AGLI Recortes de Prensa   Viernes 3 Junio  2016

Rebajar más los impuestos sí, pero sólo si se controla el gasto
EDITORIAL El Mundo  3 Junio 2016

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda en funciones, volvió a recordar ayer una de sus máximas: la rebaja de impuestos es positiva para la economía porque aumenta la actividad al dejar más dinero en manos de los ciudadanos y las empresas que lo pueden destinar a consumir e invertir, lo que se traduce en creación de empleo. Hasta aquí coincidimos con el ministro. Este periódico siempre se ha mostrado partidario de reducir la carga fiscal a los contribuyentes y ha considerado que tipos impositivos en el IRPF por encima del 50% son confiscatorios. También nos hemos mostrado a favor de eliminar impuestos como el de Sucesiones y Donaciones o de reducir al máximo el de Patrimonio, que lo único que hacen es volver a gravar bienes por los que ya se han pagado otros impuestos.

El ministro añadió que gracias a la rebaja de impuestos de 2015 y 2016 se fortaleció el crecimiento económico y la creación de empleo. Tiene razón y todos tenemos que celebrar la favorable evolución del mercado de trabajo. Que en mayo se haya bajado de los cuatro millones de parados registrados por primera vez desde 2010 es muy importante, como lo es que la ocupación se encuentre en máximos desde ese año. Pero en el otro lado de la balanza hemos de colocar que la rebaja fiscal fue una de las causas que impidió que cumpliéramos el objetivo de déficit público en 2015. Una cuestión que, a pesar de que ya no estamos en la etapa de urgencias de lo más álgido de la crisis, la Comisión Europea continúa mirando con lupa. De hecho, Bruselas ha dejado para después de proceso electoral la posibilidad de multar a nuestro país por no haber cumplido los compromisos pactados.

La rebaja de impuestos ayudó a que España creciera un 3,2% del PIB, pero también contribuyó a que el déficit cerrara ese ejercicio en el 5,16%, frente al 4,2% prometido a Bruselas. Queda demostrado que una mejora de la actividad no redunda necesariamente en una recomposición de las cuentas públicas. Y eso es así porque este Gobierno popular no ha atacado la reducción del gasto público con decisión. Por ejemplo, a pesar de los recortes en el inicio de la legislatura, la hemos terminado con más empleados públicos que al principio. Y todos los anuncios de reducción de empresas y entes públicos apenas han tenido un resultado efectivo: se han cerrado centenares de ellos, pero la mayoría prácticamente no tenían actividad y en otros casos, las plantillas han pasado a otros organismos de la Administración.

La recaudación por impuestos del Estado en 2015 fue de 183.657 millones de euros, un 4,3% más que un año antes, gracias al aumento de los ingresos por el Impuesto de Sociedades y el IVA. Si con este incremento el Gobierno no ha podido reducir el déficit al ritmo previsto, es porque no ha actuado decididamente por controlar el gasto. Es cierto que el déficit del Estado se debe fundamentalmente al desvío de las cuentas de la Seguridad Social y de las comunidades autónomas, pero controlar a las autonomías es una obligación del Gobierno central.

Aunque es cierto que el Gobierno consiguió rebajar el déficit público a la mitad en los cuatro años de legislatura, y lo ha hecho en un entorno de recesión económica, también lo es que no ha cumplido lo comprometido con Bruselas en ningún ejercicio. Por eso se entiende que, en estas condiciones, en la Comisión recelen cuando escuchan a este Gobierno hablar de nuevas rebajas de impuestos.

El PSOE también ha expresado reticencias al anuncio del PP. Por el contrario, los socialistas proponen una subida de la carga fiscal que se llevará a la práctica sin subir los tipos del IRPF -al menos a las clases medias y bajas- sino con la introducción de nuevas figuras tributarias, como lo que han denominado "recargo de solidaridad" para sufragar el déficit de la Seguridad Social o los impuestos medioambientales.

Ése no es el camino correcto. Lo que hay que hacer es acompañar la rebaja de impuestos -publicamos hoy que Rajoy quiere poner en marcha la próxima reducción a principios del próximo ejercicio- con un plan de reformas decidido que reduzca de una vez el gasto superfluo del Estado. Se ha avanzado, desde luego, pero la próxima legislatura debería ser la de llevar a la práctica ese proceso de reducción y racionalización del gasto público que quedó pendiente en la anterior. Sólo así se podrá bajar el IRPF como propone el PP sin poner en riesgo las cuentas del Estado.

Pura represión lingüística
OKDIARIO  3 Junio 2016

Las comunidades autónomas que tienen la suerte de contar con más de una lengua oficial deberían fomentarlas como elementos de integración entre sus ciudadanos y de riqueza cultural para la región. El aislamiento, la persecución o el menoscabo de cualquiera de ellas es propio de sociedades pequeñas y mentalidades represivas. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sigue empeñada en hacer del español un estigma con tal de satisfacer las exigencias nacionalistas. Resulta incomprensible que desde el Ayuntamiento sólo envíen notificaciones oficiales en catalán a los vecinos cuando la última Encuesta Municipal de Servicios 2015 refleja que más de la mitad de los barceloneses, el 54,1%, utilizan el castellano mientras que un 41,6% el catalán. No obstante, la realidad va más allá de un tanto por ciento estático. El español es la segunda lengua más hablada del mundo y, por lo tanto, a ningún responsable político con un mínimo de congruencia en su gestión se le ocurría marginarlo. Más aún cuando se puede combinar con otra lengua.

En un mundo globalizado, la diversidad idiomática es un arma intelectual imprescindible y las personas que disponen de ella por mera situación geográfica, unos privilegiados. Ada Colau, que gobierna para satisfacer a los okupas del Banco Expropiado y cercenar la posibilidad de crecimiento económico en Barcelona, ha hecho del Consistorio una exaltación de la burocracia. Tras poner en marcha esta iniciativa, los vecinos necesitan hacer una segunda gestión a través de Internet o por vía telefónica para recibir las notificaciones en castellano. Un desprecio a la principal lengua oficial del Estado que, además, salta por encima del reglamento lingüístico del propio Ayuntamiento, que obliga a utilizar ambos idiomas oficiales. Como ya hemos hecho en más de una ocasión desde OKDIARIO, le recordamos a Ada Colau que es una representante pública y que, por lo tanto, debe gobernar en pos del interés general de todos sus conciudadanos y no en base a filias y fobias personales. La primera edil tiene la obligación de emplear ambas lenguas en las mismas condiciones de igualdad y respeto.

Maldita Suerte
Nota del Editor  3 Junio 2016

El sujeto que ha escrito en editorial de okdiario anda muy despistado en esto de las lenguas, y si no anda despistado es que tiene muy mal fondo.

Es una desgracia que cualquier territorio cuente con mas de una lengua oficial: en todos los terriotrios donde ocurre, lo es siempre por intereses bastardos y en todos ellos es catastrófico para la parte de la sociedad que se ve menoscabada en sus derechos fundamentales por la intolerancia de quienes se benefician a su costa.

Si las lenguas son para comunicarse, la diversidad idiomática es un desastre para la civilización. Afortunadamente las personas saben que esa diversidad es una traba para comunicarse y cada año desaparece unc onsiderable número de lenguas.

El otro día en una conferencia, el ponente citaba Nigeria como país influyente en el mundo, por su número de habitantes, y al indagar un poco más, mi sorpresa fue mayúscula: "El número de idiomas catalogados en Nigeria actualmente se calcula en 521. Este número incluye 510 lenguas vivas, dos segundas lenguas sin hablantes nativos y nueve lenguas extintas. En algunas zonas de Nigeria, los grupos étnicos hablan más de un idioma. El idioma oficial de Nigeria, el inglés, fue elegido para facilitar la unidad cultural y lingüística del país. La elección del inglés como idioma oficial se relaciona en parte al hecho de que una parte de la población nigeriana habla inglés como consecuencia de la colonización británica que terminó en 1960. (wikipedia)

La quiebra del orden público
Vicente Baquero  www.gaceta.es  3 Junio 2016

Toda sociedad civilizada e incluso primitiva, está organizada en torno a una serie de normas, convenios colectivos, que son consecuencia de unos principios y de unos acuerdos entre los ciudadanos, pactos alcanzados a lo largo de su historia, como diría cualquiera de los clásicos de la teoría política, que permiten la convivencia pacífica y el progreso de la mayoría de los miembros de esa sociedad. Esta es sin duda una teoría contrastada a lo largo de la historia: una fórmula de convivencia a la que se aspira, tras comprobar los efectos catastróficos que tiene en el conjunto social la ausencia de un orden social estable y pactado, al menos para la mayoría de la población.

El orden perfecto que satisfaga a todo el mundo no existe, ni el sistema político económico o social que le convenga a toda la población tampoco, incluso, aunque teóricamente pudiera existir tal utopía, siempre habría individuos que no estarían conformes y se rebelarían contra el mismo, pues en el ser humano subyace un espíritu de rebeldía innato contra lo establecido, es parte del elan vital, sobre todo en los jóvenes, un conflicto generacional permanente, así como una confrontación de ideales dispares y en muchos casos contradictorios. No hay más remedio que escoger, y todo proceso de selección genera victimas, hay que optar por el mal menor o si se prefiere el bien mayor.

Una crisis económica, un empobrecimiento generalizado de la población, una gran desgracia natural, terremotos, huracanes, inundaciones fruto de de la ira de la naturaleza, unas plagas, pestes o epidemias, las consecuencias de una guerra, por muy letales que sean, son males espantosos que producen sufrimientos sin límite, dan lugar a injusticias y abusos que suponen un retroceso en la evolución en un conjunto social más o menos geográficamente amplio, se padecen con estoicismo y se intentan superar con comprensión y voluntad para salir adelante, por considerarlas en su mayoría como inevitables .

Existe un margen de tolerancia psicológica colectiva para tales hechos, aunque no se reconozca públicamente, no así a la larga para un deterioro del orden público y la quiebra de la seguridad personal, un desorden al que se ha llegado más menos voluntariamente por incapacidad o falta de voluntad para imponerse a los delincuentes o revoltosos que ponen en riesgo los bienes y la seguridad de las personas.

Cuando un gobierno pierde la capacidad de control, o se resiste a imponerlo, por la fuerza incluso, que es la conducta obligada que debe ejercer toda forma de autoridad dentro de un conjunto social, para restablecer esa disciplina necesaria, y se está olvidando, que esa es su primera y principal obligación, la que justifica en última instancia la propia existencia del estado y de un gobierno, tal institución pierde toda autoridad para ser respetada u obedecida, sea cual sea la forma que ese gobierno adopte.

La existencia de un régimen calificado como “demócrata”, no justifica el desorden: el hecho de que haya una mayoría de votos, no permite alterar el orden público, ni privar a nadie del ejercicio de sus derechos, el concepto de estado de derecho es anterior y superior a cualquier fórmula electoral, ignorarlo es exponerse a provocar un gravísimo conflicto y a destruir la esencia del parlamentarismo democrático mismo, conduciendo a los ciudadanos a la búsqueda de soluciones menos democráticas, apremiados por el caos resultante.

Lo perverso y demencial de lo que está ocurriendo en España, sobre todo en Cataluña y algunos lugares de Andalucía, es que se está generando desorden con el fin de destruir al estado tal como lo conocemos, incluso por métodos violentos, erosionando la autoridad de los instrumentos de orden público, pretendiendo instaurar una utopía revolucionaria anarco-comunista en su lugar, y todo ello con el consentimiento, en unos casos tácito y en otros explícito, por parte de las autoridades, que se refugian tras una manifestada legitimidad democrática.

Ninguna sociedad, a la larga, puede soportar un desorden de esas características, sobre todo si se perpetúa o generaliza: no se puede permitir que un grupo monopolice e imposibilite el ejercicio pacífico de nuestros derechos, que invada nuestras vidas con su violencia o interferencias ideológicas, por muy numeroso que sea, tarde o temprano, surgirá una contramarea impuesta, con el beneplácito de una mayoría real de la población, que suele ir al extremo contrario: es decir represión sin paliativos y pérdida de libertades colectivas a cambio de tranquilidad y seguridad.

Si se quiere libertad, hay que respetar las leyes y las normas, y la autoridad debe ejercer su poder para reprimir y castigar sin complejos tales conductas. Si se abstiene por simpatía, por complejos o por miedo, acabará siendo desplazada por alguien que no tendrá inconveniente en utilizar el poder que le confiere el estado y la ciudadanía, harta de tanto desorden, y entonces, desgraciadamente, tendremos que arrepentirnos por no haber exigido que el estado hubiera actuado a tiempo.

Políticos irresponsables: ruina y no progreso o progresismo
Antonio García Fuentes  Periodista Digital  3 Junio 2016

No es sólo en España o Europa; el mundo atraviesa una situación muy delicada y en realidad dudo que los que dicen gobernarlo ahora, sepan hacia donde nos llevan las circunstancias que se han ido creando hasta llegar a límites cada vez más delicados y cuya solución, nadie que piense un poquito, la ve por ninguna parte.;

En gran parte y a mi entender, ello se debe a una cantidad inmensa de parásitos que han ido metiendo incluso en las denominadas sociedades ricas u opulentas, de forma que hasta estas empiezan a tambalearse. Se ha creado y fomentado entre ellos mismos, una ya calificada “casta” de políticos que ocasionan unos cuantiosísimos gastos, amén de los follones y problemas que crean entre unos y otros, donde el robo o malversación de caudales públicos por lo evidente de los mismos, es la carcoma que va arruinando el bienestar o riqueza que se había acumulado. Nadie responde de nada y lo normal (evidente anormal) es que “la culpa la tiene el otro o los otros”; pero al final de cada etapa, los principales se retiran ricos o bien respaldados de por vida y costeados por el trabajo “del pueblo” y los cuantiosos impuestos que tiene que pagar, para mantener unos tinglados inservibles como demuestran los hechos.

No tengo que salir de mi país para hacer un análisis global: España que por su riqueza natural, su extensión territorial, su poca población para la misma y su magnífica situación estratégica internacional; debiera ser una nación próspera entre las más prósperas de las de todo el mundo; está arruinada y no sólo pensando en la actualidad, sino que como tiene una deuda exterior inusitada (técnicos han publicado que su grado ya es de “impagable”) su recuperación y para llegar sólo al bienestar que tuvimos antes de la desastrosa época en que vivimos, ni se sabe los años que pueden faltar si es que ya se hubiesen tomado las medidas oportunas, que no se han tomado y tampoco sabemos si alguna vez se tomarán, puesto que los políticos actuales, mienten más que hablan y hablar de la realidad económica y social de España, o no la saben o es que la realidad les da miedo airearla.

Como hablar claro aquí en España es algo muy raro (“rarísimo”) y la clase “más selecta” se caracteriza siempre por “sus silencios”: sorprende que uno de sus miembros, que además es Jurista (D. Antonio Garrigues Walker) nos diga en una de las ventanas periodísticas más leídas de las de toda España (Tercera de ABC del jueves 26 de Mayo 2016) lo siguiente y cerrando el texto, que contiene “mucho y diplomático mensaje”: termina así: “En medio de este tránsito a esta nueva era, con una deuda pública letal y la seguridad de nuevos recortes, va a ser muy difícil soportar la pequeñez de miras, los ridículos sarcasmos, las descalificaciones y las mentiras absolutas, las amenazas y en general los despropósitos del estamento político.

No somos utópicos. Sabemos cuán difícil es vencer las inercias perversas arraigadas. Solo se les pide, y con mucho respeto, un mínimo, de prudencia, de sensatez y de grandeza que nos conduzca a un gobierno serio, comprometido y estable capaz de afrontar unos retos en estos momento realmente difíciles, realmente peligrosos. Hay muchos políticos dispuestos a ello. El único problema es la urgencia. ¡Hay que empezar ya! El 26 de Junio es mañana, y no habrá mayorías absolutas”.

Si este “muy exquisito” lenguaje lo tradujéramos “al idioma como para andar por casa, es para echarse a temblar por todo lo que nos han echado encima” (el pueblo nunca es culpable de los desastres políticos ya que es en sí una masa que se lleva por donde esos designios quieren) y que solo algunos reconocen, como lo hace este ilustre español, que cautamente no dice “que viene el lobo, sino que el lobo lleva ya mucho tiempo degollando y comiendo ovejas y corderos indefensos”.

Y ese “hipotético rebaño asaltado y devorado” sigue indefenso; y temen que, “lo dirijan los que a voz en grito dicen y hablan de un progreso o progresismo que no existe ya”; puesto que esos como los otros, vienen simplemente a forrarse, puesto que por poco que haya, siempre hay de sobras para los demagogos, ladrones y bandidos de “altura cloaquera” (de cloaca) y que arrasan con todo lo que pueden y además se lo llevan al extranjero, dejando a las víctimas con sus hambres y sus miserias y además presentándoles otros como enemigos, para que se desahoguen; caso que estamos viendo en un país en situación extrema, siendo uno de los más ricos de su continente, o sea y más claro… Venezuela, país riquísimo pero explotadísimo por los “hunos, los hotros y todos los demás” y desde vete a saber cuántos años… o siglos.

Y en esas estamos ahora mismo en España, donde nos llaman a elegir nuevos mandamases, muchos de los cuales ni debieran haber entrado en política jamás, otros son los que nos han arruinado y por tanto poco tenemos “de nuevo” para elegir; y de los nuevos, ¿“que será peor o mejor”?; triste destino el de un pueblo que sigue siendo “analfabeto en política y por ello hacen con él lo que hicieron siempre los explotadores de cualquier bando”… sí, triste destino “del rebaño”. Al que eso sí, lo llevan “loco de contento” a ver el fútbol en Milán… ¿para qué sirve eso? ¡¡Claro el pan y circo de los romanos, que ahora es mucho más eficaz, aquí sí que han progresado ellos!!

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

Corrupción mala, corrupción buena
Emilio Campmany Libertad Digital  3 Junio 2016

La corrupción es siempre mala, da igual que traiga riqueza o la reparta, porque es injusta y cercena el estímulo emprendedor y trabajador.

Se tiende a denostar la corrupción porque, además de inmoral, perjudica a la economía. No es necesariamente cierto. En Estados Unidos ha habido mucha corrupción y el país ha solido ir como un tiro. De hecho, la corrupción puede ser un motor económico. Pero que pueda serlo no quiere decir que siempre lo sea. La corrupción que ha enfangado al PP de Madrid y Valencia no ha impedido que ambas regiones crecieran económicamente más que otras menos corruptas. En cambio, la que ha padecido Andalucía tan sólo ha servido para que la región siga anclada en su atraso económico.

Es algo que podría llevar al votante del PP a pensar que la corrupción de su partido, aunque inmoral, al menos favorece el crecimiento económico y la creación de empleo. Los del PSOE pueden al contrario decir que, aunque la corrupción en Andalucía no ayudó a que la región creciera, al menos sirvió para que un montón de familias tuvieran los recursos necesarios para salir de la indigencia, y si bien es verdad que no se beneficiaron todos los que lo necesitaban, sí lo hicieron muchos que realmente necesitaban esa ayuda más o menos fruto de la corrupción. La consecuencia de que unos y otros electores puedan ver la corrupción de su partido de esta manera, como motor de la economía o como un suplemento a la ordinaria ayuda social, les permite disculparla y seguir votando a los suyos sin demasiados remordimientos de conciencia.

Sin embargo, ambas son terriblemente perniciosas porque son injustas. En un caso, es un entramado de empresarios al que, a cambio de beneficiar a los políticos, se le permite competir con ventaja en el mercado. En el otro, el partido crea una red clientelar donde quienes se benefician lo hacen por su proximidad a los políticos, no porque sean merecedoras de esa ayuda, aunque de verdad la merezcan. En ambos casos, por supuesto, los políticos que se prestan a ayudar ilegalmente a unos y a otros detraen para sí los beneficios que creen conveniente. Es un sistema donde lo relevante es la lealtad, no la capacidad o la necesidad. Los perjudicados son los empresarios que pretenden competir con las reglas del mercado y quienes merecen las ayudas sociales más de quienes en la práctica las reciben.

No sólo, sino que, premiando la lealtad, se conspira contra la capacidad y el esfuerzo, pues se será empresario de éxito o se tendrá lo necesario para vivir en función de la lealtad, no de lo hábil, trabajador o estudioso que se sea. ¿Tiene sentido montar una promotora inmobiliaria si se carece de contactos políticos? ¿Tiene sentido preparar una oposición si para ser empleado público basta apuntarse a un sindicato o a un partido? Así que la corrupción es siempre mala, da igual que traiga riqueza o la reparta, porque es injusta y cercena el estímulo emprendedor y trabajador. Pero seguirá habiéndola mientras el elector, por mucho que vitupere la de los otros, tolere, ampare, comprenda o disculpe la de los suyos.

Los hilos de la tela de araña que aún quedan por desentrañar
Pedro de Tena Libertad Digital 3 Junio 2016

El auto del juez Martín no es más que un hilo de esta tela de araña, el hilo de las subvenciones. Pero hay otros hilos que están por desentrañar

Desde 1979 y hasta el momento, el PSOE de Andalucía, en vez de desarrollar una sociedad próspera, democrática, plural, crítica y abierta, ha tejido una espesa tela de araña de personas e intereses que le ha conducido a ocupar la mayoría de los espacios activos y vitales de la sociedad. Ha ocurrido en Andalucía y donde el PSOE ha disfrutado de largo tiempo de poder continuado. Otros partidos parecen haber hecho algo parecido en otras zonas de España, lo cual convierte lo ocurrido en Andalucía en reflexión común para una reforma de la forma de hacerse política en esta Nación.

La peculiar idea de una "democracia", a la que siempre se calificó de "burguesa" o "formal" desde el socialismo, ha llevado al PSOE a tratar de ampliar sus mecanismos de poder usando de forma sectaria el dinero público antes que a gobernar sirviendo a los intereses generales.

Pero seamos precisos. Lo que se procesa en Andalucía mediante el auto del juez Martín no es más que un hilo de esta tela de araña, el hilo de las subvenciones. Pero hay otros muchos hilos que están por desentrañar, condición necesaria para que las reformas que necesitan Andalucía y España conduzcan a más democracia y a más limpieza y no a más extremismo y menos libertades.

Los demás hilos de esta espesa tela son los siguientes, y ya fueron expuestos por sus autores en el libro La Tela de Araña Andaluza: el poder de un régimen, que fue ofrecido a sus lectores por Libertad Digital hace cinco años:

a) El intento de ocupación de la Administración Autonómica andaluza desde sus inicios. Pese a haber tenido la oportunidad de dar origen a una administración ex novo, el PSOE ha procurado, no gestar y dirigir una administración políticamente neutral y profesionalmente excelente, sino de penetrarla ideológica y partidistamente de modo que cualquier gobierno de distinto signo político tendrá muy difícil gobernar con ella.

b) La ocupación de las Diputaciones y Ayuntamientos mediante diferentes métodos pero todos ellos encaminados a apuntalar la presencia partidista del PSOE en su seno y, naturalmente, orientado a fortalecer su presencia en los municipios mediante condicionamientos varios.

c) La ocupación del poder económico-financiero que constituyeron las Cajas de Ahorros desde el principio mismo de su llegada al poder, incluso en la fase preautonómica, y el uso de los dineros de los impositores para auxilio y apoyo de las políticas socialistas y, cuando ha sido necesario, para financiación irregular del PSOE.

d) La inundación de sociedades mercantiles formadas por personas pertenecientes al Partido Socialista, su cada vez más frecuente presencia en las grandes empresas privadas andaluzas y el impulso de empresarios afines mediante el dinero público.

e) La presencia exclusiva y excluyente en el entramado de las empresas públicas andaluzas que funcionan más como empresas socialistas que como empresas públicas.

f) La utilización sectaria y partidista de las subvenciones y adjudicaciones como método de condicionamiento de las asociaciones y empresas de todo tipo.

g) La ocupación dirigida de la acción de los sindicatos que derivan desde su tradicional papel de "correa de transmisión" de las directrices políticas entre los trabajadores a meras "correa de sujeción" mediante el riego del dinero público. Igualmente, de los empresarios.

h) La ocupación de la "comunicación" en Andalucía mediante la manipulación sistemática de los medios públicos de comunicación, las concesiones administrativas, el apoyo a los medios afines y la anulación de los discrepantes.

j) El uso partidista de las instituciones y organismos, desde la educación a la sanidad, desde las ONG's a la economía social, resultado de la perversión de la idea democrática de "mayoría".

k) El tráfico de coincidencias y la corrupción: la presencia de clanes y familias que coinciden en importantes puestos de la Administración Pública como síntoma y evidencia de la "tela de araña" y su afloramiento en sucesivos casos de corrupción.

No es sólo el PSOE el partido que admite estas prácticas en toda España. Ya hemos visto algunas de ellas inscritas en determinadas conductas del Partido Popular. Igualmente, Podemos ha dado muestra de que están en el corazón de la casta, no contra ella ni fuera de ella. Ciudadanos, con su apoyo, ha permitido la continuidad de un régimen como el andaluz.

Mucho hay que reflexionar sobre la España que precisa, indudablemente, una gran reforma democrática donde comportamientos como los descritos en el auto del juez Martín y otros por desvelar, sean imposibles política y judicialmente y sean reprobables socialmente. El futuro de España no puede ser lo que ha sido, sino algo más noble, más libre y más común.

El dilema político
J. L. González Quirós www.vozpopuli.com 3 Junio 2016

Un conjunto poderoso de fuerzas está tratando de convertir esta campaña en una especie de juicio de Dios, de forma que habría que escoger entre formas excluyentes de encarnación del Bien y del Mal, con la notable propiedad de que para unos el mal está en lo que se muestra como una amenaza, y, para otros, el mal está en la no sanación, en la continuidad del sistema. Mediante una operación de la que hay cada vez testimonios más elocuentes, Rajoy se las ha arreglado para potenciar una forma de oposición radical que le sirve a las mil maravillas para aparecer como la única opción posible frente a una perspectiva de corte revolucionario.

O yo, o el caos
Esta estrategia de confrontación practicada por el PP, no sin la ayuda de errores ajenos, aleja al partido de la derecha de su discurso histórico, de su estrategia más reiterada, de su deseo de presentarse como una fuerza moderada, como la encarnación del centro y de los intereses de la mayoría de los electores. Es interesante preguntarse qué ha hecho posible un cambio político tan llamativo, que se ha llevado a cabo, por cierto, sin que haya mediado ningún Congreso del Partido, ninguna declaración formal, enteramente de tapadillo.

Rajoy pudo darse cuenta muy pronto, en el primer año de su mandato, que la reciente victoria en las generales, no garantizaba una mayoría duradera. Las elecciones andaluzas celebradas unos meses después de su llegada a Moncloa le hicieron ver que el enorme capital político del que disponía, no le había servido para acabar con el predominio del PSOE en su feudo andaluz, y que esa podía ser la tónica a la que se atuviesen las sucesivas convocatorias. La lección que sacó de esa humillante derrota no fue la que podría sacar cualquiera: “hemos renunciado a hacer nuestro programa y los electores nos han dado la espalda”. Rajoy practicó, por el contrario, la dialéctica gallega y decidió apuntarse a la hipótesis más cómoda para él, echarle la culpa a la crisis y a los muy tímidos esbozos que había hecho de hacer algo distinto a lo que pudiera haber hecho Zapatero. Por paradójico que parezca, decidió entonces que había que quedarse sin otro programa político que su supuesto buen Gobierno, y comenzó a aplicar, a hora y a deshora, su retórica de lo inevitable, su monserga de que había que hacer lo que había que hacer, y que eso lo hacía mejor que nadie él y sus ministros, que son muy listos y resalaos. En vena de entusiasmo por el hallazgo, Montoro llegó a decir que se habían atrevido a hacer una reforma fiscal que superaba cualquier sueño de la izquierda, y que esa medicina brutal, además de ser la del supuesto adversario, nos llevaría a los verdes campos del edén, a superar la crisis.

Los tecnócratas necesitan al demonio
Frente a esta reducción de la política a una tecnocracia de las cifras, que no significan nada para el común de los mortales, había que inventar un enemigo creíble, alguien que fuese todavía más atrevido con nuestros bolsillos de lo que lo había sido Montoro, que diese no ya miedo sino pavor, y los que saben de estas cosas se encontraron a un candidato idóneo en las moquetas de la Facultad de Políticas de la UCM, lo que dio lugar al rápido y sorprendente ascenso del señor de la coleta, dispuesto a lo que fuera para hacerse con el título de rival oficial de la casta. El PP no sólo le robó la política a un PSOE sumido en la desdicha, sino que fue más lejos, adoptó el lema leninista de que “cuanto peor, mejor” para preferir la confrontación con un enemigo de diseño, pero peligroso para todos, en lugar de medirse con el adversario habitual.

Tirando de fondo de armario
Por eso, si el próximo 26 de junio se produjese, como algunas encuestas anuncian, un resultado en que el PSOE quedase postergado tras Unidos Podemos, y Ciudadanos perdiese la posición alcanzada, el éxito de Rajoy sería completo. Para los españoles eso sería seguramente desastroso, pero para Rajoy podría suponer la ansiada continuidad en Moncloa, la preciosa oportunidad de dedicarse a aquello en lo que es el mejor, a no hacer nada. Por eso, aunque Rajoy se haya atrevido a vestirse con ocasionales galas centristas, quien aparece por el fondo no es la figura de Suárez, sino la caricatura del peor Fraga, el orden frente a la revolusión, y hasta su poco de “la calle es mía” con tirantes a juego. La fórmula rajoyana para superar los resultados de Fraga, que son los obtenidos en diciembre, vuelve a ser la apelación a una nueva forma de la mayoría natural, no la conquista del centro, y para eso se pacta, si hace falta, con el diablo.

Otra forma de ver las cosas
Desde el final del franquismo, la sociedad española ha venido apostando de manera instintiva por la moderación; el miedo a la guerra y el deseo de libertad dieron lugar a fórmulas de concordia, a soluciones positivas. Sin embargo, décadas después, esa fórmula parece haberse agotado, no está vigente, desde luego, en el recetario del PP de Rajoy ni en la botica de Unidos Podemos que ha hecho del descrédito de la transición y del pacto santo y seña de una nueva política purificadora. También en esto los extremos se tocan, ambos acunan una forma exagerada de confrontación, un relato tenebrista. Cuando unos hablan de salir de la crisis, los otros exhiben índices de pobreza, cuando Rajoy habla de lo bien que nos va, le responden con malnutrición infantil y lindezas similares. Quieren hacernos vivir en un mundo simplificado de miedos y promesas absurdas, pero cabe otra forma de afrontar el dilema político, y cumple esperar que quienes no quieran alimentar esa mentirosa confrontación, que puede terminar saliéndonos muy cara, sepan hacerse entender y logren suscitar en muchos electores la esperanza perdida, la convicción de que se puede mejorar sin recurrir al catastrofismo, a la exclusión y a formas de hacer política que están a un paso de incoar la violencia. No es lo que dicen las encuestas, pero podría pasar, no depende sino de nosotros.

Delenda est FMI
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 3 Junio 2016

El Fondo Monetario Internacional lleva décadas siendo asociado con el 'neoliberalismo'. Muchos, de hecho, lo han llegado a calificar de 'brazo armado' del neoliberalismo: una burocracia tentacular que coloniza financieramente a gobiernos extranjeros obligándoles a implementar una agenda de reformas antisociales. Acaso por ello sorprenda que, hace apenas unos días, el Fondo cargara con dureza contra el neoliberalismo. Pero no deberíamos: el 'neoliberalismo' es una etiqueta política hueca empleada indiscriminadamente como arma arrojadiza, por lo que resulta coherente que incluso el neoliberal FMI cargue contra esa bicha ideológica para reivindicarse a sí mismo. Ahora bien, y dejando de lado la cuestión de qué entendemos por neoliberalismo y si el FMI encaja en tal definición, lo que sí debería quedar muy claro es que el Fondo no tiene nada que ver con el liberalismo: ni en su creación, ni en su propósito, ni en los medios empleados.

En cuanto a su creación, el FMI formó parte históricamente del proceso de reconstrucción financiera global que siguió a la II Guerra Mundial, a saber, formó parte del llamado sistema de Bretton Woods. Sus promotores intelectuales fueron, por el lado inglés, John Maynard Keynes y, por el lado estadounidense, Harry Dexter White. De Keynes es sobradamente conocida su agenda ideológica profundamente intervencionista —socialización de la inversión, fijación de tipos de interés, aumento continuado del peso del Estado en la economía, redistribución intensa de la renta, etc.—, pero acaso sea menos conocido el perfil de su colega White: un espía de la Unión Soviética infiltrado en la administración estadounidense. Por consiguiente, su partida de nacimiento no estuvo en absoluto vinculada con el liberalismo, sino más bien con distintas variantes del antiliberalismo.

En cuanto a su propósito: hasta 1973, el FMI tenía como finalidad extender créditos extraordinarios a aquellas economías que se enfrentaban a un fuerte déficit exterior. Bajo un régimen de patrón oro tradicional (Bretton Woods era un pseudo-patrón oro), cuando una economía se endeudaba excesivamente frente al exterior, el oro empezaba a abandonar el sistema financiero nacional, restringiendo de esa forma la imprudente provisión de crédito interna que desequilibraba el saldo exterior. Es decir, las automáticas salidas de oro imponían correcciones inmediatas dentro de la economía que corregían los desajustes internos que provocaban el desajuste exterior. El FMI se creó, por el contrario, para abortar este automatismo áureo: el organismo internacional daba créditos blandos en oro a los bancos centrales nacionales para esterilizar las salidas de oro que estaban experimentando y retrasar así los ajustes automáticos que éstas imponían a sus economías.

Tras la ruptura de Bretton Woods y de cualquier rastro del patrón oro en el sistema monetario global, el FMI mutó para, en esencia, continuar haciendo lo mismo que hasta entonces: extender créditos blandos a Estados que atraviesan crisis financieras debido a su sobreendeudamiento público. O dicho de otra forma: el propósito actual del FMI es el de rescatar a gobiernos manirrotos e insolventes para que no deban adoptar ajustes presupuestarios tan drásticos como aquellos que deberían tomar en su ausencia. Evidentemente, una vez extendido ese crédito, el FMI les impone a los Estados deudores e insolventes un duro programa de ajustes, pues, como maquinaria acreedora que es, busca ante todo recuperar lo prestado: a saber, les impone a los Estados rescatados recortes del gasto, subidas de impuestos o privatizaciones con la finalidad de que hagan caja y amorticen el crédito recibido.

De nuevo, rescatar a gobiernos manirrotos (y a aquellos inversores que imprudentemente les prestaron su capital para que durante años pudieran gastar muy por encima de su recaudación corriente) no tiene nada que ver con el liberalismo y sí con un intento de mantener a flote burocracias estatales quebradas. De hecho, la evidencia nos indica que la actividad del FMI sólo contribuye a incrementar el riesgo moral entre gobiernos e inversores en deuda pública: los primeros adquieren malos incentivos para gastar todavía más de lo que deberían y los segundos aprenden a extender crédito ciegamente, conocedores de que el Fondo acudirá a su auxilio.

Por último, en cuanto a los medios empleados: el Fondo se financia a través de los impuestos que recaen sobre los contribuyentes de todos aquellos Estados que lo integran. Por consiguiente, tampoco en cuanto a los medios empleados estamos ante una institución compatible con el liberalismo: lejos de nutrirse de aportaciones voluntarias, parasita a los contribuyentes de los países solventes para salvar a las burocracias despilfarradoras de los Estados insolventes así como a sus imprudentes acreedores.

En ninguna de estas actuaciones se aprecia conexión alguna con el liberalismo: ni el Fondo fue creado por liberales (sino por dos antiliberales como Keynes y White), ni comparte objetivos con los liberales (dar crédito a gobiernos insolventes), ni emplea medios compatibles con el liberalismo (impuestos). Y, por todo ello, debería ser inmediatamente cerrado. Quien defiende la pervivencia del FMI no son los liberales, sino los burócratas y los clientes que prosperan merced al intervencionismo estatal con el que nos castigan recurrentemente.

El pacto español
CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO El Mundo 3 Junio 2016

Hace una semana, en la antigua Residencia de Señoritas de la frondosa calle de Fortuny. El presidente Carles Puigdemont llega envuelto en un enjambre de asesores y funcionarios, que ocupan las tres primeras filas del auditorio. A su lado, la figura enjuta y solitaria del hispanista John H. Elliott anticipa el choque entre el razonamiento y la demagogia, el bisturí y la brocha, el individuo y la masa. Puigdemont empieza felicitando a la Fundación Ortega y Gasset por su valentía al escoger el título del simposio: ¡Escolta Espanya, escucha Cataluña! La bilateralidad se abre paso en Madrid como el mito entre los débiles de espíritu.

Mas segregaba la tensión del converso. Puigdemont irradia la serenidad del fanático. Su flequillo es su boina. En su discurso -breve y barnizado con la cursilería propia de todo nacionalismo- converge la doble falacia que hoy amenaza al sistema nacido en la Transición. Esa doble falacia gira en torno al concepto de pacto.

Según Puigdemont, la historia de Cataluña es la de un pactismo no correspondido. La cultura pactista catalana se remontaría a los orígenes de Cataluña como comunidad política y se habría afianzado con el paso de los siglos. No hay menciones a la revuelta de 1640 ni a la guerra de 1714 ni al golpe de 1934. De los hechos se ocupa Elliott. El pactismo catalán -prosigue- tiene una peculiaridad que lo hace especialmente formidable y digno de elogio; y es que se proyecta tanto sobre la relación con España como sobre las relaciones internas del país. Es un pactismo en dos direcciones. Y la mejor prueba es el proyecto independentista que tan ecuánime y ecuménicamente lidera; y que, como todo el mundo sabe, es una delicada síntesis de los muchos acentos y sensibilidades de la sociedad catalana. No sólo recoge la visión, romántica, pero históricamente fundada y moralmente inapelable, que comparten revolucionarios de izquierdas y reaccionarios de derechas, sino también las posiciones de ese pequeño sector de la población -el 51%- que no apoyó el plebiscito para la desconexión unilateral del Estado opresor. "En Cataluña nos sentimos cómodos dentro de la nación diálogo", dice Puigdemont, mientras multa a los comerciantes que rotulan en castellano.

En cambio, España... Frente al pactismo catalán, se yergue, según Puigdemont, el rancio y rocoso absolutismo español: "El problema es que el pactismo catalán no ha encontrado un pactismo español capaz de respetar o entender". Ni la Constitución del 78, pacto político por antonomasia que refrendaron más del 90% de los votantes catalanes. Ni, uno tras otro, todos los sistemas de financiación autonómica, diseñados específicamente para Cataluña. Ni el pacto contra la crispación en 1993. Ni el pacto del Majestic en 1996. Ni el pacto del tabaco en 2006. Ni el apoyo del Parlamento español a un Estatuto intervencionista e inconstitucional. Ni los millones de euros de liquidez inyectados por el Estado a la Generalidad a pesar de su uso fraudulento y desleal. Ni, por supuesto, la indiferencia con que las élites españolas han aceptado el retroceso de la ley y la libertad en Cataluña, a cambio de que el nacionalismo se sienta cómodo. No. Dice Puigdemont que "no existe un pactismo español". Y que la solución pasa por cambiar la cultura política española para hacerla más flexible, más dialogante, más dispuesta a aceptar su posición. Y que si no: «Au revoir, Espagne!» Al modo de la manida oda maragalliana, sólo que en francés.

El discurso separatista no ha superado nunca la más elemental confrontación con la realidad. El problema es que siempre aparece un espíritu débil e interesado dispuesto a legitimarlo.

El martes Pedro Sánchez explicó cómo quiere solucionar el primer problema político español. Decía el editorialista del diario El País: "Bienvenidas sean las ideas que contribuyan a que la campaña electoral desbloquee los problemas enquistados". Ciertamente. En la campaña del 20-D ningún partido, ni siquiera Ciudadanos, otorgó al desafío separatista la atención que merecía. Tácitamente coaligados, todos lo barrieron bajo la alfombra de los «problemas reales de la gente». Pero es una evidencia que si hoy Sánchez no es presidente del Gobierno es porque Podemos, desde la misma noche electoral, condiciona la mayoría de izquierdas a la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Por lo tanto, bien está que los partidos debatan sobre Cataluña ante el 26-J y que lo hagan sobre ideas concretas. Gracias a eso ya sabemos que la propuesta de Sánchez no sólo no resuelve el primer problema político español sino que lo agrava seriamente.

Sánchez propone alcanzar un "pacto político con Cataluña que, respetando las implicaciones del principio de igualdad, reconozca su singularidad". Mastíquese bien la frase. No hay esfuerzo hermenéutico ni dialéctico capaz de cuadrar el círculo. ¿Cuáles son esas singularidades mágicas? ¿No están recogidas ya en la Constitución? ¿Por qué? ¿No será que su reconocimiento destrozaría el principio de igualdad? En la discusión con el nacionalismo, la palabra singularidad o es un eufemismo de privilegio o no significa nada.

Puigdemont exigió en Madrid "diálogo, negociación y pacto entre iguales". Sánchez le contestó: bilateralidad. Es decir, diálogo, negociación y pacto entre iguales. La propuesta socialista sustituye la igualdad de los ciudadanos por la igualdad entre dos entelequias políticas y jurídicas: una Cataluña ficticia, separada del resto de España y de la mitad, al menos, de su propia población. Y una España fantasmagórica de la que se le amputa una parte constitutiva y constituyente. Ese pacto entre dos territorios espectrales no es una reforma. Es una regresión histórica, jurídica, política y moral. Una involución.

No hay pacto español más justo ni más moderno que la Constitución de 1978. Es justo y es moderno porque no es un pacto entre territorios desiguales ni en torno a la Corona, como el extemporáneo modelo austracista, sino un pacto entre ciudadanos soberanos e iguales ante la ley. Su único elemento netamente anacrónico (además, evidentemente, de la discriminación de la mujer en la sucesión a la Corona) es la apelación, limitada, a unos inverosímiles derechos históricos. Los de la propia Corona, cuya incidencia sobre la igualdad real de los ciudadanos es simbólica. Y los forales, promovidos en su día por el nacionalismo vasco y que el PSOE quiere ampliar ahora a otras comunidades autónomas, confundiendo reforma con reacción y convirtiendo la Constitución en un anexo historicista de su disposición adicional primera.

Justo y moderno es garantizar derechos políticos y sociales concretos a hombres y mujeres vivos en razón de su ciudadanía. Arbitrar una solución razonable al desafío de la identidad en Estados heterogéneos. Exigir solidaridad, respeto por el pluralismo social y político, y responsabilidad. La Constitución del 78 culmina la trayectoria oscilante, difícil, del pactismo español. Es un pacto, éste sí, hacia dentro y hacia fuera. De España con su diversidad y de España con una Europa diversa.

La política española afronta una drástica paradoja: la Constitución no tiene defensores pero tampoco alternativa. No hay una fórmula capaz de concitar un consenso siquiera aproximado al que obtuvo en su día el modelo autonómico. Es inútil engañarse: la Constitución que quieren los nacionalistas es la desaparición de la Constitución. Con todas sus incongruencias, lagunas e imperfecciones, la Constitución sigue siendo el mejor pacto español. Y por eso Libres e Iguales la celebra. Será el 21 de junio a las 19:30 en el Teatro Calderón de Madrid. Participan referentes de la Transición y jóvenes estrellas de la política y el periodismo. Dirige Albert Boadella. Entrada libre. Eso mismo que la Constitución de 1978 dispuso para los esperanzados ciudadanos de España.

Cayetana Álvarez de Toledo es portavoz de Libres e Iguales.

Arde el mar
Algunos no han aprendido nada de aquellas escabechinas nacionalistas
Luis Ventoso ABC 3 Junio 2016

Hace justo cien años, ardió el mar frente a las costas danesas. El 31 de mayo y el 1 de junio de 1916, la Gran Flota británica y la Flota de Altamar alemana se cruzaron y se vapulearon en la batalla de Jutlandia (Skagerrak para los germanos). El mayor combate naval de la Primera Guerra Mundial. Una horrible matanza: 6.097 marinos británicos muertos y 2.551 alemanes; catorce buques ingleses y once germanos a pique.

Acabó en tablas. Ambos se proclamaron vencedores (aunque lo probable es que ganasen los alemanes, pues su flota era menor). Al final, aquello no cambió nada. Salvo para los que fueron carne de cañón. Soldados reventados por la metralla, abrasados por las explosiones de los enormes acorazados de vapor, o víctimas de la hipotermia al saltar al agua. El coloso Queen Mary se hundió en minutos y solo sobrevivieron ocho de 1.270 tripulantes. Un brote de histeria nacionalista había desatado una absurda y crudelísima guerra entre potencias imperiales decadentes.

Todo aquel pandemonio naval ha sido recordado con una ceremonia de Estado en la catedral de piedra rosácea de las Islas Orcadas, al norte de Escocia. Allí estuvieron el presidente de Alemania, la Princesa Ana, Cameron y la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon. Altos clérigos anglicanos y luteranos evocaron a los muertos en su homilía conjunta y celebraron que la paz impere entre dos naciones que hace cien años se mataban con fiereza. Himnos religiosos resonaban bajo las bóvedas augustas de la catedral de St. Magnus. Los políticos los entonaban con sus libros de salmos.

Pero algunos no han aprendido nada de Jutlandia-Skagerrak. Allí estaba Sturgeon, que trescientos años después de la unión entre Inglaterra y Escocia, que ha traído a ambas prosperidad y concordia, aboga por romper los lazos de amistad de tres siglos por un mero prurito de superioridad sentimentaloide, que ni siquiera respalda la mayoría (pese a la atosigante propaganda de su Gobierno). Allí estaba Cameron, que atolondradamente ha embarcado a su país en un referéndum contra la UE, el proyecto que con todos sus defectos burocráticos ha convertido en socios a países que llevaban toda su vida en guerra.

Ardió el mar. Pero algunos no han aprendido. No les gusta la cooperación solidaria entre iguales. Proponen, como Sánchez, que los de Vic sean primados sobre los de Plasencia en nombre de un nebuloso «hecho diferencial». (¿Hay algo más diferente que Alaska y Texas? ¿Cómo diablos pueden formar parte de un mismo país sin que Washington los prime con una relación bilateral exclusiva?). Deprime ver al PSOE, el partido que más tiempo ha gobernado, doblándose acomplejado ante el nacionalismo más cainita. Ay, España, ese país donde tras el reguero de sangre que dejó el nacionalismo en la piel de Europa todavía hay quien ve como moderno el pulso xenófobo del separatismo catalán; o donde se rinden honores parlamentarios a un terrorista.

El día en que los de Tarragona no tengan idénticos derechos y deberes que los de Ponferrada, España ya no será España, una alianza de personas libres e iguales. Ese principio fundacional, ni más ni menos, es lo que quiere subastar Sánchez por un plato de lentejas. Y así le va…

De cómo confundir (y engañar) con las estadísticas de paro
El paro registrado no puede medir la realidad del desempleo. Por eso, esta estadística no existe en ningún país de Europa. Se trata de un registro meramente administrativo
Carlos Sánchez El Confidencial 3 Junio 2016

Un viejo chiste de estadísticos sostiene que si la tasa de natalidad crece el doble que la de mortalidad, es probable que la mitad de la población sea inmortal. Y efectivamente, si uno observa los datos de paro registrado en las oficinas públicas de empleo, hay razones para pensar que la lucha contra el desempleo está ganada y que el cielo laboral está a la vuelta de la esquina.

Al fin y al cabo, cuatro factores influyen de forma determinante en la evolución del paro registrado: la cobertura del desempleo, la influencia de los servicios públicos de empleo en la intermediación laboral, la demografía y, lógicamente, el ritmo de creación de puestos de trabajo. Y los cuatro van actualmente en la buena dirección.

Tres de esos factores no son, desde luego, mérito o demérito de este Gobierno. Son simplemente consecuencia de circunstancias sobrevenidas en función de la legislación o de la natalidad, y de ahí que el paro registrado sea absolutamente inútil a la hora de analizar el mercado laboral. Tanto cuando sube como cuando baja. Entre otras cosas porque se trata de un registro administrativo y, lógicamente, está sujeto a todo tipo de decisiones discrecionales. Algo que explica que en ningún país de la eurozona se utilice este registro para evaluar la situación del mercado laboral. Por algo será.

No estará de más recordar que la actual metodología del paro registrado nació en 1985, cuando Joaquín Almunia era flamante ministro de Trabajo del primer Gobierno de Felipe González. Por aquellas fechas, el Ejecutivo aprobó una orden ministerial que dejaba meridianamente claro un par de cosas. Una, que en las estadísticas de paro registrado deben incluirse todas las demandas pendientes de empleo el último día de cada mes. Pero dicho esto, la orden ministerial desgrana un montón de exclusiones, hasta 12.

No están incluidos, por ejemplo, quienes tengan un empleo, aunque sea de una hora a la semana. Tampoco quienes quieren cambiar de puesto de trabajo porque están subempleados. Ni los trabajadores insertos en un expediente de regulación de empleo; ni los perceptores de prestaciones económicas por desempleo que participen en trabajos de colaboración social; ni los demandantes de un empleo coyuntural por periodo inferior a tres meses; ni los demandantes de un trabajo cuya jornada semanal es inferior a las 20 horas; ni los demandantes asistentes a cursos de formación profesional ocupacional ni los trabajadores del subsidio agrario que cobran una prestación por trabajar pocas peonadas al año.
Criterios administrativos… y políticos

¿Cuál es el resultado? Pues ni más ni menos que 1,24 millones de demandantes de empleo no se reflejan en las estadísticas mensuales de paro registrado (de los 5,13 millones de demandas, solo aparecen 3,89 millones). No es que se oculten, el Ministerio de Empleo da mensualmente cumplida cuenta de la cifra de demandantes, sino que su evolución está fuertemente influida por decisiones de carácter administrativo y/o político, de ahí que en todos los países de la UE (también es el dato que tiene en cuenta la Organización Internacional del Trabajo) se evalúe la tasa de paro o empleo mediante la Encuesta de Población Activa (EPA).

El paro registrado es tan poco fiable para medir el desempleo que, a finales de los años noventa, se puso en marcha el acrónimo DENOS (demandantes no ocupados) para reflejar mejor la realidad del mercado laboral. Para calcular los DENOS, se parte de la cifra de paro registrado y se suman los cinco colectivos que, según los criterios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo, deberían ser considerados parados: los estudiantes, los que han rechazado una acción de inserción laboral, los demandantes de empleo coyuntural, los demandantes de empleo de jornada reducida (inferior a 20 horas) y los trabajadores eventuales agrarios subsidiados (el viejo PER). De ahí que en la DENOS lo que sale es que en España, en el pasado mayo, habría todavía 4,17 millones de parados registrados. Es decir, más cerca de lo que observa la EPA.

La última Encuesta de Población Activa, de hecho, estima que el número de parados (primer trimestre) se sitúa en 4,79 millones. Es decir, casi un millón de desempleados más de lo que dice el paro registrado. Sin duda, debido a que en el segundo caso se trata de un registro administrativo que necesariamente no puede recoger la realidad laboral. Sí lo hace, por el contrario, el dato mensual de afiliación a la Seguridad Social que ofrece también el Ministerio de Empleo, y que es el mejor indicador para observar la evolución del empleo. Obviamente, nunca del paro.

El hecho de que haya un millón de parados más en la EPA que en el paro registrado no tiene que ver con una manipulación del Gobierno. En absoluto. Simplemente, está relacionado con algo mucho más cruel. En la medida en que los demandantes de empleo dejan de cobrar una prestación, no tienen apenas incentivos para seguir inscritos en las oficinas de empleo. Entre otras cosas, porque los servicios públicos apenas intermedian el 3-4% de las nuevas colocaciones.

Y lo que ha sucedido en los últimos años es una intensísima caída de la cobertura de desempleo a medida que se han ido agotando las prestaciones (dos años como máximo más los subsidios). Si en los peores años de la crisis, nueve de cada 10 desempleados cobraban alguna prestación, hoy solo la mitad la perciben.

El caso Zapatero
En todo caso, la capacidad de decisión de los gobiernos sobre cómo calcular el paro registrado (no así el de la EPA, que depende de Eurostat) es muy elevada. No hace mucho tiempo, cuando el PP estaba en la oposición, criticó con dureza la nueva metodología, introducida en tiempos de Rodríguez Zapatero, toda vez que excluía a la hora de su contabilización a miles de parados. Las tertulias se llenaron de críticas al nuevo sistema, que, como se recordará, incorporaba la medición del paro registrado según el SISPE (Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo), en lugar del SILE (Sistema de Información Laboral de Empleo).

No siempre ha sido más numerosa la lista de desempleados en la EPA que en el paro registrado en las oficinas del antiguo Inem. A veces se olvida -aunque los dos sistemas de medición no pueden compararse porque utilizan metodologías distintas- que en los años anteriores a la crisis -entre 2004 y 2007- había más parados inscritos que no inscritos, lo que sin duda tuvo que ver con el pago de prestaciones.

España estaba cerca del pleno empleo y los dos millones de parados registrados realmente no tenían un puesto de trabajo (por las razones que fueran). Pero la EPA -que es una encuesta con largas series históricas- sí lo detectó. Un número significativo de trabajadores cobraba el desempleo, pero en realidad había menos paro del que decían las oficinas de empleo porque se trabajaba 'en negro' ante la abundancia de oferta laboral.

La confusión entre empleo y paro es tal que Luis Toharia, uno de los mayores expertos del país en economía laboral, lo llamaba la “cuadratura del círculo”, que se producía cuando en el análisis de las cifras oficiales se suele pensar que toda variación del paro (hacia arriba o hacia abajo) significa una variación de la misma cuantía pero de distinto sentido del empleo y viceversa.

Esto supone no tener en cuenta la variación de la población activa, un flujo fundamental en el mercado laboral, y que explica que el paro vaya a reducirse en los próximos años hagan lo que hagan los próximos gobiernos, simplemente por razones demográficas. Como la natalidad ha caído con fuerza durante la crisis, lógicamente dentro de dos o tres décadas habrá menos población activa, y entonces volveremos a tocar el cielo. Aunque sea sin asaltarlo.

¿Venezuela peor que Cuba?
Zoé Valdés Libertad Digital 3 Junio 2016

No, Venezuela todavía no ha llegado al nivel tan sofisticado de terror, de odio, y al cinismo en el que han hundido a Cuba.

Leo en alguna parte que Venezuela está peor que Cuba; además, según la opinión del ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en Venezuela no se puede vivir ni un segundo y sin embargo Cuba, por el contrario, es toda una maravilla debido a lo muy españoles que son los Castro, aunque para Francisco Franco como para Manuel Fraga los Castro eran más gallegos que españoles. "Al galleguito no me lo toquen", dicen que dijo Franco del joven y ya comunista Fidel. Olvídense del mestizaje cubano al que se refirieron José Martí y Fernando Ortiz, aquí lo que importa, según Margallo, es "lo españoles que son los Castro", los dos dictadores, que para el ministro, por descontado, no lo son.

Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Albert Rivera, entre otros, se movilizan en contra del régimen de Nicolás Maduro, herencia de Hugo Chávez, herencia a su vez del castrismo. Me parece muy bien. Pero me parecería mejor si denunciaran además el origen del régimen chavista, que, reitero, no es otro que el régimen castrista. El caso es que ahora en España pareciera que todos son venezolanos, lean y rían con esta columna. Hasta los hermanazos Castro serían venezolanos, no sea más que por simpatía. Y los demás, ¡al diablo!

Algunos venezolanos son los primeros que se dedican a regar como pólvora que Venezuela está peor que Cuba. Miren que le advertimos que lo de Cuba era una tiranía totalitaria, pero ellos no oyeron e incluso viéndolo votaron por el golpista castrista Hugo Chávez, formado en Cuba por el castrismo, como han vuelto a votar por Nicolás Maduro, otro que fue entrenado en Cuba desde su más tierna juventud. Lo de Venezuela, es cierto, todavía no es castrismo puro y duro, es chavismo, o sea, un ensayo de lo que vendrá, una variante aproximativa del horror. Veamos por qué:

En Venezuela todavía hay elecciones presidenciales, en Venezuela existe la variedad de la prensa y los periodistas pueden ser bastante críticos con el gobierno, en Venezuela aún no han impuesto una libreta de racionamiento, tampoco es obligatorio pertenecer a la Juventud Comunista o al Partido Comunista para acceder a una carrera universitaria u obtener un simple trabajo. En Venezuela inclusive perviven los propietarios y los negocios, los empresarios hacen andar mal que bien a sus empresas, y hasta los activistas políticos son reconocidos por el régimen. En Venezuela hay una Asamblea Parlamentaria, partidos incluidos, con Henry Ramos Allup a la cabeza.

De los presos políticos no me hablen, con todo el respeto que siento por Leopoldo López, a pesar de que se ha declarado desde sus inicios socialdemócrata (de ahí proviene el gran apoyo que recibe de España), pero él no fue apresado, él mismo se entregó a los represores chavistas. Venezuela no tiene, todavía, un preso político que haya padecido tanto como el cubano Mario Chanes de Armas, que estuvo treinta años como preso plantado, y al igual que él puedo citar a tantos otros, Eusebio Peñalver, Ángel de Fana, así como a las presas plantadas, algunas de esas mujeres cumplieron más de quince años de cárcel. En Venezuela no se ha fusilado a la cantidad de opositores que se fusilaron en Cuba hasta el año 2003, año en que ejecutaron en menos de cuarenta y ocho horas a tres reos negros por salida ilegal del país aunque el régimen y una buena plana de la intelectualidad cubana los convirtió en terroristas, lo que fue notoriamente falso. No, los venezolanos todavía no han llegado ahí.

Las comparaciones son nefastas, no debiéramos hacerlas, pero no he sido yo la que ha empezado. ¿Seguimos? Es cierto que Venezuela sobrevive sacudida por una gran violencia, desorganizada, pero bastante parecida la hay en Cuba, organizada en Brigadas de Respuesta Rápida y bajo el mando militar de los Castro. En Venezuela no hay comida. Bueno, todavía la gente se puede fajar en la calle por un pollo podrido, en Cuba ni eso. Tampoco tienen papel sanitario, y lo que es peor (irónicamente hablando), no pueden contar con un periódico tan malo como el Granma, órgano oficial del PCC, para limpiarse el trasero, como han hecho los cubanos durante más de cinco décadas. Podríamos continuar, las diferencias son infinitas.

En Cuba hubo una guerrilla que se alzó durante siete años en contra de los Castro, fue extinguida a balazo limpio. Venezuela todavía posee una disidencia y un pueblo que se lanza a las calles masivamente, y además puede contar con la valentía de los estudiantes, varios de ellos han sido asesinados. Tras los asesinatos de jóvenes opositores en Cuba en los inicios de la cruenta revolución, la gran mayoría de los jóvenes en Cuba fueron convertidos en truculentos zombis del castrato, los demás andan detrás del negocio o de cómo armarse una balsa o buscarse un padrino que lo bautice con dólares o euros fuera de la isla. Una vez fuera ni siquiera se atreven a denunciar a la tiranía que les ha acabado la vida, por miedo a no poder regresar. Salvo unos pocos, que pasan por disidentes, y le han cogido la vuelta al régimen y han pactado hasta el mero sentido de sus existencias, regresar si hablas mal del régimen todavía no es posible para muchos exiliados cubanos. Es más, conozco a cubanos que viven en Venezuela que son públicamente críticos con el régimen venezolano, y a la hora de expresar su descontento con el cubano dan la callada por respuesta.

No, Venezuela todavía no ha llegado al nivel tan sofisticado de terror, de odio, y al cinismo en el que han hundido a Cuba. Pero si siguen por donde van, por el camino del pacifismo y del diálogo frente al burro que los doblega poco les faltará para llegar a donde ha llegado Cuba. Entonces, ya verán como nadie querrá ser venezolano. Como mismo hoy en día a nadie le importa un bledo lo que es un cubano.
- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/zoe-valdes/venezuela-peor-que-cuba-79151/

INFORME DEL CENTRO DE LUCHA CONTRA EL TERRORISMO
El terrorismo yihadista ya se entrena en los Balcanes
Según el informe anual de Interpol, 150 de las 151 víctimas del terrorismo en Europa fueron causadas por el terrorismo islámico. Preocupa el auge de la violencia de la izquierda radical.
Juan E. Pflüger  www.gaceta.es 3 Junio 2016

El adelanto del informe del Centro de Lucha Contra el Terrorismo de Europol, al que ha tenido acceso Gaceta.es, es claro sobre las prioridades de la colaboración policial entre los diferentes cuerpos de los países miembros de la Unión Europea. Los datos hablan por sí solos y la presencia de zonas de entrenamiento en Europa augura la posibilidad de un incremento de los atentados en el continente.

Según el informe, que se publicará íntegramente en breve, existen zonas en los Balcanes Occidentales donde el control del territorio es más difícil, en las que ya estarían entrenándose los miembros de las células terroristas vinculados a Estado Islámico. En concreto, el adelanto del informe cita las investigaciones que se están llevando a cabo en Albania, Bosnia, Croacia, Macedonia, Montenegro, Kosovo y Serbia.

Por otro lado, los números del terror sembrado por los radicales islamistas en la Unión Europea son los siguientes: en 2015 hubo oficialmente 151 muertos por esta causa, de ellos 150 fueron causados por los atentados de grupos yihadistas –en su mayor parte pertenecientes a ISIS-, también hubo 360 heridos en estos atentados.

Los datos también preocupan por la “enorme eficacia” de los atentados yihadistas en Europa. Las víctimas se concentraron en 17 ataques, mientras que se produjeron otros atentados terroristas de grupos no yihadistas, casi 200, que solamente causaron una víctima. Las policías europeas también están muy centradas en la detención y desmantelamiento de las células terroristas islámicas y de los denominados como lobos solitarios. En el año 2015 las detenciones por esta causa se elevaron a 667 personas, sumados los terroristas y sus redes de captación y apoyo.

El informe también hace hincapié en la necesidad de controlar la salida de ciudadanos europeos que se alistan en las filas de ISIS para luchar en zonas como Siria, Libia o Iraq, porque su potencial criminal una vez que regresan es mucho mayor que la de los terroristas que se forman en Europa y no tienen experiencia de combate.
El riesgo de la extrema izquierda

En el informe que se publicará en próximas fechas también hay un espacio dedicado al terrorismo vinculado a la extrema izquierda, que hasta la irrupción del yihadismo, ha sido el más frecuente en Europa, como bien sabemos en España con los casos de ETA y Grapo –por cierto que el informe sigue considerando a la banda terrorista vasca como un grupo “activo-.

Los grupos terroristas anarquistas, comunistas y anarquistas han perpetrado casi 100 atentados en Europa en 2015, con el resultado de una única víctima mortal en Grecia. Su actividad se ha restringido a seis países dela UE, donde han sido detenidas 67 personas.

El informe también recogerá un apartado dedicado a los movimientos separatistas, que si bien no han causado muertes –una docena de heridos en su mayoría leves- siguen siendo muy activos y entre sus activistas se han producido 168 detenciones a lo largo de 2015.

SE TRATABA DE UN DEFECTO 'SUBSANABLE'
VOX, ante el TC por el rechazo de su candidatura en Barcelona
Santiago Abascal denuncia los dos informes "contradictorios" emitidos por la Fiscalía, cree que alguien busca perjudicar al partido y evitar así su candidatura en la provincia de Barcelona.
Gaceta.es 3 Junio 2016

El presidente de VOX, Santiago Abascal, este viernes mañana al Tribunal Constitucional (TC) para presentar un recurso de amparo por la denegación por parte de la junta electoral de su candidatura por la provincia de Barcelona.

Según un comunicado de este partido, la junta electoral denegó la candidatura de VOX en dicha provincia "por un simple defecto subsanable", ya que al transcribir la lista de candidatos se intercambió el orden del número 10 por el 11.

Eso provocó "un error involuntario al no ajustarse en ese tramo a la ley de paridad entre hombres y mujeres, sin perjuicio de que la totalidad de la lista sí se ajusta a dicha ley", añade la nota.

VOX asegura que, ante los mismos hechos, "la Fiscalía, en su primer informe, decía que "la irregularidad no puede tener trascendencia fatal para el derecho fundamental de acceder en igualdad a las funciones y cargos públicos por tratarse de un defecto fácilmente subsanable'".

Treinta minutos después, en un segundo informe, según apunta VOX, "se contradice totalmente afirmando: "La irregularidad debe tener la trascendencia fatal para el derecho fundamental de acceder en igualdad a las funciones y cargos públicos pues se trata de una nueva irregularidad sin derecho a subsanación".

Abascal, en declaraciones recogidas en el comunicado, critica este cambio y señala: "Desconocemos quién ha podido torcer la mano a la Fiscalía obligándola a dictar dos informes totalmente contradictorios en menos de 30 minutos"

Los 45 despropósitos económicos de los 'ayuntamientos del cambio'
El Partido Popular ha recogido en un documento 290 medidas y actuaciones de los llamados ayuntamientos del cambio.
Libre Mercado 3 Junio 2016

De cara a las próximas elecciones, el Partido Popular ha recogido en un documento 290 medidas y actuaciones de los principales "ayuntamientos extremistas", tal y como ha publicado El Confidencial.

El objetivo de este documento es pedir el voto útil frente a "las malas prácticas" de los nueve controlados por Podemos, sus socios regionales en Cataluña, Galicia y Valencia. A continuación recogemos las medidas económicas más llamativas.

Madrid
Aunque la paralización de desahucios fue una de sus banderas, Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía de Madrid (sobrino de Carmena) reconoció que "el Ayuntamiento no puede paralizar desahucios" y que prometer la paralización fue un error. Así, crearon una oficina de intermediación, declararon la ciudad libre de desahucios para acabar reconociendo que siguen los desahucios porque no pueden paralizar las resoluciones judiciales.

Tras denunciar la desnutrición masiva de un alto porcentaje de la población infantil, 25.000 niños, rectifican y acaban alabando las políticas previas de envío de menús a domicilio puesto en marcha por el equipo anterior.

Grandes operaciones generadoras de crecimiento y empleo, como Campamento o Chamartín, están a punto de esfumarse.
Deniega de manera arbitraria la autorización a Coca Cola para rodar un anuncio en instalaciones municipales, por el conflicto laboral de la empresa.

En el distrito de Salamanca, la Milla de Oro, desmantela el mobiliario de una terraza de bar y restaurante, con 140 trabajadores, en la Puerta de Alcalá con los papeles en regla por no dejar espacio para los viandantes. Amenaza con extender esta práctica y desmantela 8 terrazas más en el distrito.

El concejal de Hacienda, Sánchez Mato, dice: "¿Tengo yo algo en contra de Zara? Que no me vale nada de lo que me compro allí.. Yo no tengo contratos con ninguna de ellas (Zara, Mercadona...), ni ningún tipo de servidumbre como tienen algunos de ustedes. Yo no voy de compras". En la primera cumbre mundial de turismo de compras, Carmena olvida en su exposición pública el nombre del presidente de El Corte Inglés (Dimas Gimeno).

Propone que cooperativas de madres (y padres, corrige al tiempo) se encarguen de la limpieza de los colegios e institutos madrileños, en sustitución de los contratos integrales de limpieza.
La Alcaldesa ha anunciado que el Ayuntamiento está "intentando poner en marcha un servicio social de trabajo universitario" para que los jóvenes universitarios barran Madrid. Canalejas se complica. Edificio España paralizado. Ausencia de iniciativas.

Una vez auditada, decidirán mediante mecanismos de participación qué hacer con la deuda.
Anuncia que romperá los contratos con S&P y Fitch, que hasta hora se ocupaban de la calificación de la deuda de Madrid. Graban y filtran conversaciones con miembros de las agencias de calificación. El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, bromea con que le encantaría que colocaran a Madrid en bono-basura.

Anuncia que subirá el impuesto de actividades económicas, el de obras y construcciones, y el IBI a centros comerciales y se plantea una nueva tasa de basuras a los grandes generadores de residuos y un impuesto por la utilización de los espacios públicos (Cajero automáticos incluidos). La oposición obliga a no subir, sino a bajar, el IBI a los grandes almacenes (con grandes inmuebles en Madrid como Apple, Zara…) contra el criterio de Carmona y Ahora Madrid.

Zaragoza
Se marca como objetivo paralizar los desahucios y también reconoce que no se pueden paralizar.
No han hecho ningún programa nuevo para resolver la emergencia social, que denunciaban sin parar antes de las elecciones. Es más, las ayudas de urgente necesidad para necesidades básicas, como alimentación, se han recortado en el presupuesto de 2016 de 12 a 8’5 millones de euros. Incumplimiento de su promesa electoral estrella.

El alcalde envía a los jueces una carta instándoles a que no recurran a la Policía Local para asistir a la ejecución de órdenes de desahucios por impagos de alquileres o hipotecas. Quiere que la Policía Local, como el resto de "recursos públicos" del Ayuntamiento, se dediquen a "la búsqueda de soluciones a la crisis económica y de derechos sociales, entre ellos el de vivienda".

El alcalde gastó 1.948 euros de dinero público para participar en un mitin de Ada Colau. Nueve personas (Alcalde, cuatro concejales y varios asesores) asistieron al Encuentro por el bien común, con cargo a la Alcaldía de Zaragoza.

Cádiz
Paralizar desahucios, gran promesa electoral: alcalde y concejales participan en concentración 31 contra desahucios, no lo evitan, son desalojados por las FFSE tras exponer mediáticamente a la familia.

Han señalado que la única solución para arreglar los problemas de la vivienda en Cádiz es la misma que tenía el equipo de Gobierno anterior. Prometieron acabar con la emergencia social en 100 días, especialmente con el hambre y la realidad muestra que solo una familia se ha incorporado desde el 13 de junio a la relación de beneficiarias de ayudas anterior, por lo que o había más familias en situación de emergencia, o ya estaban atendidas.

Siguen produciéndose desahucios y cortes de luz y agua que antes se solucionaban con la gestión directa de concejales y trabajadores sociales ahora son imposibles de comunicar a los concejales de Podemos porque no dan los teléfonos a los representantes vecinales. Cádiz sí se puede concurrió a las elecciones municipales prometiendo "trabajar por declarar Cádiz ciudad libre de desahucios. No podemos permitir ni un solo desahucio más en Cádiz". El Concejal de Hacienda, David Navarro, dice ahora que "los ayuntamientos tienen poco margen para luchar contra los desahucios".

Anuncian el inicio del proceso de municipalización de tres servicios de playas (limpieza, socorrismo y módulos) a un mes de iniciar la temporada de verano más fuerte (importantísimo para Cádiz).

El Alcalde promete no superar su sueldo de maestro (1.880 euros mensuales). Cobra 61.000 euros. Los concejales prometen no cobrar más de tres veces el SMI (9.080 eurosx3=27.240), pero cobran 36.750 euros.

José María González Kichi declaró "en quiebra técnica" el Ayuntamiento y se ha planteado declarar un impago de su pasivo. A la vista de esto, las entidades financieras denegaron conceder un préstamo de más de 40 millones de euros.

El capítulo de inversiones en la ciudad ha caído casi un cincuenta por ciento, y el sueldo en asesores (es cierto que el mayor número de grupos municipales conlleva mayor número de 19 cargos de confianza adscritos a estos grupos) casi se ha doblado .

Convocatoria pública para seleccionar asesores para su grupo municipal, se presentaron más de 400, para acabar seleccionando a 4 de su propia formación. Las dos asesoras del grupo de Por Cádiz sí se puede en Diputación, cuyo único miembro es Kichi, y con un sueldo cada una cercano a los 45 mil euros anuales, son Eva Acedo, pareja del 5 teniente de alcalde de Personal de Cádiz y Alba del Campo, pareja de su jefe de Gabinete de Alcaldía (José Vicente Barcia).

Barcelona
La alcaldesa proviene de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH). Impone las primeras doce multas a entidades bancarias por tener pisos vacíos para aumentar el parque de vivienda social, aunque el principal propietario de vivienda vacía es el Ayuntamiento, pero no se han reducido las listas de espera en los servicios sociales ni se han mejorado las condiciones de vida de los sin techo (entre 900 y 1.400 personas).

No ha mejorado la lista de espera para una plaza residencial, centro de día o vivienda con servicios para la tercera edad. Se calcula que más de 7.700 personas están esperando una plaza de residencia. No cubren el 43% de plazas de guarderías públicas. 984 niños se quedan sin plaza y tampoco aceptan subvencionar a los padres que han de acudir a la guardería privada.

Regularización de las viviendas públicas ocupadas irregularmente. Lo que está provocando efecto llamada y agravio comparativo con los solicitantes de estas viviendas de emergencia social que esperan su adjudicación siguiendo los trámites legales establecidos. Pago de la luz a los okupas del edificio municipal Transformadors del Eixample. Edificio que iba a ser destinado a equipamiento para la tercera edad y que encima está ocasionando molestias y ruidos a los vecinos. La alcaldesa antepone el colectivo okupa a los vecinos del barrio de Sants, provocando problemas en obras e infinidad de molestias a los vecinos por fiestas y actos sin permiso.

Suspensión de licencias para nuevos hoteles durante un año, ampliable a dos, lo que supone un perjuicio para la reactivación económica de Barcelona.
Se suspenden las licencias turísticas para repensar el modelo turístico de la ciudad. La suspensión cautelar de alojamientos turísticos desde julio de 2015 ha supuesto la paralización de 35 proyectos, entre hoteles, albergues y apartamentos turísticos.

Frena y dificulta la aplicación de la Ordenanza de Terrazas.
Refuerza la venta ilegal de productos "top manta", generando un efecto llamada y una competencia desleal en relación con los comerciantes de barrio que cumplen la ley, además de hacer perder autoridad a la Guardia Urbana. Colau ha impulsado la creación de un sindicato de manteros al que reconoce como interlocutor

Ha puesto en riesgo la continuidad del Congreso Mundial del Móvil, el más importante de la ciudad, por la mala gestión de la huelga de transportes públicos.
Ningún plan ni propuesta para rebajar los gastos innecesarios (publicidad, informes, alquileres…), ni para reducir la superestructura del grupo Ayuntamiento.

Creación de una cooperativa de recogida de residuos –Alencop-, para ofrecer una salida integral a las personas en situación de vulnerabilidad provenientes de asentamientos irregulares, con un presupuesto de 250.000 euros y un salario equivalente al mínimo interprofesional. Genera desigualdad de trato con otras personas vulnerables y en riesgo de exclusión social que no reciben esta atención ni un salario.

Colau anunció en campaña que su sueldo sería de 2.200 euros mensuales (43.000 euros brutos anuales), de acuerdo con el código ético de Bcomú; la Alcaldesa acabó fijándose un sueldo de 3.700 euros mensuales (80.115 anuales). Según BComú, lo que sobrepase la cantidad fijada "se destinará a lo que decida el Partido

A Coruña
Anuncia que no colaborará con ninguna entidad que haga desahucios, cuando sí está firmando operaciones financieras con entidades bancarias que han hecho y hacen desahucios.
Según los datos judiciales, los desahucios en el ayuntamiento de A Coruña han aumentado desde la 33 llegada de la Marea al gobierno municipal sin que la Marea haya hecho nada al respecto. Lo que ha disminuido son las protestas de los colectivos que sí se manifestaban con el gobierno del Partido Popular. Según la Marea no hay desahucios en la ciudad y si lo hay los solucionan.

Han demonizado a la mayor empresa de A Coruña, de Galicia y de España, Inditex, promoviendo la emisión de un documental que deja en mal lugar a su dueño y fundador, así como son habituales los comentarios negativos en las redes sociales por parte de algunos concejales de la Marea.

Las empresas de todo tipo, sobre todo las de construcción, se quejan por la parálisis en la tramitación de licencias municipales de obras y aperturas.
Marea Atlántica ha contratado a cinco directores de área cobrando más de 70.000 euros y a cinco Jefes de Servicio de otras administraciones, a más de 55.000 euros cada uno.
La Marea ha subido los impuesto por un total de 8 millones de euros este año, al negarse a volver el coeficiente del IBI al valor que tenía antes de la obligada subida, privando a los coruñeses de un 10% de bajada, además de duplicárselo a las empresas del puerto coruñés, una de las principales industrias de la ciudad y de subir el impuesto de vehículos al 12% de los coches de la ciudad.

Valencia
El gobierno municipal del tripartito condena al cierre el Banco de Alimentos de la ciudad al no renovar el convenio de colaboración que el Ayuntamiento mantenía con esta entidad. Ello supone desahuciar al Banco de Alimentos del local municipal que tenía cedido para realizar los repartos de comida, poner fin a la subvención anual para el desarrollo de su acción y, en definitiva, privar de este recurso a todas las familias de la ciudad en situación de precariedad económica que acudían a esta institución. Sólo desde los Centros Municipales de 34 Servicios Sociales se derivaban 600 familias al mes (por 4 miembros supone 2.400 personas al mes), más las que directamente acudían a esta institución.

El Ayuntamiento sube el IBI hasta un 40% a 5.000 comercios.
El Ayuntamiento deja escapar un proyecto que contemplaba una inversión 100% privada de 1.000 millones de euros que generaría 20.000 puestos de trabajo y un impacto económico de 11.000 millones de euros, además de inversiones previstas para Parc Sagunt y el aeropuerto de Castellón. El grupo inversor ARC Resorts decide llevarse el proyecto a Venecia, según han manifestado, "por la falta de interés y los impedimentos" que les han puesto del Gobierno del Ayuntamiento de Valencia.
Ribó se pone escolta tras criticar durante años este tipo de protección. Ribó, concejal: "Yo no necesito escolta, regalo ese policía para que dé servicio a un barrio donde más falta haga.

Santiago
Abonan 17.990 euros -10 euros menos de los 18.000 que la ley fija para poder ser adjudicado directamente- por un informe que podría hacerse internamente. El adjudicatario era uno de los letrados de confianza de Martiño Noriega cuando era regidor en Teo.

DURANTE UN MÁXIMO DE TRES MESES
Paralizado el derribo del monumento a los caídos del Crucero Baleares
El movimiento vecinal contrario a la demolición gana tiempo con la esperanza de que al final el monolito sea protegido mediante la declaración de Bien de Interés Cultural o Bien Catalogado.
Bernat Garau  www.gaceta.es 3 Junio 2016

El serial en el que se está convirtiendo la pretensión del Ayuntamiento de Palma y el Gobierno balear de derribar el monumento a los caídos del Crucero Baleares acaba de estrenar un nuevo capítulo que incluye un giro de guión que promete mantener la tensión narrativa durante al menos unos cuantos meses más.

Dicho monolito fue erigido en Palma durante el franquismo en homenaje a los 786 tripulantes del Crucero Baleares fallecidos en el transcurso de la batalla del Cabo de Palos (1938), cuando la Armada Republicana logró hundir el buque, una de las joyas de la flota franquista. Tras la muerte de Franco, el obelisco fue objeto de controversia y siempre estuvo en el punto de mira de la izquierda, que lo consideraba una inaceptable rémora preconstitucional que contribuía a la exaltación del franquismo, con simbología propia del régimen como el yugo y las flechas falangistas o una inscripción en referencia a los “caídos por Dios y por España”.

En 2010, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica impulsada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, el monumento fue despojado de todos los símbolos y referencias franquistas que lo jalonaban y se añadió la leyenda: “para no olvidar nunca los horrores de las guerras y las dictaduras”. Con esta actuación, la entonces alcaldesa Aina Calvo (PSOE) dio por adaptado el monumento a la legalidad democrática y la sensibilidad de la izquierda y durante algunos años pareció zanjada la polémica en torno al mismo.

La Ley de Memoria Histórica, superada
Sin embargo, un lustro después, tras las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo que devolvieron el poder a la izquierda en las principales instituciones baleares, incluido el Ayuntamiento de Palma, el monolito volvió al primer plano mediático. El socialista José Hila fue investido alcalde de la capital balear en virtud de un acuerdo de Gobierno con Podemos y la formación econacionalista Més que incluía la promesa del “desmontaje y retirada del monumento”. Se da la circunstancia, tal y como se ha hecho notar desde los sectores contrarios a dicha actuación, de que Hila era teniente de alcalde en 2010, y como tal rubricó la decisión del Ayuntamiento de mantener el monolito en su ubicación actual adaptándolo a la Ley de Memoria Histórica.

Sea como sea, tras una serie de titubeos derivados de las dificultades técnicas y legales para cumplir dicho compromiso, el Consistorio inició los trámites, con el apoyo del Gobierno balear y la equidistancia del Obispado de Mallorca, para proceder a la demolición del obelisco. El derribo tenía un coste estimado de 170.000 euros para “la demolición completa del monumento con la recuperación de los elementos escultóricos en alto relieve existentes en el zócalo del monolito, la eliminación del parterre donde se ubica el monumento y la pavimentación del espacio libre resultante con el mismo material existente actualmente alrededor del monumento”, según el Consistorio. Para la Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos (ARCA), una de las entidades más críticas con el proyecto, esto supondría, añadiendo los 40.000 euros ya gastados en la adaptación del monolito a la Ley de Memoria Histórica, construir “la explanada más cara de la historia”, además de constituir una “actuación contra el patrimonio” arquitectónico e histórico de “una ciudad donde si algo sobra son explanadas”, para más inri.

La “mayor movilización de la historia” por un monumento
Dicha asociación forma parte de una plataforma ciudadana contra la demolición formada por varias asociaciones de vecinos y otras entidades que ha organizado varios actos reivindicativos para pedir el mantenimiento del monolito, entre ellos la que fue “la mayor movilización de la historia de España para proteger un monumento”, según declaró a Gaceta.es Jorge Campos, presidente de Círculo Balear, entidad integrada en la plataforma. Sin embargo, las movilizaciones de los últimos meses no han dado ningún fruto, ya que el Consistorio ha seguido adelante con el proyecto y ha rechazado la propuesta de la plataforma de celebrar una consulta para que sea la ciudadanía quien decida qué hacer con el monumento.

Otro de los frentes abiertos por los contrarios al derribo ha sido el legal, con iniciativas encaminadas a lograr la protección del monolito mediante su declaración como Bien de Interés Cultural o Bien Catalogado. Esta semana, esta estrategia ha dado sus frutos, al menos temporalmente, ya que el Consell de Mallorca ha informado al Ayuntamiento la suspensión y paralización de cualquier tipo de actuación encaminada a la demolición del monolito. Dicha suspensión tendrá vigencia mientras se resuelve el recurso de alzada que pesa sobre el proyecto, producto de la presentación por parte de la Asociación de Vecinos y Amigos de Santa Catalina de un recurso contra el acuerdo de la Comisión insular de Patrimonio Histórico que desestimó iniciar el expediente para declarar Bien de Interés Cultural o Bien Catalogado el monumento por la “falta de valores patrimoniales” que así lo justifiquen.

La suspensión tendrá vigencia mientras se tramita la resolución del recurso, teniendo en cuenta que el plazo máximo de esta medida cautelar es de tres meses. De esta manera, los contrarios a la demolición ganan tiempo y aplazan la ejecución de una actuación que el Consistorio preveía para esta primavera, a la espera de que la Comisión de Gobierno se pronuncie sobre si se debe iniciar o no el expediente de declaración de Bien Catalogado del monolito. En caso de que finalmente se logrará dicha declaración, el obelisco quedaría blindado contra cualquier pretensión de derribo.

Manifestaciones
La carga simbólica que posee el monolito lo ha convertido en escenario tradicional de manifestaciones y actos de diferente tendencia ideológica, en especial en conmemoración de fechas señaladas, como la festividad de Todos los Santos. El año pasado, Círculo Balear y Hazte Oír celebraron una ofrenda floral frente al monolito con ocasión de la festividad de Todos los Santos para “honrar a todos los caídos por España” y fomentar “la concordia entre españoles, fueran del bando que fueran, que se consiguió con la Transición española y se plasmó en la Constitución de 1978”, según los organizadores. Vox participó en este acto y aprovechó para criticar al PP por no acudir a este homenaje a “las víctimas de los dos bandos” y sí a otro por “las víctimas republicanas” de la Guerra Civil organizado por el Ayuntamiento.

El acto junto al monolito fue interrumpido por dos jóvenes que aparecieron exhibiendo una bandera republicana y una camiseta del Che Guevara y, una vez finalizada la celebración, alguien destrozó la ofrenda floral. También apareció una persona con una gran bandera falangista que, según los convocantes, no tenía nada que ver con la organización del acto y fue invitada a marcharse.

También la izquierda ha utilizado el monumento en numerosas ocasiones para hacer notar su repulsa al franquismo y su identificación con los valores del bando republicano durante la Guerra Civil. No por casualidad, el Ayuntamiento de Palma aprovechó el 14 de abril, aniversario de la II República, para iniciar los trámites de demolición del monolito.

Fusilar y dinamitar al Sagrado Corazón, la macabra diversión de las milicias
Juan E. Pflüger  www.gaceta.es 3 Junio 2016

El Cerro de los Ángeles alberga, desde 1919, un monumento consagrado a la adoración del Sagrado Corazón. Allí se vivieron escenas de odio y violencia protagonizadas por las milicias del Frente Popular en los primeros días de la Guerra Civil. El primer asalto al complejo religioso se produjo el 23 de julio de 1936, cuando cinco jóvenes pertenecientes a Acción Católica que se turnaban para defender el convento y el monumento fueron asesinados por un escuadrón de milicianos.

Desde ese momento todo el complejo situado en una zona elevada, de gran importancia estratégica, quedó en manos republicanas hasta que fue recuperada por los nacionales. El Frente Popular decidió, lejos de aprovechar su uso estratégico, emplear el convento para instalar una checa en la que fueron asesinadas decenas de personas.

No contentos con ello, el 7 de agosto los milicianos, socialistas y anarquistas en su mayor parte, realizaron un fusilamiento del monumento al Sagrado Corazón y emprendieron las labores de demolición. Empezaron intentando derribar la columna de sujeción de la estatua a mano, pero sus casi 900 toneladas de piedra lo hacían imposible, por eso optaron por dinamitar la base de la estructura.

El siguiente paso fue cambiar el nombre del entorno, que por decisión del Gobierno republicano, que no debía tener nada mejor que hacer, pasando a ser el de Cerro Rojo, en sustitución del de Cerro de los Ángeles.

Repercusión internacional
Las imágenes que la prensa frentepopulista difundió en sus publicaciones, especialmente la de la formación de un pelotón de fusilamiento para disparar al Sagrado Corazón, llegaron rápidamente a todos los países europeos. Dos de ellos, Irlanda y Rumanía, reaccionaron enviando voluntarios para luchar contra el comunismo y en defensa de los valores del cristianismo que estaban siendo atacados en España.

Los primeros en llegar fueron los voluntarios rumanos, eran miembros de dos grupos: los “camisas azules” y los “camisas verdes”, liderados por Eoin O'Duffy. La tropa enviada ascendía a 700 militantes. Muchos eran veteranos que habían participado como soldados en la Guerra de Liberación de Irlanda junto a Michael Collins, pero la mayor parte eran jóvenes que se integraron en unidades autónomas dentro de las banderas de la Legión o de las banderas de Falange. Participaron muy activamente en la batalla del Jarama.

Los voluntarios rumanos pertenecían a la Guardia de Hierro, un grupo nacionalista dirigido por Corneliu Zelea Codreanu quien pidió voluntarios para defender el cristianismo en España. Su intención era dar testimonio del apoyo de los cristianos rumanos a la causa nacionalista en España por lo que tenía de defensa de los valores de la Europa cristiana. Sin embargo, la respuesta dentro de la Guardia de Hierro fue tan abrumadora que obligó a Codreanu a tomar una medida prudente.

Las listas de voluntarios eran muy numerosas. Según los documentos internos de la formación llegaron a apuntarse más de 13.500 voluntarios. Algunos autores han asegurado que fueron 20.000. En cualquier caso, el partido de Codreanu no tenía capacidad para dotar y enviar un contingente de ese tamaño y optó por enviar a una representación de varios dirigentes del partido. Los elegidos fueron el General Georgios Cantacuceno, Banica Dobre, Nicolae Totu, el príncipe Alexandru Cantacuceno, Ion Mota, Vasile Marin, Dimitru Borsa, sacerdote ortodoxo, y Gheorge Clime.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf o en la página de Facebook Los Crímenes del Comunismo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Políticos y delincuentes
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo  3 Junio 2016

Tan cierto es que la mayoría de los políticos no son delincuentes como que la mayoría de delincuentes no son políticos. Y si la hipérbole o exageración resulta excesiva, diremos que el problema de la izquierda en España y en casi todos los países es que cree que la ley no se ha hecho para ella, sino ella para la ley. Para hacer con ella lo que dé la gana, claro.

El auto del juez Martín sobre los ERE, pasmosamente escrito en buen español, describe así la "prevaricación continuada" de la Junta de Andalucía: "Una pluralidad de resoluciones contrarias a derecho del modo más grosero, por su abierta oposición a los procedimientos ordinarios de concesión de ayudas y subvenciones y a los procedimientos de presupuestación, sin que se les pueda dar una explicación mínimamente razonable, si no es la de pretender eludir dichos procedimientos por un mal entendido espíritu de agilización del funcionamiento de la Administración, la cual, vistas las deficiencias buscadas o asumidas, resulta ser una explicación inaceptable".

Y así el delito continuado de malversación: "Podemos afirmar así que se cumplen todos los presupuestos de la malversación en todas aquellas personas que, a partir del año 2005, vinieron a tener conocimiento de que aquellas resoluciones prevaricadoras por contrarias a derecho, que estaban tomando en el marco de ese 'procedimiento específico' eran, además, el instrumento a través del cual eran objeto de apropiación los fondos públicos inicialmente destinados a ayudas a empresas y personas afectadas por las crisis empresariales".

Todos lo sabían desde al menos 2005, todos estaban advertidos y todos, para evitar las consecuencias legales de sus delitos, colaboraron en el linchamiento de la juez Alaya, incluido el CGPJ, que hasta dio una rueda de prensa contra la juez con el consejero de Justicia de la Junta. A los pocos periodistas que denunciaron ese régimen corrupto -ver los libros de Paco Rosell y Pedro de Tena- los sentaron en el banquillo los ladrones. Lo mismo que, por cobardía judicial, vienen haciendo etarras y separatistas catalanes hasta hoy.

Claro que hay una izquierda mucho peor que el PSOE: Unidos Podemos, que ahora ha copiado de un cartel electoral de Chávez el corazón (de matón) que puso en vez de la v. Estos no creen que el delito sea su derecho sino su deber.

El País apoya la propuesta territorial de Sánchez: Cataluña: 'comunidad nacional' y 'bilateralidad con el Estado'
El diario de Prisa hace suya la propuesta de Pedro Sánchez y apuesta por "dar un trato diferenciado a quienes son diferentes". Los barones se rebelan y Podemos aplaude: “El tiempo nos va dando la razón”.
Rafael Núñez Huesca  www.gaceta.es  3 Junio 2016

El pasado martes Pedro Sánchez hizo pública su última propuesta para resolver el desafío separatista en Cataluña: establecer "un pacto político" con la Generalitat que, plasmado en la Constitución, reconozca su "singularidad" y "mejore su autogobierno". Una iniciativa que, en su desarrollo, supondría consagrar un modelo de bilateralidad entre la comunidad autónoma y el Estado.

Desde el PSC, que aplauden el “valor” de Sánchez, no ven motivos para que la propuesta “incomode” a otros líderes territoriales del PSOE dado que “la bilateralidad” resulta, dicen, viable dentro del Estado autonómico y cabe, además, en el Documento de Granada de 2013 que estableció las bases del PSOE para una futura reforma de la Constitución.
División entre los barones y aplauso de Podemos

La apuesta ha sido recibida con desconfianza desde federaciones como la extremeña, la andaluza o la castellano-manchega, que recelan de un posible modelo asimétrico. Y aluden, como el PSC, al Documento de Granada, y aunque reconocen que éste recoge “los hechos diferenciales y las singularidades políticas, institucionales, territoriales y lingüísticas” de una comunidad, también dice que el modelo ha de ser “justo, equitativo y que dé certeza, estabilidad y equilibrio al sistema de reparto de los recursos públicos”. Emiliano García-Page, presidente castellano-manchego, ha ido un paso más allá al pedir, directamente, que la propuesta “no se pase por el arco del triunfo la Declaración de Granada”.

“El tiempo nos va dando la razón”. Así ha recibido la noticia el número dos de Podemos Íñigo Errejón, que entiende el movimiento de Sánchez como un “acercamiento” a los postulados de Podemos.

El País sube la apuesta: 'dar trato diferenciado a quienes son diferentes'

Sólo 48 horas después de la propuesta, el diario El País ha lanzado un explícito Editorial de apoyo titulado “Pactar Cataluña” con un subtítulo revelador: “La idea socialista de un nuevo acuerdo relanza en positivo el debate territorial”.

Parecía que la propuesta del PSOE se iba a perder entre las cientos de ideas que se lanzan en una campaña electoral, pero la atención del diario de Prisa hace pensar que estamos ante una propuesta de carácter estartégico y que, presumiblemente, tendrá recorrido de aquí al 26J.

El País trata la propuesta de “razonable” y la enmarca en “una reforma constitucional de tinte federal”, algo que “involucraría a todos los españoles, no solo a los catalanes” y al mismo tiempo dispensaría a Cataluña un tratamiento de “actor político de primera magnitud”. De modo que frente al “agravamiento” de la situación en Cataluña que provoca “la pasividad” –en una alusión velada a Rajoy- o las “tensiones” que generaría un referéndum –en referencia a la propuesta de Podemos-, la idea de Sánchez resultaría, a juicio del El País, la más adecuada en tanto que “solución política, única capaz de cortar el nudo gordiano”.

Respecto de la polémica “bilateralidad”, el diario advierte que ésta ya existe en ámbitos como el financiero, “con los conciertos”, el jurídico, “con la insularidad”, o el policial, “con la Ertzainza y los Mossos”. Y es en este sentido que El País hace la controvertida reflexión que ha alarmado en algunos ámbitos: “La igualdad implica dar igual trato a quienes son iguales (...) Pero también dar trato diferenciado a quienes son diferentes: y es evidente que Cataluña es una comunidad nacional con personalidad lingüística, cultural, eonómica, histórica y política de perfiles singulares y muy acusados”.

La corrupción de los Pujol no puede quedar impune
EDITORIAL El Mundo 3 Junio 2016

Después de su implicación en la trama de las ITV, en marzo de 2013, Oriol Pujol Ferrusola justificó su intervención "por interés del país". Sin embargo, las soflamas patrióticas con la que Convergència ha adobado siempre su discurso ya no pueden esconder a estas alturas el hedor que desprende el pujolismo. La Fiscalía Anticorrupción reclamó ayer cinco años de cárcel para Oriol Pujol, además de una multa superior a los 250.000 euros, por los delitos de tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental. El hijo del ex presidente catalán está acusado de valerse de su poder político para favorecer a empresarios afines a cambio de cobrar comisiones alrededor de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos y las deslocalizaciones de multinacionales.

El Ministerio Público argumenta que Oriol Pujol usó a su mujer, Anna Vidal, para recibir supuestos pagos de hasta 700.000 euros. La contundencia del escrito de los fiscales acredita que el cobro de comisiones se convirtió en práctica extendida durante la era Pujol en Cataluña. Oriol Pujol era secretario general de CDC y delfín de Artur Mas cuando ocurrieron los hechos que se le imputan. Y, aunque abandonó su escaño en el Parlament en 2014, el escándalo de las ITV certifica la podredumbre del sistema político ahormado por Convergència alrededor del Gobierno catalán. Y, más concretamente, en torno a la familia Pujol, por mucho que ahora los herederos de la extinta CiU pretendan en vano esconder el pasado.

Este periódico ya informó en abril que, ante una previsible condena por parte de un jurado popular, Oriol Pujol se estaría planteando aceptar una pena un poco superior a los dos años -lo que acarrearía su ingreso en prisión-, además del pago de una multa, a cambio de librar a su esposa de la cárcel. Sin embargo, un acuerdo de conformidad constituiría una burla inaceptable a los ciudadanos. La corrupción de los Pujol, empezando por la del propio Oriol, no puede quedar impune. No sólo por la gravedad de las acusaciones, sino por el peso político de quien entonces era uno de los principales dirigentes de Convergència.

La trama de las ITV es paradigmática del control omnímodo del pujolismo durante 23 años de ejercicio del poder. Pero lo relevante ahora es que la Justicia actúe en todas las causas en las que están implicados los miembros de esta familia con la máxima celeridad y contundencia. Cabe recordar que, tras la macrooperación de la Audiencia Nacional y la Udef en octubre, todos los integrantes del clan Pujol fueron imputados. De ellos, ocho están investigados por delitos relacionados con la fortuna oculta en el extranjero, desvelada por EL MUNDO. Incluidos el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, y su ex mujer, Mercè Gironès, acusados de mover 32 millones entre 2004 y 2012.

Por ello, la lentitud en la toma de decisiones judiciales resulta incomprensible, máxime teniendo en cuenta que fue el propio ex mandatario quien confesó en julio de 2014 que poseía cuentas en paraísos fiscales. Y, en su contundente auto de enero, el juez De la Mata situó al ex Molt Honorable como epicentro de una "organización delictiva" dedicada al "lavado de dinero de presunto origen criminal", reduciendo la herencia familiar a un subterfugio para ocultar su fortuna a Hacienda, además del origen opaco de la misma. No caben, pues, más dilaciones en la actuación de la Justicia.

Colau vulnera la ley: ahora sólo envía las notificaciones en catalán

Mercedes Zaragüeta okdiario  3 Junio 2016

El Ayuntamiento de Ada Colau envía las notificaciones sólo en catalán a los barceloneses, obligándoles a solicitar la versión en castellano por la web del Consistorio o por vía telefónica.

En este sentido, un barcelonés que recibe por correo postal una notificación oficial está obligado a tener que realizar un nuevo trámite por internet o por teléfono para poder obtener el documento en castellano, a pesar de que la última Encuesta Municipal de Servicios 2015 refleja que los barceloneses utilizan más el castellano (54,1%) que el catalán (41,6%).

Fuentes municipales aseguran que Colau se está saltando el reglamento lingüístico del Consistorio de Barcelona, que obliga a dirigirse en ambos idiomas oficiales. También desde el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento consideran que se trata de “una situación esperpéntica cuando ambas lenguas son oficiales”. Critican que el Consistorio desprecie el castellano cuando informa a los barceloneses: “No puede ser que una persona que recibe por correo postal una notificación oficial se vea obligada a tener que realizar un nuevo trámite para obtener el documento en castellano”.

El presidente del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, indica que este proceso de nueva petición implica no suspender los plazos de la tramitación, a pesar que la notificación puede ser de liquidación de tributos o precios públicos, que en caso de incumplir el pago puede acarrear sanción económica.

Fernández reclama a la alcaldesa Ada Colau “un Ayuntamiento bilingüe” y que se dirija a los ciudadanos de forma ordinaria, tanto en catalán como en castellano. El popular considera que Colau debe emplear ambas leguas en condiciones de igualdad, libertad y respeto al pluralismo de nuestra ciudad. Y recuerda: “Defendemos la libertad del ciudadano a escoger el idioma con el que se quiera dirigir a la administración, castellano o catalán”.

El Madrid es más que un club
Antonio Robles Libertad Digital  3 Junio 2016

Intelectuales de izquierdas como Vázquez Montalbán fueron cómplices necesarios del supremacismo nacionalcatalanista que nos ahoga.

Cuando Manuel Vázquez Montalbán desveló en 1969 el trasfondo político del eslogan "El Barça es más que un club" con el artículo "Barça, Barça, Barça", posiblemente no se atrevió a decir a las claras lo que años después, ya en democracia, resumió en un artículo revelador: "Barça, el ejército de un país desarmado" (1987). En los dos casos, definía la realidad y la inventaba a la vez, recreaba una necesidad y al mismo tiempo ayudaba a construirla. En ellos está descrito el masoquismo patológico del victimismo catalanista que han explotado hasta la náusea. El Barça servía de soporte a ese imaginario colectivo.

Leyendo de nuevo aquellos textos uno se da cuenta hasta qué punto intelectuales de izquierdas como Vázquez Montalbán (PSUC) fueron cómplices necesarios del supremacismo nacionalcatalanista que nos ahoga. En el primero nos cuela con fútbol la historia romántica de Cataluña como un vulgar charnego abducido. Ahora es fácil verlo, entonces es posible que creyese que era una forma de luchar contra la dictadura. O una manera cómoda de convivir con el Régimen. Me refiero al catalanista. En todo caso, su prestigio intelectual ayudó a convertir a las generaciones antifranquistas de izquierdas en carne de cañón de la identidad nacionalista. Ni siquiera tuvo reparos en comparar al Barça con las instituciones identitarias que nos han traído hasta aquí: "Esta es una institución tan importante como pueda serlo el Monasterio de Montserrat, el Ómnium Cultural, el Institut d’Estudis Catalans, o l’Orfeo Graçienc". Y a continuación cita al expresidente del Barça Narciso de Carreras, autor de la frase "Más que un club", pronunciada en 1968 en su toma de posesión: “Debemos luchar contra todo y contra todos porque somos los mejores y representamos lo que representamos”. Ellos siempre tan diáfanos...

En el segundo artículo: "Barça, el ejército de un país desarmado", nos desvela la cosificación política del Barça como instrumento de identidad política:
El equipo de fútbol del Barcelona polarizaba las ansias nacionalistas de los catalanes, como si fuera el ejército desarmado de un país con la identidad aplastada por el vencedor en la guerra civil. Cuando el Barcelona ganaba un partido de fútbol al Real Madrid, considerado el equipo del gobierno, Cataluña se resarcía un tanto de todas las guerras civiles que ha perdido desde el siglo XVII. Y cuando el Barcelona perdía contra el Real Madrid, Cataluña ratificaba su condición metafísica de pueblo perdedor, de pueblo desgraciado, sometido al yugo tiránico de las hordas centralistas.

Tamaña identificación entre la institución y Cataluña ha reducido las opciones deportivas a un solo club en nombre de la identidad. Cualquier otra elección es sospechosa. Y minoritaria. El Club Deportivo Español es el único que mantiene el tipo, pero condenado a ser siempre un segundón. Y un traidor. La supremacía del Barça en Cataluña sobre cualquier otro equipo contrasta con la diversidad de equipos en la liga española. En Madrid, el todopoderoso Real ha tenido y tiene que convivir con un Atlético de Madrid que ha ganado ligas y le ha discutido prestigio. Y no solo. En ocasiones, Madrid ha tenido tres o cuatro equipos en primera división. Como este año pasado.

La final de la Champions League del sábado entre Real Madrid y Atlético de Madrid nunca se producirá entre el Barça y el Español. La casta catalanista que domina el poder económico, político, social, cultural y lingüístico es incompatible con la diversidad. Monopolizan el poder y los sentimientos.

Los medios catalanistas deseaban la derrota del Real Madrid. Ni siquiera lo simulaban. Porque lo identifican con España. Y por eso mismo millones de españoles apoyaron el triunfo del Real, a pesar de las simpatías por el Atlético, y sin ser seguidores necesariamente de aquel. De alguna manera, estaban convirtiendo al Real Madrid en algo más que un club, en el reverso del Barça. Es decir, en el baluarte de España frente a quienes quieren romperla. El nacionalismo lo contamina todo.

PD: El Real Madrid es un club de fútbol español, no de política. Como el resto. El Sevilla lleva en la camiseta la bandera de España en sus competiciones europeas. Como debería hacer el resto. No para ser más que un club, ni para otorgarse la representación exclusiva de España, sino para compartir lo que nos representa a todos. Incluido al Barça.
Recortes de Prensa   Página Inicial