AGLI Recortes de Prensa   Martes 13  Febrero 2018

Impuestos excesivos no crean más que miseria
Antonio García Fuentes Periodista Digital 13 Febrero 2018

Cuando esto escribo (08-02-2018) estoy leyendo en el periódico “Vozpópuli”; un tema sobre el abusivo impuesto de sucesiones y donaciones, donde el Estado se considera heredero forzoso de una gran parte de los bienes “de los muertos ,con dinero”, pues lo que exige es cobrar en dinero efectivo; y al final nada de nada, puesto que “los sabios del Fisco”, dicen tan campantes, que no se puede quitar ese impuesto (u otro cualquiera) ya que entonces, “los miles de millones que aporta al monstruoso aparato estatal que nos han puesto ya como un dogal mortífero, no lo permite (“lo de mortífero lo digo yo, puesto que terminará por matarlo todo”) lo que aparte de crearme irritación, termina haciéndome reír a mandíbula batiente”. ¿Por qué? Veamos.

En la nefasta nueva época (“lo es en lo administrativo y estatal a todos sus niveles”) nos han cargado, con una serie de impuestos de tan variada calaña, que ya les va quedando sólo el ponernos “por el aire que respiramos, o por el que expelemos”; ordenándonos al propio tiempo que compremos y nos pongamos los oportunos contadores, en todos los orificios de entrada y salida que contienen nuestro organismo. Con ello no han logrado nada positivo, puesto que el Estado en todos sus “organismos, chiringuitos, covachuelas y agujeros para colocar nepotes”, van siempre cortos de dinero y además y en general, el Estado Español (municipios incluidos) está quebrado o en quiebra efectiva; la que se soslaya en base de una deuda pública ya impagable, según los técnicos cualificados; por lo que insistir en el “maldito más de lo mismo español”, no es solución y por cojones, antes o después tendrán que reformar a fondo, esas cargas ya insoportables, que lo son, digan lo que digan y lo hagan como les dé la gana.

El resultado es una nación de cada vez más pobres o empobrecidos; salvo los que han logrado grandes fortunas o monopolios, que sobre la presión que hacen al Estado “y sus leyes”, terminan por no pagar nada o tan poco tan poco, que el peso o carga casi total, la soporta “la plebe y las clases medias”, que somos como aquellos “pecheros de Castilla, y que al final, pechamos con todo”.

Por todo ello no se trata de imponer más impuestos o más cargas a quienes ya estamos “asfixiados o a punto de ello”, sino de que paguen mucho más los que no pagan nada o casi nada y sobre todo, de eliminar, “los ejércitos de parásitos y nepotes”, que estamos manteniendo sin que estos produzcan nada.

Hay por tanto que eliminar una gran parte del enorme aparato estatal que mantenemos, crear ilusión para el que sabe crear riqueza la cree sin tanto obstáculos como se le ponen y tenga ganas de ganar dinero, pero produciendo de verdad riqueza, primero para sí mismo y los suyos y luego para el Estado; pero como contribuyente equitativo y no como expoliado, que es lo que somos en verdad, los individuos que supimos crear riqueza; pero que visto que para quien principalmente trabajábamos era para “un Estado lleno de parásitos” y que se nos imponía como un socio pero siempre a ganancias (“las pérdidas siempre para nosotros”) nos quitó hasta las ganas de ganar dinero, puesto que al final casi todo era y sigue siendo para quién menos lo merece; y esa es la cuestión. Nos robaron hasta la ilusión, lo que trae consigo que al final, “los más válidos” se niegan a producir; o más terrible aún; se tienen que ir al extranjero para allí rendir sus saberes, puesto que España no sabe aprovecharlos.

Y estos son los temas que tienen que tener siempre en primera línea los imbéciles políticos, que en su ignorancia o sus agonías de ambiciones, no hacen otra cosa que crear conflictos y gastos onerosos que hunden todo lo que tocan; mientras se destruyen a sí mismos por cuanto y como digo, sólo piensan en su panza y su bolsillo.

Finalmente y como soy andaluz y Andalucía es la más explotada y empobrecida de España y de Europa, dejo una pregunta en el aire: ¿Qué hace el ciento de políticos que calientan su culo en los asientos del parlamento, por qué los vascos y algunos otros que son “cuatro gatos”, logran lo que logran para sus tierras y aquí estamos pidiendo limosna siempre? ¿No les da vergüenza ninguna? ¿Quién responde?

Aquí tienen los norteamericanos sus más importantes bases militares de esta parte del mundo… ¿En qué se benefician Andalucía y los andaluces de ello?

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

El PSOE vuelve a mentir con los ERE
El escándalo acaba de inaugurar una nueva fase que supone que los socialistas andaluces han comenzado a fabricar una nueva mentira para intentar camuflar lo que sucedió
Javier Caraballo elconfidencial 13 Febrero 2018

Como el gitano aquel que llegó a los juzgados de Sevilla, Javier Guerrero, el pivote sobre el que gira el escándalo de los ERE, ha decidido que su nueva estrategia será el silencio. “Señoría, me acojo a la quinta enmienda”, dijo enfático el gitano al que habían detenido por vender en el mercadillo antigüedades robadas. Con el mismo desparpajo, Guerrero modificó ayer sus seis declaraciones anteriores (¡seis declaraciones!) y le dijo al tribunal que todo ha sido fruto de la ofuscación, de la presión de los medios de comunicación, de la policía y de la sociedad misma. “Me acojo a mi derecho a no declarar salvo las preguntas de mi abogado”, ha dicho el ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía en la reanudación del juicio del fraude de los ERE. Lo cual, que el escándalo acaba de inaugurar una nueva fase que supone, políticamente, que los socialistas andaluces han comenzado a fabricar una nueva mentira sobre los ERE, para intentar camuflar lo que sucedió; para esconderlo, para disimularlo y negarlo después. Se subraya lo de la nueva fase política, que no judicial, porque es evidente que nadie puede objetar nada al derecho irrenunciable de cada uno de los procesados a defenderse ante los tribunales de Justicia como mejor le convenga. Lo único que ocurre es que si existe un cambio de estrategia judicial, eso quiere decir que los socialistas andaluces están preparando ya el discurso exculpatorio que les llevará en su día a exigir disculpas públicas por el proceso judicial que inició la jueza Mercedes Alaya.

Como se ha insistido aquí en numerosas ocasiones, en los asuntos que conciernen a la corrupción es fundamental distinguir entre la responsabilidad política y la responsabilidad penal. Cuando se conoce un caso de corrupción, y existen elementos irrebatibles, que nadie niega, los ciudadanos se merecen una explicación política, una disculpa política, de los principales dirigentes políticos de la Administración en la que se ha generado el fraude, al margen de que en el correspondiente proceso penal las responsabilidades les afecten directamente o queden exonerados. Los socialistas andaluces comenzaron negándolo todo cuando comenzaron las investigaciones, “cosa de tres chorizos; este chicle no da más de sí”, pero al cabo del tiempo no tuvieron más remedio que admitirlo cuando se hizo abrumadora la sucesión sonrojante de sinvergonzonerías.

“No hubo un gran plan, pero sí hubo un gran fraude”, admitió José Antonio Griñán, expresidente y exconsejero andaluz, cuando salió de declarar en el Tribunal Supremo en abril de 2015. Ahora que el juicio está en marcha y, sobre todo, ahora que la Audiencia de Sevilla ha decidido excluir de los cargos el delito de asociación ilícita, la estrategia socialista que ya se dibuja vuelve sobre sus pasos para intentar reducir lo ocurrido en el escándalo de los ERE a la actuación fraudulenta de un grupo de personas, pero sin conexión política alguna ni con el Gobierno ni con los intereses electorales, clientelares, del PSOE de Andalucía. Para este último paso era esencial, y así ha ocurrido, que Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo, se desdiga de sus declaraciones anteriores y niegue ahora que en el Gobierno andaluz se tenía pleno conocimiento de cómo se repartieron los cientos y cientos de millones de los ERE.

En cualquier caso, aunque esa sea la estrategia de exculpación, lo que nadie podrá negar, como al principio, son las evidencias que se contienen en el sumario. ¿Podían conocer los principales responsables del Gobierno andaluz el reparto arbitrario de los fondos de Empleo? ¿Por qué ocurrió lo que ocurrió? Repasemos solo dos evidencias al respecto:

Primera evidencia: Javier Guerrero era un mecenas en su entorno. A todo aquel que le parecía bien, por una causa o por otra, porque fuera de la familia, porque perteneciera al PSOE o porque era un conocido que pasaba dificultades, le concedía una ayuda o una subvención para acabar con sus problemas. Es lo que dijo, para disculparse, en una de las entrevistas que concedió: “Son criaturas necesitadas de ayuda sociolaboral que están desempleadas”. En ese singular apartado de ‘criaturas’, lo mismo figura el churrero del pueblo de Javier Guerrero, al que conocía de la infancia, que un exalcalde socialista, que la madre de su chófer. A todos ellos, como a tantos otros, les llegaba una subvención de 100.000 o de 200.000 euros, o una prejubilación de 2.000 euros mensuales a cargo de una empresa en la que nunca habían trabajado.

Es evidente que si Francisco Javier Guerrero, que fue director general de Trabajo entre 1999 y 2008, pudo repartir dinero a su antojo durante tanto tiempo es porque había un sistema que se lo permitía. Como sostenía Mercedes Alaya en sus autos, “se ha estado prescindiendo de forma total y absoluta del procedimiento administrativo adecuado, que no es otro que el de la subvención excepcional, otorgándose además por una persona, el director general de Trabajo, que carece de competencia para ello”. El fraude de los ERE, en fin, no es el desfalco de quien mete un día la mano en la caja.

Segunda evidencia: existe un caso documentado en el sumario, muy significativo de cómo el fraude de los ERE es un escándalo de política clientelar. Se trata de la subvención que recibió una empresa en crisis, Bilore, en la provincia de Córdoba. En 2004, en plena campaña electoral de Manuel Chaves en las elecciones andaluzas, se recibe en la Presidencia de la Junta de Andalucía una carta de los trabajadores de esa empresa advirtiéndoles de que si no se solucionan sus problemas, van a boicotear el mitin que tiene programado el PSOE en Lucena.

Lo que ocurre a continuación es que desde Presidencia de la Junta de Andalucía se envía un fax al director general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, con instrucciones —“sería conveniente haberlo encauzado”— para que la subvención correspondiente se solventara antes del mitin en el que iba a intervenir Chaves. “Hacer lo necesario para ayudar a los extrabajadores y seguir realizando sus funciones para mantener la paz social, bien avalando un crédito con el que los extrabajadores adquirirían las instalaciones de Bilore o mediante prejubilaciones”.

La Guardia Civil localizó ese fax y la importancia del mismo es que, según confesó Guerrero a los agentes de la investigación, es el único caso en el que recibió una instrucción por escrito. Es evidente, por tanto, que si en la Presidencia de la Junta de Andalucía sabían que quien podía solventar las ayudas de forma inmediata era el director general de Trabajo, es porque se conocía perfectamente su plena disponibilidad para manejar, sin más trámite que la instrucción política, los millonarios fondos que estaban destinados a ayudar a empresas en crisis.

PP: razones para (no) creer
Arturo García gaceta.es 13 Febrero 2018

El PP vuelve a equivocarse, otra vez. Desde que sustituyó a Zapatero, Rajoy ha abandonado los valores que hicieron grande a la formación.

Rajoy ha convocado a sus barones territoriales en Génova. La deriva del PP en los últimos meses exige un cambio de rumbo y el presidente del Gobierno reclamará el consejo de su guardia pretoriana para decidir qué sendero tomar. ¿El objetivo? Recuperar terreno a Ciudadanos de cara a las elecciones de 2019.

El PP vuelve a equivocarse, otra vez. Desde que sustituyó a Zapatero, Rajoy ha abandonado los valores que hicieron grande a la formación y, ahora, principios como la defensa de la vida o la familia no tienen cabida en la sede popular. Los votantes tradicionales han comenzado a buscar alternativa y la única estrategia hasta el momento del partido está basada en cargar contra Ciudadanos prácticamente a todas horas.

Socios en muchas comunidades y ciudades, Rajoy ha entendido que la formación liderada por Albert Rivera es su mayor obstáculo para alcanzar el nicho de electores soñado: el centro. Sin embargo, la labor de Ciudadanos en Cataluña ha sacado los colores al PP y los desastrosos resultados obtenidos por Xavier García Albiol son una pequeña consecuencia de años de políticas fallidas en la región.

Y es que para Rajoy, también para Pedro Sánchez, el adoctrinamiento escolar no era un problema en Cataluña. Sin embargo abundan los vídeos que muestran la situación que viven los menores en muchos centros de la región. El pasado viernes, los alumnos del colegio público Torrent de Can Carabassa fueron obligados a cantar una canción popular con loas a Carles Puigdemont y burlas a Inés Arrimadas.

Rivera, que sí ha denunciado todo lo que ocurre en Cataluña, se acerca a Rajoy en todas las encuestas. Un sondeo publicado este fin de semana muestra que los populares continuarían siendo la fuerza más votada en unas hipotéticas elecciones generales y superarían sólo por 48.000 votos a Ciudadanos, que doblaría sus resultados de junio de 2016 al lograr 6.111.000 apoyos, de los que 2.150.000 serían de antiguos votantes del PSOE y del PP.

Decía el republicano John W. Gardner que “nuestro problema no es encontrar mejores valores, sino ser fieles a aquellos que profesamos”. El PP decidió dar la espalda a su electorado y ahora, cuando la economía mejora levemente, comienza a pagarlo. Y sólo es el principio.

¿Hasta cuándo, José Luis?
José Luis Rodríguez Zapatero cruzó el pasado jueves la línea de la deslealtad con el Estado. La labor del expresidente del Gobierno en Venezuela como mediador, muy cuestionada por opositores y dirigentes internacionales, pasó a un segundo plano al enviar una carta a la delegación de la oposición venezolana que participa en el diálogo con el Ejecutivo para presionar y lograr que suscribieran un acuerdo que avala todas las propuestas chavistas.

Rajoy siempre ha apoyado su labor en Venezuela y su situación, tras la expulsión del embajador, es comprometida, pues en los últimos tiempos se ha convertido en una de las voces más contundentes contra el chavismo en Bruselas.

El pasado 25 de enero, el Gobierno de Venezuela decidía expulsar del país y declarar persona non grata al embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández. Lejos de posicionarse del lado del Gobierno español, como sí hizo el también expresidente socialista Felipe González, Zapatero decidió que era el momento de viajar a Caracas con el objetivo de pactar las condiciones necesarias para la celebración de las citadas elecciones.

Autonomías
El chollo de la foralidad: vascos y navarros, privilegiados con 5.000 millones extra cada año
Esa sobrefinanciación les permite disparar su gasto público por habitante respecto al resto de regiones
Roberto Pérez ABC 13 Febrero 2018

La foralidad de la que disfrutan el País Vasco y Navarra otorga a estas dos comunidades, en conjunto, una sobrefinanciación de unos 5.000 millones de euros al año. El diferencial genera una brecha enorme con el resto de autonomías, y por partida doble: primero, por el dinero extra del que disponen para gastar; y, segundo, porque todo ese dinero es lo que tiene de menos el Estado para las políticas de redistribución de la riqueza entre los demás territorios.

Eso explica que el País Vasco y Navarra sean, con muchísima diferencia, las que disfrutan de un mayor gasto público per cápita.La parte dedicada a gasto social por habitante es un 40% mayor que la media del resto de España. Y eso, en términos políticos, es un valioso instrumento para quienes ocupan los gobiernos forales. El nacionalismo vasco ha hecho de la foralidad su bandera y, a la vez, el acaudalado cimiento de su acción de gobierno. Economía y política se retroalimentan en clave nacionalista al calor del Cupo y del «hecho diferencial». El PNV ha vuelto a la carga: tras la ventajosa renegociación del Cupo del año pasado, ahora pone de nuevo sobre la mesa el «derecho a decidir».

Ahí van varios ejemplos prácticos del «chollo» que supone la foralidad para las arcas públicas del País Vasco y de Navarra.

Ingresos privilegiados
Ambas comunidades autónomas disfrutan de unos ingresos presupuestarios muchísimo mayores que el resto de regiones españolas. Con un PIB per cápita levemente inferior al de Madrid, disfrutan de unos recursos públicos por habitante muchísimo mayores. Así lo indican los datos oficiales de ejecución presupuestaria recopilados por ABC.

En el quinquenio 2011-2015, por ejemplo, la Comunidad de Madrid tuvo unos ingresos presupuesatrios -sin contar deuda pública- de 2.373 euros por habitante y año; el Gobierno vasco, sin embargo, disfrutó de 4.112 euros por habitante y año; y en Navarra los ingresos presupuestarios de su Gobierno foral rozaron los 5.300 euros por habitante y año.

Visto a la inversa: si Navarra y el País Vasco tuvieran que rendir cuentas con el Estado como lo hace Madrid, tendrían que aportar a la caja común de los españoles más de 5.000 millones anuales que ahora los gobiernos vasco y navarro se quedan para «uso privativo» -más de 3.000 millones el País Vasco y unos 1.900 millones Navarra-. Si en vez de tomar como referencia el caso de Madrid se utiliza la media de las autonomías de régimen común, el diferencial sigue siendo de más de 4.000 millones de euros entre el País Vasco y Navarra. Pero, en sentido estricto, esta base de cálculo es menos realista, ya que ese promedio del régimen común incluye autonomías en una situación económica nada comparable con la vasca y navarra.

Gasto público sin parangón
Con tal volumen de dinero en sus manos, no es de extrañar que los gobiernos vasco y navarro sean líderes en gasto público per cápita. Durante 2017, la Administración autonómica vasca gastó una media de casi 4.100 euros por habitante; la navarra, unos 5.300 euros por cabeza. Entre las dos, de media, unos 1.500 euros más que la media de las otras 15 comunidades autónomas, del orden de un 50% más.

Eso da un privilegiado margen de maniobra política. Baste un ejemplo: el conjunto de las autonomías de régimen común, de media, dedican a repartir subvenciones apenas un 27% de todo su presupuesto; en el País Vasco alcanza el 35,2%, y en Navarra se dispara hasta el 39,2%.

Sanidad, Educación y Servicios Sociales
Este aumento del gasto público hace que el País Vasco y Navarra dediquen un volumen de dinero a Sanidad, Educación y Servicios Sociales muy superior al que se da en el resto de España. Por ejemplo, durante el último año, un vasco dispuso de 536 euros más para Sanidad que un andaluz; el presupuesto per cápita para Servicios Sociales en Navarra fue mil euros superior que en Canarias; y -otro ejemplo- el presupuesto por habitante que el País Vasco dedicó a Educación fue 500 euros mayor que el de la Comunidad de Madrid.

Y, además, menos endeudadas
Las comunidades forales no solo tienen más dinero en sus manos, sino que, además, lo manejan con mucho mayor margen de maniobra -con el potencial político que eso supone-. De enero a noviembre del año pasado -último dato de contabilidad oficial certificado hasta la fecha-, las autonomías del régimen común tuvieron que dedicar el 17,4% de sus recursos a pagar el recibo de su deuda pública. Navarra solo el 11,1%, y el País Vasco tan solo el 7,5%. La explicación: al tener más dinero público en sus manos, pueden gastar más sin tener que endeudarse tanto.

Ventajas fiscales
Y todo lo anterior, además, con un marco fiscal ventajoso. La foralidad otorga al País Vasco y a Navarra una capacidad extra en materia tributaria. Es una herramienta añadida con la que «competir» en materia fiscal y, por extensión, también en clave política ante sus ciudadanos.

Cake en el 15º aniversario del asesinato de Joseba Pagazaurtundúa por parte de ETA
Maite ‘Pagaza’: “La decadencia del terrorismo de ETA en realidad es para acumular fuerzas”

OKDIARIO 13 Febrero 2018

Cake Minuesa se ha desplazado en esta ocasión a la localidad de Andoain, donde residía Joseba Pagazaurtundúa, asesinado cruelmente por la banda terrorista ETA hace ahora 15 años. En el homenaje al político, CiudadanOK constata que en el Ayuntamiento no ondea la bandera de España, sólo la del País Vasco.

Charla Cake con Carlos García, vicesecretario del PP de Vizcaya. “Él era consciente de que estaba en el punto de mira de los asesinos, y aún así, en lugar de marcharse, optó por dar más la cara y más defender sus ideas para defender la de todos. Él cedía parte de su libertad para defender la de todos”. Así de claro lo tiene.

La hermana de Joseba, Maite ‘Pagaza’, hoy eurodiputada, avisa: “Cuando te arrebatan a un ser querido y sufres que le insulten… La decadencia del terrorismo de ETA en realidad es para acumular fuerzas y defender la legalización de sus siglas”.

Rosa Díez pone el foco en que, aunque el terrorismo que asesina haya quedado apartado en los últimos años, ETA sigue teniendo demasiada importancia en el día a día de los ciudadanos. “Sigue guiando ETA, antes matando y ahora hablando. A Pagazaurtundúa le mataron porque era un estorbo para defender esa sociedad de la que hoy Otegi sigue hablando”.

Carlos García apunta que “los asesinatos no se recuperan de ninguna manera, y ver cómo hay miserables que siguen defendiendo los derechos de los asesinos intentando que nos den pena y que estén a pocos kilómetros, cuando hay gente que sólo podemos visitar a los familiares o a los amigos a los cementerios”, dejando claro que la victimización de los presos de ETA es una trampa perversa.

E insiste en que: “Lo que Otegi diga no tiene ningún valor, es un terrorista que cumple condena, y los terroristas no son políticos, a ver si nos enteramos de una vez, son terroristas”.

LIQUIDA LA LIBERTAD INDIVIDUAL
Recogida de firmas contra la nueva ley de Memoria Histórica del PSOE
La Gaceta  13 Febrero 2018

La Gaceta pone en marcha una recogida de firmas contra la totalitaria nueva ley de Memoria Histórica que quiere aprobar el PSOE.

“La nueva ley de memoria histórica propuesta por el PSOE, consecuencia y empeoramiento de la anterior, establece la ilegalización de cualquier asociación o fundación que sostenga puntos de vista contrarios a los socialistas con respecto a la historia reciente de España.

Una ley que amenaza, además, con penas de cárcel y elevadas multas a quienes sostengan opiniones o estudios favorables a la figura de Franco y a su régimen y que pretende expropiar, destruir o transformar el patrimonio histórico y artístico procedente de aquel régimen”.

Es el resumen que hace el historiador Pío Moa de la reforma socialista de la ley de Memoria Histórica, cuyo articulado ha sido ya publicado en este diario.
FIRMA AQUÍ CONTRA EL PROYECTO TOTALITARIO DEL PSOE https://gaceta.es/memoria/

Una ley que ataca directamente la más elemental libertad de opinión, expresión, investigación y cátedra, y ataca por ello directamente la Constitución, que en varios artículos, empezando por el título preliminar, establece “la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Esa ley, de llevarse a la práctica, anularía por completo la Constitución o lo que queda de ella.

Una ley que recuerda dramáticamente al Gran Hermano de Orwell, a ese estado todopoderoso que trata de controlar hasta el pensamiento de sus ciudadanos desde el Ministerio de la Verdad. Ese 1984 en el que el pasado se reconstruye una y otra vez a conveniencia del poder, hasta suprimir todo atisbo de objetividad incluso en lo referente a los recuerdos parece ser la base inspiradora de la nueva ley socialista. “Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controla el futuro”.

Es asimismo un proyecto radicalmente antidemocrático, por cuanto supone que un partido, o el proyecto de un partido, acabe decidiendo cuál ha sido la realidad de la Historia. Esto solo ocurre en regímenes totalitarios tipo Cuba, Corea del Norte, Venezuela y similares… hacia los que quieren llevarnos ahora los autores de ese texto normativo.

Estamos, por tanto, ante un proyecto de ley orientado directamente contra los derechos de los españoles, contra las libertades más elementales y contra la verdad mejor documentada sobre nuestro pasado. Un proyecto hecho, como no podía ser menos, por un partido de historial e ideología radicalmente antidemocráticos. Y contra estas derivas nos toca movilizarnos muy en serio a cuantos amamos la libertad, la verdad y a España.

Por eso, desde La Gaceta ponemos en marcha esta campaña de recogida de firmas por la libertad, contra la imposición ideológica y contra este atentado al rigor histórico del Partido Socialista Obrero Español.

Por una Comisión de la Verdad independiente del poder
Pío Moa gaceta.es 13 Febrero 2018

Los liberticidas que han elaborado el proyecto de ley de Memoria histórica hablan, con su retórica falsaria, de crear una “comisión de la verdad” con personajes de su cuerda a los que llaman “prestigiosos” y demás. Pero la idea no es mala. Es precisa una comisión de la verdad. Uno de los graves problemas que tiene la democracia en España es la ignorancia de la historia, y en concreto de la historia del PSOE. Esta es la razón por la que muchas personas creen que un partido capaz de proponer una ley despótica como esta es democrático, cuando ese partido, el PSOE, es, ahora como en la república, el peligro más grave para la convivencia de los españoles en paz y en libertad. Uno de los pocos socialistas decentes, Besteiro, describió la propaganda del Frente Popular, especialmente la socialista, como “un Himalaya de falsedades”. Y ese Himalaya pretenden echarlo nuevamente encima de todos para aplastar nuestras libertades más elementales.

Pues bien, de momento la comisión está creada. Soy yo mismo más cuantos quieran sumarse al movimiento de aclaración de la historia, en particular la del PSOE. ¿Cómo haremos? En principio nuestros medios son escasos. No somos personajes subvencionados como los que pretende alquilar el PSOE… y subvencionados quiere decir que nos obligan a todos a pagarles sus falsedades. Tampoco disponemos de los grandes medios de masas, por lo común subvencionados de la misma forma, directa o indirectamente, en esta democracia fallida. Sin embargo la verdad debe ser defendida, y tenemos muchos más medios de los que parece, máxime en una época en que las redes sociales permiten una difusión mucho más allá de dichos medios corruptos. Las propias redes están tremendamente contaminadas por gente afín a os trepadores del Himalaya, pero ahí cada uno de nosotros tiene voz, no puede ser silenciado fácilmente, y se trata simplemente de combatir a los del Himalaya de manera sistemática y lo más masiva posible.

Mientras dure esta campaña, el editorial del programa “Una hora con la Historia” versará sobre el pasado y el presente del PSOE. El editorial puede ser difundido tal cual en Facebook. Y acompañaré frases cortas para tuíter y otra redes.

Ahora repetiremos un resumen, que ya hicimos hace unas semanas:

Es muy preciso, por tanto, que la opinión pública conozca la ocultada historia de ese partido, hoy bastante bien estudiada, aunque todavía pocos la conozcan. Muy en breve, en los años 30 el PSOE quiso, buscó y organizó la guerra civil, textualmente, para imponer en España un régimen de tipo soviético. La preparación de la guerra incluyó abundante uso del terrorismo. Fracasado el intento en octubre de 1934, volvió a la violencia tras las elecciones de febrero de 1936, demostradamente fraudulentas, para destruir la legalidad republicana, con uso abundante de un terrorismo que culminó en el asesinato del líder de la oposición Calvo Sotelo; y ya durante la guerra fueron actos suyos el terror de las chekas, el envío de las reservas de oro a Moscú — haciendo de Stalin el jefe real del bando llamado republicano– y el robo sistemático de bienes nacionales y particulares, que suscitaría luego peleas sórdidas entre sus líderes en el exilio.

Si hay alguien responsable de la guerra civil, es el partido que ahora intenta arruinar del todo la democracia mediante la violencia del estado combinada con ”esa constante mentira”, que decía Gregorio Marañón. Volviendo a Besteiro recordemos que fue el socialista que denunció la guerra civil y el baño de sangre que preparaba su partido en 1934, y que por eso fue calumniado y marginado en su propio partido. Por desgracia permaneció en él y eso le valió una condena a cadena perpetua al terminar la guerra, aunque como deben saber, aquellas cadenas perpetuas podían durar de cuatro a seis años. Besteiro fue, además, el único líder socialista que no huyó al extranjero. Los otros se fugaron con tesoros expoliados y dejado a sus sicarios que se arreglaran como pudieran con los vencedores. Personas comprometidas en delitos de sangre a veces terribles y a quienes los de la memoria histórica quieren hacer pasar por luchadores demócratas y víctimas del franquismo. Todo esto no es un panfleto del tipo de los de la memoria histórica. Es un resumen de hechos abundantemente investigados y documentados, entre otros por mí mismo en mi trilogía sobre la república y la guerra civil.

Luego, durante el franquismo, el PSOE no hizo la menor oposición digna de reseña, al revés que los comunistas. Y es ahora, ochenta años después de la guerra y cuarenta de la transición a la democracia, cuando este partido intenta derrotar a aquel régimen a base de derrotar al mismo tiempo la libertad de los españoles e instalar en la sociedad los mismos odios que llevaron a la destrucción de la república.

El PSOE se ha venido presentando como partido democrático, cuando la verdad es que solo se ha resignado a una democracia llegada históricamente desde el franquismo, “de la ley a la ley”. La democracia no debe nada al PSOE, sino que, al revés, ese partido debe todo a una democracia a la que en cambio ha aportado grandes dosis de corrupción, “comprensión” hacia los separatismos y los crímenes de la ETA, y leyes siniestras como las de su fantástica memoria histórica. Por falta de fuerza ha tenido que aceptar un régimen de libertades, pero manteniendo su ideología contraria en espera de ocasión, que parece creer llegada ahora.

Estamos, por tanto, ante un proyecto de ley orientado directamente contra los derechos de los españoles, contra las libertades más elementales y contra la verdad mejor documentada sobre nuestro pasado. Un proyecto hecho, como no podía ser menos, por un partido de historial e ideología radicalmente antidemocráticos.

Y contra estas derivas nos toca movilizarnos muy en serio a cuantos amamos la libertad, la verdad y a España. Es preciso demostrar a los totalitarios que no somos un pueblo de borregos que se deje embaucar por su turbia charlatanería ni amedrentar por sus amenazas.

Y ahora, unas frases, solo tres, para poner en marcha en tuíter:

*La nueva ley de memoria histórica materializa en persecución totalitaria lo que en la antigua ley quedaba como simple amenaza

*La histeria antifranquista no habría tenido curso sin la inhibición culpable de quienes deberían defender la verdad, y sin la corrupción despótica que ha significado obligarnos a todos a subvencionar sus mentiras

*¿Quieren una prueba irrefutable de que la “memoria histórica” es falsa de arriba abajo? Reparen en que se ha impuesto a base de subvenciones que nos han obligado a pagar a todos, y ahora amenazan con la violencia del estado a quienes piensen de otro modo

Obviamente, mientras ustedes escuchan no pueden copiarlas, pero pueden hacerlo en mi blog www.piomoa.es u oyéndolas en YouTube “Una hora con la historia”.

******************
Azaña, el falso mito de izquierdas y derechas: https://www.youtube.com/watch?v=tM1ej5f4snc&t=8s

La «ladrona» más torpe del mundo
De nuevo «la ladrona» estrena proyectos de futuro en Cataluña, igual que hace 170 años montó el primer ferrocarril de la península entre Barcelona y Mataró
Álvaro Martínez  ABC 13 Febrero 2018

Casi 2.000 millones de euros va a invertir «la ladrona» en la ampliación de los aeropuertos de El Prat y Gerona. De aquí a seis años, habrá una terminal satélite, para reforzar la acogida de los vuelos internacionales, en el aeródromo barcelonés; una estación del AVE, que conecte el aeropuerto de Gerona con el centro de Barcelona y con la estación de El Prat, y se ampliará la plataforma gerundense para estacionar aviones. En realidad, se trata de que ambos formen parte de un mismo sistema aeroportuario, inédito en España.

De nuevo «la ladrona» estrena proyectos de futuro en Cataluña, igual que hace 170 años montó el primer ferrocarril de la península entre Barcelona y Mataró (no el primero de España, que se estrenó años antes en la isla de Cuba). E igual que hace 143 años, «la ladrona» construyó en Barcelona la primera central eléctrica, que seis años más tarde dio pie en la misma ciudad a la Sociedad Española de Electricidad, pionera asimismo en el país. Seguimos. También Gerona, donde estuvo de alcalde el hoy forajido de Bruselas, fue la primera capital española que tuvo una red de alumbrado eléctrico, hace 132 años de aquello.

Eso si hablamos del siglo XIX porque en el XX siguió la racha de los estrenos de infraestructuras y proyectos precursores (muchas veces en régimen de monopolio) que «la ladrona» llevó a cabo en Cataluña, esa tierra tan maltratada por ese Estado «opresor», «maligno» y claramente «catalanofóbico». Por eso este año se cumplirán 68 años de la fundación, en Barcelona, de la primera fábrica española de automóviles. Un año antes de que comenzara a funcionar, en 1949, el Instituto Nacional de Industria del franquismo creaba una sociedad con un capital de 600 millones de pesetas.

Y continuamos. Ya en este siglo, Cataluña es la primera y única región española que tiene sus cuatro capitales de provincia, todas, conectadas por alta velocidad ferroviaria, gracias a la multimillonaria inversión de esa «despiadada ladrona». En Extremadura, a estas alturas del siglo XXI, no hay un kilómetros de vía electrificada y aún hay traviesas de madera en algunos tramos. Extrañísima forma de robar la de esta «ladrona».

Así que a otro lado con los lloriqueos, el victimismo «indepe» y el «España nos roba», que visto el repaso de tres siglos aquí no cuela.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

"Nos jugamos el futuro de la nación"
EDITORIAL Libertad Digital 13 Febrero 2018

El problema del terrorismo nacionalista vasco no puede cerrarse en falso, como pretenden los nacionalistas y sus apaciguadores.

El proceso de postración del Estado de Derecho ante la banda terrorista ETA, iniciado por José Luis Rodríguez Zapatero y mantenido por Mariano Rajoy, ha entrado en una nueva fase, en la que los proetarras y, en general, el nacionalismo vasco tratan de enmarcar el sanguinario historial de esa despreciable banda de asesinos en un conflicto entre dos legitimidades felizmente resuelto sin vencedores ni vencidos.

Se ha lanzado la voz de alarma ante lo intolerable de una circunstancia propiciada por el PP, el PSOE y el PNV y que pretende sentar las bases de un nuevo proceso, a través del cual el separatismo vasco recoja definitivamente las nueces del árbol que agitaron los criminales durante cuatro décadas.

En un homenaje a su heroico hermano Joxeba, asesinado hace 15 años por ETA, Maite Pagazaurtundúa ha advertido sobre las consecuencias de esta traición a las víctimas del terrorismo. Como acertadamente enfatiza la ejemplar eurodiputada, en esta operación pergeñada al socaire de la crisis de Cataluña "se está jugando el futuro de la nación española"; y alerta: "Si hay impunidad, si nos tenemos que tragar los argumentos de ETA, vamos a tener problemas con la integridad territorial a corto plazo".

El problema del terrorismo nacionalista vasco no puede cerrarse en falso, como pretenden los nacionalistas y sus apaciguadores. Muy al contrario, los criminales tienen que seguir siendo perseguidos, no en vano aún quedan más de 300 asesinatos por esclarecer, y las instituciones han de combatir el infame relato blanqueador del terrorismo que se pretende imponer a la sociedad.

Como señala Pagazaurtundúa, ha de procederse a "la condena del terrorismo de ETA, de toda su historia, sin concesiones y sin maquillaje". De otro modo se estaría entregando al separatismo una victoria en el plano simbólico con gravísimas consecuencias para el futuro de España.

¿A quién engaña el PNV?
Cayetano González Libertad Digital 13 Febrero 2018

El partido de Urkullu y Ortuzar es experto a la hora de oler y aprovechar la debilidad del adversario político.

Después de estar agazapado durante un tiempo, tras el fiasco del Plan Ibarretxe, y al socaire del proceso secesionista de Cataluña, el PNV, una vez más, ha vuelto a enseñar la patita independentista. Algo a lo que no ha renunciado ni renunciará si quiere seguir siendo el partido fundado por Sabino Arana el 31 de julio de 1895.

Hace unos días, el PNV presentó su propuesta de reforma estatutaria en el el Parlamento vasco. El partido liderado por el tándem Urkullu-Ortuzar pretende que el resto de España reconozca que los vascos constituyen un "sujeto político-jurídico titular", lo cual choca frontalmente con el artículo 1.2 de la Constitución, en el que se afirma: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado".

No se quedan ahí las pretensiones del PNV. También quiere que se posibilite el derecho a decidir, la bilateralidad con el Estado; que se reconozca que el pueblo vasco es una nación y que se le permita una mayor "acción exterior" en organismos internacionales. Además, quiere asumir las competencias en materia de justicia, política penitenciaria, Seguridad Social. Es decir, quiere que en la práctica Euskadi sea un Estado que tenga una relación de igual a igual con el español.

Nadie que conozca mínimamente la historia y la trayectoria del PNV se debería llevar una sorpresa por este despertar de su alma nacionalista en detrimento de su alma pragmática. Siempre ha sido así, y desde la Transición, de una manera descarada. Por eso, el PNV no engaña a nadie, salvo a los que se quieren dejar engañar, o a los que anteponen sus cortos intereses personales y partidistas a una acción política en la que prime por encima de todo la defensa de la unidad de la nación.

Decía este pasado domingo el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, en una entrevista en El Correo: "Hay que parar los pies al PNV para defender la estabilidad". No estaría de más que Alonso, aparte de a un periódico, se lo dijera también al presidente de su partido y del Gobierno, que no disimula nada su cortejo al PNV para obtener de este partido el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. Hablar, como han hecho Rajoy y algunos ministros, de la lealtad y del sentido de Estado del PNV es una ofensa, no sólo al sentido común, sino a tantos vascos que, no siendo nacionalistas, han tenido que soportar durante muchos años la dictadura nacionalista: la de ETA matando y la del PNV imponiendo desde el poder el nacionalismo obligatorio.

El PNV es un experto a la hora de oler y aprovechar la debilidad del adversario político. Sabe de sobra que Rajoy está dispuesto a muchas cosas con tal de asegurarse una aprobación de las cuentas públicas que le posibilite su continuidad en la Moncloa hasta junio de 2020.

En este contexto, vuelven a cobrar toda su fuerza las palabras pronunciadas hace unos días por la joven dirigente de las Nuevas Generaciones del PP vasco, Beatriz Álvarez Fanjul, en un acto de su partido. A la pregunta de qué creía que les diría Gregorio Ordoñez si estuviera allí presente, Beatriz contestó:

Teníamos unos principios que muchas veces hemos dejado de lado, y lo que Goyo nos diría es: vuelve a tus inicios, vuelve a tus principios, vuelve a ser lo que eres, convence, ilusiona e influye en la sociedad vasca.

Y yo añado que Goyo nunca permitiría que el PP se apoyara para permanecer en el poder en un partido que lo que quiere y busca es la ruptura con España. Él combatió valientemente no solo a ETA, también al PNV. Los miembros del Gobierno -Soraya, Cospedal y Zoido- que estuvieron el pasado día 3 en San Sebastián en el acto de entrega del premio de la Fundación Gregorio Ordoñez deberían tomar buena nota de ello, porque si no, ¿para qué fueron?

De la burbuja independentista y el uso ‘moderado’ del Derecho Penal

Margarita Batallas. vozpopuli 13 Febrero 2018

En su particular ‘día de la marmota’, un sector del independentismo, el de Puigdemont, continúa instalado en la ficción de que no habrá un mañana en el que habrá de responder ante la Justicia

El ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama alertó, en una reciente entrevista televisiva, de un nuevo peligro para la democracia, el de los ciudadanos que viven en una burbuja informativa. Y citó al senador norteamericano Daniel Moynihan, quien había dicho: “Todos tenemos derecho a nuestras propias opiniones, pero no todos tenemos derecho a nuestros propios hechos”. Lógicamente, el ex presidente estadounidense no pensaba en Cataluña cuando echó mano de la cita, pero esta se puede aplicar hoy a la realidad catalana, o más bien a Carles Puigdemont y los independentistas, dispuestos a mantener como un “hecho propio” su derecho a la independencia por la vía de la ilegalidad antes de reconocer que se han equivocado de camino.

La decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de mantener en la cárcel al ex consejero de Interior, Joaquim Forn, y al que fuera responsable de ANC, Jordi Sánchez, ha reactivado su imagen de presos políticos, es decir, el hecho propio de que están encarcelados por motivos ideológicos y no por haber cometido delitos. Sin embargo, el Código Penal es una realidad que todos, incluidos los secesionistas, piden que se aplique cuando no se cumplen las leyes. Pues bien, el magistrado del alto tribunal se ha limitado a hacer su trabajo, y tras analizar las pruebas que ha ido acumulando contra ellos y los otros dos reos, Oriol Junqueras y Jordi Cuixart, se ha negado a firmar su puesta en libertad.

El Tribunal Supremo vigila las actuaciones de los imputados que están en libertad y revocará las órdenes de libertad si votan o avalan la elección telemática de Puigdemont

El togado explica en sus resoluciones que estos cuatro políticos y los huidos son los líderes de un movimiento que busca la independencia de Cataluña por vías ilegales, es decir, al margen de la Constitución y del Estatuto de Autonomía. Forn ha jugado un papel destacado, ya que colocó a los Mossos D`Esquadra al “lado de la rebelión” y aunque ha renunciado a su acta de diputado puede formar parte del nuevo Govern si recupera la libertad, advierten fuentes judiciales. Por su parte, Sánchez se mantiene en las listas del partido que insiste en proclamar al prófugo Puidgdemont como presidente de la Generalidad.

Fuentes jurídicas reconocen que la redacción de los autos de Llarena no es la más acertada, porque favorece la impresión interesada de que mantiene en prisión a Forn y Sánchez por el solo hecho de ser independentistas. Sin embargo, también subrayan que los políticos encarcelados lo están porque los delitos que han cometido (rebelión/sedición) “son muy graves y llevan aparejadas penas de hasta 20 años de prisión”. Los magistrados, se insiste, dictan autos de prisión por hechos ya cometidos y no por arrepentimientos que son difíciles de comprobar cuando no ha variado un ápice la situación que ha provocado los delitos.

“Es cierto que todos han renunciado ahora a otra declaración unilateral de independencia”, pero “sus retracciones” -afirman- “tienen poca credibilidad”. “Es como si un secuestrador de menores que violara a las jóvenes en su coche dijera que no lo va a volver a hacer porque ha vendido el automóvil, nadie entendería que se le dejara en libertad, pues mientras no se recupere la normalidad en Cataluña tampoco vale su palabra”, apostillan.

En medios judiciales se reconoce que la redacción de los autos de Llarena favorece la impresión de que mantiene en prisión a Forn y Sánchez por el solo hecho de ser independentistas

Asimismo, estas fuentes subrayan que Llarena ha llevado a cabo un uso “moderado” de la prisión porque solo ha encarcelado a los máximos dirigentes de la intentona secesionista. Y reconocen que la justicia fue más benévola con los organizadores del 9-N que con los del 1-0 porque la consulta no desembocó en una declaración unilateral de independencia como ocurrió tras el referéndum. Por ello, fuentes jurídicas vaticinan que lo más probable “es que entren más en la cárcel antes de que salgan los que están presos”. Carme Forcadell, y los otros diputados independentistas que están en libertad pueden pisar el penal si avalan una ley para que Puigdemont sea elegido a distancia. Y la lista se puede ampliar al presidente del Parlament, Roger Torrent, y los miembros de la mesa de la cámara si desobedecen el mandato del Tribunal Constitucional de que la investidura debe ser presencial.

Estamos por tanto ante hechos judiciales y no “hechos propios”. El problema, por tanto, es la “burbuja” en la que se mueven los independentistas, que siguen al pie de la letra uno de los diálogos de la película “El día de la marmota”, ese en la que un egocéntrico hombre del tiempo se pregunta: “¿Qué pasaría si no hubiera un mañana? Si no hubiera un mañana no habría consecuencias y podríamos hacer lo que quisiéramos”. Pues en democracia, hay un mañana; y consecuencias.

Que tome nota Llarena
OKDIARIO 13 Febrero 2018

Pablo Llarena tiene trabajo en Gerona. Los independentistas han secuestrado la ciudad de un tiempo a esta parte. La alcaldesa Marta Madrenas ha convertido su cargo en un instrumento para hacer constante apología de las ilegalidades separatistas. Con el agravante, además, de que será diputada cuando se constituya el Parlament. Este mismo lunes, en el pleno del Consistorio gerundense se ha aprobado que la Plaza de la Constitución pase a llamarse Plaza del 1-0 en homenaje al referéndum ilegal que prohibió en su momento el propio Tribunal Constitucional. Un hecho que derivó en la declaración de independencia por parte del huido Carles Puigdemont y que significó la aplicación por parte del Gobierno del artículo 155 de la Constitución. En definitiva, una ilegalidad supina que ahora encuentra homenaje en la ciudad gobernada por Madrenas.

Ni el loable trabajo de la plataforma constitucionalista Girona Som Tots ni la manifestación de 500 vecinos de la localidad ha evitado que la represión secesionista imponga de nuevo su voluntad en la sociedad catalana. Hasta 27 intelectuales de Gerona, la mayoría de ellos perteneciente al ámbito universitario de dicha urbe, habían firmado un manifiesto contra el cambio de nombre de la Plaza de la Constitución. Como apuntada su portavoz, Josep Quintanas: “Un monumento fundamental de la ciudad y del país, que supone la recuperación de las libertades de las instituciones catalanas”. ¿Hasta qué punto es legal mancillar una y otra vez esas libertades y seguir haciendo apología del golpismo? ¿Hasta cuándo puede aguantar estos constantes desprecios nuestro Estado de Derecho? A pesar de estar en vigencia el 155, Cataluña parece una dictadura donde prevalece la ley del más fuerte ante la legalidad vigente.

Tendrá que tomar nota Llarena y tendrán que extremar las precauciones desde el Gobierno. Este nuevo paso adelante del Ayuntamiento de Gerona fomenta un clima de tensión y enfrentamiento que puede ser muy peligroso. En vez de trabajar por una convivencia pacífica, el cambio arbitrario en el nombre de la plaza colabora a crear una segregación entre independentistas y no independentistas. Entre ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Madrenas y el Ayuntamiento de Gerona ya eran tristemente célebres antes de este dislate. Durante el pasado mes de octubre, aprobaron una moción para declarar persona non gratas a Felipe VI y al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. Con esos mimbres no es de extrañar el resultado final del cesto. Lo que si extraña, sin embargo, es la impunidad con la que campea Marta Madrenas en su desgobierno.

La Guardia Civil dictamina que la Generalitat tenía una contabilidad B para el 1-O
Carlos Cuesta okdiario 13 Febrero 2018

La Guardia Civil certifica que la Generalitat financió el 1-O con una contabilidad B. El Juez del juzgado de instrucción nº 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, habla ya sin miramientos de que la financiación contó con fondos públicos. Y el informe de la interventora general en Cataluña, Rosa Vidal, al que ha tenido acceso OKDIARIO, constata que, pese a ello, ni un euro de la contabilidad de la Generalitat aparece destinado oficialmente al referéndum del 1-O.

La Guardia Civil investiga ya las cuentas desde las que operó la Generalitat, ante la evidencia de que –puesto que los gastos sí se realizaron y se pagaron–, se tuvieron que financiar desde una segunda contabilidad en negro. Un contabilidad B.

La Guardia Civil busca en estos momentos el mecanismo exacto. Si se trata de cuentas abiertas por la propia Generalitat o responsables suyos, o si se han utilizado las distintas asociaciones ligadas al golpe separatista –en especial, ANC, Òmnium Cultural y AMI– para hacer triangular los pagos y desembolsar los gastos del 1-O desde sus cuentas.

La Benemérita, de hecho, y como adelantó OKDIARIO, investiga la existencia cuentas y estructura en el extranjero de estas asociaciones ante la evidencia de que determinados gastos como el mantenimiento de Carles Puigdemont y sus consejeros fugados en Bélgica no cuentan con rastro nacional.

El informe de la interventora general de Cataluña deja constancia del hecho de que no aparece ni una sola partida ligada oficialmente al golpe. Y ello, pese a que las campañas de publicidad se han pagado y realizado y a que todo se coordinaba dese el Govern.

“Esta interventora general ha manifestado cada semana al vicepresidente consejero de Economía y Hacienda que en la contabilidad corporativa centralizada de la Generalitat de Cataluña –aplicación denominada Gecat– no consta ningún gasto relacionado con el proceso refrendario”. Así aparece reflejado en el informe de la Intervención entregado ya a instancias judiciales y que hoy reproduce OKDIARIO.

La frase se va repitiendo en cada uno de los focos que el juez Ramírez Sunyer solicitó investigar como posibles orígenes de los gastos golpistas. Entre ellos, la casa matriz de TV3: “Asimismo a esta intervención le consta que cada semana el consejero del departamento de la Presidencia, como máximo responsable y responsable económico financiero de la entidad Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, ha certificado que no se ha efectuado ningún gasto relacionado con el proceso refrendario”.

La Interventora añade que “el departamento de la Presidencia me manifiesta que no ha comprometido ni realizado ningún gasto sobre la actividad citada anteriormente” y que “desconoce cómo se ha financiado” cada partida de gasto porque “no le constan las entidades públicas o privadas que han participado”, por ejemplo en la financiación de los vídeos publicitarios del 1-O.

Todo el informe viene firmado por Rosa Vidal, interventora general. Y en todo el volcado de datos, ella misma ha sido incapaz de encontrar ni un contrato, ni una factura.

La Guardia Civil apunta al Govern
La Guardia Civil tiene clara la conclusión. Porque si mandaba en todo el golpe el Govern, si los fondos públicos de las subvenciones de las asociaciones golpistas se distribuían y decidían desde el Govern, y si el Comité Estratégico que lideraba el golpe estaba integrado en gran medida por el propio Govern, deberían haber aparecido rastros de pagos o facturas en los departamentos del Govern al igual que sí han aparecido documentos organizativos y actas de las reuniones separatistas de todo lo sucedido. Por lo tanto, si no aparecen, es porque las cuentas o depósitos desde los que se ha pagado el golpe se encontraban ya escondidos y fuera de la contabilidad oficial antes de comenzar la investigación.

Las sospechas de la Guardia Civil van más allá. Y teme que parte de la financiación haya ido saliendo paulatinamente con destino en determinados caso a cuentas en el extranjero, desde las que poder pagar posteriormente con mayor disimulo y sin dejar rastro nacional.

De Companys a Puigdemont, el instante de locura
El nacionalismo tiene que destruir. No es sólo que tenga que destruir España. Tiene que destruir, antes que nada, Cataluña: la real, la existente, la plural.
Cristina Losada Libertad Digital 13 Febrero 2018

Se desgranan los daños que la deriva separatista ha infligido a Cataluña y se lamenta que el independentismo haya sido capaz de destruir tantas cosas en tan poco tiempo: la economía y el prestigio de Cataluña, su peso y su influencia en Madrid, el catalanismo transversal o una supuesta unidad preexistente. Se deplora igualmente el descrédito de las instituciones de autogobierno. "La Generalitat no existe. Cataluña no tiene gobierno. Eso es terrible", decía Josep Maria Bricall, que fue consejero de Gobernación con Tarradellas, en una reciente entrevista. Y ante el interminable enredo de la investidura, hay asombro por el hecho de que los separatistas respeten tan poco el autogobierno que prefieran mantener el desafío al Estado antes que recuperar la Generalitat. Es como si Puigdemont, comentan los asombrados, quisiera que el 155 se perpetúe.

Hay un tono Gaziel en el ambiente. No llega a la fuerza y la elegancia del original, pero recuerda al que transmite Gaziel en sus "Apuntes de una noche inolvidable", escritos "para los catalanes de mañana". Al leer su experiencia de los días de octubre de 1934 se perciben, casi físicamente, los estados de ánimo con los que el periodista asiste, incrédulo y angustiado, estupefacto y abatido, con la sangre helada en las venas, al desvarío de la Generalitat. Entonces consiguieron provocar la catástrofe en sólo diez horas, que es el lapso transcurrido entre la proclamación del Estado catalán por Companys y su derrota a manos del Gobierno y el Ejército de la II República. Y Gaziel, de modo similar a sus émulos de hoy, ve en todo ello un terrible golpe a Cataluña, "descartada, reducida a la impotencia, anonadada, en un abrir y cerrar de ojos", para "enorme gustazo" de sus enemigos. Todo cuanto se había conseguido, viene a decir, se ha ido al traste.

Habrá que ser experto en catalanismo para interpretar como es debido estos lamentos, los de Gaziel y los de ahora. Pero no es necesario tener esa especialidad para apreciar que la hipótesis que se desprende de ellos no vale. En su visión, el separatismo se lanza al vacío sin justificación, sin medir fuerzas, a sabiendas de que no va a conseguir lo que pretende y de que puede provocar provocar daños inmensos. Esto equivale a decir que da el triple salto mortal movido por un impulso irracional incontrolable, como bajo los efectos de un ataque repentino de insania. No lo pondrán en estos términos, pero los que hacen el recuento de daños se asombran de tal manera de que el separatismo haya podido causar tantos destrozos a Cataluña que la única explicación que dejan abierta es la del instante de locura. Algo que nada explica, pues está en el terreno mismo de lo inexplicable.

No logran explicarse cómo el separatismo es capaz de provocar esos desastres en Cataluña, por una simple razón: creen que ese ismo, igual que sus parientes el catalanismo y el nacionalismo, defiende los intereses de Cataluña. Creen que el nacionalismo catalán defiende el interés de Cataluña y quiere fortalecerla. No se les pasa por la cabeza que quiera debilitarla o destruirla. Pero eso es exactamente lo que hacen los nacionalismos. En contra de lo que dictan las apariencias y el tópico, el nacionalismo no es el defensor dedicado y firme de los intereses de la nación con la que se identifica. Al contrario. Para crear su nación, el nacionalismo tiene que destruir. No es sólo, en este caso, que tenga que destruir España. Tiene que destruir, antes que nada, Cataluña: la real, la existente, la plural. A ese empeño destructivo viene dedicando toda su firmeza, constancia y dedicación.

Los separatistas, antes nacionalistas, no defienden los intereses de Cataluña, sino los suyos. Si partimos de esa premisa quizá no entenderemos todo, pero entenderemos más. Sólo les interesa su proyecto, la construcción nacional, su nación nacionalista. Por ese objetivo están dispuestos a provocar daños, destrozos y catástrofes. Los que hagan falta. Es, a fin de cuentas, el coste necesario, como en toda revolución. Se trata de una locura, sí, pero es una locura que tiene cuerpo de ideología. No es que un día Companys, allá en 1934, o Puigdemont y Junqueras, acá en 2017, se volvieran, de pronto, majaras. El bicho está en la ideología. La prueba es que, empiecen como empiecen, siempre acaban haciendo lo mismo.

Con un embudo en la cabeza
Manuel Marín ABC 13 Febrero 2018

En el mismo instante en que el nuevo fiscal jefe de Cataluña condenaba ayer «la quiebra de la legalidad democrática» como una práctica que solo conduce al abuso político y al desprecio a la convivencia, Carles Puigdemont escupía su odio de casta sobre los «orgullosos carceleros de la democracia». El primero hablaba en su toma de posesión, a cara y pecho descubierto y en defensa del constitucionalismo, como garante de las libertades en la Cataluña que trata de superar el golpismo. El segundo lo hacía desde su refugio de huido de lujo y a través de una red social como garante de su soberbia y su impunidad.

Sostuve días atrás que las piruetas de Puigdemont ya no merecen más análisis políticos, más interpretaciones experimentales de su estrategia, o más estudios sociológicos sobre su influencia real en el independentismo catalán. Como mucho, el modo en que Puigdemont percibe el alejamiento de su investidura ya solo merece diagnósticos de psiquiatría avanzada. Empezamos a tardar en dibujarle con un embudo en la cabeza, la mano izquierda guardada en la pechera de una casaca napoleónica, y los ojos bizcos girando sobre sus órbitas.

La Cataluña post-Puigdemont no resiste un minuto más de poder tuiteado, de banalización del futuro, y de negociaciones basura con un tipo fugado en un maletero sin más peso fáctico que el de su propia bufanda. Cada día que discurre con Puigdemont en Bélgica, aunque sea sin orden europea de detención, es un día más que el Tribunal Supremo avanza hacia el procesamiento real de entre 18 y 24 diputados del actual Parlamento catalán. Y, por tanto, hacia su inhabilitación cautelar a la espera de juicio. Cataluña ha agotado inútilmente el crédito de la paciencia colectiva y se empeña en mantener a Puigdemont como un fenómeno viral y sistémico, víctima de una injusticia que no es tal, e incapaz de presentarse ante la opinión pública si no es como un ectoplasma que proyecta su bilis contra todo y contra todos. Pero hasta el odio se agota.

Puigdemont está lastrando a su partido, la mitad del cual ya se limita a aborrecerlo cordialmente haciendo pucheros de vergüenza ajena. ERC lo zarandea como a un guiñapo, como el oso que golpea a su víctima para probar su resistencia antes de seccionarle la yugular. Y la CUP, ese reducto del cinismo político con quien Manuela Carmena gusta retratarse, lo ha sentenciado. Puigdemont no va a ser presidente de la Generalitat. Si su sacrificio no llega con urgencia por la vía penal o por la traición implacable de sus adoradores, seremos los demás quienes acabaremos con el embudo en la cabeza.

DIRIGIDO A LOS ABERTZALE
‘Ecosistema del terror’: Lección de los Pagaza sobre la cruel verdad de ETA
La Gaceta  13 Febrero 2018

Joseba Pagazaurtundua escribió unos versos en los que expresaba su miedo y decía “Ay! Madre me han de matar y no puedo evitarlo. Mi grito de libertad lo acojan los ciudadanos”.

La familia de Joseba Pagazaurtundua, el jefe de la Policía Local de Andoain asesinado hace quince años, volvía este domingo a la localidad guipuzcoana para recordarle y para pedir a ETA y su “mundo” la condena “sin paliativos”, y “pendiente”, de su “historia del terror”.

Bajo una lluvia persistente y arropados por decenas de personas, la familia del policía asesinado por ETA el 8 de febrero de 2003 le rindió homenaje con una ofrenda floral ante la escultura “La casa de Joseba”, de Agustín Ibarrola, erigida en su memoria en un lugar muy próximo al Ayuntamiento de Andoain, gobernado por los proetarras de EH Bildu.

Los Pagazaurtundua repartieron además una publicación editada para este aniversario, “crónica” política de estos últimos tres lustros, que recoge un informe sobre el “ecosistema del terror” en torno a esta localidad, donde se contabilizaron entre 1990 y 2007 “más de un centenar de actos de terrorismo callejero por grupos afines al entorno de ETA y controlados bajo una férrea dirección”.

En su páginas se pueden ver también copias de notas manuscritas por Pagazaurtundua, en las que expresaba su convicción de que iba a ser asesinado, como una nota que dice: “la información que acabe con mi vida puede salir del mismo Ayuntamiento”.

“Joseba Pagaza: un grito de libertad” es el título que sus allegados han dado a este cuaderno que, según ha anunciado la hermana de esta víctima de ETA, la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, enviarán al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, y la alcaldesa de Andoain, Ane Carrere, serán también destinatarios de la publicación, en la que los Pagazaurdundua dicen que seguirán volviendo a Andoain mientras esa condena siga “pendiente”.

“Creemos que los acosadores y asesinos, y su entorno político, deben reconocer que nos persiguieron para cambiar a toda la sociedad vasca y convertirla obligatoriamente en nacionalista vasca. Reconocer esta fundamental cuestión no supone una humillación, sino una oportunidad de regeneración para ellos”, destacan.

Piensan que “existe un gran esfuerzo desde los poderes públicos vascos por privatizar el significado político de las víctimas del terrorismo nacionalista vasco de ETA” y afirman en ese mismo texto que “eludir la mirada al pasado incómodo y la exigencia de responsabilidades sociales y políticas no ayuda”.

Maite Pagazaurtundua ha asegurado que “la mejor de las hipótesis posibles” es “hacer justicia y verdad” y “terminar con las mentiras y las máscaras del mundo de ETA y sus estrategas, los que les llevaron a matar, los que proclamaron el odio, los que convirtieron Andoain en el ecosistema perfecto del terror”.

“Que condenen sin paliativos toda la historia del terror, porque aquí se ha atemorizado mucho más que matado. Si ahora escamoteamos todo esto, sí que iríamos hacia el crimen perfecto del terrorismo nacionalista vasco”, ha dicho la eurodiputada de UPyD.

Su discurso ha seguido al de Jorge Múgica, nieto de Fernando Múgica, el dirigente socialista también asesinado por ETA, y ha precedido la intervención del filósofo Fernando Savater, que ha dicho que van a seguir “en este combate” porque tiene que haber “vencedores”, ya que “eso de que no tienen que haber vencedores ni vencidos es un cuento chino”.

Pagazaurtundua ha recordado que su hermano, que en marzo de 2002 dejó escritas sus “voluntades” por si moría “por mano ajena por motivos de militancia política u oficio”, también escribió unos versos en los que expresaba su miedo y decía “Ay! Madre me han de matar y no puedo evitarlo. Mi grito de libertad lo acojan los ciudadanos”.

Quince años después de su asesinato, su familia exige “algo simple: la condena del terrorismo de ETA, de toda su historia, sin cesiones, sin maquillaje”.

“Si no es así, Joseba gritará eternamente y no podrá alcanzar el susurro y silencio que Ungaretti exige para los muertos. Para que queden bien enterrados. Para que nosotros, su familia, podamos retirarnos, entonces sí, del espacio público sin maldecir”, ha subrayado.

Con motivo de la efeméride, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha recordado a Pagazaurtundua en un mensaje en su cuenta personal de la red social Twitter.

“Hubo víctimas y hubo verdugos y así debe contarse y recordarse siempre por la memoria, dignidad, verdad y justicia de los asesinados por el terrorismo y sus familias. 15 años ya sin Joseba Pagazaurtundua”, ha escrito el ministro.

La campaña en Change.org para pedir que den marcha atrás supera las 26.000 firmas
Boicot contra Consum: más de 27.000 personas piden que no retire el valenciano de su etiquetado
Carolina Mundi 13 Febrero 2018

El boicot contra Consum está muy lejos de llegar a su fin. Después de que el pasado viernes la cadena de supermercados anunciara la supresión del valenciano del etiquetado de algunos de sus productos, las redes sociales se han convertido en un auténtico hervidero contra la compañía.

Más allá de los comentarios en Twitter y Facebook, los usuarios han ido un paso más allá: han iniciado una campaña en Change.org para que Consum dé marcha atrás y mantenga el etiquetado en valenciano. Este lunes, tres días después de poner la petición, han superado las 27.000 firmas.

El último movimiento de la compañía no ha gustado a muchos de sus clientes. “Queremos que se continúe usando el valenciano en todos los productos vendidos en estos supermercados. Por la no discriminación lingüística: etiquetado también en valenciano“, reza el texto de la petición.

Fuentes oficiales de la compañía aseguran a este diario que “hemos implementado un nuevo packaging que está en proceso de observación, como cada medida que se implementa en nuestro supermercado”.

Etiquetado en castellano
En los envases de los productos de su marca blanca aparece, en primer lugar, el nombre del artículo en castellano. Justo debajo del mismo, se encuentra su traducción en valenciano. La situación es diferente cuando hablamos de los ingredientes y sus componentes nutricionales, que se reflejan en el producto únicamente en castellano.

Consum ha decidido dejar de etiquetar en valenciano algunos de sus productos con el fin de “mejorar la legibilidad” de los mismos, explica la compañía a través de su perfil de Twitter.

“Presentes en seis comunidades y con más de 700 supermercados, la decisión de etiquetar nuestra marca propia en castellano ha sido testada con nuestros socios y clientes y aprobada, como coopertiva”, decían.

Pese a este último giro, la compañía asegura que desde sus comienzos -recordamos que Consum abrió su primera tienda en 1975- “apostamos por utilizar el plurilingüismo, tanto en la atención al cliente como en nuestros soportes (rotulación, megafonía, papelería, email y espacios digitales”.

Toponimia y hecho diferencial
PEDRO INSUA El Mundo 13 Febrero 2018

ANV (Acción Nacionalista Vasca) fue una formación política que se fundó en 1930 con un ideario nacionalista pero liberal, supuestamente no supremacista, buscando así el contraste con el xenófobo PNV, y que se presentó a las elecciones segundorepublicanas de 1933 sin mucho éxito. El partido se terminó fundiendo con Batasuna, utilizado en 2007 como marca blanca suya, siendo finalmente ilegalizado en 2008, al considerarlo parte del entramado etarra. Pues bien, cuando tuvo lugar su fundación, uno de sus miembros le pide opinión a Unamuno al respecto, y la respuesta de éste para la ocasión es un rotundo artículo llamado Puerilidades nacionalistas (publicado en el periódico Ahora, Madrid, 11 de octubre de 1933), acertadísimo en su diagnóstico tanto sobre el nacionalismo regional en general como sobre el vasco en particular. Entre otras cosas, dice allí Don Miguel: "Lo característico del actual movimiento nacionalista vasco es que sea, sobre todo, litúrgico, folklórico, deportivo y heterográfico. A las veces, orfeónico o futbolístico. Aspectos muy amenos e interesantes, pero de escaso valor en la honda vida de madurez civil. Bien está el costumbrismo, pero no para hacer costumbres de pueblo civil maduro. Quédese para en carnaval o en festivales jocoso-florales vestirse con trajes de guardarropía regional. He escrito heterográfico y voy a explicarlo. Lo que la heterodoxia a ortodoxia, es heterografía a ortografía".

Y se refiere Unamuno con ello, como en seguida precisará, a esa transformación en la morfología de los nombres propios (toponímicos, onomástico, patronímicos), practicada por ese nacionalismo pueril, que está hoy al orden del día y con la que se busca el distanciamiento diferencial con el nombre en español. Para empezar, aclara Unamuno, con el propio nombre del País Vasco: "mi Euscalerría, que es como la llamábamos antes de que un menor de edad mental [Sabino Arana] inventara ese pueril término de Euzcadi, que viene a ser algo así como, a la manera de que a un bosque de pinos, de robles, de álamos, de perales... le llamamos en castellano pineda, robleda, alameda, pereda... le llamásemos a la comunidad de los españoles españoleda, a pretexto de que España es término geográfico".

Pues bien, el Estado autonómico, instituido con la Constitución de 1978, ha llevado esta práctica heterográfica a su apoteosis. En la toponimia, pero también en otros ámbitos de la vida social, produciendo la completa erradicación de los nombres propios en español de muchos lugares situados en aquellas regiones que han adoptado, estatutariamente, una lengua regional como lengua oficial (cooficial).

Así, en los medios de comunicación públicos, en la instrucción pública, en el ordenamiento jurídico o en la señalización de tráfico se ha sustituido el uso de la toponimia en español por sus nombres en esas lenguas regionales (muchos inventados para la ocasión, sin base en un uso previo real). Se ha producido un proceso heterográfico, llevado a cabo en los últimos años (Ver Variaciones de los municipios de España desde 1842, 2008, Ministerio de Administraciones Públicas), que confina los nombres en español al limbo de las palabras artificiales, inauténticas, impuestas: La Coruña, Orense, Gerona o Lérida son nombres cuya mera mención le hacen sospechoso a quien los profiera de centralista, reaccionario, facha, fascista...En fin.

Esta erradicación llega al punto de ser habitual escuchar a locutores intercalar en sus discursos, aunque se esté hablando o escribiendo en español, el nombre propio de ciudad o pueblo en la lengua vernácula de la región correspondiente. De este modo, por ejemplo, en vez de Gerona se dice Girona, pronunciada además con fonética en catalán[yirona] (y a veces hasta con acento catalán, cuando el locutor en ningún otro momento da muestras de hablar con tal acento). Es más:por ley, en las comunicaciones oficiales, aún expresadas en español (y esto afecta a la Administración del Estado, no sólo a las autonómicas), los topónimos tienen que figurar en la lengua regional.

Lo que tácitamente -a veces expresamente- se da a entender con tal sustitución, y con la consiguiente erradicación del nombre en español, es que el nombre auténtico, propio, de esa localidad es su nombre en la lengua vernácula regional (que a veces, insistimos, no existe pero se inventa). Así , su nombre en español -en una concepción conspiranoica y, en efecto, pueril de la historia de España- es sobrevenido, adventicio, impuesto desde fuera (Castilla, Madrid) se supone que por razones políticas superestructurales (centralización, uniformismo, homogenización) que no responden al uso popular del término (cuando el nombre en español, con mayor arraigo social, está bastante más popularizado).

Y es que sólo pidiendo el principio, completamente antihistórico, pero también antisocial (incivil), de la constitución nacional de algunas de estas regiones españolas (como si fueran todos nacionales aparte, y no partes regionales de un todo nacional), se puede justificar esa sustitución heterográfica que han padecido, y siguen aún padeciendo, los nombres de las localidades, pueblos y ciudades españolas. Nadie, absolutamente nadie, está reclamando su restitución.

Pedro Insua es filósofo, profesor y autor, entre otros, de Guerra y Paz en el Quijote (Encuentro, 2017).

Los disidentes de ETA se llevaron las armas de dos zulos del falso desarme
La banda entregó la semana pasada un lanzagranadas Jotake, una vez «limpio» de huellas
J.M.Zuloaga. larazon 13 Febrero 2018

Un número indeterminado de armas, largas y cortas; bombas lapa; explosivos y otros elementos con los que se pueden cometer atentados, estaban fuera del control de ETA cuando se escenificó la «entrega final» en la localidad francesa de Bayona, en abril del año pasado. Asi lo ha reconocido el sector «oficial» de la banda (gobernado desde España) en privado y trata de resolver el entuerto con entregas parciales de lo que se quedó para «limpiar». La semana pasada realizó una de estas entregas, una granada Jotake y su tubo lanzador.

Fuentes antiterroristas, consultadas por LA RAZÓN, trabajan con la hipótesis de que las armas y explosivos que faltan estaban en dos o cuatro zulos que ETA controlaba en su momento, pero que misteriosamente fueron vaciados semanas antes de la entrega. Las sospechas recaen en Ibil y sus organizaciones para presos (ATA) y política (Herritarrren Batasuna).

Al menos, es una de las líneas de investigación que se siguen ya que, de confirmarse, nos hallaríamos ante un grupo separatista vasco con armas (lo que no quiere decir que las vayan a empezar a utilizar de forma inminente) pero que ya tiene capacidad de cometer atentados.

El asunto es grave. En cualquier caso, se trata de armas que, en el mejor de los casos, estarían sin control por no haber ubicado ETA bien los zulos, lo que parece poco posible ya que los tenían señalados a través de GPS; y, en el peor y que se considera el más factible, en manos de disidentes.

Tal y como adelantó LA RAZÓN el 2 de mayo del año pasado, faltaban en los recuentos que se hicieron en el famoso «desarme» 40 bombas-lapa, de las que se colocan en los bajos de los coches y que se accionan con el movimiento. La ETA «oficial» facilitó ese día una serie de actas, con sellos de la banda y códigos alfanuméricos, correspondían a los artilugios que quería entregar en el supuesto «desarme total». Pero las cuentas oficiales que realizaron las Fuerzas de Seguridad francesas no se corresponden con dichas actas: de las 23 armas largas que debían haber sido entregadas, sólo había 13; de las 87 cortas, sólo 58; de las 60 bombas-lapa, sólo 20; de los 2.000 kilos de nitrometano, sólo 900; y faltaban 2.000 kilos de explosivos.

Lo cierto es que ETA habló en un principio de 12 zulos y, al final, sólo fueron levantados ocho, por lo que no tuvieron más remedio que tratar de ocultar lo que había ocurrido y que, según las fuentes que han informado a este periódico, no es más ni menos que un «robo» de los disidentes.

El asunto preocupa por el ambiente de «buenismo» que han pretendido crear. ETA ha optado por ir entregando, en pequeñas cantidades, una vez «limpiadas» con el fin de que no se puedan utilizar para identificar a los autores de atentados, las armas y otros artefactos que habían sido utilizados en acciones criminales. El encargado, tal y como publicó LA RAZÓN, es David Urdín Pérez y una decena de individuos que controla, la mayoría de ellos navarros.

El día 9 de este mes, los llamados «artesanos por la paz», que protagonizaron la pantomima de abril del año pasado en Bayona, se pusieron en contacto con la Policía Judicial de esta ciudad y le entregaron la geolocalización de una bolsa con armamento. Se trataba de una calle, Pierre George Latecoere de la misma Bayona, en la que los agentes encontraron una bolsa deportiva y en su interior una granada Jotake con su correspondiente tubo lanzador. Eran las que se utilizaban para atacar dependencias de las Fuerzas de Seguridad en las que vivían mujeres y niños junto a los agentes.

Este hecho, que tendrá su continuidad en el tiempo, conforme vaya avanzando la «limpieza», culminará con una entrega significativa el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca), el próximo 1 de abril. Para mayo está previsto, en principio, un anuncio de disolución de la organización criminal, pero con el precedente de que se han dejado «birlar» por los disidentes una importante cantidad de armas y explosivos, el futuro de la «paz» que siempre ofrecen (y que no es más que un final que termine en empate entre malos y buenos) se torna más que preocupante.

Las disidencias en ETA son un hecho y las ha reconocido hasta el propio secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi.

Estrasburgo condena a España por maltrato a los etarras del atentado en la T-4
Cuatro de los siete jueces de la Sala Tercera votaron a favor de que el Estado indemnice a los dos demandantes, Igor Portu Juanenea y Martín Sarasola Yarzabal, con 30.000 y 20.000 euros, respectivamente, por daños morales
EFE. Estrasburgo 13 Febrero 2018

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó hoy a España por los malos tratos infligidos durante su arresto y detención incomunicada a los dos miembros de ETA que atentaron en la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, el 30 de diciembre de 2006.

El fallo concluye que España vulneró la prohibición de tratos inhumanos o degradantes en su aspecto material (el maltrato en sí) y procesal (no investigarlo), que recoge el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Cuatro de los siete jueces de la Sala Tercera votaron a favor de que el Estado indemnice a los dos demandantes, Igor Portu Juanenea y Martín Sarasola Yarzabal, con 30.000 y 20.000 euros, respectivamente, por daños morales.

Los dos terroristas, que cumplen condena en las prisiones de Córdoba y Jaén, fueron detenidos en el País Vasco el 6 de enero de 2008 por agentes de la lucha antiterrorista de la Guardia Civil.

Alegaron que en el traslado hasta el cuartel de Intxaurrondo recibieron «patadas y golpes» y posteriormente «fueron golpeados por agentes de inteligencia».

Tras ser examinados al día siguiente por dos médicos forenses, Portu fue hospitalizado y Sarasola conducido a Madrid y puesto en detención incomunicada.

Varios informes médicos constataron diversas lesiones. Portu necesitó atención médica durante 27 días y Sarasola, 14.

La Audiencia Provincial de Guipúzcoa condenó en 2010 a cuatro agentes de la Guardia Civil a diferentes penas «por delitos de torturas graves», que el Tribunal Supremo anuló un año después.

Según el fallo del Tribunal de Estrasburgo, las lesiones «están suficientemente demostradas», se produjeron cuando «estaban en manos de la Guardia Civil» y su existencia «no ha sido negada ni por el Tribunal Supremo ni por el Gobierno».

Por ello, añade, «la responsabilidad debe ser imputada al Estado».

Y establece que fueron malos tratos y no tortura, porque las lesiones no tuvieron consecuencias a largo plazo y por la ausencia de pruebas concluyentes sobre el objetivo del trato infligido.

Tres jueces de la Sala publicaron una opinión parcialmente disidente, al considerar que los dos terroristas sufrieron torturas y no malos tratos.

España ha sido condenada por el TEDH once veces desde 2004 por casos de malos tratos o por no investigarlos, nueve de ellos relacionados con miembros de ETA.

Straqué
Nota del Editor 13 Febrero 2018

En propias carnes hemos sufrido el insulto de este tribunal de derechos in humanos. Se pasan por el forro de los c... los derechos humanos que deberían defender según establece el convenio: no discriminación por razón de lengua, pero cuando se trata del español, ese derecho no existe. Y se quedan tan anchos, sin dar explicación alguna. El tribunal anti constitucional español hace lo mismo cuando se trata de aplicar el deber de conocer el español y no existe el deber de conocer lengua regional alguna: se quita de encima la constitución diciendo que el asunto no tiene materia constitucional.

A ver si ahora, el des gobierno de lo que queda de España, se atreve, por una vez, a hacer caso omiso de esta infumable sentencia.

Puigdemont pone en la diana a Hostetur y la asociación hotelera se defiende: “Lleva meses insultando a España y a los españoles”
Borja Jiménez okdiario 13 Febrero 2018

Hostetur, la Asociación de Empresarios de Hoteles y Alojamientos de la Costa Cálida, ofreció recientemente un fin de semana gratuito en varios hoteles de Murcia para 210 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que se desplazaron a Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1-O. Una iniciativa que Puigdemont se encargó de hacer visible a través de su Twitter, provocando un boicot independentista sobre la Asociación hotelera, que ha respondido al ex president que “a palabras necias, oídos sordos”.

Tras hacerse pública la promoción, Puigdemont cargó contra Hostetur a través de sus redes sociales: “Gracias a Hostetur, a la delegación del gobierno, ayuntamientos y Ministerio del Interior por el merecido homenaje a los policías que se dejaron la piel atemorizando, persiguiendo, insultando, amenazando y pegando a ciudadanos de Catalunya el #1Oct. Franco estaría muy orgulloso”, ha escrito el ex president, poniendo en la diana independentista a la Asociación.

La presidenta de la Hostetur, María del Mar Martínez, en declaraciones exclusivas a OKDIARIO, ha querido dejar claro que “Hostetur es una asociación Empresarial de Alojamientos Turísticos de la Costa Cálida, donde recibimos turistas de toda España y de todo el mundo, y todos son bienvenidos y acogidos con cariño”.

Respecto a la polémica, Martínez explica que “nuestra invitación a las Fuerzas de Seguridad responde al reconocimiento a un colectivo, dedicado exclusivamente a servir a una sociedad que sólo se acuerda de ellos cuando tiene problemas”. Ante este hecho, la presidenta de Hostetur cree que, consideraciones políticas aparte, “estos profesionales lo han pasado mal en los acontecimientos vividos en esa querida parte de España que es Cataluña. Respetamos todas las opiniones, aunque no las compartamos, y pedimos también, por tanto, respeto hacia las nuestras”.

Respecto al tuit de Puigdemont, no pueden ser más claros desde Hostetur: “A palabras necias oídos sordos”. “No nos sorprende ni nos ofende, lleva meses insultando a España y a los españoles y ya no esperamos nada mejor de él, lo que sí nos ha sorprendido son las amenazas y e insultos que estamos sufriendo por parte de algunos independentistas, cargadas de odio y crueldad; esto nos hacen entender aún más la falta de libertad que deben sufrir los no independentistas y los agentes que estuvieron desplazados. Y nos da más fuerza aún para organizar este fin de semana de reconocimiento a las fuerzas de seguridad de estado con más ilusión si cabe”.

De todo lo que se ha generado a partir de la invitación, desde Hostetur se quedan con “los mensajes de cariño y apoyo de muchos españoles y asociaciones de empresarios de hotel de otras regiones”.

Toponimia falsificada en la tierra de Sabino Arana
Ernesto Ladrón de Guevara  latribunadelpaisvasco.com 13 Febrero 2018

La toponimia, es decir el nombre de los lugares, es el fiel reflejo de la historia de los sitios, y modificarlos por la acción caprichosa de ignorantes o perversos manipuladores con fines políticos de construcción nacionalista debiera ser un delito. Pero este país es el paraíso de los bucaneros. Es una falta de respeto inaudita a nuestros antepasados, que pusieron esa denominación por algo.

SENTIDO Y OBJETO DE ESTE TRABAJO
Este trabajo pretende participar en una serie de estudios sobre la falsificación de la toponimia en España por las huestes nacionalistas; por tanto no tiene una voluntad de descripción exhaustiva ni de ser un estudio monográfico extenso, sino hacer un repaso limitado, a modo de muestrario de lo que es una manipulación histórico-geográfica del pasado de esas comunidades autónomas cuyos habitantes padecen desde hace cuatro decenios de una desinformación que forma parte de una ingeniería social para crear las bases de la construcción nacional nacionalista.

En nuestro caso, como es un muestrario a modo de ejemplo de lo que ha ocurrido en el País Vasco, tomamos como referencia principal la modificación de la toponimia en Alava, territorio sometido a una colonización cultural y a una modificación del imaginario colectivo, para atraer a los alaveses a las pretensiones nacionalistas. También, de forma puntual, tomaremos algún ejemplo de Guipúzcoa y Vizcaya.

Hemos de añadir que Navarra está siendo desde hace muchos años objeto de modificación cognitiva mediante procesos similares a los que se ha sometido a Alava para arrastrar a estos territorios de origen foral hacia las pretensiones de homogeneización nacionalista, con la lanar contribución de los partidos de ámbito nacional-español, que han sido cómplices de este tipo de fenómenos.

Como criterio, a los efectos de aceptar la toponimia, asumimos como buenos los criterios generales que se centran en estos principios:

1.- Respetar la toponimia histórica, con la máxima fidelidad, ajustándola al origen etimológico, etnográfico o histórico de la misma.

2.- Respetar su grafía y sentido etimológico y cultural, según sea la lengua en la que se ha generado.

3.- Aceptar su traducción a la otra lengua cooficial si no supone una modificación de su sentido etimológico o a las fuentes de su origen.

4.- Considerar que la toponimia es el testimonio vivo de una trayectoria histórica del lugar o enclave al que se refiere, y por tanto es un elemento fundamental de conservación de la historia del lugar e inalterable como lo es la propia historia de los antecesores de los actuales habitantes. Un respeto de ese hecho es fundamental para poder hacer justicia a nuestros ancestros.

ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DE LAS PROVINCIAS VASCONGADAS
PUEBLOS Y TRIBUS EXISTENTES EN LA VASCONIA CON ANTERIORIDAD A LA ROMANIZACIÓN DE LAS ACTUALES PROVINCIAS VASCONGADAS
Para elaborar este epígrafe vamos a adoptar los criterios del eminente historiador medieval Claudio Sánchez Albornoz y del etnógrafo Julio Caro Baroja, aunque ni mucho menos son los únicos que abonan este ámbito del conocimiento, podríamos también hacer una fundamentación de autoridad en la prolífica y referencial obra de Menéndez Pidal, Valdearellano, y muchos otros que convergen con la obra de Sánchez Albornoz y Caro Baroja.

Es fundamental remontarnos a la época prerrománica para entender los orígenes y evolución de las lenguas en España. Es decir, al nacimiento de los topónimos y naturaleza de los pueblos que en aquellos remotos orígenes dieron lugar a los cimientos filológicos y antropológicos que posibilitaron la toponimia que hemos heredado, para comprenderla; y así ver su evolución. Y, de la misma manera, entender los actuales territorios vasconizados y su naturaleza.

Sin entrar en demasiados detalles para evitar la extensión excesiva de este trabajo, Sánchez Albornoz sitúa en las actuales provincias vascongadas y Navarra a estas tribus prerrománicas: Vascones, al sur de los Pirineos, en el norte de la actual Navarra; Várdulos, en la zona oriental del actual País Vasco; Caristios, en la franja intermedia del País Vasco, desde la costa hasta los límites de la actual Alava, y Autrigones en los confines de Alava al occidente.

Se atribuye que Várdulos, Caristios y Autrigones, habitantes en lo que hoy es la Comunidad Autónoma del País Vasco, eran tribus celtas. Los vascones tenían un origen íbero, y Várdulos, Caristios y Autrigones estaban en el ámbito de los pueblos cántabros, como bien atestigua el propio nombre de la Sierra de Cantabria.

Este cordal de montañas separa las tierras del Condado de Treviño y de Alava de las de la Comunidad de la Rioja. Los nacionalistas han tratado de modificar el topónimo con la denominación de Sierra de Toloño, topónimo éste que es de origen latino y procede de Tullonium que era el nombre del enclave donde hoy se sitúa el pueblo y ayuntamiento de Alegría; que, a su vez, ha sido contaminado con el término de Dulantzi, sin precedentes en la paleografía histórica ni en la archivística que fundamenta los usos terminológicos de ese lugar.

Sánchez Albornoz dice al respecto que “Tuve a várdulos, caristios y autrigones, es decir, a los vascos de hoy, por miembros de la gran familia cántabra al estudiar las tribus que habitaron el solar geográfico del reino de Asturias en la época romana. Los diferencian de los vascones: los geógrafos, la arqueología y la historia.” “Los romanos distinguieron con nitidez a los vascones de los várdulos y los caristios; incluyeron a los primeros con los otros pueblos del Ebro, en los Conventus jurídicus caesaragustanus, cuya capital era Zaragoza, y a los segundos, con los cántabros, en el Conventus cluniensis”.

Caro Baroja defendió con argumentos de peso que cántabros, autrigones, caristios y várdulos hablaban una misma lengua y que era segura su unidad cultural y vital. Y dice que “no hace mucho, al historiar la lengua vasca en relación con la latina, ha reconocido aún que ninguno de los pueblos que Ptolomeo incluye dentro del territorio várdulo o caristio tiene nombre de claro tipo vasco-aquitano. Y los textos históricos reunidos por Schulten hace muchos años aseguran la perduración de las diferencias históricas entre los vascones de hoy hasta el año 808. Por tanto, no sólo es lícito si no obligado establecer en las sierras de Urbasa, Andía y Aralar la frontera perdurable que ha separado dos comunidades históricas dispares. La Euzcadi de hoy de la Navarra milenaria. Los navarros o eran iberos puros o hermanos de los puros íberos o estaban profundamente iberizados; y los habitantes de la depresión vasca si no eran cántabros estaban muy emparentados con ellos.”

Dice Sánchez Albornoz que “Esa penetración vascona en tierras de várdulos y caristios que nadie tiene por íberos, explicaría, además la adopción de ellas de instrumentos y prácticas también usadas en Vasconia y de origen ibérico, por ejemplo, la adopción de la rueda maciza empleada hoy (cuando el historiador escribió el libro “Vascos y Navarros en su primera historia”) […]”.

Caro Baroja reconoce que “Probablemente el origen de los pueblos con nombres terminados en -ain de Guipúzcoa y este de Alava está estrechamente vinculado a un periodo en que los navarros colonizaron parte de las tierras abandonadas, o poco pobladas de aquellas regiones y que tales nombres no sean producto de una evolución fonética característica de alaveses o guipuzcoanos”.

Y afirma que es el resultado de la romanización de Vasconia, contrariamente a lo que afirman los nacionalistas respecto a la naturaleza euskérica de este sufijo. Lo mismo ocurre respecto a los terminados en -ano, como Miñano, de claro origen latino pese a lo que han insistido los intérpretes nacionalistas sin ningún fundamento. O los terminados en -iz, como Albéniz. Por ejemplo el topónimo “Munain” en el municipio de San Millán. Lo que prueba la vasquización progresiva de esos territorios, ya que no existe este fenómeno en el oeste de Alava en los siglos V y VI.

Y dice Sánchez Albornoz que “La entrada de navarros en ellos -territorios de Vardulia y Caristia- no pudo tener lugar durante los siglos VIII y IX, pues el país vasco actual se hallaba entonces unido al reino de Oviedo y Navarra giraba en la órbita de la España musulmana, incluso después del año 800, en que los Arista se alzaron en Pamplona; lo he demostrado […]. Esta vasquización fue tardía, pues caristios y várdulos recibieron el latín de los conquistadores romanos. No podía ser de otra manera como lo prueba la existencia de la vía desde Astorga hasta Burdeos que pasaba por el corazón de la Llanada alavesa por donde ahora cruza la Nacional nº 1. Antes de vasconizar las actuales provincias vascongadas lo hicieron colonizando Aquitania -la actual zona vasco-francesa- empujados, probablemente por las invasiones godas que presionaban sobre la Vasconia de entonces.”

Caro Baroja cita que “Ninguno de los pueblos que Ptolomeo incluye dentro del territorio várdulo tiene nombre de claro tipo vasco-aquitano, los nombres que da parecen celtas o ligures” y “análogas dificultades ofrecen los nombres de la tribu de caristios y sus ciudades”.

Tras la romanización de la península, en la que los vascones colaboraron con los romanos al proceso de colonización de las tribus prerrománicas, con las guerras cántabras como contexto, llegaron los pueblos bárbaros germánicos, y la modificación de la Hispania romana a la visigótica. El islam llegó a la península en el año 711 y en el siglo IX y X se produjeron los inicios de reconquista y repoblación que posibilitó el nacimiento de Castilla, a la que Sánchez Albornoz atribuyó a los vascones su germen y por ello llamó a Vasconia la abuela de Castilla.

En el corredor entre Santoña y el oeste de Alava por el valle de Mena se gestaron los procesos de repoblación y presura, la constitución de monasterios y tierras repobladas, y el fenómeno sin parangón del nacimiento del castellano, cuyo lugar más destacado por tener los primeros testimonios escritos de lengua romance fue la colegiata de Valpuesta, cabeza de la diócesis del occidente que compartía cabecera eclesial en Alava con Armentia, a pocos media docena de kilómetros de una Vitoria fundada por Leovigildo.

Es, por tanto, Alava, en tierras de autrigones, cuna del castellano, anterior a Berceo. Por eso Sánchez Albornoz afirma que “Poseen los vascos una contextura temperamental propia, como poseen otras distintas cada una de las agrupaciones regionales hispanas; pero su estructura funcional no los distingue radicalmente de los demás grupos humanos de España. Las características, ditirámbicas o peyorativas, que se les atribuyen coinciden en su esencia con las que constituyen la esencia de lo hispánico. Es sugestivo el paralelo entre la manera de estar en la vida que suele definirse como típica de los españoles y la contextura vital de los éuscaros o vascos; ese paralelo descubre el estrecho parentesco que las une. Tal coincidencia se explica sin esfuerzo, pues ha sido en Castilla donde se ha forjado el arquetipo de lo hispánico y lo castellano es en buena parte prolongación histórica de lo vasco. Son mayores las diferencias que van apartando a lo éuscaro de los estilos de vida de las otras comunidades humanas de Hispania.

Desde el sencillo y rígido pivote de Vasconia, las varillas del abanico español avanzan lentamente hacia el barroquismo portugués, el barroquismo andaluz y el barroquismo levantino. Lo vasco sería la raíz cúbica de lo hispano; y lo portugués, lo andaluz y lo levantino, lo español elevado al cubo[…] El que hoy llamamos español es tan legítimo patrimonio de los habitantes de Euscadi como de los hijos de Castilla. Muchos vascos comenzaron a hablarlo tan temprano como los primitivos castellanos, mucho antes que los castellanos del Duero hacia el Sur. Y es notorio que en él se escribieron las más viejas leyes constitucionales de los vascos: sus fueros. Mas, aunque así no fuese, nunca el éuscaro separaría a los vascos de los españoles. Porque no es una lengua más en la Península. Es una lengua hablada en la remotísima España neolítica […] y está íntimamente emparentada con la que empleaban los íberos levantinos antes de su romanización o está inundada y saturada de Iberismos […] Es por tanto el habla de una gran parte de los españoles primitivos y no puede por ello constituir base segura de una segura distinción nacional frente a España.”

LAS TRAMPAS TOPONÍMICAS PARA OCULTAR LA REALIDAD HISTÓRICA DE NUESTROS PUEBLOS
Hay diferentes maneras de “trucar” lo que es la toponimia.

1.- Modificar la grafía del topónimo introduciendo caracteres que corresponden al “batua”, o euskera oficial que aglutina a los diferentes dialectos del vasco. Con lo cual se vulnera el principio del respeto al origen del topónimo y a su tradicional escritura.

2.- Compatibilizar en doble denominación un topónimo con un asentamiento anterior a la fundación de la villa o puebla de origen medieval, remontándose a los antecedentes al hecho fundacional de esa población. De tal manera que también se modifica “ex novo” la forma tradicional de denominar el enclave o la villa o población fundada por un rey sea navarro o castellano.

3.- Traducir al euskera el término castellano, modificando el origen del topónimo y su uso tradicional a lo largo de siglos, mientras que, paradójicamente, no se hace lo propio con los topónimos de origen eúscaro.

4.- Eliminar uno de los dos términos del sintagma nominal con el que se nombra el topónimo, de tal manera que se desfigura su origen medieval y su fundación real.

5.- Inventarse, sin más otra denominación que no tiene ninguna raigambre ni uso en los tiempos pretéritos hasta hoy, entendiendo por hoy los últimos 40 años.

En consecuencia, pasamos a hacer una valoración de un repertorio de topónimos a los que se ha mutilado su sentido original, su contenido semántico, o su léxico primario o grafía. No tenemos ánimo de hacer una descripción pormenorizada o exclusiva, sino simplemente ejemplificar con casos muy llamativos esa modificación artificial para mutilar su sentido histórico y la tradición en su uso, con fines exclusivamente de construcción nacionalista.

Muestra de topónimos que sirven de ejemplo de la manipulación, falsificación o rediseño de los topónimos

Siguiendo la clasificación anterior sobre las trampas para ocultar la veracidad histórica de los topónimos tradicionales vamos a agrupar ejemplos que certifican que se ha estado configurando un mapa de toponimia que refleja una realidad inexistente.

Es cierto que hay muchos topónimos de origen euskérico. Esos topónimos que vienen del proceso de vasconización de los actuales territorios vascongados, tal como hemos referido en los apuntes introductorios a esta descripción, tienen la misma legitimidad histórica para pervivir que los que no lo son. No vamos a referirnos a ellos pues en ese caso no se ha producido ninguna transgresión. Vamos a dar cuenta de algunos de los que sí han sufrido una modificación no justificada desde el plano histórico o etnográfico. Solamente vamos a referirnos a algunos ejemplos, ya que una relación exhaustiva haría excesivamente extenso este trabajo descriptivo. Y vamos a referirnos fundamentalmente a Alava, territorio que se toma como ejemplo, aunque también extenderemos la referencia a algunos casos de Guipúzcoa o Vizcaya.

GRUPO 1º: (Modificar la grafía del topónimo introduciendo caracteres que corresponden al “batua”, o euskera oficial que aglutina a los diferentes dialectos del vasco. Con lo cual se vulnera el principio del respeto al origen del topónimo y a su tradicional escritura).

Ejemplos:
Aramaio. Otxandio. Miñao. Aprikano, etc. Su denominación original es Aramayona, Ochandiano, Miñano, Apricano etc. Estos topónimos tienen un origen latino, tal como manifiesta Caro Baroja. En Vizcaya existen varios, cuya paleografía muestra que no hay testimonios de origen euskerico, y sí celta o romano. Tal como refiere Salaberri:

“Así pues, del análisis de las fuentes de los autores antiguos debemos constatar una vez más su pobreza, muy notable en el caso de Gipuzkoa y completa, o poco menos, en el caso de Bizkaia. En lo que concierne a la epigrafía y toponimia romanas del territorio de Gipuzkoa, los datos son igualmente muy escasos, ya que apenas dos inscripciones (Ciprés, 2006: 85-128) y una docena de topónimos nos señalan la presencia romana (Yarza, 2014). Sin embargo, en Bizkaia el panorama en estos ámbitos cambia radicalmente, habiendo constancia de dieciséis testimonios epigráficos (Ciprés, 2006: 85-128) de época romana, en catorce casos estelas funerarias y en los otros dos sendos miliarios, considerados estos últimos falsos por algunos autores (Fernández Palacios, 2004: 479, n. 1), sin entrar a citar piezas de otros campos como la arqueología, la numismática, etc. (Ybarra, 1955: 11-43), así como de decenas de topónimos, de onomástica mayoritariamente de procedencia romana en nuestra opinión, presentes en el nombre de localidades y barrios del territorio, hecho el más revelador del contacto del mundo romano con esa zona del Cantábrico. En varias de las estelas se lee su texto, siempre en latín y conteniendo apelativos de herencia romana, sin señales de antroponimia indígena, fuera esta la que fuere.” En este caso podemos recoger los topónimos Lemona (Lemoa), Galdácano (Galdakao), etc.

Los terminados en –iz, Como Lemoniz, Albéniz, Trocóniz, etc. Cuyo significado etimológico tiene un sentido de pertenencia a… Por ejemplo, Albéniz, lugar que se encontraba en Alba (poblado romano situado en la vía romana de Astorga a Burdeos en uno de sus millares) Testimonio paleográfico de la existencia de ese asentamiento son los sillares con restos de grafía latina en la Iglesia de San Román de San Millán a escasos dos kilómetros, que muestran la reutilización de fábrica arquitectónica romana. Es uno de los casos más sangrantes de manipulación pues no puede ser Albeiz para dar sensación euskerica, ya que su procedencia es nítidamente romana. Lo mismo cabe para Estíbaliz, etc. Lo refiere Salaberri, pero sobre todo Caro Baroja.

He puesto solamente dos ejemplos de sufijos latinos. Caben otros, referidos en la múltiple documentación medieval. Por ejemplo: Eguílaz (Egilaz) Antezana (Antetza) Castillo (Kastelu) Crispijana (Krispijana), etc. Cuya mención en la documentación histórica desde los orígenes del medioevo los contempla en su versión tradicional, no en la modificada por el capricho de algunos que no se sabe de dónde se sacan esos topónimos.

El ejemplo para mí más evidente es el de mi pueblo: San Román de San Millán, al lado de Albéniz, ya mencionado. Un día miré en las páginas blancas del telefónico para llamar a mis tíos y cuál fue mi sorpresa que no estaba mi pueblo incluido. Tras revisarlo varias veces me encontré con el término Durruma (Contracción de Done erroma) sin precedentes ni próximos ni lejanos pues yo he nacido allí y de allí es mi familia materna. Nadie sabe en el pueblo de donde viene el término. Pregunté a un especialista y me indicó que había un mortuorio (población desaparecida) sin que me especificase época ni siglo. En todo caso, aunque lo hubiera eso no justifica el cambio de denominación, pues es la que siempre ha tenido el pueblo.

Otro ejemplo más que evidente es el enclave donde existe un yacimiento arqueológico romano, y por tanto de tal origen, Arcaya. Quien dirigió esa excavación me explicó los detalles de la misma y no hay lugar a duda. Es de origen latino. Le han puesto el topónimo alternativo Arkaia, cambiando su grafía.

Es muy interesante lo que nos dice el profesor Ciérbide respecto a los nombres de origen latino, que da autoridad a las afirmaciones aquí contenidas. Puede leerse aquí.

Entre las fuentes de autoridad para reafirmar este criterio expuesto está el “Diccionario geográfico-estadístico de España y sus posesiones de ultramar” de Pascual Madoz (1842-1850) publicado en edición facsímil por las Juntas Generales de Alava. En ese Diccionario todos los topónimos de Alava están en su versión original que es la que viene en toda la paleografía y archivística al efecto. Esta archivística ha sido constatada por el que escribe este trabajo con ocasión de la investigación de su tesis doctoral, titulada “La conformación del sistema educativo en Alava (1856-1930). Centralización y Foralismo”, pero también se puede contrastar en la denominación de los topónimos en la magna obra de catalogación del Patrimonio artístico de Alava realizada por la fallecida investigadora Micaela Portilla, maestra en el estudio del legado transmitido por generaciones.

No ofreceremos estas fuentes de autoridad, y otras muchas que podríamos citar, para no aburrir al lector en la fundamentación de los siguientes grupos de falsificación, pero es aplicable en toda la extensión de este trabajo.

Parece lamentable que una neolengua como es el batúa condicione la grafía de todo un compendio de restos históricos transmitidos durante siglos a las generaciones presentes.

Pasamos, por tanto, al GRUPO 2º (Compatibilizar en doble denominación un topónimo con un asentamiento anterior a la fundación de la villa o puebla de origen medieval, remontándose a los antecedentes al hecho fundacional de esa población. De tal manera que también se modifica “ex novo” la forma tradicional de denominar el enclave o la villa o población fundada por un rey sea navarro o castellano)

Posiblemente el País Vasco es el lugar de España con más fundaciones reales tanto navarras como castellanas, precisamente por ser Vasconia la abuela de Castilla como bien aplica su metáfora Claudio Sánchez Albornoz en su obra “Vascos y Navarros en su primera historia”, o en “España, un enigma histórico.

Dice el profesor Ciérbide:
“En tercer lugar, es digno de mencionar a la hora de considerar esta relación toponímica alavesa, aquellas voces que contienen el elemento villa como primer o segundo término o acompañado de un adjetivo. J. Caro Baroja, señala al respecto que todo el occidente de Europa abunda en nombres de lugar en los que el elemento villa forma parte de los mismos, unas veces en primer término, seguida de un nombre de persona, o en segundo lugar, precedido de un antropónimo, y no faltan casos en los cuales va asociado a un calificativo. Hay quienes piensan que los pertenecientes al primer grupo son más antiguos que los del segundo. Así tenemos: Villamaderne, Villambrosa, Villoria, Villodas y probablemente Viñaspre (Villa Aspera) Berantevilla, etc. En el tercer grupo tendríamos Villabuena- Villaescuerna, Vzllafianca de Estíbaliz, Villalegre de Andollu, Villaluenga, Villafría, Villarreal, Villaverde, etc., frecuentes sobre todo en la zona occidental y meridional.”

Se me haría imposible citar todas las fuentes secundarias que hablan de la fundación de villas y privilegios de villazgo en el País Vasco. Por eso, a manera de contextualización voy a referirme a Caro Baroja, cuando dice en su libro “Vasconiana” que “el país vasco-navarro por el Sur, está defendido por unas líneas de castillos y pueblos fortificados, queda luego flanqueado también por unas vías de comunicación o circulación general, en las que de trecho en trecho, se alza una ciudad-puente, y estas ciudades puentes se construyen con arreglo a principios de planificación bastante homogéneos, que luego se aplican, en parte, a otras urbanizaciones concebidas en función de otras razones e intereses, de suerte que van surgiendo cada vez más al interior del país o se van desarrollando a lo largo de la red principal establecida tiempos atrás.
La importancia de los reyes de Navarra en las empresas urbanísticas es muy grande
[…]”

“La creación, junto a la vieja ciudad de Pamplona [Pompaelo en tiempos de los romanos y que ahora la llaman Iruña, no sabemos por qué] -una de las pocas del Norte que tiene continuidad en su existencia desde la época romana-, de unos “burgos” de francos, del elemento racial distinto al indígena[…]

Pero entre la fundación de las poblaciones que se colocan a lo largo del camino de Santiago y aquella guerra horrible, se dan otras fundaciones que provocan, también, apetitos y luchas, que parecen, y hasta cierto punto son, producto de una concepción cultural, pero que en torno tienen algo más que puras intenciones culturales.

A este respecto, son significativas las fundaciones que hace Sancho el Sabio de Navarra, dentro del antiguo condado de Alava, en Guipúzcoa y en las zonas fronterizas de su propio reino. Todavía hay gente chapada a la antigua que a Laguardia la denominan Laguardia de Navarra, y en verdad que fue una fundación de aquel monarca para “guardar” su tierra en un punto decisivo. […] Crea en Guipúzcoa, tierra problemática, una ciudad marítima y comercia, [San Sebastián], y en el condado de Alava, dos grandes núcleos desde donde ejercer su influencia, frente a una nobleza rural poco segura. El esquema cultural es robusto. El esquema político refleja inseguridad cuando menos. Resulta, así, que no mucho tiempo después de muerto el fundador, Laguardia queda como baluarte navarro en situación cada vez más comprometida y que Vitoria y Salvatierra pasan a poder de los reyes de Castilla, en una lucha unida a una maniobra también oscura, pero en la que se puede ver el efecto de la interna división en bandos.[…]”

“Hay un aspecto de las fundaciones que es muy significativo, el de los nombres nuevos que se les dan. Son nombres con aspecto castellano; pero tras esta castellanía aparente y visible, hay también un “estilo” romance, europeo, occidental. Villarreales, Villafrancas, Villanuevas, Salvatierras, Monreales, Mondragones, Mirandas, Laguardias, etc., son nombres que se imponen en el fuero fundacional, como por voluntad regia, y nombres paralelos hay en Francia, Italia, Portugal, en otros reinos peninsulares e incluso, con arreglo al grupo idiomático distinto, en Inglaterra y aun Alemania. Por encima, pues del concepto castellano o castellanizado, hay un concepto europeo que se impone en varios estados […] [Bastides] La palabra ha servido, desde el siglo XIII, en todo el mediodía de Francia, para designar núcleos urbanos edificados o planificados de un golpe, según plan preconcebido y en forma contractual. La razón del nombre se busca en “fortificación” Hay, así, “bastides” o ciudades nuevas fundadas, en su mayor parte, de 1230 a 1350.” Por ejemplo, la villa de La Bastida, a la que el conglomerado nacionalista le ha cambiado graciosamente el nombre para llamarla “Bastida”, desconociendo la razón por la que le quitan el artículo.

En referencia a Mondragón dice que la carta fundacional alude al escudo que muestra a un dragón, símbolo de la vigilancia en heráldica, […] “En realidad, el nombre se encuentra fuera, en el área francesa. Mondragón se explica en función de que es la entrada a Guipúzcoa por el sudoeste, en la linde con el Señorío de Vizcaya y el antiguo condado de Alava. La fecha de carta puebla 1268) es un poco posterior a la de la fundación de Segura (1256), que hay que explicar en función de que es la entrada a Guipúzcoa por el Sudoeste, del reino de Navarra. […] En cambio, no les ocurre lo mismo a otras pueblas más modernas del curso del Oria, como Villafranca y Tolosa.”

“Así como se constituyen familias de fueros, se pueden constituir “familias” de pueblos; de suerte que Laguardia, Vitoria y Salvatierra, podrían servir para fijar los rasgos de una; Mondragón y otras fundaciones más septentrionales, en las fronteras de Guipúzcoa, Alava y Vizcaya actual, nos darían los de otra. Bilbao y las otras villas vizcaínas citadas, los de un tercer grupo más moderno, pero del que ignoramos, pese a ello, los rasgos originales en su alzado”

Respecto a Vitoria dice: “Allá por el año 1181 la llanada de Alava estaba, en gran parte al menos, dominada por el rey de Navarra. Y éste, que era por entonces D. Sancho el Sabio, fundó en un punto donde antes ya había un poblado (el de Gazteiz, que cita la llamada “reja de San Millán” en (1025), una villa nueva a la que llamó Victoria o Vitoria, no se sabe bien por qué motivo” Otros autores atribuyen la fundación de Vitoria a Leovigildo.

No es objeto de este trabajo un estudio pormenorizado y exhaustivo, pero los casos mencionados pueden ser ejemplo de la intencional modificación de topónimos que tienen un origen claro de fundación o privilegio real, bien modificando su nombre, mutilando parte del mismo, o yendo a un topónimo anterior a la fundación real, el caso es evitar a toda costa el peso de la historia para dar una imagen de que el euskera lo ha impregnado todo, cuando no es cierto si atendemos a las fuentes primarias.

Veamos… ¿Por qué a Vitoria se le añade el topónimo Gasteiz cuando fue un poblado previo? ¿Y si hubiera otros asentamientos anteriores, tendríamos que poner encadenadas todas las denominaciones? ¿No es más lógico respetar la denominación de la fundación que ha dado píe a la ciudad en la que vivimos en su fórmula más acorde a la realidad urbana? Lo mismo ocurre con Salvatierra (Agurain), Alegría (Dulantzi), Laguardia (Biasterin), Villarreal de Alava (Legutiano o Legutio), Villafranca de Ordicia (Ordizia), Bilbao (Bilbo), Fuenterrabia (Ondarribia), San Sebastián (Donosti), Mondragón (Arrasate), y un largo etc, que no vamos a mencionar para no extendernos.

El GRUPO 3ª (Traducir al euskera el término castellano, modificando el origen del topónimo y su uso tradicional a lo largo de siglos, mientras que, paradójicamente, no se hace lo propio con los topónimos de origen eúscaro) es más que evidente, y no voy a justificarlo, pues después de lo dicho no hay lugar para ello)

El criterio que debería haberse utilizado es el de respetar la grafía original, la documentada. Sería una larga retaila de términos modificados caprichosamente.

Ejemplos; solamente de Alava:
Chinchetru…………….. Txintxetru
Zuazo…………. ………. Zuhatxu
Antezana…………….... Antetza
Ascarza…………….….. Azkartza
Castillo……………….. Kastelu
Gamarra Mayor……. Gamarra Nagusia
Hueto abajo………... Oto Goian
Crispijana………..…. Krispinjana
Miñano…………..…. Miñao
Yurre……………..… Hiurre
Cerio……………….. Zerio
Yécira……………… Iekora
Zalduendo………. Zalduondo
Apodaca………….. Apodaka
Gorbea……………. Gorbeia
Mendijur………….. Mendixur
Oquina……………. Okina
El Villar……………. Villar (villa de realengo)
Cuartango……....... Kuartango (nombre romano, descrito por Caro Baroja y otros)
Apricano………… Aprikano
Salinillas de Buradón…. Galtzaga ¿.?
Lanciego………….. Lantziego
Oquendo………… Okendo
San Millán………. Donemiliaga
Yurre…………….. Hiurre
Yécora……………. Iekora
Apodaca………….. Apodaka
Etc.

¿Y por qué a Alava hay que denominarla Araba si no hay precedentes paleográficos ni Archivísticos? ¿Y a Vizcaya, Bizkaia? ¿Y a Guipúzcoa, Gipuzkoa? ¿Por qué tanta arbitrariedad?

GRUPO 4º. No es el único caso, pero sí uno muy significativo.
En Guipúzcoa existe una localidad que siempre se ha llamado Villafranca de Ordicia. Era una localidad que tenía privilegio real por causa de ser una ciudad-puente según la clasificación de Caro Baroja; es decir, una población que sirve de vía de paso entre zonas geográficas y, por tanto, en la Edad Media de suma importancia. En ese mismo caso está Tolosa. Si lleva el nombre castellano Villafranca es porque tenía exenciones y franquicias, es decir privilegios de realengo. ¿Qué propósito tiene quitarle el nombre Villafranca dejando solamente Ordizia(sic) como nombre del pueblo? Sin duda hacer tabla rasa de la historia del pueblo y mutilarla para que no exista en el acerbo colectivo de su población su origen real, es decir su vinculación con los reyes de Navarra y después de Castilla.

A juicio del que escribe esto es un delito, pues se hurta a las gentes el conocimiento de su historia.

No voy a extenderme más, pero es significativo.

GRUPO 5º. (Inventarse, sin más otra denominación que no tiene ninguna raigambre ni uso en los tiempos pretéritos hasta hoy, entendiendo por hoy los últimos 40 años)
Ejemplos: Valdegovía… Gaubea. ¿De dónde ha salido eso? Según el descubridor de los cartularios de Valpuesta, primeros textos en lengua romance, este topónimo deriva de “valle” con el semantema “gova” (cueva), es decir valle de cuevas.

Es significativo lo que pone Wikipedia en torno al cambio del topónimo Villabueva, en el La Rioja. Es la viva muestra de la realidad:

“Antiguamente era una aldea de Laguardia llamada Villaescuerna. En 1661 obtuvo el título de villa, momento que aprovechó además para cambiar su nombre, que resultaba al parecer malsonante, por el de Villabuena de Álava.

Cuando el ayuntamiento quiso adoptar una denominación bilingüe para el municipio se produjo cierta controversia, ya que no existía una forma tradicional del nombre en euskera. Se barajó la posibilidad de llamar a la población Uriona, que es la traducción literal de Villabuena al dialecto occidental del euskera. Otros propusieron utilizar el nombre antiguo de la población, Villaescuerna, que fue adaptado de una forma vasquizada dando origen a Eskuernaga, nombre que finalmente aprobó el ayuntamiento. Su denominación oficial actual bilingüe fue adoptada por resolución del 20-11-1996 (Boletín Oficial del País Vasco 04-12-1996 y Boletín Oficial del Estado 12-02-1997). Sin embargo, la Real Academia de la Lengua Vasca no reconoce este nombre como correcto.”

Nanclares de Oca... Langraiz. ¿Por qué Langraiz si siempre se ha llamado Nanclares de Oca y no hay antecedentes de otro término y mucho menos Langraiz?

Maestu…………………..Arraia. ¿Por qué?
Baños de Ebro………. Maiueta ¿Por qué?
Etc.

El paleógrafo Saturnino Ruiz de Loizaga se suele doler con amargo lamento de los caprichos del poder dominante de signo nacionalista con la ovejuna complacencia de los no nacionalistas al cambiar los nombres de los pueblos.

En su caso es un profundo conocedor del occidente de Alava, de la toponimia y de su origen clarísimamente latino o romance. En su libro “Lengua y cultura en Alava (siglos IX al XII)” hace un repaso concienzudo a los topónimos del Valle de Valdegovía y adyacentes, cuna de la lengua romance, es decir del castellano.

Un caso sangrante que borda el ridículo más absoluto es el de Salinas de Añana, población importantísima desde época de los romanos por sus salinas, y citada reiteradamente en la Reja de San Millán por su valor económico y estratégico en la Edad Media, debido a sus sales de magnífica calidad que brotan del subsuelo en forma de diapiro.

Otros ejemplos: Cárcamo no es karkamu como viene en el nomenclátor de Alava porque el sabio franciscano dice que “Existe en el diccionario de la Academia la palabra “cárcamo” o hueco en el que juega el rodezno de los molinos, que se emplearía también en el sentido de “carroña”, viejo achacoso y de aquí el derivado de “carcamal”, cosa destrozada.

Ribavellosa no es Ribabellosa porque viene de riba vellosa, es decir ribazo lleno de musgo, ya que el término “vellosa” viene del latín y significa “velloso o peludo”.

Con este relato, parco en extensión por necesidad, culmino una aproximación a la manipulación de los topónimos por nuestra clase política que no respeta ni las tradiciones ni los orígenes de nuestros pueblos y ciudades.


 


Recortes de Prensa   Página Inicial