AGLI Recortes de Prensa  Sábado 11  Abril 2015

Revuelta popular
Luis del Pino Libertad Digital 11 Abril  2015

La combinación era explosiva:

un estado endeudado hasta las trancas, incapaz de pagar sus gastos con los ingresos normales y obligado a recaudar impuestos extraordinarios y a privatizar bienes y servicios estatales

una serie de oligarquías o castas locales, aliadas con el estado y que gozaban de un amplio grado de autonomía y de privilegios, a cambio de garantizar la paz social y el cobro de los impuestos en sus respectivos territorios

una clase media formada por profesionales, pequeños empresarios y pequeños propietarios agrícolas, completamente exhausta por la crisis económica y el esfuerzo fiscal

una clase baja parcialmente subsidiada, pero sometida también a una carga fiscal cada vez mayor, mediante los crecientes impuestos al consumo

una burocracia y una corrupción galopantes, en una administración obsoleta y controlada por las castas locales y estatal

Estoy hablando de Nápoles y Sicilia en vísperas del levantamiento de 1647, cuando ambas regiones formaban parte de la Corona española. En ambos casos, se produjeron sendos levantamientos encabezados, respectivamente, por el pescador Masaniello y por el orfebre Giuseppe d'Alesi.

Si la Historia resulta interesante es porque las situaciones se repiten, en su esencia, una y otra vez. En este caso, la situación básica de fondo era la de una oligarquía parásita del estado y que, aliada con este, exprime a las clases medias y bajas para mantener sus privilegios y su situación económica. Hasta que la cuerda se tensa tanto, que se rompe y se produce el motín.

A partir de ahí, la personalidad de los protagonistas concretos suele hacer que se presenten diferencias superficiales entre unos y otros casos. Por ejemplo, en Nápoles, el cabecilla de la revuelta era un exaltado que fue asesinado por otros elementos más moderados; en Sicilia, el cabecilla era un moderado que fue asesinado por otros sublevados más radicales. En Nápoles, la intervención de agentes franceses hizo que la revuelta terminara adquiriendo tintes anti-monárquicos y anti-españoles; en Sicilia, por el contrario, los sublevados invocaban el nombre del rey de España para cargar contra la oligarquía local, a cuya voracidad atribuían todos sus males. Pero, como digo, todos esos aspectos son solo espuma: las verdaderas causas eran de índole económica y el conflicto se reducía a un enfrentamiento entre las dinámicas clases medias, que corrían con todos los gastos, y unas castas parásitas que hasta de la crisis económica sacaban beneficio.

Y al igual que los planteamientos se repiten muchas veces a lo largo de las Historia, también los desenlaces suelen repetirse: el poder central, aliado de las castas locales, se terminó imponiendo, tras algunos años de turbulencias, tanto en Nápoles como en Sicilia. Porque (a diferencia de las oligarquías, siempre unidas en la defensa de sus privilegios) los sublevados formaban una amalgama desordenada, descoordinada y con objetivos dispares. Y utilizando una combinación de fuerza y de mano izquierda, la Corona española logró dividir y desactivar a los rebeldes y capear aquella crisis, devolviendo la situación al estado anterior a la revuelta.

En el fondo, nunca hay nada nuevo bajo el sol. Los seres humanos somos más simples que el mecanismo de un chupete.

Más Europa para sobrevivir en el nuevo orden mundial dominado por Asia
EDITORIAL El Mundo 11 Abril  2015

MIENTRAS EUROPA camina despacio arrastrando la pesada losa que suponen la falta de liderazgo claro en sus instituciones, el atolladero en el que está sumida la economía griega o la amenaza constante del abandono por parte de Reino Unido, Asia avanza a pasos agigantados en la construcción de un nuevo orden mundial no exento de grandes riesgos que deben ser afrontados con altura de miras por las naciones que mantienen sistemas de convivencia fundamentados en las libertades.

En los últimos tres años, China ha consumido la misma cantidad de cemento que EEUU en el último siglo y la riqueza nacional del coloso asiático ha crecido en tan sólo un lustro más de un 40%. Con estas magnitudes, no es difícil creer la estimación que publicamos hoy del Real Instituto Elcano que afirma que en 2050, el PIB chino será equivalente al del resto de las economías mundiales juntas. Un crecimiento económico que irá unido a la expansión demográfica, ya que la población de Asia representará el 59% de la mundial, frente al 7% que supondrá la europea.

Estamos ante lo que algunos han bautizado como «tercera revolución» económica. Y los retos que se nos presentan no son pocos. En el terreno geopolítico, para hacernos una idea del alcance del cambio que se avecina, basta con pensar que en pocos años, el Viejo Continente será desplazado del mapamundi desde el centro hacia la periferia por las potencias emergentes asiáticas con todas las implicaciones que ello conlleva. En el económico, sólo será posible competir en este nuevo orden aportando valor añadido y volumen.

Lograr un equilibrio económico en este escenario no será sencillo. El FMI ha reconocido esta semana que el crecimiento mundial es insuficiente para compensar las cicatrices de la crisis y ha instado a los países emergentes a reforzar sus inversiones en educación y salud para tratar de construir una prosperidad real.

Como garante de los derechos humanos y las libertades frente a las nuevas potencias, como China, en las que la expansión económica ha llegado antes que la democracia real, Europa tiene la obligación de despertar de su letargo para no quedar fuera del tablero de ajedrez en el que se jugará la hegemonía del siglo XXI. Yla única forma de hacerlo será con más Europa, pues su supervivencia económica pasa por una inevitable unión fiscal y política que le permita tener la fuerza suficiente para competir en escala con Asia yEEUU. El presidente Obama ya se está preparando para este nuevo escenario.Desde que tomó posesión de su cargo, ha viajado en 42 ocasiones a países emergentes en América, África y Asia, esto es casi una visita al mes.

Derechos de autor.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 11 Abril  2015

La castuza, como ahora se refieren a la casta política, no para de corroborar la falta del nivel mínimo requerido para dar una solución a los graves problemas por los que atraviesa España. Su último esperpento ha sido pelearse por los eslóganes de propaganda electoral, esos que se usan en la campaña como resumen de las propuestas e intenciones que los partidos hacen a los ciudadanos. El PNV, con razón, acusa al PP de plagiar estos eslóganes,reclamando sus derechos de autor como si las palabras fueran propiedad del que primero las use. Y nada más lejos de la realidad. No existe un derecho de autor sobre el idioma ni el cómo se usa. Hacer, crecer, a lo que el PP añade Trabajar, son conceptos que expresan actividades comunes a todos los seres humanos, pero que políticamente pueden representar conceptos muy diferentes e incluso antagónicos.

Hacer, algo muy general que solo implica el que no se piensa estar en una posición inmovilista de holganza. Los resultados se obtienen siempre mediante el esfuerzo personal y colectivo, desarrollando tareas. Pero no todo es positivo, se puede hacer el bien, o se puede hacer el mal, o se puede hacer una cosa o la contraria, es decir, deshacer, algo muy característico de la alternancia en el poder que hemos padecido con el PSOE y el PP en el que cuando uno alcanzaba el poder lo primero que hacía era anular todo lo hecho por el oponente. Ejemplos, las sucesivas leyes de Educación. Hay incluso quienes hacer hacen, pero justo lo contrario de lo que habían prometido en su campaña electoral o en sus programas. El PP es un caso típico. Así que en verdad nadie sabe muy bien qué es lo que significa ese “hacer” y lo mejor es que en muchos casos es preferible el que dejen de hacer lo que no deben y así al menos no estropean lo existente.

Crecer, sinónimo de aumentar, de desarrollarse en cualquier aspecto ya sea física o intelectualmente. Una característica común a la mayor parte de los seres vivos, nacer, crecer, multiplicarse y morir. Pero también lo que para unos es crecer para otros es precisamente lo contrario. De hecho en España ha crecido la desigualdad del reparto de la riqueza, los ricos son más ricos y las rentas más bajas han llegado al umbral de la pobreza. La corrupción ha crecido de forma exponencial y el paro del que tímidamente nos vamos recuperando, llegó a límites dramáticos con un creciente peligro de explosión social. También hemos crecido en insolidaridad y en pérdida de cohesión social. Ha crecido el independentismo radicalizándose ante la cobardía y pasividad de los diferentes Gobiernos de España. También hemos crecido en incultura, en la pérdida de valores,y sobre todo en la deuda nacional. Igualmente hemos crecido en la perversión del lenguaje y de los conceptos, calificando la recesión eufemística y cínicamente como “crecimiento negativo”, con tal de anteponer algo positivo a lo que no lo es.

Trabajar, una redundancia del primer enunciado “hacer”. Porque son sinónimos. Ya quisieran muchos tener algo que hacer y no estar “los lunes al sol”. El trabajo es una condición del ser humano que viene como consecuencia de haber crecido intelectualmente. Los antropólogos, analizando dientes y restos óseos, han determinado que desde hace milenios había un reparto de trabajos en las incipientes sociedades tribales. Todos los de la tribu tenían algo que hacer e incluso los ancianos eran protegidos en algunas culturas. Hay quien dice jocosamente en los “consejos para los que no tienen nada que hacer”, que hay que amar el trabajo bien hecho y que por eso debemos dejarlo a los demás. Pero hay cosas con las que no se debe bromear y el trabajo es algo que nuestra castuza no termina de tomarse en serio. España sufre la lacra de tener la tasa de paro mayor de la UE. Así que es una prioridad acometer los cambios estructurales de producción que sean capaces de crear las condiciones para absorber esa mano de obra. Hace falta trabajar de forma intensa en alcanzar ese objetivo y convertirlo en un esfuerzo solidario nacional. Robando las ayudas a la formación y fomentando el absentismo con las subvenciones se contribuye a la desincentivación y a la picaresca.

Los eslóganes son solo eso, palabras que la mayoría de las veces quedan huecas, sin contenido y que son usadas solo como señuelos, como anzuelos para pescar votos en un océano de desilusión y de necesidad de subsistencia. Por mi parte se pueden meter los eslóganes donde les quepa.

La torpeza de Ciudadanos con el AVE
EDITORIAL Libertad Digital 11 Abril  2015

El partido que lidera Albert Rivera ha protagonizado esta semana su primer gran error de estrategia desde que ha saltado al escenario de la política nacional, tras la intensa polvareda que ha levantado su propuesta de frenar la construcción del AVE.

Partiendo de la base de que el debate sobre el desarrollo de esta costosa infraestructura resulta interesante e incluso pertinente en un país desolado por la crisis, su planteamiento, justo ahora que Ciudadanos consolidaba su ascenso en las encuestas, denota una clara torpeza política que, muy posiblemente, es fruto de la inexperiencia de su economista de cabecera, Luis Garicano, nuevo en estas lides. Y ello, por varias razones.

En primer lugar, porque el mantenimiento del AVE no solo no preocupa a la mayoría de españoles, sino que goza de un fuerte apoyo social. Además, con independencia de que sea o no rentable desde el punto de vista financiero, no es, ni de lejos, el peor de los múltiples y graves problemas que todavía sufre la economía nacional. De hecho, tiene poco o ningún sentido que Ciudadanos haya incluido esta medida en la parte que dedica su programa a la mejora del modelo productivo y a la generación de riqueza, cuyas claves deberían centrarse en el aumento de la libertad económica y en la eliminación de trabas administrativas y no en la crítica a una obra pública concreta.

Pero es que, además, de poco o nada vale abrir un melón de estas características si, al fin y al cabo, no se puede revertir la infraestructura ya construida. Todos los expertos en la materia coinciden en la necesidad de mantener las líneas de AVE que están operativas, aunque la inversión realizada no se logre amortizar en las próximas décadas, ya que su desmantelamiento resultaría muchísimo más costoso. De hecho, la propuesta de Ciudadanos resulta incoherente, puesto que defiende terminar los tramos iniciados y las obras licitadas, con lo que el supuesto ahorro previsto es casi inexistente. En concreto, estiman que el Estado se podría ahorrar algo más de 1.000 millones de euros al año, pero lo más paradójico es que dicha cuantía no se traduciría en una reducción de gasto público, ya que proponen destinar ese excedente al fomento de la I+D+i.

La obsesión por impulsar la innovación desde las instancias públicas, haciendo uso del dinero de todos los contribuyentes, quizá sea mucho más rentable que construir extensas líneas de alta velocidad o levantar aeropuertos fantasma, pero no deja de ser una perjudicial y contraproducente injerencia estatal con el ilusorio fin de cambiar el modelo productivo a golpe de decreto, de forma similar a lo que, por ejemplo, pretendió en su día Zapatero con el fomento de las renovables.

En definitiva, ni el debate del AVE era pertinente en este momento ni su planteamiento por parte de Ciudadanos ha resultado en absoluto convincente, razón por la cual se ha convertido en un objetivo fácil y más que justificado de críticas por parte de sus adversarios políticos. Para acabar así la partida, mejor no haberla iniciado.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Cataluña
Fraudes a calzón quitado
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 11 Abril  2015

Los mismos que inventaron el argumento torticero del derecho a decidir y lo convirtieron en un arma arrojadiza contra los defensores de la democracia parlamentaria se han despojado de la máscara y proclaman que se pasan los votos por el arco del triunfo. El portavoz del Gobierno de Cataluña, Francesc Homs, que no se recata a la hora de confesar a calzón quitado los fraudes que se disponen a perpetrar sus cofrades secesionistas para burlar la voluntad de la mayoría de los ciudadanos, lo divulgó a los cuatro vientos (LV, 1/4):

Homs aseguró al respecto que será el número de diputados –un sistema que por la ley D'Hondt favorecería a priori a los partidos proindependencia– y no de votos el que conformará la mayoría.

Sistema electoral corrupto
La trampa viene de lejos, como denuncia el profesor Francisco Morente en un artículo que pone en claro la corrupción del sistema electoral catalán y sus orígenes ("Jugadores de ventaja", El País, 12/12/2014):

El enorme fraude político que supone que Cataluña siga sin una ley electoral propia, incumpliendo así flagrantemente lo establecido en el artículo 31 del Estatuto de Autonomía de 1979. (…) La extrañeza se desvanece a poco que se observen los resultados que se han derivado de funcionar con un régimen electoral pre-estatutario y teóricamente provisional. (…) En las elecciones al Parlament la desviación se produce no tanto por los efectos de la ley D'Hondt como por un reparto del número de escaños entre las cuatro provincias que prima fuertemente a las tres menos pobladas, con mayor peso en las áreas rurales y predominantemente nacionalistas. En las elecciones de 2012, por ejemplo, se escogió un diputado por cada 46.141 habitantes en Barcelona, 30.284 en Tarragona, 28.844 en Girona y 20.036 en Lleida.

La debilidad del secesionismo se hace evidente a la hora del recuento de votos. Carles Castro, que por su condición de experto objetivo en demoscopia se ha convertido en el aguafiestas más encarnizado de los secesionistas, vuelve a ponerlo negro sobre blanco. Después de analizar los datos de las últimas encuestas, y de subrayar que el respaldo a la ruptura con España desciende 13 puntos desde el 2012 y la oposición sube 28; que el apoyo a la secesión ha caído 5 puntos entre el elector secesionista y el rechazo se ha triplicado; y que los votantes de ICV o del PSC que se oponían a la independencia han crecido hasta 37 puntos, llega a una conclusión devastadora para los padres de la hoja de ruta ("Cómo apagar un buen fuego", LV, 5/4):
Publicidad

Por ahora, lo que domina es un estancamiento que casa perfectamente con el techo electoral que el soberanismo nunca ha conseguido romper: poco más del 30% del censo electoral y menos del 50% de los votos emitidos en comicios con una participación superior al 65%.

Las últimas fantasmadas
Tampoco el reparto de escaños, tras el fortalecimiento de Ciudadanos y la multiplicación de partidos populistas y antisistema, augura buenos resultados a los salvapatrias. CiU y ERC, con menos del 50% de los sufragios emitidos y el 33% del censo electoral, reunirían, según las últimas encuestas, entre 67 y 71 escaños, que podrían llegar a 77 con el apoyo de los energúmenos anticapitalistas de la CUP, apoyo que provocaría la desbandada definitiva del sector social que aún confía en la vuelta de CDC al pasado business friendly y del que baila en la cuerda floja de Unió. El aguafiestas Carles Castro también exorciza las últimas fantasmadas de los timadores secesionistas con el conjuro de la razón (LV, 4/1):

A todo ello habría que añadir la consideración institucional de que las fuerzas soberanistas ni siquiera reunirían en la Cámara catalana la mayoría de dos tercios (90 diputados en el Parlament) que suele exigirse en las reformas profundas de los textos fundamentales (las constituciones o, en el caso catalán, el Estatut). Y no parece que la creación de un nuevo Estado pueda requerir menos consenso que una modificación estatutaria.

¡Por fin!
Lo que indigna al observador ecuánime es saber que los secesionistas tienen plena conciencia de su inferioridad numérica y se valen de maniobras espurias para evitar que la realidad los expulse de sus posiciones de privilegio. Son tan conscientes de esa inferioridad que Oriol Junqueras no oculta su ansiedad por sacar de bajo tierra 300.000 votos en el área metropolitana de Barcelona, aunque para ello tenga que echar mano de la aborrecida lengua española. Pero se les ve el plumero y se inicia la dispersión de quienes en tiempo de bonanza fueron serviles aduladores. Es paradigmático de este éxodo de cortesanos el editorial que publicó La Vanguardia con el título "Una hoja de ruta equivocada". Algunas de sus críticas podrían figurar en un manifiesto de Sociedad Civil Catalana. ¡Por fin! Helas aquí:

El documento fue firmado por sorpresa, dado a conocer en Semana Santa sin explicación alguna. Una forma de proceder casi clandestina que contrasta con la épica con que han presentado pactos anteriores y con la importancia que los firmantes conceden al texto. (…) Son muchas las cuestiones que quedan en el aire. Para empezar, en qué circunstancias se aplicaría esa hoja de ruta. En el texto sólo se dice "si así lo quiere la mayoría de la ciudadanía". (…) El documento, en cualquier caso, no especifica cuál sería la mayoría necesaria para que se pusiera en marcha el mecanismo: ¿absoluta?, ¿cualificada?, ¿en votos o sólo en escaños? (…) Los firmantes parecen advertir que se saltarán cualquier decisión del Tribunal Constitucional si la declaración de soberanía fuera impugnada, lo que podría acarrear consecuencias graves. (…) Ni una Constitución puede redactarla una mayoría no cualificada ni su ratificación puede sustituir a un referéndum legal sobre la independencia.

La conclusión es contundente e irrefutable para quienes la analicen con criterio racional:
Pero lo más grave es que el texto ignora factores como lo que pasaría ante una reacción internacional negativa –o incluso de indiferencia– ante una declaración de independencia sin que se haya producido previamente un referéndum reconocido y acordado, como ocurrió en Escocia. (…) Una independencia exprés, planificada en apenas folio y medio, apoyada por una mayoría parlamentaria inferior a la que se precisa, por ejemplo, para reformar el Estatut, no parece la forma más seria de abordar un proceso tan trascendental como el de la independencia y que es obvio que resulta mucho más complejo de lo que se pretende.

Si en lugar de sumarse con disciplina totalitaria al editorial conjunto de la prensa catalana en defensa del Estatut, La Vanguardia hubiera desvelado su flagrante inconstitucionalidad con el mismo rigor con que practica la autopsia de la hoja de ruta, habría ahorrado a nuestra sociedad los sinsabores de la dolorosa fractura que hoy padece y le habría prestado un valioso servicio didáctico y cívico. Ahora, esta tardía enmienda trae reminiscencias del nada edificante comportamiento de los roedores cuando naufraga el barco.

Transparente alegoría premonitoria
Y el naufragio al que asistimos me invita a repescar, una vez más, la magistral y muy transparente alegoría premonitoria que escribió el profesor Pedro Nueno (LV, 21/10/2012). Describe en ella lo que se descubrió en las excavaciones de Catalina, isla del archipiélago Patreuro, situado entre el océano Atlético y el mar Intermediario, en la que hubo una civilización hace 3.000 años. El rey de Catalina, Maseuro, era directo, pero el emperador de Patreuro, Rajano, era complejo: callaba cuando debía hablar, y andaba cuando debía parar. Estalló una crisis tremenda.

Al principio los catalinos protestaron pidiendo la independencia. Había mosaicos con manifestaciones cada vez más malhumoradas por los silencios y paseos de Rajano y las incongruentes respuestas de sus visires Guindillo y Montauro a los visires de Masano. Pero en los últimos mosaicos los catalinos se giraban de repente y empezaban a manifestarse contra su rey, el rey de Catalina y sus visires. Los escribas se dieron también la vuelta y le pedían al rey de Catalina y sus visires planes concretos. Les acusaban de haber engañado a Catalina en beneficio propio. El rey y los visires tenían ahora palacios, carrozas y esclavos, pero los catalinos eran más pobres, había más esclavos libres y con más hambre. Artesanos y mercaderes de otros imperios habían cerrado sus talleres en Catalina trasladándolos a Paneuro. Catalina estaba en quiebra. Se veía en un mosaico cómo unos esclavos libres catalinos crucificaban a un visir que había sido históricamente uno de los principales defensores de la independencia al tiempo que quemaban su carruaje. (…) El rey de Catalina no sabía que la fidelidad de la gente apurada es frágil y cambiante.

Que se prepare Artur Mas. Lo peor está por venir, no de sus adversarios sino de sus visires y sus escribas. Los secesionistas son muy ingratos y no están sobrados de escrúpulos.

El libro negro de la independencia
Juan Carlos Segura cronicaglobal.com 11 Abril  2015

Acabo de publicar 'El libro negro de la independencia', con un magnifico prólogo de Josep Ramón Bosch, Presidente de Sociedad Civil Catalana. Este libro es una respuesta al Libro blanco de la independencia, publicado por la Generalitat de Catalunya, y se presentará el próximo día viernes 17 de abril, a las 19 horas, en la sede de Societat Civil Catalana, en la calle Córcega nº 270.

Hasta ahora sólo se nos ha explicado las excelencias de una Cataluña independiente, pero salvo algunos artículos y estudios restringidos a una materia determinada, nunca se ha ofrecido al lector una obra exhaustiva, que plantea todos los aspectos negativos de una hipotética República Catalana, separada del Reino de España.

Esta obra analiza los cimientos del llamado proceso de construcción nacional, sobre los que se está edificando un nuevo Estado catalán y también vasco, desplegando un estudio que abarca todos los aspectos que conforman la realidad de esas dos comunidades autónomas.

Desde la publicación de "La otra historia de Cataluña" de Marcelo Capdeferro en los años 80, muy poco se ha escrito sobre el nacionalismo en Cataluña, sin embargo ha sido abrumadora la publicación de títulos apologéticos del separatismo. Para contrarrestar este palmario desequilibrio, en los últimos años autores valientes como Josep Alsina, Juan Carlos Girauta, Antonio Robles, Javier Barraycoa, Ramón de España y Sergio Fidalgo entre otros, han acometido esta tarea que me atrevería a denominar "de salud pública", lista a la que yo me uno modestamente ahora, con esta nueva aportación.

El proceso secesionista que estamos viviendo, o mejor dicho, sufriendo los catalanes, no es producto de una cambio en la política de Convergencia Democrática de Catalunya, sino que es producto de un plan perfectamente establecido, que se remonta a los inicios de la transición. La transición política española, fue como un tren que partía de la estación de un régimen autoritario, con un destino a otra estación de las "libertades democráticas". A ese tren que se llamaba "Constitución", se subieron los antiguos franquistas -que no olvidemos, son los que pusieron las vías a ese tren- los socialistas, los comunistas y también los nacionalistas, pero la intención de éstos últimos no era la de apearse en la siguiente estación, como todos los demás, sino que, de una forma desleal, querían llegar a otra estación, que para ellos sería el final de trayecto: la estación de la independencia.

Los separatistas, como nosotros cuando subimos a un tren, en el que utilizamos los servicios que ofrece, han utilizado los medios que ha puesto a su disposición el Estado de las autonomías, para desarrollar el "proceso de construcción nacional", que debe de desembocar necesariamente, según su visión, en la proclamación definitiva de la independencia, y para ello han utilizado impunemente todos los medios físicos y económicos, que el propio Estado español ha puesto en sus manos. España es el único país en la historia de las naciones, en el que la independencia de una parte de su territorio se financia con dinero del propio Estado, conclusión que nos hace llagar al término definitorio de "suicidio estatal".

La gran diferencia entre EL LIBRO NEGRO DE LA INDEPENDENCIA, en relación al resto de obras publicadas hasta ahora, es que no se limita a describir el pasado y el presente del contexto nacionalista, sino plantea una visión de futuro, analizando como sería una futura Cataluña independiente, penetrando en terrenos inexplorados hasta ahora, como el revanchismo, la muerte civil, la represión, la segregación, el exilio, o el nacimiento de una resistencia popular.

EL LIBRO NEGRO DE LA INDEPENDENCIA no es un simple libro, sino que es un arma contra el separatismo, y como el Kalasnikov, hemos querido que sea barato para que tanga la máxima difusión posible, porque el objeto de este tipo de libros no debe de ser conseguir una rentabilidad económica editorial, sino una gran edición divulgativa, como si se tratase de un medicamento, porque en definitiva es eso: una vacuna contra el nacionalismo. Por ello hemos decidido que el precio de venta al público sea de 15€.

El libro está distribuido por librerías y en caso de falta de localización se pueden realizar pedidos a este mail editorialreseda@gmail.com

La Generalitat riega de millones a asociaciones de inmigrantes en pleno auge del yihadismo en Cataluña
David Martínez (Barcelona)  www.vozpopuli.com 11 Abril  2015

La mayor operación contra el yihadismo en Cataluña, que se saldó con once detenciones cerca de Barcelona y Tarragona -entre ellos españoles reconvertidos al Islam-, ha puesto el foco sobre las ayudas públicas del gobierno catalán a diversas asociaciones que se dedican a la “integración de inmigrantes”.


Tras la importante operación policial que ha permitido abortar atentados terroristas contra edificios turísticos y policiales en Barcelona, según la Generalitat, ha vuelto a resurgir el debate público sobre la financiación de entidades y fundaciones que se dedican a permitir la integración de los inmigrantes, pero que también pueden ser un foco de captación de yihadistas radicales en el caso de la población musulmana. Cabe recordar que en Cataluña viven en la actualidad 500.000 musulmanes.

Una partida de nueve millones para la integración
La Generalitat destinará este año, a través de la Conselleria de Bienestar Social y Familia un total de 9 millones de euros al “desarrollo y actuación a favor de la integración de los inmigrantes”. Esta partida va destinada, entre otras actuaciones, a “implementar el plan de ciudadanía y de las migraciones en el horizonte de 2016; impulsar los servicios de acogida de inmigrantes e intensificar las estrategias contra el racismo y la xenofobia”, según figura en el proyecto de presupuestos catalanes.

“De esta partida presupuestaria no salen los recursos para las subvenciones públicas de entidades, asociaciones y fundaciones para inmigrantes, sino que durante el año realizamos convocatorias específicas para estas asociaciones que piden las ayudas”, aseguran a Vozpópuli fuentes de la Generalitat.

Subvención de 1,13 millones para entidades de inmigrantes
Entre estas convocatorias, la que ya se ha aprobado en este inicio del año es la que destinará 170 millones de euros por parte de la Conselleria de Bienestar Social y Familia y en el que, según aparece en la convocatoria pública a la que ha tenido acceso este diario, se destinará una partida de 1,13 millones de euros para entidades que trabajan con inmigrantes. Exactamente la partida de 1.136.270 euros se justifica para la “realización de programas y actividades de integración social de personas extranjeras inmigradas, solicitantes de asilo, refugiados y catalanes retornados”.

Con este presupuesto de 1,13 millones de euros fundaciones, asociaciones y entidades verán “regada” su actividad con recursos públicos de la Generalitat. Entre éstas entidades destaca la Fundación Nous Catalans (Nuevos Catalanes), que esta semana ha sido acusada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de captar a supuestos yihadistas musulmanes. La acusación del ministro no es nueva.

Interior carga contra la fundación Nous Catalans, de CDC
En su ataque contra esta entidad, dirigida por el exdirigente de ERC y ahora próximo a CDC Àngel Colom, el ministro del Interior recordó el nombre de Nouredine Ziani. Este marroquí provocó en 2013 el primer enfrentamiento entre la Fundación Nous Catalans y el Gobierno puesto que este ciudadano marroquí que durante 14 años vivió en Barcelona y que era dirigente de la fundación recibió una orden de expulsión del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) acusándole de difundir la doctrina salafista radical ofreciendo un interpretación radical del Islam.

¿Cómo se financia la Fundación Nous Catalans? La entidad que dirige Àngel Colom, que esta semana ha rechazado las acusaciones de Fernández Díaz en defensa de la actividad integradora y cultural de la fundación, recibe financiación de Convergència Democràtica (CDC) y de su fundación Catdem (la antigua Fundación Trias Fargas), pese a ser acusada por el Ministerio del Interior de atraer a “salafistas” en Cataluña. Pero su presupuesto es totalmente opaco.

Vozpópuli ha consultado el listado completo de las subvenciones acordadas en 2013 y 2014 por la Conselleria de Bienestar Social y ha podido comprobar que la Fundación Nous Catalans no ha recibido directamente ayudas públicas. Sin embargo, otras fuentes consultadas aseguran que la Fundación Nous Catalans recibe financiación directamente de CDC a través de su Fundación Catdem.

La financiación de Nous Catalans, a través de Catdem
Según ha podido saber este diario y ante el rechazo de la Generalitat para confirmar o desmentir si Nous Catalans ha recibido ayudas públicas directas, las fuentes consultadas aseguran que “los recursos provienen de Catdem”. La fundación política vinculada a Convergència Democràtica (CDC) recibió en 2014 un total de 161.180 euros provenientes de la Conselleria de Justicia, con lo que una parte de este total ha ido a parar a Nous Catalans.

Este diario se ha puesto en contacto en reiteradas ocasiones sin recibir respuesta con Àngel Colom, ex dirigente independentista de ERC y actual director de la Fundación Nous Catalanes, para conocer si la Fundación de ayuda a inmigrantes ha recibido ayudas públicas. Sin embargo, colaboradores de Nous Catalans aseguran a este diario: “Lo que sí sabemos es que nosotros recibimos muy pocas ayudas de la Generalitat, pero sí desde la Fundación Catdem y de donaciones privadas de militantes de CDC y de otras aportaciones personales”, aseguran sin precisar la cantidad exacta.

Las mismas fuentes reconocen que “sí hemos recibido algunas aportaciones regulares que ayudan a sostener nuestra sede en Santa Coloma de Gramenet (a las afueras de Barcelona)”. Lo que sí destaca la página web de Nous Catalans es la convocatoria pública lanzada a comienzos de este año por la Conselleria de Bienestar Social para optar como entidad a parte de los 1,13 millones de ayudas públicas a entidades que trabajan con inmigrantes.

Entre las asociaciones de ayuda a inmigrantes que sí han recibido subvenciones en 2014 por parte de la Conselleria de Bienestar Social figuran: la Coordinadora d’Associats per la Llengua Catalana (10.500 euros); la Asociación de Trabajadores Paquistaníes de Cataluña (4.500 euros); la Coordinadora de Servicios para Ciudadanos de Acogida (13.500 euros); la Fundación Privada Catalana Akwaba (7.500 euros); la Fundación Privada Arsis (8.000 euros) y la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (8.000 euros).

Àngel Colom, de dirigente de ERC a acercarse a Artur Mas
La Fundación Nous Catalans está dirigida por Àngel Colom y se define como una institución que ayuda a integrar en Cataluña a personas de otros orígenes. Colom militó en ERC hasta 1996. De 1996 a 1999 lideró el Partit per la Independència junto a Pilar Rahola y desde el año 2000 milita en CDC. La fundación está vinculada a Convergència Democràtica así como a la Fundació Catalanista i Democràtica (CatDem).

La sede de la entidad se encuentra en Santa Coloma de Gramenet, una ciudad del área metropolitana de Barcelona con una importante presencia de población inmigrante de múltiples orígenes. En su sede, donde colaboran una veintena de voluntarios, se organizan diversos actos "para que puedan trabajar para una mayor identificación entre las personas nacidas en Cataluña y los nuevos catalanes" y se imparten cursos de formación, centro social, emisora de radio propia, estudios musicales de grabación y servicio de consultoría. La entidad dispone de “centenares” de socios que aportan 40 euros al año.

Presentada una iniciativa para rechazar el plan de reinserción de presos etarras
www.latribunadelpaisvasco.com 11 Abril  2015

Unión Progreso y Democracia ha planteado una iniciativa parlamentaria para rechazar el programa del Gobierno vasco para ayudar a la reinserción de presos de ETA previsto para después de las elecciones del mayo. El portavoz de UPyD, Gorka Maneiro, ha dicho que “es fundamental impedir que se produzca ningún tipo de impunidad para los presos de ETA, que se cumpla estrictamente la legalidad vigente y que, para acceder a los beneficios penitenciarios establecidos en la ley, se cumplan todos y cada uno de los requisitos legalmente establecidos”.



Maneiro ha recordado que “el pasado día 1 de abril, el lehendakari compareció junto al secretario de Paz y Convivencia Jonan Fernández para realizar un balance del programa Hitzeman y para anunciar que la primera experiencia para ayudar a la reinserción de presos de ETA se pondría en marcha tras las elecciones municipales y forales, y todo ello a pesar de que el Gobierno vasco carece de competencia en política penitenciaria. “Lo primero que habría que decirle al Gobierno vasco es que carece de competencia en política penitenciaria y obvia el espíritu y la letra de la legalidad vigente”, ha señalado el portavoz de UPyD.

Gorka Maneiro pedirá al Parlamento un “rechazo contundente al Programa Hitzeman de reinserción de presos etarras así como al propio Plan de Paz y Convivencia por no ser instrumentos útiles para lograr y alcanzar la convivencia en Euskadi, la justicia que las víctimas del terrorismo merecen y la derrota definitiva de ETA”.

Otro punto incluido en la propuesta de UPyD sería instar al Gobierno de España a que, en el desarrollo y puesta en práctica de la política penitenciaria a los presos condenados por terrorismo ”para impedir cualquier tipo de impunidad o injusticia, aplique rigurosa y estrictamente el Código Penal, la Ley General Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario, de modo que se condicione la obtención de cualquier tipo de beneficio penitenciario al cumplimiento por parte del preso de todos los requisitos legalmente establecidos sin ningún tipo de excepción: desvinculación definitiva de la banda terrorista, petición de perdón a sus víctimas, asunción de la responsabilidad civil derivada de las acciones por las que fue condenado y colaboración fehaciente y acreditada con las autoridades y la Justicia que permita ayudar a resolver los crímenes cometidos por ETA pendientes de resolución”.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial