AGLI Recortes de Prensa   Sábado 21  Julio 2018

HASTA 125.064 MILLONES
El Gobierno eleva un 4,4% el techo de gasto para 2019
La Gaceta  21 Julio 2018

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el límite de gasto no financiero para 2019, que ha situado en 125.064 millones de euros, un 4,4 % superior al de este ejercicio, lo que constituye el primer paso para la elaboración de los Presupuestos del próximo año.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el objetivo es desarrollar un presupuesto expansivo “que garantice una recuperación económica justa”.

El Consejo también ha aprobado los objetivos de déficit y deuda para el periodo 2019-2021 comunicado a Bruselas, que eleva el objetivo de déficit hasta el 1,8 % del PIB en 2019, el 1,1 % en 2020 y el 0,4 % en 2021 -por encima del 1,3 %, el 0,5 % y el superávit previsto anteriormente-.

Para 2019, el reparto de los objetivos de déficit se sitúa en el 0,4 % del PIB para la administración central (una décima más que en la anterior senda), el 1,1 % para la Seguridad Social (dos décimas más) y el 0,3 % para las comunidades autónomas (dos décimas más).

Para 2020, la administración central tiene un objetivo de equilibrio; la Seguridad Social, 0,9 %, cuatro décimas más que en la anterior senda, y las comunidades autónomas, del 0,1 %, una décima más.

En 2021, la totalidad del déficit previsto, un 0,4 % del PIB, será para la Seguridad Social.

Esta relajación del camino de corrección del déficit, que concede 6.000 millones adicionales a las administraciones, tiene el objetivo de “no lastrar el crecimiento y la creación de empleo” e impulsar políticas públicas que recuperen los derechos de los ciudadanos.

En cuanto a la regla de gasto -que fija el porcentaje máximo que puede aumentar el gasto en cada administración cada año- se fija en el 2,7 % para 2019 (igual que en la anterior senda), el 2,9 % para 2020 (una décima más) y el 3,1 % para 2021.

El Gobierno también ha flexibilizado los objetivos de deuda pública, hasta el 96,1 % del PIB en 2019 (antes 95,4 %), el 94,1 % para 2020 (antes 92,5 %) y el 91,5 % en 2021 (antes 89,1 %).

Las 'cuentas de la lechera' del Gobierno
EDITORIAL El Mundo 21 Julio 2018

El Gobierno ha iniciado la campaña electoral más larga de nuestra democracia con la aprobación ayer del techo de gasto para 2019, que se eleva un 4,4% -la mayor subida en cuatro años- y la promesa de unos Presupuestos del Estado "expansivos". No es tiempo de regalos de Reyes, pero al Gabinete Sánchez le da igual y está decidido a tirar de chequera -qué fácil es disparar con pólvora del rey- y dar más dinero a las comunidades para que gasten, que a fin de cuentas lo que se juega en las próximas citas con las urnas son los gobiernos municipales y autonómicos. Pero hay que decirlo claro:con síntomas inquietantes que cuestionan que se pueda mantener el ritmo de crecimiento y con el déficit y la deuda pública todavía disparados, es una absoluta insensatez supeditar el rigor presupuestario al tacticismo electoralista. Y encima fiándolo todo a un alegre incremento de la recaudación subiendo impuestos.

La próxima semana será tan caliente como decisiva en el Parlamento, porque el Gobierno no tiene asegurada la aprobación en ambas cámaras de la senda de estabilidad. Por un lado, los populares podrían hacer uso de su mayoría absoluta en el Senado para bloquear el plan. Pero es que, además, éste tampoco contenta a los socios de Sánchez, como Podemos, que instalados en el populismo más irresponsable exigen un aumento del techo de gasto de unos 15.000 millones, muy lejos de los 6.000 previstos. Pareciera que España no acaba de salir de la peor crisis económica de las últimas décadas. En este escenario, Moncloa recurre al chantaje intentando responsabilizar a unos y a otros de ajustes si no le respaldan.

En todo caso, el Gobierno, consciente de su debilidad, ya ha anunciado que podría recurrir a una argucia legal inédita, dispuesto como está a presentar en septiembre unos Presupuestos Generales aunque ahora le tumbaran el techo de gasto. Ello sería muy mal recibido en Bruselas, donde ya han cedido a flexibilizar los objetivos de déficit, precisamente una señal de que nuestra economía sigue sin estar para tirar cohetes, por más que venda lo contrario Moncloa. De hecho, hay incógnitas muy concretas que causan gran incertidumbre y podrían afectar a nuestro crecimiento, como la escalada en los precios del crudo, la guerra comercial arancelaria, el inminente cambio de política monetaria europea o el Brexit en ciernes. Por todo ello, lo que hace falta es ajustarse el cinturón y presentar un cuadro macroeconómico y unos Presupuestos rigurosos y creíbles, no presentar cuentas de la lechera.

LAS COSAS DEL GOBIERNO DEL PSOE
El socialista Pedro Sánchez gasta lo que no tiene y pagaremos la factura los atribulados españoles
El presidente abre las 'puertas giratorias' en empresas públicas y coloca a hombres de su confianza al frente de compañías estratégicas españolas
Periodista Digital 21 Julio 2018

El Gobierno eleva el techo de gasto de 2019 en 5.230 millones, su mayor alza desde 2014

Una de las cosas que quedó meridianamente clara tras la última crisis es que ningún gobierno debería volver a frivolizar con el gasto público, y que es preferible aprovechar las épocas de bonanza para hacer reformas y construir reservas con las que tener margen de maniobra cuando la situación no sea tan favorable (Ciudadanos le hace un traje al 'posturas' Pedro Sánchez: 50 tuits valen más que mil palabras).

En su todavía corta trayectoria, el nuevo Gobierno ha tomado dos decisiones estratégicas que contradicen esta experiencia y que van en dirección contraria a las reglas de gobernanza de la zona euro (El progre Juan José Millás hace fosfatina a Pedro Sánchez destapando su falsedad).

La primera ha sido la de incrementar el objetivo de déficit este año y la segunda, ayer mismo, aumentar el límite de gasto en 2019 hasta el 4,4 por ciento, cifra que representa un cambio radical en la tendencia de las cuentas públicas en los últimos años.

Para colmo, el propio Ejecutivo socialista ha corregido a la baja las perspectivas de crecimiento en 2020 y 2021, de modo que da por hecho que este volantazo no tendrá efectos significativos o que estos no serán tan positivos para la economía como cabría esperar.

La única explicación es que el presidente socialista, Pedro Sánchez, es cautivo de sus compromisos con las fuerzas que lo han llevado a La Moncloa y que está dispuesto a pagar el peaje que le exige Podemos, aunque sea con el dinero de todos los españoles y a sabiendas de que es lo contrario de lo que, por pura responsabilidad, debe hacer.

La Administración tiene ahora un margen de más de 6.000 millones en un año electoral, es decir, para intentar engatusar y entrampar otra vez a los españoles, a los que oculta deliberadamente que todo gasto tiene que estar respaldado por un ingreso y que eso significa más impuestos o más deuda.

Está visto que, para intentar prolongar su estancia en La Moncloa, Sánchez no escatimará gastos. Con intereses de todo tipo, la factura la pagaremos más tarde.

Y Rajoy mató a Aznar
Javier Somalo  Libertad Digital 21 Julio 2018

Se dijo que el discurso de despedida de Rajoy contendría claves para contentar la tan española impaciencia por conocer lo que sucederá este sábado. ¿Apoyaría el ex presidente veladamente a algún candidato? ¿Lanzaría algún dardo encriptado?

Rajoy se fue porque era lo mejor para él, según confesó, y se ha despedido de sí mismo, revisitando su figura, ensalzando al joven que llevó la luz a las aldeas gallegas y que, según parece, inventó el teléfono móvil. Cuarenta años de Rajoy relatados por Rajoy en un bucle –muy melancólico– que ha coleccionando sonoras ovaciones apócrifas y supongo que algún aplauso sincero.

Pero lo que realmente figuraba en el discurso de Rajoy era el destierro definitivo de Aznar, su peor enemigo. Hasta don Manuel Fraga ha tenido un hueco, con nombre y apellidos, en los créditos del adiós. Don Manuel, aquel que eligió al que, después de crear un partido de centro derecha, eligió a Rajoy. No cabe gratitud en la política. El líder se ha despedido matando a Aznar al menos en su cabeza. Podría pensarse que tan desagradecida actitud supone un varapalo para Pablo Casado, acusado de aznarista como mayor falta, pero creo que el trasfondo responde más bien al mecanismo psicológico de matar al padre –sin reconocimientos– y que Rajoy tenía pendiente.

"Desde el 2009 somos la primera fuerza política de España", dijo el registrador, nublado por el odio que le impedía ver que la razón de que se estuviera dirigiendo a su entregada audiencia no es otra que la aplastante mayoría absoluta de 2000 a la que se llegó tras el desalojo de Felipe González en 1996. Para ser registrador de la propiedad no anda muy suelto en escrituras.

Pero el olvido no sería suficiente y Rajoy asestó el golpe final con una idea que levantó de sus asientos a los que siempre se levantan de sus asientos porque tienen un resorte adulador a modo de muelle que salta igual con Aznar que con su liquidador. El presidente saliente se arrancó con suspense para cerrar su discurso: "Espero que se interprete bien lo que voy a decir: me aparto pero no me voy". Y aprovechando que el tsunami cogía impulso para anegar el auditorio, añadió con enfado y cierta agresividad: "¡Y desde luego seré leal!". La ovación fue general y los muelles saltaron como en la ola que los estadios de fútbol dedican a los partidos aburridos o intrascendentes. Quizá si el alborozo hubiera sido menor habría añadido… "no como otros". Pero no hizo falta. La cuenta estaba saldada y el sucesor por fin había borrado el origen de su liderazgo, había eliminado el molesto paréntesis: Rajoy fue un joven gallego que pegó carteles en 1978 y se hizo a sí mismo hasta llegar a La Moncloa. El cuadro de la Creación, quebrado al fin en la punta de los dedos.

En el relato de logros, además de la llegada de la electricidad a las aldeas gallegas, el pecho de Rajoy se desbordó por el escenario. Llegó a presumir de que sólo él veía con claridad que había que aplicar el artículo 155 en Cataluña para hacer frente a "la declaración de independencia de una comunidad autónoma" –Rajoy dixit– que tanto se negó a admitir y por la que Soraya preguntó a Puigdemont soplándole la respuesta al oído para que se librara de la Ley. Su retrato de la Cataluña rescatada heroicamente terminó con una frase tan cierta como cínica según quien la pronuncie: "Lo que corre peligro en Cataluña no es la soberanía, es la libertad". Quizá por esa razón en el vídeo hagiográfico que se proyectó antes de su intervención se vieron las banderas de España que inundaron Barcelona, como si las hubiera alentado él y no el Rey.

No acabaría ahí el inmenso cinismo. Después de arrogarse la derrota de ETA –en rigor, inédita–sin mencionar tampoco en esto a Aznar, elogió a los populares de "los años de plomo en el País Vasco", momento en el que las cámaras del auditorio buscaron a Mari Mar Blanco y no consiguieron dar con María San Gil ni con José Antonio Ortega Lara o el propio Santiago Abascal. Cierto es que hubo otras pullas más cobardes y que muchos peperos entienden bien: "Jamás he pagado –nótese la primera persona del singular– precio político como premio a los asesinos. Jamás he procedido a acercamiento de presos". El mensaje lo captaron bien aquellos que sostienen que Aznar sí lo hizo en 1998.

Por último, antes de soltar la guillotina sobre su mentor, Rajoy volvió al día de la moción de censura que acabó entre Irlanda y Escocia. No le han echado los españoles, y eso es verdad, sino "una confabulación de perdedores e independentistas sin más afán que acabar con el gobierno del PP", que también es verdad. Pero, ¿qué paso? Rajoy responde: "Se han colado por la puerta de atrás". Vaya, y ¿quién se negó a cerrarla? ¿Quién la vigilaba? Eso ya no figuraba en el guion del joven gallego que un día pegó carteles. Por si quedaba alguna duda, añadió: "No nos han quitado del gobierno ni los españoles ni los compañeros de partido". Excusatio non petita. Quizá fue en este momento cuando más miradas buscaron encontrarse.

Antes de que pudieran hacerlo, el saliente se permitió unos consejos para los futuros dirigentes del PP: "Buscar el aplauso a toda costa es incompatible con el bien común", que era como confesar que su discurso también lo fue pues el vendaval que levantó el palmeo hizo innecesario el aire acondicionado en el auditorio. Un último mandato a los aspirantes a los que jamás se dirigió directamente: "No somos doctrinarios". Claro, serán tecnócratas sin su eficiencia.

Ni Soraya ni Casado, Rajoy sólo quería borrar a Aznar. Matar al padre.

A PROPÓSITO DE LOS RESTOS
Por qué Pedro Sánchez se envuelve de nuevo en el guerracivilismo
El Criticónico esdiario 21 Julio 2018

El uso de la memoria , con dramas compartidos y sentidos por todos, como excusa para tapar los desperfectos de la gestión. El autor se estrena con un tratado sobre política e historia.

Zapatero fue presidente por accidente y su heredero, Pedro Sánchez, también ha llegado a la Moncloa de forma torticera, aunque legal. El primero llegó a través de las urnas, examen que Sánchez no solo no ha aprobado sino que suspendió dos veces y la segunda vez con peor nota y por eso ahora, con sus escuálidos 84 diputados, se va a dedicar no a gobernar sino a actuar, con postureo, y dentro de esta actuación ahora le toca al antifranquismo retroactivo (magnífica definición de Joaquín Leguina) que otros resumen en la frase: A moro muerto, gran lanzada (los cobardes manchaban así su lanza en el cadáver de un enemigo muerto).

Este sintagma (palabra o grupo de palabras que constituyen una unidad sintáctica y que cumplen una función determinada con respecto a otras palabras de la oración) data de los tiempos de Zapatero, cuya política espectáculo, gasto fácil y mantras parece haber rescatado Sánchez y en esa línea acaba de escenificar su buenismo con la traída del Aquarius y sus 629 emigrantes.

Los restos de Franco como excusa para hacer política de bandos
Y ahora toca, igual que antes ZP, reescribir la Ley de Desmemoria Histórica para compensar y corregir a los "cobardes gobiernos socialistas anteriores que permitieron que continuasen intactos los símbolos franquistas y en especial el Valle de los Caídos". Hasta ahora nadie había puesto en duda el buen gobierno de Felipe González y resulta que era un cagón; qué desengaño.

Que la monserga funciona porque ofrece un relato sugestivo, aunque falso, de aquella etapa a las generaciones que no la habían vivido, es evidente y ha sido incluida en su ideario por Podemos y ahora por Sánchez, porque la izquierda española ha terminado arrepintiéndose de lo que mejor hizo, que fue asimilar el pasado y renunciar al revanchismo.

Así pues, en esa línea, volvemos a las exageraciones de las cunetas y prueba de ello es que el Ayuntamiento de Coslada acaba de aprobar la retirada de algunos nombres de calles y el título de alcalde honorífico a Franco; porque es vergonzoso que aún 114.000 muertos estén en las cunetas.

Otras tumbas
Sacar a Franco de la tumba, cuando en 36 años no consiguieron sacarle de la cama, sería un motivo más que suficiente para pensar que su permanencia en el Valle de los Caídos, no es una torpeza. No olvidemos que Lenin llegó al poder tras un golpe de Estado, asaltando el parlamento ruso, (la Duma) y no contra el zar que llevaba 9 meses encarcelado; Golpe que generó una guerra civil con más de un millón de víctimas y a pesar de ser un ¿dictador cruel?, cuenta con su mausoleo en Moscú. Mausoleo que no comparte.

La momia de Lenin, en un mausoleo reservado a él en exclusiva

La misma semana que Pedro Sánchez rompía sus compromisos de convocar elecciones «cuanto antes» y apostaba por agotar la legislatura hasta 2020; se refugiaba en la «falta de tiempo» para quebrantar otro compromiso, con el que antaño hizo una dura oposición a Mariano Rajoy: su decisión de no abordar esta legislatura la renovación del modelo de financiación autonómica, también la promesa de acabar con la reforma laboral del PP se ha quedado en un retoque estético; ahora le pide al PP que olvide la cuchillada trapera con la que les ha arrebatado el gobierno y que tengan sentido de estado cuando recabe su apoyo, dado que el PSOE solo cuenta con 84 diputados; también se traga el Presupuesto elaborado por el PP y que en la oposición le daba urticaria y ahora defiende "fervorosamente"... así con la imposibilidad de cumplir sus propuestas llenará su legislatura teatral con actos populistas y buenísimo además de darle otra vuelta de tuerca a la Ley de Desmemoria histórica.

La horrenda guerra
En esa línea de revivir viejos espantajos se incluye la penúltima boutade, como si no hubiese problemas más urgentes e importantes que sacar urgentemente los restos de Franco del Valle de los Caídos; donde no deberían reposar pues no murió en la guerra; salvo que quienes decidieron esa morada pensaran que con ello cerraban el último capítulo de tan horrenda confrontación.

Es el mal uso de las cunetas y las mentiras que aún se cuentan. El argumento de que es inconcebible que el Dictador tenga un mausoleo, exageran pues hay más de treinta mil acompañantes; en clara diferencia con otros mausoleos de golpistas y dictadores con mausoleo para ellos solos y entre los que he seleccionado, entiendo que será del agrado de Podemos, el de Lenin o los de Mao en Pekín y el de Hirohito.

Otros dictadores
Tras la Guerra civil china: en el periodo entre 1928 a 1936 murieron 2 millones de personas, y en el periodo de 1945 a 1949 mueren otro millón largo (no se incluyen las muertes de la guerra chino-japonesa) . Posteriormente la Revolución Cultural china,iniciada por Mao Tse Tung, el 16 de mayo de 1966, para reforzar su idea de la pureza comunista, costó la friolera de varios millones de muertos (varios autores los cifran en torno a 40),entre víctimas directas de la represión y las grandes hambrunas provocadas en las zonas agrícolas por la incautación de la producción. En su mausoleo no reposan miles de compatriotas.

Desde el 25 de diciembre de 1926 en que tras la muerte de su padre, Yoshihito, accede al poder, el emperador Hirohito puede considerarse responsable de la muerte de millones de japones y aliados durante la II Guerra Mundial; chinos tras la invasión de Manchuria en 1931 y posterior ocupación parcial de China hasta 1945; sin olvidar la ocupación de la península de Corea.

En resumen pueden pasar de un total de doce millones, de los cuales al menos cuatro eran de súbditos suyos. Tampoco le acompañan en el mausoleo miles de compatriotas suyos caídos en las guerras expansionistas que había iniciado.

Terminada la II Guerra Mundial, los vencedores no expulsaron a Franco del poder; le sometieron a una retirada de embajadores pero sin romper las relaciones diplomáticas desde 1946 a 1948. Dicho bloqueo fue superado con la autarquía, y con la ayuda del muy sindicalista y obrerista Juan Domingo Perón. Su apoyo económico fue vital y también el político refrendado con la visita de Evita Perón en 1947.

La celebración sesgada de la II República
A partir de 1947, con el inicio de la llamada guerra fría, Francia volvía a reabrir la frontera con España, y entre mayo y junio de 1948 se firmaban sendos acuerdos comerciales y financieros con Francia y con Gran Bretaña. Con el inicio en 1950 de la guerra de Corea, Franco se convierte en un aliado deseado y fiable; en 1955 España ya ingresa en la ONU como miembro permanente, con Franco al frente del Estado, dos años antes se firman los tratados de Madrid con EEUU que abren paso a su mayor momento de gloria personal con la visita de Eisenhower en 1959; visita seguida por más de 500 periodistas extranjeros y españoles, decenas de cámaras de cine y televisión y un millón y medio de personas.

España entró así con fuerza en la década de los 60, que arrancan con el Plan de Estabilización de 1959, cuyo gestor fue Laureano López Rodó. Provocaron un potente crecimiento económico, con una tasa media acumulativa del 7,2 % anual en el aumento del PIB. Continuada con los Planes de Desarrollo del denominado Ministerio de Planificación y Desarrollo, que desde 1967 a 1973 ocupó el propio Laureano López Rodó; persona destacada entre los llamados tecnócratas del Opus Dei, grupo que actuaba control sobre el área económica.

La etapa de crecimiento de los años 60 y comienzos de los 70 se traduce en un muy intenso impulso que permite casi triplicar el PIB, de modo que en tan solo quince años se consiguen aumentos de renta por habitante superiores a los de los cien años anteriores. La década termina con la visita de Charles De Gaulle a Franco en el Pardo.

"Viejo, muy viejo"
El General Charles De Gaulle, tras perder un intrascendente referéndum y dimitir como Presidente de la República Francesa; visitó España para descansar, escribir su biografía y conocer los lugares de las mayores batallas napoleónicas. En ese viaje aprovechó para conocer y almorzar con Franco, el 8 de junio de 1970. Por la tarde, en la conversación con Gregorio Marañón, en su cigarral de Toledo donde residió unos días, le comentó su impresión:

«No conocía a Franco personalmente. Y tenía muchas ganas de hacerlo. Esta ha sido nuestra primera entrevista. Es inteligente. Tiene bastante imaginación y buena memoria. Pero le he encontrado viejo, muy viejo. ¿Sabe usted», añadió, «que después del rey de Suecia es el político del mundo que más dura en el poder?».

Como corolario, recojo esta frase de Ignacio Camacho de hace unos días, en ABC:
"Lo más grave es que el Gobierno y sus socios radicales pretendan imponer una versión única de la Historia con una suerte de ley-mordaza. Una herramienta de censura autoritaria dirigida contra la libertad del estudio y de la simple opinión ciudadana. Un artefacto para condicionar la investigación de las ciencias sociales y prohibir, con la apología del franquismo como paraguas, el cuestionamiento documental, cada vez más frecuente y riguroso, de la legitimidad republicana.

Ése es un paso mucho más peligroso que el de remover sepulturas y trasladar esqueletos. Significa la creación de un Ministerio de la Verdad, establecida por decreto y la eliminación de todo testimonio contradictorio o molesto. El imperio de la ley del silencio… de los cementerios".

Nota. 'El Criticónico' es el sobrenombre de Pedro Aparicio, ingeniero de profesión y autor de decenas de artículos y análisis históricos que en adelante se publicarán periódicamente en este diario.

El legado
El PP ha perdido el poder, la confianza y el entusiasmo. Nada era como parecía, ni la cohesión ni la solidez del aparato
Ignacio Camacho ABC 21 Julio 2018

Se hizo raro ver a Rajoy, que hace menos de dos meses se sentía -y era un sentir común- presidente para dos años, despedirse de su partido sin conocer siquiera a su sucesor en el liderazgo. El PP, un partido refractario a los cambios y acostumbrado a moverse con la lentitud de un transatlántico, ha tenido que digerir su crisis de un modo inesperadamente rápido y se le nota el vértigo, la falta de hábito y de habilidad para recomponerse de un salto. Su congreso tiene un aire insoslayable de desenlace forzado. Ha perdido de golpe el poder, la hegemonía, el entusiasmo, la cohesión, el ánimo. Y al abrirse para mirar dentro de sí mismo se ha encontrado con un vacío en el que nada era como parecía ser: ni el censo, ni la unidad interna, ni la solidez del aparato. Una maquinaria pensada para gobernar que fuera del Gobierno sólo es un mecanismo averiado.

Rajoy recibió una organización con casi once millones de votantes, una fuerte implantación territorial y una mayoría social que recogía todo lo que quedaba a la derecha del socialismo. Deja una expectativa de cinco millones de electores, una marca desaparecida en Cataluña y el País Vasco y un bloque ideológico fragmentado por la aparición de otro partido. Ése es su legado como dirigente del PP: una jibarización de influencia que compromete el resto de su notable testamento político. Además de una estela de corrupción que, aunque provenía de la anterior etapa, ha estigmatizado el balance del marianismo.

El ex presidente se ha mantenido neutral en las primarias, porque de lo contrario no tendría sentido el proceso, ya que pudiendo designar a su sucesor renunció a hacerlo. Pero su autocomplaciente discurso de despedida suponía un apoyo implícito a Santamaría en tanto brazo principal de su acción de gobierno. Con Cospedal en la pugna, su tono imparcial hubiese resultado mucho más sincero; ante Casado, sin embargo, le falta autenticidad porque sabe que representa un rumbo nuevo y no hay nada que le guste menos que lo incierto. Los suyos, los miembros de su círculo de confianza, son sorayistas acérrimos. En una formación de corte corporativista, apegada al oficialismo como disciplina y como método, esos detalles constituyen un mensaje de significado manifiesto.

Pero gane quien gane, ambos candidatos son conscientes de que la hégira rajoyana ha caducado. Que los votantes del centro-derecha ya no están cautivos porque han encontrado una alternativa en Ciudadanos. Que tienen que ir a por ellos casa por casa, barrio por barrio, y que sin una oferta y un estilo distintos va resultar imposible reconquistarlos. Que el paradigma de partido atrapalotodo se ha roto y que nadie podrá a corto plazo volver a gobernar en solitario. Que es necesaria otra cultura política, otro lenguaje, otro modelo, otra orientación, otros parámetros. Que, en definitiva, no puede existir un tardomarianismo sin Mariano.

Una académica de la RAE califica el encargo de Calvo sobre el lenguaje “inclusivo” de “absurdo”
OKDIARIO 21 Julio 2018

La académica de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) Josefina Martínez cree que el encargo del Gobierno y más concretamente de la vicepresidenta Carmen Calvo a la RAE de un informe sobre el lenguaje “inclusivo” de la Constitución Española es un “despropósito”, un “dispendio” y “completamente absurdo”.

Así, ha denunciado que el encargo, anunciado por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, en la Comisión de Igualdad del Congreso el pasado 10 de julio, “no tiene ni pies ni cabeza” porque la lengua “evoluciona con la sociedad y se pone a la par de la sociedad, pero tiene sus reglas, es una estructura y cada pieza tiene su sitio”, de forma que “si una se cambia, se cambia la otra”.

“No puede violentarse la gramática, no pueden violentarse las posibilidades de la lengua”, ha reivindicado en una entrevista con motivo de su presencia esta semana en la ‘XIX Escuela de Gramática Española <>. Español de América, sintaxis del discurso y enseñanza de la lengua’, en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

A su juicio, si se producen cambios que puedan hacerse estos son “normales, espontáneos, pero esto es violentar la lengua y la lengua no puede violentarse”. Además, ha calificado como “terrible” la barra que se incluye para juntar el masculino y el femenino, en referencia a “os/as, o/a”.

Cuestionada sobre si cree que la Constitución está redactada con un lenguaje machista, ha exclamado que “qué va” y ha valorado que el uso del singular para designar entes permite expresiones como “‘el hombre es mortal” en las que “está incluida la mujer” porque queda “suprimida” la distinción de géneros, de tal forma que “no es preciso” puntualizar “el hombre y la mujer son mortales”. En cuanto al plural, ha defendido que ocurre “lo mismo”.

“Los hombres incluye a las mujeres; los duques abarcan al duque y a la duquesa”, ha ejemplificado Martínez, para quien sería “ridículo” y un “dispendio” usar expresiones como “mi padre y mi madre” en lugar de la palabra padres. En su opinión, la economía es “la ley que informa todas las actividades humanas y, sobre todo, el lenguaje”. “Más provecho conseguido con menos esfuerzo”, ha apostillado.

Situaciones ridículas
Tal y como ha denunciado, se dan situaciones “ridículas y pintorescas” por el camino de la “visibilidad” que persiguen las mujeres y en este “sarampión de ahora”, un aspecto en el que ha criticado que se hable de “Consejo de ministras y ministros”, en alusión a la fórmula por la que 13 de los 17 nuevos miembros del Gobierno de Pedro Sánchez prometieron sus cargos el pasado 7 de junio.

“Dentro de poco, en Tráfico las autoridades van a decir precaución a conductores y conductoras; en los hospitales van a decir que no hay camas para enfermos y para enfermas; vamos a celebrar el día de los difuntos y de las difuntas; y seguramente tenemos que decir ruega por nosotros y por nosotras, pecadores y pecadoras”, ha ironizado, en última instancia, sobre el Padrenuestro.

Por otro lado, ha explicado que el género gramatical es un asunto “muy simple” para el hablante corriente, que “no se plantea problemas” y “sabe usar los géneros y los sabe usar con corrección” sin acudir al diccionario.

Al mismo tiempo, ha destacado que “no todas las lenguas distinguen los géneros” y ha distinguido entre género y sexo porque, por ejemplo, en el ámbito animal, a los caracoles se les denomina en masculino, pero sexualmente “son hermafroditas”.

La académica también ha reivindicado que funcionalmente el género masculino -al decir “niños”, por ejemplo- es “extensivo”, pero que el femenino es “intensivo” y es “el que excluye”, porque al decir “niñas, los otros no juegan”, en referencia a los niños varones, ha ejemplificado. “La forma masculina no excluye el femenino, pero si aparece el femenino sí excluye el masculino”, ha expresado.

Martínez, además, se ha referido a que en el pasado se usaban términos como “alcaldesa”, “médica”, “jueza” o “regenta” para referirse a la mujer “consorte” al hombre que ostentaba estas posiciones o cargos porque estaban “prohibidos” para las mujeres, pero actualmente la Academia “refrenda” los términos femeninos y se “emplean normalmente”.

En este punto, ha valorado que no sabe si los hombres son “más indiferentes” o “temporizadores” que las “terribles e irredentas feministas” que “están continuamente despotricando” contra el diccionario de la RAE porque “dicen que en sus columnas resulta que hay formas de machismo”, mientras que “ningún varón” ha planteado querer decir que es un “artisto” en lugar de “artista”. “Es finalmente el artículo el que decide”, ha zanjado.

Los Sanjurjo echan una mano a los Franco: así fue la comida entre abogados en Madrid
Una sentencia permite a la familia Sanjurjo revertir la exhumación del general que llevó a cabo el Ayuntamiento de Pamplona en 2016. La Fundación Franco ya ha mostrado interés en el fallo
Pablo Gabilondo El Confidencial 21 Julio 2018

El pasado 2 de julio, en torno a una mesa del restaurante Fiat de Madrid, cinco juristas discutieron sobre cómo evitar la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Entre ellos se encontraba Enrique Garza, el abogado que representa a los descendientes del general José Sanjurjo; Santiago Milans del Bosch, el exjuez al que ha fichado la Fundación Francisco Franco, dos personas más que trabajan con él y un quinto comensal que este diario no ha logrado identificar. "Santiago es un buen amigo y un gran jurista. Fue una comida de cortesía, que es lo habitual en estos casos", comenta Garza.

Aquella no era la primera vez que Garza y Milans del Bosch conversaban sobre cómo afrontar una exhumación en los juzgados, pero en esta ocasión Garza acudió a la cita con una sentencia que abría una nueva posibilidad: un juez de Pamplona había dictaminado esa misma mañana que la exhumación de 2016 del general José Sanjurjo no cumplió la Ley, permitiendo por tanto a sus descendientes volver a depositar los restos del militar en la misma cripta del Monumento a los Caídos de la que fue desenterrado. La sentencia, de primera instancia, se convirtió así en el principal tema de conversación de una comida que comenzó a las tres de la tarde y se alargó dos horas. "La Fundación ha estado siguiendo todos los casos de memoria histórica del país y este tema se planteó con ese enfoque, por lo que han estado interesados y se les ha dado toda la información que nos han requerido", explica Garza.

¿Y en qué se basó el juzgado de Pamplona para esta sentencia? Entre otros aspectos, el juez defiende que "la condición de las personas que allí se encontraban enterradas no puede tomarse como mención o símbolo [franquista]", por lo que no cabe que el Ayuntamiento de Pamplona se escude en las leyes relativas a la memoria histórica para su exhumación. El juez apunta en este sentido que dichas normas "no serán de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley". A diferencia del Valle de los Caídos, los restos de Sanjurjo se encontraban enterrados en una cripta cerrada al público y "de culto privado", un lugar "sin finalidad exaltatoria" en el que los símbolos franquistas ya fueron "retirados en su día", señala la sentencia.

El juez recoge además en su fallo el acuerdo al que llegaron el Ayuntamiento de Pamplona, propietario del Monumento a los Caídos, y el Arzobispado de Pamplona-Tudela, titular del derecho de uso y disfrute de la cripta, un pacto por el que el Consistorio realizó la exhumación con una serie de garantías. A cambio, las autoridades eclesiásticas de Navarra se comprometieron a no recurrir la medida ante el juzgado. La sentencia, sin embargo, considera que este pacto "de ninguna manera" puede ser suficiente para evitar que la exhumación sea recurrida por parte de "las personas físicas o jurídicas que ostenten un derecho o interés legítimo, como son los recurrentes, descendientes de las personas allí enterradas".

Las diferencias entre los casos de José Sanjurjo y Francisco Franco son claras, pero los contactos entre Garza y Milans del Bosch se han repetido en los últimos meses. "Ellos llevan milimetrados todos los asuntos de memoria histórica y les he pedido consejo varias veces", señala el abogado que representa a la familia Sanjurjo. De hecho, Garza cree probable que "Santiago Milans del Bosch se haga cargo del asunto de Franco en el Valle de los Caídos", por lo que la línea de defensa para este caso podría ser similar a la que él mantuvo contra el Ayuntamiento de Pamplona: "Los restos son sagrados y pertenecen a la familia. Un cadáver no es propiedad del Estado y no se pueden utilizar argumentos distintos dependiendo de quién sea el muerto".

Mientras, el Gobierno de Pedro Sánchez estudia formas jurídicas para sacar al dictador del Valle de los Caídos, los que se oponen a la medida ya colaboran entre sí.

Estudio de la Universidad de Defensa de Suecia
Los musulmanes más radicales conquistan numerosas zonas de Suecia
www.latribunadelpaisvasco.com 21 Julio 2018

Según explica en las páginas del Gatestone Institute la prestigiosa politóloga Judith Bergman, un nuevo estudio sobre el salafismo en Suecia, realizado por la Universidad de Defensa de Suecia, muestra un lúgubre retrato de la radicalización de los musulmanes que está teniendo lugar en Suecia.

Bergman explica que los 'Salaf' son los "píos antepasados" de las tres primeras generaciones de los seguidores de Mahoma; su ideología se ha acabado asociando en las últimas décadas con Al Qaeda y el ISIS, así como con organizaciones locales asociadas a Al Qaeda. Según el estudio, los salafistas, que creen en el islam tal como lo practicaban los primeros seguidores de Mahoma, tienden a rechazar la sociedad occidental a favor de un islam "puro": "No todos los salafistas son yihadistas, pero todos los yihadistas son salafistas".

Aunque el estudio no ofrece una estimación de cuántos salafistas hay en Suecia, sí describe los entornos salafistas que han evolucionado y cobrado fuerza, especialmente en la última década, y enumera varios ejemplos de su influencia en diferentes ciudades y pueblos suecos.

"Los salafistas [...] defienden la segregación por sexos, exigen que las mujeres se cubran para limitar la 'tentación sexual', restringen el papel de la mujer en la esfera pública y se oponen enérgicamente a escuchar música y a algunas actividades deportivas", concluyen los autores del estudio.

Según el estudio, muchos salafistas también les dicen a los musulmanes que no tengan amigos suecos, y se refieren a ellos como "kafires", el término árabe para referirse a un no musulmán o "no creyente”.

Estas son algunas de las revelaciones del estudio sobre diferentes ciudades donde están activos los salafistas:

En Borås, algunos niños no beben agua en el colegio o pintan con acuarelas, porque dicen que el agua es "cristiana". La policía dice que los niños musulmanes les han dicho a sus compañeros de clase que los van a degollar, enseñándoles decapitaciones en sus móviles. Hay por ejemplo "adolescentes que llegan a las mezquitas al final de la jornada escolar para 'lavarse' tras haber interactuado con la sociedad [no musulmana]".

Los profesionales [de la salud, de la infancia, etc.] de la ciudad han atestiguado el control que los hombres ejercen sobre las mujeres, a las que vigilan incluso en las salas de espera. Un cuidador dijo:

"Me he percatado de que existe una red que controla que las mujeres no se queden a solas con los profesionales. No se les da la opción de hablar con nadie de su situación. La vida de muchas mujeres es peor aquí que en sus países de origen".

Este tipo de control sobre las mujeres parece estar teniendo lugar en prácticamente todas las ciudades suecas mencionadas en el estudio.

En Västerås, la influencia religiosa se mezcla con la delincuencia. "Puede ser un grupo de tipos que entran en un supermercado. Si la cajera no lleva el velo, cogen lo que quieran sin pagar, llaman 'zorra sueca' a la cajera y le escupen", dijo un policía citado en el estudio. En otros casos, sirios y kurdos que dirigen tiendas y restaurantes en la zona son interrogados por jóvenes musulmanes sobre su religión. Si la respuesta no es el islam, son hostigados. En otros casos, chicos de incluso diez o doce años se han acercado a las mujeres mayores de la zona, preguntándoles si eran musulmanas y diciéndoles "esta es nuestra zona[".

En Gotemburgo, según el estudio, los salafistas les han dicho a los musulmanes que no voten en las últimas elecciones porque es "haram" (está prohibido). "Han dicho que el día del juicio final serás responsable de los actos de todos los políticos estúpidos si les votas. Se apostaron en las cabinas de votación. [...]. En un centro de votación ondearon una bandera del ISIS", dijo un funcionario municipal a los autores del estudio. Según un imán de la localidad, Gotemburgo ha sido la capital del uahabismo (una versión saudí del salafismo) en Europa desde la década de 1990.

De los trescientos musulmanes suecos que se unieron al ISIS en Siria e Irak, casi un tercio provenía de Gotemburgo. (En relación con su población total, han viajado más personas desde Suecia para unirse a organizaciones yihadistas en Siria e Irak que de la mayoría de los países europeos; sólo Bélgica y Austria tienen una proporción mayor). El predicador somalí-canadiense Said Regeah, en un discurso en la mezquita salafista Bellevue de Gotemburgo, "planteó la importancia de que las personas nazcan 'puras' y que sólo los musulmanes son puros. Todos nacen musulmanes, pero son los padres los que les educan para ser 'judíos, cristianos o zoroastras'".

El estudio también informa de que los propietarios de negocios no musulmanes han sufrido actos de vandalismo en sus propiedades, con pintadas del Estado Islámico, y que han amenazado a los sacerdotes cristianos con decapitarlos. Un hombre, Samir, dijo: "Si no profesas el islam, la gente te margina. Hay padres que colocan velos a sus hijas de tres años. Es surrealista. No estamos en Irak".

A otro hombre, Anwar, se le negó el servicio en un restaurante musulmán porque no es religioso. Señala que la sociedad está dejando abandonados a los musulmanes laicos. "No necesito una Biblia o un Corán en mi vida. El único libro que necesito es [...] la ley [sueca]. Pero si la sociedad ni siquiera está de tu lado, ¿qué puedes hacer?".

En el área de Estocolmo, el estudio calcula que hay hasta 150 salafistas yihadistas. Los salafistas se concentran especialmente en la zona de Järva, una "zona de exclusión". A veces los yihadistas y los elementos criminales se solapan, y estos musulmanes aterrorizan a otras personas que viven en la zona. Una mujer dijo que los salafistas y los islamistas han acabado dominando los negocios, los sótanos de las mezquitas y las asociaciones culturales en los últimos diez años, y que "los suecos no tienen ni idea de la influencia que tiene el islam político en los suburbios".

Explicó incluso cómo los niños son segregados por sexos y que los líderes religiosos les dicen a las mujeres que no les cuenten a las autoridades si sus maridos las maltratan. "Las leyes suecas no se aplican en los suburbios".

El estudio termina con una crítica a las autoridades suecas por su aparente incapacidad para vincular a individuos musulmanes radicales con "los entornos que forman sus ideas y en ciertos casos han facilitado la voluntad de unirse a organizaciones más radicales y violentas". El estudio menciona el siguiente ejemplo:

Cuando el entonces coordinador nacional contra el extremismo violento dijo que la pregunta de por qué tantas personas optaban por viajar al ISIS desde Suecia era "la pregunta del millón", era un ejemplo de la incapacidad general de las autoridades suecas (con la excepción de la policía y el servicio de seguridad) para ver que este problema no ha surgido de un vacío.

Esta incapacidad —o, posiblemente, ceguera voluntaria— para ver que el terrorismo yihadista no surge de un vacío, sino que se alimenta en entornos concretos, no es ni mucho menos exclusiva de la situación sueca. La insistencia de tantas autoridades europeas y occidentales de describir los ataques terroristas como un "trastorno mental" lo ilustra a la perfección.

Los autores del estudio también dicen que las escuelas y otras autoridades locales no saben realmente cómo manejar los desafíos creados por los salafistas. El estudio habla, por ejemplo, de una alumna musulmana que quería quitarse la pañoleta para jugar a las peluqueras con otros niños, pero el personal sueco no se lo permitió por respeto a los deseos de sus padres. En una escuela de preescolar sueca, una niña pequeña no quería llevar la pañoleta, pero el personal sueco le obligó a llevarla, "aunque les pareciese mal", porque ése era el deseo de sus padres. Los trabajadores de las escuelas suecas también explicaron que no saben qué hacer cuando los niños quieren comer y beber durante el Ramadán pero los padres les han dado instrucciones de que deben ayunar.

Este estudio es un primer paso importante en Suecia para reconocer por fin que hay un problema, pero a menos que las autoridades suecas pertinentes —incluido el Gobierno sueco y los líderes políticos, que se niegan a reconocer la realidad en Suecia— lo lean y lo interioricen, el estudio habrá sido en vano.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

La perversión total de los dirigentes del 'procés'
Manel Manchón Cronica Global 21 Julio 2018

La palabra es perversión. Es como se puede calificar la actuación de los dirigentes del llamado procés a lo largo del otoño de 2017. Fue perverso para el conjunto de los ciudadanos catalanes, pero, principalmente, para los propios ciudadanos que apostaron por la vía independentista y que han votado en los últimos años a los partidos independentistas. Las luchas internas, para alcanzar en algún momento la hegemonía política, han tenido consecuencias muy negativas para todos los catalanes. Sin embargo, y ahí está el secreto de toda la operación y de los posibles castigos penales, esa lucha entre Convergència y sus mutaciones y Esquerra Republicana no escondía que se quiso lograr la independencia, aunque de forma tangencial. Se jugó con los ciudadanos independentistas, pero había un porcentaje pequeño de posibilidades de alcanzar el sueño, en función del alcance de las movilizaciones en la calle y de la posible respuesta de los países de la Unión Europea.

Hay una cuestión que nadie debe menospreciar, al margen de la posición que se tenga respecto al proceso independentista. El 1 de octubre será crucial para muchas generaciones, de jóvenes y de catalanes de avanzada edad. Costará entenderlo o no, pero ha sido así. En la mañana del 1 de octubre, miles de catalanes acudieron a sus colegios electorales, porque habían confiado en sus dirigentes políticos, al frente de la Generalitat, con el objeto de votar un referéndum de autodeterminación. Querían votar como si no hubiera un mañana.

Enfervorecidos --"queremos votar"—, caminaron hacia las urnas, que ellos mismos habían custodiado en sus casas. Quizás el elemento que se deba estudiar con detalle en el futuro es ese: cómo y por qué tantos catalanes consideraron que no podían hacer otra cosa que votar por la independencia de Cataluña, porque seamos también serios: los que querían votar expresaban al mismo tiempo su deseo de apostar por la independencia. Necesitaban votar por la autodeterminación de Cataluña, como si fuera lo último que les quedara en sus vidas.

Hubo muchas contradicciones internas en el seno del Gobierno catalán ese día. Consejeros que querían parar la votación, que, incluso días antes, pedían al presidente que lo dejara estar, que las cosas se podían complicar. Lo ha expresado con claridad la exconsejera Clara Ponsatí. Pero se decidió seguir, a pesar de que se corría el riesgo de que el Gobierno lo tratara de impedir con formas coercitivas, como así ocurrió, con cargas policiales injustificables. Era la fotografía que se quería, era el error que se deseaba que el Estado cometiera. Y lo cometió.
¿Cómo pagar 60% menos en el seguro del coche? Hace 4 meses decidimos cambiar la compañía con la que tenemos asegurado nuestro coche porque estábamos cansados de pagar 480 € al año con Mapfre. Cada vez que veíamos en el buzón la carta de Mapfre nos poníamos de mal humor, pero esto dejó de ser un problema cuando descubrimos la nueva compañía a través de la cual hemos asegurado nuestro coche. Os contamos cómo hemos conseguido pagar un 60% menos Haz click para leer este contenido

Sin embargo, después no pasó nada. No hubo una declaración de independencia inmediata. Aparecieron las dudas y Carles Puigdemont, desbordado porque el traje de presidente de la Generalitat siempre le ha venido grande, y más en las circunstancias que él provocó, pronunció una declaración días después en el Parlament que él mismo rectificó al cabo de unos segundos. A pesar de todo, la declaración se produjo el 27 de octubre, pero no se quiso defenderla. Fue todo como una escenificación que no debía suponer ningún castigo. Un juego. Una vez más, un juego del mundo nacionalista, con las características tretas internas para conseguir y mantener el poder.

Pero, ¿y los ciudadanos, los independentistas en primer lugar, los que lo han visto fatal y los que han acabado por no entender nada? Para ellos confusión y desprecio, con una estrategia perversa, porque pudo pasar una verdadera desgracia de la que todavía no somos plenamente conscientes.

La perversión se acrecienta, cuando se percibe que se trató de un golpe de estado posmoderno, con muchas dificultades para encajar todo lo que sucedió en el Código Penal, y de ahí los problemas del juez Pablo Llanera. Como explica Pau Luque en su extraordinario libro La secesión, en los dominios del lobo, “la técnica posmoderna parece estar especialmente diseñada para ser en buena parte inmune a responsabilidades penales”.

Se pretendió romper con España, pero no se llegó a hacer. Se quiso, aunque no era el objetivo principal. Esa fue la perversión de los dirigentes del procés, que los mismos ciudadanos independentistas que creyeron en ellos han comenzado a entender, muy lentamente.

Por ello, el peligro ahora es que esos ciudadanos rompan los lazos con las estructuras propias de los partidos. En la ANC existe un movimiento vigoroso, con gurús mediáticos que --también de forma irresponsable porque lo hacen desde posiciones cómodas (de "en tomando el té", como diría Josep Pla)-- señalan de forma nítida el problema: las fronteras de los países –los dominios del lobo como describe con acierto Pau Luque— se transforman con cambios políticos de envergadura, con arrojo, y exigen sacrificios. ¿Se está o no en esa tesitura, se quiere o no, hay algún país que reconocerá Cataluña como estado?

Todo lo demás seguirán siendo juegos, eso sí, con un coste enorme, con una irresponsabilidad total por parte de una elite política que, pase lo que pase en la causa del juez Llarena, debería quedar en fuera de juego para siempre.

Los golpistas mandan
Eduardo Goligorsky  Libertad Digital 21 Julio 2018

Quien desee coser las heridas que supuran en la sociedad catalana, previa desinfección, deberá buscar sus interlocutores en la franja racional.

Todo golpe de Estado con perspectivas de éxito está precedido por negociaciones secretas del más alto nivel entre las fuerzas políticas y económicas que buscan beneficiarse de su desenlace. Las tratativas se complican cuando intervienen en ellas, con un papel prioritario, representantes de un país extranjero o, como en el caso de España, de un conglomerado subversivo cuyo propósito consiste en arrancar prerrogativas para desguazar el territorio nacional y convertir su parcela en ese país extranjero hasta ahora inexistente. Llegada la hora en que los usurpadores del poder cumplen sus pactos ocultos con la fracción foránea del golpe, el espectáculo humillante que protagonizan los subastadores de la soberanía nacional avergüenza y enardece a todos los ciudadanos que conservan un mínimo de respeto por la solidaridad con sus compatriotas.

La clave del entramado
El lector atento de la prensa pudo tener un presagio de lo que se estaba cocinando cuando aun antes del encuentro entre los dos ungidos por sus respectivos golpes, el Gobierno de la repúblika mostrenca anunció (LV, 4/7) quiénes serían sus representantes en la Comisión Bilateral Generalitat-Estado. Los sediciosos ya habían acordado con los entreguistas la exhumación de este ente anómalo. Pero la clave del entramado está en el hecho de que esos representantes de la Generalitat forman parte de la rama más beligerante, que pretende tratar de igual a igual con otros países, utilizando mercenarios travestidos de embajadores. O sea que en esta comisión las negociaciones se desarrollarán entre España y los truchimanes de un Estado paralelo fabricado contra natura.

El presidente de la delegación catalana es Ernest Maragall, titular de una ficticia cartera de Acción Exterior que anteriormente ocupó Raül Romeva, hoy encausado por un presunto delito de rebelión. Delito en el que se compromete a reincidir Maragall designando falsos diplomáticos de una falsa repúblika ante otros países. Y para reforzar la imagen de que esta delegación considera a España un país extranjero, la completan Mercè Salvat, también funcionaria de Acción Exterior, la contumaz hispanófoba Elsa Artadi y el "embajador" de Cataluña en Madrid, Ferran Mascarell.

Los antecedentes de Ernest Maragall confirman que no defenderá en la Comisión Bilateral los intereses compartidos de todos los españoles sino los de un enclave étnico cedido a traición por la camarilla golpista de la Moncloa. Cuando Maragall, converso del socialismo al supremacismo, inauguró las sesiones del Parlament elegido el 21-D como presidente de la Mesa de Edad, saltó el protocolo y pronunció una soflama subversiva que la portavoz socialista Eva Granados consideró "sectaria", en tanto que Inés Arrimadas la juzgó "propia de un mitin de ERC".

Este será el interlocutor renegado de su condición de español que dialogará con la complaciente representante de España, Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública. El desenlace es previsible. Los golpistas mandan.

Genuflexiones del ungido
Los golpistas mandan. Para hacer un balance objetivo basta observar los movimientos del pardillo Pedro Sánchez, postrándose a los pies del invasor Quim Torra, que le refregaba por las narices el churro amarillo. Al ver a esa ridícula pareja, con el símbolo insultante en primer plano, evoqué la entereza de Oriana Fallaci, que se despojó del velo y se lo arrojó a la cara al déspota Jomeini para demostrar que no se dejaba rebajar a la condición de súbdita. El contraste entre aquella heroína orgullosa de la civilización occidental y el parásito complaciente de la Moncloa, que acepta bofetadas sin chistar, es evidente.

Las genuflexiones del ungido por el golpe se suceden sin parar. "El 90 por ciento del encuentro lo dedicamos a hablar de la autodeterminación; este era el asunto y no me podía entretener con otros", afirmó, con su típica soberbia, el capo circunstancial de la banda. Y el único que podría haberlo desmentido se bajó los pantalones y calló.

Mientras los jerarcas y sus subalternos platican de tú a tú, las cuatro provincias invadidas por los republikanos continúan funcionando como un Estado aparte. Los impuestos que pagamos todos los españoles se desvían para engordar una caja que financia los privilegios de los fugados, los servicios de los lenguaraces, las chirigotas de las masas y las gamberradas de los energúmenos. La cárcel funciona como un ágora donde las autoridades de España congregan a los cerebros presos del alzamiento para que puedan urdir conjuntamente los planes para el futuro. La ministra Isabel Celaá atribuye virtudes magistrales a la discriminadora inmersión lingüística en catalán para justificar el incumplimiento de los fallos judiciales a favor de un 25 % de asignaturas en la lengua materna española de la mayoría de los alumnos.

Y los okupantes de la república mostrenca exigen más y más. Por ejemplo, que se instale un telón de acero para impedir que las empresas corridas por el miedo -como la mayor parte de la sociedad catalana fracturada- busquen refugio en lugares seguros. O que se dicten leyes contra los que Quim Torra -exegeta empedernido de los pistoleros fascistas de los años 1930- llama "fascistas", cuando a los que él quiere reprimir con una acusación falaz es a los enemigos de su régimen racista, xenófobo y alzado contra la Constitución y la democracia.
Campaña reptiliana

Sin embargo, donde el contubernio de leninistas-chavistas y okupantes republikanos alcanza el punto máximo de fetidez es en su campaña reptiliana contra el rey Felipe VI, que Ignacio Varela describe crudamente ("Con el Rey o contra el Rey", El Confidencial, 13/7). Campaña miserable que el golpista de la Moncloa y sus obedientes correligionarios acompañan coqueteando con los sicarios.

Había que tener un estómago de hierro para no vomitar al ver cómo Pedro Sánchez hacía carantoñas en el palco de Tarragona al beligerante Torra con su churro amarillo en la solapa, mientras el Rey conservaba su porte majestuoso a un costado de los dos histriones. Muy bajo ha caído el desertor del frente constitucionalista cuando no se da cuenta de que su cargo le obliga a comunicarle al matón barriobajero que carece de autoridad para romper con la Casa Real o para decretar que el Jefe del Estado no es bienvenido en Cataluña. Un gobernante con atributos habría ordenado la aplicación sumaria del artículo 155 de la Constitución. El silencio cómplice del traficante de plurinacionalidades lo pinta de cuerpo entero.

Ínsulas retrógradas
Es reconfortante, en este contexto, comprobar que mientras una patulea de trepadores, revolucionarios de alcantarilla y renegados de su nacionalidad española conspiran para convertir nuestro país en un pudridero de ínsulas retrógradas, hay ciudadanos que convierten su catalanismo de pura cepa en un dispensador de racionalidad. En este caso para reivindicar el papel del Rey frente a la ofensiva de los neandertales.

El Colectivo Treva i Pau -entre cuyos miembros, con los que a menudo he discrepado en estas columnas, se cuentan Josep M. Bricall, Juan-José López Burniol, Josep Miró i Ardèvol, Alfredo Pastor y Antoni Puigverd- recuerda ("Agravios y disculpas", LV, 2/7) que cuando el Rey se sumó a la manifestación contra el terrorismo pocos días después de los atentados de Barcelona y Cambrils:

Durante todo el recorrido, tuvo que soportar abucheos e insultos de unos alborotadores, perfectos conocedores del itinerario, mientras el entonces president Puigdemont, a su lado, no tuvo un solo gesto de solidaridad hacia el monarca, ni movió un dedo para detener esa indignidad. ¿No debería haberse disculpado ante el uso sectario del dolor compartido?

Y después de citar la decepción que experimentaron muchos catalanes al escuchar el discurso del Rey el 3 de octubre, el artículo del colectivo corrige:

Pero escuchémoslo de nuevo con la cabeza fría, y quizá pensemos que estábamos equivocados. El discurso era una respuesta no al referéndum, sino a la ruptura, una enormidad desde la perspectiva del Estado y de Europa. Contenía palabras duras, pero exactas, dirigidas a sus responsables, pero nada había contra los catalanes, ni siquiera contra los que habían ido a votar. Era un discurso destinado, no a respaldar la acción del Gobierno, al que ni siquiera mencionaba, sino a garantizar a todos, dentro y fuera de España, la permanencia del Estado que él, en ese momento, encarnaba. Más importante que consolar era tranquilizar, porque una ruptura de la Generalitat con el Estado, si uno se la tomaba en serio, había de crear una enorme incertidumbre. El discurso estaba destinado a prevenirla. Cada cosa a su tiempo: que el Rey es capaz de empatía lo vimos nítidamente en agosto pasado, en Barcelona.

Quien desee realmente coser las heridas que supuran en la sociedad catalana, previa desinfección, deberá buscar sus interlocutores en la franja racional de dicha sociedad, en lugar de arrastrarse mendigando los votos de los empedernidos pirómanos guerracivilistas que utilizan hasta la bucólica ratafía como combustible arrojadizo.

Llega el Partido Único Catalán
José García Domínguez  Libertad Digital 21 Julio 2018

Los restos del naufragio de la vieja CiU, el PdeCAT, serán quemados ritualmente en la pira del olvido.

El congreso importante que se va a celebrar este fin de semana, el de ese sietemesino ya agonizante que respondió en su efímera vida por el anodino alias de PdeCAT, ha suscitado en Madrid la recurrente fantasía del catalán bueno. Otra vez. El mítico catalanista sensato e imbuido de un discretísimo sentido del Estado que caería del cielo para resolverles a ellos el problema que llevan más de un siglo sin saber como atajar. La leyenda urbana del catalán bueno es un clásico de ayer, hoy y mañana que va cambiando de nombre con el paso del tiempo, pero que en la quimérica ingenuidad de su formulación primera sigue eternamente igual a sí mismo. Así, el germinal catalán bueno de esa historia fue Cambó, que hasta se pago una hagiografía a golpe de chequera para consolidar la plaza en propiedad.

Pero después llegaron otros. Tarradellas, sin ir más lejos, que fue el único medianamente sincero en el desempeño de ese oficio. Tras él, apareció en escena el Gran Ladrón para ejercer de Español del año por obra y gracia de la derecha tonta de la villa y corte. A Duran Lleida, aquella inanidad pretenciosa de la Franja de Poniente, igual se le postuló para el puesto durante un breve interinaje. Y ahora los adictos mesetarios a esa fantasía cansina se acaban de inventar a una don nadie dentro del universo mental separatista, Marta Pascal, como el último clavo ardiendo al que anclar su cuento de hadas inventadas. Lo que sea, todo, con tal de seguir sin querer ver la realidad catalana de frente. Pero la realidad, ya se ha dicho, es que la Pascal no es nadie dentro de la comunión separatista. Nadie más allá de la última rémora testimonial del difunto catalanismo pactista, un anacronismo de museo desde que el otoño pasado el nacionalismo local en bloque cruzó, y ya para siempre, el Rubicón.

El parto del Movimiento 1 de Octubre, que es la marca que ya tiene registrada Artadi para la nueva criatura ( Juntos por la República es otra posibilidad que también se maneja a estas horas) recuerda mucho a aquel crepuscular congreso peronista que presidió Héctor Cámpora en Buenos Aires mientras que el propio Perón todavía permanecía exiliado en su residencia madrileña de Puerta de Hierro antes de volver en loor de multitud a la Casa Rosada. El racista Torra es, de hecho, el Cámpora del Payés Errante. Puigdemont, un Perón con barretina que asienta su poder incontestado entre las bases del movimiento en la dimensión carismática de su errática personalidad. La don nadie Pascal puede apelar a la razón, una herramienta herrumbrosa por el desuso en la Cataluña contemporánea. El Payés, como el otro caudillo, el de la Pampa, moviliza emociones. ¿Y quién puede frenar a una emoción estúpida cuando su momento ha llegado? Ganará el Payés. La Pascal volverá a la nada. Los restos del naufragio de la vieja CiU, el PdeCAT, serán quemados ritualmente en la pira del olvido. Cámpora-Torra jurará lealtad eterna a Perón-Puigdemont. Y el siguiente paso será presentar una OPA hostil contra la Esquerra para fundar el Partido Único Catalán con el que siempre ha soñado esa gente.

El TSJCV anula dos artículos más del decreto que recoge la dictadura lingüística de Puig y Oltra
OKDIARIO 21 Julio 2018

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha declarado la nulidad de otros dos artículos del Decreto 6/2017 de la Generalitat que pretendía penalizar el uso del castellano y fomentar el del valenciano en la administración pública autonómica, tras la anulación parcial de 11 artículos y una disposición final.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo ve contrarios a derecho el artículo 4, que considera el valenciano “lengua destacada” sobre el castellano, y el 22, que regula la lengua en la que se redactarán los escritos públicos redactados por la administración, según ha informado este viernes el alto tribunal en un comunicado.

Con esta resolución, los magistrados de la sala estiman parcialmente los recursos de la Abogacía del Estado, el sindicato CSI·F y la Asociación para la Defensa del Castellano, además de ratificar la nulidad de los 11 artículos acordada en la primera sentencia que se dio a conocer el pasado miércoles.

En los tres fallos, notificados a las partes este viernes y consultados por Europa Press, la Sección Cuarta anula el artículo 4 del decreto, que atribuye al valenciano la condición de “lengua destacada”, por utilizar este término en lugar de “lengua preferente” y ser “inconstitucional”, como recuerda que falló el Tribunal Constitucional en 2010 al pronunciarse sobre el Estatut de Catalunya. Los magistrados entienden que “el trato que se da al valenciano incurre precisamente en el exceso prohibido” por el Constitucional en esta sentencia y otras que le han seguido.

La sentencia subraya que “el reglamentador (la Generalitat) cuida omitir el término preferente, que sabe inconstitucional y lo sustituye por el adjetivo destacada, pero con prácticamente el mismo resultado”.

El objetivo, a su juicio, es “sortear la declaración de inconstitucionalidad de la preferencia, pero se hace solo de forma aparente”. Los magistrados argumentan al respecto que, en el artículo 4, “al predicar del valenciano la calificación de lengua destacada, sin acotación territorial en lo más mínimo de términos municipales con predominio de una u otra lengua, pasa por encima también la singularidad del bilingüismo en la Comunidad Valenciana”.

El tribunal también anula el artículo 22 del decreto, que establecía que las escrituras que otorgue la Generalitat deberían hacerse necesariamente en valenciano, y remarca que “no es que omita prever la obligación legal de traducción al castellano los documentos que hayan de surtir efecto fuera del territorio de la comunidad autónoma”.

A su juicio, esta previsión es “realmente innecesaria, pues esto lo establece directamente la ley”. Los magistrados entienden que “lo que hace (el artículo anulado) es disponer la excepción a la regla de usar únicamente el valenciano: que se redacten también en castellano si lo solicita la otra parte, lo que supone desconocer el mandato legal recogido en el número 2 del artículo 13 de la Ley de Usos y Enseñanza del Valenciano”.

Los magistrados recuerdan además que el decreto anulado parcialmente ya fue cuestionado por el Consell Jurídic Consultiu (CJC), cuyo informe previo a la aprobación de la norma contenía “observaciones de carácter esencial”. También recoge el hecho de que el órgano consultivo advirtiera entre sus observaciones al texto que “debería eliminarse el adjetivo ‘destacada'” del artículo 4.

Al margen de las anulaciones de los dos artículos, la sala desestima la pretensión de CSI·F, que pedía la nulidad íntegra del decreto por no haberse negociado con las centrales sindicales, al considerar que la tramitación fue respetuosa con la ley y que la negociación con los sindicatos no es un requisito legal previo a la aprobación del decreto.

Por otro lado, la Sección Cuarta también rechaza anular el artículo 13, que establece que los impresos y formularios han de redactarse de forma bilingüe, con el valenciano en primer lugar y de forma destacada, al ver la medida “proporcionada y consecuente con el artículo 6.5 del Estatuto de Autonomía”.

Desde el TSJCV explican que los jueces se habían pronunciado sobre estos preceptos en su primera sentencia sobre el decreto, notificada el miércoles, porque su legalidad no había sido cuestionada por los demandantes, dos diputados autonómicos del PP.

En esa primera resolución, la Sección Cuarta declaró nulos 11 artículos y una disposición final que daban un uso destacado al valenciano sobre el castellano en aspectos como las notificaciones en trámites administrativos, la rotulación de edificios y dependencias públicas, la comunicación entre empleados públicos y ciudadanos, las publicaciones y publicidad institucional y los contratos con proveedores, así como en la rotulación de carreteras, caminos y dependencias y servicios de interés público que dependen de entidades locales.

En las sentencias notificadas este viernes, la sala reproduce, en esencia, los argumentos utilizados en la primera resolución para anular 11 artículos y la disposición final.

Esclarecido el 14º atentado de ETA sin resolver: condenado a 42 años de cárcel Ángel Tellería
La Audiencia Nacional acredita, 37 años después, que él y otros dos terroristas asesinaron en Zarautz a la inspectora de Policía María Josefa García Sánchez
Alejandro Requeijowww.vozpopuli.com 21 Julio 2018

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a un total de 46 años y ocho meses de cárcel al etarra Ángel Tellería, juzgado el pasado lunes por el asesinato en 1981 en Zarautz de la inspectora de Policía María Josefa García Sánchez. Con el relato de hechos probados que establece la sentencia a la que ha tenido acceso Vozpópuli se ha logrado esclarecer uno de los más de 300 asesinatos de ETA que permanecían sin resolver, concretamente se trata del número 14 desde que en 2011 se estableció el listado oficial de atentados sin autor material conocido.
iencia recibe 20 asesinatos terroristas olvidados durante décadas en juzgados del País Vasco

Para llegar a este punto, la Fiscalía y las víctimas tuvieron que salvar en varias ocasiones el archivo del caso, que comenzó a investigar el Juzgado Central de Instrucción número 1 en junio de 1987 contra Tellería, su compañero José Luis Eciolaza Galán, alias ‘Dienteputo’, y Juan María Tapia, un acusado de dar cobijo a estos terroristas. Condenado en 1988, este colaborador de la organización era hasta ahora el único sobre el que pesaba una condena junto a otro que abandonó el lugar instantes antes del crimen. Pasaban los años sin que la Justicia determinase quiénes fueron los autores materiales del asesinato de la inspectora.

Ahora se sabe que el comando lo formaban Tellería, ‘Dienteputo’ y Miguel Antonio Goicoechea Elorriaga, alias ‘Txapela’, pero este último fue asesinado por los GAL en 1984. Al estar los dos primeros en paradero desconocido, la Audiencia Nacional archivó el caso. Lo reabrió en marzo de 1996 para practicar nuevas diligencias, pero lo volvió a cerrar en marzo de 1997. Meses después, en julio de ese año, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) presentó una nueva querella contra Tellería lo que obligó a reabrir la investigación, pero en enero de 1998 se archivó de nuevo al no dar con el paradero de los terroristas acusados.

Detención en México
No fue hasta el año pasado cuando se conoció la noticia de que un etarra llamado Ángel Tellería había sido detenido en México desde dónde le habían expulsado a España. A su llegada a Madrid, pasó a disposición judicial y le trasladaron a prisión hasta la semana pasada, que se sentó en el banquillo de los acusados por integración en ETA, atentado con resultado de muerte y depósito de armas. Entre las acusaciones estaba el abogado Antonio Guerrero en representación de la AVT, la asociación que 21 años atrás decidió interponer contra él la querella que reabrió el caso prolongando así el plazo de prescripción.

Lo que dice la sentencia de la Audiencia Nacional es que Tellería, ‘Dienteputo’ y ‘Txapela’ estaban en un piso franco en el polígono de Vista Alegre de Zarautz (Guipúzcoa). Tenían tres subfusiles, tres pistolas y dos granadas. El 15 de junio de 1981 vieron por la ventana cómo se aproximaban varios coches de Policía al edificio. Con los terroristas había además una cuarta persona llamada Ernesto Arrondo, a quien le dieron la orden de salir corriendo. Sabían que les habían descubierto. Este cuarto hombre sería rápidamente detenido y condenado al año siguiente.

La Policía había dado con el escondite gracias a la declaración de dos detenidas. Los agentes subieron al sexto piso mientras los terroristas, armados, buscaban llegar a la primera planta donde tenían una vía de escape. La inspectora García, en lugar de subir en ascensor con sus compañeros, tomó las escaleras donde se topó con el comando. “En ese momento, José Luis Eciolaza Galán le disparó un tiro con la pistola a la cabeza, lo que le provocó la muerte en el acto”, dice la sentencia. María Josefa García, apenas tenía 23 años de edad. Los terroristas lograron escapar.

La familia de la víctima tiene el consuelo de que la Justicia haya certificado lo que sucedió, pero la Audiencia Nacional no podrá actuar nunca contra Eciolaza Galán ya que sigue en paradero desconocido y en su caso sí que ha prescrito su responsabilidad ante los hechos. La condena a Tellería incluye la obligación de indemnizar a los herederos de la inspectora con 200.000 euros.

Atentados sin autor material
En el año 2011 la Fundación de Víctimas del Terrorismo que dirigía Maite Pagazaurtundúa encargó a la abogada Carmen Ladrón de Guevara, de la AVT, que elaborase un listado con los atentados sin autor conocido. Salió una cifra de 349 que fue remitida a la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El Ministerio Público la revisó en profundidad y devolvió las conclusiones a las víctimas, que terminaron por fijar en 324 los casos sin esclarecer.

Desde 2012 hasta ahora, los tribunales españoles han resuelto ya 12 casos a los que hay que sumar otros dos por la sentencia francesa que condena a varios etarras por el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton. Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo se han mostrado satisfechos por el trabajo realizado tras conocer esta condena a Tellería. Sin embargo, al ser preguntados acerca de sus sensaciones al esclarecerse el atentado número 14 de la lista, el colectivo ha replicado con otra cifra: 310. Concretamente los casos que aún quedan por resolver.


Recortes de Prensa   Página Inicial