AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 10  Octubre 2018

Un presidente que no rinde cuentas
EDITORIAL El Mundo 10 Octubre 2018

Llegó al poder sin demasiados escrúpulos y parece decidido a aferrarse a él con ese mismo desahogo. Si el pasado 20 de septiembre Pedro Sánchez anunció desde Salzburgo que comparecería en el Senado para despejar las dudas que rodeaban y rodean su tesis doctoral, como hace cualquier gobernante que no tiene nada que ocultar, ayer el presidente volvió a rectificarse a sí mismo y rechazó asistir al pleno monográfico. Justifica la rectificación con tres argumentos, a cual más peregrino: que se trata de un asunto privado, relativo a su formación y no a su gestión, y que por ello no tiene por qué ser debatido; que, en palabras del portavoz Ander Gil, el Gobierno no va a contribuir al "lodazal" en que a su juicio el PP quiere convertir la comparecencia; y no va, por último, porque quiere «prestigiar el Senado». Tal cual.

Sobre lo primero cabe recordar que un doctorado es un título público, concedido por el Estado y habilitante para acceder al rango más alto de la carrera docente; de hecho el propio Sánchez, cuando estaba en la oposición, proponía a un Mariano Rajoy cercado por los casos de corrupción del PP el ejemplo de dirigentes europeos que habían dimitido por plagiar su tesis. Pero el Sánchez presidente no está dispuesto a pasar por el rasero del Sánchez opositor. En cuanto al fango que desea evitar el Gobierno, aquí el único lodazal es la propia tesis del presidente: un mediocre refrito de materiales sin referenciar premiado por un tribunal endogámico. Lo que prestigia el Senado es un presidente que rinde cuentas.

Sánchez parece haberse marcado el objetivo de batir pronto todas las marcas de escapismo de Rajoy ante los medios, pues espacia las ruedas de prensa con preguntas todo lo posible. Sin embargo, incluso Rajoy dio explicaciones en el Senado después de que este periódico publicara la exclusiva sobre los papeles de Bárcenas. Fue en aquel pleno cuando hizo fortuna la expresión "fin de la cita". El actual presidente, en cambio, no solo rehúye los medios sino también el Parlamento, mientras fomenta una calculada agenda viajera que le construya la imagen de estadista que le niegan sus escaños.

Sánchez se obstina en su voluntad de resistir a costa de su crédito personal y su promesa política de regeneración. La ministra de Justicia, por ejemplo, sigue en su cargo tras haberse acreditado sus sucesivas mentiras, su lamentable lenguaje, su compadreo con el primer exponente de las cloacas del Estado y finalmente su labor de mediación con el propio Villarejo cuando trató de evitar la extradición de un amigo suyo acusado de graves delitos. Por todo ello fue reprobada en el Congreso.

Ante un presidente que se niega a rendir cuentas de los escándalos que afectan a su Gobierno -pese a haber accedido al poder aupado sobre el discurso de la ejemplaridad-, la oposición tiene el derecho y el deber de obligarle a responder ante una comisión parlamentaria de investigación.

El presidente más ‘fake’ de la historia de España
OKDIARIO 10 Octubre 2018

El Tesisgate demuestra entrega tras entrega que Pedro Sánchez es el presidente más fake de la historia de España. Mintió antes, durante y después de elaborar ‘su’ tesis. El documento que escribieron entre varios negros y que señalaba como falso autor al actual jefe del Ejecutivo no sólo estaba repleto de faltas de ortografía, multitud de párrafos fusilados e innumerable información mal citada. Además, sirvió para que Sánchez consumara un posible engaño económico que la Justicia ha de investigar a fondo, ya que su comportamiento tras ser nombrado doctor vulnera tanto las normas internas de la universidad como la propia legalidad. Como les descubre OKDIARIO, el secretario general del PSOE fue miembro de un tribunal de examinadores de otras tesis gracias a ‘su’ trabajo fraudulento.

La actividad de cualquier examinador de tesis que se precie debe estar aparejada a una trayectoria investigadora acreditada para, así, poder ofrecer plenas garantías tanto a la credibilidad del propio centro docente como a los doctorandos. Sin embargo, Sánchez ya ejercía esa labor sólo seis meses después de presentar ‘su’ trabajo. Un lapso de tiempo del todo insuficiente para que su labor fuera creíble. Más, si cabe, después de saber cómo se elaboró la celebérrima tesis. Por lo tanto, se demuestra que Pedro Sánchez no sólo se sirvió de sus influencias políticas para ser un falso doctor cum laude, sino que asentó su posición en la universidad hasta hacerse imprescindible con una engañifa premeditada. En aquella época, Pedro Sánchez no pensaba tanto en dar lustre a una carrera política que era una incógnita como en cimentar su carrera de docente. Cimentarla, eso sí, sobre la estructura de una gran mentira.

Algo que define y perfila aún más su nula catadura ética y moral. No debe sorprender a nadie, por tanto, que el presidente del Gobierno más fake de la historia de España falte a su palabra —el 20 de septiembre en Salzburgo aseguró que comparecería si se lo pedía el PP— y se niegue a ir al Senado para explicar el Tesisgate descubierto por este periódico. El argumento de que quiere “prestigiar las instituciones” no es más que una excusa peregrina. Si de verdad quisiera “prestigiarlas” y no tuviera nada que esconder, comparecería sin miedo. No obstante, su silencio no es más que la evidencia de que el único argumento que le queda es la huida hacia delante. Ahora sabemos que, además de la falsedad de la propia tesis, Sánchez se sirvió de ella para ganar dinero. Esta sucesión de hechos debería provocar que, de una vez por todas, diera todas las explicaciones necesarias.

Sánchez no podrá esconderse siempre tomar la iniciativa
 larazon 10 Octubre 2018

Es la misma aritmética parlamentaria que en el Congreso de los Diputados permitió al actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ganar legítimamente la moción de censura contra Mariano Rajoy la que se vuelve adversa al Ejecutivo socialista en el Senado. Sin embargo, la reacción de los portavoces parlamentarios de todo el arco de la izquierda, con especial insistencia desde Podemos, ante este hecho, puramente democrático, no ha podido ser más lamentable, puesto que, con argumentos ciertamente peregrinos, vienen deslegitimando las actuaciones de la Cámara alta, incluso, tratando de eludir las atribuciones que le confieren la Constitución y las leyes.

Se puede comprender la grave inconveniencia que supone para el actual Gobierno que el Partido Popular consiguiera en el Senado la mayoría absoluta que no obtuvo en el Congreso, pese a haber superado ampliamente al PSOE en las últimas elecciones generales, pero no se puede admitir en caso alguno expresiones como las empleadas por los distintos voceros gubernamentales, que han salido en tromba, para justificar la negativa de su presidente a atender la llamada del Senado. Nadie «arrastra de la oreja» o «tira de la solapa» a ningún representante público ni pervierte la institución ni rompe las reglas del juego cuando se le reclaman explicaciones ante una de las sedes donde reposa la soberanía nacional. Podrán argüir los socialistas que el reglamento de la Cámara alta no especifica la obligatoriedad de la comparecencia de Pedro Sánchez, aunque sí establezca la Carta Magna, en su artículo 110, que «las Cámaras y sus Comisiones pueden reclamar la presencia de los miembros del Gobierno», pero esas reglas del juego son las de las mayorías democráticas y no suponen el «arrastre» de nadie, so pena de que las diversas comisiones de investigación que se han convocado contra los populares reciban el mismo tipo de calificativos.

Además, el fondo de la cuestión que se plantea, la demanda de explicaciones en sede parlamentaria sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno, no es baladí ni puede despacharse con una acusación genérica de partidismo. Sobre el conjunto de la opinión pública española se han vertido graves acusaciones contra la honorabilidad académica del jefe del Ejecutivo, que, también, afectan al prestigio de una Universidad española, la Camilo José Cela, y a los estudiantes que han cursado en ella sus carreras. Se ha denunciado, incluso, la colusión de intereses entre el doctorando y el tribunal calificador, que es una de las irregularidades más graves que pueden existir en la concesión del grado, que, no lo olvidemos, habilita a su poseedor a ejercer profesionalmente en el campo de la enseñanza.

Hasta ahora, las respuestas del Gobierno han sido, cuando menos, cuestionadas por los mismos diseñadores de los programas informáticos antiplagio utilizados por la Moncloa, y los anuncios de querellas criminales contra los medios de comunicación que difundieron las acusaciones han quedado en nada. La propia trascendencia del asunto queda reflejada en el eclipse público de 64 días en que se ha sumido Pedro Sánchez, tratando de evitar las preguntas incómodas de los periodistas. No es, pues, una cuestión menor, sobre todo, cuando afecta a un político que puso muy alto el listón de la ética para los adversarios, pero que aparenta una doble vara de medir cuando se trata de los problemas propios. Pedro Sánchez no podrá esconderse siempre –el PP y Ciudadanos anuncian sendas comisiones de investigación– y, sin que queramos prejuzgar nada, tendrá que explicarse ante los representantes de la soberanía nacional. Porque, como señaló él mismo, en Alemania, los dirigentes políticos dimiten cuando se prueban este tipo de acusaciones.

Otra de Sánchez...
Algo no funciona cuando se acepta la mentira
Luis Ventoso ABC 10 Octubre 2018

A mediados del mes pasado, ABC reveló las irregularidades en la tesis de Sánchez. Errores y trampas que anulan la valía de su trabajo académico y convierten en un choteo y un abuso el distinguirlo con un cum laude. La polémica por sus plagios pilló al doctor por la Universidad Camilo José Cela en Salzburgo, donde el 20 de septiembre participaba en una cumbre. Obligado por el protocolo europeo a atender a la prensa, práctica democrática que le repugna, surgieron las inevitables preguntas sobre la tesis. Una fue sobre una petición del PP para que diese explicaciones en el Senado. Sánchez la respondió así: «Si el PP quiere que comparezca en el Senado, lo haré». Sin embargo, ayer el PSOE se negó en redondo a que responda en la Cámara Alta sobre la tesis. Es decir, el presidente engañó una vez más a los españoles cuando hace tres semanas aseguró que sí lo haría. Ayer, en su primera rueda de prensa en España desde agosto, se le planteó a Sánchez su manifiesta contradicción. Esta fue su manera de despejar la incongruencia: «Quiero prestigiar el Senado». El presidente no votado volvía a tomar por lerda a la ciudadanía.

Por desgracia, faltar a la verdad se ha convertido en práctica recurrente de Sánchez. Mintió cuando para llegar al poder aseguró que convocaría elecciones enseguida. Mintió de manera zafia cuando afirmó en el Congreso que su tesis estaba colgada en internet y la subió 52 horas después. Mintió cuando garantizó a Rajoy en La Moncloa el apoyo leal del PSOE frente a los sediciosos catalanes, para acto seguido coaligarse con ellos para ocupar el poder. Pero la sociedad española, pastoreada por una televisión de cuasi monopolio «progresista» -el gran legado de Soraya-, se ha acostumbrado a asumir sus mentiras como normales. Tal deformación atiende al creciente sectarismo: cada vez son más las personas que prefieren ver el mundo con anteojos partidistas, en vez de juzgar los hechos por sí mismos. El resultado es una doble vara de medir, o una doble moral. Si lo hace un conservador arde Troya en redes y televisiones. Si lo hace un «progresista» se queda en un chascarrillo menor y olvidable. Si políticos del PP se hubiesen cepillado 32.000 euros en puticlubes con la tarjeta de una fundación pública de empleo, como en la Junta de Andalucía, nuestra izquierda de «ellas y ellos» ardería en justa furia feminista y abrasaría al partido putañero. Si Rajoy hubiese recibido un cum laude por un churro trufado de corta y pegas, Sánchez le llamaría «indecente» (como ya hizo). Si Rajoy hubiese enchufado en cargos públicos al 36% de la ejecutiva del PP, como ha hecho Sánchez en el PSOE, se decretaría el Apocalipsis. España se encoge de hombros ante las mentiras de quien manda. Esa es la enfermedad del alma del sanchecismo.

(PD: Anoche tuve que sacar un clínex. Los ojos se me empañaban cuando veía al buen Sánchez quejándose de la malandrina oposición de Casado y Rivera. «No tienen la lealtad que tuve yo», se lamentaba el tipo que echó a Rajoy conspirando entre bambalinas con los separatistas catalanes y los sucesores de ETA, al tiempo que aseguraba ser leal al 155 y la unidad constitucionalista. Como para comprarle un coche usado…).

Desprecio a la democracia
Bieito Rubido ABC 10 Octubre 2018

La democracia española no pasa por sus mejores momentos. Nos gobierna un señor que fue derrotado dos veces, que apenas tiene 84 escaños y que, para auparse en la poltrona de La Moncloa, ha aceptado los votos de golpistas y filoterroristas. Tan poco cree Sánchez en el sistema, que desprecia a instituciones tan relevantes en nuestro ordenamiento como es el Senado. Prueba de ello es su decisión de no acudir a la Cámara Alta, en un acto más de maltrato al juego limpio, invocando el lodazal. Con su desplante, nos insulta a millones de ciudadanos que sí confiamos en nuestro modelo de Estado. Si no teme las críticas a su tesis, ¿por qué no comparece en el Senado y, en una lección de trasparencia, calla la boca a todos aquellos que albergamos serias sospechas acerca de su trabajo doctoral? Su nuevo regate a los senadores constituye un clamoroso ejercicio de autoinculpación. Pero la democracia no está en peligro en España por la mediocridad intelectual de Sánchez, sino por su afán de ocuparlo todo -incluido Correos-, despreciando instituciones, leyes, minorías y consensos. Y eso que sólo suma 84 diputados.

En rebeldía
Ignacio Camacho ABC 10 Octubre 2018

El presidente del Gobierno bonito, decente y digno se ha declarado en rebeldía frente al Parlamento. Así, con un par, porque él lo vale, porque el Senado, donde no tiene mayoría -tampoco la tiene en el Congreso pero se la prestan los nacionalistas y se la alquila Podemos-, no le parece una Cámara con la relevancia suficiente para merecer su respeto. Porque no está dispuesto a que la oposición lo ponga en el aprieto de tener que explicar su doctorado fulero. Con el mismo desprecio con que se muestra alérgico a la prensa que no le manifiesta vasallaje ni acatamiento. Con idéntico desahogo al que utiliza para gobernar por decreto. Con la compacta desfachatez con que evita reconocer sus mentiras, sus contradicciones y sus gatuperios o dispone de aviones y helicópteros oficiales para acudir a una boda o a un concierto. Inmune al sonrojo, refractario al complejo, decidido a resistir de cualquier manera y a cualquier precio. Blindado en el doble rasero que la izquierda se aplica a sí misma por sentirse en el bando correcto.

Hay que admitir que este Gabinete tiene un morro admirable, un fantástico descaro. No pasa semana sin que algún ministro salga retratado en episodios ominosos o pillado in fraganti en un engaño. Cuando no ocultan propiedades entre bastidores societarios aparecen en abierta francachela con policías de turbio pasado. El propio Sánchez ha quedado ante la opinión pública como autor de una tesis impresentable y repleta de calcos que avergüenza al ámbito universitario. Los independentistas lo chulean a sabiendas de que nadie les va a parar los pies ni a poner un reparo. Los dirigentes de la extrema izquierda blasonan, con razón, de la influencia que ejercen en este mandato. Los proyectos se enredan en rectificaciones y cambios y hasta los gestos propagandísticos han dejado de tener impacto. Pero la maquinaria gubernamental no sólo permanece impávida ante el caos, sino que ha señalado como culpable a la tradicional conspiración de villanos: la derecha, el periodismo y las cloacas del Estado. Y ha decretado la consigna de pasar por encima de todo obstáculo, arrollando si fuese necesario -que lo es- las formalidades esenciales del procedimiento democrático. Sin remordimiento, sin excusas, sin mala conciencia, sin embarazo. Con máximo desparpajo, con la frente alta y el mentón afilado. Ni un paso atrás: prohibido el fracaso. Quienes se sienten llamados a una misión redentora, a un destino mesiánico, no se van a detener a rendir cuentas en esa asamblea inútil que es el Senado.

El problema es que actúan así porque pueden hacerlo. Porque no existe un paradigma moral ciudadano capaz de ejercer el imprescindible contrapeso y porque la reclamada regeneración de la política no era más que una ramplona excusa de la vieja polaridad entre «nosotros» y «ellos». Un vulgar pretexto consentido para asaltar el poder sin miramientos.

Nepotismo indecente en correos
ABC 10 Octubre 2018

El que fuera jefe de gabinete de Pedro Sánchez, y hoy «enchufado» como director general de Correos, Juan Manuel Serrano, ha convertido esa institución en un auténtico cortijo de afines en el que, además de cometer una abusiva purga interna, ha puesto la empresa pública al servicio de la imagen del presidente del Gobierno.

Las revelaciones que hoy publica ABC, y el modo despectivo en que Serrano se dirige a los directivos depurados, demuestran un modo de gobernar basado en la manipulación del interés colectivo y el servicio al ciudadano para ponerlo caprichosamente a merced del presidente del Gobierno. Más parece un órgano del PSOE en plena campaña electoral que una institución del Estado sufragada por todos los ciudadanos con sus impuestos. Lo que está ocurriendo en Correos es la muestra más palpable del nepotismo impune y el amiguismo clientelar con que se está manejando el Gobierno para poner todas las estructuras posibles del Estado a su servicio. Dada la tentación de todos los partidos políticos por controlar la información en los medios de comunicación públicos, era previsible que La Moncloa haya recurrido a esa práctica tan poco democrática con RTVE... pero hacerlo también con Correos raya lo indecente. «Tengo que traer a los míos porque este camino ha sido muy duro», ha llegado a admitir Serrano sin rubor, demostrando que Correos va a ser una pieza más del PSOE para satisfacer intereses de partido. Es evidente que este Gobierno no va a tener reparos éticos a la hora de gestionar su patrimonio político y combatir la pésima imagen que está ofreciendo Sánchez. Por eso, y para añadir otra mentira a su ya extenso currículum de engaños, Sánchez se rectificó ayer otra vez a sí mismo al burlar al Senado para no dar explicaciones sobre el plagio de su tesis doctoral, pese a que días atrás se comprometió a hacerlo si el PP se lo exigía.

Según ha contrastado ABC, a la hora de prescindir de los antiguos directivos de Correos Serrano se ha despachado con un desparpajo autoritario e inaceptable, y sobre todo con una confesión de parte que resulta alarmante: «Si con 200.000 euros de crowfounding llevé a Pedro a La Moncloa, imagínate con lo que tengo en Correos lo que puedo hacer», ha confesado. Desde luego, es preferible no imaginarlo. Correos factura 1.800 millones de euros, y ha unificado las áreas de marketing y comunicación, de modo que donde antes se disponía de un millón de euros, ahora Serrano destina diez para propaganda gubernamental, o para conceder campañas publicitarias a cambio de apoyo para Sánchez. Más allá de que Serrano carezca de méritos, experiencia y capacidad -por no tener, no tiene ni un manejo aceptable del inglés- para dirigir una empresa como Correos, resulta escandaloso el desahogo con que este Gobierno gestiona los recursos de todos.

Sánchez se lucró con su tesis ‘fake’ formando parte de tribunales de doctorado pese a que la ley se lo impedía
Carlos Cuesta okdiario 10 Octubre 2018

Al escándalo del ‘Tesisgate’ de Pedro Sánchez se suma una nueva derivada. El ahora presidente del Gobierno se lucró con ‘su’ tesis fake formando parte de tribunales que evaluaban a los nuevos doctores, algo que la ley no le permitía hacer dado que carecía de la experiencia investigadora necesaria.

Las decenas de irregularidades cometidas por Pedro Sánchez para conseguir el cum laude con su tesis sobre la diplomacia económica española no tiene fin. Además de contar con la ayuda del ‘negro’ Carlos Ocaña en la elaboración de ‘su’ tesis fake. El líder socialista también plagió múltiples artículos e informes de Industria, incluidos los de sus propios examinadores y que fueron escritos con anterioridad a la entrega de la tesis.

Este martes, para seguir haciendo crecer las suspicacias sobre el escándalo del ‘Tesisgate, el presidente del Gobierno se ha negado a comparecer en el Senado para explicar su falso doctorado.

Una nueva revelación se une a todo este entramado urdido en el seno de la Universidad Camilo José Cela (UCJC). Al medio año de recibir su título cum laude, Sánchez empezó ya a formar parte de tribunales por los que pasaban otros aspirantes a doctor. Y todo ello lo hizo, pese a conocer la ley y normativa interna de la UCJC, que exigía ya por aquellas fechas, que los miembros de tribunales de tesis fueran doctores con “acreditada experiencia investigadora”.

La mayoría de las universidades españoles piden al menos 6 años de experiencia investigadora para estar un tribunal de tesis

Sánchez llevaba medio año de doctor y consideró que era suficiente para igualar el sexenio investigador que pedían en la mayoría de las universidades españolas para considerar cumplido el requisito de la “acreditada experiencia investigadora”.

Esta exigencia investigadora la reclamaban tanto el Real Decreto de 2007 (artículo 21: “Todos los miembros [del tribunal de tesis] deberán tener el título de doctor y experiencia investigadora acreditada”), como el Real Decreto de 2011 (artículo 14: “La totalidad de los miembros que integren el tribunal deberán estar en posesión del título de Doctor y contar con experiencia investigadora acreditada”).

Y también la propia normativa interna de la Universidad Camilo José Cela (artículo 28: “La Comisión Académica facilitará un listado de 8-9 posibles miembros, todos ellos doctores con experiencia investigadora acreditada, de los que se seleccionarán los 5 miembros titulares y los 2 suplentes del tribunal”).

Y pese a ello, el ahora presidente del Gobierno consideró que podía ponerse, con medio año de doctor, a formar parte de tribunales de tesis de terceros.
Unos tribunales por los que, dependiendo de la universidad se puede cobrar directamente o, cuando menos, pasar a formar parte de una cúpula de profesores más valorados porque son los que dotan de doctores a la propia universidad. Y ello, evidentemente, tiene una rentabilidad económica y laboral.

VOX ampliará la querella contra Pedro Sánchez con nueva información
VOX ha planteado ya la querella contra Pedro Sánchez. Y esta misma mañana presentará ante el Tribunal Supremo nueva documentación relevante en su querella contra el presidente por el “supuesto fraude de su tesis”.

“El documento detectado hace referencia a que el presidente del Gobierno intervino como vocal en al menos un tribunal calificador de una tesis doctoral con posterioridad a obtener su cuestionado título de doctorado, lo que demostraría que obtuvo un beneficio económico como consecuencia del plagio en su tesis doctoral, que es uno de los requisitos exigidos para la comisión del delito contra la propiedad intelectual (artículo 270 del Código Penal)”.

Pedro Sánchez
El tribunal, tal y como se aprecia en el documento que hoy publica OKDIARIO, estaba compuesto por Ángel Luis Alonso de Antonio (como presidente), Leopoldo Vicente Abad Alcalá (secretario) y Francisco Javier Esteban Guinea, Pedro Sánchez Pérez-Castejón y Lucana María de la Cruz Estéve (como vocales) en la Universidad Camilo José Cela. La lectura de la tesis se realizó el 23 julio de 2013. El título de la tesis era: “Los servicios esenciales como límite al derecho de huelga: especial consideración de los servicios mínimos en el transporte aéreo”.

Según los equipos jurídicos de VOX, “el documento que se presenta con este escrito podría confirmar definitivamente que Pedro Sánchez cometió un delito contra la propiedad intelectual al obtener un beneficio económico después de conseguir indebidamente su título de doctor mediante el plagio de otras obras y artículos científicos”.

La querella se presentó el pasado 21 de septiembre “para que se esclarezca si su tesis doctoral es o no fraudulenta”, según palabras del abogado Pedro Fernández.

La querella se fundamentó, de hecho, en las informaciones publicadas por OKDIARIO que indican claros indicios de falsedad documental en la tesis doctoral elaborada por Pedro Sánchez y defendida ante el tribunal calificador de la Universidad Camilo José Cela, “desprendiéndose una voluntad o intencionalidad de pasar por auténtico y original lo que en realidad es una tesis doctoral con contenido copiado de otros trabajos anteriores de otros autores, sin citarlos y haciéndolos pasar por propio”, añaden los juristas.

Por otro lado, VOX también se querelló contra el presidente del Gobierno por posibles delitos de prevaricación administrativa (artículo 405 del Código Penal), de cohecho (artículo 419 y ss. del Código Penal) y de tráfico de influencias (artículo 428 del Código Penal) por promocionar supuestamente de manera ilícita y fraudulenta la carrera profesional de su mujer, Begoña Gómez, tal y como desveló este diario.

Al globo del doctor Sánchez ya no le queda aire
EDITORIAL Libertad Digital 10 Octubre 2018

Prácticamente con cada nueva decisión, Pedro Sánchez ahonda en el descrédito de una gestión que ha quedado en pavorosa evidencia en apenas cuatro meses.

Lo estupefaciente es que pareciera que el doctor Sánchez está empeñado en boicotearse, dado su empeño en hacer todo lo contrario de lo que dijo hace tan poco tiempo: quien prometió que iba a convocar elecciones en cuanto pudiera, sin vergüenza insiste ahora en que tiene toda la intención de agotar la legislatura; quien denunció la desatención de su predecesor a los medios, ahora jamás comparece ante la prensa; quien clamó contra el amiguismo, ahora no hace más colocar a secuaces y conmilitones en cualquier sitio muy bien remunerado que se le ponga a tiro. Quien, en fin, se presentaba como abanderado de la ejemplaridad se ha quedado sin tres ministros en un abrir y cerrar de ojos y se niega a aplicar su propio rasero y a dimitir él mismo, por ese doctorado de la vergüenza que sin la menor duda no merece lucir en su increíble currículum.

El indigno doctor Sánchez dijo hace poco más de dos semanas que, si el PP se lo pedía, no tenía inconveniente en acudir al Senado a hablar de su tesis. Ahora se niega a hacerlo y, en el colmo de la desfachatez, pone como excusa que quiere "prestigiar" la institución celebrando en ella un debate sobre el estado de las autonomías; lo que no deja de ser una afrenta si se repara en que el sucesor de Rajoy debe el cargo a una banda de golpistas que ha arrasado con el autogobierno de Cataluña y en que hace nada pergeñó con los antisistema de Podemos una maniobra para arrebatar a la Cámara Alta funciones de gran importancia.

Con su enésima marcha atrás, Sánchez no hace más que confirmarse como un cobarde y un oportunista carente del menor escrúpulo.

Eso sí, el nefasto presidente del Gobierno es un extraordinario amigo de sus amigos. Sirva de flagrante ejemplo reciente su nombramiento de la chaquetera Irene Lozano como responsable de la Marca España. Lozano, que pasó de azote del "PPSOE", como gustaba de decir/escribir, a fichaje estrella del socialista, no tiene la experiencia ni el prestigio internacionales que precisaría para desempeñar con eficacia tal labor; pero es que además lo va a hacer en sustitución de Carlos Espinosa de los Monteros, hombre de destacadísima trayectoria que, para rematar, hacía esa labor pro bono. Lozano no: Lozano va a cobrar nada menos que 70.000 euros al año.

Es vergonzosamente evidente que el único criterio de selección de la exdiputada de UPyD ha sido el amiguismo. Y muy difícil imaginar una decisión que pueda causar más daño a lo que se pretende promocionar: la imagen de España en el exterior. La España del doctor Sánchez es tremendamente diferente a lo que se necesita para atraer a inversores respetables; y su presidente, un bluf al que ya no le queda ni un gramo de aire dentro.

Podemos impulsa la idea de Sánchez de que los niños de toda España aprendan catalán
Luz Sela okdiario 10 Octubre 2018

Podemos alienta la idea del PSOE para que la enseñanza de las lenguas cooficiales no se limite a sus respectivas comunidades, sino que se incluya en el curriculum educativo de colegios e institutos de toda España.

La medida socialista se recoge, en concreto, en su plan para el “reconocimiento y amparo de la pluralidad lingüística de España” que, el año pasado, quedó plasmado en una proposición de ley en el Congreso. En el texto, el parto del Gobierno proponía adoptar “las medidas de fomento que sean necesarias” -de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias- para “favorecer” el estudio de las lenguas que, junto con el castellano, tienen carácter de cooficiales “en todas las enseñanzas del sistema educativo español”-desde Educación infantil a la Universidad- “y para toda España”. “Especialmente en las etapas ordinarias del sistema educativo”. Los socialistas instaban además al Gobierno -en coordinación con las comunidades autónomas- a impulsar en todos los planes de estudio “los temas necesarios para que los alumnos de toda la enseñanza obligatoria conozcan la realidad plurilingüe del conjunto de España”.

Podemos ha aprovechado una enmienda a una moción del PP en el Senado en la que se insta al Gobierno a “defender la educación integral en las Comunidades Autónomas donde hay dos lenguas oficiales” -para ‘colar’ esa misma propuesta, muy polémica.

Así, en uno de los puntos de la enmienda a la totalidad, la formación insta al Ejecutivo a que “incluya en colaboración con y respeto a las competencias de las Comunidades Autónomas, en el currículum educativo, de manera opcional en una primera fase, el estudio de una segunda lengua española en los centros educativos de primaria, ESO y Bachiller de las Comunidades Autónomas donde el castellano es la única lengua oficial”.

El partido morado pide también que “previa consulta con las Comunidades Autónomas, reglamentariamente establezca itinerarios en la formación del profesorado para la adquisición de competencias en las lenguas oficiales”.

Podemos se sale además del asunto específico de la moción y aprovecha la misma enmienda para desplegar algunas propuestas para RTVE. El partido propone que la tele y radio pública incluya música, no solo en catalán, gallego o vasco, como había defendido hasta ahora, sino también en asturiano -que no es lengua oficial- y aranés.

El impulso de la diversidad lingüística es un interés compartido por PSOE y Podemos. En concreto, la propuesta para defender la “pluralidad lingüística” forma parte de la denominada ‘Declaración de Barcelona’, el acuerdo programático firmado el año pasado por Sánchez y Miquel Iceta con sus soluciones para Cataluña. Ese documento, que incluye otras ‘cesiones’ al independentismo como una Hacienda propia, se utiliza ahora como base en las conversaciones con Quim Torra.

La iniciativa parlamentaria del PSOE para el fomento de las lenguas del incluye otras medidas igualmente polémicas, como que su conocimiento sea considerado un mérito en el proceso de regularización por arraigo de los inmigrantes, o que funcionarios de toda España estén obligados a gestionar peticiones en cualquier lengua oficial, lo que obligará a llenar de traductores la Administración.

'Fakelaá'
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 10 Octubre 2018

Desconozco si este viernes la ministra de Educación y Portavoz del Gobierno volverá a insultar a la representante de Libertad Digital/esRadio y afrentará a la gramática española como la semana pasada, cuando dijo: "La forma de frase que ha usado no es cierta". Maite Loureiro se había referido a una acusación anterior de Celaá, que dijo que le hacen preguntas "cual condenatorias". Las formas son bonitas o feas, buenas o malas, no ciertas o falsas. Y ella está para contestar preguntas, no para comentarlas ni detectar fake news. Pero esta progre colérica tan poco new es un fake total.

En pocos días, OK Diario ha destapado cuatro fraudes en su declaración de bienes; 1/ Falseó el valor de su propiedad en Berango: 700 metros y 4.500 de parcela, escriturada en menos de 200.000 euros, cuando vale millón y medio; 2/ ocultó otra preciosa propiedad familiar en Álava, valorada en 12 millones; 3/ ocultó un piso, propiedad compartida con sus hermanos, en el centro de Bilbao, 250.000 euros ; y 4/ ocultó una cuarta propiedad de 17.400 metros, de los que le corresponden 2.000, aneja al chaletón de Berango, con piscina olímpica, frontón y tenis. Tal vez la princesa altiva crea que el común de los españoles no entiende que la propiedad compartida siga siendo propiedad; y declaró una pequeña parte de lo que tiene, por si no sabemos sumar. Mentiría por piedad aritmética a cambio de la crueldad gramatical. En todo caso, Fakelaá, Doña Fraude, mintió y el "alto nivel de ejemplaridad" del que presume le obliga a dimitir.

Temo que seguirá el camino de Dolores Delgado, otra con "altísimo-estándar-de-ejemplaridad", que, según El Confidencial, era pieza clave en la banda Garzón-Villarejo, que cotiza en millones de euros la venta de sentencias. Por cierto, sigo esperando que las reinas del 8.-M se manifiesten contra la feministra que aplaudió ("éxito asegurado") y, fiscal aún, no denunció al proxeneta que sacaba "información vaginal" para chantajear a jueces, políticos y empresarios. Y otra hazaña femirroja: Susana Díaz, que decía combatir la prostitución, convoca elecciones tras el escándalo de los lupanares do fondea la crema del PSOE andaluz. ¡Un, dos, tres: catorce bacanales en cinco prostíbulos son... treinta y cuatro mil euros! ¡Bieeen!

Como "el dinero público no es de nadie" (Pixie dixit), lo donan al arroyo.

Las ideas de Irene Lozano para la Marca España: "subordinar" a las comunidades y anular las lenguas autonómicas
Durante su etapa en UPyD (2011-2015), la periodista dejó muy claro su rechazo a los actuales socios de Sánchez: "Las comunidades no son Estado español"
Jorge Sáinz vozpopuli.es 10 Octubre 2018

El Gobierno de Pedro Sánchez ha colocado a Irene Lozano al frente de una renovada Marca España, que pasará a llamarse España Global y tendrá presupuesto propio. Sánchez recupera por sorpresa a la periodista, que llevó desde UPyD a las listas del PSOE en las elecciones generales del 2015 provocando un considerable enfado en el partido. No repitió el 26-J del 2016.

Entre 2011 y 2015, en la legislatura de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, Lozano fue la portavoz de UPyD en la Comisión de Exteriores. En sus numerosas intervenciones, expuso algunas ideas para la Marca España, que probablemente alarmarán a los actuales socios de Sánchez. Lozano cuestionó el uso del catalán, el euskera y las lenguas cooficiales en Europa y dijo, entre otras cosas, que las comunidades deben "subordinarse" al Gobierno en materia de política exterior. "Las comunidades no pueden representar al Estado español", afirmó.

Qué es España
La Marca España fue un proyecto de José Manuel García Margallo. El ex ministro desempolvó una vieja iniciativa de los Gobiernos de José María Aznar en un momento en el que la crisis económica había hundido la imagen exterior de España. Margallo dotó de contenido a la Marca España en la ley de Acción Exterior. Y se nombró un alto comisionado.

Las opiniones de Lozano sobre la Marca España están recogidas en el Diario de Sesiones del Congreso. Una de sus críticas más recurrentes era la falta de consenso entre los dos grandes partidos. "Si no se plantea como una política de Estado y como una política de consenso entre todos los partidos de esta Cámara, sobre todo los que tienen la responsabilidad de gobernar, nos podemos encontrar con que se mine la propia credibilidad del plan", dijo durante un debate en marzo del 2012.

"Para transmitir una imagen nítida de España en el extranjero también pensamos que es fundamental que nosotros mismos lo percibamos con esa claridad. No se trata de vender España a los españoles, pero creo que sí es manifiesta la necesidad que tenemos de un relato nacional, de saber con claridad qué es lo que somos, qué país somos y qué país queremos ser. Esto es algo muy complicado", agregó.

Las comunidades autónomas no son Estado español"
Si por algo se distinguió Lozano en los debates con Margallo fue por las continuas -a su juicio- cesiones del Gobierno del PP al nacionalismo. En el mismo debate de marzo del 2012, la nueva responsable de Marca España aseguró: "Pensamos también que, puesto que se trata de una política nacional, es fundamental que esté dirigida desde el propio Estadocentral y que las comunidades autónomas se subordinen a ella".

"Creo que fue el propio ministro de Exteriores, el señor García-Margallo, quien dijo en esta Cámara que cuando uno tiene una imagen, tiene una imagen, pero si tiene dos o tres imágenes, ya no tiene ninguna. En nuestro caso, está ocurriendo que muchas veces en el exterior tenemos diecisiete imágenes de España y que España habla con diecisiete voces", añadió.
'Embajaditas' y lenguas cooficiales

Lozano acuño el término embajaditas para referirse a las delegaciones de las comunidades en el exteriores. Fue otro de sus objetivos recurrentes. En octubre del 2013, durante el debate de la ley de Acción Exterior, Lozano pidió "ejercer el control para que la acción exterior sea eficaz y sea controlada" y que esas "embajaditas no actuasen al margen del Estado e incluso algunas veces en contra. "Las comunidades autónomas no son Estado en el sentido jurídico del término", afirmo.

"Uno tiene que llegar a la conclusión de que (las embajadas) sirven para lo que sirve en general la construcción nacionalista, para sostener a una élite, a una oligarquía regional con las que reafirma su poder, crea su red clientelar y, si se quedara sin ese discurso de las esencias del que reviste toda esa red clientelar, se quedaría desnuda y ante su propio espejo viendo cómo lo que defienden es el negocio de esa oligarquía regional, en muchos casos además inmersa en graves acusaciones de corrupción", añadió.

Muchas veces en el exterior tenemos diecisiete imágenes de España y España habla con diecisiete voces"
En una pregunta escrita al Gobierno, Lozano se preguntó por la utilidad del uso de las lenguas cooficiales en algunas instituciones de la Unión Europea. En su escrito, la portavoz quiso saber cuantas veces se había solicitado alguna traducción a catalán, gallego o euskera y el coste para el Estado de estas traducciones. La respuesta, fechada en julio del 2012, decía que "hasta mayo del 2012, la Representación Permanente de España ante la Unión Europea ha tramitado el uso de lenguas cooficiales en España distintas del castellano en 47 ocasiones en el Consejo y en 34 ocasiones en el Comité de las Regiones. También se ha tramitado en 4 ocasiones la traducción de comunicaciones escritas de ciudadanos". No hubo coste adicional, según esta respuesta del Ejecutivo.

Lozano también fue especialmente crítica en esos años con los recortes en la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), dependiente de Exteriores. En su opinión, el tijeretazo que metió el Gobierno del PP a las proyectos de ayuda al desarrollo iba precisamente en contra de la proyección de la Marca España que defendía el PP.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Independentismo en Cataluña
Funcionarios de Educación de la Generalitat: “La república comienza en las aulas”
Nacho Doral okdiario 10 Octubre 2018

Este miércoles presentan la sectorial de Educación del sindicato independentista CSC

Los separatistas niegan que haya adoctrinamiento infantil en los colegios de Cataluña, pero la influencia de partidos y entidades independentistas en los centros educativos no sólo no se modera sino que va a más. Tres profesionales de la Educación pública, entre ellos una exalcaldesa de Podemos, impartirán este miércoles una charla bajo un título revelador: “La República comienza en las aulas”.

Se trata de un acto organizado por el principal sindicato, la Intersindical -CSC que dirige el terrorista Carles Sastre, condenado por el asesinato del industrial José María Bultó en 1977. Sastre y sus secuaces de la banda terrorista Terra Lliure le colocaron una bomba en el pecho que acabó con la vida del empresario. Fue condenado por la Audiencia Nacional y ahora es uno de los cabecillas del separatismo dentro de los sindicatos catalanes.

La CSC contará con la presencia como ponente de Dolors Sabater, maestra, funcionaria y exalcaldesa de Badalona por Guanyem, la franquicia catalana de Podemos. Sabater es conocida por su decisión de gratificar a los funcionarios municipales que repaldasen el referéndum ilegal del 1-O y por presionar al PSC para que no apoyara una moción de censura contra ella.

Completan el elenco de trabajadores públicos que instarán a llevar la ideología política del secesionismo a los colegios Toni Caserres, del Servicio Territorial de Enseñanza (perteneciente a la Consejería de Educación) y Pablo Martínez, del Consorcio de Educación de Barcelona (órgano que cogestiona las políticas educativas de la Generalitat con el Ayuntamiento). Además, les acompañará un activista del separatismo y que reclama los denominados los Países Catalanes: Sergi Perelló, portavoz de CSC- Instersindical.

Esta central sindical, cada vez más radicalizada y que llama a paralizar la economía catalana con huelgas generales, pretende lanzar su sectorial en el área de la Educación pública con un eslogan que no esconde el proyecto totalitario del independentismo “La República comença a les aules” (La República comienza en las aulas).

Una presentación en sociedad que tendrá como escenario un edificio de titularidad municipal, el Centro Cívico Pati Llimona, cedido por la alcaldesa Ada Colau y en la que se explicitará con total impunidad el objetivo de los separatistas de llevar su ofensiva política a las aulas.

PODRÍA LIBERAR A 21 ETARRAS
La AVT alerta del plan de Estrasburgo: ‘Hay riesgo de una doctrina Parot II’
Agencias gaceta.es 10 Octubre 2018

La presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Maite Araluce, ha pedido este martes al Gobierno que agote todas las vías diplomáticas para evitar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo libere en una próxima sentencia a veintiún etarras.

En la inauguración de las V Jornadas sobre Terrorismo en la Universidad Francisco de Vitoria, Maite Araluce ha advertido: “Estamos a la espera de una resolución judicial de este tribunal que podría dictar que las penas de cárcel cumplidas por estos etarras en Francia se resten a la condena española”.

A su juicio “claramente nos encontramos ante el riesgo de vivir una derogación de la doctrina Parot II” por lo que ha reclamado al Gobierno “que se agoten todas las vías posibles para evitarlo”.

“Desde la AVT reclamamos al Gobierno que realice las labores de gestión de pedagogía diplomática necesarias para evitar que esto ocurra y se materialice en un nuevo intento de los terroristas de acortar su estancia en prisión”, ha insistido.

Maite Araluce ha explicado que la AVT ha defendido ante el TEDH que “desde un punto de vista técnico-jurídico los recursos presentados por los terroristas deben de ser desestimados”.

“Si finalmente son admitidos, reclamamos al Gobierno y a la Audiencia Nacional que procedan a una aplicación individualizada y previo agotamiento de la vía judicial interna por parte de cada uno de los terroristas”, ha apuntado.

Por otra parte Maite Araluce ha agradecido a la Comunidad de Madrid la aprobación de la Ley de Protección, Reconocimiento y Memoria de Víctimas del Terrorismo.

“La AVT ha trabajado muy duro desde principios del año 2016 para que se haya convertido en realidad, como hemos hecho hasta ahora con las once leyes autonómicas existentes, y continuaremos haciéndolo con las diferentes autonomías que no la tienen”, ha destacado.

Los simpatizantes de ETA están siempre alerta
Javier Igartua Ybarra okdiario 10 Octubre 2018

Como presidente de Reacciona por España quiero mostrar mi apoyo a Covite. Quiero mucho a Consuelo Ordoñez y valoro mucho su trabajo por las víctimas del terrorismo. Admiro su valentía, su infatigable trabajo. Y algo muy importante: siempre dice lo que piensa a la cara. Esta semana, los batasunos de Kalera-Kalera realizaban en la localidad guipuzcoana de Tolosa un acto de apoyo a los presos de ETA. Estos batasunos intentaban que la calle fuera otra vez terrorista. Consuelo Ordoñez, junto a otras víctimas del terrorismo, ha aparecido en el acto y les ha recordado a estos batasunos que son unos terroristas que tienen que volver a España a ser juzgados para saldar sus deudas de sangre.

Los batasunos, que ahora pretenden que se olviden los crímenes de la banda a la que pertenecen, han empezado a insultar a los miembros de Covite llamándolos fascistas. También a empujar, demostrando así que aquellos que quieren dar lecciones de democracia a los demócratas no son más que un potencial entramado radical que ahora pretende blanquear su historia y que los asesinatos de ETA salgan impunes. Es decir, que el asesinato de víctimas como mi abuelo a manos de la banda terrorista ETA —que Kalera-Kalera defiende al apoyar a los presos asesinos— quede impune.

¿Ustedes se creen que en un sitio serio se permitiría este tipo de actos que ofenden a las víctimas del terrorismo? ¿Ustedes se creen que en un sitio serio un presidente del Gobierno sería investido por los votos, entre otros, de los simpatizantes políticos de ETA? Menos mal que asociaciones de víctimas como Covite —que estuvo reunida con el Partido Popular— han salido a la calle a denunciar estas ofensas a las víctimas como también hicieron la secretaria general del PP Vasco, Amaya Fernández, y la presidenta del PP en Vizcaya, Raquel González, que salieron en varios actos de homenaje de presos de ETA a cantarles las cuarenta.

Si no fuera por estos valientes, los batasunos se movería con total impunidad por las calles vascas. Como bien les recordó ayer Covite y Consuelo Ordoñez, hay más de 300 casos sin resolver, las familias de los asesinados por ETA siguen esperando justicia. No olvidemos lo inolvidable. Gracias Covite, gracias Consuelo, por hacer tanto por las víctimas del terrorismo. Actos como el que habéis protagonizado nos hacen ver el futuro con una claridad entre las sombras del olvido que ETA y sus simpatizantes pretenden cubrir. Como siempre digo: memoria, verdad, dignidad y justicia. Siempre con las víctimas del terrorismo.

Sí, adoctrinan
JOSÉ RAMÓN BAUZÁ El Mundo 10 Octubre 2018

Días atrás se hizo público en este periódico un secreto a voces: en Cataluña, al igual que en otros lugares, se adoctrina. En este caso la afirmación deja de ser un mero contraste de opiniones entre miembros de la comunidad educativa, pues el documento que lo sustenta es un papel elaborado por la Alta Inspección Educativa que, en contra de lo que afirma una ministra, cuenta con el mismo rigor que cualquier otro informe científico.

El ocultado análisis presenta afirmaciones razonadas y evidenciadas en las que se aportan ejemplos de editoriales que explican, por ejemplo, que en Cataluña se pueden tomar decisiones vinculantes vía referéndum o que el 1 de octubre ocurrió todo en relación al argumentario de la Generalitat.

Todos sabemos, y después de este informe lo hacemos a ciencia cierta, que el adoctrinamiento lleva años produciéndose con total impunidad en nuestras aulas. Pero para llegar al extremo tan alarmante en el que nos encontramos se han tenido que tolerar distintos niveles consecutivos de manipulaciones que provocan la diferencia entre un mero caso aislado reversible y un problema endémico de difícil solución.

El primer nivel de adoctrinamiento que se ha tolerado es el del profesorado que se limita a aportar argumentos que refrendan su línea política, ocultando los de la contraparte para inducir una postura concreta al alumnado. Así, un profesor que quisiera adoctrinar a favor del soberanismo hablaría sobre la Historia y cultura propia de Cataluña desde un punto de vista excluyente, planteando sus tradiciones propias no como parte de la idiosincrasia española, sino como elemento de diferenciación respecto a ella. De esta forma, los alumnos recibirían información supuestamente verídica a través de argumentos parciales que modularían su opinión.

En el segundo nivel, que también se tolera, el docente no sólo se limita a aportar los argumentos de una parte de la Historia, sino que además, al hacerlo, utiliza evidencias que son directamente falsas. Siguiendo el ejemplo anterior, un profesor que pretendiera adoctrinar a favor del soberanismo diría que Cataluña era una nación que consiguió su independencia en 1714 y que fue posteriormente anexionada a España como colonia. De esta forma, los estudiantes aumentarían su indignación contra su país al recibir inputs en los que se les convence de que su pertenencia a nuestra nación no sería más que una aberración que, en todo caso, sería perfectamente reversible "si el Estado no fuera totalitario".

En el tercer y último nivel de adoctrinamiento, con el que ahora parece haber un escándalo generalizado, el problema pasa de darse en algunas aulas a metastatizar en todo el sistema educativo. El adoctrinamiento ya no parte en este caso de un docente concreto, surge de los libros de texto que, autorizados por la Administración autonómica, se convierten en la línea educativa de los centros escolares. De esta forma, con el ejemplo anteriormente descrito, las afirmaciones sobre la supuesta Historia de Cataluña vendrían recogidas en los propios manuales, a los que se les presupone neutralidad valorativa y, por ende, inducen a error directo de forma deliberada.

En el caso catalán, según este diario, y en el balear tal, y como afirma Libertad Digital, el nivel de adoctrinamiento al que hemos llegado es el máximo posible de la escala. Estamos en un punto en el que las manipulaciones se han elevado a la categoría de verdad científica, y éstas a su vez son transmitidas como ciertas a miles de alumnos y familias ante la total pasividad de los responsables políticos.

Precisamente por ello, ante esta labor de ingeniería social del independentismo, causa mayúscula sorpresa entre la ciudadanía el grado de tolerancia de gran parte de la clase política al respecto. Sin embargo, la explicación a esa cuestión es sencilla: no es electoralmente rentable acabar con el adoctrinamiento. Y no lo es por dos motivos muy simples.

El primero, porque sus efectos positivos no se producen en el corto plazo, por lo que no hay ningún resultado tangible rentabilizable en términos electorales. El segundo se debe a que, por el contrario, luchar contra los que pervierten la enseñanza en favor de una causa política sí que produce efectos negativos inmediatos, como son el acoso sistemático de los que la propugnan o la inquina política de las instituciones que les avalan.

Si a ello le sumamos la necesidad de contar con el apoyo de los partidos nacionalistas a efectos de la gobernabilidad del Estado, obtenemos una clara dejación de funciones que ha hecho que pasemos de un problema puntual que obviamos, como son docentes aislados que utilizan argumentos parciales para defender sus causas, a tener un problema endémico casi irreversible, como son libros de texto que mienten deliberadamente para que algunos españoles acaben odiando a su propio país.

Les voy a hacer una confesión. Hace algunos años este inconsciente que les escribe era presidente de las Islas Baleares. Tras haber visto los efectos del adoctrinamiento en los niños de mi Comunidad, impulsé una reforma para acabar con la inmersión lingüística, propugné una ley de símbolos para combatir el pancatalanismo y pedí más inspección educativa nacional.

Estas medidas me valieron la mayor manifestación de la Historia de Baleares. Efecto inmediato negativo, efecto positivo a medio-largo plazo. ¿Recuerdan? Haber luchado contra los que quieren romper España desde las islas, aún con el coste personal que me supuso, me hizo entender que necesitamos acabar con el cortoplacismo de la política nacional para conseguir, de una vez por todas, derrocar el proyecto a largo plazo que propugna el independentismo.

Soy consciente de que tener agallas para tomar esta decisión no es fácil. Recuerdo a un colaborador implorándome que no entrara en el tema de la lengua para no perder votos ni "meternos en líos", y la cantidad de horas que dedicaba a explicar que este tipo de decisiones, aunque fueran impopulares para un sector de la población, tenían que realizarse por convicción y no por electoralismo.

Si hay convicciones habrá votos. Sin convicciones ni habrá votos ni ganaremos elecciones.

Jamás me he arrepentido de haber hecho lo correcto. Y es que, que para derrocar a nuestro país tengan mentir sobre él dice mucho de la gran nación en la que vivimos.

Por eso, como siempre digo, no acabemos con España por omisión frente a los que quieren romperla por acción. Sólo hace falta valentía política.

Empecemos a tenerla.

José Ramón Bauzá es senador del PP y fue presidente del Gobierno de las Islas Baleares entre 2011 y 2015.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial