AGLI Recortes de Prensa   Lunes 2 Abril 2018

El Gobierno vuelve a mentir sobre el déficit y la deuda
Roberto Centeno elconfidencial 2 Abril 2018

El grupo de profesores y economistas independientes (¹) que hemos venido cuantificando la manipulación sistemática de la contabilidad nacional desde febrero de 2008, cuando MAFO publicó un crecimiento del PIB en el cuarto trimestre del 0,8%, que comparaba con el 0,7% del tercer trimestre, cifra confirmada poco después por el INE, lo que significaba que la economía española, justo al contrario del resto de economías desarrolladas cuyo crecimiento se había desplomado, seguía creciendo, lo que permitiría a Zapatero ganar de nuevo las elecciones, analizamos hoy, utilizando las propias cifras oficiales, cómo el Gobierno ha vuelto a mentir sobre el déficit y los ingresos públicos correspondientes a 2017.

Y lo más importante, no solo que el 80% de la población se haya empobrecido desde 2008 y destruido un 12% de la clase media, no solo que la tasa de paro se haya duplicado (desde el 8,6% en 2007 al 16,5% en 2017), no solo que el riesgo de pobreza esté en máximos históricos (más de 13 millones de personas) y seamos el país con mayor desigualdad de Europa —la renta de los hogares jóvenes, aquellos cuyo cabeza de familia tiene menos de 35 años, cayó en un 22,5% entre 2011 y 2014, y en términos de riqueza neta la situación es aún más dramática, cayó en un 46%, solo tienen deudas, algo que no ha sucedido en ningún otro país— o que el sistema de pensiones esté quebrado. Lo verdaderamente relevante que resume el desastre económico a que nos ha llevado el régimen del 78 —algo que todos los analistas y medios casi sin excepción están ocultando a los españoles— es que el país entero está quebrado, es decir, que lo peor está por llegar.

La deuda pública total (pasivos en circulación) —que no la falsa cifra de la deuda PDE, una convención contable de Bruselas que no recoge toda la deuda aunque la clase política y los medios la presentan como tal— es del 138% del PIB oficial, y sobre todo que por cada euro de crecimiento oficial necesitamos endeudarnos en varios euros —casi dos en 2017—, una situación en la que hasta un niño de primaria se daría cuenta de que España no camina hacia la recuperación sino hacia la suspensión de pagos, algo que sucederá en cuanto el BCE deje de comprar deuda y empiece a elevar los tipos de interés hoy negativos. Esta es la realidad y todo lo demás es simplemente negarse a contemplar los grandes agregados macroeconómicos y extrapolar las consecuencias, como ha ocurrido con las pensiones. Y sobre todo mantener el despilfarro político que supone el Estado autonómico, que es quien está llevando a la ruina a esta gran nación.

El pasado martes santo, el ministro Montoro compareció en rueda de prensa para anunciar que España había cerrado el año 2017 con un déficit del 3,07% y para presentar las cifras generales del, nuevamente optimista, proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018. Se mostraba contento porque, según él, España había cumplido el objetivo de déficit con Europa, aunque se mostró molesto cuando algún periodista le preguntó las razones por las que el Gobierno no había contraído un poco más el déficit siete décimas (cosa bastante sencilla) para llegar al 3% y de ese modo que España pudiera abandonar el dudoso honor de ser el único país que se mantendría en 2018 bajo el Protocolo de Déficit Excesivo. Una vez más, y sin que le tiemble el pulso, porque con una oposición de indocumentados y unos medios a su servicio nadie le pide la verdad, ha vuelto a mentir en todas las cifras esenciales.

En primer lugar, si tomamos las cifras publicadas por el Banco de España, la financiación de las administraciones públicas ha necesitado un endeudamiento de 36.233 millones de euros en 2017, precisamente para cubrir el déficit de tres de las cuatro AAPP. La cuarta, la Seguridad Social, ha necesitado sacar del Fondo de Reserva 6.834 millones para cubrir el déficit. En total, 43.067 millones de euros.

Por lo tanto, como mínimo, el déficit de 2017 ha sido el 3,7% del PIB (eso si hacemos como que nos creemos la cifra de PIB) y no el 3,07%. Es decir, España, a diferencia de lo que el Gobierno afirma, ha incumplido el objetivo que tenía acordado con Bruselas.

En segundo lugar, Montoro mostró en unas diapositivas a los asistentes a la rueda de prensa las cifras de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. En ellas, afirma que se recaudaron 198.000 millones de euros en 2017. Sin embargo, lo cierto es que, según los datos publicados por la Agencia Tributaria, la recaudación en 2017 fue de 193.951 millones de euros. Por lo tanto, Montoro ha vuelto a incumplir por enésimo año el objetivo de Presupuestos, ya que pronosticó una recaudación de 200.963 millones y se ha quedado más de 7.000 millones por debajo.

En tercer lugar, en esas mismas diapositivas, Montoro pronostica una recaudación 'récord' para 2018, nada más y nada menos, que de 210.015 millones de euros que le permita alcanzar el objetivo de déficit del 2,2% pactado con Bruselas. Esto supone una subida del 8% sobre 2017. Sin embargo, esta previsión, tanto de recaudación como de déficit, es pura ciencia ficción si tenemos en cuenta las diferentes partidas incluidas en los Presupuestos (pendientes de aprobarse en el Congreso) que reducirán la recaudación (reducción del IRPF y otras deducciones) y aumentarán el gasto (subida salarial de funcionarios, equiparación salarial, subida de pensiones, etc.). Mal empieza Montoro, ya que solo en los dos primeros meses del año la recaudación apenas ha crecido un 2,5%, mientras que los gastos de la Seguridad Social han crecido otro tanto.

En cuanto a la Seguridad Social, el agujero total en 2017 ascendió a 35.416 millones, cifra que no han visto Uds. por ningún lado pero que es la diferencia entre los ingresos y los gastos. Esta cifra incluye tres partidas: la primera, las 'Transferencias corrientes' del Estado, 16.475 millones, para pagar fundamentalmente los complementos mínimos y las pensiones no contributivas; la segunda, “Activos financieros”, con 8.748 millones de los que casi 8.000 es lo sacado de la hucha de las pensiones, y finalmente, “Pasivos financieros”, 10.193 millones, que es la aportación directa del Estado conseguida a través de un incremento de la deuda pública en la barra libre del BCE. Cara a 2018, la situación se presenta peor aún, ya que los PGE 2018 como antes los de 2017, y como antes todos los demás, son de pura ciencia ficción. Y es que el problema de las pensiones es de sostenibilidad y no de revalorización, como erróneamente creen la mayoría de pensionistas, que una vez más se han dejado engañar por las migajas que Rajoy y la casta política al completo acaban de ofrecerles. Pronto saldrán de su error.

En conjunto, y como ya hemos explicado, la deuda total de las administraciones públicas, según los datos publicados por el Banco de España, ha alcanzado la descomunal cifra de 1,6 billones de euros, es decir, el 138% del PIB. En seis años, el Gobierno de Rajoy ha endeudado a los españoles en 646.378 millones de euros, la cifra más alta en términos de PIB de toda la historia. Solo en 2017, la deuda ha aumentado en 53.816 millones de euros. Esta evolución demuestra que el nivel de recaudación sobre la deuda hace imposible la amortización de la misma, colocando a España en una situación extremadamente grave ante el inminente cese (anunciado por Mario Draghi) de la compra de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo, lo que puede provocar el colapso de las cuentas públicas al no poder acceder al nivel de financiación requerido, con la correspondiente subida de tipos que dispararán el déficit público.

En conclusión, España ha vuelto a incumplir el objetivo de déficit con Bruselas. El Gobierno ha incumplido los Presupuestos de 2017 y ha elaborado unos Presupuestos para 2018 imposibles de cumplir, ya que no ha aplicado medidas correctoras (por ejemplo, la reducción de gastos superfluos, industria política, duplicidades e ineficiencias o reducir coste de intereses amortizando deuda) para corregir los efectos negativos de reducción de recaudación tributaria y aumento del gasto público que provocarán las nuevas medidas incluidas. Además, ha cometido el gravísimo error de considerar que podrá seguir emitiendo deuda sin problema a unos tipos de interés muy bajos durante todo 2018, cosa que no ocurrirá a partir de otoño, provocando un aumento considerable del gasto y la asfixia de las cuentas públicas, poniendo incluso en peligro el pago de las pensiones y los salarios públicos a partir de 2019.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------
¹Roberto Centeno, catedrático de Economía de la UPM.
Juan Laborda, profesor de Economía.
J. C. Bermejo, economista y empresario.
J. C. Barba, analista económico y empresario.

Falacias fiscales
Amando de Miguel Libertad Digital 2 Abril 2018

Todo esto de los impuestos es demasiado importante como para dejarlo en manos de los expertos. Desde luego, se agradece que los llamen "impuestos", porque se imponen. Mejor todavía "tributos". Lo de "fiscal" alude al fisco, la cestita que se pasa en las iglesias para el óbolo que dan los feligreses voluntariamente y con el mayor espíritu. Pero los impuestos son obligatorios, coercitivos. Nada de cestita; el símbolo mejor es el trabuco.

Desde hace cuarenta años venimos oyendo los españoles la cantinela de que van a bajar los impuestos, los están bajando, plantean reformas fiscales para que paguen más los que más tienen o más ganan. En conclusión, la política fiscal de todos los Gobiernos se propone disminuir las desigualdades de renta en la población. Claro está, si se hubieran cumplido tales anuncios y promesas, ya no habría ni ricos ni pobres; todos perteneceríamos a una amplia capa igualitaria. Nada de eso se ha producido. Es más, cunde la sospecha de que, después de tanta reforma, los ricos evaden legalmente sus obligaciones fiscales con la mayor naturalidad. Eso, sin entrar en el ominoso capítulo de la llamada corrupción. De la cual, como en el caso del iceberg, solo vemos la parte que asoma por la superficie. En definitiva, las declaraciones de los políticos de turno sobre el particular son más falsas que los euros de plástico.

La realidad vivida y doliente nos dice que cada vez menudean más los impuestos de todo tipo, incluidos multas, recargos y todo tipo de pagos directos o indirectos al voraz Fisco. Nos cobra incluso un 5% de interés si nos acogemos a la necesidad de tener que fraccionar los pagos a Hacienda.

Sobre el particular abundan las declaraciones falaces de los políticos, sean del Gobierno o de la oposición. Por ejemplo, en estos días aparece como desiderátum igualitario y progresista la propuesta de la izquierda para que las pensiones de los jubilados suban cada año en términos nominales el equivalente del índice de precios al consumo. Aparte de que ese indicador sea poco válido, el hecho es que, si se cumpliera tal exigencia (que el Gobierno no la admite) el nivel de vida de los jubilados se consideraría estanco. Es decir, los pensionistas en esas condiciones no se beneficiarían del índice de crecimiento económico, que supera oficialmente el 3% en términos reales. Más valdría considerar cuánto sube el precio de la electricidad o de los medicamentos para percatarnos de que el nivel de vida de los pensionistas es cada vez más bajo.

Otra falacia es que el monto (ahora se dice "montante") de los impuestos se destina mayormente al "gasto social". No señor. La mayor parte de lo que recaudan las Administraciones Públicas (pues son varias) se destina al pago del personal, incluido un número creciente de puestos "a dedo". Un gasto que crece sin parar es el destinado a mantener los partidos y sindicatos. No se entiende muy bien por qué un contribuyente cualquiera (ahora se dice "ciudadano") deba sufragar obligatoriamente el partido o sindicato con el que no se identifica. No parece que tal obligación responda a los ideales de libertad e igualdad.

El nudo de la cuestión está en que unas personas tienen más facilidades legales para repercutir en otras el importe de los impuestos que pagan. El caso eminente es el de los comerciantes, profesionales, empresarios y en general todos los que venden algo a otras personas. Es muy fácil que traten de trasladar el aumento de sus impuestos en los precios de lo que venden. Pero resulta que las otrora llamadas clases pasivas lo son porque no venden nada. Es decir, son las que realmente se tragan los impuestos, incluso aunque parezca que se los "devuelven" en la declaración de la renta.

Rajoy frenó el 155 en la educación catalana tras una llamada de Pedro Sánchez
Fernando Garea elconfidencial 2 Abril 2018

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, llamó a Mariano Rajoy para que frenara la intención del Gobierno de utilizar el artículo 155 para modificar el modelo educativo catalán, según fuentes del Ejecutivo y de los socialistas. El líder de la oposición trasladó al presidente del Gobierno su opinión contraria a utilizar ese artículo que interviene la autonomía para introducir cambios en la enseñanza en castellano. Su argumento lo reforzó con el apoyo del PSOE en su momento a la aplicación del artículo 155 lo más limitada posible y sin extenderse a la educación.

Según dichas fuentes, el presidente del Gobierno accedió a la petición y dio orden de frenar las intenciones que habían expresado públicamente esos días destacados ministros.

Por ejemplo, a mediados de febrero, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, anunció que se incluiría la llamada "casilla lingüística" en Cataluña para garantizar la enseñanza en castellano. Y después de declaraciones contradictorias de ministros, el pasado 4 de marzo, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, proclamó que es imposible alterar el modelo educativo de Cataluña con el 155.

Desde que se aplicó el 155 ha habido una relación fluida con el PSOE, incluyendo algunos momentos de tensión en los días previos y posteriores al 1-O

Desde que el Gobierno empezó a lanzar la idea de llevar a cabo esta reforma, se encontró siempre con la oposición del PSC. Sí tuvo apoyo de Ciudadanos, el otro partido que apoyó en su momento la aplicación del artículo 155. De hecho, en la campaña electoral de Inés Arrimadas, la educación en castellano era uno de los puntos fundamentales.

Desde que en octubre se decidió en La Moncloa aplicar el 155 en Cataluña, ha habido una relación fluida con el PSOE, incluyendo algunos momentos de tensión como los días previos y posteriores al referéndum ilegal del 1 de octubre, cuando Rajoy garantizó a Sánchez que no habría urnas o cuando los socialistas no ocultaron su malestar por la actuación policial.

Convoca las mayores oposiciones en décadas
Así puntúa el Gobierno de Puig para ser profesor: 2 puntos por el valenciano y 1,5 por el título
Agustín de Grado okdiario 2 Abril 2018

El PSOE valenciano se hace nacionalista y reivindica raíces identitarias desde 1238 con Jaime I

Nueva vuelta de tuerca en la implantación de la dictadura lingüística en la Comunidad Valenciana. El conocimiento del valenciano tendrá la mayor puntuación en la mega-oposición que el gobierno del socialista Ximo Puig ha convocado para cubrir 3.000 plazas fijas de maestro en Infantil y Primaria antes del verano. La consejería de Educación, en manos del nacionalista Vicent Maza (Compromís), ha utilizado los méritos que no vienen dictados por el Ministerio de Educación, y que son comunes para todas las regiones, para primar a los aspirantes que dominen el valenciano.

Los opositores que acrediten el nivel C2 de valenciano o estén en posesión del Diploma de Maestro en Valenciano podrán sumar los dos puntos del tercer apartado de méritos contemplados en la oposición, tras la experiencia docente previa (con la que se puede sumar un máximo de 7 puntos) y el expediente académico (que no puede otorgar más de 5 puntos). Ni le título equivalente ni la capacitación de lengua extranjera serán valorados con la importancia que la Consejería de Educación ha decidido otorgar al valenciano. Y lo mismo sucede el resto de las titulaciones permitidas en la parte de formación académica.

Así, el valenciano sumará 2 puntos, por solo 1,75 del certificado de capacitación en lengua extranjera y 1,5 si el nivel es C2, el mismo que otorga 2 puntos al valenciano. En definitiva, que el dominio del valenciano puntuará más que el de cualquier otra lengua.

El mayor mérito, dominar el valenciano
Además, los 2 puntos del valenciano es la mayor puntuación que pueden alcanzar los opositores en cualquiera de los apartados que permiten valorar la formación académica. Por el expediente de la titulación sólo se podrán sumar 1,5 puntos. Por el título de doctor o de suficiencia investigadora, apenas 1 punto. Y por el premio extraordinario de postgrado, apenas 0,5 puntos. Presentarse a la oposición con otras carreras añadidas, sólo supondrá 1 punto más.

De poco servirán también acreditar cursos de formación permanente: 0,75 puntos, que se reducen a 0,25 si lo que se ha realizado son cursos de formación permanente con nuevas tecnologías aplicadas a la educación.

Estas oposiciones, las de mayor oferta en muchos años, llegan en un momento donde muchas asociaciones de padres han comenzado a combatir la política lingüística impuesta por el PSOE y su socio nacionalista de Compromís. Las Cortes valencianas aprobaron el pasado mes de febrero, con el respaldo de PSPV, Compromís, Podemos y sus confluencias y el rechazo del PP y Ciudadanos, la ley que consagra la dictadura lingüística catalanista en la Comunidad Valenciana.

La nueva norma por la que, teóricamente, se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano, establece con carácter general que el tiempo mínimo impartido en valenciano y en castellano debe ser de un 25% en ambos casos, y entre el 15% y el 25% en inglés.

El nuevo marco establece seis niveles educativos entre los que los centros deberán escoger. Estos niveles se establecen en función de las horas dedicadas a cada uno de los tres idiomas incluidos en el plan, y corresponde a los Consejos Escolares decidir a cuál de ellos acogerse por una mayoría de dos tercios, con la decisión en manos de la Consejería en el caso de que no se alcanzase dicha mayoría.

Desde entonces los padres valencianos han perdido influencia en la educación de sus hijos, ya que la decisión ha quedado en manos de estos Consejos, en los que los progenitores cuentan con representación, pero donde no son el único colectivo incluido.

EN UN COMUNICADO
La banda terrorista ETA agradece a sus miembros haber matado
La Gaceta  2 Abril 2018

Covite insta al Gobierno a “disolver” de una vez por todas lo que queda de la banda terrorista de ultraizquierda ETA y a “frenar” cualquier tipo de acto público que sirva para blanquear su historia.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha urgido al Gobierno a “disolver de una vez por todas lo que queda de la banda terrorista de ultraizquierda ETA y a frenar cualquier tipo de acto público o de panfleto radical que sirva para blanquear su historia criminal y para agradecer a sus miembros haber asesinado”.

Covite se ha referido en un comunicado al escrito hecho público por la organización terrorista con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria) dedicado a “honrar” a sus militantes. En su comunicado, enviado al diario Gara, ETA no hace referencia expresa a su posible disolución, pero sí admite que el “proceso de debate que está a punto de concluir” y explica que esta declaración de hoy será la primera de las que se harán públicas en este proceso. Asimismo, incluye un reconocimiento a los “miles y miles de ciudadanos y ciudadanas vascas que han estado en ETA o con ETA, luchadores surgidos del pueblo”.

La asociación de víctimas ha urgido al Gobierno a disolver a ETA y ha asegurado que “un Estado democrático no puede permitirse presenciar desde la barrera cómo una organización terrorista presume de su fanatismo y honra públicamente a sus miembros”.

En su opinión, la alabanza de ETA a sus militantes es una “muestra más de que la organización terrorista no se ha desmarcado ni un ápice de sus postulados fanáticos” y que “está dispuesta a seguir justificando su trayectoria y a elevar a los altares a los responsables de asesinar, herir, secuestrar, extorsionar y amenazar a miles de personas en las últimas décadas”.

Insiste en que resulta “incomprensible que el Gobierno no haya tomado ya la iniciativa de disolver a la organización” y exige que “las Fuerzas de Seguridad lo hagan antes de que tengamos que presenciar un nuevo teatro como el falso desarme de Bayona (Francia), con supuestos avales internacionales que socavan la dignidad de la sociedad española”.

Por último, el colectivo ha alertado del “peligro que supone para las nuevas generaciones que terroristas sean tratados como héroes y que se homenajee su currículo criminal por su ‘sacrificio’ y su ‘responsabilidad'”. “El riesgo de radicalización de jóvenes del País Vasco y Navarra se eleva exponencialmente con cada alabanza a un terrorista por el único mérito de haber pertenecido a ETA y estar orgulloso de ello”, ha añadido.

Covite ha opinado además que dicho riesgo se “agrava por el hecho de que los herederos políticos de ETA, que siguen sin condenar a la banda y asumen sus postulados totalitarios, son la segunda fuerza en el País Vasco y forman parte del Gobierno de Navarra”.

Desenmascarando la propaganda anti-israelí
EDITORIAL Libertad Digital 2 Abril 2018

La propaganda anti-israelí, como suele ocurrir, ha calado nuevamente en los medios occidentales para censurar las acciones del Ejército israelí

La organización terrorista palestina que detenta el poder en la Franja de Gaza inició el pasado viernes una nueva ofensiva contra Israel, organizada en esta ocasión en forma de una Gran Marcha de Retorno que mantendrá las movilizaciones junto a la frontera israelí hasta el próximo 15 de mayo, fecha en la que se conmemorará el 70 aniversario de la creación del Estado judío.

La propaganda anti-israelí, como suele ocurrir, ha calado nuevamente en los medios occidentales para censurar duramente las acciones de las Fuerzas Armadas de Israel, dirigidas fundamentalmente a preservar la soberanía territorial del Estado hebreo. Han muerto diecisiete activistas palestinos (la mayoría de ellos, terroristas convictos y confesos) y han resultado heridas decenas de personas, un saldo trágico inevitable cuando una fuerza terrorista utiliza escudos humanos en sus escaramuzas contra un Estado soberano que es, por desgracia, la táctica habitual de los terroristas de Hamás.

Israel ya ha reafirmado su disposición a preservar la seguridad de su frontera, amenazada por el grupo terrorista islamista que controla la Franja de Gaza con mano de hierro desde que en 2007 se impuso en la Guerra Civil desatada contra la Autoridad Palestina de Mahmud Abás. Desde el inicio, Hamás no ha ocultado sus intenciones de destruir el Estado de Israel utilizando para ello todo tipo de acciones terroristas contra la población civil hebrea, que solo las medidas de seguridad fronterizas implantadas por Israel han contribuido a paliar.

En contra de lo que sugieren los medios izquierdistas, Israel no tiene presencia en la Franja de Gaza, origen de los actuales disturbios. Muy al contrario, el Estado judío abandonó sus posesiones legitimas de manera unilateral en 2005, aunque para ello tuvo que despojar a muchos ciudadanos israelíes de sus propiedades. Desde entonces es la organización terrorista Hamás la que detenta el poder en la región, en abierta rebeldía con la otra facción palestina, Al Fatah, con la que se niega a establecer un Gobierno de unidad respetuoso con los principios democráticos.

La actual ofensiva de Hamás en Gaza no es, por tanto, una manifestación del pueblo palestino en defensa de sus derechos ancestrales. Diga lo que digan la izquierda y sus altavoces mediáticos, estamos tan solo ante la enésima utilización de la población civil por parte de una organización terrorista para mantener la tensión con el Estado judío y alimentar sus luchas intestinas por la primacía en el movimiento palestino.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Inaceptable chantaje del PNV
EDITORIAL El Mundo 2 Abril 2018

Resulta intolerable que el lehendakari vasco y el presidente del PNV hayan utilizado la celebración del Aberri Eguna (día de la patria) para despreciar el Estado de derecho y hacer un alegato contra la actuación de los tribunales de justicia. En sintonía con los argumentos de los independentistas catalanes, Andoni Ortúzar afirmó que en España hay "gente en la cárcel por defender ideas políticas" y sostuvo que la "voluntad popular" debe estar "por encima" de los jueces, un discurso más propio de modelos políticos totalitarios felizmente superados. El acto del nacionalismo vasco no sólo sirvió para mostrar la solidaridad del PNV con el independentismo catalán, sino para chantajear al Gobierno, al tasar su apoyo a los Presupuestos a la retirada del artículo 155, una medida perfectamente constitucional que fue autorizada por las Cortes. Es cierto, que en un tono más conciliador (algo ya habitual en el reparto de papeles entre ambos líderes), Iñigo Urkullu instó a formar «un Gobierno estable y sólido» que "recupere el autogobierno" en Cataluña, pero no desaprovechó la ocasión para acusar a "España" de abordar la crisis "desde el estrecho margen de la acción judicial y penal".

Harían bien Urkullu y Ortúzar en mostrar el respeto institucional que merece la acción democrática del Estado para hacer frente al desafío independentista. Y de actuar con altura de miras y responsabilidad de Estado para facilitar que nuestro país pueda tener unos Presupuestos aprobados, tal y como demanda la mayoría de la sociedad española y nos exigen nuestros socios de la UE. El Gobierno se ha mostrado receptivo a las demandas de los nacionalistas vascos, que la semana pasada pudieron presumir de superávit gracias, en parte, a los casi 1.250 millones de euros recibidos de Hacienda por la actualización del Cupo. El nacionalismo no puede pretender disfrutar de impunidad en la defensa de sus legítimos intereses. En un Estado de derecho, el cumplimiento de la ley es un deber que incumbe por igual a todos los ciudadanos y muy en especial a quienes ostentan cargos de responsabilidad institucional y política.

Durante su intervención, Ortúzar se refirió también a la banda terrorista ETA, a la que pidió que "asumieran con claridad su trágico legado y la injusticia de sus actos", ahora que "están a punto de bajar definitivamente la persiana". Sin embargo, coincidiendo con la festividad nacionalista, ETA difundió un comunicado a través del diario Gara en el que no hacía referencia alguna a su posible disolución, y en el que sólo admitían la existencia de "un proceso de debate que está a punto de concluir". Lo único aceptable que pueden hacer los etarras que siguen en activo es anunciar su disolución definitiva, entregar las armas que aún conservan y ponerse a disposición de la Justicia para ayudar a esclarecer los casi 400 asesinatos de la banda que están pendientes de resolución.

Insurreción y violencia.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 2 Abril 2018

NI PSOE NI PP QUIEREN INTERVENIR TV3 Y RAC1. PUIGDEMONT NO SE RINDE, PERO ESTÁ PRESO. LA PRIMAVERA DE LOS GOPISTAS ES “QUEMAR” LAS CALLES.

Es algo bien sabido que una de las principales armas de los golpistas ha sido el uso de los medios de comunicación públicos para sus campañas de desinformación y de adoctrinamiento de la población. Estos medios públicos pagados con los impuestos de todos los españoles son concretamente TV3 y RAC1. Y es en esos medios donde se cobijan militantes del independentismo más radical, tanto en cargos de máxima responsabilidad como su director Vicent Sanchís, como en programas de todo tipo-. Informativos, magazines, y supuestamente culturales. Programas cuyos presentadores se comportan como auténticos predicadores donde se injuria con total impunidad a España, se quema su constitución y se emiten vídeos donde se dispara contra dianas con fotos de los principales representantes del Estado español, el Rey, el Presidente del Gobierno, etc.

Y no es que los partidos mencionados no conozcan la gravedad de estos hechos, ni el papel de esos medios en la consecución del golpe de Estado como colaboradores necesarios. Son plenamente conscientes de sus actuaciones. Sin embargo, ha sido precisamente la negativa de Pedro Sánchez y del PSOE a intervenir esos medios de comunicación la responsable de que, a día de hoy, siga siendo un arma de propaganda y de terrorismo informativo en manos de los golpistas. Ha sido el PSOE con su defensa irracional de un medio que claramente está dominado y contaminado por el independentismo radical militante, el único responsable al exigir al Gobierno de España que no tome el control de esos medios y no se garantice la neutralidad informativa sin sesgos políticos de ninguna clase. Claro que eso es mucho pedir a quienes desde la transición han hecho de TVE1 su campo de batalla ideológico y su medio propagandístico y de desinformación.

Y es que la neutralidad informativa es algo que es imprescindible en los medios públicos de comunicación. Aunque esa deontología profesional debería ser la norma y no la excepción también en los medios privados, cuya influencia en la sociedad es más que evidente. Cadenas como la sexta y presentadores como Ferreras, o la Cuatro y Ruíz, deberían ser trasmisores veraces de la información y no transformarse en formadores mercenarios de opinión. Porque hay periodistas que usan sus púlpitos audio visuales para dejar paso a sus filias y fobias personales en cuantas noticias manejan, con la complicidad manifiesta de los responsables de las emisoras o de los periódicos. Y sí, la opinión es libre, pero no la manipulación y el sectarismo indisimulado. La crítica es útil siempre que sea constructiva, pero lo que hacen esos presentadores solo tiene un componente destructivo del oponente político dando voz y visibilidad a radicales y anti sistemas.

Pero además de todo lo anterior, ningún medio público puede ser usado como propulsor de una rebelión contra el Estado de Derecho. Quemar la Constitución de España es atentar contra la convivencia de todos y una llamada a la desobediencia y la insumisión. Porque fue una auténtica manipulación informar de forma sesgada, como hizo la TV3 en el día del referéndum ilegal, mostrando imágenes en las que la violencia se atribuía a una sola de las partes, la policía Nacional y Guardia Civil, que cumplían con su deber de intentar impedir ese referéndum declarado ilegal por la Justicia, sin mostrar la violencia de la otra parte, esos nada pacíficos manifestantes que acosaban a las FFyCCSE, les lanzaban toda clase de objetos y bloqueaban los accesos a los colegios electorales, incluso con tractores a las puertas. Unos manifestantes llamados a desobedecer por el mismo Gobierno de la Generalidad, partidos golpistas y asociaciones civiles como la ANC y OMNIUM que ya habían protagonizado otros sucesos violentos como el acoso a los agentes del juzgado en la Consejería de Economía.

Es evidente que la TV3 y la RAC1 son reducto de profesionales comprometidos con la independencia de Cataluña y que usan esos medios de comunicación públicos para difundir esa ideología única independentista, vulnerando los derechos fundamentales de los ciudadanos a recibir una información veraz y neutral. Creo imprescindible que se actúe de forma que se garantice la neutralidad de la información. Y ello pasa por apartar de sus puestos a quienes han demostrado un sectarismo contrario a ese principio, vulnerando además la deontología profesional que debería guiar a todo periodista. Informar mintiendo es otra forma de violencia, una apología de ella buscando la reacción de quien recibe esa información. Una forma de actuación típicamente nazi, de regímenes totalitarios. Y de eso en España desgraciadamente tenemos experiencia con la dictadura de Franco.

Y aquí quiero mostrar mi personal reconocimiento al gran actor José Sacristán, que en una entrevista ha manifestado su opinión de forma rotunda y clara respecto a la falacia, hipocresía y manipulación burda de la historia por parte de esos partidos políticos de ultra izquierda como PODEMOS a los que acusa de no tener ni puta idea de lo que fue la etapa del franquismo ni lo que se jugaron los de la izquierda durante esa etapa y la transición. Citó a Albert Camús en la obra de Calígula al decir lo de “la necedad es homicida, Cesonia” y las necedades que hace esta nueva izquierda, con especial mención al rapero de culto de ese partido al que dedicó algunos epítetos gruesos. Por supuesto que dentro de la libertad de expresión a la que tanto aluden los líderes de esa formación de corte bolivariano revolucionario.

Pero lo que hacen TV3 y RAC1 no es libertad de expresión sino simplemente delitos de manipulación informativa y actos de injurias a símbolos de España. La libertad de expresión termina donde se vulneran los derechos de los demás.

El que no deja de “rajar” es el fugitivo Carles Puigdemont que desde su cómoda prisión en Neumünster, Estado federal de Schleswig Holstein, Alemania, lanza admoniciones como “Que todo el mundo lo tenga claro: no claudicaré, no renunciaré, no me retiraré ante la actuación ilegítima de los que han perdido en las urnas ni ante la arbitrariedad de los que están dispuestos a pagar el precio de abandonar el estado de derecho y la justicia por la unidad de la patria”. No sé cómo calificar este texto salvo el canto del cisne antes de morir políticamente. Porque esa resistencia es la que está llevando a la comunidad de Cataluña a estar en un bloqueo institucional e intervenida desde que se constituyó el nuevo Parlamento. Una resistencia y empecinamiento en la rebelión que no calma los ánimos de una sociedad fanatizada y frustrada ante la determinación legítima del Estado de derecho en defender esa unidad de la nación frente a quienes quieren destruirla. Los golpistas sí que han perdido en las urnas, en votos, porque el reparto de escaños solo es posible por una ley electoral donde no existe igualdad democrática en la que todos los votos tengan el mismo valor.

Una violencia que los partidos golpistas están dispuestos a mantener cuando llaman a los ciudadanos a “la primavera catalana” que consiste en “quemar las calles”. Es decir, repetir e incrementar los actos vandálicos de auténtica “Kale Borroka” terrorismo callejero, que practicaban los cachorros de la ETA en el País Vasco y Navarra. Y sí, Pepo Guardiola, eso es violencia y la comparación no es miserable sino totalmente justa y ajustada a la realidad de los hechos. ¡Ah claro! Que esas imágenes no se muestran en esos medios de información que controla el independentismo. Pero los demás medios sí que lo hacen. Las ideas son libres pero el fanatismo es un síntoma de corrupción del pensamiento, un síntoma de una enfermedad llamada intransigencia perniciosa cuya característica es el descontrol de las funciones cognitivas y signos de extrema violencia verbal y física.

Pues que sepan estos pirómanos que en España ponemos todos nuestros esfuerzos en apagar los incendios para proteger nuestro patrimonio y les perseguimos sin descanso hasta ponerles ante la justicia para que paguen por sus delitos.

¡Que pasen un buen día! (Hoy es el día más importante de la religión cristiana que anuncia la resurrección de Jesús de Nazaret. Es la base fundamental de la fe sin la cual nada tendría sentido para los creyentes. Prefiero no inmiscuirme en las creencias de nadie y dejar que cada uno ponga sus esperanzas en otra vida tras la muerte si ello le ayuda a vivir la presente. Respetémonos).

El batasunismo 'cinco estrellas'
Carlos Mármol cronicaglobal 2 Abril 2018

Uno de los (falsos) mitos que ha logrado colocar en la agenda mediática internacional el independentismo catalanufo, que congrega bajo la sombra (subvencionada) de la misma causa a los pijos de la Upper Diagonal y a los carlistas del país interior, es que el prusés es un proyecto democrático y pacífico. Donde se vota (aunque sean pantomimas) y reina la libre elección. Eso cuentan los exiliados de la diáspora dorada, que no son tales, sino simples fugados de la justicia. Lo repiten también los políticos presos --cada vez más-- al invertir los términos de su denominación para dotarse de una dignidad que no conocen ni por el lomo.

Los indepes, que hasta ahora han jugado a la revolución de salón sin padecer ni una sola de sus consecuencias, insisten en implantar en el Noreste de la Península un régimen donde la identidad, el patrimonio y la libertad se ordenarían por decreto tribal. Una deliciosa republiqueta donde ellos, los señores de la patria, ordenarán a los jueces (catalanes) quiénes deben entrar y salir de la cárcel y cuál es la ley (catalana) que, con independencia de si ha sido sancionada lícitamente o no, debe regir en sus dominios. La suya es una extraña forma de democracia? que consiste en hacerse el sordo cuando hablan los demás, fingirse ciego ante las evidencias e, igual que los adolescentes caprichosos, patalear cuando alguien les recuerda que la vida adulta consiste en crecer y asumir las propias frustraciones.

Tras toparse con el muro de la ley, la estación terminal del tren del prusés, descarrilado por la higiénica aplicación de la Constitución, las huestes catalanufas han decidido tirarse al monte --Barcelona es una ciudad con la inmensa fortuna de tener mar y montaña-- y replicar, a su manera, los célebres hábitos de los gudaris abertzales, esos cráneos privilegiados. Todos los partidos y grupúsculos de la cosa están ya trabajando en esta línea, igual que en su día sucedía en Euskadi: buscan trasladar el frentismo político a la calle. Amplificar la agitación social. Enfrentar a unos catalanes con otros. Ya está ocurriendo: los Comités de Defensa de la República (CDR) ejercen como parapolicías ideológicas; los Mossos, convertidos desde el principio en un cuerpo partidario, continúan bajo sospecha; los actos de hostigamiento contra quienes ejercen cualquier clase de libertad personal --los periodistas de esta casa; los políticos de las fuerzas constitucionalistas-- se han convertido en cotidianos, igual que las esteladas en los balcones, las miradas de desconfianza al doblar ciertas calles, los escraches, los cortes de carretera, las llamadas a la huelga general --con unos sindicatos entregados a quien les paga-- y otros espantos más que deseamos que no pasen a mayores.

Después de vivir el mayor atentado desde el 11-M, Cataluña tiene más motivos para preocuparse por esta batasunización indepe que por los terroristas confesos. Los muertos de las Ramblas dejaron muy pronto de importarles los soberanistas, para los que sólo cuenta su credo político. Los únicos muertos que les interesan son sus mártires. Necesitan tontos útiles que se crean héroes por hacer pintadas en la casa del juez Llarena y en las sedes de Cs, PSC y PP. El amedrentamiento social contra los enemigos de la fe (procesista) ha obligado al Gobierno a aumentar hace días los escoltas policiales de los líderes constitucionales. Un síntoma de que una parte de la sociedad en Cataluña, aquella que ha decidido dejarse conducir (al abismo) por estos mesiánicos salvapatrias, ha perdido definitivamente el oremus.

Hay quien piensa que relacionar la deriva soberanista con el monstruo del fascismo es una comparación exagerada. A nosotros nos parece bastante exacta. Tzvetan Todorov, uno de los pensadores más brillantes de los últimos tiempos, escribió: “El totalitarismo reproduce características de la sociedad de ayer en un marco moderno y busca someter al individuo al grupo para imponer unos únicos valores a toda la sociedad”. ¿No es esto lo que ahora mismo está ocurriendo en Cataluña? Vasili Grossman, autor de Vida y destino, advierte de cuál es el método para conseguirlo: “El totalitarismo no puede renunciar a la ininterrumpida, directa o enmascarada, violencia. Si lo hiciera, perecería”. Cataluña tiene que lidiar con un demonio tan inquietante, o más, que el integrismo salvaje: este nuevo batasunismo cinco estrellas.

Dar cancha al adversario es exponerse al fracaso
El Gobierno se expone a que la actividad propagandística, en el extranjero, de los separatistas les permita sacar fruto, si no se toman medidas para contrarrestarla
Miguel Massanet diariosigloxxi 2 Abril 2018

Puede que el señor Rajoy no pueda imaginarse que está empezando a perder su batalla del Estado en contra del separatismo catalán. Es incluso posible de que se imagine que sin hacer nada, sin tomar riesgos o limitándose a esperar pacíficamente que los alemanes se pronuncien sobre la posibilidad de conceder la extradición del señor Puigdemont a España; simplemente, como ha dicho la señora vicepresidenta Sáez de Santamaría, anunciando que se va a acatar la resolución de los tribunales alemanes, sea la que sea lo que decidan; esté convencido de que, con ello, tiene salvada la responsabilidad de su Gobierno en el caso de que, los alemanes, con la colaboración de los abogados del señor Puigdemont y el apoyo de los periódicos extranjeros que han decidido hacer causa común con los separatistas catalanes (seguramente por estimar que su campaña internacional acusando al gobierno español de actuar ilegalmente y violando los derechos políticos de los directivos secesionistas, el señor Rajoy y su ejecutivo no han hecho otra cosa que actuar ilegalmente y, por supuesto, antidemocráticamente), decidieran denegar la extradición solicitada.

¿Qué está esperando el gobierno del PP para contraatacar, para mostrar firmeza y plena convicción de que, un intento de romper la integridad de un país es algo que no iba a consentir ninguno de los países importantes de la UE, por mucho que se intentara camuflar bajo la piel de cordero del inexacto argumento de que el pueblo catalán, todo él, les sigue apoyando? Es obvio que el actual gobierno está perdiendo una a una toda las batallas emprendidas, empezando por sus garrafales errores en los temas de corrupción que les vienen llegando un día sí y otro también, sin que tampoco hayan conseguido salvar de esta hecatombe a la señora presidenta de la comunidad Madrileña, Cristina Cifuentes, atrapada en una de los errores más pueriles e innecesarios, no obstante de gravedad suma, como ha sido la denuncia de que se hicieron trampas en la expedición de un título de un máster, dando por aprobadas dos asignaturas que, al parecer no estaban superadas o, al menos, esto es de lo que se la acusa.

No es una, ni dos ni tres, son ya una cantidad importante las encuestas que se vienen realizando sobre la intención de voto en España, aunque, en teoría, todavía falta mucho tiempo para que termine la actual legislatura, si sólo se tiene en cuenta el tiempo transcurrido desde que comenzó esta última pero, si tomamos en consideración la situación minoritaria del Gobierno, el deterioro de sus relaciones con su máximo apoyo, los seguidores del señor Rivera, Ciudadanos, y la laxitud con la que siguen enfocando el gravísimo tema de la insurrección nacionalista catalana, los primeros signos de apoyo claro de los vascos a las reclamaciones catalanas y algunos signos de que, ciertos sectores de la sociedad catalana y de otros colectivos de izquierdas peninsulares, parecen dispuestos a sacar beneficios mostrándose favorables a que, el Gobierno, empiece a tener conversaciones con los sediciosos, nos convence, cada vez más, de que esta política de espera, de apaciguamiento, de estar a la defensiva, de no actuar con más energía en Cataluña y de evitar ponerles coto a los medios de información de Cataluña, que han seguido su campaña en favor de los separatistas, sin el menor pudor y con total indemnidad, de modo que se han ido reforzando y ampliando sus críticas contra las posturas gubernamentales a las que acusan de antidemocráticas, agresivas y opresoras, cuando la realidad es que los únicos que siguen en una actitud claramente insurrecta y contraria a las normas constitucionales, son las instituciones catalanas, claramente partidarias de todos los que han ingresado en prisión por sus conductas delictivas que nada tienen que ver con sus ideas políticas y sí, mucho, con las maquinaciones que solapadamente estuvieron llevan a cabo para conseguir sus propósitos delictivos el mayor de los cuales y el más castigado, el conseguir la separación de un pedazo de España para proclamar su independencia.

En realidad la mudez y las pocas explicaciones, aclaraciones o justificaciones que han salido del Ejecutivo español son las grandes culpables de que un cierto clima antiespañol se vaya empezando a producir en el extranjero y haya dado lugar a interpretaciones poco favorables a la reclamación de extradición formulada por el juez P. Llarena por muy bien documentada que esté y por muy argumentada y justificada desde el punto de vista legal de la que haya sido dotada. Parece que nuestros gobernante no sean capaces de explicar que, en Cataluña, una parte importante de la población (un 53%) votó a partidos constitucionalistas y que todos los acuerdos tomados en el Parlament catalán lo han sido violando los derechos de las minorías y prescindiendo de lo establecido en el mismo reglamento de la institución o el Estatut, amén de que, muchos de ellos, lo fueron en contra del parecer de los propios juristas, que así se lo hicieron saber a los recalcitrantes miembros del Parlament que, a pesar de todo, quisieron llevar a cabo sus votaciones fraudulentas.

Es curioso que, a medida que las sucesivas encuestas van reduciendo el apoyo de los ciudadanos al PP del señor Rajoy, más empecinados se muestren en seguir practicando una política a la defensiva, cuando es evidente que la mayoría de los que van abandonando el partido lo hacen para irse a Ciudadanos que, por el contrario, muestra un imparable ascenso hacia la situación de partido más votado en España, con una mejora de 10 puntos respecto a la anterior encuesta que se llevó a cabo. Lo hemos dicho en numerosas ocasiones y lo volveremos a repetir: ha llegado el momento en el que el señor Rajoy de un paso al lado para dejar paso a alguna persona de su partido (ninguno del gobierno que le acompaña) de forma que vuelvan caras nuevas que no hayan participado en el derrumbe del partido y que sean capaces de recobrar, sin miedos ni remilgos, los valores y los objetivos del partido del señor Aznar. Existe una formación que, entre sus objetivos, se puede decir que sigue la estela del partido de Fraga Iribarne y que, en la mayoría de sus propuestas, todos o casi todos los que han abandonado al PP, seguramente se sentirían representados. Aunque es evidente la buena fe y preparación de sus actuales directivos, especialmente del señor Santiago Abascal, evidentemente un personaje de valía y con los arrestos necesarios para afrontar el cambio, sin embargo, está falto de los apoyos de personas importantes y anteriores directivos del PP, que animarían a los que abandonan el partido, a fichar por VOX y emprender, junto a una nueva directiva compuesta de personas preparadas y de valía, limpios de connotaciones con temas presuntamente delictivos, sometidos a los tribunales, que pudieran perjudicarlos y lo que es peor, dañar el buen nombre del propio partido.

Lo que es cierto es que, aun suponiendo que el señor Rajoy consiguiera aguantarse en el gobierno, sin verse obligado a convocar nuevas elecciones, hasta la finalización de la legislación; de lo que no hay duda es de que su partido, el PP, llegaría a los nuevos comicios en una situación lo suficientemente precaria y debilitado de modo que, difícilmente, estaría en condiciones de conseguir ser el más votado; lo que lo condenaría, en el mejor caso, a formar coalición con Ciudadanos que, si no se tuerce el camino que han emprendido, serán los que tendrán más opciones a conseguir hacerse con el gobierno. Hay algo que no se puede dejar de considerar, los de Podemos, que durante las anteriores encuestas iban perdiendo votantes, algo que auspiciaba que podrían llegar descalabrados a las próximas votaciones, en esta última encuesta del diario El Mundo, parece que han recuperado tres puntos, seguramente a costa de lo que vienen perdiendo los socialistas del señor P.Sánchez, que también parecen haber perdido el norte y no se entienden entre ellos debido a las actitudes dictatoriales de su actual secretario general que, en su búsqueda de conservar el poder, intenta construir una PSOE a su medida, dándole una orientación asamblearia con la intención de restarles poder a los actuales barones que no parecen dispuestos a ser ninguneados.

El peligro de estas batalla internas y sordas que se están desarrollando dentro del PSOE, está en que en la lucha por conservar a sus votantes, cada vez le obligan a tirarse más hacia la izquierda debido a que, la parte de centro izquierda que tenía reservada frente al centroderecha de Rajoy, hoy en día le ha sido usurpada por Ciudadanos que, ahora, se viene nutriendo de los abandonos del PP pero, aunque en menor medida, por los desertores del partido socialista. Lo malo del caso es que a su izquierda tiene a Podemos y lo que quede de IU, que no parecen dispuestos a dejarse achantar y, en especial, su actual mandamás el señor Pablo Iglesias (dicen que será el futuro papá de dos mellizos de su compañera Irene Montero) que también se enfrenta a luchas internas por el poder y con dificultad para que, los grupos que se asociaron con él, para formar la coalición Podemos, no es seguro que se presten a repetir experiencia para los próximos comicios. Sin embargo, lo que puede ser una lucha sin cuartel para ver cuál de los dos sale vencedor de su enfrentamiento, puede tener otro relato si, como ya parecen querer intentar los dirigentes de ambos partidos, se llegaran a entender para presentarse juntos ( algo que no parece que llegue a producirse) o, y esto ya resulta más verosímil, si consiguieran los escaños necesarios, intentaran conseguir el apoyo de nacionalistas y del resto de partidos de izquierdas para, si estuvieran en condiciones, hacerse con el Gobierno de España.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadanos de a pie, si las cosas no cambian y siguen tal como en estos momentos se encuentran los distintos partidos políticos nacionales, empezando por la falta de acuerdo para la aprobación de los PGE y sus previsibles consecuencias si llegara el caso de que los del 2019 tampoco se llegaran a aprobar, que nos encontráramos ante una situación inédita que, aparte de constituir un verdadero problema para la financiación autonómica, seguramente nos pondría en evidencia ante toda Europa que, con toda probabilidad nos situaría entre la espada y la pared si fuera necesario solucionarla con rapidez y sentido común. Cuando se activó el artº 155 de la Constitución española, después de que previamente hubiera un serio rifirrafe entre los distintos partidos reacios a su implantación; pensamos que, pese a las quejas y oposición de las autoridades catalanas, serviría para tapar las voces de aquellos que, desde todos los medios de comunicación, comoTV3, Cataluña Radio y periódicos como Avui o la misma La Vanguardia, que juega a despistar pero tiene a la mayoría de sus columnistas que desarrollan a través de las páginas del periódica una labor de propaganda en favor del separatismo catalán, lo que implica continuos ataques al Gobierno del país al que acusan de ser el instigador de una supuesta “represión en contra de los catalanes” que, al menos hasta este momento, no ha tenido lugar más que en las calenturientas mentes de quienes saben que, gracias a que el gobierno Central sigue retenido por sus complejos, ellos pueden seguir desbarrando a gusto en contra de quienes intentan pararles en su camino hacia la independencia. Una delicada y muy compleja madeja de despropósitos que, si el Gobierno no acierta a desenmarañar, es muy posible que la situación de toda España se agrave.

La fina sensibilidad de Guardiola
Cayetano González Libertad Digital  2 Abril 2018

A Guardiola le podrá molestar que se relacione la causa independentista con la violencia.

El principal embajador del independentismo catalán, Pep Guardiola, se ha mostrado muy indignado por el hecho de que en algunos análisis de lo que está sucediendo en Cataluña se haya dicho que para llevar adelante el procés se ha generado violencia, y que incluso se la haya comparado con la que ejercieron ETA y sus cachorros de la kale borroka.

Esa fina sensibilidad demostrada ahora por Guardiola, que pide que no se mezcle la causa independentista catalana con la violencia de una banda terrorista, sería más entendible y justificable si hubiera alzado también su voz contra la inmoralidad que supuso que ETA declarara en febrero de 2004 una tregua sólo para Cataluña. Es decir, iban a seguir matando en el resto de España, pero no en Cataluña, donde lo habían hecho con profusión. Un anuncio que la banda hizo mes y medio después de reunirse en Perpiñán con uno de los líderes independentistas más relevantes, y entonces conseller en cap de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira.

Es verdad que en Cataluña no hay en la actualidad –lo hubo en el pasado– un grupo terrorista que cause muertos, pero el clima político y social que se vive al albur del procés recuerda mucho al que se vivió en el País Vasco durante tantos años, lo cual significa exclusivamente eso: que hay semejanzas entre uno y otro clima. Si hay más cosas, corresponderá investigarlo a las Fuerzas de Seguridad y llevarlo a los tribunales. Personalmente, no pienso que el independentismo catalán sea sinónimo de violencia. Estoy seguro de que hay muchos ciudadanos catalanes partidarios de la independencia que rechazan la violencia, pero en los últimos meses han sucedido algunas cosas en Cataluña que deberían llevar a los guardiolas de turno a poner todos los medios, y no quedarse solo en las palabras, para evitar que alguien pueda hacer esa equiparación que tanto ha molestado al exjugador del Barca.

Por ejemplo, ¿no ven los independentistas lo anómalo que resulta que, en una sociedad democrática, los responsables políticos que van escoltados son los de la oposición y no los que están en el poder? Eso, por si Guardiola no lo recuerda, es lo que pasó durante muchos años en el País Vasco. Y eso es lo que pasa ahora en Cataluña: quienes llevan escolta son los cargos públicos de Ciudadanos, del PP y del PSC, que, ¡oh casualidad!, son partidos constitucionalistas y no independentistas. Los que no necesitan esa escolta son los dirigentes de los partidos independentistas.

Los graves episodios de violencia callejera vividos hace unos días en varias localidades de Cataluña, tras el ingreso en prisión de varios exconsejeros de la Generalitat y de la detención en Alemania del prófugo Puigdemont, ¿no tienen similitud, en el fondo y en la forma, con los registrados en el País Vasco y Navarra no hace tantos años?

¿Por qué los partidos independentistas se negaron hace sólo unos días a condenar esos episodios de violencia en el Parlamento de Cataluña? Lo siento, pero eso es lo mismo que hacía y sigue haciendo Batasuna –o cualquiera de sus marcas– en el Parlamento vasco.

El acoso al que se han visto sometidos por los autodenominados "Comités de Defensa de la República" el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, su mujer y su familia, hasta el punto de tener que abandonar su domicilio en Cataluña y trasladarse a Madrid, ¿no es el mismo que sufrieron a manos de ETA jueces, empresarios, políticos y periodistas que tuvieron que irse del País Vasco? ¿Ha habido alguna condena de esos hechos por parte de los independentistas?

A Guardiola le podrá molestar que se relacione la causa independentista con la violencia. Pues ya sabe cuál puede ser su aportación para evitarlo: condenar y denunciar todos los episodios de violencia que se han dado, y no sólo los que él considera que ha causado el malvado y opresor Estado español.

Se les adoctrinará en la Abadía de Montserrat
La Iglesia catalana abre un ‘campo de reeducación’ para frailes y monjas llegados del resto de España
Agustín de Grado okdiario 2 Abril 2018

La Iglesia catalana abrirá un ‘campo de reeducación’ en la abadía de Montserrat para que los frailes y monjas que lleguen a Cataluña desde otros lugares de España “conozcan bien el contexto cultural y eclesial donde tienen que inculturar su vida y misión”. La iniciativa parte de la Unión de Religiosos de Cataluña (UCR), que agrupa a los superiores y superioras de los Institutos de Vida Consagrada con casa y comunidad en Cataluña.

La caída de las vocaciones está obligando a la unificación de las congregaciones religiosas en una única provincia, de ámbito generalmente español. La desaparición de provincias territorialmente limitadas a Cataluña ha hecho saltar las alarmas. En su asamblea general, la UCR ha constatado el problema que para la identidad de la iglesia catalana supone la unificación de los institutos religiosos en una única provincia cuando ésta queda ubicada en Cataluña. En este caso, las congregaciones se ven obligadas a recibir religiosos y monjas del resto de España, Europa e Iberoamérica, lo que, en opinión de la UCR, desnaturaliza la identidad de sus centros.

Para atajar el problema, los superiores y superioras de las órdenes religiosas instaladas en Cataluña implantarán “un curso para religiosos y religiosas destinado en Cataluña provenientes de otras partes de la península [eluden la palabra España], de Europa u otros continentes”. Lo llaman proceso de inculturación, pero en realidad recuerda a los ‘campos de reeducación’ de la China maoísta. Y no hay mejor lugar para este adoctrinamiento en la realidad social, cultural e histórica de Cataluña que la Abadía de Montserrat, entregada sin ambages a la causa independentista.

Se trata de una “necesidad pastoral”, aseguró el claretiano Máximo Muñoz, presidente de la URC, que en ningún momento ofreció alternativa alguna para el problema de fondo de la iglesia catalana: el desplome de las vocaciones religiosas.

Máximo Muñoz nació en Zarza de Capilla (Badajoz), pero, según informa el portal Germinans Germinabit, su ascensión en la orden de los misioneros de San Antonio María Claret fue pareja a su proceso de inculturación, o lo que es lo mismo, de asunción del discurso nacionalista. Por el camino se le cayó la O y de Máximo pasó a Màxim. En 2011 alcanzó la presidencia de la URC e involucró a la organización en el denominado “Pacto del derecho a decidir”, convirtiendo así a las monjas y religiosas en arietes del independentismo.

En la misma asamblea que aprobó los ‘campos de reeducación’, Muñoz hizo suyo el argumentario de los partidos que lideraron el golpe del 1-O al destacar que “en Cataluña existe un problema político de primer orden” y denunció el encarcelamiento de los líderes del procés con estas palabras: “Hay juristas de mucho prestigio, nada sospechosos de independentismo, y entidades internacionales como Amnesty Internacional que consideran esta situación como una clara vulneración de los derechos humanos”.

El padre Máximo Muñoz cerró su intervención destacando el papel que la vida religiosa tiene en la realidad política catalana, “puesto que nuestra proximidad a la gente y nuestro arraigo en el territorio, nos permiten hacer red y establecer relaciones y contactos entre personas y colectivos diversos, empezando lógicamente por nuestras comunidades y congregaciones”.

Sea como fuere, el independentismo religioso se muere por la falta de vocaciones. Antes, en sus noviciados y centros de estudio se les formaba en catalán, religiosa y políticamente. En un ambiente propicio para ello. Lengua, profesores, compañeros, familia en no pocos casos… Y así salían hasta que han dejado de salir porque ya no entran. El ‘campo de reeducación’ que ha puesto en marcha la URC es la respuesta desesperada, no por ello menos aberrante, del nacionalismo religioso a una muerte anunciada por la falta de vocaciones.

Colau, los CDR 'coco-chanel' y el asalto al Liceo
Un grupo cada vez más numeroso de la burguesía catalana acude al Gran Teatro del Liceo para corear proclamas en favor de la república y Puigdemont
Nacho Cardero elconfidencial 2 Abril 2018

Se han convertido en recurrente elemento de atrezo, igual que los espejos de sus salones o las obras de Ramón Casas, figura totémica del arte catalán. Nos referimos a esa escisión cada vez más numerosa de la burguesía catalana que acude al Gran Teatro del Liceo, 170 años lo contemplan, para corear proclamas en favor de la república catalana y Puigdemont, violentando la imparcialidad del sanctasanctórum cultural barcelonés sito en La Rambla.

Están aparentemente coordinados. Nada más terminar la obra, despliegan esteladas en los palcos, descubren bufandas amarillas y se lanzan con cánticos de exaltación patriótica como si aquello fuera un campo de fútbol en vez del teatro y el coro estuviera dirigido por Guardiola.

Dicen lo más viejos del lugar que jamás han visto nada así, que no todo el público lanza vítores en favor del 'expresident', que también hay quien les reprende, que transcurren días de máxima tensión tras la detención y encarcelamientos, que eso pasa porque son funciones baratas y hay quienes compran las entradas solo con afán de montarla.

Se justifican, en fin, como si aquellas imágenes del Liceo que circularon por Twitter fueran ‘fake news’ y a la burguesía catalana la hubieran suplantado los comités de defensa de la república (CDR) de la CUP camuflados con copas de cava en una mano y bolsos de Louis Vuitton en la otra.

Estos CDR ‘coco-chanel’, arguyen los liceístas, no son mayoría pero están bien organizados. Sacan seis años a los constitucionalistas en esto del 'agitprop' político-cultural. Los secesionistas se han hecho grandes en TV3 y Catalunya Ràdio, y ahora pretenden asaltar el Liceo. Todos ellos financiados con dinero público. También del Ministerio de Cultura que, sin querer, estaría sufragando desinteresadamente las salmodias independentistas.

Si bien es cierto que la dirección del teatro se rige por criterios profesionales, con un nuevo director, Valentí Oviedo, que todavía no ha tomado posesión y pretende mantenerse al margen de los discursos políticos, igual de cierto es que la claque está echada el monte. El virus del ‘procés’ se extiende y ha terminado por contaminar hasta al patio de butacas.

Los CDR ‘coco-chanel’ no son mayoría pero están bien organizados. Sacan seis años a los constitucionalistas en esto del 'agitprop'
Por su simbología, el Liceo se ha convertido en melómano objeto del deseo en estos tiempos turbulentos. Si no son los CDR 'coco-chanel’, entonces lo será la alcaldesa Ada Colau, persona contumaz donde las haya cuando se trata de socavar el prestigio de la capital barcelonesa, ora poniendo en jaque el Mobile World Congress (MWC), ora malogrando la World Race de Vela. Tal vez por ello, goza del dudoso honor de ser el único punto en que independentistas y constitucionalistas coinciden. Tanto unos como otros rezan por verla apeada del consistorio.

El hecho es que la alcaldesa parece haber echado el ojo al Círculo del Liceo, el club por antonomasia de los grandes apellidos catalanes. Se trata de una institución privada que se encuentra aneja al teatro y que es fiel retrato de la hoy un tanto decadente alta sociedad. Los mismos que levantaron el Liceo decidieron reservarse como contraprestación este club, potenciador de la cultura barcelonesa, catalana y española, y mecenas de grandes artistas.

Pero el Círculo, que preside Ignacio García-Nieto y celebrará elecciones en los próximos meses, no parece que sea del gusto de la alcaldesa. No lo es porque es la única parte privada del Liceo, porque sus miembros van con chaqueta y corbata, y porque a la entrada del club hay una placa que recuerda a los caídos por Dios y por España, lo que en determinadas formaciones políticas causa el mismo efecto que los rayos del sol en las criaturas de la noche.

Los miembros del Círculo, única parte privada del Liceo, malician que la intención de Colau es lanzar una opa hostil y expropiarles el club
Tal es la aversión que los miembros del Círculo empiezan a maliciar que la verdadera intención de Colau es lanzar una opa hostil y ‘expropiarles’. Así, el pasado 26 de febrero, en sesión plenaria del Ayuntamiento de Barcelona, el concejal no adscrito del partido Demòcrates de Catalunya, Gerard Ardanuy, se interesó por las licencias de actividad del club dejando caer posibles irregularidades, lo que supone todo un aviso a navegantes.

“¿Dispone el club Círculo del Liceo de licencia de actividad abierta al público? ¿Dispone de los correspondientes permisos de evacuación de incendios y accesibilidad? ¿Dispone de licencia para la actividad de restaurante? ¿Y para el servicio de terraza? ¿Dispone de licencia para mantener un espacio de fumadores…?”.

Unos apuntan y otros disparan. No habría mejor muesca para el rifle de la alcaldesa que cobrarse una pieza como la del Círculo, donde cohabitan las grandes fortunas catalanas.

Aunque Colau se ufana de sus políticas populistas y su discurso remunicipalizador, la realidad es que la alcaldesa no ha hecho más que proponer medidas que resultan hueras e inviables. Eso sí, sirven de excusa para colocar en el ayuntamiento a ‘antiguos amigos’, piezas clave del activismo de Barcelona (Silvia González, Águeda Bañón, Gemma Tarafa…), a los que ya conocía de antes de ascender al poder.

De esta forma, la alcaldesa mantiene ‘entretenidas’ a organizaciones que le podrían echar en cara la ineficacia de sus políticas públicas, al tiempo que amplía su base social activista, muy útil para hacer ruido sobre algunos temas clave desde fuera del consistorio y seguir mostrando esa fachada de ‘transformación social’ que tantos votos le da.

Maestra del postureo, por querer, Colau querría hasta suplantar a la Mercè como patrona de la ciudad. “Antes lo era santa Eulàlia, a la que destituyeron por las buenas, sin más ni más y muy desconsideradamente; en venganza, santa Eulàlia hace que el cielo llueva, todos los años, el 24 de septiembre”, escribía Camilo José Cela en sus crónicas barcelonesas. “Hay santos muy vengativos y rencorosos, con los que no caben bromas”.

XAVIER MIJTAVILA DIJO EN FACEBOOK QUE "ESPAÑA ERA UN ESTADO FASCISTA"
Marcilla se niega a pedir perdón por los insultos de su directivo a España y se extiende el boicot a la marca
La compañía holandesa explica en un escueto comunicado que «las opiniones son personales»
A.P. Periodista Digital 2 Abril 2018

Marcilla se inmola al apoyar al director que llamó fascista a España
Xavier Mitjavila, directivo de Cafés Marcilla y Saimaza, trata de borrar su rastro tras calificar a España de 'Estado fascista'

Jacobs Douwe Egberts (JDE), la compañía holandesa que comercializa las marcas de café Saimaza, Tassimo y Marcilla, entre otras, ha salido en defensa de su mánager general en Francia Xavier Mitjavila después de que este calificara a España como un «Estado fascista» en su cuenta de Facebook.

«Las opiniones personales son opiniones personales. Creemos que sentarse a tomar un café (o un té) puede ayudar al entendimiento mutuo», defienden desde la compañía en un escueto comunicado para «dar respuesta a la reciente cobertura en las redes sociales» en relación a sus marcas y su compañía.

Ignacio Camacho en ABC subraya que la compañía holandesa ha salido al paso con "un banal comunicado, tipo relaxing cup", tratando de zanjar el problema:

"Pues no: cuando se insulta a una nación democrática de forma injustificada, falaz, temeraria y torticera, esta clase de entuertos sólo se deshacen, y aun a medias, con excusas, rectificaciones o enmiendas. Y eso no hay modo de encontrarlo en la invitación cafetera".

"Es posible que en Holanda no hayan valorado bien la hipersensibilidad española ante el conflicto independentista. Algunos empresarios catalanes que la han sufrido con bastante menos motivo podrían explicar a sus colegas neerlandeses que no se trata de ninguna tontería. También existen consultoras especializadas en crisis corporativas que bien podrían asesorarles para no decir pamplinas".

"O para que consideren que si alguien pretende fracturar tu país, ciscarse en tu Constitución y romper una convivencia muy compleja y sufrida, te sientes poco dispuesto a «entender» que encima te llamen fascista. Eso no se arregla tomando un café. Que si hay que tomarlo se toma, faltaría más, siempre que no sea un Marcilla".

"Spain is a facist state" ("España es un Estado fascista") fue el mensaje publicado por este directivo, el cual acompañó con el lazo amarillo en solidaridad con los dirigentes independentistas que están en prisión y otros mensajes en Twitter a favor del procés.

JDE tiene su sede en España en Barcelona y cuenta con una fábrica de café molido para todo el mercado español en Mollet del Vallès en la que produce unas 18.000 toneladas anuales de dicho producto.

Además de Marcilla y Saimaza, JDE comercializa marcas como Soley,L'Arôme Espresso, Jacobs y Carte Noire, además de ser propietario de Senseo y Tassimo.

Como dice Santiago González en su blog:
"esta gentuza ha de acostumbrarse a una idea básica que antes conocían todos los viajantes de comercio: "no hay que insultar al cliente". El día que el buen pueblo apañol recupere la autoestima, les dirá a tipos como este y su empresa, lo que Richard Gere le decía al encargado de la tienda: "estamos dispuestos a gastarnos una cantidad obscena de dinero con quien sepa hacernos la pelota".--¿Qué coño es eso del boicot?--


Recortes de Prensa   Página Inicial