AGLI Recortes de Prensa   Sábado 25 Noviembre 2017

RETA A MONTORO
El fraude del ‘cuponazo’ vasco explicado con cifras (que no cuadran)
La Gaceta  25 Noviembre 2017

El País Vasco abonará al Estado 1.300 millones anuales en concepto de Cupo hasta 2021, lo que supone 225 millones menos de lo que estaba fijado en función del anterior acuerdo firmado en 2007.

Pero, ¿de dónde salen estas cifras? ¿Están bien calculadas? ¿Se está sobrefinanciando a la región vasca? Vamos comprobarlo con los datos.

El director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Ángel de la Fuente, ha respondido a las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ha asegurado que el acuerdo sobre el cupo vasco no es político y le ha emplazado “a enseñar de dónde salen los números”.

Este martes, de la Fuente desgranaba en un documento las cifras que explican por qué el ‘cuponazo’ es un fraude y sobrefinancia al País Vasco.

¿Cómo se calcula el Cupo?
El Cupo Vasco es la aportación que hace la región cada año a las arcas comunes del Estado por las competencias no transferidas al Gobierno autonómico, como infraestructuras (aeropuertos, puertos, ferrocarriles), defensa y representación exterior. Con este dinero se contribuye también al mantenimiento de las instituciones comunes, como el Congreso y el Senado.

Para calcularlo hay que tener en cuenta tres partidas:
-El precio a abonar por las cargas relativas a la competencias exclusivas del Estado.

-También se descuenta el déficit del Estado, que como recuerda de la Fuente ‘’es necesario para evitar que el País Vasco pueda terminar “pagando dos veces” por el mismo gasto estatal’’.

-Por último está el ajuste a consumo del IVA. ‘’Se realiza para que cada administración se quede con la parte del IVA que en última instancia soportan sus ciudadanos, y no con la que se ingresa físicamente en su territorio, que puede ser muy distinta’’, destaca el director de FEDEA.

¿Por qué se considera un sistema tramposo?
El experto en financiación autonómica explica que el modelo en sí no es muy desfavorable y que lo que realmente fomenta la discriminación es su aplicación práctica. En este sentido subraya que el Cupo Vasco arroja ‘’resultados financieros extremadamente ventajosos para los territorios forales, que disfrutan gracias a ello de niveles de financiación por habitante ajustado 3 a competencias homogéneas muy superiores a los del resto de las comunidades autónomas’’.

Esta situación se da por la infravaloración de las competencias estatales no transferidas al País Vasco, entre las que juega un papel importante la nivelación interterritorial, y a la utilización en el cálculo del ajuste del IVA de valores enormemente desfasados.
Y así se ha trampeado este año

El informe de Fedea ofrece un cuadro comparativo con las variables empleadas en 2007 y 2017 para obtener la cifra a pagar por los vascos. Comparando ambos años, la nueva ley reduciría el cupo líquido a pagar en 265 millones de euros en relación a 2007.

Destaca de la Fuente que, sin haberse registrado una descentralización competencial importante ni tampoco un cambio significativo en el gasto estatal, la valoración de las cargas no asumidas se incrementa desde el 26,2% del gasto primario del Estado en 2007 hasta el 42,3% en 2017. El cálculo de esta partida siempre se hace a la baja, aunque indica el experto que en este plan quinquenal se ha hecho una tímida revisión a la alza. Aun así, las cifras siguen sin cuadrar y en base a ellas el cupo debería ser bastante superior.

‘’Repasando las sucesivas leyes quinquenales y el presente proyecto, resulta muy difícil evitar la conclusión de que el importe del cupo es fruto directo de un pacto político que después se viste con el ropaje de la Ley del Concierto, ajustando la valoración de las cargas no asumidas de la forma que sea necesaria para llegar a la cantidad final pactada. Algo similar sucede con el ajuste a consumo del IVA, que en la práctica poco o nada tiene que ver con la distribución real del consumo y la producción entre el País Vasco y el resto de España’’, concluye.

De la Fuente reta a Montoro
El director de Fedea ha emplazado a Montoro “a enseñar de dónde salen los números”. En declaraciones a los medios en el transcurso de unas jornadas sobre financiación local, organizadas por Fedea, De la Fuente ha asegurado que la parte técnica del cupo vasco “no es transparente” y el cálculo “está mal hecho” porque se “infravalora” el coste de las competencias estatales.

El director ejecutivo de Fedea ha subrayado que si todo se hiciera bien y el cálculo fuera correcto “sería un sistema razonable pero no ocurre así”.

De la Fuente ha explicado que el problema de las diputaciones forales no es que tengan un sistema distinto sino que el cálculo que se hace de lo que tendrían que pagar por los servicios comunes que sigue prestando el Estado “está mal hecho”.

“Y está tan mal hecho que la diferencia es muy grande” ha precisado De la Fuente, al tiempo que ha recordado que los cálculos se hacen con unos coeficientes que no se tocan en años y “sobrevaloran el peso del País Vasco en el consumo”.

El responsable de Fedea también se ha referido al informe de la comisión de expertos elaborado en julio y ha recordado que en ese texto ya se introdujo una consideración en la que se subrayaban las “grandes diferencias” entre las comunidades de régimen común y las forales.

Y por eso, ha precisado, en el informe se decía que “sería bueno que las forales aportaran algo a los fondos de nivelación, algo que ahora no hacen”.

LA NUEVA REALIDAD
Las patrullas de la sharia: ‘Esto ya no es Reino Unido’
Arturo García gaceta.es 25 Noviembre 2017

Las redes rescatan un vídeo que muestra a algunos de sus miembros acosando a los que beben alcohol, amenazando a homosexuales y vejando a mujeres.

“Esto ya no es Reino Unido”, grita uno de los miembros de las llamadas patrullas de la sharia en Reino Unido, una suerte de policía islámica a espaldas del Estado que trata de hacer cumplir leyes ajenas al propio país. Aunque su propósito suene disparatado, las palabras del joven no van nada desencaminadas. Efectivamente, muchas zonas y barrios británicos ya no tienen nada que ver con el Reino Unido.

El nombre de Mohamed ha desbancado a nombres tradicionales británicos y es ya el más común entre los varones recién nacidos en el país. La firma Baby Centre analizó los nombres más populares y confirmó que Oliver y Jack han perdido su tradicional trono. Mohamed, escrito de diferentes formas, es ya el más utilizado, lo que da cuenta del peso migratorio de la ciudadanía.

Londres se ha convertido en una de las ciudades más multiculturales de Europa y la población musulmana ha creado auténticos guetos en barrios como Newham y Tower Hamlets, donde el verdadero poder está en manos del consejo de la Sharia Islámica de Leyton. El este de la capital británica se ha transformado en una suerte de califato que tiene sus propias leyes, sus propias escuelas, sus propios líderes y sus propios templos. Todos ellos, vinculados o controlados por grupos radicales como el Islamic Forum of Europe (IFE). Creada por Jamaat-e-Islami Chowdhury Mueen-Uddin, condenado a muerte en noviembre de 2013 por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Bangladés, la organización extremista tiene un objetivo: imponer un ‘califato’ en Europa.

Allí los más jóvenes pueden vivir sin hablar inglés y sin relacionarse con personas que no sean musulmanas. Esas calles crean el caldo de cultivo ideal para los radicales, para que los imanes hagan el trabajo sucio a los terroristas en las mezquitas, desde donde se organizan recolectas de dinero para financiar la yihad. Las escuelas coránicas sirven para adoctrinar a los más pequeños, todo ello financiado por el contribuyente británico.

Semilleros islamistas
Los terroristas se aprovecharon del sistema público británico, que financia la educación islámica, y vivieron en esos barrios convertidos en guetos. Numerosos documentales -incluido uno de France2 que tuvo un importante revuelo mediático- han denunciado la situación de las escuelas británicas, verdadero semillero de jóvenes yihadistas que después son moldeados en las mezquitas por imanes radicales. Todo ello con el beneplácito de las autoridades del país, que dejan la gestión de estos centros en manos de países como Arabia Saudí y su particular visión del islam.

‘La sharia se impondrá’
Abu Rumaysah es uno de los predicadores más enérgicos de Reino Unido. Cuenta con una legión de seguidores en Londres, donde se crió en un ambiente occidental hasta que a los 19 años se convirtió al Islam, y ha dedicado los últimos 10 años a adoctrinar a los más jóvenes en una de sus versiones más radicales.

“La bandera negra del Islam y del Estado Islámico se verá pronto en todas partes”, ha asegurado Rumaysah. Desde el garaje donde realiza los encuentros con el resto de radicales y ante la impunidad de las autoridades, el predicador no esconde su pasión por los discursos de Omar Bakri Mohammed: “Nos pidió que colocáramos la bandera en lo alto de Downing Street y algún día lo haremos”.

Rumaysah ha señalado que los musulmanes “están avanzando” en Reino Unido y cuentan con más presencia en las instituciones públicas: “No creo en la soberanía de la Reina, ni en que la autoridad esté en manos de otras personas que no sean musulmanes”.

“La gente de Reino Unido está viviendo en la ignorancia, su país está en guerra y si siguen quedándose callados, eso no les va a ayudar”, ha mantenido Rumaysah.

‘Volved a adorar a Alá’
Otra figura mediática entre los radicales de Reino Unido es Abu Haleema. Estrella de las redes sociales, especialmente en Youtube, utiliza sus vídeos con el fin de reclutar a los jóvenes para el islamismo radical: “Dejad de adorar la democracia y volved a adorar a Alá”.

Haleema no tiene reparos en admitir que desea la aplicación de la sharia en todo el continente. Sin poder salir de Reino Unido -las autoridades británicas le anularon el pasaporte-, el islamista exige la prohibición del alcohol y las apuestas y el encarcelamiento de los homosexuales.

Como los lectores de La Gaceta ya sabrán, el castigo que establece la ley islámica para los homosexuales pasa por ser arrojados desde lo alto de un edificio o morir lapidados frente a una multitud en una plaza pública.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Los beneficiarios del "procés"
David R.  latribunadelpaisvasco.com 25 Noviembre 2017

El mal llamado "procés" catalán está dejando muchos heridos por el camino y bastantes cadáveres, la lista de los mismos, dependiendo de quién la elabore y en qué daños se fije, podría ser más corta o más larga, incluso inacabable.

Yo no me atrevo a plasmar en una lista a aquellos perjudicados por el disparate perpetrado por estos delincuentes secesionistas, pero me voy a atrever a apuntar a algunos de los beneficiarios, porque también existen:

- Países no democráticos o contrarios a las democracias, y a la cultura occidental, que en "el procés" catalán han encontrado un filón desestabilizador no ya en España, sino en Europa. Países como Rusia, Venezuela, Cuba, Irán, etc. Y todos los nacionalismos, que comparten denominadores comunes como el supremacismo subyacente.

- Los populismos y populistas, que encuentran en este tipo de escenario elementos idóneos para polemizar y argumentos para criticar y desprestigiar.

- Organizacionnes internacionales criminales de todo tipo, que están analizando en estos momentos la notoria y verificada inoperatividad de una policía integral, los Mossos d'Esquadra. Una policía fracturada, en general con poco apego a la coordinación con otros cuerpos policiales y al cumplimiento de la legislación vigente; con miles de agentes que portan una mochila llena de vulneravilidades: captables, influíbles, manipulables, chantajeables, o directamente comprables.

- Servicios de Inteligencia varios, cuyos analistas están haciendo un sistemático estudio de la situación, y que como profesionales que son, detectan "puertas" que no se podían abrir hace una década, pero que en la actual coyuntura resultan más que tentadoras.

- Los broker y operadores financieros, grandes y pequeños, que se especializan en operar "a corto" o "a la baja" en los mercados bursátiles, que han hecho su particular agosto en octubre y que siguen haciéndolo en noviembre.

- Más allá de la marcha de empresas y estructuras, todos aquellos lugares y países que las reciben, como acaba de ocurrir con Amsterdam y la Agencia Europea del Medicamento (AEM). El que se va, o no viene a Cataluña, no desaparece, ocupa otro lugar.

- La CUP, que manteniendo una posición de coherencia, acorde con su discurso antisitema, anticapitalista, antieuropeo, y antitodo, ha conseguido que sea conocida hasta en las antípodas pese a disfrutar de un presupuesto comparativamente pequeño.

- Y la autodenominada "Izquierda Abertzale", que con su inexistente proyecto político y la cómplice ayuda del PNV, está realizando tremendos esfuerzos para conseguir "pasar página". La página de la barbaridad ocurrida en Euskadi y en España durante los últimos 40 años, borrar un pasado terrorífico, para evitar el recuerdo de los hechos y la utopía que martillea sus cerebros.

Una "izquierda abertzale" huérfana y sin rumbo, desde el momento en que "madre" ETA falleció, pero que se está beneficiando de la velocidad a la que los ciudadanos consumimos contenidos a través de los medios de comuniación y las redes sociales. Cuanta más atención se presta a un objetivo informativo, menos se presta a otro, como si de una balanza de atención se tratase. Aquí y ahora se quiere olvidar.

En Euskadi, hoy, ya nadie habla de ETA, salvo algunos pocos familiares de los asesinos presos. Si a cuestiones socio-jurídico-políticas nos referimos, la noticia es "el procés" catalán.

Beaumont machaca a Sánchez por permitir el lavado de cerebro a niños catalanes
ESdiario 25 Noviembre 2017

El secretario general del PSOE ha perdido los nervios con la líder catalana de Ciudadanos y ha metido en un buen lío a sus compañeros socialistas. El precio que tendrán que pagar es muy alto

La obsesión de los nacionalistas por imponer su ideología en las aulas es de sobra conocida. Ya lo recuerda Antonio Martín Beaumont este viernes en su artículo de La Razón para matizar que "lo que sorprende es que el PSOE se retrate junto a ellos en la Carrera de San Jerónimo e incluso blinde el adoctrinamiento a niños. Y lo haga, además, cayendo en los argumentos de independentistas y populistas, alertando de que peligra el pretendido pacto de Estado de la Educación o con la amenaza de una suerte de "policía política" que "recentralice" los colegios".

Con estas trazas, al no haber contado este jueves con el apoyo de la bancada de Pedro Sánchez, las iniciativas de C´s y del PP no podrán seguir su tramitación parlamentaria a favor de reforzar la Alta Inspección Educativa. O lo que es lo mismo en opinión del director de ESdiario: "Las cosas han ido de mal en peor en Cataluña. Lejos de dar marcha atrás en los excesos del pujolismo y sus herederos, las etapas de poder socialista de Pasqual Maragall y de José Montilla al frente de la Generalitat sólo sirvieron para potenciar la inmersión lingüística, llegando incluso a facultar a su cuerpo de inspectores para castigar el uso del castellano".

A juicio de Beaumont, "los españoles retiran su confianza a quienes les engañan una y otra vez. El salto de Ciudadanos, de ser un partido minoritario y azote del independentismo a convertirse en el principal partido de la Oposición y alternativa en Cataluña, ha forzado al propio Pedro Sánchez a intentar echar por tierra la posibilidad de que Inés Arrimadas pueda ponerse al frente del Govern".

Claro que "cada ataque suele ser celebrado por los dirigentes de C´s, que ven a los socialistas intentando estar en la procesión y repicando: además de carecer de un mensaje político coherente, desconocen cómo hacer frente a los bocados de los naranjas".

Para Martín Beaumont estamos "ante un PSOE empeñado en chocar contra sus prejuicios y en mermar sus propias posibilidades en las urnas. Los socialistas han pactado en consistorios de Cataluña con ERC y PDeCAT, en el Gobierno de Baleares con Més y Podemos o en el de la Comunidad Valenciana con Compromís. Todos ellos con aspiraciones soberanistas en sus respectivos territorios. ¿A qué precio? A costa de teñir de nacionalismo sus señas de identidad tradicionales. En efecto: el PSOE ha pagado un carísimo precio electoral".

LOS INTELECTUALES Y ESPAÑA. VALENTÍ PUIG
"La reforma educativa es más urgente que la de la Constitución"
RAÚL CONDE El Mundo 25 Noviembre 2017

Novelista, ensayista y poeta, Valentí Puig (Palma de Mallorca, 1949) es un conservador al modo anglosajón. Culto, moderado, buen conversador. Sigue ejerciendo el periodismo y se define como un católico "pecador". Su obra, que abarca todos los géneros, suma más de 30 libros. Acaba de publicar 'La bellesa del temps' (Proa), un dietario que recopila sus años de corresponsal en Londres en los 90. Sin perder de vista los retos globales, elogia el catalanismo pactista aunque subraya que la verdadera prioridad de España no es la trifulca territorial, sino arreglar la escuela pública.

Usted escribió un libro con un título muy apropiado para este momento: 'Fatiga o descuido de España' (Galaxia Gutenberg). ¿A quién le interesa que no se hable ahora de corrupción, ni de pensiones, ni de salarios, ni de la desigualdad?
No beneficia a nadie. Estamos en un momento de impasse social en el que las clases medias sufren una crisis atroz. Se debería reforzar la meritocracia, es decir, anteponer el mérito al privilegio, pero la Educación sigue erosionada.

¿El acelerón independentista se explica sólo por un impulso emocional?
Llevamos casi una década en la que la emotividad cada vez tiene más peso. Y se ha introducido un elemento de mutación genética en el catalanismo político al pasar del pujolismo, con todos sus defectos, a la CUP y a tener al presidente de la Generalitat en un exilio peculiar en Bélgica. Esto hace que personas con formación académica se vean excitadas por la idea de una independencia inmediata en la que nadie pagaría impuestos. Se veía venir. El origen del procés no es la sentencia del Estatut del Tribunal Constitucional. Si fuera así, ¿por qué Convergència siguió gobernando con el PP? Eso fue un invento a posteriori. Estos cientos de miles de personas que viven excitadas, gracias en parte a TV3, que es un motor de agitación, no habían leído la sentencia del TC. Pero Artur Mas piensa entonces algo que es propio de los nacionalismos más caducos: los problemas de tu enemigo son tus oportunidades. Cree que el debilitamiento de España a raíz de la crisis podía ser la puerta de entrada de la secesión. Se vio obligado a hacer unos recortes brutales que encontraron una feroz oposición en la calle. En ese momento le dicen que se apunte a una oleada de descontento en la que el independentismo crece a costa de hacer creer que España hundirá a Cataluña.

¿Mas usó el rechazo de Moncloa al pacto fiscal en 2012 como un subterfugio para la independencia?
Sí. Mas tenía preparada la rueda de prensa. Si hubiera sido un político con garra podía haber hecho lo mismo que Tarradellas después de su entrevista con Adolfo Suárez, que fue un desastre, pero a los periodistas les dijo que había ido estupendamente. Y, a partir de ahí, aquello arrancó. Eso es hacer política. Tarradellas era la vía de un catalanismo laico. Al volver del exilio, reconoció una sociedad plural y diversa. Después llegó Pujol y los objetivos indentitarios se fueron imponiendo, aunque con sentido de realismo.

¿Habrá un repliegue del independentismo?
El soberanismo no tiene mayoría social para imponer su proyecto y tendrá que replegarse. No se puede mantener una erección un par de semanas ni se puede alargar la pasión amorosa sine die. La gente tiene otros problemas en los que pensar, aunque esto no tiene por qué hacer reaparecer el catalanismo pactista. Pla decía que no habría que utilizar la palabra nacionalista sino catalanista porque encaja con una forma de ser de los catalanes.

¿Y qué diferencia hay entre un catalanista y un nacionalista?
Un catalanista es alguien que tiene una predilección por las formas vitales y culturales del territorio catalán, como la lengua, y cierta voluntad de contribuir a la regeneración del Estado aunque sin renunciar al victimismo. El nacionalismo, en cambio, nunca abandona la aspiración de convertir la nación en Estado.

Los líderes independentistas han admitido que Cataluña no estaba preparada para constituirse en un Estado, que no había agencia tributaria, ni control de fronteras ni capacidad de acceder a los mercados. ¿Es una posición táctica o una autocrítica sincera?
Se han topado con la realidad, pero no están pensando en sus errores. De hecho, le echan la culpa al Estado. ERC nunca fue de fiar. Se creó en dos días en torno a Macià y ha tenido figuras tan alocadas como Companys. Es una formación demagógica y populista, sin los componentes culturales del catalanismo clásico y con la idea permanente de echarse al monte. Es genéticamente irresponsable. Ahora ya ha dicho Junqueras desde la cárcel que quiere que Marta Rovira sea presidenta. ¿Mediante qué proceso de deliberación interna se ha llegado a esa conclusión? Y señala a Rovira, que puede ser imputada por presionar a los centros de educación antes del 1-O.

El juez describió a los Pujol como una organización criminal, Mas suda para depositar la fianza por el 9-N, Duran Lleida desembarca en el PSC y el PDeCAT esconde sus siglas. ¿A quién va a votar la burguesía?
La burguesía catalana no existe porque la Guerra Civil la destruyó como concepto. Vicenç Vives aludió a la burguesía como un elemento de estabilidad, pero surgieron las clases medias y el pujolismo ahormó un partido de pequeños comerciantes. El problema de Pujol es que, además de creerse que el poder era suyo, también se creyó que Cataluña era suya. Esa mentalidad persiste. Ferrusola menospreciaba a los inmigrantes mientras llevaba dinero a Andorra.

¿Será posible volver a la 'conllevancia' después del 21-D?
Que los independentistas vuelvan a exigir la separación dependerá de la correlación de fuerzas. La lista de Puigdemont está llena de frikis. Y los giros que haga Ada Colau serán determinantes. Es una mujer con un gran instinto político y es capaz de pactar con quien sea, pero la conclusión de su política municipal es la ruina y el endeudamiento. El turismo de borrachera se ha impuesto en Barcelona. Para la Generalitat, articular un frente preelectoral constitucionalista es muy difícil y, además, no salen los números. Arrimadas e Iceta son sólidos, pero el margen del PSC es estrecho y el PP catalán es un desastre. Hay muchos ex votantes de CiU que ahora, ya sea por el procés o la corrupción, no saben qué apoyar.

¿Ha acertado el Gobierno en Cataluña?
Rajoy es un político un tanto extemporáneo y con un punto decimonónico. Vive ajeno a las dinámicas del mundo actual, pero tiene un sentido común que le permite afrontar las crisis. Hay quienes le reprochan haber convocado tan rápido las elecciones o que se haya quedado corto en la aplicación del 155. Debió trabajar para que en Cataluña hubiera un sistema de opinión más equilibrado, por ejemplo, a través de TVE.

Los socialistas catalanes sostienen que la inmersión lingüística ha garantizado la igualdad de oportunidades para los castellanohablantes.
No lo creo. La educación debe adaptarse a la sociedad, no al revés. La inmersión lingüística es un dogma y la prueba es que muchos padres no la aceptan. Una cosa es la Cataluña oficial y otra la real. En colegios concertados existe un pacto para dar más clases de castellano, aunque formalmente se respete la ley.

En 'La vista desde aquí' (Elba), de Ignacio Peyró, recuerda usted los vínculos intelectuales entre Madrid y Barcelona. ¿Siguen manteniéndose?
Lo que hay ahora es hartazgo. Siempre fui partidario de una relación como la de Unamuno y Joan Maragall, que no se entendían pero hablaban y se respetaban. Cuando Baroja viajaba a Barcelona venía al Ateneo, donde estaban Pla o D'Ors. Hoy el Ateneo de Barcelona está en manos del independentismo más radical. Eso, que no ocurría en los años 30, pasa ahora con una Constitución inclusiva y con un techo competencial que Prat de la Riba no se lo hubiera creído. El nacionalismo se ha apropiado de la cultura. Uno de los empeños más intensos, ya desde los tiempos del pujolismo, es cristalizar la suposición de que quien escribe en catalán es, en consecuencia, nacionalista.

El PSOE ha planteado una reforma constitucional en sentido federal. En cambio, Albert Rivera propone recentralizar competencias.
Burke sostuvo que había que afrontar con mucha cautela las reformas constitucionales. No creo que la recentralización sea una salida para el problema territorial. Otra cosa es que haya que introducir elementos de homogeneidad, por ejemplo, en el sistema educativo. Un 5 en matemáticas en Sabadell tiene que ser igual que un 5 en Vigo, y hay que unificar el temario en Historia. La inspección del Estado no ha podido actuar con eficacia. Es mucho más importante una reforma educativa, seria y rigurosa para varias generaciones que una reforma de la Constitución. Cada día que seguimos en la parálisis perdemos capital humano y competitividad, y salen de la escuela alumnos que no están preparados para ser buenos ciudadanos, con capacidad de juicio. Sin un sistema competitivo robusto falla el ascensor social. En España necesitamos dosis inmensas de meritocracia. No obstante, creo que los padres no quieren la reforma educativa porque ahora no les gusta que a sus hijos les pongan deberes y que se les exija demasiado. Se ha perdido el respeto al profesor. Parece todo hecho a propósito para hundir a la escuela pública.

¿Qué fue la Transición?
Ni hay que santificarla ni asaetearla como hace Podemos refiriéndose a la Constitución como el "régimen del 78". La Transición fue una gran oportunidad.

¿El socialismo es ya más una forma de administrar que de transformar?
La socialdemocracia se ha olvidado de las políticas redistributivas, que en un mundo globalizado son muy difíciles. Desde la tercera vía de Blair no ha habido una fórmula válida para el centroizquierda en Europa. Macron es Macron, ni izquierda ni derecha. Los laboristas británicos se han orillado, lo que les puede alejar del poder durante mucho tiempo. Merkel tiene arrinconados con su potencia a los socialdemócratas. Los partidos se reciclan en la oposición y la socialdemocracia está perdiendo una oportunidad para renovar su discurso. En España no se debate sobre el desafío tecnológico, el bitcoin o cómo enfrentarse a un gigante como Google.

Rajoy no cuestiona el sistema, obviamente, aunque la corrupción lastra al PP y las injerencias del Gobierno en la Justicia son acusadas. Parece, además, que también gana elecciones diciéndole a la gente lo que quiere oír, aunque no lo cumpla: no se iba a subir el IVA, habría rebaja fiscal, no habría una amnistía fiscal, se reformaría la Justicia para hacerla independiente, nunca se abarataría el despido sino que se promovería el contrato indefinido como norma general y se derogarían las leyes de memoria histórica y del aborto porque eran "ocurrencias" del zapaterismo. ¿Dónde está la frontera entre el populismo y la demagogia?
Debe haber una renovación a fondo de los partidos políticos. Aunque fuera retóricamente, las ideologías defendían principios y valores. Hoy en día, por ejemplo, el marianismo no defiende ningún valor; sólo atrapar el máximo de votos y, a partir de ahí, hacer una u otra política. Fillon, por ejemplo, acabó muy mal pero abanderaba una política de valores.

Fillon es católico. Houellebecq aseguró recientemente en XL Semanal que "se está produciendo un llamativo retorno del catolicismo en Francia".
El catolicismo francés tiene calidad intelectual y defiende la cohesión familiar. En España, el integrismo le ha hecho mucho daño al catolicismo, que no es liberal ni abierto ni jovellanista y, además, ha querido intervenir de forma excesiva en la vida pública. Que la Iglesia reciba ayudas especiales no es bueno para la Iglesia. Falta un pensamiento, digamos, no beato.

¿Cómo va a afectar el 'Brexit' a la UE y a España?
Hay dos elementos clave. Uno es la idea de la soberanía nacional depositada en el Parlamento con más tradición del mundo. Y otro, la tentación colectivista y burócrata de la Unión Europea, lo que preocupaba a un Reino Unido de libertad y comercio. A eso se ha sumado el odio al extranjero. El Brexit les va a perjudicar a ellos y a España, que se va a quedar sin fondos estructurales. Durante el thatcherismo ya cuajó la tendencia euroescéptica, pero era bueno que Reino Unido estuviera dentro de la UE. Chinchaba mucho y eso hacía espabilar a Bruselas. Y, francamente, no cabe otra opción que estar en la UE. En España lo comprobamos con el rescate y ahora con Cataluña.

¿Putin es una amenaza para Europa?
Putin es capaz de haber interferido en el proceso catalán y haberlo hecho sin que no quede el menor rastro. Sabemos que se hackearon los ordenadores del Partido Demócrata para favorecer a Trump y que el Kremlin pagó dinero a Le Pen. Era impensable que después de la desintegración de la URSS vendría Putin, que no es trigo limpio, a rearmar Rusia.

Aznar sigue defendiendo la intervención en Irak.
Un día me dijo en La Moncloa: "España tiene dos problemas. En el norte, ETA. En el sur, Marruecos. Y sólo EEUU puede ayudarnos". Aznar no supo explicar bien la participación de España, que fue simbólica. El viraje atlántico tenía sentido. Ya lo implementó Felipe González con EEUU y reanudando las relaciones diplomáticas con Israel. Sin embargo, no puedes tensionar a una sociedad con cosas que la gente no entiende. Aznar tiene un punto gestual que lo hace antipático, pero es el político español desde la Transición que más en serio se ha tomado que España recupere un espacio internacional.

PREPARABA UNA SUBIDA DE IMPUESTOS
El derroche de la Hacienda catalana
El Semanal Digital 25 Noviembre 2017

La Hacienda catalana preparaba una gran subida fiscal. Y tenía un coste disparatado: hasta 500 millones e incluso 8.000 nuevos empleados. Mientras, casi 3.000 empresas se han fugado.

Fue una de las prioridades del separatismo. Y ha supuesto un formidable despilfarro en algo ilegal que, entre otras razones, ha ayudado a provocar la fuga de más de 2.700 empresas de Cataluña desde en menos de dos meses.

La puesta en marcha de la Hacienda catalana habría podido costar entre 350 y 500 millones de euros, según los informes con que contaba el Gobierno catalán, que estimaban los recursos humanos en unas 5.000 personas y preveían una recaudación mínima de 70.000 millones, o hasta 100.000 millones de euros si se elevaba la tasa de presión fiscal.

La forma prevista para tener más ingresos no se decía en público mucho: subir impuestos de manera intensa

Sin embargo, una de las mayores preocupaciones reflejada por los expertos era la obtención de los datos de los contribuyentes, para ello proponían, si no había acuerdo con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), hacerse con la información que está dispersa en diferentes bases de datos para la que no se necesita acceder con una "autorización expresa" y, el resto, pedírselo a los ciudadanos mediante una "campaña social".

Así consta en uno de los informes realizado por el Consejo de la Transición Nacional que se ha incorporado al procedimiento abierto en el Juzgado número 13 de Barcelona, en el que se investiga la organización del referéndum ilegal de independencia del pasado 1 de octubre.

En este texto se expone que el "objetivo estratégico y prioritario" durante la primera fase del proceso de implantación de la Hacienda catalana es el acceso a la información de los contribuyentes catalanes para poder disponer de una base de datos que es la herramienta fundamental para alcanzar la "soberanía fiscal".

Y para que Cataluña tenga su propio censo de contribuyentes, proponen que, si el Estado español no le cede la información, aproveche la que se encuentra dispersa en las diferentes bases de datos a las que se puede "acceder sin autorización explícita".

Y para completar esta información, plantean realizar una campaña social para que los ciudadanos y las empresas de Cataluña entreguen "voluntariamente" a la Generalitat una copia de las declaraciones que presentan a la Agencia Estatal. No obstante, admiten que la eficacia de esta medida dependerá del grado de colaboración que estén dispuestos a prestar los ciudadanos.

Los expertos explicaban, tras hacer varias estimaciones del montante que podría suponer la implantación de la Hacienda propia, que su coste de funcionamiento podría estar entre 350 y 500 millones de euros anuales, mientras que el presupuesto en tecnologías de información y comunicación (TIC) de la Administración Tributaria catalana se situaría aproximadamente entre los 50 y 80 millones anuales.

COMPRA DE EQUIPOS, AL MENOS 100 MILLONES
No obstante, cifraban en unos 100 millones de euros el presupuesto inicial de inversión TIC en lo referente a la adquisición de equipos informáticos, la compra de licencias, el diseño del sistema y la formación del personal técnico responsable de su implantación y mantenimiento. Hacen esta estimación de acuerdo con los ratios internacionales en presupuesto TIC de las grandes organizaciones ya que, dicen, no han podido analizar en profundidad las inversiones necesarias para la creación de un organismo tributario de nueva planta.

En cuanto a las necesidades de personal, señalaban que si la plantilla de la Administración Estatal Tributaria destacada en Cataluña se traspasara a la Generalitat sumaría junto con los empleados de la Agencia Tributaria Catalana más de 5.000 personas.

No obstante, precisaban que la Comisión Europea señala que debería haber unos 1.000 empleados públicos por cada millón de habitantes para la gestión tributaria. Lo que supondría, en el caso de Cataluña, entre 7.000 y 8.000.

En cualquier caso, cifraban entre 200 y 300 los inspectores para realizar tareas de comprobación, inspección y auditoría fiscal; entre 1.000 y 1.200 los empleados necesarios para desarrollar las tareas de aplicación del sistema tributario, sobre todo la gestión, recaudación y comprobación masiva de declarantes; entre 100 y 200 Técnicos Superiores de la Generalitat catalana para la gestión y administración de recursos humanos y de 300 a 500 Mossos d'Esquadra con titulación superior y debidamente formados para la lucha contra la delincuencia fiscal y el control de aduanas.

A ellos se tendrían que sumar de 200 a 300 empleados de nivel formativo superior para dotar el resto de organismos que configurarían la Administración Tributaria del Estado propio y un Servicio de Informática propio con una plantilla de 200 a 300 efectivos, entre ingenieros, técnicos informáticos y personal de apoyo.

¿70.000 MILLONES?
En cuanto a la recaudación, estimaban que si se aplicara la presión fiscal media que hay en España, el 34 por ciento, ésta estaría en torno a los 70.000 millones; que podría elevarse a los 80.000 millones si se eleva la presión fiscal hasta alcanzar la media de la UE (el 40 por ciento) y hasta los 100.000 si se aplicara la presión fiscal de los países que más recaudan, que está entre el 45 y el 50 por ciento.

Al estropicio económico en el gasto se le añade el daño por la fuga de casi 3.000 empresas en menos de dos meses

En ese informe destacaban también como una pieza importante del desarrollo institucional del Estado propio la creación de un Banco Central de Cataluña para centralizar el flujo de la tesorería tributaria y poder emitir deuda pública destinado a "cubrir temporalmente el diferencial de recaudación que se obtendría en condiciones normales".

El informe especificaba las cuestiones que se deberían tener en cuenta en una primera fase de implantación de la Hacienda catalana en un Estado independiente, entre las que citaba ir dotándola de infraestructuras como el sistema informático y las oficinas de la ATC.

SUBIDA FISCAL
Además, consideraban que sería necesario de garantizar la continuidad entre los sistemas tributarios catalán y español y para ello proponían establecer, de manera transitoria, un periodo de prescripción de las infracciones tributarias más largo que el actual que es de cuatro años; declarar la aplicación transitoria de la normativa fiscal española vigente; asumir la gestión de las obligaciones tributarias pendientes y regular la concurrencia de las jurisdicciones fiscales.

Todo un desvarío, con la ley en la mano, pero además un despilfarro que guardaba un secreto incómodo hasta para los separatistas: su gran plan era subir impuestos a los contribuyentes de esa Hacienda paralela que llegó a abrir oficinas y a dirigirse a incontables empresas para hacerlas pasar por caja.
Recortes de Prensa   Página Inicial