AGLI Recortes de Prensa   Lunes 7  Diciembre  2015

El legado de Rajoy: un desastre sin paliativos (1)
Rajoy llegó al poder incumpliendo todas y cada una de sus promesas electorales, y todo este desastre ha sucedido a pesar de tener la mayor cuota de poder estatal, autonómico y local desde la Transición
Roberto Centeno El Confidencial  7 Diciembre 2015

Después de una legislatura que ha sido un desastre sin paliativos para una mayoría de españoles, particularmente para la clase media, que es hoy más pobre, paga los impuestos más altos de la historia mientras los oligarcas del Ibex están casi exentos (un 3% efectivo), tienen menos derechos laborales y sociales, que verán drásticamente reducidas sus pensiones y cómo sus hijos por primera vez vivirán peor que sus padres con una deuda impagable que lastrará sus vidas, el hecho de que Rajoy y el PP sean los más votados raya lo demencial, y demuestra el inmenso poder de unos medios que propalan y amplifican sus mentiras. Unos medios que hacen entrevistas que producen sonrojo, a cambio de recibir nuevos canales de televisión o de conseguir refinanciaciones de sus inmensas deudas para evitar su quiebra, una corrupción institucional inimaginable en un Estado de derecho.

Rajoy llegó al poder incumpliendo todas y cada una de sus promesas electorales. Prometió bajar impuestos y los subió el equivalente a 2.100 euros por familia, la mayor presión fiscal sobre los que cobran por una nómina de toda la OCDE, porque según este tramposo no había un solo sitio de un presupuesto de 450.000 millones de euros de donde recortar nada. Prometió reducir a la mitad las más de 3.500 empresas públicas, inútiles en un 80%, pues solo sirven para colocar a familiares y amigos y para ocultar deuda, y no cerró ninguna. Prometió no recortar en educación, sanidad y dependencia, y es lo único que ha recortado: 100.000 dependientes han muerto desde que llegó al poder esperando una ayuda que jamás llegó, algo sencillamente canallesco.

Prometió intervenir las CCAA que no cumplieran el déficit y, en lugar de ello, les ha entregado más de 100.000 millones de nuestro dinero sin intereses ni control alguno. Prometió asegurar una financiación estable a las pensiones (igual que hoy), y los déficits se han disparado a 16.000 millones en 2015, y a 20.000 estimados en 2016. Para poder seguir pagando a los pensionistas, ha tenido que utilizar 44.500 millones de la caja de las pensiones, que se agotará en año y medio. Prometió crear empleo y solo ha creado trabajos basura a tiempo parcial mientras destruía empleos dignos a tiempo completo. Según la Contabilidad Nacional, hoy hay 500.000 empleos menos a tiempo completo equivalente que en 2011, y el número de horas trabajadas en la economía es hoy un 14% inferior al de 2011.

Y todo este desastre ha sucedido a pesar de tener la mayor cuota de poder estatal, autonómico y local desde la infausta Transición, un poder que podía y debía haber utilizado para resolver los graves problemas económicos, políticos y sociales, y ha hecho justo lo contrario. A día de hoy, Rajoy sigue en lo mismo, en favorecer como nunca a monopolistas y oligarcas con una fiscalidad irrisoria y regándoles con dinero público (si gana, pretende 'regalar' Bankia a la Caixa con De Guindos, que la rescató con nuestro dinero, como sucesor de Fainé); en negarse a reformar la Constitución; en mantener una ley electoral injusta y antidemocrática; en oponerse a la separación de poderes y a la independencia del poder judicial. ¿Alguna persona decente puede preferir la injusticia y el expolio oligárquico a la justicia y a la democracia? Pues quienes voten PP el 20-D estarán votando por lo primero.

La herencia económica
El legado económico de Rajoy no puede ser más desastroso. Estas son las cifras:

                                             ZP 2011                    RAJOY 2015
Deuda total AAPP (BdE)     955.751 MM euros    1.454.018 MM euros (junio 2015)
Deuda per cápita                    20.462 euros                31.309 euros

Empleo (equivalente a tiempo completo) (1)  17.6 millones        17,1 millones (septiembre 2015)
Parados sin cobertura (INE)                          33%                    47%
Salario medio (IGAE)                               23.193 euros              22.392 euros ( 2014)

Déficit Seguridad Social (1)                                  995 MM euros             16.000 MM euros (estimación)
Seg. Social y exced. Mutuas Accidentes Trabajo    +79.000 millones          +34.000 millones(estimación)

(1) Contabilidad Nacional (CN)

¿Es esto la salida de la crisis? ¿Pero cómo osan? ¿Cómo tienen la miseria moral de hablar de recuperación cuando nos han endeudado en 500.000 millones de euros en menos de cuatro años, y en 2015, el gran año de la recuperación, por cada euro de riqueza creada (PIB nominal) nos han endeudado en 4,1 euros? ¿Cómo se atreven a hablar de empleo cuando han llevado el mercado laboral al tercermundismo, y después de cuatro años hay 500.000 empleos equivalentes a tiempo completo menos? ¿Cómo osan cuando han dejado a 700.000 parados sin cobertura tirados en la cuneta? ¿Cómo, cuando han multiplicado por 16 el déficit de la Seguridad Social y saqueado en 45.000 millones la hucha de las pensiones? ¿Y esta plaga bíblica va a ser la opción más votada? ¡Incomprensible!

Decía mi amigo Camilo José Cela de los 'padres' de la Transición que “si tuvieran vergüenza y honor se habrían pegado un tiro”, ¿qué no diría hoy de su paisano Rajoy y demás secuaces? Aunque daría lo mismo, porque al igual que los 'padres' de la Transición que nos robaron la democracia, la cúpula del PP ni tiene vergüenza ni tiene honor. Pero hay otras cifras que describen con más precisión el proceso de destrucción de la clase media y la demencial política de Rajoy, donde el consumo interno se está financiando a base de deuda pública y del 'desahorro' de las familias.

Renta disponible familias                       100                  94,1 (estimación)
(Indice 2011= 100)
Remuneración asalariados (CN)    531.876 MM eur.    492.905 MM eur. (2014)
Tasa de ahorro de los hogares        11,6%                    9,9%

Estas son las cifras oficiales, pero la realidad es mucho peor. El Banco de España ha denunciado que los salarios en nuestro país han caído el doble de lo que indican las estadísticas oficiales, por la sencilla razón de que la crisis se ha cebado con aquellos trabajadores de sueldos más bajos, por lo que la “evolución salarial agregada” se ha visto hinchada de forma artificial, lo que ha llevado a Montoro a afirmar en el Parlamento que los salarios “no bajaban”. Y finalmente, el otro tema esencial desde el punto de vista económico es el hecho de que no se ha producido cambio alguno en el modelo productivo del país como pretenden estos tramposos, ni tampoco reforma alguna de las AAPP, como proclama la ambiciosa y absolutamente implacable Sáenz de Santamaría (ha llegado a acaparar 11 cargos ejecutivos y controla férreamente el CNI), el terror del PP con más cadáveres políticos que Rajoy, y cuyo marido, ¡como no!, fue 'fichado' por Telefónica.

Que el modelo productivo estaba obsoleto era algo que se venía denunciando desde mucho antes de que Rajoy llegara al poder, y todos los expertos señalaban la necesidad de reducir el peso de los sectores tradicionales y de baja productividad, como la construcción, por sectores de mayor valor añadido. La clave del cambio es la educación superior politizada y destruida en las universidades públicas por el primer Gobierno socialista de Felipe González, y totalmente olvidada por los gobiernos del PP, tanto de Aznar como de Rajoy. Pero Rajoy ha hecho mucho más que ignorar la educación pública superior, hoy en manos de la izquierda radical, la reforma laboral de este insensato ha dejado completamente desprotegidos a los trabajadores, facilitando el despido y creando empleo temporal y precario a costa de destruir trabajos indefinidos a tiempo completo.

La política de Rajoy ha incentivado el modelo tradicional de baja productividad y de 'camareros', alejándonos más todavía del cambio de modelo productivo. La inversión o Formación Bruta de Capital Fijo, absolutamente clave para un nuevo modelo productivo, ha caído a una media anual del 7,7% entre 2011 y 2014, y la industria, que ha pasado del 36% del PIB en 1975 al 15,4% hoy, ha caído con Rajoy una media anual del 2,1. Y en cuanto a las exportaciones, crecen la tercera parte que el último año del indigente mental, y el saldo de intercambios exterior, incluido turismo, se ha desplomado. La parte de las exportaciones en el comercio mundial ha caído de un 1,9% a un 1,7%, somos el quinto país de la UE con un menor crecimiento de las exportaciones.

Tasa variación exportaciones (CN)         +12,2 %              +3,2 % (media periodo)
Saldo intercambios exteriores (CN)      +2.632 MM eur. -24.250 MM eur (media per.)

La escandalosa manipulación de las cifras del CIS
La verdadera clave del 20-D que podría cambiar la historia inmediata de España está en si Ciudadanos es capaz o no de superar al PSOE en número de escaños. Como antes he explicado, Rajoy (el PP es solo un rebaño de paniaguados a sus órdenes) se niega rotundamente a modificar la Constitución para traer la democracia real, la separación de poderes y la independencia de la justicia. La única opción de cambio es una legislatura constituyente mediante una coalición temporal de partidos que acabe con este régimen oligárquico corrupto a todos los niveles. Para ello es condición necesaria que Ciudadanos sea la segunda fuerza política, porque es la única garantía del imprescindible cambio constitucional.

Que C´s no se convierta en la segunda fuerza es de vida o muerte para el PP, y a ese fin han manipulado escandalosamente las cifras del CIS. Esto es lo que me contó el jueves un alto cargo del Gobierno: “La encuesta del CIS está cocinada expresamente para asignar más escaños al PP y al PSOE, otorgándoles una cifra desproporcionada de los indecisos (41,6%). La cocina del CIS ha asignado entre tres y cuatro puntos de más al PP, y dos al PSOE, restándoselos a Ciudadanos, porque en Moncloa piensan que los indecisos entre PP y C´s se decantarán por el PP si creen que Rivera no desbancará a Sánchez. Si la cocina hubiera sido honesta y profesional, hubiera dado como media 112 escaños al PP, 89 a Ciudadanos, 79 al PSOE y 44 a Podemos y coaligados”.

Esto permitiría un pacto de gobierno temporal (1/2 años) liderado por Rivera, que está absolutamente comprometido con realizar una segunda transición que traiga la democracia real, con una nueva ley electoral donde cada escaño necesite el mismo número de votos y donde los diputados sean elegidos por los ciudadanos y no por los partidos; con separación de poderes, independencia de la Justicia; con el fin de los conciertos económicos y los privilegios identitarios, y un paquete de medidas económicas y sociales de choque. Una vez realizado el cambio constitucional, que sería sometido a referendo, se convocarían elecciones con la nueva ley. El PP, igual que UCD, se desintegraría, justo lo que merece por tratar de mantener a toda costa el actual sistema oligárquico y corrupto, que nos ha llevado a la mayor degradación económica, política, social y moral en dos siglos.

¿Servirá de algo la promesa estrella de Rajoy
Libertad Digital  7 Diciembre 2015

Una de las promesas electorales más sonadas de Mariano Rajoy ha sido la de ampliar desde dos a cuatro años el mínimo exento de cotización a la Seguridad Social. A partir del 1 de marzo de 2015, cualquier empresario que contrate de manera indefinida a un parado (o convierta un contrato temporal en uno indefinido) está exento de cotizar a la Seguridad Social por los primeros 500 euros de salario durante los dos años siguientes: la nueva promesa de Rajoy consiste en ampliar este plazo por dos ejercicios más. Así, por ejemplo, quien contrate a un indefinido el 1 de enero de 2016 podría estar sin cotizar a la Seguridad Social hasta el 1 de enero de 2020.

Con esta medida, el líder de los populares pretende fomentar la creación de empleo de calidad, dando prioridad al contrato indefinido sobre el temporal. Sin embargo, es bastante dudoso que, pese a la pompa con la que se ha comercializado la promesa electoral, vaya a mostrarse verdaderamente eficaz.

Primero, recordemos que, desde el punto de vista del empresario, estamos hablando de una exención de cotizar por contingencias comunes sobre los primeros 500 euros de salario: dado que la cotización empresarial por contingencias comunes es del 23,6%, estamos hablando de un ahorro de 118 euros mensuales sobre el salario de un trabajo de jornada completa (si fuera de jornada parcial, el ahorro ascendería a 59 euros mensuales). El salario medio de España en 2014 fue de 1.881,3 euros, lo que añadiendo las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social asciende a 2.440 euros: por tanto, estamos hablando de un ahorro medio de costes del 4,8% durante cuatro años.

Ahora bien, esta rebaja de costes laborales debe verse matizada por otra serie de costes que aumentan. Primero, la exención es incompatible con casi todos los restantes beneficios actualmente existentes en las cotizaciones a la Seguridad Social. Segundo, si un trabajador es despedido antes de doce meses, el empresario deberá reembolsar todos los ahorros de cotización de los que se ha beneficiado (si bien la exención se consolida por períodos de doce meses: es decir, si lo despide en quince meses, sólo deberá reembolsar tres). Y tercero, el empresario deberá optar por el contrato indefinido frente al temporal, lo que supone una mayor indemnización en caso de despido (el coste de la indemnización por despido de un contrato temporal es de doce días por año, mientras que el de un contrato indefinido es de 33 días: es decir, estamos hablando de un sobrecoste potencial de 21 días por año).

Así pues, supongamos que un empresario estima que existe un 60% de riesgo de que, al cabo de un año, tenga que despedir a un trabajador con sueldo medio de 1.881 euros mensuales: en tal caso, existirá un 60% de probabilidades de que tenga que abonarla una indemnización extra por despido de 1.315 euros, así como la devolución de todas las cotizaciones a la Seguridad Social que se ha ahorrado merced a la exención (1.416 euros), a saber, unos 2.730 euros. De manera un tanto simplificada, podemos decir que el valor esperado de un riesgo de 2.730 euros es de 1.640 euros, de modo que para el empresario de este ejemplo seguiría siendo inconveniente contratar de manera indefinida (beneficios = 1.416 euros; costes = 1.640 euros). Y aquí no estamos ni siquiera considerando los costes de renunciar a otras bonificaciones existentes en la Seguridad Social.

Por supuesto, los incentivos a la contratación son tanto mayores cuanto menor sea el salario de un trabajador y más bajas las probabilidades de despido. Por ejemplo, para un trabajador con un salario mensual de 1.000 euros y una probabilidad de ser despedido del 20%, los beneficios siguen siendo de 1.416 euros y los costes se reducen a unos 425 euros: pero, aun así, estamos hablando de un ahorro de costes salariales del 6,3% (siempre y cuando no hubiera otras bonificaciones a la Seguridad Social a las que pudiera optar). Por consiguiente, como mucho la medida de Rajoy estimulará la contratación indefinida de ocupaciones con bajos salarios entre aquellas empresas con mejores perspectivas de negocio (es decir, donde los riesgos de reducir plantilla sean menores).

Pese a lo anterior, el Gobierno alega que la exención de cotización de 500 euros vigente desde marzo de este año ya se ha probado exitosa: entre febrero y noviembre de 2015 se han suscrito 1.160.000 contratos indefinidos, unos 100.000 más que en el mismo período del año anterior, cuando tal exención no estaba vigente. Es decir, y según relata el PP, la medida de Rajoy ha permitido crear 100.000 contratos indefinidos más.

Claro que este mensaje resulta bastante pueril, habida cuenta de que ha sido la contratación en general –debido al mayor crecimiento económico– lo que ha aumentado durante ese mismo período. ¿Verdaderamente observamos alguna diferencia de fondo entre el ritmo de contratación indefinida en estos meses de 2015 con respecto a períodos anteriores? No, en absoluto: el porcentaje de contratos indefinidos en 2015 es prácticamente idéntico al de 2013 y 2014.

En suma, la lógica nos indica que la medida estrella del PP tendrá un impacto muy limitado, y la experiencia parece confirmarnos que así ha sido hasta la fecha. ¿Por qué, entonces, el PP disfraza de revolucionaria lo que, en el fondo, es una medida secundaria y poco relevante (incluso a efectos recaudatorios: si se creara la friolera de un millón de puestos de trabajo indefinidos y a jornada completa, el coste total ascendería a 1.500 millones anuales, menos que la rebaja del IRPF prometida por Ciudadanos)? Pues porque el PP no tiene, en realidad, nada que ofrecer salvo cuatro años de continuidad: Rajoy y sus ministros se han cansado de repetir hasta la saciedad que ya han desplegado toda la agenda de reformas y ajustes, de modo que sólo les queda esperar a que éstos den sus frutos. A lo que aspiran, por tanto, es a seguir en el poder otros cuatro años más mientras la economía siga –según ellos mismos esperan– mejorando: ni una sola liberalización ni un solo recorte del gasto adicional.

Lógico, por otro lado, para un partido conservador que aspira a la inacción. Indeseable para cualquier liberal que rechaza un Estado elefantiásico que asfixia nuestra prosperidad y que tanto el PP como el resto de partidos adoran con fanática devoción.

La tosferina y el caos sanitario autonómico
Santiago Abascal Libertad Digital 7 Diciembre 2015

Aprovecho la oportunidad como personaje político para ser la voz de millones de padres que actualmente sufren en silencio la impotencia de vivir bajo la amenaza de la tosferina. Hoy no escribe solo el presidente de Vox España. Hoy escribe Santiago Abascal, padre de cuatro hijos, el último en camino, que llegará en pleno proceso electoral, espero que con un escaño debajo del brazo.

Esta semana nos enterábamos del fallecimiento de un bebé de un mes y diez días en el Hospital de la Paz de Madrid. Una tragedia sobrecogedora e indescriptible. El sexto bebé, que sepamos, en lo que va de año, pues no tenemos datos fiables, más que los que saltan a la prensa. La tosferina ha rebrotado, sin que los profesionales en epidemiología hayan alcanzado una conclusión sobre sus orígenes. Unas tesis indican que las últimas generaciones humanas son más débiles genéticamente y que nuestros organismos disponen de menos fuerza para hacer frente a esta amenaza. Otros argumentan que se debe al aumento en los movimientos migratorios procedentes de Europa del Este y del norte de África. Quizás una combinación de ambas cosas. El tiempo dirá.

La tosferina es una infección que afecta a la vías respiratorias y que puede provocar la muerte. Todos estamos expuestos a ella. Los adultos la pasamos como un catarro, en los niños los efectos son más severos, pudiendo provocar la muerte en los recién nacidos. El problema se agrava porque, hasta los dos meses de haber nacido, no se puede suministrar la vacuna a los bebés.

Pero a grandes males, grandes remedios. Investigaciones recientes han demostrado que, vacunando a las madres gestantes en su último tramo de embarazo, éstas pueden transmitir a sus pequeños los anticuerpos y aumentar así sus defensas para que afronten con garantías los dos primeros meses de vida. Así lo aconsejó el pasado junio la Comisión de Sanidad Pública, dependiente del Ministerio de Sanidad. Sin duda una gran noticia para todos, pues, al fin y al cabo, todos conocemos algún familiar o amigo que espera con ilusión la llegada de un nuevo hijo.

Por desgracia, y como viene siendo habitual en la España de la autonomías, la arbitrariedad, la ineficacia y la sinrazón de los políticos con miras regionalistas se acaban imponiendo. Y los españoles pagando los platos rotos. Inicialmente 10 comunidades autónomas ignoraron el aviso. Más tarde Madrid, La Rioja, Murcia, Andalucía y Castilla-La Mancha modificaron el calendario, mientras que otras como Cantabria, Aragón, Castilla y León y Baleares, y Ceuta y Melilla, han informado de que seguirán sin inmunizar. ¡Como si la bacteria supiera de limites regionales!

A partir de aquí, el caos ha comenzado. Los padres no se han resignado ni rendido y tratan con ahínco de buscar en amigos y familiares algún contacto, entre profesionales sanitarios, para conseguir la vacuna. Incluso está habiendo casos de mujeres embarazadas que se han recorrido media España para conseguir el ansiado tratamiento. Nada se puede reprochar a unos padres que actúan de esta manera ante un Estado que no garantiza la salud de sus hijos.

Esta situación está poniendo de nuevo en el disparadero el incoherente e ineficaz Estado de las Autonomías, en general, y el sistema de sanidad pública en particular. ¿Es que acaso no tenemos todos los españoles el mismo derecho a recibir la vacuna? ¿Por qué un niño de Madrid o de Cádiz tiene diferente trato que uno de Melilla o de Salamanca? Trato de buscar respuestas. Después de años en política, uno llega a la conclusión de que la clase política, el establishment, los partidos del sistema, los partidos de las encuestas, la dirigencia, sólo miran por su bienestar y el de sus familiares, y de que les importa más bien poco el conjunto de los españoles. La gestión descentralizada del recurso sanitario lleva a que decisiones de tanta envergadura queden en manos de 17 autoridades distintas, mientras el Gobierno de la Nación mira los toros desde la barrera, callado y sin posibilidad de mediar. Eso sí, estoy seguro de que a ninguno de ellos les faltarán vacunas. A nosotros sí.

Según el CIS, en España ya somos un 27 por ciento los que queremos poner coto al Estado de las Autonomías. La centralización de la sanidad, la educación, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, etc., es un objetivo irrenunciable para nosotros. La centralización permite reducir carga burocrática y, con ello, aumentar los recursos que puedan ser destinados a mejorar el servicio al ciudadano, en vez de a mantener el actual sistema, que sólo beneficia y enriquece a unos partidos políticos que funcionan como auténticas agencias de colocación.

Solo Vox está a favor de revertir el proceso autonómico. El PP quiere mantener las cosas como están. Ciudadanos quiere descentralizar aún más, yendo a un modelo federal.

No quiero acabar sin mostrar mi más sincero apoyo y comprensión a las madres gestantes y lactantes. Como dice el dicho español, madre no hay más que una. Ellas son las que llevan, por dentro, el mayor pesar de todo este lamentable episodio. Tranquilidad y ánimo. Esperemos que todo salga bien. Será en todo caso por la divina providencia, no por los políticos. Fuera autonomías, por Dios.

Santiago Abascal, presidente de Vox.

Cuando el pan es malo se da más circo
Juan Pina. www.vozpopuli.com 7 Diciembre 2015

La socialdemocracia generalizada y transpartita nos da pan y nos da circo —aunque a algunos, sobre todo, nos da grima—. En época de supuesta bonanza económica, artificialmente inducida por los políticos que manipulan la moneda y el crédito, se da mucho pan y no hace falta tanto circo, aunque, como sobra el dinero, pues también se da. En época de austeridad —austeridad del sufrido ciudadano, no de la élite política ni del Estado paquidérmico— se tiene que mejorar la capacidad de engagement del circo socialdemócrata, porque el pan es más escaso y sabe peor. Todos los regímenes políticos se sostienen en parte por el consentimiento de los ciudadanos y en parte por la coerción estatal. La socialdemocracia, que va de guay, dice legitimarse en las urnas mediante un juego pluralista abierto a todos. Pero no, no es así. La vieja democracia liberal a la inglesa, inspirada en el parlamentarismo de Westminster, dio paso tras la Segunda Guerra Mundial a un sistema diferente. No se restauró la democracia, se instauró la socialdemocracia. Y ésta tiene una legitimidad formal en las urnas, sí, pero la legitimidad auténtica, la que de verdad sostiene el sistema, es la que compra pagando en circo y, sobre todo, en pan. Estamos ante un régimen particularmente basado en esa transacción, una transacción siempre fraudulenta porque lo que se da no compensa lo que a cada cual se quita, y porque además induce unos niveles de endeudamiento extremadamente peligrosos, que hipotecan el futuro de las generaciones siguientes.

Como la socialdemocracia está aquejada ya de fatiga crónica a causa de los vaivenes del ciclo económico, intenta convencernos de lo maravilloso que es su pan, pero no deja de crecer el porcentaje de súbditos —sobre todo jóvenes—, que lo desprecian por rancio. Y como es consciente de que el andamiaje se tambalea y el discurso oficial es cada día menos creíble, pues recurre entonces a extremar el circo. Y por otro lado va aumentando también la coerción y vemos así menguar los derechos individuales y las libertades públicas mientras el Estado socialdemócrata va perdiendo su pátina de bondad y se torna cada vez más orwelliano.

Una de las necesidades de acreditación del sistema es mantener la farsa del pluralismo. Por ello surgen formaciones políticas que aparecen como alternativas limpias a la pocilga política de los de siempre. Pero son más de lo mismo, son operaciones de encauzamiento del descontento para que quede dentro del régimen. Una de color morado para el público que es culturalmente “de izquierdas”, y otra de color naranja para apelar al público “de derechas”. Se pretende así transmitir la sensación de alternativas, de pluralismo, de cambios mayores en la composición del sistema político cada ciertas décadas. La serpiente muda la piel, se desechan organizaciones demasiado avejentadas o demasiado tocadas por las inmundicias de corrupción propias del Hiperestado, y se presenta en sociedad supuestas alternativas, brindando a los electores descontentos un call to action que les haga sentir que han protagonizado un cambio de alcance.

¿De alcance? En enero vamos a tener lo mismo que tenemos desde 1978, por más que haya nuevas caras y nuevos logos: vamos a tener un gobierno socialdemócrata, ya sea de coalición o con pacto de legislatura, y lo integren quienes lo integren. No, no hay pluralismo político real porque las barreras de entrada son abusivas e impiden de facto, no ya la influencia, sino hasta la misma presencia de cuantos cuestionamos el sistema socialdemócrata en su conjunto y promovemos su desmantelamiento ordenado y paulatino para recuperar la Libertad económica y personal. Esa mera presencia sería demasiado peligrosa por su potencial efecto dominó, porque revelaría las verdades del barquero —desde la quiebra de las pensiones hasta el fraude monetario, desde el robo generalizado hasta la corrupción total y absoluta de la casta político-corporativa que ha desvirtuado nuestro capitalismo—. La reforma de la LOREG a manos de los partidos del régimen asestó en 2011 un duro golpe a la pluralidad de opciones. La oferta electoral libertaria va a estar en los colegios electorales de casi diez millones de españoles, pero podría haber estado en casi todos, y seguramente otras formaciones políticas han atravesado iguales o peores dificultades.

¿Pluralismo? La socialdemocracia multicolor y sistémica trata de conciliar el control absoluto del poder con la apariencia de fair play de las viejas democracias parlamentaristas europeas pero, en el paradigma informativo actual, esa apariencia ya no se la cree casi nadie, porque casi todos ven la realidad: que estamos en un sistema atado y bien atado. En el régimen de socialdemocracia, imperante en todo el mundo desarrollado, manda la élite estatal y da igual quiénes sean las caras visibles porque en realidad siempre son los mismos. Los súbditos existimos fundamentalmente para pagarle a esa élite estatal, de forma forzosa, más de la mitad de la riqueza que producimos. O sea, cumplimos pena de trabajos forzados a cambio de unos servicios que la sociedad civil podría proveerse de forma libre con mayor eficiencia y a precios más bajos. El Estado nos lastra, nos asfixia, induce nuestro comportamiento en función de lo que en cada momento interesa a su élite, nos administra su cloroformo en el pan malo y duro que nos da, y cuando nos revolvemos en el sueño inducido y podríamos llegar a despertar, cambia el programa de varietés y nos da un circo distinto, morado o naranja, para devolvernos a la fase REM.

Seguramente a la socialdemocracia, a nivel mundial, no la venceremos sus adversarios políticos sino la realidad: por un lado su insostenibilidad económica y por otro la rápida reconfiguración social que se deriva de las nuevas tecnologías. Entre tanto, el día 20 tenemos una oportunidad de no seguir el juego al sistema, de no votar ni a los mismos perros con los mismos collares ni a los mismos perros con distinto collares, y de impulsar en cambio el tercer camino, el camino libertario, un camino exasperantemente lento, sí, pero el único camino de vuelta desde la servidumbre.

La Constitución y sus enemigos
EDITORIAL Libertad Digital  7 Diciembre 2015

Un año más, el Congreso de los Diputados ha homenajeado a la Constitución de 1978 en el día en que fue aprobada. Una Constitución que obtuvo el apoyo de casi 16 millones de españoles, el 88% de los que acudieron a las urnas aquel 6 de diciembre, el 67% de los convocados. Conviene recordar estos datos fundamentales, que dejan en evidencia –también numérica– al grueso de sus dinamiteros, que suelen detestarla por sus virtudes, no por sus innegables defectos.

A la Constitución, más que homenajearla, que bien está, hay que defenderla; por ejemplo y en primer lugar en Cataluña, donde el separatismo ya no es que la desprecie, es que anda perpetrando un golpe de Estado a la vista de todos con intolerable impunidad y desde las mismísimas instituciones. Si no se la defiende en situaciones de extraordinaria gravedad, como la generada en Cataluña por las liberticidas fuerzas secesionistas, los homenajes no es que estén de más: es que son una afrenta.

La defensa de la Carta Magna pasa también por el repudio de las formaciones que vienen a demoler el sistema de libertades que sanciona. Formaciones como Podemos, cuyo líder ha tenido la desfachatez de hacer el numerito constitucionalista en la Carrera de San Jerónimo, cuando ha moldeado su fama política a base de vituperar la Constitución y la democracia liberal y ensalzar regímenes repugnantes como el que padecen en Venezuela, donde este mismo domingo se ha vivido una jornada crucial en la lucha por la recuperación de las libertades, secuestradas por el chavismo criminal. Aunque ahora callan, Iglesias, Monedero y compañía se siguen retratando: precisamente porque callan ante los desmanes que perpetran sus semejantes en el país caribeño. Ni quieren homenajear a la Constitución del 78 ni la Constitución ha de ser homenajeada por sujetos así, que desprecian los valores que la informan.

Por último y a propósito: de un tiempo a esta parte se han multiplicado los llamamientos a la reforma de la Ley de Leyes. Por parte de tirios y de troyanos. Es innegable que es un texto susceptible de sustanciales mejoras; pero también lo es que muchos de los aspirantes a reformarla no tienen en mente eso sino dinamitarla, para hacer saltar por los aires la democracia liberal y la Nación. Así que ha de primar el criterio de conveniencia y oportunidad a la hora de valorar si abrir o no tal melón. Pues lo fundamental en estos momentos no es reformar la Carta Magna sino cerrar el paso a sus peores enemigos.

Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com
La necesaria reforma de la Constitución
Pablo Sebastián Republica.com  7 Diciembre 2015

Del resultado de las elecciones generales del 20 de diciembre podría salir un consenso o mayoría suficiente (de 210 escaños) que permita impulsar la reforma de la Constitución Española de 1978 que incluya algunos objetivos concretos y necesarios como los que afectan a la presencia de España en la Unión Europea o al estatuto de La Corona y los derechos de la mujer – de la princesa Leonor y la infanta Sofía- en la línea de sucesión al trono. Asuntos en los que parece existir un gran acuerdo para que se integren en el texto constitucional.

Pero también existen otras cuestiones de mayor calado que podrían abordarse en la próxima legislatura relativos a los derechos sociales, libertades públicas y sistema político y electoral que sin duda darían a la Carta Magna española una mayor proyección democrática porque la experiencia de estos últimos 38 años ha demostrado que son muchas las carencias y la ambigüedad que registra el articulado de la primera norma legal del Estado

No es cierto, por ejemplo y como lo afirmó Alfonso Guerra cuando al llegar Felipe González al poder en 1982, que con aquella reforma que el PSOE hizo de la Ley Orgánica del Poder Judicial favoreciendo la larga mano del poder Ejecutivo en el control de la Justicia murió ‘El espíritu de la leyes’ de Montesquieu. Porque más cierto fue que Montesquieu nunca estuvo en la España de la transición.

En nuestro país nunca ha existido la imprescindible separación de los poderes del Estado porque quien ganaba las elecciones se quedaba con los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Y en consecuencia nunca hubo un verdadero control del poder Ejecutivo, mientras la soberanía, que teóricamente reside en el pueblo español representado en las Cortes, quedaba a merced del Gobierno o la cúpula del partido gobernante -que era la misma cosa-, convirtiendo el poder Legislativo en apéndice del Ejecutivo y sin capacidad e investigación lo que facilitó el inmenso pantano de la corrupción española. Si se añadía el control del Poder Judicial y la Fiscalía del Estado pues todavía mucho peor.

Y a no perder de vista la larga mano e influencia del único poder del Gobierno, en manos del partido ganador de las elecciones, sobre los medios públicos de comunicación, buena parte de los privados y los organismos reguladores del Estado -Banco de España, CNMV, CNE, etc.-lo que daba al Ejecutivo larga mano y oscuras connivencias con el alto poder empresarial y financiero, en pactos y repartos a través de las ya famosas puertas giratorias.

Salvo en los primeros años de ‘la inocencia’ de UCD, las posteriores mayorías del PSOE con Felipe González o del PP con José María Aznar parecían indestructibles por la oposición porque la pirámide del poder acumulado se presentaba como inexpugnable. Y si la alternancia fue posible se debió a los errores, abusos y corrupciones de quien tenía el gran poder y no a los méritos de la Oposición.

Naturalmente todo ello aderezado con una injusta y no proporcional directa ley electoral de listas cerradas y fabricadas en la cúpula de los partidos, para que nadie se moviera ni actuara por su cuenta, con lo que se violaba la norma constitucional que prohíbe expresamente el mandato imperativo del partido sobre los diputados electos.

La pésima ley electoral que defendía el bipartidismo con la excusa de que ello facilitaba la estabilidad y gobernabilidad del país, resultó una agencia de colocación en el Parlamento de funcionarios de los partidos sin la calidad política y la necesaria formación legislativa, y una farsa que, para colmo, primó los partidos nacionalistas en detrimento de los partidos nacionales. Y todo ello unido a la acumulación de poderes del Estado nos ha conducido al deterioro institucional en el que ahora nos encontramos.

Es verdad que la Constitución de 1978 se elaboró en secreto y sin un periodo constituyente abierto por causa de las muy especiales y a la vez históricas circunstancias del inicio de la transición tras el final del franquismo. Se hizo lo que se pudo y con la mejor intención y en su conjunto reúne un balance positivo.

Pero el modelo partitocrático que España se auto otorgó en 1978 quedaba muy lejos del ideal democrático y más bien parecía una carta de navegación hacia la democracia. Pero primero el PSOE y luego el PP se negaron a su reforma, para disfrutar así del inmenso poder que el modelo les ofrecía. Y la consecuencia ha sido que España es el único país de nuestro entorno europeo donde no existe la separación de los poderes del Estado y donde los ciudadanos no eligen directamente a ninguno de sus gobernantes y representantes. Solo hay una excepción en el Senado, pero es una Cámara sin ningún poder.

Y todo esto tiene que cambiar y es hora que ocurra y cuando antes mucho mejor para que la verdadera democracia sustituya a la agotada partitocracia. Pero falta por ver que los partidos tradicionales el PP y el PSOE y los emergentes de Ciudadanos y Podemos entiendan bien esta situación y decidan llegar al fondo de la cuestión. Cosa que hasta ahora no hemos visto en los programas electorales de los distintos partidos en liza donde aparecen algunas buenas intenciones pero sin precisión sobre el alcance de las necesarias reformas. De manera que la reforma constitucional de la que se habla debería de explicitarse y debatirse en un proceso y legislatura constituyente para sobre todo entrar de lleno en la reforma modelo partitocrático y electoral español.

El de la gran acumulación de los poderes del Estado sin los controles democráticos. Lo que luego clonado en las autonomías nacionalistas ha conducido al desafío catalán de Artur Mas -y antes al de Ibarretxe- hasta el punto de poner en peligro la unidad nacional.

ANÁLISIS MODELO TERRITORIAL
El (interminable) debate sobre el modelo de Estado
Desde el establecimiento de un 'Estado unitario' y sin Autonomías de Vox al derecho a la secesión de Podemos.
F. G.| R. M.| R. N. H.  www.gaceta.es 7 Diciembre 2015

El Partido Popular se presenta como 'la garantía de la unidad de España'
Decía el diputado popular Pedro Gómez de la Serna hace unos días en El Debate de La 1 que el modelo Constitucional de 1978 era “la historia de un éxito; lo mejor que hemos hecho en 200 años”. Así, según el diputado, su partido apuesta por mantener el modelo, eso sí, “ajustando las disfunciones” en las que haya podido caer el Estado Autonómico en tantos años de desarrollo.
De la Serna, en el espacio televisivo dedicado en exclusiva al modelo de Estado, planteó un discurso muy crítico con los nacionalismos y de ribetes patrióticos: “Creemos en el proyecto de España, creemos en España y nos gusta España”. Y lanzó una advertencia a aquellos que buscan alterar el proyecto nacional español: “Estamos dispuestos a defender la integridad territorial y la unidad y la continuidad de España de acuerdo con los mecanismos constitucionales legalmente establecidos”.
Uno de los vídeos didácticos que han lanzado en los últimos días se titula “¿Se romperá la unidad de España?”. La pieza anuncia que con el PP en el Gobierno “España será siendo una nación de ciudadanos libres e iguales”. Ilustra la frase un mapa de España con los colores de la bandera nacional. Inmediatamente el mapa se descompone en 17 banderas diferentes mientras la voz en off advierte que el PSOE promueve una “reforma federalista que propiciaría la desigualdad entre las diferentes comunidades autónomas”. El spot acaba con un mensaje contundente, como un antídoto contra el separatismo: “El presidente Rajoy garantiza la unidad de España”.
En el programa electoral, más garantías: “El Partido Popular garantiza, y garantizará siempre, que ni España ni la soberanía nacional van a ser troceadas”. En el texto se apuesta, frente a las tentativas federalistas, por “seguir transitando” la senda constitucional. ¿Reformas? Sí, pero “con lealtad institucional” y “sin necesidad de rectificar el núcleo de las decisiones fundamentales adoptadas en el 78”.
En definitiva: Estado Autonómico y Régimen Constitucional. Se apuesta, eso sí, por potenciar las llamadas “conferencias de presidentes “como instrumento de cooperación horizontal para mejorar las relaciones intergubernamentales entre el Estado y las Comunidades Autónomas”, así como garantizar (otra vez la garantía) jurídicamente el cumplimiento de la Ley de símbolos nacionales.

Ciudadanos: adiós Senado y diputaciones
El partido de Albert Rivera dedica pocas líneas de su programa electoral a la organización territorial del Estado. Su representante en el citado debate de Televisión Española, Begoña Villacís, resultó ambigua a la hora de describir el modelo de Estado de Ciudadanos. Llegó incluso a interpelar a los representantes nacionalistas Jordi Xuclà (CDC) y Aitor Esteban (PNV): “Yo lo que quiero es construir un país en el que vosotros os sintáis acogidos y queráis estar y para eso lo importante es tener un país que funcione”.
La portavoz de C’s en el Ayuntamiento de Madrid, abogada de profesión, advirtió que “el derecho siempre va por detrás de la sociedad” y que no cerraban la puerta a posibles cambios (por ejemplo, la supresión del Senado), aunque “sin romper”.
En su programa abogan por “clarificar el modelo autonómico”, para ello proponen crear un listado de competencias exclusivas del Estado, otro de competencias compartidas y un tercero de competencias de las Comunidades Autónomas. Asimismo, proponen enumerar las 17 Comunidades y las dos ciudades autónomas en la Constitución y suprimir la disposición transitoria cuarta que contempla la posibilidad de incorporación de Navarra al País Vasco.
La eliminación de las diputaciones provinciales es una de las medidas estrella del programa de Rivera. Y vinculada a esta medida, el texto también incluye la "fusión de ayuntamientos".

Podemos compra el 'derecho a decidir' al nacionalismo
Podemos irrumpe en la campaña electoral con un programa en el que han intentado aunar las propuestas recibidas por la militancia con las medidas desarrolladas por los grupos de expertos en cada materia. El resultado ha sido un “contrato” con la ciudadanía de 343 páginas. En el documento, el partido de Pablo Iglesias desarrolla las propuestas estrella de la formación, matiza otras tantas y oculta algunas de gran calado, por ejemplo, el modelo de Estado.
Desde Podemos apuestan por unos comicios para elegir al jefe del Estado con el fin de que sea elegido de forma democrática y no por cuestiones hereditarias. Sin embargo, el candidato a la Presidencia se mostró convencido de que Felipe de Borbón ganaría estas elecciones a no ser que “se presentara Jordi Évole”.
Podemos toma el espíritu de cambio del PSOE, partido que propone un sistema federal, y apuesta por crear un nuevo modelo territorial basada en la construcción de una nueva gobernanza democrática e inclusiva, instaurar los principios de autonomía y eficiencia y hacer del ámbito local uno de las claves dentro de la recuperación del Estado de Bienestar.
La formación morada hace referencia a la ‘plurinacionalidad’ de España y al derecho a decidir de los ciudadanos por lo que aprobarán que los gobiernos autonómicos celebren consultas a la ciudadanía sobre el encaje territorial del país. Asimismo, reformarán el Senado para que se convierta en una “auténtica” cámara de representación de derechos e intereses territoriales.

El PSOE centra su programa en su ambiciosa reforma constitucional
A pesar de que los militantes del PSOE se muestran “orgullosos” de la Constitución han decidido hacer de la reforma de la Carta Magna una de sus principales bazas de cara a los próximos comicios. “La España de 2015 no es ya, en definitiva, la de 1978. Es una España en la que más de la mitad de la población no participó”, apuntan desde la formación.
En materia de estructura territorial del Estado, los socialistas promoverán un modelo federalista para defender la unidad del Estado, respetando la diversidad de las diferentes regiones aunque evitan señalar que ninguna Comunidad, incluida Cataluña sea concebida como una nación.
Además, tal y como señalan también desde Podemos, reformarán el Senado para convertirlo en una auténtica Cámara territorial, revisando su estructura y composición y eligiendo finalmente entre un modelo intergubernamental o un modelo representativo de las Comunidades.

Vox o el 'desmantelamiento' del Estado Autonómico
El partido de Santiago Abascal ha hecho del modelo de Estado una de sus banderas electorales. Con un discurso meridianamente claro y para muchos revolucionario, Vox apuesta por el “desmantelamiento” del Estado de las Autonomías: “Un solo Gobierno y un solo parlamento para un solo pueblo soberano”.
Reconocen que para acabar con las Autonomías habrá de reformarse necesariamente la Constitución y que, para ello, deberá producirse un consenso que puede tardar tiempo en llegar. Por ello, “mientras se dan las circunstancias”, se han de eliminar las duplicidades y redundancias y, atención, devolver con carácter de urgencia, las competencias de Sanidad, Educación y Justicia al Estado.
Vox establece diferentes fases para alcanzar el “Estado unitario” al que aspiran. En primera instancia se apelará a la buena voluntad de las CCAA para que, sin necesidad de cambios legales, se atengan al nuevo modelo “de régimen común”. El siguiente paso ya prevé un cambio constitucional que obligue a las autonomías que no hayan querido colaborar a “devolver las competencias”. Un proceso que reconocen que habrá de completarse “a medio plazo” pero que desde el partido de Abascal y Ortega Lara quieren empezar “cuanto antes”.

La victoria del Frente Nacional en Francia
Editorial  www.gaceta.es  7 Diciembre 2015

El votante francés ha dado la espalda al discurso oficial del sistema y ha perdido el miedo a las alternativas. Los partidos tradicionales, sordos a los auténticos problemas sociales, han perdido la comunicación con buena parte de la ciudadanía.

A pesar de la brutal campaña mediática e institucional contra la formación de Marine Le Pen, campaña que ha incluido desde amplios despliegues hostiles en la prensa regional –abundantemente subvencionada por el Estado- hasta la participación de arzobispos como el de Lille, el Frente Nacional ha obtenido este domingo una clamorosa victoria en la primera vuelta de las elecciones regionales francesas. El Frente Nacional gana en seis de las trece regiones del país, en algunas con más del 40%, y obtiene una media global que ronda el 28% de los votos en toda Francia (más de seis millones de sufragios). En segundo lugar queda la coalición de las derechas –liderada por Sarkozy- con un 26,89% y el Partido Socialista de Hollande se hunde hasta el tercer puesto y sólo con la suma de sus aliados logra arañar un 23%. Añadamos que el Frente Nacional se presenta en solitario, mientras que los referidos porcentajes de las derechas y las izquierdas corresponden a coaliciones de diversos partidos.

Los consejos regionales no tienen en Francia el mismo peso que las comunidades autónomas en España: implantados en los años 80, han conocido diversas reformas hasta la fecha de hoy y su ámbito competencial se circunscribe a tareas limitadas (transportes interurbanos, ayudas directas a empresas, creación de polos locales de desarrollo y competitividad, etc.). Pero a despecho de esta limitación competencial, las elecciones regionales son un observatorio privilegiado para pulsar el estado de la opinión y las preferencias reales de los ciudadanos sin las distorsiones que el sistema electoral introduce en las elecciones presidenciales o legislativas. Por eso es tan importante constatar el crecimiento homogéneo del voto al Frente Nacional en todo el país. En las regionales de 2010, el FN se había quedado en un 11,4%. Esos resultados mejoraron en las europeas de 2014 (24,9%) y aún lo hicieron más en las elecciones departamentales del pasado mes de marzo (25,2%).

Hace tiempo que el Frente Nacional no es lo que la propaganda política suele llamar “ultraderecha”. El partido de Marine le Pen ha dejado muy atrás las problemáticas de la posguerra mundial y la guerra fría y ha sabido dar respuestas a problemas que el resto de los partidos no han resuelto –más bien han contribuido a crearlos-, desde la inmigración desordenada hasta el desmantelamiento del estado del bienestar, pasando por el colapso de la Unión Europea y, por supuesto, la demolición del patriotismo nacional. Su crecimiento de hoy no es producto de los atentados del último año, sino de un tenaz trabajo de examen de la realidad que, entre otras cosas, le ha llevado a absorber el voto tradicional de la izquierda obrera.

Ante la hegemonía del Frente Nacional en buena parte de Francia, y como este es un sistema de dos vueltas, los socialistas han tomado la drástica decisión de retirarse en aquellas circunscripciones donde no pueden ganar, para que su voto vaya a las listas de derecha: todos contra el Frente Nacional. El propósito tiene dos obstáculos: uno, que Sarkozy insiste en presentarse bajo el lema “ni socialistas ni Frente Nacional”; dos, que en muchos lugares es muy probable que el voto de izquierda no vaya a las derechas, sino precisamente al Frente Nacional.

A la espera de que se celebre la segunda vuelta, es posible deducir algunas conclusiones. Una, que el votante, al menos en Francia, ha dado la espalda al discurso oficial del sistema y ha perdido el miedo a las alternativas. Dos, que los partidos tradicionales, sordos al cambio social, han perdido ya irreversiblemente la comunicación con buena parte de la ciudadanía. Tres, que para buena parte de los franceses, como antes para los húngaros y los polacos –y, cada vez más, los británicos-, la Unión Europea es más un problema que una solución, y sacrificar la identidad nacional en el altar de Bruselas es lo más parecido a un suicidio colectivo. No es poca cosa para empezar.

La ultraderecha, imparable en una Francia temerosa
EDITORIAL El Mundo  7 Diciembre 2015

En pleno estado de excepción por los atentados yihadistas de París, Francia celebró ayer la primera ronda de las elecciones regionales "del miedo", en expresión del diario 'Libération'. Un doble juego de palabras en referencia no sólo al clima de temor ciudadano a nuevos ataques del IS, sino también al terremoto provocado por el espectacular avance del ultraderechista Frente Nacional. La formación liderada por Marine Le Pen se impuso en las urnas, con el 30% de los votos, seguida muy de cerca por Los Republicanos de Sarkozy. Por su parte, los socialistas sufrieron la dura derrota que ya vaticinaban las encuestas. Aunque la mayor parte de los gobiernos regionales no se decidirán hasta la segunda vuelta del próximo domingo, el éxito del Frente Nacional representa un cataclismo político en el país de la igualdad y la fraternidad. Y confirma los peores temores del espectacular avance de la ultraderecha -antieuropea y antiinmigración- en el conjunto del continente.

Los analistas coinciden en que los atentados del 13-N han afianzado aún más al Frente Nacional. Su discurso apocalíptico contra los refugiados y las diatribas contra Schengen y la política de seguridad común de la UE, exigiendo la recuperación de los controles fronterizos y la expulsión de 'sin papeles', llevan años calando como una lluvia fina. Y tras la masacre de París muchos votantes confieren que Marine Le Pen tenía razón en su radiografía. Estamos ante la explotación populista del miedo y produce vergüenza como europeos la facilidad con la que se expanden ideas tan simplistas y peligrosas. Pero un resultado como el de ayer en Francia debe obligar también al conjunto de la clase política -y en especial a los partidos de izquierda- a asumir los errores de su gestión y su fracaso a la hora de articular un discurso ilusionante y realista que se adecúe a los nuevos desafíos a los que se enfrenta la sociedad.

Sin ir más lejos, la popularidad del presidente Hollande -el peor valorado de la V República- ha subido entre 10 y 20 puntos por su eficaz gestión tras los atentados. Pero no ha servido para revertir la caída en picado del socialismo francés, sin soluciones para las grandes crisis que hoy sufre Francia. Junto a los retos en materia de seguridad, de refugiados o de integración -con intermitentes estallidos de violencia étnica en los suburbios urbanos, muchos de ellos auténticos guetos-, no hay que perder de vista el impacto de la crisis económica. Porque aunque la recesión no golpeó con tanta fuerza como en España y otros países de la UE, Francia permanece estancada en la desaceleración económica, con un crecimiento previsto para este año de sólo el 1,2% del PIB. Además, la tasa de paro, un 10,7%, es la mayor en casi dos décadas y ya está por encima de la media de desempleo de la Eurozona. Demasiados factores que, sumados, son una auténtica bomba social en Francia, bien explotada por el Frente Nacional.

En las pasadas europeas, el partido de Marine Le Pen ya fue el más votado. Y, si mantiene este avance, cada vez parece menos descabellado su asalto al Elíseo. Que no lo consiga depende en buena medida de la capacidad de los partidos tradicionales para convencer a los franceses de que ningún país puede ser grande y libre con recetas que sólo disparan el miedo.

El final del chavismo
Editorial  www.gaceta.es  7 Diciembre 2015

Los últimos años de Venezuela han sido un esperpento siniestro marcado por la represión, el desabastecimiento, la pobreza y una suerte de política norcoreana pasada por el Caribe.

La victoria de la oposición democrática en las elecciones legislativas de Venezuela marca un hito decisivo no sólo en la historia de ese país, sino también en la evolución reciente de Hispanoamérica. Muy rotundo tiene que haber sido el castigo electoral para el gobierno cuando Maduro ha salido a reconocer su fracaso, y ello a pesar de las sucias maniobras del régimen para alterar los resultados electorales en las dos últimas horas de votación. Ha sido finalmente el mando militar, sobre el que recaían las mayores sospechas, el que ha dado el paso decisivo y, verosímilmente, ha forzado a Maduro a aceptar el veredicto popular. Maduro no se marcha porque estas elecciones han sido sólo legislativas, es decir, no presidenciales. Pero la amplia mayoría parlamentaria de la oposición va a hacer posible emprender reformas de calado. Empieza a cerrarse un capítulo negro de la historia de Venezuela.

La llegada al poder de Hugo Chávez en 1999 abrió una página llena de esperanzas que rápidamente se vieron frustradas y, aún más, convertidas en pesadilla. Venezuela sufría realmente un grave problema de desestructuración social. Buena parte de la población permanecía al margen del proceso de desarrollo. El proyecto inicial de Chávez parecía apuntar a un trabajo de integración social y política que enmendara los desmanes de los gobiernos anteriores, ostensiblemente corruptos y no particularmente eficaces. Pero Chávez tardó muy poco en escoger el camino más fácil: en vez de integrar a la periferia social en el centro del sistema –la misma operación que Europa cubrió con éxito en la posguerra-, optó por subsidiarla con los beneficios del petróleo y, aún más, convertirla en una suerte de “guardia de corps” para un régimen que giraba aceleradamente hacia formas totalitarias. Mientras hubo dinero, el montaje funcionó. Las “misiones” sociales, a la par que solucionaban problemas objetivos de salubridad y educación, iban conformando una extensísima clientela política que proporcionó al régimen una base invencible.

El chavismo proyectó hacia toda la América hispana una seductora imagen alternativa. Incluso inventó una ideología fantasmal, el “bolivarismo”, que consistía en atribuir a Simón Bolívar el espíritu de Hugo Chávez y viceversa. Por debajo, sin embargo, crecía un verdadero infierno. Las libertades reales menguaban a toda velocidad. El desarrollo social se limitaba al reparto de dádivas. La economía, centrada casi exclusivamente en el petróleo, se colapsaba. Y en eso murió el líder, bajó el precio del petróleo y fue el acabóse. Los últimos años de Venezuela han sido un esperpento siniestro marcado por la represión, el desabastecimiento, la pobreza y una suerte de política norcoreana pasada por el Caribe. El régimen insistía en mantener una imagen de socialismo bolivariano con alta movilización popular, pero el pueblo descubría la realidad todos los días en las estanterías vacías de los mercados. La palabra “pesadilla” no se queda corta.

La victoria de la oposición era inevitable. La alternativa para Maduro era simple: o dar un golpe de mano contra las urnas –y todo indica que el domingo tuvo esa idea sobre la mesa- o rendirse a la evidencia. Sin duda ha sido la neutralidad del ejército, al que el líder creía poder manipular, lo que ha inclinado la balanza y, de paso, ha evitado un baño de sangre, porque el chavismo dispone de milicias armadas que ha exhibido sin tapujos en los últimos desfiles del régimen. Por cierto que, a partir de ahora, una de las principales tareas de la oposición, además del dificilísimo enderezamiento de la situación económica, será desarmar a las huestes “bolivarianas”. El chavismo ha funcionado como un régimen clientelar, y esas cosas echan raíces profundas. Sin duda Maduro sentirá la tentación de utilizar a “la calle” –es decir, a sus huestes- contra el parlamento. En todo caso, es hora para la esperanza en Venezuela. Por fin.

Ortega Lara, en un mitin de VOX:
'Rajoy ha ignorado España durante años'
El ex funcionario de Instituciones Penitenciarias abre el primer gran acto electoral de VOX con un discurso centrado en la unidad del país y del terrorismo yihadista.
Gaceta.es  7 Diciembre 2015

Jose Antonio Ortega Lara ha abierto este domingo por la tarde el primer gran acto electoral de VOX. Lo ha hecho con un discurso centrado en la unidad de España y el riesgo que supone el terrorismo yihadista para nuestro país.

Asimismo, el fundador de VOX ha hecho un llamamiento a todos los españoles sobre "la responsabilidad que tenemos de legar una España mejor a nuestros hijos". "Una España de españoles libres e iguales que no contemple modelos separatistas que buscan la ruptura y la división entre españoles", ha señalado.

Además, ha hecho balance de los cuatro años de legislatura de Mariano Rajoy, al que le ha mandado un mensaje claro: "Ya está bien de tanto desvarío separatista. Después de haber ignorado a España durante años, Rajoy se acuerda de ella ahora en el momento de las elecciones". "La batalla contra el separatismo debe librarse en todos los frentes", ha señalado.

Por otro lado, ha hecho hincapié en la amenaza que supone el terrorismo yihadista para España. "En la lucha contra el terrorismo, tienen que estar implicados en todos los resortes del Estado".

A continuación, ha tomado la palabra el candidato al Senado por Madrid, Javier Ortega Smith, que ha querido hacer un homenaje a la Constitución en el día en que se ha celebrado su festividad. Ortega Smith ha hecho un repaso de los numerosos incumplimientos de la carta magna. "Por todos sus incumplimientos, la Constitucion se ha convertido en una gran mentira. Los partidos han transformado la democracia en una partitocracia repugnante al servicio de los políticos", ha señalado.

Por eso, desde VOX, ha dicho, "queremos una reforma constitucional que consolide de verdad los derechos de los españoles. ¿Dónde está el principio de legalidad, la igualdad de los españoles, la seguridad jurídica? ¿Donde esta la igualdad ante la ley? ¿Dónde está la libertad y el derecho de los vascos que no pueden ejercer su voto en su tierra?", ha manifestado. "Hoy hablar de España está proscrito y muchos lo tachan de ultraderechista y antisistema", ha añadido.

Por último, el presidente de VOX, Santiago Abascal, ha cerrado el acto entre aplausos con un discurso en el que ha hablado sobre la última campaña de VOX en en redes sociales que se centra en el poder de una sola persona. "El poder de una sola persona es el poder de todos y cada uno de vosotros. Estoy convencido de que un sólo escaño de VOX va a ser mas útil que los 286 inútiles de Rajoy durante esta legislatura", ha asegurado el líder de la formación.

En relación al mensaje que están usando "los partidos de las encuestas, esos que, según el líder de VOX, quieren sacar de la foto a millones de españoles, "se atreven a insultarnos hablándonos del voto útil después de haberlo traicionado todo", ha denunciado Abascal.

Además, el candidato de VOX se ha pronunciado sobre la alerta de Rajoy sobre el peligro de volver al inicio del ciclo económico. "Es su único mensaje. Les está diciendo a 11 millones de personas con principios que solo tienen intereses materiales y les estaba echando forraje como a los animales. Queremos ser felices, no no basta el pan de circo", ha asegurado Abascal. "Anhelamos mucho más, queremos una España mejor, unida y que tenga algo que decir", ha apostillado.

Respecto a la amenaza mundial del terrorismo yihadista, Abascal ha sido claro: "Al andalus somos nosotros, no tenemos que esperar a que nos llamen los franceses".

Por último, Abascal ha recordado a los asistentes que pese a lo que suceda el próximo 20D desde VOX, "no nos vamos a rendir nunca más, como las personas que han construido nuestra patria y que nos la han legado. No van conseguir estigmatizarnos y tratarnos como fascistas a los españoles que creemos que Artur Mas tiene que estar en la cárcel", ha señalado.

"Muchos españoles, como nosotros piensan, que el Estado de las Autonomías es una ruina y solo está al servicio de los políticos. Además, no se puede mantener eternamente un sistema en el que Montoro se lleva las herencias de nuestros hijos. Vamos a estar en Congreso para decir lo que millones de españoles quieren oír", ha concluido Abasca

La complicidad de Turquía en la financiación del ISIS definitivamente al descubierto
Carlos Ruiz Migue  Periodista Digital  7 Diciembre 2015

El derribo por Turquía de un SU-24 ruso sobre el espacio aéreo sirio (punto sobre el que ya no hay duda) ha levantado el velo sobre la financiación del terrorismo del EI-ISIS-DA'ISH. El derribo, el 24 de noviembre, se produjo apenas unos días después de que Rusia comenzara a bombardear el contrabando de petróleo, transportado desde Siria a varios países, entre ellos Turquía. Los hechos han relativizado algunos análisis sobre el ISIS publicados apenas unos días antes y que, sorprendentemente, ignoraban, ocultaban o relativizaban la complicidad de Turquía @Desdelatlantico.

I.LO QUE SE DIJO EN ESTE BLOG
El día 10 de octubre escribía:
De momento, parece no haber dudas de que hay varios Estados que, directamente o de forma ya indisimulada a través de sus peones (o "proxies"), tienen un papel directo en la guerra:
- Turquía: con apoyo directo al islamista ISIS-DAESH (Daulat Al-Islamya fil-Eiraq ua Ash-Sham, Estado Islamico del Iraq y el Levante)

El 14 de septiembre, advertía que las circunstancias en que se ha desencadenado [el éxodo migratorio desde Turquía a Europa] suscitan, a a su vez, muchos interrogantes

Bastante antes, el 10 de enero de 2012 escribí
Aunque la revuelta contra él tiene sus raíces en la opresión que padecen los sirios, los saudíes se han apresurado a financiarla a través de los islamistas, que son mayoría entre los opositores. Turquía, otro aspirante a poder regional, también compite por el favor de la oposición siria para extender su influencia en un futuro

II. ALGUNOS ANÁLISIS SOBRE EL ISIS DÍAS ANTES DEL DERRIBO DEL AVIÓN RUSO
Apenas unos días antes del derribo del avión ruso en la prensa se publicaron algunos análisis sobre el ISIS que, a mi juicio, quedaron muy relativizados tras el acto de guerra contra Rusia.

El día 23 de noviembre, Ignacio Álvarez-Ossorio decía (negritas mías):
Otra de las potencias regionales que han jugado a esta ruleta rusa ha sido Turquía, que permitió que sus fronteras se convirtiesen en un auténtico coladero por el cual se infiltraban miles de yihadistas a territorio sirio. Al hacerlo pretendía acelerar la caída del régimen, pero también impedir la consolidación de la autonomía de Rojava, el Kurdistán sirio. De esta manera, creía matar dos pájaros de un tiro. Tan sólo la creciente beligerancia del ISIS, que asesinó a más de un centenar de personas en Ankara en plena campaña electoral, parece haber modificado dicha política, aunque se han aprovechado los bombardeos contra el ISIS para destruir las bases de los peshmergas kurdos, como si los dos grupos formaran parte de un mismo fenómeno.

Por su parte, Loretta Napoleoni, que pasa por ser experta en la financiación del ISIS, el mismo día 23 de noviembre en una entrevista decía:
-Usted es experta en sistemas de financiación de organizaciones terroristas. ¿Es el petróleo la gran baza del EI? ¿Son los compradores responsables del éxito y fortaleza de los yihadistas?
-Claro que el petróleo es clave. El EI vende en toda la región, pero no a países ni a grandes corporaciones. Trabajan en el mercado negro. Si estás en Alepo y no hay gasolina para abastecer a las ambulancias, se compra en el mercado negro, y ese mercado negro se abastece del petróleo del EI. Así de sencillo. Esto es la guerra. Los europeos hace mucho tiempo que no están en guerra y se han olvidado de lo que esto supone.

Y la misma autora, un día antes, decía:
-¿Cómo se financia el Estado islámico? Se ha hecho mucho hincapié en la venta de petróleo.
-La venta de petróleo supone solo un 20 %, fue muy importante al inicio pero no ahora. El EI gobierna a 8 millones de personas y se financia sobre todo de los impuestos que recauda entre la gente que vive allí, también del contrabando, los secuestros o ahora del tráfico de refugiados. No es posible asfixiarlos económicamente, porque no están en el circuito del comercio internacional ni tienen dinero en los bancos occidentales. Son financieramente independientes.

-El Estado Islámico recibió financiación de Arabia Saudí y otros países del Golfo.
-Sí, pero cuando se convirtió en un poder en la región dejó de hacerlo. En el 2011 se podía haber hecho algo. Los americanos, los ingleses, los franceses, lo sabían, ¿por qué no hicieron nada? Putin ha dicho que hay 40 países que lo financian, pero eso no es verdad. Ahora no recibe ninguna ayuda porque es el enemigo de todos.

III. EL DERRIBO DEL AVIÓN RUSO HA DEMOSTRADO QUE LA COMPLICIDAD DE TURQUÍA EN LA FINANCIACIÓN DEL ISIS ES IMPORTANTE
El derribo del avión ruso por Turquía, justo días después de que la aviación rusa bombardeara un convoy del EI-ISIS-DA'ISH con petróleo hacia Turquía demuestra que
- Turquía no ha modificado su complicidad con el EI-ISIS-DA'ISH como a alguno le parecía
- Turquía es cómplice en la financiación del EI-ISIS-DA'ISH y resulta llamativo que una experta en la cuestión lo haya silenciado (primera entrevista citada) o negado (segunda entrevista citada).

IV. RECORDATORIO: EL GOBIERNO DE RAJOY SIGUE COLABORANDO CON TURQUÍA A PESAR DE LA COMPLICIDAD DE ÉSTA CON EL TERRORISMO
Recordemos, finalmente, que aunque los Estados Unidos y Alemania retiraron de Turquía sus baterías de misiles "Patriot" estacionadas en Turquía para "proteger" a este país de las incursiones de la aviación siria, España mantiene una batería de dichos misiles en Turquía.
Si el llamado "pacto antiyahidista" así como la llamada "lucha antiyihadista" tuvieran alguna credibilidad: ¿no se habría planteado ya la cuestión de la suspensión de la colaboración con un Estado cómplice del "yihadismo"?
 

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Empresarios catalanes pagaron directamente en Andorra 7,6 millones al clan Pujol por ‘mordidas’ de los Juegos
Francisco Mercado. Okdiario  7 Diciembre 2015

La investigación policial desvela que hubo varias transferencias a la cuenta de Jordi Pujol Ferrusola entre 1991 y 1992.

La investigación sobre la fortuna del clan Pujol acredita que empresarios catalanes pagaron directamente en Andorra 7,6 millones de euros al ex president de la Generalitat y su familia por mordidas de los Juegos del 92. En estos casos no se utilizó el método habitual de ingresos en efectivo en las cuentas del primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, sino que fueron transferencias bancarias entre cuentas opacas. El dinero procedía de un puñado de empresarios catalanes vinculados sobre todo a los sectores inmobiliario y constructor.

Los distintos trasvases internos entre cuentas en Andbank suman más de 1.273 millones de pesetas (7,6 millones de euros). La investigación policial ha desvelado múltiples operaciones. Así, por ejemplo, el 25 de enero de 1991, en vísperas de los Juegos Olímpicos de Barcelona, Nuria Villena García le remite diez millones de pesetas (60.101 euros).

Esta persona es administradora de Barcelona Fórum Internacional, empresa dedicada al alquiler de maquinaria. Había sido creada tres años antes, junto con Lorenzo Piscedda, dueño de varias sociedades del mismo sector. La investigación no encuentra ningún motivo para que la socia de una empresa de maquinaria pagara una cantidad desorbitada a Jordi Pujol Jr.

En esa misma fecha se produjo otro ingreso. Desde otra cuenta andorrana le realizó una transferencia de nueve millones de pesetas (54.091 euros) Ignacio María Coll Moles. Este empresario controlaba ISM Bussiness Center, volcada en el alquiler de bienes inmobiliarios, empresa que, como la anteriormente citada, sólo tenía dos empleados, uno de ellos el director. El pago también resulta desorbitado para una empresa que sólo ingresó cinco de millones de pesetas en 1999, frente a los nueve inyectados en la cuenta de Jordi Jr.

El 10 de febrero de 1992 se produce otra transferencia, en este caso de siete millones de pesetas (42.070 euros) desde una cuenta andorrana de Josep María Cañizares Cortés y María del Carmen Pino Ortiz. Sus nombres no aparecen vinculados directamente con empresas, aunque afloran supuestos parientes relacionados con la construcción.

El 13 de mayo de 1992 los Pujol reciben otra transferencia andorrana interna de cinco millones de pesetas (30.050 euros) procedentes de José Luis Cano Cristóbal, empresario que controlaba una amplia ristra de sociedades financieras o dedicadas a la sanidad privada: Finanz Ibérica, Finanz Banknotes, Consultores en mercados por diferencia, Médicos de Empresa Asociados, y Olite 45.

Jordi Pujol Ferrusola recibió también cuatro transferencias en 1992 de Ramón Torrent Boladeras por casi 17 millones de pesetas (102.172 euros). Este empresario controla una larga lista de empresas del sector textil.

La investigación policial no encuentra ninguna explicación lógica a estos pagos. Sólo sabe que son personas que poseían cuentas propias en Andorra, con las sospechas que ello conlleva, y que los pagadores tienen relación con sociedades mercantiles que han desarrollado actividad comercial en España, considerando que dentro de la línea marcada en la investigación, “existen visos de que pudieran tratarse de comisione ilegales”.

Pero estos abonos internos no se limitan a los casos citados. Hubo similares operaciones, que supondrían abonos millonarios en esta cuenta corriente, fruto de transferencias ordenadas por terceros, cuyo origen no ha sido capaz de situar la entidad Andbank, como son por ejemplo las siguientes órdenes de abono:

1. Abono de 31.515.485 pts. el día 25/07/1991.
2. Abono de 8.532.409 pts el día 01/08/1991.
3. Abono de 9.700.000 pts. el 12/11/1991.
4. Abono de 58.374.838 pts el día 10/02/1992.
5. Abono de 84.632.856 pts. y de 10.365.995 pts el día 25/05/1992.
6. Abono de 113.900.000 pts. el día 27/08/1992.

El global abonado en esta cuenta corriente andorrana de Jordi Jr. mediante conceptos tipificados como transferencia u orden a su favor ascendería como mínimo a 1.273.183.757 ptas (7,6 millones de euros), teniendo en cuenta que pudiera haber otras no incluidas en la respuesta tramitada.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial