AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 31  Octubre 2018

La muy vieja ‘nueva política’
OKDIARIO 31 Octubre 2018

PSOE y Podemos se han convertido en vasos comunicantes. Los socialistas, cada vez más radicales. Los morados, convertidos en la “casta” que tanto criticaron en sus inicios. La formación de Pablo Iglesias cuenta con seis diputados que cobran dietas de alojamiento pese a tener casa en Madrid. Más de 1.800 euros al mes que salen del bolsillo de todos los españoles y que no tienen ningún problema en disfrutar a pesar de no ser necesarios para el desempeño de sus labores representativas. Una nueva demostración de que “el asalto a los cielos” se quedó en nada y que las utopías se vuelven muy relativas cuando tienes los bolsillos llenos a costa del contribuyente.

Actitudes y comportamientos de pura “casta” que no hacen sino incidir en la falsedad política e ideológica que ha caracterizado a Podemos desde sus inicios en enero de 2014. Los representantes de la formación copian así la desvergüenza de la actual ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo. En una falta absoluta de ética y moral, ha cobrado 150.000 euros públicos en dietas de alojamiento desde 2006 a pesar de tener una casa en Madrid. Carcedo también cambió la titularidad de dicho inmueble para ponerlo a nombre de su hijo —empadronado en Gijón— y así poder seguir cobrando las dietas a pesar de no necesitarlas. Una inaceptable triquiñuela que ha calado en los representantes de Podemos.

Representantes que se erigieron en la “nueva política” y “el cambio” para las instituciones, pero que, sin embargo, caen en las mismas trampas de ambición que criticaban hace no tanto. De hecho, se da la triste ironía que fue el legítimo movimiento del 15-M el que señaló a los diputados que cobraban dietas sin necesitarlas. Concretamente, a través de Democracia Real Ya. Una plataforma que puso el dedo acusador sobre decenas de representantes públicos que usaban su posición para ingresar lo que nos les correspondía. Ahora, los mismos que se apropiaron de aquella movilización ciudadana, son los que hacen la trampa. Entre casoplones, pisos y becas black, asistentes sin dar de alta, ocultamientos fiscales y demás hoja de deméritos, los miembros de Podemos son cualquier cosa menos el revulsivo que prometieron. Tan poco tiempo para volverse tan viejos…

Lecciones de buenismo, ni una
Sigfrid Soria gaceta.es 31 Octubre 2018

La cultura Occidental comenzó con la civilización griega y desde ese mismo origen, la principal amenaza recurrente para Occidente ha venido desde Oriente Medio, desde el islam. 480 años antes de que Jesucristo naciera y 1.050 años antes de que naciera Mahoma hubo un colosal enfrentamiento bélico naval entre una coalición de ciudades-estado griegas y la flota del imperio persa en el golfo Sarónico, concretamente en los estrechos de Salamina. La victoria de los griegos evitó la invasión de Grecia por parte de los musulmanes, que de no haber sido así, con total seguridad, el curso de la historia hubiera sido otro y Occidente no sería lo que es hoy. 1.202 años después de la victoria de los griegos en Salamina y ya con la bipolaridad religiosa derivada del nacimiento de Jesucristo y de Mahoma, corría el año 722, en el lugar de Covadonga hubo un Rey cristiano, Pelayo de Asturias, que comenzó la Reconquista musulmana de la península ibérica aplastando al ejército islámico. Hay un tercer y penúltimo enfrentamiento bélico extraordinariamente relevante entre Occidente y el islam, la Batalla de Lepanto. En esta ocasión ya nos vamos al año 1571. El choque naval fue protagonizado por una coalición cristiana, liderada por España, y por la Armada musulmana otomana. También esta vez aconteció una gran victoria de la Armada cristiana liderada por el Capitán General de la Mar, Don Juan de Austria.

Hasta aquí es fácil concluir que a lo largo de los últimos 2.500 años el islam ha tenido un irresistible afán por hacerse con Europa y porque su cultura y costumbres se impusieran, en contraposición con la cultura cristiana Occidental. Lo ha intentado tres veces a base de batallas y en las tres ocasiones ha fracasado. También se puede concluir que España ha contribuido, como ningún otro país en la historia, a frenar las invasiones musulmanas y, por tanto, a que Occidente tal y como lo conocemos hoy sea lo que es gracias a nosotros. Por tanto, lecciones a España de cómo se defiende la cultura Occidental, ni una.

Pero en cierto momento del siglo XX, el buenismo se apoderó de Europa y ya en el siglo XXI los dirigentes europeos han caído en lo mismo que cayeron los dirigentes del Imperio Romano en el siglo V: creerse invulnerables, imbatibles y con recursos ilimitados. De tal manera que cuando los países europeos decidieron unirse para crear estructuras políticas, comerciales y administrativas comunes, es decir, cuando parecía que Europa iba a ser más fuerte que nunca, se optó por asumir mansamente la nueva estrategia del islam, porque se confundió ser evolucionado con ser tolerante ignorante. La nueva estrategia musulmana dista de batallas que puedan perder, ahora toca invadir silenciosamente Europa, llenarla con millones de musulmanes que, incluso nada más llegar, muestran su nula disposición a respetar o siquiera interactuar con la cultura Occidental. Cuando hayan alcanzado la masa crítica en todos los países, ejecutarán una revolución imparable y conseguirán lo que han anhelado en los últimos miles de años.

Europa no solo aportó al mundo el germen de la civilización Occidental por medio de Grecia y de Roma, también aportó el parlamentarismo moderno, Cortes de León en 1.188, la Ilustración y la Revolución Francesa, el Renacimiento, el Liberalismo de John Locke, el Marxismo (no todo podía ser positivamente aplicable), Galileo, Newton, Einstein, el inicio del feminismo de Olimpia de Gouges (1791), literatura, pintura, el cine y hasta la gastronomía mediterránea. Bien, pues todo eso y mucho más es lo que pretende liquidar el islam. En este punto hago especial hincapié en que los musulmanes detestan el papel de la mujer en Occidente, esperando ansiosamente su momento para obligarlas a que vuelvan a tener el rol que tenían miles de años atrás. El islam sueña con la próxima imposición de la sharía en Europa y día que pasa, día que está más cerca de que ello llegue.

El buenismo, o lo políticamente correcto, que padece Europa es la vaselina de la que se valen quienes pretenden invadirnos para más tarde aniquilarnos desde dentro. Concretamente en la España actual, como parte de Europa, vamos muy sobrados de esa vaselina. Los dos Partidos políticos españoles que se han repartido el poder en los últimos 40 años se han plegado a dar la espalda a la esencia cristiana de Europa y aceptan las suicidas políticas de inmigración, ofreciendo a quienes llegan, incluso irregularmente, desde ositos de peluche a tarjetas sanitarias con los mismos servicios que obtienen los españoles que han cotizado toda su vida. Y de lo que no se dan cuenta, esos necios dirigentes políticos, es que con la aceptación de esas avalanchas de inmigrantes musulmanes estamos asumiendo nuestro propio fin. Ya quitamos crucifijos de las aulas y promovemos la enseñanza de la religión musulmana. Si España y Europa no reaccionan, la pervivencia de las costumbres y tradiciones Occidentales, que fueron heroicamente preservadas por el cristianismo a lo largo de los siglos, sucumbirán al islam. Es solo cuestión de tiempo, pero de muy poco tiempo.

Un giro de Cs difícil de entender
EDITORIAL El Mundo 31 Octubre 2018

Buena parte de la opinión pública constitucionalista ha recibido con sorpresa y preocupación la decisión de Ciudadanos de romper el tándem que formaba con el PP en la Mesa del Congreso, donde frenaban juntos la tramitación de iniciativas. Con este movimiento, la formación liberal permite el desbloqueo de una veintena de leyes -muchas de la época de Mariano Rajoy- que ahora seguirán el trámite parlamentario. El problema es que entre esas leyes figura una tan sensible como la propuesta de PSOE y Podemos para eliminar el veto del Senado al techo de gasto, prerrogativa que impide a Pedro Sánchez acortar los plazos para tratar de aprobar su plan de Presupuestos, muñido con Pablo Iglesias y los separatistas. Unas cuentas irresponsables y lesivas para el ahorro y el empleo que los dirigentes de Ciudadanos han sido los primeros en reprobar.

Es cierto que ahora se abre el plazo de enmiendas parciales y que Cs sigue teniendo la llave para prorrogar los plazos y bloquear su aprobación, lo que en la práctica deja las cosas como estaban: al PSOE tratando de convencer a ERC y PDeCAT de que voten a favor de sus cuentas en el verano de 2019. Pero la decisión de romper la unidad de acción con el PP para promover debates políticos en el Congreso peca de un tacticismo electoralista que delata el afán del partido naranja por marcar perfil propio -distanciado del PP- ante el ciclo electoral que se inaugura en Andalucía.

Ciudadanos está en su derecho a reivindicar una identidad política de centro, desmarcada de esa derecha en la que la izquierda le ubica, lo que parece causarle tanto disgusto como la inopinada adhesión de Vox a una iniciativa suya como el acto que se celebrará este fin de semana en Alsasua. Pero caracteriza a Albert Rivera un estilo de liderazgo un tanto impulsivo y movedizo que el electorado no siempre entiende; lo cual, unido a la complejidad del juego parlamentario, genera alarmas que perjudican la necesaria fortaleza del constitucionalismo frente a los enemigos del sistema del 78 que sostienen a Sánchez. No puede ahora quejarse el líder centrista del revuelo levantado, pues debería haber tenido en cuenta aquella vieja máxima según la cual en política no se debe hacer aquello que no se puede explicar. Y Cs ha necesitado demasiadas aclaraciones posteriores para combatir la confusión originada por su giro estratégico.

A un partido que ha aportado estabilidad a gobiernos constitucionalistas, sean socialistas o populares, cabe pedirle que prolongue ese sentido de la responsabilidad. Acumula ya experiencia suficiente como para ofrecer a los ciudadanos mayor consistencia y evitar derivas erráticas. Los españoles esperan aún muchos valiosos servicios de una formación que ganó las elecciones en Cataluña y que ha de saber distinguir lo fundamental de lo estratégico.

Un socio veleta y prescindible..
Vicente A. C. M. Periodista Digital 31 Octubre 2018

CIUDADANOS VUELVE A DEMOSTRAR NO SER UN SOCIO FIABLE EN SU AFÁN DE DESMARCARSE DEL PP.

Efectivamente ni Albert Rivera ni CIUDADANOS (C’s) son fiables como socios. Una vez más se demuestra que priman los intereses de partido y el cortoplacismo de acción que imponen las diferentes elecciones autonómicas, locales y con menor probabilidad las generales, para que C’s intente zafarse de ese papel de aliado del PP que había adoptado en los últimos meses formando un frente común contra el otro frente popular del PSOE con UNIDOS PODEMOS. La clave estaba en evitar que ese dúo lograse su objetivo de imponer los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2019 que vuelven a la senda del gasto descontrolado y del incremento del déficit con un importante aumento de los impuestos. La estrategia de bloqueo pasaba por no dar vía libre al debate en el Congreso de la reforma de la llamada eufemísticamente “ley de estabilidad presupuestaria”, en la que se intenta evitar el seguro veto del Senado, dominado por la mayoría del PP, a los PGE. Un paso obligado para la aprobación de cualquier Ley que contempla la Constitución y que, mediante esta argucia se vería burlada y modificada por una ley de rango muy inferior.

C’s ha decidido dejar de apoyar al PP en ese bloque de contención en la Mesa del Congreso donde imponían su mayoría y dar paso libre al debate parlamentario. Eso significa, de hecho, dejar en manos del Gobierno de Pedro Sánchez y sus socios, que puedan cometer esta burla legal bloqueando la intervención obligatoria del Senado en el proceso de tramitación de aprobación de las leyes, sobre todo las de alto rango como es la de los PGE. Una decisión que tiene consecuencias inmediatas como es la del afianzamiento del Gobierno del PSOE al tener garantizado lo que restase de legislatura, y en consecuencia, disponer de tiempo para imponer su programa revanchista y sectario y tener las manos libres para seguir con esa farsa de negociación con los golpistas. El contrapunto lo pone C’s al mantener el veto a que se tramite por la vía de urgencia y en lectura única. Es decir que se tramitaría por la vía normal que es considerablemente más lenta y cuya aprobación no sería efectiva hasta el próximo verano.

En cualquier caso, este afán de C’s de distinguirse del PP le lleva a emprender una especie de funambulismo por la cuerda floja en la que debe mantener un delicado equilibrio para no terminar cayendo a la red. Una estrategia que puede ser mal interpretada por los ciudadanos que no terminan de aclararse con la identidad política e ideológica de este partido que se dice de centro y liberal, pero sin adjetivos de izquierda o derecha, aunque la sensación que transmite es que su travesía es zigzagueante y escorada a babor o estribor dependiendo del viento que sople. Una sensación que le hace acreedor del apelativo de “veleta” y de socio nada de fiar y claramente presindible. Una obsesión casi patológica por acomodarse en un centro utópico de supuesta moderación, sensatez y pragmatismo, que desde luego no augura mayorías en esta sociedad tan polarizada donde los extremismos populistas van ganando terreno por la propia degeneración y desgaste de los partidos históricos de izquierdas y derechas, demasiado acomodados a irse alternando en el poder.

El cambio de actitud de C’s solo consigue algo de tiempo, pero abre un melón por el que cualquier atajo se podría usar para reformar la Constitución, lo mismo que llevan haciendo en el Parlamento autonómico de Cataluña los golpistas en sus leyes de transitoriedad y de desconexión. Es inevitable que el PP interponga un recurso de inconstitucionalidad ante este burdo intento de violar la Constitución solo porque el PSOE no dispone de apoyo mayoritario en el Senado. Porque si C’s hubiera deseado forzar a Pedro Sánchez a cumplir con su promesa de convocar elecciones en el mínimo plazo posible tras haber sido investido Presidente del Gobierno, es evidente que el bloqueo de los PGE era un instrumento de coacción más que suficiente al verse obligado a optar entre prolongar los presupuestos del 2018 del PP, mucho más acordes con los compromisos adquiridos con la UE y donde tendría la oposición de su socio principal PODEMOS, o convocar elecciones generales a sabiendas de que las cocinadas encuestas del masterchef Tezanos realmente le otorgan un empate técnico con el PP y no una ventaja de casi 11 puntos.

C’s ha optado por ganar tiempo y apostar por marcar diferencias con el PP y el PSOE ante las elecciones al Parlamento Europeo, autonómicas y locales del próximo año. Pero condicionado y a expensas de lo que suceda en las adelantadas elecciones autonómicas en Andalucía. Deberá decidir si mantiene o no su papel de socio condicional de la que posiblemente será la opción más votada, la del PSA de Susana Díaz, o se aviene a una coalición con el PP cuyos resultados pueden dar una sorpresa.

La realidad es que Pedro Sánchez si tiene aprobados los PGE intentará prolongar la legislatura lo máximo posible usando cuantas argucias legales encuentre, y casi siempre en el PSOE las encuentran porque dedican todo su esfuerzo a ese fin. Así que lo sensato hubiera sido no facilitarle la labor y consolidarlo en el poder durante más tiempo, porque ya ha dado muestras de su catadura moral a la hora de conseguir mantener los apoyos que necesita pactando con los enemigos de España con la connivencia de su partido, ese PSOE que ha caído en lo más bajo de la iniquidad y vuelve a traicionar a España y a los españoles.

C’s debería reconsiderar su decisión y no tirar por la borda la única posibilidad de resistencia ante el avance de ese Frente Popular que forman PSOE y PODEMOS. SI no lo hace que no dude en que recibirá el reproche y el rechazo de los españoles. La confianza es algo muy difícil de obtener, pero muy fácil de perder.

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!

Tristemente... "TODO SEGUIRÀ IGUAL O PEOR"
Antonio García Fuentes Periodista Digital 31 Octubre 2018

Es lo que “me dice” mi intuición; y viendo, “el discurrir del mundo a lo largo de mi ya larga vida”. “Lo reflejó Lampedusa en “El gatopardo”, en su lampedusiana afirmación”… “Cambiemos algo para que no cambie nada”; y acertó plenamente.

En general, todo el que administra algo y con argucias o sin ellas, al final, “mete mano en lo que no es suyo” y roba lo que puede; (“y el robar no es solo dinero y bienes, se roba mucho y de muchas maneras diferentes, quede ello bien claro”); los políticos mucho más y… “sálvese el que pueda”. El mundo se ha estructurado, no “en ganar el pan con el sudor de la propia frente, sino muy al contrario, con el sudor de los demás”; y es claro que así los desastres “menores y mayores”, son “el pan nuestro de cada día”; y al final, se van acumulando estos y terminan en los “grandes desastres” en que siempre y hasta aquí, ha terminado la Humanidad; de ahí mi titular de hoy que en sí… “lo dice todo”.

¿Cómo marcha la política en España? Pues similarmente a como marcha en gran parte del mundo (“y no digo todo el mundo, por reservar algunas excepciones que puedan existir, sin mácula de pudrición”).

Todos o la gran mayoría que arriban a ella, lo hacen para hacer su negocio, enriquecerse o como mínimo, asegurarse una vida cómoda “a costa de los demás”; también la mayoría que “militan en política”, es por cuanto nunca hicieron nada (muchos ni lo intentaron) o son fracasados, que recurren “al nuevo oficio”, por cuanto en el mismo “no se arriesga nada y sólo se necesita paciencia y saber hacerle la pelotilla al superior, para agarrado al mismo, ir escalando puestos a los que muchos llegan sin aún haber soñado nunca en ellos”; y lo estamos viendo en nuestro propio entorno, donde “individuos que nunca dieron un palo al agua”, terminan ostentando un mando y teniendo acceso a cantidades enormes de dinero, que no saben administrar; sencillamente porque nunca aprendieron a ello.

De ahí la gran sentencia del sabio chino (Confucio)… “Que nadie, que no sepa administrar su casa y sus bienes, entre en política; y nunca, dejarlo que mande en hombres” (Cito de memoria pero el sentido de la sentencia es éste).

La política se ha terminado por estructurar en “ejércitos de arribistas o mercenarios y donde la vocación no existe; sólo los intereses individuales de cada cual y el que como sea; y por lo que sea, siempre va a lo suyo”; y jamás piensa en el interés del conjunto que dice administrar, si es que llega a ello; sólo van como las moscas a la miel; “entendiendo que la miel para el político es el dinero público, que como dijera “Carmen Calvo ”, hoy vicepresidenta del Gobierno, no es de nadie”, lo que pese a esa terrible declaración, ha seguido viviendo de “ese dinero” y al final llega a ese puesto ya indicado, que indudablemente no merece, puesto que; dicho “aquel dicho”; debió ser expulsada de la política y de por vida.

Debido a todo ello “y la connivencia evidente entre política y gran capital” (Las multinacionales) y los avarientos que las dirigen, que no tienen escrúpulos algunos; nos cargan con impuestos insoportables y que ahogan no sólo al individuo; mucho más al emprendedor, sino que terminan por “secar” la economía, en una “nueva usura”; y donde “esos usureros máximos”; se aplican salarios y prebendas, así como retiros bochornosos, a costa de unos beneficios incalificables, por la procedencia de los mismos; pero que se llevan “limpiamente” cada año, dejando en la miseria “a quién se tercie”; y a miles y miles de parados, que han sido sustituidos por “la tecnología moderna, que viniendo para ayudar al hombre, termina por destruirlo, mandándolo a la basura social”.

Los políticos “siempre al servicio del dinero, hacen lo que éste les indica puesto que si se oponen, han terminado de ser políticos”. “Hoy la política es de panza y bolsillo, como lo fue siempre” y es por lo que La Humanidad no avanza como debiera hacerlo.

Por todo ello me reitero y opino… “Que todo va a seguir igual o peor”. Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

¡Dejaos de tonterías ya!
Carmelo Jordá Libertad Digital 31 Octubre 2018

En los próximos meses España se va enfrentar, una vez más, a un momento crucial en su historia: por un lado, el desafío separatista, que sigue vivito y coleando en Cataluña y está más que larvado en tres o cuatro comunidades más; por otro, el desafío bolivariano de un populismo dispuesto a cualquier cosa para alcanzar el poder y un Sánchez sin el menor escrúpulo y que se cree capaz de surfear la ola populista y ser él quien ocupe la Moncloa al menos hasta, ya nos lo dijo, el 2030.

En estas circunstancias, que como bien explicaba Federico Jiménez Losantos en su artículo de este domingo son excepcionales, la política decente no puede ser el juego de pequeñas miserias partidistas y escenificaciones de intención electoralista que sí pueden permitirse los partidos cuando lo que está en juego es simplemente quién enchufa a los suyos y pequeños detalles cada vez menos importantes, entre lo que se decide en Bruselas y lo que se hace en las CCAA. No, ahora hay que levantar un poco la mirada, como mínimo un poco más allá de la próxima encuesta o rueda de prensa. Y eso es, sinceramente, lo que creo que demanda buena parte del electorado, al menos la que es susceptible de votar al Partido Popular, a Ciudadanos o a Vox y que elegirá qué papeleta meter en la urna con una preocupación esencial: el futuro de España como nación y como espacio de libertades.

Porque esas van a ser las dos cuestiones clave en todas las convocatorias electorales de los próximos años: la nacional y la de las libertades, que por suerte o por desgracia en España son la misma. El electorado de centroderecha –y yo creo que parte del de centroizquierda– sólo dará su confianza a aquel partido con el que esté inequívocamente convencido de que su voto va a servir para defender España y para defender las libertades, no a aquel o aquellos a los que vea perderse en batallas que casi percibe como internas, no a aquel o aquellos que demuestren que están dispuestos a intercambiar principios por ventajitas electorales de poca monta.

Si Pablo Casado, Albert Rivera o Santiago Abascal no se han enterado todavía de que el tiempo de las batallitas miserables entre partidos y del quítate tú pa ponerme yo se ha acabado, es que no saben en qué país viven y, más grave aún, no conocen a sus enemigos, que son los nuestros. Así que más vale que se dejen de tonterías ya, antes de que sea demasiado tarde.

Por qué votantes de Podemos se pasan a Vox
Cristian Campos elespanol 31 Octubre 2018

El cáncer con el que ha decidido suicidarse la socialdemocracia avanza a buen ritmo. Decía el lunes Kiko Llaneras en referencia a la victoria de Jair Bolsonaro en Brasil: "Un recordatorio: si a alguien le vota el 50% de la gente, le vota gente de todo tipo. Tendrá más apoyo de cierto electorado (ricos, pobres, mayores o mujeres), pero los candidatos tienen necesariamente votantes muy variados".

Y luego añadía Llaneras: "Es casi una necesidad matemática: en cuanto cruzas dos o tres variables, te quedas sin votantes. ¿Hombres, mayores de 65 y de rentas medias-altas? Serán el 10% en España. ¿Mujeres universitarias y de izquierdas? Quizás el 5%".

En realidad, no hace falta haber estudiado Ciencias Políticas, o Sociología, o Estadística, para llegar a la conclusión de Llaneras. Pero a Ada Colau no le salían las cuentas en Twitter: "Trump, Putin, Orbán, Salvini… hombres machistas, racistas, homófobos y amantes de la violencia que agitan el miedo y fakenews [sic] para conquistar poder". ¿Cuál debe de ser el porcentaje de hombres machistas, racistas, homófobos y amantes de la violencia en Brasil dispuestos a votar a uno de los suyos? ¿Un 0,1%? ¿Un 0,5%? Vamos a exagerar como si no hubiera un mañana. ¿Un 1%?

A Bolsonaro le ha votado el 55,1% de los electores. Casi 58 millones de brasileños de una población total de 209 millones. A Donald Trump le votaron sesenta millones de americanos, el 47,3%. A la derrotada Marine Le Pen en 2017, el 33,93% de los franceses. A Viktor Orbán el pasado mes de abril, el 48,9% de los húngaros. A Vladimir Putin este marzo, el 76,69% de los rusos. Son porcentajes con los que ni siquiera puede soñar la socialdemocracia de 2018, atrapada en una decadencia mórbida que recuerda a la de los partidos liberales de principios del siglo XX.

Creer que el 48,9% de los húngaros o el 55,1% de los brasileños o el 33,93% de los franceses eran nazis de clase media y alta agazapados a la espera de la llegada de un partido de extrema derecha que les prometiera sangre y fuego y látigo es un análisis romo hasta para un adolescente de Twitter. Mejor dicho: es uno de los muchos insultos de la izquierda que han provocado, entre otros factores menos emocionales, que el 48,9% de los húngaros o el 55,1% de los brasileños o el 33,93% de los franceses hayan acabado votando a partidos populistas de extrema derecha.

El Frente Popular fue un régimen criminal y nadie con dos lecturas a cuestas puede negar su inmensa responsabilidad en el estallido de la Guerra Civil española. Pero quizá el mayor de sus errores fuera creer que es posible erradicar política y socialmente a la derecha, a los católicos, a los conservadores y a los liberales españoles sin que a) esa derecha no intente defenderse del exterminio, y b) que el régimen totalitario resultante colapse a medio y largo plazo por su inviabilidad.

La izquierda nunca aprende de sus errores, pero la derecha sí suele aprender de los errores de la izquierda. Y de ahí que, en la intimidad, todos los derechistas defendamos la necesidad de una socialdemocracia centrada y respetuosa de las instituciones democráticas, de la separación de poderes y del Estado de derecho. No es esa, sin embargo, la socialdemocracia actualmente existente.

Se equivocan quienes no dudan del trasvase natural de parte de los votantes del PSOE hacia Podemos en una primera fase, la de 2014, pero no se acaban de creer la de parte de los de Podemos hacia Vox en una segunda, que ha empezado en 2018 y se ampliará muy probablemente durante los dos próximos ciclos electorales.

El mismo Frente Nacional de Le Pen se nutre fuertemente de antiguos militantes del Partido Comunista francés y la victoria de Bolsonaro es imposible de entender si no se contempla el miedo de las clases medias brasileñas de derechas, pero también de izquierdas, a la implantación en Brasil de un régimen similar al venezolano o a una inseguridad callejera que para la izquierda es incompatible, por vayan ustedes a saber qué misteriosas razones, con la igualdad.

Cuando el PSOE de Pedro Sánchez pretende recuperar a sus votantes perdidos en 2015 arrojándose en brazos de las políticas de la identidad, el feminismo y el ahogo fiscal de las clases medias y emprendedoras españolas, está luchando una batalla que ya perdió hace cuatro años frente al populismo de Podemos. Mejor haría el PSOE situándose en 2018 y entendiendo que el nuevo Podemos es Vox y que su potencial de crecimiento es muy superior al del partido de Pablo Iglesias porque Abascal, como buen derechista, entiende mejor la naturaleza humana que Monedero, Echenique y Montero.

El problema del suicidio de la socialdemocracia, en fin, es que es ampliado: va a llevarse por delante el Estado de derecho. Como ese Rajoy que prefirió morir matando y dejar España en manos de Jaume Roures antes que en las de Albert Rivera, el socialismo moribundo ha optado por sacrificar la democracia y entregársela en bandeja al populismo. Yo, de ellos, seguiría llamando "suicidio ampliado" al asesinato de menores. Cierto: así provocan el rechazo de ese 50% de españoles que viven en pareja y con hijos, pero se ganan el voto de ese ¿0,1%? de dementes que consideran que una mujer que se lanza por la ventana con su hijo de cuatro años en brazos no es una asesina sino vaya usted a saber qué víctima del sistema.

Los problemas de España no se solucionan profanando tumbas
EDITORIAL Libertad Digital 31 Octubre 2018

Dice el refrán que antes se coge a un mentiroso que a un cojo. Y, ciertamente, ni veinticuatro horas han hecho falta para que haya quedado en evidencia la clamorosa mentira de la vicepresidenta, Carmen Calvo, que afirmó que el Gobierno y la Iglesia Católica habían "acordado trabajar conjuntamente para buscar una salida" que evite que los restos de Franco "se inhumen en la catedral de la Almudena". El portavoz del Vaticano, Greg Burke, ha corregido a la socialista en un comunicado en el que ha advertido de que, en la entrevista que mantuvieron este lunes Calvo y el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Parolin, éste "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación", aunque vio "oportuna" la solución de explorar otras alternativas al entierro en la Almudena, "a través del diálogo con la familia".

Y esta es la cuestión: que a día de hoy, la familia de Franco no está conforme con la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos si no es para trasladarlos a la cripta de la catedral madrileña, cosa a la que tiene total derecho, puesto que es propietaria de una sepultura en la que yace la hija del general, Carmen Franco.

No se sabe cuántas leyes civiles y canónicas estará dispuesto a violar el cainita Gobierno del doctor Sánchez con tal de dar rienda suelta a sus pulsiones guerracivilistas, contentar a sus socios separatistas y comunistas y desviar la atención de los gravísimos problemas que tiene planteados España; pero lo cierto es que la Almudena, como la basílica del Valle de los Caídos, es un lugar de culto, por lo que se le aplica el articulo 5.1 del Acuerdo España-Santa Sede sobre Asuntos Jurídicos, según el cual "los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las leyes". El Acuerdo España-Santa Sede es, además, un tratado internacional y, por tanto, de acuerdo con los artículos 95 y 96 de la Constitución, forma parte del ordenamiento jurídico español, con rango sólo inferior a la Carta Magna y superior al de las leyes orgánicas y ordinarias.

El hecho de que el Gobierno socialista amenace ahora con una aplicación extensiva de la liberticida Ley de Memoria Histórica para evitar que los seguidores de Franco le rindan homenaje en la Almudena no sólo implicaría una ilegal violación de ese tratado, sino que sería, además, estéril, puesto que esos homenajes –que, por cierto, ampara la libertad de expresión– podrían igualmente producirse allá donde los restos fueran a parar. Salvo que se entierren en una cuneta o un lugar desconocidos. Pero casi mejor no dar ideas a este Gobierno indeseable adicto al cuanto peor, mejor...

Así adoctrina el Gobierno de Navarra a los niños: menos amor y más sexo
El programa educativo Skolae explica prácticas sexuales desde edades tempranas pero desprecia el amor como una idea «vieja» y «sabor rancio»
Pablo Ojer ABC 31 Octubre 2018

Las escuelas navarras impondrán juegos eróticos para niños de 0 a 6 años

Las fichas por las que se regirá el programa coeducativo Skolae que el Gobierno de Navarra quiere imponer convertirá la escuela navarra en un laboratorio afectivo-sexual para los niños del futuro.

En una ficha para ser debatida entre estudiantes de entre 14 y 18 años, el programa explica que «hablar con sentido común del amor es más difícil que resolver integrales. Nadie nos enseñó. Lo poco que sabemos lo aprendimos de lo que vemos en casa, en la calle, en la tele o Internet». Por eso, ahora el Gobierno de Navarra y no los padres quiere señalar a los niños qué es el amor. En otra ficha destinada a menores de la misma edad afirma que «los discursos sobre el amor son un conjunto de prejuicios, frases hechas y lugares comunes que dejan un sabor de boca rancio. Ocurre así porque nuestra idea del amor es muy vieja».

Por eso, ya explica a los niños de Primaria, de 6 a 12 años que «creemos preciso ir logrando desde edad temprana que el alumnado no esté obsesionado por la machacona pregunta: “¿Me quiere o no me quiere?”» y que la sustituya por: «¿Se atreverá a quererme como yo me merezco?». Es necesario anticipar la idea de que las relaciones no son un milagro afectivo idealizado sino una voluntaria construcción desde la corresponsabilidad afectiva y de cuidado.

Prácticas sexuales
La polémica viene a la hora de explicar cómo se hace esa «voluntaria construcción». El programa que, recordemos que se va a aplicar en todos los colegios de la red pública con el consentimiento o sin el consentimiento de los padres, hace que los profesores y profesoras expliquen prácticas sexuales desde edades tempranas.

Así, por ejemplo, los niños y niñas a partir de 12 años tendrán que opinar si es verdadero o falso que «el coito anal es la práctica preferida por los homosexuales». Estos mismos niños deberán responder en un cuestionario «¿Cuántas personas me atraen en estos momentos de mi mismo sexo?» y «¿Cuántas personas me atraen en estos momentos del sexo opuesto?». Y otro cuestionario les pregunta «¿Cómo nos lo montamos?» en referencia a si «las relaciones sexuales tienen sentido sólo si hay afecto», si «sólo tienen sentido si hay cierto nivel de compromiso» o si «las relaciones sexuales pueden tener sentido incluso sin afecto ni compromiso».

Más polémica puede causar otro ejercicio que se propone en el que se debatirá en torno al autoerotismo o la masturbación, «que definan el concepto, que se informen sobre el tratamiento del tema en otras generaciones, mitos, masturbación masculina y femenina, diferencias y semejanzas, aspectos positivos y aspectos que generan preocupación…». A los profesores les pide que «atenderemos aquellos aspectos que generan preocupación, aclarando dudas y fomentando una actitud de cultivo y comprensión hacia el autoerotismo».

Desde 0 a 6 años
Desde el Gobierno de Navarra, se acusó a quienes critican el programa de coeducación Skolae de manipular el programa y sacar de contexto sus directrices. Para reforzar su posición, la consejera de Educación, María Solana, presentó el programa el pasado fin de semana en un congreso sobre Coeducación celebrado en Madrid y recibió el apoyo de las asistentes.

Las críticas iban dirigidas especialmente a la propuesta de hacer «juegos eróticos infantiles» con niños de 0 a 6 años para el «reconocimiento de la sexualidad infantil desde el nacimiento despenalizando el reconocimiento y la vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia».

El juego que propone este programa es el de la oca pero adaptada a la diversidad familiar. Así, en las distintas casillas se representan familias heterosexuales, homosexuales, monoparentales y monomarentales. Los niños también podrán caer en casillas donde se besan o se casan dos personas del mismo sexo.

Para profundizar en la diversidad sexual, el programa propone a los niños de 0 a 6 años celebrar también el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, que se celebra el día 17 de mayo, fecha en la que se eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Para ello, los niños confeccionarán una bandera arcoiris, símbolo del movimiento LGTBi.

Las familias
Precisamente este tipo de mensajes son los que más ampollas han levantado entre algunas asociaciones de padres. El presidente del Foro de la Familia, Ignacio García-Juliá acusó este martes al programa del Gobierno de Navarra de imponer «contenidos que pueden entrar en conflicto con valores o creencias de muchísimos progenitores, especialmente en lo referente a sexualidad e ideología de género». En su opinión, «la familia es el principal obstáculo de los poderes públicos para imponer una ética estatal. Por ello, el objetivo es acabar con el derecho de los padres a educar conforme a sus valores y creencias garantizándose el libre acceso a las conciencias de los menores, como ya intentaron en su día con Educación para la Ciudadanía y ahora retoman con programas como Skolae».

A este respecto, la coordinadora de Izquierda Unida en Navarra, Marisa de Simón, aseguró el pasado jueves en el Parlamento de Navarra que «esto no es una cuestión de que los padres y las madres decidan. Pueden decir lo que les dé la gana como padres, están en su derecho. Lo que no está en su derecho es a decidir por sus hijos en estas cuestiones».

También el Partido Socialista de Navarra ha ofrecido su apoyo incondicional a este programa. Incluso criticó que el Gobierno de Navarra permitiera que los colegios concertados aportaran sus propios materiales. «El Gobierno de Navarra claudica a las presiones, dice Gimeno, cuando el Gobierno y la Consejera deberían defender en primer línea un programa que, además de ser un mandato legal, es una herramienta para avanzar en la igualdad que ya contempla la propia Constitución, pero también para educar en unas materias que son básicas para la salud y el desarrollo personal», aseguró el portavoz de Educación de los socialistas navarros.

DELITO DE PROVOCACIÓN SEXUAL
VOX denuncia a Uxue Barkos por su plan de educación sexual para niños de 1 a 6 años
La Gaceta  31 Octubre 2018

VOX, el partido liderado por Santiago Abascal, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra la presidenta de Navarra Uxue Barkos por autorizar la publicación del Plan de Coeducación 2017-2021 para los centros y comunidades educativas de su comunidad donde se pretende explicar a niños de 0-6 años las “múltiples identidades sexuales” y se espera que menores de 0 a 6 años tengan “vivencias sexuales a través de juegos eróticos infantiles”.

Todo ello, explica VOX en su querella, podría ser constitutivo de un delito de provocación sexual tipificado en el Código Penal en su artículo 185 que establece que “el que ejecutare o hiciese ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad será castigado con la penas de prisión de seis a un año o multa de 12 a 24 meses”.

Pedro Fernández, vicesecretario jurídico de VOX, ha afirmado que “resulta inadmisible que desde una Administración Pública se amparen conductas contrarias a la dignidad de los menores de edad, que deben ser amparados por los tribunales”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Irracional política de concesiones al Govern

EDITORIAL El Mundo 31 Octubre 2018

En el marco de una indisimulada política de compensación a los independentistas por mantener a Pedro Sánchez en La Moncloa, bautizada eufemísticamente por la ministra Batet como una forma de "normalización" y diálogo, el Ejecutivo socialista y la Generalitat firmaron ayer un acuerdo para retirar parte de los recursos de inconstitucionalidad sobre las leyes catalanas de emergencia en el ámbito de la vivienda (que contempla expropiaciones temporales) y contra la pobreza energética. De esta forma, el Govern podrá seguir adelante con leyes sospechosas de vulnerar nuestro ordenamiento jurídico y continuar construyendo una legislación fuera del control del Tribunal Constitucional. La firma del acuerdo coincide con la publicación en nuestro periódico de la intención de la beligerante Plataforma per la Llengua de exigir la instauración de una suerte de comisariado político que vigile el uso del castellano en los colegios catalanes e inste a los alumnos y a las familias a delatar a quienes no quieran someterse a la inmersión lingüística. Una iniciativa propia de un régimen totalitario.

En lugar de hacer concesiones sin contrapartidas, el Gobierno debería garantizar el cumplimiento de las sentencias del TC y el respeto a los derechos de todos los catalanes.

Una guerra innecesaria y ridícula
OKDIARIO 31 Octubre 2018

La exhumación de Francisco Franco va camino de convertirse en la tumba de la escasa credibilidad que le queda al Gobierno de Pedro Sánchez. Desde que los socialistas trataran de instalar una cortina de humo a costa del dictador y del Valle de los Caídos, van de ridículo en ridículo. El delirio de tapar sus deficiencias gestoras con el traslado de la ínclita momia ha conseguido el dudoso logro de que una institución tan ponderada en sus manifestaciones como el Vaticano haya tenido que desmentir a la vicepresidenta Carmen Calvo, quien había asegurado que la Santa Sede los había respaldado en su intención de que los restos del dictador no acaben en La Almudena. Por ahora, el inefable Gobierno de Sánchez cuenta con dos grandes hitos internacionales: haber presentado unos Presupuestos fake en los que nadie confía dentro de la Unión Europea y que la casa del Papa Francisco los desmienta tras una nueva mentira.

Hábito que, por otra parte, es inherente a la manera de gobernar del actual Ejecutivo. De hecho, llevan casi tantos escándalos como días al frente del país. Por mucho que se afanen en una guerra ridícula e innecesaria contra la Iglesia, no desaparecerá el dificilísimo contexto que, a base de continuas concesiones, han agravado en Cataluña. Tampoco las preocupantes previsiones que auguran un frenazo a nuestra economía ni la debilidad parlamentaria que los hace depender de comunistas bolivarianos, separatistas, nacionalistas vascos y proeterras. No obstante, Pedro Sánchez se agarra a los restos de Franco como si fueran el último recurso propagandístico que pudiera mantenerlo en el sillón de La Moncloa. Para ello, han iniciado una guerra sin sentido donde han recurrido directamente al chantaje contra la Iglesia a cuenta del IBI, los bienes inmuebles, la pederastia o la Mezquita Catedral de Córdoba.

Operación que, en su vertiente mediática, cuenta con la vergonzosa connivencia del otrora prestigioso diario El País, convertido ahora en un mero boletín al servicio del Gobierno donde imparten las clases éticas y morales que no practican. Por si fuera poco, Sánchez ha cedido ante Pablo Iglesias para derogar el delito de blasfemia. Una concesión más y otro innecesario ataque contra una de las instituciones que más españoles de todas las ideologías engloba, entre ellos muchos socialistas. España necesita un presidente y unos ministros que gobiernen con los pies en el presente y las ideas en el futuro, no en un constante e inane revisionismo que sólo incide en su incapacidad, amén de reabrir viejas rencillas guerracivilistas que la sociedad tenía ya olvidadas. Por muy conocida que sea, no deja de ser menos vigente la célebre cita que se le atribuye a Otto von Bismarck: “El político piensa en la próxima elección, el estadista en la próxima generación”. En el actual gobierno, desgraciadamente, hay overbooking de políticos.

No entienden nada
Federico Jiménez Losantos El Mundo 31 Octubre 2018

Rivera, Casado y Abascal, líderes de los tres partidos que defienden la unidad nacional y el orden constitucional frente al golpismo separatista, volvieron ayer al peor de los escenarios para el centro-derecha y el mejor para el Frente Popular de Falconetti, Pablenin y el preso Jonqueras, golpistas todos y socios en el proyecto de liquidar el régimen de monarquía parlamentaria y sustituirlo por una República Ibérica, que acabará balcánica.

Ayer, Rivera se desmarcó del PP, con el que el miércoles le fue tan bien, y facilitó al PSOE la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Que son, en rigor, el programa de gobierno del nuevo régimen que intentan imponernos, extendiendo a toda España, como señaló Paco Rosell el domingo, un Prusés revolucionario que se basa en la persecución de todo lo español, desde la lengua a la Constitución, atropellando nuestra libertad. Rivera dijo que habilita su tramitación para vetar su votación; o sea, que no sea el PP en el Senado sino Cs en el Congreso el que se los cargue. ¡Cómo si a la ciudadanía le importara quién impide que la masacren a impuestos! Sabiéndose en pecado de lesa vanidad, Rivera acusó a Casado de negociar con el PSOE que el nuevo reparto de sillas del CGPJ incluya a Podemos. ¿Y no es razón suficiente para vetar la tramitación de los Presupuestos de ambos?

Casado, tras denunciar solemnemente la complicidad de Sánchez en el Golpe, se fue a por coces a la telecheca Ferreras-Pastor, versión golpista de la de Fomento-Bellas Artes, como Arrimadas cuando va a que la insulten en TV3. Pero no irá a Alsasua a hacerse la foto con Rivera y Abascal, no sea que los confundan. Y el patriota Abascal, que sí va, la emprende con Manuel Valls, cuando bastaba recordarle que el cordón sanitario lo padece desde que nació, a manos y pistolas de los nacionalistas, siempre apoyados por ese "catalanismo histórico" que quiere representar... con el voto anticatalanista.

¿Pero es que no ven Rivera, Casado y Abascal que lo único que les pedimos los españoles que vemos en mortal peligro a nuestra Nación es que actúen unidos, respaldando al Rey y a la Justicia, contra un Frente Popular Separatista que, a la hora de la verdad, nunca se rompe, ni por las bombas saudíes, ni por los presos golpistas?

Si no lo entienden, y no lo parece, es que no han entendido nada.

El forajido abre chiringuito
Álvaro Martínez ABC 31 Octubre 2018

Desde la firma de la Declaración Unilateral de Independencia en un pasillo del Parlament hace un año, la banda del lazo no vivía algo tan trascendente, emotivo y ridículamente solemne como la presentación, ayer, del autodenominado «Consejo por la República», que tendrá su sede en la casa del forajido de Waterloo (Bélgica) y con el que se trata de ceder a Puigdemont los trastos de la gobernación de esa Cataluña fantasmagórica nacida del 1-O. En realidad, se trata de una especie de «contra-Tabarnia», pero sin gracia alguna y con recursos, eso sí, públicos que se hurtan a los catalanes en una prevaricación de manual. ¿Dónde está la Fiscalía? Porque si no fuera porque este último chiringuito «indepe» cuenta con partidas de dinero público -que le va a endosar el racista Torra (que está bordando el papel de marioneta del huido)- el «Consejo por la República» no pasaría de ser la última astracanada montada por la banda del lazo para seguir cebando la mentira en la que de manera tan irresponsable ha embarcado a los catalanes.

Naturalmente, la RTVE de Rosa María Mateo conectó en directo para que se escuchase el último discurso cagalástimas de Puigdemont desde la sede virtual del nuevo poder de Cataluña. La tele controlada por el «Gobierno bonito», ese que manda emisarios a las cárceles para negociar los Presupuestos con los golpistas presos, echó una mano a TV3 en la propaganda del momento. Así que con dinero de todos los españoles, RTVE regaló a los fugados un espacio promocional de este golpe de Estado diferido que estuvo plagado de amenazas e insultos a España y de mentiras colosales, porque el discurso de Puigdemont contenía aún más embustes que el de Carmen Calvo narrando el resultado de su reunión con el secretario de Estado del Vaticano a cuenta de Franco y La Almudena.

Una vez inaugurada en Bélgica -que ya va cogiendo fama de tierra prometida de los forajidos- la sede de esta «republiquita» ya se anuncian las primeras visitas al complejo «presidencial». Y uno de los primeros en llegarse hasta allí para hacerle la reverencia a Puigdemont puede ser Pablo Iglesias, ministro plenipotenciario del sanchismo, que cada vez manda más en La Moncloa, donde el doctor arrulla la adormecida respuesta del Gobierno a tanta provocación y tanta infamia contra España. Luego se enfada Sánchez cuando le dicen que es coparticipe de un golpe de Estado. Hay al menos 155 razones para pensarlo.

Se impone el 155
Editorial elespanol 31 Octubre 2018

Este martes se ha presentado en el Palacio de la Generalitat el llamado Consell per la República, una entidad que tiene el objeto de "fomentar todas aquellas acciones que permitan avanzar hacia la república" y que, en palabras del vicepresidente, Pere Aragonès, mantendrá una "complicidad política" con la Generalitat.

El acto de presentación de dicho órgano tuvo como gran protagonista a Carles Puigdemont, que se hizo presente a través de videoconferencia para, en un tono más que amenazante, instar a "avanzar por la vía de los hechos" hacia la independencia. Es Puigdemont quien presidirá desde Waterloo este Gobierno paralelo.

Próximo golpe
El nuevo Consell y su puesta de largo son una extravagancia y otra provocación más del mundo separatista. En su desvarío totalitario, pretende incluso crear un "registro ciudadano" que le permitirá tener controlados a los desafectos. Pero, además, la iniciativa es un nuevo ataque frontal al Estado de Derecho porque no esconde su intención de articular un nuevo golpe. Las palabras del presidente Quim Torra no dejan lugar a dudas acerca de las intenciones sediciosas: "Seguimos tozudamente alzados".

Por otra parte, que de nuevo se use la sede del gobierno de todos los catalanes para promocionar un órgano que aboga abiertamente por romper la legalidad es la enésima burla que el Gobierno no debe pasar por alto.

Respuesta inmediata
El tiempo ha demostrado que no cabe diálogo alguno con este nacionalismo echado al monte. Cualquier otra respuesta del Gobierno de Sánchez que no sea la defensa firme de la Constitución equivaldrá a asumir como normal lo que es una auténtica aberración.

La situación es excepcional y ya no caben más medias tintas ni retórica vacía. Ante la radicalidad del órdago, hay que responder con una defensa de la ley sin titubeos. La situación requiere la aplicación inmediata del artículo 155.

Reunión Sánchez-Barcos en La Moncloa
Sánchez permitirá a Barcos que la Policía Foral navarra vaya sustituyendo a la Guardia Civil
Luz Sela okdiario 31 Octubre 2018

El Gobierno ve posible el traspaso de nuevas competencias a Navarra y así lo tratarán ambos Ejecutivos en la reunión que, este miércoles, Pedro Sánchez y Uxue Barcos mantendrán en La Moncloa. Será el primer encuentro entre los mandatario del Gobierno central y autonómico desde 2012.

La presidenta navarra (Geroa Bai) acude a la cita con una cartera de traspasos que reivindicar a Sánchez, entre los que destaca otorgar un mayor peso y atribuciones a la Policía Foral, en detrimento de Policía Nacional y Guardia Civil.

“Modelo de exclusividad”
La reclamación del cuatripartito que sustenta al Ejecutivo (Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida) es un modelo en el que la Policía Foral adquiera todas las competencias que actualmente ejercen otros cuerpos. Es decir, un “modelo de exclusividad, que considere la asunción y el ejercicio de todas las competencias transferibles por parte del Estado en materia de Tráfico y Seguridad Vial, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente”, como se plasmó ya el pasado año en el Plan Director de la Policía Foral 2017-2021. En la práctica, ello supone el repliegue progresivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, hacia un modelo similar al que existe ya en País Vasco o Cataluña.

El Gobierno de Sánchez está dispuesto a dialogar sobre este traspaso de nuevas competencias, un proceso paralizado desde 2001. Así consta en una reciente respuesta por escrito al senador de Bildu, Jon Iñarritu, que recientemente preguntó al Ejecutivo socialista sobre su plan de transferencias para País Vasco y Navarra.

En su respuesta, a mediados de este mismo mes, el Gobierno se muestra receptivo a analizar la transferencia. “El Gobierno, que mantiene abiertos los cauces de interlocución con las Comunidades Autónomas, está dispuesto al análisis de aquellas materias que sean susceptibles de traspaso por existir base competencial, constitucional y estatutaria, suficiente. Una vez determinadas éstas últimas, procederá, de común acuerdo con la respectiva Comunidad Autónoma, a iniciar la correspondiente negociación”, señalan fuentes gubernamentales.

Cabe recordar que, en el caso de Cataluña, los socialistas ya defendieron un nuevo modelo policial en el que se potencie la “transversalidad” de “todos los actores en materia de seguridad”. El punto central de ese proyecto es la confección de una ley -‘Ley del sistema policial de Cataluña’– que supere el actual modelo de separación de competencias y que recoja la “intervención integral” de los policías dentro del territorio de Cataluña “priorizando los aspectos de unificación necesarios para una gestión eficiente del sistema”.

“Más autogobierno”
En su reunión con Sánchez, el Gobierno navarro pondrá especial énfasis en las competencias en gestión de Tráfico, Seguridad Vial, medio ambiente, investigación policial y seguridad ciudadana para la Policía Foral, sanidad penitenciaria, becas para estudios postobligatorios y universitarios, investigación y desarrollo científico y técnico e I+D.

Ámbitos en los que, desde hace semanas, trabajan los distintos departamentos en la idea de trasladar a Sánchez la viabilidad económica y la base estatutaria para realizar los traspasos. Entre las reclamaciones está también la gestión del régimen económico de la Seguridad Social y el reconocimiento de los “derechos originarios e históricos” de Navarra.

El PSN se ha mostrado partidario de más autogobierno y del traspaso de competencias
El apartado del autogobierno es un objetivo crucial para los socios del gobierno autonómico. “Navarra es el único sujeto político que puede decidir su presente y su futuro, con responsabilidad por parte de Navarra hacia el Estado”, apuntaron recientemente desde Geroa Bai. Podemos, por su parte, insiste en la autonomía fiscal y en reclamar avances en el convenio económico hacia una mayor “soberanía”.

En un reciente pleno en el Parlamento navarro, la parlamentaria del PSN, Inma Jurío, se mostró partidaria del autogobierno y del traspaso de competencias, “pero dentro del límite de la lealtad institucional, el diálogo, la intención verdadera y cierta de acordar y sobre todo el respeto a la legalidad”, informó Europa Press.

Más competencias al País Vasco
En paralelo, el Gobierno de Sánchez avanza también en el traspaso de competencias al País Vasco.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, avanzó este martes que la comisión mixta de transferencias se reunirá antes del 15 de noviembre para realizar los primeros traspasos de competencias pendientes. Batet aseguró, no obstante, que los Gobiernos vasco y central no han hablado todavía de la transferencia de la gestión económica de la Seguridad Social.

Hemos empezado por traspasos que estaban pendientes, alguno incluso aplicando alguna sentencia judicial que, curiosamente, en dos años el Gobierno del PP no había cumplido”, aseguró la ministra.

PIDE EL FIN DEL EXPOLIO DEL ARCHIVO
La asociación ‘Salvar el Archivo de Salamanca’ envía una carta al ministro de Cultura
La Gaceta 31 Octubre 2018

El presidente de la Asociación ‘Salvar el Archivo de Salamanca’, Policarpo Sánchez, ha remitido este martes una carta al ministro de Cultura, José Guirao, para solicitar que exija la devolución de los archivos que obran en poder de la Generalitat de Cataluña y evitar un nuevo envío de documentos.

“Le recuerdo que quedan pendientes de retornar al Archivo General de la Guerra Civil en Salamanca todos los documentos y efectos ilegalmente retenidos por la Generalitat de Cataluña, por lo que le solicito que sin más trámites exija su devolución. En caso contrario iniciaremos nuevas acciones legales.

Ante las irregularidades cometidas en anteriores envíos, por medio de este escrito le solicito que, de forma inmediata, nos facilite y haga público el listado de todos los documentos que vayan a ser tratados en la reunión prevista entre el Ministerio y la Generalidad de Cataluña”, señala Sánchez, que advierte, además, de las posibles acciones legales por parte de la Asociación:

“Consideramos que una nueva salida de documentos del Archivo constituye una nueva violación de la Ley y un incumplimiento de lo acordado por los Juzgados y Tribunales, y por ello no dudaremos en ejercer cuantas acciones procedan en defensa de la integridad del Archivo, del mismo modo que exigiremos las responsabilidades oportunas a cuantos fomenten, amparen o ejecuten un nuevo expolio del Archivo General de la Guerra Civil”.

Policarpo Sánchez, presidente de Salvar el Archivo de Salamanca, ha declarado tras el envío de la carta que no parará “hasta recuperar todos los documentos que retiene ilegalmente la Generalitat de Cataluña” y ha añadido que no permitirá que salga “ningún legajo más”. “Emprenderé cuantas acciones sociales, políticas y judiciales sean necesarias en defensa de España”.


Recortes de Prensa   Página Inicial