AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 24  Agosto  2016

Ejercicios de supervivencia
Isabel San Sebastián ABC 24 Agosto 2016

El principal obstáculo que impide a España tener un gobierno operativo es el feroz instinto de supervivencia manifestado por los líderes de sus principales partidos: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Uno y otro han demostrado que sus intereses personales pasan muy por delante de los generales y que la poltrona les preocupa infinitamente más que el país. Ambos juegan a resistir, con la esperanza de ganar, sin reparar en el gasto que pagamos todos a escote.

Rajoy sabe, o debería saber, que el tiempo de su generación quedó definitivamente atrás. No por una cuestión de edad, está en plenitud intelectual, sino porque pertenece a una época que pasará a los libros de historia como la de la corrupción desatada. Una época de exceso y derroche cuya factura alcanza cifras de escándalo. Él no era ajeno al sanedrín de la calle Génova en esos años de oprobio. Formaba parte esencial de núcleo rector del PP y debería haber asumido la responsabilidad inherente a ese papel protagonista, dado que el sistema español de listas cerradas y bloqueadas impide a los electores llevar a cabo ese trabajo. Acaso hubiese dado el paso, de hecho, tras el batacazo de diciembre, de no haber sido por los pretorianos del «aparato» popular que viven, y viven muy bien, de loar sus más nimias acciones glorificando su bendito nombre. Pero esos pretorianos comprenden que su suerte y abundante pan dependen de que siga ahí el jefe. Por eso insisten a diario en su sagrada primogenitura, por mucho que otras personas de pasado más confesable pudieran haber aunado los consensos necesarios para romper el nudo gordiano y echar a andar la nación.

Mariano Rajoy se niega a ser el único presidente que no repita mandato y a esa prioridad supedita cualquier otra consideración, secundado por el coro que canta sus alabanzas. Lo de Sánchez Castejón es más grave todavía, porque en su caso no es que haya llevado al partido que encabeza de una mayoría absoluta a una victoria por los pelos, sino que ha arrastrado al PSOE al peor resultado de su historia. Al fango.

Pedro Sánchez es consciente de que más de un/a «compañero/a» le espera con la guadaña en la mano. Le acechan para convertirle en chivo expiatorio de una eventual repetición marianista, sacrificado en el altar de la inevitable frustración. Lo que le mantiene con vida es esta interminable espera a la que nos han condenado, unida a su guardia de corps, tan eficiente al menos como la que acampa en Génova. Por eso se aferra, cual lapa, a ese «no es no». España le importa un rábano. El PSOE, otro tanto. Lo que le mueve es su ego, su conveniencia, el terror a perder un chollo por el que muchos matarían.

Y luego está Albert Rivera, en trance de hacer de la necesidad virtud. Tampoco él escapa a este ejercicio colectivo de supervivencia in extremis. Las encuestas publicadas después del 26-J le hicieron pasar del «no, de ninguna manera» a la abstención gratis total y, de ésta, al «sí, dependiendo», porque veía cernirse sobre él la sombra de la irrelevancia política y la penuria financiera. Las campañas salen muy caras y las presiones se manifiestan, también, en forma de cierre de grifos. La flexibilidad mostrada, por tanto, no es un acto desinteresado, aunque justo es reconocer que sus condiciones, de cumplirse, supondrían aire fresco para esta democracia maltrecha. Señalo dos, ausentes del célebre sexteto, que me parecen irrenunciables: la independencia de la Justicia y el adelgazamiento drástico de las Administraciones Públicas. Sin ellas, el papel de Ciudadanos se habrá quedado en anécdota.

Camino cortado.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 24 Agosto 2016

El PP no puede dar la excusa que le falta a Pedro Sánchez para justificar ante su Comité Federal su legitimidad para llegar a pactos con partidos claramente secesionistas como PNV o PDC. DE hecho, parece que estos partidos ya han mostrado sus simpatías por quienes no ven inconvenientes en el asunto de la libertad de los pueblos y el derecho a decidir. Hace bien CIUDADANOS en tirar del bocado al caballo del PP y dejarle claro que su afán de sumar apoyos no puede basarse ahora en ser flexible con los posicionamientos de unos partidos claramente radicalizados. Algo que es evidente en el nuevo PDC, heredero de CiU, y su recalcitrante desafío e insumisión. Una deslealtad y desobediencia institucional que aún no ha sido sofocada ni sancionada, salvo unas insuficientes amonestaciones y advertencias a los cabezas visibles responsables. Una falta de firmeza que este Gobierno ha protagonizado cuando estaba al mando y que ahora no se atreve a modificar estando en funciones.

Hace muy mal el PP y sus portavoces como Antonio Alonso en lanzar mensajes de solicitud de ayuda y de responsabilidad a quienes solo tienen como objetivo ser parte esencial de la secesión de sus Autonomías. Estamos en una situación de debilidad manifiesta por el desgobierno que arrastramos desde ya hace 8 meses, un tiempo sustancial desperdiciado para avanzar en la recuperación de la crisis. Una realidad que el PSOE se empeña en negar y sigue aferrado a su mantra de, la falta de empleo estable, la pérdida de beneficios sociales, la política de recortes del PP, a lo que quiere contraponer su desquiciado plan de gasto optando por el camino inverso que nos exige la UE de control del déficit. Su táctica es más gasto y que paguen los demás, entre ellos nosotros los españoles a base de incrementar los impuestos, dicen que a los ricos…

Hace muy mal el PP en no evidenciar la posición irracional del PSOE, al menos la de su actual Ejecutiva y Secretario General Pedro Sánchez. Hace muy mal el PP en no incidir machaconamente sobre la falta de sentido de Estado, la cerrazón injustificada y la falsedad de la argumentación que esgrimen para su eterno NO. Y es que el NO del PSOE es un no mezquino escondido bajo un manto de escusas demagógicas, de falsedades y de falsas propuestas imposibles de llevar a cabo sin chocar frontalmente con las exigencias de la UE. Y es ahí donde el PP debe dar la batalla política y no pedir el auxilio a quienes si venden sus votos solo será bajo condiciones inasumibles por el Estado de Derecho y quienes tienen el deber de defender la Constitución bajo promesa o juramento. El PP si aspira a gobernar no puede hacerlo con el apoyo de quienes debe combatir por su insumisión y desobediencia personal e Institucional. A los delincuentes se les detiene, se les juzga y se les condena a prisión.

Hay líneas rojas que no deben traspasarse. El Comité Federal del PSOE en su reunión del 28 de diciembre del 2015 ya las estableció en su condicionado para dialogar con otras fuerzas políticas el apoyo para una posible investidura de su candidato. En el PP, hasta ahora, parecía innecesario tener que plasmar en un documento lo que es una parte esencial de su ideario y de su programa de Gobierno. Sin embargo, la actitud suplicante de dirigentes como Antonio Alonso, que además es candidato a Lehendakari en las próximas elecciones de El País Vasco del 25 de septiembre, es una afrenta contra los más de ocho millones de españoles que les han votado. No se puede defender la decencia con vehemencia y transigir con la prostitución por conveniencia coyuntural. Eso es hipocresía de auténticos fariseos.

Hace bien CIUDADANOS en advertir al PP seriamente de que no va a aceptar este juego y correr el riesgo de ser juzgado por su connivencia con el trapicheo infecto emprendido por el PP. Hace bien CIUDADANOS en no ceder en lo esencial, y eso que ya parece haber cedido bastante en asuntos tan escandalosos como el de Rita Barberá y su permanencia en el Senado. Hace bien CIUDADANOS en tirar de las riendas y que este caballo no se desboque al sentir el dolor del bocado sobre sus belfos.

Hará bien el PP en no creer que en política todo vale, incluso pactar con los enemigos de España. Porque, como dije ayer, ni PNV ni PDC (antigua CiU) son aquellos partidos de antaño que aún estaban dispuestos a la gobernabilidad del Estado, aunque a un precio cada vez mayor en cuanto a poder autonómico e influencia social que ha derivado en el desafío secesionista que ya hay sobre la mesa y con fecha de realización. Hará bien el PP en no explorar vías que están vedadas por coherencia política y por simple decencia y compromiso con su electorado y con todos los españoles. Ese camino está cortado y solo conduce a un precipicio.

¡Que pasen un buen día! Ya quedan 7 días para la investidura de Rajoy.

La única salida
José García Domínguez Libertad Digital 24 Agosto 2016

La gente ha votado lo que ha votado. La gobernabilidad pasa por un cambio en la ley electoral.

Tras aquella reedición contemporánea del motín de Esquilache que hemos convenido en llamar 15-M, España, su sistema de partidos, mutó sin solución de continuidad de un régimen de duopolio imperfecto, el mismo con el que mal que bien fuimos tirando desde la Transición, al actual oligopolio asimétrico. Novísima arquitectura institucional, la nuestra, que si a algo recuerda es a las figuras imposibles que recrea la pintura en blanco y negro de cierto holandés inclasificable e inquietante, Maurits Escher. Así, al modo de esas escaleras tan suyas que desafían las leyes de la física, las que suben y bajan a la vez, la voluntad soberana del honrado pueblo ha decidido, y por dos veces consecutivas, echar un pulso a las leyes de la lógica política. Porque ha sido el pueblo, con su tan celebrada sabiduría infusa, que no sus representantes, quien nos ha conducido a este callejón sin salida aparente.

Estas vísperas de nada, y en medio del monocorde ruido mediático con el que se ansía presionar al socialista Sánchez, el observador distante puede reparar en la definitiva inconsistencia lógica del discurso que prima entre el establishment madrileño. Por un lado, y en nombre del pueblo, se exige a voz en grito y con tintes melodramáticos la urgente formación de un Gobierno que ponga fin al actual estado de cosas. Por el otro, con idéntico énfasis gestual y en nombre del mismo pueblo, se reclama a "los políticos" escrupuloso respeto a la voluntad expresada en las urnas. Como si lo uno y lo otro no fuesen propósitos contradictorios. Recuérdese, el PSOE acudió a las últimas elecciones con el veto expreso al PP. Ciudadanos hizo lo propio vetando a Podemos. A su vez, Podemos vetó a Ciudadanos. Y el PP, huelga decirlo, vetó a Podemos. Los electores sabían muy bien, pues, cuáles iban a ser las consecuencias para la gobernabilidad de la preferencia que revelasen en su papeleta electoral.

¿A qué viene entonces tanta lágrima de cocodrilo y tanta charlatanería impostada sobre el sentido del Estado? Como la arquitectura onírica de los lienzos de Escher, el oligopolio asimétrico que ha alumbrado eso que llaman nueva política solo puede existir sobre el papel. En el mundo real, es sabido, no proceden las escaleras que suban y bajen a la vez; ni las escaleras gallegas ni los partidos que ejerzan al unísono de Gobierno y oposición, tal como hoy se reclama a los socialistas. Ocurre que el oligopolio asimétrico, simplemente, es inviable. No se puede tender un cinturón sanitario en torno a Podemos y, a la vez, pretender que el PSOE se inmole en el altar de la gobernabilidad cediéndole a Iglesias el monopolio de la oposición. Es pedir demasiado. Y a cambio de nada. Desengañémonos, únicamente queda una salida: cambiar la ley electoral.

La crisis de la izquierda pone en peligro el proyecto europeo
EDITORIAL El Mundo 24 Agosto 2016

Las consecuencias de la crisis iniciada en 2007, de las que Europa tardará aún años en recuperarse, no están siendo sólo económicas. Mantener las prestaciones de los modelos de Estado del Bienestar, sostenidos hasta ahora gracias a las políticas de déficit, está obligando a la mayor parte de los países europeos a aplicar medidas de austeridad que amenazan con excluir del mercado laboral a miles de trabajadores, incrementar las desigualdades sociales y empobrecer a la clase media, motor de un modelo que ha procurado un largo período de prosperidad y desarrollo.

Pero esta implosión del sistema económico ha traído aparejada una quiebra de una estructura política común a la mayor parte de los países de la UE: un bipartidismo formado por organizaciones conservadoras y progresistas, que terminaban confluyendo en un modelo socialdemócrata que mantenía un equilibrio entre el libre mercado de raíz liberal y el estatismo socialista. Si bien los partidos conservadores parecen aguantar mejor el tipo, no sin dificultades, la izquierda europea está pasando por una grave crisis de identidad que amenaza con arruinar la estabilidad del modelo. Incapaces de ofrecer una alternativa a la gestión de la crisis, los partidos socialistas europeos están sufriendo un proceso de división interna que los hace balancearse entre un discurso radical, que comparte con movimientos de extrema izquierda el rechazo al proyecto europeo, y una asunción de los postulados liberales allí donde gobiernan.

Esta situación es terreno abonado para el surgimiento de los populismos, que la aprovechan para ganar espacio en los extremos del sistema: a la izquierda, como en el caso de España, Italia, Grecia o Gran Bretaña; a la derecha, como ocurre en Francia, Dinamarca, Austria o Alemania. Conscientes de la desesperada situación de muchos ciudadanos acosados por la crisis y de la falta de perspectivas económicas a corto plazo, estos movimientos ofrecen soluciones simples a problemas complejos, ganándose la confianza de amplias capas de la población desencantadas con los partidos tradicionales. Este mismo fenómeno es el que propicia gobiernos de corte autoritario, como los ultraconservadores de Hungría y Polonia, o de izquierda radical, como el de Syriza en Grecia, que estuvo a punto de ser expulsada de la UE.

Por eso es preocupante ver cómo dos de los históricos partidos de la izquierda europea, el francés y el británico, están viviendo una fractura interna que amenaza con provocar su destrucción. En el caso del laborismo británico es muy llamativa la actuación de su actual jefe de filas, Jeremy Corbyn, al que muchos de sus diputados, o figuras emblemáticas como Tony Blair, acusan de haber dado un giro radical hacia la izquierda y de no haberse implicado en la campaña en favor de la permanencia de Gran Bretaña en la UE. Las primarias que tendrán lugar el próximo 24 de septiembre, en las que Corbyn se enfrentará a Owen Smith, abanderado de una izquierda más cercana a la socialdemocracia, son ya un fracaso en sí mismas, ya que las posturas están tan enfrentadas que se corre el riesgo de ruptura del partido. Una situación que contrasta con la rápida unidad que mostraron los conservadores tras el Brexit a pesar del fracaso del referéndum, y la obligada dimisión del primer ministro David Cameron.

En Francia, una amplia facción del Partido Socialista da por amortizado a François Hollande y se prepara para una dura batalla interna entre quienes apoyan su gestión y la del primer ministro Manuel Valls, y quienes no participan de las recetas económicas de éstos, principalmente de su reforma laboral, y quieren además que Francia deje de ser un país en estado de excepción. Una división que no hace sino incrementar las posibilidades de una Marine Le Pen que se nutre del desencanto de ciudadanos procedentes tanto de la izquierda como de la derecha.

En el caso español, la actitud intransigente de Pedro Sánchez de no facilitar un Gobierno de Mariano Rajoy está motivada, entre otras razones, por el avance del populismo de Podemos, que amenaza con arrebatar al PSOE el liderazgo de la izquierda, obligado a hacer concesiones más propias de los movimientos radicales que de un partido de centro-izquierda.

Si bien la crisis provocada tras la caída del Muro de Berlín facilitó la desaparición de los partidos comunistas en Europa, ésta de ahora, que mantiene dividida a la izquierda europea, puede traer como consecuencia la ruptura del equilibrio que ha permitido a la UE avanzar en su integración económica y crear un espacio político de bienestar y estabilidad.

París, entre el terror y la libertad
Santiago Navajas Libertad Digital 24 Agosto 2016

La deserción turística de París por miedo a los atentados muestra que no hay nada que ayude más al mal para triunfar que los hombres buenos cruzados de brazos.

Cuando se produjeron los atentados en París, la solidaridad con la capital francesa se manifestó con lemas como Je suis Charlie o Je suis Paris. Sin embargo, este mes de agosto la noticia ha sido que a París han venido un millón menos de turistas. Algo debí de imaginar cuando mi madre, siempre tan prudente, me preguntó que qué se me había perdido aquí y que tuviera cuidado. Yo pensaba que se refería a una posible indigestión de ostras y champagne pero ella, a sus ochenta y cuatro años, está más sobre aviso de las tendencias globales del momento. #PrayForParis ("rezar por París") fue un hashtag oportuno en Twitter para concienciar y manifestar una intención honorable. Pero puede degenerar en mero postureo peor que hipócrita si dicho apoyo no se manifiesta de una manera comprometida con el pueblo francés, poniéndose a su lado a la hora de la verdad. Por ejemplo, yendo a tomar una crepe en las playas del Sena.

El río parisino está a día de hoy tomado por una Policía armada hasta los dientes y que inspecciona todos los bolsos que abultan más que una billetera. Lo mismo ocurre en centros comerciales como las Galerías Lafayette, donde, por cierto, se ve pasear a musulmanas en niqab a pesar de que dicha prenda, que sólo deja ver los ojos, está prohibida. Pero cualquiera le dice algo a quien se está gastando un pozo petrolífero en Yves Saint Laurent y Coco Chanel para lucir en la intimidad.

La deserción turística de París por miedo a los atentados muestra una vez más que no hay nada que ayude más al mal para triunfar que los hombres buenos cruzados de brazos. O, para la ocasión, que prefieran visitar localidades a priori menos amenazadas por el terrorismo islamista. Lo que, además de cobarde, es estúpido. Porque, dado el nivel de vigilancia que hay, sospecho que París es la capital más segura del mundo en la actualidad. Y que si los terroristas quisieran y pudieran actuar lo harían donde se esté menos alerta.

Michel de Montaigne, el más grande de los ensayistas franceses en una tierra que los ha producido excelsos, decía:
El miedo me parece una pasión extraña. Conozco muchas gentes a las que el miedo ha llevado a la insensatez, y aun en los de cabeza más firme engendra graves alucinaciones; y su amigo Étienne de la Boetie escribió en su inmortal Discurso sobre la servidumbre voluntaria:

Es el pueblo quien se esclaviza y suicida cuando, pudiendo escoger entre la servidumbre y la libertad, prefiere abandonar los derechos que recibió de la naturaleza para cargar con un yugo que causa su daño y le embrutece.

En la deserción de los turistas de París se aprecia el aroma del miedo a la libertad debido al precio que hay que pagar por su defensa: el riesgo de perder la vida. Ese mismo miedo a la libertad que se expresa paradójicamente en el miedo al burkini, en cuanto que se trata de hacer pagar en otros lo que no somos capaces de defender por nosotros mismos, reculando vergonzosamente respecto de los principios liberales que sostienen nuestra civilización abierta y crítica.

Por si acaso todavía se lo están pensando para venir a París, la ciudad luce tan hermosa como siempre, las colas son menos numerosas en museos e iglesias, las pastelerías y los cines ofrecen la mayor calidad del mundo y, salvo en los parkings, los precios son similares a los de, digamos, Madrid. Visitar París siempre ha sido un placer epicúreo, pero hoy además es un deber cívico: #TravelToParis

cineypolitica.blogspot.com.es

Rajoy y los otros... "al natural"
Antonio García Fuentes Periodista Digital 24 Agosto 2016

España sigue “congelada” y tras “una serie de elecciones” que nos tiene bastante cabreados e inseguros a la mayoría de españoles; que vemos ya con preocupación que este país está huérfano de políticos estadistas y que piensen en un todo nacional y no en partes del mismo; o peor aún… “que estén atados a intereses inconfesables y que son los que los mueven hacia ese único fin”.
Aún así y al parecer “España funciona pese a esa orfandad de buenos gobiernos”; lo que no es nada nuevo, puesto que otros países europeos, funcionan y han funcionado bien, con los gobiernos dimitidos (Italia y Bélgica, por ejemplo). Y España funciona gracias a esa enorme máquina (nacida y cultivada en la época del general Franco) cuál es EL TURISMO y que se mantiene gracias a los empresarios y el personal subalterno que lo nutre en todos sus estamentos; si no fuese así y ante la catástrofe económica que han amasado en la nueva época, un ejército de políticos, más preocupados por su medro y atesoramiento de recursos para sí mismos, que por lo buena marcha de una nación, que al morir Franco, prácticamente era autosuficiente y le sobraba de todo lo material que necesita una sociedad… pero nos llegó “la nueva dictadura de partidos” (que no democracia pues esto que tenemos no lo es) y acabó hasta con las ilusiones de la inmensa mayoría del pueblo español, que ha ido perdiendo bienes e ilusiones a un grado ya muy preocupante. Esa es la realidad lo quieran camuflar con las mentiras que quieran.

Y la miseria es tal en España, que simplemente, lo que nos hacen pagar estos inútiles políticos por el concepto de intereses por la Deuda Pública (que ya es inamortizable) sería suficiente para el sostenimiento y revalorización razonable de las pensiones o jubilaciones de millones de trabajadores que estamos cobrando pensiones de limosna; dinero que a través de este y otros conceptos en los que revertiría, volverían al motor del consumo y creando con ello nueva riqueza y nuevos puestos de trabajo, que cada vez hay menos, por cuanto apenas se abren nuevos negocios o industrias y lo mejor de la población joven española, se tiene que ir al extranjero, a “fregar platos, recoger uva o manzanas… y cosas así, ya que aquí es que no encuentran trabajo alguno y pese a sus títulos universitarios que distribuidos masivamente, a España no le sirven en absoluto y a la vista está”.

Así las cosas, en los días en que escribo; los días antes o sea el 18 de Agosto, el diario ABC, publican ocupando toda la portada del ejemplar de esa fecha; una foto del aún jefe de Gobierno, Mariano Rajoy Brey; que es todo un poema y a descifrar por un imparcial técnico en psicología, para “retratar” tan tétrica estampa, que yo ni me explico el cómo la ha publicado un periódico que aparte de su fama y vejez en el oficio, se considera “bastante afín al partido en el precario poder que aún mantiene”; yo que no soy psicólogo, pero sí que “me nacieron los dientes cara al público y así he estado muchas décadas a ambos lados del mostrador que hay entre comprador y vendedor” (donde hay que tener especiales dones para convencer y es sólo lo saben los buenos profesionales en la materia)… veo a ese actual Rajoy, “más muerto que vivo y más preparado para hacer unas maletas de regreso, que un equipaje para conquistar nada en absoluto”. Por ello mi valoración de esa cara o rostro es la que sigue.

Los ojos son el espejo del alma y los ojo de “ese Rajoy” están muertos, carentes de brillo alguno y con mirada “de mala leche” y mirando a un horizonte “que no le gusta un pelo”; boca apretada y mandíbula igualmente, lo que me dice que, “me importa un pito todo si no me dan la fuerza que yo quiero y necesito; yo no concedo nada a nadie”; la faz o rostro con un color de piel más enfermo que sano; barba y cuello con camisa abierta y sin corbata; igual puede presentar a un prisionero que espera la libertad, que a un empleado medio que parado, espera que le caiga la breva de un nuevo empleo que no piensa buscar; manos cruzadas en el pecho con dedos que aprietan en sus carnes; es otra señal de impotencia y carencia de iniciativas; o sea y terminando una estampa deplorable y deprimente por demás. Por todo ello yo estimo que la mayor proeza que podría hacer, si es que nos llevan otra vez a votar; es presentar su dimisión convocando asamblea general entre los suyos y que estos elijan libremente la sucesión; sería un gesto digno de un derrotado y que ya no puede dar nada.

Y si nos hacen ir a votar por “enésima vez” (hay que sumar todas las veces que nos han obligado en poco más de un año)… “yo auguro que las urnas, se van a llenar de aire, de papeletas en blanco y muchas de ellas, llevando escrito en las hojas reglamentarias, chistes y chascarrillos, cuando no frases hirientes por demás, dedicadas a toda esta caterva de vividores sin escrúpulos y que España y lo españoles, les importamos; lo que a mí me pueden importar… “las hormigas de la Amazonía”. NADA.

“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres”: (Platón). La política nos afecta a todos y por ello no debemos dejarla sólo en manos de los políticos.

Hobbes dejó escrito, que si una realidad no se encara puede tener perturbadoras consecuencias. "Las obligaciones del súbdito con el Estado duran lo que dura la capacidad de éste para protegerle. Ni un minuto más", sugería el filósofo inglés.

Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder. (Abraham Lincoln)

“Está claro que la gente no entiende el sistema monetario y bancario, porque si lo entendiese creo que habría una revolución mañana por la mañana”. (Henry Ford lo dijo en 1922)
POLÍTICA Y JUSTICIA: "La ley es como una red que atrapa las moscas y deja pasar a los pájaros". La política se creó para "legalizar" la corrupción. (Anacarsis. siglo VII a.C.)
BIPARTIDISMO: «Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve.» (Benito Pérez Galdós)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y http://blogs.periodistadigital.com/nomentiras.php

Mariano Rajoy, líder de la secular sequíanacional
Mario López www.diariosigloxxi.com 24 Agosto 2016

¿Qué clase de tribu es esta en la que vivimos en la que el que más más roba y miente más medra, mientras que al honrado y veraz se le considera tonto? España tiene un inquietante sufijo (o semantema), qué yo ya no sé muy bien que cosa es esta; los conocimientos adquiridos en mi juventud, muchos se ahogaron en este río que es el vivir (que diría Manrique) por necesidad sobrevenida, al tener yo que soltar lastre por evitar que mi pequeña nave vital naufragara bajo el peso de ser uno mismo; recto, humilde y cabal, como lo fue mi padre. Y no es que solo al que su padre se parece honra merece, es que intentar emular a un progenitor como el que yo tuve, es tarea de titanes. Algo de él aprendí.

Es-paña. Paña (neologismo rancio que me acabo de inventar): lugar de paños, paños sucios, paños calientes, de apaños y pañales de alta cuna, de pañuelos sudados de campesinos y pañuelos impolutos de señoritos. España es paña. Y si lo pones en europeo, donde la ñ no existe, se queda en pana. Pana de socialistas primerizos que devienen, tras largos años encaramados en el poder, en fino percal; tela fina, en seda o euros, según se hable de la misma ropa o lo que guardan sus bolsillos.

Una gran parte de los españoles entre paños calientes, otros a la sopa boba, otros de ilusiones. Pero algunos se han cansado de soñar y, como se dijo el 25M en la Puerta del Sol, “si nos robáis los sueños, no os dejaremos dormir”.

Entre marasmo y marasmo, el montaraz embustero toma aliento para (aunque sea por aburrimiento) volver a conseguir el voto, la llave de la Moncloa. Mariano Rajoy es el paradigma del marasmo y el politiqueo que, desde el Siglo de Oro hasta nuestros días, retrataron con maestría autores de la talla de Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Mariano José de Larra, Benito Pérez Galdós, Pedro Muñoz Seca, Miguel Delibes, Antonio Buero Vallejo, Arturo Pérez Reverte, Juan José Millás, y tantos otros… El eterno diletante, el funcionario cesante, el impertérrito ignorante de la indecencia, el embozado intrigante, el escapista pasmado, el licenciado vidrieras, el apóstol del conformismo, el ande yo caliente ríase la gente, el culo reciamente pegado a la poltrona, el héroe ausente, el pasmarote de la causa.

La gran virtud de Mariano Rajoy es que es atemporal, lo mismo serviría para una novela costumbrista de Miguel de Cervantes como para un ensayo novelado de la incertidumbre firmado por Juan José Millás. Su gran defecto: que, si de él dependiera, seguiríamos en el siglo XVI. Por él no pasa ni el tiempo ni la necesidad de la gente.

El rearme de UPyD. Por qué se ha acabado UPyD
Gorka Maneiro latribunadelpaisvasco 24 Agosto 2016

UPYD ha decidido no presentarse a las elecciones vascas porque el partido no está lo suficientemente preparado como para afrontar, con las garantías necesarias, un proceso electoral tan importante como el vasco, donde van a jugarse cuestiones esenciales para el futuro del País Vasco y de España. Y, como me decía hace unos días Fernando Savater, no se debe ir a una guerra sin armas. Es mejor y más inteligente coger aire, preparar el Congreso de fin de año y rearmarse, de modo que, pronto, un UPYD renovado, fortalecido y ampliado pueda volver a presentarse con plenas garantías a próximas citas electorales. Porque, si algo demuestra la situación política actual, tanto la vasca como la española, es que UPYD, los principios de UPYD y las ideas de UPYD son necesarios y deben seguir siendo defendidos. Y porque no hay ningún partido como UPYD ni en la política vasca ni en la española. Y porque sigue haciendo falta un partido político nacional, progresista, laico, regenerador y reformista que defienda siempre, y en todos los lugares, los mismos principios y las mismas ideas, que no se case con los poderosos que prefieren controlarlo todo, que no se confunda con el paisaje rancio del bipartidismo, que no diga hoy una cosa y mañana la contraria y que no module sus propuestas, ni en función del territorio desde donde hable ni para lograr un puñado más de votos. Y ese partido político nacional, progresista, laico, regenerador y reformista es UPYD... pero UPYD es un partido que ahora mismo debe ser renovado, fortalecido, ampliado y rearmado.

Por lo demás, nos sentimos muy orgullosos del trabajo realizado durante los últimos siete años y medio en el Parlamento Vasco. Con toda la humildad que se quiera debe decirse que hemos hecho historia. Y que nunca antes se habían escuchado tales ideas en el Parlamento de Vitoria y dichas con tanta coherencia: reforma de la ley electoral vasca, supresión del Concierto Económico, supresión de las diputaciones forales, reforma del entramado institucional vasco, denuncia implacable de las corruptelas, corrupción y redes clientelares del PNV... y defensa inquebrantable de las víctimas del terrorismo frente a los servicios auxiliares proetarras, quienes siguen sin condenar a la banda. Y tantas otras cosas que se podrán o no compartir... pero que hemos sido capaces de defenderlas sin complejos y con valentía.

Esta decisión no es un paso atrás porque queda batalla que llevar a cabo en las próximas semanas, meses y años. Hay que tener paciencia y cierta perspectiva. Hay problemas que enfrentar y problemas que solucionar. Y ni uno de los partidos políticos que hoy pululan mañana, tarde y noche por todas las radios y televisiones ocupa el espacio político que ocupa UPYD. Hay que rearmarse para hacer frente mejor a los corruptos, a los recortadores sociales, a los populistas, a los falsos regeneradores y a los separatistas que quieren romper España. Porque todos ellos son muy poderosos y tienen muchos apoyos. Hay que renovarse y rearmarse y vamos a renovarnos y rearmarnos para llevar a cabo las reformas que España necesita y para seguir defendiendo a los ciudadanos españoles de tantas injusticias.

(*) Artículo publicado inicialmente en el blog de Gorka Maneiro

Revela sus principales defensas
VOX Álava presenta su candidatura para las elecciones vascas
 Gaceta.es 24 Agosto 2016

Santiago Abascal Escuza, símbolo de la lucha contra ETA desde los años 80, es el cabeza de lista. Es el único partido que propone la supresión del Parlamento vasco.

VOX se presentará por primera vez a unas elecciones vascas el próximo 25 de septiembre y lo hace con una candidatura liderada por Santiago Abascal Escuza, exdiputado nacional del PP e histórico concejal de Amurrio, referente de la lucha contra el terrorismo de ETA y el secesionismo vasco desde el inicio de la democracia.

El equipo de la candidatura, que presentará su campaña en los próximos días, ha adelantado las que serán sus principales defensas: el cierre del Parlamento vasco —con la consiguiente devolución de competencias al Estado y a las diputaciones—, la ilegalización de las marcas políticas de ETA, la defensa de la memoria de las víctimas del terrorismo, la reducción del gasto político y el fin de la extorsión fiscal a los ciudadanos.

Santiago Abascal Escuza se marchó del PP en 2015 e ingresó en VOX "porque las políticas llevadas a cabo por Mariano Rajoy suponían un incumplimiento de su programa electoral y un alejamiento de las ideas que siempre he defendido”.

Muestra su sorpresa por la caída de la candidatura de UPYD: “Hace un mes, Gorka Maneiro promovió un manifiesto que defendía una alternativa constitucionalista en el País Vasco y a unas semanas de comenzar la campaña electoral su partido anuncia que no ha logrado la fuerza suficiente para presentarse a las elecciones. La cruda realidad es que tienen más facilidades quienes justifican la violencia y promueven el separatismo que quienes, como VOX y UPYD, queremos combatirlo".

Por esta razón, pide a los alaveses "que no se resignan a la realidad que quieren imponernos y que actúen el próximo 25 de septiembre". Asimismo, muestra el respeto de VOX a UPyD y a sus votantes, a los que les ofrecen la posibilidad de representarles.

Matanza de la prisión de Málaga, el ensayo de las sacas republicanas de la Guerra Civil
Juan E. Pflüger Gaceta.es 24 Agosto 2016

En la anterior entrada de este blog dedicado a los crímenes del comunismo contamos la matanza cometida por milicianos anarquistas en la Cárcel Modelo de Madrid. Ese tipo de represión, cometida contra personas de ideología de derecha, militares, religiosos e, incluso, contra republicanos moderados que no eran partidarios de la revolución emprendida por el Frente Popular, no fue un hecho aislado. En la Prisión Provincial de Málaga se realizaron varias sacas y matanzas comparables a las ocurridas en la Modelo de Madrid o a las que se produjeron con destino a Paracuellos del Jarama, también en la capital de España.

En la Prisión Provincial de Málaga las sacas fueron tres meses antes que las organizadas por Santiago Carrillo a partir de noviembre en Madrid. En la ciudad andaluza, los milicianos comunistas, anarquistas y socialistas habían organizado el autodenominado Comité de Salud Pública. Un remedo del Robespierre de la Revolución Francesa que instauró la etapa del terror. Los presos en Málaga tenían motivos para temer por sus vidas.

La primera saca de la Prisión Provincial se produjo el 22 de agosto. La historiografía de izquierdas siempre la ha justificado explicando que fue motivada por un bombardeo de la aviación sublevada sobre los depósitos de combustible que la compañía petrolífera CAMPSA tenía en los muelles de Málaga. Sin embargo, esta acción de guerra causó muy pocas víctimas. Contra lo que ha señalado siempre la historiografía más sectaria que habla de “numerosas mujeres y niños”, la incursión aérea ocasionó nueve muertes. Todos ellos varones, militares o empleados de la petrolera.

Poco después del bombardeo, a media tarde, un grupo de milicianos del Comité de Salud Pública se personó en la prisión y, sin ninguna oposición por parte de la autoridad del Frente Popular ni de los funcionarios de prisiones, sacaron de la cárcel a 46 presos. Llevaban una lista preparada y mecanografiada y les fueron entregadas las víctimas pese a no tener autoridad ninguna para llevárselas.

Entre las víctimas de esta primera saca de la Guerra Civil se encontraban varios de los militares que habían participado en el levantamiento del 18 de julio -fracasado en esa ciudad- entre ellos estaba el general Francisco Patxot Madoz y su lugarteniente, el capitán Agustín Huelín Gómez; también se encontraba un grupo de diez religiosos y varios políticos de partidos de derecha, como José Méndez, uno de los responsables de Renovación Española en Málaga. Todos ellos fueron fusilados a plena luz del día, sin juicio previo y en las tapias del cementerio ante la presencia de numeroso público.

En Málaga, y ese día 22 se estaban inventando las sacas, que tan crueles consecuencias tuvieron durante el resto de la guerra en la zona republicana. No fue la última que padecieron los presos en esa ciudad andaluza a manos de milicianos. El 30 de agosto se produjo otra de casi cien personas, y los días 20,21 y 24 de septiembre se asesinaron a otras doscientas presonas que se encontraban presas en los buques prisión anclados en el puerto.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf o en la página de Facebook Los Crímenes del Comunismo.

Sobre cunetas y fosas
Francisco López latribunadelpaisvasco 24 Agosto 2016

Este verano, cuatro grandes de la música española están realizando una gira titulada "El Gusto es Nuestro", repetición de la que con el mismo nombre hicieron hace 20 años. Durante su actuación, uno de ellos, Víctor Manuel, explica que ha incluido una nueva canción. Tras explicar que según la ONU España era el segundo país con más desaparecidos del mundo con emoción recuerda a los 150.000 muertos que estarían, según él, en las cunetas. (1)

Estos dos argumentos se han popularizado. Constantemente aparecen en conversaciones y redes sociales. Que personas normales, con escasos conocimientos puedan decir esto, es inevitable, pero sorprende y asombra lo estén diciendo personas que como Víctor Manuel, disponen de cultura, medios y tiempo suficiente para informarse y explicar bien las cosas.

De ahí este artículo, que busca aclarar conceptos que incomprensiblemente han terminado enmarañados, liados y confusos. Sólo aclarando diferentes términos y circunstancias, con humildad, ecuanimidad y transparencia, se pueden defender las causas justas.

Sobre la afirmación de que España es el segundo país con más desaparecidos, abochorna que tantos se estén haciendo eco de una majadería de proporciones cósmicas. Desde aquel fatídico 17 de julio de 1936, demasiados países han sufrido guerras y persecuciones en las cuales los muertos y desaparecidos cuentan por millones. Personas de las que no queda el menor rastro y de las que se desconocen sus tumbas: Alemania, URSS, Congo, Yugoslavia, China, Vietnam, Colombia... El hecho de que una majadería la firme una comisión de la ONU no exime que sea una majadería y unos majaderos los que la repiten. Más vale que durante su visita a España los “expertos” internacionales que la integraban hubieran demostrado un poco de independencia y sentido común, no aplicando unas recomendaciones sobre desaparecidos diseñadas para sucesos contemporáneos, a un hecho como la Guerra Civil del cual que no queda un solo superviviente con un mínimo de responsabilidad y escasísimos familiares de primer grado de las víctimas.

Para entender “quiénes están en las cunetas", vamos a remontarnos al tórrido verano de 1936. Siguiendo las instrucciones de Emilio Mola (y que conocemos por su secretario) desde el primer momento los rebeldes procedieron a eliminar con singular dureza a los opositores. En el bando republicano, no tenemos la constancia de que se dieran esas instrucciones, pero se deduce que al menos en Madrid existían órdenes similares dado que uno de los responsables milicias de las JSU, Manuel Tagüeña, cuenta en sus memorias que en la mañana del 19 de julio, cuando aún la provincia estaba en total calma, sus hombres ya traían en camiones a los primeros detenidos y se marchó dado que sabía que comenzarían los fusilamientos y no quería presenciarlos. (2)

En los días y semanas siguientes, ambas partes se dedicaron a un frenesí de crímenes. Eufemísticamente unos y otros los calificaron de "paseos". ¿Qué ocurrió con aquellos muertos?

- Una parte quedaron literalmente sobre el campo o se enterraron de mala manera. Era verano y los cuerpos se descompusieron rápidamente y los animales se encargaron de dispersar y hacer desaparecer los restos.

- La gran mayoría de los cadáveres de los "paseados" fueron recogidos y trasladados a los cementerios. En algunos casos incluso se judicializó su muerte como asesinato, aunque por supuesto no hubo investigación, entregándolos a sus familiares. En otros se procedió a su entierro inmediato sin más trámite ni ceremonia. A veces se inscribían en los libros de registro y otras muchas no. Si había varios, los enterraban en fosas comunes. Dado el caos y el carácter "políticamente poco correcto" de todas las víctimas, fue frecuente el descuido al señalizarlas y de muchas de ellas se perdió su localización. En alguna ocasión, como en Badajoz, se procedió a la quema.

- El último apartado, incluye a los que tras ser asesinados, fueron enterrados in situ: las auténticas "cunetas".

A partir de inicios de 1938, la represión se oficializa en ambos bandos. Hay procedimientos judiciales tras los cuales se produce la ejecución. Salvo casos muy puntuales, las víctimas son llevadas a los cementerios y son enterrados de modo individual o colectivo, en función del número.

Cuando acaba la guerra civil, los vencedores buscan los cadáveres de sus víctimas para regularizar la situación. En casos en que hay fosas comunes, se les deja reposar en ellas y se las dignifica con monumentos. Luego, parte fueron trasladados al Valle de los Caídos. Así mismo sorprendentemente hubo algunos casos de desidia, donde se hizo poco o nada.

Respecto a los vencidos, con retraso, mucha más lentitud y discreción, se fue produciendo la regularización de una parte de los enterramientos en un proceso muy desigual, y que dependió de la colaboración o no de las autoridades locales, el interés o miedo de las familias y la disponibilidad de testigos. Entre estas acciones hubo algunas exhumaciones de tumbas en el campo ya sea para trasladarlos a cementerios o incluso al Valle de los Caídos.

Situación actual
Han pasado muchos años. Ochenta desde que aquel horror se cebó sobre España. Por de pronto, la madre naturaleza ha hecho su labor. Dependiendo de los suelos en los que se hizo la inhumación, en muchos casos quedan pocos restos y en ocasiones, nada. Por otro lado, el fuerte proceso de urbanización y obras públicas, traslados y reorganizaciones de cementerios han hecho que muchas de tumbas y fosas, tanto legales como irregulares, se han destruido o perdido su ubicación. Esto es un proceso normal en los camposantos: no hay más que pasear por cualquier cementerio antiguo para comprobar hasta qué punto todo tipo de tumbas y panteones de los años treinta se encuentran en estado de degradación y aún más, fosas comunes y osarios. Es decir, no se puede presentar, como algunos hacen, un proceso natural, como si fuera un resultado exclusivamente de una acción voluntaria de ocultación. Es probable que haya habido casos de esto, pero en la mayoría no ha habido dolo.

Independientemente de eso, el problema político y social está encima de la mesa y es necesario afrontarlo. Resulta ridículo a estas alturas seguir amparándose en el "no vamos a reabrir heridas", cuando las heridas están reabiertas e infectadas. Sin entrar en otros aspectos de la llamada "memoria", al menos en el de la búsqueda y conservación de los restos, por razones de humanidad y justicia hay buscar una solución definitiva y de consenso que termine con este permanente echarse los "muertos encima". Y creo que no sería difícil si se aplica la lógica y el sentido común.

Las fosas irregulares, que se encuentran en el campo, las auténticas "cunetas", deben ser localizadas, exhumándose los restos y dándoles un entierro digno en cementerios. Esta labor debe ser asumida e impulsada por el Estado, heredero de los derechos y obligaciones de los dos bandos que se enfrentaron en la guerra, dado que los órganos gubernamentales fueron cómplices de esos enterramientos ilegales, los cuales incumplían e incumplen la legislación vigente de que los seres humanos no pueden estar enterrados en el campo.

Respecto a las fosas comunes que se encuentran en los cementerios, se deben localizar, señalizar y dignificar. Dentro de este plan de dignificación, también se debe incluir aquellos casos en los que fosas de víctimas de la represión republicana, se encuentran degradadas por el paso del tiempo y sobre todo el vandalismo que ha tenido lugar en los últimos tiempos. Su coste también debería ser asumido por el Estado.

En cuanto a las demandas de asociaciones y un reducidísimo número de familiares de víctimas, de levantar las fosas comunes e individualizar las víctimas mediante el procedimiento de ADN, es algo mucho más cuestionable. Dado que el número de descendientes directos ya es mínimo y el elevado coste económico que supondría, no es una labor ni prioritaria ni imprescindible. La localización y señalización de los enterramientos cumple de forma plena y completa la dignificación de las víctimas. Estamos hablando de la identificación de decenas de miles de restos, dado que salvo cacicada, las víctimas de la represión republicana también podrían exigir lo mismo, con lo que es gasto sería desorbitante. Por tanto quien desee esa individualización, que asuma su coste íntegramente mediante la iniciativa privada.

Una última reflexión. El PP debe dejar de esconder la cabeza bajo el ala. Como ya he señalado, las heridas están abiertas y supurando. Este partido, fundamental para buscar una solución definitiva, no puede seguir practicando la estúpida política de no darse por enterado de nada. Por un lado deja la Ley de Memoria pero a la vez no la aplica, mientras no intenta tampoco mejorarla. A su vez renuncia a buscar espacios de consenso y acuerdo y todo lo corona olvidándose de aquellos españoles que no eran ni de unos ni de otros y se llevaron las tortas de unos y de otros. La memoria de estos, que se supone debería ser prioritaria en un partido de centro, sigue completa y absolutamente perdida.

Peor imposible, ya que sólo han logrado una cosa: alimentar a los ultras de uno y otro bando.

En esta nueva legislatura, sin mayoría absoluta, pueden tener la oportunidad de abrir espacios para acabar con esta situación. Acabar con "las cunetas" sería un buen principio.

(1) Los cantantes son Ana Belén, Víctor Manuel, Miguel Ríos y Joan Manuel Serrat
(2) Testimonio de dos guerras Ediciones Oasis S.A. México. Primera edición, 1973. Página 106.

'Italexit': el riesgo de que Italia salga del euro se dispara a máximos históricos
El temor de los inversores es que Renzi pierda el referéndum de noviembre y ello la puerta del poder a los populistas del Movimiento 5 Estrellas.
Libertad Digital 24 Agosto 2016

La salida de Reino Unido de la UE, conocida comúnmente con el término Brexit, podría quedar reducida a la categoría de anécdota en comparación con las graves consecuencias que podría acarrear el abandono de Italia, posibilidad que empieza a barajar un creciente número de inversores.

La diferencia entre uno y otro caso es que Italia, además de pertenecer a la UE, forma parte del euro, de modo que su salida no solo generaría un ambiente de incertidumbre política y un posible impacto negativo a nivel comercial y económico a medio y largo plazo, sino que supondría el estallido de una nueva crisis financiera, monetaria y de deuda de consecuencias imprevisibles en el seno de la Unión, y, en todo caso, mucho peores que las desatadas por Grecia.

Los temores que empieza a experimentar el mercado se sustentan sobre una serie de factores a tener muy en cuenta. En primer lugar, el largo estancamiento económico que experimenta Italia desde hace años, más allá de la actual crisis. Así, a diferencia de otros países que sí han logrado salir del atolladero, el PIB italiano todavía se mantiene un 6% por debajo del nivel alcanzado en 2008 y 2009, al inicio de la crisis internacional., mientras que su tasa de desempleo aún se sitúa por encima del 11%.

ITAEX1.jpg

Lo más preocupante, sin embargo, es que su economía no logrará recuperar el nivel precrisis hasta 2025, según las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta previsión parece plausible si se tiene en cuenta que Italia apenas acumula un crecimiento del 3,6% desde el año 2000, tal y como señala el analista Marc Fortuño en el blog Euribor.

ITAEX3.jpg

A esta estructural debilidad económica se le suma, además, un grave problema de insolvencia financiera. La banca italiana hace aguas tras retrasar durante años la profunda reestructuración que precisan muchas de sus entidades. La morosidad ronda los dos dígitos, con cerca de 360.000 millones de euros en préstamos morosos.

El plan de rescate diseñado para evitar la quiebra el Monte dei Paschi di Siena, el tercer banco del país y la entidad más antigua del mundo, se ha convertido en el icono de la crisis bancaria italiana, pero, en realidad, son numerosas las entidades afectadas, tal y como demuestra el desplome general que ha experimentado el sector en Bolsa.

ITAEX2.jpg

A ello se suma, además, una deuda pública del 135% del PIB, la segunda más alta de la zona euro tras Grecia, y cuyo volumen supera los 2,2 billones de euros, el tercer mayor mercado de deuda del mundo. Italia presenta, pues, un cóctel explosivo, fruto de la combinación de estancamiento económico, insolvencia bancaria y alta deuda pública, cuyo estallido está a la espera de una mecha.

Referéndum y posibles elecciones

Y si la mecha en cuestión fue en su día la crisis de Grecia, hoy ésta podría resurgir como consecuencia de la inestabilidad política en Italia. El primer ministro del país, Matteo Renzi, ha ligado su cargo al resultado que arrojen las urnas en el referéndum sobre la reforma constitucional que se celebrará el próximo mes de noviembre. La cita se ha convertido en una especie de voto de confianza a la figura de Renzi y su Gobierno. Si la reforma propuesta sale rechazada, Renzi ha anunciado que dimitirá, lo cual podría desembocar en un nuevo adelanto electoral.

Y el problema aquí es que, en caso de materializarse dicho escenario, el Movimiento 5 Estrellas, un partido de corte populista, podría alzarse con el poder, puesto que está muy bien posicionado en las encuestas electorales. Uno de los principales compromisos políticos del Movimiento 5 Estrellas es convocar otro referéndum, pero en esta ocasión sobre la pertenencia de Italia al euro.

Es decir, en última instancia, Europa correría el riesgo de repetir el resultado obtenido por Reino Unido tras el Brexit. Y es que, a diferencia de otros países miembros, la moneda única y la UE no gozan de un amplio apoyo popular entre la población. De hecho, es uno de los países miembros más euroescépticos, con casi el 48%de los italianos a favor de la salida de la UE.

ITAEX5.jpg

Aunque, hoy por hoy, la deuda italiana y la prima de riesgo se mantienen bajo el control, gracias a las políticas monetarias del BCE y su programa de compras de deuda, la materialización de un escenario como el descrito podría disparar la desconfianza de los inversores y, lo que es más importante, el pánico de los depositantes, dando así la puntilla al sistema bancario. Y llegados a este punto, cabe recordar que, a diferencia de Grecia o Portugal, Italia no es, a priori, un país rescatable debido a su gran tamaño, al ser la tercera economía de la UE y la octava del mundo.

ITAEX4.jpg

Estos temores, riesgos y amenazas han empezado a cotizar en los mercados, tal y como muestra el siguiente gráfico, en el que se recoge el sentimiento de los inversores acerca de la probabilidad de que Italia salga del euro. En la actualidad, el riesgo de que abandone la moneda única en los próximos doce meses se ha disparado hasta un nuevo máximo histórico, en lo que algunos ya han bautizado como Italexit.

Crédit Agricole duda de España: Prevé que formar Gobierno "no acabará con la incertidumbre política"
Nicolás M. Sarries www.vozpopuli.com

La entidad financiera francesa cree que la falta de certezas políticas tanto dentro como fuera de España pesarán en la confianza y en la inversión de la economía, si bien confían en que ésta será "resiliente".

Crédit Agricole, uno de los principales bancos europeos, alberga dudas sobre la evolución de la economía española en un entorno de escasas certezas políticas. La entidad francesa prevé, en un reciente informe sobre España, que la incertidumbre sobre el panorama político se mantendrá incluso aunque se forme un Gobierno en el corto plazo. "Cualquiera que fuera el ejecutivo [incluido uno en minoría en nuestro escenario base] éste será débil y podría ser derrotado potencialmente", advierten los analistas del banco, quienes sin embargo recuerdan que no sería tan fácil echar al futuro presidente, toda vez que hace falta someterle antes a un voto de confianza y ha de encontrarse previamente un sustituto.

"El nuevo Gobierno, sea el que sea, se enfrentará a dificultades llevando a cabo el nuevo ajuste fiscal exigido por la Comisión Europea, y más sabiendo que ningún partido hizo campaña apostando por una reducción del gasto público", añaden desde Crédit Agricole, que tildan el ajuste presupuestario para los años 2017-2018 de "ambicioso", por lo que España correrá un serio riesgo de no cumplir con los compromisos de contención prometidos, si bien confían en la capacidad de "resiliencia" de la economía española.

Los analistas del banco francés destacan también que la incertidumbre política, que hasta el momento ha tenido un impacto "contenido" en la economía, comenzará a hacerse más evidente durante los próximos trimestres, en la medida que pesarán en la confianza y en la inversión pese a las condiciones financieras favorables y los sólidos resultados empresariales. "Una ralentización más acentuada en la inversión es esperable en 2017. La deceleración en la demanda interna se traducirá en una contribución menos negativa de las exportaciones netas, conduciendo a un crecimiento del PIB anual del 2,1% en 2017", tal y como prevén desde CA (ver gráfico inferior).

Desde el banco francés destacan el hecho de que los escándalos de corrupción y el retroceso económico provocado por la crisis, que han alentado los discursos antiausteridad y proindependencia, han dado como resultado un Congreso de los Diputados en el que el peso proporcional de los dos grandes partidos (PP y PSOE) ha caído desde cerca del 90% a apenas un 60% de los escaños. "Sumado a la oposición entre izquierda y derecha, otras dos líneas políticas han impedido la formación de un ejecutivo y obligado a repetir elecciones", explican desde Crédit Agricole, aludiendo al eje 'vieja-nueva política' y al desafío soberanista catalán.

"Nuestro escenario pasa porque el PSOE se abstenga"

En la entidad gala tienen claro que tanto Ciudadanos como el PSOE acabarán cediendo para que los populares formen Gobierno, si bien reconocen que eventos como las elecciones vascas y gallegas pueden suponer un cambio de las condiciones, por lo que no descartan que la formación de un ejecutivo pueda prologarse hasta más allá de septiembre. "Nuestro escenario base descansa en una eventual abstención del PSOE, para permitir un ejecutivo en minoría de PP y Ciudadanos. A pesar de los abismos electoral y fiscal, esto podría llevar tiempo y no materializarse en una primera votación de investidura, toda vez que el PSOE podría condicionar su apoyo a un gobierno del PP a la renuncia de Mariano Rajoy", advierten.

Todos estos cabos sueltos, en opinión de los analistas de CA, impactará en la economía española y en sus métricas fiscales (que podrían así incumplir sus objetivos), si bien se verán "mitigadas" por el crecimiento nominal del producto interior bruto (PIB) y por las políticas de expansión monetaria del Banco Central Europeo. En este sentido, cualquier nuevo fracaso en la formación de Gobierno podría resultar realmente problemático, toda vez que las condiciones pactadas con Bruselas descansan en unos compromisos que han de resultar "creíbles" para la Comisión Europea.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Otegi y la izquierda comprensiva

Jorge Vilches www.vozpopuli.com 24 Agosto 2016

Es curioso ver a los mismos que se rasgan las vestiduras porque Rita Barberá no ha sido políticamente lapidada, ser compresivos, o flexibles, con el caso de Otegi. El dirigente etarra fue condenado a diez años de cárcel por el intento de refundar Batasuna a través de una marca nueva, Bateragune. Además, se añadió como pena la accesoria de inhabilitación especial hasta 2021 para ejercer cargos, empleos o actividades públicas, y se le suspendió su derecho a sufragio pasivo; es decir, para ser candidato en unas elecciones. Pero además, moralmente, dicho sujeto es un terrorista confeso, que jamás se ha arrepentido, colaborado con la Justicia o pedido perdón a las víctimas. Es uno de los jefes de una banda, ETA, que no ha entregado las armas.

Es lógico que la Junta Electoral confirme la sentencia e imposibilite que Otegi se presente. Tan normal como que EH Bildu haga su campaña electoral entorno al condenado porque les sirve para mostrar su victimismo, su estrategia de acción-reacción, y el mito de la opresión española sobre el buen pueblo vasco. Lo que es una anormalidad es la permisividad y compresión de la nueva izquierda, tanto política como mediática, hacia el personaje y sus ideas. Esa actitud responde no solamente a la maldad y la ignorancia que se señorea por aquí, sino al anclaje del espíritu del socialismo del siglo XXI, que se hunde en la Nueva Izquierda sesentayochista.

La tolerancia hacia la presencia pública de Otegi procede de la política de reinterpretación del pasado que propugna el socialismo del siglo XXI y sus simpatizantes, eje de la hegemonía cultural que buscan. La violencia terrorista, alegan, es la vía a la que se empuja a los pobres y oprimidos, como decía el gurú izquierdista Frantz Fanon en Los condenados de la tierra (1961). De esta manera, acabando con la pobreza y resolviendo los “problemas políticos” que producen la democracia y el capitalismo, se acabará con el terror.

Este izquierdismo resucitado como populismo sostiene que el régimen del 78 es ilegítimo porque procede del “fascismo franquista”, con el que no se ajustó cuentas, y que no es democrático porque permite un capitalismo que aumenta las desigualdades y que oprime a las naciones periféricas al negar el “derecho a decidir”. El grito de los que intentaron boicotear la conferencia de Rosa Díez en la UCM, allá por el 2010, es muy elocuente: "Democracia dónde, terrorista quién".

Pero es que, por otro lado, la izquierda que no ha optado por este camino se ha instalado en otro tópico del 68: el pacifismo fundado en la cesión ante la “verdad insoslayable del pobre y el oprimido”. De ahí que Zapatero llamara “hombre de paz” a Otegi, y que Batet haya dicho que el dirigente etarra se puede presentar porque ya ha cumplido con la sociedad. Y así lo dijeron olvidando a los socialistas asesinados por ETA.

El socialismo del siglo XXI, en su versión podemita o en la de la CUP, interpreta que el terrorismo etarra fue la reacción a la violencia estructural, a la falta de solución para un problema político: la independencia del País Vasco. Así pudimos ver en abril de este año a Arnaldo Otegi invitado por una comisión del Parlamento europeo, presidida por Gabriele Zimmer, del partido alemán Die Linke y antigua militante del Partido Comunista de la extinta RDA, hablando de “presos políticos” en España.

Porque la responsabilidad del terrorismo es del que no cede al terror; es decir, de la víctima. Y es entonces cuando toman equidistancia o disculpan al asesino. No se ve entonces esa alta dignidad moral, ni la condena enérgica, ni la verborrea desatada, ni las apelaciones a la justicia que utilizan para denunciar los casos de corrupción de los “privilegiados” del PP, los desahucios, o la desigualdad económica. Ni usan las fotos de las víctimas de Otegi para denunciar sus ideas como utilizan la instantánea de un niño sirio de Alepo para criticar el “nuevo colonialismo”. Es esa izquierda que habla de “memoria histórica” pero quiere echar al olvido a las víctimas de ETA. Es más; es esa izquierda que no quiere ver que la sociedad entera vivió el terror, ese miedo al atentado indiscriminado, a lo Hipercor en Barcelona, que condicionó nuestras vidas, y que precisamos un mínimo resarcimiento moral: el ostracismo de esta gente.

La izquierda a la que Pedro Sánchez disputa la primacía se ha instalado en la doble moral; sí; es esa que alimenta poses, pancartas, declaraciones, portadas de periódicos y tertulias televisivas, mientras vacía de esperanza e inteligencia a esta democracia que se cae por dentro.

El síndrome Otegui
Ernesto Ladrón de Guevara latribunadelpaisvasco 24 Agosto 2016

Al igual que hay marcadores biológicos para detectar el cáncer de manera prematura, y que hay marcadores medioambientales para anticipar desastres ecológicos, o que existen indicadores que anticipan problemas de personalidad o psicopáticos, los hay que detectan claramente una enfermedad social o un problema sistémico en el ámbito político, es decir una quiebra grave en el funcionamiento de un marco de convivencia que impide la misma coexistencia como tal.

Es ni más ni menos lo que observamos con la polémica sobre si Otegui puede o no ser candidato a Lehendakari. Cualquiera que tenga un poco de coherencia debe concluir, salvo grave afectación de tipo cognitivo, que un delincuente convicto, en pleno periodo de cumplimiento de penas, no puede ser candidato a presidente de su comunidad, salvo que entremos en un proceso de locura colectiva. Cualquier persona con un mínimo de honestidad intelectual, cuando no moral, debe colegir que alguien que tenga sobre sus espaldas una pena que purgar hasta el año 2021, con inhabilitación efectiva para cargos electivos de carácter representativo público, no puede ser candidato, por simple coherencia jurídica.

Y puede que haya versiones contradictorias de la sentencia penal. Puede que haya interpretaciones más laxas que abran la posibilidad de concurrencia electoral; lo que no cabe es la permisibilidad con el hecho de que una persona que ha abogado por la socialización del sufrimiento, por la coacción, la persecución del diferente o el terrorismo de forma activa o en grado de inducción al mismo, cuando no por la subversión activa contra el Estado de Derecho por medio de organización creada al efecto, pueda ser candidato. Es como si una asamblea de accionistas de un banco eligiera a un convicto por robo o atraco a mano armada como presidente de una entidad financiera, aunque el ejemplo pueda ser polisémico, pues cosas así, si no tan sangrantes, han ocurrido en sus diferentes vertientes, y por ello la degradación del sistema de valores colectivo ha llegado a tan alto grado de insensibilización respecto a la decadencia en todos los órdenes, en el plano moral e incluso en el intelectual. El grado de tolerancia ante situaciones de esta naturaleza lleva a circunstancias que hace pocas décadas hubieran sido impensables y objeto de censura colectiva.

Si somos capaces de admitir una quiebra de tal naturaleza en la moral heterónoma de esta sociedad, en estado de decadencia en todos los órdenes, eso quiere decir que podemos llegar a cualquier cosa y que nuestra laxitud ha alcanzado tal grado de agnosia que metabolizamos la mayor de las barbaridades como si fuera normal o admisible; y que todo puede ocurrir sin que haya la más mínima expresión de malestar. Si ya no es posible someter los actos a un juicio ético, como si la moral fuera algo que afecte a lo privado y no hubiera unas normas colectivas de comportamiento que permitan una mínima coexistencia entre personas desiguales, es decir, que los esquemas de funcionamiento de la democracia se conviertan en un juego de conveniencias donde todo es posible, el sistema está en franca quiebra y no existe en su fórmula efectiva.

Recordemos, pues la memoria colectiva es frágil: hasta hace inco años actuaba una banda asesina llamada ETA, cuyo soporte social, cultural y político adquiría diferentes formas y camuflajes para escapar de la acción de la justicia. La organización madre con sus diferentes variantes fue Herri Batasuna, organización criminal bajo el mando de ETA, cuyas expresiones culturales, sindicales y asociativas eran múltiples, siempre con el signo del independentismo violento y la subversión del orden constitucional. Recordemos que esa hidra de muchos brazos cuya cabeza era una organización terrorista, sometía al terror a la mayoría de la población e impedía la expresión plural en todos los ámbitos del funcionamiento de la sociedad vasca, secuestrando las libertades e impidiendo el pluralismo político. Y recordemos que Otegui fue condenado como dirigente de ese entramado, por sentencia judicial, como promotor y encubridor de organización criminal, y que una de las consecuencias de esa pena fue, y es, la inhabilitación para el sufragio pasivo, es decir para ser elegido en unas elecciones cuya finalidad sea la representación política.

Pero, aún en el caso más benigno de que pudiera concurrir, es una grave afrenta a las víctimas del terrorismo, pues entre otras cuestiones, sería un olvido premeditado del sufrimiento causado por la banda terrorista y su entramado político y social. No en vano los nacionalistas y las organizaciones legalizadas derivadas de ETA se están empeñando en diluir años de terrorismo, de persecución, de ostracismo social, de plomo, fuego y sangre, de exiliados contra su voluntad, mezclando el terrorismo con otras expresiones violentas que en nada tienen parangón ni comparación posible. Y no debemos dar la espalda al hecho de que Otegui no se ha arrepentido de ello, sino bien al contrario se vanagloria de haberlo realizado y hace apología de los fines que eran la excusa exhibida por de la Banda armada.

Es decir, se ha preparado el caldo de cultivo para la permisibilidad y la comprensión del esperpento, de la atrofia moral, de la excrecencia intelectual, de la falta de escrúpulo, de la degradación en todos los órdenes que nos lleva indefectiblemente al abismo en los comportamientos sociales.

Pero esto no es nuevo. Y eso tiene consecuencias letales.

Ciencia recreativa del bloqueo
Jesús Royo Arpón La voz libre 24 Agosto 2016

Lingüista

El tema del bloqueo institucional en el que estamos, y que nos lleva de bruces al despeñadero de las terceras elecciones, debería abordarse desde la teoría matemática de juegos. No soy matemático, pero echo el cebo por si alguien pica. A lo mejor de esta crisis sale algo positivo que nos ilumine de cara a perfeccionar el proceso de elecciones y formación de gobiernos.

Para mí que las actuales reglas de este juego dificultan la elección y favorecen el bloqueo, cosa totalmente incoherente con cualquier reglamento de juego. Las reglas no deben permitir –ni menos estimular- que un jugador pueda sentarse encima de la pelota. Pues eso es lo que vemos en el Parlamento: es demasiado fácil rechazar una propuesta de gobierno, mientras es demasiado arduo que sea aprobada. El PSOE no puede formar gobierno, pero puede impedir que lo haya indefinidamente.

Nuestro problema es que hay una nutrida cantidad de escaños antisistema. No se me alarmen. Son antisistema en el sentido que no comparten algún elemento esencial de la Constitución: los nacionalistas (ERC, CDC, PNV, Bildu, total 24 escaños) y Podemos (71 escaños). Los nacionalistas reclaman una soberanía “propia”, y su horizonte es irse cuanto antes. No aceptan el campo de juego, ni las reglas, ni el juego mismo: su aspiración es montar una liga aparte. Y los populistas aspiran a “tomar el cielo por asalto”: cambiarán las reglas de juego sí o sí. Es decir, su respeto a las normas es instrumental, táctico, provisional. Representando a “la gente que sufre”, se sienten autorizados para cargarse lo que haga falta. Son un total de 95 escaños con un NO asegurado, o casi. En estas circunstancias, la oposición a cualquier gobierno lo tiene muy fácil. Siempre contará con 95 noes “de oficio” para sumarlas a su NO. El PSOE, con sus 85 votos no puede formar gobierno, pero cuenta con los 95 antisistema (total 180) para impedir el gobierno del PP. No ganará, pero puede impedir que haya partido. Puede llevarse la pelota.

La solución consistiría en estimular al que da juego y penalizar al que lo impide. Estrategias posibles:

a) el factor tiempo: los líderes acuerdan repartirse los cuatro años de la legislatura en proporción a sus escaños, a cambio de un pacto mutuo de estabilidad. Pacto frecuente en ayuntamientos.

b) do ut des: dar hoy el apoyo necesario, a cambio de que en el futuro en una situación simétrica (cuando el PSOE necesite los votos del PP) reciba el mismo apoyo.

c) cambiar las reglas-1: elecciones a segunda vuelta. Una semana después de votar el Parlamento, se vota al presidente entre los dos primeros líderes. Parecido a Francia.

d) cambiar las reglas-2: si solo hay un candidato a presidente, es nombrado de oficio. Si hay dos, los diputados pueden votar a uno, a otro o abstenerse, pero no se admite votar NO. Se nombra al más votado. En línea con la “moción de censura “constructiva”.

Todo antes de repetir elecciones, como prevé la Constitución. Ya decían que nuestra Constitución era demasiado larga, que descendía a demasiados detalles, y aquí se ha visto claro. Con el artículo 99 tenemos un problema innecesario. Si el pueblo es soberano, está claro que no se le puede enmendar. El recurso a otras elecciones no debería usarse nunca, ya que no es el pueblo quien vota mal, sino los políticos quenes pactan mal, o simplemente no pactan: y están justamente para eso. Es su deber.

LAS VÍCTIMAS DENUNCIAN LA 'COMPLICIDAD' DE LAS INSTITUCIONES
'Las instituciones permiten que en España los terroristas sean héroes'
Fue juzgado por los delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas y falsificación de documentos oficiales. Dos décadas después de su detención ha sido recibido en su localidad natal como un héroe. Se trata del etarra Kepa Zubizarreta Balboa.
S. Toro Gaceta.es 24 Agosto 2016

"¿Es posible homenajear a terroristas condenados y orgullosos de su trayectoria en plena calle? En España, sí". Así lo denuncia el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), que en repetidas ocasiones ha señalado a la clase política como la responsable de vivir en un escenario con más de 400 atentados mortales sin esclarecer porque "no ha establecido mecanismos reales que afiancen la consecución de la Justicia". Las víctimas de ETA ahora lo son del hostigamiento público e impune de la izquierda abertzale ante la inacción de las instituciones. La última demostración de este "ataque a la memoria" tuvo lugar el pasado 10 de agosto en el municipio vizcaíno de Santurce con Kepa Zubizarreta Balboa como protagonista.

Fue juzgado y finalmente absuelto por propinar junto a un grupo de jóvenes una brutal paliza al agente de la Ertzaintza Ander Susaeta durante la semana grande de Bilbao de 1993. En noviembre de 1996 la Guardia Civil asestó un duro golpe a la banda terrorista de ultraizquierda ETA al desarticular en Pamplona el ‘comando Nafarroa’, compuesto por él y por Igor Angulo Iturrate. Ambos ocultaban en una vivienda un auténtico arsenal de armas. Fueron juzgados en enero de 2000 en la Audiencia Nacional y el fiscal pidió para ellos penas de 18 años de cárcel por los delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas y falsificación de documentos oficiales.

Angulo se suicidó en febrero de 2006 en la cárcel de Cuenca, donde cumplía condena. Zubizarreta, 20 años después de su detención, ha sido recibido como un héroe en su localidad natal, a donde ha regresado tras salir de la prisión de Monterroso (Lugo). En el homenaje se pudo ver a cientos de proetarras con pancartas pidiendo el acercamiento y la liberación de presos, música y bengalas.

"Homenajear a etarras en las mismas calles donde la banda terrorista ha asesinado es intolerable", relatan desde COVITE en declaraciones a Gaceta.es, a la vez que lamentan que "cada nuevo homenaje a un terrorista orgulloso de su trayectoria es una losa más sobre la dignidad de las víctimas y de toda la sociedad".
'El Gobierno permite que en España los terroristas sean héroes'

"Mientras en Europa se alerta del peligro de la radicalización violenta y se hace batalla política y policial contra quienes la promueven, en España se hacen homenajes a terroristas en plena calle. El mensaje que se envía a los jóvenes es que los terroristas son héroes que merecen vítores y aplausos. En Francia sería impensable que, por ejemplo, un terrorista culpable de los ataques de París fuera homenajeado en la calle. Aquí, sin embargo, ocurre con frecuencia ante la pasividad de las instituciones", denuncian las víctimas.

Mientras estos homenajes continúen, advierten, "se seguirá promoviendo la cultura del odio en el País Vasco y Navarra con la complicidad de las instituciones"
 


 


Recortes de Prensa   Página Inicial