AGLI Recortes de Prensa   Martes 30  Octubre 2018

Presupuestos 2019
C’s se desmarca del PP y levanta el veto a la ley que permitirá a Sánchez aprobar los Presupuestos

Segundo Sanz okdiario 30 Octubre 2018

Ciudadanos ha decidido no pedir más prórrogas en la tramitación de una proposición de Unidos Podemos (apoyada por el PSOE) para cambiar la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que hasta ahora mantenía bloqueada en la Mesa del Congreso de los Diputados junto al PP. De esta forma, la formación de Albert Rivera permitirá que esta ley arranque ya su debate por la vía ordinaria después de que el PSOE utilizara una treta parlamentaria para ejecutar esta reforma por la vía de urgencia.

Lo significativo de este gesto de Ciudadanos es que si la ley sigue adelante y obtiene los votos de Sánchez y sus aliados en la Cámara baja podría eliminar la capacidad de veto del Senado a la senda de déficit, que está contemplada en dicha Ley de Estabilidad, aprobada bajo mandato del Gobierno del PP.

Desde Ciudadanos descartan un interés partidista y aseguran que la estrategia responde a la propia organización del trabajo de la formación centrista en el Congreso. Es decir, una vez el partido ya ha realizado su trabajo interno y ha preparado sus enmiendas entiende que no necesita más tiempo para seguir reclamando más prórrogas. Así ocurrió, por ejemplo, el pasado febrero cuando desbloqueó en la Mesa del Congreso la tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana, dejando sólo entonces a su socio presupuestario, el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La formación de Rivera viene diciendo desde mediados de octubre que su idea ha sido siempre la de no poner obstáculos a la tramitación ordinaria de este iniciativa, insistiendo que su oposición se centró en rechazar tanto su procedimiento exprés como la utilización de una ley ajena para cambiar la de Estabilidad Presupuestaria, lo que el PSOE trató de hacer con una ley sobre violencia machista. Aquí los socialistas se encontraron con el rechazo de PP y Ciudadano en la Mesa en base a jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Mayoría de tres quintos
No obstante, fuentes parlamentarias de C’s señalan a este medio que la formación naranja tampoco comparte, al igual que PSOE y Unidos Podemos, el actual poder de veto del que goza el Senado al techo de gasto. Según tales fuentes, C’s propondrá que ese veto lo pueda luego levantar el Congreso con “mayoría reforzada de tres quintos”.

Además, lo que subrayan tales fuentes es que Ciudadanos seguirá oponiéndose a la tramitación de la ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019 por no ajustarse a la única senda de déficit vigente y aprobada por el Congreso, la del 1,3%. En cambio, en el borrador presupuestario remitido a Bruselas el Gobierno de Sánchez plantea cambiar los Presupuestos sobre la marcha para adoptar una senda del 1,8% siempre y cuando se apruebe en las Cortes y no haya un veto del Senado. Para ello, la ley de Estabilidad Presupuestaria tendría que estar ya reformada en el sentido que quiere el PSOE y sus socios.

Ahora arranca de nuevo una batalla de plazos. El Gobierno de Pedro Sánchez ha avanzado que su intención es llevar la Ley de Presupuestos al Congreso después del Puente de Diciembre, con la vista puesta en que puedan llegar al BOE para primavera. ¿Se habrá aprobado para entonces esa reforma de la Ley de la Estabilidad que pretende eliminar el poder de veto del Senado al techo de gasto? Ciudadanos no cree que ello ocurra antes del verano de 2019.

El impúdico presidente Sánchez
Carlos Dávila okdiario 30 Octubre 2018

Me suena que los fontaneros de Sánchez levitan en La Moncloa como encantados de conocerse. A Iván Redondo, el comandante de esa leva entusiasta, le ocurre como a aquel personaje de Arniches —¿sabrán éstos quién era Arniches?—, que se miraba al espejo extasiado y clamaba para sí mismo: “¡Mecachis, qué guapo soy!”. Lo dirá más que nunca ahora que se ha empapelado la molondra con una pelambrera que ni Sandokán. Siempre hay que pensar que los calvos vergonzantes son menos de fiar que el preso Villarejo, pero el séquito de Redondo cree que el ahora greñudo Redondo le ganó a Kennedy las elecciones de 1960 por lo que le parecen cosa diminuta, pura filfa, las rectificaciones, los cambios de criterio, las promesas incumplidas y hasta las amenazas del patrón del citado gurucillo. Son, seguro, en el fondo y en la forma, gajes de la política porque en este menester la sindéresis es algo más que un pecado; es una memez.

En consecuencia: ¿qué hay que mantener ahora que los separatistas no son rebeldes, sino diminutos malversadores? Pues, ¡hale!, a pregonarlo en público que no pasa nada y si pasa se le saluda. ¿Qué primero leñazo y tente tieso a los autónomos y luego, pues ya veremos? Pues nada, mandamos a la ministra de Hacienda que tiene más gracia que Dani Rovira, y a troncharse todos con la última ocurrencia. ¿Qué de “elecciones ya” viramos elecciones cuando me dé la gana? Pues que espere la oposición que encima le estamos haciendo un favor porque ya dice el falsificador del “CISgarabís” –invento jocundo de Javier Ferrari– que les sacamos doscientos cuerpos de ventaja. La verdad no existe; existe la necesidad de seguir en el machito, y esto que aquí queda escrito no es invento del redactor, sino de los ocupantes de La Moncloa.

Porque todo vale con tal de permanecer porque, al fin y al cabo, “nosotros hemos venido a cumplir una misión con el país”. Ahora ya podemos afirmar que a Sánchez le importan una higa las acusaciones de plagio y las múltiples golferías de sus ministros, porque esa Comisión del Senado que le iba a poner la cara colorada ya no se reunirá ¡hasta febrero! Y para entonces, como hasta hace meses el gurucillo Redondo, todos calvos. Por eso, Sánchez a los 46 días de su amenaza: “Os voy a llevar (OKDIARIO) a los tribunales”, no la cumplimentará. Está decidido. Ha amagado con la infamia y no ha pegado. Otra más.

El está más seguro que nunca de que el destino ha cumplido con él una obligación histórica haciéndole presidente, por eso se marca un farol y rompe relaciones con un tipo, Casado, con el que no se habla desde agosto, y al tiempo, les propina un lametón a los de Podemos votando con ellos que llamar asesino al Rey no es delito. Son —me parece que piensan así los trabajadores de Redondo— concesiones inevitables. Se inspiran en el New York Times, en Le Monde y el Frankfurter y en estos periódicos lo que de verdad interesa a sus lectores es qué se va a hacer con la momia de Franco. Sánchez, nuestro impúdico presidente, está en ese menester, no sabe cuándo, pero cumplirá con su encomienda. Será el segundo enterrador del general.

Susana Díaz es la inevitable heredera del infecto legado de los EREs
EDITORIAL esdiario 30 Octubre 2018

La recta final del juicio por el caso de los EREs en Andalucía discurrirá en paralelo a la precampaña y la campaña electoral en Andalucía. Una coincidencia que, junto a la ratificación de las penas de prisión e inhabilitación para los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, pesarán como losas en la que es su heredera natural, Susana Díaz. Y no solo en cuestión de imagen y proyección pública. A la actual presidenta también cabe asignarle una responsabilidad política en este monumental escándalo, emblema de toda una época.

Más de 850 millones de euros bajo sospecha y una inquietante hipótesis resumen el caso de los EREs: la Junta de Andalucía organizó una compleja estructura para perpetuarse en el poder creando desde las instituciones una red de tintes sistémicos. Algo insólito.

Urge poner fin a 40 años de socialismo cacique y corrupto en Andalucía
Porque a diferencia de las tramas catalanas del 3% o de caso Gürtel, tan deleznables, en el caso de los EREs los desvíos de fondos masivos eran públicos y el montaje no se efectuó desde altos cargos sirviéndose de su condición o del partido al que representaban, sino desde el propio Gobierno y las instituciones andaluzas.

O a eso, al menos, apuntan todos los indicios, apuntalando una organización que afecta a una veintena de altos cargos y mancha al conjunto de la Junta de Andalucía. Y encabezándolo todo, los dos predecesores de Susana Díaz en la presidencia andaluza, a la sazón presidentes nacionales del PSOE también en los últimos años.

A Griñán este caso puede llevarle a la cárcel; y a Chaves, endosarle una inhabilitación casi a perpetuidad. Pero el simple juicio ya es un baldón para una forma de gobernar, basada en el peor clientelismo y en la corruptela continuada, sin más fin que la perpetuación del socialismo en el poder, y en toda una época.

Un laberinto de intereses
Y ese escenario, lo quiera o no asumir, ya estaba Susana Díaz, heredera de los hoy procesados y beneficiara, a título político al menos, del régimen de fidelidades institucionalizado por ellos, cuajado de eternas sospechas sobre el caciquismo convertido en norma: desde las famosas peonadas y Mercasevilla al más reciente escándalo de la fundación Faffe, cuyos fondos se destinaban a pagar juergas en prostíbulos; el laberinto de intereses creado por la Junta y alimentados con dinero público para ganarse el fervoroso respaldo del tejido andaluz ha sido crónico.

La recta final del juicio del mayor caso de corrupción de nuestra democracia no solo manchará la campaña electoral de la candidata del PSOE: el negro legado de Chaves y Griñán le pertenece en exclusiva

Con todo, este oscuro panorama para una región tan rica y con tanto potencial como Andalucía, cuenta con esperanzadoras perspectivas por delante. De un lado, las judiciales, con un castigo ejemplar para los que hayan prevaricado y malversado de manera tan impune y colosal; y de otro, las políticas, con unas elecciones que pueden hacer realidad una regeneración efectiva tras casi cuatro décadas de atraso y monopolio infecto.

EL GOBIERNO UTILIZA AL AIReF COMO AVAL DE SUS PRESUPUESTOS
Roberto Centeno denuncia los engaños de los Presupuestos de Sánchez: "¡Pero si hasta ocultan la realidad sobre la dimensión de la deuda!"
Roberto Centeno. Periodista Digital 30 Octubre 2018

Desde su creación por una Ley Orgánica en 2013 a raíz del rescate bancario, de una Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ( AIReF), porque Bruselas no se fiaba ni del Banco de España ni del Gobierno, para garantizar el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda, el AIReF no ha cumplido ni una sola de las funciones para las que fue creado, convirtiéndose en una mera coartada del sistema. Desde entonces la deuda total de España ( pasivos en circulación) se ha incrementado en 300.000 millones de euros, los objetivos de déficit no se han cumplido ni de lejos ni un solo año, demostrando mas allá de toda duda que ni actúa con independencia y menos con responsabilidad, su actuación es de una parcialidad que clama al cielo. ¡Pero si hasta ocultan la realidad sobre la dimensión de la deuda, considerando como tal la deuda PDE que es una convención contable de Bruselas, que representa el 70% de la deuda total!.

El pasado jueves 23 en el Congreso su presidente José Luis Escrivá, avaló las proyecciones macroeconómicas del Gobierno algo que simplemente no tiene pase, y que PP y C´s se tragaron, lo que demuestra una vez mas la ínfima calidad y preparación de la clase política. También, y como hace siempre, Escrivá puso objeciones menores a las proyecciones presupuestarias, como que la recaudación de los nuevos impuestos será 2.100 millones menos de lo previsto, pero afirmando acto seguido que sumando la subida de las cotizaciones sociales, el cumplimiento del "déficit sería factible". ¡Ni siquiera mencionó que los pagos por intereses van a experimentar un tsunami ante el cese de compra de deuda a interés cero por el BCE! . 4.600 millones más si la prima de riesgo se pone al nivel de Italia hoy.

El Gobierno ha mencionado en su carta a Bruselas el aval del AIReF como prueba de la credibilidad de sus cifras, lo que este fin de semana ha sido criticado por algún medio, el AIReF no había avalado sus proyecciones presupuestarias, algo que siendo cierto es el chocolate del loro comparado con lo que si había avalado: las proyecciones macroeconómica de los PGE. Y este es el problema tal como se lo hemos explicado a Pierre Moscovici responsable económico de la Comisión y otros altos cargos relacionados, a quienes un grupo de profesores y economistas independientes hemos hecho llegar cálculos detallados de la realidad. Y aunque es obvio que la Comisión va a aceptar los PGE de España por muy delirantes que estos sean, ya que ante su grave crisis con Italia que no va a dar un paso atrás - acaban de "recordar" a Draghi, Mogherini y Tajani (1) que son italianos (????) - no puede permitirse otra batalla con España, pero no podrán alegar ignorancia cuando España entre en recesión eludiendo su responsabilidad.

¿Cómo puede el AIReF avalar unas cifras de crecimiento inalcanzables?. Para 2018 el crecimiento real se estima en el 2,6%. El crecimiento en tasa anual en el 1T 2018 fue del 2,8%, y en el 2T del 2,5%. Para el 3T la cifra estimada por nosotros es del 2 % , y del 1,5% para el 4T. Una cifra de crecimiento real del 2,2% para 2018 y del 3,4 % el nominal. Y los hechos son claros: primero la caída del turismo, si en 2017 los ingresos crecieron un 12,4%, con una contribución al PIB de unas nueve décimas, en los últimos cinco meses está creciendo solo al 1,3%, con una contribución al crecimiento de solo una décima. El petróleo ( y el gas en mayor medida aún) ha pasado de un precio medio de 54 $ a 77 $ actuales, lo que supone que en estos momentos esta contribuyendo de una forma negativa al PIB en unas nueve décimas en términos anualizados.

Por último el comercio exterior está mucho más débil en toda Europa este año que el pasado. Si en los siete primeros meses de 2017 las exportaciones crecían en España al 9%, en 2018 lo han hecho solo al 3%, lo que de mantenerse esta tendencia veremos como resta 1,3 puntos de crecimiento a la economía. En cuanto a la cifra de crecimiento estimada para el 4T, deriva de un nuevo hecho: el PMI de Servicios se ha desplomado en Septiembre y también lo ha hecho el indicador de confianza del consumidor. Debe recordarse como la caída de estos dos indicadores es similar a la producida en el otoño de 2007, y fue el preludio de nuestra mayor crisis hasta el momento.

Por lo que se refiere al PIB nominal el deflactor del PIB del 1,3 no se corresponde con la realidad. Para el 1T el deflactor fue de -0,085 y para el 2T de - 0,147. Según los últimos datos de contabilidad trimestral del INE, el deflactor implícito de la economía española presenta una variación interanual del 0,7 % al final del primer semestre. Nuestra estimación es del 1 %, en conjunto, un crecimiento del PIB nominal es del 3,2% frente al 3,9 % de los PGE, lo que tiene implicaciones muy serias en los ingresos y en el déficit 2018.

Pero si las desviaciones 2018 son significativas, las de 2019 resultan tan enormes que nuestra estimación es que la economía española entre en recesión dentro de un año. Con un crecimiento estimado del PIB del 1,5% en el 4T2018, y un 2019 donde se acentuará la desaceleración como consecuencia de la mayor fiscalidad y una inversión pública en mínimos que arrastrarLos cifras parciales tampoco se sostienen,el 1 %, 0,5% en el segundo y negativo en el tercero a renovar vencimientos y deuda ná también la privada, el comercio ralentizándose y los precios del petróleo al alza y lo mismo los tipos de interés que los Presupuestos ignoran, nos llevan a una estimación de crecimiento del PIB en el 1T2019 del 1 %, 0,5% en el segundo y negativo en el tercero.

Y es la falsedad del PIB nominal lo que se producirá el grueso de las reducciones de ingresos, no en que los nuevos impuestos no recauden lo previsto como afirma el AIReF. Igual que el grueso del incremento del gasto provendrá de la subida de los tipos de interés que el AIReF ni menciona. En 2018, como el crecimiento va a ser 0,5 puntos inferior al previsto los ingresos estos serán al menos 3.000 millones inferiores, y como el IPC ha subido mas de lo previsto eso supone un gasto adicional de 1.600 ( y 3.200 en 2019), el déficit no será del 2,8 % del PIB sino del 3,1 % del PIB, por mucha contabilidad creativa que hagan el Gobierno y el AIReF. Para 2019 y respecto a los ingresos estos serán unos 14.000 millones inferiores la mayor parte por el menor crecimiento.. Los gastos mucho mayores, esencialmente por la subida de tipos, y el déficit por encima del 3%. Que el AIReF afirme que el objetivo del 1,8% es factible, es un insulto inaceptable a los españoles.

(1). Mario Draghi es el presidente del BCE, Federica Mogherini la Comisaria de Asuntos Exteriores y Seguridad y Antonio Tajani el presidente del Parlamento Europeo.

La gobernanta
Ignacio Camacho ABC 30 Octubre 2018

Como Angela Merkel es más o menos de derechas, el feminismo profesional -por decirlo con una paráfrasis de Borges- nunca ha sentido consideración ni aprecio por ella. En los primeros y duros años de la recesión, que en gran medida logró frenar gracias a su empeño en la estabilidad financiera, el discurso progresista la trató poco menos que como criminal de guerra. Sin llegar a suscitar el odio africano que concentraba Margaret Thatcher, otra lideresa cuya condición de mujer fue ignorada, cuando no negada, por la izquierda, la canciller alemana resultó estigmatizada como una auténtica bestia negra, enemiga de los pobres, cabecilla del Cuarto Reich y otras lindezas. El término «austericidio» invocaba una intencionalidad exterminadora en un anhelo tan simple y pragmático como el equilibrio de las cuentas. La etiqueta de bestia negra que recibió durante la crisis de Grecia despreciaba e impugnaba su esfuerzo por mantener la cohesión europea. Se le ha caricaturizado como una Rotenmaier autoritaria y severa o como una estricta ama de llaves atrincherada en la puerta de la despensa. Ciertamente ha mandado, y mucho, en una Europa desacostumbrada a la firmeza; de no haberlo hecho, de haber soltado el timón de rigor calvinista que sujetaba con mano recta, la construcción comunitaria hubiese acabado descompuesta. Lo que no le van a perdonar los apóstoles de la amable benignidad posmoderna es que creyese, con éxito, en la eficacia de sus antipáticas recetas.

Curiosamente, el declive de su liderazgo comenzó cuando cedió a la tentación buenista ante la avalancha de los refugiados. Su conciencia luterana le empujó en un primer momento a abrir los brazos en un gesto idealista que acabó revelándose un serio error de cálculo. Obtuvo de la izquierda internacional el aplauso, tampoco demasiado entusiasta, que antes le había sido negado, pero en su propio país surgieron dificultades de convivencia que empujaron su popularidad cuesta abajo. Aun así ha seguido ganando elecciones, aunque cada vez con menos respaldo, hasta que ha considerado la conveniencia de dejarlo. Éste será su último mandato. Se retirará invicta pero desgastada por la inevitable erosión de los años y la evidencia de que la política es un ejercicio decididamente ingrato.

Quizá en Alemania no la echen de menos pero en la Europa que ha dirigido con determinación y entereza va a dejar un evidente hueco. No sobran líderes sólidos en este tiempo de incertidumbre gaseosa en que los profetas del populismo campan sueltos predicando soluciones demagógicas para conflictos complejos. Merkel, con todos sus defectos, representa un ejemplo mal reconocido de feminismo abierto, de eficiencia política y de instinto enérgico. También, claro, de que la permanencia en el poder acaba fatigando a cualquier pueblo y de que en las democracias no caben mitologías sobre musculaturas de hierro.

De Merkel a Bolsonaro
La demanda social de la verdad convulsiona los escenarios políticos
Hermann Tertsch ABC 30 Octubre 2018

El mismo día en que Brasil celebra, con la contundente victoria de Jair Bolsonaro, el final de la era de gobiernos de mafiosos, de comunistas y sindicalistas, se anuncia en Berlín el principio del final de la era Angela Merkel que durante casi dos décadas ha marcado decisivamente la evolución de Alemania y Europa. El juicio de la historia sobre Lula y Rousseff está prácticamente visto para sentencia. Para Merkel tardará aún algún tiempo en darse con claridad. Primero, porque pretende concluir la legislatura en la cancillería, lo que ya hoy parece ilusorio. Claro está que sus últimos años y algunas de sus decisiones serán juzgadas con mucha dureza por las devastadoras consecuencias de las mismas.

Es muy lógico que la derrota del PT, aliado y financiador de las peores bandas izquierdistas en medio mundo, sea llorada amargamente por los beneficiarios. Lo divertido es lo mucho que parecen sufrir por ella en esa derecha que asume plenamente los códigos culturales del neomarxismo. También es guasa cómo se rasgan las vestiduras los medios europeos, como si todos ellos perdieran filiales subvencionadas por Lula y Rousseff. Mientras, ayer se disparaba la Bolsa por la victoria de un defensor del libre mercado, de la libertad individual, del orden, la legalidad y la familia. Cuando los comunistas pierden siempre aumenta el bienestar y la esperanza. No falla. La discreta soberbia de Merkel tuvo que reconocer por fin que ella es problema y nunca ya solución de nada, y que el mero anuncio de su retirada podría frenar la terrible hemorragia de votos. Así las cosas, hay poco que añadir. Se irá más pronto que tarde. Nadie sabe si eso salvará a la CDU y al SPD, en situación aun más trágica.

La gran operación de Merkel de eternizarse en el poder con un «partido ultracentrista» en el que secuestraba eficazmente a un tiempo el discurso y la política socialdemócrata y el voto conservador ha concluido en el hundimiento de la socialdemocracia tradicional del SPD y el definitivo vaciamiento ideológico de la democracia cristiana. Al final han muerto juntos de tanto abrazarse los dos fraternales rivales de la democracia encorsetada de la Guerra Fría. El escenario político, no solo en Alemania, en todas las democracias occidentales, ha entrado en una fase de convulsiones en la que nadie está ya a salvo. Claro está que los individuos en sociedades modernas se han hartado de ciertos moldes y de la mucha ideología, eufemismo y mentiras que han crecido de forma imparable para ocultar, paliar o justificar las crecientes obscenas contradicciones entre discurso y práctica, entre doctrina y realidad.

Es un grandioso triunfo de la verdad la victoria de Bolsonaro, porque han fracasado las cataratas de mentiras que querían impedirlo. Bolsorano no va a ahorcar a los homosexuales. Eso lo hacen en Teherán los financiadores de Iglesias, vicepresidente oficioso de Sánchez, jefe de Gobierno de España. Bolsorano no lanzará bandas armadas a las calles para aterrorizar y matar. Eso lo hacen en Caracas los financiadores de Iglesias, socio de Sánchez. Bolsorano no va a someter a los niños de menos de seis años a experiencias sexuales. Eso lo hacen los amigos navarros del jefe del Gobierno español. Pero nadie crea que España va en dirección contraria a esos movimientos tan plausibles y esperanzadores. No es así. Lo que pasa es que los enemigos de la verdad en España se han bunquerizado en su Frente Popular. Para intentar evitar que llegue esa oleada de exigencia social de la verdad que se lleve por delante la montaña de chatarra mentirosa de la hegemonía izquierdista en la que habitan esos que no saben gobernar pero viven de confiscar y controlarnos.

Valor de Gibraltar para Inglaterra y para España
Pío Moa gaceta.es 30 Octubre 2018

Como todos los lunes, expondré en el blog un artículo y frases a divulgar lo más masivamente posible en las redes sociales y por otros medios:

*¿Puede un país declararse “amigo y aliado” de una potencia que invade su territorio? Parece un servilismo y traición imposibles, pero los gobiernos de España lo llevan haciendo desde Felipe González hasta hoy. Gibraltar.

*Al revés que el resto de Europa occidental, España no debe su democracia ni su prosperidad a la intervención militar y tutela de Usa. Sin embargo los gobiernos españoles se comportan como lacayos frente a esos países.

*El problema de Gibraltar está ligado a todos los que amenazan hoy a España: las políticas de gobiernos que han fomentado los separatismos, entregan la soberanía a unas burocracias oscuras en Bruselas y desvirtúan la democracia con mil corrupciones y manejos.
***********************
Una idea artificialmente extendida desde hace muchos años por los actuales partidos afirma que Gibraltar carece de importancia y que insistir en ella resulta una actitud “reaccionaria” o “franquista”. Claro está que si así fuera habría que preguntarse por qué, en cambio, el Peñón tiene tal valor para la potencia colonizadora, tan alejada geográficamente de él. Una colonia por cuya posesión Inglaterra no se contentó con el leonino Tratado de Utrecht, sino que ha vulnerado sus términos con increíble arrogancia hasta hoy mismo, y hace caso omiso de la resolución de la ONU al respecto. Salta a la vista, entonces, que sí tiene un interés de primer orden para Inglaterra.

Ese interés es cuádruple. En primer lugar, la posesión de Gibraltar aseguraba las comunicaciones del Imperio Británico, y hoy el control de un punto estratégico de la importancia del estrecho; en segundo lugar, era y es un símbolo del poder imperial inglés y de la humillación de España, con la que históricamente sostuvo largas rivalidades y a la que hoy obliga a soportar la única colonia europea, en invasión de territorio español: tal es un significado de la bandera británica ondeando sobre el Peñón; en tercer lugar, la colonia es un fructífero centro de negocios y tráficos legales e ilegales, que parasitan a España; en cuarto lugar, el Peñón constituye un núcleo de espionaje y amenaza sobre nuestro país, y de corrupción de políticos, partidos y medios de prensa españoles.

Podría creerse que ese interés es anacrónico, pues ha desaparecido su imperio y teóricamente los dos países son amigos y aliados. Pero se trata de una falsa apreciación. La mentalidad y la práctica internacional inglesas siguen siendo en gran medida imperiales. Así, Londres mantiene colonias, enclaves y bases en otros lugares del mundo, y es el país de Europa Occidental que más gasta en fuerzas armadas –casi 70.000 millones de dólares en 2009, más que otros económicamente superiores, como Francia (67.000 millones), Alemania (48.000 millones) o Rusia (61.000 millones), esta con población y extensión mucho mayores, y con muchos más conflictos potenciales. Solo dos países superan el gasto militar inglés, Usa y China, e Inglaterra supera proporcionalmente a la segunda, con un 2,5% del PIB frente a un 2%. Estas cifras han variado considerablemente, pero no esencialmente, en estos años (Arabia Saudí, por ejemplo, se ha convertido en uno de los países de mayor presupuesto militar). Pero todavía más importancia tiene el hecho de ser Inglaterra el segundo país dominante en la OTAN, con una relación especial con el primero, es decir, con Usa. La OTN es fundamentalmente una alianza al servicio de las dos potencias anglosajonas.

Es obvio, por tanto, que si Inglaterra concede tanta importancia a Gibraltar, España, cuyo territorio se encuentra invadido, debe concederle mucha más todavía. Pero desde que el PSOE abrió la verja, convirtiendo la colonia en un emporio para el invasor, los gobiernos, tanto de derecha como de izquierda, se han empeñado en una política servil hacia Inglaterra en contra de todos los intereses de España. Una potencia que invade nuestro país no puede ser en ningún caso aliada y amiga, y un gobierno que representase los intereses de España, cosa que no ha ocurrido desde Leopoldo Calvo Sotelo, tendría que mantener una presión permanente, incluido el cierre de la verja, sobre esta agresión permanente que sufrimos, a causa no tanto de Inglaterra sino de los infames gobiernos españoles actuales. Pues el problema de Gibraltar está íntimamente ligado a otros muchos creados por esos mismos gobiernos, en particular las tensiones separatistas, la desvirtuación de la democracia y la entrega ilegal de soberanía a la burocracia de Bruselas. Todo va en el mismo lote. Y es preciso reaccionar, empezando por denunciar una realidad que esos partidos y gobiernos tratan de mantener oculta.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
C’s tiene que torpedear los Presupuestos de la ruina

OKDIARIO 30 Octubre 2018

Ciudadanos es una de las esperanzas más sólidas del constitucionalismo en España. Su líder, Albert Rivera, una figura esencial de la política española actual. Por eso, no deben confundir su sitio ideológico ni su encuadre político. La formación naranja no puede apoyar de ninguna manera —ni directa ni indirectamente— unos Presupuestos impulsados por PSOE y Podemos. Menos si, como es el caso, el documento es un pasaje directo a la recesión que ya vivimos en los tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. Una garantía de ruina que ocasionará un déficit extra de 9.000 millones de euros y que afectará en forma de impuestazos a las clases medias, a los autónomos con menos ingresos y a los inversores internacionales.

Todos ellos, agentes esenciales en la creación de empleo, el combustible esencial que, gracias a la reforma laboral de Fátima Báñez, ha hecho que nuestro país sea capaz de crecer a más del 3% de manera consecutiva durante los tres últimos años. Si Ciudadanos cede, será más fácil que la dupla de irresponsables políticos que conforman Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aprueben unas Cuentas que dispararán el gasto público hasta hacernos incumplir el objetivo del 2,2% del PIB que exige la Unión Europea. Así, pronto asistiremos al principio del fin de la prosperidad que hemos disfrutado en los últimos años y que nos había vuelto a situar a la cabeza de las principales economías europeas.

Por lo tanto, Rivera y los suyos han dado un paso peligroso permitiendo desbloquear el veto en el Senado a las cuentas de Sánchez. Aducen los naranjas, y ahí deben ser cuidadosos, que la tramitación de la proposición de Unidos Podemos que, apoyada por el PSOE, pretende cambiar la ley de Estabilidad Presupuestaria entra en su fase ordinaria, por lo que ahora se deberán presentar enmiendas y su tramitación puede alargarse hasta la primavera del próximo año. Bien es cierto que los Presupuestos Generales del Estado son imprescindibles para el correcto funcionamiento del país. Sin embargo, estos Presupuestos no deben aplicarse en ningún caso. Por mucho que socialistas y comunistas bolivarianos pueden tirar del apoyo de golpistas, nacionalistas y proetarras, el bloque constitucional ha de estar unido y hacer de dique para que no se apruebe un documento que es un auténtico cajón de sastre.

¿Acabará el desintegrador Podemos desintegrándose por su cercanía al separatismo?
EDITORIAL Libertad Digital 30 Octubre 2018

Iglesias trata de romper España por Cataluña mientras se postula como próximo presidente de la nación a la que tanto desprecia. Es una de esas contradicciones que cabalga el comunista a sueldo de los ayatolás iraníes.

El partido del comunista Pablo Iglesias opera en Cataluña bajo una denominación, En Comú Podem, que engloba a distintas fuerzas ultras, entre las que se cuenta Barcelona en Comú, comandada por la alcaldesa de Barcelona, Inmaculada Colau. Tanto Iglesias como Colau y sus formaciones políticas sirven gustosamente al nacionalismo catalán, en estos momentos nominalmente comandado por el supremacista Quim Torra, y no pierden la menor oportunidad de afrentar a España, como quedó de manifiesto en aquella repugnante ocasión en que una de las diputadas podemosas en la Cámara regional catalana retiró indignada las enseñas nacionales que habían dejado en unos escaños los representantes de PP y Cs.

El propio Iglesias no oculta su empática cercanía al separatismo golpista, al que sirve gustosamente en sus cambalaches con Pedro Sánchez para prolongar la estancia en la Moncloa del doctor menos prestigioso del país. Pero semejante entrega a quienes quieren dinamitar el orden constitucional tiene un coste que Podemos ya está comenzando a pagar. No es casual que los principales problemas de la formación bolivariana estén en aquellas regiones con fuerte presencia de fuerzas separatistas.

En Cataluña, la portavoz del grupo podemoso en la Cámara autonómica, Elisenda Alemany, ha dimitido de su cargo denunciando presiones intolerables del aparato. Y es que la fractura social que Iglesias alimenta en Cataluña y en el resto de la sociedad española está afectando también, y de qué manera, a sus propias filas. La liberticida Alemany es separatista y cuenta con el apoyo de un importante sector de la coalición ultra para que los bolivarianos en Cataluña se proclamen abiertamente separatistas. Puestos a trabajar con los golpistas, cree la facción de Alemany, mejor hacerlo bien a las claras y con la debida convicción.

Iglesias trata de romper España por Cataluña mientras se postula como próximo presidente de la nación a la que tanto desprecia. Es una de esas contradicciones que cabalgael comunista a sueldo de los ayatolás iraníes, y que poco a poco van desnudando su proyecto totalitario, basado fundamentalmente en la destrucción de España y su Estado de Derecho. Ojalá se le venga abajo el tinglado y su partido enemigo de las libertades acabe donde debía estar ya su ideología, en el basurero de la Historia.

Sin límites
Cayetano González Libertad Digital 30 Octubre 2018

El actual presidente del Gobierno es, por acción y por omisión, un colaborador necesario del golpe de Estado que los Puigdemont, Torra y compañía están dando desde Cataluña.

Si llegar al poder de manos de un partido de ideología comunista como Podemos; de partidos catalanes que quieren romper España como el PdeCat y ERC; de quien ha sido desleal con el régimen constitucional del 78 como el PNV y de los amigos de ETA, como Bildu, no fuera suficiente para retratar al personaje, lo sucedido desde que está en la Moncloa no deja lugar a dudas. Pedro Sánchez preside un Gobierno de frente popular-populista-nacionalista con un claro objetivo: la ruptura de ese régimen constitucional que se alumbró tras la muerte de Franco y que tiene entre sus pilares fundamentales la libertad individual, la unidad de la Nación y la Monarquía constitucional.

Sánchez tuvo la habilidad hace cuatro meses de aprovechar un clima político de rechazo a Rajoy para sacar adelante su moción de censura, con la promesa de convocar en un breve plazo de tiempo elecciones generales. No es seguro que cambiara de criterio tras pisar la Moncloa; más bien hay que pensar que en su estrategia ya tenía decidido aguantar en el poder todo lo que fuera posible hasta agotar la legislatura, que finaliza en junio de 2020. Y a eso ha supeditado todo.

Con sólo 84 escaños –el peor resultado del PSOE–, ahí tenemos a este personaje encaramado al poder, haciendo clara dejación de sus funciones en la cuestión capital que tiene planteada España desde hace ya un cierto tiempo: el desafío secesionista de quienes hoy gobiernan en Cataluña. Se podrá poner Sánchez como quiera, pero el líder del PP, Pablo Casado, solo se limitó la pasada semana en el Congreso a constatar un hecho: el actual presidente del Gobierno es, por acción y por omisión, un colaborador necesario del golpe de Estado que los Puigdemont, Torra y compañía están dando desde Cataluña.

Sólo desde esa postura colaboracionista con los golpistas se explica que Sánchez tenga la desfachatez antidemocrática de decir públicamente que él cree que no hubo delito de rebelión en la actuación de los cabecillas políticos del golpe que ahora están en prisión o huidos de la Justicia. La cuestión no es sólo que hace cinco meses dijera todo lo contrario en una entrevista en televisión, sino que el máximo responsable de uno de los tres poderes del Estado no puede entrometerse y presionar de esa manera a otro de esos poderes. Si además esa opinión la expresa cinco días después de que Pablo Iglesias, a la salida de su reunión con Junqueras en la cárcel, manifestara que ahora le tocaba mover ficha al Gobierno, pues entonces verde y con asas.

Y como Sánchez actúa sin ningún tipo de límites, con tal de permanecer en el poder para ganar tiempo y consolidar ese frente popular-populista-nacionalista, tuvo el cuajo de acusar en el Congreso a Casado y a Rivera de ser dos políticos "sin escrúpulos". Que bien viene el refranero español en estos casos: "Cree el ladrón que todos son de su condición".

Es evidente que el actual presidente del Gobierno y el proyecto frentista que le aupó al poder son un mal para España desde cualquier punto de vista: moral, social, económico, institucional. De ahí que cobren una especialísima importancia las elecciones autonómicas y municipales del mes de mayo del próximo año. Si, debido al resultado de esas elecciones, se consolida en las comunidades autónomas y en los principales ayuntamientos ese frente popular-populista-nacionalista, eso llevará a nuestra Nación a una situación de enorme gravedad. Por eso es tan importante que los españoles sean conscientes de la trascendencia del momento y que se movilicen en las urnas votando a opciones políticas que defiendan lo que los que ahora gobiernan quieren destruir, que es, vuelvo a decirlo, la libertad individual, la unidad de la Nación y la Monarquía.

¿Sabotaje utilizando a la Abogacía del Estado? Punto final para España
El autor, vocal del CGPJ, se hace eco de los rumores que apuntan a que la Abogacía del Estado contradirá a la Fiscalía en la calificación del golpe separatista y asegura que, de confirmarse, sería un revés definitivo para la credibilidad del Estado.
José María Macías Castaño elespanol 30 Octubre 2018

Hace muy pocos días le expresaba una opinión a una persona que se ha ganado mi admiración y aprecio y a la que tengo por irremediablemente amiga: ser español es durísimo. Y es duro porque es imposible que nadie nos entienda. Eso genera desconsuelo y cada día que pasa proporciona un motivo nuevo para la aflicción.

Uno de esos días tuvo lugar hace unos meses: el auto del Tribunal Regional de Schleswig-Holstein que rechazó entregar por rebelión al huido Puigdemont me produjo desconsuelo, aunque lo que finalmente decidió era previsible desde sus primeras resoluciones. Yo mismo llegué a advertir en sendos artículos publicados en la prensa alemana sobre la magnitud del error previsible del Tribunal.

No me consuela que, apagado el ruido que provocó la resolución, hayan sido varios juristas alemanes de prestigio los que han reconocido la realidad del error en términos estrictamente jurídicos. Pero es necesario hacer autocrítica si queremos aprender algo de ese desgraciado episodio y la voy a hacer.

Dice la resolución del tribunal alemán, refiriéndose al auto de procesamiento de nuestro Tribunal Supremo, que “el relato de los acontecimientos comienza en la primavera de 2015, si bien el acusado supuestamente cometió los dos delitos que se le imputan entre el 6 de septiembre y el 1 de octubre de 2017”. Más adelante añade: “En el mismo se vuelve a hacer un relato de la evolución histórica, comenzando en esta ocasión en 2012”.

¿Cómo podrá nadie entender que la Fiscalía haga una cosa y que el Estado, a través de su Abogacía, diga otra?
He releído muchas veces esa resolución y he llegado a la conclusión de que son esas pocas líneas las que explican su sentido y las que me llevan a suavizar mi crítica al tribunal alemán: ¿cómo puede nadie creerse que durante tres o cinco años se ha larvado a la vista de todos un delito de la magnitud del que justifica la petición de detención y entrega y que el Estado, un Estado que se supone serio, no hiciese nada efectivo para impedirlo? Insisto, tres o cinco años. Tengo que reconocerle al tribunal alemán que eso es algo difícil de creer. Yo lo creo, pero porque lo he visto y lo he vivido y, para qué engañarnos, porque soy español y estoy encallecido.

Otra más. Este mismo diario viene denunciando desde hace varios días más motivos para el desconsuelo: la prisión de Lledoners se ha convertido en un esperpento grotesco perfectamente equiparable a “La Catedral” del narco Pablo Escobar. Apunto una diferencia: al menos Pablo Escobar se pagó su prisión.

Pero mi reflexión es otra: cuando el proceso sea examinado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (porque lo será), ¿cómo podrá nadie creerse que la prisión provisional de los acusados era realmente necesaria con semejante incomprensible tolerancia por parte del Estado? Yo sé que es necesaria porque con lo que he vivido y lo que estoy viviendo en Cataluña se me hace evidente tanto el riesgo de fuga como de reiteración delictiva, pero insisto: lo vivo en primera persona, soy español y estoy encallecido.

Y una más. Se apunta, se rumorea, se amenaza con que la Abogacía del Estado contradirá a la Fiscalía y formulará un escrito de acusación que prescindirá de la rebelión. ¿Cómo podrá nadie entender que el Estado, a través de la Fiscalía, haga una cosa y que el Estado, a través de su Abogacía, diga otra? ¿Cómo será posible entender fuera de España (cómo se podrá entender en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos) que el Estado se sabotee a sí mismo? Tengo la respuesta: no se podrá entender, porque eso no lo hace un Estado, al menos no lo hace un Estado serio. Y el rotundo mensaje que habrá lanzado nuestro Estado a los cuatro vientos es que ni él mismo se cree lo que hace. Será el final del proceso judicial, el inicio (o la continuación) del nuevo procés y el punto final de España como un Estado serio y creíble en la comunidad de las Naciones, si es que a estas alturas lo seguimos siendo. Y esto es algo que ni yo consigo entender, pese a ser español y estar encallecido.

*** José María Macías Castaño es vocal del Consejo General del Poder Judicial.

La Generalitat enviará inspectores a las escuelas para controlar el idioma
El consejero de Educación, Josep Bargalló, invita a familias y alumnos a "alertar" si la inmersión lingüística no se cumple
Redacción Crónica Global 30 Octubre 2018

La Generalitat de Cataluña alentará a los padres y alumnos a delatar a los colegios que no cumplan con sus normas en materia de inmersión lingüística. Y creará un cuerpo propio de inspectores para controlarlo.

Así lo ha reconocido el consejero de Educación, Josep Bargalló, en una entrevista a Vilaweb. El dirigente de ERC ha desvelado que su departamento pondrá en marcha ese cuerpo, y que los inspectores se repartirán en diversas zonas territoriales, amparándose en la ley educativa de Cataluña. A pesar de que dicha competencia corresponde al Estado central, a través del ministerio.

"Alertar si no se cumple"
"Los inspectores trabajarán de una manera diferente. Ahora demasiado a menudo hacen tareas burocráticas, y nosotros queremos inspectores que sean líderes pedagógicos". A su juicio, estos empleados deberán "velar por la coherencia de los proyectos en una zona".

Bargalló, asimismo, explicó también que, desde septiembre, los centros educativos catalanes "tienen la obligación de colgar en la web los proyectos pedagógico y lingüístico". Y es ahí donde entra en juego el espinoso asunto de la delación: "Las familias, los alumnos, todo el mundo sabrá cuál es este proyecto y podrá alertar, con mucha más fuerza y razón, si no se cumple", manifestó.

"Nosotros lo detectaremos"
"La garantía de que se respetará el papel de lengua vehicular del catalán somos nosotros, el Departamento. Nuestros inspectores. Si el proyecto lingüístico no es bueno, seremos nosotros quienes lo detectaremos", reconoce.

Las palabras de Bargalló llegan después de que la semana pasada trascendiera que la Generalitat se plantea un eventual impulso al castellano en aquellas escuelas de zonas de mayoría catalanohablante, donde su uso es menos habitual. Una decisión que ha generado controversia entre el independentismo.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial