AGLI Recortes de Prensa   Jueves 21 Junio 2018

Españoles, Zapatero ha vuelto
Luis Riestra. vozpopuli  21 Junio 2018

Como lo leen y si les trae recuerdos de viejas anuncios televisivos, no se extrañen, pues vuelve la vieja terapia cambiando la programación, pues hay que re-programar a la población para que trague al “nuevo” líder y a su equipo, así luego votemos “correctamente” y no se quejen que lo hacen por nuestro bien. No es que vuelva Zapatero físicamente, pero sí su sombra, que es lo que se proyecta cuando iluminas al gobierno de Sánchez y Cía., que solo ha necesitado una semana para que surgiera la conclusión que titula este artículo. No podemos, por espacio, analizar a todos sus miembros y miembras, a tanto zombi, ni inhumar ese pasado resucitado, así sería muy largo, así que, tras un diagnóstico general, nos centraremos en sus responsables económicos para terminar con su primer daño macroeconómico.

¿Gobierno de “funcionarios”?
Tan pronto se informó del primer gobierno de Sánchez, salió en tropel el oligopolio televisivo y un ejército de momiópatas a vendernos sus currículos, obviando por su puesto las titulaciones dudosas o el dineral que nos han costado los señoritos (sueldazos, becas, etc.). En contraste, en mi entorno nos fijamos en sus trabajos en el sector privado y la conclusión fue desoladora: solo Màxim Huerta podía calificarse como contribuyente neto y eso considerando los patrimonios de algunos, como José Luis Ábalos de Fomento, a quien ya apodan Pepiño 2, o experiencias temporales privadas como la de Borrell en Abengoa. Con Huerta ocurre además que sus enormes emolumentos venían del oligopolio televisivo, sector que se lo puede permitir gracias al regalo de Zapatero y Rajoy de que el “ente” no emita publicidad, amén de tener un “premio” literario del peculiar y, como vimos, nocivo sector editorial.

Como rara avis en esta bandada de pájaros está nuestro astronauta, de los que España podría tener muchos más, que talento hay, si destináramos los enormes recursos que requiere su formación, con la que, tras un duro, complejo y extenso escrutinio, casi te garantizan que hasta son buena gente, ya que allí arriba no se puede mandar sujetos como los que apoyan a este ectoplasma socialisto, algunos dedicados a perseguir con crueldad a demócratas de España y Latinoamérica. Esperemos que pueda poner algo de racionalidad entre tanto lunático que chupa rueda de su esforzada trayectoria, porque salvo Borrell y Marlaska, sus pares no son “funcionarios”, son otra cosa.

La desconexión económica
En el área económica, lamentablemente, tenemos más, o incluso peor, de lo mismo, con sendos representantes del destrozo de Andalucía. Luego, en Economía, una ministra, Nadia Calviño, hija de José María Calviño, ex director de RTVE y etc., nada menos – “con él empezó todo”-, una pata negra, quien, gracias a innumerables cargos públicos de designación (enlace a definición) con MAFO, Solbes, etc., logró escalar hasta el Olimpo de la partitocracia europea: la burro-cracia de la UE actual, otro ente oligárquico disfuncional que padece una degeneración similar a los nuestros.

El País, cómo no, hace a Nadia Calvino una entrevista, pactada como debe ser al tratar “las cosas del comer” y como ha sido desde al menos desde los tiempos de Solchaga. En ella habla de unos objetivos económicos generales de difícil discusión (algo nuevo en el PSOE), solo que no sabe cómo alcanzarlos y espera que se acuerden; o sea, que le hagan los deberes. No le será fácil, ya que en el sector privado, sus mejores dirigentes, que van cargadísimos de trabajo y responsabilidades y que han tenido que luchar duramente con mucho señorito y sin ningún apoyo para labrar sus carreras, globales o no, no le van a hacer el trabajo, así que a ver cómo consigue demostrar que no es otra Salgado (también hija de funcionarios), a quien hubo que poner un ayuda de cámara que supiera del tema. El escrutinio que no ha tenido, el del sector privado, lo tendrá ahora y mal empieza, porque viniendo de donde viene, salvo en los temas fiscales - y eso por Bruselas -, no tiene los deberes hechos. Y por favor, no caigan en la trampa propagandística de que habla idiomas, que sorprenderse de lo normal a ciertos niveles es algo muy paleto, aparte que el tiempo y coste de formación va en el paquete del premio europeo.

Vistos currículos y entrevistas, con estos “gestores” de gestos, guiños, poses e ideicas vamos mal, ya que, por ejemplo, ignoran, por despreciarla o serles ajena, la causa primera de nuestro crecimiento económico y del enorme cambio estructural tras la crisis de ZP1, ese tema del que tanto hemos hablado aquí: la España exportadora, asunto que ya destacamos en 2012 cuando dijimos que España es competitiva; esa España que pasó de exportar el equivalente al 25% de su PIB al 35% en ocho años. Además, tampoco son conscientes de la importancia sistémica de nuestro superávit comercial y, como mucho, se limitan a repetir lo evidente esperando que les den las soluciones, tal como pueden comprobar en la referida entrevista (o en otras a sus pares). Estos viven a nuestra costa y muy bien, además, en otro mundo, en sus fantasías.

Puede que a muchos les parezca una trayectoria adecuada, sobre todo a los pillan momio de Bruselas, pero si uno atiende a los buenos ministros y gabinetes de la Historia, y no nos iremos a Lord Palmerston, que no se trata de dar la clase aunque sería un excelente comienzo, y tras más de treinta años analizando ministros, sobre todo de Economía, está claro que este gabinete no es, ni de lejos, lo que necesita España, al contrario. Para colmo, a Nadia Calviño y a Pedro Duque, que se estrenó ya abducido “felicitando la importancia de la perspectiva de género en la Ciencia”, les orillan al final de la mesa en el Consejo de Ministros, que casi parece que están en la sección infantil de la cena de famiglia. A la “cabeza” Doña Calvo, la del dinero público no es de nadie, famosa por sus burradas, y Josep Borrell, rodeando al “capillo” que corona el ramo.
 
Presidente de migrantes y migrantas
El tetuaní Pedro Sánchez, quien, para no remontarnos más atrás, también es hijo de funcionarios (como Rajoy y Pablo Iglesias), casado con una experta en levantar fondos para ciertas ONGs, inauguró su gobierno fortaleciendo tres de los retos existenciales de España, a saber: la inmigración ilegal masiva africana, el auge del Islam y los delirios nacionalistas - todos temas ya tratados aquí – y casi pareciera que el corredor con perro de La Moncloagobierna para el sultán de Marruecos. ¿Algo de atención para la diáspora, interna y externa, de millones de españoles, algunos verdaderos refugiados, de reciente o vieja emigración? No ¿O lo de “migraciones” del Ministerio de Trabajo (Copiado de la globalista ONU) no es para los españoles? ¿Piensan acaso utilizarnos para hacer carrera en la ONU emulando a Leire Pajín?

Tuvo el presidente un detalle de acuerdo general (¿cómo estar en contra?) al referirse a la pobreza infantil, lo que ocurre es que su enfoque (y el de su gobierno) en esto, como en tantas cosas, es el dogma de poner dinero público para paliar los efectos (¿influencia familiar, clientelismo?) y, aunque dicen que es Doctor en Economía, no se le conoce un solo estudio sobre las causas de la misma, ni sobre nada, en realidad, desvelándose así otra deficiencia política grave muy zapateril. Consecuentemente, ni trata ni le interesan dos causas principales de la pobreza de las que su partido es el primer responsable, que son: el alto nivel de paro durante generaciones por políticas como las suyas, y la segunda, la rapiña fiscal regresiva de su clase extractiva, por no hablar de la mala educación, la regulación para amigos, etc. Está claro prefiere que seamos siervos del Estado para que votemos “bien” para seguir con su culto.

Así que, sintiéndolo mucho, con este gobierno y este presidente, lo que viene es más experimento demográfico, menor crecimiento económico y menor contratación que, junto con nuevos impuestos, nos meterán de nuevo en un círculo vicioso de ruina económica y más pobreza, sobre todo para los españoles, y todo justo cuando el país está enrumbado en la dirección correcta.

Partitocracia y confianza económica
Tema también muy tratado aquí desde antaño y sobre el que siempre resaltamos un aspecto: España tiene un problema serio y es que, saltimbanquis aparte, la “izquierda” no da confianza a los agentes económicos y en el caso de este gobierno las razones son más que evidentes; puede que en la “derecha” se alegren de esto pero, siendo realistas, no es conveniente por razones obvias. Los datos hasta finales de abril (veremos cómo queda pasado el verano y el fútbol) sobre confianza empresarial (línea verde) y perspectivas económicas del consumidor (línea roja) los tienen en la siguiente gráfica, donde pueden ver su caída tras la pérdida de la mayoría absoluta del PP (también en proceso avanzado de degeneración) que, como vimos, resintió la contratación, algo que por lo visto no importa a nadie.

“Lo que pasa es que le tienes manía a los funcionarios”. Ya. ¿Y los de la encuesta de sentimiento económico también? No, no les tengo manía, al contrario, aparte de que soy hijo de una maestra de escuela pública. A lo que si tengo manía, por ejemplo, es a la anormalidad de que mientras, en números gruesos, el 80% de los trabajadores españoles laboran en el sector privado bajo sus duros criterios, seamos gobernados por privilegiados sin oficio ni beneficio que viven del cuento.

Los miembros de este gobierno, aparte de no estar a la altura, no son propiamente funcionarios, son otra cosa, son la expresión viva de una oligarquía de partidos estatales, una que además está en un proceso avanzado de degeneración, con señoritos con mucha ambición, sin cabeza y que, en sus delirios, quieren juguetear y hacer sus experimentos psicóticos con el sujeto constituyente español, con nosotros. Así que, aprovechen la inercia económica, disfruten del Mundial y del verano, que después toca presenciar cómo se despilfarra un futuro realista, logrado con tantos sacrificios, al tiempo que se nos somete a una de las campañas televisivas de manipulación colectiva más potentes que se recuerde.

Sánchez, oposición de la oposición
«Sin proyecto político por su anemia de escaños, el jefe del Ejecutivo está demoliendo todo su discurso previo a la moción de censura. Es más fácil criticar el PP que gobernar»
ABC 21 Junio 2018

El presidente del Gobierno, consciente de su grave debilidad parlamentaria (84 de 350 diputados), ha decidido convertirse en «oposición de oposición» en vez de dedicar su mandato a la labor que la democracia parlamentaria asigna al jefe del Ejecutivo, llevar las riendas del Gobierno y promover leyes que mejoren al país y a sus habitantes. Ayer, en su primera sesión de control en el Congreso, Pedro Sánchez vino a culpar al PP del problema territorial en Cataluña. Ni los golpistas, ni el nacionalismo sectario que ha creado la más grave crisis de convivencia que haya conocido Cataluña desde la Guerra Civil... Nada de eso. Para Sánchez el responsable de todo es el PP por su posición en contra del Estatuto que apañaron Zapatero y Mas y que finalmente fue declarado inscontitucional, en su parte mollar, por el TC. Ya apuntó en la víspera algo de esto en el Senado, donde además, y con el fin de agradar a los partidos que lo han llevado a La Moncloa, vino a sugerir la necesidad de volver al tiempo de ese Estatuto inconstitucional.

Ayer la ministra Batet dio más pistas: la intención del «Gobierno de los decretos» es recuperar los artículos que tumbó al TC a través de leyes orgánicas, hasta que –imaginamos– termine de hilvanar la confusa «nación de naciones», el «federalismo asimétrico» o cualquiera de las disparatadas ocurrencias que desde el zapaterismo ha alumbrado el socialismo. Ayer acusó al PP de alterar «la convivencia de los pueblos de España». Este concepto es nuevo. Ya se ha olvidado Sánchez de reformar la financiación autonómica, que tan urgente le parecía, lo que ha puesto de uñas a las regiones gobernadas por su partido. Por ahora, y al margen de los famosos gestos, el «Gobierno bonito» no es más que una enciclopedia de renuncias de todo aquello sobre lo que tan indignado pontificaba el PSOE desde la oposición. Ni derogación de la reforma laboral, ni ampliación del permiso de paternidad, ni nueva financiación autonómica... Más aún, parece encantado con unos presupuestos que denostaba por «antisociales».

Sánchez no ha tardado en demoler todo su discurso político previo a la moción de censura. De hecho, incluso se ha olvidado de promesas realizadas en la sesión de la que salió presidente. Anteayer anunció que no respetará su compromiso de convocar elecciones, registrado en el Diario de Sesiones, y que piensa agotar una legislatura en la que ni siquiera es diputado. Ha optado por el ruido y una acción política sentimentalista que le permita ir salvando el día a a día, por sobrevivir provocando mucho ruido en la sociedad con la memoria histórica, la inmigración y lo malo que es el PP. Convertirse en «oposición de la oposición» confirma que a día de hoy no está preparado ni tiene posibilidad de dedicarse a arreglar los problemas de los ciudadanos. Su mandato no es un proyecto para España, sino personal.

Hispanofobia independentista: el lado oscuro de la historia?
Teresa Giménez Barbat okdiario 21 Junio 2018

El argumentario contra la hispanofobia que Cris Bravo publicó en Twitter y yo traduje al inglés, mereció tal difusión que he creído conveniente reunir los tuits en una sola pieza, sin descartar, obviamente, que su traducción pueda encontrar acomodo en algún diario del resto de Europa. Se trata de neutralizar, en la medida de lo posible, las mentiras que el nacionalismo catalán ha venido diseminando sobre España por todos los rincones del continente, al punto que una parte en absoluto desdeñable de los europeos han puesto a nuestra democracia bajo sospecha.

Se trata de seguir combatiendo a quienes, en razón de su esencia populista, y parafraseando al psicólogo evolucionista Steven Pinker, se hallan en el lado oscuro de la historia, bien entendido que el Parlamento no es el único escenario hábil para ello. La campaña antiespañola tiene como pared maestra la exaltación del presunto autoritarismo de nuestro Estado de Derecho, hijo de una tradición oscurantista, tenebrosa, tiránica, etc., en comparación con una Europa sí acogería de buen grado el delirio separatista. Sirvan, en fin, estos ejemplos, para poner de manifiesto el profundo desprecio del nacionalismo por los hechos, y su concluyente alergia a la complejidad.

–Londres ha aplicado en 4 ocasiones la Direct Rule —el equivalente a una suspensión de la autonomía— en Irlanda del Norte. Ni esa medida ni el sustrato histórico que hay detrás le han valido a Reino Unido el calificativo de democracia de baja calidad.

-En enero de 2017, el Tribunal Constitucional alemán resolvió que el land de Baviera no tenía derecho a celebrar un referéndum de independencia porque su secesión vulneraría la Ley Fundamental de Alemania. “En la República Federal de Alemania, que es un Estado Nación basado en el poder constituyente del pueblo alemán, los estados no son dueños de la constitución. Por lo tanto, no hay espacio bajo la Constitución para que los estados individuales intenten separarse “, dictaminó el alto tribunal germano. Y pese a ello, no faltaron nacionalistas que a cuenta de la negativa de Alemania a extraditar a Puigdemont, pusieron de relieve la lógica suspicacia de los jueces alemanes ante el autoritarismo español.

-Siendo Alemania un sistema federal, concede menos competencias a sus partes que España a las suyas. La educación, por ejemplo, es responsabilidad del Estado. En cualquier caso, la recentralización de competencias no desencadena ningún trauma nacional, a diferencia de lo que ocurre entre la progresía y el nacionalismo españoles, que ante la mera mención de esa posibilidad proclaman ‘¡Franco vive, Franco vive!’.

–Holanda aplicó su 155 en abril de 2017, suspendiendo la autonomía de la isla caribeña de Curazao, que pretendía independizarse. Las elecciones que se celebraron con posterioridad desalojaron del poder a los nacionalistas insulares gracias al avance del Partido Liberal y el Partido Socialdemócrata, ambos de corte unionista.

-En Francia, la única lengua oficial es el francés. A diferencia de España, ninguna otra lengua regional es cooficial, ni siquiera el corso. El pasado mes de febrero, el presidente Macron, de visita oficial en Corcega, se opuso frontalmente a las principales aspiraciones del movimiento nacionalista local: la cooficialidad del corso, la restricción del acceso a la vivienda para los no residentes y la amnistía para los presos implicados en delitos de terrorismo.

–Italia es indivisible, y prevé apartar del cargo a todo Puigdemont que promueva actos contrarios a la Constitución.

–Sólo hay tres países de los 193 reconocidos por la ONU que prevén en su Constitución la secesión: Liechtenstein, Etiopía y un estado insular caribeño, San Cristóbal y Nevis.

Frasco de las esencias o caja de pandora
Vicente Baquero Gaceta.es  21 Junio 2018

No creo que, en su resentimiento atávico, esa fuera su intención pero toda acción que obedece a un intento de destruir una imagen sin quererlo la resucita, la devuelve a la vida, la vuelve a poner ante los ojos y las cámaras de las nuevas generaciones así como reaviva el recuerdo de los mayores.

Nunca Franco estuvo más presente y por tanto tan vivo ante la opinión pública y en la memoria colectiva como ahora, cuando han aparecido sectores de la izquierda dispuesta a desenterrar sus restos del Valle de los Caídos. Es una evidente provocación a un amplio sector de la población española e incluso resulta hasta ofensivo tal ensañamiento entre una buena parte de la izquierda reformada, sobre todo tras la firma de la paz y las amnistías de la transición.

Al cabo de tantos años, para bien y para mal, casi había desaparecido su recuerdo, su figura, su significado histórico para una mayoría de la población española, sobre todo la joven: Franco era un personaje que había pasado ya a formar parte de un imaginario colectivo pasado, unos que querían olvidar y otros añorar, que de todo hubo. Los que tenemos algunos años lo recordamos perfectamente, no necesitamos que nadie nos lo recuerde y mucho menos que se le ande trasteando de una tumba a otra con el propósito de seguir hurgando heridas que podrían abrirse con facilidad si siguen por ese camino. España es un país mayoritariamente de pasiones y emociones, no de razones, por eso es peligroso en política jugar con las mismas: cuatro guerras civiles en el siglo XIX y una macro en el XX avalan nuestra trayectoria visceral.

El hecho sin embargo es que se vuelve a hablar de Franco, cosa que no había sucedido durante muchísimo tiempo, así como unos lo crucifican y condenan otros tenderán a sentir curiosidad por el personaje, es normal, algunos jóvenes curiosos y razonables tendrán que preguntarse qué hizo este hombre para ser acreedor de tanto odio y de tanto amor, que también hubo por otra parte. Pues Franco provocaba ambos sentimientos, la pregunta lógica debería ser: ¿Es indudable que si seguimos hablando de Franco es que debió ser algo más que lo que ahora nos pretenden enseñar? Si solo hubiera sido un inútil, un torturador, cruel, un ser anodino, si no le asistieran algunas razones al menos: ¿Cómo consiguió mantenerse en el poder durante cuarenta años, la fuerza sola no es suficiente, eso lo sabe hasta el más sectario de los analistas políticos, transformó sustancialmente a la sociedad española, como nadie antes de él, la modernizó tanto como para que se pudiera ensayar un sistema democrático puro solo un año después de su muerte, una persona así no puede ser el pelele que pretenden mostrar los actuales dirigentes.

Es evidente que la historia reciente de España sería incomprensible sin su presencia, que esta tuvo consecuencias negativas nadie lo duda: la dictadura, sobre todo en la primera etapa tras la guerra: la represión, la censura, la ñoñería de una iglesia y un código moral puritano, la persecución de todo lo que sonara a comunista o separatista (algunos todavía hoy podrían estar de acuerdo) pero también hubo muchas instituciones y logros positivos, de los que todavía hoy nos seguimos beneficiando, desde la Seguridad Social, una sanidad pública, y un seguro de paro, hasta los pantanos, obras públicas, una ley general básica de educación y una gran seguridad ciudadana que permitió una transición no traumática del antiguo régimen al actual, una apertura a Europa que nadie recuerda que fue con Ullastres, ministro tecnócrata, accediendo al Mercado común que fue la antesala de la UE.

Lo cierto es que toda esta polémica sobre el Valle de los Caídos y la tumba de Franco o de José Antonio, huele a rancio, salvo para una izquierda que ahora resulta que después de tantos años no se ha bajado del monte, provocador y fuera de lugar, no es así como se puede escribir una nueva historia de España, sino que volvemos a la vieja irredenta de odios sarracenos, menos aún si aspiramos a que en Europa nos llevemos de una forma más civilizada que en el pasado reciente. Recuerdo la imagen de altos dignatarios aliados: ingleses, norteamericanos, franceses y sus enemigos alemanes, visitando y honrando a sus muertos en los cementerios masivos de Normandia…

Muchos se plantearán viendo lo que pasa ahora en España: lo que sucede en Cataluña, El Páis Vasco, Navarra, Valencia, Baleares y el desconcierto de las autonomías en general, el gasto desorbitado, la política exterior incoherente, la falta de control interior de la ciudadanía y de las fronteras, la demagogia e incompetencia rampante, la corrupción, si efectivamente no habría más de una manera de plantearse la estructura y el sentido de la nación española, sin tener que recurrir a los extremos. Ahí aparecerían las estructuras del antiguo régimen, que encabezó Franco tras una guerra civil, un conflicto en el que se debatieron sustancialmente muchos de los problemas que hoy, más que agobiar, nos están acogotando, no se trata de volver a viejas y caducas estructuras pero: ¿No habrá un término medio, un sistema un régimen, que nos libre de esta tortura diaria del separatismo que amenaza con destruir la unidad de España y acarrear como consecuencia un empobrecimiento, un sufrimiento innecesario?

¿No fue quizá la etapa que llamamos la “transición” justamente, según la educación recibida por varias generaciones de españoles, en que se suponía que estas cuestiones quedaban resueltas y viejos rencores, rencillas y odios superados para ir todos hacia un futuro más prometedor? ¿A qué viene hablar de nuevo de Franco, la guerra, la memoria histórica perversa y sectaria, quien tiene interés en que caigamos de nuevo en los fantasmas y horrores de un pasado no tan lejano?

No es simplemente una cuestión de libertad de opinión, ni de coherencia ideológica, ni de justicia, es pura y simplemente un intento criminal, y repito, criminal conociendo la historia reciente de España, criminal el volver a enfrentar a una población española que vivía en paz. No es el frasco de las esencias democráticas el que quieren abrir sino la caja de Pandora…

Recuerden, o apréndanse por lo menos, el discurso de uno de los más celebres antagonistas de aquel conflicto, Azaña, que tuvo que aprender la lección por las malas: “Paz , piedad y perdón”

Confrontación
ARCADI ESPADA El Mundo 21 Junio 2018

El domingo, mientras tomaba unas notas para la presentación en Barcelona del libro de Rogelio Alonso, La derrota del vencedor, miles, muchos miles, de personas se reunían en Pamplona en apoyo de los condenados de Alsasua, pidiendo justicia, luego que un tribunal -de justicia- los hubiera condenado. Ahora, mientras escribo, leo que una cuarta parte de los vascos cree que ETA fue un movimiento de liberación -y por lo tanto un movimiento legítimo. A grandes rasgos, y como indican también los resultados electorales, una cuarta parte de los vascos no siente vergüenza de ETA sino más bien orgullo.

Estos datos hay que tenerlos en cuenta al leer el libro útil y serio de Alonso. Porque el libro tiene el propósito -ya desde el título, magnífico, original de Aurelio Arteta- de convencer al lector que ETA ha perdido la lucha policial y ha ganado la lucha política. No discutiré si esto es cierto, aunque no puedo resistirme a escribir el enunciado en la forma que creo justa: "El PNV ha perdido la lucha policial, pero ha ganado la lucha política". En la hipótesis de que la victoria derrotista se hubiera producido, creo que hay que añadir un elemento clave a los reproches que Alonso dirige contra los partidos y gobiernos españoles. Es fácil decir que a ETA se la debía haber desarticulado también políticamente. Es fácil la culpabilización de partidos pasivos cuando no insolventes. ¿Pero y esos miles y miles de navarros que salen a la calle en defensa del puro y duro matonismo. ¿Y ese 25% de los vascos que enaltece por activa o por pasiva a ETA?

El mal tiene su lugar en la vida y en la democracia. Mientras cumpla la ley, por supuesto. La capacidad de persuasión que tiene la democracia sobre el mal es incierta. Pero en el caso español, y sus derivas vasca y catalana, es evidente que el mal goza de una ventaja añadida: no ha habido una verdadera confrontación con él. Una confrontación que partiera del ineludible principio de la responsabilidad individual. Las críticas genéricas a los partidos o gobiernos convocantes enmascaran la irresponsabilidad de los convocados. ¿Quién le ha dicho a todos y cada uno de esos desdichados navarros que se reunieron el otro día en Pamplona que su actitud es inmoral, perniciosa y democráticamente deplorable? ¿Quién le dice a todos y cada uno de esos decorados con el lacito amarillo que su ostentación es profundamente incompatible con la dignidad del estado de derecho? ¿Quién, en fin, durante todos estos años y desde el tú a tú social, ha ridiculizado como merecen a esos nacionalistas arrogantes, retrógrados y pueriles?

Sí, ministro Borrell. El nacionalismo ha ganado porque no ha habido confrontación civil..

El martillo de la democracia
Agapito Maestre  Libertad Digital 21 Junio 2018

Robert Michels y Moisei Ostrogorski nos lo enseñaron al comienzo del siglo XX con inteligencia, ciencia y paciencia. Nadie confunda la moral con la política. Nadie oculte la lógica de dominación de un partido político presentándolo como una ejemplar institución democrática. Nadie se engañe exigiendo democracia en el interior de los partidos. Esos son meros deseos. Humo. El pluralismo del sistema de partidos tiene que convivir con organizaciones políticas que tienen como principal objetivo la dominación de los elegidos sobre los electores. En otras palabras, las leyes de la táctica, y la fundamental de todas ellas no es otra que la disposición o capacidad ilimitada para el ataque, son las únicas que rigen en el interior de los partidos políticos.

Sánchez es un ejemplar político que ha seguido a rajatabla a Michels. También Rajoy siguió al pie de la letra el manual de Michels: quien dice organización, partido político, dice oligarquía. La primera lección de Michels es seguida con delectación por nuestros políticos: el jefe elimina cualquier disidencia sin importarle el precio que pague la organización. El manejo de la ley de Michels por parte de Rajoy ha sido tan impresionante como los resultados: llegó a un partido unido, coherente y en alza, pero lo ha dejado fragmentado, enfrentado y a la baja. Eso se llama utilizar una organización solo y exclusivamente para su provecho. El otro gran fiasco que deja Rajoy es la lucha a muerte por controlar la organización entre seis candidatos. ¡Se dice pronto! Seis candidatos para presidir un partido de gobierno es algo inimaginable en los países de nuestro entorno. España es diferente. Esto podría acabar en tragedia. Acabará en tragedia, sin duda alguna, para algunos de los que se presentan.

¿Quién ganará? Escrito está por el citado Michels: quien más y mejores aptitudes tenga para el ataque. Las organizaciones políticas son martillos, repetía Michels una y otra vez, en manos de sus gestores. Ganará quien mejor maneje el juego sucio dentro de la organización. La democracia es inservible, por lo tanto, para el uso doméstico de los partidos políticos. ¿Quién ha asimilado mejor las enseñanzas de Rajoy de estos seis candidatos?, ¿quién ha sido el mejor entrenado para eliminar a sus correligionarios? No lo sé, pero tengo la sensación de que ganará quien esté dispuesto a llevar hasta sus últimas consecuencias la ley fundamental de la táctica que rige en todos los partidos políticos: matar a todo posible competidor en la jefatura del partido, empezando por el jefe anterior, sin importarle el precio que pague la organización, aunque en este caso pueda ser la fragmentación. En fin, hoy por hoy, tengo la sensación de que la exvicepresidenta del Gobierno es la que mejor maneja las leyes de la táctica del martillo de la democracia.

¡Al tiempo!

Los restos de Franco como excusa para hacer política de bandos
ESdiario 21 Junio 2018

La Transición convirtió en ley el espíritu de conciliación que trajo a España la democracia. Acabó con bandos y trincheras que nadie puede reabrir con fines políticos perversos.

En España no hay dudas ni división al respecto del gran valor que, en 1978, presidió la Transición como corolario de una guerra civil cruenta y una larga dictadura: la conciliación y su profundo y delicado significado impulsó el salto a la democracia y simbolizó el deseo colectivo por instalarse en la paz, el Estado de Derecho y la convivencia, recordando nuestra historia pero dejando de utilizarla como arma arrojadiza o ajuste de cuentas.

En 2002, para renovar ese compromiso, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad el repudio de la dictadura franquista y la necesidad de honrar y restituir a las víctimas, una condición que ostentan siempre todos los muertos: ellos ya no tienen bandos.

Y en fecha aún más reciente, 2017, la misma Cámara aprobó sin la oposición de nadie trasladar los restos de Franco y convertir el Valle de los Caídos en un espacio dedicado a la memoria sin tintes políticos ni trincheras.

Es decir, desde un punto de vista institucional, el consenso sobre cómo recordar los capítulos más duros de nuestra historia reciente y cómo gestionar ese legado ha existido siempre desde 1978 y ha estado jalonado de decisiones que, a la estela de ese imprescindible impulso conciliador, lo reforzaban.

Honrar a las víctimas, repudiar la represión y transformar el Valle de los Caídos ya tiene consenso desde 2002

Sin embargo, una parte de la izquierda española, la que más dice representar el legado más doloroso de aquella época, no ha dejado desde entonces de pervertirlo intentando recuperar una dialéctica frentista que, en la práctica, impide o dificulta enterrar definitivamente capítulos tan negros.

Y lo ha hecho, y hace, enfocando cada asunto pendiente sin tener en cuenta el espíritu fundacional del 78 y tratando que cada deuda del pasado se tramite desde una especie de venganza en lugar de con el afán conciliador que le hizo a España ganarse la democracia.

¿Otra vez trincheras?
La ínclita Ley de Memoria Histórica de Zapatero fue eso, como lo es ahora el traslado de los restos de Franco. Se toman causas legítimas, cuando no necesarias, pero no para resolverlas, sino para eternizarlas empleándolas como herramienta de construcción de una oferta política propia en la que la división y las trincheras son claves.

La izquierda histórica y el centroderecha que hicieron la Transición debe rebelarse ya contra este antifranquismo postmoderno

Nadie puede discutir, y si lo hace está profundamente equivocado, el derecho de toda familia a recuperar a sus seres queridos enterrados en una fosa común o en una cuneta -un razonamiento válido, por cierto, para las víctimas del terrorismo tan a menudo despreciadas- ni la conveniencia de modificar el Valle de los Caídos para que sea percibido como un símbolo del dolor que une y no de exaltación de un bando, trasladando con ello los restos de Franco.

Y eso es lo que las leyes y los consensos pedían y regulaban, siempre con sensibilidad y la intención de integrar el resarcimiento en un espacio común que cerrara definitivamente heridas y abrazara una fraternidad imprescindible para entender y superar la historia.

Sánchez saca ya el 'comodín de Franco'
Lo que hay que preguntarse, pues, no es por qué no se recuperan muertos o se revierte el uso de la basílica en cuestión; sino por qué tareas tan razonables y consensuadas se convierten de nuevo en elementos de polémica y controversia.

La respuesta es sencilla: una parte de la izquierda española se siente cómoda en una suerte de antifranquismo posmoderno, casi medio siglo después de la muerte de Franco, que necesita caricaturizar a todo rival conservador o liberal como heredero del Régimen para, a partir de ahí, construir una oferta propia o consolidarla.

Manipuladores de sentimientos
La pretensión es ridícula y absurda, pero recurrente y sirve para distraer la atención de los asuntos realmente importantes con tácticas emocionales que entretengan a la opinión pública. Quizá haya llegado el momento de que la izquierda histórica, esa que hizo la Transición con enorme generosidad y altura de miras; y el centroderecha moderno, ése que ni existía cuando Franco murió, se revuelva un poco contra la manipulación de los partidarios del guerracivilismo y les diga, sin ambages, que son ellos los que más dificultan el cierre definitivo y decente de todas las cuentas pendientes, utilizando incluso el legado de unas víctimas que, por definición, se merecen todo. Siempre.

Inédito: la fuga de empresas se multiplica por ocho en Cataluña en el primer trimestre
El número de empresas que trasladó su domicilio fuera de Cataluña ascendió a 1.695 entre enero y marzo, ocho veces más que hace un año.
LM/Agencias  Libertad Digital 21 Junio 2018

El número de empresas que trasladó su domicilio fuera de Cataluña ascendió a 1.695 en el primer trimestre | EFE

El número de empresas que trasladó su domicilio social fuera de Cataluña ascendió a 1.695 en el primer trimestre del año, casi ocho veces más que en el mismo periodo de 2017 (220), según datos de la empresa de información financiera y sectorial Informa D&B.

El saldo entre salidas y entradas de empresas es claramente negativo (1.601), ya que sólo 94 compañías trasladaron su domicilio social a Cataluña desde otras comunidades, frente a las 162 del primer trimestre de 2017. Cataluña es la comunidad con el saldo más negativo, muy superior al que registró en los tres primeros meses del año pasado (-58).

Madrid fue la segunda comunidad con mayor número de salidas durante el primer trimestre (303), pero atrajo una cifra mucho más elevada de empresas (1.387), con lo que su saldo es muy favorable (1.084 empresas). De hecho, Madrid es la comunidad con el saldo más favorable, seguida por la Comunidad Valenciana (+169) y Aragón (+104). La comunidad madrileña fue la más beneficiada por la fuga de empresas desde Cataluña, ya que acogió al 61% de ellas (1.034).

El 9,6% de las empresas que salieron de Cataluña se instaló en la Comunidad Valenciana y el 7% en Aragón. Además de Cataluña, otras tres comunidades registraron saldos negativos, aunque muy inferiores: Extremadura (-13), Asturias (-2) y Castilla y León (-1). Las empresas que dejaron Cataluña en el primer trimestre sumaban una facturación de 14.419 millones. El saldo, en términos de facturación, entre las que salieron y las que llegaron a Cataluña fue negativo: -14.388 millones.

Por el contrario, a Madrid llegaron compañías que suman una facturación de 11.783 millones. El saldo de Madrid, si se resta la facturación de las empresas que abandonaron la comunidad, asciende a 11.369 millones. En el conjunto de España, los cambios de domicilio social en el primer trimestre siguieron la tendencia alcista de 2017, con un incremento interanual del 131,3%.

EL DÍA EN 3 TUITS
Cuando TVE sólo es independiente si obedece al PSOE y Podemos
El Retuitero ESdiario 21 Junio 2018

Los trinos del día, a veces melódicos y a veces rebuznos, abarcan todas las modalidades: unos irritan, otros indignan y otros divierten. Juntos, resumen la actualidad de una forma peculiar.

Liberad a RTVE
Ahora que ya está claro que, en contra de lo que él mismo afirmó, Pedro Sánchez tiene previsto alargar la presidencia todo lo que pueda antes de convocar Elecciones, la hoja de ruta de PSOE y Podemos incluye como objetivo prioritario la toma de control de RTVE.

Ya saben, ese ente público vendido y sectario cuando gobierna el PP o influye Ciudadanos que se convierte en un oasis de independencia, libertad y oficio cuando manda la izquierda y empieza a hacer lo correcto: es decir, defender a los buenos, que lo son por definición y sin réplica decente alguna. Y ahí andan ahora en encontrar la fórmula que les permita controlar (aún más) el asunto:

La idea es saltarse ahora los procedimientos para, mediante un decreto ley de Pedro Sánchez, nombrar un presidente temporal para toda RTVE que sea del agrado, cómo no, de los socios de La Moncloa y del Comité de Informativos de la televisión pública: que esté pendiente elegir a los miembros del consejo de administración por concurso, que el próximo director de la casa se vaya a seleccionar de la misma manera y que cualquiera que vea TVE o escuche RNE se sorprenderá por esas acusaciones de sectarismo inexistente, da igual.

De repente, los 84 diputados de Sánchez obran el milagro de representar a toda España y, en consecuencia, de tener derecho a decidir por todos lo que nos viene bien. Sin preguntarnos, no sea que nos equivoquemos. Claro que alguien tendrá que explicar cómo se comen las acusaciones diarias de la izquierda a la "manipulación de TVE" con hechos y declaraciones tan elocuentes como ésta del propio presidente, tras ser entrevistado -con alfombra roja incluida- en el ente público:

Sostener esa acusación cuando, día sí y día también, los platós y los estudios de TVE y RNE están afortunadamente repletos de políticos y periodistas de todos los colores, como cualquiera con aprecio por la verdad puede comprobar con sus propios ojos, resulta algo más que una paradoja: buscar la verdad a base de mentiras no parece muy coherente.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Sánchez paga una factura demasiado alta

OKDIARIO 21 Junio 2018

Pedro Sánchez está pagando los apoyos a su moción de censura a precio de oro. Parece no importarte el hecho de marginar al resto de comunidades autónomas con tal de cumplir con todas las exigencias que le pusieron los partidos radicales que lo llevaron a La Moncloa. A pesar de que ello implique conceder 1.000 millones de euros anuales en inversiones para los sucesores separatistas de Carles Puigdemont en el Govern de Cataluña. El presidente del Gobierno ha aparcado la reforma de la financiación autonómica, algo que no le impedirá privilegiar hasta la servidumbre al ejecutivo regional que preside el xenófobo Quim Torra. A este paso, ¿por cuánto le va a salir a los españoles la Presidencia de Sánchez? Amén de lo cuantitativo, que ya de por sí es muy grave, también está el aspecto cualitativo.

En ese sentido, resulta inaceptable que, por mucho que le prestaran sus apoyos, Sánchez esté dispuesto a conceder hasta lo que no tiene a los que intentaron subvertir la legalidad vigente en España. Más, si cabe, cuando su Gobierno ni siquiera escruta ya las cuentas públicas de la Generalitat a pesar de los evidentes riesgos de prevaricación. Ningún Gobierno de España, sea del signo que sea, debería permitir una humillación así. La política no se puede ejercer a base de cheques en blanco, menos aún si se les extienden a los que no entienden ni respetan la ley. No obstante, estas son las consecuencias de querer gobernar sin atenerse al mandato mayoritario de los ciudadanos en unas elecciones generales, de tener un Ejecutivo que se apoya sobre los pies de barro de tan solo 84 diputados.

A merced de los radicales catalanes y vascos, el actual Gobierno socialista lanza además un mensaje de insolidaridad inequívoco al resto de regionales que, en su gran mayoría, cumplen con escrúpulo con la legalidad vigente. Este tipo de cesiones pueden causar un daño irreparable. En primer lugar, para el propio Partido Socialista. Feudos tradicionales de la formación del puño y la rosa como Extremadura, Castilla-La Mancha o Andalucía, ligados profundamente a la unidad de España, no entenderán que Sánchez dé ventajas tan desmesuradas a los que encima han intentado dinamitar nuestra democracia. Aunque este tipo de regalos puedan permitirle terminar la legislatura, será a costa de acabar con la credibilidad de la formación que dirige y, por consiguiente, dejará la situación política y económica del país en una posición muy delicada.

El PSOE traslada ya una oferta de inversiones de 1.000 millones al año en Cataluña mientras margina al resto

Carlos Cuesta okdiario 21 Junio 2018

Los socialistas ofrecen 1.000 millones en inversiones a Cataluña mientras marginan al resto de Comunidades Autónomas. El Gobierno de Pedro Sánchez ha dado orden de aparcar la reforma de la financiación autonómica para todas las autonomías. Pero eso no significa que no vaya a privilegiar a la comunidad que preside Quim Torra frente al resto. Más bien al revés. Y es que ya ha trasladado una oferta de inversiones para esta comunidad elaborada y pactada por Pedro Sánchez y Miquel Iceta. Un paquete de inversiones anuales que asciende a casi 1.000 millones por año y que no se negociará con nadie más.

El PSOE y el PSC tienen preparado todo un paquete de regalos multimillonarios en inversiones para la Generalitat catalana. Un paquete que parte de asumir la reclamación nacionalista de la existencia de un déficit en infraestructuras y que los separatistas estiman en cifras entre 800 y 1.000 millones anuales.

Los socialistas consideran que “la inversión en infraestructuras es esencial para la vertebración y la cohesión social y económica de un territorio”. Y se acuerdan de ese principio para reclamar inversión para una de las autonomías más ricas de España.

Así, los acuerdos cerrados entre Sánchez e Iceta y exhibidos ya ante los partidos separatistas (JxCAT y ERC) señalan que “la falta de recursos ha ralentizado o paralizado algunas de las inversiones programadas para Cataluña que se habían impulsado con la intención de dar respuesta a algunas necesidades históricas y paliar el déficit existente en materia de transporte viario y ferroviario”. Y, con ese argumento, desglosan todo un plan de inversiones, por cierto, sin cuantificación económica oficial.

Entre las propuestas “que los socialistas venimos defendiendo en materia de inversión en infraestructuras”, según figura en los acuerdos PSOE-PSC, se encuentra “recuperar el nivel de inversión del Estado en Catalunya, mediante la prórroga de la Disposición Adicional 3ª del Estatuto con el fin de garantizar que los Presupuestos Generales del Estado destinen el porcentaje de inversión que corresponde a la participación de Catalunya en el PIB”.

Unos planteamientos de fondo que se concretan en asumir los siguientes capítulos de inversión: “Finalizar la construcción del Corredor Mediterráneo, desde Algeciras hasta la frontera francesa conectando los puertos de Tarragona y Barcelona”. También “facilitar las conexiones de los puertos de Cataluña y otros grandes centros productivos con el ferrocarril de ancho UIC, utilizando mecanismos de colaboración público-privada para agilizar el desarrollo de estas infraestructuras estratégicas y fundamentales para la recuperación económica”.

Además, “mejorar la red de cercanías del ferrocarril, mediante un impulso a la modernización de las estaciones, las vías, las catenarias y la señalización”.

También “crear un consorcio integrado por el Estado, la Generalitat y los Ayuntamientos implicados con el objetivo de priorizar, ejecutar y hacer el seguimiento de las inversiones previstas en el Plan de Cercanías de Barcelona 2008-2015”.

Y, además, “finalizar los proyectos de soterramiento de las vías convencionales de Ferrocarril en L’Hospitalet de Llobregat, Montcada i Reixac, Sant Feliu de Llobregat y Montmeló”.

Estas inversiones se sumarán a otras cesiones políticas. Porque el PSOE, como ya adelantó OKDIARIO, se ha comprometido a una “reforma constitucional que deberá contemplar, en lo que se refiere a la organización territorial del Estado, al menos cuatro grandes cuestiones”. Entre ellas, y la primera por orden, “el reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Cataluña”, tal y como recoge la Declaración de Barcelona del pasado mes de julio.

Quim Torra: ante el vicio de pedir, la virtud de no dar
Teresa Freixes okdiario 21 Junio 2018

Da la impresión de que en política, en estos tiempos, especialmente en las políticas internas, de lo que se trata es de “pedir”, no de aportar. Se hacen listas interminables de “peticiones” variopintas, algunas justificadas y otras que no se sabe si se las pone para poder decir, los unos que no han cedido a todo y los otros que sí, que han tenido que ceder en algo. Y todo ello por ver si, así, se quedan contentas ambas partes. También se suelen centrar los análisis políticos en lo que podríamos denominar “teoría del interés”, ya sea desde el utilitarismo de J. Bentham o desde la sociología del conflicto alemana por la que, según Bentley, la política queda reducida a lucha de grupos. Nada del acreditado interés general a que alude la jurisprudencia constitucional y europea. A ver qué pillo de lo “mío” y cuanto más mejor parece que esté en la base de según qué posiciones. Viene esto al cuento de las “exigencias” que el presidente de la Generalitat, Sr. Torra, está perfilando de cara a su entrevista con el presidente del Gobierno, Sr. Sánchez. Parece que, tomando como base los famosos 23 puntos que el entonces presidente Mas presentó al, también entonces, presidente Rajoy en el verano de 2014, pero añadiendo lo que Torra puso de cosecha propia —es un decir, puesto que deriva de la hoja de ruta del secesionismo en su conjunto— en la sesión de investidura.

Es lógico que, en democracia, existan consensos y disensos. Bobbio lo advierte e intenta racionalizarlo, advirtiendo que es prácticamente imposible encontrar un acuerdo unánime y que, por lo tanto, la voluntad general implica que siempre exista una minoría que no participa de ella y que, si estamos en un sistema democrático, ha de poder expresarlo. Expresarlo, no imponerlo, constituye pues la esencia de ese imperfecto sistema que, a falta de otro mejor, canaliza las disidencias en el marco de los procedimientos que se establecen para ello. De ahí que, el “diálogo” que, en torno a la suma de peticiones que Torra quiere presentar al Gobierno de España, tenga que realizarse de acuerdo con los procedimientos establecidos y que, partiendo del legítimo derecho a formularlas, se tenga que ser consciente de que aquellas que no quepan en el marco del ordenamiento vigente, sean de imposible concesión si previamente no se modifica el marco jurídico siguiendo lo legalmente establecido al respecto, ya se trate de las leyes o de la misma Constitución de 1978. ¿Cabe dentro de este “diálogo” la recuperación del Estatuto catalán de 2006 previo a la sentencia emitida en 2010 por el Tribunal Constitucional?

Por más que se esmere quien se esmere, es imposible recuperar lo que ha sido declarado contrario a la Constitución. Se precisa una reforma constitucional previa. Y no vale confundir a la ciudadanía con ello. Si no se modifica la Constitución y se emprende una reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña dirigida a incorporar lo inconstitucional como si fuera constitucional, estaremos ante un intento fallido. Recordemos al respecto que, para hacerlo, se necesitan los 2/3 de votos a favor en la cámara catalana, que ello se acepte por ley orgánica en las Cortes Generales y la realización de un referéndum vinculante en Cataluña. Si, aún con todo ello, se adoptara un nuevo Estatuto —o una reforma— que incluyera lo declarado contrario a la Constitución, no me queda duda de que se presentaría recurso de inconstitucionalidad contra la nueva norma, ahora mediante el recurso previo al referéndum, con lo que volveríamos, otra vez, a la famosa “frustración” derivada del intento de imposibles.

¿Cabe dentro este “diálogo” el pacto para la realización de un referéndum de autodeterminación en Cataluña?
Rotundamente no, sin reforma constitucional previa y sin el respeto de lo que establece el “Código de buenas prácticas para la realización de referéndums” adoptado por la Comisión de Venecia: previsión constitucional que lo permita, la reguladora adoptada como mínimo con un año de antelación a la realización de la consulta, neutralidad del gobierno convocante, garantías del voto igual, directo y secreto por parte de la ciudadanía consultada; y, tras el informe emitido por este órgano del Consejo de Europa para el caso de Montenegro, exigencia de una amplia mayoría a favor en la consulta, por tratarse de un tema de especial trascendencia constitucional. Me costaría creer que el Gobierno de España, tras la sentencia del Tribunal Constitucional por la que se declaró contraria a la Constitución la Ley del referéndum de autodeterminación derivada del primer “pleno de la vergüenza” del 6 de septiembre pasado, aceptara un pacto que no tuviera en cuenta estas previsiones, puesto que ello lo situaría en débil posición tanto ante el Consejo de Europa como ante la misma Unión Europea.

Factor Constitucional
¿Cabe dentro de este “diálogo” el acuerdo del Gobierno de España para que el secesionismo catalán vaya construyendo “su república”? La Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república, también declarada anticonstitucional por el TC y el denominado “mandato democrático” derivado del esperpento del 1 de octubre, no pueden constituir fundamento alguno para quebrar el orden constitucional y estatutario, habilitando a las autoridades del momento para que vayan consolidando aquello que, como “estructuras de estado” debió ser desarticulado con la aplicación del art. 155 de la Constitución. No pueden aceptarse, en este contexto, como justificaciones para aceptar exigencias contrarias al orden constitucional, afirmaciones como las que una ministra del flamante Gobierno de España realiza, argumentando que la Constitución española de 1978 no representa los intereses de una inmensa mayoría.

Las Constituciones no tienen que representar intereses, no son la suma de pretensiones individualizables. Tienen que contener las normas reguladoras de la convivencia de sociedades complejas como las actuales. El utilitarismo y el conflicto no pueden adoptarse como fundamento del establecimiento de normas fundacionales o de su reforma. Aun estando de acuerdo con la necesidad de adaptar nuestra Carta Magna a las necesidades actuales, hay que señalar que las prisas son malas compañeras. Y que los acuerdos importantes que tales reformas requieren (3/5 o 2/3 de ambas cámaras legislativas) implican que se tenga que trabajar con consenso desde la misma iniciativa de reforma, puesto que la reforma o es de todos —o casi todos— o no va a ser de nadie. Y, ojo, recordando a Bobbio, como es imposible que absolutamente todos se impliquen positivamente en los cambios legislativos, las minorías que estén en contra tienen derecho a expresarlo, pero no a imponer sus postulados a cualquier precio.

El triunvirato golpista
Vicente A. C. M. Periodista Digital 21 Junio 2018

LOS GOLPISTAS ENVÍAN AL JEFE DEL ESTADO UN PANFLETO PROPAGANDÍSTICO INACEPTABLE PLAGADO DE MENTIRAS REIVINDICANDO UNOS DERECHOS INEXISTENTES Y AMENAZANDO CON UN BOICOT INSTITUCIONAL A LA INAUGURACIÓN DE LOS JUEGOS DEL MEDITERRÁNEO.

Ayer se produjo la entrega a la Casa Real del Rey, Jefe del Estado, de una misiva con el logotipo de la Generalidad y firmada por los tres últimos Presidentes del Gobierno de la Generalidad: Artur Mas, Carles Puigdemont y Joaquim Torra. Un verdadero triunvirato golpista. Al que si sumáramos al expoliador del 3%, el de los nidos de los árboles, el padre Abad de la corrupción, Jordi Pujol, tendríamos a los “cuatro jinetes del apocalipsis del independentismo en Cataluña”. La carta en cuestión no es mas que otro patético panfleto propagandístico y victimista plagado de mentiras, apelando a premisas democráticas y respeto de la voluntad y derechos del inexistente “pueblo de Cataluña”. Una carta que muestra hasta dónde llega el atrevimiento de estos golpistas que se aferran a la ilegalidad para legitimar sus reivindicaciones políticas. Una carta que es una aberración defecación intelectual desde la primera frase, que además incluye una posdata firmada por Quim Torra pidiendo una entrevista con el Jefe del Estado -, hay que ser fatuo y ridículo para reclamar una vis a vis como si fuesen dos estadistas de países diferentes y esperar que el Jefe del Estado caiga en tan burda maniobra-. En fin, una carta que merecía ir sin más a la trituradora de papel. Sin embargo, la Casa Real ha decidido darle curso y reenviarla al Gobierno de España, presidido por Pedro Sánchez. Porque sinceramente, creo que no merece ni un solo comentario por parte del Jefe del Estado.

Creo sin embargo necesario analizar someramente esta defecación mental de quienes han aprovechado su máximo cargo de responsabilidad y representación del Estado en Cataluña para violar la Ley, ignorar la Constitución y desobedecer las sentencias de los Altos Tribunales de España y para cometer sus fechorías actuando de forma unilateral en el llamado “proceso independentista”, con el desvío de fondos públicos, emisión de leyes y Decretos inconstitucionales, celebración de consultas ilegales y atreverse a declarar la independencia de Cataluña. Un Artur Mas condenado por desobediencia y malversación de fondos,- en una clara benevolencia judicial ante la gravedad de su desafío-, un Carles Puigdemont encausado por rebelión y malversación de fondos públicos y huido de la Justicia y un xenófobo y radical Joaquim Torra que anuncia persistir y avanzar en el proceso independentista, aunque hasta ahora se ha guardado muy bien de cometer ningún acto ilegal. El típico perro ladrador, poco mordedor.

La carta comienza lamentando tener que haberla escrito y recordándole al Rey unas palabras que pronunció en 1990,- cuando era Príncipe de Asturias y tenía 22 años-, en el Parlamento de Cataluña diciendo en catalán: “Cataluña será lo que los catalanes quieran que sea”, obviando lo que también dijo: “caminaré por esta tierra sabiendo que camino por mi tierra”. No se puede acudir a la literalidad de las frases como reconocimiento de ningún derecho y sí entenderlas dentro de lo que es el contexto general del acatamiento al orden constitucional. Porque España es una nación y no una multiplicidad de naciones confederadas, sino que está administrativamente dividida en comunidades autónomas con altos grados de autonomía en la gestión. Pero eso excluye cualquier asociación con la idea de soberanía, que solo reside en el conjunto del pueblo español. Porque solamente España será lo que los españoles quieran que sea. La referencia hecha por D. Felipe ha de entenderse dentro de ese contexto que marca la Constitución de España y no la voluntad de una parte de una sociedad concreta de una determinada autonomía.

La misiva recrimina al Rey que cumpliese con su papel constitucional y pidiera al Gobierno que devolviera la legalidad a un territorio que se había declarado en rebeldía y protagonizado los graves enfrentamientos de la jornada del 1 de octubre celebrando un referéndum ilegal diciendo que “Abristeis una herida considerable en muchos ciudadanos que no habrían pensado nunca que el Jefe de Estado daría su aprobación a la violenta represión de la policía contra ciudadanos completamente pacíficos”. Por supuesto que este victimismo pretende hacer responsable a quien debía cumplir con su deber de mantener la legalidad vigente frente a la provocación violenta de unas masas azuzadas por los propios poderes públicos de la Generalidad para impedir el cumplimiento de la ley de las sentencias judiciales. Una asonada, una rebelión en toda regla confirmada posteriormente por la declaración unilateral de independencia de un Parlamento insumiso y declarado en rebeldía. Un golpe de Estado que provocó la intervención de la autonomía, aunque de forma bastante apocada y teemrosa.

Y cuando hablan de establecer un diálogo sin apriorismo, demuestran un cinismo supino cuando lo que exigen es “implementar el mandato popular por vías pacíficas y democráticas, y priorizando el acuerdo con el Gobierno español” pero con la condición de dar “la palabra a la ciudadanía de Catalunya”. Es decir, apropiarse de una soberanía que solo corresponde al conjunto del pueblo español. Porque este tipo de asuntos que afectan a la unidad de España requiere obligatoriamente una reforma de la Constitución con una propuesta que debe ser sometida en referéndum a todos los españoles para que sea aprobada o rechazada. Lo que pretenden estos golpistas es simplemente usurpar un derecho que no tienen como sociedad reconocido como “pueblo” diferenciado del español. Porque esa tierra no es como si fuera nuestra tierra, es que es la tierra de todos los españoles y no solo de la sociedad que la habita. Cataluña es nuestra tierra, al igual que lo son Andalucía, Asturias, Galicia, El País Vasco, Valencia, Navarra y el resto de las diecisiete comunidades autónomas con sus provincias. Los 45 millones de españoles ya sean andaluces, astures, gallegos, vascos, valencianos, navarros, o canarios, murcianos o castellanos, somos el pueblo español y España es nuestra nación, nuestra patria común e indivisible mientras asó lo queramos. Y eso lo tenemos que decidir entre todos de forma democrática, como lo hicimos en 1978 cuando aprobamos la Constitución.

No quiero molestarme en desmenuzar todas las falsedades vertidas en este panfleto, ni la pretenciosa arrogancia con la que piden al Jefe del Estado un encuentro en “petit comité” y fuera del protocolo oficial establecido. Se trata de obtener solo una foto imposible y presentarla como el reconocimiento de las aspiraciones independentistas al aceptar ese encuentro inter pares. Un encuentro envenenado que nunca se llegará a producir pero que servirá de excusa perfecta a los golpistas para hacer ese boicot institucional y presentarse con su victimismo habitual acusando al Estado de no querer dialogar pese a la "mano abierta tendida" por el cínico Quim Torra.

Ante este nuevo reto de los golpistas solo cabía una respuesta acertada y ha sido la de reenviar la putrefacta misiva al Gobierno de España para que resuelva dentro de lo que es su responsabilidad y jurisdicción en asuntos de Estado. Por otro lado, ninguna amenaza de vacío institucional protocolario modificará ni la agenda ni los actos a los que el Rey asistirá en las próximas jornadas en Cataluña, que pese a quien le pese es y seguirá siendo parte de España en lo administrativo y en lo territorial, mientras así lo desee el pueblo español. Y lo que hay que dejar claro es que esta realidad deberá ser protegida y defendida por el Estado de Derecho ante los desafíos y ataques de aquellos que quieran atentar contra esa unidad. Haber nacido o residir en una determinada comunidad, no concede ningún derecho de exclusividad sobre el resto de los que ni han nacido ni residen en ella. Los únicos derechos y deberes de los españoles son los que recoge la Constitución de España.

La violencia solo engendra violencia. Nadie la desea, pero que los golpistas no duden ni por un momento que, llegado el caso, se usará en sus justos términos y medios en defensa de los intereses y derechos de España y de todos los españoles. Hacerlo no es una opción sino una obligación, un deber constitucional ineludible.

¡Que pasen un buen día!
P.D,.- Sres Más, Puigdemont y Torra: ¡Váyanse a esparragar!

El Govern catalán pagó 245,2 millones a la cadena en 2017 y destinará 253,2 millones para el año 2018
La Generalitat de Cataluña gasta más de 500 millones de dinero público para mantener a TV3

En este mismo periodo, Canal Sur recibió 280 millones, ETB 240 millones y TVG casi 200 millones de sus respectivos gobiernos autonómicos
 Periodista Digital 21 Junio 2018

Sin las aportaciones extraordinarias del sector público, la televisión estaría en serio riesgo de suspensión de pagos

La televisión pública catalana no pasa por su mejor momento financiero. El desplome de sus ingresos publicitarios, sus elevados gastos de plantilla, el pleito con Hacienda por el IVA de los años 2012 a 2017 y la congelación de la subvención pública dibujan un negativo panorama económico que sería imposible solventar sin el aval ni las aportaciones extraordinarias de la Generalitat de Cataluña.

Según se desprende de sus cuentas del año 2017 presentadas ante el Registro Mercantil, la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) -sociedad que agrupa TV3, Catalunya Ràdio y sus medios digitales- recibió 245,2 millones de euros de la Generalitat en 2017: 236,6 millones de subvención anual ordinaria, 4 millones para cubrir la paga extraordinaria, 3,5 millones para reforzar la parrilla y 1,1 millones para compensar pérdidas de ejercicios anteriores, según recoge Fernando Cano en El Español.

Estas mismas cuentas se consigna una aportación ordinaria para 2018 de 231,2 millones, a los que hay que sumar 20 millones que aprobó la Generalitat de Quim Torra hace unas semanas para reforzar la parrilla de la cadena.

En total, 253,3 millones que además incluyen una previsión de 2,2 millones para la paga extra de este año.

El Ejecutivo autonómico enseñará a los alumnos vascos que ETA nació como una respuesta “a la Dictadura”, aunque la banda terrorista cometió la práctica totalidad de sus crímenes durante la democracia
El Gobierno Vasco inyecta su “memoria cercana” en las aulas y dice que la banda terrorista ETA nació con “amplias simpatías en Euskadi y España”
www.latribunadelpaisvasco.com 21 Junio 2018

El Gobierno vasco ha presentado una nueva unidad didáctica, titulada exclusivamente en euskera como "Herenegun", y destinada, de una forma experimental en el curso 2018-2019, a los alumnos de 4ª ESO y de 2º de Bachillerato.

El nuevo material educativo está diseñado para que los estudiantes vascos se acerquen a la "memoria cercana" (últimos 60 años), teniendo en cuenta que el estudio de ésta es siempre algo "plural". "Su gestión es siempre poliédrica y conflictiva. Lo es más cuando el dolor que se recuerda es todavía cercano en el calendario". Para el Ejecutivo autonómico, se puede decir que "el pasado nos duele y nos divide".

La nueva inmersión de la Administración nacionalista (PNV-PSE) en los contenidos educativos de los estudiantes de la región dice hacerse desde “un doble compromiso democrático: pluralismo y derechos humanos", ya que "la aproximación histórica a lo sucedido en los últimos 60 años tiene lecturas e interpretaciones plurales".

El periodo que abarca la unidad didáctica “Herenegun” se sitúa entre 1960 y 2018, y en este paréntesis temporal trata de estudiar, por un lado, la historia de la banda terrorista ETA, y por otro, la evolución del contexto sociopolítico vasco. Para el Gobierno vasco, ETA es uno de los hilos centrales de continuidad de este periodo histórico. "Nació en el franquismo como respuesta a la Dictadura, con amplias simpatías sociales y políticas en Euskadi y en España, y murió en la democracia, denostada y rechazada como organización terrorista por la inmensa mayoría de la sociedad vasca. Durante estos 58 años, de modo constante, ETA ha formado parte trágica y dramática de la historia de Euskadi".

Para el Departamento de Educación,"ETA no ha sido la única causante de acciones violentas o terroristas en este periodo. Gravísimas vulneraciones de derechos humanos han procedido de organizaciones ultras o parapoliciales como BVE, GAL o similares, y del abuso ilegítimo de poder. Estas violencias han costado la vida de alrededor de 155 personas. Este material educativo abordará esta realidad que, lógicamente, debe tenerse en cuenta desde un punto de vista ético e historiográfico".

A continuación, y en lo que parece un tira y afloja de los redactores del documento consigo mismos, se recuerda que "del mismo modo debe tenerse en cuenta que, en el periodo de lo que se conoce como memoria reciente, ETA (y sus escisiones) ha sido de un modo ininterrumpido la principal causante de las violaciones del derecho a la vida en nuestro país. Deja una estela de 853 víctimas mortales".

La Unidad Didáctica que será un programa piloto durante el curso 2018-2019 es el resultado de la colaboración entre Gogora (Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos), la Secretaría General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, y el Departamento de Educación del Gobierno vasco.

El documento asume que “el análisis del pasado es lo más difícil porque en ese tiempo se encuentra el diagnóstico de la culpa y de la responsabilidad, el dolor y el sufrimiento padecidos y, junto a ello, las diferentes lecturas sobre sus causas y génesis. Además, la memoria, la percepción subjetiva de la historia vivida, es plural y está presente. Su gestión es siempre poliédrica y conflictiva. Lo es más cuando el dolor que se recuerda es todavía cercano en el calendario. En una memoria que recuerda hechos más distanciados, el paso del tiempo ha limado aristas que, en una memoria cercana, son todavía punzantes. Podríamos decir como resumen que el pasado nos duele y nos divide. Por eso mismo, abordar esta tarea es algo tan complejo como necesario. Tenemos que mirar al pasado sin miedo y dispuestos a aprender de lo sucedido para que no se vuelva a repetir".

El módulo educativo recién presentado se apoya en un soporte audiovisual, la serie televisiva producida por EITB “Las Huellas Perdidas” y un trabajo elaborado por Juan Pablo Fusi, Mari Carmen Garmendia y Mariano Ferrer que se titula “ETA en el contexto sociopolítico vasco: Síntesis histórica 1960-2018” y que el Gobierno vasco no ha hecho público.

Colau carga contra el propietario del local donde se reúne Tabarnia: multa de 12.000 € y embargo
Carlos Cuesta okdiario 21 Junio 2018

Ada Colau carga contra el propietario del local donde se reúnen los miembros de Tabarnia. La regidora le ha impuesto una multa de 12.000 euros y un embargo. Se trata de la respuesta que ha recibido Florencio García, el presidente de la Casa de Madrid en Barcelona, una persona que ha osado ceder su inmueble para actos de Tabarnia.

Casualmente, ahora y pese a apoyarse en un expediente abierto en 2014, el Ayuntamiento ha sancionado con 10.000 euros más un recargo del 20% e intereses a Florencio García. En total, 12.238,55 euros de multa.

El calvario de la Casa de Madrid se inició en el 2015, ultimo año como alcalde del convergente Xavier Trias. En aquella época el regidor que llevaba los temas relacionados con licencias de restauración era Gerard Ardamuy. “Era un sábado a las 16.30h. Estabamos en Casa de Madrid con unos amigos tomando un café. En ese momento llamaron a la puerta. Al abrirla me saludaron dos personas. Según me dijeron querían inspeccionar el local”, dice Florencio García.

La Casa de Madrid está situada en la calle Ausias March 37. Es un antiguo palacete de la época en la que la burguesía catalana invirtió edificando en el Eixample. Florencio García sabía perfectamente, porque así se lo comunicó años atrás el Ayuntamiento de Barcelona, que nunca se le concedería una licencia de restauración. El motivo: se tenían que hacer demasiadas obras para poder adaptarse a la normativa. Con lo cual, Casa de Madrid de Barcelona es un lugar de reunión, donde no se puede ofrecer comidas.

Las dos personas afirmaron que estaban ahí para inspeccionar todo el local. Él solicitó a las dos personas que volvieran el lunes, “porque estamos reunidos”. Los dos supuestos inspectores se negaron, momento en el que se les pidió acreditaciones y aseguraron que estaban allí porque él había solicitado una licencia de restauración, licencia que no estaba en trámite de solicitud.

Tras la contestación, Florencio les pidió que abandonaran el inmueble. Lo hicieron. Pero levantaron acta de lo ocurrido.

Florencio no tuvo más conocimiento del hecho hasta que en febrero de 2018 la asociación cultural CLAC tuvo que realizar un acto en un centro cívico de Barcelona -Casa Elizalde- titulado “Help Tabarnia”. En el acto intervendrían Pau Guix, Ramón de España y Pablo Planas. Al no poder realizarse allí, Florencio decidió ceder la Casa de Madrid para que se llevara a cabo. “Si no hay lugares en Barcelona donde uno pueda expresarse libremente, la Casa de Madrid sí que lo es”, afirma Florencio García. También cedió la Casa para que Ángel Puerta diera una conferencia sobre la bandera española.

Colau carga contra el propietario del local donde se reúne Tabarnia: multa de 12.000 € y embargo

Dos días después de la conferencia recibía una carta del Ayuntamiento de Barcelona. Y el tema que había quedado perdido se reactivaba con Ada Colau. El consistorio barcelonés sancionó a la Casa de Madrid con 10.000 euros por aquella visita.

En estos momentos, de hecho, Tabarnia están intentando ayudar a Florencio García a recaudar el dinero. Lo hace a través de la siguiente cuenta de Bankia: ES81 2038 6700 3960 0012 1360. Con el fin de evitar que la Casa de Madrid cierre y se clausure uno de los locales de Tabarnia.

RETIRAN LA MARCHA CONVOCADA
Víctimas de ETA vencen a los proetarras: no habrá honras al asesino de Buesa
La Gaceta  21 Junio 2018

El lunes aparecieron en el barrio carteles y fotografías de tres presos de ETA, entre ellas la de Diego Ugarte, uno de los asesinos del político socialista Fernando Buesa y su escolta, el ertzaina Jorge Díez.

La asociación de vecinos del barrio de Judimendi de Vitoria ha retirado la marcha en favor de los presos de ETA que estaba convocada para este viernes dentro del programa de sus fiestas después de la polémica suscitada en los últimos días.

El Ayuntamiento de Vitoria decidió este martes trasladar a la Fiscalía la convocatoria de este acto y abrió un expediente para analizar la posibilidad de retirar las subvenciones a esta asociación de vecinos si se celebraba.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, también solicitó a los servicios jurídicos de la Delegación un informe sobre la posibilidad de pedir la suspensión de esta “kalejira” en favor de los presos, al entender que podía atentar contra la dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo.

La asociación de vecinos ha dado a conocer que ha decidido retirar el actual programa de fiestas y eliminar este acto a favor de los presos y explica que como asociación no celebra y se desvincula de cualquier manifestación u homenaje que se pueda realizar en el barrio durante las fiestas de San Juan.

Pide a todos los colectivos y personas que participan en la celebración de las fiestas del barrio que “se abstengan de hacer uso en todo el recinto festivo de mensajes, en cualquier tipo de formato, que puedan ser ofensivos hacia cualquier persona o colectivo que haya sido víctima de la violencia”.

El lunes aparecieron en el barrio carteles y fotografías de tres presos de ETA, entre ellas la de Diego Ugarte, uno de los asesinos del político socialista Fernando Buesa y su escolta, el ertzaina Jorge Díez.

Junto con la aparición de estos carteles y la programación de la marcha en favor de los presos, la polémica también se ha suscitado por un artículo publicado por la revista de la asociación de vecinos en la que se destaca la “trayectoria llena de compromiso” de tres miembros de ETA encarcelados, entre ellos Ugarte, sin especificar su pertenencia a la organización terrorista ni los crímenes por los que fueron condenados.

Sobre esta publicación, la asociación de vecinos ha decidido paralizar el buzoneo del último número de la revista y en la edición digital se retirará el escrito de la polémica.

Por último, la asociación de vecinos pide disculpas a todos los que se hayan podido sentir “heridos y molestos” por las publicaciones y ha anunciado la celebración de una reunión con los colectivos que participan en la actividad del barrio y la organización de las fiestas para “evitar incidentes de este tipo en el futuro”.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) advirtió a la asociación de vecinos que denunciaría a la agrupación por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas si finalmente se celebraba durante las fiestas del barrio el homenaje previsto a varios presos de ETA.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial