AGLI Recortes de Prensa   Lunes 1 Junio 2015

Gana la incertidumbre: España, sin el BCE, quebraría
España ha decidido suicidarse, puesto que la gran triunfadora del 24-M ha sido la incertidumbre, y no hay nada más cobarde que un millón de dólares. Además, Podemos nos va a freír a impuestos
Roberto Centeno El Confidencial 1  Junio  2015

Me dice un viejo amigo venezolano exdirectivo de PEDEVESA que lo ocurrido el domingo en Madrid le recordaba a Venezuela antes de la toma del poder por Chávez. “En España oigo mucho eso de que 'aquí no puede pasar', pero eso es exactamente lo mismo que decíamos nosotros”. Los resultados del 24-M, con el acceso al poder de una ultraizquierda apátrida, con programas demenciales en lo económico y separatistas en lo político que prevén subidas brutales de impuestos (vivienda –un 50% de incremento del IBI a las vacías– y patrimonio particularmente) y la ruptura de España o “derecho a la autodeterminación” de quien lo desee, acelerarán el hundimiento económico, político y social iniciado por Zapatero y llevado a un nivel irreversible por Rajoy. Pero el tema puede pasar además al plano del enfrentamiento civil.

El domingo por la noche, militantes de Podemos, algunos con gorras milicianas de CNT/FAI que por el Paseo del Prado pidiendo venganza –uno con una soga en forma de horca que se cruzó ante mi coche, levantó la soga y me dijo “os vamos a colgar a todos”– recordaban febrero del 36. Harían bien los dirigentes de Podemos si frenaran en seco a sus sectores más radicales como está haciendo Tsipras en Grecia, empezando por la señora Carmena, que propone la vuelta a su “memoria histórica”, o sea, al guerracivilismo, incrementar el empleo público sin tocar los dos millones de enchufados actuales o liberar al 94% de los presos. ¿Imaginan a asesinos, violadores y atracadores de nuevo en la calle? ¿Y esto lo propone una jueza? En el mundo civilizado la encerrarían en un psiquiátrico. Solo le falta apoyar los “grupos de autodefensa contra la violencia empresarial”.

A nivel económico, la deriva suicida de Pedro Sánchez, un irresponsable patológico a quien Susana Díaz ha reprochado duramente sus prisas por apoyar a Carmena cuando a ella la han rechazado en Andalucía, ha frenado en seco la inversión extranjera. Las opiniones de las agencias de rating y de los bancos de inversión son devastadoras. Para Merrill Lynch Bank of America, “con los mercados crecientemente preocupados por Grecia, estos resultados van a tener efectos mucho más negativos que los que pensábamos”. Para el influyente Financial Times, lo ocurrido es “la victoria de la fragmentación, la confusión y la incertidumbre” y todas la agencias de rating advierten a los inversores del riesgo que supone la izquierda radical en las dos mayores capitales del país y les aconseja “esperar y ver”. Solo en marzo, los inversores extranjeros retiraron 19.400 millones.

Dicho sea esto, lo ocurrido el 24-M tiene un culpable inequívoco: Mariano Rajoy Brey. Este insensato, vago e incompetente hasta la náusea, que recibió un poder casi absoluto en 2011 con el que podía haber regenerado España, hizo justo lo contrario. Arruinó a las generaciones futuras con el mayor incremento de deuda de la historia, la mitad de la cual estaba destinada a tapar los agujeros de los oligarcas del Ibex, elevó los impuestos sobre las familias y las pymes al mayor nivel de la OCDE para financiar el nepotismo y la corrupción mayores de Europa. Rajoy se tiene que ir: nunca nadie dilapidó tanto poder en tan poco tiempo. Es un desastre sin paliativos. Y el insensato de Pedro Sánchez, que va a apoyar los gobiernos de separatistas y ultraizquierdistas de todo pelaje, acabará con el PSOE y con España. Y el PP, con su caos interno, está finiquitado, como UCD. La derecha tendrá que refundarse.

21.300 millones/mes para no quebrar
Y es que la situación económica de España, a pesar de las mentiras de Rajoy, es de ruina pura y dura. Este año tendremos que hacer frente al mayor pago de deuda de la historia, y solo la prima de riesgo baja y el QE del BCE, que mantiene artificialmente abierto el mercado de bonos, evita la quiebra. Pero, si España recibiera hoy el mismo tratamiento que Grecia, suspendería pagos en cuestión de meses. Que para obtener un incremento irrisorio del PIB en 2014 de 9.300 millones de euros hayan tenido que incrementar el endeudamiento PDE en 67.000 millones da una idea del inaudito disparate en el que estamos inmersos. Y con un sector exterior que cada vez resta más al PIB, con las exportaciones a la baja, -1% el 4T14 y -1,3% 1T15 en volumen a pesar de la caída del euro, e importaciones al alza, +7,2% 4T14 y +3,9% 1T15 a pesar del precio del petróleo, el gasto corriente y la inversión en ruinas como el AVE son el gran motor del crecimiento, justo lo que nos faltaba.

Grecia necesita 1.700 millones de euros este mes para no quebrar. No es claro que los consiga, y paradójicamente el triunfo de Podemos hace mucho más difícil el que lo haga. Como señala el WSJ, “Grecia debe llegar a un acuerdo con sus acreedores esta semana o la próxima, pero curiosamente el triunfo de su partido 'hermano' en España hace mucho más difícil el acuerdo. Una cesión a Grecia llevaría a España a pedir lo mismo, y si la Eurozona pudo haberse permitido ser generosa con Grecia, no se lo puede permitir con España, porque sencillamente no tiene capacidad para ello”. Y continúa: “La ironía es que en España el partido antiausteridad haya ganado fuerza a pesar de que el Gobierno sigue manteniendo unos déficits enormes”.

El déficit de las AA.PP. de España crecerá en 2015 y 2016 por encima del de 2014, el déficit primario (sin contar los intereses de la deuda) será este año del 2,5% –o el 4% si sumamos el de la Seguridad Social–, que, con independencia de que se cubra con la caja de las pensiones, sigue siendo un déficit y que además va a peor, mientras que Grecia tendrá superávit primario del 1% del PIB. Para el WSJ, “los socios de la Eurozona se han acostumbrado a los enormes déficits oficiales de España, permitiéndole sobrepasar los generosos objetivos que le fijaban. La austeridad en España es una broma al lado de la que se obliga a Grecia”. “Los efectos de la crisis económica en España van a durar años”, concluye.

Sin el QE del BCE el Gobierno de España, lo mismo el griego, no tiene dinero para pagar. En 2015, entre refinanciación y deuda nueva, España necesita 21.300 millones al mes de media, aunque con puntas notables en julio y octubre, ¡12,5 veces más que Grecia cuando nuestro PIB es solo 5 veces mayor! Las autonomías tienen que devolver 35.900 millones –la suma de las deudas autonómica y municipal supera los 240.000, la mitad entregada a interés cero por el irresponsable de Rajoy en lugar de intervenirlas, que es lo que dijo que haría– que no pueden afrontar y será el Tesoro quien tendrá que asumir no menos de 8.000 millones de los vencimientos, y la banca y proveedores que los tendrán que aplazar. Es obvio que esto no se sostiene. De hecho, Draghi ha tenido que incrementar sustancialmente la compra de deuda española desde el lunes pasado.

EL PSOE, con un insensato al frente, tiene la llave
Pero por lo que parece, España ha decidido suicidarse, pues los votantes de esta oligarquía de partidos no conocen límite en su descenso a los infiernos, y contra tal decadencia no parece haber otra salida que el sálvese quien pueda. No está claro quién pactará con quién, pero sí hay algunas certezas: subirán los impuestos a familias y empresas, que son ya los más altos de la OCDE. Es lo primero que sucederá en Madrid y en Barcelona, pero no serán los únicos. Rajoy tiene comprometidas varias subidas con Bruselas en 2015, 2016 y 2017, todas sobre la clase media; y la inversión extranjera se reducirá drásticamente, pues “no hay nada más tímido que un millón de dólares”. ¿Quién en su sano juicio va invertir hoy en Barcelona o en Madrid, o por extensión en España, con un Gobierno en situación de caos, sin ninguna seguridad jurídica ni institucional, donde hasta los datos de Hacienda, sacrosantos en el mundo civilizado, se filtran sin que nadie esté a salvo?

La posible conquista de las alcaldías de Madrid, Barcelona, Valencia y otras capitales por la extrema izquierda ha dado la impresión de un triunfo de estas formaciones mucho mayor de lo que es en realidad, porque el PP y el PSOE han sacado un 52% de votos –27% y 25% respectivamente–, frente a solo un 10% de Podemos y sus listas vinculadas, 7% de Ciudadanos, 5% de IU, 15% de partidos nacionalistas y regionalistas y 11% de partidos locales y otros. Es patético ver al PSOE mendigando ayuda a Podemos para ganar poder local y ocultar así el peor resultado de su historia, 670.000 votos menos que su menor registro. Si Susana Díaz no le planta cara en junio y lo desbanca, un personajillo de cuarta que es Pedro Sánchez, no ya irresponsable sino lo siguiente, nos llevará al desastre. La evidencia empírica es aplastante e inequívoca: el populismo solo consigue más paro y más pobreza y, si le dan tiempo, la ruina total.

De todas formas, la gran triunfadora del 24-M ha sido la incertidumbre, que se incrementará exponencialmente en septiembre con las elecciones en Cataluña. Gracias a la cobardía de Rajoy, permite a los secesionistas incumplir la Constitución y la Ley cuando les viene en gana, no impidió –como era su deber– la patochada de referéndum, donde muchos votaron 7 o 10 veces, y ha evitado la quiebra de una Cataluña desastrosamente gestionada, entregando a un traidor más de 40.000 millones de euros a interés cero. Pues bien, en lugar de intervenirla como había prometido, los secesionistas actúan con total impunidad en una España completamente a la deriva, con un Gobierno en estado de caos que, si es incapaz de poner orden en su casa, calculen lo que ocurrirá en septiembre con Colau/Podemos en el bando secesionista.

El mayor problema, tal como señalan todos los medios económicos internacionales, aparte la irrisión de que “una okupa es ahora la excelentísima señora alcaldesa de Barcelona” (WSJ), o que un comparsa de chirigota sea alcalde de Cádiz, o “marea atlántica” en Galicia, etc., es el hecho de que CC.AA. y Ayuntamientos son los responsables de los dos tercios del gasto (excluida la Seguridad Social), algo inédito en el mundo, donde hasta en los estados federales solo un tercio del gasto es descentralizado. La España de las autonomías es un disparate sin precedentes, y con esos dos tercios del gasto que ya estaban fuera de control, ahora eliminado cualquier atisbo de austeridad, iremos al default antes de lo previsto.

Pero el verdadero drama se producirá antes. Como no hay dinero e incrementar el endeudamiento a niveles mayores que los actuales puede empezar a tropezar con dificultades, nos van a freír a impuestos desde todos los ángulos, y van a ir no solo a por la renta, que también, no solo a por más impuestos indirectos, que con la tomadura de pelo de “impuestos ecológicos” nos subirán por todas partes. Irán sobre todo a por nuestra riqueza, acumulada con esfuerzo, sudor y lágrimas por la mayoría durante décadas, es decir, por el patrimonio, por la vivienda, por las donaciones, por las sucesiones, y por todo lo que se les ocurra. Por ello, a nivel individual solo hay una cosa que se puede hacer: sálvese quien pueda.

Cada persona sabrá cómo, pero hay dos cosas claras. La primera, vender los activos más líquidos y tener el dinero que se pueda fuera de España, legalmente, por supuesto, pero fuera. Y otra precaución elemental: mantengan en billetes en su casa el dinero necesario para vivir al menos dos años. Pagarán menos de Patrimonio, el impuesto más injusto imaginable –que no existe en casi ningún país del mundo y donde existe es solo a efectos comprobatorios, con tipos cinco veces inferiores a los de España–, y tendrán el dinero a salvo de cualquier radical necesitado de capital para financiar el primer dislate que se le ocurra, aunque difícilmente superarán a los que ha cometido Rajoy. De momento, la situación no es para preocuparse, pero sí para ocuparse, porque la radicalización, si el irresponsable de Sánchez se decanta por el Frente Popular, es la opción más probable. Históricamente el partido socialista siempre ha conducido a España al desastre.

El laberinto griego
Daniel Lacalle regresa a su cita con 'El Confidencial'. Esta semana abordará cuatro asuntos de la máxima importancia en la esfera económica. Hoy el turno es para Grecia
Daniel Lacalle El Confidencial 1  Junio  2015

“He who knows how will always work for he who knows why”. David Lee Roth

Queridos lectores. Es un placer volver a esta cita con todos ustedes. Lleno de Energía surgió en 2008 en El Confidencial y juntos vivimos la crisis, el comienzo de la recuperación, innumerables noticias y -sobre todo- un debate apasionante. Espero que esta nueva etapa les guste.

En los próximos años vamos a enfrentarnos a un escenario muy probable de bajo crecimiento, baja inflación y baja productividad enfrentado a unos estados que se niegan a creer en un cambio de modelo y continúan esperando -como el borracho de Havana Moon, la canción de Santana- a que vuelva el barco de 2005. El agotamiento de las políticas de demanda es tan evidente como la obsesión por parte de los gobiernos de repetirlas.

Esta semana vamos a hablar de cuatro temas esenciales para entender el entorno de complacencia que viven los mercados. Cuatro riesgos que merece la pena recordar y valorar en su justa medida.

Hoy, para empezar, hablaremos de Grecia.

¿Por qué la crisis de Grecia no afecta hoy a los mercados como lo hizo en el pasado?
La respuesta fácil es “por el helicóptero monetario de Draghi”. Efectivamente, el BCE crea cada tres meses “una Grecia” con su programa de €60.000 millones mensuales de recompra. Pero hay algo que olvidamos y que hace ese programa mucho más agresivo que los vistos en Japón o EEUU. En el máximo del QE norteamericano, la Reserva Federal cubría el 87% de la oferta de bonos soberanos a 10 años de EEUU. En el caso del BCE, supone hasta un 120% de la oferta neta de bonos de algunos países.

Pero además hay que entender que, tras el episodio de Chipre, los cortafuegos en el sistema financiero son cada vez más eficientes. Hoy el 60% de la deuda griega está en manos de los países de la Eurozona, un 77% en total en manos del Fondo Monetario Internacional, el BCE y la Eurozona. Del total, ni un 15% está en manos de fondos extranjeros. Si Grecia hace impago, lo pagaremos los ciudadanos europeos.

¿No es la deuda griega insostenible?
Lo miremos como lo miremos, Grecia no es insolvente ni su deuda impagable.

Grecia paga el 2,6% de su PIB en intereses por la deuda, mucho menos que otros países incluido España. Ninguna agencia o analista considera que el país sea insolvente si esa cifra no llega al 10%. Además cuenta con un perfil de vencimientos mucho más a largo plazo que el resto de países de la Eurozona, con un vencimiento medio de 16,4 años. No es un problema, por lo tanto, de reestructurar. Grecia ya cuenta con condiciones mucho más ventajosas comparada con cualquier reestructuración. El gran error histórico de Grecia ha sido no valorar que cuenta con condiciones más atractivas que las que pretende conseguir rompiendo la baraja.

Siempre comentan la quita y ayudas a Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. Pues bien, Grecia ha recibido el equivalente a 54 planes Marshall (el 214% de su PIB) y una quita del 70%, casi diez veces más de lo que recibió Alemania, que fue un 22% de su PIB, según el London Debt Agreement de 1953 (fuente NY Times). Algunos dicen que ayudas han servido para pagar a ‘bancos extranjeros’. Para empezar, es incorrecto por ignorar el 70% de quita -pérdida soportada por los acreedores-. Pero en cualquier caso ¿para qué se creen que se utilizaron las ayudas a Alemania?

Ninguna reestructuración histórica ha sido más ventajosa que la griega. Sin embargo, gobierno tras gobierno buscan forzar una máquina que no funciona porque el problema griego era y es fundamentalmente de competitividad. Grecia se sitúa en el puesto 81 en el ranking global de competitividad comparado con España (35), Portugal (36) o Italia (49), es decir, la economía griega tiene niveles de competitividad similares a Irán o Argelia, no a un país europeo. Devaluar e imprimir no cambia ese problema. Durante décadas antes de entrar en la UE, Grecia acudía a las devaluaciones competitivas como solución mágica a problemas estructurales y los breves periodos de crecimiento inevitablemente llevaban a enormes recesiones que, en media, seguían generando crecimientos interanuales muy pobres.

Como bien explica el profesor Michael Mitsopoulos en “Understanding The Crisis In Greece, from Boom To Bust” (MacMillan), los sucesivos gobiernos griegos han permitido a una creciente e ineficiente maquina estatal y burocrática fagocitar la economía productiva y siempre lo han disfrazado de crisis de deuda. Y el de Syriza no es distinto a los anteriores ya que su receta económica es la misma. Disfrazando sus propuestas bajo “crisis social” y centrando toda la atención en el fraude fiscal -que es y era un problema real- vuelven a obviar el enorme dilema de productividad y las barreras a la creación de empresas. Grecia se encuentra en el puesto 61 en cuanto a facilidad para hacer negocios (Doing Business, World Bank) comparado con España en el 33.

Una de las primeras medidas de Syriza en ese sentido no puede ser más reveladora: reabrir la TV pública, que pagan los griegos -entre otros conceptos- con un impuesto incluido en la tarifa eléctrica. Y luego, muy sociales ellos, hablar de que hay que “bajar la tarifa eléctrica”. ¿El gasto en defensa es desproporcionado? La primera medida de Syriza, mantenerlo y cambiar suministrador a uno más caro. A Syriza no le interesa atacar el problema de productividad de su economía, igual que no le interesaba a los anteriores. Porque la alta productividad no genera clientes cautivos de los favores burocráticos y sectores buscadores de renta que dependan del estado.

¿Cuál es el problema para llegar a un acuerdo?
Punto número uno, eliminar la recomendación de la UE superávit comercial. No importa que Grecia nunca haya mejorado su economía aumentando el déficit comercial, ni que no haya un plan explícito de donde y cómo se va a invertir ese exceso de importaciones. Dice Paul Krugman que si a Grecia se le permite no tener superávit comercial el paro bajaría un 10%... ¿Basado en?... Nada, porque nunca ha ocurrido. El paro en Grecia siempre se ha disparado tras los cortos periodos de inflar las importaciones. Grecia es el ejemplo perfecto de repetir una y otra vez, con distintas siglas, los mismos errores del keynesianismo de cavar zanjas para luego taparlas -con el dinero de los demás-, lo que Mises llamaba “convertir pan en piedras”.

El gran escollo de las negociaciones de estos días no es llegar a un acuerdo que ayude a Grecia a mejorar y crecer, sino que la UE acepte aumentar los desequilibrios históricos de la economía griega y mantener el estado rentista. Y tras reestructuraciones y acuerdos, dentro de cinco años, volver a lo mismo. Pero ya no cuentan con el factor miedo de “crear riesgo sistémico”.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS
El nuevo director de "El Mundo", a saco con el tabú de la Monarquía
El Semanal Digital 1  Junio  2015

El estreno del sucesor de Casimiro García Abadillo y tercer director del periódico de Unidad Editorial ha sido de lo más llamativo con un canto a la autocrítica por haber tapado vergüenzas.

David Jiménez, nuevo director de El Mundo, se ha estrenado en el cargo con un artículo en la edición de este domingo en el que demuestra ser un rara avis al hacer autocrítica sobre la situación del Periodismo.

"Que los periodistas seamos los últimos en reconocerlo puede explicarse por las contradicciones de nuestro oficio: nos pasamos el día criticando lo que hacen los demás, sean políticos o cocineros, pero nos cuesta enormemente hacerlo con nuestro propio trabajo. Señalamos con el dedo a los culpables de la decadencia que ha vivido este país, sin preguntarnos si tenemos alguna responsabilidad en lo ocurrido. Pedimos a partidos e instituciones regeneración, sin plantearnos si deberíamos aplicarnos la medicina que tanto recetamos a los demás", puede leerse en lo escrito por Jiménez, que no se queda ahí y ahonda mas.

"Durante tres décadas, los medios de comunicación ofrecimos inmunidad informativa a la Monarquía, perjudicando en el camino a la institución que queríamos defender al enviar a sus miembros de moral más endeble la señal de que siempre miraríamos a otro lado. En otras ocasiones, pusimos nuestros intereses por encima de los de nuestros lectores, quizás nunca con tanto descaro como en los años de las conocidas como guerras mediáticas", añade en el citado artículo.

PACTAR POR PACTAR
Incultura del pacto y deseos de revancha
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 1  Junio  2015

La Venezuela de Maduro puede gustar más o menos, pero no es un modelo aceptable para un régimen político europeo. Se llame uno Iglesias o se llame Monedero.

En la última semana se ha puesto de moda hablar de pactos y de cultura del pacto, como si todo eso fuese un bien en sí mismo. Señal inequívoca de que, por un lado, no hay una mayoría suficiente para formar gobiernos municipales y regionales en gran parte de España. Y de que, por otra, hay miedo al cambio, al cambio de verdad. Pánico, diríamos.

Pero qué pacto ni qué pacto: cuando uno tiene un proyecto claro y presentable para su Patria y se dedica a la política no hay dudas, tiene un programa al que se debe porque es su contrato con los electores. Y sólo para cumplirlo pactará, porque si no caerá al foso de los leones. Y estoy completamente seguro de que no tenemos entre nuestros profesionales apesebrados de la política ni a Talleyrand, ni a Metternich, ni a Cánovas, ni a Cavour, ni a Andreotti. Moralmente más lamentables quizás aquellos, no hay ya duda de su envergadura intelectual a un nivel completamente distinto del de los nuestros. Pobres.

Hay miedo, y miedo grande, a volver a trabajar (tooodos esos cargos de libre designación que cambiarán de manos), y miedo a perder las ricas prebendas del poder que irán a otras manos, si no más votadas sí más hábiles en los pactos. ¿Y qué?

PP o PSOE daba igual ahora mismo, porque ni el PSOE de Sánchez tenía programa propio que cumplir ni el PP de Rajoy, pese a tener amplias mayorías absolutas, ha deshecho lo que dejó malamente hilvanado aquel Zapatero. En nombre de la tolerancia y de los pactos la derechita española niega ser derecha y cuando gobierna continúa las políticas de la izquierda. Una verdadera maravilla, a la que la izquierda no corresponde con la misma moneda. Que tomen nota.

Lo que no tienen derecho a hacer es lloriquear por las esquinas porque se ven a las puertas de Venezuela. Por supuesto que así es, en el mejor de los casos (seremos si no Kampuchea), pero la derechita española es culpable en primera persona de que esto suceda y de que los orcos vengan. Cuando vean ustedes a un profesional de la política, del PP o de UPN, no le dejen ustedes empezar: repróchenle sus culpas que son muchas y háganlo callar. Pueden reírse si quieren del futuro que le espera al PSOE, pero ya veremos quién lo pasa peor bajo el mandato del soviet. Del soviet que ellos nos han dado a todos, y que seguramente tendremos que liquidar pasando por encima de sus pactos.

ESTRATEGIAS CORTOPLACISTAS, EXCESO DE CONFIANZA E INACCIÓN POLÍTICA
Ni PP ni PSOE han querido hacer la reforma electoral que evitaría este escenario de inestabilidad
Alejandra Ruiz-Hermosilla  www.gaceta.es 1  Junio  2015

Que gobierne los ayuntamientos la lista más votada es un viejo compromiso electoral del bipartidismo que reapereció esta legislatura y acabó en el mismo cajón que otras promesas políticas con la excusa de la falta de un consenso mayoritario que siempre tuvo. ¿Por qué?

Desde hace más de 15 años, ha habido una coincidencia entre el PP y el PSOE en la necesidad de reformar la ley electoral en lo que a los municipios se refiere. Otros partidos, como Izquierda Unida y, sobre todo, UPyD querían una modificación más amplia que mejorara la proporcionalidad y no les perjudicara tanto como el actual, que prima a los dos partidos mayoritarios hasta ahora y a los que tienen un fuerte arraigo territorial, es decir, a los nacionalistas.

Al menos desde 1998, PP y PSOE proponían distintas fórmulas para que la elección de alcaldes reflejara mejor la voluntad de los votantes y se evitara que, mediante pactos postelectorales, se hiciera con las alcaldías la tercera, cuarta o quinta fuerza política más votada en detrimento de la mayoritaria. Elección directa de alcaldes con o sin segunda vuelta, primas a la lista que obtuviera la mayoría con más de un porcentaje de votos determinada, investidura automática del ganador y gobiernos en minoría...

En el programa electoral con el PP concurrió a las generales de 2011 se incluía también esta reforma electoral en el ámbito local para que gobernara la lista más votada. La puesta en marcha de las consultas con otros partidos políticos para lograr el consenso mayor posible antes de lanzar la reforma se hizo demasiado tarde, como muchas de las iniciativas políticas y no económicas de los 'populares' en esta legislatura. Menos de un año antes de las elecciones municipales que acaban de celebrarse, Mariano Rajoy se topó con el inesperado rechazo del PSOE, que sumido en su propia crisis, no estaba dispuesto a dar al adversario ni agua.

Argumentó el PSOE la escasa distancia de las urnas, el interés electoralista del Gobierno, la falta de concreción de la propuesta... Una batería de excusas para no apoyar el gobierno de la lista más votada que, en 2014, le era mucho menos favorable que cuando la defendía, por ejemplo, en 2004. Y el Ejecutivo respondió hace nueve meses que abordaría la reforma con o sin consenso.

Sin embargo, han pasado las elecciones y el Gobierno no ha sacado adelante la reforma electoral. En el actual escenario de inestabilidad, con el PSOE cerrado a todo acuerdo con el PP, Ciudadanos poniendo condiciones inamovibles (elección de candidatos por primarias) y Podemos pidiendo "humildad" a un PSOE que ha cosechado sus peores resultados electorales de 1979, quizá uno se arrepienta más que otro. Y ese uno es el PP, que ha ganado los comicios municipales, pero perderá numerosas alcaldías; mientras que el PSOE ha perdido, pero gobernará muchos municipios con sólo entregar a Podemos un poco de "humildad" y, por supuesto, la alcaldía de Madrid que ha ganado Esperanza Aguirre.

Para los socialistas, esta decisión cortoplacista tendrá consecuencias el día que recuperen sus porcentajes de voto de hace una década. Pero a los 'populares' les está ya pasando factura no haber legislado con la mayoría absoluta en el Congreso que les dieron las urnas. Por eso, Gaceta.es preguntó a la vicepresidenta del Gobierno y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, si no se arrepentían de haber descartado la reforma electoral. Respondió que todos los partidos políticos deberían hacerse esa pregunta, insistió en que el Gobierno es partidario de que las reformas electorales se hagan desde la base del acuerdo y pidió que no haya "exclusión" de ningún partido a la hora de los pactos porque todas las opciones merecen el mismo respeto.

Varios diputados del PP se preguntan la razón por la que la dirección ha metido en el cajón este otro compromiso electoral, con el que además también ha estado comprometido el mayor partido de la oposición. No parece que el poder cerrar pactos al estilo del propuesto por Aguirre en la capital (ceder la alcaldía al PSOE antes de que éste se la entrege a Podemos), ni la tesis 'arriolista' de que un fiasco el 24M beneficiará al PP en las generales esté detrás de la 'no reforma' electoral, ni tampoco el esgrimido deseo de consenso, sino más bien un excenso de confianza en ese voto oculto y cautivo que en Génova creen tener y una inacción política característica del partido en el esta legislatura.

Son muchos los analistas políticos que consideran que Ferraz se anticipó mucho mejor que su gran adversario a los resultados del 24M y quiso torpedear la consagración del 'que gobierne el más votado' para poder ocupar alcaldías que no había ganado con apoyo de Podemos y apoyar a Podemos para darle alcaldes que las urnas les negaron, debilitar así al PP de cara a noviembre y erigirse en muñidores de un frente de izquierdas que conquiste la Moncloa. Y desde ahí, convertir una decisión cortoplacista en una estrategia ganadora a largo plazo que devuelva al PSOE las cotas de poder de las que disfrutó.

Les ha faltado tener en cuenta a los polos del bipartidismo que el sistema ya no es lo que fue y que los emergentes (Ciudadanos y Podemos) no son Izquierda Unida ni los partidos nacionalistas, con los que pactar salía más caro a los españoles que a los organigramas del PP y PSOE. Por eso, superada la inestabilidad de la formación de ayuntamientos y gobiernos regionales que parece que no llega, pero llegará, la sorpresa puede llegar en seis meses vestida de naranja y morado, los colores que tienen la sartén por el mango ante la incapacidad de los dos mayores partidos políticos españoles para ponerse de acuerdo.

Piratas
Santiago Abascal Libertad Digital 1  Junio  2015

Cuando se cumple apenas un año y medio de la fundación de Vox, asistimos al cumplimiento de las razones que nos llevaron a nacer; de modo palpable, como una bofetada. El avance de la peor izquierda y el hundimiento y capitulación de la derecha es un hecho ya incontestable.

Era sólo cuestión de tiempo que la tibieza o, lo que es peor, las traiciones sistemáticas y obstinadas del Gobierno de Rajoy a las promesas que le llevaron a la mayoría absoluta, junto con el expolio montoril de las clases medias, llevasen a una huida en masa de sus votantes.

Los que hace año y medio apuntamos y denunciamos esa deriva, que ya permitía atisbar en el horizonte el choque del barco con el acantilado, sufrimos desde el inicio no ya el desprecio de un poder que ahora se derrumba, sino todo tipo de presiones que buscan nuestro silencio.

No nos hemos callado en ningún momento, y no porque buscásemos el aplauso o la notoriedad, solamente alzar la voz a modo de faro que evitara una segura colisión con las rocas.

Ha sido imposible en estos años evitar el choque del Partido Popular, con su fatalista capitán Mariano Rajoy al mando, contra las rocas de la realidad. Tal ha sido su ceguera. Su obstinación.

Pero maldita la gracia de acertar con nuestras previsiones, cuando el resultado no es ya el hundimiento de un partido, que puede pasar en el tiempo como cualquier otro , sino dejar el mar en manos de piratas que vienen a abordar nuestras instituciones y a hundir los valores sobre los que se asienta el navío de nuestra sociedad.

Desde el faro no hemos podido convencer al capitán del barco de que variase su rumbo. Ahora que vemos perecer irremediablemente su nave, es la hora de sumar a los navegantes de bien para ir todos juntos a hacer frente a la piratería. Muchos y muy valiosos son los que se alejarán del naufragio en solitario y en pequeños botes. En lontananza, la refundación de un instrumento político que permita navegar a la derecha española sobre la base de sus firmes principios y con una hoja de ruta precisa, con rumbo seguro y cierto.

Es el llamamiento a los naúfragos del que pronto se tendrá noticia. Porque en Vox no vamos a dejar nuestros mares en manos de piratas. Ni nos faltará generosidad para subir a la cubierta a los naúfragos que compartan nuestro rumbo. Hasta ahora hemos sido la conciencia de la derecha española; hoy somos su única esperanza. ¡Tierra a la vista!

Santiago Abascal, presidente de Vox

inmigración
Birminghan: en esta clase todos los alumnos tienen una lengua materna extranjera
Paula Bulladé. Minuto Digital 1  Junio  2015

Los 29 alumnos de esta clase de una escuela primaria de Birmingham tienen al inglés como segundo idioma. Estos niños de la escuela primaria de Greet en Sparkhill, Birmingham hablan en total nueve idiomas y dialectos, entre ellos el urdu (Pakistán), el pastún (Afganistán), el hindko (dialecto del Punjab), el mirpuri (Pakistán), el árabe y el español.

Casi el 95% de los 859 alumnos de esta escuela tiene una lengua materna que no es el inglés. A pesar del complot del “Trojan Horse” (tentativa de toma de control de varias escuelas en Inglaterrra por grupos islamistas y salafistas) la escuela está clasificada como “excepcional” por la Office for Standards in Education, Children’s Services and Skills (Ofsted), organismo gubernamental encargado de la evaluación de los estable cimientos escolares, y tiene una lista de espera año tras año.

En total se hablan 23 idiomas en la escuela, entre ellas el rumano, el japonés, el francés, el italiano, el polaco, el holandés, el somalí, el gujarati, el hindi, el tamil, el bengali y el cingalés. Además, todos los niños empiezan a aprender el español a partir de los tres años.

La mayoría de los alumnos llegan a las escuela con un nivel de conocimiento del inglés bastante deficiente. Muchos de estos niños tienen ss raíces familiares en Pakistán.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Delitos que salen gratis
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS  El Mundo 1  Junio  2015

HACE MUCHOS años que en Cataluña no se cumplen las sentencias del Constitucional, el Supremo o el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, si son desfavorables al proyecto separatista de destruir el Estado Español. Pero si el Constitucional -que por su antiguo pasteleo con el separatismo llaman algunos Prostitucional- o alguna instancia judicial catalana sensible a la brutal presión ambiental le da la razón a la Generalidad, se celebra el fallo como un triunfo de la Ley frente a la agresión de 'Madrit', España. Y la razón por la que en Cataluña no rigen la Constitución, el Código Penal y el Civil quedó clara en el Nou Camp este sábado, donde por enésima vez se afrentó a España, a sus símbolos y a sus legítimos representantes.

"La razón por la que en Cataluña no rigen la Constitución, el Código Penal y el Civil quedó clara en el Nou Camp"

Esa pública exhibición de desprecio a una nación, ese alarde de odio étnico, esa afrenta minuciosamente preparada, con miles y miles de silbatos para lograr 119 decibelios de afrenta, los ha visto todo el mundo. Y el club anfitrión, FC Barcelona -que según el Secretario de Estado de Deporte, Cardenal, representa como nadie la Marca España- ha asumido la responsabilidad del escarnio, seguro de que no le cerrarán el campo ni lo echarán de la Copa y las demás competiciones españolas, que es lo que harían unas autoridades dignas de ese nombre. Cualquier club puede y debe ser sancionado si en su campo se llama 'negro' o 'portugués' a un jugador. Si se escarnece a la nación española, es mera libertad de expresión. Eso sí, Mas persigue judicialmente «en nombre del Pueblo Catalán», a los periodistas que criticamos su referéndum golpista. Es que en Cataluña el delito sale gratis; pedir que se cumpla la ley sale carísimo.

Las cloacas deportivas que campean por España pusieron a caldo a unos periodistas que en Almería protestaron contra el entrenador del Eibar por hablar vasco en la rueda de prensa. La prograda 'esportiva' ha impuesto que primero hay que hablar las lenguas de España que la mayoría no entiende, y eso es indiscutible. No verán a los pluseros, berlusconeros, serosos y serdososos pedir que se castigue severamente a un club y un campo que tiene por costumbre exhibir su odio a los españoles. Eso es discutible.

Y Mas, que ha respaldado al Barça como si, 'més que un club', fuera una consejería, se reía de la pitada mirando al Rey. Desde abajo, pero se reía.

La Asamblea Nacional francesa se presta al juego de una ETA más que derrotada
EDITORIAL El Mundo 1  Junio  2015

En otro intento de presentar a ETA como una víctima en los foros internacionales, la izquierda nacionalista ha maniobrado para que la Asamblea Nacional francesa ceda sus instalaciones para hacer de altavoz a las reivindicaciones de la banda terrorista. La organización abertzale Bake Bidea escenificará el día 11 un acto al que ha denominado Conferencia Humanitaria por la Paz en el País Vasco y que, como es habitual, utiliza el falaz argumento de que existe un conflicto no resuelto entre los Estados francés y español y la banda. Una representación tramposa que insulta de nuevo a las víctimas y al resto de la sociedad española, que durante décadas han sufrido el terror de ETA.

Los abertzales buscan presentar al Estado ante la opinión pública internacional como uno de los obstáculos para la disolución de ETA, algo que ya sólo depende de la voluntad de la banda. La organización pretende difundir la idea de una guerra entre dos partes, y pide a la banda armada que entregue su arsenal sólo como respuesta a una contraprestación de la otra parte, el Gobierno español, que a cambio debería solucionar la situación de sus presos y de los huidos con causas pendientes. Sin embargo, la banda terrorista no está en condiciones de exigir nada al Ejecutivo, que tanto ha cedido ya para poner fin a la violencia. La única salida para ETA pasa por ordenar a sus miembros que abandonen la organización y se sometan a la ley. El Estado -y la sociedad- ya ganó esa batalla cuando consiguió la derrota de la banda en 2011, con el cese definitivo de la violencia, y permitió la entrada de la izquierda abertzale en la vida democrática. Ningún preso podrá quedar en libertad si no demuestra su arrepentimiento y ningún terrorista huido volverá a España si no es para responder por sus crímenes.

Sorprende que en este nuevo acto de propaganda participen actores internacionales como la Cruz Roja o la Fundación Chirac, que deberían ser respetuosos con la política antiterrorista llevada a cabo por el Gobierno español. Habría que preguntarse también por qué la Asamblea Nacional francesa se presta al juego de la banda terrorista, ya que Francia, aunque ha tenido que lamentar menos muertos que España, ha sido igualmente víctima y testigo de décadas de crímenes y extorsión.

NACHO MURGUI, NÚMERO DOS DE LA LISTA
La sombra de ETA se cierne sobre la mano derecha de Carmena
Gaceta.es 1  Junio  2015

El militante de 'Ahora Madrid' se ve envuelto por la polémica después de las informaciones que señalaban que era una persona 'muy cercana' al ambiente de la banda armada.
Nacho Murgui junto a Manuela Carmena. EFE

El número dos de 'Ahora Madrid', Nacho Murgui, se vio salpicado por la polémica apenas una semana antes de las elecciones autonómicas y municipales. Fue entonces, cuando el diario EL MUNDO publicó un artículo en el que señalaban que ETA quería que Podemos llegara al Gobierno.

Gracias a unas grabaciones en las que se recogían varias conversaciones entre presos etarras, se constataba que existía una relación entre la banda criminal y varios militantes de Podemos. De hecho, algunos miembros de ETA señalaban que incluso deberían dejar de pedir el voto para Bildu y concentrar sus fuerzas en la formación morada.

Nacho Murgui, número dos de la lista de Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid, también aparecía en estos registros en los cuales, varios terroristas se referían a él como alguien "muy cercano". También lo hacían con la candidata de Navarra, Laura López Ruano,- a la que ellos conocen como Laurita-, y quien ya se mostró abierta a un posible acuerdo con EH Bildu para protagonizar el cambio en la Comunidad aunque finalmente fue reprendida por la cúpula de su partido. Tanto es así, que desde la sede de Madrid se señaló que los posibles pactos en Navarra y en el País Vasco serían siempre dictados por la dirección.

El que podría ser vicealcalde de la capital, - si 'Ahora Madrid consigue el apoyo del candidato socialista Antonio Miguel Carmona-, ha dado el gran salto a la política después de haber sido una persona muy activa dentro del asociacionismo madrileño y en varias plataformas vecinales. Además, ha formado parte del movimiento antimilitarista e incluso se dedica al hip hop formando parte de la banda 'Desechos', los encargados de la música de la campaña de Carmena.

No obstante, el grupo ha colaborado en varias ocasiones con el cantante vasco Femín Muguruza, quien hace apenas tres meses acudió a la cárcel de Logroño para visitar a una "persona injustamente encarcelada" y que "quieren acallar su voz". Su amigo no es otro que Arnaldo Otegui, el exparlamentario vasco de Herri Batasuna.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial