AGLI Recortes de Prensa   Domingo 20  Septiembre 2015

República Islámica de Cataluña
Luis del Pino Libertad Digital  20 Septiembre  2015

¿Sabían Vds que en Cataluña hay más musulmanes que votantes de Esquerra Republicana? En concreto, según el último censo realizado por la Unión de Comunidades Islámicas de España, en Cataluña hay 509.333 musulmanes, frente a los 496.292 votos que ERC obtuvo en las autonómicas de 2012.

En términos relativos, el porcentaje de población musulmana en Cataluña alcanza el 6,8%, mientras que en el resto de España es el 3,4%, justo la mitad. En Gerona, los musulmanes son ya el 11,1% de la población.

Más llamativa aún que las cifras actuales, es la evolución de esas cifras: hace doce años, había unos 30.000 musulmanes en Cataluña; ahora superan el medio millón. Y los nacimientos de hijos de padres musulmanes representan ya más del 10% del total en esa comunidad autónoma.

Para acabar de completar el panorama, 50 de las 98 mezquitas salafistas que hay en España se encuentran en Cataluña.

¿A qué se debe esa anomalía estadística? ¿Cómo es posible que en Cataluña haya el doble de población musulmana que en el resto de España?

Pues tiene una fácil explicación, que ilustra lo que son los efectos secundarios de las políticas demenciales, en este caso las lingüísticas. De un lado, la política de inmersión educativa en catalán y de proscripción social del castellano ha actuado como freno para la inmigración procedente de los países hispanoamericanos. Si eres peruano y quieres trabajar en España, ¿para qué vas a complicarte yendo a un sitio donde os obligan a ti y a tus hijos a aprender un idioma nuevo? Es mucho más fácil (y más lógico) irse a trabajar a cualquier otro punto de España, donde no tienes problema ninguno de idioma. Ese fenómeno creó un vacío en Cataluña y los puestos de trabajo no cubiertos por hispanoamericanos tendieron a cubrirse con inmigrantes de otros lugares, principalmente norteafricanos y pakistaníes.

Pero no solo es que los inmigrantes hispanoamericanos se vieran disuadidos de ir a Cataluña, sino que el gobierno catalán ha adoptado una política consciente, orientada a primar la inmigración procedente de Marruecos.

El que fuera secretario general de Esquerra Republicana de Cataluña hasta el año 1996 (fecha en la que abandonó ERC junto con Pilar Rahola), terminó ingresando en el partido de Jordi Pujol y fue nombrado sucesivamente embajador oficioso de la Generalidad en Marruecos, secretario de inmigración en la ejecutiva de CDC y director de la Fundación Nous Catalans. Desde esos puestos, Colom se ha dedicado a animar a la inmigración de jóvenes marroquíes a Cataluña, a estrechar lazos con la comunidad islámica con el fin de sumarla a la causa separatista y a visitar las mezquitas para dejar caer que a los inmigrantes les resultaría más fácil obtener la nacionalidad catalana en una futura Cataluña independiente, que la española.

La última vez que Colom saltó a los medios fue en mayo de este año, cuando el marroquí Noureddin Ziani (colaborador de Angel Colom y uno de los altos cargos de la Fundación Nous Catalans) fue deportado a Marruecos a solicitud del CNI, por promover el salafismo.

Hace tres años, el periódico El País publicaba un artículo en el que se daba cuenta del peregrinaje proselitista de Colom por las mezquitas y asociaciones musulmanas de Arenys de Mar, Manresa o El Raval, peregrinaje que Colom justificaba con estas palabras: "No se puede construir un Estado catalán sin la participación de los catalanomarroquíes". Lo cual plantea con toda su crudeza la hispanofobia que anida en el corazón de todo buen separatista: mientras que a los españoles se les niega el derecho a opinar sobre el futuro de Cataluña, a los marroquíes sí están dispuestos a concederles ese derecho. Paradojas de la vida.

Como bien saben los que escuchan mi programa, si de algo peco es de islamófilo, no de islamófobo. Y creo firmemente, como ya he repetido muchas veces, que la inmigración contribuye a aumentar la riqueza material, social, cultural y humana de las sociedades.

Pero cuando la inmigración no se trata de forma natural, sino que se utiliza como arma política (sea para azuzar los miedos xenófobos o sea para emplearla contra España, como en este caso), lo que debería ser un fenómeno natural termina convirtiéndose en un problema.

La secesión de Cataluña es imposible y no va a producirse nunca. No por las consecuencias económicas negativas que eso tendría para Cataluña, sino simplemente porque es ilegal. Pero déjenme que haga un poco de política-ficción por una vez en la vida y les plantee una pregunta: ¿qué creen ustedes que pasaría con el problema de la inmigración en una hipotética Cataluña independiente, fuera de la Unión Europea y de la OTAN, y regida por los compañeros de partido de Angel Colom?

Pero, ¿es que España no existe?
Roberto L. Blanco Valdés La Voz  20 Septiembre  2015

El comunicado hecho público anteayer por la Asociación Española de Banca y la Confederación Española de Cajas de Ahorros poniendo de relieve los gravísimos peligros económicos que supondría la independencia de Cataluña y defendiendo, en consecuencia, la necesidad de preservar «el orden constitucional y la pertenencia a la zona euro del conjunto de España», habrá suscitado a buen seguro en millones de españoles tres sensaciones diferentes que me gustaría compartir con los lectores.

La primera, de alivio, claro está, al ver confirmada una verdad como una casa -la secesión supondría la salida de Cataluña de la UE y de la zona euro-, que contribuye a desmentir la gran patraña con la que los independentistas tratan de engañar a millones de catalanes cuando afirman tan tranquilos que un futuro Estado catalán seguiría formando parte de la Unión. No es verdad y así lo han proclamado todos los que tienen autoridad en la materia. No solo eso: un futuro Estado catalán saldría también de todos los organismos internacionales a los que, como parte de España, Cataluña pertenece (ONU, FMI, OTAN, OCDE, OSCE y OEA) y tendría que ser reconocido por los restantes Estados de la comunidad internacional, lo que, tras una secesión ilegal, en bastantes casos no llegaría a producirse.

La segunda sensación, de irritación, viene dada por el hecho de que la AEB y la CECA, como tantas personas físicas o jurídicas a lo largo y ancho del país, hayan mantenido su silencio hasta que han sentido en la nunca el aliento del desastre. Es verdad que más vale tarde que nunca, pero en situaciones como esta más vale sobre todo pronto que tarde.

La tercera sensación, lo diré con claridad, es de estupor. De estupor, no tanto o no solo por el hecho de que el comunicado del sector financiero no haga ni una sola referencia a la realidad histórica, política, cultural, lingüística y sociológica de España como algo inapelable, sino porque quienes tienen el deber de insistir en esa idea sigan callados como tumbas. ¿Dónde están los abajo firmantes del mundo del cine, el teatro, la literatura, las artes plásticas o las universidades que viven de y por la realidad de un país de cuya existencia no tienen duda alguna, pero cuya vigencia, por lo que se ve, no quieren defender solo por miedo a ser tachados de amigos del PP?

¿O es que la existencia de España se traduce solo en una unidad económica o un mercado? ¿O es que nadie de los que pueden y deben hacerlo va a tener el coraje de decir en voz bien alta que la realidad de España como comunidad política es mucho más potente en todos los sentidos que la de los territorios que defienden los nacionalismos infraestatales? Es ese silencio el que desequilibra, a fin de cuentas, un debate en el que unos pueden mentir como bellacos y otros no se atreven a decir verdades como puños.

Pablo Iglesias se contradice en Grecia
EDITORIAL El Mundo  20 Septiembre  2015

Apenas una semana después del triunfo de Alexis Tsipras en las elecciones griegas de enero, Pablo Iglesias se preguntó ante una abarrotada Puerta del Sol: "¿Quién decía que no se puede? ¿Quién decía que un Gobierno no puede cambiar las cosas?". El pasado viernes, el secretario general de Podemos acudió al mitin con el que Syriza cerró la campaña de los comicios que se celebran hoy. Ante un público menos enfervorecido que hace nueve meses, Iglesias definió a Tsipras como "un león que ha dado la cara por Grecia". Además, no ahorró subterfugios para justificar que el líder de la izquierda radical griega aceptara el tercer rescate con unas condiciones peores que las rechazadas por la mayoría de los griegos en el referéndum del 5 de julio.

El fracaso del mandato de Syriza hace difícil entender la posición actual del líder de Podemos. Tsipras llegó al poder con un programa que pasaba por engordar el sector público con más nacionalizaciones, incrementar los impuestos y suspender el pago de la deuda. Tras retar a la UE y alarmar a los mercados con sus agresivos planes, accedió en junio a un cambio radical en sus políticas a condición de recibir unas ayudas de 86.000 millones de euros en los próximos tres años. Su capitulación incluyó el retraso gradual de las pensiones hasta los 67 años, la flexibilización del mercado laboral y la privatización de empresas estatales. La cuestión, por tanto, consiste en saber a qué Tsipras apoya Iglesias. ¿Al que prometió enterrar la vieja política y "gobernar para los ciudadanos" o al que ahora se presenta a la reelección con el programa de rescate en la mano? Pese la domesticación del discurso económico y social de Podemos, parece claro que Iglesias prefiere seguir parapetado en la retórica 'quincemayista' -el viernes calificó de "buitres" a los acreedores griegos- y en un relato que presenta a los ciudadanos del sur de Europa "arrodillados" frente a la pérfida Alemania de Merkel.

La indefinición con relación a Grecia quintaesencia las contradicciones y la calculada ambigüedad de la oferta política de Iglesias. En Cataluña se muestra equidistante entre independentistas y constitucionalistas y en los últimos días ha vuelto a defender con vaguedades el derecho a decidir. Respecto a Venezuela, ha sido incapaz de pronunciar una desaprobación rotunda de la sentencia que condena al opositor Leopoldo López a 13 años de cárcel. Juan Carlos Monedero, ex 'número tres' de Podemos, acusó recientemente a López de ser el "instigador de una 'kale borroka'". Ante tal disparate, la dirección de Podemos decidió enmudecer.

Iglesias debe aprender de lo ocurrido en Grecia. Los guiños populistas son incompatibles con la gestión seria y responsable. Y sin una postura nítida y coherente en asuntos capitales, será difícil considerar a Podemos una alternativa real de gobierno.

El lobby que apoya el separatismo catalanista en Washington también apoya a Marruecos y Gibraltar
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital  20 Septiembre  2015

El periodista José María Carrascal ha denunciado el lobby que apoya el separatismo catalanista en Washington. En un interesantísimo artículo en el diario ABC, de 18 de septiembre, Carrascal menciona algunos nombres importantes que están haciendo el juego al separatismo en Cataluña y que resultan ser los mismos que hacen el juego a las autoridades anti-españolas de Gibraltar. En su artículo se dicen cosas importantes, pero se silencian otras que resultan tan importantes, o más, que las que se dicen. Y es que esos lobbystas también sirven a otros intereses, no menos importantes, como, por ejemplo, el expansionismo marroquí en el Sahara Occidental.@Desdelatlantico.

I. LOS NOMBRES DEL LOBBY PRO-CATALANISTA EN WASHINGTON
El interesantísimo artículo de Carrascal comienza así:

Al «gobierno» de Picardo como al de Mas les interesa una España débil
¿QUÉ relación hay entre el «gobierno de Gibraltar» y los independentistas catalanes? Pues bastante más de las que parecen. Por lo pronto, comparten lobby en Washington, del que les hablaré luego, ya que lo crucial es que tanto al «gobierno» de Picardo –lo entrecomillo, pues el único gobierno allí es el británico– como al de Mas les interesa una España débil para regularizar el uno su situación como territorio «off shore» inglés viviendo de actividades ilegales, y conseguir el otro un Estado separado de España, pero con todas las ventajas dentro de ella. Razones de mucho peso, aunque poco honestas.
Vamos ahora con los lobbistas. Los encabezan dos congresistas republicanos por Florida, Mario Díaz- Balart e Ileana Ros Lethinen, máximos representantes del exilio cubano en Washington, opuestos radicalmente a la política Obama hacia La Habana.

Asi, pues, tenemos dos nombres importantes: Mario Díaz-Balart e Ileana Ros Lethinen.

Más adelante, Carrascal añade
Detrás de todo ello están la Heritage Fundation y el bufete Holland and Knight, cuyo contacto con Gibraltar es también un excongresista por Florida. Lo más curioso es que tanto Díaz Balart, como Ros Lethinen, como Curbelo tienen contactos «fluidos» con FAES, el «tanque de cerebros» del PP. ¿Despiste de este o infiltrados? No lo sé, pero que el «colonialismo gibraltareño» y el «independentismo catalán» comparten lobby en Washington resulta evidente.

Así, pues, ya tenemos más nombres, la "Heritage Foundation" ... y la FAES.

II. LOS MISMOS LOBBYSTAS QUE APOYAN AL SEPARATISMO CATALANISTA ... APOYAN LA ANEXIÓN ILEGAL DEL SAHARA OCCIDENTAL POR MARRUECOS
Lo llamativo es que todos estos nombres (con la excepción, al menos por el momento, de la FAES), apoyan también otras cosas.

- Mario Díaz-Balart es un conocido y activísimo miembro del lobby pro-marroquí en los Estados Unidos defendiendo la anexión ilegal del Sahara Occidental por Marruecos, para lo que no ha dudado en utilizar argumentos basados en mentiras o calumnias.

- Ileana Ros Lethinen, como Díaz-Balart, también ha apoyado la anexión ilegal de Sahara Occidental por Marruecos.
En su declaración oficial de actividades de lobby, el grupo "Moffett" que reconoce actuar financiado por el Reino de Marruecos, declaró varios encuentros con la citada Ros Lethinen.

- La Heritage Foundation ha sido altavoz de las calumnias fabricadas por el servicio secreto marroquí contra el Frente Polisario para intentar desprestigiarlo. Así se puede comprobar, sin ir más lejos, en este "análisis" publicado por Charlotte Florence en la citada Fundación en la que repite la falsedad, fabricada por el servicio secreto marroquí, de que miembros del Polisario lucharon al lado de Gadaffi.

Por lo demás, tanto Díaz-Balart como Ros Lethinen son activos miembros del lobby pro-israelí lo que quizá explique su estrecha relación con FAES que parece sorprender a Carrascal.

Los lectores de mi blog no deberían sorprenderse demasiado.
Hace un año publiqué aquí un artículo titulado "El Gobierno separatista catalán impulsa las relaciones con Marruecos" donde denunciaba la complicidad entre ambos.

III. EL DESIGNIO ES COMÚN: ACABAR CON ESPAÑA
Sorprende, a primera vista, que los mismos lobbystas que defienden un referéndum y la autodeterminación de Gibraltar (que la Asamblea General de la ONU ha declarado contraria al Derecho Internacional)... apoyen que no haya referéndum ni autodeterminación para el Sahara Occidental.
Sorprende, a primera vista, que los separatistas catalanes que quieren hacer un referéndum ilegal para separarse de España, se opongan a que se celebre el referéndum de autodeterminación legal en el Sahara Occidental.
 
Pero todo se explica: en todos los casos, apoyan a quien pague. Lo cual explica por qué los primeros apoyan al separatismo catalanista y los segundos la anexión ilegal.
Pero hay algo más. Al comienzo de su artículo, Carrascal decía: tanto al «gobierno» de Picardo –.. – como al de Mas les interesa una España débil

Pero una España débil no les interesa sólo a ellos. También al majzen de Marruecos. Precisamente por eso, no puede extrañar que ese régimen que algunos consideran "amigo" y a cuyos dirigentes se condecora en España, COMPARTA LOS MISMOS LOBBYSTAS con el "gobierno" de Gibraltar y las autoridades separatistas catalanas.
Y eso mismo revela, por si alguno aún no lo termina de ver, que la independencia del Sahara Occidental no debilitaría, sino fortalecería a España. Y

UNA GUERRA CIVIL Y MUNDIAL
¿Bastarán 30 años de guerra para recuperar Cataluña?
Pascual Tamburri Bariain  www.elsemanaldigital.com 20 Septiembre  2015

Francia creó una rebelión en Cataluña como parte de su guerra contra España. Fue una campaña larga y terrible, que dividió a los catalanes y de la que aún hoy se puede aprender mucho.

La guerra de los Treinta Años no fue comparable a nada contemporáneo que podamos interpretar con nuestro criterio del siglo XXI. No fue una guerra ideológica, aunque está en la raíz de las grandes fracturas ideológicas de Europa. No fue una guerra nacionalista, porque no existían las naciones en sentido moderno y mucho menos los nacionalismos; pero algunos de éstos apelan a su versión de lo sucedido a partir de 1618. No fue una guerra por motivos económicos y sociales, pero la economía y la sociedad de Europa cambiaron radicalmente y hasta el día de hoy. Y así sucesivamente: unos años decisivos para hacer de nosotros lo que hoy somos, pero a la vez fundamentalmente desconocidos, o manipulados.

Si en una región todo esto es especialmente cierto es en Cataluña. Los catalanes, en muchas cosas divididos a comienzos del siglo XVII –y también un siglo después- sintieron por un lado su responsabilidad como parte de la Monarquía Hispánica en su frontera francesa, y por otro la tentación bien medida de la Francia de Luis XIII y Richelieu, ofreciendo aquí justo lo que negaban a la vez a todas las regiones y comunidades de Francia, autogobierno tradicional o no. En 1640 Francia trata de seducir a los líderes catalanes, Inglaterra y Holanda a los líderes portugueses y surgen a la vez disturbios en distintas partes del Imperio, desde Nápoles a Andalucía; no por cierto en las fidelísimas entonces y siempre Vascongadas y Navarra, que no por casualidad han conservado tras la Paz de los Pirineos de 1659 y tras la de Utrecht-Rastatt de 1714 sus peculiares estatutos medievales.

Lo que Raquel Camarero nos cuenta y nos documenta es justamente la parte crucial de todo eso: cómo la Monarquía de Felipe IV, débil, empobrecida y agobiada de problemas, quiso y pudo recuperar antes que nada Cataluña, después de doce años de guerra mundial, con medio Imperio en armas y arriesgando muchas otras cosas a cambio.

La crónica de Camarero ha de interesar a todos los que justo en estos días se ocupan de cosas catalanas. Sólo una parte de los catalanes proclamaron su secesión de la Corona, y esto no por patriotismo alguno sino por intereses personales bien definidos. Madrid actuó tarde y actuó mal, no tanto por carencia de medios administrativos o militares como por indecisión inicial en su uso, lo que hizo las cosas mucho más caras y más largas después. Lo que empezó como un sainete burgués de intereses terminó como un drama sangriento en una revuelta catalana de 1640 a 1652, con puertas abiertas a Francia a intervenir al Sur del Pirineo, bloqueando la potencia militar de España, impidiendo una solución al asunto de Portugal y en definitiva dividiendo la misma Cataluña –en Rosellón y Cerdaña- como así sigue hasta hoy.

Podemos bien decir que la revuelta de Cataluña en el XVII y su recuperación son dramas que hoy mismo nos afectan, porque cambiaron el rumbo histórico posible de España; y por mejor decir, hay que recordar siempre que Francia quiso cambiarlo en su provecho y que algunos privilegiados catalanes intentaron hacerlo en su exclusivo beneficio familiar. A cambio, Cataluña sufrió la guerra y España inició su declive más rápido, sin que obviamente cambiase la identidad colectiva de nadie con todo esto.

Con Camarero vemos que España, esencialmente premoderna en su visión de las cosas, supo hacer de necesidad virtud y superar con éxito la crisis catalana; pero no sin pagar por ello un gran precio. Los escasos medios humanos y financieros se empeñaron por supuesto en el asunto catalán, lo que –como era previsión de Francia- debilitó la posición mundial de España en medio de la gran guerra iniciada en Praga. Y pese a todo Cataluña siguió siendo española –tras convencerse de la oportunidad de seguir siendo lo que de todos modos eran- y España siguió siendo una gran potencia global, pero con posiciones menguadas en Europa y en el mundo. Actas nos ofrece un libro que explica una parte poco conocida del pasado y que proporciona medios, y no menores, para entender algunas de las crisis que vivimos entre el 11 y el 27 de este septiembre de 2015.

Nacionalismo equivale a guerra, incluso cuando aún no se ha inventado la nación
No sólo España sino toda Europa están en crisis. Crisis que implica enfrentarse a problemas, viejos y nuevos, dudando sobre nuestro propio papel en el mundo y sobre las prioridades de cada uno de nosotros y de las comunidades a que pertenecemos ante tales problemas. La Historia está llena de crisis, qué duda cabe. Y si crisis fue la Guerra de Treinta Años, desde su inicio más religioso que nada en Praga contra los Habsburgo en 1618 hasta su final casi dando pie al iluminismo y las filosofías modernas, crisis es también lo que nos toca vivir en estos tiempos: crisis mundial con el avance de masas de millones de Sur a Norte; y crisis nacional en España donde ni siquiera los que saben qué habría que hacer se atreven a ello… y no digamos si uno es ministro de Exteriores y dice en público la primera cosa que le pasa por la cabeza.

El psiquiatra Miguel Ángel de Uña ganó el Premio Algaba de Biografía, Autobiografía, Memorias e Investigaciones Históricas por el libro Una ventana del castillo de Praga que le ha publicado EDAF. Es una visión de todo lo que cambió en Europa con aquella guerra, con aquella crisis, visto desde la mente de una persona que conoce las crisis de ayer y de hoy. Muchas cosas distintas cambiaron a la vez o se pusieron en marcha a la vez, y esto se entiende muy bien gracias a la palabra de Miguel Ángel de Uña: religión, comercio, imperios, naciones, sueños, frustraciones. Y la respuesta quedo en manos de pocos y muy variados hombres.

"Cuando el nacionalismo se albarda de fundamentalismo religioso, o viceversa, la catástrofe está cercana. Cuando los hombres que tienen que lidiar esa crisis, no están a la altura de las circunstancias, no queda más que un trágico camino por recorrer. Ante esa tesitura se encontró la Europa finisecular del XVI: la emergencia de las naciones se articuló con sentimientos religiosos unívocos y excluyentes. En un momento de consolidación paulatina del poder absoluto de los monarcas europeos, de fractura de la sociedad estamental, los hombres que protagonizaron ese proceso fueron desequilibrados como Rodolfo II, pusilánimes como Matías I, rígidos como Felipe II, aventureros como Carlos Manuel de Saboya…. Las víctimas, muchos millones de europeos de todas las naciones, desde Cádiz a los extremos carpáticos, desde el Báltico a las costas sicilianas, extendiendo la destrucción, la miseria, las masacres, las pestilencias más allá de lo que Europa había vivido desde el hachazo de la peste Negra, y no volverá a vivir hasta las matanzas industriales del siglo XX" .

La Guerra de Treinta Años no tuvo precedentes, porque fue a la vez antigua y moderna, religiosa y calculada. "La primera guerra verdaderamente mundial, la primera desdichada globalización. Las consecuencias: la extensión del absolutismo como forma de gobierno; la fijación de los más importantes estados europeos hasta el siglo XIX; el cambio de hegemonía en Europa, con el declinar de los Austrias; la conformación de otros imperios ultramarinos que el español o el luso; cambios económicos y sociales que anuncian la Ilustración". Lo seguro es que al abrirse aquella ventana en Praga, con aquella defenestración, empezó una crisis y se inició un ciclo. Hoy vivimos otra crisis, diferente y paralela, también sin entenderla, también sin decidirnos a responder a ella, también sin saber dónde nos llevará esta pasividad inicial, que más que paliar agravará lo que haya de venir.

ISIS, BOKO HARAM y AL-QAEDA JUNTOS
El terrorismo islámico se adiestra en Mauritania
Varios servicios de seguridad privada contratados por el Departamento de Estado norteamericano localizan un campo conjunto de entrenamiento de terroristas.
Juan E. Pflüger  www.gaceta.es  20 Septiembre  2015

Mauritania lleva meses con una inusual actividad de terroristas islamistas que pretenden ganar una posición en la costa para tener una salida al mar que le permita un acceso fácil de inmigrantes a Canarias, pero en los últimos meses la situación en ese país se ha complicado al conocerse la existencia de un campo de entrenamiento de terroristas islámicos en su territorio.

Los terroristas pertenecientes a los grupos ISIS, Boko Haram y Al-Qaeda se instruyen en el manejo de armas en un campo conjunto de adiestramiento. Allí, centenares de islamistas, entre los que se encuentran varios europeos, norteamericanos y canadienses, se forman en “técnicas militares, de insurgencia y en el manejo de explosivos”, como recoge el informe al que ha tenido acceso Gaceta.es.

Este campo de adiestramiento se encuentra lejos de lugares poblados y cuenta con diferentes instalaciones, según recoge el citado informe. Allí se encuentra una mezquita, zonas de entrenamiento, alojamiento y almacenes de material. Además, muchos de los carteles que se encuentran dentro del campo están traducidos al inglés, lo que hace a los servicios secretos sospechar que sea el lugar en el que se adiestran los occidentales captados por ISIS.

El informe asegura que la presencia de occidentales en este campo es muy peligrosa porque, al igual que los que se adiestran en Libia, Siria o Irak son localizables por sus gobiernos, los que lo hacen en este campo no figuran en las listas de sospechosos de las fuerzas de seguridad de los países occidentales. El riesgo de que vuelvan a sus países y cometan atentados es muy alto.

El mismo informe asegura que el grupo terrorista Nigeriano Boko Haram se declaró hace unos meses “leal a Estado Islámico”, una circunstancia que confirma la información que adelantó Gaceta.es recientemente en la que se recoge la llegada de 200 voluntarios de Boko Haram para luchar en Libia.

El temor para los servicios secretos norteamericanos es que esta alianza suponga un nuevo frente de guerra que ataque el norte de África desde el oeste.

282 PERSONAS HAN PERDIDO LA VIDA
11 años de barbarie islamista en Europa
En poco más de una década, el corazón del viejo continente ha sido golpeado en 13 ocasiones por el terrorismo islamista. Se trata de una amenaza global de la que ningún país está excluido.
Sandra Toro  www.gaceta.es  20 Septiembre  2015

El yihadismo, que hoy en día constituye la mayor amenaza contra la seguridad internacional, se ha llevado por delante la vida de 15 ciudadanos españoles en diferentes ataques por todo el mundo en los últimos 20 años. Pero la materialización de la barbarie yihadista en Europa se hizo efectiva tras el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, que supuso la muerte de 191 personas.

En poco más de una década, el corazón del viejo continente ha sido golpeado en 13 ocasiones por el terrorismo islamista. Pero los radicales no siempre han actuado bajo las órdenes de una organización, sino que a veces se ha tratado de ataques individuales. Se trata de una amenaza global de la que ningún país está excluido.

- 7 de julio de 2005 en Reino Unido: Un año y tres meses después de que Madrid sufriese el mayor atentado de la historia de España, cuatro islamistas británicos vinculados ideológicamente con Al Qaeda perpetraron varios ataques suicidas en un autobús y tres estaciones del metro de Londres: 56 muertos -entre ellos los terroristas- y 700 heridos. Dos semanas después fracasaron planes de cuatro nuevos atentados en suelo británico.

El día del atentado fue significativo, ya que se estaba celebrando la reunión del G-8. Además, tan sólo un día antes, el COI había designado a Londres sede de los Juegos Olímpicos de 2012.

- 2 de noviembre de 2004 en Holanda: Mohamed Buyeri, de nacionalidad marroquí y holandesa y miembro del grupo musulmán holandés "Hofstad", apuñaló y después disparó contra el cineasta holandés Theo van Gogh en Ámsterdam. Otra persona resultó herida por una bala del arma de Buyeri.

El director, familiar del pintor Vincent van Gogh, realizó la película "Submission", en la que analizaba la sumisión de la mujer y el Corán. Esto significó una ofensa para algunos musulmanes que juraron venganza contra el director, al que se le tuvo que ofrecer protección policial.

- 12 de diciembre de 2010 en Suecia: Taymur Abdulwahab, terrorista suicida de origen iraquí, intentó detonar un coche bomba y una mochila con explosivos en el centro de Estocolmo (Suecia), pero gracias a que el mecanismo falló no logró su objetivo. Poco después se enfundó un cinturón con explosivos y acabó con su vida, causando además dos heridos.

Este acto terrorista, tal y como lo describieron el ministro sueco de Asuntos Exteriores, Carl Bildt, y el Servicio de Seguridad Sueco (SÄPO), ha sido considerado el primer ataque suicida llevado a cabo por el terrorismo islámico en los países nórdicos.

- 2 de marzo de 2011 en Alemania: Arid Uka, islamista de origen albanés, asesinó a tiros en el aeropuerto alemán de Fráncfort a dos soldados estadounidenses que se dirigían a Afganistán e hirió a otros dos. El ataque no fue a mayores gracias a que la pistola del terrorista se bloqueó y le impidió continuar disparando de manera indiscriminada contra las personas que se encontraban en el aeropuerto.

El autor de los hechos fue condenado a cadena perpetua en Alemania. En la sentencia se demostró que el acusado actuó sólo y que sus ideas se radicalizaron al entrar en contacto con foros que predican la yihad.

- 11/19 de marzo de 2012 en Francia: Un hombre francés de 23 años y de origen argelino, identificado como Mohamed Merah, confesó el asesinato de un soldado el día 11, dos más en Montauban cuatro días más tarde y los de un profesor y tres niños de la escuela judía Ozar Hatorah. Merah estaba controlado por los servicios secretos por sus contactos con radicales.

- 22 de mayo de 2013 en Reino Unido: Dos hombres británicos de origen nigeriano conversos al islam asesinaron a machetazos a Lee Rigby, soldado británico de 25 años, a la vez que gritaban "Alá es el más grande". Los dos islamistas justificaron la tragedia como un acto en defensa del islam. El asesinato se produjo en plena calle, en el barrio de Woolwich (sudeste de Londres), cuando estos atropellaron al soldado con un coche a más de 50 kilómetros por hora y, una vez abatido y en el suelo, lo apuñalaron e intentaron decapitarlo con cuchillos de carnicería.

El asesino, Michael Adebolajo, fue condenado a cadena perpetua, mientras que su amigo y cómplice, Michael Adebowale, se enfrenta a una pena mínima de 45 años de cárcel.

- 24 de mayo de 2014 en Bélgica: Mehdi Nemmouche, franco-argelino de 29 años, mató a cuatro personas en la entrada del Museo Judío de Bruselas. Seis días después, el asesino fue detenido en Marsella. Las autoridades aseguraron que el sospechoso había pasado más de un año en Siria, tiempo durante el cual había tenido contacto con radicales islamistas y pudo haber sido grabado en un vídeo portando una bandera del Estado Islámico.

- 7/9 de enero de 2015 en Francia: 12 personas murieron víctimas del tiroteo que tuvo lugar en las oficinas del semanario satírico francés Charlie Hebdo en París, en el que se recuerda como el ataque yihadista más grave en la historia de Francia. Otras 11 personas resultaron heridas. La revista se hizo mundialmente conocida a raíz de la publicación de varias caricaturas de Mahoma en 2012, lo que irritó el ánimo de sectores radicales islamistas. Los dos asaltantes, enmascarados y armados con rifles de asalto, se identificaron como pertenecientes a la rama de Al Qaeda en Yemen, que asumió la responsabilidad del ataque.

- 9 de enero de 2015 en Francia: Este día tuvo lugar la toma de rehenes en una tienda de productos judíos cerca de Porte de Vincennes, en París. Se trató de un ataque yihadista llevado a cabo por Amedy Coulibaly, musulmán francés de origen maliense. El terrorista y cuatro clientes del establecimiento, todos judíos, perdieron la vida. Coulibaly admitió ser miembro del Estado Islámico antes de ser abatido por la Policía.

- 14/15 de febrero de 2015 en Dinamarca: Dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas en dos tiroteos separados por horas que tuvieron lugar en un centro cultural y cerca de una sinagoga en Copenhague. El primer tiroteo se produjo el sábado 14 por la tarde en un centro cultural donde se debatía sobre la blasfemia y la libertad de expresión. Según los testigos se dispararon entre 30 y 40 tiros en este ataque, en el que murió un cineasta de 55 años y resultaron heridos tres agentes -dos de ellos de los servicios de inteligencia-. Horas después, ya entrada la madrugada del domingo, un tiroteo cerca de una sinagoga causó la muerte de otro civil y heridas a dos policías en una pierna y un brazo.

- 26 de junio de 2015 en Francia: Seis meses después del ataque terrorista contra Charlie Hebdo, un atentado de tinte islamista volvió a sacudir a Francia. El ataque, que se saldó con una persona decapitada, tuvo lugar en una planta de la empresa gasística estadounidense Air Products, situada en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier. El autor de la barbarie, Yassin Salhi, estaba fichado por los servicios antiterroristas y tenía una ficha por su radicalización.

- 21 de agosto de 2015 en Francia: Tres personas resultaron heridas, dos de carácter grave, después de que un hombre abriese fuego con un kalashnikov en el interior de un tren de alta velocidad que conecta Ámsterdam con París. El autor de los disparos, indentificado por la Policía francesa como islamista marroquí de 25 años, fue interceptado por los pasajeros, entre ellos soldados estadounidenses, un amigo de estos y un ciudadano británico. Uno de los militares resultó herido grave.

- 17 de septiembre de 2015 en Alemania: La policía alemana abatía a tiros este viernes en Berlín a un islamista, condenado en su día por pertenencia a organización terrorista, después de que atacase con un cuchillo a una agente, que resultó herida de gravedad.
La Policía, consciente de que España es objetivo del yihadismo

Estos ataques demuestran que Europa es desde hace años un objetivo prioritario de las dos grandes organizaciones terroristas, el Estado Islámico y Al Qaeda. En lo que respecta a nuestro país, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado coinciden en que hay tres modos de captación: Internet, para ellos es rápido pero poco seguro, dado que así la Policía los puede controlar; mezquitas, donde son captados los verdaderos yihadistas; y en la calle, en ciudades como Ceuta o Melilla, donde la cultura y la problemática social provocan que el yihadismo se convierta en una salida.

Fuentes policiales explican a GACETA.ES que el terrorismo islamista es diferente al convencional -ETA o Grapo-. "Este no es ideológico, es fanático; sus objetivos son dispares, sencillamente buscan la publicidad mediática a través de una muestra de fuerza; y el factor huída en la planificación adquiere carácter secundario, ya que en muchos casos llegan a inmolarse", señalan.

Indican también que existen diferentes niveles dentro de la organización, "comenzando por Al Qaeda -la gran organización paramilitar- y pasando por ramificaciones nacionales en países como Siria o Irak, hasta llegar a células de 4 a 12 individuos como unidad de organización mínima".

La Policía española descarta la idea del lobo solitario. "Esto sólo es un ideal descrito por Mustafá Setmarian -el ideólogo del yihadismo-. Por todos es conocido que para cualquier atentado se necesita una infraestructura mínima de apoyo, es decir, una célula compuesta por 4-12 personas", aseguran.

Los diferentes niveles en la organización constituyen otra diferencia con el terrorismo convencional, "de ahí su difícil localización y posterior detención", subrayan las fuentes consultadas.

España es tradicionalmente un país de captación y así se demuestra en las últimas detenciones llevadas a cabo en Madrid, Barcelona, Ávila, Ceuta, Melilla, donde fueron arrestados individuos que se dedicaban a la difusión de ideas y captación de elementos terroristas para realizar su yihad o guerra santa en países como Siria mediante la búsqueda de combatientes dispuestos a practicar su guerra.

Por ello, la Policía trabaja en nuestro país teniendo siempre presente que "es posible que se produzca un atentado en España, por eso se han reforzado las Brigadas de Información no sólo a nivel central, sino en cada ciudad". Y tienen localizado el peligro: "Existen unos 150 españoles combatientes fuera de España, el peligro está en su vuelta, puesto que son verdaderos profesionales curtidos en la guerra", afirman.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cuando la TV es un arma ideológica
EDITORIAL El Mundo  20 Septiembre  2015

Las cadenas de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (TV3, Catalunya Ràdio, Catalunya Informació y Canal 3/24) tendrán que dedicar hoy tres horas de su programación, entre las 16:00 y las 19:00 horas, a cubrir actos electorales de los partidos que no acudieron a la movilización independentista el día de la Diada. Lo harán no por voluntad propia, sino obligados por una resolución de la Junta Electoral Central, que no sólo considera sesgada la cobertura informativa de estos medios públicos, sino que acusa a Artur Mas de haberlos utilizado para enviar un "mensaje ideológico" con fines electoralistas. La Junta, además, insta al presidente de la Generalitat a "que se abstenga de realizar actos similares" en lo que queda de campaña.

No será fácil, sin embargo, porque desde hace años, lo que es una lamentable práctica habitual en la mayor parte de las televisiones autonómicas, en Cataluña supone un escandaloso ejemplo de utilización de los medios de comunicación públicos como instrumento partidario de propaganda política. Desde que en 2012 el líder de Convergència quedase subsumido en el delirio independentista, TV3 ha emitido en directo todas las Diadas en programas de hasta 5 horas de duración y con un despliegue técnico y logístico sin parangón, que ha incluido hasta el uso de helicópteros para seguir las marchas y manifestaciones de la ANC y Òmnium. Además, el Consejo Audiovisual de Cataluña ha recriminado a TV3 que sólo se invite a las tertulias políticas a miembros de partidos y entidades favorables al soberanismo, y el consejo profesional de la cadena se ha quejado en varias ocasiones a la dirección de la empresa de que temas como el del 'caso Pujol' están proscritos de los programas de mayor audiencia.

Desdetodos los medios de la Corporación, pero en especial desde TV3, se ha presentado siempre la figura del presidente de la Generalitat como la de un relevante estadista de la misma relevancia y rango que los mandatarios europeos, cuyos actos han de ser inmortalizados como si se tratasen de solemnes momentos históricos. Así, se hizo coincidir la firma del decreto de convocatoria del 27-S con la hora de los informativos para emitirlo en directo desde el palacio de la Generalitat y, también en directo desde el Museo de Historia de Barcelona, se dio una amplia cobertura a la presentación de la lista única de Junts pel Sí.

No hay que olvidar que la Corporación contará este año con un presupuesto de 240 millones de euros de dinero público (en 2010 la cifra alcanzó los 350 millones) y que en 2008, el Ejecutivo catalán, entonces dirigido por Montilla, absorbió una deuda histórica de 1.046 millones que salieron de los impuestos de todos los españoles. Con una plantilla sobredimensionada de casi 2.000 personas, la Corporación pública es un gigantesco organismo al servicio de los intereses particulares de Mas y su Gobierno. Por eso hemos de aplaudir la resolución de la Junta Electoral, que pretende evitar en la medida de lo posible que se instrumentalicen unos medios que deben garantizar el derecho de todos los ciudadanos a recibir información veraz y objetiva.

Cómo evitar una guerra civil en Cataluña
Pedro J. Ramírez El Espanol  20 Septiembre  2015

Me fustiga FJL para que abandone el historicismo porque, por poner el último ejemplo, sólo una porción minúscula de mis lectores había oído hablar del ¡Cu-Cut! antes del pasado fin de semana y lo que les interesa a todos, según él, es que vaya al grano en relación a lo que sucede hoy en Cataluña. Pero como me crezco en el castigo y tengo alma de reincidente esta semana desembocaré nada menos que en L’Esquella de la Torratxa -el cencerro de la torreta-, gran rival del ¡Cu-Cut! en la batalla de la prensa humorística barcelonesa de hace un siglo.

Y es que no encuentro mejor manera de explicar mi receta para invertir el curso autodestructivo y tal vez trágico que ha tomado el contencioso catalán que remitirme a lo que ocurría en 1915. Porque nos sobra Dato y nos falta Cambó. Eso significa que si todo diálogo de envergadura requiere de interlocutores adecuados, ahora mismo brillan por su ausencia en ambos bandos. En un caso por incapacidad del incumbente, en el otro por la cobardía política del llamado de rebote a desempeñar ese papel.

Las grandes crisis miden a los gobernantes y la utilidad de la Historia reside en que siempre se repite. El asesinato de Canalejas y el distanciamiento entre Alfonso XIII y Maura habían colocado al timorato administrador de fincas urbanas Eduardo Dato al frente del Gobierno cuando estalló la Primera Guerra Mundial. La recién estrenada Mancomunidad de Cataluña reclamaba el establecimiento de las llamadas zonas francas que permitieran capitalizar la neutralidad española estimulando el comercio a través del puerto de Barcelona. Toda España se vería beneficiada pero la oposición de las Cámaras de Comercio y otros estamentos proteccionistas en Castilla o Aragón coadyuvaron al estado natural de Dato: la parálisis por el análisis. La radicalización en Cataluña estaba servida.

“El separatismo grave, el separatismo actual de los catalanes -clamó Cambó, líder de la Lliga- es aquel sentimiento de distanciación, de alejamiento, que de manera suave y persistente va penetrando en nuestros corazones, al ver como casi todos los españoles no catalanes se avienen tranquilamente a estar representados y regidos por un Poder público superpuesto a la vida nacional y que es una síntesis de todas las ineptitudes y de todas las inconsciencias”.

Eran los mismos registros que había entonado Ortega el año anterior en el Teatro de la Comedia, al denunciar la “vieja política” de los partidos turnantes. “La persistencia en la dirección del Estado de la política que hoy representa el señor Dato -se quejaba Cambó- ha venido a destruir nuestro optimismo, a desvirtuar la acción pacificadora de nuestras campañas, a dar razón a los mayores radicalismos del nacionalismo catalán”.

Para el jefe de la Lliga aquel gobierno, “envanecido con una prosperidad creada a pesar de él”, representaba “un gran cero, un vacío, una inacción”. Hasta el extremo de que su falta de iniciativa transmitía el mensaje letal de que “aquí en España no hay nada que hacer”. ¡Qué estremecedoramente cercano suena todo ello!

Contra ese derrotismo se rebeló Cambó en el célebre “banquete del Tibidabo” -14 de julio de 1915- desde una perspectiva inequívoca: “El dia que nosaltres, els catalans, sentint que una reforma és convenient per al nostre país, no lluitéssim per conseguir-la, seriem uns traidors a Espanya, perquè amb la nostra apatía deixaríem de treballar per a qu’es produís un bé a un troç d’Espanya”. Gritos de “Molt bé!”, “Molt bé!” brotaron de una audiencia constituida por las fuerzas vivas de Cataluña.

Era la misma perspectiva que al año siguiente se plasmaría en el histórico manifiesto Per Catalunya i l’Espanya Gran redactado por Prat de la Riba. Pero antes de que concluyera 1915 a Cambó le tocaría presenciar el gesto melodramático de su gran rival Francesc Maciá al renunciar a su acta de diputado en las Cortes, como protesta a la pasividad de Dato, no en relación a las zonas francas… sino al urgente rearme naval que propugnaba el entonces portavoz de Solidaritat Catalana. Así consta en las memorias del líder de la Lliga: “Maciá es posà en un estat de frenètica excitació i presentà la renuncia de l’acta, dient que no volia ésser diputat d’un Parlament que no es preocupava prou de la defensa i fortalesa militar d’Espanya. Aquest home seria el cap dels separatistes catalans!”.

Con estos antecedentes se comprenderá mi satisfacción tras ver publicado esta semana en nuestro blog un brillante artículo de Ignasi Guardans, nieto de Cambó, con cuyo diagnóstico esencial coincido al cien por cien: “No existe un problema catalán. Existe un grave e inminente problema español, con causas en Cataluña y en España”. Por eso, como él titula, es “tiempo de reinventar España”. Unos ponen el acento en el modelo territorial, otros lo ponemos en las reglas del juego democrático. Se trataría en todo caso de reformar la Constitución -o si se quiere de perfeccionarla o enmendarla- para relanzar la afección de los ciudadanos hacia el sistema político, tal y como ocurrió durante los años de la Santa Transición.

En ese contexto reconstituyente debería fraguarse un nuevo consenso que incluyera al nacionalismo moderado. Pero, como digo, para esa negociación no sirve el estólido Rajoy que mandaba SMS de apoyo a Bárcenas y hace falta alguien que en la Cataluña actual recoja el testigo de Cambó, Prat de la Riba o Tarradellas. Ese debería ser el papel de Duran i Lleida si Unió lograra entrar en el Parlament y terminara sirviendo de refugio a la frustración que se avecina en gran parte del electorado de Convergencia. De ahí que cueste entender lo tarde que ha reaccionado y el propio hecho de que no lidere personalmente la candidatura.

Es muy elocuente en todo caso que Miquel Roca, antagonista crónico de Unió en el seno de CiU, acabe de significarse por su apoyo público al cabeza de lista Ramón Espadaler. Es fácil entender que alguien como Roca -que en definitiva protagonizó el último intento baldío de modernizar España desde Cataluña- sienta desmoronarse todos sus esquemas cuando ve a quien le sucedió como heredero de Pujol, incrustado entre el ecocomunista Romeva y el republicano Junqueras, dependiendo de los anarquistas de las CUP y bajo la sombra de los trostkistas que trufan la lista de la sucursal catalana de Podemos.

En términos de la iconografía que hace un siglo reflejaba L’Esquella de la Torratxa es como si el archiburgués señor Esteve de la célebre novela de Rusiñol -representado por el gran dibujante Picarol con sombrero de copa y gafas negras- se aliara con los sindicalistas de la “Rosa de fuego” para reproducir el Corpus de los Segadors. Sólo el soberanismo identitario es capaz de fraguar esta especie de Soviet de Capitalistas y Proletarios que tanto escandaliza a los pocos intelectuales genuinos que quedan alrededor: ¡opresores y oprimidos del mundo uníos bajo el manto estelado de la patria catalana!

Esta vez no tiene por qué correr necesariamente la sangre por la Barceloneta; pero dado que tanto Mas como Romeva ya han anunciado que les bastará contar con la mayoría de los escaños en el Parlament para iniciar un proceso unilateral de independencia, es decir para despojar a los no independentistas de sus derechos como españoles, es obvio que están creando las bases de una guerra civil en Cataluña. Porque es previsible que no todas sus víctimas se rindan.

En estos momentos se trata sólo -¿sólo?- de lo que en certera expresión del profesor Martín Alonso –El Catalanismo del éxito al éxtasis, Editorial El Viejo Topo- es “una guerra civil intramental entre el cerebro lógico y el étnico”. O sea entre la razón y la tribu. Por eso nadie puede permanecer neutral, vayamos o no a mayores, pues bastaría que un sólo compatriota lo reclamara para que toda la fuerza del poder legítimo tuviera la obligación de desplegarse para protegerle.

Según Guardans no veremos “actos burdos contra el Estado de grosera estética batasuna” sino “escenarios de desobediencia civil planificada… entre globos y sonrisas, apelaciones a la dignidad y la democracia, entre niños y familias, hablando en inglés ante las cámaras del mundo”. Pero bajo esas formas edulcoradas en la superficie, la brecha del desgarro social seguirá abriéndose en el interior de la vida cotidiana de Cataluña, tal y como pronosticó Aznar y acaba de denunciar González.

Baste como botón de muestra el mensaje que ha recibido estos días uno de nuestros suscriptores, a través de su círculo profesional, cuando TV3 se ha visto obligada a ofrecer espacios “compensatorios” a los partidos constitucionales, tras su grosero alarde propagandístico de la Diada: “Segons han dit a TV3, el proper diumenge de 4 a 7 de la tarde, faran el programa que els obliga la Junta Electoral Central amb representants dels partits unionistes. Seria bo que els partidaris del SI no sintonitzem TV3, la nostra, en aquesta franja horària i que, un cop acabada la vomitada dels enemics de Catalunya, tornem a sintonitzar TV3, facin el que facin. Pasa-ho als teus contactes!!!!!!”.

Es lo que propugna la sedicente Assemblea Nacional de Catalunya. Los halcones del “No” a la legalidad constitucional, travestidos en palomas del “Sí” a un orden imaginario, llaman “unionistas” a los partidarios de dejar las cosas como están desde hace medio milenio; consideran, por costumbre, que la televisión que pagan todos los catalanes con ayuda de Montoro es suya; y se destapan al tildar de “vomitona de los enemigos de Cataluña” los argumentos de sus antagonistas. Este es el odio cainita que urge parar primero en las urnas y después, si es preciso, con todas las armas del derecho.

Sólo poniendo en evidencia la esterilidad de todas las trampas éticas, estéticas y dialécticas de esta coalición de salteadores de caminos que pretende apropiarse de lo que nos pertenece a todos los españoles y esclavizar a los discrepantes que queden bajo su yugo, podrá abortarse la guerra civil larvada que se vive en Cataluña. La Unión Europea y la banca -Fainé ha dado al fin el meritorio paso adelante que la ocasión requería- han aportado luz al que quiera ver. El problema es que, como escribió Orwell, “si uno alberga una lealtad o un odio nacionalista, ciertos hechos, aunque de algún modo se sepa que son verdaderos, resultan inadmisibles”.

A Mas y sus compañeros de viaje esto no puede salirles gratis. Pero aunque su castigo democrático es condición necesaria, no es condición suficiente. Cuando Ramonet, el hijo idealista del prosaico señor Esteve, le dice que quiere dedicarse a las artes plásticas, el personaje de Rusiñol pronuncia una frase doblemente lapidaria: “Seràs esculptor però jo pagaré el marbre”. Ahí está compendiada toda Cataluña, vista por sí misma.

También la idea distorsionada que muchos catalanes siguen teniendo de su relación con el resto de España. Pero aunque sea imprescindible seguir discutiendo cómo se paga el mármol -o sea revisar el modelo de financiación autonómica-, más importante aún es tener éxito con la escultura.

Eso es lo que nos ha enseñado esta semana un talentoso y esforzado grupo de españoles, liderados por un catalán inconmensurable llamado Pau Gasol: el camino del triunfo compartido. Cuando la Espanya Gran renazca de las cenizas de su actual mediocridad, Cataluña dejará de ser un problema. Porque lo que la gloria -y la prosperidad y el prestigio y el peso en el mundo- ha unido no lo van a separar ni Mas, ni Junqueras, ni Romeva.

Los otros 'Sabino Cuadra'
EDITORIAL Libertad Digital  20 Septiembre  2015

El espectáculo grotesco montado por el diputado proetarra Sabino Cuadra desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados no parece que vaya a tener consecuencias en forma de una sanción ejemplar. Cuadra arrancó y rompió las páginas de la Constitución española en las Cortes Generales, en un gesto de innegable simbolismo que quintaesencia lo que el separatismo opina de nuestro sistema constitucional. Es imposible encontrar otro país en el que sus parlamentarios se atrevan a ultrajar a la Carta Magna sin ser expulsados inmediatamente de la vida pública. En España, tristemente, la canallada del proetarra Cuadra es tan sólo un episodio más en el largo historial de insultos y agravios de los separatistas a nuestra democracia.

Ahora bien, los proetarras injurian a España y a los españoles en la sede de la soberanía nacional porque hay un Gobierno que les permite formar parte de nuestras instituciones democráticas. Zapatero decidió que el brazo político de la banda terrorista ETA tenía que estar en parlamentos y consistorios, y Rajoy no ha hecho nada por acabar con esa auténtica barbaridad jurídico-política. Cuadra puede llevar a cabo sus provocaciones desde el hemiciclo porque el Gobierno no ha querido poner fuera de la ley a Amaiur, coalición a la que pertenece este sujeto.

España no tendría un problema de fondo si los ultrajes a la Constitución fueran únicamente el gesto infantil de un separatista a medio civilizar. Lejos de ello, el episodio del proetarra es una mera anécdota si lo comparamos con los incumplimientos flagrantes que los nacionalistas vienen haciendo de nuestra Constitución, sin que ningún Gobierno se haya atrevido a ponerles coto.

El colmo del despropósito es que la misma clase política que no es capaz de hacer cumplir la Constitución, pretenda ahora que es necesario un cambio de su articulado para hacer frente a estas mezquindades. Lo que debe hacer el Gobierno es empezar a hacer honor a su juramento, imponiendo el cumplimiento estricto de los principios constitucionales en todo el territorio nacional.

Nuestra Ley de Leyes prevé suficientes mecanismos para que nuestros gobernantes puedan ejercer esa imprescindible labor de profilaxis democrática, que debería concitar el apoyo sin fisuras de las fuerzas políticas que aspiran a tener relevancia nacional. De lo contrario, las circunstancias obligarán tarde o temprano a poner coto a los muchos Sabinos Cuadra que padece nuestro país, pero entonces será ya demasiado tarde.

El debate disparate
No es que García-Margallo se haya pegado un tiro en el pie, es que se lo ha dado en el tobillo
Ramón Pérez-Maura ABC  20 Septiembre  2015

Mariano Rajoy gusta utilizar el adjetivo «disparate» para definir algunos de los sin sentidos que abundan en la política española. Lástima que no haya recurrido a ese término para definir la iniciativa de su ministro de Asuntos Exteriores de acudir a Barcelona a debatir con el número cinco de la lista de Juntos por el Sí. Es posible que se puedan hacer las cosas peor, pero no debe de ser nada fácil.

Ya sabemos que el independentismo catalán lleva años con la cantilena de que los del PP son «máquinas de fabricar independentistas», argumento que choca con el hecho de que en los medios que controla la Generalitat su presencia esté casi vetada. TV3, la televisión pública más sectaria de Occidente, debería tener presencia fija de políticos del PP y de periodistas con argumentario afín a sus tesis si de verdad ayudan al auge del independentismo. Sería lo más coherente con su línea editorial. Pero eso no ocurre, claro.

En cambio, los independentistas del sector Esquerra, sí han creído que debatir con García-Margallo les da una oportunidad. Y como la televisión pública tiene fijadas por ley las condiciones de los debates, han acudido a TV8, la cadena del grupo Godó, a la que quiero felicitar porque periodísticamente éste probablemente sea el debate más interesante de la campaña. Entre otras cosas, porque nunca antes habíamos visto uno en el que la mera alineación de los contendientes representase, antes de empezar, una clara victoria para una de las partes.

El Gobierno y el PP han seguido una línea argumental en la campaña defendiendo que una elección autonómica nunca es un plebiscito, y frente a eso, García-Margallo se despachaba ayer en ABC diciendo que «Iré al debate con Junqueras porque lo que más me preocupa es la unidad de España». Es decir, que en contra de la tesis de campaña del PP, sí está en juego la unidad de España. No es que se haya pegado un tiro en el pie, es que se lo ha dado en el tobillo. Añadamos a ello el que debatir con Junqueras o cualquier otro candidato independentista es muy conveniente por parte del PP. Pero de candidatos del PP –o del PSC, o de Ciutandan’s– que concurran a estas elecciones. No de ministros del Gobierno de Madrid. Y de haber un ministro que pudiera tener voz en este entierro, nunca puede ser el ministro de Exteriores, que es justo lo que el independentismo quiere exhibir. En todo caso el ministro del Interior, que es el directamente concernido por el embate del rupturismo. Y encima, se da la circunstancia de que el titular de esa cartera es catalán y diputado por Barcelona. Pero debe tener un poco más de sentido común que su colega en el gabinete.

Uno de los previsibles minutos de gloria del debate será cuando Junqueras saque a relucir las declaraciones de su rival de días atrás cuando defendió en Barcelona una ampliación de las competencias de la Generalidad en clara contradicción con la línea de su partido y en sintonía con postulados de los soberanistas. Esta semana dos ex altos cargos públicos del PP de la maximísima relevancia me decían que ellos se temían que esas declaraciones fuesen en realidad un globo sonda...

Habrá quien diga que la dirección de la campaña y el propio Rajoy deberían haber prohibido a García-Margallo acudir al debate. Pero ya era imposible. El ministro se había embarcado en este disparate por su cuenta y para riesgo de todos. Y cuando ya había aceptado ir, ordenarle no hacerlo hubiera dado la victoria al rival por incomparecencia. Y todos sabemos cómo se vende ese producto en los medios afines al independentismo.

Es que no se calla ni debajo del agua...

CON EL APOYO DE LA UNIVERSIDAD
Baleares 'catalaniza' los informativos de la radio televisión pública
El Ejecutivo autonómico elimina de los informativos de la cadena pública el artículo salado, una de las principales señas de identidad de las formas dialectales baleares frente al catalán peninsular.
Bernat Garau  www.gaceta.es  20 Septiembre  2015

“A partir del mañana jueves desaparece el artículo salado de los informativos de IB3 Televisió. Acabamos de recibir la notificación”. Con estas palabras, el comité de empresa de CBM, la empresa encargada de los servicios informativos de la radio televisión autonómica de Baleares, daba esta semana por finiquitado el modelo lingüístico introducido en la cadena pública balear por el anterior Gobierno balear, presidido por José Ramón Bauzá (PP).

El artículo salado constituye uno de los principales rasgos distintivos de la lengua propia de Baleares y es el principal elemento que diferencia los dialectos mallorquín, menorquín e ibicenco del catalán peninsular (a modo de ejemplo, un catalán diría 'la casa', mientras que un balear se diría 'sa casa').

La portavoz del PP en el Parlamento balear, Marga Prohens, ha explicado a Gaceta.es que con el modelo lingüístico utilizado hasta ahora en IB3, el Gobierno Bauzá quiso “proteger las modalidades lingüísticas, expresiones propias y maneras de hablar de las diferentes islas, sin menoscabo de la unidad de la lengua pero reconociendo la riqueza lingüística de la comunidad autónoma”. Cabe decir que el modelo introducido por el PP solo daba vía libre al artículo salado en la sección de deportes y la información meteorológica del telediario.

La Universidad defiende el catalán
Sin embargo, el Comité de Dirección de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), junto alDepartamento de Filología Catalana y Lingüística General, fue muy crítico con esta decisión al considerar que el artículo salado “daña la lengua catalana estándar” y supone una “ruptura con el resto de la comunidad lingüística”, en referencia a Cataluña y la Comunidad Valenciana. El Ejecutivo anterior al de Bauzá, formado por una coalición de partidos de izquierdas y presidido por Francesc Antich (PSIB-PSOE), había otorgado a la UIB la potestad de redactar el libro de estilo de IB3, dando a la Universidad una autoridad lingüística sobre la radio televisión pública que Bauzá le arrebató.

La oposición de izquierdas también criticó la decisión del Gobierno del PP y, tras las elecciones autonómicas del pasado mayo, la nueva 'consellera' de Participación, Transparencia y Cultura, Esperanza Camps, de la formación econacionalista Més, anunció nada más tomar posesión del cargo que una de sus primeras medidas sería aplicar el modelo lingüístico defendido por la UIB, con el objetivo de “devolver la dignidad a la lengua” catalana. “Hemos de hacer que las personas se sientan orgullosas de hablar el catalán en todas las islas y que quienes vengan de fuera también se sientan orgullosos de aprenderla”, explicó. “El catalán es una lengua que sirve para hacer cultura y riqueza y hay que establecer puentes entre el País Valenciano, Cataluña y Baleares”, abundó.

Recogida de firmas en contra
La desaparición del artículo salado de los informativos de IB3 ha sido denunciada por parte de algunos sectores sociales y entidades, como la Fundació Jaume III, que ha impulsado una recogida de firmas en Change.org (https://www.change.org/p/volem-ib3-en-mallorqu%C3%AD-menorqu%C3%AD-i-eiv...) contra esta decisión, bajo el título 'Queremos IB3 en mallorquín, menorquín e ibicenco'. Esta institución, cuyo objetivo principal es “dignificar el mallorquín” frente a la “presión catalanista”, ha recordado en un comunicado que la radio televisión autonómica “se dirige a un público balear” cuyas “formas de hablar seculares son aptas para ser utilizadas en cualquier registro formal” y “no son en absoluto inferiores al estándar de base barcelonesa con el cual los baleares no se sienten identificados ni reconocidos”.

La fundación denuncia que estas formas dialectales propias están “en peligro de desaparición porque se han dejado de enseñar en la escuela” en beneficio de “un modelo estándar más centrado en los hablantes de Barcelona y comarcas centrales del Principado” de Cataluña.

“Escoger un modelo lingüístico para un determinado medio audiovisual como IB3 no es una decisión 'científica', sino política”, advierte la entidad. “No creemos que sea pedir demasiado exigir a nuestros políticos que hagan lo mismo que antes han hecho valencianos y catalanes: adaptar su estándar regional a la lengua viva de la calle”, señala antes de concluir: “no entendemos que lo que es válido, por ejemplo en el Parlamento autonómico, no lo sea para los locutores de la televisión y radio autonómicas”.

Desde la oposición, Prohens explica que el PP “siempre defenderá que los medios públicos protejan las modalidades lingüísticas baleares”. Aunque reconoce que “lo del artículo salado puede ser hasta cierto punto un tema menor”, teme que “se quiera ir más allá” y se atente contra “la terminología y expresiones que reflejan la manera de hablar” de los baleares. “El léxico y los usos dialectales propios nos enriquecen y nos hacen únicos, y no nos debemos acomplejar”, argumenta. Aunque llama a la prudencia al considerar que aún “es pronto para valorar” la nueva política lingüística de IB3, Prohens espera que “la cosa se quede en el artículo salado y no sé pretenda cambiar todo el modelo lingüístico e incluso otros aspectos” de la radio televisión balear. “IB3 no debería ser una copia de las televisiones autonómicas catalanas”.


Recortes de Prensa   Página Inicial