AGLI Recortes de Prensa   Martes 20 Marzo 2018

EN LOS ÚLTIMOS MESES
El avance ‘imparable’ de VOX pese al cerco mediático
La Gaceta  20 Marzo 2018

VOX se ha convertido en el principal azote del separatismo por su posición “sin titubeos” contra los golpistas al ejercer como acusación popular en la causa abierta a los exconsejeros en el Tribunal Supremo.

En los últimos meses, han crecido “exponencialmente”, según fuentes del partido, el número de afiliados y simpatizantes, y sus líderes han recorrido toda la geografía española explicando su proyecto. Han tenido actos en Madrid, Sevilla, Cáceres, Valencia, Castellón, Mérida, Granada, Tarragona, Huelva, etc.

Abascal denuncia el ninguneo de los grandes medios de comunicación -al dictado de Soraya Sáenz de Santamaría- por el “miedo” del PP a su ascenso y asegura que la estrategia en Génova 13 sigue siendo hacer crecer a Podemos para poder apelar al “miedo” cuando se acerquen los distintos comicios, un hecho que, a su juicio, ya les sirvió en las elecciones generales del 26 de junio de 2016.

Algunas encuestas ya le dan representación. La primera que se publicó en 2018, realizada por Sociométrica para El Español, auguró que Abascal lograría entrar en la Cámara de la Carrera de San Jerónimo y el 1.7% de las papeletas. No sucede lo mismo en los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que “olvida siempre” preguntar por VOX, algo que el organismo controlado por Moncloa si hace con PACMA, otra formación extraparlamentaria. Sin embargo, el CIS si pregunta por la opción favorita para la organización del Estado y ahí tiene su nicho. Es el único partido que quiere desmantelar el sistema autonómico y dice que es “un lastre para la economía”.

Los partidarios de un único gobierno central sin autonomías aumentaron 2,4 puntos en febrero, en un barómetro el que bajaron tanto los que prefieren un estado con comunidades con más autonomía como los que quieren que se las reconozca la posibilidad de declarar su independencia. Según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, elaborada del 1 al 12 de febrero, el porcentaje de quienes apuestan por un Estado con un gobierno central sin autonomías subió al 20,3 por ciento frente al 17,9 por ciento de enero.

Desde la formación defienden que su llegada al Congreso significaría además una voz que “defiende la unidad de España frente a los separatistas y reivindica la soberanía del pueblo español en Europa, denuncia el infierno fiscal, reclama una Justicia verdaderamente independiente, defiende el Derecho a la Vida y la Familia, y aboga por el cierre de las mezquitas salafistas y la lucha contra el fundamentalismo islámico”.

La UE, con España frente al Peñón
 larazon 20 Marzo 2018

La Unión Europea y Reino Unido han sellado el primer gran acuerdo sobre el periodo de transición del Brexit y que evidencia algo que ya se sabía: la salida de las estructuras comunitarias no iba a ser fácil. Londres, más allá de su habilidad negociadora, no iba a salir beneficiada. Dicho periodo de transición irá desde el 30 de marzo de 2019, un día después de que se produzca oficialmente el divorcio, y el 31 de diciembre de 2020. En total, serán 21 meses que deberán servir para tranquilizar a mercados, empresas y ciudadanos, pero que deja muy claro que, por más que los británicos negocien puntualmente con cada miembro de la UE, su papel empezará a ser secundario.

En este periodo de transición Reino Unido tendrá que cumplir, como cualquier otro socio, con las decisiones comunitarias, pero, sin embargo, no tendrá voto.

En los aspectos transfronterizos –que incluyen a las islas del Canal y la de Man, varias bases aéreas británicas situadas en otros estados miembros y territorios de ultramar–, que afectan de manera especial a España, Gibraltar saldrá de la UE al mismo tiempo que Reino Unido. Las mismas reglas para el periodo de transición se aplicarán también en la colonia británica.

Tal y como explicó ayer el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, debe existir una acuerdo previo entre España y Reino Unido también de aplicación en la colonia. Por primera vez en las comparecencias públicas del negociador comunitario, Michel Barnier, éste ha tratado abiertamente el tema del Peñón, lo que supone un apoyo a España y a las negociaciones posteriores, porque la única fórmula que tiene Gibraltar de mejorar su estatus al abandonar la UE es a través de los acuerdos bilaterales que alcancen Madrid y Londres.

El pasado 20 de diciembre, el Consejo Europeo concedió la capacidad de veto al Gobierno español sobre cualquier aspecto de la negociación, tanto en lo que se refiere a la salida definitiva como al periodo de transición, y puede hacer uso de él.

Queda atrás cuando la primera ministra Theresa May no mencionó a Gibraltar en la carta de activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Hace mal el gobierno gibraltareño en no tener en cuenta este mandato porque chantajear con el futuro de los 13.000 trabajadores que cruzan a diario la verja, en su mayoría españoles, supone poner en riesgo la viabilidad económica de la colonia, al margen de otras actividades de difícil control.

Y, por supuesto, sobran amenazas sobre que Gribraltar revisará el estatuto de los trabajadores comunitarios, incluso revisar el pago de pensiones, lo que denota inquietud porque no podrá seguir beneficiándose de pertenecer a la UE mientras mantiene una gran parte de su economía en la oscuridad fiscal. Que un 96% de los gibraltareños votaran en contra el Brexit da muestras de que su futuro depende de su vínculo con la economía de la zona y de los beneficios que le reporta la UE. Mantener esta situación dependerá de que Londres y Madrid lleguen a una fórmula en la que se conserven los derecho de los comunitarios, especialmente españoles, que trabajan en el Peñón. En definitiva, del Reino Unido dependerá que en Gibraltar se aplique un Brexit «suave» que no altere los vínculos tradicionales entre las dos partes.

No es el caso de los efectos que puede tener entre Irlanda del Norte e Irlanda, porque nadie quiere una frontera dura y el riesgo de alterar los Acuerdo del Vienes Santo. Como el ministro Dastis dijo ayer, España no pondrá, de momento, encima la mesa la soberanía sobre Gibraltar, aunque este sigue siendo el tema central.

La escuela de Sánchez
Algunas modestas ideas para la próxima edición
Luis Ventoso ABC 20 Marzo 2018

En 2015, con solo 43 años, Sánchez Castejón marcó un hito: logró empeorar el estropicio de Rubalcaba y rubricó sin despeinarse el peor resultado del PSOE. Luego se empeñó en ser presidente sin votos y bloqueó la formación de Gobierno con una máxima digna de Cicerón: «No es no». Con tan proactivo eslogan volvió a concurrir a los comicios en junio de 2016. Un éxito. A los electores les encantó su propuesta y batió por segunda vez el récord negativo socialista. Para celebrar la gesta, ahondó en su tesis con esta inteligente formulación: «No sigue siendo no, ¿qué parte del no no entienden?». A esas alturas del «no», España llevaba diez meses sin Gobierno y Sánchez ni se planteaba pirarse tras su doble toña. Así que dos barones del PSOE mínimamente patriotas y con un dedo de frente (el estupendo Javier Fernández y Susana Díaz) lo desalojaron con fórceps por el bien de España, operación apoyada por González, Rubalcaba y Prisa. Pero Sánchez ganó las primarias, en las que votaron 147.000 personas en un país de 47 millones, y con tan exigua representatividad se sintió ungido por los dioses, laminó a los discrepantes y retomó el mando.

¿Qué ha hecho Sánchez 2? En el golpe separatista al principio adoptó una postura equidistante entre el Gobierno y los sediciosos. Al final Rajoy logró sumarlo al 155, con lo que lo salvó políticamente. Después dijo «no» a los presupuestos, entregando al país a la taquilla del PNV. Se retiró del pacto educativo por sectarismo y con excusas baratas. Dijo «no» a la prisión permanente revisable, apoyada por el 73% de los votantes socialistas. Dijo «no» a Guindos en el BCE por ser varón, aunque luego rechazó a Elena Valenciano en la Eurocámara y acabó apoyando a un hombre. Por último, en las pensiones se alineó con Podemos, agitando la calle, y su voz en el Congreso, la legendaria Margarita Robles, regañó a Rajoy por «dar datos» en lugar de la preceptiva demagogia.

Hundido en los sondeos por detrás de Rivera, Sánchez se ha autohomenajeado con una Escuela de Buen Gobierno del PSOE... plantada por tres de sus presidentes autonómicos y por González y Rubalcaba, y donde el veterano Solana le ha aplicado un capón dialéctico. Con cariño y admiración, unas propuestas para la próxima edición de la Escuela: 1. Piense. Aporte alguna idea original que redunde en el bienestar de los españoles. 2. Aparque la demagogia podemita y las ofertas para las que no hay dinero. 3. Olvídese de la «nación de naciones», el pasteleo con los nacionalistas y la cantinela federalista y trabaje sin ambages por la unidad de España. 4. Respete la experiencia, recupere a los que saben y escúchelos, pues usted mismo en cuatro años soplará 50 velas. 5. Ayude a aprobar los presupuestos, sea mínimamente patriota. 6. Ocúpese de los problemas reales: demografía, fortalecimiento del Estado, salarios estancados, multinacionales tecnológicas que se burlan de nuestro fisco y leyes laborales. Pero Sánchez ya tiene su fórmula, de éxito acreditado: lo que da votos al PSOE es el «no es no», acomplejarse ante los nacionalistas y plagiar a Podemos y regalarle las alcaldías.

Economía
Las Autonomías engordan: 150.000 empleados públicos más que hace tres años
Los gobiernos regionales concentran el 57% de todo el empleo público que hay en España
Roberto Pérez ABC 20 Marzo 2018

El sector público español ya suma más asalariados de los que tenía cuando empezó la crisis, y el «logro» recae en las Autonomías. Los gobiernos regionales han sumado 150.000 asalariados en solo tres años, lo que supone un incremento de prácticamente el 10%, según revela la serie de la Encuesta de Población Activa (EPA).

En gran parte, ese fuerte aumento de plantillas que se ha producido en las Autonomías se ha visto compensado con el recorte de plantillas que sigue llevando a cabo la Administración central y de la Seguridad Social. Pero, aún así, el saldo de conjunto es que, hoy por hoy, España ya tiene más empleados públicos que antes de la crisis: 3.075.000 de asalariados, 105.000 más que a finales de 2007.

Este aumento es especialmente significativo en este momento, no solo porque está hecho escalar el gasto de personal, sino porque amplificará el efecto de la subida salarial que acaban de pactar el Gobierno y los sindicatos de la Función Pública.

Que este incremento de plantillas lo estén liderando los gobiernos autonómicos es relevante, porque las administraciones regionales son las que concentran la mayor parte de los asalariados del sector público español. Concentran en torno al 57% de todos los que están a sueldo del sector público. El repunte de plantillas en el que las Autonomías llevan instaladas desde hace varios años ha fulminado gran parte del camino que recorrieron cuando la crisis les forzó a poner a dieta sus gastos de personal.

A finales de 2013, las Administraciones auotnómicas sumaban 1,58 millones de empleados públicos. En estos momentos rozan los 1,75 millones de asalariados, según la última EPA al cierre de 2017.

Las entidades locales también han repuntado sus plantillas en los dos últimos años, aunque su impacto en el cómputo global del sector público es mucho más limitado. Hay que tener en cuenta que entre ayuntamientos, diputaciones, consejos y cabildos insulares suman la quinta parte de todo el empleo público que hay en España.

La Administración central y de la Seguridad Social, por su parte, concentra a apenas el 16,5% de los que están a nómina de la Administración española -o de sus entes y empresas-.

En su conjunto, desde finales del año 2014 el sector público español está inmerso en un repunte de plantillas. Atrás quedó aquel fugaz ajuste de personal que llevó a cabo entre los años 2011 y 2013. En cómputo global, al sector público español le costó poner a dieta sus gastos de personal: no lo hizo hasta 2012, cuando el sector privado ya llevaba cuatro años soportando los efectos de una crisis económica que cayó a plomo sobre el tejido productivo. Y, también en cómputo global, todo el ajuste que al final se realizó, ya ha quedado fulminado.

IV Manifiesto Historia y Libertad: conocer al PSOE para regenerar al país.
Pío Moa gaceta.es 20 Marzo 2018

Cómo Negrín trató de mantener la guerra civil a toda costa para enlazar con la mundial. Comisión de la verdad sobre el PSOE: https://www.youtube.com/watch?v=9wXD9Anf03Q
*******************
Un fraude inmediato en la transición consistió en ignorar la realidad histórica del PSOE. La impresión general era que, dado que no había hecho oposición real al franquismo y que venía auspiciado por otros socialistas más moderados de Europa, en particular el alemán, era un partido necesario para una democracia en la que, como dijo un ultraderechista alemán, podía cortar el paso a los comunistas.

Este “olvido” permitió a los socialistas presentarse, con la mayor desvergüenza, como el partido de “los cien años de honradez”, reivindicando un pasado verdaderamente repulsivo, de guerracivilismo, totalitarismo, latrocinios gigantescos y cobardía. Sin embargo, aunque su debilidad inicial le impedía, como a los separatistas, presentar se con su verdadera faz, las ideas básicas continuaban informando sus actitudes. Julián Marías acertó a resumirlo: “tiene una idea negativa de la historia de España”. Una idea basada por una parte en la leyenda negra y por otra en la suposición de que representaba a los trabajadores y a una sociedad feliz. No consiguió entonces la ruptura con el franquismo para enlazar con la legitimidad supuesta del Frente Popular, hasta que con Zapatero el PSOE se sintió lo bastante fuerte para realizar su anhelo con la ley de memoria histórica, y su sucesor para llevarla a cabo contra las libertades democráticas.

Por eso es muy importante una Comisión de la verdad sobre ese partido, el más nefasto de la historia reciente de España, una labor que hemos comenzado en el programa “Una hora con la Historia”. Todas las personas conscientes del problema deberían aportar su esfuerzo en esta dirección.

En el primer manifiesto que propuse contra la “memoria histórica” me extendía brevemente sobre el historial de este partido:

“Es muy preciso, por tanto, que la opinión pública conozca la ocultada historia de ese partido, hoy bastante bien estudiada, aunque todavía pocos la conozcan. Muy en breve, en los años 30 el PSOE quiso, buscó y organizó la guerra civil, textualmente, para imponer en España un régimen de tipo soviético. La preparación de la guerra incluyó abundante uso del terrorismo. Fracasado el intento en octubre de 1934, volvió a la violencia tras las elecciones de febrero de 1936, demostradamente fraudulentas, para destruir la legalidad republicana, con uso abundante de un terrorismo que culminó en el asesinato del líder de la oposición Calvo Sotelo; y ya durante la guerra fueron actos suyos el terror de las chekas, el envío de las reservas de oro a Moscú — haciendo de Stalin el jefe real del bando llamado republicano– y el robo sistemático de bienes nacionales y particulares, que suscitaría luego peleas sórdidas entre sus líderes en el exilio.

Si hay alguien responsable de la guerra civil, es el partido que ahora intenta arruinar del todo la democracia mediante la violencia del estado combinada con lo que definió Besteiro como un “Himalaya de falsedades”. Besteiro fue el socialista demócrata que denunció los proyectos del PSOE de empujar al país a un baño de sangre, y que por eso fue aislado y calumniado en su partido. Lo dicho aquí sobre el PSOE no es un panfleto del tipo de los de la memoria histórica, subvencionados con dinero que nos obligan a pagar a todos. Es un resumen de hechos abundantemente investigados y documentados.

Luego, durante el franquismo, el PSOE no hizo la menor oposición digna de reseña, al revés que los comunistas. Y es ahora, ochenta años después de la guerra y cuarenta de la transición a la democracia, cuando este partido intenta derrotar a aquel régimen a base de derrotar al mismo tiempo la libertad de los españoles e instalar en la sociedad los mismos odios que llevaron a la destrucción de la república.

El PSOE se ha venido presentando como partido democrático, cuando la verdad es que solo se ha resignado a una democracia llegada históricamente desde el franquismo, “de la ley a la ley”. La democracia no debe nada al PSOE, sino que, al revés, ese partido debe todo a una democracia a la que en cambio ha aportado grandes dosis de corrupción, “comprensión” hacia los separatismos y los crímenes de la ETA, y leyes siniestras como las de su fantástica memoria histórica. Por falta de fuerza ha tenido que aceptar un régimen de libertades, pero manteniendo su ideología contraria en espera de ocasión, que parece creer llegada ahora.

Estamos, por tanto, ante un proyecto de ley orientado directamente contra los derechos de los españoles, contra las libertades más elementales y contra la verdad mejor documentada sobre nuestro pasado. Un proyecto hecho, como no podía ser menos, por un partido de historial e ideología radicalmente antidemocráticos.

Y contra estas derivas nos toca movilizarnos muy en serio a cuantos amamos la libertad, la verdad y a España. Es preciso demostrar a los totalitarios que no somos un pueblo de borregos que se deje embaucar por su turbia charlatanería ni amedrentar por sus amenazas.
******
Por qué Putin tiene razón: http://www.piomoa.es/?p=5144


El español perderá hablantes hacia final de siglo
La segunda lengua más utilizada tendrá menos influencia en las proximidades del año 2100
El español perderá influencia hacia final de siglo, según el Instituto Cervantes
Gerard Mateo cronicaglobal 20 Marzo 2018

El español, la segunda lengua con más hablantes, perderá influencia en la segunda mitad del siglo XXI, especialmente hacia el final.

En 2017, más de 400 millones de personas tenían el español como lengua materna, solo por detrás del chino. La cifra supera los 572 millones si se suma el grupo de usuarios potenciales, que incluye a quienes tienen una competencia limitada de la lengua y a los aprendices.

A partir de 2050
Estos 572 millones de hablantes suponen el 7,8% de la población mundial, el mismo porcentaje que se prevé para 2050, aunque entonces la cifra absoluta ascenderá a 754 millones de personas. Pero, hacia final de siglo, ya habría un descenso tanto de hablantes (740 millones) como de influencia (6,6%).

Ello será debido al descenso de la población de los países hispanohablantes, según el estudio del Instituto Cervantes “El español: una lengua viva”.

México, Colombia, España y Argentina
¿Cuántos países hispanohablantes hay? 21, siendo México (123,5 millones), Colombia (49,2 millones), España (46,5 millones) y Argentina? (44 millones) los que cuentan con mayor número de usuarios. Ello no quiere decir que el español no se use en lugares donde no es oficial como Andorra, Filipinas y EEUU.

La RAE y su diccionario
Precisamente, en 2060, siempre según las previsiones, EEUU será el segundo país hispanohablante (con 119 millones de hispanos, el 28,6% del censo), después de México. Por tanto, el aumento de población hispanohablante no se sustentará solo en los lugares donde el español es lengua oficial.

Segundos en las redes sociales
Otro dato llamativo es que hoy hay 21 millones de personas que estudian español como lengua extranjera. El interés es especialmente intenso en los dos principales países anglófonos: EEUU, donde es el idioma más estudiado en todos los niveles, y Reino Unido, donde se percibe como la lengua más importante para el futuro.

Por último. El español es la tercera lengua más utilizada en la red; el 7,7% de los usuarios se comunica en este idioma. Y es la segunda, por detrás del inglés, en las dos principales redes sociales: Facebook y Twitter.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
 

¿PENSIONES O AUTONOMÍAS?
Hacemos cuentas: Despilfarros que podrían llenar la hucha de las pensiones
La Gaceta  20 Marzo 2018

Mientras los diputados se suben un 1,5% el sueldo o Pedro Sánchez se lo incrementa cerca del 25%, el Gobierno pide a los pensionistas que se conformen con el 0,25%. ¿No hay dinero para revalorizarlas o falta de voluntad política?

Los pensionistas continúan con sus movilizaciones por todo el país para denunciar la pírrica subida del 0,25% decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Madrid ha sido escenario de la más numerosa, encabezada por los líderes de los principales sindicatos y de los partidos de izquierdas. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se unieron a unas marchas en las que, entre otras cosas, se pedía la ilegalización del Partido Popular y se comparaba al presidente del Gobierno con el protagonista de la saga El Padrino.

Ya lo advirtió Podemos hace unas semanas cuando su secretario de Organización, Pablo Echenique, pronosticaba una primavera de movilizaciones. Los de Iglesias están intentando rentabilizar un movimiento con demandas razonables para intentar frenar el descalabro electoral que pronostican todos los sondeos.

En este contexto, el Partido Popular ha reconocido como legítimas las protestas pero ha advertido a sus adversarios políticos de que no se puede gobernar gastando ‘’a lo loco’’, y les ha emplazado a un debate ‘’serio’’ y sosegado alejado del ‘’populismo’’.

La propuesta de Sánchez
El coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maíllo, ha rechazado entrar en “discusiones populistas y simplistas” que no ayudan al acuerdo al ser preguntado por la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que el salario de diputados y senadores aumente solo el 0,25 por ciento como las pensiones.

Sánchez, además, ha avanzado que la subida también se aplicará al sueldo que su Ejecutiva percibe del partido. José Carlos Díez, gurú económico de la formación durante la etapa de la gestora, ha desvelado sin embargo que el secretario general se dejó bien atada su subida salarial de cara al 2018 hace unos meses:

Tras este aumento, Sánchez cobra algo más de 100.000 euros brutos, un 27% más que el presidente del Gobierno.

Sus señorías no predican con el ejemplo
Mientras los pensionistas tienen que conformarse con una subida del 0,25%, los diputados del Congreso se han garantizado un aumento bastante superior. La Mesa de la Cámara Baja aprobó el pasado mes de septiembre sus Presupuestos para el 2018, que ascienden a 86,98 millones de euros. En ellos se contempla un incremento del 1,5% en las retribuciones del personal de la institución y de sus parlamentarios.

Los salarios de los diputados sufrieron un recorte del 10% en el año 2010 y quedaron congelados hasta el pasado año, cuando aumentaron en un 1%. Con este incremento para 2018, el sueldo base de un diputado quedará en 2.884 euros (a la espera de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado). A esta cantidad hay que sumarle los complementos y dietas por los cargos que se ostenten en la actividad parlamentaria (portavocías, Mesa del Congreso, comisiones…).

Otras prebendas
Además del abultado salario, los ciudadanos costeamos bienes y servicios tan necesarios como estos:
–Iphone de última generación
–Ipad
–Ordenador para el despacho de cada señoría
–Módem de internet
–Voz y datos pagados de su dispositivo móvil
-El ADSL de la vivienda del diputado o senador
-En caso de tener coche propio, reciben 0,25 euros por cada kilómetro. En caso de no tener coche oficial se les abona una tarjeta con un fondo de 3.000 euros anuales para taxis.
–Billetes de avión, tren y barco en primera clase.

Los diputados también reciben 1.842,10 euros mensuales si son elegidos por una circunscripción fuera de Madrid. Esta cantidad se reduce hasta los 879,27 si ha obtenido el acta concurriendo por Madrid. Para los desplazamientos nacionales se les abona una dieta de 120 euros diarios, y de 150 si el viaje es fuera de nuestro país.

Las pensiones parlamentarias
Y no solo gozan de sueldos de lujo, hay algunos exdiputados que siguen cobrando pensiones a cargo del Congreso. A pesar de que en 2011 las conocidas como pensiones parlamentarias fueron suprimidas, esta medida no tuvo carácter retroactivo y los diputados y senadores que por aquel entonces ya habían generado su derecho a cobrarlas, en la actualidad siguen percibiendo complementos que en el 45% de los casos superan los mil euros.

Entre estos afortunados están los exdiputado popular Jaime Ignacio del Burgo y el comunista Pablo Castellano, cuya pensión parlamentaria supera los 3.000 euros. Cristina Almeida o el socialista Guillermo Galeote -obligado a dimitir por el caso Filesa- perciben alrededor de 2.000 euros.

La elefantiásica administración
VOX lanzó una campaña hace unas semanas -coincidiendo con el préstamo pedido por el Gobierno para pagar las pensiones- en la que proponía la supresión de las autonomías para costear las ayudas a nuestro mayores.

Las comunidades autónomas cuestan 90.000 millones de euros al año en gastos corrientes, a los que hay que sumar las partidas de subvenciones, inversiones, obras y servicios, con lo que la cantidad asciende a casi 165.000 millones de euros. Frente a ello, las pensiones en España suponen un coste total de 125.000 millones de euros. Es decir, que para garantizar el sistema y mejorar la cantidad que cobran los pensionistas con menos ingresos hay un margen de 40.000 millones de euros al año.

El gasto de las asambleas autonómicas
Una de las partidas que más se ha disparado en los últimos años es la destinada a pagar los sueldos de personal público. En concreto se ha incrementado en más de 4.000 millones desde el 2013 -cuando se destinaron 68.046 millones- hasta los 72.000 millones que se pagaron en 2016. Cataluña y Andalucía se llevaron la palma y fueron las dos regiones en las que más se disparó esta subida.

El sueldo base de un diputado regional es de 3.612 euros. Sin embargo, en nueve de las 19 asambleas territoriales se superan los 4.000 euros al mes. Se llevan la palma los procuradores del País Vasco –4.996,15– y Extremadura –4.837,35-, cuyos sueldos superan con creces a los de diputados nacionales y senadores.

Siguiendo con el ejemplo extremeño, una región con 1,1 millones de habitantes, el coste de su Asamblea ronda los 13,6 millones de euros anuales. Dicha cifra supera ampliamente los 9,7 millones de euros que manejan las Cortes de Castilla-La Mancha, comunidad con el doble de habitantes que Extremadura.

Y luego está Cataluña, donde el Parlament se gastó -sólo en 2016- 51,9 millones de euros, el doble que la Asamblea de la Comunidad de Madrid. Únicamente en subvenciones a los partidos políticos, el Parlament se dejó en ese mismo periodo 15,8 millones, una cifra superior a las partidas destinadas para el mismo concepto del Congreso (9,3 millones) y Senado (6,8 millones) juntas.

Los sobrecostes autonómicos
El economista Roberto Centeno firmaba hace un año un artículo en El Confidencial en el que arrojaba luz sobre los sobrecostes que generan las autonomías. España, recuerda el experto, es el país más descentralizado del mundo siendo gestionado por el Estado únicamente el 44% del gasto total.

Por ejemplo, en Sanidad, antes de la cesión de competencias a las regiones en 1990 el gasto era -traducido en euros- de 33.000 millones de euros. Ya para 2015 se disparó hasta los 67.000 millones sin que los ciudadanos, explica Centeno, tengan una percepción de que los servicios han mejorado. Algo similar ha ocurrido con la Educación -somos el tercer país que más invierte- que no se traduce en buenos resultados académicos. Qué decir de los 1.248 diputados autonómicos o de las casi 2.500 empresas públicas que Rajoy prometió reducir a la mitad y aún no ha hecho.

Y aunque no supongan un desembolso como el anteriormente descrito, estas son algunas de las subvenciones más absurdas cuya financiación podría ir destina a cuestiones más importantes como, por ejemplo, las pensiones:

Subvenciones en el bienestar de gallina...
Subvenciones para el éxito rerpoductiv...
Subvenciones en conejas reproductora...

¡Qué solas se quedan las víctimas!
FRANCISCO ROSELL El Mundo 20 Marzo 2018

En su irrupción como portavoz socialista en el Pleno del Congreso sobre la derogación de la prisión permanente revisable, hecho un basilisco y desplegando una desaforada rabia, el juez sevillano Juan Carlos Campo evocó a aquel rehiletero de Juan Belmonte catapultado al puesto de gobernador. Aprovechando que presidía un festival benéfico al que asistía El Pasmo de Triana, un amigo del maestro le tiró de la lengua. Con presumible guasa sevillana, le endilgó como el que no quiere la cosa: "Don Juan, dígame, ¿es verdad que el gobernador fue su banderillero?". Belmonte, con su proverbial laconismo, se lo refrendó con un sucinto «sí». Al volver a la carga -"¿Y cómo se llega de subalterno a gobernador?"-, aquella leyenda del toreo tartamudeó para los anales de la genialidad: "¿Po... po... po cómo va a sé? De... de... degenerando".

Tras años moviéndose promiscuamente entre la política y la Justicia, como alto cargo socialista (en el Ministerio y en la Junta de Andalucía) y como vocal del Consejo General del Poder Judicial, amén de aspirante del PSOE a ingresar en el Tribunal Constitucional (TC) en su última renovación, un desatentado Campo no pudo tener una peor tarde en el ruedo parlamentario. Es verdad que el toro venía placeado y era un morlaco que había colocado al PSOE, por una suma de estupidez e impericia, contra las tablas. Pero lo que nadie entiende es que, en vez de salir del atolladero con una faena aseada y de noble recogimiento, dado que no estaban por rectificar, un altivo e insolente Campo, como los matadores de poco estilo, se enfrentara al tendido -en este caso, las familias de las víctimas presentes en el balconcito de invitados del Congreso- y arremetiera contra todo el mundo con una arrogancia que a nadie está permitida.

En vez de aguardar a que el TC resuelva el recurso socialista contra esta ley del PP, el PSOE se ha sumado atropelladamente a la revocación que planteó el PNV por el juego que se trae con el entorno etarra y a la que se agregó con entusiasmo Podemos, como genuina fuerza antisistema. Por marcar de cerca a una agrupación como Podemos, que se lo lleva de calle y que emplea ésta como campo de batalla -lo ha vuelto a hacer en las últimas horas en el barrio de Lavapiés, manipulando las circunstancias de la muerte de un vendedor ambulante-, el PSOE puede terminar allí de donde difícilmente podrá retornar sin daños irreversibles.

Por mor de ello, se aleja de sus votantes en un momento de alarma social a causa de unos hechos deleznables que tienen como víctimas a menores y cuando aún no están secas las lágrimas por el atroz asesinato del pequeño Gabriel, ese pececito devorado por la pareja de su padre. Y eso que su secretario general, Pedro Sánchez, fue apercibido al respecto. A este fin, debiera haber estado más atento a los requerimientos que algunos de sus diputados le trasladaron en la reunión que el grupo parlamentario celebró el lunes, presagiando la tormenta en ciernes. A puerta cerrada, se evidenció el clamoroso error de cálculo de un PSOE tan desnortado que se busca y no se encuentra. Ello origina el extravío de un electorado que hace tiempo que no sabe a qué atenerse.

Por eso, para el PSOE, el Pleno del jueves fue peor que un crimen, un error, atendiendo a la memorable sentencia que profirió Antoine Boulay de la Meurthe, si bien atribuida a Fouché y Talleyrand, tras la ejecución del duque de Enghien en 1804. Tratando de pescar en el caladero de Podemos, se difumina y corre serio riesgo de naufragio al saltar sus cuadernas. No extrañará que, en medio de esa deriva, como colofón de una septimana horribilis, Sánchez se haya quedado solo como la una en una Escuela de Buen Gobierno que pretendió que fuera un acto de reafirmación de una unidad inexistente. Cualquier excusa ha sido válida para que la mayoría de sus antecesores se ausente, con la salvedad de Zapatero, junto a barones del tronío de la presidenta andaluza. Susana Díaz se mostró más interesada por la alfarería jienense que en recomponer un partido roto por dentro y que amenaza con sumirse en la irrelevancia, como otros europeos, si no endereza el rumbo.

Lejos de reducir los daños que entraña para los socialistas una derogación de la prisión permanente revisable que no comparten sus votantes, un portavoz de circunstancias como Juan Carlos Campo lo agrandó en grado sumo con su estilo intempestivo en el que el rencor reemplazó a la exigible perspicacia. Vino a refrendar lo dicho por Goethe de que "talentos irrelevantes parecen significativos al manifestarse como portavoces de un partido".

Si ya resultó mezquino acusar al ministro Zoido por llevar al funeral del pequeño Gabriel la bufanda azul que le regaló la madre, como agradecimiento a la cercanía que había mostrado éste desde la desaparición hasta el trágico desenlace, cuando hubiera resultado un eficaz tapabocas para él, rayó lo deleznable al faltarle el respeto a los padres de las víctimas. Sin el menor miramiento, los acusó de dejarse manipular por el PP. Obvió que han sido estas familias, precisamente, las que han revertido las posiciones de algunos partidos y han capitaneado la defensa de una norma vigente en la práctica totalidad de legislaciones europeas, después de ser sancionada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En muchos casos, promovidas estas normas por Gobiernos socialistas, como Mitterrand en Francia. Atinadamente lo evidenció así Joan Mesquida, ex director general de la Guardia Civil y de la Policía con Rubalcaba como titular de Interior, quien se ha alzado en contra de la derogación de la prisión permanente revisable, tras observar con escándalo como etarras de la calaña de La Tigresa sólo ha cumplido un año por cada uno de sus 23 asesinatos o como salen en libertad quienes vuelven a reincidir al no ser reinsertables. Ese mismo clavo lo remachó otro ilustre socialista, que está fuera de la refriega partidista, como Javier Solana, quien sentenció ante Sánchez: "El debate de la prisión permanente revisable tendría que haberlo ganado el PSOE, pero lo ha perdido". Como se había perdido simultáneamente la ocasión de llegar a un Pacto sobre Educación, si el PSOE no se hubiera levantado de la mesa de negociación de manera inopinada y caprichosa.

Más que boca de ley, como se presume en un juez, Campo fue boca del peor descomedimiento. Es evidente que, por ser víctima, no se tiene la razón. Empero lo que no se puede tolerar es que se las veje del modo que lo hizo el diputado juez, por no referirse a la desconsideración de Podemos. En efecto, sostuvo una reunión de tapadillo -sin fotos, con lo que les gustan las cámaras- su portavoz, Irene Montero, mientras hacía mutis su jefe de filas, Pablo Iglesias. Éste bien que se exhibió sonriente, en cambio, con los condenados por la agresión sufrida por los guardias civiles y sus parejas en el municipio navarro de Alsasua. ¡Cuánta frialdad con las víctimas y cuánta cálida camaradería con los verdugos!

Menos mal que, de igual manera que Clara Campoamor se enfrentó a la izquierda reaccionaria que negaba el voto a la mujer en la II República por entender que beneficiaba electoralmente a la derecha, la presidenta de la asociación feminista a la que da nombre aquella sufragista, Blanca Estrella Ruiz, salvó la honra socialista. En nombre de un partido al que sus bisabuelos coadyuvaron a fundar, esta militante, a la sazón partidaria de Pedro Sánchez en las primarias, pidió perdón a los padres de la prisión permanente revisable por el escarnio mortificante del que fueron objeto.

A veces, el gesto de grandeza de una sola mujer hace que de la tierra baldía vuelvan a brotar los frutos. Escuchando su particular yo acuso, no era difícil rememorar la carta que, en una encrucijada similar, le dirigiera Pilar Ruiz Albisu, madre de Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA, al entonces líder del PSE, Patxi López, tras ser acusada igualmente de hacerle el caldo gordo al PP. "Patxi -le interpelaba-, ahora veo que, efectivamente, has puesto en un lado de la balanza la vida y la dignidad, y en el otro el poder y el interés del partido, y que te has reunido con EHAK. Ya no me quedan dudas de que cerrarás más veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son. A tus pasos los llamarán valientes. ¡Qué solos se han quedado nuestros muertos, Patxi! ¡Qué solos estamos los que no hemos cerrado los ojos!"

Es lo que deben de pensar padres como el de Marta del Castillo. Al cabo de más de una década de aquel enero negro en el que su hija salió un momento de su casa para no volver jamás, aún persisten en la desesperada búsqueda del cadáver de esta flor arrancada de cuajo del tallo de la vida y que les condena -a ellos sí- a prisión perpetua sin revisión posible. En cierta manera, la familia de Marta rememora a K, el protagonista de El Castillo. El personaje de Kafka se pasa toda la narración procurando acceder al recinto; ellos llevan lustros tratando de indagar el paradero de los restos de su hija. Sin renunciar incluso a eventuales pactos con los acusados para que condesciendan en darle sepultura. Sus anhelos se han revelado imposibles como los del kafkiano K.

Si, ciertamente, se es padre para toda la vida, tampoco se deja de serlo cuando se producen fatalidades como las que torturan a estos modélicos padres defensores de la prisión permanente revisable, quienes han dado una lección de saber estar y mejor saber decir.

Por eso, se comprenden sus exigencias frente a los resquemores de aquellos a los que se les llena la boca prometiendo que caerá todo el peso de la ley sobre los criminales, pero cuyos compromisos pronto caen en saco roto. Se valen de sociedades que oscilan compulsivamente de la agitación a la abulia, sin encontrar jamás el término medio que ponga las cosas en su justo punto. ¡Cuánto dolor sin esperanza!

No obstante, como decía Walter Benjamín, "sólo gracias a aquellos que no tienen esperanza, nos es dada la esperanza". Algo que no parecen entender los desdeñosos a los que los muertos dejan fríos. Cuando se pierde la vergüenza, ya jamás se da con ella. Así, se origina esa gran degeneración en la que los excesos tienen acomodo, de igual modo que a Juan Belmonte se le encopetó en gobernador su otrora subalterno.

Las fuerzas de seguridad garantes del orden constitucional
“A fuerza de conceder derechos a todo el mundo, la democracia es el régimen que mata con mayor seguridad que la bondad” Albert Guinon
Miguel Massanet diariosigloxxi 20 Marzo 2018

Nadie puede negar que, en España, existen fuerzas empeñadas en conseguir dar el cambio a nuestro actual régimen democrático de gobierno. Dos grupos de ciudadanos que han decidido que se tiene que luchar contra nuestras instituciones, acabar con la Constitución de 1978 e implantar un nuevo régimen, en el caso de las izquierdas más extremas formadas por los comunistas bolivarianos integrados en el partido Podemos y conseguir su emancipación de la nación española, como es el independentismo catalán, con el fin de establecerse como una nación independiente pensando que, si lo logran, van a gozar de una vida mejor y una mayor riqueza, cuando nos referimos a los insurrectos catalanistas que han decidido enfrentarse al Estado español, aún a sabiendas de que las posibilidades de conseguir su objetivo son nulas y que, aunque quienes llevan la batuta de este movimiento saben perfectamente las nefastas consecuencias de su proyecto, no han dudado en engañar, mentir, adoctrinar, falsear las situaciones y tergiversar la realidad, con el taimado propósito de provocar la insurrección y revolucionar a las masas en un intento de poner al Estado ante la necesidad de tomar medidas excepcionales para impedir que se salgan con la suya.

Como es costumbre de todos aquellos que intentan desacreditar a un gobierno, aunque se trate de un país en el que el régimen de gobierno sea el democrático, tanto en el caso del comunismo o el anarquismo como en el de los fanáticos del separatismo catalán; uno de los sistemas que suelen darles mejores resultados para intentar conseguir que, la opinión de los ciudadanos del propio país acepte sus propuestas, como si lo que se proponen es inclinar la opinión internacional en favor de su causa; viene consistiendo en provocar manifestaciones ( siempre las califican de pacíficas, aunque luego resulte que existen alborotadores encargados de provocar incidentes, hostigar y buscar la reacción de la policía o conseguir que las fuerzas antidisturbios carguen contra los tumultuosos, con el fin de que se produzca algún herido o traumatizado) con el propósito de que la prensa, siempre dispuesta a recrearse en el morbo y, en el caso de quienes buscan conseguir buenas imágenes para publicarlas en todos los medios de comunicación, con el objetivo de dar una falsa impresión de lo ocurrido pretendiendo con ello desprestigiar a las fuerzas de seguridad y, de paso, poder cargarle al Gobierno el San Benito de la “crueldad” con la que se reprime a los “inocentes ciudadanos” que sólo reclaman “lo que en justicia se merecen”. Silencio ominoso respecto a cualquier provocación o agresión por parte de los integrantes agitadores que siempre salen indemnes en tales follones.

Curiosamente, en los países donde no existe ningún tipo de democracia; donde el poder se ejerce por la vía totalitaria, despótica, dictatorial y opresiva, es donde la actuación de la policía adicta al régimen no se pone en cuestión, por muy salvaje que haya sido su intervención para acallar a los que reclaman ( en muchas ocasiones con toda la razón) que se les devuelvan sus libertades de las que han sido desposeídos por el gobierno integrado por quienes tienen por único objetivo el hacerse con el poder para, desde su postura radical, hacer uso de todos los resortes de los que disponen para enriquecerse, dominar a los ciudadanos y sustituir a todas aquellas instituciones que funcionan en los países democráticos, para no tener a nadie que cuestione las decisiones del poder. Este caso es, sin duda, el de la nación venezolana bajo la dictadura opresiva y dictatorial del impresentable Maduro, el gran mecenas del partido de Pablo Iglesias, avanzadilla comunista del régimen venezolano en España.

Por desgracia en España estamos en manos de un partido que, después de tener en sus manos la ocasión de poder enderezar el rumbo de la nación durante toda una legislatura, despreciaron la oportunidad y fruto de ello ha sido el gran descalabro catalán y el fortalecimiento de los partidos de izquierdas junto al envalentonamiento de los separatistas que, pese a haber recibido un severo castigo con la aplicación del Artº 155 de la Constitución, consiguieron superar la primera parte de esta medida, hasta conseguir volver a estar en condiciones de hacerse nuevamente con el poder en Cataluña si se ponen de acuerdo y deciden nombrar un presidente de la Generalitat que no tenga deudas pendientes con la Justicia. Si los Mossos de Escuadra de Cataluña han demostrado ser un instrumento más en manos de los separatistas catalanes, por lo que respecta a la Policía nacional y a la Guardia Civil es evidente que el Gobierno ha sido incapaz de darles toda la confianza que se merecían, apoyarlos de forma indubitable y confiar en la inteligencia de los mandos para darles la suficiente autoridad para que pudieran actuar en consecuencia cuando han sido vilipendiados, insultados, escarnecidos y expulsados de los lugares en los que se alojaban, de los que tuvieron que marcharse con las orejas gachas precisamente porque la incuria del Gobierno, el miedo a tomar medidas que pudieran molestar a los partidos de la oposición o a lo que pudieran decir en el extranjero, les ha limitado sus posibilidades de actuación, les ha privado de emplearse con la energía y fuerza de las que están dotados y, finalmente, los ha hecho aparecer como simples estatuas que no tenían otra misión que aguantar impávidos los insultos y agresiones de los que eran objeto, teniendo que tragar bilis ante semejante humillación.

Pero lo que, a primera vista, para algunos españoles, los más ,mojigatos, los que siempre tienen miedo a lo que podrán pensar de nosotros fuera de España, los que con su “buenismo” no consiguen más que las izquierdas vayan consiguiendo hacerse con el poder mientras las derechas, como siempre, no son capaces de reaccionar hasta que llega un momento que para hacerlo de una forma práctica y conveniente no queda otro recurso que volver a lo que, hace años, tuvo lugar cuando las cosas en España se pusieron tan mal que ya no hubo otra solución que el enfrentamiento entre españoles, en una guerra para impedir que el comunismo estaliniano se pudiera implantar en España, algo que no parecen querer reconocer aquellos que todavía siguen creyendo que la Guerra Civil la perdieron porque los alemanes ayudaron a Franco y no por lo que realmente sucedió: que el mando republicano, con sus disensiones internas y en Cataluña con sus pretensiones independentistas, impidieron que los generales “rojos” pudieran organizar sus divisiones de una forma coherente debido a las intrigas que se produjeron entre los mandos republicanos y los dirigentes catalanes, más pendientes de lo que sucedía dentro de Cataluña que de los que era necesario para detener al general Franco. Valga citar los acontecimientos del 4 y 5 mayo de 1937 en los que, los enfrentamientos entre comunistas y ERC contra el POUM y CNT, distrajeron a soldados del frente, que regresaron precipitadamente a Barcelona para enfrentarse los unos contra los otros. Un magnífico regalo a las tropas de los “nacionales” que con seguridad agradecieron de corazón aquellas deserciones tan imprudentes.

En todo caso el tema de los agravios a las fuerzas de seguridad del Estado, el fracaso de la táctica del Gobierno para impedir la celebración del llamado “referendo” del 1 de Octubre y la falta de apoyo de la policía catalana para impedir la apertura de los centros de votación, dejaron a las fuerzas de la policía y la Guardia Civil solos para enfrentarse, en claras condiciones de desventaja, ante los numerosos y fanatizados grupos de separatistas, que supieron mantenerlos en jaque, precisamente por tener la orden de no actuar con la contundencia con la que debieron de haber repelido a quienes se valieron de su contención para humillarlos y, para mayor INRI, luego humillarlos acusándolos de haber actuado de forma salvaje para acabar con una “manifestación pacífica” que luego quedó evidenciado que nada tenía de pacífica y sí mucho de provocación manipulada por los separatistas. Ha tenido que ser la Justicia, la que pusiera en su sitio a aquellos que, desde encima de los autos de la Guardia Civil, intentaban que fueran linchados los agentes que protegían a aquellos funcionarios que llevaban a cabo un registro en el despacho de ERC.

Lo cierto es que los revoltosos consiguieron crear un ambiente enrarecido y contrario a los policías y guardias civiles, intentando crear una atmósfera contraria a ambos cuerpos, inventándose miles de damnificados por las cargas policíacas, para lo que contaron con la complicidad de los mismos funcionarios de los hospitales, como se ha podido demostrar a posteriori cuando se comprobó que los que entraban con una mano vendada salían con la otra en cabestrillo. Todo un plan perfectamente pergeñado para conseguir poner en aprietos a un gobierno que se viene caracterizando por haberse dejado sorprender en todas las ocasiones en las que los catalanistas han querido hacerlo. Es evidentes que las informaciones que, sobre Cataluña, se recibían en Madrid no tenían nada que ver con lo que sucedía en esta parte de España, algo que nos ha tenido en ascuas a todos los españoles que vivimos en esta comunidad que hemos tenido que ver cómo se han cometido errores garrafales, como continuar subvencionando a Cataluña a través del FLA mientras todos sabíamos que, una parte sustancial de tales ayudas, iban a parar en actuaciones en favor de la república de Cataluña.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, hemos podido comprobar como la falta de decisión de un gobierno, que no ha sabido calibrar a tiempo la magnitud del problema del independentismo catalán, ha provocado que nos encontremos en una encrucijada de difícil solución, si tenemos en cuenta que el gobierno actual del PP del señor Rajoy se está tambaleando, algo que queda suficientemente explicitado cuando le escuchamos a don Mariano tocar a rebato pidiendo que sean los militantes, los que llevábamos años pidiéndole que actúe como un verdadero líder, que salgamos a la calle a hacer propaganda del partido. Lo primero que deberían haber hecho es evitar que, los millones de españoles que han dejado de votarles, tuvieran motivos más que suficiente para hacerlo, al comprobar que la deriva del partido se iba torciendo hacia posturas que, evidentemente, nada tenían que ver con los valores y tradiciones de un partido de derechas al que se le ha querido laicizar, deshumanizar y convertir en uno más de los partidos en los que el ideario es lo de menos y, lo que verdaderamente importa, es mantenerse en el candelero sean cuales sean las concesiones ética, morales o patrióticas que sean precisas hacer a tal fin.

COVITE
Víctimas denuncian ante el comisario europeo de DDHH los homenajes a etarras
La Gaceta  20 Marzo 2018

Estos homenajes se llevan a cabo en municipios en los que “además residen víctimas” causadas por los propios terroristas homenajeados.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha pedido al Comisario Europeo de Derechos Humanos que se “pronuncie” y se dirija a los poderes públicos españoles y vascos para que pongan fin a la “impunidad” de los homenajes públicos a etarras cuando salen de la cárcel.

Covite ha enviado al comisario Nils Muiznieks, al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, y al Ararteko, Manuel Lezertua, un informe que recoge medio centenar de “recibimientos” dedicados a miembros de ETA en el último año y medio.

El informe va acompañado de sendas cartas en las que advierte de que los homenajes a etarras “son actos en los que se enaltece el terrorismo, se ahonda en la legitimación de la violencia y se radicaliza a los niños”, ha informado el colectivo de víctimas.

En la misiva enviada al comisario europeo, Nils Muiznieks, Covite denuncia que los recibimientos y “homenajes públicos” en las calles a miembros de ETA cuando regresan a sus pueblos tras salir de prisión se realizan “con total impunidad” y constituyen una “humillación a las víctimas”.

Estos homenajes se llevan a cabo en municipios en los que “además residen víctimas” causadas por los propios terroristas homenajeados, recuerda Covite.

“Ni los poderes públicos vascos ni del Estado hacen nada para evitar” estos homenajes que “violan” la ley de Víctimas del Terrorismo.

Por ello le solicita que “se ocupe de esta cuestión y se dirija a los poderes públicos de España y del País Vasco y de Navarra para que pongan fin a esta impunidad”.

La iniciativa continúa el camino iniciado por la eurodiputada de UPyD Maite Pagazaurtundua, que ha elevado el informe de Covite a la Comisión de Terrorismo de la Unión Europea.

Al Defensor del Pueblo y al Ararteko les “urge” a “cumplir con su obligación de fiscalizar a los poderes públicos” para comprobar que se está aplicando la Ley estatal y autonómica de Víctimas del Terrorismo.

El Defensor del Pueblo y el Ararteko, ante la “dejadez” de las instituciones, considera Covite, “están en la obligación de impedir” que se “enaltezca el terrorismo y se humille a las víctimas en las calles”.

El colectivo que preside Consuelo Ordóñez pregunta si este tipo de homenajes se consentirían en caso de que sus protagonistas fueran “violadores, asesinos múltiples o los yihadistas que atentaron en Cataluña”.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial