AGLI Recortes de Prensa   Viernes 22 Junio 2018

RTVE no tiene arreglo
EDITORIAL  Libertad Digital 22 Junio 2018

Todo apunta a que, en el tercer Consejo de Ministros de su Gobierno, Pedro Sánchez va a pergeñar un decretazo para nombrar un nuevo presidente de RTVE. Es un ejemplo más de las verdaderas prioridades de un Ejecutivo que en unas pocas semanas ha dado la vuelta a la mayor parte de las promesas que hizo para desalojar a Mariano Rajoy: los sospechosos iban a desaparecer de la escena pública y hay un ministro imputado; la transparencia iba a regir la política y el presidente ha desaparecido y no da ruedas de prensa; la elecciones serían pronto y ahora se retrasan hasta 2020; y los medios públicos iban a ser plurales y fiables y ya se ve que lo urgente, tanto como para llevar el asunto al tercer Consejo de Ministros, es asegurar en ellos el control político de la izquierda.

No cabe la sorpresa, menos aún después del masaje a cuatro manos y dos voces que se practicó en La Primera a Pedro Sánchez el pasado lunes. Una entrevista –por llamarla de alguna forma– que, además, se había visto precedida por un publirreportaje sonrojante con el presidente practicando deporte y acariciando a su perra. Curiosamente, ni la entrevista ni el publirreportaje han provocado ninguna reacción de los trabajadores de RTVE, otrora preocupadísimos por la pluralidad informativa y la independencia del Ente. La explicación a estos silencios no es, por supuesto, que la pluralidad y la independencia hayan irrumpido en RTVE de forma mágica con llegada de Sánchez a Moncloa: la realidad es que estos periodistas pueden ahora manipular e imponer su propia agenda política con total tranquilidad y sin molestas injerencias que, por otra parte, sólo afectaban a una parte mínima de los contenidos informativos.

Una agenda política que sólo compite en importancia para estos trabajadores con otra cuestión: el mantenimiento de unos privilegios laborales inauditos a costa de un contribuyente que lleva décadas obligado a sostener una televisión ruinosa, sobredimensionada hasta extremos grotescos y en la que muchos han hecho del vivir sin trabajar –pero cobrando un sueldazo– un derecho en lugar de lo que realmente es: un intolerable privilegio mantenido a costa del esquilmado contribuyente. Como para dar lecciones están estos indeseables que hablan de periodigno cuando no hacen más que envilecer el oficio.

RTVE, en suma, va a ser con Pedro Sánchez en el poder lo que ha sido desde su creación y lo que son todas las televisiones públicas: un gabinete de propaganda gubernamental a cargo del contribuyente que posibilitan que unos cuantos listos ganen muchísimo dinero trabajando muy poco.

Pretender que los ciudadanos y las empresas tengan que soportar ese extraordinario coste porque RTVE es un servicio público que provee de delicias culturales como Operación Triunfo es más un insulto que un argumento: la única solución para RTVE –y para todas las demás televisiones públicas– es la privatización o el cierre. Y el que quiera propaganda o el que quiera vivir sin trabajar, que se lo pague de su bolsillo.

Malhechores (III) Por qué el PSOE es una fábrica de rufianes
Pío Moa Gaceta.es 22 Junio 2018

Asociación de malhechores (III): el PSOE se lanza a emancipar al obrero.
Creado el 21 junio, 2018 por Pío Moa

Los mitos del franquismo (Historia) de [Moa, Pío]
*********************
Con motivo del centenario de su fundación, el PSOE diseñó su campaña electoral de marzo de 1979 con el lema “Cien años de honradez y firmeza”. Probablemente nunca se diseñó un lema moralmente tan despectivo de la realidad histórica, un verdadero alarde de picaresca… ni publicitariamente tan efectivo. Porque lo que la sociedad demandaba después de dos años nada brillantes de UCD era precisamente eso, honradez y firmeza. No le ganó las elecciones por razones que veremos en su momento, pero dejó al PSOE definitivamente como partido de poder alternativo. Y para aumentar la ilusión, en septiembre del mismo año abandonó o hizo como que abandonaba, el marxismo, una rémora electoral clara, de lo que también hablaremos. Pero antes de llegar ahí nos queda mucho tiempo por recorrer, y debemos empezar por la ideología del partido y sus efectos.

Por el tiempo de su fundación, en España se había superado la época de las guerras civiles y pronunciamientos que habían caracterizado la historia política del país desde la invasión napoleónica hasta desembocar en una I República increíblemente caótica, regida por charlatanes y orates. El régimen liberal de la Restauración había traído de vuelta a los Borbones y el país comenzaba a estabilizarse y prosperar, si bien modestamente.

Por entonces se iban formando en España núcleos muy reducidos de anarquistas y marxistas, sobre todo en los centros fabriles de Barcelona, en zonas agrarias muy oprimidas de Andalucía, o en Madrid. En Barcelona, Andalucía y Levante irían ganando terreno las agitaciones anarquistas, mientras que en Madrid, Asturias y Bilbao predominarían los marxistas, es decir, el PSOE. Cierta historiografía incide en el escaso nivel intelectual del marxismo del PSOE, pero se trata de un asunto menor, teniendo esa doctrina, además, varias interpretaciones. Pero el núcleo de ella era bien captado: la historia se entendía partiendo de la economía como una lucha de clases entre explotadores y explotados. Esa larguísima y triste evolución estaba próxima a su fin debido a que el capitalismo desarrollaba las “fuerzas productivas” hasta el punto de hacer posible la riqueza generalizada… solo que al mismo tiempo despojaba de sus beneficios al explotado y oprimido proletariado, el verdadero creador de la riqueza. Este, por primera vez en la historia humana, tenía la oportunidad revolucionaria de asegurar la riqueza general derrocando a los explotadores burgueses. Y no tenía más remedio que derrocarlos porque la dinámica del capitalismo conducía inevitablemente a explotar y empobrecer más y más a los trabajadores, de modo que estos terminarían por rebelarse, orientados por partidos marxistas. El marxismo es ciertamente una doctrina de la guerra civil, a desatar cuando hubieran madurado las “condiciones objetivas”.

Luego, una etapa de “dictadura del proletariado” erradicaría los restos de actitudes, ideas y moral “burguesas”, hasta que el propio estado, concebido como poder de la clase dominante, se volviera innecesario.

No vamos a entrar aquí en la discusión de las teorías marxistas, aunque cabe señalar que algunos de sus teóricos empezaban a vislumbrar en países bastante industrializados como Alemania, que la situación de los obreros no empeoraba, sino que mejoraba mediante reformas, haciendo improbable la necesidad de una revolución. Lo mismo ocurría en Inglaterra, donde las leyes atenuaban lenta pero progresivamente las condiciones del trabajo, terribles en la primera etapa de la Revolución industrial. Quizá el mundo soñado de riqueza e igualdad, podría alcanzarse entonces sin la violencia de una revolución sangrienta, como venía a suponer Marx.

La mayor parte de Europa, excluyendo acaso a Inglaterra y Bélgica, era más agraria que industrial, pero en Alemania y Francia la industria crecía con rapidez. En España, fábricas de cierto nivel solo había en Barcelona y Bilbao: allí explotaban mano de obra barata llegada del campo y aprovechaban un proteccionismo que limitaba su ya escaso ímpetu innovador. No obstante, en los años siguientes la industria iría expandiéndose y las condiciones de trabajo también irían mejorando.

El marxismo, aparte de su análisis histórico y de sus profecías supuestamente científicas, implicaba una visión del mundo etiquetada como “materialista”, que negaba al cristianismo, afirmaba la inexistencia de la divinidad y atacaba las bases de todas las religiones conocidas. Aunque se la ha acusado de resultar una nueva religión con el proletariado como divinidad recuperadora del paraíso, con sus ritos, organizaciones típicas, etc. Como fuere, el marxismo se proclamaba ateo militante y enemigo radical del cristianismo. Consideraba la religión una manifestación de la impotencia e ignorancia humana al servicio de los opresores, que debía desaparecer paulatinamente por efecto de la ciencia y del poder político. Lo cual enfrentaba al PSOE con la tradición y la masa de los españoles, prácticamente todos bautizados, creyentes con más o menos nivel intelectual, practicantes en su mayoría. Socavar, denigrar y golpear a la Iglesia sería una de las tareas más importantes del PSOE

Otro elemento doctrinal suponía que los obreros no tenían sentimientos patrióticos, sino que solo sentían la explotación sufrida y el ansia de un mundo de igualdad. Las patrias, las naciones, eran solo construcciones de los capitalistas para asegurarse un mercado protegido. Por consiguiente la idea de España era enfocada como un elemento más de atraso al servicio de la burguesía y la reacción, y el patriotismo debía ser sustituido por el “internacionalismo proletario”. Y esas concepciones orientaban la propaganda y la acción del PSOE.

Otra clave del marxismo consistía en negar la existencia de normas morales de valor general. Los valores tenidos por fundamentales y eternos, como la libertad, la verdad o la justicia, no pasaban de expresar los intereses de la clase explotadora: moral burguesa o capitalista, simplemente. Por tanto, al luchar contra la explotación esos valores se desvanecerían, dando paso a otros que reflejarían el esfuerzo y los intereses revolucionarios. En este punto no suele repararse, pero es crucial para entender las “hazañas” del PSOE (y de muchos partidos semejantes). En su lucha pretendidamente emancipadora, los revolucionarios no deben aceptar otro principio que la utilidad y eficacia de sus acciones, incluyendo robos, extorsiones y asesinatos y finalmente guerra civil. Cuanto contribuya a fortalecerle y a debilitar a los “burgueses”, sería por tanto “moral”, y erróneas cualesquiera concepciones éticas que debilitaran la lucha o causaran derrotas.

No se entenderá, por tanto, al PSOE, sin tener en cuenta las bases de su ideología. Había decidido emancipar a los obreros y por medio de ellos a la sociedad, mediante la guerra civil, para acabar con la explotación, la religión, el patriotismo y la moral “eterna”. En cierto modo paradójico no dejaron de ser “honrados”. Por eso los que argumentan que en definitiva los socialistas son tan humanos como cualesquiera otros (lo cual es verdad) deben atender a su ideología para comprender cómo, por ella, el PSOE ha producido más ladrones y asesinos, terroristas y cómplices del terrorismo, de los separatismos, etc., que cualquier otro partido en el siglo XX y lo que va de este.

*****************
Una Iglesia enferma en una democracia fallida

Que el designio de profanar la tumba de quien salvó a la Iglesia y la cultura cristiana del exterminio, no despierte una ola de indignación desde el papa al último católico, revela una Iglesia enferma en una sociedad enferma.

Que el plan de atacar las libertades de opinión, expresión e investigación so pretexto de “apología del franquismo”, no despierte la furia de periodistas, intelectuales y universitarios, revela una cultura inane, enferma, en una democracia fallida.

Que un gobierno se proponga públicamente ultrajar la tumba de quien salvó la cultura cristiana del exterminio y al país de la disgregación, y aplastar las libertades más elementales, revela que se trata de un gobierno de macarras con vocación de chekistas.

En breve: tras la muerte de Franco, y contra quienes se consideraban herederos del criminal Frente Popular, el pueblo votó una democratización de la ley a la ley, desde el franquismo y no contra el franquismo. Todavía la gente recordaba lo que se había jugado en la guerra civil, la evitación de la guerra mundial para España, la prosperidad y la casi desaparición de los odios republicanos, etc. Los enemigos de aquel régimen, básicamente comunistas, etarras, separatistas y socialistas, han necesitado mucho tiempo para socavar la herencia del franquismo borrar la memoria de la gente mediante una falsificación sistemática, y ahora se sienten ya capaces de cualquier fechoría. Cada generación tiene sus propios desafíos, y el de esta consiste en destruir a los destructores de España y de la democracia.

En frase de Julián Marías, es preciso que no pensemos en lo que va a pasar, sino en lo que podemos hacer.

¿Dejará el inglés de ser lengua oficial en la UE?
Macron pide que el francés se convierta en la lengua oficial de la UE tras la salida del Reino Unido.
Libre Mercado  Libertad Digital 22 Junio 2018

El presidente francés, Emmanuel Macron, quiere que el francés reemplace al inglés como lengua oficial de la Unión Europea. Hasta ahora, y desde hace varios años, las normas de la UE se redactan en la lengua de Shakespeare, pero Macron quiere que tras la salida del Reino Unido -que se producirá durante la primera de 2019- el francés se convierta en el idioma en el que se redacten las normas y leyes europeas.

La Unión Europea tiene 24 lenguas oficiales, pero el inglés es el idioma extranjero más estudiado y dominado por los europeos. Más del 80% de los niños de primaria y el 95% de los estudiantes de secundaria eligen el inglés como segunda lengua. Hasta ahora, el 12,8% de los europeos tiene como lengua materna la inglesa, pero tras la salida del Reino Unido ese porcentaje se verá reducido al 1,2% -solo Irlanda y Malta tienen el inglés como lengua oficial-.

La primera en pronunciarse ha sido la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, que ha pedido que el régimen lingüístico "no se puede separar de la realidad". "El inglés es el idioma más popular de comunicación de la Unión Europea y la gente va a seguir utilizándolo. Especialmente teniendo en cuenta que es la lengua oficial de dos Estados miembro", afirmó.

Por ahora, otra de las corrientes para cambiar el régimen lingüístico europeo pide que el 81% de los documentos se redacte en inglés, el 5% en francés, el 2% en alemán y el resto en los otros 21 idiomas. Añaden que solo el 2,8% del personal de la UE es británico.

Durante siglos, el francés fue el idioma más utilizado en los asuntos europeos y en la diplomacia internacional. Sin embargo, a raíz de la Guerra Fría, el inglés comenzó a imponerse porque la gran mayoría de los países excomunistas adoptó la lengua de Shakespeare como la segunda preferida. Macron no está solo en esta pelea. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo durante una conferencia en Luxemburgo que no entendía "¿por qué la lengua de Shakespeare es superior a la de Voltaire? Estamos adoptando demasiados anglicismos", aseguró.

¿Qué hablan los europeos?
Un estudio de la Comisión Europea reveló que el 47% de los europeos sabe inglés, el 30% alemán, el 23% francés, el 15% italiano y el 14% español. Por tanto, el francés es la tercera lengua más hablada en Europa. A nivel mundial, el español es el segundo idioma más hablado del mundo con 400 millones de personas. En tercer lugar, estaría el inglés, que es hablado por 360 millones como lengua materna y 500 millones la adoptan como segunda lengua. Por su parte, el francés es hablado por 274 millones de personas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿Puede estallar Europa a causa de la deuda?
José María Gay de Liébana okdiario 22 Junio 2018

La aceleración económica de Europa y de la Zona Euro va perdiendo fuelle. Si Alemania no tira como sería deseable, todos quienes tenemos en los germanos a nuestros principales aliados comerciales, sufriremos. Y cunde en el país teutón la queja salarial. Francia, tras la estelar aparición de Macron en la escena política a modo de salvador de su grandeur, empieza a alborotarse y algunas estampas rememoran aquel mayo del 68 de hace 50 años. El BCE sabe que tiene que poner punto final a su política monetaria ultraexpansiva. De lo contrario, la bola de la deuda será imparable. Sin embargo, la sacudida italiana puede dinamitar Europa y antes de que eso ocurra, el propio BCE podría usar parte de la munición monetaria que tiene guardada para intervenir en el asunto, comprando bonos de hasta a tres años mediante un programa de ayuda financiera de la Unión Europea.

De ser así, Italia entraría en un programa de “mecanismo de estabilidad financiera”, soportando cuantos ajustes y recortes imponga Bruselas. La duda, claro, es si los italianos, en tal supuesto, estarían dispuestos a asumir los costes que comporta esa ayuda financiera o toman las de Villadiego. A todo ello, tres nubarrones se otean en el horizonte. La exuberante deuda actual de los Estados y de las empresas que suma 162 billones de euros equivaliendo al 162% del PIB mundial; lo nunca visto ni tan siquiera después de la Segunda Guerra Mundial cuando media Europa y otros países entraban en fase de reconstrucción. Peligro en ciernes por cuanto la deuda habrá que devolverla y eso significa pagarla. ¿Con qué dinero?

La fragilidad financiera va asomando, especialmente, en los países emergentes y que generan menos ingresos constatándose riesgos de fuga de capitales como consecuencia del endurecimiento de la política monetaria y crediticia de Estados Unidos. Argentina constituye una primera piedra de toque y escenifica perfectamente los inconvenientes de una economía muy dolarizada: cualquier movimiento que afecte al dólar contagia a la economía argentina. Y como ella, muchos otros países tanto emergentes como en desarrollo. El proteccionismo es la piedra en el zapato que puede impedir que la economía mundial camine con garbo.

Un proteccionismo no exento de vitolas populistas, con amenazas de guerras comerciales, imposición de altos aranceles y segando la fluidez del comercio internacional que a lo largo de los últimos decenios ha impulsado positivamente la coyuntura económica. Torpedear las relaciones comerciales entre países imponiendo normas que limiten o restrinjan la circulación de capitales, de servicios y mercancías e incluso de personas, supone un paso atrás muy complicado para el devenir económico. Resumiendo, ¿cómo se atisba el futuro inmediato de la economía europea y mundial? Digámoslo con esta expresión tan catalana que resulta grandilocuente: fotut. Y eso que no hemos hablado de Catalunya y de su impacto económico no solo en esta tierra sino en el plano español y europeo…

Inmigración ilegal y extrema derecha
Emilio Campmany  Libertad Digital 22 Junio 2018

La llegada al Gobierno italiano de un tipo de extrema derecha gracias a que prometió a sus compatriotas que frenaría la llegada de inmigrantes ilegales a su país pone de relieve un peligro del que nadie está a salvo. Tampoco los españoles. Está pasando en toda Europa. Hablo del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y de Alternativa para Alemania (AfD), que se ha convertido en el tercer partido de su país. Hablo del Frente Nacional en Francia, que carece del peso que por sus votos merecería gracias al ballotage. Y de los poderosos movimientos de extrema derecha que hay en Austria y Holanda.

En España no hay nada de eso. De momento. Vox es presentada por muchos medios de comunicación como un partido de extrema derecha, cuando es más bien una escisión del PP provocada por el desplazamiento hacia la izquierda del gran partido supuestamente liberal-conservador español. Eso no significa que no pueda transformarse en un partido homologable a las formaciones europeas de extrema derecha si ahonda en el euroescepticismo y simpatiza con Putin.

La cuestión es que, si los grandes partidos españoles, incluido Ciudadanos, perseveran en las políticas de estos últimos años, es probable que la extrema derecha llegue. Y lo hará no gracias a los votos de los grandes empresarios, sino a los de los españoles más desprotegidos frente a esas políticas. Nuestros gobernantes creen que es posible ampliar todo lo que se quiera el Estado del Bienestar con sólo subir los impuestos, y que los españoles que se beneficien de esa protección extra se lo agradecerán. Sin embargo, no se dan cuenta de que, para ser decisiva una subida de impuestos, no basta meter la mano en el bolsillo a los ricos, sino que hace falta saquear a la clase media, ya muy asediada fiscalmente. Cuando quienes necesitan los servicios sociales y quienes los financian dolorosamente con sus impuestos perciban que una parte considerable de los mismos se dedican a la inmigración ilegal, y que eso provoca merma en la cantidad y calidad de los que reciben ellos, la extrema derecha llegará.

Su irrupción es un peligro real. No porque el gestual Sánchez saque a Franco del Valle de los Caídos o porque flirtee con el nacionalismo catalán, que también, sino sobre todo porque, como todos sus antecesores, quiere gastarse un dinero que es por naturaleza escaso para quedar bien con las ONG y con las conciencias de quienes por su capacidad económica apenas recurren a los servicios sociales y no están obligados a convivir con los problemas que la masiva presencia de inmigrantes ilegales puede provocar.

Y lo peor es que todo apunta a que Sánchez quiere estimular la llegada de la extrema derecha para dividir al electorado que se le opone, tal y como hicieron irresponsablemente Rajoy y Soraya con Podemos. Es un juego mucho más peligroso de lo que parece.

La serpiente sigue ahí
Ernesto Ladrón de Guevara  latribunadelpaisvasco 22 Junio 2018

Comienzo estas líneas con un homenaje a mi amigo octogenario Nino Muñoz, un resistente al euskonazionalismo abertzale, que en su día fue un representante vecinal muy querido en su barrio de Judimendi de nuestra ciudad de Vitoria.

Nino se entregó en cuerpo y alma a su barrio, de la misma manera que en su día -cuando aún no había sindicatos de clase- se implicó con todo su ser a la representación sindical en una importante empresa de Vitoria. Fruto de su honestidad fue despedido de esa fábrica por no ceder en lo que él consideraba justas reivindicaciones laborales de los obreros que en ella trabajaban.

Más tarde Nino fue una importante voz de los que éramos huérfanos en la opinión publicada, a través de sus múltiples “cartas al director” de diferentes medios de comunicación, casi siempre expresando su oposición a la barbarie terrorista, y a las connivencias nacionalistas en eso que se ha dado en llamar “el árbol y las nueces”.

Mi amigo Nino fue presa de un ictus del que no ha podido recuperarse.

Los amigos del terrorismo etarra, hace más de veinte años, le hicieron un acoso que no fue capaz de resistir, pues le amenazaron gravemente. Y a pesar de ello hizo caso omiso a dichas amenazas y permaneció en su amado rincón de la ciudad. Ese acoso pretendía que Nino abandonara su actividad vecinal para ocupar al asalto su lugar haciéndose con el control del barrio, cosa que lograron al desistir Nino en continuar numantinamente en un desempeño cuyo único objeto y motivación era su dedicación a los demás y ser útil para mejorar las relaciones y clima social en esa parte de la ciudad que se llama Judimendi.

Lograron tanto el objetivo de ocupar ese espacio urbano, al igual que lo hicieron con otros muchos, que esta semana con motivo de la onomástica de San Juan, patrono del Barrio, los proetarras han hecho un homenaje al que fuera uno de los asesinos convictos de Fernando Buesa y de su escolta Jorge Díez. Diego Ugarte, así se llama el criminal, que fue vecino del barrio, fue también homenajeado con grandes carteles por sus amigos, los mamporreros del barrio, el año pasado. Y en un artículo, “Argaski baten Atzean” de la revista del barrio, estos energúmenos ensalzan tanto a este etarra como a otros dos, ligados al lugar. Decenas de carteles con el programa de las fiestas del barrio incluyen una “kalejira” en apoyo a los presos de ETA, que precisamente se realizará en el día en el que escribo este comentario.

El Ayuntamiento de Vitoria -menos mal, por una vez- ha comunicado a la fiscalía el homenaje y a reclamado a la Asociación la devolución de la subvención concedida para la realización del programa festivo.

Este y otros hechos similares dejan al descubierto que los etarras lejos de arrepentirse siguen en sus trece. No asesinan, pero están ahí, y persisten en sus objetivos de terror sociológico, pues si algo no se ha ido de nuestra sociedad vasca es el miedo. La vida en las calles vascas no se ha normalizado, y la libertad brilla aún por su ausencia.

Precisamente, con ocasión de las elecciones al Parlamento Vasco últimas en la que fue candidato por Vox Santiago Abascal Escuza, padre del líder de esa formación, acudí a un mitin que se celebró en Judimendi, por mi respeto y amistad con esa persona ya fallecida y porque admiro a los que dan la cara sin complejos por España, coincida o no con sus postulados.

Al finalizar el mitin, una turba de gentuza nos recibió en la calle tirándonos piedras e intentando coaccionarnos en un claro intento de coartar la libertad de un grupo de ciudadanos que pretendía ejercer su derecho a la participación política. La policía autonómica cumplió su trabajo, pero quedó claro quién controlaba hasta el último rincón del célebre barrio vitoriano. Y seguimos igual. Todo espacio que logran ocupar se convierte en territorio comanche, antes y ahora.

Lo digo para los ingenuos que piensan que las cosas han cambiado. Es verdad que en parte ha habido una notable mejoría del clima social, pero estamos muy lejos de lograr espacios de libertad y menos de democracia.

Por cierto, al hilo de estas reflexiones, aún no sabemos nada de lo que ha sido del “expurgo” de documentación judicial, ordenado por el Gobierno Vasco, referida a procedimientos penales a ETA de gran valor histórico, denunciado por más veinticinco importantes historiadores. Esto sucedió hace un año y se ha extendido sobre el tema un tupido velo. Sería interesante saber qué se ha destruido y las razones de fondo del expolio.

Sin concesiones a los etarras
EDITORIAL El Mundo 22 Junio 2018

La iniciativa de Fernando Grande-Marlaska de mantener una reunión con los representantes de las víctimas del terrorismo demuestra el buen talante y el compromiso con la justicia del ministro del Interior, que quiso trasladar a los diferentes colectivos de víctimas que el Gobierno de Sánchez no contempla la posibilidad de otorgar beneficios penitenciarios a los presos etarras. No obstante, Grande-Marlaska no pudo asegurar con rotundidad que el nuevo Ejecutivo decida mantener la política de dispersión tras el anuncio de disolución de ETA, por lo cual las víctimas le recordaron que un acercamiento masivo de presos conllevaría un rechazo unánime "en la calle" de todos los colectivos. Con razón, los representantes de las víctimas del terrorismo desconfían de un Gobierno que logró acceder al poder gracias, entre otros, a los votos de Bildu y del PNV, este último partidario del traslado a cárceles vascas -o como máximo, a 250 kilómetros de éste- de los miembros de ETA que cumplen condena en prisiones de toda España. Además, los nacionalistas vascos, que preparan junto con la izquierda abertzale un nuevo estatuto de naturaleza soberanista, no ocultan su ambición de obtener las mayores competencias posibles en política penitenciaria.

Las víctimas han sido claras con un ministro al que reconocen la firmeza en la lucha contra la banda que le caracterizó durante sus años como magistrado, a pesar de que acabó decretando la libertad de Otegi y votando a favor de la de Bolinaga. E hicieron bien en marcarle las líneas rojas que no debe transitar. El Gobierno, le dejaron claro las víctimas, no debe hacer ninguna concesión a ETA por haber dejado de matar; no debe tomar decisiones colectivas sobre los presos, sino individualizadas y sometidas al estricto principio de legalidad; por último, se debe exigir un rechazo individual y un repudio inequívoco de la violencia que practicaron durante décadas y la colaboración con la Justicia para el esclarecimiento de los casi 350 asesinatos sin resolver.

Es cierto que la política de dispersión fue instaurada para hacer frente a una situación excepcional, y que desaparecida ésta, es decir, si ETA realmente se ha disuelto, no existiría una razón legal para mantener alejados de sus familiares a los presos. Pero se equivocaría el Gobierno si decidiera revocarla, ya que podría entenderse como una concesión a los asesinos. Además, tal y como publicamos hoy, unos 15.000 delincuentes comunes, esto es, el 25% de la población reclusa, cumplen su condena fuera de su comunidad, en contra de lo que argumentan quienes piden el acercamiento de etarras o de los presos independentistas. Detrás de la exigencia de que estos últimos sean trasladados a cárceles de Cataluña, existe la voluntad de darles un trato de favor, ya que la Generalitat es la única con competencias sobre prisiones. Algo que el Gobierno debería tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión.

La cárcel a medida de Pablo Escobar
Antonio Robles  Libertad Digital 22 Junio 2018

Mientras el racista cultural Quim Torra (en las sociedades envilecidas hay que recordar a diario el apellido de los miserables para no olvidar la existencia del mal), mientras el presidente de la Generalidad, repito, prepara un aquelarre contra el jefe del Estado en Gerona, el presidente del Gobierno de España y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, preparan el traslado de los políticos golpistas a las cárceles de Cataluña.

Ya no es cuestión de ideologías o maneras, una mayor tendencia al diálogo, traición o complicidad con los nacionalistas, sino de eficacia. Pedro Sánchez y Meritxell Batet han de calibrar y prever las consecuencias de sus actos. Si en ellos queda aún un mínimo de responsabilidad y capacidad científica para evitar una utilización aún más lesiva de los presos políticos contra España, han de prever la utilización que harán de ellos para sus fines secesionistas y una mayor satanización de España a nivel internacional.

Dar a un Gobierno golpista que ha hecho del 1º de Octubre y los presos políticos el símbolo de la opresión del Estado sobre Cataluña la oportunidad de tenerlos en sus cárceles es como entregar un lanzallamas a un pirómano. No olvidemos que las competencias sobre prisiones son exclusivas de la Generalidad. Y allí donde el golpismo se ha hecho con el poder, el Estado ha desaparecido.

En el momento en que Interior confirmase el traslado, el Gobierno de Torra, los medios de comunicación nacionalistas y la telaraña gubernamental de organizaciones afines (ANC, Òmnium Cultural, CDR, etc.) desatarán una campaña para exigir la vuelta a casa de los "presos políticos secuestrados" en cárceles españolas. Con el control del presupuesto por el Gobierno de la Generalidad, sobrará dinero para llevar a cabo performances a diario y coimas para medios extranjeros.

El recibimiento será apoteósico, baño de masas y esteladas, ternura y lágrimas abrazados a sus hijos, mientras TV3 genera imágenes y emociones en un relato épico de mártires. Por la noche, antorchas y poemas, quién sabe si con cientos de palomas blancas soltadas al amanecer. Ni siquiera faltarán las travesuras de los chicos de la gasolina de la CUP en plan carrerborroka. Sin contradecirse.

No se estrujen la imaginación, si han tenido la desvergüenza de incumplir sentencias durante años, si han tenido la desfachatez de anunciar una declaración unilateral de independencia y llevarla a cabo con luz y taquígrafos desde el mismísimo Parlamento, y, además, contarlo al mundo envueltos en valores democráticos sin el más mínimo pudor, imaginen cómo tratarán a sus héroes del lazo amarillo en las prisiones controladas por ellos mismos. Lo ha dicho exacto y escueto Pedro J. Ramírez: "Serían platós de televisión por la mañana, lugares de peregrinación por la tarde y hoteles de cinco estrellas por la noche".

Efectivamente, la cárcel se convertiría en un aquelarre separatista donde los presos golpistas podrían disponer de cualquier medio para difundir su propaganda con el efecto multiplicador de ser realizadas desde la cárcel, se podrían reunir entre ellos y con cualquiera a discreción, podrían planificar acciones y concertar fines. Fuera, un bosque de lazos amarillos y cientos de cruces adornadas por miles de velas encendidas rodeando el recinto recibirían visitas guiadas de escolares compungidos por la terrible injusticia. No habría día sin concentraciones y todo tipo de rituales de violencia enmascarada. Así se ha construido esta ficción, de ella mamará el próximo envite.

Es curioso, sin disparar un solo tiro, los golpistas podrían lograr una cárcel a su medida, como consiguiera el narco Pablo Escobar en Colombia después de una campaña de terror que quebró la voluntad del Gobierno de César Gaviria. El pacto alcanzado con el Gobierno de Colombia reducía sus innumerables delitos a uno solo, impedía su extradición a EEUU y permitía que el narcotraficante construyera su propia cárcel, escogiera a sus propios carceleros y dispusiera de todas las comodidades para él y los suyos. ¿Alguien duda de que el trato dispensado por carceleros separatistas a encarcelados golpistas sería idéntico al logrado por Pablo Escobar? Y lo que es peor, la quiebra de la legalidad ¿no nacería de la misma obscenidad e idéntica cobardía?

Estos, nuestros medios independentistas
Diego de Schouwer Gaceta.es  22 Junio 2018

Los derroteros de la opinión satírica nos conducen hoy a los medios de comunicación independentistas, que difunden titulares por la red y ayudan al público independentista a creerse realidades paralelas que ya tenían en su cabeza pero que necesitaban respaldo de su ‘cuarto poder’ para asegurarse.

En primer lugar, agradecer a estos medios desde aquí la labor social que realizan en Cataluña y con algún despistado de otras partes de España. La gente lo pasa mal, les habían prometido una república catalana que maravillaría a Europa y les ha tocado conformarse con Quim Torra. Con tal panorama, los medios independentistas ayudan a la desnortada tribu indepe en sus ansias de leer lo que quieren leer: que esa república sí existe en sus corazones y que Finlandia les da su apoyo porque un calvo subvencionado por Diplocat ha pedido a la FIFA que expulse a la selección española del mundial por vulnerar los Derechos Humanos. No lo consiguió, parece.

Pero no solo se dedican a “construir república”, no se vaya usted a creer. Denuncian las penurias de los catalanes de bien por el mundo en sus quehaceres más rutinarios: que si un indepe se ha ido a Malasia y el taxista que lo recogió en el aeropuerto apoya la república, que si a un señor de Vic no le contestaron en catalán cuando llamó por teléfono a Salamanca… e incluso dan por buena la información que les llega de Russia Today. Temas variopintos todos ellos, incluso podríamos decir que inconexos y sin ningún sentido, pero noticias necesarias para dar esperanzas a los desamparados republicanos.

El lector puede pensar ahora mismo que con este nivel de compromiso y respuesta social, estos medios recibirán una cuantiosa financiación de sus lectores y ya está pensando en invertir en ellos. Todavía no, guarde la cartera y deje sobre la mesa el teléfono con el que pensaba llamar a su jefe para decirle que dimitía. Lo cierto es que la financiación de los medios independentistas es cuanto menos curiosa: Tenemos casos extremos como Directe, un medio en el que el 66% de los ingresos se corresponde con dinero público. O dicho de otro modo: sin la intervención de la Generalitat la plantilla de Directe iba a estar ahora mismo mirando obras.

Llegados a este punto, se puede pensar que lo que digo no es del todo cierto. “Pero cómo van a subvencionar de manera tan bestia estos medios, la gente se daría cuenta”. No se dan cuenta, porque el dinero llega a ellos de dos maneras: mediante publicidad institucional y subvenciones a los medios que escriban en catalán. ¿Tiene usted papel higiénico en casa? Escriba algo en él y llame a la Generalitat para decir que España le roba, que en un plazo de 24-48 horas recibirá publicidad institucional en su medio, y si escribe usted en catalán… le mandarán más. El nombre del periódico se lo dejamos a usted.

Con todo, aunque cuesten dinero que los catalanes no tienen para contar cosas que la mayoría de los catalanes no necesitan, estos medios se hacen querer. Nos será imposible olvidar el día que el Nacional.cat consideró que era buena idea decir que el unionismo se había llevado un varapalo el día de la boda real [la del príncipe Harry con Meghan Markle] porque una invitada vistió de amarillo. Eso, es impagable.

EN LA ESO Y BACHILLERATO
El Gobierno vasco enseñará en las aulas un ‘relato falseado’ de ETA
La Gaceta  22 Junio 2018

“En el fondo, el Gobierno vasco pretende diluir responsabilidades en materia de terrorismo”, ha denunciado el Colectivo de Víctimas del Terrorismo.

El Gobierno vasco está preparando una unidad didáctica para que los alumnos de cuarto de la ESO y segundo de Bachillerato estudien la historia de la banda terrorista de ultraizquierda ETA y el contexto sociopolítico vasco entre los años 1960 y 2018.

Está previsto que el próximo curso se ponga en marcha una experiencia piloto en ocho centros educativos, públicos y concertados, y que posteriormente se haga una evaluación de lo conseguido con la intención de implantarlo con carácter general antes de que acabe la legislatura.

La unidad didáctica, que se insertará en la asignatura de Historia, se denomina ‘Herenegun!’ (Anteayer) y pretende contribuir a que el alumnado llegue a comprender “un período especialmente convulso y violento” de la historia reciente de la región vasca, según ha explicado la consejera de Educación, Cristina Uriarte.

Sin embargo, la intención del Ejecutivo ha quedado en evidencia cuando el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, ha manifestado sin ningún tipo de reparos que “ETA no ha sido la única causante de acciones violentas o terroristas en este período, ya que ha habido gravísimas vulneraciones de derechos humanos por organizaciones ultras o parapoliciales y por el abuso ilegítimo del poder”.

Para el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), el trabajo del Gobierno regional “se centra en elaborar un relato falseado de la realidad en el que se perpetúa la visión de un conflicto inexistente en el que hay dos partes implicadas”. “Y según ese argumento, todas las víctimas son iguales porque todas sufren, independientemente de los motivos que han causado su muerte”, añade.

La asociación dirigida por Consuelo Ordóñez ha manifestado en declaraciones a La Gaceta que, “en el fondo, el Gobierno vasco pretende diluir responsabilidades en materia de terrorismo. Y esta intención se ha puesto de manifiesto en todas y cada una de las políticas de memoria de este Ejecutivo, por lo que tememos que hagan lo mismo con esta iniciativa”.

“Llevar la historia del terrorismo a las aulas es fundamental”, defienden las víctimas, a la vez que recuerdan que “los niños no solo aprenden dentro de las aulas, sino también fuera, y en las calles del País Vasco y de Navarra se sigue homenajeando a terroristas orgullosos de su pasado y se les sigue presentando como héroes ante los niños que acuden a este tipo de actos. Se trata de un tema clave en el que el Gobierno vasco debería trabajar para atajarlo de raíz”.

VÍCTIMA DE ETA
El hermano de Buesa carga contra Sánchez por apoyarse en Bildu y PNV

La Gaceta 22 Junio 2018

Mikel Buesa, hermano de la víctima socialista de ETA, ha criticado que Sánchez se apoyara en el PNV y Bildu para lograr la moción de censura y ha asegurado que con esa decisión, ‘’ha olvidado quién era’’ Fernando Buesa.

La asociación de vecinos del barrio de Judimendi de Vitoria ha retirado la marcha en favor de los presos de ETA que estaba convocada para este viernes dentro del programa de sus fiestas después de la polémica suscitada en los últimos días.

El Ayuntamiento de Vitoria decidió este martes trasladar a la Fiscalía la convocatoria de este acto y abrió un expediente para analizar la posibilidad de retirar las subvenciones a esta asociación de vecinos si se celebraba.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, también solicitó a los servicios jurídicos de la Delegación un informe sobre la posibilidad de pedir la suspensión de esta “kalejira” en favor de los presos, al entender que podía atentar contra la dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo.

La asociación de vecinos ha dado a conocer que ha decidido retirar el actual programa de fiestas y eliminar este acto a favor de los presos y explica que como asociación no celebra y se desvincula de cualquier manifestación u homenaje que se pueda realizar en el barrio durante las fiestas de San Juan.

Habla el hermano de Fernando Buesa
En este contexto, el pasado lunes aparecieron en el barrio vitoriano carteles y fotografías de tres presos de ETA, entre ellas la de Diego Ugarte, uno de los asesinos del político socialista Fernando Buesa y su escolta, el ertzaina Jorge Díez.

Mikel Buesa, hermano de la víctima socialista de ETA, ha cargado duramente contra Pedro Sánchez tras conocerse la iniciativa de los proetarras en Vitoria. Ha criticado que se apoyara en el PNV y Bildu para lograr la moción de censura y ha asegurado que con esa decisión, ‘’ha olvidado quién era’’ Fernando Buesa. “No estaría de más que Pedro Sánchez recordase que mi hermano era militante y miembro del PSOE antes de que él ni siquiera soñase con ser líder del partido”, ha indicado Mikel Buesa a El Español.

El hermano del asesinado por ETA considera que la banda ‘’sigue viva’’ y ‘’subsiste metamorfoseada en estas organizaciones políticas (Sortu y Bildu) bendecidas de manera irregular por el Tribunal Constitucional bajo la influencia del PSOE’’.

El expresidente del Foro Ermua ha pedido por último que el presidente del Gobierno cambie su actitud ‘’o al menos disimule’’.


Recortes de Prensa   Página Inicial