AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 4  Mayo  2016

El Ibex pide un "gobierno estable"
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com  4 Mayo 2016

El fracaso de los intentos para formar gobierno ha impulsado a los grandes empresarios a mover ficha, a manifestarse a favor de acuerdos post electorales a partir de julio. El Ibex, y las asociaciones empresariales, animan a los políticos a apartar sus diferencias, a constituir lo que ellos llaman "un gobierno estable". Y lo justifican con un estribillo que, por repetido hasta la nausea, resulta muy familiar: "la incertidumbre es nefasta para los negocios". La música es pegadiza, cierto, pero... la letra menos comprensible si se presta cierta atención. Es explicable que las empresas experimenten preocupación por la incertidumbre económica. Pero, ¿por qué tanta molestia por la interinidad del gobierno?

Al contrario, un gobierno en funciones es menos proclive a modificar las reglas del juego. En un sistema sano, no corrompido, cada parte se ocuparía de lo suyo: unos a gobernar; otros a producir, a innovar. Desgraciadamente, en España no es así. No existe frontera nítida entre lo público y lo privado: el marco institucional los mezcla, los agita y los revuelve en desordenada promiscuidad.

El marco económico raramente se rige por la competencia. Hay bajo la mesa demasiados acuerdos entre grandes corporaciones y el poder político, siempre en beneficio mutuo. Un intenso intercambio de favores que incluye legislación favorable para garantizar pingües beneficios para los aliados. Un capitalismo de amigotes que reparte sus ganancias con los gobernantes por muy diversas vías: comisiones, regalos, condonaciones de créditos o puertas giratorias, puestos en el consejo de administración para ex gobernantes como pago por favores pasados.

El sistema no sólo despluma a consumidores y contribuyentes; también menoscaba la eficiencia y el bienestar pues las empresas dedican demasiados recursos y esfuerzos a agradar a los políticos, a comprar favores, descuidando la satisfacción de sus clientes, el desarrollo tecnológico y la creación de empleo. Se explican así décadas de adulación, de peloteo hacia los dirigentes políticos, por muy zoquetes que fueran. Los famosos halagos que Emilio Botín dedicó a José Luis Rodríguez Zapatero pasarán a la más exigente antología del disparate.

¿Quién diablos reparte ahora las prebendas?
Al Ibex y a las asociaciones empresariales les preocupa menos el color del gobierno que su duración. Necesitan saber de una vez quiénes serán sus interlocutores, quién diablos repartirá los favores y a quien hay que pagar. Siempre pueden llegar a acuerdos ventajosos con un nuevo ejecutivo, casi con independencia de su etiqueta. Pero cambios de gobierno demasiado frecuentes obligan a una constante renegociación de las cláusulas, añadiendo notables costes e incertidumbres. Este es precisamente el peligro que imponen los sistemas de acceso restringido: como el éxito no depende de la calidad, del mérito o el esfuerzo, cualquier modificación en el equilibrio de poder trastoca la posición de cada uno. Y una simple línea torcida en el BOE puede convertir grandes empresas, aparentemente sólidas y prometedoras, en candidatas a la quiebra. Por eso, para el Ibex y las asociaciones de empresarios, es fundamental la estabilidad de los gobiernos.

Ahora bien, los grandes magnates también han apuntado su preferencia por una coalición entre PP, PSOE y C's, una fórmula que excluya el populismo de Podemos. No porque crean que este partido no es bizcochable, seguro que lo es en la misma medida que el resto, o porque teman que pueda cambiar el sistema, algo descartado pues la política de Podemos consiste en profundizar todavía más en el clientelismo, elemento consustancial al régimen del 78. Temen, quizá, que este partido pudiera beneficiar a otros grupos empresariales distintos y, además, que sus políticas puedan dañar la actividad económica.

Sin embargo, no resulta muy oportuna ni creíble esta velada crítica si antes entonar el mea culpa. Fueron precisamente los grandes empresarios quienes contribuyeron, codo a codo con los políticos, a crear el caldo de cultivo idóneo para el arraigo del ahora denostado populismo. Y quienes, con su ramplón inmovilismo, siguen soplando fuertemente sus velas, cediéndoles el monopolio de la crítica y del supuesto cambio...aunque este no consista más que en una profundización en los errores de siempre.

Décadas abonando el terreno para el populismo
El populismo se difunde con facilidad en una España harta de privilegios, de corrupción, huérfana de reglas claras, alejada de la igualdad ante la ley, acostumbrada a apaños y componendas en las alturas. Donde las grandes corporaciones gastaron dinerales en paquetes publicitarios para controlar la información sensible, generando una prensa absorta en la autocensura, temerosa de los tabúes, sumisa al poder. El populismo encuentra un ambiente favorable allí donde los gobernantes recurrieron al paternalismo, inflaron supuestos derechos sin mencionar los correspondientes deberes, fomentaron el infantilismo, el miedo a la libertad. Echa sus raíces donde los políticos diluyeron la responsabilidad individual para crear masas, rebaños; no ciudadanos. En lugares donde el trato recibido no depende de la valía, o el esfuerzo, sino del grupo al que se pertenezca. El populismo no es más que la consumación, el perfeccionamiento, la fase final del Régimen del 78.

Ya que se dignan a bajar a la arena, las grandes figuras empresariales deberían acabar de arremangarse, meterse de lleno en el fango. Ser conscientes de que no sólo responden ante sus accionistas: como parte de la élite dirigente mantienen una importante responsabilidad con la sociedad. No es suficiente pedir un gobierno estable: el verdadero servicio a los ciudadanos sería abogar por una profunda reforma política, apoyados en su enorme poder mediático. Una reforma dirigida a instaurar instituciones neutrales, independientes, contrapesos, mecanismos eficaces de control del poder, sistemas de representación directa y adecuados métodos de selección de los gobernantes. Unas transformaciones profundas que retiren barreras y favorezcan una prensa independiente, libre de la coacción de gobiernos y grandes anunciantes.

Ánimo, señores, un poco de arrojo, valentía y pundonor. Porque, para limitarse a recomendar un pacto del que salga un nuevo interlocutor con quien retomar el intercambio de favores... mejor es seguir calladitos, sin bajar de la nube.

¡Se acabó, el sistema ya no da más de sí!

Juan Laborda www.vozpopuli.com  4 Mayo 2016

Se acabó, el sistema económico actual ya no da más de sí. Los indicadores adelantados de muy corto plazo disponibles para distintas áreas geográficas desarrolladas -Estados Unidos, Unión Europea, Japón, Reino Unido, Canadá, Australia…- confirman que la economía occidental en su conjunto está a punto de entrar en una profunda recesión económica. La única excepción es España, cuyo indicador adelantado más fiable, el Ñ-Sting, ha rebotado. Aquí se está retrasando lo inevitable por razones meramente electorales.

Bruselas lleva haciendo la vista gorda con Rajoy y sus muchachos desde finales de 2013 -laxitud fiscal e inyecciones masivas de esa droga de diseño llamada expansión cuantitativa-, nada que ver con las condiciones leoninas exigidas a Grecia y Portugal. Se trata de criterios meramente ideológicos de soporte a “uno de los nuestros”. Pero en una economía financiarizada como la nuestra, las inversiones especulativas son las dominantes, y no así las tendentes a mejorar el capital productivo. Por eso en un contexto de excesiva deuda total (4,1 billones de euros al cierre de 2015) y externa (1,1 billón de euros al final de 2015) somos vulnerables a un aumento de la aversión al riesgo en los mercados financieros y/o a un cierre del grifo del BCE (ambos, aversión y grifo del BCE, están interconectados). En ese caso España entraría en un círculo vicioso.

El sistema económico actual se desvanece
El inicio del estallido de la última burbuja generada por las autoridades monetarias supone el principio del fin de una forma de crecimiento perversa. Y ese proceso es inexorable, más aún bajo las recetas prescritas por la ortodoxia académica dominante. Estamos en los albores del final del mayor súper-ciclo de deuda histórico, iniciado en los años 80, y que ha estado sazonado con políticas profundamente conservadoras, enormemente injustas, tremendamente ineficaces. Pero volvamos la vista a los orígenes.

La actual crisis económica tiene sus orígenes en los acontecimientos que siguieron al intento de incrementar la tasa de retorno del capital a partir de finales de los 70. La disminución de dichas tasas de ganancia llevó a la implementación de una serie de políticas económicas cuyo objetivo último era hacer resurgir la tasa de rentabilidad del factor capital. Para ello se promovió, con el apoyo de la academia, la implementación de políticas tendentes -en nombre de la competitividad- a disminuir los salarios y recortar los beneficios del factor trabajo, aderezado todo ello con una aceleración de los procesos de trabajo, una apuesta decidida por la globalización, y el establecimiento de acuerdos comerciales o zonas de libre comercio. A pesar de la aplicación de todas estas recetas, la tasa de retorno del factor capital sólo recuperó la mitad de su caída.

Lo que aún a fecha de hoy no entienden muchos economistas es el hecho de que la principal fuente de recuperación histórica de las tasas de ganancia del capital es una quiebra generalizada, es decir, una devaluación del capital de las empresas supervivientes. Sin embargo, en los últimos 40 años apenas ha habido una escasa devaluación del capital de manera que el aumento de su tasa de retorno se ha producido exclusivamente como resultado del aumento de la intensidad de explotación de los trabajadores.

El estancamiento de los salarios y la disminución de las prestaciones o beneficios del factor trabajo fuerzan a los hogares a asumir deuda con el fin de satisfacer sus niveles de consumo. Se trata de una nueva burbuja, de una nueva exuberancia irracional a lo “Shiller”, de un ejemplo más de inestabilidad financiera a lo “Hyman Minsky”. Si las rentas salariales o los flujos de remuneración del trabajo disminuyen, la deuda utilizada para financiar el consumo puede presentar serios problemas de cara a su devolución. En el caso extremo de desempleo estaríamos en realidad ante otro ejemplo más de esquema Ponzi.

Desregulación financiera, ese material inflamable
En este contexto, la actual crisis económica sistémica fue exacerbada por el uso de un nuevo material inflamable en manos incendiarias. Nos referimos a los cambios estructurales que se producen en el sector financiero a finales de los 90. Estos cambios son el resultado de la combinación perversa de una variedad de eventos y de decisiones tomadas por gobiernos y autoridades monetarias. Los grandes cambios estructurales incluyen la desregulación -vía derogación de la Ley Glass-Steagall en 1999-; el aumento de la concentración de la riqueza en bancos sistémicos, con el subsiguiente problema implícito de riesgo moral “too big to fail”; el aumento brutal de la deuda -histéresis del factor capital; la implementación del sistema bancario en la sombra, y la tremenda innovación financiera -humo en su mayor parte-.

Debido a la financiarización causada por la crisis de rentabilidad, los capitalistas perdieron su interés por invertir en capital y desarrollo, desviando los fondos a activos del sector financiero, especulativos. Esta dinámica ponía más dinero en el centro financiero, intrínsecamente inestable, dejando a la economía susceptible de experimentar una crisis severa. Y es ahí donde nos encontramos ahora, ocho años después del origen de la crisis. No se han solucionado ninguno de los males que nos han llevado hasta aquí. Y el sistema va a reventar. Solo ansío que cuando ello se produzca, se implementen las reformas necesarias para que no vuelva a ocurrir, y que los actores políticos, económicos y académicos que lo generaron se jubilen anticipadamente.

Para qué sirve el consenso
El consenso en sí mismo no es un objetivo racional. De nada sirve ponerse de acuerdo en emprender un viaje si no sabemos adónde vamos ni para qué. ¿Alguien lo sabe en España?
EDITORIAL  www.gaceta.es  4 Mayo 2016

Que se entiendan. Que se pongan de acuerdo. Eso piden los españoles a los partidos políticos. Piadosos deseos. Constructivos y bienintencionados, sin duda. Pero ¿se ha preguntado alguien sobre qué han de ponerse de acuerdo? Porque el acuerdo y el consenso no son buenos en sí mismos, sino que su bondad depende del objetivo, de la materia. No es lo mismo ponerse de acuerdo en un proyecto de reconstrucción nacional que en un programa de desmantelamiento de España. ¿Verdad de Perogrullo? Por supuesto, pero la evidencia da fe del pobre nivel de nuestro debate político. A juzgar por la opinión dominante, la mayor aspiración del pueblo español consiste en que los políticos se arreglen entre sí y nos dejen en paz. Pero esto es la negación misma del concepto de democracia.

Desde los tiempos de la transición, nuestra vida pública padece una dolencia que podríamos denominar “superstición del consenso”. Definámosla así: todo irá bien si el conflicto se reduce al mínimo, si la disputa es sustituida por el acuerdo y la concertación. Este sentimiento puede resultar comprensible en un país cuya modernidad se ha construido sobre traumáticas divisiones sociales, territoriales y políticas, pero no deja de presentar consecuencias gravísimas, empezando por la inhibición acerca de los agentes y la materia del consenso de marras. Se sobreentiende que el acuerdo ha de girar en torno a la superación de tales divisiones, pero ¿para ir hacia dónde? ¿Y quiénes han de estrechar su mano?

Como la democracia española del 78 se basa en el protagonismo absoluto de los partidos por encima de la sociedad, los agentes del consenso son inevitablemente las cúpulas de los partidos. Y como el proyecto nacional no se define más que como pacificación de conflictos, la materia del acuerdo termina siendo siempre el reparto del pastel; reparto que tiende a lo suicida cuando en el juego entran fuerzas separatistas, como viene ocurriendo en nuestro país desde hace cuarenta años. La actual situación de España, esa partitocracia donde todo gravita en torno a los partidos, desde el poder judicial hasta el clientelismo mediático, desde la influencia financiera hasta el sistema de enseñanza, obedece en buena medida a la búsqueda de consensos entre los poderosos. “Ellos sabrán”, parece pensar la mayoría de los españoles. Pero ya hemos visto que no lo saben.

¿Que se pongan de acuerdo? No. Sería terrible que el PP y Podemos se pusieran de acuerdo sobre libertades públicas, porque eso significaría que nuestras libertades quedarían mermadas; sería atroz que el PSOE y los separatistas se pusieran de acuerdo sobre el modelo territorial, porque eso significaría la defunción de la unidad de España. Lo que necesitamos no son consensos, sino, primero y ante todo, proyectos definidos para la comunidad nacional. Y después, sí: después será posible buscar acuerdos para cimentar esos proyectos. Pero el consenso en sí mismo no es un objetivo racional. De nada sirve ponerse de acuerdo para emprender un viaje si no sabemos adónde vamos ni para qué. No necesitamos que reine la paz entre los viajeros; lo que necesitamos es una ruta nacional.

Bruselas exige deberes
España incumplirá el déficit en 2016 y 2017 y habrá menos crecimiento
Las previsiones de Bruselas arrojan más incertidumbre. Bruselas exige una gran "cantidad de medidas necesarias para corregir el tropiezo presupuestario". Mantiene, eso sí, sus previsiones de que la economía española se expandirá un 2,5% en 2017, lo que supone un cálculo más optimista que el que baraja el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, que estima un 2,4%.
Negocios.com  www.gaceta.es  4 Mayo 2016

España incumplirá el objetivo de déficit, en el 3% del PIB, este año y el que viene, a la vez que rebajó en dos décimas el crecimiento que prevé para este ejercicio hasta el 2,6% del producto interior bruto. En sus previsiones macroeconómicas de primavera, la Comisión Europea (CE) destaca que ahora los principales riesgos a la baja para la economía española son la "cantidad de medidas necesarias para corregir el tropiezo presupuestario" acumulado en 2015, así como la incertidumbre en torno a la formación de un nuevo Gobierno.

En línea con la ralentización que está sintiendo buena parte de las economías en el ámbito global, la Comisión Europea empeoró sus cálculos sobre el crecimiento español para este año, al pasar del 2,8% que esperaba en febrero al 2,6%, lo que también supone una décima menos de lo prevé el Gobierno español en funciones.

No obstante, Bruselas mantiene sus previsiones de que la economía española se expandirá un 2,5% en 2017, lo que supone un cálculo más optimista que el que baraja el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, que estima un 2,4%.

"El crecimiento parece estar perdiendo algo de impulso (...) pero se espera que mantenga un ritmo robusto en el horizonte de las previsiones (2016-2017), respaldado por una mejoría del mercado laboral, un mejor acceso al crédito por parte de las empresas y los hogares y bajos precios del petróleo", señala la CE.

Respecto al déficit, la Comisión cree que el desvío continuará reduciéndose, "principalmente gracias a la recuperación económica", de manera que tras quedarse en el 5,1% el año pasado (5% sin las ayudas a la banca), se situará en el 3,9% del PIB en el presente y en un 3,1% el siguiente.

Esto supone que España incumplirá no solo su compromiso de reducir su desvío hasta el 4,2% en 2015, sino que tampoco alcanzará el 2,8% comprometido este año, con lo que se arriesga a que Bruselas sancione al país o tome otras medidas, una decisión que se espera este mes.

El dato también muestra que Bruselas es más pesimista que el Gobierno de Mariano Rajoy, que espera que el déficit se sitúe en el 3,6% este año y el 2,9% el siguiente.

En cuanto a la tasa de desempleo, Bruselas mejora en cuatro décimas sus previsiones para este año, al situarla en el 20%, y en ocho décimas la del siguiente, cuando augura un paro del 18,1%

La Comisión espera que la inflación se mantenga en terreno negativo este año, lastrada por los bajos precios del petróleo, con un -0,1%, para volver a terreno positivo en 2017, con un 1,4%.

En cuanto a la deuda pública, Bruselas cree que ésta tocará techo este año en el 100,3% del PIB, según los cálculos de Bruselas, para caer por debajo del 100% el próximo año con un 99,6%.

Reformas o déficit
José María Rotellar Libertad Digital  4 Mayo 2016

En las últimas semanas hemos asistido a la publicación de los datos de déficit de las Administraciones Públicas, que ha rebasado el límite marcado por Bruselas en cuanto al cumplimiento de los objetivos de estabilidad.

Se ha producido una reacción conducente a centrar la responsabilidad de la desviación en las comunidades autónomas (CCAA). Y es cierto que una gran parte de la desviación se produce en el ámbito regional, pero no podemos quedarnos ahí, sino ahondar en el porqué.

Las regiones tienen asignada la competencia descentralizada de tres grandes servicios esenciales, como son la sanidad, la educación y los servicios sociales, y prestan, en gran parte, un cuarto servicio, también esencial, que vertebra la economía, que no es otro que el transporte. Pues bien, esos cuatro servicios consumen alrededor del 90% del presupuesto de una región. Del 10% restante, un tercio, al menos, corresponde al capítulo 1, es decir, los sueldos y salarios de los empleados públicos.

Por tanto, el margen que queda fuera de esos servicios es más bien pequeño, y cubre materias que aunque no sean esenciales son importantes. Es decir, ese margen que una región tiene para ajustar gastos se limita a alrededor del 5% de su presupuesto, margen que no se puede contemplar en su totalidad, pues hay servicios, dentro de ese 5%, que hay que seguir prestando.

Ante esto, ¿qué pueden hacer las regiones? Pueden racionalizar el gasto -intentos hubo en el pasado en Madrid, por ejemplo, pese a la oposición de propios y extraños-, pero eso también tiene un margen de mejora limitado. Que reduzcan las regiones, entonces, el gasto en el conjunto de servicios, podría decirse; pero aquí nos encontramos con un problema: esas competencias que tienen transferidas las CCAA, cuyos servicios tienen que prestar a sus ciudadanos, vienen recogidas en lo que se llama cartera de servicios, marcada por normativa básica estatal, de obligado cumplimiento.

Es decir, que por mucho que una región quiera disminuir un determinado gasto, o prestar un servicio de una determinada manera, que racionalizase el gasto, no puede hacerlo porque la normativa básica estatal le dice qué servicio tiene que prestar y con qué dimensión. Puede ampliar la cartera de servicios, pero nunca reducirla.

Pues bien, sin unas profundas reformas en esa normativa básica estatal que aligeren la cartera de servicios no podrá acabarse estructuralmente con el déficit regional. El Gobierno de la Nación impulsó unos RDL en Sanidad y Educación en abril de 2012 que pretendían ahorrar estructuralmente 10.000 millones de euros a las regiones. Sin embargo, ni la reforma fue tan profunda ni se obligó a las CCAA, en la práctica, a aplicarla.

Y he aquí el segundo elemento necesario para acabar con ese déficit regional: que una vez se produzcan las reformas que permitan a las regiones ahorrar, el Gobierno las obligue. Puede hacerlo: basta con que estrene la magnífica LO 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Si se hubiese aplicado, muchos males se habrían evitado.

Estéticamente, claro que las CCAA tienen que reducir entes, cargos y contener salarios, y por supuesto que no es de recibo que se permita el mantenimiento de embajadas y una multitud de televisiones autonómicas. Todo ello debe racionalizarse, o incluso eliminarse en el caso de esas oficinas de representación, pero no resolverá el déficit.

Puede proponerse, alternativamente, una reforma constitucional que elimine las CCAA y devuelva al Gobierno central la competencia sobre esos servicios, pero, con independencia de su conveniencia o no para otros temas, económicamente no se resolvería el problema; simplemente, se cambiaría de rúbrica, y en lugar de tener un agujero en las regiones, éste se encontraría en la Administración central.

Puede impulsarse un déficit a la carta -aunque ha quedado más que demostrado lo que siempre dijo Madrid, que era un incentivo al incumplimiento y, por tanto, perjudicial para lograr alcanzar los objetivos de estabilidad-, o múltiples mecanismos adicionales de financiación, se llamen FLA o se edulcoren con el nombre de Fondo de Facilidad Financiera, pero de nada servirá, pues eso no ataja ni impide el gasto, sino que se limita a pagarlo, amén de ser contraproducente para las regiones solventes.

Sólo una reforma profunda de la normativa básica estatal que permita modificar la prestación de servicios para hacerlos sostenibles y poder mantener el grueso de los mismos hará posible acabar con el déficit regional. O reformas o déficit. Obviamente, la elección racional es clara: reformas.

Il Sorpasso
Gabriel Albiac ABC  4 Mayo 2016

Il sorpasso es una alegoría del suicidio gratuito. También, del homicidio idiota. Película que rodó, en impecable blanco y negro, Dino Risi, con apabullante guión de Ettore Scola. 1962. Un joven Trintignant era arrastrado por el seductor caradura Gassman a su vertiginoso juego de acelerones, sin más objeto que dejarse la vida en un «adelantamiento» sobre la ruta costera de Civitavecchia. Plano final. Atestado de los carabinieri. Gassman no conoce el apellido del pobre diablo muerto.

Está bien elegida la metáfora. Aunque no sé si sus usuarios lo saben. La insondable incultura de esos añejos apparatchiki que son Garzón e Iglesias asimila el término –cursimente, en italiano– con la estrategia, sin más, del PCI de los años de esplendor de Berlinguer: cuando los comunistas italianos, tras el desastre frentepopulista en Chile, planeaban la verosímil hipótesis de, con un definitivo acelerón político, dejar clavada a la sempiterna Democracia Cristiana de Andreotti y Moro. También eso fue un suicidio. Il sorpasso acabó en pudrición. Un terrorismo sin el menor sentido se comió el sistema constitucional italiano. Al final, Partido Comunista como Democracia Cristiana, los dos únicos agentes políticos de Italia tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, se disolvieron en la nada. Y en la ausencia de herederos, Italia se abrió al tiempo de los grandes sinvergüenzas. Berlusconi ha sido sólo su versión más vistosa.

Y puede que hoy el favor más grande a las dos televisivas nulidades que son Garzón e Iglesias se lo estén haciendo quienes vocean el acuerdo de ambos como un izquierdista Frente Popular de consecuencias nefastas. Quienes usan esa expresión, «Frente Popular», debieran detenerse a considerar la historia del siglo XX. El populismo de Iglesias nada tiene que ver con un «izquierdismo». El populismo fue, en los años de entreguerras, forma germinal de lo que acabaría por cristalizar como fascismo. Aunque su origen estuviera en el mesianismo ruso de final del XIX, una de cuyas creyentes fue la autora del atentado que acabó con la vida de Lenin.

Y claro que esa alianza Garzón-Iglesias tiene un precedente. Pero su nombre no es el del Frente Popular promovido por Dimitrov contra el populismo. La alianza Garzón-Iglesias, esto es, la alianza entre el rancio estalinismo y el juvenil fascismo, se corresponde milimétricamente con un acontecimiento del año 1939: el Pacto Molotov-Ribbentrop, aquel acuerdo que selló, durante casi dos años (entre agosto del 39 y junio del 41), el reparto militar del continente entre Stalin y Hitler. Acabó en matanza mutua. Por supuesto. Después de haber sembrado la matanza en toda Europa.

Puede que los joviales discípulos de Schmitt, Laclau, Perón y Chávez no tengan nada que perder en esta apuesta. Al final, las bandas populistas y fascistas salen siempre beneficiadas en las grandes pudriciones. Pero tal vez los viejos militantes comunistas que queden en IU tengan aún memoria. ¡Bienvenidos al sorpasso! ¡Bienvenidos al suicidio!

Amnistías fiscales, filtraciones y otras vergüenzas
Francisco de la Torre El Espanol  4 Mayo 2016

En la corta legislatura que acabamos de dejar atrás hemos asistido al derrumbamiento de algunos mitos relativos al PP. Uno de ellos, es que el PP gestiona bien las finanzas públicas, lo que es un puro mito de su propaganda.

Hemos visto, por ejemplo, cómo se incumplía el objetivo de déficit, por más de 10.000 millones, teniéndolo todo a favor: bajos precios del petróleo, política monetaria favorable del BCE… Pese a todos esos vientos de cola, que trajeron un crecimiento por encima del esperado, el PP fue incapaz de contener mínimamente el gasto, ni de hacer unas previsiones de ingresos mínimamente sensatas.

Otro mito que se ha derrumbado es que el PP es un partido monótono, serio y previsible en política fiscal. Ya no es que se pasase la campaña de 2011 prometiendo no subir los impuestos, para acabar realizando las mayores subidas de impuestos de la democracia. Ni siquiera es que haya pasado de dar una vergonzosa amnistía fiscal, a estar presumiendo de las normas anti-fraude más duras, eso sí, recortando los medios imprescindibles en la Agencia Tributaria para aplicarlas. No, lo que resulta más sorprendente es que la era de la confidencialidad de los datos fiscales parece haber quedado atrás. Eso sí, esto lleva pasando desde 2012, y ha sido un proceso selectivo.

Y no sólo lo digo yo, sino que el 29 de abril, el diputado del PP en la Asamblea de Madrid Jesús Gómez Ruiz escribía un artículo en EL ESPAÑOL en el que denunciaba las diversas filtraciones que habían sufrido dirigentes del PP que consideraban necesario renovar el partido. Hay que reconocer que el artículo es un alegato valiente, que hace público lo que otros comentan en privado. De todas formas, en esta cuestión habría que realizar alguna precisión.

En primer término, la ligereza en el tratamiento de la información fiscal se lleva produciendo demasiado tiempo. No es un planteamiento aceptable que el ministro de Hacienda cuestione que un determinado colectivo -como actores, artistas o diputados de la oposición- no cumple con sus obligaciones fiscales. Eso ha ocurrido, y no se ha criticado, precisamente, por parte de los diputados del PP. Las filtraciones hay que criticarlas siempre, no sólo cuando afectan a miembros de tu partido, o con los que se está de acuerdo.

Incluso, en el caso de dirigentes del PP ha habido dos casos muy claros de publicidad de datos supuestamente confidenciales. Por una parte, el 23 de enero de 2013, el ministro Montoro señalaba sobre el ex tesorero Luis Bárcenas que "en la lista de Hacienda no aparece. Eso es lo que puedo decir".

Supuestamente, la lista era extremadamente confidencial. Además, la afirmación parece que era engañosa, ya que Bárcenas manifestó haberse acogido a través de una sociedad pantalla denominada Tesedul. Esta sociedad era uruguaya, pero no parece haber sido el único caso en el que, personas supuestamente vinculadas con casos de corrupción, utilizaron sociedades pantalla para acogerse a la amnistía fiscal. Por lo menos, eso es algo de lo que vamos sabiendo por los papeles de Panamá.

El otro caso fue el del ex vicepresidente del Gobierno del PP, Rodrigo Rato. En este caso, recordemos que lo que se filtró no fue su actividad en paraísos fiscales, que se remontaba -según la Oficina Nacional de Investigación del Fraude- a la época en la que estuvo en el Gobierno, sino que se acogió a la amnistía fiscal.

La información la desveló el diario Vozpópuli, pero esa misma noche El País recogía la siguiente afirmación: "El ex vicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, del PP, se acogió a la denominada amnistía fiscal aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012, según han confirmado a El País fuentes del Gobierno". Esto no fue desmentido, y por lo que se ve, el Gobierno accede a una lista confidencial y se ha dedicado a confirmar y desmentir -por lo menos en dos casos-, quién estaba o no en la lista. De esos polvos, estos lodos.

Bárcenas y Rato no fueron las únicas personas cercanas al PP que se acogieron a la amnistía fiscal. Este martes supimos que la mujer del exministro y actual comisario europeo del PP, Arias Cañete, también se acogió. Aquí el problema es que no parece que el exministro se hubiese abstenido en el Consejo de Ministros que decidió la vergonzosa medida. A la luz de las nuevas revelaciones, tristemente no parece casualidad que la amnistía se rebajase al 3% en lugar del 10% previsto inicialmente, ni tampoco que no se haya investigado el origen de los capitales amnistiados

Por otra parte, que la filtración de datos sea lamentable, no significa automáticamente que el comportamiento fiscal de los contribuyentes sea necesariamente ejemplar. Es bastante dudoso, por ser suave, que el comportamiento fiscal de Rato o Bárcenas pueda ser considerado ejemplar. Sin embargo, algunos de los casos conocidos más recientemente, sin ser en absoluto comparables, como mínimo suscitan algunas dudas.

Por ejemplo, cuando se afirma que tener una sociedad offshore en Jersey, como tuvo el dimitido ministro Soria, no es ilegal. Eso es cierto, pero la participación en la sociedad hay que declararla en el impuesto de patrimonio. Y además, también hay que tributar por los beneficios que obtiene la sociedad en el IRPF a través del régimen de transparencia fiscal internacional.

Para evaluar si la renuncia del exministro sólo obedecía a errores de comunicación y mentiras o podía haber algún tipo de incumplimiento, hubiese sido necesario que compareciesen él o el presidente en funciones Rajoy, que le mantuvo en todo momento su confianza. Por esa razón Ciudadanos solicitó esas comparecencias, pero el Gobierno se negó a comparecer.

En la práctica, tener una sociedad offshore en un paraíso fiscal y cumplir escrupulosamente las obligaciones fiscales sale muy caro. Por esa razón, sacar a un territorio de la lista de paraísos fiscales, especialmente si luego ese territorio no colabora, puede ser muy ventajoso para los que tienen o han tenido depósitos o sociedades allí.

El 18 de noviembre de 2015, el Gobierno del PP señalaba que había llegado a un acuerdo con Jersey, lo que era el primer paso para sacarlo de la lista de paraísos fiscales. Quizás, sólo, quizás, quienes hubiesen operado desde ese paraíso fiscal no deberían haber participado en esa decisión. En fin, era una pregunta pendiente, un cabo suelto offshore que el actual Gobierno en funciones del PP parece que ya no responderá.

Todo esto constituye un auténtico pandemónium en el Gobierno y en Hacienda. Pero esto tiene varios años de antigüedad. Así, a finales de 2013 se produjo una filtración -que fue la única que quiso investigar el ministro Montoro-: el caso Cemex. Como algunos seguimos pensando y criticando lo mismo, afecte a quien afecte, vuelvo a traer la conclusión de lo que escribí entonces.

"Las críticas se pueden aceptar de mejor o peor grado, pero en una democracia todos, especialmente los que realizamos funciones públicas, y más aún el Gobierno, estamos sometidos al escrutinio público. En ocasiones, la Administración Tributaria maneja información sensible que se le ha cedido, por mandato legal, exclusivamente para la aplicación del sistema fiscal, y que sólo puede ser cedida en los supuestos legalmente tasados. Que se hayan hecho públicos datos relativos a un expediente concreto no sólo es presuntamente ilegal, sino también puede perjudicar a la lucha contra el fraude. Aún más grave e inaceptable es la eventual utilización en la lucha política de datos fiscales de los medios de comunicación o de otros contribuyentes.

Todo esto indica que es imprescindible y urgente cumplir el mandato legal de redactar un Estatuto que fije unas reglas de juego en la Agencia Tributaria. Aun así este Estatuto no servirá de nada si no hay una reducción drástica de los puestos de libre designación y un acuerdo con los representantes de los profesionales, empezando por la Asociación de Inspectores (IHE). Aun más importante, como en todo, es aplicar con imparcialidad y sentido común las leyes vigentes. Sólo así se recuperará no sólo el prestigio de la Agencia Tributaria sino una recaudación fiscal que es vital en estos momentos de crisis".

No tengo mucho más que añadir, salvo que esta propuesta de Estatuto de la Agencia Tributaria está en el programa de Ciudadanos, y también en la primera proposición de que defendí en el Congreso para potenciar la lucha contra el fraude. En esa propuesta también estaba recuperar los 2.800 millones de euros perdonados ilegalmente en la amnistía fiscal, y, sobre todo, investigar el origen de los capitales en los que hubiese indicios de blanqueo de capitales. Tuvo los votos a favor de todos los partidos, salvo el PP que se opuso…

Tras el fracaso de esta legislatura, los españoles vuelven a tener la palabra, entre otras cosas para decidir qué gestión quieren de la Hacienda Pública. Creo que después de varios años de pandemónium, amnistía, filtraciones… tenemos mucho margen de mejora.

*** Francisco de la Torre Díaz es diputado y portavoz de Hacienda de Ciudadanos e inspector de Hacienda.

Carta abierta a Izquierda Unida y Podemos
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com  4 Mayo 2016

Evidentemente no tengo ninguna legitimidad ni derecho para decirles a ustedes la política que tienen que hacer, pero sí tengo legitimidad y derecho para señalarles a ustedes con mi dedo acusatorio como complacientes con asesinos convictos y confesos.

Ustedes han invitado a presidir su grupo parlamentario en Bruselas a Otegui. Ustedes han paseado a un criminal que fue encarcelado por cometer actos gravísimos contra la libertad personal y la integridad de ciudadanos con nombre, apellidos y cara. Ustedes con ese acto de exhibir en el Parlamento Europeo a un personaje que ha sido líder del conglomerado político y social de ETA son cómplices de él, y de los asesinatos cometidos por el colectivo proetarra que ha liderado y lidera ese delincuente, bien por acción o auspicio. No he oído ni una sola frase de boca de Otegui que signifique arrepentimiento o reconocimiento del daño causado.

Y también quiero denunciar el silencio del PSOE, que perdió a personas muy significativas de esa formación política, como Fernando Buesa, con el que compartí diez años de mi vida en las ejecutivas socialistas de Alava que él presidía; o Fernando Múgica, hombre entrañable, bueno e inteligente, que era una referencia de racionalidad que hoy quisiéramos en el Partido Socialista; o Enrique Casas, que yo admiraba por tener en su cabeza una idea de España que hoy soñaríamos en las nuevas generaciones socialistas que vuelven a reencontrarse con Largo Caballero. También conocí y empaticé con López de Lacalle, hombre de izquierdas, pero sobre todo patriota y buena persona, con el que confraternicé e hice amistad en el Foro Ermua, junto a Agustín Ibarrola. De Nicolás, Ezkerra, y tantos otros que también venían de la izquierda comunista pero que tenían una idea constructiva y positiva de la democracia. Ustedes, socialistas sin memoria, ¿también comparten ese paseo del criminal por la casa común de los europeos? ¿Qué harían ustedes si los falangistas hicieran apología de José Antonio Primo de Rivera en el Parlamento Europeo? ¿Y si un grupo noruego paseara al criminal Ander Breivik, autor de 71 asesinatos en Oslo, y actualmente cumpliendo condena en la cárcel, y conocido por sus ideas neonazis? ¿O si, cosa inaudita e impensable, el Grupo Popular invitara a Frank Franz, representante del N.P.D, partido neonazi de Alemania? ¿Se quedarían impasibles?

Decía que tengo legitimidad para señalarles a ustedes como impresentables y moralmente corruptos por llevar a Otegui al Parlamento Europeo. Lo digo y lo reafirmo por lo siguiente, en mi índole personal:

Por culpa de los de Otegui y del propio Otegui que ha representado a ese colectivo político extorsionador, yo tuve que llevar durante diez años de mi vida escoltas, para evitar que se me asesinara o lisiara. A mí, a mi familia, igual que a otras tres mil personas vascas más que no se resignaron con irse de su tierra de origen como sí hicieron doscientas mil personas, se nos ha privado de libertad. En mi caso, mi delito fue implicarme en el Foro Ermua en 1999 y ser su portavoz y secretario más tarde, defendiendo ideas de constitucionalismo y libertad, y animando a la ciudadanía a enfrentarse cívicamente a los que querían destruir la democracia. Ese fue el motivo de que figurara en listas de objetivos preferentes de ETA.

Ustedes, desde este mismo momento, son mis enemigos, pues colaboran con el jefe director de la mafia extorsionadora. Son, por tanto, ustedes mismos cómplices directos de aquella nefasta dinámica criminal, que es como hay que llamar a aquellos tristes episodios de sangre y fuego producidos por los que nunca amaron la libertad.

Mierda para ustedes.

Así se lo habría confesado a los líderes de ERC en Madrid
Pedro Sánchez cree que el proceso separatista 'es irreversible'
El senador de ERC y exmagistrado Santiago Vidal ha desvelado en Andorra que el líder socialista asume que Cataluña acabará por separarse del resto de España. Sánchez no lo ha desmentido.
Rafael Núñez Huesca  www.gaceta.es  4 Mayo 2016

Santiago Vidal es un exmagistrado conocido por ser el padre de una Constitución catalana que, por el momento, acumula polvo en un cajón. Esta fue la causa por la que fue suspendido de empleo por el Consejo General del Poder Judicial. No obstante, al poco tiempo de ser apartado de la magistratura ya aparecía en la lista de Esquerra Republicana de Cataluña al ayuntamiento de Barcelona en el mes de marzo de 2015. Y el 1 de julio fue contratado como personal no eventual de la Consejería de Justicia de la Generalitat. Pero fue en las elecciones generales del 20 de diciembre cuando Vidal consagró su perfil político y obtuvo un puesto en el Senado por ERC.

Según desveló Somatemps, Vidal no abrazó el separatismo precisamente por tradición familiar. Su padre, Constantino Vidal Babiloni, fue alcalde franquista de San Sadurní de Noya. Y su abuelo, un médico militar que se unió al levantamiento del 18 de Julio de 1936. La Vanguardia, ‘Española’, por aquél entonces, recogía en 1943 la noticia de la condecoración con la Medalla de la Vieja Guardia al abuelo del actual senador independentista por ser uno de los “86 camaradas de la primera hora”.
Un acto de la Asamblea Catalana en Andorra
El exjuez participó el pasado viernes en una conferencia organizada por la Asamblea Nacional Catalana de Andorra. Vidal abogó por una estructura “confederal” que uniera a la pretendida Cataluña independiente y a Andorra al objeto de hacer oír la voz de la cultura catalana en el mundo. El senador explicó que Cataluña será independiente por dos razones fundamentales: porque cada vez hay más catalanes que quieren y porque España está en “una profunda decadencia”.

Fue durante una entrevista posterior a la conferencia concedida a la televisión andorrana cuando Santiago Vidal desveló las palabras de Pedro Sánchez que han causado conmoción. Según explica el senador, el socialista confesó a los republicanos, antes de su intento de investidura, que ya había asumido que Cataluña acabará escindiéndose del resto de España. Las palabras de Sánchez a los líderes de ERC en Madrid habrían sido las siguientes:

“Pedro Sánchez nos dijo (…) escuchadme, yo tengo muy claro que el proceso de Cataluña es irreversible, es cuestión de años, pero es irreversible. Vosotros creéis que lo haréis en un año y medio y nosotros creemos que será (un proceso) bastante más largo”.

(Vea a continunación el fragmento de la entrevista donde Vidal desvela la conversación con Sánchez)Esta polémica se uniría a la que hace algunas semanas revelaba el diario de Eduardo Inda: Pedro Sánchez habría hablado de autodeterminación en su reunión con Carles Puigdemont. Y según desvelaba luego el propio president, incluso se pusieron sobre la mesa diferentes fórmulas y modelos de consulta: “Nosotros estamos dispuestos a hablar de fecha, de pregunta, de quórums y de incluir propuestas alternativas. Si hay voluntad de impulsar un referéndum, por nosotros no quedará que las condiciones en que se lleve a cabo sean satisfactorias para ambas partes“.

Varios de los yihadistas detenidos tras los atentados de París y Bruselas poseían copias digitales de este documento
“Cómo sobrevivir en Occidente”. Así es el manual de infiltración de los terroristas islamistas en las principales ciudades europeas
www.latribunadelpaisvasco.com  4 Mayo 2016

La identificación y el desmantelamiento de las redes terroristas yihadistas que se van implantando en el viejo continente es el inmediato desafío de las fuerzas de seguridad y de los servicios de información de los principales países de la UE. Pero, además, existe otro gran riesgo, más solapado y oculto, que según los expertos consultados por La Tribuna del País Vasco, no está recibiendo, ni de lejos, la atención y la prioridad policial que merece. Se trata del tema de los yihadistas infiltrados por el terrorismo islamista en ámbitos importantes de las sociedades occidentales con el fin de recoger información estratégica, acercarse con seguridad a potenciales objetivos contra los que atentar e, incluso, prepararse militarmente para atacar a órganos vitales de Occidente en el momento más oportuno.

Hasta el momento, se han detectados islamistas infiltrados en el Ejército alemán, en las fuerzas policiales francesas y en las fuerzas armadas españolas, y todos los análisis apuntan a que esta práctica se extiende a múltiples servicios públicos, empresas privadas y asociaciones no gubernamentales. Para facilitar estos procesos de infiltración, los musulmanes cuentan con un permiso espiritual, denominado “taqiyya”, que les “autoriza” a cometer “diversos pecados” (beber alcohol, comer carne porcina, vestir sin reglas, no cumplir con los rezos, etc.) con el fin de introducirse con más eficacia en nuestras sociedades abiertas.

Varios de los terroristas islamistas que han cometido los últimos atentados de París y Bruselas, previamente a sus ataques, llevaban vidas absolutamente liberales y durante su día a día fumaban, bebían, escuchan música pop, asistían a los clubes de moda y vestían llamativa ropa juvenil. Mientras tanto, preparaban sus asaltos suicidas.

El plan de infiltración islamista es tan elaborado que el autodenominado Estado Islámico, a lo largo del pasado año, distribuyó entre sus redes terroristas en Europa y Estados Unidos un detallado manual, redactado en inglés, en el que se recogen con todo lujo de detalles los más variados consejos para vivir en cualquier ciudad occidental sin levantar ningún tipo de sospecha.

El documento, que ha sido intervenido a varios terroristas detenidos tras los atentados islamistas de París y Bruselas, lleva por título “How to survive in the west” (“Cómo sobrevivir en Occidente”) y, fundamentalmente, recoge los principios básicos que deben seguir los terroristas islamistas para infiltrarse con éxito en las sociedades occidentales.

Lo más inmediato, según el informe, es ocultar la identidad musulmana. “Si vistes como un musulmán tienes más posibilidades de ser detenido por la policía”. Posteriormente, lo más importante es conseguir recursos económicos y, para ello, está permitido absolutamente todo: “estafas, contrabando de secretos industriales, chantajes o fraudes”.

El manual que los islamistas entregan a sus yihadistas infiltrados recomienda a éstos cambiar de aspecto físico, modificar sus nombres, utilizar disfraces, emplear solamente el buscador TOR (especializado en indexar lo que se conoce como “la Internet profunda”), practicar mucho deporte (“a poder ser en los gimnasios o en los parques, que son prácticas muy comunes en Occidente”), ejercitarse con armas de paintball y practicar estrategia con videojuegos como “Call of Duty”.

Curiosamente, los islamistas ponderan la práctica del “Krav Maga” (conjunto de artes marciales diseñado por las fuerzas de seguridad israelíes y utilizado por unidades antiterroristas de múltiples países) y aconsejan su aprendizaje a través de tutoriales en Youtube.

El tutorial de infiltración del terrorista islamista también incluye detalladas explicaciones para la fabricación de todo tipo de detonadores y explosivos y para la supervivencia en entornos hostiles, así como minuciosos y extensos análisis “militares” de algunos de los últimos grandes atentados realizados en Europa.

Si lo que necesita el terrorista es un plan de huida, el documento también ofrece algunos consejos: utilizar el pasaporte real para evitar que se detecte una identidad falsa; elegir la entrada a Siria a través de Turquía, especialmente a través de la ciudad de Sanliurfa, donde abundan los contrabandistas, y contactar a través de las redes sociales con “hermanos” que puedan ayudar en la escapada.

Nota: Por seguridad, y a título exclusivamente informativo, La Tribuna del País Vasco publica solamente las primeras páginas del documento “Cómo sobrevivir en Occidente”

PP y Podemos se ponen de acuerdo... para permitir una mezquita ultra en Las Palmas
Un grupo islámico financiado por Arabia Saudí logra que el Ayuntamiento de Las Palmas le ceda 3.200 metros cuadrados de suelo público para levantar la nueva mezquita de la ciudad
José María Olmo El Confidencial  4 Mayo 2016

El Partido Popular y Podemos defienden proyectos ideológicos antagónicos, pero su colaboración ha sido imprescindible para que el Ayuntamiento de Las Palmas haya acabado cediendo 3.200 metros cuadrados de suelo público a un movimiento islámico rigorista para que construya la nueva mezquita principal de la ciudad en un barrio de las afueras. Según fuentes cercanas al proyecto, se espera que las obras arranquen antes de que termine el año. A sus promotores solo les falta presentar los planos de la edificación para conseguir la licencia que les permitirá iniciar automáticamente el movimiento de tierras.

El templo dará cobertura a los 23.000 musulmanes que residen en Las Palmas y a parte de los 40.000 que viven en el conjunto de la isla, pero el proyecto se ha encontrado con la oposición de los vecinos de la zona, que se están organizando para tratar de impedir que siga adelante. Por ahora, se han limitado a presentar alegaciones urbanísticas al proyecto, pero están reuniéndose para preparar marchas y manifestaciones. Además, el pasado marzo, aparecieron en la parcela de la futura mezquita dos cabezas de cerdo y pintadas contra el islam. El Ayuntamiento ha denunciado los hechos a la Fiscalía para que sean investigados.

Defensores de la ley islámica
Con todo, las mayores objeciones a la nueva mezquita llegan desde las Fuerzas de Seguridad. El templo no va a estar controlado por la comunidad de musulmanes de Las Palmas, sino por el Centro Cultural Islámico de Madrid, el mismo colectivo que impulsó y gestiona la mezquita de la M-30 de la capital y también los centros de Málaga y Fuengirola. Fuerzas de la lucha antiterrorista consultadas por El Confidencial advierten de que la financiación de ese grupo procede en exclusiva de Arabia Saudí, que dedica parte de su inmensa riqueza a expandir por el mundo el wahabismo, una cosmovisión del islam extremadamente radical que contempla la aplicación de la ley islámica ('sharia'), relega a la mujer al ostracismo y prohíbe hasta la apertura de cines. Se trata de los mismos postulados ideológicos sobre los que se ha cimentado el Estado Islámico. El nuevo centro de Las Palmas contribuirá a la estrategia de Riad para ensanchar la base social del wahabismo en España.

Curiosamente, el proyecto de la mezquita no habría prosperado sin el acuerdo en diferido de PP y Podemos. A finales de los noventa, la corporación local que entonces encabezaba el exministro de Industria José Manuel Soria firmó un convenio con la comunidad musulmana de la ciudad para cederles suelo público a cambio de la expropiación de un inmueble que era imprescindible para construir un túnel de acceso al casco urbano. El acuerdo estuvo prácticamente paralizado hasta que en febrero de 2015, apenas tres meses antes de las elecciones municipales, el equipo de gobierno liderado por el popular Juan José Cardona decidió anunciar finalmente la entrega a los fieles musulmanes de una parcela del barrio de Las Torres reservada para uso religioso.

Los comicios interrumpieron los trámites pero solo durante cinco meses. La nueva corporación local, integrada por una coalición de PSOE, Podemos y Nueva Canarias, se apresuró a ratificar el pasado octubre el acuerdo del PP y cerró con un acto público la cesión de la parcela. El encargado de formalizar la firma del convenio ante los medios de comunicación fue precisamente un concejal de Podemos, Javier Doreste, titular del departamento de Urbanismo.

El proyecto, controlado por Arabia Saudí
Los dirigentes del partido de Pablo Iglesias han reprochado al Gobierno de Mariano Rajoy que les acuse de mantener buenas relaciones con Irán al mismo tiempo que ellos hacen negocios con un régimen autoritario como el de Arabia Saudí, pero el representante de Podemos en Las Palmas se sentó con el saudita Saud Abdullah A Alghydayyan, director del Centro Cultural Isámico de Madrid y representante religioso de Riad en España, para oficializar la entrega de los terrenos municipales. Además de la mezquita, también levantarán un parque y un centro cultural islámico.

El proyecto iba a ser ejecutado inicialmente por los musulmanes de la ciudad, pero estos cedieron los derechos sobre el terreno a los gestores del templo de la M-30. “Los musulmanes de Las Palmas no tenían dinero y dejaron que fuera el Centro Cultural Islámico de Madrid el que se hiciera cargo de todos los gastos", explica Doreste, que resta importancia a la adscripción ultraortodoxa de los promotores del templo. "No creo que vaya a haber problemas de seguridad. Además, nuestra labor no es comprobar qué rama del islam va a gestionar la mezquita, igual que no miramos qué corriente católica está detrás de la construcción de una iglesia”, asegura el concejal de Podemos en conversación telefónica con este diario. “Lo único que debemos hacer es estar pendientes de que se respeten los derechos humanos y no haya incitaciones al odio, pero para nosotros no va a haber ninguna diferencia porque sean musulmanes. Los vemos igual que a la Iglesia católica", remacha el concejal de Podemos, antes de defender de nuevo la entrega del suelo e insistir en que la nueva mezquita no representará "ningún riesgo para la seguridad".

No opinan lo mismo las fuerzas de la lucha antiterrorista, que temen el influjo que clérigos de la corriente saudí patrocinados directamente por Riad puedan ejercer sobre los musulmanes de la isla. Aunque la mezquita de la M-30 ha preferido adoptar un discurso más laxo para rebajar las suspicacias de las autoridades españolas y llegar a seguidores de otras ramas más moderadas, los máximos dirigentes del centro pertenecen al wahabismo y han sido formados para observar y difundir las particularidades de esa interpretación rigorista del islam. Lo mismo ocurrirá en el futuro templo de Las Palmas.

No es casual que la mezquita de la M-30 esté sometida a estrecha vigilancia de las Fuerzas de Seguridad. En 2014 fue desmantelada por la Policía Nacional una célula, la autodenominada Brigada Al-Andalus, que captaba yihadistas entre los fieles que se acercaban al centro a rezar y cobraba 10 euros por cabeza para financiar las actividades del Estado Islámico. Sus instalaciones también sirvieron como punto de encuentro para varios de los autores de los atentados del 11-M, entre ellos, Fouad El Morabit y Serhane 'el Tunecino'. Asimismo, uno de los cerebros de los atentados, Allekema Lamari, hizo transferencias a presos radicales utilizando la dirección postal del centro religioso. Este diario se ha puesto en contacto con el Centro Islámico de Madrid para recabar información sobre su proyecto para la mezquita de Las Palmas, pero sus responsables han preferido no realizar ningún comentario.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

han querido entregar fotos de las víctimas
COVITE pide a Araiz que 'ayude a esclarecer' los crímenes de ETA
El Colectivo Víctimas del Terrorismo ha denunciado en el Parlamento de Navarra los 300 crímenes de ETA que siguen sin esclarecerse y ha solicitado a Adolfo Araiz, portavoz de Bildu en la Cámara, que ''ayude a esclarecer'' esta cuestión por su pasado al frente de Batasuna.
EFE  www.gaceta.es  4 Mayo 2016

El Colectivo Víctimas del Terrorismo (Covite) ha denunciado este jueves en el Parlamento de Navarra que más de 300 crímenes de ETA en el conjunto del país siguen sin esclarecerse debido a "negligencias, errores e irregularidades" en la acción del Estado.

Así lo han manifestado Juan Fernández Calderín y Carlos Fernández de Casadevante durante su comparecencia ante la Comisión de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Parlamento foral, en la que han presentado un estudio sobre los crímenes de ETA que aún no se han resuelto.

Antes de finalizar su intervención en la comisión, Fernández Calderín ha querido mostrar imágenes de personas asesinadas por ETA "cuando Adolfo Araiz lideraba Herri Batasuna (HB)", por considerar que el ahora portavoz parlamentario de EH Bildu en la Cámara "podría ayudar a esclarecer" la cuestión.

Los representantes de Covite han querido hacer entrega de imágenes de víctimas de ETA a la diputada de Bildu Bakartxo Ruiz, lo que ha sido impedido por el presidente de la comisión Patxi Leuza, de Geroa Bai.

Fernández Calderín ha explicado en su intervención que "si hay más de 300 asesinatos sin resolver no hay que atribuirlo a la pericia de una organización criminal terrorista" sino a "brutales negligencias, errores e irregularidades en la acción judicial que se repiten en el tiempo".

A su juicio, "la política ha sido un muro que ha favorecido la impunidad en este país", al tiempo que ha advertido de que hay casos "cerrados en 24 horas de reloj" y también "juzgados que han gestionado expedientes de forma irregular".

El catedrático Fernández de Casadevante ha afirmado que es "totalmente inconcebible" que haya "tribunales que gestionen sumarios sobre los que no tienen competencia" o que los mismos "se destruyan".

"Es incompatible con las obligaciones internacionales contraídas por España en materia de derechos humanos", ha afirmado antes de apuntar que "no se ha actuado con la diligencia que se esperaba".

Fernández de Casadevante ha señalado que "las víctimas afectadas, que habían confiado en el Estado de derecho, no solo no han podido ejercer en tiempo útil su derecho a un recurso efectivo", sino que "tienen la certeza de que los hechos gozan de impunidad y sus autores no van a ser juzgados".

La televisión pública vasca cesa sus emisiones en Navarra para evitar el precintado de sus equipos e instalaciones
El canal busca una solución con el gobierno navarro
Redacción Siglo XXI http://www.diariosigloxxi.com  4 Mayo 2016

Euskal Irrati Telebista (EiTB) ha anunciado el cese de sus emisiones de televisión en Navarra tras los expedientes sancionadores impuestos por parte de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España, por la emisión de la programación de la televisión pública vasca en la Comunidad Foral.

Según ha informado el ente público en un comunicado, la Secretaría de Estado "después de incoar sendos expedientes sancionadores a EiTB e ITELAZPI, por la emisión de la programación de la televisión autonómica vasca en la Comunidad Foral de Navarra, ha solicitado para la próxima semana la comparecencia del personal de esas empresas para proceder al precintado de equipos e instalaciones".

"Ante la gravedad de los hechos y las nuevas medidas adoptadas por el Ministerio", la Dirección General de EiTB indica que "no puede eludir las consecuencias que pudieran derivarse para las citadas sociedades, si no se procede al cese inmediato de las emisiones". La Dirección General de EiTB considera que esta actuación ministerial "rompe el principio de ocupación pacífica del espacio radioeléctrico que se había preservado más de veinte años y que ha guiado todas las actuaciones en las emisiones de ETB en Navarra".

EiTB ha manifestado que cumplirá el requerimiento obligado del Ministerio de Industria, por lo que procederá a apagar este jueves la señal digital de los centros emisores expedientados: Ioar (canal 50), El Perdón (canal 27) y San Cristóbal (canal 41).

Su apagado dejará sin señal a la audiencia de la comarca de Pamplona, pero también a la audiencia de otras comarcas de esa Comunidad Foral, ya que esta medida tiene una repercusión extensa por afectar también a repetidores, digitales o analógicos, normalmente gestionados desde la iniciativa municipal, que difundían la señal recibida de esos tres centros principales.

En su nota, la Radio televisión vasca lamenta "que esta orden del Ministerio va a perjudicar principalmente a los ciudadanos y ciudadanas navarras que dejarán de recibir la emisión de los canales de ETB y que afectará al ámbito de los derechos fundamentales".

También muestra su sorpresa porque "esa orden se haya emitido solamente a EiTB, cuando hay evidencias de que situaciones similares se están dando en Navarra y en otras comunidades autónomas por parte de radiodifusores públicas y privadas".

EN BUSCA DE UNA SOLUCIÓN
EiTB ha afirmado que está dispuesta a seguir trabajando "estrechamente" con el Gobierno de Navarra para buscar una solución definitiva a la digitalización de su señal en esa Comunidad Foral, en el marco de las posibilidades que ofrezca la evolución tecnológica y la normativa vigente.

Ha recordado que "siempre" ha actuado con el fin de dar respuesta a las "demandas de la sociedad navarra, que siempre ha actuado con transparencia y lealtad institucional, y que la decisión de encender la señal digital de EiTB no tiene ningún efecto perjudicial ni de carácter técnico ni de ámbito social".

Ha sido, a juicio de la radiotelevisión pública vasca, "una decisión compartida con el Gobierno de Navarra, una decisión transitoria de conformidad con la moción del Parlamento de Navarra y una ocupación pacífica del espacio radioeléctrico, sin afecciones a otros usuarios y operadores". De hecho, ha concluido, "la digitalización de la señal permite liberar el 50% del espacio radioeléctrico actualmente utilizado por la señal analógica".
 


Recortes de Prensa   Página Inicial