AGLI Recortes de Prensa  Lunes 18  Diciembre 2017

La escuela catalana no puede seguir siendo un vivero de hispanófobos
EDITORIAL Libertad Digital  18 Diciembre 2017

La erradicación del español en los distintos ámbitos de la enseñanza ha sido el objetivo principal del nacionalismo catalán desde que Jordi Pujol instauró la infame inmersión lingüística. La escuela catalana se convirtió así en un modelo aberrante, que destierra de las aulas a la lengua más utilizada por la mayoría de los catalanes y la única que tienen en común no sólo los habitantes del Principado sino los de toda España

Junto a esta sañuda vulneración del derecho fundamental de los niños castellanohablantes a educarse en su lengua materna, lengua oficial tanto en Cataluña como en el resto del país, el nacionalismo ha prostituido la enseñanza pública e inculcado en los menores el odioso odio a España que está detrás de tantos de los peores problemas que padece el Principado. La hegemonía de un profesorado abyecto en su fobia a lo español y las directrices liberticidas de los órganos rectores de la Generalidad han convertido las aulas catalanas en centros de adoctrinamiento en los que se perpetran verdaderos lavados de cerebro que tienen por víctimas a unos individuos especialmente indefensos: los menores de edad.

La negativa de los distintos Gobiernos centrales a movilizar los servicios de inspección del Estado al objeto de poner fin a esa infamia ha dado alas al separatismo y convertido el sistema educativo catalán en un tóxico erial, que para colmo está llenando los bolsillos de quienes lo han devastado, y que no dejan de demostrar que son los peores enemigos de Cataluña.

Precisamente la posibilidad de que la escuela deje de ser un bastión de su execrable causa ha encendido todas las alarmas entre los separatistas, como han puesto de manifiesto últimamente los golpistas Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. Para ellos, el modelo liberticida que está devastando la educación en Cataluña es una auténtica línea roja que van a defender como si les fuera la vida en ello. Es claro que a muchos les va en ello la buena vida que se pegan a costa del contribuyente, de las libertades y de la convivencia.

Así las cosas, dejar la educación en manos de los separatistas sería más que un error estratégico: sería una traición a los indefensos escolares catalanes, a los valores que informan la Constitución y a la propia Cataluña, así como al resto de España, harta de financiar a quienes no hacen más que difamarla. Sea cual sea el resultado de las elecciones del próximo jueves, las aulas catalanas no pueden seguir estando en manos de sociópatas adictos al cuanto peor mejor y a las intoxicaciones a gran escala.

El régimen de los ERE y el talón de Aquiles de Albert Rivera
Pedro de Tena Libertad Digital  18 Diciembre 2017

Albert Rivera pretende aparecer, casi siempre, como un nenuco de la política, oliendo bien, con lustrosa y adolescente apariencia y con una urbanidad a prueba de rufianes. Pero tal voluntad de presencia política, si quiere ser alternativa, fecunda y duradera, tiene que ser percibida como auténtica, y lo que hace auténtico a un político –y a cualquiera– es la correspondencia entre el discurso y los hechos. Los españoles ya sabemos eso de que las promesas se hacen para no cumplirlas. Si a lo que se aspira es a la representación nacional, no meramente local o regional, de un cambio, el discurso tiene que ser reconocido como coherente y apropiado no sólo por los ciudadanos de Albert, sino por todos los ciudadanos de España.

En Cataluña, su discurso, a pesar del silencio inquietante sobre Sijena y otros silencios educativos, suele ser claro y rocoso y sintoniza con una mayoría de catalanes moderados a derecha e izquierda que se sienten parte de la nación española. Por eso crece y crece y hasta es posible que gane las elecciones más importantes de la historia de Cataluña. Es y va a representar un cambio decisivo en el devenir futuro de los catalanes y, por ello, del resto de España.

Pero en Andalucía, un enclave político esencial si se quiere gobernar España con soltura, el discurso y los hechos de Albert y sus amigos constituyen una chapuza descomunal, un ejercicio de desvergüenza rayano en el cinismo moral. En Andalucía, recordemos, se ha salvado políticamente a una Susana Díaz que parecía iba de lideresa nacional. No diré que el PP andaluz no haya merecido su destino decadente e inútil, pero también diré que el PSOE andaluz no merece ni ha merecido la salvación que se le ha brindado.

Si bien es cierto que el pacto andaluz C's-PSOE ha obstaculizado la deriva radical de un Gobierno Susi-Tere, ha permitido la estabilidad presupuestaria y ha atemperado, aunque muy poco, la voracidad fiscal de la Junta, no es menos cierto que Albert Rivera y Juan Marín han salvado de la quema histórica a un régimen corrupto, han consentido la continuidad de sus prácticas clientelares y han extendido en el tiempo el despotismo fiscal, administrativo, educativo, mediático, económico, social y civil sobre una ciudadanía, la andaluza, que no ha podido conocer la alternancia política en 35 años largos.

No se trata, Albert Rivera, de quitar a Juan Marín y poner a otro. No estaría mal, eso es verdad, porque nos quitaríamos de encima a otro mercachifle de lo público. De lo que se trata es de que el discurso nacional contra la corrupción y la regeneración lo sea de verdad en todas partes, no sólo en Madrid y Cataluña. La vergonzosa complicidad de Ciudadanos con la pútrida estructura del régimen andaluz instaurado por el PSOE en 1982 da a muchos, quizá a demasiados, un asco insoportable.

Podría haberse mantenido la gobernabilidad exigiendo cambios de calado a favor de unos ciudadanos, los andaluces, a los que habéis maltratado, humillado y mantenido bajo una infame arbitrariedad y una corrupción general. Habéis matado en numerosos andaluces la esperanza del cambio que necesitamos y merecemos. Ese es, Albert, y será por mucho tiempo, tu talón de Aquiles.

Ocho tesis sobre Gibraltar
Pío Moa. gaceta.es 18 Diciembre 2017

A su consideración Podría dar lugar a un manifiesto

1. España soporta la única colonia existente en Europa. Es un trozo de nuestro territorio invadido por una potencia extranjera en un punto estratégicamente clave, en el centro del eje defensivo Baleares-Gibraltar-Canarias. Este mero hecho impide que España pueda ser amiga o aliada de la potencia invasora, aunque desde hace mucho la gran mayoría de nuestros gobiernos y políticos sí son amigos-lacayos de ella. Gibraltar resume a la perfección la decadencia, incapacidad e hispanofobia de fondo de la actual oligarquía política española.

2. Gibraltar ejerce además un efecto corruptor y desmoralizador sobre la política española en general, y de absorción de recursos y empobrecimiento en el entorno del peñón, que cuenta con la mayor tasa de paro de España.

3. Pese a la miseria moral y política de sus actuales dirigentes, España tiene todas las ventajas políticas, morales y económicas para recuperar Gibraltar. No así las militares, en este caso innecesarias. El empleo paciente y firme de aquellas ventajas aseguraría la vuelta a la integridad nacional de España.

4. Gibraltar resume asimismo la posición de España en la OTAN como gobierno y ejército cipayo, al servicio de intereses ajenos, bajo mando ajeno y en idioma ajeno. Y empleada como peón en operaciones contra países musulmanes y de acoso a Rusia, operaciones ajenos o abiertamente contrarias a nuestros intereses.

5. La pretensión de que España necesita a la OTAN para su defensa es un mito. Nuestro único enemigo potencial hoy por hoy es Marruecos, un país mucho más débil que España en todos los sentidos. Precisar a la OTAN frente a Marruecos solo demostraría una absoluta falta de capacidad y de voluntad para defendernos, cosa por otra parte cierta si nos referimos a los gobiernos actual y recientes. Por otra parte, la OTAN no cubre, precisamente, las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, lo que no es casual, pues revela su designio de entregarlas antes o después a Marruecos.

6. La política española más inteligente y fructífera del siglo XX, fue la neutralidad, incluso en condiciones de grandes dificultades. Una vez superada la amenaza soviética es preciso volver a esa política.

7. Gibraltar simboliza igualmente el proceso de colonización cultural, auténtica “gibraltarización” por medio del inglés, exhibido como lengua superior y de prestigio por nuestros políticos y agentes anglómanos, y destructor de nuestra cultura. El inglés se presenta como la lengua de la ciencia, la economía, el arte, la milicia… desplazando al español paulatinamente a lengua familiar y de subculturas. Esta amenaza, que los partidos prefieren ocultar, tiene mucha mayor gravedad que los ataques al español en algunas regiones españolas.

8. Es obviamente inútil pensar que algo vaya a cambiar mientras perdure en el poder la actual oligarquía de partidos corruptos, agotados también por su incapacidad para solucionar los problemas de la integridad nacional y la democracia, problemas que ellos mismos han creado y siguen creando. Por eso la reivindicación de Gibraltar y de todo lo que trae consigo condensa no solo la situación exterior de España, sino también la interior. Y esa reivindicación debe emprenderse desde asociaciones cívicas al margen de los actuales partidos, para crear un movimiento que despierten al pueblo del letargo en que la ha sumido la demagogia de unos políticos corruptos e ineptos y que facilite asimismo la formación de una nueva clase política más representante de los intereses españoles, más democrática, más honrada y más digna.

Navidad con sabor a prohibición
Yolanda Couceiro Morín  latribunadelpaisvasco.com 18 Diciembre 2017

Cada vez que llega la Navidad, y de forma exponencial año tras año, nos invaden las noticias de prohibiciones y más prohibiciones. Algunas son simplemente un despropósito, como la normativa municipal de Madrid que prohíbe a los peatones circular libremente por la calle durante estas fechas para evitar las típicas aglomeraciones, aunque suena más a una inocentada periodística de cualquier 28 de diciembre.

Decía Tácito: "Cuando más corrupto es un gobierno, más leyes tiene". Y eso era en los primeros siglos del milenio anterior. Hoy, el exceso de leyes en todas las materias, ámbitos y situaciones da mucho que pensar al respecto.

Pero al hablar de las noticias relacionadas con la Navidad no me refiero a estos dislates, sino a las que dan realmente miedo: Europa está siendo sometida, lenta pero imparablemente, al islam. En muy pocos colegios (incluso de confesión religiosa) se celebran ya estas fiestas: se han ido prohibiendo progresivamente los villancicos en las escuelas, después los belenes, luego las decoraciones típicamente navideñas y por último se prohíbe incluso hablar de Navidad, pasando a ser "fiestas de invierno", "vacaciones de invierno" o por el estilo. Y si fuera sólo en los colegios, todavía. Pero la prohibición se extiende a muchos más ámbitos de nuestra sociedad.

Podríamos hacer, siendo bien pensados y bastante cortos de mente, todo hay que decirlo, una analogía con un invitado a comer: si nuestro invitado es vegano, por poner un ejemplo, no le pondríamos carne para no ofenderle. De igual modo, prohibimos la Navidad porque nuestros "invitados" se ofenden si la celebramos. Pero un ejemplo tan simplista y tan absurdo sólo puede ser válido para gente igualmente simple y absurda. Vamos con ello.

Primero, a tu casa invitas a quién tú quieres, no a quien te imponga el vecino del quinto o el presidente de la comunidad de vecinos. Y siendo nuestro país la casa de todos, lo primero que se tendría que haber hecho es preguntarnos a todos los españoles, a todos, si queremos invitar a extraños y, sobre todo, en qué condiciones. Cuando las cosas afectan a toda la comunidad de vecinos, debe decidirse por votación y al menos mayoría, si no consenso. Cuando las costumbres de los "invitados" afectan a las nuestras, debe preguntarse a todos.

Segundo, está el famoso tema de la "integración". Hay bastantes asociaciones de todo tipo y pelaje que cobran cuantiosas subvenciones para ayudar a la integración de llegados de otras culturas. No deben aprovechar bien el dinero recibido, ya que la integración no funciona, y aunque lo resuelven diciendo que es insuficiente y necesitan más y más, la realidad es que nunca va a funcionar porque estos "invitados" no quieren integrarse: aprecian sus valores y sus costumbres, y no sólo no piensan renunciar a ellos, sino que, como nos ven débiles y tolerantes exigen con intolerancia absoluta que reneguemos de lo nuestro para, poco a poco, imponer lo suyo.

Y tercero, no por último menos importante, si hablamos de multicultura, ese famoso concepto completamente inútil que supondría que todas las culturas podamos convivir en paz manteniendo cada una sus valores y sus costumbres, pues tampoco se estaría cumpliendo, ya que sólo y siempre está cediendo una de las dos partes afectadas. Si a mi me ofende el sacrificio del cordero tras el ramadán, me tengo que aguantar. Pero si a ellos les ofende la Navidad, se suprime. Si a mi me ofende ver las vestimentas mahometanas, me tengo que aguantar. Pero si a ellos les ofenden los bikinis, se prohíben. Si a mi me ofende la masacre halal, me tengo que aguantar. Pero si a ellos les ofende el sacrificio incruento de animales (que se consiguió en Europa tras largos años de batallar por los derechos de los animales) se prohíbe en favor del sacrificio cruento halal. Si a mi me ofende ver las calles de París, de Londres o Mollet del Vallés, por citar solo tres, ocupadas por mahometanos rezando, me tengo que aguantar. Pero si a ellos les ofende ver un árbol de Navidad en un centro comercial, se prohíbe. ¿No vemos el fuerte desequilibrio, la disparidad y la desigualdad que nos lleva a acabar siendo extraños, extranjeros, en nuestros propios países, aceptando vestimentas, ritos y costumbres ajenos a nosotros, y soportando la prohibición de los nuestros? En realidad, multicultura es una forma breve de decir "desaparición de la cultura europea".

Mientras muchos se preguntan por qué no se atajan estas exigencias, cada vez mayores, que se disfrazan de tolerancia, vemos que los que exigen respeto no conceden el más mínimo a quienes no piensan como ellos, gritando libertad, pero coartando la libertad de todos los demás. Quizá se aplican a sí mismos, por supuesto sin saberlo, aquella frase de Voltaire: "Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento, y muera el que no piense como yo".

La situación es un despropósito continuo y lo que es peor, no parece que tenga visos de acabar. Más bien tenemos la impresión de que apenas empieza. Cada día leemos noticias (en medios digitales, porque en los medios pesebreros no suelen mencionarlas) de árboles de Navidad atacados y destruidos por musulmanes, de destrozos en belenes, de prohibiciones no ya en colegios, sino en pueblos enteros, de celebrar la Navidad para no ofender a quienes de todos modos se ofenden igual. Pero el fanatismo no atiende a razones ni argumentos, todo vale y vale todo. Incluso los que presumen de tolerancia no se dan cuenta de que están haciendo el juego a los intolerantes.

"Divide et impera", proclamaba Julio César hace veinte siglos, y nada ha cambiado desde entonces. Europa está dividida, y España no es menos. Muchos desprecian nuestras tradiciones por simple odio a su país y su civilización. Otros, por buenismo estúpido y mal entendido. Algunos, porque quieren presumir de tolerantes y de acogedores, de "buenos anfitriones", y todos, contribuyendo al final de nuestra cultura, al final de nuestras tradiciones y costumbres, al final de Europa como tal. Los políticos, quizás por mantener "la paz social", por no tener conflictos con los musulmanes (que cada vez son más, y más fuertes, y más exigentes) alientan y apoyan cualquier tipo de prohibición relacionada con estas fechas. Al final, se empieza prohibiendo cantar villancicos en las escuelas y se acaba prohibiendo celebrar la Navidad.

Quizás dentro de unos años tengamos que decir como en la Segunda Guerra Mundial, que algunos quieren evitar el conflicto a costa de su honor, pero como ya sabemos, al final tendrán la guerra y de propina tendrán el deshonor. O quizás no, quizás aceptemos gustosos la nueva situación a la que vamos abocados, ya que, divididos como estamos, es probable que no consigamos ponernos de acuerdo en si preferimos perder nuestras tradiciones y someternos a las que nos impondrán a continuación, o mantenerlas. Y una cosa es que evolucionen al hilo del progreso y puedan desaparecer por la propia inercia de esa evolución y otra muy distinta que se prohíban para "no ofender" a quienes no tendrán reparo en imponernos las suyas.

Pero por si todo esto nos pareciera poco, hay un factor que muy poca gente está considerando estos días: que la invasión islámica, silenciosa pero constante y en crecimiento exponencial, sigue sin parar. No debemos olvidar que los musulmanes están a la espera del restablecimiento de su idealizado paraíso perdido de Al-Ándalus. Y llegan cada día en pateras o sin ellas para seguir aumentando hasta llegar a la masa crítica necesaria para imponerse mientras nosotros caminamos desnortados, ahítos de tolerancia, borrachos de buenismo y estupidizados por el bienestar y los medios, y exigiendo, nosotros mismos, el final de nuestras tradiciones por respeto a quienes no respetan nada de lo nuestro. Estamos dando señales de debilidad, confusión y discordia. Y bien sabrán aprovecharlas.

Mientras, el mensaje que nuestros gobiernos y políticos transmiten es desolador para nosotros: los gobiernos europeos no hacen nada por frenar una situación que parece superarles, las políticas de apaciguamiento seguidas por todos los gobiernos, aunque clara y absolutamente inútiles, siguen siendo las elegidas por quienes están en el poder. Prohibir nuestras tradiciones, a ver si nos vamos acostumbrando, y dejar hacer a los que exigen que se prohíban, incluso con destrucción y violencia (no son pocos los árboles navideños destrozados en varios países de Europa), contentar a los que protestan por la decoración de los centros públicos, a los que intentan imponer su criterio sin considerar el nuestro. ¿Qué pasará cuando, a la vista de esta dejadez de funciones, miles y miles de mahometanos invadan las calles exigiendo su "independencia" legal y jurídica y la implantación de la sharia? Si los separatistas catalanes han llevado su desvarío al extremo de proclamar la república catalana, los islamistas no dejan de soñar con la quimérica restauración del califato de Córdoba. Quizás no falta mucho para que lo veamos expresado a plena luz del día. Quizás llegue el día en que se prohibirá hasta decorar las casas, y al igual que hoy vemos a los municipales de la Carmena controlando a los peatones, lleguemos a ver registros en nuestros hogares para ver si hemos cometido un delito de "odio": poner un nacimiento, un árbol, o cantar un villancico en una fiesta familiar entre amigos. Y quizás, como en otro orden de cosas sucedió también entre municipales de Madrid, algún infiltrado nos denuncie por ese delito de "odio". Todas las posibilidades están abiertas.

Europa involuciona. No vamos hacia el progreso: huimos de él en nombre de una mal entendida tolerancia y un mal entendido respeto. Se avecinan tiempos convulsos. Lo pagaremos caro. Pero mientras, la Navidad ya no suena tanto a paz y amor, sino a prohibición y a conflicto.

El Islam no es una religión de paz
La Verdad Ofende  latribunadelpaisvasco.com 18 Diciembre 2017

La fuente única del Islam es el Corán por ser la palabra dictada por Alláh a través del arcángel Gabriel a su profeta Muhammad, perfecta e inalterable. Pero el Islam considera igual de válidos y fiables los ‘hadices’ o hechos sobre Muhammad, escritos por sus compañeros en vida y los posteriores eruditos del Islam.

Ambas fuentes son contradictorias. Tan pronto predican paz y tolerancia como ordenan al musulmán exterminar al infiel. ¿Cómo hay que interpretarlos?. Occidente reflexiona sobre estas contradicciones. La respuesta está, de nuevo, en la historia.

Sin entrar en disquisiciones sobre la formación hebrea del profeta y sus posibles orígenes judíos, lo cierto es que el comerciante Mahoma (Muhammad) tras recibir la revelación directamente de Dios a través del arcángel S. Gabriel en año el 610, comienza a predicar el nuevo credo monoteísta, en La Meca. Pero en aquella ciudad politeísta habían muchos credos, cristianos, judíos o religiones animistas, etc..

Al difundir su prédica, Muhammad critica los otros credos por falsos, y al hacerlo ataca y ofende a quienes vivian allí, casi todos paganos politeístas, aunque el mensaje de Mahoma entonces era de tolerancia y diversidad religiosa:

Sura 109 o de los incrédulos:
“En el nombre de Allah, el Misericordioso, el CompasivoDi: ¡Incrédulos! Yo no adoro lo que adoráis, ni vosotros adoráis lo que yo adoro. Yo no adoraré lo que vosotros adoráis, ni vosotros adoraréis lo que yo adoro. Para vosotros vuestra adoración y para mí la mía.”

Los musulmanes de nuestros tiempos recurren frecuentemente a citarnos este pasaje del Corán como prueba indiscutible de su carácter pacífico desde el inicio.

Mahoma logró así los primeros seguidores. En esencia derrochaba tolerancia hacia el público, pero escondía una intención que pronto se hará evidente: la conquista. Prueba de ello está en el volumen 6 del historiador islámico al-Tabari. ‘Grita conmigo Alá es el único dios y dominaras el mundo’.

En el Islam actuar de una manera en público y de otra completamente opuesta en privado tiene nombre: taqiyya. ¿En qué consiste? básicamente faculta a un musulmán poder mentir y engañar sobre su fe para protegerse a él a o a la comunidad islámica.

Sura 16:106.
“Quien reniegue de Allah después de haber creído, salvo que haya sido coaccionado mientras su corazón permanezca tranquilo en la creencia, y abra su pecho a la incredulidad... La cólera de Allah caerá sobre ellos y tendrán un enorme castigo.”

Pero taqiyya no es sólo esto. También es pretender ser amigo de los no musulmanes a pesar de que los odies. Corán Sura 3:28.

“Que los creyentes no tomen a los incrédulos como aliados en lugar de los creyentes. Quien así lo hiciere no tendrá nada que ver con la religión de Allah, a menos que lo hagáis para preveniros de ellos. Allah os exhorta a que Le temáis, porque ante Él compareceréis.[Aal ‘Imraan 3:28]”

Los moriscos en España emplearon la Taqiyya hasta la saciedad. Eran el brazo armado del turco (cerca de 350.000 hombres, una fuerza considerable) y por esa razón fueron expulsados. Varios comentaristas islámicos de diversos países, con entidad y respetados, lo confirman con rotundidad: ‘Sonreídles con la cara, maldecidles con el corazón’.

En esencia esto es lo que hizo Mahoma, mentir. Los no creyentes en su tiempo eran mayoría frente a los recién llegados musulmanes, así que el profeta aplicó la Taqiyya. Y se promociono como el profeta de la religión de paz. ¿Les suena?

Pero cuando la masa crítica de musulmanes comienza a tomar entidad, Mahoma y sus cada vez más numerosos seguidores comienzan a menospreciar, señalar y burlarse de las creencias de los hombres de la Meca.

Ridiculizar su fe y tradiciones ofendió a su religión y a sus dioses. Lo narra el propio al-Tabari en su sexto volumen. Si lo analizan con paciencia esto mismo está ocurriendo en Europa. Hagan un ejercicio de empatía; sustituyan La Meca por nuestras ciudades y lo entenderán.

Tras una llegada sumisa y amorosa, la arrogancia sustituyó sus modos tan pronto se sintieron multitud. El prepotente desprecio sobre los credos pre-existentes en la Meca llevo a cotas insuperables, exigiendo que dejasen de adorar ídolos paganos en el santuario de la Kaaba, esa caja negra que existe en la Meca y razón de que millones de musulmanes peregrinen cada año.

Pero la Kaaba antes era politeísta y no islámica. Es pues parte del expolio sobre el que se ha construido el islam tras su extension en el orbe conocido en aquel entonces (Mezquita de Córdoba tras destruir la basílica de S. Vicente).

Ante estos hechos, la reacción de los habitantes de La Meca fue la esperada. Comenzaron a perseguir con saña a todo musulmán, hartos de soportar abusos y ofensas sobre sus costumbres, dioses y creencias.

Mahoma y sus seguidores lo supieron vender muy bien. ‘Nos persiguen por nuestra fe en Alláh’. Sí, se victimizaron, dándole la vuelta a la sartén, un enroque valiosísimo que perdura aún hoy. Pues los hombres son sensibles ante las víctimas. ¿Les suena?

Se llama islamofobia y lo emplean exitosamente en un Occidente relativista y acomplejado. Mientras se consiente que el islam, sus credos y costumbres ocupen occidente cómodamente gracias a ayudas gubernamentales que pervierten sus facciones mas radicalizaras para asesinar, piden respeto para imponen sus costumbres difundiendo el discurso victimista. Diabólico.

Así, el fértil campo sembrado de complejos, cobardía y autocrítica, decadencia moral y perdida de nuestros exitosos valores, es camino abierto a esta comoda invasión. Los europeos se precipitan al desastre, con el aplauso de una izquierda antisistema que promueve dichos complejos desde el diseño destructor del marxismo cultural. La Europa de los derechos civiles es así asesinada.

Cuando esta persecución al credo de Mahoma se hizo conocida, el éxito de dicho chantaje moral victimista actuó de modo eficaz. Varias tribus cercanas politeístas e incluso las comunidades cristianas y judías accedieron a proteger y ayudar Mahoma y sus seguidores en su huida a la ciudad de Medina. Es lo que se conoce como la Hégira.

Pero tan pronto los musulmanes consiguieron afianzarse allí, el mensaje que promovía el Corán cambió 360º reafirmados ante el número creciente de fieles, suficientes para defenderse de cualquier tipo de ataque a su fe.

Como proclama el sagrado Corán en la sura 22: 39-40. La religión del amor se transforma en la de la guerra y venganza. Ya os podéis defender usando la violencia:

(39) A quienes luchen por haber sido víctimas de alguna injusticia, les está permitido luchar y verdaderamente Allah tiene poder para ayudarles.*
*[Esta es la primera aleya que descendió dando autorización para la lucha y fue revelada en el momento de la emigración a Medina.]

(40) Los que fueron expulsados de sus casas sin derecho, sólo porque habían dicho: Nuestro Señor es Allah. Si Allah no se hubiera servido de unos hombres para combatir a otros, habrían sido destruidas ermitas, sinagogas, oratorios y mezquitas, donde se menciona en abundancia el nombre de Allah. Es cierto que Allah ayudará a quien Le ayude.
Verdaderamente Allah es Fuerte y Poderoso.

Los musulmanes, instalados en Medina y cargados de la razón que asiste a la víctima expulsada de La Meca, eran ya hombres vengativos. Comenzó el terror, saltando caravanas comerciales que transitaban por el desierto arábigo hacia La Meca. La versión medieval del terrorismo actual sobre Occidente, señalado como culpable de los males que padecen los hombres del libro.

Los ciudadanos de la Meca, mercaderes en su mayoría, respondieron en la batalla de Badr. Se inició la primera guerra santa. Pero Mahoma ahora contaba con tropas numerosas e ideologizadas y vencieron en aquella batalla, tomando la Meca.

El poder de Mahoma era ya indiscutible. Una vez ocupada la Meca ordenó matar a los críticos del Islam alegando que amenazaban la fe y usando como excusa los ataques previos.

Al lograr una aplastante mayoría, el mensaje de Alá se concretó, cambiando una vez más. Del discurso original del amor trasformado en defensivo, se pasó al belicista. El islam entro directamente a la ofensiva.

Sura 9:123. Sura 9:29. Hadiz Sahih Al-Bukhari 6924. Y un millón más. Hay infinidad.
“¡Vosotros que creéis! Combatid contra los incrédulos que tengáis al alcance, y que encuentren dureza en vosotros.
Y sabed que Allah está con los que Le temen.

¡Vosotros que creéis! No toméis a vuestros padres y hermanos como aliados si eligen la incredulidad en vez de la creencia.
Quien de vosotros los tome por aliados, ésos son los injustos.

Combatid contra aquéllos, de los que recibieron el Libro, que no crean en Allah ni en el Último Día, no hagan ilícito lo que Allah y Su mensajero han hecho ilícito y no sigan la verdadera práctica de Adoración, hasta que paguen la yizia* con sumisión y aceptando estar por debajo.
*[La yizia es el impuesto que han de pagar los dhimmíes, que son aquéllos de la gente del Libro que establecen un pacto con los musulmanes que les permite vivir bajo la protección de éstos, quedando exentos de las obligaciones de los musulmanes y siendo respetadas sus propias leyes, pero teniendo que pagar, a cambio, un tributo y aceptar un estatuto determinado.]“

A punta de espada y siguiendo el divino consejo de Alá, Mahoma invadió todo lo conocido, convirtiendo al Islam a toda Arabia, después el norte de áfrica, Israel, Constantinopla, y media Europa, hasta Austria y España. Una brillante estrategia que tras más de 1.400 años apenas ha cambiado.

Quien cambio fue Occidente. Ayer combativo y poderoso, hoy es próspero, burgués, corrupto y condescendiente, relativiza su éxito y sus defectos ante quienes, bajo un credo totalitario, impondrán en tierra ajena su violencia y su horror.

Pasó antes y esta volviendo a pasar. ¿Lo vamos a permitir?

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Deuda pública
La indigesta factura de la deuda catalana: más de 13.000 millones en 10 años
A gran distancia de la Generalitat, la segunda autonomía más cara en intereses es la Comunidad Valenciana
Roberto Pérez ABC 18 Diciembre 2017

El enorme agujero financiero de la Generalitat ha colocado a esta autonomía, con mucha diferencia, como el mayor lastre del panorama autonómico en términos de deuda y en el gasto público que ésta genera. En el último decenio, los intereses provocados por la deuda de la Generalitat han costado 13.272 millones de euros.

Esa es la factura que ha dejado el agujero financiero del sector autonómico catalán en el último decenio, 2007-2016. Y ese coste suma y sigue: a falta de que se cierre la contabilidad oficial de este 2017, la previsión apunta a que los intereses del endeudamiento del sector público de la Generalitat se acercará a los mil millones de euros. En 2018, entre amortizaciones e intereses el recibo superará los 9.000 millones de euros.

Ninguna otra autonomía le hace sombra a tan cara factura financiera. La segunda región que más ha tenido que desembolsar por intereses en los diez últimos años ha sido la Comunidad Valenciana: 7.083 millones de euros, prácticamente la mitad que Cataluña.

Madrid y Andalucía han sido las otras dos autonomías con más costes financieros entre 2007 y 2016: 6.481 y 5.380 millones de euros, respectivamente.

Los años de récord en gasto por intereses
El récord histórico en gasto financiero de las autonomías se dio en los años 2013 y 2014, cuando los gobiernos regionales tuvieron que desembolsar, respectivamente, 8.007 y 8.135 millones de euros por los intereses de su deuda. A partir de ahí, ese coste se ha reducido por una doble vía: la relajación de los tipos y el «descuento» extra que reciben por esos créditos privilegiados que les otorga el Estado.

En su conjunto, la deuda de las administraciones autonómicas ha costado -en gasto de intereses- un total de 47.985 millones de euros entre los años 2007 y 2016.

La factura de la deuda catalana
Por volumen de endeudamiento y por falta de solvencia ante los mercados crediticios, Cataluña destacó al borde del precipicio al que se asomaron las administraciones más apuradas por su déficit. La Generalitat sorteó el desastre -y lo sigue haciendo- a base de las constantes inyecciones de financiación que le llegan del Estado desde el año 2012.

Pese a esas privilegiadas condiciones -los ventajosos préstamos que le hace llegar el Gobierno central- es tal el agujero financiero propiciado por la Generalitat, tan elevado su volumen de deuda, que es la administración regional más cara por pago de intereses. El año pasado -el último ejercicio contabilizado al completo- la «factura» de la deuda catalana ascendió a 566 millones de euros, sin contar la abultada cifra de vencimientos -amortizaciones forzosas de principal- a los que tiene que hacer frente cada año a costa de pedir cada vez más dinero prestado.

El fraude del referéndum
EDITORIAL El Mundo 18 Diciembre 2017

Por mucho que los líderes independentistas alardeen de su radical sentido democrático, los avances en la investigación del referéndum del 1 de octubre permiten concluir justo lo contrario. La Generalitat, de la mano de Puigdemont y Junqueras, orquestó un fraude de consulta no sólo por el carácter ilegal de la misma sino por la ausencia absoluta de garantías en su convocatoria y desarrollo. Fue tal la estafa que representó esta votación que, tal como revela hoy EL MUNDO, la Generalitat ya tenía impreso el material para el 1-O cuando convocó el referéndum suspendido por el Constitucional, lo que significa que perpetró esta infraestructura mediante encargos clandestinos a empresas afines al procés.

Los informes elaborados por la Policía Judicial relacionados con la impresión del material electoral, a los que ha tenido acceso este periódico, acreditan que el Gobierno de Puigdemont dio orden a las imprentas en pleno mes de agosto de tener listos los impresos necesarios para las votaciones a principios de septiembre. Además, la Guardia Civil también ha descubierto que las instrucciones para los vocales e interventores de las mesas y los formularios para rellenar los nombres de los votantes estaban ya impresos y abonados una semana antes de la convocatoria oficial.

La Fiscalía sostiene que el pago se realizó con fondos públicos mediante "negocios jurídicos simulados". Por ejemplo, la imprenta Indugraf Offset ya tenía listo en agosto el encargo de los trabajos relacionados con la consulta ilegal en agosto. En esta gestión, el cliente era el semanario independentista tarraconense El Vallenc, que utiliza la referida instalación para imprimir su publicación y que fue empleado como empresa interpuesta por el Gobierno catalán. Cabe recordar que agentes de la Guardia Civil ya rastrearon en septiembre la sede de este semanario durante un registro que la propaganda independentista explotó de forma mendaz como si se tratara de un ataque a la libertad de expresión.

La impresión de documentos para un referéndum sin base legal "supone un acto de colaboración directa y necesaria", tal como señala el Ministerio Fiscal. Pero lo que revela la información que hoy publicamos va más allá de las consecuencias penales para las empresas que colaboraron en el 1-O. Lo que muestra es la falta absoluta de escrúpulos de la Generalitat a la hora de abordar los preparativos de una consulta sin sostén legal.

Resulta fundamental constatar esta certeza en plena recta final de la campaña, justo cuando Puigdemont sigue focalizando el bloque independentista con constantes apelaciones a la restitución de la "legítima" Generalitat. Resulta inadmisible e inexplicable que, con todas las irregularidades acumuladas en este proceso, el independentismo siga reivindicando la dramática pantomima del 1-O como un ejemplo de ejercicio democrático.

La batalla de los españoles
Arturo García gaceta.es 18 Diciembre 2017

En el año 1873, poco antes de abdicar y trasladarse a Lisboa, Amadeo de Saboya definió como pocos los males que sufría (y sufre) nuestro país: “Si al menos fueran extranjeros los enemigos de España, todavía. Pero no. Todos los que con la espada, con la pluma, con la palabra, agravan y perpetúan los males de la Nación son españoles”. 144 años después nada ha cambiado y el próximo jueves los catalanes acudirán a votar en unos comicios marcados por la aplicación de un tibio artículo 155 tras el intento de Golpe de Estado llevado a cabo por las fuerzas separatistas en el mes octubre.

Hoy Cataluña es más pobre que un año atrás gracias a la desastrosa gestión de una clase política más preocupada en promocionar la causa secesionista por media Europa que por gobernar en favor de unos ciudadanos que ya han comenzado a sufrir las consecuencias del llamado ‘procés’. Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya, denuncia en La Gaceta que más de 5.000 empresas han abandonado la comunidad autónoma como consecuencia de la inseguridad e inestabilidad política. A la trágica estampa hay que añadirle la parálisis total de inversiones extranjeras, la caída del 30% en la hostelería o un descenso del PIB que podría llegar hasta el 2,5% el próximo bienio.

Los pactos postelectorales marcan un debate de baja altura política
Los sondeos vaticinan un escenario de ingobernabilidad en Cataluña. ERC y Ciudadanos se disputan la primera posición, mientras que los Comunes (Podemos) podrían convertirse en la llave de Gobierno. La postura del partido morado en torno a la independencia de Cataluña ha ido oscilando conforme en las encuestas y siempre han abogado por un referéndum pactado. La sintonía de Pablo Iglesias y las figuras separatistas es evidente y su candidato, Xavier Domènech, ya ha advertido de que no hará presidenta a Inés Arrimadas…

En México decían que si parece pollo, huele a pollo y sabe a pollo, es pollo. Pues algo similar le ocurre a Podemos con el nacionalismo.
Podemos y los malos

El triple asesinato de dos guardias civiles y un ciudadano en Teruel es, para una dirigente de Podemos, un “fallecimiento”. La vicealcaldesa de Zaragoza, Luisa Broto, se negó a calificar de asesinato la muerte a tiros de estos tres hombres a manos de un asesino procedente de Europa del Este. “No tengo los datos, lo que he hecho es relatar que hay un minuto de silencio, evidentemente no tengo la autopsia ni el acta ni sé exactamente”, aseguró.

Podemos se niega a llamar ‘asesinato’ al triple crimen de Teruel
La izquierda española y sus terminales mediáticas tienen la costumbre de posicionarse siempre del lado de los verdugos. Iglesias y el resto de dirigentes se niegan a condenar los crímenes del chavismo en Venezuela o el asesinato de un hombre por portar la bandera de España, pero acuden raudos a denunciar cualquier carga policial, como la ocurrida durante el 1-O, o dan altavoz a falsos testimonios acerca de la violencia de los agentes en Cataluña que una simple investigación destapa como completamente falsos.

Desde La Gaceta agradecemos la labor de los Cuerpos de Seguridad del Estado que cada mañana ponen en riesgo su vida para defender la nuestra. Una labor que no tiene precio y cuyo reconocimiento nunca será suficiente.

Chile sonríe a la cordura
Sebastián Piñera volverá a ser presidente de Chile. El candidato conservador derrotó con claridad al aspirante de la izquierda, el senador Alejandro Guillier, y sucederá por segunda vez en la historia a Michelle Bachelet. El ambiente en la sede oficialista era más propio de un funeral. María Isabel Allende, hija del expresidente Salvador Allende, manifestó su pesar: “La presidenta (Michelle) Bachelet tendrá que tomar desayuno con el candidato de la derecha, pero la democracia es así y hay que respetarla”.

Contundente victoria del conservador Piñera frente al izquierdista Guillier
Chile sigue el camino de Argentina y vira a la derecha. Las políticas izquierdistas de la última década han interrumpido el crecimiento en América Latina. Cristina Fernández de Kirchner y Bachelet han contribuido al empobrecimiento de la población en dos de los países con más recursos de la zona.

Cuenta atrás para la traición a España (-4)
Vicente A. C. M. Periodista Digital 18 Diciembre 2017

SÁENZ DE SANTAMARÍA ARRUINA AL PP HABLANDO DE DESCABEZAMIENTOS. EL DEBATE DE LA SEXTA : MONÓLOGOS PLAGADOS DE INTERRUPCIONES.

Es increíble la capacidad que tienen los dirigentes del PP para cometer errores de bulto impropios de gentes no ya inteligentes, que lo son, sino de pura lógica, ni siquiera política. No sé por qué tiene esa dualidad tan irracional en la que exhiben un complejo de inferioridad moral, en el que parecen querer hacerse perdonar sus raíces post franquistas y esa capa de “derechona”, mientras por el otro lado puerilmente alardean de sus logros y de su determinación a la hora de tomar decisiones tan conflictivas como la de impulsar el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía de Cataluña. Y aquí es precisamente donde la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha hecho unas declaraciones que además de inoportunas e innecesarias han sido totalmente vergonzosas y han arruinado las escasas posibilidades del PP no ya en Cataluña, sino quizás en el resto de España.

Porque es del todo inadmisible el que en ese discurso en el que se preguntaba de forma retórica y daba la respuesta, sobre quién era el que había posibilitado la intervención y la toma de control de la Generalidad, se vanagloriase de forma tan lamentable y prepotente con frases como:

"¿Quién ha conseguido que por primera vez estemos leyendo que los independentistas pueden dejar de sumar en unas elecciones? Mariano Rajoy y el PP.
¿Quién? ¿Quién ha hecho que hoy por hoy ERC, Junts per Catalunya y el resto de independentistas no tengan líderes porque están descabezados? Mariano Rajoy y el PP.
¿Quién ha conseguido que la Generalitat esté al servicio de todos los catalanes y no de los que votan al independentismo exclusivamente? Mariano Rajoy y el PP.
¿Quién ha puesto fin a los desmanes, al incumplimiento de la ley, a la falta de neutralidad, al ninguneo de más de la mitad de los catalanes? Mariano Rajoy y el PP.
¿Quién ha cerrado las embajadas? Mariano Rajoy y el PP”

O sea, que reconoce de forma explícita, aunque muchos ya lo sospechábamos desde hace tiempo, que en España no existe la “separación de poderes”. Que el Gobierno de turno, apoyado por sus mayorías parlamentarias controla la Justicia y le marca el camino para usarla como brazo político ejecutor contra los oponentes políticos. Nos viene a decir que el Senado de España que fue el que aprobó las medidas amparadas por al artículo 155 de la Constitución con los votos de otras formaciones políticas, incluido el principal partido de la oposición, el PSOE, fue solo un mero trámite burocrático y que el éxito se debe en exclusiva al PP. Pero donde ya traspasa todos los límites es cuando afirma que han sido Mariano Rajoy y el PP los que han descabezado a los independentistas. Una frase que recuerda demasiado al llamado tiempo de terror de la Revolución francesa con un Robespierre sanguinario que aplicó la guillotina para descabezar a todo aquél que se oponía.

La tremenda torpeza de Soraya Sáenz de Santamaría da argumentos a quienes no dejan de proclamar que existen presos políticos en España, y especialmente a los que la jueza Carmen Lamela y el juez Pablo Llarena mantienen en prisión preventiva tras la intervención del Generalidad, el cese del Gobierno y la disolución del Parlamento autonómico. Se requiere una urgente rectificación y matización de ese discurso por parte del Presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Y es que además, sus afirmaciones, aun siendo generosos se deben calificar de pura fabulación. Porque nada de lo afirmado es cierto. Ni los independentistas han dejado de optar a recuperar el Gobierno de la Generalidad por mayoría parlamentaria, ni los servicios están asegurados y mucho menos la seguridad jurídica, ya que las empresas siguen huyendo de Cataluña gracias a las facilidades dadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, ni se ha puesto fin a los desmanes ni las violaciones de derechos, limitándose a mantener la inercia administrativa sin más, ni el cierre de las embajadas es algo definitivo si el independentismo vuelve a gobernar.

Lo único que, aunque no sea cierto es altamente creíble, ha sido lo del descabezamiento político, pero en el que el Gobierno si ha intervenido como dice Soraya Sáenz, habría cometido un delito de coacciones y de injerencia sobre el poder judicial, inaceptable en un sistema democrático. Admitirlo de forma tan explícita es auto inculparse y obligar a la Fiscalía a tomar acción, así como al otro poder, el legislativo, donde ya están tardando el Congreso y el Senado en solicitar la urgente comparecencia de la Vicepresidenta y del Presidente del Gobierno para dar explicaciones sobre estas lamentables declaraciones. Simplemente por higiene democrática hay que demostrar que “Montesquieu” no ha muerto y que no tenemos a una Robespierre al mando y ordenando guillotinar a los que se opongan a la toma de la Bastilla.

Ayer se produjo el segundo debate de campaña electoral entre los diferentes partidos partícipes con la presencia de: Inés Arrimadas (Ciudadanos), Miquel Iceta (PSC), Xavier García Albiol (PPC), y Xavier Domènech (Catalunya En Comú-Podem), Vidal Aragonés (CUP) y los exconsejeros en libertad provisional Carles Mundó (ERC), y Josep Rull (Junts per Catalunya). Un debate a siete que tuvo difusión en toda España al ser emitido por la Sexta. Actúo de moderadora la periodista y presentadora Ana Pastor cuya labor fue mejorable en cuanto a permitir en exceso las interrupciones en forma de apostillas intercaladas en el turno de palabra. Por lo demás no hubo ni sorpresas ni grandes anuncios de programa. Y es que la realidad del momento político es que lo que se juega es el ser o no ser entre dos visiones opuestas sobre el futuro de Cataluña y de España. Una evidencia de la fractura social e ideológica que afecta a la sociedad catalana, de la que estos partidos políticos son solo un reflejo.

Quizás el momento más tenso fue cuando Albiol acusó a los independentistas de adoctrinar a los niños de cinco años diciendo: ”Cuando a unos niños de 5 años se les hace cantar 'queremos fuera los presos políticos' se está adoctrinando”, a lo que Carles Mundó replicó que “No acepto de ninguna manera que digan que se adoctrinan niños en la escuela catalana”. Por lo demás nada nuevo en un ambiente claramente hostil con posiciones encontradas que dejan una sensación de divergencia en el que a unos solo les une el mismo objetivo con el que se aliaron para declarar la independencia y a otros no les une nada y mucho menos ese espíritu constitucionalista, en el que un PSC va por libre y se ofrece como la solución y punto de encuentro entre las dos posiciones. De hecho Miquel Iceta se postula como el único Presidente del nuevo Gobierno de la Generalidad aunque las encuestas le otorgan el tercer puesto en escaños. Una presuntuosidad digna del personaje en cuestión tan dado a las exageraciones e histrionismo.

Quedan ya solo tres días para la votación y cuatro para la traición a España. Porque otra cosa no, pero el que terminarán por traicionar a España y a los españoles, pueden estar completamente seguros.

¡Que pasen un buen día!

EMPRESARIS DE CATALUNYA:
‘Han huido de Cataluña 5.000 empresas, no 3.000’
Rosalina Moreno gaceta.es 18 Diciembre 2017

De continuar el proceso independentista, el 42% de los directivos de Cataluña sacaría su mercantil. El 91% están “muy preocupados” por la situación política y el 56% asegura que ha bajado su facturación.

La plataforma Empresaris de Catalunya, presidida por Josep Bou y formada por más de 400 empresarios y directivos catalanes, advierte de que no son 3.000, sino 5.000 las empresas que han abandonado Cataluña por el proceso independentista. Según los últimos datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España, más de 3.040 mercantiles han trasladado su sede social desde es a otra comunidad a otras regiones entre el 2 de octubre y el 1 de diciembre como consecuencia de la inseguridad e inestabilidad política. Una cifra que esta plataforma afirma que se eleva a 5.000 si contamos desde que empezó el procés. Señala que si no ha trascendido es porque los empresarios tienen miedo a hacerlo público, no se atreven a dar la cara.

A esta trágica estampa hay que añadir la “parálisis total de inversiones extranjeras”, la caída del 30% del negocio en bares y restaurantes; de un 25% en los hoteles, que además tienen sus reservas a la mitad que el año pasado; un descenso del 50% de las compraventas de viviendas; de un 20 % en las grandes superficies y de un 11 % en el pequeño comercio, así como un descenso del PIB estatal previsto para este año de 0,3 puntos, pero que de mantenerse la inestabilidad, podría generar una caída del 2,5 % en el próximo bienio, equivalente a 30.000 millones de euros.

Y si noviembre suele ser un mes malo, este año ha sido el peor desde 2009 para Cataluña, según denuncia Empresaris de Catalunya.

Además, este pasado viernes, el Banco de España ha rebajado una décima su previsión de crecimiento económico para 2018 y 2019, hasta el 2,4% y el 2,1% respectivamente, como consecuencia del aumento de la incertidumbre ligada a la situación política en Cataluña, que tendrá un impacto negativo sobre el consumo privado y la inversión.

Más aún, de continuar el proceso independentista el 42% de los directivos de Cataluña trasladarían “total o parcialmente” sus empresas, en caso de llevarse a cabo una declaración unilateral de independencia o de mantenerse un proceso no acordado con el Estado. Así se desprende del informe Refem Empresa, Refem Catalunya de la escuela de negocios Esade. Revela también que el 91% están “muy preocupados” por la situación política y el 56% asegura que ha bajado su facturación.

Y arroja que las empresas en Cataluña se encuentran en un “compás de espera” ante las elecciones del 21 de diciembre, con un 46 por ciento de directivos que afirma haber congelado sus inversiones y un 24 por ciento con previsiones de reducir la contratación en 2018.

“Con una victoria constitucionalista volverán las empresas”
La plataforma Empresaris de Catalunya hace un llamamiento de cara al 21-D: “Queda muy poco para las elecciones más importantes de la historia de Cataluña. Nos jugamos que sigan arruinando nuestra tierra, ahuyentando empresas y amenazando con corralitos, o vivir en democracia y con la ley en la mano”.

Ha lanzado este sábado un comunicado en el que Josep Bou explica que “para que vuelvan parte de las empresas expulsadas es imprescindible que el resultado de las elecciones autonómicas de 21 de diciembre aporte seguridad jurídica y sosiego a los mercados”, y remacha que “esto solo se conseguirá con un gobierno pactado entre los partidos constitucionalistas”.

Apunta que de lo contrario “la deslocalización de empresas y la parálisis de inversión extranjera continuará y conllevará a una crisis económica sin precedentes para Cataluña, con consecuencias devastadoras de caída del PIB y aumento del desempleo”.

Esa plataforma pide la participación “masiva” de los empresarios y autónomos catalanes en las elecciones del 21-D y que “no voten a aquellos partidos como ERC, la CUP y JxCAT que proponen la ruptura, el incumplimiento de la ley y la proclamación unilateral de la independencia”.

Pide el voto para los partidos que “de forma clara e inequívoca” defienden “el mantenimiento de Cataluña dentro de España y, por tanto, dentro de la Unión Europea”, y que ofrezcan propuestas que “apuesten por la seguridad jurídica y la estabilidad institucional”.

También pide el voto para partidos que “garanticen acuerdos postelectorales con fuerzas políticas que aseguren el ejercicio del Govern de Cataluña respetando en todo momento el Estatuto de Autonomía y la Constitución” y, por lo tanto, a “trabajar codo a codo con el Gobierno de España”.

Denuncia que, en los últimos años, la inestabilidad política, la radicalidad, la influencia en el Govern de fuerzas “antiempresariales”, la “aprobación ilegal” de la Ley de Transitoriedad y la declaración unilateral de independencia “han destruido lo que decenas de miles de pequeños empresarios y autónomos han construido a lo largo de décadas“.

Y lamenta que, en dos meses más de 3.000 empresas hayan trasladado su domicilio social fuera de Cataluña y que más de 6.000 millones de euros de ahorros de catalanes se hayan ido a oficinas bancarias de otras zonas de España.

Empresaris de Catalunya espera que la comunidad recupere el puesto de liderazgo que ha tenido dentro de España. Recalca que casi la mitad de las empresas reconoce haber paralizado sus inversiones a la espera de los resultados electorales del 21 de diciembre y que más del 90% de los empresarios reconocen estar “angustiados” por la situación política y social de Cataluña.

Pide que no se haga boicot
Empresaris de Catalunya reclama que no se haga boicot a productos catalanes en el resto de España y viceversa, una actitud perjudicial para empresarios y trabajadores de todo el país cuyo origen atribuye a los nacionalistas.

A principios de noviembre difundió una circular para alertar de que cualquier tipo de boicot por motivos ideológicos a productos o servicios de empresas, tanto de Cataluña como del resto de España, son contrarios a los intereses comunes de los españoles y perjudican al conjunto de la economía.

Josep Bou asegura que el boicot está creado por los propios independentistas y apunta que fue la plataforma Òmnium Cultural la que hace una década empezó pedir a que se compraran productos catalanes y no españoles.

Bou informa de que recibe correos electrónicos casi a diario de separatistas diciendo que no le comprarán más pan. Incluso algunos clientes directos se han personado en sus tiendas para anunciarlo.

“Va usted en contra de Cataluña y contra los catalanes. En mi familia somos 14 personas y no le compraremos más”; “he escuchado sus declaraciones en tal medio y acaba de perder un cliente”, son algunos de los últimos mensajes que ha recibido este empresario.

Premio ‘Catalanes por España’
Desde su fundación en 2014, esta entidad se ha opuesto al proceso separatista en Cataluña por sus graves consecuencias sociales y económicas. Su misión ha sido y es la de agrupar y dar voz a todos aquellos empresarios, directivos, profesionales y autónomos que apuestan por “la convivencia, colaboración y fraternidad entre los catalanes y el resto de españoles”.

En estos tres años de existencia, ha participado y realizado centenares de actos públicos, conferencias, ruedas de prensa y artículos de opinión, tanto en medios de comunicación nacionales como internacionales para denunciar “la política irresponsable e injusta del Govern de la Generalitat”, alertar de los estragos ocasionados por el delirio separatista de los gobernantes catalanes, así como de las consecuencias económicas que acarrearía la secesión”, para que la sociedad tuviera una información “veraz, contrastada y útil”, frente al “mundo feliz” que promete el “oficialismo independentista”. Por desgracia, no se equivocaba en sus pronósticos.

Este pasado noviembre se plantó en el Parlamento Europeo para relatar cómo ha perjudicado el expresidente catalán Carles Puigdemont a los empresarios, de la terrible sangría económica que ha provocado el separatismo.

Ante la importante labor que desarrolla, ha sido galardonada con el premio ‘Catalanes por España’. Se lo otorgó la plataforma Espanya i Catalans el pasado abril, en un acto muy emotivo que cubrió este diario.

El evento congregó a un puñado de asociaciones que batallan contra el secesionismo, como Somatemps, Convivencia Cívica Catalana, Concordia Cívica, Regeneración Democrática, 12-0, y Profesores por el Bilingüismo.

Muchas de ellas se han movilizado en numerosas de ocasiones en Barcelona para denunciar la “inacción” de Mariano Rajoy frente al ‘procés’, y exigirle que actuase de una vez y se deje de dialogar. No aguantaban las “políticas dañinas” del Govern, pero tampoco la “dejación de responsabilidades” de los sucesivos gobiernos de España, y reclamaban a Rajoy la inmediata intervención y el artículo 155 de la Constitución. También exigían estas medidas los partidos VOX y Unidos Sí, que junto a algunas de las plataformas citadas se han movilizado desde junio frente a la Delegación del Gobierno para reclamarlas.

“Ni las lluvias de millones ni los controles parciales al FLA acabarán con el procés”, advertía hace meses al Gobierno desde La Gaceta Enric Martínez Herrera, líder de Unidos Sí. Avisaba a Rajoy de que su plan contra el separatismo se quedaba corto e insistía en que lo único que podía parar este delirio era la intervención. Una vez aplicado el 155, protestan por “su falsa aplicación”, la consideran “una tomadura de pelo”, y exigen “un 155 de verdad”.

El independentismo puede seguir destruyendo Cataluña
Francesc Moreno cronicaglobal  18 Diciembre 2017

El procés está muerto. Por mucho que el independentismo se aferre a considerar los acontecimientos vividos en Cataluña como un paréntesis y seguir vendiendo la vigencia del procés. Aunque trate de retomar la continuidad como si nada hubiera pasado, de seguir con la construcción de la república o de mantener la vía unilateral tras el anunciado fracaso de su única propuesta: un referéndum que se salte las exigencias legales de nuestra Constitución.

Un hecho incontestable avala esta afirmación. La constatación de su reciente e inapelable fracaso. Muchas circunstancias, que van a seguir el día 22 sea cual sea el resultado electoral, han originado esta demostración de impotencia.

1. La inexistencia de una mayoría social en Cataluña lo suficientemente amplia, no ya para, por lo menos, cumplir los requisitos de reforma estatutaria y de impulso de una reforma constitucional, sino ni tan siquiera para forzar políticamente una negociación con el Estado. Las apelaciones a representar al conjunto del pueblo de Cataluña son insostenibles cuantitativa y también cualitativamente, una vez los no independentistas han roto su pasividad y su aceptación en silencio de la hegemonía nacionalista.

2. La constatación de que la vía de hecho, el golpe de Estado, carece de cualquier viabilidad. Ni España es un país en descomposición incapaz de defenderse, ni los catalanes no secesionistas se van a quedar en casa resignados una vez roto su silencio en las manifestaciones? de este mes de octubre. Ni han tenido reconocimiento internacional, ni tienen capacidad de controlar el territorio.

Las mentiras en que se ha basado el procés han quedado al descubierto y se ha roto la espiral del silencio

3. Las mentiras en que se ha basado el procés, que han calado por muchos años de inacción del Estado, y de los propios catalanes no secesionistas, han quedado al descubierto. Ni seríamos más ricos, ni tenían preparadas estructuras de Estado, ni el mundo estaba deseando poder reconocer la independencia.

4. La pretendida superioridad moral y el carácter democrático del procés han pasado a mejor vida. Los aliados del independentismo, populistas y extrema derecha, antieuropeístas de toda índole, reflejan la verdadera naturaleza del secesionismo. Su pretensión de acallar a los disidentes imponiendo el pensamiento único, a base de acoso a quien no comulga con ruedas de molino, ya no es eficaz. Se ha roto la espiral del silencio. Los lideres europeístas han hablado sin eufemismos. Romper España es romper Europa. El secesionismo y los populismos son el aliado interior de los enemigos exteriores que no quieren una Europa con sus valores como contrapeso a su influencia internacional.

Durante esta campaña, el secesionismo se ha aferrado, para salvar los muebles y tratar de tapar su fracaso y sus mentiras, al discurso emocional y ha redoblado la apuesta victimista. Especialmente en el caso de JxCat. ERC ha tratado de hablar de futuro, de no quedar atrapada en el bucle. Pero ha claudicado frente al chantaje emocional de Puigdemont y la ANC. El 21D no nos jugamos la independencia. Pero sí que está en juego que continuemos ahondando el pozo, o empecemos a salir de él y a construir el futuro.

La Cataluña invertebrada
Manuel Gómez Acosta cronicaglobal  18 Diciembre 2017

En España invertebrada, ensayo publicado por Ortega y Gasset en 1922, había dos tesis superpuestas, una referente al origen y formación de la nación española y otra que constituía un diagnóstico de la situación social de nuestro país en aquellos años de aguda crisis social y económica. Tomo prestado el título del libro de Ortega para referirme a la actual situación de Cataluña, no en relación a su origen y formación como comunidad nacional, sino como diagnóstico de su medio ambiente social en vísperas de unas elecciones en las que se juega en parte su devenir en los próximos años.

Cataluña ha estado sometida a un permanente estado de tensión por parte del secesionismo, lo que ha puesto en peligro la convivencia, ha provocado un gran deterioro económico y ha afectado gravemente a su modelo social.

Lo primero que llama la atención del procés es la escasa sensibilidad social del nacionalismo. Durante este último lustro horribilis para Cataluña, el gasto social no ha estado entre las prioridades del Govern de la Generalitat. Cinco años de parálisis institucional por los desacuerdos entre Generalitat y Gobierno han pasado factura a todos los servicios públicos. La agenda social ha acabado condicionada a un proceso político permanentemente bloqueado por la incapacidad de las partes. Se ha producido un desplome del gasto social, el dato que mejor lo resume es que en el año que finaliza el Govern cesado ha invertido 1.300 millones de euros menos en sanidad, educación y protección social de lo gastado en el 2010.

Un segundo rasgo definitorio de esta Cataluña invertebrada es su alejamiento del mundo global y su absurda confrontación con el europeísmo. La Cataluña del procés es más pequeña y está más encerrada en sí misma. En un mundo donde surge una nueva polarización emergente, nacionalismo contra cosmopolitismo, cultura cerrada contra cultura abierta, la Cataluña procesista se desconecta del mundo global y es percibida como "zona de riesgo" para las inversiones de las multinacionales. A pesar del dinamismo y capacidad exportadora de nuestras empresas, la ausencia de una estrategia industrial desde el Govern ha dificultado la creación y potenciación de grupos empresariales con suficiente masa crítica para ser competitivos y con la capacidad de generar los recursos necesarios para abordar la innovación y el cambio tecnológico.

La Cataluña invertebrada del secesionismo, prototipo de la cultura cerrada del nacionalismo, ha terminado afectando a la pérdida de imagen y al debilitamiento de la marca Barcelona, cuya zona de influencia lidera y articula la Cataluña del futuro en la economía global.

La marca Barcelona está en peligro, nuestra ciudad había logrado diversificar su actividad económica, siendo no solo uno de los principales destinos turísticos europeos (ocio y negocios), sino que al mismo tiempo había construido un ecosistema muy potente favorecedor del desarrollo de sectores tecnológicos y farmacéuticos .Como sintetizaba un titular del Financial Times, Barcelona: sun, beach, and start-ups. El impacto negativo del procés y la cortedad de miras de la actual gestión municipal, pone en peligro la continuidad del Mobile World Congress y la ubicación de empresas como Amazon, Tesla o Norwegian Airlines.

El 21D necesitamos un Govern capaz de superar una Cataluña invertebrada alejada de la modernidad y de la globalización, encerrada en sí misma, donde la desigualdad aumenta como consecuencia del desplome del gasto social. Cataluña tampoco puede permitirse una Barcelona debilitada, que pierda las oportunidades de competir en el mercado de las ciudades globales, verdaderos nodos estratégicos donde se deciden los negocios, las transacciones económicas, las decisiones políticas... Barcelona y Cataluña no se merecen estar sometidas al pernicioso binomio populismo-secesionismo.

Lógica del pesimismo
Luis Herrero Libertad Digital  18 Diciembre 2017

Faltan pocos días -la contabilidad casi admite el cómputo horario- para que las urnas nos digan si los triunviros del 155 acertaron o se equivocaron al invocar el precepto constitucional más contundente que existe en materia de asunción de competencias autonómicas con el propósito casi exclusivo de convocar elecciones inmediatas. Los artífices de la decisión siempre han dado por supuesto que hicieron lo correcto. Los sufridores de sus consecuencias, ya sean prófugos, reclusos, lugartenientes o infantes independentistas, sostienen lo contrario. Pronto sabremos quién está en lo cierto y quién está en Babia.

El objetivo que se buscaba, según nos ha explicado Rajoy en innumerables ocasiones, era el de devolver la actividad política en Cataluña al cauce de la ley. Una pretensión inobjetable. No solo legítima, sino seguramente obligatoria para cualquier Gobierno que quiera ceñir su conducta al papel que se le asigna en un Estado de derecho. Las dudas que ha suscitado desde el principio la aplicación del artículo de marras no derivan del qué. Derivan del cómo. No es el propósito que se persigue lo que está en cuestión. Lo que suscita controversia es la implementación de las medidas elegidas para alcanzarlo.

¿Basta con haber convocado elecciones en el plazo más breve posible? ¿Serán las urnas el bálsamo de fierabrás que acabe de un plumazo con la rebelión de los separatistas? ¿No le habremos dado a los promotores del procés la oportunidad de capitalizar la votación en beneficio propio? No importa mucho lo que diga la teoría. En la práctica son unas elecciones que tienen un carácter plebiscitario indudable. Si los sediciosos revalidan su derecho a seguir gobernando lo harán, sin duda, con el refuerzo moral que les otorgará la victoria en una consulta democrática e impoluta. El riesgo es enorme.

De hecho, Rajoy solo podrá argumentar que acertó con la tecla adecuada si ocurre alguna de estas tres cosas: que el nuevo presidente -o presidenta- de la Generalitat sea constitucionalista, que lo sea un independentista pragmático dispuesto a respetar los preceptos constitucionales, o en el peor de los casos, que la formación del Gobierno se complique tanto que se haga inevitable la repetición electoral y que la vigencia del 155 tenga que prolongarse -fuera de guión- por una larga temporada. Mínimo, otros cuatro meses. De esa forma, los efectos benéficos de su acción terapéutica tendrían más tiempo para hacer efecto.

Las posibilidades de que se dé el primer supuesto son muy pequeñas. Si no se equivocan todas las encuestas -todas significa todas-, son casi nulas. Que la suma de Ciudadanos, PSC y PP alcance la cifra taumatúrgica de los 68 escaños es algo que ningún arúspice ha contemplado jamás durante la campaña, si bien es cierto que Metroscopia, en el pronóstico que arriesgó el pasado jueves, situó esa hipótesis a tiro de piedra. La única alternativa posible para situar a un constitucionalista al frente del Govern, por lo tanto, parece pasar por la voluntad de Podemos. Y seguramente no bastará con que se abstenga.

Podemos también tiene la llave, según casi todos los pronósticos -aunque aquí sí cabe imaginar otras opciones-, para hacer inviable la formación del nuevo Gobierno y prolongar por la vía de los hechos la fecha de caducidad del 155. El mero hecho de que sea el mundo podemita quien esté en disposición de darle al PP lo que más le conviene -ya sea un Gobierno liderado por Arrimadas o Iceta, o en último término más tiempo para que se vaya diluyendo la fuerza de la insurrección- explica por sí solo el enorme riesgo, y el poco futuro, de la apuesta de Rajoy. Lo normal es que Iglesias le deje colgado de la brocha.

Queda la alternativa de que Junqueras o Puigdemont, ya sea en primera persona o a través de vicarios de urgencia, repudien el desafío unilateral y regresen al cauce de la ley. Si ERC y PDeCAT tuvieran que gobernar juntos esa hipótesis parece descabellada. El sábado, la ANC difundió un comunicado en el que afirmaba que sólo respaldaría a las fuerzas políticas que se comprometieran a consolidar la República, a restituir al Gobierno legítimo -el que surgió de las urnas de septiembre de 2015- y a iniciar el proceso constituyente. ¿Serían capaces los líderes separatistas de darle la espalda a las demandas de sus bases?

La renuncia a la unilateralidad del proceso sedicioso solo admite, me parece a mí, la encarnación transversal de un convenio tripartito suscrito por ERC, PSC y Podemos. El problema es que no solo se trata de un acuerdo aritméticamente dificultoso -sobre todo tras las buenas expectativas electorales de Puigdemont-, sino que exigiría de los socialistas el compromiso de trabajar en defensa de un referéndum pactado. ¿Acaso sería esa una buena noticia? ¿Podría decir el Gobierno que ha normalizado la política catalana si lanza a los socialistas a defender la legitimidad del derecho de autodeterminación?

Y si no es así, ¿qué otra cosa podemos esperar del formato elegido para aplicar el 155? Si alguien tiene una respuesta esperanzadora a esa pregunta, le pido por favor que me la haga llegar. Mi atribulado espíritu le quedará eternamente agradecido.

Postdata: absténganse los defensores a ultranza de Rajoy. Doy por hecho que él es el genio que nos ha salvado de todos los males, pasados presentes y futuros y que yo solo soy un gilipollas miope y resentido. Más allá de esa verdad axiomática, ¿alguna proposición aristotélica en la que basar cierta dosis de optimismo?

Un crimen muy coral
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo  18 Diciembre 2017

Juan José Salas, policía urbano al que Rodrigo Lanza dejó tetrapléjico.

No ha pasado una semana del asesinato de Víctor Laínez por uno de esos héroes antisistema que fabrica al por mayor la izquierda catalana y un aplastante silencio mediático ha caído sobre su recuerdo. La primera razón es que el muerto no era separatista. De serlo, no hablaríamos de otra cosa y marcaría las urnas del jueves. La segunda es que cada vez sabemos más del asesino, tan presunto él; y tan presumido, porque el periodismo progre lo convirtió en símbolo de la lucha contra España y ayudó a su excarcelación tras sólo dos años a la sombra. Vamos conociendo detalles del multitudinario coro de su primer crimen, encabezado por los más veteranos artistas en esa expendeduría de carnés de demócrata que convierte a los comunicadores progres en multimillonarios, merced a las concesiones televisivas y radiofónicas del PP, el PSOE y los nacionalistas. Y a su talento, claro.

Ayer, en un artículo antológico, se preguntaba Cristian Campos en El Español si el asesino hubiera llegado a serlo de no haberlo convertido en héroe la infame turba periodística que despreció a su primera víctima, el guardia al que dejó tetrapléjico de una pedrada; si no le animaría a dar el paso definitivo de matar a patadas a un facha el apoyo emocionado que a la película Ciutat morta, promovida por la mamá del criminal, dispensó, en su onda, Julia Otero: "Como víctima de ese proceso, aquí tenemos a Rodrigo Lanza". O Jordi Évole: "Gracias por mostrarnos otra versión de los hechos, la que se quiso silenciar, gracias por denunciar la tortura y por no estigmatizar a nadie por algo tan superficial como su estética". (El Periódico,19.1.2015). A su "admiración eterna" se unió, raudo, el Rufián.

La víspera de cosechar tan sentidos elogios, el Col·legi de Periodistas de Catalunya había prestado su sede a la mamá de Lanza y Ciutat morta (Pablo Iglesias, conmovido, la recibió después en su bodálico seno) para acusar a la policía de torturar y a la Justicia de hacer un montaje. Raro es que no acusaran al tetrapléjico de autolesionarse, técnica propia del agit-prop separatista. Ningún periodistón se asomó a otra versión de los hechos: la familia de la víctima o la sentencia. Todos loaron y compadecieron al criminal; y éste, animadísimo, insistió en su heroísmo.

Por eso salió de la cárcel y mató. Por eso ahora calla su club de fans.

El examen para ser Mosso: “Cataluña ya era un Estado independiente y soberano en el siglo IX”
M.A. Ruiz Coll okdiario 18 Diciembre 2017

El adoctrinamiento no sólo se produce en las escuelas. Durante años, los gobiernos del PDeCAT y ERC han procurado que los puestos clave en la Administración pública catalana, en sectores estratégicos como la educación y la seguridad, sean ocupados por funcionarios que simpatizan con el independentismo.

El manual editado por la Conselleria de Interior para las pruebas de acceso al cuerpo de los Mossos d’Esquadra recoge todos los tópicos del nacionalismo catalán. En sus 250 páginas, la palabra España apenas aparece escrita una decena de veces: se sustituye sistemáticamente por “el Estado” o “la Península”. Como en el libro de estilo de TV3.

La monarquía española es la “monarquía hispánica” y el Reino de Aragón jamás existió: se sustituye por “la Confederación catalano-aragonesa“. De este modo, el Reino de Aragón se presenta como un simple apéndice de uno de sus territorios, el Condado de Barcelona.

Según este manual editado por la Generalitat el pasado mes de mayo, Cataluña ya era un Estado soberano en el siglo IX. La guía lo explica así: “El nacimiento de Cataluña se sitúa entre los siglo IX y X. El antecedente político inmediato a su formación fue la creación de la Marca Hispánica que impulsó Carlomagno. Estos territorios, divididos en condados, habían de ser la frontera entre su reino y los dominios sarracenos que habían sido vencidos años antes por el caudillo franco Carles Martell en la batalla de Poitiers (732 d.C.)”.
Mossos

Pero el “nacimiento de la Cataluña soberana” se produce en el año 988, cuando el conde de Barcelona Borrell II se desvincula del reino franco. La guía de los Mossos d’Esquadra añade que “los siglos XI y XII significan la consolidación definitiva de Cataluña como una unidad política de Estado feudal, independiente y aglutinada por la Casa de Barcelona”.

Esta nación catalana “soberana e independiente” ampliaría sustancialmente sus fronteras en 1137, cuando el conde Ramón Berenguer IV se casa con Petronila de Aragón (el libro la llama “Peronella”) formando así la “Confederación Catalanoaragonesa, una unión dinástica más que una fusión entre Aragón y Cataluña, en la que cada territorio conserva sus instituciones, leyes y tradiciones, y sólo comparten el monarca, que se convierte en conde-rey”.

Y este mismo “Estado catalán soberano” (que no el reino de Aragón) es el que llevó a cabo a lo largo del siglo XIII la conquista de Mallorca, Menorca, Eivissa, Valencia, Cerdeña, Sicilia, Nápoles y los ducados griegos de Atenas y Neopàtria. Nadie debería sorprenderse, porque esta versión de la historia, tergiversada de acuerdo con los intereses de los independentistas, es la que se enseña a los niños en las escuelas de Cataluña desde hace más de tres décadas.

La alegría duró poco: en 1412, tras la muerte del “último rey de la casa de Barcelona”, Martín el Humano, en el Compromiso de Calpe es elegido rey de la Corona de Aragón Ferran d’Antequera, “de familia castellana. Su nieto, Ferran II [es decir, Fernando el Católico] se casaría luego con la reina Isabel de Castilla. La unión dinástica con Castilla propició que, a la larga, la Corona de Aragón perdiese incluso su propia monarquía. Algo que constituye un síntoma de la debilidad económica y política en la que había entrado Cataluña en este período”, dice literalmente el libro.

Adiós a la Arcadia feliz medieval
La guía sitúa “la pérdida de las libertades colectivas de Cataluña” en la derrota militar del 11 de septiembre de 1714 cuando las tropas borbónicas de Felipe V entran en Barcelona, cuyas autoridades habían tomado partido por el Archiduque Carlos. Este episodio de la Guerra de Secesión es el que los independentistas conmemoran cada año en su Diada del 11-S.

En el apartado referido al ámbito lingüístico, la publicación explica que “para el pueblo, el castellano era una lengua desconocida en el siglo XV (…) A lo largo de los siglos XVIII y XIX irán apareciendo nuevos decretos y medidas para prohibir el catalán en la escuela, en los tribunales civiles y eclesiásticos, en el teatro, los libros de contabilidad… Pero la mayor parte de la población era analfabeta y no entendía ninguna otra lengua que no fuera la catalana“.

El manual de los Mossos apenas oculta una paradoja del ideario nacionalista catalán. En su particular mitología, presenta como una Arcadia feliz la Cataluña medieval soberana, que estuvo llena de atrocidades: la peste negra redujo la población de Cataluña en un tercio, la presencia turca en el Mediterráneo saboteó la expansión de su flota comercial (lo que llevó a la Corona de Castilla a buscar nuevas rutas con el Descubrimiento de América) y el descontento social provocó “progroms y asaltos a las calles de los judíos” en Barcelona.

En cambio, con la etapa de “opresión borbónica” que comenzó en 1714, se inicia el período de mayor prosperidad para Cataluña: el nacimiento de las primera industria textil (con el algodón procedente de las colonias americanas), la introducción de nuevos cultivos y el crecimiento del comercio. En apenas 60 años, la población de Cataluña se duplica hasta alcanzar las 900.000 personas.

Todos querían destruir Cataluña
Ya en las páginas correspondientes al siglo XX, el manual que deben aprender los Mossos incurre en los mismos tópicos del independentismo. La dictadura de Primo de Rivera “se caracterizó por la represión contra cualquier signo de catalanaidad”. El presidente del Gobierno de la II República Alejandro Lorreux era un político “demagogo, anticlerical y anticatalanista”. La CEDA de José María Gil-Robles era “un partido de derechas profundamente anticatalanista”.

La revolución de Asturias de 1934 (promovida por el PSOE y la UGT contra el Gobierno legítimo de la II República) fue un alzamiento “contra el fascismo“. Y por supuesto, el dictador Francisco Franco se dedicó a “la persecución de la lengua catalana, que fue prohibida”. Todos estaban obsesionados con destruir a Cataluña. Esta es la versión de la historia que los aspirantes a Mossos d’Esquadra deben aprender y repetir, según el texto oficial editado este año por la Conselleria de Interior de la Generalitat.

La Generalitat creó con fondos reservados una policía política secreta dentro de los Mossos
Carlos Cuesta okdiario 18 Diciembre 2017

Los documentos incautados por la Policía Nacional a los Mossos cuando se disponían a destruir cajas enteras de pruebas el pasado 26 de octubre incluían los justificantes de pago con fondos reservados de toda una unidad de la policía autonómica centrada en el espionaje político: la UCRO.

“A lo largo del informe se detalla la numerosa documentación relativa a gastos reservados generados por las diferentes unidades centrales y regionales de la Comisaría General de Información” de los Mossos, señala el informe que este mismo lunes será entregado a la Audiencia Nacional. Pero, “mención aparte merecen los numerosos gastos generados por la Unidad denominada UCRO (Unidad Central de Recursos Operativos)”, señala el mismo informe policial.

Se trata de una verdadera policía política al servicio de la Generalitat. De una unidad “incardinada en la Comisaría General de Información de Mossos”, cuya “estructura y componentes no se han hecho públicos” nunca, y a la que “se le atribuyen las investigaciones de carácter más delicado”. Así lo resume la Policía Nacional.

Se refieren los cuerpos de Interior a operaciones de puro espionaje político; a seguimientos a candidatos de los partidos constitucionalistas, principalmente PP y Ciudadanos; a la coordinación de furgonetas frente al domicilio particular de Alicia Sánchez Camacho para grabarla, tal y como ha adelantado OKDIARIO; o a la tenencia de vehículos espía equipados con material de hackeo de cuentas mail y teléfonos para acceder a las actuaciones de aquellos que desafiaban el nacionalismo, como también adelantó este diario. Operaciones en las que el gasto no tenía limite y de las que “aparecen centenares de impresos justificativos en diferentes cajas” del dispendio consentido y ordenado con el que operaban, como hoy mismo informará la Policía Nacional a la Justicia.

Un dispositivo completo que permitió a los golpistas conocer cada paso de los partidos y asociaciones constitucionalistas para atacarlos y frustrarlos. Un dispositivo que conforma literalmente, una verdadera policía política secreta.

Todo ello ocurría con el consentimiento, conocimiento y colaboración del mayor Josep Lluís Trapero, quien, por ejemplo, aprovechó estos medios e informaciones para dar órdenes a los Mossos de espiar, informar y delatar cada movimiento que realizase la Policía Nacional y la Guardia Civil el 1-O, tal y como se desprende, una vez más, de la información recopilada en los informes que los agentes del cuerpo autonómico pretendieron destruir el 26 de octubre justo cuando fueron interceptados por una decena de efectivos de la Policía Nacional que impidieron a los Mossos d’Esquadra destruir las pruebas en una incineradora de Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

Porque la labor prioritaria de los Mossos, como señala la información recabada, tenía una consigna básica durante el golpe que también retrata su operativa general: “La prioridad de la Jefatura de Mossos, más que de intervenir o colaborar con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para evitar que se conculcara la ley en centros de votación, era el detectar y en algunos casos dificultar los movimientos y la intervención de éstas, llegando a producirse escenas de tensión y algunos enfrentamientos aislados”. Así fue el 1-O. Y así fue en los preparativos del golpe y durante años, periodos en los que el seguimiento político contó con el respaldo pleno de la cúpula de los Mossos.

Con pegatinas como en Cataluña
Armengol copia a Puigdemont: el Govern balear quiere que las cartas a los Reyes Magos sean en catalán
Campaña para distinguir comercios y juguetes en catalán en Baleares
Nacho Doral okdiario 18 Diciembre 2017

La dictadura lingüística que persigue imponer el catalán como lengua vehicular en la enseñanza y de uso obligatorio en la administración o los servicios públicos en detrimento del español da un paso más. Y en este caso en Baleares, que el nacionalismo independentista considera como parte de los ‘Països Catalans’. Ahora, el Gobierno que preside la socialista Francina Armengol ha decidido sumarse a la campaña de la Generalitat de Cataluña para identificar a los comercios que vendan juguetes en catalán y que los niños escriban la carta a los reyes Magos en esta lengua.

Se trata de una iniciativa del Consorcio para la Normalización Lingüística de la Generalitat de Cataluña(CPNL) y que desde ambos gobiernos se ha denominado como “colaboración”. Pero la campaña ‘I tu, jugues en català?’ (‘Y tú ¿juegas en catalán?’) que la Generalitat ahora bajo el 155 ha extendido a las islas como uno de los acuerdos firmados en la Declaración de Palma, firmada el pasado febrero por ambos ejecutivos, (y en la que representó a Cataluña el excarcelado por el golpe de Estado separatista y entonces consejero de Cultura Santi Vila) apunta directamente a los más pequeños.

Así lo ha explicado esta semana la Consejería de Cultura de la Generalitat: se extiende el mapa de establecimientos colaboradores elaborado por el CPNL en Baleares, a la vez que el Govern balear ha creado su propio portal web, ‘jocsencatalà.cat’.

Marcar comercios como en Cataluña
Pero según la denuncia de la Fundación Círculo Balear, esa web lo que realmente facilitará es marcar a las tiendas que vendan juegos y juguetes en catalán. Para ello, explica su presidente Jorge Campos a OKDIARIO, “se distinguirá a estos comercios con un adhesivo de color rojo que deberán colocar a la entrada del establecimiento”.

Un sistema para señalar, el de las pegatinas, que ya emplean entidades separatistas en Cataluña como la Plataforma Por la Lengua, subvencionada por Vila y Puigdemont estos últimos años. Y no sólo eso: “Los juguetes ‘aprobados’ por las autoridades lingüísticas también llevarán su correspondiente pegatina para destacarlos los que sean en catalán”.

La campaña incluye formación para que los dependientes de los comercios hablen en catalán, e incluso se ha incorporado un formulario en la web para que los niños “ayuden” a los Reyes Magos para que les envíen juguetes en catalán, preguntándoles si ya tienen juguetes en este idioma.

También se han repartido 7.000 copias de estos formularios en todas las islas. “Una nueva campaña pancatalanista, con la que quieren imponer su obsesión por imponer el catalán hasta en las jugueterías, y y todo con con dinero público”, denuncia este organismo que también lucha contra el adoctrinamiento escolar.

Más de un millón de euros en 2018
El Círculo Balear recuerda en este sentido un dato que ilustra su denuncia: el govern de la socialista Armengol (PSIB-PSOE), presidenta gracias al pacto con los independentistas s y comunistas de MÉS y Podemos, ha aprobado una cantidad muy importante para el capítulo denominado “normalización lingüística” del catalán en Baleares: destinará 1.239.000 euros en los presupuestos de 2018.

“No les basta con adoctrinar políticamente a los menores en las escuelas, ahora quieren llegar a los juegos y a las cartas de los niños a los Reyes Magos, en lo que además es una intromisión intolerable en la esfera privada”, denuncia esta asociación. Las cartas llevan incluso el logotipo del ‘Govern’ de las Islas Baleares.

Pero lo que también hacen es “fomentar la competencia desleal, puesto que con cargo al erario público se promocionan determinados productos si van en catalán”. Por eso, desde el Círculo Balear, se insta asimismo a que “los comercios denuncien esta campaña ante las autoridades de Consumo“.

Nada que ver con la visión de la directora general de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, Ester Franquesa, quien tan sólo ha destacado los “efectos multiplicadores” que tiene esta cooperación, para aumentar los establecimientos adscritos a esta campaña (400 en Cataluña) y el catálogo de juguetes en catalán, ahora en Baleares.

Presentación en Blanquerna Centro Cultural
‘La Cataluña que queremos’ es la respuesta de los catalanes constitucionalistas al independentismo
OKDIARIO 18 Diciembre 2017

‘La Cataluña que queremos’ es un libro, pero también un deseo que se apoya sobre la Constitución. La obra se presenta este lunes 18 de diciembre a las 19.00 horas en Blanquerna Centro Cultural de Madrid. El deseo tendrá que esperar, al menos, hasta el próximo día 21 para tomar cuerpo. Mientras tanto, el corazón de la capital de España (número 44 de la calle Alcalá) alberga la puesta de largo de este volumen que recoge las reflexiones plurales y libres de algunos de los representantes más significativos de la Cataluña constitucional: Josep Ramón Bosch, Josep Bou o la columnista de OKDIARIO y catedrática de Derecho Constitucional Teresa Freixes.

El director de elCatalán.es, Sergio Fidalgo, ha sido el coordinador de un compendio de puntos de vista prologado por dos nombres tan importantes como el escritor Felix Ovejero o el periodista deportivo Tomás Guasch. A menos de cuatro días para los comicios del 21-D, este libro reclama una buena convivencia entre los catalanes y el resto de españoles.

“En Cataluña, tal y como se vio en las grandes manifestaciones del 8 y del 29 de octubre que organizó Societat Civil Catalana, somos muchísimos los que queremos trabajar por el progreso de España”, afirma Sergio Fidalgo. Un progreso que, para materializarse, necesita “de una gran respuesta en las urnas“, según las palabras del propio Fidalgo.

En el acto intervendrán los periodistas Albert Castillón, Cristina López Schlichting y Cayetana Álvarez de Toledo. Desde Madrid pretenden fomentar el voto constitucionalista de todas aquellas personas, sean catalanas o no, que tengan la oportunidad de participar el próximo jueves en las elecciones autonómicas.

Al fin y cabo, esa es la voluntad última de ‘La Cataluña que queremos’: incitar el debate pacífico y tolerante, con arreglo a la legalidad vigente y respeto total a la Constitución. Esta recopilación de artículos muestra la pluralidad democrática de la sociedad catalana frente al autoritarismo independentista. La obra se puede adquirir sólo a través de Amazon y este mismo lunes a partir de las 19.00 horas en la presentación que tendrá lugar en Blanquerna Centro Cultural.

Cataluña o Cataluña (España)
Nota del Editor 18 Diciembre 2017

Ya han escrito el primer volumen, así que quedan 16 más por escribir. Y luego seguiremos con las provincias, las ciudades, los pueblos, las calles, casas, plantas, pasillos, viviendas, habitaciones, habitantes, mano derecha, izquierda y demás y así estaremos todos entretenidos, gastando papel y pidiendo mas al papá Noel.

RESPONDE A ECHENIQUE
Abascal, a Podemos: ‘Sois la extrema izquierda proterrorista y antinacional’
La Gaceta   18 Diciembre 2017

VOX se ha convertido en el principal azote del separatismo.

El líder de VOX, Santiago Abascal, una formación que se ha convertido en el principal azote del separatismo por su posición “sin titubeos” contra los golpistas al ejercer como acusación popular en la causa abierta a los exconsejeros en el Tribunal Supremo, ha respondido a través de Twitter al secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, que este sábado censuró su entrevista concedida al diario El Mundo.

“El Mundo dándole una página entera a la extrema derecha. Todo en orden”, dijo el dirigente podemita. Abascal respondió que a ellos, “la extrema izquierda proseparatista, proterrorista y antinacional”, les ha dado Soraya -Sáenz de Santamaría- miles de minutos de televisión”.

Abascal ha aludido a las palabras del presidente de La Razón y adjunto al presidente de Atresmedia, Mauricio Casals, al consejero delegado del diario, Edmundo Rodríguez Sobrino, en una conversación interceptada por la Guardia Civil en el marco de la Operación Lezo. “El sándwich al PSOE con La Sexta funciona de cine”, dijo.
‘Deben pasar su vida en prisión’

En la entrevista, asegura que “concibe el separatismo no como un problema democrático de quien tiene derecho a decidir, sino como un expolio del patrimonio de todos los españoles” y que “Junqueras, Puigdemont y los consejeros de la Generalitat deben pasar su vida en prisión”. “Sé que nadie se queda en prisión durante tanto tiempo, pero las condenas de los hechos gravísimos que han cometido -sumarían unos 40 años- les llevarían a estar en prisión toda su vida”, dice.

En este sentido, declara que “los delitos que se han cometido en Cataluña son los peores que puede cometer un representante público”. No me alegro de que un oponente, o incluso un enemigo político, esté en prisión, pero no hay otra alternativa. El cumplimiento de la Ley es muy educativo“, finaliza.


Recortes de Prensa   Página Inicial