AGLI Recortes de Prensa   Martes 19  Abril  2016

La picota
Isabel San Sebastián. ABC 19 Abril 2016

La España del marianismo agonizante se parece cada vez más a esa «columna o pilón que había en las entradas de los pueblos, donde se exponía a los reos a la vergüenza, o se ponían las cabezas de los que habían sido ejecutados, para que sirviesen de escarmiento». O sea, a una gigantesca picota. En la pugna a última sangre por la sucesión de Rajoy no es que se borre de la foto al que osa obstaculizar los planes de la favorita; es que se le fusila al amanecer, con focos, altavoz y claque vociferante. El PP se descompone, se acuchilla, se destroza a dentelladas, se deshace en banderías ávidas de venganza para mayor gloria de quienes aspiran a destruir todo lo que llegaron a simbolizar ideológicamente esas siglas. Sus verdaderos enemigos, beneficiarios de la quema, ansiosos por acabar con la libertad y la Nación tal como las conocemos.

Claro que la corrupción sistémica e impune ha creado el caldo de cultivo perfecto para dar barra libre a esta brutal caza de brujas. Claro que la crisis ha azuzado los deseos de linchar de una sociedad empobrecida, literalmente machacada a impuestos, harta de abusos de los poderosos e inerme ante la incapacidad de los partidos políticos para pensar en el bien común en vez de empantanarse en sus mezquinas cuitas internas. Claro que sobran ejemplos de miseria personal y moral, de fraude, delincuencia de guante blanco y burla a la legalidad. Lo malo es que se mezcla todo, en aras de crear confusión, hasta el punto de reproducir un contexto muy similar al del tiempo de la Inquisición o el largo brazo de la Stasi, cuando bastaba una denuncia anónima para arrojar sobre alguien la presunción de culpabilidad, a menos que fuese capaz de demostrar su inocencia. Incluso hay medios de comunicación que animan a sus lectores a «colaborar en la investigación» de cierto escándalo, proporcionándoles herramientas destinadas a garantizar su anonimato; o sea, incitándoles a la delación. Nada que no haya hecho antes un organismo oficial como la Agencia Tributaria, convertida en auténtico «martillo de herejes» encargado de golpear sin piedad a cualquiera que desafíe la ortodoxia oficial y tenga la más mínima tacha en su expediente fiscal. Sin ir más lejos, Aznar. ¿Confidencialidad, intimidad, protección de datos, derechos del ciudadano reconocidos en la Constitución? ¡Pamplinas! En esta guerra no hay prisioneros. Al que molesta se le ejecuta sin juicio previo ni defensa ni explicaciones ni garantías. O se le tiende una trampa proporcionándole la cuerda para que se ahorque él solo, como ha hecho el ya ex ministro Soria con prontitud y eficacia. ¡Más madera!

El ambiente ha alcanzado tal grado de toxicidad que asociaciones como Manos Limpias y su alter ego, Ausbanc, se dedicaban al chantaje, según la investigación de la Audiencia Nacional, valiéndose de la mera amenaza: «O me pagas, o te denuncio. Y aunque la demanda no vaya a ninguna parte en términos judiciales, te garantizo un paseíllo por todos los telediarios que dejará tu nombre y el de tu empresa definitivamente manchados». Muchos pagaban. Otros nos vemos obligados a pagar abogados y procuradores para limpiar nuestro honor de repugnantes calumnias contenidas en presuntos «informes policiales» de cloaca, porque no existe otro modo de defenderlo frente las insidias. Basta un señalamiento, una mención, una mentira o media verdad vertida en los oídos adecuados para consumar el asesinato civil de la víctima escogida. En este totum revolutum todo es posible. Incluso que los perseguidos acaben uniendo fuerzas con tal de sobrevivir, y veamos al león peleando junto a la gacela.

Con nocturnidad y alevosía.
Vicente A. C. M.  Periodista Digital 19 Abril 2016

En España estamos viviendo de todo menos un Estado de Derecho. Es un lugar donde se detiene a personas y se les acusa de delitos muy graves sin aportar prueba alguna y, lo que es peor, sin que haya en muchos casos por medio una orden judicial. Una Ley que sí que contempla la detención en casos muy concretos de flagrante delito o de terrorismo, pero nunca por otros motivos incluidos los de carácter fiscal. El caso es que hace unos días se ha producido la detención de los máximos responsables de Ausbank y del llamado Sindicato Manos Limpias. Las acusaciones son nada menos que de asociación criminal, estafa, fraude y administración desleal. Se les atribuyen prácticas de tipo mafioso en las que se incluirían chantajes económicos a cambio de su renuncia a presentarse como acusaciones en casos tan sonados como el de la Infanta Dª Cristina y alguna entidad bancaria.

Y aquí es donde viene la pregunta ¿Existen pruebas de cargo tan rotundas como grabaciones, documentos, etc. en las que apoyar tan graves acusaciones? Hasta ahora al menos, solo se conocen las versiones de supuestas conversaciones del tipo de “dicen que alguien dijo a un tercero que…” O sea, pura filfa y basura con el exclusivo ánimo de dar firmeza y veracidad a un simple rumor. Algo que se parece muy mucho a esos rumores y bulos de los que se retroalimentan los famosetes “colaboradores” de los programas de la mas cutre y barriobajera telebasura. Y lo peor es que la Fiscalía de la Audiencia Nacional, - alguien debería explicar por qué esta causa entra dentro de las competencias de esas Salas-, tomando como base esos rumores y acusaciones sin pruebas se atreva a solicitar nada menos que la prisión incondicional una vez que, concluido el plazo máximo de detención, por fin han sido presentados a la Audiencia del juez Pedraz.

Lo que queda bastante claro es que, si existían pruebas de algún delito, al parecer con supuestas grabaciones de hace siete años, ¿Por qué se ha esperado a este preciso momento para tomar acción? Se habla de supuestas filtraciones a los medios sobre la operación y que se debió actuar sin dilación para evitar huidas y destrucción de pruebas. Sin embargo, no se puede negar la especulación sobre una maniobra burda de acabar de un plumazo con la vergüenza del enjuiciamiento de la Infanta, cuya implicación cada día resulta más patente y menos defendible. Acabando con el acusador particular y contando que es el único ya que esa misma Fiscalía siempre se opuso a acusar, la Infanta quedaría exonerada sin cargos. El viejo dicho de “muerto el perro se acabó la rabia”. Y por otro lado, Rajoy respiraría tranquilo tras ver cumplido su deseo y promesa al Rey emérito: “yo creo que le irá bien a la Infanta”.

Este es un asunto que da una visión muy poco ejemplar de una Justicia que, como Hacienda, da la impresión de aplicar su celo de forma bastante sorprendente, pero que parece seguir unos dictados que nada tienen que ver con la verdadera igualdad de derechos y deberes de los españoles. Y si nos centramos en decisiones de jueces y fiscales de la Audiencia Nacional, entonces no es que sea sorprendente sino preocupante y siniestro. Y aquí creo que debo darle la razón a lo manifestado en más de una ocasión por el célebre comunicador Federico Jiménez Losantos de cerrar esa Institución anacrónica y recolocar a sus jueces estrella en Salas donde su poder no sea tan omnímodo.

La casta política no se cansa de reclamar para sí la famosa “presunción de inocencia”. Sin embargo, bien que callan cuando se producen violaciones flagrantes de ese derecho y la Justicia se transforma en inquisidora echando redes sin más fundamentos que la rumorología más vil o unos difusos y nada concluyentes indicios inculpatorios. Sería de agradecer que la Fiscalía no se limitase a acusar de la comisión de supuestos delitos y sí a exponer su base probatoria para haber solicitado nada menos que la prisión incondicional. Y sobre todo explicar por qué se ha tardado siete años en dar credibilidad a unas supuestas grabaciones sobre una no menos supuesta extorsión. ¿O es que cualquiera puede acusar a otro sin aportar nada más que su palabra?

Desgraciadamente en España parece prevalecer la presunción de culpabilidad y lo que debería ser algo que la Ley contempla como excepcional se haya convertido en el modus operandi normal. ¿En qué nos diferencia eso de los países tercermundistas y dictaduras?

Si son culpables de lo que se les acusa, que paguen por ello. Pero debemos exigir las garantías procesales mínimas donde las pruebas sean realmente de cargo. La incompetencia en el desempeño nunca puede ser excusa para usar la violación de derechos fundamentales.

¡Que pasen un buen día!

Empeora la situación económica
El nuevo cuadro macro de Rajoy: más paro, más déficit y menos crecimiento
Negocios.com | Agencias  www.gaceta.es 19 Abril 2016

El Gobierno eleva las previsiones de déficit al 3,6% este año, ocho décimas más; mientras el paro se sitúa al borde del 20%, desde el 19,7% anterior.

El Gobierno de Mariano Rajoy empeora el cuadro macroeconómico para este año y el próximo. Ha elevado la previsión de déficit para 2016 al 3,6% y al 2,9% para 2017, según un avance de las previsiones del Ejecutivo que presentará el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, en el Congreso en el marco del programa de estabilidad.

De esta forma, la previsión del déficit aumenta ocho décimas para 2016 y 1,5 puntos para el año que viene. La previsión de la tasa de paro para este año sube dos décimas y se sitúa en el 19,9%, mientras que para 2017 sube tres décimas al 17,9%.

Asimismo, el PIB crecerá tres décimas menos del anterior cálculo, hasta el 2,7% en 2016, mientras que para 2017 el crecimiento sería del 2,4%, cinco décimas menos.

De esta forma, el Gobierno ha tenido que dejar inactivas partidas presupuestarias por valor de 2.000 millones de euros, mientras trasladará a Bruselas la necesidad de una prórroga para poder cumplir con el déficit sin acomenter recortes de gasto, una partida que se ha disparado durante el último año.

En cuanto a la deuda pública, el Gobierno cree que terminará el presente ejercicio en un 99,1% del PIB, nueve décimas más de lo previsto hasta ahora, y bajará en 2017 al 99%, frente al 96,1% calculado hasta este nuevo cuadro de previsiones macroeconómicas.

Además se incluye la rebaja en el crecimiento de PIB para 2016 al 2,7%, que ya anunció De Guindos en Washington, y al 2,4% en 2017. El ministro en funciones comparecerá hoy en el Congreso a petición propia y de todos los grupos parlamentarios para dar a conocer el Plan de Estabilidad Presupuestaria 2016-2019 y el Programa Nacional de Reformas 2016, que debe enviar a Bruselas antes de finales de abril.

Soraya, la sepulturera del PP
EDITORIAL Libertad Digital 19 Abril 2016

La expectación ante la posibilidad cada vez más cercana de unas nuevas elecciones y los mensajes continuos de unidad en torno a Mariano Rajoy apenas pueden ya ocultar la tremenda batalla por el poder que se dirime en el Partido Popular. Los últimos movimientos político-policíacos, que han desembocado en la detención ilegal de un alcalde del PP, el sucio ataque contra el presidente de la formación y la dimisión forzada del ministro de Industria dan la medida de hasta dónde llega la lucha.

Detrás de esta estrategia suicida del PP, precisamente en uno de los momentos más críticos del partido desde su fundación, es imposible no ver la mano de la todopoderosa vicepresidenta del Gobierno, una política con nulo predicamento entre la militancia que, precisamente por eso, parece dispuesta a dinamitar la formación en la que ha hecho carrera con tal de heredar lo que quede tras la desastrosa gestión de Rajoy.

La vicepresidenta se distingue en términos ideológicos por su oportunismo despiadado y una carencia absoluta de escrúpulos. La camarilla de la que se ha rodeado comparte con ella el desdén por los principios clásicos del PP, que sus votantes añoran cada vez con mayor intensidad, a tenor de los últimos varapalos electorales sufridos por los populares.

Sáez de Santamaría es también la responsable directa de la política del Gobierno en materia de medios de comunicación, que tiene en la concentración de la oferta audiovisual en manos hostiles al PP y la salvación in extremis del grupo Prisa dos de sus principales jalones. Las decisiones de la vicepresidenta en terreno tan sensible han dañado, tal vez de manera irreversible, las posibilidades de que la derecha sociológica que vota a su partido cuente con un mínimo tratamiento respetuoso en los principales medios nacionales. A cambio, SSS se convierte en la principal valedora de estos grupos mediáticos, cuya lealtad interesada se ha garantizado a costa de perjudicar a los votantes de su partido y de poner en riesgo la propia estabilidad del país.

El PP se enfrenta a un dilema del que puede depender su propia supervivencia. O abre un proceso de refundación ideológica, con un congreso abierto a la militancia, o el sorayismo se hace definitivamente con las riendas. Lo primero puede devolver al PP el vigor político que ha ido perdiendo en estos últimos cuatro años. Lo segundo sería, con seguridad, la antesala de su completa destrucción.

España en la encrucijada (I)
Juan Chicharro Republica.com 19 Abril 2016

Conforme a lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua nos dice, entendemos como encrucijada una situación difícil en la que no se sabe qué conducta seguir. Y esta es la situación en la que, en mi opinión, se encuentra hoy la sociedad española, una sociedad huérfana de líderes y, por ende, de organizaciones que la representen. Ya han transcurrido cuatro meses desde las últimas elecciones generales y España aún no tiene gobierno. Los representantes elegidos pugnan en interminables disputas sin que se vislumbren soluciones satisfactorias para los intereses de cada uno de los partidos, supuestamente representantes de la soberanía popular. Hasta ahora la “negociación” me recuerda a la pescadilla que se muerde la cola, pues, salvo que haya acuerdos preconcebidos y ocultados, mientras prosigue todo este esperpento de representación, no veo otra cosa que giros de una peonza desequilibrada.

Creo que entenderíamos mejor la anterior afirmación si nos situáramos de lleno frente al problema social, y ello porque parto de la base de considerar a nuestra sociedad actual en una tal desorientación y dislocación, que ni siquiera puede contar, en la lamentable situación en que estamos, con una auténtica y legítima representación. Algo ciertamente difícil de solucionar, pues son precisamente los elegidos quienes tendrían que dar solución a esto y, desde luego, no parecen muy claras sus intenciones, entre otras razones porque hacerlo, supondría su propio “harakiri”.

Y, además, ¿qué es lo que veo con tanta reunión y tantos dimes y diretes? ¿Acaso se negocian mejoras para la sociedad, especialmente para la sufrida clase media? ¿Se han planteado acaso los grandes problemas sociales, económicos, jurídicos, de la posición internacional de España, o los que afectan a la mayoría de los españoles? No es lo que yo percibo, sino un chalaneo de puestos, de dame esto y yo te doy esto otro, de reparto de poltronas, de cuotas de poder, y en definitiva, de una negociación de representantes que parece que sólo se representan a sí mismos.

En mi percepción personal, tal vez sesgada -ustedes juzgarán- y a grandes rasgos, creo que nos enfrentamos a una sociedad desorganizada, con un serio -muy serio- problema económico; con una injusta distribución de la riqueza en la que la mencionada clase media se va hundiendo poco a poco, como el Titanic, mientras los músicos de los diversos partidos siguen tocando músicas celestiales (o infernales, según se vea), ajenas al enorme iceberg que cualquiera podría ver si no fuera porque se está a lo anecdótico más que a lo sintomático, a la letra más que al contexto, al momento táctico más que a las posibles estrategias, al desfile de modelos per sé más que a las condiciones meteorológicas que deberían dictar la ropa adecuada. Veo, igualmente, una sociedad desintegrada, con una apremiante necesidad de rearme moral, producto de un laicismo “in crescendo” y preocupante. Veo, no sólo una carencia total de principios, sino también una falta absoluta de rumbo, sin objetivos, sin ilusión y sin interés. Para muestra vale un botón: miles de jóvenes concentrados en apoyo a los finalistas del edificante programa de Gran Hermano (que más bien podría denominarse Grandes Primos: sus seguidores). ¿Esa es la ilusión que directa o indirectamente les legamos a nuestros jóvenes? ¡Pues así se explican muchas cosas!

Añádase a todo esto la irrupción, de momento pacífica a medias, de movimientos revolucionarios antisistema que ya están dividiendo nuestra España en dos mitades antagónicas. Demasiado déjà vu y, por desgracia, nada nuevo. Honradamente, no veo yo a los ideólogos opuestos a estas ideas hacer otra cosa que sacar, una tras otra, simples panaceas que tratan de resolver el problema social pero que lo único que hacen es dar alas a estos movimientos. Nada.

No vislumbro movimiento político alguno de relevancia que defienda una ordenada jerarquización de valores, y en los que se facilite la máxima exaltación del individuo como tal, tendiendo a desarrollar agrupaciones o asociaciones que compongan la gran sociedad natural. O dicho de otra forma, soluciones pragmáticas pero serias que se propongan, desde un principio y desde una actitud decisiva, el arreglo de la política nacional desde sus bases restituyendo y abogando por un sistema donde se configuren autoridad, representación y libertad, y en el que se dé vida a los partidos sin que estos se desdigan de sus principios y corrompan, tal como lamentablemente ha sucedido en el Partido Popular. Un partido que ha perdido la fe en las formas políticas inherentes a la tradición cristiana de gobernar que se le suponía y que, de un modo vergonzante y dubitativo, sin poseer una convicción profunda y viva, ni aún menos firme, ha querido hacerse compatible con todas las posturas y con todos los espíritus claudicantes. Y así le va. Pero, ¡cuidado!, no quiero caer en la trampa saducea que hábilmente manejan algunos medios de comunicación en los que todo los malo, podrido y vergonzante del país reside en el PP, ¡ni mucho menos! Lo que pasa es que de otras corrupciones, probablemente, muy superiores -los ERE, por ejemplo, o los cursos de formación en Andalucía- últimamente no se habla apenas. Ahora prima aquello de “Tirad todos contra el pianista”, recordando la excelente película de 1960 de François Truffaut.

Lo primero que España necesita y quiere para ser bien gobernada es devolver a la soberanía todos sus atributos y que no esté bajo la tutela de los vividores políticos, ni que siga condenada a perpetua cadena parlamentaria.
De esto trataremos en el próximo artículo: “España en una encrucijada (II)

TRAS SU ENTREVISTA EN LA SEXTA
VOX denuncia a Otegi ante la Audiencia Nacional
Santiago Abascal considera que Otegi, condenado por pertenencia a banda armada, cometió delitos de enaltecimientos contra el terrrorismo y humillación a sus víctimas.
Gaceta.es 19 Abril 2016

VOX ha presentado esta mañana una denuncia en la Audiencia Nacional y en la Fiscalia General del Estado contra Arnaldo Otegui por delitos de enaltecimiento del terrorismo y de humillación y menosprecio a todas las víctimas de ETA (artículos 578 y 579 del Código Penal).

Esta denuncia, dirigida y redactada por letrado Pedro Fernández Hernández, vicesecretario jurídico de VOX, ha sido presentada tras la emisión el 17 de abril de 2016 de la entrevista concedida por el denunciado al programa de televisión Salvados de La Sexta, realizada por Jordi Évole.

Concretamente por declaraciones como:

-“No me considero un terrorista para nada”.
-“Claro que algo se conmovió con cada asesinato, con cada víctima en un lado y en el otro”.
-Respecto al atentado en el Centro Comercial Hipercor de Barcelona ocurrido el 19 de junio de 1987: “La intención (de ETA) no era matar, sino causar daños materiales”.
-Respecto a no condenar la violencia de ETA, manifiesta que eso sería interpretado como una humillación, “Que te han ganado, que te has humillado, te estás bajando los pantalones”.
-“¿Cómo me puedes pedir a mi ahora que yo condene una cosa del pasado cuando yo no la condenaba cuando se producía?”.

VOX también entiende que Otegui cometió un delito el mismo día 17 de abril de 2016 por arropar una manifestación en Bilbao a favor de los presos de ETA y apoyando activamente a terroristas condenados y no arrepentidos como Antón López Ruiz, alias Kubati, condenado a 1.210 años de cárcel por 13 asesinatos, que portaba la pancarta de apoyo a los presos de ETA, y tras él, Josu Zabarte, el carnicero de Mondragón, condenado por 20 atentados y 17 asesinatos, convirtiéndose de hecho en una concentración de cientos de ex miembros de ETA que eran honrados por decenas de miles de simpatizantes por sus años de asesinatos y masacres.

La denuncia ha sido presentada primero en la Audiencia Nacional y después en la Fiscalía General del Estado por Santiago Abascal, presidente de VOX, y Javier Ortega, Secretario General.

Santiago Abascal ha manifestado a los periodistas que se encontraban en la Audiencia Nacional que “en VOX no nos resignamos a que España sea un país anómalo, en el que una persona condenada por integración a banda armada y condenada por secuestro una vez que abandona la prisión se pasea por programas de televisión justificando los crímenes, contextualizándolos y negándose al arrepentimiento; y desfila por las calles de Bilbao acompañando a terroristas condenados en su conjunto a más de 20.000 años de condena de prisión”. El presidente de VOX también ha recordado el compromiso de VOX de estar siempre del lado de las víctimas de ETA: “El mejor modo que tiene hoy VOX de acompañar a las víctimas del terrorismo es presentar esta denuncia contra Otegui, y cumplir con una obligación que debería ser en realidad del Estado a través de la Fiscalia”.

Documento íntegro del Gobierno vasco
3.300 personas amenazadas por la banda terrorista ETA vivieron con escolta entre 1990 y 2011
 www.latribunadelpaisvasco.com 19 Abril 2016

El Secretario General para la Paz y la Convivencia, Jonan Fernandez ha presentado un informe que refleja el sufrimiento que padecieron las personas amenazadas por ETA entre 1990 y 2011. La estimación global del número de personas que tuvieron que ser protegidas con escolta en la Comunidad Autónoma Vasca en el ámbito temporal objeto de este estudio es de 3.300 personas.

Algunos aspectos destacados que revela el informe:
Términos temporales. La horquilla temporal que estas personas tuvieron que vivir escoltadas oscila entre los 2 y los 14 años. Más de dos tercios de ellas dispusieron de escolta entre 1 y 5 años, y una quinta parte estuvieron escoltadas durante alrededor de 10 años. Es necesario mencionar que al menos 5 personas vivieron escoltadas durante prácticamente todo el periodo recogido en este informe (20 años o más).

Periodo de tiempo (años). Se aprecia cómo el incremento en el número de personas con escolta comienza en el año 1998 y su primer pico se establece en el 2003.

Ámbitos. Los ámbitos afectados por la amenaza de ETA son los cargos políticos o personas vinculadas a algún partido político, personas ligadas al mundo de la empresa, la enseñanza, la administración de justicia o a la comunicación. A partir de 1998 hay un incremento en el uso de escolta en todos los ámbitos, especialmente en cargos políticos y administración de justicia.

Informe_personas_amenazadas.pdf [713,14 Kb] http://latribunadelpaisvasco.com/descarga/500

UN INFORME PONE AL DESCUBIERTO LA PROPAGANDA ISLAMISTA ENTRE REJAS
Los imanes británicos, autorizados a predicar el odio en las prisiones
Los cientos de libros, panfletos y material informático estaban disponibles para cualquier consulta de los presos. El gobierno británico había autorizado su presencia sin tan siquiera revisar su contenido.
Arturo García  www.gaceta.es 19 Abril 2016

Los predicadores del odio contra la cultura occidental encontraron un resquicio en el sistema penitenciario británico. Una investigación del diario The Times ha puesto de manifiesto la connivencia del gobierno del Reino Unido con los radicales islámicos, que campan a sus anchas por las prisiones y distribuían numerosos libros, panfletos y material informático para el consumo de los cientos de fanáticos allí recluidos.

Una revisión extrema, ordenada por Michael Gove el pasado año, encontró en las salas de rezo habilitadas en las cárceles estos materiales, que piden el asesinato de los apóstatas y menosprecian los valores tradicionales de la sociedad británica. Los musulmanes representan el 14,5% de los presos del Reino Unido y su incidencia en el sistema penitenciario es más que notable.

Los hallazgos han provocado una alerta interna en el seno del ejecutivo de David Cameron debido a la pérdida de confianza de muchos ciudadanos en el sistema antiyihadista del país. En unos momentos en los que Europa se enfrenta a una amenaza prácticamente incontrolable, no parece que la difusión de materiales radicales entre reos ya extremistas sea la mejor opción. La investigación ha detallado que numerosos imanes han iniciado campañas para recaudar fondos para organizaciones benéficas islámicas vinculadas con el terrorismo internacional.

De hecho, muchos de los materiales encontrados están relacionados con Deobandi, una suerte de secta islámica con un espíritu anti-británico y conservador. Fundada hace más de 150 años en el sur de Asia, desde Deobandi salen más del 80% de los imanes que actualmente operan en las mezquitas de todo el Reino Unido. La web de la organización apunta a que únicamente guardan lealtad a la comunidad musulmana y piden no tener amigos cristianos o judíos para "evitar contaminaciones".

"Las mujeres musulmanas deben permanecer en casa y deben rechazar a acudir a actos no religiosos, ver la televisión, leer novelas o salir sin sus maridos de casa", reza la web de la organización. Según la investigación, Deobandi ha sido denunciada por numerosos imanes que se sentían acosados en sus lugares de trabajo.

12.328 presos musulmanes
Las cárceles de Inglaterra y Gales registran en la actualidad un total de 12.328 presos musulmanes, de los cuales 131 fueron condenados por terrorismo. Sin embargo, la cifra que más preocupa al ejecutivo de Cameron son los más de 1.000 reclusos considerados "vulnerables" para su radicalización islámica. El pasado año, el ex jefe de la Oficina Nacional de Seguridad contra el Terrorismo advirtió de la escasez de personal en las prisiones para afrontar los riesgos islamistas.

Chris Phillips alertó que, ante la ausencia de personal suficiente, los presos radicales podían manejar a sus anchas a los más vulnerables. De hecho, desde la Asociación Oficial de prisiones también subrayaron los numerosos casos de extremistas islámicos que estaban tratando de radicalizar a los presos a cambio de puestos de trabajo en las cárceles.

España, la deuda y algunos datos buenos y malos sobre nuestro país
Por primera vez en más de 20 años, nuestro país ha reducido su endeudamiento global. Sin embargo, el análisis de los datos lleva a preocupantes conclusiones
El Confidencial 19 Abril 2016

Me ha interesado el análisis que el Servicio de Estudios de Bankia ha realizado de las cuentas financieras de nuestro país. De él se extraen múltiples curiosidades que paso a enumerarles a continuación.

Desde 1994 España no reducía el endeudamiento global de su economía. Lo ha hecho 21 años después. En efecto, en 2015 se contrajo un 1,9% respecto a 2014, para situarse en mínimos de tres años. Bueno.

Sin embargo, la deuda total sigue situada a niveles estratosféricos. En concreto, en el 302,3% del PIB (3,27 billones de euros). Debemos tres veces nuestra riqueza. Esa cifra no incluye compromisos de jubilación. Cualquiera se atreve a ponerle el cascabel a ese gato. Insostenible. Malo.

Hogares y empresas deben el 172,1% del PIB, el resto corresponde al conjunto de las administraciones públicas, 130,2%. Dato.

En cuanto las cosas nos han empezado a ir bien, la gente ha vuelto a mirar al crédito y el ‘Estado’ a moderarse en su uso. Así, la caída interanual del crédito privado es la menor en 10 años, 3,5%; el público, por su parte, solo ha crecido un 0,3%, la tasa más baja desde 2007. Y aunque un dato no hace tendencia... La deuda privada se ha reducido un 20,7% (casi 46 puntos del PIB) desde máximos, mientras que la pública se ha multiplicado por tres (cerca de 91 puntos de PIB) en ese plazo. Por algo se empieza.

Aquí lo pueden ver, gráficamente.

La deuda de las familias ha caído en 2015 un 3,2%, hasta el 67,5% del PIB. Dato.

La deuda de las empresas ha menguado un 3,7% el ejercicio pasado, hasta el 104,6% del PIB, su nivel más bajo en casi una década. La financiación bancaria se ha reducido en 367.000 millones en seis años, pero el mercado de bonos apenas le ha tomado el relevo (+11.200 en el mismo periodo). La ausencia de fuentes alternativas de financiación para las corporaciones es una mala noticia.

Otro grafiquito más para que lo visualicen.

Somos uno de los países con un mayor endeudamiento total del planeta.

Se trata de un problema que la mejora de la situación económica y los bajos tipos de interés, que liberan renta de particulares y empresas e impiden que los costes financieros de la Administración se disparen, han relegado a un segundo plano, pero no por ello deja de seguir siendo capital. No podemos volver a caer en el error de pensar que lo excepcional, en términos de precio del dinero, ha llegado para quedarse.  

El sector privado sabe que esa factura los acreedores la terminan cobrando antes o después. Lo ha sufrido en sus carnes. De ahí que se haya apretado el cinturón. No ocurre lo mismo con la deuda pública. Si el crecimiento de la economía se vuelve a ralentizar y la demanda de fondos ajenos no consolida su moderación, sufriremos más impuestos, menos prestaciones públicas (como comentamos en relación con las pensiones hace bien poco), la presión de terceros, en caso de quita, o fenómenos de inflación disparada alentada por la acción de los bancos centrales y una vez que se ajuste la capacidad excedentaria.

Casi nada.

Y es que, cuando a la frialdad de los datos se les pone la cara y ojos de cada uno de nosotros, cómo cambia la cosa, ¿verdad?

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Anasagasti y la inmersión lingüística
Ernesto Ladrón de Guevara. www.latribunadelpaisvasco.com 19 Abril 2016

Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación

Es indudable que Iñaki Anasagasti (PNV) tiene todo el derecho a opinar sobre política lingüística, pero lo que expresaba en la entrevista “Argumentos a favor y en contra de la inmersión lingüística educativa” en el ABC digital, recientemente, es una sarta de contradicciones e inexactitudes.

Para empezar, alguien que cuando se le preguntó en su día que por qué él no aprende euskera, cuando pretende imponerlo al resto de los vascos, dijo que “loro viejo no aprende a hablar”, está descalificado de partida, pues por esa teoría habría bastantes colectivos limitados para adquirir una lengua que no es contextual en la mayor parte del País Vasco. Por ejemplo: un 15% de población escolar que tiene de una forma u otra diversos trastornos madurativos, de lenguaje o disfunciones de un amplio espectro.

Afirmar que “El niño es una esponja y aprende por ósmosis lo que le enseñen” es un lugar común muy sofista porque es una generalización que no tiene en cuenta lo que dice la pedagogía diferencial que es ni más ni menos que cada persona es un mundo y sus condiciones y circunstancias difieren según el espectro sociológico y cultural en el que viva o por razones individuales. Con afirmaciones tan vagas e inconcretas solamente se logra llegar a posiciones demagógicas y determinaciones vagas y vaporosas, tan típicas de quienes tratan de encaminar desde pensamientos simples a lugares comunes para el provecho político de unos cuantos.

Otra simpleza demagógica es afirmar que son los padres los que eligen la inmersión lingüística. Pues no, señor Anasagasti, usted sabe sobradamente que durante muchos años los que creemos que el castellano es la lengua ambiental, con datos estadísticos en la mano, y que es mejor la educación en la lengua materna, tal como se ha propugnado desde instituciones internacionales tan poco sospechosas como la UNESCO o la UNICEF, o la Comisión europea contra la discriminación lingüística, hemos sido castigados con la imposición de los modelos D.

Para el que no esté familiarizado con el alfabeto de los modelos lingüísticos hay que aclarar que el aún vigente Decreto del Gobierno Vasco que regula los modelos lingüísticos conforme a lo dispuesto en la Ley de normalización del uso del Euskera, también vigente, existen tres modelos, el A, para zonas castellanohablantes; el D, para zonas vascohablantes; y el B, para zonas mixtas, y que la regulación de la implantación del euskera debía adaptarse como un guante a la mano a las tres realidades sociolingüísticas vascas. Pues este criterio legal ha sido conculcado sistemáticamente. Lo ha sido con la extensión a machamartillo del modelo D, igual que el que se está implantando contra viento y marea en Navarra haciendo caso omiso a las preferencias de los padres. Y esta dinámica se hizo con una presión ambiental de diferentes grupos mamporreros del ámbito abertzale, con la intromisión de ayuntamientos nacionalistas en la libre decisión de los padres, guiando ideológicamente –no técnicamente- la opcionalidad de los mismos, y segregando a todo aquel que se saliera del redil de la construcción nacionalista. Y todo ello en un contexto de terrorismo y opresión social. Eso los sabe cualquiera que haya vivido durante la década de los ochenta y noventa en Euskadi y no sea uno más del rebaño nacionalista.

Pero, además, se ha producido en la colectividad escolar un curioso fenómeno, nada casual, que es la estratificación social, de tal manera que el modelo A, con una ingeniería social y cultural muy meditada, se ha convertido en un gueto donde se segrega a alumnos de colectivos muy desfavorecidos, con lo que se vulnera el preceptivo principio de integración, desacreditando de paso ese modelo que respeta la lengua materna de la mayoría de los vascos sean o no nacidos en Euskadi.

No es casual que en la última evaluación diagnóstica aparezcan los mejores resultados escolares en el modelo A de los centros concertados. Por algo será… y no precisamente porque el modelo A sea un mal paradigma. Y si la evaluación resulta negativa en los modelos A de la red pública habría que preguntarse el por qué, y si tiene algo que ver en ello el que esos grupos sean un cajón de sastre de aquellos alumnos que han sido segregados del resto del sistema, entre otras razones por campañas infames, como aquellas de que “tu hijo será analfabeto si no va a euskera” o la aquella ridícula del contagioso virus “Ukan” que consistía en que “Para ser buena persona hay saber euskera” (palabras textuales).

Pero resulta muy curioso que para los nacionalistas de hoy el principio de lengua materna como lengua vehicular no sea aceptable y si lo fuera para los nacionalistas del ayer, como lo prueban múltiples manifestaciones de próceres del nacionalismo de antaño. Como botón de muestra cito lo que manifestaba en 1920 Landeta, coincidiendo con el III Congreso de Estudios Vascos, donde presentó un “Proyecto de Escuela Primaria Elemental:

“Enseñanza en la lengua materna de los niños y el aprendizaje progresivo de la segunda lengua, método activo, formación cristiana y patriotismo, currículo vasco (historia, geografía, literatura y cultura vasca) […]”

Este mismo autor, se refería a la Escuela Vasca en los siguientes términos:
“[…] Abogo porque la enseñanza se difunda en esa escuela en la lengua materna, es decir, vasca, si vasca es la lengua de los alumnos; castellana si ésta es la lengua de los asistentes; pero sin que en ambos casos el aprendizaje del euskera o del castellano sea desterrado de ellas”

En el mismo contexto, un tal Oyarbide, también de la familia nacionalista, planteó en la prensa este problema:
“Qué ha de ser la escuela vasca. Y en aquel entonces habré de exponer mi pensamiento acerca de este particular, y recuerdo que, refiriéndome a la lengua en que debía instruirse en la escuela vasca, decía que si la lengua maternal del niño era la vasca, en euskera debía recibir su instrucción primaria y ser educado, sin que, por eso, y a su tiempo, se dejara de enseñarle la lengua castellana; así como también decía que, si la lengua maternal de un niño era la castellana, en castellano debía instruírsele y educarle; pero que la escuela vasca haría funcionar diariamente una clase de euskera, para que, poco a poco, sin prisa alguna, fuera el niño iniciándose en ella”

Y en otro apartado, afirmaba…
“Al maestro más inteligente y abnegado, pero que ignora la lengua de los niños, no le es posible disipar la atmósfera de aburrimiento y de indiferencia que le rodea y, en cambio, en cuanto se les habla su lengua maternal, parece que se despierta el espíritu de esos niños y que la clase se abre a la vida[…]”

Y sigue…
“Lo que nosotros podemos afirmar por haberlo prácticamente comprobado, es que, en general, el niño vasco que entra en la escuela de su aldea sin hablar (que es distinto que conocer) que el suyo maternal, sale de esa escuela sin haber aprendido, cual es debido, su propia lengua, y por ende sin conocer ni comprender tampoco el castellano que le hablaba el maestro, lo cual le coloca en un plano de inferioridad notoria respecto de aquellos otros niños que han sido educados e instruidos en su propia lengua[…]”

¿Si aquel criterio valía para los niños euskaldunes por qué no ha de servir para los castellanohablantes?

Quizás la respuesta nos la da el ideológo del nacionalismo Luis Eleizalde, que en 1910 afirmaba:

“Las etapas que debe recorrer todo nacionalismo normal, y por tanto el nuestro, son tres, y por este mismo orden cronológico: Primeramente, la etapa social y cultural, en la que se va despertando y arraigando la conciencia de la nacionalidad renaciente. Esta es la etapa fundamental, la etapa de las escuelas, de las academias y ateneos, de las publicaciones científicas y literarias, de las cooperativas obreras, de los Congresos de Estudios, de las Semanas Sociales, etc. Viene a continuación, aunque sin cerrar la primera que sigue subsistiendo, la etapa política, durante la cual el Nacionalismo, por medio de sus representaciones parlamentarias y administrativas, trata de incorporar a la vida pública el conjunto de soluciones estudiadas y elaboradas durante la etapa anterior. Esta segunda es la etapa de las elecciones, de los mítines políticos y de todo el movimiento que esta clase de actuación trae consigo. Finalmente y subsistiendo de las dos primeras etapas llega la final, la del triunfo completo y pleno dominio” (El subrayado es mío para remarcar esa idea tan “democrática”)

Y quizás la clave de la cuestión se encuentre en este paradigma de la estrategia nacionalista, que se concentra en una palabra: adoctrinamiento.

El euskera se ha convertido en un filtro. El principal de ellos el del profesorado, como agente sustantivo y sustancial para el adoctrinamiento. Un somero análisis de la evolución del voto sindical en la enseñanza así lo refleja claramente. El hilo conductor de la mayor parte del profesorado vasco es el constructo nacionalista. Y en ello los modelos lingüísticos son la excusa perfecta para la conformación de un ideario nacionalista a través de la escuela. Es lo que nos oculta el señor Anasagasti.

Podríamos seguir citando a especialistas internacionales que escriben en esta complicada cuestión de lengua materna e inmersión lingüística, pero nos extenderíamos demasiado. Quizás para otro artículo.

Ni Otegi ni reaccionarios
Javier Caraballo El Confidencial 19 Abril 2016

Otegi es un cínico, claro. Seguro que cuando militaba en ETA, lo llamaban así, Otegi ‘el cínico’, siguiendo esa costumbre de algunos terroristas de ponerse apodos que destacan algún rasgo de su personalidad. Y como el cinismo es una condición de la persona, a Otegi lo debían conocer sus colegas terroristas por su habilidad cínica; cinismo sin pestañear, como un profesional. Otegi es un cínico, sí, ya lo sabíamos, pero ahora que ha salido de la cárcel, ahora que concede entrevistas, lo que quizá no recordábamos es la capacidad que tiene para agitar una espiral de odios en su entorno gracias a que, en el otro extremo, siempre cuenta en su estrategia con un grupo de reaccionarios que acaban crispando el ambiente y dañando la confianza de los ciudadanos en el Estado de derecho mucho más de lo que consigue hacerlo el cínico Arnaldo Otegi.

No había frase ni reflexión en la entrevista que Otegi le ha concedido a Évole en La Sexta que no estuviera trufada de un hedor insoportable por la condescendencia con la que se refiere a las brutalidades de ETA; asesinato y extorsión, agobio y miedo, un ambiente irrespirable comparable solo a la peor dictadura fanática. Condescendencia con los torturadores y displicencia con las víctimas, a las que no les concede ahora ni siquiera el derecho de que muestren su orgullo por haber resistido firmes, serenos, hasta contemplar la descomposición de la banda terrorista que un día amargó sus vidas para siempre. De todo lo manifestado en La Sexta, esa es, a mi juicio, la declaración más clarificadora de la catadura moral del mundo proetarra, que siguen siendo los mismos indeseables de siempre.

Según Otegi, el legítimo orgullo de todos los demócratas de haber vencido a ETA es contraproducente para la paz; recordarlo es una humillación para ETA y, por eso, no hay que hablar de lo ocurrido. No se puede decir que ETA, asesinando, extorsionando, no ha conseguido nada porque eso es humillar a los asesinos, a los extorsionadores. “Cuidado con la arrogancia de espetar al otro que solo ha conseguido tal, o que solo ha conseguido sufrimiento, porque eso lo único que hace es tratar de humillar a determinada gente. Y cuando se humilla a la gente, cuando se frustra a la gente, las consecuencias suelen ser bastante graves. No tratemos de hurgar en determinadas heridas porque eso no va a traer nada bueno a este país”, dijo Otegi ‘el cínico’ cuando se refería a la derrota de ETA. Hasta el orgullo de los demócratas, después de medio siglo de terror, quieren que sea clandestino. Pero la memoria nunca será clandestina.

De hecho, la memoria de lo ocurrido es tan clara que lo único que se le puede reprochar a la victoria del Estado de derecho sobre ETA es que no haya sido capaz de avanzar más allá, con una estrategia nueva, distinta, que se instale en la realidad de la tregua definitiva que anunció la banda terrorista en enero de 2011. Frente a Otegi se coloca siempre un grupo de reaccionarios que, en el otro extremo, aplican la misma lógica radical e intransigente. Cualquier gesto de normalización, por leve que sea, por sincero que sea, se considera directamente una claudicación y una traición. La caza de brujas de los reaccionarios es permanente y constante: lo mismo lapidan a un periodista como Évole por el hecho mismo de haber realizado una entrevista, como semanas antes lo hizo 'The New York Times', que se acosa y se empuja a la dimisión a una dirigente política como Arantza Quiroga por impulsar un comunicado de consenso que, en vez de ‘condena’, mostraba un 'rechazo expreso' a la violencia etarra. Cualquier gesto que, simplemente, intente reflejar el nuevo tiempo que se vive en el País Vasco, sin muertos en las aceras, desata una reacción aguda, en tromba, que lo crispará todo hasta bloquearlo. Quien diga, simplemente, que hay que superar la situación actual ya es sospechoso de colaboracionista, de traidor. Son los reaccionarios.

Tener clara la memoria de lo ocurrido, defender el orgullo de demócratas de haber resistido, combatido y ganado la guerra contra el terror de ETA, no puede ser incompatible con la necesidad de avanzar en la normalización que sea posible en este momento. ¿Un ejemplo? Quizás el más controvertido: el acercamiento de los presos de la banda terrorista a prisiones próximas al País Vasco. En ni una sola de la sentencias que ha condenado a los asesinos de ETA se decía que tenían que cumplir la pena de cárcel en la prisión más alejada posible del País Vasco. Lo legal, lo constitucional, es que todos los presos cumplan condena en prisiones cercanas al domicilio de sus núcleos familiares. Si con ETA se aplicó una política penitenciaria distinta, que desatiende derechos de los presos etarras -sí, sí, también los presos etarras tienen derechos-, fue por el interés social y la razón de Estado mayor de la lucha contra la banda terrorista.

Con la dispersión de los presos de ETA se dificultaba el funcionamiento de la banda y se impedía que organizara nuevos atentados desde la cárcel. Una vez que la banda ha dejado de asesinar, y ya han pasado cinco años, debería ser el Estado de derecho quien acerque progresivamente a los presos de ETA a prisiones del norte de España. El mismo pacto de Estado que ha servido para unir a los demócratas en contra del terrorismo, tendría que acordar el final de la política de dispersión de los presos etarras. En su ceguera, los reaccionarios dirán que se trata de una derrota, una claudicación; no se dan cuenta de que es lo contrario, que no habría mayor gesto de la victoria sobre ETA. Por eso, cuando sale Otegi y agita la espiral de odios, conviene atarse bien a la prudencia, a la moderación, a la inteligencia más allá del rencor. Ni ‘el cínico’ ni los reaccionarios.

Otegi, Zapatero y la playa de Zarauz
Cayetano González Libertad Digital 19 Abril 2016

En la entrevista realizada por Jordi Évole en La Sexta al exmiembro de ETA y muy probable candidato a lehendakari por Bildu en las próximas elecciones vascas hubo de todo, pero fundamentalmente la confirmación de algunas certezas, así como mucha inmoralidad y un reconocimiento muy especial y singular por parte del entrevistado. Empecemos por esto último.

Otegi quiso aprovechar la ocasión estrella que le brindaba La Sexta para devolver al expresidente Zapatero el regalo que este le hizo en febrero de 2007, cuando dijo de él que era un "hombre de paz". Nueve años después, el líder de la izquierda abertzale quiso dejar claro que la paz en el País Vasco se debía a personas como Zapatero. No olvidó, por supuesto, a su amigo Jesús Eguiguren. Otegi, al igual que ETA, tiene motivos más que sobrados para estar agradecido a la política que llevó a cabo Zapatero cuando en 2004 llegó a la Moncloa, que consistió fundamentalmente en abrir un proceso de negociación política con la banda terrorista que supuso que esta recibiera un enorme balón de oxígeno en un momento en que se encontraba en situación terminal, tras la política antiterrorista llevada a cabo por los gobiernos de Aznar.

Efectivamente, a comienzos de 2004 ETA estaba contra las cuerdas y su brazo político, ilegalizado. Zapatero dio la vuelta a esa situación: convirtió a ETA en un interlocutor váldio del gobierno y al mismo tiempo, con la complicidad infame del Tribunal Constitucional presidido por Pascual Sala, consiguió que las diferentes marcas de ETA fueran de nuevo legalizadas y de esa forma pudieran volver a las instituciones. ¿Cómo no van a estar Otegi y ETA agradecidos a Zapatero? Tampoco estaría de más que extendiera ese agradecimiento a otros socialistas, como Rubalcaba o Patxi López.

Por otra parte, Otegi confirmó punto por punto lo que algunos –el exministro Jaime Mayor Oreja fundamentalmente– han venido sosteniendo durante estos años: que la situación política actual está íntimamente ligada a un proceso en el que los actores principales son ETA, la izquierda y los nacionalistas. En algunos periodos ha sido la banda terrorista la que ha estado en la vanguardia de ese proceso y en otros –Estella, Perpiñán, desafío secesionista de Cataluña– los nacionalistas de ERC, CIU o el PNV. Y siempre de alguna manera presentes el PSOE y la izquierda, porque convendrá subrayar, como el propio Otegi hizo en la entrevista, que las reuniones que éste tuvo con el expresidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, comenzaron en 1999, es decir, un año después del pacto que firmaron ETA, el PNV y EA en Estella, y un año antes del Pacto Antiterrorista que, a propuesta de Zapatero como líder de la oposición, firmaron el PP y el PSOE en diciembre de 2000.

En cuanto al capítulo de inmoralidades, en la entrevista hubo muchas, pero subrayo dos: cuando dijo con enorme tranquilidad que la mañana del sábado 12 de julio de 1997, cuando era público y conocido que a las 4 de la tarde expiraba el plazo dado por ETA para que el gobierno acercara a todos los presos de la banda al País Vasco, o si no mataría a Miguel Ángel Blanco, él se encontraba tan ricamente con su familia en la playa de Zarauz, añadiendo, eso sí, que se notaba un silencio que proyectaba que se estaba viviendo una situación trágica. Menudo lince.

En segundo lugar, al hablar del atentado de Hipercor en Barcelona, en el que fueron asesinadas 21 personas, entre ellas varios niños, Otegi quiso destacar que ETA dio tres avisos a la Policía de que iba a explotar un coche bomba, que es lo mismo que sugerir que la culpa de los muertos fue de la Policía y no de la banda terrorista. Lo mismo que indicar que ETA también había pedido en diversas ocasiones a la Guardia Civil que en sus casas cuarteles no vivieran las mujeres ni los hijos de los guardias, para no ponerles de esa forma en riesgo ante posibles atentados, como los que se registraron en Vich y Zaragoza. ¿Cabe mayor vileza?

Lo terrible de todo esto es que si al final Otegi es candidato de Bildu en las próximas elecciones autonómicas habrá varios miles de vascos que le voten. Y que además lo hagan pensando que están apoyando a un "hombre de paz" y no a una persona que, al igual que todos los que han formado parte de ETA, debería estar inhabilitada de por vida para ser representantes público por el hecho de haber utilizado o apoyado el uso de la violencia para conseguir fines políticos, sembrando durante más de cincuenta años mucho dolor, muerte y destrucción.

La autonómica catalana cuenta con 2.312 trabajadores
La independentista TV3 tiene la misma plantilla que Canal Sur, ETB y Telemadrid juntas
En número de epleados y a cuenta del sufrido contribuyente, está por encima de Atresmedia y Mediaset
Periodista Digital 19 Abril 2016

La Generalitat de Cataluña mantiene una fuerte apuesta por su televisión autonómica, a pesar de los fuertes recortes que ha tenido que llevar a cabo en los últimos años en otras partidas

La Generalitat de Cataluña mantiene una fuerte apuesta por su televisión autonómica, a pesar de los fuertes recortes que ha tenido que llevar a cabo en los últimos años en otras partidas, como en sanidad o en educación.

Además de las fuertes inyecciones de dinero, la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) es también, con gran diferencia, la empresa audiovidual que cuenta con una plantilla más elevada, sólo superada por RTVE y por delante de las privadas Mediaset y Atresmedia.

Como revelan Eva Díaz y Javier Romera en 'El Economista' este 19 de abril de 2016, la matriz de la independentista TV3 cuenta con 2.312 trabajadores.

A pesar de haber reducido un 15,5 por ciento el número de empleados en los últimos ocho años, el conglomerado catalán suma casi el mismo número de trabajadores que la Radio Televisión Andaluza, la Radio Televisón Vasca y Radio Televisión Madrid juntas.

La segunda autonómica por número de empleados, Canal Sur, suma una plantilla de 1.257 trabajadores; la vasca Euskal Televista tiene 975 y Telemadrid otros 317, muy lejos de los 1.178 con los que contaba antes del ERE que ejecutó hace tres años.

Entre las cadenas autonómicas con una plantilla más extensa destaca también la Radio Televisión Gallega (TVG), con 824 trabajadores.

Plantilla conjunta
En conjunto, y a la espera de lo que ocurra con la valenciana Canal 9 tras su reapertura, las cadenas autonómicas bajo gestión pública en España suman actualmente una plantilla total de 6.623 trabajadores, lo que supone más del doble que Mediaset y Atresmedia conjuntas.

Una de las razones que explica el hecho de que las cadenas autonómicas tengan una plantilla tan amplia es el número de horas de trabajo firmadas en sus convenios.

Así, mientras que el promedio anual es de 1.693 horas, Telemadrid tiene firmada 1.533; en Canal Sur o en la televisión autonómica de Castilla-La Mancha son 1.540 y en TV3 sólo 1.568. En las cadenas privadas, de ámbito municipal, las horas firmadas por convenio superan, sin embargo, en la mayor parte de los casos las 1.800 horas al año.

Pero es que la corporación de medios catalana es incluso más grande que las dos cadenas de televisión privada en España. De hecho, su plantilla es un 82 por ciento mayor a la de Mediaset, con 1.266 trabajadores y un 28 por ciento más grande también que la de Atresmedia, con 1.800 empleados.

La que más dinero aporta
Cataluña es además la comunidad autónoma que más dinero aporta a sus medios públicos. A pesar de ser la autonomía más incumplidora -tiene un déficit del 2,7 por ciento a cierre de 2015 cuando el límite máximo se situó en el 0,7 por ciento- repite este año presupuesto respecto al ejercicio pasado y volverá a destinar a su corporación de medios 227 millones de euros.

El presidente autonómico, Carles Puigdemont, ha blindado tanto la financiación de sus medios -especialmente de TV3- como de su línea ideológica, convirtiendo así al medio público en una herramienta más para la construcción de un Estado propio, frente a las críticas de la oposición.

En conjunto, las televisiones públicas de carácter autonómico siguen siendo un objetivo prioritario para sus distintos gobiernos, que se niegan a hacer, en la mayoría de los casos, recortes sustanciales. De acuerdo con los presupuestos aprobados para este año, y tal y como informó elEconomista el pasado 11 de abril, el gasto público se elevará en 2016 a un total de 880,3 millones de euros, una cifra que supone un 3,37 por ciento más respecto a los 851,6 millones de euros que se invirtieron el año pasado. El déficit no parece así ser un problema.

TRAS LA ENTREVISTA DE ÉVOLE
La hermana de una víctima de ETA a Otegi: 'No eres un héroe'
La hermana de Diego Salvá, asesinado por ETA en 2009, dirige una carta a Otegi en la que destaca la figura de su madre: 'Ella no recibió ni una palmadita en la espalda cuando el ataúd estaba cerrado'.
Gaceta.es  19 Abril 2016

La entrevista de Jordi Évole con el líder de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, levantó las ampollas no sólo de todos aquellos que condenan el terrorismo sino también de las propias víctimas después de que señalara que "ETA no tenía intención de matar civiles en el Hipercor de Barcelona" y que "una parte del Estado estaría encantada con la vuelta de ETA".

Por ello, la hermana de Diego Salvá, guardia civil asesinado por ETA con 27 años en Palma de Mallorca, ha redactado una carta dirigida a Arnaldo Otegi de la que este lunes se hace eco el diario El Mundo. "Ella no recibió ni una palmadita en la espalda cuando el ataúd estaba cerrado. Ya sabes, quizás ni estaba entero", reza el texto que la hermana de Salvá dedica a su madre tras apuntar que ni siquiera quiso llorar "ni dejó llorar a sus hijos para que esos a los que algunos llaman presos políticos se regocijen en sus celdas".

Es más, Marina Salvá se refiere directamente al acto en en el que se rindió homenaje a Otegi una vez tras su salida de la cárcel. "A mi madre nadie le recibió una multitud con pancartas por seguir con su vida, por seguir creyendo en lo que cojones se pueda uno creer después de que alguien te arranque un hijo, por seguir creyendo que siempre hay esperanza" y añade: "Ella no lo necesita. No, a diferencia de ti, que es lo que esperas cuando sales de la cárcel. Esos aplausos no significan que eres un héroe".

LAMENTA QUE SE LE HAYA DADO VOZ
La Guardia Civil tilda de 'vergonzosa' la entrevista a Otegi
APROGC ha lamentado que un "terrorista" como Otegi haya tenido la ocasión de verter tantas "porquerías" en un programa de televisión, donde "ofreció un mitin político".
Gaceta.es 19 Abril 2016

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha lamentado que un "terrorista" como Arnaldo Otegi haya tenido la ocasión de verter tantas "porquerías" en un programa de televisión, donde "ofreció un mitin político" y llegó a poner al mismo nivel a asesinos y Fuerzas de Seguridad. En un comunicado, APROGC ha reprochado que se pueda dar voz a un individuo que acaba de salir de la cárcel tras cumplir condena por delitos relacionados con el terrorismo como si fuera un dirigente político más, lo que es "deleznable".

La Sexta emitió la noche de este domingo una entrevista al dirigente abertzale, en la que este aseguró tener "constancia" de que algunos sectores del Estado están interesados en que ETA vuelva a atentar y en la que culpó a la Guardia Civil y la Policía Nacional de impedir el desarme de la banda al controlar sus depósitos de armas.

Otegi, dice esta asociación, intentó justificar "lo injustificable" y llegó a "culpar a las víctimas de que fueran asesinadas, entre ellas, víctimas inocentes, como todas, pero más si cabe a las mujeres e hijos de los guardias civiles".

Incluso, la APROGC censura que Otegi llegara a afirmar que hay instituciones en España que preferirían que ETA siguiera asesinando. "Se han presentado como los conseguidores de la paz en este país", lo que para la asociación es simplemente "vergonzoso". "Sobre el resto de lo dicho por el terrorista, ni un solo comentario. Más porquerías no se pueden decir", concluye el comunicado.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial