AGLI Recortes de Prensa   Domingo 5 Agosto 2018

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡Es Super-Sánchez Falconetti!
Federico Jiménez Losantos  Libertad Digital 5 Agosto 2018

Una de las pocas ventajas que tiene la llegada del PSOE al Poder a lomos del golpismo separatista y el comunismo tinajero es que, como se están retratando a velocidad supersónica, los ciudadanos podrán castigarlos también muy rápido: en las elecciones de Octubre, de Mayo y de Termidor, que es cuando llegará Doña Urna con la rebaja para el CIS del Compañero Tezanos, alias Tenazas. Por cierto, que entre los entes cuya desaparición debería plantear ese Contrato con España que prepara Casado, tiene que figurar en lugar destacado ese engendro demoscópico en el que hoza cada Gobierno y se extravía cualquier Oposición, sin que aproveche más que al periodismo de saldo. Cuando sale, han pasado un mes o dos desde que se preguntó, y eso, que en Suiza será poco, en España linda con la eternidad.

Una incompetencia atómica
Dos cosas han retratado al mini-PSOE (sólo 84 escaños) de Super-Sánchez: la primera, el afán por colocar a los amigos y cuates en cualquier latisueldo del Estado, con total desprecio de su capacitación técnica. Hay ya una lista larguísima de cargos publicada en varios medios, que se han confiado a sociatas sin la menor posibilidad intelectual de gestionarlos. Es verdad que si el 44% de la Ejecutiva Federal ha encontrado acomodo en el Pesebre del BOE, antes matará Sánchez al PSOE que éste lo rematar. Pero más allá de las triquiñuelas de partido, comunes a todos, hay que procurar un mínimo de decoro en las designaciones, siquiera para evitar accidentes que pasarán factura al Jefe. Entre los casos más obscenos de amiguismo, muchos han destacado que Super-Sánchez haya obsequiado a su antiguo Jefe de Gabinete nada menos que con Correos, una empresa muy moderna y de indudable importancia estratégica que cuenta con 70.000 trabajadores. Confieso que a mí me ha escandalizado más que al frente de una Comisión de Energía Nuclear encargada de tratar el uranio enriquecido, y que desde hace 20 años –tres Gobiernos- dirigía un técnico sin duda competente, se haya colocado a un señor de Valencia que estudió filosofía y se doctoró en Ciencias de la Educación hace treinta años, o sea, en Reforma Educativa. que es como se llamaba el achatarramiento de la enseñanza en el felipismo.

No conozco a ese señor. Es más: no voy a nombrarlo. Pero nadie me convencerá de que un antiquísimo burócrata del socialismo valenciano, no precisamente próvido en talentos, que una vez estudió Platón y que desde hace décadas vive de luchar contra la Caverna (un PP tirando a aristotélico) es alguien idóneo para disponer del uranio, ni enriquecido ni desahuciado. La bachillera Adriana Lastre (Lastra, antes de la bablización que el PSOE va a imponer en Asturias con Podemos y Cascos, que ahora va de Revilla) fue sincera ante las críticas por colocar a gente sin más preparación que el carné para cargos delicados: "¡No íbamos a poner a gente de derechas!" Eso presupone que sólo los de derechas en España son competentes para los puestos de responsabilidad, o que sólo con el PP prospera la izquierda competente. En cualquier caso, retrata a este PSOE como una pandilla de inútiles. Eso sí, felicísima de haberse conocido. ¡Ni que fuera de Podemos!

Propaganda al estilo podemita
La segunda característica que retrata al Gobierno es su estúpido afán en convertir el Gobierno en publicidad, la publicidad en Gobierno y ambos, en pomposa flatulencia, en un globo o un dirigible mal dirigido. Apenas se formó ya dije aquí que esto no era un Gobierno sino un anuncio, con un Presidente presidido por la harka separata y comunista que lo había puesto. Nada ha cambiado en lo que se refiere a escaños, alianzas o compromisos, tan apresuradamente comprometidos que resultan legalmente inasumibles. Lo nuevo es la infatuación de Sánchez, Supermán de la Super-Nada. Todos los diarios de papel -salvo el "Izbestia" (con b) prisaico, que prefirió callar a defenderlo- criticaban ayer editorialmente la rueda de prensa de Sánchez. En lo económico, por atribuirse méritos que sólo corresponden al Gobierno anterior. En lo político, por el verbalismo ridículo que pretende convertir en soluciones institucionales los cambios de vocabulario, como si cada palabra cobrara un nuevo sentido tras rebautizarla la Hacademia de Carmen Calvo.

Entre las majaderías conceptuales emitidas por Super-Sánchez, llama la atención la que dicen que va a arreglar definitivamente, aunque a largo plazo, no nos dicen cuánto, el separatismo catalán: la "lealtad federal". En su rueda de prensa, la primera en dos meses, y sólo como paso al vídeo de autobombo ridículamente carmenoso y podemita, al que sólo le falta Pitita de presentadora y con el que obsequió a los atónitos periodistas, Snchz insistió en la patología semántica de lo federal, ¡pro aplicándoselo al 155! Insistamos, a ver si lo entiende: en España, si fuera federal no sería constitucional y si lo es, no será federal. En Babía, puede. Aquí, no.

Sandeces escogidas del nuevo Falconetti
Pero recordemos algunas de las sandeces que prodigó el viernes y que, dada la chulería exhibida por el nuevo Falconetti (un malísimo de teleserie antigua que no llegó a ver a The Killers, aunque lo era), serán sólo el prólogo de una enciclopedia de necedades oceánicas:

"Vamos a blindar la educación pública, blindar la dependencia, blindar las pensiones y blindar la sanidad pública"
Con 84 escaños, Presidente presidido, lo único que hay que blindar, si se puede, es el ridículo. Ya se ve que no se puede.

"La inmigración no ha empezado con este Gobierno, con este Gobierno ha empezado la política migratoria".
González y ZP, veintidós años de gobiernos del PSOE, ni lo sospecharon. Si se entera de la afrenta "Tipex" Caldera, lo estrangula.

"Es bueno que el prestigio entre en una institución como la televisión pública".
Luego todos los que Iglesias y él mismo quisieron colocar en RTVE antes de que colara Rosa María Mateo sólo buscaban… desprestigiarla.

(La de Cataluña) "es una crisis que se viene larvando desde hace más de una década y se va a exigir mucha paciencia, mucha pedagogía y mucha altura de miras" (…) "Aquellos que no quieren diálogo, ¿cómo quieren hacer política?".
Esto ya pasa de castaño oscuro. ¡Como tú cuando apoyabas el 155! ¿Ya no te acuerdas? ¿Y de cuando llamabas nazi a Torra? ¿Pero cómo te atreves a llamar "radicales" al PP y a Ciudadanos mientras defiendes al catanazi que a diario los agrede? ¿Cómo se atreve tu gó-gó Iceta a comparar a los CDR con Arrimadas? ¿Ya no te acuerdas de cuando bailoteábais juntos delante de una bandera nacional, o sea, española, de catorce metros? ¿Cómo puedes calumniar ahora al PP diciendo que quiere "discriminar a los españoles por origen y por raza", cuando eres tú el socio y cómplice del golpista y racista redomado Torra?

La estocada final, o sea, el infame golletazo: "En resumen: cambio de época, esto es lo que significó la moción de censura, reivindicación de una democracia sana". Y el descabello despótico: "España se reconoce en su Gobierno".
Si la llegada al Poder de este orate fue un golpe contra la Nación y la Libertad, esta palabrería necia, entre bolivariana y cretinoide, ofende al civismo más elemental. Déjennos votar y veremos quién reconoce a quién.

Papeles para todos
Luis del Pino  Libertad Digital 5 Agosto 2018

¿Por qué está en ascenso la ultraderecha en toda Europa? En Austria, Italia o Chequia, ya está en el gobierno. En Dinamarca, es segunda fuerza y forma parte de la mayoría parlamentaria. En Eslovenia fue primera fuerza en las últimas elecciones. En Alemania, ha irrumpido en el parlamento federal como tercera fuerza, con 91 escaños, y las encuestas la muestran ya empatada en el segundo lugar con el declinante partido socialdemócrata. En Suecia, cada vez más sondeos apuntan a la posibilidad de que la ultraderecha gane las elecciones previstas para el 9 de septiembre. En Hungría o Polonia, no solo gobierna la ultraderecha, sino que la izquierda ha desaparecido prácticamente del parlamento. En Holanda o Francia, Geert Wilders o Marine Le Pen mantuvieron en vilo a toda Europa ante las serias posibilidades de que obtuvieran la victoria...

¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué este giro a la derecha populista y ese declive de la izquierda y la derecha tradicionales? Normalmente,se suele apuntar a la explosiva combinación de dos factores: la crisis económica iniciada hace una década y los problemas derivados de una inmigración masiva y mal gestionada, pero déjenme que intente ser algo más preciso.

Permítanme ilustrarlo con algo que me ha sucedido en Twitter hace unos días.

El pasado fin de semana, Pablo Casado manifestó que era imposible la política del "papeles para todos", siendo inmediatamente objeto de fuertes críticas por parte de Podemos o del PSOE, que tildaban al nuevo líder del PP de racista o xenófobo.

Viendo esas críticas, yo dije en Twitter que me parecían un error, porque la inmensa mayoría de la gente entiende y comparte esa afirmación de Casado. Simplemente, porque es de sentido común: si no hay dinero para acoger a todo el mundo, no podemos abrir las puertas sin más. De modo que esas críticas a Casado, lejos de dañarle electoralmente, le refuerzan.

Y entonces una persona me contestó en Twitter con un mensaje que creo que resume perfectamente el por qué del ascenso de la ultraderecha: "Es una cuestión ética", me decía esta persona, "hablar de la realidad de tantos seres humanos y hacerlo en profundidad. Muchos discursos pero no parece que habléis de vidas humanas. Esas que tenéis para que limpien vuestras casas, paseen a vuestros padres y recojan las cosechas".

Esta persona hacía en su mensaje una apelación sentimental con la que estoy de acuerdo: al hablar de inmigración, no debemos olvidar que hablamos de seres humanos. Pero a continuación realizaba una caricatura profundamente errónea, deslizando la idea de que los mismos que se oponen a la inmigración son los que luego tienen criadas inmigrantes para limpiar sus casas o pasear a sus padres.

Esa caricatura es, precisamente, la que está llevando a Europa a una ola de populismo. Porque no es verdad que los que tienen criadas inmigrantes, o trabajadores inmigrantes en sus fincas, sean los que se oponen a la inmigración. Es justo lo contrario: el rechazo a la inmigración en Europa es tanto más fuerte cuanto más desciendes en la escala socioeconómica. En Francia, sin ir más lejos, el Frente Nacional recibe sus votos de obreros y asalariados; las clases ilustradas, los pensionistas y la gente acomodada, votan a Macron.

Y la razón es muy simple: la gente de dinero no tiene necesidad de competir con los inmigrantes. Quienes compiten con los inmigrantes por las ayudas sociales son las personas con menos recursos económicos, no los que no necesitan ayudas sociales. Quienes compiten con los inmigrantes por el uso de los servicios públicos son los que usan esos servicios públicos, no los que tienen dinero para pagarse una sanidad o una educación privadas. Quienes conviven a diario con los inmigrantes son los que habitan en los barrios más degradados, no los que viven en las zonas ricas.

Un pijo con criada y mayordomo como el que ese interlocutor me retrataba en su tuit, no tiene que soportar un piso patera en la planta de abajo de su bloque de viviendas, por la sencilla razón de que lo más probable es que viva en un chalet vallado, situado en algún barrio donde los únicos inmigrantes que entran son, precisamente, los que van a trabajar en el servicio doméstico.

Esa ceguera es la que está haciendo a Europa virar hacia el populismo. Enfrentados al problema de la inmigración descontrolada y al consiguiente malestar social, la izquierda progre y la derecha bienpensante recurren a la caricatura y a la descalificación, pretendiendo equiparar el rechazo a la inmigración con el clasismo conservador, cuando es todo lo contrario: es el antiguo votante de los partidos de izquierda, de nivel socioeconómico bajo, el que está nutriendo con su voto a los partidos populistas. Porque es ese votante, y no el de los partidos conservadores clásicos, el que más sufre los problemas ligados al descontrol de la inmigración.

Cuando el PSOE o Podemos critican a Casado por el tema migratorio, demuestran desconocer los problemas que viven sus propios votantes. Cuando Pedro Sánchez anuncia sanidad gratuita para los sin papeles, demuestra que no le importa ni poco ni mucho cómo va a repercutir eso en la calidad de la atención sanitaria que sus propios votantes reciban.

Y eso es una receta segura para el desastre. Luego, cuando la ultraderecha se impone en cada vez más países, los partidos clásicos, especialmente en la izquierda, culpan al votante: "si Trump gana, es porque el votante americano es idiota". Cuando lo que deberían decir es: si el populismo gana, es gracias a nuestra ceguera y a que hemos hecho oídos sordos a los problemas de quienes hasta ahora nos votaban.

Gobierno Pedro Sánchez
Franco, Cataluña, Presupuestos, inmigrantes… Sánchez se va de vacaciones al borde del colapso

María Jamardo okdiario 5 Agosto 2018

La llegada de Pedro Sánchez al Gobierno con tan sólo 84 diputados -tras la moción de censura a Mariano Rajoy- las limitaciones del Ejecutivo para tomar decisiones propias y su constante dependencia de los apoyos que necesita ir recabando de sus socios de investidura, hacen mella en Moncloa. Política de gestos y pago de favores podrían resumir los menos de 100 días de Sánchez al frente del Ejecutivo.

Celebrado el último Consejo de Ministros y con la única comparecencia en rueda de prensa del actual presidente de los últimos dos meses y medio e iniciado el período estival, el Gobierno se va de vacaciones dejando en suspenso hasta su regreso, en septiembre, los temas más polémicos. Éste es el complejo escenario al que deberá enfrentarse Sánchez el próximo curso escolar si no quiere que el Gobierno colapse y verse obligado a convocar elecciones anticipadas:

El Decretazo de RTVE
La medida, profundamente criticada por los socialistas desde la oposición y prevista para circunstancias urgentes y excepcionales, fue la primera gran imposición unilateral de un gobierno que intervenía el Consejo de Radio Televisión Pública para reemplazarlo por uno provisional en el que el mayor peso de los consejeros recaía sobre profesionales de los medios afines a Podemos.

Tras dos votaciones parlamentarias que frustraron la conformación de la nueva cúpula, y ante la ausencia de acuerdo, el Ejecutivo nombraba la pasada semana a la periodista Rosa María Mateo como administradora única del ente para asumir las riendas de la corporación e iniciar los trámites del concurso público del que habrá de elegirse el nuevo Director General y su equipo, tal y como establece la ley aprobada en 2017.

El Decretazo de Sánchez, sin embargo, anunciaba modificaciones para incrementar el número de Consejeros en incorporar en el órgano gestor a representantes propuestos por partidos nacionalistas y Podemos que sustentaron la convalidación de la medida que no han convencido ni a Populares ni a Ciudadanos.

Ley de Memoria Histórica y exhumación de Franco
En los pasillos del Congreso de los Diputados, el mismo día en que prosperó la moción de censura, Sánchez se comprometía con miembros de las asociaciones de la Memoria Histórica a exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos e ilegalizar la Fundación Francisco Franco; y ponía como fecha límite “antes de julio”.

Agotado el plazo comprometido y pese a que fuentes de Moncloa insistían en los últimos días en que tenían lista la “fórmula” jurídica para abordar dicho traslado de manera inmediata, la férrea oposición de la familia Franco, las dificultades para intervenir sobre una tumba que se encuentra bajo la tutela de la jurisdicción canónica, no civil, y las medidas judiciales que los herederos y la asociación ya han anunciado que adoptarán en caso de que el Gobierno actúe en contra de la voluntad de los Franco, han frustrado provisionalmente la voluntad de Sánchez.

Acercamiento de presos ETA
Una de las exigencias del PNV para apoyar a los socialistas en su empresa de desbancar al Gobierno del PP fue que Sánchez se comprometiese a abordar el acercamiento progresivo de los presos de ETA a las cárceles vascas.

Los socialistas mantienen su intención de cumplir la legislación penitenciaria que ampara el acercamiento de los presos de la banda terrorista al País Vasco y Navarra, pese a que desde las filas Populares, Casado haya advertido que no van a permitir que se produzca ni un sólo movimiento en este sentido y para ello cuentan con el apoyo de las asociaciones de víctimas que recibieron la decisión muy negativamente y dispuestas a combatirla.

Negociación Presupuestaria y Techo de Gasto
Se desmorona la minoría cualitativa que consiguió aglutinar Sánchez para desalojar a Rajoy de la Moncloa cuando los números y la economía se ponen sobre la mesa.

En septiembre ha de votarse el nuevo techo de estabilidad presupuestaria y los que deberían ser los Presupuestos Generales del Estado en 2019, cuestión que se presenta muy compleja para los socialistas.

Pensionistas
Desde la oposición, Sánchez utilizó el argumento de las pensiones para atacar de manera recurrente al Gobierno anterior. Ahora son los pensionistas quienes recuerdan al socialista que, estando en la Moncloa, tiene el poder para hacer que las pensiones queden constitucionalmente blindadas y aplicar las subidas que exigen vinculándolas al IPC.

Exigen que las pensiones se traten como un derecho y no como una limosna y advierten ala Gobierno que saldrán de nuevo a tomar las calles en septiembre si no atienden a lo que tantas veces exigieron al Ejecutivo de Rajoy.

Huelga del Taxi
Como una “tregua provisional”, así han definido los portavoces del gremio del taxi la decisión de desconvocar la huelga salvaje que ha mantenido en jaque al Gobierno durante una semana, con escenas e incidentes que colapsaron las principales arterias de las capitales españolas.

Cumplimiento de la Ley 1/30 a cambio de que los paros y las protestas se suavicen e incluso se aparquen indefinidamente. Sin embargo y ante la complejidad de un tema en el que difícilmente la solución a adoptar será capaz de conformar las pretensiones de ambas partes involucradas: taxis y VTC, el Gobierno de Sánchez, a través del Ministerio de Fomento, ha sugerido que lo adecuado sería transferir las competencias de la materia administrativa para la emisión de licencias a las Comunidades Autónomas, algo que no ha gustado en absoluto a los titulares autonómicos que consideran que es trasladarles el problema.

Los taxistas por su parte advierten que a su regreso en septiembre, si las promesas no se cumplen, están dispuestos a que “ardan” de nuevo las ciudades.

Inmigración y fronteras
Sánchez arrancó su presidencia acogiendo a más de 400 inmigrantes a la deriva en e Mar Mediterráneo a bordo de un barco propiedad de una ONG, el Aquarius. La medida, duramente criticada por su oportunismo, fue la espita que abrió el gas de la inmigración como uno de los nuevos problemas del Gobierno socialista.

El último episodio, el asalto de más de 600 inmigrantes ilegales subsaharianos en la valla de Ceuta, que dejaron a 20 agentes de la Guardia Civil heridos de diversa consideración tras utilizar una violencia inusitada que incorporaba incluso el uso de sustancias corrosivas como cal viva.

El efecto llamada de la política de gestos de Sánchez incomoda a la mayor parte de las formaciones políticas y a los ciudadanos que asisten preocupados al anuncio de medidas como la retirada de las concertinas.

El incremento de la delincuencia callejera, la sobreexposición de los recursos públicos a la atención de irregulares en territorio español -condenados a precariedad e indigencia– y la falta de medios para atender la sobrepoblación de los CETIS en zonas ya de por sí afectadas por dificultades propias y tasas de paro muy elevadas, son algunos de los principales escollos que deberá abordar el actual Gobierno con medidas reales y en algunos casos, impopulares.

Cataluña
Tras su primera reunión en Moncloa con Pablo Casado, nuevo líder del Partido Popular, Sánchez conoce su oposición frontal a la reforma constitucional que pretendía el Ejecutivo para resolver la amenaza separatista en Cataluña.

En las conversaciones mantenidas entre ambos, Casado negó a Sánchez cualquier posibilidad de prestar futuros apoyos para abrir el melón de la Carta Magna y con ello privilegiar a Cataluña.

Sánchez es consciente de que abordar dicho propósito sin los votos populares, imprescindibles para tal cometido, es un fracaso anunciado.

UCO y Guardia Civil
Unas horas antes del último Consejo de Ministros trascendía la noticia de la destitución fulminante del Coronel Manuel Sánchez Corbí al frente de la UCO de la Guardia Civil por “pérdida de confianza”.

Cese directo del Ministro de Interior, Grande-Marlaska, a quien no gustó que Corbí comunicase a su equipo la falta de fondos reservados para atender las necesidades de dotación presupuestaria de las unidades dedicadas al crimen organizado, corrupción y delincuencia grave.

Rebelión interna entre los miembros de la benemérita que han manifestado su apoyo a Corbí, casi tanto como han evidenciado las críticas al recién nombrado Francisco Javier Sánchez Gil, quien no tiene experiencia previa en investigación.

Un antiguo independentista
Vicente Torres Periodista Digital 5 Agosto 2018

No todos los independentistas están por completo mal de la cabeza, aunque algún tornillo flojo han de tener. Ser independentista, y sobre todo hoy en día, no tiene sentido. Los mismos independentistas saben eso, motivo por el que se afanan en inventar una historia totalmente incierta e increíble, para presentar a Cataluña como una colonia.
Este mismo intento pone de manifiesto su maldad y la de quienes les siguen el juego.

Algunos independentistas conservan algún grado de lucidez en sus deterioradas mentes, merced a lo cual se han dado cuenta de que el único modo de conseguir lo que pretenden es mediante un conflicto armado y aquí ya se detienen, en primer lugar por lo azaroso del resultado y en segundo, y supongo que principal, porque en el caso de victoria el coste sería muy elevado en vidas humanas y bienes materiales.

Alguno de esos antiguos independentistas, que quizá haya dejado de serlo, o tal vez no, pide que los catalanistas maduren, o se hagan mayores. No puede ser eso, lo de esta persona es abandonar una utopía para abrazar otra. El día en que los catalanistas abandonen el infantilismo el catalanismo dejará de existir.

Hay que recordar la historia, pero la de verdad, no la inventada por esos seres enfermizos, para darse cuenta de que el catalanismo, desde su origen, se basa en la exigencia de privilegios sobre los demás, en el deseo, vehemente, de obtener ventajas, en el afán de que las demás regiones se sacrifiquen para que los catalanes vivan mejor. Todo eso ha venido siendo posible por la estupidez de los gobernantes de la nación, que no han sabido ver la naturaleza del problema, ni han puesto los medios para atajarlo.

Así como la democracia es un sistema que necesita ciudadanos adultos para funcionar bien, el nacionalismo sólo es posible entre personas que están por cocer.

Los equipos jurídicos alertan a Sánchez: exhumar a Franco puede acabar en derrota judicial
Carlos Cuesta okdiario 5 Agosto 2018

Los equipos jurídicos han alertado a Pedro Sánchez de que exhumar a Franco puede acabar en derrota judicial. El Gobierno asegura que puede hacerlo por un mero decreto ley. Que el rango legal sería suficiente para proceder a la exhumación. Pero la noticia publicada por OKDIARIO, en la que se advertía de la posibilidad de la familia y de la Fundación Francisco Franco de querellarse por profanación en caso de que no se cumpliesen los requisitos legales para poder trasladar los restos mortales del dictador, desvelaba la realidad de los problemas a los que se enfrenta la promesa del presidente Sánchez de mover los restos de Franco.

Por eso, en una de las últimas reuniones mantenidas por Sánchez con su equipo jurídico ha sido alertado de que, efectivamente, es más sencillo prometerlo que hacerlo. Y es que no es nada seguro que un movimiento de la tumba de Franco en contra del deseo de la familia no acabase en un proceso penal e, incluso, con posible derrota para el presidente y su Gobierno. Todo un varapalo de duro impacto para la imagen de Sánchez.

“Quiero anunciarles que la decisión política de este Gobierno es firme. Vamos a proceder a la exhumación de los restos del dictador Franco del Valle de los Caídos y su materialización, a falta de dar los últimos retoques al instrumento que lo hará posible, será en muy breve espacio de tiempo”. Así reafirmaba Sánchez a mediados de julio su promesa lanzada a mediados de junio.

Han pasado los días y la semanas y el cuerpo de Franco sigue en el Valle de los Caídos. Y no es porque la agenda de Sánchez esté muy cargado de deberes y acontecimientos públicos. No: la verdadera causa radica en la complejidad legal del movimiento de los restos del dictador.

El Gobierno en todo ese tiempo ha tratado de llegar a un acuerdo con la familia, eso sí, después de haber anunciado a bombo y platillo que trasladaría la tumba dijera lo que dijera la familia. Y en ese contexto la familia ha respondido con un escrito notarial en el que se ha negado por completo a dar su consentimiento a tal acción e, incluso, a hacerse cargo de los restos una vez desplazados -algo que hubiese limitado la responsabilidad del Estado de evitar posteriores profanaciones en algún cementerio-.

El propio Fernando Martínez, director general de memoria histórica, un organismo de nueva creación dependiente del Ministerio de Justicia, fue el primero en insinuar que la promesa de Sánchez revestía más complejidad de la aparente: por eso admitió que podía haber cierto retraso en la operación porque querían hacerlo “correctamente”.

La Fundación Francisco Franco ha explicado esta complejidad. Y es que se deben respetar los trámites legales blindados por Ley Orgánica. Si hace uso de un decreto, la forma jurídica será inferior y, por lo tanto, no se trataría legalmente de una exhumación, explican. Según su criterio, un movimiento de los restos mortales sin permiso de la familia puede ser considerado directamente una profanación, tal y como aparece reflejada la figura delictiva en el Código Penal español -artículo 526-.

En ese artículo se señala que “el que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses”.

Por eso la familia de Franco, como adelantó OKDIARIO, ya ha entregado al Abad responsable de la Basílica del Valle de los Caídos un documento notarial donde expresan sin duda alguna su oposición a la exhumación de los restos de Francisco Franco. Porque con ese documento repartido, nadie -ni los jefes, ni los agentes que intervengan en la operación- podrá esgrimir que no estaba al corriente de la oposición de la familia a la exhumación.

Todos estos puntos han sido valorados por el equipo jurídico de Moncloa en los últimos días. Y la solución legal, efectivamente es más compleja de lo esperado por Sánchez, tal y como le han advertido.

EL CRUEL BALANCE FINAL
El terrorismo en España: 57 años de dolor en un cifra demoledora
R.R. / D.R. elsemanaldigital 5 Agosto 2018

Una cifra descomunal, que atestigua la magnitud del terrorismo en España desde que, hace ya 57 años, se comenzara el recuento: más de 10.000 ciudadanos son considerados oficialmente víctimas del horror, fundamentalmente de ETA, responsable además de 853 muertes, un tercio de las cuales sigue sin haberse aclarado a estas alturas.

Saber quiénes fueron los asesinos, ahora que la banda se ha disuelto, es fundamental para las asociaciones, tal y como exige COVITE, encabezada por Consuelo Ordóñez, hermana del recordado Gregorio, en una campaña para despedir 2017 y recibir el año nuevo.

Un bebé fue la primera víctima mortal de ETA. Le siguen otras 7.000 más hasta el fin de la crueldad

El Ministerio del Interior ha puesto recientemente de forma oficial cifras al terror en España, después de revisar cientos de expedientes de las 10.181 personas reconocidas como víctimas del terrorismo en todas sus variantes. La banda terrorista ETA ha asesinado a 853 personas y herido a otras 6.389.

Los datos obran en los ficheros de la Dirección General de Atención a las Víctimas, que comienza a contabilizar desde la muerte el 26 de junio de 1960 de María Begoña Urroz Ibarrola, un bebé que fue en 2012 reconocido oficialmente como la primera víctima mortal de ETA.

Echeverría, el último

María Begoña es también la más antigua de la lista de 977 personas que han sido condecoradas con la Gran Cruz de Reconocimiento Civil. El último es Ignacio Echeverría, el español que falleció en el atentado de Londres del pasado 3 de junio cuando se enfrentó con su monopatín a los terroristas. Un total de 1.421 personas han sido indemnizadas económicamente por el Ministerio del Interior. Después, vinieron Barcelona y Cambrils, golpeadas por el fundamentalismo en agosto.

El Gobierno ha reconocido a 10.181 víctimas, de las que 1.429 son fallecidos y 3.944 secuestrados, amenazados o dañados en atentados. Según ha explicado a EP un portavoz de Interior, se han contabilizado también 4.808 heridos de gran invalidez, parcial o temporal, así como con incapacidad absoluta.

El yihadismo ya ha dejado más de 2.000 victimas, la práctica totalidad procedentes del 11M

El terrorismo de corte yihadista ha dejado 2.108 víctimas en España, de los que 1.997 se registraron en el atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, la que sigue siendo la mayor masacre terrorista en Europa. El GRAPO dejó 191 víctimas y otros grupos, 640. La acción criminal de ETA queda reflejada en sus 7.242 víctimas.

Las cifras fueron adelantadas parcialmente el pasado 8 de junio por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en un seminario internacional organizado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Entre otros datos, desveló que más de 250 ciudadanos han sufrido atentados terroristas fuera de España.

312 crímenes sin resolver
Es la primera vez que el Gobierno ofrece datos del censo de víctimas del terrorismo, de acuerdo a sus ficheros. Hasta ahora, las cifras eran dispares en lo relativo a ETA. La Oficina de Víctimas de la Audiencia Nacional habla de 864 asesinados, mientras que otros trabajos académicos como el libro 'Vidas rotas' documentaban 858. El Gobierno vasco, por su parte, rebajó la cifra a 849 asesinados.

En el campo judicial tampoco hay cifras oficiales. La Audiencia Nacional ha dictado desde su creación unas 1.500 sentencias sobre ETA, de las que 713 se han referido a atentados mortales, según estimaciones de la AVT, una de las organizaciones que más han reivindicado la importancia de documentar el terror en España.

Justicia y dignidad
En 2011, la Fundación de Víctimas del Terrorismo fijó en 324 el número de víctimas sin autor conocido. A diciembre de 2016, un estudio de la AVT actualizó esta cifra hasta los 312 casos sin resolver, que se corresponden a 245 atentados sin juzgar. En ese periodo de tiempo se han reabierto 20 sumarios y en doce se ha condenado al autor del atentado.

Con esta brutal estadística, la eterna reivindicación de las víctimas -memoria, dignidad y justicia- sigue vigente y, a juicio de al menos tres de los cuatro grandes partidos de España, la necesidad de apoyo y reconocimiento nunca caducará. Otra cosa distinta es que las asociaciones lo perciban así o no. El malestar cíclico suele estar justificado. Y ahora, ya sin ETA en activo, la deuda ha de saldarse.

España es, señor Sánchez, algo más que PSOE y separatistas
Sigue el postureo del señor Pedro Sánchez, ahora mostrándose seductor con el separatismo catalán
Miguel Massanet diariosigloxxi  5 Agosto 2018

No entendemos, de verdad, a lo que realmente se está refiriendo este personaje que gobierna o, simula hacerlo, la nación española, cuando habla de “rechazar más frentes judiciales contra Cataluña”. ¿Cómo, un gobernante, puede rechazar el ejercicio de un procedimiento legal, en algunos casos imprescindible, para hacer entrar en vereda a un grupo de revolucionarios que han dado muestras suficientes de estar dispuestos a llegar a las últimas consecuencias en su intento irrefrenable de hacer que, el Estado, muerda el polvo y acceda a que Cataluña y los catalanes se llegaran a independizar del resto de la nación española? ¿Acaso acudir a la Justicia cuando es preciso, se puede considerar algo rechazable? Quizá el señor P.Sánchez piense en que, a través del llamado “diálogo”, algo que, por cierto, se ha convertido en un latiguillo que usan frecuentemente todos los partidos de las izquierdas cuando pretenden que, por medio de procedimientos extralegales se puedan hacer concesiones que, por cierto, no están incluidas dentro de las facultades que la Constitución atribuye a los gobernantes y que, en último lugar, cuando no haya conformidad sobre ello, se debe recurrir, indudablemente, a este llamado tercer poder, según la conocida definición de los tres poderes del estado formulada por Montesquieu.

Ya nos estamos acostumbrando, los españoles, a los largos silencios con los que obsequia el señor P.Sánchez a los ciudadanos cuando le conviene desaparecer de los primeros lugares de la escena política y a locuacidad e incongruencias con las que se expresa cuando decide aparecer para dejar caer alguna de sus frases lapidarias, con las que pretende impresionar a sus seguidores y dejar perplejos a los miembros de la oposición. Es posible que, el señor Rajoy y su equipo, estuvieran tardones en reaccionar ante el desafío separatista, cuando el señor Mas empezó su campaña en contra del Estado español y que se mostraran indecisos en el momento de aplicar el 155, algo que en muchas ocasiones hemos venido criticando pero, no hay duda que el hecho de denunciar ante el TS y el TC los comportamientos, evidentemente inconstitucionales, de los separatistas catalanes era algo imprescindible para que, las actuaciones, que ciertamente no se llevaron a cabo pese a las bendiciones de ambos tribunales, pudieran haber servido de freno a las ulteriores cuestiones que, como consecuencia de la no aplicación de la Ley, se han producido de parte de unos separatistas envalentonados y decididos a aprovecharse de la debilidad del Gobierno para rehacerse de las primeras consecuencias del 155, contratacar y volverse a situar en una postura que los ha convertido en verdaderos dirigentes de la política interior española, haciendo valer los acuerdos secretos que, sin duda, acordaron con el señor Sánchez para apoyarlo en la moción de censura en contra de Rajoy.

Sánchez habla de destensar el ambiente y, acto seguido anuncia que, tan pronto como pueda, retiraran los restos del general Franco de su última morada en el monasterio del Valle de los Caídos. ¿Qué facultades tiene este gobierno para actuar dentro de un templo católico? Seguramente él que no quiere judicializar las actuaciones de su gobierno va a tener que acudir a una más, a desgana con toda probabilidad, ante la denuncia que la familia Franco va a presentar ante los tribunales en contra de este intento del nuevo Gobierno. Pese a que no se manifiestan en público, el respeto por la figura del general Franco, su aureola de vencedor del comunismo en España y el haber proporcionado 40 años de paz a los españoles, continua teniendo más seguidores de lo que muchos se imaginan y que, con toda seguridad, se van a sentir afectados por un acto vengativo como es el que proponen ahora, por una cuestión de imagen populista, los seguidores de las izquierdas más extremistas que no vacilarán en profanar la tumba donde yacen los restos de quien gobernó en España durante cuarenta años.

¿Cuándo el señor Sánchez nos va a explicar con detalle en qué consiste esta “parálisis” de la que se queja y cuáles van a ser las “grandes transformaciones” que nos viene anunciando? Hasta ahora sólo ha demostrado estar dispuesto a ceder ante todas las graves cuestiones a las que se ha enfrentado. Los taxis han salido vencedores en su desafía al ejecutivo y siguen llevando la batuta, amenazando con nuevas movilizaciones si no se cumplen a rajatabla sus exigencias. En el conflicto de la llegada masiva de migrantes, consecuencia de la política de llamada iniciada con el “Aquarius”, que viene colapsando todas las ciudades del litoral mediterráneo cercanas al estrecho de Gibraltar; los resultados no pueden ser más descorazonadores debido al colapso que se han venido produciendo en los centros de acogida de las ciudades costeras y la gran avalancha, con consecuencias nefastas, de 602 migrantes que entraron en Ceuta como turba vencedora, después de haber sobrepasado las vallas y a los policías y guardias civiles que las custodiaban, provocando heridos entre ellos.

Quedará por ver en qué acabarán las grandes transformaciones que anuncian, a no ser que se refieran a los aumentos de impuestos de los que ya nos han avisado y de su absurda creencia de que si se aumenta a los bancos y grandes millonarios las cargas impositivas, las clases medias españolas no vamos acabando pagando nuestra parte en tales aventuras. No queremos ni pensar en las consecuencias, si lo que se nos anuncia es volver atrás en las reformas laborales que se nos pidieron desde la UE para ayudarnos a no tener que pasar por las horcas Caudinas de ser rescatados por los hombres de negro.

Y volvemos a insistir en que se nos aclara desde ya mismo respecto a lo que se está planeando en esta famosa agenda del cambio y que se nos diga si, este cambio al que aluden en cada momento, va a consistir en algo que repercuta en el bienestar de todos los españoles o bien, por el contrario, según mucho nos tememos, sólo sirva para convertir a los ricos en más pobres, a los de la clase media en paganos, como ocurre siempre que se habla de cambios impositivos y, a las clase menos favorecidas, en que sólo tengan la satisfacción de ver como aquellos que tenían más ahora pasan dificultades, sin que ello les acabe proporcionando mejora alguna para sus bolsillos. Esto sí, la burocratización del Estado irá aumentando y los 30.000 nuevos funcionarios que han sido convocados a opositar van a tener dinero para sus sueldos; eso sí, a costa del resto de los españoles que veremos cómo nuestras esperanzas de libertad, de mejoras de nuestras perspectivas industriales, de mayor desarrollo de nuestro comercio y, especialmente de recuperación del mercado de trabajo que, por mucho que se intente disimularlo y criticarlo aduciendo un empleo poco estable, lo cierto es que va mejorando cada día que pasa, a medida que los empresarios se iban convenciendo de que la mejora económica no era un bluf del Gobierno sino una realidad tangible.

Mucho nos tememos que este “sueño de una noche de verano” que está viviendo un PSOE, chutado de la droga de un optimismo desmedido en un momento en el que ya daban por perdidas sus posibilidades de levantar cabeza, va a convertirse en no muy largo tiempo en un nuevo desengaño si es que piensan que, el tiempo que les queda hasta las próximas elecciones, van a contar con los apoyos de los que se valieron para conseguir desbancar al señor Rajoy del gobierno de la nación. Cuando se toman medidas que necesitan financiación y que no están previstas en los PGE del ejercicio correspondiente, se tiene que recurrir a dotaciones extras para hacer frente a los dispendios de aquellas promesas que se hicieron o renunciar a ellas. En caso contrario se deben arbitrar medidas para conseguir recaudaciones complementarias que, usualmente, se consiguen aumentando los impuestos o bien recurriendo a más financiación externa, con el consabido aumento de la deuda pública. Todos sabemos que la CE está vigilante y que, inmediatamente que detecta alguna anomalía significativa, va a advertirnos para que rectifiquemos inmediatamente.

Dudamos de que, con una política como la que nos anuncian los socialistas y sus compañeros parlamentarios de la izquierda, de evidente incremento de los gastos, de más impuestos, de encarecimiento de los costes de trabajo y de incumplimiento de nuestros acuerdos con el resto de Europa, es obvio que no vamos a tardar en observar los efectos que va a tener para nuestra nación y nuestras relaciones con el resto de la UE.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos con enorme intranquilidad como, no sólo por parte de la rebelión independentista de los catalanes y los anuncios intranquilizantes del señor Urcullu sobre una posible segunda edición de la consulta catalana, esta vez en el país vasco; sino por el auge que parece que están tomando los partidos de izquierda y la falta de la necesaria unión que debería existir en los más conservadores, particularmente ante la posible necesidad de aplicar de nuevo, en Cataluña, el 155; lo que nos hace temer que, a la hora de tener que tomar medidas trascendentales para asegurar el futuro de nuestra nación, no va a haber la necesaria solidaridad para impedir que los que pretenden destrozar España consigan sus propósitos.

La 'amigocracia' de Sánchez: 500 'enchufados' en la empresa pública de un presidente que se dice “ejemplar”
Marta Espartero El Espanol 5 Agosto 2018

Un sutil movimiento. Silente, ágil. El relevo de peones al frente de los Administración pública ya es un hecho y no precisamente aislado. Poco a poco, los despachos de los dirigentes de Correos, Adif o Renfe se han vaciado para acoger nuevos moradores afines a los socialistas. Era cuestión de tiempo: amigos hay muchos; memoria para los favores debidos, también.

En lo que llevamos de legislatura socialista, el presidente Pedro Sánchez, que izó desde el primer momento la bandera blanca del tiempo nuevo, del líder inmaculado que volvió del ostracismo político para expulsar la corrupción del Ejecutivo bajo la lupa de una moción de censura histórica, ha incurrido en los mismos movimientos de aquellos a quienes alguna vez vituperó ?¿Las puertas giratorias? “Se acabó, hay que cerrarlas”, sentenciaba en otros tiempos?. Pero la amigocracia ha tomado, una vez más, la Administración.

El goteo ha sido incesante. Casi 500 nombres han brotado en el BOE a golpe de decreto de sustitución desde junio. Y eso a pesar de ese “punto final a la falta de ejemplaridad” que representa su Gobierno y de ese “cambio de época” del que el propio Sánchez ha hecho gala este viernes tras el último Consejo de Ministros estival. Es un hecho. Las empresas públicas vuelven a estar dirigidas por profesionales próximos al núcleo duro del líder del PSOE.

Gobierno en minoría
Algunos son más mediáticos ?Jordi Sevilla, Óscar López? que otros ?el nuevo presidente de la SEPI o de Correos?. Pero todos con la misma fecha de caducidad: julio de 2020, en las mejores quinielas. “Siempre se han hecho cambios masivos e inmediatos en las empresas públicas”, admite en conversación con EL ESPAÑOL David Redoli, sociólogo y expresidente de la Asociación de Comunicación Política (ACOP). “Pero es verdad que se hacía con cuatro años de legislatura por delante, no dos”.

La paliza que visibilizó el machismo 10 años después: qué fue de Violeta Santander, Puerta y el profesor Neira La paliza que visibilizó el machismo 10 años después: qué fue de Violeta Santander, Puerta y el profesor Neira Claudia Iturbe El 2 de agosto de 2008, Jesús Neira trató de ayudar a Violeta Santander, que estaba sufriendo malos tratos a manos de su pareja. El defensor pasó de héroe a villano, el agresor murió por sobredosis y la víctima tuvo que ingresar en una clínica por una grave depresión.

La explicación es la endemia del amiguismo: una picadura que alcanzó el corazón del Estado hace un par de siglos y de la que aún no nos hemos desprendido. “Tenemos un problema de diseño institucional, una Administración pública del siglo XIX, un sistema muy antiguo. En los altos puestos se tiende a fusionar y confundir el funcionariado y el personal político”, esgrime Redoli.

Que Sánchez siempre ha sido un líder líquido, proteico, con capacidad de metamorfosearse no es algo nuevo. Esta vez ha vuelto a adaptar su discurso a las circunstancias. Dirigiendo empresas y organismos públicos, gente cercana ideológicamente. Pero que sean destacados profesionales en sus campos, también. Como apuntaba Carlos Yárnoz en El País, Luis García Montero puede ser muy buena opción para dirigir el Cervantes, pero nadie objetaba a su predecesor en el cargo, Juan Manuel Bonet, quien, además, solo llevaba 18 meses en el puesto.
Juanma Serrano, a la izquierda, era hasta ahora el jefe de Gabinete de Sánchez. Ahora estrena puesto en Correos.

Igual con Aznar, Zapatero o Rajoy
“En una administración como la británica, esto no sucedería. En nuestro país, el nivel 28 y 30 del cuerpo de funcionarios, los más altos, son los que deberían optar a esos puestos. Pero lo que se consigue es una funcionarización de la política y politización de la función pública. El funcionario que llega a ser presidente de Enresa - la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos S.A.- o de Paradores es afín. No es cuestión de trayectoria personal, no es por méritos”, disecciona el sociólogo y asesor de comunicación política.

Lo cierto que el sistema ya está viciado de por sí. No es un deje de Pedro Sánchez. En el mismo periodo de tiempo, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero o Mariano Rajoy publicaron un número similar de decretos de sustituciones, entre 400 y 500 altos cargos cercanos ideológicamente. “Es imposible. Tú tienes ya arriba a gente puesta por confianza política. Lo que heredas es un diseño que sería absurdo de mantener. ¿Cómo tienes la seguridad de que van a ser fieles?”.

El ir y venir de cajas y enseres de todos los contrafuertes de la Administración ha sido intenso. Han vivido mudanzas, además de las ya mencionadas, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Hunosa ?empresa estatal minera?, Tragsa, Cetarsa ?la tabaquera pública?, el Banco de España, Navantia ?sociedad naval?, Turespaña, Enusa ?dedicada a los combustibles nucleares?, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA), la Agencia Efe, Red Eléctrica, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) o la Agencia del Medicamento.

Los premiados han sido, por el mismo orden, Vicente Fernández Guerrero ?un habitual en distintos departamentos de la Junta de Andalucía?, Gregorio Rabanal, Jesús Casas, Juan Andrés Tovar ?senador socialista?, Margarita Delgado; Susana Sarriá ?que aterriza desde la Junta?, Héctor Gómez ?el hombre de Sánchez en Canarias?, José Vicente Berlanga ?desde la federación valenciana?, José Félix Tezanos ?un mítico socialista y una de las caras visibles del guerrismo?, María Luisa Faneca López ?desde la Ejecutiva del PSOE?, Fernando Garea, el exministro Jordi Sevilla, Manuel Escudero ?secretario de Política Económica y Empleo del partido, conocido como el gurú económico de Sánchez? y María Jesús Lamas.

A Renfe, por su parte, ha llegado Isaías Táboas, el secretario de Estado de Transportes con Zapatero. A Adif, Isabel Pardo de Vera. A Correos, Juan Manuel Serrano ?el ex jefe de Gabinete de Pedro Sánchez?; a Enresa, José Luis Navarro ?exconsejero de la Junta Extremadura y del núcleo de Fernández Vara?. Y a Paradores, el exsecretario de Organización del PSOE, Óscar López.

Y no son ni un diez por ciento de ellos.

Confianza sobre profesionalidad
La solución única de estos dedazos, según Redoli, sería un pacto entre partidos para profesionalizar la dirección pública. “Hasta que eso no ocurra, los propios partidos cuentan con estos cambios porque siempre es así. Si no lo haces, te la juegas. Se impone la lógica de la confianza, no la de la profesionalidad. No hay presidente tan ingenuo. Y es un problema”, suspira.

Con un tiempo máximo de acción de dos años, “Sánchez está preparando las próximas elecciones. Y si lo haces controlando el aparato del Estado, mejor”. Con un Gobierno en minoría y pocos apoyos parlamentarios “podría haberse hecho mejor, escogiendo un perfil más técnico. Pero Pablo Iglesias o Albert Rivera habrían hecho lo mismo o muy parecido”, opina el sociólogo.

El oasis de RTVE
La cuestión, al final, es el rédito electoral que pueda conseguir con los nombramientos. De un Consejo de Ministros -o Ministras- muy pensado, estudiado, elegido concienzudamente y aunando golpes de efecto y perfiles técnicos, la consecuencia política y a nivel de comunicación fue notable. Pero con la Administración, “a nivel de calle te va a dar pocos votos. Le queda lejano a la gente”.

“Es una cuestión de visión de España. El partido que lo haga y lo lidere, en torno a las élites, tendrá bastante aceptación”. La vía ya la ha abierto Radio Televisión Española. “Pero ahí ya había un clamor en el Parlamento. Todos se habían puesto de acuerdo para reclamarlo y estaba todo el campo sembrado para que surgiera”.

Para Redoli, RTVE va a ser la punta de lanza y la tendencia profesionalizadora acabará calando en el resto de las empresas públicas. Eso sí, en un medio o largo plazo. Así sucede actualmente en Reino Unido, Francia o Alemania. “El signo de los tiempos transita en esta dirección”.

11 semejanzas razonables entre las izquierdas españolas de 2018 y las de 1936
España y las izquierdas de 2018 no se parecen en casi nada a las de 1936. Pero si se revive de forma demagógica a Franco, ¿por qué no revivir también al Frente Popular?
Cristian Campos El Espanol 5 Agosto 2018

Dice el historiador e hispanista estadounidense Stanley G. Payne en su libro En defensa de España. Desmontando mitos y leyendas negras (Espasa, octubre de 2017) que "no hubo nada más decisivo en el camino al 18 de julio que la gran cantidad de desórdenes de todo tipo que se sucedieron, un hecho sin precedentes, en tiempos de paz, en ningún otro país europeo de la época con régimen parlamentario". Desórdenes provocados por las izquierdas, tanto burguesas como revolucionarias, con el apoyo o la tolerancia de Azaña y Casares Quiroga.

Según Payne, fue "el principal sector revolucionario, los caballeristas del PSOE-UGT", los que tuvieron la idea de provocar a ciertos sectores del Ejército para que se sublevaran y "resolver la crisis subsiguiente con una huelga general que les permitiera hacerse con el control del Gobierno republicano de un modo 'semilegal', con la justificación de haber actuado a la defensiva". Según Payne, las izquierdas deseaban mucho más una guerra civil que los propios Franco o Mola, que se resistieron a ella hasta que el asesinato de José Calvo Sotelo por parte de milicianos del PSOE condujo a España al punto de no retorno.

La España de 2018 no es la de 1936, pero buena parte de la izquierda burguesa (el PSOE) y de las populistas (Podemos), con el apoyo de los nacionalismos vascos y catalán, parece empeñada en revivir a Franco a diario y en establecer paralelismos psicotrópicos entre el régimen franquista y el centro-derecha español de PP y Ciudadanos. No digamos ya de VOX.

Pero a eso sabemos jugar todos. Puestos a buscar paralelismos demagógicos entre el 36 y la actualidad, es bastante más fácil encontrarlos a la izquierda que a la derecha del arco político español.

Y si no, atiendan a algunos de los desórdenes y provocaciones llevadas a cabo por el Frente Popular y las izquierdas burguesas en 1935-36. Provocaciones listadas por Payne en su libro (algunas de las mencionadas por el historiador americano no tienen paralelismo en la actualidad) y cuyo objetivo final era la imposición de una dictadura republicana/comunista/socialista tras una guerra civil que las izquierdas preveían corta y fácil de ganar.
1. "Ola de huelgas sin objetivo económico alguno más allá de la dominación de la propiedad privada, a menudo acompañadas de violencia y destrucción de propiedades".
2. "Incautación de propiedades, en ocasiones legalizadas a posteriori. Los efectos económicos fueron destructivos, dado que no fomentaron la modernización y la productividad, sino la redistribución de la pobreza".

3. "La impunidad en la comisión de los delitos para los miembros de los partidos frentepopulistas".
4. "Detenciones políticas arbitrarias de miembros de partidos derechistas".
5. "Un amplio declive económico, con fuga de capitales".

6. "La amplia extensión de la censura, que produjo una grave limitación de la libertad de expresión".
7. "La politización de la justicia mediante la aprobación de nuevas leyes, con el fin de facilitar los procesos políticos arbitrarios e ilegalizar a los partidos derechistas".
8. "Cambios arbitrarios de funcionarios y personal en los gobiernos provinciales y municipales de muchas provincias, a veces para eliminar a los representantes elegidos y sustituirlos por miembros de los partidos frentepopulistas".

9. "Un proceso diseñado para crear las condiciones adecuadas para que existiera un monopolio político de izquierdas".
10. "La subversión de las fuerzas de seguridad".
11. "Incremento de la violencia".

De Barcelona al sur de Afganistán
Javier López-Astilleros. vozpopuli  5 Agosto 2018

La Unión Europea pide que se cierren sin demora las mezquitas y los lugares de culto que promuevan el “odio e inciten a cometer delitos terroristas”

El Parlamento Europeo cerrará los lugares de culto (es decir las mezquitas) que no respeten los valores de la Unión. Se trata de una de las 139 iniciativas de la Comisión Especial sobre el Terrorismo.

El objetivo es que "que cierren sin demora las mezquitas y los lugares de culto y prohíban las asociaciones que no respeten los valores de la Unión e inciten a cometer delitos terroristas, al odio, a la discriminación o a la violencia". La declaración es inquietante. ¿Acaso hay mezquitas y asociaciones que inciten abiertamente a la violencia? La respuesta está en el enunciado que han impulsado los eurodiputados.

La resolución debería de incluir “el fin de las relaciones con los países desde los que se financia el terrorismo, y no respeten los valores de la Unión Europea”. Esta última sería una declaración osada, el resultado de ir hasta el final y la única solución posible.

Pero lo más difícil es acabar con las ideologías que animan al terrorismo. En última instancia pertenece al género de lo individual, y como actualmente se socializa a través de internet, es muy difícil controlar la diversidad del discurso. El resultado es que las autoridades públicas se inclinan por la autocensura, por ejemplo, en lo que se refiere a la prohibición de visitar las publicaciones en la red de contenido ‘yihadista’. Como suele ocurrir en estos casos, se ha llegado tarde. Solo un loco -hoy día- llamaría a la guerra desde un púlpito.

Los predicadores del odio tienen campo abierto. Hay guerras cuyas causas no tienen fácil explicación por ser un tabú… europeo

No queda muy lejos el tiempo en el que los fieles sentados sobre el suelo escuchaban con total libertad a oscuros predicadores, en asociaciones y mezquitas. Hablaban sobre la situación de los ‘hermanos’ en Pakistán y Afganistán. La opresión. Los ataques con videojuegos de drones dirigidos desde Nevada o Las Vegas. Sobre el asesinato de individuos mientras celebraban una boda.

Muchas invasiones quedan en el olvido, mientras el cultivo del opio se multiplica desde la llegada de los libertadores de las mujeres del burka. Pero hasta esto lo vemos con naturalidad.Cuando mayor es el delito sobe un conjunto de personas desconocidas, mayor es la indiferencia.

En definitiva, era posible que un grupo de predicadores norteafricanos- sin formación conocida- relatara en un garaje del cinturón industrial de una ciudad europea (Barcelona) un crimen cometido en un país remoto de Asia, llamado Afganistán. Y esto les ofendía.

También hay otra lectura. Unos extraterrestres envían una nave espacial a una zona donde una tribu celebraba una fiesta familiar. La ovalada nave iba sin piloto, y sin embargo disparaba proyectiles. Hubo familias que quedaron como la madera petrificada: decenas de mujeres y niños se derritieron ante sus ojos. Luego un señor- a decenas de miles de kilómetros- hacía cábalas sobre una posible investigación, aunque no le consta una masacre de esas características. Como no había nadie en el lugar, tan solo una solitaria máquina volando sobre el inocente horizonte, no estaba claro el suceso. Es de esperar que por varias generaciones los jóvenes de esa tribu se unan en la lucha contra el invasor.

Cuanto mayor es el crimen, más se tiene que desproveer de personalidad e identidad a victimario y víctimas. Lejos de las redes sociales, el burócrata del mando goza del más completo anonimato. Desde esta perspectiva no es posible identificarse con el sujeto tribal, porque nos han educado en el rechazo a la barbarie.

Califato virtual
Pero el relato de los predicadores indignados siempre está sazonado de lágrimas y sollozos. Y de un carácter enérgico y violento. Por eso escogen lemas precisos e inteligibles. Saben que no todo el auditorio domina la lengua árabe. Muchos hablan el amazig, su lengua materna.

La sensación de incomodidad es general. Los sollozos dan paso a las súplicas por los hermanos oprimidos -sin más adjetivos- en todos aquellos lugares donde hay guerra, en una interminable lista. Poco después se procede al ágape. Unos cuantos deciden volver a casa, ante la desaprobación de los escuderos del ritual. Sirven bandejas de cordero. De las lágrimas a las sonrisas solo hay un paso.

Los predicadores señalan el modo de pellizcar la carne: con los tres dedos, ‘tal y como en los tiempos del profeta’. Por lo tanto no hay cubiertos, y todos comen del mismo plato. Replegados sobre sí mismos, contenidos, murmuran y sonríen con los asistentes. Los paisanos poco a poco se van retirando. Una vez que la mezquita-garaje se vacía, los predicadores acuden al bar donde se reúnen algunos magrebíes del hachís. Allí los sermonean y se escucha alguna que otra discusión.

Dos percepciones quedan. La primera el sentimiento de pertenencia a una comunidad inmensa que se defiende de los neocruzados. Por otro lado, la identificación que se produce entre los sujetos de una violencia indeterminada en las estepas de Asia, y algunos de los inmigrantes residentes en Europa.

La demagogia se nutre de la humillación de los sentimientos. Siempre hay personas dispuestas a morir con el objetivo de restaurar la dignidad de una comunidad imaginada. No esperen que las pasiones obedezcan a la razón.

El civismo laico se empleó como ariete en el Norte de África. El ejemplo de Argelia es el más doloroso, pero no el único

Existe un califato virtual. Pero su naturaleza contemporánea y actual obliga a vestirse con andrajos, salvo casos excepcionales. El único camino aceptado en Europa para el islam político es el de la democracia cristiana. Pero por razones históricas, sociales y económicas, lo probable es el fracaso. Porque su corpus doctrinal y político está tan atrofiado como un elefante de circo -maltratado- en una pequeña jaula.

‘Occidente’ dejó hace tiempo las cruzadas confesionales, sin embargo es muy fácil soliviantar el orgullo humillado.

Según Adam Kuper en Cultura (Paidós 2001), Comte y Saint Simon tomaron prestados los valores universalistas de la Iglesia Católica para crear una religión del positivismo. Su dogma central era el progreso, ‘que equivalía a una salvación laica del mundo. Las nociones alemanas del bildung (formación) y kultur, se engranaban con las necesidades del alma individual, valorando la virtud interior por encima de las apariencias externas…”.

Pero el civismo laico se empleó como ariete en el Norte de África, la zona más vulnerable a la penetración europea. El ejemplo de Argelia es el más doloroso, pero no el único. La interferencia en los asuntos internos es una constante. Y las tensiones inmensas.

Los predicadores del odio lo tienen fácil. Muchos de ellos son hábiles oradores. Las guerras se pueden explicar por sus causas económicas o energéticas. Pero hay otras profundas que no se pueden expresar por ser un tabú…europeo.

Cuando los franceses entraron en Damasco en julio de 1920, el general francés Gouraud visitó la tumba de Saladino. Luego la pisoteó, y dijo: “Despierta Saladino, hemos vuelto. Mi presencia aquí consagra la victoria de la Cruz sobre la Media Luna”.

Han pasado 98 años. Y se podrá argumentar que ya no es la misma época. Pero basta con recordar como Bush y otros evangélicos utilizaron las profecías bíblicas del libro de Ezequiel para completar su plan sobre el Cercano Oriente e invadir Irak.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Benefactor del enemigo

Sánchez parece empeñado en desmantelar las defensas del Estado
Hermann Tertsch ABC 5 Agosto 2018

Pedro Sánchez es ya la mejor ayuda para los separatistas en el País Vasco en su objetivo de echar de aquella región española a las fuerzas de la Policía y la Guardia Civil. Suena realmente mal. ¿Verdad? Sí. Lo malo es que no es mentira. El Gobierno ha retirado el recurso de inconstitucionalidad contra la ley vasca «de reconocimiento y reparación de víctimas de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política». Ese es el nombre de una ley que esconde una inmensa y brutal carga política destructiva contra España. «Violencia de motivación política» lo llaman. La guerra entre dos bandos equiparables. Permitirá que el Parlamento vasco reciba denuncias contra policías y guardias civiles de supuestas víctimas de torturas y agresiones durante la lucha antiterrorista. Denuncias incentivadas por indemnizaciones de hasta seis dígitos. Es el arma que quería el PNV para ganar a Bildu/ETA el protagonismo en el pulso por la ansiada expulsión de las Fuerzas de Seguridad españolas del País Vasco. Sánchez se la ha dado. ETA/Bildu intensificará su campaña conocida como «Alde Hemendik» (Fuera de aquí), en la que se enmarcan muchas agresiones como las de Alsasua en Navarra y acosos a cuarteles. Se creará un ambiente irrespirable para los agentes de las Fuerzas de Seguridad.

Desde que llegó a La Moncloa, hay pocos días en que el Gobierno de Sánchez no toma una decisión que desmantela las defensas del Estado en beneficio de los enemigos del mismo. Importa poco si Sánchez lo hace por convicción o por obediencia, bajo el chantaje de las fuerzas extremistas que lo pusieron donde está. Son muchos los favores hechos ya a sus socios en su guerra contra España. Les abrió la espita del dinero para engrasar el golpe de Estado hasta el anuncio de que no recurrirá a la Justicia en Cataluña. Es el primer jefe de Gobierno del mundo que renuncia a combatir el crimen contra la Constitución que ha jurado defender. Tremenda la campaña contra la Guardia Civil. Con el humillante maltrato a los agentes heridos al enfrentarse a más de 600 atacantes, que no inmigrantes. Los atacantes recibieron consuelo y parabienes. Los guardias civiles heridos en acto de servicio, ni una visita. Después llegó el inaudito atropello a la UCO. Que investiga a los socios de Sánchez en Cataluña, pero en Valencia al partido del propio Sánchez. Les cortan los fondos. Y cesan al jefe por anunciar a su gente el cese de operaciones por falta de dinero. Dicen que por la filtración. La osadía para destituir al mando cuando le está investigando no la tuvo Rajoy cuando el cesado dirigía con evidente tino casos de corrupción del PP. Imaginen la que se habría montado. Esa osadía la tiene solo alguien capaz de irse de juerga playera con la parienta en avión de las Fuerzas Armadas. Peor aún, capaz de decir que no habrá elecciones, pero, eso sí, el pueblo sintoniza con él y su Gobierno. Lo sabe él. Ojalá fuera un simple caradura.

Torra incendiario panfletario.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 5 Agosto 2018

JOAQUIM TORRA LLAMA A LUCHAR CONTRA EL FASCISMO QUE ATACA A LOS ACTIVISTAS “PACÍFICOS” INDEPENDENTISTAS Y A SUS SIMBOLOS DE LAZOS Y CRUCES AMARILLOS.

De un "xenófobo radical independentista catalufo" (especie de estiércol o mierdecilla hecho con desechos mentales evacuados por descerebrados fanáticos),- decir catalán sería insultar al resto de los que además de españoles sienten y aman su terruño-, lo mejor es como a los Trolls, "ignorarles y no darles de comer”. Es decir, no alimentar un debate estéril sobre lo que digan, escriban o hagan. De un personaje como Joaquim Torra podíamos esperar cualquier cosa y un mucho de excentricidad de la que ya nos ha dado sobradas muestras como lacayo servil de Carles Puigdemont. Pero lo que nunca podríamos esperar es que con total desfachatez usara la publicidad y poder que le otorga su cargo como Presidente del Gobierno de la Generalidad, para hacer un llamamiento en los medios de comunicación a luchar contra lo que define como fascismo que ataca a los pacíficos activistas independentistas catalanes y los lazos y cruces usados como símbolos reivindicativos para exigir la libertad de los presos y exiliados, no por sus ideas políticas, sino por estar enjuiciados y acusados del golpe de Estado perpetrado en octubre del pasado año 2017. Su escrito titulado “Como un solo pueblo contra el fascismo” no se puede enmarcar dentro de lo que se consideraría “libertad de expresión”, ya que se trata de incitar a la violencia civil e insitucional contra quienes se limitan a actuar de forma totalmente pacífica y con riesgo evidente de su seguridad personal, ante la dejación de funciones, connivencia y actitud prevaricadora de consistorios, policía autónoma y CDR´s (Comités de Defensa de la República). Tres palabras que aluden a una actitud revolucionaria que huele a naftalina rancia: “Comité” ligado a grupos organizados de extrema izquierda radical; “defensa” que presupone una acción violenta ante un supuesto ataque y, por último, "República” como imagen de esa Cataluña independiente que pretenden imponer a toda España y a todos los españoles y no siempre de forma pacífica ya que no han renunciado a la violencia en sus objetivos.

El discurso usa de forma perversa el lenguaje para hacer precisamente aquello que critica como actitud fascista. Es decir, se posiciona como crítico de lo que el movimiento independentista lleva practicando desde hace años, no meses ni semanas: el adoctrinamiento más vil de la sociedad española en la comunidad autónoma de Cataluña, inculcando un sentimiento nacionalista excluyente donde se vulneran los derechos fundamentales y constitucionales de la parte mayoritaria de esa sociedad que no comparte sus aspiraciones independentistas. Una actitud netamente fascista donde las mentiras se repiten hasta transformarlas en realidades paralelas e incuestionadas por sus fanatizados seguidores. Para ello no dudan en usar todos los resortes de la propaganda favorecida desde y por el poder legislativo y ejecutivo mantenido a base de formar frentes de coaliciones y alianzas políticas que las urnas les han dado en los últimos años facilitando mayorías parlamentarias gracias a una antidemocrática ley electoral de asignación de escaños por circunscripciones y no de forma global.

Torra comienza su incendiario discurso apelando al desconocido escritor holandés Rob Riemen y su libro “Luchar en nuestra época”( To Fight Against This Age. On Fascism and Humanism), al que cita diciendo “Democracia, libertad y civilización. El significado de estas palabras, es más importante que nunca ahora que nos enfrentamos al virtuosismo de las mentiras y a la tergiversación del significado de las palabras, que forma parte de la naturaleza del fascismo”. Una verdad no solo aplicable al fascismo sino a cualquier movimiento totalitario cuyo objetivo es eliminar las libertades e imponer una dictadura. El comunismo es otra variante de ese totalitarismo. Joaquim Torra afirma que “aquí es donde encontramos a Cataluña y nuestra lucha democrática. No hemos de luchar tan solo una concepción antigua, monárquica y autoritaria de la cosa pública, sino que hemos de combatir a la mentira, al engaño y, más peligroso que nada, la tergiversación de las palabras”. No sabía yo que el sistema de “Monarquía parlamentaria” de España y países como Holanda, Dinamarca, Reino Unido, Suecia y Noruega entre otros fueran sistemas autoritarios (que es lo mismo que decir antidemocráticos). ¿No está haciendo Torra una tergiversación en toda regla mintiendo al más puro estilo fascista?

Mantiene su discurso falsario y ruin diciendo que: “Hemos visto estos últimos meses –y, me atrevo a decir, estas últimas semanas–un incremento notable de las agresiones, amenazas, intimidaciones y violencia fascista en nuestra casa. Unos grupos de individuos agresivos han querido atemorizar a los activistas per la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados. En algunos casos, han llegado a agredir físicamente a personas que colgaban lazos o instalaban cruces amarillas en las calles y en las plazas del país”. Una visión deformada en extremo de lo que realmente ha sido una respuesta valiente y decidida de unos ciudadanos que, a título personal, se han sentido con el deber de no permitir que esos espacios públicos de todos sean usados por mensajes políticos de un determinado colectivo, el independentista, que sí que ha llegado a agredir físicamente y amenazar a esos ciudadanos. Una actitud consentida por los consistorios de las ciudades donde se producen estos abominables hechos de politización descarada, como ya viene sucediendo con el cuelgue de banderas inconstitucionales como la estelada en balcones de ayuntamientos.

Seguidamente y tras afirmar que no se debe utilizar a la policía (los Mossos claro), ni a la Justicia en la lucha política, pasa a marcarles cual debe ser su trabajo diciendo que: ”Su actuación delante de estos brotes ha de incluir medidas preventivas y de detección precoz y medidas activas cuando se produce una agresión. Se ha de evitar absolutamente que estos individuos enmascarados, violentos e intolerantes puedan tener ninguna sensación de impunidad. Y por ello sobre todo es preciso que la justicia actúe y tome esta cuestión como una prioridad de primer nivel”. Más adelante exige que “La policía catalana ha de actuar con la máxima eficacia contra estos grupos. Aún más, hay que impulsar un observatorio independiente contra el fascismo que documente las agresiones y a los grupos”. Creo que estas palabras solicitan una delación civil de comportamientos anti independentistas, -¿no les recuerda modos fascistas?-, y que aplican claramente a esos CDR’s que actúan de forma impune con la connivencia de esa policía o cuando ocupan espacios públicos, como cortando autovías y calles e instalando símbolos políticos que enfrentan a la sociedad civil en Cataluña en una clara provocación y coacción intimidatoria.

