AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 6  Abril  2016

Del déficit a Panamá: obsesión impositiva
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com 6 Abril 2016

Ha regresado el déficit descontrolado; los números rojos de 2015 se desviaron en 10.000 millones de euros, un punto del PIB, del 4,2% previsto al 5,2%. Ya se sabe: año electoral, año clientelar. El despilfarro público se convierte en la norma allí donde no existen controles adecuados ¡qué fácil es dilapidar el dinero cuando sale del bolsillo de otros! Lo curioso es que, ante tales apuros, la inmensa mayoría de políticos se plantea siempre un aumento de la recaudación, de la presión fiscal; nunca una limitación del gasto. Antes darían cien vueltas de tuerca al grillete del contribuyente que desmantelar estructuras estatales y paraestatales, muchas de ellas redundantes o inútiles.

En lugar de adaptar el gasto a los ingresos disponibles, o razonablemente esperados, los dirigentes buscan mil estratagemas para incrementar la recaudación. Cualquiera cosa con tal de mantener el mismo nivel de dispendio... o uno superior. Y, para justificarlo, utilizan una palabra, ambigua y engañosa, pero de efectos taumatúrgicos, "social", insinuando que los gastos benefician a la sociedad en su conjunto. Pero buena parte de ellos responde realmente a meros intereses corporativos, o partidistas, un medio para mantener apoyos, votos y... comisiones.

Los políticos saben que pierden más apoyos limitando el despilfarro que subiendo la fiscalidad, especialmente en sistemas previamente pervertidos, convertidos en clientelares. Mientras la subida de impuestos se reparte entre los ciudadanos, muchas partidas de gasto se concentran en colectivos concretos: constituyen privilegios para grupos minoritarios, otorgados para captar su apoyo. He ahí el verdadero motivo de muchas subvenciones, ayudas, creación de puestos innecesarios en la administración. La lógica del clientelismo conduce a que los votantes decidan, no por criterios políticos generales, sino en función del trato que el partido concede a su colectivo particular.

Favorecer a grupos minoritarios, bien organizados
Así se explica esa irresistible tendencia a conceder privilegios a minorías, a gastar en favor de grupos muy concretos y en perjuicio del interés general, del ciudadano medio. A quienes han sido capturados por esta rueda infernal, les molesta mucho menos la creciente presión fiscal que la perspectiva de perder su particular ayuda o subvención: "suban impuestos pero no me quiten mi mamandurria". El proceso se agrava cuando los dispendios se financian con deuda, ese impuesto sobre contribuyentes futuros, que todavía no votan.

Así, nuestros políticos se aferran al poder creando clientelas y favoreciendo el voto cautivo. Organizando la sociedad en distintos rebaños con diferentes derechos, ventajas y prebendas, unas facciones siempre con la mano extendida, en permanente competencia por el presupuesto. El clientelismo es perverso porque implica un regreso a la sociedad estamental, cerrada y discriminatoria. Es un fenómeno especialmente dañino por subvertir los principios de la democracia: convierte a muchos electores en tipos monotemáticos, dependientes del favor público, en votantes que no ejercen un control efectivo sobre la política general pues sólo formulan una pregunta: ¿qué hay de lo mío? Al contrario de lo que se pregona, el inmenso gasto público no tiene como objetivo redistribuir la renta; más bien favorecer a poderosos grupos minoritarios, bien organizados. Todo acaba finalmente en un juego donde quien parte y reparte, los políticos y los burócratas, se lleva la mejor parte. Y el populismo, con su orgía de gasto, es la culminación, el estadio final del proceso clientelar.

Pero hay una razón adicional para nuestros gobernantes prefieran subir impuestos a racionalizar el gasto: la asimetría, la ilusión óptica, la diferente percepción que los ciudadanos tienen de impuestos y ayudas. Muchos impuestos son borrosos, casi invisibles para gran parte de los contribuyentes. Los asalariados olvidan la retención, esa parte del sueldo que, como el aire, existe aunque nadie la haya visto. Casi todos consideran directamente el salario neto, olvidando el descuento por IRPF y las cuotas a la SS. Y pocos consumidores se detienen a calcular el IVA cada vez que pagan. Por el contrario, las ayudas y subvenciones son ostentosas, manifiestas y palpables: el beneficiario las recibe con plena consciencia. De este modo, un sujeto podría mostrarse satisfecho al embolsarse una ayuda que procede... de su propio bolsillo.

¡Todos tras el evasor fiscal!
Pero ni siquiera las subidas de impuestos son equitativas. Ni pagan más impuestos quienes más tienen o más ganan. La letra pequeña de leyes y reglamentos fiscales, tan largos como complejos, contempla numerosas excepciones, deducciones, desgravaciones, siempre a medida de grupos con influencia política. Una colección de agujeros por los que se cuelan los amigos, o quienes pululan en busca de favores. Finalmente, la carga fiscal depende menos de la capacidad de pago que de la cercanía al poder político, de la inclinación a comprar privilegios o de la disposición a ejercer presión. Como corolario, la normativa fiscal tiende a ser extremadamente enrevesada para privilegiar a unos, desplumar a otros y mantener al mismo tiempo la ficción de que su aplicación es justa y ecuánime.

Descartada la racionalización del gasto, olvidada la contención de los múltiples despilfarros, se entiende la constante matraca a cuenta del fraude fiscal y todas las ocurrencias de Profesor Bacterio para detectar y reprimir a los infractores. ¡Menos lobos! La experiencia muestra que extremar el control y la vigilancia sobre los contribuyentes aporta sólo una minúscula recaudación adicional... si se compara con el dineral que inicialmente prevén sus impulsores. Deberían aprender un hecho fundamental: la presión fiscal excesiva es uno de los principales factores que empuja al fraude.

No sorprende en este particular entorno el enorme eco mediático de la llamada lista de Panamá, y el escarnio público de los "malvados defraudadores al fisco". Ahora bien, siendo reprobable la evasión de impuestos, lo es mucho más que algunos de estos fondos pertenezcan a dirigentes políticos que los obtuvieron ilícitamente, cobrando comisiones por favores concedidos. No es correcto evadir impuestos; pero mucho más grave es unir este delito al latrocinio y expolio del presupuesto público. Y, aunque Al Capone solo fue condenado por fraude fiscal, mucho me temo que muchos dirigentes españoles, o miembros de la realeza, no serán procesados... ni siquiera por eso.

Sin reformas, sin votos, pero con déficit
Javier Fernández-Lasquetty Libertad Digital 6 Abril 2016

Es injusto decir, como tantas veces se oye, que el problema del gobierno de Mariano Rajoy es que se ha dedicado a la economía y se ha olvidado de la política. Eso no es cierto. No se ha dedicado a la economía para no tener que hacer política, y me refiero a la política de verdad, la que merece la pena, la de los principios, los valores y las convicciones.

Hace pocos días se dieron a conocer las cifras de ingresos y gastos de las Administraciones Públicas en el 2015. Los gobiernos de España gastaron más de 55.000 millones de euros que no figuraban en sus Presupuestos, pese a que estos ya contenían una deuda importante. Hablar de desviación del déficit, o de que se trata de un punto más de lo comprometido ante la UE, impide dimensionar la magnitud de lo que esto significa. No les basta con gastar aproximadamente la mitad de la economía nacional, que es lo que gastan anualmente los distintos gobiernos y la Seguridad Social. Ni siquiera con eso han tenido bastante para cubrir todos los gastos y han tenido que pagar 55.000 millones adicionales, que se convierten directamente en deuda pública para las siguientes generaciones.

El Gobierno nacional ha echado la culpa a las Comunidades Autónomas. Tiene parte de razón, pero oculta una parte muy importante de la verdad. El gasto de las CC.AA. está condicionado en una medida amplísima por las leyes nacionales. Porque son leyes nacionales las que obligan a malgastar mucho dinero público en educación o en sanidad sin que ese dinero malgastado genere ningún efecto positivo en el conocimiento o en la salud de las personas. Es, simplemente, dinero que la ley obliga a gastar, por ejemplo en mantener un sistema sanitario a base de funcionarios vitalicios, que ganan lo mismo con independencia de la efectividad de su trabajo. Y conste que no abogo por abandonar el carácter nacional de esa legislación básica, sino que simplemente propugno su reforma integral, como han hecho muchos países europeos.

El problema es que en el mandato de Rajoy no ha habido reformas. Se ha hablado de reformas, pero en realidad no se han efectuado. Reducir el gasto temporalmente durante tres años no es una reforma, sino un recorte temporal. Pero ya sabemos –quien esto escribe lo ha experimentado en carne propia- que es mucho más duro proponer reformas que hacer simples recortes.

En España el dinero público se gasta en cuatro grandes apartados, que engloban la parte del león del gasto público: pensiones, subsidios de desempleo, sanidad y educación. Es inconcebible que España pretenda salir de una crisis como la que ha vivido sin reformar en profundidad esos cuatro sectores. Pero desgraciadamente es lo que se está queriendo hacer. Salvo en el apartado laboral, en estos años se ha abdicado de la responsabilidad, e incluso se ha perdido la oportunidad, de reformar a fondo el sistema de pensiones, el de salud o el de la educación pública. España pagará muy caro y durante muchos años no haber hecho ahora esas reformas que son, además de inevitables, beneficiosas para los ciudadanos. ¿O es que en Holanda, donde reformaron la sanidad de manera que toda ella está prestada por operadores privados, no hay un excelente sistema para prevenir y curar las enfermedades? Si en estos años se hubiera tenido la valentía de reducir el peso del sector público, romper el monopolio funcionarial, abrir al sector privado la prestación de servicios o la capitalización de las pensiones, el futuro de España sería muy distinto, y desde luego mejor.

No se ha querido, y ahora los episódicos recortes se cancelan, porque se creen que la crisis ha pasado. ¿Qué razón había para volver a dar días de vacaciones adicionales a los 2,5 millones de empleados públicos, los llamados "moscosos"? Pues se está haciendo ahora mismo, como si nada hubiera pasado y como si la crisis hubiera sido un episodio ajeno y pasajero.

Si no se han hecho reformas en serio ha sido por el temor de Mariano Rajoy a desgastar su imagen personal, y en consecuencia a perder votos. ¿Se creyó que lo inteligente era no hacer casi nada para de ese modo evitar el rechazo de los ciudadanos? Pues no ha podido equivocarse más. No ha hecho reformas, y con eso lo que ha conseguido es perder la tercera parte de sus votos, y por si fuera poco ha sacado de sus cavernas a los revolucionarios que alimentan el resentimiento. Todo un balance, por el que merecerá ser recordado siempre.

Yo acuso
Eladio Del Prado Cronica Global 6 Abril 2016

Perdón por el titular. No soy digno de utilizarlo pero tras releer el conocido artículo de Émile Zola me parece oportuno utilizarlo y lo robo. Yo acuso. A los políticos de turno por su imborrable mancha de no ser capaces de gobernar. Para eso están. Si no sirven, váyanse.

Acuso. Al jefe del Estado y al presidente del partido ganador, Mariano Rajoy, de no haber formado gobierno. Uno por no exigir y el otro por no intentarlo. Dos fracasados. No pueden sentarse al borde del camino a ver pasar a los ciudadanos con las alforjas vacías de ilusiones y mercancías. Sudorosos y alicaídos en sus esperanzas de mejora. Mientras, se está muy bien almorzando con la bota al lado, llena de buen vino. El ciudadano no lleva ni pan, ni agua. Y su sendero a la esperanza se truncará por falta de un gobierno que lo dirija. Si no hay esperanza, no hay futuro. Toca retroceder una y otra vez al mismo cruce de las elecciones para ver si, por fin, se coge el camino acertado.

Acuso. Al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por repetir los engaños de la anterior legislatura. Por hacer creer a los ciudadanos que habíamos salido de la crisis económica con sus recortes cuando la realidad y los números acreditan que es mentira. El déficit así lo demuestra. Y la deflación. Y el paro. Y el cierre de oficinas bancarias. Y la emigración de los jóvenes preparados a buscarse la vida lejos del país que los formó. Por iniciar la campaña electoral con falsedades imposibles como terminar la jornada laboral a las seis de la tarde. Lo pudo hacer durante los pasados cuatro inútiles años. No lo hiciste, Mariano. Algunas ya están recogidas en el pacto PSOE-C’s. No vale copiar. Sabe que es imposible. Pero vende humo con tal de seguir sentado en el sillón que le viene grande. Falsedades como en la campaña de 2011. Bajamos impuestos, los subió. Y como colofón tenemos un déficit muy superior al marcado. Es del 5,16% en vez del 4,2% del PIB. Demasiado. La culpa, a la Comunidades Autónomas. Hombre... los presupuestos ya estaban hechos en el verano pasado, cundo tomaron el poder los gobiernos autonómicos. Se precisaba un nuevo sistema de financiación autonómica. Y sobró la reforma fiscal, por electoralista, que ha hecho perder recaudación. Habéis mentido sobre el déficit.

Acuso. Al presidente del Gobierno en funciones por no saber dónde están enterrados los abuelos de muchos españoles. Mejor archivar. Como el caso del aceite de Redondela. Más de cuatro millones de kilos de aceite desaparecidos. Muchos millones de pesetas (200 millones de entonces, 2.000 de ahora) desaparecidos, tres muertos y carpetazo al caso por parte del padre del presidente. De casta le viene al galgo. Hoy la corrupción del PP es del que la hace, dixit Mariano. El presidente no sabe nada. Igual que ayer, hace 44 años. Por no controlar la corrupción de su partido, el PP, y por mentir sobre el conocimiento de la cuenta de su partido y de su amigo Bárcenas en Suiza.

Acuso. A Pedro Sánchez, líder del PSOE y candidato a presidir el gobierno de España. Por asumir todo el protagonismo político e informativo en la investidura con el resultado de cero. Hay que tener el resultado más seguro antes de someterse a votaciones. Se creyó imprescindible y nadie lo es. Menos teatro y más contundencia. Ha fracasado, de momento. Y esto lleva al retroceso del PSOE en unas próximas elecciones. Incluso a perder el segundo puesto nacional de partidos. Está ante su última oportunidad. O gobierno, o a la calle. O resultados, o sea gobierno, o te echarán de Ferraz.

Acuso. A Pablo Iglesias, líder de Podemos, de ir de estrella de circo en vez de estadista. De estar engatusando a Sánchez cuando lo que realmente quiere es comerlo. Lo que realmente quiere es el liderazgo de la izquierda y medirse al líder del PSOE en otras elecciones para fulminarlo. Deseos. De aupar a Sánchez para La Moncloa, nada de nada. Representa a la casta, lo que Podemos combate. Y, si puede, los liquida. Acuso a Pablo de ocupar el protagonismo total, de ocupar el centro del escenario para resaltar su imagen, de prepotencia y narcisismo. También en política hay que ser generoso de vez en cuando. De echar la responsabilidad a las bases sobre la posible segunda investidura de Sánchez para no mojarse. De silenciar a Errejón. De renunciar a los cargos que nunca tuvo. De manejar el circo del Congreso, que caerá en el desprestigio que él busca. De buscar su sillón personal y no la gobernabilidad de España.

Acuso. A Albert Rivera, líder de Ciudadanos, de jugar a formar gobierno con socios imposibles. Con socios que lo quieren fulminar. Con socios que no son los suyos. De seguir jugando al fútbol sala cuando el país necesita fútbol de once y de hombres fuertes. En campo embarrado. Y yendo a rematar con su socio Sánchez. ¿O no es ya socio? Si hay pacto habrá que negociar de igual con Podemos e Iglesias. Sánchez le manda al banquillo y Rivera no protesta. Hay que levantar la voz o retirarse. Muchos desaires. Nada de ir de comparsa con Sánchez. Mejor romper la baraja y a pelear en el campo. O el público se percatará del tema y abandonará el mismo. Te abandonará a ti, Albert Rivera. Por tu inocencia. Por creer que el PP accederá a negociar contigo y el PSOE. Será sometimiento, no negociación. Por caer en lo mismo que has criticado. Por pedir sillones de gobierno. Acabásemos. Ya está todo claro. Todos pedís lo mismo. Todos queréis lo mismo. ¿Para qué? ¡Ah! Lo entendemos.

Acuso. A los medios de comunicación mayoritarios y poderosos por desinformar. Manipular. Mentir. Por ponerse al servicio del poder y de los poderosos y no de los ciudadanos. Fin de la prensa. Menos mal, quedan los pequeños y los online para enterarnos de la realidad.

Acuso. A los cuatro líderes por no dar la talla que el país necesita. Por no ser capaces de entenderse. Por no imitar a los pequeños ayuntamientos donde sí se han entendido para hacer gobierno. Con menos preparación. Y ustedes, con todas las facilidades no son capaces. Váyanse al infierno. Váyanse a casa. Les acuso de incapacidad manifiesta para gobernar España.

Acuso. A mí mismo por no haber escrito esto antes.*

Dime quién te financia, y te diré quién eres
No es lo mismo que te financie una dictadura que saques los dineros de un país libre. El origen del dinero marca el destino del beneficiario.
EDITORIAL  www.gaceta.es 6 Abril 2016

Por fin apareció el papel que confirma sin ningún género de duda los vínculos financieros entre Podemos y el régimen venezolano. Siete millones de euros avalados de puño y letra por el “compañero comandante presidente” para el núcleo fundacional de la ultraizquierda española a través de la fundación CEPS. Alguien tenía el papel y ha ido a salir justo en vísperas de una reunión PSOE-Ciudadanos-Podemos para formar mayoría parlamentaria. Difícil creer en casualidades. El hecho es que ahí, en ese papel, empezó todo: el primer impulso para una operación simultáneamente metapolítica y política que, todo sea dicho, ha sido ejecutada con verdadera brillantez y sacando el máximo partido de los intereses –mezquinos, rastreros, ajenos a cualquier patriotismo- de socialistas y populares. A Chávez le interesaba sembrar discordia en España; al PSOE le interesaba debilitar al PP; al PP le interesaba debilitar el PSOE; a la mayoría mediática, literalmente tomada por la izquierda más sectaria, le interesaba controlar el país. Así Podemos encontró el terreno mejor abonado del mundo.

Siete millones de euros es un buen capitalito. Con menos se han montado revoluciones. Que una potencia extranjera financie a partidos españoles no es novedad. Al Partido Comunista le financió en su día la Unión Soviética. El Partido Socialista y el Partido Popular, por su parte, se beneficiaron también del padrinazgo económico de las fundaciones alemanas (Friedrich Ebert, Hanns Seidel, Konrad Adenauer, etc.), que a su vez servían como pasarelas para la entrada de dinero de otros lugares. Ciertamente, no es lo mismo que te financie una dictadura que saques los dineros de un país libre. El origen del dinero marca el destino del beneficiario. Ya de por sí es moralmente sospechoso que una mano extranjera te guíe para gobernar un país, porque el mecenas, tarde o temprano, reclamará su parte, y esa irá necesariamente contra el interés nacional. Pero si además ocurre que el benefactor es un régimen autoritario que ha conducido a su país a la pobreza avasallando libertades y hasta vidas, entonces aceptar el patrocinio roza la traición. Es el caso de Podemos.

Mañana, jueves, los socialistas y Ciudadanos tienen que reunirse con Podemos para celebrar el enésimo paripé de investidura. Es vergonzoso que Podemos acuda con el riñón forrado por dinero del chavismo. Es vergonzoso que el PSOE, sabiéndolo, haga la ola a Pablo Iglesias. Es vergonzoso que Ciudadanos, que sigue yendo por la vida de vestal democrática, se sume al juego. Es vergonzoso que el Gobierno del PP, que sin duda conocía esto hace años, esté utilizando en beneficio propio una información de interés público. Poco más hay que decir. Pobre España…

Podemos: dime quién te financia y te diré quién eres
EDITORIAL Libertad Digital 6 Abril 2016

Varios diarios –entre ellos, ABC– han publicado este miércoles la prueba definitiva para acreditar que el partido Podemos nació como una prolongación del chavismo en España. El proyecto le costaba al régimen de Venezuela –más bien a sus esquilmados contribuyentes– algo más de siete millones de euros, y la prueba es un informe titulado "Punto de cuenta al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela", con fecha 28 de mayo de 2008, redactado por el entonces ministro del Poder Popular para las Finanzas, Rafael Isea, y personalmente suscrito por Hugo Chávez.

La clave está en un párrafo en el que el ministro le dice al tirano que el dinero entregado a CEPS, el germen de Podemos, no solo va a pagar las asesorías de la fundación a la que perteneció la cúpula de Podemos, sino que hay un objetivo mayor, la creación de un partido político en España afín al chavismo. Así, Isea afirma: "Esta contratación permitirá estrechar lazos y compromisos con reconocidos representantes de las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalistas, que en España puedan crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano".

Tal y como era previsible, los dirigentes de Podemos han salido a la palestra para afirmar que todas estas informaciones son una "conspiración" de quienes tratan de dinamitar las negociaciones que la formación ultra está manteniendo con el PSOE. Por su parte, Pablo Iglesias ha retado a quien considere que hay delitos de por medio a que acuda a los tribunales, no sin antes recordar que "hasta en tres ocasiones se han archivado" acusaciones semejantes.

Las declaraciones de Iglesias y Errejón al respecto constituyen una auténtica desfachatez, una verdad a medias que constituye la peor de las mentiras, pues, si bien es cierto que la financiación de partidos políticos en España por parte de Gobierno extranjeros no era, en el momento de los hechos, un delito penal, sino una simple falta administrativa, eso no convierte en mentira que los podemitas haya sido financiados ilegalmente por un Gobierno extranjero que además es uno de los más liberticidas y empobrecedores del mundo.
En cualquier caso, la Fiscalía General del Estado, el Tribunal de Cuentas y el Gobierno deben tomar cartas en un asunto que, con independencia de su tipificación penal, constituye una absoluta vergüenza. Y no sólo por el hecho de que los dirigentes podemitas hayan cobrado del dinero del machacado contribuyente venezolano por una asesoría que ha servido para fortalecer el liberticida y empobrecedor régimen que padecen y para exportar ese deplorable modelo a España.

Algunos habrán olvidado las veces que los dirigentes de Podemos se han negado a condenar, cuando no han elogiado, la tiranía chavista. Algunos habrán olvidado sus diatribas contra la por ellos denostada democracia "liberal y burguesa". Algunos no habrán reparado en sus propuestas económicas y de control social, que son un calco de las aplicadas en Venezuela. Pero si todavía quedaran dudas de hasta qué punto constituyen un riesgo para la prosperidad y la democracia españolas, préstese atención a quiénes les financian para constatar lo que son.

Finanzas sucias, filtraciones sucias
Editorial El Espanol 6 Abril 2016

La posibilidad, aunque ciertamente remota, de que el PSOE, Ciudadanos y Podemos puedan alcanzar un acuerdo de gobierno ha puesto nervioso al Ejecutivo, que no ha dudado en poner todos los medios a su alcance para evitarlo. El documento publicado este martes que indica que el régimen de Hugo Chávez entregó siete millones de euros a la fundación controlada por los dirigentes de Podemos, CEPS, es una filtración interesada de la cúpula de Interior cuyo objetivo es impedir que pueda fraguar una alternativa a Mariano Rajoy antes del 2 de mayo.

La cúpula de Interior tenía conocimiento de le existencia del documento en cuestión desde hacía semanas. En él se especifica que las ayudas a CEPS tienen una doble finalidad: fomentar "las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalistas" y propiciar en España "cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano". Sin embargo, desde el Ministerio que dirige Jorge Fernández Díaz se ha querido difundir ese escrito precisamente ahora, 48 horas antes del encuentro anunciado entre Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Malestar policial
Existen pocas dudas en cuanto a que el aparato de Interior está utilizando el trabajo de los servicios de información para beneficiar la estrategia del PP, hasta el punto de decidir el medio y el momento en el que va a difundir informaciones relevantes en el ámbito político. En mandos policiales la situación ha causado gran malestar, tal y como ha podido constatar EL ESPAÑOL: no sólo se sienten instrumentalizados sino que temen que estas filtraciones perjudiquen investigaciones en curso.

La filtración del documento de Chávez pretende dinamitar un acuerdo que apartaría a Rajoy del poder. No es casual que nada más darse a conocer su contenido, el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, lo vinculara directamente con la cita de este jueves entre el PSOE, C's y Podemos, para pedir su desconvocatoria: "En estas condiciones espero que ese encuentro no se celebre".

Está claro que Podemos debe una explicación convincente acerca de sus lazos con regímenes que no respetan los derechos humanos, como es el caso de Irán y Venezuela, al margen de que la ayuda que recibiera de ellos constituyera o no un delito de financiación ilegal. No es suficiente con que sus líderes desmientan los hechos, sin más, como si la sola palabra bastara para disipar unas denuncias avaladas documentalmente.

Los resortes del Estado
Es cierto, también, que este papel rubricado aparentemente por Chávez en 2008 que ahora ve la luz pone contra las cuerdas la credibilidad de Pablo Iglesias, que siempre ha negado haber recibido ayuda de Caracas. El relato romántico que Iglesias ha querido construir de Podemos como un partido surgido espontáneamente de la calle, sin más ayuda que el esfuerzo de sus simpatizantes, se desmorona.

Pero todo ello no evita que haya que señalar el juego sucio del Gobierno al que no le importa utilizar el control que ejerce sobre los resortes del Estado para beneficiar a su partido y candidato. Rajoy no quiere dejar cabos sueltos y empuja hacia nuevas elecciones por activa y por pasiva, aunque eso no sea lo que más conviene a España.

Plurimemez a raudales.
Vicente A. C. M.  Periodista Digital 6 Abril 2016

Los de PODEMOS siguen empeñados en usar el lenguaje de los secesionistas para invocar una supuesta “plurinacionalidad” en España, cuando en todo caso lo que existe desde hace siglos es una riqueza cultural plasmada por la idiosincrasia de ciertas regiones y grupúsculos con mayor o menor penetración dentro de la generalidad de la cultura común española, que se ha implantado desde la creación de España como Estado moderno desde la reunificación realizada por los llamados Reyes Católicos hace ya más de 500 años. Lo que resulta demagógico e inaceptable es querer confundir las divisiones territoriales con fines administrativos, que han sufrido cambios a lo largo de esos siglos, con la existencia de “naciones” diferenciadas en lo que siempre ha sido una única nación: España.

Ni siquiera la existencia de ciertas lenguas de carácter minoritario, reconocidas finalmente en la Constitución de 1978 como cooficiales en las regiones donde estaban implantadas, puede servir de argumento para justificar una nación. Un esperpento que llega al extremo de asimilar como inmigrantes invasores a los españoles que trasladaron su residencia, cuando las comunicaciones lo hicieron viable y generalizado, por razones laborales y de futuro allí donde se ofrecían puestos de trabajo. Claro que eso no ha sido la tónica general sino solo cuando además comenzó el Estado a potenciar los polos de desarrollo industrial en aquellas regiones del norte y noreste de España por razones geoestratégicas de cercanía y facilidad de comunicación en plena era industrial. Sin embargo, otras regiones con mayor población siguieron abandonadas a un régimen semifeudal de latifundios y gleba en una economía rural arcaica. Andalucía, Galicia,Canarias, Extremadura son solo algunos ejemplos que aún perduran en el vagón de cola del desarrollo no solo en España sino en la UE.

Pero aun siendo conscientes de toda esa carga histórica, los secesionistas se aferran a su deforme versión plagada de inexactitudes y aberraciones de los hechos históricos para legitimar sus reivindicaciones y dar solidez a sus demandas de independencia para liberarse de la ocupación y colonialismo español. Lo malo es que quien tiene el deber de contradecir y desarmar estas mentiras tan flagrantes, no hace nada. Y así, tras los intentos fracasados de los pasados siglos XIX y XX, se ha permitido que el secesionismo esté ahora en una posición de fuerza por la que de inventado y supuesto oprimido ha pasado a desempeñar el papel de opresor excluyente e intransigente con quienes no comparten su creación de país.

Se habla de “conflictos” y de “derechos”. Se piden “encajes”. Se exige reconocer los hechos diferenciales mediante prebendas y un estatus superior al resto de España. Se reclaman soberanías propias y se niega la de todos los españoles. Y todo ello, ni se rebate, ni se hace cumplir con la Ley en una completa impunidad donde el Estado, por la cobardía del Gobierno, sigue permitiendo el que la Constitución de España sea violada de forma sistemática y no se respeten ni siquiera los símbolos nacionales, la bandera y el himno o se incumplan las sentencias de los Tribunales de España. Un Gobierno que ha hecho dejación de sus funciones permitiendo la celebración de consultas ilegales y sin garantías sin que los responsables, hasta hoy, hayan sido juzgados y condenados por sus delitos de sedición.

Lo único plural que se ha desarrollado en España es la plurimemez de una casta política surgida de una transición de conveniencia y una Constitución cerrada en falso con demasiadas concesiones a quienes desde el primer momento solo aspiraban a no formar parte del proyecto común, pero que han ido ganando poder económico y social a costa del resto de España. Una nación que nunca debió transigir con la desigualdad entre regiones y ciudadanos, plasmada en los Fueros de Navarra y El Concierto Vasco. O en designar un puzle autonómico diferenciado entre regiones “históricas” y su autopista hacia su confirmación como Autonomías o la vía lenta de una carretera de tercera regional llena de baches y de pavimento de tierra. Y así no se consolida una Nación, sino que se facilita su disgregación. Una bomba de relojería que no ha tardado ni 40 años en activarse y está a punto de explosionar.

No se debe admitir, ni siquiera de forma conceptual, la falacia de dar por supuesta esa plurinacionalidad y mucho menos un inexistente derecho a decidir. Y esa sí que es una línea roja, en la que debe negarse la realización de un referéndum para que una parte de la población española se pronuncie sobre nada menos que la independencia de una región de España, por mucha “autonomía administrativa” que disponga o por una referencia desafortunada a "nacionalidades" y "regiones" que recoge la Constitución en su artículo 1.

Si para PODEMOS, según palabras de su portavoz Íñigo Errejón no debe existir esa línea roja, creo que el PSOE debería aclarar de una vez su posición y si a pesar de todo, sigue dispuesto a buscar una fórmula que disimule el incumplimiento como parece muy dispuesto a hacerlo su rama federal del PSC y el voluble y voluntarioso Miguel Iceta, ese del kara o ké.

¡Que pasen un buen día!

Manifiesto unicejo
José María Albert de Paco Libertad Digital 6 Abril 2016

El manifiesto que aboga por que el catalán sea la única lengua oficial en Cataluña se llama, en realidad, "por un verdadero proceso de normalización lingüística en la Cataluña independiente". De hecho, la palabra oficial o derivados sólo aparece en una ocasión, y es para negar que el catalán lo sea. Es verdad que se trata de una exigencia velada, y que a los autores se les entiende todo, pero llama la atención que empleen el circunloguio ("articular la lengua catalana como eje integrador", "una lengua nacional", etc.) en lugar de hablar a las claras. No ya porque lo mínimo que se ha de pedir a un manifiesto es que manifieste, sino porque los portavoces del grupo promotor (Koniec, se hacen llamar) van por ahí presumiendo de valientes. Y claro, va a ser que no. Si será grave lo que piden que ni se atreven a hacerlo.

El texto, eso sí, resulta esclarecedor; en particular, para hacerse una idea de cuál es el pensamiento de una parte del profesorado en Cataluña, muy especialmente el dedicado a la enseñanza del catalán. Si algo evidencia el documento, en fin, es que la filología catalana, antes que una disciplina académica, es una ideología tóxica, cuyos efluvios xenófobos son ya indisimulables.

Tanto es así que sólo una mente averiada establecería una simetría entre el llamado españolismo y este insaciable Batallón Sociolingüista. No hay más que plantearse qué sucedería si 300 profesores de castellano publicaran un manifiesto que reclamara la supresión de la oficialidad del catalán en nombre, qué sé yo, de la descontaminación lingüística. Y si, de resultas de esa petición, el Partido Popular o Ciudadanos reaccionaran diciendo que no están de acuerdo, pero que de todas maneras tendrán muy en cuenta la reflexión de los impulsores del texto, como han hecho dirigentes de Junts pel Sí.

Por lo demás, entre las reacciones al manifiesto han predominado las del tipo "No és això, companys", es decir, las de quienes, desde la órbita nacionalista, disienten de los firmantes por su exceso de celo, por no mostrar empatía con los castellanohablantes o por el peligro que supone para el (buen) nacionalismo invocar argumentos etnicistas. Ningún (buen) nacionalista, no obstante, ha osado decir lo esencial: que la petición de oficialidad única se levanta sobre una montaña de mentiras.

Habla el abogado que redactó la denuncia
'Así frenamos a la Asamblea Nacional Catalana'
Ricardo Chamorro lo vio claro desde el primer momento. Acudieron a la Justicia y ganaron, mostrándole el camino al Estado. Pero advierte: "retomarán la labor de ingeniería social".
Rafael Núñez Huesca  www.gaceta.es 6 Abril 2016

La Asamblea Nacional Catalana (ANC), responsable junto con Òmnium Cultural de las movilizaciones separatistas de los últimos años, ha cerrado el ejercicio 2015 en números rojos. El motivo es la sanción de 83.000 euros que le impuso la Agencia de Protección de Datos a raíz de una denuncia presentada por Vox. La multa, junto con el déficit en sus cuentas (tuvo que hacer frente a un pago de 176.000 euros a Hacienda tras una inspección fiscal), “les imposibilita continuar su actividad” de apoyo al separatismo.

La Agencia de Protección de Datos sancionó a la plataforma el pasado mes de noviembre por lo que entendía una utilización ilícita de los datos registrados en el fichero de la encuesta ‘Ara és l’hora', llevada a cabo semanas antes del referéndum ilegal del 9-N y que vulneraba la Ley de Protección de Datos.

?Fue a instancias del abogado y militante Ricardo Chamorro Delmo que Vox denunció la “intromisión en el derecho a la intimidad de los catalanes, que vulnera el artículo 18 de la Constitución al obligar a los ciudadanos a manifestarse sobre hechos ideológicos, algo que está protegido por la Ley de protección de datos”. Chamorro, especialista en protección de datos, entendió igualmente que la actividad de la ANC vulneraban los artículos 7 y 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE en tanto pedía a los encuestados datos personales tales nombre, dirección o teléfono. Asimismo, advirtió de que con dicha encuesta se podía establecer una ‘lista negra’, clasificar a los encuestados entre partidarios y no partidarios del ‘procés’ y crearse un censo ilegal paralelo. La Justicia, en todo, le dio la razón.

A finales de 2015 la ANC se lanzó a la calle, casa por casa, con la intención de preguntar a los catalanes por su opinión con respecto a la secesión. “Lo vi claro desde el primer momento: esas encuestas eran de todo punto ilegales y así se lo trasladé al responsable jurídico de Vox, que me dio el visto bueno para redactar la denuncia”. ?Ricardo Chamorro explica que la ANC “trataba se conocer la orientación política del encuestado, y eso es absolutamente ilegal. La Ley de Protección de Datos preserva la privacidad de los ciudadanos y hay aspectos, como la ideología política, la saludo o la religión, que están particularmente protegidos”. Por eso la cuantía de la multa. Y por eso el cese de la actividad de la plataforma secesionista.

Chamorro, habituado a dar protección a sus clientes frente “a la ingente cantidad de información que maneja hoy esta sociedad”, no lo dudó: “aquello era muy evidente”. Además, se hizo en un marco de agitación y propaganda que multiplicó la visibilidad del delito. ??La denuncia puso sobre la pista a los inspectores, que instruyeron un procedimiento y empezaron a analizar material. Investigaron sobre ficheros y seguridad, sobre el tipo de preguntas o el almacenamiento de los datos. Y concluyeron que, efectivamente, se estaban vulnerando los derechos de los “encuestados”.

¿Y ahora qué?, ¿continuará la ANC con su actividad? “De momento está suspendida, pero buscarán financiación en otros lugares. O se encuadrarán en otras asociaciones y dejarán morir a esta persona jurídica. Son gente muy radical, no se quedarán quietos”.

Chamorro piensa que, aunque lo fácil sería “buscar una vía paralela” para seguir con la actividad de agitación independentista, no descarta una campaña que, apelando a la honra, busque mantener vivo el proyecto de la ANC. Un proyecto al que el mismo Chamorro reconoce el valor de movilización: “Apoyaron todo el proceso de creación de Junts Pel Sí y movilizaron a millones de personas en las pasadas Diadas. El entramado sociocultural y asociativo lleva años practicando la ingeniería social. Y sí, han hecho un gran trabajo con una sociedad que hace treinta años no era separatista”.

Un 'pacto confederal' para evitar la secesión
Hoy Ricardo Chamorro está alejado de toda actividad política. Militó durante varios años en el PP y luego se sumó al proyecto de Santiago Abascal. Y hoy ya no pertenece a ningún partido, pero sigue la actualidad política “con la misma pasión” y a veces, reconoce, “con cierta pesadumbre”. ?Ha colaborado y colabora con diferentes medios de comunicación. De su Ciudad Real natal pero también de ámbito nacional. Y no es optimista. Cree que la clave del desafió rupturista vendrá determinada por lo que ocurra en Madrid: “La ruptura unilateral no se va a producir. Lo que sí puede ocurrir es un pacto para cambiar la Constitución. Creo que vamos a un Estado pseudo confederal un poco en la línea del proyecto de Podemos. La famosa plurinacionalidad que no haría sino romper la actual Constitución y en realidad todas las que desde 1812 han sido”. ?

Advierte el letrado que Cataluña no busca la secesión total sino “un estatus que reconozca su independencia pero sin perder su situación de privilegio en un estado de corte confederal”. Eso, que se haría “para salvar a España”, acabaría, en realidad, “rompiendo con toda idea de España”.

El fin de la empatía
Gabriel Albiac ABC 6 Abril 2016

El Daesh ha sido expulsado de Palmira. Pero con el Daesh había que «empatizar». Dijo Carmena. «Empatía», según el Diccionario de la RAE: «Sentimiento de identificación con algo o alguien».

Sólo bombardear a los yihadistas ha logrado acabar con ese horror. Pero Carmena y Rodríguez hubieran preferido «empatizar»

Yo andaba por el París lacerado de noviembre cuando ella tuvo esa ocurrencia. Sentí vergüenza. Porque las sandeces son cosa de los individuos que las profieren. Pero la «empática» no era una común ciudadana, respetable aun en sus dislates. Era alguien a quien los votantes dieron el segundo puesto en Madrid. Y a quien el PSOE regaló la alcaldía. Su vergüenza nos concernía a todos. Carmena acerca del Daesh, noviembre de 2015 (la sintaxis es suya): «Para evitar este terrorismo y cualquiera es fundamental trabajar muchísimo en lo que siempre se debe trabajar, para la paz, y es en el diálogo y en buscar alternativas para hacer posible que haya una empatía, para intentar ver en el otro a un ser humano, y hacer lo imposible para lo que yo llamo la educación para la paz». Y la alcaldesa condenaba los primeros bombardeos franceses, por matar yihadistas: «No sé cuántas personas han muerto ayer en el bombardeo, no lo sé, pero si hay bombardeos y muerte, va a haber por parte de todos». O sea: Daesh Welcome!

A José Julio Rodríguez no se le puede suponer ignorancia. Él fue mando supremo del Ejército español cuando nuestra fuerza aérea bombardeaba Libia. Y sus declaraciones no pueden quedar, como las de la alcaldesa madrileña, en la simple ocurrencia de una inocua ignara. «Hay informes -acusa Rodríguez- de que países occidentales, Turquía o Estados Unidos, han financiado al Daesh». En boca de una «empática», el uso del impersonal «hay informes» sería tan de rigor como cualquier otra gansada infantilista. En el caso de quien ha sido máxima autoridad militar española, espanta. A un militar no lo mueve la retórica. No debería moverlo. Un militar se atiene a hechos y análisis. Porque en sus palabras se juega la vida de mucha gente. Y, en el límite, la supervivencia de la nación. «Hay informes» no significa nada. Si no se da la referencia exacta de esos informes. Eso seguimos aguardando.

Hace una semana que el Daesh fue expulsado militarmente de Palmira. Deja tras sí las huellas de una barbarie extrema. Las primeras fosas colectivas hablan de los civiles torturados y decapitados durante el tiempo de ejercicio allí del Califato. Del restablecimiento de la esclavitud y los mercados de compra y venta de esclavas no musulmanas, cuyas reglas y precios codificaron sus imanes, hablan los informes de la ONU (http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-08-03/sex-slaves-sold-by-islamic-state-the-younger-the-better). De la aplicación universal de la ley coránica como único código de comportamiento, ha hablado con claridad el propio Daesh. Y sólo bombardear a los yihadistas ha logrado acabar con ese horror. Pero Carmena y Rodríguez hubieran preferido «empatizar»: esto es, según la RAE, «identificarse» con los asesinos. Y a mí, en Carmena, eso me da risa. En Rodríguez, no.

Nos decían que estar en España era impuro'
Radicalismo islámico en Cataluña: del colegio a la madrasa
En la España multicultural, y mientras los políticos independentistas ponen el grito en el cielo cuando se habla de radicalismo islámico en Cataluña, el testimonio de un joven de 19 años –residente en un pueblo de Gerona- enviado a una escuela coránica en Gambia, desmonta el buenismo: “Nos decían que estar en España era impuro”.
R. C-M  www.gaceta.es 6 Abril 2016

“En la madrasa nos levantaban a las cuatro de la mañana para memorizar el Corán, nos decían que estar en España era impuro porque nos podíamos convertir en occidentales y que era importante hacer la yihad”. El testimonio lo sacan a la luz los periodistas de El Español Esteban Urreiztieta y Daniel Montero. De su mano se conoce la conversación investigada por la Policía en la que un joven de 19 años reconoce haber sido enviado por dos veces (2009 y 2012) a una escuela coránica en Gambia. Fue sin su conocimiento ni consentimiento. Le pegaron; le ataron… y su historia es sólo una entre las de centenares de musulmanes catalanes que están siendo enviados por sus padres a sus países de origen para radicalizarse.

Radicalismo islámico en Cataluña
Un informe hecho público por La Vanguardia a principios de 2015 explicaba que el salafismo se extendía “sin control” en Cataluña. “De los 98 centros que hacen una interpretación radical del islam detectados por la Policía en toda España, cincuenta se encuentran solo en Cataluña, donde sus responsables instruyen a los musulmanes en una aplicación estricta de la sharia y en los que también se forman los yihadistas que se integran en grupos como Al Qaeda o el Estado Islámico”. Era la demoledora conclusión sobre una realidad que ahora, más de un año después, parece ampliarse al resto del territorio nacional: ya son, según los datos aportados recientemente por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, 160 los ciudadanos españoles que, tras un proceso de radicalización, han viajado a Siria o Irak para adherirse a las filas de grupos terroristas.

Mientras, añade El Español, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado luchan contra el “desplazamiento masivo” de jóvenes musulmanes escolarizados en Cataluña a madrasas ubicadas en los países de los que proceden. Alertados por los propios profesores de los centros –que denuncian desapariciones constantes de alumnos musulmanes y el perfil violento y radicalizado a su regreso- la Policía ha sabido que los viajes estarían siendo financiados por organizaciones islamistas radicales y promovidos por los imanes de las localidades catalanas.

Mohamed, el joven de 19 años que cuenta su testimonio, pone voz a esta historia de fríos números en conversación con una inspectora de Educación: “Mi familia no es muy religiosa, pero lo hace para que tengamos una determinada posición social como imanes”. “Me llevaron engañado diciéndome que iría de viaje y que podría volver con mi madre, pero me dejaron allí”.

Fue, explica, uno de sus tíos quien le engañó para hacer el viaje. Para otro joven el engaño fue la presunta boda de su hermana. Falsa también.

La vida allí, en la madrasa de Gambia, empezaba a las “cuatro de la mañana para memorizar el Corán”. Les inculcaban, asegura, el odio hacia Occidente – “estar en España es impuro. Creen que si estás aquí te convertirás en un occidental”- y les hablaban de la yihad.

A su vuelta a España, muchos de los chicos escolarizados, “pensaban de manera diferente”.

Huido de una escuela, Mohamed relata ahora que fue agredido cuando dejó de ir a la madrasa. “Estuve varios días durmiendo en la calle hasta que fui a la embajada española, donde hablaron con mi madre (en Gerona) para que me reclamara”. “En la madrasa me pegaban mucho, con cables en la cabeza y en la espalda. Yo les chillaba y les decía de todo”, apostilla.



******************* Sección "bilingüe" ***********************

Así funciona la inmersión lingüística: amenazas, escraches, insultos y señalamiento de los niños
El testimonio de una madre ante el Parlamento Europeo denuncia las prácticas de la Generalidad, los profesores y las asociaciones de padres
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 6 Abril 2016

El pecado de Ana Moreno fue pedir que a sus hijos se les enseñara también en español. A partir de ahí, la familia sufrió el acoso de los medios nacionalistas, del departamento de Enseñanza de la Generalidad y de la AMPA del colegio Gaspar de Portolà, en la localidad leridana de Balaguer.

Un periodista del medio separatista Nació Digital publicó que una familia del pueblo había cometido la osadía de cuestionar el modelo de inmersión lingüística y solicitar enseñanza en castellano para sus dos hijos, de muy corta edad. Se dio publicidad a los nombres de los padres y de los niños y a partir de ahí se inició una campaña de acoso y derribo con escraches incluidos.

El comercio que regentaban los padres, un establecimiento con restaurante para celebrar fiestas infantiles, fue señalado, lo que supuso su cierre al cabo de pocas semanas. Y los chiquillos, un niño y una niña, marcados por el resto de los padres, alguno de los cuales llegó a recomendar a sus hijos que no se relacionaran con ellos ni jugaran juntos en el patio.

En paralelo, CiU, ERC y la CUP, junto a los profesores del centro y la AMPA organizaron una manifestación a las puertas del colegio con el argumento de que una familia pretendía erradicar el catalán de la escuela y que por culpa de su petición se tendría que introducir el español en al menos una asignatura.

Petición avalada por el TSJC
Los padres recibieron toda clase de insultos en las redes sociales y en los comentarios del medio que dio la "exclusiva". El departamento de enseñanza de la Generalidad también se sumó a la presión y conminó a los padres a que retiraran su petición "por el bien de sus hijos".

La reclamación de los padres estaba avalada por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que no ha llegado a cumplirse y en la que se les reconocía el derecho a una escolarización de al menos el 25% en español.

Más casos
Ante la situación, los padres decidieron cambiar a sus hijos de colegio. Los han enviado a estudiar a Lérida, a un centro privado que se ofreció a sufragar los gastos y en el que además del catalán, se enseña el español. Su historia, como la de otros padres de Mataró que sufrieron la misma situación en el centro Escoles Pies Santa Anna, ha sido silenciada en Cataluña hasta el punto de que ningún medio ha informado de los testimonios de estas familias ante la Comisión de Peticiones en el Parlamento Europeo.

A instancias de la Asamblea por una Escuela Bilingüe, entidad de la que Ana Losada es portavoz, las familias fueron atendidas en el Parlamento Europeo, donde pudieron dar cuenta de los insultos, de las amenazas, de la presión de la Generalidad y del incumplimiento de las sentencias que avalaban sus reclamaciones. El testimonio de Ana Moreno ante los europarlamentarios el pasado 18 de marzo puede verse en Youtube y es todo un alegato en contra de la imposición totalitaria de la inmersión lingüística.

Además de Moreno, Agustín Fernández, el padre de los niños de Mataró, y la propia Ana Losada, que no ha conseguido que reconozcan el derecho de su hija, escolarizada en L'Hospitalet, a que se le enseñe el español a pesar de contar también con un auto del TSJC, explicaron su situación ante los diputados europeos gracias a una iniciativa de Enrique Calvet, ex de UPyD e integrado en el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa.

Un testigo "heroico" vence al miedo a declarar contra ETA
En medio del juicio contra un etarra, se ha despojado del atuendo con el que ocultaba su identidad y el acusado se ha levantado para verle la cara.
Fernando Lorente Libertad Digital 6 Abril 2016

Es un testigo protegido por la importancia de su relato en el juicio contra Jorge Olaiz, el etarra que supuestamente quiso matar al exconcejal de UPN, Miguel Ángel Ruíz Langarica. Él reconoció al terrorista aquel 24 de noviembre de 2000 por el que el acusado se enfrenta a 15 años de cárcel por asesinato terrorista en tentativa. El testigo intervino este lunes en la vista celebrada en la Audiencia Nacional detrás de una una peluca y un bigote postizos. El Tribunal le invitó a que se retirara los abalorios para que Olaiz pudiera verlo en virtud de su derecho de defensa, pero se negó por miedo a que le metieran "dos tiros por la espalda". ·El individuo en cuestión ha vencido este martes ese temor.

"¿Por qué ha decidido quitarse los abalorios que trajo ayer?", ha preguntado al inicio de la sesión el fiscal Pedro Rubira. El testigo protegido ha respondido: "Porque quiero que se haga justicia y este tipo de personas lo que se merecen es estar encerrados. Los asesinos no quiero tenerles ni de vista. No me gustan las personas que matan a personas". El representante del Ministerio Público ha calificado como "heroico" este comportamiento, más aún cuando el terrorista Jorge Olaiz se ha levantado del banquillo para ver el rostro semidescubierto del compareciente.

Semidescubierto porque sí ha mantenido el bigote postizo. Un extremo al que se ha aferrado la defensa del etarra para obstaculizar el proceso. La abogada Jainoe Karrera, detenida en su día por su vinculación con ETA, ha formulado una protesta al entender que el testigo pretende "distorsionar su imagen con elementos que dificultan su identificación".

Se han vivido momentos tensos hasta que Carmen Ladrón de Guevara, abogada del colectivo de las víctimas del terrorismo, ha afirmado que los rasgos fisonómicos del declarante son "perfectamente reconocibles y visibles" y se cumplen las garantías. El Tribunal, presidido por la magistrada Concepción Espejel, ha concluido que el bigote y las gafas que portaba el testigo protegido no impiden que el acusado pudiera reconocerle.

Etarra condenado
En los minutos previos al interrogatorio y después de la discusión, Jorge Olaiz ha pedido permiso para observar el rostro del testigo protegido. El terrorista se ha levantado del banquillo y ha descubierto su cara. Después, ha escuchado que le volvía a señalar como uno de los dos individuos a los que vio el día de los hechos en un garaje, con actitud sospechosa y vestidos "con los colores de la ikurriña".

"Ambos llevaban prendas de colores verde y rojo, para mí son los colores de la ikurriña y pensé que casualidad", relataba el testigo protegido, que trasladó a un furgón de la Policía sus sospechas de un atentado inminente. A continuación, presenció como los agentes desarmaban a uno de esos individuos y el otro -presuntamente Olaiz- huyó. Olaiz fue condenado en 2005 por su pertenencia a ETA y ahora niega esta participación en el intento de atentado. La Fiscalía sostiene que Iñaki Beaumont fue detenido portando un arma, mientras que Olaiz huyó y se refugió en casa de una amiga, ocultándose más tarde en la casa de un desconocido y trasladándose posteriormente a Francia.

denunciaron negligencias
La Justicia pide 6.000 euros por costas a la fundadora de la AVT
  www.gaceta.es 6 Abril 2016

Las hijas de Jesús Velasco, militar asesinado por ETA en 1980, denunciaron a la Administración Judicial por su inacción y "graves errores" que impidieron enjuiciar a los etarras que mataron a su padre.

La familia de Jesús Velasco, jefe del Cuerpo de Miñones de Álava asesinado por ETA en 1980, tendrá que pagar 6.000 euros a la Abogacía del Estado tras perder un juicio en el que demandaron a la Administración de Justicia por los “graves errores” cometidos. La Justicia se equivocó al escribir el apellido de un etarra en una comisión rogatoria a Francia y para cuando se quiso solucionar el error, la implicación del terrorista en el acto investigado ya había prescrito.

La ya fallecida Ana María Vidal Abarca, viuda de Velasco y fundadora de la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo) quiso llevar hasta la última instancia el asesinato de su marido. Como señala su familia, entendió que se produjo una negligencia judicial en las pesquisas y por ello acudieron a los tribunales.

La familia de Velasco acaba de recibir la minuta que deben abonar pese a que la Audiencia Nacional emitió en 2014 la sentencia, en la que la Sala de lo Contencioso-Administrativo señaló que lo denunciado por las hijas del fallecido “no se enmarca en el funcionamiento anormal de la Administración de Justicia”, argumento que utilizó la familia, sino en el de “los errores judiciales”. Rechazan sus pretensiones, sin negarles la razón, por no utilizar el mecanismo adecuado.

El primero de los supuestos, según la resolución, señala “cualquier defecto en la actuación de los juzgados y tribunales, concebidos como ejemplo orgánico en el que se integran diversas personas, servicios, medios y actividades”. El segundo se refiere a la “desatención del juzgador a datos de carácter indiscutible”. La diferencia entre ambos es que, en el caso de los errores, los afectados –la familia- dispone de tres casos meses para recurrirlos, con lo que “no nos dejan opción”, según comenta en elcorreo.com Ana Velasco, hija de la víctima. En el caso de su padre, se enteraron de esas deficiencias después de 27 años.

El etarra Lorenzo Ayesterán, uno de los asesinos de Jesús Velasco, fue detenido en Francia en 2010 tras permanecer tres décadas huido en Venezuela. La familia supo entonces que nunca había sido procesado pese a que “existía un escrito de acusación de la propia Fiscalía” en el que identificaba a Ayesterán, alias ‘Fanecas’ como la persona que remató al militar. Al no dictarse auto en su contra, pese a ser arrestado, no se le pudo juzgar por este caso ya que al no haber ninguna diligencia abierta había prescrito

En la denuncia, la familia de Velasco también habla de inacción para juzgar a Ignacio Gracia Arregi, alias Iñaki de Rentería, que fue otro de los etarras que intervino en el asesinato. En diciembre de 1980 se emitió un auto de procesamiento contra él, pero no fue detenido hasta el 15 de septiembre de 2000, cuando faltaban tres meses para que prescribiera. Una orden de extradición de España hubiera frenado la prescripción, pero el Ministerio Fiscal no pidió su traslado porque quería rectificar un error cometido en el auto de procesamiento de 1980, cuando se escribió su apellido como García en vez de Gracia. Cuando instaron la comisión rogatoria a Francia para interrogar a Iñaki de Rentería era febrero de 2001, mes y medio después de que venciera el plazo.

La demanda se desestimó en octubre de 2014 tras 4 años de juzgados con el argumento de que se había producido un error judicial, ante el estupor de la familia de Velasco, que entiende que existieron “graves negligencias judiciales que condujeron a que dos de los autores del asesinato no fuesen procesados por este crimen”.

En el escrito de impugnación presentado el pasado día 1 ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, la familia considera que la tasación de costas es excesiva y propone pagar 1.000 euros porque las actuaciones del abogado del Estado "se limitan al escrito de contestación a la demanda", lo que "implica la inexistencia de un considerable esfuerzo o dedicación".

El escrito incide en que hubo una "inacción de la Justicia a la hora de juzgar a dos personas -Lorenzo Ayestarán y Gracia Arregui-, miembros de la organización terrorista ETA, sobre las que existían indicios fundados de haber sido uno autor material y el otro colaborador necesarios del asesinato".

"Estamos atónitas ante esta actitud y ante la falta de sensibilidad de pretender que paguemos las costas por haber reclamado al Estado que cumpla con su obligación", manifiesta Ana Velasco vidal-Abarca, hija del militar asesinado, en un comunicado donde expresan su profunda decepción por el proceso y aununcian que han recurrido.

La familia tendrá que pagar 6.000 euros al Estado
Ana Velasco lamenta el 'gesto insensible' de la Abogacía del Estado
Ana Velasco, hija del policía asesinado por ETA Jesús Velasco, está "desengañada" con el Estado. Y denuncia "un pacto con ETA": cese del terrorismo a cambio de representación política.
Rafael Núñez Huesca  www.gaceta.es 6 Abril 2016

La familia de Jesús Velasco, jefe del Cuerpo de Miñones de Álava asesinado por ETA en 1980, tendrá que pagar 6.000 euros a la Abogacía del Estado. Perdieron un juicio en el que demandaron a la Administración de Justicia por los “graves errores” cometidos y hoy les llegan las costas.

Según denuncia Ana Velasco Vidal-Abarca -hija del asesinado- a este periódico, se produjeron “graves negligencias judiciales que condujeron a que dos de los autores del asesinato no fuesen procesados por este crimen”. No obstante lo cual, en octubre de 2014, se desestimó la demanda. Hoy la Abogacía del Estado reclama a la familia del policía asesinado un millón de las antiguas pesetas en concepto de minuta. Un gesto “inaudito e insensible” que abunda en la sensación de orfandad que muchas víctimas sienten respecto del Estado.
'El Estado quiere dar carpetazo al terrorismo'

“Estamos tristes, decepcionados y desengañados”, explica Ana Velasco, que se muestra convencida que el Estado “quiere dar carpetazo a todo cuanto ha tenido que ver con el terrorismo”. Explica la hija de Jesús Velasco que si el Estado aceptara sus propias negligencias “estaría creando un precedente que no le interesa crear” y recuerda que aún hay más de 300 crímenes de ETA sin resolver “y en muchos casos son negligencias”. Es por eso que el Estado estaría procurando cerrar esta vía de reclamación.

Y recuerda en este sentido el informe de la AVT que denuncia los asesinatos que se han cometido impunemente, así como el libro de Juan Fernández Calderín, ‘Agujeros del sistema’, que aborda el mismo asunto. El de Jesús Velasco es uno de esos casos, uno de esos crímenes por los que nadie respondió.

Velasco denuncia que “no se está gestionando bien” el final del terrorismo. Y el caso de su padre, dice, es un ejemplo: “Que la Audiencia Nacional no quiera reconocer este error es un síntoma de la situación que vivimos”. Y señala un pacto según el cual ETA habría dejado de matar “a cambio de abrirle el camino de las instituciones y legitimación social. Todo está relacionado”. ?Denuncia en este sentido la presencia de Iñaki Goioaga, senador de Amaiur que será investigado por el Tribunal Supremo por pertenencia a ETA. “Por no hablar de algunos ayuntamientos vascos; allí la presencia de etarras es algo habitual”.

La hija del policía alavés asesinado reclama “justicia” y advierte que “ETA no ha desaprecido, ETA apareció el otro día para pedir la autodeterminación del País Vasco”. Y, explica, aunque ETA hubiera puesto punto final a su sanguinaria historia, “no se puede olvidar que 858 españoles fueron asesinados. Pese a que se les quiere condenar al olvido, con la aquiescencia del Gobierno, ETA mató a 858 personas”.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial