AGLI Recortes de Prensa   Viernes 21 Agosto 2015

Entre la corrupción y el miedo
Emilio Campmany Libertad Digital 21 Agosto  2015

No descubro nada si recuerdo que la estrategia de este PP de Mariano Rajoy para hacer frente a las próximas elecciones generales es la de atemorizar a sus potenciales electores con una posible coalición entre el PSOE y Podemos si, con ánimo de castigar la corrupción, deciden votar a otro o quedarse en casa. Para que el pavor se extienda entre los electores liberal-conservadores e incluso entre los socialdemócratas más tibios, el PP prácticamente no tiene que hacer nada, pues ya se encarga Pedro Sánchez con su inconsistencia radical, tan parecida a la de Zapatero, de extender la alarma por amplios sectores del electorado. Antes de las elecciones municipales cabía la duda de si el PSOE sería capaz de unirse a quienes quieren hacerlo desaparecer o si Podemos se dejaría respaldar por el pilar izquierdo de la casta. Visto y comprobado que ambas formaciones no tienen ningún escrúpulo para encamarse donde haga falta, el miedo entre aquellos a quienes repele el comunismo está garantizado.

Una vez aterrorizado el electorado del PP, además hay que hacerle superar la repugnancia que da votar a un partido incurso en tantos casos de corrupción. Naturalmente, el PP también tiene una estrategia para eso. La idea es presentar los casos de corrupción del PP como supuestos aislados, inevitables, que las instituciones, funcionando correctamente, están detectando y castigando. Y es curioso que este planteamiento esté triunfando entre la opinión pública a pesar de que la Gürtel y el caso Bárcenas tengan mucho de corrupción institucionalizada. Y sin embargo, luego es el caso Rato, donde la corrupción puede fácilmente aislarse alrededor del exvicepresidente del Gobierno, el que más daño está haciendo. ¿Será debido a la relevancia de Rato, tan por encima de la de Bárcenas o Granados?

Hoy ha sido detenido y encarcelado su supuesto testaferro, un empresario mejicano. Éste ha cobrado grandes sumas sin justificar de dos empresas que contrataron con Bankia y luego realizó pagos por valor de la mitad de esas cantidades a una sociedad de Rato. Que el intermediario esté en la cárcel y el principal se reúna con un ministro no transmite precisamente la impresión de ser un caso concreto que las instituciones han detectado y están castigando conforme a ley. Es verdad que al mejicano lo detuvieron en el aeropuerto cuando pretendía volar a Méjico y que Rato no ha intentado fugarse, lo que puede justificar la situación de uno y otro. Pero el caso es que todo lo que rodea a Rato está perjudicando al PP mucho más que el resto de los casos.

Ya veremos si a Rajoy le sale bien esta estrategia del miedo para que sus electores le voten a pesar del hedor que sale de Génova, 13. Menos mal, pensara él, que Ciudadanos ha hecho piña con lo peor de la corrupción en España, que es el PSOE de Andalucía, dejando a sus desgraciados electores sin otra alternativa que votarle a él.

De los polvos de la casta, los lodos del populismo
Guillermo Dupuy Libertad Digital 21 Agosto  2015

Me parece muy bien subrayar las "expectativas incumplidas, la frustración y el descontento social" que deja el populismo, tal y como ha destacado esta semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, con ocasión del debate parlamentario en torno a la contribución española al tercer rescate a Grecia. Ahora bien, si hablamos de Grecia también habría que señalar las "expectativas incumplidas" que han dejado la troika y sus dos primeros planes de recate, que sólo han servido para acrecentar todavía más la deuda pública y mantener un ineficiente y sobredimensionado sector público que ese país no se puede permitir.

Los que recordamos –y criticamos– a Zapatero por la contribución española al segundo plan de rescate no tenemos ahora motivo para no hacer lo mismo con Rajoy. Es cierto que el condicionado de este tercer plan es más exigente incluso que el que Alexis Tsipras rechazó y sometió a referéndum. Es cierto también que conlleva plausibles políticas de privatización, liberalización de mercados y reducción del gasto público, pero no son lo suficientemente ambiciosas y, sobre todo, vienen entreveradas con incrementos de la presión fiscal sumamente contraproducentes para la recuperación económica del sector privado. Si hay un Estado que debería equilibrar sus cuentas públicas por la exclusiva vía de la reducción del gasto público, ese es el griego.

Con todo, les mentiría si les dijera que mi persistente escepticismo ante estos planes de rescate radica en las dudas que me sugiere un condicionado con el que estoy en gran parte de acuerdo. Mi escepticismo radica, sobre todo, en la escasa credibilidad que me merece Alexis Tsipras. Y es que una cosa es que el Gobierno griego haya incumplido las populistas expectativas de su programa y otra, muy distinta, que vaya a cumplir las expectativas de la troika.

Naturalmente, podemos dar por muerto y enterrado el programa de Syriza, que, por lo demás, nunca entrañó más peligro que el que tenían las tragaderas de la troika que habría de financiarlo. Pero si las tragaderas de estos malditos organismos que usan a su antojo el dinero de los contribuyentes no son lo suficientemente grandes para financiar el populismo colectivista, sí lo son para financiar ese consenso socialdemócrata que sigue abogando por el sector y el intervencionismo públicos y que está en la génesis de toda crisis de deuda.

Aunque los populistas vayan de antisistema –y, frente a la democracia liberal, ciertamente lo son–, no dejan de constituir una deriva radical, pero sumamente lógica, de una casta y un consenso socialdemócratas absolutamente dominantes, que consideran que el Estado, lejos de limitarse a velar por la justicia y la libertad de los ciudadanos, debe ser la fuente gratuita de donde obtener vivienda, trabajo, educación y atención sanitaria. Es la frustración que genera el Estado del Bienestar lo que alimenta la ilusión, todavía más condenada a la frustración, del populismo.

De los polvos de ese consenso socialdemócrata viene el lodo del populismo. Que nadie cante victoria por la supuesta vuelta del Gobierno griego al redil de la casta. Se habrá barrido el lodo pero el polvo sigue ahí.

España, en su callejón del gato
J. L. González Quirós www.vozpopuli.com 21 Agosto  2015

Por lejos que estemos, y lo estamos, de los valleinclanescos espejos en que se reflejaba una visión esperpéntica, y trágica, de España, si se examina con un mínimo de espíritu crítico la situación del debate político, en un año que podría resultar crucial, se hace necesario reconocer que, en cualquier caso, padecemos una visión distorsionada de los problemas que nos afectan, y ello es así porque las fuerzas políticas, oportunistas, ensimismadas y bastante ajenas a lo que afecta en verdad a la patria, a las personas y a los intereses comunes, se empeñan en mantener un lenguaje que les favorezca electoralmente, aunque ese discurso sea un auténtico manto de ocultación, un deliberado intento de anular cualquier aproximación a la realidad que difiera de sus muy peculiares intereses.

Rajoy, profeta
Empecemos por el Presidente, que anda estos días empeñado en profetizar un posible futuro funesto, tras el glorioso cuatrienio que supone habernos regalado. Teme Rajoy que el PSOE pacte con Podemos, como ya ha hecho en muy diversos escenarios, y anuncia tras ese pacto gravísimos males comunes, el desastre: en suma, o yo o el diluvio. Claro es que lo que no dice es que para que ese pacto sea meramente posible se tiene que dar previamente una derrota firme del PP, que él mismo da como inverosímil, agarrado como está a la idea de que el PP sigue siendo la primera fuerza política en todas las encuestas, y olvidando que, en esos mismos sondeos, el PP bajo su dirección ha perdido un altísimo porcentaje de votos, lo que convierte en irrelevante cualquier pronóstico basado en su escasísima ventaja comparativa.

No me extraña que Rajoy sienta pavor ante la posibilidad de perder las elecciones, un leve anticipo de los temores que le sobrevendrán si ello sucede, pero me asombra que crea seriamente que los españoles están deseando evitarle esos malos ratos que le hacen incurrir en desvarío. Y más me alucina caer en la cuenta de que Rajoy no tiene otra cosa que ofrecer para obtener su ansiada reválida que rebajas vergonzantes en las torturas fiscales infligidas, y una variopinta serie de añagazas electorales basada en el debilísimo supuesto de que, si volviese a ganar, esta vez sí cumpliría sus promesas.

Rajoy está decidido a que ni un solo gramo de realidad le amargue el crepúsculo: ni el crecimiento de las desigualdades, ni la inanidad de las políticas sociales, ni el aumento de la deuda con el agravamiento de las debilidades estructurales de nuestra economía y la nula corrección del gasto público, electoralmente rentable a la andaluza, aunque absolutamente improductivo, ni la insignificancia y sumisión de nuestra política europea, por no hablar de la momificación de su partido. Ha dibujado una España surrealista en la que todos habrían de votarle y espera que se cumpla un milagro que sólo significaría que los españoles han dejado definitivamente de interesarse en la política. Piensa que más vale una buena ficción que unas cuantas realidades amargas.

Algo más que tres anécdotas
Su problema está en que los españoles, pese a todo, siguen prestando cierta atención no a lo que dice, sino a lo que se hace. En este verano insoportablemente lento y caluroso, los españoles no han recibido el más leve refrigerio del planeta político rajoyano y tres noticias, que nada tienen de menores, han recordado al personal la exacta naturaleza del negocio del chef de la Moncloa. Estupefactos hemos sabido que el señor Álvarez del Manzano, en compañía de otros ilustres compañeros de fatigas, se embolsaba una estupenda cantidad de dinero por hacer exactamente nada al frente de una sociedad como Ifema que nos cuesta un buen caudal a todos los madrileños, pero, al parecer, cuando se llega a las inmediaciones del Olimpo, algunos, no pocos, tienen derechos que el común ignora, porque para eso se ha hecho una carrera tan brillante como la del exalcalde. Un ejemplo legal y obsceno de cómo entienden algunos la política, que vale más que mil monsergas y un rosario de temores.

Ha venido luego el nombramiento del exministro de Educación para el que seguramente es el mejor puesto de la carrera diplomática de forma que pueda gozar cómodamente de la compañía de su nueva esposa a la que hábilmente se había promovido para un alto puesto en la organización en que Wert va a obrar de embajador. No pretendo negar los merecimientos de nadie, pero creo que el 99,99% de los votantes del PP están bastante seguros de que la razón de su voto no tiene nada que ver con el bienestar conyugal de dos altos cargos, por mucho que Rajoy se lo hubiese prometido a un tipo tan ocurrente y zalamero.

Por último, la entrevista que ha concedido esa lumbrera que es el ministro del Interior al señor Rato, al parecer necesitado de protección. No conozco a nadie que crea que la audiencia ha sido un acierto de Fernández, y eso que ni siquiera se ha insinuado que el señor Rato pueda haberle pasado algún recado para su señorito, no vaya a ser que se les vaya la cosa de las manos en el ajusticiamiento selectivo del pasado común.

Con casos como estos es fácil comprender que Rajoy guste creer que los españoles hayamos de preocuparnos por el futuro, dado que el presente no puede ser más halagüeño, y que prefiera distraernos con cuentos de variada factura, no vaya a ser que despertemos y veamos que, como en el relato de Monterroso, el dinosaurio continúa impertérrito por do solía.

Sánchez constituyente
Sería lógico que Sánchez abandonase el inhóspito refugio de la reforma constitucional una vez que compruebe que hasta a Rajoy le parece un paraguas apañado, pero es que tal vez sea mucho pedir a un recién llegado, que aún no controla bien las llaves del apartamento en que se aloja, que deje de repetir mantras que ya no concitan el más ligero entusiasmo.

Creer que el federalismo vaya a solucionar nada, es tanto como decir que se cree en los Reyes Magos cuando ya se compran los juguetes a los niños. Tiene que ser duro ser Sánchez cuando se le revela hasta un tipo tan bizcochable y bondadoso como Carmona, que afirma que lo único que pretende al moverle la silla a Sánchez es que a nadie le vuelva a pasar lo que al parecer le ha pasado a él, y no ha debido ser nada bueno, esa clase de enredos que sirven para que los españoles se den cuenta de que los políticos están hechos de una pasta muy especial.

En cualquier caso, el PSOE de Sánchez parece haber renunciado a hacer nada que sea mínimamente original y apostarlo todo a una hipótesis tan verosímil como el porrazo de Rajoy, pero se arriesga a que los electores prefieran llevarse a dos por el precio de uno, o sea que lo único seguro es que estamos en vísperas.

Ajustes del bipartidismo y el hebreo réprobo
La muy celebrada y prematura crisis del bipartidismo puede quedar en nada, porque, al final, los dos grandes partidos han conseguido el monopolio de la política y sus adláteres no parecen conocer ninguna canción demasiadamente distinta, se limitan a tener un aspecto provisionalmente más aseado, a la espera de que el polvo del camino no les afee la faz. A medida que se acercan las fechas decisivas, los nuevos actores se mimetizan lo mejor que pueden con el paisaje, y el paisanaje, dominante y se vuelven previsibles y fernandinos, modosos, dispuestos a lo que sea con tal de tocar poder.

En el centro derecha la incógnita está en si el porcentaje de quienes no perdonan a Rajoy sus desaires es o no mayor que el de los que están nuevamente dispuestos a creerse sus promesas y sus amenazas, en cómo queda el balance entre los que creen que la derecha ha de consistir en pura paciencia y temor, frente a quienes piensan que hace falta algo distinto a lo que representa el rajoyismo, aunque su nacimiento haya de pasar por largos apuros y no pocas refriegas, pero casi nadie ha ensayado, salvo muy tímidamente, a decir que otra derecha sea posible y necesaria. El gran riesgo es que detrás del batacazo venga, todavía, más de lo mismo y sin la menor grandeza, porque muchos son los que están a la espera de que todo se sustancie como una pequeña tormenta en una taza de té.

En la izquierda, la única esperanza está en que alguien sea capaz de poner realmente sobre el carril una organización política realista, pegada al terreno, responsable y decente, porque lo que se vende fuera de los contenedores tradicionales representa un riesgo cierto de discordia civil sobre bases quiméricas. Los sólidos prejuicios que han hecho que se expulse a un cantante hebreo de un festival mediterráneo, con la excusa de no haber condenado expresamente una política que les parece por encima de cualquier discrepancia a los crecidos sectarios levantinos, son el presagio de lo que nos espera si el poder se les entrega, sin merecerlo de ningún modo. Menos mal que, en este caso, y pese a la pasividad de las autoridades, algunos se han movido con diligencia y los sectarios han quedado, de momento, con el culo al aire.

HASTA CUÁNDO VAMOS A AGUANTAR EL SAQUEO
Antonio García Fuentes Periodista Digital 21 Agosto  2015

Hoy al empezar a escribir me he acordado de Breno; “un bárbaro galo”, que sitió y saqueó la Roma de hace la friolera de 2.400 años, sometiendo a aquellos romanos a la vejación que significa su grito de “¡Ay de los vencidos!” y cuyo relato pasó a la historia mientras esta se escriba y que hoy yo reflejo en nota al final. Reflejó ello por cuanto un vencedor puede hacer si lo hace con la impunidad que lo hizo Breno; cosa que aquí en “Españistán, o la Españilla actual”, se ha practicado desde aquella época o “vete tú a saber”; aún peor por cuanto aquí siempre hubo luchas fratricidas y expolios de todo tipo y los hubo por cuanto aquí “los Brenos y brenillos”, han abundado tanto como las moscas en los muladares.

Tras la terrible última guerra civil (hubo muchas más) de 1936-1939; se llegó hasta a negar la pensión de viudedad y la de orfandad, a quienes su delito era simplemente el ser “herederos de un fusilado”, que siendo empleado público por oposición y debidamente reconocido y publicado en la Gaceta de Madrid (antecesora del B.O.E.) se afilió al socialismo y luego al comunismo y eso era imperdonable, para los que cuya bandera era, “un crucificado que predicó aquello de que había que perdonar hasta setenta veces siete”; hecho que individualmente analizado, fue peor que el del tal Breno, el que se limitó a llevarse los casi 330 kilos de oro romano, más los del abuso del peso de su espada, que puso junto a las pesas en la balanza, dando aquel grito por el que pasó a la historia; pero al menos a los romanos les dejó junto a la vida, los propios recursos para que prosiguiera Roma su brillante historia posterior y que a todos nos benefició.

Acabado el período de la dictadura del General Franco (que en su segunda etapa deja a España bastante rica en recursos materiales; cosa que hay que reconocer ampliamente) y sus herederos se organizan de forma tal, que al final “han arramblado hasta con el manso” y nos tienen tan bien administrados, que ya lo único que les va quedando es… “sacarnos la cera de los oídos”; y aquí entran todos los que venían de las huestes de Franco y todos cuantos se les unieron de otras tendencias, coincidiendo en una sola, el saqueo general y el arruinar a la mayoría de un pueblo, que hoy cuasi exhausto, sólo le esperan muchos años de la miseria que han acumulado estos ejércitos de “modernos brenos y brenillos; que eso sí, nos predicaron y prometieron libertad, justicia y no sé cuántas mentiras más”; puesto que como he oído decir a viejos… “contra Franco vivíamos muchísimo mejor”.

Como “desgranar o sintetizar todas estas odiseas que son múltiples, es imposible” y además ya he escrito bastante sobre el tema y seguiré haciéndolo; les ofrezco lo que otros escriben y que he copiado, puesto que merece ser leído y difundido.

“Los impuestos son brutales en España, desproporcionados, injustos y muchas veces confiscatorios. La gente se pregunta para que necesitan tanto dinero los políticos y, lógicamente, al no entenderlo, piensan que lo roban a manos llenas, lo que contribuye a desprestigiar a la casta y a distanciar al ciudadano de sus gobernantes. Pero nadie piensa en la causa principal, que es un Estado tan grueso, hipertrofiado y costoso que es casi imposible de financiar y que, para mantenerlo, la clase política exprime de manera abusiva al ciudadano y a las empresas, generando pobreza, rechazo y malestar generalizado. Los servicios que presta el Estado español al ciudadano son inferiores en cantidad y calidad a los que presta cualquier otro Estado de nuestro entorno europeo y sin embargo los españoles pagamos más impuestos, además de soportar el saqueo de todos los estamentos políticos y estatales con capacidad de exprimir al ciudadano: ayuntamientos, comunidades autónomas, tráfico, empresas eléctricas... El gran problema de España es la baja calidad de su clase política, que se ha podrido porque ha atravesado demasiadas veces esa línea roja que nunca debe sobrepasarse en democracia, cuando los partidos y sus políticos profesionales anteponen sus propios intereses al bien común. Esa es la razón de que, en lugar de adelgazar el Estado, suprimir asesores y jubilar a los más de trescientos mil políticos que sobran, prefieran, con vileza y suciedad, esquilmar a la ciudadanía metiéndoles las manos en el bolsillo hasta extenuarlos y empobrecerlos. http://www.votoenblanco.com/La-extrema-urgencia-de-moralizar-a-la-clase-politica-y-adelgazar-el-Estado-espanol_a5938.html

Como el texto es bastante más extenso y completo, les dejo la dirección para que lo lean, mediten “y lloren lo que puedan”, puesto que pedir regeneración a esta degenerada casta de depredadores, es algo que no sirve para nada puesto que no dan visos de ni haber iniciado nada en ese sentido; y los nuevos que han entrado, con la lentitud que se mueven y la pasividad que demuestran, me da la sensación de que son “unos más que vienen a ocupar los puestos de los desalojados, meternos nuevos parásitos a mantener y mientras España pueda pagar los intereses de la incalificable deuda acumulada y que sigue creciendo, todos estos siguen imponiéndonos el dominio que soportamos, puesto que nos saben totalmente indefensos y muy bien “domados”.

Triste historia que escribe un “hispano que se cree español” y que a los 7 años lo ponen a trabajar por la comida y la cama y que hoy y tras cotizar cuasi o más de cuarenta anualidades a eso que aquí se denomina “S.S.”, percibe del Estado la enorme cantidad de 668 euros al mes, viviendo de lo que pudo conseguir trabajando cuasi como un esclavo, en la época franquista, en la que “no metiéndose en política”; Franco dejaba miles de caminos incluso para hacer fortuna en el comercio e industria, puesto que apenas nos cobraba impuestos; por lo que a su manera, gobernaba de forma “social bastante acertada, pero no socialista o del tipo que esto que nos arruinó sea”.

EL RELATO DE BRENO: “Vae victis es una expresión en latín que significa «¡Ay, de los vencidos!» (También se usa para decir "dolor al conquistado"). Fue pronunciada por el jefe galo Breno que había sitiado y vencido a la ciudad de Roma. Según la tradición, en 390 a. C., tras su victoria, Breno accedió a negociar su retirada de la ciudad mediante un rescate convenido por ambos lados combatientes. Dicho rescate consistiría en un botín de mil libras romanas en oro (unos 327 kg). Cuando los romanos percibieron que los galos habían amañado la balanza en que se pesaba el oro, protestaron ante su jefe Breno, quien se limitó a arrojar su espada para añadirla al peso de la balanza mientras decía «Vae victis!». La frase sobrevive hasta nuestros días, usándose para hacer notar la impotencia del vencido ante el vencedor, sobre todo en las negociaciones entre ambos”. (Fuentes: Wikipedia)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

La estafa como cultura de la secesión
Antonio Robles Libertad Digital 21 Agosto  2015

Nunca percibí tanta preocupación en España por el problema de Cataluña como en este verano. Tranquiliza, al menos tranquiliza a quienes hemos venido advirtiéndolo desde hace tres décadas. Tranquiliza, escribo, porque el problema de verdad no han sido los nacionalistas, sino la inhibición del Estado y el desdén de los ciudadanos. Tomar conciencia de un problema es encarrilar su solución. Y en eso estamos ahora. Bienvenida la preocupación.

A propósito de esa inquietud han empezado a proliferar estudios y artículos de fondo. Entre ellos, el de ayer de Jorge de Esteban en El Mundo, "Elecciones fraudulentas". Marca cuatro irregularidades legales en las elecciones plebiscitarias del 27-S: "Son un fraude de ley, eluden la responsabilidad política, rompen la neutralidad institucional y aplican un claro arbitrismo en la interpretación de los resultados". Impecable el análisis.

Noto a faltar, no obstante, en éste y en tantos otros, el rechazo explícito contra el mundo nacionalista, y contra Artur Mas en particular, por su desdén hacia el juego limpio. Sin saber muy bien por qué, el presidente de la Generalidad y su Gobierno se han instalado en la estafa ética como medio para conseguir sus fines. Parece que todo vale: el engaño, la irregularidad, la mentira, la simulación, la farsa, el disfraz, la ficción, la dramatización y la falsedad, la doblez, el fingimiento, la treta, el fraude de ley, en una palabra, la estafa democrática y política en términos éticos. A todo eso, el Gobierno de Artur Mas y su prensa afín lo llaman astucia. Y a ésta la presentan como virtud. Dos ejemplos: convocan las elecciones plebiscitarias sin hacer mención alguna a tal condición para evitar que sean recurridas legalmente, pero ponen toda su máquina de propaganda al servicio de tal ilegalidad. Sin rubor, sin vergüenza, incluso con chulería barata. Utilizan TV3 como una plataforma de agitación y propaganda las 24 horas del día, y tienen la desfachatez de indignarse porque hasta el Colegio de Periodistas de Cataluña ha hecho un comunicado de condena por su manipulación de los medios públicos. Tan grave ha de ser el asunto que hasta este colegio profesional de periodistas, tan sumiso al nacionalismo hasta la fecha, ha tenido que pronunciarse en contra. Como todos los partidos políticos partidarios del derecho a decidir que no van en la lista única de Junts pel Sí. Seguramente se les acabó el suc (chupar del bote), como hasta ahora.

Sería intolerable que los socios en un negocio, los maestros con sus alumnos, los carniceros con sus básculas hicieran trampas y alardearan de ello. Los electores españoles ya no toleramos ese tipo de comportamiento. Estamos hartos de que los políticos nos estafen, estamos hasta el gorro de que nos gorreen, y eso lo conocemos denominamos corrupción. ¿Por qué entonces en Cataluña pasa por virtud lo que es un fraude, pura estafa, la peor de las corrupciones, la ética? ¿Todo vale en nombre de la patria? ¿Qué cultura democrática estamos transmitiendo a las nuevas generaciones con actitudes tan poco ejemplarizantes? ¿Por qué desde España contemplamos el espectáculo de la prevaricación catalanista con la fatalidad de lo inevitable?

Nos están dando gato por liebre en nombre de la astucia. Algo no estamos haciendo bien cuando dos marrulleros como son Mas y Junqueras pasan por hombres decididos y astutos. A veces, la línea divisoria entre el hombre diligente y el botarate es tan sutil que los profesionales del periodismo no logran distinguirlos. O no tienen agallas para ponerlos en su lugar.

Centenares de personas cayeron fusiladas
El túnel de la muerte
Conscientes de que muchos madrileños trataban de pasar a la zona controlada por los sublevados, las autoridades republicanas idearon distintas estratagemas para localizar y asesinar a los que permanecían escondidos esperando la ocasión de huir
Kiko Méndez-Monasterio Gaceta.es 21 Agosto  2015

Había una mujer llorando y rezando, cada aniversario, sobre aquellas lápidas, en aquel colegio. Ni siquiera vivía cerca, pero una vez conocida la historia se entendía mejor el peregrinaje de aquella viejecita hasta la escuela de las Teatinas, en Usera, el edificio que se construyó sobre uno de los escenarios más macabros del Madrid rojo.

Hoy todavía se puede visitar la cripta donde la mujer rezaba, algo que en el año 1936 era sólo una cueva bajo un caserón de Usera. No muy lejos de allí, detrás de la loma sobre la que estaban escarbadas las grutas, ya se podía ver la línea que dividía el frente de guerra. Por eso, cuando muchos madrileños perseguidos escucharon la historia de un túnel que comunicaba con las tropas de Franco, no dudaron en pagar todo el dinero que les exigían por atravesarlo.

Era noviembre de 1936 los servicios de inteligencia republicanos empiezan a organizarse contra la llamada Quinta Columna. Ya saben que una de las actividades de estos sublevados clandestinos consiste en dar refugio y facilitar la huida a los señalados por la revolución: sacerdotes, religiosas, simpatizantes de partidos de derecha, militares, aristócratas... La quinta columna tiene mucho de Pimpinela Escarlata, tratando de hurtarle víctimas al Terror. Los mandos republicanos empiezan entonces a infiltrarse entre los escondidos, incluso llegan a abrir falsas legaciones diplomáticas como la de Siam, cruelísimas trampas donde algunos desesperados acudían buscando protección y en vez de un embajador encontraban a sus verdugos. Pero la más macabra de estas operaciones es la de túnel de Usera, un bulo que la inteligencia republicana hizo circular entre las sedes diplomáticas, donde se hacinaban miles de refugiados.

Con la esperanza de pasar al otro bando, más de un centenar de personas creyeron que de verdad existía un túnel capaz de sacarles del Madrid rojo. Para ello reunieron joyas y dinero, el caro peaje que les exigían los encargados de ese viaje a ninguna parte, que no se conformaban con exterminar a aquellas personas indefensas, antes les robaban todo lo que les quedaba.

Una vez completado el engaño y desvalijados los perseguidos, les hacían entrar en la cueva de Usera creyendo que era el famoso túnel que llevaba hasta las trincheras de Franco y de la libertad. Todo lo contrario, una vez allí reunidos eran acribillados sin contemplaciones. Una de las víctimas, un estudiante, utilizó la hebilla de su cinturón para grabar en la pared un lacónico adiós que todavía puede leerse: “Nos han preparado una encerrona y traído a esta casa con otros quince más. Espero nos matarán. Sea la voluntad de Dios”.

En otro de los viajes coincidieron cinco hermanos, los Méndez y González Valdés. Sus restos ahora reposan en la cripta del colegio, y bajo sus nombres aparecen sus ocupaciones: Ángel, abogado; Ignacio, catedrático; Félix, perito agrónomo; y Jesús y José, estudiantes. Cuentan las religiosas que hace mucho tiempo, cada aniversario, había una mujer llorando y rezando, apoyada en esas cinco lápidas, donde reposaban los restos de sus cinco hijos asesinados en el túnel de la muerte.

CIUDADANOS manifiesta miopía.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 21 Agosto  2015

¿Y por qué solo el Tribunal Constitucional? CIUDADANOS parece haber puesto su foco en que esa Institución está “politizada” y plantea su supresión por ese motivo. No sé si es que su miopía es fingida al no querer ver que esa politización afecta de forma general a todas las Altas Instituciones judiciales, Tribunal supremo, Consejo General del Poder Judicial, Tribunales Superiores de Justicia Autonómicos etc. De hecho, una de las promesas incumplidas por el PP de su famoso Programa electoral fue la de despolitizar la Justicia, algo que el flamante Ministro Alberto Ruíz Gallardón se encargó de desmontar al llegar a pactos con el PSOE y nacionalistas para el reparto de cargos.

Es una realidad el que el Tribunal Constitucional se ha transformado, sin haber sido creado para ello, en la última Instancia judicial a la que acogerse. Y la verdad es que eso ha sido lo que ha terminado por desprestigiar su única misión de ser el intérprete de lo que la Constitución refleja en su texto y lo que quisieron expresar los legisladores. Pero el que así haya sido solo es responsabilidad de los propios partidos políticos que lo han usado como arma arrojadiza con la que dirimir sus disputas de poder. Pero eso no invalida el que este Tribunal se mantenga operativo siempre que no se haga un mal uso de su cometido exclusivo.

Es mucho más coherente imponer la despolitización general de todas las Instituciones Judiciales. Es mucho más ético no usar las designaciones para premiar actitudes y sí los méritos profesionales y de criterio a la hora de sentenciar de modo justo y equilibrado sin filias ni fobias reconocibles. En resumen, es mucho más creíble plantear la verdadera separación de poderes del Estado y no pasar de lado ante el problema general fijándose solo en una parte sensible pero particular como es el Tribunal Constitucional.

En cualquier caso, es evidente que por parte del Gobierno de España ha existido y existe una actitud remisa a garantizar el cumplimiento de las sentencias que emiten los Altos Tribunales, ya sea el Tribunal Supremo como el Constitucional. El ejemplo más vergonzoso lo tenemos en el tema de la llamada “inmersión lingüística” y la violación sistemática y general de los derechos de los españoles en determinadas Comunidades Autónomas como Cataluña, Baleares y ahora Valencia. O el no menos vergonzoso trato dado a símbolos de España y de los españoles como la bandera y el himno. O la pasividad absoluta ante el desafío secesionista realizado por representantes de Gobiernos autónomos como Artur Mas, el Parlamento de Cataluña y sus ilegales convocatorias de referéndums y leyes anti constitucionales.

Se equivoca CIUDADANOS por mantener una miopía manifiestamente selectiva en un tema de especial trascendencia. No es un problema de una determinada Institución, sino de la despreciable injerencia de los partidos políticos con la connivencia de jueces pervirtiendo su función y degradándola hasta hacerla perder toda su credibilidad y legitimidad. De hecho, no he escuchado en todos estos años a CIUDADANOS en el Parlamento de la C.A. de Cataluña levantar la voz denunciando estos flagrantes delitos y violaciones de los derechos constitucionales de los españoles en su comunidad autónoma.

No se puede venir ahora como el gran censor que señala con su dedo acusador a una Institución solo porque aquellos que la representan lo hacen de forma inapropiada y fácilmente identificable en función de sus preferencias políticas. Esa actitud no viene avalada por su historial y les deslegitima totalmente.

¿A quién le importa Grecia?
JUAN GóMEZ BADA El Confidencial 21 Agosto  2015

¿Por qué el gobierno griego y los socios de la eurozona son los que no quieren una hoja de ruta razonable para que Grecia pueda salir de su situación?

El Fondo Monetario Internacional (FMI), acreedor natural de los países en dificultades para pagar su deuda pública se ha quedado fuera del tercer rescate a Grecia porque considera que el nivel de deuda del país es insostenible. Por lo que parece, existe unanimidad en dicho análisis. Los gobiernos del resto de países de la eurozona, incluido el griego, son perfectamente conscientes de que el volumen de deuda es inviable, pero no tienen inconveniente en ratificar un acuerdo en el que nadie confía que sea el definitivo. ¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué es el acreedor el que piensa que debe haber una quita en contra de sus intereses naturales? ¿Por qué el gobierno griego y los socios de la eurozona son los que no quieren una hoja de ruta razonable para que Grecia pueda salir de su situación? Veamos los intereses de cada parte para tratar de entender qué ocurre.

Ciudadanos griegos. Necesitan una solución urgente para poder recuperar su confianza en la economía. Están sometidos a estrictos controles de capitales (corralito), no tienen una visibilidad clara de lo que va a ocurrir en el país (salida del euro, quiebra de los bancos, posibles impagos a pensionistas y funcionarios, etc) y están hartos de una crisis que parece no tener fin para ellos. Necesitan una hoja de ruta factible, saber que si se esfuerzan su trabajo será recompensado.

Fondo Monetario Internacional. Después del fracaso de los dos acuerdos de rescate anteriores a Grecia en 2010 y en 2012, los dirigentes del FMI han perseguido que el tercero fuese el definitivo. Su objetivo es maximizar las posibilidades de recuperación de Grecia para demostrar que su labor ha resultado clave para sacar al país de su situación. Esta necesidad de reconocimiento global de la institución es más importante para los políticos que dirigen el fondo que el propio interés económico (recuperación de los préstamos más intereses). En el rescate recientemente aprobado por la eurozona, han preferido no participar porque consideran que no va a ser suficiente y prefieren no dañar su prestigio apoyándolo.

Gobierno de Grecia. Desde que el pasado 26 de Junio su presidente Alexis Tsipras convocó el referéndum sobre el acuerdo propuesto por el Eurogrupo, el gobierno griego ha ido tomando un conjunto de decisiones de difícil interpretación. Apoyó el rechazo al acuerdo, ganó el referéndum y ha acabado pactando algo mucho más exigente a lo inicialmente propuesto que le obliga a hacer todo lo contrario a lo que había anunciado en su campaña electoral y durante los seis primeros meses de su mandato. Para la mayoría es una incógnita por qué ha hecho esto. Posiblemente haya tres motivos para justificar este comportamiento: 1º) Después de verse fuera del euro y con el sistema financiero quebrado ha llegado a la conclusión de que lo mejor es cumplir con las exigencias del resto de gobiernos de la eurozona, 2º) quiere mantenerse en el poder aunque sea haciendo lo contrario a lo anunciado y 3º) ha visto que por este camino no se salía con la suya, ha aceptado las demandas de la otra parte y volverá a la carga con sus exigencias en cuanto consiga mejorar su posición negociadora. Probablemente los tres motivos tengan parte verdad. Su último movimiento ha sido dimitir y anunciar nuevas elecciones para dentro de un mes con el fin de sacar del parlamento a quienes se habían sublevado en su partido. Veremos si gana en los nuevos comicios y con quién pacta para gobernar.

Otros gobiernos de la eurozona. En los rescates de 2010 y 2012 el objetivo para el resto de socios de la eurozona era evitar el contagio a la deuda pública de otros países. Había diferencias sobre cuánto coste debía soportar cada parte, pero el objetivo común era presentar una solución de rescate factible que recuperase la confianza de los mercados financieros. A pesar de que los rescates tenían opciones de ser suficientes, por diversos motivos no han funcionado bien. En 2015 la situación es la contraria, para la mayoría de los gobiernos del Eurogrupo el objetivo es no ceder ante las presiones del gobierno griego para evitar desestabilizar la eurozona política y económicamente. El riesgo político está en que en otros países de Europa surjan gobiernos dirigidos o apoyados por partidos de extrema izquierda que pretendan incumplir sus obligaciones en el pago de la deuda pública o de extrema derecha que no apoyen el rescate de los estados miembros en dificultades. La mayoría de los gobernantes se defienden políticamente en sus países del auge de estos partidos extremistas siendo inflexibles ante las demandas Alexis Tsipras. El riesgo económico puede materializarse si la ausencia de disciplina en el gobierno de la eurozona generase una la pérdida de la confianza en la divisa común. Las dudas se podrían extender rápidamente debido a la falta de instituciones propias de la eurozona.

La reciente convocatoria de elecciones tiene dos caras para el resto de gobiernos de la eurozona. La parte buena es que el líder de Syriza se distancia del ala más radical del partido. La cruz está en que la maniobra política retrasa las duras reformas (recorte de pensiones, subidas de impuestos y un plan de privatizaciones) que se comprometió a implantar el gobierno griego para recibir el rescate. Pónganse ahora en el papel de un primer ministro de un país de la Eurozona. Por un lado, cuando estaba a punto de llegar a un acuerdo, Tsipras convoca un referéndum y apoya el rechazo al mismo. Por otro, el día que el Eurogrupo ha entregado la primera parte del rescate (26.000 millones de euros) se entera que primer ministro griego dimite y anuncia elecciones antes de realizar las reformas pactadas. ¿Qué pensaría?

Mercados financieros. La recuperación económica de Grecia es deseable, pero lo realmente vital es que el resto de la eurozona no se desestabilice ni política ni económicamente. Haciendo autocrítica y aunque me gustaría que no fuese así, no me puedo excluir de esta visión. Como director de la política de inversión de un fondo y gota de agua en el océano que suponen los mercados financieros, tampoco mi análisis me permite dejar de tener en cuenta que Grecia representa menos del 2% del PIB de la Eurozona. En mi caso, lo que debe primar para tomar las decisiones de inversión es que el 98% de la economía de la unión monetaria funcione correctamente.

En conclusión, y respondiendo a la pregunta del título, podríamos decir que a todos les importa Grecia, pero para varias de las partes la prioridad es otra. Si fuese griego me sentiría muy frustrado por la situación de mi país, por la actitud de mis gobernantes y por la de otros estados hacia Grecia. Personalmente, trataría de salir adelante con mis propios medios sin esperar nada del mi gobierno ni de la Eurozona.

*Juan Gómez Bada, asesor de Avantage Fund

El populismo de Syriza se topa con la realidad
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 21 Agosto  2015

“Esto es lo que nos distingue y éste es, en última instancia, el dilema: o negociación en Europa con un Gobierno de Syriza o aceptación de las condiciones que los acreedores le imponen a Grecia por parte del Gobierno de Samaras”. Así rezaba el Manifiesto de Tesalónica, presentado por Syriza hace apenas un año. Desde entonces, la coalición de izquierdas ha logrado llegar al poder en Grecia para intentar desplegar el programa con el que embelesó a los griegos. El resultado en poco más de medio año ha sido bastante ilustrativo: Syriza ha tenido que continuar con los recortes a un ritmo mucho más acelerado que Nueva Democracia, ha decretado un corralito que ha hundido a la economía helena, y en última instancia ha terminado implosionando como coalición política.

El recortazo de Syriza

Syriza llegó al poder prometiendo revertir la política “austericida” de Pasok y Nueva Democracia. La pregunta que jamás respondieron al respecto era, sin embargo, bastante elemental: ¿con qué dinero pensaban financiar tamaña explosión de gasto público? En retrospectiva, parece bastante obvio que su esperanza era la de financiar el rearme de la burocracia clientelar y corrupta de Grecia con el dinero de los contribuyentes europeos. Por suerte, en Europa se encontraron con un unánime Nein a medias: tercer rescate a costa de los contribuyentes europeos, sí, pero nada de revertir los recortes anteriores. La Troika, pues, ha seguido a lo suyo —salvarle la papeleta a oligarquías políticas quebradas—, pero en esta ocasión la cesión no ha sido tan amplia como en las anteriores.

Y apartados en gran medida del bolsillo del contribuyente europeo que aspiraban a seguir rapiñando, Syriza no ha tenido otro remedio que plegarse a la realidad: a saber, que los ingresos del Gobierno griego son marcadamente insuficientes para cubrir sus gastos y por tanto, al no poder emitir deuda en los mercados por su absoluta falta de credibilidad, no les queda otro remedio que aplicar recortes para cuadrar las cuentas.

Dicho y hecho: Syriza ha aplicado uno de los mayores tijeretazos al gasto público de los últimos años. Entre enero y julio de 2014, Nueva Democracia había recortado un 2,3% el gasto del gobierno central (descontando intereses y pago de la deuda) con respecto al mismo período de 2013; de hecho, en los presupuestos elaborados para este año, Nueva Democracia tenía previsto elevarlo un 1% con respecto a las cifras de 2014. ¿Y qué ha hecho Syriza durante estos siete primeros meses? Recortarlo en un 15% con respecto a las cifras ejecutadas en 2014.

 

Fuente: Ministerio de Finanzas griego (2014 y 2015)

 

Evidentemente, los de Tsipras no han aprobado este macrorrecorte del gasto corriente y de la inversión pública por convicción, sino por necesidad. Cuando se agota el dinero del contribuyente griego o del incauto ahorrador europeo, el estatismo deja de poder ser financiado. Por eso, jamás debimos haberles concedido ni un primer, ni un segundo, ni un tercer rescate: sin la financiación artificialmente laxa de Europa, hace tiempo que Grecia habría completado los imprescindibles ajustes que necesitaba su burbujístico sector público.

El hundimiento económico de Grecia

Si la economía griega ya había sido tocado y hundida con la desastrosa gestión de Pasok y Nueva Democracia, Syriza ha terminado de enterrarla bajo una tonelada de cemento. Los ingresos de la industria griega en junio (antes del corralito) cayeron un 13,4%, el mayor desplome desde 2009. Asimismo, el índice de actividad manufacturera PMI registró en julio el mayor desplome de la historia del país, apuntando a una contracción del PIB de más del 10%.

 

 

Es verdad que los datos de crecimiento del segundo trimestre (antes del corralito) apuntan a un aumento del PIB del 0,8%, pero convendría no dejarse llevar por espejismos. Primero porque se trata de un dato provisional. Y segundo, porque lo que aumenta un 0,8% es el PIB real: el PIB nominal se contrae un 0,7%. Es decir, toda la veracidad del dato depende de que, en efecto, se haya estimado correctamente la deflación de alrededor del 1,5% durante este trimestre.

En todo caso, en el tercer trimestre del año a buen seguro asistiremos a una de las caídas más intensas del PIB griego en toda su historia como consecuencia del establecimiento de un corralito por parte de Syriza. Porque sí, recordemos que el corralito es responsabilidad exclusiva de Syriza y, más en concreto, de Yanis Varoufakis: fue Syriza quien rompió unilateralmente las negociaciones que buscaban extender el segundo rescate a Grecia más allá del 30 de junio por la vía de convocar un referéndum después del 30 de junio en el que, además, se pedía votar en contra de la propuesta de la Troika. Al romper las negociaciones y salirse del paraguas del segundo rescate como medida de presión negociadora, el Estado griego dejó de ser solvente (ya que su solvencia dependía de que la Troika les prestara dinero) y, en consecuencia, la banca griega también dejó de serlo. Dado que el Banco Central Europeo tiene prohibido extender crédito a una banca insolvente y dado que los griegos estaban sacando en masa sus ahorros del país, el corralito que devastó la economía estuvo servido.

En suma: Syriza optó por secuestrar e inmolar financieramente a sus ciudadanos para intentar que la Troika cediera a su chantaje. Una táctica varoufakiana (el juego del gallina) que le salió mal y con el que hundió la economía en unas magnitudes no vistas con anterioridad.

La descomposición de Syriza

Inevitablemente, el contraste del discurso populista con la realidad ha terminado fracturando el partido entre los populistas pragmáticos y los populistas unicornianos. Los primeros, liderados por Tsipras, intentan reorientar sus eficaces técnicas de manipulación para que la ciudadanía trague con lo que le decían hasta hace un par de semanas que resultaba inaceptable. Ayer mismo, el propio Tsipras se puso el traje de Samaras y cuando anunció su dimisión afirmó que: “Tras llegar a un acuerdo con la UE, la economía mejorará, los bancos se estabilizarán y volveremos a la normalidad”. El acuerdo: la clave de la recuperación es el acuerdo con la Troika; el mismo acuerdo contra el que publicaron el Manifiesto de Tesalónica, contra el que forzaron la convocatoria de nuevas elecciones en diciembre de 2014 y contra el que convocaron un referéndum en julio de 2015. Por otro lado, los populistas unicornianos siguen autoengañándose para así engañar con mayor éxito al pueblo: confían en destronar a Tsipras para, esta vez sí, abandonar el euro y robar a sus ciudadanos por la disimulada vía de la inflación. A lo Maduro pero en el Egeo.

De momento, todo apunta a que los populistas pragmáticos ganarán la batalla electoral, ya que pese a todos los vaivenes y traiciones, el carisma y la popularidad de Tsipras sigue intacta en el país. Pero, en todo caso, la coalición de Syriza se ha roto irremediablemente. Bajo precio para todo el daño que han generado.

Canal Sur se deja 50 millones en salarios tras facturar apenas 16 por su actividad
Las televisiones autonómicas continúan siendo un pozo sin fondo siete años después de arrancar la crisis económica. Canal Sur es el último ejemplo.

Daniel Toledo El Confidencial 21 Agosto  2015

Las televisiones autonómicas continúan siendo un pozo sin fondo siete años después de que la crisis económica pareciera finiquitar su modelo de negocio. Canal Sur, la cadena regional andaluza, es el último ejemplo. Y es que, según las últimas cuentas remitidas por la sociedad al Registro Mercantil de Sevilla, la empresa apenas facturó 16,06 millones por publicidad y prestación de servicios en 2013, mientras que desembolsó la friolera de 50,56 millones en gastos de personal. Esto es, tres veces más de lo ingresado. La diferencia, como es obvio, se sufraga con dinero público.

Es más, Canal Sur recibió el año pasado 95,03 millones en concepto de subvención, importe que no impidió que registrara unas pérdidas de 15,42 millones, un desempeño que hacía imprescindible que, como cada año, la Junta de Andalucía diera un paso al frente para garantizar la supervivencia de la cadena pública. “Con fecha 23 de diciembre de 2013 ha sido aprobada la Ley de Presupuestos del ejercicio 2014 (…) que concede financiación al Grupo en el que se encuentra la sociedad por importe inicial de 138.000.000 euros”, exponen las notas que acompañan a los balances.

La propia auditora sacaba tarjeta amarilla a la sociedad y reclamaba a gritos esa aportación, al constatar que las pérdidas del ejercicio habían generado un patrimonio neto negativo –escenario que sitúa a cualquier sociedad en causa de disolución si no se toman medidas– y un fondo de maniobra teñido de rojo –augurio de graves tensiones de caja–. “Estas circunstancias son indicativas de una incertidumbre sobre la aplicación del principio de empresa en funcionamiento”, subrayaba BDO, que confiaba el futuro de la empresa a la generosidad presupuestaria del Ejecutivo que preside Susana Díaz.

Un soporte que no está cuestión. “El Administrador Único de la sociedad ha considerado que contará con financiación de la Junta de Andalucía suficiente para permitirle realizar sus activos y liquidar sus pasivos por los importes y según la clasificación con que figuran en sus cuentas anuales, que han sido preparadas asumiendo que tal actividad continuará”, remacha el auditor, haciéndose eco de las explicaciones de la firma. La propia memoria elaborada por Canal Sur incide en que el “apoyo financiero” de la Junta es permanente, “por lo que no existen dudas sobre la continuidad de la actividad de la empresa”.

Vertebración “identitaria” de Andalucía
La situación no es nueva ni exclusiva de la televisión andaluza. El modelo de las cadenas autonómicas se ha basado históricamente en la generación anual de ingentes déficits que los presupuestos regionales del siguiente ejercicio venían a compensar. Eso cuando no se generaba deuda. Sobre el papel, el esfuerzo se justificaría por la prestación de un servicio público. “RTVA [Radio Televisión de Andalucía] viene cumpliendo desde su creación en 1987, unas funciones de comunicación e información que contribuyen a la vertebración y desarrollo social, identitario y cultural de Andalucía”, explica en este caso el documento.

Eso sí, aunque el dispendio sigue siendo notable, el flujo de fondos públicos recibido por la televisión pública se ha atenuado desde el inicio de la crisis. En el año 2008, Canal Sur Televisión recibió más de 138 millones en concepto de subvención, además de facturar 50 por sus propios medios. Tres años después, en 2011, la aportación de dinero público se situaba en 121,46 millones y en 2012 bajaba del umbral de los cien millones, quedándose en 97,16, una reducción de la dotación que vino acompañada de mayores pérdidas. Y es que, pese a esos elevados montantes, los números rojos al final del curso han sido el denominador común de cada gestión.

Según consta en los balances remitidos al Registro Mercantil, el número de empleados de la sociedad se elevaba al cierre de 2013 a 936, una cifra que supone 20 efectivos menos que en el ejercicio precedente. Más preocupante es que se haya disparado el número de días en que la empresa ha superado el plazo legal de pago como promedio. Un acreedor de Canal Sur puede verlo rebasado en más de cinco meses (151,72 días); en 2012 apenas alcanzaba los tres. Por si fuera poco, sólo un 6,16% de la deuda se abonó dentro de los tiempos que prevé la normativa, razón suficiente como para revisar el modelo con o sin elecciones a la vuelta de la esquina.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Rajoy asume el fracaso de Wert y corta las ayudas al castellano
CRISTINA RUBIO Barcelona El Mundo 21 Agosto  2015

Paso atrás del Gobierno con las ayudas para la escolarización en castellano en centros privados. En un año, ha pasado de destinar seis millones de euros a las familias a invertir sólo un millón, un recorte que sepulta una de las medidas del ex ministro José Ignacio Wert para equiparar catalán y español en las aulas.

El Ministerio de Educación ha dejado en un lugar residual las ayudas para la escolarización en castellano en centros privados catalanes al rebajarlas en más de un 80% en apenas un año. Si para el anterior curso se destinaron hasta seis millones de euros a las familias que solicitaban una educación en español, para el siguiente apenas se dedicará un millón de euros. De hecho, la subvención de 6.000 euros por alumno no ha sido concedida a ninguno de los 368 padres reclamantes.

De este modo, la polémica disposición 38 de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que impulsó el ex ministro José Ignacio Wert pierde cinco millones de euros en menos de doce meses. Así se recoge en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, que el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, presentó ayer ante la comisión del ramo del Congreso.

Fuentes del Ministerio explicaron ayer que esta drástica reducción se ha llevado a cabo «a partir de las peticiones recibidas a lo largo de este curso escolar». La clave está en que ninguna de las 368 familias que han solicitado la subvención la han recibido, lo que equivaldría a una bolsa de 2,2 millones de euros. El problema está en que muchos de los padres no cumplen con los requisitos que marca el propio Gobierno para acogerse a la ayuda.

Por ejemplo, algunos de los alumnos solicitantes ya iban a escuelas privadas con anterioridad, un handicap que impide recibir los 6.000 euros por curso al año para la escolarización en castellano. En otros casos, la matrículas son para centros bilingües catalán-inglés, mientras que un grueso importante de las peticiones aún no se han evaluado debido a la complejidad de un trámite pensado para hacer cumplir a la Generalitat con las sentencias a favor del bilingüismo en las aulas.

El procedimiento establecido por el decreto estipula que primero hay que pedir a la Generalitat poder estudiar en castellano en un centro público de Cataluña. Si la respuesta es negativa por falta de oferta, hay que matricular a los alumnos en una escuela privada que sí ofrezca el español como lengua vehicular y pedir al Ministerio que se aplique la norma para recibir el dinero.

En este proceso previo a cualquier pago, es necesario enviar al Gobierno central la documentación que acredita que los alumnos no pueden ser escolarizados en castellano, además de la matrícula en el centro privado escogido por la familia.

El método de pago también es algo rocambolesco:en caso de otorgar alguna ayuda, el Ministerio de Educación debería ingresar el importe correspondiente a las familias por mensualidades, con un máximo de 6.057 euros al año por alumno.

Entonces, cada tres meses Educación remitirá al Ministerio de Hacienda los acuerdos de retención, y éste se encargará de «deducir o retener» el importe de estos gastos de escolarización «de los regímenes de financiación de las comunidades autónomas». Es decir, de cobrar a la Generalitat la factura correspondiente.

En este periplo burocrático, la posición del Ejecutivo de Artur Mas es muy clara y pasa por dilatar al máximo la respuesta a las solicitudes que reciba. Es decir, por ofrecer la atención individualizada a aquellos alumnos que lo soliciten y dirigirse a ellos en castellano mientras no dominen el catalán. Una solución que el propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha desestimado en las resoluciones a favor del bilingüismo que el Ejecutivo de Mas nunca ha acatado.

La sentencia que marcó la pauta a seguir fue la que emitió el Tribunal Constitucional en 2010, cuando anuló buena parte del Estatut y estableció que el castellano también debe ser utilizado como lengua vehicular de la enseñanza.

Un dictamen que sentó jurisprudencia y que ha desembocado en una resolución del TSJC de enero de 2014, que fijó por primera vez un porcentaje para el castellano a principios del año pasado. En concreto, una decena de escuelas de Primaria e institutos de Secundaria debían ofrecer como mínimo un 25% de las materias en español. Un dictamen que no ha sido ratificado hasta este 2015 por el Tribunal Supremo después los recursos que ha interpuesto la Generalitat.

De hecho, esta desobediencia por parte de la Generalitat fue la que empujó al Gobierno a incluir el pago de la escolarización en castellano en caso de que no se aumentara su presencia en centros públicos.

Una decisión que acabó por romper las relaciones entre el ex ministro José Ignacio Wert y la consejera de Enseñanza catalana, Irene Rigau, quien ha plantado en más de una ocasión al Gobierno central en las reuniones con los demás responsables autonómicos. De hecho, la propia Rigau ha sido quien ha liderado el bloque de comunidades contrarias a la Lomce después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo. El frente ha logrado paralizar uno de los decretos de la reforma, el de las reválidas, después del nombramiento del nuevo ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo.

Ahora, Convergència ha interpretado a su favor este nuevo paso atrás del Gobierno central en materia educativa. De hecho, su portavoz, Carme Sayós, «felicitó» ayer a Méndez de Vigo por «esta nueva sensibilidad», pues la citada disposición supone un ataque a la lengua catalana, a su juicio.

En su opinión, este descenso de fondos confirma la nula demanda por parte de la sociedad de esta medida contemplada en la Lomce, que buscaba asegurar el derecho a la escolarización en castellano. Por ello, pidió destinar ese millón de euros a la compra de libros de texto y material escolar para familias con pocos recursos.

Por su parte, el portavoz de Educación de Unió, Martí Barberà, reclamó a su vez la abolición de las ayudas a la escolarización en castellano, y lamentó la «invasión de competencias autonómicas» que a su juicio supone la reforma. Según Barberà, la nueva clasificación de asignaturas que propone la ley (troncales, específicas y de configuración Autonómica) y su división entre Estado, Comunidades Autónomas y centros, supone que haya materias «de primera y de segunda».

Cabe recordar que el Ejecutivo de CiU siempre ha blindado la inmersión lingüística en catalán, una de las piedras angulares del proceso soberanista. Es más, en los últimos años Rigau ha evitado el debate sobre los recortes en materia educativa con una defensa acérrima de la lengua ante las sentencias que obligaban a aplicar el bilingüismo en las aulas.

En este sentido, Cataluña presentó el pasado año recursos a la Lomce desde la Generalitat y el Parlament al considerar que invade competencias educativas y afecta al modelo de inmersión lingüística.

Cerca de mil empresas han abandonado Cataluña por la deriva soberanista de Mas
Efe La Razon 21 Agosto  2015

El presidente de Empresarios de Cataluña, Josep Bou, ha advertido que desde que se ha iniciado el proceso soberanista en Cataluña "casi mil empresas se han deslocalizado" al mismo tiempo que ha hecho un llamamiento para que el 27S "muchos catalanes que nunca han ido a votar" se decanten por "partidos constitucionalistas", informa Ep.

"Los empresarios ya tenemos datos del daño que ha causado Artur Mas (presidente de la Generalitat de Cataluña) y no queremos pensar lo que sería la independencia, la independencia sería un verdadero disparate", ha sentenciado.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press ha asegurado que "el mercado está indicando" que el proceso soberanista "no es el camino": "Cuando el camino de Artur Mas indica a la nada, las preocupaciones crecen y la deslocalización también crece", ha dicho.

Además, Bou ha añadido que se ha producido una "desinversión extranjera" produciendo que las inversiones de otros países en Cataluña bajen hasta un 15,8% y que "el bono catalán se ha disparado un 40%".

Los inversores desaparecen
Sobre esto, ha añadido que a los mercados "les horroriza" la "locura de desgarrar Cataluña de España" y que "los inversores desaparecen cuando se escuchan estas cosas" en boca de los separatistas. "Se han cargado el espíritu de la burguesía catalana y del catalanismo moderado", ha dicho.

Bou ha destacado que "hasta ahora a los empresarios no les ha interesado la política" porque "iban, daban la cara y aplaudían" a los Gobiernos nacionalistas que se constituían en Cataluña, pero que ahora "van a regañadientes" y las grandes corporaciones en Cataluña ya se han posicionado en contra de la independencia de Cataluña.

En esta línea, ha admitido que algunas empresas "apoyaron" en algún momento a los nacionalistas, pero que ahora "las 10 empresas más grandes en Cataluña tienen parte de su negocio y del mercado en diferentes puntos de España". "Han jugado con fuego, no pensaban que esto irían tan lejos", ha dicho.

"Todo esto ha sido un disparate que han tolerado grandes entidades con poder económico, financiero y empresarial en Cataluña, pero si ellos pudieran rebobinar, rebobinarían", ha resumido.

El presidente de los Empresarios en Cataluña ha expresado que para cambiar esta situación es necesario que el 27S acudan a las urnas aquellos "que dicen que todos los políticos son iguales o que no les interesa la política" y elevar la participación de éstos "hasta el 70

o 75%" porque "cuanto más índice de votación haya, mucho más se retirarán y recularán los de Just pel Sí".

"Si arrancamos a esta gente de sus casas, y les hacemos votar, no a la izquierda ni a la derecha ni a ninguna ideología, sino a partidos constitucional, creo que el 28 de septiembre será otra cosa en Cataluña y volveremos a tener la Cataluña que todos queremos", ha dicho.

El empresario ha afirmado que el 27S es una "oportunidad histórica" para dar paso a la "salud democrática" y que haya alternancia en el Gobierno de Cataluña porque "durante 35 años los nacionalistas han campado a sus anchas". "Una alternancia que hiciera que Cataluña por primera vez no fuera nacionalista sería fantástico y saldríamos del pozo oscuro donde nos ha introducido Artur Mas", ha resumido.

Sin embargo ha apuntado que el tema del separatismo tiene "un gran encanto sentimental" y que el asentamiento del mismo en Cataluña viene de "muchos años de labor" y eso es algo "horroroso". "La educación que se ha tenido en Cataluña mire usted lo que ha traído, no llegaba al 10% los que querían irse y ahora están al 30 y tantos por cien", ha dicho.

Mas se cree un mesías
Además ha acusado a los separatistas de "confundir a Cataluña con en nacionalismo" y de decir a toda España que "todos los catalanes son nacionalistas" y que "Mas era un mesías". "Esto es una barbaridad absoluta", ha sentenciado.

Con todo, ha asegurado que en el mundo empresarial hay "preocupación" porque "algo no está funcionando en la clase política nacionalista" y Artur Mas "escogió el camino de la derrota" y ha montado un "pandemonio" para "no tener que dar explicaciones".

Bou ha asegurado que la posición de Artur Mas es "gravísima" frente a la del presidente de ERC, Oriol Junqueras que "siempre ha querido separarse de España" y que, según él, "es un hombre extremadamente honrado". "No comulgo en nada con Junqueras pero es un hombre honrado que siempre ha querido lo mismo", ha dicho.

Cataluña ante el desafío secesionista
Empresarios de Cataluña pide el voto contra la independencia tras la marcha de 1.000 empresas
Asegura que el presidente Artur Mas ha montado un "pandemonio"
Europa Press La Voz Libre 21 Agosto  2015

Madrid.- El presidente de Empresarios de Cataluña, Josep Bou, ha advertido que desde que se ha iniciado el proceso soberanista en Cataluña "casi mil empresas se han deslocalizado" al mismo tiempo que ha hecho un llamamiento para que el 27S "muchos catalanes que nunca han ido a votar" se decanten por "partidos constitucionalistas".

"Los empresarios ya tenemos datos del daño que ha causado Artur Mas (presidente de la Generalitat de Cataluña) y no queremos pensar lo que sería la independencia, la independencia sería un verdadero disparate", ha sentenciado. En una entrevista en Onda Cero ha asegurado que "el mercado está indicando" que el proceso soberanista "no es el camino": "Cuando el camino de Artur Mas indica a la nada, las preocupaciones crecen y la deslocalización también crece", ha dicho.

Además, Bou ha añadido que se ha producido una "desinversión extranjera" produciendo que las inversiones de otros países en Cataluña bajen hasta un 15,8% y que "el bono catalán se ha disparado un 40%".

LOS INVERSORES DESAPARECEN
Sobre esto, ha añadido que a los mercados "les horroriza" la "locura de desgarrar Cataluña de España" y que "los inversores desaparecen cuando se escuchan estas cosas" en boca de los separatistas. "Se han cargado el espíritu de la burguesía catalana y del catalanismo moderado", ha dicho. Bou ha destacado que "hasta ahora a los empresarios no les ha interesado la política" porque "iban, daban la cara y aplaudían" a los Gobiernos nacionalistas que se constituían en Cataluña, pero que ahora "van a regañadientes" y las grandes corporaciones en Cataluña ya se han posicionado en contra de la independencia de Cataluña. En esta línea, ha admitido que algunas empresas "apoyaron" en algún momento a los nacionalistas, pero que ahora "las 10 empresas más grandes en Cataluña tienen parte de su negocio y del mercado en diferentes puntos de España".

"Han jugado con fuego, no pensaban que esto irían tan lejos", ha dicho. "Todo esto ha sido un disparate que han tolerado grandes entidades con poder económico, financiero y empresarial en Cataluña, pero si ellos pudieran rebobinar, rebobinarían", ha resumido. El presidente de los Empresarios en Cataluña ha expresado que para cambiar esta situación es necesario que el 27S acudan a las urnas aquellos "que dicen que todos los políticos son iguales o que no les interesa la política" y elevar la participación de éstos "hasta el 70 o 75%" porque "cuanto más índice de votación haya, mucho más se retirarán y recularán los de Just pel Sí".

"Si arrancamos a esta gente de sus casas, y les hacemos votar, no a la izquierda ni a la derecha ni a ninguna ideología, sino a partidos constitucional, creo que el 28 de septiembre será otra cosa en Cataluña y volveremos a tener la Cataluña que todos queremos", ha dicho. El empresario ha afirmado que el 27S es una "oportunidad histórica" para dar paso a la "salud democrática" y que haya alternancia en el Gobierno de Cataluña porque "durante 35 años los nacionalistas han campado a sus anchas". "Una alternancia que hiciera que Cataluña por primera vez no fuera nacionalista sería fantástico y saldríamos del pozo oscuro donde nos ha introducido Artur Mas", ha resumido.

Sin embargo ha apuntado que el tema del separatismo tiene "un gran encanto sentimental" y que el asentamiento del mismo en Cataluña viene de "muchos años de labor" y eso es algo "horroroso". "La educación que se ha tenido en Cataluña mire usted lo que ha traído, no llegaba al 10% los que querían irse y ahora están al 30 y tantos por cien", ha dicho.

MAS SE CREE UN MESÍAS
Además ha acusado a los separatistas de "confundir a Cataluña con en nacionalismo" y de decir a toda España que "todos los catalanes son nacionalistas" y que "Mas era un mesías". "Esto es una barbaridad absoluta", ha sentenciado. Con todo, ha asegurado que en el mundo empresarial hay "preocupación" porque "algo no está funcionando en la clase política nacionalista" y Artur Mas "escogió el camino de la derrota" y ha montado un "pandemonio" para "no tener que dar explicaciones". Bou ha asegurado que la posición de Artur Mas es "gravísima" frente a la del presidente de ERC, Oriol Junqueras que "siempre ha querido separarse de España" y que, según él, "es un hombre extremadamente honrado". "No comulgo en nada con Junqueras pero es un hombre honrado que siempre ha querido lo mismo", ha dicho.

NO ES BALADÍ QUE EN EUROPA DIGAN QUE NO ACEPTARÁN A CATALUÑA
El empresario ha asegurado que "no es baladí" que la Unión Europea diga que "no aceptarían una Cataluña independiente" y que sería "una tragedia" esta independencia porque los catalanes "perderían todas la ventajas de estar en España y de formar parte de la Unión Europea". "Los separatistas argumentan una serie de cuestiones sobre todo en cuanto a lo que es pertenecer a Europa, pero cuando Europa dice que una Cataluña independiente no sería aceptada no es baladí", ha recalcado.

CREE QUE UNIÓ NO VA A SER UN PARTIDO DECISIVO
Respecto a Unió Democrática de Cataluña (UDC), Bou ha considerado que "no va a ser un partido decisivo" tras el 27S porque "es un partido complicado" y, a su juicio, "es complicado que lleguen a tener grandes cantidades de masa". "Unió cabe ahora en tres o cuatro autobuses", ha dicho. Sin embargo, cree que en Unió "se van a recuperar" porque "van a coger muchos votos de empresarios de gente conservadora catalanista", aunque mantiene que no va ser clave.

Además, ha dicho que si Unió se hubiera separado de CDC "antes de esta deriva tan grave nacionalista" es "muy probable" que hubiera recibido el apoyo de partidos nacionales y habría tenido más opciones a presidir la Generalitat de Cataluña. "Duran i Lleida (presidente del Comité de Gobierno de Unió) podría haber hecho muchas cosas, intentamos llegarle pero a la hora de la verdad cuando se monta un frente popular ellos se marcha, desaparecen", ha dicho.

Cataluña ante el desafío secesionista
Podemos se parte en dos en Cataluña con Unidos Sí: 'Luchamos contra la deriva nacionalista'
El portavoz de la escisión, Enric Martínez, confía en poder presentarse el 27-S como alternativa no secesionista de izquierdas
LVG La Voz Libre 21 Agosto  2015

Madrid.- La deriva nacionalista de Podemos en Cataluña ha hecho que el partido se haya dividido en dos, naciendo de él la escisión Unidos Sí, que aglutina a todos aquellos contrarios a la secesión catalana. Al frente, como portavoz, Enric Martínez, quien destaca en conversación con La Voz Libre que esta rama del partido de Pablo Iglesias está "muy preocupada" por el camino nacionalista emprendido por la dirección del partido. De ahí que hayan decidido crear esta escisión de izquierdas unionista.

"Unidos Sí nace principalmente ante la preocupación por la deriva nacionalista de Podemos en Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia e incluso la Comunidad Valenciana. Deriva que pone en grave riesgo la convivencia y también la imprescindible unidad de los trabajadores, autónomos y clases populares ante los más poderosos, tanto en esos territorios como en el conjunto de España", nos cuenta Enric.

Prácticamente iguales, Podemos y Unidos Sí se diferencian en su concepción del proceso catalán. Mientras Pablo Iglesias y la dirección general del partido apuestan por consultar a la ciudadanía e inclinar la balanza hacia el camino nacionalista, Unidos Sí destaca que "la gravedad del proceso de separación y desestabilización económica, política y social en curso en Cataluña" es lo que ha provocado la escisión. "Otra diferencia sustancial es que en Unidos Sí se disfruta de muchísima más democracia interna, más pluralidad, y no pretendemos disimular nuestros planteamientos, sino que declaramos con orgullo que somos de izquierdas", dice Enric Martínez.

Pero para ser alternativa de izquierdas a los partidos de unión, Unidos Sí debe presentarse a las elecciones del 27-S. Algo que tiene imposoble si no logra reunir las firmas necesarias, -5.300- de aquí al próximo domingo 23 de agosto en esta página: "Denunciaremos el abuso de poder de la mayor parte de la clase política catalana y enorme red de clientelismo y corruptelas, que incluye a partidos que dicen ser de “esquerres”. Para ello es necesario que reunamos las firmas que exige la ley para poder participar en elecciones autonómicas de Cataluña, lo cual está resultado muy difícil en pleno agosto", reconoce Enric.

Escisión de Podemos, desde Unidos Sí quieren llamar la atención de la deriva nacionalista del partido, que ha confundido al electorado: "La gente creía votar un partido a favor de la justicia social en toda España y en realidad votaría a políticos nacionalistas, incluso independentistas, como Lluís Franco Rabell y otros muchos candidatos de Podem-ICV, que desean aumentar los privilegios para la minoría dominante en Cataluña", comenta su portavoz, quien llama la atención de los muchos municipios que, gracias a Podemos, están gobernados por listas independentistas.

"En ciudades del área metropolitana de Barcelona como Badalona, Sabadell y Terrassa ya hay alcaldes de CUP y ERC por culpa de Podem. Franco Rabell, el “presidenciable” de Podem-ICV, ya ha dicho que votó Sí-Sí el 9 de noviembre y que volvería a hacerlo, y ha anunciado que daría su voto para President a Raül Romeva, de la lista de CiU y ERC, o a Oriol Junqueres, Secretario General de ERC", comenta Enric Martínez.

Por eso, Unidos Sí se ha planteado el objetivo de movilizar al electorado no nacionalista y de izquierdas, cuyo problema principal es la abstención en las elecciones autonómicas, donde no encuentran representación. "Nuestras prioridades residen en defender la igualdad de oportunidades y la justicia social. Por tanto, nos oponemos al nacionalismo, cuyo único fin es preservar y aumentar privilegios sólo para una parte de la sociedad, y apostamos por un gobierno nacional fuerte al servicio, en primer lugar, de los más vulnerables. Otra organización territorial del Estado, racional e igualitaria, es posible. Sin ir más lejos, garantizando los mismos servicios sanitarios en toda España. Un Estado que, asimismo, impida la corrupción generalizada en demasiadas comunidades autónomas", explica el portavoz de Unidos Sí a La Voz Libre.

Aunque han tenido muchas trabas por parte de la dirección de Podemos, -"tanto en las elecciones para la dirección del partido en Cataluña como en las primarias para la candidatura autonómica, vetaron arbitrariamente a nuestros cabezas de lista"-, Unidos Sí espera poder presentarse al 27-S.

Mientras tanto, parece que en la dirección de Podemos "nos temen". "Desde hace un año, nos esforzamos por comunicarnos con sus lugartenientes más cercanos, Errejón, Monedero y Alegre, incluso con la mediación de Jiménez Villarejo, a quien tampoco escuchan. Tratando de que conocieran nuestro análisis de la realidad catalana, al cual algunos hemos dedicado dos décadas de estudio", dicen desde la escisión del partido. Sin embargo, "su única respuesta ha sido un silencio prepotente acompañado de impedirnos participar en las elecciones".

Conscientes de la dificultad no solo de presentarse si no de lograr representación, -no solo por el desconocimiento de muchos hacia Unidos Sí si no también por la bajada de intención de voto en Cataluña hacia Podemos (un 30%)-, Enric Martínez comenta que "nuestro deseo es que participen los obreros castellanohablantes, gran parte de ellos en desempleo o en situación precaria, que generalmente no votan en las elecciones autonómicas catalanas porque se sienten españoles y están hartos del nacionalismo. Hay más de dos millones de personas, es decir, un 40% del censo electoral, que no votan en las elecciones autonómicas catalanas. Hay que hacerles saber que estas elecciones también les conciernen, y en ese caso podríamos conseguir representación".

En caso de conseguir presentarse a las elecciones del 27-S, algo que harán si reúnen las firmas necesarias, será el propio Enric Martínez, junto a Ángela Herrero, quienes lideren la candidatura de Barcelona. "En Gerona serán Ana María Alcubierre y Mohammed Ouassar; y por Tarragona, Amador Martos y Marcos Gómez. Para ello son necesarias las firmas que exige la ley electoral para validar una candidatura nueva, que en pleno verano y sin financiación es muy difícil lograr", insiste Enric.

De lo que no hay duda es que el nacionalismo no solo ha dividido a la sociedad catalana si no también a Podemos, quienes navegan entre la deriva secesionista y aquellos que apuestan, siendo de izquierdas, por una España unida para solventar los problemas y desigualdades sociales.

Odio nacionalista
www.latribunadelpaisvasco.com Periodista Digital 21 Agosto  2015

El destacado dirigente nacionalista Joseba Azkarraga se abraza a los asesinos de ETA mientras insulta a las víctimas del terrorismo. Dice que Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE), "siembra el odio en Euskadi". Información íntegra

Joseba Azkarraga, el nacionalista que se abraza a los asesinos de ETA y acusa a las víctimas del terrorismo de “sembrar el odio en Euskadi”

Joseba Azkarraga, ex consejero de Justicia del Gobierno vasco bajo el mandato del ex lehendakari Juan José Ibarretxe y uno de los nombres perennes del mundo nacionalista vasco, ha acusado a Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE) y hermana de Gregorio Ordóñez, concejal del Partido Popular asesinado por la banda terrorista ETA el 23 de enero de 1995, de “sembrar el odio en Euskadi”.

Joseba Azkarraga ha realizado toda su carrera ligado a Eusko Alkartasuna (EA) –partido político hoy integrado en EH Bildu - y defendiendo, tanto política como judicialmente, a los militantes de la banda terrorista ETA. Hoy, Azkarraga es portavoz de Sare, una “red de apoyo” a los terroristas de ETA encarcelados en prisiones de España y de Francia. Llama la atención este permanente y comprometido soporte que Azkarraga transmite a los asesinos de ETA, teniendo en cuenta, sobre todo, que un tío suyo, el general Luis Azcárraga Pérez-Caballero, fue asesinado por la banda terrorista el 27 de marzo de 1988 en Salvatierra.

Durante las últimas décadas, y entre vítores, abrazos y muestras de solidaridad a los criminales, Joseba Azkarraga también ha tenido tiempo de desempeñar una variada actividad en el mundo económico vasco, en empresas pertenecientes al Grupo Mondragón o en Construcciones Galdiano, compañía de la que fue consejero-delegado.

En 2012, Joseba Azkarraga fue acusado por el Gobierno vasco de Patxi López (PSE-PSOE) de un presunto fraude de 23 millones de euros que se habría cometido durante su etapa como consejero de Justicia del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe. Más recientemente, el PP alavés, a través del parlamentario Iñaki Oyarzábal, acusó a Joseba Azkarraga de haber intentado “colocar a su mujer” en el gobierno municipal de Vitoria, que está en manos del PNV con el apoyo, entre otros, del PSOE y EH Bildu.


Recortes de Prensa   Página Inicial