AGLI Recortes de Prensa   Jueves 12  Enero 2017

El "Infeliz año nuevo" para España
Antonio García Fuentes Periodista Digital 12 Enero 2017

Es la cruda conclusión que se puede sacar tras leer, el nuevo dictamen económico que ha dado el Sr. Centeno para 2017 y que pueden leer en su totalidad, aquí http://blogs.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2016-12-12/espana-2017-expolio-fiscal-cesion_1302038/ Yo me limito a transmitirles el preámbulo, el que por sí solo ya dan ganas de llorar. ¿De dónde saca el gobierno tanto parabién y futuro esplendoroso como nos ha venido contando y cuenta? A la vista de todas las mentiras que llevan muchos años contándonos, todos cuantos han manejado dinero público (y reitero todos y de todos los partidos que han mangoneado a España) no podemos creernos nada en absoluto, de lo que nos digan; puesto que el futuro sigue siendo muy incierto, ya que el retroceso sigue siendo palpable y a la vista de lo que afirma este destacado experto en economía, mucho más: lean lo que sigue y juzgue el lector.

“España 2017: expolio fiscal y cesión ante la sedición: Intereses al alza, fin del desarrollo monetario, déficit en pensiones y una deuda imposible de devolver serán los hitos que pondrán abrupto final a este imperio del despilfarro, la corrupción y la mentira. El año pasado por estas fechas, Bloomberg publicó una “guía pesimista para 2016”, después de pedir opinión a los mayores expertos mundiales en cada rama. Este año, lo han repetido, y en ella se muestra un mundo en fuerte proceso de cambio, y justo en sentido contrario al que Mariano Rajoy ha puesto en marcha por segunda vez en nuestro desgraciado país. Todos los gobiernos importantes apuestan por fuertes reducciones de impuestos, grandes recortes de gasto público improductivo y planes masivos de inversión, clave esencial del crecimiento, mayor centralización política, control de la inmigración y coto a la globalización. Y es que se puede odiar, como la mayoría de medios y la casta política española al completo, o se puede estar encantado, pero la victoria de Trump cambiará el mundo, algo que quedará claro a lo largo de 2017.

La política de Rajoy de la mano del PSOE, fruto como siempre de la improvisación sin estrategia ni plan de futuro alguno, es más de lo mismo: expolio fiscal y endeudamiento masivo para financiar el mayor sistema de despilfarro público del mundo occidental. Y lo que es peor, cesión inaudita ante la sedición. Un dislate total lo primero y un delito de traición lo segundo. Y no solo es un expolio fiscal, que recaerá íntegramente sobre la clase media y la clase trabajadora, porque las empresas repercutirán su mayor fiscalidad sobre los bienes y servicios que suministran. Es que estos insensatos, que no han trabajado en su vida y desconocen cómo funciona el mundo real, destruirán miles de pequeñas empresas y autónomos al eliminar los aplazamientos del IVA y del Impuesto de Sociedades. ¿Quién sufrirá la subida del salario mínimo? Las pymes. La contratación se reducirá porque las empresas no van querer perder dinero. Los que realmente salen ganando son los políticos al colgarse la medalla de gobernantes con conciencia social.

Las medidas fiscales son lo opuesto a lo que España necesita, mientras mantienen intacto un despilfarro de decenas de miles de millones de euros en duplicidades entre AAPP, en empresas públicas inútiles, o en la desastrosa gestión de la Sanidad y la Educación desde que fueron transferidas a las CCAA. Y el tema catalán rompe ya todos los moldes de la cobardía y de la indignidad. Están dispuestos a conceder cualquier cosa a los sediciosos menos obligarles a cumplir la Ley. Están dispuestos a retirar los recursos de inconstitucionalidad y las querellas contra los responsables, la vicepresidenta abre una oficina en Barcelona para congraciarse con una banda de traidores que solo quieren romper la unidad de España. Jamás ha ocurrido nada semejante en nuestra historia ni en la de Europa”. Aparte de todo lo dicho, ahora “se tiran el farol” de que no se podrá cortar la electricidad a aquellas personas que estén en situación de pobreza… ¿Cómo y quién controlará ello… Quién y cómo se va a pagar el consumo y cómo se controla ello en especial el derroche que pueda producirse al darse cuenta el beneficiario que no le costará nada? Ya pagamos la electricidad más cara que en toda Europa y se ha publicado en estos días de diciembre, que acaba de subir un 3,5%... De cualquier manera estemos seguros que todo ello nos lo van a hacer pagar a los de siempre y que arriba ya cita el Sr. Centeno… o sea todo un porvenir risueño para nosotros, los indefensos contribuyentes que individualmente aún podemos pagar impuestos.

"Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil J. Ortega y Gasset.
POLÍTICO Y SU ASESOR: Un político no tiene por qué saber de todo; como estos insensatos y en mayoría pretende; el político tiene que recurrir a asesores, pero no esos asesores “de cabecera y cama”; que no son otra cosa que parásitos a mantener por el contribuyente. Un asesor se busca cuando se necesita y se busca entre los mejores que existan y oído y examinado la solución que aporten, entonces es cuando el político debe actuar y en caso de error, siempre podrá decir que lo asesoró el mejor o uno de los mejores y dará nombres y apellidos; puesto que un político no es un “dios”, ni falta que nos hace. (En uno de mis artículos en 2010)

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Cataluña: Rajoy y Santamaría no quieren hacer frente a los golpistas
EDITORIAL Libertad Digital 12 Enero 2017

Por mucho que Rajoy haya jurado guardar y hacer guardar la Constitución, nadie se cree que el Gobierno de la Nación vaya a atreverse a impedir una nueva e ilegal consulta secesionista en Cataluña como la que los sediciosos gobernantes autonómicos perpetraron el 9 de noviembre de 2014. Y ciertamente no es creíble por varias razones.

En primer lugar, porque el ordenamiento constitucional, que los separatistas empezaron a violar en la Diada de 2012, todavía no ha sido restablecido en Cataluña, a pesar de las numerosas sentencias al respecto emitidas por los Altos Tribunales, que los separatistas han venido hasta la fecha desobedeciendo ostentosa e impunemente. La irresponsable e insensata renuencia, o directamente oposición, del Gobierno y de los partidos políticos con representación parlamentaria a intervenir la Administración autonómica en rebeldía en aplicación del articulo 155 de la Constitución ha permitido a los separatistas continuar su proceso secesionista –incluida la creación de numerosas y no menos ilegales estructuras de Estado–, sin que hasta la fecha les haya faltado impunidad y, lo que todavía resulta más delirante, financiación extraordinaria, vía Fondo de Liquidez Autonómica del Estado.

Por otra parte, el único procedimiento penal abierto en su día por el dimitido fiscal general del Estado Eduardo Torres Dulce, y por el que se solicitaban penas de prisión por delitos de prevaricación, malversación de fondos, usurpación de funciones y desobediencia, ha ido paulatinamente disolviéndose, hasta el punto de que la Fiscalía ya sólo pide penas de inhabilitación para cargo público únicamente por delitos de prevaricación y desobediencia, por lo que ninguno de los imputados tendrá que ir a prisión.

El ridículo reproche penal que van a tener delitos tan graves como los que entrañó el 9-N debilita el poder disuasorio que cabría esperar de una condena que, para colmo, a día de hoy ni siquiera se ha producido.

Por si esto fuera poco, el Gobierno de Rajoy, lejos de corregir la cómoda pero insensata y contraproducente política de intentar contentar a los que no se van a contentar, que tanto caracterizó su primera legislatura, ha insistido en ella a través de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que no ha tenido empacho alguno en hacer guiños a los sediciosos con vistas a la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica. Estas nueces en forma de financiación extraordinaria, mejora de inversiones y trato privilegiado y casi bilateral que le están cayendo a la Administración autonómica catalana desde que sus mandatarios empezaron a agitar abiertamente el ordenamiento constitucional no augura precisamente una vuelta de los golpistas al acatamiento de la legalidad. Por el contrario, lo interpretarán como lo que ciertamente es: un gesto de debilidad del Gobierno, que, para colmo, crea agravios y recelos en otros mandatarios autonómicos, que no ven tan recompensada su lealtad institucional.

Finalmente, el hecho que Sáenz de Santamaría no se haya atrevido a desmentir a Junqueras cuando éste ha afirmado que la vicepresidenta se ha ido de Barcelona "convencida" de que habrá nueva consulta secesionista es quizá el más elocuente indicio de que el Gobierno de Rajoy, nuevamente, no se va atrever a hacer cumplir la ley en Cataluña. Ojalá no sea así, porque la unidad de una nación vale lo que vale su Estado de Derecho.

"With the tail between the legs"
Vicente A. C. M. Periodista Digital 12 Enero 2017

Perdonen la grosería del título del escrito, aunque sea en un inglés macarrónico nada académico, que trata de emular literalmente el dicho español de "con el rabo entre las piernas". La “Alta comisionada para asuntos catalanes” ha vuelto a Madrid, según el secesionista Oriol Junqueras, “convencida de que se va a celebrar un referéndum en Cataluña sobre la independencia”. O sea, de nada ha servido la vergonzosa “infinita disposición al diálogo”, ni las insistentes tentaciones en forma de trato de preferencia, reconociendo un estatus “singular” y supuestos agravios. Estamos pues ante una rendición incondicional del Gobierno de España, que, en vez de hacer cumplir la Ley, permite que el Estado de Derecho lleve años siendo despreciado, violado y burlado por los dirigentes de partidos secesionistas, por el Gobierno de la Generalidad y por la mayoría de representantes del Parlamento de la comunidad autónoma de Cataluña.

Un Gobierno que hace tiempo no representa a la mayoría de españoles y que solo subsiste por el apoyo de un CIUDADANOS presidencialista y un PSOE fuertemente dividido y enfrentado tras el paso del peor Secretario General de su historia, un radical ambicioso que no dudaría en apoyarse en el que sin duda es su mayor enemigo político. Un Parlamento, donde fuerzas de extrema izquierda radical como PODEMOS, usa como su pista de circo particular donde monta sus desvergonzados espectáculos, como la salida en tromba del hemiciclo a una señal de su líder Pablo Iglesias, que nos recuerda aquellas bochornosas escenas del Bundestag alemán con las astracanadas del partido “nazi” de Adolf Hitler.

Estamos presenciando lo que es sin duda la segunda “rendición incondicional” del Ejecutivo de Mariano Rajoy, con la connivencia y complicidad sumisa de su partido. La primera, se materializó con un cambio de actitud ante la ETA, con la suelta de terroristas, en una política continuista de la realizada por el anterior Gobierno del PSOE de Zapatero. Y esta segunda, en cuanto al desafío secesionista liderado por la extinta CiU en coalición con ERC y el apoyo del extremismo radical de la CUP. Una actitud cobarde que ha permitido que el independentismo se sienta envalentonado y capaz de imponer su hoja de ruta vía referéndum.

Soraya vuelve a Madrid con las manos vacías y con un discurso que ya se ha demostrado falso, porque el Gobierno del que ya formaba parte, consintió que se celebrase una pantomima de referéndum en urnas de cartón, en colegios electorales públicos y financiado con fondos de todos los españoles. Unos delitos que, tras más de dos años, aún siguen en fase de instrucción sin comenzar los juicios sobre los acusados, y donde se ha ido minimizando los delitos hasta dejarlos en casi una mera falta administrativa, basada en la desobediencia y en la prevaricación, obviando la de malversación de fondos públicos que conllevaría condenas de cárcel.

Y está cada día más claro que este Gobierno, acostumbrado a esconderse tras las faldas de los Tribunales para eludir su responsabilidad, no va a hacer nada por usar las medidas que recoge la Constitución de España, para reconducir una situación de desafío separatista que lleva años desarrollándose en la comunidad catalana. Se trata de suspender la autonomía y tomar el control apartando a los sediciosos. Un acto ineludible en defensa de la democracia, del respeto a los derechos y deberes constitucionales y de compromiso con todos los españoles, únicos sujetos depositarios de la Soberanía Nacional, que quiere una vez más ser secuestrada por unos dirigentes desleales que públicamente reniegan de aquello que les otorga su legitimidad.

Soraya vuelve derrotada y desnudada en su intento de pagar un chantaje a quien solo pretende obtener el botín que no es otro que la independencia de su autonomía. Es claro que este Gobierno no está a la altura que requiere esta situación de grave desafío a la Unidad de España. Es claro que nunca tuvo ninguna oportunidad el “diálogo” y que el postureo político adoptado por el Gobierno de Mariano Rajoy es solo un signo de la falta real de firmeza y convicción para adoptar las medidas que la grave situación que ha planteado el secesionismo requiere. Porque la vuelta de Soraya Sáenz tras su breve estancia en Barcelona, parece más una huida.

No sé si CIUDADANOS, hasta hace poco el más enérgico defensor de la Unidad de España en el Parlamento de Cataluña, o el PSOE con su modelo federal disperso y rebelde como el de su socio el PSC, podrán formar un frente común ante el separatismo, neutralizando, como prevé la Constitución, la administración desleal del actual Gobierno de la Generalidad y un Parlamento donde se impone la mayoría de las fuerzas secesionistas. Me temo que, en el caso improbable de que el Gobierno y el PP, abandonando su sensación de pánico, propusieran actuar con la ley en la mano, estos partidos tendrían una actitud reticente para apoyarles.

Y esta debilidad del Estado de Derecho, me recuerda la época de la última etapa de la dictadura con un caudillo enfermo, que fue aprovechada por el sátrapa de Marruecos para invadir y apropiarse de una parte de España, el Sahara. Así que ahora no sería de extrañar el que finalmente los sediciosos catalanes consiguieran su objetivo. Una auténtica vergüenza gracias a la cobardía de nuestros dirigentes.

¡Que pasen un buen día!

Psicología y adoctrinamiento político
Felicísimo Valbuena www.lavozlibre.com 12 Enero 2017
Consultor y Periodista

VÍCTOR MANUEL PÉREZ VELASCO O CÓMO NO CONFORMARSE CON LA LÁNGUIDA INDIFERENCIA DE LA VIDA PRIVADA
Este libro es el último que el autor ha escrito en los últimos años sobre el mismo asunto: Edward Gibbon, autor de la monumental obra 'Historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano' exponía que “la lánguida indiferencia de la vida privada” era uno de los resultados de lo que él historiaba en su libro.

Víctor Manuel Pérez Velasco es un psicólogo que tiene una vida profesional muy lograda, como director de Thomas International Systems, S.A. Podía haber caído en lo que tan bien describe Gibbon. Sin embargo, hace años decidió que dos palabras, “Adoctrinamiento político” necesitaban un desarrollo a fondo en España. Y así ha venido trabajando sobre el tema desde diferentes campos de experiencia. 'Cine español y Adoctrinamiento Político' (2011); 'La España orwelliana' (2011); 'Prendiendo la mecha. Violencia política actual' (2012); 'Pastoreando conciencias. El adoctrinamiento político en la Transición' (2013); 'Hispanofobia' (2015).

Este autor dedica du última obra –'Psicología y Adoctrinamiento político'- a tratar teóricamente el asunto.

LO IMPORTANTE QUE ES DEFINIR BIEN LOS TÉRMINOS
Reconozco que este libro despega desde una plataforma muy segura, como es el de la definición adecuada de los términos. Son muchos los libros en los que los autores abordan un asunto sin detenerse a definirlos ni clasificarlos. De esta manera, la confusión está asegurada. Epicteto afirmó: "Initium doctrinae sit considerato nominis". "Sea el comienzo de la doctrina definir los nombres”. Los escolásticos se inspiraron en él para acuñar la frase 'explicatio terminorum', la explicación de los términos.

El autor, sin citar a Epicteto, se atiene a esa norma. Enfoca la materia definiendo qué entiende por “adoctrinamiento” y, a la vez, emplea la “diaíresis” o método de las distinciones diversas, que procede de Platón. Por eso, distingue el adoctrinamiento de la ingeniería social y de guerra psicológica. Con estas distinciones, facilita a quienes intervienen en debates o tertulias, un instrumento muy útil para hablar con conocimiento de causa cuando tratan estos asuntos. Así pueden evitar esos ambientes confusos en los que todos hablan a la vez porque quieren imponer su versión de los hechos.

Después de haber definido el concepto, se ocupa de los principales objetivos del adoctrinamiento. El objetivo del primer orden es el control de la conciencia social; el de segundo orden, el consentimiento; el del tercer orden, o a largo plazo, el cambio cultural o la transformación social. Es decir, Víctor Manuel tiene un pensamiento estratégico. Por eso, sabe descubrir muy bien la estrategia de los adoctrinadores.

Seguidamente, el autor desarrolla los tipos de adoctrinamiento. Con lo cual, clasifica muy bien y ayuda a aclarar muchas situaciones. Ofrece un modelo psicosociológico de adoctrinamiento, que consta de diez fases: El diagnóstico, Objetivos, Mensajes, Técnicas psicológicas, Agentes, Canales, Escenarios, Sujeto, Conductas esperada o deseada, Consecuencias y Control Social. Este modelo, en forma de esquemas de flujos, puede resultar complicado para personas que quieren modelos simples para situaciones difíciles. El adoctrinamiento es un asunto difícil. (Prefiero el adjetivo “difícil”, aunque se ha puesto de moda denominar “complejo” a algo que es difícil).

Y como una prueba más de que el tema lo es, el autor se adentra en los ocho requisitos para el éxito del adoctrinamiento. Con lo cual, culmina las cuatro figuras gnoseológicas de segundo orden que Gustavo Bueno distingue en su Teoría del cierre categorial: definiciones, divisiones/clasificaciones, modelos y demostraciones. Dedica exactamente la tercera parte de su libro a esta tarea científica.

LAS TÉCNICAS PSICOSOCIOLÓGICAS DE LOS ADOCTRINADORES Y LAS DE QUIENES NO SE DEJAN ADOCTRINAR
¿Qué hace el autor a continuación? Dedicar tres capítulos, y aproximadamente el mismo número de páginas que conforman la primera, a veinticinco técnicas psicosociológicas que más utilizan los adoctrinadores. Este eje pragmático sí puede atraer a muchos lectores porque encuentran una gran ayuda para identificar experiencias y educar su mirada para captar lo que no es evidente. Incluso, pueden sentirse orgullosos al finalizar de leer la última parte de las técnicas, que el autor dedica al contraadoctrinamiento. Unos ponen nombres a sus experiencias; otros, a otras. Las técnicas que utilizan quienes no se dejan adoctrinar son: Cuestionar los diagnósticos; la empatía cero; la protección espontánea de nuestra libertad personal; la disonancia cognitiva o el individuo ante la contradicción interna; las técnicas de inoculación: vacunar contra la comunicación persuasiva y el adoctrinamiento; el adoctrinamiento cruzado o la existencia de otros adoctrinadores antagónicos; otras técnicas de resistencia contra la comunicación persuasiva; la resistencia individual consciente o la perspicacia disidente; el deseo de ser único: la individuación. Pensemos en las horas y horas que el autor ha tenido que dedicar a identificar estas técnicas. Y lo muy útiles que pueden resultar para los lectores y profesionales que deseen dedicarse a enseñar cómo combatir el adoctrinamiento político.

Después de las técnicas, el autor se ocupa del adoctrinamiento en acción. De forma sistemática, plantea un ejemplo hipotético de una estrategia adoctrinadora en esquema. Se mueve como un virtuoso, con un gran dominio y seguridad en las herramientas intelectuales que emplea. “… creemos que este texto aporta más luz a los ciudadanos para que interpreten las intenciones implícitas de ciertas actividades sociales, culturales o de otra índole que pueden estar siendo vehículos de adoctrinamiento pasivo o activo, reversible o irreversible, voluntario o forzado. Corresponde al cuerpo social en su conjunto, y a los individuos en particular estar informados y valorar cuándo ciertas prácticas son adoctrinadores y cuándo no.”

CÓMO COMBATIR EL ADOCTRINAMIENTO
Lo mejor es que el autor toma el ejemplo hipotético y demuestra su creatividad para revertir la situación: “Si tomamos como referencia el caso hipotético expuesto anteriormente como un posible caso de adoctrinamiento, tendríamos la obligación de exigir a los guionistas que la documentación fuese neutral o contrastada; que sirviese a la verdad, no a la ideología; que los testigos fueran de ambos bandos; que los actores estuviesen libres de contaminaciones ideológicas agudas; que las contaminaciones no estuviesen distorsionadas y que los canales que emitiesen estos documentales estuviesen al alcance de todos los ciudadanos. Si se respetara todo lo anterior, ya no estaríamos ante un producto adoctrinador, sino que disfrutaríamos de un interesante documental histórico, riguroso e ideológicamente neutral”.

Después de dedicar el capítulo 9 a las consecuencias y límites del adoctrinamiento político, se ocupa en el 10 de 'Cómo combatir en la práctica el adoctrinamiento no deseado'. Ofrece un método estándar contraadoctrinador en seis fases: La sospecha, la detección, la denuncia, la rebelión o contraataque, neutralizar y restaurar equilibrios doctrinales; sobrevivir en un entorno altamente adoctrinado: menos empatía y más racionalidad.

El libro finalizar con un capítulo dedicado a conclusiones y remata con Bibliografía y Webgrafía.

POSIBLES LIMITACIONES QUE ALGUNOS LECTORES PUEDEN ENCONTRAR EN EL LIBRO
He resaltado los aspectos positivos de la obra. La limitación que encuentro, no solo en este libro sino en los que adoptan un enfoque psicosocial, es el riesgo de seguir en lo que el genial investigador Russell L. Ackoff denominaba 'La Edad de las Máquinas', que comenzó en el Renacimiento y terminó alrededor de los años cuarenta. Sus notas eran el mecanicismo, el reduccionismo y el análisis. Creo que psicólogos y sociólogos ganarían mucho si empleasen más las teorías y los términos de la comunicación. Así pasarían a “La Edad de los Sistemas” donde dominan el expansionismo, la teleología y la síntesis. Por mi parte, añado que es típico de quienes viven mentalmente en la Edad de las Máquinas caer en el delirio gremial. Jules Romains representó el delirio de los médicos en su obra Dr. Knock o el triunfo de la medicina (1923) que Guy Lefranc llevó al cine en 1951, con una interpretación genial de Louis Jouvet. Gustavo Bueno se ha referido al delirio de los legistas: “lo que no está en el sumario, no existe”. También existen los delirios de psicólogos, de sociólogos, de quienes se dedican a las relaciones públicas, de periodistas… Y cuanto más muestran comportamientos de lobistas, más aumenta el delirio. Precisamente porque el autor del libro vive en la Edad de los Sistemas, le recomiendo que, en próximas ediciones, resalte la gran importancia de la comunicación, un concepto clave en esta Edad y con el que es mucho más hacedero comprender fenómenos difíciles.

(Esta obra está editada en Editorial Síntesis, Madrid, 2016, 183 páginas).

Seis días en Gerona
Pablo Planas Libertad Digital 12 Enero 2017

Hay individuos dotados de un particular sentido de la observación, gente que las caza al vuelo, tipos vivos, rápidos, de visión angular, auténticas esponjas. Toni Martín Iglesias debe de ser uno de ellos, porque después de una investigación multidisciplinar (gastronomía, paisajes y atención al cliente), sesudos análisis e intensas cogitaciones ha llegado a la conclusión de que se siente "gilipollas" tras haber pasado seis días en la provincia de Gerona. El estupefaciente resultado de la estancia en Cataluña del señor Martín Iglesias no tendría mayor importancia si no fuera porque es un alto cargo del PP de Andalucía, y que un político admita que se siente gilipollas no pasa todos los días. La causa de tal conmoción es que se pensaba el buen hombre que en Gerona todo el mundo le hablaría en catalán y le tratarían a patadas por ser andaluz, pero sus temores han resultado infundados.

La gente es "muy amable" y "muy simpática", ha escrito Martín Iglesias en su Facebook; "desde el tío de la gasolinera, hasta la señora de la panadería, pasando por los vecinos de aquí al lado, o la de la tienda". Irrebatible pronunciamiento. En Cataluña, amigo Martín Iglesias, hay gente pa to, que dijo Rafael el Gallo al enterarse de que Ortega y Gasset era filósofo. Por otra parte, Gerona y sus alrededores no son Kabul ni Mosul ni un destino tan exótico que requiera de un carnet de vacunas. El paisanaje es, como en el resto de España, de su padre y de su madre, pero es difícil en seis días sacar conclusiones tan contundentes como las de Martín Iglesias, que aduce para solaz del separatismo haber sido víctima de "esos estereotipos, esos clichés que tan poco me han gustado siempre cuando los aludidos somos nosotros, los andaluces". Y remacha:

Con esos tópicos malignos de unos y otros, y con la que está cayendo políticamente por aquí, tan sólo contribuimos a extender el odio y el rechazo. Y como yo, estando aquí, pienso que estoy en mi casa, debería haberme negado a prejuzgar a nadie porque sí.

Ni que decir tiene que Martín Iglesias se ha convertido en trending topic de los independentistas, que exhiben al político andaluz como al nuevo San Pablo sin que el aspirante a gerundense adoptivo se sienta "gilipollas" por servir de coartada a la inmersión lingüística, el adoctrinamiento infantil, la manipulación mediática, los ataques a las sedes de Ciudadanos, el PP y el PSC, las agresiones a los jóvenes de Sociedad Civil Catalana, a los partidarios de la selección, al presidente de Ciudadanos en Hospitalet, los pronunciamientos golpistas en el Parlamento, las multas a las tiendas por no rotular en catalán o las campañas para boicotear a los comercios que atienden en español. ¿O es que todo esto también son "tópicos malignos"?

En cuanto a los catalanes, debería considerar el intrépido turista la frase de Churchill cuando al ser preguntado por los franceses, así en general, lamentó decir que no podía contestar porque no los conocía a todos.

Inacción política y referendos separatistas
Agapito Maestre Libertad Digital 12 Enero 2017

Corre un bulo por España que se ha convertido en un dogma de estultos y sabihondos académicos: la mejor política es la que no se hace. No hay profesor de universidad políticamente correcto que se prive de repetir el camelo: Rajoy es un tipo inteligente al no hacer nada sobre el referéndum que exigen los nacionalistas catalanes para romper la democracia española. Pocos miembros del Tribunal Constitucional estarían dispuestos a combatir este engaño, incluso he oído a alguno de ellos decir: "Rajoy hace bien sin hacer nada y dejar que se cuezan en sus propios errores los separatistas catalanes".

La bola de la inacción política de Rajoy como modelo de acción democrática ha sido maquillada, en el último mes, con las visitas de la vicepresidenta del Gobierno de España a Cataluña, cuyo resultado principal está a la vista de todos, a saber, los independentistas no quieren nada del Gobierno salvo dinero; sí, el mesogobierno de Cataluña y los partidos que le apoyan nada quieren de la democracia española y persisten en seguir planteando un plebiscito ilegal y golpista para separarse de España y, naturalmente, implantar un régimen dictatorial. Una dictadura es lo que pretende instaurar esta gente para los ciudadanos españoles en Cataluña; ¿o acaso puede confiar alguien en las promesas democráticas de unos partidos que tratan de imponernos por las bravas un plebiscito ilegal y golpista contra la democracia española?

A pesar de todo, la filfa de que Rajoy hace bien sin hacer nada contra los secesionistas crece por todas partes y, lo que es más grave, quien antes se oponía de modo radical a la posibilidad de plantear esa consulta golpista, parece que ahora rebaja sus planteamientos. Entre ellos contaría a Ciudadanos que, en los últimos tiempos, guarda demasiado silencio sobre la consulta separatista; o peor, cuando hablan algunos de sus dirigentes, muestran más de una costura respecto a su vieja posición de no conceder nada a los separatistas en general, y a su propuesta plebiscitaria en particular. Por no decir nada de algunos agentes intelectuales que, en la prensa, han creado condiciones políticas y constitucionales para dar viabilidad a esa vía plebiscitaria; por ejemplo, el señor Francesc de Carreras, profesor de Derecho Constitucional, asesor o algo así en el pasado de Ciudadanos, tenía más o menos claro que la democracia representativa es más genuina o legítima, dicho en términos weberianos, que una supuesta democracia directa basada en consultas populares a través de la técnica del plebiscito o referéndum.

No obstante, estaba a favor de aceptar, siempre que se hiciera de acuerdo con unas condiciones, la idea del referéndum para separarse de España que planteaban los golpistas catalanes; en efecto, aunque defendía que la democracia representativa era mejor que la directa para canalizar la voluntad popular, estaba dispuesto a hacer una excepción en el caso Catalán y plantear la consulta secesionista. Hacer esta excepción es, sin duda alguna, legítimo, pero es menester pedirle razones contundentes, es decir, bien fundamentadas si quien lo hace es un profesor de Derecho Público. Pero, por desgracia, creo que nunca las dio, o mejor, las ofrecidas no pasaban de tópicos y lugares comunes cercanos a la ideología secesionista…

En todo caso, y en honor a la verdad, hemos de decir que el señor De Carreras no planteaba la consulta separatista en los términos de un pretendido derecho de autodeterminación, porque es obvio que no se dan las condiciones requeridas por la legislación internacional de la ONU, sino de acuerdo con el artículo 92 de la Constitución española que pudiera prever este tipo de referéndum. Digo y subrayo "pudiera prever", porque el señor De Carreras de modo muy ligero y, en mi opinión, escasamente fundamentada en términos jurídicos, consideraba que ese referéndum separatista cabe en nuestra Constitución. Yo lo dudo. No comparto la opinión del profesor Francesc de Carreras, defendida ideológicamente por toda una corriente de opinión políticamente correcta de profesores de Derecho Constitucional, sobre la viabilidad de un referéndum de carácter secesionista en el ámbito de la Constitución española. Ayer, en fin, el profesor De Carreras publicó un artículo muy medido sobre tipos de Referendos y mantenía de nuevo que no le gustaba ese "modo de participación política aunque en algunos casos puedan estar justificados", mi pregunta es ¿sigue pensando el señor De Carreras que el referéndum separatista de Cataluña estaría justificado hoy en España?

Cataluña: Rajoy y Santamaría no quieren hacer frente a los golpistas
EDITORIAL Libertad Digital 12 Enero 2017

Por mucho que Rajoy haya jurado guardar y hacer guardar la Constitución, nadie se cree que el Gobierno de la Nación vaya a atreverse a impedir una nueva e ilegal consulta secesionista en Cataluña como la que los sediciosos gobernantes autonómicos perpetraron el 9 de noviembre de 2014. Y ciertamente no es creíble por varias razones.

En primer lugar, porque el ordenamiento constitucional, que los separatistas empezaron a violar en la Diada de 2012, todavía no ha sido restablecido en Cataluña, a pesar de las numerosas sentencias al respecto emitidas por los Altos Tribunales, que los separatistas han venido hasta la fecha desobedeciendo ostentosa e impunemente. La irresponsable e insensata renuencia, o directamente oposición, del Gobierno y de los partidos políticos con representación parlamentaria a intervenir la Administración autonómica en rebeldía en aplicación del articulo 155 de la Constitución ha permitido a los separatistas continuar su proceso secesionista –incluida la creación de numerosas y no menos ilegales estructuras de Estado–, sin que hasta la fecha les haya faltado impunidad y, lo que todavía resulta más delirante, financiación extraordinaria, vía Fondo de Liquidez Autonómica del Estado.

Por otra parte, el único procedimiento penal abierto en su día por el dimitido fiscal general del Estado Eduardo Torres Dulce, y por el que se solicitaban penas de prisión por delitos de prevaricación, malversación de fondos, usurpación de funciones y desobediencia, ha ido paulatinamente disolviéndose, hasta el punto de que la Fiscalía ya sólo pide penas de inhabilitación para cargo público únicamente por delitos de prevaricación y desobediencia, por lo que ninguno de los imputados tendrá que ir a prisión.

El ridículo reproche penal que van a tener delitos tan graves como los que entrañó el 9-N debilita el poder disuasorio que cabría esperar de una condena que, para colmo, a día de hoy ni siquiera se ha producido.

Por si esto fuera poco, el Gobierno de Rajoy, lejos de corregir la cómoda pero insensata y contraproducente política de intentar contentar a los que no se van a contentar, que tanto caracterizó su primera legislatura, ha insistido en ella a través de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que no ha tenido empacho alguno en hacer guiños a los sediciosos con vistas a la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica. Estas nueces en forma de financiación extraordinaria, mejora de inversiones y trato privilegiado y casi bilateral que le están cayendo a la Administración autonómica catalana desde que sus mandatarios empezaron a agitar abiertamente el ordenamiento constitucional no augura precisamente una vuelta de los golpistas al acatamiento de la legalidad. Por el contrario, lo interpretarán como lo que ciertamente es: un gesto de debilidad del Gobierno, que, para colmo, crea agravios y recelos en otros mandatarios autonómicos, que no ven tan recompensada su lealtad institucional.

Finalmente, el hecho que Sáenz de Santamaría no se haya atrevido a desmentir a Junqueras cuando éste ha afirmado que la vicepresidenta se ha ido de Barcelona "convencida" de que habrá nueva consulta secesionista es quizá el más elocuente indicio de que el Gobierno de Rajoy, nuevamente, no se va atrever a hacer cumplir la ley en Cataluña. Ojalá no sea así, porque la unidad de una nación vale lo que vale su Estado de Derecho.

La Jihad “stealth”
La población europea está más sensibilizada que nunca antes en relación a la amenaza del terrorismo islámico. Ahí quedará para la Historia la declaración del Presidente Hollande de “Francia está en guerra”.
Rafael L. Bardají gaceta.es  12 Enero 2017

Pocos ignoran ya en esta parte del mundo el significado de las banderas negras del Estado Islámico: sumisión o muerte. Pero muchos siguen viendo el terrorismo como actos de violencia inexorablemente ligados a coches bombas, suicidas con cinturones o chalecos explosivos y ataques con fusiles de asalto, como el tristemente famoso Kalashnikov AK-47. Aceptar que el terror no está ligado a las armas empleadas en sus atentados y que cualquier cosa puede valer para los propósitos Con todo, hoy sabemos que las Torres Gemelas cayeron por el impacto de sendos aviones comerciales y que osivos y ataues con fude un terrorista, es ya más complicado. Con todo, hoy sabemos que las Torres Gemelas cayeron por el impacto de sendos aviones comerciales y que tanto en Niza como en Berlín fueron camiones las armas empleadas por los jihadistas. Como han sido cuchillos, coches y más camiones los utilizados por los palestinos para atentar contra israelíes en el último año y medio, no lo olvidemos.

En cualquier caso, hoy la población europea está más sensibilizada que nunca antes en relación a la amenaza del terrorismo islámico. Ahí quedará para la Historia la declaración del Presidente Hollande de “Francia está en guerra”.

Desgraciadamente, la amenaza islamista no se limita a los aspectos armados y al Estado Islámico. Si sólo fuera así, sería fácil de combatir. Y no lo es. Durante años a los occidentales nos ha gustado creer que el término jihad definía una lucha interior, de superación personal de todo buen musulmán. Al fin y al cabo, se nos ha repetido hasta la saciedad, el Islam es una religión de paz. Ahora sabemos sangrientamente que la jihad tiene otro sentido completamente diferente, el de una guerra santa llevada a cabo para someternos.

Lamentablemente si nos quedáramos únicamente con esta otra interpretación, seguiríamos sin entender el alcance real de la amenaza que nos acecha. Porque además de la bélica, hay más jihads. Y no por menos violentas no conducen al mismo punto, la sumisión de los infieles, a saber, todos aquellos que no creemos en las enseñanzas del Islam.

Sin tener que decir que el Islam es el problema, lo cierto es que hay una jihad que se esconde y parapeta tras la cortina de la religión. Y por eso es tan difícil de desenmascarar. Todo intento de denunciarla es rápidamente acallado como islamofobia y las banderas blancas que rápidamente ondean los buenistas. Pero no por no nombrar la realidad ésta deja de existir.

Y hay que decirlo alto y claro: hay una jihad que toma la forma de guerra cultural. Que no recurre a explosivos y actos de terrorismo, pero que avanza ocupando espacios sociales que quedan cerrados para los occidentales y su forma de vida. Uno de ellos es, sin duda, el tema de las vestimentas de las mujeres. A más burkinis, menos bikinis. Otro, el de las comidas. Las múltiples demandas para que se retire el cerdo de los menús escolares u otras instituciones públicas, por ejemplo.

No se trata de opciones individuales. La repetición de ciertas conductas (que si fueran propuestas por los occidentales serían catalogadas inmediatamente de degradantes y retrógradas), no se circunscribe a quien las realiza, sino que extiende silenciosamente un manto de intolerancia hacia el resto de comportamientos, nuestros hábitos. Ahí quedan las miles de agresiones sexuales que se están produciendo en Europa y su justificación por el atuendo “provocativo” de nuestras hijas, hermanas y mujeres.

Aún peor, el temor a que la denuncia de esta “ocupación cultural” provoque más fricción social o violencia por parte de las minorías musulmanas lleva a que las autoridades políticas, policiales y los medios de comunicación callen. Y callen lapidariamente. Sólo el silencio de los corderos puede explicar que en Francia se occidentalicen los nombres de los asaltantes y criminales de origen musulmán o que en Alemania la policía se niegue a revelar los nombres completos de los musulmanes detenidos, rebajándoles a asépticas siglas.

Esta “jihad invisible” es tan peligrosa, o más, que la jihad violenta a la que nos henos acostumbrado. Y no se trata de una cuestión demográfica. Esa una cuestión social y cultural. La izquierda europea ha sido enormemente exitosa en expandir el sentimiento de culpa y en el repudio de nuestros valores más básicos y esenciales. Mientras que la derecha, inspirada en el catolicismo, parece dispuesta a poner la otra mejilla y a creer que con el diálogo se puede convencer a nuestros enemigos. ¡Que se lo cuenten desde el Vaticano de Francisco I a los cristianos del Oriente Medio!.

La reciente condena del líder holandés Geert Wilder por incitación al odio racial al haber afirmado que en Holanda sobran marroquíes es una prueba más de la actitud suicida de las instituciones europeas, ya de izquierdas o de derechas. Hay unas políticas institucionales que se niegan a mirar de frente a la realidad y a lo que está sucediendo. Cuando el gasto social para los emigrantes en España alcanza lo que nos gastamos en Defensa sin que nadie se lleve las manos a la cabeza, hay un grave problema. Y no sólo entre nuestra población, sino, sobre todo, entre nuestros dirigentes.

Y no se trata ya de un asunto de corrección política. Es un problema de supervivencia. Simple y llanamente. Cuando no valoramos lo que nos distingue de ellos, cuando no queremos defender la civilización que nos ha creado, cuando nos volvemos ciegos voluntariamente al auge del islamismo político en nuestro suelo, estamos sentenciando la civilización judeo-cristiana y allanando el camino para que Europa pase a ser una provincia más del Califato. Es cuestión de tiempo.

La gran traición de nuestros líderes hacia Europa, hacia nosotros, es la negación de ver y explicar el reto y el riesgo que representa el islamismo para nuestro futuro. Porque ese futuro se está jugando hoy, en nuestras calles y espacios públicos. No es una cuestión solamente de terrorismo, es todo un asalto callado a nuestra forma de vida, a nuestras creencias y a nuestra libertad. Ya va siendo hora de que alguien con coraje nos lo diga.

El terrorismo es palestino, pero se castiga a Israel
Rafael L. Bardají Libertad Digital 12 Enero 2017

Es fácil para el mundo culpar a Israel de todos los problemas. Es fácil para muchos de nuestros líderes culpar a Israel del fracaso del proceso de paz con los palestinos. Pero no por fácil es correcto. De hecho, es una grave equivocación.

Es fácil pensar que la comunidad internacional, las organizaciones multilaterales, como la ONU, o las conferencias internacionales pueden imponer una solución a las partes y poner fin, así, a los conflictos. Pero si las partes no quieren, si los conflictos no están lo suficientemente maduros, no hay solución posible. De hecho, una paz duradera, la verdadera paz, sólo puede ser el fruto de negociaciones directas entre las partes implicadas y los acuerdos a los que libremente lleguen.

Por eso la paz entre israelíes y palestinos no necesita más planes o conferencias como la que se va a celebrar en París este 15 de enero, auspiciada por el presidente Hollande. Lo que sí requiere son dos partes verdaderamente comprometidas a negociar. Desgraciadamente, no es el caso. Desde hace unos pocos años, los responsables de la Autoridad Palestina han elegido no sentarse a negociar con el Gobierno israelí y emprender una campaña unilateral para que sea la comunidad internacional la que imponga su reconocimiento como Estado soberano sin tener que hacer las concesiones típicas que toda negociación conlleva. ¿Para qué negociar con los israelíes si el mundo les puede servir su Estado en bandeja de plata sin pagar precio alguno?

Esta Conferencia de París puede que nazca de la buena voluntad, pero va a celebrarse en un pésimo momento. Por un lado, la Resolución 2334, adoptada recientemente por el Consejo de Seguridad de la ONU con el impulso del presidente americano Barack Hussein Obama, ha hecho suya la narrativa palestina de que el núcleo del problema se reduce a una cuestión geográfica: los asentamientos en Cisjordania y las fronteras de 1967. Pero esa es una interpretación que no se sostiene. Cada vez que Israel ha cedido tierra en aras de la paz, sólo ha obtenido más terrorismo. El caso más agudo y visible es la franja de Gaza: desde que Israel culminó su salida unilateral en 2005, Hamás gobierna en dicho territorio con total impunidad y los ataques contra Israel no han dejado de sucederse. Miles de cohetes y misiles han sido lanzados desde Gaza contra poblaciones civiles de Israel. Si todo se redujera a una cuestión de suelo, los palestinos deberían haber aceptado las generosas ofertas que en 2000 y 2008 realizaron Ehud Barak y Ehud Olmert, ambos dispuestos a renunciar al 98% del territorio en disputa.

Es fácil creer que el conflicto se puede reducir a una cuestión de territorios. Pero es falso. La realidad es otra. El verdadero problema es que los palestinos no quieren conceder lo mínimoque quieren los israelíes, a saber, que reconozcan a Israel como el Estado del pueblo judío. Algo tan básico como eso, ni más ni menos. Exigir a Israel que renuncie al Muro de las Lamentaciones y otros lugares que están en la raíz del judaísmo, además de un sinsentido histórico, es un paso en falso. Los palestinos hoy piden Jerusalén Este, mañana pedirán toda la ciudad y más tarde todo el país. Porque, de hecho, eso es lo que se enseña en su propaganda. Los libros de texto de los escolares, pagados todos con el dinero de los contribuyentes de la UE, están trufados de odio, incitación a la violencia y de puro negacionismo de Israel y del pueblo judío.

La paz no puede salir de la incitación al odio y la violencia. Y bien harían los participantes en esta reunión de París en exigir a los dirigentes palestinos que pongan fin a sus campañas y adoctrinamientos contra Israel y que asuman de una vez por todas que Israel fue creado como la patria del pueblo judío y que va a continuar siéndolo. Y que cuanto antes lo acepten, antes podrán alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Jerusalén sobre el trazado de sus fronteras.

Igualmente, bien haría esta conferencia internacional en exigir que el Estado palestino cuente con unas instituciones transparentes, libres de corrupción y que defiendan la tolerancia y la convivencia pacífica con su vecina Israel. Ninguna democracia liberal puede darse por satisfecha si lo que establece y reconoce es un nido de corrupción, nepotismo, discriminación y violencia. No deja de ser una paradoja que todo lo que no pasamos a nuestros Gobiernos estemos dispuestos a perdonárselo a los palestinos. Conviene recordar, por ejemplo, que Mahmud Abás (Abu Mazen para los suyos) fue elegido para un mandato de cuatro años, lleva ya doce y se niega a convocar unas elecciones que, de todas a todas, perdería.

En fin, esta reunión auspiciada por el presidente Hollande tiene lugar en un pésimo momento. El pasado domingo un yihadista atentó mortalmente en Jerusalén, atropellando con saña a un grupo de jóvenes soldados. Como otros hicieron en Niza o más recientemente en el mercado navideño en Berlín. Israel viene sufriendo este tipo de ataques terroristas de baja intensidad a lo largo de los dos últimos años, pero sólo cuando los atropellos o acuchillamientos han sucedido en suelo europeo hemos empezado a considerarlos terrorismo. Así y con todo, lo que nos parece del todo condenable cuando pasa entre nosotros tiende a relativizarse cuando las víctimas son judíos o israelíes.

No es la hora de castigar o presionar a Israel. Por dos razones. En primer lugar, porque cuanto más crean los palestinos que Israel está aislado, más tentados se verán a incrementar la violencia contra Israel. Pasó con Arafat en el año 2000, cuando eligió lanzar la Segunda Intifada antes de que firmar un generoso acuerdo de paz auspiciado por Bill Clinton. Y volverá a pasar ahora si continuamos culpando y deslegitimando a Jerusalén. La Autoridad Palestina no ha condenado el último atentado, y eso no es lógico de alguien que quiere presentarse como un negociador amante de la paz. Hamás, cuyo fin último es la destrucción de Israel, ha festejado el ataque y pedido más sangre judía. En segundo lugar, porque aislar a Israel significa perder para nosotros tal vez el mejor aliado que tenemos para hacer frente a la amenaza yihadista. No en vano los israelíes la vienen sufriendo en sus carnes desde hace décadas y han sabido desarrollar todo un sistema para hacerle frente. Sistema del que nosotros podríamos aprender bastante. El verano pasado tuve la oportunidad de viajar a Israel con un grupo de exdirectores de policía y agencias de contraterrorismo de una decena de países para estudiar el sistema de seguridad interna de Israel, en un momento para Europa en que las fronteras externas e internas, en lo que se refiere a la amenaza yihadista, han dejado de tener sentido. El estudio Fighting Terror Effectively, publicado recientemente por ese High Level Home Front Group, lo deja bien claro: en Europa podemos y debemos incorporar muchos de los procedimientos empleados por Israel.

Esta conferencia, por bienintencionada que sea, es altamente contraproducente porque no puede producir ningún resultado que acerque la paz entre israelíes y palestinos. Al contrario, puede alimentar más violencia y rechazo mutuo, justo lo contrario de lo que pretende. No basta con querer el bien de los demás, hay que saber hacerlo. El anterior ministro español de Exteriores seguramente era incapaz de distinguirlo, Alfonso Dastis sí debería serlo. Ya permitió que España votara una resolución tan surreal como irreal; sería deseable que instruyera acertadamente ahora a nuestro representante en París y dijera lo que es de sentido común: toda conferencia sobre el proceso de paz que no cuente con la presencia de Israel es un ejercicio absurdo, y toda paz que no salga de unas negociaciones directas entre israelíes y palestinos es una peligrosa quimera.

© Revista El Medio

LA RELACIÓN ENTRE INMIGRACIÓN Y DELINCUENCIA
El mapa de la polémica
Los datos que ahora se hacen públicos, refuerzan la impresión de que, en efecto, existe esa relación entre inmigración islámica y delincuencia.
Fernando Paz gaceta.es 12 Enero 2017

Dos polémicos mapas aparecidos en Francia, muestran la relación existente entre la inmigración islámica y la delincuencia en ese país. La superposición de ambos mapas del país, departamento por departamento, relaciona de modo estrecho las cifras de la inmigración con las de los delitos con una notable fidelidad.

Los datos que ahora se hacen públicos, refuerzan la impresión de que, en efecto, existe esa relación.

Patrullas vecinales
En Francia, el aumento de la delincuencia ha sido particularmente notable en los últimos años. En 2014, pese a que el gobierno socialista evitaba el reconocimiento de la vinculación entre delincuencia e inmigración, el ministro Manuel Valls hizo público que los delitos habían crecido más de un 6%, y lo atribuyó a la proliferación de bandas de Europa del este, admitiendo de forma explícita la relación entre inmigración y delincuencia. Sólo ese año de 2014, Francia recibía 340.000 inmigrantes.

Ese continuo aumento de la delincuencia en Francia, ha obligado a los franceses a organizarse en patrullas llamadas “los vecinos observadores”, que vigilan por todo el país. Aunque no es casualidad que comenzaran en el departamento de Alpes Marítimos, en este momento están extendidas por todo el país, hasta sumar unos mil grupos. Nacidos en 2007, forman unidades de residentes que están en contacto con la policía y que dan razón de la existencia de posibles delincuentes en su zona.

La existencia de este tipo de organizaciones hace más difícil la ocultación de datos, así como la relación existente entre delitos e inmigración islámica. Refugiada en determinados barrios que han terminado por constituir verdaderos guetos -donde se han creado bolsas de marginalidad de una magnitud sin precedentes- dicha inmigración vive en una situación de pobreza que alimenta la marginalidad y la delincuencia.

Así, en Saint Denis, con 110.000 habitantes, la tasa de paro es del 20%, y los inmigrantes musulmanes alcanzan casi la mitad de la población; entre los menores de edad, superan ampliamente ese porcentaje. El número de delitos sube hasta unos increíbles 16.000, al año según los datos oficiales del Observatorio Nacional de la Delincuencia.

Pero no es solo en las grandes ciudades. El incremento de los delitos se ha notado también en las zonas rurales: las bandas extranjeras han encontrado en la maquinaria agrícola un objetivo fácil, junto a la maquinaria, el ganado y las cosechas. En esas regiones, las dificultades de integración de la inmigración musulmana son especialmente visibles, como denunció el filósofo Alain Finkielkraut en su exitosa L’identité malhereuse, el enorme éxito editorial de la Navidad de 2014.

En el país de Merkel
Por supuesto, Francia no es el único caso en Europa.
El fenómeno se reproduce en muchos otros países, como es caso de Alemania. En marzo de 2016, el semanario Der Spiegel publicaba un informe policial en el que se señalaba que solo en 2015, los inmigrantes de Oriente Medio y el Norte de África, cometieron más de 200.000 delitos. De entre estos, los que más llaman la atención son de tipo sexual, que parecen repuntar con las oleadas migratorias. Esta clase de delitos atemoriza a la población de manera especial, más que probable razón por la que las autoridades alemanas ocultaron las agresiones sexuales perpetradas durante la Nochevieja pasada por desplazados provenientes de países musulmanes.

En Berlín, los extranjeros, inmigrantes o alemanes de origen extranjero, son responsables de cerca de la mitad de los delitos cometidos por menores, pero poco se ha podido hacer al respecto, como sucedió en Francia hace ahora quince años, cuando el derechista gobierno de París anunció la imposición de una política de “tolerancia cero” con los delitos de menores. La declaración resultó ser más aparatosa que eficaz, ya que una gran parte de los delincuentes menores eran inmigrantes, y la izquierda puso el grito en el cielo.

Cuando desde determinadas terminales mediáticas se quiere abonar la idea de que la relación entre inmigración y delincuencia no existe, o es débil, se procura considerar a los inmigrantes como un grupo homogéneo pese a que, obviamente, no lo es. Las cifras de la delincuencia entre los inmigrantes varían enormemente de acuerdo al origen de los extranjeros; lo que la población europea percibe, es que son los procedentes de áreas musulmanas quienes causan un mayor número de problemas.

Inmigración y delincuencia en la UE
Lo cierto es que el impacto de esta delincuencia en algunos países es particularmente llamativo; en Suiza y en Luxemburgo, los extranjeros constituyen un porcentaje de población carcelaria en torno al 70%.

Globalmente, la población total de las prisiones de la UE a fecha de 1 de septiembre de 2014 era de 620.540 personas, según las cifras oficiales del Consejo de Europa. Cerca de 113.000 de ese total eran extranjeros (respecto al país en cuya prisión estaban encerrados), un total del 18%. Sólo una minoría provenía de la UE.

Y es que, en el conjunto de la Unión Europea, los extranjeros que más delinquen son los marroquíes y rumanos, seguidos de albaneses y turcos. Proporcionalmente, el país con mayor número de delincuentes es Lituania. En términos absolutos, los dos primeros grupos -marroquíes y rumanos- constituyen dos terceras partes de los extranjeros encarcelados.

El aumento de los delitos está poniendo a prueba el sistema penitenciario europeo –muy poco homogéneo en su funcionamiento-, ya que las cárceles europeas están al 99% de su ocupación.

En España, el porcentaje de inmigrantes encarcelados constituye el 32% del total de internos, con un total de 19.164 reclusos en las prisiones dependientes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que son todas salvo Cataluña, según datos de julio de 2012. Seis de cada diez presos encerrados en España durante la primera década del siglo XXI fueron extranjeros.

Ese 32% de extranjeros sobre el total de la población reclusa es significativo, por cuanto los inmigrantes hoy están en torno al 10% del conjunto de la población (su número va descendiendo año tras año); si tomamos delitos como el de la violencia machista, encontramos que el 24% de la misma está protagonizada por extranjeros.

Hay que tener en cuenta que la reforma de Zapatero redujo las condenas por tráfico de drogas, lo que permitió que un número mayor de extranjeros se beneficiase de la conmutación de la pena por la expulsión, pero aún así, las cifras muestran cómo hay poco más del doble de población reclusa nacional que extranjera en nuestras cárceles; la desproporción es, pues, enorme.

Por nacionalidades, en España también el mayor número de delincuentes corresponde a los marroquíes, seguidos de colombianos y rumanos. Los que cometen los delitos más violentos son los marroquíes y los rumanos, y después los argelinos y ecuatorianos. La delincuencia extranjera destaca en áreas como la violencia de género, los robos con violencia y los asesinatos.

Las víctimas de ETA, un dolor que no prescribe
Las familias de Antonio y Hortensia describen un calvario que tras 40 años no les deja vivir en paz: «Es como el primer día»
Javier Chicote ABC 12 Enero 2017

Diego Ramírez, guardia civil en la reserva, conserva el Renault 5 en el que su único hermano, Antonio, y la que se iba a convertir en su cuñada, Hortensia, fueron ametrallados hace 38 años. «Solo lo uso para llevar a mi madre, que tiene 90 años, al cementerio, porque es el único coche en el que no se marea», relata a ABC.

El sentimiento de abandono de muchas víctimas se resume en el hecho de que su padre, que también era guardia civil, «tuvo que pagar de su bolsillo la reparación del coche, y el chapista aún encontró alguna bala».

Diego, que siente «el mismo dolor que el primer día», se va a personar en el caso recién abierto en la Audiencia Nacional, después de que la hermana de Hortensia, Aurora González, diera el primer paso, de la mano de la Fundación Villacisneros, para presentar el recurso.

Aurora lleva 38 años tomando pastillas para los nervios. «Nos enterraron en vida», dice apenada. «Mi padre murió ocho años después diciendo mi niña mi niña, y mi madre, que falleció hace ahora nueve años, ni siquiera pudo ir a las bodas de mis hermanos porque no soportaba ver a sus seis hijos juntos sin Hortensia», continúa el relato.

«Desde el atentado no ha habido Navidades en mi casa. El día de Reyes es mortal. Llegando noviembre, ya me pongo mala», remacha.

Llama la atención que a las familias de Antonio y Hortensia no les dijeron «nada de nada» de la investigación. En los años de plomo de ETA había tal número de atentados que muchos de ellos se cerraban con unos sumarios judiciales de apenas cinco folios.

LA ALCALDÍA ESTÁ EN MANOS DEL PP
Santander derriba el monumento a la IV División de Navarra
Juan E. Pflüger gaceta.es 12 Enero 2017

A la memoria de los caídos de la IV División de Navarra que ocupó esta plaza el día 25-8-1937. Esta es la inscripción que hasta el pasado martes se podía leer en el monumento que había en el paseo de Reina Victoria de Santander. Es, hasta ahora, la última víctima de la revanchista Ley de Memoria Histórica. En este caso aplicada por el Ayuntamiento de la capital cántabra. El mismo destino que le espera al monumento dedicado a las Legiones Italianas que se encontraba en la Plaza de Italia de la misma ciudad.

La concejal de Cultura, Miriam Díaz, que forma parte del equipo de Gobierno de la ciudad que preside la popular Gema Igual, ha explicado que tras la aprobación en el correspondiente pleno municipal se decidió la retirada de los dos monumentos. Unos meses antes, en septiembre, cuando todavía era alcalde el actual ministro de Fomento Íñigo de la Serna, ya se decidió el cambio de denominación de cinco calles de la ciudad.

La concejal también ha explicado que los restos de los monumentos serán conservados en almacenes municipales porque tienen valor histórico, pero que no se aplicará en ellos ningún protocolo de conservación porque la Comisión de Historia y Patrimonio ha decidido que las piezas no tienen valor artístico.

La IV División de Navarra
Dejando de lado las connotaciones políticas e ideológicas, la IV División de Navarra, formada principalmente por carlistas, se distinguió por su participación en duras batallas y por su eficacia militar.

Mandada por el general Camilo Alonso Vega, tomo parte en la mayoría de las grandes batallas de la Guerra Civil. Entre ellas destacan, además de la campaña del norte, las de Brunete, Teruel-Alfambra, Aragón, Maestrazgo, Levante, Ebro y Cataluña.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La indignidad era esto
Santiago González El Mundo 12 Enero 2017

La foto que pueden ver arriba es una concentración exigua, pero autorizada por el Departamento de Interior del Gobierno Vasco a Etxerat, asociación que agrupa a familiares y amigos de los presos políticos vascos en la explanada del Museo Guggenheim y que se celebró el sábado por la mañana.

El lugar de la foto es exactamente el mismo en el que el terrorista Eneko Gogeaskoetxea asesinó el 13 de octubre de 1997 al ertzaina José Mª Aguirre Larraona. Aguirre, de 35 años, casado y padre de un hijo, estaba en labores de vigilancia en el exterior del Museo que iban a inaugurar los Reyes cinco días más tarde. Aguirre y su compañero vieron un vehículo sospechoso que procedieron a identificar, al descubrir que la matrícula de la furgoneta era falsa. Gogeaskoetxea disparó contra Aguirre y se dio a la fuga, mientras su cómplice, Kepa Arronategi, era detenido por la Policía Municipal. Los dos terroristas pretendían colocar un macetero lleno de explosivos en el lugar reservado para las autoridades en el acto inaugural. Gogeaskoetxea fue detenido en 2011 en Cambridge, donde vivía con su familia. En mayo del año pasado fue condenado a 92 años de cárcel. Su compañero Arronategi había sido condenado a 30 años en 1999.

En ese mismo lugar, los concentrados reclamaban el acercamiento del asesino y lo hacían en el mismo lugar que lleva el nombre de su víctima, Plaza Txema Aguirre, en la que una placa recuerda al ertzaina asesinado. Dos sindicatos de la Ertzaintza han convocado una concentración de protesta el lunes, 16, a las 17 horas en ese mismo lugar. ¿Qué pensará de todo esto la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia?¿Qué pensará el propio lehendakari Urkullu? ¿Y su secretario general de Paz y Convivencia, Jonan Fernández? Esa docena y media de manifestantes congregados en el lugar donde fue asesinado un servidor público que velaba por la seguridad de todos para reclamarse solidarios del asesino no debería haber sido tolerada nunca y es sobre todas las cosas una confesión de indignidad de nuestros gobernantes. Quizá un último resto de vergüenza les permita acudir a la concentración del lunes para tratar de lavar como ciudadanos la indignidad en que incurrieron como gobernantes.

El odio de España se cura viajando
El vicesecretario del PP andaluz se sintió gilipollas después de que la realidad cotidiana, la normalidad de las aceras, le desmontara todos los tópicos que llevaba en la cabeza sobre los catalanes
Javier Caraballo El Confidencial 12 Enero 2017

Sucedió que un dirigente del PP de Andalucía viajó a Cataluña y se hizo famoso porque nadie le escupió. Fue a la panadería a comprar pan y, aunque lo pidió en castellano, le dieron la barra que había solicitado. Extrañado, miró hacia atrás cuando abandonaba el local, convencido de que se trataba de una burla, y solo encontró al panadero, sonriendo amablemente. Luego fue a una estación de autobuses, en Girona, aunque a él le gusta decir Gerona, y perplejo comprobó que la taquillera, que hablaba en catalán, prosiguió la conversación en castellano y hasta le ofreció algunos consejos sobre el viaje que pensaba hacer a la nieve con su mujer y sus dos hijos. Al cabo de los días, rendido, se confesó públicamente: “Me voy de Cataluña sin haberlo conseguido. Por más que lo he buscado, no he tenido suerte... Venía yo buscando a ese [todos tenemos un amigo al que le ha pasado] que le dices ‘buenos días’ y te contesta en catalán, y le dices 'perdón, es que no le entiendo' y te sigue hablando en catalán. Pero no lo he encontrado”.

Ese sencillo mensaje en Facebook cayó en Cataluña como una bomba de caramelos, el premio gordo de la Lotería; en lo que llevamos de año, es probable que ninguna otra noticia haya tenido más repercusión social en Cataluña que esta, que ni siquiera era noticia. Decenas de miles de ciudadanos comenzaron a compartir aquel texto y a comentarlo. Se hizo viral y algunos de los principales medios de comunicación catalanes, principalmente los más reacios a la españolidad, buscaron desesperadamente al protagonista para incluirlo entre sus noticias y en sus programas de radio y televisión. Casi todos reproducían el mismo titular: “Un dirigent del PP andalús se sent ‘gilipollas’ per creure's els tòpics dels catalans”.

El protagonista de esta historia, tan reveladora de España y de los españoles, de Cataluña y de los catalanes, de la independencia y de los independentistas, es Toni Martín, vicesecretario del Partido Popular andaluz. Ese fue el hombre que se sintió gilipollas después de que la realidad cotidiana, la normalidad de las aceras, le desmontara todos los tópicos que llevaba en la cabeza sobre los catalanes. Resultaría una experiencia enternecedora, si no fuera porque el tipo en cuestión, como queda dicho, es alto cargo del segundo partido de Andalucía, y una confesión así, que se agradece, tan sincera, también es demostrativa del nivel de la clase política española.

Viaja este hombre a Cataluña y parece que ha descubierto que los zulúes no se comen al hombre blanco en el centro del poblado, cociéndolo en una enorme marmita. ¿Qué consecuencias sociales puede tener ese desconocimiento de la clase política cuando se elaboran discursos políticos y se habla de la rivalidad entre las regiones? ¿Cómo podemos entender lo que nos pide el otro si ni siquiera lo conocemos? Multipliquemos el caso de Toni Martín por cientos de altos cargos de su nivel en toda España, en todas las comunidades autónomas, y podremos hacernos una idea.

En cualquier caso, como queda dicho, se le agradece la sinceridad, porque así es como se comprenden las espirales de irracionalidad que se generan en la política española, sustentadas todas ellas en la difusión de realidades inexistentes. Aunque la vida cotidiana de Cataluña sea esa que describe, buenas gentes que trabajan todos los días para sacarse un sueldo y tirar para adelante, la burda maniobra de los medios de comunicación catalanes es la que revela que esa normalidad solo se da en las aceras. Dicho de otra forma, la radicalidad y la intransigencia del proceso soberanista es un fenómeno que se da en las élites de los movimientos independentistas, y la única buena noticia es que, por muchos años de persistencia y de represión, queda claro que no han conseguido contagiar a la inmensa mayoría del pueblo catalán, que sigue comportándose como siempre ha sido, con la hospitalidad que se encuentra en tantos otros rincones de España.

Hace ya 10 años que un catalán tan representativo como Albert Boadella ‘se exilió’ de Cataluña, asfixiado por el boicot que le hacían los catalanistas, transmutados en independentistas. “Lo que ocurre con Els Joglars en Cataluña es peor que el boicot al cava catalán”, dijo Boadella en 2007 antes de abandonar Barcelona, y aún no ha vuelto. En estos 10 años, se ha multiplicado el acoso de las élites independentistas a los intelectuales tachados de españolistas. Esa es la radicalidad que se denuncia en el independentismo catalán, no la de las aceras, y la utilización del mensaje del político andaluz para intentar tapar y esconder esa otra realidad es una maniobra demasiado burda como para que la pasemos por alto. Ya veremos como, en adelante, ese titular que se remarca, “Un dirigente popular se siente gilipollas por creer en los tópicos catalanes”, lo van utilizar como justificación de todos los excesos que se denuncien.

¡Pues claro que las rivalidades territoriales en España están cargadas de tópicos envenenados! El problema de ahora es que esos tópicos regionales, que se arrastran desde hace siglos, se han convertido en discurso político oficial. ¿Se acuerdan del “España nos roba”? ¿Y de que “en Andalucía no trabaja ni dios”? Pues ya se podrían poner a desmontar todos esos tópicos de la misma forma que el dirigente político del PP de Andalucía, que se ha convertido en noticia porque descubrió que en Cataluña no te escupen cuando te oyen hablando en castellano en un bar, en una heladería o en la taquilla de una estación de ferrocarril. A ver si son capaces de titular igual, “Un diputado de Esquerra se siente gilipollas al descubrir que en Madrid no le roban”. O este otro: “Un dirigente independentista se siente gilipollas al comprobar que los andaluces trabajan igual que los catalanes y pagan los mismos impuestos”.

Ya dijo Miguel de Unamuno que “el fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando". Cuando el independentismo, cualquier independentismo totalitario, utiliza los tópicos para incendiar el discurso político, los aventa y los inflama, se convierte en una forma de racismo por el odio al extranjero. La única lección que nos deja lo sucedido es que el odio en España se cura viajando.

Ahora vienen a recoger las nueces
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 12 Enero 2017
Lingüista

Como buen jesuita que había sido, Xavier Arzalluz tenía frases geniales, comparaciones insuperables en plasticidad. Una de ellas, quizá la mejor, es la de que “unos zalean el árbol y otros recogen las nueces”. En el contexto de entonces, estaba muy claro: los chicos de ETA hacían un trabajo feo, zalear el árbol, pero los vascos de orden –los del PNV sobre todo- llenaban de nueces el cesto, a rebosar. Pues de eso va este artículo, motivado por una carta de un lector, Xavier Puig, titulada “Vencer al nacionalismo”. Está claro que este Puig es independentista, pero señala a Rajoy la manera como se podría desactivar el independentismo. Lean: "...¿qué cambios legislativos serían necesarios para lograr desactivar la ideología independentista? A mí, en tanto que catalán, me resulta facilísimo responder a la cuestión, casi tan fácil como difícil es para un españolista asumir la realidad. Mientras no se dote a Catalunya de un sistema de financiación justo y de un conjunto de competencias exclusivas y blindadas en materia de lengua, cultura, educación, sanidad y justicia que respeten la singularidad identitaria, y que mejoren su desarrollo económico y social, con absoluta renuncia al falaz principio de igualdad que ha consagrado la cínica fórmula del café para todos, la batalla del independentismo la tienen perdida".

A pesar del tono bravucón de milhombres (¡hay que marcar paquete soberanista!), el señor Puig es muy explícito: dejarán de zalear el árbol solo si pueden llevarse las nueces. Incluso se felicitarán si lo consiguen, puesto que un estado independiente quién sabe si habría sido bueno hoy por hoy, fuera del euro y con la deuda al nivel de la... nada. O sea que todo es postizo, todo es gesticulación y teatro. Las uves multitudinarias, las megacadenas humanas, las banderas a miles por todas las calles de Cataluña, todo era intoxicación deliberada de la población. O sea que pronto oiremos el discurso apto para desactivar la martingala: que no pudo ser, que el mercado de la independencia no está maduro a nivel de Europa, que no nos engañemos, que Cataluña ha sido la admiración general, que ha dado el do de pecho ante el mundo entero y que guardemos las energías para la próxima ocasión, pero que ahora conviene negociar y apuntarse el tanto. Nueces.

Bueno, pues las nueces son: 1) salir del sistema común, pacto fiscal a la vasca –cosa que los vascos correrían a denunciar, porque se les fastidiaría el invento-, y 2) soberanía lingüística. Este mantra ya lo vienen repitiendo nuestros “terceravieros”, equivalentes a los peneuvistas vascos: los Foix, López Burniol y tantos otros. Ojo, que con todo el barullo que han armado podrían acabar llevándose el amarrako –la nuez- del punto 6.1 del Estatut, que el TC declaró inconstitucional: que el catalán no puede ser lengua preferente, que la cooficialidad obliga a la igualdad de ambas lenguas.

Igualdad: es lo que no puede soportar el nacionalismo, todo nacionalismo. Igualdad: es lo que define a las izquierdas verdaderas. Por eso el nacionalismo y la izquierda son como agua y aceite, se repelen. Por eso el nacionalismo siempre ha intentado colonizar a la izquierda. Colau, Doménech, Errejón, Iglesias, os están vendiendo motos sospechosas, ojo, no seáis pardillos.

La Generalitat modifica el Código Civil catalán para aumentar las diferencias con España
La inminente aprobación parlamentaria de la nueva norma sobre obligaciones y contratos, que supondrá la desconexión del derecho privado español, ha descolocado a los partidos no independentistas
María Jesús Cañizares Cronica Global 12 Enero 2017

“Es la norma más trascendente para la vida ordinaria, un salto cualitativo y radical en lo jurídico, sin vuelta atrás”, advierte a Crónica Global un jurista. Y es inminente. El proyecto de ley en fase de tramitación más avanzada en el Parlamento catalán es el Libro VI del Código Civil de Cataluña relativo a obligaciones y contratos. Se trata de una norma fundamental para la vida económica y ciudadana, que ha descolocado a los partidos contrarios a la independencia, a pesar de que la Generalitat la concibe como una “estructura de estado”.

Efectivamente, este Libro aspira a convertirse en un “cuerpo legal propio” en derecho privado que sustituya a la normativa española, según palabras del consejero de Justicia, Carles Mundó, que regulará aspectos como los contratos de alimentos, las compraventas de inmuebles y, en un futuro, los procedimientos hipotecarios.

Profesionales del mundo del Derecho subrayan a este diario la relevancia de esta nueva norma, que ya no se limita a regular las instituciones tradicionales del derecho catalán como hasta ahora se había hecho en libros anteriores, sino que “regulan total y detalladamente las miles de relaciones contractuales que diariamente se realizan entre particulares, lo que determina la economía de un país”. Expertos como Llorenç Prats Albentosa, catedrático de Derecho Civil de la Universidad Autónoma de Barcelona, comparecieron en la Cámara catalana para advertir de la posible inconstitucionalidad del Libro VI.

Aznar dio luz verde a cambio del apoyo de CiU
El expresidente de Gobierno José María Aznar permitió que se tramitara el Libro I (de disposiciones generales) y el Libro V (sobre derechos reales al retirar el recurso de inconstitucionalidad que había interpuesto a cambio del apoyo de CiU a su legislatura.

Cuando este Libro VI entre en vigor, “todas las relaciones civiles y comerciales que se produzcan en suelo catalán se regirán por esta normativa. Lo insólito es que españoles del resto de España tendrán que aplicar el derecho catalán como si fueran extranjeros. Máxime cuando Cataluña representa un 20% del PIB de España”, explican las mismas fuentes.
La intención de la Generalitat es dotarse de un sistema propio, cerrado y ajeno al sistema jurídico-civil del resto de España. “La llamada desconexión no se producirá de forma tajante y radical, sino que es un proceso de zapa constante, en todos los ámbitos de la vida. Eso explica que hayan dejado para el final el Libro de obligaciones y contratos.

Este proyecto de ley del Gobierno catalán está pendiente del dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias --una especie de tribunal constitucional a la catalana-- solicitado por Ciudadanos, antes de que vuelva al Pleno para que haga el debate final. La formación naranja no presentó enmienda a la totalidad, algo que sí hizo el PP, mientras que el PSC votó a favor de que se diera luz verde a la iniciativa.

El pasado día 15 de diciembre se aprobó el dictamen de la ponencia sobre la nueva norma antes de que pase al Pleno para discutir las enmiendas vivas.

La Audiencia reabre el asesinato etarra de «los novios de Cádiz» 38 años después
El fiscal da un argumento que podría reabrir casi 300 asesinatos de ETA prescritos
Javier Chicote ABC 12 Enero 2017

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha reabierto la investigación del asesinato etarra del guardia civil Antonio Ramírez Gallardo y su novia, Hortensia González Ruiz, ametrallados en Beasain (Guipúzcoa) el 6 de enero de 1979.

Como desveló ABC el pasado día de Reyes, coincidiendo con el 38 aniversario del atentado, la Fundación Villacisneros, en nombre de la hermana de Hortensia González, presentó un escrito el 12 de octubre del año pasado contra la prescripción de estos dos asesinatos, el primero de una larga lista de casos que esta entidad pretende reabrir.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número dos dio traslado del escrito al fiscal, que ha informado a favor de la reapertura. Así, el magistrado Ismael Moreno, en una providencia que acaba de ser notificada, reclama a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y al Servicio de Información de la Guardia Civil «un informe respecto a la autoría del ataque terrorista objeto de la investigación».

El Juzgado de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional incoó en du día las diligencias previas 38/79, pero en solo dos meses resolvió archivarlas con un auto de sobreseimiento provisional por «falta de autor conocido», los dos o tres etarras que dispararon contra el guardia civil de 24 años y su novia de 20, dos gaditanos que estaban en plenos preparativos de boda. La investigación fue superficial, en una época en la que había tantos atentados que las fuerzas de seguridad no daban abasto.

Casi 40 años después, el fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira argumenta en su escrito que aunque el atentado en sí pueda estar prescrito, hay otro delito cometido por los etarras, el de integración en organización terrorista o banda armada, que «es de tracto sucesivo, es decir, se realiza mientras que la persona o personas se encuentren integradas en dicha Organización».

El representante del Ministerio Público incide en que el delito de pertenencia «solo deja de cometerse cuando las personas integradas han sido detenidas o se desvinculan de la Organización terrorista, extremos estos que a día de hoy no se acreditan, por la razón de desconocerse los autores materiales».

Este argumento podría impulsar la investigación de los alrededor de 300 asesinatos que ETA cometió después de la aministía de 1977 y que no han sido resueltos. La inmensa mayoría de ellos están prescritos, tras el paso de 20 años, como el de «los novios de Cádiz», pero ahora las familias de las víctimas pueden impulsar de nuevo las investigaciones.

Así, el fiscal sostiene que «en este estado procesal no se puede concluir que los hechos se encuentren prescritos». El escrito entregado al juez apunta a que se debe «determinar la autoría de los hechos objeto de investigación», y después «se podrá analizar si efectivamente los hechos se encuentran prescritos», en función de qué haya sido de los terroristas que mataron al guardia Antonio y a su prometida Hortensia cuando salían de una sala de fiestas de Beasain. Para ello, el fiscal tira de jurisprudencia, ya que la sentencia 2530/1995 de la Sala Segunda del Tribunal Supremo «distingue dos supuestos de prescripción».

El primero se refiere a «cuando el delito ha sido cometido por una sola persona opor unas pocas»; el segundo, «cuando se trate de delitos atribuidos a una colectividad de personas en la que hay una organización más o menos estructurada o jerarquizada, con unos miembros, los más bajos de la escala, que son los que realizan los actos materiales de ejecución del delito (...) y otros, los jefes o mandos, que actúan en la sombra dirigiendo, planificando y ordenando a los inferiores lo que ha de hacerse». En el caso en cuestión no cabe de duda que estamos en el segundo supuesto, pues fue obra de la banda terrorista ETA, lo que implica también el delito de integración.
Victoria

La decisión del juez Ismael Moreno ha sido una victoria para la Fundación Villacisneros y el bufete con el que han firmado un acuerdo de colaboración, Milans del Bosch Abogados, que ha conseguido la reapertura del primer caso que presentan dentro del denominado Proyecto Dignidad. Actualmente están trabajando en un segundo caso e investigando otros muchos, prescritos o sobreseídos. Para decidirse a intentar la reapertura, requieren la aprobación de los familiares.

Desde la fundación presidida por Íñigo Gómez-Pineda, destacan que estamos ante un triunfo «de la sociedad civil», una iniciativa privada puesta en marcha «sin subvenciones, con nuestros propios recursos». El patronato de Villacisneros también cuenta, entre otros, con la exlíder del PP vasco María San Gil y con Ana Velasco Vidal-Abarca, hija del comandante Jesús Velasco, asesinado por ETA en 1980.

CONCENTRACIÓN para este 16
La Ertzaintza deja en evidencia la connivencia del Gobierno vasco con ETA
La Gaceta 12 Enero 2017

El sindicato de la Ertzaintza Euspel ha convocado una concentración para el lunes 16 en la explanada del museo Guggenheim, donde fue asesinado el ertzaina José María Aguirre y donde la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat realizó el pasado sábado un acto -autorizado por el Departamento de Interior del Gobierno vasco- en el que se mencionó al asesino del agente, Eneko Gogeaskoetxea.

(Imagen de la concentración realizada por Etxerat con el consentimiento del Gobierno vasco).

El sindicato, que ha recordado que esa plaza se llama Jose María Aguirre en recuerdo a su compañero asesinado en 1997, ha considerado que el acto realizado por Etxerat es una "humillación para la familia" y una "falta de respeto y sensibilidad hacia el colectivo de la Ertzaintza".

Los agentes consideran "inadmisible" que el Departamento vasco de Interior "autorice hacer reivindicaciones por el acercamiento de presos o homenajes de este tipo en un lugar donde se ha cometido un asesinato".

"Nos vemos en la necesidad de convocar esta concentración para decirle al Gobierno Vasco 'hasta aquí, respeto' y exigir que se tomen las medidas oportunas para que situaciones tan lamentables no se vuelvan a repetir", ha explicado Euspel en un comunicado.

Por ello han señalado que no permitirán que los espacios donde fueron asesinados los ertzainas sean utilizados para "concentraciones en apoyo a sus verdugos", y se concentrarán a su vez el próximo lunes 16 delante del Guggenheim. "Deberían respetar un sitio en el que una persona dio la vida por salvar la de otras", han reclamado.

El 'hostigamiento' al que ETA sometió a la Ertzaintza y sus familias
"Todas las personas que han formado parte de la Ertzaintza desde el año 1990 hasta el 2011 han estado sometidas a la amenaza de ETA". Así lo recoge el Informe sobre la injusticia padecida por el colectivo de ertzainas y sus familias a consecuencia de la amenaza de ETA, encargado por el Gobierno vasco al Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto. Como ya publicó La Gaceta y de acuerdo con los datos plasmados en el estudio, de los 15 agentes de la Policía vasca que perdieron la vida a manos de la banda terrorista de ultraizquierda 11 fueron asesinados en este período. Asimismo, en esos 21 años el Cuerpo policial fue víctima de más de 1.300 acciones de violencia callejera, las cuales fueron especialmente crueles durante los años 1995-1997 y 2001-2008.

La Ertzaintza al completo vivió bajo la amenaza de ETA, algo que la banda se encargaba de recordar y demostrar a través de continuos comunicados y acciones terroristas. En este sentido, del total de 27 atentados cometidos por los etarras contra el Cuerpo, 23 se produjeron en el período analizado por el informe. Pero no solo los agentes fueron víctimas del "hostigamiento" y la "amenaza diaria y sostenida" por parte de ETA. También sus familias padecieron este sufrimiento que, en la mayoría de los casos, les provocó graves consecuencias familiares, laborales, sociales y de salud.

Cataluña / Inmersión lingüística
Acosan a la URL por el catalán
La entidad independentista Plataforma per la Llengua quiere denunciar al centro académico por «enseñar sólo en castellano e inglés», pero La Salle desmiente que marginen esta lengua.
Joan Planes. Barcelona. La Razón 12 Enero 2017

La Plataforma per la Llengua, de orientación independentista, tiene la intención de emprender acciones contra la Escuela de Arquitectura de La Salle Ramon Llull (URL). Denuncian que este centro únicamente ofrecerá su enseñanza en castellano e inglés, por lo que se dejaría un lado al catalán.

Por lo tanto, Plataforma per la Llengua tiene la intención de emprender acciones contra la URL, siguiendo con su línea de política lingüística, siempre a favor del catalán. De esta forma, la entidad avisó al centro que los alumnos tienen el derecho a estudiar y los profesores impartir las clases en catalán.

No obstante, el comunicado del centro fue muy diferente. Señala el texto que «el catalán es es la lengua vehicular de nuestro centrro universitario y la nuestra lengua oficial, tal y como queda reflejado en nuestros estatutos. Nuestra institución siempre ha estado líder en la defensa de nuestra cultura e idiomas propios».

Fuentes de la URL explicaron a LA RAZÓN que están estudiando las posibles denuncias de Plataforma per la Llengua. También desmintieron las acusaciones de la asociación. Se trata, según dijeron de un asunto de la citada plataforma, pero se tendrá que ver como acaba todo.

«Vocación internacional»
Añade el comunicado del centro que «en ser un campus con vocación internacional, que acoge a estudiantes de Cataluña, también del resto de comunidades autónomas de España, y hasta un 27 por ciento de alumnos de toda Europa, Asia y América. Cada programa tiene una o diversas lenguas de impartición, que pueden ser el catalán, el castellano o el inglés. Y, concretamente, en el caso de l Grado de estudios en arquitectura ofrecemos una línea íntegramente en inglés, y otras en catalán o castellano».

Plataforma per la Llengua es una entidad conocida por querer imponer su criterio lingüístico, que muchas veces consiste en denunciar todas las carencias del catalán en sectores como el comercial. Y lo hacen en todos los ámbitos, tal y como se ha demostrado en los últimos años. No hace falta ir a ningún centro escolar. También cargan contra cualquier empresa que no etiquete en catalán, lo que abarca todo tipo de productos perfectamente asequibles en los supermercados.

Por ejemplo, la diputada autonómica del PP catalán María José García Cuevas denunció en el año 2014 la puesta en marcha de una campaña de boicot a los juguetes en castellano en las escuelas catalanas. Según explicó, su partido recibió denuncias de padres de alumnos por la distribución de panfletos de Plataforma per la Llengua en las mochilas de sus hijos. También denunció el reparto entre los estudiantes de modelos de cartas para los Reyes Magos con espacios para que escriban sus peticiones, que ponían «poder jugar en catalán».

Imposición lingüística
Espaldarazo al padre que lucha contra el cartel 'Fala galego, non seas sexas lelo'
La valedora do Pobo de Galicia avala eliminar esta pancarta de un colegio de Pontevedra, que ganó un concurso para fomentar el uso de la lengua gallega
 www.lavozlibre.com 12 Enero 2017

Madrid.- La valedora do Pobo de Galicia, Milagros Otero, ha respaldado eliminar unos carteles del CPI Panxón, en Nigrán (Pontevedra), con el lema 'Fala galego, non sexas lelo' (Habla gallego, no seas lelo), ante las quejas del padre de una alumna. La pancarta había ganado un concurso, que contaba con fondos de la Consellería de Educación, para el fomento de la lengua gallega.

Según ha explicado Galicia Bilingüe este martes en un comunicado, el padre acudió a la valedora por consejo de la asociación. Previamente, éste ya había presentado una queja al inspector jefe de Educación de Pontevedra, Manuel Torres Vizcaya, pero no había obtenido respuesta, según ha añadido.

Finalmente, tras dos requerimientos por parte de Milagros Otero, tanto el padre como ella han recibido un escrito por parte del inspector jefe en el que se avala la presencia de estos carteles en el centro.

El texto de Torres Vizcaya, que Galicia Bilingüe califica de "pintoresco", recoge, en defensa de este lema, que "se buscó una palabra que rimase con 'galego'". Además, añade que "sería coartar la libertad de expresión de alumnos y profesores cuestionarlo" y matiza que "la única queja que se presentó fue la de este padre".

En respuesta a esto, la valedora ha afirmado que el cartel "invita al uso del gallego utilizando un adjetivo despectivo" y que "no promueve el respeto a las opciones lingüísticas de los demás". Milagros Otero también ha señalado que el significado de 'lelo' es "tonto, simple o necio".

Asimismo, la valedora también ha argumentado que "no está en tela de juicio la libertad de expresión de la alumna, sino el criterio de la comisión que consideró positivo y premió un cartel para el fomento del gallego que califica como lelo a quien no lo habla".

DESTITUCIÓN DEL INSPECTOR JEFE
Por su parte, Galicia Bilingüe ha tildado de "inaceptable" que un responsable de inspección educativa "ningunee" durante tres meses una petición tan "razonable y fácil de atender" y ha afirmado que "es la tercera vez que Torres Vizcaya se posiciona junto a quienes fomentan el gallego adoctrinando y permitiendo que se falte al respeto a los ciudadanos que no comparten ciertas ideas".

Por todo esto, Galicia Bilingüe ha pedido, en una carta al conselleiro de Educación y al presidente de la Xunta, la destitución del inspector jefe. De la misma forma, la asociación ha solicitado que se pongan los medios necesarios para que la promoción del gallego se realice "dentro de los cauces de respeto y tolerancia".

 


Recortes de Prensa   Página Inicial