AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 29  Abril 2015

Podemos
La neocasta nos robará aún más
Pablo Molina Libertad Digital 29 Abril  2015

Los pablemos han presentado su (llamémosle) programa económico y, como era de esperar, amenazan con arrasar la poca riqueza que quede en España a poco que lleguen al poder. Lo hacen por nuestro bien, claro, porque los universitarios chavistas que lideran el partido saben mejor qué es lo que nos conviene. Por eso han determinado que se quedarán con la mitad de las rentas del trabajo y, como complemento, subirán espectacularmente el resto de figuras impositivas, no sea que alguno pretenda escaparse del hachazo pidiendo a su empresa que le pague en especie.

Así pues, un trabajador que gane 1.000 euros entregará 500 a un eventual Gobierno podemita. De los 500 que le queden, el Ministerio de Hacienda se quedará otra parte en concepto de IVA cada vez que adquiera algún producto o servicio. Los impuestos especiales y las tasas municipales se llevarán otro tanto, de manera que un mileurista pasará a ser un trescientoseurista bajo la sabia batuta de Iglesias, Errejón, Bescansa y Monedero, expertos en gestión de los asuntos públicos, como han demostrado fehacientemente asesorando a los gobiernos bolivarianos.

Los españoles entraríamos con rapidez en un estado de indigencia venezolano, destino irremediable de todos los países que ponen en práctica los arcaísmos marxistoides y las recetas decimonónicas de estos petulantes insufribles, a los que no se les borra la sonrisa de la cara, convencidos como están de descubrir nuevos mediterráneos cada vez que abren su boquita de piñón. Esta neocasta hará buena a la casta a poco que comience a tocar poder, algo que puede suceder el próximo 24 de mayo si al menos los que pagan impuestos no recuperan algo de sensatez.

Para acabar con la corrupción política pretenden implantar la corrupción estatal, mucho más destructiva porque se hace al amparo del boletín oficial y por mandato de la autoridad. Lo extraño es que otros partidos, que parecían fiables, estén compitiendo con los pablemos en un desafío en el que llevan todas las de perder. Puestos a vaciar el bolsillo de los contribuyentes, la izquierda no tiene rival. Si ya es de la rama bolivariana, es que no merece la pena molestarse siquiera en participar.

Programa económico
Podemos… saquearte
Carmelo Jordá Libertad Digital 29 Abril  2015

Me encanta la propuesta fiscal de Podemos, aunque, siendo justos, diremos que es algo así como la prepropuesta, pero con mucha pinta de parecerse a lo que finalmente incluyan en su programa y, sobre todo, a lo que de verdad les gustaría.

Me gusta esta propuesta, como les decía, porque deja las cosas claras, al menos a todos aquellos que no nos neguemos a ver la realidad: Podemos viene a saquearnos a conciencia y, ya sea por vía de IRPF, ya por otros caminos si esto resulta demasiado impopular, eso es lo que harán si cometemos alguna vez la locura colectiva de entregarles el poder.

¿Por qué esta voracidad recaudatoria? Podría parecer que es para hacer más cosas desde el Estado y con un torrente de maná público solucionar todos los problemas de esa buena gente que tanto sufre por la crisis, los recortes y este sistema injusto e inhumano. Pero no, la realidad es otra: lo que Podemos quiere es controlar al máximo la riqueza del país y, de paso, hacernos a todos mucho más pobres, tanto que necesitemos permanentemente la esperanza de que los líderes de la revolución nos van a sacar de pobres, este mes, el año que viene, con el próximo plan quinquenal, cuando logren derrotar a los elementos involucionistas de la derecha… -táchese aquí lo que proceda.

Un IRPF del 50% como el que proponen los de Iglesias supone que usted, querido lector a la par que sufrido contribuyente, podrá disponer de aproximadamente un 10% de sus ingresos. El resto se irá entre estos brutales impuestos al trabajo –entre lo que incluyo también las cuotas a la Seguridad Social– y unos nada benévolos IVA, IBI, IVTM, impuestos especiales, impuestos a las gasolinas, tasas…, y no se le ocurra morirse o a sus herederos les meterán un rejón de sucesiones que seguramente tendrán que pasar a la clandestinidad con niños y todo.

Eso sólo puede degenerar en un país no ya pobre sino mísero. Si creen ustedes que nuestra situación hoy en día es mala, les aseguro que, en ese esperemos que imposible futuro, miraríamos a la España actual como una verdadera Jauja, un oasis de prosperidad, un paraíso perdido que ríanse ustedes del de Milton.

Dijo Popper un día que el hecho de que la libertad siempre acarree la prosperidad es "una muy feliz coincidencia"; que el socialismo acarree la pobreza no lo es, y tampoco es una consecuencia indeseada de una política bien intencionada pero errónea: un sistema sin libertad como el comunista necesita de la pobreza para poder subsistir. Literalmente, les gustan tanto los pobres que quieren que todos lo seamos.

En eso anda Podemos, y, miren ustedes por dónde, ahora ya no queda ninguna duda.

Manolo, 'El Interventor'
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 29 Abril  2015

Ni los tambores de Calanda, universalmente célebres gracias al más revoltoso de sus hijos, Luis Buñuel, hubieran podido hacer ayer una rompida del silencio tan atronadora como la de Don Manuel Gómez, al que popularmente se conocerá como Manolo, 'El Interventor', porque durante muchos años lo fue de la Junta de Andalucía y ayer cantó en el Supremo las verdades del barquero o del interventor o de Agamenón o del porquero de Agamenón, que la verdad es la verdad, dígala quien la dijere.

La verdad de Manolo, 'El Interventor', es muy sencilla: durante más de una década Chaves, Griñán y sus más significados consejeros se negaron a atender los informes que la Intervención General elevaba una y otra vez -y así 10 años largos- sobre la clamorosa ilegalidad del tinglado de los ERE. Ya se lo había dicho Don Manuel a la juez Alaya, pero como los padrinos y predecesores de Susana Díaz se habían atrincherado en el Supremo para no dar cuenta de sus responsabilidades en el mayor atraco institucional de la Unión Europea, hasta ayer Don Manuel Gómez no había podido repetirlo ante el juez Barreiro: durante 10 años, en infinidad de ocasiones y en muchísimos informes. La Junta supo siempre que cometía no un delito sino un cerro de delitos, pero fiaba en la eficacia del delito por antonomasia, el de la impunidad, y tomaban a Manolo 'El Interventor' por el pito del sereno. Hasta que ayer sonaron el pito, la flauta, el tambor y el atambor.

El ritmo de Manolo, 'El Interventor', es casticísimo: o-delinques-tú-o-delinco-yo / yo-no-delinquí-delinquiste-tú / y-ole-catapún. Si 'El Kichi', letrista de chirigotas gaditanas y novio de Teresa Rodríguez, la podemita que dice que no será la Vicecasta de Susana Díaz, le pone letra a ritmo tan pegadizo, a lo mejor hasta disuade a la que -dicen- lo ha ungido aspirante a la alcaldía de Cádiz a cambio de resignarse, sólo por amor, a vicepresidir el Imperio de los ERE. El argumento clave para no apoyar tal continuidad es el que dio ayer Manolo, 'El Interventor': o han mentido todos los de la Junta diciendo que no había informes contrarios a sus fechorías o han mentido las decenas de funcionarios que han hecho los informes. Y como hasta Griñán ha reconocido «la barbaridad», o sea, el delito, sólo queda por identificar al culpable. Y para mí que Manolo, 'El Interventor', no ha sido.

Caso Bárcenas
Allá van leyes...
Emilio Campmany Libertad Digital 29 Abril  2015

A uno de Sevilla le puede parecer muy natural que un tío de Pontevedra como Rajoy tenga tan poca gracia cuando dice que será candidato del PP. Pero el problema no es que sea de Pontevedra, es que lo que dice no la tiene. ¿Qué gracia puede tener para los militantes del PP que se les diga que serán dirigidos por quien les garantiza el desastre? Y encima resulta que, para lograr tan triste resultado, tiene que poner en evidencia a nuestro Estado de Derecho en el caso Bárcenas torciendo el brazo a las instituciones y demostrando que en España los hay que están, como él, por encima de las leyes. Es como si el empeño de salvar a la infanta donde cualquier otro hubiera acompañado a su cónyuge al cadalso no fuera más que para seguir su ejemplo y salvarse él en trance todavía más obsceno.

La Fiscalía, que estuvo apoyando al juez Ruz en lo de la comisión del delito fiscal del PP a cuenta de las donaciones ilegales, ha decidido admitir pulpo como animal de compañía, esto es, el criterio de Hacienda, según el cual las donaciones ilegales, aunque sean ilegales, están exentas. El asunto es bien sencillo. Bárcenas paga con casi 900.000 euros de dinero negro las reformas de Génova, 13. Como el PP no puede admitir que ese dinero es suyo, nos endilgan que Bárcenas, que será un corrupto pero también es muy generoso, lo paga de su dinero. Siendo esta donación ilegal, el PP debería haber tributado más de 200.000 euros por el Impuesto de Sociedades. Hay delito fiscal porque la suma supera los 120.000 euros.

Cuando una persona jurídica comete un delito fiscal, se atribuye a su máximo responsable. Primero intentaron vender que era Bárcenas por serlo de las finanzas del PP, pero viendo que eso no iba a colar y que quien salía como delincuente fiscal era Rajoy, han cambiado de táctica y han decidido negar la evidencia. Esto es, negar que defraudar 200.000 euros sea delito fiscal. ¿Y cómo lo argumentan? Diciendo que las donaciones a los partidos están exentas incluso cuando son ilegales. Entonces, ¿qué efecto negativo tiene para un partido recibir una donación ilegal? Ninguno, contesta Hacienda y asume hoy la Fiscalía. Entonces, ¿para qué distingue la ley entre donaciones legales e ilegales? Por gusto.

De forma que para que al PP le vaya bien teniendo como candidato a Rajoy ha tenido la Agencia Tributaria, que nos trae a todos a mal traer dando siempre a toda duda la interpretación más favorable a sus intereses, que defender la tesis peregrina de que lo ilegal está tan exento fiscalmente como lo legal. Y la Fiscalía, asumir la bizarra teoría. Ya sólo les falta que los jueces también lo hagan y desaparecerá este torpe obstáculo a la graciosa profecía de Rajoy acerca de lo bien que le va a ir al PP bajo su dirección. No será rey, pero ya ha logrado que las leyes vayan do él quiere. No es mérito suyo, sino demérito del país que gobierna.

Monedero y su país de cabreros.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 29 Abril  2015

Monedero ha aprovechado la presentación de su libro para decir que “uno espera que nuestro país deje de ser un país de cabreros, donde hay gente que se cree que porque representas ideas diferentes tienen derecho a masacrarte”. Quizás es que añora su estancia en Venezuela, país de “gorilas” como su idolatrado y querido Chávez o camioneros como Maduro que hace alarde de su refinada educación y respeto por las ideas de los demás. Desde luego que él no tuvo reparo alguno en prestar sus conocimientos y servicios a mayor gloria del movimiento bolivariano dictatorial cuya política, basada en sus asesorías y consejos, ha destruido cualquier conato de oposición democrática y libertades en el pueblo venezolano y les ha llevado a la miseria y la represión más brutal. Ya se sabe que en todo rebaño de cabras, al macho alfa dominante se le llama cabrón.

Lo malo es que el Gobierno de España le da la razón y se comporta como un rebaño de sumisas ovejas más que cabras, aunque a algunos les parezca que se comportan como tales. Y Lejos de mantener una posición firme y digna sobre la dictadura del heredero de Chávez, ese energúmeno del pajarito en el hombro, se mueve por intereses bastardos de empresas de capital privado dispuestas a convivir con las exigencias y discrecionalidad de la dictadura y a vivir de ese pueblo oprimido y obtener un beneficio manchado con la sangre de los que luchan por la libertad y la democracia. Mucho aspaviento frente a las amenazas gorilescas del fanfarrón y llamar a consultas al embajador. Sin embargo, siempre dispuesto a perdonar para no tener que adoptar actitudes coherentes y en defensa de la democracia.

Se queja el ideólogo y cofundador de PODEMOS de “ataques por los aparatos del Estado”. ¿A qué se referirá? ¿a las insinuaciones de Montoro? Eso no es ningún aparato sino un Ministro con un mucho de mala baba, una lengua viperina e incontrolada que hace tiempo debió de ser cesado. Claro que eso no le exime al Sr. Monedero de aclarar sus cuentas con Hacienda. Si no ha hecho ninguna ilegalidad, entonces no tiene nada que temer. Aquí sí que puede dar un Orinoco de explicaciones sobre la regularización que tuvo que hacer por el “olvido” de unos ingresos que alcanzaban la minucia de 425.000 euros. Yo no sé para un profesor de políticas si ese dinero es algo normal, pero representa el salario de unos diez años de cualquier otro. Claro que pocos pueden poner en su currículo haber asesorado a Gobiernos de reconocidos golpistas como Chávez.

Respeto su decisión de meditar sobre ir en las listas de PODEMOS para salir elegido Diputado en las próximas elecciones generales. La verdad es que siempre podrá estar en un segundo plano, pero aportando su innegable bagaje ideológico por si el partido deriva a posiciones menos genuinas y lejos de la ortodoxia del “aparato” (este sí) del partido. Solo espero que en las próximas elecciones al rectorado de la Universidad Complutense logre el triunfo la candidatura opositora de la del actual rector Carrillo, y se acabe con la patente de corso que disfrutan los de la Facultad de Políticas, su profesorado y los grupos que estos adoctrinan.

Eso sí que es un aprisco de cabras y cabreros.

¿Sindicatos? ¿Quiere P.,Sánchez realimentar a corruptos y clientelistas?
P. Sánchez vuelve a resucitar el tema de “devolver el poder a los sindicatos en la negociación colectiva”
Miguel Massanet www.diariosigloxxi.com 29 Abril  2015

Al parecer nadie recuerda el papel de los sindicatos españoles durante los primeros años de la crisis, ni nadie pone en cuestión su complaciente comportamiento con el gobierno socialista del señor Rodríguez Zapatero. Sólo una vez hubo una huelga general ad hoc contra el Gobierno, con todas las trazas de haber sido una actuación consensuada entre los propios sindicatos y el gobierno socialista, para proporcionar al segundo la coartada de que los sindicatos también “habían protestado” contra la gran lacra del paro, que llegó a alcanzar los tres millones de desocupados antes de que transfirieran, después del 20N del 2011, el poder a los vencedores de las legislativas, los políticos del PP. Lo cierto fue que, las relaciones sindicatos-gobierno socialista durante las dos legislaturas en las que el segundo gobernó, tienen un gran paralelismo con el comportamiento tolerante, colaborador y servicial de los miembros de la farándula y demás antisistema progres que permanecieron callados, colaboraron y mostraron su hipocresía al no formular ninguna crítica queja o muestra de disconformidad (a cambio de subvenciones y ayudas), contra la política suicida del señor Zapatero, que condujo a España a la debacle económica y al aumento indiscriminado del paro en toda la península.

Todos los que hemos estado muchos años relacionados, de una forma directa, con el tema laboral y hemos tenido la oportunidad de negociar centenares de convenios colectivos, tenemos la experiencia de lo que fueron durante muchos años las imposiciones, completamente descabelladas de los representantes de los trabajadores en sus planteamiento ante las patronales. Lo cierto es que, aprovechándose de una situación económica bonancible y del miedo, a veces cerval, de los empresarios a que, de no ceder ante las peticiones absurdas y desproporcionadas de aumentos salariales por parte de los sindicatos, se convocaran huelgas que les hicieran perder pedidos o les espantasen a sus clientes habituales.

Durante años la posibilidad de que una huelga fuera considerada “ilegal”, de que las autoridades tuvieran en cuenta las causas que la convertían en ilegal, o de que se actuara contra ella o de que las empresas pudieran recurrir a la llamada huelga empresarial o “cierre patronal”, fueron mera ficción porque, ninguna de las antiguas Magistraturas de Trabajo o las propias Inspecciones de Trabajo, se atrevió, en estos casos, a darles la razón a las patronales, que siempre se veían impelidas y presionadas, tanto por sindicatos como por los mediadores de las Administraciones que intervenían en las negociaciones, a ceder para evitar que una actitud firme acabara por crear las famosas huelgas que, en la mayoría de los casos, se convertían en “salvajes” con amenazas hacia los trabajadores que se negaban a participar en el paro y “represalias” contra las empresas en forma de “sabotajes”, en muchas ocasiones difíciles de demostrar, y la reducción de la producción.

Aquellos aumentos desproporcionados de los salarios, aquellas cesiones ante el chantaje sindical y aquellas concesiones de tipo social a las que se veían obligadas las empresas, fueron la principal causa de que España se encontrara en una situación de desventaja, en cuanto la crisis mundial obligó a apretarse los cinturones y a reducir los precios de los productos industriales, en gran parte debido a dos factores determinantes: la baja productividad que existía en la mayoría de nuestras industrias y el excesivo peso de la carga salarial de la mano de obra sobre el producto terminado. Una circunstancia que, unida al gran batacazo del sector inmobiliario y de la especulación que en torno a él se había instaurado, contribuyeron a que nuestro país fuera uno de los más afectados por la crisis y subsiguiente recesión y que, nuestras empresas, especialmente la banca (por su relación directa con “la burbuja inmobiliaria”), los autónomos y las industrias, tuvieran un plus de desventaja sobre las de su competencia, en los naciones de la CE y del resto de los países afectados por la crisis de las “sub-prime” americanas.

Como si todo el mundo se hubiera olvidado de quienes fueron los que nos llevaron a la situación cercana a la quiebra soberana, de cuales fueron las verdaderas causas de la debilidad de España y de su excesiva dependencia de la financiación extranjera para cubrir nuestra deuda pública, cada vez más alta, debido a las leyes sociales dictadas por el gobierno socialista de Zapatero, unas leyes que suponían unos desembolsos a los que el país no tenía posibilidad alguna de financiar; los mismos que, hace poco menos que cuatro años, se declararon incapaces de continuar gobernando la nación española, ahora, cuando los del PP han conseguido reparar una parte importante del destrozo de sus antecesores en el gobierno; aparecen o pretenden aparecer como los “nuevos salvadores de España” proponiendo repetir los mismos errores, los mismo sistemas de gobierno y leyes que fueron los que nos llevaron a tener que poner en práctica los recortes, la reforma laboral, la refinanciación de la banca y los sacrificios de los millones de españoles que, como consecuencia del mal gobierno de Rodríguez Zapatero y su equipo, perdieron sus puestos de trabajo o tuvieron que renunciar al nivel de vida que disfrutaban, como consecuencia inmediata de los recortes salariales a los que tuvieron que amoldarse.

Así, señores, cuando escuchamos las insolencias, los insultos y las barbaridades que el señor Pedro Sánchez se atreve a pronunciar en sus mítines electorales; cuando pretende que los españoles tropiecen con la misma piedra devolviéndoles la confianza que, mayoritariamente, les retiraron en las elecciones del 2011, y cuando nos trata de estúpidos y desmemoriados, presentándose como el salvador de los españoles, no queda más remedio que recordarle que lo que dice tiene las mismas resonancias que las palabras de Rodríguez Zapatero cuando les pedía el voto a los españoles para librar a España de “la derecha”, aquella derecha del señor Aznar que había conseguido llevar a la nación española a las cotas más altas de bienestar, de reconocimiento internacional y de prestigio al ser admitida en Europa gracias a sus magníficas credenciales económicas y la confianza que consiguió despertar entre todos nuestros socios europeos.

Ahora el señor P.Sánchez vuelve a resucitar el tema de “devolver el poder a los sindicatos en la negociación colectiva”. A ver si lo entendemos: ¿se refiere, por casualidad, a estos sindicatos, como los andaluces que, se han metido (presuntamente) millones de euros en los bolsillos, que pertenecían a los trabajadores afectados por los ERE’s?, ¿a aquellos, cuya falta de visión política y económica, consiguieron poner a las empresas, con sus demandas salariales exageradas, en desventaja con las de su competencia en el resto de Europa? O acaso ¿ha decidido, como ha dicho, volver a imponer la tutela sindical a los comités de empresa y condicionar la negociación colectiva a que sea sectorial, con el perjuicio que ello supone para empresas que no pueden seguir a las otras sin grave peligro para su estabilidad?´

Cuando nos quejamos del número de funcionarios, de parados y de jubilados que han de ser sostenidos por apenas 14 millones de trabajadores privados, con sus aportaciones a la Seguridad Social, y estamos poniendo en tela de juicio que los españoles, con sus impuestos, tengan que seguir financiando a los 10.000 “liberados sindicales”, cuya única función es acudir a las manifestaciones o provocar huelgas, e impedir, por medio de los llamados “piquetes informativos” (realmente matones amenazantes) que los trabajadores que desean trabajar en lugar de secundar el paro puedan hacerlo libremente. ¿Está decidido, el señor P.Sánchez, a enmendarles la plana a los organismos europeos que siguen pidiendo que se ahonde en la reforma laboral, cuando el propone que se debe prescindir de ella?. Mal camino lleva y peor, si como se rumorea, quiere compartir lecho con los comunistas de Podemos.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, nos resulta imposible entender que el PSOE no haya aprendido absolutamente nada de su gran fracaso en la legislatura anterior. Lo malo es que España no tiene la culpa de todo ello.

Podemos fracasar
Almudena Negro www.vozpopuli.com 29 Abril  2015

De primera a cuarta fuerza política en las encuestas de la Cadena SER, nada sospechosa de tener manía al tertuliano de la coleta. En el resto de encuestas que se van publicando, a las que no hay que hacer más caso que en lo de marcar tendencia porque la volatilidad del voto en estos momentos de incertidumbre y desgobierno es altísima, la tendencia a la baja de los asesores de Hugo Chávez y Nicolás Maduro se repite una vez tras otra. El suflé se está desinflando. Monedero, el chico de los informes secretos a 425.000 euros del ala, afirma que ellos han sido críticos con el chavismo, con “Venezuela”. Carcajada nacional. Pablo Iglesias, por su parte, se quiere envolver en la bandera de España porque ventea que el desprecio hacia la nación, su alianza con los nacionalismos, ha sido uno de los grandes errores de la izquierda. Cosas del marketing político, que no del convencimiento o los principios. Que lea a Fichte. En el fondo, los chicos de Podemos cada día se parecen más a José Antonio, como Nicolás Maduro a Mussolini. No puede sorprender que Ricardo Sáenz de Ynestrillas se deshaga en halagos hacia ellos.

Si los chicos de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense consiguieran alcanzar el poder, prepárense para brutales subidas impositivas

Entretanto, desde la dirección del partido se filtra a los medios un borrador de lo que puede ser su soviético programa económico, del que dicen que es “la reforma fiscal que España necesita”. Agárrense los machos: si los chicos de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, ese zulo, consiguieran alcanzar el poder, prepárense para brutales subidas impositivas. De esas de ríanse ustedes de Montoro. Quieren los de Podemos, que se han apuntado a la tarifa plana de los naranjitos de Ciudadanos pero a lo bestia, que los mileuristas –y todos los demás– paguen el 50% de lo que con su esfuerzo se han ganado en IRPF. Además de subidas en todo lo imaginable: de cotizaciones sociales –deben de pensar que hay poco paro y por eso quieren crear más– hasta Sociedades o IVA. Por supuesto, en el pack va incluido reinstaurar Patrimonio, además de saquear a los herederos vía sucesiones. Y la creación de nuevos atracos para mantener a la casta. Teresa Rodríguez, que ve cómo el proyecto se desinfla, quiere ser vicepresidenta de Susana, lo que tiene de los nervios a los de Madrid, como Juan Marín tuvo a los de Ciudadanos de Barcelona. De poner condiciones leoninas para apoyar la investidura a un “bueno, vale, casi que te apoyo”. En Andalucía. Máxima expresión del clientelismo. Donde los ERE. Donde el PSOE lleva décadas gobernando y ha montado su propio régimen. Podemos ser casta. Errejón se enfada y cree que hay que seguir engañando al personal con un modelo “nórdico” y “centrado”. Nada de aventuras a lo Varoufakis, que acaban como el rosario de la aurora. Lo lleva claro. Está en su naturaleza.

Todo parece indicar que Podemos va a representar poco más que un cambio de marca de Izquierda Unida

Todo parece indicar que Podemos, que siempre fue mucho menos de lo que parecía y ellos se creen que son, va a representar poco más que un cambio de marca de Izquierda Unida, a la cual ha fagocitado para sorpresa de Cayo Lara, cuya ceguera ideológica le impide enterarse de nada. Empero, la intención primigenia de comerse al PSOE está fracasando. Y es que los votantes moderados del centro-izquierda que no quieren repetir sufragio al partido del puño y la rosa comienzan a irse, como los que ya no soportan a Mariano Rajoy y sus burócratas, a Ciudadanos, que acaba de presentar un programa económico netamente socialdemócrata. Garicano, al fin y a la postre, es más de lo mismo. En el fondo, el partido de Albert Rivera representa una suerte de inmovilismo, de mantenimiento del sistema, frente al partido de los funcionarios, de los privilegios, del pijiprogre con perro, flauta e iPhone, que es Podemos. Las propuestas liberales, la verdadera revolución después de décadas de colectivismo, ni están ni se las espera. La necesaria refundación del PP podría venirse abajo con escándalos como el de Rodrigo Rato, la operación rematar al padre. En lo único que hay unanimidad entre los diferentes clanes populares es en arrojar a Rajoy al averno. “Si no va a ganar, no debería ser candidato”, te repiten. Pedro Sánchez, por su parte, está en su mundo y en el de sus asesores de comunicación. Un desastre.

Más lo cierto es que el hartazgo hacia los grandes partidos, esto es, el PP y el PSOE, que en realidad es el hartazgo inconsciente hacia el consenso socialdemócrata de 1978, ya no se concentra alrededor de los chicos del 15-M, de los indignados. Albert Rivera ha conseguido llamar la atención, con propuestas más moderadas pero del más de lo mismo, del respetable. De ahí la pataleta de los morados contra los naranjas. Rivera, mucho más serio que Iglesias, les está expropiando el bocata.

Trillo y Pujalte: los 'compatibles'
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com 29 Abril  2015

Las últimas revelaciones sobre Federico Trillo y Vicente Martínez Pujalte, no generan mucha sorpresa en la España actual. Gracias a despiadadas luchas intestinas, la filtración de conductas discutibles constituye el desayuno de cada día, un rutinario suma y sigue. Ambos personajes habrían recibido suculentos honorarios por dudosos servicios de consultoría, sospecha ya formulada hace tres siglos por Jonathan Swift en "los viajes de Gulliver": Su Majestad no entendía que tanta gente ansiara formar parte del Parlamento cuando el puesto ocasiona tantas molestias y proporciona tan magra remuneración. Sospechaba que tan exaltada virtud y tan enorme espíritu cívico podrían no ser tan sinceros. Y que algunos parlamentarios abrigasen el propósito de resarcirse de gastos y fatigas sacrificando la conveniencia pública.

¿Necesitamos una ley advirtiendo que los actos irregulares, o presuntamente delictivos, son incompatibles con la condición de diputado?

Los tiempos cambian pero las peleas por ocupar cargos permanecen crueles y salvajes, con unos contendientes que no se mueven precisamente por virtud y espíritu cívico. Nada nuevo bajo el sol. Lo llamativo es la ocurrencia para resolver el problemilla: endurecer la incompatibilidad de diputados y senadores. Un método tan eficaz como cazar tigres a pedradas. Las leyes de incompatibilidad sirven para garantizar la exclusividad, obligar a concentrarse en una determinada actividad pública. Pero difícilmente evitan conductas dudosas; en todo caso sirven de coartada para justificarlas bajo un tramposo argumento: si es compatible, es legal, incluso ético. Una forma de desviar la atención de la naturaleza de los actos para focalizarla en los aspectos formales. ¿Necesitamos una ley advirtiendo que los actos irregulares, o presuntamente delictivos, son incompatibles con la condición de diputado? Si los interesados no lo saben... apague y vámonos.

Una actividad podría respetar las normas de incompatibilidad pero ser reprobable. Incluso ilegal. O, por el contrario, perfectamente ética pero incompatible. Todo depende de lo que se comercie. En las transacciones corruptas, el cargo público se beneficia personalmente de algo que, en puridad, no le pertenece. Delinque quien vende aquello, tangible o intangible, de lo que no es más que un mero administrador o depositario. La separación de lo público y lo privado, el trazado de su frontera, no requiere leyes complejísimas que contemplen una por una las miles de eventualidades. Ni normas que encadenen al parlamentario. Basta con el sentido común. No hace falta un catálogo exhaustivo que recoja todas las malas prácticas posibles de un cargo público: todo el mundo las identifica... si quiere.

¿Poseen estos dos personajes cualificación profesional para cobrar cantidades astronómicas por una asesoría sin documento escrito?

Unas preguntas interesantes
Enfrentado al caso de Trillo y Pujalte, un parlamento serio y honrado se abstendría de entrar en disquisiciones sobre compatibilidad. Formularía preguntas más interesantes. ¿Poseen estos dos personajes cualificación profesional para cobrar cantidades astronómicas por una asesoría sin documento escrito? ¿Acostumbran las empresas a pagar semejantes tarifas a profesionales no relacionados con la política? ¿Y aceptan asesoramientos puramente verbales? Si la respuesta a estos interrogantes fuera negativa, si las tarifas estuvieran notoriamente infladas o el informe escrito fuera la norma, cualquier comisión de investigación debería concluir que existen indicios racionales de tráfico de influencias. Especialmente cuando las empresas son constructoras que contratan con la administración. Y actuar en consecuencia relevando a los personajes de todos sus cargos públicos. Las empresas no sólo pagan por meros conocimientos técnicos: también por contactos, legislación favorable u obtención de contratas.

La depuración de responsabilidad política debe ser rápida y directa ante indicios racionales, sin perjuicio de lo que pudieran determinar, años o décadas después, los tribunales. El cargo público no es un derecho del titular, sino una función delegada por los ciudadanos: es imperativa la revocación cuanto exista sospecha de irregularidad o falta de honradez. Nadie es imprescindible ni faltan candidatos para la sustitución.

Sin embargo, en instituciones donde la corrupción se encuentra generalizada, donde casi todos regentan suculentos negocios, incluyendo el malvado filtrador, pocos se formulan las preguntas relevantes. Al contrario, muchos intentan judicializar la política para eludir responsabilidades mientras no exista condena. Apelan a la desgastada presunción de inocencia, a sabiendas de que el derecho penal es un elefante lento, bastante torpe en un entorno con muchas dificultades para obtener pruebas concluyentes. Y donde los jueces aplican las garantías con mucha más generosidad que en otro tipo de delitos. Otros sugieren cortar por lo sano, proponiendo que el escaño sea incompatible con cualquier actividad. Pero ello no impide que las dudosas asesorías se traspasen a hermanos, hijos, primos, cuñados o testaferros. Hecha la ley, surge rauda la trampa.

Donde hay putrefacción, los poderosos acostumbran a saltarse a la torera el espíritu, la intención de las leyes, aunque puedan cumplirlas formalmente

Exceso de leyes; mayor corrupción
Donde hay putrefacción, los poderosos acostumbran a saltarse a la torera el espíritu, la intención de las leyes, aunque puedan cumplirlas formalmente. Allá van leyes, do quieren reyes. De ahí la tentación a legislar hasta los detalles más nimios, a promulgar normas complejísimas, capaces de contemplar cualquier eventualidad. Pero se trata de un círculo vicioso que genera efectos perversos. El exceso de leyes enrevesadas es el mejor caldo de cultivo para la arbitrariedad y la corrupción pues favorece interpretaciones torticeras e interesadas. Corruptissima re-publica, plurimae leges.

No hay texto legal capaz de imponer normas éticas en la política. Solo funciona el ejemplo, el control del entorno, la buena selección de los gobernantes, la fiscalización de otros poderes del Estado y, en última instancia, la vigilancia de la opinión pública y los ciudadanos. Pocas leyes, claras y sencillas, voluntad de supervisión, principios, buena fe y sentido común. ¡Qué contrariedad!, justo lo que falta en la política española. Y con pocas perspectivas de mejora: cientos de personajes de todo pelaje, algunos famosos, se afilian a toda prisa a los nuevos partidos al ritmo de las perspectivas electorales. ¿Qué tendrán esos cargos cuando tanta gente se toma enormes molestias en conseguirlos?

La Gran Invasión: la Gran Sustitución es ahora
Franck Delétraz. Minuto Digital  29 Abril  2015

Cerca de 20.000 en lo que va de mes, más de 8000 en pocos días… Mientras que Europa se hunde bajo el peso de la inmigración, los barcos sobrecargados de nuevos inmigrantes/invasores provenientes de la otra ribera del mediterráneo siguen afluyendo a las costas italianas, sin provocar ninguna reacción de firmeza de parte de las autoridades europeas.

La Gran Invasión, la Gran sustitución es ahora, está ocurriendo en estos momentos. En sólo dos días, los guardacostas italianos han socorrido a 42 embarcaciones sobrecargadas de ilegales. La semana pasada, cerca de 800 de ellos se ahogaron al naufragar su barco. Ésta habría volcado debido al efecto del movimiento de los pasajeros al divisar el rescate en camino.

En esos mismos días, la agencia europea del control de las fronteras Frontex informaba que dos navíos de la operación Tritón había sido tiroteados por traficantes que querían recuperar sus embarcaciones. En febrero de este año, un incidente similar ya había ocurrido cuando unos traficantes obligaron a los guardacostas a que les devolvieran una embarcación cuyos ocupantes acababan de ser rescatados por la Marina italiana.

Este flujo se ha vuelto totalmente imposible de controlar por las autoridades italianas, que temen que con la vuelta del buen tiempo comenzarán a llegar ilegales por decenas de miles en los próximos meses, tal vez centenares de miles.

El ministro del Interior, Angelino Alfano, acaba de enviar una directiva a los prefectos urgiéndoles a encontrar urgentemente no menos de 6.500 plazas de acogida para los nuevos desembarcados. La llamada ha hecho saltar al gobernador de Lombardía, el miembro de la Liga Norte Roberto Maroni, que ha dicho que se niega a “soportar esta invasión”, y que en su región “no habrá una sola plaza mientras siga la actitud irresponsable del gobierno en esta cuestión”.

El eurodiputado del Front Nacional, Nicolas Bay, dice en un comunicado: “La Europa de Bruselas y sus partidarios son los únicos responsables de esta situación. La “Europa coladero” querida por la UMPS (UMP+PS), la de la “aspiradora” de inmigrantes, la de las regularizaciones masivas de ilegales, de los acuerdos de Schengen y de la libre circulación, acelera el fenómeno de una inmigración ilegal que se ha vuelto masiva e incontrolable. Frente a esa marea migratoria sobre el continente y frente a todas las amenazas de desestabilización que engendra, la UE demuestra su total impotencia”. Y añade: “Ante el inmenso fracaso de Frontex, se impone una vuelta a las fronteras nacionales de manera urgente. ¡Los inmigrantes ilegales que no se puedan acoger al derecho de asilo no deben ser acogidos ni ayudados, sino devueltos a sus países! De igual manera, los barcos cargados de ilegales deben ser acompañados, pero hacia sus puertos de partida.”

Tipo máximo de hasta el 34%
España es un auténtico 'infierno fiscal' para las herencias
Nuestro país es el sexto de la OCDE con mayor tipo en el Impuesto de Sucesiones. Frente a una media del 0%, llegamos a alcanzar el 34%.
Diego Sánchez de la Cruz Libertad Digital 29 Abril  2015

El sistema fiscal español es uno de los que más castiga la transmisión de riqueza de padres a hijos. De acuerdo con un estudio de alcance internacional firmado por la Tax Foundation, la fiscalidad aplicada en nuestro país a las herencias puede llegar a alcanzar un tipo máximo del 34% frente al 15% que, de media, marca la OCDE.

El informe muestra que numerosos países han abolido por completo este gravamen. Así, el Impuesto de Sucesiones no existe ya en grandes economías como Australia, Austria, Canadá, Luxemburgo, Israel, Nueva Zelanda, Portugal o Suecia. Tampoco en países emergentes como Estonia, Eslovenia, México, República Checa o Hungría...

Incluso comparando a España con los países que sí gravan las herencias, nuestro país sale muy mal parado. El tipo máximo del 34% que encuentra la Tax Foundation en la Vieja Piel de Toro contrasta con el 4% italiano o el 7% de Suiza y Portugal. Un poco peor es el tratamiento en Islanda o Turquía, si bien el 10% registrado en ambos países es claramente inferior al tramo superior observado en España.

También por debajo de nuestro 34% figuran países como Dinamarca (15%), Finlandia (19%), Países Bajos (20%) o Grecia (20%). A menor distancia, pero con tramos superiores más modestos, nos encontramos con Chile (25%), Alemania (30%), Bélgica (30%) e Irlanda (34%). Por el contrario, apenas hay cinco países que superan el 34% español.

Y es que, a nivel mundial, el Impuesto de Sucesiones solamente supera el 34% en su tramo más elevado en Japón, Corea del Sur, Francia, Reino Unido y Estados Unidos. En el país nipón, este gravamen puede llegar a marcar un 55%. Para Corea del Sur, el tramo superior alcanza el 50%. Francia completa el podio, con un 45%. A continuación, Gran Bretaña empata con el país del Tío Sam en niveles del 40%.

EEUU mantiene un generoso mínimo exento
Sorprende ver a Estados Unidos tan alto en la tabla. No obstante, cabe señalar que este tributo que puede llegar al 40% no se aplica en la mayoría de herencias: solamente en aquellas valoradas en más de 5,4 millones de dólares.

Este umbral llegaba a 2 millones hace ahora una década, por lo que el margen se ha ampliado notablemente, beneficiando a millones de contribuyentes. Por otro lado, cabe señalar que durante 2010 se retiró temporalmente el Impuesto de Sucesiones.

La Tax Foundation calcula que eliminar este gravamen en EEUU empujaría el PIB estadounidense al alza en un 0,8%, aumentando el stock de capital privado en un 2,2% y disparando los salarios un 0,7%. El efecto esperado en cuestión de empleo sería de 139.000 nuevos puestos de trabajo. Por cada dólar de menos recaudación fiscal, el sector privado añadiría ocho dólares de riqueza al PIB, lo que compensaría en última instancia la pérdida inicial de ingresos tributarios.

Cada vez más países eliminan este gravamen
Analizando otras economías, la Tax Foundation subraya que, "a lo largo de los últimos quince años, numerosos países han eliminado el Impuesto de Sucesiones. Macao abrió la veda en 2001, dando el pistoletazo de salida a un proceso que pronto sumó a Portugal, Suecia o Rusia. Más recientemente, Hong Kong, Singapur, Austria, Liechtenstein, República Checa o Noruega se unieron a este selecto club".

El Tribunal Superior recuerda que el Estado ya compensó a las personas que fueron perseguidas y atacadas durante la Guerra Civil y la Dictadura
Varapalo judicial al empeño del Gobierno de Urkullu de equiparar a las víctimas del terrorismo con las “víctimas de abusos policiales”
www.latribunadelpaisvasco.com 29 Abril  2015

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha estimado en parte el recurso del Estado contra el “decreto vasco de víctimas de abusos policiales”, anulando cinco artículos del mismo.

El decreto, diseñado por Jonan Fernández, ampara a las “víctimas de violación de los derechos humanos y sufrimientos injustos por la violencia de motivación política entre 1960 y 1978”, con indemnizaciones que van desde los 35.000 euros hasta los 390.000 euros, para los casos de gran invalidez. En verano del año pasado se había resuelto 56 expedientes a favor y pagado indemnizaciones a treinta personas.

La Abogacía del Estado recurrió este decreto por estimar que vulnera la Ley de Memoria Histórica, en la que se establecen medidas de compensación hacia las personas que fueron perseguidas o atacadas durante la Guerra Civil y la dictadura. Un año después, el Tribunal Superior del País Vasco ha estimado parte del recurso, declarando nulos de pleno derecho los artículos 1, 2, 4, 5 y 7 del decreto vasco, así como el 9.9, desestimando el resto de pretensiones de la abogacía del Estado.

Este fallo puede ser recurrido en un plazo de diez días ante el Tribunal Supremo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Sanidad pública, caciquismo, policía judicial y control político
Ha explotado judicial y policialmente el tema Innova, paradigma de los escándalos sanitarios y modelo sanitario que la Generalidad quería imponer en toda Cataluña. La Generalidad lo querría tapar. Pero no podrá. Afectará al 27S y debería poner sobre la mesa el control social soñado por Mas.
Alfons Quintà Cronica Global 29 Abril  2015

Probablemente, ayer Mas perdió la posibilidad de ganar las elecciones del 27S. Así sería con toda seguridad si este país no tuviera infinitos medios de comunicación controlados por la Generalidad. En todo caso, ya no es razonable negar la existencia, en particular en Reus y en las Tierras del Ebro, de un sistema de control político y social, centrado en la sanidad y aderezado con todo tipo de corrupciones.

Todo ello hay que situarlo en un marco social general, no solo sanitario, concebido por el gran ruralista y gran reaccionario Jordi Pujol. Corresponde también al que querría imponer Mas en Cataluña. Es comprensible que esa voluntad política de imposición de control social fuera importante en unas tierras, como las del Ebro, mal tratadas por la historia y de las que escribí bastante, siempre con simpatía, acompañada de tristeza.

Estructuras sanitarias y de CDC
En ellas hay una brutal superposición de estructuras sanitarias clientelares y de médicos de CDC con cargos políticos. Podría escribir de memoria una larga lista. Si alguien se toma aquellos médicos de CDC -o la propia CDC- como una vía hacia la modernidad se lo tiene que hacer mirar.

Allí, cerca del Ebro, el poder clánico es el real y efectivo. Un poder con derivaciones corruptas muy arraigadas, a menudo consideradas naturales, inmanentes. Conozco muy bien Sicilia y he escrito un montón sobre ella. Aunque conozco mejor Córcega, isla de la que he escrito más. No hay tierras idénticas, pero algunas tienen males similares. En los tres lugares, es difícil llevar a cabo políticas modernizadoras. Mas ni lo ha intentado, sino que más bien ha buscado sacar más beneficios, excitando mitos paternales seculares. Pero la realidad es que en sectores sanitarios la ilegalidad contractual puede alcanzar cuotas del ochenta por ciento. Ahora se deberá precisar judicialmente.

En aquellas tierras el entorno político real, cien por ciento de CDC y controlado por este partido, es el factor dominante. La voluntad de Mas de extender, tanto como pudiera, aquel sistema a toda Cataluña ha terminado en un desastre jurídico. Todo ha quedado patas arriba. El descabezada sanidad pública costará mucho de arreglar. Pero sería irreparable si Mas, Mas-Colell, Boi Ruiz y otras plagas bíblicas mandan algunos meses más.

Caciquismo del siglo XIX
Mas y CDC obligan a invocar el peor caciquismo -el de la Restauración, en el siglo XIX- junto al descontrol económico y administrativo con fines de corrupción económica y, en definitiva, hacen tener siempre en mente el concepto jurídico, de derecho positivo español, de "consorcio criminal".

Empecé a exponer el caso Innova, el marco sanitario y el inefable Josep Prat, en primicia total, diga lo que diga El País, en octubre de 2011. Las hemerotecas no pueden mentir.

Fue una primicia que siempre ha reconocido la CUP de Reus, organización que, después de mis artículos, tuvo el acierto de llevar el tema a los juzgados. Ahora han llegado algunos frutos jurídicos, en forma de imputaciones a dirigentes de CDC. Irán llegando muchas mas. La CUP ya ha conseguido la pluriimputación de Josep Prat, hecho maravilloso, clave y justo.

El sistema Innova y el 'sector negocios de CDC'
Fue en Reus donde nació el sistema Innova, que luego Mas, a través de Josep Prat, quiso imponer al resto de Cataluña. Lo decidió antes de ser presidente de la Generalidad y con el deseo determinante de servir a los intereses del 'sector de negocios sanitarios de CDC', grupo de multimillonarios, la mayoría gracias a CDC y a la sanidad. En varias ocasiones he dado los principales nombres.

Prat usó los servicios de la consultora multinacional PricewaterhouseCoopers para diseñar un plan muy preciso que llevaría a liquidar el Instituto Catalán de la Salud (ICS) en base de crear 22 Innova más. Debían ser 14 consorcios de atención primaria y ocho hospitalarios. Era patente el intento de privatizar todo y de beneficiar al 'sector de negocios sanitarios de CDC'. Ningún gran diario dijo nada crítico, por no decir nada en absoluto.

Medios serviles
Después, la Generalidad tuvo que ir modificando ese plano. Surgieron otros intentos de consorcios privatizadores, siempre con finalidad destructiva y de convertir en negocio lo que había sido una sanidad pública. Se fue viendo el plumero, aunque la mayoría de partidos no decían casi nada, y que ERC entonces lo iba apoyando, no en base a ninguna capacidad de análisis, sino por efecto mágico de muchas demagogias.

Merece especial recordatorio la imperdonable actitud de lameculos de TV3 y de todos los medios de la Generalidad, olvidando elementales principios deontológicos. Lo mismo hizo la prensa subvencionada, en especial La Vanguardia. Sin esta protección mediática descarada y dadas las acciones judiciales de la CUP en curso desde hace años, el problema hubiera tenido que entrar en una línea de resolución hace tiempo. Pero todo indica que hay tema para muchos meses. Mientras tanto, la descarada y cínica CDC intentará lo imposible. Son unos desvergonzados y agotan. Pero hay que mantener los ánimos. Todo va de vida o de muerte para miles de ciudadanos.

Ayer TV3 se superó a sí misma en cinismo. Al mediodía trató el tema de la peor manera posible. En una pieza de su noticiario hizo parecer que las peores consecuencias de lo que pasaba era la suspensión temporal de un pleno municipal en Cambrils. Hay que ser caradura.

Proceso judicial determinante
El proceso judicial será determinante, dado que CDC en este momento se atreve incluso despreciar el Parlamento autonómico. Esto da una idea de hasta qué punto CDC necesita la ayuda de su 'sector de negocios sanitarios', en un momento de necesidades preelectorales. Este sector nunca se ha escondido -a pesar de su silencio- en cuanto a que quiere el fin del sistema público. En particular, luchan por la desaparición del Derecho Administrativo. Se toman el dinero público como dinero privado y bien suyo.

Precisamente ayer aumentaron los grandes indicios de movimientos de dinero por caminos de interés judicial, en una acción legal de mera defensa social. Habrían participado algún centenar de miembros de la Guardia Civil, obrando como policía judicial, después de muchos meses de instrucción procesal, con más de 40 imputados.

La acción de ayer es paralela al fracaso del intento de CDC de crear un consorcio sanitario en Lleida y del tema, aún pendiente, consistente en la creación de otro consorcio que reúna al Hospital Clínico de Barcelona y a su muy privada BarnaClínic.

El rector Ramírez
Habrá que ver cómo acaba el tema BarnaClínic. Ayer CDC acreditó que quiere continuar imponiendo su inefable consorcio, así como extenderlo a todos los hospitales catalanes, públicos o de mera colaboración, aunque sea mínima, con la Generalidad. Mucho depende de la actitud inmediata del rector de la primera Universidad de Barcelona, Dídac Ramírez. Éste, haría bien en analizar cómo, en Tarragona, la Universidad Rovira i Virgili puede haber quedado ya manchada por la política de destrucción sanitaria de Mas. Tienes que mirar con cuidado con quien te metes en la cama.

Por su parte, el portavoz del Govern, el insuperable cómico Francesc Homs, intentó hacer querer pasar la acción de la policía judicial por un problema local de Reus, cuando lo que está juego es todo el sistema sanitario que quiere imponer Mas.

El Colegio de Médicos, y de CDC
Lo que ha pasado no puede ser considerado una sorpresa. Lo sorprendente es que no hubiera una intervención judicial generalizada antes. Puede ser un muy buen síndrome: pensar más en el proceso judicial y la comprensible condena que no hacerlo sólo en términos policiales. También sorprende que ningún dirigente de CDC ni siquiera hable de dimitir.

Como si nada, ayer mismo, mientras los hechos estaban en curso, el Colegio Oficial de Médicos, con su presidente de derecho al frente, Jaume Padrós, dirigente y ex diputado de CDC, montó una conferencia de prensa para apoyar los médicos de la privada y privatista BarnaClínic, situada en el interior del Hospital Clínico. Los beneficios que BarnaClínic recibe del dinero público del Clínico son inmensos y pendientes de ser sabidos con un mínimo detalle.

Milagros del dinero y de la estelada
El citado Colegio profesional, cien por ciento dominado por CDC y, ay, también con un 'sector de negocios' monumental, nunca ha dicho nada de los recortes de personal, de dinero y de los sueldos de los médicos y del personal sanitario, que han afectado a la sanidad.

En síntesis, con la resistencia numantina de Mas, ansioso por tener dinero para, cree él, poder ganar las elecciones, hace que el tema que expuse hace más de tres años y medio (octubre de 2011) deba seguir siendo de actualidad un puñado de meses más, o de años.

Carlos Urquijo, delegado del Gobierno en el País Vasco (*)
Convivir en libertad
www.latribunadelpaisvasco.com  29 Abril  2015

Me preocupan, como a toda la gente normal, las pésimas noticias que estamos conociendo sobre los casos de corrupción de personas que pertenecen o han pertenecido a mi partido, casos que no son exclusiva del PP sino de todas aquellas formaciones políticas que han tenido la oportunidad de gobernar alguna institución. Pero hoy, después de tanto tiempo ausente del blog, quiero hablar de la falta de libertad que todavía hoy seguimos padeciendo en el País Vasco aunque ETA ya no asesine y pueda existir la idea de que somos una arcadia feliz. Desgraciadamente no es así y quería ilustrarlo con un ejemplo que me parece significativo.

La semana pasada recibí carta manuscrita de un funcionario de la Diputación Foral de Guipúzcoa en la que me da cuenta de su interés porpresentarse a una plaza de promoción interna para acceder a una plaza de técnico superior de hacienda. Pese a tener el perfil 3 de conocimiento del euskera, considera que su nivel de exigencia en las bases del concurso y el modo de acreditarlo, es contrario a derecho. Me lo comunica a efectos de que las estudiemos y presentemos, caso de considerarlo oportuno, el correspondiente recurso contencioso-administrativo.

Me disponía a contestar a la carta cuando al dar la vuelta al sobre observo que no tiene remite. Desgraciadamente no es la primera vez que me ocurre un caso similar. Ciudadanos asfixiados por las imposiciones o hartos de que se incumpla la ley se dirigen a la Administración General del Estado como último recurso para ver defendidos sus derechos. La razón del anonimato, resulta evidente, no es otra que el temor a ser identificados y castigados por su “rebeldía”.

Mientras ocurren casos como el que acabo de relatar, altos cargos de las instituciones gobernadas por partidos nacionalistas siguen presumiendo de lo magníficamente que se ha construido nuestra normalización lingüística y de lo maravillosamente bien que se vive en el País Vasco. La carta del ciudadano que acabo de mencionar es una evidencia de que todavía deberán pasar muchos años y cambiar muchas actitudes para que en nuestra tierra la libertad se abra paso de manera definitiva. Hasta entonces, a pesar de la crítica y la descalificación permanente, algunos seguiremos poniendo nuestro grano de arena para conseguirlo.

(*) Artículo publicado inicialmente por Carlos Urquijo en su blog “El Microscopio vasco”


Recortes de Prensa   Página Inicial