AGLI Recortes de Prensa   Domngo 1 Julio 2018

El borrado
Si los españoles fueran conscientes del peligro estarían acampados exigiendo elecciones ya
Hermann Tertsch ABC 1 Julio 2018

Dos periodistas de extrema izquierda que Pablo Iglesias, el líder comunista de Podemos, propuso a Pedro Sánchez como presidentes del ente público RTVE, borraron miles de mensajes de su cuenta de twitter, nada más saber que podían acceder a dicho cargo. Andrés Gil, un jefe de sección del diario.es y Ana Pardo de Vera, la directora de Público, borraron 13.885 y 21.251 tuits respectivamente, para vaciar sus cuentas. Siguieron así la pauta de los dirigentes de Podemos que, al asumir cargos electos, liquidaron miles de tuits para ocultar su pasado. Pese a ello, algunos se publicaron y revelaron una terrible catadura de sus autores. Se vertían mensajes antisemitas, crueles, totalitarios y violentos, con apología de terrorismo y deseos de asesinar a rivales políticos y hasta al Rey. Alguno tuvo algún problema judicial, pero al final todos salieron impunes, pese a tanta agresividad e injuria.

Con este capítulo de los esperpénticos candidatos de Iglesias se ve la angustia de este frente comunista por ocultar personalidad e intenciones reales. En cuanto les ofrecen un cargo, su primera urgencia es impedir que se sepa quiénes son en realidad, lo que piensan y han dicho. Saben que todo atisbo de autenticidad los desenmascara y perjudica. Y han recurrido a excusas como el derecho al olvido. Quienes organizan revanchas por hechos pasados hace 80 o 40 años, piden olvidar tropelías de hace meses. Aludía Pardo de Vera a Obama, que dijo eso de «si tuvierais fotos de todo lo que hice en el instituto, probablemente no habría sido presidente de EE.UU.». No son fotos suyas de niña o adolescente, señora. Son afirmaciones y opiniones públicas como adulta, en un pasado inmediato, que es el que la acredita o no para el cargo para el que la proponen.

Ambos periodistas trabajan en órganos de propaganda de la extrema izquierda simpatizante con los grupos separatistas, del golpismo catalán y el filoterrorismo vasco. Un compendio de sus lemas puede ser: «todo contra la monarquía», «la derecha es fascismo», «a ganar la guerra civil», «la unidad de España es franquista», «Socialismo» y «ETA, como GRAPO o FRAP, parte de la familia progresista». Que fuera Iglesias quien anunciara al presidente de RTVE cayó como una bomba. Como el tuit de la propia Pardo de Vera: «Me llamó Pablo Iglesias para decirme que el presidente Sánchez y él habían alcanzado un acuerdo para que los nombramientos de RTVE dependieran de Podemos». Sánchez paga ya su deuda a todos los enemigos del Estado que le apoyaron en la moción de censura. Su deuda es alta y le convierte en cómplice de fuerzas enemigas de la monarquía parlamentaria. Que necesitan ocultar su pasado para poder entrar en las estructuras del Estado que quieren destruir. Cada paso que da este gobierno revela que es en sí mismo un peligro para la seguridad del Estado. Si los españoles tuvieran una mínima conciencia del peligro que corren, estarían ya acampados en las plazas de pueblos y ciudades y ante La Moncloa con una única exigencia: ¡elecciones ya!

ESPAÑA: Saqueadores y saqueados
Antonio García Fuentes Periodista Digital 1 Julio 2018

España tiene un cáncer terrible y del que ni se curó ni se cura, el mismo a mi entender es la guerra intestina que aquí existe, en forma de una autodevoración terrible y continua, que acaba con todo y termina siempre en una ruina difícilmente insuperable y que da lugar a los enfrentamientos fratricidas del pasado; aquí no hay ideales y menos ideas concretas para trabajar por un Estado, que siempre termina en la quiebra y pese a las enormes riquezas con que cuenta España, tanto materiales como estratégicas y de las que invito a quién esto lea, piense y transmita. Aquí todo se traduce en ganar “un gobierno del tamaño que sea” y explotarlo por el que lo conquista y su cuerda de seguidores, al resto lo considera como enemigos y a los que trata como tales; lo que provoca que en caso contrario, reciba “las mismas coces y patadas”; es claro que todo sigue, como ya lo calificó Otto von Bismark hace dos siglos; sencillamente en España no hay españoles, aquí lo que predomina “son mercenarios” y todo el que puede, roba al Estado de la forma que le dejan; sea “no trabajando, o llevándose todo cuanto puede y le dejen de los valores públicos”.

El reciente “movimiento de intereses privados”; ha dado lugar a un nuevo gobierno, que ha situado a un nuevo “chupóptero” de grandes recursos nacionales, y el que va a chupar durante muchas décadas (es joven) de los de España y sin pudor alguno, puesto que sigue “la draconiana ley” que otro sinvergüenza, nos cargó con toda la impunidad que queramos asignarle; éste fue Felipe González Márquez.
Pues bien, entre ellos hablan y no acaban de “lo bien que les va a ir” (a ellos entiendo), puesto que a los españoles nos seguirán explotando sin piedad y menos justicia digna de así ser denominada: Veamos lo que se publica sobre el tema.

18.06.2018 https://blogs.elconfidencial.com/economia/el-disparate-economico/2018-06-18/economia-espanola-nuevo-gobierno-socialista_1580188/ “El nuevo Gobierno socialista, gracias a cuatro ministros presentables entre 17, lidera de momento las encuestas. Pero el populismo, la ineptitud y el sectarismo de la mayoría, el hachazo fiscal que prepara la ministra de Hacienda, que elevó impuestos en Andalucía al máximo del país, y el entreguismo inaudito a los enemigos de España, con un Estatuto vasco que permite el expolio más la independencia, el abandono a su suerte de tres millones de catalanes y la entrega de dinero sin control a los sediciosos para destruir la nación, les hundirá de nuevo. Empecemos por la ministra de Sanidad, Carmen Montón, cuya filosofía durante su desastrosa gestión en Valencia fue que la Sanidad pública sea un nicho de empleo de los sindicatos. El 46% de los empleados en la misma son enchufados sindicalistas o políticos, al igual que los gestores de los hospitales.

El Gobierno tripartito de esa comunidad encargó a la Sindicatura de Cuentas una auditoría de los conciertos con la sanidad privada, con la finalidad de eliminarlos. Sus conclusiones fueron justo lo contrario a lo que buscaban, ya que la auditoría demostró que dichos conciertos reducían el costo en un 25%, las listas de espera de 120 días a 40, de 50 indicadores de calidad, 48 eran superiores en los hospitales concertados, y la inversión por habitante era el doble que la de los hospitales públicos. Los concertados invierten en material de diagnóstico de primer nivel y los públicos, en salarios de los enchufados de UGT y CCOO —'Con la salud no se juega' es su eslogan favorito, es decir, 'con nuestros enchufados no se juega'—.

La ahora Sra. ministra de Sanidad de España prohibió la publicación y difusión del informe, y fue liquidando todos los conciertos con el sector privado. Solo en dos años de su gestión los costes de la sanidad pública se incrementaron en 1.500 millones de euros, pero para la Sra. Montón esto del déficit y el gasto no va con ella. Y no solo disparó el gasto, sino que redujo la calidad e incrementó las listas de espera, y eso no es gasto, eso son vidas. Su objetivo ahora es que “la universalidad de la sanidad es irrenunciable”, es decir, el gratis total a los ilegales, lo que unido a que el irresponsable de Marlaska, que piensa reducir las barreras de entrada, multiplica exponencialmente el efecto llamada, propalado a los cuatro vientos por la cadena Al Jazzera y otras que señalan España como el país coladero de inmigrantes.

A esta locura suicida se une el nuevo impulso al turismo sanitario. Miles de inmigrantes traen a sus familiares a España para tratamientos costosísimos, desde trasplantes de cadera y de hígado a diálisis y otros, pasando en muchos casos por delante de los españoles, o envían millones en medicinas a sus parientes, un disparate que no sucede en ningún país del planeta. La 'universalidad' y el turismo sanitario costarán más de 3.000 millones (no los 1.100 estimados) anuales, robados literalmente a la clase media y a la clase trabajadora. El descontrol del gasto en Sanidad desde que fue transferida a las CCAA es total y absoluto, un escándalo nacional, que nos cuesta casi el doble de lo que debería.

Pasemos ahora a Teresa Ribera, ministra no de 'Energía' sino para la 'Transición Ecológica', una memez no ya marxista-ecologista sino lo siguiente, pero no es una broma, empobrecerá gravemente a las familias y dañará la competitividad de la nación, llevando el precio de la energía al nivel más alto del mundo desarrollado. Esta irresponsable pretende cerrar el carbón y las nucleares, ya lo hicieron en los ochenta desmantelando cuatro centrales nucleares gigantes, lo que ha encarecido en forma permanente el recibo de la luz en 2.700 millones de euros año. Pero los españoles tenemos mala memoria y peor información.

Si ahora el nuevo Gobierno socialista cierra, como pretende, las centrales de carbón y las nucleares, ese disparate nos costaría a los españoles 8.700 millones de euros anuales. Adicionalmente, plantean la subida de impuestos a la producción eléctrica en 800 millones, por las emisiones de CO2 y 'daños medioambientales', en total 9.500 millones de euros equivalente a un 50% de subida en el recibo de la luz, que ya hoy es el segundo más caro de Europa. Pero esto no es todo, Sánchez quiere añadir además los impuestos 'ecológicos' a las gasolinas, a los gasóleos, al gas y a la electricidad, “porque no afecta a los trabajadores”. Solo en carburantes supondrán un incremento de impuestos de 3.900 millones de euros.

A todos estos hachazos fiscales, que empobrecerán a millones, se unen subidas programadas de 6.500 millones de euros a los 'ricos', es decir, a los trabajadores especializados y la clase media, 3.000 millones de impuestos a los bancos, que trasladarán de inmediato a los clientes, y una subida histórica de 12 puntos de la imposición al ahorro de las familias. España se situará así a la cabeza de la OCDE en presión fiscal sobre la clase media. Esto, unido a la finalización en diciembre de la compra de deuda por el BCE, casi el único comprador actual de la deuda española, y al inicio de subida de tipo en 2019, creará unas condiciones económicas y financieras insostenibles para obtener en los mercados los 230.000 millones de euros que necesitamos anualmente para no suspender pagos.

Para acabar de arreglarlo, en el primer trimestre de 2018 se ha batido el récord de endeudamiento, con 16.300 millones de euros, el 5,6% del PIB, cifra que no coincide con la de déficit, en torno al 3%, lo que significa que están camuflando gasto corriente como de capital que no computa como déficit, y los próximos trimestres serán peor, por el agravamiento de la desaceleración ya iniciada. Y las pensiones no solo están quebradas, como acaba de afirmar el Tribunal de Cuentas, es que son infinanciables: 3.000 millones más de déficit por una inflación mayor de lo esperado, 9.000 para pagar la extraordinaria en unos días, y lo mismo en diciembre, más un agujero mensual de 1.000 millones de euros (10.500 millones de gasto y 9.500 millones de ingresos por cotizaciones sociales) que tiene que ser cubierto por el Estado. Nos van a aplastar a impuestos, mientras dedican ríos de dineros a los golpistas catalanes, al PNV y a los 'sin papeles'.

Y luego los bancos, cargados de deuda pública hasta las orejas, y no solo de España sino también de Italia, los segundos tenedores de deuda italiana después de Francia y equivalente al 5% del PIB. Y con más de un 20% del PIB de deuda española, su supervivencia depende de que el Estado se la devuelva, pero con un ratio de deuda total/PIB del 137% (no el camelo del 98% de la deuda PDE, con que Gobierno y medios engañan a los ciudadanos), eso es algo metafísicamente imposible. Tanto bancos como aseguradoras están solos ante el peligro de la deuda de las AAPP, y a partir de diciembre, sin San BCE que venga a ayudarlos. Parece que nunca pasa nada y que los problemas se solucionan solos, nada más falso, pasará, no lo duden, y cuando pase será a velocidad de vértigo.

Pero si en lo económico vamos directos a un largo y oscuro valle de sombras, en lo político el tema es infinitamente más grave, porque es la unidad de la nación más antigua de Europa y la tercera del mundo la que Sánchez está a punto de destruir. Como le dijo Patxi López —algo que le ha costado ser ministro—: “Pero, Pedro, ¿tú sabes lo que es una nación?”. En su ignorancia oceánica, Sánchez habla de un Estado federal sin saber que los estados federales se han dado voluntariamente esa forma para integrar partes que estaban separadas, lo que no es el caso de España. Menos sabe aún que en los estados federales el gasto no centralizado es de un tercio del gasto total, mientras que en España es ya de dos tercios”.

Hasta aquí lo que les he copiado, pero como arriba les dejo la dirección, “pinchen” y léanla, puesto que es mucho más extensa; y después obre en consecuencia aquel que en verdad pueda y quiera; al menos “que no se meen y caguen encima de nosotros, pobres siervos españoles ya sometidos como tales y camino de la gleba”.
NOTA: Estaré ausente por unos diez días; marcho a descansar en las orillas del Mediterráneo; después continuaré: SALUDOS

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (Aquí mucho más)

Una separación de poderes real, sin justicia politizada
Manuel Marín ABC 1 Julio 2018

Uno de los talones de Aquiles de nuestra democracia es la creciente percepción ciudadana de que los partidos han arruinado los principios esenciales de la separación de poderes y la despolitización de las instituciones. Son muchos los teóricos de las democracias occidentales que alertan contra los peligros de la partitocracia, de modo que son los partidos quienes se adueñan de las instituciones para moldearlas a su medida en lugar de mantenerlas como órganos esenciales de la representación de los ciudadanos. De este modo, el poder que el ciudadano otorga en las urnas a un partido termina siendo usado por este como un instrumento para apropiarse de las instituciones en nombre de una siglas, desapoderándolo de sus auténticas funciones de representatividad pública. Por eso la democracia representativa ha visto lastrada su imagen y su eficacia real frente a la llamada democracia directa, usada por los populismos como reclamo y alternativa demagógica frente a lo que denominan «dictaduras» de los partidos.

Dudas sobre el sistema de elección del CGPJ
Fuera del plano teórico, la separación de poderes en España tiene una asignatura pendiente en el Poder Judicial. Y no tanto por la independencia absoluta que nuestra legislación atribuye a cada juez en el ejercicio de su labor jurisdiccional, sino por las tachas y dudas de «politización» e «ideologización» que genera el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano de gobierno de los jueces; de las presidencias de los Tribunales a cargo del CGPJ; de la designación del fiscal general del Estado; o del nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional. En cada proceso de renovación, se reproduce una y otra vez la percepción ciudadana de que comienza un proceso de «intercambio de cromos» entre partidos para fraguar mayorías y minorías ideológicas en función de quién gobierne en cada momento. Ayer, con una gran diferencia respecto a hoy: donde antes PP y PSOE avalaban designaciones en órganos constitucionales vitales, hoy son ya más partidos, sobre todo Ciudadanos y Podemos, pero también los nacionalistas-bisagra, quienes exigen su parte en el reparto de la tarta.

Lograr la despolitización de estos órganos es una tarea compleja porque en nuestro sistema político el mecanismo de elección de cargos para esos órganos es útil y pragmático y porque representa a la voluntad popular ya que su elección debe contar con el visto bueno de las Cortes Generales. El problema surge cuando no es la voluntad popular expresada ante cada partido votado la que decide, sino cada partido en función de sus intereses particulares. De ahí, la eterna percepción de «cambalache» político-judicial.

Desde 1981 hasta 1985, etapa del primer CGPJ conformado en España, fueron los jueces quienes designaron a sus propios representantes en su órgano de gobierno. El PSOE de Felipe González pronto observó el riesgo de un poder judicial no «controlable» o «supervisable» por el resto de poderes, y la ley se reformó proponiéndose un sistema nuevo en virtud del cual eran las asociaciones judiciales y los partidos quienes designarían a los vocales, para un reparto más plural y evitar el riesgo de un corporativismo judicial frente al poder político. En su día, y de eso hace más de 30 años, se justificó bajo la idea de impedir «una dictadura de los jueces» por encima del poder político expresado en las urnas.

El sistema siempre ha adolecido de imperfecciones y, de facto, si un jurista es vetado por alguno de los partidos mayoritarios no tiene opción de acceder al CGPJ como vocal. Se han sucedido varias reformas para tratar de mejorar el funcionamiento del CGPJ. Y se ha intentado dar más participación a jueces no asociados para que no sean las asociaciones -ideológicamente marcadas todas ellas- quienes «coloquen» a sus miembros en detrimento de la pluralidad de la carrera.

En campaña electoral del PP de 2011, Mariano Rajoy incluyó en su programa electoral una iniciativa para que al menos la mitad de los vocales del CGPJ fuesen elegidos por su carrera judicial y no por los partidos. Pero esa idea decayó por falta de acuerdos finales. A la partitocracia le cuesta desligarse de porciones de poder, especialmente cuando del CGPJ dependen las designaciones, por ejemplo, de presidentes de TSJ, Audiencias, Salas del Tribunal Supremo o magistrados de la Audiencia Nacional. La despolitización de este tipo de órganos es una tarea pendiente de la derecha si no pretende seguir participando de la impresión común de que la justicia es una especie de «mercancía» sometida al poder político. Los abusos de la partitocracia en este sentido, de unos partidos y de otros, han sido muchos a lo largo de nuestros 40 años de democracia.

Quejas sobre los jueces del TC
De igual modo ocurre con el proceso de selección de los doce magistrados del Tribunal Constitucional (TC). La queja ciudadana de que el sentido del voto de cada magistrado está predeterminado por la ideología del partido que le propuso se ha instalado como un cáncer en nuestra sociedad. La realidad revela que no siempre es así, y que el grado de unanimidad en las decisiones de nuestro TC es muy alto. No obstante, preasignar ideologías concretas a los magistrados en función de qué partido los avaló durante la negociación de las mayorías está a la orden del día, y prejuzga el sentido de sus sentencias. Una solución que la derecha debería manejar para evitar las sospechas de «pasteleos» continuos sería la de conceder a esos cargos, como a los del Tribunal Supremo, un carácter vitalicio. Ocurre en algunos países, como Estados Unidos, y se trata de un sistema diseñado para blindar a los magistrados de la influencia que pueda ejercer el Gobierno de turno en la toma de decisiones.

Mentir y mentir
Luis Ventoso ABC 1 Julio 2018

La democracia española, como todas, ha tenido episodios oscuros: terrorismo de Estado, financiación ilegal, manos pringadas en la caja, manipulación informativa... Pero la ocupación del poder por parte de Sánchez ha traído dos novedades que degradan nuestra vida pública de una manera lacerante. La primera es que está gobernando tras haber sido goleado en dos elecciones consecutivas, una impostura que no se admitiría en ninguna de las grandes democracias clásicas ni se había consentido hasta ahora en España. La segunda es que el sanchecismo está convirtiendo la mentira en una práctica normal y aceptada en la vida pública, una carcoma moral en el corazón del sistema.

En el discurso de su triunfante moción de censura, a finales del mes pasado, Sánchez prometió desde la tribuna del Congreso «garantizar la independencia de RTVE». Más tarde, en la entrevista de cámara que le hicieron en la Moncloa los periodistas Ana Blanco y Sergio Martín, remarcó su compromiso de que RTVE «no esté al albur de ningún Gobierno y ningún partido». Sánchez mintió a los españoles sin inmutarse, porque días después anunció un decreto para tomar de inmediato RTVE y someterla a la ideología que preconizan el PSOE y sus socios. Lo hizo además de la manera más sectaria, excluyendo por completo a la formación más votada y entregando a Podemos, un partido comunista con solo 45 diputados, la capacidad de elegir al presidente de RTVE. Lo que siguió ronda el sainete. Sánchez e Iglesias barajaron situar al frente de la compañía a periodistas muy menores y totalmente ajenos al mundo audiovisual. Solo el «no» del PNV lo ha impedido (por ahora). RTVE es un gigante con 6.400 empleados, mil millones de presupuesto (345 de subvención estatal), siete cadenas televisivas, cinco radios, platós, orquesta, web y un archivo que es la memoria de este país. ¿Cuál es ahora el criterio único para elegir a su presidente? Que posea una agresiva ideología de izquierdas, lo que ha llevado a Sánchez e Iglesias a buscar en pequeños medios digitales que se distinguen por su fogosidad dogmática. Jamás se había intentado un asalto tan burdo de la cadena que es el rostro de España en el mundo y un elemento clave de su vertebración. Es ocioso decir que un abuso así con la BBC provocaría la caída del premier británico que osase a asaltarla.

Mentir y mentir. Ábalos proclamaba en enero que jamás aceptarían el voto de los separatistas para investir a Sánchez. Mintió. Sánchez anunció en su investidura que expulsado Rajoy del poder convocaría elecciones. Mintió. Acto seguido se desdijo y ahora pretende agotar la legislatura, pues necesita el poder para hacerse propaganda. Sánchez prometió apoyar al PP frente a los separatistas y ser un firme bastión de la unidad de España. También mintió. Traicionó a Rajoy, aliándose con los independentistas pese a que acababa de firmar una declaración conjunta contra ellos en la Moncloa; y sin haber recibido nada a cambio, ha empezado a hacer concesiones a los nacionalistas, porque les debe el poder.

¿Trump? ¿»Fake news»? Un pipiolillo.

Comedia de las equivocaciones
FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ El Mundo 1 Julio 2018

Me pasa lo que a Ortega: la política sólo me interesa como espectador, pero difiero al elegir la localidad. Él miraba el ruedo desde la cercanía de la barrera. Yo lo hago desde la andanada con los gemelos al revés y algodones en los oídos. Don José se tomaba muy en serio la res pública, tanto como para dedicarle artículos de fondo y sesudos libros, mientras yo procuro no mencionarla en los míos, aunque me sienta obligado a hacerlo en mis columnas. Verdad es que preferiría escribir sobre cosas más acordes con mis gustos y menos desagradecidas, pero sospecho que si el Lobo Feroz pasara siempre de largo ante el aprisco de los políticos sin tirarse a su pescuezo, Paco Rosell y Jorge Bustos lo enviarían a aullar en descampado. ¡Perra vida la del escritor que se mete a periodista!

Vuelvo, pues, a empuñar mis gemelos con la cabeza gacha, los pongo del revés, oteo en sordina, diagonal y miniatura lo que sucede en el hemiciclo, y el asombro se adueña de mí. Asombroso es, en efecto, que un partido que cuenta con ochenta y cuatro míseros escaños gobierne él solito el país; y asombroso es que le donen sangre contaminada por circulación periférica, residual y extracorpórea quienes desean trocear el latifundio sometido a su jurisdicción en tantos pedazos como los del cántaro de la lechera; y asombroso es que el anterior jefe de Gobierno volase la santabárbara de un sistema político cuyos cánones exigen que manden los más votados y dejara a los suyos con las tripas al aire, y a toda la nación con las piernas abiertas frente al separatismo, cosa que habría podido impedir en un amén dimitiendo como buen patriota antes de que se votara la moción golpista de censura; y asombroso, por último, es que los de Ciudadanos no forzaran la convocatoria de unas elecciones que tenían más que chupadas negándose a apoyar los Presupuestos.

¿Conque todo esto, chanchullo va, apaño viene, era la famosa democracia cuyos claros clarines atronaron nuestros tímpanos tras la muerte del Caudillo? Asombroso, ¿no?, y perdónenme los Padres Fundadores que lo diga. Fue Shakespeare quien escribió La comedia de las equivocaciones. Me alegro, como espectador, pero sólo como espectador, de que sus Señorías la hayan reestrenado. Sírvanos de consuelo la noticia de que es la más corta entre todas las que el Bardo compuso. No tardarán los actores en hacer mutis. Que caiga cuanto antes el telón y ejerza su derecho al pateo el respetable.

RTVE y la farsa de la izquierda caviar
Julio Ariza Gaceta.es 1 Julio 2018

Amanece en Madrid. El aire fresco entra por la ventana y te produce una maravillosa sensación de bienestar. Estás vivo un día más, parece que Dios así lo quiere de nuevo.
Rescato la tablet del maletín y comienzo a hojear la prensa, como es mi obligación de periodista y editor.

Dos periodistas radicales de ultra izquierda son la propuesta regeneradora y democrática de los chicos de Podemos y del PSOE para presidir radio televisión española. Nada saben ninguno de ellos ni de radio ni de televisión, nada saben de gestión empresarial, nada saben de respeto y tolerancia a las ideas de los demás, pero ahí los tienen, propuestos para presidir una corporación con un presupuesto de casi 1000 millones de euros.

Ana Pardo, directora de Público.es borra más de 13.000 tweets cuando sabe que puede ser propuesta para el cargo. Gil, director de política de Eldiario.es borra más de 11.000. Pero el borrado no impide que haya quienes ya tienen colecciones completas de tweets de muchos de estos personajillos…

La lectura de esta información produce verdadero bochorno. La forma como trafican con puestos de responsabilidad en la Administración Pública es digna de cualquier país bananero. El afán por conseguir un cargo que les permita creer por algún tiempo que son “alguien” les ciega completamente.

Televisión Española nos cuesta a los maltratados españoles 1000 millones de euros al año. Miles de trabajadores están día tras día prácticamente ociosos en sus instalaciones mientras el “ente” paga cientos de millones a productoras externas de amiguetes por hacer programación basura. La decisión del gobierno de Zapatero, ejecutada por Fernández de La Vega, de quitar la publicidad a la televisión pública para entregarles esos 500 millones a los dos operadores privados del duopolio, constituyó un asalto a mano armada al bolsillo de todos.

Mientras centenares de miles de ancianos pasan tremendas penurias, millones de pensionistas apenas llegan al umbral de la supervivencia o miles de mujeres embarazadas no disponen ni de lo mínimo para sacar adelante sus embarazos y sus hijos,estos farsantes de la izquierda radical caviar se mofan disputándose como buitres esos mil milloncetes que deberían servir a la justicia social de los más necesitados…

Pero estén ustedes tranquilos que ni en eldiario.es ni en público.es ni en La Sexta ni en El País van a encontrar ustedes una sola línea dedicada al objetivo de defender que antes de gastar en una televisión pública miles de millones se atiendan las necesidades de los mas desamparados.¡Y no les da vergüenza!

'Democraturas' contra Europa
JAVIER REDONDO El Mundo 1 Julio 2018

En la clausura de la III Semana Atlántica del Instituto Atlántico de Gobierno, el ex primer ministro de Francia, Manuel Valls, hizo una encendida defensa de Europa. Aseguró que Europa es producto de su Historia, que a su vez resulta de la implantación de unos valores. Pero Europa es tan frágil como la Historia quebradiza si los valores que la forjaron no se defienden con firmeza ante la amenaza de quienes los vician, corrompen y manosean para expresar lo contrario de lo que parece con las palabras que le sustraen a la democracia. Sufrimos la experiencia: "El nacionalismo es la Guerra". Valls habló de los desafíos a los que se enfrenta Europa tras la finalización de tres grandes ciclos: dominio de Occidente, liderazgo estadounidense y multilateralismo. Tranquiliza escuchar a un francés reconocer que necesitamos a Alemania en el centro de Europa. Si Merkel titubea o cede ante los populismos en el asunto de la inmigración: game over.

En un momento de su intervención miró a su anfitrión, el ex presidente Aznar, y dijo que hay muchas cuestiones que separan a socialdemócratas y liberal-conservadores; que sus programas difieren en asuntos a la postre menores y por tanto que la unidad entre ambas corrientes es fundamental para defender la democracia frente a los populistas de todo signo. Lo que une a socialdemócratas y liberal-conservadores es la democracia y el acuerdo procedimental, lo cual está por encima de cualquier diferencia.

Expuso que tras las próximas elecciones europeas de 2019 asistiremos a la alianza de los populismos de izquierda y derecha para derribar Europa. Estas fuerzas han creado un poderoso relato. Y se impondrán si los demócratas no recuperan el contrarrelato. Las democraturas son dictaduras bajo apariencia democrática: Venezuela, Rusia, Turquía o China. Se me ocurre que el neologismo recupera el kratos griego en su sentido original. Si democracia significa gobierno del pueblo, democratura apela a la fuerza de la masa.

Los populismos de izquierda y derecha -y apariencia transversal- apelan con desparpajo al pueblo para reescribir la Historia, deshacer Europa y enterrar sus valores. Los italianos gozan de gran talento para inventar fórmulas políticas. Han creado algo nuevo con la fusión de M5S y Liga Norte. Aquí, el ministro plenipotenciario y sin cartera, Pablo Iglesias, visita sediciosos en prisión e iza el lazo amarillo: xenófobos y supremacistas se unen a neocaudillistas y bolivarianos porque su plan coincide: la democratura.

SOBRE FRANCO Y EL VALLE
La tumba
Marcial Martelo esdiario 1 Julio 2018

El presidente entrega a un episodio así parte de su campaña de promoción, obviando que la memoria necesita referencias que permitan recordar todo aquello que no se debe repetir.

La dignidad no se pierde por la derrota, ni se gana por la victoria. Básicamente, su conservación depende de lo que se haga después. La pierde el vencedor que se lanza a exterminar al enemigo una vez derrotado. Y la pierde también el vencido que, pasado el tiempo y el peligro y recuperado el poder, pretende resarcirse de su derrota con represalias sobre hijos y cadáveres.

Podría reflexionarse sobre el grado de dignidad que demuestra tener un pueblo que permite que un dictador muera en su cama y no en el exilio, o sobre qué tipo de servidumbre, forzada o voluntaria, explica que tolere ver a su patria convertida en un cortijo durante cuarenta años.

¿Qué harías con el cadáver de Franco?
En definitiva, por qué, mientras los húngaros o los checoslovacos se ponían delante de los tanques de Kruschev y Brézhnev, la aspiración máxima de los españoles era irse a veranear a Benidorm en un seiscientos. Pero al margen de éstas u otras introspecciones colectivas a toro pasado sobre lo miserable que fue el precio por el que vendimos nuestra libertad, parece claro que no añade dignidad no asumir los propios pecados. O, lo que es lo mismo, empeñarse en hacer desaparecer los testimonios de nuestro pasado.

La memoria
Pero en eso está Pedro Sánchez. Llevando a su extremo más esperpéntico la inmadurez habitual de esta pseudo-izquierda adolescente y analfabeta que nos ha tocado sufrir, nuestro Tarantino castizo ha decidido reescribir la Historia con una suerte de versión necrófila de “Malditos bastardos”, en la que el Sargento Donny Oso Judío Donowitz, que bateaba las cabezas de los nazis, es sustituido por una cuadrilla que taladra lápidas.

Asaltar una iglesia y desenterrar a un muerto. Éste es el proyecto estrella con el que Pedro Sánchez pretende seducir a la España del siglo XXI.

Mientras, instalado en su torpeza habitual, el PP se opone invocando como todo argumento que desenterrar a Franco supondría volver a “la España de la confrontación y la tensión social”. O sea, que para regocijo de sanchistas y podemitas, el PP viene a confirmar el eterno mantra de que cuarenta años después, nutridos de rock, Internet, redes sociales y porno digital, aún quedan millones de españoles (naturalmente, liderados por los populares) dispuestos a morir y matar por el brazo incorrupto de Santa Teresa y por la España “Una, Grande y Libre”.

Los restos de Franco como excusa para hacer política de bandos
El argumento a oponer no es el de evitar la confrontación entre unos bandos que ya no existen. El argumento es el mismo que explica que Alemania conserve intactos Dachau, Buchenwald y los demás campos de concentración: conservar la memoria de lo que un día fue, para no volver a serlo jamás.

Y, por qué no, quizás también en lo que mamá y papá nos enseñaron en casa de niños: no está bien escupir, no está bien robar y no está bien asaltar tumbas, por malo que haya sido (que lo fue y mucho) el enterrado.

La utilidad del enemigo
Alejo Vidal-Quadras www.vozpopuli.com 1 Julio 2018

Desde que Carl Schmitt, teórico del Estado total, detractor del liberalismo y de la democracia representativa y jurista de cabecera del nacionalsocialismo, consagrara la contraposición amigo-enemigo como la esencia definitoria de lo político, los analistas de comportamientos electorales han podido entender mejor las motivaciones que inducen a una mayoría de ciudadanos a depositar una papeleta en la urna. El llamado “hombre común” no existe porque cada ser humano es afortunadamente único e irrepetible, pero hay pautas de conducta que sí se reproducen en un número considerable de personas en contextos culturales determinados y si las circunstancias son las adecuadas. Ahora que España se encuentra amenazada por dos graves peligros que están empeñados en liquidarla como proyecto colectivo reconocible, el separatismo racista y el colectivismo totalitario, es llamativo a la vez que alarmante que los que han sido durante tres décadas los dos grandes partidos nacionales no hayan entendido esta dinámica de confrontación que con tanta eficacia utilizan los destructores de esa Nación que ellos en principio deberían preservar y defender.

En un mundo globalizado en el que la aceleración del cambio tecnológico y la rapidísima difusión de la información generan incertidumbre y angustia en miles de millones de habitantes del planeta, los demagogos y los dogmáticos de las utopías han encontrado un magnífico caldo de cultivo para la explotación de la irracionalidad con el fin de obtener el poder. La fabricación de enemigos y la movilización de las masas sobre la base del odio y el miedo se han transformado así en mecanismos de considerable utilidad que líderes desaprensivos emplean sin el menor escrúpulo y sin consideración alguna a las nefastas consecuencias que acarrean. Donald Trump ha elegido a China y a los “espaldas mojadas” latinoamericanos como señuelos para soliviantar a los trabajadores de cuello azul, a los granjeros y a las clases medias profesionales de la América profunda y atraerlos a su agresiva empresa de “America first”, sin descuidar a los europeos que abusan de la buena fe estadounidense y no pagan lo suficiente por su defensa y al régimen teocrático de Irán, el único de todos esos supuestos males que es real y que hace muy bien en combatir sin piedad. El dictador venezolano, que ha sumido a su país en el caos y la miseria, consigue el respaldo multitudinario de sus empobrecidos compatriotas lanzándolos contra Washington y sus imaginarias conspiraciones y vive como un rajá de este rencor que le perpetúa en la presidencia y le permite enriquecerse obscenamente. Vladimir Putin, por su parte, ha resucitado el orgullo de la Rusia imperial, presuntamente despreciada y lesionada en sus legítimos intereses geoestratégicos por un Occidente prepotente y corrompido.

En nuestros lares, Pablo Iglesias encona a sus seguidores contra la casta capitalista y explotadora y los separatistas catalanes alimentan sin descanso la aversión a una España invasora, depredadora y asimiladora que pone en peligro, según su delirante visión, la identidad nacional catalana y que la expolia implacablemente. La cuestión es excitar lo peor que anida en el corazón humano y ahogar el análisis objetivo y el contraste de las soflamas políticas con la verdad de los hechos a base de tañer los registros más oscuros y las pulsiones más malignas de los estratos ancestrales de nuestro cerebro, fácilmente inmunes a los benéficos componentes aportados por el instinto altruista, el método científico y la Ilustración.

Una seráfica Meritxell Batet invoca la ‘lealtad y la confianza’ de gentes cuya forma habitual de proceder consiste en mentir y en traicionar"

Esta fabricación de un enemigo inventado como herramienta de generación de adhesiones acríticas y de arrastre de votos es de una eficacia tan dañina como probada y sus resultados están a la vista. Dos millones de catalanes en los últimos comicios autonómicos y cinco millones de españoles en las últimas elecciones generales han apoyado de forma suicida a fuerzas políticas cuyos programas, en caso de llevarse a la práctica, empeorarían considerablemente sus condiciones de vida, los expondrían a la inestabilidad y al desorden y les causarían todo tipo de desgracias. Sin embargo, el deseo incontenible de combatir a un adversario inexistente, aunque percibido como formidable y repulsivo, la oligarquía opulenta indiferente al sufrimiento del pueblo o el Estado español opresor, violento y saqueador, han eliminado cualquier criterio razonable de ponderar riesgos y beneficios o de comprobar la veracidad de muchas de las falsedades con las que han envenenado sus mentes.

Tanto los dirigentes del PP como del PSOE, lejos de ser conscientes de este proceso, han hecho todo lo posible por disfrazarlo, esconderlo y minimizarlo, dejando así a sus bases sociales inermes frente al influjo deletéreo de este encantamiento sulfúreo. Ahora mismo, una seráfica Meritxell Batet invoca la “lealtad y la confianza” de gentes cuya forma habitual de proceder consiste en mentir y en traicionar, y ninguno de los candidatos a presidir el PP pone en duda una estructura territorial e institucional que entrega a populistas y secesionistas los recursos financieros, administrativos, educativos y mediáticos necesarios para dinamitar los fundamentos de nuestra democracia y nuestra convivencia.

Sin duda el partido que advierta la relevancia de este fenómeno devastador y proceda a neutralizarlo mediante la misma técnica, pero puesta al servicio de la libertad, la seguridad, la legalidad y la eficiencia del Estado, tendrá alguna oportunidad de derrotar a los que gracias a la construcción de enemigos de ficción se han erigido en los peores enemigos reales de nuestra tambaleante Nación.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Sánchez, el presidente del 'sí' por anticipado

FRANCISCO ROSELL El Mundo 1 Julio 2018

Con su dadivoso proceder con aquellos a los que debe el cargo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -"Este es el nuevo chico", como le recibió un paternalista Juncker en la cumbre de la UE de esta semana-, recuerda, incluso en su comicidad, al protagonista de una película de Jim Carrey titulada Yes man y cuya versión española se rotuló Dile que sí.

Basada en una novela autobiográfica, la cinta narra la historia de un ejecutivo de banca habituado por sistema a decir que no hasta forjar su carácter y que resuelve dar un giro radical a su modo de ser y actuar. Así, tras apuntarse a un original programa de autoayuda que gravita sobre la idea de aceptar cualquier cosa que le propongan, el personaje del no es no se transfigura en el hombre del sí por adelantado. Ello le produce una felicidad inmediata, sin apercibirse de los riesgos, hasta que cae atrapado en una red cuyos retículos le aprietan lenta e imperceptiblemente.

Después de ganarle la moción de censura a un Mariano Rajoy que se cayó con todo el equipo, nuestro Yes man Sánchez vive instalado en un estado de júbilo rayano en el éxtasis. Ello le ha llevado a exhibirse como una especie de Barack Obama blanco en la cuenta oficial en Twitter de La Moncloa. Ora corriendo por los jardines del Palacio, ora haciendo caricias a su mascota, ora volando en el avión presidencial, ora presumiendo de gafas de sol, ora mostrando un primer plano de esas manos suyas que, según sus apologistas, "marcan la determinación del Gobierno"... Y así hasta desatar un aluvión de críticas que le ha debido hacer sentirse ese mismo imbécil arrogante que Barack Obama cuando, según admite en el libro La audacia de la esperanza, se equiparó, sin haber llegado aún a la Casa Blanca, con Abraham Lincoln.

En uno de sus días más duros como político, según confiesa, tuvo que tragarse el sapo de una ácida columna de una conocida analista de The Wall Street Journal que lo puso literalmente a caldo por compararse con Abraham Lincoln a la hora de escapar de la pobreza, así como por su determinación en las derrotas.

"El currículo de Barack Obama no está mal -remarcó la periodista-, pero no hay cabañas de madera en él. Y, hasta ahora, tampoco hay grandeza. Si sigue hablando de sí mismo de este modo, nunca la habrá". El ex presidente norteamericano, quien esta semana llega a España en viaje de vacaciones, sacó una lección que no ha olvidado: "En política, improvisaciones, pocas. Todo debe ser medido y mesurado".

Mucho más, desde luego, un presidente en precario como Pedro Sánchez, que no puede tomar decisiones de calado sin el concurso de una legión de grupos parlamentarios de carácter antisistema e independentista, por lo que presumir de determinación en esas condiciones tan onerosas no deja de resultar un sarcasmo.

Aunque existan -como sentenció Freud, no sin retintín- dos maneras de ser feliz en esta vida -una es hacerse el idiota y otra serlo-, Pedro Sánchez no puede olvidar su situación de extrema debilidad que ya se encarga de recordárselo jesuitamente el PNV, ásperamente los independentistas catalanes o biliosamente Podemos.

De hecho, Sánchez no deja de girar cheques en blanco y ver si le llegan los fondos para afrontar unas elecciones generales anticipadas que le refuercen en el Gobierno.

Cuando en el debate de la moción de censura le afeó el PP que concurriera con un programa en blanco, no repararon sus portavoces en que la blancura era de los cheques que habría de firmar si alcanzaba el poder, como corrobora a marchas forzadas.

Así está siendo, en efecto, con anuncios como el acercamiento/excarcelación de presos etarras y de los golpistas del pasado 1 de octubre a presidios del País Vasco y Cataluña, facilitando la progresión de grado a los primeros y propiciando tratos de favor a los segundos en centros penitenciarios dirigidos por subordinados de los reclusos, inclinados a la menor ocasión -ni qué decir tiene- a darles una copia de las llaves de la trena.

Ello revela su circunstancia de presidente atado de pies y manos a quienes no ocultan su voluntad de destruir España y que ahora, además, pueden operar cómodamente, no ya desde las estructuras periféricas del Estado, sino desde su sala de máquinas al tener a su merced al timonel de la nave.

Agigantados, están resueltos a poner incluso en jaque al Rey ante la pasividad de un Gobierno que, si permite el desguace de la nación, poco le ha de importar entregar la Corona de un monarca sin presidente del Gobierno. Todos los aliados parlamentarios de Pedro Sánchez hacen causa contra la Monarquía y hacen de ella diana de sus venablos.

No ayuda a corregir esta apreciación la actitud evasiva de Sánchez incluso ante tentativas por desacreditar la democracia española por parte del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, con el dinero de todos, como esta misma semana en un festival folclórico en Washington, y su falta de respaldo público al embajador, Pedro Morenés, ex ministro de Defensa, quien desmontó educadamente las mentiras que los secesionistas repiten en su demagógica campaña propagandística por todo el mundo, avivando una nueva leyenda negra contra España.

Si un representante diplomático no puede mantenerse impasible cuando se insulta y descalifica de ese modo a los españoles, como aseveró el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, mucho menos debiera hacerlo el presidente, aunque le mueva su interés por no perjudicar el encuentro anunciado con Torra para la segunda semana de julio.

Frente a un independentismo que se reafirma en sus posiciones, la distensión perseguida por Pedro Sánchez es, en realidad, allanamiento a quienes supeditan cualquier diálogo a la celebración de un referéndum vinculante de autodeterminación, por mucho que crea poder desinflamar un conflicto que endosa en el debe de Rajoy, cuya falta de criterio y de estrategia habría favorecido la ruptura de Cataluña.

Algo sorprendente en un presidente que no sólo apoyó la aplicación del 155 y que no está en condiciones de descartar que tenga que reactivarlo, circunstancia de la que ya debería estar advertida la actual delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, quien rompió en su día la disciplina de voto socialista para dar su sí al derecho a decidir, eufemismo de la autodeterminación.

Para hacer frente a quienes se alzan contra el Estado de derecho, no parece que sea cosa fingir ceguera y no darse nunca por agraviado. Si Sánchez cree que, de ese modo, gana tiempo hasta el día D electoral, aviado va. Se engaña porque lo que realmente hace es perderlo lastimosamente y permitir que el independentismo consolide posiciones en su larga marcha hacia su objetivo último. Sánchez debiera atender la advertencia del viejo proverbio indio que avisa de que quien monta un tigre no puede descabalgar cuando se le antoja.

Las mayores catástrofes se anuncian a menudo paso a paso, y el separatismo -como certifica fehacientemente el juez Pablo Llarena en su instrucción del golpe de Estado del 1-O- viene dando serios aldabonazos como para hacerse el dormido detrás de la puerta.

Si el mejor truco que el diablo pudo inventar -como dice el protagonista de Sospechosos habituales, la película de Bryan Singer- es convencer al mundo de que no existía, podría decirse que el nacionalismo ha logrado el ardid de que muchos no quieran ver su verdadera faz, pese a mostrarla bien a las claras al originar las dos últimas guerras mundiales.

Queriendo hacer comulgar con ruedas de molino a tirios y troyanos, el Gobierno, con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como correveidile de los intereses soberanistas, se empecina en querer notar un cambio de actitud del secesionismo -incluso deliran con un retorno al autonomismo- cuando lo que realmente se está produciendo es un giro copernicano del Gobierno, aprovechando que el PP está enredado en sus primarias para escoger el sucesor de Rajoy y Ciudadanos anda desaparecido digiriendo el entripado de su errada estrategia en el derrocamiento del ex presidente.

Olvida el PSOE que hace muy pocas semanas pensaba llevar al Congreso una iniciativa legislativa para regular mejor las tomas de posesión con el objeto de que estuvieran obligados a decir que acataban la Constitución y respetaban al jefe del Estado. Lo hizo a raíz de que Quim Torra, en su toma de posesión, esquivara su lealtad a la Ley fundamental, como antes Puigdemont. No se quedó ahí, sino que propuso actualizar el delito de rebelión contra aquellos representantes que subviertan el orden constitucional.

En este Gobierno-pizza cuatro estaciones, en el que cada ciudadano puede quedarse con la parte que más le guste, al haber sabores para todos los paladares, ocurre lo que en el hotel de la película Una noche en Casablanca regentado por el genial Groucho Marx. Entre sus primeras medidas como director del establecimiento, ordena alterar los números de las habitaciones. "Pero los clientes se van a equivocar de cuarto, piense en la confusión que crearíamos", alerta uno de sus subalternos. "Y usted piense en la diversión", respondía Groucho. Es lo que debe discurrir nuestro Yes man, el presidente del sí por anticipado.

Pedro y Pablo: la ruina y el fin de la democracia en España
Vicente A. C. M. Periodista Digital 1 Julio 2018

PEDRO SÁNCHEZ NEGOCIA A ESCONDIDAS EL REPARTO DE PODER CON PODEMOS Y PAGA LOS APOYOS DE LOS ENEMIGOS DE ESPAÑA.

Lo que está pasando con la designación del futuro Director del ente público de comunicación RTVE es absolutamente vergonzoso. Ya hemos sido testigos de cómo Pedro Sánchez se ha quitado la careta y va descubriendo los infames pactos a los que llegó para conseguir los bastardos apoyos de los enemigos de España, los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes. Su empeño en conseguir el traslado a El País Vasco y Navarra de los presos de la ETA, y a la vez haber decidido ya el traslado a prisiones en Cataluña de todos los acusados en sentencia firme del Auto de enjuiciamiento relativo al golpe de Estado y sucesos previos en Cataluña, dejan muy a las claras el grado de mezquindad de un Gobierno y un partido a la hora de afianzarse en el poder y mantenerse en él sin importarle los medios que necesite. Y entre ellos se encuentra la cesión a las exigencias de esos enemigos de España.

Entre ellos incluyo sin dudar a esa formación política salida de un grupo de personajes implicados en asesorías a regímenes totalitarios y dictatoriales como el de Hugo Chávez y Nicolás mauro en Venezuela, o como el de los Ayatolás en Irán. Gentes que aprovecharon un movimiento social antisistema nacido de la profunda crisis económica que atravesaba España, para crear un partido de corte marxista lenilista dentro de la ultra radicalidad de una extrema izquierda extemporánea. Un partido que con en un breve tiempo se afianzó como la tercera fuerza política y que pronto se caracterizó por un sistema de liderazgo interno de corte estalinista donde la purga ideológica y el revanchismo con el crítico político han sido la nota dominante. Un partido cuyo objetivo es implantar en España un sistema anti democrático, sin libertades, donde la disidencia sería perseguida de modo similar al que sus asesorías a esos regímenes dictatoriales recomendaban.

Y para conseguir esos fines su objetivo pasa por asumir el control de espacios claves del poder. Sus exigencias incluyen áreas como las de la Información RTVE, agencia de noticias EFE, CIS, CNI), inversión pública (Fomento) y Enseñanza (Adoctrinamiento). Su interés, por supuesto, pasa por conseguir todo el poder, pero son conscientes de que no están en disposición de obtener de forma democrática las mayorías que les diesen legitimidad para formar Gobierno. Por eso lo intentan hacer crenado alianzas con aquellos a los que quieren eliminar de su espacio político para sustituirles y dejarles en la inanidad absoluta. Su estrategia pasa por buscar también alianzas con aquellas formaciones independentistas que puedan servirles para sus fines, ya que también son conscientes de que en los territorios de su influencia no pueden aspirar a nada. Así que prefieren ser aliados y facilitar la secesión y quedarse con lo que quede de España.

En esa estrategia a medio plazo han visto su oportunidad de oro en la aparición y ambición desmedida de un hombre en el partido que intentan suplantar y eliminar en la izquierda. Ese hombre es Pedro Sánchez, el perfecto fatuo y soberbio personaje que puede ser el “tonto útil” que necesitan, como ya lo hicieron con Izquierda Unida y su líder Alberto Garzón reducido a simple comparsa Lacayo de Pablo Iglesias. Desde el principio no escondoeron sus intenciones al ofrecerle a Pedro Sánchez un Gobierno de coalición donde Pablo Iglesias no dudó en definir el reparto de Ministerios, Tras su primer fracaso, hubo un segundo intento en el que Pedro Sánchez traicionó a los suyos intentando obtener el apoyo de los independentistas y pro etarras. Tras su cese fulminante, Pablo Iglesias vio otra oportunidad cuando Pedro Sánchez recuperó de forma inesperada y sorpredente la Secretaría General e ideó su plan de asalto al poder presentando una moción de censura a Mariano Rajoy y volviendo a ofrecer al PSOE de Pedro Sánchez la misma alianza y consensuar el reparto de Ministerios, pero rebajando y limitando sus exigencias a áreas claves como la Información, Fomento y Enseñanza. Esa propuesta fu rechazada y la moción fracasó. Sin embargo, ha sido a la segunda oportunidad, tras los escándalos sucesivos de corrupción, cuando aprovechando la ansiedad de ese nefasto personaje de llegar al poder cuando ha logrado hacer valer sus 71 escaños y plantearle un pulso en plan de igualdad para exigirle responsabilidades de Gobierno.

Al no consegurilo en primera línea por la decisión de Pedro Sánchez de formar un gobierno monopartidista con el PSOE, ha elevado la presión para forzar el nombramiento de cargos de responsabilidad en esas áreas y obtener mando ejecutivo en organismos vitales como RTVE, la agencia de información EFE y el CIS siguiendo aquella norma de quien tiene la información y la manipula tiene el poder. Y en esas estamos, o Pedro Sánchez transige con las exigencias de Pablo Iglesias y PODEMOS, o pasarán a la oposición y “su Gobierno se convertirá en un infierno” . Así que en esos despachos de Moncloa Pablo Iglesias va consiguiendo que el PSOE se retrate y se ponga en evidencia. El intento de nombrar a un radical podemita como máximo responsable de RTVE ha provocado la reacción de otros “socios” como el PNV, que ya ha anunciado que no lo apoyará. Y aquí lo de recurrir al Decretazo Ley no sería una buena solución, por lo que se ha visto forzado a buscar otro candidato de consenso con sus socios.

Pero aunque esto sea importante, lo es más lo del CIS o EFE, y, por supuesto, lo del traslado de presos de ETA. No debemos dejar que estos asuntos nos distraigan del verdadero objetivo de contentar a los independentistas y a los golpistas catalanes. Se trata de que este Gobierno de okupas está ilegitimado para realizar los cambios que proponen y debemos obligarles por todos los medios a nuestro alcance a que nos devuelvan la voz convocando de forma inmediata elecciones generales. Si dejamos que se hagan con el control de la información habremos perdido gran parte de nuestra libertad. No permitamos que los enemigos de España consigan sus objetivos y conviertan a nuestra nación en un engendro bananero con un sistema involucionista de libertades al estilo de Venezuela.

¡Que pasen un buen día!

¿Queda ya claro que en España mandan Iglesias y Torra?
EDUARDO INDA okdiario 1 Julio 2018

“No hay ningún pacto oculto, Sánchez no ha tenido que pagar ningún precio para ser presidente”. Ésta es la frase que la mayoritaria izquierda podemita mediática, ahora pasada con armas y bagajes al sanchismo, ha repetido cual letanía cada vez que un servidor hablaba en TV de los peajes en la sombra que su nuevo caudillo ha tenido que abonar para echar a Rajoy y okupar Moncloa. “Sí, le han dado la Presidencia por guapo”, ironizaba este menda para evitar llamarles “tontos a las tres”. O nos tomaban por gilipollas, o se hacían los gilipollas o es que son gilipollas. Hasta mi hijo de 11 años colegiría que nadie da nada a cambio de nada, menos aún en una política que se nos antoja ese mercado de los mercaderes en el que irrumpió Jesucristo a latigazos. Do ut des, que decían los romanos.

La epítome de todo esto la tuvimos ayer y anteayer con la exclusiva ofrecida por OKDIARIO: Sánchez e Iglesias pactan hacer presidenta de RTVE a la periodista Pardo de Vera. Esta lucense, apodada “La baronesa roja” por sus orígenes patricios, es una profesional de la burda mentira al servicio de sus dos jefes: Pablo Iglesias y el cerebro de la destrucción de España, el bello Roures. Lo mejor de todo es cómo el secretario general de Podemos se lo ha comido y se lo ha guisado él solito dejando a Sánchez como un don nadie, como si no pintase nada o como si fuera uno que pasaba casualmente por allí. El primero se ha desenvuelto como a él le gusta: siendo el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro. Y al segundo le ha relegado a la condición de calzonazos de tomo y lomo.

El otro candidato es un tal Andrés Gil, de eldiario.es, cuyo gran mérito es ser el periodista de cámara de Pablemos. Al igual que Pardo de Vera, no ha gestionado nunca ni un puesto de pipas. Pero al menos la baronesa roja va a alguna que otra tertulia televisiva, vamos, que conoce el medio. De oídas pero, al menos, lo conoce. Ojo al dato porque se trata de la primera televisión pública de uno de los grandes países del mundo que es controlada por la extrema izquierda. En este caso por la extrema izquierda podemita, proetarra y golpista, que tanto monta lo uno, como lo otro, como lo de más allá. De ahí la humilde propuesta que les traslado en este preciso instante: desintonicemos RTVE todos los españoles de bien ahora que el mal parece que se va a adueñar de un canal que, por cierto, sufragamos con nuestros impuestos. Y lo siento por los cientos de profesionales competentes y honrados que hay en la casa. Pero que TVE la vean Pablo, Irene, Echenique, Monedero y sus reverendas madres.

Como quiera que el tal Gil, la baronesa o el que venga no juntan entre los tres una neurona ahí va mi propuesta de programación. Por las mañanas, pondría a presentar Los Desayunos de RTVE a Rosa María Artal, la jubilada periodista que gana de calle en podemismo a cualquiera de los miles de informadores podemistas que pueblan nuestros periódicos, nuestras teles y nuestras radios. Fíjense, pues, si es podemita. Una histórica de la casa que llamó “puta jovencita” a una compañera que, según ella, le quitó el puesto, que tilda de “muy gorda” a Cristina López Schlichting y que a Marhuenda lo tacha de “basura” y a mí de “absoluta basura” (Paco, no te enfades, pero te gano). Está claro que se merece el puesto. Las estrellas de Saber Vivir no deberían ser ni dietistas ni ginecólogos o cardiólogos sino perroflautas para que nos muestren cómo se hace un canuto. Los días pares un experto en porros de hachís y los impares uno de marihuana. Todo ello en consonancia con la propuesta de El Gran Timonel para acabar con el déficit público: convertir España en el mayor exportador de maría del mundo.

En Torres en la Cocina enseñaría a cocinar platos autóctonos de los dos grandes paraísos podemitas: Venezuela e Irán. El problema es que a lo mejor se queda la pantalla en blanco porque en esas dos naciones hay gente que se muere de hambre. En el Telediario de las 15.00 quitaría a Pilar García Muñiz y situaría a Jesús Cintora o a Jesús Maraña. Bueno, mejor al primero que por lo menos tiene salero. Por la tarde, en España Directo echaría mano de algún imán, y cuanto más radical, mejor, y enseñaría a Juan Español a ser un buen musulmán. El programa iría aderezado de sermones del líder supremo de la Revolución Islámica iraní, Alí Jamenei, o del ayatolá Jomeini. El Telediario nocturno debe ir, sí o sí, a Pablo Hasel, aunque ahora que ha puesto a caer de un burro a Iglesias por su casoplón y otras herejías no sé yo si es un candidato con posibilidades, la verdad. Si Iglesias se pone burro o vengativo, tranquilos, que no cunda el pánico. Hay recambio: Alfon cuando salga de la trena. Es la forma de reparar el daño que el sistema represor franquista que hasta hace un mes imperaba en España le hizo condenándolo por llevar unos kilos de explosivos de na en la mochila. Y, desde luego, yo despediría ipso facto a Javier Cárdenas y entregaría Hora Punta a Juan Carlos Monedero. El programa estrella vendría el sábado: sería, cómo no, Aló Pablo. El amado líder soltaría un speech de un par de horas o tres, no más, a todos los españoles en prime time. Y para que no se diga que RTVE no es cosmopolita e internacional los domingos programaría el Aló Presidente de Nicolás Maduro. En fin, lo que se dice una programación completita, independiente, democrática y aconfesional.

¿Reconciliación, hurgando en las diferencias guerra civilistas? No
“Nos amarga. Hacer la paz es olvidar. Para la reconciliación es necesario que la memoria sea defectuosa y limitada.” Susan Sontag
Miguel Massanet diariosigloxxi 1 Julio 2018

¿A alguno de ustedes que quisiera reconciliarse con alguna persona con la que hubiera tenido diferencias importantes que los hubiera mantenido alejados durante muchos años, se le ocurriría meterle el dedo en el ojo al tiempo que se ofrecía a reconciliarse? No creemos que éste fuera el sistema adecuado para restablecer una relación, interrumpida durante muchos años, con el fin de iniciar una amistad que, seguramente, nunca debió de haberse roto. Sin embargo, en esta nueva época que se ha iniciado con la llegada del señor Pedro Sánchez, a través de la puerta trasera, cómo podríamos calificar conseguir desbancar del poder a un partido que consiguió el mayor número de votos en las pasadas elecciones, mediante el procedimiento, legal, pero poco representativo, de poner en funcionamiento una moción de censura que, en realidad, se resuelve únicamente dentro del ámbito de las Cortes, por votaciones mayoritarias de sus señorías y, en la mayoría de ocasiones, de espaldas a lo que la propia ciudadanía desearía que sucediese.

Choca esta simetría que escuchamos pretenden establecer muchos dirigentes, especialmente entre los de los soberanistas catalanes, quejándose de que el anterior gobierno del PP no se prestó a dialogar, no quiso entrar el discusión de tú a tú con los separatistas catalanes y siempre mantuvo una actitud monolítica respecto a las peticiones de los catalanistas; sin que sean capaces de reconocer que ellos, en todo momento, han establecido sus propias líneas rojas partiendo de una condición irrenunciable que era: la independencia de Cataluña sobre la que se ofrecían a dialogar respecto a los plazos, las formas o las condiciones que estarían dispuestos a acordar con el Gobierno del Estado, con el que se ofrecían a tratar desde la igualdad. Nos choca también que, muchos periodistas, como es el caso del señor Marius Carol, de La Vanguardia, que presumen de ser objetivos y de no inclinarse ni al separatismo ni a las posturas estatales; aunque es evidente que su “corazoncito”, edulcorado por las subvenciones que periódicamente viene recibiendo el grupo Godó de los dirigentes separatistas de la Generalitat, tiene una clara tendencia en favor de la postura soberanista. Este periodista, en su editorial, considera impecable la respuesta que le dio el actual Presidente del gobierno español, señor P.Sánchez, al diputado de ERC en el Parlamento, señor Joan Tardá, en la que, aparte de criticar las acciones unilaterales de los separatistas, argumentando que “la Constitución no es un margen estrecho…” y que sobre el propio Estatut catalán( ¿cuál en realidad, el resultante de los recortes que estableció el TC o aquel que aprobaron en el Congreso en el que se colaron todas cuantas ideas inconstitucionales, que la imprudencia de Rodriguez Zapatero, al ofrecerse a aprobar lo que los nacionalistas decidieran en su Estatut, quisieron introducir para acercarse cada vez más a la autonomía que querían conseguir?), era posible constituir un nuevo consenso a lo que el mismo Pedro Sánchez quiso añadir una especie de mea culpa, cuando añadió “Tenemos que reconocer nuestros errores, también ustedes”, como si ambas partes ( nuestros errores se referían a los que él ha venido achacando al PP, no a los suyos, los del PSOE) tuvieran la misma culpa en el desarrollo de la crisis catalana. Que el señor Carol considere el tono de Sánchez impecable, nos hace pensar que también comparte la idea contenida en la frase de que: los errores del Estado, al no consentir que los separatistas sacaran ventaja de su insubordinación, puedan compararse a los de aquellos que vulnerando e incumpliendo todas las leyes y, principalmente, la misma Carta Magna, vienen pretendiendo que se les conceda la independencia, aunque todo el resto de España esté en contra de semejante barbaridad.

Aunque es evidente que, todo este inicio de legislatura del PSOE, está programado para la gran campaña de intoxicación del pueblo, mediante la cual se van a tocar todos aquellos puntos que crean que van a servirles para ir consiguiendo votantes, aunque sean conscientes de que, con su exigua representación en el Parlamento y la mayoría del PP en el Senado, poco van a poder hacer, salvo el improbable caso de que vuelvan a conseguir la gran mayoría que consiguieron para hacer prosperar la moción de censura. La demagogia siempre ha sido el fuerte de la izquierda verdadera experta en eso de vender el humo de las ilusiones, aunque luego, cuando llega el momento de cumplir sus promesas, es cuando tienen que buscarse excusas para justificar su incapacidad para llevar adelante aquellas promesas que sabían que no estaba en sus manos el poder cumplirlas. Como es natural, siempre se las arreglan para cargarles las responsabilidades de no haber alcanzado sus objetivos a la derecha, un enemigo a quién eso de defenderse de los ataques de la izquierda nunca se le ha dado bien.

Uno piensa ¿cómo va a intentar justificar el señor Sánchez su ofrecimiento de paz, de reconciliación, de olvido del pasado si todos los acuerdos que van tomando están encaminados a ofender, exasperar, disgustar y ponerse en frente a la derecha española, con la que dice estar en condiciones de reconciliarse? Difícilmente puede entenderse que exista el menor deseo de reconciliarse si pretende convertir el gran icono de la derecha franquista, el Valle de los Caídos, en un centro del revanchismo de aquellos que perdieron la Guerra Civil y, contrariamente a lo que se podría esperar de quienes, los pocos que ya quedan, fueron testigos y probablemente perjudicados por los sucesos de aquellos tiempos, siguen manteniendo su rencor vivo, cuando las nuevas generaciones, fruto de las enseñanzas apócrifas de la Memoria Histórica, apenas tienen idea de lo que sucedió en aquellos infaustos años. En todo caso, han querido convertir en un tema de “suma importancia” algo que nadie hubiera pensado que era necesario que se tocara, ya que se había convertido en un refugio completamente inofensivo de los escasos franquistas que todavía quedan en España. Ahora, en cambio, es a la derecha o el centro derecha a los que va a afectar debido a que los socialistas le han querido dar, a esta demolición moral y a la exhumación de los restos del anterior Jefe del Estado español, el general Francisco Franco, el efecto de una verdadera bofetada a la derecha española, a los franquistas y a aquellos que no se acuerdan de quien fue, pero que si se sienten afectados por considerarse ofendidos por un acto de falta de respeto y humanidad a aquellos restos que, quieran o no, representan cuarenta años de nuestra historia, sin que ninguno de estos “valientes” de ahora hubiera tenido la osadía o el valor de enfrentarse a él, que tuvo el honor de morir, de viejo, en la cama.

Tampoco creemos que le haya procurado muchos amigos sus recientes intentos de subir la cotización de la seguridad eliminando los topes existentes antes, por lo que se limitaban las bases de cotización de aquellos que, por pertenecer al grupo de los técnicos o de los directivos de las empresas, sus salarios superaban una cantidad máxima por la que se podía cotizar. Quedará por ver si lo del aumento de las pensiones, el pago de los atrasos prometidos por lo dejado de percibir a causa de los aumentos del 0’25% que se han concedido en los últimos años y que ahora parece que se van a incrementar hasta lo que represente el coste de vida, algo que en un principio puede considerarse como de justicia, pero que falta ver si, el Estado español, está en condiciones de soportar el coste que va a representar estos aumentos sin que ello aumente el déficit público o que la deuda pública sobrepase los límites que nos tienen fijados en la CE a la que pertenecemos, al menos hasta que se den cuenta de que el nuevo gobierno se está extralimitando en los gastos que se deriven de las mejoras sociales que, con el objetivo de ganar adeptos al socialismo, se van a poner en marcha, aunque se sepa que ello nos va a conducir a lo que fue la causa de la caída de Zapatero, la situación de pre-quiebra en la que colocó a la nación española a finales del año 2011, lo que motivó la convocatoria de elecciones para pasarle la patata caliente el PP del señor Rajoy.

Por si fuera poco, en esta caso formando parte de los compromisos adquiridos con los vascos y catalanes para conseguir su apoyo a la moción de censura que lo llevó al gobierno, se ha puesto en marcha algo que, durante años, ha constituido uno de los tabúes para todos los gobiernos que tuvieron que convivir con las atrocidades de la banda ETA y que, cuando han dejado de matar, se ha mantenido para todos aquellos presos que no han querido abjurar de sus crímenes, pedir perdón a las víctimas y demostrar que están arrepentidos de haber cometido aquellos actos vandálicos que los llevaron a las cárceles. El acercamiento de los presos etarras y, de retruque, el de los presos catalanes que preventivamente fueron encarcelados y que ahora, ya han estado enjuiciados, lo que les va a suponer el perder todos sus cargos y privilegios políticos, quedando inhabilitados para continuar en ellos, pendiente de lo que resulte del juicio que se va a tramitar por presuntos autores de delitos de sublevación, prevaricación, malversación de caudales públicos y secesión. La reacción de todos aquellos que, de una forma u otra, directa o indirectamente, fueron víctimas de la barbarie de la banda etarra, se han mostrado unánimemente sorprendidos por la cacicada del señor Sánchez que, con ello y con la predisposición manifestada a entablar conversaciones con los separatistas, no sabemos si para tragarse las declaraciones que hizo cuando se puso en marcha el 155, manifestándose en contra de los separatistas y partidario de no ceder ante sus pretensiones, o bien para darles a los dirigentes separatistas, con el señor Torra, el pedigüeño separatista que no se ha enterado de que, los que están ingresados en prisión pendientes de ser juzgados lo están, precisamente, por intentar lo mismo que ahora, este sujeto inconsciente, intenta volver a poner sobre el tapete político. Error sobre error, reincidencia sobre reincidencia, temeridad sobre temeridad parece como, si la aplicación y las consecuencias del 155 ( no las que muchos hubiéramos deseado que fueran) no hubieran tenido lugar en la comunidad catalana que, aquellos hechos que dieron lugar a que el Estado español tomara cartas en el asunto imponiendo un estado de intervención de la comunidad catalana, nunca hubiera sucedido y, los mismos separatistas, con distintas personalidades pero con los mismos intereses y reivindicaciones independentistas, estuvieran reproduciendo, de la A a la Z, como si los actuales inquilinos de las cárceles españolas y los prófugos huidos a Bélgica, Suiza y Alemania, se hubieran reinventado en los Torra y el resto de seguidores que ahora ocupan sus puestos en la Asamblea y la Generalitat catalana.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, es como vemos con todo el estupor del mundo como el señor P.Sánchez, un líder cuyo partido apoyó la aplicación del 155 y la unidad de España, ahora, en otro clima social y ocupando el puesto de responsable del Gobierno español, parece dispuesto a negociar aquellos puntos que, anteriormente, rechazaba de plan; lo que pudiera significar que, al fin y al cabo, tanto los crímenes de ETA como la revolución catalana, les supusieran beneficios para ambas autonomías que, si algo han tenido durante los años transcurrido de régimen democrático, ha sido el ser las más privilegiadas de todo el sistema autonómico español.

Excarcelaciones
El socio preferente de Sánchez ha comenzado a exigirle dividendos
Jon Juaristi ABC 1 Julio 2018

Entiendo perfectamente la indignación de Consuelo Ordóñez y de las víctimas del terrorismo en general ante los indicios de una inminente excarcelación en cascada de presos etarras, pero me asombra que les haya pillado por sorpresa este acuerdo estival de Sánchez y Urkullu, apalabrado con el mismo sentido de oportunidad y urgencia que el anuncio de la exhumación de Franco para el 18 de julio. Hay que abordar los asuntos más difíciles -exhumaciones y excarcelaciones- antes de irse de vacaciones, con el convencimiento de que en septiembre la gente volverá de la playa resignada a las fatalidades. Y con la seguridad de que el próximo 17 de este mes no se va a alzar el Ejército de África, por la sencilla razón de que no queda Ejército de África. Sólo concertinas, y no por mucho tiempo.

La explicación más convincente, hasta el momento, de la prisa por excarcelar a los terroristas de ETA ha corrido a cargo de Andoni Ortúzar, presidente del PNV y maestro de la tautología. Se les aplicará todo lo aplicable para sacarlos del talego sencillamente porque ha llegado el momento de hacerlo. La España de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Quim Torra e Iñigo Urkullu es el paraíso de la tautología. Arderéis como en el 36 porque sois combustibles. Las cosas se hacen porque hay que hacerlas. Hay que sacar a Franco del Valle de los Caídos porque es intolerable que Franco siga un día más en el Valle de los Caídos, y hay que sacar a los etarras de la cárcel porque es infame que los etarras continúen presos bajo un gobierno frentepopulista. Sánchez se ha propuesto pasar por todos estos sotos con premura, como la Pasionaria en febrero de 1936 (¡otra vez!), cuando se presentó en la Modelo, quitó las llaves al director de la cárcel, y fue, celda tras celda, excarcelando a los camaradas presos desde octubre de 1934 por alzarse en armas contra la II República española (mira tú por dónde).

Pero, si no hubiera sido el gobierno de Sánchez, habría acordado las excarcelaciones el gobierno de Rajoy de haber superado la moción de censura. Y lo habría hecho en pago por el apoyo del PNV a los presupuestos generales del Estado, y, más aún, por la abstención del PNV en la votación de la moción de censura. La excarcelación de los etarras estaba cantada ya desde hace bastante tiempo.

En abril del año pasado expliqué desde este rincón dominical de ABC por qué era inevitale. Cualquier partido que gobernase en minoría necesitaría de los votos del PNV para aprobar los presupuestos, y el PNV tenía ya en ese momento, ante la escalada independentista en Cataluña, la necesidad improrrogable de exigir la excarcelación de los etarras para impedir que, ante su pasividad respecto a lo que ya era la reivindicación prioritaria de todo el sector proetarra de la población vasca y navarra (y mientras la propia ETA preparaba la farsa de su autodisolución pública), la izquierda abertzale rompiera la cohesión de la comunidad nacionalista y abriera en el país vasco un segundo frente independentista simultáneamente con los secesionistas catalanes (lo que el PNV quería evitar a toda costa). La desastrosa política del gobierno del PP ante el golpe de Estado, y su lógico agravamiento, obligó al PNV a acercarse -retóricamente- a los independentistas catalanes, esperando así evitar una insurrección similar de la izquierda abertzale. Inesperadamente, la moción de censura lo convirtió en árbitro de la situación. Fuera quien fuera el ganador, Rajoy o Sánchez, le debería su victoria y tendría que pagársela al precio que el PNV le exigiera. Ahora, como diría Ortúzar, ha llegado el momento de pasar la cuenta. Lo siento, querida Consuelo. Así es España.

"Pretendemos que los presos de ETA salgan enfrentados a la banda, no entre homenajes"
El filósofo considera más urgente esclarecer los 300 crímenes pendientes de la organización que acabar con la dispersión y dice que los acercamientos deben incluir a cualquier preso vasco, no sólo a los terroristas.
Alejandro Requeijo www.vozpopuli.com 1 Julio 2018

El filósofo e intelectual Fernando Savater (San Sebastián, 1947) ha estado esta semana en Madrid donde ha participado en la escuela de verano de Ciudadanos. Allí rechazó el concepto de ciudadanía ligado a los territorios y recordó los orígenes del movimiento contra el terrorismo de ETA' Basta ya', que partió de una vocación constitucionalista. Hoy el debate en torno a la banda lo marca el final a 30 años de dispersión de presos etarras, algo que Savater no considera tan urgente como la necesidad de esclarecer los 300 crímenes de la organización pendientes. Por ello pide que se les exija a los reclusos una ruptura explícita con la banda y colaboración con la justicia . Añade que, para evitar deferencias, el acercamiento debería incluir a los presos vascos no terroristas.

¿Hay que acercar a los presos de ETA?
Lo primero es recordar por qué están alejados y dispersos por cárceles más o menos alejadas. Por pertenecer a una organización criminal muy jerarquizada se consideraba que era peligroso mantenerlos juntos porque los arrepentimientos individuales, si estaban todos juntos, eran más difíciles y además favorecía el hecho de que hubiera concentraciones en torno a las cárceles. No sólo eran sus militantes armados, sino una cantidad de gente que apoyaba la lucha armada. Hoy mismo estamos viendo que a los presos se les hacen homenajes. Todos esos que hacen homenajes son parte de la organización política ETA. No hace falta que tengan un carnet. Podemos pensar que si todos estuviesen en una cárcel del País Vasco se dedicarían a rodearla y hacer presión sobre ella.

Si individualmente hay reclusos que han roto con la banda, no hay razón para tenerlos alejados porque perjudica a sus familias. Lo que pasa es que hay que pedirles, no solo una muestra de arrepentimiento de que renuncian a la violencia y esas cosas que suelen decir, sino que es necesario una ruptura explícita con ETA. Que digan que no debió existir y, por supuesto, le nieguen cualquier representatividad en la sociedad vasca que no sea recordar el horror que nos han causado. Creo que eso sí se puede exigir y además, en la medida de lo posible, que colaboren en el esclarecimiento de los más de 300 delitos que quedan todavía por resolver. ETA puede desaparecer, pero tenemos que encontrar a los responsables de esos delitos y castigarles aunque ETA sea ya un recuerdo.

El reproche de las víctimas es que Sánchez haya mostrado más prisa por atender la demanda de los presos que reconocer a las víctimas.
Lo primero que hay que decir es que los presos que hay que acercar son todos los presos vascos, no solamente los terroristas porque eso sí que sería una muestra de deferencia de trato especial. Si aceptamos que a las familias no hay que someterles a un castigo especial, eso vale para el que ha robado un burro como para el que ha matado a un guardia civil.

No sé si habrá muchos presos vascos lejos de cárceles vascas más allá de los de ETA.
Por supuesto que los hay. Lo normal es que te metan en la cárcel próxima al lugar en el que has cometido el delito. Si tu has cometido el delito en Córdoba y eres de Mondragón, es muy probable que vayas a la cárcel de Córdoba.

Mientras estás en prisión preventiva quizá sí, pero en cuanto haya una sentencia firme lo normal es que vayas a una cárcel cercana a tu domicilio.
Bueno eso ya puede ser que haya algunos que hayan vuelto al País Vasco, pero otros estarán por ahí. Es algo a discutir. Lo que no se puede es hablar de presos vascos como si sólo fuesen los terroristas. Y es verdad lo que dicen las víctimas, ¿tan urgente es? Yo creo que es más urgente esclarecer los 300 casos que quedan por esclarecer que acercar o no acercar a los presos vascos.

El Colectivo de Presos de ETA siempre ha puesto como línea roja la colaboración con la Justicia, incluso los que se acogían a la 'Vía Nanclares' demostraban una gran amnesia en los juicios, ¿qué manera hay de acreditar que no están mintiendo y que su arrepentimiento es real?
Por eso decía que lo del arrepentimiento debe ser explícito y eso exige colaborar para el castigo de los delitos de ETA no solo del arrepentimiento de lo que ellos hicieron sino de su pertenencia a la banda. Es posible que no todos los comandos estuviesen informados de lo que hacía el comando de al lado, pero eso es lo que tiene que determinar el juez. Si hay algún tipo de obstrucción es el juez el que tiene que decir si eso invalida la supuesta condena de ETA.

Fue el Gobierno del PP el que anunció que si ETA se disolvía la política penitenciaria se acabaría con carácter general. ¿Se precipitó al decir eso?
Yo creo que sí, claro, porque no es con carácter general sino individual. Todo lo que sea otorgar a los presos de ETA la consideración de miembros de un grupo es reconocimiento de ETA más allá de la existencia de ETA. Si se habla de un acercamiento general se está confirmando esa actitud gregaria de que todos pertenecen a un colectivo. La lucha de ETA es que, si se acercaban, se acercaban todos, pero nada de disidentes individuales. Precisamente por eso pretendemos que los presos salgan de la cárcel enfrentados a ETA, no dispuestos a que les hagan un homenaje.

Si la dispersión no era un castigo, sino una medida de seguridad, ¿no cree que la disolución ha cambiado el escenario?
La dispersión nunca ha sido un castigo, era para evitar que ETA controlase a sus presos. Pero si hoy se sigue viendo que esos presos no han renunciado a ETA y que fuera hay grupos organizados dispuestos a rodear las cárceles presionando donde estén los encarcelados y hacer manifestaciones sigue siendo oportuno que hasta que no desaparezcan los efectos civiles de ETA siga la dispersión.

El otro día un joven de 22 años me dijo que no sabía quién era Gregorio Ordoñez, ¿en qué está fallando prensa, políticos y sociedad civil?
En el País Vasco los jóvenes no saben quién es Gregorio Ordóñez o Miguel Ángel Blanco, pero tampoco qué es el 'comando Artapalo' o 'Pakito'. No conocen nada porque hay una especie de amnesia, la enseñanza está cada vez más reducido a lo inmediato. Estoy convencido de que cuando desentierren a Franco muchos jóvenes españoles se van a enterar de quién es Franco. El otro día uno joven me decía que era un general de la primera república. ¿Qué estamos haciendo mal? Pues educar. También es que estamos en un mundo que está más pendiente de las fuentes como Internet, que se dedican a lo pintoresco a lo inmediato.

¿Y cree que hay clima como para emprender movilizaciones en la calle contra la dispersión de ETA?
Depende de cómo se haga. Si se acerca individualmente después de haber pedido una renuncia a la banda y un intento de esclarecer crímenes igual no hay nada que objetar. Si se hace de cualquier manera, pues entonces a lo mejor hay que protestar políticamente en el Parlamento o donde sea. Lo que sabemos es que movilizaciones a favor de los presos las está habiendo. Luego los demás ya veremos cómo nos arreglamos.

Culto al terrorista en el País Vasco y Navarra
www.latribunadelpaisvasco.com 1 Julio 2018

Este discurso fue pronunciado por Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo, en el Fórum Nueva Economía, el pasado 27 de junio de 2018.

Buenos días.
En primer lugar, quiero agradecer a José Luis Rodríguez, presidente de Nueva Economía Fórum, su amable invitación a este acto y también a su equipo por la eficaz gestión que ha hecho en las últimas semanas.

Permítanme que empiece por Carmen Iglesias. No por quién es, no por su disposición a participar en este acto, sino por lo que ha hecho. Como directora de la Real Academia de la Historia, ha impulsado que todas las personas asesinadas por ETA aparezcan en el Diccionario Biográfico Español. Eso es hacer historia literalmente. Eso es trabajar por la memoria, a largo plazo y de manera estratégica. Gracias de corazón y en nombre de muchas personas.

Presentación de COVITE
Antes de hablar del presente y del futuro, permítanme que eche una mirada al pasado. Este año se cumple el 20º aniversario de la creación de COVITE. El 28 de noviembre de 1998 fue, en muchos sentidos, un día histórico. Hacía poco más de un año de la liberación de Ortega Lara y del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco; hacía apenas unos meses del asesinato del concejal Alberto Jiménez y de su mujer, Ascensión García; del concejal José Luis Caso y de su amigo y sustituto, Manuel Zamarreño. ETA mataba, dominaba el espacio público en el País Vasco y en Navarra y marcaba el ritmo político. En definitiva, hipotecaba el día a día de nuestro país.

También era un año en el que se estaba asentando la respuesta ciudadana contra el terrorismo, que bebía del intenso, aunque fugaz, espíritu de Ermua. También empezaba a cobrar fuerza el frente constitucionalista. Y ETA declaró una tregua que se acogió con desaforado optimismo.

Desde muchas instancias se comenzó a pedir a las víctimas que fuéramos generosas, que miráramos al futuro. Se empezó a hablar de pasar página, sin ser conscientes de que aquella situación era tan débil como tramposa.

Todo eso empujó a que las víctimas, por primera vez, diéramos la cara en la ciudad vasca donde ETA había cometido más asesinatos. En pleno centro de San Sebastián, en una rueda de prensa y después de haber logrado el respaldo de más de 200 familias, presentamos el Colectivo de Víctimas del Terrorismo. En nuestro manifiesto fundacional decíamos algunas cosas que no se habían oído demasiado hasta entonces. Les menciono algunas:

- ETA ha sido la principal protagonista de esta historia de terror iniciada hace ya demasiados años, pero no podemos olvidar que otros grupos terroristas (Triple A, Batallón Vasco Español, GAL), también han sembrado el horror y el sufrimiento entre nosotros.

- Conseguir ventajas políticas a costa de los crímenes cometidos supondría decir a los asesinos que es rentable matar y a las víctimas, que el asesinato, la intimidación, etc., han servido para algo y que, por lo tanto, estaban justificados.

- Hay que conocer la verdad de lo que ha sucedido: la resolución de los temas judiciales y policiales pendientes, el descubrimiento de todos los responsables de cada muerte y la eliminación de cualquier tipo de impunidad.

- Nuestra opinión ha de ser tenida en cuenta y tenemos que estar informados de cada paso que se dé en la solución del problema. Nos sentimos manipulados cuando intentan presentarnos como protagonistas de la reconciliación.

Todos estos puntos del manifiesto fundacional están hoy vigentes.

Planteamiento político
Pero, sin duda, lo que ha marcado la trayectoria de COVITE ha sido entender por fin el contenido político de nuestra condición de víctimas. Hasta finales de los noventa, las asociaciones o las víctimas que se habían manifestado públicamente contra el terrorismo hacían gala de un pacifismo naíf basado en la compasión y en una idea tan básica como que matar está mal. COVITE dio un paso más, gracias al impulso de intelectuales tan valiosos como Fernando Savater y de plataformas como ¡Basta Ya!.

Entendimos una cuestión crucial: ETA ejerció una violencia política porque perseguía imponer un proyecto político totalitario y excluyente. Ese proyecto pasaba por la eliminación de sus opositores, a los que condenaba o bien a una muerte física o bien a una muerte civil. La gravedad de la muerte física está medida: al menos 850 asesinatos y 2.700 heridos. La muerte civil es un poco más difícil de calibrar: hubo 40.000 exiliados forzosos y varios miles de extorsionados, pero cuántos hubo que callaron por miedo, cuántos recibieron amenazas y nunca las denunciaron, cuántos se levantaban de la cama pensando que ese día podía ser el último de sus vidas.

La muerte física y la muerte civil de ETA, por tanto, encerraban un trasfondo político. Por eso las víctimas de ETA somos víctimas políticas. Las víctimas no nos politizamos, sino que ETA nos politiza al asesinarnos, secuestrarnos, herirnos o perseguirnos. Nos convertimos, sin querer, en un sujeto político y por eso la línea clara que ha determinado la actuación de COVITE ha sido el cumplimiento y la defensa del Estado de Derecho.

Las víctimas no queremos compasión, que también, pero eso no supone ningún mérito para cualquier persona con un mínimo de decencia. Las víctimas queremos que se cumpla la ley, que se castiguen los delitos y que políticamente se luche contra los objetivos que ETA quería imponer con las armas y que sus herederos políticos, que no lo olvidemos, son también sus ideólogos, quieren imponer desde las instituciones.

Ante el proyecto político de ETA, hay quien lo ha asumido, como su brazo político, que lo sigue justificando desde nuestras instituciones; y hay quien ha sacado provecho de él, como el nacionalismo vasco. ¿Recuerdan aquello de agitar el árbol y recoger las nueces? Las nueces de ETA son la hiperrepresentación política del nacionalismo en el País Vasco y Navarra. Les pongo un ejemplo.

En 2014 la periodista Ángeles Escrivá entrevistó a uno de los etarras más sanguinarios: José María Zabarte Arregi, el carnicero de Mondragón. Y le preguntó:
"¿Cuando uno se pasa 29 años en prisión y se da cuenta de que ha pasado lo mejor de su vida y la ha perdido...?"

El etarra respondió:
"Cuando pasas la vida en prisión, la duda es cómo encontrarás la calle y cuando llegas a la calle, te das una vuelta por aquí y por Navarra, y piensas ¡qué satisfacción!".

Repito: "¡Qué satisfacción!". Uno de los etarras más sanguinarios de ETA, satisfecho con el ambiente que se vive en las calles de Euskadi y de Navarra. En esas calles se han celebrado en lo que va de año 38 homenajes a miembros de ETA, solo en seis meses, cuando en 2017 se celebraron 48. Es decir, la cifra va en claro aumento.

En calles de ciudades como San Sebastián, donde ETA ha asesinado a casi cien personas, no hay nada que recuerde a los asesinados en los lugares donde fueron asesinados. COVITE ha colocado varias veces placas clandestinas, pero entre los vecinos que las quitan y el Ayuntamiento que ordena retirarlas, ya no queda ninguna. Dice Fernando Aramburu que cuando pasea por San Sebastián le parece estar en un paraíso social: no hay nada que recuerde lo vivido. Reina un olvido que se promueve a nivel institucional.

En calles de ciudades como Pamplona, responsables de las máximas instituciones de Navarra han salido a la calle para manifestarse a favor de los agresores a dos guardias civiles y a sus novias. Una agresión que, según la sentencia, se produjo por motivos ideológicos. Haciéndolo, han alentado una campaña de acoso contra la familia de una de las víctimas, residente en Alsasua, que ha sufrido insultos, amenazas, daños en sus propiedades, que ha vivido varias semanas escoltada por cinco guardias civiles y que hoy tiene que salir del pueblo por la puerta de atrás.

Este no es un relato del pasado. Todo lo que he descrito está sucediendo ahora. Todo está sucediendo hoy.

El final de ETA
Los últimos meses han sido complicados para las víctimas del terrorismo. Hemos asistido a un supuesto final de ETA permitido y calculado al milímetro. Se nos ha querido imponer un relato oficial sobre que nos dice que la democracia ha derrotado a ETA, que el Estado de Derecho ha derrotado a ETA, que tenemos que estar contentos porque esto se acabó.

¿Seguro? Les pregunto. ¿Seguro que es así? Permítanme algunas apreciaciones.

—Si el Estado de Derecho hubiera derrotado a ETA, nos habrían dado la foto de la derrota. Como hacen con cualquier organización criminal. Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy pasó meses rogándole a ETA que se disolviera. Pero a los terroristas no se les ruega, se les detiene. Igual que al Dáesh no le pedimos que se disuelva, sino que nuestras Fuerzas de Seguridad lo hacen porque es su obligación. Al contrario, hemos asistido a un final secuenciado, publicitado y amparado por el nacionalismo presente en el teatro final celebrado en suelo francés. Si ese espectáculo, con toda su pompa, es una derrota, quizá tendríamos que revisar la definición del término.

—Otra apreciación: cuando Franco murió, los franquistas desaparecieron. Nadie presumía de haber pertenecido al régimen. Todos habían sido antifranquistas. Cuando ETA anunció su final, las calles del País Vasco y de Navarra se llenaron de pintadas dándole las gracias a ETA. Las tenemos documentadas en nuestro Observatorio de la Radicalización, por si quieren consultarlas. Los herederos políticos de ETA celebraron actos para homenajear a los etarras muertos y para reivindicar, textualmente, sus sueños. Les dieron las gracias públicamente por habernos matado.

ETA, como les he explicado al principio, no son solo unas siglas: es un proyecto político. Su brazo político está encabezado por Arnaldo Otegi, ahora ferviente feminista y antes secuestrador de empresarios. Otegi y los suyos no están en nuestras instituciones por haber pertenecido a ETA. Están en nuestras instituciones gracias a ETA. Y desde ellas, con la inestimable ayuda del nacionalismo vasco, están intentado imponer el proyecto político e institucional que ETA quería. Solo tienen que leer el preámbulo del nuevo estatuto vasco. Cuanto más avancen en esta línea, más legitimada estará ETA.

Política penitenciaria
También, por desgracia, tenemos otros enemigos. Uno de ellos se ha manifestado en los últimos días y también en los últimos meses. Se llama la "confusión organizada". Se trata de una estrategia política consistente en que, en torno a un tema, se lanzan informaciones confusas, se mezclan cuestiones que poco tienen que ver la una con la otra y se airean globos sonda a la espera de que los interesados reaccionen. Esto es lo que ha ocurrido en los últimos meses con los presos de ETA.

El tema de los presos, de la política penitenciaria y de las leyes penitenciarias es, os lo aseguro, un asunto muy complejo. En COVITE tenemos la suerte de que varios de nuestros miembros de la Junta directiva somos juristas y nos lo hemos estudiado al detalle. Hoy quiero tratar de arrojar luz en la confusión organizada porque de no ser así corremos el riesgo de que quienes articulan la maraña de informaciones nos manipulen.

Cuando hablamos de los presos, hay tres cuestiones distintas:

El acercamiento de presos.
Las leyes penitenciarias.
La competencia de prisiones.

El acercamiento de presos es legal. No es un derecho de los presos elegir en qué cárceles cumplen condena, ni la ley general penitenciaria ni el reglamento prevén ese derecho. Son los gobiernos a través de sus órdenes administrativas —repito, órdenes administrativas, no leyes— los que establecen las condiciones para los acercamientos y deciden dónde deben cumplir sus condenas los presos.

El Consejo de Europa, en 2015, avaló la dispersión. Defendió que "no había encontrado que España incumpliera la Convención [de Derechos Humanos] por el hecho de que los presos españoles no estén recluidos en centros penitenciarios situados en zonas cercanas a sus familias". Y añadía que España no tenía "presos políticos".

Los últimos Gobiernos del PSOE y del PP han establecido condiciones para que los presos de ETA cumplan condena en prisiones cerca de sus domicilios, de manera que la distancia que los separa de sus casas esté en sus manos. Si cumplían las condiciones, inmediatamente eran acercados.

En el caso del Gobierno de Zapatero, las condiciones la marcaba la vía Nanclares y eran tres:

—arrepentimiento
—petición de perdón a las víctimas
—asunción de responsabilidades civiles

Apenas una veintena de presos se acogieron a la vía Nanclares.

Cuando Rajoy llegó al poder con mayoría absoluta, el ministro Jorge Fernández Díaz creó un plan de reinserción individualizada que establecía en 2012 dos condiciones para el acercamiento:

—desvinculación de ETA
—rechazo de la violencia terrorista ejercida

Nosotros estábamos de acuerdo con los requisitos, primero de unos y luego de otros, porque con distintas fórmulas incluía el que para nosotros es fundamental: el rechazo a ETA. Nunca nadie nos ha visto criticar los acercamientos de la Vía Nanclares, lo único que se nos ha visto es decirles que, si tan arrepentidos están, Urrusolo Sistiaga, Guisasola, la Tigresa, Valentín Lasarte, que como prueba de su arrepentimiento nos contaran todo lo que saben de cuando salían a matar por los lugares donde lo hacían, ya que tenemos 358 familias a las que se le ha negado la justicia en aras a que no se les niegue la verdad. Fue el motivo de mi entrevista en la cárcel de Zaballa con el asesino de mi hermano Valentín Lasarte, no creía en su arrepentimiento y fui a comprobarlo por mí misma.

Sin embargo, durante años, el PP escondió su propio plan. No les interesaba poner esta cuestión encima de la mesa para defenderse de las presiones de los nacionalistas y de la izquierda abertzale. En los últimos meses del Gobierno de Rajoy miembros del PP empezaron a vincular el acercamiento de presos con la disolución de ETA, jugando a la confusión, porque la eventual desaparición de la banda no eximía a sus miembros del rechazo a la violencia que habían ejercido. Tuvimos una reunión con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en la que le pedí que se comprometiera a darme su palabra de que el Gobierno no iba a transferir la competencia de prisiones, y me dijo que no podía. Y en las últimas semanas del Gobierno conocimos que Interior había encargado un informe sobre la situación de los presos de ETA. Se nos vendió como rutinario, pero funcionarios de prisiones lo negaron.

En definitiva, se estaban dando pasos, pero nos los estaban negando. Y sin saberlo, le estaban dejando buena parte del trabajo hecho al siguiente Gobierno.

Pedro Sánchez ha nombrado como responsables de varias áreas relacionadas con los presos a personas que habían tenido un papel importante en la creación e impulso de la Vía Nanclares. Nosotros entendemos que si esas personas, hace unos años, vinculaban el acercamiento de presos al cumplimiento de una serie de requisitos, tienen que mantener el criterio y exigir algo a cambio del acercamiento. Por pura coherencia.

Y también por una razón más: ETA se ha disuelto sin renegar de su trayectoria criminal. Su comunicado de perdón selectivo fue una falacia. Yo, por ejemplo, no entraba en el selecto grupo al que se ha pedido perdón porque mi hermano era, en sus propias palabras, un "agente del conflicto. Sus herederos políticos tienen la misión de lograr su proyecto institucional. Y el Estado debe marcar los límites de lo aceptable, debe imponer un suelo ético mínimo, una línea roja. Nosotros, desde COVITE, solo exigimos una: el repudio a ETA.

No sabemos lo que va a hacer este Gobierno porque sus miembros están jugando a la confusión:

— Nos reunimos con Grande-Marlaska, que nos pidió confianza y nos prometió transparencia. Sin embargo, Pedro Sánchez anuncia el acercamiento de presos etarras en una conversación informal con periodistas en un pasillo del Congreso, miren eso, no es transparencia.

— Sánchez ha dicho que tendrá "empatía con las víctimas", pero yo no le pido empatía al presidente del Gobierno, yo le pido sentido de Estado, le pido compromiso en la lucha contra los objetivos de ETA y le pido dignidad.

Si el requisito que va a establecer Pedro Sánchez para el acercamiento de presos es su condición de enfermos, estará plegándose a la hoja de ruta de la izquierda abertzale y del PNV. Esa hoja de ruta va más allá del acercamiento: busca la impunidad. Quiere que la potestad para realizar los informes médicos sobre el estado de salud de los presos esté en manos de la sanidad pública vasca, la misma que puso en libertad a Bolinaga, el secuestrador de Ortega Lara, tres años antes de que muriese por su supuesta "enfermedad terminal". La misma que liberó a la sanguinaria etarra Belén González Peñalba en 2009 por una muerte supuestamente inminente que no llegó hasta 2017, ocho años después. ¿Y por qué, os preguntaréis, tiene la sanidad vasca la potestad de hacer informes sobre los presos? SÍ! Porque fue una competencia que transfirió el PP unos meses antes de trasladar a Bolinaga a una cárcel vasca precisamente para facilitar que fuera Osakidetza quien debiera realizar los informes.

Me refiero ahora a otra competencia clave que, antes o después, se pondrá sobre la mesa: la transferencia de prisiones. COVITE se opone de forma tajante a la cesión al Gobierno vasco de la competencia de prisiones. Los nacionalistas nunca han querido ser carceleros y gestionar la competencia de prisiones. Si ahora quieren serlo, es para abrir las puertas de las cárceles. Su preocupación es buscar la vía para ayudar a los etarras encarcelados a salir, es decir, la impunidad. Si se transfieren las competencias de prisiones al Gobierno vasco, se estarían transfiriendo los derechos de las víctimas a la legítima justicia a los nacionalistas. Si el Gobierno lo hace, nos va a tener enfrente.

Reflexión sobre el futuro
Con todo este panorama que les he descrito, pueden imaginar que se avecinan tiempos convulsos. Hay quien, en este posterrorismo, centra toda su atención en el relato, en contar el pasado de manera que no se manipule. Y para esa tarea contamos con los excelentes historiadores que nos consta que están haciendo un magnífico trabajo.

Desde Covite, siguiendo la línea de Fernando Savater, preferimos centrarnos en el presente. El relato manipulado que justifica a ETA y diluye sus responsabilidades es el que están usando hoy sus herederos e ideólogos políticos para mantenerse en las instituciones. Lo que hoy está ocurriendo en las calles del País Vasco y de Navarra se llama culto al terrorista. Se produce ante la impasibilidad de las instituciones, empezando por las vascas que tienen competencia en esta materia y están obligadas por la Ley vasca de victimas a impedirlos y siguiendo por la Audiencia Nacional que no persigue ni investiga estos graves delitos. Estos homenajes sistemáticos a terroristas orgullosos de sus crímenes en las calles del país vasco y Navarra, implica permitir que niños crezcan viendo en primera fila de esos homenajes a condenados por terrorismo como héroes. Y lo que temo ver en los próximos meses es a un Gobierno de España plegado a los perversos intereses del Partido Nacionalista Vasco.

Entretanto, les propongo la consigna que nuestro filósofo de cabecera nos planteó hace unos días: seguir luchando contra los fines de ETA igual que luchábamos contra sus medios. Porque si algo ha caracterizado la historia de este Colectivo de Víctimas del Terrorismo y de quienes formamos parte de él es la resistencia.

Muchas gracias.

Por la utilización de centros públicos para votar
La Fiscalía acredita otros 900.000 € malversados el 1-O y la cifra alcanza ya los 4,2 millones
Miguel Ángel Pérez okdiario 1 Julio 2018

La Fiscalía ha remitido al Tribunal Supremo un informe de tasación sobre el coste de alquilar 24 horas los 2.259 centros públicos que se emplearon para la votación del referéndum ilegal del 1 de octubre en toda Cataluña y que asciende a 900.000 euros. Dicha cantidad constituirá una nueva prueba del delito de malversación de caudales públicos. Hasta el momento, la Guardia Civil ha acreditado que la Generalitat de Cataluña con Carles Puigdemont en la presidencia malversó al menos 3,3 millones de euros públicos que se destinaron para el proceso independentista, por lo que cantidad provisional asciende a 4,2 millones.

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, la tasación solicitada hace semanas por el Ministerio Público a la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio Segipsa ya ha sido remitida al magistrado que instruye la causa contra el independentismo catalán en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena. La diligencia de la Fiscalía fue acordada a su vez con la Abogacía del Estado.

El resultado es que el coste del alquiler de los 2.259 colegios y centros públicos habilitados para votar durante la jornada del 1-O habría supuesto el ingreso de 900.000 euros para las arcas públicas, que se destinó para el proceso soberanista. Cabe destacar que este cálculo es de únicamente 24 horas y muchos de los centros fueron utilizados para el desafió separatista varias jornadas.

Cabe destacar que la utilización de centros públicos acarrea unos gastos de diversos recursos como el agua, la luz, telefonía, el servicio de limpieza, medios informáticos y el propio personal. Por tanto, el alquiler de todo el centro durante cada jornada en la que se preparó y se efectuó la votación del referéndum ilegal del 1 de octubre, tendría que conllevar un ingreso para las arcas públicas que no se abonó.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña TSJC ordenaba el pasado 27 de septiembre, a cuatro días del referéndum ilegal del 1-O, a los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional que impidieran la utilización de locales o edificios públicos para la preparación del referéndum y que obligaran a cerrar los que se hubieran podido abrir para la votación.

Hasta esa fecha, la Fiscalía Superior de Cataluña había dictado ocho resoluciones con medidas para evitar el referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional, entre ellas una en la que ordenaba a los Mossos d’Esquadra que precintaran los colegios electorales.

Tras, recontar la cantidad total malversada previsiblemente se remitirá al Tribunal de Cuentas para exigir su reintegro a las arcas públicas. En este sentido, existe el precedente del expresidente catalán Artur Mas, al que se le impuso el pago de 5,27 millones de euros por el mal uso de fondos públicos en la consulta soberanista del 9-N de 2014.

El pasado mes de marzo, el magistrado Pablo Llarena procesaba por rebelión y malversación a Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y los siete consellers Joaquim Forn, Jordi Turull, Raül Romeva, Clara Ponsatí, Josep Rull, Antonio Comín y Dolors Bassa, “sin perjuicio de que su calificación pueda incardinarse en el delito específico de malversación o quedar absorbida en el delito agravado de rebelión con distracción de caudales públicos de su legítima inversión contemplado en el artículo 473.2 del Código Penal”.

La Fiscalía acredita que la votación del 1-O en centros públicos supuso una malversación de 900.000€En el auto de procesamiento, el instructor destacaba que existió una “relevante disposición de fondos públicos, que no vino impulsada por las finalidades inherentes a las competencias que tiene encomendadas la administración autonómica y que justifican la asignación de su presupuesto, sino por el objetivo de satisfacer un interés compartido con un concreto sector de electores”.

El papel de los Mossos
La juez de la Audiencia Nacional procesaba en abril por organización criminal y sedición al exmayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero. En su auto, detalla el plan premeditado por la cúpula policial de los Mossos, para evitar actuar y “enmascarada bajo los principios de actuación policial de proporcionalidad, congruencia y oportunidad, fue de total inactividad”.

Respecto al 1-O, la magistrada señalaba que la actuación de Trapero, el exdirector de los Mossos Pere Soler, el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig y la intendente de los Mossos Teresa Laplana, no sólo se limitó a no dar cumplimiento a la actuación judicial sino que fue más allá, “propiciando que sus planes de actuación fueran conocidos de antemano por los ocupantes de los colegios facilitando de esta manera que éstos pudieran preparar los escenarios que llevarían a los Mossos a no actuar, obstruyendo a los agentes policiales, dispuestos realmente a cumplir aquella orden judicial, espiando y controlando sus acciones”.

La AVT hace frente al escrache a la Guardia Civil en Oñate
El Gobierno vasco permitió el "Fan Hemendik" que pide que la Guardia Civil sea retirada del País Vasco y Navarra
larazon.es.  1 Julio 2018

Una representación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) se ha concentrado hoy ante el escrache organizado por la iniciativa "Fan Hemendik" (Fuera de aquí) en Oñate (Guipúzcoa) para exigir la marcha de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra sin que se hayan producido incidentes.

El acto de "Fan Hemendik", que este año celebra su octava edición, ha consistido en una manifestación que ha partido pasadas las 19.00 horas de la plaza de Oñate y que ha recorrido las calles de la localidad en un ambiente festivo.

La marcha estaba encabezada por una pancarta con el lema en euskera: "Es el momento de irse", que portaban varias personas -entre las que se encontraba la exportavoz de la Diputación de Guipúzcoa Larraitz Ugarte (EH Bildu)- y que iban precedidas por unos jóvenes vestidos con disfraces del carnaval tradicional vasco.

Durante el recorrido, los participantes han coreado distintos lemas y gritos en contra de la Guardia Civil exigiendo su marcha de Euskadi, hasta llegar a las proximidades de la casa cuartel de la localidad, donde han arreciado los pitidos y abucheos al encontrarse de frente con la concentración de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, integrada por una docena de personas.

Los congregados en representación de la AVT han permanecido en silencio junto a una pancarta en la que podía leerse: "Verdad, memoria, dignidad y justicia", tras la que han dispuesto tres banderas españolas y las fotos de ocho guardias civiles asesinados por ETA en la comarca de Oñate.

Agentes de la Ertzaintza han cortado el paso a los manifestantes de "Fan Hemendik" y se han situado entre ambas partes, sin que se hayan producido más incidentes que los insultos, abucheos y consignas en favor de los jóvenes de Alsasua (Navarra), condenados por agredir a unos guardias civiles y sus parejas, lanzados por los integrantes de la manifestación.

Consignas que han sido respondidas con gritos de "Viva España" por los miembros de la AVT, entre los que se encontraba su portavoz, Jorge Mota, cuando el grueso de la marcha ya había pasado frente a ellos.

El acto de "Fan Hemendik" contaba con el respaldo de Sortu, que días atrás había hecho un llamamiento a participar en él porque, según señaló el partido independentista, "tras la desaparición de ETA" se vive un momento en el que "puede abrirse un escenario de paz y convivencia", donde "la desmilitarización del país adquiere una relevancia especial".

Por su parte, el pasado jueves, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) reprochó al Gobierno Vasco que permitiera la celebración de este acto "ignorando el odio contra la Guardia Civil mientras trabaja para favorecer a los presos de ETA".

La celebración de este evento, también fue denunciada ayer por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, quien transmitió a Sortu que actitudes como esta "no ayudan en absoluto a generar convivencia ni a desandar caminos".

Asimismo, Loza pidió al partido abertzale que fuera "poniendo freno a estas cuestiones que producen humillación a las víctimas". "Actos como éste no van en la dirección de tender puentes. No es sólo una cuestión penal sino ética", zanjó Loza.

El viral testimonio de Isidro Artigas, el policía al que ETA dejó en silla de ruedas en 1992
OKDIARIO 1 Julio 2018

El vídeo ha empezado a viralizarse por el sensacional testimonio que representa y el retrato que hace de una banda criminal, ETA, que se frota las manos ante posibles beneficios en los próximos meses con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno en virtud de los acuerdos alcanzados con el PNV, sin olvidar que Bildu apoyó la moción de censura contra Mariano Rajoy.

El protagonista es Isidro Artigas Agesta. El 22 de diciembre de 1992, en San Sebastián, ETA dejó gravemente herido a este agente del Cuerpo Nacional de Policía, que entonces tenía 27 años. Un terrorista le disparó por la espalda cuando vigilaba en una oficina de expedición del DNI en el barrio de Amara.

“Luchaba todos los días para ponerme de pie. La doctora me dijo que no lo conseguiría… y llevaba razón. (…) Llevo 25 años en esta silla de ruedas y no voy a salir de ella; ellos, de la cárcel, sí”, lamenta. “Ni perdono ni olvido”, confiesa este “superviviente”, que cuenta esta y otras cosas para que la gente “no olvide”.

OKDIARIO en el bochornoso escrache a la Guardia Civil
Cake Minuesa a los proetarras en Oñate: “¿Qué pensáis cuando veis los rostros de los asesinados?”
Cake Minuesa Okdiario 1 Julio 2018

Cake Minuesa acudió este sábado a Oñate (Guipúzcoa) ante el escrache organizado por los radicales del ‘Fan hemendik’ -‘Fuera de aquí’-, que pelean por echar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado del País Vasco y Navarra, en este caso concreto de la Guardia Civil.

El acto consistió en una manifestación arropada por Sortu que comenzó a las siete de la tarde y que recorrió algunas de las principales calles de la localidad con el lema ‘Es el momento de irse’.

El momento más tenso, ya previsto por los agitadores que organizaron la marcha, sucedió frente al cuartel de la Benemérita, donde se encontraba una docena de personas en representación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que, en silencio frente a los gritos de enfrente, sostuvieron una pancarta en la que podía leerse ‘Verdad, memoria, dignidad y justicia’, acompañada de tres banderas de España y los retratos de ocho agentes asesinados por ETA en la comarca.

La Ertzaintza cortó el paso a los proetarras, evitando el enfrentamiento a la vista por ejemplo de los cánticos en favor de los agresores de Alsasua.

El reportero de OKDIARIO, sorprendido por la burla a los asesinados, preguntó a algunos de los fanáticos congregados qué pensaban al ver sus rostros, obteniendo la respuesta tristemente esperada.

En el otro lado, pregunta a Jorge Mota, delegado de la AVT en el País Vasco, si el Gobierno de Pedro Sánchez está dando aliento a quien no debiera, a tenor de alarmantes anuncios escuchados estos últimos días en virtud de sus acuerdos con el PNV.

HABLANDO SOBRE ESPAÑA
Úrsula Mascaró: "La imposición del catalán pone en peligro nuestra salud"
Carmen Lucas-Torres El Espanol 1 Julio 2018

Úrsula Mascaró (Ciudadela, Menorca, 1969) tiene las ideas claras, como los amaneceres en el jardín de su casa en Es Castell, una pintoresca localidad que da paso al puerto de Mahón. Su pasión por la cultura balear y la calma con la que se vive en la isla llevó a la diseñadora de zapatos, formada en Italia, Londres y Reino Unido, a rebelarse contra la imposición del catalán en la Sanidad de las Islas.

Alertada por su círculo de amigos, muchos de ellos médicos, de que facultativos del hospital Mateu Orfila de Menorca habían decidido marcharse al conocer que el Govern de Francina Armengol, Més per Mallorca, y Podemos les obligaban a tener el título B1 de catalán para optar a traslados y ascensos, fundó Mos Movem. La plataforma civil cuenta con miles de apoyos, una voz crítica contra el intento de mimetizar en Baleares el proceso catalán.

¿En qué idioma habla con tu círculo de amigos y familiares?
Aquí en Menorca hablamos balear, lengua occitánica que viene del mismo tronco común que el valenciano y el catalán. Se parecen, son tres lenguas hermanas. Con mis hijos hablo balear, castellano e inglés, porque su padre es londinense.

¿Por qué sale una diseñadora de zapatos a manifestarse a la calle por un decreto del catalán que afecta a la Sanidad?
Menorca es muy pequeño, nos conocemos todos. Mi amigo Luis Prieto, jefe de Traumatología del hospital Mateu Orfila, me contó que lleva 20 años formando un equipo de traumatólogos llegados de Venezuela, Perú o Argentina, entre otros países. Captar a médicos para que vengan a Menorca es muy difícil, y de pronto se planteaban marcharse por el título lingüístico. Dije: "no puede ser. Tenemos que hacer algo".

Veinticinco médicos han abandonado Baleares desde el anuncio del decreto del catalán obligatorio en la Sanidad de Armengol, la imposición pone en peligro nuestra salud y la de nuestros hijos. Nos planteamos hacer una manifestación solo en Menorca, salimos a la calle y nos acompañaron miles de personas. Nunca imaginé que llegaría a estos niveles, pero tampoco me imaginé nunca que ocurriera lo que está ocurriendo en España.

Tengo varios amigos que trabajan en el Mateu Orfila y me contaron que hay muchos problemas para captar y fidelizar a médicos. Hasta aquí llega a trabajar gente de Asturias, Galicia, Madrid, Barcelona, Sevilla, Perú, Venezuela, México... Sobre todo gente de habla hispana, pero también italianos o marroquíes, por ejemplo. Al imponerles otra lengua, el Govern dificulta esa captación, y de hecho 25 médicos se han ido de Menorca entre 2017 y 2018.

¿El proceso independentista catalán ha influido en Baleares?
Definitivamente, sí. Aquí somos gente tranquila y paciente. Nos dijeron que hablamos catalán en lugar de balear y no nos quejamos. Nos dijeron que nuestra cultura es la catalana y también consentimos. Más o menos hemos ido aguantando, pero llevamos 20 años así y la gente ya está cansada. Que toquen la Sanidad ha sido la gota que colma el vaso y ahora viene la conquista de la Educación.

Con lo que pasó en Barcelona se han ido 4.000 empresas y los catalanes no se quejan. Si aquí se van 100 empresas, nos quedamos sin Menorca. Su proyecto de los Países Catalanes nos haría mucho daño, aparte de que nosotros nunca hemos sido catalanes. Es como si de pronto nos dicen que somos asturianos.

¿Quienes se ocupan de difundir el catalanismo?
Llevan años enviando a sus CDR y hay una Obra Cultural Balear, que en realidad la llamamos Obra Cultural Catalana porque de balear no tiene nada, subvencionada por la Genearlitat catalana. Así van cogiendo terreno, como ocurre en Valencia. Aquí la población independentista es minoritaria pero están en la Educación y en el Gobierno.

El independentismo catalán es colonialista. Como hablamos una lengua hermana, lo que intentan es borrar nuestra lengua y nuestra cultura para hacerla catalana y decirnos: "Vosotros no habláis balear, habláis catalán. Vuestra cultura es la catalana y, ya que estamos, también sois catalanes". Pero el problema es del Gobierno central que lo permite.

Ya que hablamos del Gobierno, ¿qué espera del nuevo Gobierno socialista?
Nosotros estamos peor desde que gobierna Sánchez. En Baleares gobierna el PSIP, que es una especie de PSOE nacionalista y además está en el Govern con Més per Mallorca y Podemos. Respetamos al PSOE porque es un partido constitucionalista, pero seguramente se pondrá del lado de Armengol con decretos como el de la Sanidad y quedamos desamparados. Lo bueno es que las elecciones son el próximo año y no tenemos miedo a hablar, concienciaremos a la gente de la situación. Mucha gente se ha despertado y quiere hablar.

¿Han intentado que les vea alguien del Gobierno central?
Lo intentamos con el Gobierno del Partido Popular y no nos dio tiempo. Ahora volveremos a empezar. Lo intentaremos con el Gobierno de Sánchez. A Armengol le hemos pedido que nos vea en varias ocasiones: en diciembre, enero, febrero... A ver si en verano, entre bikini y bikini, saca algún hueco para nosotros.

¿Ha sufrido algún boicot a su marca por dar su opinión?
Sí, he recibido mensajes sobre todo en redes sociales, en los que se llama a la gente a no comprar nada de mi marca porque dicen que estoy en contra del catalán. Precisamente me hacen boicots quienes se ofenden cuando se hace boicot a las marcas catalanas. Y yo sigo comprando espetec Casa Tarradellas y agua Vichy, estoy en contra de los boicots.

Sin embargo a mí me han llegado a decir que necesito una paliza como un perro. Les he contestado que no sé ellos, pero yo no pego a los perros. Por suerte vendemos mucho al extranjero, tanto en Europa como en Estados Unidos o Asia, y mis ventas no se resienten tanto. Pero si tienes un bar o un restaurante en las islas, ahí si que te hacen daño con un boicot.

¿Quienes ejercen esa presión?
Hay grupitos influenciados por el procés de Cataluña, financiados por la Generalitat catalana y también por nuestro Govern, como Obra Cultural Balear y también Arran. Los CDR han llegado a las islas. Atacan a todo el que no sea independentista y no lleve el lazo amarillo. Está pasando lo mismo que en Cataluña pero más ligero. Yo me puedo sentir verbalmente ofendida, pero no tengo miedo de ir por la calle. A nuestros compañeros de Sociedad Civil Catalana incluso les han pegado. Nos hemos organizado en Sociedad Civil Balear y estamos en contacto con todas las asociaciones similares en el resto de España.

Estará en contacto con otros diseñadores internacionales, ¿qué opinan sobre el independentismo catalán?
La visión que tienen es de caos. Es difícil comprender que nos intenten imponer el catalán si no somos catalanes. Lo encuentro incomprensible. Desde el Gobierno central hace muchos años tendrían que haber puesto un límite a Pujol y Artur Mas. Aquellos años se les dio vía libre y ahora tienen la Educación catalana en sus manos. Los hijos de mis compañeros, muchos gallegos, asturianos y de otras comunidades, ven cómo sus hijos están obligados a estudiar el 90% de las asignaturas en catalán, sin posibilidad de elección. Yo defiendo la libre elección de lengua.
Gestos del Gobierno de Sánchez

El próximo 9 de julio, Sánchez recibirá a Joaquim Torra en Moncloa, ¿cómo valora el encuentro?
Depende del Gobierno parar esto. Son políticas: tú me das y yo te doy. Han jugado tanto a ese cambio pensando solo en intereses políticos, que mira a dónde hemos llegado. Los políticos deberían pensar en el pueblo y no en su partido.

Felipe VI ha sufrido un escrache independentista en Gerona cuando se disponía a entregar unos premios en un acto al que, por cierto, no acudió ningún representante de la Generalitat. ¿Imagina una situación así en Baleares?

Qué vergüenza y qué majos los del Celler de Can Roca [el restaurante que sirvió la cena de los premios Fundación Princesa de Girona, como todos los años]. Creo que Felipe VI lo ha hecho muy bien, ha sabido aguantar los insultos. Ha sido más valiente que su padre, el Rey Juan Carlos, que debió dar un toque a Jordi Pujol en su momento y se puso de perfil".

No creo que esto pasara en las Islas. No quiero decir que no haya un grupo de 20 o 30 personas que quieren una república y que se manifestaran contra él, pero en general en las Islas se les quiere mucho. Vienen todos los años y no pasa nada.

¿Ha visto el vídeo de la discusión entre Joaquim Torra y Morenés en Washington? ¿Qué imagen dieron de España?
Vi fantástico a Pedro Morenés. Lo más importante es que no estemos callados, porque si callamos les damos la razón. Los independentistas son muy victimistas, tergiversan la realidad. Si se ofenden porque alguien les diga la verdad, lo siento. El mundo sabe la verdad y en Europa nadie les ha apoyado.
Recortes de Prensa   Página Inicial