AGLI Recortes de Prensa   Martes 25 Agosto 2015

China, o lo que pasa cuando no se emprenden reformas estructurales
EDITORIAL Libertad Digital 25 Agosto  2015

Los bancos centrales respondieron al estallido de la Gran Recesión con un menú de plato único, consistente en estímulos monetarios que buscaron inundar de liquidez los mercados para suavizar el necesario proceso de ajuste. Las turbulencias que ahora sufren las bolsas de medio mundo dejan claro que la consecuencia de esa apuesta ha sido un aumento de la inestabilidad económica.

Si cada país hubiese respondido al estallido de la crisis aplicando reformas profundas capaces de mejorar la competitividad, las sacudidas en la economía china no generarían tanto nerviosismo entre los inversores. No obstante, las recetas monetarias aplicadas en los últimos años han pospuesto la aplicación de las reformas necesarias, por lo que la aparente calma de los mercados nunca ha llegado a tener bases sólidas.

China es un buen ejemplo de la aversión a las reformas estructurales de la mayoría de los gobernantes. El gigante asiático salió de la pobreza liberalizando algunos campos de actividad, pero renunció a abrir su economía a las fuerzas del mercado. El resultado fue una progresiva acumulación de desequilibrios que ahora precisan ser corregidos. Sin embargo, la respuesta de Pekín ha sido muy distinta. En vez de admitir que ha de hacer cambios, el régimen comunista sigue empeñado en mantener a flote una estructura económica agotada. Por eso, aunque China anuncie inyecciones monetarias, rescates bancarios o medidas de estímulo, los problemas de fondo seguirán ahí.
Publicidad

Para buena parte de las economías emergentes, las dudas sobre la economía china son una mala noticia que se une a los problemas que viene generando la caída de los precios de las materias primas. Con todo, se impone hacer distinciones y evitar generalizaciones injustas. En Iberoamérica, por ejemplo, el aguante demostrado por Colombia o Perú contrasta con el declive experimentado por Argentina o Brasil.

¿Y qué hay de España? Lo mejor que puede hacer el Gobierno en un contexto de volatilidad y dudas es comprometerse firmemente con las reformas. Al fin y al cabo, los países que mejor capean los vaivenes de la economía global no son aquellos que disparan el gasto público en cuanto mejoran las cosas…

Tres lecciones del pinchazo chino
Bienvenidos a la planificación central. Es lo que querían, pues aquí lo tienen
Daniel Lacalle El Confidencial 25 Agosto  2015

“No comprendo tu cara de felicidad, sé que estás pensando en cuerdas y cuchillos”
Radio Futura

Ayer la bolsa china volvía a caer un 8% tras una semana negra en la que perdía un 10%.

Cuando me dicen que el liberalismo genera burbujas y que un gran Estado no permitiría esos “excesos”, pienso: “claro, como en China, ¿no?”. La planificación central no solo no evita las burbujas, sino que las alienta.

Ya hemos hablado en varias ocasiones en esta columna sobre las causas (en 2013 y hace unas semanas), pero me interesa ahondar en las lecciones para estados y reguladores sobre lo que no hay que hacer:

No inflar burbujas. Recomendar y alentar que los ciudadanos se endeuden masivamente para invertir en una bolsa llena de empresas semiestatales ineficientes, poniendo vivienda como colateral. En China, donde el regulador aprobó una ley donde se puede usar el activo inmobiliario para garantizar préstamos usados para invertir en bolsa.

No echarle la culpa al chivo expiatorio. Primero, echar la culpa de la corrección a los “cortos” y luego prohibir a los inversores mayoritarios vender. No da confianza, los inversores, sobre todo los pequeños no son tontos, y saben que el desplome diario no lo generan operadores que suponen menos del 15% del mercado (el 85 de las operaciones del mercado chino son inversores minoristas). Los más de 200 millones de inversores minoritarios chinos son los más activos del mundo y no solo generan la mayoría de las operaciones, sino que ven cada día lo que pasa en el país fuera de la propaganda y los mensajes oficiales.

No intentar perpetuar la burbuja con dinero público. El gobierno chino, a través de entidades públicas, ha invertido casi $147.000 millones en mantener la bolsa china a flote, según Goldman Sachs y hace unos días anunciaba que permitiría su fondo de pensiones público, de 548.000 millones en activos invertir en bolsa.

El efecto dominó es difícil de predecir, sobre todo porque no sabemos cuántos de esos préstamos avalados por vivienda –que se estiman en alrededor de 7 billones de yuanes- van a ejecutarse, creando una caída del precio de la vivienda, y lo que viene detrás… Todo ello con una sobrecapacidad enorme y decenas de ciudades fantasma vacías, el porcentaje de casas construidas en los últimos cinco años y deshabitadas se estima ya en un 15% y se espera que crezca al 20% en 2016.

El error, por lo tanto, es construir burbujas planificadas que sostienen a otras pensando que, como el Estado las crea, el Estado las va a gestionar adecuadamente. Deuda que infla el sector inmobiliario que financia a la especulación minoritaria en bolsa, que mantiene a empresas ineficientes capitalizadas y crea mayor sobrecapacidad.

Existe otro factor preocupante. China lleva intentando ser parte del Fondo Monetario Internacional desde hace tiempo y la decisión sobre su pertenencia llegará en septiembre u octubre. No ayuda tener un mercado en implosión y mensajes contradictorios constantes como decir en abril que no se va a devaluar y hacerlo tres veces unos meses después. Algún amigo de teorías de la conspiración en la City piensa que China está aceptando el desplome de sus bolsas antes de entrar en el FMI y llevar a cabo una enorme devaluación del yuan. Pero si eso pasa, las bolsas, soportadas por préstamos en esa moneda, van a sufrir. Y la economía global va a encontrarse con la bajada de precios de los productos exportados por China.

Imaginen un enorme soufflé, creado, alimentado por el gobierno. Pensar que el gobierno va a controlar el pinchazo es, como poco, ingenuo.

Los gobiernos se acomodan con las burbujas –en España seguimos esperando recuperar los 40.000 millones de euros anuales de ingresos fiscales que nos daba la misma-. Lo llaman “nuevo paradigma”. Y mientras se aplauden hablando del efecto multiplicador del gasto inútil, se olvidan del efecto divisor de la deuda y sobrecapacidad creada.

Bienvenidos a la planificación central. Es lo que querían, pues aquí lo tienen.

¿Quién dijo que la crisis terminó?
Javier Benegas www.vozpopuli.com 25 Agosto  2015

Regeneración era la palabra mágica, la que ha estado en boca de muchos durante estos años de crisis. Años en los que hasta el más despistado ha caído en la cuenta de que hay algo que no marcha, que España no termina de funcionar por más que todos los factores externos y hasta los dioses le sean favorables.

Es el nuestro un país roto, averiado, y no por las viejas y destartaladas obsesiones ideológicas, que también. Tampoco por las desigualdades económicas, que cada cual interpreta a su manera. Es el sistema institucional completamente desbordado, asaltado por unos partidos políticos devenidos en insaciables máquinas de la prebenda. Ha sido tal su voracidad que nada ha podido salvarse, ni los preceptos más sagrados de cualquier democracia formal, ni los más testimoniales. Si acaso queda la liturgia y poco más. La ficción.

Todo, absolutamente todo ha sido corrompido. Instituciones, organismos reguladores, altos tribunales, partidos políticos y medios de información hace mucho que no cumplen su función, y giran como veletas a merced del viento del interés particular. Sin ningún incentivo para cambiar, las élites se han deslizado por la pendiente de la degradación, arrastrando consigo los usos y costumbres de una sociedad desnortada, perdida en mil y una exigencias, algunas lícitas, otras no, pero eso es lo de menos.

Las trabas y las barreras burocráticas se multiplican, reduciendo la libertad a un conjunto de enunciados vacíos, impracticables, y España se parte en dos clases sociales muy distintas, antagónicas y, sin embargo, perversamente complementarias: la de aquellos que son protegidos por el sistema y viven aceptablemente bien, y la de quienes están fuera y resisten; los que viven instalados en el Estado o en simbiosis con él, y los que se ven obligados a sostenerlo a cambio de unos retornos de rentas que son el chocolate del loro. Una desigualdad que poco tiene que ver con la educación y el talento, y sí mucho con la dependencia del Estado, el corporativismo, las relaciones opacas y el amiguismo. Es este desquiciamiento institucional abrumador el que parte a España en dos. El gato al que nadie pone el cascabel.

La política constitucional murió, y la política ordinaria lo ha invadido todo, fabricando sin cesar ungüentos y bálsamos milagrosos. Brujería al por mayor en forma de subsidios, promesas de renta básica universal, desgravaciones fiscales incomprensibles, impuestos alucinantes, ayudas discrecionales, planificaciones, subvenciones, jubilaciones, dinero para esto y lo otro, para aquello y lo de más allá, incluso para naciones a medida. Es el maná de lo público que se derrama generosamente sobre los grupos de presión. La fiesta del populismo transversal, el aquelarre del corto plazo al que no hay partido político que se resista. Y mañana Dios dirá. En fin, el marketing que todo lo puede ha convertido a Políticos y votantes en vendedores y clientes. Y hasta ahí llega nuestra democracia y pare usted de contar. ¿Para qué cansarnos con conceptos?

Lamento tener que decirlo, pero la crisis no ha terminado. Lo cierto es que no ha hecho más que empezar. Estos ocho años han sido los años de la revelación. Un tiempo, a lo que se ve, deperdiciado. Los problemas siguen estando ahí, y son tan graves y las voluntades tan débiles que no cabe imaginar un final feliz. Menos aún cuando, estando España por barrer, se observan ya en el horizonte nuevas nubes de tormenta.

Sí, regeneración era la palabra mágica, ¿se acuerdan? Y lo fue hasta que nos topamos con la realidad. Ahora, dicen, que al menos el mercado político se fragmentará –habrá que verlo–. Y que eso es bueno, porque obligará a sentarse y negociar. Tal vez sea así, y se debata con cierta intensidad la cantidad de soma que se le va a administrar a esta sociedad pueril. Nunca se sabe, a lo mejor tenemos suerte y, sin tocar el Estado, faltaría más, atrasan el reloj por enésima vez. Entretanto conseguimos engañar al tiempo o no, ojalá China no se postule para traca final, porque nos falta un hervor.

O PSODEMOS o PEPEDANOS.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 25 Agosto  2015

No hace muchos días que escribí sobre la gran coalición del Frente Popular de la izquierda con la extrema izquierda, lo que llamé PSODEMOS. Y cada día que pasa esta opción no es que sea ya una posibilidad sino que se ha convertido en certeza, sobre todo cuando las encuestas parecen quitar poder al emergente PODEMOS tras sus requiebros y piruetas en los pactos poselectorales de las elecciones municipales y autonómicas. Una actitud que les ha dejado como se dice vulgarmente “con las témporas al aire” ante la opinión pública, que ven cómo con tal de tocar el cielo, la moqueta, los fabulosos salarios y los coches oficiales se han transformado en la casta política que antes criticaban. PODEMOS se ha convertido para desesperación de su fundador Iglesias, en una muleta de apoyo y no en firme alternativa donde él sería el candidato presidenciable.

No cabe duda de que PODEMOS ha conseguido tener un nicho de votos que se nutre básicamente de los rescoldos del 15M y de la desilusión de parte de la extrema izquierda de la inmovilista y sobrepasada IU. Su increíble e inesperado ascenso fue posible gracias a un trasvase de votos de parte de esa extrema izquierda, que sin embargo se ha ido desmarcando, al igual que está pasando en su partido “hermano” griego Syriza, tras el desengaño y traición que sintieron en las pasadas negociaciones de su líder Tsipras con la UE. Solo faltaba el que Pablo Iglesias se haya escondido durante semanas para decidir a quién prestaba su “lealtad”, eligiendo finalmente el pragmatismo de Tsipras frente al dogmatismo radical, que en su partido podríamos personalizar en el ideólogo defenestrado Juan Carlos Monedero.

Pues son estos mimbres con los que Pedro Sánchez quiere crear un cómodo asiento donde descansar sus posaderas y adornarse del populismo y carisma del que adolece. Porque si de algo debería ser consciente es que no levanta “pasiones políticas” ni siquiera entre su propia gente. La prueba está en que el PSOE no avanza en las encuestas al ritmo que sus líderes desearían y su apuesta por el cambio necesita ineludiblemente de la gran coalición de izquierdas, eso que se llama “Frente Popular” del que PODEMOS forma una parte fundamental, aunque cada día menos decisiva. Todo dependerá del impacto de formaciones como CIUDADANOS y si finalmente cumple con su promesa de no apoyar la candidatura de Mariano Rajoy para ser Presidente del Gobierno si el PP consigue ser la formación más votada.

Eventualmente vuelven a adquirir importancia los posibles pactos electorales con las formaciones nacionalistas “moderadas” que venderán muy caro su apoyo. Por supuesto que las próximas elecciones autonómicas en Cataluña van a conformar un escenario imprevisible que puede alterar incluso la planificación normal prevista para las elecciones generales en diciembre. No veo al Gobierno de España lidiando con un Gobierno de coalición secesionista que pueda plantear unilateralmente la independencia caso de obtener la mayoría parlamentaria simple. Nadie puede garantizar un resultado en un sentido u otro y sería un momento crítico donde puede haber sorpresas en los posicionamientos de algunos partidos o federaciones de estos como el caso del PSC de Miguel Iceta o la sucursal de PODEMOS.

Había quienes apostaban por el final del bipartidismo pero que se encuentran con una previsión bastante descorazonadora y preocupante, el de otra forma de bipartidismo más radicalizado. La derecha se difumina y se conformaría en el mejor de los casos en una mezcla no miscible entre el PP y CIUDADANOS, algo a lo que llamo PEPEDANOS, mientras que la izquierda clásica se transformaría en una izquierda radical con un PSODEMOS incapaz de dar satisfacción a una mayoría de militantes ni de uno ni de otro partido. A este mejunje habría que adicionar el toque de color de los partidos nacionalistas de todo pelaje cuyos votos volverían a ser decisivos para inclinar la balanza y facilitar la gobernabilidad, si es que a ese equilibrio inestable se le puede atribuir semejante cualidad.

No sé si los gurús de PSOE y PP tienen sus predicciones y augurios bien asentados. Lo dudo vistos los antecedentes. Siempre hay imponderables que escapan a cualquier sesudo análisis y vaticinio, uno de ellos es la volubilidad del electorado y sobre todo su falta de interés o hartazgo o visceralidad a la hora de decidir primeramente si votará y después a quién lo hará o si meterá un voto en blanco o una imagen de heces o cagarrutas en un sobre. Y la verdad es que el panorama está escatológico. A la hora de decidir ni PSODEMOS ni PEPEDANOS.

El fracaso de Tsipras ya es el fracaso de Iglesias
Carmelo Jordá Libertad Digital 25 Agosto  2015

Dentro de la ola de insensatez y cobardía en la que España lleva metida más de una década, en este año 2015 hemos tenido bastante suerte: en pocas ocasiones un país tiene la oportunidad de escarmentar en cabeza ajena de los males que está a punto de infligirse.

Seducidos por la palabrería de un grupo de charlatanes universitarios, engañados por unos profesionales de la comunicación que en lugar de informar viven para imponer su agenda pseudorrevolucionaria –y mientras tanto forrarse, dicho sea de paso–, los españoles han estado a punto de confiar la solución de sus muchos problemas a una izquierda que tiene mucho más de radical e inconsistente que de nueva.

Pero, mira tú por donde, en el mismo año en el que podía consumarse el desastre Tsipras, Varoufakis y demás podemitas helenos se han apiadado de nosotros y nos ha enseñado el lugar al que llevan la mentira y la soberbia de aquellos que se creen amos del mundo pero en realidad tiene mucho que aprender: al desastre.

Me ha sorprendido la forma en la que Pablo Iglesias ha vuelto a abrazarse este lunes a un proyecto que ya es un completo fracaso y que ahora es su fracaso. No es una decisión muy inteligente, pero hay que reconocerle que es coherente: los parecidos entre Podemos y Syriza van mucho más allá de lo ideológico, que no es poco, y realmente se trata de partidos dominados por élites bastante similares en lo personal e incluso en lo psicológico. Uno mira a los Monederos y a los Varoufakis y se da cuenta de que muchos de ellos son el mismo tipo de profesor universitario acomodado, que no ha trabajado en su vida y que se cree que por controlar una facultad en una universidad de tercera es el mayor lince de la política desde Talleyrand.

Tipos francamente engreídos que creen que pueden apoyar sin despeinarse una cosa –la lucha a degüello contra la malvada troika, el referéndum "para que el pueblo hable"– y la contraria: el pacto en condiciones durísimas de Tsipras, pasarse la consulta por la Acrópolis y hacer lo que te dé la gana…

Iglesias se abraza a Tsipras en la confianza de que éste ganará las elecciones y con el típico discurso de que el griego es estupendo porque "deja decidir a la gente" –por cierto, que ser gobernante a veces consiste en gobernar–, pero su fracaso es incontestable: en siete meses, el que lo prometió todo y se creía capaz de todo ha ido de los unicornios al corralito.

Negar la realidad es una de las características definitorias de la izquierda, y en eso Podemos raya la excelencia: pueden fracasar una y otra vez –y de hecho lo hacen en Venezuela, en Argentina, en Grecia…– y ellos siguen erre que erre con sus mantras. Yo creo que ya no cuela: hasta los desnortados españolitos se están dado cuenta de que Iglesias y los suyos son un fraude, un seguro naufragio en Atenas… y en Madrid.

“EL ESPAÑOL nace al servicio de todo aquél que se sienta indefenso frente al poder”
El Español 25 Agosto  2015

“Cada vez que nace un periódico libre e independiente como el nuestro renace el periodismo. Al menos el periodismo entendido como conciencia crítica de la sociedad y perro guardián de las libertades”. Con estas palabras recibió Pedro J. Ramírez este lunes al grueso de la redacción de EL ESPAÑOL en su primer día en la Avenida de Burgos de Madrid.

“Seremos independientes, combativos, veraces, ecuánimes, creativos y audaces. Seremos el Defensor Civitatis que reza en la leyenda que completa nuestro emblema, asumiendo el título que los emperadores romanos otorgaban al defensor del pueblo frente a los abusos de los poderosos”.

“EL ESPAÑOL -insistió Ramírez- nace al servicio de todo aquél que se sienta indefenso frente al poder. Al servicio de todos los españoles, incluso de aquellos que se creen no serlo… Nacemos de la sociedad y a la sociedad nos debemos. Al conjunto de nuestros lectores, pero muy en particular a los 5.624 accionistas que han invertido en EL ESPAÑOL y al resto de los 9.100 suscriptores que nos han dado ya el número de su tarjeta de crédito para que les pasemos el cargo cuando salga el periódico”.

“¿Cuándo nacerá EL ESPAÑOL? Este otoño, dijimos desde el momento en que los promotores pusimos en marcha el engranaje. Ese es nuestro compromiso público. Ahora puedo concretar un poco más. Nuestro periódico nacerá a comienzos de otoño y espero que a primeros de septiembre podamos concretar la fecha exacta… Nuestro proyecto es muy innovador y, por lo tanto, muy complejo. No debemos salir ni un día antes de que todo lo esencial esté acabado, pero tampoco un día después de que eso suceda”.

“Si tuviera que resumir -dijo Pedro J. Ramírez a su nueva redacción- lo que se espera de vosotros en sólo dos peticiones os diría: buscad la verdad y ciudad la sintaxis. Es decir: sed rigurosos en el fondo y en la forma, individual y colectivamente”.

“Miles de colegas del mundo entero anhelan que EL ESPAÑOL amplíe la libertad de prensa, mejore la calidad de la información digital y pruebe que hay un camino para esa nueva edad de oro del periodismo y los periódicos que algunos venimos augurando”.

“Lo mismo ocurre en España, pero los comisarios del poder político que tratan en vano de tenerlo todo atado y bien atado no permiten que se hable de nosotros. Mientras en el resto del mundo se habla de EL ESPAÑOL a voces, en España se hace entre susurros. Desde fuera nos ven con esperanza, desde dentro con terror a quedar en evidencia”.

Porqué El Español, periódico, no es El Español
Nota del Editor 25 Agosto  2015

El pasado 22 de Agosto, apareció en el periódico www.elespanol.com un artículo firmado por el director, Pedro J. Ramírez titulado "Las 25 obsesiones de EL ESPAÑOL" que me apresuré a leer porque parecía una especie de lista de principios por los que se iba a regir el periódico.

Así de repente, se hundieron mis esperanzas y además de condenar el articulo a la zona bilingüe, esa zona donde dejo a algunos autores que se han olvidado de la lengua española y utilizan algunas palabras de las lenguas regionales, escribí esta nota:

"Para este viaje de El Español no hacen falta alforjas. Se conforman con el tinglado autonómico. Cree defender la igualdad de todos los españoles y luego suelta la idiotez de que la administración tiene que aguantar las lenguas regionales. Es muy tarde y no tengo ganas de repetir lo escrito en múltiples ocasiones.

A ver si se enteran de la viñeta que tenemos en la primera página procedente de www.masaborreguera.com: Tolerancia cero con la imbecilidad. Un país,  un idioma oficial.

Liberados... de trabajar
Ramiro Grau Morancho. www.latribunadelpaisvasco.com 25 Agosto  2015

Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

Rajoy, el rajao, ha sido incapaz de limitar al máximo la presencia de liberados en las numerosas administraciones públicas existentes, no teniendo la gallardía de poner a los sindicatos de clase en su sitio, ante el espejo de sus propias contradicciones.

En efecto, se trata de sindicatos de clase, pues ellos son una clase superior, diferente, privilegiada: no pueden ser despedidos, son los últimos en abandonar las empresas, caso de expedientes de regulación de empleo, disfrutan de su salario integro, la empresa no puede vigilar qué hacen en sus horas teóricamente dedicadas a actividades sindicales -lo tiene declarado la jurisprudencia sobre la materia, desde el Tribunal Supremo al Constitucional-, y si van a la huelga no se les descuenta nada, pues como no trabajan no se sabe si hacen huelga o no, etc.

En realidad, para ellos hacer huelga sería trabajar, lo que se denomina técnicamente una huelga a la japonesa, pues es como hacen huelga los japoneses, trabajando más.

Es cierto que la figura del liberado tuvo su razón de ser y su sentido…, pero hace treinta años. En efecto, al comienzo de la Transición, era necesaria una cierta profesionalización de los trabajadores negociadores de los convenios colectivos, puesto que los representantes de los empresarios eran profesionales del derecho laboral, graduados sociales y abogados, básicamente. Por consiguiente, al promulgarse el Estatuto de los Trabajadores de 1980, se acordó la inclusión en el mismo de una serie de garantías para el ejercicio del derecho de representación colectiva, entre otros el siguiente: “Podrá pactarse en convenio colectivo la acumulación de horas de los distintos miembros del comité de empresa y, en su caso, de los delegados de personal, en uno o varios de sus componentes, sin rebasar el máximo total, pudiendo quedar relevados del trabajo, sin perjuicio de su remuneración” (art. 68, in fine).

Las posteriores Sentencias del Tribunal Constitucional núms. 40/85, de 15 de marzo (BOE de 19 de abril) y 72/86, de 2 de junio (BOE de 17 de junio) confirmaron e interpretaron generosamente este derecho a favor de los representantes sindicales de los trabajadores, que con el tiempo, y por el excesivo uso –notablemente ampliado por diversos convenios colectivos-, se ha ido convirtiendo en un auténtico abuso

Son la nueva clase vividora. En mi época de profesor universitario un compañero se liberó –lo que fue un gran alivio para sus alumnos, dada su incompetencia docente, y, sobre todo su sectarismo ideológico-, y se dedicó a vivir la vida, lo que no le impedía participar en los órganos de gobierno del centro, en la comisión de los nuevos planes de estudio, en concursar para profesor titular, obteniendo la plaza correspondiente: ni el pudo llegar más alto ni la universidad más bajo, etc.

Alumnos que le conocían me comentaban que su señora también estaba liberada, en la DGA –entonces no se había puesto de moda llamarla el Gobierno de Aragón-, y eran un matrimonio feliz y liberal, sobre todo muy liberado, pues ninguno de los dos daba golpe.

Como alguien tenía que dar las clases, se contrató a una profesora sustituta, que rápidamente se quedó embarazada, por lo que hubo que contratar a una tercera persona, para que diese las clases que no podía dar la embarazada, pues estaba de baja, con lo cual la universidad tuvo que pagar tres sueldos, donde antes había uno solo. Esto es lo que yo llamo inventar empleo público…

Otro conocido, abogado de campanillas, es decir, con aires de grandeza, era funcionario de carrera, y prefirió embarcarse en la profesión liberal. Cuando descubrió que no todo el monte es orégano, que muchos clientes no pagan, y que a otros no los aguantan ni en su casa, solicitó el reingreso en la administración correspondiente, y el mismo día que se reincorporó, el sindicato al que pertenecía le “liberó”, de forma que únicamente volvió a la Administración a efectos de cobro y clases pasivas, pero no para trabajar, pues siguió cómodamente instalado en su despacho de abogado, pero eso sí, con la seguridad de cobrar su sueldo funcionarial a final de mes, además de lo que pudiera obtener de letrado. Como es un hombre con mucho desparpajo, decía en una entrevista en la prensa que había negociado con el sindicato su “liberación”, a cambio de llevarles pleitos, supongo que sin cobrar, o cobrándoles poco, pues no lo aclaraba…

En resumen, que la mayoría de los liberados son unos caras de campeonato, que utilizan su “liberalización” para no pegar golpe, seguir incordiando a la empresa en la que ya no trabajan e intentar así justiciar su –a todas luces- privilegiada situación.

Por supuesto que hay excepciones; pero son los menos.
www.ramirograumorancho.com

Cobardía institucionalizada
Manuel Molares do Val Periodista Digital 25 Agosto  2015

Conviene recordar los nombres de los estadounidenses Spencer Stone, de la Fuerza Aérea, y Alek Skarlatos, de la guardia nacional, porque su conducta debe despertar nuestro sentido del deber ante peligros que nos acobardan, volviéndonos corderos camino del matadero.

Estos amigos de vacaciones por Europa salvaron posiblemente a decenas de personas en el TAV Thalys 9364 Amsterdam-Paris al lanzarse sobre el islamista marroquí Ayoub El Kahzzani, que había empezado a disparar contra el pasaje.

En España, quizás irreversiblemente, se ha creado una sociedad cobarde, incapaz de defenderse individual, incluso colectivamente, que llama prudencia al miedo, y que se rinde cuando detecta la agresividad de matones y asesinos.

Ante el DAESH y sus manadas y lobos solitarios mantenemos silencio, cuando nuestra supervivencia exige que pidamos atacar con toda la potencia posible a los distintos nombres del Estado Islámico, cuyos componentes deben desaparecer.

Desaparecer, sí. Exterminarse. Y debe decirse con claridad, aunque pertenezcamos a una sociedad que ha eliminado la pena de muerte. No cometen crímenes comunes, sino contra la humanidad. Por derecho de autodefensa de esa humanidad, de la cultura, de la historia.

Destruyen todo en nombre de un dios asesino, aunque para otros musulmanes sea clemente y benéfico; son estos quienes deberían combatirlos primero en nombre de ese ser justo e indulgente, pero callan.

Nadie se atreve a exigir “¡Guerra, sí!” contra esas fanáticas masas asesinas. Nos falta la dignidad de Stone y Skarlatos, aunque también nuestras leyes rechazan que nos defendamos.

Aquí tenemos políticos y medios informativos que si el islamista fuera en un AVE y dos soldados españoles hubiesen actuado como los estadounidenses les llamarían belicistas y fascistas, y habría jueces –y usted puede nombrar a varios—que estudiarían procesarlos por abuso de fuerza y retención ilegal.

AL GRITO DE "FASCISTA"
Hospitalizan a una dirigente de VOX tras recibir una paliza en la puerta de su casa
EP Estrella Digital 25 Agosto  2015

La presidenta de VOX Cuenca, Inma Sequí, de 18 años, ha recibido este martes una paliza en la puerta de su domicilio por parte de tres personas a grito de "fascista", según ha informado VOX en un comunicado.

La presidenta de VOX Cuenca, que fue la candidata más joven de VOX en España en las pasadas elecciones municipales, permanece ingresada en un centro sanitario conquense.

Miembros de la directiva del partido y el presidente, Santiago Abascal, se están desplazando "de urgencia" hasta el lugar de los hechos.

VOX muestra su apoyo a la familia de la presidenta provincial, así como al personal sanitario y fuerzas de seguridad del Estado involucradas en el caso en este momento.

"Esencial" para poder escribir un "relato basado en la verdad y la dignidad"
Víctimas del Terrorismo: “El Gobierno nos niega información sobre ETA”
www.latribunadelpaisvasco.com 25 Agosto  2015

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite) acusa al Gobierno de no facilitarle cierta información sobre ETA que, a su juicio, resulta "esencial" para poder escribir un "relato basado en la verdad y la dignidad". La presidenta de esta agrupación, Consuelo Ordóñez, ha confirmado que la solicitud completa de información se registró en mayo ante el Consejo de Transparencia de Presidencia del Gobierno.

Covite reclama datos sobre deportados, amnistiados o indultados tras las primeras elecciones democráticas de 1977, así como de negociadores de ETA con euroórdenes de búsqueda y captura a los que se pudo otorgar inmunidad durante las conversaciones como podría ser el caso, ha dicho, de Josu Ternera. También demandaba información sobre "destrucciones de sumarios de ETA" y atentados cometidos por la organización terrorista en casas cuartel.

Ordóñez ha indicado que la información requerida correspondía a tres ministerios, de los cuales, sólo uno, el de Interior, les ha remitido un "extenso" informe sobre los atentados en casas-cuartel. Ha criticado que, por el contrario, el ministerio de Exteriores no ha contestado, mientras que el de Justicia "básicamente" les ha remitido al Boletín Oficial de Estado.

Para las víctimas, la información solicitada corresponde a una "etapa muy oscura" de la democracia, pero que resulta "esencial" para construir un "relato basado en la verdad" de lo sucedido.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El delirio imperialista de los separatistas catalanes

Guillermo Dupuy Libertad Digital 25 Agosto  2015

Ya hace un par de años, con ocasión de la organización de la cadena por la independencia y su prolongación por tierras castellonenses, los nacionalistas catalanes dejaron por enésima vez en evidencia que no se contentan con un Estado propio, sino que aspiran a integrar en él lo que ellos llaman Paísos Catalans, regiones españolas que, como la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares, jamás han formado parte de Cataluña.

Esta vez ha sido el consejero catalán de Justicia, Germà Gordó, el que ha dado rienda suelta a sus delirios pancatalanistas al abogar por un Estado propio para Cataluña, "sin olvidar la Cataluña Norte, la Franja de Aragón, las Islas y el País Valenciano". "La construcción de un Estado", afirma Gordó, "no puede hacer que nos olvidemos de la nación completa".

No faltarán quienes digan con razón que este imperialismo catalanista no es más que una pretensión tanto o más delirante que el propio invento de la nación catalana. Pero cuidado con los delirios porque algunas veces terminan formando parte de la realidad para mucha gente. Y si no, vean las encuestas y comprueben la cantidad de catalanes que se creen que Cataluña, con independencia de que alcance a dotarse de Estado propio, es una nación.

En la Comunidad Valenciana serán una exigua minoría de izquierdas los que abogan por la unidad lingüística y política con Cataluña; pero no hay que olvidar que el invento ese del País Valenciano figura en las siglas del partido socialista en esta comunidad; o que es en la obra de un valenciano, Bienvenido Oliver, donde se recoge por vez primera la denominación países catalanes; o que es también un valenciano, Joan Fuster, el primero en utilizar ese término decimonónico con un significado ya más político que lingüístico, como referencia a una sola nación y a un solo pueblo que debe unificarse políticamente e independizarse de España y de Francia.

Por delirantes que nos parezcan estas pretensiones, y a día de hoy ciertamente lo son, también a muchos les parecería surrealista que los nacionalistas terminasen por convertir unos fondos de liquidez autonómica en la principal herramienta financiera del proceso de construcción nacional catalán. Pero eso es precisamente lo que está ocurriendo, aunque sea de forma tan indirecta como decisiva y silenciada.

Con todo, si saco a colación los delirios imperialistas del Gobierno catalán es para denunciar la claudicante candidez de quienes consideran que reconociendo la independencia a Cataluña se acabaría con un conflicto que hunde sus raíces tanto en los delirios de los nacionalistas como en la irresponsable cesión y condescendencia de los Gobiernos españoles.

España / El desafío independentista
Aragón y Valencia se rebelan contra su inclusión en los «Países Catalanes»
Los soberanistas han convocado para el viernes un gran acto para demostrar el músculo de Juntos por el Sí
R. N. / D. Fernández. Barcelona. La Razon 25 Agosto  2015

Partidos políticos y comunidades autónomas calificaron ayer de «injuriosas», de «barbaridad» o de «inclasificables» las declaraciones del conseller de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, en las que ofreció la nacionalidad catalana de una hipotética Cataluña independiente a los habitantes de territorios de habla catalana de la antigua Corona de Aragón. El presidente de Aragón, Javier Lambán, instó a su homólogo en Cataluña, Artur Mas, a que rectifique las «desdichadas, equivocadas e injuriosas» declaraciones de Germà Gordó, en las que ofreció la nacionalidad catalana a los aragoneses de La Franja.

Lambán remitió ayer una carta a Mas, en la que le transmite el «profundo malestar» causado en el Gobierno y los ciudadanos de Aragón que se sienten «unánimemente españoles y aragoneses», informaron fuentes del Ejecutivo aragonés.

El presidente califica de «falta de respeto intolerable» y de una opinión «torpe e irresponsable» que, además de infringir la normativa legal básica, se juegue «con la dignidad de una Comunidad y con los sentimientos de sus gentes con una prepotencia identitaria –por llamarla de alguna manera– de resonancias históricas muy inquietantes».

Por su parte, el presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, consideró «insensato» el ofrecimiento del conseller y afirmó que esto no ayuda al encaje de Cataluña en España. Además, señaló que los independentistas y el Gobierno de Rajoy «se retroalimentan en una especie de ruleta rusa» a la que están abocando a la sociedad.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, calificó de «barbaridad» que Germà Gordó ofreciera la nacionalidad catalana a los ciudadanos de las Islas Baleares, Aragón y la Comunidad Valenciana.

Por otro lado, y mientras desde la lista independentista Juntos por el Sí, con Raül Romeva a la cabeza, se esfuerzan en mantener la compostura, por detrás hay un juego de cortejos que podría cristalizar en caso de que los soberanistas no consigan la mayoría que necesitan. Así, no es de extrañar que Juntos por el Sí ponga todos sus esfuerzos en consolidar su frágil unión. Y, para ello, nada mejor que organizar un cenáculo independentista con una nueva campaña de adhesión. Fue el propio Romeva quien ayer explicó que, tras convocar a los 42.000 candidatos de Juntos por el Sí el próximo viernes, el objetivo es llegar a 100.000. Eso sí, en uno de sus habituales giros, la publicidad utilizada para la ocasión ya contempla los 100.000 candidatos como una realidad.

El de este viernes será así el primer gran acto en el coincidirán Romeva, Artur Mas (número cuatro y candidato a la presidencia) y Oriol Junqueras (número cinco), además de las números dos y tres de la lista, Carme Forcadell y Muriel Casals, respectivamente, desde que el pasado 20 de julio participaran en la presentación de la candidatura en el Museo de Historia de Cataluña.

El acto de este viernes arrancará en el Paseo Lluís Companys de Barcelona y tiene el objetivo de reunir y ser un «punto de encuentro» para los más de 42.000 candidatos «simbólicos» que se han inscrito en la web de la candidatura o en sus primeros actos por el territorio catalán. «Será una pequeña celebración de que hemos llegado a una cifra muy relevante. Será una fiesta para celebrar que hemos llegado a un acuerdo y capitalizar esas ganas colectivas y esa demanda de ilusión y de responsabilidad, y hacer visible una vez más la revolución de las sonrisas», señaló Romeva.

El cabeza de lista defendió que Juntos por el Sí representa «la única opción de cambio real», porque ya no se creen reformas constitucionales. «Hay un mandato democrático claro e incontestable el 27-S porque sólo así dispondremos de las herramientas para hacer el cambio que necesitamos», dijo Romeva. «Llevamos muchos años escuchando propuestas y llevamos mucho tiempo sabiendo que si hay alguna propuesta de reforma de la Constitución, en todo caso será de carácter regresivo. No vemos recorrido», dijo en referencia a otros partidos que proponen otras salidas al actual situación entre Cataluña y España.

Por otro lado, la nueva campaña que ha lanzado Juntos por el Sí pretende llegar a los 100.000 candidatos «simbólicos», en lo que quiere ser «la lista más larga de Europa» y que «demuestra la ola de ilusión y compromiso cada vez más potente».

«Nos pusimos el objetivo de 13.500 candidatos inicialmente. El objetivo era que cada escaño del Parlament tuviera 100 personas que se pusieran a disposición simbólica del escaño. Y lo logramos en 24 horas. Después nos pusimos el objetivo de 40.000, los voluntarios del 9-N, y hemos superado ya los 42.000. El reto es llegar ahora a 100.000 candidatos», añadió Romeva.

Críticas
Romeva no tuvo más remedio que reivindicar la diversidad de la candidatura que lidera como un valor añadido. No en vano, se le está achacando su entente con Mas al tratarse de un ex miembro de ICV. Romeva incluso evitó valorar las opiniones que miembros de la lista como las declaraciones de ayer de Oriol Junqueras, en las que aseguró sentirse más cerca de las políticas sociales de la CUP que de las de CDC. «Juntos por el Sí se presenta de manera excepcional el 27S para garantizar que la gente que quería votar el 9N no pueda hacerlo. El resto de las cuestiones dependen de las opiniones que cada uno pueda tener, representa la diversidad que hay en Juntos por el Sí», argumentó Romeva y añadió que, el hecho de que haya «diferencias no es noticia, porque la lista la forman personas que han sido adversarios políticos y que lo volverán a ser en el futuro».

Romeva indicó que el programa electoral es «instrumental y no es un programa de gobierno», y reveló que incluirá dos grandes ejes: la hoja de ruta para llegar a la independencia con las estructuras de estado y el corpus jurídico, de un lado, y 18 medidas sociales para gestionar el día a día mientras tanto.
La ANC lanza su segunda llamada de auxilio en quince días ante la falta de adhesiones para la Diad

Los organizadores de «Via Lliure», la manifestación de la Diada, lanzaron ayer su segunda llamada de auxilio en menos de dos semanas para conseguir más adhesiones. Hasta la fecha, tienen 210.000 inscritos aunque la Asamblea Nacional Catalana insitió en pedir más voluntarios para llenar los tramos vacíos que aún quedan a lo largo de la avenida Meridiana de Barcelona. El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, señaló que el 11 de septiembre «hace falta que la “Via Lliure” sea un éxito para ganar el 27-S».
Gira de Pedro Sánchez a México, Colombia, Perú y Chile, donde se verá con sus presidentes

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, realizará una gira de trabajo del 27 de agosto al 3 de septiembre en la que visitará México, Colombia, Perú y Chile, donde se reunirá con sus presidentes de Gobierno. Además de mantener encuentros con Enrique Peña Nieto, en México; Juan Manuel Santos, en Colombia; Ollanta Humala, en Perú; y Michelle Bachelet, en Chile, el líder del PSOE se reunirá con la colonia española, con empresarios españoles y empresarios locales con inversiones en España, con representantes del exilio español y con distintas personalidades.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial