AGLI Recortes de Prensa   Domingo 17  Enero  2016

España, un país imposible
  www.gaceta.es 17 Enero 2016

Recomienda el refrán castellano que "cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pos las tuyas a remojar". Sin duda a estas horas el presidente del gobierno Mariano Rajoy debe estar seriamente preocupado por la continuidad de su vida política activa, con perdón por lo de activa. La rebelión en la granja que ha propiciado su forma de no gobernar nos retrotrae a la peor España del esperpento.

España es un país increíble. Supongo que todos los países vistos por quien los habita y conoce deben ser increíbles. El nuestro lo es sin duda porque hay muchas mañanas, cuando uno se asoma a la ventana de lo que sucede, que lo que ve resulta realmente difícil de creer.

Aquí algunos catalanes y vascos, mimados por la historia política de nuestra nación como pocas regiones en el mundo, piensan que no son españoles. Ese sentimiento desprovisto de cualquier fundamento histórico, o de cualquier atisbo de racionalidad política o sociológica, lleva treinta años condicionando nuestra vida como nación organizada en un estado.

Los gobiernos que han ido ocupando el poder en Madrid han soslayado esa realidad innegable, han hecho oídos sordos a lo que Hobbes llamaba "el aullido del animal”, y han consentido que las poblaciones de esos territorios fueran inoculadas con el veneno de la segregación. Su ceguera y su cortoplacismo irresponsable están en la médula del problema que hoy es ya la antesala de una ruptura territorial de imprevisibles consecuencias.

El nacionalismo separatista catalán susurra a sus conciudadanos que las palabras y la poesía pueden derribar fortalezas, les renueva las ansias de vivir con un sueño, con una pasión. Esa suicida fascinación por una imaginaria libertad para la nada, encuentra enfrente la mediocridad y la cobardía de los actuales ocupantes de la Moncloa. El estoicismo versus el anhelo de lo heroico, de la lucha por lo inalcanzable, de lo muerto frente a lo vivo.

Estos días vivimos con extraordinaria intensidad otra escaramuza de esa hégira moderna que propone el catalanismo. Miles de personas pacíficas, razonables, juiciosas, normales al fin, avanzan juntas por un camino al margen de las leyes y del propio sentido de la historia propiciando una situación que nada tiene ni de pacífica ni de razonable, ni de juiciosa ni de normal. Un romanticismo holderliniano pero cruel convierte a millones de personas, aparentemente maduras, en adolescentes que solo se afirman a sí mismos en la confrontación perpetua con el "otro".

¿Separarse para que? ¡Para ser libres! Como esa ciudad amurallada de la que hablaba Saint Exupery que derribó todas sus murallas para ser libre y sucumbió inmediatamente al asedio entonces imparable de sus enemigos .Seiscientos mil musulmanes, tres millones de castellanos, andaluces y murcianos, trescientos mil centroamericanos,ochenta mil paquistaníes, doscientos cincuenta mil chinos, son el núcleo duro de esa Cataluña conducida por Tv3 y la ANC hacia el sublime encuentro consigo misma, sin apercibirse de que ella misma ya no es nada de lo que fue.

Proponen una ingeniería social sobre una sociedad que tiene ya mayoritariamente sus raíces y su cultura en otra parte. Quieren cambiar una realidad que ya no existe, que ya no es. Si para Hegel todo lo racional era real, para estos nuevos filósofos de ajado caciquismo el objetivo es la realización de lo irracional ,sin entender que la libertad ansiada en sus mentes puede transformarse en grilletes para sus muñecas.

Con ustedes, el Gran Circo de España
DAVID JIMÉNEZ El Mundo 17 Enero 2016

El otro día me acerqué al Gran Circo Mundial, que ha instalado su carpa en Madrid, y comprendí que la saturación política estaba empezando a afectarme. Allí estaban los trapecistas venidos desde Corea del Norte, pero cuando el anunciador presentó el nunca visto cuádruple salto mortal, yo creía ver a Pedro Sánchez tratando de ser presidente con 90 escaños y el apoyo de partidos que buscan que España se rompa la crisma. Salió un mago y me recordó a Pablo Iglesias, capaz de convertir a un leninista convencido en socialdemócrata en un abracadabra. Un malabarista lanzaba a izquierda y derecha sus diábolos, cual Albert Rivera, y pensé si no sería un mal presagio que se le cayera uno, quizá en un momento de indecisión. Salieron las fieras y me fijé en un león venido a menos que, como Mariano Rajoy, parecía resistirse a la idea de que sus mejores días habían terminado.

Si la democracia es el arte de "dirigir el circo desde la jaula de los monos", como decía Mencken, en España nos quedan meses de incertidumbre hasta saber quién dirigirá el que se ha montado tras las elecciones. Ha bastado una sesión parlamentaria para tener la certeza, al menos, de que no nos va a faltar el espectáculo. La predicción era que, una vez tuvieran los votos, los nuevos políticos sustituirían el plató de televisión por el Parlamento. Parece que será al revés. Lástima que el país no se lo pueda permitir, con lo divertido que podría ser todo.

Ocurre que tenemos un 21% de paro, que la crisis nos ha dejado un país con desigualdades inaceptables, que la confianza de los empresarios se deteriora, que los inversores extranjeros están empezando a dejar de llamar, que nuestra economía se enfrenta a desafíos que podrían volver a tumbarla -el Ibex vive el peor arranque del año de su historia-, que el terrorismo islámico golpea ciudades de todo el mundo a su antojo, desde París a Yakarta, y que el Gobierno de Cataluña ha anunciado que piensa hacer todo lo posible por romper España, por citar algunos desafíos que nos esperan en los próximos meses. Pero sigamos hablando de la melena del nuevo diputado Rodríguez, como si nuestros intereses fueran a estar mejor "defendidos por un diputado con rastas que por uno con terno y gomina Patrico", que escribía el otro día Jorge Bustos. Como si la conciliación familiar fuera a mejorar llevando a tu bebé a un Parlamento que tiene guardería, privilegio que gustosamente habrían aprovechado miles de madres. O como si un puño en alto y cuatro lemas fáciles fueran a pagar nuestra deuda o mejorar la educación.

Aquí de lo que se trata es de aprovechar la mejor oportunidad que ha tenido España en mucho tiempo para que sus políticos se pongan de acuerdo y empujar una verdadera agenda de reformas que enderece el país para una generación. Se trata de priorizar el interés de los ciudadanos por encima de carreras políticas perfectamente reemplazables. Y se trata de hacer política en lugar de montar el show y buscar el aplauso de la militancia en las redes sociales.

Lo del otro día fue la prueba de que Pablo Iglesias ya está en campaña -si es que alguna vez dejó de estarlo-, en previsión de unas nuevas elecciones en las que espera merendarse lo que queda del PSOE. Mientras, Pedro Sánchez, desde la plataforma del trapecio, se lo piensa. ¿Debería ir a por el cuádruple salto mortal, poniéndose en manos de un partido que quiere destruir al suyo y otros que buscan romper España? Un salto sin red. Todo o nada. Moncloa o INEM. Que Sánchez no parece tener vértigo lo demuestra su decisión de esta semana de prestar sus escaños a partidos separatistas en el Senado, un absurdo que, entre otras cosas, pone más fondos del Estado en manos de quienes lo quieren dilapidar.

La alternativa razonable es ese pacto con Partido Popular y Ciudadanos en el que se incorporarían propuestas del programa socialista, se daría estabilidad al país y los populares serían empujados a llevar a cabo su regeneración pendiente. Puestos a elegir entre piruetas arriesgadas, al líder socialista le quedaría el consuelo de haber escogido lo mejor para España y haber impedido el cierre del circo.

La tragedia de España: otra vez en manos del PSOE
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 17 Enero 2016

Es difícil encontrar en nuestra Historia, rica en ferocidades, una competición de traiciones, una sucesión de ignominias y una carrera de desprecios al pueblo español como la que en los últimos días vienen protagonizado Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE, y Pablo Iglesias, caudillo de Podemos. Ambos se han arrastrado a los pies del grotesco Puigdemont o Masdelomismo, nuevo presidente de la Generalidad golpista de Cataluña, ambos criticaron al Rey por no recibir a Carmen Forcadell, Presidenta del Parlamento de Cataluña que se declaró fuera de la Constitución el 9 de Noviembre y que quiso humillar al Jefe del Estado entregándole el diktat golpista; y ambos han competido entre sí y con los gusanos al arrastrarse por el légamo del separatismo catalán para ofrecer a Puigdemont un referéndum en el que Cataluña podría decidir el mantenimiento de la unión o el comienzo de la disgregación de España. Ni los más lerdos dirigentes socialistas ni los más sectarios jefes comunistas habían llegado nunca a tal extremo de sometimiento a un proyecto político cuyo único destino lógico sería la disolución de la Generalidad y la cárcel para los cabecillas del Golpe.

El enloquecido afán de poder del PSOE
Que el submarino iraní y agente venezolano Pablo Iglesias, que se licúa en las herriko tabernas y llama al Himno Nacional "cutre pachanga fachosa", se alíe con los enemigos de España y la libertad es normal. Pero es desolador que lo haga, que vuelva a hacerlo, un Secretario General del PSOE. Recordemos que éste partido, filial marxista de la II Internacional, fue fundado en 1879 –sólo cinco años después de la forja del régimen de monarquía parlamentaria por Cánovas y Sagasta, que liquidó las guerras carlistas e instauró un poder civil durante medio siglo, pero que fue combatido siempre por el partido de Pablo Iglesias I. Es costumbre del PSOE dividirse entre reformistas y revolucionarios, primero tras el nacimiento de la URSS, luego, tras la égida de Stalin; y fruto de esa perpetua guerra civil interna fue la Guerra Civil de 1936. Su raíz está en la "bolchevización" del partido tras perder las elecciones en 1933, provocar el golpe de Estado junto a la Esquerra en 1934, unirse al PCE en el Frente Popular de 1936 y luego seguir peleándose dentro del bando "rojo", hasta que la guerra terminó con el golpe del socialista Besteiro contra el socialista Negrín en 1939. En el exilio, las dos facciones repartieron odio y botín entre la SERE negrinista y la JARE de Prieto.

Su insignificancia durante el franquismo, que fue total, no curó su propensión a la demagogia revolucionarias, cuando sólo un año antes de morir Franco y protegidos por los servicios de Carrero Blanco, los USA y Bonn, los jóvenes González y Guerra cogieron el testigo de los viejos masones de Toulouse y disputaron al PCE la hegemonía dentro de la Izquierda. En la Transición fueron más allá que el PCE en sumisión al nacionalismo, que habían combatido en la II República, y cuando en el debate constitucional Carrillo aceptó la monarquía, el PSOE defendió la República, aunque se aseguró de no ganar esa votación. Desde que llegó al Poder en 1982 se convirtió en el mejor aliado de lo peor de la Corona y, en democracia, nadie ha estado tantos años en el Gobierno como el PSOE. Sin embargo, hete aquí que llega Pedro Sánchez y con sus míseros 90 escaños, se ofrece al separatismo catalán para liquidar el sistema constitucional que el PSOE ha disfrutado más que nadie.

Del bolchevismo al nacionalismo
Si desde su nacimiento hasta 1939 la tentación totalitaria del PSOE se orientó hacia el bolchevismo, desde 1974 tomó la vía del nacionalismo antiespañol. El caso es que ni antes ni después de la guerra el PSOE ha sido capaz de asumir ni la defensa de la democracia –aunque no se les caiga de la boca- ni la defensa de la Nación -que pretenden representar en exclusiva para luego dilapidarla en federalismos asimétricos y otras mamarrachadas-. No hay forma de que el partido más longevo y con más tradición de Poder en España se haga responsable de nuestra Historia y nuestras instituciones.

Es verdad que el oportunismo y la verbosidad endémicas en el PSOE les llevaron a asumir los postulados del separatismo antiespañol. Como ha recordado el máximo ideólogo de la extrema izquierda Vicenç Navarro, en 1974, tras la llegada al poder de González y Guerra, Redondo y Benegas, el PSOE decía: "La definitiva solución del problema de las nacionalidades y regiones que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas, que comporta la facultad de que cada nacionalidad y región pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español".

Y en 1976 seguía diciendo: "El Partido Socialista propugnará el ejercicio libre del derecho a la autodeterminación por la totalidad de las nacionalidades y regionalidades que compondrán en pie de igualdad el Estado federal que preconizamos (…). La Constitución garantizará el derecho de autodeterminación (…) en la actual coyuntura la lucha por la liberación de las nacionalidades… no es opuesta, sino complementaria con el internacionalismo de la clase trabajadora".

Pero los ideólogos comunistas catalanes, que han sido y son la base de la desnaturalización ideológica de la izquierda en favor del separatismo antiespañol, olvidan que hasta la Guerra Civil el PSOE –por boca de Prieto-, atacaba al separatismo del PNV por pretender "un Gibraltar vaticanista". Y que si en los años de la Transición y los primeros de UCD, el PSOE no dejó de coquetear con el separatismo vasco –ETA incluída- desde que llegó al Poder en 1982 abandonó esa política y no dejó de proclamarse el único garante de la unidad nacional frente a la Derecha, a la que González siempre atribuyó una tendencia a "la desagregación nacional" en la supuesta tradición -totalmente falsa- de la CEDA republicana.

Cuando Sánchez exhibía la bandera de España
O sea, que si bien en Cataluña el PSC es la prueba de la rendición del PSOE ante el nacionalismo y el PSE ha demostrado, de Benegas a López, su complejo ante el PNV, hasta la llegada de Zapatero en el año 2000 a la Secretaría General del partido y, en 2004 (11M mediante), al Gobierno, el PSOE no asumió como propios los proyectos separatistas catalanes, si bien, a diferencia de hoy -lo que explica las coces a Felipe VI- contara con la complicidad servil de Juan Carlos I. Pero ni la base social del PSOE es separatista ni la oferta de Sánchez a los golpistas catalanes obedece a otro propósito que llegar a la Presidencia del Gobierno. El que se arrodilla ante Puigdemont es el mismo Sánchez que hacía campaña en Cataluña con una gigantesca bandera de España. No hay en él convicciones antiespañolas, como en Zapatero, sino la amoralidad más radical, el oportunismo más descarnado, la indiferencia más absoluta ante las necesidades de la Nación.

Sánchez es el hijo político de Zapatero y el nieto demagogo de Largo Caballero, que fue el más reformista y moderado del PSOE durante décadas, al punto de entrar en el Gobierno de la dictadura de Primo de Rivera como Secretario de Estado de Trabajo, pero que en 1933, tras la derrota electoral se convirtió en el "Lenin español", pese a que Besteiro auguró que su abierta campaña en favor de la guerra civil para instaurar la Dictadura del Proletariado -eso decía el Frente Popular en 1936- ni siquiera aseguraba la victoria en el indeseable caso de provocar la Guerra Civil. Que es lo que sucedió, para desgracia del PSOE y, por supuesto, de los que no tienen otro delito que el de nacer compatriotas de los socialistas.

La tragedia de nuestra nación es que, en los momentos claves de nuestra historia moderna, ha dependido de las decisiones de un partido que tiene como banderas el sectarismo y la irresponsabilidad. Y quizás lo peor de este momento de banderías y desbandadas, sin duda el más grave de los últimos siglos, es que España, ay, vuelve a depender del PSOE.

Parlamentarismo de fogueo
El último absurdo político español: un Parlamento dedicado a debatir leyes antes de formar un Gobierno para aplicarlas
Ignacio Camacho. Madrid. ABC 17 Enero 2016

El estado ideal de un Gobierno es el período en funciones. Al menos para los ciudadanos: el país continúa en marcha, los servicios públicos están garantizados por el presupuesto y no hay decisiones políticas arbitrarias que interfieran la actividad social porque la Administración carece de competencias para contraer nuevos gastos. El ejemplo de Bélgica es un clásico: estuvo así 500 días, con sus noches, y hasta bajó el paro. Para el propio Ejecutivo es una etapa de calma; sigue en el poder al trantrán y no sufre, por lo general, el hostigamiento de la oposición ni de la opinión pública. Un lapso precario de paz en el que las instituciones son inocuas.

Pero el Gabinete de Rajoy, tras un mandato achicharrante, ni siquiera va a disfrutar de esta propina de relajación transitoria. No sólo porque el conflicto catalán le obliga a permanecer con la guardia alta, presto para apurar sus márgenes de intervención en casos críticos, sino porque sus adversarios pretenden amargarle en el Congreso esas últimas semanas de interregno que se suelen dedicar a ordenar los papeles antes de apagar la luz. Vamos a asistir a un fenómeno insólito: un Parlamento dedicado a debatir leyes sin que exista Gobierno para aplicarlas.

En realidad, la batería legislativa presentada ayer por Podemos, Ciudadanos y el PSOE tiene otro objetivo, que es el de mantener abierta la campaña por si toca volver a las urnas en mayo. El conjunto de proyectos inscritos en el registro supondría, de resultar aprobado, una orgía presupuestaria incompatible con los techos oficiales de gasto. Y se trata sólo de la primera oleada; en las próximas semanas veremos peticiones de comparencias y tal vez solicitudes de comisiones de investigación. El propósito es abrasar al marianismo con una ofensiva política que lo desgaste y lo acorrale sin aliento contra las cuerdas del previsible ring electoral de la primavera.

El presidente había dado órdenes a sus ministros de aparcar sus planes de empleo y prepararse para una transición larga, pero es posible que no contase con un epílogo de bastonazos. La llamada nueva política no hace prisioneros; las Cortes se pueden convertir en un paredón de ejecuciones sumarísimas. Las brigadas de abogados del Estado acuarteladas en Moncloa tendrán que librar, cuando estaban a punto de dispersarse, una batalla de reglamentos para tratar de bloquear este parlamentarismo de fogueo.

Los españoles se pueden quedar atónitos ante esta creativa aportación del absurdo político. Unos partidos dispuestos a legislar en el vacío, sin ser capaces de ponerse de acuerdo para conformar una mayoría de Gobierno. Unas Cámaras constituidas sin referencias de poder pero elaborando normas para matar el tiempo. Y pronto, tal vez, una nueva convocatoria electoral que lo deje todo en suspenso. Los promotores de este dislate merecerían tener que aplicar todo lo que están proponiendo.

El nuevo Parlamento, la caricatura de una Nación
Fernando Zurita  www.gaceta.es  17 Enero 2016

Cuando acudimos a un proceso de selección de una empresa X con la idea de optar a un puesto de trabajo, adoptamos la mejor de nuestras posibles caras. Exhibimos nuestro mejor expediente académico, cuidamos nuestro aspecto procurándonos un atuendo adecuado y un esmerado aseo y observamos el mejor de los comportamientos en cuanto a nuestros modales, basados en el respeto y la moderación, con el único objetivo de acumular las mayores probabilidades de obtener el empleo.

Nos vestimos con la toga cándida romana lo más pulcra de que somos capaces y nos presentamos delante del elector que nos examinará con lupa, pues se trata de incorporar a un completo desconocido a la disciplina de la compañía. El responsable de recursos humanos empleará un cuidado exquisito, pues de su decisión dependerá el buen funcionamiento del departamento al cual se asigne al aspirante. Al final, la correcta o negligente actividad que desempeñe el nuevo fichaje repercutirá de manera directa en la línea boyante o decadente del negocio.

Todo lo anterior no es necesario para optar a representar los intereses de la empresa España; sólo es necesario estar incluido en unas listas cerradas y bloqueadas. De tal forma que se entra a formar parte de un batiburrillo que complica al elector separar el trigo de la paja. Por ello se hace indispensable una labor de conocimiento tendente a saber, como mínimo, qué personas se presentan por la propia circunscripción para dar validez o no a dichas listas. Del mismo modo que al seleccionador de recursos humanos de nuestra empresa X se le suponen unos conocimientos, atestiguados, tendentes a optimizar su preferencia que será fundamental para el proyecto que desempeñe, cabría preguntarse si al potencial votante se le conocen cualidades que permitan garantizar una correcta alternativa. ¿O es que alguien deja entrar en su casa a quien ni siquiera conoce?. ¿Por qué dejar entrar en el Parlamento (a negociar sus asuntos durante cuatro años), a completos desconocidos sin un verdadero convencimiento?. Sólo pretendo poner de manifiesto la necesidad de disponer de verdaderos criterios que conduzcan al votante a perfeccionar su deseo.

Esos criterios son guiados fundamentalmente por palabras e imágenes. Las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance casi cualquier tipo de información en décimas de segundo, sin embargo la inmediatez que los dispositivos nos aportan puede generar cierta pereza que nos impida profundizar en los contenidos, quedando únicamente en nuestro subconsciente el titular de turno que, más pronto que tarde, desaparecerá de nuestra memoria al no trasladarnos más que una momentánea experiencia, ya sea ésta buena o mala. De este modo tenemos en un lado de la balanza la mayor o menor genialidad de quien escribe para inocular en el lector su pretensión en unas pocas palabras, y por otro la mayor o menor perspicacia del receptor de la información que deberá poner de manifiesto su objetividad y sensatez.

Más importantes son las imágenes. En ellas radica un alto porcentaje del éxito de los partidos políticos, y en ellas inciden los directores de campaña a sabiendas de que una imagen vale más que mil palabras. Las instantáneas nos ofrecen, en corto espacio de tiempo, una suerte de mensajes subliminales cuya profundidad va mucho más allá que las letras. Aquello que de esta forma se percibe origina en el ser humano reacciones instantáneas manifestadas en rápidas emociones de aprobación o rechazo, quedando grabadas precisamente por el componente sensible que generan.

Lo presenciado el pasado miércoles en la sesión constitutiva de la XI legislatura nos deja pinceladas acerca de la realidad de la España actual en forma de imágenes. Probablemente las más impactantes desde el golpe de estado de Tejero en cuanto a que van mucho más allá de la moderada normalidad. Una sociedad que se rebela frente a los usos y costumbres adquiridos de generación en generación de manera rupturista y violenta en sus formas. Personas que sólo ejercen de habitantes de un país con mucho pasado pero con escaso futuro. Ciudadanos que materializan su ignorancia en la colectividad, incapaces de adoptar criterio propio siempre ojo avizor de lo que hace el de al lado para no salirse del redil de la mediocridad.

El dibujo del Parlamento es la caricatura de una nación. Y digo bien porque ya no lo es; se ha convertido en un espacio tomado por la falta de respeto, en el que cada uno hace lo que le viene en gana sin tener en cuenta si molesta al de al lado. Un lugar convertido en bandera del populismo más rancio que obviará en los más de los casos la verdadera naturaleza de la institución, en favor de proclamas y arengas trasnochadas protagonizadas por los personajes más esperpénticos que podamos imaginar, en las situaciones más grotescas y extravagantes jamás vistas hasta ahora. Lejos de poner el parlamento al servicio de los ciudadanos, como dicen algunos, asistimos a la profanación de un espacio de todos en el que el rodillo de las mayorías absolutas sin ideología, será relevado por la nociva demagogia envuelta de ignorante legitimidad.

La España sin pulso. versión 2.0
LAGACETA.EU  17 Enero 2016

¿Recuerdan ustedes el célebre artículo de “La España sin pulso”? Fue redactada por Francisco Silvela en pleno proceso de introspección nacional tras el Desastre del 98. Un texto que dibujaba una España desanimada, desesperanzada, abatida, pesimista e indiferente ante la crisis padecida ¿Aprecian algo parecido en la España actual? Seguro que sí. Este es un extracto del texto:

“Varones ilustres, ¿hasta cuándo seréis de corazón duro? ¿Por qué amáis la vanidad y vais tras la mentira?” Isaías, Salmo IV

“Quisiéramos oír esas o parecidas palabras brotando de los labios del pueblo, pero no se oye nada, no se percibe agitación en los espíritus, ni movimientos en las gentes.

Los doctores de la política y los facultativos de cabecera estudiarán, sin duda, el mal, discurrirán sobre sus orígenes, su clasificación y sus remedios, pero el más ajeno a la ciencia que preste alguna atención a asuntos públicos observa este singular estado de España: donde quiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso.

Monárquicos, republicanos, conservadores, liberales, todos los que tengan algún interés en que este cuerpo nacional viva, es fuerza se alarmen y preocupen con tal suceso. Las turbulencias se encauzan: las rebeldías se reprimen, hasta las locuras se reducen a la razón por la pena o por el acertado régimen, pero el corazón que cesa de latir y va dejando frías e insensibles todas las regiones del cuerpo, anuncia la descomposición y la muerte al más lego (…) Sólo se advierte una nube general de silenciosa tristeza que presta como un fondo gris al cuadro, pero sin alterar vidas, ni costumbres, ni diversiones, ni sumisión al que, sin saber por qué ni para qué, le toque ocupar el Gobierno”.

Además de esta atribulada situación reflejada en el pasaje y que podría ser trasladable al presente, no menos grave es la cuestión de la evidente desnacionalización que experimenta la actual sociedad española, y que va sin duda, ligado a lo anterior. Buceando entre publicaciones de la misma época que el anterior escrito, topé hace un tiempo, con un significativo artículo publicado en el diario republicano El País de 1899, titulado “Los Héroes de Baler”. En él ya se advertía a través de un ejemplo tan revelador, como fue la fría acogida a los valientes soldados que habían luchado heroicamente en Filipinas, del fracaso del liberalismo decimonónico español, a la hora de construir un estado nación equiparable al de otros países de Europa. Veamos el relato:

El País saluda a los héroes de Baler, que se han embarcado para España y les dice:
“Fuisteis bravos, tenaces, épicos, sublimes. Grecia habría colocado en esas aguas del Pacífico, rumorosas y centelleantes conchas y caracolas, pedrerías de los mares tropicales y un león de piedra erguido y formidable, mirando a los Estados Unidos como el león de las Termópilas miraba a Persia. Roma habría transportado de Egipto un monolito, y en él habría hecho inscribir en magnífico latín, digno de Tácito, vuestro elogio consagrado a la inmortalidad. Inglaterra habría puesto vuestros nombres a cien calles de sus ciudades y veinte estatuas recordarían en Londres vuestro heroísmo. Francia os prepararía un recibimiento babilónico, cubriendo de flores las calles, abrazándoos delirante de entusiasmo los hombres, enviándoos besos las mujeres, cantando vuestras glorias muchedumbres electrizadas…”
España…

España enviará al muelle de Barcelona el brillante cuerpo de guardias de Consumos, por si traen los héroes de Baler algún género de contrabando… ¡Qué lo traen! ¡Porque el corazón de esos soldados valerosos resulta ya contrabando en esta tierra!”

Ha pasado más de un siglo de esta coyuntura y la realidad no ha cambiado. Ramiro de Maeztu inculpaba a toda la sociedad española del estado de postración del país:
“¿Responsabilidades? Las tiene nuestra desidia, el género chico, las corridas de toros, el garbanzo nacional, el suelo que pisamos, el agua que bebemos y puesto que a todos alcanzan (…) todos, absolutamente todos, debemos sufrir el castigo”.

¿Piensan que todos atesoramos de alguna manera, un grado de carga? Reflexionemos sobre este añejo asunto.

¿Es Sánchez más peligroso que Zapatero?
Jesús Cacho www.vozpopuli.com 17 Enero 2016

Una mañana de marzo de 2003, cuando todavía quedaba un año para las generales de 2004 y el Gobierno de José María Aznar, metido de lleno en el apartado de bodas y bautizos, disfrutaba de su cómoda mayoría absoluta, una parte de la redacción de El Confidencial, conmigo al frente, fue recibida por José Luis Rodríguez Zapatero en una pequeña sala de juntas de la sede del PSOE en Ferraz. Me sorprendió la convicción casi enajenada que el joven mostraba en sus posibilidades: “Voy a ser el próximo presidente del Gobierno”. Me alucinó su determinación. A la hora de las despedidas, le hice prometer que si el augurio se hacía realidad nos recibiría en Moncloa un mes después de su toma de posesión. Obviamente, no cumplió la promesa. Zapatero llegó al Gobierno contra todo pronóstico, aunque para ello tuvo que mediar la tragedia del 11-M, pero aquello me enseñó que en política todo es posible, porque, en terreno tan aviesamente resbaladizo, no hay certidumbre alguna a la que agarrarse.

He recordado el episodio este último año cuando, en circunstancias aún más adversas a las que tuvo que afrontar Zapatero, el actual líder socialista repetía a trote y moche su cantinela de “voy a ganar las próximas generales” y “voy a ser presidente del Gobierno”. Sin reírme, claro está. A pesar de haber sacado el peor resultado del PSOE en democracia y de sufrir una fuerte contestación interna dentro del partido, Pedro Sánchez es a día de hoy el candidato que cuenta con más posibilidades de formar Gobierno y de convertirse en el nuevo inquilino de La Moncloa. Con todas las dificultades, que son casi innumerables. Hay un paralelismo de inaudita quimera entre ZP y Sánchez a la hora de pregonar sus respectivas ensoñaciones, una “política fantasía” en el PSOE que es metal de parecida veta a la política ficción que en Cataluña han venido desarrollando Artur Mas y su movimiento “indepe”: la misma imaginería verbal, idéntico nulo apego a la realidad. Mentalmente perjudicado por el trompazo del 20D, Sánchez se refugia en el escapismo de ese Gobierno de izquierda por él presidido y cueste lo que cueste, aún a costa de hacer añicos al PSOE y de provocar el estallido por los aires de la unidad de España en taifas varias.

Su suerte, con todo, está en manos de Pablo Iglesias y su amalgama de grupos antisistema con sobrevenida vocación de monjas clarisas de adscripción socialdemócrata. Si en los próximos días Podemos llega al convencimiento de que puede dar el sorpasso y convertirse en fuerza hegemónica de la izquierda española yendo a nuevas elecciones, Pablo tapiará las ilusiones de Pedro e iremos a esa segunda vuelta electoral sin remisión. En caso contrario, la saga fuga de Sánchez podría hacerse realidad con un Gobierno que sería un lío en sí mismo, un caos, un revoltijo que podría costarle la hijuela no al PSOE, que también, sino al país, porque el apoyo de los nacionalistas catalanes de ERC y de CDC podría valer el precio en oro de la definitiva ruptura de España. En una España amenazada por el choque de trenes propuesto por el rufianismo catalán, Sánchez juega con fuego y es posible que haya empezado a quemarse con la oferta hecha a ERC y CDC para que puedan formar grupo propio en el Senado, y con el intento de dorar la píldora a Picodemonte, el nuevo presidente de la Generalidad. Atentos, porque esto podría resolverse por vía de urgencia esta misma semana.

La política española se ha convertido en un gran teatro donde nada es verdad ni es mentira, porque todo son fuegos fatuos, tinta de calamar, operaciones orquestales dirigidas a halagar u encelar al adversario, globos sonda que los partidos ponen en órbita con la intención de observar la respuesta del contrario y engatusar al votante, con los medios de comunicación convertidos en frontón en el que toda esta plasta infecta rebota y se amplifica. Pura propaganda orientada a macerar al ciudadano indefenso y predisponerlo de cara a esa probable segunda vuelta electoral. El espectáculo al que asistimos el pasado miércoles en el Congreso forma parte de esa teatralización de la política, con Podemos oficiando de sumo sacerdote de ese agit prop rancio con el que pretendieron dejar boquiabierta a unas Cortes y a un país que ha visto desfilar por el recinto a tipos como Carrillo o Pasionaria, gente que en sí misma era un mensaje sin necesidad de abrir la boca y leer con dificultad una corta soflama apuntada en una chuleta. Como decía la copla, “igual que en un escenario / finges tu dolor barato / tu drama no es necesario / ya conozco ese teatro”.

El PP y el silencio del cementerio
“Teatro, lo tuyo es puro teatro”. Las propuestas de resolución que PSOE (palo a la reforma laboral del PP, subida del salario mínimo, frenazo en seco a la LOMCE, ingreso mínimo para 720.000 hogares en riesgo de pobreza, etc., etc.), Podemos (aumento del gasto sanitario en 7.000 millones, fin del copago farmacéutico, vivienda gratis a las víctimas de violencia de género, pago de agua, luz y gas a las familias sin recursos, nacionalización de estos servicios, etc., etc.) y Ciudadanos se han apresurado ya a presentar en el Congreso cuando aún no hay Gobierno son una carta a los reyes magos, promesas de aurora boreal, obscena operación de propaganda que, con la vista puesta en esas elecciones, falta al respeto al ciudadano en tanto en cuanto no cuentan con el mínimo rigor en lo que a viabilidad y coste fiscal se refiere. Con la derecha española representada por el PP disfrutando estos días de la paz del cementerio, todo el discurso es de izquierdas, todo es apelación al gasto público sin medida, todo es dinamita, bomba de relojería instalada en la base de unas cuentas públicas obligadas a sujetar un déficit necesitado este año de un nuevo ajuste milmillonario.

Teatro o circo también en Cataluña, y al por mayor. La salida de Mas por la puerta de servicio ha sido una mala noticia para el independentismo, aunque sus consecuencias tardarán en notarse. Porque el elegante, a la par que hortera, jefe de planta que Jordi Pujol eligió para dirigir los destinos de Cataluña hacia la Arcadia albanesa se había convertido en un mito, una especie de icono, el caudillo que todo movimiento basado en la fe reñida con la razón precisa como indispensable argamasa. La carga visual de Mas y su capacidad para representar el imaginario nacionalista se ha perdido con la llegada de este Picodemonte, un carlista gerundense de muchas lenguas y más ambición, un honrado bachiller, a la par que un nacionalista xenófobo, que ha resultado no tener ninguna de las licenciaturas de las que presumía como alcalde de Gerona, y que se ha rodeado de un pintoresco Govern con la Economía en manos de Oriol Junqueras, un analfabeto funcional en la materia (¡Cataluña pasa de Mas-Colell a Junqueras!), escoltado por un “equipo económico” de ERC donde hay gente con dificultades para completar una simple suma numérica. Como dice un empresario barcelonés: “Entre nosotros ya nos reímos de lo que está pasando y, a diferencia de lo que ocurría hace un año, en Barcelona ya no se corta nadie a la hora de desahogarse cínicamente en público con Puigdemont, Mas y los demás. Cuando le pierdes el respeto, el lobo se convierte en perrito faldero. La sombra, larga sombra de Pujol, se apaga lentamente. Cuando la gente despierte, será digno de ver…”

Tendremos que armarnos de paciencia. Incluso tratar de divertirnos. Nos esperan nuevas y estrafalarias sesiones de ese gran teatro en cuyo último acto está la clave del futuro de España: nuevas elecciones o acuerdo de última hora. Cataluña podría ser el deus ex machina capaz de resolver una trama cuyo final nadie conoce a ciencia cierta. “Desde el punto de vista económico, yo diría que la situación no es tan preocupante como dice alguna gente y lo dejaría en interesante. Sí, interesante, y no peor que la que se vive en Francia o en Italia, por ejemplo. Aquí hay unos Presupuestos aprobados y una economía que sigue tirando. No hay que ser alarmista: vamos a ver qué pasa”. Lo dice uno de los economistas españoles más acreditados. Aunque Goldman Sachs alertaba días atrás de los riesgos de la incertidumbre política provocada por la ausencia de un Gobierno estable, lo cual podría afectar a la confianza de empresas y consumidores, y por ende a las perspectivas económicas del país, el japonés Nomura aseguraba este mismo viernes que hay mucho dinero esperando la solución del puzle español, mucho dinero en puertas deseoso de invertir en España, de modo que “si en mayo hay Gobierno, en los próximos meses asistiríamos a un aluvión de operaciones de inversión en todo el país”.

El poder a cualquier precio
“Como ha ocurrido en Barcelona”, sostiene un político catalán, “es muy probable que la solución no se alcance en Madrid hasta el último minuto y tras mucha comedia, porque esa teatralización previa es condición inexcusable para asumir las concesiones finales con las que unos y otros tendrán que apechugar”. La clave sigue estando en el PSOE, epicentro de la tormenta perfecta que nos dejó el 20D. Y en un Pedro Sánchez convencido de que la única manera de salvar su carrera política consiste en ser presidente del Gobierno, porque en caso contrario estaría muerto. Un Pedro Sánchez resuelto a batir el récord de Zapatero como desgracia nacional. Obsesionado con el poder, desdeña algunas variantes no exentas de lógica que pasan por reclamar la desaparición de la escena política de Mariano Rajoy y la exigencia de una serie de reformas constitucionales –que jamás haría el PP en solitario- capaces de hacer realidad esa regeneración que reclaman tantos españoles. De momento, nuestro hombre sigue empeñado en el viraje por la izquierda, incluso con la extrema izquierda. Incluso del brazo del independentismo. Y a cualquier precio.

La Coalición, el Frente y el Rey
Javier Somalo Libertad Digital 17 Enero 2016

Todo el mundo conoce las tres salidas del laberinto que nos trajo el 20-D: la gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos, no necesariamente en ese orden de factores; un gobierno de Frente Popular, que sigue siendo tan peligroso como posible cuando a Rajoy agote el plazo y, por último, la repetición electoral, si nadie consigue formar gobierno.

La crónica de Pablo Montesinos muestra a un presidente de Gobierno contemplando la primera opción –coalición pero liderada por él–, jamás la segunda –Frente Popular de izquierdas y secesionismo– y a altos cargos del PP reconociendo que todo apunta a que será la tercera, la repetición electoral. La consigna dictada el viernes, consistente en sembrar y amplificar la discordia en el seno socialista por los trapicheos en el Senado, pretende que la Operación Frente Popular se aborte desde dentro del PSOE, síntoma inequívoco de que ya dan casi por descartada la coalición diseñada por Rajoy. En resumen, tratan de provocar en el PSOE lo que no se atreven a hacer en su propio partido.

Dos son los problemas de esta táctica: subestiman la soberbia suicida del socialista y siguen impasibles ante uno de los escollos más importante de la posible negociación: el propio Rajoy. Si fuéramos hacia un gobierno de concentración –tan coyuntural como que es para salir del paso y frenar el secesionismo– no debería importar el orden de los factores ni el nombre de su presidente. En todo caso sería un Ejecutivo provisional, de muy corto recorrido, tras el cual quedarían nulas posibilidades de que Sánchez o Rajoy pintaran mucho en la escena política española. Sin embargo, sólo parece haber una certeza: ambos líderes anteponen sus intereses personales a los generales. ¿Hay alguien que pueda impedirlo?

Pese a las tímidas disensiones, el PP sigue apartando sus vigas a manotazos para mostrar las pajas socialistas, que son gigantescas. El PSOE dice una cosa y su contraria –costumbre arraigada–, se mantiene a salvo en el regazo de Podemos como el bebé parlamentario y pinta y borra líneas rojas según día o antojo. No, no parece que por ahí pase alguna solución, nadie se atreve a dar un paso extraordinario en sus partidos pese a lo excepcional de la situación. Pero este mal no es nuevo. Sembró la semilla Alfonso Guerra para Felipe González ya antes de 1982 creando una estructura granítica de partido, de culto indiscutible al líder, que quizá en aquel momento era necesaria. Pero, con los años, lo acentuó y el modelo lo copió José María Aznar: aquel que lidere el partido no tendrá quien le tosa, el poder es absoluto. Hoy, en ambas filas algunos lloran, siempre en privado, la leche derramada pero nadie osa tentar la suerte que pudiera acelerar o mejorar la situación. Aznar y Aguirre, González y Susana Díaz y sus respectivos "entornos" siguen amagando: aparecen, dan síntomas, critican, gesticulan, levantan polvaredas y, entonces, desaparecen. Con todo, la línea crítica –con gran dosis de cinismo– parece más viva ahora mismo en el PSOE de algunos barones capitaneados por la andaluza. A finales de enero, el Comité Federal podría aportar algún dato, no me atreveré a llamarlo sorpresa, pero en el PP ya ha quedado claro que si se hace un congreso será "cuando se despeje la situación política", nunca para que se despeje.

En Ciudadanos parecen haber cambiado algunas cosas desde las elecciones. Sin charanga, pegatinas, performances ni lágrimas de cocodrilo, los de Albert Rivera han comprobado que cuarenta diputados no serán muchos pero pueden hacer más ruido que nadie en este momento. Se sientan en Madrid por lo cosechado en Cataluña, la razón de su existencia, y resulta que el verdadero problema de España tras los resultados del 20-D es, precisamente, el secesionismo en Cataluña. Ni Rivera ni Arrimadas rindieron pleitesía, menos aún aplaudieron o rieron, al nuevo presidente de la Generalidad que se estrenó con ilegalidad manifiesta en una de las investiduras más esperpénticas de la historia política española. A estas horas, quizá el partido que más está luchando y negociando por un Gobierno de coalición sin hacer lecturas internas es Ciudadanos. Lo está haciendo porque sólo desde un Ejecutivo estable se puede frenar el desafío catalán y porque ahora Ciudadanos puede formar parte de él.

Y para cerrar el catálogo de eventuales frenos y contrapesos hay que referirse de nuevo a la Corona donde también se vislumbra un cambio: es evidente que la gente no se entendió hablando como quiso el padre. Sobre todo, cuando la conversación consistía en escuchar amenazas y callar. Algo es algo. La nueva Generalidad hizo la enésima ostentación de desobediencia en su estreno y Rajoy volvió a decir que no consentiría lo que sucedía mientras hablaba. Pero era al rey al que le tocaba rubricar una investidura que anuncia el advenimiento de la República catalana. Anticonstitucional y ajena a España.

Días después, los republicanos de ERC no quieren reunirse con el Rey en la ronda de contactos para formar gobierno nacional. Se quejan de un cambio protocolario intolerable a su entender: que el rey no recibió a Carmen Forcadell para formalizar la investidura de Puigdemont. Pero el rey cumplió el trámite legal solicitando a la presidenta de la Cámara autonómica que la comunicación se hiciera por correo. Sin embargo, los habituales de la ilegalidad se sienten agraviados, víctimas de un osado incumplimiento. Cuando al peor estudiante le invitas a corregir el examen de un compañero resulta ser más exigente que el más estricto de los profesores. Si los que quieren romper se enfadan, algo se ha hecho bien aunque sea en el limitadísimo y no siempre fértil campo de los gestos. Qué no podría hacerse desde el Gobierno si hubiera decisión política.

El rey modera pero no gobierna, es su obligación constitucional. El Gobierno no hace siquiera lo primero aunque su obligación sea lo segundo y el PSOE, sobre todo Sánchez, busca desesperadamente sólo lo segundo. Dicho de otra forma, el PP sigue ciego, sordo y casi mudo; El PSOE podría morir matando, Rivera da la talla con menos escaños de los que esperaba y el rey, de momento, parece dispuesto a ceñirse bien la corona. Me temo que lo positivo no es suficiente. Mejor, volvamos a votar.

Pedro Sánchez se retrata con su enjuague en el Senado
EDITORIAL Libertad Digital 17 Enero 2016

La cesión de senadores del PSOE a los partidos separatistas catalanes es un escándalo que ha provocado fuertes reproches también dentro de las filas socialistas. Este préstamo contranatura para que ERC y CDC –estos últimos bajo la denominación de Democracia y Libertad- puedan formar sus propios grupos en el Senado supone un fraude a los votantes socialistas pero, sobre todo, convierte las elecciones del pasado 20 de diciembre en una estafa democrática en la que el voto pasa a ser un cheque en blanco para que los líderes lo empleen en sus mercadeos parlamentarios.

Las excusas de los líderes de la dirección nacional del PSOE, que atribuyen esta cesión a un mero asunto de cortesía parlamentaria, no pueden esconder el verdadero trasfondo de una decisión que está en perfecta sintonía con la estrategia que viene siguiendo Pedro Sánchez desde el 20-D. El candidato socialista está dispuesto a todo con tal de llegar a La Moncloa y, para ello, necesita los votos de la extrema izquierda populista, pero también del separatismo. Si cualquiera de esos dos factores desaparece, la ecuación resulta imposible por la oposición de PP y PSOE a un Gobierno de esas características.

El gesto del PSOE, convertido en palafrenero de dos formaciones comprometidas con la destrucción del orden constitucional, resulta todavía más vergonzoso si se tiene en cuenta que ERC y CDC podrían formar grupo propio simplemente uniendo sus fuerzas, como ya hacen en el parlamento catalán. Pero ni siquiera este razonamiento elemental hace mella en un partido que tiene ya cómo únicos ejes de su acción política el deseo irrestricto de alcanzar el poder y el odio al PP.

Pedro Sánchez ha sobrepasado todas las líneas rojas. No sólo las obligadas en un nacional que debe garantizar principios fundamentales como la unidad de la Nación y la igualdad de los españoles, sino también las fijadas expresamente por su propio partido a finales de diciembre, cuando su máximo órgano de dirección determinó "de manera tajante", que no colaborarían en la ruptura "de nuestro ordenamiento constitucional".

El tremendo varapalo recibido por los socialistas en las pasadas elecciones debería haber llevado al partido a una profunda reflexión que le hiciera abandonar el populismo y la demagogia radical de la que ha hecho gala tratando de competir con Podemos. Sin embargo, sus actuales dirigentes, con Pedro Sánchez a la cabeza, saben que la única opción de preservar sus cargos actuales pasa por alcanzar La Moncloa, a cuyo fin están dispuestos a sacrificar el propio PSOE. Unas siglas que, cada vez que se acerca a radicales y separatistas, avanza varios pasos de gigante hacia su desaparición.

El sueño de la razón
Alejo Vidal-Quadras www.vozpopuli.com 17 Enero 2016

Es famoso el grabado de Goya dentro de la serie de sus Caprichos en el que un hombre dormido está rodeado de figuras aladas espectrales que le acosan. El título de esta obra, que figura en su propia composición, no puede ser más expresivo: “el sueño de la razón produce monstruos”. El conflicto entre razón y emoción, entre pensamiento analítico y pasión desatada, entre ponderación serena y pulsiones sin freno, es tan antiguo como el propio hombre. Ya Platón vio a nuestra capacidad de raciocinio como un auriga que trata de dominar el caballo negro de nuestras inclinaciones negativas, el odio, la codicia, la concupiscencia, la indolencia, la cobardía, y de guiar el carro gracias al caballo blanco de la bondad, la generosidad, la honradez y la valentía. Popper, veinticinco siglos más tarde, establece en su obra magna, La sociedad abierta y sus enemigos, que el enfoque racional de los problemas derivados de la vida en sociedad posee un valor moral, en otras palabras, que la racionalidad es en sí misma moralmente correcta y que la entrada de la irracionalidad en la política genera patologías como el comunismo, el fascismo o el fundamentalismo religioso.

Hoy España duerme el sueño pesado de su razón colectiva y sobre ella, como en el inquietante capricho goyesco, sobrevuelan dos engendros, el separatismo y el populismo. La pregunta es por qué nuestra lucidez se ha hundido en el letargo que ha dado salida a estos horrores que, bajo cualquier consideración objetiva, nos conducen al desastre. La explicación es muy simple, la combinación de la crisis económica y de la corrupción ha suscitado una reacción de indignación, de frustración y de ira en nuestra sociedad de tal magnitud que ha nublado nuestra inteligencia y ahora el carro del Estado es arrastrado hacia el precipicio por el oscuro corcel de la división, del deseo de venganza, del apetito de poder y de la superficialidad mientras el blanco de la sensatez, la altura de miras, el afán de justicia y la inteligencia carece de la fuerza necesaria para compensar a su galopante compañero de tiro.

Hay dos grandes culpables de este decepcionante proceso en el que nos encontramos inmersos sin aparente salida: los dos principales partidos nacionales, Partido Popular y Partido Socialista, que, por una parte, no han sabido gestionar adecuadamente la brutal recesión económica que hemos padecido y, por otra, se han entregado durante décadas al saqueo incontinente del presupuesto con toda suerte de cohechos, prevaricaciones, tráficos de influencias, blanqueos, contabilidades B, fondos de reptiles y evasiones fiscales hasta el punto que a su lado el Chicago de los años treinta parece una reunión de pandilleros de poca monta. Atentos solamente a su propio interés, cegados por su ansia de enriquecimiento, ajenos a cualquier asomo de decencia, muchos dirigentes de estas dos formaciones llamadas a ser los dos pilares de nuestro sistema institucional, han administrado los somníferos que han sumido a sus conciudadanos en el sopor del que ha brotado la pesadilla que hoy nos atormenta.

Una vez instalados en el caos actual, todavía queda una posible salida si las cúpulas del PP y del PSOE, conscientes de su tremenda responsabilidad, hiciesen un acto sincero de contrición y tomasen las medidas que nuestra penosa coyuntura demanda. Ya que han sido ellos los culpables, ellos deben pagar la penitencia. Eso significa que Rajoy debería retirarse y permitir que un Congreso abierto eligiese a su sucesor, que Pedro Sánchez renunciase a sus fantasías pecaminosas de un frente izquierdista-separatista para entrar en un Gobierno de coalición a la alemana que incluyese también a Ciudadanos, y que todos juntos emprendiesen las reformas estructurales que nuestro país pide a gritos y cerrasen filas frente al secesionismo y el chavismo. Esta operación, perfectamente democrática y factible, despejaría el horizonte, consolidaría la recuperación, proporcionaría estabilidad y seguridad, nos prestigiaría ante el resto del mundo y despertaría a nuestro cuerpo social disipando las engañosas visiones que le confunden.

Es la última oportunidad de los que nos han traído hasta aquí de librarnos del atolladero. Si no lo hacen, no merecerán ningún perdón y la Historia les colocará en el desván de los trastos rotos.

La cleptocracia nacional y los derechos de autor
Cristina Falkenberg  Periodista Digital  17 Enero 2016

España va mal, los cuatro años del Partido Popular han sido simplemente horrorosos cuando no abiertamente ridículos (corrupción, choriceo y abuso aparte) pero lo que se avecina no es mejor. Dejad de sacarle los cuartos al ciudadano y regid la Administración como si de una empresa privada se tratase: logrando los mismos resultados con eficacia, eficiencia, simplificando procesos y el que no rinda a su casa. El mastodonte público creado que produce muy, muy poquito de verdadera utilidad en relación con su coste, es simplemente insostenible. Dejad de meter la mano en el bolsillo del ciudadano y haced examen de cómo funcionáis de verdad.

El discurso sobre la reducción de la Administración y la reestructuración de lo que quedase, finalmente resultó palabrería hueca: eso sí, con una petulancia que en combinación con la permanente lengua viperina de algun@ hacía que se apagase la radio en cuanto salían ciertas voces hablando. Hay un límite de las cosas desagradables y verbalmente agresivas que las personas estamos dispuestas a escuchar.

De nuevo, algo desagradable, algo que produce un desgaste, que tiene un coste para absolutamente nada.

Legislatura del PP = fracaso total. La cuestión es que lo que se avecina no parece mejor, hablando de bobadas y sin ir al problema de base que nadie se atreve a atacar, que es que hemos credo un sistema económicamente insostenible. Eso sólo trae miseria y más que va a traer. El empobrecimiento y la consiguiente destrucción de la amplia clase media sólo va a continuar, porque nadie está atajando el problema de fondo, de raíz que hay: que es que hay mucha inutilidad que para producir un magro resultado (si es que lo produce), cuesta un congo.

En el caso de la necesidad de que los autores elijan entre su pensión o sus derechos de autor cuando excedan de 9.000 € anuales hay una expropiación forzosa encubierta. Uno es dueño de sus derechos de autor, que son una forma impropia de derechos reales. Si recibir derechos de autor se hace incompatible con una pensión de jubilación, que son rendimientos del trabajo, haciendo que los autores deban elegir entre unos y otra, entonces por esa vía y por mucho que se quiera argumentar que son fruto de su trabajo, estamos ante una forma de expropiación forzosa encubierta.

leon cortesEspaña es mala de narices legislando y el batiburrillo mental es importante y va a más. Por supuesto en el plano internacional quedamos de ilógicos, bananeros e incultos. A diferencia de las pensiones de jubilación, los derechos de autor y las patentes, por poner dos ejemplos, se heredan, del mismo modo que uno hereda una casa o un objeto. Cuestión aparte es el hecho de que los derechos de propiedad industrial e intelectual tengan a veces una duración ilimitada (otras veces no, caso de las marcas).

Por supuesto que la razón de fondo para esta aberrante medida es que nuestro bodrio-Estado tiene que pagarle dietas de alojamiento a alguna “esbelta” diputada del PP con cinco casas en Madrid —entre otros despilfarros y diputados— y de alguna parte tiene que salir el dinero para pagar tanto gasto inútil.

Estamos haciendo IMPOSIBLE la creación industrial e intelectual para muchas personas, en un momento en el cual a veces tantísimo de valor tiene para aportar, sólo para pagar estupideces y baratijas de alto precio y sin ningún valor. La falta de inteligencia global gobernando es simplemente asustante: miilones y millones se dedican a financiar auténticas mediocridades y lo uqe de verdad crea valor se castiga hasta el punto de que se impide siquiera su existencia. Esto es una completa locura, pero es lo votado por todos y me incluyo: por craso error votamos Partido Popular sólo para ser testigos de aberraciones de las que jamás habríamos aprobado ni aprobaremos. Pero insisto: la que se avecina no pinta mejor y España está condenada al fracaso: es el camino que hemos tomado y no estamos revertiéndolo, porque hay que decir que el emperador está desnudo y hay que tomar decisiones incómodas.

España no es una democracia, sino una cleptocracia legalizada.
El cateto gobierno del Partido Popular no pudo haberlo hecho peor, y la guinda del pastel es el caso Arístegui + Gómez de la Serna, diputado del Grupo Listo, digo Mixto.
Lo que se avecina no pinta mejor. Voté a Ciudadanos (C’s) pero ESTE que es el verdadero discurso de fondo, aún no se lo oigo todo lo alto y claro que habría que pronunciarlo.

Trevijano: "En los partidos sólo creen los aprovechados y los tontos"
Entrevista con el abogado y pensador Antonio García-Trevijano.
Mariano Gasparet El Espanol 17 Enero 2016

A Antonio García-Trevijano no hace falta presentarlo. Es una institución. Tras haber sido uno de los dirigentes de la oposición al franquismo, a través de la Junta Democrática y luego de la Platajunta, se convirtió en el apóstol de la ruptura. Asegura que en nuestro país sólo triunfan los traidores y lleva bajo sus hombros el legado de las dos Españas: la que fue derrotada y la que nació de la Transición -a su pesar-. Ahora dirige el Movimiento Ciudadano por la República Constitucional, "una semilla que florecerá en cien años", dice.

Nos recibe en su casa de Somosaguas, un chalet enorme vestido como el palacio de la República que hubiera podido presidir. Descansa sobre un diván flanqueado por una escultura de bronce de Dalí y otra de un buda japonés del siglo XII, rodeado cuadros, tapices y todo tipo de muebles clásicos atesorados durante media siglo.

A sus 88 años ya no tiene aspiraciones personales, pero está dispuesto "a enseñar a los catalanes a defenderse" y a rebatir de ciencia política, historia y filosofía "con quien quiera de España y de Europa". La Junta Electoral le impidió celebrar una conferencia-manifestación contra el independentismo en Barcelona el día antes de las elecciones, pero tiene previsto volver en abril próximo, "por San Jorge".

Es un luchador nato que se bate contra el "ostracismo" desde una radio en la red fundada en su propia casa: Radio Libertad Constituyente. Aprovecha la visita de EL ESPAÑOL para ajustar cuentas con Pedro J. y no dejar títere con cabeza.

¿Qué le pareció el pleno de constitución de las Cortes?
Una cosa bochornosa, una falta absoluta de honradez y una exhibición de impudicia. Es normal: la sociedad española, desde la muerte de Franco, está en una pendiente que la ha llevado al precipicio.

¿Por qué le ha parecido impúdica?
Por la exhibición que ha hecho Podemos, con el silencio de los demás.

Todos los partidos han protestado.
¡Que se hubieran ido! ¡Es que no tienen dignidad! ¡Es que lo de Podemos! Un niño tomando pecho y Pablo Iglesais cogiéndolo. Eso es inconcebible en Europa, y en África.

¿Tan mal le parece?
Sí, tan repugnante. En un país habituado a la mentira, una mentira no tiene importancia; en un país habituado a robar, el robo no tiene importancia... Pero en España, todavía, pese a la corrupción y la mentira, había ciertas formas, cierto decoro. Cuando se rompe el decoro se pierde todo. ¡Pablo Iglesias de espaldas, puño en alto en el Congreso como si estuviera en un mitin obrero en Vallecas! ¡Pero si recibe dinero del Estado monárquico, dándole la coba a los Reyes, regalándoles cosas [la serie Juego de tronos]! Dicen que prometen la Constitución "para cambiarla". ¡No! Nadie en el mundo que no acate algo lo jura o lo promete.

¿No le parece legítimo entrar en el sistema para cambiarlo?
Legítimo sí, pero es de tontos... No, de sinvergüenzas. ¿Pero cómo vas a cambiar unas reglas aceptándolas, si aceptar es confirmar? Eso es imposible.

¿Este Parlamento no le parece más representativo de la sociedad española que los que le han precedido?
Creo que sí. Es más representativo, representa a más gente, a más clases sociales. La abstención seleccionaba. Podemos ha llevado a las urnas la basura, lo peor, el lumpenproletariado de Marx, los más sinvergüenzas, los más ignorantes, los más cínicos. Toda la mierda.

Es usted muy explícito.
¿Por qué no voy a serlo, si puedo demostrarlo?

¿Pero es un problema de ignorancia o de cinismo?
De cinismo, de cinismo. Hay una ignorancia culpable, pero en política no. Cojo a Pablo Iglesias porque es el símbolo, pero podría decir lo mismo de Errejón o Monedero. ¿Cómo voy a creer en alguien que dice que va a se presidente tomando el cielo por asalto, que da entrevistas a los principales periódicos del mundo diciendo que va a ser presidente...? ¡Pero si eso es una operación de marketing de los ricos! Los ricos se inventaron a Podemos como fenómeno mediático derivándolo del 15-M.

¿No proviene del 15-M?
El 15-M es un fenómeno popular e irreflexivo. Es natural. Los indignados tienen sentimientos morales, pero no comprenden las causas de lo que les indigna. Si conoces las causas de lo que te indigna, no te indigna. ¿Ah, indignados porque no nos representan? ¿Y cuándo has querido tú que te representen, si eres un tonto? ¿Ah, que te das cuenta ahora, después de 40 años? Vivimos en la continuidad del franquismo. Es gente que no ha pensado nada, que repite cosas que han oído de sus padres: que si la democracia, que si la separación de poderes. ¿Te crees todo eso ahora? ¡Pero si todo es casta y corrupción, y puertas giratorias! Si conoces las causas no te indignas, combates. Del 15-M ha salido toda esta espuma negra.

¿Espuma negra?
Ante una imbecilidad tan grande como el 15-M lo natural es que se produjera una locura como Pablo Iglesias. Había gente ignorante y con buena intención, pero quienes salen no son nuevos. ¡Pero si Pablo Iglesias llevaba 15 años en Izquierda Unida! ¡Ah, gente que traiciona al partido! Y promete la renta universal, lo que sólo un iluso o un cínico puede prometer: y este iluso no es. Lo que pasa es que no lo decís porque estáis condicionados por vuestros directores. Pedro J. es buen director, pero no se ha atrevido.

Bueno, lo despidieron del periódico que había fundado por enfrentarse al sistema.
Sí, pero haciéndose millonario.

Enfrentándose al sistema
¡Yo soy rupturista y Pedro J. es reformista! ¿Pero cómo vas a reformar el sistema desde dentro. Yo presenté mi libro El discurso de la República en el Paraninfo. Allí estaban Pedro J., Ansón, Losantos, Antonio Herrero, José Luis Gutiérrez... Estaban todos. Allí expliqué que cuando el rey Juan Carlos traicionó a Franco y a su padre le sucedió a España como cuando los reyes cambiaban de religión y toda la clase dirigente se convertía. España se convirtió en un país en el que triunfan de los traidores. Todos han traicionado. Cuando terminé el discurso Pedro J. dijo: "Si fracasa la reforma que estoy propugnando me paso a la ruptura que defiende Trevijano". ¡Y aún lo estoy esperando! A los reformistas les da miedo la ruptura. La ruptura es temida por quienes no tienen confianza en sí mismos y por quienes temen a la libertad.

¿Le parece malo hacerse rico trabajando?
En absoluto. Enriquecerse es una maravilla, una virtud, un síntoma de moralidad... si el enriquecimiento se hace en un mercado libre. ¡Pero Pedro J. al final apoyó la Monarquía, la Constitución...!

Lo echaron de 'El Mundo'
Ya, ya, digo antes de eso. Él no comprendió cuáles eran los límites del sistema: el juego de la oligarquía.

¿Quién o quiénes representan esa oligarquía?
Los partidos políticos estatales. ¿Pero no has pensado que no hay ni un solo partido que no sea estatal, pagado por todos? Son órganos del Estado. Pedro J. acabó siendo un pilar en la defensa del sistema de partidos, de la Monarquía y de la corrupción. ¡Aaaanda! ¿Quieres que te lo explique? Quien denuncia la corrupción, como él hizo, da la imagen de que España es un país decente. Los ladrones y los corruptos lo toleraron hasta que puso en peligro el sistema. El defensor del sistema es el que se mete dentro para reformarlo. Y Pedro J. es el mejor, y por eso el más responsable, se lo puedes decir y escribir. Lo que digo no es una contradicción.

¿Quién es el jefe o quien manda en la oligarquía?
Es una pirámide, la continuación del franquismo. El jefe no es el más rico: no es Amancio Ortega. Las oligarquías tienen distinta sensibilidad. Las más sensibles al tema mediático son las empresas que fueron estatales y que se convirtieron en oligopolios: esos están encima de la prensa. Alguno, como el conde de Godó, al frente de La Vanguardia, defendió el independentismo y ahora que va en serio recula. Pedro J. y Cebrián llegaron a defender que se podía dialogar con ETA si dejaban las armas. ¿A qué se referían? ¡Al derecho a decidir! ¡Yo lo recuerdo todo y lo escribí! ¡Y Cebrián sigue ahora defendiendo el federalismo! ¡Es un traidor al país, a España! Es que cree que España depende de un pacto. ¿A que tú mismo crees en el referéndum que piden para Cataluña, en el derecho de autodeterminación?

No creo en el derecho de autodeterminación
Entonces no me sirves de ejemplo. Mira: aunque votaran el 100% de los catalanes y el 100% de los españoles, eso no serviría de nada. El derecho de autodeterminación no existe. Lenin, Stalin, Otto Bauer... Ya Marx, en un artículo en Nueva York, escribió que ninguna de las naciones que descubrieron la libertad política de los pueblos con la Revolución Francesa y que tenían ya su unidad política no tenían derecho de autodeterminación: y Marx puso como ejemplo a España. Todo el nacionalismo sin excepción es burgués y de derechas. ¡Y la CUP dice que es de izquierdas! La autodeterminación es un derecho derivado del derecho de libre determinación, creado para liberar a Grecia del Imperio Otomano. Luego se transformó en derecho de autodeterminación con Otto Bauer, que incorporó la doctrina de Marx, de Lenin y de Stalin, que escribió una obra notable: Nacionalidades.

¿Todos los nacionalismos son de derechas, entonces?
La misión de la izquierda no es crear naciones, sino apoderarse del Estado mediante revoluciones para acabar con la burguesía. Y después disolverse. Ni socialistas, ni comunistas, ni marxistas, ni siquiera los anarquistas apoyan la creación de naciones, porque limita la conciencia de clase.

¿Usted cree en la revolución?
En la de la libertad, sí. En la de la igualdad, no. La igualdad no existe, es una utopía. Somos desiguales desde el nacimiento hasta la muerte. No somos iguales ni por nacimiento, ni por países, ni por riqueza... Hay que intentar la igualdad de oportunidades, pero el igualitarismo es una utopía y una mentira. Lo que sí es posible es acceder a la libertad.

¿Existe igualdad en los Estados de Europa?
No, porque son Estados de partidos. En Inglaterra no existe separación de poderes. En Suiza hacen referendos en los cantones pero tienen un Parlamento como el nuestro: además, el 25% de las familias se aprovecha de la evasión de capitales, que es intocable. Alemania, Grecia e Italia son como España de corruptos. Europa la diseñaron como Estados de partidos Alcide de Gasperi, Konrad Adenauer y Robert Schuman, tres hombres de la democracia cristiana... De Gaulle lo cambió luego con un golpe de estado. Los tres fueron unos fracasados en los que se meaban Hitler y Mussolini. Truman encargó a Marshall reconstruir Europa y así lo hicieron. Stalin quiso participar en el Plan Marshall y EEUU se negó y así empieza la Guerra Fría, lo cuenta Spaak en sus memorias. ¿No ves que todo es un engaño del que han participado todos los políticos?

¿Todos?
¡Sí, y Carrillo el primero! Estaba en la Platajunta conmigo, ¡y fue un traidor. Y Felipe González, que con Franco se paseaba con el sobrenombre de Isidoro. ¡Él me metió en la cárcel, él fue quien le dijo a Fraga que me metiera en Carabanchel! Felipe le dijo a luego Helmut Schmidt que no presionara, que había hablado conmigo y que le venía muy bien a la causa de la libertad que yo estuviera preso, y era mentira. ¡Ese es Felipe González! Un hombre que decía de entrada no a la OTAN y luego que sí. Yo financié con 16 millones de pesetas la campaña contra la OTAN. Mi palabra y mi acción van unidas y por eso estoy condenado al ostracismo. No he mentido en mi vida.

¿Le han condenado al ostracismo?
Porque me tienen miedo. Soy la persona más formada de España y posiblemente de Europa en Filosofía Política, en Historia, en Ciencia Política... en Derecho Constitucional, no digamos: nadie puede rebatirme. ¿Por qué no me llaman los periódicos? ¿Por qué se acuerda ahora de mí Pedro J., cuando no tiene poder? Yo lo uní a él y al resto en la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI) para echar a Felipe González por su corrupción y por sus crímenes: yo a Felipe le llamaba asesino en público. Pablo Sebastián era el secretario pero la idea era mía. Yo tenía una columna muy digna el sábado en El Mundo y me la cambió para poner a Luis Solana, director de Telefónica, la oligarquía, los monopolios, y no me dijo nada. Entonces me puso el lunes y yo dejé El Mundo. ¿Pero es que tenía Luis Solana que decir una palabra de interés? Cero, nada.

¿No cree usted en el posibilismo?
No, no creo, cero. Eso es una doctrina de la Iglesia, del cardenal Herrera Oria, y de Gil-Robles. Nada. Creo que se puede disimular, que se puede pintar un coche viejo, pero nada más.

Sin cesiones no hay avances en política.
Es que yo creo en la ruptura, en que no vaya nadie a votar.

¿Pero usted es republicano o anarquista?
¡Cómo voy a ser anarquista! Eso es para los ángeles, no para hombres.

Suena bastante utópico.
En absoluto. Yo sería utópico si no existieran Estados Unidos, Francia e Inglaterra. Allí hay libertad política. Yo no hablo de democracia perfecta, eso sí que es utópico. Me basta con que haya democracia. Un sistema proporcional sólo representa a los jefes de la oligarquía, es una vergüenza, un horror. Las listas, cerradas o abiertas, son la negación de la elección. ¿Pero qué listas abiertas si la gente no lee la letra pequeña de los bancos, si nadie sabe nada? Yo quiero un sistema de doble vuelta y elección directa por distritos, como en Estados Unidos, Inglaterra y Francia. Las listas abiertas dan la ilusión de que alteras el orden, pero no cambias el nombre. La representación la da el mandato ¿Puedes revocar al diputado que no cumple la promesa que te ha hecho? Se trata de verdades elementales en cualquier país avanzado menos en España y Alemania, donde se tragan lo que sea.

Alemania, la locomotora de Europa.
¿Pero el país que hizo el Holocausto puede servir de modelo de algo? Dolf Sternberg se inventó lo de patriotismo constitucional porque a los alemanes les daba vergüenza su país; luego esa expresión se trajo Peces-Barba, que era tan tonto como Zapatero, sin decir de dónde provenía. Si yo los conozco a todos, a todos, todos venían a mi despacho a aprender y me siguieron hasta ser un grupo importante. Luego pactaron con Suárez y me dejaron solo. Aprendí a estar solo ante el mundo y, ahora, frente al mundo. Trevijano no tiene ninguna ambición personal; pero sí que tengo miles de partidarios.

¿No tiene ambición de presidir una República?
Yo tengo 88 años, ¿crees que puede haber alguna ambición personal en mí? Sería de locos. Yo no busco nada, no lo voy a ver. Pero he creado el Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional, el MCRC, he prendido una semilla que dará frutos en cien años, que tiene 4.000 afiliados y 40.000 seguidores, personas con fe en el proyecto de la libertad política. En los partidos sólo creen los aprovechados y los tontos de remate, como los que votan a Sánchez.

¿Cuál es el principal problema de España?
La cobardía y que es un pueblo de traidores, un pueblo de pícaros sin sentido del honor. Todo se explica con la Guerra Civil. Clausewitz dijo que la guerra es la continuación de la política con otros medios, pero hay otro axioma mejor: la política es la guerra por otros medios. ¿No es acaso la Monarquía una continuación de la Guerra Civil por otros medios? ¿No fue el 23-F la continuidad de la Guerra Civil por otros medios? ¿Hay alguien informado en España que no sepa que el golpe de Estado lo montó el Rey? ¿No es el independentismo una consecuencia de la Guerra Civil, de la represión posterior?

Esta es la teoría de los independentistas
Y a mí qué me importa, pues serán más listos. La consecuencia de la Guerra Civil es la independencia de Cataluña, por el centralismo.

Lo que dice del 23-F es grave
Me lo reconoció Sabino Fernández Campo, y me dio los datos, me lo contó todo, cómo Armada se presentó en la Zarzuela y le maltrató para ver al Rey. El Rey pretendía un golpe de Estado para poner a otro, que es lo que consiguió: no podía ni ver a Adolfo Suárez.

¿Cómo solucionaría el problema secesionista?
Con sinceridad y libertad política. ¡Y si hacen una declaración de independencia les mando una pareja de guardias civiles! ¡No hay que dar ni un tiro, se meten en su casa asustados porque ellos apoyaron a Franco! ¡Sí los conozco a todos!

¿Haría falta coerción?
No hace falta. Con sinceridad y valentía y libertad política el independentismo se desinflaría hasta el 10%. Tan sólo hace falta la presencia en España de una persona, un presidente, cuya presencia produjera la seguridad absoluta de que quien se pase va a la cárcel.

Eso es lo que hizo Franco después de la guerra.
¿Y por qué vamos a hacer lo contrario? Pero no hace falta. Mira, yo he anunciado una conferencia en la Plaza San Jaume, que es por lo que has venido tú a entrevistarme. ¿Crees que a mí me impresionan un millón o dos millones de catalanes? Les digo: ¿a ver, qué? ¿Dónde estabas tú? ¿Dónde estaban tu padre y tu abuelo? ¿Cagando dinero con Franco?

¿Le sorprendió que no le dejaran manifestarse en Barcelona en la jornada de reflexión?
La dirección General de Seguridad me había dado permiso, que era la competente. A partir de las 12 horas de la noche del día último de la campaña, la Junta Electoral no tenía competencia y me lo impidió.

¿No temía usted que hubiera algún tipo de enfrentamiento?
No, nunca, yo soy una persona coherente. La masa reunida es irreflexiva, es como la langosta. Yo allí tenía el apoyo asegurado de 4.000 o 5.000 catalanes que defiende la unidad de España. Iré después del día de San Jorge, les diré a los catalanes que no están solos, que estamos en contra del trato discriminatorio que reciben, y les voy a enseñar a defenderse. Pero no lo voy a decir ahora. Pacíficamente. Yo jamás he querido la violencia, nada, ni una pelea entre dos personas.

¿Conseguirá el caso Nóos lo que usted no logró: acabar con la Monarquía?
No, no. La abdicación para poner a Felipe ha sido inteligente. La oligarquía, los periódicos, las finanzas... ese ambiente es el que respira Juan Carlos y el que le traslada ese consejo. Mira, a mí un oligarca me explicó quién coincidió con el Rey en una cacería y Juan Carlos se enamoró de unas escopetas inglesas que llevaba. A los meses volvieron a coincidir y este oligarca, honesto, le encargó y regaló unas escopetas iguales. Juan Carlos lo abrazó y le dijo: "Cuando quieras hacerme un regalo házmelo en dinero". Ese es Juan Carlos, yo lo conozco como nadie porque he vivido con él desde niño.

¿Eran amigos?
Él me llamaba desde Marín pidiéndome que fuera a verlo porque se aburría. Yo lo conocí en Zaragoza en la Escuela Militar. Una vez fui, porque yo tenía un Pegaso y él estaba obsesionado con mi coche y con las chicas que llevaba. Yo me he rodeado siempre de mujeres muy guapas porque siempre me ha atraído la belleza.

¿Qué le parece Felipe VI?
Un pobre hombre dominado por la mujer. Juan Carlos tenía una personalidad muy segura de sí misma porque traicionó a su padre, y ese tema se lo quitó de encima, y por la fortuna que tenía. Pero el niño no tiene esa seguridad, y la poca que tenía se la ha quitado Letizia.

¿Cree usted que habrá elecciones?
El mundo económico necesita un acuerdo entre Rajoy y Sánchez, pero creo que habrá elecciones. Pedro Sánchez es tan tonto que no puede concebir lo que le ocurre: está todo el mundo pendiente de él, y no hay quien lo baje. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez son presos de su propia ambición.

¿La Monarquía no es un elemento decorativo?
Parece decorativa pero no lo es: su función es generar un equilibrio en la oligarquía para que no se peleen entre sí. Todos los periódicos decían que la Monarquía era garantía de la unidad de España y mira lo que está pasando. Claro, el hijo hacía de chófer de Arturo Mas, y otra vez se volvió a preguntarle a un separatista por qué no lo saludaba. ¡Qué falta de personalidad!

¿Qué le parece que no haya recibido a Carme Forcadell?
Muy bien, pero no es cosa suya. Se lo han aconsejado.

¿La República redimirá al pueblo español de su cobardía?
No, la República por sí misma no: la República es un proceso, no llega de golpe. Lo primero que hace falta es valentía. Lo más importante es no votar para quitar legitimidad política al régimen. No votar para que la abstención llegue al 60%. Se desplomaría en tres meses. Lo que ha hecho Podemos; lo que ha hecho la señorita que meó en la calle y ahora es teniente de alcalde [Águeda Bañón]; lo que ha hecho la que enseñaba las tetas en una capilla y ahora tiene un cargo [Rita Maestre]... eso no vale para nada. ¿Por qué te crees que siempre ponen tanto interés en que la gente vote? Yo no quiero una República como la Segunda, eso sería un desastre, yo quiero una República presidencialista y constitucional. Ese clima social nuevo crearía esperanza y confianza en los españoles. La muerte de Franco generó confianza porque desapareció el enemigo, pero esa confianza fue suplantada por la oligarquía y por un Estado de partidos.

¿Qué le parece la respuesta que está dando Europa a la crisis de los refugiados?
Pésima por demagógica. La reacción ante los acontecimientos que han tenido lugar en Colonia y Stuttgart son lógicos. Quien estaba equivocada es Merkel, que ya ha creado leyes para expulsar en el acto a quienes delincan. Se ha instruido con el acontecimiento, como decía Homero. Diré como Emerson: ¿pero cómo es posible tener piedad por la desgracia que ocurre a miles de kilómetros mientras se permanece indiferente ante la miseria que hay frente a nuestras casas. ¡Mientras haya un español sin empleo yo aquí no dejo entrar a nadie! ¡Ni uno; primero, españoles! Alimentación, educación y sanidad primero para los españoles. No se puede ser tan generoso con los negros y tan indiferente ante tus compatriotas.

¿Un refugiado tiene que aceptar los valores de quienes les acogen?
Los valores no, las costumbres sí. Hay que aplicarles con rigor absoluto la leyes. Dureza total

¿Qué lee usted?
Ya no leo nada, antes sí, pero ya no. Desde hace tres años solo pienso. Ya no leo porque yo ahora sólo admito a los genios. No puedo soportar nada mediocre, se me cae de las manos, no me interesan las convenciones. Es muy difícil que haya un genio.

¿Alguna vez ha recomendado que no hay que leer nada posterior al siglo XVIII?
Bueno, eso es una exageración, una manera de decir que el mundo va a peor. Todo el siglo XVIII es una maravilla; es más creador el XVII, más brillante el XVIII y el Romanticismo creó innovaciones muy importantes en el XIX y dio lugar a pensadores muy buenos. Tocqueville; luego Gaetano Mosca, Vilfredo Pareto, Marx, Gramsci... yo los conozco. Todo el que ha dicho algo importante en la vida desde el punto de vista político o social yo lo he estudiado, lo demás no me interesa, me aburro.

Fernando José Vaquero Oroquieta TBN
Comunismo y Memoria Histórica

Por medio de un comunicado y un vídeo subido a las redes sociales por Gazte Komunistak, entidad juvenil del Partido Comunista de España e integrada -como sus mayores- en Izquierda Unida, este colectivo juvenil se ha arrogado la retirada en Pamplona de una veintena de placas del Instituto Nacional de la Vivienda –creación de incuestionable calado social del régimen franquista- en las que figuraban el yugo y las flechas. Tales placas figuraban en las fachadas de varios edificios de sus más populares barrios. Una iniciativa, de entrada, a la que no podemos reconocer originalidad alguna: así, allá por 1976, una organización para nada identificada con la que origina este comentario, Falange Española de las JONS (Auténtica) hizo lo propio con varios cientos de placas existentes en la entrada de otros tantos pueblos españoles, en un intento de marcar distancias con el régimen desaparecido. Y, en años posteriores, campañas similares fueron emprendidas por sucesivos y plurales colectivos, generalmente, intérpretes de una Memoria Histórica un tanto bizca.

Lo realmente sorprendente de esta simbólica acción de tan marcado cariz justiciero -además de no constar que consultaran previamente a los vecinos afectados- es que la entidad protagonista tenga el valor, todavía hoy, de denominarse “comunista”. ¿Se imaginan el escándalo que generaría cualquier actuación pública de una organización neonazi? Recuerden la polémica desatada días atrás por la edición crítica en Alemania del Mein Kampf de Adolfo Hitler. Y ello acaecería aunque esos neonazis esgrimieran el pseudo-argumento de que -a su peculiar entender- habrían existido nazis “buenos”, que “su intención era loable” y que “una cosa es la teoría y otra unas prácticas desviadas”; en suma, reivindicando la pervivencia de una utopía aún por desarrollar. De hecho, existen pequeños grupos por Occidente, y algunos textos en la misma línea, reivindicativos del legado revolucionario de los hermanos Otto y Gregor Strasser, presentados como genuinos valedores de un “nacional-socialismo de izquierdas” que pretenden revalorizar en conexión con diversas teorías políticas de “tercera posición”.

Pero, volviendo al asunto que nos ocupa, acaso, los anteriores alegatos, ¿no son por completo asimilables a los mismos lugares comunes que recitan comunistas y análogos cuando se les recuerda la autoría marxista-leninista de buena parte de los genocidios más brutales del siglo XX?

Lo cierto es que el nacional-socialismo condujo al genocidio; al igual que el comunismo, o los diversos comunismos, según gustos, llevaron irremediablemente al Gulag, al Holodomor ucraniano, a la masacre de los pueblos khmer, tibetano, etíope, a la muerte de millones de chinos en las diversas fases del experimento maoísta, etc., etc. Genocidios, en cualquier caso, todos ellos.

Sucede que en lo políticamente correcto se percibe –sin debate ni petición de perdón alguno- que el comunismo es algo así como el “hijo revoltoso” del progresismo. Por ello se le perdona todo. Una doble vara de medir que no admite aval ético o intelectual alguno; salvo desde las piruetas dialécticas de Iglesias, Monedero y tantos otros capaces de justificar cualquier aberración –las que cada día acaecen en Corea del Norte, por ejemplo, y tantas otras- como titulares de una moral presuntamente “superior” a cualquier otra, permitiéndose cualquier transgresión y todo tipo de contradicciones.

Es lo que comparten los totalitarismos de cualquier color cuando consiguen implantarse: la masacre “industrial” de amplísimas franjas de población de cualquier edad y condición a las que se ha deshumanizado –previamente- en aras de una “nueva humanidad”; al considerarlas como un obstáculo para el éxito de su proyecto utópico. Ya sea rojo, pardo… o verde.

La diferencia entre todos ellos radica, en última instancia, en que no ha habido un Núrember para los crímenes del comunismo. Lástima.

La elección de Syriza costó más de 100.000 millones de euros a los griegos
Los graves errores cometidos por el primer Gobierno de Alexis Tsipras han pasado una factura superior al 50% del PIB heleno.
M. Llamas. Libertad Digital 17 Enero 2016

Todas las decisiones un coste tienen un coste, y en el caso de Grecia éste es cuantificable. La primera victoria de Syriza en las elecciones generales de principios de 2015 conformaron un gobierno de extrema izquierda, con Alexis Tsipras a la cabeza y el polémico Yanis Varufakis como máximo responsable económico, contrario a la supervisión de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) y la senda de austeridad y reformas que precisaba Grecia para salir de la crisis.

Durante seis fatídicos meses de tiras y aflojas por parte de Atenas y sus acreedores internacionales, la economía helena regresó de nuevo a la recesión y se activó una fuga masiva de capitales y depositantes que, en última instancia, obligó a decretar el temido corralito bancario. La negociación entre ambas partes llegó al límite y Grecia estuvo al borde de la salida del euro. Sin embargo, en el último momento Tsipras dió marcha atrás, aceptando todas y cada una de las condiciones exigidas por los socios comunitarios para seguir prestando dinero al Estado y a los bancos helenos.

La factura de esa desnortada decisión ha sido muy sustancial. Grecia perdió los 25.000 millones de euros inyectados por el Estado en la banca en 2013 y 2014; asimismo, Atenas comenzó a emitir deuda en los mercados durante la primavera de 2014, desligándose así, poco a poco, de su dependencia exclusiva de los préstamos de la troika, pero la llegada de Syriza se materializó en un tercer rescate por valor de 87.000 millones de euros extra con condiciones aún más duras que el anterior; si a ello se suma una caída del 3% del PIB, las pérdidas totales generadas por el tándem Tsipras-Varufakis durante ese primer gobierno superan los 100.000 millones de euros, equivalente a más de la mitad de la economía helena, según las estimaciones de Nicholas Economides, profesor en la Stern School of Business, de la Universidad de Nueva York,

Y ello, sin contar los efectos indirectos de la recesión, el elevado coste que ha tenido para los griegos la imposición del corralito y otras consecuencias negativas derivadas del rescate. El problema de fondo, sin embargo, es que sin reformas, una drástica reducción del sector público y un fuerte aumento de la productividad, Grecia "seguirá necesitando repetidamente préstamos de la UE", aclara.
Nueva Democracia cambia de líder

De ahí que Economides tilde de buena noticia la elección esta semana de Kyriakos Mitsotakis como presidente de Nueva Democracia, el principal partido de la oposición. A partir de ahora será el encargado de reorganizar un partido que ha sufrido cuatro derrotas consecutivas desde las elecciones europeas de mayo de 2014 y de demostrar que su formación constituye una alternativa sólida al Gobierno actual.

Exponente del ala más liberal de Nueva Democracia, Mitsotakis se convirtió, tras las elecciones de enero de 2015, en un opositor fervoroso del Gobierno de Tsipras, al que acusa de favorecer al Estado y de estrangular el sector privado. Entre otras medidas, apoya el espíritu empresarial, la reducción del sector estatal, las rebajas de impuestos, extensas privatizaciones en el ámbito público y una profunda reforma para evaluar la eficiencia del gobierno y el rendimiento de los funcionarios.

Nació el 4 de marzo de 1968 en Atenas y estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard en los Estados Unidos (1986-1990), donde también hizo un posgrado. De vuelta a Grecia, Mitsotakis trabajó como alto cargo en el sector bancario en Alphabank y el Banco Nacional de Grecia. Es diputado de Nueva Democracia desde 2004, y hasta su renuncia antes de la votación en que ha sido elegido presidente ocupó el cargo de portavoz parlamentario.

Ayuntamientos populistas: la ideología relega a la gestión
El sectarismo excluyente, la falta de experiencia y las trabas paralizan las ciudades gobernadas por Podemos y dejan en el aire los proyectos inversores
MANUEL MARÍN Madrid ABC 17 Enero 2016

Desde las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, la evolución de Podemos ha sido, paradójicamente, la historia de un éxito colectivo. Fueron más de cinco los millones de votos obtenidos en las elecciones generales como consecuencia de un discurso inoculador del odio a la derecha amplificado mediáticamente con inteligencia, y de una táctica extremadamente rentable por su fácil permeabilidad en capas izquierdistas de la sociedad hastiadas de un sistema corrupto y protector de «castas».

Fue el triunfo de un mesianismo populista basado en prometer la utopía del totalitarismo elevado a la enésima potencia, pero disfrazado de democracia. Y de demagogia. De infinitas dosis de demagogia.

¿Por qué es entonces un éxito paradójico? Sencillamente, porque sociológicamente se está otorgando validez al argumento de que bastan el aval popular de las urnas, y el efecto simpatía hacia un proyecto o un liderazgo -en este caso de Pablo Iglesias- para «refundar» la democracia con un proyecto político de aparente pureza ornamental… pero basado en una alarmante inexperiencia de poder. En la ineficacia en la gestión.

No en vano, el 24-M arrojó, a través de Podemos y sus «marcas blancas» o «mareas», multitud de alcaldes y concejales legítimamente elegidos, pero incapaces de asumir muchas de las tareas técnicas y políticas que son exigibles a quienes desempeñen cargos públicos.

Cargos sin curriculum, sin más experiencia que la de militar en asociaciones vecinales, gremios supuestamente solidarios, organizaciones antisistema, colectivos «okupas»… Por eso se ven obligados a delegar.

Antiguos alcaldes de Bildu en muchos municipios vascos pueden dar fe de ello: tarde o temprano, el ciudadano siempre castiga la inoperancia y la incapacidad en la gestión del día a día. A ese partido, las subidas injustificadas de impuestos locales, o la simple incapacitación para gestionar la recogida de basuras en algunos municipios vascos, le ha valido perder alcaldías por muy simpatizantes que fueran los vecinos de sus ideas.

Madrid es hoy una de las ciudades más sucias de España. Es un dato objetivo, admitido de forma fehaciente incluso por su propia alcaldesa, Manuela Carmena. Sus planes de limpieza viaria son asumidos por su propio equipo de gobierno como un fracaso.

Con todo, en estos ocho primeros meses de gestión populista en ayuntamientos como la capital, Barcelona, La Coruña, Valencia, Zaragoza, Cádiz o Santiago de Compostela la seña de identidad ha sido el sectarismo ideológico como fórmula de reconducción ciudadana. En la mayoría de los casos, gracias al imprescindible respaldo prestado por el PSOE, partido sin el cual Podemos y sus distintas marcas no tendrían apenas consistorios.
Revanchismo

Los programas de Podemos están viciados por el revanchismo y un tono de superioridad moral que, en el caso de Madrid, llevó al Ayuntamiento a crear una página web oficial, financiada con dinero público, para «señalar» a medios de comunicación y periodistas cuyas informaciones merecían ser «corregidas».

El afán de control de la opinión pública se hizo evidente desde la misma toma de posesión de sus ediles, algunos de los cuales han resistido la embestida de las hemerotecas forzando el apego al cargo, como si de la casta tradicional se tratase.

Fue el caso del edil madrileño Guillermo Zapata, quien se había mofado en redes sociales de las víctimas del terrorismo, o de niñas violadas y asesinadas; o de la propia portavoz, Rita Maestre, pendiente ahora de un juicio por el que se le reclama un año de cárcel por el asalto a una capilla en 2011.

En Cádiz, su alcalde, «Kichi», se vio obligado a rectificar su inicial pretensión de dificultar la celebración de la Semana Santa en las calles gaditanas. El sólido arraigo cofrade de la ciudad, y la respuesta ciudadana frente a su abusivo intento de infravalorar una tradición histórica, a la vez de un rentable reclamo turístico, fueron suficientes para que diese marcha atrás.

Otra consecuencia: la pérdida de inversiones nacionales e internacionales por la imposición de criterios excluyentes a manos de los alcaldes populistas, o la creación de un laberinto de trabas administrativas para dificultar la inversión privada del sector inmobiliario en Barcelona por ejemplo, con una moratoria hotelera ordenada por Ada Colau.

Y todo ello, amparado por un doble discurso que incluye lo que tanto denosta Podemos de la política tradicional: amiguismo, favoritismo, nepotismo… Carmena colocó a su sobrino, Luis Cueto, al frente de Ifema y, después, al padre de su portavoz, Luis Maestre Avilés, al frente de la nueva Subdirección de Atención al Contribuyente del Ayuntamiento madrileño.

Colau situó a su propia pareja, Adriá Alemany, como responsable de Relaciones Políticas e Institucionales de su partido; y también en Barcelona, Vanesa Valiño, pareja del primer teniente de alcalde y mano derecha de Colau, Gerardo Pisarello, fue contratada por el Consistorio como asesora de la concejalía de Vivienda. A dedo.

A esta manera de ejercer el poder se le han añadido duras críticas ciudadanas por la perversión de la función pública como instrumento para manipular el sentido de la historia y adaptarla al imaginario populista.

Muchas veces, con la apropiación del espíritu republicano minoritario hoy en España, o con reivindicaciones identitarias propias de regímenes totalitarios. Otras, con una concepción falaz y selectiva de la memoria histórica para alterar el callejero sin más criterio que el revanchismo.

Y, a menudo, forzando tradiciones culturales o religiosas para tergiversar su origen y adaptarlo al imaginario extremista. El ejemplo de la apropiación ideológica que algunos ayuntamientos han hecho del sentido real de la Navidad, y de las cabalgatas de Reyes Magos, ha sido paradigmático.
Adoctrinamiento

Podemos y sus partidos afines ni siquiera ocultan que su misión consiste en un adoctrinamiento progresivo para refundar el sistema democrático. Instaurar lo que denominan una «nueva transición» que, arguyen, ha dado su primer paso serio con la escenográfica toma de posesión de sus 69 diputados en el Congreso esta semana.

En el fondo, subyace además un aprovechamiento astuto de la ingenuidad del PSOE, cuyo apoyo municipal a Podemos le ha costado ya ser cuarta fuerza política en Madrid. Y la pérdida de millones de votos y credibilidad como proyecto nacional solvente basado en una socialdemocracia sólida. Podemos ya está a 300.000 votos de los socialistas y goza de resortes de poder en grandes capitales españolas. Con el mesianismo por bandera.

VOX pide la aplicación inmediata del artículo 155
LAGACETA.EU 13 Enero 2016

“Ante la continuidad del golpe de Estado independentista y la continuidad de este proceso” con la investidura de Carles Puigdemont como nuevo Presidente de la Generalitat, VOX ha vuelto a exigir la aplicación inmediata del artículo 155 en Cataluña: “El golpe de Estado a plazos continúa ¿Hasta cuándo serán impunes esos traidores y ladrones disgregadores?”, ha publicado Santiago Abascal, presidente de VOX, en su perfil de twitter.

Ha tachado de “lamentable” la comparecencia de urgencia de Mariano Rajoy en La Moncloa, tras escuchar el discurso del nuevo candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña: “Lamentable Rajoy llamando soberanistas a los separatistas, y proceso constituyente a lo que es sólo el golpe de Estado de unos traidores”.
Abascal ha matizado que “el fraude no es elegir presidente regional de Cataluña a un sujeto que no era candidato, como ha dicho Rajoy, sino la pretendida secesión”.

VOX, que ya mostró hace dos meses su “profunda preocupación por la falta de una respuesta proporcional y, por tanto, contundente, ante el desafío separatista de Artur Mas y el resto de Juntos por el Sí ha vuelto a solicitar al Ejecutivo la aplicación de tres medidas claras contra la sublevación separatista: La suspensión de la autonomía de Cataluña; la detención y el procesamiento de todos los sublevados y la disolución de las “organizaciones ilegales que planean la ruptura de España, como Convergencia, ERC y la CUP”.

www.latribunadelpaisvasco.com 17 Enero 2016
Una investigación de Soeren Kern
¿Hasta dónde llega la islamización de Gran Bretaña?

En un reciente artículo publicado en la web del Instituto Gatestone de Nueva York, Soeren Kern, que pronto publicará su primer libro , “Global Fire”, ha desmenuzado con gran detalle el proceso de islamización que sufre Gran Bretaña.

La población musulmana de Gran Bretaña superó los 3,5 millones en 2015, lo que supone el 5,5% de una población estimada en 64 millones de habitantes, según las cifras extrapoladas de un reciente estudio sobre el crecimiento de la población musulmana en Europa. En términos reales, Gran Bretaña tiene la tercera mayor población musulmana en la Unión Europea, después de Francia y Alemania.

En opinión de Kern, el islam y los asuntos relacionados con él fueron omnipresentes en Gran Bretaña durante 2015, y se pueden categorizar en cinco grandes temas: 1) el extremismo islámico y cómo afectan a la seguridad los yihadistas británicos en Siria e Irak; 2) el constante despliegue de la ley de la sharia en Gran Bretaña; 3) la explotación sexual de los niños británicos a manos de bandas musulmanas; 4) la integración musulmana en la sociedad británica; y 5) los fracasos del multiculturalismo británico.

Lo que sigue a continuación es un resumen de su artículo:

ENERO DE 2015
7 de enero. El extremista islámico Anjem Choudary, nacido en Gran Bretaña, defendió los atentados yihadistas contra la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. En un artículo de opinión publicado en USA Today, Choudary escribió:

Contrariamente a la confusión popular, el islam no significa paz, sino sumisión exclusiva a las órdenes de Alá. Por lo tanto, los musulmanes no creen en el concepto de libertad de expresión, ya que su discurso y sus actos están determinados por la revelación divina y no están basados en los deseos de las personas. (...)

En un mundo cada vez más inestable e inseguro, las posibles consecuencias de insultar al profeta Mahoma son bien conocidas por los musulmanes y también por los no musulmanes. Así que, ¿por qué permitió en este caso el Gobierno francés que la revista Charlie Hebdo siguiera provocando a los musulmanes, poniendo así a sus sagrados ciudadanos en peligro?

9 de enero. El clérigo musulmán Mizanur Rahman, de Palmers Green, al norte de Londres, también defendió los atentados de París y declaró que "Gran Bretaña es enemiga del islam". En una charla pública en Londres –su discurso fue además retransmitido en directo por internet para miles de seguidores–, Rahman dijo que los dibujantes de Charlie Hebdo eran culpables de "insultar al islam" y que por lo tanto "no podían esperar un resultado distinto". Y añadió: "Ya saben lo que pasa cuando se insulta a Mahoma".

14 de enero. Zack Davies, de 25 años, atacó a un sij de 24 años llamado Srandev Bhambra con un machete en un supermercado Tesco en Mold, en el norte de Gales. Los periódicos británicos lo trataron inicialmente como un ataque "de motivación racista" a cargo de un extremista de derechas que defendía el "poder blanco". Después se supo que Davies es en realidad un musulmán converso que se hace llamar Zack Ali. La mañana de los hechos, Davies advirtió en su página de Facebook de su inminente ataque, publicando cuatro versos del Corán que llamaban a la violencia contra los no musulmanes.

16 de enero. El secretario de Estado para las Relaciones con las Comunidades, Eric Pickles, envió una carta a más de mil imanes de toda Gran Bretaña pidiéndoles su ayuda para luchar contra el extremismo y expulsar a quienes predican el odio. Los grupos musulmanes respondieron acusando al Gobierno británico de fomentar la "islamofobia" y exigiendo una disculpa.

17 de enero. El Telegraph informó de que un terrorista convicto de Al Qaeda, vinculado estrechamente con los atentados de París, no podía ser deportado desde Gran Bretaña porque eso vulneraría sus derechos humanos. Baghdad Meziane, británico-argelino de 49 años, sentenciado a once años de prisión en 2003 por dirigir una red terrorista que reclutaba yihadistas y recaudaba fondos para Al Qaeda, fue excarcelado cuando le quedaban cinco años de condena y se le permitió volver a su hogar familiar en Leicester. Desde entonces, Meziane ha logrado impedir los intentos de deportarlo, pese a la repetida insistencia del Gobierno en que constituye "un peligro para Reino Unido".

Según el Telegraph, un socio cercano de Meziane, Yamel Beghal, fue el mentor de al menos dos sospechosos de los asesinatos –Amedy Coulibaly y Chérif Kouachi– cuando estaban juntos en prisión. La esposa de Beghal, ciudadana francesa, está viviendo en Reino Unido por cortesía de los contribuyentes británicos. Sylvie Beghal vive gratis en una casa de cuatro habitaciones en Leicester. Llegó a Gran Bretaña con sus hijos en busca de un "entorno más islámico", tras decidir que Francia era demasiado antimusulmana.

20 de enero. Tarik Kafala, director de la BBC en árabe, los mayores servicios informativos de la BBC en lengua no inglesa, dijo que el término "terrorista" tenía demasiada "carga" para describir los actos de los hombres que mataron a 12 personas en el atentado contra Charlie Hebdo.

26 de enero. Salió a la luz que hospitales de toda Gran Bretaña tratan al menos 15 nuevos casos de mutilación genital femenina (MGF) cada día, y que el problema es especialmente grave en Birmingham. Aunque la MGF es ilegal en Gran Bretaña desde 1984, no ha habido ni una sola condena.

26 de enero. Una investigación de Sky News sobre explotación sexual de menores en la localidad de Rotherham, en Yorkshire del Sur, descubrió que siguen apareciendo cientos de casos. En agosto de 2014, el llamado Informe Alexis Jay reveló que entre 1997 y 2013 al menos 1.400 menores sufrieron explotación sexual, la mayoría por bandas musulmanas, y que los policías municipales no habían abordado el problema por la preocupación políticamente correcta de ser tildados de "racistas" o "islamófobos".

FEBRERO DE 2015
4 de febrero. La policía británica detuvo a 45 musulmanes acusados de corrupción sexual de menores. En Northumbria, 20 sospechosos comparecieron ante los tribunales acusados de varios cargos, entre ellos los de violación, agresión sexual y tráfico sexual. Los presuntos crímenes afectaban a 12 víctimas, incluida una niña de tan solo 13 años. En Halifax, en Yorkshire del Oeste, 25 hombres fueron acusados de una serie de crímenes sexuales relacionados con menores.

8 de febrero. Más de 1.000 musulmanes británicos se manifestaron en el centro de Londres contra lo que llamaron "representaciones ofensivas" del profeta Mahoma por parte de la revista francesa Charlie Hebdo. La multitud, que llevaba pancartas con lemas como "Defiende al profeta", se reunió junto a la oficina del primer ministro David Cameron en el distrito gubernamental de Whitehall en Londres. El acto fue organizado por un grupo llamado Muslim Action Forum, que está lanzando una campaña y una serie de envites legales contra el sistema judicial inglés a fin de establecer que las representaciones de Mahoma son un "delito de odio".

25 de febrero. Asif Masod, de 40 años, conductor ebrio sin permiso que, al parecer, triplicaba la tasa máxima de alcohol permitida cuando estrelló el coche de su amigo contra una boca de incendios en Nottingham, se libró de una sentencia de cárcel tras convencer al juez de que acababa de redescubrir su fe musulmana y que había dejado de beber.

27 de febrero. Un juez en Liverpool detuvo un juicio tras descubrir que el acusado, Kerim Jurt, había jurado sobre la Biblia y no sobre el Corán. El juez Patrick Thompson, del Tribunal de la Corona de Liverpool, dijo que Kurt había "jurado decir la verdad sobre el Nuevo Testamento". Pero después, en un contrainterrogatorio, se supo que era musulmán. Kurt insistió en que aceptaba hacer el juramento sobre la Biblia porque "respetaba todos los libros sagrados y quería jurar sobre el libro sagrado del país en el que residía". Pero el juez Thompson dijo: "Considero que como musulmán, Kurt tendría que haber jurado sobre el Corán".

MARZO DE 2015
3 de marzo. Un informe del Gobierno reveló la sospecha de que casi 400 chicas británicas de hasta tan solo 11 años puedan haber sido explotadas sexualmente por bandas de violadores musulmanes en Oxfordshire durante los últimos 15 años. El informe responsabilizaba a los agentes locales de ignorar repetidamente los abusos a causa de una "cultura de la negación".

7 de marzo. Un destacado clérigo liberal, el reverendo Giles Goddard, vicario de St. John en Waterloo, en el centro de Londres, permitió que se celebrara una ceremonia de oración musulmana en su iglesia. También le pidió a su congregación que alabara "al Dios que amamos, Alá". Se cree que es la primera vez que la Iglesia de Inglaterra celebra íntegramente una ceremonia islámica.

11 de marzo. El reverendo Canon Gavin Ashenden, uno de los capellanes de la Reina, expresó su preocupación respecto a los más de cien pasajes del Corán en los que se "incita a la violencia". El reverendo respondía a un comentario del arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien afirmó que los jóvenes recurren a la yihad porque la religión mayoritaria no es suficientemente "emocionante".

12 de marzo. Una delegación de destacados egipcios-británicos le pidió al Gobierno de Reino Unido que declarara proscritos a los Hermanos Musulmanes y que prohibiera sus actividades en suelo británico. La petición decía: "El terror no conoce fronteras, y los Hermanos Musulmanes y sus filiales no conocen la misericordia; su ansia de poder, su cruzada por la teocracia y su deseo de dominación les convierten en seres sedientos de sangre, y no pararán hasta que hagan caer a la civilización, la de Occidente y la de Oriente."

15 de marzo. El Gobierno británico anunció que no clasificaría a los Hermanos Musulmanes como organización terrorista.

20 de marzo. Se publicaron nuevas cifras que revelaban que la población penal musulmana en la prisión de Belmarsh – de facto la cárcel para terroristas en Londres– ha crecido más del doble en solo cuatro años. El número de reclusos musulmanes en la prisión de máxima seguridad ­–"Categoría A"–, se ha disparado un 108 por ciento desde marzo de 2010, pasando de los 127 a los 265 en diciembre de 2014. Los datos del Gobierno muestran que, en la primavera de 2010, los musulmanes suponían solo el 14 por ciento de los reclusos Belmarsh, pero menos de cinco años después, esa proporción había crecido hasta casi un tercio. La proporción de presos musulmanes en la cárcel de Pentonville se disparó hasta el 40 por ciento, mientras que en la cárcel de Wormwood Scrubs, al oeste de Londres, se había incrementado en casi una sexta parte en el mismo periodo.

23 de marzo. Un informe alertó de que mujeres musulmanas de toda Gran Bretaña están siendo sistemáticamente oprimidas, maltratadas y discriminadas por los tribunales de la ley de la sharia, que tratan a las mujeres como ciudadanas de segunda clase. El informe de 40 páginas, A Parallel World: Confronting the Abuse of Many Muslim Women in Britain Today [Un mundo paralelo: enfrentarse al abuso de muchas mujeres musulmanas en la Gran Bretaña de hoy] era obra de la baronesa Caroline Cox, miembro del grupo mixto de la Cámara de los Lores británica y una de las principales defensoras de los derechos de la mujer en Reino Unido. El informe demuestra cómo la creciente influencia de la ley de la sharia en la actual Gran Bretaña está socavando el principio fundamental de igualdad para todos los ciudadanos británicos bajo una sola ley de la tierra.

ABRIL DE 2015
5 de abril. Victoria Wasteney, trabajadora sanitaria de 38 años, apeló contra un tribunal laboral que la acusaba de haber "acosado" a una compañera musulmana rezando por ella e invitándola a la iglesia. Wasteney fue suspendida de empleo en su puesto de terapeuta ocupacional en el Centro John Howard, una institución de salud mental en el este de Londres, después de que su compañera Enya Nawaz, de 25 años, acusara a Wasteney de intentar convertirla a la cristiandad. Los abogados de Wasteney dijeron que el tribunal vulneraba la ley al restringir su libertad de conciencia y de religión, amparada por el Artículo 9 de la Convención Europea de los Derechos Humanos.

5 de abril. En una entrevista con el Guardian, Nazir Afzal, destacada fiscal musulmana, advirtió de que hay cada vez más niños en riesgo de "yihadmanía" de lo que se había pensado, porque ven a los terroristas islámicos como "ídolos pop". Dijo:

Los chicos quieren ser como ellos y las chicas quieren estar con ellos. Eso es lo que se decía de los Beatles y más recientemente de One Direction y Justin Bieber. La propaganda que ponen en circulación los terroristas se asemeja al marketing, y muchos de nuestros adolescentes se están creyendo esa imagen. (...)

Consideran que nuestras vidas son, en comparación, mediocres, y no se dan cuenta de que los están utilizando. Los extremistas los tratan de manera similar a los corruptores de menores: los manipulan, les alejan de sus amigos y familiares, y después se los llevan.

Todos ellos van a ser, si viajan a Siria, más radicalizados cuando vuelvan. Y si no se van, se convertirán en un problema –una bomba de relojería– esperando a que eso suceda.

8 de abril. El Guardian informó de que las denuncias a la policía de abusos sexuales de menores han aumentado un 60%, según las cifras oficiales obtenidas mediante una solicitud de libertad de información, haciéndose pública por primera vez la escala del problema en Inglaterra y Gales.

8 de abril. El Tribunal de la Corona de Leicester sentenció a Jafar Adeli, solicitante de asilo afgano, a 27 meses de cárcel tras intentar quedar con "Amy", una menor a la que había estado corrompiendo por internet. Adeli, de 32 años y casado, intentó verse con la menor tras mantener conversaciones sexuales con ella por internet y enviarle una foto suya indecente. Pero Adeli había sido engañado por un grupo de vigilancia de pedófilos llamado Letzgo Hunting. "Amy" era en realidad un vigilante llamado John que se había hecho pasar por una menor.

10 de abril. Abukar Jimale, de 46 años y padre de cuatro hijos que pidió asilo a Reino Unido tras huir de una Somalia devastada por la guerra, evitó la cárcel por agredir sexualmente a una pasajera cuando era taxista en Bristol. Aunque Jimale fue hallado culpable de agresión sexual, se suspendió su condena de dos años. El abogado defensor dijo que Jimale, de origen somalí, era un padre muy trabajador que había perdido su trabajo y su buen nombre a causa de este crimen.

13 de abril. Mohamed Jubaib, padre de cinco hijos de origen pakistaní, fue condenado por corromper a chicas de hasta solo 12 años con comida, dinero, cigarrillos y alcohol. El empresario, de 43 años y casado, que vivía en Peterborough con su mujer y sus hijos, se hacía amigo de las chicas en su restaurante y después las "enganchaba" con alcohol, intentando volverlas dóciles ante sus insinuaciones sexuales.

14 de abril. El presidente del Tribunal Supremo de Reino Unido, Lord Neuberger, dijo en un discurso que se debía permitir a las mujeres musulmanas llevar el velo en los juzgados. Añadió que, a fin de que los acusados tengan justicia en los juicios, los jueces deben "comprender las diferentes culturas y hábitos sociales". Los comentarios de Neuberger se produjeron después de que un juez defendiera una sentencia que permitía que Rebekah Dawson, de 22 años y convertida al islam, fuese juzgada llevando un niqab, un velo que solo deja visibles los ojos.

22 de abril. Cuatro musulmanes fueron acusados de crímenes sexuales en Rochdale. Hadi Jamel, de 44 años, Mohamed Zahid, de 54, Raja Abid Jan, de 38, y Abid Jan, de 38, fueron acusados de mantener relaciones sexuales con una niña menor de 16 años.

22 de abril. El Daily Mail publicó extractos de un nuevo libro, Girl for Sale, que describe el terrible calvario de Lara McDonnell, que se convirtió en víctima de una banda musulmana pedófila cuando tenía tan solo 13 años. McDonnell escribió:

Mohamed me vendía por 250 libras a pedófilos de todo el país. Venían, se sentaban y empezaban a tocarme. Si me resistía, Mohamed me daba más crack para que cerrara los ojos y me dejara llevar. Yo era una simple carcasa, estaba muerta por dentro. (...)

A veces, me pasaban de un pervertido a otro. En Oxford, muchos de los que abusaban de mí eran de origen asiático; [en Londres] eran mediterráneos, negros o árabes. (...)

Después, a principios de 2012 [cinco años después de que comenzaran los abusos], la policía de Thames Valley quiso verme. Habían estado llevando a cabo una investigación, demasiado tardía, sobre la explotación sexual de menores y querían charlar conmigo. Les conté todo, y para finales de marzo, Mohamed y su banda estaban detenidos. Yo no lo sabía, pero otras cinco chicas contaron a la policía la misma historia. (...)

La defensa de Mohamed era ridícula: alegaba que yo le había obligado a tomar drogas y a tener relaciones sexuales conmigo. Su abogada insinuó que yo era racista porque todos los acusados eran musulmanes. (...)

Como los acusados eran musulmanes, el caso había abierto cuestiones delicadas sobre la raza y la religión. Yo lo veo claro: se habían comportado así por su visión diferente de las mujeres".

25 de abril. El Telegraph informó de que los contribuyentes británicos están pagándole el alquiler a Hani al Sibai, predicador islamista que fue el "mentor" de Mohamed Emwazi (más conocido como "John el Yihadista", el verdugo del ISIS). Al Sibai, de 54 años, y padre de cinco hijos, vive en una casa de un millón de libras en Hammer-smith, un distrito del oeste de Londres.

27 de abril. Mohamed Kahar, de 37 años y de Sunderland, fue detenido después de que difundiera material extremista, incluyendo documentos como "El curso explosivo", "44 formas de servir y participar en la yihad", "El libro de la yihad" y "Esta es la provincia de Alá".

28 de abril. Un yihadista de 18 años, Kazi Jawad Islam, fue condenado por "incitación a ataque terrorista" al intentar "lavar el cerebro" a su amigo autista, Harry Thomas, "un joven vulnerable con dificultades para aprender", para que atacase a soldados británicos con un cuchillo de carnicero.

28 de abril. Aftab Ahmed, de 44 años y de Winchcombe Place, en Heaton, fue acusado de amenazar con decapitar a David Robinson-Young, candidato del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP) en Newcastle del Este.

MAYO DE 2015
3 de mayo. Bana Gora, directora ejecutiva del Consejo de Mujeres Musulmanas, anunció los planes para crear la primera mezquita del país dirigida por mujeres y para mujeres en Bradford. Dijo:

En tiempos del profeta, la mezquita era el centro de la vida y el aprendizaje de la comunidad, y esperamos reproducir ese modelo incluyendo oraciones congregacionales encabezadas por mujeres para las mujeres. Mediante procesos de consulta, tenemos la intención de trabajar con diversos grupos, opiniones y organizaciones, también el Consejo de Mezquitas, para recrear el carácter y el espíritu de las mezquitas en los tiempos del profeta.

7 de mayo. Un récord de 13 musulmanes (frente a los 8 de 2010) fueron elegidos para el Parlamento en las elecciones generales de Gran Bretaña. Ocho son mujeres.

14 de mayo. El redactor jefe de Nacional de la BBC, Mark Easton, fue criticado tras comparar al islamista de origen británico Anjem Choudary con Mahatma Gandhi y con Nelson Mandela. Michael Ellis, miembro del Parlamento por el Partido Conservador, integrante del último Comité Selecto de Asuntos Internos, dijo:

La BBC parece obsesionada con dar el mayor espacio posible a los predicadores del odio. Comparar a figuras históricas que han defendido el cambio pacífico con un predicador del odio como Choudary es inaceptable, ofensivo e incendiario.

El propio Choudary rechazó las comparaciones de la BBC:
Las comparaciones con Mandela y Gandhi son falsas. Son kufares [no creyentes] que irán al infierno, y yo soy musulmán. Alhamudililah [alabado sea Alá].

26 de mayo. A Abu Halema, un predicador radical de Londres que publicó vídeos online donde atacaba a las Fuerzas Armadas británicas y juraba que nunca se "sometería" a la democracia, se le prohibió utilizar las redes sociales para difundir sus opiniones. La prohibición provocó protestas de sus seguidores por una restricción de la libertad de expresión.

JUNIO DE 2015
1 de junio. Karim Kazane, musulmán de 23 años, exigió que Zizzi, una cadena de restaurantes italianos, le pagara 5.000 libras (7.000 euros) como compensación por haberse encontrado un trozo de pepperoni en la comida en su restaurante de Winchester. Kazane iba por la mitad de un plato de carne picante, que en teoría solo llevaba ternera y pollo, cuando descubrió la carne prohibida por el islam.

4 de junio. Mohamed Rehman, de 24 años y de Reading, y Sana Ahmed Jan, de 23 y de Wokingham, fueron acusados de preparar actos de terrorismo en Reino Unido. Ambos fueron acusados de comprar sustancias químicas para la fabricación de artefactos explosivos y de investigar y descargar instrucciones para llevar a cabo un atentado, incluida una copia de la revista Inspire, de Al Qaeda, con un artículo titulado: "Cómo fabricar una bomba en la cocina de tu madre".

9 de junio. Sara Jan, líder de Inspire, grupo contra la radicalización, le dijo al Guardian que los profesores británicos temen denunciar las sospechas de extremismo islamista entre sus alumnos por miedo a ser etiquetados como "islamófobos".

10 de junio. Un empresario musulmán de Cardiff, de 34 años, fue la primera persona en Reino Unido juzgada en virtud de las leyes sobre matrimonios forzosos que entraron en vigor en junio de 2014. Fue sentenciado a 16 años de prisión tras admitir que había coaccionado a una mujer de 25 años para que se casara con él. El hombre, que ya estaba casado, violó "sistemáticamente" a su víctima durante meses, la amenazó con hacer pública una grabación con cámara oculta de ella en la ducha si no se casaba con él, y la amenazó con matar a familiares suyos si les contaba algo de los abusos.

11 de junio. Un informe advirtió de que Gran Bretaña se enfrenta a una amenaza "sin precedentes" por los cientos de yihadistas veteranos entrenados en Asia, África y Oriente Medio. Advertía de que ahora se entrenan más ciudadanos británicos para el terrorismo que en cualquier momento de la historia reciente.

11 de junio. Ala Abdulah Esayed, refugiada de 22 años procedente de Irak y residente en Kennington, al sur de Londres, fue sentenciada a tres años y medio de cárcel por tuitear mensajes de apología del terrorismo. Esayed publicó más de 45.000 tuits en árabe en una cuenta abierta a sus 8.240 seguidores entre junio de 2013 y mayo de 2014, incitando en muchos de ellos la violencia yihadista.

15 de junio. Un grupo contra la sharia llamado "One Law for All" [Una Ley para Todos] emitió un comunicado pidiéndole al nuevo gobierno de Gran Bretaña que aboliera los tribunales islámicos de la sharia, a los que describen como "farsas judiciales que administran formas de 'justicia' gravemente discriminatorias y de segunda clase". El comunicado decía:

Aunque los "tribunales de la sharia" se han vendido como un derecho religioso de las personas, en realidad son herramientas del movimiento islamista de extrema derecha cuyo objetivo es restringir y negar los derechos, en particular los de las mujeres y los niños. (...)

Oponerse a los "tribunales de la sharia" no es racismo ni "islamofobia"; es una defensa del derecho de todos los ciudadanos, con independencia de sus creencias y sus orígenes, a ser gobernados por medios democráticos bajo el principio de una misma ley para todos. Lo que sí es racismo es la idea de que a las minorías se les pueden negar los derechos que otros disfrutan mediante el apoyo de sistemas de "justicia" basados en la religión, que operan según una ley divina que por su propia naturaleza es inmune al escrutinio del Estado.

19 de junio. Un juez británico dictó que un sospechoso de terrorismo no tenía que llevar brazalete electrónico porque eso vulneraba sus derechos humanos. El sospechoso, un predicador islamista de 39 años de origen somalí, acusado de radicalizar a jóvenes musulmanes británicos, dijo que pensaba que el MI5 había instalado una bomba dentro del brazalete, y que llevar el rastreador le estaba provocando "alucinaciones". El juez Collins dictó que esto suponía infringir el Artículo 3 de la Ley de Derechos Humanos, cuyo objeto es prohibir la tortura.

24 de junio. Salió a la luz que la policía de Birmingham sabía que las bandas musulmanas de corrupción sexual estaban tomando como objetivos a menores en las inmediaciones de los colegios de la ciudad, pero que no alertó a la ciudadanía por temor a ser acusada de "islamofobia". Un informe confidencial obtenido bajo la Ley de Libertad de la Información reveló que a la policía le preocupaban las "tensiones en la comunidad" si los abusos, sobre todo de bandas paquistaníes, salían a la luz.

JULIO DE 2015
1 de julio. El director general de la BBC, Tony Hall, denegó la petición de un grupo de parlamentarios de diversos partidos de que la cadena dejara de utilizar el término "Estado Islámico" para referirse al grupo terrorista. Más de cien miembros del Parlamento firmaron una carta que pedía a la emisora que empezara a usar el término "Daesh" (acrónimo árabe de Estado Islámico de Irak y Siria) para referirse al Estado Islámico. La carta, redactada por Rehman Chishti, miembro del Parlamento por el Partido Conservador y de origen paquistaní, decía:

El empleo de los títulos Estado Islámico, ISIL e ISIS legitima a una banda terrorista que ni es islámica ni ha sido reconocida como estado, y que una inmensa mayoría de musulmanes de todo el mundo considera despreciable e insultante para su pacífica religión.

Los miembros del Parlamento expresaron su petición en una carta a colación de las críticas del primer ministro, David Cameron, que reprochó a la BBC que se refiriera al Estado Islámico por su nombre. Durante una entrevista el 29 de junio, en el programa "Today" de Radio 4 de la BBC, Cameron dijo:

Me gustaría que la BBC dejara de llamarlo "Estado Islámico", porque no es un estado islámico. Lo que es es un régimen atroz y bárbaro. Es una perversión de la religión del islam, y sabe, muchos musulmanes que estén escuchando este programa sentirán náuseas cada vez que escuchen las palabras "Estado Islámico".

Hall dijo que utilizar el término Daesh no era velar por la imparcialidad de la BBC, ya que se corría el riesgo de dar una impresión de apoyo a los oponentes del grupo. Dijo que el término se utiliza peyorativamente por sus enemigos. Daesh se parece a "Dahes", que en árabe significa "el que siembra la discordia".

20 de julio. David Cameron presentó las líneas generales de un nuevo plan quinquenal para combatir el extremismo islámico en Gran Bretaña. En un discurso histórico en Birmingham, Cameron dijo que la lucha contra el extremismo islámico era la "batalla de nuestra generación".

27 de julio. El Telegraph informó de que el número de niños y adolescentes enviados a programas contra la radicalización se va a duplicar en solo dos años a causa de la creciente atracción del ISIS. Los jóvenes son remitidos a Channel Project, un programa gubernamental contra la radicalización, a un ritmo de más de uno al día, por temor a que muchos puedan estar en riesgo de convertirse en yihadistas. Hubo un caso de un niño de tres años que fue remitido al programa. Otros ejemplos incluyen alumnos que han dibujado bombas o han hecho amenazas islamistas.

AGOSTO DE 2015
18 de agosto. Un juez de Londres dictó que le fuese retirada la custodia a los padres de una chica de 16 años después de que la incitaran a convertirse en novia yihadista. La policía encontró su casa llena de propaganda yihadista, incluido un libro titulado "How to Survive in the West –A Mujahid's Guide" ["Cómo sobrevivir en Occidente. Guía para muyahidines"]. El juez Hayden dijo que sus "deshonestos" padres le habían hecho tanto daño como los que abusan de menores. Su vuelo a Siria fue detenido por los agentes de contraterrorismo, que sacaron a la chica de un avión con destino a Turquía que ya se encontraba en la pista de salida en el aeropuerto de Heathrow.

26 de agosto. Una alumna de 16 años fue declarada culpable de dos cargos por terrorismo cuando fue procesada en el juzgado de menores de Manchester. Admitió las acusaciones después de que se encontraran en su teléfono instrucciones para fabricar bombas, junto a imágenes de niños muertos, ejecuciones y propaganda del ISIS.

SEPTIEMBRE DE 2015
17 de septiembre. Un tribunal de apelaciones de Londres dictó que lo adecuado para Jamal Mohamed Rahem Ul Nasir, pederasta que abusó de dos musulmanas, es que se le impusiese una condena más larga que si las víctimas hubiesen sido blancas, porque las víctimas musulmanas de crímenes sexuales sufren más a causa de la vergüenza. Los abogados del pedófilo alegaron que su sentencia original era demasiado dura. La Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Niños (NSPCC, por sus siglas en inglés) dijo:

La justicia británica debería actuar en un marco de igualdad, y hay que proteger a los niños al margen de sus diferencias culturales. Al margen de la raza, la religión o el género, todos los niños merecen el derecho a la seguridad y la protección frente al abuso sexual, y eso es lo que los tribunales deben reflejar.

26 de septiembre. El hospital Queen Elizabeth en Margate, en Kent, se disculpó con el sargento de las Fuerzas Aéreas Mark Prendeville después de que fuese separado de otros pacientes porque algunos trabajadores dijeron que su uniforme podía ofender a los pacientes musulmanes.

También en septiembre, una exposición de arte en Londres que celebraba la libertad de expresión vetó una obra contra el ISIS después de que la policía expresara sus preocupaciones por la seguridad. El ISIS amenaza a las Sylvanian Families, una serie de siete cuadros donde aparecían muñecos de Sylvanian Families, fue retirada de la exposición "Pasión por la libertad de expresión" después de que la policía expresara su preocupación por los "contenidos potencialmente incendiarios" de la obra. La policía informó a los organizadores de que, si seguían adelante con sus planes de exhibirla, tendrían que pagar 36.000 libras (53.000 dólares) en concepto de seguridad durante los seis días de la muestra.

OCTUBRE DE 2015
12 de octubre. Nadir Syed, de 21 años, Yousaf Syed, de 19, y Haseb Hamayon, de 27, comparecieron en el Tribunal de la Corona de Woolwich para la apertura de su juicio. Los fiscales dijeron que el trío planeó, en nombre del ISIS, decapitar a gente por las calles de Gran Bretaña. Al parecer, también tenían previsto utilizar un cuchillo de caza para asesinar a un policía, a un soldado o a alguien del público el Día del Recuerdo, también llamado Día del Armisticio, día festivo nacional que conmemora el fin de la Primera Guerra Mundial. El tribunal escuchó que los sujetos parecían "artificiosamente interesados en los asesinatos y las decapitaciones".

27 de octubre. Un empleado musulmán de una planta nuclear en West Kilbride, en Escocia, fue expulsado de las instalaciones tras ser sorprendido estudiando en el trabajo sobre materiales para fabricar bombas. Una fuente de la planta dijo: "No se le puede dar acceso a la energía nuclear a gente que tenga cualquier tipo de interés en explosivos. Nadie sabe qué le pasaba por la cabeza, pero no interesa tener a alguien así en una central nuclear".

29 de octubre. La British Muslim Youth [Juventudes Británicas Musulmanas], grupo islámico en Rotherham, llamaron a los musulmanes a boicotear a la policía porque su investigación sobre abusos sexuales en la ciudad suponía la "marginalización y la deshumanización" de los musulmanes. En un mensaje publicado en internet, el grupo ordenaba a otros musulmanes que cortaran inmediatamente todos sus lazos con las fuerzas del orden, o se enfrentarían a convertirse en parias en sus propios barrios.

NOVIEMBRE DE 2015
1 de noviembre. El Independent publicó un artículo de opinión titulado "El profeta Mahoma tenía valores británicos, así que la única manera de combatir el extremismo es enseñar más islam en los colegios".

1 de noviembre. El Sunday Times informó de que una investigación del Gobierno había revelado que algunos presos no musulmanes en varias cárceles de alta seguridad de Gran Bretaña están siendo obligados a pagar un "impuesto de protección" a los presos musulmanes radicales por miedo a sufrir violencia. El "impuesto", también conocido como "yizia", lo imponen las bandas de extremistas islámicos en las cárceles de Belmarsh, Long Lartin, Woodhill y Whitemoor. Los presos no musulmanes dijeron que habían sido acosados y amenazados con violencia a menos que pagasen con tarjetas telefónicas, comida, tabaco o drogas. Algunas de las presuntas víctimas declararon que se les había dicho que organizaran a sus amigos y familiares afuera para transferir dinero a cuentas bancarias controladas por islamistas.

9 de noviembre. Salió a la luz que unos profesores musulmanes en la Oldknow Academy, implicada en el escándalo de la "Operación Caballo de Troya" –un intento de islamizar las escuelas británicas–, obligó a los alumnos a recitar cantos anticristianos en asambleas. Los antiguos profesores Jahangir Akbar y Asif Jan dirigieron presuntamente a los alumnos, gritando: "No creemos en la Navidad, ¿verdad?" y "Jesús no nació en Belén, ¿verdad?" Christopher Gillespie, el abogado que representa al Colegio Nacional de Enseñanza y Liderazgo, dijo: "Hubo un acuerdo para introducir una excesiva influencia religiosa en la educación de la escuela Oldknow. La distinción entre una escuela religiosa y una estatal se difumina, si es que no se elimina".

DICIEMBRE DE 2015
9 de diciembre. Algunos agentes de policía corroboraron la afirmación del candidato a la presidencia de EEUU Donald Trump de que algunas partes de Londres están vetadas para la policía británica a causa del extremismo musulmán. El primer ministro, David Cameron, y el alcalde de Londres, Boris Johnson, ridiculizaron las declaraciones de Trump. La ministra de Interior, Theresa May, insistió: "La policía de Londres no tiene miedo de salir a patrullar las calles". La Policía Municipal emitió un comunicado que decía:

Normalmente no dignificaríamos este tipo de comentarios con una respuesta, sin embargo, en este caso, creemos que es importante dejar claro a los londinenses que el señor Trump no podría estar más equivocado. Invitamos a cualquier candidato a las elecciones presidenciales de Estados Unidos de América a mantener un encuentro con la policía municipal sobre la realidad del patrullaje de Londres.

Pero un agente de la Policía de Lancashire dijo: "Hay zonas musulmanas de Preston donde, si queremos patrullar, tenemos que ponernos en contacto con los líderes de las comunidades musulmanas para que nos den permiso". Otro policía dijo que él y otros compañeros temían convertirse en objetivos terroristas y habló de la "advertencia explícita" de sus superiores de que no llevaran el uniforme, "ni siquiera en mi propio coche". Y otro agente más dijo: "La islamificación ha ocurrido y ocurre. Las zonas musulmanas no son nuevas".

Un agente de Yorkshire escribió:
En este caso, [Trump] no se equivoca. Nuestros líderes políticos o están mal informados o simplemente faltan a la verdad. Ha señalado algo que es perfectamente obvio, algo que creo que como nación no estamos dispuestos a admitir: ¿creen que un departamento de policía norteamericano prohibiría a sus agentes llevar el uniforme... por MIEDO a que los maten los extremistas?

17 de diciembre. El Gobierno británico publicó un análisis, largamente esperado, sobre los Hermanos Musulmanes. La conclusión del llamado Informe Jenkins es que "los Hermanos Musulmanes no han tenido vínculos con la actividad terrorista en el interior de Reino Unido o contra él". Pero también expresa su preocupación sobre la forma "a veces secreta, si no clandestina" en que los Hermanos han operado en el pasado reciente para moldear el pensamiento musulmán a través de tres grupos: la Asociación Musulmana de Gran Bretaña, el Consejo Musulmán de Gran Bretaña y la Sociedad Islámica de Gran Bretaña.

17 de diciembre. El Consejo de Mezquitas de Waltham Forest, que afirma representar a 70.000 musulmanes en Londres, prometió boicotear el programa de prevención antiterrorista del Gobierno después de acusar a la medida de ser un ataque racista contra la comunidad islámica. Era la primera vez que un consejo de mezquitas declaraba dicho boicot, y echa por tierra los intentos de implicar a las comunidades religiosas en la lucha contra la radicalización.

26 de diciembre. The Times informó de que algunos musulmanes están boicoteando el programa de prevención antiterrorista del Gobierno; menos de una décima parte de los avisos sobre extremismo provienen de la comunidad musulmana. La revelación de que hay menos de 300 avisos de la comunidad en seis meses causará inquietud respecto a que se esté privando a la policía de información que pueda evitar atentados terroristas.

29 de diciembre. Mohamed Rehman, de 25 años, y su mujer Sana Ahmed Jan, de 24, fueron hallados culpables de planear un atentado terrorista, inspirado en el ISIS, en un centro comercial del metro de Londres. Sus planes no se desbarataron hasta que Rehman, utilizando el alias 'SilentBomber' en Twitter, publicó un tuit pidiendo consejos sobre cuál sería el mejor objetivo. Las fuerzas de seguridad registraron su casa en Reading, en Berkshre, donde encontraron 10 kg de nitrato explosivo. Los fiscales dijeron que a Rehman solo le faltaban días de terminar el dispositivo, el cual habría causado muchas víctimas mortales si no hubiese sido detenido por el mando antiterrorista.

Durante el juicio, el tribunal supo que Jan había subrayado algunos pasajes de un ejemplar del Corán que decían: "Mátalos allí donde los encuentres; expúlsalos como ellos te expulsaron... ese es el premio de los impíos." Otro pasaje subrayado decía: "La guerra si se te ordena, aunque sea odiosa para ti. Podría ser que odies algo que es bueno para ti, y ames algo que es malo para ti".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La izquierda 'abertzale' asume el fracaso de su hoja de ruta
EDITORIAL El Mundo 17 Enero 2016

EL COMPLEJO rompecabezas político en España y el desafío independentista catalán han dejado en un segundo plano otras cuestiones nacionales de tanto calado como la situación del País Vasco. Pero lo cierto es que, tras más de cuatro años desde que ETA anunciara el cese definitivo de la violencia, resulta imprescindible prestar atención a los movimientos que se están dando en la izquierda abertzale, así como a los notables efectos sociopolíticos que ya ha producido en Euskadi la irrupción de partidos como Podemos.

Esta misma semana, 35 miembros de la reconstruida Batasuna, ANV y PCTV procesados por integración en la banda han alcanzado un acuerdo con la Fiscalía y -más relevante aún- con la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y el colectivo Dignidad y Justicia para ver rebajadas sus penas a un máximo de dos años de cárcel y evitar, así, la entrada en prisión. Estamos ante un importante avance porque, por primera vez, dirigentes del entramado político de la izquierda abertzale han asumido su "utilización" como instrumento para los fines de ETA, han reconocido "el daño a las víctimas" de la banda terrorista y han renunciado expresamente a "cualquier actividad relacionada con la violencia". Y sin caer en la ingenuidad o en el voluntarismo, y pese a que no cabe ignorar el cinismo que mantienen los antiguos dirigentes de la ilegalizada Batasuna, este pacto representa su asunción de que, en el nuevo tiempo hacia la paz, también ha fracasado su estrategia de desafío al Estado y su pretensión de forzar cualquier negociación ventajista que blanqueara de algún modo medio siglo de sangre y dolor.

Los dirigentes de Sortu -el partido heredero de Batasuna- han abjurado, además, de otra de sus líneas rojas. Por primera vez, piden al colectivo de presos etarras que se olviden de una solución en masa arrancada en una mesa y acaten y se acojan de forma individualizada a los cauces legales para lograr beneficios penitenciarios, incluidos acercamientos y excarcelaciones. Ésta es una importante victoria del Estado de Derecho y sólo cabe felicitarse por ello. Consciente la izquierda abertzale de que algunas de sus banderas tradicionales, como la de los presos, cada vez tiene menos eco en la sociedad vasca, se ha visto obligada a pasar por el aro ante su evidente debilidad.

En un escenario sin violencia como el actual, creemos que el Estado hará bien en moverse dentro de los márgenes de la legislación vigente para facilitar la reinserción progresiva de los 400 etarras que aún hay en las cárceles y favorecer la total normalización política. Pero, como hemos defendido siempre, dos premisas resultan infranqueables: los programas de reinserción sólo deben aplicarse de forma individualizada, y quienes deseen acogerse a ellos han de mostrar su incuestionable arrepentimiento y propósito de enmienda. Es la política penitenciaria que, con acierto, ha desplegado el Gobierno en la última legislatura. Y es probablemente la única vía que sería aceptada por los colectivos de víctimas, que tanto tienen que decir en este proceso de pacificación en el que los demócratas están obligados a velar por que no se tergiverse un ápice el relato, por más intentos que se hagan desde algunos sectores por mezclar y confundir a víctimas y verdugos.

El papel de la sociedad y de los partidos democráticos vascos es fundamental. No pueden rebajar el listón moral y es tan necesario como siempre ejercer presión para conseguir que la izquierda abertzale repudie la violencia de ETA -que sigue sin disolverse ni entregar las armas- y reconozca al Estado de Derecho como única garantía de libertad. Pero, con todas las cautelas necesarias, la nueva estrategia más posibilista de Sortu supone una clara mejora del tablero político.

Dicho todo esto, tampoco se escapa a nadie que son las circunstancias electorales las que les han empujado a mover ficha. El fuerte descalabro sufrido en las urnas el 20-D ha hecho saltar todas las alarmas en el entorno proetarra. La coalición EH Bildu perdió cuatro de los seis escaños que había logrado en las anteriores elecciones generales y casi 10 puntos, teniéndose que conformar con el 15% de los votos. Un pésimo resultado que no se explica sólo por la fortísima irrupción de Podemos en el País Vasco -que en diciembre fue la fuerza más votada, superando incluso al PNV-. Los líderes abertzales tuvieron que admitir el fracaso de su estrategia de radical frentismo y de un plan independentista que no tiene en absoluto en cuenta la actual realidad social y política de la mayoría ciudadana.

Todas las miradas están puestas ahora en las elecciones autonómicas previstas para el próximo otoño. Sortu teme que el efecto Otegi -que saldrá de prisión en marzo- no sea suficiente para contrarrestar la fuerza de Podemos. De ahí que necesite reposicionarse para lograr ofrecer un rostro menos intransigente y de mayor confluencia. El tacticismo político es obvio. Pero los españoles en este caso pueden celebrar que es también una victoria de la fortaleza del Estado de Derecho.

El entierro del Cu-Cut
Pedro J. Ramírez El Espanol 17 Enero 2016

El día que muera alguno de mis antagonistas, incluso si se trata de alguien empecinado durante décadas en intentar hacerme daño, quisiera tener la grandeza, no exenta de mala uva, de don Claudio Sánchez-Albornoz al despedir a su detestado Américo Castro: "Levanto la celada, envaino la espada y con la lanza inclinada hacia la tierra me uno a quienes te acompañan al sepulcro. Acaso un día inicie otro combate. Un combate en honra de tu nombre. Para destacar tu auténtico aporte a la ciencia hispana, defendiéndote de ti mismo y de tus entusiastas seguidores".

El ejemplo opuesto en el que espero no incurrir jamás es el del ínclito Bonafoux, haciendo honor a su fama como "la víbora de Asnières" al zapatear inclemente sobre la tumba de sus personajes más denostados: "Fui enemigo de "Clarín" y lo soy de su memoria... Canovas en política y "Clarín" en literatura eran dos almas gemelas, la conjunción de dos vanidades monstruosas, dos tiranos de un mismo cuadro... Me alegré cuando mataron a Cánovas. Si "Clarín" no hubiera dejado mujer e hijos, me alegraría absolutamente de su muerte. Y España debió alegrarse del homicidio de Cánovas y debe alegrarse del fallecimiento de "Clarín".

Es evidente que la reacción de la CUP, jactándose por boca de su diputado Benet Salellas de haber "arrojado a Mas a la papelera de la historia" -tuvo, es cierto, el detalle de no decir "cubo de la basura"-, se corresponde con este segundo modelo que bien podríamos bautizar como denigración póstuma. Encaja en toda su crudeza con la tradición preñada de odios más abisinios que provenzales que ha caracterizado siempre a la escena catalana. Sin detenerme en lo que Tarradellas decía de Pujol o en lo que Maciá farfullaba de Companys, la memoria iconográfica me lleva a otro ensañamiento con un cadáver virtual, en el contexto de la competencia entre los semanarios satíricos barceloneses de comienzos del siglo pasado.

Corría 1912 cuando la Lliga decidió poner término a la vida de su órgano humorístico oficioso, el Cu-Cut. Pese a los servicios prestados a la causa cuando su redacción fue asaltada siete años antes por un grupo de militares furiosos, el desparpajo provocador del Cu-Cut se había convertido en un ingrediente embarazoso para el catalanismo político. La gota que colmó el vaso fue una portada, a propósito del éxito del Orfeón Catalán en Madrid, en la que sobre el titular "Orfeo domesticando a las fieras", se veía al director del coro provisto de una lira y a los políticos del momento representados como ratas y lagartos. La indignación capitalina fue mayúscula y la Lliga, empeñada en la negociación de lo que pronto sería la Mancomunidad de Cataluña, decidió cortar por lo sano.

La orden de cierre fue acogida con consternación por los redactores del Cu-Cut. En una dolida carta a los suscriptores explicaban lo ocurrido: "Una caricatura ha estat prou perquè els nostres amics, oblidant tot l'esforç que hem aportat a la causa de la pàtria ens desautorizin y ens qualifiquin de grollers (groseros) i de pertorbadors d'una obra de pau".

Mientras la mayoría de las demás publicaciones se solidarizaron con el Cu-Cut, su rival más directo L'Esquella de la Torratxa se regodeó sádicamente de su infortunio, a través de un dibujo titulado L'Enterrament. En él se veía al cadáver del payés con barretina y corbata de lunares que daba nombre al Cu-Cut, transportado por unos camilleros en medio del cortejo fúnebre que abría el arzobispo y cerraban cínicamente enlutados los Cambó, Prat de la Riba y demás próceres lligaires.

La imagen reflejaba el momento en que la comitiva pasaba por delante de la redacción de L'Esquella, desde la que sus integrantes contemplaban el espectáculo con una mezcla de jovialidad y desdén. La ilustración, firmada para más inri por Picarol, dibujante histórico del Cu-Cut fichado por su competidor, iba precedida de un cruel epitafio: "Aqui descansa el Cu-Cut!/ un setmanari insensat/ que, quan se va veure mort,/ va exclamà: ai, que m'han matat!".

La soberbia de Artur Mas es demasiado grande como para reconocer que está tan muerto como el Cu-Cut o exclamar otra cosa que no sean autoditirambos. Al igual que sucedió entonces, mientras la inquisidora del pelo cortado al hacha y demás figuras de la CUP se han limitado a sentarse a la puerta de su casa a esperar que pasara el cadáver de su enemigo, han sido los compañeros de Junts pel Sí -"els nostres amics"- quienes han conducido a su paladín a la guillotina. Ahora le rinden compungido tributo pero todos sabemos que fue la negativa de Junqueras a entrar en el gobierno en funciones -y por ende a reeditar la coalición- y el pánico de sus propios secuaces de Convergencia a ir al desolladero electoral, lo que obligó a Mas a entregar la cabeza en el patíbulo.

Las dos diferencias con aquel otro sacrificio en el altar del pragmatismo consisten en que esta vez la suelta de lastre no tiene por objeto pactar con el gobierno de Madrid sino intentar destruir al Estado y en que en lugar de lamentarse o revolverse contra sus ejecutores, Mas se ha presentado como el artífice de una retirada estratégica. Es mejor para todos que él se haya prestado al juego, fingiendo en la necesidad, virtud. "Injuria que no ha de ser vengada, ha de ser disimulada", dice el refrán. Pero hasta Pilar Rahola sabe que si el tren de Puigdemont carbura, Mas quedará para el partido-homenaje y si, como es más que probable, descarrila, será un moderado quien, como tuiteó el conseller equilibrista Santi Vila, se encargue de "dejar atrás los despropósitos". De momento el recién llegado ya ha aclarado que su prioridad es ejercer el poder y no se siente constreñido ni por las urgencias declarativas ni por los plazos unilaterales que atenazaban al Tom Hagen de los Pujol.

Lo inaudito no es en todo caso que Mas haya pasado a mejor vida, en el sentido literal de la palabra pues recibirá 114.000 euracos anuales por no hacer nada -eso sí que es una mortaja-, sino que su loca huida hacia adelante haya durado cinco años. Su casi tocayo el pescador Tomasso Aniello -para la posteridad Massaniello-, a quien sus contemporáneos también describían como "temerario, orgulloso y prepotente" pero "dinámico, vivaz y envolvente", no pasó de una semana cuando en 1647 embarcó a los napolitanos en la loca aventura de independizarse de España para constituir el oximorón de una Reale Republicca tutelada por Francia.

También entonces la quimera de un proyecto alentado por la nobleza napolitana quedó enmascarada por la apariencia de una revolución igualitaria que sedujo momentáneamente a las capas populares. Y también entonces fueron los más radicales quienes hicieron el trabajo sucio de sus aliados al desembarazarse físicamente del Mesías.

Dice mi viejo amigo Tristan Garel-Jones que mientras los españoles hablamos con franqueza de la muerte, sus compatriotas ingleses recurren a eufemismos pudibundos como "he passed away". El término es idóneo cuando la defunción es sólo política pues no en vano la vida pública es como un perpetuo cortejo en el que las mayores famas llegan, pasan ante nuestros ojos y se van con más o menos grandeza. De ahí que sea tan pertinente que Javier Muñoz haya incluido a Mariano Rajoy como espectador distinguido de su recreación de L'Enterrament. No es difícil imaginar la llamada de Moragas o Martínez Castro el sábado pasado: "Mariano, una noticia buena y una mala. La buena es que Cataluña tendrá gobierno independentista y alguien deberá salvar a España. La mala es que lo han hecho cambiando de candidato".

Yo voy a cumplir con los términos de mi "proposición muy decente" y no echaré más leña al fuego hasta que Rajoy ejerza su legítimo derecho a intentar la investidura. Si lo consigue habrá una especie de volver a empezar en torno a un Gobierno obligado a velar por la unidad de España. Pero si fracasa todos los argumentos serán pocos para instarle a dar lo que el propio Mas asumió piadosamente como "un paso al lado" y propiciar así el gran pacto constitucional con un presidente de consenso que EL ESPAÑOL viene abanderando desde el 21 de diciembre. El razonamiento definitivo será que mientras Mas aportaba 62 escaños y la CUP sólo 10, los 123 del PP pesan relativamente mucho menos frente a los 90 del PSOE y los 40 de Ciudadanos.

De momento lo que ha quedado claro con la constitución de las cámaras -además de que el "niño" al que venían buscando los Reyes Magos de Carmena era el bebé de Bescansa- es que hay dos fuerzas excéntricas que bogan en pos de nuevas elecciones y dos concéntricas que harán cuanto puedan por evitarlas. El primer tándem lo forman como extraños compañeros de cama el PP y Podemos, pues ambos sueñan con obligar a los españoles a elegir entre el museo de cera de Madame Tussaud en el que permanecen expuestos Arenas, Margallo, Villalobos, Sánchez Camacho y compañía y la pasarela rastafari de la charanga revolucionaria. En la actitud opuesta están el PSOE de Sánchez -el de Susana sigue sin definirse- y una formación como Ciudadanos que, recuperada de la "pájara" del último puerto de la campaña, ha comenzado a hacer política parlamentaria como si llevara toda la vida en ello.

Es cierto que las dobles parejas de cara a la formación de Gobierno siguen siendo las clásicas del eje derecha-izquierda pues Ciudadanos ha prometido la abstención a Rajoy y el PSOE insiste en negociar con Podemos la investidura de Sánchez. Pero lo ocurrido en la formación de la mesa sienta un significativo precedente pues la suma de los concéntricos -130- excede a cada uno de los excéntricos y mientras es posible imaginar pactos constructivos entre Ciudadanos y el PSOE, en lo único en lo que estarían de acuerdo PP y Podemos es en liquidar la legislatura.

No adelantemos acontecimientos pero sumémonos al duelo de jubilosos consellers que acompaña el féretro del difunto que llegó al poder con tantas ínfulas y lo abandona con un saldo tan estéril, musitando los tres últimos versos del mejor soneto de Pepe Hierro: "¡Qué Mas da que la nada fuera nada/ si Mas nada será, después de todo,/ después de tanto todo para nada". Y mantengamos la espada en la vaina, la lanza abatida y la celada enhiesta a la espera del siguiente embalsamamiento.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial