AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 13  Mayo 2015

Carta triste a un amigo sobre la realidad de España
Mario Conde www.gaceta.es 13  Mayo  2015

Una sociedad, querido amigo, muy descompuesta. Y no es derrotismo, es simplemente, en mi modesta opinión, el intento de ver con los ojos de la realidad y con alma llena de nostalgia de eso que te decía: una nueva oportunidad perdida para tratar de construir un mundo mejor

Hoy he escrito una larga carta a un amigo, miembro del mundo judicial, persona seria, honesta, honrada y preocupada por este país. Hace ya años que conversamos por este procedimiento.

Buenos días....
La verdad es que la Constitución de 1978 no solo nació vieja en su concepción del Sistema político, sino que fue algo peor y que cuesta reconocer. El modelo político fue por encima de cualquier otra consideración una partitocracia. Bien es verdad que la CE de entonces no atribuía a los partidos políticos el monopolio de la acción pública y/o política, como puse a manifiesto en mi discurso de Junio de 1993 sobre Sociedad Civil y Poder Político. Pero la realidad es que la praxis de la vida de los citados partidos ha consistido en una asfixia de la sociedad civil, de sus centros de debate, de sus instituciones capitales, para que frente al Estado solo quedara el individuo aislado.

El siguiente paso consistió en confundir Partido y Estado, lo que comprobamos día a día de manera tan obvia como lacerante. Los partidos se adueñaron de la estructura del Estado de modo que la separación de poderes quedó desvencijada de manera rotunda. El Parlamento no es mas que la decisión de dos o tres personas que son los líderes de los partidos correspondientes, gracias al vergonzante instituto de la disciplina de voto que impide a un parlamentario votar como mejor le parezca porque tiene que obedecer las órdenes emanadas de su partido. Y como con ese esquema de poder se controlaba el Poder Judicial, a base de la designación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, el círculo de apropiación del Estado por el Partido se cerraba de manera dramática.

Y en esa situación vivimos. Y me da la sensación de que ninguno de los partidos, ni emergentes ni no emergentes, por mucho que hablen ad nauseam de regeneración y cosas por el estilo, quiere realmente cambiar. Se trata de cosmética del cambio, en realidad de un hazme sitio en la mesa para participar en el banquete. Entre otras razones porque ya hemos comprobado como este modelo se traduce en una corrupción institucionalizada amparada, entre otras cosas, por los mecanismos de impunidad creados ad hoc

Por eso insisto desde hace mas de veinte años en que el cambio que necesitamos es la recuperación del poder de la sociedad civil y conseguir su presencia directa en los órganos del Estado. Los partidos obviamente no quieren semejante movimiento porque eso implica ceder parte de su poder. Y como la sociedad civil no se encuentra armada, las esperanzas de cambio se difuminan envueltas en una tristeza casi crónica que sentimos los que creemos que nuevamente se está perdiendo una oportunidad real de construir algo mejor que lo que tenemos. Hace años, unos expertos en predicción del futuro me aseguraron que el cambio del sistema político europeo comenzaría por España. Te aseguro que la idea me ilusionó. Pero a fuer de contemplar lo que veo imagino que su modelo predictivo no era excesivamente fino, o que los tiempos —es otra esperanza— no son los que imaginaron.

¿Y los nacionalismos? Fue algo mas que una irresponsabilidad introducir en la CE el término nacionalidades. Cualquiera que conociera la Historia de España, las diferencias entre el Estado de Castilla y el llamado con acierto Estado Compuesto de Aragón, podría ser consciente de que se estaba jugando con fuego y que mas tarde o mas temprano la fuerza políticamente expansiva del término, junto con los deseos reales de fondo de los llamados nacionalistas, no tardarían en afectar a la integridad del modelo de España. Ahí están las evidencias. Y para echar mas leña al fuego, gracias a un modelo electoral absurdo que concedía a los nacionalismos el poder de ser llave en el Gobierno central, se aceptaron transferencias de competencias que fueron agravando sucesiva, peligrosa y espero que no determinantemente el problema.

¿Por qué no se abordó la cuestión por derecho en lugar de estos mecanismos de trastienda? El debate sobre el modelo territorial debió abrirse. Yo tengo mis ideas, pero lo que cuenta, lo que importa son las que tengan los españoles, pero en un debate abierto, racional, en el que la Historia tenga su peso, pero el futuro el suyo, en el que no confundir Estado único con Estado centralizado, en el que poner encima de la mesa las ventajas y los inconvenientes, en un mundo globalizado, de la segmentación, participación y jibarización de competencias. Un debate en el que las nuevas tecnologías permiten un grado de descentralización administrativa muy elevado acercando la Administración a los ciudadanos, con una Agenda del Estado debatida y perfilada y con una Administración Pública en la que debemos recuperar sobre todo los niveles de inteligencia, dedicación y capacidad. Ese debate sigue sin celebrarse sustituido por argumentarios en los que lo emocional —manipulado casi siempre– ocupa el papel de lo racionalmente sereno.

La introducción del modelo monárquico en la figura de D. Juan Carlos no obedeció en absoluto a un fervor por la institución, sino a una conveniencia muy clara: sería mas fácil el tránsito, menos traumático por el recuerdo de los desmanes de la República en última etapa. Como creo que dijo Franco a un consejero “convénzase usted de que en España no hay mas que dos verdaderos monárquicos, usted y yo”.

La Constitución de 1978 fue, además, una carta otorgada. No precedió un verdadero debate constituyente en el que participara activamente la sociedad. Y eso tiene consecuencias. Quieran o no un día la sociedad española se pondrá a esa labor. No se cuanto tiempo transcurrirá porque el remate del modelo consiste en crear desde el poder un sistema educativo en el que los individuos renuncien casi a pensar por sí mismos, que tengan como objetivo eso que dicen “vivir”, por encima de cualquier otra consideración, que renuncien a entender, a preguntarse, a comprender, al placer de conocer, a la búsqueda del conocimiento, al respeto por la sabiduría, a ilusionarse por encontrar respuestas a sus interrogantes vitales….Hombres máquina que son los que permiten al poder actuar a sus anchas y perpetuarse. Individuos que protagonizan protestas de tabernas, bares y cenas, pero que a la hora de votar siguen encumbrado a aquellos de los que teóricamente reniegan, que en su verdadero fondo albergan la condición de súbditos.

Una sociedad, querido amigo, muy descompuesta. Y no es derrotismo, es simplemente, en mi modesta opinión, el intento de ver con los ojos de la realidad y con alma llena de nostalgia de eso que te decía: una nueva oportunidad perdida para tratar de construir un mundo mejor

Un fuerte abrazo

Se adelanta la Navidad.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 13  Mayo  2015

Anda Aznar con un discurso que recuerda mucho al anuncio de ese turrón navideño con su “vuelve, a casa vuelve, por Navidad”. Lo malo es que no hay casa a dónde volver porque lo que queda es solo la fachada, y no lo digo con ningún doble sentido. Al contrario,, este PP que añora tanto José María Aznar ya no representa a la derecha clásica ni liberal, sino a una especie de castuza sin ideología empeñada en mantenerse en el poder aún a costa de derrumbar el edificio. De la sobriedad y seriedad castellana de Aznar se ha pasado al cinismo oportunista y distante de Rajoy. Y la verdad es que esa casa añorada en la que más de uno podía antes sentirse seguro y cobijado, ahora es algo frío y nada acogedor. No hay nada que anime a volver.

Parece una actitud un poco desesperada en un intento de atraer a un supuesto centro moderado que solo existe en las mentes arriolistas. Lo que ha pasado ha sido el abandono y orfandad de la derecha a la que han venido despreciando y ninguneando desde el Congreso de Valencia. Son numerosos los cadáveres políticos que Rajoy ha ido dejando a lo largo de estos años en que paralelamente ha adquirido el poder absoluto sobre el partido. Hasta el extremo en que, al más puro estilo chavista, ha logrado auto postularse como candidato único para las próximas elecciones generales con argumentos tan de peso como “tengo derecho a hacerlo”.
Publicidad

Tarde, mal y nada convincente resulta la postrera llamada al sentimentalismo con la vuelta a casa. Porque lo que hay ahora es una auténtica jaula de grillos en un sálvese quien pueda, que se hará evidente e imparable una vez se consume el fracaso estrepitoso en las elecciones autonómicas y municipales del próximo 24, apenas 11 días faltan. Evidentemente las comparaciones son odiosas, pero se hace más rotunda la personalidad de un Aznar con un mensaje claro y directo, como él mismo, con la presencia antinatural de Rajoy y su apocalíptico mensaje de “o yo o el caos”.

Solo en los cuentos y en las parábolas como la del hijo pródigo existe un final feliz. Mucho me temo que los votantes del PP tienen muy duro el camino de vuelta a casa porque son muy conscientes de que persisten los motivos por los que decidieron abandonarla.

LA POLÍTICA ES UN FRAUDE AL SERVICIO DE MINORÍAS (y II)
Antonio García Fuentes Periodista Digital 13  Mayo  2015

Continuando con el tema de mi artículo de ayer, paso de lo individual a lo general y que impera en toda la política mundial y “sálvese el que pueda”.

Todo político (y grupo que lo respalda, dando la cara o en la sombra) quieren gobernar con plenos poderes, o sea lo que se denomina eufemísticamente como “mayoría”; puesto que lo que quieren es gobernar con un absolutismo de tiempos pretéritos y que nadie se les oponga a los fines que le han llevado “a las alturas” en que se encuentran y en la que muchos, en el camino que han de recorrer… “ya pierden o han perdido toda o casi toda la dignidad que alguna vez tuvieron, puesto que para llegar a esos lugares, vete a saber lo que tuvieron que tragar en el camino y lo que van a tener que seguir tragando mientras permanezcan en el cargo o incluso después, por los compromisos contraídos y los silencios a guardar de por vida”.

Pero como “eso es lo que hay en todos o casi todos lados”; pues sinteticemos con “el chiste del loro y lo que oyó el pájaro entre bastidores y que practicó con las gallinas que viajaban con él”… “¡Tragas o no tragas! ¡No tragas! ¡A la carretera!” Y así aquel loro acabó con el gallinero con que viajaba, dejando tras de sí un rastro de muchas gallinas “que al no tragar con las pretensiones del loro, eran tiradas al camino, para pasto de quienes quisieran aprovecharse de su carne, plumas o huevos a poner”. Si no saben el chiste completo (que es muy viejo) me llaman por teléfono y se lo cuento.
En la política que conocemos, no existe otra razón que la fuerza, y esta es esgrimida por el más fuerte sin piedad alguna, o sea, se sigue practicando aquello tan viejo y perverso que sintetiza la frase… “Al enemigo ni agua”. O sea “la razón de la fuerza” y nada más.

Si imperase por el contrario…. “La fuerza de la razón”; entonces no serían necesarias todas esas corrupciones que nos asolaron y asolan; puesto que si de verdad existiera la tan cacareada democracia (hoy son dictaduras camufladas cuando no tiranías clarísimas); entonces sería de plena libertad, el presentarse a un cargo, ser elegido o no al mismo; y una vez logrado el puesto y el asiento correspondiente; un solo individuo (“el individuo es superior a la masa”) expondría su idea o proyecto, en el parlamento que fuere (“grande o chico”) allí tendría que ser oído, escuchado, discutido y tras todo ello sometido a votación, aprobándose o no, lo que fuere… “y si había la mínima dignidad en el resto de votantes, serían aprobados todos aquellos proyectos que de verdad fuesen encaminados a proteger la mayorías de población que se gobierna, no admitiéndose por tanto, tantos y tantos abusos (robos o expolios encubiertos en forma de leyes del embudo) como soportamos y que al final, sólo benefician a esas minorías que como sólo funcionaron y funcionan, “sobre los apetitos de su panza y su bolsillo”; son las culpables de todo lo demás; y por descontado que entonces si no con la perfección absoluta, pero sí que funcionarían las sociedades infinitamente mejor con que lo hacen hoy; pero es claro que ello no interesa a los de “panza y bolsillo”.

Y como ya llevo muchos años en que vengo clasificando a “toda esa gente o gentuza”, con las dos palabras (panza y bolsillo) aclaro el significado que yo le di y le sigo dando y que no hay que ser muy inteligente para entenderlo con toda claridad. Puesto que son similares a lo de “los pecados” clasificados de “cintura para abajo o de cintura para arriba”.

O sea que en la panza y sus alrededores, están situados todos los goces del bruto y cuanto más bruto sea, más acusados aparecerá estos; y en lo relativo al bolsillo, es la metáfora de la cuenta corriente o bolsa de valores que quiere atesorar el que ya siendo insaciable, sólo pensará en poner ceros a la derecha y por tanto, terminará siendo un “pobre esclavo del dinero”, terminando muchos con aquella clasificación que la sentencia anónima, debió salir de un cerebro sabio (por ello “lo de que el individuo es superior a la masa”)… el que con toda la intención del mundo, y sin faltar en ello la de la posible caridad o compasión hacia quién era dirigida, sentenció lo siguiente… “Era tan pobre tan pobre, que sólo tenía… DINERO”.
Publicidad

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

C's contra la ciudadanía
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 13  Mayo  2015

El mejor escribano echa un borrón, pero el último de Albert Rivera no es una mancha corriente, es que se ha echado encima el tintero. Ayer, Arcadi Espada criticaba el «adanismo» y el «regeneracionismo» de su criatura política. Y lo digo porque acabo de leer el interesantísimo libro de Antonio Robles El nacimiento de Ciudadanos y está claro que el partido en el que hoy confía tanta gente se lo sacaron de la manga Arcadi y Boadella, contra Francesc de Carreras y otros incurables nostálgicos del PSC o de la Federación Catalana del PSOE, que no querían que la Esquerra Comú, o sea, la progresía barcelonesa, los estigmatizara. Me ha sorprendido mucho que, ya antes de nacer, en Ciudadanos lucharan dos almas, la liberal o «transversal» y la incurablemente socialista, entre cuyos adalides no se cita mucho el propio Robles, aunque sin duda estaba. Y más me ha sorprendido su confesión de que, el día en que lo nombran nada menos que Secretario General, sin esperarlo, y a Albert Rivera presidente, resulta que Robles ni siquiera conocía a Rivera. Vamos, que ni se habían saludado. Esto obliga moralmente a Arcadi a escribir la verdadera historia de la invención de Ciudadanos, si su pudor actual o su pasado impudor político se lo permite.

Pero el manchurrón de Rivera consiste en una de las iniciativas, por lo general rabiosamente antiliberales, que han surgido en la organización de Madrid. Resulta que para combatir lo que llaman «pisos patera», supongo que refiriéndose a los que albergan o hacinan a inmigrantes ilegales, van a decidir el número de personas que debe haber en una habitación y si hay más de dos, al multazo municipal se añadirá, por el propio Ayuntamiento, nada menos que la anulación del empadronamiento, que, como todos saben, nos priva automáticamente de la posibilidad de votar. O sea, que por una sanción municipal -rabiosamente anticonstitucional- lo que se plantea es nada más y nada menos que privar de los derechos de ciudadanía a los infractores. Vamos, que si el CAC denuncia a los de Ciudadanos al ayuntamiento barcelonés y éste los quita del padrón, adiós al partido de Rivera. ¡Ciudadanos contra el derecho de ciudadanía! Yo creo, sinceramente, que para Rivera ha llegado el momento de pararse y meditar. Una dieta de tres días sin televisión le sentaría bien al Divino Impaciente.

Nadie quiere mi voto
Emilio Campmany Libertad Digital 13  Mayo  2015

En España ya no cabe un socialista más. Ahora va Cristina Cifuentes e incluye entre sus propuestas un cheque. Se trata de un cheque de cien euros anuales para que los jubilados se lo gasten en actos culturales. Se supone que de esa forma se gana el voto de ese numeroso sector de población y hace un guiño al mundo de la cultura, con el que se supone que está peleado el PP. Pero eso es lo de menos. De lo que yo me quejo es de que pueda atraer votos incluir en el programa cualquier clase de cheque. ¿Es que nadie se da cuenta de que ese dinero no es de Cristina Cifuentes ni de ningún otro político, sino de nosotros? Y lo peor no son los cien millones de euros que harán falta para financiar el cheque. Lo peor será tener que pagar la burocracia para repartirlo y asegurarse de que lo reciben sólo los que tienen derecho a él y de que se gaste únicamente en lo previsto. No deja de tener gracia que luego sea el PP el que acuse a los partidos regeneracionistas emergentes de ofrecer en sus programas "ocurrencias". Pues si esto del cheque cultural no es una ocurrencia, que además huele a zapaterismo a kilómetros de distancia, que venga Dios y lo vea.

Pero como en Ciudadanos están empeñados en dar la razón a los que les acusan de ocurrentes va Albert Rivera y propone, además de que los mayores de cuarenta no podamos desempeñar cargo público alguno, prohibir (siempre la dichosa palabra) que haya domiciliadas en una vivienda más personas de las que cabrían multiplicando cada habitación por dos. Naturalmente, luego explican que esto no va contra las familias numerosas sino contra los pisos patera. O sea, que se trata de una medida contra la inmigración. Saben que hay en España mucha gente que desea se ponga freno a la inmigración pero que no está dispuesta a votar a quien lo proponga seriamente. Así, ya que hay que proponer medidas contra la inmigración, que no se note que son contra la inmigración, con lo que retuercen la idea y resulta que las que salen perjudicadas son las familias numerosas.

Todo esto sólo tiene un nombre: socialismo. Ahora lo llamarán "socialismo de tercera vía" o "política social" como antes lo llamaron “socialdemocracia”, pero no es más que socialismo puro y duro y está en todos los programas que hoy nos ofrecen. Yo no soy socialista y creo y espero que haya muchos españoles que tampoco. Y, sin embargo, nadie está interesado en nuestro voto porque nadie nos ofrece nada coherente con nuestras ideas. Es posible que seamos tan pocos que no despertamos el interés de nadie. Pero también cabe que lo que ocurra sea que se han dado cuenta de que no nos gusta votar a quienes piensan como nosotros. Si es esto último, tenemos lo que nos merecemos, socialismo hasta que nos salga por las orejas.

UNA FAMILIA UNIDA EN LENIN
Pablo Iglesias, hijo y nieto del comunismo (y no de la democracia)
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 13  Mayo  2015

Pablo Iglesias tiene derecho a estar orgulloso de su familia, pero no a inventarla. Los asesinatos chequistas de la guerra civil y el terrorismo de los años 70 no son méritos democráticos.

La mejor campaña del PP la está haciendo, por supuesto, Podemos. El grupo de Pablo Iglesias, asustando al votante natural o posible del PP, invita al grito de "que vienen los malos". Y es que con o sin Monedero Podemos puede asustar. Pablo Iglesias juega él mismo, por su parte, a tranquilizar, a parecer menos venezolano y más razonable, más moderado, más demócrata, miembro de una familia normal. Lo que pasa es que su historia familiar debe ser contada para entender el personaje, y para que no toda la culpa de su de-formación (y del hundimiento moral e higiénico de su Facultad) se la lleve Jorge Verstrynge.

Pablo Iglesias Turrión es hijo de María Luisa Turrión Santa María, letrada de CCOO, y de Francisco Javier Iglesias Peláez, Inspector de Trabajo, profesor de historia contemporánea en una Escuela de Relaciones Laborales y militante marxista en el PCE (m-l) y en el grupo terrorista FRAP. Por supuesto, ni las culpas ni los méritos han de recaer en los hijos; pero sí que, conociendo mejor a los padres, se conoce mejor a los hijos. Cosa importante si quieren cambiar España. Ahora veremos mejor en qué dirección.

Javier Iglesias, que ha sido después candidato de otros grupos de extrema izquierda y que es ahora uno de los dirigentes de Podemos Zamora, fue un terrorista del Frente Revolucionario Antifascista Patriótico, que como tal existió entre 1973 y 1978. Y como terrorista, no como demócrata, Javier Iglesias fue a la cárcel. Una experiencia que sin duda le marcó, y a su hijo. Sin embargo, no pensemos en los Iglesias como si fuesen una esforzada familia de militantes obreros. Javier Iglesias es, ahora jubilado, y lo fue desde el tardofranquismo, un funcionario de nivel A del Ministerio de Trabajo, siendo Delegado del mismo sucesivamente en varias provincias.

Yo no condeno a Pablo Iglesias porque 1973 el FRAP, en el que militaba su orgulloso padre, matase al policía Juan Antonio Fernández Gutiérrez y al policía Francisco Jesús Anguas Barragán, y en 1975 a los policías Lucio Rodríguez Martín, Juan Ruiz Muñoz y Diego del Río Martín y al teniente de la Guardia Civil Antonio Pose Rodríguez. No los mató Pablo Iglesias, aunque sí merece todo mi asco por no condenar esos asesinatos, y por aplaudir a su no arrepentido, ultraizquierdista y amnistiado padre Francisco Javier Iglesias, que como él y como su abuelo nunca ha dejado de vivir de la administración del Estado franquista. Qué cosas.

De todos modos, haber sido del FRAP no es delito punible tras la amnistía. Un político profesional del PP como Rafael Blasco Castany también fue un terrorista del FRAP. Y si se fue del PP no fue por asesino comunista, sino por malversación de fondos y corrupción, qué cosas. Lo que importa, o debería importar más bien, es no confundir haber sido un antifranquista violento con haber sido o ser un demócrata. Que no es ni puede ser lo mismo.

Qué mejor que tener un abuelo "luchador contra el franquismo"
Pero Pablo Iglesias no sólo es hijo de "demócratas" (que es como hablan de sí mismos los marxistas, inclusive maoístas, estalinistas, trostkistas y practicantes de todo tipo de violencia). "Demócrata" en el mismo sentido lo era su abuelo, Manuel Iglesias Ramírez, considerado por él mismo un "demócrata español, socialista y creyente" y un "socialista humanista" que fue condenado a muerte después de la guerra civil. O sea, una víctima del franquismo, pensarán muchos. Qué bueno es Pablo.

Lo que pasa es que, para empezar, al abuelo de Pablo Iglesias Franco le conmutó la pena a una de 30 años, "gracias a los testimonios de miembros de la Falange que desmontaron muchas de las acusaciones que se habían hecho contra él". Y de esos 30 cumplió 5. Menuda represión más dura, como para compararla con el Gulag. Aun así, si fuese un pobre demócrata injustamente condenado habría sido una condena terrible. Pero no es el caso.

En 1936, Manuel Iglesias fue uno de los dirigentes principales de la represión frentepopulista en Villafranca de los Barros (Badajoz) hasta su liberación por el Ejército; participó en la formación de las partidas armadas del Frente Popular y en la detención de los miembros de la Guardia Civil. Como miliciano, participó en la represión violenta contra sus enemigos políticos desde el inicio de la guerra. El 7 de noviembre de 1936 detuvo a Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, marqués de San Fernando, y a su cuñado, Pedro Ceballos, y los de Manuel Iglesias entregaron a los dos a la checa de la calle Serrano 43. Después de presos y torturados, ambos aristócratas extremeños fueron fusilados en la Pradera de San Isidro.

Manuel Iglesias supo que el marqués había sido fusilado, como otros enemigos políticos y sociales suyos de su pueblo. Y era uno de los responsables del bando que quemó una iglesia de Villafranca de los Barros… con presos católicos y derechistas dentro. Fue delegado del Frente Popular en su pueblo, y luego, desde 1937, Manuel Iglesias fue juez de guerra en su bando. Y eso se saldó con cinco años para el "luchador contra el franquismo" .

En resumen: militancia violenta contra el franquismo, más allá de lo legal y lo legítimo en su propia zona; cargos públicos relevantes contra los nacionales; y su pena reducida de la de muerte a sólo un lustro. Y más aún: al salir de la cárcel el muy falangista y gironiano Ministerio de Trabajo lo hizo funcionario en el Seguro Obligatorio de Enfermedad (pero claro, la protección a los obreros… sólo la hacen los comunistas). En cuanto a su condena a muerte… murió de muerte natural y en 1986. Lo que en cualquier caso, sea como activista violento en la guerra o como beneficiado del franquismo después, Pablo Iglesias no puede presumir de abuelo demócrata. Ni de padre. Ni de sí mismo. Como una mayoría de España, por cierto. Pero bueno, es que ser demócrata no es obligatorio. Y un comunista no puede serlo nunca, además. Es lo que tiene la "memoria histórica" de ZP usada por Podemos.

Francia: las clases medias aspiran a un golpe de Estado
P. Fabre Bernadac Minuto Digital  13  Mayo  2015

Los investigadores Véronique Langlois y Xavier Charpentier acaban de concluir un trabajo para mejor comprender los males actuales de las clases medias. Dirigen un laboratorio de estudios sociales llamado FreeThinking, perteneciente al grupo Publicis. Próximamente publicarán un estudio llamado “Disonancias. Las clases medias hablan de Francia después del 11 de enero, dos años antes de 2017? (fecha de las próximas elecciones presidenciales). Este estudio ha sido llevado a cabo ante 190 franceses de clase media.

Aunque los autores de este trabajo toman todas las precauciones posibles para no molestar a la casta política y mediática, y se mantienen en cierta manera dentro de los límites de la corrección política, sus revelaciones constituyen el reflejo real de esta clase popular francesa a día de hoy.

El estudio apunta a tres grandes “disonancias”
La primera: entre lo que los franceses viven, es decir una agravamiento de la situación de precaridad en una Francia que sigue cayendo peligrosamente (y de manera irreversible según algunos) y el discurso ambiente sobre la recuperación económica que no aparece por ninguna parte, hay un abismo que hace que los ciudadanos desconfien cada día más de sus gobernantes. Ante la gravedad de la situación, los franceses no entienden la falta de seriedad de las élites caracterizada por un debate político sin proyectos y centrado exclusivamente en algunas personalidades en la perspectiva de 2017. Los franceses perciben un sentimiento de negación de democracia entre los parlamentarios que no cumplen con la misión para la cual han sido elegidos, y llegan a pensar que estos están poniendo deliberadamente obstáculos a los cambios urgentes que la situación exige. Entre el pueblo y las falsas élites, hay un abismo insuperable que no ha hecho más que ahondarse desde hace años.

La segunda “disonancia”: nuestros compatriotas siguen a pesar de todo relativamente optimistas y creen en “un proyecto que una a todos los franceses más allá de las diferencias religiosas y políticas”, pero al mismo tiempo precisan que “hoy por hoy no ven tal proyecto en el horizonte”.

La tercera “disonancia: “Por primera vez y de manera muy clara, los franceses expresan el sueño de un golpe de Estado ciudadano y republicano”, advierte Véronique Langlois. ¡Ni más ni menos: un golpe de Estado! Las palabras “ciudadano” y “republicano” no son más que una pantalla para no ser señalados como pertenecientes al campo del Mal.

Conclusión, tal como era fácil imaginarlo: “Los franceses, sacudidos por los acontecimientos el mes de enero (atentados de Charlie Hebdo y el supermercado judío), consideran que han hecho su parte del trabajo al desfilar masivamente en las calles, mientras que la clase de los dirigentes políticos no ha hecho nada concreto.”

¡Las cosas son dichas aquí de manera muy elegante!

En un artículo precedente expliqué que íbamos hacia una guerra civil, o cuanto menos hacia una explosión de la sociedad francesa. Para escribir esa eventualidad no tuve necesidad de un sondeo pagado por Publicis. Sólo me bastó con escuchar a las personas, en las calles, en las cuidades y en los pueblos.

Lo más revelador de este estudio es la sorpresa de los medios ante el hartazgo de las clases populares. Esta gente parece empezar a darse cuenta de la realidad.

El Congreso rechaza el veto a los jueces y fiscales que no acrediten dominar el catalán
La aceptación de la proposición de Ley hubiera significado que magistrados nacidos fuera de Cataluña no se podrían desplazar a la comunidad autónoma para ejercer como jueces y fiscales, mientras que los de Cataluña sí que podrían trabajar en el resto de España.
Redacción Cronica Global 13  Mayo  2015

El Congreso de los Diputados ha decidio rechazar el veto a los jueces, fiscales y secretarios judiciales que el Parlamento autonómico pretendía imponer a través de una proposición de Ley a aquellos magistrados que no acreditasen dominar el catalán.

Por decisión del grupo parlamentario del PP, no se tramitará la proposición de Ley. La diputada del PP Dolors Montserrat ha anunciado el rechazo de su grupo a la toma en consideración de esa iniciativa que planteaba la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Montserrat ha argumentado que esta iniciativa sólo pretende "condenar a Cataluña a la pobreza lingüística, al monolingüismo" y al "ostracismo".

También UPyD ha anunciado su rechazo a la tramitación del texto al considerar que los nacionalistas catalanes recurren a "una falacia" para "cargarse" el derecho de los españoles a la igualdad de acceso a la Justicia.

EL PSOE se une a los nacionalistas
La proposición de Ley, por contra, ha contado con el respaldo del resto de fuerzas parlamentarias, incluido el grupo socialista. Los diputados de la Cámara autonómica Elena Ribera (CiU), Gemma Calvet (ERC) y Salvador Milá (ICV) han defendido en el pleno del Congreso la proposición de ley, destinada a, a su juicio, a dar cumplimiento al Estatuto de Cataluña en el respeto a los derechos de los ciudadanos a expresarse en catalán ante la Justicia.

Por su parte, la diputada Elena Ribera ha lamentado que mientras en 2004 el 21 % de las sentencias dictadas en Cataluña eran redactadas en catalán, en 2013 ese porcentaje sólo alcanzó el 12,4 %. El parlamentario de ICV Joan Coscubiela ha advertido de que, "si el Estado español o quienes lo gobiernan no aceptan la plurinacionalidad o el plurilingüismo, lo que va a saltar por los aires no es el catalán, es el Estado español".

Rechazada en base a un principio no discriminatorio
La aceptación de la proposición de Ley hubiera significado que magistrados nacidos fuera de Cataluña no se podrían desplazar a la comunidad autónoma para ejercer como jueces y fiscales, mientras que los de Cataluña sí que podrían trabajar en el resto de España.

Cabe recordar también que en el ordenamiento jurídico actual ya está contemplado el derecho a declarar en catalán aunque el juez o el fiscal no lo domine

El TSJC ordena a otros dos colegios ofrecer, al menos, un 25% de las clases en castellano
Cronica Global  13  Mayo  2015

Siete alumnos de los colegios El Pinar de Nuestra Señora, de Sant Cugat, y Escuela Pia de Santa Anna, de Mataró, reciben el aval de los tribunales para que se les imparta una parte de la enseñanza en castellano. Los tribunales vuelven a recordar que la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán es ilegal.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado de forma cautelar e inmediata a otros dos colegios de Sant Cugat del Vallés y de Mataró (Barcelona) ofrecer un 25% de las clases -incluyendo una asignatura troncal- en castellano a siete alumnos y a sus correspondientes clases.

Se trata de cinco niños escolarizados en el colegio El Pinar de Nuestra Señora, de Sant Cugat, y otros dos en la Escuela Pia de Santa Anna, de Mataró.

En la línea de los sentenciado por el Supremo
Estas resoluciones se han producido unos días después de que el Tribunal Supremo reiterase, en dos sentencias, el derecho de los alumnos a recibir la educación en las dos lengua oficiales en Cataluña -español y catalán-.

El tribunal recordó que, en todo caso, debía impartirse en castellano, como mínimo, un 25% del horario lectivo, tal y como ahora subraya el TSJC. Y advirtió de que la "atención lingüística individualizada" que ofrece la Consejería de Enseñanza de la Generalidad no es una fórmula válida para satisfacer el derecho de los alumnos a recibir educación en castellano.

La inmersión es ilegal
En todo caso, los tribunales han ordenado en innumerables ocasiones que el castellano debe ser lengua vehicular escolar "en una proporción razonable", y el TSJC decidió fijar un 25% como mínimo ante las reiteradas negativas de la Generalidad a establecer un porcentaje mínimo.

Estas decisiones judiciales certifican que la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que se viene aplicando en Cataluña desde hace años es ilegal

Syriza deja a Grecia al borde de la recesión y la quiebra en sus primeros 100 días de gobierno
El Gobierno de Tsipras desata el pánico entre depositantes e inversores, sumiendo de nuevo a Grecia en la recesión y la incertidumbre
  Libertad Digital 13  Mayo  2015

La coalición de izquierda radical, Syriza, llegó al poder en Grecia a finales del pasado mes de enero, tras ganar las elecciones generales con una amplia ventaja respecto a sus oponentes, con lo que acaba de cumplir sus primeros cien días de gobierno.

El primer ministro, Alexis Tsipras, cautivó a la población griega, hastiada con el tradicional bipartidismo por la profundidad y duración de la crisis, con el firme propósito de sacar al país del atolladero mediante su particular receta de gasto público, rigidez económica e impago de deudas. Su lema electoral era simple, al tiempo que efectivo: "No" a la troika, "no" al rescate internacional -y sus memorandos- y "no" a la austeridad.

Sin embargo, hasta el momento, esas promesas se han traducido en la mera sustitución de la palabra "troika" por "instituciones", en referencia a la Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional; la extensión del actual plan de rescate durante cuatro meses, hasta el próximo junio, junto con la posibilidad de negociar un tercer programa de asistencia; y, por último, el compromiso de seguir registrando superávit fiscal primario (descontando el pago de intereses) en los próximos años, solo que suavizando los objetivos acordados inicialmente en el memorando de condiciones de la troika.

Así pues, Tsipras comenzó su mandato incumpliendo, al menos sobre el papel, sus principales ejes programáticos. Pero, desde que pactó con el Eurogrupo la prolongación del rescate el pasado febrero, las negociaciones entre Grecia y sus socios europeos siguen enquistadas, a la espera de un acuerdo que logre desbloquear el último tramo pendiente del plan de asistencia, próximo a 7.200 millones de euros, sin el que Grecia no podrá hacer frente a todos sus compromisos financieros en los próximos meses.

El gran escollo, a día de hoy, es que Atenas se niega a flexibilizar el mercado de trabajo y a reformar el sistema público de pensiones, tal y como exigen sus acreedores. Y el problema de fondo es que Tsipras se enfrenta a un dilema interno de difícil solución: o bien incumplir abiertamente su programa electoral para que el Estado griego siga recibiendo financiación y, en última instancia, permanecer en el euro; o bien mantener el pulso a la troika, con el consiguiente riesgo de corralito bancario, quiebra soberana y/o salida de la moneda única.

Pero, con independencia de cuál sea el resultado final de esta particular tragedia griega, lo único que, en realidad, ha conseguido Tsipras en sus primeros cien días de gobierno es desatar una nueva fuga de capitales y depósitos, conducir de nuevo a la economía griega hacia la recesión y situar el país al borde de la quiebra, con el consiguiente caos que ello podría generar.

El fantasma del 'corralito' acecha

La primera consecuencia visible del auge de Syriza, antes incluso de ganar las elecciones, fue reactivar la intensa fuga de capitales y depósitos que empezó a sufrir el país en 2010, cuando recurrió al rescate externo para evitar el default. Desde el pasado diciembre hasta finales de febrero, los griegos han sacado de los bancos cerca de 25.000 millones de euros, tal y como muestra el siguiente gráfico, elaborado por Mehreen Khan en The Telegraph.

Fuga de depósitos

Como resultado de esta masiva salida de dinero, los bancos griegos han tenido que recurrir a las líneas extraordinarias de liquidez del BCE (ELA, por sus siglas en inglés) para mantenerse a flote y, de este modo, no cerrar sus puertas. Hoy por hoy, su supervivencia depende de que el BCE restrinja o no dichos préstamos, con lo que Grecia se enfrenta a un posible corralito en caso de que el presidente del organismo monetario, Mario Draghi, cierre el grifo.

 
Préstamos del BCE a la banca griega

Alta tensión en bonos y acciones

Pero el Gobierno de Syriza no sólo ha asustado, y mucho, a los ahorradores griegos, sino también a los inversores. La rentabilidad de sus bonos a tres años ha subido de forma muy sustancial desde finales de enero ante el creciente riesgo de impago soberano y salida del euro.

Rentabilidad de los bonos griegos a tres años

Y algo similar ha sucedido en la Bolsa helena, donde la volatilidad campa a sus anchas, pero sin que el mercado logre levantar cabeza, a diferencia de otros países europeos rescatados.

Bolsa griega

Recesión y más deuda pública

Uno de los indicadores más preocupantes es la debilidad económica que vuelve a registrar Grecia. La economía helena empezó a crecer en 2014, tras siete largos años de recesión, pero la incertidumbre que ha generado Syriza está paralizando la inversión empresarial, sumiendo al país en una nueva senda de contracción.

Así, mientras que Bruselas preveía el pasado noviembre un crecimiento del 2,9% en Grecia para 2015, en su última revisión de primavera rebajó este pronóstico hasta el 0,5%. Y lo trágico es que dicho cálculo podría resultar excesivamente optimista, puesto que el propio Ministerio de Finanzas heleno apenas avanza una subida del 0,1%, al tiempo que la agencia de calificación S&P alerta de que el PIB podría caer cerca de un 1,5% este ejercicio. No en vano, todo apunta a que la economía griega habría retrocedido un 1% en los últimos seis meses.

 

Previsión de crecimiento, según Bruselas

Y si el PIB cae, sin aplicar los necesarios ajustes presupuestarios, uno de los efectos directos es el aumento de la deuda pública. Bruselas estima ahora que el endeudamiento heleno subirá del 177% del PIB en 2014 al 180% este año.

Previsión del PIB griego, según Bruselas

Salida del euro

Y lo más grave es que, en el peor de los escenarios, la salida de Grecia del euro se traduciría, entre otras muchas consecuencias desastrosas, en una fuerte recesión y, sobre todo, en un PIB potencial más bajo a medio y largo plazo. Es decir, en un menor nivel de riqueza y bienestar para el conjunto de los griegos.

Previsión de PIB si Grecia sale del euro

Balance de los electores

Por último, si bien es cierto que Syriza sigue liderando las encuestas electorales, con cerca del 36% de intención de voto frente al 21% de Nueva Democracia, el apoyo a la izquierda radical empieza a mostrar ciertos síntomas de debilidad. Así, por ejemplo, más del 36% de los griegos piensa que la situación actual de Grecia es peor que antes de las elecciones, frente al 31% que opina lo contrario y el 20% que no observa diferencia alguna.

Intención de voto

Además, el 66% de los encuestados quiere que el Gobierno alcance un acuerdo con la troika sobre el rescate, frente al 31% que opta por la ruptura frontal con la UE. Lo más reseñable, sin embargo, es que la confianza de los griegos en la estrategia de Syriza durante las negociaciones con sus acreedores se ha desplomado desde el 81,5% en febrero al 54,2% actual.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Otra de ley de lenguas
Eduardo López-Dóriga Cronica Global 13  Mayo  2015

La semana pasada me dijeron que una nueva asociación se presentaba en Pamplona en defensa de la concordia y de Navarra, y decidí acudir sin saber bien de qué se trataba ni qué ámbitos abarcaría. Nuestra familia vive allí desde hace casi tres años, entre otros motivos para conseguir lo que la Generalidad y el Síndic de Greuges negaban sistemáticamente a nuestros hijos, y que no era otra cosa que un sistema educativo bilingüe en el que no se excluyera el español.

Cuál no fue mi sorpresa cuando llegué al auditorio Baluarte y me encontré con carteles de Societat Civil Catalana (SCC), que resultó ser quien apadrinaba a una futura Sociedad Civil Navarra. Tras diferentes parlamentos y vídeos explicando las brillantes actuaciones de SCC en defensa de la unidad de España, tomó la palabra su presidente, que como tantos otros miembros de SCC han realizado un estupendo trabajo enfrentándose al secesionismo catalán, lo que les ha llevado a conseguir muy meritoriamente uno de los premios 'Ciudadano Europeo 2014'.

En su discurso mencionó la necesidad de articular una nueva Ley de Lenguas que reconociera la realidad plurilingüe de España haciendo de alguna manera cooficiales en todo el país todas las lenguas que ahora son cooficiales solo en sus Comunidades respectivas. Lo planteó como una estrategia para que no fueran los nacionalistas los que tuvieran el monopolio del discurso de las lenguas, y conseguir atraerles hacia el proyecto de España, haciéndola más suya.

Parece que de repente este es el tema de moda. Levanta acaloradas pasiones a favor y en contra, por desgracia incluso con algunos comentarios descalificativos sobre personas como Mercè Vilarrubias, quien se ha significado repetidamente con mucha valentía contra la inmersión forzosa en catalán y en defensa del bilingüismo, y que en mi opinión, porque la conozco y hemos hablado mucho del tema, siempre ha sido honesta y bienintencionada.

Pero tampoco me ha parecido muy acertado algún comentario en este mismo medio calificando como nacionalistas españoles a los que se oponen a la cooficialidad de las lenguas autonómicas en todo el territorio español.

Una propuesta en esa misma línea se plasmó en el reciente 'II Seminario multidisciplinar sobre el plurilingüismo en España', celebrado en el Institut d'Estudis Catalans e inaugurado por el ex presidente autonómico señor José Montilla. El mismo que alcanzó el grado de 'honorabilidad' gracias al apoyo de ERC, y que siendo la máxima autoridad del Estado en Cataluña encabezó aquella manifestación contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto. Toda una autoridad.

Parece que el PSC no ha aprendido la lección y hace unos días compareció en el Parlament conjuntamente con CiU, ERC, ICV y la CUP para rechazar el recurso del Gobierno que impugna la matriculación en las escuelas catalanas por no ofrecer una enseñanza equilibrada entre catalán y castellano, como exigen las sentencias del TSJC, el TS y el TC.

Volviendo a la propuesta de Ley de Lenguas, yo no estaría en contra de regular un mayor reconocimiento de las lenguas autonómicas en algunos aspectos, incluso aunque tuvieran un cierto coste económico (razonable), pero no sin antes ver cumplidas las sentencias y que fuera respetado el castellano, que es una lengua tan propia de Cataluña como el catalán.

¿De verdad se cree alguien que, si ofreciéramos a los nacionalistas esta ley y como contrapartida les pidiéramos que acataran las sentencias que suponen el fin de la inmersión, lo aceptarían?

Sin contar con los partidos claramente secesionistas como la CUP, ERC o CDC, tampoco me imagino al señor Duran i Lleida aceptando este pacto, considerando que fue capaz de decir en el mismísimo Congreso de los Diputados que le parecía “lamentable” que aún se hablara en castellano en los patios de las escuelas catalanas.

¿Lo aceptaría UDC? ¿Tal vez Construïm? ¿Lo aceptaría el PSC? ¿Tal vez Federalistes d'Esquerres?

Nuestra asociación cree que es necesario plantar cara al secesionismo, como hemos hecho en nuestros ya 23 años de existencia, pero que lo más importante es actuar contra la raíz del problema, que no es otro que la exclusión sistemática del castellano de la vida pública, la inmersión forzosa en catalán en las escuelas, y lo que es peor, la utilización de la competencia de educación por parte de los nacionalistas para convertirla en un instrumento de adoctrinamiento secesionista a las futuras generaciones de catalanes.

Si el apoyo contra el secesionismo de estos partidos enmarcados en la llamada 'tercera vía' va a suponer de entrada proponer una ley conflictiva y sin contrapartidas, y como segunda etapa (ya lo verán) el blindaje de las competencias en lengua y educación, sólo alargaremos el problema en el tiempo pero sin resolverlo, y el secesionismo vencerá a la larga captando más y más adeptos en las escuelas.

Por qué es un error cepillarse las diputaciones
Rafael Núñez Huesca www.gaceta.es 13  Mayo  2015

La supresión de las diputaciones provinciales fortalecería a las comunidades autónomas.

La crisis exige el sacrificio purificador de algún estamento administrativo. Lleva tiempo anunciándose: algo hay que cargarse, y rapidito. Lo pide el pueblo soberano, que apunta sus pulgares al suelo. Parece que las diputaciones provinciales tienen todas las papeletas. Así lo anuncian en sus programas las nuevas formaciones, Ciudadanos y Podemos, llamadas a un papel protagonista en los trascendentales cambios que se avecinan.

La división provincial de España, bocetada en las Cortes de Cádiz, tomó forma definitiva en 1833 de la mano de Javier de Burgos. Hoy, dos siglos después, sigue sorprendentemente intacta.

Las llamadas Comunidades Autónomas cuentan con apenas treinta y cinco años, pero son aquellas y no estas las que corren el riesgo de desaparecer. Las duplicidades, dicen. Y el despilfarro, el nepotismo, las corruptelas, etcétera, etcétera. Pecados, por lo visto, exclusivos del ámbito provincial. Sea como fuere, serán las diputaciones provinciales y no las comunidades autónomas las que se pongan sobre la mesa en el cada vez más próximo proyecto constituyente.

El nacionalismo catalán también abominan de las diputaciones provinciales. Y no por considerarlas una imposición castellana y, en el caso de Cataluña, artificial, que también; rechazan la división provincial en tanto que división de su territorio. Y si acaso ha de existir una instancia administrativa intermedia entre la Generalidad y los ayuntamientos, mejor muchas que pocas. Muchas minúsculas y dóciles antes que pocas pero grandes e incómodas (tal es el motivo que mueve al nacionalismo a la creación de las llamadas veguerías, hasta ocho nuevas y diminutas unidades administrativas que sustituirían a las cuatro actuales).

La supresión de las diputaciones provinciales, por tanto, fortalecería a las comunidades autónomas, que asumirían la mayor parte de sus competencias y que, casi ya desparecido el Estado de sus territorios, gozarían prácticamente de un poder omnímodo.

Así las cosas, la Generalidad nacionalista, liberada de tener que descentralizar hacia abajo, se convertiría, de facto, en el territorio cuasi soberano que ahora es, sólo que unitario y centralizado. Y a ver quién les tose.

El buzón moral
Jose Ignacio Eguizábal. http://paralalibertad.org  13  Mayo  2015

· Les supongo enterados: hace pocas semanas Maite Pagazaurtundúa –vecina de Andoain como su familia- colocó un buzón al lado del monumento dedicado a su hermano Joseba, asesinado por la banda. El propósito era moral: invitar a la gentuza que colaboró activa o pasivamente en aquel asesinato a que manifestaran por escrito su error y tal vez su propósito de rectificar sus convicciones políticas si incluían el consentimiento próximo o lejano del crimen.

La alcaldesa de la villa, Ane Karrere, de Bildu, en la resolución correspondiente del Consistorio ha ordenado que se retire ese buzón. A ver quien se creen que son estos –habrá pensado- para interferir en el espacio público nada menos que con una silenciosa proclama moral. Unas manos abiertas a la convivencia decente. Ellos, los inmoralistas por excelencia que nunca han condenado ni condenarán los crímenes de la banda.

Una vez más, lluvias políticas anteriores han traído ahora estos lodos inmorales. Me van a disculpar y me gustaría equivocarme pero tal vez todo esto comenzara cuando a Zapatero se le ocurrió la brillante idea de negociar con la banda. No era nada nuevo. Les recuerdo algo más lejano: el asesinato de Lluch, ¿olvidaron a los biempensantes que exigían dialogo? Llovía, pues, sobre mojado. De poco sirvió la advertencia de Teo Uriarte o de Nicolás Redondo de que negociar con una banda moribunda la vitaliza y, lo más grave, la legitima. Allí estaba Eguiguren para colaborar

Bombo y platillos en la escena preparada por Zapatero. Y muchas luces. En el parlamento español, en el europeo…y a puntapiés con el PP a ver si lo echaba de la escena pública. Eran franquistas y había que acabar de ganar la guerra civil.

Muchas luces, muchas expectativas…pero el escenario vacío a la opinión pública, a los ciudadanos. Poco antes de las elecciones generales, la banda anuncia el cese definitivo pero ni entrega las armas ni cierra el tétrico kiosco, no se disuelve. Es más, anuncia osadamente que vigilará el desarrollo político. Y, sobre todo, el Tribunal Constitucional ha colisionado con el Supremo para consentir la cuadratura del círculo: el mundo de Batasuna –el brazo político de la banda- ahora llamado Bildu puede volver a las instituciones sin condenar expresamente los crímenes y el chantaje de la banda. Ya ha dejado de llover. Todo lo demás es barro.

Maite y su familia, como tantos otros, viven exiliados fuera del País Vasco. En Andoain gobierna Bildu (nadie habrá pensado alguna vez que la democracia legitima ningún programa político). La preocupación fundamental en la familia nacionalista parece ser el destino de los presos de la banda. El PNV, su gran pastor, coloca a Jonan Fernández, un prestidigitador verbal que hubiera admirado Goebbels, para reconducir el panorama social de las víctimas y los verdugos. Les recuerdo un antecedente: hubo una vez que el Parlamento Vasco, comandado por los que parecen los dueños naturales de aquella tierra, propuso y consiguió que Jose Antonio Urruticoetxea, Josu Ternera, fuera el representante de la Comisión de Derechos Humanos.

La iglesia vasca pide arrepentimiento a los verdugos y perdón a las víctimas (más precisamente a sus allegados porque estas están muertas). No estaría mal, para empezar, que la gran esperanza blanca del catolicismo, el Papa Francisco -tan brioso como Pablo Iglesias en su pretensión de cambiar el sistema- exhortara a sus sacerdotes vascos lo primero a asumir su responsabilidad y después a poner sus ideas políticas a buen recaudo. ¿Recuerdan a Setien?

La política, la moral y la religión. Mientras tanto Maite deambula con su buzón sin encontrar un lugar en Andoain donde colocarlo. Está todo el pueblo como el País Vasco, lleno de barro. Un gigantesco desagüe, que apesta.

Lenguas y política
Antoni Puigverd. La Vanguardia  13  Mayo  2015

No es necesario ser independentista para lamentar la antiquísima incomodidad que suscita el catalán en la sociedad española. Esta vieja incomodidad permite al ­ministro Wert recurrir a un fácil electoralismo: demandando al TSJC que imponga el 25% de las clases vehiculares en castellano y exigiendo que se modifique el proceso de preinscripción escolar. El PP necesita desviar la atención de sus corruptos y la guerra de las lenguas siempre ayuda a calentar los corazones de los votantes decepcionados. Sucedió también hace un par de meses en las Cortes Valencianas: divide et impera. Menos evidentes, pero igualmente sospechosas, son las sentencias que sobre Catalunya emiten el Supremo y el Constitucional.

No era necesario formar parte del grupo de historiadores que participaron en el inútilmente belicoso y poco inteligente simposio “España contra Cataluña” para tener noticia de una lista infinita de prohibiciones que la lengua catalana ha sufrido a lo largo de siglos. No es una cuestión opinable: el inventario de leyes, normas y documentos represivos ha sido publicado y consta en los repertorios legales de nuestro Estado. Toda opinión y toda acción española en relación con las lenguas que no son la castellana, debería partir de la conciencia de aquella larga persecución, de la que el franquismo fue un capítulo más.

Cuando, años atrás, el rey Juan Carlos pronunció un discurso afirmando que el castellano ha sido siempre lengua de encuentro, se produjo una discusión engañosa. En los medios de la capital se defendió la idea de que el castellano nunca ha sido impuesto, dado que está presente en la vida cultural y económica catalana desde el ­siglo XV. Para los medios catalanes, en cambio, que recordaron algunas de las persecuciones históricas, aquella afirmación hirió como una burla. El hecho es que el funcionario redactor del discurso del rey había leído, aunque sin atención, un libro de Juan R. Lodares: Cervantes, historia humana del español, que sostiene lo siguiente: el castellano fue lengua de atracción económica en Cataluña desde el siglo XV. ­Lodares, que murió de accidente en plena producción intelectual, escribió un relato darwinista y neoliberal de las lenguas ­peninsulares para preguntarse: si el castellano se ha convertido en una gran autopista internacional: ¿qué sentido tiene persistir en la utilización de caminos arcaicos y sin asfaltar como el catalán? Para explicar la expansión del castellano en Catalunya, Lodares afirmaba: “Más importante fue el oro que la espada”. Cito a Lodares para recordar que incluso quien con más habilidad explicó la presencia histórica del castellano en Catalunya por razones pragmáticas (oro), no negó la importancia de la violencia de Estado (espada).

Es evidente que los castellanohablantes de hoy no son responsables de los abusos históricos pasados, pero es justo pedirles, al menos, que se distancien de los paralelismos cínicos. Es cínico y ventajista comparar los siglos de represión y persecución que ha sufrido el catalán a la política lingüística catalana actual (olvidando que ha sido elaborada democráticamente y que se acerca, aunque sin llegar tan lejos, a la de países tan democráticos como Suiza).

Ahora bien, la reflexión sobre la política lingüística catalana no sería precisa ni democrática si olvidara, como hace el catalanismo, que el castellano es la lengua propia y habitual de una gran mayoría de catalanes (50,73% según el último estudio en contraste con el 36,29 de catalanohablantes). El castellano no puede ser tratado como una lengua ajena o extraña. Cada vez que las instituciones catalanas se oponen a la introducción de la lengua castellana como vehículo de aprendizaje escolar están, no sólo contradiciendo a un ministro leñador, sino también hurgando en la sensibilidad de los castellanohablantes de Catalunya. Y más cuando, leyendo la programación de muchas escuelas de élite (Aula, por ejemplo, de la que fue alumno el president Mas) se constata que, con respecto a las lenguas, funcionan exactamente como propone C’s.

La política lingüística busca proteger la lengua débil. Incluso el Tribunal Constitucional (sentencia 2010) está de acuerdo. Pero la protección sólo se sostiene sobre el fundamento de un gran consenso, sobre un gran pacto de la sociedad catalana consigo misma. Este pacto existió. Pero ya no está claro que persista (veremos qué mapa desvela el ciclo electoral de este año).

En contra de lo que tópicamente se afirma, la independencia complicaría el futuro del catalán, dado que, como ha estudiado el pro­fesor Branchadell, la reclamación por parte de los castellanohablantes de una red escolar propia (y de otras muchas singularidades) estaría protegida por el derecho internacional. Ahora bien, especulaciones al margen, es un hecho que la lengua catalana ya es la ­víctima más llamativa del maniqueísmo que ha introducido el debate soberanista: se­ ­está resquebrajando el consenso que la sociedad catalana había construido en torno a la política lingüística (sólo cuestionado tradicionalmente por el PP y, en los últimos años, por C’s). Es por esta razón que algunos nos oponíamos a una elección binaria: o sí o no. La elección binaria, sea cual sea su resultado, inevitablemente erosiona el acuerdo que hizo posible la inmersión.

La política lingüística ya no se discute tan sólo desde Madrid. Si el previsible ­aumento de Ciutadans se confirma, por primera vez en el interior de la Catalunya contemporánea, los opositores a la protección del catalán tendrán un apoyo decidido y determinante.

Prohibiciones ciertas, falsas y disparates
Nota del Editor  13  Mayo  2015

Ya estoy un poco harto de repetir dada la permanente presencia de artículos en defensa de la indefendible inmersión lingüística, o sea de la obligatoriedad de que los hijos de los demás y los demás que quieran trabajan en esas podridas regiones tengan que someterse al disparate que dictan unos miserables que por conocer una lengua regional se creen los reyes del mambo. A ver si se enteran de que no queremos nada de sus lenguas regionales, que se las pueden quedar y no vamos a reclamar nada, pues ninguna nos pertenece.  Que como nuestro interés es poder comunicarnos con los españoles y con quienes hablan español, nos basta y sobra con el español.

Obviendo la política de austeridad
Cataluña sigue su expansión con sedes en Marruecos y El Vaticano
Guillermo Moreno www.gaceta.es 13  Mayo  2015

Artur Mas sigue con su política de expansión del independentismo catalán y lo hace abriendo embajadas en el extranjero. El coste de estas delegaciones le supone 2,2 millones de años a la Generalitat

La Generalitat de Cataluña abrirá en los próximos meses dos delegaciones en Marruecos y El Vaticano, que se sumarán a las abiertas recientemente en Roma y Viena.

El conseller de Presidencia, Francesc Homs, avisó que antes de la apertura había que esperar a que el Ejecutivo catalán apruebe los decretos que certifiquen la puesta en marcha para proceder a su apertura.

Homs no quiso especificar dónde se abrirán las nuevas embajadas catalanas y se excusó argumentando que no lo hacía por estrategia, ya que si lo hacía “los que van a reventarlo todo tendrán tiempo de no dejar ni crecer las cosas”.

Estas nuevas delegaciones en el extranjero se unen a las existentes en Bruselas, París, Londres, Berlín, Nueva York, Roma y Viena.

Artur Mas dispone hasta la fecha con 7 embajadas, a las que sumarán en breve las de Marruecos y El Vaticano. Desde ellas pretende ejercer influencia a nivel internacional y vender su proyecto independentista para Cataluña. Pero esta estrategia le sale muy cara a las vacías arcas de la Generalitat, ya que entre 2011 y 2013 el coste de las delegaciones en de Francia, Reino Unido y Estados Unidos se incrementaron en un 52%.

La embajada catalana en París pasó de costar 330.000 euros en 2011 a 600.000 euros en 2013. Este gasto viene del alquiler y el mantenimiento de los edificios donde se sitúa la delegación. La sede se encuentra en uno de los sitios más privilegiados de París, la rue Boétie, muy próxima a los Campos Elíseos y ocupa un piso de 578 metros.

El sote de la embajada de París es la más elevada de todas, superando la de Nueva York. La sede de Cataluña en la ciudad de los rascacielos estuvo durante un tiempo en el mítico Rockefeller Center, donde ocupaba un despacho de 280 metros cuadrados. Para ahorrar costes se mudó a una oficina más pequeña en Lexington Avenue, reduciendo con ello los gastos.

Los costes de las sedes de Bruselas y Londres se desconocen. Sí se sabe lo que supone la de Berlín, que es la más barata de toda: 61.771 euros para todo 2013.

El resto de costes que suponen estas delegaciones no se puede calcular, ya que el Diario Oficial de la Generalitat se niega a publicar los gastos que representan para el erario público.

Si se estudian los presupuestos de la Generalitat en 2014 y se comparan con los de 2012 y 2013, el incremento del coste en las delegaciones en el extranjero es importante. En la partida “delegaciones, oficinas y misiones exteriores” del presupuesto de 2012 hay un gasto de 1,1 millones de euros. En la misma partida del presupuesto de 2014 esta cifra es del doble, hasta llegar a 2,2 millones de euros. Un incremento del 100% teniendo en cuenta las políticas de austeridad de la Generalitat.


Recortes de Prensa   Página Inicial