AGLI Recortes de Prensa    Lunes 13  Marzo 2017

La nación más antigua de Europa
Fernando Paz Gaceta.es 13 Marzo 2017

Hace unos días, y respondiendo a la profecía de Francesc Homs acerca del próximo final de la nación española, Mariano Rajoy hizo referencia a la condición de vieja nación histórica de España, situando su origen hace quinientos años, en el reinado de los Reyes Católicos.

Algunos historiadores han aprovechado la respuesta del presidente para acusar a este de confundir los conceptos de nación y Estado, no vaya a ser cierta la solera de la nación tras cuatro décadas de extenuante celo en denigrar lo propio.

Pero Rajoy, aunque por razones distintas a las que él imagina, no yerra tanto. Y no porque España se fundase con los Reyes Católicos, sino porque el surgimiento de España es anterior en casi un milenio a lo que el presidente cree; y más aún, desde luego, que lo que estos ilustres historiadores –lo son; lo digo sin segundas- afirman.

El País publicaba hace unos días un artículo en el que el catedrático José Álvarez-Junco afirmaba que “Rajoy confunde los conceptos de nación y Estado y proyecta sus propios deseos en el pasado”, aseveración esta última que, lejos de ser exclusiva de los presidentes de gobierno, también es imputable a esa intelectualidad que viene dictando las normas desde hace lustros.

Naturalmente, el autor de Mater Dolorosa no puede reprimir el gesto del que se tiene por superior: “si por nación entendemos un ente etéreo que se lleva en el alma, Rajoy puede decir lo que quiera, puede decir que la nación más antigua es la que él adora.” Para añadir que “si por nación entendemos un Estado-nación, con unas fronteras, que responden a un nombre y ese nombre es España, España no es la nación más antigua de Europa”.

A la zarabanda se ha sumado José Luis Corral, el exitoso escritor de novela histórica, quien ha insistido en que “los Reyes Católicos no fundan ninguna nación, ni tan siquiera un Estado”, algo que saben los bachilleres –al menos en teoría- desde hace mucho tiempo. Insiste con el argumento de que “los distintos reinos siguen teniendo sus propias normas y derechos, su propia fiscalidad y su propia moneda”; cierto es que no hay más unión institucional que la de la corona y la Inquisición –olvido este último frecuente en estos autores- pero es que no es tanto eso lo que crea una nación cuanto la consecuencia de su existencia.

El nacimiento del Estado en Europa es un proceso lento, que comienza a cocerse en el ecuador del segundo Medievo y se culmina en algún momento de la época moderna. En España, el Estado se forja como consecuencia del fortalecimiento de la corona y de su victoria sobre las pretensiones nobiliarias de independencia, algo que sucedió de forma muy visible durante el reinado de Isabel y Fernando, al disponer a la nobleza al servicio de la corona –con las correspondientes contraprestaciones recopiladas en las leyes de Toro-.

Una segunda característica en la construcción del Estado es el proceso de homogeneización de la sociedad impulsado por la corona, algo que sus católicas majestades emprenden con plena conciencia. La creación de la Inquisición obedece a ese propósito: el ansia de unidad es real, y por eso, existiendo las dificultades de índole institucional que existen –siglos de diferencias entre unos reinos y otros- lo que hacen es recrear una institución olvidada que puede realizar esa función. Y esa institución es la Inquisición, porque no existe instrumento más adecuado a fines del siglo XV que el que proporciona la religión.

Es absurdo pretender que la unidad se efectúa una vez que se produce la unificación institucional; es mucho más cierto que esta se realiza debido a que ya existe una conciencia del ser español. Que lo institucional y esa conciencia no son una misma cosa queda patente en la defensa que de Cataluña hacen los austracistas los cuales, mientras pelean por España, se oponen a las pretensiones felipistas de la unificación legislativa e institucional.

No hará falta, supongo, recordar que dicha unificación había sido planteada ya en 1626 por el conde-duque a través de la Unión de Armas, aunque no se culminase debido a las resistencias encontradas.

Rajoy muestra el flanco débil al emplear el término “nación”, porque eso permite una crítica inmediata. En términos políticos, la nación no existe hasta que el vocablo adquiere un sentido político, claro; y eso sucede a fines del siglo XVIII y, en el caso español, durante la Guerra de Independencia, a comienzos del XIX. Por tanto, el mismo Perogrullo podría firmar que no puede haber nación política antes de esa época, en que se argumentará que no existe más que una unidad de mercado, o una cierta homogeneidad cultural o una parcial conciencia común, nunca una nación. Así que todo debate al respecto es estéril.

Pero aunque la nación política, producto inaugural de la edad contemporánea (Goethe aseguraba que la nación había nacido en Valmy, al son de los acordes de La Marsellesa) no pueda ser anterior, la nación histórica sí lo es. Y de España puede asegurarse que lo ha sido –nación histórica- muchos siglos antes de ser nación política.

¿Alguien cree que de no haber existido España podría haber emergido la nación a partir de 1808? ¿Puede, acaso, crearse una nación sobre la nada?

Al margen de esta querella, sin duda importante; al margen de cuándo se es nación, quizá lo que Rajoy quiera decir es que España existe desde hace muchos siglos; sea nación durante todo este tiempo o no lo sea hasta fecha reciente, la existencia de España es indiscutible.

Y España existe como realidad política –como nación histórica, si se quiere, y está bien quererlo así- desde el siglo VI; sí es la entidad política más antigua de Europa, aunque quizá admita el cotejo con la Francia que aún se denominaba Galia.

España surge por defecto, como las demás naciones de Europa, a la caída de Roma, sucediera tal cosa como sucediera. La desaparición de la arquitectura imperial obliga a emerger a aquellas unidades administrativas romanas, hasta entonces subalternas, como entidades con personalidad política propia.

Será el reinado de Leovigildo el que revele un propósito decidido de alcanzar la unidad. La derogación de la prohibición de los matrimonios mixtos entre visigodos e hispanorromanos, y la pretensión de expulsar a bizantinos y suevos para unificar territorialmente la península, refleja la existencia de ese anhelo de unidad. Resistiéndose a abandonar la fe arriana, habrá de ser su hijo Recaredo el que entienda que la unidad pasa necesariamente por la unificación religiosa, verdadera razón de ser del reino y vínculo esencial de la comunidad hispana, primero, e hispanovisigótica, más tarde.

Cuando en 589, en el III Concilio de Toledo, Recaredo proclama la catolicidad del reino, se culminará ese propósito unificador. En el reino visigoda de fines del siglo VI, la existencia de España será un hecho.

Por eso, cuando en la edad media comience a hablarse de España como una comunidad histórica, religiosa y cultural, se hará referencia al reino visigodo como verdadero fundador de España. La división de reinos no limitaba ese sentimiento hispano, sino que incluso lo potenció. De ahí los “Reges vel príncipes Hispaniae”, que son, en palabras del cronista Muntaner, del siglo XIII, “una sola carne y una sangre”.

Por eso me permito terminar con un consejo al presidente: cuando hable de estas cosas, omita el término nación y diga que España existe antes que otros países de Europa; y, si se empeña en utilizarlo, no insista en que se creó en tiempos de los Reyes Católicos, que eso suena franquista y luego se meten con usted.

Lo tiene más fácil: puede remitirse con toda tranquilidad un milenio atrás, en que España ya es.e siente maniatado: “siempre tengo la duda de si podré explicar o no lo que dice la Iglesia al respecto y sinceramente al final comento lo que aparece en el Catecismo de la Iglesia Cátolica, pues recuerdo que imparto esa materia, y sólo les pido que piensen ambas y las contrasten para poder ejercitar aunque sea los sanos ejercicios de leer, comparar y resumir”.

Miedo y populismo centrista
Ricardo Chamorro Gaceta.es 13 Marzo 2017

Según declaraciones de Steve Jarding, estratega de las campañas americanas y profesor de Harvard, en una entrevista antes de las anteriores elecciones en España, en el diario digital Vozpópuli, decía que “a Rajoy sólo le queda la estrategia del miedo”.(http://vozpopuli.com/actualidad/55955-steve-jarding-a-rajoy-solo-le-qued...)

El miedo es un boomerang
En una sociedad en crisis, atemorizada, insegura y difusa, el azuzar el miedo, sin un relato alternativo, es una técnica populista y puede ser un boomerang.

La sociedad española es una sociedad atemorizada, en gran parte, debido a su convulso siglo XX. El temor a la verdad asienta la estabilidad de un sistema donde las palabras consenso, populismo, estabilidad y bipartidismo azuzan el miedo al cambio y a la reforma.

El miedo es una técnica autoritaria de las elites u oligarquías de un sistema, para que nada cambie. Juan Luis Cebrián decía en una entrevista en El Pais: “El miedo funcionó en la Transición como motor de consenso”.

Voto y miedo
El médico especialista en neurología Pedro Bermejo, escribe en su libro sobre la importancia de las emociones en política, denominado “Quiero tu voto”, que “la emoción del miedo es una de las emociones más importante que puede llevar a bloquear una decisión racional y potenciar una emocional en un momento”.

Argumenta Pedro Bermejo que todos los partidos están utilizando esta emoción de miedo de manera permanente. Bermejo recuerda en su libro, entre otros ejemplos, el “doberman” del PSOE en las elecciones del 1996, el argumento del PP contra Podemos a raíz de las noticias sobre su vinculación con Irán o Venezuela e incluso la famosa frase de Podemos que dice que “la crisis terminara cuando el miedo cambie de bando”.

Hay tanta manipulación con el miedo que, según este neurólogo, la racionalidad está muy al margen del voto en las elecciones.

El miedo es una técnica Populista
Es curioso que aquellos que continuamente defienden el sistema agitando el miedo, consideren que cualquier denuncia de las anomalías del sistema autonómico, la corrupción, la politización de la justicia o los agujeros de asuntos oscuros como el 11 M, es conspiración y populismo.

Aquellos que agitan el espantajo del miedo como un mantra contra el llamado populismo, son los mismos que se autodenominaban populistas y transversales en los años 80. Ese era el discurso de Alianza Popular en 1988 que en su documento de estrategia de ese año pretendía situar a Alianza Popular en la idea del populismo centrando el partido. El centrismo populista de Alianza Popular consideraba que lo importante es la solución de los problemas y no las etiquetas. El partido popular se proclamaba como ‘populista, interclasista, y de principios liberales y humanistas'”, posteriormente se declaro populista, conservador y reformista.

El centrismo es populismo
El centrismo no es más que populismo en estado puro, en el sentido más negativo del término, el dogmatico centrismo neoliberal se convierte en una ideología neutra y camaleonica promotora de los valores más relativistas de esta sociedad.

Según Pedro Carlos González Cuevas, profesor de políticas en la UNED: La opción centrista carece de entidad desde el punto de vista estrictamente político. Como señaló en su día Julien Freund, es «una manera de anular, en nombre de una idea no «conflictual» de la sociedad no sólo al enemigo interior, sino a las opiniones divergentes». «Desde este punto de vista –continuaba el politólogo belga– el centrismo es históricamente el agente latente que, con frecuencia, favorece la génesis y la formación de conflictos que pueden degenerar, ocasionalmente, en enfrentamientos violentos». En el mismo sentido se expresa Chantal Mouffe cuando afirma que el «centrismo», al impedir la distinción entre izquierda y derecha, socava «la creación de identidades colectivas en torno a posturas claramente diferenciadas, así como la posibilidad de escoger entre auténticas alternativas». Y concluye esta autora: «Si este marco no existe o se ve desdibujado, el proceso de transformación del antagonismo en agonismo es entorpecido, y eso puede tener graves consecuencias para la democracia». Desde la perspectiva de Thomas Sowell, el «centro» es una «visión» híbrida o incongruente”.

Frente al miedo valores políticos
El valor no es la ausencia del miedo, es la conquista de este.

Si al miedo no lo mitigamos con un relato político que infunde valor a los electores no tendrás recorrido político a medio plazo. La derecha española se ha pasado décadas acomplejada por los valores de sus votantes y de su propia opción política, plegándose en muchas ocasiones a la izquierda.

El temor y el complejo, en estos tiempos, es síntoma de derrota, pues como decía Napoleón “Aquel que teme ser conquistado seguramente será derrotado”

“OTRO AÑO MÁS Y EL MEOLLO SIGUE OCULTO” LA MASACRE DE MADRID
Antonio García Fuentes Periodista Digital 13 Marzo 2017

“El muerto al hoyo y el vivo al bollo”… Los 200 muertos y los dos mil heridos, más los miles de familiares y allegados, quedan un año más ayunos de la justicia que multitudes han pedido en forma de reabrir el caso; pero aquí en España, ni se supo quién o quienes asesinaron al general Prim (1870) ni tampoco, se sabe lo que se denominó “Golpe de Tejero”(1981) (QUIENES FUERON LOS QUE LO TRAMARON U ORDENARON), ni cómo estamos comprobando, quienes ORDENARON LA MASACRE DE MADRID (2004); antes de ayer, se formó la gran fanfarria “de dolores fingidos” y como digo al principio, “el muerto al hoyo y los vivos al bollo”. Por mi parte sigo en mi convicción de que para saber la verdad de este asesinato en masa, se debió y se debe reabrir el caso y ser juzgado de nuevo y cuanto antes; pero a la vista está que a los que gobernaron después, no les interesa… ¿Por qué? Misterio. “Uno más para la muy sucia historia de España”.

LA MASACRE DE MADRID: RELATO DE AQUELLOS DÍAS
Se cumplen TRECE largos años de aquella masacre y aún hoy se desconoce quienes organizaron el mayor atentado terrorista de toda Europa y el que dejara 200 muertos y más de dos mil heridos. Los políticos (todos o en mayoría) han guardado y siguen guardando un silencio cómplice, de algo que por dignidad nacional hay que aclarar. He escrito diferentes escritos y publicado los mismos; hoy reflejo alguno de ellos ESCRITO Y PUBLICADO EN AQUELLOS DÍAS y al final, dejo una dirección que deben leer el texto completo, todos los interesados en este incalificable hecho ocurrido en España y que aún sigue impune. NO DEBEMOS ACEPTAR ESA IMPUNIDAD QUE NOS IMPLICA A TODOS SI NO EXIGIMOS QUE TODO SEA ACLARADO Y CAIGA QUIÉN CAIGA. Entre tantas cosas como ahora se publican; reparen en la que sigue y que se produce “en caliente y en aquellos momentos angustiosos”: “En un informe remitido del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), al Presidente Aznar dos días después del atentado por su entonces director, Jorge Dezcállar, después premiado por Rodríguez Zapatero con la embajada del Vaticano, se afirmaba textualmente que, “no estamos en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas [ETA o terrorismo islamista] en presencia (…) Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada, ni dentro ni fuera de España, que pudiera indicar una preparación por lo que ha ocurrido”. (Diario “Vozpópuli” 09-03-2014)

DECLARACIONES DE UNO DE LOS CONDENADOS A PRISIÓN: El exconfidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier, que esta semana cumple la pena de 10 años que le fue impuesta por los atentados del 11M, ha escrito una carta en la que confía en que algún día se sepa "la verdadera verdad" de la tragedia terrorista. En la misiva, a la que ha tenido acceso Efe a través de su abogado Antonio Alberca, Zouhier dice que quiere "dejar claro a la sociedad española" que sale "de la injusta condena con la conciencia superlimpia de no haber hecho daño a nadie y menos a un pueblo que me ha tratado bien", informa Efe. "Sé que es difícil creer a un moro -añade Zohuier-, pero os aseguro que los peligrosos son los que ordenaban cada paso, aquellos que nos han mentido, engañado y finalmente sentenciado lo ocurrido para que no se sepa la verdad". El marroquí Rafá Zouhier abandonaría el 16 de marzo de 2016 la cárcel de Puerto de Santa María I (Cádiz), donde contrajo matrimonio con una mujer española, lo que podría evitar su expulsión a Marruecos, tal y como propuso la Audiencia Nacional a la Policía Nacional al dictar su licenciamiento definitivo”. http://vozpopuli.com/actualidad/40108-zouhier-insiste-en-la-teoria-de-la-conspiracion-del-11m-nos-han-mentido-y-enganado

Y REFRESCANDO LA MEMORIA:
UN PUEBLO DESORIENTADO Y MANIPULADO
El terrible atentado criminal, perpetrado por terroristas no identificados al día en que escribo y realizado en Madrid el 11 de Marzo de 2004, tres días antes de unas elecciones generales, coincidentes con las autonómicas de Andalucía, es algo que aparte de conmocionarnos a todos, menos a los canallas que lo han realizado e igualmente a quienes en la sombra los han dirigido, ha producido unos hechos que hay que vivirlos para contarlos o ser un buen observador para hacer un relato que diga algo, sobre lo que no tiene explicación en sus consecuencias finales; o sea, en el repudio de un gobierno que es considerado (yo así lo considero) como el mejor de todos cuantos ha tenido España, desde la muerte del dictador Franco... y es que, a consecuencia de esa tragedia, que deja más de doscientos muertos en Madrid, otros varios cientos hospitalizados, donde desde la situación crítica, grave en varios grados, hasta los que serán dados de alta en breve, han sido mil quinientos más; muchos de los cuales van a quedar con secuelas para toda su vida... no hablemos de sus familiares y allegados.

Pues bien, ese estado de cosas, ha sido empleado por los demagogos y sin escrúpulos, para mover y dirigir a grandes masas de españoles, para que voten al contrario, pues y qué duda cabe, era la ocasión para derribar un gobierno y eso es lo que se ha hecho... aún... “mojando las papeletas del voto con la sangre de todos esos inocentes muertos o heridos en tres de las estaciones ferroviarias y de cercanías, de Madrid”... cuesta creerlo, pero esas cosas ocurren en esta insólita España, que protagonizara igualmente aquel incalificable hecho, del grito de... ¡Vivan “las caenas”! . Una vez más una multitud de no preparados españoles, han sido manipulados a favor de otras minorías que se estarán frotando las manos, viendo al alcance de su codicia lo que los antecesores dejan bien administrado y con amplísimas reservas de fondos contantes y sonantes.

Secuelas de todo ello, considero es principalmente, el de una enseñanza mezquina y una preparación insuficiente en todo tipo de escuelas españolas, que no han enseñado a los españoles a ser hombres libres, responsables y amantes de sus decisiones, meditadas y sopesadas hasta llegar a grados óptimos de equidad. De ello el español apenas sabe... y lo peor de todo, es que no quiere saber... sigue obrando visceralmente en la mayoría de sus actuaciones.

Pues aunque los dos gobiernos (8 años en total) de José María Aznar López, no hayan sido perfectos, pero sí infinitamente mejores que sus antecesores y las cuentas del Estado, quedan limpias y con unas reservas económicas, de trabajo, prosperidad y proyectos para proseguir en ello, que ya veremos cómo los asimilan los “invictos ganadores”, los que hace sólo unos días, las encuestas más favorables, les daban una representación que poco variaría de la que han tenido, desde la nefasta administración del anterior regidor Felipe González Márquez y sus 14 años gobernando España. Por lo que todos esperábamos una continuidad de tan equilibrados gobiernos, que tan bien han administrado los intereses de España, en general.

Para comprender todo ello, hay que ir a los datos oficiales y del propio Estado y ver en los números oficiales, la situación económica, de trabajo, inflación, terrorismo (que controlan y reducen a grados insospechados) etc. de unos períodos y otros y nos asombraremos de lo conseguido en esos años de los dos gobiernos del Sr. Aznar.

Pero los demagogos y “sedientos de poder”... han sabido mezclar en el último momento, el triple atentado terrorista (que no es otro que el ya planeado por los terroristas de ETA y que quedó descubierto, puesto que en dos ocasiones recientes, las fuerzas policiales españolas, les han detenido a hombres y las cargas de metralla, en tránsito hacia sus destinos finales)... pero que tras las explosiones y consiguientes catástrofes, aparecen una furgoneta, un video con suras del Corán, algún tipo de metralla o detonadores, que dicen no emplea ETA y todo ello “avalado” por un escrito publicado en Inglaterra, por alguien que dice representar a un grupo de terroristas islámicos... los demagogos activan su nefasta labor... y las masas les creen, dicen que el Gobierno de Aznar, ha atraído a ese terrorismo, sobre la base de la alianza que han contraído con los EE.UU. y el traslado de tropas al por otra parte atormentado Irak o Afganistán... todo ello manipulado sin escrúpulo alguno y aireado por las ondas, al servicio de vete tú a saber qué intereses (que indudablemente pasarán factura en su momento) ha propiciado y conseguido, que un partido, el denominado “Socialista Obrero Español”, encabezado por el Sr. Zapatero, salga de ese lugar ignoto en que se encontraba, hace sólo unos días... y pase a ser llevado al máximo de las votaciones y por tanto a la jefatura del próximo Gobierno de España, en el que si bien, no tendrá mayoría absoluta, pero sí que cuenta con “voluntarios de partidos afines”, que andan locos por entrar en el Gobierno y es claro que para llevarse cada cual la parte más grande que puedan; caso de lo ocurrido en las recientes elecciones autonómicas de Cataluña, donde un insignificante dirigente, y un minoritario grupo político, consiguen con una unión “a presión”, lo que con su insignificante fuerza representativa, nunca hubieran conseguido. Para entender todo ello, habría que leer e informarse bien, de todo lo ocurrido en los últimos seis meses en España, puesto que en la Autonomía de Madrid, también hubo incidentes que forzaron a suspender las elecciones y convocar nuevas, para aclarar ciertas irregularidades y chanchullos, todo ello buscando lo de siempre... el dinero y cuanto más mejor, no sólo para “los que encabezan”, sino igualmente para la infinidad de acompañantes y por tanto, aspirantes a enormes cantidades de prebendas y sinecuras de las que tan abundantes son hoy y aquí... “entran todos los partidos políticos como una nefasta plaga nacional”.

En Andalucía, que es feudo del PSOE desde que muriera Franco, han conseguido una mayoría absoluta, sobre la base de todo cuanto antes he comentado de ámbito nacional, pero que aquí además, cuentan con “unos incondicionales numerosísimos” y son la inmensidad de gente que cobra pagas denominadas “sociales”, muchos de ellos que ni han trabajado ni van a trabajar en su vida, pero es claro que con esas pagas, que si bien son mínimas, pero si lo suficientemente apetitosas para esas pobres gentes, que con ello se sienten pagadas y es claro que pagan con su voto incondicional... pero de esta forma, no progresarán y seguirá siendo Andalucía junto a Extremadura (que en política van paralelas) las dos regiones más atrasadas de España y de toda Europa... “en fin, no es algo nuevo en la historia de la política, recordemos el pan y circo y a la plebe de Roma... donde igualmente los tribunos compraban el voto”.

Es claro que este artículo no es publicable aquí en España y pese a que digan que hay libertad de expresión y de prensa, pero ello es mentira, por cuanto los medios, están controlados en mayoría por el citado Polanco y el resto por otros grupos, que “no quieren complicaciones”... por tanto tendré que guardarlo en mis archivos, como un testimonio, quizá, pero más aún, cómo un desahogo individual de mí mismo, puesto que no entiendo nada de nada, tras todo lo ocurrido y que me temo, no son otra cosa, que preludios de cosas peores que habrán de venir tras de ello y por cuanto de experiencias tenemos, de los 14 años de lo que vino en denominarse “El Felipismo” . El mundo sigue siendo gobernado por la mentira, como bien afirma en uno de sus libros, François Revel (libro: El conocimiento inútil).

No me extiendo más, hoy siento (una vez más) vergüenza de ser español, pues veo y observo que la masa de españoles, siguen “envenenados” con el pan y circo que les facilitan los demagogos de turno y un pueblo que sólo se preocupa de “su panza, su bolsillo y su aparato sexual” (amén del poder que pueda obtener y de la forma que sea) poco se puede esperar a corto plazo... quizá sea igual en cualquier otro país, de los mal denominados “desarrollados”, pero todo ello en realidad me crea tristeza, desazón y la pregunta que cada vez me va, “quemando más”... escribiendo y hablado, desde que se hablar y escribir, tratando de crear inquietudes, al final y ya lo dije... soy un simple mondadientes, flotando en el río Amazonas y ya en su delta y próximo a ser tragado por el inmenso Océano... tal es mi soledad hoy. Espero y ruego a Dios que me ayude a proseguir... pero cada vez tengo más dudas.

Afortunadamente y de vez en cuando, recibo correos de gentes que con sinceridad valoran mi quehacer cotidiano y en esos escritos, encuentro el nuevo alimento para obtener fuerzas y continuar... espero que no me falten mientras viva.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

Operación Respeto: Carmena pinta de verde el Bosque del Recuerdo del 11-M
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 13 Marzo 2017

Manuela Carmena, junto a Cristina Cifuentes, María Dolores de Cospedal y familiares de las víctimas, este sábado, en el Parque del Retiro. | EFE

Ayer celebró la casta político-mediática, con inevitables aburrimiento y desgana, la absoluta impunidad de la masacre del 11-M. Tres hechos destacaron sobre los demás. El primero es que Rajoy publicó un tuit recordando a las víctimas que olvidó en 2008, cuando se convenció de que asumiendo respetuosamente la versión oficial del 11-M, la del PRISOE de Cebrián y Rubalcaba, se le dejaría heredar el albañal ético de un pobre país dispuesto a vivir según el refrán: "El muerto al hoyo y el vivo al bollo".

No se sabe qué admirar más en el presidente del Gobierno: el modo en que ha olvidado su humillación como candidato del PP en 2004, cercado en la Jornada de Reflexión por las huestes de la SER, hoy su emisora de referencia, o la sensibilidad demostrada en los 140 caracteres de su tuit. No se le podrá culpar de extenderse demasiado en la retórica funeral. Si acaso, de no intentarla. Pero si lo que se busca es enterrar más hondo cada año lo que ya empezó a enterrar el Gobierno en funciones del PP cuando destruyó ilegalmente los vagones y los efectos personales de las víctimas, lo mejor que podía hacer Rajoy es no aparecer por el Retiro ni en plasma. Al final, se agradece una cierta discreción incluso en la cobardía y la alta traición.

Carmena pinta de verde artificial el Secarral del Recuerdo
Además, el plasma del plasta rajoyano no podría haber competido con el alarde estético del Ayuntamiento de Madrid, que la víspera de ese homenaje que la casta política, mediática y judicial se rinde a sí misma cada 11-M, tuvo que pintar de verde a toda prisa el dizque homenaje a las víctimas de la masacre, a las que hace trece años les pusieron una cosa rara de metal que se oxidó y les sembraron unos árboles que se han secado.

Carmena, que es Doña Chapuzas, sólo se enteró la víspera de que los árboles y setos del tributo vegetal estaban marrones tirando a negros, o sea, tirando a muertos. Nada que una fervorosa partidaria de los huertos urbanos no pudiera arreglar en un pispás. ¿Qué no están verdes los árboles? Pues se pintan de verde. Total, si nadie se chiva, nadie se enterará. Para el caso que les hacemos a los muertos, nadie se va a dar cuenta del maquillaje del seto.

Pero Carmena cometió un error, que es no recordar, porque a la pobre la sacan de la Guerra Civil y no se acuerda de nada, que Podemos está roto, partido por la mitad. Y que los de Errejón van a hacer todo lo que puedan para perjudicar a los de Iglesias, sobre todo ahora que es más que evidente que Pitita no será nunca candidata a la Alcaldía y que lo de hacer a Errejón candidato a la Comunidad era una broma pesada para que Espinar lo machacase en las primarias.

Pero así como están depurando por docenas al aparato de Madrid, que era errejonista, a los concejales no hay quien los depure ni quien sacie su sed de venganza. Así que, casi perdida en la sección de Madrid de El Mundo, aparecía ayer la noticia de que un equipo del Ayuntamiento tuvo que pintar de verde los árboles para que no aparecieran, como triste fondo de la cada vez más escasa presencia institucional, unos árboles color caca, o sea, color calle de Madrid, en todas las cadenas de televisión, que ayer también cumplieron desganadamente con el trámite de informar sobre los paupérrimos actos oficiales. Los periódicos lagrimearon algo, pero poco.

El enorme esfuerzo desinformativo
Su esfuerzo lo reservaron para ocultar cuidadosamente la existencia del reciente documental de Cyrille Martin, un francés que demuestra lo que desde hace trece años venimos denunciando cuatro gatos españoles, pero que nunca hemos dejado de maullar: que las pruebas del 11-M son todas falsas; que el juicio del 11-M fue una farsa repugnante; y que hay un tal Jamal Zougam, un Moro Expósito, condenado a más de 40.000 años de cárcel, que lleva trece años en una celda de aislamiento porque sigue negándose a declararse culpable de algo que ni hizo ni pudo nunca hacer.

Me remito al artículo de ayer de Luis del Pino sobre la invención de Jamal Zougam como terrorista por un deliberado y escandaloso error de la policía, activado oportunamente para detenerlo en la Jornada de Reflexión. Sólo por esa, sólo una de las infinitas falsificaciones policiales, fiscales y judiciales, debería reabrirse el caso del 11-M, como ordena el artículo 954 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Claro que, diría un lego en Derecho, si lo criminal ha sido el enjuiciamiento, ¿cómo se le puede enjuiciar? Se le puede, vaya si se le puede, dirá un jurista, porque la Ley no sólo lo permite sino que lo manda. Otra cosa es que se quiera recordar que existe esa ley.

'El País' descubre al verdadero autor intelectual del 11M
Pero si mísero es el tuit de Rajoy y ridículo el pintarrajeo de verde carmenita de los árboles del Bosque del Recuerdo, versión sepia de El bosque petrificado, lo mejor de lo peor de la horrenda jornada de ayer fue la revelación en El País de la identidad del verdadero autor intelectual del 11-M. Sí, lo aseguraba en un artículo el expertísimo Fernando Reinares, tan experto que lleva trece años abroncando a todo el mundo por ignorante y necio en materia de terrorismo, lerdo e incapaz de ver la verdad del 11-M en aquellos datos ocultos que sólo un experto expertísimo es capaz de atisbar.

Debe de estar dolido Reinares, porque Cebrián lo ha utilizado todos estos años como el chico de los recados y coartadas de Dezcallar, culpable que no responsable del CNI en 2004 y único premiado de la administración de Aznar, nada menos que con la suntuosa embajada en el Vaticano por su estruendoso silencio sobre la masacre, sobre el papel de Marruecos -del que era máximo experto ya con González- y de todos los marroquíes, vivos y muertos, confidentes de los servicios españoles, que aparecieron o, ay, desaparecieron para siempre, en el borrador del 11-M.

Y hete aquí que llega el experto favorito del régimen nacido el 11-M y revela urbi et orbi la identidad del autor intelectual de la masacre, esa que no pudo o quiso establecer la Versión Oficial, reducida a Verdad Judicial, y El País, que lleva identificada a una docena, no es para dedicarle a semejante exclusiva mundial un titular, un editorial, un apoyo documental, una foto antigua, una voluta de humo informativo. ¡Nada de nada!

Por lo visto, Reinares, tan experto en naderías politicorrectas, no se ha enterado de que la verdad del 11-M es que no hay que hablar del 11-M. Debe de ser el único.

El respeto al niño
Ernesto Ladrón de Guevara latribunadelpaisvasco 13 Marzo 2017

Sí. Es repugnante, vomitivo. Todas las instancias políticas quieren manipular a los niños, sus consciencias; hacerlos permeables a la cosmovisión que esos partidos, sindicatos u organizaciones imponen sin la más mínima deferencia a quienes piensan diferente. Cada cual tira del niño hacia sus intereses para moldear a la sociedad según sus gustos. Tratan de perfilar la forma de pensar, de sentir, de vivir de los futuros ciudadanos, imprimiendo una impronta, una forma de ser, una forma de percibir las realidades; impidiendo el libre albedrío, el libre pensamiento, el sentido crítico de las cosas. Todos. Los nacionalistas, la izquierda, los lobbys de poder como son las organizaciones de gays, lesbianas, transexuales, feministas a ultranza, etc. Todos tratan de crear una ingeniería social para modelar las mentes de quienes están en vías de crecimiento, en vías de formación de las bases de aprendizaje, los cimientos para ser gentes independientes, con juicio crítico, con criterio personal. Eso es así y las pruebas y hechos lo confirman.

Hazte Oír ha organizado una caravana con el lema “Los niños tienen pene, las niñas vulva” para hacer ver que el intento de promover una nueva visión de la sexualidad en los niños es una maniobra de instrumentación de la infancia. Pues tienen razón. Lo normal es lo que estadísticamente agrupa a la mayor parte de sucesos, de estadísticos. Lo estadísticamente no frecuente es lo minoritario. La naturaleza de las cosas nos dice que lo normal fisiológicamente es que el macho lleve pene y la hembra vulva, porque eso es lo que prevalece en la naturaleza desde el plano funcional, porque pene y vulva son complementarios para el fin de la reproducción. Eso es así, y punto. Entonces, ¿qué hay de malo en educar a los niños en el conocimiento de una realidad natural que la creación, sean cuales sean nuestras convicciones, ha producido para el fin que la realidad de las cosas ha destinado en la reproducción de la especie? Es de una lógica aplastante. Entonces, ¿qué hay de malo en la campaña dicha, que ha sido atacada desde todos los frentes? ¿Esta gente que impide la libertad de expresión y la demanda de cosas justas sabe realmente lo que es el fascismo? No estaría mal que lo experimentaran para que se dieran cuenta de los puntos comunes que en el fondo tienen con las ideologías totalitarias. Porque los extremos se tocan.

Es evidente que hay excepciones en la identidad sexual, y que esas formas de vivir la sexualidad son respetables, pero no son "normales" desde el plano estadístico y conforme a la naturaleza de las cosas. Por tanto, hay que educar a los niños en el respeto, en la tolerancia a lo que es diferente, en la inclusión de lo diverso, y en la convivencia con el que no es igual. Pero eso no tiene nada que ver con una educación centrada en lo que es normal, sin poner el acento en lo que no lo es.

Cuando la izquierda tiene tanto interés en marcar el acento en lo diferente deja al descubierto intenciones que no parecen precisamente beatíficas o altruistas. Algo hay en ello de diseño de un nuevo modelo para un nuevo orden mundial en el que la familia no es el elemento esencial.

Pasemos a otro capítulo que tiene relación con lo que comento sobre la importancia del paidocentrismo, en la esencial vigilancia al superior interés del niño, tal como predican los acuerdos internacionales sobre derechos del niño.

Compañeros míos de la Plataforma por la Libertad lingüística organizaron el pasado viernes en Alicante una manifestación para pedir que se respete la voluntad de los padres a la hora de elegir el tipo de educación para sus hijos o hijas; es decir, la lengua en la que quieren guiar los procesos de aprendizaje, respetando la materna, denunciando así el adoctrinamiento nacionalista que se está llevando a la escuela en la Comunidad Valenciana, con la ayuda de los socialistas. Proliferaron carteles con lemas como “Aquí no hablamos valenciano” “Juntos contra el decreto Marzá” “Por la libre elección de la lengua en la educación” “Derecho a elegir”, etc.

Parece absurdo que a estas alturas la gente tenga que salir a la calle a pedir que se cumplan derechos constitucionales como los establecidos en el artículo 27 de la Constitución Española, contra los nuevos talibanes que quieren imponer su visión particular a los padres para obligarles a pasar por el aro de sus pretensiones totalitarias. Pero esa es la realidad, con la pasividad de los poderes que debieran velar por la custodia de los derechos individuales.

Los medios de comunicación nacionales han silenciado esta manifestación, pese a haber concurrido a ella varios millares de personas; poniendo sordina a una demanda que responde a exigencias mínimas de calidad democrática y de garantías constitucionales.

Es obvio que los padres deben tener la libertad de elección del tipo de educación que quieran para sus hijos. ¿Con qué derecho y con qué legitimidad puede imponer nadie a los padres su enfoque humanístico, filosófico, antropológico o cultural? ¿Quién tiene derecho a decir a los padres el criterio educativo en el que se han de desarrollar sus hijos? Son los padres como depositarios del genuino deber de educar a los hijos los que han de decidir cómo han de educados. Otra cosa es que la ciencia pedagógica, la metodología didáctica o las programaciones de contenido académico sean concebidas por quien tenga la capacidad técnica para ello. Pero quien está en su deber y derecho a educar es la comunidad educativa, en la cual deben estar, con responsabilidad, los propios padres. Nadie desde un despacho tiene ni la legitimidad ni el derecho a establecer la lengua o el enfoque educativo que debe imponerse. Parece evidente, pero no lo es porque cada vez van afianzándose más las visiones totalitarias de la educación, el intervencionismo asfixiante de tipo cultural y social, ahogando las libertades individuales, y, en definitiva llevando de forma consciente a la deconstrucción de los parámetros constitucionales en los que se establece la convivencia política y social. Y eso es grave, pues nos lleva directamente al fascismo, en el sentido historicista del término.

Es penoso que esto suceda tras casi cuarenta años de democracia.

El 'pucherazo' del 36
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 13 Marzo 2017

Si alguna vez me preguntan para qué sirve la prensa de papel -no porque la de internet no pueda hacer lo mismo, sino porque tiene hecho lo mejor que se puede hacer con un periódico- señalaré dos piezas de EL MUNDO: como periodismo de investigación, Los agujeros negros del 11-M, de Fernando Múgica en 2004; como pieza de divulgación histórica, la que ayer firmó en nuestro suplemento CrónicaJavier Redondo acerca del libro de Espasa que se pone hoy a la venta y en el que, tras cinco años de concienzuda investigación, Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa han demostrado más allá de toda duda que la victoria del Frente Popular en febrero de 1936 fue, en realidad, el más escandaloso pucherazo de nuestra asendereada historia.

Los 50 escaños, al menos, que robó el Frente Popular a los partidos de centroderecha les hubieran permitido volver a formar Gobierno, hubiera quedado desbaratada la siniestra campaña guerracivilista que reivindicaba el golpe de Estado del 34, protagonizado por el PSOE y ERC tras perder las elecciones del 33. Y, seguramente, no se hubiera producido, tras el robo electoral, la avalancha desde febrero de crímenes y atracos que culminó en el secuestro y asesinato del líder de la oposición Calvo Sotelo (el otro, Gil Robles, escapó porque no estaba en casa). Uno de los asesinos de Calvo Sotelo era escolta del organizador del golpe del 34, Indalecio Prieto, que en el exilio pidió perdón por ello. Sin el asesinato de Calvo Sotelo no se hubiera unido al alzamiento el gran indeciso, Franco. ¡Cuánto pudo haber cambiado todo sin el pucherazo del 36!

Sin él, la facción de Besteiro, apoyada en la legalidad, tal vez hubiera deshecho la bolchevización caballerista del PSOE. O no, pero habría sido posible. Lo que no es suposición sino constatación es que Tardío y Villa han hecho lo que en 37 años de franquismo y 39 de democracia nadie intentó. ¡Ni los nacionales! Juzgar por "auxilio a la rebelión" a los que, a veces, sólo la resistieron, era una injusticia y un disparate.

La Causa General debió investigar las elecciones para deslegitimar al Frente Popular, algo denunciado entonces y de lo que se habló siempre, pero que nadie estudió en serio nunca. Confieso que tenía al mayor de estos historiadores por sectario perdido. Acepte mi disculpa intelectual y mi agradecimiento como compatriota.

Descubren nuevo plan "Caballo de Troya" musulmán en colegios británicos
Yolanda Couceiro Morín lagaceta.eu 13 Marzo 2017

En 2014, el gobierno británico investigó un extenso proyecto ideado por grupos musulmanes para islamizar escuelas públicas y expulsar de ellas a profesores y alumnos infieles. El acoso comenzó en Birmingham, pero pronto se extendió a otros muchos centros educativos. En los medios de comunicación, el plan terminó denominándose 'Operación Caballo de Troya'. Se basaba en un amplio documento elaborado por el Muslim Council of Britain con los detalles de la toma de control del sistema educativo británico en lugares de fuerte implantación musulmana.

El nuevo, grave y muy sospechoso incidente fue destapado por el Sunday Times de la semana pasada. La información del Sunday Times desvela un nuevo caso de amenazas contra la directora de un colegio público, amenazas de suficiente gravedad como para obligar a la profesional a recluirse en su domicilio bajo vigilancia policial.

Ha sucedido en Oldham. Allí, Trish O'Donnell, directora de la escuela local de primaria, ha denunciado ante el consejo escolar sus "muy fuertes razones" para sospechar que su centro ha sido elegido como nueva víctima en la estrategia de amedrentar a los británicos nativos para desalojarlos de los colegios y dejarlos bajo control islámico. De hecho, O'Donnell habla a las claras de que un nuevo "Caballo de Troya" se ha introducido en el centro que dirige.

El sindicato de profesores no solo ha ratificado la validez de las denuncias de la directora, sino que ha ampliado el rango de la alarma al advertir como ya está prestando apoyo a múltiples profesores, víctimas de una gran variedad de "aparentes cuestiones de 'Caballo de Troya'". El diario también consultó a fuentes de la lucha contraterrorista. El dictamen fue igual de inquietante: En Oldham se está dando un "significativo problema" con la infiltración islamista.

La mayor parte de los alumnos del colegio de Oldham tienen origen pakistaní. La directora O'Donnel ha denunciado cómo, desde 2013, ha sido sometida a una larga campaña de "amenazas de muerte", "amenazas de volar su coche" e "insultos agresivos". Llegó a ser atacada físicamente por uno de los padres.

El representante de los progenitores en el colegio, Nasim Ashraf, otro pakistaní, se encuentra en el punto de mira como el organizador en la sombra del acoso. Junto con su mujer impulsa las presiones e intimidaciones para que el profesorado se comporte -y vista- de la forma en que un buen musulmán -o musulmana- debe comportarse y vestirse. La hermana de Ashraf ya se encuentra en prisión después de ser condenada por un plan para atacar objetivos judíos en Manchester.

Por de pronto, la directora está en casa. La diaria yihad de conquista del sistema público de las escuelas británicas vuelve a recrudecerse con una presencia demográfica islámica que no hace sino consumar aun más los hechos ya consumados desde hace años

El "pensamiento desviado" de Geert Wilders
Yolanda Couceiro Morín 13 Marzo 2017

"Son los déspotas torpes los que se sirven de las bayonetas. El arte de la tiranía consiste en hacer lo mismo con los jueces". (Voltaire)

En el mes de diciembre pasado, Geert Wilders, el fundador y dirigente del Partido Por la Libertad (PVV) fue condenado por "incitar a la discriminación". El motivo de tal condena reside en las declaraciones que hizo el político holandés en el año 2014, en las que afirmó: "Holanda tiene un problema y se llama marroquíes". En una reunión con sus seguidores en La Haya les formuló a estos una pregunta: "¿Queréis más o menos marroquíes en Holanda?" Ante la respuesta masiva del publico de "¡Menos, menos!", Wilders les aseguró: "Yo me encargaré de ello".

Esa condena no ha hecho mella en Wilders, que no se arrepiente ni se siente culpable de nada. Tal y como había prometido, la represión judicial no lo ha hecho callar ya que, en plena campaña para las elecciones del 15 de marzo de este año, no se ha privado de decir: "La islamización de Holanda debe acabarse, porque este país está en manos del terror que la escoria marroquí impone en las calles". En efecto, en su programa electoral lleva la promesa de reducir la presencia del islam en Holanda, a través del "cierre de mezquitas y escuelas islámicas" y "darle más dinero a los que verdaderamente lo merecen", los propios ciudadanos holandeses.

No es por lo tanto nada improbable que la justicia holandesa vuelva a la carga para seguir intentando acallar mediante la persecución judicial la voz de Wilders, que representa ya, según las encuestas, el canditado preferido con más de un 30% de intención de voto. Los jueces a sueldo y los medios, que actuán muchas veces como simples delatores de toda manifestación de "pensamiento desviado", se empeñan en ignorar aquello que dice Georges Orwell en "1984": "La libertad de opinión y de expresión consiste en poder decir incluso aquello que la gente no quiere oír". En realidad, ya es mucha la gente que quiere oír el discurso de Wilders. Su análisis de la situación y sus propuestas son cada día más aceptadas y apoyadas por el pueblo holandés, el mismo pueblo que las élites gobernantes y su servicio doméstico mediático y judicial quisieran hacer enmudecer. Pues como también dice Orwell: "Aunque sea pequeño y débil, nos es insoportable que haya en algún lugar del mundo un pensamiento desviado." Pero esos esfuerzos liberticidas van a ser en vano.

Ese "pensamiento desviado", del que el dirigente holandés es un destacado exponente, se ha convertido en el crimen por excelencia, pues atenta contra los fundamentos mismos del sistema imperante, que no está dispuesto a aceptar la más mínima merma de su control y su dominio tanto sobre los cuerpos como sobre las mentes. "El más tirano de todos los poderes es aquel que hace de las opiniones crímenes, pues cada cual tiene el inviolable derecho a la libertad de pensamiento", dice Baruch Espinoza. Wilders ha sido juzgado y condenado por un delito de opinión, pues opinar a contracorriente de la ideología dominante se ha convertido en un crimen en la Europa actual. El derecho y la misma libertad están retrocediendo en el continente que ha visto nacer la más noble y humana civilización de todos los tiempos. La regresión es enorme.

Vivimos una nueva Inquisición. En Europa, de norte a sur y de este a oeste, los disidentes son de nuevo perseguidos y toda veleidad de resistencia a las ideas en boga sobre los "derechos humanos", la multicultura y otros artículos de fe del actual credo "progresista" y políticamente correcto, es denunciada por los medios de comunicación adictos al regimen y a la ideología imperantes, y condenados por leyes represivas y duramente sancionados por los jueces. La policía del pensamiento está de fiesta. Su diana elegida: el famoso "pensamiento desviado" que atenta contra los dogmas sobre los que se sustenta el Sistema.

El pasado juicio contra Wilders fue una farsa, otro episodio más de la represión en marcha contra esa nueva "herejía" que consiste en contestar los pilares "teológicos" de esa novedosa religión de los "derechos humanos, la multicultura, la tolerancia y la diversidad", que adopta en la práctica la forma y los modos de una auténtica dictadura política e intelectual contra la cual es un crimen oponerse. El Sistema basa su supuesta legitimidad sobre una serie de "verdades sagradas" que nadie puede poner en duda sin arriesgarse a sentarse en el infamante banquillo de los acusados. El movimiento de oposición y resistencia a la tiranía de las "verdades sagradas" es una lucha que se está desarrollando y consolidando en toda Europa. De ahí que también se endurece la censura, el castigo y la persecución contra este movimiento.

"Quien tiene el poder de hacer creer absurdidades, tiene también el poder de cometer injusticias", decía Voltaire. Son las dos caras de la misma moneda: la mentira y la violencia. La absurdidades del supuesto Edén terrenal que en teoría debía ser la multicultura, la "diversidad" y la "apertura al otro" (en realidad la invasión y la colonización por pueblos extraños de nuestros países) encuentran su complemento en las injusticias que cometen los amos del discurso y los falsificadores de la historia. Cuando la mentira no se basta por sí misma para convencer aquellos a quienes va dirigida, entonces se pasa a la represión, al castigo y a la violencia que significa la conculcación de derechos y libertades fundamentales. En Europa, al tiempo que soplan aires de liberación arrecia la represión.

El dogma de las "verdades sagradas", que nadie puede poner en entredicho sin ser objeto de persecución y que se pretende elevar a categoría de norma legal, anuncia el crepúsculo del derecho en Europa. La aplicación de esa doctrina está transformando a los magistrados en inquisidores y nos está llevando a actuar como Estados totalitarios en los cuales habiendo establecido el Partido o la Iglesia la doctrina oficial, se confía a la Policía y la Justicia la misión de defenderla y de perseguir a los disidentes y los heréticos.

Debemos acabar con todos los abusos de esta nueva inquisición, con el desprecio del derecho, contra ese axfixiante clima de intolerancia que ahoga nuestra sociedad y esteriliza nuestra cultura. Estamos ante una manifiesta voluntad de represión ilegítima, fruto del afán inquisitorial desmedido de una judicatura que ha perdido el norte de su obligado quehacer que consiste en preservar la legalidad y el bien común y no en erigirse en censores, moralizadores o demonólogos al servicio de las obsesiones y fantasias de un régimen cualquiera del signo que fuera.

Querer someter a la sociedad entera al lanar silencio de los corderos y a la balante alabanza de las "verdades esenciales" de la religión vigente sería ridículo si no fuera dramático. Estamos ante una peligrosa deriva liberticida que transita por el territorio del absurdo y del abuso, al pretender perseguir judicialmente a quien ejerce su inalienable derecho a la libertad de expresión sin el beneplácito de los amos del momento ni el visto bueno de los censores del "pensamiento desviado" que no dudan en llegar al extremo de hurgar en los terrenos más personales y recónditos de las personas en búsqueda de "ideas pecaminosas" merecedoras del castigo de la nueva inquisición imperante.

Esta orientación totalitaria que abarca ya los cuatro puntos cardinales de la vida pública y cada vez más los de la esfera privada de los ciudadanos se irá acentuando a medida que estas leyes demuestren ser completamente inútiles para aherrojar la libertad de expresión. A mayor oposición a la tiranía, mayor represión legislativa, policial y judicial. Y a su vez mayor resistencia a la opresión. La Justicia europea y su Policía, que tan incapaces demuestran ser para combatir el crimen y el terrorismo, se dedican ahora a perseguir a los "heréticos". Pues en realidad, las machaconas acusaciones de racismo, fascismo, xenofobia, antisemitismo, etc... que surgen a distro y siniestro a la menor ocasión, son anatemas para-religiosos, excomulgaciones lanzadas contra toda persona o grupo constituído que conteste los dogmas de la clase política y mediática en el poder.

La justicia en Europa se está convirtiendo cada vez más en una justicia partidista, totalmente sometida a la insidiosa dictadura que rije bajo la hipócrita máscara de la libertad, la democracia y los derechos humanos. Los jueces, simples peones del poder establecido, se han ido poniendo al servicio del conformismo de su época, el del pensamiento políticamente correcto. La nueva misión de estos jueces es la de condenar conn severidad a los disidentes del sistema imperante. Esta justicia ya sólo es una mera correa de transmisión en el organigrama del poder de los amos de la situación, dispuestos a todo con tal de seguir al mando.

Los jueces actuales, reflejo ellos también de una época vulgar enemiga de toda virtud e integridad, cuando no carente de elemental decencia moral, se someten mansamente a la ideología hegemónica. En su gran mayoría recitan el credo en boga, y se conforman al espíritu del tiempo sin rebeldía ni crítica. Los peces muertos siguen la corriente, no pueden hacer otra cosa. La justicia holandesa ha llevado a su presencia a Wilders por contestar las verdades esenciales del Sistema, concretamente por haber dicho palabras blasfematorias conta el credo oficial de la multicultura y la supuesta bondad del islam. La acusasión ha sido la esperada: incitación al odio, al racismo, a la discriminación, etc, etc... Un poco más y el fiscal pedía su ingreso en un asilo siquiátrico como en los "buenos tiempos"...

Y hablando de "buenos tiempos". Durante la Revolución Francesa hubo un fiscal del Tribunal Revolucionario llamado Fouquier-Tinville, famoso por mandar ingentes cantidades de "enemigos del pueblo" a la guillotina. Este fiscal decía: "Dénme una sola frase de cualquier persona y lo haré ejecutar". En el caso de Wilders la fiscalía ha necesitado poco más que un par de frases para pedir su puesta fuera de la circulación y su muerte civil y moral. En otras épocas y geografías lo hubieran podido mandar a un asilo siquiátrico especial para "enemigos del pueblo", o condenado a las galeras, a las minas de sal o a desecar las Marismas Pontinas... Pero Wilders ha logrado salir con una condena relativamente benigna, sin imposición de cárcel ni multa. Tal vez el ideal de "justicia revolucionaria" que algunos quisieran imponer definitivamente en Europa esté perdiendo fuelle. O la cobardía de los jueces ha encontrado en otra parte las razones de su miedo y ha decidido actuar en consecuencia. Tal vez éstos sientan que se están adentrando en un terreno minado en el que en un mañana cercano puedan ser ellos mismos los que sean juzgados por sus actos de hoy.

El viento está cambiando de dirección y algunos no son insensibles a esa realidad que viene asomando en el horizonte. En un futuro que se dibuja ya en el horizonte podrían ser llamados a rendir cuentas: la suerte de los traidores no ha sido nunca un destino envidiable. Los jueces en este caso no se han atrevido a ir hasta el final del castigo dictado de antemano por sus amos y se han quedado a medias. La justicia ha condenado, con más miedo que vergüenza, al acusado por "incitación a la discriminación" y lo ha exculpado del delito de "incitación al odio". Pero a Wilders la Historia ya lo ha absuelto.

Maestras con hiyab
Arturo Pérez-Reverte: "Tolerar maestras con hiyab es desandar los muchos pasos que dimos en la larga conquista de derechos y libertades"
www.latribunadelpaisvasco.com 13 Marzo 2017

El escritor dedica a esta cuestión su última columna publicada en la web Zenda Libros.

Lo que sigue a continuación, son algunos extractos del artículo.

“De aquí a un par de años –si es que no ha ocurrido ya– saldrá de las facultades españolas una promoción de jóvenes graduadas en Educación Infantil y Primaria, entre las que algunas llevarán –lo usan ahora, como estudiantes– el pañuelo musulmán llamado hiyab: esa prenda que, según los preceptos del Islam ortodoxo, oculta el cabello de la mujer a fin de preservar su recato, impidiendo que una exhibición excesiva de encantos físicos despierte la lujuria de los hombres”.

“Ese próximo acontecimiento socioeducativo, tan ejemplarmente multicultural, significa que en poco tiempo esas profesoras con la cabeza cubierta estarán dando clase a niños pequeños de ambos sexos. También a niños no musulmanes, y eso en colegios públicos, pagados por ustedes y yo. O sea, que esas profesoras estarán mostrándose ante sus alumnos, con deliberada naturalidad, llevando en la cabeza un símbolo inequívoco de sumisión y de opresión del hombre sobre la mujer –y no me digan que es un acto de libertad, porque me parto–. Un símbolo religioso, ojo al dato, en esas aulas de las que, por fortuna y no con facilidad, quedaron desterrados hace tiempo los crucifijos. Por ejemplo”.

“Pero hay algo más grave. Más intolerable que los símbolos. En sus colegios –y a ver quién les niega a esas profesoras el derecho a tener trabajo y a enseñar– serán ellas, con su pañuelo y cuanto el pañuelo significa en ideas sociales y religiosas, las que atenderán las dudas y preguntas de sus alumnos de Infantil y Primaria. Ellas tratarán con esos niños asuntos de tanta trascendencia como moral social, identidad sexual, sexualidad, relaciones entre hombres y mujeres y otros asuntos de importancia; incluida, claro, la visión que esos jovencitos tendrán sobre los valores de la cultura occidental, desde los filósofos griegos, la democracia, el Humanismo, la Ilustración y los derechos y libertades del Hombre –que el Islam ignora con triste frecuencia–, hasta las más avanzadas ideas del presente”.

“Y es que no se trata de Islam o no Islam. Tolerar tales usos es dar un paso atrás; desandar los muchos que dimos en la larga conquista de derechos y libertades, de rotura de las cadenas que durante siglos oprimieron al ser humano en nombre de Dios. Es contradecir un progreso y una modernidad fundamentales, a los que ahora renunciamos en nombre de los complejos, el buenismo, la cobardía o la estupidez. Como esos estólidos fantoches que, cada aniversario de la toma de Granada, afirman que España sería mejor de haberse mantenido musulmana”.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
De ladrón a ladrón

Luis Herrero Libertad Digital 13 Marzo 2017

La sobreabundancia informativa sobre la mugrienta financiación ilegal de Convergencia demuestra que no ha habido cortina de humo capaz de ocultar las fechorías de Mas y su cuadrilla. El Palau de la música fue un lavadero de dinero hediondo que desvió 30 millones de euros a las arcas convergentes y a los bolsillos particulares de un par de mangantes. El dinero procedía de las mordidas que pagaban empresarios catalanes para acceder a la contratación pública. Los tesoreros del partido, uno difunto y otro en el banquillo, iban a ver a Montull, el capataz de Félix Millet, contaban la pasta delante de sus narices y luego se lo llevaban a su caja fuerte.

Las gestiones con los empresarios, es decir, las extorsiones, si queremos hablar en castellano, las hacía un conseguidor que se llama Germá Gordó. Esto no lo sabemos porque haya salido a relucir en el juicio del caso Palau, sino por las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción en otra causa más general conocida como la trama del 3%. Testigos protegidos afirman que algunas de las extorsiones de Gordó se efectuaron en presencia de Artur Mas. Gordó y Mas, políticamente hablando, eran uña y carne.

El mismo mecanismo mafioso de financiación se utilizaba, a la vez, en el ámbito de los Ayuntamientos. Eso lo sabemos gracias a las pesquisas del juez instructor de el Vendrell, que tramita desde hace años la denuncia de un concejal de ERC contra el alcalde de Torredembarra. Cereza cereza, del cesto indagatorio van saliendo otros nombres. Incluso el de Carles Puigdemont. Aún es pronto para saber cómo pintan las cosas. La conclusión de este breve resumen es que por la pasarela judicial acabarán desfilando alcaldes, consellers, presidents y ex presidents. Es decir, toda la escala de mando del partido que fundó -y corrompió- Jordi Pujol.

¿Cómo se compadece esa circunstancia con la afirmación, tantas veces repetida por Ciudadanos, PP y PSC de que la ofensiva independentista es sólo una huida hacia adelante para tapar la corrupción? Si fuera así habría que convenir que la maniobra de encubrimiento ha devenido en un fracaso absoluto.

El otro mantra, éste esgrimido desde las filas soberanistas, es que los jueces actúan al dictado del Gobierno para hacer descarrilar el procés. Artur Mas ha elevado estos días las cotas del victimismo hasta límites portentosos: policías corruptos, testigos pagados con fondos reservados y jueces y fiscales marrulleros trabajan juntos para presentarle a él y a sus adláteres como viles corruptos con el propósito exclusivo de acabar con la sedición. A mi, francamente, que Mas diga esas bobadas me trae sin cuidado. La legítima defensa deriva a veces en esa clase de excesos. Lo que me parece asombroso, en cambio, es que la gente de Rajoy le compre la mercancía.

En la ponencia política que el PPC debatirá en su próximo Congreso se afirma rotundamente que el procés está muerto. En los próximos meses -dicen- asistiremos a los últimos episodios convocados por quienes saben que se acerca el final. Serán acciones desesperadas condenadas al fracaso. "Han agotado -escriben- la paciencia de una inmensa mayoría de catalanes, incluidos muchos que en algún momento les han podido apoyar". La conclusión inevitable de esa tesina es que la amenaza de la desconexión se ha evaporado. Fin de la pesadilla.

¿Cómo podemos interpretar ese razonamiento? Hay una manera turbia de hacerlo -no lo quiero ni pensar- que pasa por la hipótesis de un pacto infame: vosotros, independentistas corruptos, arriáis la estelada y nosotros, guardianes del Estado, os quitamos a los jueces de encima. La alternativa, no ilegal pero bastante ingenua, es dar por sentado que Oriol Junqueras, cuando llegue a la presidencia de la Generalitat, se olvidará voluntariamente de sus ensoñaciones patrióticas y mandará el referéndum de independencia al baúl de los interruptus.

La cuestión es: ¿y por qué habría de hacerlo? Las dos encuestas que hemos conocido en 2017 siguen dándole a los independentistas mayoría absoluta en el Parlament. La Vanguardia les otorga 69 escaños y El Periódico, 71. Ahora tienen 72. La mayoría absoluta se sitúa en los 68. ¿Dónde está ese hastío del que habla el PP en su ponencia política? ¿Por qué querría pasar Junqueras a la historia como el gran traidor a su causa? ¿Porque una vez instalado en el poder el idealismo se rendirá a la molicie? Me consta que eso es lo que piensan algunos analistas del séquito de La Moncloa. Y no me extraña. Ya se sabe lo que cree el ladrón de quienes le rodean.

Los medios, fortín de la secesión
SERGIO FIDALGO El Mundo 13 Marzo 2017

La deriva que está viviendo Cataluña se está agudizando por momentos. Siguiendo la lógica de la huida hacia adelante que están siguiendo los partidos gobernantes en esta comunidad autónoma ya nada importa. Desde intentar aprobar reformas exprés del reglamento del Parlament para intentar hurtar el legítimo debate que debería existir en toda cámara, a despreciar los dictámenes del organismo que ha de guiar por los senderos de la legalidad a la Generalitat, el Consejo de Garantías Estatutarias.

Tanto Oriol Junqueras como Puigdemont necesitan mantener la tensión constante para que los centenares de miles de ciudadanos a los que han engañado con las bondades de la secesión rápida, indolora y sin costes no se desenganchen del proceso separatista. Sin ilusión, sin fe en un futuro mejor alejado de la España que han vendido como atrasada y poco democrática, quienes aún creen en los postulados de Junts pel Sí tendrían que fijarse en su gestión de los asuntos cotidianos.

Y si la porción de Cataluña que les apoya les tuviera que juzgar por la gestión que ERC y la antigua CDC, sobre todo ésta, han hecho de la sanidad, la educación, la economía, las infraestructuras o la agricultura, el futuro de los actuales rectores de la Generalitat sería más bien oscuro. De ahí su necesidad constante de utilizar los medios de comunicación para mantener alta la moral de sus votantes. Con propaganda y mentiras, porque pocos argumentos veraces les quedan a estas alturas.

Del aparato propagandístico de la Generalitat ya se ha dicho casi todo. Tanto la radio como la televisión autonómicas hace años que decidieron no disimular. Sus rectores han mutado un servicio público en una herramienta de manipulación a las órdenes de los partidos separatistas. Todos los catalanes nos vemos obligados a sostener con nuestros impuestos unos medios que ofenden e insultan la inteligencia de la mayoría de ciudadanos que no apoyamos la secesión y que queremos seguir conviviendo en paz con el resto de compatriotas del resto de España.

Este diario ya da buena cuenta de los continuos escándalos producidos en TV3 y en Catalunya Ràdio, los medios oficiales de la Generalitat. La situación es tan preocupante que ya no hace falta ni que el político de turno levante el teléfono para presionar a un periodista. Los principales comunicadores de estas empresas son entusiastas propagandistas de la secesión y no necesitan recibir consignas, las crean ellos mismos. Y compiten unos con otros para ver quién va más allá en su afán de manipular a los catalanes proclives a apoyar la secesión u ofender a la mayoría de ciudadanos que están en contra de la ruptura.

Pero se habla poco de un ámbito comunicativo que a priori parece poco importante, porque está alejado de los grandes focos políticos, el de los medios locales y comarcales que ofrecen la información más cercana a buena parte de la población catalana. Analizados uno a uno, sus audiencias son pequeñas en la mayoría de los casos, de ahí que a menudo no sean tenidos en cuenta cuando se habla del apoyo de la prensa a la causa secesionista; pero en conjunto llegan a sectores muy importantes de la ciudadanía. Y ahí el balance es aún más trágico.

Los mensajes de TV3, a pesar de su importancia en la información política catalana, pueden ser contrarrestados por el de los medios de ámbito nacional, con capacidad para desmentir sus mentiras una a una. Y las emisoras públicas y privadas de ámbito autonómico que apoyan fervorosamente la causa secesionista pueden tener su contrapunto en las cadenas que defienden la convivencia entre todos los españoles y el respeto a la legalidad, como, por ejemplo, Onda Cero, Cope, la Ser o Radio Nacional. Pero si descendemos al ámbito comarcal y municipal la batalla está, en estos momentos, más que perdida en Cataluña.

Docenas de semanarios o mensuales gratuitos, que en algunos casos son la única publicación de la ciudad o de la comarca, bajo el anzuelo de ofrecer información de proximidad, cuentan con una línea editorial y de opinión absolutamente secesionista, denigrando continuamente a las instituciones comunes de todos los españoles y apoyando la necesidad imperiosa de romper la convivencia entre todos los ciudadanos. Y con una tenacidad sin límites, aprovechan cualquier ocasión para practicar la gota malaya con sus lectores, para que poco a poco vayan desconectando mentalmente de cualquier lazo de afecto hacia el resto de españoles.

En las páginas de deportes cuentan los últimos avatares del equipo de fútbol local, mientras que en las columnas de opinión cualquier incidencia que afecte a una infraestructura dependiente del Gobierno central sirve para incidir en el atraso de España. O se vende como imprescindible la secesión para que Cataluña siga avanzando y sea más próspera. Cualquier consigna de las antenas locales de la ANC y Òmnium Cultural, que tienen una considerable presencia en la Cataluña rural y alejada de las áreas metropolitanas de Barcelona y Tarragona, es seguida con entusiasmo por docenas de columnistas locales.

La red de publicaciones locales pro-secesión, bien regadas con anuncios de las administraciones públicas que dominan los partidos independentistas, trasladan a todos los hogares de la Cataluña no metropolitana los mensajes que desean los estrategas de la ruptura con España. ¿Quién no va a coger un periódico gratuito en el que se informa del programa de actos de la fiesta mayor de la localidad o de la agenda del fin de semana en la comarca? La información más cercana es el gancho para que los columnistas separatistas sigan con su labor de mantener alta la moral de sus huestes y para intentar convencer a nuevos ciudadanos para su causa.

Pero no se conforman sólo con la Cataluña rural. Este tipo de prensa también se prodiga por los principales barrios de Barcelona y por las ciudades del antaño cinturón rojo. Los secesionistas saben que si quieren ganar han de sumar como sea apoyos en el entorno metropolitano y riegan con anuncios y campañas públicas este tipo de medios. El mecanismo es el mismo: información del barrio y columnistas mayoritariamente secesionistas que hablan poco de la vida cotidiana y mucho de las virtudes de una teórica independencia de Cataluña y de lo desastroso y poco democrático que es "el Estado español".

Es necesario que emprendedores que crean que es necesario reconquistar el corazón de los catalanes manipulados, que deseen ayudar a desmontar las mentiras de los secesionistas para que la convivencia entre todos los españoles sea cada día mejor, apuesten por crear medios locales en Cataluña. O en apoyar a algunos que ya existen, como los digitales constitucionalistas del estilo de la Revista Digital de la Catalunya Central, del Maresme y del Vallès. Hay que desarrollar nuevos proyectos para que la información comarcal no sea una excusa para romper los lazos que hemos tejido los españoles durante siglos.

A un lector de ámbito nacional toda esta disertación le puede parecer insignificante, pero crean que es necesario reconquistar la información local para defender a España. Porque una posible secesión de Cataluña sería una tragedia nacional, y para evitarla hay que contar a los catalanes, de manera veraz y honesta, lo mucho que nos une a todos los españoles y lo que nos conviene seguir juntos. Y para iniciar la remontada no se puede despreciar el ámbito de los medios de comunicación de este tipo, porque los separatistas se han hecho fuertes en ellos ya que saben de su importancia.

No se trata de imitar el estilo de comunicación de los secesionistas. Basta con contar las cosas como son, en no negar la historia común, en juzgar a los políticos catalanes no por lo que dicen sino por lo que hacen, en explicar que el resto de España no es el extranjero, sino nuestro país. Porque la historia de Cataluña es la historia de España. Y la historia de España es la de Cataluña. Y en la lucha por mantener la buena convivencia no hay que descuidar ningún ámbito. Sobre todo el de la información local.

Sergio Fidalgo es presidente del Grup de Periodistes Pi i Margall.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial