AGLI Recortes de Prensa   Viernes 16 Junio 2017

Moción de censura del súbdito español
Antonio García Fuentes Periodista Digital 16 Junio 2017

Después de ese “teatro hipócrita, sainete burdo u ópera bufa, cuál ha sido esa moción política en un parlamento de políticos en los que no cree ya nadie, salvo los que se benefician de sus decisiones siempre partidistas”; hay que imaginar una verdadera moción de censura efectuada por el indefenso pueblo que mantiene a esos ejércitos de vividores del dinero público; y que han llevado a España a la ruina actual.

Ninguno de los allí señalados merece seguir gobernando a este desgraciado país, siempre o casi siempre, huérfano de verdaderos estadistas que se preocupen con justicia del conjunto nacional.

Rajoy sólo pretende lo que ha venido ejerciendo cuando perdió la mayoría que tuvo… “agarrarse a un clavo ardiendo, pactar hasta con el “moro Muza” y bajarse los pantalones políticos, estando ya descalzo totalmente”; y así presumir con toda la cara dura de que, por cojones hay que tragar con él, por malo que ha sido o sea.

El contrincante o nuevo jefe de los comunistas que aún quedan aquí, un tal Pablo, no merece ni ser nombrado, puesto que alguien que ha sido subvencionado por el nuevo tirano de Venezuela o por los otros tiranos de la “nueva Persia”; no tiene ni el más remoto crédito o respetabilidad para creernos ni por asomo, que sería capaz de gobernar con la equidad necesaria para “levantar a un país como España”; siendo lo más probable que en su fuero interno lo que haría es instalar un nuevo tipo de dictadura tiránica, como la venezolana o la iraní, puesto que si ha recibido dinero en cantidad respetable, de los “dueños de esos países”, es por cuanto éstos saben que el discípulo les es afín en los principales elementos en que esos malos gobiernos someten a la población de los mismos; por tanto votar a tal elemento es de un riesgo imaginable y por tanto eludible ahora que se puede, puesto que llegado al poder, ya se sabe lo que afirmó Lenin hace un siglo… ¡¿Libertad para qué?!

¿Entonces y llegadas las nuevas elecciones? (que aunque el astuto Rajoy las alargue mientras pueda seguir comprando “lo que sea” han de llegar? ¿A quiénes elegir? Y esa es la grande y eterna tragedia de España; pues de momento lo cuerdo sería ignorar el voto positivo y depositarlo en blando; lo que sería otra aventura ya que “los que chupan de la política y allegados”, esos votarán todos, ya que aunque carezcan de ideales y sentido de la justicia, ellos tienen unos sentidos poderosos para hacerlo y que son “su panza y sus bolsillos”, motores que todos ellos llevan consigo como incluso “el pelo de los que sean calvos, puesto que alguno les queda aunque sea en los sobacos y otras partes que no nombro”.

¿Entonces qué les plantearíamos a los que nos mangonean en ese tipo de gobiernos partidistas que nos ponen encima como losa insoportable en esa hipotética censura arriba señalada?

Simple y sencillo; primero que se bajen los sueldos que ellos mismos se pusieron y sin decirnos lo que suelen decir de “mal pagados” (puesto que según han gobernado lo considero demasiados. Que sondeen lo que cobra (el que cobra) de la masa de españoles y cómo puede vivir); luego que se pongan las mismas cargas y obligaciones que soportamos el pueblo, nada de privilegios del tipo que sea y abrochando hasta el último céntimo, como ellos nos abrochan con el ya “verdugo Hacienda” y entonces sabrán lo que es bueno.

Que se supriman no sólo los automóviles blindados, puesto que “cada trabajo tiene su riesgo” y ellos han de asumir el suyo y si no que se vayan del cargo (“a rey muerto rey puesto”); por lo que también hay que suprimir las flotas de coches oficiales, de los que aquí hay más que en todos los países de la Europa de la UE, o de los Estados Unidos de Norteamérica.

Que se supriman los ejércitos de “asesores” y demás parásitos que “se comen una gran parte de los presupuestos” y que afectan desde al municipio, la autonomía, las diputaciones y en general de todos los estamentos oficiales de un Estado, ya gangrenado en demasía con los gastos superfluos y estos lo son en extremo.

Que por la misma razón, desaparezcan todos los organismos que son inútiles, por repetidos o porque nada aportan para un buen gobierno nacional, muchos de los cuales imaginamos fueron creados, simplemente para dar ocupación a nuevos parásitos a mantener; no necesitamos ni los tan cacareados “defensores del pueblo”; puesto que ese pueblo ya pagamos, jueces, fiscales y fuerzas armadas para que de verdad nos defiendan, dentro de unas leyes mucho más claras y eficaces.

Y así, eliminando todas las cargas que por demás nos hacen pagar llegar a una situación de Estado infinitamente mucho más soportable para sostenerlo con imposiciones justas y eficaces; dejando en consecuencia mucho más dinero en manos del particular, que es el que en verdad crea la riqueza necesaria y repartible para que de verdad un Estado bien administrado, prospere y desaparezcan los grandes desequilibrios que se han venido encima de nosotros en esta nefasta época, de la que tanto se presumió y presume, cuando la cruel realidad demuestra todo lo contrario.

Y por descontado, que dimitan todos los parlamentarios, incluidos los del senado, el que hay que cerrar por inútil total, junto con todos los demás estamentos inservibles y que arriba cito globalmente.
Para todo ello se necesita una brutal bajada de los confiscatorios impuestos que ya nos obligan a pagar, consecuencia del empobrecimiento y miseria que cada vez más españoles padecen.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

La censura, de lo pintado a lo vivo
José Luis González Quirós vozpopuli.es 16 Junio 2017

Los españoles parecemos ser particularmente sensibles a la dialéctica gobernantes/gobernados, y el cabreo que nos provoca el abuso, la estolidez y la suficiencia de una clase política demasiado parapetada tras la legitimidad de la democracia ha sido una de las razones por las que Podemos obtuvo en su día un impulso superior al que merecerían sus ideas, por llamarlas de algún modo.

¿Tiene sentido que un partido que se lucraba electoralmente denunciando las frivolidades de la casta, se haya embarcado en un ejemplo tan rutilante de separación entre la realidad que viven los ciudadanos y el teatrillo político como la reciente moción de censura? Me temo que no, y por muchas que sean las intenciones y objetivos imaginarios que se atribuyan al líder de la coleta, lo que al final quedará es el absoluto divorcio entre una performance larga, pesada y previsible, en la que no asomó ni una sola idea nueva, y el hecho de que la vida de los españoles transcurre completamente al margen de lo que parece importar a Rajoy y lo que quiere hacernos creer Iglesias.

“España está haciendo menos de lo que puede”
Tras lo que ha podido parecer un triunfo político, y no precisamente de Iglesias, encontramos la enorme falta de eficacia de unas instituciones para llevarnos a donde podríamos y debiéramos llegar. Es lo que ha señalado Daron Acemoglou (“¿Por qué fracasan los países?”) en su reciente estancia en España, que, en su conjunto, y dada la posición y el potencial que tenemos, el rendimiento del país está por debajo de nuestras posibilidades. Cuarenta años después de las primeras elecciones democráticas, eso es lo que sienten cerca de un cincuenta por ciento de los españoles, especialmente los más jóvenes y los mejor preparados, los que viven menos pendientes de esas sopas bobas (como universidades en cualquier lugar y títulos para todos) que proporcionan unas administraciones públicas que se han multiplicado por más de cuatro en estas décadas, y cuya eficacia y capacidad para hacer una España mejor está muy lejos de ser la deseable.

Una de las razones de esta falta de impulso es el extraño ensimismamiento de nuestra política, el que los políticos no piensen en seducir y convencer, sino en amarrar el voto, en someter a sus fieles mediante el miedo o el chantaje. La política se ha convertido así en una especie de rutina, en un rastrillo baratero de tópicos sin ningún empuje, sin ninguna garra, sin la menor esperanza real de que se resuelvan unos problemas que la derecha insiste en negar, y que la izquierda pretende sustituir por ficciones más o menos lacrimógenas, muy lejos, en cualquier caso, de las verdaderas dificultades con las que nos tropezamos para trabajar, para aprender, para ahorrar, para emprender o para entendernos con cualquiera de las infinitas ramas de una administración que se mete en todo sin arreglar nunca nada. Eso es la vida real, y la política parece haber apostado por las ficciones.

Una política autista
Tanto el PP como sus adversarios han dado en identificar nuestro problema con su interés; para el PP todo se reduce a la estabilidad, ese mantra con el que convencernos de que todo bien se derivará de la permanencia de Rajoy, mientras que Podemos y el nuevo PSOE afirman que echar al PP de la Moncloa nos trasladaría inmediatamente al reino de Jauja. Para su desgracia, ni una sola de las dificultades que nos afligen, tanto en política como en economía o en la vida social, se resolvería de manera tan trivial, pero a estos personajes es lo único que parece importarles. Sánchez acaba de proclamar que buscará una "amplia mayoría" que "desbanque al PP", sinceramente sería preferible que hubiese hablado de encontrar un programa capaz de suscitar la ilusión de los españoles, o dado, al menos, la impresión de que eso, aliviar la vida de sus conciudadanos, le interesa tanto como acabar en Moncloa. Mientras siga simulando creer que, por ser de izquierdas, posee una fórmula capaz de resolverlo todo, apañados estamos con su meritoria resurrección.

No faltan retos, falta ocuparse de ellos
Instalados en su superioridad moral, por el barrio de la izquierda, o en el temor a que lleguen los bárbaros, por el otro barrio, los políticos están empezando a perdernos el respeto. Cualquier cosa que se les ocurra, les vale, se trata, simplemente de seguir ocupando la pantalla, de no espantar al rebaño. Esto podría explicar, tal vez, la extraña tendencia de Rajoy, que habitualmente articula de manera correcta, a decir cosas que son más propias de un disléxico sin terapia, como cuando le espetó a Iglesias: “Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político". Está claro que no importa lo que diga, sino el dar la sensación de enfrentarse bravamente a Iglesias, que funciona como el lobo del cuento que siempre va a llegar y nunca aparece.

Sánchez no suele cometer esta clase de lapsus, pero tiene también una cierta tendencia a soltar adivinanzas indescifrables cuando se enfrenta a un problema no demasiado simple. Léase, si puede hacerse sin pasmo, un renglón de su artículo conmemorativo de los cuarenta años de las primeras elecciones, un texto, por otra parte, atinado, pero en el que se le ha escapado el siguiente trabalenguas: “La Moncloa debe dejar de diferenciar a los españoles por acentos para hablar todos juntos por primera vez un mismo idioma plural”. Esta invención de “un mismo idioma plural” es puramente extraordinaria, y déjenme que les advierta que, si esto es de izquierdas, no lo mejoraría ni el mismísimo Iglesias cuando sea triunfalmente reelegido, por ejemplo, en Vistalegre 12.

Nada de esto es ocuparse de nuestros problemas, sino tratar de disimularlos, ocultar que no se sabe qué hacer con ellos. La política está para enfrentarse con lo vivo, pero nuestros políticos se empeñan en que nos fijemos en lo pintado. España no recuperará el impulso de finales de los años setenta mientras no aprendamos que sólo hay que ser radicales en las cosas muy de principio, como, por ejemplo, el golpe de estado de los secesionistas, que todo lo demás requiere del gradualismo que nos recomienda Acemoglou, pero claro es que eso no puede hacerse mientras se nos quiera seguir encerrando entre la amenaza del desastre y los débiles encantos de la estabilidad, por muchas mociones de censura que se le echen al caso.

Los barros del fin de la doctrina Parot
Editorial La Razon 16 Junio 2017

Pedro Luis Gallego, el violador del ascensor, que pasó 21 años en prisión por dos homicidios y 18 agresiones sexuales, resultó ser el violador de la Paz, detenido el miércoles por agredir sexualmente a cuatro jóvenes en las inmediaciones del madrileño Hospital La Paz entre abril y mayo. Gallego fue condenado a 273 años de cárcel y debió permanecer en la cárcel hasta 2022 en aplicación de la doctrina Parot si el tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo no la hubiera tumbado en 2013, lo que permitió que decenas de terroristas y peligrosos delincuentes, entre ellos varios violadores, salieran casi de inmediato de la cárcel.

Aquel muy discutible fallo de la Justicia europea, que aplicó un concepto insólito de la retroactividad que supuso variar su doctrina, puso en la calle a al menos cuatro depredadores sexuales, entre ellos Pedro Luis Gallego, que reincidieron tras lograr la libertad.

El Tribunal de Estrasburgo tomó una decisión temeraria, un auténtico despropósito que acabó con la interpretación justa y garantista del Supremo sobre la aplicación de los beneficios penitenciarios que prolongaba las estancias en prisión y que acercaba el cumplimiento real a la condena. Tras la reforma del Código Penal de 2015 se puede imponer una medida de libertad vigilada una vez cumplida la pena para estos casos. Es un alivio, pero se habría evitado mucho dolor si la doctrina Parot siguiera vigente.

El coste de la crisis bancaria en España: 60.000 millones de dinero público y 300.000 de dinero privado
El Banco de España da por perdidos unos 60.613 millones de euros de dinero público en su último informe.
LM/Agencias Libertad Digital 16 Junio 2017

No sólo los contribuyentes han costeado la crisis bancaria. Según el último informe del Banco de España, el esfuerzo de los accionistas de las entidades de nuestro país para sanear sus balances alcanzó los 298.541 millones de euros hasta 2015.

El organismo, que ha analizado la crisis financiera y bancaria en España entre 2008 y 2015, revela además que el Estado solamente recuperará unos 16.337 millones de euros de las ayudas concedidas a las catorce entidades que han recibido apoyo de capital, lo que supone un 21,4% del total recibido, que asciende a 76.410 millones de euros. Por tanto, se dan por perdidos unos 60.613 millones de euros de dinero público.

La institución estima que hasta la fecha solamente se han devuelto 4.139 millones de euros, lo que equivale al 6,45% del total recibido por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGDEC).

Las ayudas totales ascienden a 76.410 millones de euros, de los que 64.098 corresponden a capital e híbridos, 10.390 millones de euros a los esquemas de protección de activos (EPA) y 1.922 millones de euros a garantías.

Del total devuelto, 3.466 millones de euros corresponden a ayuda recibida del FROB y 673 millones de euros al FGDEC. Así, la diferencia entre las ayudas y los reembolsos equivale a un 5,6% del Producto Interior Bruto (PIB) de 2015.

Estas cifras no incluyen las pérdidas soportadas por los antiguos accionistas de la entidades ni las de los tenedores de preferentes y deuda subordinada ni los ejercicios de gestión de híbridos realizados como parte del acuerdo de asistencia financiera firmado con el MEDE.

JUSTICIA IMPERFECTA
Bieito Rubido ABC 16 Junio 2017

Los jueces, que están hechos de hombres, no siempre protegen a la sociedad con sus decisiones. Quedó demostrado cuando dejaron en libertad a 97 asesinos, una vez que en 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos modificó la doctrina Parot con carácter retroactivo, y salió a la calle el «violador del ascensor», detenido de nuevo esta semana por varios delitos. Si los jueces no defienden a la ciudadanía, ¿qué hacen exactamente? Dean Spielmann, el presidente del TEDH, felicitó a España por ser el único país de toda Europa que ejecutó aquella sentencia inmediatamente, en 24 horas, a pesar de que la Audiencia Nacional sólo tenía un texto en francés y de que otras autoridades no se percataron de que convenios más recientes no obligaban a su aplicación y, desde luego, nunca con la celeridad empleada. Es decir, Spielmann nos llamó a los españoles «gilipollas», aunque él forma parte de los destacados en el campeonato de comprobar quién es más progre a base de desproteger a la gente normal, a los que cumplen con la Ley, atienden sus obligaciones y pagan sus impuestos.

El Tribunal de derechos in humanos de Strasbourg
Nota del Editor 16 Junio 2017

Otra vez saltan los disparates del tribunal de derechos inhumanos y todo sigue igual. Ya no caben más tontos o más traidores. Y encima con nuestro dinero

Las instituciones y su función
Vicente Baquero gaceta.es 16 Junio 2017

Parecería una obviedad que todas las sociedades requieren de un aparato administrativo funcional, es decir que proporcione los servicios, prestaciones y protecciones que todo colectivo necesita para poder sobrevivir. Resulta casi absurdo el insistir en tal necesidad: la existencia de unas estructuras que con independencia de aquellos que ejercen el poder en un momento determinado, proporcionen la estabilidad y continuidad necesaria a una nación o a cualquier tipo de organización social. Tras leer el ensayo, tan de actualidad el año pasado, del profesor Acemoglu, sobre la razón fundamental por la que subsisten o se arruinan las naciones se llega a la lógica conclusión de que lo que hace perdurar y resistir a los sistemas políticos y a las propia naciones en el tiempo es esencialmente la existencia de dichas instituciones, es decir la existencia de unas estructuras operativas que garantizan la continuidad.

