al mérito constitucional, dejando sin ellas a un reguero de gente que dejó todos los pelos en la gatera en su lucha ética contra ETA y contra el sistema que cobijaba a la Banda, mientras que las puso a quienes, por una rara habilidad que a mí nunca me ha adornado, se atribuían hazañas no realizadas pues jamás habían estado en el escenario donde se producía el cuerpo a cuerpo con las huestes proetarras. En este capítulo de azañas he de mencionar a mi buena amiga Gotxone Mora, entre otros a los que prefiero no citar para no tener el lapsus de dejarme a alguien. A Gotxone, cuando le habían exprimido suficientemente, le dejaron abandonada, como ya habían hecho con otros, como yo mismo.

Y es que, como dice mi mujer…
- Ernesto. Ni se te ocurra volver a la escena del crimen. No se sabe quién es más miserable, el que lo ha cometido o quienes observan el delito estando a la zaga a ver si pueden quitar la cartera al finado.

Y es que en esto hay muchos círculos concéntricos. Si no fuera por los requerimientos de la conciencia, no merece la pena nada. Hay más hijos de puta que piedras en el lecho de los ríos.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial