AGLI Recortes de Prensa   Lunes 26  Octubre 2015

Retos para una España en quiebra
Alejandro Inurrieta www.vozpopuli.com 26 Octubre 2015

Los dos próximos meses van a ser frenéticos para el conjunto de políticos profesionales que, después del letargo de la legislatura, van a conocer por fin a algunos ciudadanos de sus propias circunscripciones. De los bares del Congreso y aledaños, pasarán a sufrir las peticiones de pensionistas, madres solteras en situación de pobreza, niños escolarizados en barracones o parados de larga duración. La manada de diputados y senadores, acompañados por los líderes regionales, más desconocidos aún que sus representantes, recorrerán pueblos y ciudades prometiendo mejoras en aspectos cruciales como el empleo, la educación, la violencia de género, sólo algunos, la justicia, la agricultura, los salarios, la limpieza, infraestructuras, en muchos casos inservibles, para después retirarse a confesarse por el pecado de mentir con tanta desfachatez.

Los políticos volverán a prometer lo que saben que no van a cumplir
Con este panorama, el país se prepara para otro aluvión de carteles caros e irrelevantes, propaganda en papel que nadie utiliza, mítines estériles que sufragarán personajes oscuros, comisiones para empresas de afines al partido de turno, y sobreactuación en los medios de comunicación que también son parte del entramado mercantil que caracteriza una contienda electoral con metodología del siglo XX. Todo ello regado con financiación pública poco transparente, que será analizada por el Tribunal de Cuentas dentro de cuatro años, cuando esta camada de actores políticos estén cerrando la próxima legislatura.

Se avecina una nueva campaña con métodos caros y propios del siglo XX
Con estos apriorismos, el escaso prestigio social e intelectual de gran parte de los contendientes electorales favorece una tipología de campaña simple, vacía de contenido, solo salpicada por ocurrencias y mucho marketing de los creadores de líderes mediocres, que tanto daño han hecho a este país. Este envoltorio de celofán, que tanto brilla en programas estrella como Salvados, esconde una falta de preparación alarmante para acometer los gravísimos problemas que aquejan a España. Un país con una economía quebrada a largo plazo, con un sistema de Seguridad Social insostenible, con un grado de formación y cualificación de gran parte de la población realmente preocupante. Pero también con un entramado empresarial caduco, que se aprovecha de su poder de negociación para esquilmar gran parte de las rentas internas sobre la base de baja productividad, salvo sectores y zonas puntuales, bajos salarios y desprecio absoluto por la participación de los trabajadores en la toma de decisiones.

Los grandes retos son el empleo, nuevo modelo productivo y un empresariado diferente
Una economía atrofiada, obnubilada todavía por una herencia de dinero fácil, gracias a la burbuja inmobiliaria y crediticia, que todos quieren resucitar. Sin señales de ningún cambio en el patrón de crecimiento, los lobbys inmobiliarios, turísticos y financieros, junto a las constructoras, ya están tomando posiciones para volver a engañar a los futuros inquilinos de la Moncloa para venderles la cuadratura del círculo. Dinero fácil y barato, crédito sin restricciones, empleo abundante, temporal y mal pagado, compra compulsiva de coches y casas por esa población joven, que anestesiada por esa falsa riqueza, devolverá el voto a los dos grandes partidos, como en el pasado.

Los grandes partidos tratarán de resucitar una nueva burbuja
Este esquema de producción, que se complementa con temporadas turísticas boyantes, favorece la aceleración temporal de las cifras de crecimiento, otra cosa es si están bien medidas o no, falsea la realidad estructural de nuestro crecimiento a largo plazo, pero permite tener legislaturas cómodas y placenteras, como la segunda de Aznar y la primera de Zapatero. Pero nadie presta atención a que la tasa de empleo media en España está en el 47%, y la tasa de actividad en el 58%. Que el desempleo crónico, sumando el subempleo, nos llevaría a una tasa de paro del 28%, pero para ello el INE debería calcular estas estadísticas, como se hace en EEUU.

Sin industria, todo el mundo sabe que la productividad se resiente y que el empleo y los salarios quedan a meced de la temporalidad y la devaluación salarial. La política industrial, devastada tras la entrada en la UE, ha sido castigada en multitud de sectores, salvándose de momento, algunos puntuales como el automóvil, aunque nos hayamos convertido en meros ensambladores de utilitarios. Ello también ha devastado el incipiente modelo de ciencia e innovación que se intentó instalar a partir de 2004. Fue un claro espejismo que fue fulminado por la crisis, creyendo que la investigación y la ciencia es un gasto y no una inversión. Como los réditos de todo ello no sirven para cortar cintas, y su maduración supera claramente una legislatura, los insignes diputados del PP y otros, decidieron que aquí no vale la pena investigar. A cambio, expulsamos población bien formada al exterior, y con experiencia investigadora, para que el fruto de todo ello se lo queden en Alemania o EEUU. Colbert ha vuelto encarnado en De Guindos y Rajoy.

La investigación y la educación de calidad solo se puede obtener yéndose de España
Si todo esto falla es porque el sistema educativo ya no cumple su papel esencial. Ha dejado de ser la escalera del ascensor social, segregando cada vez más a los millones de alumnos que vegetan en las aulas, que son obligados a obtener títulos que ya no sirven para nada. Los que defienden un modelo educativo al servicio del sector productivo son los mismos que preconizan un modelo universitario cada vez más endogámico y cuya burbuja explotará alguna vez. Ese sistema que impone una barrera a la entrada en el ámbito universitario consistente en publicar artículos de supuesta investigación que nadie controla y que, en la mayoría de los casos, no tiene ninguna incidencia en la sociedad. Estos investigadores se autocitan entre ellos y mantienen revistas prestigiosas que apenas se leen, pero que suponen el mayor hito para enseñar en la gran mayoría de Universidades. Pero nadie se ocupa de controlar si la docencia que se imparte cumple los mínimos estándares de calidad o utilidad. Algunos de estos brillantes investigadores, defensores de esta burbuja endogámica, se postulan como futuros Ministros de España.

Esta desigualdad incipiente, que ya nace en la escuela, se ha convertido en el gran cáncer, no solo de la economía española, sino que se ha generalizado a nivel internacional. La asimetría en las dotaciones de capital humano y físico en España son tan sangrantes, que es imposible que haya una convergencia si no se prepara a conciencia un verdadero cambio estructural en materia educativa, productiva, empresarial y también política. Los diferentes grandes partidos han tomado sus respectivos feudos como agencias de colocación se sus huestes, y favorecen a empresas afines que han colaborado en la gran parte de casos de corrupción a lo largo de toda la geografía. De nada servirá que los líderes cambien y ahora luzcan juventud, buen vestir y aseados discursos. Seguirán siendo marionetas en manos de los grandes lobbys, incluso los que se arrogan la etiqueta de nuevos, limpios y vírgenes.

En suma, España se encamina hacia el abismo por falta de voluntad real de cambio en una sociedad vieja, cansada y hastiada de líderes carismáticos y huecos, cuya única aspiración es acabar en algún Consejo de Administración de una multinacional. Una sociedad demasiado acostumbrada a caudillos que les solucionen sus problemas y que tiene en el dinero el becerro de oro que suple la carencia de espíritu crítico y formación de vanguardia para luchar por una sociedad libre y próspera de verdad.

La recuperación con empleo basura es imposible
El modelo de crecimiento de Rajoy basado en poca inversión y mano de obra barata carece absolutamente de recorrido, con trabajos precarios y sueldos de hambre de 600/900 euros
Roberto Centeno El Confidencial 26 Octubre 2015

El miércoles se cerraría la legislatura más lamentable y perniciosa desde que la infausta Transición dio paso al régimen oligárquico de partidos, y donde la expresión más repetida por todos los grupos políticos para calificar a Rajoy sería la de mentiroso, y para sus cuatro años de desgobierno, “legislatura perdida”. La primera es verdadera pero la segunda falsa. Mentiroso porque incumpliría todas y cada una de sus promesas, algo que deberían tener presente quienes aún confían en el personaje a la hora de votar, pero sobre todo porque son falsas todas sus afirmaciones sobre recuperación, consolidación fiscal o sistema de pensiones. Y “legislatura perdida” ojalá fuera cierto porque “perdida” significaría que no se ha hecho nada, ni bueno ni malo, y nada más lejos.

Para empezar, España no se está recuperando en forma sólida y sostenible. No confundamos, como hace la inmensa mayoría de medios y analistas, la coyuntural alegría actual del gasto, de la mano del incremento del consumo y la inversión pública financiados con déficit, porque por si se necesitara alguna prueba más para demostrar la falsedad de la afirmación estrella de Rajoy, aparte la deuda pública y exterior, del vertiginoso aumento de la pobreza o la quiebra de las pensiones, los datos de la última EPA han venido a remachar el clavo que demuestra más allá de toda duda razonable la última gran mentira del presidente: es absolutamente imposible y jamás se ha producido en la historia de la economía un crecimiento estable con empleo temporal y salarios que no permiten salir de la pobreza.

La salida de la crisis que Rajoy anunciada a bombo y platillo es una gigantesca farsa. Un año puntual no significa nada, lo único que cuenta es el crecimiento estable a medio plazo, y aquí el servicio de estudios del BdE prevé un crecimiento medio del 1,25 los próximos 11 años. La tendencia hacia la terciarización de la economía está siendo imparable, con trabajos precarios de dos meses y menos, y sueldos de hambre de 600/900 euros. “La economía española se caracteriza por presentar un nivel de 'stock' de capital tecnológico significativamente más reducido que el de otros países. Su peso en el PIB se situó un 25% por debajo de los padecimientos de nuestra historia, y su peso en el PIB se sitúa un 25% por debajo". El modelo de crecimiento de Rajoy basado en poca inversión y mano de obra barata carece absolutamente de recorrido.

Y en cuanto a “legislatura perdida”, todos los fundamentales están hoy no ya peor sino mucho peor que en 2011: la deuda pública total ha crecido el 46%, el mayor incremento en 35 años, ni siquiera en las quiebras de los Austrias en los siglos XVI y XVII ocurriría nada igual, y entonces se estaba defendiendo un Imperio. Rajoy solo defiende a dos millones de enchufados, a los bancos alemanes y franceses y a los oligarcas del Ibex. La deuda externa es la mayor de la OCDE. La desigualdad y el riesgo de pobreza, los mayores de la UE, y el sistema de pensiones, quebrado. Solo el río de dinero ilimitado de Dhragi mantiene en pie este océano de deuda, despilfarro y corrupción, a costa de la ruina de las generaciones futuras. Algún día nuestros hijos y nietos nos maldecirán por nuestra insensatez.
El imparable deterioro del empleo

El jueves, la mayor agencia de noticias económicas mundial, Bloomberg, explicaría así la cifras del paro en España: “El incremento de la contratación temporal añadió 182.200 nuevos empleos en la economía española durante el tercer trimestre, que incluye la crucial etapa del verano. A pesar de la mejora, España, con el 21,2% de paro, mantiene la tasa más alta de la eurozona después de Grecia, pero sobre todo el número de empleos permanentes se redujo en 18.900 en el trimestre, lo que agranda el abismo entre trabajadores principalmente jóvenes con escasa protección y los trabajadores estables”. Una descripción certera de un Gobierno que no cesa de destruir trabajos dignos -459.000 a día de hoy- mientras presume de crear trabajos con sueldos miserables de 600/900 euros y además eventuales.

La reforma laboral del PP ha sido una auténtico arma de destrucción masiva del mercado de trabajo. Solo se ocupa de facilitar el despido, el empleo temporal y los sueldos de hambre. La reforma laboral permite a los gestores incompetentes o venales ocultar sus errores garrafales de gestión haciendo recaer íntegramente el coste de los mismos sobre los trabajadores competentes que nada tuvieron que ver con la ruina de las empresas; dicho en corto, la reforma laboral es un instrumento legal que permite la permanencia de los empresarios más incapaces mediante la expulsión de los trabajadores más capaces. Y esto es lo que Rajoy y el PP presentan como su gran aportación a la salida de la crisis. No tienen vergüenza. Un ejemplo actual me servirá para ilustrar esta afirmación.

Me refiero al escandalosos expediente de regulación de empleo (ERE) de Repsol, que podría afectar a 1.500 trabajadores. Una empresa que disfruta de un monopolio intocable, y cuyo problema no es la cifra de trabajadores sino la descomunal incompetencia de los separatistas vascos y catalanes que gestionan el grupo. Estos indocumentados han realizado una inversión tan disparatada como la compra de una empresa de exploración canadiense por 8.000 millones de euros ¡valorando sus reservas a 80dólares/barril!, cuando el crudo esta a 48 dólares y bajará más en los próximos meses por la combinación de cinco factores: el fin de las sanciones a Irán, el que los grandes productores no van a reducir su extracción, la fuerte resiliencia del 'fracking' en EEUU, que sigue produciendo nueve millones de barriles/día, el crecimiento de los inventarios y el estancamiento de la demanda.

Este desatino que ha producido el asombro y la mofa generalizados en los mercados, habría producido en cualquier país civilizado la destitución fulminante de los responsables y del consejo de administración, pero en la España del PP/PSOE, los responsables de los desastres se van de rositas y los trabajadores inocentes y sus familias se ven privados de su modo de vida, como ocurrió con las Cajas de Ahorro. Es así como la reforma laboral de Rajoy ayuda a la recuperación de España: los incompetentes siguen en sus poltronas dirigiendo las empresas, y los trabajadores preparados son despedidos sin contemplaciones. No solo es una injusticia sangrante, es un tema de competitividad y eficacia, ¿dónde creen que irá Repsol con los inútiles que la dirigen? Así no se construye un país, así se destruye.
 

Desde un punto de vista estrictamente cuantitativo, sin entrar en la imparable degradación salarial, las cifras más representativas de la variación del empleo son:

                                                               Variación 3T 2011/3T 2015

Población activa………………………………… -235.000
Empresarios sin asalariados……… ……….         +265.000
Ocupados……………………………………    -107.000
Parados………………………………………   -127.000
Asalariados a tiempo completo……………        -459.000
Asalariados a tiempo parcial……………….       +352.000

¿Y que significa esta colección de cifras?, pues las dos primeras, que hay 500.000 parados más de los que el INE califica directamente como tales. ¿Por qué?, pues porque los 235.000 activos menos son lo que se denomina “parados desencantados”: personas que estando paradas han perdido la esperanza de encontrar empleo y ya no lo buscan cada semana, en cuyo caso el INE no los incluye como parados sino como inactivos. Y respecto al incremento en 265.000 del número de empresarios sin asalariados, significa que muchos parados por diversas razones se dan de alta como autónomos aunque en realidad están parados. Es decir, en cuatro años el número de parados no ha descendido en 127.000, se ha incrementado en 500.000-127.000=373.000.

Los otros dos conceptos son una medida de la precarización del empleo, en cuatro años se han destruido 459.000 empleos a tiempo completo mientras se han creado 352.000 a tiempo parcial. Si a esto se une el hecho de que la contratación es temporal, normalmente a dos meses e incluso por días, y que los nuevos salarios no permiten al trabajador salir de la pobreza, tenemos una idea de lo que significa el empleo que Rajoy y el PP están vendiendo a los incautos como el gran éxito de su legislatura. Pero veamos las cifras globales.

Para no mezclar churras con merinas, que es lo que hace la EPA, sumando trabajos de 40 horas semanales con trabajos de 10, o trabajos indefinidos con trabajos de dos meses o de dos días, tenemos que recurrir a la Contabilidad Nacional. Según esta, el número de asalariados ocupados medido en puestos de trabajo equivalente a tiempo completo era a fines de 2011 de 15.328.000. A junio de 2015, última cifra disponible, el número de ocupados había caído a 14.662.000. Es decir, Rajoy ha destruido en 3,5 años 760.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo. Esta es la única cifra válida y todo lo demás un miserable engaño a los ciudadanos.

Pero no se trata solo de la destrucción de puestos de trabajo, el tema más importante es la calidad del empleo destruido y la basura del trabajo creado, temporal y con salarios entre 600/900 euros que no permiten al trabajador salir de la pobreza, algo que como he dicho al principio y repito aquí es total y absolutamente incompatible con una recuperación económica sostenida, que es la gran patraña que Rajoy y el PP están vendiendo a los españoles de cara a las elecciones del 20-D. Globalmente hablando, la pérdida de las rentas de trabajo en el reparto de la riqueza es espectacular: se han hundido hasta el 46,9% del PIB hasta el primer trimestre de 2015, la cifra más baja desde que existen series estadísticas y la menor de la UE excepto en Grecia. La infausta Transición las bajó del 64% en 1975 al 51% en 2011, y Rajoy le ha dado la puntilla.

En cifras absolutas, esto significa que los trabajadores, según la Contabilidad Nacional, perciben anualmente 42.000 millones de euros menos que en 2011. Como los empleados públicos como conjunto no han experimentado reducción alguna, el recorte recae íntegro sobre los 15 millones de asalariados privados, lo que significa que han perdido con Rajoy 2.800 euros al año de media, una autentica salvajada. Y es que para el equipo económico (por decir algo) de La Moncloa, encabezado por el ínclito Nadal, para quien el subsidio de desempleo debe eliminarse porque eso hace que los trabajadores no quieran trabajar y por eso hay tanto paro, los salarios deben bajar más aún para ganar en productividad y recuperación (de los oligarcas del Ibex y los parientes y amigos de la casta política) .

Pero para esta banda de enchufados, el que la banca esté cartelizada y cobre los tipos de interés más altos de la eurozona no afecta ni a la productividad ni a la recuperación. El que la electricidad, el gas, los productos petrolíferos y la telecomunicaciones estén cartelizados y cobren los precios antes de impuestos más altos de la UE, no afecta a la productividad, a pesar de que los precios del capital, de la energía y de las comunicaciones son más importante que el del trabajo para la productividad y la recuperación de una economía. Esta es la realidad cuantificada y perfectamente comprobable, y no el Himalaya de mentiras que les cuentan Rajoy y la mayoría de medios sobre la recuperación y el empleo. De todas formas, de sus votos y solo de ellos, el 20-D depende el que nunca más volvamos a estar gobernados por estas buenas gentes.

Vainica Doble, 'Borgen' y los electorados españoles
Pedro de Tena Libertad Digital 26 Octubre 2015

Ya nos queda sólo la música, la asombrosamente original música de Vainica Doble. Hay algo en ese pop anómalo que nos resulta hermoso e inquietante. Cuando las he vuelto a escuchar este fin de semana he reparado en lo poco que este país admira y valora a quienes pegan un pellizco a la realidad y la transmutan en maravilla y sorpresa. Benditas sean por habernos embellecido algunas horas. He tomado una de sus letras y me sirven de pie bien quebrado para una melodía por escrito sobre el electorado, el decepcionado electorado español. En su "Requiem por un amigo", una lírica de la decepción, cantaban: "Metarmofosis curiosa/ metamorfosis extraña/ del que nace mariposa/ y se convierte en araña.../ Vengo a dejar testimonio/ de tu falta de coraje/ vendiste tu alma al demonio/ por ser un gran personaje./ Te erigiste un monumento/ de plástico y cartón piedra/ y te enredaste en la hiedra/ del fuste y del fundamento". El electorado español, mejor dicho, los electorados españoles sin excepción sienten hoy la congoja del desengaño y la desesperanza.

El del PP, sabe ya que sus amigos no han estado a la altura de las circunstancias,, salvo en la economía y no del todo, y que sus bajuras han sido demoledoras y desencantantes, si es que han ilusionado alguna vez. El electorado del PSOE ha visto con claridad que en Ferraz hay un pollo sin cabeza que ha perdido un tornillo y España. El de la izquierda extrema comunista que sigue sin pedir perdón a nadie a pesar de la historia, ve que a Pablo Iglesias se le ha pinchado definitivamente una rueda y que la otra mitad, o la cuarta parte, es un politburó que vaga por su gulag sin salida. El electorado central y centrado, el único activo que todavía siente emoción por un cambio, pasa del blanco al negro y del calor al frío con un Rivera que pone una vela a Dios en Cataluña y otra al diablo en Andalucía para que le vote todo el mundo mundial sin reparar en que puede achicharrarse en el purgatorio camino del infierno sin haber pasado por el paraíso. Hay otros electorados, pero están en éstos y no hay sitio para más. O eso parece.

Y en esto va y se puso de moda la serie Borgen, "castillo" en danés y asimilado a palacio del gobierno. Incluso hay quien la ha recomendado como verbigracia de lo que ha de venir. He de confesar que no la había visto pero ha sido tanta la insistencia de los liderchips que me he dicho bueno, venga, vamos a ver un ejemplo de una buena política de cambio, ilusión y reforma en la víspera preelectoral. Me he tragado dos temporadas y he deglutido a la lideresa moderada de un partido mediano (tómese nota de la semejanza con alguno emergente), que impide el gobierno de la lista más votada, la laborista (la liberalconservadora también tenía más votos y escaños) y le arrebata la presidencia del gobierno en coalición con los verdes y el beneplácito del Podemos danés. ¿Y qué pasa en la serie? Pues que exhibe cómo un complejo político-periodístico lo manipula todo con tal de mantener a una presidenta en el poder, hasta la propia familia. Por ejemplo, se le da una autopista a una facción laborista para salvar sus votos; no se hace dimitir a un ministro que espiaba a la oposición; se encarga desde la presidencia del gobierno una operación sucia contra un ministro del gobierno para ablandarlo o se deciden retiradas de Afganistán sin tener ni idea de qué es lo que se juega. Etcétera.

Dicho de otro modo, maquiavelismo, refinado eso sí, donde los ciudadanos del pueblo danés, folk o vaelgerne, ni están ni se les espera. Sólo hay élites para las que los principios éticos y políticos son los de Groucho Marx. Si este es el cambio que se nos propone, volvamos con la melancolía de la desesperanza a Vainica Doble, que en paz descansen, y cantemos con ellas: "... y bajo mis pies/ un metro cuadrado/ de mi propia tierra,/ hasta el fondo adentrado,/ para que me entierren/ bajo la maleza". Ah, sí, claro, a las urnas el próximo 20 de diciembre. Perdonen. ¿Funerarias?

Franco, el otro «fichaje» regenerador del PSOE
Editorial La Razon 26 Octubre 2015

Francisco Franco, la Guerra Civil y la dictadura vuelven al programa electoral socialista, como si fueran otro «fichaje» regenerador del PSOE. Se equivocan, por lo tanto, quienes crean que detrás de las propuestas de ampliación de la Ley de Memoria Histórica existe una voluntad sincera de abordar la última gran tragedia española desde la reconciliación y la reparación de los daños causados. Primero, porque no es necesario en una sociedad que, pese al rencor inextinguible de unos pocos, hace mucho tiempo que ha superado la dicotomía de aquel enfrentamiento que, además, ya es inexistente en el imaginario de las nuevas generaciones. Segundo, porque una historia del acontecimiento histórico digna de ese nombre obligaría a los impulsores de la «memoria» a reconocer su papel, poco edificante, en el desencadenamiento del conflicto. En este sentido, conviene recordar que no fue hasta la década de 1980 cuando el PSOE, de la mano de Felipe González, renunció al marxismo como errada concepción ideológica, abrazando la socialdemocracia moderna de corte occidental.

Si no hay, pues, voluntad de reconciliación ni de reconocimiento de los propios errores, ni existe una exigencia social de conocimiento, más allá de los clichés al uso y de los relatos familiares, es legítimo preguntarse cuál es la intención que ha movido a los últimos directorios socialistas a remover las fosas, despreciando, incluso, el riesgo de reabrir dolorosas heridas, que se creían cicatrizadas tras el proceso de transición del régimen franquista a la democracia llevado a cabo mediante una Ley de Reforma Política que fue legitimada en referéndum.

En realidad, esta que parece obsesión otoñal del PSOE tiene el claro objetivo político de tratar de identificar a los representantes del centro derecha español, especialmente al Partido Popular, como supuestos herederos del franquismo. Un estigma indeleble que deslegitimaría cualquier observación, por razonable que sea, a la improcedencia de imponer un pensamiento único en la interpretación del pasado. De ahí que se propongan medidas, como la exhumación y traslado del cadáver de Franco, que no buscan más que la provocación, pero que, a la postre, caen en el vacío social. Como en la cuestión religiosa y la promesa de denuncia del Concordato con la Santa Sede, que es otro de los grandes clásicos de los programas electorales socialistas, consideran que no tiene coste político alguno, como no sea la mirada irónica ante el empeño entusiasta por actualizar el viejo dicho de «a moro muerto, gran lanzada».

Yerra Pedro Sánchez, el candidato socialista a la presidencia del próximo Gobierno, si cree que reafirmando su anticlericalismo y volviendo al discurso guerracivilista puede recuperar el voto perdido por su izquierda. No, la sociedad española, que acaba de atravesar uno de los periodos más difíciles de su reciente historia democrática, mira al futuro y no a un pasado cada vez más remoto. Al calor de la crisis, de sus consecuencias sobre el tejido social, han surgido partidos populistas que promueven las viejas fórmulas económicas de la izquierda, mil veces fracasadas, como si fueran la nueva panacea. En estas circunstancias, si el PSOE aspira a recuperar la posición que tuvo en la escena política española, debería mirar hacia la moderación del centroizquierda, donde, ahí sí, se encuentran la mayoría de sus votantes perdidos.

Medios y fines
Vicente Baquero  www.gaceta.es 26 Octubre 2015

Parecería innecesario volver a insistir sobre la importancia que tiene el no perderse a la hora de gobernar en dar preferencia únicamente a como se alcanza el poder electoralmente y perder de vista que lo que importa son los fines y contenido de cualquier actuación política. Sin embargo la obsesión electoralista que se ha apoderado del sistema español es sintomática de una clase política que parece completamente volcada más en cómo conservar ese poder que en ejercerlo teniendo como objetivo el desarrollar un programa que resuelva los problemas eminentes que afectan a toda sociedad. Aunque el ejercicio de dicha responsabilidad entrañe el perder popularidad y con ella votos para ganar elecciones. Se supone que las equivocaciones que puedan cometer sean de buena fe y no fruto de intereses partidistas.

Las elecciones, que son un medio para alcanzar un fin, se han acabado convirtiendo en un fin en sí mismas. La crítica entre partidos es sistemática y destructiva centrándose en las personas, esgrimiendo tópicos, repitiendo machaconamente consignas y acusaciones que en realidad podrían rebotar entre los propios partidos, pues todo el que ha ejercido el poder en algún momento, PSOE, PP, CDC, PNV. Sindicatos… coinciden en iguales o similares pecados, en mayor o menor grado: solo importa el desplazar al contrario. En realidad converge cualquiera que haya ostentado el poder, pues el sistema está montado de tal manera que para mantener las actuales estructuras de los partidos se requieren necesariamente fondos ajenos a los oficiales y utilizar a la propia administración pública como fuente de colocación para los partidarios, o como alternativa a este sistema se reducen dichos gastos y personal a la décima parte.

Al poder por cualquier medio…es una práctica muy peligrosa a la par que descorazonadora por lo que conlleva de cinismo, pues poco a poco se va perdiendo el verdadero objeto de la política que ha de superponerse a una administración eficiente, que apoye aquellas instituciones vitales para la supervivencia y desarrollo del estado. El riesgo es que una ciudadanía, cansada de un sistema político que no deja de contemplarse ombligo, que pierde de vista los verdaderos problemas de la sociedad, acabe entregando el poder a redentores de dudoso resultado.

Es imposible conocer el resultado de las próximas elecciones, pero vistas las anteriores y la actual distribución de fuerzas del panorama político español, lo único que tenemos con toda seguridad, vistas las europeas, locales y catalanas, es la ingobernabilidad del país. ¿Qué se va derivar de esta situación? ¿Habrá una alianza de conveniencia entre los dos partidos tradicionales, tras una oportuna llamada de la UE, no hay que olvidar que Alemania no puede permitirse el lujo de una catástrofe en España, o desafiando toda prudencia se apoyará el PSOE en la izquierda radical precipitando al país a un frente popular, Ciudadanos actuará de árbitro de la situación en un panorama de poderes precario? Es evidente para cualquiera que no esté cegado por ideología o intereses particulares, que un frente popular en España supondría entrar en una barrena económica acompañada de unas tensiones sociales sin precedentes en muchos años.

En cualquier caso la falta de gobernabilidad del estado, unida a las tensiones separatistas, acabará por provocar unos nuevos comicios ya que la única unión entre muchos partidos es su común deseo de expulsar al PP del poder, cosa que es lógica pero no a cualquier precio.

Diarrea legislativa española
Ramiro Grau Morancho. www.latribunadelpaisvasco.com 26 Octubre 2015

Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

El PP está encantado de haberse conocido, y “presentan” como gran logro la aprobación de 100 leyes, que se dice pronto. Y es que el papel lo aguanta todo… Más en un país como este, dónde se legisla mal y apresuradamente, a golpe de suceso noticiero o titular de periódico.

Estoy seguro de que los electores, que no somos tontos del todo, tomaremos buena nota de la barbaridad que supone la continúa modificación de leyes, con parches, apaños, arreglos –o debería decir chapuzas-, destinadas en la práctica totalidad de los casos a preservar la impunidad del poder, la pérdida de derechos de los ciudadanos, y auténticos atropellos a los derechos sociales, políticos y económicos de todos.

No se ha hecho lo que había que hacer: cerrar o vender la práctica totalidad de las empresas públicas (más de dos mil quinientas, que se dice pronto), suprimir el Senado y las diputaciones provinciales, agrupar los más de ocho mil ayuntamientos en dos mil o tres mil, echar a la calle a todo el personal eventual, de confianza, interinos, sustitutos y prostitutos, contratados temporales y, sobre todo asesores, de esos que en nada asesoran, pues la mayoría no saben hacer una o con un canuto. Y a los que habría que llamar “comisarios políticos”, pues es lo que son realmente…

El PP pretende vendernos la burra de su competencia, cobardía y pasotismo, “ofreciéndonos” cien leyes más, cuándo lo que sobra es legislación, y lo que falta es su cumplimiento, voluntario o coactivo.

Tenemos 18 parlamentos legislando a todo tren, y no incluyo al Senado pues todos sabemos que no sirve para nada, con una población de cuarenta y siete millones de personas, más o menos.

¡Somos una auténtica locomotora jurídica promulgando leyes y normas reglamentarias que todos sabemos nadie va a cumplir!

En su día cursé la Licenciatura en Derecho en la antaño prestigiosa Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza, con sus veinticinco asignaturas. Y como decía un compañero y amigo, “cada asignatura era una oposición”.

Estudié poco, la verdad, pues no tenía mucho tiempo, ya que trabajaba y estudiaba a la vez. Pero sí asistía a todas las clases que podía, y gracias a la memoria conseguí acabar la carrera, eso sí, a trancas y barrancas, y con unas calificaciones que producen vergüenza propia…

Estaba convencido de que ya sabía algo de derecho, pues tenía los conceptos básicos aprehendidos, o al menos eso creía yo, pues en los últimos tiempos las cosas han cambiado una barbaridad, y siempre a peor.

Los profesores de derecho penal, por ejemplo, auténticas figuras del derecho, como don Luis Gracia Martin, nos decían que en el derecho penal no cabe la analogía, hasta que vi que se aplicaban criterios analógicos entre diversos delitos, condenando a personas por delitos de los que nadie les había acusado.

O que las personas jurídicas no delinquen, pero el nuevo código penal ha venido a establecer que aquí pueden delinquir todas las personas, tanto las físicas como las jurídicas, a excepción, claro está, de los políticos de alto lustre y los miembros de la familia real, que hasta ahí podríamos llegar…

Y en los últimos dos años, más o menos, todo lo que sabía se ha ido por el sumidero, pues los señores del PP, incapaces de reformar las administraciones públicas, de reducir el excesivo empleo público, de reducir las numerosas administraciones públicas, o de reformar la quebrada seguridad social…, se han “entretenido” promulgando nuevas leyes, seguramente para hacer ver como hacían la reforma que no querían hacer, que no han hecho, desaprovechando así una oportunidad histórica, con una mayoría absoluta que previsiblemente nunca más volverán a tener.

Pero son tantas y tan variadas las nuevas leyes que ya no se si volver a matricularme en la Facultad, en el primer curso del Grado de Derecho, para ser más exactos, a ver si consigo enterarme de que dice el código penal actual, por ejemplo, o la nueva ley de procedimiento administrativo, o el estatuto de los trabajadores y la ley de procedimiento laboral (o de la jurisdicción social) actual, etc.

¿De verdad creen ustedes, señores del PP, que promulgando un montón de leyes van a conseguir que la sociedad española actúe dentro del Derecho, cuándo los políticos son los primeros que se pasan las normas jurídicas por el forro…?

Desgraciada es la sociedad dónde hay tantas leyes, y se modifican de un día para otro, pues en esa sociedad no existe ni se respeta el ordenamiento jurídico. Como sucede en la España actual, sin ir más lejos.

www.ramirograumorancho.com

Podemos contra la unidad de España
Marcello www.lavozlibre.com 26 Octubre 2015

Pablo Iglesias está desconcertado y no sabe que hacer con la caída en picado de Podemos en las encuestas y su reconocido cansancio de la política. Se lo hemos dicho en estas páginas: lo que le cansa no es su agenda de actividades sino la impostura de defender cosas en las que no cree, tras su empeño de abandonar la izquierda utópica y radical para disfrazarse de ‘centrista transversal’. Pues bien ahora su última pirueta es la de proponer que se incluya en la Constitución el ‘derecho a decidir’, o de autodeterminación.

Dicho de otra manera Iglesias y Podemos están en contra de la unidad de España y quieren hacer referéndums de autodeterminación en 17 autonomías, 52 provincias y puede que en 8.000 pueblos para dinamitar el país. Bueno eso es lo que pregonan con la intención de sacar unos votos y escaños en Cataluña con Colau y en Galicia con las Mareas, convencidos de que en el resto de España nadie los criticará con el truco de que en caso de consultas ellos votarán a favor de la unidad de España.

Otra vez el disparate nacional y el electoralismo oportunista y de bajo nivel. Pero en ese caso se puede equivocar porque lo de negar que la soberanía nacional reside en el conjunto de los españoles y no desperdigada por pueblos, ciudades y regiones es algo demencial. Y además ellos juegan a esa carta porque saben que su propuesta no prosperará por tiene en contra al PP, PSOE y Ciudadanos.

Entonces, ¿por qué se meten en ese jardín? Pues porque necesitan escaños en Cataluña y Galicia y porque los movimientos radicales que les acompañan en las candidaturas de ambas Comunidad Autónomas están a favor del derecho de autodeterminación. Además saben que IU también apoya ese disparate y que en la izquierda radical no van a tener problemas con alguien que denuncie semejante propuesta.

Pero la autodeterminación regional, provincial o local que propone en contra de la soberanía nacional no existe en ninguna de las naciones de nuestro entorno de la UE o en los Estados Unidos y otras muchas naciones de América. Y eso les impide tener un proyecto nacional coherente y los relega a un cuarto lugar en los sondeos electorales por detrás de PP, PSOE y Ciudadanos que sí tienen proyecto nacional.

Pero sobre todo semejante iniciativa demuestra la confusión programática de Iglesias y Podemos, los que difícilmente podían cambiar de opinión una vez que en las recientes elecciones catalanas del 27-S apostaron por la autodeterminación. Lo que les costó muy caro –perdieron 2 de los 13 escaños que logró ICV en 2012-, y claro ahora no podían cambiar de caballo en plena carrera electoral del 20-D. Pero tampoco era necesario insistir en semejante propuesta como una iniciativa estelar para introducirla en la Constitución, lo que de sobra saben que es imposible.

Al final la crisis de Podemos reside en su cambio radical de posición inicial para pasar de la utopía al realismo, y llegar al realismo con un programa y proyecto político que no son viables en la economía y que incluyen posiciones mas bien extravagantes e imposibles como la del ‘derecho a decidir’. Al final los que van a decidir son los ciudadanos el 20-D y todo apunta a que decidirán que Podemos no gane las elecciones generales como lo pregonaban hace meses. Entre otras cosas porque adolecen de un proyecto económico y social viable y tampoco tienen una clara y coherente propuesta nacional.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Territorio Bildu en Navarra
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 26 Octubre 2015

Acabo de volver de unas jornadas organizadas por la Fundación Leyre sobre “Navarra foral y española”.

Trasladé a ese auditorio una ponencia sobre la cuestión clave del adoctrinamiento en la escuela, sobre la formación del espíritu nacionalista. Por causa de la omisión de quienes debieran haber difundido las ideas de españolidad enorgulleciéndose de ellas, se ha dejado el campo libre a los secesionistas de uno u otro pelaje (todos son de la misma familia). Estos han actuado a sus anchas en el sector educativo para abrir campo en el “proceso” de convertir la cosmovisión de la sociedad navarra, con el objetivo de que dejen de sentirse navarros y pasen al enfoque de la Euskal Herria de Krutwig.

Un problema con mi vetusto ordenador me impidió proyectar algunas de las diapositivas que tenía preparadas y se me ha ocurrido que no estaría mal escribir sobre ellas.

Lo que ahora sucede en Navarra, con el acceso de Bildu al control del Ayuntamiento de Pamplona y del bloque nacionalista en el Gobierno foral -¿lo seguirá siendo?- ya lo hemos experimentado los alaveses, en la transformación de nuestra cultura.

Mi paso por la Delegación Territorial de Educación de Alava fue un observatorio privilegiado de la conspiración nacionalista para bloquear cualquier intento de normalizar la educación alavesa, entendiendo por normalización la sujeción al marco jurídico y el cambio de unas políticas orientadas a sustituir la escuela transferida, es decir lo que llamábamos en aquel momento “la estatal” o “la pública”, por un sistema de ikastolas que en el ideario del nacionalismo vasco sería “la escuela vasca”. Ello implicaba la euskaldunización total del sistema, la sustitución del profesorado entonces existente por otro afín a las ideas nacionalistas, y la progresiva extinción de una educación exenta de contaminaciones políticas para conformar la escuela nacional vasca. No hay que decir que perdí la batalla. Estaba demasiado solo y recibiendo un acoso en todos los frentes. Acoso teñido en demasiados casos de violencia y exacerbación nacionalista. Muchas veces tuve que aguantar frente a mi casa manifestaciones en las que unos fundamentalistas iban acompañados de sus hijos para lanzarme todo tipo de imprecaciones e insultos.

Yo estuve en dicha responsabilidad durante la consejería regida por Recalde, al que ETA intentó eliminar más tarde dejándole parte de la boca destrozada por un balazo. Le sucedió en la Consejería Fernando Buesa, en una nueva edición de los gobiernos de Ardanza. A Fernando Buesa también le acosaron, siendo en aquel tiempo Consejero de Educación y Vicelehendakari. El empeño de Buesa fue lograr un pacto educativo que lograra unificar las tres redes, incorporando a las ikastolas a la red pública o a la concertada, e impidiendo la estrategia nacionalista de que fueran el eje de construcción de la escuela vasca. Lo logró, pero a cambio tuvo que tragar con la ikastolización de todo el sistema. No sé si para ese viaje se necesitaban tales alforjas. El objetivo era loable, el resultado… está a la vista.

Uno de los conglomerados más beligerantes fue, en Alava, unas ikastolas creadas por la Diputación alavesa, sin tener competencia para ello. Once ikastolas fueron puestas en funcionamiento por la Diputación y luego pasadas al Gobierno Vasco. Estas intentaron por todos los medios a su alcance hacerse con la preponderancia de la educación en Vitoria, en una dinámica sumamente radical bajo el signo abertzale. Por otra parte la Federación de Ikastolas desarrolló una estrategia para crear centros en zonas rurales que sustituyeran a las escuelas implantadas en ellas. Había con ello en muchos pueblos dos centros para pocos niños pues la natalidad estaba en franca decadencia, por lo que mi intención fue parar esa proliferación de ofertas que no tenía otro interés que controlar el sector y adoctrinar a los alumnos. No tuve demasiado apoyo en esta resistencia por parte del Departamento en el que se insertaba mi actuación.

Una de esas ikastolas, cuyo nombre no voy a citar para evitarme problemas, publicó en el periódico EGIN, correa de transmisión del mundo abertzale, esta foto donde se ve la imagen de Buesa apedreada por unos niños.

Si en cualquier sociedad civilizada es censurable y la pedagogía del odio es una aberración, el inducir a niños a la violencia, a la falta de respeto a sus semejantes, a la subversión contra las instituciones (Consejería de Educación del Gobierno Vasco) es deleznable. Esta imagen lo dice todo y no hay mucho que comentar.

Pasemos a la siguiente, pura alegoría del abertzalismo coercitivo que atenazó a la sociedad vasca.

En esta imagen se invita a Fernando Buesa a marcharse, y si lo hubiese hecho sería uno más de los doscientos mil vascos que se fueron de su tierra por el fascismo al que ahora quieren lavar la cara en un proceso de deconstrucción de la memoria.

Y por fin acabo con otra pegatina, para dejar testimonio de la violencia verbal desatada en aquellos momentos por aquellos que consideraban enemigos a todos los que no compartían su ideario anticonstitucional e ilegítimo.

Lograron su objetivo. Asesinaron a Fernando Buesa en Febrero del año 2000, año en el que se inauguraba un nuevo siglo como presagio de lo que podría ocurrir unos lustros más tarde.

La pregunta es… ¿están logrando sus propósitos?…

Cataluña desquiciada
EDITORIAL Libertad Digital 26 Octubre 2015

Ha pasado ya un mes desde las últimas elecciones autonómicas catalanas y el Principado sigue sin Gobierno local. Y es que las fuerzas secesionistas no se ponen de acuerdo sobre quién ha de ser el próximo presidente regional. No hay lugar para la sorpresa: esos políticos, de ínfima categoría, sólo saben destruir y odiar a España; y en cuanto se les saca de ahí, o incluso en cuanto han de coordinarse para ello, se revelan como lo que son, un hatajo de indeseables que no son capaces siquiera de no pisarse la manguera con la que están rociando Cataluña de gasolina. Y pretenden dirigir un país; un país de nuevo cuño, además, que lleve su vergonzosa impronta.

La batasunoide Candidatura de Unidad Popular (CUP) parece decidida a impedir que vuelva a tomar el Palacio de la Generalidad el tóxico Artur Mas, marcado a fuego por los escándalos de corrupción que han devastado su partido –más bien partida– y por los pavorosos resultados electorales que cosecha cada vez que acude a las urnas. Por su parte, el nada honorable Mas no tiene la menor intención de dar un paso atrás y está dispuesto a hacer saltar por los aires esta otra coalición, aun más sórdida que la que ligaba a Convergència con Unió.

Así las cosas, no es ni mucho menos impensable que los catalanes sean convocados otra vez a las urnas. Serían sus cuartas autonómicas en apenas cinco años. No haría falta un dato más para descalificar por completo a Artur Mas y sus secuaces, que no dejan de demostrar su incapacidad, técnica, política y moral, para dirigir una institución como la Generalidad. Son un contraejemplo, una acabada muestra de degeneración política, de los estragos que puede llegar a causar una ideología liberticida como la que subyace al nacionalismo catalán.

Si tuvieran un adarme de dignidad, se irían sin más dilación a sus casas –si los jueces lo permitieran, claro–. En cuanto a la sociedad catalana, debe escarmentar en sus cabezas y no seguir siendo cómplice de esa plaga que la está estragando: ya es hora de que predique el seny de que suele presumir expulsando de su seno a quienes la están corrompiendo, en todos los órdenes, hasta límites francamente obscenos.

El alto cargo de la Generalitat detenido repartió 1.200 millones en obras entre las empresas investigadas
M.A. Ruiz Coll . okdiario 26 Octubre 2015

Las constructoras del Canal Segarra Garrigues, la mayor obra pública ejecutada en Cataluña, devolvieron 1,6 millones de euros en forma de "donaciones" a la Fundación del partido de Artur Mas.

La prolongación del Metro de Barcelona hasta el aeropuerto de El Prat, el soterramiento del ferrocarril en Sabadell, la remodelación de la sede de la Agencia Tributaria de Cataluña, la construcción de escuelas, mejoras en el hospital Vall de Hebron… y la mayor obra pública ejecutada en Cataluña, el canal Segarra Garrigues que debe garantizar los regadíos en seis comarcas de Lérida.

El ex director general de Infraestructuras de la Generalitat, Josep Antoni Rosell –detenido el miércoles por la Guardia Civil- ha participado en la adjudicación de obras que suman más de 1.200 millones de euros a las empresas investigadas por pagar mordidas camufladas como “donaciones” a la Fundación CatDem, vinculada al partido de Artur Mas.

Enterrar el ferrocarril en Sabadell
Los documentos encontrados el pasado verano en las oficinas de las empresas del grupo Sumarroca y en el despacho del tesorero de Convergencia, Andreu Viloca, que acreditan el pago de comisiones por la adjudicación de obras públicas, han sido determinantes para la desarrollar la tercera fase de la operación Petrum, en la que fue detenido el miércoles Josep Antoni Rosell. Entre 2008 y 2013 las empresas del grupo Sumarroca pagaron más de medio millón de euros como “donaciones” a la fundación CatDem: Teyco pagó 285.720 euros, Comsa abonó 175.000 y Emte otros 50.000 euros.

Como director general de la empresa pública de la Generalitat Infraestructures.cat, Josep Antoni Rosell adjudicó a las empresas de la familia Sumarroca obras como la construcción de un centro de formación profesional para el sector de la automoción en Martorell (por 11,1 millones), el soterramiento de la línea de Ferrocarriles de la Generalitat en Sabadell (17,8 millones), la urbanización del Campus universitario Diagonal Besós de Barcelona (3,6 millones), la adecuación de la sede de la Agencia Tributaria de Cataluña (2,7 millones) o la acometida eléctrica del Hospital Universitario Vall de Hebron (2,2 millones).

El pozo sin fondo del Segarra Garrigues
Antes de ocupar su actual cargo, Josep Antoni Rosell fue subdirector de Infraestructuras del departamento de Agricultura de la Generalitat, donde participó en el diseño del concurso adjudicado en 2003 por 1.102 millones de euros para ejecutar la gran obra hidráulica de las comarcas de Lérida.

A continuación, junto con el ex conseller Josep Grau, Rosell pasó a dirigir la UTE Aigües del Segarra Garrigues que había obtenido la adjudicación del concurso. La UTE está formada por FCC (24%), Agbar (22%), Copcisa (21%), Copisa (20%) y, con una participación menor, Benito Arnó (5,5%), M y J Grúas (1,3%), Sorea (1%) y Aqualia (1%).

Seis de estas empresas pagaron entre 2008 y 2013 “donaciones” que suman 1.635.500 euros a CatDem, la fundación que transfería estos recursos económicos al partido de Artur Mas a través de informes ficticios de consultoría. Agbar “donó” a CatDem 898.000 euros, Copisa otros 580.000, FCC 105.000 euros y M y J Grúas 55.500. Aqualia es una filial de FCC y Sorea depende de Agbar.

Hasta el momento, la obra faraónica del Segarra Garrigues ha sido un desastre sin paliativos. Cuando Artur Mas inauguró la obra, en julio de 2003, la Generalitat anunció que en 2014 facilitaría el regadío de 70.150 hectáreas de cultivos en Lérida. Transcurrido este plazo, la Generalitat hoy apunta a un objetivo mucho más modesto: la infraestructura solo permitirá regar 18.000 hectáreas de terreno, y nunca antes del año 2017. Pero las constructoras implicadas ya han pasado por caja ante la Fundación CatDem.

Gracias a su participación en este consorcio, la constructora de Lérida M y J Grúas obtuvo contratos como el “tramo IIA del Canal Segarra-Garrigues”, que le fue adjudicado por 30 millones de euros el 27 de septiembre de 2007. Como ha informado Okdiario, los consejeros de esta constructora han reconocido ante notario haber pagado además comisiones al actual presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé i Huguet, por la adjudicación del contrato para explotar las depuradoras de la comarca del Pla d’Urgell.
El Metro en el aeropuerto de El Prat

Copisa aparece como donante de la Fundación CatDem por importe de 580.000 euros, una cifra que supera el millón de euros si se suma su aportación a la Fundación Fórum Barcelona, también vinculada a CDC. El consejero delegado de Copisa, Xavier Teuler (también detenido el miércoles, y luego puesto en libertad), ha reconocido ante el juez haber pagado 3,5 millones de euros a Jordi Pujol Ferrusola, hijo del ex presidente de la Generalitat, por supuestos informes de “asesoría” entre 2005 y 2009.

Además de su participación en la obra millonaria del Canal Segarra Garrigues, Josep Antoni Rosell adjudicó a esta constructora contratos para la llegada de la línea 9 del Metro de Barcelona hasta el aeropuerto de El Prat (por 8,7 millones) y la construcción del Campus Diagonal Besòs de Barcelona, como sede de la Escuela de Ingeniería Técnica (por 7,5 millones).

Escuelas en Barcelona, Mataró y Lérida
Durante la operación policial del miércoles, la Guardia Civil registró las oficinas del grupo Soler y detuvo a su consejero delegado, Jordi Soler Paredes. La Fiscalía Anticorrupción intenta esclarecer el pago de comisiones en la construcción del centro cívico de Sant Fruitó de Bages, adjudicada al grupo Soler por algo más de un millón de euros.

Al margen de esta obra, el director general de Infraestructures.cat Josep Antoni Rosell adjudicó al grupo Soler proyectos como la construcción del colegio de Primaria Ronda Prim de Mataró (5,4 millones) y el centro de Primaria Vila de Gràcia de Barcelona (1,1 millones). Esta empresa ha donado 539.600 euros a la Fundación de Convergencia.

La Guardia Civil también detuvo el miércoles al responsable de la consultora Tec Cuatro, Antonio García Bragado, que quedó en libertad tras prestar declaración ante el juez. Desde la Generalitat, Rosell le adjudicó contratos como la dirección de obra de la línea de ferrocarril en Sabadell (642.217 euros) o la redacción del proyecto para la plataforma de autobús del eje Blanes-Lloret (393.601 euros). Esta empresa aparece como donante a CatDem por una cuantía de 50.000 euros.

Otro de los donantes de la Fundación de CDC es Construcciones Deco, por un importe de 125.000 euros. Bajo la dirección de Josep Antoni Rosell, la Generalitat le adjudicó obras como la construcción del colegio de Primaria Once de Septiembre en Lérida.

El buque insignia del nacionalismo
El eslogan 'más que un club' del FC Barcelona quiere decir que el compromiso del equipo con los catalanes va mucho más allá de la actividad deportiva: es símbolo y parte del hecho diferencial catalán.
MANUEL MANDIANES El Mundo 26 Octubre 2015

No resulta posible explicar los éxitos y el altísimo nivel de calidad alcanzado por el FC Barcelona sin tener muy en cuenta el trabajo cotidiano y casi anónimo realizado durante más de 30 años en la Masía, la escuela de futbolistas de la que se nutre el Barça. "Algo que no sólo se aprecia en su manera de jugar sino en sus actitudes y comportamiento [de los futbolistas]... Si el Barça es algo más que un club es también gracias a que la Masía es más que una cantera", se lee en La Vanguardia. La dimensión mitológica de la Masía, elevada a axioma antropológico a causa de la coincidencia de un grupo excepcional de jugadores, alimenta la utopía de una fuente inagotable de talentos sucesivos y hereditarios. La cúpula de la Generalitat asistió a la inauguración de las nuevas instalaciones de la Masía. Y Rosell dijo en la ocasión: "El Barça inauguró a lo grande su futuro. La nueva Masía del Siglo XXI se convierte en una marca mundial. El Barça transmite esencias en el estreno oficial de su nueva casa de los sueños". "La Masía es un símbolo de la catalanidad, casi como Montserrat", oí decir.

Cuando hay partidos internacionales en el Camp Nou, los nacionalistas catalanes reparten con frecuencia panfletos u octavillas entre los que van a entrar al campo con esta inscripción: "Catalonia is not Spain". Cuando la Federación rebajó las sanciones al entrenador del Madrid se pudo leer: Se le rebajó "de tres a dos partidos por razones de pura hermenéutica... Todo el razonamiento es una filigrana de alta escuela. Con una coherencia admirable aplica a un asunto futbolístico el mismo trato que la España moderna dispensa a Cataluña", escribió Solsona. «Siempre estaremos al lado de nuestro país [Cataluña] y de la voluntad [política] de su pueblo. Defendemos el derecho a decidir porque forma parte de los derechos fundamentales que deben de tener las personas y todos los pueblos... Somos más que un club. Somos un club catalán y catalanista. Por historia, por identidad y por convicción... La institución siempre será fiel a sus convicciones y a sus raíces. Defendemos el derecho de los pueblos a decidir su futuro. Defendemos la voluntad de la mayoría, respetando a la minoría... Hemos reforzado los lazos con las instituciones de Cataluña y hemos colaborado en la difusión de los valores del club y del país», ha dicho Rosel (diarios, 6-10-13). Los hinchas se toman a sí mismos por los guardianes de las esencias de la identidad y, por eso, las instituciones los protegen aunque sea a escondidas. El Barça es el buque insignia del nacionalismo catalán.

El Barça quiere hacer un columbario en sus terrenos. «Si hay un conflicto de herencia a la vista, el culé podrá dejarlo todo a su club y ahorrarse preocupaciones y controversias fratricidas... Si en todas partes existen cementerios religiosos, la fe barcelonista también debe tener su propio escenario para enfrentarse al tránsito metafísico de la muerte... convendría que se expliquen los detalles y se especifique si habrá lista de espera, si tendrán prioridad los socios, cuántos años de cotización serán necesarios, si habrá zona de fumadores y si, teniendo en cuenta la placidez que se le atribuye a la otra vida, habrá grada de animación mortuoria o no», dice Pamiès.

Dos de las obsesiones de Jordi Pujol fueron siempre el control de La Vanguardia y del Barça. "El presidente tiene la obligación de vigilar por la independencia del club que pertenece a los socios y éstos son de todos los partidos políticos», decía Núñez. Sandro Rosell, presidente del Barça, en su visita a Nueva york, en la sede de la ONU, dijo: «El FC Barcelona es un club de Cataluña donde la democracia, la paz y la convivencia son valores de nuestra identidad". "Las victorias del equipo son el orgullo de la dama-nación, mientras que la derrota del equipo implica el oprobio de la nación", escribe Puigverd.

"Nuestro país (Cataluña) está plagado de referentes y quizás el problema es que sólo somos capaces de encontrarlos en el mundo del fútbol", escribe Golobart. El eslogan "más que un club" quiere decir que el compromiso del club con el pueblo catalán va mucho más allá de su estricta actividad deportiva; es símbolo y parte del hecho diferencial catalán. "El Barça es una referencia para los catalanes, nos refleja y forma parte de la nación. Cataluña, para mucha gente, es una nación... El Barça es el exponente para demostrar lo que es Cataluña. Sin el Barça sería difícil mostrar lo que es Cataluña". Cuando el Barça presentó la camiseta/senyera, el president Mas dijo: «Un acto de servicio al país» (diarios, 7-6-13). El Barça y sus seguidores son quienes mejor y más abiertamente expresan la ideología nacionalista catalana. Decía Vázquez Montalbán: "El Barça es el ejército simbólico desarmado de Cataluña". Las características del Barça son: "Catalanidad, democracia y universalidad". Durante un siglo, el Barcelona ha sido crisol integrador y válvula de escape de Cataluña. El Barça es el club más utilizado para proclamar consignas políticas. Los mensajes llegan mucho mejor a través de un equipo bandera que de mítines políticos. En Homo ludens, Huizinga califica la confusión entre juego y política de infantil y peligrosa.

Hay edificios, monumentos y equipos que son símbolos de su ciudad. El Real Madrid y el Barça son símbolos de Madrid y de Barcelona, y mucho más que eso. Madrid y Barcelona, España y Cataluña discuten, se agreden y se relacionan a través de sus respectivos equipos de fútbol. Se aprovechan los clásicos, expresión máxima de la tensión, para exhibir la bandera nacionalista. En el 2012, las organizaciones y asociaciones independentistas, han pedido que los aficionados vayan con la estelada, la bandera independentista. En respuesta, hinchas del Madrid, nacionalistas españoles, piden al presidente del Real que, si eso ocurre, se retire del palco del club azulgrana. El fútbol y la patria van con frecuencia unidos; y tanto los dictadores como los políticos demócratas especulan con esos vínculos de identidad. La situación de 2012 ha teñido de política el partido, las gradas se vistieron con la estelada (la bandera independentista catalana). Justificando el hecho, dijo Mas: "En momentos excepcionales, decisiones excepcionales».

«Los partidos entre el Real Madrid y el Barça llegan apoteósicamente como el anticiclón de las Azores y las depresiones psicológicas", decía Montalbán. La tensión no existe sólo en el campo, entre los hinchas, sino que es fomentada por algunos medios de comunicación, por ejemplo, por TV3, con un programa en donde se veían hienas, metáforas de los jugadores del Real Madrid, persiguiendo a Messi por la pradera del Camp Nou o del Bernabéu. El nacionalismo, a través del fútbol, pone en práctica aquello del Evangelio: "Quien no está conmigo está contra mí". Las alabanzas a la cantera son casi un canto místico en honor del hecho diferencial, en contra del Real Madrid que es un equipo de mercenarios.

El hombre es un material amorfo que se puede manipular a gusto con técnicas adecuadas y validas según las circunstancias. Un partido de fútbol es una de las circunstancias propicias para la manipulación. Lo saben bien los políticos, especialmente los nacionalistas. El fútbol no enfrenta al personal con hechos pasados sino con un conjunto de emociones que se relacionan con un sentimiento nacionalista antes que con una verdad histórica. La sensación de pertenencia es una de las razones de su atracción y capacidad de aglutinar masas y, al mismo tiempo, de convertirse en un acto de enfrentamiento y en una guerra aunque sea simbólica y ritualizada. Los equipos son soportes de una guerra larvada, de violencia simbólica, de conflictos no resueltos.

Atacar a los representantes de uno de ellos no es atacar una realidad tangible, visible, cuantificable, sino que es atacar un símbolo. Los hinchas se reúnen a las puertas de los juzgados para pedir no justicia sino la libertad de alguna de sus estrellas y presidentes cuyas cuentas con el fisco, al parecer, no están del todo claras. Las manchas, los traspiés o las derrotas del Barça pueden traducirse en un desdoro del nacionalismo.

Manuel Mandianes es antropólogo del CSIC, escritor y teólogo. Autor del blog: diario nihilista. Su último libro, Viaxe sen retorno.

El cine en Matrix
josé garcía domínguez ABC Cataluña 26 Octubre 2015

Como nadie ignora, el rasgo más notable del cine catalán es que no existe. Evidencia que no supuso impedimento alguno para que las autoridades del llamado Tripartito procediesen a la exhaustiva regulación de esa industria imaginaria. Ya se sabe, lo normal en Matrix. Y un asunto que a nadie hubiera importado si la norma solo afectase al espectral cine catalán. Pero resulta que también pretendía extender sus efectos al cine de verdad, esto es al norteamericano. Y eso, ¡ay!, eran palabras mayores. Así, aprovechando la circunstancia baladí de que Europa apenas cuenta con doscientas lenguas de exclusivo uso doméstico, la Generalitat pretendió ordenar a las “majors” el doblaje de todas sus cintas a una de ellas, el catalán. Propósito que se aprestaron a consumar por medio del bálsamo habitual en esos casos: amenazas, inspecciones, expedientes administrativos y multas. Pero las cifras del test inicial no resultaron demasiado esperanzadoras: sólo un nueve por ciento de los espectadores eligió las sesiones en catalán.

Una masiva deserción popular que el consejero de Cultura de la época, Tresserras, explicó señalando al genuino responsable del fiasco: el general Franco. Pues, como es fama, fue él en persona quien prohibió a los grandes estudios yanquis traducir todas sus producciones a las decenas y decenas idiomas que el personal farfulla en este pequeño rincón del planeta llamado Europa. Por lo demás, la amenaza a Hollywood de verse privado de exhibir sus estrenos mundiales en las salas de nuestras cuatro provincias no causó el efecto previsto. Contra todo pronóstico, América no se echó a temblar frente a la Generalitat. Ergo, el nuevo Ejecutivo de Mas se la envaino al discreto modo. Y, acto seguido, sacó a relucir la chequera. De ahí que la gente siga sin querer cine en catalán, pero otro medio millón de euros públicos se acaben de ir a la basura, perdón quise decir al doblaje subvencionado. Aunque por dinero que no sea, que aquí sobra. En fin, la eterna película de Matrix.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial