AGLI Recortes de Prensa   Domingo 18  Febrero 2018

Inmersión lingüística y autoritarismo
roberto l. blanco valdés la voz 18 Febrero 2018

Tras anunciar el Gobierno que tratará de asegurar la presencia del castellano en la enseñanza en Cataluña, los que allí y fuera de allí defienden el sistema autoritario de inmersión han salido en tromba a acusar al ejecutivo de provocar, violar la ley y romper el supuesto consenso lingüístico que existiría socialmente. Empezando por lo último, la falsedad de ese cacareado consenso es evidente. Basta recordar que el partido que más ha criticado la inmersión (Ciudadanos) ha sido el más votado en las últimas elecciones autonómicas. Porque una cosa es el consenso y otra el miedo.

Y lo que ha habido en Cataluña hasta que la locura secesionista sacó de su casa a cientos de miles de personas ha sido un explicable pavor social frente quienes tachan de traidor y mal catalán a todo el que osa discrepar del credo nacionalista, cuyo primer mandamiento es que en Cataluña hay una lengua propia y otra extranjera que hay que exterminar. Tal es el objetivo de la inmersión, aunque su eficacia aniquiladora haya sido mucho menor de la que previeron los impulsores de uno de los procesos más escandalosos y autoritarios de ingeniería social con los que convive desde hace años la Europa democrática.

En cuanto a la acusación de que poner fin a la inmersión sería violar la ley resulta, antes que nada, pintoresca en boca de quienes no se ha parado en barras a la hora de pasarse la Constitución, las leyes y las sentencias por el arco del triunfo. Y en boca de unas instituciones nacionalistas que en materia lingüística llevan años incumpliendo su propia normativa y desobedecido las sentencias que las obligan a acatarla. Veremos qué hace el Gobierno y sabremos entonces si se ha pasado, en cuyo caso el parlamento catalán podrá acudir al TCE. Ese al que lleva meses tomando por el pito del sereno.

Pero la acusación más cínica y atrabiliaria de los inmersionistas es su proclama de que intentar asegurar la libertad personal y la cooficialidad lingüística establecida en la Constitución supone una provocación intolerable. Tal técnica de despiste es conocida: la del futbolista que le zosca al contrario en la canilla y se tira luego al suelo quejándose de un dolor insoportable. Hablemos claro: en Cataluña no ha habido ni hay más provocación que la de quienes han cometido el atropello social de hacer del castellano una lengua extranjera en la vida oficial, empezando por la enseñanza, donde no es lengua de estudio sino lengua que se estudia, aunque ¡con menos presencia que el inglés! La filosofía de fondo que explica ese dislate es la misma que justifica la delirante obligación, bajo amenaza de multa, de rotular en castellano los comercios, o la que, contra el más elemental principio de libertad, impone el catalán en otras esferas de la vida económica o social. Pues la inmersión es eso: una forma autoritaria de imponer una lengua (el catalán) y expulsar otra (el castellano) en lugar de procurar la enriquecedora convivencia de las dos.

El gigante cobardón
Alejo Vidal-Quadras. vozpopuli 18 Febrero 2018

Unos amigos míos tenían un Cairn terrier que respondía al nombre de Boly. Era un perro alegre, juguetón y simpático, siempre presto a demostrar su afecto a sus amos o a todo aquel que se le acercara con ánimo amistoso. No creo que llegara a los cinco kilos de peso y alzaba sobre el suelo una envergadura de unos treinta centímetros a lo sumo. Lucía un pelo duro y jaspeado de color gris oscuro y siempre estaba dispuesto a ser acariciado o a participar en juegos en los que quedaban patentes su agilidad e inteligencia. Era una delicia de animal, y contribuía con su presencia, sus ladridos -siempre breves y oportunos- y su cordial pequeñez a hacer más cálido y agradable el ambiente de un hogar ya de por sí acogedor y amable. Boly mostraba, además, un curioso rasgo de carácter que llamaba mucho la atención de los que frecuentábamos su casa y que consistía en su agresiva bravuconería con canes de tamaño y fuerza muy superiores a los suyos. Lejos de amilanarse ante la proximidad de un pastor alemán de musculosa apariencia o de un mastín de fiera mirada, Boly se plantaba frente a su congénere de gran talla y desplegaba una actitud amenazadora y agresiva pletórica de fintas de ataque, incisivos gruñidos y desafiantes provocaciones que podrían ser consideradas suicidas. Sin embargo, sorprendentemente, el enfrentado normalmente se amilanaba, retrocedía e incluso llegaba a volver grupas y poner tierra de por medio. Boly entonces se contoneaba orgulloso y todo su diminuto cuerpecillo irradiaba la seguridad en uno mismo propia de los valientes.

Esta imagen del ilógico coraje de Boly me ha venido a la memoria con motivo del anuncio por parte del Gobierno de que estaba estudiando la posibilidad de utilizar la vigencia de la aplicación del artículo 155 de la Constitución a la Comunidad Autónoma catalana para hacer cumplir de una vez las reiteradas sentencias del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sobre la libertad de elección de lengua vehicular en la enseñanza. Como es sabido, España es el único país del mundo en el que suceden dos cosas altamente peregrinas: los golpes de Estado los financia el propio Estado objeto del putsch y hay partes de su territorio en los que no se puede educar a los niños en la lengua oficial de ese Estado. El clásico slogan Spain is different alcanza así cotas realmente asombrosas.

Pues bien, ha bastado que los separatistas pusiesen en marcha sus habituales técnicas de amedrentamiento, amenaza de huelgas de los sindicatos nacionalistas, protestas airadas de los partidos secesionistas y advertencias de desobediencia en caso de que el Gobierno central ose ¡hacer efectivas decisiones judiciales!, para que al Ejecutivo le tiemblen las rodillas. En lugar de afirmar con contundencia que la ley será respetada y que el que la vulnere sufrirá las consecuencias, ya hemos empezado a oír la ristra de plañideras excusas que preludian la rendición. Que si habrá que ver si la inclusión de la correspondiente casilla en la hoja de pre-inscripción es competencia asumible en el marco del 155, que si hay otras formas de garantizar ese derecho, que si hay que analizar con cuidado el asunto, en fin, la pusilanimidad habitual. El PSOE, con su tradicional patriotismo, se ha apresurado a ponerse del lado de los delincuentes. Los separatistas están tan acostumbrados a que sus abusos queden impunes que, incluso con el artículo 155 activado, siguen convencidos de que Rajoy no se atreverá a cumplir con su deber (“Me van a obligar a hacer lo que no quiero hacer”, nobles y admirables palabras de un auténtico líder).

El Gobierno, a diferencia del Rey y de la Administración de Justicia, que están sosteniendo la Nación y la legalidad, continúa prisionero de sus complejos y de sus dudas frente a los golpistas. Al igual que los perros de gran tamaño asustados ante el pequeño Boly, el jefe del Ejecutivo y sus ministros se achantan y retroceden cuando los separatistas, pese a su insignificancia comparados con el poder legítimo de las instituciones del Estado, se engallan y le retan con todo tipo de bravatas y provocaciones. El separatismo es un bicho minúsculo, pero con una mala uva considerable y, aunque no posee la amistosa disposición de Boly, se le parece en su osadía a la hora de encararse con las autoridades estatales. Y es que de poco sirve ser un gigante, dotado de considerable capacidad disuasoria, si en ese cuerpo formidable se alberga un corazón enano y cobardón.

Rivera acusa al PSOE de estar con los nacionalistas contra el español
OKDIARIO 18 Febrero 2018

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado este sábado al PSOE de posicionarse junto a los nacionalistas para impedir que el castellano sea lengua vehicular educativa en Cataluña.

Rivera ha formulado esta crítica en su cuenta personal de la red social Twitter después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, haya dicho hoy que está “muy de acuerdo” con el PSOE en que el Gobierno “no puede aprovechar la aplicación del 155 para cambiar la política lingüística en las escuelas catalanas”.

Iceta se ha referido así preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que el Ejecutivo de Rajoy incluya una casilla para elegir el castellano en la matriculación del próximo curso.

A juicio de Rivera, el PSOE no tiene “remedio” en esta cuestión.
“El PSOE impidió junto a ERC que se aprobara la ley de C’s para la alta inspección educativa del Estado. Ahora se posiciona con los nacionalistas en contra de que el castellano sea lengua vehicular junto al catalán. No tienen remedio…”, ha escrito el presidente de Twitter.

En relación a la cuestión lingüística, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid y responsable del área municipal del partido, Begoña Villacís, exigió hoy al Gobierno que “despierte” y empiece a “defender y garantizar” los derechos de los niños en Cataluña para elegir el castellano como lengua vehicular.

Sánchez en contra del uso del 155 para impulsar el uso del castellano: “Es para recuperar el autogobierno, para nada más”
OKDIARIO 18 Febrero 2018

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha recalcado hoy que la aplicación del artículo 155 en Cataluña “es para recuperar el autogobierno” y “para nada más“, en su intervención a puerta cerrada en el Comité Federal, según fuentes de su entorno.

Sánchez se ha referido así a la posibilidad de que el Gobierno de Mariano Rajoy incluya una casilla para elegir el castellano en la matriculación del próximo curso en las escuelas catalanas, después de que el que fuera secretario de Organización del PSOE extremeño, Francisco Fuentes, le afeara que no haya hablado de la situación en Cataluña en su primera intervención.

Francisco Fuentes, una de las escasas voces críticas que se alzado hoy en la reunión del comité, ha abogado por la “defensa del castellano” en Cataluña, según algunos de los presentes.

El extremeño ha reprochado además a Sánchez que hable del PSOE de la militancia como si fuera algo nuevo: “¿Antes qué éramos, el PSOE del Ibex 35?“, ha planteado, según algunos de los presentes.

En su segunda intervención, el líder del PSOE ha hecho también hincapié en que los socialistas tienen que “aprovechar la oportunidad” que, a su juicio, representa para ellos la “división de las derechas” y ha proclamado que, de cara a las elecciones de 2019, el PSOE tiene que ser el “rompeolas progresista de la marea neoconservadora”.

MEDIDA ANUNCIADA POR EL GOBIERNO
El PSOE rechaza la casilla para estudiar castellano en las escuelas catalanas
La Gaceta  18 Febrero 2018

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha dicho que está “muy de acuerdo” con el PSOE en que el Gobierno “no puede aprovechar la aplicación del 155 para cambiar la política lingüística en las escuelas catalanas”.

Iceta, que se ha referido a este asunto a su llegada al Comité Federal del PSOE, ha asegurado que no entiende “cómo ha levantado el Gobierno esta polémica cuando afirma además que no quiere cambiar lo que en teoría es su posición”.

El líder de los socialistas catalanes se ha referido así a la posibilidad del Ejecutivo de Rajoy incluya una casilla para elegir el castellano en la matriculación del próximo curso.

Para cumplir la ley
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes que el Gobierno quiere asegurar la libertad y el derecho de los padres a elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos en los centros educativos de Cataluña.

“El cómo lo hagamos, lo estamos estudiando, pero sin duda lo haremos”, ha aseverado el ministro, quien ha explicado que durante los tres últimos cursos el Ejecutivo “no ha estado de acuerdo” en cómo se llevaba a cabo la garantía de poder estudiar en castellano como lengua vehicular en Cataluña y lo ha recurrido.

“Lo coherente es que, de acuerdo con esos recursos, queramos en estos momentos modificarla (la preinscripción) en ese sentido, pero eso no significa ningún cambio del modelo educativo de Cataluña”, ha recalcado.

Asimismo, el también portavoz del Gobierno ha recordado que “los modelos educativos están en las leyes”, en la Lomce y, en este caso, en la Ley de Educación catalana de 2009, “que está plenamente vigente”, y ha apuntado que ningún Gobierno puede modificarla, el único que puede es el Parlamento catalán.

El Ejecutivo ha tomado la decisión ahora de garantizar el derecho a las clases en castellano en virtud del artículo 155, por el que el Ministerio tiene las competencias de la Consejería de Educación catalana.

Además, ha insistido en que “esto no es más que cumplir con una obligación” tal y como lo establecen el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

PLANEA UNA REFORMA
El plan de Macron: reducir la influencia saudí en el islam francés
Arturo García gaceta.es 18 Febrero 2018

El presidente francés tiene claro que la situación es “límite” y son necesarios cambios profundos para preservar la cohesión nacional.

A Emmanuel Macron hay que reconocerle el mérito de ser capaz de rectificar las ideas que vertebraban su programa electoral prácticamente sin pestañear. El presidente francés llegó al Elíseo tras vencer a Marine Le Pen en unos comicios donde contó con el apoyo del establishment, el socialismo y buena parte de la derecha. Muchos conservadores justificaron su apoyo al globalista en el peligro que significaba la llegada del Frente Nacional al poder.

Aunque el programa de Macron estaba basado en los principios que habían vertebrado el mandato de François Hollande, la realidad finalmente terminó imponiéndose. El presidente se encontró con un país en una situación bastante más complicada de lo que había previsto, tal y como había repetido hasta la extenuación Le Pen en campaña. Los problemas de seguridad era evidentes y los fondos no alcanzaban para paliar la situación, el islamismo radical había tomado zonas importantes de las principales ciudades y los campos de refugiados se habían convertido en espacios francos para la delincuencia y la trata de personas.

Macron decidió dar un golpe de efecto y reformó el sistema de seguridad. El Parlamento francés aprobó a comienzos de octubre la nueva ley que incorpora al derecho ordinario varias medidas excepcionales para el combate contra el terrorismo. Al igual que durante el estado de emergencia, el Gobierno puede limitar los movimientos de personas que se considere que tienen vínculos con organizaciones terroristas, una medida que afecta en la actualidad a 41 personas.

Esta misma semana, el ministro de Interior, Gérard Collomb, anunció la puesta en marcha de una iniciativa que va a reducir el periodo de tramitación de las demandas de asilo a un máximo de seis meses con el objetivo de proteger mejor a los refugiados pero también para agilizar las expulsiones de los inmigrantes económicos sin papeles y disminuir el número de ese tipo de solicitudes.

Un nuevo islam francés
Ahora, el objetivo de Macron es reformar el islam francés y librarlo de la influencia wahabita financiada con fondos procedentes de Arabia Saudí. El plan, similar a la Ley Islámica de Austria, busca integrar “mejor” el islam en Francia, pero también “garantizar la cohesión nacional” ante los evidentes problemas de convivencia.

El presidente ha establecido como prioridad reducir la interferencia externa restringiendo la financiación extranjera para mezquitas, imanes y organizaciones musulmanes. Macron ha admitido que actualmente en muchos lugares del país, la ley islámica está por encima de la ley francesa.

En una entrevista en el Journal Du Dimanche, Macron ha anunciado el comienzo de una ronda de consultas con expertos en la materia y líderes religiosos: “Veo a intelectuales y académicos, como Gilles Kepel, y representantes de todas las religiones, porque creo que necesitamos recurrir en gran medida a nuestra historia, la historia de católicos y protestantes“, ha explicado.

“Nunca le pediré a ningún ciudadano francés que sea moderado en su religión o que crea moderadamente en su Dios. Eso no tendría mucho sentido. Pero pediré a todos, constantemente, que respeten absolutamente todas las reglas de la República“, ha aseverado.

Uno de los aspectos clave del plan es la reforma del Consejo francés de la fe musulmana, un órgano que hace las veces de interlocutor entre los musulmanes y el Estado. La organización, que representa aproximadamente 2.500 mezquitas en Francia, fue establecida en 2003 por el entonces ministro del Interior, Nicolás Sarkozy.

Renovación de imanes
La mayor parte de los imanes que trabajan en francia son pagados por gobierno extranjeros, principalmente Arabia Saudí. En este sentido, Collomb ha mantenido que el gobierno francés estudia “formar imanes para que trabajen para la República francesa y no para naciones extranjeras”.

“Podemos ver que hoy tenemos una serie de dificultades simplemente porque hoy en día todos pueden proclamarse a sí mismos imán“, ha señalado.

Ventajas fiscales
Gracias a la Ley de 1905, que prevé la prohibición de portar símbolos religiosos y promueve la laicidad, la comunidad musulmana goza de unas impresionantes ventajas fiscales y la capacidad de recibir donaciones con una reducción del impuesto equivalente al 66% de la cantidad en cuestión.

Es complicado controlar el flujo de dinero que reciben los centros, pues la mayor parte de las donaciones se hacen a mano. Por ejemplo, en Gennevilliers, la mezquita habría logrado recaudar más de un millón de euros únicamente durante el mes de Ramadán en 2017. Una cantidad que denota el poder económico de los mecenas de estas corrientes radicales del islam.

La injerencia saudí
En 2016, Pierre Conesa, ex alto funcionario de Defensa francés, desvelaba los 8.000 millones aportados por las autoridades saudíes para difundir la “palabra de Mahoma” por todo el mundo.

Y es que las injerencias saudíes en Francia son más que evidentes. Gran parte de la comunidad musulmana, especialmente en las ciudades más importantes, está influenciada por clérigos pagados por Arabia Saudí y las mezquitas de mayores dimensiones son financiadas con petrodólares. El objetivo no es otro que lograr una “representación real y fuerte” dentro del país.

Desde hace más de una década, Riad considera prioritario extender su red de mezquitas. En 2016, diferentes fundaciones relacionadas con Arabia Saudí participaron en la construcción de ocho mezquitas, a razón de entre 200.000 y 900.000 euros por proyecto. El wahabismo es la doctrina que se imparte en estos centros y, no hay que olvidar, que su concepción del mundo es idéntica a la del Estado Islámico.

Los investigadores aseguran que Arabia Saudí gastó 3.759.000 euros sólo en 2016 para llevar a cabo su proyecto. Catorce imanes a sueldo de Riad ejercen en las mezquitas más importantes de Francia y adoctrinan acerca de la yihad, el sometimiento de las mujeres, la necesidad de castigar a los homosexuales y la expansión del islamismo a nivel mundial.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El derecho a estudiar en español en España
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 18 Febrero 2018
No podrá decirse nunca que España es un Estado de derecho mientras en ella se esté discriminando escolar y laboralmente a los ciudadanos de lengua española.

Ningún ciudadano español tiene por qué pedir que escolaricen a su hijo en español, ni en Cataluña ni en ninguna parte de España. El Estado, al que pagamos una monstruosa cantidad de impuestos, tiene la inexcusable obligación de garantizar que la lengua común sea vehicular en todos los tramos de la enseñanza, de la guardería a la Universidad, en toda España. No se trata de pedir en una casilla el ejercicio de un derecho; no se pide el derecho a votar. Lo que debe hacer el Gobierno, que por cuquería electoral ha destapado el gran tabú de la política nacional, es asegurar que el año escolar próximo haya aulas y enseñanza en español para todos los alumnos que lo deseen. No que lo pidan; que puedan elegirlo porque lo hay. ¿Hay problemas técnicos? Mientras no se resuelvan, no empieza el curso. ¿No hay profesores? Miles del resto de España irán encantados a Cataluña a enseñar en español. Por los 14.000 que salieron a tiros o muertos de asco en 1981.

El maltrato educativo infantil
Lo único que podría pedir el Gobierno es explicaciones a los padres que priven a su hijo de la enseñanza en español, si es su lengua materna, ya que esa opción, si es libre, le garantiza el doble del fracaso escolar habitual en Cataluña (datos de Convivencia Cívica) además del adoctrinamiento contra España y sus familias perpetrado por unos predicadores totalitarios en los que la ideología nacionalista hace tiempo que ha sustituido a la enseñanza. No son todos, suele decirse. Pero sí son todos los que mandan. Y mediante ese abuso de poder, al maltrato infligido a los alumnos, por ser hijos de guardiaciviles o simplemente de andaluces -¡cómo ha asomado la patita racista común a los lobos separatistas el Baños de la CUP!- colocan deliberadamente a los niños en una situación de autoodio y marginación. ¿Es justo para esos niños ser educados como inferiores por hablar español?

La dictadura separatista catalana y la destrucción programada de España empezó cuando el nacionalismo negó a los castellanohablantes el derecho que, por las resoluciones de la UNESCO sobre educación, pedía -y obtuvo parcialmente- durante el franquismo para los catalanohablantes. El PSUC, el PSC, CiU, ERC, PSAN y Terra Lliure crearon desde que Pujol llego al Poder en 1980 un régimen de terror para que dentro de Cataluña nadie pidiera para todos los ciudadanos lo que ellos consideraban sagrado: la enseñanza en la lengua materna. Aquella reivindicación pedagógica se cambió por imposición soviética. Y siempre de la mano de la izquierda, por la siniestra influencia del PSUC de Vázquez Montalbán en el PCE y del PSC de los nacionalistas progres y los pedagogos de "Marta Sensat", la derecha acabó asumiendo el sacrificio de un derecho básico, la educación en su lengua materna, para tres millones de ciudadanos españoles de Cataluña. UCD y el PP lo acabaron aceptando. Socialistas y comunistas lo impusieron y aún lo defienden. Todas las variantes del terror, de la pistola a la burla, del bullying al despido, se han puesto en práctica, hasta llegar al colmo de la indignidad: que si una familia pide, arrostrando el acoso y el desprecio de los demás, que su hijo se eduque en español, éste pase la hora en una clase sólo en catalán hasta que el mismo profesor le resuma en unos minutos lo que ya ha explicado, para que los otros le tomen manía por raro, estúpido, friki, facha y español. La hermanita de Messi se volvió a Rosario. Las trillizas de Montilla van al Colegio Alemán. ¿Y a qué escuela pública catalana van los que no son ricos? Pues a la del adoctrinamiento separatista y el fracaso escolar: la única que hay.

Esta marginación teñida de racismo cuyo fin último es -a la vista está- la destrucción de España, es lo que defienden los socialistas del 'PSO-Ex' y los comunistas de Podemos. La doma del inmigrante, porque doma es, en afortunada frase de Boadella, la inmersión lingüística, que es la base de la sumisión ideológica, usa un argumentario soviético u orwelliano, propio del ala "afgana" del PSUC, a cuyo imán Montalbán rinde culto la izquierda periodística catalana desde hace tres generaciones. En su discurso, lo que dicen sus comisarios es justo lo contrario de la realidad: a la segregación la llaman integración; al fracaso escolar, éxito; y aseguran que la inmersión es "un modelo de éxito y convivencia social", ¡cuando Cataluña está partida en dos mitades irreconciliables, identificadas por su lengua en casi el 95%!

¿Ha fracasado la inmersión? ¿Fracasó el esclavismo?
Los medrosos del PP y de Ciudadanos que no se atreven a disentir de la ley sagrada del catalanismo, que es la de considerar legítimo cualquier atropello a España, a lo español y a la lengua española, dicen que no hay que meterse en el lío lingüístico porque, al cabo, la "inmersión lingüística", que busca en realidad el ahogamiento político de lo español, ha fracasado. La prueba, el relativo éxito de Arrimadas. Según eso, el esclavismo habría fracasado porque a los esclavos nunca les gustó del todo ser secuestrados, maltratados y violados y que nunca les pagaran un sueldo por su trabajo. Pero la verdad es que el esclavismo sólo fracasó cuando fue prohibido por la Ley y por la fuerza capaz de imponer esa Ley, incluso al precio de una guerra civil. El apartheid en Sudáfrica no fracasó porque disgustase a los negros sino porque fue derribado el régimen racista que lo mantenía. Y la dictadura nacionalista catalana dejará de serlo si es combatida y derrotada.

Si es combatida, será derrotada, porque el derecho de los ciudadanos no puede basarse en la exclusión del mismo derecho de otros ciudadanos. Lo importante es entender que en Cataluña se está conculcando un derecho de la mitad de la población que la otra mitad entiende como fundamental: el derecho a escolarizar a sus hijos en su lengua materna. Si es un derecho, lo es para todos. Cuando no lo es, como ahora, es que no hay derecho. Y no podrá decirse nunca que España es un Estado de derecho mientras en ella se esté discriminando escolar y laboralmente –toda discriminación laboral empieza en la discriminación escolar- a los ciudadanos de lengua española.

El socialismo aragonés amaga con despertar
La ventaja del golpe de estado catalán es que desde este Gobierno infame que ha abierto la caja de los truenos creyendo que los separatistas impedirán la lluvia, hasta los socialistas, que son el brazo tonto y siniestro del separatismo en toda España, empiezan a darse cuenta de que no pueden seguir respaldando un estado de cosas absolutamente insostenible.

Lambán, jefe del socialismo aragonés, dijo este sábado algo que su partido ha negado siempre: que el castellano está marginado en Cataluña y que el Estado no puede consentirlo más. Pero no porque haya que aplicar el 155 sino porque antes del 155 está la Constitución, las leyes y las resoluciones judiciales, ninguna de la cuales se ha cumplido. El 155 puede servir para suspender de inmediato a todos los funcionarios, de la Generalidad o de la Enseñanza, que se nieguen a cumplir la ley. Y procesarlos si se empecinan. Pero el derecho no emana del 155 sino de la Constitución vulnerada, que tiene como herramienta de defensa el 155 y otras fórmulas de excepción.

Su análisis, ojalá que sincero, parte de ese error y de otro del mismo género conceptual, fácilmente corregible: no se margina a un idioma sino a una parte de la población, por cierto mayoritaria y entre la que están los hijos de 400.000 aragoneses, más de un tercio del reino, que emigraron a Cataluña, y que no son tan despreciados como los andaluces pero sufren a la misma aculturación y discriminación lingüística. En fin, si el argentino defraudador 'Echeminga' defiende la política de la Generalidad catalana, es suficiente para que el PSOE y cualquier partido aragonés se oponga. Y mientras no desaparezca la amenaza golpista, que por la 'ridiaplicación' del 155 está intacta, que pida la vuelta del archivo de la Corona de Aragón. Ah, y que prohíba esa majadería de la Confederación Catalano-Aragonesa, que por culpa de cierta izquierda editorial baturra, se está enseñando en Aragón.

Los 'mandelas' del 'prusés'
Por cierto, los patanes golpistas se han comparado con Mandela y Alain Delon, símbolos de superioridad ética y estética de la raza catalana sobre la sucia y feísima raza española. Lo estético, basado en la supuesta semejanza del ADN de catalanes y franceses, lo proclamó Junqueras. Cabe, pues, entenderlo como un lamento justificado. Pero que posen de mandelas los racistas del complejo y supremacistas de la inferioridad, esos matones que apalean muchachas con la camiseta de la selección española de fútbol; o que vayan de gandhis los que acosan a Arrimadas, los que rompen una y otra vez a martillazos, siempre impunemente, la sede de Crónica Global, es de risa. Mandela, aunque terrorista, luchó contra la segregación racial. Los boixos nois del 'prusés', han impuesto el apartheid en Cataluña y pretenden que lo acepte y lo aplauda toda España. Cada vez van a tenerlo más difícil.

Pero insisto: no se trata de que haya o no una casilla para pedir que el español sea lengua vehicular en un centro escolar de Cataluña. Ese juego del escondite le será de utilidad dos o tres días al Gobierno del diálogo con el Golpe, al que sigue financiando el FLA. La cuestión de fondo es que el Estado, sea cual sea su Gobierno, asegure la enseñanza en español en toda España. No hay nada más importante a largo plazo. Tampoco más urgente.

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?
La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.
Miguel Massanet diariosigloxxi 18 Febrero 2018

Constitución española de 1978. -Título preliminar-

Artículo 3.
El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

Si hay alguna persona que pueda dudar de cuáles son las obligaciones de todos los españoles, sin excepción alguna, como es la de conocer el castellano y el derecho a usarlo en cualquier autonomía, ciudad o pueblo de toda nuestra geografía patria, resulta que: o es un ignorante o no se ha leído nunca la Constitución o, y esto todavía resulta más reprobable y menos permisible, se trata de uno de estos separatistas catalanes que utilizan la lengua catalana como un medio para luchar contra España, al intentar imponerla, infringiendo nuestra Carta Magna, como idioma único y excluyente en todo el territorio de Cataluña. ¿Por qué se ha permitido que se llegase a este punto? ¿cuál ha sido la causa de que, en la enseñanza?

El Gobierno de la nación, las autoridades autonómicas, los poderes públicos españoles se han dejado atropellar por el catalanismo beligerante, hasta el punto de permitirles eliminarlo, prácticamente, de la educación. Incluso, aún en el mejor de los casos, cuando algún heroico cabeza de familia ha pretendido que los centros de enseñanza -verdaderas ikastolas de adoctrinamiento de la juventud catalana en el independentismo más radical ( los nazis crearon las famosas Napolas de la mano de Himmler donde los jóvenes de pura raza germánica eran formados de acuerdo con la doctrina nacional socialista)- impartan a sus hijos alguna asignatura en castellano ( máximo el 25%) ha tenido, primero, que recurrir a los tribunales para que se obligue a las escuelas públicas catalanas a cumplir la ley. Aún ganando la causa, como siempre sucede, lo único que se consigue es que se destierre a sus vástagos a alguna aula desierta en la que, con suerte, compartirá sus lecciones en castellano con algún otro desterrado como él.

Podríamos decir que, en este caso, la culpa de que en Cataluña el castellano haya sido proscrito ( no se permite, tampoco, rotular en castellano) como si se tratara de la peste, puede repartirse por igual entre el nacionalismo catalán y los sucesivos gobiernos, tanto de socialistas como del PP, que por motivos políticos, para conseguir apoyos para gobernar o por evitar entrar en controversia con los nacionalistas catalanes; han preferido mirar hacia otro lado mientras, con suma habilidad y aprovechándose de los diputados catalanes que forman parte del Parlamento de la nación, han empezado por utilizar el traspaso que se les hizo de la enseñanza para implantar, nolens volens, su régimen especial en el que, como es evidente, no disponía de lugar alguno que ocupar la enseñanza y hasta el uso en los recreos, del idioma español.

Ahora, cuando el Gobierno español, molesto por la deriva que está tomando el desafío separatista, intenta reactivar una situación que parece que no va a tener fin, hablando de la posibilidad de incluir una casilla, en las solicitudes de matriculación de los escolares, mediante la cual se podrá optar a recibir formación en castellano, al menos en cuanto al 25% de las asignaturas lectivas. El señor Puigdemont, instalado cómodamente en su mansión de Waterloo, en Bélgica, monta en cólera y parece decidido no comer ni dejar comer, para asegurarse que no lo van a dejar tirado sus propios seguidores e intenta, a toda costa, crear las situaciones más rocambólicas posibles con la intención de mantenerse en el candelero, evitando que decaiga el ánimo de sus seguidores que contemplan, entre confundidos y embelesados, como su líder, que los dejó abandonados en manos del 155, teje y desteje, como Penélope, este tapiz de la incoherencia y sinrazón, del que se vale para intentar resolver la cuadratura del círculo que, en este caso particular, consiste en pretender gobernar Cataluña desde un millar de kilómetros de distancia de la capital catalana, Barcelona.

Como en tantas otras ocasiones, el Gobierno, en lugar de utilizar el 155 para poner orden en la comunidad catalana, tomando por su cuenta la revisión a fondo de la enseñanza, parece que no está dispuesto a entrar a saco contra esta situación irritante, dominada por maestros y catedráticos completamente adictos a la causa independentista, que ya llevan años dedicados al adoctrinamiento y enseñanza de una historia manipulada, mediante la cual se pretende crear una imagen falsa, distorsionada y antipática de España y sus habitantes que, al menos para los nacionalistas, constituyen el enemigo a batir aunque, para ello, sea necesario crear artificialmente un enfrentamiento con el resto de habitantes de la nación española instalando, entre unos y otros, un sutil muro de odio que, difícilmente, va a poder ser contrarrestado, si no se toman medidas enérgicas encaminadas a destruir esta barrera invisible de desinformación que han conseguido interponer entre los catalanes ( al menos aquellos que han decidido enfrentarse frontalmente al resto de España) y el resto de autonomías ( exceptuando la vasca, que sigue pensando en seguir el ejemplo catalán) hasta que un día salten chispas y lo que, hasta ahora, viene limitándose al ámbito de la política, pudiera llegar a mayores si, como parece que están empeñados en conseguir, los separatistas catalanes decidieran apelar a otros procedimientos menos pacifistas, en cuyo caso, es posible que nos encontráramos ante una situación similar a la que provocó el Alzamiento nacional del 18 de julio de 1936, cuyas consecuencias no es necesario recordar.

Choca la timidez con la que nuestros actuales gobernantes insinúan, aún parece que no lo han decidido en firme, el hecho de que se pudiera recobrar, al menos en parte, la enseñanza en castellano en la autonomía catalana. Es evidente que nunca, bajo ninguna excusa y razón, se debiera de haber permitido que las sucesivas resoluciones del TS y de otros tribunales autonómicos, quedaran incumplidas y sin ejecutar porque, señores, no hubo ningún fiscal que tuviera las narices de pedir que lo ordenado por los tribunales de Justicia se cumpliera en los propios términos que se indicaba en cada una de aquellas resoluciones. Esta es la postura mojigata que ha hecho que, muchos simpatizantes y miembros del PP, hayan decidido retirarles el voto, consternados ante el hecho innegable de que, los actuales dirigentes de la cúpula del partido, hayan decidido ir cediendo, mostrarse complacientes, aceptar imposiciones y dejarse manejar por la oposición demostrando ser incapaces de llevar a cabo una política firme, renovadora, de centro derecha y, por supuesto, defensora sin complejos de la unidad de la nación española aunque, para ello, se tuvieran que enfrentar a quienes están interesados en mantener un gobierno débil, una nación ingobernable y unos separatistas cada vez más crecidos que, si no consiguen adelantar más en sus objetivos, se debe a que, como suele suceder en estos casos, cuando llega el momento de repartirse el botín, es cuando salen a relucir los egoísmos, las disputas, los rifirrafes y, en muchos casos, las rupturas que pueden dar al traste con cualquier alianza, por fuerte que se haya creído que era.

Lo que sucede es que, en ocasiones parece que aquellos que deben interpretar los mandatos constitucionales, por muy doctos que sean, por muy inteligentes y preparados que parezcan y por objetivos que puedan parecer, en el fondo están dominados por ideas, conveniencias, compromisos y servidumbres que les hacen complicar las cosas, hundirse en interpretaciones rebuscadas o intentar crear confusión, de forma que aquello que era meridianamente claro e inteligible acaba convirtiéndose en objeto de trifulcas, disputas y mal entendidos que, a la postre, acaban por convertirse en un dies irae, sin posibilidad alguna de llegar a acuerdos.. Y si tuviéramos que hacer mención especial a un cuerpo que, en medio de todo este rifirrafe entre partidos políticos, sigue trabajando con intensidad, investigando sin desfallecer y consiguiendo resultados evidentemente positivos, sería sin duda del de la Guardia Civil, que siguen sin perder la pista a todos aquellos que tuvieron participación en aquellas actuaciones ilegales del 1.O y que, con perseverancia y tesón, están consiguiendo poner en evidencia a personajes que, desde el back stage del anonimato, son los verdaderos inductores, financieros, asesores y traidores a la patria en la sombra, aunque procuren no aparecer en público. Estos días ya son varios los que han sido nombrados, entre ellos el señor Mainart, un personaje que se ha hecho millonario gracias a los contratos con las TV españolas y que resulta que forma parte de todo este entramado de tipo masónico, que apoya a quienes pretenden convertir el tema de Cataluña en un problema internacional, con el objeto de sacar ventaja de la confusión que puedan crear. Convendría que esta labor de las fuerzas del orden, esta meritoria tarea de investigar las alcantarillas del nacionalismo catalán, fuera dándose a conocer, al efecto de que los simples ciudadanos de a pie sepamos de quien fiarnos y de quien desconfiar y, dentro de nuestras limitaciones, actuar en consecuencia, evitando que quienes se han convertido en traidores a la patria española puedan beneficiarse de nuestras compras o de nuestro consumo de servicios. Es lo que más temen y, en consecuencia, es lo que los ciudadanos, uno a uno, podemos hacer para que paguen económicamente el mal que intentan hacer a la patria.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, no nos queda más remedio que reclamar, una y otra vez que, por intereses electorales, conveniencias partidistas, apoyos puntuales o cualesquiera otros beneficios que pudiera reportarles a los partidos que defienden la Constitución y la unidad de España, nunca permitan que se dejen de cumplir estrictamente los mandatos constitucionales, que son los únicos capaces de mantener, contra las intrigas y maquinaciones de los que esperan destruir nuestra unidad, que nuestra nación continúe siendo una de las más poderosas de la UE y digna de la brillante trayectoria histórica de tantos siglos de figurar entre las más influyentes y distinguidas de Europa.

¿Se atreverá Rajoy a multar el adoctrinamiento escolar?
María Jesús Cañizares cronicaglobal 18 Febrero 2018

Vuelve la guerra del catalán. La decisión del Gobierno español de aprovechar la aplicación del artículo 155 para garantizar la elección de lengua en el sistema escolar ha provocado una tormenta política en la que todos los partidos catalanes, excepto PP y Ciudadanos, han hecho piña en torno al modelo de inmersión educativa.

El tiempo dirá si la inclusión de una casilla lingüística en las preinscripciones --algo que ya está previsto en la ley de política lingüística y en la ley de educación de Cataluña, como advierten varias sentencias judiciales incumplidas-- abre la puerta a otras medidas para reducir el sesgo identitario en las aulas catalanas. De hecho, el Gobierno español guarda en la recámara una propuesta contra el adoctrinamiento escolar que incluye el refuerzo de la Alta Inspección y un sistema de sanciones que, en caso de impago, se descontarían de las partidas del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) destinadas a Cataluña.

El informe de AMES
Según ha podido saber Crónica Global, el PP elaboró después del pasado verano ese plan cuya finalidad era combatir el sesgo ideológico detectado en determinados libros de texto que se utilizan en los colegios públicos. Los populares catalanes impulsaron esa iniciativa después de que el sindicato Acció per a la Millora de l’Ensenyament Secundari (AMES) hiciera público un estudio de los manuales de Geografía e Historia de 5º y 6º de Primaria utilizados en el curso 2016/2017 en Cataluña, en los que detectaron hasta 35 casos de manipulación secesionista. Este estudio dio lugar a que la Alta Inspección del Estado abriera una investigación, que todavía no ha concluido.

Banderas independentistas en escuelas catalanas
La propuesta del PPC, que fue presentada al Ministerio de Educación, incluía otorgar más competencias a esa Alta Inspección que, en el caso de Cataluña, no puede entrar en las escuelas sin autorización de la Generalitat. La Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) impulsada por el PP eliminó en 2002 la capacidad de supervisión previa de los libros de texto. Asimismo, la actuación de la Alta Inspección en Cataluña (integrada por tres personas) choca con una plantilla de inspectores donde el 80% de sus miembros son elegidos a dedo, ya que la Generalitat no convoca oposiciones.

Imparcialidad
Los populares catalanes cuestionan la imparcialidad de estos trabajadores. De ahí su plan de reforzar la Alta Inspección y de dotarla de un régimen sancionador en los casos de adoctrinamiento que se detecten. Pero dada la experiencia en materia de obediencia a las leyes y las sentencias, el PPC sugería en su iniciativa que, en caso de impago de las multas, se descontaran correspondientes en las transferencias que el Gobierno hace a Cataluña mediante el FLA.

Las conversaciones entre el PPC y el ministerio, anteriores a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, fueron muy discretas dada la convulsa situación de la política catalana. De momento, el Ejecutivo de Rajoy no ha tomado ninguna decisión.

"En Cataluña y en el País Vasco no ven que su progreso ha sido a costa de España"
Fernando Savater sostiene que en España "se tiene la idea de que el gobernante está por encima de las leyes" y repasa los comportamientos sociales ante el nacionalismo, la corrupción o la mentira
Javier Caraballo elconfidencial 18 Febrero 2018

Sostiene Fernando Savater que ha sido la depresión del Brexit lo que ha traído de nuevo a la notoriedad pública a un personaje tan fascinante como Winston Churchill, “la nostalgia por este europeo magistral”, y esa circunstancia viene bien para ilustrar dos de los mantras más repetidos en una democracia, aquel que confunde la soberanía de una sociedad con la infalibilidad de los ciudadanos cuando acuden a votar y otra que sostiene que lo que se vota en una democracia tiene más valor que el respeto de las leyes.

Churchill ganó una guerra y perdió a continuación unas elecciones, como se recuerda permanentemente, aunque también en eso Fernando Savater encuentra la salvedad de que hasta el carácter brusco y decidido de algunos grandes líderes políticos puede conducirlos a grandes equivocaciones y desastres. También cabe analizar los comportamientos, la responsabilidad de una sociedad cuando elige a sus líderes. El caso de España es singular y, en muchos sentidos, paradigmático cuando se repasan los comportamientos sociales ante el nacionalismo, la corrupción o la mentira en política. “Fíjese que yo fui promotor de un partido político (UPyD) que denunciaba y combatía la corrupción, que la llevaba a los tribunales, y casi nadie nos votaba…”

PREGUNTA.- Esa es, desde luego, una característica española, porque en otros países la sociedad es más severa contra la corrupción.
RESPUESTA.- Aquí todavía se tiene la idea de que el gobernante está por encima de las leyes. Se piensa que el gobernante, una vez que ha sido elegido legalmente, pasa automáticamente a estar por encima de las leyes mientras que en otros países, sobre todo anglosajones y escandinavos, cuando un gobernante sale elegido es cuando está más vigilado para exigirle el cumplimiento de las leyes.

P.- En ‘Política para Amador’ dice usted que “los dos grandes obstáculos para el progreso son la miseria y la ignorancia”. Explíqueme cómo es posible que se produzcan fenómenos reaccionarios y populistas en países desarrollados con una buena economía y un sistema de educación universal.
R.- Bueno, tendríamos que definir los dos conceptos porque “miseria” e “ignorancia” no solo se refieren a situaciones límite, como si solo se pudieran aplicar a quienes están en el agujero negro de Calcuta. La miseria en países desarrollados se da cuando no se dispone para pagar un alquiler y atender las necesidades básicas de la familia, entre ellas la alimentación. Por tanto, ciñéndonos a nuestro entorno europeo, es evidente que podemos hablar de miseria aun cuando en comparación con otros países del mundo no se pueda considerar miseria. ¿Y la ignorancia? Por supuesto que se da también, porque ignorancia no es solo no saber cómo se llaman los cabos de España. Ignorancia es no saber qué es un ciudadano, no saber qué es un Estado, no saber qué es una Constitución, no saber cuál es la función de los jueces… La ignorancia en España es monumental, y se percibe incluso en quienes ejercen la política.

P.- Podemos concluir, entonces, que el auge de los movimientos populistas y reaccionarios en Europa son fruto de la miseria y de la ignorancia…
R.- Son una reacción ante la miseria desde la ignorancia. Y previamente, hay un conjunto de factores que se suman: una crisis económica muy severa, promesas políticas incumplidas e ineficacia en la gestión de esa crisis, bolsas de inmigrantes que desequilibran la idea que se tiene de sí mismos en muchos países… En un entorno así, de forma inmediata surgen los curanderos. Eso es lo que ha pasado, igual que cuando a una persona le diagnostican una enfermedad muy grave y acude al curandero o a Lourdes. Eso es el populismo, el curandero de la política que, ante problemas reales, plantea soluciones ilusorias que nacen y anidan en la ignorancia.

P.- En el caso de España, además de todo eso, que es común con otros países, siempre he pensado en una especie de maldición. Históricamente, cada vez que nos van las cosas bien, se 'joden' por alguna circunstancia…
R.- España arrastra un problema desde el siglo XIX, a consecuencia de una educación general, nacional, muy deficiente, que son los grupos separatistas y reaccionarios. En Francia, como en otros sitios, con la República no se dan esos problemas porque ha habido un sistema educativo centralizado y laico, que ha unificado a todo el país. Aquí, cuando tras las Cortes de Cádiz se intenta implantar un sistema democrático, centralizado e igualitario, enseguida surgen grupos reaccionarios, fundamentalmente movimientos religiosos; la Iglesia católica, de hecho, ha sido un elemento nefasto en la historia de España. La degeneración de todo eso es el carlismo, que se transforma en nacionalismo, que es el mal endémico de la democracia en España, en el XIX, en el XX y en el XXI.

P.- Entonces, usted no se suma a esa tesis, tan de la generación del 98, del pesimismo español; España no tiene arreglo.
R.- Cuando alguien dice que este país no tiene arreglo, yo le creo si, a continuación, abre la ventana y se tira de un octavo piso. Pero el que dice que “este país no tiene arreglo”, y luego se va a tomar unas gambas… Ese no es creíble, hombre, ese es un bribón que, además, es probable que se aproveche de los problemas que existen. España tiene arreglo, como todos los países; lo que hace falta es encontrar a las personas adecuadas y una sociedad educada, inquieta, que busque y apoye a esas personas. Las clases políticas no están nombradas por Dios, están nombradas por los ciudadanos. Y todo lo que tenemos que pensar es cómo vamos a cambiar nosotros para dejar de votar a quienes no resuelven nuestros problemas. De antemano, los pueblos no son sabios y, si se les educa, pueden llegar a serlo.

P.- Señor Savater, yo soy andaluz y hay algo que nunca he entendido de la sociedad vasca y catalana: cómo ha calado tanto el nacionalismo de ricos. No lo entiendo.
R.- Yo soy vasco y tampoco lo entiendo. Pero vamos, sobre lo del nacionalismo de ricos… El nacionalismo siempre es de ricos y eso se ve en toda Europa, en España, en Italia o en Alemania. Todos son nacionalismos ricos que lo que quieren es librarse de los pobres pero, eso sí: quieren separarse a gastos pagados. En España las dos regiones más protegidas y beneficiadas por el Estado son el País Vasco y Cataluña y son las dos que tienen intenciones separatistas. No se dan cuenta de que su desarrollo ha sido a costa del resto de España, no es que se hayan lanzado a la aventura, por su cuenta y riesgo, y les haya salido bien.

P.- Claro, pero que todo eso lo apoye la izquierda y las clases medias y bajas lo asuman…
R.- Sí, no tiene sentido. La izquierda es intransigente en la fiscalidad de los bancos, por ejemplo, y sin embargo apoya a las regiones ricas que lo que no quieren es pagar… Eso es una inconsecuencia, desde luego, pero ocurre también porque tenemos alguna izquierda bastante lerda; son antisistemas y, como ya no se puede combatir el capitalismo, se hacen antisistemas de la unidad nacional y buscan por ahí su justificación ideológica.

P.- Quizá todo eso es consecuencia de que no se ha sabido construir la democracia sobre un ideal patriótico, de orgullo de la Constitución, tras la muerte de Franco.
R.- Al salir de la dictadura, el objetivo prioritario era la reconciliación entre todos los españoles. Con lo cual se evitó, se eludió, todo aquello que pudiera generar roces o enfrentamientos. Nadie quería mal rollo. Por eso se hicieron algunas concesiones absurdas, como los derechos históricos de algunos territorios. El problema es que todo eso, que nace de una buena intención, ha traído muy malas consecuencias, como la expansión de un nacionalismo caciquil y discriminatorio a costa del Estado. Volvemos a lo mismo, ha faltado una educación cívica a la que siempre se han opuesto las fuerzas vivas eclesiales y todos esos reaccionarios a los que, por desgracia, se les ha hecho caso. Luego aparecían los extremistas, que cuando se hablaba de educación para la ciudadanía, proponían que se colgara a todos los capitalistas con las tripas de los curas y, claro, la gente se asusta.

P.- ¿No le parece que en España, además de todo esto, existe una especie de complejo o confusión entre democracia y autoridad, en el sentido de que se piensa que si se ejerce la autoridad se menoscaba la democracia?
R.- También eso es una rémora de la dictadura: aplicar la autoridad se interpreta como una tiranía. Es absurdo: la tiranía es vivir sin leyes, en una democracia los ciudadanos tienen que exigir la autoridad. Votamos y pagamos impuestos para que haya una autoridad que garantice nuestras libertades. La palabra ‘auctoritas’ en latín lo que significa es lo que ayuda a crecer; la autoridad es la que garantiza el desarrollo de los ciudadanos, de sus libertades, de su prosperidad, de su responsabilidad. Enseñar esas cosas es la educación de un país.

P.- ¿Y qué se hace cuando, como por ejemplo en Cataluña, ocurre todo lo que ha ocurrido, van algunas personas a la cárcel, y casi la mitad del censo se reafirma en la independencia?
R.- Bueno, no diría yo reafirmación: el partido mayoritario en Cataluña ha sido el que de forma más clara y explícitamente se opone a la independencia. Eso nunca había ocurrido. Pero dejemos de pensar en lo que quieren los vascos o los catalanes. En un Estado de Derecho solo hay un tipo de ciudadanos; en España solo hay ciudadanos españoles que viven en Cataluña, en el País Vasco, en Andalucía… Todos somos ciudadanos del Estado, y eso es lo que cuenta. Luego, cada uno puede pensar lo que quiera, pero tiene que cumplir las leyes porque lo que no se discute es el cumplimiento de la ley.

P.- Ante reflexiones como esta, los independentistas dicen: "No vais a poder encarcelar a dos millones de personas".
R.- No, no, nunca hace falta encarcelar a dos millones de personas. En el País Vasco la gente salía apoyando cosas peores, asesinatos y matanzas, pero se metió en la cárcel a los asesinos y a la Mesa de Batasuna y ETA dejó de matar y la situación cambió sustancialmente.

P.- ¿Sería conveniente repensar las autonomías en España o, a estas alturas, se ha convertido en un tema tabú?
R.- La única justificación de las autonomías en España es que contribuyan al mejor funcionamiento de todo el país. Todas las concesiones y la descentralización tiene que obedecer a ese objetivo. Cuando no sea así, lo que hay que hacer es suprimirlo. En educación, por ejemplo, es necesaria una inspección general para que el Estado ejerza su derecho de control y de homologación. Esas cosas como el currículum vasco hay que quitarlas; el único currículum aquí es el currículum democrático.

P.- ¿Le ha sorprendo que el PNV resucite el ‘derecho a decidir’, a raíz del conflicto catalán?
R.- ¿Cómo me va a sorprender? Ellos siguen con el diálogo de tú a tú, sin entender que no son un Estado, que solo son una región dentro de un Estado. Y con total ignorancia hablan del ‘derecho a decidir’, igual que muchos catedráticos de Derecho Constitucional que siguen repitiendo ese mantra. Dicen cosas como que la Constitución no recoge el derecho a decidir… ¿Cómo que no? La Constitución se basa en el derecho a decidir de todos los ciudadanos, esa es la soberanía del pueblo español. Es que son muy malos, muchos catedráticos y profesores, hablan como las porteras; dicen cosas tan absurdas que, además, lo único que logran es complicarlo todo. Ni pedagógicos son. Ya se lo decía, la ignorancia en España en determinados aspectos; ése es el problema. Ni maldiciones ni mal de ojo.

P.- ¿Qué sentimiento le produce que buena parte del País Vasco piense que, para superar a ETA, hay que olvidar lo que hizo ETA?
R.- Eso es lo que quieren los que no lucharon contra ETA. Los que hemos luchado y seguimos luchando contra ETA, lo que queremos es vencer a ETA; no solo desanimarla para que no siga matando. No queremos sólo un País Vasco sin violencia, queremos un País Vasco sin una imposición nacionalista como la que hemos tenido a costa de ETA durante todo este tiempo. Aquí lo que hubo es un grupo terrorista matando demócratas, y aunque haya víctimas en todas partes, aunque uno lamente todos los muertos, las víctimas de ETA no son de la misma calidad moral. ETA no se ha acabado y, sobre todo, no se ha acabado el efecto político de ETA. Los etarras hicieron lo que hicieron por algo. Por eso hay que seguir combatiendo.

Un par de chivatos
Santiago González El Mundo 18 Febrero 2018

La eurodiputada Maite Pagazaurtundúa es una mujer muy singular, dotada de un coraje en el que responde al eco de su madre, Pilar Ruiz Albisu, que es uno de los grandes personajes que ha dejado a su paso entre nosotros esta tragedia, un asunto humano con nombres apellidos y lamentos, por decirlo con palabras de Neruda.

El domingo pasado se cumplieron 15 años del asesinato de Joxeba Pagazaurtundua, del día en el que Gurutz Agirresarobe le disparó tres tiros mientras el leía el periódico en el bar Daytona. Mañana, justo una semana después, van a volver a Andoain los dos chivatos que lo marcaron para que Agirresarobe cumpliera con su papel de matarife. Se llaman Ignacio Otaño e Iñaki Igerategi, ambos eran miembros de un comando legal de la banda terrorista y fueron detenidos tal día como hoy hace seis años, uno en Andoain y el otro en Tolosa, en cuyo cuerpo de bomberos trabajaba.

Fueron condenados a seis años de cárcel por sentencia de la Audiencia Nacional, de la que fue ponente la juez Carmen Lamela, que justamente cumplen hoy y esa es la razón de que mañana vayan a ser recibidos con la fiesta fría que acostumbran a dispensar a sus criminales los pueblos más envilecidos de nuestra geografía. Organizará el akelarre 'Kalera Kalera' (Al calle a la calle) un colectivo cuya naturaleza pregona su nombre. Nadie puede sorprenderse ante el hecho de que los niños de Andoain tirasen globos llenos de agua hacia el costado de la plaza donde se levanta la escultura de Agustín Ibarrola 'La casa de Joseba' y donde nos apretábamos un centenar de personas para homenajear a Pagaza. Esos niños ya traían puestos de casa los odios esenciales, los que llevaron a este par de chivatos a señalar para el matarife a una víctima propiciatoria hace quince años.

Maite Pagaza se ha dirigido a la alcaldesa de Andoain, la batasuna Ane Karrere, para exigirle que suspenda tan indigna muestra de complicidad con el crimen y de connivencia con los asesinos.

El homenaje a sus chivatos cierra el círculo. Los dos pertenecían a un comando bajo control del entonces número uno de ETA, Thierry y de Ainhoa Ozaeta que había compatibilizado su pertenencia a la banda terrorista con el cargo de teniente de alcalde de Andoain, mano derecha del alcalde, José Antonio Barandiaran, que se negó a condenar el asesinato de su jefe de Policía municipal. Xabier López Peña, Thierry y Ozaeta fueron detenidos en mayo de 2008 en Burdeos y Barandiaran en Andoain. Los papeles incautados condujeron a la detención de los chivatos, que se produjo el 21 de febrero de 2012.

En estos días ha habido otra mujer que ha sabido estar a la altura de los acontecimientos. Se llama Amaya Fernández, es la secretaria general de los populares vascos y ayer anunció que piensa acudir a Andoain acompañada por militantes de las juventudes de su partido. Recuperar el espacio público de las manos de los terroristas y sus cómplices es una tarea primordial para asentar la convivencia en ese pueblo de ventanas cerradas en los homenajes a las víctimas, como en la Sicilia de las novelas de Sciaccia, pero donde mañana se abrirán para festejar la vuelta de los ayudantes del verdugo.

DAN LA MITAD QUE OTRAS REGIONES 'RICAS'
Un madrileño o un balear reciben la mitad y dan el doble que un vasco o navarro
Antonio R. Naranjo esdiario 18 Febrero 2018

El cupo vasco vuelve a estar en entredicho. ¿Es verdad que Euskadi o Navarra aportan menos o es una leyenda? Las cifras oficiales confirman el privilegio por razones "históricas".

Si Madrid, Baleares, Cataluña y Valencia tuvieran el mismo régimen fiscal que Navarra y Euskadi, las dos comunidades a las que más se parecen por renta y PIB; el resto de regiones de España tendrían una sanidad o una educación de tercera fila, la que podrían costearse con sus propios recursos y con poca ayuda de las regiones más prósperas.

El cupo vasco, renegociado entre el Gobierno y el PNV para lograr el apoyo nacionalista a los presupuestos a cambio de 1.400 millones de euros, y puesto en entredicho de nuevo por Ciudadano; es básicamente eso: una exención fiscal abrumadora que, por resumirlo en pocas palabras, hace que un vasco tenga unas obligaciones fiscales con el resto de España inferiores en cerca de un 50% a los ciudadanos con la misma renta de otras latitudes.

Y lo mismo ocurre con el fuero de Navarra: se trata de derechos de viejo abolengo que, en pocas palabras, invierten el orden económico habitual en España: para todas las demás, Hacienda recauda y a continuación reparte a las Comunidades Autónomas, a las que les llega cada año en torno a 100.00o millones de euros.

En estos dos casos, es a la inversa: ellas deciden todo, se encargan de ingresarlo y, después, negocian una cantidad a pagar al Estado a cambio de los servicios 'nacionales' que reciben.

El agravio
Pero el problema no está en la concesión de una autonomía fiscal por razones históricas, sino en el cálculo posterior que se hace para sufragar los servicios que España ofrece en todas sus latitudes, incluidas la vasca y la navarra. Eso es el cupo, y su dimensión exacta el motivo de disputa y polémica que, en la práctica, siempre ha sido beneficioso para las comunidades más nacionalistas o más tentadas a ser atraídas por ese camino.

Con la llamativa complacencia de la izquierda, que renuncia a la redistribución, y el seguidismo de la derecha, capaz de cerder lo que sea a cambio de estabilidad política o acuerdos como el de Aznar en su día y Rajoy ahora. Por volver a explicarlo en pocas palabras de fácil comprensión, por una razón u otra en España se reconoce el derecho a la insolidaridad desde las mismas sensibilidades ideológicas que reclaman, no sin razón, un esfuerzo de Alemania con Grecia. Si los 'alemanes' de España son, por renta y PIB, madrileños, baleares, valencianos, catalanes, vasos y navarros; a los dos últimos se les perdona el esfuerzo y su renta, grosos modo, es para ellos.

Si el espíritu del cupo, ahora renovado a cambio de paz presupuestaria, es ése; la letra confirma el formidable paraíso fiscal existente dentro de España con dos comunidades, una anomalía en Europa más propia de climas caribeños alejados de la solidaridad fiscal. El impacto económico se puede ver de dos maneras, ambas incontestables con las cifras en la mano: a igual renta, un residente en 4 de las 6 comunidades con mayores recursos paga el doble que un vasco o un navarro o, si se prefiere decir de otra manera, recibe la mitad de financiación. Valencia ya ha salido a la calle para protestar, aunque sin mencionar que el origen del agravio es éste: se limita a pedir más financiación, en lugar de a reclamar que las dos regiones 'históricas' hagan el esfuerzo que les corresponde.

El origen del 'procés'
Es el único punto, de hecho, en el que la queja del movimiento secesionista catalán tiene lógica, aunque la solución que han propuesto históricamente es la contraria a la razonable y obvia que durante los años de crisis el Fondo de Liquides Autonómica (FLA) se ha dejado allí 60.000 millones de euros: ellos no piden que se acabe con el privilegio, sino que le sea extendido a Cataluña, que no es en todo la más solidaria. De lograrse ese objetivo, Andalucía, Extremadura o las dos Castillas se quedarían de un día para otro sin buena parte de los recursos que les permiten ofrecer unos servicios públicos similares a los de resto de España.

Porque la opción de recurrir al incremento de la deuda pública para compensar la extensión del privilegio a otras regiones es, simplemente, insoportable: ya supera el 100% del PIB, probablemente alcance incluso el 1.3 billones de euros reales y no se puede ampliar sin generar un estropicio con Europa e hipotecar el futuro del país: aunque algunos hablan con alegría de elevar el techo de gasto, sin tener en cuenta los ingresos del país; elevar la deuda afecta al futuro del Estado del Bienestar lo mismo que la contaminación al porvenir del ecosistema.

Con los números en la mano, y datos oficiales del Ministerio de Hacienda correspondientes al 'Informe sobre la dimensión territorial de la actuación de las Administraciones Públicas', elaborado el pasado verano con cifras liquidadas a 2013; el agravio es inmenso: un vasco tiene una financiación per cápita de casi 4.200 euros; un navarro se acerca a los 3.330. Un madrileño, un catalán, un valenciano o un balear se quedan, sin embargo, en la horquilla de entre 1.800 y 2.000 euros.

Ese contraste, para rentas similares, es lo que permite que un andaluz, un canario o un extremeño obtengan cada año el equivalente a entre 2.000 y 2.400 euros por cabeza: todo el esfuerzo de compensar su falta de recursos lo hacen las comunidades 'ricas', menos dos de ellas exentas de esa obligación por razones alejadas de la justicia económica. Y entre las solidarias, Madrid se lleva de largo la palma: es la que mantiene el mayor déficit fiscal (la diferencia entre lo que pone y lo que recibe con un PIB de 18.000 millones de euros anuales) y la que más aporta a los mecanismos de reequlibrio territorial.

El llamado Fondo de Compensación Interterritorial, creado para añadir un presupuesto anual para inversiones de todo tipo en comunidades, ciudades y entes locales, se financia casi en su totalidad con recursos de Madrid, el mayor contribuyente neto con cerca del 90% del montante del mismo: de ahí salen en cada ejercicio al menos 1.000 millones de euros extra de los que Andalucía se queda la mitad, aproximadamente, sin que Euskadi o Navarra sean relevantes a efectos contributivos. Lo suyo es suyo; aunque lo del resto deba ser repartido con quienes menos tienen. Lo llaman 'derecho histórico'.

La renta media de un vasco en 2016 rozó los 32.000 euros. La de un navarro frisó los 30.000, dos cifras ligeramente superadas por las de un madrileño, situadas en los 32.723 euros. Extremeños y andaluces no llegan a los 17.000. Pero si tienen unos servicios y prestaciones similares, no será por el esfuerzo equitativo entre los más ricos de la casa. Dos de ellos miran para otro lado, aunque gracias a ellos, también, España tendrá presupuestos en 2017. Do ut des, decían en la antigua Roma.

La patética desaparición de EH-Bildu
David R.  latribunadelpaisvasco.com 18 Febrero 2018

En marzo del 2015 publiqué un análisis de los resultados electorales obtenidos por la coalición EH-Bildu en las elecciones municipales ("Resultados electorales de Bildu en Guipúzcoa: un análisis"), centrándome en los detalles de la provincia en la que históricamente la autodenominada Izquierda Abertzale (IA) ha sido más fuerte: Guipúzcoa. Concluí que la explicación más plausible al fenomenal batacazo que sufrieron fue que un porcentaje muy significativo de sus votantes de siempre se habían quedado en casa; no se produjo trasvase de votos, sino desmovilización.

En septiembre del 2016 analicé la evolución social de sus bases, pronostiqué la emergencia de la figura de Arkaitz Rodríguez y anuncié que la coalición adolecía de graves problemas financieros. ("Elecciones vascas, el principio del fin").

En junio del 2017 seguí con detalle el "Congreso refundador" que celebraron en el palacio Euskalduna de Bilbao (17.06.2017) y detecté novedades importantes y hasta sorprendentes ("La nueva EH-Bildu").

Tres meses después publiqué un artículo en el que anunciaba la situación de quiebra financiera en la que se encuentran ("La quiebra económica de EH-Bildu"), y explique, a mi entender, cuales eran las causas y las consecuencias.

Hoy, tras la desaparación de Aralar, la todavía no oficial de Eusko Alkartasuna, la absoluta nimiedad de Alternatiba, y la banalidad de los sin-nombre, que ellos llaman "independientes", de EH-Bildu solo queda Sortu.

Este pasado fin de semana (10.02.2018) se han reunido en Vizcaya, con tan poco esplendor y resonancia que ni siquiera el periódico Gara (también en situación de quiebra financiera) les ha dedicado una página completa. El todavía portavoz Arnaldo Otegi presentó la revista interna "Erria" (término pre-batua), y explicó la imperiosa necesidad de "acercarse más a la sociedad", como si reconociesen que están lejos, pero es un mero artificio semántico.

Y la voz menos contaminada por la infame y extinta ETA de Maddalen Iriarte (la de la piedra en la mano derecha del Euskalduna ¿recuerdan?), nos regaló la idea de que para no quedarse descolgados de la iniciativa de autogobierno del PNV es necesario establecer una "relación dialéctica" con la "la legalidad española", apuntando incluso la reflexión de que la Constitución española contiene elementos para desarrollar el autogobierno, como el reconocimiento de los derechos históricos, o su "capacidad para dar cobertura teórica al derecho a decidir", realmente sorprendente y alucinante sino fuese porque es real, está ocurriendo.

Miserables. Para éste camino no hacían falta tantos asesinatos, tanta destrucción, tanta barbaridad y tanto sufrimiento.

Pero fue Arnaldo el encargado de explicar la imperiosa necesidad de convertir la estructura en un partido político normalizado, donde existan afiliados con carné que paguen religiosamente cuotas; el lo llama "nueva cultura orgánica", hace cinco meses yo lo llamé quiebra financiera. Su aparente nuevo pragmatismo no es virtud, sino imperiosa necesidad.

Maestros en el retorcimiento del lenguaje, ahora nos dicen que quieren "dinamizar el papel social y político del partido", pero la realidad es que solo de aire no se puede vivir. Y que sus apenas 5000 afiliados ya no dan ni para alquilar un palacio de congresos una mañana de sabado.

Arnaldo avisa: si no hay acuerdo sobre el derecho a decidir "la culpa será nuestra", no de Madrid, y "tendremos que dar explicaciones", se supone que a su mítico pueblo. Porque según él, el 76% de los parlamentarios vascos y el 73% de los votantes en las últimas elecciones están a favor del derecho a decidir. Hay que reconocer que el sujeto tiene imaginación en un entorno socio-político donde encuesta tras encuesta todos observamos cómo el independentismo retroce desde hace muchos años en la Comunidad Autonóma Vasca, como es de justicia reconocer que no tiene ni idea de matemáticas (el estudió Filosofia).

La patética desaparición del artificial montaje EH-Bildu, que lo es de la IA de toda la vida, demuestra que sin la macabra violencia monopolista de ETA son menos que nada, políticamente una escoria, socialmente un tumor maligno, y como personas unos miserables semovientes que ya solo pueden utilizar como papel higiénico sus perturbadores recuerdos.

Marcha histórica en Baleares contra el requisito del catalán en la sanidad
Los socialistas y sus socios nacionalistas excluyen ya personal sanitario en Baleares por no hablar bien catalán

Actúa Baleares denuncia que 160 técnicos de Radioterapia han sido excluidos por no acreditar el idioma
Redacción.  Periodista Digital 18 Febrero 2018

«Los idiomas no salvan vidas», lema de la manifestación que apoyan médicos, partidos políticos y asociaciones de pacientes

Este domingo, 18 de febrero de 2018, Palma vive una de las manifestaciones más multitudinarias de toda su historia.
La capital balear acoge desde las once y media de la mañana una marcha bajo el lema «Los idiomas no salvan vidas. Por una sanidad sin fronteras lingüísticas», organizada por la plataforma civil ciudadana Mos Movem (En Marcha).

El objetivo es expresar el rechazo al futuro decreto lingüístico autonómico que regulará el conocimiento de catalán que deberán tener los médicos y enfermeros que deseen trabajar en la Comunidad.

La protestacuenta con el apoyo de formaciones como el PP, Cs o Actúa Baleares, el Sindicato Médico de Baleares (Simebal) y asociaciones de pacientes como la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) de Baleares, la Asociación de Diabéticos de las Islas Baleares (ADIBA) o Valores en Baleares.

LA EXCLUSIÓN YA ESTÁ EN MARCHA
No ha hecho falta esperar a la aprobación del decreto lingüístico que exigirá el conocimiento del catalán a médicos y enfermeras.

La exclusión ya se está produciendo, según el presidente del nuevo partido político Actúa Baleares, Jorge Campos.

Esta agrupación ha denunciado este 17 de febrero de 2018:
"El Ejecutivo de Baleares ya está excluyendo al personal sanitario por no acreditar catalán, tal como demuestran las listas publicadas ayer de la bolsa de empleo de los técnicos de Radioterapia y los técnicos de Anatomía Patológica del IB-Salud".

«Los listados provisionales de técnicos de Radioterapia indican que de los 162 profesionales excluidos, 160 lo han sido por no acreditar el catalán, con sólo 18 admitidos».

En el caso de la bolsa única de técnicos de Anatomía Patológica: «los datos son igualmente escalofriantes: De 108 excluidos, 105 lo han sido por no acreditar el catalán. Los admitidos ascienden a 59».La socialista Francina Armengol, farmacéutica de 45 años, preside el Gobierno de Baleares, tras el pacto a tres bandas cerrado con Podemos y los econacionalistas de MES por Mallorca y MÉS por Menorca.

Para lo que no estén muy al tanto, quizá convenga recordar que el partido ecosoberanista Més per Mallorca, aprobó el año pasado en su consejo político un documento estratégico en el que plantea una consulta vinculante para el año 2030 en la que los ciudadanos de Mallorca puedan decidir "libremente" sobre la construcción de un estado propio.

EL CATALÁN COMO GARROTE
En Baleares, los padres ya no pueden escolarizar a sus hijos en castellano y la inmersión lingüística se va a blindar en una futura ley educativa autonómica.
En Baleares, los médicos tienen que saber catalán para poder optar a traslados o cobrar la carrera profesional.
En Baleares, los ciudadanos son atendidos por defecto en catalán en la administración pública porque el Govern obliga a los funcionarios a hablar primero en catalán.
Y ocurre lo mismo con las empresas que subcontratan servicios con el Ayuntamiento de Palma: se las excluye del concurso público si no lo hacen todo en catalán.
En Baleares, los escritores ya no pueden presentarse al certamen de los Premios Ciutat de Palma en castellano porque se suprimió y ahora sólo hay galardón para el que escriba en catalán...

Hasta la Diada de Mallorca se ha cambiado de día para coincidir con el 31 de diciembre, una fecha simbólica para el independentismo catalán que supone la reivindicación de la catalanidad de estas tierras con la conquista de Jaume I.

Baleares ya excluye al personal sanitario por no tener conocimientos del catalán
Actúa Baleares denuncia que 160 técnicos de Radioterapia han sido excluidos por no acreditar el idioma
PALMA DE MALLORCA. ABC 18 Febrero 2018

No ha hecho falta esperar a la aprobación del decreto lingüístico que exigirá el conocimiento del catalán a médicos y enfermeras. La exclusión ya se está produciendo, según el presidente del nuevo partido político Actúa Baleares, Jorge Campos. Esta agrupación ha denunciado este sábado que el Ejecutivo de Baleares «ya está excluyendo al personal sanitario por no acreditar catalán, tal como demuestran las listas publicadas ayer de la bolsa de empleo de los técnicos de Radioterapia y los técnicos de Anatomía Patológica del IB-Salud».

Campos ha explicado que «los listados provisionales de técnicos de Radioterapia indican que de los 162 profesionales excluidos, 160 lo han sido por no acreditar el catalán, con sólo 18 admitidos». En el caso de la bolsa única de técnicos de Anatomía Patológica, «los datos son igualmente escalofriantes: De 108 excluidos, 105 lo han sido por no acreditar el catalán. Los admitidos ascienden a 59».

Ley de Función Pública
Por otra parte, a la espera de la aprobación definitiva del mencionado decreto lingüístico, de momento sigue rigiendo en Baleares lo establecido por la Ley de la Función Pública, que establece excepciones puntuales para cubrir plazas en el caso de que no se tenga la preceptiva titulación de catalán. Ello ha permitido que recientemente el Servicio de Salud haya podido eximir del conocimiento de la lengua catalana a ocho jefes de servicio del Hospital de Son Espases, ubicado en Palma.

Una decisión en esa misma línea se había producido ya en diciembre en el Hospital de Can Misses, en Ibiza, cuando el requisito del catalán quedó excluido en la convocatoria para cubrir ocho plazas en Urgencias. Igual ocurrió hace dos meses en el Hospital Mateu Orfila, en Menorca, que publicó una convocatoria para cubrir tres plazas de jefe de servicio con idéntica exención.

Marcha histórica en Baleares contra el requisito del catalán en la sanidad
«Los idiomas no salvan vidas», lema de la manifestación que apoyan médicos, partidos políticos y asociaciones de pacientes
JOSEP MARIA AGUILÓ. PALMA DE MALLORCA. ABC 18 Febrero 2018

Este domingo, 18 de febrero, Palma vivirá, muy posiblemente, una de las manifestaciones más multitudinarias de toda su historia. La capital balear acoge desde las once y media de la mañana una marcha bajo el lema «Los idiomas no salvan vidas. Por una sanidad sin fronteras lingüísticas», organizada por la plataforma civil ciudadana Mos Movem (En Marcha). La primera movilización cívica de estas características tuvo lugar en diciembre del pasado año en Menorca.

El objetivo esencial de la citada manifestación es expresar el rechazo al futuro decreto lingüístico autonómico que regulará el conocimiento de catalán que deberán tener los médicos y enfermeros que deseen trabajar en la Comunidad. Cabe recordar que en la presente legislatura gobierna en Baleares la socialista Francina Armengol, gracias al apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como al aval parlamentario de Podemos y de MÉS por Menorca.

La protesta de este domingo cuenta con el apoyo de formaciones como el PP, Cs o Actúa Baleares, el Sindicato Médico de Baleares (Simebal) y asociaciones de pacientes como la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) de Baleares, la Asociación de Diabéticos de las Islas Baleares (ADIBA) o Valores en Baleares.

El mencionado decreto lingüístico fue aprobado inicialmente en la Mesa Sectorial de Sanidad celebrada el pasado 9 de febrero. De los seis sindicatos convocados a esa reunión, cuatro votaron a favor de la futura norma, en concreto el Sindicato de Enfermería (Satse), SAE, UGT y Comisiones Obreras, mientras que Simebal y el CSIF votaron en contra.

Nivel básico del idioma
Según establece el texto aprobado hace diez días, para poder presentarse a oposiciones en la sanidad pública balear finalmente no será necesario tener ninguna titulación específica previa de catalán. Esto supone un cambio significativo con respecto al contenido del primer borrador del decreto y a la postura oficial mantenida en estos últimos meses por el Govern, que consideraba innegociable el requisito del catalán. En el primer borrador del decreto estaba además previsto que los médicos y los enfermeros deberían acreditar un nivel B2 —avanzado— de catalán, pero finalmente será suficiente ahora con tener un nivel B1 —básico— de dicho idioma.

En la nueva y definitiva versión del decreto, la preceptiva titulación lingüística se podrá conseguir en un plazo máximo de dos años a partir del momento en que un profesional haya conseguido una plaza en las oposiciones a las que se haya presentado. Si transcurridos los dos años citados ese nuevo funcionario sanitario no pudiera acreditar el nivel B1, no podrá participar entonces en procesos de movilidad ni acceder al complemento de carrera profesional. Esta penalización no afectará al personal eventual ni tampoco al que hubiera conseguido una plaza en oposiciones anteriores.

El primer borrador del decreto había generado, como se ha señalado ya, mucha controversia. Por un lado, había sido rechazado no sólo por los médicos del Archipiélago a través de Simebal, sino también por Satse, que es el principal sindicato de enfermería de Baleares. Por otro lado, ese primer borrador había provocado también enfrentamientos entre el PSOE y MÉS. Los socialistas siempre habían sido partidarios de flexibilizar o de incluso eliminar puntualmente el requisito del catalán, algo a lo que se oponían los ecosoberanistas.

Resolución inicial
En ese contexto, en agosto del pasado año el Servicio de Salud —en manos del PSOE— había dictado una resolución inicial en la que dispensaba del conocimiento del catalán a médicos y enfermeros. La presión de MÉS obligó al PSOE a retirar dicha resolución y a aceptar la redacción de un decreto lingüístico. Tras varios meses de desencuentros por el contenido del primer borrador y después de que Armengol hubiera amagado con no aprobar ningún decreto, ambas formaciones pactaron hace dos semanas un texto de consenso, que es el que fue aprobado inicialmente hace diez días en la Mesa Sectorial de Sanidad. Para la entrada en vigor del decreto ya sólo hace falta el preceptivo dictamen del Consejo Consultivo —no vinculante— y su aprobación por parte del Govern.

DEBATE SOBRE LA LENGUA EN LA ESCUELA
El Gobierno rechaza la enseñanza individualizada del castellano
El Gobierno pretende la fórmula de inscripción en los colegios catalanes para garantizar que se den más horas en castellano
Estrela Digital 18 Febrero 2018

Durante los tres últimos años, el Gobierno de Mariano Rajoy ha esgrimido ante los tribunales las razones que ahora le llevan a modificar la fórmula de inscripción en los colegios catalanes para garantizar que se den más horas en castellano. Junto a la pretensión de que aumenten las asignaturas que se dan en esta lengua, el Ejecutivo tiene otra: que las horas en castellano no se den a los alumnos de forma individualizada, como ocurre ahora en la mayoría de los casos. Considera que así se estigmatiza a lo menores, por lo que quiere que se den de forma colectiva.

Su pretensión, apuntan fuentes del Gobierno central, es que aunque el catalán siga siendo la lengua “normalmente utilizada como lengua vehicular”, el castellano tenga una presencia suficiente como para que también se la pueda considerar de la misma forma. Eso sí, siempre de acuerdo con las sentencias del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que han fijado en un 25% la presencia de las asignaturas en castellano.

En este sentido, en los tres recursos contenciosos administrativos que el Ministerio de Educación presentó contra las resoluciones de las preinscripciones en el 2015, 2016 y 2017, se solicitaba al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya lo que ahora pretende llevar a cabo y para lo que ahora se busca la forma más idónea, aún sin concretar. “La modificación del formulario de preinscripción, que debería contener un apartado en el que los solicitantes pudieran expresar su demanda de recibir enseñanza en castellano como lengua vehicular, en una proporción razonable”, apuntaban los recursos en los que ya se añadía que debía “tenerse presente que tal enseñanza en castellano deberá darse colectivamente, sin que proceda la atención individualizada”.

El debate sobre la lengua en la escuela ha vuelto al escenario político a causa de esta pretensión del Gobierno, y a él se apuntó la presidenta del PP valenciano, que ayer en un acto en Elx con Rajoy, le pidió ayuda para combatir un decreto del Gobierno valenciano, que a juicio de los populares, quiere implantar el mismo modelo “de imposición lingüística de Catalunya”. Rajoy no entró en el debate suscitado sobre la preinscripción, pero sí dejó claro su posición. Considera “increíble” “debates sobre las lenguas imponiendo a la gente lo que no quiere que se le imponga , en lugar de dedicar los recursos de la educación a la revolución digital”. “Atenta contra el progreso y supone situarse en el peor pasado”, remató.

En el mismo acto Rajoy aseguró que “nos estamos tomando en serio” el corredor mediterráneo, “que se hará, y lo hará el Gobierno del PP, que es el que hace las cosas y resuelve los problemas”.

Rajoy, aunque sin citarlo, contrapuso también a su formación frente a Ciudadanos. “Somos un partido moderado y centrado, abierto y dialogante, con principios firmes y valores sólidos”, subrayó. “Las ofertas líquidas y los experimentos gaseosos se los dejamos a otros”. Y volvió a la crítica, velada o no tanto, al hablar del PP como “un partido de oportunidades y no de oportunismos. Un partido con hoja de servicios, y lo que es más importante, con una hoja de ruta”.

CON LA CONNIVENCIA DE BILDU
Homenaje de los batasunos a dos etarras condenados por informar sobre Pagaza
La Gaceta  18 Febrero 2018

La eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua ha exigido a la alcaldesa de Andoain, Ane Karrere (EH Bildu), que impida el recibimiento previsto para el domingo a dos miembros de ETA condenados por colaborar en el asesinato de su hermano, Joseba Pagazaurtundua.

Los miembros de ETA Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño saldrán de la cárcel el domingo, tras cumplir las condenas de 6 años de prisión impuestas por la Audiencia Nacional por estar integrados en el comando ZIP, dedicado al cobro del llamado “impuesto revolucionario” y a dar información sobre objetivos, como fue el caso de Joseba Pagazaurtundua.

Ambos aceptaron la condena tras reconocer los hechos en el juicio que se celebró en marzo de 2015, aunque habían sido arrestados en febrero de 2012, por lo que sus penas concluyen este mes.

La iniciativa Kalera Kalera de Andoain ha convocado este domingo una recepción en esta localidad guipuzcoana, la misma que el pasado domingo acogió un acto de homenaje al exjefe de su policía local, Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA en 2003.

Maite Pagazaurtundua ha exigido, en un comunicado, que la alcaldesa impida el homenaje a Igerategi y Otaño, “miembros probados del comando ZIP de ETA” y que pasaron información para que la banda terrorista asesinara a su hermano.

“Estamos viendo en Euskadi decenas de casos de homenajes a etarras que van saliendo de la cárcel. En ellos no hay arrepentimiento, ni condena a la historia del terror, y encima son recibidos como héroes”, ha denunciado Maite Pagazaurtundua.

“Son hechos intolerables y miserables que toda la ciudadanía española tiene que conocer porque son una aberración”, ha añadido.

La eurodiputada ha apostado por “deslegitimar el mal injusto”, porque, de no hacerlo, no se evitará “que se repita en el futuro por cualquier grupo radical”.

Pagazaurtundua ha señalado que la “condena el terror” representa “una necesidad social para cerrar con verdad el fin de ETA”.

“Para ello, el Estado, las administraciones y, por supuesto, la Audiencia Nacional no pueden seguir haciéndose los despistados ante estos casos de enaltecimiento del terrorismo”, ha abundado la eurodiputada de UPyD.

EN PRIMARIA
El ‘laico’ Gobierno izquierdista de Navarra aprueba impartir clases de Islam
La Gaceta  18 Febrero 2018

El número de musulmanes que residen en España aumentó un 1,4% en el último año, pasando de 1,91 millones registrados en 2016 a 1,95 millones en 2017.

La Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) ha exigido que se imparta clases de religión islámica en los colegios porque, a su juicio, el 95% de los alumnos no tienen acceso, el mismo porcentaje de profesores de esta confesión que está en paro, dicen.

Según un estudio que presentaron el pasado jueves, las comunidades con más estudiantes musulmanes son Cataluña con 84.018 alumnos, que no tiene ningún profesor que imparta clase, seguida de Andalucía, que dispone de 22 profesores para 46.887 escolares, y de Madrid, que sólo cuenta con dos docentes para 45.957 alumnos de la citada asignatura.

Junto a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, dicen que se atiende una demanda básica -en Educación Primaria- de clases de Religión Islámica en Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla y León, País Vasco y Madrid -estas tres últimas están abiertas a ofrecerla también en Secundaria-. Cantabria se muestra dispuesta a ofrecer clases de religión islámica en Primaria, mientras que Asturias, Extremadura y Galicia quieren hacerlo en Primaria y Secundaria.

Cabe señalar que esta semana, Navarra también se sumó y pese a que el acuerdo programático del cuatripartito izquierdista -formado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra- recogía su compromiso con una escuela pública laica, la consejera de Educación, María Solana, anunció un acuerdo para que el próximo curso se imparta la religión islámica en Primaria en los centros que lo han solicitado. En este sentido, manifestó que recibieron un total de 1.400 peticiones.

Casi medió millón más de musulmanes en un año
Esta investigación indica además que el número de musulmanes que residen en España aumentó un 1,4% en el último año, pasando de 1,91 millones registrados en 2016 a 1,95 millones en 2017. Los musulmanes representan ya aproximadamente el 4% de la población total de habitantes en España.

Añade que se ha incrementado el número de hijos, nietos y bisnietos de musulmanes, es decir, ya nacidos en España, que han pasado de suponer el 53,6% en 2016 a representar el 64,7% del total en 2017 y que el asentamiento de los musulmanes es mayor en la mitad sureste del país destacando en número las autonomías de Andalucía (314.980), Cataluña (522.113), Madrid (285.993) y Valencia (206.315), seguidas de Murcia (101.593), y en porcentaje las ciudades de Ceuta y Melilla.

Rechazados 265 sanitarios en Baleares por no acreditar el catalán
El Servicio de Salud de Baleares descarta a 160 técnicos de Radioterapia y 105 técnicos de Anatomía Patológica por no certificar que saben catalán.
Libertad Digital 18 Febrero 2018

Un total de 265 técnicos de Radioterapia y de Anatomía Patológica han sido excluidos de una bolsa de trabajo del servicio de salud de las Islas Baleares por no acreditar el conocimiento del catalán, según ha denunciado el partido Actúa Baleares.

Con respecto a los técnicos de Radioterapia, según los datos del Ib-Salut consultados por Efe, los listados provisionales muestran que, de los 270 profesionales presentados, 18 han sido admitidos y 162 han resultado excluidos, 160 de ellos por no certificar el conocimiento del catalán.

A la bolsa única de técnicos de Anatomía Patológica se han presentado 167 especialistas: 59 han sido incluidos y 108 han sido rechazados, de los cuales 105 no han pasado el corte por no acreditar el catalán.

Actúa Baleares (el partido creado a raíz de la Fundación Círculo Balear) ha calificado de "escalofriantes" estos datos y ha exigido explicaciones al Gobierno balear, presidido por la socialista Francina Armengol, por excluir al personal sanitario por no acreditar catalán.

La ciudad de Palma acogerá este domingo una manifestación de la entidad cívica Mos Movem para protestar contra la exigencia del requisito del catalán en la sanidad pública.

El Gobierno balear prevé tramitar de urgencia un decreto sobre el conocimiento del catalán en la sanidad, sobre el que tiene que emitir un informe no vinculante el Consejo Consultivo balear. El futuro decreto contempla que los médicos y enfermeros tendrán que tener la titulación de catalán B1 (elemental) y los auxiliares de enfermería el nivel A2 (básico).

Los que ganen una plaza en las oposiciones sin tener de partida esos grados de conocimiento tendrán dos años para alcanzarlos. Si no lo hacen, tendrán restringidos los traslados, la promoción interna y el acceso a la carrera profesional, lo que supone el acceso a una serie de pluses. Quienes ya tengan reconocido su derecho a la carrera profesional no estarán sometidos a estos requisitos.

Armengol ha recalcado esta semana que el borrador del decreto fue aprobado por la Mesa Sectorial de Sanidad con el voto favorable del 65 % de los sindicatos y ha defendido el uso del catalán en la sanidad pública y los "derechos lingüísticos" de pacientes y ciudadanos.

El presidente del PP balear, Biel Company, ha anunciado su asistencia y ha defendido el catalán como un mérito y no como un requisito para trabajar en el sistema sanitario público de Baleares.

El PSOE, dividido sobre la educación en castellano en Cataluña
Frente a la postura oficial de Sánchez de no aplicar el 155 para modificar la política lingüística, varios barones salen en defensa del castellano en Cataluña
Madrid  Larazon.es.  18 Febrero 2018

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha recalcado hoy que la aplicación del artículo 155 en Cataluña "es para recuperar el autogobierno" y "para nada más", en su intervención a puerta cerrada en el Comité Federal, según fuentes de su entorno.

Sánchez se ha referido así a la posibilidad de que el Gobierno de Mariano Rajoy incluya una casilla para elegir el castellano en la matriculación del próximo curso en las escuelas catalanas, después de que el que fuera secretario de Organización del PSOE extremeño, Francisco Fuentes, le afeara que no haya hablado de la situación en Cataluña en su primera intervención.

Pero no sólo ha sido Fuentes el crítico con esta postura del Sánchez: los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, los socialistas Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, han salido en defensa del castellano en Cataluña y han abogado por garantizar el derecho de los padres a elegir el idioma vehicular en el que estudien sus hijos.

Estos tres 'barones' socialistas han aprovechado su asistencia al Comité Federal del PSOE en Aranjuez (Madrid) para reivindicar esta postura un día después de que Moncloa haya confirmado su intención de cambiar desde la Consejería de Educación catalana el procedimiento de inscripción de los alumnos para que puedan elegir el castellano como idioma vehicular.

Lambán ha llamado a corregir "más pronto que tarde" el "maltrato injusto e ilegal" que comete la Generalitat de Cataluña contra el castellano, idioma que, según él, ha sido "postergado" de manera "inaceptable" en la escuela catalana, y ha defendido que el Estado regrese a Cataluña en materia de educación para remediar lo que, de lo contrario, terminaría en "un problema definitivamente irresoluble".

El presidente aragonés defiende que cuanto antes deje de aplicarse el artículo 155 en Cataluña, mejor. Porque significará que hay un 'govern' constitucional. Sin embargo, no ha aclarado si es partidario de valerse de él, como quiere el Gobierno, para modificar el procedimiento de inscripción en las escuelas catalanas y permitir la selección paterna de la lengua vehicular de los alumnos. Eso sí, ha subrayado que el Estado debe "ejercer sus competencias como en el resto del país" y asegurar "que se cumpla la ley" en Cataluña.

Por su parte, Page ha garantizado que comparte el objetivo de proteger el castellano "de las fauces de los independentistas", aunque ha achacado el anuncio del Gobierno a "un ataque de nervios absoluto" por la subida de Ciudadanos en las encuestas. Ha avisado de que este tipo de decisiones no deben anunciarse con "golpes de pecho" y ha llamado a que todo lo referente al empleo del castellano en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales salga de un pacto de Estado y no del intento del PP de "influir en las encuestas".

Vara ha coincidido con sus colegas en que "lo normal" es que sean los padres quienes elijan la lengua vehicular de los estudios de sus hijos y ha criticado al Ejecutivo al entender que, con la actual situación en Cataluña, aún sin gobierno tras las elecciones del 21 de diciembre, "no es el momento de levantar barricadas lingüísticas". Una medida como la anunciada "más que sumar divide" cuando "ahora son tiempos de sumar", ha incidido.

Este viernes la 'número cuatro' del PSOE, Carmen Calvo, rechazó el empleo del artículo 155 para variar el modelo educativo catalán y aseveró que este debate correspondía al Parlament catalán. Según fuentes socialistas, el propio secretario general del partido, Pedro Sánchez, ha hecho alusión a la cuestión durante la discusión a puerta cerrada en el Comité Federal y ha subrayado que el 155 se aplicó en Cataluña "para recuperar el autogobierno catalán, pero para nada más".

También ha lamentado la decisión del Gobierno el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien ha ironizado con que quiera cambiar la política educativa en Cataluña levantando "polémica" cuando "no tiene ni idea de aplicar la que en teoría es su posición". Por último, se ha sumado a esta vertiente el secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, quien ha acusado al Gabinete de Mariano Rajoy de "generar polémicas donde no las hay" y "gobernar más en Cataluña que en España".

Los ‘barones’ del PSOE salen defensa del castellano en los colegios de Cataluña
OKDIARIO 18 Febrero 2018

Los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, los socialistas Javier Lambán, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, han salido en defensa del castellano en Cataluña y han abogado por garantizar el derecho de los padres a elegir el idioma vehicular en el que estudien sus hijos.

Estos tres ‘barones’ socialistas han aprovechado su asistencia al Comité Federal del PSOE en Aranjuez (Madrid) para reivindicar esta postura un día después de que Moncloa haya confirmado su intención de cambiar desde la Consejería de Educación catalana el procedimiento de inscripción de los alumnos para que puedan elegir el castellano como idioma vehicular.

Lambán ha llamado a corregir “más pronto que tarde” el “maltrato injusto e ilegal” que comete la Generalitat de Cataluña contra el castellano, idioma que, según él, ha sido “postergado” de manera “inaceptable” en la escuela catalana, y ha defendido que el Estado regrese a Cataluña en materia de educación para remediar lo que, de lo contrario, terminaría en “un problema definitivamente irresoluble”.

El presidente aragonés defiende que cuanto antes deje de aplicarse el artículo 155 en Cataluña, mejor. Porque significará que hay un ‘govern’ constitucional. Sin embargo, no ha aclarado si es partidario de valerse de él, como quiere el Gobierno, para modificar el procedimiento de inscripción en las escuelas catalanas y permitir la selección paterna de la lengua vehicular de los alumnos. Eso sí, ha subrayado que el Estado debe “ejercer sus competencias como en el resto del país” y asegurar “que se cumpla la ley” en Cataluña.

“Maltrato injusto e ilegal”
Por su parte, Page ha garantizado que comparte el objetivo de proteger el castellano “de las fauces de los independentistas”, aunque ha achacado el anuncio del Gobierno a “un ataque de nervios absoluto” por la subida de Ciudadanos en las encuestas. Ha avisado de que este tipo de decisiones no deben anunciarse con “golpes de pecho” y ha llamado a que todo lo referente al empleo del castellano en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales salga de un pacto de Estado y no del intento del PP de “influir en las encuestas”.

Vara ha coincidido con sus colegas en que “lo normal” es que sean los padres quienes elijan la lengua vehicular de los estudios de sus hijos y ha criticado al Ejecutivo al entender que, con la actual situación en Cataluña, aún sin gobierno tras las elecciones del 21 de diciembre, “no es el momento de levantar barricadas lingüísticas”. Una medida como la anunciada “más que sumar divide” cuando “ahora son tiempos de sumar”, ha incidido.

La Ejecutiva rechaza el uso del 155
Este viernes la ‘número cuatro’ del PSOE, Carmen Calvo, rechazó el empleo del artículo 155 para variar el modelo educativo catalán y aseveró que este debate correspondía al Parlament catalán. Según fuentes socialistas, el propio secretario general del partido, Pedro Sánchez, ha hecho alusión a la cuestión durante la discusión a puerta cerrada en el Comité Federal y ha subrayado que el 155 se aplicó en Cataluña “para recuperar el autogobierno catalán, pero para nada más”.

También ha lamentado la decisión del Gobierno el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien ha ironizado con que quiera cambiar la política educativa en Cataluña levantando “polémica” cuando “no tiene ni idea de aplicar la que en teoría es su posición”. Por último, se ha sumado a esta vertiente el secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, quien ha acusado al Gabinete de Mariano Rajoy de “generar polémicas donde no las hay” y “gobernar más en Cataluña que en España”.

‘ESTÁ MALTRATADO’
Lambán deja en evidencia al PSOE y defiende el castellano en Cataluña
La Gaceta  18 Febrero 2018

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha denunciado que el castellano está siendo “injusta e ilegalmente maltratado y postergado” por la Generalitat de Cataluña y ha señalado que esta situación “absolutamente inaceptable” debe ser corregida por el Estado “más pronto que tarde”.

En declaraciones a los periodistas en la localidad madrileña de Aranjuez, donde participa en el Comité Federal del PSOE, Lambán ha incidido en que todos los responsables políticos del país deben intentar “por todos los medios” que Cataluña salga del “esperpento” y regrese cuanto antes a la normalidad.

“Y cuando hablo de normalidad no me refiero solo a la normalidad política, sino también a la normalidad cultural y muy especialmente a la normalidad educativa”, ha incidido.

Para ello, ha subrayado que el Estado debe “volver a Cataluña, de la que hace mucho tiempo que se fue”, si se quiere realmente que “a medio y largo plazo no sea un problema definitivamente irresoluble”.

Según ha precisado, restablecer el Estado en Cataluña es que el Estado ejerza sus competencias como las ejerce en el conjunto del país y que en esta comunidad autónoma también se cumpla la ley.

Ha recordado la sentencia del Tribunal Constitucional que establece que el castellano es una lengua vehicular, al igual que el catalán, así como la del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que señala que al menos el 25 por ciento de la enseñanza en las escuelas catalanas se tiene que impartir en castellano.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha señalado, por su parte, que lo que se haga con el castellano en Cataluña debería ser objeto de un pacto de Estado.

Ha pedido que se aborde el tema con “seriedad” tanto en Cataluña como en las comunidades con lenguas cooficiales y ha dicho compartir el objetivo de “reflexionar y proteger” el castellano.

Pero ha considerado que la propuesta del PP de un supuesto cambio de modelo lingüístico responde a un “ataque de nervios absoluto”, posiblemente por la subida de Ciudadanos en las encuestas.


Recortes de Prensa   Página Inicial