AGLI Recortes de Prensa   Jueves 14 Julio  2016

Los políticos que no querían escuchar
José Luis Llorente El Espanol 14 Julio 2016

Rajoy no tendría que haber sido el candidato popular bajo ninguna circunstancia. Aunque no haya sido investigado judicialmente por los casos en los que está inmerso su partido, el presidente en funciones es el responsable político de uno de los asuntos que más preocupa a los españoles: la corrupción. A pesar de su experiencia como gobernante y de haber encarrilado una situación amenazadora para la prosperidad del país -aun y con recortes innecesarios y una presión fiscal en contra de sus promesas y convicciones por no afrontar una reducción del gasto autonómico- Rajoy tendría que haber actuado de forma ejemplar dando un paso a un lado hasta que se aclarasen todos los casos pendientes de resolución en los tribunales.

Por su parte, Sánchez no quiso escuchar el resultado de los españoles en las urnas el 20 de diciembre y se empeñó en construir una historia que estaba en su cabeza pero que no coincidía con la realidad. Ni en el Parlamento había una mayoría de izquierdas (salvo que entonces contasen con el PNV y Convergencia, los que ahora, por cierto resultan ser los próximos ideológicos con los que ha de comenzar el PP sus negociaciones) ni los votantes habían pedido un cambio radical (habían apostado por los dos partidos tradicionales y los caladeros de votos del PSOE habían sido los de siempre). Aun así Sánchez se empeñó en la cuadratura del círculo podemita y atizó la bicha del PP, una de las cantinelas que más daño está haciendo a la cohesión social de este país.

El PP no es un partido reaccionario, aunque alguno de sus dirigentes lo sean. Tampoco la diferencia política entre ambos partidos es insalvable, por mucho que se empeñen los socialistas. Si son capaces de pactar con Ciudadanos, no veo el impedimento ideológico que les imposibilite hacerlo con el PP. Quizá haya que refrescar lo sucedido durante el primer mandato del malvado Aznar. Después de tres huelgas generales convocadas en contra de las medidas adoptadas por los gobiernos de Felipe González, el Gobierno popular firmó en apenas dos años tres acuerdos con UGT y CCOO acerca de las pensiones, la reforma laboral y la contratación a tiempo parcial. Un buen ejemplo del camino que hay retomar, por parte de unos y de otros. Lo incomprensible es que en el PSOE parecen insistir en esta absurda radicalidad tan improductiva para el país como inexplicable para su formación, ya que ha puesto en manos de sus mayores enemigos políticos algunos de los ayuntamientos más poblados de España. Otros que escuchan poco.

De igual manera, no parece que los redentores de Podemos atiendan demasiado al pueblo que tanto invocan. Todos los indicadores tras la legislatura más corta de la moderna democracia mostraban su desgaste. En lugar de preguntarse las causas, pretendieron camuflarlo a su estilo, con otro golpe mediático y oportunista: un acuerdo con Izquierda Unida. Ahora se preguntan desconcertados por qué cuanto más se alían menos les votan. Quizá sea por convertir la política en un escenario en el que se interpreta cada día un vodevil cuando no un guiñol. O ya subidos en él, por dar un triple salto mortal que les convierte de bolivarianos en noruegos pasando por griegos, para cerrar la función con un truco de magia que metamorfosea a Marx en Olof Palme.

Tanto más difícil todavía es demasiado hasta para un auditorio ávido de cambios y de regeneración necesarios. Es lo que ocurre cuando se supedita la política a la mercadotecnia, que no se terminan de superar las contradicciones propias. No puede uno transmutarse en socialdemócrata mientras se pacta con Garzón sin que alguien se pregunte si las tablas del escenario no esconderán un doble fondo. O a lo mejor ha terminado por pasarles como a los partidos de las casta, que no comunican bien y que el catálogo de Ikea no era el envoltorio más conveniente. El público es tan voluble que hasta las encuestas más rápidas siempre llegan tarde. Y que lo único que se les ocurre es encargar más encuestas…

Por último, Rivera insiste en supeditar la regeneración de España a la marcha de Rajoy. Habida cuenta de los resultados electorales y de los pactos de todos los colores que inundan nuestro mapa político, no debería ser obstáculo para que se pusieran en marcha en lo esencial. Al fin y al cabo la política es tan irracional como el fútbol. Hay que aceptar las derrotas, aunque nos parezcan injustas y sin sentido. Seguro que Rajoy no es el mejor candidato para la regeneración, pero visto lo visto y siendo prácticos -no sea que en una tercera vuelta le vaya a ir todo peor- Rivera no debería obstinarse en contra de sus propias palabras, y tal y como reclama, tendría que olvidarse de los sillones y de quienes los ocupan. Así se colgaría más medallas: regenerar España, aun y con Rajoy.

Para quienes llevamos tiempo observando la actualidad fuera de la burbuja política y con cierta distancia porque nunca hemos vestido la camisa de ningún partido, la actitud de nuestros políticos es descorazonadora. Ni siquiera las habas que se han cocido en el brexit nos traen consuelo. Los votantes hablamos en diciembre y como los políticos no nos escucharon ahora lo hemos vuelto a decir más alto. A ver si los que antes se hicieron los sordos prestan un poco más de atención, no sea que a la tercera no tengan nada que pactar y sea peor para todos nosotros. Las urnas dictan un gobierno de centro derecha que no se desvíe demasiado de las aspiraciones de la izquierda, al tiempo que nos muestran una voluntad de los catalanes a la que hace tiempo que debería haberse escuchado. No parece que la calma marianista haya dado sus frutos en este caso, más bien lo contrario.

A pesar de todo, con el panorama bastante más diáfano que hace unos meses, oídas las primeras declaraciones y observadas las primeras actitudes de los responsables políticos, uno tiene la sensación de que siguen en su limbo ajenos a lo que les contamos, absortos en su estrechez de miras que no va más allá de sus rácanas tácticas partidistas. Espero que solo sean las propias de la situación previa a una negociación en ciernes. Aunque, francamente, con el hartazgo que llevamos encima y con la tarea que tiene España por delante podrían habérselas ahorrado.

*** José Luis Llorente es columnista de El ESPAÑOL.

La financiación de los partidos
Vicente Baquero  www.gaceta.es 14 Julio 2016

Resulta un poco sorprendente el que estemos descubriendo que los tentáculos corruptos abarcan a la práctica totalidad de los partidos políticos así como a múltiples instituciones del Estado, que de una u otra forma son parte del poder, a cualquier nivel: estatal, autonómico y municipal.

¿Es que el país entero a nivel oficial y particular es una amalgama de pura corrupción? Si la contestación a esa pregunta fuera afirmativa, deberíamos, sin remisión, condenar, no solo a toda la clase política, sino a todo el país, y proceder a una transformación, no solo del sistema político, sino de la propia forma de actuar y el esquema de valores de la nación.

Lo cierto es que se ha llegado a ese grado generalizado de corrupción, a través de un mecanismo directamente relacionado con la financiación de los partidos; no es que todo funcionario público o empresario hayan diseñado un sistema para llevarse el dinero sin más, sino que de alguna forma era necesario proveer fondos para el mantenimiento de las estructuras de los partidos, puesto que las cantidades asignadas en los presupuestos, no mantienen ni de lejos, el entramado de dichas instituciones, sobre todo cuando no están en el poder, en cuyo caso se nutren de puestos oficiales, en muchas ocasiones redundantes, en la administración pública. En una palabra el mantener estas estructuras es como si duplicásemos el personal de las administraciones públicas y si se quiere continuar con este sistema es preciso financiarlo.

Lo que si ocurre, es que a base de “recibir contribuciones”, algunos de estos individuos acaban quedándose con una parte de los fondos aportados, y estas personas, individualmente corruptos, son a los que propiamente se les puede acusar de sinvergüenzas, que contagian y desprestigian a la profesión funcionarial política o empresarial. De lo contrario si no hacemos la distinción, lo cual también sería una opción legítima moralmente hablando, conociendo la naturaleza humana, habría que condenar a todo el sistema como corrupto en sí, y preguntarnos, sinceramente, porque se ha elegido este sistema y hacernos colectivamente responsables por haberlo elegido “democráticamente”; dejarnos hipócritamente de condenar a diestro y siniestro a todo el mundo por desarrollar unas actividades que son consustanciales al sistema.

Siempre nos cabe optar por el mal menor, que es el escogido por los sistemas anglosajones, fundamentalmente, de permitir la existencia de los “lobbies” que son despachos de tráfico de influencias legales, en los que al menos se puede monitorizar más o menos exactamente la proveniencia de los fondos y contribuciones, evitando desviaciones por el camino, aunque los favores siempre los habrá, no será el contubernio generalizado que existe en España, en toda ella, no se salva ni una autonomía ni municipio ni institución, en mayor o menor medida, todas han participado en el reparto de recursos bajo cuerda. El sistema no podría funcionar sin sueldos, propinas, creación de cargos, reparto de asignaciones, prebendas canonjías, momios, chollos… ¡Qué rico es el idioma para designar tales “oficios”!

Hay que escoger y eso en política nunca es gratis, todo tiene consecuencias, si hemos optado por un sistema que requiere una enorme estructura de partidos, esto tiene un coste, pero por lo menos mantengámoslo bajo control, y visible, no fingiendo que no existe la financiación irregular, y luego echándole la culpa a todos, porque eso nos proporcione un engañoso sentido de moralidad pública.

Pongámosle nombre a las cosas, castiguemos a los culpables, rápida y contundentemente, y dejemos de tirarnos los trastos a la cabeza, hay que ponerse a trabajar en lo que importa al país, para salir adelante y sobrevivir, en un momento muy difícil de transición mundial, pues el desorden y la anarquía que vienen, si no hacemos las cosas bien, puede ser mucho peor que lo que ahora estamos denunciando.

Por el miedo, a la Moncloa
El rugido del león El Espanol 14 Julio 2016

Resulta sintomático que Rajoy esté hoy, políticamente, igual de solo que cuando inició los contactos con el resto de formaciones en pos de apoyo para su investidura y de una mayoría para gobernar. Sin embargo, lo más descorazonador es que el líder del PP lo fía todo a que, en última instancia, el miedo a unas terceras elecciones acabará llevando al PSOE y a Ciudadanos a pasar por el aro y a hacerle presidente.

Se trata de una estrategia muy peligrosa, similar a las carreras de coches con final en el acantilado y en el que pierde quien aprieta antes el freno: muy bien puede ocurrir que todos acaben en el precipicio. Lo que está claro es que Rajoy ha renunciado a cualquier intento de seducir a sus rivales para que lo apoyen. Por eso, este miércoles se limitó a presentar un documento titulado "Programa para el Gobierno de España" que apenas incluye algún guiño en materia educativa a Ciudadanos, como la creación de un MIR para el profesorado. Sin embargo, las propuestas en materia económica y de regeneración que plantea ese programa son inasumibles tanto para Sánchez como para Rivera.

Amago y rectificación
Está por ver si Rajoy acaba saliéndose con la suya con su estrategia del miedo, pero, de entrada, ha fallado en la puesta en escena. Por la mañana amagó con no presentarse a la investidura si no tuviera antes garantizados los votos necesarios. Por eso dijo que, en ese supuesto, "abriría un periodo de reflexión". Horas más tarde, alarmado por la repercusión de sus palabras y el evidente daño que causa a su imagen la mera posibilidad de volver a decirle no al rey, filtró que baraja la fecha del 2 de agosto para la sesión parlamentaria.

Tal y como informa hoy EL ESPAÑOL, la intención del líder del PP es mantener en los próximos días contactos discretos con el PSOE y Ciudadanos para, a finales de mes, forzar una reunión conjunta con Sánchez y Rivera. En esa cita, su idea es plantearles un ultimátum: o le apoyan o habrá terceras elecciones. De esa forma, y en el caso de no haber acuerdo, el PP está convencido de que podría lograr que la opinión pública visualizara que son sus oponentes los causantes de tener que convocar unos nuevos comicios.

Diecisiete días perdidos
Llama la atención que diecisiete días después de las elecciones la situación política siga siendo la del bloqueo y que Rajoy no haya movido un dedo para modificarla. Como tiene difícil explicación también que el PP, en lugar de intentar ganarse al resto de partidos, en vez de propiciar un voto de ilusión, a favor de las reformas y la regeneración que necesita el país, confíe en que el paso del tiempo y el temor a la reacción de los votantes acabará entregándoles gratis la llave de la Moncloa.

Es verdad que Rajoy se encastilló tras el 20-D y que polarizar a la sociedad y apelar al miedo le salió bien en junio. Pero volver a recurrir al pánico en lugar de plantear un acuerdo en positivo, ambicioso y con altura de miras, además de ser una irresponsabilidad, da la medida de la categoría política de quien así actúa.

Nosotros y Europa
Antonio García Fuentes  Periodista Digital 14 Julio 2016

Observen mi título que no es “Europa y nosotros” y por cuanto nosotros como individuos somos antes; cuanto “lo otro es un nombre que tapa ni sabemos cuántas mentiras”; ya que la mentira es la que sigue manejando (que no gobernando a este pobre mundo) al viejo continente y a todos los demás; digo todo ello y puntualizo mucho más… ¿qué ha recibido usted o yo de esa tan cacareada Europa? Yo nada o tan poco que no llego detectarlo; puesto que lo que sí está claro es que desde que pertenecemos al “nuevo monstruo político”; pagamos más impuestos, tenemos muchos más ladrones y delincuentes de todo tipo, la sociedad ha degenerado y sigue degenerando en tantas cosas, que por poner algo inexplicable, “nuestras fronteras están infinitamente más franqueables que lo estaban antes”; así es que eso de “libre circulación”, para lo que más ha servido es para que aquí vengan infinitos delincuentes de todo tipo, “desde el más alto y sofisticado de guante blanco, hasta el canalla más común de todos los canallas actuales y el que es capaz de asesinar por un puñado de dinero tan insignificante que asombra el que una vida humana pueda valer tan poco”.

Pero como (reitero) el mundo siempre ha estado y sigue estando manejado por la mentira; y en conjunto esa “falsa unión cada vez se muestra más corrompida”, ¿qué podemos esperar de ese conjunto los indefensos europeos, que somos la inmensa mayoría y que como tales nos hacen pagar todo? Si se sigue la marcha que ese monstruo lleva, nos esperan más impuestos, más recortes, más pobreza, más calamidades en definitiva; por tanto y hablando claro; esa discutible y falsa unión, no nos ha traído nada más que muchas obligaciones más y mucha más pobreza y miserias de todo tipo.

Pero como ese monstruo “fabrica el dinero o papel que lo representa y lo puede hacer según lo necesiten los que de verdad mandan en ese engendro”. Con ese dinero se paga y se puede pagar todo tipo de propagandas, para que la mentira global sigan presentándola como una panacea y no como la realidad palpable que arriba sintetizo en pocas palabras; y la que se puede ampliar hasta el infinito detectable.
Y como lo que existe son “estómagos agradecidos y bocas pagadas y bien pagadas para predicar lo que interesa a los verdaderos dueños del negocio”(Europa en la actualidad es un conglomerado de intereses comerciales donde predominan las grandes empresas o monopolios y el capital internacional) pues se mantiene esa propaganda, que llega a producir lo que interesa a quienes sean e incluso desorientar hasta a los ingleses, que después de haberse salido “sin haber entrado” (no entregaron su moneda para que la administren en Bruselas)… ahora andan millones de esos ingleses, tratando de que se convoque un nuevo referéndum para dar opción a entrar de nuevo en ella. Pero en general los ingleses aparte de ser ante todo británicos, es que no han sido tontos nunca y ahora parecen no serlo.
En definitiva, que mientras no veamos que los pueblos europeos progresan de verdad y no la realidad que hemos visto y estamos viendo; hay que dudar de ese nuevo “potaje” que nos quieren hacer comer cada día y como primer alimento.
Y como yo no soy técnico en ese complicado asunto, pero sí que suelo tener “buen olfato” para saber dónde está lo podrido; les dejo la siguiente dirección, donde encontrarán un análisis mucho más profundo, véanlo aquí: http://blogs.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2016-06-27/brexit-crisis-union-europea-deficit_1223593/

Les copio un solo párrafo como muestra: “Las razones del Brexit estaban justificadas por la inmigración salvaje y la burocracia más corrupta. Las razones, la antiinmigración y la antiburocracia. Un periodista inglés la semana pasada en Bruselas me diría: “No somos xenófobos pero no queremos que nuestras ciudades se conviertan en algo como esta capital, con 400.000 belgas, 400.000 musulmanes y 400.000 extranjeros, y menos aún ser gobernados por la burocracia mas corrupta de Europa”. Algo de lo que doy fe, porque lo he sufrido intentando conseguir la competencia energética en España, y donde el 'lobby' patrio compró a los 'capos' de la DG4 (Dirección de Competencia) y lo que tenemos hoy es un oligopolio escandaloso. Aunque es ingenuo pensar que una vez fuera de las opresivas regulaciones implantadas por Bruselas, la debilitada economía británica volverá como creen a sus días de gloria como potencia mundial independiente”.

A la vista de todo ello quién es capaz de creer ya en nadie que “huela a político”; la política ha llegado a tal grado de pudrición, que resultará casi imposible lograr una regeneración con la rapidez que ya necesitamos.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

Investidura, tal vez; gobernar, imposible
Javier Benegas www.vozpopuli.com 14 Julio 2016

Este miércoles fue Albert Rivera quien tuvo ocasión de escuchar de voz de Mariano Rajoy la invitación a sacrificarse en el altar del sentido de Estado. Un cáliz que Mariano, después de salvar los muebles el pasado 26 de junio, traslada ahora a sus adversarios. Rajoy necesitaba no ya que Rivera renunciar al veto a su persona, sino que comprometiera de manera permanente sus 32 diputados. Para ello, el PP le ofrecía entrar en el Gobierno, entregando a Ciudadanos algún que otro ministerio, aunque fuera el de Marina. Sin embargo, fue imposible conseguir el necesario compromiso. Eso sí, ya no hay veto a Mariano, por más que Villegas se empeñara pocas horas antes. Un pequeño paso para la España política pero un gran paso para un tablero de juego tan lleno de líneas rojas que no hay quien mueva pieza.

Rivera no tiene salida
Curiosamente, eliminar de la ecuación el veto a Rajoy no ha servido para que PP y Ciudadanos firmen un armisticio. Muy al contrario, la inquina sigue muy viva. "¿Quiénes se han creído que son para perdonarnos la vida?", es el sentimiento enconado de un PP con la piel finísima, incapaz de comprender que, por ahora, hasta ahí podía agacharse Rivera sin que se le vieran las vergüenzas. Y es que una cosa es salvar España y otra muy distinta inmolarse a botepronto.

Rivera no tiene escapatoria. Pudo haberla tenido de haber hecho lo que tocaba cuando debía, en las elecciones del 20-D. Después, por completo desfondado, ha optado por un perfil tan bajo, tan insulso, tan políticamente correcto y anodino, que el mejor servicio que podría prestar a los españoles es dejar de buscar una salida que no existe y entrar de cabeza en un futurible gobierno. Reformar, reformar y reformar o, al menos, intentarlo. En resumen, para Rivera y los suyos, cualquier salvación que no provenga de donde nace el peligro será una desventura.

Investidura y nada más
Después le ha tocado el turno a Pedro Sánchez. Pero no hubo sorpresa, no podía haberla. Fiel al guion, Sánchez se ha mostrado inasequible. Sin embargo, su "no a día de hoy” adelanta cambios futuros. Llegado el momento, seguirá la estela de Ciudadanos; es decir, el PSOE no votará en contra de la investidura de Rajoy sino que se abstendrá… eso o, a un número significativo de sus diputados, la votación les pillará en el excusado. Lo de menos es la fórmula.

Pero hasta ahí van a llegar las alegrías, porque todo indica que las elecciones del 26-J no servirán para que haya un Gobierno, ni estable ni peripatético. Para tal logro serán necesarias la terceras, con suerte allá para noviembre. La progresión es peor que precaria. Así, si las del 20-D no alcanzaron para la investidura, las del 26-J nos darán un Presidente pero jamás un Gobierno; habrá pues que volver a las urnas para tener algo parecido con una mínima esperanza de vida. Y para entonces es posible que la sede de la soberanía nacional no se localice en la Carrera de San Jerónimo sino un poco más lejos, concretamente en Bruselas.

Lamentable
Incapaces de marcar el rumbo, siempre mirando por el retrovisor, siempre a golpe de sondeo, nuestros políticos, tan preocupados por sí mismos, han demostrado una incapacidad insuperable para aventurarse por un terreno que les es completamente desconocido: el de la política con mayúsculas. Pero cuidado, porque quienes le vigilan no son los desdichados españoles, ni siquiera los señores del IBEX, sino los impredecibles mercados y, también, los escaldados burócratas de la Unión Europea. No olviden que España en ningún momento ha dejado de ser una bomba de relojería, con una deuda pública y privada disparatada, que necesita hoy tanto como ayer de hábiles artificieros. Dicho de otra manera, por si aún hay quien no se ha enterado, en el horno hace tiempo que no cabe un bollo, mucho menos el pastelón de otras elecciones. Europa ya no es el cortafuegos de hace cuatro años. De hecho, el desastre del Brexit no está ahí para que, si acaso, Rajoy, Sánchez y Rivera escarmienten en cabeza ajena, sino para que, aprovechando que el Támesis para por Londres, alguien decida hacer un escarmiento con la nuestra.

No es el PSOE, es Ciudadanos
Manuel Muela www.vozpopuli.com 14 Julio 2016

A medida que se acerca el comienzo de la legislatura, se vuelven a repetir las actitudes que dieron al traste con la anterior y que siembran el temor a una nueva legislatura podrida, si sirve la terminología usada en la Francia de los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial para referirse a la guerra que no llegaba. Como es sabido, la guerra llegó, y también la rendición, que se llevó por delante los grandes valores de la democracia y de la libertad. Pues bien, en la España de hoy, el resquebrajamiento del sistema de partidos no termina de alumbrar un proyecto claro para superarlo y, en consecuencia, todas las miradas se vuelven hacia el PSOE, a ver si se decide a hacer de cirineo, aunque sea de forma vergonzante, para que el PP consiga llevar por un poco tiempo la cruz de un gobierno en minoría, cuya ejecutoria no sería muy distinta del esquema en funciones actual. Eso sí, tendría el morbo de ver a un Parlamento haciéndole la vida imposible hasta conseguir su extinción. Sin embargo, la llave para enmendar ese anuncio de pudrimiento la tiene, en mi opinión, Ciudadanos que, con su aureola no rupturista y su clientela de centroderecha, podría jugar las cartas para que las cosas no discurran por el vía crucis que se anuncia. Otra cuestión es que el PP entre en ese juego, porque, al fin y al cabo, le seduce más cualquier componenda con el alicaído PSOE, su viejo compañero del bipartidismo.

Pensar en lo importante para frenar la decadencia
Los árboles de los resultados electorales, con la magra victoria del PP, no deberían impedir ver el bosque de cuáles son las necesidades de revisión seria y profunda del orden político y económico de España, si en verdad queremos frenar la decadencia en la que estamos sumidos, circunstancia que lleva a muchos a pensar que ese es nuestro sino y que cualquier otra cosa mejor no pasa de ser un espejismo. Ese suele el sentimiento que nos invade en las grandes crisis españolas, ocurrió en el XVII y en el 98, y parece que ahora, sin llegar a aquellos extremos, se pretende transmitir que lo valioso es lo que hay y que es mejor no meterse en libros de caballerías, como se sugiere con el discurso oficial. Discurso que los señores de Ciudadanos podrían atemperar, cambiar se me antoja demasiado, para coadyuvar a una salida digna de la situación por la que todos se lamentan, pero que se empecinan en no alterar. Y ya sería hora de que, mejor en el Gobierno que fuera de él, alguien pruebe lo contrario.

Por eso creo que, ante el desbarajuste de la izquierda española, Ciudadanos, como opción de urgencia nacida en el centro derecha, dispone de la capacidad para convertirse en el cirineo que haga soportable el tránsito abierto en la política nacional hacia objetivos que, aunque difusos y desconocidos, más allá de cambios de caras y de modos, alivien el disgusto de miles de electores y les estimulen a seguir participando en la vida pública. Lo de la aritmética parlamentaria, si hubiera un compromiso cierto de Ciudadanos, sería cuestión menor, si es verdad, como todos presumen y con razón, que repetir las elecciones no figura en la agenda política. A veces en la política conviene poner a prueba las promesas y la mejor manera de hacerlo es que la maquinaria del poder público se lubrique con savia nueva para andar por la senda que habría de conducirnos a un porvenir mejor, cuando las uvas estén maduras para ello. Hoy, siento decirlo, no lo están aun, así que se impone el posibilismo.

El posibilismo es la única opción del momento
El posibilismo no debe avergonzar a quienes lo practiquen con la esperanza de sentar las bases de un modelo de convivencia basado en la honradez, en la eficacia de los poderes públicos y en la cohesión social y nacional, tan dañadas ambas por el secuestro del Estado a manos de partidos y satrapías territoriales. Lógicamente, eso exige trabajo y compromiso con el ejercicio del poder, porque sin este el sistema se encargará de fagocitar las buenas intenciones, aunque estas figuren plasmadas en documentos para facilitar la constitución de un Gobierno. Si no, que le pregunten a los que en su día hicieron posible alguna experiencia parecida y luego asistieron, impotentes, al si te he visto no me acuerdo, facilitado por la institución de la moción de censura constructiva. Otra joya del sistema que convendría arrumbar, si este se transformarse en una democracia viva y transparente.

En fin, lo ideal sería que las Cortes fueran capaces de poner en pie un Gobierno provisional de gestión con un programa sencillo y claro para, en un plazo no superior a año y medio, se convocara a los españoles para constituir el nuevo sistema que haga posible la salida pacífica y democrática de la crisis que padecemos. Como a la vista de todos está que eso no es posible, pidamos que la minoría de Ciudadanos sea capaz de arrancar el motor para iniciar la marcha, no vaya a ser que, por permanecer cada uno en su trinchera, nuestra liviana democracia termine en el pudridero ante la indiferencia de millones de españoles.

España en la agenda
Hermann Tertsch ABC 14 Julio 2016

El presidente norteamericano ha hecho una brevísima visita a España. Tan corta que no ha dado tiempo a Barack Obama a sentarse con Pablo Iglesias a estudiar y debatir extensamente todos los grandes problemas mundiales del momento. Esta vez no pudo ser. Tres minutos y medio dedicó Obama a cada uno de sus tres interlocutores de la oposición al presidente en funciones que son Pedro Sánchez, el referido Iglesias y Albert Rivera. Tres minutos y medio en los que le dio tiempo a hablar con alguno de ellos hasta de baloncesto. Por lo que hay que deducir que no traía planes de arrancarle a ninguno sus más íntimos secretos. El presidente Obama ha sido implacable con su economía del tiempo. Quería estar ya en EE.UU., pero tenía que venir a lo que venía. A hablar en Rota. A sus militares, pero también al resto del mundo. También a aquellos que amenazan con los misiles. También desde Irán, de ese régimen por cierto que tienen a sueldo en su televisión al tal Iglesias que hoy cuenta con 71 diputados en el parlamento español. Era Rota, no Zarzuela ni La Moncloa el centro de su visita. Claro que Obama se ha sentido cómodo con el Rey Felipe VI. No son esclavos del momento político. Lo son los políticos, que se comían las uñas para no pedirle un selfie al visitante, amenazaban con dejar a alguien tuerto con el abanico o le regalaban al presidente un librito comunista, dedicatoria con faltas de ortografía incluida.

Con el presidente en funciones no tenía que esforzarse. Los intereses de Rajoy estaban cubiertos con su mera presencia. Ambos sabían que estas visitas no se hacen con un presidente en funciones. Ni se anuncian en campaña electoral. La visita y su realización, pese a no haber nuevo gobierno y al final pese a la sangre de Dallas, responde a urgencias trascendentes. Que el Gobierno de Rajoy quisiera la visita no habría sido suficiente. Angela Merkel había hablado de España a Obama en Hanover en abril. De la alarma en la UE ante la posibilidad de un gobierno liderado por la extrema izquierda en Madrid. Una alarma que no se calma y cuyas consecuencias el consumado Brexit solo agrava. Un gobierno izquierdista que empezara a exigir una revisión de política, el disparar el gasto y la ingeniera social sería el pretexto perfecto para que en el norte de Europa se plantaran los del «hasta aquí hemos llegado». Podría haber cola para el referéndum para despedirse de un invento, la UE, definitivamente fracasado. Pero además está la seguridad de todos. En Varsovia se ha producido un pequeño milagro. Con el despliegue de tropas de los grandes países de la OTAN en la peligrosa vecindad de Rusia. Y con la plena activación del escudo antimisiles, principal proyecto de seguridad occidental hoy. Tiene cinco pilares, en Polonia, Rumanía, Turquía, Alemania y España. Todavía hay quienes dicen que el viaje no ha tenido contenido político. Pocas veces ha tenido más contenido político una visita en España. El mundo va a ser un sitio muchísimo más peligroso. Un esfuerzo internacional intenta evitar que el kindergarten que es la política española genere un daño irreversible en una defensa común necesaria. Con el disparate separatista e izquierdista y la debilidad y vulnerabilidad de los defensores del sistema, España ha demostrado el inmenso daño que es capaz de hacerse a sí mismo. Se trata de evitar que esos daños se hagan permanentes y afecten a otros. Obama dejaba claro que es interés común de la OTAN una España unida y sólida. Que España está en la agenda, no solo de los enemigos de esta alianza más necesaria que nunca para todos.

España es un estado girondino
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 14 Julio 2016

Lingüista

Como un trallazo. Chantal Delsol, filósofa, historiadora de las ideas políticas, editorialista de 'Le Figaro', lo soltó como un trallazo: España es un país girondino ('La Vanguardia', 31.08.15). Lo cual significa, en las coordenadas mentales francesas, que España no es un estado, o que no tenemos solución, o que estamos condenados a ser pasto de mafias, caciques y señores locales. La Gironda era la reacción, el reducto donde se refugiaron los privilegiados -la nobleza y el clero- para anular los logros revolucionarios. En la aceleración histórica que supuso la Revolución francesa, en medio de la grandilocuencia y la sangre con que todo se puso patas arriba, se fueron formulando dos propuestas políticas: la federalista y la radical, más conocidas como la de los girondinos y los jacobinos. Estos se situaban respectivamente a la derecha y a la izquierda en la Asamblea Nacional, y de ahí las “izquierdas” y “derechas” actuales. La guerra parlamentaria derivó en una sublevación en toda regla, que acabó con la derrota girondina. En cierta manera, fue la victoria de las izquierdas sobre las derechas, la revolución contra la reacción, el radicalismo contra el revisionismo, París contra las provincias. El comandante Napoleón contribuyó decisivamente a la victoria jacobina, lo que le valió ascender a general, y con un pasito más llegó a Emperador. Y luego, todo lo demás.

Desde la perspectiva jacobina, el poder de la nación es único e indivisible, patrimonio por igual de todos los ciudadanos. Para borrar las huellas tanto del feudalismo como del federalismo, se prohibieron en el territorio de la República las lenguas, dialectos y hablas locales. Y eso explica la Francia actual, donde las antes potentes lenguas regionales han desparecido, donde es impensable diferencia alguna en la Administración pública desde Dunquerke a Perpiñán, incluyendo Ajaccio y las islas Reunión. El acuerdo nacional es que “así es, y así debe ser”. La regionalización solo se plantea como una mejora de la eficiencia: nunca como un “derecho al autogobierno”.

Por eso en Europa no entienden lo que pasa en España. Que la Constitución reconozca los “derechos históricos” de País Vasco y Navarra, que las autonomías desafíen al gobierno central, que las sentencias del TC se puedan incumplir ostentosamente, que haya diferentes fiscalidades, que el presidente del gobierno tenga que ir con pies de plomo para no ofender a ningún barón autonómico, resulta inaudito. De ahí a un estado fallido -estilo Libia- no hay un trecho tan largo. Los independentistas saben que su apuesta es perdedora: pero les queda la esperanza de ganar “por incomparecencia de la otra parte”.

Pero lo más lacerante es que ese ánimo centrífugo haya calado en la izquierda como marca de progresista y revolucionario. ¿Cómo es posible que lo reaccionario, los privilegios, lo insolidario, pase como guay y democrático? Solo se me ocurre una explicación: el franquismo, con sus obsesivos ¡Arribaspaña!, fue el veneno que lo intoxicó todo. Hizo malo todo lo que suena a España, desde la bandera hasta el propio nombre, pasando por los toros y la Hispanidad. Y dio bula a esas atrocidades ideológicas que ahora gozan de impunidad: los derechos históricos, el autogobierno, la normalización lingüística, los ocho apellidos y la independencia. Habrá que esperar: esperar a que pase la inflamación. Que se consuman todos los rastros de franquismo, y luego hablaremos.

El papel de Ciudadanos
Aleix Vidal-Quadras  www.gaceta.es 14 Julio 2016

Tanto las personas en el plano individual como las organizaciones en el colectivo se enfrentan con frecuencia al problema del choque entre la imagen que tienen de sí mismas y la que la realidad les acaba por forjar. Ciudadanos se ve en su propio espejo como una fuerza renovadora, regeneradora, impulsora de reformas decisivas, rectificadora sin rupturas traumáticas de los errores que el desarrollo del sistema del 78 ha ido acumulado durante cuatro décadas, joven, empática, sonriente y arrolladora. Muchos votantes también perciben así al partido naranja y por eso obtuvieron cuarenta escaños el 20D y treinta y dos el 26J. Sin embargo, su comportamiento en la arena política ha sumado a esos elementos positivos, llenos de atractivo y de capacidad movilizadora, otros como la ambigüedad, la fluctuación, la contradicción y la vacilación, que han oscurecido su brillo inicial y lo han situado en una senda descendente tras su irrupción en el Congreso hace seis meses. Por tanto, es urgente que Ciudadanos encuentre su sitio y su papel o se expone a seguir menguando.

La definición como opción de centro tiene sus ventajas, sin duda. Presta capacidad de maniobra tanto a babor como a estribor, elimina aristas y rechazos, y coloca en el punto medio del espectro ideológico, allí donde los sociólogos dicen que se decide el resultado de las elecciones. La batalla se da en el centro, repiten los expertos, quién se gana al centro alcanza el éxito. Por tanto, piensan siempre los centristas, si uno se ubica allí donde se resuelve el conflicto, ganancia segura. Un examen desapasionado de lo que pasa en la práctica, revela que este planteamiento peca de simplista. En primer lugar, el centro está en equilibrio constante resistiendo la tensión de los que le asedian por ambos costados y como no pocas veces los acontecimientos marcan desplazamientos de la opinión hacia uno de los dos extremos, el centro vive en riesgo permanente de ser arrollado. En segundo, el esfuerzo por mantenerse en la equidistancia obliga a la tibieza y a la indefinición en ocasiones en las que el electorado necesita respuestas nítidas y eso castiga al centro haciéndolo aparecer como desdibujado. Y, por último, al producirse coyunturas en las que no hay más remedio que sentar posición clara, la obsesión por permanecer en el centro determina vaivenes que terminan reflejando incoherencia.

Todas estas dificultades han complicado la vida de Ciudadanos desde que se lanzó a la política nacional desbordando su hábitat originario estrictamente catalán. Por ejemplo, su empecinamiento en negarse a aceptar a Rajoy como Presidente del Gobierno, plenamente justificado, por otra parte, ha topado con un mapa parlamentario complejo y una demanda social creciente de un gobierno estable que al final le ha doblegado manchándolo de debilidad.

Asimismo, su actitud hasta cierto punto pasiva en el momento actual, anunciando la abstención, renunciando a entrar en el Ejecutivo y esperando a que Rajoy presente su plan en lugar de condicionar su apoyo a la aceptación de su agenda de reformas, diluye su protagonismo y le rebaja a un rol de testigo inmóvil cuando podría ser un actor influyente.

En definitiva, Ciudadanos cabecea ante un dilema que no consigue resolver: sustituir al PP como gran vertebrador hegemónico del espacio de centro-derecha, pero más limpio, agradable y dinámico, o reemplazar al PSOE en el amplio predio del centro-izquierda, aunque menos bronco, más posmoderno y con estilo europeo septentrional. Si insiste en balancearse en tierra de nadie, su tiempo llegará su fin, como le sucedió al CDS de su admirado Adolfo Suárez.

Es imposible que persista en navegar entre dos aguas y a la hora de adoptar una identidad definitiva de las dos entre las que ahora transita ha de tener muy presente la composición de su base social, que procede mayoritariamente de antiguos votantes del PP, decepcionados por los incumplimientos del programa, por la corrupción y por el abandono de los valores tradicionales del liberalismo conservador que han perpetrado Rajoy y su equipo de tecnócratas, burócratas de partido y profesionales de la supervivencia. Ese es básicamente el apoyo con el que cuenta Albert Rivera y la prueba está en la eficacia del miedo a Podemos como mecanismo de recuperación del PP.

En lugar de acomodarse a regañadientes a la abstención y actuar como modulador de las propuestas de mínimos que haga Rajoy, Rivera debiera haber acudido a la reunión con el Presidente en funciones armado de una potente lista de reformas y de medidas de gobierno y haberse mostrado dispuesto a compartir la responsabilidad de sacar a España del desmayo y la desorientación que padece desde que estalló la crisis en 2008. Dada la legendaria indolencia y la absoluta falta de carisma de Rajoy, un Vicepresidente activo, eficiente y buen comunicador hubiera recogido el fruto de una legislatura de recuperación y puesta punto del país. Ciudadanos todavía está a tiempo de rectificar, salir de su parálisis y tomar en sus manos un destino glorioso que se le está escapando.

PP de las LGTBI
EDITORIAL  www.gaceta.es 14 Julio 2016

Salvo que a Cristina Cifuentes le dé un súbito ataque de cordura, la Comunidad de Madrid aprobará hoy una nueva ley que impone en nuestras escuelas la ideología de género y el programa LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales), es decir, la doctrina homosexualista. Se trata del “Proyecto de Ley 4(X)/2015 RGEP.4201, de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid”, presentado por el PP y con las enmiendas de los grupos parlamentarios PSOE, Ciudadanos y Podemos. So capa de combatir la discriminación –asunto éste en el que todos estaríamos de acuerdo-, la nueva ley es un ejercicio de ingeniería social que parecería más propio del PSOE de Zapatero que de un gobierno del PP, pero ya nadie ignora hasta qué punto el PP ha terminado abducido por la ideología dominante en la izquierda.

Esta ley, en efecto, incorpora un capítulo de “Medidas en el ámbito educativo” que vulnera directamente el derecho de las familias a decidir la educación moral de sus hijos. En su artículo 29.2 prescribe una “Estrategia integral de educación y diversidad sexual e identidad o expresión de género” que va a aplicarse en todos los niveles y etapas formativas y que, por supuesto, será obligatoria en todos los centros educativos. Los artículos siguientes ordenan la inclusión de la “realidad LGTBI” en los planes de estudio. Y aún más: el artículo 34 obliga a todos los docentes a recibir “formación” por parte de las organizaciones LGTBI e introduce la “realidad LGTBI” y los “diferentes modelos de familia” en los cursos y másters de formación del futuro personal docente. Lo cual es una evidente vía de adoctrinamiento en materia moral y antropológica y, además, dibuja el cauce institucional para adoptar a las asociaciones LGTB en la red clientelar del poder. A partir de ahora las "organizaciones LGTBI" actuarán en este orden como agentes del poder público subvencionados por todos los ciudadanos. Generosa, Cifuentes.

Hasta hace poco, pensábamos que el PP estaba de acuerdo en que la educación es un derecho de las familias, y no del Estado; en que la formación moral de los hijos corresponde a los padres, no a los políticos, y en que la familia natural era una institución que debía ser conservada, no destruida. Hoy ya sabemos lo que quiere el PP. Que, por cierto, sigue escupiendo en los principios e ideas de sus votantes, cautivos de unas siglas y de la elite de un partido que ha perdido definitivamente el norte.

También quieren llevar el proyecto a Madrid
Así corromperán a los niños de 6 años en los colegios de Barcelona
Menores transexuales, tríos, madres lesbianas y adolescentes gais son los protagonistas de los cortos sobre diversidad sexual que tendrán como espectadores a los niños de entre 6 y 16 años en los colegios de Barcelona.
Gaceta.es 14 Julio 2016

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, llevará a las aulas la ideología de género más radical con cinco cortos que pretenden adoctrinar a niños y adolescentes en materia de homosexualidad y transexualidad. Estos cortos van acompañados de un material didáctico sobre diversidad sexual y afectiva que se utilizará en las aulas barcelonesas de Educación Primaria y la ESO a partir del próximo curso.

Los cortos están dirigidos a niños y adolescentes de entre 6 y 16 años y forman parte de un proyecto del gobierno de Colau denominado "Diversidad en corto" que se presentó en la 21ª Muestra Internacional de Cine Gay y Lésbico Fire !!. Asimismo, los impulsores de este proyecto pretenden llevar su iniciativa a otras comunidades como la madrileña.

Bajo el pretexto de luchar contra la discriminación y el acoso escolar, el Ayuntamiento de Barcelona -con apoyo de la concejala de Feminismos y LGTBI- enseñará a los menores a normalizar la transexualidad y las relaciones homosexuales, en algunos casos con imágenes de dudosa utilidad docente para niños de entre 6 y 16 años y que constituyen auténtica propaganda homosexualista.

Imágenes subidas de tono
Este es el caso del corto Autoretrat en rosa i blau, de Isaki Lacuesta, en el que aparecen imágenes de tríos y parejas homosexuales manteniendo relaciones sexuales, aunque afortunadamente sin detalles explícitos que lo calificaran de pornográfico.

Menores transexuales
A partir del próximo curso, a los niños y adolescentes de Barcelona se les enseñará a normalizar la transexualidad a través de Aniversari de Judith Colell. Este corto relata la historia de una niña que siempre se ha sentido niño y que escribe un cuento sobre una leona que quiere convertirse en león.

Adopción por parte de parejas homosexuales
El objetivo principal del corto Júpiter i Mart, según afirma su creadora Carla Subirana, es que los niños vean "como algo normal" que existan familias formadas por dos padres o dos madres. Los protagonistas del corto son dos niños criados por una pareja lesbiana que cuentan su experiencia: "Da igual si tienes dos padres, dos padres, sólo una madre o sólo un padre, mi familia es así y me quiere".

'Nadie puede decir lo que es normal'
En el cortometraje Normal de Isabel Coixet se enseña a los niños que "nadie puede decir lo que es normal" y que normal es una palabra que sirve para establecer barreras. Sin embargo, segundos después, uno de los protagonistas del corto pontifica: "Lo normal es que yo sea un chico y me gusten los chicos, lo normal es que tengas dos padres, que tengas dos madres".

Un pingüino enseña diversidad sexual
Miguel Bosch, creador de la webserie gay 'Te Quiero, Yo Tampoco', también ha participado en el proyecto de Colau con el cortometraje Todo saldrá bien, pingüino. En este corto, el protagonista es Sergio, un chico que se siente pingüino y defiende que ha nacido así aunque sea diferente del resto de los niños. La historia cuenta cómo Sergio encuentra el amor con otro chico-pingüino y los dos tienen una niña.

el 13 de julio de 1936
El asesinato de la izquierda que precipitó la Guerra Civil
El Gato al Agua desentraña el crimen contra el diputado Calvo Sotelo, una de las causas que adelantó la Guerra Civil y cometido después de una advertencia de la Pasionaria: 'Este hombre ha pronunciado su último discurso'.
Gaceta.es 14 Julio 2016

El asesinato de Calvo Sotelo el 13 de julio de 1936, junto con el del Teniente Castillo un día antes, precipitó el levantamiento que da lugar a la Guerra Civil. Un crimen que conmociona a la sociedad de la época. Fue una de las figuras más detestadas por la izquierda por su tenaz oposición a la República y que pronunció una frase memorable en forma de premonición: ‘Prefiero morir con gloria a vivir con vilipendio’. Precisamente fue La Pasionaria quien, con un tono amenazante, advirtió a Calvo Sotelo: ‘Este hombre ha pronunciado su último discurso'.

'La izquierda estaba asaltando el Estado'
''El asesinato de Calvo Sotelo es un crimen que fue el final de un proceso de violencia de la izquierda y de una identificación de la izquierda con la Policía'', sostiene el historiador Fernando Paz. Explica que ''la izquierda estaba asaltando el Estado y todas sus instituciones''. ''Lo que existía era un auténtico terror instalado en la derecha, incluso algunos se marcharon del país'', afirma. Además, entiende que si bien la muerte de Calvo Sotelo no fue la causa de la Guerra Civil, ''sin ella es posible que la no se hubiera producido en la manera que se produjo''.

'Había una República bolchevizada'
José Javier Esparza recuerda cómo durante el funeral de Calvo Sotelo murieron cinco personas, en el momento de duelo del diputado. ''Su muerte fue muy importante por una razón, fue la mejor manifestación posible que muestra que la República no era democrática, era una república bolchevizada'', explica el periodista. ''No se puede explicar su asesinato desde ningún criterio democrático'', comenta.

El magnicidio que escondió el Frente Popular
Pedro Fernández Barbadillo Libertad Digital 14 Julio 2016

El asesinato del diputado monárquico José Calvo Sotelo se presenta como un suceso menor porque la historiografía se niega a reconocer la situación pre-revolucionaria que sufría España por obra del Frente Popular.

En un país donde los terroristas de izquierdas habían asesinado entre 1897 y 1921 a tres presidentes de Gobierno y realizado en 1934 la mayor sublevación revolucionaria de Europa occidental desde la revolución bolchevique (con unos 1.400 muertos), en el que además entre mediados de febrero de 1936 y mediados de julio de ese año habían muerto en torno a 330 personas por motivos políticos (en Alemania, mucho más poblada, en las peleas entre los rojos y los pardos murieron en 1930, 17 nazis y 44 comunistas, en 1931, 42 nazis y 52 comunistas y en 1932, 84 nazis y 75 comunistas), el asesinato del diputado monárquico José Calvo Sotelo por un comando terrorista de policías y militantes del PSOE puede parecer un suceso menor. Y así trata de presentarlo el mismo sector de la historiografía que se niega a reconocer la situación pre-revolucionaria que sufría España por obra del Frente Popular. Éste fue el efecto que causó en las gentes el asesinato de Calvo Sotelo, tal como describe Stanley Payne (La primera democracia española):

En cuanto se conocieron los hechos, toda la derecha y muchos elementos moderados quedaron convencidos de que constituía la prueba más decisiva y alucinante de todas las acusaciones hechas sobre el partidismo político de la administración del orden público. En toda la historia de los regímenes parlamentarios no se había dado jamás el caso de que un jefe de la oposición parlamentaria hubiese sido asesinado por un destacamento de la policía nacional.

Las circunstancias de su asesinato son sabidas. Amenazas de muerte en las Cortes proferidas por parte de los diputados socialistas y comunistas y hasta el presidente del Gobierno, Santiago Casares Quiroga. Violencia creciente en las calles, fomentada y consentida por el Gobierno y los partidos del Frente Popular, uno de cuyos episodios fue, en la noche del 12 de julio, el asesinato por pistoleros desconocidos del teniente José del Castillo, instructor de las milicias socialistas y reintegrado después de haber sido expulsado por participar en la revolución de 1934. Formación en el cuartel de Pontejos, de la Guardia de Asalto, con permiso de las autoridades del Ministerio de Gobernación, de comandos con listas para detener a falangistas y derechistas. Uno de estos comandos terroristas, encabezado por el capitán de la Guardia Civil Fernando Condés e integrado por pistoleros socialistas, se subió a la camioneta número 17.

La madrugada del 13 de julio el comando irrumpió en el domicilio de Calvo Sotelo (Velázquez, nº 89), que tenía cuatro hijos. Las credenciales de Condés se impusieron a la escolta del diputado. En la furgoneta, el pistolero socialista Luis Cuenca, escolta de Indalecio Prieto y ‘delegado’ de Gobernación en las elecciones repetidas en la provincia de Cuenca, le disparó por la espalda.

En las derechas, la reacción fue de asombro y, también, de determinación: la conspiración militar organizada por el general Emilio Mola, hasta entonces vacilante, se reforzó. Tanto los carlistas como el general Francisco Franco olvidaron los primeros sus exigencias y el segundo sus precauciones, y se implicaron de lleno en la sublevación.

El Gobierno no persigue a los sospechosos
Con motivo del cumplimiento del octogésimo aniversario del asesinato de Calvo Sotelo, queremos destacar la complicidad del Frente Popular en ese crimen. ¿Qué hicieron el Gobierno y el FP ante semejante acto de terrorismo?

• El Gobierno prohibió que los periódicos calificasen de "asesinato" la muerte de Calvo Sotelo y en un comunicado equiparó su asesinato con el de Castillo.
• La oficialidad de Pontejos protestó contra todas las medidas de investigación e impidió la detención de Condés. De la furgoneta se lavó la sangre del político gallego.

• Prieto y otros socialistas prominentes como Julián Zugazagoitia y Juan Simeón Vidarte ampararon a Condés y Cuenca. Condés fue escondido en la casa de la diputada socialista Margarita Nelken. Cuando se enteró del magnicidio, Zugazagoitia dijo: "Este atentado es la guerra".

• El Gobierno prohibió que el cadáver de Calvo Sotelo se velara en la Academia de Jurisprudencia, de la que era presidente.

• El mismo día en que apareció el cadáver, los diputados del PCE presentaron un borrador de decreto-ley (difundido por Mundo Obrero) al resto del FP que autorizaba al Gobierno a disolver las organizaciones de "carácter reaccionario o fascista" (toda la oposición, salvo el PNV), a encarcelar sin fianza a "personas conocidas por sus actividades reaccionarias, fascistas y antirrepublicanas" y a confiscar la prensa "reaccionaria".

1936-calvo-sotelo-entierro.jpg• El 14 de julio la comitiva fúnebre fue tiroteada al regreso del entierro por pistoleros del Frente Popular, sin que las fuerzas policiales intervinieran. También en Madrid en una refriega entre miembros de UGT y CNT murió un anarquista.

• En la reunión de la Diputación Permanente del 15, programada para ampliar por otro mes el estado de alarma, los diputados de izquierdas volvieron a insultar a los de la CEDA y el Bloque Nacional. Gil Robles reveló que entre el 16 de junio y el 13 de julio se habían cometido 61 muertes más por motivos políticos y espetó al Gobierno: "Vosotros, que estáis fraguando la violencia, seréis las primeras víctimas de ella". Prieto aseguró que el asesinato de Calvo Sotelo era una reacción al de Castillo, con lo que rebajaba a los policías a la categoría de pistoleros. Como solía hacer, el presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, censuró los discursos en el Diario de Sesiones.

• El periódico Claridad publicó el 15 unas declaraciones del socialista Francisco Largo Caballero, que estaba en Londres: "¿No quieren este Gobierno? Pues que se sustituya por un Gobierno dictatorial de izquierdas. ¿No quieren el estado de alarma? Pues que haya guerra civil a fondo".

• El 15, el director general de Seguridad, José Alonso Mallol, declaró que se habían detenido a 185 jefes locales y provinciales de Falange en toda España y el 16 se cerraron todas las sedes de partidos derechistas en Barcelona.
• El Gobierno apartó del caso al juez de instrucción Ursicino Gómez Carbajo, que se había hecho cargo de la instrucción, por su independencia. A una rueda de reconocimiento que pidió el juez, Mallol envío a unos 170 guardias.

Represalias contra los abogados
Las medidas para silenciar el magnicidio se sucedieron incluso cuando había comenzado el alzamiento. Para algunos izquierdistas era más importante ocultar los detalles de la muerte de Calvo Sotelo que combatir a los militares sublevados.

Melquiades Álvarez, político masón, liberal y republicano, ex presidente del Congreso, era decano del Colegio de Abogados de Madrid desde 1932. Había aceptado ejercer la defensa legal de José Antonio Primo de Rivera (encarcelado en marzo por el Gobierno izquierdista por posesión de armas, cuando Prieto había sacado una pistola en las Cortes) y había asistido al entierro de Calvo Sotelo.

El 24 de julio, un grupo de abogados vinculados al Frente Popular se incautó del Colegio. Días más tarde, cuenta su nieta Sarah Álvarez de Miranda (Melquíades Álvarez, mi padre), se nombró una comisión gestora, presidida por el político Francisco López de Goicoechea, que le destituyó. Además, esta gestora aprobó la expulsión de las decenas de letrados que habían formado una protesta por el asesinato de Calvo Sotelo. Antes de que concluyese julio, el Gobierno nombró a López de Goicoechea decano.

La lucha de Álvarez contra la dictadura del general Primo de Rivera, su republicanismo y su edad (había nacido en 1864) no le protegieron de las ‘hordas marxistas’. El nuevo director general de Seguridad, Manuel Muñoz Martínez, de Izquierda Republicana (el partido de Azaña), ordenó su detención el 4 de agosto. La noche del 21 al 22 de agosto fue asesinado en una de las sacas cometidas contra presos de la cárcel Modelo.

El 25 de julio un grupo de milicianos socialistas irrumpió en el Tribunal Supremo y robó el sumario abierto por el asesinato. Las investigaciones judiciales las realizaron los nacionales al concluir la guerra y constan en la ‘Causa General’.

Todo lo expuesto arriba demuestra que el asesinato de José Calvo Sotelo fue un magnicidio del que se hizo responsable toda la izquierda. Incluso algunos dirigentes lamentaron no haber ido en esa camioneta para apretar el gatillo. Así lo proclamó el socialista Ángel Galarza cuando ya había estallado la guerra:

A mí el asesinato de Calvo Sotelo me produjo un sentimiento. El sentimiento de no haber participado en la ejecución.

En 1936 no había democracia en España ya antes del 18 de julio.

Neymar confirma que los jugadores pasan de aprender catalán: “En el vestuario del Barça nos comunicamos en castellano”
Francisco Rabadán okdiario 14 Julio 2016

Neymar Jr acudió al programa de televisión de máxima audiencia nocturna del humorista Jo Soares y explicó allí que “no habla una palabra de catalán”, pese a la imposición del Barcelona de aprenderlo por contrato. “Es una mezcla entre español y francés. No lo hablo, aunque lo entiendo bastante cuando me hablan en él”, dijo el astro brasileño.

El delantero reconoció que en el vestuario, pese a la presencia de Piqué, Busquets o Jordi Alba, todos los jugadores “se comunican en castellano”. Umtiti, reciente fichaje culé, se dará cuenta en cuanto entre a ese vestuario que está perdiendo el tiempo aprendiendo catalán por culpa de una cláusula de su contrato que se ha estandarizado desde la era Laporta.

“El jugador debe realizar máximos esfuerzos para integrarse en la sociedad catalana, respetando y asumiendo los valores culturales de la misma, comprometiéndose especialmente en el aprendizaje de la lengua catalana, vehículo fundamental para la mencionada integración”, reza la cláusula.

Neymar confirma lo evidente: que nadie tiene interés por aprender catalán. Dos capitanes del equipo como Mascherano o Messi no hablan ni una palabra del idioma, mientras que el gran capitán Iniesta lo chapurrea tras 20 años en la Ciudad Condal. Luis Enrique, por su parte, acepta preguntas en catalán en rueda de prensa, pero siempre responde en castellano.

Mercedes echa marcha atrás y no apelará la sanción de Rosberg

El Barça intentó obligar a Suárez y Rakitic
El club no ha cesado en su interés por conseguir que algunas de sus estrellas internacionales se expresen en catalán. El sueño de la directiva de Josep María Bartomeu consiste en lograr que Luis Suárez e Ivan Rakitic terminen expresándose en esta lengua, puesto que ven que son los que más papeletas pueden tener para aprender.

El croata, casado con una sevillana, habla con un marcado acento andaluz. En el club, le presionan para que lo haga por su facilidad para aprender idiomas, pero él se niega a hacerlo de momento. En el caso del uruguayo, el Barcelona ha intentado entrar por la vía sentimental. La esposa de Luis Suárez migró a la Ciudad Condal con tan sólo 13 años y ella y su familia aprendieron a dominar la lengua catalana. Al charrúa le han sugerido que emplee su tiempo en ello. De momento nadie, no nacido en Cataluña, tiene interés en aprender una lengua que no les sirve para nada fuera de Barcelona.

Sigue el 'efecto Carmena': empeora el clima empresarial en la capital, con un desplome de 2,3 puntos
El clima empresarial de la capital ha retrocedido 2.3 puntos en los dos últimos trimestres.
Diego Sánchez de la Cruz Libertad Digital  14 Julio 2016

El clima empresarial de la Ciudad de Madrid ha retrocedido 2.3 puntos en los dos últimos trimestres, registrando de nuevo un valor negativo que rompe con la tendencia al alza que se venía observando desde 2013. Este indicador, que viene recogido en un informe del propio Ayuntamiento al que ha tenido acceso Libre Mercado, confirma el deterioro del entorno económico en la capital española, sin duda ligado a la incertidumbre que está generando el gobierno de Ahora Madrid.

En el año 2013, el clima empresarial en la Villa y Corte se movía en números rojos de -24 puntos. Sin embargo, en 2014 empezó a desarrollarse una continua recuperación que permitió que este indicador mejorase de -18 a -8,4 puntos. En 2015 siguió la mejoría: -9,1 puntos en el primer trimestre y -6,7 en el segundo.

Ya con Carmena al frente, el indicador de clima empresarial mantuvo una inercia positiva hasta el primer trimestre de 2016, alcanzando los 0,6 puntos. Sin embargo, en los dos boletines de clima empresarial que se han publicado durante el presente ejercicio, la nota registrada en el Ayuntamiento ha caído progresivamente, primero a 0,1 y luego a -1,7 puntos. Por tanto, el deterioro desde el pico de 0,6 hasta el nuevo valle de -1,7 equivale a una caída de -2,3 puntos.

Capturadepantalla2016-07-13alas10.56.51.

Que el indicador de clima empresarial entre en terreno negativo significa que las opiniones negativas superan a las positivas. Hay tres categorías analizadas y en las tres se ha registrado un cambio a peor. Según reconoce el propio documento del Ayuntamiento, "la marcha del negocio desciende 3,9 puntos, el empleo baja en 1,2 y los precios en 0,4".

En términos interanuales, la valoración de los empresarios de la capital sobre el comportamiento del empleo ha retrocedido 1,6 puntos, coincidiendo con el sorpasso que ha hecho que el paro en el Ayuntamiento sea ya superior al de la Comunidad.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

30 años de la masacre de guardias civiles en la plaza de la República Dominicana
El 14 de julio de 1986 la banda terrorista ETA provocó una carnicería haciendo estallar una furgoneta bomba al paso de un convoy de la Guardia Civil.
M.J. Grech Libertad Digital 14 Julio 2016

A las 7:45 horas del 14 de julio de 1986, tres semanas después de que el PSOE ganara las elecciones generales por mayoría absoluta, la banda terrorista ETA provocó una masacre de guardias civiles en la plaza de la República Dominicana de Madrid. Una furgoneta-bomba, que estalló al paso de un convoy de vehículos de la Guardia Civil procedente de la Escuela de Tráfico de la calle Príncipe de Vergara, mató en el acto a cinco guardias civiles: CARMELO BELLA ÁLAMO, natural de Badajoz; JOSÉ CALVO GUTIÉRREZ, de Barcelona; MIGUEL ÁNGEL CORNEJO ROS, de Valencia; JESÚS MARÍA FREIXES MONTES, de Lérida, y JESÚS JIMÉNEZ JIMENO, de Teruel. Otros cuatro guardias civiles murieron en las horas posteriores al atentado: ANDRÉS JOSÉ FERNÁNDEZ PERTIERRA, natural de Gijón; JOSÉ JOAQUÍN GARCÍA RUIZ, de Burgos; SANTIAGO IGLESIAS GODINO, de Alicante, y ANTONIO LANCHARRO REYES, de Badajoz. Tres más lo hicieron en los siguientes días: JAVIER ESTEBAN PLAZA, que falleció cuatro días después, el 18 de julio; MIGUEL ÁNGEL DE LA HIGUERA LÓPEZ, que falleció el 31 de julio; y JUAN IGNACIO CALVO GUERRERO, que lo hizo el 5 de agosto, convirtiéndose en la víctima número doce del brutal atentado.

El atentado de ETA que mayor número de víctimas mortales se había cobrado desde el inicio del proceso democrático se produjo un día después de la deportación a Gabón del dirigente etarra Txomin Iturbe y veinticuatro horas antes de la constitución del nuevo Parlamento. Fuentes de la lucha antiterrorista relacionaron, en un principio, el atentado con la deportación de Iturbe a Gabón. Sin embargo, el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, desvinculó ambos hechos, señalando que la acción criminal estaba preparada antes de que se conociera la expulsión.

Con estas doce víctimas mortales, el atentado de la plaza de la República Dominicana pasa a ocupar el tercer lugar entre los atentados múltiplescometidos por la banda, después del coche-bomba en el Hipercor de Barcelona (con veintiuna víctimas mortales) y el atentado de la Cafetería Rolando en Madrid el 13 de septiembre de 1974 (con trece, todas ellas civiles, menos el policía Félix Ayuso Pinel, que murió más de dos años después, el 11 de enero de 1977).

Otras setenta y ocho personas, entre agentes de la Benemérita y civiles, sufrieron heridas de diversa consideración. Siete guardias civiles fueron heridos de gravedad: Jesús García Rangel, con secuelas físicas y psíquicas irreversibles e incompatibles con el desempeño de su profesión; Miguel Ángel Martínez Díaz, al que los trastornos neuróticos y postraumáticos provocados por el sufrimiento padecido le obligaron también a abandonar su profesión; Jacinto López Martínez, que también tuvo que pedir la baja laboral permanente por las heridas sufridas; Juan Izquierdo Sánchez, que perdió el ojo derecho y el 60% de la audición del oído izquierdo; Miguel Ángel Dorado Castellanos, obligado asimismo a abandonar su profesión a causa de las secuelas en ambos oídos y en el ojo izquierdo y las alteraciones epilépticas provocadas por el atentado;Gabriel Aranda Sánchez, que también tuvo que abandonar definitivamente la Guardia Civil por las secuelas del atentado, y José Manuel Jiménez Sánchez, que sufrió la pérdida del ojo derecho y otras heridas que le imposibilitaron seguir ejerciendo como guardia civil. Muchos más guardias civiles arrastraron secuelas durante años, viéndose obligados a dejar la Guardia Civil por causa del estrés postraumático, ansiedad, pesadillas y miedos. "Después del miedo a morir, te queda el miedo a vivir", dijo uno de ellos a El Mundo(25/06/2006). Muchos de ellos ni han sido reconocidos como víctimas del terrorismo ni han recibido ayudas para sufragar las costosas terapias psicológicas que han tenido que realizar.

El convoy atacado estaba formado por un autobús, un microbús y un todoterreno, en funciones de coche-escolta, que había salido de la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil en el número 250 de la calle Príncipe de Vergara y se dirigía hacia la Venta de la Rubia, a las afueras de Madrid, donde los guardias iban a realizar prácticas de conducción en motocicleta. En el convoy viajaban setenta guardias civiles alumnos de la Agrupación de Tráfico. Los mayores de la promoción tenían veinticinco años. Los más jóvenes, diecinueve. El convoy no variaba su horario y recorrido, al menos en los días anteriores al atentado: dejaba Príncipe de Vergara para girar a la derecha en la plaza y dirigirse a la carretera de circunvalación M-30 por la calle de Costa Rica.

En el número 7 de la plaza de la República Dominicana los etarras Idoia López Riaño y Juan Manuel Soares Gamboa habían aparcado una furgoneta-bomba marca Sava cargada con 35 kilos de Goma 2 y cinco ollas a presión con varios kilos de metralla compuesta por tornillos, tuercas, varillas metálicas y eslabones de cadenas de acero. Anton Troitiño Arranz, situado en una parada de autobús cercana, accionó el mando a distancia cuando vio que el convoy se puso a la altura de la furgoneta-bomba. Muy cerca, José Ignacio de Juana Chaos esperaba en un vehículo en el que emprendieron la huida. En las labores de vigilancia y en la preparación del explosivo participaron también Esteban Esteban Nieto e Inés del Río Prada. Todos los asesinos formaban parte del grupo Madrid de ETA.

La explosión fue brutal. El vehículo más afectado fue el minibús, aunque también fue alcanzado el autobús. El vehículo escolta de la Guardia Civil quedó descolgado del convoy en el momento de la explosión, al detenerse en el semáforo previo al cruce con la plaza. Además, otros muchos vehículos, establecimientos e inmuebles de los alrededores sufrieron cuantiosos daños materiales. Especialmente afectado quedó el inmueble situado en el número 8 de la plaza de la República Dominicana, a cuya altura se encontraba aparcado el coche-bomba. Una agencia de viajes, una tienda de comestibles, una perfumería y un quiosco de prensa, entre otros, se vieron seriamente dañados. La mayoría de los cristales de los inmuebles vecinos, en un radio de cien metros, quedaron hechos añicos, así como los marcos de las ventanas más próximas al lugar del atentado. El acceso al metro de la estación de Colombia, situado a unos seis metros de donde se encontraba estacionado el coche-bomba, tuvo que ser cerrado porque "la onda expansiva provocó el desprendimiento de los falsos techos del vestíbulo de la estación y la mayor parte de las instalaciones fijas existentes en el mismo, con desprendimiento de las puertas de acceso y otros desperfectos en dependencias interiores", según señalaba un comunicado de la Compañía Metropolitana hecho público poco después del atentado.

La furgoneta-bomba, que quedó convertida en un amasijo de hierros deformes, se encontraba estacionada en la plaza desde unos días antes, según informaron desde la Delegación del Gobierno. Su matrícula era falsa y el artefacto, oculto en el maletero, estaba cubierto por papel higiénico. Por otra parte, fuentes policiales precisaron que la bomba fue accionada mediante un mando a distancia, por lo que los autores materiales se encontraban a una distancia de 150 o 200 metros.

Tras la explosión se desató una espesa humareda, que alcanzaba hasta el cuarto piso del inmueble más cercano. Chatarra de los vehículos afectados se podía observar en un radio de setenta metros. Los cuerpos de dos de los guardias civiles muertos quedaron tendidos en la calle. Otros dos fueron sacados del interior del vehículo. Uno de ellos tenía las piernas seccionadas y otro presentaba la cabeza prácticamente cortada, según personas que, en un primer momento, colaboraron en las tareas de rescate... Las escenas eran dantescas, muchos agentes estaban completamente desfigurados.

Fue una auténtica carnicería, justo lo que quería ETA que fuese. Su entonces dirigente, Santiago Arrospide Sarasola, alias Santi Potros, había ordenado "emprender una dura campaña de atentados". Algunos objetivos los fijaría la propia cúpula de la banda asesina, y otros los dejarían a elección de los propios ejecutores "siempre que tales objetivos se encarnaran en personas pertenecientes a la Guardia Civil"(sentencia de la Audiencia Nacional, 2003). El asesino Esteban Esteban Nieto dijo en el juicio que "cuando ETA hace sus acciones pretende causar el mayor número de bajas posibles. Estamos en guerra y es lógico que los que hicieron la acción lo supieran". Por su parte, el no menos asesino De Juana Chaos restó importancia a la masacre, considerando que no era ni más ni menos importante que cualquier otro atentado de la banda.

Tras el atentado, especialistas en explosivos de la Policía extrajeron muestras del artefacto para determinar la cantidad y el tipo de explosivo utilizado. Pasadas las 10:00 horas, los restos de la furgoneta utilizada como coche-bomba fueron trasladados a dependencias policiales con la intención de continuar el examen de la misma. Nada más producirse el atentado, la Policía y la Guardia Civil establecieron fuertes controles en las salidas de Madrid.

En el lugar del atentado -donde algunos ciudadanos colocaron enseguida ramos de flores- se congregaron un par de centenares de personas que se arremolinaron en torno a los vehículos siniestrados. Algunas personas gritaron consignas ultraderechistas, como las que pedían la libertad de Antonio Tejero, ex teniente coronel condenado por la intentona golpista del 23-F, y se corearon frases contra el Gobierno y a favor del restablecimiento de la pena de muerte. En el momento en que se extraían los cadáveres de dos de los guardias civiles del interior del vehículo, los gritos y consignas arreciaron, así como los insultos y provocaciones contra los informadores de diversos medios de comunicación.

El alcalde de Madrid, Juan Barranco, hizo un llamamiento a los madrileños para guardar, a las doce de la mañana del día siguiente, martes 15 de julio, tres minutos de silencio en solidaridad con las víctimas del atentado, sus familiares y los cuerpos de seguridad.

La capilla ardiente se instaló el mismo lunes al mediodía en la Dirección General de la Guardia Civil. Allí, junto a los familiares y compañeros -algunos de ellos heridos-, acudieron, entre otros, el secretario de la Casa Real, Sabino Fernández Campo; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Ángel Liberal Lucini; el director general de la Guardia Civil, José Antonio Sáenz de Santamaría, y el presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga. El ministro del Interior, José Barrionuevo, aguardó en el lugar la llegada de los féretros con los cuerpos de los fallecidos, que fueron recibidos con honores. Los ataúdes estaban cubiertos por la bandera nacional y con un tricornio encima.

El funeral se celebró en el mismo lugar al día siguiente, presidido por Barrionuevo. Un grupo de personas aguardó en el exterior de la Dirección General de la Guardia Civil e insultó a las autoridades políticas que accedían al recinto, llegando incluso a apedrear los vehículos de sus comitivas y las furgonetas de los medios de comunicación que cubrían la celebración del mismo.

En 2008 se inauguró en la plaza de la República Dominicana un monumento en homenaje a las víctimas del terrorismo sufragado íntegramente por donaciones de ciudadanos anónimos a iniciativa de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES).

En 1989 la Audiencia Nacional condenó a José Ignacio de Juana Chaos, Antonio Troitiño Arranz, como autores materiales, y Esteban Esteban Nieto e Inés del Río Prada, como colaboradores necesarios, a sendas penas de 2.232 años de cárcel, que resultan de sumar: 30 años por un delito de atentado con resultado de muerte; 29 años de reclusión mayor por cada uno de los once delitos consumados de asesinato; 24 años por cada uno de los setenta y ocho delitos de asesinato frustrado y 11 años más por un delito de estragos. El escrito de conclusiones de la Fiscalía fue elaborado por la fiscal Carmen Tagle González, asesinada por la banda terrorista el 12 de septiembre de 1989, un mes antes de la celebración del juicio. Troitiño Arranz salió de prisión en abril de 2011, cuando sólo había cumplido 24 años de prisión, al aplicársele una doctrina del Tribunal Constitucional sobre el cómputo de la prisión preventiva. En la actualidad, se encuentra en paradero desconocido, después de que la Audiencia Nacional rectificase su decisión y dictase orden de busca y captura contra él.

En el año 2000 se condenó a Juan Manuel Soares Gamboa a 1.401 años, que vio atenuada la pena por su arrepentimiento y colaboración con las autoridades. Durante el juicio pidió perdón a todas las víctimas de ETA, y dijo: "He visto una serie de testimonios, han pasado ante nosotros personas con graves secuelas y muchas de ellas agravadas por el paso del tiempo y son horrorosas de verdad (...) Nunca lo había visto tan de cerca y quiero solicitar el perdón de todas las víctimas por mi acción criminal, que hago extensiva a todas las víctimas de ETA, porque yo entiendo que en algún momento fui cómplice".

En 2003, finalmente, la Audiencia Nacional condenó a Santiago Arrospide Sarasola a 1.920 años de cárcel y a Idoia López Riaño a 1.472 años.

Carmelo Bella Álamo, de 22 años, era natural de Granja de Torrehermosa (Badajoz), donde fue enterrado. Había ingresado en la Guardia Civil un año antes de su asesinato y estaba destinado en el Destacamento de Tráfico de Arganda.

José Calvo Gutiérrez, de 19 años, era natural de Barcelona y había ingresado en la Guardia Civil en mayo de 1985. Estaba destinado en el Destacamento de Tráfico de Barajas.

Miguel Ángel Cornejo Ros, de 24 años, era natural de Burjasot (Valencia). Estaba casado y se había incorporado a la Guardia Civil en mayo de 1985.

Jesús María Freixes Montes, de 21 años, había ingresado en la Benemérita el 1 de marzo de 1986, por lo que llevaba sólo cuatro meses y medio. Fue enterrado en el cementerio municipal de Lérida. Su padre, Francisco Freixes, era concejal independiente en el Ayuntamiento de Lérida y corresponsal del diario ABC cuando su hijo fue asesinado. Su hermana Teresa, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, escribió una carta a ETA publicada en varios medios de comunicación en la que les calificaba de asesinos y de cobardes, y se mostraba incapaz de entender que se pudiera defender el nacionalismo a través de la violencia y el asesinato. En la misma añadía que a su hermano Chus sus compañeros le llamaban El Lleida por su defensa del catalán.

Jesús Jiménez Jimeno, de 20 años, y natural de Cascante del Río (Teruel), se había incorporado a la Guardia Civil el 1 de marzo de 1986, igual que Freixes Montes. Estaba destinado en el Destacamento de Tráfico de Teruel.

Andrés José Fernández Pertierra, de 20 años, era natural de Gijón (Asturias). Había ingresado en la Guardia Civil tres meses y medio antes de ser asesinado.

José Joaquín García Ruiz, de 21 años, era natural de Merindad de Valdivieso (Burgos). Igual que el agente Fernández Pertierra, llevaba apenas tres meses y medio en el Instituto Armado. Estaba soltero y destinado en el Destacamento de Tráfico de Briviesca-Autopista.

Santiago Iglesias Godino, de 20 años, nació en Hondón de las Nieves (Alicante). Igual que varios de sus compañeros asesinados, ingresó en la Guardia Civil tres meses y medio antes de ser asesinado. Su cuerpo no estuvo presente en el funeral oficial celebrado en la Dirección General de la Guardia Civil al día siguiente porque su familia decidió donar sus órganos.

Antonio Lancharro Reyes, de 21 años y soltero, había nacido en Monesterio (Badajoz), donde una calle lleva su nombre. Su hermana Manuela contó en 2007 que, cuando tenía 17 años y era una adolescente "desorientada", perdió a su "hermano, amigo y confidente" y, con él, el norte de su vida. "Con esa edad yo no salía a ninguna parte si no era con él. Íbamos siempre juntos y, si le gustaba alguna chica, recuerdo que me lo contaba para que le echara una mano". Manuela convertida ya en madre de familia, ha logrado levantar cabeza, después de largos años sin poder hablar con nadie de lo que le pasó a su hermano mayor. Eran los años de plomo. "En aquel entonces las cosas no eran como ahora. No teníamos psicólogos a nuestra disposición. No podía hablar con nadie, y menos con mis padres. Lo único que quería es que mi madre no llorara más". (El Comercio, 18/02/2007).

Poco antes de las once y media de la mañana del viernes 18 de julio de 1986, fallecía en la residencia sanitaria de La Paz el guardia civil Javier Esteban Plaza que había resultado gravemente herido cuatro días antes en el atentado cometido por la banda terrorista ETA en la plaza de la República Dominicana de Madrid. Javier había sufrido un traumatismo craneoencefálico por herida de metralla, con salida de masa encefálica en la región parietal derecha, y permanecía ingresado en la unidad de reanimación de cirugía desde que fue sometido a una intervención quirúrgica el lunes 14 de julio, día del atentado. Con su muerte eran ya diez los guardias civiles asesinados en dicho atentado. Javier Esteban Plaza, de 26 años, era natural de Guadalajara. Ingresó en la Guardia Civil el 2 de mayo de 1985, en la academia de Úbeda. En el momento del atentado era alumno de la Escuela de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, igual que los otros nueve compañeros fallecidos el mismo día del atentado. Estaba soltero, pero tenía novia.

El 31 de julio de 1986 fallecía en el Hospital Provincial de Madrid, tras varios días de agonía, el guardia civil Miguel Ángel de la Higuera López, que había resultado herido de gravedad en el atentado perpetrado por ETA el 14 de julio en la Plaza de la República Dominicana de Madrid. Era la víctima número once del brutal atentado. Miguel Ángel de la Higuera López, de 20 años de edad, era natural de Alfacar (Granada) y llevaba cuatro meses en la Guardia Civil. Era el menor de una familia humilde de siete hermanos y sólo había estudiado hasta octavo de educación primaria. Además, era un gran aficionado a las motos, por lo que le conocían con el alias de Ángel Nieto, su ídolo (Ideal, 17/07/1986). Fue enterrado en Alfacar el 1 de agosto.

En la madrugada del 5 de agosto de 1986 falleció en el Hospital de La Paz el guardia Juan Ignacio Calvo Guerrero, que resultó gravemente herido en el atentado que la banda terrorista ETA cometió el 14 de julio en la plaza de la República Dominicana de Madrid. De esta forma se convirtió en la decimosegunda víctima mortal del atentado, todos ellos jóvenes guardias civiles. Juan Ignacio se encontraba desde el día del atentado en la UVI de La Paz. A pesar de los esfuerzos médicos, no pudo superar las graves heridas sufridas. Juan Ignacio Calvo Guerrero, de 25 años, era natural de la Pola de Gordón (León). Estaba casado y tenía un hijo de corta edad. El agente había estado destinado en Mieres (Asturias) y había llegado a Madrid pocas semanas antes del atentado.

Este artículo es un extracto del blog In Memoriam que se publicó en Libertad Digital los días 14, 18 y 31 de julio y el 5 de agosto de 2011.

Mar Blanco llama a recuperar el espíritu de Ermua 19 años después
Más de una quincena de actos han recordado este miércoles la figura del que fuera edil del PP en Ermua en diferentes puntos de España.
Libertad Digital 14 Julio 2016

La figura de Miguel Ángel Blanco, el que fuera concejal del PP en Ermua (Vizcaya) hasta que la organización terrorista ETA decidió secuestrarle y asesinarle en julio de 1997 para intentar doblegar al Estado de Derecho, ha vuelto a ser recordada y honrada este miércoles en diferentes puntos de la geografía española. En total, se han celebrado más de una quincena de actos en puntos tan dispares como la propia Ermua, Ceuta, Madrid, Sevilla, Toledo, Córdoba o Alcalá de Guadaira.

Mar Blanco, hermana del edil asesinado y presidenta de la Fundación que honra su memoria, ha llamado a la unidad de los agentes sociales aunque "no quede mucho del espíritu de Ermua" y ha explicado que tras el final de ETA ahora queda vencer la "batalla por el relato de la verdad" ya que los terroristas y sus cómplices intentan sumarse a esa "teoría de la equidistancia del conflicto", y ha subrayado que seguirá trabajando para que la "memoria se imponga al olvido".

En declaraciones a En Casa de Herrero, el programa que dirige y presenta Luis Herrero en esRadio, ha recordado que si ETA está ahora moribunda ha sido gracias "al Estado de Derecho, a la dignidad de las victimas y la labor que siguen realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" y ha lamentado que "algunas opciones políticas" estén ahora 19 años después "olvidando a las víctimas y preocupándose más por los presos" de la banda criminal.

Los recuerdos a la figura de Miguel Ángel Blanco han llegado desde primera hora de la mañana. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha dicho tras reunirse con Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados que fue ejemplo de la lucha por la libertad de todos, lo que hace que tengamos una "deuda impagable de gratitud" con él.

"Muchos jóvenes no vivieron aquella agonía (...) y es bueno que hayan vivido sin conocer esa tragedia y otras similares, pero deben saber que la libertad de hoy y los derechos conseguidos fueron defendidos por gente como Blanco" y todas las víctimas de ETA, ha dicho Rajoy. "Vaya aquí mi recuerdo y homenaje como español y demócrata" a los familiares de Blanco y a todas las víctimas del terrorismo que entregaron "tantos años de lucha por defender la libertad de todos".

El secretario general del PSOE también ha recordado la figura del concejal asesinado tras la entrevista que ha mantenido con Rajoy. De hecho, a Blanco ha dedicado las primeras palabras de su comparecencia de prensa, en la que ha aprovechado para trasladar su solidaridad y el recuerdo a su memoria y la de todas las víctimas del terrorismo.

Otro de los actos más importantes ha tenido lugar en Ermua, localidad donde era edil Miguel Ángel Blanco. Allí han estado presentes importantes representantes de la política vasca, incluidos tres dirigentes de EH Bildu, la coalición electoral en la que se encuentra alojada Sortu, la sucesora de Batasuna, el brazo político de ETA. Dos de esos representantes eran concejales del consistorio vizcaíno y no se les conoce afiliación política dentro de los cuatro partidos de la coalición.

El tercer representante era el diputado de EH Bildu en el Parlamento vasco y secretario general de Eusko Alkartasuna, Peio Urizar, un habitual de los actos de homenaje a las víctimas de ETA. No en vano, Eusko Alkartasuna -escisión del PNV en los ochenta- siempre ha condenado los crímenes de la banda terrorista y sus dirigentes siempre han estado presentes en las grandes manifestaciones contra ETA y siempre han condenado los asesinatos de la banda.

El Gobierno balear apoya que se hable en catalán hasta con quien no lo entiende
Un informe del Consell Social de la Llengua va más lejos de lo que sucede en Cataluña
Josep María Aguiló Palma ABC 14 Julio 2016

La polémica por la enseñanza y el uso del catalán en Baleares, aunque cíclica, arrecia en los últimos meses en el Archipiélago tras varias decisiones polémicas del actual Gobierno, que es acusado por distintos sectores de la sociedad de imponer su uso de forma forzosa.

En la actual legislatura autonómica, con el Ejecutivo regional presidido por la socialista Francina Armengol gracias a un acuerdo entre el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos, el término que más se escucha es el de «imposición» del catalán. Más aún tras la presentación la semana pasada de un informe elaborado por el Consell Social de la Llengua Catalana -del que forma parte el Govern- que promueve la implantación del catalán no ya solo en el ámbito público, sino incluso en el privado, lo que deja en mantillas hasta la inmersión linguïstica en la propia Cataluña.

Inmersión lingüística
Algunos hechos incontrovertibles son que el nuevo tripartito ha devuelto la inmersión lingüística a los colegios de Baleares y que el conocimiento del catalán vuelve a ser un requisito -y ya no sólo un mérito- para poder trabajar en la Administración. Al inicio de esta legislatura, Armengol derogó además el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), proyecto que en el pasado mandato había puesto en marcha el popular José Ramón Bauzá y que en su momento también fue polémico. Y ello, a pesar de que el objetivo del TIL era implantar de manera progresiva un modelo educativo trilingüe, con el inglés como tercera lengua, lo que en principio no debería generar controversia.

Entonces, la aplicación del TIL contó con muchos obstáculos desde el momento mismo de su aprobación, pues una parte significativa del profesorado se opuso de manera radical a ese proyecto. El momento álgido de aquel conflicto educativo se vivió con la huelga de profesores que se desarrolló entre el 16 de septiembre y el 4 de octubre de 2013 en las cuatro islas, que tuvo una gran repercusión mediática en todo el país.

Coincidiendo con esos paros, el 29 de septiembre de 2013 hubo en Palma la manifestación más multitudinaria de toda su historia, en la que más de 80.000 personas pidieron la retirada del TIL. Posteriormente, hubo varios reveses judiciales para el Ejecutivo de Bauzá, con sentencias que cuestionaban el modo en que había sido aprobado y aplicado el TIL en su fase inicial.

En cualquier caso, Bauzá no explicó bien ni quizás gestionó de la manera más adecuada un modelo trilingüe que era una buena iniciativa. Además, se topó con el obstáculo añadido de que en Baleares la mayor parte del profesorado se sitúa, tradicionalmente, en el ámbito nacionalista o de la izquierda.

Como era de prever, el actual tripartito trabaja ahora en un sentido contrario al PP de Bauzá, circunstancia que imposibilita que se pueda llegar a un mínimo consenso con el PP o con Ciudadanos, que se encuentran en la oposición en el Parlamento balear.

En ese contexto, la pasada semana se abrió un nuevo foco de controversia, a raíz de la presentación de un informe elaborado por el Consell Social de la Llengua Catalana, que incluye 136 propuestas de actuación en materia de política lingüística para el periodo 2016-2021. Hay tanto propuestas novedosas como otras que promovió ya en su momento el anterior tripartito, que presidió el socialista Francesc Antich.

Fomento del catalán
En dicho documento se explica qué medidas deberían aplicarse para fomentar o exigir el uso del catalán en el ámbito público y en el privado. Así, se propone, por ejemplo, la aprobación de una ley que supedite la concesión de licencias a «la presencia del catalán» en las empresas que las soliciten. Igualmente, se aboga por otorgar ayudas institucionales a las compañías que fabriquen videojuegos en ese idioma.

El informe también propone campañas publicitarias en las que se aconseje hablar en catalán ante personas que no lo entiendan. Asimismo, se defiende ofrecer bonificaciones a aquellas empresas que contraten a un mayor número de empleados que dominen la lengua catalana.

Forman parte del Consell Social de la Llengua Catalana las principales instituciones de Baleares, incluido el Govern, así como diversas entidades culturales, económicas y sociales, hasta sumar unas sesenta en total. El citado informe fue redactado por la Ponencia de Planificación y sus propuestas no tienen carácter vinculante, pero aun así también es cierto que el documento fue aprobado por unanimidad.

A partir de ahora, habrá que esperar un tiempo para ver cuántas de dichas propuestas se acabarán materializando y en qué medida, o cuáles serán las instituciones o las empresas que las aplicarán.
EN UNA CARTA REMITIDA AL DIRECTOR
El Ayuntamiento de Gerona pidió a Gaceta.es que escribiera Girona
El consistorio asegura en la misiva que la nomenclatura oficial del municipio es en catalán, pero olvida que esta designación es únicamente para el ámbito oficial, es decir, administrativo.
Gaceta.es 14 Julio 2016

El Ayuntamiento de Gerona remitió el pasado 4 de julio una carta a Gaceta.es en la que pedía a este diario digital "utilizar únicamente la nomenclatura oficial cuando tenga que referirse a la ciudad de Girona". "Nos consta que ya la utilizan con naturalidad pero, en ocasiones, observamos que todavía publican noticias con la forma no oficial", aseguraba el texto firmado por la alcaldesa de la localidad.

La misiva remite a un enlace del Boletín Oficial del Estado, que hace precisamente referencia a la Ley 2/1992 del 28 de febrero, momento en el que Gerona y Lérida pasaron a denominarse oficialmente, es decir, a efectos administrativos, Girona y Lleida.

"La mayoría de empresas y estamentos del estado ya se adaptaron inmediatamente a este cambio y, por este motivo, los ciudadanos de Girona detectan enseguida la excepcionalidad de quien todavía no lo ha hecho", continúa Marta Madrenas i Mir, alcaldesa de la localidad, que termina su escrito recordando que "el gesto no tiene ningún coste económico".

TRAS LA CARTA REMITIDA AL DIARIO
Gaceta.es responde a la alcaldesa de Gerona
Gaceta.es 14 Julio 2016

Excelentísima señora,
Acusamos recibo de su atenta carta de fecha 4 de julio, en la que amablemente nos insta a utilizar “únicamente la nomenclatura oficial” para referirnos a “la ciudad de Girona”. Estamos seguros de que no mueve a ese Ayuntamiento otro ánimo que el de permitir a nuestra cabecera “ganar más confianza entre los ciudadanos de Girona”, tal y como Vd. nos manifiesta, y contemplamos con gratitud su observación de que esto “no representa ningún coste económico”. Sepa, señora alcaldesa, que en la redacción de Gaceta.es tributamos sincera admiración a esa ciudad, joya de la Historia de España desde los tiempos de la romana Gerunda hasta los épicos prodigios de resistencia frente al invasor francés, episodio inmortalizado por Galdós y en cuyo fragor, por cierto, ondeó por primera vez en tierra la enseña nacional rojigualda, según es fama. Nos honra su carta, señora alcaldesa.

Lamentablemente, nos resulta imposible atender a su petición porque, de hacerlo, incurriríamos en un lamentable error ortográfico. Es verdad que desde 1992, y por orden del Gobierno de España, las ciudades de Gerona y Lérida pasaron a recibir la denominación oficial de Girona y Lleida, pero ello concierne expresamente al ámbito oficial, es decir, administrativo. La propia ley de referencia señala en su disposición adicional primera que “en los libros de texto y material didáctico y en otros usos no oficiales, cuando la lengua que se utilice sea el castellano, el topónimo correspondiente podrá designarse en esta lengua”. Ese es precisamente el caso de Gaceta.es, que no es una publicación oficial, como Vd. habrá percibido.

Aunque una buena parte de nuestra redacción es catalanohablante, Gaceta.es es un medio de comunicación escrito en castellano, lengua que, según nuestra Constitución, todos los españoles tienen el derecho de usar y la obligación de conocer (art. 3 C.E.). En tanto que medio de comunicación, nos sometemos a las reglas fijadas por la Real Academia Española, que en esta materia es taxativa. Así, en su Diccionario Panhispánico de Dudas (2005), sobre la palabra “Gerona” dice:

“Gerona. Nombre tradicional en lengua castellana de la provincia y ciudad de Cataluña cuyo nombre en catalán es Girona. Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo catalán como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano. El gentilicio, para todo tipo de textos, incluidos los oficiales, es gerundense.”

Del mismo modo que en nuestras páginas escribimos Londres y no London, Múnich y no München, Aquisgrán y no Aachen o Aix-la-Chapelle, así escribimos Gerona y no Girona. Con lo cual, dicho sea de paso, no sólo acatamos las instrucciones de la autoridad lingüística, que sigue estando en la Real Academia y no en las Cortes, sino que además prolongamos la vieja tradición bilingüe en lo que a la propia ciudad de Gerona concierne, pues el topónimo aparece de ambas formas en las Crónicas de la Corona de Aragón. Encontramos bella esta dualidad, que no es al cabo sino reflejo de la rica pluralidad de la cultura española. Estamos seguros de que ese Ayuntamiento apreciará igualmente nuestro amor por la diversidad histórica de las tierras de España.

Tenga usted la seguridad, señora alcaldesa, de que se ama más a Gerona con dos vocales, la e y la i, que con una sola. Ello es, al menos, lo que está en nuestro ánimo.

Reiterándole nuestro agradecimiento por su atenta carta, le rogamos reciba, señora alcaldesa, el testimonio de nuestra consideración más distinguida tanto para Vd. como para la corporación que preside y, sobre todo, para la eminente ciudad de Gerona.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial