AGLI Recortes de Prensa   Jueves 8  Octubre 2015

Cupo, Fueros, nacionalidades y regiones.
Vicente A. C. M.  Periodista Digital 8 Octubre 2015

La Constitución de 1978 ya nació con deformidades congénitas que dejaban en puro engaño artículos tan esenciales como el de la igualdad de derechos de los españoles con independencia de su lugar de nacimiento. El reconocimiento de los Fueros de Navarra y el famoso “Cupo Vasco” eran el paradigma de la división entre ciudadanos de primera y segunda categoría. Las comunidades llamadas históricas País Vasco (antes Provincias Vascongadas) y Navarra, a las que pronto se intentaron sumar Cataluña y Valencia, marcaron el comienzo de la desigualdad y de la insolidaridad frente a las que hubieron forzosamente que constituirse en entes autonómicos por la vía del artículo 143 y siguientes del Capítulo III del Título VIII de la Constitución. O sea que regiones como Murcia, Extremadura, ambas Castillas, Andalucía, León, las segregadas e inventadas Cantabria y La Rioja, Galicia, el Principado de Asturias, Aragón, Los archipiélagos de Baleares y Canarias, y los territorios de Ceuta y Melilla, se tuvieron que recomponer en el actual puzle que conforman las 17 comunidades autónomas.

Es curioso que sea ahora, cuando el independentismo en Cataluña está a punto de lanzar su ofensiva final en la declaración institucional del Parlamento del proceso de independencia, cuando el PSOE por boca de su lideresa Susana Díaz en Andalucía, CIUDADANOS y el PP de Castilla y león y Murcia abran el debate cuestionándose el famoso “Cupo Vasco” y “el sistema foral de Navarra”, exigiendo una revisión de estos privilegios. No ha tardado ni horas en saltar la respuesta de la Ejecutiva de un PP que en declaraciones de Mariano Rajoy, con tal de no abrir un melón nada apetecible a escasos dos meses de las elecciones generales, se ha convertido de forma irresponsable en el mayor defensor de esta aberrante lacra de privilegios institucionalizados y amparados por la Constitución, que en su artículo 2 introduce de forma grosera y nada clara una distinción entre “nacionalidades” y “regiones” sin definir esos conceptos territoriales y si ello comporta algún tipo de privilegio entre los ciudadanos de unos u otros territorios.

La única realidad es que finalmente vascos y navarros a través de su cupo y fueros, llevan desde el principio aprovechándose de una situación de privilegio en el aspecto normativo y económico, sobre todo en lo que atañe a su contribución a la solidaridad, o lo que es lo mismo al desarrollo común de España, en una revisión anual y mercadeo de la aportación en conversaciones bilaterales entre organismos oficiales. Esta situación ha querido ir siendo equilibrada principalmente por otra comunidad, Cataluña, que se atribuye derechos históricos para lograr una Hacienda propia y autogobierno a imagen y semejanza de vascos y navarros. Por supuesto que comunidades como Andalucía y Valencia, pronto se sumaron a estas reivindicaciones incluyendo en sus estatutos de autonomía la famosa “cláusula Camps” por la que se equiparaban a Cataluña en cuantas mejoras autonómicas obtuviese de los acuerdos con el Gobierno de España, que iba cediendo de modo constante parcelas de poder y de financiación.

Si a eso sumamos el auge nacionalista de regiones como Galicia, Canarias, el pancatalanismo de Baleares y en menor medida de Valencia, tenemos el guirigay actual de reivindicaciones en un gallinero revuelto donde todo son reclamaciones, insolidaridad y defensa del terruño, en lugar de apostar por un proyecto común. Un sistema que intentando contentar a unos pocos respetando unos extemporáneos derechos y fueros, fue un quiste que el tiempo ha trasformado en un cáncer virulento que afecta a todo el cuerpo territorial de España y amenaza gravemente a su supervivencia como nación única e indivisible. Porque ahí es donde debía acaba el artículo 2 sin ese apéndice de “nacionalidades y regiones”. Un texto que debió ser tan simple como el siguiente:

“La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles.”

Si hablamos del Cupo y de los Fueros, debemos hablar también de “nacionalidades y regiones”, para que todos estemos de acuerdo en darnos una Constitución en el que el único privilegio y honor sea ser español y nuestra única nación sea España, sin más zarandajas. ¡Esta Constitución debe ser reformada, sí o sí!O eso o vendrán otros a tirarla a la basura definitivamente.

¡Que pasen un buen día!

Los que destruyen la democracia
Editorial  www.gaceta.es  8 Octubre 2015

La democracia está por encima de la ley, dice Íñigo Errejón. Es una frase de pintada en la pared que no resiste el menor análisis riguroso. ¿Por encima de la ley de un sistema democrático? Entonces, ¿qué es la democracia? ¿La voluntad de Errejón y los que piensan como él? Uno dice “El estado soy yo”, “La ley soy yo”, “El pueblo soy yo” o “La democracia soy yo”, y en consecuencia anula al prójimo –o lo extermina- en nombre del Estado, la ley, el pueblo y la democracia. Es un mecanismo mental puramente autoritario.

No, no: la ley, en un sistema democrático, no coarta la democracia, sino que la salvaguarda, porque sirve precisamente para proteger a la democracia contra sus propios excesos. ¿Cuáles? Fundamentalmente, la pretensión de una mayoría –política o ideológica- de imponerse sobre los derechos del prójimo. Cuando a una familia se le niega arbitrariamente el derecho a educar a sus hijos en su lengua vehicular, como está ocurriendo en la localidad ilerdense de Balaguer, se ataca a la democracia. Cuando una agresión contra la libertad religiosa queda impune, como está ocurriendo en el municipio alicantino de Bigastro, se ataca a la democracia. Cuando el poder aplica dos varas de medir según simpatías ideológicas, como está ocurriendo en Madrid con los “okupas”, se ataca a la democracia. En el primer caso gobierna Esquerra, en el segundo el PP y en el tercero Podemos. Da igual. Cada vez que se pisa una ley, se perjudica un derecho ciudadano. Y cada vez que se perjudica ilegalmente un derecho ciudadano, se actúa contra la democracia.

Los enemigos de la democracia, los que la están destruyendo en España, son los que intentan imponer su voluntad por encima de la ley. Son los que se suben en la democracia y se envuelven en su bandera para negar a los demás unos derechos que nuestra propia ley considera inalienables. Lo peor es que se están saliendo con la suya, porque ese discurso de “la democracia soy yo” está calando en buena parte de la sociedad. Botón de muestra: la actitud de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, cuando los tribunales imputaron a Artur Mas por el referéndum ilegal del 9-N. “La imputación de Mas demuestra el desprecio de Rajoy por la democracia”, dijo. ¿La democracia? ¿Es decir que si mañana alguien pone urnas para que se vote ilegalmente el destierro de Ada Colau, y la autoridad denuncia al organizador, se estaría despreciando la democracia? Va a tener razón Ortega cuando decía aquello de que “nuestra facultad más enteca ha sido siempre el intelecto”.

El cupo de la discordia
Emilio Campmany Libertad Digital

Como Pedro Sánchez no sabe qué decir cuando se habla de algo importante por temor a que le pase lo que tantas veces, esto es, meter la pata, en lo del tema del cupo vasco ha preferido callarse. Y claro, al faltar una opinión desde la dirección, todos en el partido se han lanzado a dar la suya, no siempre discreta. Mientras a unos les parece muy bien esta "singularidad" porque la reconoce la Constitución, a otros se les figura un privilegio muy deseable para sus regiones. Los más prudentes creen que el problema del cupo no está en su naturaleza sino en su cuantía y que si vascos y navarros pagaran lo que debieran ningún problema habría en conservar para ellos ese régimen fiscal excepcional.

No dejan de tener razón. Lo que aportan vascos y navarros al fondo común es muy poco, no tanto por el cupo sino por cómo se calcula y porque no se ha revisado desde 2007. Y también la tienen cuando recuerdan que lo que necesita urgente revisión es el sistema de financiación autonómica a fin de hacerla más justa. Claro que en la justicia en la que están pensando es en que reciban más las comunidades que más dinero generan, es decir, las más ricas, lo que sin duda tendería a igualar sus recursos per cápita con los que disponen en el País Vasco y Navarra. Sin embargo, es obvio que no es éste el modo de ser más justo, al menos desde el punto de vista de la solidaridad territorial.

Pero, aparte la cuestión de la financiación, el gran privilegio que suponen los conciertos es otro. Lo importante es tener en su mano la inspección de todos los impuestos. Si quisieran bajar los impuestos de facto, puesto que no pueden hacerlo de iure, el control de la inspección les permite hacer la vista gorda hasta donde crean oportuno. Tal podría hacerse corriendo la voz de que, por ejemplo, en vez de pagar el 50 por ciento que exige la ley, se dará por bueno el pago del 30. En el caso de que eso fuera lo que estuviera ocurriendo, lo que estarían haciendo es competir deslealmente atrayendo inversiones y creando riqueza con unos impuestos de facto más bajos en perjuicio de otras regiones españolas donde quien no paga lo fijado por la ley es inspeccionado y sancionado por la Agencia Tributaria. De estar sucediendo eso, la culpa no sería del modo en que se calcula el cupo.

Podemos e IU: el precio de ser los más auténticos es ser los más gilipollas
¿Por qué es imposible que Podemos y Alberto Garzón, que son la izquierda mediática y por lo tanto la izquierda valiosa, se unan para oponer al PSOE y a Ciudadanos una alternativa votable?
Juan Soto Ivars El Confidencial 8 Octubre 2015

No es lo mismo ser auténtico y gilipollas que ser un auténtico gilipollas, aunque a veces terminan comportándose los dos especímenes de idéntica manera. La segunda descripción puede referirse a cualquier cuñado, yo incluido, pero la primera es propia de los grupos de izquierdas y en especial de los partidos de izquierdas de España. Que nadie la tome conmigo porque esto no es nuevo ni lo digo yo antes que otros. El diagnóstico lo dieron personajes legendarios de la izquierda y la tercera España liberal, que dijeron esto mismo, casi siempre con otras palabras, en los momentos de la historia en que los partidos de izquierdas se esforzaron en dejarlo claro.

Hablaron de autenticidad y gilipollez óleos parlantes como Azaña, Madariaga, Barea o Besteiro, cuando las izquierdas se mostraron incapaces de seguir una línea de unidad para blindar la II República frente a las gravísimas hostilidades de la derecha milica desde el año 32 y la revolución asturiana. Volvieron a contarlo con vocabulario actualizado Fernán Gómez, Paco Umbral o el mismísimo Ayala cuando el PCE regresó con aires de Edipo y se sacó los ojos ante un electorado necesitado de progresismo.

Y ahora, cuando ha quedado claro que la derecha neoliberal agrava los problemas sociales y la desigualdad en lugar de cimentar las bases para un crecimiento nuevo, nos vemos obligados a rumiarlo algunos plumillas principiantes, que hemos visto cómo la izquierda vuelve a partirse la jeta entre sí, rebosante de orgullo y autenticidad, a pocos meses de las elecciones. Lo dijo ayer con palabras crudas Javier Gallego y lo contaré yo hoy aquí con palabras más hervidas.

Estos años han sido claves para la izquierda, eso no lo niega ni el PP. La crisis fue la nueva oportunidad de abrir una vereda que protegiera a los ciudadanos de las inclemencias del huracán financiero que recorre el planeta. La gente, esa gente a la que tanto alude Pablo Iglesias, estaba dispuesta a intentarlo: lo demostraron las encuestas y el alzamiento de Podemos desde la niebla de la indefinición a partir de las elecciones europeas. Lo demostró la solidez del partido ante el primer huracán de mierda mediática que les echaron encima.

Después de la decepción -relativa- de las elecciones autonómicas, quedó claro que las candidaturas sin nombre tenían una posibilidad si eran una izquierda verdadera. La gente, de nuevo la gente, votó alcaldías sin siglas claras, y aunque repartían mucho la pedrea se consiguió expulsar al PP de algunos bastiones inexpugnables. A continuación, la hostia de Rita cambió de bando en Cataluña, así que había que tomar una decisión de urgencia. Sabemos que hablaban de pactos y de unidad en reuniones Ahora en Común (hija de IU), Alberto Garzón y Podemos, pero hace un par de días hemos visto salir a la palestra a los líderes para decirnos que el pacto era imposible. Las palabras de ambos hedían a esa ofensa chabacana que nos vemos obligados a soportar cuando nuestros amigos se divorcian.

-Es que es gilipollas.
En realidad, es otro clásico del temperamento de la izquierda beata: tienes que tomar partido. O conmigo o contra mí. Ambos partidos habían aprendido en las alcaldías que la única oportunidad de la izquierda es sumar, pero son todos tan auténticos, tienen todos tanta razón, que les ha salido más a cuenta dividir. La historia trágica de la izquierda de España vuelve a presentarse convertida en farsa.

Debo decir que agradezco los momentos de risa, aunque sea amarga, porque aquí tenemos el vicio de la ironía hasta para nombrar a los partidos políticos. Nos encontramos con que el partido de las medidas impopulares se llama Partido Popular y con que Izquierda Unida es la Cúpula del Trueno. Después, una facción se convierte en Ahora en Común y a continuación se divorcia toda la izquierda. Paralelamente, Podemos se aleja del verbo poder. Ironía política en estado de gracia.

Se me queda la misma sonrisa que en 'La vida de Brian' con las peleas entre el Frente Popular de Judea y el Frente Judaico Popular, pero en estos yermos éticos de España siempre brota la risa de las barbas de Valle Inclán, abiertas como cortinejas de barraca. ¿Por qué es imposible que Podemos y Alberto Garzón, que son la izquierda mediática y por lo tanto la izquierda valiosa, se unan para oponer al PSOE y a Ciudadanos una alternativa votable? Porque a la izquierda le puede la generosidad, y siempre acaban repartiéndolo todo.

Ajenos al pragmatismo, los izquierdistas españoles siempre se demuestran como gente de principios sólidos, al menos hasta que llegan al poder. Prefieren morir con las pegatinas puestas antes que cambiar las botas e ir a por todas. El núcleo irradiador de Podemos, Íñigo Errejón, consiguió ser el estratega capaz de derivar hacia la socialdemocracia un partido contaminado de chavismo vía YouTube, pero al pasar por la rejilla de la confluencia se levantaron las faldas y vimos que lleva bien puestos los pantalones.

Pueden fingirse todo lo iconoclastas que quieran a la hora de quitar el cuadro del Rey o el crucifijo del aula, pero se demuestran idólatras cada vez que está en juego el logotipo y la marca. Ahora mismo, en el páramo, resuena una repetición de palabras: programa, programa, programa, que decía Julio Anguita y repitió Pablo Iglesias hasta hacerme bostezar.

¿Qué queda de ese mantra? Miren ustedes los programas de Izquierda-Unida-Podemos-Y-Demás-Partidos-Irreconciliables y descubrirán lo mismo que yo. Que delante del “programa, programa, programa” siempre hubo un pronombre posesivo de la primera persona, 'mi', porque la primera persona del singular siempre es determinante en el caso de la gente auténtica. En el pecado de ser rebeldes porque el mundo les hizo así llevan la penitencia, y al final pagarán el pato sus votantes potenciales. Eso sí: lo pagarán en la otra caja. Votarán a quien tenga opciones de ganar o de ser una bisagra clave para desmontar el bipartidismo. ¿Adivinan ustedes las siglas ganadoras?

Racismo del independentismo
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 8 Octubre 2015

Importantes medios informativos extranjeros que simpatizaban con los nacionalistas catalanes al creerlos víctimas históricas del franquismo han variado de tendencia y comienzan a presentarlos como racistas.

El primer golpe al nacionalismo, acostumbrado a las sonrisas de quienes aún ven España como el país de Franco o el del viejo imperio papista, lo propinó Stephen Sackur, de la BBC, dos semanas antes de las elecciones del 27S.

En el programa de entrevistas más prestigioso de la cadena británica, Hard Talk, diálogo fuerte o duro, Raúl Romeva, número uno de la lista de Juntos por el Sí, en la que iba de cuarto Artur Mas, contestó torpemente a Sackur, dejando claro que el independentismo catalán es egoísmo, insolidaridad y racismo de los ricos que se creen superiores a los pobres e inferiores españoles.

Tras las elecciones autonómicas, France 5 TV emitió el debate “C'est dans l'air”, está en el aire, que analizó la posible influencia del independentismo catalán en el fronterizo Rosellón, donde aún se habla occitano-aquitano-limosin, el verdadero origen del catalán.

Descubrieron que en Cataluña los nacionalistas trataban de erradicar el idioma nacional, el español, y que subvencionaban a grupos de franceses para imponer su catalán remozado, eliminando el occitano, para acabar además con el francés a la larga.

Demostraron así que los altamente tóxicos motores del independentismo son el egoísmo y la insolidaridad, además del racismo, como el del líder de ERC, Oriol Junqueras, que escribió orgullosamente que “los catalanes tienen más proximidad genética con los franceses que con los españoles”, y que racialmente estaban “más cerca de los suizos”.

Ahora muchos nuevos catalanes, hijos de charnegos o inmigrantes en las ápocas en las que Franco enriquecía a Cataluña, se han creído que hablando catalán adquirían por ósmosis la raza superior de los suizos: se sienten como los mulatos que niegan su sangre negra y que dicen ser blancos.

El mensaje de los medios reseñados y de otros influyentes recientemente añadidos --The Wall Street Journal, New York Times-- está empeorando seriamente la visión exterior que se tenía del independentismo catalán.

Que desaparezca el Consejo de Estado: una modesta proposición
Felicísimo Valbuena www.lavozlibre.com 8 Octubre 2015

Consultor y Periodista

El gran ejemplo del Presidente Harry Truman

Harry Truman fue un Presidente diferente. Probablemente tomó tantas o más decisiones que los 42 presidentes que lo precedieron. Malas o buenas. Sin embargo, un aspecto de su grandeza puede que permanezca para siempre.

El único 'activo' que tenía cuando falleció era la casa en la que vivía, que se hallaba en Independence, Missouri. Su esposa la había heredado de sus padres y, aparte de los años que pasaron en la Casa Blanca, fue donde vivieron toda la vida.

Cuando se retiró de la vida oficial en 1952, sus ingresos se reducían a una pensión del Ejército USA, de $13,507.72 al año. El Congreso, enterándose de que, incluso, pagaba los sellos de correo, le otorgó una prestación y, más tarde, una pensión de $25,000 al año.

Después de la "entrega" de la Presidencia al general Eisenhower, Harry y Bess regresaron, conduciendo su coche, a su casa en Missouri, sin ninguna compañía del Servicio Secreto.

Cuando le ofrecían cargos con elevados salarios, los rechazaba, diciendo: "Ustedes no me quieren a mí, lo que quieren es a la figura del Presidente, y esa no me pertenece. Le pertenece al pueblo norteamericano y no está en venta...".

Cuando el 6 de Mayo de 1971, el Congreso pretendía otorgarle la Medalla de Honor con ocasión de su 87 cumpleaños, él la rehusó, escribiendo una carta que decía: "No considero que haya hecho algo para merecer esa medalla, venga del Congreso o venga de cualquier otra parte". (He tomado estos datos de una presentación, en Powerpoint, que me llegó por email).

En España sólo he encontrado el ejemplo de Julio Anguita, que renunció a su pensión como diputado, para vivir sólo con la de profesor.

Pedro Sánchez, es decir, Verónica Fumanal, quiere trasladar el Senado a Cataluña.
Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE, ha propuesto trasladar el Senado a Cataluña. Ya he escrito en varias ocasiones sobre Pedro Sánchez y con una hipótesis que no he visto sostener a nadie más: Estoy convencido de que quien manda realmente en el PSOE es la asesora catalana Verónica Fumanal. Cada vez me reafirmo más en mi hipótesis. Como también estoy convencido y lo he escrito bastantes veces que quien manda en el PP es Pedro Arriola.

La última prueba del dominio de Verónica Fumanal sobre Pedro Sánchez es la rueda de prensa que éste ofreció el pasado 17 de Julio en la sede del Gobierno Vasco. Verónica se dirigió a los periodistas allí presentes y ordenó que sólo iban a realizar cinco preguntas y sabiendo a qué medio de comunicación pertenecían. Verónica aclaró que no estaba allí para negociar nada sino para poner sus condiciones.

Después de finalizar Pedro Sánchez su pequeño discurso, en la rueda de prensa un periodista intentó preguntar y Verónica le interrumpió asegurando que era ella quien concedía la palabra y que antes de preguntar tenían que levantar la mano. Pedro Sánchez podría haber terciado, pero presenció impertérrito el rifirrafe entre los periodistas y Fumanal. ¿Resultado? Que Pedro Sánchez la acabó cagando. Le preguntaron sobre el acercamiento de los presos de ETA y esto es lo que respondió: "Es tiempo de cumplir con la ley. La ley es muy clara, lo que dice es que aquellos presos políticos que manifiestan una voluntad clara de reinserción social y reconocimiento del daño causado, tendrán la opción de poder hacerlo" Luego aclaró que lo de “presos politicos” era fruto de una confusión.

Entonces, ¿qué quieren que les diga? Cada día que pasa sigo pensando que Pedro Sánchez es el muñeco de la ventrílocua Verónica Fumanal. ¿Cómo podemos esperar que Verónica-Sánchez supriman el Consejo de Estado si están dispuestos a conservar el Senado, trasladándolo a Cataluña? ¿O es que el Senado no es tan inútil como el Consejo de Estado?

Los políticos no acaban de enterarse de la fuerza de Internet
Hace tres años, publiqué, en La Voz Libre, tres artículos proponiendo que desapareciese el Consejo de Estado. ¿Creen ustedes que me siento frustrado porque los políticos no me hayan hecho caso? No, porque he comprobado que me ha tocado la “pedrea” - conjunto de números premiados con una cantidad pequeña en la lotería nacional-. En la Comunidad de Madrid, Ciudadanos ha puesto como condición para apoyar a la Presidenta que ésta suprima el Consejo Consultivo, equivalente regional del Consejo de Estado. ¡Quien no se consuela es porque no quiere! ¿Se imaginan ustedes lo que ocurriría en España si desapareciesen los 17 Consejos consultivos?

Parece que los políticos no se enteran o no se quieren enterar. ¿Es que no se dan cuenta de que el clima de opinión de los españoles está cambiando,desde hace cinco años, en contra suya? Cada día son más impopulares que ayer y menos impopulares que mañana. Y la fuerza propulsora no son los periódicos impresos, sino Internet.
Una gran ventaja de Internet es que permite segmentar, es decir, generar mensajes específicos dirigidos a un público concreto. Pues bien, yo me dirijo a quienes desean que desaparezca el Consejo de Estado.

Otra de las ventajas que tiene Internet es su flexibilidad. Toda la información que los internautas exponen en Internet está disponible a cualquier hora del día para todos aquellos que la quieran consultar. Así es como va fortaleciéndose un clima de opinión. En 1910 falleció la gran investigadora Elisabeth Noëlle-Neuman, que tanto había investigado sobre el poder de los medios de comunicación. Me he preguntado varias veces cuánto le hubiera apasionado investigar Internet y sus efectos sobre el cambio del clima de opinión.

¿Para qué sirve el Consejo de Estado de España?
Si consultamos la Wikipedia, nos enteramos de sus remotos orígenes. Ése es un fondo que antes podría impresionar a algunas personas ya de por sí impresionables, como las pelucas de los jueces ingleses. Sin embargo, los internautas se fijan en la cantidad de personas que componen ese Consejo y, después, se enteran del gran “pastizal” que ganan quienes pertenecen al que denominan “gran chollo”. Y en cuanto a la tradición de dicho Consejo, se le puede aplicar aquello de que «pasados los siglos horas fueron». No es el contribuyente quien debe dar explicaciones de para qué sirve ese Consejo, sino quienes lo componen.

Nos encontramos con :
1 Presidente
1 Jefe de Gabinete.
1 Secretaría General (con dos personas)
8 Consejeros permanentes.
12 Consejeros Natos
9 Consejeros Electivos.

Seguro que cualquier contribuyente quiere saber cuánto gana cada uno de esos consejeros. Por Internet lleva circulando hace tiempo una cifra de 75.000 € anuales como lo que gana anualmente cada uno de esos consejeros. Esos supersueldos, añadidos a pensiones o a ingresos procedentes de la actividad privada de esos mismos consejeros, pueden hacer que quienes pagamos impuestos nos llevemos las manos a la cabeza e insistamos en más y más claridad.

Es mucho mejor contar con buenos profesionales en el futuro que con viejos políticos en el presente

Los supersueldos de estos consejeros sirven para que otros sindicatos-lobbies de privilegio piensen que están justificados en sus exageradas pretensiones. Y aquí, antes, durante y después de la crisis no puede haber españoles que sean más iguales, mejor dicho, muchísimo más iguales que otros. Y como los acontecimientos van tan rápidos, estaría muy bien que esas 29 personas fueran pensando en la disolución de ese Consejo. Habrá que calcular en cuántas becas para profesores, investigadores y fuerzas del orden podrían convertirse esos supersueldos. Es decir, dejar de mirar a hombres y mujeres que sólo representan el pasado, y en algunos casos pasadísimo, e impulsar a hombres y mujeres jóvenes que representan el futuro, muchos de los cuales tienen que emigrar al extranjero.

El Consejo de Estado, refugio de derrotados
Creo que en los consejeros de Estado hay un toque egipcio, también de estatuas de Buda, es decir, de inmutables, pero ¿y por qué no echar el sedal aguas arriba, afirmando que parecen prehistóricos?

Volviendo al título de este apartado, podríamos enunciar esta proposición: “No hay nada más productivo que el fracaso”.

Nos encontramos nada menos que con Don Landelino Lavilla, el último candidato de la UCD, que logró dos diputados en 1982. Más de treinta años en el Consejo de Estado. ¿Y qué ha hecho de notable Don Landelino durante estos años? Sólo salió de su quietud tutankamonesca en 1996, cuando aspiró a la Presidencia del Consejo General del Poder Judicial. Fracasó, como en 1982, pero siguió y siguió, con todos los privilegios de Consejero Permanente. ¿Y por qué los españoles hemos de pagar los privilegios de ese señor?
También de la UCD proceden otros dos miembros del Consejo de Estado: Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona fue quien cedió todas las competencias en Educación a las Autonomías. Fue el peor Ministro de Educación que ha habido, según muchos que recuerdan la Transición. No ha movido un dedo por la igualdad de los castellanohablantes y, como diría G.K. Chesterton, no recordamos que haya hecho algo, ni siquiera un disparate.

También halla cobijo en el Consejo de Estado D. Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. Miguel Herrero era un buen parlamentario y podría haber sido un gran político, hasta que Aznar le venció en la carrera por la sucesión de Fraga. Asimiló mal su fracaso y dedicó sus energías a otras empresas de menor calado hasta que, desde 2004, desapareció prácticamente de la vida pública, al entrar en el Consejo de Estado. Por cierto, también ha estado ocho años de Consejero de Estado de Andorra.

Podemos añadir una mujer a este apartado: Isabel Tocino Biscalorasaga. También Fraga Iribarne la quería como su sucesora. Tuvo una efímera carrera política y llegó a ser Ministra de Medio Ambiente. ¿Y después? El Consejo de Estado, claro está. No hay un bálsamo mejor para quien no llega muy allá en política.
Entonces, la pregunta es por qué el Consejo de Estado tiene que ser un refugio seguro de derrotados.

En resumen: Algunas de las personas que componen ese Consejo tienen como “profesión” fundamental ser consejeros extraordinariamente bien remunerados desde hace años, muchos años.
¡Hay que ver de lo que nos hemos enterado con la crisis!.

El Consejo de Estado, refugio de triunfadores
Felipe González ha sido un gran triunfador de la política española. Una de las notas que más le honran es que haya renunciado a formar parte del Consejo de Estado. Lo cual es señal de que sabe ganarse la vida de otra manera que recibiendo los privilegios de ese Consejo. José María Aznar sí aceptó formar parte de dicho Consejo y es una de las notas que más le perjudican en su historial. Decidió abandonar ese puesto de privilegio cuando se hizo público que estaba recibiendo fondos por asesorar a Rupert Murdoch, el gran magnate de los medios de comunicación.

¿No hubiera sido mucho mejor haber hecho lo que Felipe González? Éste cobra como asesor de Carlos Slim, el multimillonario mejicano. Y como Felipe las ve venir, se debió de plantear qué iba a aportarle el Consejo de Estado, comparándolo con la oferta de Slim.

“Cacahuetes”, como dicen los yanquis. Aznar no tuvo esa visión, aunque ahora se gana ahora la vida fuera Consejo de Estado. Zapatero ha salido del Consejo de Estado hacia una ONG extranjera. Es de lo mejor que ha hecho en su vida.

Lo más perjudicial de estos ejemplos
¿A cuánto sale la hora efectiva de trabajo de cada Consejero de Estado? ¿Por qué no le encargan este trabajo a personas independientes? Como esto no va a salir de los responsables del Consejo de Estado ni de los políticos, seguro que hay internautas que quieren averiguarlo. ¡Adelante! ¿O es que no es interesante que nos enteremos de lo que nos sale a los españoles un día, un mes, un año, diez años, treinta años de un Consejero de Estado?

También José María Michavila Núñez es consejero de Estado. Una de las historias mejor guardadas de la Universidad Complutense de Madrid es lo que logró Gustavo Villapalos en 1992: ¡Hacer Profesor Titular de la Facultad de Ciencias de la Información a José María Michavila sin, al parecer, haber dado una sola clase en esa Facultad y sin volver a darla!

Ya José L. Lobo en El Confidencial afirmaba hace tiempo que bastaba con echar un vistazo a discursia.com o rastrear en la página oficial del Congreso para comprobar que Michavila fue “diputado vago” en 2004 y 2006. Pues sí, el Partido Popular propuso como consejero electivo del Consejo de Estado a José María Michavila, este prodigio de dedicación a la actividad parlamentaria. Entonces, la cuestión es: ¿Quién propuso a Michavila como consejero electivo? Michavila está encantado por su “paso” por la Complutense y por su vagancia parlamentaria. Repito: ¿Quién del PP le propuso para el gran chollo? Bueno es que nos enteremos de quién ha sido ese “cerebro” que ha causado un desprestigio innecesario al PP; mejor sería, pero impensable, que Michavila dimitiera; ¿cómo va a dimitir quien ha demostrado que le interesa mucho más ganar dinero fuera de la política?; es decir, quien ha demostrado tanto sentido del tacto para contar los euros. Y puestos a ponernos optimistas, lo mejor es que dimitieran todos los Consejeros: Los Permanentes, los Natos y los Electivos. Todos. Que las ramas de Michavila y de los otros citados no nos oculten el bosque.

Volviendo al principio, el gran consuelo es que, dentro de años y años, de Truman se acordarán millones de personas. De los actuales Consejeros de Estado no se acordará nadie. Ni falta que hará.

¿Qué argumentos pueden ofrecer los consejeros de Estado para justificar sus retribuciones?
En resumen: Nos encontramos con un panorama fabricado para privilegiados. ¿A que merece la pena averiguar quiénes prepararon ese escenario? Aquí empieza a ocurrir lo que en el cuento de Hans Christian Andersen, cuando el niño apuntó con su dedo para señalar que el Emperador no llevaba vestido.

Si esperamos que la clase política solucione esta situación, estamos muy equivocados. Al menos, hasta ahora. Sólo hay que repasar la sesión parlamentaria de 14 de Febrero de 2012. ¡Qué bien se unieron el popular Gómez de la Serena y Villacieros, el socialista Sánchez y Amor y el convergente Jané y Gusach contra Martínez Gorriarán, de UPyD!

Los tres políticos profesionales se dedicaron a defender los privilegios de la clase política. Nada más. Y los vientos no van por ahí. No soy precisamente un fan de Gorriarán. Sobre todo, por el papel que ha desempeñado en la crisis de UPyD. Sin embargo, en aquella sesión venció. Creo que ha sido la mejor actuación que ha tenido en las Cortes. Por eso, y aunque Goarriarán desaparezca de la política, necesitamos actualizar todos los argumentos en contra de los privilegios de los políticos. Más en concreto, de todos los que componen el Consejo de Estado.
Si comparamos, por ejemplo, lo que trabajan los profesores en cualquier nivel de la enseñanza, superan ampliamente las horas de cada consejero. Y con muchísimos más problemas que les plantean personal y profesionalmente los estudiantes. ¿Y los guardias civiles y policías? ¿Y...? ¿A santo de qué estos privilegios de los consejeros?

Finalmente, si ustedes están interesados en el Consejo General del Poder Judicial, aquí les pongo el enlace de un artículo que Confilegal acaba de publicarme.
http://www.confilegal.com/trabajo-realiza-carlos-lesmes-mejor-pagado-administracion-espanola-07102015-2212

EL PP HABLA DE 'GRAVE PERJUICIO'
La Marea Atlántica 'ahoga' al general Millán-Astray
El equipo de gobierno de La Coruña ha comenzado a cambiar las calles dedicadas a personajes de la historia de España. El general coruñés ha sido el primero en perder su plaza.
Gaceta.es 8 Octubre 2015

El Ayuntamiento de La Coruña ha comenzado hoy a cambiar el nombre de las calles franquistas. Aplicando la polémica Ley de Memórica Histórica, el equipo de gobierno de la izquierda ha fulminado una plaza con el nombre del general coruñés José Millán-Astray.

El PP ha explicado que no respalda la decisión del Ayuntamiento de La Coruña de cambiar los nombres de las calles dedicadas a personajes franquistas porque considera que estas modificaciones "causan un grave perjuicio".

El Consistorio coruñés estrena este jueves la Plaza de las Atochas donde se ubica, desde hace años, un espacio destinado al general coruñés José Millán-Astray, que se ha mantenido con esa denominación hasta ahora a pesar de la Ley de Memoria Histórica.

El Ayuntamiento, gobernado por la Marea Atlántica, ha comenzado este jueves con los cambios de nombre, que seguirán con General Sanjurjo, General Mola, Teniente General Gómez Zamalloa, Cabo Santiago Gómez, División Azul, Juan Canalejo, Plaza de los Caídos y Disciplina.

La concejal del PP Rosa Gallego señala en un comunicado que los representantes de su grupo municipal no asistirán al acto esta tarde en la Plaza de Millán Astray, que pasará a llamarse de las Atochas, por considerar que "no es prioritario para los coruñeses".

Sostiene que este tipo de medidas "no solucionan problemas reales de los ciudadanos y causan un grave perjuicio, especialmente cuando afectan a calles comerciales por el elevado coste que supone para los afectados".

Desde su punto de vista, el Gobierno municipal no debe dar prioridad a cumplir la Ley de Memoria Histórica sino que debería "empezar a negociar las ordenanzas fiscales", "los presupuestos" u "otros muchos asuntos pendientes".

La que fue cabeza de lista del PSdeG-PSOE en las últimas elecciones municipales, Mar Barcón, se ha mostrado completamente "de acuerdo" con la decisión de la Marea y, por eso, ella y varios compañeros acudirán al acto.

Ha detallado que esta medida es un "compromiso" que ella misma adquirió en campaña electoral y ha sostenido que "no hay lugar para el honor para quienes no lo merecieron", en referencia a Millán Astray, al que "algunos llamaban coruñés de pro".


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Van a más, con o sin Mas
Guillermo Dupuy Libertad Digital 8 Octubre 2015

No tengo ni idea de si la CUP respaldará finalmente la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalidad de Cataluña. De lo que nadie debería tener duda a estas alturas es de que los separatistas van a ir a más en su ilegal proceso secesionista con absoluta independencia de que este presunto delincuente continúe o no siendo el molt honorable presidente de la Generalidad.

Si afirmo tan categóricamente lo que al mismo tiempo considero una obviedad es porque muchos comentaristas creen –o quieren creer– que los últimos resultados electorales en Cataluña o la negativa de la CUP a hacer ahora una declaración de independencia o la posible salida de Mas de la presidencia de la Generalidad entorpece o incluso va a disipar el desafío que los nacionalistas han lanzado a nuestro Estado de Derecho.

En cuanto a los resultados electorales, estos comentaristas parecen no querer ver que las formaciones partidarias del falso derecho de autodeterminación han obtenido una amplísima mayoría, tanto en votos como en número de escaños. Cosa distinta es que las formaciones que querían darle un carácter plebiscitario a estas elecciones autonómicas –Junts pel Sí y la CUP– no superen en votos –cosa que sí logran en escaños– a los que han obtenido, sumados, todas las restantes.

Por otra parte, el hecho de que la CUP considere que "ahora no es el momento" de hacer la declaración de independencia no significa en modo alguno que renuncien a ello. Basta oír a Antonio Baños para darse cuenta de que los nacionalistas sólo renunciarán al derecho a decidir –falso derecho de titularidad consustancialmente colectiva que los nacionalistas sólo conceden a Cataluña pero no a Barcelona o a España– el día en que una mayoría del "pueblo catalán" decida lo que los nacionalistas quieren que decida.

Los nacionalistas podrán esperar a declarar la independencia, pero no por ello van a esperar, como de hecho no han esperado, a ese acontecimiento para seguir erigiendo ilegales estructuras de Estado o seguir haciendo caso omiso a nuestro ordenamiento jurídico y a las sentencias de nuestros más altos tribunales. La cacareada declaración de independencia no sería, en este sentido, más que otra ilegalidad de las muchas que los gobernantes nacionalistas perpetran en España impunemente. Ahora bien, el riesgo de que esa nueva ilegalidad se produzca y, lo que es infinitamente más grave, que el gobierno de España trate de evitarla con nuevas y más contraproducentes concesiones, sigue, no sólo intacto, sino fortalecido.

Y es que de poco servirá que Mas se vaya si lo sustituye alguien igual o peor que él. Y, sobre todo, de poco servirá que Mas se quede o se vaya si Rajoy o alguien como él sigue presidiendo el gobierno de España.

Quiroga, fiel reflejo de la falta de principios de Rajoy

EDITORIAL Libertad Digital 8 Octubre 2015

Gracias a las criticas de algunos medios de comunicación, a las protestas de las víctimas del terrorismo y al hecho de que estamos en periodo preelectoral, el PP vasco ha decidido retirar una ponencia sobre libertad y convivencia en la que, en lugar de condenar expresa y firmemente el terrorismo, se proclama un rechazo general a la violencia.

Teniendo presente que el Partido Popular accedió a sustituir la palabra condena por rechazo para que Bildu se sumara a la ponencia, resulta un poco hipócrita que Arantza Quiroga haya alegado este miércoles la bienvenida que los proetarras habían dado a la misma como razón para pasar a retirarla.

Quiroga ha venido a decir que se ha topado con la "desgraciada realidad" de que Bildu no da el mismo significado a condena que a rechazo y que los proetarras han interpretado su sustitución como una "victoria". Es evidente que esa "desgraciada realidad" se conoce desde hace años y que el PP la tuvo bien presente cuando, antes de retirar la ponencia, la defendió alegando que no había que encallar en las palabras a la hora de plantear el "futuro de reconciliación y convivencia" en el País Vasco.

Ninguna reconciliación, ninguna paz, ninguna libertad dignas de tales nombres pasan por llevarse bien con esa formación con la que los encapuchados de ETA dieron públicamente por "ganada" la "batalla de la ilegalización"; la misma que fue condenada por el Tribunal Supremo por ser continuadora de la ilegalizada Batasuna; la misma que se sigue negando a hacer una condena expresa del terrorismo de ETA. La libertad y la convivencia en el País Vasco pasan, por el contrario, por combatirlos en todos los ámbitos. Pasa por excluirlos a la hora de elaborar el llamado "relato" de lo que ha supuesto el terrorismo en el País Vasco. Pasa por que los etarras cumplan íntegramente sus condenas y por que los que no los condenaron pasen a hacerlo y a pedir perdón por no haberlo hecho antes.

La presunta candidez de la dirigente vasca, a la que también parece que le han sorprendido las criticas de las asociaciones de víctimas del terrorismo, sería para destituirla inmediatamente, si no fuera –claro está– el más fiel reflejo del nihilismo de quien, no por nada, forzó la salida del PP vasco de una persona tan encomiable como María San Gil.

La ponencia de Quiroga es fiel reflejo de la falta de principios de Rajoy y de aquel infausto congreso nacional del PP de Valencia, en el que se hizo un llamamiento a no causar "recelo" entre los nacionalistas. Quiroga, al igual que Sánchez-Camacho en Cataluña, no tiene ni ha tenido nunca peso específico para ir por libre frente a Genova. Quiroga no es más que una correa de transmisión de un presidente del Gobierno que, ya desde la oposición y previo acuerdo con Rubalcaba, dio por buena una paz envilecida que, lejos de significar la auténtica derrota del terrorismo, ha instalado al brazo político de ETA en las instituciones. Quiroga es fiel reflejo de la falta de principios de un presidente del Gobierno que, con la excusa de una sentencia de Estrasburgo referida exclusivamente a Inés del Río, ha excarcelado a casi ochenta etarras; de un Gobierno que, sin excusa alguna, excarceló a un criminal y torturador como Bolinaga. Quiroga es reflejo de unos incruentos pero nihilistas tiempos que permiten que una ley en vigor, la Ley de Partidos, resulte papel mojado.

Menos mal que también son tiempos preelectorales y la ponencia ha sido retirada. En caso contrario, es de temer que el PP habría consumado y agravado su acomodaticio envilecimiento.

Cataluña en el disparadero del caos
Pablo Sebastiánwww.republica.com 8 Octubre 2015

Parece claro que los primeros dirigentes del nacionalismo independentista de Cataluña no han entendido el mensaje del presidente François Hollande y de la Canciller Ángela Merkel cuando en el Parlamento Europeo ambos recordaron las palabras de François Mitterrand en las que dijo que ‘el nacionalismo es la guerra’. Lo que es tanto como afirmar que no aceptarán la ruptura de España ni tampoco la violación de la legalidad, y por lo tanto apoyarán sin fisuras todas las decisiones de los Tribunales y el Gobierno de España por drásticas que sean.

Y lo van a ser a la vista del caos, desgobierno y violación de la legalidad que ayer anunciaron los dirigentes de la CUP en una conferencia donde confirmaron que mantienen su oposición a que Artur Mas presida la Generalitat, aclamaron al que parece su candidato Raúl Romeva y anunciaron un proceso constituyente de la pretendida República de Cataluña, advirtiendo que no acatarán las sentencias del Tribunal Constitucional.

Y si esto dicen quienes tienen la llave del gobierno de Cataluña, todo anuncia que vamos hacia el imparable ‘choque de trenes’, en un tiempo en el que, para colmo, se acaba de conocer un presunto ‘sabotaje’ del AVE en Cataluña -que afectó a mas de 13.000 pasajeros- que, si es cierto, podría estar relacionado con el mal llamado ‘proceso’ y ya se verá si vinculado a sectores radicales o antisistema como los que apoyan a la CUP.

En medio de este caos político e institucional catalán, donde Mas parece la primera víctima de su propio ‘proceso secesionista’, se anuncia que los diputados electos de ‘Juntos por el sí’ acompañarán el próximo día 15 a Artur Mas cuando se persone a declarar como imputado ante el Tribunal Superior de Cataluña, como si de un cortejo ‘fúnebre/político’ se tratara para presionar a la Justicia.

Con el discurso de que estas diligencias tienen un carácter político en un tiempo donde tanto la Infanta Cristina como el exvicepresidente Rato están a punto de sentarse en el banquillo de los acusados. Y donde, finalmente, también se sentará el futbolista del Barça Leo Messi -en compañía de su padre y acusado de un fraude fiscal-, lo que ya veremos si no da pie a una nueva acusación a España por causa de los problemas de Messi, similares a los de Neymar, Mascherano y los Pujol, con el fisco y la justicia española (¿quién roba a quién?).

Lo cierto es que la CUP, partido anti sistema y anti europeo, ha puesto a Cataluña en el disparadero del caos político e institucional catalán, lo que todavía podría acabar en unas nuevas elecciones autonómicas (las cuartas en los últimos cinco años), o en inmediatas decisiones de los tribunales españoles y del Gobierno de España. Y todo ello en vísperas de las elecciones generales del 20 de diciembre.

Y ¿qué dicen de todo esto los empresarios, banqueros y primeros editores del nacionalismo de Cataluña, que generalmente apoyaban a una CiU catalanista y que ahora se ven en manos de la CUP frente a España y a la UE? ¿No hay nadie en tan poderoso entramado que levante la voz y diga ¡basta! exigiendo a Convergencia que regrese a la senda del sentido común y de la racionalidad, ahora que tendrán mas claro que han perdido el plebiscito frente a los españolistas y los comicios desde el punto de vista autonómico porque quien manda en Cataluña es la CUP?

La mentira y la ceguera, como lo subraya Josep Borrell en un excelente artículo que publicamos en estas páginas, están en el origen de tan disparatado viaje que muy pronto chocará con el muro de la realidad y de la legalidad. Provocando mientras tanto en Cataluña un ambiente de tensión social y de inestabilidad económica y social que veremos a donde llega. Y esperemos que el sabotaje del AVE no esté en relación con todo ello porque eso sería incluir la violencia en el demencial proceso que pilotan unos pintorescos dirigentes de la CUP convertidos en dueños de esta Cataluña disparatada y post electoral.

Concierto vasco, el cascabel del gato
El Concierto vasco y el Convenio navarro han sido una anomalía en el sistema de financiación de España, una distorsión consentida
Javier Caraballo El Confidencial 8 Octubre 2015

tema tabú. Quizá lo sigue siendo todavía. Sencillamente, no aparece en el debate. Ni se podía discutir siquiera. ¿Qué piensa del cupo económico vasco y navarro? “Ese tema no toca”, suelen responder con la pose repelente que utilizan algunos dirigentes políticos para mutilar los problemas y restringir la conversación solo a los asuntos que les son cómodos. Por eso, en estos días, cuando algunos dirigentes del PSOE, con más torpeza que acierto, han sugerido la necesidad de revisar los privilegios de financiación del País Vasco y Navarra, los presidentes de las dos comunidades han saltado como un resorte; que nadie remueva ese avispero. “Promoveremos un frente común” en defensa del concierto navarro, ha anunciado la presidenta Uxue Barkos: “Navarra va a defenderlo con voz propia, rotunda y contundente”. En el mismo sentido, el 'lehendakari' vasco, Íñigo Urkullu, se ha cruzado de brazos: “Cualquier modificación unilateral del concierto económico es una línea roja que no podemos permitir que se traspase. Y asistimos a una campaña institucional y política que pretende cuestionarlo”. ¿Ven? Ni cuestionarlo.

Como en tantas ocasiones, la reacción contraria que se suscita es directamente proporcional a la importancia del asunto que se quiere ocultar. Se niega que el concierto sea un privilegio, pero el anuncio encendido de un “frente común”, esas “líneas rojas” que se pintan en el debate para que no se vuelva a hablar del asunto, lo único que desvelan es que se trata, en efecto, de un privilegio que no se quiere perder. La forma en que se quiere ahogar toda discusión, cegar de raíz la polémica, es la mejor demostración de que esa, y no otra, es la piedra angular del debate reformador que debe abordarse en España, con la financiación de las autonomías como primer paso. El propio 'lehendakari' Urkullu, quizá sin darse cuenta, lo deslizó ayer en su discurso: “El concierto económico es la clave de bóveda del autogobierno vasco”. Y, ciertamente, es así.

Desde que se instauró, el Concierto vasco y el Convenio navarro solo han tenido un sentido político: intentar aplacar con dinero las desavenencias de esas dos regiones. Con los altibajos de la historia, la realidad es que desde el final del carlismo se instauró esa lógica en España, como un tributo que había que asumir como un riesgo menor. En cada época histórica, desde entonces, hay matices distintos, supresiones y restauraciones de los derechos forales, pero es posible establecer una línea continua. Lo que sucedió con la llegada de la democracia es que se entendió que los privilegios de financiación del País Vasco y de Navarra eran necesarios para intentar apaciguar la terrible y sangrienta amenaza de ETA; lo conveniente era dotar a las dos autonomías de un sistema económico especial, el concierto vasco y el navarro. Un privilegio económico ‘indiscutible’ en el debate político que ha permitido al País Vasco y a Navarra una mejor financiación, y un mayor desarrollo de los servicios públicos, en comparación con el resto de comunidades autónomas. Y como se trataba de evitar un mal mayor, por la amenaza de la banda terrorista, todo el mundo lo aceptaba así. Tema tabú. No se habla.

¿Por qué, entonces, se remueve ahora ese avispero? Por la confluencia de tres factores esenciales: la derrota de la banda terrorista etarra, la amenaza independentista de Cataluña y los recortes impuestos por la crisis económica en el sistema general. La confluencia de esos tres elementos ha provocado que salten las costuras del modelo de financiación vigente en todo este tiempo en la España de las autonomías, y que se ha mantenido pese a las críticas periódicas de unos y otros. El Concierto vasco y el Convenio navarro han sido durante todo este tiempo una anomalía en el sistema de financiación de España, una distorsión consentida. Y ahora que, por las circunstancias mencionadas, se plantea la necesidad de establecer un nuevo modelo, más estable, más igualitario, estalla la contradicción de que se ha consolidado la idea de que de ese tema no se discute pero, al mismo tiempo, se tiene la evidencia de que nada sólido ni viable se puede construir sobre una anomalía.

Pero ¿quién le pone el cascabel al gato vasco y navarro? Hasta ahora, solo UPyD y Ciudadanos se habían mostrado abiertamente en contra del concierto vasco y del navarro, pero la controversia no ha estallado hasta que se han pronunciado algunos barones regionales del PSOE. Ocurre, sin embargo, que la empanada ideológica en la que está instalado el PSOE cada vez que aterriza sobre el modelo territorial de España impide que ninguna de sus propuestas sea, al menos, inteligible. Con más torpeza que eficacia, han agitado el avispero sin saber muy bien a dónde quieren ir. Entre contradicciones, rectificaciones y matizaciones, a lo máximo que han llegado la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el presidente de Valencia, Ximo Puig, es a decir que el concierto económico se tiene que “modular”. ¿Y eso qué quiere decir? ¿Piensa lo mismo Pedro Sánchez o en el fondo se trata de un nuevo frente interno para removerle la silla de secretario general? Si al PSOE, que cada vez que se ha pronunciado sobre el Estado autonómico ha sido por un interés electoral, se le une el silencio espeso del Partido Popular y del Gobierno de Rajoy, para no complicarse con nuevos frentes, se podrá aventurar ya que lo único que acabará imponiéndose de nuevo es el tabú del riesgo menor. Como en el último siglo y medio.

Sostiene Urkullu que lo que no se puede entender es “este ataque deliberado a un sistema histórico, pactado, legal, solidario y eficaz, que solo redunda en beneficio de la ciudadanía”. Interesante reflexión. En España es curiosa la consideración que se otorga a leyes e instituciones con el paso del tiempo. Al mismo tiempo, el paso de los años puede revestir a una ley o a una institución de un carácter histórico, algo que debe preservarse, y, en sentido contrario, esos mismos años convierten algo en vetusto, anacrónico, algo que debe reformarse. ¿Se dan cuenta? Por ese absurdo, nos encontramos ahora con que la Constitución española, con menos de medio siglo, ya se ve desfasada y, sin embargo, los derechos forales del País Vasco y de Navarra, que se remontan a la tercera guerra carlista, de finales del XIX, se consideran intocables. Como para entenderse y confiar en un gran acuerdo.

En apoyo de los padres bilingües de Balaguer
Antonio Robles Libertad Digital 8 Octubre 2015

El pasado 7 de septiembre asistimos en Balaguer (Lérida) a una de las manifestaciones más ruines de acoso contra dos niños y sus padres, por haberse atrevido a pedir enseñanza bilingüe. Nada que no fuera legal, nada que no fuera posible, nada que perjudicase los derechos de otros.

A quienes aún se dejen enredar por las mentiras del catalanismo les informo de que la sentencia del TC 337/1994, corroborada por la del estatuto de 2010, sienta que en Cataluña catalán y castellano son lenguas vehiculares y ninguna puede ser exclusiva ni excluyente. Pues bien, aun así, ahí sigue el racismo cultural de la inmersión únicamente en catalán. Varias sentencias judiciales del Tribunal Supremo (TS) y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) han instado a que se imparta la educación en los dos idiomas, pero ni el Gobierno de la Generalidad las ha cumplido ni los diferentes Gobiernos del Estado las han hecho cumplir. Hasta que el TSJC ha obligado al Departamento de Enseñanza de la Generalidad a impartir el 25% de la actividad docente en castellano, amparándose en la Ley Wert. Una ley, como saben, que resume la cobardía del PP en esa mísera cuota.

Ni ese insignificante 25% han aceptado los caciques del nacionalcatalanismo. Esta democrática revolución de la sonrisa con la que se enmascara el racismo cultural del catalanismo convocó, a través de la asociación de padres del colegio público Gaspar de Portolà y con el apoyo de CDC, Unió, ERC, la CUP y el PSC, un escrache contra los padres rodeando el mismísimo colegio, y en defensa de l’escola catalana. Ya saben, "Per un país de tots, l’escola en català". Cataluña es una nación de sofismas, y este es uno de los más conseguidos.

Tanto quejarse del bullying en el entorno escolar, y los propios padres y políticos catalanistas lo organizan con la complicidad de los medios y la dirección de la escuela. Sus datos salieron a la luz, el acoso se extendió a las redes sociales y, sin pudor alguno, los partidos implicados lo dejaron por escrito. Su pequeño negocio familiar sufrió las consecuencias y sus criaturas quedaron marcadas.

El acorralamiento nacionalista, finalmente, logró amedrentar a la familia. Cuatro días después renunciaron a lo que los tribunales le habían reconocido (al 25% de horas docentes en español, el 75% restantes seguían siendo sólo en catalán). Quien quiera palpar el drama de esta familia puede entrar en este link.

Ante el vacío social soportado en soledad por esta familia, la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) ha convocado una jornada de apoyo y desagravio en la Plaza del Ayuntamiento de Balaguer, a las 12 de la mañana del próximo domingo, 11 de octubre, donde se leerá la Declaración de Balaguer. En ella, según me ha transmitido su presidenta, Ana Losada, darán "apoyo público a la familia que sufrió y sufre acoso social en esta población, además de ponerla en contacto con otras familias que han pedido como ella enseñanza bilingüe para sus hijos. Nuestro objetivo es denunciar cómo, desde el Departament d'Ensenyament, se permiten y se alientan actuaciones encaminadas a no hacer posible el cumplimiento de las sentencias dictaminadas por el TSJC ". La hora de los valientes.

P. D.: La próxima semana UPyD presentará en el Congreso de los Diputados una "proposición de ley orgánica sobre la oficialidad del castellano como lengua común española" de carácter urgente. Con ella aprobada, serían imposibles abusos como éste. Vigilen qué partidos la rechazan y quienes la apoyan. Con nuestro voto podemos acabar con la cobardía de unos y el despotismo de otros. Además de desenmascararlos.

CRISIS EN EL PP
Editorial de Eduardo García Serrano sobre la descomposición del PP vasco
  www.gaceta.es 8 Octubre 2015

Arancha Quiroga es un oxímoron en sí misma. Es la buenísima imagen de la descomposición, vía degradación, del PP vasco. La descomposición, en cualquiera de sus grados, tiene siempre una apariencia desagradable, menos en Arancha Quiroga, la lideresa de ese PP vasco que, después de su heroica trayectoria con Mayor Oreja, Santiago Abascal, Miguel Ángel Blanco y tantos otros, acabó convirtiéndose, primero, en un mochilero del PNV-PSOE y después en un palmero espontáneo de Bildu.

No sabemos si la peluquera de Arancha Quiroga es la misma que la de Javier Maroto que, según propia confesión, ofrece su cogote y su barba a una peluquera de Bildu que es una buenísima persona. El caso es que Quiroga, como la peluquera de Maroto, quería proclamar junto a los filoetarras de Bildu una condena global, cósmica y universal a la violencia venga de donde venga, incluso de los tebeos del zorro, sin la menor referencia ni rechazo o repulsa expresa a la violencia criminal de ETA. Ha terminado reculando porque la han obligado a rectificar. A lo peor Maroto y ella tienen que cambiar de peluquera. Qué lástima, con lo mono que llevas el pelito, Arancha.

EXCLUSIVA: Carta de Ángeles Pedraza a Quiroga
'En lugar de reconocer su error, arremete contra mi persona'
Por su interés, Gaceta.es reproduce en exclusiva la carta que la presidenta de la AVT ha enviado esta misma mañana a la Presidenta del Partido Popular Vasco tras sus polémicas declaraciones.
Juan E. Pflüger  www.gaceta.es 8 Octubre 2015

A la Presidenta del Partido Popular del País Vasco

Estimada Sra. Quiroga,
Escuché sus explicaciones sobre la polémica surgida en relación a la moción presentada por su grupo parlamentario el pasado lunes en el Parlamento Vasco y no me ha quedado otra opción que sentarme y escribirle estas líneas. En nombre propio, pero también en nombre de los más de 4500 asociados que represento como presidenta de la AVT.

Se justifica diciendo que se han tergiversado y malinterpretado intencionadamente sus palabras, pero en dicha moción no se habla en ningún momento ni de violencia terrorista ni de la exigencia de su condena. El texto desprende una ambigüedad intencionada que pretende contentar tanto a unos como a otros y a las víctimas, en la defensa de nuestros derechos, no nos valen las medias tintas. No se puede pretender contentar a las víctimas y a la vez ceder a los postulados de aquellos que siguen sin condenar la violencia de ETA y que sólo buscan blanquear el pasado de los terroristas recurriendo a equiparaciones entre víctimas e inventando un conflicto que no fue tal.

Sra. Quiroga, cuando habla claro, como lo hizo al dar explicaciones, la entiendo perfectamente. Y créame que también la entiendo cuando, más allá de reconocer su error, decide recurrir a comentarios fáciles para justificar su actuación y arremeter contra mi persona como presidenta de la asociación mayoritaria de víctimas del terrorismo. No obstante, y aunque como le digo, la entiendo, me gustaría hacerle algún comentario a sus palabras, de las que se desprenden algunas acusaciones que me parecen de extrema gravedad y por lo que espero sinceramente que rectifique.

No encontrará ninguna declaración mía, ni de la asociación que tengo el honor de presidir, diciendo que estoy de acuerdo con que el presidente Urkullu realice homenajes a las víctimas del terrorismo junto con víctimas de otras violencias. Todo lo contrario. Desde el principio hemos mostrado públicamente nuestro rechazo al Plan de Paz y Convivencia, al que hemos realizado múltiples alegaciones, y hemos sido muy críticos con Urkullu precisamente por esa iniciativa suya, presentada junto con representantes de Bildu, de realizar homenajes conjuntos a las víctimas de vulneración de derechos humanos.

En sus palabras también hay una crítica explícita a las declaraciones que realicé sobre el discurso de Urkullu en el homenaje realizado a las víctimas el pasado mes de junio. Simplemente le diré que entre Urkullu y usted hay una diferencia: del PNV nunca hemos esperado nada, de ahí que valorará positivamente sus palabras, aunque dejando bien claro que de nada servían sino venían acompañadas de hechos concretos. De usted, y del partido que representa, las víctimas del terrorismo esperábamos protección y respaldo en nuestras reivindicaciones de Memoria, Verdad, Dignidad y Justicia. Por desgracia, en esta legislatura, no hemos encontrado ni una cosa ni la otra.

Sobre su mención a mi presencia hace unos días, junto a Jonan Fernández, en un homenaje que se realizaba a tres funcionarios de prisiones, ningún comentario merece, ya que como bien dice se trataba de un homenaje a tres víctimas del terrorismo, de ahí mi presencia en el mismo para acompañar a las familias, como tantas veces he hecho. Le recuerdo que en dicho homenaje se encontraban igualmente representantes del Ministerio del Interior y de todos los partidos políticos, incluida usted misma.

No voy a entrar a valorar su acusación de aplaudir que Urkullu proponga hacer “el mismo homenaje a Miguel Ángel Blanco y a quien le estaba sujetando cuando le estaban metiendo un tiro”, porque me parece de una bajeza y una gravedad extrema, pero sí le diré que me preocupa comprobar que, cuando las víctimas comulgamos con los postulados que defienden, todo son alabanzas y reconocimientos, mientras que cuando tenemos la “desfachatez” de alzar la voz y opinar sobre sus más que discutibles decisiones en materias que nos afectan directamente, recurren al ataque, al desprecio, al aislamiento y al silenciamiento.

Como le dije a Urkullu, las grandes palabras y los discursos elaborados están muy bien, pero el apoyo y la defensa de las víctimas del terrorismo se demuestran todos los días y no solo acudiendo a actos y a homenajes, sino también en las decisiones políticas que se adoptan, en las mociones que se presentan y en las declaraciones públicas que se realizan.

Para terminar esta carta me gustaría dirigirme a ti de madre a madre. Te conozco personalmente Arantza, hemos coincidido en varias ocasiones, me he reunido contigo y considero que entre ambas existía una buena relación. Tu cargo es un logro en tu carrera política; el mío solo es la consecuencia de que mi hija Miryam muriera asesinada el once de marzo de 2004. Espero que entiendas que yo, como presidenta de la AVT y como víctima, jamás haga una cesión ante los terroristas. Espero que respetes nuestro enfado cuando vemos que quienes nos deberían representar en la esfera política empiezan a utilizar un lenguaje ambiguo propio de quien quiere contentar a unos y a otros. O se está al lado de las víctimas o no se está. Y creo que todo cargo político lleva aparejado el aceptar las críticas sin arremeter contra los que hemos puesto todo, incluso la vida de nuestros seres queridos y, sin embargo, seguimos luchando. Te garantizo que todo aquel que pretenda legitimar, de una manera u otra, la violencia terrorista y blanquear a los terroristas me tendrá enfrente.

Así es el brazo político de ETA
Estos cinco líderes de la "izquierda abertzale" justifican el asesinato selectivo de 856 seres humanos
www.latribunadelpaisvasco.com 8 Octubre 2015

ARNALDO OTEGI
Justifica el asesinato selectivo de 856 seres humanos.
Ingresó en ETA político militar en 1977 y en ETA Militar en 1981.
Fue condenado a 6 años de prisión por secuestrar al empresario Luis Abatua.
Cumplió 15 meses de prisión por dar las “gracias a todos los gudaris” que han muerto cometiendo atentados contra civiles inocentes.
En 2009 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que los líderes de Batasuna, él entre ellos, proponían un proyecto “que no respeta las reglas de la democracia”.

HASIER ARRAIZ
Se opone a la detención de miembros de ETA condenados por la Justicia.
En 2013 afirmó que matar en democracia fue “acertado”: “Reivindicamos lo que fuimos y lo que somos, lo que hemos hecho y lo que hacemos”.
En 2015, tras una operación policial contra ETA, dijo: “Es el momento de que este pueblo dé jaque mate a la Guardia Civil”.
En 2015 se definió así a presos de ETA condenados por asesinato: “Son hombres y mujeres capaces de entregar su vida por un sueño”.

PERNANDO BARRENA
Fue detenido en 1985 por pertenecer a un comando de información de ETA.
Encabezó la candidatura de Euskal Herritarok al Parlamento de Navarra en 1999 e incluyó en su lista a un preso de ETA, José Luis Barrios, que cumplía condena por el asesinato de Alberto Jiménez Becerril y de su esposa, Ascensión García, en Sevilla.
En 2007 definió a ETA como “un agente político de este país”.
En 2015 calificó como “una vergüenza” la operación contra los abogados de ETA acusados de integración en organización terrorista, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda pública.

BAKARTXO RUIZ
En 2012 se encerró en el Parlamento de Navarra para reclamar la libertad de Josu Uribetxebarria Bolinaga, asesino múltiple de ETA y secuestrador de José Antonio Ortega Lara.
En 2013 dijo en el Parlamento de Navarra que “la tortura es parte de las estructuras del Estado español”.
En abril de 2015 participó en el homenaje a su hermano, Zigor Ruiz, a la salida de la cárcel de Herrera de La Mancha, donde cumplía condena por pertenencia a ETA.
Pone al mismo nivel a las víctimas y a los terroristas: “Las víctimas son parte importante como lo son los presos también”

MARIAN BEITIALARANGOITIA
Fue alcaldesa de Hernani por ANV, partido posteriormente ilegalizado por formar parte del brazo político de ETA.
En 2008, en un mitin de ANV en Pamplona, pidió “un chaparrón de aplausos, lo más caluroso posible” para los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, autores del atentado contra la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas en el que murieron dos personas.
En marzo de 2015 criticó una operación de la Guardia Civil contra el entorno de ETA por ser “un ataque grave a la convivencia”.
En abril de 2015 se posicionó en contra de la detención de miembros de ETA y calificó a la organización que agrupa a los familiares de los presos como una “asociación de víctimas”.

Fuente: Colectivo de Víctimas del Terrorismo
https://covite.org/izquierda-abertzales-referentes/#!

El Ayuntamiento modificó las normas para evitar que la muestra, ya confirmada, puediera mostrarse en la sala de armas de la Ciudadela
Europa Press www.lavozlibre.com 8 Octubre 2015

Pamplona.- La titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona ha estimado el recurso presentado por la Delegación del Gobierno en Navarra y ha acordado la suspensión de la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de denegar la exposición sobre víctimas del terrorismo prevista en la planta baja de la Sala de Armas de la Ciudadela entre el 19 de octubre y el 2 de noviembre. El auto puede ser recurrido.

Frente a la denegación por parte del consistorio pamplonés, comunicada por correo electrónico el 15 de septiembre, el abogado del Estado interpuso una demanda en la que solicitó como medida cautelar urgente la suspensión de esa decisión al considerar que tal disposición se había adoptado sin seguir el trámite procedente.

Entre otros motivos, el Ayuntamiento alegó que es prioritario el interés público implícito que hace el consistorio de los usos de sus bienes, frente al de la Delegación del Gobierno, puesto que no se está ejercitando la competencia del Estado en materia de seguridad pública y mantenimiento del orden público.

Según consta en el auto, la autorización de la exposición se acordó por resolución firme del Ayuntamiento de Pamplona de 8 de junio de 2015, que literalmente "aprueba el acuerdo de colaboración" celebrado entre las partes.

La juez explica en la resolución que, desde una perspectiva puramente teórica, la revocación del acuerdo era posible, como la de cualquier acto administrativo, y apunta que sobre esta discrepancia jurídica se pronunciará en el momento de dictar sentencia.

Pero a los efectos de la suspensión cautelar solicitada, expone que "no se ha aportado prueba de que existan razones de orden público, por ejemplo de que se pretenda para esas fechas otro tipo de uso prioritario de la planta baja de la Sala de Armas, que sí pudieran justificar la revocación de la cesión en su día acodada".

Es más, la magistrada resalta que "concurren perjuicios de difícil reparación", dado que la exposición tiene comprometidas otras fechas en otras ciudades, por lo que de no realizarse en las fechas inicialmente autorizadas podría no repetirse. Además, añade, "precisa de cierto tiempo para su montaje y transporte, cuestiones todas ellas que se han previsto para el periodo de exposición aprobado y que generarán gastos si se alteran". Y a mayor abundamiento, concluye, el Ayuntamiento tampoco ha ofrecido otros locales que pudieran paliar estos perjuicios que indefectiblemente se van a producir.


Recortes de Prensa   Página Inicial