AGLI Recortes de Prensa   Martes 7 Junio  2016

Discurso de recepción del Premio Juan de Mariana 2016
Jesús Huerta de Soto www.juandemariana.org   7 Junio 2016

I. AGRADECIMIENTO
Muchas gracias a Gabriel Calzada, Óscar Vara, Carlos Rodríguez Braun, Miguel Anxo Bastos Boubeta y Juan Ramón Rallo por sus amables y, en ocasiones, muy emotivas palabras; muchas gracias al Instituto Juan de Mariana por concederme este premio que para mí es el más importante que me podían dar y, sobre todo, muchas gracias a los trescientos amigos y amantes de la libertad presentes en este acto.

Casi cuarenta y cinco años, ¡apenas un suspiro!, desde que en 1972 leí con 15 años mi primer libro liberal, que cogí de la biblioteca de mi padre. ¡Me acuerdo como si fuera ayer! Era de la Editorial Rialp y se trataba de la edición española de Capitalismo y Libertad de Milton Friedman, que, aunque luego descubriría que lo mejor del libro era el título, pues esta obra está plagada de errores metodológicos y científicos, despertó en mí una llamada o vocación irresistible a dedicar todas mis fuerzas y energías, primero, a estudiar la teoría de la libertad, segundo, a transmitir y enseñar sus principios en la universidad y, tercero, a divulgar e impulsar la libertad en todos los ámbitos, sin medias tintas ni hacer concesión alguna.

Y la verdad es que, mirando para atrás, me doy cuenta de que siempre me he sentido muy realizado y feliz haciendo lo que he hecho por la libertad. Y que sin duda alguna debo considerarme una persona muy afortunada y debo estar muy agradecido por muchas razones:

(a) Primero, por mi padre Jesús Huerta Ballester, que falleció el año pasado, y que me encaminó por la senda de la libertad y me dejó la compañía de seguros de vida que fundó mi abuelo ya casi hace un siglo y que, aunque es una gran responsabilidad, me ha dado plena independencia económica para estudiar, enseñar e impulsar el ideario de la libertad como he querido.

(b) Segundo, por mi familia hoy aquí presente. Y, sobre todo, por mi esposa Sonsoles, que siempre me ha ayudado y apoyado sin descanso. Y por mis seis hijos, Jesús, Sonsoles, Silvia, Juan Diego, Constanza y Santiago-Benjamín, que, aunque desde pequeños se habituaron a verme en casa siempre pensando, estudiando y escribiendo, fue sin duda a costa de un tiempo que, en otras circunstancias, debía haber pasado con ellos. Espero poder recuperarlo con mis nietos Irene y Jesús (de uno y dos años) y con otros dos que ya están en camino…

(c) También soy muy afortunado por todas las personas que, a pesar de las dificultades, siempre me han ayudado. Unas ya no pueden estar aquí, como Joaquín Reig Albiol, el traductor de la Acción Humana de Mises y, en cierto sentido, mi padre intelectual; o Lucas Beltrán, el director de mi primera tesis doctoral; o Hayek, que me metió casi “con calzador” en la sociedad Mont Pèlerin cuando yo apenas tenía 25 años; o Murray Rothbard, que corrigió personalmente a mano alguno de mis trabajos, me aclaró muchas ideas y me contagió su entusiasmo y sentido del humor. Otras felizmente sí están aquí presentes, como Luis Reig, en cuya casa asistí a mis primeros seminarios “austriacos” y en donde escuché por primera vez el término “anarcocapitalismo”; o Pedro Schwartz, el director de mi segunda tesis doctoral y que me dio plena libertad para hacer lo que yo quise; o Francisco Cabrillo, que me aguantó durante largos años en su departamento de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense; o Carlos Rodríguez Braun, que nunca ha dejado de apoyarnos y asistir con una paciencia infinita a los tribunales de tesis doctoral a los que le invitamos en nuestro programa de Economía Austriaca de la Universidad Rey Juan Carlos (donde ya vamos para las 40 tesis doctorales leídas); y, sobre todo, soy afortunado por la escuela de jóvenes y brillantes economistas que he logrado aglutinar, algo dificilísimo en un país tan individualista como España. Especialmente por mi equipo de la universidad, en concreto, por los profesores Miguel Ángel Alonso Neira, Philipp Bagus, David Howden, Antonio Martínez, Óscar Vara, Javier Aranzadi y, cómo no, Juan Ramón Rallo. Y también por mis discípulos distribuidos por otras universidades y ya con prestigio y trayectoria personal propias, como Miguel Anxo Bastos Boubeta, David Sanz Bas y, el más importante de todos, nuestro rutilante rector de la universidad Francisco Marroquín, el profesor Gabriel Calzada. Y, sobre todo, muy afortunado por el entusiasmo, dedicación y esfuerzo de mis alumnos de la universidad (que ya son unos 5.000 desde que empecé a dar clases hace 32 años) a razón de unos 300 al año entre los alumnos presenciales a mis cursos de grado y del Master en Economía de la Escuela Austriaca, a los que hay que añadir a los miles y miles que cada año siguen mis cursos por internet (gracias al curso grabado, a instancias precisamente de Gabriel Calzada, por Fernando Díaz Villanueva, editado por José Manuel González González, y doblado por un locutor de la BBC en lengua inglesa gracias a los buenos oficios de Juan José Mercado).

(d) Muy afortunado, en fin, por la noble tradición científica de la que soy heredero, hasta el punto de que considero que todo lo que he logrado, si es que he logrado algo, todo lo que he escrito y aportado, más que mérito mío, es mérito de la noble Escuela Austriaca de Economía. Haber entrado en contacto con ella es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, y se debe a una serie de casualidades, como la de descubrir y adquirir en septiembre de 1973 un ejemplar de la Acción Humana de Mises que leí de un tirón, o el haber sido invitado a participar desde el principio en los seminarios austriacos en casa de Luis Reig.

¿Y qué más podemos decir de la Escuela Austriaca?

II. LA ESCUELA AUSTRIACA
Decía Mises que “lo que distingue a la Escuela Austriaca y habrá de proporcionarle fama inmortal es haber elaborado toda una teoría de la acción humana y no de la no acción o equilibrio económico”.

Esta concepción dinámica del orden espontáneo del mercado impulsado por la capacidad empresarial y creativa del ser humano, que no puede ser diseñado ni controlado centralizadamente por nadie, es la principal característica esencial y diferenciadora de la Escuela Austriaca, y la que llama más la atención frente al mainstream neoclásico, hoy centrado en el análisis matemático de escenarios alternativos protagonizados por seres robotizados o agentes representativos que se limitan a reaccionar en entornos imaginarios informáticamente manipulados por políticos e ingenieros sociales.

Cualquier persona de criterio independiente que busque con honestidad la verdad científica, enseguida se da cuenta de los múltiples interrogantes y fallos científicos de las escuelas alternativas que hasta ahora han constituido la corriente principal de nuestra disciplina. Y, aunque los múltiples intereses creados y el inmenso capital humano mal invertido por la mayoría de economistas hacen difícil y lento el cambio, ya existen indicios esperanzadores que muestran que algo está cambiando, como el número creciente de economistas neoclásicos que reconocen la crisis del paradigma dominante, y que solo la teoría austriaca del ciclo económico ha sido capaz de prever, explicar y dar cuenta, por ejemplo, de la última Gran Recesión.

Además, el análisis de la Escuela Austriaca, que como tantas veces he dicho debería denominarse Escuela Española, pues hunde sus raíces en las contribuciones de nuestros escolásticos del Siglo de Oro español, proporciona un marco multidisciplinar teórico, histórico-evolutivo y ético-jurídico que es utilísimo a la hora de entender e interpretar los desafíos del mundo que nos rodea y cómo debemos actuar para superarlos.

¿Cuáles son estos desafíos?

III. LOS DESAFÍOS DEL SIGLO XXI: EL ENDIOSAMIENTO DE LA RAZÓN, LA INGENIERÍA SOCIAL Y EL MITO DE LA DEMOCRACIA. LA NECESIDAD DE DESMANTELAR EL ESTADO.
Las décadas posteriores a la caída del Muro de Berlín en 1989, que supuso todo un hito para los amantes de la libertad, han supuesto también una eclosión en todos los sectores y a todos los niveles, como no se había conocido antes en la historia de las economías de mercado, de la ingeniería social y de la regulación y la intervención y control administrativo por parte del Estado, utilizando además tecnologías cada vez más sofisticadas. (Por ejemplo, en España solo el BOE publica unas 60.000 páginas de regulación al año. Y ayer leía que solo la ley Todd Frank norteamericana de control financiero ha dado lugar a 22.000 páginas de regulación).

Sin embargo, esta manifestación posmoderna de las técnicas de control estatal y del endiosamiento de la razón, en la terminología de Hayek, aunque quiera justificarse con los más variados motivos, que van desde el calentamiento global hasta la lucha contra la desigualdad y el terrorismo, está condenada al fracaso, como se ha ilustrado con la Gran Recesión y ya quedó científicamente demostrado con la generalización a toda la intervención del Estado del Teorema de la imposibilidad del socialismo desarrollado por Mises y Hayek: es imposible que el Estado se haga con la información que necesita para dar un contenido coordinador a sus mandatos, entre otras razones porque la propia coacción institucional que le caracteriza bloquea la creación empresarial de dicha información. Y esta “borrachera” de poder político e ingeniería social no solo es científicamente imposible, sino que además es profundamente inmoral, como ya explicó Benedicto XVI al condenar en su encíclica Spe salvi (n. 29) “la esperanza de instaurar un mundo perfecto gracias a una política estatal fundada científicamente”. Y, precisamente por ser una esperanza contra la libertad humana, Benedicto XVI concluye que “un mundo sin libertad no sería en absoluto un mundo bueno”.

No nos queda por tanto más remedio que ir desmantelando el Estado, devolviendo el protagonismo a la sociedad civil o al orden espontáneo del mercado, que es lo mismo, y, evitando vacíos, privatizar todas las actividades de regulación y control que ha asumido el poder político. Esta, y no otra, es la agenda del anarcocapitalismo, entendido como estadio superior de la civilización humana y como resultado de la evolución natural del liberalismo clásico, que hoy ha quedado francamente obsoleto.

En suma, es evidente que en el siglo XXI los verdaderos antisistema somos nosotros, los luchadores por la libertad, porque nuestra agenda implica, primero, toda una revolución conceptual y teórica (ya en gran parte elaborada por la Escuela Austriaca); segundo, una revolución ética, que implica la plena toma de conciencia sobre el carácter inmoral, perverso y corruptor del Estado; y, finalmente, la revolución política, que supone descubrir que la democracia, como decía Hayek, es un ídolo impracticable que lleva dentro de sí mismo la semilla de su propia destrucción, en forma de engaño sistemático, manipulación, demagogia y populismo.

IV. CONCLUSIÓN
Y como conclusión, quiero terminar con unas palabras de optimismo, esperanza y entusiasmo (que, por cierto, entusiasmo etimológicamente procede del griego “entusiasmós”, que significa, nada más y nadas menos, “poseído o inspirado por la divinidad”).

Como sabéis, Mises denomina “destruccionismo” al intervencionismo del Estado y al socialismo, a la vista de los perversos efectos que ambos generan. Afortunadamente, y a pesar de los estragos que causa, el Estado hasta ahora nunca ha logrado acabar del todo con el impulso que la libre iniciativa del ser humano genera haciendo posible el desarrollo de la civilización. Si el mal (representado por el “destruccionismo” en la terminología de Mises) triunfara, hace ya mucho que el género humano habría desaparecido (y, de hecho, puede considerarse que eso es precisamente lo que desea el maligno cuando alienta -utilizando todo tipo de engaños y señuelos- las políticas "destruccionistas" del Estado: pretende acabar con la obra de Dios).

Que a pesar de todo, y del poder inmenso de seducción que tiene el Estado sobre el género humano, siga desenvolviéndose el proceso de cooperación social, e incluso prosperando notablemente cuando se abre la puerta a la libertad en determinadas etapas históricas y zonas geográficas, es la prueba irrefutable de que a la larga el bien, representado por la propiedad privada, la libertad empresarial, la iniciativa individual y, sobre todo, los principios morales, siempre, con la ayuda de Dios, prevalece y es capaz de vencer al mal encarnado por la arrogancia fatal del ideal socialista y por el “destruccionismo” que caracteriza al Estado.

Y es precisamente es por esto por lo que debemos ser entusiastas y optimistas: porque en nuestra continua lucha por la libertad no estamos solos, sino que Dios siempre nos acompaña con su misteriosa energía e inspiración.
Muchas gracias.

Podemos es Maduro y Maduro es Podemos

OKDIARIO  7 Junio 2016

Las consignas y soflamas de las fuerzas radicales intentan convertir la atmósfera política española en algo irrespirable, más parecido a la Venezuela chavista que a un país democrático de Europa. Mientras gran parte de la población espera, entre el cansancio y el hastío, a que se concrete un Gobierno estable que acabe con el bloqueo institucional, los cachorros ideológicos de Podemos e Izquierda Unida, impregnados del discurso crispado de sus líderes e ideólogos, utilizan el ensamble de ambos partidos para ejercer la intimidación social de manera conjunta contra los que no piensan como ellos. La última víctima ha sido Leopoldo López Gil, el padre del preso político Leopoldo López, encarcelado por la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela.

Una veintena de jóvenes, entre los que se encontraban seguidores de ambas formaciones, han intentado boicotear su conferencia en la Universidad de Salamanca. Un acto organizado por la asociación estudiantil Aeus y que contaba con la presencia del popular Gonzalo Robles. En un lamentable espectáculo de intolerable represión, los chavistas irrumpieron en el acto al grito de “¡fuera golpistas de la Universidad!”. Los estudiantes portaban banderas venezolanas demostrando hasta qué punto Podemos es Maduro y Maduro es Podemos. Un episodio de asalto en plena institución educativa que nos retrotrae a los días más negros de nuestra historia.

Leopoldo López Gil ya tuvo que soportar como los podemitas de Asturias le gritaron “¡Asesino, ojalá se muera tu hijo!” cuando acudió al Ayuntamiento de Siero para participar en un acto a favor de los más de 50 opositores venezolanos encarcelados de manera ilegal. No obstante, no fue la última vez que tuvo que sufrir algo así. El pasado 22 de mayo, apareció una pintada que decía “Leopoldo asesino” en las paredes del centro de Brunete donde López Gil presentaba su libro. El padre de Leopoldo López tan sólo es un hombre que trata de defender aquellos derechos fundamentales de los que no puede disfrutar su hijo, encarcelado de manera arbitraria desde 2014 en una celda de aislamiento de la cárcel militar de Ramo Verde.

España como enfermo crónico… “busca médico”
Antonio García Fuentes  Periodista Digital 7 Junio 2016

Harto hasta la náusea de ver y oír a “tanto enano político” como asola (y asoló) a la nación donde vine a nacer; e interviniendo hoy el día en que escribo, en un foro o discusión política en el periódico digital “Vozpópuli”, sobre la situación actual, he aportado lo que verdaderamente siento sobre España y que es lo que sigue:

“ESPAÑA COMO ENFERMO CRÓNICO Y EN LA MESA DE OPERACIONES: Imaginando así la realidad de la España actual, con una deuda impagable según técnicos que han opinado así, con una especie de "saldo de políticos sin inteligencia y menos capacidad de sacrificio patriótico", con más de cuatro millones de parados, con un empobrecimiento masivo que cada vez alcanza a más españoles y residentes que de fuera vinieron aquí a buscarse la vida; con esos im-políticos que en realidad se atrincheran disparando tras sus murallas de ceporros; con una población cabreada en grado preocupante (pese a la droga futbolera y de otros ídolos de barro); con un pueblo que lo que quiere es vivir y disfrutar y que no le cuenten "milongas" y que en realidad a la mayoría le daría igual gobierne quien gobierne, si sus bolsillos les son nutridos suficientemente; con la posibilidad de un nuevo "encharcamiento" parlamentario tras el 26 de Junio... mejor que el rey vaya pensando (como hicieron en Italia) en un presidente fuera de esta farfolla de políticos de perra gorda y a ver, quién de verdad pone en cura a este enfermo crónico cual es España... pues soluciones debe haberlas, ¿pero quién es el guapo que empieza a eliminar tanta mierda acumulada y tanto parásito inútil? Pues es claro que para que empiece a mejorar el enfermo, LO PRIMERO SERÁ LIMPIARLO DE TANTA BASURA COMO YA ACUMULA EN SU CUERPO: ¿O no?”

Con la síntesis arriba “gritada” creo que es más que suficiente para un inicio positivo, para una cura que indudablemente necesitará una larga convalecencia hasta que este “enfermo sin pies ni cabeza”, logre la cura que precisa y que al menos nos volviera a las metas que teníamos bastante aseguradas en “enero de 1976”; y sin que esto último signifique para mí el volver a la dictadura que felizmente ya pasó, pero tampoco seguir en esta ruina que fue entonces cuando empezó a fraguarse y que inútiles, avarientos e irresponsables políticos “de todo pelo” han realizado, siguiendo aún muchos de ellos con el ansias de seguir “mangoneando”, cuando a muchos de ellos lo que debiera esperarles es una justicia que analizara sus hechos y les pidiese cuentas exhaustivas de todo ello.

El español aparte de su analfabetismo ancestral y igualmente de su analfabestialismo congénito, o está en “babia, en la Luna o sumergido” en esa falsa ilusión que en general todo españolito sueña, o sea que le llegue y desde “donde sea”, la suerte, el chollo, el golpe de fortuna, que le llene los bolsillos y que no tenga preocupaciones de dinero de por vida y si por ello, “hay que adorar a quién sea, pues bueno, se adora a Dios o al diablo y se jura o promete la bandera que se tercie, lo substancial es la panza y el bolsillo que estén siempre a rebosar de nutrientes”.

Pero la verdad, la triste y cruel realidad es que (así lo dicen los técnicos, las encuestas y reconocen hasta nuestros chatos políticos) que nos hacen caminar, hacia otro “empate” como el que hubo en diciembre o similar, o sea, que las urnas van a terminar en un nuevo encharcamiento y después del mismo y visto el anterior… “puede arder la nueva Troya, puesto que el hipotético caballo lleno de incendiadores o incendiarios está preparado ya en alguna parte del futuro, que como en el reinado de Witiza, se presenta bastante negro o incierto”.

De momento todos “los enanos” antes mentados, están atrincherados en sus castillos y desde allí siguen mintiendo sobre las crudas realidades que vivimos en España y sufriendo la mayoría de españoles.
POLÍTICA Y JUSTICIA: "La ley es como una red que atrapa las moscas y deja pasar a los pájaros". La política se creó para "legalizar" la corrupción. (Anacarsis. siglo VII a.C.)

BIPARTIDISMO: «Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve.» (Benito Pérez Galdós)

GANDHI Y LA DEMOCRACIA: Gandhi creía en la democracia y lo confirman estas palabras: “Sostengo que el autogobierno es… solo un medio de lograr un buen gobierno. Y la verdadera democracia es lo que promueve el bienestar del pueblo. La prueba del buen gobierno radica en el mayor bien del pueblo con el mínimo control… A mi modo de ver, un sistema que permite la pobreza y el paro no es digno de durar ni un solo día”. (“Gandhi – de Stanley Wolpert – página 370 – Editorial Ariel- 2001)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

Pedro Sánchez, cabeza cortada
En cada mitin, cuando Pedro Sánchez sube al escenario, recuerda el cuento de Koestler, como si estuviera subiendo al patíbulo en vez de al atril, con la cabeza ya cortada y sin saberlo
Javier Caraballo El Confidencial 7 Junio 2016

Fue Arthur Koestler quien nos contó la increíble historia del verdugo más famoso de todos los tiempos: nadie cortaba cabezas como él.

Se llamaba Wang Lun y era conocido por la habilidad y la rapidez con la que conseguía decapitar a los condenados. Era el mejor pero, en su afán de superación, Wang Lun todavía quería mejorar su técnica hasta conseguir lo que nadie había logrado: decapitar tan rápidamente a uno de los reos que la cabeza quedara sobre el cuello. En su breve relato, Koestler cuenta que el verdugo estuvo practicando secretamente: 10, 20, 30… hasta 70 cabezas rodaban impecables por el suelo tras el golpe efectivo de Wang Lun. Hasta que un día, sin que nadie lo supiera, el verdugo se sintió preparado y abordó a una de las víctimas mientras subía la escalera que lo llevaba hasta el patíbulo. De un golpe certero, lo decapitó con tal eficacia que el reo continuó subiendo la escalera sin percatarse de nada. Al llegar arriba, el ajusticiado se enojó al ver que el verdugo estaba en una esquina, sin moverse.

-¿Por qué prolongas mi agonía?-, le preguntó al verdugo, creyendo que no le había cortado aún la cabeza.
Fue el gran momento de Wang Lun: había coronado el trabajo de toda su vida. En su rostro apareció una serena sonrisa, se volvió hacia su víctima y le dijo:
-Tenga la bondad de inclinar la cabeza, por favor.

En cada mitin, cuando Pedro Sánchez sube al escenario, recuerda el cuento de Koestler, como si estuviera subiendo al patíbulo en vez de al atril, con la cabeza ya cortada y sin saberlo. En el momento más desconcertante y desnortado de su historia reciente, los socialistas españoles han llegado al absurdo de presentar a las elecciones a un candidato decapitado. Nunca ha ocurrido nada igual porque, aun en los peores momentos, los socialistas sabían que podían perder unas elecciones pero no la posibilidad de la alternancia, que es lo que les está ocurriendo hoy. A lo único que pueden aspirar ahora es a mantener la ilusión óptica del tiempo pasado con fórmulas de coalición, ya experimentadas en gobiernos locales y regionales, que, en realidad, lo único que revelan es que el PSOE ha pasado de ser la fuerza hegemónica de la izquierda a un partido bisagra de la izquierda.

Todo procede del error de interpretación que se produce en España de la situación política actual; en lo que se refiere a la izquierda, aquí nadie ha sabido interpretar y afrontar el verdadero calado de la irrupción de Podemos y, uno a uno, todos están pagando la factura de esa falta de visión. Los primeros, los dirigentes de Izquierda Unida. En las elecciones europeas de 2014, tuvieron la oportunidad de incorporar a su candidatura a todos los actuales dirigentes de Podemos, que entonces militaban en Izquierda Unida, pero una vez más se impuso el aparato del Partido Comunista para imponer a uno de los suyos. ¿Quién se acuerda ya de Willy Meyer?

Pues ese fue el tapón que puso entonces el aparato comunista para cerrar el paso a la corriente de Pablo Iglesias, lo que provocó la fuga de todos ellos hacia un nuevo partido, Podemos, que ya en aquellas elecciones europeas arrasó en las urnas. Vino luego la ceguera del Partido Popular, sintetizada en el famoso veredicto de Pedro Arriola de que eran “unos friquis”, sin más trascendencia. Los ‘friquis’ aparecen ya como la segunda fuerza política de España, ya ven. Se han comido a Izquierda Unida y han conseguido que el Partido Popular los eleve a la categoría de sus principales rivales en estas elecciones.

En el PSOE tampoco han sabido nunca entender la nueva situación política, acaso porque siempre pensaron que su hegemonía política no estaba en riesgo cuando, en realidad, la suplantación de lo que llaman “la vieja socialdemocracia” ha sido siempre el objetivo principal de Podemos. El declive de los partidos socialistas en toda Europa, aquellos que se crearon siguiendo el modelo que impulsaron líderes como Olof Palme o Willy Brandt, ha ido sacudiendo el panorama político de varios países hasta llegar a España. La crisis de las ideologías late en el fondo de lo que está pasando porque ha sido la pérdida de identidad de la izquierda lo que ha provocado la caída del socialismo tradicional. Y de eso es de lo que no se enteran los dirigentes socialistas, que si Podemos crece es porque el PSOE se ha desnaturalizado a los ojos de los votantes de izquierda españoles.

Tan errado es el diagnóstico, que muchos de ellos siguen considerando que la aparición de Podemos es fruto de una estrategia de laboratorio, como si tal cosa fuera posible. Dice Alfonso Guerra, en la última entrevista que ha dado, hace unos días, a la revista 'Tiempo': “El gurú que tienen en el PP, Pedro Arriola, le advirtió a Rajoy de que la crisis [económica] iba a reducir mucho el número de votos del partido y que la única forma de mantenerse era intentar introducir una cuña que impidiese el ascenso del PSOE. Y esa cuña era hablar con las televisiones para dar cancha a este grupo [Podemos]”. ¡Siguen pensando que una televisión como La Sexta es capaz, por sí misma, de hacer y deshacer fuerzas políticas! Increíble ceguera, ausente de todo rigor.

En definitiva, que por ese error de diagnóstico, por no saber que la crisis del PSOE es más profunda de lo que les parece, que es una crisis de identidad propia como representante de la izquierda, la cuestión es que, en el peor momento del partido, los principales barones del PSOE, encabezados por Susana Díaz, han estado jugando con las estructuras a su antojo, según sus intereses, hasta llegar al momento actual de presentar a un candidato que ellos mismos han decapitado públicamente antes de empezar la campaña, con la advertencia soterrada de que el mismo día 26 de junio lo piensan echar de la secretaría general del PSOE. Como si el problema del PSOE fuera Pedro Sánchez, o como si la crisis actual la hubiera provocado Pedro Sánchez. Creen que la clave está en que el electorado de izquierda no está movilizado, y no se dan cuenta de que el electorado de izquierda sí está movilizado, pero no hacia el PSOE, que era lo habitual.

Hace dos años, cuando la irrupción de Podemos, el PSOE no supo interpretar que lo que estaba en juego era su hegemonía en la izquierda española. Decían que era imposible, que nunca llegaría ese momento. Ha pasado lo que ha pasado y, aun así, siguen sin entenderlo, con el agravante de que, a medida que transcurre el tiempo, la avería se va ensanchando y lo que está en riesgo ahora no es ya solo el liderazgo de la izquierda sino su propia supervivencia. Cuando Pedro Sánchez incline la cabeza y se caiga la testuz, no será solo su liderazgo el que ruede por los suelos. Solo quedará la sonrisa del verdugo.

El prematuro envejecimiento de los partidos emergentes
EDITORIAL El Mundo 7 Junio 2016

La eclosión de Podemos y Ciudadanos, más allá de la distancia ideológica que les separa, despertó antes de las elecciones de diciembre un insólito interés que atrajo a ocho millones y medio de votantes. Si ambas formaciones fueron capaces de horadar el bipartidismo, que hasta el 20-D había dejado constancia de su rocosidad, se debió en gran medida a la seducción de sus líderes. Pablo Iglesias y Albert Rivera acreditaron su habilidad para colgar del PP y del PSOE la etiqueta de vieja política y, de esta forma, aglutinar buena parte del voto del descontento larvado por la crisis, la corrupción y la falta de reformas. Sin embargo, han bastado cinco meses después del 20-D para que tanto Podemos como Ciudadanos empiecen a dar señales de algunos de los peores vicios de los partidos tradicionales: burocratización del aparato, veto mutuo en las negociaciones para formar Gobierno, opacidad en la elaboración de las listas electorales y, sobre todo, un excesivo personalismo de los respectivos líderes.

El cara a cara entre Iglesias y Rivera en La Sexta anteayer, bronco y marcado por las salidas de tono de ambos, visualizó el prematuro envejecimiento de las fuerzas emergentes. Lejos de la cordialidad y el tono respetuoso que los dos dirigentes mantuvieron en la última campaña, Iglesias y Rivera se enzarzaron en un continuo cruce de reproches salpicado por declaraciones de sal gruesa, sin profundizar en los asuntos relevantes y sin apenas desgranar ninguna propuesta constructiva. Mientras el candidato de la formación naranja cargó contra la "intransigencia" y "demagogia" de Iglesias, éste acusó a Rivera de tener como única aspiración convertirse en "una filial del PP" y en el "nuevo Manos Limpias". En lugar de mostrar su cara más conciliadora e incluso exhibir su disposición a tejer acuerdos en materias en las que comparten postulados -como la regeneración-, los dos candidatos emularon el agrio enfrentamiento entre Rajoy y Sánchez en el debate del 14 de diciembre. Nada que ver, por tanto, con la sintonía personal que ambos exhibieron en el debate de octubre que también protagonizaron en La Sexta. Si aquella cita concitó una expectación inusitada -la audiencia superó los cinco millones de espectadores- en esta ocasión se redujo a 3,2 millones, aunque con una cuota de pantalla del 18%, más del doble que la media de la cadena.

Los datos indican que la autodenominada nueva política conserva el tirón, aunque ha perdido frescura. Y, también, gran parte de la virginidad que ostentaba antes de convertirse en sistémica. Al acentuado cesarismo de sus líderes, los emergentes han perpetuado el peso de las cúpulas -tal como se comprobó en la destitución del secretario de Organización de Podemos-; y la falta de transparencia, visible en las dudas generadas en varios procesos de primarias en Ciudadanos.

Que Iglesias y Rivera hayan endurecido ahora el tono es una consecuencia de la polarización de la campaña electoral. Pero también de la necesidad del presidente de Ciudadanos de distanciarse de la amabilidad con la que despachó su relación con el candidato morado antes del 20-D. Ciudadanos se ve obligado a competir con el PP en un terreno en el que las dos formaciones se presentan como diques de contención del populismo. En ese espacio, Podemos juega cómodo porque no tiene empacho en presentar a Ciudadanos como una formación vicaria del PP y a Rivera, como un instrumento diseñado por los gigantes del Ibex 35.

En todo caso, la estrategia de los diferentes partidos de cara al 26-J demuestra que siguen sin asimilar el hastío de la calle y la exigencia de alcanzar acuerdos transversales. Tal como publicamos hoy, el PP se ve ganador y juzga "nublado" el futuro del resto. Pero mientras los jefes de campaña del PSOE y de Ciudadanos muestran interés por centrar la misma en los programas, Podemos busca explotar la política espectáculo y el culto al líder. Hasta el punto que Errejón no tiene reparos en admitir que "los programas no importan mucho en campaña, y ahora menos".

Orientar la actividad política al exhibicionismo personal tiene unas consecuencias nefastas para los ciudadanos, tal como se vio en la retahíla de vetos que frustraron la formación de Gobierno. Y, siendo ésta una actitud deplorable, lo es aún más en aquellas formaciones, como Podemos, que se dicen adalides de la regeneración. Weber dejó escrito que el político debe tener amor apasionado por su causa, ética de su responsabilidad y mesura en sus actuaciones. Pablo Iglesias, en cambio, continúa empeñado en convertir la política en un permanente plató de televisión.

Gobernador BE: dedíquese a supervisar bien
Alejandro Inurrieta www.vozpopuli.com 7 Junio 2016

En un país en el que una parte no desdeñable del sistema financiero está intervenido, con clamorosos fallos de supervisión por parte del BE, el gobernador actual, pero también el anterior, se dedica diariamente a impulsar medidas fracasadas sobre el mercado laboral. Desde el inicio de la burbuja inmobiliaria, permitida, silenciada y de alguna forma alentada, por el supervisor, los bancos y las antiguas cajas de ahorro han disfrutado de vacaciones permanentes del ejercicio de supervisión, y así se les ha permitido una expansión del crédito basura, de productos tóxicos de ahorro (preferentes) y de una política de fusiones, frías, que solo han servido para lucrar a directivos y empresas de consultoría y asesoramiento muy famosas.

Con estas premisas, y tras el agujero dejado por las Cajas de Ahorro, en un primer estadio, la dejación de funciones del Banco de España ha desencadenado la quiebra solidaria de muchas entidades, sufragadas en una gran mayoría de casos con dinero público comunitario, pero también la de millones de familias a las que nadie salva, ya que no son sistémicas. Frente a esto, el silencio procesal frente a las responsabilidades del supervisor, en connivencia con las empresas de asesoramiento financiero que parieron intelectualmente las fusiones frías y la comercialización de preferentes entre el sector minorista, es muy significativo y doloso para el devenir de familias afectadas y contribuyentes solidarios que han sido invitados a compartir el coste a escote, sin ser preguntados, ni por la existencia de alguna casilla en la declaración de la renta como tiene la Iglesia.

Todavía se recuerda con dolor las instrucciones que llegaban de la cúpula a los integrantes del Servicio de Estudios para negar la existencia de una burbuja inmobiliaria, disfrazando el término de sobrevaloración, con gran regocijo de los gobernadores que la alentaron, Caruana (hoy en el BIS), y Fernández Ordoñez (jubilado con indemnización millonaria), lo que, sin duda, alguien debería juzgar y sancionar, para que nada de esto vuelva a producirse. Como dice acertadamente Miguel Sebastián en su libro “La Falsa Bonanza”, el problema fue que no hubo nadie lo suficientemente valiente para apagar la música en medio de la fiesta, o retirar la bebida, cuando la orgía crediticia sin atender al riesgo se multiplicaba, violando sistemáticamente la recomendación de no sobrepasar el límite del Loan to Value fijado en el 80% (no otorgar más del 80% del préstamo sobre el valor de la hipoteca), o permitiendo y alentando un sobreendeudamiento en el los niveles más bajos de renta, que debería ser considerado delito, fueron hechos ignorados por los sucesivos inquilinos del Banco de España.

Pero incluso hoy, con un nuevo inquilino como Linde, muy cercano ideológicamente al PP y que se le nota, la situación de la banca sigue siendo preocupante. La obligación disfrazada de la ampliación de capital del Banco Popular no es un tema baladí, pero las necesidades reales de capitalización en caso de estrés financiero siguen siendo muy preocupantes, particularmente para los dos grandes bancos, como son el Santander y el BBVA como pone de manifiesto el Centre for Risk Management HEC, ubicado en Laussane. Y frente a esta realidad, el nuevo gobernador vuelve a cargar su discurso sobre salarios y reducción de derechos laborales, en un ejercicio de obsesiones heredadas, algo que debe ser innato al cargo y que demuestra algo que dice la última encuesta que el propio Banco de España publica sobre la calidad de los empresarios en España, cuyos resultados se podría aplicar a sí mismo el máximo responsable de una institución cuya dejación de funciones y la benevolencia observada para con los desmanes de la banca solo se explica, quiero pensar, por falta de capacitación profesional de él y su equipo.

La obsesión del Banco de España con los salarios y los derechos laborales solo responden a una cruzada del mundo neoclásico contra el resurgir del neokeynesianismo, que hasta el FMI y la OCDE parecen abrazar, tras constatar que la deflación salarial y la pérdida de derechos laborales solo nos empujan hacia el abismo de la exclusión social, pobreza y desigualdad, cuyos efectos ya nadie discute que han llegado para quedarse. Las recetas de reducir los derechos de los trabajadores fijos para reducir la temporalidad son elucubraciones impropias de todo un gobernador, que debería saber que, aunque redujésemos a cero la indemnización por despido, la tasa de temporalidad se mantendría, porque el problema es de demanda efectiva y de exceso de financiarización de la economía que reduce drásticamente la inversión y el empleo. Por ende, el crecimiento observado se explica, en un porcentaje no desdeñable, por el viento de cola: precio del crudo, compras de deuda por parte del BCE, depreciación del euro y conflictos en países árabes que provocan desviación de comercio turístico hacia España. El organismo supervisor cuantifica este impacto en 1,1 p,p de crecimiento, es decir algo más de un tercio del observado en el último año, circunstancia que difícilmente se mantendrá a futuro.

En este sentido, y visto el fracaso empírico, intelectual y social de las medidas de oferta implementadas, tanto por gobiernos conservadores y socialdemócratas, urge cambiar el ideario económico que se ha instalado en el Banco de España y dejar paso a responsables, tanto políticos, como de investigación, que exploren vías alternativas de solución al grave problema de actividad, inversión y desempleo que asola el mundo occidental, como lo prueba, por ejemplo, los malos datos de empleo, actividad y salarios en EEUU. El problema del anquilosamiento intelectual que ha infectado a todas las instituciones occidentales es que no hay nadie valiente para cambiarlo, censurando y expulsando a todos aquellos que osen cuestionar los dogmas sobre impactos negativos de la bajada de salarios, de eliminación de la negociación colectiva o del exceso de transacciones financieras sobre la economía real. El bunker del Banco de España, también, sigue creyendo en ideas como el papel del dinero como factor exógeno o el papel de la política monetaria en las correcciones del ciclo cuando estamos ante una situación de recesión de balances, como la actual. Por todo ello, es imprescindible el último libro de Akerloff y Shiller: “La Economía de la Manipulación”, para entender cómo se está manipulando a la opinión pública, haciendo creer que nada se puede hacer, y que el empobrecimiento es irreversible gracias a las ventajas de la globalización y que los salarios, salvo los de los de arriba, deben seguir la senda de la reducción, porque eso nos hará competitivos, una de las mayores falacias si observamos, por ejemplo, el nivel salarial en Alemania u otros países muy competitivos.

Por último, gracias a las consignas neoclásicas, hemos llegado al absurdo que la pensión media reconocida hoy ya supera el salario medio de los nuevos entrantes al mercado laboral. Ello también facilita el que los jubilados no quieran permanecer más en el mercado laboral, y que los hijos de hoy vivan ya manifiestamente peor que sus padres. Pero todo esto en aras de la competitividad. Y mientras, peligran los ahorros de los depositantes ante la mala situación real de la banca, pero eso a los Gobernadores del Banco de España no les importa nada.

El amor según Unidos Podemos
Javier Benegas www.vozpopuli.com 7 Junio 2016

“Todo es de todos”, este es el grito de amor de quienes poco a poco están tomando las instituciones, empezando por los ayuntamientos de las principales ciudades españolas. Es la comunidad, afirman, la que en última instancia debe decidir la titularidad de toda propiedad, de toda riqueza… de todo derecho. Primero, como es lógico, señalan la riqueza más ostentosa, la que se percibe como ilícita. Después, cualquier otra, por modesta que sea, se verá sometida a esta máxima. El bien común manda. ¿Tiene usted un apartamento en la costa, una casita en el campo, dos coches o una parcela donde planta boniatos como entretenimiento? Veremos hasta cuándo. Porque, según dicen sus más aventajados adalides, “la propiedad privada debería orientarse siempre a la protección de los comunes porque toda propiedad es pública en la medida en la que el poder último de decisión sobre la titularidad de un bien pertenece a la comunidad”. Así de simple, así de claro. No es seguidismo a la estrategia del miedo lo que expreso en estas líneas, simplemente copio y pego.

Es evidente que el “todo es de todos” no admite líneas rojas. Cuando el fin es el amor fraternal, cualquier medio está justificado, lo que convierte el Estado de Derecho en un artefacto odioso. Entonces, se deja sólo en Estado, sin Derecho. No se trata de colocar a “la gente” al margen de la ley. Su amor es más sutil que eso. El quid está en situar la ley al margen de “la gente”. Si la ley es tenida por injusta, contraria a los sentimientos, violentarla no sólo deja de ser delito sino que se convierte en el deber de todo aquel que ame al prójimo.

Este es el amor que prometen los aspirantes a nomenklatura, con el grafismo de un corazón bien grande, para que no haya dudas. Al principio, fue el “derecho a la ciudad”. Lo propagaron en los barrios, después en los distritos y, finalmente, en los consistorios. Tomadas las ciudades, no han sido devueltas a la gente sino que se han convertido en cabeza de puente para el siguiente asalto. Desde ellas se financia la “nueva política”. Por ejemplo, en Ahora Madrid han echado mano de 500 millones de euros del remanente presupuestario del ayuntamiento madrileño para proclamar el amor a los cuatro vientos, con políticas que dicen sociales, donde tanto vale gastar 200.000 euros en el sistema de riego por goteo de una plaza, como convertir en funcionarios vitalicios a quienes sólo eran empleados municipales. Y es que el clientelismo debe ser capilar, y no como se ha practicado hasta la fecha. El amor también es eso.

Ir de lo local y cercano a lo más inaccesible, de tomar el Patio Maravillas a tomar el Estado, no es imposible: tiene su lógica. Cuando el cuerpo institucional ha estado décadas al albur de la discrecionalidad de partidos sin principios, los anticuerpos desaparecen y la infección progresa de forma inexorable. Lo hará aún más velozmente si los destartalados guardianes del viejo statu quo utilizan la infección para para controlar de forma indirecta a sus rivales, jugando a modular la enfermedad en función de sus propios intereses.

Sea como fuere, el derecho a la ciudad, el derecho a decidir, el derecho a expropiar se van convirtiendo, de facto, en nuevas leyes. Por el momento, el proceso ya se ha consumado en diferentes ciudades, entre ellas, las más importantes, porque son las más abiertas y, por tanto, las más vulnerables al contagio. Además, tienen presupuestos mucho más interesantes. En Madrid progresa adecuadamente, pero Barcelona es el paradigma. Allí, tomar no ya un local sino asediar un barrio ha dejado de ser burdo vandalismo para convertirse en expresión de amor fraterno. Y no hay quien ponga orden porque las alcahuetas están dentro de las instituciones. Agredir en plena calle a quien promociona a la Selección Española de Fútbol o apedrear la sede de organizaciones disidentes no es violencia sino los corazones latiendo alocadamente. Es decir, que a dos mujeres las pateen en plena calle no es una vil agresión, sino fruto del amor a raudales. Si acaso, se reprende a los amantes por el exceso de pasión que imbuyen a sus actos, no porque amen. Si los corruptos, los que roban y malversan el dinero público campan por sus respetos, castigar a quienes sienten de forma desmedida –argumentan– sería el colmo de los colmos.

A propósito del amor escribía Dante: "He aquí un Dios, más fuerte que yo, que viniendo me dominará”. Hoy, Pablo Iglesias exclama en Twitter que “con […] el corazón como bandera, salimos a ganar este 26J”. Y usted que lo vea con los ojos de madera. De cara a lo que vendrá después de estas nuevas elecciones generales, solo queda dar las gracias a todos los que han hecho posible que el amor nos inunde hasta el punto que pensemos con la entraña y no con la cabeza. Muy especialmente a los integrantes del establishment, porque sin su colaboración no habría sido posible. Por el momento, mal que les pese a los estrategas del PP, el miedo sigue siendo libre. Es el exceso de amor lo que empieza a resultar agobiante.

Odio al PP. Miedo a Podemos
Santiago Navajas www.vozpopuli.com 7 Junio 2016

El populismo no es el problema. Tampoco lo es el terrorismo. Si miramos el ascenso de políticos extremistas, y el poder de devastación e intimidación de los grupos terroristas, desde una perspectiva histórica, su capacidad de operación y de influencia es mucho más limitada que sus equivalentes de los años 70. Por no hablar de figuras que conjugaban el populismo y el terrorismo como Lenin, Adolf Hitler, Stalin y Mussolini. El auténtico problema es que el populismo y el terrorismo se usen como coartadas para recortar libertades y que las mismas élites extractivas se sigan comportando como mafias que se pretenden legitimadas por las urnas.

Tres factores contribuyen a que personajes como Tsipras en Grecia o Le Pen en Francia terminen finalmente “domesticados” por el sistema que pretenden combatir. En primer lugar, la globalización económica mundial. En segundo lugar, la ciencia y la tecnología. En último lugar, pero no menos importante, la federalización política europea. La globalización económica supone una expansión de las posibilidades de intercambio de ideas, de productos, de servicios, así como una restricción a los dislates ideológicos de iluminados como Iñigo Errejón, el cual es capaz de describir la formación de colas en Venezuela no por desabastecimiento ocasionado por la ruina económica del régimen marxista-chavista sino porque “hay más dinero” (la solución podemita pasa por darle a la máquina de producir billetes) y “los valores consumistas del capitalismo” (que ya cambiarán controlando las instituciones educativas y los medios de comunicación).

La ciencia y la tecnología constituyen otro freno significativo a los delirios ideológicos en cuanto que son la base del pensamiento referencial y objetivo. La extrema izquierda, junto al dogmatismo religioso, ha sido tradicionalmente el principal enemigo de la ciencia. Tanto el creacionismo como el materialismo dialéctico han tenido en Charles Darwin a un símbolo de cómo la ciencia “materialista” o “burguesa” se opone a sus peligrosas ficciones ideológicas.

La federalización política europea, por último, es un hecho y significa la puesta en práctica de una soberanía europea que es, también al mismo tiempo, una limitación de los intereses a corto plazo de los gobiernos nacionales y un multiplicador de la economía y la política gracias al esfuerzo colectivo de un “sueño europeo” que se articula en cuatro ejes: Europa, tierra de paz; Europa, espacio de oportunidades; Europa, lugar de los derechos humanos; y, sobre todo, Europa, reino de la libertad.

Porque Europa está sobrepasando a EE.UU. en todos esos parámetros. Los Estados Unidos de América es un país que ha demostrado ser mucho más vulnerable que los Estados Unidos de Europa al ascenso de los populismos irredentos, como muestra el caso Trump e, incluso, la variable Sanders. Por otra parte, en Estados Unidos el crecimiento de la censura a través del movimiento estudiantil de extrema izquierda está convirtiendo los campus universitarios en una tierra hostil para el pensamiento crítico. Además, la proliferación de la violencia hace que esté en una situación de guerra civil latente permanentemente. Mientras que en Europa la media de presos por 100.000 habitantes es de aproximadamente 100, en Estados Unidos casi alcanza los 700, muy por delante de Cuba, China o Rusia. “Bienvenidos al infierno penal” podría poner Trump en un cartel en la frontera en lugar de su ya celebérrimo muro para desencantar a los posibles inmigrantes.

Pablo Iglesias y Podemos son, por tanto, sólo un síntoma del miedo a la libertad, a la innovación, al proceso destrucción creadora que caracteriza a la democracia constitucional y al capitalismo liberal y tecnológico del siglo XXI, cada vez más veloz y gigante, como una ola sobre la que hay que surfear con pericia, siendo intrépidos y flexibles. Donde la primera virtud será la resiliencia, la capacidad de levantarse una y otra vez cuando la destrucción lleve a las ruinas a lo que se consideraba hasta hace un momento “cool” e “in”. En El miedo a la libertad, un libro que hay que releer de vez en cuando, Erich Fromm, mostraba que los cambios en los diversos sistemas socio-económicos -del derrumbamiento de la sociedad medieval a la crisis capitalista alrededor de 1929- ocasionan reacciones de aislamiento y duda, de tendencias sádicas y masoquistas. Esas mismas reacciones y tendencias que intensificaron los comunistas leninistas y los nacional-socialistas son las que ahora estimulan, salvando las distancias, Donald Trump y Pablo Iglesias

Sin embargo, y a diferencia de entonces, igual que hay estabilizadores económicos que han suavizado el impacto de la crisis, también se dan estabilizadores políticos. Si "Dany el Rojo", que creía que iba a hacer una revolución en mayo del 68, se pasea tranquilamente por los pasillos burócratas de Bruselas, o Alfonso Guerra, que iba a hacer que España no la reconociese ni “la madre que la parió”, terminó aparcado en su escaño mientras dormitaba, "Pablo el Coletas" puede ser el encargado de presidir el BCE. ¿Quién mejor para darle a la manivela de producir billetes a mansalva? Draghi estará orgulloso.

El problema es Rajoy. Porque hace falta un partido conservador que esté liderado por alguien como Merkel o Cameron, un auténtico líder que sepa “surfear” en el gran tsunami político, económico y tecnológico que lo mismo puede hacer naufragar la UE, Brexit mediante, que ofrecer el impulso para un salto cualitativo hacia la apuesta federal de los Estados Unidos de Europa. Rajoy se está comportando como un carroñero esperando a que sean los demás, tanto Ciudadanos como PSOE, los que se agoten en el derribo y la caza del monstruo mitológico chavista. Sabe Rajoy que alguien tan contaminado como él por la corrupción, que hace que la cúpula dirigente del PP se parezca a una élite mafiosa al borde de un ataque de imputaciones, no puede liderar en absoluto una “gran coalición”, con lo que en lugar de apartarse a un lado prefiere jugar la carta enfermiza del miedo a los marxistas chavistas para intentar que el “voto útil” y la decantación por “el menos malo” lo encumbre una vez más a la presidencia del gobierno.

Este blog se llama “entre Escila y Caribdis”. Y hace referencia al doble peligro que tuvo que enfrentar la embarcación de Ulises entre el monstruo Escila y el remolino Caribdis. La moraleja del Canto XII de la Odisea es que no hay que optar necesariamente por un dilema envenenado sino que cabe pasar a través de los cuernos del mismo. Pero en la aventura, Ulises perdió a unos compañeros. Siempre hay que pagar un precio por la salvación. Rajoy e Iglesias son nuestros dos peligros que nos pueden hacer zozobrar. Y el pueblo español parece estar cegado, a la vista de las encuestas, por dichas dos opciones, polarizándose de una manera tan irresponsable como arriesgada en un círculo vicioso en el que acabaremos naufragando. Cada vez más gente me dice que votará a Podemos por odio al PP o al PP por miedo a Podemos. Cuanto más odio y miedo, menos esperanza el #26J

El sujeto de la soberanía
LUIS MARÍA ANSON El Mundo 7 Junio 2016

Antoni de Capmany i de Surís fue diputado por Cataluña en las Cortes de Cádiz y uno de los catalanes más relevantes del siglo XIX. Propugnó terminar con la Inquisición y lo consiguió. Dedicó esfuerzos permanentes en favor de la libertad de Prensa. Defendió la unidad de España y fue clave para que las Cortes de Cádiz residenciaran la soberanía nacional en el pueblo español conforme a la conquista política de la Revolución Francesa. Es autor de una original Filosofía de la elocuencia.

Lo que Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas han pretendido no es la secesión de Cataluña sino la modificación de la soberanía nacional que, desde hace más de doscientos años, tiene el mismo sujeto, confirmado en la Constitución de 1978, aprobada por la voluntad general libremente expresada de los españoles: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Lo que Oriol Junqueras y sus cómplices pretenden es cambiar el sujeto de la soberanía y que los catalanes suplanten el derecho a decidir de todos los españoles.

La Constitución de 1978 es ejemplarmente flexible y abierta. Se puede modificar conforme al artículo 168. Si en Cartagena algunos desean la independencia de la ciudad, si en Torrelodones o en Murcia pretendieran lo mismo, si algunos sectores de los políticos catalanes, que solo quieren mandar más y taponar las corrupciones, aspiran al secesionismo, disponen de un camino legal para conseguir sus propósitos: modificar todos los artículos constitucionales que sean necesarios con la aprobación de los dos tercios del Congreso y del Senado. A continuación, convocatoria de nuevas elecciones. El proyecto secesionista debe conseguir otra vez los dos tercios del Congreso y del Senado. Y si así fuera, entonces se convocaría referéndum nacional para que todos los españoles, y entre ellos los catalanes, decidan si están de acuerdo con la reforma.

Los políticos catalanes secesionistas lo que pretenden, en el fondo, es impedir que los españoles ejerzan su derecho a decidir. Sobre asuntos de alcance constitucional, ese derecho a decidir no se puede manipular a favor de un grupo, una ciudad o una comunidad autónoma. Corresponde a todos los ciudadanos.

En tiempos de tanta confusión y tanta ignorancia, resulta aconsejable que los expertos en estas cuestiones dejen las cosas claras y se eviten las manipulaciones y las trampas saduceas. Historiadores y constitucionalistas, desde sus diversas ideologías, tienen el deber de trasladar a la opinión pública lo que significó hace doscientos años residenciar en el pueblo español la soberanía nacional, con el impulso, por cierto, de un catalán relevante: Antoni de Capmany.

Si se hubiera emprendido durante la pasada legislatura la reforma constitucional exigida por las nuevas generaciones, estarían despejados hoy las incertidumbres y los acosos, la impresión cada vez más generalizada de que el régimen está agotado y se resquebraja a ojos vistas, mientras los partidos políticos siguen emperrados en defender sus egoísmos, sus personalismos, sus capillitas y campanarios, sus prebendas y mamandurrias, el abuso de poder, en fin, que desemboca siempre en las más varias fórmulas de corrupción.

Luis María Anson, de la Real Academia Española.

El impersonal
ARCADI ESPADA El Mundo 7 Junio 2016

Leía ayer este modelo de párrafo autodeterminado: "Una objeción obvia es si una cuestión que afecta profundamente al sistema autonómico (y a los sentimientos de millones de españoles) podría ser resuelta solo por los catalanes. Pero también sería cuestionable que la última palabra sobre el futuro de Cataluña correspondiera a todos los españoles". Lo escribía Patxo Unzueta en la prensa socialdemócrata. Como reconoce, hay una cuestión que afecta a los españoles ("sistema autonómico" y "sentimientos de millones de españoles"). Y, sin embargo, parece que "es cuestionable" que una cuestión que afecta a los españoles ("el futuro de Cataluña") corresponda resolverla a todos los españoles.

La política está también para deshacer los nudos de la lógica. Pero con una condición estricta: que no se haga en nombre de la lógica, sino de la política. "Es cuestionable", dice. El que utiliza el impersonal es porque no puede utilizar otra cosa. Pero en lo impersonal está la clave. Es el tipo de oración que permite objetivizar, mediante el ocultamiento del sujeto, el supuesto derecho de los catalanes a decidir sobre el resto de españoles. Darlo como una premisa axiomática. Y es, justamente, en esa premisa donde se funda cualquier derecho de autodeterminación y lo que convierte al referéndum, y no a su circunstancial resultado, en el verdadero acto de soberanía. El tercerismo universal se queda pasmado cuando comprueba que los secesionistas de cualquier lugar y condición insisten, después de perder un referéndum, en repetirlo. Es una insistencia briosamente natural. La soberanía ya les pertenece y lo que reclaman solo es su derecho a ejecutarla. De ahí que lo primero que harían los nacionalistas tras ganar un referéndum sería establecer que el sujeto de soberanía de Cataluña son los catalanes. Ningún Estado puede existir haciéndose eternas consultas sobre sí mismo.

Los únicos que, desde el ejercicio de la democracia, pueden cuestionar que la última palabra sobre Cataluña corresponde a todos los españoles son... los españoles. Pero los nacionalistas no deben preocuparse demasiado. Los españoles son gente generosa y desprendida. Y los españoles de izquierda, para qué decir. Más buenos que el pan. Ahora mismo están a punto de dar varios decisivos millones de votos a una suerte de partido que quiere ceder a los nacionalistas la soberanía común. Por tanto no es obligatorio que los analistas torturen la lógica, la moral y la política. Con el basto voto basta.

Catalonia way
JORGE BUSTOS El Mundo 7 Junio 2016

Cuando Wert habló de españolizar a los niños catalanes no sospechaba que acabaría pasando lo contrario. Que España, representada en el Congreso, devenido guardería, se catalanizaría hasta lo ingobernable. Porque el 26-J Podemos será segundo, forzando la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy, quien tras leoninas negociaciones logrará el apoyo de C's. Leeremos entonces admirativas glosas a la inteligencia paciente de don Mariano, que ganó resistiendo y venció dividiendo. Sin embargo, al cabo de pocas semanas la legislatura se revelará inviable, porque la mayoría parlamentaria de izquierdas bloqueará cualquier proyecto de ley de cuño popular, al margen de su pertinencia y a mayor gloria del sectarismo carpetovetónico. Y entonces Rajoy, como antaño Mas y pronto Puigdemont, se verá obligado a convocar elecciones. Y se convocarán varias más porque nadie consentirá que la razón se imponga a la ambición. Porque España y Cataluña están hechas, efectivamente, de una misma melancolía.

Denuncian "la pasividad y la autocomplacencia" de la cúpula
Los inspectores estallan contra el descontrol del Banco de España
CARLOS SEGOVIA El Mundo 7 Junio 2016

Los mismos inspectores del Banco de España que alertaron sin éxito en 2006 de una burbuja inmobiliaria que desataría una crisis bancaria en el país, vuelven a alzar la voz. Ahora han estallado por el deterioro en las inspecciones de la banca y el peligro de que «los errores del pasado puedan volver a repetirse».

La Asociación de Inspectores del Banco de España (Aibe), que representa al 90% de la inspección del órgano supervisor, ve peligro de una nueva crisis bancaria en España por «la pasividad y autocomplacencia» de sus superiores y unos medios «claramente deficientes» para vigilar a los bancos.

«Consideramos que las autoridades españolas, en especial el Banco de España, deberían abandonar la pasividad y autocomplacencia que han venido mostrando desde la entrada en vigor del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), situación que contrasta con la actuación de autoridades supervisoras de otros países del área del euro», critica en un documento de la junta directiva de la asociación, al que ha tenido acceso EL MUNDO.

Desde noviembre de 2014, el Banco de España no es el máximo responsable de la supervisión desde que la Unión Europea creó el llamado MUS, aunque éste se apoya en los supervisores nacionales. El resultado es de descontrol, a su juicio. «No consideramos que el enfoque de supervisión prudencial que se está aplicando, constituya una respuesta adecuada y suficiente a los errores y deficiencias cometidos en el pasado, cuyos efectos devastadores son conocidos por todos, por lo que no cabe descartar que, si no se adoptan los cambios necesarios, éstos puedan volver a repetirse», alertan. En su opinión, el Banco de España «debería seguir una estrategia clara para que, dentro de los límites que permite el reglamento europeo, pueda salvaguardar nuestro modelo supervisor, al menos en las inspecciones que se lleven a cabo a las entidades españolas».

Sin embargo, «transcurrido ya algo más de un año desde la puesta en funcionamiento del MUS, la Aibe cree que resulta necesario hacer una profunda reflexión sobre la forma en la que se ha diseñado la estructura y puesta en funcionamiento del organismo europeo ya que, a nuestro juicio, presenta importantes deficiencias que pueden comprometer la eficacia de la labor supervisora».

Este error puede volver a costar dinero público, según advierten. «Nos encontramos en un escenario en el que nuestras autoridades han cedido una parte muy relevante de nuestra soberanía nacional, como es la supervisión bancaria de las entidades más significativas, mientras que, tal y como se ha configurado el funcionamiento del mecanismo único de resolución, es muy posible que los ciudadanos españoles tuvieran que seguir asumiendo al menos una parte del coste de una hipotética crisis bancaria como la que recientemente hemos padecido».

¿Por qué ese nuevo peligro? Por un lado, en los equipos empotrados en los bancos «el foco supervisor está centrado en reforzar la posición de capital y las medidas de resolución para afrontar una eventual crisis de las entidades. Siendo estos aspectos importantes, nuestra experiencia supervisora nos muestra que son insuficientes». A su juicio, se descuidan «la pronta identificación de los problemas en las entidades, como el análisis detallado de las carteras de activos o la realización de procesos de conciliación y verificación de la integridad y fiabilidad de la información contable proporcionada por las entidades».

Las inspecciones específicas en las sedes de los bancos tampoco funcionan. «La dotación de medios proporcionada por el Banco de España resulta claramente insuficiente, carencia que no afecta a otros países en los que existen numerosos medios asignados para la realización de las inspecciones on site».

En el documento lanzan un misil al gobernador Luis María Linde por «repetir» errores de la época de Miguel Ángel Fernández Ordóñez al limitar los medios inspectores.

Por su parte, la cúpula del Banco de España ha negado hasta ahora tales deficiencias y ha reclamado a los inspectores «desarrollar relaciones a través de los procedimientos internos establecidos, de acuerdo con los principios de colaboración y lealtad».

Avance editorial
El engaño populista
twww.latribunadelpaisvasco.com 7 Junio 2016

El populismo de extrema izquierda, que lleva años afincado en los gobiernos de América Latina, ha irrumpido recientemente y con fuerza en España de la mano de Podemos. A lo largo de los años, los ciudadanos han contemplado cómo las políticas intervencionistas han conducido a los países a la pobreza, a la inflación desbocada, a la corrupción –incluso en figuras como el expresidente brasileño Lula da Silva–, a los recortes de derechos y libertades y, en definitiva, a la destrucción de las posibilidades de progreso.

Para entender este fenómeno político-social tan arraigado en Hispanoamérica, Axel Kaiser y Gloria Álvarez, autores de “El engaño populista”, analizan la anatomía de la mentalidad populista, su desprecio por la libertad individual y la correspondiente idolatría por el Estado que los emparenta con los totalitarismos del pasado, así como el odio hacia el neoliberalismo o su obsesión igualitarista, entre otros aspectos.

Otro factor fundamental de la tradición populista, que se estudia en este libro, es la hegemonía cultural, el rol de los intelectuales y el uso del lenguaje en la creación de opinión a través de los medios de comunicación. Podemos, en este sentido, apenas ha adaptado al mercado español las formas y usos de una estrategia ya validada en otros territorios.

A pesar de este panorama tan desalentador, los autores de este libro creen que hay esperanza. Una alternativa política que pasa por construir un nuevo republicanismo liberal a partir de la recuperación de las instituciones, la educación y el uso de las nuevas tecnologías.

[pdf] El engaño populista. Capítulo 1.pdf [847,45 Kb]
http://latribunadelpaisvasco.com/descarga/506

Hartos de la inacción
12 plataformas defenderán el español frente a los ataques
Entidades de comunidades con diversidad lingüística impulsan la plataforma ‘Castellanohablantes’. En su presentación, varias familias han relatado las presiones sociales y políticas sufridas, como Ana Moreno, que recientemente ha alertado del 'apartheid' catalán a Europa.
R. Moreno  www.gaceta.es 7 Junio 2016

Dirigentes de diferentes asociaciones ubicadas en comunidades autónomas con diversidad lingüística lanzan un manifiesto ‘por la igualdad de los derechos lingüísticos de los castellanohablantes en toda España’, que ha sido presentado esta mañana en la Casa Árabe de Madrid, con el apoyo de la Fundación Transición Española.

Tras él hay activistas de ‘Impulso Ciudadano’ (Cataluña), ‘Galicia Bilingüe’, ‘Fundación Círculo Balear’, ‘Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística del País Vasco’, ‘Sociedad Civil Navarra’, ‘Círculo Cívico Valenciano’, ‘Asociación Lengua Común’ (Aragón), ‘Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña’, ‘Asamblea por la Escuela Trilingüe en Baleares’, ‘Escuelas Infantiles de Pamplona’, ‘Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana’ y la ‘Asociación por la Tolerancia’ (Cataluña).

Según José Domingo, presidente de ‘Impulso Ciudadano’ (Cataluña), “el objetivo principal de esta iniciativa es reivindicar el concepto de comunidad castellanohablante como sujeto de derechos lingüísticos para sus integrantes”. A tal fin, ha anunciado la creación de la plataforma Castellanohablantes, que también ha sido presentada este lunes en sociedad.

Esta entidad afronta como primer reto lograr reunirse con los diferentes partidos y coaliciones que concurren al 26-J para solicitarles que adquieran un compromiso a favor de los derechos lingüísticos de los castellanohablantes, en aras de la cohesión social en todo el territorio nacional.

En este sentido, el manifiesto recuerda que la oficialidad del castellano conlleva el reconocimiento legal, entre otros, del derecho a recibir la enseñanza en esta lengua, del derecho a ser atendido en este idioma por las diferentes administraciones públicas o el derecho de las personas y de las empresas a comunicarse con ellas en castellano.

Castellanohablantes emprende ahora un proceso a través de su web para sumar adhesiones de quienes compartan la idea de que todos los españoles han de tener los mismos derechos lingüísticos sea cual sea el punto del territorio donde residan.
Discriminación por motivos lingüísticos

Gloria Lago, presidenta de ‘Galicia Bilingüe’, que avanzó en GACETA.ES el nacimiento de esta entidad, así como algunas pinceladas del acto, ha presentado un informe sobre la situación lingüística en las Comunidades Autónomas con cooficialidad. Este “refleja la vulneración de los derechos de la comunidad castellanohablante en el ámbito oficial, que es precisamente aquel en el que se debe respetar el estatus de oficialidad de una lengua”.

Además, el manifiesto destaca que en algunas comunidades “se está confundiendo el legítimo derecho al uso de las lenguas regionales con la marginación y creciente vulneración de los derechos lingüísticos de la comunidad castellanohablante que allí reside”.

Para dar fe de ello, en el evento se han relatado testimonios sobre la problemática general que se advierte en diversos territorios. Han compartido su calvario Ernesto Ladrón de Guevara, fundador del ‘Foro de Ermua’, que ha abordado la situación del País Vasco y Navarra; el valenciano Francisco Aucejo, portavoz de ‘Círculo Cívico Valenciano’ y la catalana Ana Losada, presidenta de la ‘Asamblea por una Escuela Bilingüe’.

También han intervenido varias familias que han denunciado las presiones sociales y políticas sufridas por reivindicar la educación en castellano para sus hijos, como Ana Moreno (Balaguer, Lérida), Agustín Fernández (Mataró, Barcelona) y de María Carrasco (Mallorca, Baleares). Algunas de estas estas familias también han relatado recientemente a Europa el ‘apartheid’ que sufren en Cataluña.

Manifiesto nacional en favor de los derechos de los castellanohablantes
Doce entidades de comunidades bilingües se alían para denunciar la discriminación del español y reivindicar los derechos de sus hablantes.
Pablo Planas Libertad Digital 7 Junio 2016

Treinta y cinco años después del Manifiesto de los 2.300 a favor de los derechos de los castellanohablantes en Cataluña, la situación dista de haber cambiado. Al contrario, cada vez son más frecuentes los casos de discriminación y las normativas autonómicas que pretenden erradicar el idioma español de los centros de enseñanza, de las administraciones, de los medios públicos de comunicación, así como su uso social.

Las prácticas censoras se han extendido por todas las comunidades bilingües, lo que ha provocado que doce entidades hayan sumado esfuerzos para denunciar la hostilidad de las autoridades contra el español y las discriminaciones por utilizarlo en España.

Las entidades son: Impulso Ciudadano (Cataluña), Galicia Bilingüe, Fundación Círculo Balear, Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística del País Vasco, Sociedad Civil Navarra, Círculo Cívico Valenciano, Asociación Lengua Común (Aragón), Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña, Asamblea por la Escuela Trilingüe en Baleares, Escuelas Infantiles de Pamplona, Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana y Asociación por la Tolerancia (Cataluña).

Uno de los principales promotores del manifiesto, veterano activista por los derechos lingüísticos y presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, ha afirmado que "el objetivo principal de esta iniciativa es reivindicar el concepto de comunidad castellanohablante como sujeto de derechos lingüísticos para sus integrantes".

Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, presentó un informe sobre la situación lingüística en las Comunidades Autónomas con cooficialidad, en el que se refleja la vulneración de los derechos de la comunidad castellanohablante en el ámbito oficial. También hablaron Ernesto Ladrón de Guevara, fundador del Foro de Ermua; de Francisco Aucejo, portavoz de Círculo Cívico Valenciano y de la catalana Ana Losada, presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe, así como miembros de varias familias que han denunciado las presiones sociales y políticas sufridas por reivindicar la educación en castellano para sus hijos. Se trata de los casos de Ana Moreno (Balaguer, Lérida), Agustín Fernández (Mataró, Barcelona) y María Carrasco (Mallorca).

Para adherirse a sus propuestas, las asociaciones han creado una página web, castellanohablantes.es. Esta plataforma pretende reunirse con todos los partidos para solicitarles que "adquieran un compromiso a favor de los derechos lingüísticos de los castellanohablantes, en aras de la cohesión social en todo el territorio nacional".

Sus principales reivindicaciones son: "el derecho a recibir la enseñanza en castellano; a dirigirnos en castellano a cualquier Administración Pública, y a ser atendido en nuestro idioma sin demora y sin obligaciones añadidas; a disponer en castellano de impresos oficiales, información y rotulación pública, así como de las indicaciones escritas en la señalización viaria; el reconocimiento de la oficialidad plena del castellano en la redacción de cualquier documento público".

También apuntan "el derecho de las empresas privadas a establecer el castellano como lengua de trabajo y a relacionarse y comunicarse con sus clientes en este idioma; el derecho a desarrollar actividades culturales y a disponer de servicios culturales en castellano, así como a una presencia equilibrada de nuestro idioma en los medios públicos de comunicación".

Sus reivindicaciones, incluyen que "el reconocimiento y el ejercicio de estos derechos ha de ser compatible con el respeto y pleno desarrollo de los derechos de los ciudadanos de otras comunidades lingüísticas en los territorios con cooficialidad lingüística".

Cataluña ante el desafío secesionista
Brutal paliza por defender a la Selección en Barcelona: 'Españolas de mierda, os vamos a matar'
Uno de los siete agresores ha sido ya identificado por las jóvenes agredidas
Redacción www.lavozlibre.com 7 Junio 2016

Barcelona.- Hasta siete violentos independentistas dieron una brutal paliza a dos chicas por defender a la Selección en Barcelona. Con gritos de "españolas de mierda" y amenazas como "os vamos a matar", los agresores destrozaron la carpa en la que se encontraban las jóvenes, que denunciarán los hechos ante la Fiscalía este lunes, después de haberse identificado a uno de los agresores.

Todo sucedía el pasado sábado, hacia las 19:00 horas. Tras dos horas en una carpa roja en pleno centro de la Ciudad Condal, dos chicas colaboradoras de Barcelona con la Selección, -la plataforma que ha promovido la colocación de pantallas gigantes en la ciudad para seguir los partidos de España en la Eurocopa 2016-, sufrían un brutal ataque. Hasta cinco hombres, la mayoría encapuchados, se acercaron a ellas entre insultos y provocaciones, emprendiéndola a golpes. Primero, contra la carpa y el material que había en ella y después contra las propias chicas.

"Españolas de mierda, os vamos a matar", les dijeron antes de propinarles una brutal paliza. "Los agresores empujaron y tiraron al suelo a las dos colaboradoras, les dieron patadas y puñetazos e incluso arrastraron a una de ellas por los pelos desde la calzada, donde accidentalmente había caído durante el forcejeo, hasta la acera y siempre ante la pasividad de los transeúntes", cuenta Manuel Hernández, secretario general de Barcelona con la Selección al diario 'La Razón'.

Tras lo ocurrido, las jóvenes llamaron a la policía, quien se personó en el lugar y les tomó declaración de lo ocurrido. Solo cinco minutos después de que los agentes se marcharan de allí, otros dos violentos independentistas aparcaban su coche en la carpa (o más bien en lo que quedaba de ella), donde aún ondeaba una bandera española y una señera, para propinarle más golpes, insultos, escupir y tirar agua a las dos jóvenes.

Según el parte médico, las chicas de Barcelona con la Selección sufren erosiones en la piel, hematomas, contusiones y contractura muscular cervical entre otras dolencias. Con el parte, los vídeos que algunos transeúntes grabaron (como el que mostramos aquí) y las fotos, así como el haber podido identificar al menos a uno de los agresores, servirá para que las chicas presenten una denuncia ante la Fiscalía General de Cataluña. Algo que se espera que hagan este lunes entorno a las 13:00 horas.

Barcelona con la Selección:
'Las molieron a patadas y puñetazos y las arrastraron de los pelos'
Manel Hernández, secretario general de la plataforma, relata en GACETA.ES cómo fue la agresión sufrida este domingo por dos compañeras a manos de siete violentos separatistas, cómo se encuentran las chicas, y qué acciones van a llevar a cabo.
Rosalina Moreno  www.gaceta.es 7 Junio 2016

“No nos van a amendrentar y tomaremos cuantas acciones legales sean necesarias para que a los agresores se les caiga el pelo por este atentado contra la libertad de expresión”. Así lo advierte a GACETA.ES Manel Hernández, secretario general de la plataforma Barcelona Selección, a la que pertenecen las dos mujeres agredidas este domingo por siete radicales.

“Las empujaron y tiraron al suelo, les dieron patadas y puñetazos e incluso arrastraron a una de ellas por los pelos desde la calzada, donde accidentalmente había caído durante el forcejeo, hasta la acera”, relata Fernández, y avisa que en la plataforma no se van a quedar cruzados ante tan despreciables hechos, pero también pide a los poderes políticos “que empiecen a tomar cartas en el asunto”.

Por su parte, la entidad presentará a las 13.00 horas una denuncia ante la Fiscalía General de Cataluña por incitación al odio, xenobia y el ataque a sus compañeras, que fueron agredidas al grito de “putas españolas, fuera de aquí. Os vamos a matar”.

Preguntado por el estado de salud de sus compañeras detalla que “una está bastante tocada emocionalmente” y que “la que más golpes recibió ha quedado, además, muy tocada de las cervicales”. Indica que ambas llevan colaborando desde los inicios con esta asociación "totalmente apolítica", promovida por jóvenes en septiembre de 2015 y presentada en sociedad el pasado febrero, cuyo único fin es hacer uso de su libertad para apoyar el deporte y la Selección.

“Es bastante penoso que tengamos que salir en los medios por estos hechos”, expresa Hernández, que aprovecha para agradecer la movilización ciudadana tras el brutal ataque, que incluso ha propiciado la identificación de uno de los individuos que la emprendieron a golpes las chicas.

Como ha informado GACETA.ES, ha sido identificado por los internautas gracias a los característicos tatuajes que luce en los brazos a raíz de la fotografía tomada por un viandante cuando estaba amenazando a las mujeres, que corrió como la pólvora por las redes sociales.

Se trata de un individuo que hace llamar Oriol FCB, “un skin ultraviolento vinculado a los ultras del San Andrés y a la CUP del distrito de Gràcia”, según publica Baluartedigital en su cuenta de Facebook. “Me han informado de que se ha cambiado el nombre en Facebook y que ahora se hace llamar Oriol Resmes (Oriol nada más)”, avanza a este diario Manel Hernández.

“Al final todos estos personajes que se hacen llamar antifascistas son los fascistas de verdad”, manifiesta, al tiempo que advierte de que no van no van a conseguir intimidarles y silenciarles.

Por su parte, la plataforma Somatemps, promovida por Javier Barraycoa, ha emprendido una campaña para recoger fondos “para comprar carpas, reponer material que perdió la plataforma, y pagar un buen abogado si pillan a los separatistas que las agredieron”.

“Seguiremos apoyando y promoviendo a nuestra selección”, subraya el portavoz de esta entidad, que en su día consiguió con la recogida de 36.000 firmas la autorización para colocar una pantalla gigante para seguir a España en la Eurocopa a partir de octavos de final.

Anuncia que el próximo sábado volverán a instalar una carpa informativa, de la que en los próximos días darán a conocer los detalles en su web. “De momento, ya han confirmado la asistencia de 40 colaboradores, entre los que se encuentran las compañeras agredidas”, detalla con gran satisfacción Hernández, que indica que van a seguir trabajando para que el evento del día 25, con la retransmisión de los octavos de final de la Eurocopa en una pantalla gigante, sea un éxito.

Cabe recordar que la alcaldesa de Barcelona, la podemita Ada Colau, que ha doblado las ayudas al separatismo deportivo, vetó las pantallas en la Ciudad Condal para seguir los partidos de la Selección Española en la Eurocopa 2016, si bien finalmente ha reculado gracias a una propuesta de ‘Barcelona con la Selección’.

La asociación deportiva ha negociado con el Consistorio una alternativa: instalar la pantalla en un espacio vallado y con control de acceso con un aforo de 10.000 espectadores.

Por otra parte, preguntado sobre el silencio en los medios de comunicación separatistas sobre la brutal agresión, como el guardado hasta el momento por ‘La Vanguardia’ y ‘TV3’, indica que a última hora del domingo se interesaron desde el telediario de la noche de la cadena pública sobre el asunto “porque la gente les metió caña por las redes sociales”, y que este lunes también se han puesto en contacto con ellos para invitarles a entrar en ‘Els Matines’, aunque no intervendrán porque se encuentran ultimando la denuncia. "Aunque sabemos que es postureo, se lo agradecemos", añade.

Axel Kaiser y Gloria Álvarez: "Comunistas y fascistas son primos hermanos ideológicos"
Los autores de El engaño populista explican en una entrevista con Libre Mercado el peligro de los políticos que se autoproclaman salvapatrias.
Diego Sánchez de la Cruz Libertad Digital 7 Junio 2016

Gloria Álverez y Axel Kaiser están de visita en España para promocionar El engaño populista (Deusto), un libro en el que cargan duramente contra Podemos, el chavismo y demás expresiones recientes del intervencionismo político y económico más cerril. Libre Mercado se sentó a hablar con ellos horas antes de la conferencia que ofrecieron la semana pasada en la Fundación Rafael del Pino. A continuación, pueden leer la primera parte de la conversación...

- En ciertos ámbitos puede resultar provocador decirlo, sobre todo en un país que sufrió una guerra civil, pero El engaño populista denuncia sin tibieza los fuertes puntos de coincidencia entre comunistas y fascistas. ¿Los extremos se tocan?

Axel: ¿Qué es, en esencia, lo que distingue al fascismo del comunismo? La verdad es que hay ciertos elementos que pueden marcar diferencias teóricas, como el nacionalismo, pero por lo demás hay muchas conexiones entre ambas doctrinas, ya que son de naturaleza anti-liberal, anti-individualista, anti-capitalista, anti-democrática… Comunistas y fascistas son primos hermanos desde el punto de vista ideológico, les unen agendas que rechazan el liberalismo.

En la práctica, uno analiza la Alemania de Hitler o la Rusia de Stalin y lo que encuentra es ataques a la independencia de las personas, a la propiedad privada… De hecho, comunistas y fascistas comparten un hondo antisemitismo. Por eso, más que hablar de "extremos que se tocan", yo directamente diría que lo que está en un extremo es el liberalismo y lo que está en el otro extremo es el comunismo, el fascismo y demás fórmulas de pensamiento totalitario. Es una idea que desarrollamos en profundidad en el libro.

Gloria: Por supuesto. Lo que hacemos es denunciar que estas concepciones parten de un mismo supuesto: el Estado como entidad que oprime más y más a un individuo al que no le queda más que someterse a una supuesta "voluntad popular". Por eso, a la hora de ubicar en un mapa de ideas al comunismo y a fascistas, debemos tener claro que hablamos de elementos que están bajo una misa sombrilla, la del totalitarismo.

Comunistas y fascistas rechazan el liberalismo
Estos postulados tienen más peligro aún cuando se introducen a través de mecanismos aparentemente democráticos. Se usa el sufragio para posicionar un proyecto totalitario en instituciones teóricamente democráticas. Y luego se van destrozando esos límites al poder apelando a la supuesta legitimidad que darían las unas para arrasar con todo. El resultado es que un país acaba caminando hacia un Estado totalitario, donde la sociedad civil y los derechos individuales no paran de retroceder.

- Por tanto, ¿es el liberalismo el antídoto contra ese populismo de corte comunista o fascista que tantos estragos viene causando en América Latina y que en tiempos recientes ha llegado a EEUU y Europa?

Axel: Pues Hayek hablaba así del liberalismo, como de un planteamiento contrario a las distintas expresiones de la extrema derecha y la extrema izquierda. Básicamente, el liberalismo es una doctrina sobre los límites del poder. Sin embargo, la democracia no es necesariamente una doctrina sobre los límites del poder, sino sobre el acceso al mismo.

Gloria: En el concepto más clásico, se hablaba del ideal de una república, que obviamente no tiene nada que ver con lo que se entiende aquí en España cuando se usa ese término. Y esa república era la que representaba un sistema gubernamental que equilibra los poderes y que concibe al individuo como la minoría más pequeña, merecedora de respaldo ante los excesos que podrían cometerse por parte de las mayorías.

- En el libro también planteáis que existe una gran hipocresía entre los líderes populistas de América Latina que, a pesar de enarbolar un discurso contrario al mercado, no dejan de ser hombres y mujeres ricos, que amasan grandes fortunas a raíz de su llegada al poder. Como curiosidad, os cuento que Pablo Iglesias ya está entre el 1% más rico de España…

Gloria: A mí me parece bastante gracioso e incongruente, ellos viven como capitalistas mientras lo único que hacen es decirle a la gente que la única forma de salir de la pobreza es reprimir el capitalismo, un sistema al que siempre condenan como inmoral, como explotador…

Axel: Es un doble discurso muy revelador. Orwell ya tocaba el tema en su Rebelión en la Granja, que recordaba que, al final, el proyecto de la igualdad siempre requiere la conformación de una élite que lo lleve a cabo. Y esa élite, claro está, siempre será desigual a los demás.

- Con la diferencia de que, según explicáis en El engaño populista, esas nuevas élites serán aún peores que cualquiera de sus predecesores, ya que además de emular sus vicios, desarrollarán mecanismos reforzados de control del poder para evitarse la caída que sí tuvieron sus antecesores.

Axel: Lo que buscan, efectivamente, es crear el orden nuevo que les da todo el poder. A continuación, se preocupan de dominar y controlar todas las esferas institucionales. Todo eso facilita el enriquecimiento del que hablábamos antes.
El proyecto de la igualdad siempre requiere la creación de una nueva élite

No es raro, por ejemplo, que Fidel Castro haya terminado siendo uno de los magnates más ricos del mundo, que la hija de Hugo Chávez gaste miles de dólares viajando de shopping a Miami, que Rafael Correa viva con todo tipo de comodidades, que Evo Morales gaste millones de dólares en comprar nuevos aviones privados… Al final, a todos les gusta el lucro y el placer del capitalismo. Es una hipocresía mayúscula.

- Sin embargo, la universidad y la prensa está llena de aduladores de estos tiranos a los que pretendéis desmontar con el libro. ¿Cómo es posible que haya tantos intelectuales dedicados a la lamentable tarea de destrozar el sistema liberal que tanto ha ayudado a reducir la pobreza y mejorar el bienestar de las personas?

Gloria: Es chocante que siempre se acabe dando un secuestro del lenguaje que se traduce en que los intelectuales se adueñan de conceptos varios y los tergiversan completamente, como por ejemplo ocurre con el capitalismo, convertido una y otra vez en el malo de la película… Si uno analiza las economías del mundo, lo que se encuentra es que muchas veces se habla de capitalismo para referirse a modelos con aranceles altos, trabas a las empresas, impuestos altos…
Los intelectuales están obsesionados con desarrollar una utopía y eso requiere planificación central

Axel: Eso genera confusión, se le acaba llamando capitalismo a cualquier tipo de política intervencionista. Y, de fondo, está la cuestión que planteabas: ¿por qué tantos intelectuales son de izquierdas y se oponen al mercado? Schumpeter señaló que, para muchos de ellos, esta es una forma de obtener beneficios y vivir bien. Paradójicamente, tiene mercado criticar al mercado. El problema es que esos mensajes van destruyendo a medio y largo plazo el respaldo de la sociedad civil hacia un sistema que es superior.

Robert Nozick también abordó este debate. Él creía que los intelectuales no entienden el mercado porque, en general, desde niños han sido buenos estudiantes y están acostumbrados a moverse en entornos académicos en los que todo se mueve por las notas que les pone un profesor. Luego salen al mercado y eso no les sirve: ahí importa ser más innovador, más productivo, de manera que alguien más primitivo intelectualmente hablando puede acabar desarrollando un gran producto o servicio que le haga millonario. De ahí se genera un resentimiento… y de ese resentimiento nace un odio al mercado.

Otra razón de fondo, que tocaron Hayek y Popper, tiene que ver con el hecho de que los intelectuales están obsesionados con desarrollar una utopía y, necesariamente, ese plan requiere una planificación central. Hayek es muy diplomático con los socialista: dice que en realidad ellos también quieren un mundo mejor, pero que sus métodos no funcionan por tal y tal razón (porque están enamorados de su intelectualidad, por su fatal arrogancia al creer que pueden planificar toda una economía, porque están enamorados de su capacidad para transformar el mundo…).


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Barcelona, Ayuntamiento del O.D.I.O.

Lo peculiar de este tipo de gentuza es su valentía pandillera que se desmorona cuando se ven solos.
Jose Luis S. Saliquet  www.gaceta.es 7 Junio 2016

Nadie imaginaba hace apenas unos años que veríamos lo que es ya habitual en la ciudad condal. Hace meses, un argentino llamado Pisarello, arrancaba la bandera nacional del balcón del Ayuntamiento ante la sonrisa de Mas, Trias, y la complicidad de la alcaldesa Marxista-leninista Ada Colau, esa mujer amiga de los okupas cuya madre trabaja en una inmobiliaria, sí.

En tiempos donde un partido usa como lema político “Tu odio, mi sonrisa”, la enseña nacional es sustituida en el palacio S. Jaime por “La cubana” o "estrellada", aquella bandera que lucían los del “Estat catala”, odiosa organización de escuadristas filonazis conocidos como escamots, que asaltaron Barcelona en los años 30, y cuyos líderes, los hermanos Badia, fueron asesinados por anarquistas enviados por el golpista Companys.

Lo peculiar de este tipo de gentuza es su valentía pandillera que se desmorona cuando se ven solos; siempre se ensucian. Me explico: en 1934, tras el Golpe de Estado, Dencas y sus amigos huían entre heces por las alcantarillas bajo el palacio de San Jaime, travestidos de mujer, dejando tirados más de 200 muertos tras la asonada.

Hoy de nuevo asistimos a odiosos espectáculos: Un concejal de la CUP en Barcelona lleva tatuado en su puño la palabra ODIO. Se llama Garganté y anunció en el Ayuntamiento que quiere cortar el cuello al Rey, imagino que haciendo honor a su apellido. Él y Pisarello, con la sonrisa de Colau, quitaron la cabeza del monarca que presidía el salón de plenos.

Garganté, de las golpistas CUP, es también quien se arropa entre las hordas de que se manifiestan en el barrio de Gracia frente a la Policía. Hablo de los okupas que el prevaricador Trias mantenía medio pensionados a cargo del erario publico. Utilizan tácticas palestinas de guerrilla urbana marxista (acción-reacción) pero poniendo a sus bebés delante: buscan provocar a las Fuerzas de Seguridad, que en el ejercicio de sus atribuciones legales y en defensa de la propiedad privada, un derecho de todos, son denunciadas si se defienden de sus agresiones. El concejal de Seguridad y la alcaldesa son amigos de los okupas que les atacan. Los mossos están vendidos.

El saldo hasta hoy es de 33 mossos d'Esquadra heridos y ni un solo detenido. Es lo que Ada Colau exige a los mossos; lo llama “proporcionalidad”, y con tal visión de la proporcionalidad, este domingo un tal Oriol FCB con otros 4 machotes NAZI-CAT, siguiendo el ejemplo que ofrecen los concejales del Ayuntamiento, fue fotografiado asaltando a 2 chicas que estaban en un tenderete que defendía a la selección nacional de fútbol. Las patearon y destrozaron el puesto al grito de "Españoles de mierda, os vamos a matar".

Mañana los líderes golpistas del separatismo NAZI-CAT lo llamarán "libertad de expresión.. con los pies", lo justificarán en el "Madrid ens roba" (ya van 70.000 millones de rescate) y, si me apuran, los blanquearán cual sicario batasuno, y tras ser recibidos en el palacio S. Jaime como Otegui (con U) acabarán un día de estos en medios como La Sexta, entrevistados por Jordi Évole y quizás hasta cobrando un pastizal.

Mientras, la CUP prepara una ley bolivariana de expropiación de la 2ª vivienda -"según los casos", nos dicen-. Y es que varios de los "proletarios" dirigentes de esta "odiosa" banda de cuatreros democráticos acumulan hasta ONCE propiedades.

El O.D.I.O marxista leninista CAT ya está aquí e irá a más, no les quepa duda. Ah, no les odie, no hagan eso, o ellos encima sonreirán... "Una nación de ovejas engendra un gobierno de lobos" -Eduard R. Murrow-.

Escalada de violencia separatista en Cataluña
Pablo Planas Libertad Digital 7 Junio 2016

¿A quién se le ocurre ponerse una camiseta de España en Barcelona? Es que van provocando.

El proceso cívico, pacífico y festivo, la revuelta de las sonrisas, el derecho a decidir y todo el mondongo hediondo separatista muestran los colmillos. En un par de meses, los pacifistas de Cocomocho, Cocoliso, el Astuto y las chicas de las copas menstruales se han puesto de los nervios y han vuelto a sus orígenes: el marcaje al disidente, el hostigamiento al refractario, el palo al contestatario. El procés declina y en la misma medida aumenta la violencia, que ya no es simbólica, sino real.

En los dos últimos meses, unos energúmenos con estelada amenazaron con navajas a un grupo de estudiantes de Sociedad Civil Catalana (SCC) que había instalado una carpa informativa en el campus de la Universidad Autónoma. El rector se ha negado a condenar las amenazas. Desde mediados de mayo, otro grupo de separatistas se ha atrincherado en el rectorado de la Universidad de Lérida para exigir que se expulse a la profesora Inma Manso, que a su vez es la subdelegada del Gobierno en la provincia. Prosiguen los ataques y escraches a las sedes del PP y de Ciudadanos en Cataluña, que día sí y día también amanecen con los cristales rotos y pintadas amenazadoras.

Al expresidente de SCC, Josep Ramon Bosch, le han marcado la vivienda con la pintada "Fora fatxes". A un vecino de Vich que tuvo la osadía de colgar una bandera de España en su balcón le lanzaron huevos podridos y pintura negra el pasado jueves. El sábado, cinco individuos, dos de los cuales ya están identificados, pero no detenidos, patearon a dos muchachas ataviadas con la camiseta de la selección nacional en Barcelona y les robaron sus pertenencias al grito de "Putes espanyoles!". Atendían una paradeta en apoyo de la selección nacional de fútbol. La Vanguardia del grande de España Godó (La Bandurria en el argot barcelonés) ha dedicado al suceso seis líneas en un breve bajo el epígrafe Fútbol de su sección de Deportes.

¿Qué más tiene que pasar para que los partidos catalanistas condenen la violencia? Ni Puigdemont, ni su padrino Mas, ni el oso moroso de Junqueras, ni el mentecato Rufián (candidato al Congreso por ERC), ni Mikimoto (gorrón de TV3 y aspirante a senador por el partido del 3%), ni Iceta, el simpático líder que ha retornado el PSC al redil del soberanismo, se han dignado a referirse a la cuestión, ni mucho menos a llamar a la contención. ¿A quién se le ocurre ponerse una camiseta de España en Barcelona? Es que van provocando.

Tampoco las feministas organizadas han dicho ni pío, y eso que las víctimas fueron apaleadas por cinco maromos que les tiraron del cabello y al suelo, les dieron puñetazos y patadas y les insultaron con todo un arsenal de improperios machistas. Pilar Rahola, Carme Forcadell, Anna Gabriel, Marta Rovira y Ada Colau se han callado como arpías o como el epíteto que ustedes prefieran. Da más asco que miedo. El próximo sábado habrá otras dos carpas en Barcelona en favor de la selección. Ahí nos vemos.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial