AGLI Recortes de Prensa   Martes 19 Junio 2018

El odio a la verdad
Los comunistas la vuelven a tomar con ABC
Hermann Tertsch ABC 19 Junio 2018

«Para enfadar a un conservador dile una mentira. Para enfadar a un “progresista” dile una verdad». Este dicho vuelve a ser cierto en esta nueva y agitada España sanchista en la que todo lo peor vuelve como con ZP a disfrazarse de bondad. Quien diga verdades se convierte en enemigo a batir por los adalides del bien falsario. Pocos necios creerían a Pedro Sánchez cuando dijo que nada debe a los siniestros aliados que le han llevado al Gobierno con sus ridículos 84 escaños. Hoy ya todos esos extremistas, desde los comunistas de Podemos a los golpistas y filoterroristas, se ven con derecho a olvidar todo disimulo en sus ataques a la legalidad. Sánchez se lo debe. Él está dedicado a los regalos con dinero ajeno, desde su reality show en Valencia a los nueve millones para sindicatos. Para gastos y el buen apetito. No le vayan a irritar al recordarle promesas delirantes.

Ayer, la verdad que enfadó a la tropa fue otra vez un mérito de este periódico. ABC tiene desde hace 115 años el honor y el privilegio de irritar a muchos, pero sobre todo a los más furibundos enemigos de la libertad, que en España son, tras los terroristas y junto a los separatistas, los comunistas. Ayer, la portavoz de los comunistas de Podemos en el Congreso, Irene Montero, no solo atacó como es habitual al periódico por lo que dice. En una inaudita intervención en televisión dijo que había que prohibirle a ABC que publicara las portadas que publica sobre la crisis de los refugiados.

Portadas con tragedias en el mar que se multiplicarán. Por el «efecto llamada». Porque Rabat quiere. Y porque los demás países, escarmentados por la catástrofe social que lleva a sus urbes el colapso de las fronteras exteriores, hacen ya todo lo contrario. Y ponen coto a ONG que en parte actúan con y como los traficantes. ¿Unos por ideología y otros por dinero? Puede ser. Pero da lo mismo. Cuando los demás países cierran los puertos y las puertas, Sánchez abre de par en par y anuncia la sanidad universal a todos los habitantes del planeta que sean capaces de llegar a estas costas. Hasta quien jamás pensara abandonar su remoto país se lo planteará cuando los traficantes le expliquen que aquí le operan gratis cualquier mal. Y que por urgencias adelanta a todo español que, tras 45 años cotizados, lleva diez meses esperando ser intervenido.

Dice Montero que ABC incita al odio y que el Banco de Santander debe «prohibirle» al diario esas portadas. Que atribuya al Santander ese poder puede deberse a una enciclopédica ignorancia o a que la jefa de ese banco ha cogido fama de meterse en política. Queda claro que Montero y su marido se llevan bien con los bancos, visto el trato hipotecario con el chalé de La Navata. Dotado por cierto de un muro a prueba de salto de africanos. Son los pobres los que pierden parte de sus precarios y maltratados espacios y servicios ante los recién traídos. Irene quiere prohibir a ABC su libertad. Hace 80 años otros comunistas confiscaron el diario. Y asesinaron a más de medio centenar de redactores y trabajadores de ABC. Aparte de a célebres columnistas. Recordarlo también va a ser odio. Y estará prohibido. Como toda verdad. Anuncian a diario la guerra civil para ganarla. Ahora con otra ley de «memoria histórica» que criminaliza a media España. Y mete en la cárcel y hunde en la ruina a todo el que se empeñe en defender verdad y memoria real. Dan miedo estos fanáticos enemigos de la verdad y adalides del rencor totalitario. Eso sí, producen más repugnancia otros: los cobardes que se prometen ventajas en su silencio cómplice.

Esqueletos
Más grave que ese tétrico meneo de restos es la mordaza legal que pretende establecer una verdad histórica por decreto
Ignacio Camacho ABC 19 Junio 2018

Nunca será bastante elogiado aquel hallazgo de Joaquín Leguina sobre el antifranquismo retroactivo. Sintagma que data de los tiempos de Zapatero, cuyo guión de gestualidad buenista, política espectáculo, gasto fácil y mantras de huero sentimentalismo debe de haber rescatado Sánchez de algún cajón en la sede del partido. ZP se propuso también reescribir la Transición como un proceso fallido en el que el consenso y la reconciliación no fueron más que señuelos para que los poderes de la dictadura continuasen intactos en un marco formal distinto. Hay que admitir que la monserga funcionó porque ofrecía un relato sugestivo, aunque falso, de aquella etapa a las generaciones que no la habían vivido, y porque la izquierda española ha terminado arrepintiéndose de lo que mejor hizo, que fue desembarazarse del pasado y renunciar al revanchismo. Pero los adanes de la Historia no están a gusto si no la recomponen a la medida de sus mitos, y para simplificar el empeño escogen la vía de los símbolos. A tal efecto, y como la osamenta juguetona de Lorca escapó de la tenebrosa pesquisa de los cenizos, no hay ninguno de mayor potencia que el Valle de los Caídos.

Por más que les pese a los levantatumbas, a Cuelgamuros no suben más que algunos irredentos nostálgicos. Aunque el monumento se ve desde lejos, camino del Escorial, hay poco magnetismo en su sombrío karma funerario; teniendo tan a mano el majestuoso panteón de los Reyes, quién va a interesarse por el de Franco. Hace más de cuarenta años que España dio ese capítulo por felizmente cerrado y sólo ciertos profesionales del rencor póstumo pretenden reabrir aquellas cicatrices morales con un designio macabro de calaveras agitadas como espantajos. Poca gente se va a ofender porque los restos del dictador acaben sepultos –con la dignidad que merece cualquier difunto, incluidos por supuesto los que él causó– en otro lado. Incluso sería buena idea que la faraónica cruz perdiese su parcial significado para servir de verdadero homenaje a las víctimas de ambos bandos. Pero a la mayoría de la sociedad española este tétrico aquelarre la trae al pairo.

Más grave en cambio es que el Gobierno y sus socios radicales pretendan imponer una versión única de la Historia con una suerte de ley-mordaza. Una herramienta de censura autoritaria dirigida contra la libertad del estudio y de la simple opinión ciudadana. Un artefacto para condicionar la investigación de las ciencias sociales y prohibir, con la apología del franquismo como paraguas, el cuestionamiento documental, cada vez más frecuente y riguroso, de la legitimidad republicana.

Ése es un paso mucho más peligroso que el de remover sepulturas y trasladar esqueletos. Significa la creación de un Ministerio de la Verdad establecida por decreto, la eliminación de todo testimonio contradictorio o molesto. El imperio de la ley del silencio… de los cementerios.

Desenterrar a Franco para resucitarlo
Javier Caraballo El Confidencial 19 Junio 2018

Parece que cantaran, que lo hubieran convertido en melodía. “A desenterrar, a desenterrar, que la tumba es nuestra, tuya y de aquel, de Pedro y María, de Juan y José”. Como una canción de Víctor Jara, aquel mítico 'A desalambrar', porque la tumba de un dictador muerto hace 40 años es siempre un objetivo político de máxima actualidad en España. Existe la creencia generalizada en la izquierda española de que si se revuelven los huesos del dictador, España puede vengarse de las atrocidades cometidas hace 80 años, persecuciones, crímenes, humillaciones. Al menos, simbólicamente. Ya que el dictador se murió en la cama, que por lo menos se jodan sus huesos.

Por eso, creyentes, ateos o agnósticos, todos participan de forma activa de la idea de que es verdad que existe un descanso eterno y de lo que se trata es de impedir que Franco mantenga por más tiempo el lugar privilegiado que eligió para la eternidad, el altar mayor de una basílica, como si fuera un Papa o un obispo legendario, que es a los únicos a los que reserva la Iglesia católica un entierro así.

Como el Gobierno de Pedro Sánchez tiene que ser de gestos antes que de gobierno, por la limitación de sus 84 diputados en el Congreso y su calculada limitación a una legislatura de año y medio, que será una campaña electoral larga, era previsible que una de sus ‘medidas estrella’ sería la tumba del dictador en el Valle de los Caídos para proceder a la exhumación de los restos del dictador. Se trata, además, de una medida ya aprobada en el Congreso en otoño pasado, con lo que no es necesario ni realizar el trámite parlamentario. Solo se trata de elegir el momento.

No es difícil imaginar la escena el día en que se lleven las piquetas a la tumba de Franco y comience a levantarse la losa de granito de 1.500 kilos bajo la que está sepultado. Y Pedro Sánchez, al frente de la histórica comitiva para el desentierro. Para justificar la actuación, dicen en el Gobierno socialista que es necesario “trabajar para la reconciliación” de España, y es ahí, justo en ese punto, donde comienza a quebrarse el discurso, incluso a hacerse peligroso, porque da la sensación de que lo que se pretende es desenterrar al dictador para resucitar su sombra.

Se trata de la misma historia repetida desde los años ochenta, curiosamente en contra de lo primero que descubrió el PSOE sobre la sociedad española de entonces. Hay un libro de Tom Burns Marañón, ‘Conversaciones sobre el socialismo’, en el que Julio Feo, cerebro del 'marketing' del PSOE en los ochenta, afirma que el triunfo apoteósico de Felipe González se debió a que supieron desconectar completamente al PSOE del pasado. “Felipe González era lo que rompía al PSOE con la Guerra Civil. Si hubiéramos hecho una campaña de recuerdo de la Guerra Civil, yo creo que nos hubiera ido muy mal. Descubrimos que la gente tenía tanto rechazo al saludo fascista del brazo en alto como lo tenía al puño en alto”.

Lo que ocurrió, sin embargo, es que, pasados los años, en el mismo PSOE debieron de descubrir que, una vez alcanzado el poder gracias a esa desconexión con el pasado, era fundamental impedir que sucediera lo mismo con la derecha, que el personal no dejara nunca de relacionar a la derecha española con Franco y con la Guerra Civil. El PP no debía romper con la dictadura porque esa era una garantía electoral.

Desde entonces, de forma periódica, no ha habido un año en España que, desde alguna institución, no se haya promovido una iniciativa relacionada con el franquismo. Los andaluces, especialmente, saben bien de lo que se trata porque la dictadura, aún hoy, se sigue invocando en esta región como una de las causas de los problemas de la actualidad, y ya han pasado 40 años de autonomía como hubo 40 años de franquismo. El mismo PSOE que descubrió tras la muerte de Franco el deseo profundo de la sociedad española de superar el pasado es el que con más empeño ha mantenido el discurso —siempre, eso también, con la colaboración torpe de algunos portavoces populares—. Todavía hoy, con un presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que tenía tres años cuando se murió el dictador, se sigue repitiendo como objetivo político que es necesario “trabajar por la reconciliación” de los españoles.

A lo largo de toda la historia, emperadores, buenos y malos, reyes sátrapas o bondadosos y, por supuesto, los dictadores han querido inmortalizar sus vidas con la elección de su propia tumba. Augusto se hizo construir un mausoleo como el que le había visto a Alejandro Magno, y dejó encargado al Senado romano que grabaran en columnas de bronce un largo epitafio con todas sus hazañas. Cuando pasan los años, es ahí donde se refleja la memoria. Como el Valle de los Caídos, en el que la tumba de Francisco Franco solo puede ser una muestra de la ridícula pretensión de un hombre ridículo de pasar a la historia como un redentor, en vez del cruel dictador que fue. Por eso se hizo enterrar en el altar mayor.

Si el Valle de los Caídos se analizara exclusivamente desde un punto de vista patrimonial, entenderíamos que el valor que tiene es, precisamente, el de conservar el recuerdo de una época que forma parte de la historia de España. Todo lo que se logrará es que, cuando se lleven los restos de Franco, a los visitantes que acudan a ese lugar les dirán “y ahí es donde estaba la tumba de Franco”, en vez de decirles, como ahora, “y ahí es donde está la tumba de Franco”. La historia no se construye solo con citas amables, hechos heroicos y acciones humanitarias. También somos lo que hemos padecido, lo que hemos sufrido. El pasado ni se puede ni se debe hurtar a las generaciones venideras con una memoria dulcificada, o adulterada, de lo que nunca ocurrió. Desenterrar a Franco y olvidarlo; como si eso fuera posible… Nunca lo olvidaremos porque Franco es el medio, el fin es otro.

Breve historia de una asociación de malhechores: el PSOE (I)
Pío Moa Gaceta.es  19 Junio 2018

Existieron Don Pelayo y Covadonga?: https://www.youtube.com/watch?v=6dIY59etZL8&t=2949s
**********************
P. ¿No es demagogia tildar de asociación de malhechores a un partido que cuenta entre sus miembros a figuras de la talla moral de Besteiro o Zugazagoitia?
— A pocos me podrá citar. Besteiro fue relegado de la dirección del partido por haber anunciado a los demás que estaban preparando un baño de sangre que además sería inútil. ¿Quién representaba al PSOE, Besteiro o los otros? Desde luego los del baño de sangre. Besteiro empezó creyéndose la doctrina del PSOE y fue deformando el marxismo sin romper nunca con él. Zugazagoitia podía ser una buena persona, pero contrajo muy graves responsabilidades en la organización de la represión… En fin, figuras de talla moral existen en todos los partidos, porque hay quienes creen con fervor una determinada ideología y están dispuestos hasta a sacrificar la vida por ella. Pero aunque existen héroes en todos, en algunos son más frecuentes que en otros, y a decir verdad el PSOE ha generado muy pocos héroes. Siempre me quedo con una escena relatada por Vidarte y que recojo en Los orígenes de la guerra civil: está reunida la dirección del partido para desencadenar la insurrección de octubre del 34. La consideran directamente una guerra civil, que mucha gente pagará con la vida, pero eso no les preocupa. Lo que les angustia es la posibilidad de fracasar, porque eso puede costarles la cabeza. ¿Qué acuerdan entonces? Que en tal caso dirán que no tienen nada que ver, que se trató de una respuesta “espontánea” de las masas ante un peligro fascista. Un peligro que también sabían inexistente. Esto retrata a la perfección a ese partidos y a sus gentes, sus ansias de poder ¡y de dinero! Porque siempre fueron así, antes y después: unos malhechores. Como partido y al margen de personalidades moralmente mejores o peores, que insisto, se encuentran con más o menos abundancia en todas las ideologías.

P. Es fácil exponer una anécdota como la que ud cuenta, pero tendrá que demostrar que ella retrata permanentemente al partido. Algunas actuaciones más nobles habrá tenido. Y por otra parte, en sus filas han militado intelectuales importantes como Fernando de los Ríos o Araquistáin o el propio Besteiro y algunos otros más modernos…. .
— Vamos a ser serios: el PSOE y, en general, el marxismo español, nunca produjo un solo intelectual o teórico de relieve. El marxismo de esos que ud ha citado es de risa, pura palabrería mezcla de marxismo reducido a tópicos y de humanitarismo hueco. En el caso de Araquistáin, reproducción simplificada de lugares comunes leninistas. Nunca ha habido más. Y, por supuesto, me propongo demostrar precisamente que aquella escena es definitoria, no fue lo que podríamos llamar una quiebra moral aislada. El PSOE siempre fue, en grado excesivo, picaresca teñida de sangre y dinero. Ahora mismo, esos individuos corruptos que no hicieron oposición al franquismo, ellos ni sus padres, quieren vengarse de quien los derrotó hace ochenta años, y lo hacen de una manera que nuevamente retrata una bellaquería y bajeza moral indescriptible: quieren exhumar sus restos para exponerlos a cualquier nueva profanación en un cementerio corriente. Ya en la guerra civil demostraron esa afición a desenterrar muertos y hacerlos objeto de mofa. A ver si esos intelectuales y personas de talla moral que ud menciona levantan ahora la voz. O levantan la voz contra el ataque directo a las libertades so pretexto de franquismo.

P. Pero es un partido que siempre se ha posicionado por la democracia, y sin él es inimaginable una democracia en la España de hoy.
— Lo que usted demuestra con esa objeción es un enorme problema de ignorancia política e histórica que está destrozando la democracia, precisamente, y al propio país. Jamás ha defendido ese partido ninguna democracia, por el contrario, ha sido el peor cáncer de cualquier régimen de libertades. En la transición pudo haberse civilizado, por así decir, cuando, según se dice, abandonó el marxismo, su marxismo elemental por no decir cutre. Pero no hubo tal abandono. Fue simplemente un acto más de picaresca electoralista y se hizo en medio de unos “debates” que dan risa o la darían si la cosa no fuera tan seria. Abandonar el marxismo habría supuesto un análisis histórico de lo que había supuesto tal doctrina en la historia del PSOE (y de sus repercusiones en la historia de España). Una democracia no puede subsistir en una sociedad empobrecida, llena de odios e ignorante sobre la historia y la cultura de su pueblo. El franquismo dejó una sociedad próspera y sin apenas odios, pero la ignorancia sobre la historia del PSOE, de los separatismos, sobre las causas y significado de la guerra, era completa para la mayoría. Eso permitió, por ejemplo, que el PSOE se presentase como “el partido de los cien años de honradez”, otra típica maniobra de picaresca.

Así que le voy a resumir en pocas palabras la historia del PSOE, que iré detallando en nuevos artículos:

1. Ese partido nació en el régimen liberal de la Restauración. Aprovechando sus leyes se fue desarrollando hasta llegar a los municipios y a la Cortes, organizó una rebelión sangrienta contra él y contribuyó a hundirlo en compañía del terrorismo anarquista y de los separatismos, en 1923.

2. El resultado de aquellas “revoluciones” fue la dictadura de Primo de Rivera, dictadura sumamente suave y benéfica. Y en una nueva maniobra picaresca, el PSOE, a través de su UGT, pasó a colaborar con ella para hacerse con el espacio sindical de la CNT, aprovechando que el sindicato proscrito era este, el anarquista, debido a su terrorismo anterior.

3. Al llegar la república, nuevamente un régimen de libertades en principio, aceptó colaborar con los “burgueses esperando que pronto madurasen las condiciones para su “revolución”. Dos años de gobierno de izquierdas con su caos y violencias, bastaron para que la gente se hartase y diera el gobierno a las derechas. Entonces el PSOE juzgó que las condiciones para su revolución habían madurado y declaró la guerra civil en octubre de 1934.

4. Fracasada la intentona, el PSOE lanzó una vastísima campaña de embustes sobre la represión de Asturias, campaña que le sirvió para organizar una propaganda electoral de tremenda violencia en las elecciones de 1936. Aquellas elecciones fueron fraudulentas, y el PSOE volvió a su táctica revolucionaria-delictiva desbordando desde la calle, en violencia continua, junto con los anarquistas, al gobierno “burgués” al que en teoría apoyaba.

5. El PSOE volvió a declarar la guerra asesinando a Calvo Sotelo. Y luego, durante la contienda, destacó por sus chekas, la organización sistemática del expolio del patrimonio histórico-artístico español, el envío del oro español a Stalin y una corrupción enorme. No protagonizó un solo acto heroico en los frentes, pero sí innumerables crímenes y robos en la retaguardia.

6. Derrotado junto con sus aliados separatistas, comunistas, anarquistas y burgueses golpistas, el PSOE se dedicó a vivir de los tesoros expoliados en el exilio, mientras que su oposición al franquismo, al revés que la de los comunistas, fue casi nula

7. Llegada la democracia, el PSOE fue el partido más favorecido, con mucho, en gran medida por presiones y dineros del exterior, alemanes, venezolanos y otros. “Cien años de honradez” lo avalaban. Desde el poder extendió la corrupción, la colaboración con los separatismos y una mezcla de colaboración y terrorismo gubernamental en relación con la ETA. Y ahora quiere exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, transformar este de acuerdo con sus llamémosles ideas, y perseguir la difusión de la verdad sobre aquel régimen y sobre la propia historia del PSOE.

En fin, el PSOE solo ha obrado razonablemente solo en dos ocasiones: colaborando con Primo de Ribera y manteniéndose en un discreto cuarto plano con Franco. Lo asombroso es que los dirigentes de ese partido se declaren orgullosos de semejante historial. Bueno, asombroso para los ignorantes, claro. El PSOE nunca ha contribuido a ninguna democracia, más bien ha actuado como parásito de ella. Y ello requiere una explicación, porque, como ud ha dicho al principio, no se encuentran solo malhechores en él, sino también algunas personas incluso de cierta calidad moral e intelectual. ¿Por qué, entonces, el resultado de conjunto ha sido el propio de una asociación de malhechores? Para entenderlo habrá que volver a su historia, empezando por su ideología.

P. P. Pero no puede ud negar que ese partido ha defendido siempre los intereses de los trabajadores frente a la explotación y los abusos del capital… ¿O va a decir que esas cosas no existieron o no existen?…
****************
Ahora más que nunca es imprescindible conocer lo que fue en realidad el franquismo y contrastarlo con lo que fue y es en realidad el PSOE:


Súbditos del vacío. Razón y pasión
Antonio Ríos Rojas latribunadelpaisvasco 19 Junio 2018

Pedro Sánchez, como escudero fiel de esas máquinas de triturar llamadas “democracias avanzadas”, traicionará hasta grados sin precedentes a la nación española. A España se la viene traicionando desde hace mucho tiempo, y especialmente desde la Transición, pero lo que se propone Sánchez con su PSOE zapaterizado es un paso de gigante, propio de un gigante sin cabeza, un paso que me temo no acabará bien para la convivencia entre españoles. Evidentemente, Sánchez no se sabe traidor; muy al contrario, se intuye a sí mismo como salvador de España, y hasta de Europa. Sí, eso mismo que promulgaron Unamuno, Maeztu y Giménez Caballero, que la salvación de Europa habría de venir por España, ¡pero no de esta forma, cacho ...!

El “pensamiento” de Sánchez se carga de aromas de justicia y santidad democráticas, para él fuera de toda duda, esa democracia de la que –piensa Sánchez- carecen España y Europa, la democracia en su estado prístino, verdadero, esencial. Suena a risa que una ministra expresara hace unos días el mismo pensamiento que Gustavo Bueno hizo añicos en “El Fundamentalismo democrático”, frase que sólo un necio -o necia- puede repetir; esta: “los problemas de la democracia española, europea, mundial, se resuelven con más democracia”. Además Sánchez y su Gobierno viven tan instalados en la inopia que están convencidos de que sus medidas solidarias y de diálogo eterno –excepto, claro está, con los conservadores españoles- serán elogiadas en Europa. A España siempre se la ha vejado en el continente, pero las políticas de Sánchez van a convertir a España en el hazmerreír de la Europa que comienza ya a perfilarse. Para Europa fuimos antes retrógrados, oscurantistas e inquisidores; ahora los españoles seremos bufones, y España, el circo.

Pero centrándonos más en nuestro país, digamos que el motivo impulsor de este metro noventa y dos que se ha instalado de ocupa en la Moncloa es dar cumplimiento a lo que para él es la esencia de España, ser una “nación de naciones”; término que a la vista y al olfato progresanchesco suena como un incensario agitado, por el que exhala el sacrosanto incienso democrático. La única verdad es que esa “nación de naciones” es una dinamo que esparce un gas letal por el que acabará asfixiándose la nación española. La “nación de naciones” es la mayor máquina trituradora pensada para España. Lo de “pensada” es un decir, porque “nación de naciones” no puede pensarse, a menos que las “naciones” referidas en el segundo término de la expresión sean consideradas en su aserción clásica, preestatal, de “pueblos”, “regiones”; de lo contrario es impensable que pueda haber un soberano de soberanos, una soberanía de soberanías, un estado de estados, una ciudad de ciudades. Esto sólo cabría si el primer componente de la expresión ejerce una fuerza peyorativa y despreciativa respecto a los miembros del segundo componente. Lo que nos va a triturar, lo que va a expulsar ese mencionado gas venenoso es precisamente el triunfo del decir sobre el pensar, que lleva al triunfo de la imaginación más delirante contra la razón. El que funda sin la base sólida de una razón realista, funda sobre vacío. No hace falta explicar tomismo a Sánchez, el cuento de los tres cerditos le puede valer, además, lo entenderá mejor. Fundar sobre vacío, con el material de la palabra ajena a la razón realista, es construir con paja; pero precisamente ese es el fin último de “democracias avanzadas”, esa es su idea del “habitar”.

Lo más grave a los ojos de alguien con un mínimo de formación seria y meritoria es que el poder lo han tomado administradores y animadores sociales de cuyos cerebros emana un evangelio utópico sin trascendencia, laico, de palabras biensonantes, dispuesto a traer cuanto antes la parusía final y perfecta del hombre, es decir, su fin. Fundan sobre un imperativo categórico solidario que no se queda en incienso, sino que es gas mortal, letal, sobre todo –para empezar- porque la mitad de los españoles se niega de raíz a respirar este veneno. Pero si el pensamiento sanchesco lograra insertar en los pulmones de todos ese gas letal, sobrevendría el definitivo mestizaje, la plétora de la globalización, y tras ella la robotización, antesala del fin de las culturas, del fin del hombre. Loando a la multiplicidad del ser humano, en el fondo la aniquilan.

Pedro Sánchez es el administrador perfecto de esta hecatombe, pero existe una administradora mucho más tenebrosa aún. Juro, prometo -como ustedes quieran- que cuando hace años oí en una entrevista televisiva a una diputada del PSOE que hasta entonces desconocía, corrí a enviar un mensaje a mi hermano y a un amigo para decirles que estaba oyendo al modelo de la vaciedad. Se trataba de Meritxel Batet. Hoy es precisamente esta mujer y el vacío que representa lo que puede destrozar nuestra nación por dos vías: la primera, la de otorgar a los separatistas aún más de los privilegios de los que ya disfrutan en detrimento del resto de España, y la segunda, convirtiendo a España en una ONG.

El reino de lo vacío se está instaurando desde hace decenios. Lo vacío manda y modela el mundo, pero lo que Sánchez y el PSOE zapaterizado traen es la revelación e instauración definitiva del reino de lo huero, un paso tan de gigante, tan de metro noventa y dos, que desconoce que tras ese paso está el abismo, la palabra dicha, bien tañida, pero no pensada; la palabra huera por encima de la razón de peso. Es el triunfo de la música pop por encima de la arquitectura clásica. La palabra dicha y bien tañida, que adquiriendo la esencia de una pluma, vuela y levita mecida por suaves vientos zapateriles y evangélicos; la palabra que danza ingrávida en ese escenario teatral llamado cultura. Ante la danzarina palabra vacía o la frase tópica que se eleva a las nubes, tan volátil y atmosférica que se difumina, que se mezcla con todo, muy poco tiene que hacer la pesada razón, hija del “peso de la tradición” –nótese la expresión peyorativa que suele emplearse al hablar de tradición- que arrastra raíces como mortificantes cadenas.

Pero no sólo es la claudicación de la razón ante el lenguaje lo que está destruyendo a España, es también la muerte de toda pasión honda, pues lo que este PSOE y PODEMOS promueven es un sentimentalismo universalista, flaco, escuálido y antipasional que no tiene más bases que “el hacer el bien a todos los hombres, y por supuesto mujeres, y transes, y…”. Pero como ejemplo de esta muerte de la pasión reparemos un instante más en Meritxel Batet. No se observa el más mínimo y esperanzador signo de pasión en esa mujer, ni tan siquiera para comunicar el evangelio del vacío, ¿quizás esto le dé un halo de estúpida melancolía? No, la melancolía la tienen los hombres –y mujeres-, pero un hombre, una mujer, sin razón y sin pasión se convierte en una máquina programada, un robot al que se le carga de palabras hueras que suenan y vuelan, pero que tienen el efecto de un gas corrosivo. En políticos como Sánchez y Batet está el futuro de España. ¡Qué hemos hecho! ¡En qué clase de estercolero hemos convertido nuestras escuelas, nuestros medios de comunicación y nuestras mentes para dejar a España, nuestro pasado, presente y futuro en tales manos; en manos de constructores de paja!

Lo quiero repetir; lo que amenaza con asfixiar a España es, en primer lugar, la atmósfera asfixiante de un lenguaje desasido ya del pensamiento, de la razón; y en segundo lugar, el triunfo del sentimentalismo contra la pasión, una pasión que nunca emerge de lo espurio, sino de un suelo, de una base, de unas raíces, tal como la razón, tal como la Tradición.

¡Paga, calla y muere!
Yolanda Couceiro Morín latribunadelpaisvasco 19 Junio 2018

Ésta es la consigna que nuestros gobernantes, sometidos a sus patrones mundialistas, nos imponen a los europeos. Bruselas dicta la orden y los gobiernos la ponen en marcha.

"¡Paga!"
La Comisión Europea organiza y ordena la invasión de millones de "refugiados" supuestamente sirios (los hay de 50 nacionalidades diferentes), entre los que se cuelan miles de terroristas y criminales de toda laya. Unos cometerán atentados, otros robarán, violarán y asesinarán, y todos parasitarán a la población que se ve obligada a soportarlos. Esta invasión programada es tanto más criminal ya que entre los europeos autóctonos hay millones de parados y millones de pobres.

Si te opones a acoger a esos supuestos refugiados (caso Hungría, Polonia...), las presiones, las amenazas y las sanciones empezarán para intentar doblegar a los disconformes y los protestarios. Se llegará a maniobras desestabilizadoras e incluso a intentonas golpistas. Soros tiene el brazo muy largo y la chequera muy bien surtida, y una legión de pequeños peones y funcionarios subalternos está dispuesta a hacer el trabajo sucio de la hiperclase mundialista que tiene un plan para cada uno de nosotros. Los tiempos venideros nos enseñarán los verdaderos límites y las auténticas metas de la oligarquía desalmada y destructora que rige nuestros destinos. Como unos perros rabiosos no soltarán la presa mientras tengan aliento.

Los que se niegan a acoger a esos supuestos refugiados deberán pagar su rebeldía y desobediencia de alguna manera. Por el contrario, los que se avengan a acatar las órdenes de Bruselas deberán pagar los costes de la acogida e "integración" de esos "refugiados": vivienda, sanidad, escuela, pagas, etc..., todo de manera prioritaria, aunque eso signifique relegar y discriminar a millones de ciudadanos autóctonos. Los pueblos europeos se ven en la obligación de financiar, bajo la amenaza de sanciones, no sólo los abultados sueldos de los burócratas de Bruselas y los de los distintas países de la UE, sino también la trasformación de Europa en una mezcla de Oriente Medio y África.

"¡Calla!"
No sólo nos quieren sumisos, sino también callados. Calla, pues, no te quejes, no critiques, no protestes, ya que podrías incurrir en un delito de odio. Mejor calla y no te rebeles o serás condenada por racista, xenófoba, islamófoba, y todo lo que se le ocurra a los amos. Calla, no exijas la verdad, no cuestiones el poder, no le pidas cuentas a la casta. Calla porque en Europa han eliminado la libertad de expresión, no conviene oír a quienes no están de acuerdo con la transformación de Europa en una tierra devastada y saqueada por legiones de invasores belicosos sedientos de dominación y botín.

"¡Muere!"
Muere, esa es la única opción que nos dejan, no te defiendas, no actúes, no te enfrentes, no provoques, no protestes… Muere apuñalado por un cuchillo sin control, atropellado por un camión loco, o reventado a bombazos, pero no alborotes, muere discretamente y no dejes fotos escandalosas que el sistema tenga que censurar.

Muere, los medios se ocuparán de que el culpable sea un perturbado, un desequilibrado, siempre un caso aislado que nada tiene que ver con los otros centenares de casos aislados, casualmente siempre con el denominador común del sello islámico. Las autoridades te pedirán que seas comprensivo, que seas digno en tu desgracia, que sufras en silencio, que no te dejes cegar por el odio y envenenar por el rechazo al "otro", que no aportes agua al molino de la intolerancia y el racismo, y que estés seguro que en el fondo no existe ningún motivo real de alarma, que la inseguridad que te desasosiega sólo es una impresión, una sensación, incluso un espejismo. No reacciones, no hagas nada, sé un muerto en vida.

Nuestras autoridades saben lo que es bueno para ti, lo que necesita nuestra sociedad, los cambios que son inevitables: la transformación y la refundación de tu país y tu cultura algo diferente y opuesto. Déjate llevar, sigue la corriente, no obstaculices la marcha del progreso hacia el paraíso terrenal de la multicultura y la islamización. Lo único que tienes que hacer es seguir las consignas que te dictan los medios a sueldo. El único papel que debemos desempeñar los europeos está contenido en la sabia consigna: " ¡Paga, calla y muere!".

Web: http://www.yolanda.info
Twitter: @yolandacmorin
Instagram: @thegoodyolanda
Facebook: facebook.com/yolanda.info

El Valle de los Caídos y la estólida izquierda
Sigfrid Soria Gaceta.es  19 Junio 2018

La izquierda española es la más sectaria y radical de cuantas existen en el mundo. Me valgo para hacer esta rotunda afirmación dado su enfoque respecto al mausoleo del dictador Francisco Franco, pese a que el tirano aplicó claras políticas socialistas.

Siempre que se analiza algo, como hago yo con este asunto en este artículo, se debe hacer tomando distintas referencias, siendo las referencias que he usado en esta ocasión los mausoleos de dictadores socialistas en otros países.

La momia de Lenin está en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú, los restos de Stalin están cerca del mausoleo de Lenin, en la necrópolis de la muralla del Kremlin. La momia de Mao Zedong está en el mausoleo de la Plaza de Tiananmen de Pekín y la de Kim II-Sung está en el Palacio del Sol de Kumsusan, en Pyonyang. El cadáver de Hugo Chávez yace en la “Flor de los Cuatro Elementos”, en el Cuartel de la Montaña de Caracas. El Che Guevara está en el mausoleo de Santa Clara y Fidel Castro en Santa Ifigenia, Santiago de Cuba, donde cada 30 minutos se produce un respetuoso y ceremonioso cambio de guardia. Y Napoleón Bonaparte, el de la “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, está en un formidable sarcófago en el Palacio de los Inválidos de París.

Los megalómanos, admirados por la izquierda española, nombrados en el párrafo anterior tienen los denominadores comunes de haber sido genocidas, dictadores, golpistas, populistas y, en principio, inspirados todos por ideas socialistas. Sus mausoleos y tumbas son objeto de culto, peregrinación y reconocimiento, así como constituyen símbolos inequívocos de la izquierda local y mundial, incluida por supuesto la española. Es más, esos lugares son puntos turísticos calientes y se gestionan con orgullo nacional por los países que los albergan, hasta el punto de que a nadie se le ocurriría eliminarlos por causa de una hipotética revisión histórica que resaltara las atrocidades que cometieron en su día los monstruos que dieron vida a los cadáveres que, incluso, se muestran en ellos.

En España, la izquierda cae en una profunda incoherencia pues a la misma vez que glorifica y admira los mausoleos de esos grandes genocidas nombrados, y con los que se identifica sin lugar a dudas, denuesta el Valle de los Caídos.

José Antonio Primo de Rivera, socialista convencido, y Francisco Franco, dictador cuyas políticas estuvieron impregnadas de socialismo, yacen en ese inmenso mausoleo de la Sierra de Guadarrama en el municipio de San Lorenzo de El Escorial junto a otros 33.833 muertos de ambos bandos de la Guerra Civil, ya que el monumento se erigió en memoria de todos. Mientras la izquierda española se queja de lo poco que hay para todo, su absurda propuesta sobre la clausura del Valle de los Caídos costaría cientos de millones de euros.

Ojalá la fanática y obtusa izquierda española respetara el Valle de los Caídos como respeta cualquiera de los otros mausoleos de dictadores socialistas, todos ellos a cuál peor que Francisco Franco, de Rusia, China, Corea del Norte, Cuba, Venezuela o Francia, cuando embelasada y emocionada los visita.

HOMENAJE EN LAS REDES
31 años del atentado de Hipercor, la mayor matanza de la banda terrorista ETA
La Gaceta  19 Junio 2018

Las 21 víctimas resultaron quemadas y mutiladas, sin posibilidad alguna de escapar ante la oscuridad producida por el humo negro y los materiales incendiarios.

La banda terrorista de ultraizquierda ETA asesinó a 21 personas -cuatro de ellas niños- en el Hipercor de Barcelona el 19 de junio de 1987.

La explosión dejó 45 heridos de diversa gravedad en el centro comercial de la capital catalana. Los sanguinarios Josefa Ernaga, Domingo Troitiño y Rafael Caride Simón hicieron estallar un coche-bomba cargado con veintisiete kilos de gamonal y doscientos litros de líquidos incendiarios, y añadieron pegamento y escamas de jabón al explosivo para multiplicar el daño -por ello también decidieron programar el coche-bomba en pleno horario comercial-

Las víctimas -Milagros Amez Franco, de 43 años; María del Carmen Mármol Cubillo, de 36, y sus dos hijas –Sonia y Susana Cabrerizo Mármol, de 16 y 13 años-; María Teresa Daza Cecilia, embarazada; María Emilia Eyre Diéguez, de 44 años; Mercedes Manzanares Servitjá, de 30; Silvia Vicente Manzanares, de 13; Jordi Vicente Manzanares, de 9 años; Luis Enrique Saltó, de 22 años; Matilde Martínez Domínguez, de 35; Luisa Ramírez Calanda, de 41, Consuelo Ortega Pérez, de 67; Mercedes Moreno Moreno, de 36; María Rosa Valldellou Mestre, de 57; Bárbara Serret Cervantes, de 32; María Paz Diéguez Fernández, de 57 años; Rafael Morales, de 33 años; Felipe Caparrós, de 44 años; Xavier Valls, de 40 años; y José Valero Sánchez- resultaron quemadas y mutiladas, sin posibilidad alguna de escapar ante la oscuridad producida por el humo negro y los materiales incendiarios adheridos a su cuerpo.

Con motivo del 31 aniversario, la Fundación Villacineros, cuya vicepresidenta es María San Gil, ha recordado con un emotivo vídeo a las víctimas.

Esta entidad tiene en el recuerdo, el amparo y la ayuda a las víctimas del terrorismo una de las primeras causas de su existencia. Por ello, en el año 2016 inició un plan global para afianzar la memoria y la dignidad colectiva, y contribuir a que se haga Justicia impulsando, en colaboración con el despacho de abogados de Santiago Milans del Bosch, la investigación de los más de 300 atentados de ETA que todavía hoy siguen sin sentencia.

Al homenaje a través de las redes también se ha sumado la Guardia Civil, COVITE o políticos como la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Prende por Baleares el separatismo en Cataluña
José Javaloyes Republica 19 Junio 2018

Lazos amarillos, quema de fotos del Rey, brotaciones de lo que pretende ser microterrorismo urbano, el síndrome básico expresado por referencias a espacios nuestros y lugares de la Europa transitada por los fugados de Cataluña tras haber delinquido contra el orden público nacional, la entera tramoya del llamado “procés”, se presentan por las Baleares de ahora mismo. Un ámbito nacional contagiado y sumido ya en la explosión subversiva que padece la asediada Cataluña. Y ante ello, lo que era de prever, se viene a confirmar cuanto cupo temerse con el esquinazo parlamentario que significó el voto de censura al Gobierno de Mariano Rajoy.

La respuesta política no se configura, en términos de proporción, al porte de la cadencia propia de la metástasis secesionista en su actual fase baleárica. Tampoco en lo que corresponde a Cataluña, origen histórico del tumor que, en otro orden escalar, germinalmente, incluyó también al separatismo vasco, puesto que fue en Barcelona dónde el estudiante Sabino Arana contrajo la infección mental del particularísimo secesionista.

Muy al contrario de la longitud de onda en que debió emitir nacionalmente el Gobierno de Pedro Sánchez, desde su espectacular plantel ministerial se engolfa en la profusión de paños calientes sobre la delincuencia política generada por la dinámica propia de la actuación contra el derecho que protege a los españoles y sus libertades. Y lo más escandaloso es que la Ministra que pide la aproximación de los políticos presos a sus familias parezca complacerse en la confusión tramposa de los políticos presos con los presos políticos.

“Las concesiones a ETA son un peligroso precedente para el desafío catalán”
El investigador Rogelio Alonso publica el libro 'La derrota del vencedor' coincidiendo con el 31 aniversario del atentado de Hipercor que se cumple hoy
María Jesús Cañizares Cronica Global 19 Junio 2018

Rogelio Alonso huye de los triunfalismos en su libro La derrota del vencedor. La política antiterrorista del final de ETA (Alianza Editorial), donde lamenta que la violencia dé más réditos políticos que la paz. Lo dice porque cree que los sucesivos gobiernos han hecho demasiadas concesiones a la banda terrorista. Avala sus reflexiones con una exhaustiva investigación que ahora ve la luz, coincidiendo con el aniversario del atentado de Hipercor, que dejó 21 muertos y 34 heridos. Hoy martes se cumplen 31 años de la tragedia.

Alonso es profesor titular de Ciencia Política y director del Máster en Análisis y Prevención del Terrorismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Desde 1994 ha desarrollado su actividad académica en Irlanda del Norte, donde fue profesor del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Ulster, así como del Research Fellow del Institute or Governance and Public Policy y del Institute of Irish Studies.

Tú no eres ni pequeño, ni mediano. Tú eres BIG Solo para PYMES. Orange presenta la solución INTEGRAL para tu negocio. Fibra hasta 1Gbps, App con comunicaciones avanzadas, centralita virtual en la nube y líneas móviles de voz y datos (hasta 30GB) adaptadas a cada usuario Haz clic para ampliar información

“ETA sigue viva en las instituciones tras ser legalizado su brazo político mediante el fraude de ley de un Tribunal Constitucional que, sin competencia para ello, y en contra de su propia jurisprudencia, neutralizó la ilegalización dictada por el Supremo”, explica a Crónica Global.

"La legitiminación del terrorismo"
'La derrota del vencedor', de Rogelio AlonsoEl investigador sostiene que “la legitimación del terrorismo permanece en significativos sectores sin que se adopten medidas para evitarlo”. En este sentido, denuncia que los “gobiernos de Zapatero y Rajoy han aceptado una impunidad política, social, moral, y en muchos casos penal, que le permite a ETA reivindicar su terrorismo como eficaz. El nacionalismo del PNV hoy ejerce su hegemonía política, social y cultural gracias al terrorismo y propone un Estatuto reivindicando el "reconocimiento de Euskal Herria como comunidad política".

El experto en radicalización violenta sostiene que ha habido demasiadas concesiones a los terroristas. Y las enumera: “La legalización del brazo político de ETA por parte del Tribunal Constitucional que sin competencia para ello y en contra de su propia jurisprudencia neutralizó la ilegalización dictada por el Supremo; los partidos políticos ignorando que los sucesores de Batasuna son parte de la estrategia terrorista, como dictó el Supremo, o la excarcelación de terroristas como De Juana Chaos y Bolinaga, mintiendo los gobiernos del PSOE y el PP a los ciudadanos porque no estaban obligados a semejante cesión ante la coacción terrorista”.

La doctrina Parot
Alude, asimismo, a la “abolición de la doctrina Parot negociada, como las anteriores cesiones, entre los gobiernos gobernantes y ETA; los homenajes a los terroristas en las calles de País Vasco y Navarra en flagrante incumplimiento de la ley de víctimas nacional y autonómica; la renuncia a condenar políticamente y en muchos casos también penalmente a los criminales con cientos de asesinatos sin esclarecer; la instrumentalización de la memoria prometiendo a las víctimas 'Verdad, Dignidad y Justicia' mientras se les niega esas reivindicaciones en un tramposo final sustentado en la impunidad política, social, e incluso penal, del terrorismo”.

Para Rogelio Alonso, la negociación “fue un error”. Pues “engordó a la serpiente que a punto estuvo de ser aniquilada con la ilegalización de partidos y que, sin embargo, revivió. Hoy el veneno de ETA permanece porque la negociación con los terroristas legitimó y rehabilitó política y socialmente a sus representantes políticos. Derrotada operativamente, la negociación del Gobierno socialista, cuyos resultados aceptó el PP de Rajoy, continuando con una hoja de ruta al llegar al poder en 2011 que criticó desde la oposición, permitió la persistencia de ETA metamorfoseada en la izquierda abertzale”.

El fenómeno 'Patria'
¿Y qué opina este profesor universitario del fenómeno editorial Patria, de Fernando Aramburu?. “La obra de Aramburu es una novela y, por lo tanto, lógicamente el autor es libre de elegir el final que desee. El problema es que esa novela de ficción se ha utilizado como si fuera la historia con mayúsculas del terrorismo de ETA. Y no lo es en absoluto. La petición de reconciliación en el contexto del terrorismo tiene una enorme carga política, es tramposa y es totalmente inapropiada. La reconciliación asume que dos partes han obrado mal y que por ello deben volver a conciliarse, situando a las víctimas del terrorismo etarra en el mismo plano de responsabilidad que a los culpables de su victimización”.

Advierte de que “tanto la reconciliación como el perdón que algunos reclaman en el País Vasco constituyen instrumentos políticos con los que los terroristas y los cómplices de los asesinos pretenden redimir las culpas y responsabilidades de la violencia nacionalista de la que tanto provecho ha sacado el nacionalismo. ETA ha matado por razones políticas, luego no es perdón y reconciliación, que tienen una dimensión privada, lo que se debe exigir, sino justicia política y penal”.

La "eficacia" del terrorismo
El autor de La derrota del vencedor advierte de las consecuencias de ese cierre en falso de la banda terrorista en el proceso secesionista catalán. “ Hoy el terrorismo nacionalista de ETA puede reivindicar una cierta eficacia pues los cuatro últimos gobiernos de nuestra democracia no han librado el combate político e ideológico necesario para impedirlo. Este rédito político que el Estado le concede a una organización terrorista a la que se había debilitado enormemente, y que se le concede para satisfacer al nacionalismo del PNV, considerado durante años “parásito objetivo de ETA”, constituye un peligroso precedente. Más aún en un país como España donde existe una Comunidad Autónoma como Cataluña en la que se ha planteado la subversión del orden democrático y constitucional desde las propias instituciones”.

En este sentido, afirma que “el terrorismo nacionalista de ETA ha sido fundamental para diezmar el pluralismo mediante una coacción que no ha perjudicado al nacionalismo. Un peligroso precedente en el contexto de nuestro país con un desafío separatista en Cataluña que pretende que una parte de la ciudadanía, los ciudadanos no nacionalistas, no sean libres e iguales”.

La demagogia de Sánchez: Exhumará a Franco mientras respeta con honores a Companys
La Verdad Ofende latribunadelpaisvasco 19 Junio 2018

Tras su regreso del exilio a España, aquel hombre radical de ERC sublevado en 1934, se había transformado en otro muy distinto y dialogante. Tarradellas lograba recuperar la Generalidad de las manos del secretario general del movimiento - Adolfo Suárez - y poder enterrar con honores a sus muertos (asesinos) sin despreciar a los del otro bando. Tras su primera y desastrosa reunión con Suárez en 1977 aseguró sin embargo que todo había ido muy bien. Una astucia que facilitó el camino para su regreso sólo tres meses después, inspirada en el principio de reconciliación que imbuyó toda aquella transición.

Con un balance de 74 muertos y más de 250 heridos, a las 06.30 de la madrugada del 7 de octubre de 1934, el presidente de la recién restaurada Generalidad, Luis Companys, se rendía a las fuerzas gubernativas del general catalán Batet. Junto a él eran arrestados los consejeros Josep Tarradellas, Joan Casanellas, Estanislau Rui, Antoni Xirau y el presidente del parlamento, Casanovas. En el edificio del Ayuntamiento, se arrestaba tambien al alcalde, Pi y Sunyer, y a todos los concejales de ERC. Hubo más de 3.000 detenciones, incluyendo la de Manuel Azaña, quien había soliviantado a las masas durante una intervención radiada el mismo 6 de octubre, día en que Companys dio su discurso radiado anunciando el golpe de Estado, mientras los escamots del Estat Catalá de los JERC (Juventudes de ERC) y los milicianos de Alianza Obrera (sindicatos de corte anarquista) tomaban las calles fuertemente armados, en número de unos 3.000.

El estado de guerra declarado por el general catalán Batet, a las órdenes del presidente de la II República Lerroux durará hasta el mes de abril de 1935. La fuerza armada de los Mossos se declaró disuelta por insurrecta. El posterior juicio y condena a muerte de Companys (conmutada a 30 años) y su gobierno fue baladí. Tras el pucherazo electoral de febrero de 1936, el Frente Popular revolucionario liberó a los asesinos golpistas del movimiento revolucionario que asaltó Asturias y Cataluña. Con la liberación de los presos se desató una ola de crímenes y asaltos que degeneraron meses después en el pronunciamiento militar del 18 de julio.

Tras éste se instaló en Cataluña un régimen de terror dirigido por Companys que dejaría la friolera de más de 8.000 asesinatos cometidos sobre aquellos catalanes considerados desafectos o fascistas, casi todos cristianos (entre ellos, 1.405 clérigos diocesanos). La condena a muerte de Companys, conmutada por el gobierno de la II República, no sirvió para ablandar el corazón del presidente cuando detuvo al general golpista Fanjul en julio de 1936, a quien fusiló.

Tras el fin de la guerra civil, los compañeros de armas catalanes de Fanjul juzgaron, condenaron y fusilaron al criminal Companys por sus crimenes. Hoy sus restos yacen gracias a Tarradellas con todos los honores en el moll de la fusta de Montjuic, donde cada año se celebra un aquelarre separatista en el que se pide la ruptura de España y se homenajea su memoria, su sangrienta y golpista memoria.

Iceta, el presidente bailarín del traidor a España PSC, y Sánchez Castejón consideran a Lluis Companys un héroe a homenajear, mientras que denigran la memoria de quienes detuvieron el proceso revolucionario desatado tras el golpe de estado del Frente Popular en febrero de 1936 iniciando el último genocidio cristiano que conoció Europa en el siglo XX.

Se califica de insurrectos criminales a quienes con Franco se levantaron contra el gobierno golpista y revolucionario del Frente Popular, tras el asesinato el 12 de julio del líder de la oposición D. José Calvo Sotelo a manos de sicarios del PSOE. Companys y Largo Caballero sí dieron un golpe de estado (ellos lo llaman graciosamente revolución, es más chupi-guay) contra el gobierno legítimo de la CEDA, quien sí ganó las elecciones en buena lid. Sin embargo, sin pudor político alguno, hoy estos criminales gozan en España de honores en todo el territorio.

Estatuas, calles, colegios, plazas y parques llevan los nombres de los golpistas Largo Caballero, el marqués de Paracuellos Carrillo, La Pasionaria, Prieto, Negrín, Companys, los hermanos Badía, o el torturador de checa Alberti, mientras se denigra la memoria de quienes detuvieron el proceso revolucionario que desató el Frente Popular tras su pucherazo, travestidos de demócratas, una falacia que dura hasta hoy.

Si la legitimidad de II República se discute aún hoy es porque llegó tras un pucherazo electoral de quienes, bajo el pacto de San Sebastián, habían urdido un plan para la toma del poder y derribar la monarquía, con pronunciamientos militares (Jaca 1930) revolucionarios (1934) o golpes de Estado, como así fue aquel 12 de abril de 1931 o el 16 de febrero del 36. Por ello, si la legitimidad del Valle de los caídos se discute y se pretende exhumar los restos del general Francisco Franco de su túmulo, cabria preguntarse: ¿Cuándo va usted a retirar los honores del asesino y golpista Lluis Companys y exhumar su Cuerpo, Señor Presidente de España, D. Pedro Sánchez Castejón?

Tras perder usted dos elecciones ha tomado el poder tras un “golpe de Estado” según explican en su web sus apoyos políticos de Podemos, empleando como herramienta una moción de censura donde anunció convocar pronto comicios, aunque hoy descubrimos su previsible celada al postergar hasta agotar la legislatura los comicios. Convoque elecciones, tenga dignidad democrática y permita que la democracia hable. Su presidencia es tan legal como ilegítima, se apoya en quienes han dado un golpe de Estado hacia la ruptura de la nación, avalan a golpistas si son de su corte ideológico hasta el asesinato político, lo cometa ETA o Terra Lliure, con quienes se pasean y fotografían. Su legal, pero ilegítimo anuncio de quedarse en el poder es la mejor declaración de su visión FrentePopulista de la democracia, un juego para obtener el poder, no para respetar y representar la voz del pueblo. Sus actos son poco demócratas e hijos político de aquel aciago gobierno ilegítimo y golpista del Frente Popular. Sus planes contra el Valle de los Caídos (descanso eterno de españoles de ambos bandos) y contra la memoria de quienes impidieron la revolución que anunció el secretario general del PSOE y “Lenin español” Largo Caballero subvirtiendo las elecciones de 1936, son hoy toda una declaración formal de "guerracivilismo" contra media España, heredera de quienes trajeron la democracia y la prosperidad esa que los gobiernos del PSOE destruyen cada vez que ocupan el poder. No engañe con demagogia su falta de saber.

"Quienes alcanzan el poder con demagogia acaban haciéndole pagar al país un precio muy caro". Adolfo Suarez

TRAS LA DENUNCIA DE VCT
La UPV, obligada a rectificar la designación de ‘víctimas colaterales’ de ETA
La Gaceta  19 Junio 2018

Tras la modificación, Francisco José Alcaraz anuncia que retirará la denuncia que se vio obligado a interponer en nombre de Voces Contra el Terrorismo por delito de humillación a las víctimas.

Voces Contra el Terrorismo (VCT) celebra el anuncio de rectificación del Informe Foronda elaborado por historiadores de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), algunos de los cuales forman parte hoy del Memorial de Víctimas del Terrorismo con sede en Vitoria. Hasta la semana pasada, Memorial y UPV-EHU divulgaban un informe de 2014 que calificaba como “víctimas colaterales” a asesinados por ETA.

“Cuatro años difundiendo una hiriente falacia ante el silencio de colectivos e instituciones”, lamenta Alcaraz.

Tras la denuncia presentada el pasado lunes 11 de junio por VCT, los autores del Informe Foronda y el propio Instituto de la UPV remitieron un escrito comprometiéndose a rectificarlo. La nueva versión corregida aclarará ahora, al referirse a las víctimas “colaterales” de explosiones que buscaban asesinar a policías o militares: “Aquí no aplicamos nuestra propia conceptualización, sino que reflejamos la forma como los terroristas enmarcaron a dichas personas, por eso las comillas.”

Para VCT, “la derrota del proyecto político de ETA exige estar vigilantes para que no se divulgue su falso relato, lo sostenga quien lo sostenga”. “La verdad y la dignidad exigen no amparar con nuestro silencio el capcioso lenguaje nacionalista y su falso discurso. Sólo el nacionalismo abertzale justificaba y blanqueaba así estos crímenes, los más abyectos. Y no se puede consentir que se “construya memoria” negando o soslayando que ETA seleccionaba a estas familias como víctimas directas y prioritarias de su campaña Alde Hemendik. ETA decidió perseguirlos volando sus viviendas, de la forma más perversa: seleccionando, en sus cientos de atentados, determinadas franjas horarias -atentando siempre fuera del horario escolar o en días festivos- para asegurarse de la presencia de menores”, añaden.

Recuerdan que “no sólo asumían las muertes de familias enteras. Buscaban causar muertes especialmente entre los niños”. En palabras de ETA: “queríamos atraparles cenando” (Sentencia 17.5.2012), asesinarlos “en el patio de juegos” (Sentencia 24.6.93)… ETA y la izquierda abertzale buscaban estos ataúdes blancos para negociar. Y la verdad por cruda que sea debe salir a la luz. VCT no cejará en su empeño para que estos crímenes especialmente crueles y odiosos dejen de considerarse como “accidentes aislados” o como “daños colaterales” simplemente “asumidos” por ETA. Lo cierto es que estas familias eran víctimas prioritarias del entramado terrorista.

Lamentablemente en este “final sucio” de ETA, la campaña Alde Hemendik continúa con la incitación al odio a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Sin muertes, pero tratando de alcanzar los mismos fines con impunidad, tal y como se está demostrando con el caso Alsasua, y con la inexplicable decisión de no solicitar la ilegalización (vía 515.4CP) de la asociación Ospa o de sus marcas en Navarra y País Vasco, responsables de incitar al odio y a la discriminación.


Recortes de Prensa   Página Inicial