AGLI Recortes de Prensa   Jueves 23  Abril 2015

La herencia de Rajoy
Juan Laborda www.vozpopuli.com  23 Abril  2015

España se encuentra ante el final de un ciclo histórico. Eso es algo evidente para la inmensa mayoría de la ciudadanía. Atravesamos una profunda degradación política, económica, social, y moral. Sin embargo, esta decadencia, no solo es atribuible a los políticos profesionales, es extensible a unas élites económicas, mediáticas, e intelectuales que han funcionado en base a favores, prebendas, privilegios, caciquismo. Y nosotros, los ciudadanos, mientras aquellos repartían migajas, no hicimos suficiente autocrítica, asumimos como natural una forma de actuar muy alejada de los fundamentos de una democracia clásica.

España quizás sea el ejemplo más claro de lo que el profesor emérito de la Universidad de Princeton Sheldon Wolin, denominó Totalitarismo Invertido. Ya saben que éste es un término que hemos introducido en numerosas ocasiones. Déjenme insertar una de las expresiones usadas por Wolin en su libro Inverted Totalitarism. Uno de los rasgos básicos del Totalitarismo Invertido es que “se dejan a los ciudadanos más pobres con una sensación de impotencia y desesperación política y, al mismo tiempo, se mantienen a las clases medias colgando entre el temor al desempleo y las expectativas de una fantástica recompensa una vez que la nueva economía se recupere”. Pero dicha recompensa ya no llega. Esta afirmación nos permitirá analizar la principal herencia que nos va a dejar Rajoy, una deuda pública y externa inasumible por el resto de las generaciones sucesivas patrias.

Las últimas semanas se han actualizado distintos datos económicos que consideramos relevantes. Por un lado, el Banco de España actualizó los datos de la deuda de nuestro país recogidos, dentro del apartado de estadísticas, en el epígrafe “Cuentas financieras de la economía española”, concretamente en el capítulo 2. El 15 de abril se dieron a conocer las cifras correspondientes al último trimestre de 2014. Por otro, ya disponemos también de los datos de Balanza de Pagos a cierre de 2014, por obra y gracia del regulador. Finalmente complementaremos el análisis con los números de balanza comercial relativos a finales de febrero de 2015, y publicados por el Ministerio de Economía.

Deuda pública y externa récord
Los datos recogidos en los cuadros 1 y 2 confirman que la dinámica de la deuda de nuestro país simple y llanamente es insostenible. Lo que empezó siendo un problema de deuda privada ha acabado contaminando definitivamente a la deuda pública. El montante de deuda de las administraciones públicas, si atendemos a las cuentas financieras de Banco de España, supera los 1,4 billones de euros, lo que supondría un incremento de más de 610.000 millones de euros, bajo Rajoy “el austero”.

Cuadro 1.- Deuda España en millones de euros según distintos sectores
Detrás de la brutal expansión de nuestra deuda soberana no se pretende sostener el empleo, los ingresos, las pensiones, la seguridad de una vivienda, tener unos estándares salariales mínimos, o el derecho a una educación digna como elemento de mejora social. No hay nada de eso. Sólo se está incrementando la deuda pública para financiar a terceros, sanear los negocios de la superclase. ¡Qué manipulación de la política fiscal como herramienta de la lucha contra la crisis!

Estos datos se ven corroborados, véase cuadro 2, con lo que los distintos sectores deben al resto del mundo, 1,125 billones de euros, récord histórico, el 107% del PIB español. Esta cantidad significa el 26% de la deuda en su conjunto de la economía española. El resto es deuda entre sectores residentes. La cifra es parecida a 2008, pero la composición ha variado drásticamente. El 44% de la deuda externa corresponde ahora al sector público, prácticamente la mitad, frente al 20% de 2008. Por el contrario, las deudas que nuestras entidades financieras deben al exterior representan “solamente” el 30% del total de nuestra deuda externa, frente al 54% en 2008. Mientras, la deuda externa de las sociedades no financieras representa el 26% del total de la deuda patria con el exterior, cifra idéntica a 2008.

Cuadro 2.- Deuda Externa España según distintos sectores a cierre 2014
Lo que estos datos confirman es el porqué desde el exterior, con el apoyo entusiasta de las élites bancarias patrias y sus brazos políticos, se impuso una política de austeridad. Se trataba de disponer recursos públicos para destinarlos a financiar a terceros, a ellos. El rescate al sistema financiero español consistía únicamente en proporcionar recursos al sistema financiero patrio para que pudiera hacer frente a sus deudas, aplicando duros procesos de reestructuración interna con el fin de liberar recursos, por si acaso. En realidad no se trataba de un rescate al sistema financiero patrio, sino a los sistemas financieros alemán y francés, manteniendo de paso en sus sillas a la gerencia patria.

Crisis a la griega
La misma radiografía obtenemos a partir de la Balanza de Pagos. Un análisis de la composición de la posición de inversión internacional neta de España muestra que mientras en el último año apenas se ha incrementado la inversión directa extranjera en 13.000 millones de euros, la inversión foránea especulativa ha aumentado en 113.000 millones. Solo llegan flujos de inversión extranjeros para financiar al Tesoro y compra de bonos corporativos de las grandes empresas patrias, bajo el paraguas de la “seguridad” aportada por los bancos centrales. La tremenda propensión al riesgo de los mercados financieros, variable no controlada por los gobiernos, es lo que ha evitado hasta ahora el derrumbe.

Para completar las cifras, el saldo comercial registró en enero-febrero de 2015 un déficit de 4.633,4 millones de euros, un 4,3% más que el registrado en el mismo periodo de 2014. Mientras las exportaciones acumuladas en ese período crecen al 0%, la menor tasa desde 2009, -¿dónde está el cambio de modelo productivo?- las importaciones repuntaron un 0,5%.

El crecimiento de España, en realidad, se basa en consumo privado, intentos de reactivar el ciclo inmobiliario, y no en nuevo modelo productivo. En ausencia de rentas salariales, el crecimiento se está financiando con más deuda. La deuda total, pública, y externa neta alcanzan niveles récord históricos. La tremenda propensión al riesgo de los mercados financieros, variable no controlada por los gobiernos, es lo que ha evitado hasta ahora el derrumbe. Sin embargo, el aumento de la aversión al riesgo en los mercados financieros ya ha iniciado sus primeras etapas, y nos aproximamos a un ciclo de aversión al riesgo global. Entonces es muy probable que España entre en un círculo vicioso: crisis de deuda soberana, crisis de balanza de pagos, crisis bancaria, y crisis de la Seguridad Social. ¡Y esa será la herencia de Rajoy!

Podemos y el camino a la ruina
ALEIX VIDAL-QUADRAS www.gaceta.es  23 Abril  2015

Su slogan de campaña debería rezar así: Confía en nosotros, tenemos las recetas infalibles para sumirte en la ruina.

A medida que se aproximan las elecciones generales las distintas opciones van definiendo sus propuestas económicas y su análisis y debate resulta del máximo interés porque en el clima de tensión emocional que se vive en nuestro país, el riesgo de que los votantes, que siempre actúan en gran parte movidos por filias y fobias escasamente racionales, emitan al final su sufragio guiados por sus sentimientos y no por su razón, puede ser muy alto. Dado que Podemos basa su estrategia electoral en la explotación oportunista de la legítima y justificada indignación de los ciudadanos ante los abusos y la corrupción de los viejos partidos, un examen riguroso de su programa en sus puntos concretos se hace imprescindible si queremos evitar que su técnica de apelación descarada a las vísceras oculte la seria amenaza que representa.

La pretensión de los Podemitas de convencer a los Estados Miembros de la UE contribuyentes netos de mancomunar su deuda con la de los PIGS y de flexibilizar las condiciones sobre déficit es un puro brindis al sol que, en caso de llevarse a cabo por un Gobierno español, sólo provocaría la irrisión. Si se acompaña esta ridiculez con la derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución que consagra el equilibrio de las cuentas públicas, pronto acompañaríamos a Grecia en su caída hacia el despeñadero.

Su exigencia de que el Banco Central Europeo cambie sus estatutos e incorpore a sus fines el pleno empleo, la sostenibilidad y el bienestar social, con el corolario de que pueda financiar directamente a los Gobiernos, dispararía la inflación, dificultaría enormemente la financiación de la Eurozona y debilitaría peligrosamente el euro. La idea obsoleta, fracasada allí donde se ha aplicado, de redistribuir el trabajo imponiendo la jornada de treinta y cinco horas, unida al aumento del salario mínimo, el regreso a la rigidez de las relaciones laborales y la fijación de un máximo para la diferencia entre los salarios máximos y el salario medio, multiplicaría los parados e invertiría la tendencia actual de crecimiento de la ocupación.

La contratación de más funcionarios para actividades no productivas en momentos en los que es evidente que hemos de reducir el gasto público y el tamaño de la Administración pertenece al reino del disparate y cuesta creer que nadie en su sano juicio contemple siquiera tal posibilidad. La genialidad de apretar la tuerca fiscal a las grandes fortunas junto a la generalización del impuesto del patrimonio y la equiparación de la fiscalidad sobre las rentas del trabajo con la aplicable a las rentas del capital provocaría una fuga masiva de capitales, con consecuencias fuertemente negativas sobre la inversión y el empleo. El fortalecimiento de los sindicatos para impulsar la subida de los salarios constituye sin duda un rasgo de humor negro.

Si algo hay que hacer con los sindicatos del saqueo de las Cajas de Ahorro, de los ERE fraudulentos y de los falsos cursos de formación es quitarles todo el poder posible. En cuanto a subir salarios sin ligarlos a la productividad cuando nuestras empresas necesitan ganar competitividad si queremos una verdadera recuperación, semejante propósito indica un total desconocimiento del funcionamiento de la economía en un marco de globalización.

El resto de puntos defendidos por Pablo Iglesias y sus huestes es igualmente contraproducente. La igualación de las pensiones no contributivas con el mínimo de las cotizadas tras una subida irresponsable de aquellas en tiempos de Zapatero, el incremento de las cotizaciones sociales a causa de la crisis -precisamente hay que bajarlas para salir de la crisis- o la creación de una banca pública después de la experiencia de las Cajas son otras tantas medidas demagógicas irrealizables que en caso de materializarse nos arrastrarían al fracaso. En definitiva, Podemos nos pide el voto con un anzuelo que una vez mordido nos condenaría a la asfixia irremediable. Su slogan de campaña debería rezar así: Confía en nosotros, tenemos las recetas infalibles para sumirte en la ruina.

La hipocresía del PSOE y el suicidio del PP
EDITORIAL Libertad Digital  23 Abril  2015

Si hay un partido político que carece totalmente de legitimidad para criticar la regulación fiscal a la que se acogieron en 2012 cerca de 30.000 contribuyentes, ese es el PSOE. Y no sólo porque entre esos contribuyentes regularizados pueda haber también políticos socialistas, tal y como dejó entrever el pasado miércoles el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez; sino porque los socialistas aprobaron no una sino dos amnistías fiscales cuando gobernaron, concretamente en 1984 y en 1991.

No se trata de librar una disputa semántica o técnica respecto de si lo aprobado por el PP está más cerca de ser una "regulación fiscal complementaria", tal y como apunta el ministro de Justicia, o una "amnistía", como sostiene la oposición. Lo que es un hecho es que no lleva consigo ninguna exención de responsabilidades penales ni ha sido obstáculo, todo lo contrario, para investigar si los contribuyentes que se acogieron él pudieron cometer algún delito. Así lo prueban los 715 contribuyentes que están siendo investigados por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Pero una cosa es denunciar la hipocresía del PSOE al criticar el proceso de regulación fiscal aprobado por el PP, que no por controvertido deja de ser bastante más decente que las dos amnistías aprobadas por los socialistas, y otra muy distinta dejar de criticar la falta de probidad y la torpeza política de Montoro.

El ministro ha querido sacar tajada del hecho de que Rodrigo Rato es uno de los 715 contribuyentes investigados, con lo que quedaría acreditado que Hacienda no se fija en el color político de los contribuyentes a la hora de investigar. Sin embargo, lo que acredita la filtración y el hecho de que el expediente de Rato sea el único de los 715 remitido a la Fiscalía es que el Gobierno y Hacienda no han velado por el derecho al anonimato que asiste a Rato tanto como al resto.

Si el Gobierno, con razón y en cumplimiento de la ley, se niega a hacer pública la lista de los contribuyentes regularizados y la de los que están siendo investigados, esa obligación también se imponía en el caso de Rato, con independencia de a qué partido pertenezca.

Por otro lado, resulta políticamente estúpido pretender que el escarnio y la pena de telediario a la que ha sido sometido el vicepresidente del Gobierno de Aznar fuera a beneficiar al actual PP. El caso Rato, con independencia de las luchas intestinas que se están dando en el partido, va a perjudicar al PP en su conjunto, incluidos Rajoy, Sáenz de Santamaría y el propio Montoro.

Sea como fuere, el espectáculo de hipocresía del principal partido de la oposición es tan innegable como el proceso de autodestrucción en el que está embarcado el PP. Luego se sorprenderán unos y otros de la quiebra del bipartidismo.

La descomposición y el saqueo
MELCHOR MIRALLES. Republica.com  23 Abril  2015

El PP se descompone. Es un cementerio repleto de cadáveres políticos que deambulan esperando que Mariano, el enterrador, tome decisiones que no llegan nunca. O que hable. Que ante la catarata de porquería que anega al partido en la antesala de varias convocatorias electorales, de la cara, se explique, ante los ciudadanos, y no ante el Foro Puente Aéreo, donde habitan algunos que son la repera, no sé si patatera, pero sí limonera, que son las reperas de verdad. Y eso que no estaba el super abogado, al que tienen en la nevera tras haber sido condenado por delito fiscal. Pero si Castellanos, el que contrató a Rato para Lazard tras el fiasco inexplicado del FMI, que estaba ahí, en la última fila, en un rincón, pero estaba.

La descomposición del PP podría ser entendida como un problema privado, particular de quienes militan en el partido. Pero es un problema de Estado, porque los partidos son una pata esencial del sistema, y porque en su caída están descomponiendo España. El lapusus de hace una semana de María Dolores de Cospedal, al decir que el PP está trabajando mucho para “saquear” España (quería decir sanear) es muy significativo, porque es la segunda vez que le asalta. O sea, que es un lapsus reincidente, y como dice Antonio Lucas “Cospedal ha dejado trotar a su subconsciente…La política se hace con deslices que resultan ser la grieta de una verdad. Cospedal habla de saquear con una ligereza límbica propia de habitantes de países cleptocráticos”.

Montoro sacó a pasear ayer su cabreo. Manda huevos. Montoro cabreado. El ministro que está jodiendo la vida a quienes pagan sus impuestos exprimiéndoles ilegalmente, sabiendo que cuando ganen sus recursos él ya estará con otros asociados; Montoro, que ha utilizado la Hacienda Pública para perseguir y señalar a los discrepantes; Montoro, cuyos subordinados han montado el circo obsceno de lapidar a Rodrigo Rato, cuya conducta no tiene pase, pero que tiene derecho a un juicio justo; Montoro, que ha utilizado la información de que dispone para advertir, amenazante, a quienes le criticaban; Montoro va ahora y se hace el cabreado.

Y el PSOE de los ERE, Chaves, Griñan, Zarrias y el resto de la banda, poniendo a parir la amnistía fiscal del Gobierno Rajoy, ellos, los socialistas, que se marcaron tres amnistías fiscales, tres, posibilitando que se fueran de rositas miles de golfos apandadores que nunca hemos sabido quienes eran.

Y entre la descomposición y el saqueo, la peña pide cabezas. Y listas. La lista de la repera patatera del director general de la Agencia Tributaria, que excitó a la opinión pública con una comparecencia merecedora de un cese inmediato. Porque no se puede jugar a gracioso en materia tan seria y sensible.

A día de hoy, con la legislación vigente, no pueden hacerse públicos los nombres de la lista de la repera. Y es inadmisible que la oposición los reclame. Yo también querría saber quienes son, especialmente los de aquellos que debieran haber sido más ejemplares por ser representantes de los ciudadanos, o cobrar del erario, y se dedicaron a engañar al fisco. Pero quiero vivir en un Estado de Derecho en el que se respete la seguridad jurídica. Y mientras no cambiemos la ley, esos nombres no deben salir.

Otra cosa es, como se está haciendo, modificar la legislación para hacerlo posible en determinados casos. Yo creo que los ciudadanos tenemos derecho a saber quienes, siendo representantes elegidos en las urnas, o teniendo responsabilidades en la Administración, o siendo contratados de empresas públicas han engañado a Hacienda. Cuando esté acreditado. Pero no es aceptable violentar la privacidad de nadie, menos aún la fiscal, en una batalla de intereses políticos que se libra al borde del precipicio en el que están tantos en nuestra política.

Como no era de recibo la amnistía fiscal del Gobierno, la penúltima. Pero menos aún ciscarse de nuevo en la imprescindible seguridad jurídica guardando una carta marcada para cazar a posteriori a quienes se han acogido a esa amnistía. No se puede convocar una exoneración para quienes hubieran defraudado a cambio de un pago reducido para, una vez cerrado el plazo, cambiar las reglas del juego y abrir la cacería de quienes se han acogido a esa regularización. Y eso es lo que han hecho Rajoy y Montoro, un comportamiento trilero tan inaceptable como el de quienes nos han engañado a todos evadiendo dinero y ocultando su pasta a Hacienda.

Aquí ha habido un saqueo, aunque lo de Cospedal fuera un lapsus. El PP de descompone a toda prisa. Pero lo peor es que a este paso acelerado quien se va por el sumidero es España. Mientras los grandes partidos se despellejan tras dejarnos tiesos, el horizonte se nubla, y peligra el futuro inmediato de nuestro país, que va a necesitar no menos de dos generaciones para salir de la insoportable crisis moral, ética y de principios a la que nos ha llevado una banda de desahogados incapaces que ahora parecen dispuestos a todo menos a asumir responsabilidades y apartarse del camino para que podamos salir adelante. Un drama.

NUEVOS ACTORES POLÍTICOS
Ciudadanos y la nación
Agapito Maestre Libertad Digital  23 Abril  2015

De Ciudadanos (C's) me interesa todo. Cuando surgió este partido en Cataluña, hace ya casi nueve años, celebré su aparición y escribí mucho sobre su presente y futuro. He seguido todos sus pasos con atención. Ahora, pasados casi nueve años, desde que Rivera apareciera desnudo en los carteles electorales de Cataluña, un magnífico filólogo español, académico de la Real Academia de la Lengua Griega, me insta a que escriba sistemáticamente sobre C's. Lo haré siempre que pueda. No puedo dejar de hacerle caso a mi amigo Alfonso Martínez; primero, porque un filólogo, es decir alguien que lee despacio y escribe con reposo, no aconseja a la ligera y humo de paja: es menester tomarse tan en serio el asunto de C's como se estudia con precisión el logos, la razón, que llevan adentro las palabras. Y, en segundo lugar, porque ese consejo va avalado por otro gran filólogo, y discípulo de Martínez, Javier Campos, quien me recalca que no estudiar el presente de un partido político que ha conseguido abrirse paso, contra viento y marea, nada más y nada menos que en Andalucía, es no respetar el acontecimiento político más importante de nuestra época democrática: un partido político, nacido en Cataluña, ha triunfado en Andalucía. Eso es toda una revolución democrática.

Una opción nacional, una propuesta para toda España, que ha nacido en Cataluña, ha obtenido un gran éxito electoral. Rivera, sí, un catalán le ha dicho a los andaluces que no imiten a los catalanes, sino que sean, por favor, sencillamente españoles. Rivera fue claro y dijo en Andalucía: voten a C's porque, primero, defendemos a los españoles y luego lo que venga. He ahí el principal secreto de C's: un proyecto nacional para toda España. Discútase, critíquese e incluso despréciese el programa económico, fiscal, social de C's, pero hay algo inamovible, un plus, que lo distingue del resto de partidos políticos: su proyecto nacional. C's es una opción surgida y defendida en las peores circunstancias que hubieran podido imaginarse: la de una Cataluña enloquecida por los partidos independentistas. PP, PSOE y Podemos no pueden competir con C's en este asunto vital de la defensa de la nación española. Son los únicos que no han jugado ni poco ni mucho, nada, con los nacionalismos soberanistas.

C's defiende un proyecto de nación de ciudadanos libres e iguales, valores que estarían garantizados por el Estado de Derecho, en todo el territorio de España. Este partido no dice una cosa en Tarragona y otra distinta en Sanlúcar de Barrameda. He ahí el gran valor de C's. Su fuerza principal no es bajar o subir los impuestos, legalizar la prostitución o despenalizar el uso de determinadas drogas, sino mantener un mismo discurso para toda España, porque cree con sinceridad en el Estado-nación. Sin un Estado-nación serio y vertebrado España es inviable. C's ha visto con la misma nitidez que lo vio Ortega que la carencia de ese Estado-nación ha sido el déficit básico de nuestro país desde la Guerra de la Independencia contra los franceses hasta hoy, pasando por todas las etapas monárquicas, republicanas y franquista.

Ciudadanos más iguales que otros
Nota del Editor  23 Abril  2015

Por mucho que traten de dorar la píldora, solo quieren que algo cambie para que todo pueda seguir igual. Ciudadanos no defiende a los españoles en Cataluña, está muy conforme en que cualquier español que se encuentre por allí tenga que aprender la lengua regional si no quiere ser un español de quinta clase (españoles con conocimiento insuficiente de la lengua regional para optar a la función pública, para efectuar trámites serios en cualquier ayuntamiento, sistema educativo, sistema sanitario o judicial); y Ciudadanos tampoco defiende a los hijos de los españoles que se encuentren por allí para que no tengan que ser inmergidos ("ungidos") en la lengua regional para luego formar parte de los conversos malditos sin lengua materna, sin raíces.

Si algien quiere que sigamos siendo pastoreados por los catalanes que dominan la lengua regional, que no se prive de votarlos, y sus descendientes lo maldecirán.

SEGÚN EL HISTORIADOR FERNANDO PAZ
La posición de Occidente ante el multiculturalismo es 'suicida'
Gaceta.es  23 Abril  2015

El historiador participa junto al filósofo y escritor Gustavo Bueno y el catedrático Serafín Fanjul en una conferencia que analiza el "reto" del multiculturalismo y el "mito" de las tres culturas.

"Nuestra identidad nacional está vacía", responde el historiador Fernando Paz al ser preguntado por las razones por las que pocos cuestionan la idea del multiculturalismo. El historiador participa este jueves a las 19 horas en una conferencia organizada por la Plataforma Stop ISIS en Córdoba en la que, junto al filósofo y escritor Gustavo Bueno y el catedrático de Estudios Árabes de la UAM, Serafín Fanjul, analizará el papel del multiculturalismo en la sociedad actual y la historia de la ciudad de Córdoba, cuya herencia cristiana, judía y musulmana la ha convertido en el centro del debate actual.

El ciclo de conferencias “Córdoba ante el reto del multiculturalismo” organizado por la Plataforma Stop ISIS llega a su tercera conferencia que, bajo el título "El mito de las tres culturas", se centrará en las razones que han llevado a la convivencia de las tres culturas a ser "un mito" que, en opinión de Paz, es un problema "muy de fondo" que apela directamente a la forma de "concebir España". "Distorsiona la identidad nacional", asegura convencido, y añade que el multiculturalismo es posible cuando existe una "ausencia" de esta identidad.

En su intervención, el historiador adelanta a Gaceta que hará un repaso al multiculturalismo en Europa, su relación con el islam y profundizará en las razones por las que los grupos más progresistas se ha apropiado del concepto del multiculturalismo, que -considera- se debe a que "el islam converge con las ideas de la izquierda".

De esta forma, Gustavo Bueno, Serafín Fanjul y Fernando Paz analizarán la historia de la ciudad de Córdoba que –por su herencia cristiana, judía y musulmana- tiene mucho que aportar al desafío del multiculturalismo, que trasciende las fronteras de Andalucía y de España y que en la actualidad vive un delicado momento reflejado en la polémica por la titularidad de la Mezquita Catedral.

La conferencia organizada por la Plataforma Stop Isis se enmarca dentro de un conjunto de actos desarrollados en Córdoba en los que diversas personalidades han reflexionado sobre el papel de Occidente frente a la amenaza del Estado Islámico y la persecución de los cristianos en Oriente Medio. Al respecto, Paz considera que ha sido Occidente quien ha "creado el problema" del Estado Islámico. "Tenemos al ISIS en Libia", explica, alarmado. "Pero ya sabíamos que la destrucción de Gadafi traería islamismo en su lugar", añade.

Por ello, Paz considera que Occidente mantiene una difícil posición puesto que los países no cuentan con políticas exteriores comunes para hacer frente de forma real y efectiva a la amenaza. "La posición de Occidente es suicida", concluye.

CONOZCA AL PREMIO CERVANTES
Goytisolo, el Cervantes que odia España
José Javier Esparza www.gaceta.es  23 Abril  2015

Goytisolo encarna como nadie ese odio visceral a la España histórica que tanto daño ha hecho a la cultura de nuestro país.

Hubo un momento en el que la izquierda española decidió que su enemigo no era sólo Franco, ni los ricos, ni la Corona, ni siquiera Dios. Hubo un momento –pongamos 1970- en el que la izquierda española decidió que su enemigo era, simplemente, España; una España idealizada –vale decir diabolizada- como encarnación histórica de todos los males, a saber, el oscurantismo, la cerrilidad, el analfabetismo, la arrogancia, la prepotencia, la violencia, el fanatismo, la injusticia. De repente toda la vieja literatura del “malestar de España”, que antaño tuvo un afán regeneracionista (incluso en un odiador como Azaña), se condensaba ahora en una execración sumaria y sin paliativos, una condena global que iba más allá del tiempo y del espacio. Ese día la izquierda empezó a pensar que romper España era un acto revolucionario. En semejante operación tuvo un cierto peso el autor al que ahora el Gobierno del PP ha concedido el premio Cervantes: Juan Goytisolo.

No debieron ganar los cristianos, sino los musulmanes. No debió ganar Roma, sino los protestantes. No debieron ganar los “blancos”, sino los moros o los gitanos. Cada rezo es una mueca grotesca, cada batalla ganada es una miserable carnicería, cada verso encierra un insulto, cada palabra de amor enmascara un complejo sexual. Caín era el bueno y Abel, el malo. Isabel la Católica era una atroz madrastra de cuento y más nos valdría habernos quedado con los Omeyas. La “Reivindicación del conde Don Julián” de Goytisolo es la mayor obra de odio a España –a la España real- jamás escrita. Y esa sensibilidad –más que la obra en sí- terminó permeando a una, dos, tres generaciones de progresistas españoles. Sus efectos perduran en la cultura española, sobre todo en la educación. Nada más lógico que verla ahora premiada por el acomplejadísimo Gobierno Rajoy.

El Cervantes suele darse a un autor por el conjunto de su obra. Pero lo de Goytisolo no es una obra; lo de Goytisolo es un complejo o, más precisamente, un montón de complejos puestos uno encima de otro y revueltos en sórdida mezcolanza. Complejo del niño que se queda sin madre en un bombardeo y que crece junto a un padre franquista al que detesta (porque le falta la madre). Complejo de niño bien que, por acomodado, siente una especie de simpatía reactiva hacia el pobre, al que desea redimir por el narcisista procedimiento de hacerse pasar por pobre también. Complejo de una sexualidad culpable e indefinida –siempre la falta de la madre-, de una homosexualidad vergonzante, de una heterosexualidad ocasional que se desmiente para volver a la pederastia. Complejo de blanco malo frente al moro bueno, complejo de español que no quiere serlo porque en España ve al padre que le sobra y a la madre que le falta. Complejo de burgués que se hace comunista para lavar su conciencia y que después, descubierto el podrido pastel estalinista, abraza una existencia de turista universal para predicar nihilismo desde una bonita casa en Marrakech. Juan Goytisolo es todo eso. Como no podía ser de otro modo, recaló en El País, depósito inagotable de ese plúmbeo izquierdismo que desde hace largos años descarga sobre España su despotismo intelectual. También por esto le han premiado los chicos de Rajoy.

Hace seis años, para Goytisolo fue precisamente el último premio importante que otorgó el Gobierno Zapatero: el de las Letras Españolas. Ahora el de Rajoy le concede el galardón más relevante de la literatura en español. Todo cobra sentido.

P.S.: Ya sé que el Cervantes, nominalmente, no lo concede el Gobierno, sino un docto sanedrín. Pero, créame, conozco el paño: los jurados de designación gubernamental (o de órganos satélites) tienen suficiente peso como para determinar el fallo. Este ha sido un premio gubernamental. Y eso es precisamente lo más preocupante.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
CATALUÑA
El nacionalismo catalán perjudica la salud
Pablo Planas Libertad Digital  23 Abril  2015

Artur Mas, el personaje providencial que ha convertido a Pujol en un salvapatrias de mentira aficionado, acaba de columbrar que "los estancos son estructuras de Estado". Es lo mismo que debió de pensar Franco cuando mandó que se pintaran con la bandera nacional, que por eso se llamaba malamente "la estanquera". Para los fumadores, un estanco no sólo es lo que dice Mas, que dejó de fumar tabaco tras reunirse con Zapatero para recortar el Estatuto de Maragall. Un buen estanco es un faro, un asilo, una expendeduría de efectos timbrados, una oficina postal y a veces hasta tiene prensa, libros de bolsillo y chuches, con lo que ya no sólo es un simple estanco sino un centro comercial de lo más completo.

¿Qué hace Mas hablando de estancos? Con los estancos no se juega. De ahí que la Unión de Estanqueros de Barcelona expresara sus inquietudes a la Generalidad en relación al comercio de las labores del tabaco, ejemplo esférico de sector sometido a una espesa normativa, en un hipotético Estado catalán. Aquí, en España, no llega uno y abre un estanco porque ha visto que la mitad de sus vecinos fuma. No señor, no va así. Eso sólo pasa con los bares y restaurantes, cuya materia prima, destilados al margen, puede ser tan letal o más que el tabaco (y todo lo demás) embutido en cilindros de papel.

Ahora y aquí los estancos se sacan a concurso público previa notificación en el BOE y con pliego de condiciones. Todo legal y con mucho papel oficial, que se vende precisamente en los estancos. Cómo será la cosa que hay hasta un Comisionado para el Mercado de Tabacos, presidido por Juan Luis Nieto Fernández, del Cuerpo de Interventores y Auditores del Estado (español). Así que los estanqueros, acostumbrados a hablar con altos funcionarios, se han dirigido a Mas para preguntarle que qué pasará con lo suyo si se proclama el susodicho Estat català. "No preocuparse", les ha dicho Mas en junta general de la Unión de Estanqueros. A mayor abundamiento: "En caso de que Cataluña se convierta algún día en un Estado, sustituirá en derechos y obligaciones al Estado anterior". "Nosotros somos gente seria", remachó.

En Cataluña se podrá fumar, aunque se supone que será una república de gente sana, cívica, festiva y familiar. Si toleramos a los clérigos salafistas, ¿cómo vamos a expulsar gente por fumar?, fue la pregunta que deslizó el subsecretario de asuntos religiosos de la Generalidad, que fuma partagás y nada más. Su homólogo de la agencia tributaria catalana comentó lo de los impuestos, ingresos que multiplican con creces los gastos sanitarios del tabaquismo. De modo que en Cataluña habrá estancos y se fumará lo que en el resto de España en el caso, porque hasta Mas lo duda, de que Cataluña se convierta algún día en un Estado.

Arreglado lo del fumar, se presentan dos asuntos. El primero es que la Generalidad debe a las farmacias de Cataluña, a los apotecarios, 340 millones de euros de la parte que le toca de las recetas. El Colegio de Farmacéuticos ha pedido a Mas no una sino 340 reuniones, pero Mas, ocupado como está en predicar la independencia, no tiene tiempo para cuitas de boticarios y mancebos. ¡Qué pesaos con lo que se les debe!, debe de pensar Mas. Los estanqueros, en cambio, no dan problemas. Sólo quieren seguir con lo suyo y encima les podría plantar la estelada, en plan Franco, y obligar a los fumadores a pasar por debajo. Puede que haya descubierto el método definitivo para que unos cuantos dejen de fumar

¡Pobres alumnos navarros!
Vicente Torres Periodista Digital  23 Abril  2015

Es una realidad que casi todos los partidos políticos españoles están contaminados en gran medida por la corrupción, y también lo es que los votantes, a la vista de lo ocurrido en Andalucía y de las encuestas en el resto de España, optan por los partidos más ensuciados por la corrupción y vuelven la espalda a los más limpios.

Pero con ser todo eso tan grave todavía hay algo peor y es lo que tiene que ver con ETA. Es sabido que el peldaño más bajo de la escala humana está ocupado por los etarras y asesinos similares. Se puede ser igual de malo que un etarra, pero peor no. Hay personas que colocan carteles en los que dice que han de viajar durante muchas horas para visitar a sus parejas, porque están encarceladas en tal o cual sitio. Pues que no vayan. ¡Qué vergüenza! Estar emparentado con un etarra es bochornoso. En lugar de presumir de eso, deberían esconderse. Que no ocurra eso da idea del generalizado deterioro moral al que hemos llegado.

Y ocurre que muchos profesores de Navarra están relacionados de un modo o de otro con ETA. ¿Qué clase de padre, o de madre, es quien confía a sus hijos a un maestro de esos? Poco demuestran quererlos.

Por su parte, los colegios, a la vista de lo que sucede, deberían exigir a todos sus profesores la declaración solemne, por escrito, firmada y rubricada, de que repudian a ETA y todo lo que hace ETA.
Los padres que entreguen sus hijos a profesores que sean simpatizantes de ETA o estén vinculados a ella son unos padres desnaturalizados, que ni quieren a sus hijos, ni se preocupan por ellos. ¿Y qué decir de los políticos que permiten que tal clase de profesores infecte las aulas? Habría que preguntarles públicamente a los líderes de todos los partidos políticos su opinión sobre el caso.

AMAIUR COBRA 11.000 EUROS DEL DINERO DE TODOS PARA SUBVENCIONAR SUS “GASTOS DE SEGURIDAD”
Los proetarras reciben 225.000 euros del Estado español, al que acusan de “antidemocrático”
www.latribunadelpaisvasco.com 23 Abril  2015

Amaiur, una de las marcas electorales de ETA-Batasuna, recibirá un total de 225.353 euros del Estado español al que repetidamente acusa de “antidemocrático”, “represor” y fascista”.

Concretamente, la formación proetarra recibirá un total de 214.346,97 euros para atender sus gastos de funcionamiento a lo largo de este año.

Pero, para hacer más cruel la afrenta social que supone que Amaiur, una formación política que todavía no ha condenado ni uno de los casi mil asesinatos de la banda terrorista ETA, se mantenga gracias a los presupuestos públicos, esta coalición recibirá, además, otros 11.006 euros del dinero de todos para subvencionar sus “gastos de seguridad”. Se trata de una paradoja sangrante, pues estas subvenciones económicas fueron diseñadas por el Estado para ayudar a los partidos políticos a defenderse de la amenaza de la banda terrorista ETA… organización criminal que diseñó y autorizó el nacimiento de Amaiur.

En total, los partidos políticos españoles se repartirán casi 15 millones de euros de los presupuestos públicos, dependiendo de su grado de representación en el Congreso de los Diputados. El Partido Popular, por ejemplo, recibirá 6.142.028,67 euros; el PSOE, 3.504.479,04; y el PNV, 185.000.
Recortes de Prensa   Página Inicial