AGLI Recortes de Prensa   Domingo 30 Julio 2017

La trampa del federalismo
Amando de Miguel Libertad Digital 30 Julio 2017

El federalismo supondría perpetuar los males del Estado de las Autonomías sin mezcla de bien alguno.

A los socialistas obreros y españoles les gusta ahora repetir la sandez (o la sanchez) de "España es una nación de naciones". Repite sobre todo la cantinela quien aspira a ser presidente del Gobierno de España o de las Españas. Ya es contradicción. No conozco ningún país actual que sea una nación de naciones, salvo que se utilice el término de forma metafórica. Podrían acercarse a tal definición el antiguo Imperio Austrohúngaro o la fenecida Unión Soviética. Claro que así acabaron esas dos construcciones políticas.

En todo caso, la patochada de "España es una nación de naciones" se explicaría mejor en boca de un independentista catalán, vasco, gallego o lo que fuera. Pero en un socialista obrero y español suena a necedad. Quizá sea solo una consecuencia de la ignorancia.

El eslogan que digo esconde una verdadera propuesta: el Estado federal. A estas alturas nadie sabe qué pueda significar, máxime si se precisa que se trata de un federalismo asimétrico. Es tanto como decir un toro sin cuernos o un barco con ruedas. En el fondo se quiere señalar y se disimula que el tal federalismo significaría que Cataluña y el País Vasco tendrían más competencias que el resto de los Estados asociados. Es decir, más o menos como ahora. Para ese viaje no necesitamos alforjas. Es más, el federalismo supondría perpetuar los males del Estado de las Autonomías sin mezcla de bien alguno. Seguramente se trataría de un experimento político muy caro, bien que adaptado a la necesidad de que destacaran algunas mediocridades.

Seré comprensivo, vaya. La propuesta socialista se muestra sobremanera ingenua. Pretende lograr así la alianza de los nacionalistas, pero se trataría de una coyunda en la que iban a salir ganando los secesionistas. No hay más que ver el disminuido aprecio que merece actualmente el PSOE en las regiones donde mandan los nacionalistas. Irónicamente se las llama "nacionalidades históricas".

No estaría mal que los españoles nos dejáramos de historias y nos hiciéramos cargo de la historia común. Por cierto, el mayor crimen cultural que se ha perpetrado en la España de la última generación ha sido el de tergiversar la enseñanza de la Historia en las escuelas de las regiones bilingües. Algunos de los mozalbetes que hace unos decenios fueron objeto de esa manipulación son hoy consejeros o equivalentes en las regiones tocadas de nacionalismo. Asisten con deleite a la recuperación del disparate de "España como nación de naciones", que introdujeron los catalanes en la comisión redactora de la Constitución de 1978. Es decir, que ni siquiera le asiste a Pedro Sánchez el mérito de la originalidad.

Lo de "nación de naciones" es algo tan estúpido como lo de "federal" o "progresista" cuando se asocian con el PSOE. Son un intento de rellenar el vacío que han dejado las viejas reivindicaciones revolucionarias. Es una función que también cubren las aspiraciones feministas o ecologistas. En definitiva, pertrechados con tales talismanes léxicos, lo que los socialistas pretenden es mandar a toda costa, o mejor, echar del Gobierno al PP. Esa es la verdadera misión salvífica de Pedro Sánchez, casi una obsesión patológica. No es cierto del todo que su mujer ya había encargado las cortinas en El Corte Inglés para redecorar el palacete de la Moncloa. Pero algo de eso hay.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

INFORME DE LA CÁMARA DE CUENTAS DE ANDALUCÍA
Andalucía: más de la mitad de su sector público local no rinde cuentas
El 52 por ciento de las entidades locales andaluzas no presentaron las cuentas de 2015, según un informe oficial que denuncia “graves incumplimientos”
Marcos García Rey. Isabel Morillo. Adrián Blanco. El Confidencial 30 Julio 2017

Ayuntamientos tan emblemáticos de Andalucía como Cádiz, Algeciras, Marbella o Torremolinos aún no han presentado sus cuentas del año 2015, último ejercicio fiscalizado. En el caso de los sevillanos Carmona y Écija o del gaditano Puerto de Santa María, no han justificado su contabilidad desde 2013; los de Cádiz y Jerez de la Frontera, desde 2014.

Estos son solo algunos ejemplos de entidades locales de Andalucía que adolecen de una grave falta de transparencia en las cuentas públicas, entre ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades y otros organismos de los que dependen a su vez empresas públicas o fundaciones. Hasta el 52% de las 1.623 entidades locales existentes se mostraron opacas al no entregar sus cuentas en 2015, según un informe publicado por la Cámara de Cuentas de Andalucía (CCA).

Es un dato llamativo, pero no sorprendente. El trabajo de la CCA, órgano técnico al que corresponde la fiscalización de la gestión de los fondos públicos, confirma que Andalucía es la comunidad autónoma donde el conjunto del sector público se muestra significativamente menos transparente, seguida de Castilla-La Mancha y Murcia.

La Cámara auditora aseguró a este diario que es el momento de “exigir que se cambie la ley de una vez, como periódicamente defiende su presidente, Antonio López Fernández, para que el órgano fiscalizador andaluz gane potestades y pueda sancionar a las entidades incumplidoras”.

El 52% de las 1.623 entidades locales andaluzas se mostraron opacas al no rendir cuentas en 2015
El propio informe recientemente publicado señala que, “como así ha ocurrido en las comunidades autónomas que han instituido este tipo de iniciativas”, una medida coercitiva eficaz sería promover reformas legales para que “sea un requisito indispensable” rendir cuentas antes de acceder a “ayudas y subvenciones públicas”.

La CCA enumera en su escrito una serie de “graves incumplimientos” de las instituciones locales, el mayor de los cuales es la no presentación de las cuentas, pero hay otras incidencias importantes, como la entrega fuera de plazo de la documentación, la ausencia de actas de arqueo o la deficiente acreditación de los saldos bancarios.

2013-2015: Cada año más opacidad
A pesar de que la Ley de Transparencia está en vigor para el sector local desde precisamente 2015, los datos del informe de la Cámara certifican que los niveles de rendición de cuentas del sector público local andaluz, lejos de mejorar, están empeorando.

En cuanto a los ayuntamientos, si en el ejercicio de 2013 presentaron su contabilidad solo un 66% del censo total, en 2015 decreció aún más el nivel de cumplimiento hasta el 58%. Además, de los 777 municipios andaluces, solo 149 –el 19%– entregaron la documentación en tiempo y forma antes de la fecha límite establecida, noviembre de 2016.

Especialmente anómalo resulta el caso de la Diputación de Cádiz, dirigida por la socialista Irene García, única de la ocho instituciones provinciales andaluzas que no ha cumplido con su obligación en los ejercicios 2014 y 2015. Eso ha provocado que el Tribunal de Cuentas, en coordinación con la CCA, haya dirigido una requerimiento excepcional para urgirla a que presente sus cuentas “a la mayor brevedad posible”.

Su delegado de Hacienda, Jesús Solís, aclara que el incumplimiento en la rendición de cuentas ha sido una cuestión de “falta de recursos humanos y técnicos”. El responsable de la institución gaditana explicó a El Confidencial que, cuando llegaron al gobierno, la anterior corporación del PP había dejado pendiente el informe de 2014 y este se acumuló al de 2015, lo que se empeoró por un “problema grave de personal”. Solís aseguró que en septiembre se aprobará el informe de fiscalización de 2016 y se remitirá a la Cámara de Cuentas para el próximo ejercicio para ponerse “al día”.

Los ayuntamientos gaditanos, un agujero negro
José María González, ‘Kichi’, es el alcalde de Cádiz desde junio de 2015. Desde que empuñó el bastón de mando, abogó por la transparencia del consistorio que dirige. Sin embargo, desde 2014, Cádiz no entrega su contabilidad a la cámara fiscalizadora andaluza. Cuando llegó al poder, ‘Kichi’ denunció la “bancarrota” del ayuntamiento que durante 20 años había administrado la popular Teófila Martínez. Este diario intentó contrastar la información con la Concejalía de Hacienda, pero no obtuvo respuesta.

En ese sentido, el consistorio dirigido por el alcalde de Podemos es el paradigma de la opacidad generalizada en la provincia: solo uno de cada cuatro ayuntamientos gaditanos rindió cuentas en el ejercicio 2015.

Otra ciudad gaditana importante que no rinde cuentas desde 2014 es Jerez de la Frontera. Desde el consistorio, presidido por la socialista Mamen Sánchez, insisten en que el Ministerio de Hacienda está al corriente de todo los obstáculos que han encontrado para fiscalizar las cuentas desde la llegada de la actual corporación municipal y tras la salida del PP en junio de 2015.

Se da la circunstancia de que en 2015, Jerez, de 213.000 habitantes, tenía hasta 19 entes dependientes del Ayuntamiento, entre sociedades mercantiles (12), fundaciones (5) y otros. Sevilla tenía 20 para una población de 690.000.

La situación de quiebra en las cuentas públicas que atravesó el ayuntamiento jerezano agrava aún más el problema. En el año 2015, la actual corporación municipal –PSOE, IU y Ganemos Jerez– se reunió con el Ministerio para explicar la situación que había encontrado en la cuentas. “El Ministerio ha recibido puntual información en tiempo y forma”, insisten desde el consistorio jerezano.

Se llegó a contratar una auditoría externa que no llegó a término porque la empresa que iba a realizarla dejó constancia de que no había datos contables suficientes de los ejercicios anteriores. A la pregunta de cómo es posible haber llegado a esa situación, responde un portavoz del ayuntamiento: “Eso preguntádselo a los concejales del PP”.
__
¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima y segura a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

De mal en peor. La insurrección es una realidad
“En el clamor de la insurrección es fácil olvidar el motivo por el que luchamos” V. de Vendetta
Miguel Massanet www.diariosigloxxi.com 30 Julio 2017

Cuando la secuencia de actos de desobediencia; la continuidad de los desplantes en contra de las leyes; los desafíos hacia la autoridad competente; las declaraciones maliciosas; las acusaciones falsas; las actitudes chulescas y las infracciones de las normas estatales, por parte de quienes tienen la obligación, por los cargos que ostentan, de ser ejemplo ante la ciudadanía y de ser los primeros en acatar las leyes y obligar a las personas a su mando a cumplirlas a rajatabla; se convierte en una rutina, se toma como una forma más de pretender subvertir el orden constitucional y como un acto público de rebeldía y desacato a las normas de la nación; es evidente de que aquellas personas que individual y colectivamente han decidido enfrentarse al Estado de Derecho y, por si fuera poco, tienen la temeridad de querer ampararse en supuestos derechos, en historias apócrifas, en imaginarios cuentos de caballería o en presuntas ofensas, malquerencias, rencores o traiciones derivadas de la pasada Guerra Civil, han decidido prescindir de las caretas con las que se habían ocultado, invocando la democracia que a ellos les convenía, sin tener en cuenta que la nación de la que Cataluña está formando parte es, sin duda alguna, una gran democracia, adscrita al resto de democracias de todo el mundo y sin que le falte ni le sobre nada para ser digna de ser considerada como el mejor ejemplo de este tipo de sistemas de gobierno.

Estos días parece como si un genio maléfico se hubiera introducido en un grupo de dementes, arrastrados por sus ilusorias ideas de una imaginaria tierra en la que fuera factible que se produjeran aquellas utopías que, en su mentalidad estrecha y resabiada, han ido construyendo ignorando que, con ello, pudieran llegar a llevar a los catalanes a una situación tal de desorden, inseguridad, deterioro económico y precariedad, capaz de dar al traste con todo el enorme potencial económico que Cataluña tiene, si sigue perteneciendo a España, a Europa, a la CE y a todos los organismos y entidades de crédito, de los que dispone la UE, para que la economía catalana pudiera continuar siendo el motor económico de toda la nación española, sin la cual, la aventura de alejarse de la madre patria tiene todas las posibilidades de acabar en uno de los mayores fiascos que puedan afectar a un pueblo y a su propio futuro, incierto y posiblemente nefasto, condenado a desenvolverse en la soledad, el aislamiento económico, el cerco de las fronteras y la carga de sus propios impuestos, sin los cuales las posibilidad de sobrevivencia serían seguramente nulas.

Los absurdos, a los que está llevando la deriva separatista, alcanzan cotas de irracionalidad tales que hace pensar que los señores Puigdemont, Juncadella,Turull y todo el séquito de aquellos que parecen estar dispuestos a asumir los efectos del gran desafío (cada vez van quedando menos, a causa de las sucesivas “purgas” que Puigdemón ha decido llevara a cabo, para “depurar” de personas indecisas (podríamos decir realistas), la lista de “soldados” dispuestos a mantener, contra viento y marea, la descabellada idea de celebrar un referendo para que, los catalanes, pudieran decir sí o no a una futura y utópica independencia de Cataluña; algo tan imposible e irrealizable que, la sola mención de semejante posibilidad ya sonrojaría a cualquiera que tenga una mínima idea de los resortes constitucionales de que, cualquier nación, dispone para preservar su unidad ante semejantes provocaciones y dislates.

Ahora, acosados por todas partes, han decidido emplear la misma táctica que viene utilizando, el Estado de Derecho, para ir marcando de cerca por medio de procedimientos judiciales cualquiera de las resoluciones de la Generalitat, el Parlament o cualquier órgano separatista, que decida acordar cualquier acto, declaración, propuesta etc. con efectos jurídicos, que se entienda que incumple directa o indirectamente las resoluciones de los tribunales, en especial de las del TC, encaminadas a facilitar, contribuir, permitir, contribuir o ayudar a la celebración de este referendo ilegal, condenado directamente por el propio TC.

Ahora, los separatistas han puesto en el foco de sus represalias en la Guardia Civil por los interrogatorios que, por orden del juzgado de instrucción no 13 de Barcelona, están practicando a determinado personajes que, de alguna manera, se ocupan de los actos preparatorios para la puesta en marcha de la consulta. Ya han presentado denuncias por considerar que hay excesos por parte de la Benemérita en la toma de declaraciones de los distintos actores que, estos últimos días, han sido objeto de citaciones para acudir a las oficinas de la Guardia Civil, para deponer. Resulta insultante que uno de los separatistas que han sido interrogados por la Guardia Civil, el señor Elena, haya acusado al Gobierno de “perseguir la disidencia”. Evidentemente, este caballero no sabe de lo que está hablando, porque aquí no se trata de “perseguir” como el interesado denuncia, a quienes discrepan del Gobierno, a quienes sostienen otras opiniones o, incluso, a los que defienden la independencia de Cataluña, no, no señores, aquí se habla de palabras mayores, de intentos de llevar a cabo acciones encaminadas directamente a poner en práctica un procedimiento de secesión contra la unidad del Estado español.

Al parecer, los que protestan y presentan denuncias contra quienes han recibido la orden judicial de investigar a los denunciantes, no entienden que el señor juez no precisa que la policía judicial se tenga que limitar, cuando le encomienda un investigación, a las personas que ha mencionado, puesto que es evidente que, si de las diligencias se deduce la implicación de alguna otra, con relación al tema que se ha ordenado investigar, es lógico que las fuerzas de la ley también lo investiguen, para mejor información del instructor de la causa. Resulta poco menos que temerario, indecente y absurdo que aquellos que están perpetrando actos contrarios a las leyes, especificados por el TC y que se declaran dispuestos a no aceptar las sentencias de los tribunales, como es el caso del señor Puigdemont, cuando se declara dispuesto a no hacer caso de cualquier inhabilitación que los tribunales pudiera decidir, como consecuencia de las causas que tenga pendientes de resolver en los tribunales penales.

Aunque no afecte directamente al problema catalán, pero por su relación con él, conviene que comentemos una reciente resolución del TSJV que ha anulado una parte importante de la norma de plurilingüismo elaborada por el Consell, por entender que discrimina a los alumnos de enseñanza en castellano. Como suele ocurrir con estos fanáticos de las leguas locales, interpretan a su manera lo que en la Constitución está meridiano: existe una lengua nacional que todo el mundo debe conocer, que todos los españoles tienen derecho a usar, sea donde sea que vivan del territorio español, junto a la cual y, en su respectivo territorio, subsistirán aquellas lenguas cooficiales que la Constitución enumera. Nunca ninguna clase de disposición de rango inferior podrá ir contra la norma general establecida en la Carta Magna. En Valencia el Consell pretendía primar el uso del valenciano, argumentado que era lengua deficitaria, pero ello se hacía a costa del idioma castellano, una circunstancia que el tribunal no ha podido aceptar.

Por si alguien todavía dudara de los motivos que han impulsado al juez del juzgado 13 de Barcelona para ordenar las actuaciones contra determinados personajes, pertenecientes a los grupos que forman el entramado separatista y que, el señor Turull, uno de los más radicales defensores de la independencia de Cataluña, entiende que se trata de “una causa general contra la voluntad de votar”, sin que, al parecer, se haya parado un momento a analizar los delitos que se está considerando que se han cometido por todos estos que hablan de la voluntad general de votar; vamos a reseñar unos cuantos que están incluidos en la ristra de los que se investigan por el Juez. Entre ellos tenemos el de malversación de caudales públicos; revelación de secretos; prevaricación o infidelidad en la custodia de documentos, al que se añade, como colofón de los mencionados, el delito de sedición en sus modalidades, además de la ejecución, de provocación, conspiración y la proposición a la sedición. Para los cuales hay previstas penas de 8 a 10 años de prisión y de 10 a 15 años “si fueran personas constituidas en autoridad”.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, seguimos contemplando con ojos de búho como se siguen dando situaciones, sin duda sorprendentes y merecedoras de unas reacciones más contundentes, que están poniendo a nuestro país al borde de otra de sus etapas de incertidumbre, enfrentamiento, desconcierto y, desgraciadamente, de auto-laceración, una de estas absurdas manías que afectan a los españoles que, cuando se hallan en momentos de bonanza económica, paz social y buen entendimiento ciudadano, parece que no nos encontramos a gusto y es cuando siempre surge algo o alguien que se ocupa de remover el brasero de la discordia.

Europa es la gran victoria de los enemigos de Israel
Ignacio Blanco GCT 30 Julio 2017

Israel es la única democracia real en su área geográfica. Existe rodeada de dictaduras que quieren su aniquilación.

A raíz de la instalación de los arcos de seguridad para acceder a la explanada de las mezquitas, he podido constatar la actitud antisemita que inunda platós de televisión y contenidos periodísticos en Europa. Una actitud que se manifiesta sin disimulo en los medios afines a la izquierda, pero que la mayoría de las veces se disimula en una posverdad en la cual es siempre Israel el que con sus unilaterales actos ataca a la comunidad árabe, obviando mucha otra informacion que salvaría a los israelíes de la condena mediática.

Israel es la única democracia real en su área geográfica. Existe rodeada de dictaduras que quieren su aniquilación, como han intentado en varias ocasiones. En el que sus hombre cumplen un servicio militar de 3 años y las mujeres de 2 por que se saben amenazados. Un país que contó con una mujer como Primera Ministra, mucho antes que la mayoría de países del mundo. En España aún no se ha logrado. Que otorga mismos derecho a hombres, mujeres y LGTBI. Mujeres que son sometidas y LGTBI que son perseguidos, e incluso ejecutados entre sus vecinos árabes. Israel garantiza la libertad religiosa, incluso la islamica, pese a que los judíos son perseguidos por todos sus dictatoriales vecinos musulmanes. Un país que defiende la libertad, la propiedad privada y la seguridad de su población como no hacen sus enemigos, que subyugan y utilizan a sus ciudadanos para la guerra o para la corrupción.

Israel es un país extraordinario, carente hasta el momento de recursos naturales, que lo ha hecho excepcional su variopinta gente. Un país, que naciendo a la vida como estado en 1948, cuando declara su independencia, con 900.000 habitantes, de los que 150.000 eran árabes, cuenta hoy con de 8,5 millones de habitantes, de los que 1,7 millones son árabes, que forman un importante grupo parlamentario, desacreditando a todo aquél que lo tilda de estado genocida de musulmanes. Prevé alcanzar los 12 millones en 2034, con un producto interior bruto que supera la cuarta parte del pib español y una renta per cápita de 34.355 € en 2016, frente a los 24.000 € de España. Es un milagro económico como nunca ha existido, conseguido defendiendo la libre empresa, la propiedad y la decidida apuesta estatal por crear riqueza empresarial. Es también un milagro de integración social, en el que un juez arabe firma la condena de un primer ministro. Algún día los gitanos en España llegarán socialmente tan alto como los árabes en Israel. Quizás sea todo esto por lo que sus vecinos musulmanes quieran aniquilarlo, al comprobar cómo sus hermanos de fe viven en mejores condiciones y con más libertad en Israel que en sus propios países.

Los palestinos israelíes viven en un estatus muy superior al de los palestinos no israelíes, sometidos a peores condiciones vitales que mejorarían drásticamente si fueran ciudadanos israelíes.

El país, a pesar de incrementar su población de forma exponencial, crece por encima de la media de la OCDE, con una tasa de paro del 5,2%, considerado pleno empleo en el país por su peculiaridades demográficas, con un crecimiento previsto para el 2017 y 2018 del 3,3% y 3,1% respectivamente.

Cuenta con más de 5.000 Start Ups, 250 centros de I+D, emplea el 4,5% de su PIB en I+D Civil y mantiene la mayor concentración de empresas de nuevas tecnologías del mundo fuera de Silicon Valley. La mayoría de sus exportaciones son alta tecnología.

Todo eso lo he vivido en primera persona, tuve la suerte de pasear por lo que los palestinos denomina Haram esh-Shariff, El Noble Santuario, hace varios años, cuando recorrí Israel y Jordania de mochilero. Para acceder al sagrado lugar musulman tuve que vestir una falda de cintura a tobillos y una camisola de manga larga, ambas prendas de color negro, pues mis pantalones cortos y camiseta, no eran lo suficientemente pudorosos a los ojos de los guardianes de la mezquita Al-Aqsa y el Domo de la Roca. ¿No alcanzo a imaginar la reacción de la progresía nacional si en cualquier catedral española se planteara tal exigencia?. Cierto es que sólo estábamos a más de 40 grados de un fresquito mes de agosto en Jerusalén. Una ciudad maravillosa, como lo es todo Israel y que animo a visitar a todo el mundo. En cambio, los Judíos sólo me plantearon que reposara sobre mi cabeza una discreta Kipá de cartón, sin necesidad de esconder mis blanquecinas carnes, para acceder al muro de las lamentaciones. Un muro que contribuye al soporte de las explanada de las mezquitas que se sitúa justamente encima suyo.

Hablando con mi mujer, una persona formada y que absorbe la información de los medios de comunicación europeos, he constatado que desconoce gran parte de todo esto, he comprobado lo desinformada que está la población española con respecto a Israel, hasta el punto de considerarla el problema en lugar del milagro cuya gestión podría extenderse al resto de la zona para sacarla de la pobreza económica, tecnológica y religiosa que sufre debido a sus corruptos gobernantes.

He podido comprobar que mucha de la información periodística sobre el asunto, está absolutamente sesgada en perjuicio de Israel, hasta el punto de haber leído un editorial del Grupo Vocento, según el cual, los arcos de seguridad se habrían colocado en un intento de subyugar a la población árabe, alertando sobre el peligro que dicha acción “unilateral” del gobierno israelí puede tener sobre la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico, pero sin mención alguna al ataque terrorista en la explanada de las mezquitas el 14 de julio, en el que tres terroristas árabe israelíes salen armados de la explanada de las mezquitas y asesinan a dos druso israelíes. Para salir armado de la explanada primero deben haber entrado las armas.

Esta es otra gran victoria de los enemigos de Israel y de los enemigos de la verdad. El editorialista no puede desconocer el motivo para la instalación de esos sistemas de seguridad, por lo que su editorial es una muestra más del antisemitismo que inunda

Europa. Una Europa que expulsa de su territorio a los Judíos, desprotegidos frente a sus enemigos y que recientemente ha iniciado la persecución de lo cristiano. La misma Europa que debe su origen como civilización al Jedeocristinamismo, es la misma que hoy renuncia a sus orígenes, para abrazar un futuro de sumisión a toda cultura que no sea la suya. Una Europa temerosa de defender su identidad, sus valores y sus fronteras.

Los detectores de metales tienen como objetivo impedir que los terroristas introduzcan clandestinamente armas en el Monte del Templo. La introducción de las armas en un recinto religioso es lo que debería ser visto como una profanación de un lugar sagrado. Pero, en vez de respaldar los esfuerzos israelíes por impedir matanzas en ese lugar sagrado, los palestinos, otros árabes y muchos periodistas europeos, están culpando a Israel por tratar de proteger a todo el mundo que accede a este lugar sagrado con una serie de medidas básicas de seguridad.

Las autoridades israelíes, adoptaron el protocolo existente en lugares como La Meca, el Vaticano, otras mezquitas o la propia Explanada del Muro en Jerusalén. Medidas de seguridad elementales, como la instalación de detectores de metales. Dichas medidas son habituales en países occidentales y las sufrimos sin rechistar precisamente por el mismo motivo: la amenaza yihadista. No en vano, salvo contadísimas excepciones, los miles atentados que se producen en todo el mundo, con resultado de muerte, tienen como nexo común que el asesino se dice ser musulmán y asesinar en nombre del Islam. Resulta evidente que el Gobierno israelí no tomó la decisión de instalar los detectores para alterar el statu quo o impedir rezar a los musulmanes, sino como una medida de protección que los propios musulmanes deberían haber aplaudido si estuvieran interesados en la lucha antiterrorista.

Los arcos de seguridad no limitaban el ejercicio religioso, que cristianos y judíos tienen proscrito en dicho lugar. Además, como hemos podido comprobar, la retirada de los arcos de seguridad, y de las cámaras que los sustituyeron, no han aplacado la rabia de los musulmanes, que viéndose absurdamente apoyados por occidente, mantienen la tensión en la zona. Están tentando al lobo que ha humillado su cabeza muchas veces para no ofender a las pulgas que viven de su sangre.

Como refiere Basam Tawil en “Detectores de Metal y mentiras Palestinas”, el año pasado los palestinos abortaron un plan jordano para instalar docenas de cámaras de seguridad en el Monte del Templo. Se supone que las cámaras iban a refutar o confirmar las acusaciones palestinas de que Israel está planeando destruir la mezquita de Al Aqsa. Los jordanos se echaron para atrás por la intimidación palestina, que incluía la amenaza de destruir las cámaras. ¿Por qué se comportaron así? Los palestinos temían que sus actos de acoso y violencia, su acaparamiento de armas para atacar a visitantes judíos y policías, quedaran registrados. Israel estaría encantado con la instalación de esas cámaras, pero no escuchamos que se propongan esas medidas por parte de los “rigurosos” comentaristas europeos o los “ofendidos” musulmanes.

Cualquier musulmán puede ir a los lugares sagrados cristianos y judíos en Jerusalén, pero judíos y cristianos tienen el acceso al Monte del Templo muy restringido por el propio Waqf, una organización islámica, financiada por Jordania, que controla la explanada de las mezquitas, con una autoridad que consintió el propio Israel tras la guerra de los seis días. A judíos y Cristianos, estos comprensivos musulmanes, desde hace tiempo les obligan a pasar por detectores de metales para acceder a la explanada, sin que ello haya ocasionado jamás una protesta por su parte ni lo hayan considerado una humillación. La soberanía exclusiva del Waqf y la aquiescencia del Gobierno de Israel han llevado a que el lugar sea el único territorio bajo soberanía israelí en el que no existe libertad de culto. Judíos y cristianos tienen prohibido rezar en el lugar, y la policía israelí, siguiendo los dictados del Waqf, detiene a los que lo intentan.

La única victoria de los enemigos de Israel es la de la opinión pública en occidente, pues este pequeño país, del tamaño de la Comunidad Valenciana, y 8,5 millones de habitantes, ha derrotado sistemáticamente a sus despiadados vecinos. Los enemigos de Israel han disfrazado como derrotas, lo que fueron decisiones de los gobernantes israelíes ante presiones internacionales. La retirada de la península del Sinaí o del sur de Líbano lo atestiguan. Muestras de las incontables cesiones de Israel en pos del deseado, pero inalcanzable, placet occidental.

Israel puede haber sufrido más por la presión internacional, que por el daño que le hayan podido causar sus despiadados enemigos árabes. Contentar a occidente le ha salido caro. Su actitud comedida y de respuesta sólo en caso de ataque, ha alimentado la violencia árabe hasta límites que en Europa consideraríamos inaceptables para cualquiera de nuestros gobernantes. Lo supo Golda Meir, presidenta de Israel y tercera mujer en serlo en nuestro planeta, que a sabiendas del día concreto en que Israel sería atacado por Egipto y Siria, en lo que se conoció como la guerra del Yom Kippur (1973), renunció a un ataque preventivo por miedo a la reacción occidental, con una terrible pérdida de vidas para Israel.

Como le comenté recientemente a mis amigos israelíes, su país no puede permitirse el lujo de no dar la batalla de la comunicación en occidente. Comprendo que lo primero es la seguridad de un país asediado, pero esa carga sería mucho más liviana si se diera la batalla de la comunicación en Europa, que con el 7% de la población mundial consume el 50% de gasto social de todo el planeta. Un gasto social que sus enemigos aprovechan de forma sobresaliente gracias a la presión pública que realizan sin historia alternativa y que les permite recibir millones de euros anuales para luchar contra Israel.

Por eso, considero que Europa es la gran victoria de los enemigos de Israel, una victoria basada en que las condenas europeas a Israel tienen más repercusión en las decisiones de sus gobernantes que un ataque terrorista. La condena de occidente es la única victoria de los Hamás o Hezbollah que, conocedores de su incapacidad militar frente a los Israelíes, lanzan a su población en ataques suicidas para provocar la reacción de

los hebreos. Una población que luego es usada como escudo humano, por sus despiadados gobernantes y líderes religiosos en pos de la condena occidental a Israel. Una condena que los enemigos de Israel saben es su mayor victoria. Una victoria que además ha sido fácil, pues el Estado Hebreo abandonó el campo de batalla.

Volviendo a Golda Meir “La paz llegará, cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros”. Algo, que a la vista del odio que muchos árabes han destilado raíz de los sucedido en la Explanada de las Mezquitas y de la connivencia Europea, como acredita el editorial de Vocento, no parece estar cerca.

Zapatero, cómplice de Maduro
Marcello Republica 30 Julio 2017

El expresidente español José Luís Rodríguez Zapatero ha fracasado en su pretendida mediación en Venezuela entre el presidente Nicolás Maduro y la llamada Mesa de Unidad de la Oposición (MUD) porque su amigo Maduro, del que ha resultado ser un cómplice o ‘tonto útil’, consumará hoy su autogolpe de Estado con la elección ilegal de una Asamblea Constituyente para que redacte una Constitución autoritaria y garantice su eterna presencia en el poder.

Zapatero es pues corresponsable del auto golpe de Estado de Maduro tal y como se lo ha venido a decir Felipe González y una parte de la Oposición venezolana, cansada del pretendido ‘buenísimo’ de Zapatero. El que tanto daño hizo en España cuando puso en marcha las bases del hoy proyecto secesionista catalán.

El ex presidente Zapatero sabía quién era Maduro y cómo actuaba cuando aceptó ser su mediador. Y ahora acaba de probar su medicina golpista con la puesta en marcha de la Asamblea Constituyente que redactará una Carta Magna a medida del nuevo dictador venezolano, cuyo aislamiento en la escena internacional empezará a ser una realidad a partir de los próximos meses
Lo que irá homologando poco a poco la situación de Venezuela con la situación de Cuba porque pronto habrá toda clase de sanciones y de represalias políticas y económicas internacionales, además de condenas en instituciones como la OEA.

De manera que en la negra etapa que hoy se inicia en Venezuela Zapatero va a figurar del lado de Maduro salvo que ahora y a la desesperada denuncie el golpe de Estado que acaba de comenzar y que la Unión Europea, y España ahí incluida, han denunciado como un grave atentado a la democracia y a las libertades, en un país que ahora sufre graves restricciones de alimentos, medicinas y productos de limpieza y primera necesidad. Y donde la sombra del golpe militar a favor y en contra de Maduro no deja de planear.

Marimar, la novia de todos 20 años después
Miguel Ángel Mellado El Espanol 30 Julio 2017

Cuando Miguel Ángel dio el anticipo de 100.000 pesetas para comprarse un flamante Renault Coupé, aquel 9 de julio de 1997, un día antes de su secuestro, tenía muchos planes para el vehículo. La gran mayoría pasaban por su novia, Marimar, la persona que le acompañaba a todos sitios: desde las reuniones del partido –de hecho, en Ermua se pensaba que ella también era militante del PP-, hasta los conciertos que los fines de semana daba Miguel Ángel por los pueblos de los alrededores como batería del grupo Póker.

Seguramente el viaje que la pareja hizo a la provincia de Orense, en la Semana Santa de 1997, para visitar a los Blanco Garrido –de allí proceden los padres del concejal asesinado por ETA- fue decisivo para el plan de cambiar de coche y aparcar finalmente el destartalado Opel familiar.

Marimar, como Miguel Ángel Blanco llamaba a su novia –Mar estaba reservado para su hermana- siempre estuvo presente en todas las decisiones últimas del concejal de Ermua. Hubo un detalle final en el entierro del asesinado, aquel tristísimo 14 de julio de 1997, que sólo podía ocurrírsele a la mujer de su vida: Marimar detuvo a los operarios que se disponían a cerrar el nicho para depositar junto al ataúd las baquetas del batería. Porque Miguel Ángel lo que añoraba era ser músico, no político profesional. O en su defecto, economista en la empresa de Eibar donde trabajaba. Seguramente, tan familiar como era, quería casarse pronto.

Cuando decidí escribir un libro sobre la vida y la muerte de Miguel Ángel Blanco, tenía un propósito principal y otro sentimental. El primero, poner en el centro de la diana a quien realmente dio la orden a 'Txapote' de secuestrar al joven concejal de 29 años y descerrajarle dos tiros en la cabeza. Mi segundo propósito era entrevistar a la novia desparecida, a la que percibía y sentía casi como una viuda al descubrir la íntima unión de la joven pareja y sus planes de futuro.

Publiqué mi libro El hijo de todos pese a fallar en mi doble intención. Me sentía frustrado, sobre todo, por no haber podido escribir un capítulo que sólo llegó a tener título: 'La novia de todos'. Desgraciadamente no pude dar con el paradero de Marimar.

A mediados de este mes de julio, en las decenas de actos celebrados para homenajear a Miguel Ángel Blanco en el 20 aniversario de su asesinato, en alguno de los cuales yo mismo participé, eché muy en falta a una persona: a Marimar Díaz González, aquella que, seguramente, por unos meses no se convirtió en 'La viuda de todos'. La misma que tres meses después del asesinato, vestida de negro de los pies a la cabeza como una viuda, en contraste con su cabellera dorada declaró a ¡Hola!: “Hago estas declaraciones para gritar al mundo entero que bastante desgracia tengo de que me hayan matado lo que más quería”.

Por una mera casualidad de escudriñador, hace dos semanas me topé con la esquela de una mujer fallecida en 2011 en Barcelona, con el mismo nombre de la novia de Miguel Ángel Blanco y la edad que habría tenido ese año. No podía ser ella, pensé. O sí, porque sabíamos que se fue a vivir a Barcelona.

Marimar ha tenido una niña y no dos hijos como planeaba con Miguel Ángel. La localizamos en un pueblo de Barcelona, del que omitimos el nombre, además de datos más concretos. Es feliz aunque como decía el encabezamiento del reportaje publicado este sábado: “El paso del tiempo no mitiga el ardor de sus recuerdos” (Laura Restrepo). En contacto con ella, declinó hablar de su vida presente. Sin embargo, Marimar es la historia viva de aquellos días terribles. Representa una doble enseñanza: el dolor exterminador del que es capaz el terrorismo y, segundo, el fracaso de ETA. El grupo terrorista mató al novio pero la vida sigue para la persona que tanto le quiso. Así como ha sucedido con otros muertos de ETA.

Por todo esto, omitiendo datos concretos, creemos que Marimar debe estar presente en el 20 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, el chico de Ermua enamorado de la mujer de su vida, de la vida misma y de la libertad.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La vergonzosa sentencia contra Hermann Tertsch
Federico Jiménez Losantos LD 30 Julio 2017

Un juzgado de Zamora ha condenado a Hermann Tertsch por publicar datos ciertos, gravísimos y de indudable interés público, sobre la actividad criminal del abuelo de Pablo Iglesias, aspirante a la Presidencia del Gobierno, durante la guerra civil. Lo hace tras aterrizar allí, en lo que diríase un alzamiento de bienes jurídicamente protegibles como el de la libertad de expresión (artículo 20 de la Constitución), una denuncia del padre de Pablo Iglesias, ex-terrorista del FRAP, que siente mancillado su honor, o el de su padre o el de su hijo. Y la condena es a pagar 10.000 euros, a las costas del juicio por despeje a la zamorana de la denuncia –con el codo las mandaba lejos Ricardo Zamora- y, atención, a borrar el artículo de la hemeroteca de ABC. Me parece todo ello, sobre todo lo último, un alarde tan arbitrariamente liberticida, tan opuesto a la letra y al espíritu de la Constitución, que sólo la cobardía de un periodismo de corrala, palmeros y agradaores dejará de ver en ello una agresión brutal. Otra más que agradecer a la Dinastía Iglesias.

Los hechos de que escribe Hermann
Como la famosa Ley de Memoria Histórica busca, sobre todo, borrar los crímenes cometidos por el bando y las bandas del Frente Popular, nada es más urgente que recordar los hechos, como ayer, respaldando a Ramón Pérez Maura y al ABC, que recurrirá la sentencia, hacía en El Mundo Santiago González.

Hermann no inventó nada. Esto se publicó un año antes, citando a lagaceta.es, el 7-2-2015, en Villafranca hoy, de donde era el tristemente célebre papá del papá del que pretende convertir a España en Venezuela: 
"El abuelo villafranqués de Pablo Iglesias fue juzgado por hacer sacas en el Madrid republicano"

Y extrae algunos fragmentos de la declaración judicial de una víctima del Terror Rojo:
En la declaración de María Ceballos Zuñiga y Solís, marquesa viuda de San Fernando, natural de la localidad de Villafranca de los Barros igual que Manuel Iglesias, el abuelo de Pablo Iglesias, estaba en la partida de milicianos que el 7 de noviembre de 1936 detuvo a su marido, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, Marqués de San Fernando, y a su hermano, Pedro Ceballos. Ambos fueron entregados a la checa de milicias situada en la calle Serrano 43 y fusilados en la Pradera de San Isidro.

Junto al abuelo de Pablo Iglesias estaban, según refieren varias de las declaraciones de implicados y testigos, Ángel Medel Larrea, Manuel Carreiro "el Chaparro", Jesús Yuste 'el Cojo de los Molletes', Antonio Delgado 'el Hornachego' y otros dos milicianos de los que solamente se conoce el apodo 'el Vinagre' y 'el Ojo de Perdiz'.

Al día siguiente de la detención fueron varios los empleados y vecinos de la casa de la calle del Prado número 20 los que fueron a pedir explicaciones a Manuel Iglesias, al que conocían los marqueses por ser de la misma localidad. Los testigos son claros en su declaración y explican que el abuelo del líder de Podemos les dijo que no le molestaran más, que "lo habían fusilado en la Pradera del Santo".

¿Niega estos hechos la sentencia zamorana? No, se acoge a una excusa técnica de Iglesias II: que Iglesias I, el chequista, fue condenado a 30 años por rebelión militar y no por los crímenes cometidos junto a su cuadrilla, denunciados y respaldados por testigos. ¿Y por qué no denunció Iglesias II a lagaceta.es ni a Villafranca hoy, sino, tiempo después, a Hermann Tertsch y al ABC? Pues porque no se trata de defender el honor, si honor tuviera el delito, sino para meter miedo a los críticos de Iglesias III.

El monstruo de Sorayenstein ya manda en los juzgados
Esta semana hemos asistido a un esperpento judicial que demuestra hasta qué punto el monstruo de Sorayenstein, o sea, los podemitas togados, se han convertido en un monstruo incontrolable, como el de Frankenstein. Rajoy fue obligado a declarar, de forma clarísimamente ilegítima, cuando esa misma sala admite que hasta los etarras declaren por videoconferencia.

Ilegítima fue la llamada, ilegal la colocación del testigo, que si no es togado no puede ocupar un lugar en el estrado, delictivas las declaraciones del testigo, que mintió por toda la barba, y delictuosa cuanto defectuosa la actuación de los abogados del PSOE, que facilitaron a Pedro y Pablo III el rasgado de vestiduras por los extremos a que ha llegado España. ¡Y tanto!

Pero lo peor de lo mucho malo que pasa en España es la corrupción generalizada de la Justicia. No sólo contra el PP, que lo merece por infame y traidor a sus promesas de independencia y pulcritud judicial, sino contra las libertades cívicas de todos los españoles, que estamos en manos de unos jueces que no aplican la ley sino que labran su futuro mediante sentencias.

Que un juez se atreva a decir, tras multarlo por un tecnicismo, que hay que borrar el artículo de un periodista que ha relatado unos hechos de enorme gravedad y que los Iglesias pretenden ocultar a la opinión pública, es el acabose de la Ley de venganza Histórica, es la Orden de Desmemoria para la nación española. Y sin ánimo de molestar a Su Señoría pero sí de defender el sagrado derecho cívico a saber la verdad y decirla, suscribo, de la cruz a la raya, el artículo de Santiago González y éste de Pérez Maura:

No callaremos
Malos tiempos para la libertad. Se derrumba la Venezuela de Pablo Iglesias y los suyos, mas ellos siguen empleando aquí los tribunales para actuar con un rigor inimaginable en los lugares en los que gobiernan aquellos a quienes han aleccionado las gentes de Podemos. El juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Zamora ha condenado a mi colega y amigo Hermann Tertsch por la publicación en la Tercera de ABC el 17 de febrero de 2016 del artículo El abuelo de Pablo. Se le impone una indemnización de 12.000 euros al padre del secretario general de Podemos. La razón de ello es que en aquel artículo Tertsch afirmaba, recogiendo lo ya aparecido en otras publicaciones a las que nadie ha demandado, que Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo Iglesias, fue condenado a muerte por la desaparición y el asesinato en noviembre de 1936 del marqués de San Fernando y su cuñado Pedro Ceballos, tras la saca perpetrada en su domicilio.

La sentencia no niega que Iglesias participara en esa saca con el Chaparro, el Hornachego, el Vinagre, el Ojo de Perdiz y el Cojo de los Molletes. Pero sí niega que él asesinara a las dos víctimas pues la investigación sobre la saca fue "archivada provisionalmente" e Iglesias fue condenado a muerte por rebelión militar. Pena, que como explicaba Tertsch en su artículo, le fue conmutada por 30 años de prisión de los que, ya se sabe lo de la dureza del franquismo, sólo cumplió cinco.

Ha sido ésta una causa verdaderamente extraña. Primero porque el padre del secretario general de Podemos presentó su demanda en los juzgados de Madrid, como es lógico por ser esta ciudad la sede de ABC y, sorprendentemente, el tribunal declaró su "incompetencia territorial" y lo despachó a Zamora, residencia del demandante al que no se le debía haber ocurrido acudir directamente al juzgado allí. Después, el día de la vista oral, el 19 de abril de 2017, se decidió celebrar la vista a puerta cerrada. La sentencia no aclara si el motivo de expulsar al público –sin que hubiera habido ningún incidente- fue por proteger el supuestamente ya mellado honor de la familia Iglesias o porque la libertad de información no es un bien protegible cuando se juzga a periodistas.

Al fin la sentencia conocida ahora condena a Tertsch a pagar la indemnización referida y los costes del proceso y "a retirar a su costa de la web y del caché el artículo referido". No entraré en lo del caché, porque en el diccionario de la Real Academia Española no hay más que dos acepciones de "caché": la cotización de un artista y la distinción o elegancia de una persona. Y como el pobre Tertsch tenga que hacerse cargo de la distinción y elegancia de la familia Iglesias le aconsejo que opte por pedir conmutar la pena por una de cárcel.

En cuanto a lo de retirar el artículo de la web, aquí ya hemos llegado a la censura más absoluta, una que supera lo que vemos en Venezuela. ABC es un diario publicado en papel. Los diarios en papel tienen una hemeroteca que sólo se censura en regímenes como el de la fenecida Unión Soviética. Esa hemeroteca de ABC, todas las páginas publicadas desde el 1 de enero de 1903, pueden ser vistas por cualquiera en http://hemeroteca.abc.es. Ahora el juzgado de Zamora pretende eliminar de la hemeroteca digital el artículo de Tertsch. Y supongo que después irá a la Biblioteca Nacional y también censurará allí nuestras páginas cortando esa Tercera con una cuchilla. Ni Chávez se atrevería a tanto. Llegaremos a volver a publicar portadas con el titular "Este número está visado por la censura" como la aparecida el 16 de octubre de 1935.

Ellos lo tienen claro. No pararán hasta que nos callen. Pero no callaremos.
Hágase a la idea, Señoría. Y avergüéncese el justiciable Rajoy del monstruo que ha creado y que infama la política española. Es su criatura.

La Generalitat acude a los tribunales que desprecia

Pablo Sebastián Republica 30 Julio 2017

Ha dicho Puigdemont que en su ciega cabalgada hacía el referéndum ilegal del 1-O no piensa acatar las decisiones de los tribunales y ahí incluida la de su propia inhabilitación que llegar llegará vistas sus actuaciones. Pero si no respeta la ley ¿por qué la Generalitat que preside presenta denuncia ante los tribunales contra la Guardia Civil?

Puigdemont y sus aliados independentistas tienen perdido el referéndum del 1-O pero quieren ‘morir con las botas puestas’ como si de una guerra civil se tratara buscando el victimismo y el martirologio políticos. Pero mientras llega su momento de pretendida gloria, los ‘pájaros (secesionistas) tiran a las escopetas’ de la legalidad y utilizan los tribunales que ellos detestan y dicen no reconocer para presentar recursos y hasta denuncias contra a Guardia Civil de la que se mofa Puigdemont cuando presume tener escondidas las urnas del referéndum.

No obstante y como estamos en un debate crucial sobre la legalidad es necesario que el Gobierno de Rajoy aclare si como se dice en la denuncia de la Generalitat contra la Guardia Civil los miembros de la ‘benemérita’ que interrogaron a altos cargos de la Generalitat en relación con el referéndum se excedieron en sus actuaciones con intimidación y diciendo a varios de los interrogados que están imputados por delitos de prevaricación, sedición y malversación.

Esto, que por ahora no ha sido desmentido por el ministro de Interior o por la Guardia Civil, debe ser aclarado porque este cuerpo no puede intimidar, ni atribuir a nadie la condición de imputado (eso solo lo puede hacer un juez) y menos aún señalar los delitos que les podrían imputar un juez. Que fue algo parecido a lo que ocurrió con un informe de la Guardia Civil contra Cristina Cifuentes que resultó un montaje de los agentes se arrogaron actuaciones y funciones impropias a su rango y función.

De manera que si la Guardia Civil ha cometido errores fuera de su marco legal se debe aclarar y en su caso rectificar con advertencia de que nunca más volverá a ocurrir ni en Barcelona ni en Madrid, ni en ninguna parte.

Sobre todo porque la legalidad es el gran argumento de los demócratas contra los planes de secesión de la Generalitat y sus partidos aliados. Y no cabe hablar del tamaño o del alcance de cualquier decisión ilegal porque nadie, por pequeña que sea, debe pasar impunemente esa raya roja en la que se basa el Estado de Derecho y el marco constitucional.

La ANC sigue usando niños en su campaña a favor de la independencia de Cataluña
Gonzaga Durán okdiario 30 Julio 2017

La imagen no deja lugar a dudas: niños de 10 a 12 años ondeando banderas independentistas catalanas mientras cantan guiados por una profesora de música, delante del Ayuntamiento de Sant Pere Pescador, en Gerona. Sucedió el pasado 1 de julio.

El alcalde de esta localidad es Agustí Badosa i Figueras, del PDeCAT. El pueblo está adherido a la Asociación de Municipios por la Independencia, que tenía la finalidad de facilitar la organización del referéndum ilegal del próximo 1 de octubre.

Las fuentes del Consistorio consultadas por OKDIARIO han asegurado que el evento tuvo lugar con motivo de la celebración del referéndum independentista del 1-O. La organización corrió a cargo de la organización independentista de Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Según estas mismas fuentes, el objetivo era “conmemorar” la celebración de la consulta independentista justo con tres meses de antelación. Desde la ANC señalan que fue un acto de la asociación con motivo del Día de la Diada, que se celebra cada 11 de septiembre. Fuentes de esta entidad afirman que no tuvo nada que ver con el referéndum del 1 de octubre. Son actos para “inculcar las tradiciones y la Cultura” de Cataluña en varios municipios de la región, aseguraron a OKDIARIO.

“Los niños no cantaron Els Segadors porque no se la sabían“, sostienen desde la ANC. Las mismas fuentes recalcan que los menores cantaron ‘habaneras’, canciones populares que cantaban los pescadores cuando salían a la mar. ‘El canó de Palamós’, ‘el meu avi’ y ‘La bella Lola’ fueron las canciones que interpretaron los niños, según esta versión.

La ANC explica que los niños cogieron las esteladas “porque no tenían pañuelos para cantar ‘La bella Lola'”, puesto que en un momento de la canción se alude a ellos: “Ay que placer sentía yo, cuando en la playa sacó el pañuelo y me saludó”, reza en un momento el cantar.

Los niños que aparecen en la imagen son niños del pueblo, según han indicado también las fuentes de la asociación.

OKDIARIO también ha hablado con Sociedad Civil Catalana, que fue la encargada de subir a las redes sociales esta foto. Coinciden con las fuentes municipales en afirmar que el acto fue “por el inicio de la campaña a favor del ‘sí’ en el referéndum del 1 de octubre”.

Desde esta organización manifiestan que la mujer que sale de espaldas tocando el piano es una profesora del Instituto de Santa Eugenia de Gerona. También aportan una foto para demostrar que ese no fue el único momento en el que los niños posaron con las banderas independentistas catalanas.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial