AGLI Recortes de Prensa   Viernes 18 Noviembre  2016

Frente a la subida de impuestos, un recorte del gasto
EDITORIAL El Mundo 18 Noviembre 2016

El Gobierno de Mariano Rajoy puede cometer por segunda vez el mismo error: subir los impuestos a los españoles después de una campaña electoral -esta vez, dos- anunciando que reduciría la presión fiscal. En esta ocasión no se tratará del impuestazo de 2011 que afectó de forma considerable al IRPF. Pero el presidente del Gobierno ha anunciado que para cumplir con los compromisos con Bruselas es necesario elevar el nivel de recaudación. Rajoy excluyó para ello "subir los impuestos más importantes", lo que significa que el Gobierno está planeando hacer elevar otros que no sean ni el IRPF ni el IVA, que generan casi el 80% de la recaudación tributaria del Estado.

Como informábamos ayer, Hacienda podría tocar al alza Sociedades -después de haber adelantado ya los pagos a cuenta de las empresas-, algunos impuestos especiales y el de Patrimonio. Además, podría implantar otros que ya existen en países de nuestro entorno, como la euroviñeta para el tránsito de camiones o la tasa a las bebidas azucaradas. Sea como fuere, el hecho indudable es que, por uno u otro lado, la inmensa mayoría de los españoles vería incrementada su factura fiscal.

El Gobierno necesita recaudar esos 5.500 millones de euros adicionales en 2017 para poder dejar el déficit público en el 3,1% del PIB tal y como ese ha comprometido con los socios europeos. Y para ello, va a optar por la solución más fácil, que es sacarlos directamente del bolsillo de los ciudadanos. Pero los expertos dudan, con razón, del éxito que puede tener esta medida. Si tenemos en cuenta que, por ejemplo, todos los impuestos especiales -hidrocarburos, alcohol, cerveza, tabaco- recaudan unos 20.000 millones de euros al año, una fortísima subida del 10% supondría elevar los ingresos en 2.000 millones, menos de la mitad del recorte exigido. Como decía ayer la Asociación Española de Asesores Fiscales, esta posible medida "es un parche y recaudará muy poco".

Elevar otra vez la presión fiscal no es el camino ideal, sobre todo cuando todavía queda mucha grasa que recortar en el Presupuesto público. Es cierto que el Ejecutivo tiene de nuevo la urgencia de cuadrar las cuentas, pero acomete una solución de corto plazo porque antes no ha hecho los deberes de un ajuste estructural del gasto.

Quedan muchas ineficiencias en la Administración. Hay duplicidades entre los distintos niveles nacional, regional y local. No se ha entrado a fondo en el complejo entramado de miles y miles de empresas públicas de ayuntamientos y comunidades autónomas. La nómina de funcionarios y de personal laboral ha continuado creciendo durante la crisis, a pesar de las medidas de ajuste. Todavía se pueden hacer esfuerzos de control del gasto corriente sin necesidad de reducir los servicios sociales. En definitiva, el sector público español no necesita un proceso de racionalización que es cada vez más urgente, como se recoge en el acuerdo de investidura que el PP ha firmado con Ciudadanos.

El Gobierno no lo hizo en la anterior legislatura y ahora necesita recurrir a una medida coyuntural como el aumento fiscal para aplacar a Bruselas. Quedan cuatro años por delante para conseguir una Administración correctamente dimensionada y una mayor eficiencia en el control del gasto con el fin que el ajuste no vuelva a recaer sobre los ciudadanos.

¿Cuánto nos va a costar evitar unas nuevas elecciones?
Guillermo Dupuy Libertad Digital 18 Noviembre 2016

Muchos recordarán las críticas y los comentarios jocosos que le llovieron a Aznar por aquellas declaraciones suyas en el año 1996 en las que afirmaba que hablaba catalán en "círculos reducidos, no muy amplios". Aquello fue interpretado como una muestra de ridículo servilismo ante unos nacionalistas catalanes –bastante menos desatados que los de ahora– de los que el PP dependía para poder gobernar. Sin embargo, tras ver, años después, cómo Aznar no se ha cortado un pelo a la hora de hablar en público en lenguas que no conoce lo suficientemente bien, uno ya no sabe si, en ese peloteo a sus socios nacionalistas, no había algo también de boba osadía.

Pero volviendo al presente: Rajoy necesita inexorablemente del apoyo del PNV para sacar adelante los presupuestos si el PSOE vota en contra. Y eso es sumamente preocupante por mucho que podamos estar seguros de que este presidente jamás osaría decir que habla vasco en la intimidad. Más aun cuando la información que hay respecto de dichas negociaciones es casi nula al tiempo que contradictoria. Por un lado, algunos ya dan por descontado el acuerdo, mientras que, por el otro, los nacionalistas vascos dicen que ni siquiera conocen borrador alguno del anteproyecto de ley.

No menos preocupante es la presión que –según algunos medios de comunicación– estaría haciendo el gobierno del PP al PSOE a través de las autonomías en las que las socialistas gobiernan y que, como prácticamente todas, tienen necesidad de que se les alivie la exigencia del cumplimiento del déficit para poder hacer sus respectivos y manirrotos presupuestos. Vamos, como para creernos la promesa que el gobierno de Rajoy ha hecho a Bruselas, según la cual convocará nuevas elecciones si no es capaz de sacar adelante unos presupuestos acordes a la reducción del desequilibrio presupuestario que la más elemental sensatez y la UE nos exigen.

Aun resuenan en mis oídos los comentarios sobre la necesidad de tener un "gobierno cuanto antes" para afrontar los retos económicos e institucionales que España tiene por delante. Pero ¿qué retos va a afrontar este gobierno en beneficio de España si ha de sostenerse en nuevas concesiones a los nacionalistas y en tolerar el despilfarro de nuestras autonomías?

España es la solución
Antonio Robles Libertad Digital 18 Noviembre 2016

España no es el problema, es la solución. Ahora que el populismo de izquierdas ha caído de bruces en la alienación nacionalista, es preciso pararse un instante a pensar en el disparate ideológico.

¿Desde cuándo la izquierda se dedica a apuntalar a las burguesías territoriales en nombre de la plurinacionalidad y en contra de la igualdad y la justicia social? ¿Desde cuándo la izquierda se dedica a bendecir los privilegios económicos de los territorios, mientras predica el reparto de la riqueza individual? ¿Desde cuándo la izquierda está más preocupada por recuperar los derechos históricos de esas castas territoriales que por acabar con todos ellos?

¿Cuándo se decidirán a denunciar los privilegios de los cupos vasco y navarro? ¿Cuándo se rebelarán contra la xenofobia nacionalista cada vez que largan eso de "España nos roba", o "Cataluña produce para que los andaluces se pasen la vida en el bar"? ¿Qué perversión ideológica esquizofrénica lleva a la izquierda española a justificar a las burguesías territoriales y a la vez a denostar a la burguesía nacional?

¿Qué tiene de bueno la derecha catalanista del 3% que no tenga la derecha corrupta del PP para que en Cataluña la izquierda apoye sus presupuestos y sin embargo esa misma izquierda eche pestes del PP en el Congreso de los Diputados? ¿Qué mierda de izquierda nos insta a sacralizar los territorios ricos frente a los pobres con conceptos de parvulario como la plurinacionalidad del Estado?

¿De verdad hay que levantar un muro en Cataluña para que los mejicanos del sur del Ebro no puedan participar de la justicia social surgida de la progresividad fiscal que garantiza España? ¿Dejaremos que los ciudadanos que vivan en territorios con escasa industria, infraestructuras deficientes y peores condiciones laborales padezcan peores servicios sociales? Porque de eso se trata, de asegurar condiciones de igualdad y de justicia social.

La construcción de la identidad étnica, el recurso a los derechos históricos, la milonga de la nación cultural para crear condiciones reales de una nación política sólo son excusas para lograr una posición de privilegio, que en el campo económico sólo será posible detrayendo los recursos de otros, en el cultural excluyendo derechos lingüísticos y en el político convirtiendo al disidente en extranjero.

Tiempo habrá para desmontar la perversión del lenguaje de ese viejo nacionalismo y este nuevo populismo, por ahora sólo quiero remarcar la traición de esta izquierda reaccionaria que escupe impúdica sobre la igualdad que la inspiró y sobre la propia izquierda española que tanta sangre derramó por superar las desigualdades sociales entre españoles.

La infección se extiende imparable: hoy el PSC aclara que Cataluña es una nación; mañana pide la soberanía para Aragón Pablo Echenique; su compañera de Podemos Teresa Rodríguez exige el derecho a decidir en versión andaluza; En Marea impide las siglas de Podemos en la coalición electoral que presentó en Galicia; y en Cataluña, Ada Colau y Xavier Domènech preparan un nuevo partido soberanista al margen de Podemos, pero con su electorado. El reino de taifas en versión Juego de tronos. No hay día ni lío donde no esté presente el desprecio a la nación España. Ni descalabro que no esté originado en el virus catalanista, origen malsano de toda la entropía territorial en que chapotean izquierdas y nacionalistas como hermanos de sangre.

Ante tanto disparate, es preciso pararse a reflexionar. España no es el problema, es la solución. España es la garantía del bien común, el aval de la ciudadanía, esa condición indivisible que compartimos todos los españoles y que nos garantiza la igualdad y la libertad en igualdad de condiciones, sin merma ni privilegio. La nación constitucional ni debe ni puede excluir de esa ciudadanía de hombres libres e iguales a nadie; muy al contrario, nos garantiza que ningún privilegio basado en la raza, la lengua, el sexo, el territorio, las condiciones económicas o la cuna podrá ser condición de exclusión o privilegio. Eso, precisamente eso, es lo que nos garantiza hoy España. O sea, impedir que el más listillo de la clase se quede con más chuches que el resto.

Nadie defendió a la Nación en el Parlamento
EDITORIAL Libertad Digital 18 Noviembre 2016

La solemne apertura de la XII Legislatura ha deparado un nuevo circo grotesco de los liberticidas de Podemos y demás patulea, que seguramente seguirán haciendo el ridículo y degradando el Parlamento mientras sigan ahí, parasitando el régimen que detestan.

No se pueden sacar muchas conclusiones políticas de lo que hagan unas formaciones que no llegan al Parlamento a servir sino a servirse y cuyo interés no es otro que utilizar las instituciones de la misma forma que usan las televisiones o las movilizaciones callejeras: como meras plataformas publicitarias. Pero sí se puede y se debe analizar la pasividad con que los demás actores políticos han reaccionado ante las provocaciones y los ataques a un acto de gran importancia simbólica celebrado en la sede de la soberanía nacional.

Que durante el discurso del Rey un comunista exhibiera una bandera republicana puede ser más o menos anecdótico; que nadie reaccionase ante esa afrenta al orden constitucional por parte de un sujeto que profesa una ideología criminógena como pocas no lo es en absoluto. Muy otra hubiera sido la historia si el mamarracho que se ha pensado que el Parlamento es una corrala asamblearia hubiera aireado una bandera con el águila de San Juan.

No sólo debería haber reaccionado la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, que ha vuelto a verse superada por las circunstancias; todos los comprometidos con la Constitución tendrían que haber respondido con claridad a la provocación. Los enemigos de España y las libertades hacen lo que les peta donde les peta, y nadie les planta cara. Desolador… y harto significativo de la degradación de la vida política y la conciencia cívica.

Salvar al socialismo español
Isabel San Sebastián Madrid ABC 18 Noviembre 2016

EL Partido Socialista, antaño Obrero y Español, ha dejado de albergar dos almas para adentrarse en la guerra civil. A un lado de la trinchera se sitúan las huestes herederas de lo que en su día dio en llamarse «felipismo» y llegó a tener en su poder no sólo el gobierno nacional, sino la mayor parte de los autonómicos y municipales, además de acrecentar la influencia de nuestro país en Europa e Iberoamérica. Al otro, forma la tropa creada por Zapatero durante sus dos mandatos de «Nación discutida y discutible», «memoria histórica» empeñada en reabrir viejas heridas, alineamiento internacional con regímenes bolivarianos y negociación política de tú a tú con ETA. Una tropa encabezada después por el defenestrado Pedro Sánchez, elegido paradójicamente gracias al apoyo del ala más sensata del PSOE para enderezar el rumbo de la formación, que acabó saliendo rana al sucumbir a un ataque de «ambicionitis» aguda muy propio de quien llega demasiado alto demasiado rápido, sin la mínima preparación necesaria para asumir las responsabilidades del cargo.

El PSOE se desangra en las encuestas, víctima de esa lucha fratricida, a la vez que manifiesta los síntomas característicos de la descomposición interna en forma de indisciplina seguida de las correspondientes purgas. Los díscolos que se rebelaron a la abstención en la investidura de Rajoy, decidida por el Comité Federal, han empezado a pagarlo con la pérdida de portavocías, sobresueldos y demás prebendas parlamentarias, porque nuestro sistema electoral otorga a los partidos plena potestad en la confección de las listas y quienes forman parte de ellas saben, o deberían saber, de quién depende su suerte. El próximo paso que cabe aventurar será el divorcio, amistoso o no, entre PSOE y PSC. La cuota catalana en el sanedrín de Ferraz es consciente de que sus días están contados desde que Susana Díaz, cuya candidatura para liderar las siglas del puño y la rosa parece cercana a oficializarse, apuntó que no vale desmarcarse del destino común cuando interesa, conservando, eso sí, voz, voto y representación en los órganos de dirección nacionales. Vamos, que no se puede estar en la procesión y repicando, al pan y a las tajadas, influyendo de manera determinante en las decisiones de Madrid sin dejar que Madrid meta baza en las de Barcelona. ¡Ya estaban tardando! Habida cuenta de la deriva registrada en los últimos años por el socialismo catalán y el andaluz, de la evolución de sus respectivos resultados en las urnas, parece claro que al partido le conviene más seguir la senda «susanista» que la del bailón Iceta. Y a España, desde luego, también. Nada serviría mejor a los intereses de uno y otra que la separación definitiva de las dos formaciones y la recuperación por parte del PSOE de ese espacio de la izquierda en Cataluña hoy okupado, con k, por los defensores del derecho de autodeterminación eufemísticamente denominado «a decidir».

¿ Socialismo español ? No, gracias
Nota del Editor 18 Noviembre 2016

Tenemos que agradecer a todos los jerifaltes "socialistas", especialmente a Zapatero y un poco a Sánchez, el trabajo realizado en la destrucción del PSOE, así que por favor, no nos metamos con ellos y dejémosles terminar su labor.

En el otro lado tenemos a Rajoy que está haciendo lo propio, la destrucción del PP a marchas forzadas, y por lo mismo, dejémosle que termine su afán. Tanto PP como PSOE tienen que desaparecer y con ellos también todos los profesionales de la política que nos han arruinado en todas las facetas.

¿ Y a quien ponemos en su lugar ? El más absoluto vacio, nada de publicar millones de páginas de normas en el BOE, de despilfarrar nuestra riqueza, de profesionales de la política reinando a costa de los demás (nosotros).


******************* Sección "bilingüe" ***********************

España: trocéese antes de consumir
Fray Josepho y Monsieur de Sans-Foy Libertad Digital 18 Noviembre 2016

Pablo Echenique defiende un proceso constituyente que afirme la soberanía de Aragón como nacionalidad histórica. Y a nadie ha de extrañarle, porque la líder andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, demanda tres cuartos de lo mismo. Y por supuestísimo, los podemitas vascos, valencianos, navarros, gallegos, baleares y catalanes no quieren ni oír hablar de España, puaj, qué asco.

El caso es que nuestros poetas analizan el asunto. Monsieur de Sans-Foy arremete contra Echenique (natural de Rosario, Argentina), y Fray Josepho le hace unas interesantes matizaciones.

CRÍA CUERVOS
por Monsieur de Sans-Foy

¿Histórico, Aragón? Es evidente:
un reino con más años que Cascorro.
¡Y fíjate, que viene este pedorro
a hablarnos del Poder Constituyente!

Te dieron tu carguito y, a lo zorro,
te meas en España y en su gente.
Disfrutas enchufándonos el chorro
certero y abundoso y percutiente.

Y puede que funcione con algunos.
Tus torpes argumentos batasunos
producen paranoias... y parné.

Qué grande, el argentino visionario,
que viene, como Messi, de Rosario...
que viene de Rosario, como el Che.

ECHENIQUE NO HA INVENTADO NADA
por Fray Josepho

A ver, Mesié, pensemos. Si dice el Echenique
que su Aragón demanda derecho a decidir,
pues déjelo que hable. No lo descalifique.
De algo en esta vida se tiene que vivir.

Porque él no es el primero. Son muchos los bribones
que inventan nacioncitas vejadas por doquier.
Costumbres, lenguas, himnos, banderas, tradiciones,
ultrajes seculares y deudas que atender.

España es una cárcel de pueblos oprimidos.
Madrid es la metrópoli de la autocracia atroz.
¡Y a todos estos súbditos robados y vencidos
Podemos les ofrece la fuerza de su voz!

También Teresa quiere que sea Andalucía
vanguardia de la lucha por la liberación.
Y clama por los fueros y la soberanía
de la grandiosa Al Ándalus, ubérrima nación.

Muy pronto Extremadura, y Asturias, y La Mancha,
y Murcia, y La Rioja querrán la libertad.
Las voces del desquite, la torna, la revancha,
la sangre y la discordia… ¡La Santa Identidad!

Siga a este par en Twitter: @FrayJosepho, @MonsieurSansFoy.

Más de 300
Cristina Losada Libertad Digital 18 Noviembre 2016

Hay 324 asesinatos de ETA no resueltos, de los 858 que perpetró, y esto significa que permanecen impunes más del 40% de los crímenes mortales de la banda.

El martes vi el nuevo documental de Iñaki Arteta. Se proyectó en la Fundación Ortega y Gasset-Marañón para un pequeño grupo de periodistas. Al terminar, los asistentes quedamos unos largos segundos en silencio. Lo que habíamos visto y oído era doloroso y deprimente. Sabíamos de antemano qué nos iba a contar Arteta en Contra la impunidad, porque conocíamos los datos, ya de por sí elocuentes. Aun así, nos impresionó ver a familiares de asesinados por ETA abrumados por la decepción, la tristeza y la amargura ante la falta de justicia. Ante las faltas de la Justicia y el Estado que han provocado que los asesinatos de sus abuelos, padres, maridos o hermanos hayan quedado impunes, sin resolver y, en no pocos casos, prescritos.

Los datos, decía, son elocuentes. Hay 324 asesinatos de ETA no resueltos entre los 858 que perpetró, y esto significa que permanecen impunes más del cuarenta por ciento de los crímenes con víctimas mortales cometidos por la organización terrorista. No hemos conocido la magnitud de la impunidad gracias a un departamento de la administración o del gobierno. Se ha sabido por el trabajo de unas cuantas personas que se pusieron a cotejar sumarios y a investigar. De no ser por esta iniciativa particular, seguiríamos ignorándolo, pensando quizá que se ha hecho siempre todo lo posible por encontrar a los autores de los atentados y que las víctimas del terrorismo han recibido en todo momento la atención adecuada.

Pedro J. Juan Boix es hermano de José Manuel, muerto en una cadena de atentados en las estaciones de trenes de Madrid en julio de 1979. Era estudiante, atleta y no había cumplido los 18 años. En el documental de Arteta, Pedro cuenta que desde entonces nadie se ha puesto en contacto con él: ningún juez, ningún fiscal, ningún policía. Como si el asesinato de su hermano, y el de las otras seis víctimas mortales de los atentados de aquel día, no hubiera existido.

Cristian Matías es nieto de Manuel Albizu, taxista asesinado por ETA en marzo de 1976 en las afueras de Guetaria. Tampoco ha sabido nunca nada de la justicia. Hace algún tiempo se puso a buscar donde habían asesinado a su abuelo y encontró el sitio examinando las fotos que salieron en la prensa. En el recodo donde apareció el taxi, con el cadáver de Manuel, hay ahora un contenedor. Podríamos decir que lo del contenedor es pura coincidencia, pero no es el único lugar de un asesinato de ETA en el País Vasco donde se ha colocado un cubo de basura.

Teresa Díaz Bada es hija de Carlos Díaz Arcocha, asesinado en 1985 cerca de Vitoria. Arcocha, que era teniente coronel del ejército, era el jefe de la Ertzaintza, la policía autonómica vasca. El asesinato permanece sin aclarar. Tampoco ella ha tenido noticia alguna de la policía, la Audiencia Nacional ni ningún otro departamento judicial. Su decepción es palpable. La suya es una decepción con la justicia, pero también con la sociedad. Se pregunta si lo que hizo su padre, al seguir adelante pese a los riesgos y las amenazas, valió la pena. Y responde que no. Por un país que no cuida a sus víctimas, no.

Naiara Zamarreño es hija de Manuel, asesinado en Rentería en 1998. Manuel Zamarreño era concejal del PP en esa localidad. Sustituyó en el cargo a José Luis Caso, también del PP, asesinado seis meses antes. Naiara cuenta que su padre sufrió un largo calvario cuando decidió ocupar el cargo vacante por el asesinato de Caso. Lo hizo pese a las llamadas amenazadoras, las pintadas, los carteles y la certeza de que iban a intentar matarle. Su hija no sabe quiénes asesinaron a su padre. Sigue esperando.

Hay más. Hay más de 300. Podríamos suponer que los asesinatos de ETA sin resolver son sólo los más antiguos, y que eso es explicable por la falta de medios que tenían entonces, a finales de los setenta, a principios de los ochenta, la justicia y las fuerzas de seguridad. Pero han quedado sin esclarecer, y por tanto impunes, atentados mucho más recientes. El de Calviá, en Mallorca, en 2009, por ejemplo. Antonio Salvá y José Antonio Sáenz de Tejada, padres de los dos guardias civiles asesinados allí con una bomba lapa, siguen esperando y desesperando.

¿Cómo es posible? ¿Cómo ha sido posible que se acumulara tanta impunidad? En el documental de Arteta, los entrevistados descartan la intencionalidad, política o de otro tipo. Piensan que la causa está en la negligencia y en la incompetencia. A la condición de víctimas del terrorismo añaden la condición de víctimas de la negligencia, de la incompetencia, de la desatención, de la indiferencia. Es comprensible que algunos asesinatos no se puedan resolver y queden impunes. Es incomprensible, en cambio, que no se haga el esfuerzo. Algunos jueces y fiscales reconocen, en la cinta de Arteta, que el Estado no estuvo a la altura. Mientras la presidenta del Congreso recordaba a las víctimas del terrorismo en la apertura de la legislatura, la pregunta que yo me hacía es si nuestras instituciones estarán algún día a la altura de las víctimas.

Se lanza a promover la unión
Societat Civil Catalana estalla contra la ‘corrupción’ del separatismo

Denuncia que los separatistas están tomando de rehenes a los funcionarios y los hacen copartífices de sus ilegalidades, y también que en su intento de romper España despilfarran sin piedad los recursos públicos.
R. Moreno gaceta.es 18 Noviembre 2016

La plataforma Societat Civil Catalana (SCC) está preocupada con que “una parte significativa” de los cargos y autoridades locales y autonómicos en Cataluña estén “utilizando impropiamente su poder para emprender acciones manifiestamente ilegales incurriendo, a la vez, en un evidente despilfarro de recursos públicos”. En este sentido, cabe recordar, por ejemplo, que la Generalitat, en su intento de internacionalizar el delirio separatista, ha gastado en lo que va de 2016 hasta 39.000 euros en viajes al extranjero de Carles Puigdemont, y que el expresident Artur Mas liquidó más de 650.000 euros en periplos entre 2012 y 2015. Sin embargo, luego no paga la pella que tiene con las farmacias.

Esta plataforma contraria a la secesión ha anunciado este miércoles que, fruto de su preocupación por la "corrupción política de tintes autoritarios" que hay en Cataluña, emprenderá una campaña denominada ‘Mejorar España o destruir Cataluña’.

La plataforma denuncia la apertura de ayuntamientos el pasado 12 de octubre, Día de la Hispanidad, que podría tener su réplica el próximo 6 de diciembre, Día de la Constitución, como pretenden algunas formaciones separatistas. Además, SCC critica que con estos actos "ilegales" los políticos convierten a los funcionarios en "rehenes" y copartífices, y les pide que rectifiquen y dejen de situarse al margen de la ley.

SCC también se revuelve contra la vulneración del principio democrático de neutralidad en las instituciones que exhiben símbolos partidistas como esteladas en detrimento de los oficiales para "influir en los ciudadanos en beneficio de una determinada ideología".

Respecto a la judicialización de la política que denuncian los separatistas, Societat Civil Catalana ha dejado claro que “quienes judicializan la política son los políticos corruptos” que en Cataluña “deslegitiman” las instituciones trabajando descaradamente por el procés.

Además, según ha alertado José Domingo, tomar decisiones equivocadas de "corte insurreccional" puede comportar la destrucción de la convivencia en Cataluña, y esto sumado a la campaña de desprestigio de las autoridades judiciales y sus decisiones que llevan a cabo los secesionista, pone en peligro la democracia.

‘Mejorar España o destruir Cataluña’
Con su nueva campaña, ‘Mejorar España o destruir Cataluña’, la plataforma difundirá por distintas comunidades autónomas las contribuciones que han hecho los catalanes para mejorar España y tratar así de tejer complicidades con otros territorios en pro de los intereses generales del país. La iniciativa arrancará el próximo 30 de noviembre en la biblioteca Jaume Fuster de Barcelona.

Societat Civil ya ha mantenido contactos con Navarra, Andalucía y Valencia, y ha pedido hacer un esfuerzo para proyectar la situación en Cataluña en el resto de España con el objetivo de mejorarla y evitar así entrar "en un bucle que nos devuelva al inicio de la Transición".

Para el próximo 6 de diciembre, Día de la Constitución, quiere celebrar un acto en Badalona (Barcelona) en el que exhibirá carteles y repartirá octavillas en favor de la unidad de España para reivindicar el carácter festivo en esta localidad que abrió el Ayuntamiento durante la festividad de la Hispanidad.

El vicepresidente de SCC ha explicado que la entidad defiende “el actual marco constitucional que incluye los mecanismos para su reforma”, pero ha advertido de que en este momento “los cargos y autoridades políticas deben realizar una gestión de las instituciones públicas responsable, racional, eficaz y acorde con el ordenamiento jurídico”.

Mariano Gomà, por su parte, ha destacado que es imprescindible que todos los españoles “sigamos trabajando juntos” para evitar “volver al inicio de la transición que fue muy duro”. El presidente de Societat Civil Catalana ha dejado claro que los catalanes “no tienen que vivir en una constante confrontación” y ha destacado que en España “todos tenemos las mismas emociones”.

SCC estará vigilante para que San Cugat retire la estelada
El pasado 3 de marzo Societat Civil Catalana también emprendió una campaña denominada ‘Nuestros símbolos, nuestros derechos' para combatir la "ausencia de símbolos" españoles en los municipios catalanes y reclamar que los consistorios gobernados por separatistas exhiban todas las banderas oficiales: la europea, la española, la catalana y la de la localidad.

La iniciativa recorrió las localidades de Cataluña en las que los ayuntamientos no cumplen la ley. En concreto, la entidad ha denunciado la colocación en 340 municipios de 446 enseñas secesionistas y ha recurrido ante 30 juntas electorales su presencia. Hasta el momento, SCC ha logrado la retirada de un centenar de esteladas.

Esta semana, la Justicia le ha dado la razón en otro municipio. El Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Barcelona ha ordenado al Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona) la "retirada inmediata" de la estelada izada en la plaza Lluís Millet, y le da un plazo máximo de diez días para ejecutarla.

Preguntado al respecto, Gomà ha valorado de forma positiva esta decisión judicial, que además, a su juicio, abre la puerta a otras sentencias por hechos similares. Por su parte, Domingo ha advertido de que si se intenta alguna "artimaña" para intentar eludir la retirada de la 'estelada' contraviniendo así la resolución judicial, SCC mantendrá una actitud "vigilante" y "velará" para que se cumpla la sentencia.

Cabe destacar que el Consistorio la descolgó este miércoles, pero la izó delante del monasterio, aunque ha durado horas en este nuevo emplazamiento ya que un grupo de vecinos la ha arriado en la madrugada de este jueves, según publica Crónica Global.

La plataforma también exigió el pasado enero a la consellera de Enseñanza que ordenara la retirada de centros educativos públicos y concertados de banderas separatistas y "todos los símbolos partidistas", en particular los promovidos por Somescola.cat, a favor de la inmersión lingüística.

"Los derechos civiles básicos de compatriotas se pisotean con las peores prácticas intimidatorias, y se destroza la niñez y el futuro incumpliendo la ley", ha denunciado también en este diario el eurodiputado Enrique Calvet. Alerta de que "en Cataluña manipulan a niños para acosar a otros menores".
 


Recortes de Prensa   Página Inicial