AGLI Recortes de Prensa   Viernes 8 Julio  2016

Más ocaso que aurora
J. L. González Quirós www.vozpopuli.com 8 Julio 2016

Nuestra clase política no sabe resolver nuestros problemas y parece empeñarse en ser su quintaesencia. Al admitir la anomalía como una forma de normalidad, los partidos exacerban la impresión de fracaso colectivo que, tras unos años de paréntesis, vuelve a acomplejarnos. En cualquier democracia madura, los políticos, independientemente de sus deseos, se pondrían de acuerdo en asuntos esenciales, pero aquí siguen discutiendo por la primogenitura, por quién ha ganado y qué ha ganado, sin que se hable ni poco ni mucho de lo que hay que hacer, de los objetivos comunes. Es obvio que algunos lo hacen, precisamente, porque discuten esa idea misma, porque o son puros pueblerinos o son cuasi separatistas que aspiran a adueñarse de sus Baratarias, pero los que dicen no serlo tampoco se esmeran mucho en el beneficio común, no saben posponer sus objetivos peculiares.

Igual, pero un poco peor que en diciembre
Uno de esos asesores rajoyanos que están en boca de todos le confesó a un amigo hace un par de días que su análisis de lo que había pasado era muy simple, que Rajoy se enfrentaba a una situación muy similar a la de diciembre, pero, en el fondo algo peor, pese a los esfuerzos por pregonar una nueva victoria todavía más rotunda. Como en la anécdota que se cuenta de Eugenio D’Ors sobre la supuesta brillantez de un mal conferenciante, se podría decir que ha tenido un éxito, pero que no ha sido un éxito inenarrable. Ahora que Rajoy trata de aparecer como un Jefe de Estado dedicado a arbitrar y moderar, es obvio que aparenta una seguridad y una calma de las que carece, pues no tiene garantías de conseguir lo único que parece importarle, seguir unos meses más en la Moncloa, a saber para qué.

No hay mucha duda sobre la gravedad de nuestros problemas y de que cualquier tratamiento fiable exigiría una política de altos vuelos y una base parlamentaria muy amplia, pero, empezando por Rajoy que debiera dejar de ser un obstáculo para ese objetivo, todos los líderes parlamentarios se olvidan de esa misión y buscan, meramente, mejorar sus posiciones en una nueva e inevitable convocatoria a muy corto plazo. No tienen presente que les pueda pasar lo que a Podemos, que desaprovechó su mejor oportunidad, apoyar a Sánchez, a la espera de un éxito memorable, y su resultado ha sido memorable, pero no exitoso. Debieran recordar a Jorge Manrique, “avive el seso y despierte”, porque las mejoras que esperan con dilaciones y nuevas consultas pueden ser funerales, y no sólo para Rivera.

Cuestiones inaplazables
Los problemas que tenemos no son ni pequeños ni postergables. Para empezar, nuestro fallo más sistémico está en las instituciones que deben sostener un sistema democrático, y eso se advierte, más o menos confusamente, por todo el mundo, desde los votantes de UP hasta los liberales más laicos y más capaces de crueldades inimaginables para las almas bellas. Falla la separación de poderes, lo que impide el control y el equilibrio de ideas e intereses; fallan los partidos, que son cuasi mafias incapaces de servir de cauce de participación de la sociedad, y no respetan el derecho común, ni operan con un mínimo de transparencia. Falla la administración, que está por entero al servicio de los intereses de los que la ocupan y la gobiernan, funcionarios y políticos en amalgama indiscernible. Fallan los medios de comunicación, más interesados en servir a los poderosos que en defender la buena información, que es imprescindible al bien común, guardando celosamente su independencia.

En otro orden de cosas, tampoco estamos bien servidos. Tenemos un Estado económicamente insostenible con unas administraciones arbitrarias e ineficientes que gastan mucho y mal, una disfunción que nadie se muestra capaz de contener; nuestra deuda con una Europa en sus peores momentos es una amenaza más que no podrá ser sorteada con un Gobierno débil; el costosísimo fracaso de nuestras universidades y de buena parte del conjunto del sistema educativo es indiscutible; nuestra Justicia deja demasiado que desear; en un mundo cada vez más convulso, carecemos de algo que pueda llamarse seriamente política exterior, salvo que entendamos por tal las ocurrencias de nuestro ministro de exteriores sobre Gibraltar, y se podría seguir, pero no sin fatiga.

¿Hay alguien ahí?
En la vida humana todo tiende a deteriorarse cundo no existe una voluntad continuada de mantenerlo en tensión hacia el ideal, y en la vida política eso no puede hacerse sin liderazgo. Rajoy es el paradigma del antilíder, y es inquietante que pretenda seguir al timón de una nave muy a la deriva, pero necesitamos que alguien tome la iniciativa de apuntar alto, sin limitarse a decir obviedades o a descargar en otros la responsabilidad. No se trata sólo de la responsabilidad de los cuatro que almorzarán con Obama, hay trescientos cincuenta diputados y no tienen derecho a declinar su responsabilidad en el jefe de filas, a disponer de nuestros deseos de cambio y de mejora para subordinarlos al interés personal y egoísta de un dirigente en apuros.

Es lamentable que en una situación de auténtica emergencia los diputados se obstinen en demostrar que podríamos ahorrarnos un buen dinero eligiendo no a trescientos cincuenta sino a diez o doce, a lo sumo. No se trata meramente de un defecto del sistema electoral, es una cuestión de dignidad moral que muchos se esfuerzan en olvidar en beneficio de su continuidad, pequeños repetidores de la voz de su amo, en lugar de representantes nuestros, de una nación amenazada en sus cuadernas y bien consciente de que no se merece semejante maltrato por parte de sus próceres, que no tienen derecho alguno a comportarse de un modo canalla, a olvidar sus deberes más sagrados. Solamente cuando puedan aparecer signos de esa rebelión ciudadana podremos esperar que, en efecto, tras el largo ocaso se anuncie de nuevo la aurora.

Con multa o sin multa, corregir el déficit es prioritario
EDITORIAL El Mundo 8 Julio 2016

Bruselas ha dado el primer paso para sancionar a España por el reiterado incumplimiento de los objetivos de déficit. La Comisión Europea dictaminó ayer que nuestro país 'no ha tomado medidas efectivas para reducirlo', razón por la cual cerró el ejercicio de 2015 con casi un punto de desviación, el 5,1%, sobre el máximo fijado por la UE, el 4,2%, lo que supone una diferencia de unos 10.000 millones de euros. Será el Ecofin del próximo día 12 el que refrende o no la opinión de la Comisión, lo que podría retrasar como máximo hasta octubre la decisión del Ejecutivo comunitario que, en cualquier caso, se ha mostrado predispuesto a cancelar o reducir la multa, fijada en unos 2.200 millones, el 0,2% de nuestro PIB.

La sanción incluiría, además, la congelación de una parte de los fondos comunitarios asignados a España para el año 2017. Y aunque el ministro Luis de Guindos asegure que finalmente España no será sancionada, lo cierto es que el Gobierno, que ha gozado de una amplia mayoría absoluta en el Congreso y del control de las principales CCAA y ayuntamientos, no ha hecho los deberes. Porque no sólo ha sido en 2015, sino que en ninguno de los cuatro años de la legislatura se ha alcanzado el objetivo fijado por Bruselas. Es más, la Comisión considera que tampoco lo hará durante los años 2016 y 2017, debido a las políticas de reducción de impuestos, tanto del IRPF como el de sociedades, y al aumento del gasto público, especialmente en este ejercicio y por razones electoralistas, con la devolución parcial de la paga extra a los funcionarios. Las conclusiones de la Comisión son desgraciadamente ciertas, ya que el Gobierno no ha aprovechado la buena marcha de la economía en el último tramo de la legislatura para abordar las imprescindibles reformas en el sistema de pensiones y en las administraciones públicas.

Es verdad que el Gobierno ha cerrado más de 2.000 empresas públicas, muchas de ellas inoperantes, pero desde 2007, primer año de la crisis, la masa salarial de los funcionarios, personal laboral y empleados de empresas, fundaciones y entes públicos ha subido un 10,5%. En 2015, había 38.000 empleados más que en 2007 en las diferentes administraciones públicas, superando ya los tres millones de trabajadores. No es por tanto extraño que la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) hiciera público ayer que seis comunidades autónomas han incumplido sus compromisos de déficit para 2016.

Por otra parte, el envejecimiento de la población hace necesaria, según el Ejecutivo comunitario, una profunda revisión del sistema de pensiones para evitar su colapso. El uso que ha venido haciendo el Gobierno de la hucha de las pensiones no es mas que una solución coyuntural. Urge por tanto, que el nuevo Ejecutivo que se forme en los próximos meses convoque sin falta a todas las fuerzas políticas a la Comisión del Pacto de Toledo para evitar la quiebra de la Seguridad Social, introduciendo cambios en el modelo.

Es posible que la Comisión haya activado el procedimiento de sanción como medida de presión ante la incertidumbre política que vive nuestro país desde el 20-D. Tendría razón porque España no puede seguir más tiempo sin un Gobierno sólido y responsable que haga suyas las indicaciones de Bruselas y aborde las reformas pendientes. Ya hemos perdido demasiado tiempo.

Bruselas se carga la "solvencia" y "credibilidad" de Rajoy en seis frases
Demoledor dictamen del la Comisión Europea sobre el incumplimiento por parte del Gobierno de los objetivos de déficit.
D. Soriano Libertad Digital 8 Julio 2016

El documento tiene el aspecto triste, serio, poco cuidado desde el punto de vista de la imagen y aburrido que suele ser habitual en las comunicaciones comunitarias. Sin embargo, su contenido no es para nada convencional. Este jueves, la Comisión Europea emitía su dictamen: "Recomendación para una decisión del Consejo estableciendo que España no ha tomado acciones de forma efectiva en respuesta a las recomendaciones del Consejo del 21 de junio de 2013".

El título tampoco pasará a la historia de la literatura. Pero es un documento muy relevante que inicia el procedimiento que podría llevar a la primera multa a un Estado miembro por parte de la UE por incumplir con sus objetivos de déficit.

Lo que le tocaba analizar a la Comisión en esta ocasión era el cumplimiento que España ha realizado de las recomendaciones del Consejo del 21 de junio de 2013. En aquel momento, hace tres años, nuestros socios nos marcaron un camino, no especialmente estricto, para la consolidación de las cuentas públicas. Los objetivos de déficit eran:

6,5% del PIB en 2013
5,8% del PIB en 2014
4,2% del PIB en 2015
2,8% del PIB en 2016

¿Y cuáles han sido los resultados?
6,6% del PIB en 2013
5,9% del PIB en 2014
5,1% del PIB en 2015
3,9% del PIB en 2016 (previsión oficial de la Comisión)

Es decir, no hemos cumplido ningún año y el margen más amplio ha sido precisamente en el último, 2015, cuando España crecía por encima del 3% y menos excusas había para la consolidación fiscal. Por eso, el informe de la Comisión es especialmente duro. El lenguaje no es el habitual en los diplomáticos documentos comunitarios. Y es lógico, es el principio de lo que podría desembocar en una multa a un estado miembro de la Eurozona. Sería la primera vez, pero leyendo las conclusiones de los comisarios, parece difícil evitarlo.

Las frases
Las siguientes son las seis frases más duras. Son seis afirmaciones que acaban con el mito de la "certidumbre", la "confianza", la "solvencia" y la "credibilidad" del Gobierno de Mariano Rajoy. Desde que llegó a La Moncloa hace cuatro años y medio, la estrategia del gallego ha girado en torno a estos conceptos, que ha repetido una y otra vez, asociándolos a su gestión. La idea que quería transmitir es que después de la caótica etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, ahora había alguien al mando en el que se podía confiar. La Comisión Europea ha dejado este jueves bien claro que, en lo que a ellos les toca, eso ya no es cierto:

"Los riesgos de incumplimiento con las recomendaciones del Consejo de junio de 2013 fueron destacados en sucesivos documentos. Por ejemplo, todas las recomendaciones de la Comisión acerca de los borradores de Presupuestos Generales del Estado para 2014, 2015 y 2016 concluían que España estaba en riesgo de no cumplir con las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento": es decir, que no hablamos de un incumplimiento puntual o de un año en el que se nos haya ido la mano. Ha sido continuo, reiterado y a pesar de los múltiples avisos que nos han hecho.

"La relajación de la política fiscal en 2015 ha tenido un enorme impacto en el resultado final": el electoralismo del Gobierno, en gastos e ingresos a lo largo del pasado año ha generado una brecha de casi un punto del PIB de desvío respecto al objetivo pactado con Bruselas, justo en el año en el que más creció la economía española.

"Las medidas de consolidación (como la reforma de la administración pública o el sistema de pensiones) fueron insuficientes para compensar el impacto de otras medidas expansivas implementadas en 2015, como reducciones del Impuesto sobre la Renta, devolución de la paga extra de Navidad a los funcionarios y la creciente tendencia en el gasto asociado al envejecimiento de la población": todas estas medidas de incremento del gasto (o recorte de ingresos) se podían haber evitado, pero en un año electoral como 2015, el Gobierno decidió no hacerlo.

"La rápida creación de empleo y el crecimiento económico beneficiaban la reducción del déficit. (…) Pero estas ganancias inesperadas, especialmente en 2015, no se utilizaron para acelerar la reducción del déficit,. En su lugar, la política fiscal relajó sus objetivos, en particular a través de la reforma fiscal y un crecimiento del gasto dinámico": la Comisión le recuerda al Gobierno que el entorno era favorable. Vamos, que lo tenía relativamente sencillo para reducir el déficit… y que decidió no hacerlo.

"Mientras las leyes de estabilidad fiscal españolas incluyen herramientas para prevenir y corregir las desviaciones del déficit de sus objetivos, la experiencia en 2014 y 2015 muestra que estas herramientas podían haber sido usadas en un mayor grado": es una petición que la Comisión ha realizado en numerosas ocasiones. El Gobierno presume a menudo de las bondades de su Ley de Estabilidad Presupuestaria pero, a la hora de la verdad, no la aplica. ¿Qué sentido tiene entonces esta normativa?

"Todo esto lleva a la conclusión de que la respuesta de España a la Recomendación del Consejo de 21 de junio de 2013 ha sido insuficiente. España no ha alcanzado el objetivo de déficit intermedio de 2015 y no se prevé que pueda poner fin al exceso de déficit tampoco en 2016. Los esfuerzos en política fiscal se quedan muy cortos respecto a lo que recomendó el Consejo y la política fiscal fue incluso flexibilizada en 2015": éste es el párrafo final, el que cierra el informe y en el que los autores dejan clara su conclusión. España no ha cumplido en el pasado, no está cumpliendo ahora y no cumplirá en el futuro. ¿Resultado? Abrir el procedimiento para multar a nuestro país.

El proceso
Como casi siempre en Bruselas, el procedimiento es complejo y llevará unas semanas (o meses) alcanzar una decisión definitiva. Además, se mezclan consideraciones políticas. Al final, la última palabra la tiene el Consejo, en el que se sientan los Gobiernos de los países miembros. La Comisión puede sugerir una multa (u otro tipo de medidas) pero la última palabra la tienen los gobiernos

Este mismo jueves, el propio comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ha pedido que no se especule sobre la cantidad de la multa a España y Portugal y ha asegurado que "no hay ninguna voluntad de castigar" a esos países por no haber tomado medidas efectivas para corregir sus déficit. "Hoy no se trata de la sanción, en absoluto. Hoy se trata de documentar el pasado", ha dicho. O lo que es lo mismo, que quien más debería estar presionando por esa multa ya hace declaraciones conciliatorias que insinúan que al final no se aplicará. La política se vuelve a imponer a las normas comunitarias:

Los embajadores de los países de la UE han tomado nota de la decisión de la Comisión
El próximo martes 12, en la reunión del Ecofin (con los ministros de Finanzas) será tratado el tema.

Si los ministros confirman el dictamen de la Comisión, darán a este órgano 20 días para que haga una propuesta concreta. En este caso, ya hablaríamos de la recomendación de una multa que, en el peor de los casos puede ascender a casi 2.200 millones de euros (el 0,2% del PIB), y suponer la suspensión de parte de los fondos estructurales europeos. Antes de que se emita esa recomendación, el Gobierno español podrá presentar sus alegaciones.

Con estos plazos, el Colegio de Comisarios podría proponer la sanción en su reunión del 27 de julio.
Llegados este punto, si la Comisión ha propuesto formalmente la multa, ésta será considerada adoptada salvo que los países miembros decidan por mayoría cualificada rechazar la recomendación de la CE en un plazo de 10 días. También puede el Consejo, por mayoría cualificada, enmendar la recomendación de la multa, reducir su monto o incluso cancelarla.
Si el Consejo no se opone al castigo, la multa propuesta se aplicará a mediados de agosto.

La penosa formación de Gobierno
Amando de Miguel Libertad Digital 8 Julio 2016

El objetivo no debe ser que se constituya cualquier Gobierno, sino uno que sea estable.

Lo interesante no es tanto la mecánica de la suma de votos para formar Gobierno, sino cómo van a resultar las alianzas, qué precio van a tener. El PSOE tiene ahora la llave, bien pactando a la derecha con el odiado PP o a la izquierda con el temido Podemos. En el primer caso se daría paso a que Podemos se constituyera como la leal oposición de su Graciosa Majestad, para remedar la expresión británica. No sería mala cosa para estimular la tradicional acidia del PP, tan lleno de complejos. En el supuesto de que el PSOE pactara con Podemos, se llegaría a una especie de Frente Popular, al estilo de 1936, con la notable diferencia de que ahora no hay sangre.

Ante el posible pacto de la gran coalición (PP+PSOE+C´s), el PP es quien tiene más que ceder, sencillamente porque va a ser el principal beneficiado. De momento no se vislumbra tal actitud, envalentonado como está el PP con el estribillo de que "ha ganado las elecciones". También Pirro ganó la batalla.

Cualquier coalición que se establezca se va a ver obstaculizada por el fulanismo (en expresión de Unamuno), la relación personal tan mala entre los líderes de la tetrarquía. De ahí que fuera conveniente su dimisión, pero no caerá esa breva.

Lo mejor sería volver al sentido primigenio de la política, como lo referido a la polis, los contribuyentes. Hoy se enfoca más bien como un juego entre los líderes, las estrellas mediáticas, como los futbolistas o los actores. Nuestra democracia es realmente un régimen de partidos, en los que, además, pesa sobre todo la apetencia de poder. Cada partido entiende que hay que reformar lo que le beneficia; por ejemplo, la ley electoral. Lo peor es la intención de derogar algunas leyes, en lugar de proponer su alternativa mejorada.

Por desgracia para los contribuyentes, ninguno de los cuatro partidos en liza plantea prescindir de las subvenciones públicas para sus desaforados gastos. Esa reforma sí sería un paso decisivo en la regeneración democrática, que, de otro modo, se queda en agua de borrajas. En todo caso, puestos a aceptar la financiación pública de los partidos, el criterio no debería ser en proporción a los escaños conseguidos. Antes bien, sería mejor que la ayuda pública fuera inversamente proporcional al número de escaños. Seguimos con las utopías.

Más que obstinarse con erradicar la corrupción política, sería más productivo tratar de contener el despilfarro de los gastos públicos. La corrupción no es más que la guinda de ese pastel del derroche público. El cual destaca de forma especial en los ayuntamientos y autonomías. Los partidos olvidan esa reforma porque su poder aumenta conforme lo hace el gasto público. De ahí la moda de considerarse todos un tanto socialdemócratas, partidarios de que crezca el Estado de bienestar. Se ha olvidado que tal institución fue más bien una iniciativa de los partidos conservadores, precisamente por temor al socialismo revolucionario.

En síntesis, la formación de Gobierno tendrá que superar la tradición del fulanismo. El objetivo no debe ser que se constituya cualquier Gobierno, sino uno que sea estable. Aun con un Gobierno estable, se hace cuesta arriba la reducción del tamaño del Estado, necesaria para los contribuyentes, no para los partidos. Tal como están las cosas, lo más probable es que haya elecciones antes de un año. Si ganaran las izquierdas, llegaríamos en seguida a la desintegración del territorio nacional. Sería algo así como la desmembración de la antigua Yugoslavia. Antes de llegar a ese futuro indeseable, se prevé la intervención de los que antes llamábamos "poderes fácticos".Ahora son los Estados Unidos, la Unión Europea y el Ibex 35.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

El interminable "río" de la corrupción
Antonio García Fuentes Periodista Digital 8 Julio 2016

Se va demostrando a todos los niveles el que quien de verdad gobierna al mundo es “la corrupción”; puesto que está tan generalizada que ya no nos sorprende nada de nadie y sea “de la casta o clase que sea”; puesto que todos los corruptos no tienen otras ideas (ideales ninguno) que las que parten del abdomen y cuentas corrientes o dinerarias a sus nombres y bien apalancadas; lo que yo sinteticé denominándoles simplemente que son “de panza y bolsillo”; no se puede explicar el pudridero nacional, internacional o local, sino fuese algo tan generalizado y consentido por todos los que gobiernan; el resto poco o nada podemos hacer, salvo el señalar aquel que puede, pues según en qué lugares el cuello del delator vale menos, “que el de un cordero en tiempos de Ramadán y donde resida un creyente musulmán”.

De nuevo ese hipotético “río de basura” crece con una nueva red de corrompidos que abarca grandes áreas de la ya muy podrida España. Si repasamos la prensa del último mes, podemos asegurarnos la abundancia de “ríos de mierda en gran parte del planeta”. donde se tapan tantos muladares que ya hieden, que da asco profundizar en ello. Veamos el porqué de este preámbulo de hoy.

“Dos empresarios y un abogado crearon la trama corrupta que implica a 24 ayuntamientos: Se trata del presidente de Efial, Antonio Martos, el propietario de la mercantil Control de Gestión de Ingresos, Ramón Solé y el abogado Xavier Xifrá, según informan fuentes de la investigación a 'Vozpópuli'. Complejas operaciones financieras para sustraer dinero de las arcas públicas saltándose las normas más elementales de contratación. En el centro de la trama, una empresa: Efial Consultores S.L quien obtuvo cientos de adjudicaciones de distintas Administraciones públicas repartidas por toda España eludiendo los controles municipales. Dirigiendo la presunta organización criminal tres hombres: el presidente de Efial, Antonio Martos y el propietario de la mercantil Control de Gestión de Ingresos, Ramón Solé como máximos responsables, y el abogado Xavier Xifrá como pieza clave del entramado.

Según informan fuentes de la investigación a Vozpópuli, estas tres personas, que fueron detenidas este martes en el marco de la operación Térmyca junto a otros ocho investigados más, son los presuntos cabecillas de la red de corrupción que fue desmantelada por los agentes de la Guardia Civil bajo las órdenes del titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de El Vendrell, el juez Josep Bosch Mitjavila, y la Fiscalía Anticorrupción. La macrooperación -que continúa abierta ya que trece de los registros continuaban practicándose la pasada madrugada mientras una decena de ellos todavía no se habían iniciado- se centró en arrestar a los principales implicados en la causa y en recabar miles de documentos de expedientes de contratación adjudicados por una veintena de consistorios a Efial, que serán ahora analizados por los investigadores para determinar si se cometieron delitos contra la Administración Pública. http://vozpopuli.com/actualidad/85602-dos-empresarios-y-un-abogado-crearon-la-trama-corrupta-que-implica-a-24-ayuntamientos Vean aquí el resto.

Veamos igualmente otro de los afluentes que engrosan las riadas de pudriciones mentadas.
“Caso Invercaria (ABC 02-07-2016): Gastan en sueldos a directivos las ayudas de la “Junta de Andalucía para salvar la empresa. Un crédito de 400,000 euros se destinó íntegro a retribuciones, según la policía. José Luis Manzano (CEDES: Compañía Eléctrica para el Desarrollo Sostenible S.A.) colaboró con la Fundación IDEAS del PSOE. La Policía cree que Manzano fue “el principal beneficiario” del proyecto que recibió cuatro millones y medio de euros”.

El periódico le dedica dos páginas enteras (la 56 y 57) para extractar este y otros nuevos casos de corrupción, en la región que posiblemente sume la mayor cantidad de millones de euros “desaparecidos”, aunque la verdad es que todo el territorio nacional está más o menos pringado en casos que al parecer son inacabables por cuanto no paran de aparecer nuevos; o sea una delicia para el pisoteado pueblo y los impuestos que pagamos los indefensos contribuyentes, que no ciudadanos que nunca lo fuimos.

Para colmo empiezan las discusiones bizantinas, que continúan desde diciembre, para formar un gobierno, sin conseguirlo y lo que reitero, es “una delicia”. Y así se disponen a recibir al Presidente Norteamericano… ¿Qué le van a contar de la situación de España? Aunque por lógica, qué le importa ello a Obama.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

Podemos es la casa del odio
La irresponsabilidad de unos y la maldad de otros han permitido que crezca un siniestro magma sociopolítico que se alimenta del rencor y el resentimiento: la ultraizquierda española.
EDITORIAL Gaceta.es 8 Julio 2016

Pablo Iglesias llamó a sus fieles a “cazar fachas” y algunos de sus fieles han decidido tomarse el consejo al pie de la letra y salir a las calles de Madrid a “cazar pijos”. Al grito de “fachas de mierda” y “nazis fuera”, el pasado 18 de junio los borrokos rojos de Distrito 14, en Moratalaz, rompieron a agredir a cualquiera que llevara ropa “sospechosa”. Balance: graves desórdenes públicos, agresiones indiscriminadas, dos de ellas especialmente brutales y una con arma blanca. La policía detuvo a ocho de los agresores, uno menor de edad. Lo peor, con todo no es eso. Lo peor es que Ahora Moratalaz, sección de Ahora Madrid, marca blanca de Podemos en la capital, ha salido en defensa de los violentos acusando a la policía de arbitrariedad.

El lenguaje del odio no es mera retórica electoral. El lenguaje del odio siempre tiene consecuencias directas y con frecuencia deja víctimas nada retóricas, sino bien concretas. En España, la irresponsabilidad de unos y la maldad de otros han permitido que crezca un siniestro magma sociopolítico que se alimenta del rencor y el resentimiento. Ese magma se envuelve en el lenguaje de la redención, pero sólo trae violencia y represión. Ese es el perfil de la ultraizquierda española y Podemos es su casa, la casa del odio.

Irak: lo que no dice el Informe Chilcot
Max Boot Libertad Digital 8 Julio 2016

Trágicamente, el brillante futuro que Biden preveía nunca llegó por la estúpida e innecesaria decisión de Obama de retirar todas las tropas estadounidenses en 2011.

Después de seis años y más de 12 millones de dólares, el Informe Chilcot británico presenta unas conclusiones sobre la guerra de Irak a las que habría podido llegar cualquiera que hubiese leído los periódicos cada día, y sobre todo libros como Endgame, de Michael Gordon y Bernard Trainor;Fiasco, de Tom Ricks; The Unraveling, de Emma Sky, y otros muchos. A saber: se fue a la guerra a partir de unos supuestos equivocados sobre las armas de destrucción masiva (ADM) de Sadam Husein, y con una planificación inadecuada para la etapa posterior a su derrocamiento. Otras conclusiones del informe –en concreto, que la contención habría seguido funcionando, pese al escandaloso abuso del programa Petróleo por Alimentos de Naciones Unidas– deben mantenerse dentro del ámbito especulativo. Lo único que ha aportado al conocimiento público son más detalles y ridiculeces (por ejemplo, que uno de los informadores del MI6 sobre las ADM iraquíes inventó sus afirmaciones a partir de la película La Roca, protagonizada por Sean Connery).

Ni siquiera los partidarios más acérrimos de la guerra negarían a estas alturas las ideas básicas del informe. Ahora los errores son evidentes para todos. No obstante, ¿en qué se diferenció exactamente la guerra de Irak de otros conflictos anteriores? ¿En qué se diferenció de la Primera Guerra Mundial, cuando se dijo que las grandes potencias se encaminaban como "sonámbulas" hacia un conflicto que nadie quería? ¿En qué se diferenció de la Segunda Guerra Mundial, de la que Winston Churchill dijo que era una “guerra innecesaria” porque se podría haber evitado con una mayor vigilancia del cumplimiento del Tratado de Versalles? ¿En qué se diferenció de la Guerra de Vietnam, iniciada en gran parte por dos supuestos ataques contra dos barcos estadounidenses en el Golfo de Tonkín, de los cuales uno probablemente no tuvo lugar?

No solo hubo errores flagrantes en la fase previa a esos conflictos que elevaron la probabilidad de que se produjeran, también hubo graves errores en su conducción, especialmente durante las primeras etapas, que elevaron sus costes mucho más de lo imprescindible. Pensemos en lo mucho mejor que habrían estado Gran Bretaña y Estados Unidos en las primeras etapas de la Segunda Guerra Mundial si no se hubiesen desarmado en el periodo de entreguerras. Se habrían evitado fracasos como los de la caída de Francia, Singapur, Filipinas y muchísimos otros lugares, y la guerra se habría acortado considerablemente.

Y aunque no quiero subestimar el devastador saldo de la guerra de Irak –no solo para las tropas británicas y estadounidenses, sino para los iraquíes, especialmente–, palidece en comparación con el coste de la Guerra de Vietnam, por no hablar de la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo de la historia, ha sido frecuente que los países erraran al ir a la guerra y al librarla. Lo que distingue a las guerras buenas de las malas no es la manera en que se meten los países en ellas, sino cómo salen. Pese a todos los disparates que condujeron a la Segunda Guerra Mundial, y los múltiples errores en su conducción y finalización (que dieron lugar a nuevas conflagraciones en Vietnam y en Corea, y a la Guerra Fría), se considera que fue la guerra buenaporque sus principales consecuencias fueron la paz y la democracia en Europa Occidental y buena parte de Asia Oriental.

Aunque a los críticos con la guerra de Irak les cueste creerlo, ésta también se podría haber considerado un éxito si su consecuencia hubiese sido un Irak en la senda de la estabilidad y el autogobierno. Nadie cree que hubo alguna vez la posibilidad de una Suiza en el Éufrates, pero si Irak hubiese progresado hacia los niveles de desarrollo de Turquía se habría considerado un éxito rotundo. Y sí: soy consciente de que Turquía está gobernada por un líder cada vez más autocrático, y que se enfrenta a una amenaza terrorista cada vez más grave. Sin embargo,Turquía parece un paraíso comparada con el Irak actual. Por lo menos, ninguna de sus principales ciudades está controlada por el Estado Islámico.

¿Fue esto una posibilidad real alguna vez? Yo creo que sí. Después de los terribles errores cometidos por Estados Unidos en el desarrollo inicial, el presidente Bush acabó haciendo bien las cosas, aunque tarde, a raíz del surge. En 2010, esto es lo que pudo decir sobre Irak nada menos que el vicepresidente Biden, partidario de la guerra posteriormente devenido crítico de la misma:

Soy muy optimista sobre Irak. Quiero decir que éste podría ser uno de los grandes logros de esta Administración. Vamos a ver cómo 90.000 soldados estadounidenses vuelven a casa al final del verano. Vamos a ver en Irak que un Gobierno estable se transforma en un auténtico Gobierno representativo. He pasado tres meses allí (he estado ya 17 veces; voy cada dos meses, más o menos). Conozco a todos y cada uno de los principales actores en todos los segmentos de esa sociedad. Me ha impresionado. Me ha impresionado cómo han decidido utilizar el proceso político en vez de las armas para resolver sus diferencias.

Trágicamente, el brillante futuro que Biden preveía nunca llegó, en gran parte, creo, por la estúpida e innecesaria decisión de Obama de retirar todas las tropas estadounidenses en 2011. Los defensores del presidente dicen que no podría haberlas mantenido allí sin un Acuerdo sobre el Estatus de las Fuerzas [norteamericanas desplegadas en Irak] (SOFA) ratificado por el Parlamento iraquí. Pero ahora tenemos a miles de soldados en Irak sin ningún SOFA.

Algunos ya advertimos en su día de las "trágicas" consecuencias de la retirada, pero Obama optó por seguir adelante a pesar de todo. Por lo tanto, sacrificó cualquier oportunidad de salvar nada positivo de entre las equivocaciones, el horror y el baño de sangre de la guerra de Irak. Este es un aspecto de la guerra que el Informe Chilcot no roza siquiera, pero tiene una importancia directa para evaluar cómo hemos llegado al terrible caos en el que nos encontramos.

© Revista El Medio - Commentary

La mentira y la guerra de Irak
Cristina Losada Libertad Digital 8 Julio 2016

El Informe Chilcot sobre la participación británica en la guerra de Irak ha vuelto a poner en titulares a la mentira. "Las mentiras sobre la guerra de Irak que hoy siguen causando daño", titulaba su editorial El Mundo. El propio Tony Blair, principal acusado de mentir en el día después del informe, no extrajo esa conclusión de la exhaustiva investigación realizada bajo la dirección de sir John Chilcot. Al contrario, consideró que dejaba claro que no había falseado o usado indebidamente la información de los servicios de inteligencia y que no había engañado a su gabinete. Blair pidió nuevamente disculpas por los errores y fracasos de la guerra de Irak, pero tanto no cree haber mentido que dijo que, en las mismas circunstancias, hubiera tomado la misma decisión.

La cuestión de la mentira se ha instalado como el pecado original de la guerra de Irak, pecado del cual procedería la misma guerra y, acto seguido, todas sus consecuencias calamitosas, tales como la desastrosa posguerra, la inestabilidad de Irak, el surgimiento del terrorismo del ISIS y la pérdida de vidas que ha provocado todo ello. En el fondo estamos ante un relato moral, uno del que se extrae la moraleja de que la mentira conduce irremisiblemente al desastre, y quizá es por eso que satisface, pero no deberíamos pensar que tiene valor explicativo.

Los que que afirman que Bush y Blair (y Aznar y tantos otros) mintieron se acercarían más a las claves de lo ocurrido si se preguntaran por qué recurrieron a la mentira. Dicho más en consonancia con la investigación de Chilcot –y con la verdad–, por qué presentaron como fuera de toda duda los informes de inteligencia sobre la existencia de armas de destrucción masiva, por qué no agotaron las opciones de desarme, por qué minusvaloraron los riesgos de la intervención y por qué no trazaron un plan satisfactorio para la posguerra. Son los porqués de la guerra.

Se tiende a creer que Estados Unidos decidió derrocar a Sadam Husein por una suerte de locura belicista que se apoderó de ellos después del 11-S y que encarnó como nadie el presidente Bush. El editorial que he citado apuntaba en esa dirección: "Queda claro que Bush (…) estaba decidido a atacar a Irak, igual que ya había hecho en Afganistán, en una alocada misión contra el eje del mal que no tuvo en cuenta la desestabilización regional ni diseñó plan de pacificación posterior alguno". Bien. Podemos pensar que las elites políticas de la gran potencia global de nuestro tiempo sufren accesos de locura cada tanto, y que están formadas por descerebrados. En Europa, y miren cómo estamos, gusta mucho esa caricatura del presidente americano tonto del haba, siempre dispuesto a disparar primero y a preguntar después. Pero también podríamos pensar que los EEUU son lo que son por algo, y dejar las caricaturas para los chistes de sobremesa.

Detrás de la guerra de Irak no hay un acceso de locura del ocupante del Despacho Oval, sino una estrategia elaborada a raíz de los atentados del 11-S. Una doctrina, como dicen allí, con dos ejes: EEUU tendría que lanzar periódicamente guerras preventivas para defenderse de Estados gamberros y terroristas con armas de destrucción masivas y debería esforzarse en democratizar Oriente Medio como solución a largo plazo para el problema terrorista. La doctrina se estrelló contra la realidad en Irak, por múltiples razones, pero una de ellas da pistas sobre por qué no había plan para la post-invasión: el exceso de optimismo sobre la capacidad de implantar la democracia allí donde no existe. Creer que la democracia es una condición natural a la que vuelven las sociedades una vez que se quita el yugo de un régimen opresor conduce a obviar el largo y complejo proceso de construcción de instituciones. A la vez, la idea de que la democratización acabaría con el terrorismo estaba también equivocada; tanto que sucedió al revés.

El mejor resumen de la explicación del fiasco en Irak lo he visto en el título de una nota en The Spectator, que decía así: "Blair no es un mentiroso, es un auténtico creyente, y por eso tiene peligro". Exacto, un creyente, unos auténticos creyentes, que creyeron que introduciendo una pieza democrática en el puzzle de Oriente Medio instaurarían un nuevo y mejor orden mundial. De esa manera se lo exponía Blair a Bush, en una nota que recoge el informe Chilcot, una semana antes de la invasión. "Este es el momento en que se pueden definir las prioridades internacionales para la próxima generación, el auténtico orden mundial post Guerra Fría", escribió Blair. La guerra de Irak, añadía el premier británico, forma parte de un plan para “extender nuestros valores de libertad, democracia, tolerancia e imperio de la ley".

El creyente, el creyente político en particular, sólo ve aquello que confirma su creencia y desecha todo cuanto pueda cuestionarla. Estos creyentes en un nuevo orden mundial libre y democrático vieron lo que querían ver, desecharon las dudas y menospreciaron los riesgos. Exagerar la alarma no fue, para ellos, una mentira; fue un medio para conseguir un fin superior. La verdadera causa del desastre no fue la mentira, sino la creencia. Como ha sucedido tantas otras veces.

El Ayuntamiento de Madrid, ¿una franquicia de la KGB?
“El único y verdadero espíritu de tolerancia consiste en tolerar conscientemente la mutua intolerancia” S.T. Coleridge
Miguel Massanet www.diariosigloxxi.com 8 Julio 2016

Los resultados de las pasadas elecciones municipales seguramente se podrán poner como paradigma de lo que, los populismos, pueden llegar a traer a aquellos pueblos que, en ocasiones, parecen cansados de vivir en paz e intentan buscar alicientes, cambios, aventuras y experiencias nuevas, votando por aquellos que mejor saben entonar los engañosos cantos de sirena. En aquella ocasión, los ciudadanos no supieron ponerse cera en los oídos ni atarse a un palo, como hizo Ulises en su Odisea, porque lo que salió de las urnas fue el triunfo de la mayor apostasía política que se ha conocido desde que España entró en democracia. El panorama político, municipal y autonómico, sufrió un revolcón de unas magnitudes pocas veces igualadas, dejando paso a nuevos gobiernos socialistas, de Podemos, y alianzas, múltiples alianzas, en ocasiones contra natura, algunas favorecidas por Ciudadanos, con tal de impedir que el PP, vencedor en muchos lugares sin mayoría absoluta, pudiera acceder a las alcaldías o presidencias comunitarias.

Los resultados, salvo para el juicio de los interesados que califican su gestión de “extraordinaria”, ha sido el convertir a ciudades como Barcelona o Madrid, ya no hablemos de Valencia, en verdaderos feudos de sus respectivos dirigentes, hijos putativos de Podemos y de sus programas made en el comunismo más radical, obsoleto, destructivo y asambleario que, con toda seguridad, hubiera espantado al mismísimo Lenín si hubiera tenido la ocasión de conocerlo. Lo verdaderamente preocupante de la llegada al poder de esta plaga venida de la otra parte del Atlántico, es que, en virtud de la democracia y de las leyes constitucionales que muchos de ellos, como la señora Ada Colau, ya han decidido no respetar si no les parecen bien (legisladores amateurs por la gracia de Josif Stalin), han tenido la oportunidad de escalar, trepando por las escaleras de las urnas, puestos políticos que les permiten poner en práctica sus fantasías utópicas, basadas en el Das Capital de Karl Marx sólo que, aquel alemán, dirigente anticapitalista del siglo XIX, vivió en unos tiempos y unas circunstancias sociales que en nada, ni remotamente, se parecían a la actual situación de los supuestos “desheredados de la fortuna” en los que, según los últimos estudios sociológicos, un señor que no dispone de coche o de móvil, lavadora o de vacaciones ya es considerado como un pobre.

Los ejemplos han sido numerosos y los disparates que se han acunado en las mentes de las dos alcaldesas, feministas y absolutistas, que rigen los respectivos ayuntamientos de Barcelona y Madrid, han sido pródigos en falta de rigor, dañosos por sus repercusiones económicas y, en algunos casos, más propios de gentes de pocas luces que de unas señoras que dirigen las dos principales ciudades españolas. Olvidémonos, por ahora, de la señora Colau, que sigue captando adeptos dentro de los descontentos de Barcelona, una tarea fácil ya que, el ambiente de la ciudad catalana va, cada día, embruteciéndose más gracias a los separatistas y a los numerosos anarquistas, que todavía subsisten, que no han sido incapaces de digerir su derrota en la Guerra Civil, y que están dispuestos a apuntarse a cualquier tipo de movimiento revolucionario, de acoso a la derecha ( que siguen, después de más de 75 años de finalizada la contiendo, considerándola como heredera del franquismo), de incumplimiento de las leyes y, si llegara el caso, a la vista de lo que se puede leer en las cadenas sociales, incluso de volver a los métodos del “paseo nocturno” o de los asesinatos en los descampados, tan propios de aquellos tiempos de los años 30 del siglo pasado.

En cuanto a Manuela Carmena, una señora que, uno que no supiera de quien se trata, la alcaldesa de Madrid; fácilmente la podría identificar como una entrañable anciana al estilo de la señorita Jane Marple, investigadora amateur, personaje famoso de la prolija escritora inglesa de novelas policíacas, señora Agatha Christie. No obstante, como dice el refrán castellano “la apariencia no hace al monje” y, mucho nos tememos que, en el caso de la juez que preside el consistorio madrileño, sus impulsos comunistas, sus prejuicios contra la derecha, sus tics de fanatismo y su comportamiento claramente anarquista en su forma de dirigir la capital de España, van a hacer que los tres años que le restan en el puesto, después de la amarga experiencia de su primer año de alcaldesa, van a resultar, para el pueblo madrileño, un verdadero calvario que, en su aspecto positivo, seguramente van a servir de antídoto, vacuna y cura preventiva para que, en sucesivas elecciones, los madrileños se curen en salud evitando tropezar de nuevo con la misma piedra.

Aparte de despilfarrar el dinero de las arcas municipales entregando una subvención de 250.000 euros para el día del Orgullo Gay, como si las homosexualidad y lesbianismo, en lugar de ser una opción sexual, se tratara de una cofradía religiosa encargada de asistir a pobres o enfermos; la señora Carmena parece que sigue siendo partidaria de las pequeñas muestras de comunismo casero como, cuando pidió a las madres de los alumnos que limpiasen las aulas o a los escolares que recogieran colillas de las calles de Madrid. No dudó en apoyar a la concejala de cultura Celia Mayer evitando su dimisión en el caso de los titiriteros politizados y lo mismo hizo con Rita Maestre, en el caso de su desnudo de medio cuerpo, en su asalto sacrílego a la capilla de la universidad madrileña. En todas estas ocasiones ha sido censurada por los madrileños y la prensa que le han reprochado su pasividad maliciosa, sin que ella demostrara propósito de enmienda. Unas actitudes impropias de una alcaldesa y propias de una activista antisistema.

Sin embargo, señores, recientemente se han producido dos circunstancias que, por lo frívola en un caso y por sectaria e impropia de una jurista por el otro merecen, sin duda, ser sacadas a colación. En primer lugar tenemos la ocurrencia de establecer para la capital del reino un día dedicado a ir sin bañador. Si señores, ha pedido que, en las piscinas municipales, se instaure un día en honor a los nudistas (unos señores merecedores de todos los respetos, pero sin que haya necesidad de hacerles propaganda) en el que, en las piscinas municipales los bañistas se bañen tal y como Dios los puso en el mundo. Que quieren que les diga, si de eso se trata, si hablamos de puro exhibicionismo ¿qué diferencia hay entre que los ciudadanos circulen en cueros por las calles o lo hagan en una piscina? Ninguna, por supuesto. Pero verán, puestos a promocionar el nudismo, tratándose de una iniciativa de la señora Carmena, a mi se me ocurriría que, para dar ejemplo, lo mejor sería que, ella misma, acompañada de su séquito de Ahora Madrid, comparecieran en pelota viva en la mayor piscina de la villa o en el estanque del Parque del Retiro, para que los asistentes tuvieran ocasión de solazarse en la contemplación de tan sugestiva e ilustrativa muestra anatómica.

Pero, si lo comentado, no se trata más que de una verdadera muestra de infantilismo y ganas de dar que hablar, sin mayores consecuencias; el segundo caso al que nos vamos a referir sí que cala más profundo, en cuanto a que supone entrar en el terreno jacobino, cuando lo que se pretende es sustituir a la policía, a los jueces y a quienes les corresponde atrapar a los delincuentes, mantener el orden, y moderar el comportamiento de los ciudadanos y juzgar, si procediera, las actuaciones ilícitas que se pudieran haber cometido. La señora Carmena, en su obsesión asamblearia, estaría dispuesta, si la sensatez no se impone y el resto de partidos no le ponen el veto, a que, para solucionar los problemas que pudieran surgir en cada barrio, los pequeños hurtos, las peleas, los piques, los enfrentamientos o las trifulcas familiares, lo mejor sería establecer un nuevo personaje, una autoridad no oficial, vamos, lo que antes se denominaba como “un hombre bueno”, con la misión de suplir a la autoridad y procurar poner en contacto a ladrones con sus víctimas, a maltratador con maltratada, a ofensor con ofendido y que, entre ellos lo hablaran, analizaran las causas, hicieran acto de contrición, firmaran las paces y… pelillos a la mar, aquí no ha pasado nada.

Esta señora se ha cargado, de una patada, el Estado de Derecho, las instituciones encargadas de impartir justicia y mantener la seguridad y el orden en las calles, el trabajo de los jueces y, todo ello, estableciendo un nuevo cuerpo, que no figura reconocido en ninguna de las leyes penales y procesales del país, en virtud de lo cual cada barrio madrileño tendría la figura, llamémosle de “componedor” o “pacificador”, que actuaría de mediador. Lo que no ha tenido en cuenta es qué sucedería si, al reunir al ladrón con su víctima, se liaran a trancazos o si los partícipes en un enfrentamiento callejero, pongamos por caso los hinchas de dos equipos, al reunirlos de nuevo deciden reanudar las hostilidades, en lugar de un mea culpa y abrazos finales. ¿Qué autoridad tendría el mediador para imponer orden? Yo se lo digo: ninguna.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, ante esta sarta de insensateces, ¿Cómo se entiende esta frivolidad con la que la señora Carmena se toma el desempeño de la complicada función que tiene encomendada? ¿No tendrá esta señora algo más importante al que dedicar su tiempo?, ¿no estaría obligada a estudiarse a fondo sus decisiones, de modo que evitara torpezas de la entidad de la fracasada reforma de Chamartín o del fiasco con la empresa Wanda respecto al edificio España, una inversión que se calculaba de 6000 millones de euros y que iba a proporcionar trabajo a varios cientos o miles de desocupados? La incompetencia cuesta mucho dinero y, en el caso de Madrid, se puede fijar en millones de euros. Luego presumirá de su gestión.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El 'Estado catalán' no cabe en la Constitución
EDITORIAL El Mundo 8 Julio 2016

El Tribunal Constitucional ha dado un nuevo varapalo a las intenciones de la Generalitat de Cataluña de empezar a crear las estructuras de un Estado de forma unilateral y, por tanto, al margen de la legislación vigente. Ayer declaró inconstitucionales varios preceptos de la Ley de Medidas Fiscales, Financieras y Administrativas del Govern de marzo de 2015 al estimar el recurso presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy el 12 de junio de ese mismo año. Hay que destacar que, como ya ha ocurrido en otras ocasiones en temas que tocan al proceso soberanista, la decisión del Constitucional ha sido tomada por unaminidad. Que no haya discrepancias entre los magistrados otorga un peso trascendental al fallo, cuyo contenido completo se conocerá en los próximos días, y resta credibilidad a las críticas que ya han salido desde las filas de Convergència y de ERC.

Con esta decisión, el Constitucional anula preceptos de la Ley de Medidas Fiscales que ya se hallaban suspendidos desde que admitió a trámite el recurso del Ejecutivo. En realidad, el Constitucional ha estimado parcialmente ese recurso porque, a la vez que anula algunos de los preceptos recurridos, establece cómo deben ser interpretados otros. Pero el resultado es el mismo: la Generalitat no puede arrogarse de forma unilateral competencias que más allá de las recogidas en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía. Para evitar cualquier acusación de politización, los magistrados recalcan en el escrito conocido ayer que su misión de control sobre las leyes está desvinculada 'de cualquier consideración concreta sobre su aplicación a un específico supuesto de hecho', y es ajena a 'las intenciones del legislador, su estrategia política o su propósito último'.

Entre las medidas de la Generalitat que el Constitucional declara contrarias a la Carta Magna está la creación de una Administración Tributaria de Cataluña. En la disposición que ahora se anula se encomendaba a la Generalitat la puesta en marcha de un 'plan director de la Administración tributaria de Cataluña' que debía constituir 'el instrumento de planificación estratégica para una eventual asunción de nuevas funciones y competencias tributarias'. Esta decisión del Constitucional supone un fuerte revés en las aspiraciones de independentistas porque el control de las finanzas de Cataluña es una de las claves del proceso. El Alto Tribunal considera que la Generalitat no tiene competencias para 'organizar, en el respeto a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de Cataluña, su propia Administración tributaria'. Recalca que la ley afecta a funciones y competencias tributarias que son 'de responsabilidad del Estado'.

Con este mismo criterio, el Constitucional anula otras disposiciones de la ley como la creación de un catálogo de infraestructuras estratégicas y de seguridad de Cataluña, ya que las comunidades 'no pueden asumir estatuariamente' más competencias que las previstas sobre policías autonómicas. También se anula el plan director relativo a los sectores de la energía, las telecomunicaciones y los sistemas de información y del transporte ferroviario, o la creación de un Servicio Meteorológico de Cataluña, porque invade competencias estatales en materia seguridad aérea.

El Constitucional declara de acuerdo con la Carta Magna la creación de la Agencia Catalana de Protección Social, siempre que sólo incluya las competencias propias que el Estatuto concede a la Generalitat y nunca la Seguridad Social, cuya caja es única para todo el Estado. Otro revés porque controlar las cotizaciones y las pensiones es muy importante también para los soberanistas. Sin una Hacienda y una Seguridad Social propias es imposible poner en marcha cualquier germen de un Estado.

Este fallo del Constitucional es una nueva victoria del Estado de Derecho sobre las pretensiones independentistas de Junts pel Sí y de la CUP. La aplicación firme de la ley ha ido parando esa huida hacia adelante emprendida por la Generalitat en la etapa de Artur Mas, que se aceleró tras las elecciones 'plebiscitarias' de septiembre de 2015 y la declaración 'de inicio proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república' en el Parlament el 27 de octubre de ese mismo año. Hay que congratularse, pues, de que el Estado de derecho siga respondiendo con firmeza a quienes de forma unilateral pretenden hacer añicos el orden legal que nos hemos dado todos los españoles y, por tanto, también los catalanes.

Hipotecas pagadas y geografía revisada
Así miente y dilapida el separatismo catalán
Este viernes arranca el III Congreso de Catalanidad Hispánica. Javier Barraycoa desgrana en GACETA.ES los detalles de esta cita, en la que catalanes y valencianos debatirán sobre un enemigo común: el nacionalismo catalán.
Rosalina Moreno Gaceta.es 8 Julio 2016

¿Sabías que mientras la Generalitat no pagaba a las farmacias destinó a Acció Cultural del País Valencià 670.000 euros para la hipoteca de su sede, y otros 250.000 euros para “actividades culturales durante 2014?

Lo advierte la asociación Somatemps, que este viernes y sábado celebrará su III Congreso de Catalanidad Hispánica, que tendrá lugar en la población de Tortosa, y que versará sobre el pancatalanismo. En él, se revisarán sus fuentes, sus mitologías y cómo se ha ido desarrollando políticamente.

En el vídeo promocional del simposio, esta plataforma, que se ha destacado en los dos últimos años en abrir frentes al separatismo, también alerta de que mientras que la Generalitat cerraba hospitales, durante 2015 dilapidó 615.000 euros para fomentar el catalán en Valencia.

Asimismo, detalla que mientras que el Govern niega el agua del Ebro a sus “hermanos valencianos”, invierte sin reparos millones de euros para que NODO-TV3 pueda verse en Valencia; y que mientras que niños catalanes estudian en barracones, el editor valenciano Eliseu Climent ha recibido casi 12 millones de euros de la Generalitat para “promover la lengua y la cultura catalana” en Valencia.

“La elección del lugar del encuentro tiene que ver con el tema central del Congreso: El Pancatalanismo: teoría y praxis”, explica a GACETA.ES el sociólogo y politólogo Javier Barraycoa (Barcelona, 1963), promotor de esta plataforma y que será uno de los ponentes.

Denuncia que “valencianos, aragoneses y mallorquines son víctimas ideológicas y políticas de este sustrato ideológico del nacionalismo catalán”, y apunta que “Tortosa es esa frontera natural entre Cataluña y Valencia que se ha escogido como plaza ideal para debatir e intercambiar ideas entre catalanes y valencianos, frente a un enemigo común: el nacionalismo catalán”.

Barraycoa indica que “el movimiento nacionalista catalán desde sus orígenes se sintió cómplice de movimientos como el paneslavismo o el pangermanismo” y que, de hecho, la reivindicación de la Corona de Aragón, o del Iberismo, en el seno del propio nacionalismo catalán, apuntaban a esta tendencia expansionista”. Recuerda que, sin embargo, la reivindicación pancatalanista se fue limitando a una reivindicación de una comunidad lingüística.

“Muy tardíamente, aparecerían conceptos como Països catalans, de mano de un exfalangista valenciano, como Joan Fuster. O, a su pesar, el término Cataluña norte, usado por el pancatalanismo y referido al viejo Rosellón, fue una creación del filofascista Alphonse Mias”, resalta Barraycoa.

Todos estos datos los ha recogido Somatemps en otro vídeo promocional del cónclave, en el que informa, además, de que TV3 incluye el Pico Aneto como una montaña de Cataluña, y que el padre del nacionalismo catalán, Prat de la Riba, soñaba con restaurar el Imperio español, liderado por Cataluña.

En el simposio se revisarán las fuentes del pancatalanismo, sus mitologías y cómo se ha ido desarrollando políticamente.

Participarán profesores universitarios, entre ellos Francisco Caja, que expondrá su reciente estudio sobre la ‘raza catalana’. También intervendrá Javier Barraycoa, profesor universitario y sociólogo; Josep Alsina, catedrático de instituto, escritor, editor y vicepresidente de Somatemps; Fernando L. del Amo, doctor en historia; José Luis Orella, profesor universitario e historiador; Jorge Soley, escritor; y el abogado Miquel Bordás.

La cita arrancará con una conferencia sobre los dos años de Somatemps y su futuro, seguido de una mesa redonda sobre las estrategias ante el independentismo, con la intervención de agentes sociales y políticos; mientras que en la siguiente jornada se abordará el pancatalanismo teórico, cultural y político.

Contra las falsedades secesionistas
La plataforma Somatemps -Estamos a tiempo-, se gestó con el objetivo de refundar la historiografía catalana basada en investigaciones académicas y no en motivaciones políticas, y tener una presencia activa en el espacio público como forma de concienciar a la sociedad catalana sobre la manipulación histórica del nacionalismo. Se gestó en noviembre de 2013 en Santpedor (Barcelona), pero se constituyó formalmente el 26 de abril de 2014 en Poblet (Tarragona).

La integran personas profundamente catalanas, la mayoría catalanohablantes, entre las que hay historiadores, filólogos, abogados, profesores, economistas, y miembros de distintas ramas profesionales, hartas de que el nacionalismo llevara la iniciativa y fuese una apisonadora.

Somatemps reivindica “que haya ambientes abiertos de diálogo, de investigación, y que no te silencien por denunciar las tesis de la historiografía nacionalistas, como, según alerta Barraycoa, “por desgracia está ocurriendo”, e indica que “en muchas librerías la distribución de determinados libros está prohibida”. Pero sobre todo, Somatemps quiere “que los medios públicos y el sistema educativo deje de ser una maquinaria de adoctrinamiento”.

Preguntado sobre las tesis del Institut Nova Història de que Colón y Cervantes eran catalanes de ‘pura cepa’, Javier Barraycoa dice que este centro “está totalmente subvencionado por la Generalitat de Cataluña” y que “no tiene absolutamente ningún reconocimiento en el mundo académico”. “Son amateurs de la historia a los que está utilizando la Generalitat para crear un clima nacionalista de que todo es catalán y Cataluña, pero a esta gente no les han invitado a un congreso serio nunca porque es imposible que puedan defender estas cosas”, indica.

Considera que “se agarran a clavos ardiendo para lanzar teorías que no han sido contrastadas, simplemente propaganda e intoxicación nacionalista, que producen risa o ganas de llorar, como el proyecto de la Assemblea Nacional Catalana para crear un Ejército, con una gran Armada, para la futura Cataluña independiente.

“Estamos en una fase de delirio colectivo y se trata ya de ver quién la dice más gorda. El que lo hace tiene más resonancia mediática y más subvenciones, pero es una estrategia propagandística que no va a ningún lado”, sentencia.

Ley de turismo en el País Vasco
El euskera condicionará la categoría de los hoteles aunque el turismo de interior es del 14%
Un hotel no podrá tener cinco estrellas si no atiende a los clientes en lengua vasca. El PP lo califica de un "despróposito".
Montse Ramírez El Espanol 8 Julio 2016

La atención en euskera será determinante en el País Vasco para acceder a las máximas categorías hoteleras. La nueva Ley de Turismo, que se aprobará a finales de este mes, abre la puerta a exigir que un hotel cuente con personal que atienda al cliente en lengua vasca si el establecimiento desea colocar las cinco estrellas en su fachada. La exigencia obedece a EH Bildu y es uno de los dos requisitos impuestos al PNV, junto al respeto a los derechos laborales de los trabajadores, para sacar adelante la normativa.

Por el momento no es más que un criterio plasmado de forma ambigua en una enmienda de la coalición abertzale, que deberá tener su concreción reglamentaria posterior. La enmienda, que se incorporará al articulado, establece como requisito a “tener en cuenta” para clasificar la categoría de los alojamientos “el conocimiento y uso de las lenguas oficiales de Euskadi, así como de lenguas extranjeras”.

Ésa es la letra de la ley. Su espíritu fue expresado recientemente por los autores de la iniciativa, que tienen el compromiso del PNV para que se plasme en el desarrollo de la ley. El parlamentario de EH Bildu, Iker Casanova, aseguró que “con la nueva ley un establecimiento hostelero no podrá obtener la categoría máxima si no garantiza empleo de calidad y atención en las dos lenguas oficiales, así como en idiomas extranjeros”. “Es evidente que no atender en euskera es incompatible con alcanzar la máxima categoría”, razonó.

Esta configuración de requisito “indispensable” se extiende a la otra aportación de EH Bildu a la ley para garantizar en este caso los derechos laborales de los trabajadores de los establecimientos hosteleros. De tal forma que no se les concederá el nivel de cinco estrellas a los hoteles que hayan sido sancionados por la Inspección de Trabajo o una sanción emitida por la autoridad laboral hará que pierdan la categoría que se les había otorgado.

“OBSESIONES IDENTITARIAS”
La ley, que este viernes entra en su última fase de tramitación –el estudio de las 279 enmiendas parciales presentadas” –, no descenderá al detalle de cuál debe ser la presencia del euskera en los hoteles de cinco estrellas a nivel de plantilla y rotulación, ni cuales las exigencias que conllevará.

El debate que provocará su concreción se ha adelantado de alguna forma con las reacciones provocadas en los grupos parlamentarios de la oposición. PSE-EE y PP han criticado la aportación de EH Bildu: los socialistas por poner el foco en ese aspecto cuando la ley es “bastante más que exigir euskera para atender a turistas británicos o rusos”; y los populares por considerar que la coalición abertzale no busca favorecer el turismo sino plasmar en el texto sus “obsesiones identitarias”.

“Es un despropósito, que cuenta con el rechazo, no sólo del sector, sino que se aleja del sentido común y trata de limitar la diversificación de la oferta turística y de la capacidad de elección de los usuarios”, opina el PP. Su portavoz en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, ha instado este jueves a no poner “frenos” a la actividad económica y a introducir “elementos de racionalidad” en ese tema al recordar que los hoteles de categoría más alta reciben mayoritariamente a clientes extranjeros o del resto de España.

Las estadísticas y los testimonios avalan sus referencias sobre el origen de los turistas. Los directores de los hoteles de cinco estrellas de la comunidad autónoma ya han advertido de la procedencia en gran medida extranjera de su clientela y las distintas encuestas dejan reducido el turismo interno a un porcentaje minoritario.

El sector turístico crece en el País Vasco y su peso en el PIB es cada vez mayor. El año pasado cerró con cifras récord al recibir tres millones de visitantes, un 9% más que el ejercicio anterior. La tendencia al incremento de viajeros extranjeros es además una constante en la evolución de los últimos años, según los datos oficiales.

El Instituto Vasco de Estadística, Eustat, contabilizó en 2015 la visita de 1.643.087 personas alojadas en hoteles. El 62,3% residía en España y el 37,7% en el extranjero (con Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania en primer lugar) . Sólo un 14% del total estaba domiciliado en la comunidad autónoma vasca.

EL EUSKERA COMO “MARCA”
La polémica, que se reproducirá en el pleno de aprobación de la ley, es rechazada por EH Bildu con consideraciones sobre la oferta turística del País Vasco. La coalición abertzale opone a las objeciones sobre la utilidad del euskera para atender a franceses, ingleses y alemanes, la dimensión cultural de la lengua vasca y sus peculiaridades como elemento de distinción.

“No veo el problema. En Islandia, por ejemplo, te venden en los hoteles el agua y sus glaciares como un producto turístico y el euskera también es una marca que puede ser utilizada como reclamo y atractivo para los turistas”, explica a EL ESPAÑOL Iker Casanova.

“No es sólo que ese 14% de vascos tenga derecho a ser atendido en euskera. Estamos hablando de hoteles de cinco estrellas, no de pequeños establecimientos, y de pluses que confieren la máxima categoría, el mejor servicio. El turista no viene al País Vasco buscando sol y playa y nuestra apuesta ha de ser la de ofrecer un turismo diferenciado desde una identidad cultural y lingüística que no tienen otros”, añade el parlamentario de EH Bildu.

“El criterio está claro, pero luego se tendrá que desarrollar con consenso y con sentido común, viendo los problemas que puedan presentarse. Hay que tener en cuenta que no se trata de pequeños sino de grandes establecimientos, por lo que es fácilmente asumible”, concluye.

REGULACIÓN DE PISOS TURÍSTICOS
Aunque las condiciones sobre la exigencia del euskera introducidas por la coalición abertzale han centrado gran parte del debate político, el objetivo de la nueva Ley es adaptarse a la evolución experimentada por el sector desde su primera regulación en 1994. La principal novedad en los más de veinte años transcurridos es la irrupción de casas particulares arrendadas con fines turísticos, por vivienda o habitaciones, cuya expansión incontrolada ha desatado las quejas del sector hotelero tradicional.

El texto legislativo que aprobará en breve el Parlamento Vasco pondrá fin a esa desregulación y a una oferta en auge en Euskadi que se produce en una situación alegal y sin que los afectados cumplan con sus obligaciones fiscales.

La nueva normativa obligará a los propietarios a suscribir una declaración de responsabilidad civil con la Administración para darse de alta como operadores turísticos. El proyecto fue consensuado en la Mesa sectorial del Turismo, con representantes de los distintos sectores, pero su articulado ha sido objeto de centenares de enmiendas. Sólo el PNV, -partido en el gobierno que remitió el anteproyecto-, ha presentado 44. Y EH Bildu, su socio en la aprobación del texto, 41.

A la coalición abertzale se debe una de las correcciones introducidas a la propuesta original para evitar que los pisos turísticos, ubicados en suelo residencial, deban situarse en suelo de uso terciario. Un contrasentido denunciado tanto por el PSE-EE como por el PP.

Sémper ha denunciado que de aplicarse la normativa tal y como está ahora redactado el proyecto sólo 50 de los 3.000 apartamentos turísticos que existen en San Sebastián podrían ser alquilados de forma legal.

La Ley no regula la hostelería como actividad turística ni el reparto entre los tres territorios vascos de los congresos organizados por instituciones públicas, distribución que se realiza siempre entre acusaciones de discriminación. Dos lagunas que los socialistas consideran urgente reparar. El PSE-EE , que ha registrado 77 enmiendas, estima que el proyecto adolece de un exceso de “declaración de intenciones” y “fía demasiadas cosas a decretos futuros”. Una objeción compartida por el PP.

PACTOS PNV- EH BILDU
El PNV aspira a sumar más apoyos a la Ley de Turismo durante el debate de las enmiendas presentadas, pero ya cuenta con los votos de EH Bildu, suficientes para sacar adelante el proyecto en el pleno que el 28 de julio pondrá fin a la legislatura vasca antes de la convocatoria en agosto de las elecciones autonómicas que se celebrarán en octubre.

El partido de Ortuzar, que tiene como socio preferente al PSE-EE, se ha apoyado en la coalición abertzale en el último tramo de legislatura para aprobar proyectos tan importantes como la Ley Municipal o la Ley de Muerte Digna, en los que ha dejado de lado a los socialistas.

Su entendimiento ha configurado un nuevo eje PNV-EH Bildu que se ha plasmado en una veintena de acuerdos parlamentarios y en una posición conjunta en la Mesa de la Cámara para oponerse a las peticiones de prórroga de la oposición, normalmente aceptadas, y acortar plazos para que el Gobierno Urkullu al final de su mandato pueda exhibir un mayor cumplimiento de su calendario legislativo. Su voto ha sido decisivo a este respecto para completar la tramitación y aprobación de la Ley de víctimas de represión ilícita cuyas enmiendas a la totalidad se rechazarán este viernes.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial