AGLI Recortes de Prensa   Martes 16  Agosto  2016

Oda al pragmatismo
Isabel San Sebastián ABC 16 Agosto 2016

El pragmatismo es la actitud más sabia que cabe adoptar ante la vida. La más inteligente y la más conveniente, lo que viene a ser lo mismo. ¿Para qué sirve la inteligencia sino para permitirnos escoger aquello que nos beneficia? En el extremo opuesto se sitúa el idealismo, impulso a todas luces absurdo del que suelen derivarse consecuencias dolorosas.

Una persona pragmática reconoce el terreno en el que se mueve, identifica en él potenciales aliados y rivales susceptibles de entorpecer su escalada, se sirve de los primeros, elimina o neutraliza a los segundos, y va ascendiendo peldaños hasta alcanzar la posición más ventajosa posible. Un idealista localiza los obstáculos que es preciso remover en aras de abrir camino al conjunto y pone su mejor empeño en la tarea de intentarlo, solo para ver pasar al pragmático agazapado que acechaba tras un arbusto.

Vayamos a lo concreto.
Un político pragmático se fija un objetivo único, llamado poder, cuya consecución justifica cualquier medio: demagogia, mentiras, medias verdades, seducción, corrupción (si resulta inevitable), amnesia, ceguera temporal, cambios de discurso, giros copernicanos, claudicación, justificación de lo injustificable, traición, soborno, intimidación y un largo etcétera. Otro más idealista centra su actividad en adecentar las herramientas de las que habrá de servirse la elite dirigente. Esto es, la justicia, las administraciones públicas, las leyes, la hacienda común... Para el primero, lo único irrenunciable es la meta. El segundo se obceca en la ética y rara vez logra algo.

Un negro pragmático en la Sudáfrica del apartheid, por ejemplo, jamás se habría enfrentado a la legislación racista para quemar su vida en Robben Island. A un vasco pragmático en los setenta, ochenta y noventa no se le habría ocurrido plantar cara al terrorismo a costa de perder la tranquilidad o llevarse un tiro en la nuca. El pragmatismo habría inducido a un negro inteligente a resignarse a su suerte, buscando el modo de optimizar su potencial, y a un vasco listo a afiliarse al PNV. El idealismo llevó a Nelson Mandela a cambiar la historia de su país desde una lóbrega celda, y a decenas de concejales humildes a morir asesinados por ETA en un grito de lbertad. La misma ETA que hoy, merced al pragmatismo imperante, vuelve a estar en las instituciones sentando cátedra «democrática» de lo que impuso derramando sangre.

Un líder pragmático dice a su rebaño lo que éste quiere oir y sabe modular el mensaje a la medida cambiante que imponen las «necesidades». Un referente ético se hace fuerte en sus principios y atiene a la palabra dada, sabiendo que en ello le van, o al menos deberían irle, nombre, honor y credibilidad. El idealismo se rebela ante lo inaceptable, sean cuales sean las circunstancias políticas. El pragmatismo hace arte de lo que resulta posible.

Un periodista pragmático jamás se jugaría el pan señalando frontalmente a quien no duda en quitárselo. Se mantendría neutral o, llevando al extremo el pragmatismo, buscaría sutilmente el modo de agradar su vanidad con la dulce miel del halago. Un idealista del periodismo prefiere la crítica a la adulación y defiende su independencia a costa de pagar un precio que no suele ser barato. Los primeros llegan más alto y pueden hacerse ricos. Los segundos logran, como mucho, poder mirarse al espejo reconociéndose a sí mismos.

Los idealistas sueñan un mundo mejor y a veces, muy pocas veces, consiguen airerarlo un poco a costa de su sacrificio. Los pragmáticos lo gobiernan.

Ciudadanos, el nuevo PPSOE
Santiago Navajas www.vozpopuli.com 16 Agosto 2016

Una de las series más importantes de los últimos años es la comedia ácida The Orange is the New Black (El naranja es el nuevo negro). Relata las vivencias de una presa en una cárcel norteamericana donde la vestimenta de las “usuarias” es el naranja. El naranja como símbolo de la discriminación. Naranja es también el color de la formación política que preside Albert Rivera. En España, el naranja comienza a ser el nuevo rojo. El naranja como metáfora de que un poder progresista es posible.

Que Albert Rivera eligiera El País para hacer su llamamiento a los “compatriotas socialistas”, de manera que que abandonaran su actitud de bloqueo institucional, tiene su lógica ya que el diario fundado por Polanco ha sido siempre la contrapartida en los medios del partido creado por Pablo Iglesias, el original. Sin embargo, en los últimos tiempos la sintonía entre periódico y partido se ha perdido, como muestra que su último editorial se titula “La ausencia del PSOE”. Por otro lado, la figura más importante del partido socialista desde Indalecio Prieto y Largo Caballero, Felipe González, se ha manifestado a favor de un acercamiento a Ciudadanos y a raíz del establecimiento de las seis condiciones del líder “ciudadano” declaró.

En primer lugar, porque abre la vía para formar un gobierno. En segundo lugar, porque renuncia a la cabeza de Rajoy que podría resultar indigerible en la sede de Génova. En tercer lugar, porque las seis condiciones son necesarias, aunque no suficientes, para comenzar a regenerar desde el punto de vista ético este país. Hace falta estar muy ciego para discutir lo del anuncio ya de la fecha de investidura, la expulsión de todo cargo público imputado por corrupción, la eliminación de los aforamientos (salvo los imprescindibles), el cambio de la ley electoral (para hacer que las listas sean abiertas y/o desbloqueadas), la finalización de los indultos por corrupción, el límite del mandato presidencial (a tres legislaturas u ocho años) y la creación de una comisión parlamentaria para el caso Bárcenas. Por supuesto, que algunas de estas medidas es más cosmética que quirúrgica pero, créanme, la mujer del César no sólo ha de parecer honesta, además de serlo, sino que además debe resultar atractiva. Cabe sospechar que González, como otros dirigentes pasados y presentes del PSOE, en la intimidad de las urnas prefieran a la formación centrista.

Ciudadanos tiene ante sí la tarea de reconstruir la Unión de Centro Democrático, aquella titánica empresa que llevó a cabo Adolfo Suárez y que después de su voladura incontrolada no pudo volver a repetir con CDS. Si en los 80 UCD se desintegró a favor del PSOE y lo que en aquella época era el embrión del PP, la Alianza Popular de Fraga, ahora con Ciudadanos cabe que el Ave Fénix del centrismo liberal y progresista vuelva a cobrar fuerza y se convierta no sólo en bisagra sino en partido de gobierno, reduciendo al conservadurismo y al socialismo a fuerzas minoritarias. Con renovados bríos, un partido constitucionalista sin los vicios adquiridos tras los mil y un pactos con los desleales nacionalistas, podría llevar a cabo la tarea que durante la Transición no fue posible: la derrota del nacionalismo identitario como sí lo fue del extremismo de derechas e izquierdas. Para muestra un botón: gracias a la firmeza de Ciudadanos, Convergencia y Unión (ahora Partido Demócrata Catalán(ista)), el partido más enfangado en la corrupción y comprometido con la desestabilización de la democracia en España, se ha quedado sin grupo parlamentario ya que por primera vez alguien ha priorizado el cumplimiento de la ley al chantajismo victimista entre los partidarios de Jordi Pujol y Artur Mas.

Un problema de la deriva a la centralidad tanto del PSOE como del PP es que han dejado huérfanos a los votantes socialistas y conservadores, lo que ha dado lugar a la irrupción de Podemos por la extrema izquierda y si no ha provocado la emergencia de VOX es porque el votante conservador lo es hasta para cambiar de partido. Pero con un gran partido de centro, tanto el partido socialista como el conservador darían cabida a las reclamaciones del electorado más virado a la derecha y a la izquierda, acabando así con la desgana que se traduce en abstención, además de enriquecer el debate. Ciudadanos no sólo podría llegar a arrebatar la primacía al PSOE en el centro izquierda, sino que también podría unificar dicho voto con el de centro-derecha, ambos bajo la bandera del regeneracionismo progresista y liberal. El naranja puede llegar a ser en un futuro próximo también el nuevo azul. No sólo por el PP sino por el color de la bancada del Gobierno en el Parlamento.

Por supuesto, todo esto no es más que una entelequia. Pero cabe plantearlo al menos como el sueño de un visionario. Ciudadanos ha intentado reformar dichos partidos desde fuera pero por mucho que presione nunca conseguirá que profesionales de la política que han hecho de la corrupción una forma de vida lleguen a cambiar realmente. Son “corrupalcohólicos”. Pero gracias a la ejemplaridad democrática y el acento que de negociación en negociación pone Albert Rivera en la lucha contra la corrupción moral y política cabe un atisbo de esperanza.

C's propone otra fórmula electoral oligárquica
Lorenzo Abadía Gaceta.es 16 Agosto 2016

Después de veinte años apostando por la democracia formal, en estos cruciales momentos no debemos cansarnos de repetir que la naturaleza de un régimen político se distingue por el modo en que se regula la relación de dominación entre el poder y los ciudadanos. Es decir, por la ley electoral y el control a los poderes fundamentales del Estado. El resto (aforamientos, puertas giratorias, limitación de mandatos, inhabilitación de imputados, leyes de transparencia, etc.) son bonitos complementos que adornan el paisaje democrático pero de ningún modo lo determinan.

Si el mandatario no necesita del libre consentimiento de los ciudadanos para hacer uso del mando como se le antoje, en función de los grados de abusos a los derechos fundamentales nos encontraremos ante un dictador, un tirano o un déspota. Al disponer de total independencia respecto a los ciudadanos, los intereses de éste no coinciden en absoluto con los del pueblo.

Si el gobernante cuenta con el halo de legitimidad popular que le confieren una elecciones que en realidad esconden la existencia de ciertos grupos privilegiados que disponen del monopolio del poder del Estado, el cual controlan directa o indirectamente en sus tres ramificaciones, estamos ante una oligarquía. Puede estar basada en la tradición, tener carácter castrense o ser simplemente de partidos. En esta última, sólo a través de los partidos se puede acceder al Parlamento o al Gobierno y ellos colocan directa o indirectamente a los altos cargos del Poder Judicial, constituyendo lo que comúnmente se conoce como partidocracia, que procede del término partitocracia acuñado en Italia desde hace años porque fue allí donde se instaló de forma paradigmática. La partidocracia crea una clase social distinta de la sociedad civil, cuyos intereses tampoco coinciden con ella al no depender totalmente del pueblo. Los ciudadanos no pueden votar a quienes desearían porque sólo se pueden presentar aquellos a quienes los partidos incluyen en sus listas, en la mayoría de ocasiones por razones de fidelidad, convirtiéndolos en sus empleados. El resto puede presentarse, pero carecen de posibilidades al no disponer de financiación ni de publicidad.

Si el que ostenta el dominio o el poder es elegido directamente por el dominado, se invierten los términos. El dominado consiente que le manden porque todo país necesita de un gobierno, pero lo que le otorga al gobernante/representante es un mandato con el mismo efecto que un poder notarial. Un mandato para que le represente y le mande. La gran diferencia con los modelos anteriores es que dicho mandato se otorga a quien el votante o ciudadano desea porque en unas elecciones realmente libres todos los que lo deseen tienen la posibilidad de presentarse en igualdad de condiciones y no sólo los que hayan conseguido que los introduzcan en una lista, lo que implica que al término del plazo para el que se le dio el poder o mandato -habitualmente los cuatro años de la legislatura- los votantes y no el partido le pueden retirar la confianza. Además, en casos extraordinarios, si la confianza se ve flagrantemente traicionada, se puede retirar el mandato o el poder antes de que termine la legislatura, de la misma forma que uno puede quitarle los poderes notariales otorgados a un tercero en cualquier momento. Es decir, que el mandado es en realidad el mandante y sólo así los intereses de ambas partes convergen, porque como lo único que no desea el representante es perder su condición, actuará por interés propio a favor de sus votantes, no porque crea que es lo que debe hacer –a veces pueden coincidir política y moral pero no es lo habitual- sino porque le interesa hacerlo así para renovar su cargo. En esto consiste la democracia.

Con las listas abiertas y desbloqueadas que propone de momento C´s se atenúa la oligarquía de partidos pero no se llega a los mínimos exigidos para poder considerar un sistema de democrático. C´s proponía en su programa electoral el sistema electoral mixto, que combina el paradigmático diputado de distrito con el sistema proporcional de listas. Sin ser auténticamente representativo, pues la representación real sólo se encuentra en el diputado de distrito con posibilidad de revocatoria anticipada de mandato, se aproximaba a él. Sin embargo, en su propuesta de ley electoral a Rajoy han mutilado tanto la libertad del votante para convertirse en el mandante del mandatario que casi no hay diferencia con lo que tenemos. Las listas abiertas y desbloqueadas no eliminan el carácter oligárquico de un sistema electoral, los candidatos seguirán dependiendo de las cúpulas de los partidos en vez de los votantes, que ya no serán sus mandantes, abriendo de nuevo un espacio insalvable entre los intereses de la clase política y los de la sociedad.

Estoy seguro de que si dan cuenta a tiempo del error, volverán a su propuesta original.
@lorenzoabadia

FUNCIÓN PÚBLICA Nuevo frente judicial en la Consejería de Empleo
El Supremo analiza el entramado de la 'administración paralela' de la Junta
El TS ve el cambio de estatutos en la Agencia IDEA avalado por el TSJA que busca saltarse controles
El TSJA cuestiona el entramado de agencias públicas de la Junta
SILVIA MORENO Sevilla El Mundo 16 Agosto 2016

El Tribunal Supremo (TS) analizará otra vez el entramado de la conocida como 'administración paralela' de la Junta de Andalucía, formada por una extensa red de empresas públicas, fundaciones, agencias y entes de todo tipo.

En esta ocasión, el Supremo tendrá que pronunciarse sobre la legalidad del cambio de estatutos en la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) impulsado a través de un decreto por el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado.

El cambio normativo podría esconder el interés del Gobierno andaluz en saltarse los controles a la hora de repartir subvenciones, por ejemplo, como ha alertado la Asociación de empleados públicos de la Junta Defiendo mi Derecho y la Gestión Pública, que ha planteado el recurso de casación ante el Supremo contra el decreto de IDEA.

La agencia pública empresarial IDEA se sitúa en el epicentro del mayor caso de corrupción de la historia andaluza, como caja pagadora de los ERE, que está investigando el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla. Este escándalo acumula ya unos 250 investigados, entre ellos los ex presidentes del Gobierno andaluz Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo acaba de admitir a trámite el recurso de casación interpuesto por la asociación Defiendo mi Derecho y la Gestión Pública contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) fechada el pasado 24 de febrero que avaló el cambio de estatutos en la Agencia IDEA.

Con el pretexto de adaptar esta Agencia a la polémica Ley de Reordenación del Sector Público andaluz, más conocida como ley del enchufismo -supuso la integración en la Administración de más de 25.000 trabajadores del entramado de agencias, empresas y fundaciones públicas y provocó decenas de manifestaciones de los funcionarios-, el Gobierno andaluz aprobó el 26 de agosto de 2014 el decreto que modifica los estatutos de la Agencia IDEA.

Un cambio relevante es el que atribuye al Consejo Rector de IDEA las funciones de autorizar y aprobar las actuaciones e inversiones cuyo compromiso de pago, gasto o riesgo sea superior a 450.000 euros e inferior o igual a 3.005.060,52 euros, frente a los 1,2 millones anteriores. El Consejo de Gobierno ratificará posteriormente aquellas autorizaciones de gasto que superen esta cantidad, equiparándola así con los límites previstos en la Ley de la Hacienda Pública de Andalucía.

Respecto a las competencias, los nuevos estatutos especifican que corresponde a la Agencia IDEA la gestión de los denominados «fondos sin personalidad jurídica, o fondos reembolsables». Según la Junta, estos fondos han permitido formalizar 1.378 operaciones por un importe global de 544,4 millones de euros, con una inversión generada 1.775,2 millones de euros desde 2009, cuando se crearon.

La sentencia del TSJA que avala el cambio en los estatutos en IDEA destaca que es la Ley de Reordenación del Sector Público andaluz, y no el decreto impugnado, la que cambia «su naturaleza jurídica, sometiéndola al Derecho Administrativo y, por tanto, la que atribuye las potestades administrativas correspondientes».

Pese a los múltiples frentes judiciales que se abrieron contra la Ley de Reordenación del Sector Público y las nuevas agencias de la Junta, tanto el Tribunal Supremo como el Constitucional le dieron el visto bueno.

Pese a avalar prácticamente en todo el decreto sobre IDEA -tan sólo anula una disposición final sobre la empresa de la ITV Verificaciones Industriales de Andalucía (VEIASA)-, el fallo del TSJA avisa de que repartir subvenciones, abrir expedientes de reintegro para exigir la devolución de ayudas o hacer inspecciones son tareas reservadas por ley a los funcionarios, y aunque se desarrollen en agencias públicas empresariales como IDEA, deben ser ejercidas por el personal que tiene las competencias.

La Asociación Defiendo mi Derecho ha afirmado que esta sentencia del TSJA pone en cuestión a las 19 agencias públicas empresariales de la Junta, porque en ellas no hay funcionarios suficientes para ejercer estas potestades públicas. Y si el proceso no es correcto, todo ello sería anulable por los tribunales, han avisado.

«No basta con que los actos finales sean dictados y firmados por el presidente de la Agencia, pues esa toma de decisión debe ir precedida de la instrucción de un procedimiento que incumbe exclusivamente a los funcionarios», subraya la sentencia del TSJA recurrida en casación ante el Supremo.

ISRAEL EMERGE como un actor de importancia en la escena mundial
 Periodista Digital 16 Agosto 2016

Con más de 250 empresas extranjeras que crean centros de investigación en Israel, su fuerte capacidad de alta tecnología ha sido calificada por la Universidad de Lausana como una de las cinco principales potencias mundiales en esta área clave.
La emergencia de Israel como un pequeño pero significativo actor en la escena mundial, es uno de los notables acontecimientos en el final de la era posterior a la Guerra Fría. El lento crecimiento económico de Estados Unidos (2,5 por ciento/cápita) y Europa (1,5% PIB/cápita) ha puesto de manifiesto la debilidad del status quo de las potencias. La semi-retirada estadounidense de Medio Oriente y la retirada británica de la Unión Europea han abierto la puerta a nuevas potencias.

El caos en Medio Oriente y el surgimiento de estados autoritarios revisionistas, como Rusia, China e Irán, y estados democráticos como India, incrementan la posibilidad de un nuevo orden mundial. Este sería, en parte, dominado por nacionalismo conservador de línea dura, liderazgo carismático, lento crecimiento económico y hostilidad hacia el viejo orden globalista.
\
Con ocho millones de personas, Israel sólo puede jugar en la periferia de un nuevo orden mundial, pero tiene una economía floreciente de $300 mil millones y casi $40.000 PIB/cápita. Su política democrática liberal y su economía creciente hacen que pueda jugar en ambos lados de la calle.

Su ejército fue calificado por el Instituto para el Estudio de la Guerra como “piloto por piloto y fuselaje por fuselaje” tiene “la mejor fuerza aérea del mundo” y el mejor ejército en Medio Oriente. El extenso trabajo de Israel en defensas aéreas (Cúpula de Hierro, Honda de David, Flecha 2 y pronto Flecha 3), llevados a cabo con Estados Unidos, hace que sea una potencia militar seria. Su presunto arsenal nuclear lo coloca en un enrarecido club de nueve estados del mundo. Sus capacidades de inteligencia son formidables.
Con más de 250 empresas extranjeras que crean centros de investigación en Israel, su fuerte capacidad de alta tecnología ha sido calificada por la Universidad de Lausana como una de las cinco principales potencias mundiales en esta área clave.

Mientras que extranjeros, en 2015, invirtieron $4 mil millones en Israel, solamente Apple ha invertido más de mil millones de dólares en la creación de un centro de desarrollo de hardware con 800 empleados israelíes. Los israelíes, que crearon la agricultura por goteo, están exportando $2 mil millones por año en tecnología del agua y, recientemente, fueron anfitriones de la destacada conferencia internacional del agua.

Tres de los países más poderosos del mundo han invitado a empresas israelíes a trabajar con ellos en alta tecnología. Los estadounidenses han puesto a la par al Technion – Instituto Tecnológico de Israel – con la Universidad Cornell en la nueva universidad de alta tecnología en Roosevelt Island en Manhattan. Los rusos le han pedido a la alta tecnología israelí que los ayuden a desarrollar su nuevo Silicon Valley en Skolkovo, en las afueras de Moscú. Los chinos le han pedido al Technion que trabaje con ellos para crear una Escuela de Tecnología Shantou-Technion en la provincia de Guangdong.

A pesar de su pasada mala relación con el país, Israel ha desarrollado excelentes relaciones con Rusia. Hay más de un millón de inmigrantes rusos en Israel y todos los siete primeros ministros de Israel que sirvieron muchos años antes de 2005, eran oriundos de Rusia o hablaban ruso. Los kibutzim, moshavim y la Histadrut de Israel, deben su creación a las ideas socialistas rusas. El Primer Ministro Benjamin Netanyahu ha visitado Moscú cuatro veces en el último año; Putin ha visitado Israel en dos ocasiones. Aunque los dos países difieren acerca del apoyo de Moscú a Irán, incluyendo la venta del sistema de defensa antimisiles S-300, en los últimos años Israel le ha vendido a Rusia $1 mil millones en aviones no tripulados. Tienen un comercio de $3 mil millones y comparten un deseo de paz en la región.

Los israelíes, que hasta 1992 tampoco tuvieron relaciones diplomáticas con China, han expandido fuertemente su relación. Hoy en día su comercio se está expandiendo a $10 mil millones por año. Inversores chinos han estado buscado invertir miles de millones de dólares en Israel. Israel está dispuesto a exportar tecnología del agua a un país con 400 millones de personas que viven en regiones áridas.

Israel también está desarrollando una fuerte relación con India. Comercia por valor de $5 mil millones con India, que podrían multiplicarse hasta $15 mil millones si las dos partes deciden crear una zona de libre comercio. Israel es el segundo mayor exportador de armas a India, precedido solamente por Rusia. El Ministro de Relaciones Exteriores de India visitó Israel en enero y proclamó que se le daba una “importancia muy elevada” a su nueva relación.
El Primer Ministro Narenda Modi también tiene previsto visitar Israel.

Parece increíble que el pequeño y pobre Israel de 1948 pueda, menos de 70 años después, jugar un papel entre las grandes potencias del mundo. Y, sin embargo, en el siglo XXI, todo es posible.

El 44% de las empresas que cerraron en Cataluña se mudaron a Madrid
La capital supera en 1.388 compañías el saldo de creación de empresas en Cataluña
DANIEL CABALLERO Madrid ABC

Madrid superó en 2015 el saldo de creación empresarial de Cataluña en 1.388 compañías, según se desprende de un estudio comparativo entre ambas comunidades autónomas elaborado por Informa D&B. Así, el saldo en la Comunidad de Madrid fue positivo con 595 empresas más mientras que en Cataluña se redujeron en 793 el pasado año.

Cataluña vio marcharse a 2.019 empresas del territorio por las 3.143 que lo hicieron en Madrid, aunque llegaron más a la capital (3.738) que a tierras catalanas (1.226) propiciando el dato positivo de uno y negativo de otro.

Entre ellas, las cifras arrojan que se «roban» empresas mutuamente. El principal destino de las que salen de Madrid es Cataluña (15%), junto con Andalucía (15%), mientras que de las que se marchan de la comunidad presidida por Carles Puigdemont, el 44% lo hacen para mudarse a Madrid.

Comparando el número de empresas de cada lugar, Cataluña cuenta con 650.188, el 18% del total nacional, mientras que Madrid se queda en 495.579, el 14% del conjunto del país. A pesar de ello, en ventas agregadas domina la capital al pasar los 650.000 millones de euros por los tan solo 313.000 millones de Cataluña.

Según Nathalie Gianese, directora de estudios de Informa D&B, «el tejido empresarial catalán se caracteriza por un alto porcentaje de empresarios individuales, el 41%, cuando en Madrid estos suman el 34% y también, en la comunidad madrileña, tienen mayor peso las sociedades mercantiles, un 51%, frente al 38% catalán, por lo que concentra más empresas de tipo mediano y grande que explican esta mayor cifra de ventas».

A pesar de todo, en datos de 2016, Cataluña lideró en el nacimiento de empresas con 11.973 nuevas sociedades en el primer semestre por las 11.105 creadas en la capital, lo que supone un incremento del 19 y 7% respectivamente en términos interanuales. Aun así, el capital invertido este año continúa siendo mayor en Madrid con 1.038 millones de euros frente a los 456 millones de Cataluña.

Por otro lado, en cuanto a número de empresas con capital extranjero, es el territorio de la capital el que cuenta con una cifra mayor. Madrid suma un total de 4.432 compañías cuyo capital procede de países ajenos a España mientras que Cataluña tiene 3.378 empresas formadas con dinero extranjero. Así, entre las dos comunidades, alcanzan el 70% del total nacional de sociedades constituidas con capital de fuera del país.
Retraso en los pagos

Aunque es Madrid la que mantiene un ritmo constante de inversión y creación empresarial, sus compañías pagan con mayor retraso a sus proveedores que las radicadas en Cataluña. En el segundo trimestre de 2016, la demora en Madrid ascendió hasta los 15,55 días, lo que supone 2,08 días con respecto a la media nacional española, que se sitúa en los 13,47 días.

En Cataluña, en cambio, la media de retraso en el pago a proveedores fue de 12,19 días, lo que supone 1,28 días menos respecto a la media española.

Una procesada por integración en ETA asesora al Gobierno vasco sobre las torturas
Fue detenida en la 'operación Pastor' contra el frente de cárceles de ETA
Nagore López de Luzuriaga se reunió con Iñigo Urkullu en representación de Etxerat
FERNANDO LÁZARO Madrid El Mundo 16 Agosto 2016

En marzo del pasado año, la Guardia Civil detuvo a Nagore López de Luzuriaga en el marco de la operación Pastor, la que dio origen al desmantelamiento del frente de cárceles de la organización terrorista ETA e hizo añicos las estructuras de apoyo con sus abogados. La operación estuvo dirigida por el juzgado 6 de la Audiencia Nacional. En el auto, el instructor detalló que la detenida fue procesada por integración en organización terrorista. Asimismo, se le prohibió visitar a los presos de ETA. En su poder se encontró un canutillo con instrucciones de ETA para hacerla llegar a los internos de la organización terrorista. Está a la espera de juicio en el caso del frente de cárceles de la banda.

Esta procesada es una de las psicólogas que han participado en la realización de evaluaciones en el marco del informe sobre la tortura en el País Vasco encargado por el Gobierno vasco.

Dicho informe ha estado pilotado por la Secretaría General de Paz y Convivencia del Ejecutivo peneuvista. Esta Secretaría General, a cuyo frente está Jonan Fernández, encargó a un grupo de expertos la elaboración de un informe. En dicho trabajo se denuncia la práctica sistemática de torturas por parte de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado. Desde Vitoria se ha tratado de dar un marchamo de imparcialidad a la comisión encargada de elaborar dicho informe. Una de las integrantes está procesada por terrorismo.

El análisis elaborado por el Ejecutivo de Vitoria analizaba el periodo entre 1960 y 2013 y, según sus primeras conclusiones, las Fuerzas de Seguridad han estado realizando de forma sistemática torturas en el País Vasco, la mayoría durante la incomunicación antiterrorista. Para ello, tras localizar a 4.009 personas que «judicial o socialmente» aseguran haber sufrido torturas, se ha tomado testimonio a 915 de ellas, de las que se ha evaluado psicológicamente a 202 seleccionadas, teóricamente, de forma aleatoria.

Tanto desde las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado como desde los estamentos judiciales se ha puesto en cuestión el trabajo encargado por el Ejecutivo vasco.

Según explicaron fuentes policiales que han analizado los resultados y los estudios, de las 202 personas evaluadas reflejadas en el informe, se destaca que a 119 de ellas no se les ha detectado ningún trastorno de tipo psicológico/psiquiátrico pese a lo cual se mantiene la calificación de víctimas de torturas. Como explican estas fuentes, resulta llamativo de este estudio que las consecuencias psicológicas y psiquiátricas que presentan los evaluados se atribuyan a la práctica de actos de tortura, pese al periodo transcurrido entre la comisión de las mismas y la fecha de evaluación sicológicas, más de 20 años en el 60% de los casos, descartándose en dicho informe que las secuelas se hubieran podido producir por cualquier otra causa.

Se constata que la evaluación final de los «expertos» se ha llevado a cabo basándose en los relatos de los denunciantes. A juicio de los responsables del informe del Gobierno vasco, la falta de pruebas médicas o forenses en la mayoría de las denuncias realizadas es fruto, bien de que dichas denuncias no han sido adecuadamente investigadas o bien de que se han empleado métodos de tortura encaminados a dificultar la obtención de pruebas. Esto significa, según estas mismas fuentes, que los responsables del proyecto dan por verídicas las denuncias de torturas pese a que no hay ningún otro tipo de prueba o evidencia que lo acredite, salvo el testimonio del/la denunciante. Si ese testimonio ha sido analizado por «expertos» como la procesada por pertenencia a organización terrorista, su fiabilidad es casi nula para estos analistas.

Los autores del informe deducen que las condenas contra el Estado español por no investigar estos casos avalan las sospechas de que en España se tortura de forma sistemática o reiterada. Para los autores del informe del Gobierno vasco, la no investigación de torturas es igual a la comisión de las mismas. Por el contrario, para los analistas policiales, el equipo del que forma parte la procesada cuestiona la independencia y el compromiso de los jueces y fiscales responsables de las investigaciones por denuncias de torturas, se duda del compromiso ético y profesional de los médicos forenses que atienden a los detenidos, acusándoles de ocultar o justificar este tipo de actos. También se cuestiona de forma implícita la actitud de los abogados de oficio por no haber denunciado supuestos que se produjeron durante su práctica profesional. En resumen, denuncian que se está poniendo bajo sospecha a todo el sistema jurídico español.

Denuncian, asimismo, que en este informe no se cita en ningún momento la existencia de documentos internos de ETA donde se acreditan sus órdenes a todos sus militantes para que denuncien sistemáticamente torturas cuando sean detenidos.

TV3 y el tenis catalanoparlante
La televisión autonómica persiste en su libro de estilo olímpico, que se resume en no citar la palabra 'España' ni por casualidad.
Pablo Planas Libertad Digital 16 Agosto 2016

La televisión autonómica catalana persiste en su libro de estilo olímpico, cuyo alfa y omega se resume en no citar la palabra España ni en vano ni mucho menos por razones informativas. La disciplina con la que los editores de informativos, los redactores, enviados especiales y presentadores siguen la máxima es una exhibición de rigor que en este caso no es profesional sino jerárquico e ideológico y al que se llega por dos vías: el convencimiento fanático o la natural predisposición a llevar una vida tranquila, sin salirse del guión aunque este diga que más allá del oeste del Ebro está lo que haya detrás del muro de Juego de Tronos, tierra de nadie, capital Madrid. Todos tenemos que comer.

El jaleo que se llevan los responsables de deportes de TV3 con las normativas políticas, geoestratégicas y procesales aplicadas a los Juegos está a la altura de la dificultad de conseguir récord en materia de lanzamiento de peso, disco, jabalina o martillo. Y también ese esfuerzo está abocado a la melancolía. Sube el ardor patriótico de la tele y baja la audiencia, por lo que los afanes por ocultar la condición de españoles de los deportistas catalanes sólo son apreciados por los convencidos o por algunos curiosos que no se creen lo que les cuentan y deciden comprobar por ellos mismos cómo Mireia Belmonte es la nadadora catalana o badalonense y la pareja de dobles de tenis Rafa Nadal-Marc López son el tándem catalanoparlante, el primero de Mallorca y el segundo de Barcelona.

Sólo hay una excepción a la regla, se da en los deportes colectivos y cuando alguna de las selecciones españolas pierde su partido o queda eliminada. En esos casos, la hispanidad de los derrotados está en el título, en la entradilla, entre las causas de la derrota y del último al primer párrafo.

Puede que se trate de un asunto menor. Desde luego, la manipulación no es nueva ni sofisticada, pero sí eficaz. La conversión de TV3 en el NO-DO del proceso ha tenido consecuencias nefastas en términos de audiencia y publicidad. Sin embargo, la ha convertido en el pie de rey editorial de los medios catalanes, en la referencia a seguir por quienes jalean la ruptura en columnas, tratamientos informativos, selección de noticias y editoriales. Es un mérito relativo, pues está vinculado a las importantes subvenciones que tales medios reciben para hacerse eco de los delirios del "Estado propio" de Puigdemont ahora y antes de Mas, los dos bajo vigilancia de Junqueras.

Fidel Castro, un soldado de fortuna
Gonzalo Altozano Libertad Digital 16 Agosto 2016

La culpa de todo la tuvo Herbert Lionel Matthews, el veterano reportero del New York Times que en 1957 subió a la Sierra Maestra para entrevistar a un jovencísimo Fidel Castro echado al monte. Matthews creyó ver en el jefe guerrillero el ejemplo más acabado del soldado de fortuna, arquetipo humano que le tenía subyugado desde que su madre le regaló por su noveno cumpleaños un libro de Richard Harding Davis titulado, precisamente, Auténticos soldados de fortuna. Se trataba de una colección de perfiles de hombres de acción –desde Teddy Roosevelt al joven Winston Churchill–, capaces todos de configurar su carácter y su destino y, en el proceso, hacer lo propio con el carácter y destino de su tiempo y de sus respectivos países. Lo que no sospechaba entonces Matthews era que Castro los superaría a todos, al menos en lo que a cotas de infamia y permanencia en el poder se refiere.

A puñetazo limpio
Otros que ni remotamente imaginaron de qué sería capaz Fidel fueron los jesuitas del colegio Belén, por más que consignaran en el anuario del curso correspondiente que el muchachito llegaría tan lejos como se propusiera. Era quizás la manera de plasmar lo mucho que les había impresionado que un guajirito de Oriente como él se hubiera enseñoreado del colegio de los niños bitongos de La Habana, en parte por su capacidad oratoria, en parte por su destreza para los deportes, en parte –sobre todo– por el expeditivo recurso de caerle a puñetazos a quien osara hacer burla de unos modos y maneras que sus compañerillos juzgaban propios de alguien criado entre cerdos y pollos, como quitarse la ropa de gimnasia para ponerse el uniforme sin pasar antes por la ducha.

El cadáver del enemigo pasar
Que Fidelito tenía madera de líder, de eso no cabía duda. Lo que quedaba fuera de todo vaticinio, cabe insistir, era que disfrutaría del poder como ningún prócer cubano había soñado para sí y, lo que supondría su mayor timbre de orgullo, que vería pasar el cadáver –biológico o político– de al menos diez presidentes de los Estados Unidos. Porque lo que de verdad movió siempre a Fidel no fue su amor a Cuba –del que no se guarda ni memoria ni noticia–, sino su odio a los Estados Unidos, inveterado y documentadísimo. Está, por ejemplo, la carta que escribió desde las espesuras de la sierra a Celia Sánchez, su chica para todo –pero para todo–, en la que le confesaba que tan pronto desalojara a Batista del poder comenzaría para él la guerra que le daría la medida de su carácter, la que le pondría frente a su destino: la guerra contra los Estados Unidos.

'My friend Roosevelt…'
Y, sin embargo, el éxito en los negocios de don Ángel Castro, padre de Fidel, no se explica sin sus buenas relaciones comerciales con la empresa en la que había entrado a trabajar de joven, la muy yanqui United Fruit Company. Quiérese decir con esto que el antiamericanismo Fidel no lo mamó en casa. De hecho, los archivos de la Casa Blanca aún conservan una carta fechada en Santiago de Cuba el 6 de noviembre de 1940 y dirigida al entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt. El remitente era el niño Fidel y no se trataba, no, de una declaración de guerra, más bien lo contrario. Con un desparpajo propio de un estadista, Fidelito solicitaba al todopoderoso presidente –“My friend Roosevelt”– el envío de un billete de diez dólares, con el incontestable argumento de que nunca había visto uno. A cambio, el lidercín se ofrecía como guía hasta unas minas en Mayarí, Cuba, que atesoraban hierro suficiente para que los Estados Unidos construyeran todos los buques de guerra que quisiesen. La pregunta, por muy a chiste que pueda sonar, es si fue la negativa de la Reserva Federal norteamericana de obsequiar al pequeño con un billete verde nuevetico el motivo de un larguísimo resentimiento.

Casado con la mentira
Responder a lo anterior nos sacaría de los senderos de la historia para meternos de lleno en los de lo que pudo pasar y no pasó, esto es, la ucronía. La carta, sin embargo, ofrece valiosísimas claves de interpretación del personaje. En primer lugar, Fidel le dice a Roosevelt que tiene doce años, cuando en realidad tiene catorce. ¿Qué necesidad había de mentir? Quizá formaba parte ya de su naturaleza. Exactamente eso le dijo a un jesuita del colegio, el padre Amando Llorente, cuando este le recriminó que no dijera nunca la verdad. Lo cierto es que Castro jamás tuvo empacho en decir una cosa y luego la contraria, y a veces en un mismo discurso. Son, por otra parte, los riesgos de la incontinencia verbal, que nuestro protagonista ha padecido, y en grado crónico; incurable.

Trece días de octubre
Otro detalle revelador de la personalidad de Castro en la carta a Roosevelt es el señalamiento de las minas de hierro. Si el Fidel colegial estaba dispuesto a vender la soberanía de su país por diez dólares, ¿de qué tropelías no sería capaz cuando le creciera la barba? Pues de pasarse con armas y bagajes al bloque comunista, por ejemplo, convirtiendo a Cuba en un satélite caribeño de la URSS. Cualquier cosa, en fin, para mantenerse en el uso y disfrute ilimitado del poder, como si fuera necesario que todo alrededor saltara por los aires. Y no es una metáfora, no, sino que hablamos de la Crisis de los Misiles, los trece días de octubre de 1962 en que el mundo entero contuvo la respiración. Bueno, el mundo entero no, porque Castro respiró a pulmones llenos.

El ejercicio glandular del poder
Y es que el estado natural de Castro siempre fue el estado de alarma, guerra y excepción. Por eso nunca le perdonó a Kruschev que retirara los misiles nucleares soviéticos instalados en Cuba (“Nikita, mariquita, lo que se da no se quita”, se canta todavía hoy en la isla). De hecho, durante un tiempo Fidel fue diciendo a quien quisiera escucharle –los estudiantes de la Universidad de La Habana, por ejemplo– que Kruschev no había tenido cojones. Era el ejercicio glandular, cojonudo, del poder, al que tanta afición mostraría siempre el Comandante. La prueba es que si de él hubiera dependido no le hubiesen temblado el pulso ni flaqueado las rodillas a la hora de ordenar el ataque a los Estados Unidos, desencadenando así –a la tercera va la vencida– la madre de todas las guerras. Pero se trataba de borrar del mapa al enemigo y, sobre todo, de pasar a la Historia, aunque fuera como el encargado de apagar la luz y echar el telón; tal era la medida de su ego.

La Internacional del Terror
Que Castro nunca se conformó con ser un peón en el inmenso tablero de las naciones, un actor de reparto en el gran teatro de la Guerra Fría, lo demuestra que no hubo conflicto de la época en el que Cuba no tomara parte activa con el envío de importantes contingentes militares: El Salvador, Afganistán, Congo, Nicaragua, Vietnam, Eritrea… Y no solo eso, sino que durante años la isla cobijó, entrenó y financió a las fuerzas de la subversión; a todas ellas. La cosa era exportar revolución y trastocar el buen orden burgués, con Castro en el papel de Lord Protector de los terroristas que en el mundo eran: de los montoneros a los tupamaros, del IRA a la ETA, de los Panteras Negras al Ejército Simbiótico de Salvación. Y en ese plan.
No tener que madrugar los lunes

No es verdad que Fidel soñara alguna vez, ni siquiera de jovencito, con un mundo mejor. Como el buen revolucionario que era, se echó al monte para no tener que madrugar los lunes. Así, los primeros años en el poder no se perdió un partido de béisbol los domingos en el Estadio Latinoamericano de La Habana, adonde llegaba con aparatoso despliegue de seguridad. Y no solo eso, sino que, una vez acabado el juego, él y sus barbudos de mirada feroz y uniforme verde olivo saltaban a la pista y bateaban y se lanzaban la pelota hasta las tantas. Luego Castro llegaba al Hilton, donde durante un tiempo se alojó, y ordenaba al servicio de habitaciones que le subieran un buen bife y una montaña de papas fritas, sin importarle que la cocina hubiera cerrado hacía horas. Pero qué querían, el tipo no entendía de horarios y no resistía las formalidades ni los trámites.

Júpiter tonante
De lo anterior no fueron víctima solo los camareros del Hilton, también los pilotos de la Fuerza Aérea Cubana. Eran los mismos hombres que, tras la huida de Batista, fueron hechos prisioneros por su participación en la lucha contra la guerrilla. El Tribunal Revolucionario que los juzgó, sin embargo, consideró que su actuación se había ajustado en todo momento al juego limpio, conque terminó por absolverlos. Su suerte, ahora bien, se torció cuando Fidel tuvo noticia del fallo y, montando en cólera, cual Júpiter tonante, ordenó por televisión la repetición del juicio, al tiempo que destituía al tribunal y nombraba otro con el encargo de que condenara a los pilotos, como finalmente sucedió. Eran los primeros días de la Revolución y la justicia acababa de quedar reducida a triste hechura de Fidel, como todo lo demás en Cuba; la economía también.

El ritmo de las mecanógrafas
Porque las soluciones imaginativamente desenfrenadas que, a lo largo del castrismo, se han intentado en Cuba para paliar la pobreza han sido fiel reflejo del Comandante. Así, la posibilidad de diseñar una vaca enana capaz de dar un litro de leche al día, y de la que cada hogar cubano podría disponer de un ejemplar; o las propiedades milagrosas de una planta traída del Lejano Oriente, fuente inagotable de minerales y proteínas, que apenas necesitaba agua, sol y cuidados, y que podía crecer hasta en las piedras; y lo mismo aquella semillita mágica que haría de Cuba la primera potencia cafetera del planeta; y así mil y un planes disparatados salidos de su magín y dictados a la velocidad que permitía la destreza de las mecanógrafas de los ministerios.

Una bicicleta contra el muro
Se cuenta que, una tarde en la que había llovido, Fidel apareció en el patio del colegio Belén a lomos de una bici nuevecita y presumió ante sus compañeros de que era capaz de pedalear con todas sus energías y frenar a escasos metros de un muro, a pesar de que el suelo del patio estuviera mojado. Las apuestas fueron de diez contra uno y el descalabro lo suficientemente aparatoso como para enseñar al fanfarrón una lección de esas que no se olvidan. Y fue verdad que de aquello extrajo una enseñanza, solo que asimilada su manera: a partir de entonces, y hasta el día de su muerte, no se bajaría nunca de la bicicleta, sin importarle el grosor de los muros o que lloviera sobre mojado, pues ya se encargaría él de que los batacazos se los llevaran otros: los cubanos.

Fidel Castro y Maduro. La cuna del comunismo caribeño
“Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudo democracias populistas y payasas, como las de Bolivia y Nicaragua” M.Vargas Llosa
Miguel Massanet www.diariosigloxxi.com 16 Agosto 2016

Puede que algunos opinen que el señor Obama estuvo acertado cuando decidió rendir a su país ante Cuba, permitiendo que el señor Fidel Castro y su hermano Raúl se apuntasen una victoria estratégica y moral sobre los EE.UU de América que, durante más de 30 años, mantuvieron un embargo sobre la república comunista de cuba, servidora fiel de los mandatos del Kremlin de Moscú y evidente transgresora de los derechos humanos, aunque ni la ONU ni ninguna de las miles de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, hicieran otra cosa que limitarse a hacer breves menciones a la situación de la población cubana, cuando no se dedicaban a alabar el sistema educativo y los servicios médicos en aquella república.

El caso es que el señor Obama, a diferencia de las políticas contrarias a la extensión del comunismo bolivariano por Suramérica, mantenidas por los distintos presidentes de la gran nación americana, desde John F. Kennedy hasta su antecesor en la presidencia del país, el señor Jeorge W Bush, amén de la vigilancia que se mantenía sobre todo lo que ocurría en la gran isla caribeña, para evitar que el régimen cubano pudiera constituir un peligro para las naciones del famoso cono Sur; se ha caracterizado por sus políticas contemporizadoras, por la retirada de los soldados americanos de las guerras que mantenían en Oriente Medio; dejando abandonados a los gobiernos débiles de aquellos estados que, como Irak y Afganistán, se han visto impotentes para defenderse de las tropelías de los talibanes y ahora, de las huestes del Isis que han conseguido convertir aquellos territorios en verdaderos reinos del terror, donde las pobres gentes que viven en aquel Infierno se las ven y se las desean para sobrevivir, fijando todas sus esperanzas en huir de allí para intentar encontrar asilo en las naciones occidentales europeas que, como se ha podido comprobar, han sido incapaces de encontrar una política adecuada para acogerlos y, a la vez, evitar que, junto a las víctimas, se les colasen, como ha sucedido, guerrilleros infiltrados del EI.

El dictador cubano y el títere de su hermano Raúl siguen siendo los mismos dictadores (más ricos, eso sí) que aquellos que levantaron a los cubanos contra el régimen de Fulgencio Batista, un presidente corrupto, a las órdenes de los clanes americanos de los casinos, que, una vez conseguido su objetivo de derrotar al dictador, en lugar de crear una democracia, convocar elecciones y poner en funcionamiento las instituciones propias de una democracia; decidieron mantener un régimen de conculcación de las libertades, manteniendo una disciplina férrea sobre los ciudadanos que han visto como, su nación, quedaba retrasada respecto a las naciones vecinas, tanto en los beneficios sociales ( salvo la educación y la asistencia médica) como en el desarrollo económico gestionado por el Estado, un estado burocratizado, corroído por la corrupción y encerrado en obsoletos métodos productivos de pasados siglos.

Ahora, convertido en un nonagenario, sigue manteniendo el mando y todas aquellas mejoras que se comprometieron a hacer con los negociadores que el envió Obama, necesitado de conseguir alguna medalla con la que justificar su anodina presidencia, en la que le han fallado todas aquellas iniciativas que le valieron el voto de los americanos (incluso los negros están disgustados con él), y que, a criterio de muchos americanos, tuvieron una inusual urgencia en llegar a acuerdos con los Castro que, como es evidente, supieron gestionar las negociaciones para comprometerse a poco y, a cambio, conseguir que las relaciones con Norte América les facilitaran lo que a ellos les interesaba, recobrar el turismo de antes del embargo, que les iba a aportar grandes cantidades de dólares, para alivio de la maltratada economía cubana y su aún más castigada tesorería estatal. ¿Ha mejorado la situación del pueblo cubano? No parece que se note demasiado porque sigue notándose que existen, en realidad, dos Cubas distintas; la una de cara al turista, en la que se les ha lavado la cara a determinados barrios turísticos de la ciudad y otra, la de detrás de las bambalinas, en la que se esconde la miseria, las necesidades, las carencias y las condiciones de vida infrahumana en las que está sumergida la gran mayoría de la población de Cuba.

La prisa con la que, Obama y su gobierno, pusieron para explotar lo que ellos calificaron de hito histórico, corrió parejas con la carrera despertada en las naciones europeas, para llegar los primeros para concertar, con aquellos mismos dictadores sobre los que habían mantenido años de alejamiento, embargo de envío de mercancías y supresión toda clase de comercio con el pueblo cubano, los acuerdos que les permitieran explotar el comercio cubano. Sin el menor rubor, sin la menor vergüenza y demostrando lo endebles que llegan a ser los lazos que unen a las distintas naciones de la CE, con o sin relaciones oficiales con el régimen cubano, ya son muchas las naciones que se han apresurado a enviar comisiones diplomáticas para negociar con los hermanos Castro, que durante muchos años figuraron en la lista de proscritos por no respetar los Derechos Humanos de los cubanos; acuerdos comerciales.

Como padres y propagandistas del comunismo soviético, los Castro son los responsables de esta ola de comunismo bolivariano que se ha extendido por las naciones hispanas de la zona y, a cambio de petróleo gratis, los mejores colaboradores de Hugo Chávez y de su sucesor, Nicolás Maduro, en la implantación del régimen comunista bolivariano en Venezuela donde, con el apoyo de algunos de los miembros de Podemos en España y manteniendo un régimen opresivo, autoritario, dictatorial y controlador, han acabado con las libertades, se han apoderado de la Justicia y del Ejército junto al Tribunal Supremo, de los cuales se valen para impedir que el nuevo Parlamento de la nación pueda actuar con libertad y se les permita aprobar las iniciativas legislativas que necesitan para devolver a los venezolanos la democracia que les arrebató este sujeto que escuchaba mensajes que, a través de los pajaritos le enviaba, desde el más allá, su protector el difunto Chávez.

Han pasado los años y ahora ya parece que los Castro son gobernantes de un país democrático, que en su nación no hay presos políticos y que los cubanos son un pueblo feliz, como se ocupa de trasmitir toda la parafernalia de aquellos que viven del régimen, que mantienen la bota sobre el cuello del pueblo cubano y que, por mucho que se empeñe este sujeto de las izquierdas americanas, al que conocemos como Obama, no van a variar un ápice su sistema de gobierno ni aflojar una sola de las cadenas con la que sujetan a todos aquellos que pretenden establecer un régimen de libertades en la república cubana. Es posible que los mandatarios europeos, como ya parece habitual, incluso en España, prefieran olvidarse de la historia de los Castro, perdonarles sus crímenes y tender un puente de plata entre Europa y Cuba, para beneficiarse del comercio de aquel país, pero que nadie se atreva nunca más a pronunciar una palabra de crítica, de descalificación o de censura sobre lo que tuvo lugar en España el 18 de julio de 1936 porque, en aquella ocasión fueron los de la derecha los que se levantaron contra la injusticia de la dictadura del proletariado, que amenazaba a los españoles y a la propia unidad de la nación española.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos que contemplar como, los crímenes de los de la izquierda revolucionaria no son criticados, sino alabados y aplaudidos, por los partidos de izquierdas; los dictadores que tienen sobre sí la muerte de miles de personas y el tener condenado a su pueblo a vivir cincuenta años atrasado con respecto al resto de países civilizados; si se trata de personajes comunistas o progresistas, en lugar de condenarlos se los ensalza y justifica, mientras que si alguien intenta devolver el orden, la paz, el sentido común y la tranquilidad a un país que ha sido invadido por las hordas de los incivilizados, anarquistas, antisistema o librepensadores entonces se les acusa de querer ir en contra del “pueblo” y por ello se los califica de fascistas, facciosos, derechona o explotadores del pueblo. ¡Sí señores, todo es cuestión del punto de vista desde el que se mira la cuestión pero, el anarquismo, los transgresores de las leyes, los bárbaros que destrozan el mobiliario público y cometen atentados contra las fuerzas del orden o las personas o contra los bienes públicos, señores, se producen desde el lado de las izquierdas! ¿Por qué será? Vayan ustedes a saber.

La presión del totalitarismo islamista se extiende por Francia
www.latribunadelpaisvasco.com 16 Agosto 2016

Graves disturbios han tenido lugar en Córcega después de que una familia francesa fuera atacada en la playa por un grupo de musulmanes armados con hachas y cuchillos. Cuando esta familia se encontraba tranquilamente en la playa, un grupo de diez mujeres con burka comenzaron a apedrear a varios turistas que estaban sacando fotos del lugar. En ese momento, los niños de la familia francesa atacada también comenzaron a ser insultados y amenazados con hachas, cuchillos y arpones por varios hombres musulmanes. El niño ma´s pequen~o recibio´ una violenta patada en la cabeza, y el novio de una de las jo´venes apenas pudo esquivar una cuchillada en el vientre.

Los atacantes, además, hirieron al padre de los niños con un arpón, lo que llevó a que muchos vecinos se sumaran a la defensa de la familia atacada. “Estos individuos (musulmanes) vinieron con el u´nico propo´sito de hacer dan~o con bolsas llenas de armas blancas”, aseguran las vi´ctimas.

Tras estos sucesos, que se produjeron el pasado sábado, la alcaldía de Sisco, localidad a una decena de kilómetros de la capital corsa Bastia, ha anunciado que prohíbe el uso del “burkini” en sus playas, al igual que ya hicieron Cannes y una localidad vecina de la Costa Azul.

La tensión que los vecinos de Córcega padecen como consecuencia de la fuerte presencia musulmana en las calles de sus pueblos y ciudades quedó patente hace algunos meses cuando el Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC), una organización terrorista que dice buscar la independencia de la isla de Córcega y que desde 2014 se encuentra inmersa en un complicado proceso de desarme, adjuntó un comunicado al diario “Corse Matin” en el que amenaza a los radicales islamistas con “una respuesta decidida y sin ningún tipo de contemplaciones” en el caso de que atenten en esta región.

el fracaso del multiculturalismo
Norteafricanos y locales se enfrentan en Córcega por un burkini
Carlos Esteban Gaceta.es 16 Agosto 2016

Ya no se trata de terrorismo, ni siquiera de ataques unilaterales, sino de un enfrentamiento abierto. En Sisco, en la isla francesa de Córcega, los enfrentamientos entre inmigrantes musulmanes y locales dura ya dos días y ha causado varios heridos y tres coches quemados y el temor de que esto sea solo el principio.

Todo empezó, supuestamentem después de que un grupo de bañistas “de origen norteafricano” atacaran a un turista que estaba sacando fotos de una musulmana en ‘burkini’, o traje de baño que cubre el cuerpo por completo, en una playa pública. Unos jóvenes de la localidad intervinieron en defensa del turista y el enfrentamiento fue aumentando de intensidad a medida que vecinos de la zona e inmigrantes musulmanes se sumaban a uno y otro bando.

Al parecer, los ‘maghrebs’ (musulmanes norteafricanos) gritaron insultos a los jóvenes antes de que se les sumaran otros compatriotas llevando armas blancas, que atacaron al grupo de corsos entre 15 y 18 años en la playa, resultando heridos dos corsos –uno de ellos, con un harpón- y tres norteafricanos.

El Ministerio del Interior francés confirmó el incidente pero omitió el origen de los atacantes, que describió meramente como “extranjeros”. “Cuatro personas heridas, incluyendo una mujer embarazada, fueron evacuados a un hospital en Bastia”, reza la nota oficial, que cita también la quema de tres vehículos, que causó graves problemas de tráfico.

Parece ser que los coches quemados pertenecían a familias musulmanas de la localidad, que fueron atacadas con piedras y botellas al conocerse los disturbios de la playa. Cien agentes fueron enviados a la zona de los enfrentamientos para controlar la situación.

Si las comunidades musulmana y local están en estado de tensión en diversas partes de Europa, en Córcega la situación se complica por la existencia de grupos nacionalistas corsos, que han entrado en la disputa del lado de los locales. En su página en Facebook, los separatistas de Corsica Libera han expresado su total apoyo “al pueblo de Siscu, que reaccionó este sábado a una agresión sufrida por jóvenes corsos”.

Y añade: “El pueblo de Córcega nunca aceptará ciertos comportamientos contrarios a todos sus valores culturales”, al tiempo que critica a “ciertos medios de París que distorsionan la realidad”.

Los nacionalistas ya reaccionaron a la masacre de Niza asegurando que reaccionarían “sin vacilación” a cualquier ataque islamista tomando represalias contra la numerosa población islámica de la isla.

El burkini, la prenda de la discordia –y también comentada en el curso de los Juegos Olímpicos de Río-, ha sido asimismo protagonista de la actualidad esta semana, al ser prohibida en las playas de Cannes por el alcalde de la localidad de la Riviera francesa.

Sorprendente campaña para preservar el catalán en Moià
Una entidad fantasma aboga por hablar castellano solo a quien lleve poco tiempo en Cataluña
Nuria VázquezCronica Global 16 Agosto 2016

Los vecinos de Moià (Barcelona) se han encontrado este lunes con un insólito informe en el buzón. Lo firma la Comisión por el Catalán, una entidad de la que no se encuentra ningún tipo de información en Internet: ni página web, ni cuenta en las redes sociales, ni rastro --al menos público-- en ninguna parte.

El encabezado de la notificación aclara que se trata de una campaña de verano y asegura que la llegada de gente de varios lugares “nos ha de hacer reflexionar sobre nuestra lengua” y, para preservarla, la citada comisión ha elaborado cuatro puntos.

El primer aspecto a tener en cuenta, según el papel, es que “los rumanos, chinos y negros no son castellanos. Son rumanos, chinos y negros. Por tanto, se les tiene que hablar en catalán, y no en castellano”. Un punto relacionado con el segundo, que afirma que también hay que hablar en catalán a “los castellanos que están aquí y no quieren hablar catalán”.

La campaña pone en la diana a los “sudamericanos que pasan olímpicamente del catalán”. A ellos también hay que dirigirse en la lengua de Cataluña. Según la comisión, solo es lícito dirigirse en castellano a “la gente que hace poco que está aquí y quiere aprender el catalán”.

Como sello propio, el informe concluye: “Confiamos en usted. Si no nos hacemos respetar, nadie nos respetará”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Felipe González contado en una mentira
Javier Caraballo El Confidencial 16 Agosto 2016

Quiso Felipe González, el presidente más longevo que ha tenido España en democracia, comenzar su último artículo de prensa con un recuerdo expreso a una gran obra literaria: “En ‘Crónica de una muerte anunciada’, García Márquez empieza contándonos el final, el homicidio de Santiago Nasar”. El desarrollo de la cita, a lo largo del artículo, le servía de refuerzo a Felipe González para concluir que la obligación del PSOE en este momento es la de facilitar el gobierno del Partido Popular por el bien de España, por patriotismo, por responsabilidad. Esa es su ‘muerte anunciada’ venía a decir, aunque González se detenía más en el destino inevitable de esta legislatura que en las consecuencias postreras para el PSOE, por lo de la muerte electoral que supondría una estrategia como esa.

A partir de esa opinión, no se paran de oír elogios al gran sentido de Estado de Felipe González y, mucho más allá, a la grandeza de los dirigentes políticos de la Transición si se comparan con los actuales. Pero, ¿es así? ¿Qué hacía, cómo se comportaba Felipe González cuando era secretario general del PSOE y el interés de España reclamaba su apoyo? No se trata de comparar, que no, pero tampoco de construir la historia con olvidos. No se trata de justificar ninguna estrategia, que no, solo de clamar contra la impostura. ¿Qué hizo Felipe González cuando el interés de España le reclamaba un sacrificio “para sacar adelante el país”, como le exige ahora a Pedro Sánchez?

Vayamos a mayo de 1980. Un año antes, en marzo de 1979 se celebran las segundas elecciones libres en España (Franco se murió en noviembre de 1975). Ganó esas elecciones, como las anteriores de 1977, la Unión de Centro Democrático (UCD) de Adolfo Suárez, pero con sólo 168 diputados, lejos de la mayoría absoluta. Los problemas de España entonces, recién salida de la dictadura, eran inimaginables para nuestra mentalidad actual. El periodista Fernando Ónega, al que Umbral retrató como la pluma que escribió la Transición, cuenta una frase de Adolfo Suárez de aquellos días, de su tarea como presidente del Gobierno, para transformar la dictadura española en una democracia, sin que nada se interrumpiese. “Hay que reformar completamente la casa –dijo Suárez- sin que deje de funcionar la luz ni falte agua en las cañerías”. Todo eso, en medio de una grave crisis económica, con el terrorismo etarra desbordado y los cuarteles cabreados. ¿Es suficiente para valorar la necesidad que había de arrimar el hombro y sacrificarse por el interés de España? El cuento dulce de la Transición dirá que sí, pero no fue así.

En mayo de 1980, un año después de haber ganado las elecciones, a los problemas ya descritos se sumaba el acoso, personal y político, al que el PSOE de Felipe González sometía a Adolfo Suárez. Aprovechando la debilidad parlamentaria, lo que impulsó entonces el líder del PSOE fue una moción de censura para debilitar al Gobierno y derribarlo. Merece la pena repasar el vídeo de aquella sesión.

Moción de censura a Adolfo Suárez (1980)
Alfonso Guerra, por ejemplo, que defendió la moción de censura contra Adolfo Suárez, utilizó un argumento que si, en la actualidad, lo esgrimiera algún dirigente de Podemos lo tacharían al instante de peligroso antisistema. El argumento de Alfonso Guerra contra el Gobierno echaba por tierra la representatividad del Congreso. Dijo: “Una moción de censura prospera si se obtienen 176 votos y sirve para cambiar el Gobierno. Tras la votación se deben comprobar los votos de los diputados que aprueban, se abstienen o rechazan la moción de censura, y comprobar también los votos populares que hay detrás de esos diputados que se pronuncian por una u otra acción. Como saben sus señorías, hay una cierta disfunción entre los votos de la Cámara y los votos populares por culpa de una Ley Electoral injusta y discriminatoria”

Al final, la mayoría que sostenía al Gobierno de UCD logró imponerse en la moción de censura (166 noes frente a 152 síes). Pero de haber prosperado, el PSOE hubiera conformado un gobierno de coalición con todas las fuerzas políticas que estaban en su entorno, nacionalistas, independentistas y comunistas. ¿Y qué pensaba Felipe González entonces de ese revoltijo? ¿Estaba dispuesto a encabezar un gobierno así? En aquella moción de censura, Felipe González lo tenía claro: “Si se hubieran conseguido los 176 votos, y todos los ciudadanos de este país saben que era posible, no es que hubiera habido una amalgama enorme, sino que probablemente hubiera habido muchas personas que por patriotismo habrían pensado que había que formar una mayoría sólida y coherente. Esa es la otra dimensión de este debate”.

En la ‘Crónica de una muerte anunciada’ de la que hablaba Felipe González en su último artículo de pontificación de la responsabilidad de Estado, del interés de España, se dice que “la fatalidad nos hace invisibles”, y esa es la pena, muchas veces, de la actualidad española, que la velocidad con la que se consume el tiempo, el vértigo con el que devoran las noticias, acumula toneladas de papel sobre las hemerotecas y parece que se pudre el pasado. La fatalidad nos hace invisibles, debe pensar Felipe González, y por eso ahora predica con el ejemplo de lo que nunca fue. En una sola mentira, aquella moción de censura cuando peor lo estaba pasando España, lo desbarata todo.

[El acoso de Felipe González contra Adolfo Suárez no se quedó allí. La inestabilidad degeneró en el Golpe de Estado de Tejero y, cuando se superó, el PSOE alcanzó su primera y arrolladora mayoría absoluta de 1982. Antes de eso, también intentó derribar al Gobierno de Suárez con artimañas siempre ocultadas. Uno de los que desveló la trastienda de aquellos días fue Jordi Pujol en sus memorias: “El PSOE tenía una auténtica obsesión por hacer caer a Suárez. Una prueba de ello es la visita que el destacado líder socialista Enrique Múgica me había hecho a finales del verano de 1980 a mi casa de Premià de Dalt para preguntarme cómo veríamos que se forzase la dimisión del presidente del Gobierno y su sustitución por un militar de mentalidad democrática. Manifesté mi total desacuerdo. Esta visita, con otros hechos, habla de una prisa muy grande de los socialistas por llegar al poder. En definitiva, muy poco responsable.”]
 


Recortes de Prensa   Página Inicial