AGLI Recortes de Prensa   Martes 16   Junio 2015

La estrategia secreta de Podemos para perpetuarse en el poder
S. MCCOY El Confidencial 16  Junio  2015

No hay que ser muy listo para saber que lo que ha sucedido tras las elecciones del 24 de mayo no es un triunfo de la democracia. Lo habría sido si se hubiera jugado la baza de la formación más votada, si no hubiera habido alianzas contra natura que pervierten el sentido del voto solo para garantizar una cuota de poder, si las negociaciones entre partidos hubieran sido de programas y no de componendas, si no hubiera rencor, como parece en tantos y tantos sitios, sino mera alternancia política.

Hay un deseo de enfrentamiento –especialmente por el lado izquierdo del espectro político– que no se entiende. Una agresividad extraña que era la que recogía Nacho Cardero en el último párrafo de su imprescindible artículo de ayer. O no tanto. Porque, de hecho, encierra la clave principal de cómo las fuerzas de izquierda radical quieren perpetuarse en el poder. No se trata, de hecho, de nada nuevo: es una réplica de lo que aupó al populismo en Venezuela. Divide y vencerás.

El proceso es muy fácil. Aprovechar la candidez ciudadana para ocupar un espacio que les permita controlar el orden público y áreas de conocimiento de la riqueza ciudadana. Den un repaso a las concejalías y me cuentan. A partir de ahí se inicia una campaña de demonización del rico y de protección del pobre, de arrinconamiento del que no piensa igual y de salvaguarda con dinero público del que sí que lo hace, que viene acompañada de un levantar de alfombras que les permite reforzar su aura de pureza.

De este modo se alimenta la fractura entre los buenos, que son los alineados con el pueblo, y los malos, que son los que robaban y que merecen penar por los siglos de los siglos. Poco a poco se va asfixiando a todos aquellos que cuentan con la capacidad suficiente para sacar adelante un país, bien a través de leyes ad hoc o de impuestos. Y se establece una estrategia de provocación a la espera de que salten. Cuando lo hacen, la excusa para fijar aún más el mensaje en el consciente ciudadano está servida. A estos es mejor sacarlos de la circulación. A por ellos.

Y así consolidan una mayoría suficiente de apesebrados que son los que garantizan elección tras elección que puedan seguir en la pomada. Lo que viene después ya lo saben. El cuento termina de forma completamente inversa a como comenzó. Con los buenos robando a manos llenas y los ‘malos’ intentando rescatar la nación en beneficio del pueblo, que no tiene ni para papel higiénico. Eso sí, entre acusaciones de alta traición. Lo que queda al final es un estado dividido, con enormes heridas, que condena su futuro para siempre. Al tiempo.

Puede que alguno piense que aquí esta otro con la estrategia del miedo.
Se equivoca.

Esto ha sucedido ya y lo hemos visto en Latinoamérica. No es un ejercicio teórico, sino que nace de la experiencia práctica. Y vamos repitiendo el guion pasito a pasito. Cuando se deja al pueblo ocupar el poder, es receta para el caos. Porque gobernar exige preparación y criterio. Es verdad que los anteriores dirigentes, fueran populares y socialistas, se han empeñado en desmerecer su propia misión pero no por eso deja de ser así. El mejor ejemplo lo tenemos en Reino Unido, donde el poder ejecutivo está aún reservado a quien puede gobernar en función de su CV.

En la democracia no vale cualquier cosa. Hay muchos ciudadanos que se quieren hacer trampas en el solitario pensando que quien no sabe va a recibir ciencia infusa para llevar una consejería o ser concejal. Se equivocan, lo que natura non dat, ocupar un puesto de responsabilidad non praestat. Al contrario, buscarán la manera de perpetuarse en el poder, dividiendo y manipulando a partes iguales. Algunos acuerdos de última hora se han cerrado más con base en personas, garantía de empleos para los amigos y favores similares, que en ideas.

Como la rana de la fábula, cuando nos queramos dar cuenta como país, será demasiado tarde. Estaremos cocinaditos en nuestra propia idiocia.
Y entonces vendrá el llanto y el rechinar de dientes.

La España roja y rota
Amando de Miguel Libertad Digital 16  Junio  2015

En la fecha fatídica de 1936, ante las elecciones del Frente Popular, el líder de la oposición, José Calvo Sotelo, dejó caer esta endecha: "Prefiero una España roja a una España rota". A los pocos días Calvo Sotelo era asesinado por elementos socialistas de uniforme.

Ahora no hay violencia en España, gracias a Dios, pero ya está teñida de rojo y en trance de romperse. Ese es el mapa que dibujan los nuevos ayuntamientos de las principales ciudades. Lo curioso es que el dibujo no se corresponde con el resultado de las elecciones municipales y regionales, que era más bien azul, si se atendía al dato del partido más votado (el PP). Sin embargo, la suma de socialistas, comunistas, populistas y separatistas ha dado lugar al corrimiento hacia el rojo del espectro ideológico a la hora de formar Gobiernos. En algunos casos, como en Andalucía, la hueste naranja de C's ha permitido que gobierne el PSOE. Parece una extravagancia, puesto que C's se ha constituido en el Savonarola contra la corrupción y el Gobierno de Andalucía es el más corrupto de todos. Se ha llegado a la siguiente interpretación onírica, emitida por un líder de la izquierda valenciana: "El PP ha sido el partido más votado, pero el pueblo interpreta que ese partido no debe gobernar" (tomado al oído). Donosa forma de entender el juego democrático. Ahora se comprueba la desgraciada ausencia de una ley electoral que dejara clara la exclusión de los partidos no democráticos y la formación del Gobierno por el partido con más votos.

En tiempos de la República la amenaza no era solo la de un PSOE hegemónico, sino la tendencia a ser engullido por el emergente Partido Comunista de España (estalinista). Así sucedió. La Historia se repite como farsa, que dijo el clásico. La trayectoria actual es que el PSOE va siendo absorbido por Podemos y sus varias franquicias locales. Se trata de un extraño totalitarismo, que se mira en el modelo de Venezuela. Francamente, se trata de un país torturado por políticos indeseables. Sin embargo, Podemos recoge la frustración de las clases medias de España, agobiadas por la crisis económica. Hitler hizo otro tanto en su día y triunfó a través de elecciones democráticas. Sé de una periodista que me llama "burro" por hacer comparaciones históricas. Pero la Historia sigue siendo maestra de la vida. Me siento muy satisfecho de ser “pequeño, peludo, suave”.

En realidad, no se está urdiendo solo un conglomerado de las fuerzas rojas, moradas y separatistas, sino el acuerdo explícito de que el PP debe ser defenestrado a costa de lo que sea. Esa actitud a la contra, típicamente totalitaria, se demuestra, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid. La nueva alcaldesa, afín a Podemos, ha declarado que su programa y el del PSOE "coinciden al 99%". Sin embargo, el PSOE la apoya, aunque no participa en el Gobierno madrileño. Nos esperan días de gloria. Espero que no me fusilen previo pago de la bala.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

Macarras en el poder
Pedro de Hoyos Periodista Digital 16  Junio  2015

A cierta izquierda le parecen mal las buenas formas. La corbata. La camisa. Zapatos. Prefiere las camisetas, los tatuajes y las sandalias. Aquella sandalia con la que una vez amenazaron a Rodrigo Rato. La izquierda macarra se ha hecho con el pode porque el votante ha querido, tal vez porque el votante español también es macarra.

La España pendular ha dado un nuevo pendulazo. Hemos salido de una España que malgobernaban personajes afeitados, de excelente compostura, de camisas y corbatas de seda, de impecable peinado. Y nos timaban. Nos robaban. Se reían de nosotros y se llevaban España a Suiza. O se la comían en espléndidas mariscadas sindicales.

Pero tanto timo, tanto engaño, tanto latrocinio nos ha llevado a esta España de matones de izquierdas, llenos de tatuajes cual viejos lobos marinos, que viven absortos por conservar las formas políticamente correctas. Para esta izquierda cainita que ha tomado ayuntamientos con la ayuda de la izquierda de cartón piedra del PSOE las formas correctas son los tatuajes, como para los otros era el perfecto afeitado. Y las camisetas de manga corta con imágenes del Che. Y barbas desaliñadas, tipo bandolero de sierra Morena.

España cainita ha dado un nuevo pendulazo y hemos pasado de las americanas y corbatas, de las camisas de seda y los gemelos de oro a la macarrería chulesca de esta izquierda gorrina que cree que el respeto ceremonial es de derechas, que los tuits amenazantes, ofensivos y despectivos son disculpables si son de izquierdas. Españolito que vienes al mundo, una de las dos Españas, la España macarra, la España pija, te enmarranará el futuro. Y cada una de ellas disculpa sus propias insensateces.

Los hijos del zapaterismo
Editorial www.gaceta.es 16  Junio  2015

Podemos es hijo del zapaterismo: una "tercera izquierda" que ha sobrevivido a los fracasos sucesivos del comunismo y la socialdemocracia. No es un fenómeno marginal ni un partido como los demás. Es un síntoma de descomposición.

La llegada al poder de Podemos representa la consagración de la “tercera izquierda”. No es un accidente ni una anécdota. Es un fenómeno sociopolítico de primera magnitud y hace preciso afinar el análisis.

Hubo una primera izquierda revolucionaria y roja: Rusia en 1917, Alemania en 1919, España en 1934 y 1936… Su paraíso era la Rusia soviética. Esa izquierda acabó ahogada en el baño de sangre del Gulag y la Cheka. Después hubo una segunda izquierda reformista y blanca: el laborismo británico, las socialdemocracias alemana y sueca, también los socialismos francés (Miterrand) y español (González)… Su paraíso era Suecia. Pero la segunda izquierda acabó colapsada, doctrinalmente hablando, por algo tan prosaico como la incapacidad para mantener el gasto público del Estado-Providencia. ¿Hacia dónde llevar entonces la revolución? Hacia dentro. Obligada a aceptar la democracia liberal de partidos –porque ya no es concebible otro sistema político-, obligada a aceptar la hegemonía del capital transnacional –porque ya nadie tiene redaños para aspirar a otra cosa-, la izquierda se concentró en la transformación de las mentalidades, los comportamientos, las actitudes, las formas de vida. Así nació la tercera izquierda. A España la trajo Zapatero.

Zapatero, sí, inventó la tercera izquierda. Sembraba en tierra abonada: en un país donde todas las izquierdas gozan de plena hegemonía en la enseñanza y en la comunicación desde treinta años atrás, nada más sencillo que plantar la semilla del cambio por el cambio, de la transformación que se agota en sí misma, que se justifica por el solo hecho de transformar, sin que sea necesario señalar un objetivo final. En la sociedad española abunda un sentimiento que podríamos llamar pasivo-agresivo: una extraña mezcla de ansias de protección (“el sistema debe proteger mi vida”) e hiperindividualismo vindicativo (“yo tengo mis derechos”). El perfil se parece mucho al “último hombre” del que hablaba Nietzsche: el nihilismo final es el del propio ombligo. Nadie más apto para transformar eso en potencia revolucionaria que una generación criada en la abundancia material y en la escasez espiritual. Los hijos del zapaterismo. Eso es Podemos.

En las capillas de la nostalgia se ha ido construyendo un santoral nuevo que ya no bebe en los viejos paraísos soviético o sueco, sino en las revelaciones de cartón-piedra de Mayo del 68, de la “revolución sexual”, de la “insurgencia latinoamericana”, de los eternos derrotados rojos, de las ensoñaciones libertarias, del tercermundismo militante, de la ideología de género… Con esos materiales se ha cuajado una doctrina que está más cerca del nihilismo que del socialismo. Doctrina caótica, sí, pero eficaz, porque sigue prometiendo la felicidad en la Tierra. Tras beber la poción mágica del resentimiento y fumarse el porro de la utopía, la alucinación teórica de la tercera izquierda se concreta en las consignas de los nuevos demagogos: abolir la familia, casar a los homosexuales, legalizar a todos los inmigrantes, expropiar las catedrales, etc. ¿No habló André Gorz de llevar la revolución a la vida cotidiana? Hela aquí.

Podemos es hijo de todo eso. No es un fenómeno marginal y pasajero. Tampoco es un partido como los demás. La larga hegemonía cultural de la izquierda en España, nunca combatida por la derecha más tonta del mundo, ha creado una situación en la que un movimiento nihilista puede crecer bajo las bendiciones del sistema, entre el aplauso vergonzante de los progresistas, que ya han perdido de vista el sentido del progreso, y la sonrisilla cobardona de los conservadores, que ya no saben qué es lo que hay que conservar. Es un síntoma de descomposición cuyo alcance aún nadie es capaz de prever. Pero es lo más importante que ha pasado en España en los últimos años.

Lo edificante
LORENZO ABADÍA www.gaceta.es 16  Junio  2015

Lo que no es comprensible, al menos para mí, y de ahí viene mi amargura, es que el nuevo periódico de Pedrojota no haya publicado alternativamente otro con el que desmontar argumentalmente semejante impostura política.

Debo reconocer que una amarga sensación invadió mi ánimo cuando leí el artículo del catedrático Enrique Arnaldo el 8 de junio en El Español, el nuevo periódico de Pedro J. Ramírez. Al parecer, la Academia es incapaz de analizar políticamente una ley electoral sin mostrar su desvitalizada asepsia positivista o, simplemente, sin doblar la cerviz ante el poder establecido.

Circunscribiendo la política a lo que es, a la lucha por el poder, tal y como lo han venido definiendo los más grandes estudiosos de la materia (Maquiavelo, Weber, Schmitt, Jouvenel, Aron, Duverger, etc.), no resulta muy difícil comprender la importancia que tienen las reglas de juego en virtud de las cuales se accede al mando -junto a la manera de controlarlo posteriormente- en la democracia representativa. Por tanto ley electoral y poder es pleonasmo. Decía Freund que “La política no es ni liberal, ni socialista, ni tiránica ni democrática. Se vuelve así por la forma de usar el mando/obediencia”. Estoy absolutamente de acuerdo.

Si el término democracia responde a la soberanía del pueblo – utilizo este vocablo más por lo que se entiende por ello que por lo que realmente significa, pues soberanía es un concepto no homologable en el mundo contemporáneo-, la democracia moderna, es decir, la representativa, deberá asegurar que los ciudadanos disponen de la capacidad necesaria para poner y deponer a aquellos individuos que se postulan para ostentan el poder.

A mi juicio, ningún factor condiciona más el tipo de legitimidad de la dominación o relación de mando y obediencia que caracteriza a todo Estado que la ley electoral, pues el modo en que se elige a los representantes y mandatarios es el verdadero factor constituyente de las reglas de juego políticas. Si los ciudadanos disponen de libertad casi total (o de competencia perfecta) para elegir y ser elegidos, hablaremos de un sistema democrático. Si existen restricciones legales (listas electorales) o barreras de entrada (financiación pública) en la oferta política (candidaturas) de modo que los ciudadanos dispongan de una libertad limitada para elegir a sus representantes, nos encontraremos ante una oligarquía. Como el economista Schumpeter decía, con razón, que los hombres nos comportamos como niños ante las cuestiones políticas, traslademos las dos hipótesis que acabo de describir al ámbito del mercado y veremos con suma facilidad que donde existe libre competencia en la oferta existe libre mercado y cuando la oferta está controlada por uno o varios operadores, asistimos a un monopolio u oligopolio. Es triste contemplar en España la virulencia con la que todos los ciudadanos nos quejamos de los estragos que causan los oligopolios energéticos, financieros, de la comunicación social, etc., y la pasividad servil que mostramos ante el mayor, el más nocivo y el más peligroso de todos, el oligopolio político u oligarquía.

Ni siquiera la proclamación de principios adscrita a la mayoría de las Constituciones desempeña un papel tan crucial. En primer lugar, porque, al encontrarse al margen del articulado, ésta tiene un papel más declarativo que normativo. Pero fundamentalmente, porque, como decía Benjamin Constant, la única garantía real para la libertades civiles de que dispone un pueblo es su propia libertad política.

Decir que la ley electoral no tiene su origen en la Constitución es decir una gran mentira sin faltar a la descripción aséptica de los hechos históricos. Es cierto que su origen hunde sus raíces en el decreto-ley de normas electorales de 1977, y que la Constitución del 78 no la alteró. Pero lo realmente honesto sería decir que no sólo no la alteró sino que la blindó en cuerpo y alma, instituyendo a la provincia como circunscripción electoral en el artículo 68, de modo y manera que el sistema oligárquico de listas quedaba garantizado ad eternum.

Es triste que todo un catedrático de Derecho constitucional manifieste una contemporización tan obscena con las reglas de juego existentes que, no nos engañemos, son las verdaderas causantes de la lamentable situación en la que España se encuentra como nación y como sociedad. Nuestro problema no se llama bipartidismo sino oligarquía, sea ésta ejercida por dos o por diez partidos. Y ésta permanecerá presente en la vida de los españoles mientras exista un sistema electoral formado por circunscripciones de listas y no por distritos uninominales a doble vuelta y con revocatoria de mandato, única forma de convertir al votante en el mandante.

Triste pero comprensible. Porque se puede intuir que un catedrático en España, aun teniendo talla intelectual, haya tenido que hacer tantos méritos partidocráticos para llegar a serlo que la esclerosis moral provocada le haya hecho “olvidar” la precondición oligárquica de la ley D´Hont. Lo que no es comprensible, al menos para mí, y de ahí viene mi amargura, es que el nuevo periódico de Pedrojota, del que soy testimonial accionista, y que un día tras otro nos indica los efectos perversos que lo político está desplegando sobre toda la nación española, no digo que no le haya censurado el artículo –¡¡hasta ahí podríamos llegar!!- sino que no haya publicado alternativamente otro con el que desmontar argumentalmente semejante impostura política y por lo tanto, ya, periodística. Criticar los efectos generados por la clase política y no saber o no querer erradicarla por la única vía posible, no es desde luego, muy edificante.
@lorenzoabadia

Próxima estación, cuatripartito en España
JAVIER CARABALLO El Confidencial 16  Junio  2015

Los pies de la alcaldesa lo dicen todo. Ni Carmena celebrando su victoria en Cibeles como si fuera la alegoría de la república descendida de los carteles, ni Susana Díaz sobre la alfombra roja de elogios y de miedos que le extienden a sus pies, ni Ada Colau en Nou Barris, rodeada de fotógrafos en su primera visita antidesahucios, que ahora se llaman visitas de “emergencia habitacional”. Nada simboliza mejor que los pies de la alcaldesa de Jerez, tan mediáticos, la jornada de pactos que se ha cerrado en España para conformar los gobiernos municipales y los autonómicos, que han de festejarse aún con la pompa plenaria.

Esos pies embutidos en unos zapatos que no caben; cinco dedos que rebosan, que se salen, que explotan, que dejan el meñique fuera, como un utilitario cargado con una familia numerosa en la que algunos tienen que sacar la cabeza por la ventanilla del coche para que todos quepan dentro. Qué mejor imagen para los tripartitos y cuatripartitos que esa fotografía de los pies de la alcaldesa, mientras sostiene el bastón de mando.

Han sido los ‘pactos del arroz para todos’ que ya se veían venir, nada más cerrarse las urnas de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, porque obedecen a una lógica antigua de la política española: cada vez que las fuerzas de izquierda puedan sumar mayoría frente a la derecha, saldrá adelante un pacto de gobierno. De forma general, en España el valor de ser la lista más votada sólo tiene trascendencia si corresponde a una fuerza política de izquierda, porque siempre encontrará el apoyo de otro partido de su mismo ámbito.

Lo habitual, a partir de las primeras elecciones municipales, en 1979, era que los pactos de izquierda lo suscribieran el PSOE, como fuerza hegemónica, y el Partido Comunista, primero, e Izquierda Unida después. Con el paso de los años, y el deterioro electoral de ambos, el espectro político se amplió a los partidos nacionalistas y localistas. Lo ocurrido ahora es que a esa inercia de pactos de izquierda se ha sumado también la nueva fuerza política de la izquierda, Podemos en sus distintas representaciones municipales. Y es justo el punto en el que estamos: los pies de la alcaldesa de Jerez.
La novedad histórica de los pactos de izquierda suscritos ahora es que, a diferencia de lo conocido, no implican en la mayor parte de los casos la entrada en los respectivos gobiernos de las fuerzas que los apoyan. Podrá pensarse, y no faltan motivos, que muchos de esos ayuntamientos, que ahora están gobernados sólo por una cuarta o una quinta parte de los concejales, se han abonado a la inestabilidad cada vez que se quieran aprobar unas ordenanzas por muy elementales que sean.

Pero esa peculiaridad, apoyos a la investidura que no se respaldan de gobiernos de coalición, también obedece a una estrategia política que caducará al paso de unos meses, con lo que es probable que muchos de los pactos que han servido para nombrar alcaldes de izquierda acaben transformándose en pactos de gobierno. Para eso, primero tendrán que pasar las elecciones generales, porque la única razón de que ni el PSOE ni Podemos hayan querido entrar en los gobiernos municipales es que esa distancia mínima les permite a ambos afrontar la siguiente campaña electoral con una excusa para aliviar sus contradicciones. Las contradicciones de quienes decían que nunca iban a pactar con “la casta” y la de quienes despreciaban cualquier entendimiento con los “populismos radicales”. Juntos pero no revueltos, esa ha sido la determinación de PSOE y Podemos a la espera de las elecciones generales.

De ahí que la trascendencia mayor de lo ocurrido radique, precisamente, en lo que está por llegar. Por un lado, porque quizá hayamos asistido sólo a la primera parte de unos pactos de gobierno que se acabarán de completar a partir de noviembre. Y, por otro lado, que es lo fundamental, porque lo normal será que los acuerdos municipales tengan una prolongación tras las elecciones generales, extendiendo a toda España los pactos que acabamos de ver. ¿Y cuál es la novedad? Pues que sería la primera vez; se abre la posibilidad de que, por primera vez en la historia, en el Congreso no gobierne la fuerza más votada sino un tripartito o cuatripartito de partidos políticos, siguiendo el esquema de las municipales.

La mayoría absoluta del Congreso está en los 176 diputados y ha habido varios gobiernos que se quedaron muy lejos de esa cifra, aunque nadie puso en duda que debían gobernar. En 1996, Aznar formó su primer gobierno con sólo 156 diputados; Felipe González ganó sus últimas elecciones, y gobernó, con 159 y Zapatero nunca ganó con mayoría absoluta.

Parece como si, ahora, la ruptura del bipartidismo hubiera acabado también con esos pactos tácitos que están vigentes desde el principio de la Transición para respetar que en España gobierne la lista más votada. La debilidad del Partido Popular, unida a la del PSOE, es la que avala la ruptura de esos pactos de respeto a la fuerza más votada. Con las encuestas que conocemos hasta la fecha, el Partido Popular puede ganar las elecciones, pero a muy poca distancia del PSOE y de Podemos, las tres fuerzas política por encima del 20 por ciento de los votos y sin llegar al 25 por ciento. Con ese panorama, cuatripartitos a la vista para el Congreso. En el PSOE ya hay quien lo admite abiertamente, en conversaciones privadas, y en Podemos no es ningún secreto. Como dijo, tras el 24 de mayo, el propio Pablo Iglesias, “las autonómicas y municipales revelan una tendencia hacia el cambio político". En la literalidad de esa frase, a la vista de lo ocurrido, podemos calcular cuáles son las intenciones futuras.

¿QUÉ VA A PASAR AHORA EN ESPAÑA?
Antonio García Fuentes Periodista Digital 16  Junio  2015

Como la historia “retrata” bastante bien a los pueblos y sus habitantes; puedo aventurarme a predecir que poco o nada pasará en España, en beneficio de las mayorías; por cuanto ya lo afirmara uno de los más famosos “piratas” que diera Europa y que en vida se llamó, Aristóteles-Sócrates Onassis, el que empleando todos los medios que pudo manejar, se hizo riquísimo y poderoso; por lo que con pleno conocimiento de lo que en realidad es el ser humano, pronunció la siguiente maldición, que ha quedado en la historia del hombre mientras esta se escriba.

“En este mundo todo se compra con dinero… y lo que no se puede comprar con dinero… se compra con más dinero”.

Y esa es la política que nos espera y la que en realidad, es la de siempre… “Poderoso caballero es don dinero” (que dijera el clásico español) y por tanto será el dinero el jefe de gobierno y gobiernos de todo tipo y condición; sino al tiempo; no obstante, siempre nos quedará algún mínimo resquicio de esperanza, por si de verdad el “homo insapiens” cambiamos.

España tiene una larga y trágica historia, donde la violencia y la sangre han proliferado en demasía; y al perecer ello ya incrustado en los genes, renace en cada generación despertando llegado el momento, con los consiguientes retrocesos. Es por ello por lo que el último intento de progreso, al final fue todo lo contrario… Franco y su régimen fueron “enterrados” (aparentemente) pero de inmediato surgieron nuevos nidos de “dictadores, de ordeno y mando y al final, la situación de incertidumbre que de nuevo se presenta en España tras unas elecciones municipales y “virreinales”, preludio de las próximas nacionales”.

Hace doscientos años, se perdió la oportunidad de un “buen salto adelante”; fue cuando Napoleón derrocó la inútil monarquía reinante e impuso, a su hermano José como nuevo rey de España y su enorme imperio colonial. Aquello fracasó por cuanto “los de siempre” (impusieron el pomposo nombre de “Guerra de la Independencia”, cuando fue la de volver a la dependencia más atroz), no les interesaba el progreso, que junto con “las águilas imperiales francesas y los reformadores aires de la Revolución Francesa, ya debidamente domesticados y enriquecidos por aquel gran estadista cual fuera “El gran Corso”, llegaron a España; lo que caló en muchos “afrancesados”, pero los que fueron eliminados para que volviese el poder a donde no debió volver nunca.

Tras infinitas guerras y calamidades, llega un tiempo republicano, que igualmente fracasa, tras haber cambiado de monarquía (Amadeo I). Monarca que se va “echando pestes de España y los españoles”, a los que considera ingobernables, dejando tras de sí un discurso enormemente explicativo y para vergüenza nacional.

Después, “se quema lo que queda de aquel inmenso imperio”, siguiendo el estado vegetativo de un pueblo inculto y que nadie se preocupa por redimir educándolo como los tiempos requieren; tras las sangrías de la guerra de Cuba y la del protectorado marroquí; viene una dictadura militar en la que se trata de actualizar España; la que no debió ser muy mala, puesto que “hasta los obreros hablaron muy bien de ella, ya que había trabajo abundante”. Nuevo período republicano, que resulta otro gran fracaso y por lo de siempre (cada cual quiere “una España suya” y nadie piensa en que España debe ser de todos los españoles). Resultado, la más sangrienta guerra civil que hemos sufrido los españoles; tras ello veinte años “negros” de penurias y luego otros veinte de prosperidad, que permiten por una única vez, que la mayoría de españoles, quedásemos ricos o bien pertrechados con una abundancia de “clases medias” que nunca aquí hubo. O sea y resumiendo, que cuando España marcha “mejor o medio regular”, es bajo “la bota de dos dictaduras militares”. Tras aquella España rica (1975) vienen la nueva plaga “de los de siempre”; los que la roban a mansalva, la arruinan en extremo y la dejan tal y como estamos hoy; otra vez “a ras de suelo” para la mayoría de españoles, mientras unas minorías se han enriquecido hasta grados delictivos. Hoy los juzgados están llenos de asuntos de los que hablo y de los que al final, resultará que “nadie tuvo la culpa de nada y que fueron otra vez los culpables, los masones, comunistas, ateos, moros, judíos y demás chivos expiatorios, que como siempre se han buscado aquí”. O sea lo de siempre.

Hoy acaban de “entronizarse” los nuevos “mandamases”, que en mayoría, ni han trabajado en su vida en las faenas que hacen grande a una nación; la mayoría no tienen oficio, salvo “el arribismo a la política y como solución a sus problemas pero nunca pensando en los del conjunto nacional” ¿qué podemos esperar de ellos? Lo vamos a ir viendo a no tardar mucho, puesto que la ruina actual pesa como una inmensa losa de plomo, que aplasta a España, en todas “sus latitudes y longitudes”.

Los que han explotado la nación española en estos últimos cuarenta años, sólo piensan en seguirla explotando de igual forma o mejor si pueden; para ello harán lo que sea y emplearán sus inmensos capitales “en comprar a todo aquel que se venda”, que como en el pasado, me temo van a ser abundantes.

******
LO QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS LOS ESPAÑOLES: Lo he dicho y escrito muchas veces... "al gobernado o a gobernar" nos importan dos cojones, si los que van a gobernar, son hombres, mujeres, homosexuales, creyentes, ateos, agnósticos, blancos o negros, etc. etc.; lo que queremos es gobiernos infinitamente mucho más justos y que sepan redistribuir la riqueza NACIONAL con justicia, eliminando parásitos, tengan o no tengan dinero, tengan títulos o sean analfabetos; obligando a todos a que hay que trabajar y rendir para toda la sociedad, para que esta pueda tener recursos y atender a todos según sus necesidades y méritos... o sea, NECESITAMOS VERDADEROS ESTADISTAS Y NO LO QUE NOS HA ARRUINADO; si eso no lo entienden y practican los que se han atrevido a ir a gobernar; todo seguirá igual y los pretendidos cambios no serán nada... acaso "limosnas" para los verdaderamente indefensos.

(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

El canto de sirena de la deuda atrapa a Grecia
María Blanco www.vozpopuli.com 16  Junio  2015

Érase una vez un país cuya economía estaba basada en una costra de mentiras, hueca de riqueza real y agotada por políticos democráticamente votados. Érase una vez un país que se vio desnudo cuando, por una crisis financiera internacional, bajó la marea y se comprobó el engaño. Érase una vez un país perteneciente a un club de países en el que todos aceptaban las reglas, y del que habían recibido ayudas, a pesar de falsear las cuentas para entrar. Érase una vez un país que, al borde de la quiebra, con una seria crisis política, pidió ayuda económica a sus socios... Así empieza el culebrón de Grecia, miembro de la Unión Europea antes que España, que pidió una cantidad desorbitada de dinero en plena crisis. Y todos, que también padecíamos el terremoto del 2008, le prestamos. Todos. No la troika. Todos, no Alemania. Eso sí, a través de tres instituciones, no fuera a ser que una sola fuera parcial o exagerada. Con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea llevando el timón la neutralidad parecía estar asegurada y los intereses de todos, es decir, de los prestamistas, también.

El otro lado de la tortilla
Érase una vez un pueblo empobrecido por una deuda adquirida por unos pocos. Érase una vez un pueblo engañado por unos gobernantes que, mentira tras mentira, saquearon la riqueza y los recursos del pueblo y dejaron un vórtex por el que se echaba a perder la creación de riqueza, una deuda descomunal, que no se correspondía con inversiones, sino que había sido dilapidada cruelmente por los malvados gobernantes. Érase una vez una bruja de tres cabezas que reclamaba a ese pueblo engañado, la sangre de sus venas como pago por una deuda de terceros. Érase una vez un pueblo que se negaba a pagar porque ya apenas le quedaba sangre en el cuerpo. Érase una vez una esperanza en forma de joven partido político liderado por personas capaces de enfrentarse a la bruja de tres cabezas y a quien haga falta para defender los ingresos del pueblo hambriento. Por más que la bruja troika y sus seguidores, el malvado capital, trataban de exprimir al pueblo, los nuevos líderes frenaban las embestidas como podían. Un día ya solamente pudieron defender las pensiones. Y los jóvenes líderes vieron cómo, por la diferencia de fuerza entre la poderosa bruja y el empobrecido pueblo, llegaba el momento de ceder… o morir.

La realidad aplastante
Los gobernantes griegos fueron votados democráticamente. No solamente los gobernantes defraudaron, parte de los griegos también. El país votó de nuevo a los representantes que habían adquirido la deuda que ahpra se niegan a pagar, y con ese voto sancionaron la asunción de la deuda con la troika, que es el conjunto de instituciones que vela por los intereses de los acreedores, es decir, los ciudadanos europeos que con sus impuestos financiaron el préstamos a Grecia.

La realidad es que si Grecia no devuelve lo que se le reclama, no puede esperar que, además, se le siga prestando. Porque la base del préstamo no es la beneficencia, es la confianza. Yo te presto y espero que me devuelvas lo acordado. Y si no puedes, al menos parte. Pero no puedes exigirme “Préstame más o no te devuelvo nada de nada y la lío parda”. Estar quebrado y ejercer el papel dominante tiene su talento. Lo de Grecia va aún más allá. Cuando nos preguntan a los economistas cuál es la fecha relevante, esa a partir de la cual todo se va por el desfiladero, reconozco que ya no sé sabe qué contestar. Los plazos se alargan, como se alargan las caras de los líderes griegos y del resto de Europa a la salida de las reuniones. Unos se niegan a tocar las pensiones. Otros exigen un plan creíble que permita confiar en que se va a ir pagando lo acordado.

No puede esperarse que los representantes de los trabajadores que pagan impuestos de Italia, Polonia, España, Francia o Alemania, acepten dar más dinero, cuando el futuro de sus economías no está aún totalmente despejado. No es justo que el argumento que se les presenta es la miseria del pueblo griego, cuando esos trabajadores italianos, polacos o de donde sean, no han tenido nada que ver, sufren sus propios ajustes y tratan de recuperar la confianza, no ya en Grecia, sino en sus propias fuerzas.

Moraleja: No existe. Nuestras autoridades parecen estar dispuestas a lanzarse en cuanto puedan a los brazos de la deuda, a pesar de la lección que debería ser para nosotros el caso de Grecia y el canto social de la sirena de la deuda.

Viento en popa para un PP desnortado
Guillermo Dupuy Libertad Digital 16  Junio  2015

No hace falta recordar lo "muy tranquilo y satisfecho" que Rajoy se mostró tras el último varapalo electoral sufrido por su irreconocible partido para estar seguro de que los únicos cambios que, sólo posteriormente y a regañadientes, prometió van a ser simples ejercicios cosméticos para que todo siga igual.

Los únicos cambios en los que de verdad Rajoy y Arriola confían para perpetuarse al frente del Gobierno y del partido están fuera de ese ámbito y ya se han producido. El primero se refiere al horror que puede causar –y ya causa– la llegada de un frente popular con protagonismo de Podemos en muchas comunidades y ayuntamientos. El segundo cambio en el que confía Rajoy es el destinado a perjudicar la forma de percibir a Ciudadanos por parte del electorado descontento por el PP.

Respecto al primero cambio, basta echar un vistazo a los programas de gobierno y a las declaraciones de los miembros de Podemos para que cunda el más justificable de los temores. Si ese temor puede llevar a centenares de miles de personas a olvidarse de sus sueños de regeneración y volver a votar con la nariz tapada al PP, qué decir de las atrocidades que se están diciendo de Ciudadanos por parte de personas que hasta hace nada les mostraban su apoyo.

Si había una comunidad autónoma abocada por los últimos resultados electorales a ser gobernada por un pacto entre socialistas y los comunistas de Podemos, esa era Andalucía. Si no lo va a ser se debe única y exclusivamente al pacto de investidura que Susana Díaz ha suscrito finalmente con la formación de Albert Rivera. Describía Jean-François Revel cómo la ideología procuraba a algunos una "dispensa intelectual" consistente en "retener sólo los hechos favorables a la tesis que se sostiene, incluso en inventarlos totalmente, y en negar los otros, omitirlos, olvidarlos, impedir que sean conocidos".

Ese es el espectáculo que nos están ofreciendo, para regocijo de Rajoy y de Arriola, muchos influyentes analistas que ocultan el hecho de que la única alternativa a un gobierno de Susana Díaz pactado con formaciones que están a su derecha sería un gobierno de Susana Díaz suscrito con los radicales que están a su izquierda. Estas personas ocultan completamente, además, los muchos y encomiables compromisos que Ciudadanos ha arrancado al PSOE en Andalucía, tales como una reducción de impuestos, una reducción de trabas burocráticas para la creación de empresas, la eliminación de los aforamientos a nivel autonómico o de las llamadas puertas giratorias para los responsables públicos y el personal al servicio de la Administración Pública, así como medidas legislativas destinadas a instaurar un inédito control en la concesión de subvenciones públicas. En su crítica a Ciudadanos sólo parecen tener ojos para lo malo, como sin duda es la creación de una banca pública o las llamadas embajadas autonómicas.

Aun así, no nos debemos olvidar que la mayor banca pública de este país es la que dirige el PP al frente del Instituto del Crédito Oficial, y que, por criticables que sean los créditos a cargo del contribuyente que Susana Díaz otorgue ahora con el respaldo de Ciudadanos, nunca serán peores que los que ha otorgado el Fondo de Liquidez Autonómica de Rajoy a la Generalidad catalana o los que podría conceder Susana Díaz con el respaldo de IU y Podemos.

Total, que si el justificable miedo a las alianzas entre el PSOE y Podemos no soplara ya lo suficientemente a favor de Rajoy, la injustificada e irreflexiva critica a Ciudadanos por su contribución a lo que, en realidad, es un mal menor en Andalucía es el viento que este PP desnortado necesitaba para proseguir, confiado y sin golpe de timón alguno, su decadente singladura.

Carmona, eres tonto
J. de Mendizábal www.vozpopuli.com 16  Junio  2015

El titular es llamativo, pero no es mío, ojo, es de Pablo Iglesias. Vean, si no lo creen, el video demostrativo:

Acertó Pablo Iglesias. No tanto en que Carmona sea tonto, a pesar de que el sujeto ha hecho todo lo posible por acreditar tal condición durante su campaña, sino por su pleno en la apuesta a que el PSOE era una organización en descomposición dispuesta a todo. Y tan a todo, habría que decir. Pablo ha cantado bingo: el PSOE apoyando una amalgama de partidos antisistema, comunistas e independentistas, le deja fuera de juego para construir una alternativa nacional homologable a los países europeos de primera división.

La máxima demostración ha tenido lugar en Madrid con los edificantes tweets de la secta bolchevique que forma parte de la lista de la abuelita Carmena, tan buena, tan solidaria, tan igualitaria. Son una banda. Banda que, por cierto -olé los gabinetes de asesoría y comunicación del PP- actúa y actuaba como siempre han actuado las células comunistas (barrios, talleres, asociaciones vecinales, bases de discusión, universidades en sus manos, escuelas, sindicatos y muchos bares y conciertos, claro). No tenían ni idea de lo que se estaba fraguando: "son unos frikis". Ya. Si no llegan a ser unos frikis, sacan mayoría absoluta y los demás sin enterarse. El PP, as usual, a por uvas.

¿Y los otros? El tal Pablo Iglesias dice en El Mundo que Lenin era un socialdemócrata y ¿qué pasa? Nada. Ni una voz del PSOE que le conteste, al margen de algún artículo suelto de Joaquín Leguina. Ningún representante de esa supuesta socialdemocracia que es -¿era?- el segundo partido de España que diga: No, amigo, Lenin no era socialdemócrata, era comunista y el instigador del mayor destructor de vidas humanas y haciendas que ha habido nunca en la historia. Un monstruo, con ilustres seguidores de su obra. Ver: Stalin. Nadie. El PP, al respecto, ni una palabra: lo nuestro es la gestión, no la ideología. Olé.

¿No hubiera sido oportuno que PdroSnchz (muy inteligente el acrónimo) hubiera marcado alguna distancia con los que se descojonan de los atentados de ETA, que quieren ver colgado a Botín o Gallardón, o se parten con el holocausto? ¿Dónde están sus gabinetes de documentación? ¿No sabían con quién se iban a acostar? ¿Lo sabían y les parece que todo va de acuerdo al guión previsto como dice la lumbrera Luena? En el mejor de los casos, démosles el beneficio de la duda, supongamos que no lo sabían. O sea, siguiendo la definición de Iglesias para Carmona, se hacen los tontos, en el mejor de los casos, todo por pillar. En el peor..., lo son.

Por el otro lado, la España que no quiere ser España, avanza aceleradamente hacia Grecia. Una pena, claro, que Barcelona se vaya a convertir en una especie de laboratorio, un Cheminova, al borde de la explosión, producto de la más corrupta clase dirigente del Estado (como dicen ellos). Esa clase dirigente en cuestión, que tiene sus barcos atracados en Palma o Ibiza con pequeña banderita española por imperativo legal y gran estelada al lado. Se van enterar de lo que vale un peine. Es bastante posible que el monstruo que han creado no quiera volver a la lámpara. También es posible que llamen al final a la Guardia Civil. Ya lo hicieron. Más tontos.

Mientras tanto, en la Moncloa -"no generemos muchas expectativas, oiga"- andan algo desconcertados.
–Tenemos que cambiar. Ya, sí, ¿qué?
–La piel
–Ajá. Floriano, ocúpate. Haz un vídeo

Pablo lo ha entendido. Carmona es tonto o lo parece. Y los demás, si no son tontos, disimulan a lo bestia. Podemos.

Lo que son
ARCADI ESPADA El Mundo 16  Junio  2015

Mucho más preocupante es que durante décadas un caso como el de Carmena haya metido y sacado hombres de la cárcel

Antes de mantener en el cargo a su concejal, la alcaldesa Carmena, sus labores, dijo en la televisión que el humor ha de tener límites. El ejemplo que puso, antológico y despreciable, fue el de Charlie Hebdo: «Un humor que puede producir muertes.» Hay que fijarse mucho en el sintagma producir muertes y obviamente en el sujeto un humor para entender hasta dónde llega la extravagancia moral de la alcaldesa. Algunos ciudadanos parecen preocupados por que un caso así haya llegado a dirigir la ciudad de Madrid. Los comprendo. Pero mucho más preocupante es que durante décadas un caso así haya metido y sacado hombres de la cárcel.

Lo que tiene límites no es el humor, sino las circunstancias en que el humor se produce. O sea, y por ejemplo, las actividades humorísticas de cualquiera, incluido un presunto concejal de Cultura. Yo me puedo burlar de que la alcaldesa Carmena confiese que no le interesa la política, y de ahí que la ocupe en sus labores. Pero no creo que mi burla tuviera ninguna posibilidad de manifestarse si yo fuera un subordinado suyo.

Dicho lo cual me alegro de que no haya cometido el grave error político de destituir a Zapata. El concejal de Cultura, como el de Participación, Pablo Soto, como todos los otros que en esta hora dudosa andan efectuando un borrado masivo de sus recientes actividades (se esperaba que eso hicieran los salientes pero están haciéndolo los entrantes), tienen sobre el humor, el humor negro, los judíos, la lucha armada, la Constitución o la democracia las mismas opiniones que sus votantes.

Sería fácil comprobarlo si la alcaldesa Carmena se sometiera a los protocolos podémicos que le han concedido el poder y convocara un referéndum entre los círculos para saber qué tiene qué hacer con sus concejales tuitosos. Esa plebe, para utilizar un sustantivo que usa con elogio Pablo Iglesias, se siente briosamente orgullosa de que miembros de su equipo ético y estético hayan llegado al poder. Por lo tanto, incluso sería un erróneo argumento defensivo el sostener que no se puede destituir a nadie por una conducta anterior a su entrada en política.

Porque lo que los votantes podémicos quieren, precisamente, es que ésa siga siendo ahora su conducta. Coherencia. La gracia de asaltar el cielo desde la ciénaga. Destituyendo a Zapata se los habría destituido a ellos y lo llevarían mal, pronóstico. Los méritos que han encumbrado a los concejales de Carmena no solo están descritos en miles de tuits de revolución ebrios. Es que no hay más méritos.

La flaqueza del 'koncejal'
JORGE BUSTOS El Mundo 16  Junio  2015

Se queda con el acta, claro, su pedacito de cielo presupuestario tomado al asalto por la gracia de D' Hondt. Gracias a la (in)decisión de doña Manuela, mamá grande del jacobinismo tuitero, financiar la nómina del koncejal Zapata se convertirá durante los próximos cuatro años en otra estoica prueba de resignación democrática para el pueblo de Madrid, que después de padecer la afasia señorial de Botella debe pechar con esta neocasta en sandalias a la que llaman candidatura de unidad popular. Hay más participación ciudadana en el ranking final de Eurovisión que en la confección de las listas de Ahora Madrid.

Pretende doña Manuela disculpar a Zapata como a un nieto díscolo, pero sabemos que le escribía los discursos, que practicaba el deporte cívico del escrache y que recibió toda su formación jurídica en la facultad del movimiento okupa. Esta es la cantera. Los jeremías madrugan el apocalipsis bolchevique, como si Cibeles fuera el Palacio de Invierno, pero sospecho que la legislatura de Ahora Madrid -veremos si la termina- será tan pobre en épica como rica en la picaresca de una vertiginosa adaptación a la moqueta: no es que no restauren la guillotina, es que los pillan y se clavan al sillón como un Chaves cualquiera. A uno no le sorprende que los heraldos de la decencia entreguen antes la coherencia que el cargo desde que leyó en Pla la sentencia que resume el siglo XX: «Cuando les das el poder a los virtuosos, todo el mundo se muere de hambre». Todo el mundo menos los miembros del politburó.

Carmena no sólo ha demostrado que es una abuela decorativa lanzada en paracaídas sobre la capital, un poco como Elizabeth en las Olimpiadas de Londres. También ha desnudado su incapacidad para controlar una crisis interna, reducir daños y aportar explicaciones convincentes más allá de los excesos propios de la juventud. Nos quejamos de que la corrección política esteriliza el discurso público, pero lo hace por una buena razón: aspirar al máximo grado de representatividad. Con aquellos tuits, Zapata entreabrió el sótano de su cerebro, donde se agita un animalito que nos repele pero en cuya jaula los madrileños vamos a echar 60.000 euros anuales.

Es cierto que desde que existe Twitter las puertas de los baños públicos estén impolutas, pero se debe a que el tuit ofensivo sale gratis. Contribuir a que Twitter deje de ser una habitación sin Estado de Derecho es un modo bien concreto de regenerar la vida pública que Manuela Carmena acaba de desaprovechar.

@JorgeBustos1

Carmena culpable, Carmona responsable
EDITORIAL Libertad Digital 16  Junio  2015

La brutalidad de los mensajes en las redes sociales de dos concejales de Ahora Madrid, en los que hacían mofa del Holocausto, el atentado terrorista que mutiló a Irene Villa o la violación y muerte de Marta del Castillo, no ha sido suficiente para que en la coalición impulsada por Podemos se tomen medidas drásticas contra sus autores. Manuela Carmena se mostró reticente a destituir a los dos energúmenos desde un principio y tan sólo admitió en una entrevista televisiva que era algo que tenía que "reflexionar". Pues bien, tras 24 horas de reflexión, la única consecuencia de unas acciones inadmisibles –y probablemente delictivas– ha sido la retirada de la responsabilidad de la Concejalía de Cultura a uno de ellos, que de todas formas seguirá siendo concejal, como el otro sujeto.

No cabe sorprenderse de la manera en que la franquicia madrileña de Podemos ha actuado con unos personajes de una tremenda bajeza moral. Al contrario, esa actitud comprensiva hacia la vesania contra los judíos o las víctimas de crímenes especialmente horrendos es perfectamente coherente con el estilo del que la flamante alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, ha hecho gala a lo largo de su vida profesional. A sus polémicas decisiones en materia antiterrorista cuando era jueza, Carmena suma el desparpajo con el que, entrevistada por Pablo Iglesias, afirmó que casi todos los delincuentes deberían salir inmediatamente de las cárceles españolas. Con este sentido delirante de la Justicia no puede extrañar que disculpe también las canalladas verbales de sus dos compañeros de aventura política.

Esta es la primera consecuencia de la decisión de los socialistas madrileños de convertirse en felpudo de un partido que alberga a semejantes energúmenos. Tras ver la manera ridícula en que Carmena ha pretendido saldar el escándalo, el líder del grupo municipal socialista no se atrevió siquiera a levantar la voz para exigir la desaparición de la vida pública de los que la empuercan con semejantes dosis de odio.

Carmena es culpable de que Madrid tenga en estos momentos dos concejales indignos del cargo que ostentan, pero nada de esto estaría ocurriendo sin el apoyo del PSOE. Antonio Miguel Carmona está consiguiendo que su partido actúe con unas dosis de sectarismo ideológico semejantes a las de los tiempos de Zapatero, algo que hasta ahora parecía imposible. Su irresponsabilidad y su entreguismo a la izquierda radical acabarán pasando factura a unas siglas cuyo descrédito entre los votantes sensatos puede resultar apabullante en las próximas elecciones generales.

¿Del Grexit al Spainexit?
La exclusión de Grecia de la Eurozona supondría el finiquito de la Eurozona
Germán Gorráiz López www.diariosigloxxi.com 16  Junio  2015

Según la OIT, desde que se inició la crisis habría 30 millones de desempleados más en el mundo y para el 2.019, el número total de desempleados sería de 213 millones (6% de la población activa) aunado con un déficit de 65.000 millones de dólares en los presupuestos de los países pobres y con cerca de 44 millones de personas viviendo en la absoluta pobreza según Intermón Oxfam, por lo que las autoridades económicas mundiales debieran impulsar la frágil e incipiente recuperación económica global, promover una capacidad productiva diversificada y garantizar una evolución equilibrada de los ingresos . Sin embargo , la crisis de Deuda Soberana de Grecia, la inestabilidad financiera de EEUU y la posibilidad de una subida de tipos de la Fed para el 2016 podría provocar que la crisis sistémica acabe lastrando la incipiente y frágil recuperación económica mundial y desemboque en escenarios de estancamiento económico secular (secular stangantion), ya que el fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos.

Desenlace de la crisis griega
Las reformas estructurales y fiscales que ha impuesto la Troika a países como Irlanda, Grecia, Portugal, España, Italia, Chipre, Malta y Eslovenia para modernizar la Administración pública y la sanidad, mejorar el mercado laboral y adaptar la presión fiscal a las circunstancias son principios genéricos que se han traducido en sucesivas subidas de impuestos, reducción de funcionarios, supresión de organismos públicos, recortes salariales y máxima flexibilidad en el mercado laboral aunado con una sensible pérdida de jirones del primigenio Carta Social Europea (CSE) o Carta de Turín de 1.961.

En el caso griego, la Troika ha obligado a todos los partidos políticos a aprobar suicidas medidas de austeridad que se han traducido en la pérdida de más de 1 millón de puestos de trabajo pero el ascenso al poder de Syriza habría provocado que la monolítica doctrina de los países de la Eurozona que gravitan en las elípticas marcadas de antemano por la nomenklatura alemana empiecen a oscilar en sus valores y a sentir la influencia de fuerzas centrífugas que podrían desembocar en la desaparición y posterior remodelación de la actual Eurozona. Así, los expertos de la llamada “troika” habrían concluido, según un documento secreto publicado por la web italiana Linkiesta que “Atenas no sólo no podrá hacer frente a sus obligaciones financieras, sino que, además, sufrirá una “fuerte devaluación interna”, una significativa caída de precios y de salarios en los próximos años” .

Así, según Efecom, se prevé que la deuda pública del país heleno ascenderá hasta el 200 % del producto interior bruto (PIB) en el 2015, existiendo el temor de que podría pasar del default (incumplir sus pagos) a la quiebra por lo que ” cada vez más empresas europeas y estadounidenses se preparan para lo que antes era impensable”, según The New York Times y en la cadena Fox News, Peter Morici, economista y profesor de la Universidad de Maryland, dijo que “la necesidad de una unión fiscal en la zona euro y de que el BCE adopte un papel similar al llevado a cabo por la Reserva Federal de EEUU, ” y consideró la posibilidad de que “el país heleno abandone el euro para poder así imprimir su propio dinero y resolver sus problemas como lo hizo Estados Unidos a raíz de la crisis financiera”. Caso de producirse finalmente la salida de Grecia de la Eurozona por la miopía geopolítica alemana, asistiríamos a escenarios de devaluación de su moneda (dracma); alta inflación, galopante tasa de paro y deuda desbocada, radicalización de los otrora aburguesados y sumisos sindicatos de clase, (Confederación General Griega del Trabajo GSEE), ruptura del diálogo social con la patronal, frecuentes estallidos de conflictividad laboral y el auge de partidos como el Partido Comunista Griego (KKE), por lo que ante esta situación y sin el paraguas protector de la UE, no sería descartable en Grecia la reedición del golpe de los Coroneles (1967), golpe virtual o postmoderno que sería un episodio local dentro del nuevo escenario de Guerra Fría entre EEUU y Rusia y que contaría con el apoyo encubierto de EEUU dentro de su objetivo de anular los esfuerzos de Rusia para extender su radio de acción a los países europeos.

¿Salida de España del Euro?
La exclusión de Grecia de la Eurozona supondría el finiquito de la Eurozona pues el resto de países periféricos (Portugal, España, Irlanda, Malta y Chipre), seguirá inexorablemente el movimiento centrífugo de Grecia y deberán retornar a sus monedas nacionales, sufrir la subsiguiente depreciación de las mismas y la regresión a niveles de renta propias de la década de los 70 , con el consiguiente efecto demoledor en los mercados bursátiles. Así, en el supuesto de que la Deuda Pública y privada españolas prosigan su vuelo por la estratosfera, que los salarios sigan congelados o con incrementos inferiores al IPC, que el crédito bancario siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aproveche la bajada del precio del petróleo y la dilación en los plazos para reducir el déficit público para implementar medidas keynesianas de inversión en Obra Pública y reducir el desempleo, la economía española se verá abocadas a un peligroso cóctel explosivo,(el DD), cuyos ingredientes serían una Deuda estratosférica ( rozando el 110 % del PIB en el 2015), una deflación en los precios que impedirá a las empresas conseguir beneficios y a los trabajadores incrementar sus sueldos así como una subida de las tasas de interés reales que agravará los problemas de sobreendeudamiento público y privado aunado con un desempleo cercano al 20%, lo que podría generar una década de estancamiento económico, rememorando la Década perdida de la economía japonesa.

OBITUARIO. Tenía 77 años
Muere Ana María Vidal-Abarca, fundadora de la Asociación de Víctimas del Terrorismo
FERNANDO LÁZARO Madrid El Mundo 16  Junio  2015

Era viuda del jefe de la Policía Foral de Alava Jesús Velasco asesinado por ETA en 1980
Fue una de las fundadoras de la Asociación de Víctimas del Terrorismo

Cuando los asesinatos eran diarios. Cuando los funerales se celebran de tapadillo. Cuando las víctimas eran silenciadas... En esos duros años, Ana María Vidal-Abarca se convirtió en luchadora y bandera. Ella fue una de las fundadoras de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Junto a ella, Sonsoles Álvarez de Toledo (cuyo esposo, el teniente coronel de caballería Alfonso Queipo de Llano y Acuña, había muerto en el incendio del hotel Corona de Aragón) e Isabel O'Shea (que había tenido que dejar también el País Vasco debido a las amenazas terroristas).

No lo eligió. Se lo impusieron las pistolas. El 10 de enero de 1980, su marido, Jesús Velasco, jefe de la Policía foral de Alava, fue asesinado por la organización terrorista ETA. Si, la ETA.

Aquel día llevaba en el coche a dos de sus cuatro hijas al colegio. Fue ametrallado. Llegó al hospital ya cadáver. Sus hijas apenas habían bajado del coche.

Desde entonces, esta mujer dedicó su vida, sus ganas, sus energías a que el terrorismo, a que las víctimas, a que ETA estuvieran en el primer plano. A romper ese silencio, ese miedo histórico que recorría el País Vasco. Levantó la voz, con firmeza y serenidad. Reclamó Justicia. Se alejó de la venganza.

Ana María, junto a Sonsoles e Isabel, se convirtió en la bandera que lideró un movimiento hasta ese momento silenciado.

"Pretendíamos que todas esas viudas que dejaba ETA en aquella época se sintieran acogidas, se conocieran entre ellas, se apoyaran. Había muchas chicas jovencísimas con niños pequeños que se habían tenido que volver del País Vasco a su pueblo, a pueblos recónditos de toda España, y que desgraciadamente casi tenían que ocultar que eran víctimas del terrorismo. En esos momentos tremendos, que se le dé valor a la muerte de tu marido, de tu hijo o de tu padre es muy importante. Y así empezamos", recordaba la propia Ana María los comienzos de la ya emblemática AVT.

En 1989 se hizo cargo de la presidencia que ostentó hasta 1999. Durante ese periodo fue la referencia de todas. Su voz, su presencia, su dinámica marcaron un ritmo de una asociación que nació de la nada y que supo aglutinar y dar presencia a los que más sufrieron sufren el terrorismo en España.

Savater sentencia a la dirección de UPyD
El escritor y filósofo dedica un artículo en el que invita a dar un voto de confianza a la formación magenta al tiempo que solicita una renovación de la "primera fila" del partido
JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS El Confidencial 16  Junio  2015

El pasado 31 de marzo escribí sobre el silencio de Vargas Llosa y Savater sobre la situación por la que atravesaba Unión, Progreso y Democracia, un partido que el filósofo inspiró y el nobel apoyó. Ayer, Fernando Savater salió a la palestra con un largo texto en el diario El País titulado “¿Y por qué no UPyD?”. El donostiarra trata de argüir con cierta habilidad que el partido de Rosa Díez “nunca ha tenido suerte con los medios de comunicación”, argumento, sin embargo, muy pobre. Más consistente es el relato según el cual UPyD ha acumulado méritos indudables en la regeneración democrática de España y se ha hecho con un perfil indómito.

De la vinculación de Ciudadanos y UPyD Savater dice: “…habrá buenas ocasiones de apoyar y de ser apoyados por Ciudadanos, un partido afín de cuyo auge me congratulo aunque su definición actual permite mejor que nunca ver sus diferencias sustanciales con UPyD en el tema del IVA, de las preferentes, de la asistencia sanitaria a emigrantes sin papeles, de educación, del trilingüismo, por no mencionar el AVE (personalmente, jamás votaré a un partido que lo cuestione)”. Sobre la personalidad de Rosa Díez el filósofo se pregunta si “no hay políticos en activo más autoritarios que Rosa Díez”, una mención comparativa para sacar apenas la cara a la portavoz de UPyD.

Savater se emplea a fondo en defender a la organización que nació de su “¡Basta ya!” contra ETA con un fuerte sentido de la ciudadanía. Y eso le honra después de un silencio espeso mientras UPyD se caía a pedazos. Pero el escritor da la de arena en un último párrafo demoledor: “Desde luego, en el congreso de junio es indispensable que UPyD se dé un buen lavado de cara, sin prescindir de nadie pero tratando de renovar la primera fila y de recuperar a algunos que se sintieron maltratados por falta de tacto (hay responsables en UPyD a los que mientras estuvieran en activo se les debía prohibir el uso de Twitter como a los conductores el alcohol). Más vocación de escuchar y menos obsesión por controlar.”

Este último párrafo enmienda a la totalidad la gestión de la actual dirección del partido. En rigor, le da la puntilla porque, aunque se aparta de la línea de defensa de la coalición con Ciudadanos, encierra un reproche radical al modo de gestionar la organización, hasta el punto de pedir una nueva “primera fila” y reclamar el regreso de los fugados, víctimas de un maltrato que no él no pone en duda se haya producido, además del ataque directo a un hombre que otrora fue de su máxima confianza: Carlos Martínez Gorriarán, que es un dirigente que con su Twitter le ha hecho algunos rotos a UPyD.

Después de este artículo y de lo que previsiblemente le ocurrirá a UPyD el 24 de mayo, Rosa Díez y la actual dirección están muertos, políticamente hablando. Por eso era tan importante que el fundador del partido interpretase su crisis. Lo ha hecho y ha dictado una sentencia inapelable. Defiende el partido, pero condena a su dirección.

Y CREAR SU PROYECTO PARALELO DESDE EL PARTIDO
UPyD desvela los mails de la 'traición' de Lozano y los críticos para unirse con Rivera
PALOMA ESTEBAN El Confidencial 16  Junio  2015

El documento al que ha tenido acceso 'El Confidencial' demostraría la elaborada estrategia que los llamados 'críticos', capitaneados por Lozano, Anchuelo y Tena, desarrollaron un plan alternativo

El Consejo Político Extraordinario que Rosa Díez convocó el pasado 28 de marzo tras el estrepitoso fracaso electoral de UPyD en las elecciones andaluzas terminó con dos conclusiones fundamentalmente: que la formación magenta mantendría su autonomía y en ningún caso concurriría a las autonómicas y municipales de mayo de la mano de Ciudadanos, y que Díez seguiría al frente del partido hasta celebrar un Congreso Extraordinario previsto para el verano, en el que se elegirá la candidatura final de cara a las generales. Aquel consejo se celebró con ausencias notables. Irene Lozano y Álvaro Anchuelo habían abandonado la dirección del partido, y Toni Cantó dimitiría pocos días después tras el resultado del consejo, en el que la mayoría de afiliados votó a favor de acatar las directrices de la líder magenta.

Pero la debacle iniciada en las andaluzas no hizo más que continuar. El denominado 'sector crítico' –encabezado por Lozano y Anchuelo y otros miembros del partido como Ignacio Prendes (exdiputado de UPyD en el Parlamento asturiano y actualmente en Ciudadanos), Félix Ortiz (Comisión de Garantías), Luciana Miguel (portavoz del partido en Segovia y exmiembro del Consejo de Dirección), y Rodrigo Tena (exmiembro del Consejo de Dirección)– comenzó a desarrollar un proyecto paralelo al de UPyD a través de una cadena de correos electrónicos denominada “ideas”, que pretendía dar lugar a un nuevo partido, llamado “Plataforma Encuentro", que serviría de instrumento para la convergencia con Ciudadanos.

Pinche en la imagen para leer el informe de UPyD.
http://www.ecestaticos.com/file/8c3407b06a4666b7f7273b14307a9abf/1434416637.pdf

Estos correos están recogidos en un informe elaborado por el partido magenta al que El Confidencial ha tenido acceso, y pretende demostrar la “actuación coordinada” de Prendes y el resto de los afiliados mencionados para desarticular las listas de UPyD y confluir con la formación liderada por Albert Rivera. Según el documento, estos miembros “llegaron a acordar de forma secreta y oculta la creación de un nuevo partido político disfrutando para ello de los recursos y medios de UpyD”, incumpliendo además las decisiones acatadas por el mencionado Consejo Político. Según fuentes de la formación magenta, ante la evidencia de lo que estaba sucediendo y después de que Ignacio Prendes se diera de baja del partido, UPyD contrató los servicios de la empresa Forest Digital Evidence, dedicada a la gestión de pruebas electrónicas e informes periciales para realizar una “búsqueda ciega de información relevante” únicamente en la cuenta corporativa del exdiputado autonómico, a través de una criba de palabras 'clave', que concretamente fueron: “coalición”, “ciudadanos”, “plataforma”, “encuentro AND Plataforma”, “Proyecto” y “Congreso”. Y el resultado de la filtración, acotada al mes que discurrió desde el 7 de marzo hasta el 8 de abril, fueron 15 e-mails, que según el informe conllevaron “una serie de actuaciones encaminadas a desarticular las listas electorales de UPyD para forzar una coalición electoral con C's”.

La dirección del partido accedió a estos mensajes amparándose en las políticas de uso de las cuentas de correo de UPyD.es, las cuales recogen que “la dirección electrónica es de propiedad del partido y su uso se autoriza al usuario con el objeto de facilitar la comunicación en el marco del desarrollo de las tareas encomendadas por UPyD, quedando prohibida su utilización para fines personales o no relacionados con el desarrollo de las tareas encomendadas por el partido, así como el envío de mensajes con contenido ilícito, inadecuado o que vulnere derechos de UPyD y de terceros”.

Y el contenido de los e-mails no parece dejar duda a que los integrantes del grupo de 'críticos' desarrollaron una verdadera estrategia que perseguía crear un partido mientras se nutrían de sus cargos públicos en UPyD. Uno de los correos, escrito por Rodrigo Tena el 30 de marzo, explica a la perfección el plan: “Hay que actuar coordinadamente. Hay que constituir una corriente interna y un partido nuevo. La corriente interna permanece en UPyD y busca cambiar la estrategia del partido para el próximo Congreso. Por su parte, el partido nuevo pacta listas electorales con Ciudadanos allí donde pueda. El partido está constituido, sólo falta cambiarle el nombre y eso lo hacemos enseguida. (…) El resultado final en caso de victoria y absorción es que UPyD ha pactado con C's en estas municipales, y está en coalición con ellos en CCAA y en ayuntamientos. Y en perfectas condiciones para pactar en generales”.

De hecho, a ese correo Tena adjuntaba un documento denominado “Anexo 1” en el informe, que usaba para definir con precisión el objetivo de esta Plataforma de Encuentro, que era “crear una opción de centro con capacidad de influencia”, siendo para ello necesario “una coalición con Ciudadanos manteniendo diferenciados ambos partidos”. Además, insistía en la necesidad “de tomar las riendas en el Congreso” y no limitarse a pactar ahora “individualmente con C's en algunas CCAA”, porque el sector crítico podría perder fuerza, hasta partirse en dos “porque muchos no quieren o pueden hacerlo ahora mismo”. Ese mismo día, el exdiputado Álvaro Anchuelo ponía de manifiesto en otro e-mail dirigido a Prendes y el resto de 'críticos', que “Albert Rivera debería estar al corriente de lo que planeaban y estar de acuerdo”, y sugería la conveniencia de que Ciudadanos hiciera pública alguna declaración sugiriendo estar de acuerdo con el planteamiento. El exdiputado, en declaraciones a este diario, ha asegurado que “que nunca ha trabajado en contra de UPyD”, recordando que hasta su marcha “no dejé de hacer mi trabajo dentro del partido”, y que precisamente su objetivo era “cambiar la estrategia en los órganos de dirección ante la desbandada de compañeros por desilusión”.

El 1 de abril, la diputada y ahora líder de Regeneradores UPyD, Irene Lozano, escribía otro correo electrónico a sus colegas pidiendo “discreción” ante el documento que adjuntaba en el mismo (en el informe “Anexo 2”). Y era precisamente la “hoja de ruta” a seguir por la nueva plataforma, matizando las ideas del “Anexo 1” e incluyendo nuevas claves. La primera era la “acción interna inmediata” y hacía referencia a “evitar la fuga de afiliados y generar una esperanza de cambio fuera y dentro del partido”. Para ello, explicaba, presentarían el 7 de abril el llamado “Centro de Encuentro”, un instrumento para promover la opción política regeneracionista. “Nos integraremos todos y buscaremos apoyo de intelectuales de referencia”, comentaba.

El segundo punto consistía en el análisis de la “acción externa”. En él detallaba la actuación que el 'sector crítico' debía llevar a cabo en cada comunidad autónoma. En Asturias, por ejemplo, se indicaba cómo debía ser la negociación con Ciudadanos una vez que Ignacio Prendes formara la lista conjunta: “Se propondrá un nombre que permita diferenciar ambos partidos como 'Ciudadanos por el Encuentro'. Nosotros ofrecemos la organización y ellos la marca. Ofreceremos un único proyecto con nuestra gente mayoritariamente y saldremos a ganar las elecciones”, explicaba.

También recogía las directrices sobre el plan en Valencia: “Que Toni se retire de la candidatura y eso se use como instrumento de negociación. Mientras se incorporaría a la Plataforma y seguiría en el Congreso de los Diputados”. Y aseguraba, “si todo sale bien podrá seguir de diputado la próxima legislatura y si sale mal, nadie podrá echarle la culpa”. E incluso valoraba las opciones en caso de no querer retirarse. Entre ellas, “concurrir con Ciudadanos directamente si consigue un buen puesto de salida en las listas”, aunque “si opta por este supuesto, será acusado de ir buscando el cargo”. Por otro lado, recogía las principales premisas para preparar su candidatura al Congreso Extraordinario: “Comenzar la batalla mediática y hacerse con la lista de afiliados”. Lozano, por su parte, ha pedido a la Comisión de Garantías magenta que se abra un expediente disciplinario contra Rosa Díez y de toda la dirección precisamente por la publicación de estos e-mails, en los que ella aparece, aunque la fuente no es su cuenta de correo electrónico, lo que considera un absoluto “acoso”.

El futuro del partido, el 11 de julio
El próximo 11 de julio UPyD celebra el Congreso Extraordinario que definirá el futuro del partido. Rosa Díez ya anunció que no presentará su candidatura y todo parece indicar que Andrés Herzog será su sustituto 'natural'. Lozano será con toda seguridad una de las competidoras con su proyecto de 'renovadores' y está por ver si volverán a aparecer otros 'pesos pesados' de la formación, como Toni Cantó, para contribuir al cambio de ciclo dentro del partido. Las elecciones generales podrían ser la última bala de la formación magenta.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Euskal Herria, capital Pamplona
EDUARDO GARCÍA SERRANO www.gaceta.es 16  Junio  2015

El viejo delirio separatista vasco anhela la anexión de Navarra para configurar esa ucronía que llaman Euskal Herria. Su capital sería Pamplona, a la que ellos llaman Iruña.

El separatismo vasco, en todas sus marcas y pelajes, desde la aristocracia financiera de Neguri al lumpen de las herrico tabernas batasunas, ha mostrado siempre una voracidad insaciable respecto de Navarra, viejo Reino pirenaico que acuna entre sus robles el embrión de España, la cuna y la leche nutricia de la Patria española, heredera de la Hispania romana y visigoda, forjada con la espada y la Cruz al final de los siglos de Reconquista frente al Islam por Castilla y Aragón, hijas del viejo roble navarro. Hoy, con un alcalde filoetarra de Bildu, Joseba Asiron, gobernando la capital navarra, Pamplona encarna ya el centenario delirio separatista de convertirse en Iruña, la capital de esa ucronía a la que llaman Euskal Herria.

El separatismo vasco ha deseado siempre con gula y con lujuria la anexión de Navarra por dos razones fundamentales. Sin Navarra es imposible la configuración de lo que ellos llaman Euskal Herria que, más que una ubicación geográfica inexistente en los arcanos de la Historia es una consigna política abominable que ha llenado los tanatorios de muertos y a los españoles de luto. La segunda razón es afluente de la primera, ellos saben que anexionándose Navarra matan a España. "El día que Euskadi fagocite a Navarra, España habrá muerto", como bien decía el profesor Claudio Sánchez Albornoz, que no era "facha" ni franquista (fue presidente del Gobierno de la República en el exilio) adjetivos con los que el PSOE y sus satélites califican a todo el que no pace en sus rediles.
Breve historia de Navarra

Navarra, como toda España, es hija de Roma. Su capital, Pamplona, fue fundada un siglo antes de Cristo por el general romano Pompeyo ( de ahí su nombre, Pompaelo) que vino a Hispania a acabar la guerra civil entre Cayo Mario y Sila, para derrotar a Quinto Sertorio, sobrino de Cayo Mario, que quiso hacer de Hispania una república romanizada pero independiente de Roma. Por esas mismas calzadas romanas llegó a navarra la Luz del Evangelio, tan arraigado en el Viejo Reino que a Navarra sen la llegaría a conocer como la Esparta de Cristo. El primer texto datado y registrado que habla de los navarros procede del siglo IX y está rubricado por Eginhardo, secretario de Carlomagno.

La invasión islámica de España desbarata y destruye la unidad peninsular conseguida por los visigodos, y es en ese momento cuando Navarra surge como un pequeño Reino pirenaico en el que siempre permanecieron encendidas las candelas de la idea perdida de Hispania. Tan encendidas permanecieron esas luminarias de Hispania que, siglos después, cuando Sancho III El Mayor consigue aglutinar a los cristianos del norte de la Península se recobra la vieja idea de la unidad de Hispania de los visigodos y el Rey navarro se titulará Hispaniarum Rex, al modo de los antiguos monarcas godos.

En el curso de la Reconquista Navarra menguará territorialmente en beneficio de sus hijos Castilla y Aragón, antiguos condados convertidos en reinos surgidos de la misma entraña del Reino de Navarra, de tal manera que los territorios vascos que estuvieron bajo control y pabellón navarro se perdieron en beneficio de la expansión de Castilla, de la grandeza de Castilla y, por ende, de la grandeza de España. Siendo así que fueron los vascos lo que pidieron su incorporación a la Corona de Castilla, sin menoscabo de sus fueros, huyendo de la dominación navarra a pesar de que las ciudades de Vitoria y San Sebastián que habían sido fundadas por los reyes de Navarra, otorgándoles el Fuero de Jaca, estuvieron preservadas desde su fundación de ser repobladas por navarros de origen.

Aún en su merma territorial Navarra fue siempre leal y generosa con España. Su lealtad no fue retórica. Fue tan auténtica y real como las armas y la sangre de los navarros en las Navas de Tolosa, donde en el año 1212 se libró una de las batallas decisivas de la historia de la Reconquista, de España y de Europa. Los Almohades, fanáticos islamistas, llegaron a España desde las orillas del río Senegal para enderezar y disciplinar la ya decandente dominación musulmana en la Península. El arzobispo de Toledo, el navarro Rodrigo Jiménez de Rada, llamó a la Cruzada contra el enemigo común. Así, el rey de navarra Sancho VII El Fuerte se reunió con las hustes y las mesnadas cristianas y una Navarra sin ambiciones territoriales acudió a combatir junto a Alfonso VIII de Castilla, responsable directo de la mengua territorial navarra. Los navarros combatieron en la vanguardia de las tropas cristianas y allí, en la primera línea de fuego de las Navas de Tolosa, ganaron para su bandera las cadenas que rodeaban el reducto final del caudillo almohade.

Tras la muerte de Sancho VII El Fuerte comenzó la lenta decadencia del reino de Navarra y con ella, y como siglos después sucediese en todas España, las dinastías francesas. En 1512 Navarra, cuya independencia había sido respetada hasta por el mismísimo Fernando el Católico, sera definitvamente integrada en España por un ejército castellano reclutado ¡curiosamente! entre guipucoános, vizcaínos y alaveses. El pacto con Francia muñido a espaldas de las Cortes navarras y con la exclusión de los reyes navarros por el Papa Julio II, oficializó la integración de Navarra en España manteniendo, eso sí, sus Fueros. Así llega Navarra plenamente integrada en españa hasta el siglo XIX, que es cuando Navarra dejó de ser Reino para integhrarse jurídicamente con su actual statu-quo, derivado de los Fueros de 1839 y de la Ley Paccionada de 1841.

Navarra es, pues, la cuna de españa. si la fagocitan los separatistas vascos, España morirá, Y esa es una posibilidad cada vez más cercana teniendo en Pamplona un alcalde filoetarra de Bildu. Esperemos que el capote de San Fermín nos quite de encima ese toro.

Carmena, Zapata y el grave problema de las plataformas
JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS El Confidencial 16  Junio  2015

El asunto, más de naturaleza ética que política, planteado por los tuits de Guillermo Zapata, edil de Ahora Madrid en el consistorio de la capital, ha mostrado alguno de los problemas que se les plantean a las plataformas municipales de izquierda social en su funcionamiento interno. El primero y seguramente también el principal es la heterogeneidad de personas que se han dado cita en esas convergencias sociales que han pasado a ser políticas y representativas.

Una heterogeneidad que podrá causar serias disfunciones en la imagen pública de la agrupación, como ha ocurrido con Zapata –que ha dejado de ser el titular de Cultura municipal pero no ha dimitido de la concejalía– porque existen muchas procedencias personales de los bordes marginales del sistema, caso muy evidente en otro concejal como Pablo Soto, cuyos tuits y textos, distintos a los de Zapata, resultan igualmente indigeribles.

Ahora forman parte del sistema, pero hace quizá muy poco tiempo lo combatían. La adaptación individual de muchos y la colectiva de estas plataformas al ejercicio de los gobiernos municipales va a requerir un tiempo largo que podría ser decepcionante para parte de sus electorados.

La heterogeneidad de los miembros de estas agrupaciones agudizará las contradicciones internas y con el mensaje electoral que se ha lanzado porque carecen de órganos de gobierno interno y estatutos, de pautas y criterios de funcionamiento que, quiérase o no, son estrictamente necesarios. Sin instrumentos de normativa interna, de referencias, los liderazgos de las personas como Carmena o Colau –por citar a las más notorias– se podrían ver resentidos en poco tiempo si menudean episodios como los de Zapata y Soto.

Si tampoco hay criterios compartidos para resolver situaciones de crisis o de emergencia como las que han causado estos ediles, estas plataformas se pueden convertir en agrupaciones desordenadas sometidas al liderazgo de Podemos, que en todos los casos es muy parcial porque el partido de Iglesias es un mimbre más de una cesta electoral muy diversa.

La pretendida solución a la crisis planteada por Guillermo Zapata no es en modo alguna satisfactoria. No ha sido rápida –se ha limitado a abandonar tarde unas responsabilidades con la expectativa de que Carmena le adjudique otras– y no ha sido integral porque el edil sigue siéndolo como en esa “vieja política” que las plataformas combatieron desde su misma constitución.

De otra parte, la alcaldesa de Madrid ha dado toda la sensación de ir por detrás de los acontecimientos, con una cautela que remitía más a la impresión de inseguridad que de templanza de la que ella ha dicho hacer gala.

Así las cosas, el PSOE, respecto de unas plataformas con falta de vertebración interna y sin cribado en sus integrantes más notorios, adquiere una responsabilidad especial como controlador o vigía externo para disciplinar desde la legitimidad que le otorga su asociación con ella comportamientos que rebasen lo admisible.

En ese sentido, los socialistas asumen una durísima carga política y estarán abocados a serias fricciones. Desde esa perspectiva, en un ejercicio de oposición hiperbólico pero con un fondo de realidad, el Partido Popular redirige toda su artillería contra el PSOE y Pedro Sánchez, que han cerrado acuerdos con las plataformas de izquierda social muy poco trabajadas orgánica y programáticamente. Desde Sevilla, Susana Díaz ha adoptado otra política diametralmente opuesta: la alianza con Ciudadanos y el alejamiento de Podemos y sus plataformas. En el mismo socialismo, dos opciones radicalmente diferentes.

La falta de experiencia, la lentitud e, incluso, decisiones inadecuadas deberían descontarse en estos primeros meses de gestión de Ahora Madrid, Barcelona en Comú y otras agrupaciones similares.

Lo que no puede eludirse con voluntarismo y doble vara de medir son episodios más morales que políticos como los que han planteado Zapata y Soto. Porque hacerlo sería repetir –con otras morfologías políticas– los mismos males que estas plataformas de izquierda social dijeron iban a extirpar. Ahora Madrid ha asumido muchos riesgos arrastrando los pies en este episodio, mal resuelto, y ha desdibujado a Manuela Carmena.

Se atribuye a Madame de Staël la frase según la cual “el desengaño camina sonriendo detrás del entusiasmo”. Los dirigentes de las plataformas –y el PSOE especialmente– deberían apuntarse el aviso de la francesa porque, por suerte o por desgracia, constituye una sabia advertencia.

El Código Colau de la jueza Carmena
Pablo Planas Libertad Digital 16  Junio  2015

Se dice que el infierno está empedrado de buenas intenciones, pero es que las autoridades locales de Madrid y Barcelona ni siquiera tratan de camuflar que sus intenciones no son precisamente benéficas. Hay afán de venganza, ganas de checa, ambiente de paseíllo y mucho pirómano metido a concejal. No se han visto en otra, lo saben y nos lo van hacer notar. La nueva clase municipal de Madrid y Barcelona no es casta, ni mucho menos pura. Las calderas de Pedro Botero son para ellos una urbanización, como Montepinar. Y van a ser una broma en comparación con las asombrosas tropelías que nos esperan.

Se reclaman herederos del 15-M, cuyo legado fue una plaza llena de basura, el escenario del día después de una rave, pero son un engendro catódico, el resultado de un experimento televisivo fallido, una pesadilla de máxima audiencia, una fatal combinación de frivolidad, ignorancia e irresponsabilidad con angostura del PSOE. Si sólo fuera por las redes sociales, aún estarían en el rollo de quedar los domingos para coordinarse y tomar unas cervezas.

Odian, nos odian y odian a todo aquel que no comparta su ideario, la versión en 140 caracteres de El Capital, el enaltecimiento del terrorismo etarra, la judeofobia y todas las excrecencias totalitarias de la historia, fascismo incluido aunque no lo sepan. El cóctel molotov viene servido con un toque nada sutil de revanchismo y una manifiesta hostilidad contra quienes no les votan de acompañamiento.

En Madrid ni siquiera son mayoría y en Barcelona, exigua, pero mandan en las calles tras haber tomado los platós como si hubieran ganado una guerra, con suficiencia y desprecio. Se ríen sin recato de los demás y quieren triturar a la oposición a base de escraches por los pasillos consistoriales. ¿Venezuela? ¿Syriza? Es pronto para determinar el modelo de la catástrofe en España y los condimentos locales son fulminantes muy potentes. El nombre de la bestia es lo de menos. Cómo hacerle frente apela directamente al PSOE, que ha otorgado a la jauría mayorías que les negaron las urnas, como en Madrid, o les da su apoyo incondicional en Barcelona para que sólo se cumplan las leyes que Colau considere justas. O sea, el Código Colau aplicado por la jueza Carmena.

Hoja de ruta, democracia y exilio catalán
ÁNGEL HERNÁNDEZ GUARDIA ABC Cataluña 16  Junio  2015

El miedo y el silencio se deben dejar en el armario. Si no es así siempre nos quedará el «exilio» de nuestra tierra
Hay exilio de las empresas de Cataluña hacia el resto de España y crees que está lejos de ti, que es por motivos económicos o de logística; los datos indican que ahora ya son las personas y las familias las que se exilian, ante la inseguridad jurídica, disminución democrática y falta de alternativas, que «el proceso separatista» está originando.

La xenofobia catalanista tacha de «inadaptados sociales» a aquellos ciudadanos que no aceptamos la imposición de modelos culturales o lingüísticos que no nos son propios. Creemos que ya que somos bilingües, culés, y asimilados a determinadas convenciones sociales imperantes, no va con nosotros, pero es una grave equivocación, ya que esos no son requisitos suficientes y se sabe desde el principio que esas normas «imperantes», son cambiantes hasta que consigan ser «imperativas». Seguiremos siendo «inadaptados españolistas y fachas» o estigmatizados y represaliados como en la escuela de Mataró.

Se nos aconseja a los resistentes que ante el déficit democrático en esta parte de España, que silenciemos nuestras manifestaciones y que nos «congelemos» dentro del armario, que ellos interpretaran nuestro silencio y hablarán por nosotros, como hace SCC publicando en su Diario de Junio 2015, una carta anónima, de un médico que no «sale del armario» por miedo a las consecuencias, porque supone una discriminación automática y porque «ocultar tus ideas permite una mayor promoción profesional», dándole comprensión y aliento a esa situación.

En lugar de advertir que cuando la democracia, la ley y la libertad se cuestionan no solo desde las instituciones (Ada Colau), sino que se quiere hacer desde la calle y en la calle, es allí donde hay que estar, para manifestar nuestra oposición a ese tipo de imposición asamblearia y populista.

Hemos tenido que oír esta semana pasada, desde los partidos nuevos y viejos y de otras entidades, que ante la convocatoria de MC 12-O para asistir y manifestar nuestro oposición pacífica en la Plaza de Sant Jaume a la toma de posesión de la alcaldía, por un partido separatista representado por Ada Colau, nos contestaron que ellos no podían estar allí «por corrección política» y que nos dejan solos. Eso conduce a muchos al camino del exilio o de la rendición.

Así nos va y nos irá, si no se rectifica. El miedo y el silencio se deben dejar en el armario. Si no es así siempre nos quedará el «exilio» de nuestra tierra, como a Moviment Civic 12-O le consta que ya está ocurriendo, para desgracia de nuestra sociedad y comunidad. Otros pretenderán usurpar su voz histórica y si es posible su representación política, como ha hecho el traidor PSC y la izquierda obrerista catalanista, desde su fundación hasta día de hoy.

Ángel Hernández Guardia es presidente MC 12-O


Recortes de Prensa   Página Inicial