En resumen, un panfleto incendiario propio de quien solo busca el enfrentamiento y acusar hipócritamente a otros de sus propias prácticas fascistas. Un individuo que, gracias a los golpistas y su líder fugitivo de la Justicia, -la de verdad, no la que ellos pretenden que ampare sus fechorías-, ha logrado ser investido como Presidente del Gobierno de la Generalidad, término que tiene unas connotaciones de exclusividad inapropiadas en un sistema democrático donde no deben existir desigualdades entre autonomías ni entre sus ciudadanos. Una defecación mental propia de un xenófobo radical que si que muestra claros tics fascistas en su sarta de mentiras vertidas en su panfleto y en sus exigencias de “lucha” para sofocar una reacción valiente a una provocación que goza de total impunidad por parte de quien tiene el deber de defender la legalidad vigente y se convierte en cómplice e infractor al permitir este tipo de actuaciones.

Es intolerable el que un individuo como Joaquim Torra siga representando a una Institución democrática del Estado del que emana su legitimidad y razón de ser y no en esas quiméricas exigencias de independencia basadas en la supuesta voluntad de un inexistente pueblo de Cataluña diferenciado del pueblo español y al que quieren suplantar y desterrar de su sociedad endogámica. Un mediocre editor que cita a escritores mediocres y desconocidos para el gran público, ante la incapacidad de acudir a otras citas de reconocidos autores que refutarían su demagogia, que solo convence a iletrados, ilusos y fanáticos convencidos tras años de lobotomía política.

Y este es el compañero de viaje que se ha buscado Pedro Sánchez para auparse y mantenerse en el poder en la Moncloa. Un enemigo de España que está degradando y manchando un cargo de representación de una sociedad y una Institución dejado llevar por su desbocada y enfermiza mente emponzoñada por un independentismo radical. Para ambos pido su inmediata dimisión y

¡¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!! ¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!

¡Que pasen si pueden un caluroso sábado de canícula agosteña!

El Gobierno se pliega al PNV y humilla de nuevo a las víctimas
EDITORIAL El Mundo 5 Agosto 2018

EL GOBIERNO de Pedro Sánchez ha comenzado ya a pagar la factura pendiente que tiene contraída con los nacionalistas vascos desde que éstos, tanto los conservadores del PNV como los radicales de EH Bildu, le dieran su apoyo en la moción de censura que le llevó a La Moncloa. El viernes, el Consejo de Ministros aprobó retirar el recurso de inconstitucionalidad que había interpuesto el Ejecutivo de Rajoy contra la ley vasca de Abusos Policiales, impulsada por Urkullu y aprobada por la Cámara autonómica. Todo un insulto y una falta de respeto a las víctimas del terrorismo, a las que, de prosperar la norma, se las podría equiparar a los etarras que supuestamente sufrieron torturas a manos de las Fuerzas de Seguridad.

De esta manera, el Gobierno socialista asume las exigencias del PNV, a pesar de que hace tan solo unos días el propio Tribunal Constitucional tumbó una ley similar en Navarra, recurrida por la Abogacía del Estado, por el riesgo de "conculcar derechos fundamentales de todos cuantos pudieran verse sometidos o expuestos al escrutinio de la comisión", un órgano de carácter político sin validez jurídica. Y es que ambas leyes, gemelas en sus intenciones y su gestación, prevén la creación de una comisión de supuestos expertos nombrada por los nacionalistas que, al margen de lo que dicten las resoluciones judiciales y en base a testimonios unilaterales y sin contrastar, determine qué miembros de la Guardia Civil, la Ertzaintza o la Policía Nacional pudieron haber cometido torturas contra miembros de la banda terrorista ETA desde los años 50. La norma vulnera de pleno el artículo 117 de nuestra Carta Magna, que establece que la "potestad jurisdiccional" corresponde en exclusiva a "los Juzgados y Tribunales". No se entiende que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que además de ser juez acumula una larga experiencia en la lucha antiterrorista, haya permitido semejante aberración jurídica, desoyendo, además, las advertencias que le han formulado sindicatos policiales, asociaciones de guardias civiles y colectivos de víctimas del terrorismo.

Pero aparte del desprecio al Estado de derecho, esta ley tiene para los nacionalistas vascos una importancia simbólica determinante en su empeño por reinventar la Historia y en la creación de un relato exculpatorio para los asesinos. Porque la ley habla de la existencia de un contexto de violencia política en el cual habría que enmarcar la acción de ETA, dando así cobertura ideológica a la versión bastarda que intenta explicar lo ocurrido como un conflicto entre dos partes con la misma legitimidad.

Un Gobierno legal en origen pero que no ha sido legitimado en las urnas no puede tomar decisiones como ésta o como la de acercar los presos etarras a cárceles del País Vasco, otra de las exigencias del PNV por su apoyo. La reciente historia de España demuestra que someterse al chantaje nacionalista tiene consecuencias perniciosas para la estabilidad nacional.

Sánchez: tres cartas y un comodín
FRANCISCO ROSELL El Mundo 5 Agosto 2018

Desde su cobijo estival de Doñana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, goza de días de vino y rosas. Hace dos meses merodeaba como alma en pena extramuros del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y ahora se enseñorea en el banco azul, sin mudar su doble circunstancia de ser el jefe del Ejecutivo con un grupo parlamentario más decrecido y el aspirante socialista menos votado por los españoles desde la restauración democrática. Toda una singularidad merecedora de investigación y análisis.

Hecho a vivir de carambola, ha llegado de rebote, tras darle sucesivamente por desahuciado, a todos sus desempeños. Por dos veces fue diputado de ocasión, merced a otras tantas dimisiones de Pedro Solbes y de Cristina Narbona. Triunfó sobre Madina en las primarias 2014 en las que figuraba como comparsa, pero ganó por mor del ventajismo de una Susana Díaz que pretendía que le conservara el sitio caliente hasta que la Reina del Sur tuviera a bien dejar la Corte sevillana de los Montpensier y trasladarse bajo palio a la Corte capitalina. Defenestrado por el golpe de mano de los barones, retornó refrendado copiosamente en 2017 frente a una antojadiza presidenta andaluza que quiso ajustarle las cuentas a su amadrinado y que rumió que, con avisar de su candidatura, iba a humillar por incomparecencia a aquel gato que acreditó poseer siete vidas. Finalmente, jugó de farol -como los independentistas catalanes con el simulacro de referéndum del 1-O- con una moción de censura de pega que le diera notoriedad y le sacara del pozo de unas encuestas que lo hundían sin remisión. Debió pasmarse al constatar cómo la aparentemente inexpugnable línea Maginot de Rajoy era, a la hora de la verdad, una barrera de mantequilla que se derritió con sólo acercarse. Burla burlando, completó su póker y su sueño de tahúr de habitar las estancias monclovitas.

En una trepidante sucesión de imágenes, Sánchez ha transitado de ser casi Nadie -cuando facturaba como falso autónomo a la Fundación Ideas, constituida por Zapatero como laboratorio ideológico del PSOE, y emergió en tertulias nocturnas de televisión verbalizando los argumentarios de su partido en asuntos escabrosos como el fraude millonario de los ERE de la Junta de Andalucía- a serlo casi Todo. Si Zapatero se vanagloriaba de ser un hombre de suerte con ribetes cuasi mesiánicos, reclamando fe ciega incluso a los más escépticos con sus temerarias tentativas, qué cabría decir de un Sánchez que vive al día hasta justo ese día en que se considere en condiciones privilegiadas de anticipar unos comicios que palien su precariedad.

Al modo de las devaluaciones monetarias, ese anticipo sólo lo comunicaría cuando el pertinente decreto-ley fuera camino de su publicación en el BOE. No en vano, la gran virtualidad de la moción de censura que desalojó a un catatónico Rajoy es que le faculta una fértil campaña con cargo al Presupuesto y con todos los resortes del Estado a su disposición -¿qué son los Consejos de Ministros sino una gran pasarela y escaparate electorales?-, además de escoger la fecha de conveniencia para esa lid en el Campo de Marte de las urnas. ¿Cabe mejor y más provechosa lotería?

Por encima del "no vale, pero me vale", que se pavoneó la jactanciosa Susana Díaz de las primarias del 2014, o del "no vale, pero nos vale" que presuponen sus aliados podemitas y separatistas, Sánchez se vale y se catapulta en una situación envidiable de acudir a esa cita electoral cuando mejor le pete. Claro que no siempre es fácil atinar y puede salir el tiro por la culata, por lo que conviene ir con pies de plomo. La fortuna es dama esquiva, cual veleta caprichosa, y le gusta jugar con el destino de los hombres.

La cuestión cardinal es elucidar hasta cuándo puede valerse Sánchez por sí mismo porque todo siempre suele ser peor al día siguiente. De hecho, ya percibe algunos síntomas preocupantes, sin cumplirse 100 de gracia que recoge la cortesía parlamentaria, aunque lo disimule con ruedas de prensa triunfalistas perorando con que su Gobierno inaugura nada menos que una "nueva época". Sobre su cabeza, además de pender la espada de Damocles de sus socios parlamentarios, se ciernen esos "acontecimientos" a los que se refirió Harold MacMillan, primer ministro británico de la década de 1960, cuando un periodista le inquirió respecto a cuál era su tarea más ardua al frente del 10 de Downing Street. "Los acontecimientos, querido, los acontecimientos", sentenció.

Como en el cuento de Monterroso, el dinosaurio independentista se despierta con él todos los amaneceres. No iba a esfumarse por ensalmo, como si su sola presencia bastara para ello. En parangón, se aúnan aquellos asuntos que él mismo aviva. Pugnando por sacar pecho y granjearse una ayuna notoriedad internacional con el rescate en aguas italianas del buque de emigrantes Aquarius, ha enseñado la joroba. Con la fanfarria del recibimiento, ha recrudecido un inevitable efecto llamada para los traficantes de seres humanos -se retrotrae a los tiempos zapateriles de "papeles para todos"- y ha propiciado que Marruecos baje las manos en su cooperación. Por cierto, España no ha dejado de tener fronteras, señor presidente, a cuenta del espacio Schengen, como dijo este viernes, sino que las suyas son también europeas. Cosa bien diferente.

Al asomar los primeros repechos en el camino, al aguardo de un otoño muy complicado que tendrá su avance en los aniversarios de los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils del 17 de agosto, así como de la Diada del 11-S, Sánchez evoca el relato ruso del gobernante que, al arribar al poder, se topa en su escritorio con tres cartas de su predecesor. La primera comunicándole: "Me echas a mí la culpa de todos los problemas"; la segunda: "Le endosas la culpa a tu segundo y le cargas el mochuelo"; y la tercera: "Vete preparando las tres cartas que legarás a tu sucesor". Por ahora, Sánchez se sirve de la primera apelando a la malhadada herencia de Rajoy, excepción hecha -claro- de la economía, aunque ya se apunten nubarrones en lontananza.

Junto a la primera de estas misivas, Sánchez ha recurrido al comodín de la última encuesta que le ha regalado el nuevo director del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos. Lo ha propulsado como si fuera un hombre-cohete o el mismísimo Pedro Duque en su época de astronauta. Ello lleva a plantearse qué necesidad hay de hacer este fuerte desembolso y alto menoscabo de la credibilidad de ese instituto para que un favorecido por el presidente le agradezca tan obsequiosamente esa merced.

Parafraseando a Churchill, quien únicamente se fiaba de las estadísticas que él manipulaba, no está claro que Sánchez deba encomendarse a esa donosura del CIS que muestra, básicamente, con poco aseo y sin disimulo, la opinión de quien lo manda circunstancialmente. En vez de ser aeronaves de reconocimiento, las encuestas se han transformado en aviones de bombardeo. De creérselas, puede fenecer como el mitológico Narciso. Satisfecho al espejearse en el fondo inmóvil del lago antes de ser engañado por Némesis, la cruel diosa de la venganza, y perderse en sus aguas aparentemente plácidas, el vanidoso replicaba exultante: "Merezco todo lo que tengo", a diferencia del rey chipriota Pigmalión, quien prorrumpía venturoso: "Tengo más de lo que merezco".

Habrá que ver si, aireando sus pensamiento por los parajes edénicos de Doñana, espanta o no la tentación de convocar elecciones para el último domingo de octubre, en coincidencia con la fecha que baraja Díaz para adelantarse a la sentencia de los ERE que juzga, con dos presidentes en el banquillo, 30 años de régimen socialista al sur de Despeñaperros. En esa tesitura, supondría una temeridad un Gobierno en funciones durante el periodo de berrea independentista que se prevé entre la Diada del 11-S y el aniversario de la proclamación simulada de la república de Cataluña. Entrañaría una huida en toda regla. No es lo mismo marcharse en horas 24 de Irak, como Zapatero, que hacerlo de su primer deber como presidente.

Otra cosa es que, aunque finja en contrario, a Díaz le venga de maravilla ir juntos de la mano como si se hubieran reconciliado. Cuando ambas convocatorias han coincidido con el PSOE gobernando La Moncloa y San Telmo, el desenlace fue doblemente satisfactorio. Además, si sale cara, la presidenta de la Junta podrá apropiarse del éxito que reporte el efecto Sanchez; si sale cruz, ya tiene cabeza de turco en el que descargar el traspié. En esta precampaña, Díaz ya ceba la bomba del agravio contra el PP por no ampliar el techo de gasto y negar a los andaluces esos hipotéticos 500 millones, al igual que a Aznar le echaron en cara sus predecesores dejar a medio millón de andaluces fuera de la financiación autonómica. Un juego de cartas marcadas que se ven sobresalir bajo la bocamanga a poco que se aparten las veladuras de los ojos.

En política, pocos se resisten a ese como sea con el que un micrófono traicionero delató hace unos años al presidente Zapatero, originando esquirlas en su quebrada sonrisa de cristal, durante una cumbre Euromediterránea de Barcelona. Mucho más si acarrean esos 40 escaños largos que posibilitaran un mayor desahogo para Sánchez, sin las estrecheces de estos 84 escaños de 350 que dan coyunturalmente para no caer del alambre. Empero, en septiembre, el cable se cimbreará vertiginosamente al ser sacudido desde sus puntos de sujeción. Un endemoniado dilema, en fin, Como solventó el clásico, "quien, cuando puede, no quiere, bien es que, cuando quiera, no pueda, perdiendo por el mal querer el bien poder". Demasiado para un Sánchez que juega esta partida con algunas cartas de provecho y un comodín.E

Cataluña vuelve al «154»
roberto l. blanco valdés La voz 5 Agosto 2018

Del grado al que ha llegado la osadía del secesionismo catalán da idea un hecho que sería inconcebible en cualquier otra democracia: la Generalitat que dirige el racista Joaquim Torra pretende que los Mossos d’Esquadra protejan al expresidente Puigdemont, fugado de España desde hace meses para evitar ser procesado por gravísimos delitos. Es decir, la secta que gobierna en Cataluña quiere que la policía autonómica -pagada por todos los catalanes y cuya misión, como la de las otras en el mundo, debería ser defender la legalidad- proteja la huida de un presunto delincuente. Insuperable. ¿Insuperable? Me temo que no, pues el límite de lo insuperable se sitúa en Cataluña cada día más allá.

El viernes supimos que la Generalitat había decidido dar a Lluís Puig, exconsejero de Cultura, huido como Puigdemont de la acción de la Justicia, el mismo trato otorgado previamente a la también fugada Meritxell Serret: un carguito con un sueldo sustancioso (85.000 euros anuales) para hacerle más llevadero eso que denominan «exilio» los nacionalistas. Exiliados pagados con cargo al presupuesto: el esperpento secesionista es ilimitado.

Si la Generalitat convocase oposiciones para el puesto de exiliado con sueldazo similar tendría que celebrar los exámenes en las gradas del Camp Nou. Envalentonados sabiendo que tienen al Gobierno de España parlamentariamente cogido del pescuezo, los rebeldes ha retomado plenamente su estrategia para la secesión: de ahí, entre otras cosas, la restauración del llamado Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), disuelto en aplicación del 155 porque bajo su nombre rimbombante se esconde una institución destinada en realidad a hacer propaganda internacional de la delirante república catalana independiente. ¿Cómo ha respondido el Gobierno ante lo que metafóricamente cabría calificar como «la vuelta al 154», es decir, a la situación previa a la restauración, vía 155, de la legalidad en Cataluña? Pues con una insólita proclamación de su presidente: que él apuesta por el «diálogo» con Cataluña y por «no abrir nuevas vías judiciales», lo que, una de dos: o es una barbaridad… o es una barbaridad. Una barbaridad si las palabras de Sánchez se interpretan en su literalidad, pues en un Estado de derecho las vías judiciales competen al poder judicial y no al ejecutivo, como sabe cualquier estudiante de primero de Derecho y es incluso posible que no desconozca la vicepresidenta Carmen Calvo. Y una barbaridad si, como es más probable, Sánchez está anunciando que él y su Gobierno renuncian a utilizar todos los instrumentos que ponen en sus manos la Constitución y las leyes para defender la legalidad ordinaria y constitucional. Unos instrumentos cuya utilización, cuando procede, no es una prerrogativa del poder ejecutivo sino su obligación inexcusable. Para echarse a temblar, en cualquiera de ambos casos.

Observadores internacionales investigan el acoso que sufren los constitucionalistas en Cataluña
M.A. Ruiz Coll okdiario 5 Agosto 2018

“No debemos tener miedo a la internacionalización del proceso”, afirma José Manuel Opazo, “al contrario, es necesario que toda Europa conozca lo que está sucediendo en Cataluña, donde muchos ciudadanos sufren acoso y persecución por parte de las instituciones por no apoyar el independentismo”.

Esta idea ha llevado a José Manuel Opazo a poner en marcha, junto a otros empresarios, una operación para que cuatro observadores internacionales, adscritos a una organización con sede en Suiza, permanezcan durante varios meses en Cataluña para documentar las presiones que sufren los constitucionalistas.

Opazo ha anunciado a OKDIARIO que los investigadores llegarán a Cataluña en las próximas semanas para analizar la realidad de la región en distintos ámbitos: la educación, la sanidad, la convivencia ciudadana, la actuación de los Mossos d’Esquadra y las decisiones que adopte la Generalitat de Quim Torra.

En el primero de estos ámbitos, los observadores analizarán si se produce adoctrinamiento político en las aulas (como han denunciado numerosos colectivos) y si se respeta el respeto de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano. En cuanto a los Mossos d’Esquadra, se investigará si actúan cumpliendo su deber de neutralidad, o bajo las directrices políticas de los independentistas contra una parte de la población.

“Delitos de lesa humanidad”
José Manuel Opazo, empresario vasco que reside en Suiza desde hace 27 años, prefiere no desvelar la identidad de la organización a la que pertenecen estos observadores, hasta que se hayan cerrado los últimos detalles. El objetivo es que elaboren un informe final, con sus experiencias y con decenas de testimonios recogidos, para remitirlo a los gobiernos europeos con el fin de que conozcan la realidad de Cataluña.

El mismo grupo de empresarios está ultimando la puesta en marcha de una página web que recopilará los testimonios de ciudadanos particulares que han tenido que abandonar Cataluña o han sufrido la persecución y las coacciones de la Generalitat y los independentistas. “Esto no va a quedar impune“, afirma Opazo, “si es necesario llevaremos a Puigdement y Torra ante la ONU y las instancias internacionales por delitos de lesa humanidad”.

José Manuel Opazo recuerda que numerosos ciudadanos de a pie, pero también personalidades públicas como el juez Pablo Llarena y los líderes de los partidos constitucionalistas, sufren a menudo escraches y situaciones de acoso por parte de los independentistas, que actúan protegidos por la propia Generalitat.

El caso más sangrante es el del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa contra Carles Puigdemont y el resto de golpistas de la Generalitat. Los independentistas realizaron primero pintadas con amenazas ante su casa de Gerona y luego difundieron en las redes sociales los datos personales de su mujer, que ha tenido que abandonar Cataluña.

Coacciones contra el juez Llarena
Más recientemente, los radicales de un CDR le organizaron un escrache (alentado por el propio Carles Puigdemont a través de las redes sociales) cuando cenaba junto a varios conocidos en un restaurante de Palafrugell (Gerona). Pero muchos otros catalanes han sufrido esta situación, desde los mossos constitucionalistas perseguidos por sus superiores, a los representantes de Sociedad Civil Catalana (SCC) cuyos actos son sistemáticamente boicoteados por la CUP y los CDR.

Desde la Generalitat, los independentistas han gastado decenas de millones de euros en propaganda para ganarse el apoyo de la opinión pública internacional. Casi siempre, sin que el Gobierno español hiciera nada para contrarrestar esta campaña de intoxicación. En este clima, el tribunal alemán de Schleswig Holstein denegó la extradición de Puigdemont para que sea juzgado en el Tribunal Supremo por un delito de sedición.

“Si el Gobierno no hace nada, debemos hacerlo desde la sociedad civil”, señala Opazo, “esta batalla la vamos a ganar, aunque por desgracia no será con el apoyo del Gobierno. Yo creo mucho en el ministro Josep Borrell, pero creo que acabará dimitiendo. Está siendo utilizado para frenar las calles, y no creo que se preste a este juego”.

“Borrell anunció que no permitirá que Torra utilice ilegalmente la red de embajadas de la Generalitat”, añade el empresario vasco, “y tres días después la televisión pública TVE dedicó una hora a retransmitir el acto en el que un prófugo de la Justicia, Puigdemont, chantajeaba al Estado desde la delegación de la Generalitat en Bruselas. Josep Borrell es el responsable político de que esto ocurra”.

Las “bestias carroñeras” de Torra
José Manuel Opazo tiene 52 años, nació en Durango y lleva casi tres décadas viviendo en Suiza, donde empezando desde cero ha puesto en marcha numerosas empresas. En noviembre de 2012 tuvo un divertido incidente con Quim Torra en un vuelo de Swiss Air (Opazo se quejó de la que la compañía utilizara el catalán para dirigirse a los pasajeros) que inspiró al actual presidente de la Generalitat el artículo en el que califica a los españoles de “bestias carroñeras, víboras, hienas con una tara en el ADN”.

“Me planteé presentar una querella contra Torra”, explica Opazo, “pero no tendría sentido, no es a mí a quién tiene que pedir perdón, sino a todos los españoles, a los que ha insultado de este modo”.

EL ETARRA DE HIPERCOR
Santi Potros, libre tras cumplir nueve meses de cárcel por cada asesinato
La Gaceta  5 Agosto 2018

El asesino etarra Santi Potros, condenado a casi 3.000 años de prisión por atentados como el de Hipercor o el del República Dominicana disfruta desde hoy de la libertad tras pasar 31 años en la cárcel o, lo que es lo mismo, 372 meses. Poco más de nueve meses por cada una de las cuarenta vidas que arrancó.

El histórico etarra Santiago Arrospide Sarasola “Santi Potros” ha salido de la prisión de Topas, en Salamanca, a las 8.15 horas de este domingo acompañado por tres familiares, dos hombres y una mujer.

Vestido con ropa de deporte y una gorra blanca, el etarra, con cuarenta asesinatos a sus espaldas, ha montado en la parte delantera de un vehículo blanco que lo esperaba fuera del recinto penitenciario.

Potros ha recorrido los doscientos metros que separan la prisión de la salida del recinto sólo acompañado de esas tres personas y sin hacer comentarios.

Solo la mujer, que ha recibido con un beso a Santi Potros, ha respondido con un “muy bien” a la pregunta de cómo se encontraba a la salida de prisión.
31 años en la cárcel

Santi Potros ha sido excarcelado tras pasar 31 de sus 70 años en la cárcel -13 en Francia y 18 en España- y superar el cumplimiento máximo de privación de libertad, como autor de los atentados más sanguinarios de ETA como el de Hipercor de Barcelona o el de la plaza de República Dominicana de Madrid

Desde hace varios días, según han señalado a Efe fuentes penitenciarias, la dirección del centro penitenciario de Topas tenía claro que Potros debería salir a primera hora de la mañana y que la burocracia para abandonar la cárcel tenía que ser rápida.

Y así ha sido, a las 8,15 horas el etarra ha dejado atrás la prisión salmantina y, con paso firme pero tranquilo, vestido con una camiseta de rayas blancas y azules horizontales, con gorra y un pantalón corto verde de deporte, ha avanzado hasta donde se encontraban sus familiares, ante los que ha depositado la bolsa con sus pertenencias, ha besado a la mujer y ha saludado a los otros dos acompañantes.

A partir de ese momento han caminado hacia el lugar donde habían aparcado el vehículo, de color blanco, en el cruce de la antigua carretera nacional 630 con la entrada al recinto penitenciario.

Apenas han hablado entre ellos, solo a la llegada al coche, cuando Santi Potros ha preguntado, en euskera, a sus acompañantes donde se sentaba, y le han respondido que “delante”.

Tras dejar atrás la barrera de entrada al recinto penitenciario, los periodistas hasta allí desplazados han rodeado a Potros, aunque ha declinado responder a las constantes preguntas que le han hecho.

Entre ellas la de si tenía algún mensaje que mandar a las víctimas, a la que Santi Potros ha respondido con una mirada fija y dura, según ha constatado Efe, y tras lo que ha abandonado el recinto penitenciario.

Santi Potros (Lasarte, Gipuzkoa, 1948) entró a formar parte de la organización terrorista en 1968 y ocho años después ingresó en los comandos Bereziak de ETA político-militar.

Detenido en 1987 en Anglet (Francia), el etarra acumulaba en España once sentencias que suman casi 3.000 años de prisión por atentados con alrededor de 40 asesinados, entre ellos los 21 muertos de la masacre del Hipercor de Barcelona de 1987 -fue condenado a 790 años de prisión- o los 12 guardias civiles fallecidos un año antes en la plaza de República Dominicana de Madrid, por el que fue condenado a 1.920 años.

Tras dirigir los comandos más letales de ETA, Santi Potros engrosó la lista de etarras críticos con la banda a raíz de la ruptura del alto el fuego del 30 de diciembre de 2006, con el atentado en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas.

Desde su detención en Francia, estuvo en prisiones galas durante trece años hasta que fue extraditado a España en diciembre de 2000. Dos años después recibió su primera condena, 99 años de cárcel por planificar un atentado contra la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid en 1987.

Ya en España Santi Potros ha cumplido pena en prisiones de Andalucía hasta que fue trasladado en 2009 a la cárcel zaragozana de Zuera y siete años después a la de Topas (Salamanca) en la que permanecía hasta hoy.

En marzo de 2006 la Audiencia Nacional acordó acumular sus once condenas en una, y cifró en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad, estableciendo su excarcelación para 2030, si bien esta fecha no fue definitiva pues con la derogación de la doctrina Parot su salida se vio fijada para 2025.

Sin embargo, esta fecha tampoco fue firme, pues obtuvo redenciones de condena tanto ordinarias como extraordinarias por trabajos en prisión y en diciembre de 2014 la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia decretó su excarcelación al descontar el tiempo de prisión que permaneció en cárceles de Francia de acuerdo con una normativa europea.

Las víctimas perpetuas de Potros: «No ha cumplido ni un año por cada atentado»
Las víctimas del etarra Santi Potros muestran su resignación ante la excarcelación del terrorista, que, tras la derogación de la «doctrina Parot», sólo ha cumplido 30 años de los casi 3.000 a los que fue condenado
Carlos Lorca. La Razon 5 Agosto 2018

Santi Potros, histórico de ETA por almacenar en su haber atentados tan sanguinarios como el de Hipercor, o el de la plaza de la República Dominicana con 21 y 12 víctimas mortales, dejará hoy la cárcel sin mostrar un mínimo signo de arrepentimiento. Es más, quiere que ETA vuelva a la violencia. Es la consecuencia de la derogación de la «doctrina Parot», que computa los beneficios penitenciarios sobre el límite máximo de cumplimiento de la pena. «Nos parece muy mal, no va a cumplir ni un año por cada uno de los atentados», dice José Vargas, presidente de ACVOT y víctima del atentado de Hipercor. «Se tendría que pudrir en la cárcel, pero no nos queda más remedio que acatar la ley». Eso sí, pide respeto: «Espero que no tenga un recibimiento como el que estamos acostumbrados y soportemos una nueva humillación».

Este 5 de agosto quedará marcado en el calendario de María de los Ángeles Ibáñez al igual que se grabó en su memoria aquel 17 de mayo de 1987, día en que festejaba las bodas de plata de su primo en una discoteca del Paseo de la Castellana cuando ETA se cruzó en su camino repentinamente: el coche en el que volvían estaba ocupado por ella, su madre, su primo y la mujer de éste cuando esperaban la apertura de un semáforo a las 5:25 horas de la mañana en la calle General Ibáñez Ibero. La explosión fue obra de Santiago Arróspide Sarasola, más conocido como Santi Potros, que termina hoy de cumplir su condena tras 30 años entre cárceles galas y españolas. El atentado fue trágico. La explosión eliminó la visión del ojo izquierdo de María de los Ángeles de manera perpetua, desconfiguró la cara de su primo y, el suceso más trágico, arrebató la vida de la madre, Carmen Pascual. «Me quedé insonorizada, como si estuviese flotando en el aire», cuenta la víctima. «Me acerqué a un coche a pedir auxilio y sólo tuve que ver la cara de horror del matrimonio que lo ocupaba para darme cuenta de que se trataba de un atentado», explica.

Apenas un mes después, el 19 de junio de 1987, el mismo terrorista perpetró uno de los atentados más sanguinarios de la historia de España. El etarra colocaba 200 kilos de carga explosiva en el aparcamiento del Hipercor ubicado en la Avenida Meridiana de Barcelona. La bomba detonó antes de lo establecido, cobrándose la vida de 21 personas. «Mi marido y yo íbamos todos los viernes a comprar. Él había quedado con un vecino porque se acercaban las verbenas, y fueron a comprar guirnaldas y adornos. A las 16:45 sonó el teléfono y me dijeron que había ocurrido un atentado en el Hipercor, y que mi marido era una de las víctimas», cuenta María de los Ángeles Alemán, viuda de Felipe Caparrós, con voz entrecortada y con las lágrimas causadas por el dolor de un recuerdo que nunca se borrará. «Fue muy doloroso. Mi marido tenía quemaduras por todo el cuerpo. Parecía una momia: solo se le veían un poco los labios», describe entre sollozos.

Ese mismo día también marcó «un antes y un después» en la vida de Roberto Manrique, antiguo carnicero del establecimiento. Roberto es el más claro ejemplo de cómo una simple decisión (altruista además) puede cambiar el devenir de toda una vida: «Tenía turno fijo de mañana y, el día anterior, el jueves 18 de junio, el compañero de tarde me pidió el favor de cambiarnos los horarios. La vida me ha cambiado radicalmente», narra el ex trabajador de Hipercor. De su anterior ocupación sólo quedan vestigios: «Tengo quemaduras en la cara, cabeza, brazos, manos, pierna derecha y, desgraciadamente, fruto de las intervenciones, dos hepatitis crónicas. Por culpa de esta enfermedad no puedo manipular alimentos, tuve que dejar mi trabajo».

Es posible que Manrique estuviese atendiendo en ese momento a Rosa María Peláez. «Mi marido, mi hijo y yo fuimos, como cada viernes, a comprar al Hipercor. Vimos mucha policía en la puerta, y pregunté: ''¿Pasa algo?'' ''Entre, entre'', me dijo el agente. Yo pensé que había sido algún ladrón. Jamás me imaginé lo que iba a pasar», dice Rosa María a LA RAZÓN. «Estábamos en la carnicería. Escuché un ruido rarísimo y oí a la gente gritar: ''¡El gas!,¡el gas!'' Esas palabras no se me olvidan». El pánico invadió a Rosa María en cuanto echó un vistazo alrededor: «Mi hijo tenía un Bollycao en la mano y le explotó en el pecho. Pensé que se le había salido el corazón», relata. «La chica que se encontraba a mi lado era una antorcha ardiendo». Rosa María Peláez fue, además, la primera persona en España que pudo entablar una conversación con uno de los terroristas que cometieron el atentado, en este caso, con Rafael Simón Caride, responsable material de la masacre. «Fue una discusión muy larga, de cerca de tres horas», cuenta al periódico. «Le pregunté por qué lo hizo, por qué había devorado mi vida... Le pregunté si estaba satisfecho con lo sucedido, y me contó que lo habían celebrado con champán una vez llegaron a casa».

La excarcelación de Potros no ha sentado bien a nadie pero, especialmente, a las víctimas directas del terrorista. Treinta años después de los trágicos acontecimientos los afectados no consiguen despegarse de una sombra que les perseguirá toda la vida.

Los agujeros del atentado del 17-A en Barcelona/1
Los Mossos perdieron 10 horas vitales por enviar tarde los Tedax a Alcanar
Diversos informes policiales constatan que los artificieros de los Mossos d´Esquadra tardaron más de 10 horas en personarse en la vivienda utilizada por la célula como polvorín y que un día antes del atentado de las Ramblas voló por los aires de forma accidental
Francisco Mercado / Carlos Quílez Estrella Digital 5 Agosto 2018

Los propios Mossos d´Esquadra lo reconocen en diversos informes firmados por la Comisaria General de Información: los artificieros de los Mossos tardaron cerca de 10 horas en personarse en la vivienda de Alcanar que a las 23,30 horas del día 16 de agosto (un día antes del atentado de Las Ramblas) voló por los aires de forma accidental.

Los miembros de la célula yihadista utilizaban ese inmueble para la preparación de una ingente cantidad de explosivos listos para ser utilizados de forma inminente. Dicho accidente precipitó el ataque de Las Ramblas.

Incomprensible tardanza
“A las 00:36 horas se activó el Área de desactivación de artefactos explosivos TEDAX-NRBQ, que determinó que acudirían a la zona durante la mañana del día 17 de agosto de 2017”. Así lo recoge la Comisaria General de Información en su informe correspondiente al atestado 684274/2017 de fecha 20 de agosto.

¿Quién hizo la evaluación técnico-policial para determinar que no era necesaría una inspección de los Tedax en ese inmueble cuando sólo minutos después de la explosión ya se habían personado en el lugar de los hechos dos agentes de la lucha antiterrorista de la policía autonómica? ¿Qué criterio se siguió para no solicitar con carácter urgente y prioritario el estudio de los artificieros cuando la primera inspección de los primeros agentes que se personaron en Alcanar ya constató que había una ingente y sospechosa cantidad de bombonas de butano y documentación de magrebíes que acabaron siendo los terroristas?

El mismo informe detalla a continuación que “a las 09:54 horas del día 17 llegaron al lugar de los hechos miembros del grupo de desactivación de explosivos TEDAX”.

La lucha antiterrorista, a ciegas
Los artificieros llegaron entonces. Durante aquellas horas aún prevalecía la hipótesis de que la vivienda siniestrada acogía un laboratorio de drogas o incluso una fuga de gas. Sin embargo, y a pesar de ello, los agentes de información indagaban sobre la identidad de un joven vecino de Ripoll a cuyo nombre estaba registrado un coche que se encontraba frente a la vivienda en ruinas. Aquel joven no era otro que Younes Abouyaaqoub, el conductor de la furgoneta que el día 17 a las 16,45, arrasaría a decenas de ciudadanos que paseaban por Las Ramblas de Barcelona.

Pudo ser una catástrofe aun mayor
La tardanza en la actuación de los Tedax no sólo dejó sin información clave a las unidades de investigación antiterroristas que durante horas actuaron casi a ciegas, sino que pudo haber tenido consecuencias incluso mucho más dramáticas ya que prácticamente 20 horas después de la primera explosión y casi al mismo tiempo que se perpetraba el atentado de Las Ramblas, la vivienda sufrió una segunda explosión en la que 15 mossos y bomberos resultaron heridos, uno de ellos de extrema gravedad.

¿Se hubiera podido evitar esto si los Tedax hubieran actuado antes, durante la noche, cuando la temperatura ambiental era mas baja y, por lo tanto, los productos explosivos eran menos activos?

¿Drogas o terrorismo?
Los mismos Mossos hacen mención a esta funesta coincidencia entre la segunda explosión de Alcanar y el atentado de Barcelona en un informe fechado el día 20 de agosto de 2017 (DP 60/2017) elaborado por la Comisaría General de Información. La policía seguía desescombrando el polvorín yihadista cuando toda España ya sabía que acababa de cometerse un atentado múltiple en Las Ramblas.

El estudio de la cronología que los propios Mossos d´Esquadra efectúan sobre lo acaecido horas antes y durante los atentados de Las Ramblas y de Cambrils, evidencia que el primer informe policial enviado a la justicia que vincula ese inmueble con el terrorismo yihahista es de las 18:58 horas del día 17 de agosto. Es decir, casi 20 horas después de que estallara el polvorín yihadista.

Los agujeros del atentado del 17-A en Barcelona/2
15 horas antes de la masacre los Mossos sabían que el imam de Ripoll estuvo en Alcanar
Los Mossos hallaron documentación del imam de Ripoll, jefe de la célula yihadista de Barcelona, en el polvorín de Alcanar 15 horas antes del atentado de Las Ramblas. No emitieron ninguna alerta antiterrorista, pese a que España estaba en alerta 4
Francisco Mercado / Carlos Quílez. Estrella Digital  5 Agosto 2018

A la 1.25 horas del 17 de agosto el agente 8714 de los Mossos d'Esquadra halló "documentos de transmisión de vehículo a nombre de ABDBAKI ES SATTY con NIE x3109013B respecto al vehículo 0807DRX".

Esta documentación fue hallada en el chalé de Alcanar donde dos horas antes, a las 23.30 del 16 de agosto, había estallado un conglomerado de bombonas y productos explosivos que pretendía usar el comando yihadista que allí se alojaba.

Habría bastado teclear la identidad de Satty en la base de datos de los Mossos para saber que era un imam que había estado preso por narcotráfico. No consta qué hizo el agente 8714 con su información, pero sí quedó plasmado media hora después lo que los Mossos informaron a la juez que investigaba dicha explosión: "A las 2.03 del día de la fecha (17 de agosto) se ha recibido al teléfono móvil de su señoría comunicando la explosión de una vivienda ubicada en la urbanización Montecarlo de Alcanar, la existencia de al menos un fallecido, un herido grave evacuado y seis heridos leves (...) Se apunta la hipótesis de la existencia de un laboratorio de drogas al haberse detectado unas 20 bombonas de gas butano, propano, acetona y gas".

¿Qué más indicios necesitaban los Mossos para sospechar que podía ser un polvorín islamista si entre los restos se había hallado la documentación de un imam radical que estuvo preso? ¿Por qué no facilitaron ese dato ni a la juez ni a la CGI ni al servicio de información de la Guardia Civil?

17 horas más tarde, por fin, los Mossos vincularían la documentación de Abdbaki es Satty con el yihadismo; lo harían en el informe remitido a la Audiencia Nacional dos horas después del atentado de Las Ramblas.

Los Mossos habían desperdiciado 15 horas para lanzar una alerta general sobre la inminencia de un atentado yihadista en Barcelona.

Para más inri, en la comunicación a la juez se informaba de lo siguiente: "el área de desactivación de los Tedax ha manifestado que la zona es segura para proceder a las labores judiciales y que regresarán por la mañana del día 17 para proceder a las labores de desescombro".

En la tarde de ese día, una nueva explosión sacudiría la factoría de explosivos de Alcanar, causando una decena de heridos, mientras que en Barcelona se perpetraba la masacre de Las Ramblas organizada por ese imam que había muerto en Alcanar pero había dejado tan magnífica pista para cualquier agente: su documentación.

Por otro lado, la pasada conexión de Satty con el narcótrafico no debió ser nunca una argumento para considerarlo ajeno al yihadismo: desde el 11-M es conocido por los agentes españoles cómo los terroristas islamistas de financian con este tipo de operaciones.

Mossos por la Constitución
Los mossos constitucionalistas se rebelan contra la ‘caza de brujas’ del Govern
OKDIARIO 5 Agosto 2018

Mossos leales a la Constitución han iniciado una campaña con la que quieren visibilizar el acoso de la consellería de Interior a los agentes que no comulgan con las tesis independentistas.

Como informó OKDIARIO, el pasado viernes, el jefe de la Unión de Mossos por la Constitución, Ángel Gómez, compareció ante la división de Asuntos Internos de los Mossos d’Esquadra. Gómez, según fuentes cercanas, “está en el punto de mira” de los nuevos jefes del cuerpo y “quieren advertirle”.

La participación de Gómez y de otros agentes en distintas concentraciones contra el independentismo no ha gustado en Interior, cuyo nuevo jefe, Miquel Esquius, ha dado orden de abrir investigaciones.

Pese a ello, los agentes demuestran que no están dispuestos a ser silenciados, y han organizado una campaña, con el lema, ‘Stop Expedientes Mossos Leales’, con la que denuncian el hostigamiento en el cuerpo de la policía autonómica..
 


Recortes de Prensa   Página Inicial