AGLI Recortes de Prensa    Miércoles 1 Marzo 2017

Cuando la derecha se pone podemita
Pablo Molina Libertad Digital 1 Marzo 2017

El gran ZP estableció a lo largo de sus casi ocho años de Gobierno las cuatro virtudes cardinales del progresismo, a saber: diálogo, talante, mestizaje y tolerancia. Con estos cuatro principios básicos la izquierda ahormaba sus discursos, impregnaba los mensajes de los medios y fijó en la mentalidad colectiva que la defensa de valores innegociables o una visión del mundo sujeta al rigor de unos principios morales no podían más que ser fruto de una mentalidad típicamente fascista.

La izquierda dedicó su última etapa al frente del Gobierno a seguir deformando las mentes, ante la completa pasividad de la derecha, cuya única preocupación ha sido siempre esperar respetuosa en el banquillo a que su rival deje el poder para gestionar la economía con mentalidad de subsecretario.

Si usted era de los que se quejaba de que la derecha no intervenía en el debate ideológico, pierda cuidado. Al menos en algunas regiones de España, los populares han entrado a fondo en estas cuestiones que determinan la mentalidad de la mayoría de los votantes. El único problema es que lo ha hecho para apuntalar la basura ideológica del populismo ultraizquierdista, porque, ya puestos a avergonzar a sus votantes, mejor hacerlo con todas sus consecuencias.

La perspectiva de género, la discriminación positiva de kolectivos minoritarios apradrinados por la izquierda o la financiación pública de organizaciones marxistas no tienen en estos momentos defensores más aguerridos que las falanges del Partido Popular, cuya labor legislativa en las comunidades autónomas ha situado como máxima prioridad poner el Boletín Oficial al servicio de su rival político más encarnizado.

La transparencia es otro de estos mantras absurdos que los dirigentes izquierdistas han puesto en circulación, conscientes de que el PP lo iba a asumir como propio en cuanto el mensaje sonara lo suficiente en Twitter y La Sexta. Naturalmente, así ha sido. En el caso de Murcia, la táctica ha tenido tanto éxito que los dirigentes populares van de vez en cuando a Europa a poner como ejemplo de transparencia su gestión a tal efecto desde las últimas elecciones autonómicas. Hasta tenemos un Consejo de la Transparencia –presidido por un socialista, qué tontería–, que acaba de reunirse para debatir sobre la ejecución política de su aconsejado, el presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez. Finalmente, sus miembros han despachado el tema con un pescozón dialéctico, pero el asunto está aún muy lejos de haber acabado.

Y el caso es que la derecha que vota no quiere que sus empleados –los políticos– dediquen el tiempo a hacerse los transparentes y demás chorradas podemoides, sino a acabar con la dictadura ideológica de la chusma y a gestionar con eficacia nuestro dinero. Visto el fervorín con que los populares defienden a sus verdugos, pueden perder toda esperanza.

La izquierda extrema quiere exterminar (de momento solo políticamente) a la derecha, y esta se lo agradece poniendo en práctica su agenda política. Han empezado con la transparencia, pero pronto seguirán con el cogobierno, la mayoría social y el empoderamiento de los de abajo. La cosa va a tal velocidad que el programa electoral del PP en las próximas elecciones autonómicas va a ser para ponerle un marco. Transparente, faltaría más.

Las lentejas de Maillo
Emilio Campmany Libertad Digital 1 Marzo 2017

Cuando la Transición, teníamos las lentejas de Mona Jiménez. Ahora tenemos las de Maillo. ¿Y cómo es posible semejante tránsito? Pues, como diría don Juan Belmonte, degenerando, degenerando. Las lentejas de Mona Jiménez se inventaron para que los del régimen y los que se habían opuesto a él se conocieran y no se dieran miedo los unos a los otros. Las de Maillo, además de no poder comerse, que ya es grave en sí mismo, se han inventado para que Rajoy incumpla sus compromisos.

Hay que ver lo que al presidente le gusta dejar de honrar sus promesas. Y le chifla hacerlo a las bravas, a culo pajarero, que no haya duda de la pasta del sujeto. Normalmente, cuando alguien se propone desatender lo pactado esgrime el pretexto más verosímil que es capaz de encontrar. Rajoy, que en su día estudiaría eso de pacta sunt servanda, parece que no disfruta suficientemente si se limita a incumplir y necesita hacerlo de forma grosera y ostensible. Parece tener un obstinado interés en que a quien confió en su palabra no le quede la más mínima duda de que carece de toda intención de cumplirla. Si le hiciera una higa a todo el que firmó algo con él, no podría ser más claro. ¿Que dijo que le devolvería la independencia al Poder Judicial? Pues él va y negocia a la luz del día con el PSOE los magistrados del Tribunal Constitucional que en teoría tendría que nombrar el Senado. Y, por si no quedara claro que le importa un pito lo que pensemos de él, va y trata de imponer al presidente, que se supone que tienen que elegirlo los magistrados. Y por si algún pastor, de esos que salen en los anuncios de la fabada Litoral, todavía no se ha enterado de la catadura del personaje, se empeña en que sea uno que fue diputado del PP.

Lo que ha hecho con sus votantes lo ha repetido con Albert Rivera. El líder de Ciudadanos debería haber probado a ver qué era capaz de firmar Rajoy con tal de ser presidente a sabiendas de que no cumpliría nada. Seguro que se habría mostrado dispuesto a asumir la responsabilidad del asesinato de Prim o a pedir perdón por la Reconquista. Maillo alega que no hay forma de cumplir lo prometido porque es muy difícil, y que si se comprometieron fue porque eran lentejas, porque si no los otros no habrían hecho su parte, esto es, hacer a Rajoy presidente del Gobierno. O sea, que cuando alguien consigue que le vendan una casa obligándose a pagar el precio que piden por ella, una vez entregada ya no tiene obligación de pagarla porque el precio exigido eran lentejas y si no no le habrían dado a uno el inmueble. Y va, lo dice y se queda tan pancho. Luego, viendo la manera que tienen de entender los contratos, nos extrañará que algunos roben. Lo raro es que no lo hagan todos.

España se extingue
Manuel Molares do Val Periodista Digital 1 Marzo 2017

Dentro de unos días España se habrá extinguido como Estado, lo que supone la anarquía absoluta, sin orden, sin autoridad, con sus bienes y servicios controlados por chusmas que se formarán espontáneamente.

Todo, por la estupidez de unos fiscales y jueces empeñados en juzgar a partir de este lunes, terrible fecha para la Historia, al político catalán Francesc Homs por organizar en 2014 un referéndum ilegal de independencia de su región.

Es él quien nos ha advertido como portavoz de los políticos catalanes independentistas que se acabará España si se les condena por desobedecer al Constitucional con sus referendos ilegales de autodeterminación, y por la enorme corrupción que los enriqueció durante casi cuatro décadas.

Es tal la egolatría, el autismo de quienes se han ido de la realidad, que creen de verdad que con su potente pensamiento nacionalista telepático, mágico o místico, son capaces de convertir en realidad su deseo de destruir España. Como los Testigos de Jehová que desde hace un siglo anuncian de vez en el fin del mundo en fechas próximas y con ello llevan superados media docena de acabóses.

Desde la conquista de Granada en 1492 España siempre fue España, y ha pasado el Descubrimiento, la creación del Imperio y la pérdida de América,dos monarquías en pelea, la invasión francesa, dos repúblicas, una guerra civil, dos dictaduras, una democracia.

España siguió, pero temblemos ahora porque este oscuro político catalán amenaza con la destrucción del país si lo inhabilitan, a él, y después a otros independentistas como Artur Mas.

Cataluña ha estado y está gobernada desde hace cuatro décadas por gente así, cuya autoestima y soberbia la ha desequilibrado hasta volverla loca.

Es un enorme problema para todos, primero para los catalanes, a muchos de los cuales les han contagiado ese sentimiento delirante y enfermedad mental haciéndoles creer que no sólo España, sino que el mundo gira a su alrededor y gracias a ellos.

Esta gente, estos Napoleón, están de psiquiátrico, y los demás españoles también por tomarlos en serio.

Como en casa
Santiago González El Mundo 1 Marzo 2017

Se celebraba el lunes la primera sesión del juicio a Francesc Homs por desobedecer al Constitucional, el procesado dio un recital de sus mejores capacidades. Es preciso destacar que este hombre tiene una especial habilidad para hacerse el tonto y que este es un papel en el bordea la perfección y a veces nos la contagia a los mirones. Yo mismo recordaba el título de un poemario de Alberti una de sus infrecuentes incursiones en el surrealismo: 'Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos'.

Pero uno es un tonto sin graduación y sin mérito, venía así de serie, mientras Homs pertenece a la selecta minoría de los tontos cum laude. Para alcanzar una cota parecida hay que recordar al emperador Claudio, en el retrato que de él hizo Robert Graves. Su amigo, Herodos Agripa, le escribió una carta en la que trataba el tema: "Querido Claudio: He conocido listos que se fingían tontos y tontos que se fingían listos. Pero eres el primer caso que he visto de un tonto que se finge tonto. Te convertirás en un dios."

Esta es la estirpe de Quico Homs, con más mérito si cabe, porque ante los siete magistrados del supremo, con sus ropones negros y sus puñetas, él fue un tonto que se hacía el tonto, pero que además presumía de sabérselas todas. Su comparecencia fue un recital de sinceridades. Se hizo el tonto y además el listo. Confesó haber conocido la providencia, lo que pasa es que no la comprendió: "no había forma humana de entender la resolución". A nadie puede extrañarle que Homs tenga problemas de compresión lectora, pero la Generalidad tiene asesores, gente versada, que podía haberle traducido al catalán o al román paladino cual era el sentido de aquel auto tan exótico del T.C. Atutxa ya lo intentó con una orden del Supremo y terminó inhabilitado, no digo más. Homs se pasó, actuó como un tonto del método, hasta el punto de que el fiscal se interesó por su nivel de estudios.

Ya digo que al mismo tiempo se hizo el enterado y le dijo al Tribunal que lo suyo no era delito (ilícito penal, dijo en plan perifrástico), con una aseveración llamada a revolucionar el derecho procesal: ¿creían ustedes que eran los jueces quienes examinaban las pruebas y dictaminaban si había delito y la pena que correspondería en caso afirmativo? Craso error. Son los procesados los que emiten el veredicto e imponen la pena. Como en la vida de Brian: "¿Crucifixión?" y ante el asentimiento del reo: "Vayan por la derecha. Una cruz por persona".

Lo mejor del juicio fue el corte del presidente, cuando el acusado protestó por una interrupción del fiscal: "En mi casa me enseñaron que cuando uno habla hay que dejarle terminar". "Esto no es su casa. Es el Tribunal Supremo", le aclaró Manuel Marchena y así por las trazas parece que se lo explicará con más claridad en la sentencia: La anécdota es reveladora de carácter; los nacionalistas siempre se creen que están en su casa. Si se lo creen en el Supremo, cómo no se lo van a creer en Cataluña. Alguien como Marchena debería explicarles que no, que se equivocan cuando entienden la propiedad con carácter exclusivo.

HASTA ESTADOS UNIDOS LLEGA LA POLÉMICA
Breibart denuncia la persecución al autobús contra el adoctrinamiento sexual
El portal estadounidense ha explicado lo ocurrido en Madrid y ha denunciado la persecución de la izquierda, también del PP, a esta campaña, mientras "guardó silencio" con lo ocurrido en las marquesinas de autobuses del País Vasco y Navarra hace unos meses.
La Gaceta 1 Marzo 2017

Hasta Estados Unidos ha llegado la polémica en torno al autobús contra el adoctrinamiento sexual que durante este martes ha estado circulando por las calles de Madrid y ha sido perseguido por el Ayuntamiento de Manuela Carmena y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. Finalmente, el vehículo campaña "los niños tienen penes. Las niñas tiene vagina" fue inmovilizado por "incumplir una ordenanza municipal".

Desde Breibart aseguran que el objetivo de HazteOir no era otro que "combatir" la campaña de carteles orquestada por activistas trans que representaban a niños desnudos con los genitales del sexo opuesto. "Nuestro objetivo era denunciar las leyes de adoctrinamiento sexual que en varias regiones han pasado a promover la diversidad sexual entre los menores de edad", sentencian desde la organización.

La izquierda, que guardó un silencio cómplice ante la anterior campaña, llegó a pedir al fiscal general del Estado que interviniera para detener el autobús. No hizo falta. El Ayuntamiento de Madrid impidió su circulación por considerar que "el lema, además de ser ofensivo y violento, incumplía las ordenanzas municipales y podría además suponer una campaña de incitación al odio".

El mismo consistorio que denuncia ahora la campaña de HazteOir cobija entre sus filas a Rita Maestre, la estudiante que asaltó la capilla de la Universidad Complutense al grito de 'Arderéis como en el 36", entre otras proclamas violentas.

El portal norteamericano recuerda la campaña del grupo Chrysallis en ciudades del norte de España, incluyendo Bilbao, San Sebastián, Pamplona, que mostraba a los niños con genitales del sexo opuesto bajo la consigna: "Hay chicas con penes y vulvas con chicos. Es tan simple como eso."

Los carteles fueron financiados por un donante anónimo estadounidense, que aportó de forma "altruista" 28.000€ al grupo para "ayudar a difundir a su mensaje".

Cristina Cifuentes: "Es algo impresentable”
Nunca antes decir una obviedad había escandalizado tanto. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, calificó este martes de “impresentable” la campaña de HazteOir.org.

“Es una provocación absoluta que en cierto modo también va dirigida a mí. El que promueve esta campaña tiene un largo historial”, denunció Cifuentes en declaraciones al programa Los Desayunos de TVE.

Cifuentes puso el caso en conocimiento de los abogados de la Comunidad por si incurriera en un delito contra la Ley de igualdad y no discriminación.

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena -el mismo que promovió la exposición de los “genitales” en Tetuán, que organizó una presentación sobre la sangre menstrual en el Consistorio y el mismo que se gastará 3,5 millones de euros en celebrar por todo lo alto el Día del Orgullo Gay-, también puso el grito en el cielo por el autobús.

El 'Telemadrid LGTB friendly'
El director de Telemadrid y exdirector general de 13TV Pablo López, el mismo que izó la bandera LGTB en la sede de la tv autonómica el pasado 16 de febrero, defendió a través de las redes sociales que había que terminar con la "LGTBI fobia":

Centro Jurídico Tomás Moro: “Hay una imposición totalitaria de la ideología de género”
  latribunadelpaisvasco.com 1 Marzo 2017

Con ocasión de una campaña de sensibilización social a favor de la libertad educativa promovida por la asociación HazteOir ("Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva"), tanto el gobierno de la Comunidad de Madrid, como el Ayuntamiento de Madrid, han iniciado una campaña que desde el Centro Jurídico Tomás Moro consideramos de auténtico acoso y derribo de los defensores de la libertad.

Efectivamente, ante una campaña de sensibilización social con un mensaje científicamente irreprochable ‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva’, ambos gobiernos (autonómico y local) han utilizado los medios de comunicación para marcar y señalar a los disidentes de la ideología de género, y así tratar de alcanzar la hegemonía social mediante la censura, la amenaza y el cultivo y extensión del odio social, haciendo ver al discrepante con sus políticas como un peligro social.

No deja de ser curioso que ante una simple campaña de sensibilización social contra la imposición totalitaria de la ideología de género y contra el adoctrinamiento de los menores, los políticos han manifestado una extraña unión, pues tanto Cristina Cifuentes (PP), la pareja Carmena-Maestre (Podemos) y Ángeles Álvarez (PSOE) han anunciado denuncias a la Fiscalía por delito de odio del artículo 510 del Código Penal.

Es necesario referir que incluso la portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha ido más lejos, pues sorprende sobre manera a este Centro Jurídico que el propio Ayuntamiento utilice la coacción y la amenaza para cercenar la libertad de expresión a una asociación que sostiene algo tan obvio como que los «niños tienen pene y las niñas tiene vagina». Y más cuando desde ese Ayuntamiento ampararon, bajo el supuesto derecho a la libertad de expresiones a personas como Guillermo Zapata, que se rió de las víctimas del terrorismo y de de las del Holocausto; como Rita Maestre, que amenazó a los católicos con "Arderéis como en el 36" o "vamos a quemar la conferencia episcopal" e impidió violentamente la celebración de una misa; como Javier Barbero, que llamó fascistas a los que se manifestaron como se manifestaban hace unos años los miembros de Podemos; como Pablo Soto, que expresó que quería "torturar y matar" a un representante de otro partido político; o como Sánchez Mato, que se rió de las víctimas del genocidio totalitario marxista de la URSS. Decimos coacciones y amenazas por cuanto la portavoz de dicho ayuntamiento ha anunciado que están estudiando medidas para impedir circular al autobús protagonista de la campaña de sensibilización social. Sin embargo este Centro Jurídico Tomás Moro tras el estudio tanto de la Ordenanza Reguladora de la Publicidad Exterior de fecha 30/01/2009, como del estudio de la Ordenanza de Movilidad por la Ciudad de Madrid de fecha 26/09/2015, no encuentro justificación alguna para impedir la libre expresión del sentir mayoritario de la población madrileña.

El Centro Jurídico Tomás Moro muestra su preocupación por cuanto desde nuestra asociación llevamos años defendiendo la dignidad del ser humano (sin importarnos su sexo o condición sexual) y la libertad educativa de los padres, no solo para elegir el centro docente donde estudiarán sus hijos, sino para elegir los contenidos docentes que se impartirán a sus hijos. En esta defensa de la dignidad y la libertad llevamos años luchando contra la imposición totalitaria de la ideología de género, siendo necesario recordar que hasta la fecha hemos distribuido más de mil ejemplares de nuestra guía "Valoraciones jurídicas de la Ley de Identidad y Expresión de Genero de la Comunidad de Madrid" en la que se defienda la libertad educativa de los padres, y se advierte a la ciudadanía de los riesgos de la imposición totalitaria de una ideología que no representa el verdadero sentir de la sociedad.

Este Centro Jurídico Tomás Moro considera que es evidente que el artículo 27 de la Constitución Española y los artículos 26.3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 10 de noviembre de 1948; el 13.3 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, de 19 de noviembre de 1966; el 18.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de 19 de noviembre de 1966; y el 2 del Protocolo Adicional 1º, de 20 de marzo de 1952, al Convenio Europeo de Derechos Humanos, de 4 de noviembre de 1950, establecen como límite infranqueable por el poder público que la prestación educativa deben ser «ideológicamente neutral, alejada del adoctrinamiento, a lo que contribuye la libertad de cátedra», no pudiendo, por tanto, imponer ni doctrina ni ciencia oficiales, como ha expuesto el Tribunal Constitucional (STC 5/1981). Del mismo modo que nuestra Constitución y los tratados de los que España es parte imponen otro límite en materia educativa: la ciencia misma con la que el contenido de los programas educativos no puede entrar en conflicto puesto que frente a una enseñanza científicamente falsa habría que oponer el derecho a la educación de los educandos a recibir una enseñanza científicamente solvente.

Por ello desde este Centro Jurídico Tomás Moro abogamos una vez más porque nuestros representantes políticos defiendan los intereses de la mayoría social, y no de pequeños grupos de presión, y abogamos igualmente por el respeto a la libertad de expresión y por la vuelta a la cordura de nuestros representantes políticos, ya que últimamente con sus políticas están atacando el sentir mayoritario de un pueblo que cada día ve con más preocupación la deriva totalitaria de nuestras instituciones.


******************* Sección "bilingüe" ************************************
Marcados
El Aguijón gaceta.es 1 Marzo 2017

Campan a sus anchas por la Cataluña del 3%. Amparados por la superioridad moral que les da pertenecer a la élite naZionalista, pretenden hacer comulgar con ruedas de molino a quienes voluntariamente han apostatado. Dar la espalda a una ideología rancia y excluyente, que pretende fomentar el odio y establecer fronteras absurdas e innecesarias en la Europa del S.XXI, es motivo suficiente para ser marcado y aparecer en listas públicas de escarnio y persecución..

Tienen el apoyo de las instituciones que llenan sus bolsillos. Reciben ingentes cantidades de dinero para perseguir a aquellos que osan combatir contra el régimen establecido. Controlan publicaciones, rotulaciones y medios y denuncian al proscrito que intenta pensar y ser diferente. Lobotomizan a diario a los pequeños en los colegios. Moldean en centros públicos, a su imagen y semejanza, a odiadores soberanistas.

Utilizan la bandera estelada para esconder las vergüenzas de una trama organizada que ha saqueado, y saquea, una región rica y próspera. En nombre del separatismo malversan y malgastan el dinero procedente del sudor de los ciudadanos.

En el resto de España asistimos impertérritos a la deriva secesionista. Hemos pasado del “Cataluña es España” al hartazgo absoluto y al “Que se vayan, pero que no vuelvan, nunca”.

Olvidamos con nuestro pasotismo a los perseguidos, son pocos, pero muy valientes, y merecen nuestro respaldo y respeto y que no les dejemos abandonados a su suerte, una suerte que no han elegido. No tienen el apoyo de partidos e instituciones públicas, pero combaten a diario, en primera línea de fuego, sin trincheras.

Los podéis encontrar en sus blogs y en las distintas redes sociales, respondiendo a pecho descubierto a los continuos ataques e intimidaciones de grupos de trolls organizados. Filtran sus fotos y datos personales para fomentar el odio entre sus vecinos. Son marcados a diario y temen que un día las amenazas verbales se tornen en actos de violencia física sobre ellos. Están expuestos y siguen luchando, sin descanso.

Todos somos cómplices de esta situación, pero especialmente los catalanes que miran para otro lado mientras asisten a declaraciones y actos de xenofobia contra aquellos que se sienten españoles.

Cuando ocurra una desgracia nos llevaremos las manos a la cabeza y llenaremos nuestros perfiles de ridículos lazos como gesto de solidaridad. Entones será tarde.

Valga esta columna como una llamada de socorro desesperada. No estáis solos.

Convergència y el «caso Palau»
EditorialLa Razon 1 Marzo 2017

En 2009 se desveló que el Palau de la Música Catalana, una institución central en el catalanismo desde su fundación hacía más de un siglo, había sido sometido a un saqueo sistemático de sus fondos, procedentes en su mayoría de la aportación pública, aunque también de empresas privadas. Los supuestos autores del desfalco había que buscarlos dentro de la propia institución: a la cabeza estaba el presidente de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana, Fèlix Millet i Tusell.

Cuando se habla de «saqueo» no se trata de una licencia retórica para mostrar la magnitud del delito, sino de un hecho real. La Fiscalía Anticorrupción cifra en más de 22 millones de euros –otras investigaciones la sitúan en 35 millones– la cantidad de dinero que desapareció de las cuentas de la institución entre 2002 y 2009. El fiscal sostiene que Millet se apropió de 7.021.245 euros y su hombre de confianza y director administrativo del Palau, Jordi Montull, 1.318.443 euros. Lo que la investigación se preguntó, y que supuso el inicio de la derivada política del caso, es dónde estaban los 9.677.313 euros restantes.

En el rastreo del dinero, la Fiscalía Anticorrupción y el juez encontraron indicios de que estaba implicada la financiación irregular de CDC, el partido fundado por Jordi Pujol y sobre el que se ha vertebrado el nacionalismo catalán en los últimos cuarenta años. Todo parecía quedar en familia. Según la instrucción, Millet se enriqueció a través de un entramado de empresas cuyas aportaciones al Palau eran derivadas en una parte a CDC.

A petición del fiscal anticorrupción –el mismo, por cierto, que ha llevado el caso del 9-N–, en mayo de 2015 el juez ordenó el embargo de 11 sedes como responsabilidad civil en el «caso Palau». El juez y el fiscal acusaron al partido que entonces lideraba Artur Mas de cobrar 6,6 millones de euros en comisiones ilegales pagadas para adjudicación de obra pública. El embargo de las sedes marcó un punto y aparte en los casos de investigación por corrupción y apuntaba en la implicación a la cúpula de la organización, ya que imputaba al tesorero de CDC, Daniel Osácar, un personaje clave en el entramado político-financiero convergente.

De esta manera, el juicio del «caso Palau» es la primera vez en la que se sienta en el banquillo a un responsable de CDC para dar cuenta de llamado 3%, cifra que ahora resulta simbólica. Osácar también está siendo investigado por el caso abierto por un juzgado de El Vendrell por el mismo motivo: el cobro de comisiones.

Los ocho años transcurridos desde que se abrió el sumario, además de los seis jueces instructores, resultan excesivos por más compleja que sea la causa –con 19 acusados y 115 testigos citados–, pero no cabe duda de que los dos principales implicados, Millet y Montull, tienen 82 y 76 años, respectivamente, y a nadie se le escapa que basarán su defensa en el «no recuerdo» o en el «sálvese quien pueda». De entrada, Montull está dispuesto a implicar a CDC para salvar a su hija, que fue ex directora financiera del Palau.

Mas, Homs, Puigdemont y el resto del independentismo comprensivo con las acusaciones de corrupción, siempre que sean patrióticas, pueden acogerse a la estrategia conspirativa del Estado contra el «proceso», pero no irá a ninguna parte. Al final, los encausados tendrán que dar cuenta de cómo fue posible que en una institución como el Palau de la Música desaparecieran más de 22 millones de euros. Y ahí no valdrán las soflamas nacionalistas. No tiene sentido especular cómo afectará al plan separatista el escándalo en una institución modelo para el nacionalismo, pero sí suponemos que, por la experiencia pasada, habrá mucha comprensión. No olvidemos que el saqueo del Palau se hizo delante de la administración catalana y de los prohombres de la mejor sociedad barcelonesa que consideró a Fèlix Millet un intocable.

Lentejas
ANTONIO LUCAS El Mundo 1 Marzo 2017

Desde que Rajoy quedó investido presidente en el último carnaval político, Albert Rivera salió disparado hacia el País de Nunca Jamás, en plan Peter Pan. Pero no está confirmado que llegase al destino. El pollopera que se aupó como azote contra la degeneración política de España fue tan feroz en su oposición al PP que terminó pactando con él una nueva legislatura. Es un quiebro parecido al de esos días derrotados en los que uno anuncia que a las nueve estará en cama y esa misma noche ayudas al de la puerta a bajar la persiana del after.

Ciudadanos se afianzó como un partido tan prometedor que sólo le quedaba defraudar. Y una vez más, cumple. El PP, negando lo firmado, le ha puesto a Rivera y los suyos en esta legislatura unas púas de esas para que no se posen en el alféizar las palomas. No piensa cumplir ninguno de los puntos acordados en el pacto contra la corrupción, que iba a ser el látigo de azufre que rasgase la indiferencia ofensiva del Gobierno. Lo confirmó a su manera el coordinador general de los populares, Fernández Martínez-Maíllo: "Lo firmamos porque eran lentejas". Una frase tan humillante como agreste. Con ese punto de arrogancia de los que escupen por el hueco del colmillo. Un político que tira de refrán encubierto resulta sospechoso de pereza mental. Un pilonero de la palabra. Luego hay quien se asombra de que sucedan ciertas cosas.

El prota de Ciudadanos, inmaculado Rivera, está en la punta del Titanic y entiendo que en apuros. Después de lo de Murcia y lo de Andalucía (dejarse chulear por un lado y dejarse acariciar por el otro) Ciudadanos es el partido blandiblú de esta democracia apaleada. No han descubierto aún que la mejor palabra es la que no se pronuncia, sobre todo en la charca de la política. Rivera se postuló como domador y está aparcando en la plaza de los payasos. (Los símiles son estrictamente circenses). Aquel "no" inquebrantable con el que negaba el apoyo a Rajoy fue disimulándose hasta el "miau" y ahora tiene por delante la misma corrupción de siempre, pero en Génova lo llevan de la mano.

Hubo gente que a la hora de votar se fio de su cara porque sonreía con dientes de arroz con leche. El mozo gastaba piquito de oro. Parecía feroz, con modales limonados de jaguar. Era el justo de la jungla. Millones de censados lo vieron crecer políticamente en televisión, como al Carlitos de Cuéntame. No parecían reparar en que los enemigos nunca echaban las orejas hacia atrás cuando se acercaba por la espalda, instinto que comparten las cabras y los bichos más fieros para avizorar el peligro. Mala señal.

El PP es un partido muy bien dotado para no cumplir sus promesas y mantenerse en el poder pese a la turbia corriente que lo mueve. Sabe ocultar su pensamiento a la manera en que lo hacen en Palermo. Rajoy se está cobrando lentamente la campaña de Rivera. Despacio, como digieren las anacondas. Sin dar ruido. Asfixiando a la víctima por donde más se desangra un político: la ingenuidad. Albert Rivera, sin pisparse, se dejó vestir de novia.

La manualidad de tumbar la socialdemocracia y pintarse de liberales es todo lo que ha dado de sí Ciudadanos en estos meses de ausencia. Una manicura como otra cualquiera. "Nuestro pacto contra la corrupción y por la transparencia es como las Tablas de la Ley". Lo dijo muy encampanado el líder del sirope en este periódico. Era 2015. Ya había fumata de lentejas en Moncloa.

@Antoniolucas75

La foto del bochorno
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 1 Marzo 2017

Aunque algunos medios digan que EL MUNDO y La Vanguardia publicaron ayer la misma foto del Rey, Soraya y Jonqueras colegueando felices en la Feria Mundial del Móvil, la nuestra es muy superior. Se ven con más claridad los dedos de la mano izquierda del caid separatista -cortos, morcillones, entre percebes y peus de porc- posados en el bracito izquierdo de la Virreineta, mientras la grosezuela mano diestra alcanza el punto G del Viceomóplato y provoca en Doña Diáloga una suerte de risa convulsa, diríase multiorgásmica, entre la gratitud y la sorpresa. Asegura Jonqueras que los catalanes comparten más ADN con los franceses que con los españoles. Será por eso que a Soraya parece que la masajee Alain Delon.

También se ríe el Jefe del Estado, cuyo atronador abucheo en el Nou Camp al sonar el himno nacional ha debido de ser también masajeado, al punto de olvidarlo. Y mientras Homs se reía del Supremo y la alianza de la banda de Pujol y la de Jonqueras promovía una nueva iniciativa golpista, dirigentes de Sociedad Cívica Catalana, de Empresarios de Barcelona y la única directora de instituto que se negó a entregar la llave de su centro para el referéndum del 9-N se quejaban amargamente en Madrid de que el Estado español haya desaparecido de Cataluña y de que han abandonando a los catalanes no separatistas al terror y el apartheid de esos déspotas con los que se ríe el Rey y alcanza la vicepresidenta su plena beatitud espasmódica.

Por desgracia, no es que el Gobierno y el Rey hayan abandonado a los catalanes españoles sino que sólo tratan, dialogan, se ríen y financian a los catalanes que a diario combaten a España y a la libertad. Nada espero de la vicepresidenta. Si tuviera algún decoro, no diré patriotismo, sus televisiones no favorecerían a la marca roja del PP (Podemos) y, de paso, al separatismo. Lo del Rey es peor, porque en contra de su discurso de coronación y 10 días después de la suelta judicial de los Borbondanga, ha faltado a su compromiso personal, refrendado con el juramento ante las Cortes de la nación, que fue el de defender la Constitución y que la Corona diera prueba permanente de ejemplaridad. Ni lo uno ni lo otro. No está con los catalanes que defienden la Constitución y se monda con los separatistas. No sé dónde le ve la gracia, la verdad. A mí no me hace ninguna.

Del procés al proceso
RAÚL DEL POZO  El Mundo 1 Marzo 2017

De los escraches de la gente, al escrache de la élite. Los gobernantes de Cataluña primero desafiaron al Tribunal Constitucional y ahora, al Tribunal Supremo. Niegan las evidencias de los cobros del 3%, difaman a EL MUNDO y a otros periódicos. Hemos pasado del procés al proceso. Los políticos de la antigua Convergència se sientan en unos banquillos por corruptos y en otros, por "patriotas". Empieza el macrojuicio por el saqueo del Palau de la Música de Barcelona y, como dice Kafka en El proceso, los tribunales se pierden en demasiadas sutilezas, pero tendrán que dictar sentencia en todos los procesos con arreglo a la ley. Me dice una estrella de la comunicación: "Artur no tiene vergüenza política, pero tiene empaque". Lo tiene, pero también arrastra la historia de su partido escrita en los juzgados.

Caerá Artur y llegará Junqueras, y cada mañana seguiremos levantándonos con la sinrazón de la pesadilla de Cataluña. No quiero decir que las razones de todos los independentistas sean absurdas o imposibles. El autoengaño, el oportunismo, eso de imaginar una nación para ganar elecciones, no lo han inventado ni el señor Homs ni el señor Mas. Es la maldición de Europa. No siempre las batallas de identidad se han basado en la mentira, a veces respondían a rebeliones justas contra las atrocidades de una metrópoli o un Estado invasor. He ahí, Irlanda.

Se han cumplido 100 años y unos meses de Pascua de 1916, el poema de Yeats. El poeta no sólo estaba obsesionado porque los pájaros dieran volteretas de una nube a otra, sino por el odio a Inglaterra y el recuerdo de los tiempos en que los enemigos colgaban a hombres y mujeres por ir de color verde: "Ahora y en el tiempo venidero,/ dondequiera que el verde esté al uso,/ cambiaron, cambiaron por completo:/ una terrible belleza ha nacido". Yeats reconocía que traía del vientre de su madre un corazón fanático. Luchaba por la madre Irlanda porque soñaba con trasmutar su pasión antiinglesa en una aversión por la vulgaridad y el materialismo sobre el cual Londres funda su vida y quiere formular la vida de Irlanda. Desde entonces, el secesionismo ha incendiado varias veces Europa. Freud consideraba el nacionalismo como el narcisismo de la pequeña diferencia y, en el año 1938, recibió la visita de la Gestapo en nombre del nacionalismo alemán, que registró su casa y se llevó presa a su hija Anna.

El nacionalismo es un asunto terriblemente incendiario para que algunos políticos recurran al tambor de la tribu, a las pulsiones primitivas, al narcisismo de la diferencia. Aún hay tiempo para evitar que una secta de soberanistas de fortuna utilicen la Historia como una obra de ficción, convirtiendo la inexactitud en una bandera.

Como ha escrito Francisco de Carreras: "Las fuerzas nacionalistas que siempre han gobernado la Generalitat iniciaron un proceso de construcción nacional en el que la Historia desempeña un importante papel ideológico. Mediante estos olvidos y errores se intenta legitimar la independencia de Cataluña".

El maldito 3 por ciento
José María Carrascal ABC 1 Marzo 2017

Artur Mas prometió a los catalanes obtener la independencia "por astucia". Hoy, les promete una batalla "por tierra, mar y aire". Es la última mentira de unos políticos que no han hecho otra cosa que mentir y embolsarse ilegalmente dinero para su partido, al que han tenido que cambiar hasta el nombre. Todo apunta a que los líderes de la vieja Convergencia sueñan hoy con los tanques del Ejército español por la Diagonal, su Armada cañoneando Barcelona y sus reactores ametrallando a sus habitantes, con el consiguiente impacto mediático mundial. Para ello están dispuestos al choque de trenes, a la confrontación abierta con el Estado español, al referendo de autodeterminación, que incluso planean anticipar al próximo junio.

Pero el tiempo les aprieta, tras haber sido reconstruidos documentos triturados en el despacho de su tesorero, talonarios de donantes anónimos, pagos a cambio de contratos y haber admitido un empresario tales prácticas. Era un secreto a voces en Cataluña desde que Pascual Maragall se lo echó en cara en el Parlament, antes de que su mente empezara a nublarse, aunque nadie había vuelto a hablar de ello en sede oficial y apenas en los medios de comunicación.

Pero como se puede mentir a uno una vez, pero no a todos siempre, el maldito 3 por ciento regresa cuando Mas ya ni siquiera está al frente de la Generalitat, sino citado por varias causas, como el primer presidente de la misma, junto a prácticamente toda su familia inmediata. Es cuando, presos del pánico, no se les ocurre otra cosa, como acostumbran mentirosos y cobardes, que clamar que no es un ataque contra ellos, sino contra Cataluña. Ya decía Samuel Johnson que "el nacionalismo es el último refugio de los truhanes". Lo malo es que, a estas alturas, se conocen de sobra sus picardías y que se enfrentan, no al ejército español, sino a las citaciones de sus propios tribunales.

Que van a continuar con su farsa hasta el último minuto, no cabe la menor duda. Que el pueblo catalán les siga con los ojos cerrados como hasta ahora, es la gran incógnita. Sin duda, los que han sacado provecho de sus bellaquerías, que son muchos –los empresarios adictos, que recibían los mejores contratos; los no adictos al no quedarles otro remedio; la gran maquinaria administrativa creada por la Generalitat para montar un estado; los ingenuos que creyeron todas las mentiras sobre una independencia fácil y gratis–, seguirán apoyándoles porque, además de catalanes, son españoles, y nada cuesta más a un español que admitir que le han engañado.

Pero tengo la esperanza de que los también muchos, o muchísimos, que conservan el seny, no van a acompañar a quienes les han estado mintiendo y robando durante tantos años. Aunque andando por medio el nacionalismo, que es sentimiento más que razón, no lo sabremos hasta que la gran batalla judicial tenga lugar. En cualquier caso, el Gobierno hace bien en mantenerse en el marco legal, como impone todo Estado de Derecho.

'Hay que despertar a la sociedad'
Ortega Lara (VOX) advierte del peligro del separatismo y el islamismo
 gaceta.es 1 Marzo 2017

Ortega Lara, Consuelo Ordóñez, Jorge Campos, Dolores Agenjo, Mariano Gomá y Josep Bou piden una reacción social frente al procés.

"Hay que despertar a la sociedad". Es el mensaje transmitido en una mesa redonda celebrada este lunes en Madrid, titulada El fortalecimiento del coraje cívico en la defensa de España, del ciclo ‘El necesario fortalecimiento de España’, coordinado por María San Gil. La Fundación Villacisneros y la Fundación Valores y Socieda, las organizadoras.

Y los ponentes el funcionario de prisiones y miembro de VOX Jose Antonio Ortega Lara; Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite; Jorge Campos, de Círculo Balear; Dolores Ajenjo, la única directora que no cedió su instituto al 9N; Mariano Gomá, de Societat Civil Catalana, y Josep Bou, de Empresaris de Catalunya. Ha tenido lugar en el Auditorio de la Fundación Mutua Madrileña, y ha sido moderada por Ana Velasco VIdal Abarca. Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja, María San Gil, Santiago Abascal y José María Álvarez del Manzano han asistido a escucharla.

"Hay que decirle al independentismo que esto se ha acabado, que basta", ha manifestado el presidente de Societat Civil Catalana. "Por eso, pedimos al Gobierno español que nos ayude", ha subrayado, y sin citar al Ejecutivo ha dicho también que les dan "muchas palmaditas, pero luego esto cuesta".

Gomá, que ha abierto el debate, ha reivindicado que los "20.000 miembros" de su fundación representan "a la gran mayoría del pueblo catalán" y que los separatistas "no tienen la voluntad del pueblo", "la de mantenerse catalanes y españoles".

“Nosotros somos la representación de la mayoría del pueblo catalán que queremos ser catalanes, pero también españoles”, ha apostillado.

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha hecho hincapié en que que "la mejor manera de defender un país es proteger valores que no tienen nada que ver con ser de derechas o de izquierdas", sino con "defender de una vez por todas la lucha por la libertad, a secas".

Ha señalado que el terror cuando ha sido ejercido de un modo selectivo “conduce a una sociedad a corromperse, a abrazar la cobardía” y que esa misma libertad que el terrorismo de ETA secuestró durante décadas, “ha sido secuestrada ahora en el norte de España".

Ha recordado que parte del mundo de ETA dice que lamenta lo sucedido, pero que esa actitud se vuelve cínica e hiriente cuando no va acompañada de una condena al terrorismo. Además, ha hecho hincapié en que derrotar a la banda asesina es "poner nombre y apellido a quienes ganaron a golpe de sangre y fuego este país”. “Que la juventud vasca, cuando escuche el nombre de un etarra, sienta lástima y no orgullo" es su deseo.

“El odio está más vivo que nunca. No existe libertad y cualquiera lo puede comprobar. Nadie alza la voz cuando se habla de ETA. Sólo se alza la voz para apoyar a los terroristas, a los asesinos de nuestros familiares”, ha lamentado Ordóñez.

Asímismo, ha destacado que en Covite luchan por la dignidad del país y ha reivindicado que “es hora de que la sociedad civil pase de estar a favor del coraje cívico a ser coraje cívico".

Por su parte, el presidente de Círculo Balear, Jorge Campos, ha puesto de manifiesto que "un tercio de España", incluida Baleares, "está sufriendo las consecuencias de un nacionalismo totalitario".

Ha dicho que el nacionalismo sí "es transversal y afecta a los partidos nacionales". "Es como una enfermedad en aquellas comunidades donde hay lenguas regionales, y se utiliza como un arma arrojadiza”, ha explicado.

Tras su intervención en esta mesa redonda ha venido a El Gato al Agua y ha hecho balance sobre lo abordado. Puede ver su entrevista pinchando aquí.

Dolores Agenjo, la directora del centro público Pedraforca de Hospitalet de Llobregat que se negó a entregar las llaves para la consulta ilegal del 9N, ha denunciado que en los últimos cuarenta años "el nacionalismo crecía y crecía mientas el Estado desaparecía de Cataluña".

Ha advertido de que hoy en día es la sociedad civil la que está sosteniendo el Estado de derecho, y se ha preguntado dónde está el Gobierno y cómo es que nos dejan este peso a unos simple ciudadanos. Por último, ha hecho hincapié en que el problema catalán es el problema de España. "Que no les canse. Ayúdenos porque está en juego España y la libertad”, ha reivindicado.

Además, el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara ha manifestado que España debe afrontar tres desafíos: los nacionalismos periféricos, el islamismo y la indiferencia. Respecto al separatismo ha exigido “aplicar el imperio de la ley, que es el pilar fundamental de todo Estado de derecho en una sociedad democrática”. “Sin ley no puede haber democracia", ha remarcado.

Del yihadismo ha indicado que "en Europa y España hemos venido ignorando todas las señales de peligro”, que "ya va siendo hora de que afrontemos el problema y llamemos a las cosas por su nombre”, y ha recordado que “nuestros antepasados lucharon durante ocho siglos para liberar a España del yugo del islam".

Ortega Lara ha resaltado que "la envidia y el odio conducen a la ignorancia y la ignorancia, a la miseria". "Aplicar el imperio de la ley que el pilar fundamental de toda sociedad democrática. Sin ley no puede haber democracia”, ha recalcado.

Recientemente, ha denunciado en otra conferencia que "los problemas de España se deben a la actitud cobarde del PP".

Por último, el presidente de Empresaris de Cataluña, Josep Bou, ha hablado de las denuncias a las que se enfrentan los empresarios por no rotular en catalán, y ha tildado de miserables las declaraciones de Francesc Homs de que si a él le condenan será el fin del Estado.

“Nosotros sabemos cuál es nuestro deber y nada ni nadie no os va a parar cueste lo que cueste. Con orgullo y decencia creemos en la nación porque nosotros somos la gran mayoría de los catalanes y nos negamos a que se acabe con la nación que conocemos”, ha expresado el empresario, que también se ha desplazado hasta el plató de El Gato al Agua a desgranar su intervención. Aquí la tiene: "Si Cataluña se independiza los pensionistas perderían 216 euros".

El próximo acto de la Fundación Villacisneros y la Fundación Valores y Sociedad será una conferencia del historiador vasco Fernando García de Cortázar sobre 'El fortalecimiento de la Nación'. Tendrá lugar el próximo 21 de marzo, a las siete y media de la tarde. La presentará Esperanza Aguirre.

La Fundación Villacisneros es una institución privada y sin ánimo de lucro, fundada en el año 2007 con el objetivo de promover los "principios y valores que emanan de la dignidad de la persona y constituyen la esencia de la civilización occidental: Libertades individuales, derechos humanos, derecho a la vida, Igualdad de oportunidades, justicia social y solidaridad".

La Fundación Valores y Sociedad está formada por un grupo de políticos, profesores, periodistas, representantes de asociaciones y organizaciones de la sociedad civil, que ha venido reuniéndose de modo periódico durante más de tres años, impulsados por un diagnóstico compartido ante la "crisis de valores, de conciencias, de actitudes personales" que consideran la causa primaria de la crisis que sufrimos.

El sector socialdemócrata del PP se une a los ataques contra la libertad de expresión de hazteoir.org
La izquierda política, nacionalistas y antisistema cargan contra el autobús informativo que afirma que "los niños tienen pene y la niñas vulva"

www.latribunadelpaisvasco.com 1 Marzo 2017

La asociación hazteoír.org ha puesto en marcha una campaña informativa que utiliza un llamativo autobús anaranjado para afirmar con rotundidad algo que, al parecer, escandaliza a no pocos ciudadanos: "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vagina. Que no te engañen”.

El autobús tratará de llegar a ciudades como Barcelona, Pamplona o Valencia, como parte de una contracampaña publicitaria de hazteoir.org a una iniciativa propagandística impulsada hace unas semanas por Chrysallis Euskal Herria (Asociación de Familias de Menores Transexuales) y financiada por un banquero gay neoyorquino de origen vasco, en la que se lanzaba el mensaje de que "Hay niñas con pene y niños con vulva”.

Tras la iniciativa llevada a cabo por hazteoir.org, la asociación Arcópoli, dedicada a la equiparación social y legal de personas lesbianas, gais, trans y bisexuales LGTB, dice que está estudiando denunciar a Hazte Oír por su campaña contraria a la Ley madrileña de lucha contra la LGTBfobia. Al parecer, así lo habría confirmado el “vocal de delitos de odio” de Arcópoli, Rubén López, quien ha pedido a niños y adolescentes LGTBI que no hagan caso "de grupúsculos ultraradicales que no representan a nadie y que van en contra de organismos internacionales". Aunque no ha detallado concretamente cuáles son estos "organismos internacionales".

Los que sí han concretado su postura son los pediatras norteamericanos, que a través de un contundente comunicado hecho público hace algunos meses por su colegio profesional, instaban a los educadores y legisladores de Estados Unidos a rechazar la implantación de cualquier tipo de política que apele a considerar como “aceptable y normal” la transformación química o quirúrgica del sexo de un individuo. “Son los datos, y no la ideología”, dicen los pediatras norteamericanos, “los que han de determinar la realidad sexual" de las personas.

El Colegio Americano de Pediatras afirma en su manifiesto que “la sexualidad humana es un rasgo binario biológico objetivo: ‘XY’ y ‘XX’ son marcadores genéticos de la salud y la norma para que un ser humano sea hombre o mujer”. “La sexualidad humana tiene este carácter binario”, afirma la principal asociación pediátrica de Estados Unidos, “por su diseño intencional evidente dirigido a la reproducción y el florecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí mismo”.

Y añade este colegio pediátrico: “Los trastornos extremadamente raros del desarrollo sexual, incluyendo, pero no limitado a la feminización testicular y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones médicamente identificables de la norma binaria sexual, y con razón, se reconocen como trastornos del diseño humano. Los individuos con TDS (trastorno de desarrollo sexual) no constituyen un tercer sexo”.

Para el Colegio Americano de Pediatras, nadie nace con un género. “Todo el mundo nace con un sexo biológico. Género (la toma de conciencia y el sentido de sí mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico; no una realidad biológica objetiva. Nadie nace con una conciencia de sí mismo como hombre o mujer; esta toma de conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede ser descarrilada por las percepciones subjetivas de un niño, las relaciones y las experiencias adversas desde la infancia hacia adelante. Las personas que afirman “tener sensación de pertenecer al sexo opuesto”, o que se sitúan "en algún punto intermedio", no forman parte de un tercer sexo. Siguen siendo hombres biológicos o mujeres biológicas”.

ACTUALIZACIÓN 1 DE MARZO
El autobús de la plataforma ultracatólica HazteOir rotulado con mensajes como "Los niños tienen pene" o "Las niñas tienen vulva" ha sido inmovilizado por la Policía Municipal de Madrid.

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del gobierno podemita de la capital de España, Javier Barbero, ha asegurado que la Policía ha retenido el autobús al considerar que su campaña, además de ser "violenta y ofensiva", incumple las ordenanzas municipales y podría además suponer incitación al odio.

El delegado, que no ha adelantado el lugar en el que se ha llevado a cabo la inmovilización, también ha avanzado que el Ayuntamiento de Madrid pondrá en conocimiento de la Fiscalía la puesta en circulación del autobús.

El presidente de hazteoir.org, Ignacio Arsuaga, ha defendido que los mensajes rotulados en el vehículo están amparados por la libertad de expresión e ideológica, "cada vez más amenazada -en su opinión- por el lobby gay y sus tentáculos", y ha subrayado que solo exponen "un hecho de la biología que se estudia en las escuelas".

Para hazteir.org, al igual que para la mayor parte de los pediatras, psicólogos y psiquiatras de los países occidentales, "el sexo es el sexo que tenemos cuando nacemos" y su presidente se ha preguntado por qué sí se permitió a la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis colocar carteles en marquesinas de paradas de autobuses y de metro con el lema "Hay niñas con pene y niños con vulva".

Con su campaña, pretende denunciar "las leyes de adoctrinamiento sexual" de varias comunidades autónomas.

Además, de las medidas adoptadas ya por el consistorio madrileño, la Delegación del Gobierno ha consultado a la Abogacía del Estado si el autobús podría incurrir en "un hecho de relevancia penal" o una "infracción" de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, y la presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes, remitía el asunto a la Abogacía de Madrid, tras calificar la campaña de "impresentable" y de "provocación absoluta".

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha advertido de que sancionará al vehículo con una multa de 3.000 euros por infringir la ley de Publicidad Dinámica si llega a la ciudad ya que no cuenta con la licencia municipal para esta actividad.

La Generalitat también ha enviado la campaña al fiscal de delitos contra el odio y el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat ha asegurado que, aunque no puede impedir que el vehículo circule por sus calles, sí puede prohibirle que se detenga y que use la megafonía "para difundir sus mensajes discriminatorios" hacia los niños y niñas transexuales.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), ha dicho que el autobús no encaja con una ciudad "diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales" y ha anunciado que está estudiando si puede impedir legalmente su circulación por la ciudad. El Gobierno Vasco ha pedido respeto tanto para los menores como para los adultos transexuales.

También han expresado su oposición a la campaña los ayuntamientos de San Sebastián, Bilbao, Zaragoza, Valencia y Pamplona.

Fuentes de la Fiscalía han comentado a Efe que si se formalizan las denuncias, las estudiarán.

La primera ha sido la Plataforma por los Derechos Trans, que ha mostrado su estupefacción por esta campaña "transfóbica", y le ha seguido después el PSOE, cuya portavoz de Igualdad en el Congreso, Ángeles Álvarez, cree que se trata de mensajes que solo pretenden "alentar el odio y discriminación" hacia el colectivo transexual.

A esa petición se ha sumado IU y Podemos, mientras que En Marea ha recriminado al Gobierno su silencio, si bien el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha mostrado su "tajante rechazo" a esta iniciativa y a cualquier otra que "atente" contra el derecho a la igualdad del colectivo LGTB.

También el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha tildado de "disparate" la campaña y ha señalado que no se puede hacer confrontación social con la sexualidad, y mucho menos la de los niños.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial