AGLI Recortes de Prensa   Jueves 10  Mayo 2018

Lo que se ocultó del 9-N y se quería ocultar del 1-O
EDITORIAL Libertad Digital 10 Mayo 2018

Tal y como era previsible, Pablo Llarena ha desestimado los recursos de los acusados por el 1-O y ratificado el auto de procesamiento que dictó contra todos ellos el 21 de marzo, lo que significa que el juez mantiene que hay indicios de delitos de rebelión, malversación de caudales públicos y desobediencia.

Aunque sea ineludible subrayar que Llarena insiste en que hubo violencia "conscientemente asumida y buscada" por parte de los golpistas y aluda al mensaje televisado del Rey como respaldo a su auto de procesamiento, no menos trascendencia tiene el hecho de que haya despejado las dudas en torno a la malversación de caudales públicos, después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pusiera en cuestión hace unos días la existencia de dicho delito al negar que los golpistas utilizaran dinero público para financiar el 1-O.

Puede entenderse el tono conciliador con que Llarena se refiere en el auto a Montoro, después de que éste haya aportado al juzgado, según asegura el juez, documentos que, lejos de desacreditar, ratifican los indicios de malversación. Ahora bien, una cosa es que el ministro de Hacienda no se haya atrevido a ocultar documentalmente ante un juzgado el delito de malversación perpetrado por los golpistas y otra cosa muy distinta que no lo hiciera verbalmente en unas como mínimo desafortunadas declaraciones en las que literalmente aseguró que los procesados no habían utilizado dinero público para sufragar los gastos de la ilegal consulta secesionista. Lo cierto es que Montoro dijo lo que dijo, y lo peor es que no era la primera vez que negaba la utilización por parte de los golpistas de dinero público para usos tan ilícitos como el de la referida consulta.

Recuérdese que el Gobierno del PP, con la aquiescencia de la oposición –incluido Ciudadanos–, también silenció la malversación de caudales públicos perpetrada por los separatistas con ocasión de la primera y no menos ilegal consulta secesionista del 9-N (2014). Recuérdese que, desde que Eduardo Torres-Dulce presentara su dimisión como fiscal general del Estado tras instar, a iniciativa propia, las actuaciones por este delito contra Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, el Ministerio Público fue paulatinamente reduciendo los cargos contra los acusados hasta reducirlos únicamente a los de desobediencia y prevaricación, lo que significaba que nadie tendría que ingresar en prisión.

Aquella bochornosa e injusta sentencia del TSJC, que ni castigaba ni disuadía, mereció el aplauso de la indolente y pusilánime clase política y alimentó el desafío victimista e insurreccional de los golpistas. Y aunque la ceguera voluntaria de las elites políticas, periodísticas y judiciales no lo quisiera ver, hubo malversación de fondos públicos en el 9-N, tal y como ha reconocido el fiscal jefe del Tribunal de Cuentas en su informe final.

Así las cosas, bien está que el juez Llarena ratifique su auto de procesamiento contra todos los acusados. Pero que no descarte que los abogados de los golpistas vuelvan a citar a Montoro o incluso a Rajoy como testigos de la defensa...

Ciudadanos frente a la anormalidad
Agapito Maestre Libertad Digital 10 Mayo 2018

La ruptura de Ciudadanos con el Gobierno de Rajoy es un parteaguas para la política española. La razón de esa quiebra no podía ser otra que España. Porque el Gobierno de España no sólo es incapaz de resolver la crisis de Cataluña sino que trata de ocultársela a la Nación, Ciudadanos le retira su apoyo. Su paciencia con Rajoy podría traducirse en imprudencia democrática. Me explico. El golpe de Estado dado por los independentistas catalanes contra la democracia española es más perverso que una revolución. Porque toda revolución o triunfa o fracasa; si tiene éxito, se instaura un nuevo orden legal; si fracasa, el orden legal existente se aplica con un nuevo rigor y severidad. Pero la actitud de los golpistas y, lo que es peor, del Gobierno no es una cosa ni la otra. A nadie se le ocultaba hasta ahora que no era fácil dar una salida a la situación creada. Se requería toda la energía de los tres grandes poderes, pero, salvo el compromiso de la Jefatura del Estado y los magistrados del Poder Judicial, el Ejecutivo y el Legislativo no han estado a la altura de las circunstancias.

Por fortuna, este miércoles en el Parlamento se dio un nuevo giro a la situación, porque Ciudadanos ha retirado definitivamente su apoyo al Gobierno de Rajoy por el fracaso de su gestión del 155. Comienza una nueva etapa para abordar con seriedad el golpe de Estado que ha pretendido suavizar el Gobierno de Rajoy con una política meliflua y displicente contra los golpistas. En efecto, el Gobierno de España, a pesar de contar con el apoyo de Ciudadanos y el PSOE, lejos de resolver con inteligencia y determinación los problemas derivados de la declaración de independencia de los golpistas, ha creado aún más problemas: negociaciones secretas con los golpistas, nombramientos cuestionables, vejación de las Fuerzas de Seguridad del Estado, declaraciones falsas de los ministros sobre las fuentes de financiación de los golpistas para organizar consultas ilegales sobre la independencia y, en fin, toda una serie de ineptitudes que han convertido la aplicación del artículo 155 de la Constitución en una pieza jurídica prescindible. El vaciamiento de esta norma constitucional será contada en el futuro por los historiadores de la democracia española como uno de los mayores atropellos contra nuestro Estado de Derecho.

La situación es tan caótica que no hay día en que no salga una prueba más que demuestre la impericia del Gobierno para resolver la crisis. La última es terrible, según la Fiscalía General del Estado, ya se usó dinero del Estado para financiar los gastos del referéndum del 9-N. Es normal que Rivera diga hasta aquí hemos llegado: "Es una tomadura de pelo que no vigilen el dinero público". Por eso, nadie en su sano juicio político podrá seguir apoyando a un Gobierno que ha demostrado con creces su incapacidad para resolver la crisis catalana. La situación de extrema anormalidad en que está la democracia española en Cataluña es mucho más grave hoy que el uno de octubre de 2017, sencillamente, porque ya solo un partido puede resolverla. Sí, precisamente, porque solo Ciudadanos puede acabar con esta situación, le ha retirado el apoyo al Gobierno de España en la aplicación del 155 y se prepara para encarar su gran reto.

Sí, el paso dado por Ciudadanos es importante. Decisivo; esto no es retórica, nadie se engañe, de su éxito depende el futuro de España. O se acaba pronto con esta situación de anormalidad democrática o muere el régimen político del 78.

Vox el revulsivo imprescindible para Ciudadanos
Nota del Editor 10 Mayo 2018

Las personas con buenos principios éticos y preocupadas por España y los españoles, deberían olvidar la imprescindible presencia de VOX para obligar a Ciudadanos a mantener una postura firme en la defensa de España. Sin VOX, Ciudadanos es más de lo mismo, que parezca que algo cambia para que todo pueda seguir igual.

Y todos los que hayan tenido alguna culpa en la desaparición de UPyD, aún con más razón deberían apoyar a VOX, para conseguir que España no desaparezca por el desagüe.

Gracias a Zapatero, Sánchez y Rajoy, con la imprescindible colaboración de González y Aznar, el PSOE y el PP avanzan irremisiblemente a su desaparición bien merecida, pero por favor, antes de apagar las luces, que levanten las alfombras, en un último momento de dignidad humana

La farsa y la desilusión
Jorge Vilches. vozpopuli 10 Mayo 2018

Recuerdo alguna lectura sobre el 14 de abril del 31, más entusiasta que real, de esas que chirrían cuando se contrasta con el testimonio de los testigos neutrales, que hablaba de un país ilusionado con una forma de Estado que pondría cada cosa en su sitio. Todavía tengo en la memoria la foto de ese militar enarbolando la bandera tricolor, aupado sobre la masa, en el Madrid carnavalesco de Abril, repartiendo esperanzas en forma de banderola. Sí, ese mismo militar que fue fusilado en agosto de 1936 por los frentepopulistas acusado de levantarse contra la República. “No era esto, no era esto”, queda como epitafio del cambio idealista. Claro, nunca lo es.

El hundimiento suicida del PP, calculadamente vaticinado por la sorprendente avalancha de encuestas, debería generar una esperanza en la alternativa de gobierno. Ciudadanos, el partido que despuntó en 2015 con un llamamiento a la Regeneración, así, con mayúscula, como una fricativa dental sonora, era una opción ilusionante porque sonaba a punto final, a ajuste de cuentas con los corruptos y mentirosos.

Solo una palabra de Albert bastaba para sanar la democracia. Echaría a los fariseos del templo institucional con el látigo de la virtud, del deber ser. Únicamente faltaba dar a Ciudadanos el perfil adecuado para absorber, por ósmosis, los votos que fueran goteando del PP y del PSOE. Así, en el congreso del partido Madrid, la gente de Rivera metió en el cajón de los recuerdos, ahí donde no ven la luz las fotos con Libertas, la palabra “socialdemocracia”. Abrazaron el “liberalismo progresista”, dejaron gobernar al PP y al PSOE al tiempo que hacían oposición, pasearon telegenia y eslóganes por los medios, se equipararon a Suárez, Trudeau y Macron, y esperaron.

El tiempo, y la torpeza y el pasado del PP, jugaban a su favor. Las noticias escalonadas de los escándalos del partido de Rajoy, daban un brillo especial a las recriminaciones de Rivera. “Los españoles se merecen una explicación”, decía. La democracia solo puede gobernarse con virtud, sostenía, porque es la manera de unir al país en un proyecto común regenerado.

Imagen y discurso perfectos, de manual, de esos que se enseñan en clase. Pero algo falla. Las encuestas, y eso que se hacen a favor de viento, no reflejan esa victoria, ni esa rendición emocional al líder de Ciudadanos. Que los resultados más entusiastas otorguen a los albertinos no más de un cuarto de los votos, con un 20% de indecisos, y que traducido en escaños, según contaba Narciso Michavila, se traduzca en apenas 40 actas, es chocante en términos sociológicos.

El PSOE de Pedro Sánchez tampoco levanta pasiones. Un caudillismo extraparlamentario que no tiene un proyecto sólido, con más portavoces de los que debería, sin identidad, y una renovación truncada por Podemos, es incapaz de recoger el ansia de esperanza o de generar ilusión. La máxima aspiración de los socialistas, y es triste decirlo, es contar con el apoyo de los podemitas tras las elecciones locales y autonómicas de 2019.

El panorama es raro. El 76% de la población española, según el CIS, piensa que la situación política es “mala” o “muy mala”; el mismo porcentaje que asegura que 2019 seguirá “igual” o “peor”. Ahí no acaba, porque para la gente el tercer problema de España son “los partidos, la política y los políticos”. Por eso, la valoración de los dirigentes que podrían formar gobierno o ser alternativa es tan baja. Algo falla cuando al decaimiento lógico de un partido que no rinde, de sinsabores y sonrojos, no le sucede la esperanza colectiva, no solo mediática, por otro.

Tocqueville, ese aristócrata que enseñó a la cainita Francia lo que era la democracia, se refería a la revolución de 1848 como “una tragedia indecente, representada por unos histriones”. Es curioso; pero escribió esa frase al tiempo que Marx mandaba a la imprenta un análisis del mismo periodo en el que sentenciaba que la historia universal se repetía “una vez como tragedia y otra vez como farsa”. No sé si un día algún filósofo sin nada que hacer escribirá sobre nuestros días, pero estoy seguro de que lo tendrá difícil para decidirse por una de esas dos visiones.

La farsa es el componente inevitable de la lucha política. Hoy lo llamaríamos “electoralismo en unos, y “demagogia” en otros. Sin embargo, la esperanza debe permanecer siempre, pues es el fundamento de cualquier régimen basado en el recambio periódico, reglado y democrático de los gobernantes. Cuando cunde el aburrimiento o la desafección, y la desilusión se masca, solo hace falta un leve temblor para que el castillo de naipes se caiga y haga falta repartir de nuevo las cartas.

Girauta: “Ya no apoyamos al Gobierno, se pueden comer este 155”
OKDIARIO 10 Mayo 2018

CiudadanOK entrevista a Juan Carlos Girauta tras el anuncio del presidente de su partido, Albert Rivera, que advierte al Gobierno de que podría dejar de apoyarle en la aplicación del artículo 155 por considerar que hace dejación de funciones.

El portavoz parlamentario de Ciudadanos afirma que el PP “miente” cuando dice que fueron el PSOE y Ciudadanos los que exigieron al Gobierno dejar fuera de la aplicación del 155 a TV3, al menos en lo que respecta a su formación: “Este 155 se lo pueden comer, ya no les apoyamos, porque lo están aplicando de manera que no tengan que hacer nada que moleste al nacionalismo”.

Y advierte de que el PP ha firmado las medidas a aplicar “con el PSOE y el PNV“. Afirma que Ciudadanos tenía solo tres senadores cuando se aplicó el 155 por lo que su fuerza para presionar era limitada.

Sobre las palabras del ministro de Hacienda Cristóbal Montoro que descartaba malversación para la organización del referéndum ilegal, Juan Carlos Girauta cree que “el ministro da argumentos a los independentistas para que se libren de la acusación”.

La escuela catalana
Sobre la educación catalana afirma que se “está adoctrinando a los niños, se señala a los niños y se castiga a profesores constitucionalistas por parte del propio Gobierno que está ansioso de sacarse la responsabilidad de encima sin tocar nada”.

Sobre la agresión
Sobre la agresión que él y su familia sufrieron recientemente en Cataluña dice el diputado de Ciudadanos que “yo voy paseando y alguien me insulta y me entra por un oído y me sale por otro, pero cuando se intenta que tú no puedas hacer una vida normal porque cuando estás con familia o con amigos te quieren fastidiar, entonces lo que tenemos es algo muy peligroso”.

“El mensaje que nos está enviando la muchedumbre que encendió Artur Mas es o vosotros o nosotros. Nos dicen que no cabemos, que yo no quepo en Barcelona, donde he nacido”.

Cataluña: transmite educación el que tiene educación
Enrique de Santiago okdiario 10 Mayo 2018

Todos, absolutamente todos, cuando se habla de menores alzan las orejitas y se colocan en posición de alerta… ahí hay chicha y foto alzando la bandera de la defensa del menor, no por tener una sensibilidad especial en ese sentido, no por verse compelidos a defender al más débil, sino para usarnos o despreciarnos al estilo Carmen, “pues os jodéis”; pero, en cualquier caso, con material útil para su causa, que no es otra que su propio estómago. Los ciudadanos, los “perritos sin alma”, vemos, sentimos, padecemos cómo destrozan la educación de nuestros hijos, cómo en lugar de dedicarse a la formación se dedican al lavado de cerebro, cómo se les imbuye de doctrina política, al estilo fascista o comunista, por medio de signos, señas, patrones ideológicos, para criticar, despreciar y lacerar a aquellos que conforman la historia propia de España y de la democracia que vivimos que, por más que defectuosa, ya la quisieran muchos para sí y que, a buen seguro, echarán de menos si la ideología del frentismo, del segregacionismo y supremacismo racista triunfa.

Hace ya demasiado tiempo que los padres, los ciudadanos, renunciaron, no sin el ánimo de la izquierda, al derecho a dirigir la educación de sus hijos dejándolo en manos de profesionales que se suponía tenían educación que transmitir, por haber sido preparados para ello, pero se ocultaba que no eran más que formadores, que la educación debía de ser implementada por los padres y que, si esos formadores no estaban férreamente vigilados, como no están, podían dedicarse a la propaganda en lugar de la enseñanza. Quizá eso era lo que alguno quería. Cuando hace años se denunciaba la falta de criterio en la formación, la indebida transferencia de los mínimos a las comunidades y la desaparición de materias troncales formadas por el Estado central, así como los usos de adoctrinamiento que se estaban produciendo, unos miraban para otro lado, otros aplaudían con las orejas y todos callaban como Cristo ante Herodes.

Ahora, como los miembros del fascio, autodenominados demócratas por la independencia, buscan dañar a los padres lacerando a sus hijos, perjudicando su educación, a la que deberían de estar dedicados y, cuando son denunciados, se equiparan al menor para que, los insolventes mentales o los retorcidos y crueles que sólo buscan su rédito, los defiendan y aplaudan. Me avergüenza ver cómo el partido de Gobierno se escuda en artimañas burocráticas para no defender a los menores, cómo la alta inspección no actúa, cómo la canalla jalea el daño al pequeño por tener a su padre al servicio de su país, cómo se defiende al que daña al pequeño, su educación y discrimina al mismo en razón a que su padre es Guardia Civil —algo que pasa en Cataluña— como si unos trabajadores tuvieran derecho a perjudicar a otros, como si unos trabajos fuesen éticos y los otros no.

Pues mire usted, aquel profesional —te recuerdo Teresa Sanz— que es capaz de anteponer su interés al de un menor, usar al indefenso para causar mal a su progenitor, destruir la educación de un pequeño por ganar su rédito, perdón, no tiene derecho a ser tratado como tal y, si está dedicado a la educación, debería de ser apartado por carecer de la educación que debe brotar de su seno a aquel que se dedica a la misma, pues mal profesional será de esta el que carece de ella. Chavalín, si tu padre da la vida por su patria siente orgullo de él y olvida el desdén, para sentir a tu lado a una sociedad agradecida.

Reírse de las víctimas
Ahora viene Jean-Claude Juncker y le dice a quienes lo sufrieron que Carlos Marx fue un ciudadano europeo ejemplar
Ramón Pérez-Maura ABC 10 Mayo 2018

Podrá parecer increíble. Mas es una verdad incontestable. Hay datos elementales que es necesario repetir una y mil veces. Carlos Marx fue un alemán que generó una de las teorías políticas más dañinas de todos los tiempos. La que más pobreza ha causado en el mundo, la que ha provocado casi cien millones de muertos. La que ha engendrado una falta de libertad sin igual, como sigue viéndose hoy en día en los estados que se proclaman comunistas, cual pueden ser Cuba o Corea del Norte. Como «hay gente pa’ to», que decía el Guerra, el pasado fin de semana se ha conmemorado en la ciudad alemana de Tréveris el bicentenario del nacimiento de este ser perverso que a tantos sedujo a lo largo de la historia y a tantísimos sigue conquistando, pese a lo irrefutable del mal causado.

Que sus conmilitones quieran evocarlo me parece muy bien, porque a diferencia de ellos, yo creo en la libertad de cada uno para celebrar lo que tenga por conveniente. Pero lo verdaderamente increíble es que el pasado sábado el acto central del homenaje a Carlos Marx lo protagonizara el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker. Hasta donde sabíamos, Juncker es el primer presidente de la Comisión elegido por sufragio universal. Y fue el candidato del PPE, que hasta donde yo recordaba es la formación que representa al centro derecha europeo.

Pero Juncker fue a Tréveris a reivindicar el europeísmo de Marx y negar su responsabilidad en la muerte de los millones de víctimas del marxismo. A mí me gustaría saber si Juncker ha dedicado un minuto a pensar cómo ha sentado su intervención en ese acto en los países de la UE que sufrieron dictaduras marxistas hasta 1989. Los países en los que la foto de Marx presidía las aulas de las escuelas en las que se enseñaba a odiar.

Marx fue la antítesis de los valores sobre los que se construyó la UE. Países como la República Checa, Hungría, Bulgaria o Polonia, entre otros, superaron el comunismo y se integraron en la UE para disfrutar de la libertad. Y ahora viene el señor Juncker y les dice que el creador intelectual de sus dictaduras fue un ciudadano europeo ejemplar. Y, lo que es peor, ofrece fondos europeos para financiar el homenaje. Es decir, esta reivindicación del totalitario se ha pagado con mi dinero y con el dinero de los damnificados de Marx. Esto es lo más parecido que hay a reírse de las víctimas. Y después quiere el señor Juncker ir a Polonia y a Hungría a dar lecciones de democracia a unos gobiernos que le resultan incómodos. Yo me pregunto si antes de hacerlo se oteará en el espejo y será capaz de mantener la mirada.

Llevo casi toda mi vida defendiendo la causa europea, con sus virtudes y defectos, que son muchos. Creo que la alternativa a una Europa que funciona mal no es la no Europa. La alternativa es la Europa que funciona bien. Pero en ocasiones como ésta me acuerdo de lo que decía mi padre en casos similares: «Es que te quitan la afición...».

Un buen no acuerdo
Óscar Elía Mañú gaceta.es 10 Mayo 2018

De entre todos los problemas que Obama dejó a su sucesor, el del acuerdo sobre el programa nuclear iraní era el peor de todos.

Si el acuerdo se cumplía, sólo retrasaría unos años el programa nuclear, y eso si los iraníes eran sinceros: hasta Obama se refugiaba en el extraño objetivo de retrasar una década lo que se entendía como inevitable. Si los iraníes cumplían, otra Casa Blanca lidiaría con un programa imparable. Si no se cumplía, otro Presidente se encontraría con el problema de no saber hasta donde habían llegado los iraníes en su incumplimiento, y con la necesidad d e castigar a Teherán por ello.

De Trump urden decirse muchas cosas, pero no que no distinga un problema claro cuando lo ve, ni que no se enfrente a él. Aquí no ha sido una excepción. Otra vez con los europeos en su contra, ha tomado la decisión adecuada. Olfato de empresario u hombre de acción: Es mejor un no acuerdo que un mal acuerdo. Y el firmado el martes es un buen no acuerdo.

Es un mal acuerdo si se trata de evitar un Irán nuclear, porque está pensado para sentar a Teherán, no para que Teherán cumpla. Es un buen acuerdo si se trata de tener a los iraníes sentados, no de eliminar su programa nuclear. Por eso, tienen razón los iraníes cuando afirman que cumplen lo pactado, cuando lo cumplen: el problema es lo no pactado. Todo el proceso, desde la elección de inspectores hasta su agenda sobre el terreno, están pensados para no desairar a los iraníes y mantenerlos sobre la mesa a cualquier precio. Los defensores del acuerdo repiten que, aunque imperfecto, es positivo, porque se trata de construir confianza entre las partes. Pero los iraníes han mostrado desde el principio su desconfianza y hostilidad, y para conformarlos se firmaron cláusulas inaceptables si de lo que se trataba era de monitorizar las instalaciones, los planes y los programas de investigación iraníes.

La monitorización de instalaciones sospechosas de albergar parte del programa, los requisitos temporales para que los inspectores accedan a ellas dejan un agujero en el acuerdo que lo hace depender de la buena voluntad iraní. Desde 2015 los iraníes se han negado a la inspección de las instalaciones militares altamente sospechosas de incluir la parte militar del programa: es el caso de Parchin y las sospechas fundadas de que alberga pruebas de explosivos. Los iraníes ven en el acceso a instalaciones militares cuestión de honor nacional, y se niegan sistemáticamente. Obama pasó de puntillas sobre esta cuestión: pero la investigación militar sobre explosivos nucleares es justo la cuestión.

El programa de misiles y el engaño de Teherán
En segundo lugar, hasta los defensores más acérrimos del acuerdo reconocen que el programa de misiles representa la prueba de la sinceridad iraní: hasta Macron trata ahora de incluirlo. Su desarrollo no solo no ha parado desde 2015: el régimen muestra con orgullo los de mayor alcance. Apoyado por un programa satelital nada desdeñable, el programa de misiles muestra unas capacidades crecientes a cada prueba: nadie en su sano juicio piensa en dotarse de este tipo de programa, caro y complejo, para llenar las cabezas de explosivos convencionales.

Ciertamente, Irán no ha mostrado gran interés en dotarse de misiles de largo alcance, situados por encima de los 5000 km, que supondrían una amenaza directa a Estados Unidos. Pero el desarrollo de los ingenios de medio alcance situarían -si no sitúan- a Teherán con capacidad disuasiva-persuasiva sobre todo Oriente Medio y parte del Mediterraneo. No sólo Roma, Atenas y Jerusalén (con todo el simbolismo que esto supone) estarían bajo el alcance de los misiles persas: también Damasco, El Cairo o La Meca. Ese escenario es del todo inaceptable.

La visión político-diplomática de Obama
Por fin, el plan de Obama incluía una visión político-diplomática: el acuerdo sería la muestra de buena voluntad del régimen de Teherán, su normalización internacional y la apertura de una nueva era de relaciones con Occidente. De hecho, la respuesta ante las críticas al pacto se basaba justamente en la esperanza en que la creciente confianza abriese más a los iraníes a implementar el acuerdo.

También aquí los hechos desmienten las predicciones: en los últimos años Irán ha intensificado como nunca sus actividades militares y paramilitares en el exterior. La Republica islámica fundada por Jomeini con pretensiones imperiales avanza en el enorme arco que va de Yemen a Líbano, y que pasa por Irak y Siria. Lejos de apaciguar la agresividad iraní en el exterior, el acuerdo es impotente, si no algo peor, para parar el avance iraní. Teherán es hoy el principal factor de inestabilidad en Oriente Medio, inestabilidad tenebrosa si se piensa en la posibilidad de que, en unos años, incluya el arma atómica. En estas circunstancias, continúar con el acuerdo reforzaría la aventura iraní.

El acuerdo de Viena es un inmenso error: por sus objetivos, por su implementación, por sus consecuencias. Para los siguientes dos Presidentes, era una trampa mortal. Pero también para los europeos, si deciden seguir en la mesa. No lo harán, e Irán abandonando en cuestión de días, semanas o meses un acuerdo que es peor que un no acuerdo.

CARTA DE APROGC
Guardias civiles, a Unicef: ‘Que defienda a los hijos de agentes en Cataluña’
La Gaceta  10 Mayo 2018

Aprogc considera que los organismos e instituciones públicas y las distintas asociaciones “que deberían defender la infancia, no lo están haciendo como debieran”.

La Asociación Pro Guardia Civil (Aprogc) ha remitido una carta a Unicef y a sus comités español y catalán para exponer a esta organización, que vela por los derechos de la infancia, la situación de acoso a los hijos de guardias civiles en Cataluña y le ha pedido que los defienda.

En la carta se explica el “acoso y humillación” que sufren estos niños, y “no solo en los recientes casos conocidos en un colegio de esa comunidad, sino en todo el proceso radical de independentismo, con escraches en sus casas, pintadas, etc…, solo por su condición de hijos de guardias civiles”.

Por ello, la asociación ha pedido a Unicef que se pronuncie públicamente en su defensa y señala en sus cartas que es una situación conocida ya, porque en Europa ya se ha sufrido “durante el régimen nazi en Alemania y la guerra de los Balcanes”.

Recuerda que en España existen diez personas públicas y famosas que figuran como embajadores de Unicef, a los que Aprogc quiere dirigirse a través de las redes sociales para que también se expresen públicamente en defensa de los menores hijos de guardias civiles que viven en Cataluña.

Aprogc aprovecha el comunicado para reprochar la actitud “lamentable y ruin” de diversas entidades que “se han puesto del lado de los acosadores, olvidándose de los derechos de los niños”, que deben ser objeto de “la más absoluta protección”.

Y concluye que aunque en España es obligatorio proteger la imagen de cualquier menor tapando sus rostros cuando aparecen en fotografías o imágenes publicadas, sin embargo “se consiente que se les ofenda, se les amenace, se le persiga y se les discrimine por su condición o nacimiento”.

Todo ello, apostilla Aprogc, está prohibido en la Constitución. “¿Quién los protege?”, se pregunta.

Independentismo en Cataluña
Una paciente denuncia el “trato agresivo” de una doctora catalana al pedir atención en español
Raquel Tejero okdiario 10 Mayo 2018

Una paciente de un centro de salud de Cataluña ha presentado una queja formal en la que critica el trato recibido por parte de una doctora al negarse a ser atendida en catalán.

María, que así llamaremos a la paciente procedente de Extremadura y que prefiere ocultar su identidad, acudió a la consulta del médico en Barcelona el pasado lunes día 7. Según la queja interpuesta a la que ha tenido acceso este OKDIARIO, la doctora comenzó la visita “con mucha amabilidad y cordialidad”. El problema comenzó cuando la usuaria pidió a la doctora que le atendiese en español y no en catalán como lo estaba haciendo.

“Cuando se dirigen a mí hago el esfuerzo de interactuar en catalán pero al tratarse de un problema de salud prefería enterarme bien”, declara.

Fue en ese momento cuando la actitud de la sanitaria cambió radicalmente. A la petición de María, la médico respondió: “¿Cuánto tiempo llevas en Barcelona?”. Cuando la paciente respondió que vivía allí desde hace más de dos años se encontró con esta respuesta, pronunciada en tono cortante y agresivo: “Pues ya tendrías que saber catalán”.

La doctora continuó entonces hablando en catalán y dando órdenes en esa lengua. María decidió no actuar hasta que no se le hablase en español por lo que la profesional “pronunció la misma orden elevando el tono y con un gesto aparentemente de molestia”, según puede leerse en la queja.

A continuación la doctora comenzó a hacerle las pruebas de visión por las que había acudido y a empeorar cada vez más su trato hacia la paciente. “¿Ves las letras?”, le preguntó. María inicia su respuesta intentando explicarle que es capaz de distinguir algunas, pero que las ve muy borrosas, pero la doctora no le permite acabar la frase para decirle en tono hostil “solo quiero que me digas sí o no”.

La sanitaria, que en ese momento ya usaba el español para dirigirse a ella, le llegó a gritar “¡Calla!” en uno de los momentos en los que María intentaba explicarle que la enfermedad oftalmológica que sufre la tiene desde hace años.

Es en ese punto en el que María le cuenta que su hermano, que reside en Galicia, también sufre la misma enfermedad y que por este motivo es sometido a distintas pruebas. La doctora, que apenas escucha su historia, le contesta que le va a hacer “las pruebas de imágenes y punto” porque todo lo demás es “malgastar dinero público” ya que “no se va a curar nunca”.

La deponente aclara en la reclamación que tiene “la certeza de que la falta de empatía y sensibilidad, así como el trato violento recibido” fue como “consecuencia de pedir a la doctora el cambio de idioma para un mejor entendimiento”.

No es la primera vez que la medicina se mezcla con política en Cataluña. El pasado mes de febrero un juez de Manresa imputó a la única pediatra de Balsareny (un municipio de 3.500 habitantes de la provincia de Barcelona) por negarse a atender a un niño de ocho años, hijo de la pareja a la que intentaron quemar la casa el pasado mes de diciembre por tener la bandera española en el balcón.

La doctora es la mujer del alcalde de la población, Isidre Viu (ERC), quien había anunciado en un medio de comunicación local que se propone echar de Balsareny a “los ultras de extrema derecha”.

Baleares admitirá a 1.100 sanitarios excluidos por no saber catalán
Los técnicos que por razones lingüísticas fueron descartados ahora del futuro nuevo bolsín de trabajo formarán finalmente parte de una única lista junto con los técnicos aceptados inicialmente
Josep María Aguiló ABC 10 Mayo 2018

La falta de profesionales sanitarios obligará al Ejecutivo balear a admitir en los bolsines de trabajo a los profesionales sanitarios que no tengan suficientes conocimientos de catalán. «Repescará», por ejemplo, a los técnicos que ahora han sido excluidos por no tener la titulación lingüística, que formarán finalmente parte de una única lista junto con los admitidos inicialmente.

El director general del Servicio de Salud de las Islas Baleares, Juli Fuster, hizo este anuncio después de que esta semana hayan sido publicadas las listas definitivas de admitidos y de excluidos para formar parte de los futuros bolsines de trabajo en las categorías de técnicos de radiodiagnóstico, de laboratorio, de anatomía patológica y de radioterapia. En total, habían presentado una solicitud 1.776 profesionales, de los cuales quedaron excluidos 1.145 en total, esencialmente por no tener la preceptiva titulación de catalán. Así lo ha denunciado este miércoles el sindicato CSIF, que en un comunicado ha lamentado que «el título de catalán relega a más de seis de cada diez técnicos sanitarios a una lista subsidiaria».

Por su parte, Fuster señaló en declaraciones a ABC que la citada convocatoria se había hecho antes de que fuera aprobado el denominado decreto del catalán, más flexible con respecto a las exigencias lingüísticas de lo que estaba fijado hasta ahora por la Ley de Función Pública.

Cabe recordar que el citado decreto fue aprobado el 23 de marzo por el Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol con el apoyo de MÉS y Podemos. La nueva norma autonómica regula el conocimiento de catalán que deberán tener los médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares de enfermería que deseen trabajar en la sanidad pública isleña. El decreto establece, en su versión definitiva, que se podrá presentar a las futuras oposiciones cualquier profesional sanitario, aunque no tenga hoy la preceptiva titulación de catalán establecida para cada categoría laboral. Esa regla valdrá también para los celadores, aunque en sentido estricto no pertenecen realmente al ámbito sanitario.

En ese contexto y teniendo en cuenta que a día de hoy la categoría de técnicos es «deficitaria», el director general del Servicio de Salud dictó el lunes una resolución en la que se indica que «quien haya sido excluido por no cumplir los requisitos exigidos en la convocatoria los puede complementar, de tal manera que su solicitud se incluirá en el corte siguiente —actualizado— de la bolsa de esta categoría».

En dicha resolución se dan por resueltas las alegaciones presentadas en la lista provisional, al mismo tiempo que se establece un plazo de 10 días hábiles para que los admitidos «aporten la documentación que acredita que cumplen los requisitos y los méritos alegados». Contra esta resolución cabe la posibilidad de interponer un recurso de reposición o un recurso contencioso administrativo.

Una vez pasado el citado plazo de 10 días, se publicará un nuevo listado, del que formarán parte tanto los profesionales que ahora fueron aceptados como los que quedaron excluidos. En ese listado único se tendrán en cuenta factores como los años de experiencia o el nivel de catalán.

"El Plan Merkel". Esta es la élite política y económica que impulsa la llegada de millones de inmigrantes musulmanes a Europa
William Engdahl (*) para Alerta Digital  latribunadelpaisvasco.com  10 Mayo 2018

Una inundación incontrolada de refugiados de guerra de Siria, Libia, Túnez y otros países islámicos desestabilizados por las revoluciones de colores de la ‘Primavera árabe’ de Washington, ha creado el mayor caos social en la UE, de Alemania hasta Suecia y Croacia, desde finales de la II Guerra Mundial.

A estas alturas está claro para la mayoría que algo siniestro está sucediendo, algo que amenaza con destruir el tejido social del núcleo de la civilización europea. Lo que pocos saben es que todo este drama no está siendo orquestado por la canciller alemana, Angela Merkel, o por eurócratas anónimos de la Comisión de la UE en Bruselas. Está orquestado por la camarilla de los think-tank vinculados a la OTAN.
El 8 de octubre de 2015, en medio del gran flujo de cientos de miles de refugiados que inundaba Alemania desde Siria, Túnez, Libia y otros países, una recién segura de sí misma canciller alemana, Angela Merkel, proclamaba en un popular programa de televisión alemán: “Tengo un plan”. Ella aprovechó la ocasión para dar un fuerte golpe a su socio de coalición, el jefe de la CSU de Baviera, Horst Seehofer, crítico con la postura de Merkel de brazos abiertos hacia los refugiados en la primavera de 2015, y que ha visto entrar a más de un millón de refugiados en Alemania solamente el año pasado.

Desde ese momento, con determinación de hierro, la canciller alemana defendió al régimen criminal de Erdogan en Turquía, un aliado clave de su “plan”.

La mayor parte del mundo vio con asombro cómo ignoró los principios de la libertad de expresión y decidió perseguir públicamente a un conocido comediante de la televisión alemana, Jan Böhmermann, por sus observaciones satíricas sobre el presidente turco. Se quedó asombrada de cómo el símbolo de la democracia europea, la canciller alemana, optó por ignorar el encarcelamiento de periodistas por parte de Erdogan y el cierre de medios de la oposición, procediendo a imponer una dictadura de facto en Turquía. Quedó perpleja cuando el gobierno de Berlín optó por ignorar la evidencia abrumadora de cómo Erdogan y su familia fueron materialmente cómplices e instigadores de los terroristas del ISIS en Siria, y de hecho, los que crearon la crisis de los refugiados. Quedó sorprendida al ver su empujón al re?imen de Erdogan a través del compromiso de la UE para entregarle miles de millones de euros para, supuestamente, hacer frente al flujo de refugiados de los campamentos de refugiados de Turquía cruzando la frontera con la vecina UE, a Grecia y más allá.

El Plan Merkel
Todas estas acciones aparentemente inexplicables de la una vez pragmática líder alemana, parece que se remontan a la adopción de un documento de 14 páginas preparado por una red de centros de investigación pro OTAN, titulado descaradamente “El Plan Merkel".

Lo que la canciller alemana recién segura de sí misma no dijo a su anfitriona, Anne Will, o a sus espectadores, fue que “su” plan había sido entregado sólo cuatro días antes, el 4 de octubre, como un documento titulado El Plan Merkel, por un recién nacido y evidentemente bien financiado think-tank internacional, denominado European Stability Initiative [Iniciativa de Estabilidad Europea], o ESI. El sitio web del ESI indica que tiene oficinas en Berlín, Bruselas y Estambul (Turquía).

Sospechosamente, los autores del plan del ESI lo han titulado como si viniera de la oficina de la canciller alemana, y no de ellos. Más sospechoso es el contenido del Plan Merkel del ESI. Además de haber tomado ya más de un millón de refugiados en 2015, Alemania debería “estar de acuerdo en conceder asilo a 500.000 refugiados sirios registrados en Turquía en los próximos 12 meses”. Además, “Alemania debería aceptar solicitudes procedentes de Turquía… y proporcionar un transporte seguro a los candidatos seleccionados… ya registrados con las autoridades turcas…” Y finalmente, “Alemania debería ponerse de acuerdo para ayudar a Turquía a obtener la exención de visado para viajar en 2016”.

El llamado "Plan Merkel" era producto de un grupo de reflexión vinculado a la OTAN y a los EE.UU. y de los gobiernos de los países miembros de la OTAN o miembros potenciales. La máxima de “seguir el dinero” es instructiva en este caso, para ver quién realmente domina la UE en la actualidad.

El ESI
El ESI proviene de los intentos de la OTAN por transformar el sudeste de Europa después de la guerra instigada por Estados Unidos en Yugoslavia durante los años 90, que condujo a la balcanización del país y al establecimiento de una gran base de Estados Unidos y de la OTAN en Kosovo, Camp Bondsteel.

El actual presidente del ESI, directamente responsable del documento final del Plan Merkel, es el sociólogo austríaco afincado en Estambul Gerald Knaus. Knaus también es miembro del European Council on Foreign Relation [Consejo Europeo de Relaciones Exteriores] (ECFR) y miembro de la Open Society.

Fundado en Londres en 2007, el ECFR es una imitación del Council on Foreign Relations de Nueva York, el think-tank creado por los banqueros Rockefeller y JP Morgan durante las conversaciones de paz en Versalles en 1919, para coordinar la política exterior mundial angloamericana. De manera significativa, el creador y ricachón del ECFR es el multimillonario y patrocinador de Revoluciones de Color norteamericano, George Soros.

En prácticamente cada revolución de color respaldada por el Departamento de Estado de los EE.UU. desde el colapso de la Unión Soviética, incluyendo en Serbia en 2000, en Ucrania, en Georgia, en China, en Brasil y en Rusia, George Soros y las ramificaciones de sus Open Society Foundations han estado financiando en la sombra a los activistas y ONGs por la “democracia” para instalar regímenes pro-Washington y pro-OTAN.

Los selectos miembros, llamados miembros del Consejo o asociados del ECFR de Londres, incluyen al co-presidente, Joschka Fischer, ex ministro de Asuntos Exteriores alemán del Partido Verde, que llevó a su partido a apoyar el bombardeo ilegal de Serbia en 1999 respaldado por Bill Clinton, sin el apoyo del Consejo de las Naciones Unidas.

Otros miembros del consejo del think-tank European Council on Foreign Relations de Soros son el ex secretario general de la OTAN, Javier Solana; el deshonrado plagiador y ex ministro de Defensa alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg; Annette Heuser, directora ejecutiva de la Fundación Bertelsmann en Washington DC; Wolfgang Ischinger, presidente de la Munich Security Conference; Cem Ozdemir, presidente de Bündnis90/Die Grünen; Alexander Lambsdorff, parlamentario del Partido Liberal (FDP) alemán; Michael Stürmer, corresponsal Jefe de Die Welt; Andre Wilkens, director de Mercator Foundation; el defensor de la pederastia y parlamentario europeo, Daniel Cohn-Bendit. Cohn-Bendit, conocido como “Danny el Rojo” durante Mayo del 68, era miembro del grupo autonomista Revolutionärer Kampf (Lucha Revolucionaria), en Rüsselsheim, Alemania, en las revueltas estudiantiles francesas de mayo de 1968, junto con su aliado y ahora presidente del ECFR Joschka Fischer. Los dos siguieron adelante hasta el ala “realo” de los verdes alemanes [facción que defiende la idea de que el partido debe ser flexible y reformarse de acuerdo a la realidad dada. N.t.].

Las Open Society Foundations son la red exenta de impuestos que “promueve la democracia” creada por George Soros en el colapso de la Unión Soviética para promover el “libre mercado”, la liberalización pro-FMI del mercado de las economías ex comunistas, abriendo la puerta al sistemático saqueo de la inestimable riqueza mineral y energética de esos países. Soros fue el principal proveedor de fondos del equipo económico liberal de Boris Yeltsin, incluyendo al economista de la “terapia de choque” de Harvard Jeffrey Sachs, y al asesor liberal de Yeltsin, Yegor Gaidar.
Ya se hace evidente que el “Plan Merkel” es de hecho el plan de Soros. Pero hay más, si queremos entender el orden del día oculto detrás del plan.

Los patrocinadores del ESIE
El think-tank European Stability Initiative del vinculado a Soros Gerald Knaus, es financiado por una impresionante variedad de donantes. En su página web los enumera.

La lista incluye, además de la Open Society Foundations de Soros, a la vinculada a Soros Siftung Mercator alemana, y la Robert Bosch Stiftung. Entre los patrocinadores de la ESI está también la Comisión Europea. Curiosamente, la lista de patrocinadores del Plan Merkel incluye a una organización con un nombre orwelliano, el United States Institute of Peace [Instituto Estadounidense de la Paz].

Algunas investigaciones revelaron que el United States Institute of Peace no tiene nada que ver con la paz. El United States Institute of Peace es presidido por Stephen Hadley, ex asesor del Consejo de Seguridad Nacional de los EEUU durante la administración de los belicistas neoconservadores Bush y Cheney. Su junta directiva incluye a Ashton B. Carter, actual secretario de Defensa de la administración de Obama, neoconservador de línea dura; el Secretario de Estado John Kerry; el Mayor General Frederick M. Padilla, presidente de la US National Defense University. Estos son algunos de los muy experimentados arquitectos de la estrategia del Pentágono estadounidense para la dominación militar global Full Spectrum Dominance.

Los autores del “Plan Merkel” de la European Stability Initative, además de la generosidad de las fundaciones de George Soros, indican como patrocinador “fundamental” al German Marshall Fund de los Estados Unidos. Como ya he descrito en mi libro, "The Think Tanks", el German Marshall Fund es cualquier cosa menos alemán. Con su sede en Washington DC, como he señalado en el libro: “Es un think-tank estadounidense con su cuartel general en Washington D.C.. En realidad, su agenda es la destrucción de la Alemania de postguerra y de forma más general de la soberanía de la UE para adaptarla mejor al orden del día de la globalización de Wall Street”.

El German Marshall Fund de Washington ha estado involucrado en el programa post años 90 estadounidense de cambio de régimenes alrededor del mundo, confabulado con la National Endowment for Democracy, las fundaciones de Soros, y la fachada de la CIA conocida como USAID. Como describo en el libro sobre los think-tank, “El objetivo principal de la German Marshall Fund, según su informe anual de 2013, es apoyar el programa del Departamento de Estado para la así llamadas operaciones de construcción de la democracia en los antiguos países comunistas en el Este y Sureste de Europa, desde los Balcanes hasta el Mar Negro. De manera significativa, su trabajo incluye Ucrania. En la mayoría de los casos, trabajaron en colaboración con la USAID, ampliamente identificada como una fachada de la CIA con vínculos con el Departamento de Estado, y la Stewart Mott Foundation, que da fondos a la National Endowment for Democracy fundada por el gobierno de los EEUU”.

Cabe destacar que la misma Stewart Mott Foundation financia también el Plan Merkel hecho por el ESI, como lo hace el Rockefeller Brothers Fund.
Todo esto nos debe hacer reflexionar sobre quién y a qué objetivos se destina el acuerdo Merkel-Erdogan para tratar con la crisis de los refugiados de la UE. ¿Tiene la facción Rockefeller-Bush-Clinton en los Estados Unidos la intención de usarlo como un gran experimento de ingeniería social para crear el caos y los conflictos sociales en toda la UE, mientras que al mismo tiempo sus ONGs, como la NED, Freedom House y las fundaciones de Soros, agitan las cosas en Siria, Libia y todo el mundo islámico? ¿Es Alemania, como la llamaba el ex asesor del presidente de Estados Unidos y amigo cercano de Rockefeller, Zbigniew Brzezinski, un “vasallo” de los Estados Unidos en el mundo post-90?

Hasta la fecha, hay pruebas bastante evidentes de que esto es así. El papel de los think-thank vinculados a los EE.UU. y la OTAN es crucial para entender cómo la República Federal de Alemania y la Unión Europea están en realidad dirigidas desde el otro lado del Atlántico.

* F. William Engdahl es consultor de riesgo estratégico y conferenciante, licenciado Política por la Universidad de Princeton y autor de éxito acerca del petróleo y la geopolítica.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Rivera se equivoca con el 155
Marcello republica 10 Mayo 2018

El enfado de Albert Rivera con Mariano Rajoy en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados ha acabado muy mal y con el anuncio del líder de C´s de retirar el apoyo de su partido a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Y todo ello por negarse Rajoy a recurrir al Tribunal Constitucional el voto delegado de Puigdemont y Comin en el Parlament lo que sin duda facilitaría la investidura de cualquier candidato de JxCAT que no esté inmerso en un proceso judicial.

Rivera se equivoca, porque el 155 defiende los intereses de España en Cataluña, aunque esté muy mal o tibiamente aplicado por el Gobierno de Rajoy que ahora tiene el control de la Generalitat.

Lo que tiene que hacer Rivera, si de verdad desea meter en cintura constitucional a Rajoy, es anunciar la retirada del apoyo de C´s a los Presupuestos de 2018. Que son la causa y el origen del desistimiento constitucional de Rajoy en Cataluña y el País Vasco, como muy bien lo sabe Rivera, aunque disimula para ocultar su complicidad directa o indirecta en todo esto.

Rivera sabe que Rajoy no se opone al voto delegado de Puigdemont y Comin porque necesita la investidura urgente de un presidente de la Generalitat para que el PNV, que exige la retirada del 155 en Cataluña, le apruebe los Presupuestos de 2018 lo que le permitirá a Rajoy seguir en el poder hasta mediados de 2020.

Pero ¿por qué no Rivera no advierte a Rajoy con la retirara de su apoyo a las cuentas públicas de 2018, o por qué no le retira de una vez ese apoyo a los Presupuestos de 2018 en defensa de la soberanía nacional que Rajoy pone en almoneda en el País Vasco y Cataluña, mientras el PP se solaza en su inmensa charca de la corrupción nacional?

No se entiende la actitud de Rivera salvo que esté haciendo cálculos de conveniencia electoral, porque si no hay Presupuestos de 2018 habrá adelanto de las elecciones generales y puede que C´s, a pesar del viento a favor de las encuestas, consideraría prematura esa convocatoria que se uniría probablemente a las municipales y autonómicas de 2019, o a las Europeas de ese mismo año.

Pero Ciudadanos no puede entrar en el juego de la venta de soberanía a cambio de más tiempo para Rajoy en Moncloa. Y se equivoca si dice que retira su apoyo al 155 en Cataluña porque sus votantes catalanes y del resto de España no lo van a entender.

Dice Rajoy de Rivera que es un ‘aprovechategui’. Pero más cierto es que quien más se aprovecha de las maniobras políticas es el propio Rajoy. Lo hizo cuando en marzo de 2016 Pablo Iglesias no apoyó la investidura Pedro Sánchez. Aprovechó en la caza de Sánchez por sus compañeros de la Ejecutiva -y otras intrigas palaciegas- en el Comité Federal del 1-O, lo que permitió la investidura de Rajoy con apoyo de C´s y la abstención del PSOE. Y ahora Rajoy se quiere aprovechar del PNV y C´s para permanecer en el poder hasta 2020.

Y en todos estos aprovechamientos de Rajoy el compañero de viaje ha sido Rivera por más que, finalmente, todos los desastres del Gobierno de Rajoy, su tibieza ante el soberanismo catalán y la corrupción del PP le hayan abierto la puerta del ascenso electoral en todas las encuestas de intención de voto, como la última del CIS.

Pero la retirada del apoyo de C´s al 155 es un error político y nada fácil de explicar en Cataluña y en el resto de España, porque da la impresión que C´s se pone del lado de los partidos independentistas, que también se oponen al 155. Y además estas decisiones son difíciles de explicar si no tienes un gran aparato mediático de tu lado y C´s no lo tiene aunque por el momento goza de gran simpatía popular.

Infantiloide y aprovechategui.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 10 Mayo 2018

RIVERA DESNUDA AL PP POR SU INACCIÓN EN CATALUÑA. / PABLO LLARENA YA VISLUMBRA POSIBLES TUMULTOS VIOLENTOS EN VEZ DE ACTOS DE REBELIÓN.

¡Hasta aquí hemos llegado! Con esta frase Albert Rivera dio paso al anuncio de que CIUDADANOS desde ese momento quitaba su apoyo al PP en lo relativo al artículo 155. Es decir, se rompe el pacto del llamado bloque constitucionalista en un momento en que parece que se va por fin a investir un Presidente de la Generalidad “homologable” desde el punto de vista penal y se formará Gobierno, lo que conlleva la retirada de las medidas de intervención de la autonomía de Cataluña amparadas por el artículo 155 de la Constitución. La razón esgrimida por Ribera ha sido el que el Gobierno no ha supervisado el uso de los fondos de financiación del FLA de forma rigurosa como debería, ni tampoco ha impugnado la decisión del Parlamento de aceptar la delegación de voto de los fugitivos de la justicia Puigdemont y Comín. Tras esta decisión, Mariano Rajoy acusó al que apodaron “naranjito” de ser un “aprovechategui” y de tener una actitud “infantiloide”. Hoy, en el editorial de El País digital titulado “Ribera se equivoca” los epítetos usados han sido el de “oportunista” y acusa al PP de tener una actitud “suicida”.

El PP no tuvo excusas para el tema de financiación y se limitó a responder que no presentaba la impugnación porque los servicios jurídicos lo habían desaconsejado. Y es que es muy posible que el Ejecutivo tuviera ya constancia del aviso del Tribunal Constitucional de ser reacio a pronunciarse sobre el espinoso tema de la delegación de voto sin entrar en el fondo de las limitaciones de derechos constitucionales a los detenidos y fugados que son cargos electos. Su posición quedó expuesta en las medidas cautelares impuestas mientras se pronunciaba sobre la admisión a trámite del recurso del Gobierno sobre el peno de investidura de Carles Puigdemont el pasado enero, entre las que se encontraba la de no permitir las vías telemáticas ni la delegación de voto a los fugados. Sin embargo, ante el recurso de CIUDADANOS sobre esa delegación de voto aceptada por el Parlamento de Cataluña, se ha limitado a admitirlo pero sin suspender cautelarmente la delegación. Eso al menos parece indicar un cambio de criterio y una posible falta de esa unanimidad que siempre intentan buscar en todo lo relacionado con el desafío separatista.

Pero la realidad es que, si el Gobierno de España se hubiese adherido a ese recurso, el Tribunal Constitucional estaba obligado a suspender la delegación de voto. Esto conllevaría el que o bien Puigdemont y Comín renunciaban a su Acta de diputado para dejar que corriera la lista y no perder la mayoría parlamentaria, o bien se exponían a que no prosperase ninguna investidura “blanca”, ya que la de Puigdemont ha sido definitivamente suspendida. Y aquí es el tiempo el que implacablemente fuerza la situación y cabe el riesgo real de que se cumpla el plazo y se deba ir a nuevas elecciones autonómicas, algo que todos dicen no querer, salvo Carles Puigdemont que ahora, teniendo las encuestas muy favorables, no lo vería como algo terrible. Porque lo que tanto Puigdemont como Comín han mantenido es su negativa a renunciar de sus Actas de diputado. Y aquí lo de elegir entre “truco o muerte” tiene las peores consecuencias.

Desde luego que en estos momentos y a un año de las elecciones autonómicas y locales con las encuestas claramente a favor de CIUDADANOS, no se puede descartar un intento de Rivera de marcar diferencias con quienes han mantenido con ellos una política de desprecio, de desprestigio y de ataques personales donde no han ahorrado en epítetos descalificadores y ruines como el de llamarle “naranjito” o como ahora “aprovechategui”. Un adjetivo que bien podrían haberlo usado con su socio de conveniencia Urkullu, que vende caro el apoyo del PNV a los presupuestos Generales del Estado. Pero claro, no conviene molestar a quien les puede dar la llave para abrir la puerta que les lleva a terminar la legislatura. ¿Quiénes son aquí los aprovechateguis sin escrúpulos? ¿Cuánto nos va a costar a los españoles el pago de este nuevo chantaje del nacionalismo vasco?

Nadie puede reprochar a CIUDADANOS de buscar ese desmarque de un socio que siempre ha sido incómodo y circunstancial. En absoluto se puede dudar del compromiso constitucional de quien ha demostrado defender la legalidad vigente con mayor empeño que otros partidos como el PSOE y su marca federal catalana el PSC que se han mostrado mucho más ambiguos y poco creíbles. El mismo PSOE que no dudó en sumarse a la campaña de desprestigio hacia CIUDADANOS acusándoles de hacer política de seguidismo, o como hace PODEMOS y los golpistas catalanes de calificarles de “extrema derecha”. No puede venir el PSOE de Pedro Sánchez a acusar de oportunismo a Rivera, sobre todo cuando gracias a ese partido gobiernan en la comunidad de Andalucía, donde la corrupción es la lacra que infecta a la Junta de Andalucía y salpica a todos sus expresidentes Chaves, Griñán y ahora Díaz y numerosos exconsejeros y altos cargos de la administración.

Y es verdad que sigo considerando que CIUDADANOS es un partido que aún no parece haber encontrado su posición ni política a nivel nacional, aunque sí la tiene en cierta medida en Cataluña. Es verdad que su actitud de “censor estupendo” llega a ser exasperante e incomoda a casi todos sus socios de Gobierno. Pero eso no quita valor a la firmeza que demuestra en la defensa de sus principios en los que su posición no es de veleta, sino que mantiene siempre la misma dirección en defensa de la Constitución y de la unidad de España. Y eso hoy en día tiene para mí mucho mas valor que lo que puedan decir partidos con claros signos de degeneración, en todos los sentidos, como el PSOE y el PP marcados por el cáncer de la corrupción generalizada. Se equivocan el PSOE y el PP de oponente y solo el pánico a perder su hegemonía es lo que les lleva a poner el foco en ese partido que va convenciendo a los españoles de ser una verdadera alternativa confiable de gobierno. La velocidad de ascenso es proporcional a la caída de los dos principales partidos PP y PSOE que ni siquiera en asuntos de Estado se ponen de acuerdo y se atreven a criticar a quienes les desnudan y dejan a la vista sus vergüenzas.

Por si fuera poco este desmadre político, tampoco es que en judicial estemos mejor. Resulta que el juez Pablo Llarena, el nuevo Cid Campeador español que ha instruido la causa del golpe de Estado y procesado a los máximos responsables, se aviene a contemplar una posibilidad de rebajar la calificación de los delitos imputados, sobre todo el de rebelión. Su último Auto incluye apreciar delito de sedición y tumultos violentos, en vez de el de rebelión y una violencia mucho mayor y organizada. Es decir, da en cierta medida la razón a los jueces del Estado federal de Schleswig -Holstein cuando en primer término no apreciaron el delito de rebelión por no haber se producido una violencia suficiente para “doblegar” al Estado. Este cambio de criterio deja todo en manos del Tribunal que enjuicie para la calificación definitiva de los delitos por los que se juzgará a los procesados. Ello podría conllevar incluso la finalización de la prisión para todos ellos, aunque persista la euroorden de detención de los fugitivos con los nuevos cargos fijados.

Estamos en semanas decisivas donde la política y la justicia siguen caminos diferentes y a diferente ritmo. Puede que finalmente sea investido un Presidente de la Generalidad títere o no de Puigdemont y que se forme un Gobierno de compromiso sin elementos conflictivos que en unos días pueden quedar inhabilitados para desempeñar cargos públicos. Pero puede que no y que se consolide de facto ese Gobierno en el territorio libre de la República que ha creado Puigdemont en su lujosa mansión de Waterloo o en alguna otra localización acorde con la solemnidad y boato de las Instituciones que va a albergar. La financiación ya no es ningún problema una vez quitadas las ataduras, si es que alguna vez existieron, del 155.

Lo que parece evidente es que el problema no solo no se cierra con la creación del nuevo Gobierno de la Generalidad, sino que se vuelve mucho más compleja y de difícil solución. Sobre todo, porque el bloque constitucionalista, ya de por sí frágil e inestable, ayer quedó roto en mil pedazos.

¡Que pasen un buen dia!

La verdad sobre ETA, no un relato

«No hay proyecto de resolución de conflictos, mal llamado "proceso de paz", sin pagar un precio político. Por ello, la gravedad radica en la potencia que adquiere la exigencia de la autodeterminación, del derecho a decidir, aunque se llame de otra manera, que exige previamente un cambio de la política penitenciaria y sobre todo un proceso de desdramatización de aquella reivindicación, que es a lo que vamos a asistir en los próximos tiempos»
JAIME MAYOR OREJA ABC 10 Mayo 2018

El pasado 4 de mayo, en Cambó, asistimos a la culminación, que no final, a un punto y seguido de un largo proceso de un proyecto standard denominado de «resolución de conflictos», mal llamado «proceso de paz». Asistimos a la culminación de una metamorfosis y transformación de ETA en proyecto político, a través de sucesivas treguas trampa que se escenificaron primero en Estella, 16 de septiembre de 1998, con un pacto con el Partido Nacionalista Vasco, posteriormente en Perpiñán, con Esquerra Republicana de Cataluña y finalmente con el gobierno de Rodríguez Zapatero.

Antes de esta fecha, y solo con la finalidad de explicar mi posición, permítanme que me remonte al mes de noviembre de 1997 –cuatro meses después de la liberación de Ortega Lara y del asesinato de Miguel Ángel Blanco–, momento en el que recibí en mi despacho del Ministerio de Interior a Cristopher R. Mitchel, un conocido experto en proyectos de resolución de conflictos al que había conocido años antes.

Me explicó de manera sencilla y muy gráfica el significado de un proceso de estas características, a través de un ejemplo deportivo: dos escaladores incapaces de alcanzar una cima, y, por el contrario, en pelea permanente.

Un proceso de esta naturaleza exigía la irrupción de un tercero, de un mediador internacional, que indicaba y ordenaba los diferentes movimientos que cada uno tenía que llevar a la práctica, indicando el lugar donde debían colocar sus manos y sus pies, uno y otro, y al cabo de muy pocos movimientos, ambos alpinistas alcanzarían la cumbre de la paz, y lo que parecía un objetivo inalcanzable se trasformaba en una auténtica realidad sin aparente explicación.

Al final de su descripción, le pregunté refiriéndome a la propuesta concreta para la resolución del mal llamado «conflicto vasco», si además de la paz, con qué nos íbamos a encontrar en la cumbre: España o la autodeterminación de los pueblos de España, a lo que me contestó que era la única pregunta que no tendría respuesta, ya que el proceso arrancaba en la paz, pero era imposible determinar el final político del mismo.

Diecisiete años después, el 9 de enero de 2014, es la otra fecha que jalona este recordatorio personal, cuando me entrevisté con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le comuniqué que yo no debería ser el candidato a las siguientes elecciones del Partido Popular en el Parlamento Europeo, a celebrar cuatro meses más tarde, debido a mi opinión y convicción sobre el «proceso» que estaba viviendo España, que había impulsado en su momento tanto Rodríguez Zapatero como ETA.

El presidente, al oír la palabra «proceso», me interrumpió y me señaló que nunca había negociado con ETA, a lo que le respondí que estaba seguro de ello, y que además creía que no lo iba a hacer nunca en el futuro, pero al mismo tiempo le señalé que también era verdad que estaba más vivo que nunca. Añadí en aquel momento lo mismo que pienso hoy, que ese «proceso» –lo transcribo literalmente tal y como lo dije, era «letal para la derecha, para la izquierda democrática y constitucional y para España».

Cuando se pacta con ETA, no se puede olvidar que no solo es una organización terrorista, sino que esencialmente desde su origen, es un proyecto de ruptura de España. Nació para romper España, no para acabar con Franco, convencida que el PNV iba a ser incapaz de llevarlo adelante.

Con la perspectiva del tiempo transcurrido, tengo que decir que en modo alguno me arrepiento de no haber ni impulsado ni favorecido este proceso.

El punto más débil de España era y es la nación, y por ello, el riesgo de un proceso que en su culminación se alejara drásticamente de la Constitución democrática de España de 1978, y el temor a que, por el contrario, nos aproximáramos aceleradamente a un estado confederal, asentada en la autodeterminación o un sucedáneo, era y es una realidad cierta.

Todo lo que está sucediendo en España desde el momento en que arrancó este plan, la evolución del nacionalismo singularmente en Cataluña, pero también en Navarra, Baleares, Valencia… confirma los temores que albergaba en aquel noviembre de 1998, cuando escuché por primera vez lo que hace pocos días se ha solemnizado en Cambó. No dejo de comprender, aunque no lo comparto en absoluto, la otra posición, la que se ha impuesto, en la que lo único importante es que ETA dejara de matar, que el fin justifica los medios, y que la prevalencia de la mentira sobre la verdad es lo más eficaz.

Esto es, que nos podemos abrazar a la ficción de que Bildu, Sortu o Batasuna se habían rebelado contra ETA, cuando todos sabemos que es mentira, o que España como nación no corre riesgo alguno, por lo que el proyecto de ruptura que significa ETA es irrelevante como tal.

Reconozco que cuando escucho que la palabra clave es el relato de lo sucedido, como si de una competición de historietas se tratase, me rebelo contra la enorme capacidad de expansión de la mentira.

El relato, los relatos, forman parte de la naturaleza de un proyecto de resolución de conflictos, y por ello no podemos depender de una parte nuclear del mismo, sino que esencialmente la clave es la verdad de lo sucedido; esto es, si ha habido negociación o no, si ha habido precio político o no, si hemos vivido un proyecto de resolución de conflictos o no. Se imaginan ustedes lo que yo pienso.

Por el contrario, afirmo por incómodo que sea, que ETA, como proyecto de ruptura, no solo no ha desaparecido, sino que se ha extendido territorialmente, y está más presente que nunca en nuestra sociedad y en nuestro horizonte político y social a través de la autodeterminación como objetivo próximo.

Cuando terminó el plan Ibarreche, esto es, la ruptura sin rebelión, cuando el Plan Puigdemont, esto es la ruptura con rebelión, está en un incierto desenlace, no es difícil diagnosticar más que predecir un horizonte político en el que muchos van a defender que no se puede seguir así, que el empate infinito, una vez más, entre España y Cataluña o País Vasco no puede continuar, y que por ello hay que hacer legal lo que hoy es ilegal. Que resulta indispensable aprobar, antes que después, una ley nacional para la legalidad de los referéndums, en definitiva, una ley para una segunda transición, para la ruptura de la primera, utilizando la misma preposición «para» que determinó la transición democrática española, aquel proceso histórico de transformación de España desde la reforma.

No hay proyecto de resolución de conflictos, mal llamado «proceso de paz», sin pagar un precio político. Por ello, lo más preocupante no es esta escenificación, ni quién tenía razón, el proyecto de Rodríguez Zapatero o el que representaba José Mª Aznar, que son antitéticos. La gravedad radica en la potencia que adquiere la exigencia de la autodeterminación, del derecho a decidir, aunque se llame de otra manera, que exige previamente un cambio de la política penitenciaria y sobre todo un proceso de desdramatización de aquella reivindicación, que es a lo que vamos a asistir en los próximos tiempos.

Jaime Mayor Oreja es presidente de la Fundación Valores y Sociedad

CIUDADANOS ROMPE CON EL GOBIERNO
C’s atacará al PP por permitir la malversación en Cataluña, los Mossos golpistas y no cerrar TV3
Carlos Cuesta okdiario 10 Mayo 2018

Ciudadanos prepara un plan de ataque contra el PP por la debilidad mostrada en Cataluña en materias clave como la educación, el control de los Mossos y TV·, y sobre la malversación de fondos públicos desviados por la Generalitat para pagar el 1-O.

La pelea visualizada este pasado miércoles en el Congreso de los Diputados entre Albert Rivera y Mariano Rajoy tan sólo será el inicio de una fuerte pugna de fondo que anticipa ya el inicio de la batalla electoral.

Desde Ciudadanos preparan una potente batería de exigencias al Gobierno por el descontrol en la erradicación del adoctrinamientos en las escuelas catalanas; por la malversación de fondos públicos destinados al 1-O; por la debilidad en el uso del 155 para limpiar de golpistas la Administración catalana; por la inoculación permanente de consignas golpistas desde los medios públicos de esta comunidad; por la falta de control real de los Mossos, etc.

Todo un ataque al PP en el flanco que, según las encuestas publicadas, más daño produce al partido de Rajoy.

La batería de documentación que manejan los hombres de Rivera tendrá varios epicentros. Y uno de ellos puede poner en una situación delicada al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El partido naranja prepara una fuerte exigencia de explicaciones a Montoro sobre el uso de fondos públicos en el golpe separatista del 1-O. Los informes procedentes de la Guardia Civil y la labor de investigación practicada principalmente por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, a petición de la acusación popular de Vox, avanzan en la línea de demostrar, sin lugar, a dudas que ha existido malversación de fondos públicos.

C’s piensa pedir explicaciones a Montoro por la labor de vigilancia del uso de estos fondos, una responsabilidad que, según el propio Montoro, estaba garantizada porque, tal y como afirmó él y confirmo después el Gobierno, “la información que tenemos es que no hubo ningún euro público en el referéndum”.

Las cuentas de la Generalitat fueron intervenidas en el mes de septiembre de 2017. Es decir, a falta de pocos días para el referéndum. Pero C’s cuestiona esta tardanza en intervenir, especialmente cuando las actuaciones del Juzgado número 13 de Barcelona habían aportado ya documentación suficiente como para sospechar ya en junio de que se habían destinado fondos públicos a los preparativos golpistas. Desde Ciudadanos no descartan, dependiendo de la evolución de los acontecimientos, acabar pidiendo la dimisión del ministro Montoro.
Adoctrinamiento en Cataluña

La educación será otro de los grandes focos de actuación de Ciudadanos. La aparición generalizada de casos de adoctrinamiento escolar separatista y las denuncias por acoso a hijos, por ejemplo, de guardias civiles, llevará igualmente a Ciudadanos a exigir un mayor control de la educación y un vaciado del adoctrinamiento.

Los mossos separatistas –donde la ANC tiene incluso una sectorial interna–, la falta de expulsión con el 155 de cargos contaminados con el separatismo, o la propia utilización de la TV3 y la radio pública catalana para divulgar consignas golpistas entrará también en la batería de combate de Ciudadanos.

Y es que el partido de Rivera se ha dado cuenta de que la lucha contra el separatismo es su mayor catalizador de voto frente al PP. El último CIS no ha cubierto al cien por cien sus expectativas y la estrategia pasa ahora –y hasta las elecciones– por una puesta en evidencia de la debilidad del Gobierno en la aplicación del 155. Porque, como señalan desde las filas naranjas, “el pacto con PNV ha dejado atrapado al Gobierno: si quiere prorrogar la legislatura tiene que ser suave con los separatistas. Y eso va a suponer un problema para todos”.

Olor a pogromo en Cataluña
Pablo Planas Libertad Digital 10 Mayo 2018

Rajoy se ha tomado el tema catalán como los estadounidenses lo de Afganistán y quiere retirarse cuanto antes dejando el terreno en manos de los talibanes.

Rajoy se ha tomado el tema catalán como los estadounidenses lo de Afganistán y quiere retirarse cuanto antes dejando el terreno en manos de los talibanes, cosa que augura tiempos difíciles para los considerados colonos (no asimilados) y botiflers (pastunes traidores). La candidata de Rajoy, Elsa Artadi, ya ha dicho que los pocos altos cargos destituidos por el 155 podrán regresar a sus despachos en menos de dos semanas. Pánico entre los cuatro o cuatrocientos funcionarios que no se han puesto el lazo amarillo. Esta vez sí que van a rodar cabezas.

El presidente del Gobierno está a favor de que los partidos golpistas formen Govern, recuperen sus instituciones y se levante el artículo 155. Él sabrá por qué razón conviene a todos los catalanes que unos individuos que no han ganado las elecciones, que suman mayoría en escaños pero no en votos gracias a un sistema electoral caciquil, que vienen de pegar un golpe de Estado y no ocultan que siguen en sus trece vuelvan a gobernar, con todo lo que ello supone en medios para sus fines y revanchas.

Rajoy está en sintonía con los políticos en prisión provisional, cuyos abogados dicen que la formación de un Ejecutivo en Cataluña beneficiaría a sus clientes; con ERC, que también quiere Gobierno porque una repetición electoral podría ser funesta para sus intereses; con el PDeCAT, cuyos dirigentes son los primeros interesados en anular a Puigdemont; con Podemos, que considera imprescindible derogar el 155, y con quien sea que esté interesado en arrasar con todo, lo que incluye un amplio sector del PSOE y sin duda a sus principales dirigentes. Es más, de la CUP sólo le separa que los batasunos catalanes quieren investir a Puigdemont y él por ahí ya no pasa. Es decir, que admite un Gobierno golpista para que siga dando un golpe, pero no con el presidente Fregona. Las cosas de Rajoy.

Es más que probable que los inusitados esfuerzos de Rajoy a favor los enemigos de España y de más de la mitad de los ciudadanos de Cataluña tengan que ver con las magras expectativas electorales del PP en la región, que en caso de repetición de los comicios competiría con el Partido Animalista por ser el primero de los extraparlamentarios. Si Montoro no diera munición a la defensa de los golpistas, si Méndez de Vigo no hubiera hecho el ridículo con la libre elección de lengua en los colegios, si altos cargos investigados por el 1-O no siguieran en sus puestos y si realmente hubiera cambiado algo con el 155, pues lo mismo al PP no le iba tan mal en Cataluña.

La escola catalana está intacta. El sistema mediático no ha sufrido el menor daño y casi siete meses después del 155 los separatistas están a punto de recuperar sus posiciones iniciales con la connivencia del presidente del Gobierno. De las negociaciones entre Puigdemont y Junqueras para formar Gobierno autonómico de obediencia republicana se sabe que esta vez ERC asumirá el mando de los Mossos. Ténganse en cuenta al respecto que antes de proclamar la república Puigdemont estaba por convocar elecciones para evitar el 155 y fue Junqueras quien forzó la declaración unilateral.

Y todo esto, gran venganza incluida, será posible porque a Rajoy y lo que aguanta de su partido no les conviene recurrir ante el Tribunal Constitucional la delegación de voto de Puigdemont y un tal Comín, de ERC, que es lo que le ha reprochado Albert Rivera en la sesión de control de alcoholemia. Porque Rajoy no tolera la investidura telemática de un holograma, pero sí el voto de un holograma para investir a un corpóreo. De ahí que por eso y la no malversación de Montoro le haya llamado "aprovechategui" a Albert Rivera. Qué curioso. Mariano ya se expresa como Josean Nomearrepiento y boga para que haya un Govern separatista pronto. Hiede a escabechina, a purga y a pogromo. Unionistas, pónganse el casco y resígnense. Repetir elecciones es prolongar la agonía. Palabra de Rajoy.

En Cataluña no se puede jugar al empate
Editorial EL RUGIDO DEL LEÓN elespanol 10 Mayo 2018

La fuga de policías nacionales de Cataluña es un fenómeno que recuerda a lo ocurrido en el País Vasco durante los peores años de ETA, cuando se acuñó la expresión "síndrome del norte". EL ESPAÑOL revela hoy que en los dos últimos años la plantilla ha pasado de 3.800 a 2.700 efectivos, una cantidad con la que difícilmente pueden cubrirse correctamente las necesidades de la región en materia de seguridad.

Los testimonios de los agentes son descorazonadores y revelan el deterioro de la convivencia y la presión a la que se ven sometidos a resultas del procés: "Cualquier destino es mejor que estar aquí", manifiesta un policía. Y los números corroboran sus palabras: en dos años han salido 560 efectivos de Cataluña y sólo 30 la han elegido como destino.
El 155 tibio

Estamos ante un síntoma de lo tóxico que se ha vuelto el clima social, lo cual juega a favor del independentismo radical. Los separatistas ven cumplirse así uno de sus objetivos: que quienes no piensan como ellos abandonen Cataluña, y en este caso los que se marchan son además representantes de la ley, que en su jerga denominan "fuerzas de ocupación".

El Estado no puede permanecer de brazos cruzados ante esta situación. Ciudadanos se ha dado cuenta y ha anunciado este miércoles que se desmarca de la tibieza con la que el PP sigue aplicando el 155. La realidad demuestra que en Cataluña no puede jugarse más al empate.
No volver atrás

El partido de Rivera está convencido de que la formación de gobierno en Cataluña por parte de los separatistas consolidaría la situación actual: una TV3 desaforada, adoctrinamiento en las aulas, incendio en las calles... Su distanciamiento del PP en este asunto supone reconocer implícitamente que se equivocó al apoyar en su día un 155 light para convocar elecciones de inmediato.

Frente a la posición del Gobierno, que aspira a quitarse de en medio cuanto antes con la investidura de un nuevo president, Cs apuesta por cambiar las cosas para no volver a lo de antes, que es muy parecido a lo de ahora. Ese debe ser el camino: combatir el nacionalismo.

Independentismo en Cataluña
El Gobierno del 155 traslada “todo su apoyo” a la escuela catalana, ‘madrasa’ del separatismo
Nacho Doral okdiario 10 Mayo 2018

Educación afirma que las aulas “no están para adoctrinar” tras la declaración judicial de profesores catalanes

El Departamento de Educación de la Generalitat de Cataluña, bajo la autoridad del ministro del ramo, Íñigo Méndez de Vigo, desde que hace seis meses se implementara el artículo 155, no sólo niega que profesores separatistas adoctrinen en el odio xenófobo, sino que además les transmite su apoyo.

El pasado día 4 de mayo, el ‘Departament d’Ensenyament’ envió este comunicado a todos los centros educativos de la denominada ‘Escola Catalana’:

“El Departamento de Enseñanza quiere confirmar que todas las denuncias por adoctrinamiento que actualmente se han hecho públicas a través de los medios de comunicación se iniciaron en el mes de octubre.

El Departamento ha dado respuesta a la totalidad de estas denuncias. En este sentido, sólo hay dos que han sido judicializadas, ya conocidas, y en las cuales no se ha abierto ningún expediente a ningún docente.

Enseñanza reitera la confianza en todos los docentes del sistema educativo catalán y les reafirma todo su apoyo”.

El comunicado está colgado en la página web de la Generalitat. Todo ello cuando este mismo miércoles el delegado del Gobierno en Cataluña anunciaba que hay 500 profesores investigados por incitación al odio y que los casos registrados superan ya el centenar (un total de 134).

La nota del Departamento de Educación apoyando a los profesores del odio

El instituto público El Palau en San Andrés de la Barca (Barcelona) ha sido el más mediático dado que hasta nueve de sus maestros han sido denunciados por la Fiscalía por humillar hasta hacerlos llorar a hijos de guardias civiles.

Otra de las localidades donde estos ‘maestros del odio’ utilizaron las aulas para su discurso político en plena aplicación del artículo 155 es la Seo de Urgel (Lérida). La Justicia investiga a un total de ocho docentes de 3 colegios, dos de ellos públicos, y entre los que se encuentran sus directores: el C.P. Padre Albert Vives, el Pau Claris y La Salle.

Los supuestos educadores se enfrentan a delitos cometidos con ocasión del ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución, en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por motivos de discriminación por nacionalidad (artículo 510.2 a) del Código Penal), en concurso de normas con un delito contra la integridad moral (art. 173.1 Código Penal).

Hay otros acusados además del delito de injurias graves contra Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del art.504.2 del Código Penal. Todo ello junto a los centenares de casos y decenas de vídeos de colegios de Cataluña en los que se exhiben lazos amarillos y otro tipo de propaganda golpista, o se ve a niños de primaria a los que sus maestros enseñan canciones por la independencia, Puigdemont y la ‘república catalana‘.

Desde hace lustros, los libros de texto de la denominada ‘Escola catalana’, convertida en auténtica madrasa del independentismo, están plagados de manipulaciones históricas en el afán nacionalista de extender el odio a todo lo que sea España. La Educación se ha convertido desde los años 80 en uno de los instrumentos del separatismo para lobotomizar a los catalanes, aunque la Generalitat se jacte de que “tienen todo su apoyo” y de que “no se ha abierto ningún expediente” a sus politizados claustros..

EN LA CONSULTA ILEGAL DE 2014
Mas usó cinco millones públicos en el 9N, según el Tribunal de Cuentas
La Gaceta  10 Mayo 2018

La campaña de publicidad institucional para la consulta se sufragó mediante el dinero procedente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas considera probado que el expresidente catalán Artur Mas gastó casi cinco millones de euros de las arcas públicas en la celebración de la consulta secesionista del 9 de noviembre de 2014, según han informado fuentes del caso.


A raíz de las demandas que presentaron el año pasado Sociedad Civil Catalana y Abogados Catalanes por la Constitución, el Tribunal de Cuentas abrió un proceso por los gastos públicos del 9N y en diciembre ordenó el embargo preventivo de la vivienda de Mas y de varios exconsejeros para cubrir la fianza de los 5,2 millones de euros destinados supuestamente a la consulta.

En su informe final, la Fiscalía asegura que Mas autorizó el uso de 4,99 millones de euros del presupuesto de la Generalitat a través de una decena de operaciones para financiar la consulta del 9N y que lo hizo “sin cobertura legal”. Una de esas operaciones, incluso, se sufragó mediante el dinero procedente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), en concreto la campaña de publicidad institucional para la consulta.

Tras este informe, la Fiscalía pide que se condene a Mas y a otros exaltos cargos de la Generalitat catalana a devolver el dinero, con sus correspondientes intereses, y que para ello se haga efectivo el embargo preventivo que se realizó.

Después de que consignar 2,9 millones de euros en efectivo, aportados por la plataforma soberanista Asamblea Nacional Catalana (ANC), Mas y los exconsejeros Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau y el ex secretario general de Presidencia Jordi Vilajoana depositaron varios inmuebles como garantía para cubrir la fianza de 5,2 millones.

La instructora del Tribunal de Cuentas acordó reclamar luego a los registros de la Propiedad competentes que procedieran a ejecutar el embargo provisional de estos inmuebles, que la Fiscalía quiere que se convierta en definitivo.

Se trata de viviendas aportadas como fianza por Mas -en Barcelona-, Homs -en Taradell (Barcelona)-, Ortega -en Barcelona-, Vilajoana -en Barcelona- y Rigau -en Ribes de Freser (Gerona),

Mas y los exconsejeros han sostenido durante la investigación que no cometieron ningún tipo de “infracción contable” y que todos los contratos y facturas sobre los pagos por la consulta del 9N son anteriores a la providencia del 4 de noviembre de 2014 en que el Tribunal Constitución les ordenaba detener la votación.

El pasado mes de abril, la Generalitat catalana, intervenida por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, se sumó a la demanda contra Artur Mas y también solicitó al Tribunal de Cuentas que le condenara a devolver los 5,2 millones de euros que costó la consulta, junto a Ortega, Homs y Rigau.

Y CONTRA 3 MIEMBROS DE LA MESA
VOX interpone una querella criminal contra Torrent y pide su detención
La Gaceta  10 Mayo 2018

Por los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia al admitir la tramitación de la modificación de la Ley de Presidencia.

VOX ha interpuesto este miércoles una querella criminal ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, y tres miembros más de la Mesa -Josep Costa, Eusebi Campdepadrós y Alba Vergés- por los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia al admitir la tramitación de la modificación de la Ley de Presidencia de la Generalidad y del Gobierno de Cataluña que finalmente fue aprobada el día 4 de mayo.

La admisión a trámite de la citada ley, a juicio de VOX, incurre en los referidos delitos, puesto que a pesar de las advertencias que les fueron notificadas personalmente por el Tribunal Constitucional desobedecieron lo ordenado.

La formación señala que la ley había contado con el previo informe desfavorable del Comité de Garantía Estatutarias, así como de los letrados del Parlament. “Lo que hace todavía más grave la actitud prevaricadora y desobediente de los querellados en un absoluto desprecio a la Constitución, al Estatuto de Cataluña y el reglamento de la Cámara autonómica”, ha dicho.

VOX, en su querella, solicita con carácter urgente la detención, puesta a disposición judicial e ingreso preventivo en prisión sin fianza de Torrent, Costa, Campdepadrós y Vergés. También solicita, como medida cautelar, que se prohíba la celebración de cualquier acto, pleno, sesión o reunión que someta a votación y/o, en su caso, aprobación y ejecución de la referida Ley de Modificación de la Ley de la presidencia de la Generalitat aprobada a propuesta del grupo parlamentario Junts per Catalunya (JuntsxCat).

Desbandada de policías nacionales en Cataluña: en 2 años se han ido 560 agentes y sólo han llegado 30
David López Frías elespanol 10 Mayo 2018

“Miras a los agentes a los que se les ha concedido el traslado fuera de Cataluña y los ves llorando de felicidad. Eso no tendría que ser así, pero es como estamos ahora aquí los policías nacionales”.

Lo cuenta un veterano agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) destinado en Barcelona. Se refiere a la sangría de policías nacionales en Cataluña. Se marchan en desbandada. Los que están piden largarse, y los que han de pedir destino no eligen nunca Cataluña. Y los que se van, ya no es que soliciten irse a su casa: es que piden el traslado a cualquier otra parte. La situación que están viviendo los policías nacionales ahora mismo es insostenible. Cataluña se ha convertido en el destino menos atractivo para los agentes de la Policía Nacional, y el Procés tiene mucho que ver con ello. Igual que en los 80 y 90 los agentes sufrían el “Síndrome del Norte” porque no se querían ir al País Vasco, el Procés ha dado pie al denominado “Síndrome del Este”.

Unos números alarmantes
El martes 8 de mayo se publicaron los datos del denominado concurso de méritos. Un proceso anual en el que se asignan los cambios de destino a los agentes que lo soliciten. Y un año más, Cataluña se lleva la palma del desequilibrio: en esta ocasión han sido 260 a los que se les ha aprobado la salida de la Comunidad Autónoma. ¿Y cuántos han pedido ir a Cataluña? Solamente 10.

Corte de Sants "Kale Borroka" catalana
Los números son tan alarmantes como los de 2017, año en el que se marcharon 300 y vinieron 20. Esto desemboca en un desequilibrio brutal respecto a la cifra ideal de agentes que tendría que haber en la comunidad, y la cruda realidad: el catálogo policial dice que Cataluña tendría que tener 3.800 efectivos de la Policía Nacional. La realidad es que hay 2.700.

"Antes echaban raíces"
“Cataluña nunca ha sido un destino atractivo para lo agentes. Y menos en los últimos años: la mayoría son de fuera. El catalán se mete en los Mossos d'Esquadra, no en la Policía Nacional. Pero antes, los que llegaban se quedaban. Echaban raíces porque en Cataluña se vivía bastante bien. Pero ahora la cosa ha cambiado mucho y casi nadie quiere quedarse aquí”, explican fuentes sindicales.

¿Qué ha cambiado? El factor político y el social. Desde los sindicatos subrayan tres motivos que convierten Cataluña en un destino poco apetecible. El primero es el económico. Siempre ha sido el más relevante. Barcelona es una de las ciudades con el coste de vida más alto de España. En vivienda, por ejemplo, es comparable sólo a Madrid o San Sebastián. Pero en el País Vasco, por ejemplo, hay unos complementos salariales por peligrosidad que compensan. Dichos complementos también existen en lugares como Canarias, Ceuta o Melilla, donde vivir es mucho más barato que en Barcelona. En Cataluña no se cobra ese plus.

Esa descompensación económica quedaba equilibrada por la calidad de vida. Cataluña en general es un lugar donde siempre se ha vivido bien: tiene un buen clima, buenas comunicaciones... y Barcelona en particular es una de las ciudades más importantes de Europa. Así, muchos de los agentes que llegaban a Cataluña, se quedaban porque se vivía bien.

El factor político y el social, claves
¿Qué ha sucedido? Que los otros dos factores de la ecuación han experimentado una tremenda transformación: el factor político y el social, que en realidad van de la mano. El proceso independentista ha provocado un rechazo frontal de parte de la sociedad catalana al Cuerpo Nacional de Policía. “Ya era una cosa palpable desde los últimos 3 o 4 años, desde que el independentismo empezó con fuerza. Pero desde mediados de 2017 aquí ha sido terrible. Desde los meses previos al referéndum, desde el 1 de octubre…”, cuentan agentes de comisarías de la capital catalana.

El separatismo aborrece a la Policía Nacional. Tanto en el ámbito político (los políticos independentistas no han ocultado su rechazo al cuerpo) como en el social (las manifestaciones y atentados contra vehículos policiales han sido numerosos en el último año). Y esa es una situación que no sólo sufren los agentes. También lo hacen sus familias. Hijos de policías nacionales, así como de agentes de la Guardia Civil, han sufrido problemas en sus propios colegios. Eso ha provocado que nadie quiera quedarse aquí. “Antes, la gente pedía irse a sus respectivos lugares de origen. Ahora les da igual donde los manden. Lo que sea con tal de salir de aquí”, concluyen.

Cataluña: un páramo policial
Estos datos se reflejan en el número de plazas desiertas. Cataluña es, con mucha diferencia, el territorio español con mayor número de vacantes. De las 10 comisarías con más plazas desiertas de España, 9 están en Cataluña. Son las siguientes:

La Jefatura Superior de Cataluña (Barcelona) tiene 178 plazas desiertas, contando agentes y mandos. La segunda es el Aeropuerto de El Prat, con un total de 41. Le sigue la Unidad de Extranjería de La Junquera, con 31, la Comisaría de Terrassa, con 27, la de Lleida y la de Sabadell, con 21 cada una, la de Reus con 17, la de Girona con 16 y la de Portbou con 14. El único territorio español con un número similar de plazas desiertas es Madrid Centro, aunque también es la zona de España con más agentes.

Por una parte está el elevado número de agentes que han pedido irse y les han concedido el traslado (560 en los dos últimos años). Pero el lado oculto de este drama es el número de agentes que lo han pedido y no se les ha concedido. Los que se tienen que quedar aquí obligados suponen una cifra incalculable. El problema es que para que les concedan el cambio de destino deseado necesitan reunir una serie de puntos que les otorgan cada año. A menudo, esta cantidad de puntos es tan elevada que tardan más de diez años en reunirlos.

“Todos queremos salir de aquí”, cuenta un agente canario de Barcelona, que lleva en la Ciudad Condal 7 años. “Quiero volver a casa porque he estado ya mucho tiempo aquí, pero no hay manera. Me hacen falta como 10 años más, porque cada año te suman 3,90 puntos de méritos si estás en la Jefatura, y 3,70 si estás en una comisaría local. A mí, para mandarme de nuevo a Las Palmas, me piden 41 puntos”.

¿En qué deriva esta situación? “En que te quemas. Psicológicamente estamos mal. Aquí estamos mal mirados, somos pocos, cada vez se van más compañeros. Cobramos menos que los Mossos d'Esquadra o que otros compañeros que están por ejemplo en el País Vasco, pero vivir aquí es muy caro. La gente no nos quiere. Pedimos largarnos pero no nos lo permiten. Es una situación en la que nunca acabas de ver la luz. Nunca tienes los puntos suficientes para marcharte. Eso deriva en bajas psicológicas. En que ya no quieres hacer más tu trabajo. Y en algunos casos, en suicidios”. Por eso la Policía Nacional es uno de los sectores con mayor número de suicidios de España.

Faltan policías
A todo esto se le debe sumar la falta de efectivos policiales en general. Ya no sólo en Cataluña, sino en todo el territorio español. Cada vez hay menos inversión estatal. Cada vez hay menos agentes, y la cosa no tiene visos de cambiar. Lamentan desde los sindicatos policiales que el estado va a hacer trampas para cuadrar las cifras: “Ahora, el catálogo de puestos de trabajo (es decir, la estimación del numero ideal de agentes de policía en toda España) es de 76.000, pero en realidad hay 64.000. Algo más del 84%. Pues lo que van a hacer no es sacar más plazas, sino cambiar el catálogo para que les quede en un 98%”, explican fuentes sindicales. Surrealista.

Respecto a la situación de la Policía Nacional en Cataluña, ahora mismo es un páramo. Y si en los dos últimos años se han ido más de 500 y han venido sólo 30, cada vez hay menos efectivos para hacer el trabajo. Esto, en un principio, se va a cubrir con 800 policías en prácticas, que serán destinados a Cataluña. Pero de forma obligatoria, porque ahora mismo, ningún policía nacional quiere venir a Cataluña.

España ISLAS BALEARES
El PP balear arremete contra la Abogacía del Estado por recurrir la marginación del castellano
El Ayuntamiento de Pollença aprobó conceder subvenciones a las empresas que utilicen solo el catalán para elaborar rotulación comercial.
Los 'populares' de este municipio mallorquín apoyaron la iniciativa.
E. E. elespanol 10 Mayo 2018

Al Partido Popular de Baleares no le ha sentado nada bien el recurso presentado por la Abogacía del Estado para tumbar un acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Pollença. El consistorio aprobó conceder subvenciones a las empresas que utilicen solo el catalán para elaborar rotulación comercial, cartas y publicidad; una norma que margina el castellano. Fuentes del PP balear consultadas por Última Hora consideran que se ha hecho "el ridículo" porque fueron los propios populares de este municipio mallorquín quienes apoyaron esta medida.

La Delegación del Gobierno en Baleares planteó el pasado 16 de abril el recurso contencioso-administrativo por medio de la Abogacía del Estado contra dicho acuerdo al considerar que vulnera la doctrina del Tribunal Constitucional y la Constitución. María Salom, la delegada del Gobierno, defendió el recurso planteado afirmando que "tenemos la obligación de velar por que las dos lenguas cooficiales tengan el mismo valor y que se subvencionen por igual, como recoge la Constitución". La Abogacía considera que "el Ayuntamiento no quiere fomentar el catalán como lengua cooficial, sino eliminar el uso del castellano, la otra lengua cooficial en Baleares".

Martí Sansaloni (PP), el alcalde de Petra, ha sido uno de los que no se ha inhibido de criticar la actuación de la Abogacía del Estado. "Creo que hay otras cuestiones para meterse que son mucho más productivas para todos los ciudadanos", ha señalado Sansaloni, que entiende que esta decisión ha sido provocada por la coyuntura catalana: "Si hace 20 años que se dan este tipo de subvenciones y en los argumentos jurídicos de la Abogacía se hace referencia a sentencias de 2009 y hasta ahora no ha habido ningún recurso, la única novedad que tenemos es la situación generada en Cataluña. No entiendo que se metan con estas cuestiones con el conflicto que tienen".

El malestar también es palpable en otros municipios donde el PP está en la oposición. "Si nos presentan la subvención de ayudas para fomentar el catalán en los comercios, tal y como pasó en Pollença, votaremos lo mismo que hizo David Alonso [el portavoz del grupo popular], a favor", indicaron otras fuentes al digital mallorquín. "Luchar contra todo lo que viene marcado desde Madrid es complicado de parar". El Partido Popular de las Islas siempre se ha considerado más regionalista.

El alcalde de Pollença, Miquel Àngel March (Junts Avançam) señaló este lunes como respuesta a la demanda de la Fiscalía que "estas bases fueron aprobadas por unanimidad y son de larga tradición, pues se refieren a subvenciones que se otorgan desde hace más de 20 años y para ayudar a que las empresas fomenten la normalidad", añadiendo que también se dan en muchos otros pueblos de la isla.

El catalán, en primer lugar
La normativa municipal aprobada el 22 de febrero establece que el consistorio de Pollença dará subvenciones "para la elaboración de impresos, rótulos, etiquetas, bolsas, papel de envolver, cartas de restaurante, etc., que sean de uso habitual y que estén solo en lengua catalana". "En el caso de la edición de impresos dirigidos a un público muy heterogéneo se podrá utilizar la versión catalana acompañada de otras lenguas, con la condición de que el texto en catalán esté en primer lugar", según recogen las bases reguladoras "para conceder subvenciones a las empresa que utilicen el catalán como lengua habitual".

El consistorio ha destinado un presupuesto de 5.000 euros a estas ayudas y lo que se subvenciona es el 50% del coste en el caso de la rotulación comercial y los documentos administrativos, y del total del coste para las cartas de bar y restaurante que se hagan "únicamente en catalán" (hasta un tope de 350 euros) y de las actividades publicitarias (con el mismo máximo).

Sin embargo, según indicó el comunicado de la Delegación del Gobierno en Baleares, la doctrina constitucional señala que "la regulación de la cooficialidad lingüística no puede imponer la primacía de una de las lenguas oficiales en relación con otra, ni suponer una postergación o menoscabo de alguna de ellas". El Constitucional ha establecido en varias sentencias en los últimos años que la cooficialidad -como la vigente en Baleares- ha de sujetarse a un "patrón de equilibrio o igualdad entre lenguas cooficiales, que impide atribuir carácter preferente a ninguna de ellas".

La Delegación del Gobierno ha recurrido acuerdos similares en otros ayuntamientos por considerarlos inconstitucionales. Por su parte, la Abogacía del Estado ya impugnó en 2017 ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) un acuerdo del Ayuntamiento de Calvià que fijaba exigencias lingüísticas, sociales y medioambientales para las empresas que contraten con el Consistorio, con cláusulas que exigían el uso del catalán en rótulos, publicaciones, avisos y otras comunicaciones, así como que los trabajadores tuvieran el "conocimiento suficiente del catalán".


Recortes de Prensa   Página Inicial