AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 10  Febrero  2016

España vulnerable a la crisis global que anticipan los mercados
EDITORIAL El Mundo 10 Febrero 2016

El pánico que se ha apoderado en los últimos días de las Bolsas mundiales refleja hasta qué punto los inversores están preocupados por el inicio inminente de una nueva crisis global. Cuando muchos daban por encaminada la recuperación económica, los mercados han empezado a mandar un claro mensaje de alarma del que deberán tomar buena nota los bancos centrales y los Gobiernos de aquellos países que, como España, sean vulnerables a una nueva crisis financiera por su alto endeudamiento.

La contundencia de la caída experimentada por los mercados en los últimos días empieza a probar que podríamos no estar ante una corrección coyuntural de las Bolsas sino ante un ciclón financiero que podría llevarse por delante la frágil estabilidad conseguida tras la crisis que se inició en 2008. Son muchos los fantasmas que sobrevuelan la economía mundial y algunos de ellos han empezado a tomar cuerpo en los últimos meses.

Empezando por los problemas de China. El gigante asiático lleva sufriendo desde junio una fuga de capitales que sus autoridades no han sido capaces de detener con su política monetaria y otras medidas extraordinarias. Los inversores temen que China sea víctima de una triple burbuja -inmobiliaria, crediticia y de crecimiento (por la escasa credibilidad que tienen sus cifras oficiales)- que podría estar empezando a estallar.

El fin del idilio económico chino lleva meses arrastrando al resto de economías emergentes. En especial, a aquellas que, como Brasil, dependen del petróleo. China superó el pasado año a Estados Unidos como primer importador de crudo y es lógico que el freno que está empezando a experimentar su crecimiento afecte con crudeza a estos países.

Todo ello condicionó a las Bolsas en 2015, en el que el Ibex 35 perdió algo más de un 7% de su valor. Sin embargo, la esperanza de los mercados y el FMI era que los problemas de Asia fueran compensados por un mayor crecimiento de las economías occidentales. Un supuesto que ahora está en tela de juicio en Europa y EEUU.

El Viejo Continente ha empezado a rememorar en las últimas semanas los tormentosos episodios de la crisis bancaria que llegó a su punto álgido en junio de 2012 con el rescate a la banca española. El anuncio de que Bruselas va a diseñar un banco malo para tratar de salvar a la banca italiana ha constatado que buena parte del sector financiero europeo no ha hecho aún sus deberes de saneamiento. El problema no sólo afecta a la periferia. También la banca alemana está en el punto de mira. Entre otros motivos, por las serias dudas sobre la solvencia de Deutsche Bank, el primer banco del país que desde que comenzó 2016 ha perdido un 40% de su valor en Bolsa.

A los problemas financieros de Europa se suman otros retos políticos que pueden tener fuertes repercusiones en la economía. El más importante es el referéndum sobre la permanencia en la UE del Reino Unido, su segunda economía.

Por último, hay algunos indicadores que no descartan que EEUU ponga fin a su fuerte crecimiento después de haber vivido, desde 2009, uno de sus ciclos de expansión más largos desde la Gran Depresión. La subida de tipos que la Reserva Federal aplicó en diciembre jugaría en contra del crecimiento de una economía que logró salir de la crisis gracias a la política monetaria.

En definitiva, son muchas las amenazas que se ciernen sobre la economía global. Y España no puede volver a caer en el error que cometió en 2007 de pensar que no será vulnerable a una crisis global. Desde que arrancó el año, el Ibex ha caído un 17% y ayer cerró en 7.927 puntos, la mitad de lo que llegó a valer en noviembre de 2007, cuando alcanzó su máximo histórico.

Es cierto que nuestra economía cuenta con algunos puntos a su favor para combatir la recesión, como la inercia que genera su crecimiento o el hecho de que la banca nacional fuera rescatada y saneada con rigor en 2012. Pero también, España es vulnerable en muchos aspectos. Con una deuda pública que ya equivale al PIB y un déficit que no se controla, un nuevo portazo de los mercados tendría repercusiones nefastas para un país que ha empezado a crear empleo, pero no de calidad. En este contexto, sería deseable que más pronto que tarde se constituyera un Gobierno estable que dé confianza a los inversores y acometa las reformas estructurales que están pendientes.

Por último, la advertencia que están lanzando los mercados estos días es una oportunidad para reflexionar sobre las medidas con las que las autoridades mundiales han combatido la crisis que se desató en 2007. La agresiva política expansiva de los bancos centrales no ha sido suficiente para impulsar un modelo de crecimiento sostenible que permita evitar futuras crisis y atajar la desigualdad. Es preciso buscar soluciones alternativas.

Nuestra economía está en juego
Okdiario  10 Febrero 2016

España depende de un gran pacto político para que su economía sobreviva. Más ahora, si cabe, cuando el castillo de naipes global se tambalea. China sufre el crecimiento más bajo de los últimos 25 años y la producción industrial en Alemania cae un 1,2%, además de los problemas en el gigante Deutsche Bank. Estas décimas de fiebre en dos de los termómetros más importantes de la economía mundial nos ha cogido resguardados bajo un crecimiento a más del 3%. No obstante, esta situación de crecimiento se puede ir al traste si la inacción sigue siendo el movimiento más repetido en el Congreso de los Diputados.

Mientras el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sigue pensando si optar por la razón o por la ambición, los ciudadanos observan con inquietud cómo un repentino parón se ha adueñado de sus negocios en los últimos meses después de que se hubiera recuperado la alegría por gastar, consumir e invertir. Un contexto al que se le añade el mal síntoma de que el Ibex 35 se haya dejado hasta un 17% en lo que va de 2016. Un retroceso a niveles de 2013, justo cuando comenzó una recuperación que, de no encontrar un Gobierno serio, se nos puede escapar entre los dedos.

La inversión es otro índice que habla bien a las claras de nuestra breve, pero súbita, tendencia menguante. Desde que se celebraron las elecciones generales hasta ahora, ha caído a niveles de hace 20 años, condicionada, tanto dentro como fuera del país, por el temor a un gobierno populista que destruya el sistema y fomente los movimientos secesionistas en regiones tan importantes como Cataluña y País Vasco. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) José María Roldán, ha sido muy claro al respecto: “La inversión huye de los cambios impredecibles”.

El Ejecutivo que resulte finalmente, ya sea ahora o en unas hipotéticas elecciones en junio, debe asegurar la estabilidad institucional, perseverar en las reformas y promover una seguridad jurídica suficiente como para atraer y consolidar tanto la inversión interna como la internacional. Cualquier experimento con fuegos fatuos puede suponer desandar todo el camino recorrido tras un arduo esfuerzo de más de siete años. España necesita un gran pacto de fuerzas moderadas que aseguren la unidad nacional, la libertad de mercado y una óptima sinergia con las instituciones comunitarias que hagan que España sea un país unido dentro de una Europa unida.

Nuestro choque de civilizaciones
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 10 Febrero 2016

En este momento asistimos en España a enfrentamientos ideológicos más allá de los de la derecha e izquierda que encarnan mayoritariamente Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

Estamos ante choques entre culturas de apariencia liberadora pero de tendencias totalitarias, y culturas de apariencia autoritaria pero de tendencias liberadoras.

A la vez, dentro de esos conflictos hay otros por la geografía y las lenguas autonómicas frente a la cultura y el idioma comunes.

Las disputas se entremezclan y forman una amalgama de elementos casi incompatibles que podría estudiarse revisando a Samuel Huntington en su Choque de Civilizaciones, enunciado en 1996.

Describía distintas culturas y sus componentes geográficos, que lucharían por la hegemonía, como latinos frente a anglosajones, o liberalismo occidental frente a fundamentalismo islámico.

Pero, además, España revive ahora la vuelta de dos fenómenos revolucionarios y populistas de la primera mitad del siglo XX: comunismo y fascismo.

Ambos se retroalimentaron y adoptaron las mismas fórmulas “por el bien común”: el culto al líder, autoritarismo, defensa de la violencia revolucionaria y el desprecio hacia los partidos de las “castas”.

Religiosidad acrítica, mística, que mixturando sus extremos, derecho e izquierdo, representa bien Podemos.

Frente a esta cultura está otra de tendencia más liberal – socialdemócratas, populares y Ciudadanos— defensora de aplicar la ley tras su aprobación en los parlamentos regidos por esas “castas” que, por ser tradicionales, no son revolucionarias.

Y aunque ese grupo tenga creyentes religiosos, dada la evolución del judeocristianismo su concepción es mucho más laica que la anterior.

Añadamos las luchas derivadas de la geografía y los idiomas autonómicos frente al Estado y contra el castellano-español, presentado como opresor por los activistas regionales, cada día más cercanos a la visión acrítica, mística y religiosa que representa la fusión del fasciocomunismo.

Tejamos nuestra cesta para seguir esta línea de análisis: Huntington nos da muchos mimbres.

Titirilandia
ANTONIO LUCAS El Mundo 10 Febrero 2016

Lo siento por Manuela Carmena, acosada en su covacha consistorial por una banda imprevisible que cada poco se la lía con una ocurrencia peor que la anterior. Es lo que tiene encabezar un equipo hecho por otros con remiendos y sobrantes de aquí y de allá. Daña más el descontrol de los propios que el canalleo del adversario. Eso lo sabe cualquiera. Y eso sucede en Madrid. En el Ayuntamiento. El asunto de los títeres es la sintomatología de un estado carencial. El cancaneo bobo de los chicos de las marionetas aparece como el penúltimo reducto de estupidez en un consistorio del que algunos esperábamos más ambición. Más lucidez. Más emoción. En Cultura, principalmente.

Carmena lo dijo bien para referirse a la partitura de los mozos: «deleznable» y «violenta». Los chicos quisieron ser más expansivos y agresivos que cualquier otro. Como si eso fuese una razón de ser. Pero es que el aforo era de niños. Así que sumémosle a lo dicho por Carmena otra sospecha más: absurdos. Por eso está bien el cabreo de la alcaldesa. Y estará mejor si replantea su equipo. Si le quita ese ramalazo de cacerolada permanente que ya vale de poco. Y dicho esto: ¿era la idiotez de la cachiporra como para encarcelar a los titiriteros? La prisión sin fianza es un exceso. Incluso sólo el calabozo, en este caso, lo es. Más aún si uno tiene costumbre de escuchar a algunos tertulianos volcar su pedriza en los micrófonos abrazados a la criptonita de la libertad de expresión. Los del guiñol se pasaron de listos, pero también asistimos por aquí cada día a un chotis de tíos y tías que desbarran por vía delincuencial tirando de comisiones y siguen ahí, aforadas unas y libres otros. Desenchufados de la Justicia inmediata. Y de la realidad.

España está como encallada en una titirilandia que va de la cachiporra política al moqueo de Elrubius (uno que enreda en YouTube). Y entre medias, el país formula paradojas como la de echar al calabozo a dos actores con las ideas del revés mientras no hay banquillo para tanto presunto 'tironero' institucional. Después de algunos telediarios da la impresión de que ya nadie merece una respuesta (o una explicación) y algunos sólo quieren borrar las verdades de sus delitos para volver a empezar. El trofeo de dos 'bocazas' en la cárcel es una forma cínica de demostrar que en este país el que la hace la paga. Una gramática tirando a reaccionaria que no sirve para tapar el butrón más letal: la corrupción y el zanganeo comisionista que es vicio habitual.

Uno, como español, quisiera saber qué cuenta Rajoy del pifostio trilero de los suyos, de la «organización criminal» que anotó en las diligencias un juez. Por ver si también merecen cárcel sin fianza y a toda velocidad los del 'espectáculo' de trincar. Pero últimamente el Presidente ha regresado a sus silencios macizos fingiendo que él está muy por encima incluso de lo que dice, que es como dar cuenta de que no se cree a sí mismo y sólo le queda esperar. Dos titiriteros en el calabozo es una recta lección de cómo se penaliza en este país. Aquí no chulea ni dios, sobre todo si no delinques por el cauce habitual. Que esto, a la que te descuidas, es un sindios.

Los traidores hijos de la abundancia
J. de Mendizábal www.vozpopuli.com 10 Febrero 2016

Creo recordar una escena de The Killing Fields (Los campos de la muerte, Camboya) en la que un oficial comunista le hace enseñar las manos a un pobre hombre detenido para ver si tenía callos, para comprobar si de verdad era un agricultor, un obrero, un miembro del pueblo, "de la gente" que dicen ahora los podemitas. No los tenía y, en consecuencia, debía ser vilmente asesinado como tantos millones de sus compatriotas.

¿Seremos asesinados por no tener callos en las manos en España? ¿Ahora, en 2016?
No, no parece esa la cuestión (por el momento). Seremos robados, expropiados, apartados, apestados los que no pensamos como ellos. Y seguro, insultados. Seremos anulados en una especie de casta a extinguir hasta que lleguen al poder e instauren su nueva casta bolivariana-iraní. Pero no será por falta de callos en las manos. Fundamentalmente porque ellos no tienen ni idea de lo que es el trabajo manual, el trabajar de sol a sol en minas, en campos, en fábricas y, tampoco, en una oficina; en realidad, en ningún sitio, más que en sus subvencionados "talleres" (sic) de sugestión y exaltación de los derechos sin ninguna responsabilidad o deber parejo.

Esa es la cuestión. La mayoría de ellos han vivido de sus padres y de un sistema absurdo que les ha permitido vivir años y años por la cara. Sí, por la cara y por el hecho de haber nacido en la España del bienestar. Los currículum de esta gente están plagados de escraches, experiencias vitales, activismo social, viajes pagados por el mundo, colectivismo en forma de okupaciones, manifestaciones anti globalización, anti OTAN, anti Euro y, sobre todo, antisistema; precisamente el sistema que les ha permitido desarrollarse como una plaga. Pero lo que se dice trabajar, ganarse el pan con el sudor de la frente, cero pelotero.

Vamos que nos vamos
Esta es la gente. "La gente". Los demás no son, no somos, gente; son, somos, una especie de extraterrestres a los que, por supuesto, hay que esquilmar. Básicamente se trata de arruinarles y repartírselo. Quitarles los que ganan (más de un 50% en este momento), quitarles lo que ahorran (en breve, también al 50%) y lo que ya tenían (vía sucesiones, patrimonio, expropiaciones). Este es el plan final.

El plan incluye "hacer normal lo que a nivel de calle es normal", frase memorable de Adolfo Suárez para demostrar que no todo el mundo en aquella España del 77 pensaba igual...pero que hábilmente manipulada por Lucía Méndez en El Mundo, parece demostrar que lo que hay en el Congreso ahora es "lo normal", lo que se ve y pasa en nuestras calles. Rastas, dar la teta, ni una corbata repugnante, ni un traje... ¿Ah, sí, Sra. Méndez? Entonces, como ocurre todas las noches en las calles de las ciudades españolas, que hagan botellón o, directamente, sus necesidades. Ya, total, es lo normal ¿no? O también, por ejemplo, que incorporen en sus listas a rateros, carteristas, bandas organizadas de delincuentes, prostitutas, chaperos, chulos, camellos..., vamos, lo que se ve, a nada que salgas. También sería bueno invitar a algún pobre indigente y que se instale con sus colchones debajo de Patxi López, Presidente del Congreso. Para tener una adecuada visión de lo que es habitual; encuentro que sería bastante conveniente. Y, por supuesto, justo afuera del Congreso que actúen varias bandas de chicos y chicas del Este limpiando bajo extorsión los parabrisas de los coches de su señoría. Por otra parte, sería intolerable que no dejasen hacer pintadas en las bancadas. Y, sólo faltaba, hacer skate entre intervención e intervención...¡esos escalones en bajada son toda una tentación! Hay que hacer normal, lo que es normal en la calle. Ole.

En fin, parece ser que lo que toca es arrasar con la educación, el respeto y las costumbres, la tradición y las más mínimas normas de convivencia, esas que hacían de nuestro país un lugar envidiado en tres cuartas partes del mundo. Un país civilizado. No digamos Gran Bretaña, pero civilizado, sí.

¿Famélica legión?
La famélica legión, "la gente", ha viajado subvencionada por usted (y yo) por medio mundo. Dando clases a gente analfabeta tipo Maduro o, simplemente, viviendo la vida entre canuto y canuto, alentando la revolución. Bien, lo hemos financiado el resto de españoles con nuestros impuestos siderales y con una deuda a corto, medio y largo que será imposible de pagar. Cada uno en su puesto, en su responsabilidad, les hemos financiado trabajando y emitiendo deuda. ¿Qué han hecho esta gente, la gente? En realidad, son los traidores hijos de la abundancia. Les subvencionamos, les pagamos y lo pagaremos porque no saben hacer otra cosa que chupar del bote; están sin educar, pero les gusta el ritmo del iPad. Y saben que todos aquellos sin la menor expectativa, sin futuro, les votarán confundidos. Es indignante, pero es así: han vivido de sus padres y de las becas para hacer carreras que, evidentemente, han desaprovechado y, encima, ni las terminan en 10 años. Son los hijos de la abundancia. Los que quieren que les subvencionemos, no sólo la carrera, sino la existencia. Y, por cierto, lo están consiguiendo. Ya viven buena parte de ellos del presupuesto en forma de escaños, concejalías, asesorías y, también, de titiriteros varios.

Pero no es sólo culpa de ellos. En cierta forma, tienen razón: es culpa del sistema. El sistema educativo, sin duda, de muchos padres y colegios. Me encantaría saber el número de ellos que se ha pasado un día delante de un plato de lentejas, sin otra cosa que comer, por decir a sus padres que no le gustan las lentejas. O aquellos artistas del "profesor me tiene manía". O esos aprobados generales que desmotivan definitivamente a los que se lo han currado.

Añadir sistema judicial, sistema autonómico, sistema contratos administrativos, sistema control de la administración, etc, etc, etc.

Pero tienen y tenemos un problema: no, no se puede. Ver Grecia y Portugal. Vivir del cuento, de la gente que trabaja y de endeudar al Estado, es imposible. Quiebras.

P.D. (1) Extraordinario Pedro Corral en el Ayuntamiento de Madrid. Qué clase. (2) Rajoy, por favor, entiéndalo: fin (3) Si Pdro Snchz lo consigue, será el máximo logro del sistema de incompetencia: el culmen del hijo de la abundancia. Un paquete sideral.

Evitar el uso temerario de las finanzas públicas
Juan. J. Gutiérrez Alonso www.vozpopuli.com 10 Febrero 2016

El artículo 134.6 CE establece que “toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación”. Interesa recordarlo porque es fácil aventurar hoy día la intención de algunos de los nuevos actores parlamentarios de promover proposiciones de ley que pueden afectar directa o indirectamente a la cuestión del aumento de créditos y los ingresos presupuestarios.

La lectura del precepto constitucional es suficientemente clara, pero tal vez conviene ofrecer alguna explicación adicional y recordar que este asunto en verdad no representa ninguna novedad, puesto que ya en el año 2010 el Gobierno tuvo que pronunciarse al respecto con ocasión de la tramitación de una Proposición de Ley relativa a la supresión del capítulo II “medidas de seguridad social”, contenida en el Real Decreto-Ley 8/2010, de medidas extraordinarias para la reducción del déficit (expediente 122/000230).

El citado Real Decreto-Ley 8/2010, de 20 de mayo, se había convertido por entonces en uno de los caballos de batalla parlamentarios por ser la norma que contemplaba las medidas relacionadas con reducción del déficit y el ahorro previsto en el gasto público, que ascendía a 5.250 millones adicionales en 2010 y otros 10.000 millones en 2011. Hay que decir no obstante que aquella norma no era una excepción de nuestro país, pues el esfuerzo fiscal era ya algo común en muchos otros países, mentalizados –unos más que otros– de la necesidad de corregir el deterioro de las finanzas públicas para no poner en riesgo los compromisos adoptados en el ámbito de la Unión Europea e incluso la divisa común.

Es así como surge el Real Decreto-Ley 8/2010, de 20 de mayo; una disposición que recogía una serie de medidas de ajuste con la intención de distribuir de la forma más equitativa posible el esfuerzo económico que como nación debíamos realizar y contribuir de este modo a la sostenibilidad de las finanzas públicas. La norma se convalidó por el Congreso el 27 de mayo de 2010 y en su propia exposición de motivos se refería a la importancia e inmediatez de sus efectos económicos: “… aún cuando los ciudadanos no vayan a ver afectados sus derechos concretos de forma inmediata por la adopción de alguna de estas medidas, es evidente que la aprobación de todas ellas va a producir unos importantes efectos económicos desde esta fecha, directamente orientados a remediar la situación de extraordinaria y urgente necesidad a la que el presente Real Decreto-Ley responde, pues la rapidez, seguridad y determinación en la actuación forma parte del compromiso asumido por los países integrantes de la zona euro para reforzar la confianza en la moneda única y la estabilidad de la eurozona”.

Entre estas medidas se encontraba una muy polémica y es entonces cuando una Proposición de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular intentó derogarla: la suspensión, excepcional, de la revalorización de las pensiones de carácter contributivo para el año 2011, excluyendo las no contributivas y las pensiones mínimas. Se trataba de una medida que preveía un aporte de 1.400 millones de euros en el ajuste en el régimen de Seguridad Social y que se insertaba en la batería de medidas contenidas en el Real Decreto-Ley con carácter excepcional. Se argumentaba entonces que para ello se habían tenido en cuenta todas las circunstancias y de modo muy particular la situación y evolución de los perceptores de pensiones, en concreto las correspondientes revalorizaciones y su poder adquisitivo. Nótese a este respecto que en los últimos años – se aducía – la mayoría de pensiones habían mejorado sustancialmente sus cuantías por encima incluso del IPC, pero aun así es evidente que la medida no era nada popular y parlamentariamente se aprovechó por los diferentes grupos parlamentarios, especialmente cuando el Gobierno decidió rechazar la toma en consideración de la mencionada Proposición de Ley.

Una explicación para el artículo 134.6 de la Constitución
Citar el artículo 134.6 parece que no es suficiente, hay que explicarlo, y para ello conviene aclarar que en un contexto económico-financiero como el que arrastramos desde hace años, identificar y asegurar las medidas de recorte de gasto, a cuya finalidad obedecía el Real Decreto-Ley 8/2010, resulta algo elemental. Es por esto por lo que una Proposición de Ley que se encamine a derogar o poner en cuestión las medidas aprobadas con anterioridad y que ya han determinado un escenario, supone una marcha atrás en el cumplimiento de nuestro objetivo de déficit y puede causar perjuicios importantes. Esto justifica esa habilitación constitucional.

Las consecuencias de una previsión de este tipo vienen a ser más o menos las siguientes. La aprobación de una Proposición de Ley como la señalada más arriba conlleva un aumento inmediato y significativo del coste de financiación con efecto directo sobre el gasto y el déficit. ¿Por qué? Porque la sensibilidad del mercado ante cualquier duda sobre la voluntad de ajuste es muy elevada y hay que aceptar que automáticamente dejaríamos sin concretar cómo lograr los objetivos de déficit, lo cual provoca inmediatamente una penalización de nuestra deuda por las dudas que surgen respecto de nuestro compromiso con el proceso consolidación fiscal. Es decir, la aprobación de proposiciones de ley que afecten a los créditos o ingresos presupuestarios conllevan una pérdida de credibilidad y confianza en nuestro proceso de consolidación fiscal y en nuestra solvencia que puede ser difícilmente recuperable, además de costosa, tal y como aseguran las instituciones internacionales y los agentes económicos en general.

Alguien puede pensar que esta explicación es de carácter ideológico y/o especulativo. Bien, también puede pensar alguien que quienes así lo consideran en verdad no saben de lo que están hablando. Guste más o guste menos, los operadores financieros reaccionan inmediatamente ante las noticias que se producen en cualquier lugar del planeta, por lo que no tiene nada de especulativo considerar que una medida de esta naturaleza provoca inmediatamente unas consecuencias, más bien debe contarse con esa reacción. Recuérdese a estos efectos, por ejemplo, que la aprobación de las medidas extraordinarias de consolidación fiscal en el mes de mayo de 2010 produjo una disminución de la prima de riesgo y del tipo de interés que pagaba el Estado para financiar la deuda pública. Aquellas medidas, como otras muchas que se han ido aprobando sucesivamente, han procurado una mejora indiscutible de la financiación de nuestro país, y con ello una mejor llevanza de todos los asuntos públicos, debiéndose subrayar que no es necesario siquiera esperar a que esas medidas se materializasen, puesto que la confianza generada automáticamente disminuye el coste de la deuda que se emite desde ese mismo momento.

Consecuentemente, hay que tener claro que determinadas iniciativas pueden llevar consigo automáticamente una reacción en sentido contrario, es decir, un aumento de la rentabilidad exigida (para empezar), con impacto inmediato en el coste de la financiación de la deuda pública. Los efectos no se agotan aquí –y esto es fundamental- porque la pérdida de confianza lleva aparejada una pérdida de credibilidad que acto seguido arrastra hacia el encarecimiento de la financiación del sector privado. Los tipos de interés entonces aumentan, complicando así el acceso a la financiación empresarial y familiar, esto acaba afectando a la renta disponible de los hogares y los flujos de caja que obtienen las empresas y en última instancia se daña el consumo y, por supuesto, los ingresos públicos.

Para hacernos una idea de la seriedad de este tema, téngase en cuenta que los intereses de la deuda en 2010 ascendían a unos 23.200 millones (algo más del 2% del PIB), que en 2012 dicha cantidad ascendía a 38.000 millones y que en 2014, a pesar de la importante caída de los costes de financiación por las medidas adoptadas desde 2010, los intereses ascendían a unos 36.000 millones de euros. Todo esto debería ser más que suficiente para explicar y comprender que la aprobación de proposiciones de ley que pongan en entredicho la línea seguida hasta ahora generaría inseguridad y desconfianza exterior en la política económica española, y consecuentemente un incremento de la carga financiera, con un impacto inmediato en el déficit y un aumento de los créditos presupuestarios.

En conclusión, conviene tener muy presente que nuestro país no ha salido en absoluto de los apuros económicos que atraviesa desde hace ya años y no debe olvidarse tan pronto el mes de Mayo de 2010. Es por tanto responsabilidad de todos aceptar que las medidas desde entonces impulsadas por los diferentes gobiernos, incluida la reforma del artículo 135 de la Constitución, son medidas que aunque siempre resultan insatisfactorias e insuficientes para unos y otros, globalmente han sido correctas. Unas medidas auspiciadas desde instancias internas y externas, sí, pero medidas que en última instancia están destinadas a protegernos contra el peor de los vicios públicos: el uso temerario de las finanzas públicas.

La tentación del golpe de Estado
Amando de Miguel Libertad Digital 10 Febrero 2016

No digo que vaya a suceder. Por fortuna ya no tenemos centuriones con ínfulas de mando político; solo alguno que va a su aire y se enrola con Podemos. La cosa es más borrosa y profunda. Tengo buenos amigos de casi todas las ideologías, aunque predominen los liberales. Últimamente, algunos de ellos, tanto de derechas como de izquierdas, me repiten el estribillo de que "en España se necesita una mano dura, un golpe de Estado, aunque no militar". Yo siempre les contesto que sería peor el remedio que la enfermedad. Pero me replica uno: "En las heridas, a falta de antibióticos, bueno es el barro".

A diferencia de lo que ocurría en ocasiones pasadas (por ejemplo, en los años 30 del pasado siglo), en la España actual apenas tenemos violencia culpable sobre las personas. Pero sí hay desorden, medido con otros indicadores. Uno que irrita mucho es el de los robos continuos que quedan impunes. Una banda de okupas, de gitanos o de extranjeros puede alojarse en tu apartamento de la playa, cambia la cerradura y tú ya no puedes ni entrar. Y no se te ocurra denunciar el asalto, pues se te cae el pelo. El hecho mismo de la denuncia te puede suponer el sambenito de fascista. Se produce lo que los abogados llaman un "desplazamiento patrimonial por la fuerza". Es una violencia descarada contra las cosas.

La mejor definición del Estado es que constituye el monopolio de la violencia; por tanto, legítima. Pues bien, por ese lado se puede presumir que en la España de hoy parece que el Estado se evapora. La prueba es la profusión de empresas privadas de seguridad, un ramo de actividad cada vez más rentable. Significa una vuelta a la Edad Media en lo peor que tiene esa época.

La sensación de inseguridad que digo se agrava al otear por dónde es más probable que discurra un eventual nuevo Gobierno. Automáticamente se dispararán los resortes secesionistas en varias regiones, aparte de Cataluña y el País Vasco, donde ya ha empezado el baile. El primer efecto que nos espera es un paso más en la tuerca de los impuestos. No se crea que con ello van a ser más expeditivas las fuerzas y cuerpos de seguridad, como suele decirse. Su eficacia está probada, pero los mandos políticos dejarán impunes muchos más delitos. Volveremos a una situación parecida a la del Frente Popular de 1936, salvando todas las distancias. Por cierto, sigue aumentando la presión política para hacer creer al personal que la guerra civil la ganaron los rojos. A sí mismos se llamaron así. Claro es que la perdieron, pero la ganan simbólicamente 80 años después. A esa cínica pirueta la llaman "memoria histórica". He aquí una nueva actividad empresarial muy rentable: la especializada en cambiar las placas con los nombres de las calles y desmontar monumentos.

La gran paradoja es que esta vez se presenta inminente el golpe de Estado cuando los españoles, mal que bien, empezamos a salir de la crisis económica más grave de nuestra Historia. Pero la crisis política es peor. Hay que imaginar lo que podría ser un Gobierno con elementos de Podemos, quienes reciben dinero de regímenes que apoyan a grupos terroristas. Puede ser una simple sospecha, pero es un hecho que Podemos no ha firmado el pacto antiterrorista. Y encima quieren manejar el Ministerio de Defensa y la casa de los espías. Ni como broma puede pasar.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

¿Quién maneja los hilos del auge comunista en Europa?
Miguel Massanet diariosigloxxi.com 10 Febrero 2016

Cuesta creerlo pero parece ser cierto. En Europa se está gestando un nuevo movimiento proletario semejante al que tuvo lugar en 1935, cuando se convocó el VII Congreso Mundial de la Internacional Comunista y, en él, se materializó la doctrina impulsada por Stalín, una vez concluyó la “Gran Purga” (en la que se dedicó a eliminar a todos los dirigentes del PCR que consideraba que constituían un obstáculo para sus proyectos totalitarios), de dar impulso a los llamados “Frentes Populares”, que significaron el entierro del Frente Único Obrero que había sido preconizado en el anterior VI Congreso y que concluyó con un pleno fracaso. A ello contribuyó de forma definitiva el auge que estaba experimentando el fascismo (en Alemania e Italia) con grupos importantes de simpatizantes en Inglaterra y en los propios EE.UU de América.

La necesidad, pues, de encontrar un camino para luchar contra los fascistas, fue lo que inspiró al líder ruso a poner en marcha la llamada política de los frentes populares, con una innovación importante respecto al anterior Congreso, consistente en admitir en ellos tanto a obreros como a burgueses, motivados todos ellos por la lucha en contra del fascismo y el liberalismo, convertidos en el enemigo común a batir. En esta lucha se admitió a los socialistas que, hasta entonces, habían sido rechazados por los comunistas, acusados de acatar los dictados de la democracia, hasta el punto de que, peyoritariamente, se los designaba como “socialfascistas”. En España tuvimos ocasión de conocer de cerca uno de estos Frentes Populares, surgido de las elecciones de febrero de 1936, para cubrir el nuevo gobierno de la República.

Lo cierto es que, en Europa, como consecuencia de la grave crisis surgida de las sub-prime americanas y del desplome de la banca, como consecuencia de sus relaciones, en muchos casos especulativas, con el sector de la construcción; se ha creado un descontento entre todos aquellos más afectados por las secuelas. del desplome de las economías, el paro creciente, el cierre de empresas, la inestabilidad del empleo, la rebaja de salarios y la disminución de los ingresos del Tesoro Público, que obligó a los distintos gobiernos a aplicar medidas de austeridad que, no siempre, fueron bien comprendidas por aquellos a los que afectó directamente. Mientras la crisis y la recesión hacían mella en los distintos países europeos o algunos de ellos tuvieron necesidad de buscar apoyo en la UE, para poder superar una situación que los arrastraba a la quiebra; los ciudadanos se mantuvieron callados, aceptaron, de mala gana, los recortes de trabajo y de salarios que se les exigían y rezaban para que la catástrofe no acabara en un derrumbe de la economía mundial.

Los primeros síntomas de rebelión contra el estatu quo, el primer desafío contra las normas de Bruselas y las actuaciones de los bancos europeos y la Comisión Europea, encargados de hacer cumplir la férreas reglas que se les habían impuesto a los países rescatados, entre ellos Grecia; impulsaron a los griegos a cambiar el gobierno del PASOK, que empezaba a conseguir los primeros resultados esperanzadores para su economía, por un gobierno de extremistas comunistas que consiguieron un espectacular resultado en las urnas y que se creyeron que estaban en condiciones de ponerle las peras a cuarto a la señor Merkel y a toda la CE. El señor Varufakis, ministro de Finanzas griego, se presentó ante la Comisión, se expresó con altanería, amenazó con no pagar sus deudas si no les ampliaban los plazos de amortización y exigió que se le concedieran a su país unas condiciones más favorables para poder superar la crisis; eso sí, sin aceptar que se les aplicasen medidas consistentes en recortar el gasto público o reducir las pensiones.

Varufakis se encontró ante un muro de acero que, no sólo no se amilanó ante la amenaza griega de irse de la UE y renunciar a la moneda común, el euro, si no se les complacía en sus peticiones; sino que los amenazaron con no renovar la deuda griega, no abonarles el plazo siguiente para que pudieran renovarla y expulsarlos de la UE, si no aplicaban una serie de medidas, mucho peores que las que, en un principio, se habían convenido con el anterior gobierno griego; que ponían en un brete al reciente gobierno del señor Tsipras. Cedieron y encajaron el castigo que les ha obligado a medidas tan impopulares como la de rebajar en un 30% las pensiones de las clases pasivas.

Ahora, en España, de una forma insospechada, se está reproduciendo el caso griego, en unos momentos en que el panorama electoral ha creado una de las situaciones más rocambolescas imaginables. Los “colegas” de la Syriza griega, los señores de Podemos, se han hecho los amos de una parte de los votantes y, sin hacer caso de lo que sucedió en Grecia, convencidos de que son más listos, más inteligentes y más convincentes que los populistas griegos; tienen la intención de repetir la jugada que intentaron y obtuvieron un sonoro fracaso los griegos. Si lo consiguieran, si el PSOE cae en la trampa mortal que le ha preparado Podemos y, el señor P.Sánchez, se deja seducir por las voces de sirena de los que lo quieren hacer presidente; entonces, señores, España estará acabada.

Pero no pierdan de vista al señor Varufakis uno de los más empecinados miembros de Syriza, que parece dispuesto a crear una nueva alianza; no un partido semejante a aquel en el que militó de tipo local; no, no señores, lo que tiene en mente el anterior negociador griego con Bruselas, es crear una asociación de partidos comunistas europeos para fundar un gran partido supranacional, con el que parece quiere intentar destruir el actual sistema vigente en la UE, para imponer, como ocurrió en Rusia en 1917, una nueva revolución proletaria con la que cargarse el capitalismo y, con él, si Dios no lo remedia, toda la economía de la zona europea y, de paso, de todos los países con los que mantiene relaciones comerciales.

Para Varufakis lo que necesita Europa es un acuerdo entre una coalición en la que participaran “personas de izquierdas, liberales, verdes y radicales” centrada en la idea de que “la democracia tiene que estar en el centro de los procesos europeos”. Parece que, como sucede en España, para Varufakis el capitalismo y los partidos de derechas no cuentan aunque, en la actualidad, son los que están al frente de las instituciones de la CE. En todo caso choca esta idea de “una constitución para toda Europa” y su proyecto “de un estado federal europeo”, con las ideas contrarias que parecen querer implantar los de Podemos, que ya han anunciado que van a favorecer la celebración de un “referéndum por el derecho a decidir en Cataluña” y el establecimiento de un “ministerio de plurinacionalidades”, que en nada tiene que ver con el proyecto unificador del señor Varufakis, consistente en crear una federación Europea.

No sabemos si nuestros políticos, tan ocupados en resolver sus intereses partidistas e individuales, siguen de cerca lo que está sucediendo fuera de nuestras fronteras; se han enterado de la catástrofe de las bolsas y de los anuncios, nada tranquilizadores, de amenaza de una recesión a nivel mundial, que pudiera dar al traste con todo el sistema económico,.si naciones como China, Brasil u otros países emergentes, siguen en su deriva hacia un colapso de sus economías; afectadas, como anteriormente tuvo lugar con la burbuja inmobiliaria, por una sobre valoración de sus activos no suficientemente sustentada por la realidad de lo que subyace bajo ella.

A poco que nos descuidemos podemos encontrarnos en una situación verdaderamente abracadabrante en la que, un gobierno de izquierdas formado por varios partidos, sin poder para modificar la Constitución; con una deuda de cerca del 100% del PIB; con la prima de riesgo disparada ( algo que ya empieza a suceder gracias a la inestabilidad de Europa y la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en España), la inversión extranjera paralizada y el aumento anunciado, por PSOE y PODEMOS ( la incógnita reside en Ciudadanos un partido que parece navegar entre dos aguas) del gasto público, calculado en más de 25.000 millones de euros; a lo que podríamos añadir, si se cumplen los pesimistas pronósticos que azotan estos días las bolsas de todos los países, la posibilidad de que las economías mundiales sufran un colapso, que afecte a todas las naciones.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos la sensación de que nos queda por delante, un camino todavía peor que el que acabamos de recorrer en estos siete años de crisis.

 

Así es el manual Contra la Democracia requisado a los titiriteros
LUIS F. DURÁN Madrid El Mundo 10 Febrero 2016

Se titula Contra la Democracia, ha sido elaborado por los Grupos Anarquistas Coordinados y es el manual incautado por la Policía a los dos titiriteros encarcelados el pasado sábado por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo. Sus 83 páginas son una letanía destinada a combatir el estado y el mundo capitalista como «fuente de explotación y miseria». Denuncian que los ciudadanos son una mera «mercancía política» de la sociedad de consumo que flota entre la élite del poder. Además apuestan por una alternativa a la democracia «sin propiedad privada, sin desigualdades, sin cárceles, sin policías, sin jueces... Cada problema que nos surge lo resolvemos nosotros, sin delegación», enfatizan.

Los autores no entienden por qué «desde que nacemos estamos obligadas a pertenecer a este régimen sin posibilidad de elegir otra forma de vida». «No se puede analizar la democracia sin ser absolutamente conscientes de que está profundamente atravesada por un sistema de valores que refuerza todo el entramado de dominación», subrayan.

Lo que les molesta de la democracia es que «niega la libertad en el sentido de que se reduce a opinar sí o no, o qué partido nos va a gobernar, negando la posibilidad de desarrollar otras propuestas de convivencia».

También desmontan en el manifiesto el origen de la democracia («la gran mayoría de las personas que vivían en Atenas lo hacían en la esclavitud», explican), y se analiza su evolución durante la Edad Media y los siglos XVIII y XIX que han hecho que se «perpetúen las desigualdades». Además se critica con dureza la Ley d'Hondt debido a que el «voto emitido en una provincia pueda valer hasta cuatro veces más que el voto emitido en otra».

Sistema educativo
Se critica abiertamente el sistema educativo actual donde las opciones sin escolarizar son casi nulas. «La escuela es el embudo por donde todo niño tiene que pasar, un lugar donde depositar a los hijos mientras trabajan, una especie de aparcamiento, para no tener que dejar de producir el sistema y poder llegar a fin de mes».

Asimismo, ponen en entredicho la «explotación sin medida de los recursos naturales, en busca de la mayor rentabilidad que se pueda sacar del entorno sin importar el impacto que se le pueda causar, siguiendo la lógica del mercado que sólo busca su crecimiento continuo e ilimitado sin tener en cuenta las consecuencias: destrucción de ecosistemas enteros».

Otro de los capítulos destacados es el de los políticos que acaban en empresas privadas. Por eso, se cuestionan cómo nadie protesta por la «presencia de influyentes políticos y políticas dentro del mundo empresarial, que consiguen trabajo de asesores de importantes compañías sin ser necesario que tengan ni idea de qué es lo que asesoran. Esos cargos son meras recompensas». Por último, lamentan que el Gobierno haya «inyectado millones de euros a la banca mientras la mayoría de la gente no tiene trabajo o está sufriendo un desahucio».

Las reales academias piden un pacto de Estado por la educación
Critican la desaparición de la asignatura de filosofía con la Lomce
borja robertmadrid / colpisa La Voz 10 Febrero 2016

El Instituto de España, que reúne a las nueve academias españolas, reivindicó ayer un pacto de Estado por la educación que le de un impulso de calidad y, además, la libre de los bandazos políticos que ha sufrido en las últimas décadas. Es la primera vez que esta institución lanza un mensaje semejante. Su presidente, Joaquín Poch Broto, aseguró que la situación del sistema educativo español les ha obligado a posicionarse y reclamar este acuerdo, al que piden que se llegue de forma urgente. «Muchos españoles lo consideramos inaplazable y fundamental», recalcó. Su objetivo es lograr «formar a ciudadanos instruidos, responsables, competentes y con capacidad crítica».

«Llevamos casi medio siglo de reformas educativas, tanto en niveles de Primaria y Secundaria como en los superiores, que desafortunadamente no han dado todos los resultados positivos que serían de esperar», aseguró Poch, que además de presidir el Instituto de España también dirige la Real Academia de Medicina. De la reivindicación también forman parte las academias de la Lengua; Bellas Artes; Ciencias Exactas, Físicas y Naturales; Ciencias Morales y Políticas; Farmacia; Ingeniería; Historia, y Jurisprudencia y Legislación. La reclamación de un pacto de Estado para dotar al sistema educativo de más calidad y más estabilidad, y además apartarlo de la discusión ideológica de cada legislatura, aseguró Poch, lo impulsó una sensación compartida de «decepción» y «fracaso» por los resultados obtenidos «a pesar de contar con los medios para ser universal, gratuito y extendido por todo el territorio como en esta última etapa democrática». Tras los duros recortes que ha sufrido el sistema durante los últimos años, explicó, habría que dotarlo de los medios necesarios y de unos objetivos claros.

Educación para la ciudadanía
Dicho acuerdo, afirmó el presidente de la Real Academia de Medicina, debería recoger un «currículo de Estado» que integre conocimientos tanto científicos como humanísticos. Y detalló los que deberían ser su elementos fundamentales: La enseñanza de la lengua común, de las lenguas oficiales de cada comunidad y de al menos un idioma extranjero; de las matemáticas; del mundo natural y sus leyes; del conocimiento del propio cuerpo tanto anatómica como fisiológicamente; de las nuevas tecnologías; de las artes y la geografía; de la historia y de la filosofía. Esta última asignatura ha quedado prácticamente fuera de la enseñanza española tras la puesta en marcha de la Lomce que impulsó el Gobierno la pasada legislatura.

«Todos los problemas que tenemos, como el de la corrupción, se deben a que falla la educación, sobre todo la humanística», explicó Poch durante una rueda de prensa. «Los ilustrados pusieron la educación en el centro para que los ciudadanos sean ciudadanos y no súbditos de los gobernantes», aseguró, por su parte, la directora de la Real Academia de Historia, Carmen Iglesias.

El pacto de los idiotas
Nota del Editor 10 Febrero 2016

Pretender un pacto apartardo de la discusión ideológica de cada legislatura  que aumentar  la enseñanza de las lenguas oficiales de cada comunidad es un disparate.

Si tenemos la suerte de poder utilizar una lengua común, el español, para que neesitan las lenguas regionales. Que disparate es ese de las lenguas oficiales de cada comunidad, ? es que el español no es oficial ¿ no, el español no es oficial en innumerables instituciones regionales donde la lengua regional es la oficial.

la uruguaya, ferviente defensora de la ruptura
De miembro del grupo terrorista Tupamaros a diputada de ERC
Ana Surra ha pasado de empuñar el fusil -aunque confiesa nunca haber matado a nadie- con el grupo Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, a ser diputada en el Congreso de los Diputados.
Gaceta.es 10 Febrero 2016

Mucho se ha hablado del pasado de los diputados de Podemos. Puesto el foco en los problemas con la justicia de algunos representantes morados, el currículum de Ana Surra ha pasado desapercibido. La diputada de ERC en el Congreso de los Diputados estuvo vinculada al grupo terrorista Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros de Urugay. El currículum de esta banda, catalogada como terrorista por Washington, cuenta con varias muertes, atentados, saqueos...

Pero Surra no reniega de su pasado, en una entrevista con El Confidencial, en la que relata orgullosa su pasado tupamaro. Aunque ha incidido en que no ha llegado a matar a nadie con sus propias manos, si empuñó un fusil y tuvo cierto protagonismo en varias acciones armadas. Esta mujer es una de las elegidas por los republicanos catalanes para defender en Madrid la ruptura de España.

La uruguaya, devota declarada de Fidel Castro y del Che Guevara, ha decidido adaptar sus ideales a la cuestión catalana. Su mensaje de la lucha de los 'pobres' contra el 'imperialismo opresor' ha sido comprado por los separatistas. Ahora, quieren venderlo en el Congreso cambiando a los actores, siendo España el verdugo y Cataluña la oprimida.

Surra decidió dar el paso definitivo a la política nacional en las pasadas generales tras, según ha explicado, ver cómo desde Madrid ‘insultaban su inteligencia’ cuando se comenzaba a debatir sobre el ‘derecho a decidir’. La uruguaya quiere formar parte de la lucha catalana para mutilar la integridad española. Además, la independencia para ella es la auténtica panacea para todos los problemas de la región.

Considera que cuando se termine el ‘’expolio fiscal’’ la bonanza económica regresará a Cataluña. Además, ha explicado que un hipotético país catalán ofrecerá papeles a todos los inmigrantes, dentro de unos límites, y que el paro descenderá.

¿Qué es el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros?
El grupo del que formaba parte la diputada de ERC, llegando a empuñar un fusil como ella misma ha desvelado, tiene a sus espaldas un abultado currículum de violencia, muertes y ataques terroristas.

En 1968 comenzaron con la lucha armada atacando la emisora de radio Ariel (colorada), secuestrando al presidente de UTE Ulysses Pereira Reverbel y asaltando el Hotel Casino Carrasco, robando millones de pesos. Los secuestros, las extorsiones, los saqueos… Su objetivo fundamental era el dinero, aunque tuvieran que arrebatar vidas para obtenerlo.

Hacia 1970 la lucha armada se volvió cada vez más violenta y la policía no sabía cómo contenerla. En esa época el MLN-T llevó a cabo algunas de sus acciones más conocidas, como el secuestro y posterior asesinato en agosto de 1970 del funcionario estadounidense Dan Mitrione. También cometieron atentados contra civiles como el Club Bowling de Carrasco. Otra actuación destacada fue la fuga de la prisión de Punta Carretas en 1971, una de las mayores fugas carcelarias de la historia, en la que escaparon más de cien detenidos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La culpa siempre es de España
Editorial  www.gaceta.es 10 Febrero 2016

Se incendia una estación abandonada en Cataluña y la culpa es de “España”. El episodio del incidente en la estación Bifurcación-Vilanova, originado por un grupo de indigentes que vive en el lugar desde hace años, da la medida del grado de irracionalidad que se ha apoderado de la sociedad catalana. Cataluña está hoy instalada en un delirio colectivo que, básicamente, consiste en combinar la exasperación de la identidad propia con la condena ritual de “España” como fuente de todos los males. Mientras tanto, el flamante presidente de la Generalitat, el señor Puigdemont, se sube el sueldo: ya no sólo cobra más que su predecesor, ya no sólo cobra el doble que el presidente del Gobierno de España, es que ¡cobra más que Vladimir Putin! Y todo eso, al grito de “España nos roba”. ¿No es delirante?

En una sociedad normal, a unos políticos así se los arrojaría al metafórico pilón de la inexistencia pública. En Cataluña, no. El separatismo catalán ha llevado a cabo un lavado de cerebro masivo desde los medios de comunicación y desde el sistema de enseñanza. Lo ha hecho con dinero público a mansalva, violando impunemente la ley y bajo la connivencia culpable de los poderes del Estado, que han preferido mirar hacia otra parte por razones no sólo políticas, sino también económicas. El resultado es una sociedad que, en buena parte, vive ya convencida de que todos sus males se deben a la odiosa explotación española, lastre parasitario que impide al genio catalán volar libremente. “¡Ah, si no tuviéramos que cargar con España! –vienen a decirnos-. Seríamos una nueva California, más aún, un Eldorado hecho realidad”. Si nuestras facultades de Comunicación no estuvieran embrutecidas por el clientelismo, aquí tendrían un magnífico campo de estudio: cómo es posible crear una conciencia nacional ex novo a partir del uso inmoderado de los medios públicos y privados de masas. El separatismo catalán es, en muy buena medida una operación de ingeniería político-comunicacional.

Cada vez que se plantean estas cosas en la web, siempre aparecen unos cuantos comentaristas del separatismo, indignados y ofendidos, preguntando si acaso ellos están siendo manipulados. La respuesta, fríamente, es afirmativa. Hay que estar muy manipulado para creer en el genio singular de una “potencia nacional catalana” que, en realidad, se ha construido sobre la base de la inmigración interior (por poner un solo ejemplo, cerca de 840.000 andaluces en los años 70), que perdería más de un 35% de su riqueza si no pudiera vender sus productos en el resto de España (en torno a 45.000 millones de euros al año, con un 40% de superávit), cuya banca mantiene fuera de Cataluña más del 75% de su negocio, cuya aportación al esfuerzo común de España es inferior a la de otras regiones ricas (el déficit fiscal madrileño dobla al catalán) y cuyos líderes locales llevan más de tres decenios saqueando a manos llenas el presupuesto público, es decir, el dinero de todos los ciudadanos, tanto catalanes como del resto de España.

¿Puede Cataluña ser independiente mañana? Sí, por supuesto: sobre todo, visto el cobarde (sospechosamente cobarde) comportamiento de los poderes públicos españoles. Pero sería un suicidio colectivo. Es decir, algo completamente irracional. Propio de alienados.

Una memoria histórica desmemoriada

Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 10 Febrero 2016

Si alguna importancia tuvo la Transición democrática, aparte de traernos unas libertades y derechos individuales que no disfrutamos nunca anteriormente durante toda la trayectoria histórica de España, fue para reconciliarnos las dos Españas, las del enfrentamiento secular, las que nos llevaron al enfrentamiento civil. Ese borrón y cuenta nueva permitió el largo deseo de nuestros padres y abuelos de dejar a un lado los odios y espíritus de venganza y ponernos a trabajar para construir un nuevo país bajo el signo de la democracia y las libertades. Pero algunos, sus hijos, los que no vivieron la Guerra y sus horrores hacen caso omiso de la voluntad de reconciliación de sus padres y han querido un revival con todo lo peor de nuestro pasado, reconstruyendo todas las malas pasiones y rencores que nos llevaron a la parte más negra de nuestra forma de ser, la que dio lugar a los errores del pasado.

Uno de los muchos daños a la sociedad que produjo el nefasto presidente Zapatero ha sido el de una mal llamada “memoria histórica”, lo cual es un pleonasmo, pues si es memoria tiene que ser del pasado, es decir histórica. Pero para que sea memoria, con sentido de imparcialidad y justicia, tiene que ser completa, no parcial, no sectaria, y debe referirse al conjunto de los hechos y sus causas y circunstancias.

Un ejemplo de sectarismo estúpido y cerrazón mental lindante con la ignorancia más supina o con la vileza más tribal o cavernícola es lo sucedido uno de estos pasados días con la retirada ordenada por la corporación podemita del Ayuntamiento de Madrid de una placa conmemorativa del fusilamiento de ocho carmelitas en un cementerio privado de Madrid. Pero lo escabroso del asunto no es que se haya cometido una apropiación indebida de un bien privado, lo cual es un delito en sí mismo, sino el atropello moral de negar a ocho víctimas del chequismo bolchevique de la II República el derecho al recuerdo. Ocho religiosos fusilados por el mero hecho de serlo, siguiendo las consignas de Largo Caballero que afirmó que “Estamos decididos a hacer en España lo que se ha hecho en Rusia. El plan del socialismo Español y del comunismo Ruso es el mismo” (El Socialista, 9 de febrero de 1936).

La II República no fue derrumbada por el golpe militar de Franco. Para entonces ya estaba herida de muerte, según el propio Alcalá Zamora, presidente de la República refiere en sus memorias robadas (Editorial La Esfera de los Libros):

“Cuando yo señalaba el contraste entre los partidos de izquierda, que declaraban irreformable la Constitución para prescindir de ella cuando gobiernan, y yo, que exijo su cumplimiento aunque pida se enmienden sus defectos, me interrumpió y dijo con amarga sonrisa: ‘Quizá yo [Azaña] aprecie en ella muchos de los defectos que Vd. Habla’” […]”Poco después ha entrado con precipitación, espanto y lágrimas un matrimonio amigo mío. El marido, que resistió a la dictadura de Primo de Rivera y ganó para la República las elecciones de 1931, ha tenido que huir aterrorizado ante la amenaza de la nueva dictadura tumultuaria, secundada por los delegados de los gobernadores, que van arrancando las dimisiones con amenazas de desamparo ante la violencia. Vienen temblando por sus personas, las de sus hijos y sus bienes, con cuya privación también se les conmina. Les oigo con la amargura consiguiente, aumentada por la convicción de que precisamente todo conato de amparo por mí sería en éstos más que ineficaz, perjudicial.”

Es para escribir un libro monotemático, no un artículo, pero simplemente leyendo las memorias y libros de Madariaga, Sánchez Albornoz (presidente de la República en el exilio), del mismo Azaña y otros, podemos documentarnos suficientemente sobre el fracaso de la II República pues se intentó hacer una revolución bolchevique poniendo en riesgo al propio sistema y vulnerando la Constitución del 31. Los mismos resultados de las elecciones de 1936 lo constatan. En los apéndices de las memorias de Alcalá Zamora se refiere documentalmente los resultados de las elecciones donde ganó –supuestamente- el Frente Popular, con la siguiente suma: izquierda, 4.358.903 votos, derecha 4.155.126, centro 556.126. Si añadimos el voto de centro al de derecha nos da un resultado que deja al descubierto que la izquierda no ganó en esas elecciones.

Lo describía con meridiana precisión Alcalá Zamora:
“Una de las cosas más extrañamente difíciles ha resultado conocer los datos numéricos de votación en las recientes elecciones. A fin de febrero calculaba Martínez Barrio en mi casa que ellos habían obtenido algo menos de un millón de votos de ventaja, y que esa limitada magnitud de la victoria les obligaba a ser prudentes. La cifra exacta no se sabía entonces, y aún ha costado días y esfuerzos saberla, porque las manipulaciones de prestidigitación a partir del lunes 17, preparatorias de tantas insurrecciones y muertes de candidatos lo imposibilitaban. […] Estos datos llevan a las siguientes reflexiones:

1º.- Que si, según el prudente criterio de Martínez Barrio, una mayoría considerable pero no aplastante de votación debía gobernar con templanza, ésta debiera acentuarse al ser aquélla minoría inequívoca de votantes y tercio no más de electores, aunque por desgracia no hay esperanza de que suceda así.

2º.- Que con una ley proporcional los resultados habrían dado una Cámara totalmente distinta y más todavía porque entonces habrían tenido ambiente candidaturas templadas, con fuerzas de atracción sobre votantes y abstenidos”

Como resultado de esa situación de anomia, que recuerda a los momentos presentes, se preparaba el escenario para situaciones como las que refiere en diferentes páginas el que fue máximo dignatario de la República hasta que fue despojado de sus atributos por los que pretendían exterminar a la otra mitad de los españoles:

“A las doce menos veinte tuvo lugar el inconcebible diálogo telefónico con el titulado ministro de la Gobernación. Con su voz leve, en la que no se mostraba emoción y sí inconsecuencia me dijo: ‘No sé si sabrá Vd. Que continúa el deporte… Sí, el de los incendios, y con el mismo estilo de costumbre: siempre manifestaciones pacifistas, de las que al final salen grupos que incendian o atropellan; así llevamos varias semanas’. Al preguntarle por los lugares de los incendios, y decirme que entre los que habían intentado quemar figuraba un convento de trinitarias, le dije: ‘¿Pero Vd. No sabe que allí es donde se conservan las cenizas de Cervantes, y si la fuerza pública tolera y presencia su profanación se deshonrará España ante todo el mundo culto?’”

Hay bastantes más menciones de las barbaridades cometidas en esas fechas del 36, antes del golpe militar.

Según referencias que he encontrado, se asesinaron previamente y durante la Guerra Civil a 13 obispos (Nieto, de Siguenza; Huix, de Lérida; Laplana, de Cuenca; Asensio, de Barbastro; Serra, de Segorbe; Basulto, de Jaén; Borras, de Tarragona; Estanaga, de Ciudad Real; Ventaja, de Almería; Medina, de Guadix; Irurita, de Barcelona; Ponce, de Orihuela; y Polanco, de Teruel).

– 4.184 miembros del clero secular, seminaristas incluidos 2.365 religiosos.
– 283 monjas.

Esto, señora alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, digna representante de Podemos, también es memoria histórica.

Como es memoria, es decir, historia de la que deberíamos aprender, esto que escribió Alcalá Zamora en aquellas aciagas fechas:

“Llegan distintas noticias que describen el terror y el abandono durante la noche de sus moradas por muchos habitantes de Madrid, no solamente los religiosos, sino los laicos, inquilinos de viviendas próximas a templos o conventos Las referencias de las clínicas causan un número considerable de heridos. Testigos presenciales conforman la organización premeditada de los grupos incendiarios, con organización especializada: avanzadas de mozalbetes que materialmente prenden el fuego; gruesos de aparentes observadores que estorban el acceso de los bomberos; parejas destacadas que avisan la llegada de la fuerza abriendo fuego que siguen los otros pistoleros.”

El contrainforme que se hizo a petición del Vaticano para dilucidar las mentiras del canónigo Onaindía encomendado por el lehendakari Aguirre para convencer a la jerarquía de la Iglesia Católica de que en la República no habían grandes atropellos religiosos ni persecuciones dignas de mayor consideración decía entre otras cosas lo siguiente:

“Nada hacían para contrarrestar este ambiente los mandones, sino que parece que complacían en mantener vivo el fuego de las persecuciones contra las personas sagradas, como lo prueban los incidentes a que dieron lugar, durante aquellos tristes días de Cuaresma de 1937, aquellos meses de Febrero y Marzo en los que se repetían las detenciones de sacerdotes por los motivos más fútiles. Una tarde fueron detenidos trece sacerdotes en la sacristía de la parroquia de San Nicolás, a donde concurrían diariamente bien a rezar las horas canónicas, o simplemente a charlar de la situación; a los pocos días, en una modesta casa de huéspedes de la calle de la Amnistía, con el pretexto de que allí se conspiraba, fueron detenidos una docena de personas inofensivas, entre ellas cinco sacerdotes santanderinos, cuando tranquilamente charlaban de los sucesos de actualidad, a la vez que otro compañero suyo, ya septuagenario, fue detenido al salir de decir misa de la parroquia de San Francisco por unos individuos que se decían policías de Santander, sin que autoridades hicieran gestiones para saber quiénes eran los aprehensores ni buscar al detenido de quien no se volvió a saber nada.”

Como estos atropellos podrían citarse otros muchos, pudiéndose decir que la predicación era casi nula en Bilbao, pues los sacerdotes no se atrevían a subir al púlpito por temor a que cualquier palabra, o cualquier concepto, pudiese ser falsamente interpretado y fuese motivo para que fuesen detenidos.

“Y así llegó el Domingo de Ramos, día 21 de marzo. Desde por la mañana se había corrido en Bilbao la voz de que se iba a realizar un importante servicio policíaco en Las Arenas. Se hablaba d un complot tremebundo en el que estaban comprometidas todas las familias bien que tenían su residencia en las Arenas, Neguri y Algorta; se decía que había en proyecto una especie de marcha sobre Bilbao, y hasta se llegó a decir que se temía un desembarco de tropas facciosas en las Arenas. Lo cierto de ello es que desde las diez de la mañana quedó interrumpida la comunicación con los pueblos limítrofes de la Ría, que los tranvías de las Arenas y Algorta, así como los automóviles particulares, no podían pasar de las cercanías de la capital, y que varios centenares de automóviles oficiales establecieron un cordón impenetrable en las Arenas y en Algorta, a la vez que todas las embarcaciones de que se pudo echar mano establecieron una especie de bloqueo por aquellas playas.

La gente estaba preocupada en Bilbao y no faltaron personas prudentes que, ante el temor de posibles sucesos, se retiraron a Archanda y a Begoña, o a los montes circundantes. Bien pronto se aclaró todo: en las primeras horas de la tarde se supo que todo aquel aparato bélico había tenido por objeto detener a los fieles que, al salir de misa en las parroquias de Las Arenas y de Algorta, iban en grupos o sencillamente en parejas: 117 personas, todas ellas conocidísimas por sus ideas pacifistas y algunos sacerdotes, fueron detenidas y encerradas en los locales del Club Náutico del Abra." ("El contrainforme Onaindía". Martínez Sanz, José Luis)

¿De esto el PNV no sabe nada, cuando resulta que su lehendakari, Aguirre, estaba allí, en el Gobierno Vasco, al frente de esas fuerzas?

Voy terminando por no extender demasiado este artículo. Voy a citar a modo de ejemplo entre muchos, lo contenido en el legajo Carpeta F, Serie IV del Arzobispado de Madrid, donde se contempla lo sucedido el 18 de julio de 1936, donde Dominicos de Atocha “fueron arrastrados por las calles, y el subprior muerto a hachazos” mientras que un cura de Chamberí fue descuartizado y otro apareció con 40 disparos en el cuerpo, y otro más tras asesinarle le sacaron los ojos y le apuñalaron; y a otro le mataron a palos; y a otros dos les prendieron con gasolina y los quemaron vivos; y al cura de la parroquia de Covadonga le llevaron atados los brazos a unos palos en cruz y le mataron a cuchilladas. El propio Obispo, dio fe de que el cura de Santos de la Humosa, al ser detenido y llevado al Ayuntamiento de Corpa, ‘fue gravemente herido; atado luego a un coche automóvil, y arrastrado por las calles, y tan ferozmente que perdió un brazo y una pierna […]” Etc, etc.

Esto también es memoria histórica, pero sin rencor, con ánimo de ser objetivos y hacer justicia. Las canalladas que ha emprendido Podemos en Madrid, y que seguirán extendiendo por toda España son genuina y originariamente actos sectarios, de enfrentamiento entre españoles, de mezquina ruindad.

Las cosas hay que contarlas como son, para bien o para mal, gusten a unos o no gusten a otros, pero todo, no solamente lo de una parte.

¿Por qué les molan tanto los asesinos?

Okdiario  10 Febrero 2016

El radicalismo y la estupidez tienen en común que sus respectivas trayectorias son infinitas. La demostración es diaria, pública y, sobre todo, notoria por parte de Podemos. Ningún demócrata convencido puede entender cómo a un grupo político tan mayoritariamente joven, con gran parte de sus componentes educados en la democracia constitucional que nos cobija, les puede atraer hasta la connivencia tendencias tan oscuras como ETA o las dictaduras misántropas de Irán y Venezuela. La práctica totalidad de la cúpula podemita rinde una genuflexión servil cada vez que tienen que hablar de la banda terrorista o de los petroestados de Caracas y Teherán. Si lo analizamos desde el materialismo más perentorio, no es de extrañar: de uno beben intelectualmente y del otro comen con abundancia, financiación mediante. No obstante, si el análisis es cívico, moral y ético, la conclusión es repugnante a la par que peligrosa ya que estas cabezas pensantes pueden acabar con mando en plaza dentro del próximo Gobierno de España.

El portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, defiende a los presos etarras. Juan Carlos Monedero, embutido en su disfraz de mártir, dice que “sufre tantos ataques por defender a Venezuela, como la gente que defiende a ETA”. Guillermo Zapata se ríe de las víctimas del terrorismo en las redes sociales y, por si no fuera suficiente en el camarote podemita, aparece el otro hermano Errejón, Guillermo, para ensalzar a los proetarras de Bildu y despreciar a esos mismos “maderos” a los que pretende dirigir Íñigo. Una Policía que, por otra parte, se encarga de asegurar las libertades individuales de las que disfrutamos en este país desde hace casi cuatro décadas. Resulta triste comprobar cómo personas tan jóvenes nacieron tan viejas. Obsesionados con hacer propaganda de cualquier actividad pública, enfermos de una nostalgia incomprensible y seducidos por dinámicas atroces. Una nueva política con ideas e inclinaciones tan caducas que parecen salidos de la casta más recalcitrante.

Apología terrorista para niños
Antonio Pérez Henares Estrella Digital 10 Febrero 2016

Que los de Podemos, que tienen como héroe al delincuente Alfon, con antecedentes policiales por acoso sexual y condenado por llevar bombas a las manifestaciones, se encalabrinen porque encarcelen a unos de unos tipos que hacen apología del terrorismo ETA e Islámico, "Alka-ETA", no puede extrañar a nadie. Ellos tienen también numerosos antecedentes de "comprensión " y empatía con los voceros reciclados de la banda. Es más, hace nada, Iglesias y Errejón, hace nada, berreaban al lado de un sujeto condenado a dos años por apología terrorista, el tal Pablo Hasel, que dice que es rapero.

Ellos tienen también numerosos antecedentes de "comprensión " y empatía con los voceros reciclados de la banda.

Da igual lo que se sea, titiriteros, raperos, macarras o lo que les de la gana. Lo esencial es lo que hacen y la apología terrorista, aunque ellos supongan que tienen bula por ser ellos, lo que tiene es delito. Que a ellos, que se sienten como en casa en las Herriko tabernas y se hermanan en pactos con Bildu, no se lo parezca y estimen que los etarras son gloriosos luchadores aunque quizás un poco, pero muy poco, desviados, es cosa suya, pero no de las leyes, de la democracia y de la decencia.

Que encima griten en apoyo a ciertos pregoneros por ello detenido el famoso "Je suis..." como si estos fueran las victimas del terror es algo tan repulsivo como obsceno. Los de ETA, por si no lo saben, eran los terroristas, los secuestradores, los asesinos. Los de "Je suis" eran los mas de 850 asesinados por la banda.

Pero además, en el repulsivo de Madrid hay algo añadido y muy trascendental. La apología se hacía ¡para niños!. Un adoctrinamiento vil de la infancia, con violencia, plagada de violencia y agresión y concluida con esos vivas, esa es la traducción de "Gora", a ETA.

Ha actuado la fiscalía y la Audiencia Nacional pero a los cargos, no sé a que espera, debía añadirse el fiscal de menores y actuar en consecuencia añadiendo ese cargo a los anteriores.

El Ayuntamiento de Carmena es el responsable, su concejal de Cultura, Mayer, en primer término. Y cada vez un poco más metida en el fango. Pues primero hizo como que se disculpaba y se personó en la denuncia pero en horas ya estaba pidiendo que se retiraba pues le parecía "intolerable" que los jueces decidieran enviar a los denunciados a prisión. A la alcaldesa le ha estallado el asunto, uno más, en plena cara. Y que está pillada lo prueba que por un lado desautorice a su concejal y mantenga la denuncia y por el otro no se atreva a cesarla pues sabe que su "tropa" la apoya y a los autores de la barrabasada pues en lo esencial piensan como ellos, son de los "suyos" y justifican la cosa como "carnavalada", como algo trasgresor y "progre". Y a lo más que llegarán en su reproche es que "se han pasado un poquito". Como mucho.

Y queda el PSOE, ¿qué harán los concejales socialistas que les dieron el gobierno?. Pues pasan los días y no saben, no contestan. Pero esto ya ha traspasado todas las líneas de la vergüenza y se verán obligados a dar el paso. Para Carmena y para ellos la única salida es que la concejal, sustituta de Zapata, que hubo de dejar la responsabilidad de Cultura pero no el acta, dimita. Pero puede que como su antecesor a medias. O sea, cambiando de cargo, o sea no dimitiendo de nada.

La “reconciliación” fue mentira
La Verdad Ofende www.latribunadelpaisvasco.com 10 Febrero 2016

Para millones de personas en todo el mundo la foto que ilustra mi columna marco un hito importantísimo. El españolito de 1978, de clase media, sin paro, un Seat 600, letras de un piso por pagar, cuatro hijos y un empleo, anhelaba ser feliz y avanzar. “La reconciliación”.

Se iniciaba el definitivo camino político que resolviese lo que ya era una realidad, la paz social, culminando una reconciliación política que nos situara en Europa al mismo nivel político de libertades que el nivel económico logrado (ya éramos la 7ª potencia del mundo) tras la desaparición del general.

El sueño de intentar la convivencia democrática parecía de nuevo posible, defender las ideas desde la palabra, partiendo de unos mínimos denominadores comunes. El respeto por los derechos humanos, la libertad de credo y de palabra, el derecho a la propiedad privada y la libertad ejercida dentro de un marco político en un Estado de derecho, que ya existía, aun impuesto. Millones de españoles, con frescos recuerdos de que había pasado en España 40 años atrás, se quedaron atónitos ante la fotografía. Unos por incredulidad, otros por temor. Quienes de nuevo paseaban por las cortes españolas habían protagonizado el crimen marxista durante la II República.

40 años después, quienes entonces gritaron “Libertad, amnistía, estatuto de autonomía” parecen hoy desdecirse de aquel clamor. La exigida amnistía de 1978 ya no vale y los estatutos, pervertidos, darán paso a la novelada “nación”, confirmando los peores temores de la Transición. Quienes así actúan hoy, afirman, sin pudor, que solo ellos defendieron los valores democráticos y el imperio de la Ley. Socialistas y comunistas, qué ironía. En la promesa de la reconciliación necesaria, los españoles se juraron olvidar las discordias. Hoy, los nuevos españoles se disponen a romper aquellos perdones. Con el inicio de la aplicación de la memoria histórica, la reconciliación del 78 se revela como otra farsa que la izquierda interpretó ante el miedo a un golpe militar. Hoy, la necesidad imperiosa de revisar aquella concordia exige también revisar la historia. Pues bien, conviene recordar de dónde venimos. “Los pueblos que olvidan su historia están condenados a olvidarla” y créanme, no nos gustará repetir los errores de nuestros abuelos, ni tampoco recordarlos.

La abuelita de la foto era Dolores Ibárruri “la Pasionaria” comunista y atea que ante la muerte cierta pidió confesión. Aparece en la foto del brazo de Rafael Alberti, asociado a la checa de “bellas artes”, de funesto recuerdo: Sobre “abuelitas” repasemos lo que nuestros nuevos jóvenes españoles se disponen a enmendar:

Trascribo:
1936. El 11 de julio, tras pronunciar el líder de la oposición José Calvo Sotelo un discurso en cortes, Dolores Ibarruri, La Pasionaria, diputada comunista, le amenazó de muerte (dos días después fue asesinado). Si bien sus palabras nunca se registraron en el diario de sesiones de las cortes (la autora negó repetidas veces haberlas pronunciado), la Cámara pudo oír con claridad su voz.

Salvador de Madariaga, diputado republicano en ese momento, publicó posteriormente:
"Dolores Ibarruri, la Pasionaria, del partido comunista de las Cortes, le gritó: «Este es tu último discurso» Y así fue". (Salvador de Madariaga, 1979. “España, ensayo de historia contemporánea” Pag. 384).

"Me acuerdo del día que Dolores Ibarruri le dijo a Calvo Sotelo aquello de «has hablado por última vez», porque yo me sentaba en un escaño muy cercano al de Calvo Sotelo". (Josep Tarradellas – 1985, entrevista de Pilar Urbano, revista "Época" nº 33; p. 26).
"Pensando en su Señoría encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de la vida". (Galarza, PSOE)

En ese momento intervino Martínez Barrio, el presidente de las Cortes y encargado de la moderación del debate:
"La violencia, Sr. Galarza, no es legítima en ningún momento, ni en ningún sitio; pero si en alguna parte esa ilegitimidad sube de punto es aquí. Desde aquí, desde el Parlamento, no se puede aconsejar la violencia. Las palabras de S. S., en lo que a eso respecta, no constarán en el Diario de Sesiones". (Diario de Sesiones de las Cortes, nº 54, 1 de julio de 1936, p. 1795).

Al diputado y líder de la oposición, José Calvo Sotelo lo sacaron de su casa la madrugada del 13 de julio la guardia personal de Prieto para descerrajarle dos tiros en la nuca. Del mismo modo que ETA tenía costumbre. Sí, el “pim-pam-pum” que, en plena democracia, los niños de la gasolina grafiteaban en las tierras vascas y que con tanta indulgencia miraban políticos como Arzalluz y toda la izquierda marxista abertzale. ¿Les suena, verdad? Seguro que sí. La broma, el mal chiste o el juego dialectico violento dura ya 40 años. Medio siglo en el que la violencia física siempre fue precedida de la violencia y el señalamiento verbal. De ahí el miedo cerval al malicioso titiriterismo, bajo la habitual cobertura mediática de la izquierda. Con su retórica "libertad de expresión" pretenden imponernos su eterna mentira que hoy provoca el estupor entre la ciudadanía madrileña.

La comunista Manuela Carmena, en conferencia de prensa, nos aclaró que eso es “hacer política”. Ayer compareció por fin, tras pedir disculpas por el vergonzante guiñol infantil. Les recuerdo el menú: una mujer abortaba con un puñal, se asesinaba a monjas y se ahorcaban a jueces mientras se hacía apología de ETA ante niños de seis años. La comunista alcaldesa Carmena nos explicó que la violencia de ETA era política. En esencia, la democracia de 1978 no sirvió para la reconciliación, y ETA, banda terrorista (listados de bandas terroristas de ONU y Europa), al ser una “organización política”, ejercía la política asesinando a destajo. Hasta la fecha, ni una sola de las víctimas, creyendo en la promesa de la reconciliación, se tomó la justicia por su mano, e hizo "política", como dice Carmena, la marxista.

Es el reiterado y maniqueo ejercicio de demagogia por parte de la izquierda, que desde 2011 de nuevo asalto las calles, ejerciendo la violencia verbal desde su libertad de expresión, contra el opositor político, su señalamiento, escrache o criminalización “política” a la derecha y solo a la derecha. Jamás vimos una sola manifestación o escrache contra los innumerables y clamorosos casos de corrupción sindical, comunista o socialista. Jamás. Les doy un dato. Solo en el primer año en el Gobierno, tras ganar las elecciones Rajoy, la izquierda hizo tres mil seiscientas manifestaciones en la ciudad de Madrid.

Hay un dicho revelador “la izquierda cuando pierde el poder intenta obtenerlo en las calles”. Las manifestaciones se extinguieron tras la vuelta al poder de la izquierda, que sin perder un minuto creó una comisión de memoria histórica dirigida “a dedo” por la hijastra de Fidel Castro, para iniciar el borrado de la memoria de los crímenes marxistas en Madrid, reescribir su maniqueo pasado y tergiversar las razones por las que la guerra civil enfrento a nuestros abuelos.

El caso de la placa de los 8 chavales carmelitas asesinados por milicianos explica muy bien quienes son los nuevos gobernantes, nietos de aquellos, y que concepto de democracia les dirigió: todos los conventos de España no valen la vida de un republicano”. (Manuel Azaña, tras ser informado de lo que estaba ocurriendo). Más de 100 iglesias ardían en Madrid, Sevilla, Málaga, Jerez, Cádiz, etc.. El 11 de mayo de 1931, apenas 26 días de la llegada de la II República, se había iniciado el asalto que hoy revive y reclama Rita Maestre, concejal comunista de Podemos en Madrid “Arderéis como en el 36”. Los datos que ahora relato cubren otro siniestro periodo de 26 días, 5 años más tarde. Una casualidad sorprendente.

“Desde el 16 de junio al 13 de julio, inclusive, se han cometido en España los siguientes actos de violencia [...]: Incendios de iglesias, 10; atropellos y expulsiones de párrocos, 9; robos y confiscaciones, 11; derribos de cruces, 5; muertos, 61; heridos de diferente gravedad, 224; atracos consumados, 17; asaltos e invasiones de fincas, 32; incautaciones y robos, 16; Centros asaltados o incendiados, 10; huelgas generales, 129; bombas, 74; petardos, 58; botellas de líquidos inflamables lanzadas contra personas o casas, 7; incendios, no comprendidos los de las iglesias, 19. Esto en veintisiete días”. (Discurso de J. M. Gil Robles en las cortes tras ser asesinado Calvo Sotelo el 15-06-1936)

Dos días después, Franco y sus compañeros de armas daban el último golpe de Estado de la II República. Una Republica que llegó tras el golpe de Estado de Galán en Jaca (traicionado por sus compañeros del pacto de S. Sebastián), unas elecciones municipales bastardeadas y usurpadas que ganó la derecha, un golpe de estado anarquista en Casas Viejas, el golpe de Estado del general republicano Sanjurjo (quien al mando de la Guardia Civil en el Madrid de abril de 1931, se negó a defender al rey Alfonso XIII, provocando su huida), el golpe de estado del PSOE en octubre de 1934 y dos declaraciones de independencia de Cataluña (Macià en 1931, Companys en 1934).

El ultimo y criminal golpe de estado se ejerció mediante un nuevo pucherazo electoral, por el marxista “Frente Popular”, en febrero de 1936. La ilegal y golpista proclamación de la II República era el referente. El presidente de la II República, Niceto Alcalá Zamora, así lo conto:

"[Sobre las elecciones de febrero de 1936] Desde el 17 de febrero, incluso desde la noche del 16, el Frente Popular, sin esperar el fin del recuento del escrutinio y la proclamación de los resultados, lo que debería haber tenido ante las Juntas Provinciales del Censo en el jueves 20, desencadenó en la calle la ofensiva del desorden: reclamó el Poder por medio de la violencia. Crisis; algunos gobernadores civiles dimitieron. A instigación de dirigentes irresponsables, la muchedumbre se apoderó de los documentos electorales; en muchas localidades los resultados pudieron ser falsificados. El Frente Popular eligió la Comisión de validez de las actas parlamentarias, la que procedió de una manera arbitraria. Se anularon todas las actas de ciertas provincias donde la oposición resultó victoriosa; se proclamaron diputados a candidatos amigos vencidos. Se expulsaron de las Cortes a varios diputados de las minorías […] Fue así que las Cortes prepararon dos golpes de estado parlamentarios. Con el primero, se declararon a sí mismas indisolubles durante la duración del mandato presidencial. Con el segundo me revocaron. El último obstáculo estaba descartado en el camino de la anarquía y de todas las violencias de la guerra civil". (Niceto Alcalá Zamora, entrevista aparecida en “Journal de Genéve, 17 enero de 1937)

Que nadie se llame a engaño. Estaba anunciado. Ayer y hoy:
"La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la revolución". (Largo Caballero, Sec. Gral. del PSOE. Mitin en Linares el 20 de enero de 1936, revista Revue de París, diciembre de 1937)

"La palabra democracia mola, por lo tanto, hay que disputársela al enemigo. La palabra dictadura no mola, aunque sea dictadura del proletariado. No mola, no hay manera de vender eso. Aunque podamos teorizar que la dictadura del proletariado es la máxima expresión de la democracia”. (Pablo iglesias - marzo de 2013 charla organizada por la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) en Aragón).

CONVOCAN ACTOS DE PROTESTA
Los presos de ETA 'no se arrepentirán'
A través de un comunicado, arremeten contra los políticos que "pervierten sus leyes para sus intereses" y exigen su traslado a cárceles del País Vasco.
Gaceta.es 10 Febrero 2016

Los presos de ETA agrupados en el colectivo EPPK han advertido este martes de que "no se arrepentirán" ni "denunciarán" a sus compañeros, tal y como se les está solicitando. Los presos, en un comunicado enviado a los diarios Gara y Berria -que han publicado en sus portales web sendos avances de su contenido-, han anunciado también que llevarán a cabo actos de protesta en las cárceles entre los días 15 y 20 de febrero para denunciar la situación de los reclusos gravemente enfermos.

"Poniendo como ejemplo el triste camino de algunos de nuestros excompañeros, se nos pide que nos arrepintamos. Sabiendo que no nos arrepentiremos, se nos pide que denunciemos a nuestros miembros. Sabiendo que no los vamos a delatar, nos incitan a que digamos lo que no creemos, sabiendo que no vamos ha hacer nada de eso. Eso tiene un solo nombre: la propia injusticia", sostienen los reclusos de ETA.

Afirman que "palabras bonitas" como "memoria, autocrítica, convivencia y paz" aparecen "en boca de los políticos" que pretenden ponerlas "como peaje o aduana para avanzar sinceramente en la solución" y que "pervierten sus leyes para sus intereses".

Respecto a las disensiones en el entorno de los presos, protagonizadas por colectivos como ATA, el EPPK sostiene que el colectivo "es plural" y se sitúa dentro de la izquierda abertzale, aunque cada uno de sus miembros "tenga su opinión sobre la actividad y los actos de la izquierda abertzale".

En este comunicado, los presos insisten en exigir su traslado a cárceles del País Vasco, lo que "supondría un paso de gigante en el camino para la paz y libertad", al tiempo que critican a España y Francia por "perpetuar" el conflicto. También critican a los agentes políticos que "en otras etapas se mostraban favorables a la solución y ahora han variado su actitud y priorizan sus intereses particulares", aunque en este avance no se concreta a qué formaciones se refiere. A estos "agentes", los presos les advierten de que "pierdan la esperanza", porque no están dispuestos a ceder.

En el Parlamento de Navarra
Covite: 'Geroa Bai humilla a las víctimas al rechazar condenar a ETA'
La organización presidida por Consuelo Ordóñez señala que 'ningún argumento puede justificar el rechazo a la condena de la mayor vulneración de derechos humanos que ha vivido España en democracia'
Gaceta.es 10 Febrero 2016

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha calificado como una humillación a los damnificados por el terrorismo que Geroa Bai, partido que ostenta el Gobierno de Navarra, haya rechazado condenar el terrorismo de ETA en el Parlamento foral. La formación, ha añadido el Colectivo, hace un flaco favor a la lucha contra la radicalización de las nuevas generaciones.

La Mesa y la Junta del Parlamento de Navarra de este lunes debatieron distintas declaraciones institucionales en torno a la conmemoración del día de las personas desplazadas por la violencia de ETA que debería celebrarse el próximo jueves 11 de febrero.

El cuatripartito integrado por Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra ha rechazado una declaración presentada por UPN, PSN y PP que recordaba dicha conmemoración. Posteriormente, las cuatro fuerzas que sustentan el Gobierno han presentado y aprobado otra moción en que apoyaba a las víctimas de “todas las violencias”.

En busca de un consenso, Izquierda Ezkerra ha presentado otra declaración en la que “se condena de forma tajante y expresa el terrorismo de ETA y exige la entrega de las armas y la disolución incondicional” de la banda terrorista. Esta última declaración ha sido rechazada por Bildu y por Geroa Bai.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), en este sentido, ha considerado que ningún argumento puede justificar el rechazo a la condena de la mayor vulneración de derechos humanos que ha vivido España en democracia. Cualquier desmarque en la lucha contra la legitimación del terrorismo es un ejercicio de irresponsabilidad impropio de formaciones políticas democráticas, ha añadido el Colectivo.

La asociación ha recalcado que la postura de Geroa Bai y de Bildu ha dejado en evidencia que el acuerdo de Gobierno en el que se condenaba una hipotética violencia futura -suscrito por ambas formaciones, entre otras- fue un ejercicio de cinismo político propio de quien prioriza intereses partidistas a la deslegitimación efectiva del terrorismo.

El Ejecutivo de Iñigo Urkullu quiere que se dedique a promocionar el euskera y a divulgar su polémico Plan de Paz y Convivencia
El Gobierno nacionalista vasco se gasta 473 millones de euros en mantener EITB, una televisión pública que apenas es vista por el 5% de los ciudadanos
www.latribunadelpaisvasco.com 10 Febrero 2016

El consejo del Gobierno vasco, a petición de la Consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, ha aprobado el contrato programa de EITB para el periodo 2016-2019.

El acuerdo recién validado establece que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu (PNV) se gastará hasta 2019 un total de 473 millones de euros en el mantenimiento del organismo audiovisual vasco, un ente que en 2015 obtuvo los peores resultados de su historia. El pasado año, y en el caso concreto de ETB, la suma de espectadores de sus tres canales ETB1, ETB2 y ETB3 apenas supuso, en su mejor momento, una cuota de pantalla del 9%. Esto quiere decir que en el instante de mayor audiencia del organismo audiovisual público vasco, solamente 0’9 televisores de cada diez sintonizan con ETB. Por término medio, la cuota media de pantalla de la televisión pública vasca no supera el 5%.

Tal y como se establece en el acuerdo, con el contrato programa ahora rubricado por el Gobierno autonómico, ETB, que solamente en gastos de personal supera los 60 millones de euros anuales, “podrá equilibrar la diferencia entre ingresos propios por venta de publicidad y otros ingresos de gestión y los gastos totales por la labor de servicio público que se encomienda a EITB”.

¿Y en qué consiste la “labor de servicio público” que posee la televisión pública vasca, dirigida por Maite Iturbe? El contrato establece que la labor de EITB habrá de centrarse, entre otras cuestiones menores, en la “promoción del euskera y de una sociedad cada vez más bilingüe”, “la divulgación de la cultura vasca y el fomento del deporte” y “la actuación de forma comprometida con el Plan de Paz y Convivencia” del Gobierno autonómico.

En este sentido, hay que recordar que COVITE, la asociación que reúne a la práctica totalidad de las víctimas del terrorismo en el País Vasco, considera que el Plan de Paz y Convivencia del Ejecutivo autonómico solamente trata de “blanquear la historia de terror de ETA”. Además, durante los últimos meses EITB ha levantado una fuerte indignación entre algunos ciudadanos por su gran entusiasmo informativo al narrar diferentes manifestaciones de apoyo a los presos de ETA, por haber tratado de fichar como tertuliano a un sanguinario ex etarra o por haber derrochado millones de euros en su última producción de ficción: “El legado de Txiki y Otaegui”.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial