AGLI Recortes de Prensa    Miércoles 1 Febrero 2017

La España y los españoles de "ayer y de hoy"
Antonio García Fuentes Periodista Digital 1 Febrero 2017

Como entro en varios foros y mantengo algunos blog; aunque muy raramente encuentro algún espacio que haga meditar, puesto que en mayoría lo que hay son miedosos o cobardes, que ocultándose en el anonimato, te insultan y sueltan basuras que en un abierto cara a cara no serían capaces; hoy he encontrado las siguientes preguntas que dirigidas a “toda España”, hacen ponerse “rojo de vergüenza” a aquellos no muy abundantes que nos duele nuestra tierra madre, que como dice el autor está hecha un muladar o incluso se podría calificar ya con la contundente metáfora que sigue… “Esto es ya más que lo dicho, algo así como un infecto burdel donde no hay ya ni encargada de vigilarlo”: Les dejo la dirección por si quieren visitar el foro donde aparece

“No es que la España de 2017 sea la de 1936. NO. Pero escuchar por los foros y algunos medios hablar a un sector de la Izquierda, es como si Pablo Iglesias, Largo Caballero y otros del ayer, se hubieran reencarnado en el Pablo Iglesias (de la coleta), en Echenique y en el Monedero de hoy.

¿Cómo es posible que oigan voces en las que dicen odiar a España, y “estar mamando de su teta”? IMPUNEMENTE
¿Cómo es posible desde la Tribuna del Parlamento Español se puedan romper páginas de la Constitución? IMPUNEMENTE.

¿Cómo es posible que desde ayuntamientos se pida la abolición del Ejército Español? IMPUNEMENTE.
¿Cómo es posible que separatistas incumplan las leyes de todos y lo declaren públicamente?

¿Cómo es posible que se ocupen viviendas sin que sus legítimos propietarios no puedan recuperarlas inmediatamente?
¿Cómo es posible que se contemplen como legítimas exacciones de emigrantes (sobre todo musulmanes) en detrimento de las costumbres de los pueblos de España?

¿Cómo es posible que haya surgido un partido como Podemos que preconiza la destrucción de las tradiciones de este Pueblo?
¿Qué es lo que esperan esos cinco millones de votantes de Podemos? ¿Un milagro, quizás? 1 Febrero 2017.

Y por último: ¿Cómo es posible que el Gobierno de la Nación, consiente esta situación que ya se hace dramática”. http://foros.periodistadigital.com/viewtopic.php?f=2&t=46659&p=490074#p490074

Mi respuesta fue y sigue siendo.
Sencillo a mi parecer, porque en España no hay españoles y los políticos son apátridas y simples mercenarios que lo que van es a por el botín y dispuestos a repartirlo hasta con el diablo. Por otra parte porque aquí la población en mayoría es muy bruta y muy inculta y se interesa mucho más por cualquier ídolo de barro que por el porvenir de su tierra madre y luego se queja de cómo está España, jamás reconociendo la parte de culpa que de él depende.

Se sigue manteniendo esa gran mentira de “los de izquierdas o de derechas”, cuando la realidad es que son lo mismo, todos les gusta el poder por el poder, el gran despacho y los sirvientes que “les limpien hasta los zapatos”, el sueldo cuanto más grande mejor, la responsabilidad nula y el mangoneo sin límites, para eludir posibles delitos y que actúen con impunidad; o sea y resumiendo con mi frase ya antigua… “son de panza y bolsillo” y de aquí que tenga el párrafo siguiente, ya dispuesto; pero aquí no se da nadie por aludido y todos siguen actuando bajo sus intereses o apetitos, mientras la población abandonada hasta por ella misma, seguimos tragando la cicuta que nos echan. Por todo ello…

"Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil (J. Ortega y Gasset).
YO LE AÑADO: El sistema de gobierno no es el malo, los malos son los que lo manejan con arreglo a sus perversos instintos, por tanto el nombre no dice nada en sí. En cuanto a quién me asigne militancia en alguno, le señalo como bastante bruto, puesto que el inteligente que lea mi producción, lo que puede decir es simplemente lo que es mi realidad; "YO SOY MI PARTIDO Y MI CIRCUNSTANCIA"; NO HE VENDIDO MI PENSAMIENTO A NADIE, NI A MÍ MISMO. Claro que para llegar a ese punto hay que tener un caletre que pocos llegan a tener.

Y en esta ciénaga se mantiene o nos mantienen, los que ni dimitiendo yéndose todos de la política, pagan lo que han hecho y siguen haciendo por este territorio, que incluso algunos quieren despedazarlo y que volvamos a aquel cantonismo de hace casi dos siglos y del que se fue horrorizado aquel Amadeo de Saboya, dejando como recuerdo un discurso a aquellos otros malditos, para la historia de España y que horroriza leerlo. Está en la red y pueden leerlo puesto que es obligación del español, saber toda la historia de España, pero no la que nos cuenten “los de panza y bolsillo”; sino la verdadera historia de España, para con ello entender todas las atrocidades que aquí han tenido lugar y lo siguen teniendo.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Prevaricación al servicio del separatismo
EDITORIALLibertad Digital 1 Febrero 2017

Mientras tanto, Rajoy no sabe, no contesta ante la pregunta de cómo piensa impedir que los separatistas vuelvan a perpetrar otra consulta ilegal.

Bien está que la Fiscalía haya recurrido el escandaloso carpetazo de la causa contra seis concejales de Badalona que, después de abrir el Ayuntamiento el pasado 12 de octubre, Fiesta Nacional de España, rompieron ante las cámaras de televisión el auto del juzgado de lo Contencioso que prohibía esa iniciativa desafiante a las instituciones del Estado.

Este insoslayable recurso de la Fiscalía no parece, sin embargo, suficiente respuesta ante los clamorosos indicios que apuntan a que el juez José María Noales –responsable del carpetazo judicial y uno de los magistrados firmantes del manifiesto a favor del ilegal referéndum separatista en Cataluña– pudiera haber cometido un delito de prevaricación, al dejar impunes a los acusados con el peregrino argumento de que "el Derecho Penal no castiga las performances".

Por supuesto que romper ante las cámaras un auto judicial es una escenificación; pero una escenificación que, lejos de eximir, agrava el delito de desobediencia que los ediles separatistas habían perpetrado al hacer caso omiso del contenido de dicho auto, antes y después de hacerlo añicos. El hecho cierto es que el Ayuntamiento de Badalona –como, por cierto, muchos otros en Cataluña– abrieron sus puertas el Día de la Hispanidad desafiando la ley y las sentencias que llaman a respetar los días festivos.

A título particular, el juez Noales podrá defender que Cataluña es una nación tanto como abogar por esa otra falsedad que encierra el mal llamado derecho de autodeterminación. Lo que no puede en el ejercicio de su profesión es ignorar los hechos y las leyes para librar a unos correligionarios de la pena que castiga el delito de desobediencia que habían clamorosamente perpetrado. Dictar a sabiendas una resolución o una sentencia injusta es un delito, como también lo sería dictarla por imprudencia grave o ignorancia inexcusable.

Sean cual sean las razones por las que este sujeto no ha visto delito de desobediencia en desobedecer a la Justicia y romper la resolución que se desacata, el CGPJ debería, como mínimo, abrirle un expediente, como por motivos mucho menos graves lo ha hecho contra otros magistrados.

Por otro lado, está visto que el separatismo no pierde comba a la hora de hacer añicos el ordenamiento constitucional, como también evidencian las manifestaciones que están preparando los separatistas para que los jueces absuelvan a Mas, Ortega y Rigau. Y eso por no hablar de los actuales gobernantes de la Generalidad, que cuando comparecen en rueda de prensa para comentar las sentencias del Constitucional, sin necesidad de romperlas, siempre dejan claro que no las ejecutarán.

Mientras tanto, Rajoy no sabe, no contesta ante la pregunta de cómo piensa impedir que los separatistas vuelvan a perpetrar otra consulta ilegal como la del 9 de noviembre de 2014.

Podemos, o el sueño convertido en pesadilla
Roberto L. Blanco Valdés La voz 1 Febrero 2017

¿Cuál fue el secreto de Podemos para lograr la proeza de poner patas arriba un sistema de partidos que se había mantenido sin cambios sustanciales desde 1982 hasta que en el 2014 se celebraron las últimas elecciones europeas? ¿Cómo pudo un partido surgido de la nada, sin apenas estructura y con un líder mitad charlatán, mitad mesías, convertirse, de la noche a la mañana, en una fuerza con notable representación en las instituciones centrales, locales y autonómicas? ¿Fue quizá el irresistible atractivo de un programa electoral improvisado, plagado de disparates, demagogia y vaguedades?

Todas esas preguntas tienen, a mi juicio, una respuesta coincidente: Podemos supo concentrar en una idea sencilla y fácil de vender -la de la casta- el profundo malestar existente en España, al igual que en los restantes sistemas democráticos, con los principales gestores del conflicto político y social, es decir, con los partidos. Consciente de una realidad bien conocida a través de estudios y sondeos, tan vieja como la propia democracia (basta leer la literatura especializada, de Michels a Ostrogorski, de Triepel a Max Weber), Podemos tuvo la indiscutible habilidad de traducir en su devastadora denuncia de la casta el fuerte desprestigio social de partidos y políticos, que, aunque acrecentado por la crisis económica, unos y otros se habían ganado a pulso con su autismo, endogamia, burocratización extrema y aislamiento del pueblo al que tendrían que servir.

Pero, llevados de su soberbia infinita, Iglesias, Monedero y Errejón cometieron un error de principiantes: creer que los comportamientos que achacaban a la casta tenían que ver con la ideología de los partidos a los que, en su arrogancia, despreciaban y no con la estructura y la dinámica del funcionamiento partidista. Dicho de otro modo: los dirigentes de Podemos, convencidos de que eran seres superiores (delirio que comparten quienes tienen una fuerte tendencia autoritaria), se creyeron inmunizados contra los vicios que los partidos vienen compartiendo desde que aparecieron en su forma actual en el último tercio del siglo XIX.

El despertar de ese sueño, tan infantil como ridículo, se ha producido, como era de esperar y está bien a la vista, en la forma de una terrible pesadilla. Los líderes de Podemos, metidos ahora hasta el cuello en una desnuda lucha de poder, donde todas las ideas son instrumentos vacíos al servicio de su pelea de gallos, se comportan como la peor de las castas del partido más lleno de vicios que es posible imaginar. Sus líderes han descendido directamente a los infiernos de una trifulca conspirativa llena de oportunismo, traiciones y descarnado tacticismo, de modo que aquel partido que dijo venir a representar a quienes estaban hartos de la casta es hoy un mero grupo de amiguetes, casta elevada al cubo, donde todos y cada uno miran su silla y su bolsillo, con miedo a perder lo que tan poco trabajo les ha costado conquistar.

La guardería política
“Si a los 20 años no eres de izquierda, no tienes corazón. Si a los 40 años sigues siendo de izquierda, no tienes cabeza”.
El Aguijón gaceta.es 1 Febrero 2017

Con múltiples variaciones en la redacción e importantes dudas sobre su autoría, esta frase atribuida a Winston Churchill acompaña la vida política de Occidente desde hace décadas.

El mensaje populista de Podemos está dirigido a los más jóvenes. Un mundo irreal, en el que el poder descansa directamente en el pueblo, sin intermediarios, donde se somete a las élites a la voluntad de la gente, donde la democracia encuentra razón de ser en la participación directa de la ciudadanía.

La vida real, puñetera, ha demostrado que el País de las Maravillas sigue siendo cosa de cuentos. En solo unos meses, los alcaldes del cambio han dado la espalda a sus votantes y han transformado los sueños de los electores en promesas incumplidas de una “neocasta” que parece haberse acomodado rápido al nuevo escalafón que le ha otorgado las urnas. Las imágenes de los plenos de Cádiz, con un Kichi en actitud caciquil expulsando a vecinos desesperados, resume a la perfección la cruda verdad que esconde el onírico podemismo.

Iglesias, conocedor de la capacidad de manipulación sobre los menores, ha sugerido que los niños, y niñas (usando el absurdo lenguaje progresista) de 14 años puedan inscribirse y participar en la toma de decisiones de Podemos. Rebajar tanto la edad de voto demuestra la profundidad del debate que pretende establecerse dentro del partido morado. Con 14 años, un chico tiene que estar más preocupado por los problemas típicos de su edad. Ya tendrá tiempo después, con la maduración, para resolver cuestiones vitales. Dejemos las urnas en manos de aquellos que ahora tienen el deber de llenarlas.

El objetivo de los líderes de Podemos es sencillo, atraer a los niños a los círculos para lavarles el cerebro y convertirlos en futura cantera política. La táctica, muy utilizada en los colegios de los regímenes comunistas, surge efecto a medio plazo. Todo, dentro del partido de Iglesias, está planificado.

Como ejemplo de estas pretensiones, Podemos Madrid ha organizado recientemente unas jornadas dirigidas a los mayores de 12 años, tituladas “Mi pequeño Congreso, aprendiendo democracia”, se enfocan como un espacio de aprendizaje asambleario dirigido a niños.

Podemos también ha propuesto en el Congreso que tengan derecho al voto todos los mayores de 16 años.

Dejar a niños sin experiencia la responsabilidad de elegir a nuestros representantes es un ejercicio de cinismo y demagogia política.

Mientras tanto, después de cada elección, los seguidores de Podemos manifiestan en RRSS su deseo de prohibir votar a los viejos, sin entrar en una edad concreta, y han sugerido la posibilidad de acabar con los mayores, porque son todos votantes del PP.

Señor Iglesias, busque apoyos donde quiera, pero deje a los niños en paz.

Cinco muertos de octubre
Gabriel Albiac ABC 1 Febrero 2017

Cinco muertos en octubre de 1917. Dice el concejal Sánchez Mato. ¿Son, de verdad, cinco? Había que ser Georges Brassens para atreverse. En el mismo álbum en el cual Fernande se descacharraba de la llama de los caídos, el viejo anarquista -todavía maldigo la gripe que me impidió ir a verlo- entonaba su himno al escepticismo: «Morir por las ideas, una idea excelente: / a punto estuve de morir yo por no haberla tenido. / Pues cuantos la tenían, multitud aplastante, / al grito de “¡matadlo!”, me cayeron encima».

«Cinco» son las víctimas de la revolución soviética para Sánchez Mato. Nadería. En una Europa que mató a millones. «En lo que es la Revolución Rusa, murieron cinco personas». Dixit.

La imagen del trasatlántico que bandea con el casco perforado le daba a Paul Valéry la verdad europea tras la Gran Guerra. Freud vio el continente, entonces, como un infinito campo de cruces mortuorias. ¿Qué cuentan, frente a eso, los «cinco muertos» de Mato? Nada. Una nada tan bella como la de la «más hermosa revolución de la historia». Un cegador destello de ignorancia.

El concejal toma su «dato» de un tópico, no del todo falso: el que cifra las bajas de la noche insurreccional en San Petersburgo. Puede que fuera alguna más, si damos fe a un historiador tan poco antisoviético como Hobsbawn. Pero dejémoslo como indicativo. Lo hilarante es que alguien que haya leído a Marx confunda una jornada insurreccional con una revolución. Infantilismo militante.

La jornada insurreccional de 1789 dejó media docena de muertos en una Bastilla vacía y arrumbada. Lo narra Chateaubriand en un memorable capítulo de ese prodigio literario que son las Memorias de ultratumba. La noche insurreccional de San Petersburgo, que pinta con talento Trotsky, dejó un par de decenas. Algunos sucumbieron a los colapsos etílicos que el austero Lev Davídovich no logró evitar, tras el asalto a la bodega de los zares. Cierto. Pero ni el 14 de julio de 1789 fue la Revolución Francesa ni el 7 de noviembre de 1917 la rusa. Las fechas inaugurales dan el símbolo: Bastilla o Palacio de Invierno. La revolución -la matanza universal- viene luego. Así, los 200.000 masacrados en la Vendée, a partir de 1793. Así, los veinte millones de exterminados, entre 1917 y 1945, que recuenta Conquest y Amis narra. Pero eso no afecta a la belleza del concejal. Son piltrafa reaccionaria: basurero.

Vuelvo a Brassens. Y a mi maldita gripe de diciembre del 72. Tenía yo mi entrada para verlo en Bobino. No pudo ser. Pongo este el disco. «Si hay una cosa amarga, desoladora, / al rendir el alma a Dios, es la de constatar / que uno erró el camino, que se equivocó de idea. / Muramos por las ideas, de acuerdo. Pero de muerte lenta. / De acuerdo, pero de muerte lenta».

España debiera someter a referéndum el modelo de Estado
“La realidad que llamamos Estado no es la espontánea convivencia de hombres que la consanguineidad ha unido. El Estado empieza cuando se obliga a convivir grupos nativamente separados” Ortega y Gasset
Miguel Massanet diariosigloxxi.com 1 Febrero 2017

Estamos en unos momentos en que las disparidades existentes entre españoles, surgidas a raíz de la crisis que ha estado azotando a nuestra nación desde principios del 2008; la aparición de multitud de opiniones políticas diversificadas, junto a la confusión que, el advenimiento de formaciones políticas de carácter extremista o creadas de forma oportunista para aprovecharse del desgaste de los dos principales partidos que, hasta ahora, se venían alternando en el gobierno de España; está creando situaciones de ingobernabilidad, desafíos a las normas democráticas e intentos de atentar contra los preceptos constitucionales por parte de sectores de la sociedad, en muchas ocasiones minoritarios pero agresivos, ruidosos, bien organizados y expertos en el manejo de las masas; algo que los sitúa en perfectas condiciones para intentar crear un ambiente de caos e inseguridad que les permita llevar a cabo sus proyectos, en un caso de tipo comunista y en otros una especie de mix de separatismo, izquierdismo y una buena dosis de utopía y fanatismo.

Este dodecafonismo político, este conjunto de fuerzas centrifugas que hoy se están haciendo dueñas del panorama político español, amenazan seriamente la estabilidad de nuestra nación, ponen en peligro su unidad y, sin duda alguna, desafían el bienestar, las libertades, el trabajo, la propiedad privada, la promoción libre de la actividad privada y la preservación y conservación de aquellas costumbres, valores y tradiciones que se han perdurado en nuestra nación, a través de siglos de compartir la misma nacionalidad española. Últimamente, parece que, debido a las diferencias de opiniones que se están produciendo dentro de cada partido político; de la lucha de poderes que tienen lugar en la mayoría de partidos de la oposición; de la amenaza que se adivina ante el camino sin salida en el que se han encerrado los políticos separatistas catalanes y de las graves diferencias que se están produciendo entre ellos y también con los comunistas de Ada Colau, existe la posibilidad de que, en poco tiempo, salten chispas entre ellos y el Gobierno de la nación si, como vienen anunciando, ponen en marcha de forma unilateral, la famosa consulta por “el derecho a decidir”; situando a nuestros gobernantes ante la difícil coyuntura de tener que intervenir para evitar, por los medios que las leyes ponen a su disposición, que consigan sa1lirse con la suya en su empeño.

Creemos que ha llegado el momento de que sea el Estado, el Estado de Derecho, que se adelante a las intenciones de los separatistas y, de una vez, sepamos en España si las mayorías están o no representadas por estos partidos tan ruidosos, que se han hecho con el dominio de las calles, que se burlan de las leyes de la democracia y que han tomado la Constitución como un pim-pam-pum del que se pueden reír, desobedecer y cachondearse impunemente, sin que el peso de la Ley caiga sobre ellos con toda su fuerza, para impedirles que sigan cometiendo fechorías en contra del pueblo y de la nación española. Es cierto que, hasta ahora, parece que las fuerzas constitucionalistas han ido a rastras de la iniciativa de aquellos que se han tomado las leyes a la torera y han sido los que han dictado las normas por las que intentan regirse. Es evidente que no se les puede permitir que sigan por este camino y que algo hay que hacer para impedirlo y que ya no hay tiempo para más contemplaciones sin que ello pudiera repercutir en el desastre que se viene anunciando.

En nuestra Constitución de 1978 existe una figura, en el artículo 92, que recoge el referéndum consultivo que puede plantearse sobre las decisiones políticas de especial trascendencia. Podrán convocar el referéndum: “el referéndum será convocado por el Rey, a propuesta del Gobierno, a iniciativa de cualquiera de las Cámaras, o de tres asambleas de Territorios Autónomos. En el tercer supuesto, la iniciativa podrá proceder también de setecientos cincuenta mil electores.” No podrán ser objeto de este tipo de referéndum: “No serán objeto de este recurso la Constitución, las leyes complementarias de la misma, las de ratificación de Convenios internacionales inscritos en la Sociedad de las Naciones, los Estatutos regionales ni las leyes tributarias.”, pero no se objeta que pueda someterse a la sanción del pueblo una consulta que le permita escoger sobre temas como el que, unos pocos separatistas intentan resolver entre ellos el destino de una autonomía, mientras piensa hurtar al resto de los españoles el derecho que les corresponde a opinar sobre ello mediante su voto.

También podría servir para ratificar, por el pueblo español, la posibilidad de la modificación de algunos artículos constitucionales que determinaran las funciones específicas que les correspondería a las autonomías y aquellas en las que el Estado debería tener la facultad absoluta, por ejemplo la educación, las fuerzas de orden público, los impuestos, la vigencia del idioma español y la obligación de impartir enseñanza en castellano en todas las autonomías del país, sin perjuicio de que también se pudiera enseñar en las otras lenguas oficiales. Teniendo en cuenta que, el PP, tiene mayoría absoluta en el Senado, estaría en sus manos el poder pedir el referéndum antes que los catalanes pudieran llegar a convocar la consulta que pretenden llevar a cabo. Evidentemente, un resultado mayoritario en contra de la separación que propugnan los separatistas catalanes y vascos, dejaría en una situación ridícula una victoria pírrica de unos cientos de miles o un par de millones de catalanes que, en todo caso, difícilmente conseguirían una mayoría destacada dentro de la propia autonomía.

La ratificación de un estado democrático, como expresión de la mayoría del pueblo español ( no precisamente el sector más beligerante, ruidoso o anarquista) de la gente que no se manifiesta en las calles, que no es partidaria de extremismos ni del caos, que suele razonar y valorar las consecuencias de su voto y elige a sus representantes no por ser los más agresivos, ni por ser los que más gritan y ofrecen, sino a los que son más capaces, los que hablan de lo posible y los que no se conforman con mirar a corto y medio plazo sino que intentan programar sus actuaciones para que, los efectos de sus decisiones, sean provechosos a las nuevas generaciones que nos han de suceder. Sin duda, sería un modo de amordazar a los que nada más hablan de ser los genuinos representantes “del pueblo” sin que tengan manera de demostrar que así es.

Con los resultados de un referéndum de estas características evidentemente, si fuera favorable a un tipo de gobierno democrático, desbancando los extremismo y ratificando los métodos democráticos de funcionamiento de un estado moderno; entonces sería el momento de convocar unas nuevas elecciones que, sin duda, reflejarían los resultados de la consulta de modo que muchos de estos partidos, que han sacado provecho de engañar a los ciudadanos con las promesas demagógicas de imaginarias mejoras, de gobiernos volcados en favorecer a los necesitados ( sin decir de dónde iban a sacar los medios para ello), de ilusorias mejoras del nivel de vida o de los, tan cacareados, sueldos básicos para todos los españoles, una de estas bicocas que se han valorado en nada menos que 90.000 millones de euros, ¿de dónde el señor Pablo Iglesias o su rival Errejón iban a conseguir una partida adicional para el presupuesto de la nación, para cubrir semejante disparate? ¿Dónde se situaría la deuda pública de España?

O así es como, señores, desde el punto de vista de un ciudadano de a pie, pensamos que es preciso que no se retrasen más las necesarias reacciones, por parte del Gobierno y de aquellos partidos defensores de la Constitución y partidarios de la seguridad, el orden y la unidad de nuestra nación. Es urgente no dilatar más el tomar las medidas para adelantarse a las estrategias de separatistas y comunistas, que ya llevan tiempo intentando destruir la unidad de nuestra nación e implantar, como ya ocurre en Barcelona, una serie de medidas que atacan directamente, con una interpretación interesada, sesgada y, por supuesto, errónea de lo que se llama “ la función social de la propiedad “, de modo que, siguiendo su peculiar interpretación de la Constitución, lo que hacen es convertir el derecho de propiedad en una verdadera filfa o tomadura de pelo. O así es como pensamos.

Yo, emprendedor
Pablo Molina Libertad Digital 1 Febrero 2017

Si el talento de los políticos españoles se hubiera invertido en el mundo de la empresa, en España no cabía ni un solo Amancio Ortega más.

Los cambios en el lenguaje han tenido en el ámbito laboral uno de sus principales exponentes, no solo por las nuevas ocupaciones que han surgido en las economías desarrolladas para las que no existía un nombre específico, sino por el absurdo complejo que lleva a tratar de dignificar a través del lenguaje algunas ocupaciones que eran, y siguen siendo, muy honorables por sí mismas. Así, una persona que ofrece trocitos de queso de una determinada marca a los clientes de un centro comercial no es una azafata, sino una "promotora de ventas". El sueldo es el mismo, pero la denominación impresiona más. Antes trabajabas por cuenta propia; ahora eres un emprendedor. O lo que es lo mismo, un ejemplo para la sociedad.

En realidad, todos somos emprendedores, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a la cama. A lo largo del día tratamos de alcanzar nuevos fines con medios limitados, y eso, y no otra cosa, es el sentido empresarial. Así pues, los funcionarios de las diputaciones que idean cada día nuevas maneras de cobrar el sueldo sin acudir al trabajo están desarrollando su espíritu emprendedor, y cuando se pone talento y verdadero esfuerzo en la tarea se pueden conseguir éxitos como el del emprendedor valenciano que lleva diez años cobrando sin trabajar.

El emprendimiento es un nuevo valor compartido que hay que fomentar. De hecho, con la crisis económica hemos aprendido que tenemos que reinventar nuestro encaje en un mercado laboral cada vez más complejo, y eso exige fomentar nuestro sentido de la empresarialidad.

Las administraciones públicas, de hecho, fomentan el emprendimiento a todos los niveles, incluido el presupuestario. En estos momentos no hay concejalía de ayuntamiento mediano, organización empresarial, sindicato o servicio de empleo autonómico que no tenga en marcha uno o varios cursos (subvencionados, por supuesto) para fomentar el emprendimiento de todos, no solo de los que están en situación de desempleo. Además, el gobierno ha puesto en marcha una operación ambiciosa que trata de incentivar a los ciudadanos para que se conviertan en emprendedores, para lo cual se les rebajan las cuotas de la Seguridad Social, que son el principal escollo cuando uno trata de convertirse en trabajador autónomo.

Ahora bien, estos beneficios solo llegan a los emprendedores menores de 30 años, creando por tanto un agravio comparativo con los que ya hemos sobrepasado (algunos ampliamente) esa edad. Pero no solo eso, sino que mientras nuestros colegas de emprendimiento más jóvenes se benefician de esa rebaja de cuotas, el gobierno de Rajoy acaba de meternos a los seniors un estacazo de más de 300 euros anuales, de manera que somos nosotros los que pagamos, en gran medida, las cotizaciones de los que vienen detrás.

El episodio es suficientemente ilustrativo de que emprendimiento, lo que se dice emprendimiento, en el mundo de la política como en ningún otro sector. Los gobernantes no sólo cumplen sus fines (ganar votos de los autónomos recién llegados), sino que además lo hacen obligando a los demás a poner los medios, lo que supone un escalón más en el universo del emprendimiento. Son muy buenos. Si el talento de los políticos españoles se hubiera invertido en el mundo de la empresa, en España no cabía ni un solo Amancio Ortega más. Lástima.

www.latribunadelpaisvasco.comLos terroristas islamistas reconocen su infiltración entre los inmigrantes y en las “no-go zones” europeas
El autodenominado Estado Islámico llama a utilizar a la izquierda política occidental para alcanzar la “conquista de Roma”

Un documento hecho público por el autodenominado Estado Islámico hace unos meses se jactaba de cómo la milicia terrorista islamista ha explotado los programas de acogida de refugiados para, desde el año 2012, enviar varias células yihadistas a diferentes países de Europa con el fin de cometer atentados como los que, hasta el momento, se han producido en ciudades como París, Bruselas, Niza o Berlín.

El manifiesto, titulado “Banderas negras de Roma”, sirve como un recordatorio impactante del peligro que representa permitir que millones de inmigrantes musulmanes puedan entrar en Europa o Estados Unidos a través de la alfombra roja “refugiada". Hay que recordar que, hasta el momento, en los ataques islamistas más demoledores que se han producido en Europa desde los atentados contra los dibujantes de “Charlie Hebdo” siempre han participado uno o varios terroristas que habían llegado a territorio de la UE como inmigrantes o refugiados.

Nota: Los suscriptores de La Tribuna del País Vasco recibirán un ejemplar de "Banderas negras de Roma" con los envíos de documentos de este mes

Los islamistas autores del manual revelan cómo en 2012, “cuando las fuerzas de seguridad europeas se dedicaban exclusivamente a vigilar cuántos musulmanes viajaban desde la UE a Siria”, “fuimos muy rápidos para entrar en los diferentes países, con yihadistas muy bien entrenados que se han insertado en múltiples lugares”. En el texto se detalla que, a finales de 2014, “había pequeños ejércitos muy bien preparados del Estado Islámico en todos los países de Europa”.

En este sentido hay que recordar que en un artículo publicado en La Tribuna del País Vasco en noviembre de 2015, David R., experto en lucha antiterrorista, explicaba que “los terroristas del autodenominado Estado Islámico (EI) que han actuado en París lo han hecho como si perteneciesen a una Unidad Policial de Operaciones Especiales. Lo sé porque yo estuve en una Unidad de Operaciones Especiales”. Y añadía: “Este grupo actúa con una coordinación muy precisa en el tiempo y en el espacio, y su actuación requiere de un entrenamiento específico. Cualquiera puede saber disparar un Kalashnikov porque es muy fácil, pero no todo el mundo sabe utilizar el selector de tiro en una situación como la de París, ni mucho menos cambiar rápidamente el cargador y hacerlo correctamente, porque a una cadencia de tiro de aproximadamente 600 disparos por minuto el cargador se vacía en un suspiro, unos tres segundos si no se suelta el gatillo y el selector está en posición de ráfagas”

El documento “Banderas negras de Roma” también fomenta la creación en las principales capitales europeas de “no-go zones” (territorios urbanos renuentes a la aplicación de las leyes) como el barrio belga de Molenbeek (Bruselas), desde el que los islamistas organizaron los atentados de París de 2015. Dice el artículo de los islamistas, “Al Qaeda, el Estado Islámico y otros grupos de muyaidines prosperaron en áreas donde había ilegalidad porque podían comprar bienes de contrabando del mercado negro y entrenar sin miedo a la policía. Queremos que la policía se sienta incómoda en nuestros vecindarios y que pierdan el control de los mismos”.

Otra sección del manifiesto explica detalladamente cómo el autodenominado Estado Islámico trata de utilizar y radicalizar a los activistas políticos de izquierdas que simpatizan con causas pro-musulmanas. “Muchas de estas personas (que a veces forman parte de los movimientos ‘Anonymous’ y ‘Anarchy’) se aliarán con los musulmanes para luchar contra los neonazis y los políticos ricos. Ellos nos proporcionarán los análisis de inteligencia, compartirán armas y harán labores secretas para que los musulmanes allanen el camino para la conquista de Roma", dice el texto, que añade que “los activistas anti-israelíes serán blanco de este propósito. Veréis muchos activistas que ni siquiera son musulmanes apoyando lo que los musulmanes están pidiendo (la caída del sionismo)”.

Valencia castigará con menos clases en inglés a los niños que estudien en castellano
Sólo los alumnos que cursen el programa en valenciano del nuevo programa Trilingüe, que publicará la Generalitat esta semana, obtendrán el B1 de Inglés al acabar el Bachillerato.
Joaquín Vera El Espanol 1 Febrero 2017

Cuando en septiembre de este año las aulas de los colegios valencianos se vuelvan a abrir para recibir a los alumnos, los chavales se encontrarán con que el modelo lingüístico basado en la doble línea de valenciano y castellano ha empezado a desaparecer. En su lugar, se implantará -progresivamente desde Educación Infantil- un único programa plurilingüe que obligará a los centros a elegir entre seis niveles en función de la presencia del valenciano, materia que condicionará las horas que se impartan en inglés: cuantas más clases en valenciano, también más en inglés, en detrimento del castellano.

En base a la nueva normativa que el Boletín Oficial de la Comunidad Valenciana publicará esta misma semana, la dirección de los colegios deberá decidir a qué nivel se acogen: Básico 1, Básico 2, Intermedio 1, Intermedio 2, Avanzado 1 o Avanzado 2. Las diferencias entre los distintos escalones las marca la menor o mayor presencia del valenciano. En la escala más básica se impartirá todo en castellano, a excepción de la asignatura de Valenciano, mientras que en la más avanzada los alumnos recibirán todas las clases en valenciano, salvo dos materias: Castellano y otra no lingüística, el mínimo que contempla la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Tocará pagar academias para el título de inglés
De esta forma, sólo podrán acceder al máximo de asignaturas en inglés los colegios que elijan el nivel avanzado, es decir, con mayor presencia del valenciano. Mientras que el nivel Básico e Intermedio contemplan en Primaria que se dé Inglés y sólo otra en este idioma (Educación Física o Plástica), el Avanzado prevé dos materias no lingüísticas en inglés en 5º y 6º de Primaria, Secundaria y Bachillerato.

El denominado Programa Plurilingüe Dinámico (PPD) que va a implantar la Administración valenciana supone, en la práctica, que sólo los alumnos que cursen el programa mayoritariamente en valenciano obtendrán de manera automática al terminar sus estudios de Bachillerato el certificado de B1 en Inglés. Sin embargo, los chavales formados en programas que opten por el castellano, deberán acudir a academias o centros de idiomas si quieren obtener el título de inglés correspondiente.

Agravio comparativo en zonas castellanohablantes
Así pues, el decreto penaliza a quienes prefieren educarse en castellano, y muy notoriamente a los estudiantes de zonas castellanohablantes que actualmente pueden pedir la exención de la materia de Valenciano. A esa exención, recogida en la Ley de Uso y Enseñanza del valenciano, se suelen acoger alumnos que se han incorporado de manera tardía a las aulas valencianas o de familias procedentes de zonas castellanoparlantes.

Hay que tener presente que algunas zonas castellanohablantes a las que a partir de ahora se les negará de facto una mayor competencia en inglés se encuentran entre las más deprimidas de la Comunidad Valenciana. Si sus estudiantes quieren acreditar un mayor nivel de inglés, tendrán que costeárselo.

Educación, área controlada por los nacionalistas
Esta nueva política lingüística en las aulas, que supone una inmersión indirecta, llega de la mano de los nacionalistas de Compromís, a quien el presidente Ximo Puig (PSOE) cedió la Consejería de Educación en virtud del pacto de gobierno. El titular de este departamento, Vicent Marzà, se ha mostrado en el pasado partidario de la independencia de Cataluña y de que la Comunidad Valenciana se sumara a ese proceso.

Las críticas de la oposición y de parte de la comunidad educativa a este Programa Plurilingüe Dinámico no sólo tienen que ver con la supeditación del aprendizaje del inglés a la elección del valenciano y el consiguiente rechazo del castellano. Además, será el gobierno regional -y no los propios colegios dentro de sus competencias- el que determine qué asignaturas se impartirán en inglés.

Fracturas, amputaciones, cráneos rotos… las torturas del Frente Popular
Juan E. Pflüger gaceta.es 1 Febrero 2017

Sorihuela de Guadalimar es un municipio de Jaén en el que al comenzar la Guerra Civil había poco más de 1.500 habitantes censados. Desde las elecciones de febrero de 1936, en las que ganó el Frente Popular, los ánimos estaban crispados. Hay numerosas referencias a enfrentamientos con la corporación municipal y sus secuaces, pertenecientes a la coalición de los partidos de izquierdas. El alcalde y otros miembros de estos partidos se paseaban por el pueblo intimidando a los militantes de los partidos de la derecha, especialmente a los que habían tenido responsabilidades en el Ayuntamiento como cargos electos de los partidos de derecha. La Causa General recoge varios testimonios en este sentido. Uno especialmente significativo ocurrió en la terraza de un bar del municipio en el que se encontraban cinco militantes de Falange Española (FE). A ellos se acercaron varios militantes de partidos de izquierdas que salían de la Casa del Pueblo y se acercaron a ellos intentando obligarles a saludar con el brazo en alto. La respuesta fue un saludo romano y un grito de ¡Arriba España! Poco después era detenido, acusado de provocación, el líder local de FE.

Por eso no es de extrañar que los miembros del comité revolucionario formado al inicio de la Guerra Civil tuviera preparados los listados de los derechistas que debían ser detenidos. El 20 de julio, solamente dos días después del levantamiento militar en la Península, fueron detenidas tres docenas de personas y encerradas en las escuelas municipales. De allí, una semana después, fueron conducidos a la Iglesia Parroquial.

Uno de los supervivientes de aquella detención, de nombre Celso, había sido detenido cuando tenía 17 años por pertenecer a una familia de costumbres tradicionales. Es decir, católicos con ideología de derechas. Hace unos años contaba que:

Fui detenido, en plena guerra civil, y me encerraron en la Iglesia. Allí había un par de docenas de hombres que todo el delito que habían cometido es ser de derechas.

Dormíamos en el suelo, sobre las baldosas, sin ninguna colchoneta ni mantas, y un par de veces al día nos daban algún mendrugo de pan, arenques o tocino y ese era todo el alimento durante meses.

Cierto día, de madrugada, se abrió la puerta y penetraron varios mozalbetes portando sendas varas de olivo y denotando estar embriagados. Sin mediar palabra alguna comenzaron a descargar palos a todo el que se hallaba más cerca, hasta que se les cansaron los brazos y se marcharon.

En el suelo quedaron algunos gravemente heridos y no se les prestó ningún tipo de asistencia médica. Esto se repitió varios días a la semana y cada vez quedaban heridos varios, algunos llegaron a fallecer y se los llevaban.

Yo, por mi edad, me escondía y los toreaba no llegando a golpearme nunca pero me hice a la idea de que algún día me tocaría pues cada vez éramos menos los que quedábamos ilesos.

Fue por esto que les rogué a varios que me auparan hasta llegar a uno de los ventanucos y lo conseguimos, rompí el cristal y me descolgué a la calle pero con tan mala fortuna que, por estar el piso de la calle más bajo que el de la Iglesia, me rompí las dos piernas, una de ellas con los huesos fuera de la piel, y así, arrastrándome, conseguí llegar a mi casa.

Mi buena madre se asustó al verme en aquel estado; cogió una sábana, la hizo tiras y me vendó ambas piernas. Así estuve, escondido, hasta que finalizó la guerra y mi madre me pudo llevar a un Médico. Fueron muchas las operaciones que tuvieron que hacerme pero que no lograron salvar una de mis piernas y me la tuvieron que amputar.

Nadie sabe lo que tuve que soportar encerrado en mi casa, por el miedo a que un día se presentaran y me volvieran a encerrar, y sufriendo tremendos dolores que no se podían calmar por la falta de medicamentos.

Luego supe que de los que había encerrados habían muerto varios a palos y al resto los fusilaron.

Y me decía: Mira la placa que hay en la Cruz de los Caídos y podrás leer el nombre de los que fueron asesinados y todo su delito fue no pensar igual que sus asesinos.

Una de esas placas que la Ley de Memoria Histórica se empeña en eliminar para borrar los recuerdos de los crímenes cometidos por la izquierda durante la Guerra Civil.

La noche del 29 al 30 de julio se llevó a cabo la matanza de los presos derechistas de esa localidad. Éstos, que habían sido sometidos a palizas como las descritas por Celso, todavía tuvieron que sufrir nuevas salvajadas.

Los milicianos entraron a la Iglesia Parroquial armados con palos, cuchillos y armas de fuego. Allí empezaron una matanza que no se diferencia mucha de las que cometieron estos militantes socialistas, comunistas y anarquistas en otros pueblos de España.

Ángel Sánchez Manjón estaba casado, tenía 43 años y había sido concejal del municipio por la CEDA. Fue apaleado hasta caer incosciente y luego rematado de un disparo en la sien. Cuando sus familiares fueron a reconocer el cadáver al cementerio presentaba varios cortes por arma blanca en uno de sus costados.

El sacerdote Fernando Martín Torres era el sacerdote del pueblo. Fue el primero en ser asesinado ante la presencia del resto de detenidos. Se le obligó a vestirse para misa y se le subió al altar de la Iglesia. Allí empezaron a darle gopes con palos en la cabeza hasta matarlo de tan brutal manera.

Juan Antonio Victoria Ruiz era el médico local. Pertenecía a Falange y era conocido en el municipio por la asistencia que daba, en algunos casos de forma gratuita, a todos los habitantes. Pero había sido señalado por los milicianos porque fue el alcalde del pueblo durante la dictadura de Primo de Rivera. Tenía varias propiedades y los milicianos querían hacerse con ellas. Le rompieron los brazos a golpes y le llevaron al Ayuntamiento, era de madrugada por lo que las autoridades municipales colaboraron con el traslado, y le intentaron forzar a que cediera todos sus bienes a la Casa del Pueblo. Como le habían partido los brazos, no pudo hacerlo. Entonces decidieron cortarle el dedo en el que llevaba un anillo de oro y luego le dispararon en la cabeza.

Luis Segura Gómez, de 57 años, y su hijo Luis Segura Sánchez, de 26. Fueron apartados del grupo y el padre fue obligado a ver las torturas a las que fue sometido su hijo antes de asesinar a los dos.

Especial crueldad mostraron con Pío Labrador Sánchez, de 69 años, a quien los milicianos mutilaron los genitales y se los clavaron con un alambre en la nariz. Luego le golpearon hasta que perdió el sentido y, finalmente, le dispararon un tiro de gracia.

Antonio Segura Romero, de 36 años y afiliado a Falange, fue apaleado y luego asesinado. Aurelio Serrano Medina, de 57 años, fue asesinado tras recibir varios golpes que lefracturaron los huesos de un brazo al defenderse. Blas González Mendoza, abogado falangista de 32 años, presentaba varios disparos de arma de fuego, ninguno de ellos era mortal por sí solo. Domingo Labrador Romero, de 40 años, había sido alcalde y fiscal municipal por el Partido Agrario. Eustaquio Romero Labrador, asesinado de un disparo en la cabeza. También fueron asesinados aquella noche Luis Peña Serrano, de 44 años; Mariano González Labrador, de 58 y Roque Segura Sánchez.

Tras la matanza de esa noche en la Iglesia Parroquial convertida en prisión, fueron asesinadas las hermanas Montoro Romero, Petra, de 63 años; Marta, de 66; y Natalia, de 69. Las llevaron la noche del 29 de noviembre de 1936 al puente sobre el río Guadalimar donde fueron asesinadas y arrojadas a la corriente. Sus cuerpos fueron recuperados días después y presentaban heridas de arma blanca y de armas de fuego.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf o en la página de Facebook Los Crímenes del Comunismo y el twitter del blog: @crimencomunismo


******************* Sección "bilingüe" ***********************
La escalada independentista exige una firme respuesta

EDITORIAL El Mundo 1 Febrero 2017

El independentismo catalán parece decidido a echar un órdago definitivo al Estado de cara a acelerar el llamado proceso soberanista, que supondría en la práctica la liquidación de la soberanía nacional. La Generalitat admitió ayer que trabaja con la hipótesis de avanzar el referéndum independentista, cuya fecha fijó el propio Puigdemont para el mes de septiembre. Este amago se enmarca en una estrategia de aceleración del procés, que pasa por ultimar las leyes de desconexión y la creación de las estructuras de Estado. Las maniobras revelan una gravísima escalada de enfrentamiento por parte del soberanismo catalán, fruto de su debilidad y la erosión que arrastra a raíz de las revelaciones de Santi Vidal, ex senador de ERC.

Las fuerzas separatistas llevan mucho tiempo haciendo pivotar sus objetivos sobre la permanente amenaza de un referéndum. Que ahora valoren seriamente la opción de adelantar su celebración responde a una estrategia orientada a utilizar el juicio a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau -que arranca el próximo 6 de febrero- como una herramienta para explotar el victimismo y relanzar en la calle su quimérico proyecto separatista. Ese día, el ex presidente de la Generalitat, la ex vicepresidenta y la ex consellera de Educación se sentarán en el banquillo acusados de desobediencia y prevaricación por la consulta del 9-N. El propio Mas, en una actitud entre cínica y chulesca, justificó que el Gobierno catalán anime a sus funcionarios a cogerse el día libre para acudir a las puertas del tribunal y expresarle su apoyo. En este punto de disparate y de surrealismo ha encallado la política catalana.

La voluntad de Junts pel Sí, condicionada por las exigencias de la CUP, es la de acelerar el choque con el Estado. El ridículo de Puigdemont y Junqueras en su último viaje a Bruselas -donde no fueron recibidos por ninguna autoridad comunitaria- y el escándalo generado tras las revelaciones de Santi Vidal -investigado por la Fiscalía tras denunciar prácticas ilegales de la Generalitat para impulsar la independencia- han hecho mella entre las formaciones separatistas. A ello hay que sumar el chantaje al que la CUP somete al Govern, desde el veto a Mas y la investidura in extremis de Puigdemont a la cuestión de confianza a la que éste se vio obligado a someterse hace cinco meses. No es extraño, por tanto, que la amenaza de adelantar el referéndum se haya producido justo después de confirmarse el apoyo de la formación ultraizquierdista a los presupuestos catalanes para 2017. Fue la CUP también la que impuso el plazo de 18 meses desde el arranque de la legislatura en Cataluña para consumar la separación del Estado.

La portavoz del Govern, Neus Munté, no tuvo empacho en asegurar ayer que la fecha de la consulta "está al servicio de la estrategia", mientras Oriol Junqueras subrayó que precipitar el referéndum "sería la mejor respuesta" si el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) acaba inhabilitando a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Junqueras también desveló que el Ejecutivo catalán dispone de los datos fiscales para asumir la gestión directa de los impuestos desde la Hacienda catalana. Se trata de una confesión de extraordinaria gravedad porque la única manera de que la Generalitat acceda a los datos fiscales de los catalanes es mediante métodos que quebrantan la ley. El vicepresidente catalán, por tanto, debe disipar cualquier sombra de sospecha en esta cuestión.

El referéndum será un acto ilegal y un simulacro sin validez jurídica, sea cual sea su fecha de celebración. Pero la porfía de la Generalitat en mantener la senda de la desobediencia acentúa su conducta abiertamente contraria al ordenamiento constitucional.

Es evidente, a la luz de los hechos, que la operación diálogo del Gobierno se ha frustrado por la deslealtad de las autoridades catalanas. Urge que el Estado articule una respuesta firme y proporcional al desafío separatista. Y ello pasa, tal como el Gobierno ha admitido a EL MUNDO, por la adoptación de "medidas drásticas" que, dentro del marco legal, puedan hacer frente al embate planteado por el independentismo catalán. Nunca es tarde para defender la soberanía nacional y la igualdad de los españoles.

Incontinencia de un golpe de Estado
José María Albert de Paco Libertad Digital 1 Febrero 2017

Las indiscreciones del exsenador de ERC Santiago Vidal han puesto de manifiesto la ausencia en Cataluña de aduanas periodísticas.

Las indiscreciones del exsenador de ERC Santiago Vidal han puesto de manifiesto la ausencia en Cataluña de aduanas periodísticas. Antes de que Cristian Segura, el redactor de El País que destapó la noticia, se oliera la tostada, otros colegas habían tenido conocimiento del hecho, algunos de ellos de primera mano, y lo habían desdeñado. La molicie no fue privativa del periodismo local, de cuya utilidad como servicio público hay cada vez menos dudas (y al que hay que conceder, en cualquier caso, el beneficio de la duda por aquello de servir a los intereses de una parte). Tampoco el resto de los periódicos aguzaron (¡aguzamos!) el oído. El cargo más importante en el Senado de ERC llevaba tres meses aireando el rosario de ilegalidades que comprende el procés (y presumiendo de estar en la pomada) y nadie, exceptuando a Segura, había dado un respingo.

Aún más sorprendente que la desatención de los medios es la indiferencia del mundo nacionalista en general y de Esquerra Republicana de Catalunya en particular. Vidal no se dirigía a su audiencia desde lo alto de un taburete en mitad de las Ramblas y tocado con un sombrero de Napoleón, sino desde la tribuna de ponentes, en actos organizados por el partido, en los que compartió mesa con otros dirigentes que, en el mejor de los casos, acogieron sus palabras con regocijo. A semejanza, por cierto, del público, cuando menos el de Granollers, del que se diría que asiste a una stand-up comedy. Nada, ni el más leve indicio de contrariedad o extrañeza, lo que desmiente una vez más la imagen de sensatez, moderación y fairplay que el nacionalismo proyecta de sí mismo. No hay un independentismo blanco, y prueba de ello son la coquetería con que Vidal se jactaba de delinquir y la tontuna con que la afición recibía la primicia.

Por lo demás, la indignación del Govern resulta inverosímil por sobrevenida, tanto más cuanto que Vidal no era el único bocazas que andaba de gira. Aunque con menos ínfulas, el secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó (secretario general adjunto de ERC), también iba dando a conocer las tropelías en que hay que incurrir ("Esto no nos lo dan en un pendrive") para construir un Estado paralelo. Y lo más probable es que Salvadó no hablara sin conocimiento de su superior, el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras.

Vuelvo a los vídeos. Auditorios de doscientas, trescientas personas, casi todas provistas de iPhones. Y entre ellas, insisto, periodistas, algunos de ellos de radio y televisión. Y así todo, Vidal parlotea como lo haría ante sus íntimos frente a un braserillo. Con la convicción de que su relato no franqueará las cuatro paredes a las que se ha reducido Cataluña. Y, sobre todo, como si nadie en España estuviera escuchando.

El oasis era un espejismo
Álvaro Martínez ABC 1 Febrero 2017

No hace tanto tiempo que el nacionalismo, con esa pretenciosidad xenófoba y clasista que distingue su ADN, consideraba a Cataluña como un "oasis", un rico vergel de talento y prosperidad que deslumbraba ante la "mediocridad" y "bastedad" del resto de España. La expresión fue alumbrada en los años treinta por un tal Manuel Brunet, en un diario nacionalista de la época, y celebraba el primer Estatuto catalán como una suerte de milagro que serviría de barrera a los catalanes frente a la brutalidad medieval de esos tipos de más allá del Ebro. Fue publicar Brunet aquello del oasis y se abría paso la brutal persecución religiosa con el asesinato de 1.536 sacerdotes y tres obispos, y centenares de edificios religiosos destruidos en Cataluña. El término nacía gafado.

Pero como el nacionalismo tiene en la memoria selectiva su mayor fuente de inspiración, rescató el término con la llegada de la democracia. Aquello funcionaba como un tiro, era el símbolo de la modernidad, de eficacísima gestión y de estar en la vanguardia de todo: su potencia industrial, los mejores Juegos de la historia olímpica (pagados con el dinero de todos, eso sí), la milonga sentimental del "seny", los arpegios y los dos de pecho en el Liceo (reconstruido con el dinero de todos, eso también), los sueros milagrosos del patriota Grifols (cuya empresa tributa en Irlanda)… hasta se alardeaba de ser la cuna del Cola Cao o de haber inventado el fútbol moderno vía Pep. Otra vez el oasis.

Luego nos hemos ido enterando de aquello de la quiebra de Banca Catalana; de la astilla "institucional" del 3% (o más) para la CiU gobernante; de que el independentista Carod-Rovira negoció en Perpiñán con asesinos etarras para que no mataran en Cataluña; del trajín viajero de la que fuera "primera familia", que lleva años haciendo turismo por todos los paraísos fiscales del mundo; de los casos Adigsa, Casinos, Palau, ITV o Clotilde, donde funcionó a pleno rendimiento la mangoleta; de que se montan referéndum ilegales de independencia; de que en la "cruzada" soberanista se gasta dinero a espuertas fuera mientras se recorta dentro; de que se crean "listas negras de jueces" no afines o se roba información fiscal de los ciudadanos (según Vidal, uno de los suyos) o de que se manda a un mosso d’Esquadra a Madrid a espiar en las manifestaciones... ¡Ah!, y de que "España nos roba", claro.

Rosa Díez habla de Otegui
Vicente Torres Periodista Digital 1 Febrero 2017

Es una pena que los españoles no hayan votado a UPyD, dejando a este partido sin posibilidades de seguir haciendo cosas buenas para los españoles y hayan optado por otros cantamañanas que lo único quieren es vivir a costa de los contribuyentes.

Rosa Díez siempre ha estado en contra de ETA, y no como otros que contemporizan y tratan de pescar votos en los caladeros de los cómplices, activos o pasivos de la banda. Se ha referido al etarra Otegui en los términos adecuados, afeando que este asqueroso sujeto fuera invitado a dar una conferencia y que quienes asistieron a ella escucharan impertérritos los vómitos que salieron de la boca del terrorista, algunas de cuyas perlas ha reproducido ella en su artículo.

También deberían avergonzarse los que en su día decidieron que la pena de cárcel ha de estar orientada a la reinserción, como si eso fuera posible en todos los casos. En los que se refiere a los terroristas es más bien improbable.

Sobre este particular cabe traer a colación lo que escribió José Luis Manzanares el 31/3/15, en República.es:
«Mi sorpresa aumentaba, porque éramos nosotros, y no los suecos, por ejemplo, quienes más necesitados estábamos de instrumentos legales para combatir eficazmente el terrorismo. Si hubiéramos contado a su debido tiempo con la prisión permanente revisable, nos habríamos evitado muchas excarcelaciones de asesinos terroristas en serie que nunca dieron la menor muestra de resocialización o arrepentimiento.»

Y también lo que escribió en el mismo medio el 28/6/11:
«Pero vayamos al derecho penal. La prisión perpetua, por muy posible que sea su revisión, siempre será una pena inhumana, indigna y, consecuentemente, inadmisible en un país avanzado como España. Toda una lección para Francia, Reino Unido, Italia, Austria y el resto de países de una Europa retrógrada.»

UPyD siempre ha estado en contra de ETA y a favor de la separación efectiva de poderes. Querer combatir la corrupción sin apelar a la separación efectiva de poderes es hablar por hablar. Contemporizar con los etarras es una falta de respeto a las personas decentes y un insulto a las víctimas.

Navarra, de referencia empresarial a liderar la fuga de compañías
La deslocalización de empresas no sólo afecta a Cataluña, también se extiende a Navarra, bajo el Gobierno de Uxúe Barkos.
Libre Mercado

Navarra es la segunda región en la que más empresas cambiaron su domicilio fiscal durante 2016, con un saldo neto de 76 (resta entre las que entraron y las que se fueron), solo por detrás de Cataluña, con 271 -en términos relativos, Navarra se situaría incluso por delante, ya que el número total de sociedades en Cataluña es muy superior-. Madrid, por el contrario, fue la región que más compañías recibió, acumulando un saldo positivo de 424, según los últimos datos de la firma de rating Axesor.

EMP-NA1.jpg

Desde el año 2014, el saldo empresarial en Navarra viene siendo negativo, al haber más empresas que se van que las que deciden venir, tal y como destaca en una nota el think tank Institución Futuro.

EMP-NA2.jpg

El mismo día que se hicieron públicos estos datos, el Gobierno de Navarra lanzó una nota de prensa donde destacaba la cifra de empresas creadas en Navarra en 2016 y le restaba importancia a la deslocalización empresarial, puesto que esas empresas "representan un 0,4% de las 19.405 sociedades existentes". A continuación, se puede ver el número de sociedades mercantiles creadas y disueltas en la Comunidad Foral desde 2011.

Asimismo, el Gobierno foral que preside Uxúe Barkos (Geroa Bai) insistía en que las decisiones de cambio de domicilio fuera de Navarra "tenían motivaciones diversas y la gran mayoría de las veces se debían a razones productivas y gerenciales, al margen de los cambios en la normativa fiscal". Desde Institución Futuro, sin embargo, señalan que aquí existe una "gran discrepancia, puesto que muchos consideran que la fiscalidad navarra, más alta que en el resto de CCAA, junto con el impuesto de patrimonio afecto a la actividad en las empresas familiares, está ahuyentando a las empresas".

"Con todos estos datos sobre la mesa, merece la pena reflexionar sobre si tiene importancia o si es preferible restarle importancia al hecho de que 130 empresas ubicadas en Navarra decidieran el año pasado cambiar su domicilio fiscal", concluye el think tank. Sea como fuere, lo cierto es que Navarra ha pasado de ser una de las principales referencias empresariales de España, debido a su atractivo fiscal y regulatorio, a liderar la fuga de compañías, junto con Cataluña.


Recortes de Prensa   Página Inicial