Tal cuestión, aparentemente tan evidente, me da la impresión, está empezando a fallar, no solo en España, sino a nivel general, ya que muchas de nuestras instituciones, que están diseñadas para realizar unas funciones determinadas, no están siendo totalmente operativas o eficaces en el desempeño de aquella función para la que fueron concebidas y por el contrario están sirviendo a otros intereses, que no tienen o tienen poco que ver con sus objetivos específicos.

El que determinados cargos sean designados por razones políticas, en sí no tiene nada de perverso, siempre y cuando la persona agraciada, lleve a cabo la función del organismo para el que fue nombrado: lo que no es de recibo es que personas, ajenas a tales funciones, sean incrustadas en las instituciones y luego desde ellas no lleven a cabo, o incluso obstaculicen, la misión de la institución en la que ocupan los cargos clave. Cuando ya en la crisis de las cajas de ahorro, vimos la inoperancia del sistema de control del Banco de España, y no precisamente por falta de diligencia de sus profesionales a cargo de la inspección, al igual que en la posterior salida a bolsa de dichas entidades la CNMV, tampoco sirvió de freno ni control ante los dislates económico-financieros que se produjeron. Cabe preguntarse entonces: ¿por qué dichas instituciones, que fueron creadas específicamente y que existen precisamente para evitar la clase de problemas que a continuación se produjeron, fueron inoperantes durante tanto tiempo con anterioridad a que se produjeran los daños e irregularidades, perfectamente conocidas por cualquiera que conociera el tema?

Pues una vez más, ante una gran maniobra especulativa, aprovechando la debilidad de un banco de importancia nacional, no se operó en defensa de los intereses de los accionistas… Dejando a un lado los errores cometidos por la dirección de dicha entidad en el pasado, se orquestó un asalto bajista en bolsa contra la acción, no casualmente, provocando la huida de los clientes, lo que en banca se denomina “pánico de ventanilla, lo cual genera inmediatamente un problema de liquidez, que lleva a la inviabilidad de la institución en cuestión, una circunstancia por otra parte de afectar a cualquier institución bancaria obligaría al cierre inmediato: cualquier entidad, aun la mayor y más solvente del mundo, estaría en la misma situación, por la misma naturaleza del negocio bancario.

En este caso se trataba de una institución que había recibido los plácemes de solvencia de la autoridad europea, los famosos “stress tests”, inspeccionada permanentemente por el Banco de España y la CNMV, auditada por dos firmas de prestigio internacional, que de la noche a la mañana resulta que tras una ordalía bajista en bolsa, es comprada por otra entidad, dejando en la calle a los más de trescientos mil accionistas y un escenario de incertidumbre entre miles de empleados de la institución. ¿Si tan grave era la situación, ya que nada así ocurre de un día para otro, por qué no se intervino antes? La autoridad monetaria española y la europea existen precisamente para evitar tales desastres, y a la CNMV le esta encomendada la protección de los pequeños accionistas, por no mencionar a las autoridades de la Bolsa, que deberían haber evitado, simplemente, mediante la suspensión de cotización del valor, los efectos de dichas maniobras. ¿Dónde estaban tales instituciones? ¿Si lo sabían y no actuaron por qué, si no lo sabían que justifica su existencia?

En cierto modo ocurre lo mismo con el Congreso de Diputados, cuya función es la de legislar para el bien del país y ponerse de acuerdo para que nuestra sociedad pueda seguir funcionando lo mejor posible, dentro de las limitaciones de nuestros recursos a pesar de las discrepancias ideológicas. Tal institución se convertido en una cámara de disputas permanente en la que lo único que se acaba discutiendo es quien manda, quien es más corrupto y a ver si me toca a mí ocupar esa silla o la de más allá. Problemas gravísimos territoriales y económicos se avecinan, se siguen aplazando decisiones ineludibles, mientras se enzarzan en discusiones bizantinas y personalismos improcedentes, en un sistema en el que lo que debe precisamente prevalecer son las instituciones y su función, no las personas, que al fin y al cabo son contingentes.

Por no hablar solo de España, en la UE estamos congelados en el tiempo mientras lentamente se apodera del conjunto, una sensación de ausencia de contacto entre las instituciones centrales y las periferias nacionales, entre los dirigentes y los ciudadanos. Eso sí, cantidad ingente de políticos colocados en esa superestructura colectiva. Las instituciones no se fortalecen a base de estar continuamente legislando, sino ejecutando lo legislado, para lo cual hay que estar muy convencido de lo que se pretende, no partir de idealismos coyunturales: no se pueden imponer determinadas condiciones migratorias, por ejemplo, a todo el mudo por igual, y pensar que se compensa con remesas dinerarias, hay que respetar, y eso requiere tomar ciertas decisiones y tales decisiones suponen riesgos, riesgos cuyas consecuencias no van a conjurarse ni evitarse ignorándolos o negándoles.

Por ello todo me hace dudar de la eficacia de nuestras instituciones, ya que parece ser que solo operan selectivamente ante determinados supuestos, que por razones políticas interesa abordar, mientras abdican de su función principal, lo cual lleva a debilitar la confianza de la ciudadanía. Cada vez es más evidente esa inoperancia. Se podrán buscar una y mil justificaciones y razonamientos legales y políticos, pero las personas que están fuera de esos circuitos no entienden tales explicaciones y aunque nada pueden hacer al respecto, la sensación de frustración ante su impotencia. Trescientos mil accionistas del Banco Popular, por ejemplo, desesperadamente buscaran alguna forma de resarcimiento económico ante la inoperancia de esas instituciones responsables de la vigilancia y protección del ciudadano de a pie, bien pertrechadas por otra parte de personal, y si no se llega a una solución aunque sea medianamente satisfactoria el desprestigio del sistema es total.

La represión soviética en Letonia, 300.000 asesinatos a mayor gloria del comunismo
Juan E. Pflüger gaceta.es 16 Junio 2017

El 15 de junio de 1940 la Unión Soviética invadió Letonia. Tras una primera incursión de 20.000 soldados, la ocupación del territorio fue hecha efectiva por casi cien mil efectivos entre los que se encontraban cerca de 10.000 agentes de la NKVD. La ocupación soviética de Letonia fue dirigida por Andrei Vyshinsky, un fiscal comunista estrecho colaborador de Lavrenti Beria, responsable de la policía política. Tanía la orden de “extirpar todos los elementos antisoviéticos y antisociales”.

El resultado de la represión dejó muy claro que a Vyshinsky no le iba a temblar el pulso en la aplicación de las más brutales medidas para el control de la sociedad. Durante los escasos doce meses que mediaron entre la ocupación soviética y la invasión alemana, casi 300.000 personas fueron asesinadas por los comunistas. Un númoero que supone casi el 15% del total de la población del país báltico. Una cifra que incluye a las víctimas de la guerra de ocupación, las ejecuciones durante aquel año y los muertos durante las deportaciones soviéticas de casi un tercio de la población.

Las primeras masacres contra los disidentes letones se produjeron durante la primera semana de julio, cuando 1.480 opositores fueron asesinados sin mediar ningún tipo de procedimiento. Ya en esas fechas se había hecho tristemente célebre la denominada como “La Casa de la Esquina”, la sede de la policía política soviética en Riga. En aquel centro de detención, tortura y ejecución fueron asesinados miles de letones por sus ideas políticas, religiosas o por el mero hecho de ser propietarios.

En la sede letona de la KGB se aplicaron muchas torturas que solamente unos años antes se habían producido en las checas españolas durante la Guerra Civil. En ese edificio todavía quedan restos de los elementos de tortura utilizados, como los ganchos en los que los presos eran colgados de cadenas que se calvaban en la carne de las muñecas y los tobillos hasta llegar a cercenarlas.

Durante la ocupación soviética, la KGB de Letonia llegó a tener más de 30.000 agentes en activo y desarrolló un sistema de control que pasaba por la instalación de buzones en los que de forma anónima, cualquier ciudadano podía denunciar las actividades contrarrevolucionarias de sus vecinos. La sola denuncia en estos buzones eran causa suficiente para la detención y tortura, y en el peor de los casos asesinato, de los nombre de los denunciados.

Hasta tal punto se dividió la población que tras la recuperación de la independencia de Letonia en 1991, las autoridades se han negado a desvelar los nombres de los colaboradores de la KGB para evitar venganzas. De hecho, el único trabajo de investigación que se ha hecho sobre la actuación de los represores soviéticos durante la ocupación es el listado y los procesos abiertos contra las víctimas. En muchos casos solamente se han conseguido las declaraciones realizadas durante las torturas a las que eran sometidos.

Toda esta documentación se encuentra almacenada en una vieja fábrica a las afueras de Riga. Allí se agolpan cientos de miles de documentos que son de acceso público. Mientras tanto, las 43.000 fichas de los agentes que colaboraron con la KGB siguen bajo secreto oficial del Estado. Solamente tras una investigación privada realizada durante años se logró identificar y encontrar al último responsabel de ese cuerpo represor soviético. Su nombre es Edmunds Johansons. Ha sido entrevistado en varias ocasiones y siempre se ha negado a revelar la identidad de sus colaboradores. Se ha limitado a afrimar que muchos políticos y actuales responsables militares y policiales eran los más firmes colaboradores de la KGB durante la época de ocupación soviética.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf o en la página de Facebook Los Crímenes del Comunismo y el twitter del blog: @crimencomunismo

******************* Sección "bilingüe" ***********************

... y salir trasquilado Isabel San Sebastián
Isabel San Sebastián ABC 16 Junio 2017

Pablo Iglesias fue al Congreso a por lana electoral y ha salido trasquilado. Pretendía pescar en el caladero socialista pero solo ha conseguido evidenciar la catadura política y ética de un proyecto, el de Podemos, cuyos únicos costaleros son Bildu y ERC. Esto es, los herederos de Batasuna/ETA y los golpistas de Cataluña.

Pablo Iglesias urdió su moción de censura fracasada con el propósito de sembrar más cizaña en un PSOE que por entonces ya andaba suficientemente encizañado en sus primarias. Le ha salido el tiro por la culata. Desde ese momento hasta hoy el partido de Ferraz ha elegido nuevo líder y también nuevo portavoz parlamentario, José Luis Ábalos, que en su intervención dejó algunas cosas muy claras. La primera, no por obvia menos relevante, que no hay democracia sin ley. Algo que conviene recordar cuando uno se dirige a la formación morada y no digamos a sus leales escuderos en la censura. La segunda, que la unidad de España y la soberanía residenciada en el conjunto del pueblo español no se discuten ni se negocian; postura cuyo enunciado público coincide con lo que en los pasillos y reuniones privadas garantizan fuentes autorizadas del puño y la rosa a sus interlocutores populares. Y la tercera, que este PSOE "renovado" está abierto a entenderse amistosamente con los círculos y las confluencias a fin de tejer acuerdos de izquerdas para todo lo que no suponga vulnerar la Constitución. Resumiendo; que si Iglesias quería quitarle votos a Sánchez, éste pretende hacer lo mismo con Iglesias. Sigue la disputa por un mismo espacio y las últimas encuestas otorgan la ventaja al menos extremista de los contendientes.

Pablo Iglesias era consciente de no poder ganar esta baza, pero dudo que sospechara el varapalo que iba a llevarse. Y no porque este PP no merezca la más severa censura en razón de la insoportable corrupción que arrastra, sino porque tanta arrogancia, tanta suficiencia, tanta condescendencia ególatra vomitada en peroratas dignas de un híbrido entre Castro y Chavez acaban afilando la lengua de cualquier diputado que se precie. Mariano Rajoy tiró de estilete y cita para dejar al descubierto el peligro inherente al sectarismo feroz del candidato aspirante a regir nuestros destinos. Ana Oramas le dio en la mandíbula de macho alfa con su "sé que a usted no le gustan las mujeres que no son sumisas" y le remató en la lona recordándole que perdió la oportunidad de propiciar un cambio de color en La Moncloa cuando el exceso de ambición unido al error de cálculo le llevó a forzar con su "no" unas segundas elecciones. Albert Rivera subrayó su escasa afición al trabajo productivo, inversamente proporcional al entusiasmo que pone en la demolición del adversario. Le sacó de sus casillas, literalmente, acaso porque sea consciente del papel crucial desempeñado por Ciudadanos en la frustración del Frente Popular anhelado por el campeón populista.

Pablo Iglesias salió con las orejas gachas y el ego duramente sacudido, sin recabar ni un apoyo más que los de Ezquerra Republicana y Bildu. Ezquerra Republicana, cuyo vocero, Joan Tardá, amenazó impunemente desde la tribuna con llamar a la sedición si el Ejecutivo cumple con su obligación de impedir la celebración de un referendum ilegal mediante cualquier medio, incluido el empleo de la fuerza. Y Bildu, que jamás ha condenado la sangre derramada por ETA (¿cómo iba a condenar la cabeza al brazo?) y se permite hablar de corrupción cuando la mera presencia de Beitialarrangoitia en la Cámara pervierte el sentido mismo de la democracia. ¡Valiente compañía!

Las otras víctimas de la Parot
Emilio Campmany Libertad Digital 16 Junio 2017

El juez que con pasmosa celeridad ordenó las liberaciones que la negociación con ETA exigía se sienta hoy en el Consejo General del Poder Judicial.

Ha sido detenido el Violador del Ascensor, acusado de haber violado a dos mujeres y de haberlo intentado con otras dos. Pedro Luis Gallego fue puesto en libertad después de que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo condenara a España por mantener en prisión a una etarra a la que se había aplicado la Doctrina Parot. Sin embargo, esa sentencia tan sólo obligaba a poner en libertad a la terrorista y a nadie más. A pesar de ello, la Justicia española, tan exasperadamente lenta en los asuntos que afectan a los ciudadanos comunes, se apresuró con velocidad fulmínea a excarcelar a todos los que seguían en prisión como consecuencia de la citada doctrina, la mayoría de ellos terroristas etarras.

Nadie discute la justicia de la doctrina. El problema proviene de que fuera una doctrina jurisprudencial en vez de una ley. Pero si hubiera sido implantada por ley, lo que la habría blindado frente a Estrasburgo, la Doctrina Parot no habría podido ser aplicada a los delitos ya cometidos y mucho menos a los terroristas que estuvieran ya en la cárcel. Pudo ser aplicada retroactivamente porque era la interpretación de leyes en vigor cuando los atentados se cometieron.

Luego llegó la negociación con la ETA y su exigencia de derogar la Doctrina Parot. Como habría sido una vergüenza que el Tribunal Supremo renegara de su propia doctrina o el Constitucional declarara inconstitucional lo que ya había dicho que era perfectamente conforme con la Constitución, lo único que podía hacerse era que una ley excluyera la interpretación que la Doctrina Parot entraña. Sin embargo, eso habría sido visto como lo que era, una concesión a ETA. La solución que se encontró fue aparentar que la derogación de la doctrina venía impuesta por el Tribunal de Estrasburgo. Y así se hizo. El Gobierno español no sólo no se defendió, sino que encontró el modo de lograr la sentencia condenatoria que sirvió de pretexto para conceder a la ETA lo que ésta le había exigido. Conseguida la sentencia, bastaba extenderla a todos los terroristas que seguían en la cárcel por la doctrina tachada. Pero tal extensión alcanzó también a los presos comunes que estuvieran en las mismas condiciones. Entre otros, se benefició este violador del ascensor. El juez que con pasmosa celeridad ordenó las liberaciones que la negociación con ETA exigía se sienta hoy en el Consejo General del Poder Judicial.

Por no querer el Gobierno asumir sus responsabilidades en la negociación con ETA y por la disposición de los jueces a hacer lo que el Gobierno les pida, cuatro mujeres han tenido que sufrir una agresión sexual. Al violador lo volverán a condenar y lo devolverán a la cárcel, pero los últimos responsables de esas violaciones seguirán en sus poltronas tan satisfechos de los muchos servicios que rinden a España.

'El violador de la Paz' y la 'paz sucia' de ETA
Guillermo Dupuy Libertad Digital 16 Junio 2017

Es innegable que se benefició de uno de los más nauseabundos compromisos adquiridos con ETA durante el llamado 'proceso de paz'.

Parece ser que la Policía Nacional ha detenido este miércoles al conocido como violador de La Paz, por ser autor de cuatro agresiones sexuales en las inmediaciones del hospital madrileño del que toma el sobrenombre; y ha resultado ser Pedro Luis Gallego, otrora conocido como el violador del ascensor, excarcelado en noviembre de 2013 tras cumplir sólo parte de la pena a la que había sido condenado por el asesinato de dos jóvenes de 22 y 17 años, además de por 18 agresiones sexuales y violaciones.

La verdad es que el apodo de violador de La Paz le viene a Pedro Luis Gallego como anillo al dedo, no sólo por el lugar donde ha cometido presuntamente sus últimos crímenes, sino por haberlos llevado a cabo gracias a la aplicación de uno de los más silenciados y nauseabundos compromisos adquiridos por el Gobierno de España ante la organización terrorista ETA durante el mal llamado proceso de paz: la derogación de la llamada doctrina Parot.

Aunque este diario ya advirtió editorialmente en noviembre de 2006 de la posible existencia de dicho compromiso con ETA, fue el diario El Mundo el que vino a confirmarlo al publicar en marzo de 2010 las actas incautadas de ETA en las que un emisario de Zapatero –presumiblemente, Manuel Gómez Benitez– lo ratificaba a sus interlocutores etarras :

No tenéis ni idea de la pelea que tenemos para modificar esa doctrina (…) si no hubiera más remedio habría que cambiar las leyes.

Finalmente, dicho compromiso, asumido de forma inconfesa por el Gobierno de Rajoy, fue cumplido en 2013, no mediante el cambio de ley alguna, sino mediante la indebida aplicación a todos los afectados por la llamada doctrina Parot de una sentencia del Tribunal de Estrasburgo que la contradecía en el caso exclusivo de la etarra Inés del Río. Como resultado de ello, decenas de etarras y multitud de violadores y asesinos en serie –entre ellos, el hoy detenido violador de La Paz– fueron prematuramente excarcelados.

La derogación de la doctrina Parot fue celebrada, lógicamente, por los etarras con el mismo entusiasmo que habían celebrado la derogación de facto, que no de iure, de la supuestamente vigente Ley de Partidos. El entonces ministro del Interior, Fernández Díaz, quien ya había dejado de manifiesto su catadura moral nada más ser nombrado en el cargo al afirmar: "Y para que lo sepa todo el mundo, me consta que el Ministerio del Interior en ningún momento ha dejado en suspenso el Estado de Derecho", dio una nueva muestra de desfachatez al considerar que el hecho de que se excarcelan etarras junto a vulgares violadores y asesinos en serie evidenciaba la "derrota" de la banda terrorista.

Como dije por aquel entonces, el hecho de que estos violadores y demás criminales comunes hayan sacado tajada no convierte en derrota este triunfo de ETA. Sólo lo hace más repugnante.

En cualquier caso, que quede claro que no quiero atribuir exclusivamente a la derogación de la doctrina Parot fenómenos tan frecuentes y repulsivos como son la multitud de violaciones y delitos que se cometen por parte de delincuentes reincidentes que aprovechan los permisos carcelarios o sus excarcelaciones prematuras para volver a las andadas. De hecho, el propio Pedro Luis Gallego ya había salido y vuelto a entrar en la cárcel en varias ocasiones tras reincidir en sus delitos hasta mediados de los años 90, cuando fue condenado y encarcelado por última vez. Sin embargo, es innegable que el violador de la Paz sí sacó tajada, para desgracia de sus últimas cuatro víctimas, de unas indebidas excarcelaciones de las que Fernández Díaz tuvo la caradura de afirmar que evidenciaban "la derrota de ETA".

en la calle tras derogarse la doctrina Parot
España o Estrasburgo. ¿Quién tiene la culpa del regreso del 'violador del ascensor'?
Las mujeres que encarcelaron a Gallego amenazan al tribunal. Otros tres agresores han vuelto a delinquir tras salir de prisión por la Parot. Los psicólogos critican que la terapia no sea obligatoria
Roberto R. Ballesteros Periodista Digital 16 Junio 2017

Pedro Luis Gallego (1957) fue detenido ayer por agredir sexualmente a cuatro mujeres en la zona del madrileño hospital de La Paz entre diciembre de 2016 y abril de 2017. No era, sin embargo, la primera vez que cometía estas tropelías. Su historial delictivo se remonta a 1976. Ese año, cuando contaba apenas 19 años, violó a una mujer que subía con su bebé en un ascensor. "Si no te dejas, se lo clavo", amenazó a la madre mientras sujetaba un cuchillo junto al cuello del pequeño. Por este hecho, fue condenado tres años después por la Audiencia de Valladolid y se ganó el sobrenombre de 'violador del ascensor'. En 1981, 1982 y 1987, otros tribunales le condenaron por nuevas agresiones. La última sentencia resolvió en 1990 que debía ingresar en un psiquiátrico, puesto que era incapaz de controlar sus impulsos sexuales. Salió apenas dos años después porque los expertos consideraron que estaba curado.

El violador de la Paz era el del ascensor
Pero nada más más lejos de la realidad. Gallego reapareció incluso con más agresividad. En enero de 1992, violó y asesinó en Burgos a Marta Obregón, de solo 23 años, y seis meses después a Leticia Lebrato, de apenas 17, en Valladolid. En medio de ambas muertes, otras tres chicas sufrieron agresiones sexuales de este violador. En 1993, la Audiencia de Valladolid le condenó por dos de ellas; en 1994, por el asesinato de Lebrato; en 1995, la Audiencia Provincial de Salamanca le consideró culpable de otra agresión sexual y la de Burgos le castigó a 30 años de prisión por la muerte de Obregón. En total, le cayeron 273 años de cárcel en esta última hornada de penas por reincidencias múltiples: 18 agresiones sexuales y los dos asesinatos mencionados.

La presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella, que ha impulsado la mayor parte de procesos judiciales puestos en marcha contra Gallego desde que comenzó su recorrido delictivo, aún recuerda la lucha personal que emprendió por que la Audiencia Nacional reconociera la responsabilidad del Estado por haber considerado curado al violador. Con base en la sentencia del alto tribunal que acababa de condenar al Estado por dejar en libertad condicional a José María Real, el violador y asesino de la niña María del Carmen 'Maruchi' Rivas, la asociación Clara Campoamor logró que se reconociera la misma responsabilidad en el caso de otros cinco acosadores reincidentes, entre los que estaba Gallego.

En septiembre de 2008, la Audiencia Provincial de Burgos estipuló que en el caso de este último era pertinente aplicar la doctrina Parot, que obliga a calcular los beneficios penitenciarios sobre el total de la pena y no sobre el límite legal máximo de cumplimiento. El violador, que tenía previsto abandonar la prisión en diciembre de ese año, vio truncados sus planes. El alto tribunal burgalés alargó hasta noviembre de 2022 la estancia entre rejas del condenado, al que la asociación Clara Campoamor atribuye 65 violaciones tras salir del centro psiquiátrico, de las que tan solo una veintena habrían sido acreditadas ante los tribunales.

Sin embargo, la orden de Estrasburgo de derogar la doctrina Parot cinco años después, en octubre de 2013, tras el recurso de la etarra Inés del Río, provocó un terremoto penitenciario. Medio centenar de miembros de la banda terrorista, casi una decena del Grapo y un buen grupo de violadores y asesinos que se mantenían en prisión por la aplicación de esta doctrina —Gallego entre ellos— presenciaron de un día para otro cómo todos los años que les quedaban por cumplir eran borrados de un plumazo de su debe, con lo que automáticamente tenían derecho a salir en libertad.

Los reincidentes sin la doctrina Parot
Gallego volvió a ver la luz de la calle el 14 de noviembre de 2013 y, como había ocurrido la última vez que salió en libertad, reincidió. Aunque no fue el único. Otros tres agresores sexuales excarcelados ese año con motivo de la derogación de la doctrina Parot incurrieron en el mismo pecado. En concreto, Félix Vidal Anido, conocido como el 'violador del estilete', que abandonó la prisión en diciembre de 2013, fue detenido por la policía en abril de 2014 por intentar agredir a una mujer en Lugo; Pablo García Ribado, el 'violador del portal', condenado en 1996 a 1.721 años por 74 violaciones cometidas en Madrid, fue arrestado en octubre de 2014 por la Guardia Civil en Guadalajara por hacerse pasar por fisioterapeuta con una identidad falsa y abusar de sus clientas, y Antonio García Carbonell, condenado por varias agresiones sexuales en Cataluña, fue atrapado en Sabadell en enero de 2015 por su presunta implicación en el asesinato de una mujer.

"¿Quién es ahora el responsable de estas últimas violaciones cometidas por reincidentes?", se pregunta Estrella, quien se responde a sí misma sin dudarlo un segundo. "Fue una irresponsabilidad por parte de Estrasburgo", sentencia la presidenta de la asociación Clara Campoamor, que adelanta su intención de personarse en las cuatro agresiones que la policía atribuye a Gallego y no descarta interponer acciones legales para que haya culpables reconocidos de esta situación. "Alguien debe hacerse cargo y Estrasburgo se metió en un jardín que no era el suyo, porque además ningún violador había recurrido", asegura Estrella.

El psicólogo de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Javier Urra, quien lleva 30 años visitando a pederastas y violadores reincidentes en prisión, recuerda que hoy por hoy en España "no es obligatorio" que estos delincuentes acudan a terapia en prisión. "Y esto es un craso error", subraya. "En los que van a terapia, baja mucho el riesgo de reincidencia", explica Urra, quien se muestra partidario de prohibir la salida de este tipo de agresores sexuales hasta que no se sometan a terapia aplicando la prisión permanente revisable.

"Los violadores y pederastas, en primer lugar, deben admitirse culpables, sufrir al darse cuenta de quiénes son y del daño que han provocado, ponerse en el lugar de las víctimas", apunta. Esto, además, no es nada fácil para ellos, que tienen que reconocerse así ante sus familiares y allegados, afirma. Sin embargo, si esto no ocurre, el riesgo de reincidencia se torna elevado, añade el psicólogo, quien recuerda que de las 80.000 personas que hay actualmente en los centros penitenciarios españoles, 5.000 están encerradas por delitos contra la libertad sexual o pederastia, y que de ocho violaciones que se producen, tan solo una se convierte en denuncia.

Iglesias y Guardiola, fábricas de españoles
Antonio Robles Libertad Digital 16 Junio 2017

La demostración de odio a España del taimado Pep Guardiola en el aquelarre del domingo en Barcelona, junto a los apoyos de mareas y filoetarras otorgados a Iglesias en la moción de confianza de ayer en el Congreso de los Diputados, han logrado que millones de españoles tomen conciencia cabal del acoso y derribo a la que está sometida la nación española.

Lo que pretendía ser una demostración de fuerza por parte de los nacionalistas con Pep Guardiola de ventrílocuo del separatismo se acabó convirtiendo en el acicate más eficaz para sacar a los españoles de su modorra. Ha logrado él solo en un día lo que la Resistencia al nacionalismo no ha logrado en tres décadas: irritar a millones de españoles y hacerles creíble la amenaza separatista. O lo que es lo mismo, meter por primera vez el miedo en el cuerpo a millones de españoles, que hasta ahora tomaban el delirio separata como una extravagancia catalana sin mayores consecuencias. Ayer, Pablo Iglesias remató la faena apareciendo ante España entera como lo que es, un peligroso aventurero que busca en el basurero de mareas y filoetarras la imposición de un régimen autoritario donde la ruptura de España sólo es un inconveniente necesario para acabar con la soberanía surgida de la Transición del 78. La evidencia quedó plasmada cuando se negó reiteradamente a contestar dónde residía la soberanía nacional, pero sí a insistir en la defensa de la plurinacionalidad de España.

No hay mal que por bien no venga, ese beneficio colateral surgido de sus propios excesos vendrá muy bien para neutralizar su desprecio por la igualdad nacional. Los españoles ya lo han visto fuera de la madriguera. El Congreso lo abrió en canal y sólo encontró bilis. Es posible que lograra jalear a los propios, pero asustó al resto. Las poses de macho alfa que mostró contra Rivera lo dejaron en lo que es, un impresentable con aires de Napoleón. Albert acababa de hacerle una obra de orfebrería fina a la que solo supo oponer argumentos ad hominem propios de un macarra. No da más de sí, y toda España lo vio. El toro cojea y tarde o temprano lo devolverán a los corrales. Valdrá para carne, pero no para hundir al PSOE.

Discriminaciones
Jesús Laínz Libertad Digital 16 Junio 2017

El próximo mes de julio tendrá lugar en París un festival afrofeminista en el que los blancos tendrán prohibida la entrada.

Stefan Zweig contó en su extraordinario El mundo de ayer cómo su anciana madre, desde el Anschluss, no pudo volver a sentarse en los bancos del parque, ya que la nueva legislación reservaba el uso de los bienes públicos a los ciudadanos alemanes, condición de la que ella carecía por ser judía. Y cuando poco después falleció con sus hijos ausentes, su sobrino no pudo acompañarla en sus últimos momentos, junto con la enfermera, porque la ley, en evitación de contactos sexuales inadecuados, impedía que un judío pasase la noche bajo el mismo techo que una aria. Otro caso curioso de discriminación en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial fue el de los refugios antiaéreos, pues judíos y arios no pudieron usar las mismas instalaciones, por lo que cada uno tuvo que correr a la que le correspondiese dependiendo de su condición. Así les sucedió, por ejemplo, al eximio filólogo Viktor Klemperer y a su mujer, obligados a separarse en cada bombardeo.

Los judíos han sufrido discriminación prácticamente en todo tiempo y lugar, al parecer incluso en alguno tan insospechado como la Canadá de los años 30. Porque, según sorprendentes declaraciones efectuadas recientemente por el prestigioso arquitecto Frank Gehry, los judíos canadienses debían llevar una estrella amarilla en la chaqueta y sufrir que a los niños les pegaran sus compañeros de colegio por haber matado a Jesucristo.

La historia de las discriminaciones por color de piel, tamaño de la nariz, filiación étnico-religiosa u otros motivos daría para un voluminoso catálogo de anécdotas a mitad de camino entre lo odioso y lo ridículo. Los irlandeses, por ejemplo, tienen clavado en el corazón el "No Irish need apply" ("Irlandeses abstenerse") con el que, en la Inglaterra decimonónica y sobre todo en los Estados Unidos, se avisaba a los de esa nacionalidad de que no eran bien recibidos. Y los falashas, israelíes de piel oscura y origen etíope, no acaban de considerarse completamente integrados entre sus compatriotas de piel blanca, muchos de los cuales los miran por encima del hombro por no considerarlos auténticos descendientes de las doce tribus de Israel.

También están, evidentemente, unos negros estadounidenses que tuvieron que esperar hasta bien entrada la década de los sesenta para ver derogadas las Jim Crow Laws, que, desde el final de la Guerra de Secesión, habían establecido todo tipo de discriminaciones en colegios, universidades, prisiones, tribunales, viviendas, baños públicos, cabinas de teléfono, salas de espera, bibliotecas, bares, restaurantes, hoteles, hospitales, manicomios, coches fúnebres, cines, comedores de empresa, piscinas, parques, autobuses, trenes, fuentes públicas, barberías, cementerios…, además de la prohibición más importantes de todas, la de mantener relaciones sexuales con blancos, convivir con ellos y, por supuesto, casarse. Por todo ello pudo declarar el celebérrimo Jesse Owens:

Cuando regresé a mi país natal, tras todas las historias sobre Hitler, no pude sentarme en los asientos delanteros del autobús. Tuve que entrar por la puerta trasera. No pude vivir donde quise. No fui invitado a dar la mano a Hitler, pero tampoco fui invitado a dar la mano al presidente en la Casa Blanca (…) Hitler no me despreció; el que me despreció fue nuestro presidente. Ni siquiera me envió un telegrama.

Por supuesto, el régimen segregacionista ejemplar fue el surafricano, más restrictivo de los derechos de los negros que cualquier otro: hasta las playas, las paradas de autobús y las salidas del metro estuvieron divididas para que no se mezclaran en ellas los blancos y los negros. Sin embargo, los crímenes perpetrados por negros contra otros negros dejan muy pequeños, en cantidad y calidad, a los del apartheid. Además, la mayoría de ellos encajan en lo que en Europa se llamaría racismo, pues sus motivos son de índole étnica: por ejemplo, el genocidio de los tutsis a manos de los hutus en la Ruanda de 1994. Jean-François Revel, en su clásico El conocimiento inútil (1988), denunció la hipocresía de los occidentales cuando denunciaban el apartheid pero guardaban silencio ante los crímenes cometidos por otras razas por motivos igualmente racistas:

Las personas que defienden los derechos del hombre en un caso y no en los otros se descalifican a mis ojos por esta misma selección. Los derechos del hombre son universales o no son. Invocarlos en un caso y silenciarlos en otro prueba que se están burlando de ellos y que se utilizan como armas políticas con vistas a objetivos que les son ajenos.

En España, naturalmente, tenemos nuestras variedades locales. Por ejemplo, el padre de la variedad vasca fue el inconmensurable Sabino Arana, que propuso mantener la pureza de la raza "haciéndole aborrecible al español la vida en Bizkaya por medio del desprecio y el aislamiento".Y sobre los pocos españoles a los que se permitiría vivir en la Euskadi independiente estableció lo siguiente:

Como extranjeros, estarían siempre aislados de los naturales en aquella clase de relaciones sociales que más influyen en la transmisión del carácter moral, cuales son el culto, las asociaciones, la enseñanza, las costumbres y la amistad y trato.

Sus colegas catalanes no quedaron rezagados. Por ejemplo, en L’Estat Català, el periódico de Macià, pudo leerse esto el 15 de abril de 1923:

No sirve de nada que los hombres se dispongan a defenderla [la tierra] si una mujer la regala. Es preciso que la mujer catalana se imponga como primer deber patriótico el no tener amor por ningún enemigo natural de su patria. Para una mujer catalana sólo un patriota catalán como marido. Es preciso infiltrar a la mujer catalana una máxima repulsión por toda unión que además de entregar al enemigo tierra y bienes catalanes, venga a impurificar la raza catalana.

Regresando a nuestros días, no queda más remedio que constatar que el ser humano es un mal bicho poco dado a aprender de sus errores. Pues el último berrido en materia discriminatoria, en este caso bendecido por la Santa Madre Iglesia de la Corrección Política, es el racismo antiblanco, también llamado en el mundo anglosajón racismo inverso.

En Suráfrica y Zimbabwe, como revancha histórica singularmente sangrienta, los blancos llevan décadas pasando las de Caín sin que casi nunca se hagan eco de ello los medios de comunicación. Uno de los ejemplos más inocuos es el de que el himno Dubula ibhunu ("Matad a los blancos") fue declarado inconstitucional en 2010, pero el Congreso Nacional Africano, partido de Nelson Mandela, ha recurrido la sentencia.

Sin embargo, son los Estados Unidos, como casi siempre, los encargados de marcar tendencia. Además de la ya vieja polémica sobre la affirmative action y del indisimulado supremacismo negro de grupos como Black Muslims y Nation of Islam, he aquí un ejemplo entre mil: el profesor de filosofía de la Universidad de Texas Tommy Curry ha levantado cierta polvareda hace unas semanas al declarar que "para ser iguales, para liberarnos, habrá que matar a algunos blancos".

Saltando el charco, el próximo mes de julio tendrá lugar en París un festival afrofeminista en el que los blancos tendrán prohibida la entrada. Ante las protestas tanto del Frente Nacional como de SOS Racismo, la alcaldesa Anne Hidalgo anunció hace unos días que solicitaría la prohibición del festival por discriminatorio. Pero al día siguiente anunció que se había llegado al compromiso con los organizadores de que mientras que en los lugares públicos no habría prohibición para los blancos, en las reuniones celebradas a puerta cerrada sí. Lo que es lo mismo que aceptar el apartheid antiblanco en Francia siempre que se limite a lugares cerrados.

Entre cosas como ésta y el terrorismo islamista, luego habrá quien se extrañe de que aumente el apoyo al Frente Nacional.
www.jesuslainz.es

Habrá formas de violencia en Cataluña
David R.  latribunadelpaisvasco.com 16 Junio 2017

Puigdemont ha señalado ya la fecha para la celebración de un ilegal referéndum que no se puede celebrar, y que es la antesala de una imposible independencia unilateral. Y ha tenido el detalle de concretar, de una vez, cual será la pregunta a la que tendrán que contestar los votantes.

Respecto a la fecha, creo que es anecdótico que el día 1 de octubre sea el día que en 1936 el General Francisco Franco fue nombrado jefe del Estado español; pero la pregunta, que afecta a cuestiones fundamentales, es perversa, porque solo tiene dos respuestas posibles a un planteamiento tremendo: sí o no; todo o nada. Es la madre de todas las dicotomías.

¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república? De tal manera que en once palabras se pregunta sobre la futura forma de Estado, sobre la salida de la Unión Europea, acerca de la constitución de una nueva estructura socio-política ilegal, delictiva y autoritaria, y todo ello sin definir qué es Cataluña y quiénes son los catalanes. Me pregunto: ¿yo, que nací en Cataluña y soy catalán, pero vivo en Euskadi, tengo derecho a votar el día 01.10.2017? Y si así es, ¿cuales son los requisitos que me exigen para estar incluido en un hipotético censo?

Si no se tratase de un disparate de tan grueso calibre, de una aberración histórica y política, de una maniobra que ya dura demasiado tiempo con un altísimo costo social y económico, diríase que sus promotores son perturbados mentales o delincuentes organizados. Si han entrado en este callejón sin salida, conscientes de que lo hacían, deben ser responsables de todas las consecuencias, y si lo han hecho desde la inconsciencia deben ser inhabilitados para la gestión de cualquier cosa pública, por demostrar ignorancia supina.

Pero su absurdo discurso ha sido asimilado por un porcentaje significativo de la población catalana, muchos de ellos no natos cuando empezó el esperpento. Lluvia fina que ha ido calando.

No es cierto que se vaya a producir un "choque de trenes", por la sencilla razón de que no se puede comparar una goleta con un portaaviones; lo que sí puede ocurrir es que el portaaviones se vea obligado a pasar por encima de la goleta.

Los independentistas, políticos o no, han olvidado la trascendencia del legado que transmiten a las futuras generaciones, y de las irreversibles y mal calculadas consecuencias que supone repetir los errores de la historia y construir algunos nuevos.

Para evitar que el legado que dejan sea vergonzoso están haciendo ímprobos esfuerzos para controlar la información, y están reescribiendo la historia, y en su absurda y desesperada huida plantean un modelo que no solo rompe con todas las legalidades vigentes en España y en Europa, sino que sustituyen la democracia por un autoritarismo de nuevo cuño partiendo de la base de la eliminación de la separación de poderes, y del peligrosísimo principio de que la voluntad del pueblo está siempre por encima de las Leyes.

A estas alturas del "procés", cabe preguntarse a quién ha beneficiado y a quién ha perjudicado, a quién le interesa continuar y el porqué de ello, y también es necesario cuantificar los costos de todo tipo que ha supuesto y que va a suponer ¿Quién gana y quién pierde? Cuesta mucho creer que se pueda actuar con tal nivel de incompetencia e ineptitud si no se están defendiendo intereses concretos, egoístas y espurios.

Abocados a otras elecciones autonómicas, las urnas de verdad deparan un resultado contaminado por cuatro lustros de manipulación, y mucha munición para los golpistas, porque el la frustración generada irá en aumento y aflorará.

El legado es catastrófico, y el daño causado a tres generaciones difícil de reparar. Puigdemont llama a la movilización ciudadana consciente de que ese recurso poco democrático puede ser un instrumento distorsionador de la realidad; el impresentable Pep Guardiola dice que España es un estado autoritario, atizando la hoguera que ya está encendida; y los revolucionarios antisistema de la CUP ya han avisado: "Habrá que incendiar las calles".

A la inevitable frustración psicológica y social que supondrá aterrizar en la superficie de la dura realidad sin paracaídas, le seguirán formas de violencia, que probablemente ya estarán diseñadas.

60 asesinos etarras que están ya en su casa gracias a tan lamentable fallo judicial
El error, la tragedia y y la estupidez de eliminar la 'Doctrina Parot'
López Guerra, de acreditado pedigrí socialista, era el «número dos» del Ministerio de Justicia
Periodista Digital 16 Junio 2017

La detención del 'violador del ascensor' retrata a los feministas de Podemos que aplaudieron la liberación de etarras y violadores en 2013

PEDRO Luis Gallego, tristemente célebre por su apodo del «violador del ascensor», ha vuelto a ser detenido por la Policía, al imputársele cuatro nuevas agresiones sexuales (La detención del 'violador del ascensor' retrata a los feministas de Podemos que aplaudieron la liberación de etarras y violadores en 2013 ).

Fue condenado en 1992 a penas de 273 años de cárcel por el asesinato en Valladolid de Leticia Lebrato; por el asesinato y violación de la burgalesa Marta Obregón, y por otras 18 agresiones sexuales.

Una condena que en 2013 expiró tras la derogación de la doctrina Parot, por lo que obtuvo la libertad. Este tipo de personas no tiene cura ni es posible la rehabilitación, por lo que la única solución es la cadena perpetua revisable (Al rufián de Gabriel Rufián le sale por la culata el tiro contra el feroz Cárdenas).

Al margen de esta consideración, que se circunscribe a un sujeto tan deleznable como Gallego, merece la pena repasar el grave error que cometió el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) cuando tumbó la doctrina del cómputo de la pena que establecían el Supremo y el Constitucional para que asesinos y otros criminales en serie no vieran reducida su pena por beneficios penitenciarios.

Ya son cuatro los violadores excarcelados tras la fatídica sentencia de Estrasburgo que han reincidido.

Por no hablar de los alrededor de 60 asesinos etarras que están ya en su casa gracias a tan lamentable fallo judicial.

Y llama aún más al escándalo y al pesar que fuera un juez español en esa Corte europea, Luis López Guerra, el que más hiciera por la eliminación de la doctrina Parot desde su llegada al TEDH, un año después de que Zapatero abriese la negociación con ETA, cuando el propio López Guerra, de acreditado pedigrí socialista, era el «número dos» del Ministerio de Justicia.

Hoy comprobamos de nuevo las dimensiones del «favor» que le hizo a España y a los españoles tan nefasto juez.

Abusó de cuatro mujeres tras quedar libre
El violador de La Paz era el 'violador del ascensor', libre gracias a Estrasburgo
La Gaceta 16 Junio 2017

La Justicia europea obligó a poner en libertad a Pedro Luis Gallego, un violador reincidente al que ahora se le imputan dos agresiones sexuales consumadas y otras dos en grado de tentativa.

El detenido en Segovia conocido como el "violador de La Paz" por cuatro delitos de agresiones sexuales en el entorno de ese hospital madrileño es Pedro Luis Gallego, el "violador del ascensor" puesto en libertad a finales de 2013 en aplicación de la derogación de la doctrina Parot.

Fuentes policiales han informado a Efe de la identidad del detenido al que ahora se imputan dos agresiones sexuales consumadas y otras dos en grado de tentativa.

En octubre de 2013, el Tribunal de Estrasburgo condenaba a nuestro país por la aplicación de la “doctrina Parot” a los presos de la banda terrorista de ultraizquierda ETA, violadores, grandes narcotraficantes y asesinos que causaron gran alarma social. En aquella ocasión consideró que España no era libre para aplicar su propia política de beneficios penitenciarios. Hasta la entrada en vigor de la “doctrina Parot”, España aplicaba las reducciones de condena al tiempo máximo efectivo de la misma que era de 30 años. Con esta nueva doctrina, la reducción se empezaba a descontar desde la totalidad de la condena.

Gracias a esta decisión de Estrasburgo, casi un centenar de terroristas, seis violadores y tres asesinos fueron puestos en libertad. Y lo que es peor, España cedió su soberanía -aun más- a organismos supranacionales. Nuestro Gobierno, a diferencia de lo que había hecho Gran Bretaña unos años antes, se sometió y abrió las puertas de las cárceles a peligrosos criminales porque así se lo indicó el TEDH.
Abascal: 'Malditos políticos...'

El líder de VOX, Santiago Abascal, ha reaccionado a través de las redes sociales tras la detención. "Malditos políticos que para negociar con los etarras y evitarles la doctrina Parot soltaron también a los violadores", ha dicho.

Critica que el Ejecutivo se jacte de avanzar en la convivencia mientras permite actos de odio contra la Guardia Civil
COVITE acusa al Gobierno vasco de promover la radicalizacio´n permitiendo el escrache al cuartel de On~ate de la Guardia Civil

www.latribunadelpaisvasco.com 16 Junio 2017

El Colectivo de Vi´ctimas del Terrorismo (COVITE) ha acusado al Gobierno vasco de promover la radicalizacio´n permitiendo el escrache a la casa cuartel de la Guardia Civil en On~ate (Guipu´zcoa) que la izquierda abertzale ha convocado para el pro´ximo sa´bado 17 de junio. El "acto" se encuadra en la celebracio´n del Fan Hemendik Eguna o “Di´a del Fuera de Aqui´”, una jornada en la que desde hace an~os los proetarras piden la “expulsio´n” de las Fuerzas de Seguridad del Pai´s Vasco y de Navarra.

En un escrito dirigido a la consejera de Seguridad, Estefani´a Beltra´n de Heredia, COVITE critica que el Ejecutivo lleve an~os desoyendo las peticiones del Colectivo para prohibir este tipo de actos de incitacio´n al odio. Por ello, insiste en pedir su suspensio´n o, en su defecto, que el Gobierno proteja la casa cuartel con un peri´metro de seguridad de al menos 300 metros. El Colectivo argumenta que en el edificio no so´lo residen los agentes, sino tambie´n sus familias, incluidos nin~os, por lo que es responsabilidad del Ejecutivo proteger su intimidad familiar.

COVITE ha recordado que el “Di´a del Fuera de Aqui´” pertenece a una campan~a iniciada por la banda terrorista ETA en 1999 y desarrollada desde entonces por la autodenominada izquierda abertzale. Para el escrache convocado el pro´ximo sa´bado, los radicales han difundido vi´deos en los que se presenta a la Guardia Civil como terroristas y torturadores. En uno de ellos se utiliza el vi´deo emitido por ETA para escenificar una supuesta entrega de arma con mediadores internacionales como testigos. En las ima´genes, los terroristas encapuchados aparecen ataviados con el tricornio caracteri´stico del Instituto Armado y debajo, un ro´tulo indica que se esta´ produciendo el “desarme de la Guardia Civil”.

COVITE ha criticado que el Gobierno vasco se jacte de avanzar en una supuesta convivencia al tiempo que permite la celebracio´n de actos que fomentan la radicalizacio´n y promueven el odio contra uno de los colectivos ma´s atacados por ETA y que ma´s han trabajado por el fin del terrorismo.

Mahou, Nestlé y DIA son los principales clientes de la transportista francesa que sólo contrata catalanes
Borja Jiménez okdiario 16 Junio 2017

La multinacional de transporte en frío Stef, que rechazó al número uno de un proceso de selección en Cataluña por no ser catalán, cuenta entre sus principales colaboraciones a grandes compañías como Mahou-San Miguel, Nestlé o DIA.

DIA es una de las compañías que más tiempo lleva colaborando con Stef. Recientemente sendas compañías celebraron el 25 aniversario de su colaboración, que se inició en 1991, cuando la francesa realizó la primera distribución de los productos refrigerados y congelados de DIA a sus tiendas de la zona centro.

Ricardo Curras, Consejero Delegado de DIA, señaló entonces que “para el Grupo DIA, la gestión excelente en la cadena de suministro es muy importante para asegurar la satisfacción de nuestros clientes: dándoles disponibilidad de los productos en nuestras tiendas, al mejor precio y garantizando su calidad y frescura. Trabajar con un colaborador como STEF durante 25 años, nos ha permitido a ambos enfocarnos en la búsqueda de la excelencia, mejorando día a día el servicio con eficiencia”. Sin embargo, vista la senda nacionalista que la firma gala está llevando en Cataluña quizás no estén ya tan contentos desde DIA.

Otras dos grandes firmas, Nestlé y PepsiCo, también confiaron en el operador logístico Stef, que se ha estado encargando en los últimos tiempos de sus operaciones de almacenamiento, co-packing y distribución de productos alimentarios frescos y refrigerados en países como Bélgica o Luxemburgo.

Las empresas de distribución son un partner clave para Mahou San Miguel, tal y como ellos mismos reconocen en su página Web, ya que son el enlace directo con sus clientes del canal de hostelería y una herramienta básica para hacerles llegar su compromiso con el sector. En la actualidad, la cervecera colabora con más de un millar de distribuidores de todo el país, con alguno de los cuales mantiene una relación de más de medio siglo. En total, constituyen una de las redes de distribución más extensas y consolidadas de España, de la que forman parte más de 10.000 profesionales. Este periódico no ha podido confirmar la colaboración entre Stef y Mahou, aunque fuentes de la cervecera han asegurado a OKDIARIO que “se conocen de sobra”.

Con Mahou-San Miguel hay otra colaboración diferente. Y es que sendas empresas se unieron recientemente a Packnet (Plataforma Tecnológica Española de Envase y Embalaje) como nuevos socios colaboradores.

Con la llegada de Stef y Mahou San Miguel, ya son diez los socios colaboradores de la Plataforma. El grupos está formado por Nestlé, Verdifresh, Chovi, Sun Chemical, Veralia, Industrial Sagarra y Tetrapak, Seur, y ahora también estas dos entidades.

Otra de las firmas colaboradoras con Stef es Pescanova, que recientemente celebró los 15 años del acuerdo de externalización de los servicios logísticos del grupo.

Más presencia en Cataluña
El grupo logístico Stef Iberia adquirió hace unos días el cien por cien de la empresa Transports Badosa, con sede en Les Preses (Girona), con lo que consigue ganar músculo en la región en la que intenta ganar adeptos nacionalistas.

Transports Badosa fue fundada en 1970 y cuenta actualmente con una plantilla de 76 personas y una flota de 34 vehículos. En 2016 alcanzó una cifra de negocios de 12,6 millones de euros.

Stef es un grupo especializado en la logística del frío y gestiona servicios de transporte y almacenaje de productos alimentarios, ya sean materias primas o productos transformados. Esta multinacional tiene 16.000 colaboradores en siete países (Bélgica, España, Francia, Italia, Holanda, Portugal y Suiza), 219 plataformas o almacenes y una flota de 1.900 vehículos y 1.950 remolques frigoríficos. La firma, además, cerró el ejercicio 2016 con una cifra de negocio de más de 2.824 millones de euros.


Recortes de Prensa   Página Inicial