AGLI Recortes de Prensa    Sábado 18 Marzo 2017

Rajoy rajoyeado
Fernando Díaz Villanueva www.vozpopuli.com 18 Marzo 2017

Ni con el apoyo de los cinco diputados del PNV ha conseguido Rajoy sacar adelante el decreto de la estiba. 142 votos a favor y 175 en contra. Este es el retrato fiel de la legislatura que acabamos de comenzar una vez sobrepuestos al espejismo coyuntural de las crisis internas en el PSOE y Podemos. Un baño de realidad que nos va a costar un dineral sí, pero que quizá sea necesario para que Rajoy se aperciba de cual es su nuevo lugar en el mundo.

Conociendo al personaje y a sus exasperantes latencias quizá pensaba que este momento no iba a llegar nunca. Creía que, como es más listo que nadie porque sacó la oposición a Registros, podría ir trampeando sine die hasta las próximas elecciones. El resto, ya se sabe, son todos tontos y tienen que pasar por el aro por eso mismo, porque son tontos. Pero no, no son tontos, el bofetón de la estiba parece que va a ser la tónica y ahí tenemos los súper urgentes presupuestos de 2017, aún sin aprobar a pesar de que encaramos ya el segundo trimestre del año. Las urgencias de Mariano son así de aplazables.

137 escaños es una renta parlamentaria escasísima. Nadie lo había intentado con tan poco. Hasta la fecha lo mínimo con lo que se había gobernado fueron los 156 de Aznar en el 96. A 20 de una mayoría absoluta más o menos alcanzable con el concurso de las dos minorías (la vasca y la catalana) hegemónicas en el Congreso de aquella época. Rajoy no solo tiene muchos menos diputados que el Aznar primerizo, sino que está a 40 escaños de la mayoría absoluta, lo que le obliga a pactar con Ciudadanos siempre y a rematar la carambola con uno o varios terceros.

Pero Mariano Rajoy Brey es poco de llegar a acuerdos y, menos aún, de cumplirlos. A diferencia del Aznar del 96, que venía de la oposición, él viene de mandar y disponer a su antojo durante cuatro años más la prórroga del año pasado en la que dejó que el año pasase sin hacer nada.

Claro, que para estar donde está tuvo que suscribir un pacto con Ciudadanos, pero se lo está pasando por el arco del triunfo, que es la especialidad de la casa. Eso a pesar de que los 32 diputados naranjas, los que le permiten acercarse a la mayoría absoluta, es lo único que tiene. Pero la inercia sorayo-montorita es demasiado fuerte. Están acostumbrados a hacer de su capa un sayo ninguneando a todos. ¡Pero si se chotean de sus propios votantes! ¿Qué no harán con el resto de partidos?

El resultado final es una deliciosa estampa del burlador burlado. El que en esta ocasión ha rejoneado a placer ha sido Rivera sobre el lomo de Rajoy y no al revés como viene siendo habitual. Lo de menos, por lo tanto, es la cuestión de los estibadores, con cuyos gastos correremos los demás. Es un tema que se resolverá como se resuelve todo en España, endilgando la factura a los contribuyentes, que todo lo aguantan, que nunca se quejan. Lo de más es la debilidad intrínseca de un Gobierno que curiosamente y contra la misma evidencia se cree fuerte. Pero su fortaleza es relativa, dependiente de la debilidad ajena y, por lo tanto, ilusoria.

Antes o después PSOE y Podemos se recompondrán. Tiempo tienen. De aquí a los próximos comicios, las municipales de 2019, aún quedan dos años largos. Tiempo más que sobrado para que los socialistas encuentren su sitio tras el tsunami podemita y los chicos de Iglesias arreglen sus diferencias apiñándose en torno al líder máximo o forzando un nuevo Vistalegre para que el líder mínimo lo intente otra vez. Dos años en política dan para mucho. Recordemos que hace solo dos años Podemos era un partido extraparlamentario y Ciudadanos una formación segundona en Cataluña.

Una vez se haya calmado el patio las aguas bajarán y aflorarán los cascotes de un partido hecho un cisco y de un gabinete formado por deshechos de tienta tipo Álvaro Nadal, salteadores de caminos naturales de Jaén y la omnipresente Soraya, solo inmensa en su ineptitud. Esto es todo lo que el registrador, necio bruñido que ejerce de poderoso sin serlo del todo, puede oponer cuando vienen mal dadas. Y vienen, y han venido, y vendrán peores.

No será porque no se advirtió a tiempo. Mariano podía presentarse de nuevo a las elecciones. Podía hacerlo dos veces consecutivas. Podía incluso ganarlas apelando a la amígdala de sus votantes, pero poco más podía hacer salvo ofrecernos una segunda y agonizante entrega de un taquillazo fallido.

La estiba retrata a la clase política
EDITORIAL Libertad Digital 18 Marzo 2017

Una vez más se ha puesto de manifiesto el desprecio a los intereses generales por parte de una clase política de ínfimo nivel.

El Congreso de los Diputados rechazó el pasado jueves el decreto ley con que el Gobierno pretendía adaptar el negocio de la estiba portuaria a los requerimientos de la Unión Europea. El Ejecutivo de Rajoy cosechó así una importante derrota parlamentaria, que obliga a seguir negociando para liberalizar un sector anacrónico en el que perviven todo tipo de privilegios monopolísticos incompatibles con la libertad de empresa y de contratación vigente en todo el territorio de la UE.

Con este rechazo a un decreto razonable, que solo pretendía eliminar las trabas injustas que impone un monopolio sindical, se ha puesto de manifiesto el desprecio a los intereses generales por parte de una clase política que prefiere seguir dedicada a ponerse zancadillas parlamentarias, en el marco de una estrategia de enorme cortedad de miras.

Ciudadanos, el partido que en su último congreso se declaró eminentemente liberal, provocó con su abstención el rechazo de este decreto de liberalización. A pesar de las constantes proclamas de Albert Rivera para poner sus votos al servicio de los intereses generales por encima rencillas partidistas, lo cierto es que Ciudadanos ha dado al traste a la primera de cambio con el intento de modernizar un sector esclerótico cuya liberalización, precisamente, figura de manera expresa en el programa con que la formación naranja concurrió a las pasadas elecciones.

El PSOE, por su parte, sigue debatiéndose entre convertirse en una formación socialdemócrata con aspiraciones de Gobierno o avanzar hacia la marginalidad populista para arañar unos cuantos votos a Podemos. No es extraño que en este asunto en cuestión, que interpela directamente el compromiso ideológico de los socialistas con la modernización de un sector clave de la economía, hayan decidido ponerse a favor de una casta privilegiada y en contra de la igualdad laboral.

Otro tanto cabe decir de los diputados podemitas, cuyo apoyo a un sistema de privilegios creado durante el franquismo, en el que se producen todo tipo de agravios también por razón de sexo, pone de relieve la vergonzosa hipocresía de un movimiento liberticida que jamás desperdicia una ocasión para enfangarse en el más grotesco populismo.

Pero la principal responsabilidad en este asunto concreto recae, naturalmente, en el Partido Popular. Mariano Rajoy y su entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, pudieron liberalizar la estiba y cumplir así con la normativa comunitaria durante la pasada legislatura, pero no lo hicieron, a pesar de disfrutar de una holgada mayoría absoluta. De hecho, los populares no sólo no atendieron los requerimientos de la Comisión Europea al respecto, sino que incluso se pusieron del lado de los estibadores, ya que el Gobierno intentó frenar la reforma que hoy tanto defiende.

Unos y otros han puesto a España en la peor situación posible, al mantener un monopolio ilegal que amenaza con provocar fuertes pérdidas a nuestros puertos en beneficio de instalaciones portuarias extracomunitarias como Tánger, nuestro competidor directo en el Mediterráneo Sur.

Por si fuera poco esa traición, España se enfrenta a una multa millonaria, cuya cuantía inicial asciende a 134.000 euros diarios, pero que podría incrementarse en función de la gravedad y la reiteración del incumplimiento, a lo que hay que sumar todos los costes indirectos que supone mantener el monopolio vigente.

Pocas veces ha quedado tan meridianamente claro el desprecio de una clase política hacia los intereses generales de la Nación que dice representar. En el asunto intolerable del monopolio de la estiba, las principales fuerzas políticas han quedado perfectamente retratadas sin ninguna excepción.

España ildmendiga, España rendida
Francisco José Alcaraz Libertad Digital 18 Marzo 2017

Póngase por un momento en esta situación. Si un grupo de delincuentes asesinaran a sus hijos a navajazos al volver a casa ¿Se conformaría con que el Gobierno pidiera a los delincuentes que entreguen la navaja y se disuelvan? ¿Celebraría que 30 años después los asesinos le entregaran la navaja y siguieran en libertad? No, no lo aceptaría y lo consideraría una burla, una ofensa al sentido común pero especialmente al sentido de la justicia.

El esperado anuncio de ETA que forma parte de una hoja de ruta pactada ha causado un tremendo frenesí entre la clase política y periodísticas que pretenden extenderla a la mayoría de los españoles. Este blanqueamiento de ETA es efectivo gracias a la falta de empatía, el casi nulo análisis de una noticia descontextualizada y la desafección de los españoles con el problema del terrorismo.

Me indigna escuchar a todo el arco Parlamentario mendigar a los asesinos que "entreguen las armas y se disuelvan". Un Estado democrático no mendiga la autodisolución, más aún cuando sabemos que es fruto de muchas cesiones a ETA. Un Estado democrático tiene que aplicar la Ley y buscar la justicia, es decir, buscar la derrota de ETA.

La derrota no consiste entregar las armas y disolverse, la derrota es actuar con la Ley. Aplicar una Ley cuya finalidad es la de detener a todos y cada uno de los responsables directos e indirectos de los más de 300 asesinatos sin juzgar. Detener a todos y cada uno de los jefes de ETA, entre ellos el máximo responsable Josu Ternera. Renunciar a la derrota es renunciar a la Justicia que las víctimas hemos depositado en un Estado de Derecho que tiene la obligación de ejercerla en nuestro nombre.

"Ya no matan" es la consigna que políticos y periodistas vasallos promueven para justificar la rendición a una banda de asesinos. Es decir, ¿qua a las mujeres maltratadas tenemos que decirle que ceda a las pretensiones de sus parejas para que dejen de matar? Si a una mujer no le pedimos que renuncie a su libertad y dignidad aun sabiendo que puede tener como consecuencia su asesinato ¿Con qué autoridad moral piden a las víctimas del terrorismo que renunciemos a la justicia bajo el pretexto que así ETA deja de matar?

Esta sociedad es beligerante con la corrupción política y no se conforma con que los políticos corruptos entreguen los documentos o utensilios que utilizaron para robar, exigen contundentemente que entren en la cárcel. Reclaman justicia sólo para el adversario político y no para asesinos terroristas que tienen casi mil asesinados y miles de heridos, para estos con entregar las armas les bastan. Como si las pistolas tuvieran vida propia y fueran la que asesinaron y no quienes apretaron el gatillo u ordenaron hacerlo.

Definitivamente, el sacrificio de las víctimas del terrorismo en España ha sido en vano, este país ha demostrado no merecer ni una sola gota de la sangre derramada cuando se celebra con autentico frenesí la renuncia a la justicia a cambio de unas pistolas y sustituibles.

La tentación del revanchismo
PEDRO G. CUARTANGO  El Mundo 18 Marzo 2017

Más de 40 años después de la muerte del dictador, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido cambiar la denominación de 47 calles franquistas. Lástima que se haya tardado tanto tiempo en quitar el nombre de algunos generales afectos al Movimiento Nacional que todavía quedan en el callejero. Pero el gesto llega tarde, resulta inútil y sólo es una cortina de humo para distraer de los verdaderos problemas de la capital.

Hay un viejo refrán castellano que dice "a moro muerto, gran lanzada". Esto es lo que ha hecho el Ayuntamiento que se ha escudado en la Ley de Memoria Histórica para tomar una medida que carece de sentido porque la gran mayoría de esos nombres que se quiere borrar ha pasado al olvido más absoluto.

Nadie sabe ya quiénes eran los hermanos García Noblejas, Eduardo Aunós, García Escámez o Emilio Jiménez Millas. Pero el caso más surrealista es el cambio de nombre de la calle Romero Basart porque había dos militares que tenían los mismos apellidos porque eran hermanos. Uno fue general de la Guardia Civil y defensor de El Alcázar de Toledo y el otro, jefe de la aviación republicana. Si le quitan la calle al primero, nuestros ediles podrían haber mantenido el nombre para homenajear al segundo, que estuvo en la cárcel tras el final de la Guerra Civil.

Creo que la decisión de Manuela Carmena llega con cuatro décadas de retraso, aunque algunos argumentarán que Podemos no gobernaba en aquella época y que Pablo Iglesias no había nacido todavía. Pero hay que recordar que durante la Transición se cambiaron los nombres de las calles y se eliminaron las referencias al general Franco y a José Antonio, el fundador de la Falange, decisiones que eran sensatas, justificadas y motivadas por la necesidad de reconciliación que existía entonces.

Hoy, casi ocho décadas después del final de aquella sangrienta y cruel contienda entre españoles, es un acto inútil y meramente propagandístico cambiar los nombres a esas 47 calles, por muy justificado que esté en algunos casos.

La historia no debería ser utilizada para dividir a los ciudadanos y menos como un arma arrojadiza para ofender a los descendientes de aquellos militares y dirigentes del franquismo que difícilmente pueden comprender que ahora se adopte una medida de esta naturaleza. Muchos de los nombres con los que se van a rebautizar esas calles corresponden a personas honorables, injustamente olvidadas y merecedoras de un reconocimiento social. Pero eso era fácil de arreglar sin caer en el revanchismo. Hubiera bastado dignificar su memoria con las calles que se abren en los nuevos barrios o dando su nombre a lugares cuya denominación se puede cambiar porque carece de significado.

El afán de los regidores del Ayuntamiento de Madrid es reafirmar su ideología y hacer un guiño a su clientela electoral, que aplaudirá la medida como un signo de progresismo y equidad.

No lo es. Por el contrario, la iniciativa refleja un inquietante sectarismo y una falta de generosidad y respeto a quienes no comulgan con sus ideas.

Creo que lo que tenemos que hacer es olvidar los rencores del pasado y dejar la interpretación de la historia a los historiadores. Mi abuelo estuvo a punto ser fusilado por un pelotón de falangistas, pero hoy yo soy el único que lo sabe porque él me lo contó antes de morir. Sacar a colación estos asuntos para dividir a los ciudadanos entre buenos y malos es una mezquindad. Por respeto precisamente a la memoria histórica, a lo que sucedió de verdad, lo mejor es sencillamente perdonar y renunciar a cualquier revisionismo porque el horror carece de bando.

Una perniciosa utilización política de la Historia
EDITORIAL El Mundo 18 Marzo 2017

La decisión del Ayuntamiento de Madrid de cambiar el nombre de 47 calles de la capital en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, en vigor desde 2007, es innecesaria, inoportuna y errónea, además de un nuevo ejemplo de la perniciosa forma de entender la política del equipo de Manuela Carmena, más cercana a la propaganda que a las necesidades reales de los madrileños. Nadie, salvo quienes confunden su labor de servicio a la ciudadanía con la imposición de una visión ideológica en todos los ámbitos de la vida pública, considera que esta medida era prioritaria.

Y sin embargo, mientras muchos problemas acuciantes que afectan a la vida cotidiana de los madrileños siguen sin resolverse, desde que el equipo de Ahora Madrid, con el apoyo del PSOE, accedió a la alcaldía se propuso acometer urgentemente esta tarea. Y lo hizo aun sabiendo que provocaba el malestar de muchos habitantes de la capital, que lo entendieron como una manifestación revanchista sobre hechos que ocurrieron hace más de 80 años y que sólo deberían interesar a los historiadores. Por eso, el despropósito no se hizo esperar, dada la torpe actuación de la felizmente destituida Celia Mayer. La entonces concejal de Cultura ordenó retirar una placa de un muro del cementerio parroquial de Carabanchel Bajo en homenaje a ocho carmelitas fusilados durante la Guerra Civil y beatificados posteriormente, otra lápida dedicada al sindicalista y falangista José García Vara y un monolito al Alférez Provisional. Ante la flagrante ilegalidad de los hechos, el Ayuntamiento tuvo que rectificar y restituir en su lugar los tres elementos retirados.

Quizá lo único positivo de este asunto haya sido la capacidad de rectificación del Ayuntamiento a partir de aquel suceso. Tras un primer proyecto disparatado en el que se pretendía cambiar el nombre de más de 100 calles y plazas, Carmena decidió prescindir del equipo asesor perteneciente a la Cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense y decidió crear otro formado por expertos independientes. Este nuevo Comisionado, corrigiendo la visión sectaria del primero, ha reducido el alcance a sólo 47 espacios urbanos y ha propuesto una serie de nombres para sustituir a los actuales que son razonables y no tienen un marcado carácter ideológico. La mayor parte de los nombres sugeridos merecen tener una calle en la capital, dada su relevancia política, literaria, científica o educativa. Pero esa no es la cuestión, ya que se les podría haber asignado un lugar de nueva creación en la ciudad. Lo preocupante, porque enrarece la convivencia entre los madrileños, es que todo el proceso se haya realizado por motivos políticos e ideológicos.

El equipo municipal dirigido por Manuela Carmena debería centrar su actuación en resolver los problemas reales que existen en la ciudad. Su labor es la de gobernar para toda la población, tanto para quienes le votaron como para los que no lo hicieron. No es de recibo querer reducir su actuación política a un permanente show mediático jugando con la sensibilidad que aún despierta en nuestro país lo ocurrido durante la Guerra Civil y la posterior dictadura. Los españoles optaron en la Transición por la convivencia y por superar definitivamente aquel nefasto momento de nuestra historia reciente. Pretender reabrir las heridas es un acto de irresponsabilidad política.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Otro engaño de ETA
EDITORIAL Libertad Digital 18 Marzo 2017

No tiene -y no debería dársele- ninguna importancia a que los asesinos etarras entreguen unas cuantas pistolas oxidadas y unos explosivos caducados.

Es la enésima ocasión en la que la banda terrorista ETA anuncia un desarme. No deja de ser curiosa la atención mediática que suscita una banda que en teoría está derrotada y que según tantos quieren dar a entender ya ni existe, pero que a cada nueva burda escenificación que hace pública acapara portadas.

Lo cierto es, sin embargo, que no tiene –y no debería dársele- ninguna importancia a que los asesinos etarras den a las autoridades unas cuantas pistolas oxidadas y unos explosivos caducados: lo que tendrían que hacer es entregarse ellos, renunciar definitivamente al terror, pedir perdón a las víctimas y, muy especialmente, colaborar con la Justicia en el esclarecimiento de los más de 300 crímenes etarras que aún no han sido aclarados. Porque mientras haya cientos de víctimas que ni tan siquiera saben qué le ocurrió a sus padres, maridos, hermanos o hijos todo lo demás que pueda hacer ETA no es sino un siniestro baile de máscaras.

Especialmente siniestro porque, además, esta escenificación no es sólo una forma de interpretar el final de la atroz historia de la banda terrorista: es sobre todo una pantomima encaminada a legitimar su existencia y convertir a los asesinos en referentes morales a cambio de gestos vacíos y sin verdadero sentido.

Una ETA que ya no puede atentar, que no tiene capacidad operativa para seguir imponiendo su terror y que probablemente se enfrenta a una España que ya no podría soportar su repugnante rastro de muerte pretende erguirse en una especie de tutor ético de la sociedad vasca y la española gracias al supuesto "sacrificio" que es dejar de matar. Grotesco.

Es en este momento más que nunca cuando hay que recordar que las décadas de muerte y terror no se redimen -ni aún menos se justifican- porque devuelvas unas decenas o incluso unos miles de pistolas.

Y es ahora cuando hay que seguir insistiendo en que el terrorismo de ETA no ha sido la desviación de unos jóvenes bienintencionados pero errados en los medios, sino que fue el fruto lógico y previsible de la ideología totalitaria y el proyecto criminal que ha sido el nacionalismo vasco durante toda su historia desde que lo inventase un loco racista llamado Sabino Arana.

Un proyecto que aún se está imponiendo en el País Vasco y para el que es necesario blanquear las décadas de terror etarra, sus cientos de muertos y miles de víctimas. Un proyecto, en suma, para el que son necesarios el engaño y el olvido que la banda asesina nos propone a cambio de unas armas que entregan ellos, pero con las que probablemente nos estamos entregando todos los demás.

El penúltimo paso hacia la derrota definitiva de ETA
EDITORIAL  El Mundo 18 Marzo 2017

La banda terrorista ETA podría anunciar en breve un "plan de desarme definitivo", que concluiría el 8 de abril. Así lo anunció ayer Jean-Noël Etcheverry, detenido el pasado 16 de diciembre por la Guardia Civil, aunque la organización no difundió ayer ningún comunicado, como en principio se esperaba. ETA podría confirmar hoy o en los próximos días esta intención, que no sería sino que una muestra más de la extrema debilidad de la banda.

Si hacemos caso a Etcheverry, el desarme se produciría bajo la supervisión de observadores, entre los que se encontrarían cargos electos del País Vasco y representantes de organizaciones de la sociedad civil. Éstos constatarían la entrega del armamento que todavía está en poder de la banda y lo depositarían ante las autoridades judiciales francesas. ETA pretendía que los Gobiernos español y francés participaran en este proceso, pero la lógica negativa de ambos a participar de la escenificación propagandística le he llevado a cambiar de planes.

Hay que recibir con satisfacción este movimiento de ETA. La entrega de las armas era una de las exigencias del Gobierno para proceder a cualquier tipo de interlocución que llevaría a la disolución de la banda. Esta decisión, pues, demuestra que el acoso policial y político a ETA, cuya principal manifestación fue el 20 de octubre de 2011, con el anuncio del cese definitivo de la violencia, está surtiendo efecto. Hoy, ETA no tiene estructura; lo que queda de su dirección está controlada por las Fuerzas de Seguridad y no cuenta con comandos operativos. En esta situación de precariedad no le queda más remedio que desembarazarse de un arsenal que no le sirve para nada. En este contexto hay que analizar el paso que dará la banda en los próximos días. Hay que tener en cuenta, además, que los explosivos tienen fecha de caducidad, por lo que es muy probable que estén inservibles. La Guardia Civil teme que ETA no entregue las armas que se han utilizado para la comisión de atentados, para evitar que se pueda identificar a los autores de atentados que quedan sin esclarecer.

El Gobierno reiteró ayer la postura que mantiene desde el anuncio del cese de los atentados: "ETA sólo tiene que hacer dos cosas: desarmarse y disolverse". En una declaración institucional, el lehendakari Urkullu. afirmó que se dan "las condiciones para explorar esta posibilidad de desarme final de ETA", con lo que concedió credibilidad a las manifestaciones de Etcheverry. Añadió que el Ejecutivo vasco "hará todo lo que esté en su mano para que llegue a buen puerto aún cuando todo no esté en su mano" y apeló a "todas las instituciones y entidades concernidas, especialmente a los Gobiernos español y francés, altura de miras y canales de comunicación directos, centrados en el logro de un objetivo de valor histórico para la sociedad".

Pero antes que esa "altura de miras" hay que tener en cuenta que el anuncio del desarme total y definitivo no es más que la lógica consecuencia del éxito de la estrategia policial y política del Gobierno, por lo que pensamos que debe mantenerla con el mismo empeño. El Ejecutivo hace lo correcto al no entablar ningún contacto con la banda, al tiempo que mantiene su firmeza en exigirle su disolución total y sin ninguna condición.

Pero ETA pretende convertir la entrega de su arsenal en un acto propagandístico con el fin de intentar engañar a la sociedad, como si se tratara de un ejercicio de magnanimidad con el enemigo. No. ETA se desarma por completo porque ha sido derrotada. Y ello supone el penúltimo paso para que no sea más que un trágico recuerdo en la historia de España. Los terroristas no han conseguido sus objetivos, aunque eso sea compatible con que algunos de sus postulados políticos estén ahora representados en las instituciones vascas y navarras.

Queda no cejar en el impulso hasta conseguir la disolución total de la banda y un gesto de reparación hacia las víctimas. Ese comunicado de su final sin condiciones es la carta que se guarda ETA para negociar la situación de los presos que cumplen condena en las cárceles francesas y españolas. Como decimos, la estrategia seguida por las autoridades de los dos países es la adecuada y no hay que modificarla. Hemos de alegrarnos, pues, porque hoy estamos un poco más cerca del final de ETA, el último de los movimientos terroristas de corte comunista de Europa Occidental que queda en pie. Un sangriento anacronismo.

El desarme del Estado
Javier Somalo Libertad Digital 18 Marzo 2017

Señalar dónde están los escondites de unas armas con las que se ha asesinado a un millar de personas, herido a decenas de miles y aterrorizado a millones no es síntoma ni símbolo alguno de un fin de cuentas. El final de ETA ha de ser siempre la cárcel. Si la banda armada se desarma –que lo dudo– sigue siendo banda porque los crímenes no se borran.

Los gobiernos de PP y PSOE han consentido –más bien, propiciado– esta salida para los asesinos de sus concejales porque en España casi nunca se zanja el crimen, lo transforma en otra cosa o, simplemente, desaparece. Y de nuevo, es lo que se pretende.

El Gobierno y casi todos los políticos que el viernes hicieron alguna valoración sobre el teatrillo etarra dijeron a la vez y casi literalmente: "Lo que quiere la sociedad española es que ETA se disuelva y desparezca". Desaparecer, eso es precisamente lo que hace ETA delante de nuestras narices y, según parece, con el beneplácito oficial. Yo prefiero la entrega de los etarras –y si no, su captura– que la de sus armas. Se busca al asesino, no su pistola. Y se busca la resolución de más de 300 crímenes etarras sin castigo que nos muestran esa pistola, aunque oxidada, humeante.

Los observadores de la burla son, una vez más, los amigos que hablan de la solución al "conflicto" en el País Vasco: "ETA nos ha confiado –dicen ahora– la responsabilidad del desarme de su arsenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada". Lo dice Txetx Etcheverry, dirigente de la asociación Bake Bidea y que ha militado en Abertzaleen Batasuna y en el sindicato ELA. Fue detenido en diciembre de 2016 por gendarmes franceses junto a un arsenal de la banda. Dijo en su descargo que estaba inutilizando las armas para que no las usaran otros pero el caso es que llevaba un taladro y una lijadora, herramientas con las que se puede inutilizar un arma pero también borrar cualquiera de sus referencias y, en cualquier caso, hacerlo sin supervisión policial. Observadores amigos de los terroristas y a puerta cerrada, o sea el Chapo Guzmán en un control de aduanas de México.

En el generalizado regocijo mediático por las intenciones de la banda, decía el viernes El País que "ETA anuncia su desarme unilateral e incondicional". Lo mismo algunos esperaban que se hiciera oficial un desarme bilateral, en el que también entregara sus pistolas la Guardia Civil. Porque esa es la cuestión; que la Guardia Civil y la Policía, con muchos muertos a sus espaldas, siempre han querido el desarme de ETA pero por aprehensión de su arsenal, o sea unilateral pero desde el lado de las Fuerzas de Seguridad. No fue posible, aunque se anduvo muy cerca, porque al final no se quiso; ese camino terminó de forma abrupta, vergonzante y delictiva en un bar de Irún llamado "Faisán" donde el Estado de Derecho fue el que se desarmó ante los criminales en el caso más escandaloso de colaboración con la banda. También se pasó página.

Hubo más ofensas: el caso Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara, o las burlas de hambre de Juan Ignacio de Juana Chaos, son lodos que proceden del polvo de Zapatero, el que manchaba la toga que Cándido Conde Pumpido puso a sus pies, pero lodos al fin y al cabo en los que ha chapoteado sin complejos el gobierno del Partido Popular, que ya también elogia al fiscal de la toga sucia en su carrera por el reconocido prestigio.

Para no hurgar en hemerotecas lejanas echemos un vistazo a lo que sigue sucediendo hoy en el País Vasco y Navarra donde el terrorismo callejero mantiene a raya en bares y universidades a los que celebran no se qué "desaparición" de ETA. Añadamos a esto lo que empezará a suceder en breve con los presos etarras, próximo banderín de enganche de Podemos, que lo mismo pide la abolición de la amputación de rabos a perros –lo de la ablación de clítoris en sus paraísos doctrinarios es acervo cultural– que el acercamiento carcelario de etarras como paso previo a la amnistía. Al tiempo.

El problema real es que el PP y el PSOE –Mayor Oreja y Redondo Terreros– pudieron gobernar juntos en 2001 en el País Vasco cuando ambos partidos creían en la derrota policial y judicial de ETA. Creían, querían y podían. Lo dinamitó –y se dejaron demoler, claro– Juan Luis Cebrián con una amenaza al PSOE en forma de artículo en El País: El discurso del método. Después llegó lo de Patxi López y Antonio Basagoiti, pero ahí ya no había ninguna intención de lucha por parte de nadie. Y, por último y de golpe, llegó todo lo demás pasando por Atocha: Zapatero, los "accidentes" en la T-4 de Barajas, el "hombre de paz" de Elgoibar, la "vía Chusito" de Eguiguren, los etarras con móviles del Ministerio del Interior y el olvido definitivo a las víctimas.

Desde hace mucho tiempo, ETA tiene escaños, poder y dinero público y ya no le hace falta apretar el gatillo, así que la rendición es la del Estado, el desarmado es el Estado porque los terroristas y todos sus simpatizantes han pasado de la lista de la Interpol al BOE. Esa es la única y dramática realidad que no requiere el servicio de observadores.

ETA no merece nada a cambio
El rugido del león El Espanol 18 Marzo 2017

ETA vuelve a poner sobre la mesa una oferta unilateral de desarme en un intento desesperado por evitar que sea la Policía la que escriba el final de 60 años de terrorismo. El fin sería entregar todas las armas antes del 8 de abril. La noticia se produce tres años después de una falsa entrega en cajas de cartón, tras varios intentos fallidos de sentar a negociar a los gobiernos de España y Francia y con sus pistoleros en la cárcel o acorralados.

Es decir, aunque cualquier paso hacia la desaparición de ETA es una buena noticia, a este anuncio de la banda no se le puede dar más crédito que el que merece un puñado de criminales en desbandada, políticamente derrotados, socialmente deslegitimados y que pretenden pactar con ventaja las condiciones de su rendición: principalmente en lo que atañe al acercamiento y la excarcelación de presos y la aprobación de una “justicia transicional” que permita que determinados delitos queden impunes.
Política carcelaria

No en balde, el final de la política carcelaria de dispersión es ahora mismo el principal caballo de batalla no ya de la izquierda abertzale sino del PNV, que acaba de sacar adelante los presupuestos del País Vasco con el apoyo del PP y que aparece en el escenario inmediato como potencial aliado del Gobierno en el debate de las cuentas públicas.

Está aún por ver si con este anuncio ETA pretende no ya capitalizar su final inevitable antes de que la Policía desmantele por completo su arsenal, sino obtener ventajas para sus presos. Sería un error imperdonable, que sólo contribuiría a retrasar la disolución de ETA, hacer pensar a los terroristas que su actitud puede condicionar la situación de los presos. En este sentido, la ligereza con la que Podemos se ha apresurado -este mismo viernes- a pedir el acercamiento, con la intención de buscar votos en el caladero de Bildu, resulta lamentable.
Recaderos de ETA

Más aún cuando no hay ningún elemento que permita pensar que ETA ofrece ahora algo distinto del paripé de hace dos años. ETA ha pasado de negociar de tú a tú con los gobiernos de Aznar y Zapatero y aprovechar la mediación de líderes internacionales como Kofi Annan (2011) a utilizar a verificadores a los que acabó engañando (2014) para -en esta ocasión- valerse de recaderos de perfil bajo que se autodefinen como auténticos representantes de "la sociedad civil".

A expensas de que la banda o este sujeto varias veces detenido detallen dónde están los zulos, el anuncio de la banda debe valorarse con máxima cautela. Más aún cuando buena parte de ese armamento pudo haberse empleado en los más de 300 asesinatos que aún hay que esclarecer. La banda tiene que comprender, y ni el Gobierno ni el PNV ni ningún partido debería hacer gestos en sentido contrario, que no le queda más recorrido que el de la disolución sin condiciones.

El sainete del desarme etarra
Redacción. La Tribuna.  18 Marzo 2017

La banda terrorista ETA no se disolverá, no entregará sus armas y no sellará sus arsenales. Tampoco podría hacerlo: no sabe dónde están

Cualquier desarme anunciado por los terroristas es puro teatro. ETA no tiene ninguna intención de disolverse, ni de entregar sus armas ni de precintar definitivamente sus depósitos de explosivos, pero, aunque quisiera, tampoco podría hacerlo. Fuentes de la lucha antiterrorista francesa han confirmado a La Tribuna del País Vasco que la actual dirección de la organización terrorista no tiene conocimiento de dónde se encuentra la mayor parte de los depósitos de armas de la banda criminal y que, además, tampoco tiene acceso a ningún tipo de documentación, en formato físico o digital, en la que pudiera detallarse datos geográficos o coordenadas geofísicas de la localización de los depósitos. ETA es, de esta forma, víctima de su propia estrategia de crear compartimentos estancos y de potenciar el secretismo interno para evitar filtraciones a la policía. Entre 2009 y 2011 las fuerzas de seguridad españolas desmantelaron más de una veintena de zulos.

Los expertos galos explican que, en la actualidad, “la banda terrorista ETA apenas está formada por medio centenar de personas, en algunos casos muy jóvenes, que no tienen contactos ni han tenido acceso a la información ‘histórica’ de la organización”. Tras la expulsión de Noruega de los etarras David Pla, Iratxe Sorzabal y Josu “Ternera”, que fueron los últimos que actuaron como la dirección política de la banda de una forma efectivamente coordinada, la organización terrorista ha quedado difuminada y en manos de un comité que no solamente desconoce datos e información esencial que manejaba el núcleo duro histórico del grupo criminal sino que, además, tiene muy difícil contactar con los etarras que todavía no han sido detenidos y que, según el comandante de la Subdirección Antiterrorista francesa (SDAT) Laurent Hury, se han dispersado por diferentes países de Europa, especialmente Alemania e Italia.

Tras su declaración de “alto el fuego” permanente, parece cierto que durante varios meses ETA estuvo haciendo balance de sus arsenales, pero, al parecer, solamente pudo llegar a un muy limitado número de escondites de armas y explosivos. Por esto, los expertos franceses de la lucha antiterrorista saben que ETA tiene a su alcance “un arsenal con un poder letal importante", pero que falta mucho más. Todavía no se han recuperado, por ejemplo, 252 de las 404 pistolas que los terroristas robaron en octubre de 2006 en Vauvert (este de Francia), ni media tonelada de explosivos de los 1.300 kilogramos que habían sustraído en 2005, ni un millar de las 3.000 placas de matrículas de vehículos de otro robo cometido en 2005. También faltarían 112 pistolas que la banda robó a la Ertzaintza en 1983; armas por valor de medio millón de euros que el terrorista José Javier Arizkuren “Kantauri” compró en Bosnia, y 5.000 kilos de Goma-2 que aún no han sido localizados y que provendrían de un robo de siete toneladas del polvorín de Soto de la Marina (Cantabria) en 1980. “Los etarras que están en las cárceles pueden saber bastante de esto, pero los que ahora están en la calle, escondidos en Francia, no tienen ni idea”, explican las mismas fuentes.

Expertos galos consultados por La Tribuna del País Vasco señalan que esta situación no evitará que la banda terrorista ETA trate de hacer próximamente otra “representación teatral” de entrega de algunas armas o de “sellado” de algún depósito de armamento. “Los ‘mediadores’ y ‘verificadores’ internacionales les están presionando para que hagan gestos, incluso Lokarri les está pidiendo que tomen alguna decisión, pero no entregarán armas, ni informarán de sus almacenes ni se disolverán. No se han planteado hacerlo y, aunque quisieran, tampoco podrían”.

De ETA sólo cuenta su disolución
Editorial La Razon 18 Marzo 2017

Una vez más la banda terrorista etarra anuncia que va a llevar a cabo un proceso de desarme que, en esta ocasión, se pretende completo y definitivo. La noticia, a falta de precisiones ulteriores, no merece otra reacción que la del acuse de recibo y el recordatorio de que ETA aún no se ha disuelto, no ha pedido perdón a las víctimas y al conjunto de la sociedad española por los crímenes cometidos, no ha tratado de reparar los daños en lo posible y, sobre todo, no ha colaborado con la Justicia para esclarecer los 300 asesinatos de los que se desconoce la autoría.

Todo lo demás carece de importancia y forma parte del intento de los terroristas de reescribir la historia buscando un plano de igualdad imposible, por falsario e inmoral, entre los verdugos y sus víctimas. En este sentido, no conviene dejarse llevar por la propaganda etarra que, en este caso como en los anteriores, tiene un solo objetivo: hacer de la supuesta entrega de las armas un acto institucional que involucre en el mismo a las autoridades vascas y navarras y, en su caso, al Gobierno francés.

Es la misma estrategia de siempre, pero con otros protagonistas. Hasta ahora, la banda se había aprovechado de la llamada «industria de la mediación», integrada por conocidas figuras de la izquierda que reciben cuantiosas subvenciones de organizaciones internacionales –de las que no dudamos de su buena fe–, que siempre procuran dar una pátina de legitimidad a grupos que se sirvieron del terrorismo para sus fines. Nos referimos, por ejemplo, al «equipo de verificación internacional» que fue manipulado por la banda en 2014, cuando escenificaron la pantomima del «sellado de las armas» ante las cámaras de la BBC, otro auxiliar habitual en estos asuntos, y que acabaron declarando ante los jueces de la Audiencia Nacional. El montaje era tan evidente que los «verificadores», a los que pagaba una ONG noruega, dieron un paso atrás ante tal ridículo. A continuación, la banda buscó la cobertura institucional a través de una organización propia denominada «comité de artesanos de la paz», que conformaban antiguos miembros de la izquierda abertzale en el País Vasco francés, algunos de ellos con condenas por colaboración terrorista.

El intento terminó abruptamente cuando la Policía francesa detuvo el 16 de diciembre de 2016 a varios de los proetarras junto a un arsenal de la banda que, según sus explicaciones, pensaban inutilizar antes de entregarlo a las autoridades. En la presente ocasión, el anuncio ha venido precedido de una larga campaña de propaganda entre el mundo abertzale español y francés que ha tenido cierto eco en las instituciones gobernadas por Bildu. Pero, sin embargo, la intención última es tratar de aprovechar el período electoral en el país vecino, con la esperanza de que el Gobierno galo se dé por aludido. Por supuesto, no habrá tal caso, ni con este Gobierno ni con el que surja de las urnas, porque París no ha cambiado un ápice su posición y mantiene la más estrecha cooperación policial, judicial y política con las autoridades españolas.

Si hemos traído a colación estos episodios de la campaña de propaganda de ETA es para recalcar que nada hay que esperar de una banda a la que sólo le queda perderse en el polvo de la historia. Que la firmeza de los gobiernos de España y Francia frente a los intentos de «blanqueo» de ETA sigue siendo decisiva en la lucha contra el terrorismo y su derrota total y que lo único que interesa de los arsenales etarras es si del análisis de las armas se obtienen indicios para la investigación y esclarecimiento de los asesinatos que siguen sin resolverse.

Uno de cada tres asesinatos de ETA, sin resolver
Los autores materiales de 312 crímenes de la banda terrorista no han sido condenados y más de un centenar ya han prescrito.
Ricardo Coarasa. La Razon 18 Marzo 2017

Casi medio siglo después del primer atentado mortal de ETA el 7 de junio de 1968, el del guardia civil José Antonio Pardines en Villabona (Guipúzcoa)– 312 asesinatos de la banda terrorista siguen impunes, una tercera parte de las 858 víctimas mortales de ETA. En todos esos casos no se conoce el autor material de esas acciones criminales y, por desgracia, en más de un centenar no hay vuelta atrás, porque, pasados veinte años, los delitos ya han prescrito.

Sin ir más lejos, la autoría del último atentado mortal de ETA en España –que costó la vida a los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada en Calviá (Mallorca) el 30 de julio de 2009– sigue huérfana de condena. Pero este atentado no prescribirá hasta dentro de doce años, algo muy distinto de lo que sucede en la mayoría de los cometidos en la segunda mitad de los años noventa del pasado siglo, cuya prescripción es inevitable si no se llevan a cabo diligencias de investigación que interrumpan ese plazo. Con esa intención, la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que hasta hace unos días dirigía Javier Zaragoza, ha reabierto en los últimos años más de una veintena de investigaciones de asesinatos de ETA sin autor conocido, la mayoría con fecha de prescripción muy próxima.

Las asociaciones de víctimas han estado especialmente vigilantes para evitar la impunidad. La Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) hizo público en 2011 un minucioso listado –elaborada por la abogada Carmen Ladrón de Guevara– que cifraba en 356 el número de asesinatos de la banda terrorista sin autor conocido, que tras cruzar datos con la Fiscalía de la Audiencia Nacional redujo a 324. La última actualización, efectuada el pasado diciembre, determina que a día de hoy son 312 los crímenes de ETA en los que no hay autores materiales condenados por la Justicia.

La Audiencia Nacional, sin embargo, reduce esa cifra a 297 víctimas mortales en 224 atentados (más de la mitad, 128, entre 1978 y 1982) en los que no ha sido posible condenar a todos los terroristas que participaron en los mismos.

Un estudio del Gobierno vasco aligeró notablemente ese listado en 2014, pues concluyó que de los 849 asesinatos terroristas atribuidos a ETA eran 197 los que estaban sin resolver, al haberse archivado las investigaciones o sobreseído provisionalmente por ausencia de autor conocido. Pero para la elaboración de ese informe no se pudo contar con los datos de Interior, de la Audiencia Nacional y de la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

Fuentes de la AVT aseguran que desde que ese listado de asesinatos etarras impunes vio la luz «se ha trabajado mucho tanto por parte de la Fiscalía de la Audiencia Nacional como de las Fuerzas de Seguridad del Estado» en la revisión de causas a punto de prescribir. Una prescripción que en algunos casos se ha podido evitar, recuerdan, con la petición de extradiciones de terroristas o recurriendo a las declaraciones policiales relevantes de miembros de ETA en otros procesos sobre alguno de esos atentados sin resolver. En el primer supuesto, recuerdan esas mismas fuentes, el Tribunal Supremo determinó en 2013 que esa mera diligencia es suficiente para interrumpir la prescripción (el plazo de 20 años que, una vez cumplido, impide seguir investigando un atentado) y en el segundo, esa declaración se considera equivalente a una denuncia policial (que tiene idénticos efectos).

Entre la veintena de sumarios cuya reapertura ha instado en los últimos años la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ahora dirige Jesús Alonso, figura el del asesinato en 2001 del presidente del PP en Aragón Manuel Giménez Abad. La Sala de lo Penal obligó recientemente al magistrado Santiago Pedraz a reabrir la causa y a someter al ex dirigente de ETA Mikel Carrera Sarobe, «Ata», preso en Francia desde 2010, a una rueda de reconocimiento para ver si el hijo del político fallecido le identifica como el autor de los disparos.

Igualmente, también se han retomado las investigaciones de los asesinatos de los concejales del PP Miguel Ángel Blanco y Gregorio Ordóñez, y el del dirigente socialista Fernando Múgica, así como la del secuestro de José Antonio Ortega Lara. Entre los atentados sin autor condenado está también el de Irene Villa, pero en su caso, al no haber víctimas mortales, no está incluido en el listado de los asesinatos sin resolver de la Fundación de Víctimas del Terrorismo.

El disidente
La Verdad Ofende latribunadelpaisvasco 18 Marzo 2017

La peripecia vital de vivir bajo una tiranía que narra “La vida de los otros” solía terminar, tras una vida de tortura y humillación, en los entonces desconocidos “Gulag”, un infierno revelado por Solzhenitsyn, del que sobrevivió gracias a su pluma, tras recibir un Premio Nobel y ser expulsado de la Unión Soviética en 1974, cuando en España el régimen autoritario agonizaba.

Con las heridas aun frescas del Gulag, el 20 de marzo de 1976, Aleksandr Sotzhenitsyn visitó Madrid y expuso en el programa “Directísimo” de Jose Mª Iñigo, que yo vi en directo, una verdad que se pretende silenciar y por la que pronto muchos seremos procesados:

“Ningún español está atado a su lugar de residencia. Es libre de vivir aquí o de marcharse a otra parte de España. Nuestro hombre soviético no puede hacer eso, estamos atados a nuestro lugar de residencia por el llamado “registro policial”. En nuestro país, son las autoridades locales las que dicen si tengo derecho a marcharme de este lugar o no”.

“Me entero de que los españoles pueden salir libremente al extranjero. En la Unión Soviética, bajo una fortísima presión de la opinión mundial, sueltan, aunque con muchas dificultades, a una parte de los judíos. Los demás judíos y las demás etnias no pueden salir de ninguna manera. En nuestro país nos encontramos como en una cárcel”.

“Voy por Madrid y otras ciudades –ya he estado en más de doce- y veo en los kioscos que se venden las principales publicaciones europeas. No doy crédito a mis ojos: si en nuestra Unión Soviética exhibieran un periódico de éstos por un minuto, la Policía se lanzaría inmediatamente a arrancarlo. En vuestro país se venden tranquilamente”.

“Aquí funcionan las fotocopiadoras. Cualquiera puede acercarse, pagar cinco pesetas y obtener una copia de cualquier documento. En nuestro país es inalcanzable a cualquier ciudadano. La persona que utilizara una fotocopiadora para sí misma sería condenada por actividades contrarrevolucionarias”.

Por esta entrevista, el Premio Nobel fue recriminado (en libertad) del modo más cruel por la progresía española. Empezaba lo que hoy es ya realidad. Juan Benet entonces dijo: “Yo creo firmemente que mientras existan gentes como Aleksandr Solzhenitsyn perdurarán y deben perdurar los campos de concentración”.

En las redes sociales, los llamados “comandos morados” marxistas Podemitas acosan impunemente a tuiteros y periodistas, y la Asociacion de la Prensa de Madrid ha tenido que protestar; raperos amenazan de muerte a abogados en Mallorca, mientras se asaltan debates en los centros del saber, las universidades públicas pagadas por todos, que han sido tomadas por una mafia de imberbes marxistas en todo el país.

Frente a este asalto a la libertad, se encuentran los los "disidentes" como Fernando Altuna. Nos ha dejado tras 36 ejemplares años de coraje y tesón, ninguneado por ser incomodo al reclamar el esclarecimiento del asesinato marxista de su padre por los jefes del Gulag eusko (ETA), hoy libres, sin colaborar con la justicia ni arrepentirse, como exige la prostituida ley. Homenajeados y con dinero público, el Gobierno Vasco inició el blanqueamiento de los chicos de ETA, cuyos aliados gobiernan Navarra hacia el “Anschluss”, del reino que esos señoríos vecinos jamás fueron y anhelan ser por asimilacion.

Altuna despreció con dignidad y coraje “el odio por la sonrisa” y “el talión por la justicia”. Por ello fue insultado y vilipendiado con rencor durante 36 años. Con 47 años, le ha matado ETA, sin duda, pero también un Estado cainita, que al renunciar a hacer justicia por cobardía y apaciguamiento nos aboca al conflicto civil.

Mientras el “macho alfa” Iglesias, “el jefe”, demanda al periodista Hermann Tertsch - viejo comunista cuando era heroico serlo aquí - por contar las verdades del barquero, los crímenes ya juzgados de su cobarde abuelo, asesino de retaguardia, y las de su terrorista papá, criado bajo esa imperfecta paz que restituyó Franco, traído por el marxismo que la asaltó hasta cinco veces entre 1930-36, esa libertad que Solzhenitsyn nos vino a narrar.

La verdad en España ya es disidente, y “la memoria histórica”, la verdad oficial que te condenará, bajo la égida del socialdemócrata Rajoy y su delfín Cifuentes, que sonríen complacidos, convertidos laboriosamente por Arriola en el apaciguante mal menor “electoral” que no detendrá lo inevitable. Orwell no sospechó que la verdad sería suicida y no revolucionaria.

“Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis guerra”. Winston Churchill.
 

8-A: desarme sin disolución
La banda hace propaganda de una nueva entrega de armas y dice que entregará a Francia todos sus zulos.
J.M.Zuloaga, La Razon 18 Marzo 2017

Las declaraciones efectuadas ayer por el ciudadano francés Jean-Nol Etcheverry al diario «Le Monde» en el sentido de que ETA quedaría «totalmente desarmada» en la tarde del próximo 8 de abril, crearon ayer una cierta expectación, sobre todo porque el Gobierno vasco les dio credibilidad. A lo largo de la tarde, se especuló con que la banda haría público un comunicado o incluso un vídeo, pero lo único que constan son las citadas declaraciones, sin respaldo «oficial» de ETA, un dato que debe ser tenido en cuenta.

No ha sido la norma, a lo largo de su siniestra historia, que la banda delegara en miembros ajenos a su organización para hacer este tipo de anuncios, pero dado el estado de precariedad de las infraestructura etarras todo es posible.

En cualquier caso, expertos consultados por LA RAZÓN recomendaron esperar a ver que decía la banda criminal.

Este individuo fue uno de los detenidos el pasado mes de diciembre, cuando, según todos los indicios, preparaban un escenario de «destrucción» de armas, para lo que ya contaban con algunas guardadas en un sótano en el que habían montado diversas máquinas para acometer supuestamente dicha destrucción.

«ETA nos ha confiado la responsabilidad del desarme de su arsenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada», aseguró Etcheverry, que no dio detalles de cómo se iba a realizar esta operación, si se trataba de una entrega, señalamiento de zulos, destrucción , etcétera.

En un artículo publicado en el diario “Gara”, este individuo afirmaba que si el Gobierno español no asumía su responsabilidad sería «la sociedad civil quien se ocupe de esto». Su protagonismo, pese a haber sido detenido y ser, por lo tanto, un posible objetivo de las Fuerzas de Seguridad, es evidente. Cabe la posibilidad de que ETA lo esté utilizando dentro de su estrategia de «marear la perdiz». Al no contar con un comunicado de la banda o alguna información que provenga directamente de los terroristas, los datos que se conocían hacían referencia, según lo publicado por el rotativo parisino. Según esta información, ETA querría garantías de poder entregar las armas al Gobierno francés y hacerlo en presencia de «observadores imparciales», en referencia a la Comisión Internacional de Verificación (CIV). Es decir, que desde diciembre hasta marzo, ETA ha pasado de la opción de la destrucción a la de la entrega, lo que conlleva problemas judiciales de todo tipo ya que quienes realicen la operación tendrán que explicar el papel que han jugado, cómo estaban en posesión de armas sin licencia para ello (un delito duramente castigado en el vecino país) y si prestaban colaboración a una asociación de malhechores.

«Le Monde» agregaba que el objetivo de los terroristas es que no puedan ser «utilizadas por el Estado español o por cualquier milicia que rechace cualquier escenario de desarme». La afirmación podría hacer referencia a las divisiones internas que vive en estos momentos el mundo de ETA. Ayer por la tarde no se tenían noticias de que el Gobierno francés se hubiera comprometido a asumir un protagonismo en todo este asunto.

Jean-Nol ‘Txetx’ Etcheverry es una de las cinco personas que se ofrecieron para mediar en el desarme de ETA y fueron sorprendidos ,el pasado 16 de diciembre por la Guardia Civil y los Servicios de Información galos, en un caserío de Louhossoa, a unos 20 kilómetros de la frontera con España.

La operación «Seminario» permitió desbaratar un nuevo intento de la organización criminal de escenificar una entrega de armas al intervenir un depósito con decenas de armas cortas, armas largas de distintos modelos, abundante munición, explosivos y material para la confección de artefactos y bombas lapa. También había cordón detonante, temporizadores y detonadores que usaba ETA .

los crímenes cometidos hace 20 años prescribirían
El arsenal que conservará ETA tras su desarme: más de 320 asesinatos sin resolver
La banda terrorista quiere poner al descubierto todo su material terrorista pero sigue en paradero desconocido la autoría del 40% de los atentados mortales cometidos durante la democracia
José Mari Alonso. Vitoria El Confidencial 18 Marzo 2017

Si se atiende a la intención de ETA de proceder a su desarme definitivo para el próximo 8 de abril (anunciada de forma sorprendente al diario ‘Le Monde’ por el activista 'abertzale' Jean-Noël Etcheverry, uno de los integrantes de la 'sociedad civil' a los que la banda ha encomendado la “responsabilidad” de esta tarea), la organización terrorista entregará las armas con más de 320 asesinatos sin resolver en su arsenal. Es decir, ETA pone al descubierto su material terrorista pero sigue en paradero desconocido la identidad de los autores del 40% de sus atentados mortales. Dicho de modo directo: “Cuatro de cada diez asesinatos han salido gratis para sus autores y para ETA”, como ha lamentado la expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo Maite Pagazaurtundua.

Bajo su mandato (la hoy europarlamentaria de UPyD lideró esta asociación entre 2005 y 2012 hasta su reemplazo por María del Mar Blanco), la Fundación de Víctimas del Terrorismo puso cifras a los asesinatos cometidos por ETA durante la democracia que no han sido esclarecidos por la Justicia: 326 en total. Este largo listado de crímenes sin resolver fue remitido a finales de 2011 a la Audiencia Nacional. Más de cinco años después, nada ha cambiado. La falta de pistas y las chapuzas cometidas durante la investigación de los crímenes llenan de piedras el camino. Ahora, el arma que amenaza a las víctimas es el paso del tiempo, ya que existe el riesgo de que buena parte de estos asesinatos sin resolver queden impunes por el paso de los 20 años que determina la ley para que prescriban.

ETA, ahogada por la actuación policial, quiere proceder a su desarme. Queda pendiente que acometa la demandada exigencia de su disolución (si es que llega algún día). Y hasta ahí, porque ETA no va a cruzar la línea roja de ceder a la petición de colaborar con la Justicia para el esclarecimiento de los crímenes. Por ello, de producirse, la entrega de su arsenal terrorista abre una esperanza para las víctimas por si las armas pueden hablar. En este aspecto ha incidido el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, dentro de la cascada de valoraciones políticas a las intenciones de ETA: las armas que pueda aportar la banda terrorista son “pruebas importantes para que podamos esclarecer los más de 300 crímenes que siguen sin resolver”.

Pero es muy difícil que las armas 'canten'. Fuentes consultadas por El Confidencial consideran que ETA se habrá cuidado mucho para no dejar posibles huellas. Lo contrario sería asumir una derrota mayor. Así, a día de hoy, la vía para avanzar en el esclarecimiento de los asesinatos impunes pasa por la actuación judicial. Para coger velocidad en este camino, la Fundación Villacisneros ha cogido el volante con la puesta en marcha del denominado ‘Proyecto Dignidad’ junto al despacho de abogados Milans del Bosch para impulsar la reapertura de sumarios, tantos prescritos como sobreseídos, y promover su resolución. Esta entidad, nacida ahora hace una década para ayudar a las víctimas del terrorismo, está acometiendo desde el pasado año una actuación para identificar los casos sin resolver por "la falta de investigación efectiva por parte de las instancias judiciales, determinar en cada situación los pasos a seguir para lograr su esclarecimiento o delimitar las responsabilidades a las que haya lugar como consecuencia de errores o mala administración de la Justicia".

De momento, la Fundación presidida por Iñigo Gómez-Pineda ha logrado un “primer paso fundamental” con la decisión de la Audiencia Nacional de reabrir el sumario del asesinato del guardia civil Antonio Ramírez, de 24 años, y su novia Hortensia González, de 20, que fueron ametrallados en Beasain la noche de Reyes de 1979 cuando salían de una sala de fiestas. A los dos meses de cometerse el doble crimen, la causa fue sobreseída por “falta de autor conocido” y el asesinato nunca más se volvió a investigar. El pasado 12 de octubre el bufete de abogados presentó el primero de los escritos de solicitud de reapertura de un asesinato de ETA dentro del ‘Proyecto Dignidad’ personándose como acusación particular en nombre de la hermana de la víctima, Aurora González.

Se trata del primero de una “larga lista de casos” que la Fundación Villacisneros pretende abrir a “medio-largo” plazo. En la actualidad, este organismo está trabajando en cuatro casos, dos prescritos y otros tantos sobreseídos, para tratar de reactivar su investigación de la mano de las familias, si bien apela a la discreción para no aportar mayor información. Hay más casos en cartera, pero la idea es no acometer muchos a la vez para ganar en eficacia. Cada sumario exige mucho trabajo y, además, cada paso de la Justicia es lento. “A medida que se vaya avanzando, veremos qué medidas se adoptan en función de las posibilidades y los resultados”, exponen desde la entidad.

La Audiencia Nacional ha reabierto el sumario del asesinato de 'los novios de Cádiz', que fueron ametrallados la noche de Reyes de 1979

A este respecto, puede haber un antes y un después si, al hilo del asesinato de los conocidos como ‘los novios de Cádiz’, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos determina que los delitos de ETA están sujetos a los convenios internacionales y no prescriben, ya que sentaría jurisprudencia para el resto de casos. “Se podría abrir una brecha muy importante para avanzar en los crímenes sin resolver”, resaltan.

La Fundación de Víctimas del Terrorismo habla de 326 crímenes sin esclarecer pero el colectivo de víctimas del País Vasco, Covite, eleve la cifra a más de 400 si se atiende a los amnistiados en 1977, a las sentencias absolutorias para los procesados (y que dejan estos casos sin resolver al no haber fallo condenatorio contra sus autores) y a las resoluciones judiciales que no han condenado a todos los implicados. La asociación presidida por Consuelo Ordóñez llevó a cabo una investigación que constató graves negligencias policiales e irregularidades judiciales en la instrucción de muchos asesinatos, como investigaciones cerradas en menos de 24 horas o informes de balísticas que han tardado más de 30 años en llegar a la Audiencia Nacional.

Investigar los crímenes sin resolver es una de las grandes demandas de las víctimas para que se asienten los pilares de la memoria, la reparación y la Justicia. De hecho, la falta de respuesta a esta reivindicación ha sido motivo de fricción entre las víctimas y el Gobierno de Mariano Rajoy. Se sigue sin atender a las peticiones de las víctimas de ETA para abrir diligencias mientras los plazos se consumen. Más de un centenar de estos asesinatos ya están prescritos y no llega la práctica de nuevas diligencias judiciales para evitar que otros muchos crímenes crucen el umbral de los 20 años que determina su entierro. Covite pide poner rostro a los autores de todos los asesinatos pendientes por resolver, hayan o no prescrito, porque así al menos se “resarciría” a los familiares de las víctimas.

ETA, entre la rendición y la propaganda (esperando a Josu Ternera)
Si la operación de desarme fuese satisfactoria no habría motivo para deshacer la posición actual del Gobierno hasta que la banda no se disuelva y sus miembros colaboren con la justicia
José Antonio Zarzalejos El Confidencial  18 Marzo 2017

Desde que el diario 'El Correo de Bilbao' publicase el pasado 12 de marzo la crónica del riguroso periodista Oscar Beltrán de Otálora titulada 'ETA prepara un desarme urgente y sin contrapartidas' se sabía que la organización terrorista había llegado a un acuerdo con el PNV -a través de intermediarios- para que el lehendakari Urkullu otorgara, como ayer hizo de manera casi fulminante, “credibilidad” a su anuncio de desarmarse antes del próximo día 8 de abril.

La banda lo hará por estricta necesidad, sin condiciones previas, aunque con algunas reservas: las precisas para no entregar pruebas de los más de 340 asesinatos que están aún por aclarar judicialmente. Los etarras no repetirán la mascarada que protagonizaron en febrero de 2014. Entonces la BBC también difundió un vídeo en el que unos encapuchados entregaban armas y explosivos inservibles a dos “verificadores”. Los unos y los otros hicieron el peor de los ridículos y el episodio, lejos de resultar convincente, incrementó las dudas sobre la autenticidad de las decisiones de la dirección de ETA.

Ahora los acontecimientos se van a producir de manera diferente. Los dirigentes terroristas han podido comprobar que las policías española y francesa -como ocurrió el pasado 16 de diciembre en el país vecino, en el departamento norteño de Oise- atrapan a todos los activistas que salen de sus madrigueras con cualquier finalidad. En esa ocasión, los cinco detenidos trataban de reflejar en un vídeo un arsenal calificado de “importante” para que la propia ETA gestionase el desarme.

Desde entonces, sus dirigentes se han convencido de que, antes o después, las fuerzas de seguridad de Francia y de España les pueden desbaratar una de las pocas bazas que les quedaba y decomisar sus arsenales. Ante esa eventualidad, ETA ha decidido adelantarse y presentar lo que es una rendición (pasa de banda armada a desarmada) como un acto de desarme propagandístico a través de la incomprensiblemente siempre disponible BBC, aunque el anuncio de ayer se produjo en 'Le Monde' para que el gesto le quedase próximo y claro al Gobierno de Hollande. No en balde, la organización terrorista dispone del grueso de sus arsenales en Francia, aunque buena parte de su armamento y explosivos se encuentra inutilizado según fuentes policiales de la máxima solvencia.

La decisión de ETA responde, además de a la imposibilidad de mantener a buen recaudo su armamento frente al acoso policial, a hechos tan contundentes como son, por una parte, la determinación de los gobiernos de París y Madrid de mantener la dispersión de los presos (avalada el pasado 2 de marzo por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo), y por otra, la desesperación en la que han caído las bases abertzales ante el fracaso histórico de una época terrorista que prometía la épica conclusión de una inventada represión española sobre la patria vasca.

Las familias de los presos y la militancia de los partidos secesionistas y radicales ya no digieren ni un solo irredentismo más y solo desean medidas pragmáticas que alivien las servidumbres que conlleva la derrota etarra en todos los frentes. El último, el del relato que, de manera afortunadamente evidente, están ganando las víctimas y la propia sociedad española y, en parte, la vasca que comienza también a interiorizar que su silencio fue cómplice y amedrentado ante las acciones terroristas, incluso ante las más brutales y sangrientas.

La actual dirección del PNV está interesada en pasar página y recuperar una reputación histórica del nacionalismo que ETA ha dañado de una forma que se pretende no sea irreversible para las próximas generaciones. Las excelentes relaciones entre Ajuria Enea y la Moncloa son el mejor contexto para que -con el desarme anunciado por ETA y luego de que se compruebe que consiste en una rendición en toda regla por mucha propaganda que suponga- Urkullu y Rajoy puedan abordar una posible, aunque muy improbable, alteración de la política penitenciaria.

Pero incluso si la operación de desarme fuese satisfactoria -que ya tiene en contra de su credibilidad las hechuras propagandísticas con las que ETA quiere adornarlo- no habría motivo para deshacer la posición actual del Gobierno español -y del francés- hasta que la banda terrorista no se disuelva y sus miembros, activos o desactivados, colaboren con la justicia y pueda esclarecerse el volumen total de sus fechorías: autoría de todos los asesinatos, entrega al Estado del “patrimonio” de la organización obtenido a través de la extorsión y el secuestro y un acto de arrepentimiento y de confesión de responsabilidad ante sus miles de víctimas.

No hay ni una sola razón para dejar de mantener todas y cada una de estas exigencias. Ocasiones tuvo ETA -y no pocas- para haber detenido la locura criminal que protagonizó: una amnistía en 1977 y las tres tandas de interlocución con dos gobiernos del PSOE y otro del PP. Y una pregunta final ¿Cuándo consideran los gobiernos francés y español que es el momento de detener a Jose Antonio Urrutikeotxea, alias Josu Ternera, de 66 años, ex diputado autonómico vasco, huido desde 2002 y acusado por delitos de lesa humanidad? Este siniestro personaje es el quid de muchos de los arcanos del terrorismo de ETA.

tras el anuncio de entrega de armas
ETA, una veintena de militantes escondidos y sometidos al control político
Josu Ternera continúa dando instrucciones desde la clandestinidad junto al resto de miembros de la banda que se encuentran a la espera de recibir órdenes
Roberto R. Ballesteros El Confidencial 18 Marzo 2017

La banda terrorista ETA cuenta con apenas una veintena de miembros ocultos en Francia, el resto de Europa y Sudamérica. Así lo tienen acreditado fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por El Confidencial. Los etarras viven en clandestinidad y ni siquiera se acercan a los zulos, porque consideran que están controlados por los servicios de información de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Únicamente se mantienen agazapados, a la espera de recibir órdenes del aparato político, que los mantiene en ese estado con el fin de seguir sosteniendo que ETA existe, que continúan teniendo un elemento para negociar.

En ese juego político, de hecho, entienden desde la lucha antiterrorista el último movimiento llevado a cabo por la banda, el anuncio hecho público por el diario francés Le Monde de que el próximo 8 de abril los terroristas entregarán las armas y señalarán las coordenadas donde se encuentran los zulos que esconden todavía el arsenal. El gesto, explican las mismas fuentes, se entiende en el marco de la estrategia política diseñada por ETA, pero no es más que un "show". "Cuántos zulos van a señalar, cómo sabemos que no habrá alguno más por ahí", se pregunta un funcionario de los servicios de información.

Para los componentes de la lucha antiterrorista consultados el gesto no tiene ningún valor. "Si no hacen comunicado diciendo que se disuelven, por muchos zulos que entreguen, no sirve para nada", recuerda el mismo agente, quien recuerda que así fue como lo hicieron las FARC. Hasta que esto no ocurra, continúan las mismas fuentes, el Gobierno no se planteará movimientos vinculados a la política penitenciaria o de otro tipo.

En la misma línea se ha pronunciado el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras conocer el anuncio de ETA. "Lo más importante es que la marca de ETA desaparezca para siempre de nuestras vidas, es la disolución de la organización terrorista lo que sigue siendo el elemento clave”, ha subrayado Zoido, quien ha añadido que "lo poco que queda de ETA tiene que saber que nada va a obtener de los demócratas, de la misma forma que ningún rédito han obtenido por dejar de matar". "El verdadero desarme –ha afirmado– es el que vienen realizando con notable éxito las fuerzas de seguridad del estado, en colaboración con las autoridades francesas, a quienes tanto debemos en la lucha contra ETA".

"El auténtico desarme es también el desarme ideológico, la plena deslegitimación de los terroristas, de sus ideas y de sus causas, y en ese desarme, muy importante, es en el que estamos trabajando día a día, para que no se difumine que hubo víctimas y asesinos", ha indicado antes de afirmar que el Gobierno "no va a entrar a valorar posibles escenificaciones de una organización terrorista". "Ya pasó el tiempo en que ETA condicionaba nuestras vidas y la agenda política; hoy es una organización derrotada operativa y policialmente, sin futuro y con un pasado que no vamos a olvidar; lo que le resta por hacer a lo poco que queda de ETA es desaparecer de una vez por todas", ha sentenciado.

La capacidad de actuar de la veintena de terroristas que operan en la clandestinidad, de hecho, es prácticamente nula. "Cero", subrayan desde la lucha antiterrorista. "Sería una locura que uno de ellos cogiera una pistola y disparara a alguien en el contexto actual", añaden desde los servicios de información, que ubican a José Antonio Urruticoechea Bengoechea, Josu Ternera, en ese grupo de etarras ocultos. El que fuera dirigente histórico de la banda y diputado en el Parlamento Vasco, fue condenado por la justicia española y pasó a la vida oculta, donde permanece hasta ahora. Las fuentes consultadas le otorgan un papel importante aún dentro de la banda, sobre todo en la toma de decisiones del aparato político.

Otras fuentes de la lucha antiterrorista remarcan que la actuación policial será la misma que ha habido durante los últimos años. Ningún anuncio de entrega de armas ni de ningún otro tipo condicionará la actividad de las fuerzas de seguridad que se enfrentan al terrorismo, explica uno de los responsables de los servicios de información, que asegura que los agentes dedicados a esto seguirán persiguiendo a miembros de ETA con causas pendientes con la justicia con la misma determinación que hasta el momento.

En este contexto resaltan las fuentes consultadas la detención el pasado 23 de febrero del etarra Ángel María Tellería Uriarte, alias Antxoka, huido de la justicia española desde 1983. El terrorista fue arrestado en la localidad mexicana de León-Guanajuato en el marco de una operación desarrollada por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) del país norteamericano y por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional. Una orden de búsqueda internacional dictada por el Juzgado número 1 de la Audiencia Nacional en marzo de 2013 provocó la detención.

Alrededor de una veintena de miembros de ETA como Tellería Uriarte, con causas pendientes con la justicia española, siguen siendo objetivo prioritario para los servicios antiterroristas de la Guardia Civil y de la Policía. "Estén donde estén, se escondan donde se escondan, entreguen o no las armas, vamos a seguir yendo a por ellos para ponerlos a disposición judicial", asegura con rotundidad un alto mando de la lucha antiterrorista. "No nos afecta para nada ni el anuncio de entrega de las armas ni cualquier otro comunicado, porque nuestro trabajo será el mismo", agrega.

LA RESPUESTA DE LAS VÍCTIMAS DE ETA
'A los que celebran el 'desarme': Aún hay más de 300 asesinatos sin esclarecer'
Las víctimas exigen al Gobierno que no haga cesiones, porque “los etarras nunca dan nada por nada”. “Esperamos que si hay una entrega de armas, el Ejecutivo se mantenga firme”, ha señalado la AVT.
La Gaceta 18 Marzo 2017

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) pide “firmeza” al Gobierno y no hacer cesiones si la banda terrorista ETA confirma el ‘desarme’. El presidente de la organización, Alfonso Sánchez, ha señalado que hay que tener “cautela” ante este anuncio de ‘desarme’, pero que -ha añadido- “es bienvenido si va en serio”.

Las víctimas exigen al Gobierno que no haga cesiones, porque “los etarras nunca dan nada por nada”. “Esperamos que si hay una entrega de armas, el Ejecutivo se mantenga firme”, han señalado.

No obstante, la AVT asegura que si el grupo terrorista no entrega voluntariamente las armas, estas serán localizadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por lo que “no se debe acercar a los presos etarras ni hacer otras cesiones aunque ETA se deshaga de su arsenal”.

“Si un pederasta deja de delinquir, no por eso la Justicia tiene que actuar de otro modo”, ha indicado Sánchez, al tiempo que recuerda que “a los muertos de ETA nadie los va a resucitar”.
'A los que celebran el 'desarme': aún hay más de 300 asesinatos sin esclarecer'

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha indicado que "no hay cabida para ninguna concesión, porque este es un triunfo de la lucha antiterrorista de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que no han dejado de luchar contra el terrorismo ni un minuto, aunque ETA hubiese anunciado el cese definitivo de la lucha armada".

La AEGC recuerda "a los que celebran la noticia del 'desarme'" que aún hay más de 300 asesinatos sin esclarecer. "300 familias que no han podido recibir el consuelo de saber que se ha hecho justicia con su ser querido. 300 familias, muchas de ellas de nuestros compañeros guardias civiles y policías, no tienen derecho a cobrar una indemnización porque su caso continúa sin resolverse", lamentan.

Por eso, si ETA quiere de verdad dar un paso al frente, "lo que tiene que hacer es colaborar con la justicia para que se resuelvan estos asesinatos y pedir perdón a todas las víctimas".
'Nada le debemos y nada le daremos'

Por su parte, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FTV), Mari Mar Blanco, ha exigido la disolución "incondicional e inmediata" de ETA. Blanco ha pedido la disolución de una organización terrorista que ha asesinado a más de 800 personas inocentes a lo largo de cincuenta años.

Para la presidenta de la FVT, un comunicado de ETA en ese sentido sería "consecuencia de la derrota" de la banda gracias a que "el Estado de derecho se ha mantenido firme en su negativa a negociar ante unos asesinos".

"Nada le debemos y nada le daremos", ha subrayado Mari Mar Blanco, quien ha vuelto a agradecer la dedicación y entrega de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para acabar con esta lacra. Porque para Blanco, la Policía y la Guardia Civil han realizado "un esfuerzo tenaz y eficaz" que ni las víctimas del terrorismo ni la sociedad española olvidarán.

Blanco exige a los terroristas y su entorno la petición de perdón por el daño causado, así como la colaboración con la Justicia en la resolución de los casi trescientos asesinatos de ETA no resueltos. Y todo ello porque "es de justicia" que las familias "cierren su duelo con la identificación de los asesinos de sus familiares", ha concluido.

Los timadores llaman a tu puerta
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 18 Marzo 2017

Hasta ahora la mayoría de los extraños que llamaban a tu puerta eran los cargantes comerciales de empresas inmobiliarias, eléctricas, telefónicas y aseguradoras. O los incombustibles Testigos de Jehová, que te prometían la salvación de tu alma tras el inminente Armagedón. Pero te dejaban en paz los timadores de la estampita o del tocomocho que circunscribían sus actividades a lugares públicos. Prepárate. Cualquier día de estos llamarán a tu puerta los timadores de nueva estirpe: los que vendrán a ensalzarte las virtudes del fraudulento proceso secesionista. Serán los enviados de la Assemblea Nacional Catalana, portadores de un tocomocho envuelto en la estelada.

Mercancía tarada
La mercancía tarada que la ANC se propone repartir de puerta en puerta mediante una legión de voluntarios es, ni más ni menos, la que el exjuez Santi Vidal promocionó en los locales de dicha organización distribuidos por toda Cataluña: los gerifaltes del movimiento secesionista, alarmados por la magnitud de las transgresiones que el magistrado fallido, encumbrado por ERC, se jactaba de atribuirles, se apresuraron a desautorizarlo. Pero quedó flotando en el ambiente la duda de si aquello había sido un farol para levantar los ánimos caídos de los militantes o si, movido por su megalomanía, había cometido la torpeza de revelar una trama secreta encaminada a engañar al Estado con astucia, como había prometido Artur Mas. Según Vidal, los confabulados habían logrado apropiarse de los datos fiscales de todos los ciudadanos de Cataluña, concertar pactos militares y de inteligencia con potencias extranjeras, gestionar créditos suculentos con corporaciones multinacionales y confeccionar listas de jueces desafectos para expulsarlos y sustituirlos por otros adictos.

Ahora, la ANC recoge las enseñanzas del indiscreto Vidal y las inculca a equipos de misioneros que las utilizarán para catequizar a los catalanes profanos ("Cursillos ANC de seducción", LV, 12/2). Se trata de clases de coaching al estilo empresarial, con textos como Técnicas de seducción para hacer la República catalana más atractiva, acompañado por Persuasión interpersonal. Recursos profesionales de venta y Cómo escribir un artículo de opinión para persuadir. El primero de los citados detalla:

El objetivo es "incorporar una nueva visión" para poder seducir a los "conciudadanos no independentistas a través de la información y el diálogo". Para hacerlo, los participantes aprenden a "sembrar la duda", "la seducción", "la mentalidad vendedora", y toda una retahíla de "conversaciones recurrentes".

Bombardeo de propaganda
Otro documento de la ANC recopila conversaciones muy frecuentes para persuadir a los indecisos ("Labia para independentistas", LV, 25/2). Las mentiras flagrantes con que se pretende engatusar a la gente común, reforzadas por el bombardeo de propaganda sectaria que satura los medios oficiales y subvencionados de Cataluña, trae reminiscencias de lo que sucedió y sucede en los variopintos regímenes totalitarios.

Mienten sobre las balanzas fiscales, ocultan la inevitable desconexión con la UE, exacerban la ya vigente hostilidad a la lengua castellana, simulan respetar la ciudadanía española. Mienten descaradamente sobre la preservación de las pensiones. La víctima de estos timos en el manual de ANC es una española llamada Encarni, parienta de la señora Pérez del predicador Francesc-Marc Álvaro y de la abuela Teresa de Pablo Iglesias, y Joaquín Luna se burla en su siempre cáustica columna de la táctica empleada para camelarla ("La ANC seduce a Encarni, la tonta", LV, 27/2):

Los modelos de conversaciones recuerdan que estamos en Carnaval y hay que reírse de todos, como hace la ANC de la unionista target: la Encarni, catalana nouvinguda con acento de Trebujena que se pasa la mañana friendo croquetas, las tardes viendo Tele 5 y los días comprando las paletillas de jamón que endosan en las radios del cachondo de Justo Molinero.

La campaña va en broma y los de la ANC se ríen de sí mismos como demuestra la forma de abordar las pensiones. ¿Que la Encarni desconfía y teme perder la pensión, la paletilla y el apartamento en la playa? He aquí –textual– la respuesta del manual, capaz de revolver en su tumba al gran Joan Capri: "¡Mire, si se queda sin cobrar la pensión, se la pagaré yo! ¡Coja mi número de teléfono! ¡Lo digo de verdad!". Una duda, ¿es más tonto de la higuera quien da esta garantía a un desconocido o quien la da por buena?

Adiós a los bulos
Vistas las artimañas de estos timadores, lo más aconsejable es no abrirles la puerta. Y, si consiguen colarse en el interior, tener a mano algunos de los muchos papeles que desenmascararon las falacias del lenguaraz de ERC y de la ANC, el exjuez Vidal. La que causó mayor impacto, porque implicó la violación de la intimidad de los ciudadanos, fue la referida al hecho de que la Generalitat podría haberse apoderado, subrepticiamente, de sus datos fiscales. Aunque lo hubiera conseguido, por los medios tortuosos que pudren todo el proceso, tampoco servirían para financiar las necesidades de una Cataluña independiente. Lo explica el economista Manel Pérez ("La fábula del juez Vidal", LV, 29/1):

La nueva estructura de gestión del fisco catalán tardaría mucho tiempo, años o décadas, dependiendo de la opinión del fiscalista al que se le pregunte, en ser operativa de acuerdo con los estándares de la actual Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) o de los organismos equivalentes en Europa. Sobre todo para financiar las actividades de un Estado con decenas de miles de funcionarios y responsabilidades de todo tipo, desde las asistenciales primarias a las de inversión a largo plazo.

Lo remacha por enésima vez Francesc Granell ("La ficción de Catalunya fuera de la UE", LV, 11/2):
Esto de que una Catalunya separada de España –que es quien es miembro de la UE– seguiría en la Unión es una más de las ficciones que maneja el independentismo, que olvida que esta comunidad tiene leyes que deben respetarse y que la integridad territorial de los Estados miembros es una de ellas. (…) Si el Brexit es algo muy duro para una economía importante como la británica –que además no está en el euro ni en Schengen–, tal situación para Catalunya –que sí lo está– sería aun mucho más problemática.

¿Más claro todavía? Leamos esto (LV, 11/2):
El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, advierte: si Catalunya declara la independencia estaría actuando contra la Constitución española y, por tanto, contra "parte del marco legal europeo", lo que provocaría que dicha ruptura "nunca podría ser reconocida" por la Unión Europea.

Adiós a los bulos de la desconexión exprés y al marketing chabacano que refleja el desprecio de la ANC por la inteligencia de los ciudadanos y por su nivel de información. El Consell de Garanties Estatutaries, apéndice de la Generalitat, ha firmado por unanimidad el acta de defunción del referéndum por considerarlo impresentable desde el punto de vista jurídico (LV, 4/3). Clar i català.

Mensajeros del miedo
Recordemos que la Audiencia Nacional confirmó la multa de 400.000 euros que la Agencia de Protección de Datos impuso a la ANC y a Òmnium por violar la intimidad de los ciudadanos al preguntarles sobre su ideología e intención de voto (El País, 30/1).

Ahora la historia se repite, con el agravante de la intromisión en el domicilio con fines proselitistas. En el clima de fractura social que ha generado el Politburó secesionista, con la colaboración de activistas minoritarios pero fanatizados por una avalancha de mentiras, cabe preguntarse si los acólitos de la ANC se presentan como interlocutores cívicos o como mensajeros del miedo. Sobre todo ahora que se sabe que "un documento interno de la ANC propone escenarios de choque y plantea acampadas indefinidas o la ocupación de infraestructuras si hay inhabilitaciones" ("Operación Xirinacs", LV, 12/3). Mientras, Anna Gabriel y el parlamentario de ERC Jordi Orobitg coincidieron en vaticinar que la transición hacia el Estado catalán "no será necesariamente pacífica y ordenada" (Fernando Ónega, "La hora de la verdad", LV, 11/3). Las falanges joseantonianas de la neorrepública de Saló catalana, ¡presentes!

El comportamiento de los regímenes totalitarios, que buscan imponer su ideología desde el puesto de mando, abominando de las leyes y del normal funcionamiento del sistema parlamentario, que sustituyen por referendos y plebiscitos, hace temer lo peor. En ellos, los conocidos ocasionales e incluso compañeros de trabajo, vecinos, amigos y parientes pueden convertirse en espías o delatores. Con más razón los extraños indagadores. Sucedió en la Alemania nazi, la Italia fascista, la España franquista, la Argentina peronista, la Unión Soviética y sus satélites comunistas. Sucede todavía en China, Cuba, Venezuela. En Polonia el Gobierno de ultraderecha está formando una fuerza de jóvenes voluntarios para defender la identidad nacional (LV, 27/10/2016).

"Jóvenes voluntarios para defender la identidad nacional". ¿Te suena? Es posible que llamen un día de estos a tu puerta. No serán polacos, pero sí timadores. No los recibas. Si mañana se adueñaran del poder reaparecerían para pedir cuentas a las Encarnis que no se mostraron dóciles en la primera entrevista. Lo harían en nombre de algo copiado de los infames Comités de Defensa de la Revolución castristas. Hagamos todo lo posible para que eso no ocurra. Todavía puedes echar el cerrojo recitando el sagrado adagio inglés: "My home, my castle". Mi hogar, mi castillo.

Llama a participar en la manifestación del próximo domingo, día 19
José Domingo: “La Generalitat está llevando a cabo un claro golpe de Estado contra la democracia española"
 latribunadelpaisvasco 18 Marzo 2017

El presidente de Societat Civil Catalana, Mariano Gomà, y el vicepresidente de esta asociación, José Domingo, han explicado todas las novedades sobre la manifestación que está organizando la entidad para el día 19 de marzo.

Gomà ha leído el manifiesto que ha elaborado la asociación en el que se detallan los motivos por los que se ha decidido poner en marcha esta iniciativa y ha invitado a que lo firmen todas aquellas personas que lo deseen. El presidente de Societat Civil Catalana ha dejado claro que “el pueblo catalán no puede admitir que la Generalitat esté creando estructuras de Estado en Cataluña” y que, por este motivo, es “necesario” salir a la calle a decir “basta” y a reclamar que “el peso de la ley caiga sobre el Ejecutivo catalán”.

Domingo, por su parte, ha asegurado que Societat Civil Catalana quiere que “la gente exprese en la calle sus temores y preocupaciones” y que el gran objetivo de la manifestación es “advertir sobre los riesgos que conlleva la secesión y sobre las graves carencias democráticas que hay en este momento en Cataluña”, además de protestar contra la “vulneración de derechos y libertades por parte de la Generalitat”. En este sentido, ha afirmado que lo que están llevando a cabo los independentistas “es un claro golpe de Estado a la democracia española, por eso el lema de la manifestación es ‘Aturem el cop’”.

Por otra parte, ha anunciado que la manifestación, que es la primera que convoca la asociación, comenzará a las 12:00h en la Plaza Urquinaona y finalizará delante del Palau de la Generalitat, en la Plaza Sant Jaume. Una vez allí algunos miembros de la entidad realizarán una serie de parlamentos. Además ha explicado que Societat Civil Catalana ya ha creado el hashtag #aturemelcop y que hasta el día 19 se publicarán vídeos animando a la gente a sumarse a la manifestación.

El vicepresidente de la entidad también ha reiterado que en la página web se ha habilitado “un espacio para que todas aquellas personas que lo deseen lo puedan firmar” y ha destacado que hay personas “relevantes” que ya lo han hecho.

En relación a la decisión del Consell de Garanties Estatutàries de declarar inconstitucional la disposición presupuestaria de la Generalitat para el referéndum, Mariano Gomà ha asegurado que se trata de una “resolución positiva” y ha recordado que este referéndum “no se puede celebrar porque es ilegal y menos utilizando un presupuesto público”. Además ha añadido que se trata de una decisión que demuestra que el Ejecutivo catalán “sigue empeñado en no respetar la legalidad vigente”.

Sobre la carta que ha escrito Societat Civil Catalana a la Canciller de la Universidad de Harvard en relación a la presencia de Artur Mas en la facultad, el presidente de la asociación ha dejado claro que es “especialmente grave que se admita una conferencia unilateral de un señor cuyo partido está siendo investigado por la justicia” y más en una de las universidades “más prestigiosas de Estados Unidos”. En este sentido, José Domingo ha recordado que “la Generalitat ha fracasado en su intento de internacionalizar el proceso independentista”.

Diccionario (revisado) para entender la independencia
El proceso secesionista ha creado un lenguaje propio a través de expresiones, en ocasiones eufemismos, que demuestran la evolución y los subterfugios de los partidos políticos
María Jesús Cañizares Cronica Global 18 Marzo 2017

Hoja de ruta, unionismo, procés… El proyecto independentista ha creado un lenguaje propio que ya es de dominio público. El uso de eufemismos y de palabras hechas a la medida de los intereses partidistas hace necesario repasar el significado de los vocablos más frecuentes, así como de las nuevas incorporaciones:

-Anexionismo: Posiblemente, uno de los vocablos más novedosos y que se aplica a quienes rechazan la independencia de Cataluña. Da un nuevo giro de tuerca a su sinónimo unionismo.

-Derecho a decidir: Otro neologismo fabricado por el soberanismo catalán y que en realidad es un eufemismo del derecho a la autodeterminación. Pero conscientes de que no puede aplicarse a Cataluña porque no es un país en proceso de descolonización o en guerra, se optó por la defensa del derecho a decidir.

-Elecciones constituyentes: Los partidos independentistas utilizan esta expresión para poder interpretar los resultados de las próximas elecciones autonómicas como un aval para la independencia de Cataluña, en la misma línea del concepto “elecciones plebiscitarias” que se aplicó a los comicios del 27 de septiembre de 2015.

-Elecciones plebiscitarias: Un invento de Junts pel Sí (CDC-ERC) para las elecciones del 27S, enfocadas como un plebiscito sobre el proceso secesionista.

-Estado propio: Fue CiU la que acuñó esta expresión cuando, allá por 2010, todavía no se atrevía a decir la palabra “independencia”.

-Hoja de ruta: Una expresión muy socorrida que se refiere al calendario secesionista, aunque hay discrepancias internas, ya que Junts pel Sí prefiere esperar a celebrar un referéndum.

-Lengua propia: Es un concepto que no existe en la disciplina lingüística, pero que el mundo soberanista utiliza para referirse al catalán. Por el contrario, se ha dejado de usar el término lengua materna, cuyo reconocimiento está avalado y protegido por los organismos internacionales.

-Mandato democrático: Es el mantra de Junts pel Sí a la hora de justificar el proceso secesionista y que se refiere a los resultados de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, donde esta coalición fue la ganadora. No obstante, necesita del apoyo de la CUP para sacar adelante sus iniciativas.

-Nacionalismo: Un concepto en desuso en Cataluña, aunque durante muchos años fue la marca utilizada por CiU. Sus negativas connotaciones en el ámbito internacional es uno de los motivos por los que la nueva Convergència abrazó el independentismo y dejó de identificarse con esa corriente política.

-Procés: Referido al proceso secesionista, ha dado lugar incluso a otras derivadas como processisme. Dado el bloqueo existente, hay quien defiende entre processistes e independentistas.

-Transitoriedad jurídica: Es el paso de las leyes españolas a las catalanas. Ello requiere de una cobertura jurídica, por lo que actualmente se está tramitando una ley conocida popularmente como de desconexión.

-Unionismo: Inspirado en el conflicto irlandés. Se aplica a quienes no están de acuerdo con la independencia de Cataluña.


Recortes de Prensa   Página Inicial